P. 1
analisis_de_la_marcha_y_evaluacion_de_la_calidad_de_vida_despues

analisis_de_la_marcha_y_evaluacion_de_la_calidad_de_vida_despues

|Views: 54|Likes:
Publicado porPaola Vera Nuñez

More info:

Published by: Paola Vera Nuñez on Nov 17, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/10/2013

pdf

text

original

ORIGINAL

Análisis de la marcha y evaluación de la calidad de vida después del entrenamiento de la marcha en pacientes con lesión medular
P.R.G. Lucareli a,b,d, M.O. Lima c, F.P.S. Lima c, S.A. Garbelotti Jr. a, R.O. Gimenes a, J.G. Almeida b, J.M.D. Greve d

ANÁLISIS DE LA MARCHA Y EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DE VIDA DESPUÉS DEL ENTRENAMIENTO DE LA MARCHA EN PACIENTES CON LESIÓN MEDULAR Resumen. Introducción. Durante los últimos años ha sido posible rehabilitar la actividad motora en los pacientes con lesión medular parcial, especialmente para poder caminar. Objetivo. Evaluar el impacto del entrenamiento de la marcha en una cinta sin fin con soporte del peso corporal con respecto a los parámetros temporoespaciales y la calidad de vida. Pacientes y métodos. Se estudió a 12 pacientes de ambos sexos. Se les había diagnosticado una lesión medular parcial de origen traumático al menos 12 meses antes. Podían caminar, y su función motora por debajo del nivel de la lesión estaba parcialmente preservada y clasificada como nivel C o D. Después de la evaluación inicial, los participantes se entrenaron en una cinta sin fin con soporte del peso corporal, con dos sesiones por semana de 30 minutos de duración cada una, durante un período de cuatro meses, lo que supuso un total de 30 sesiones. Los parámetros temporoespaciales de la marcha y la calidad de vida de los pacientes se analizaron antes y después del entrenamiento. Resultados. Hubo mejoras importantes en todos los parámetros temporoespaciales evaluados (p < 0,0001), pero no se observaron cambios en la calidad de vida (p > 0,05). Conclusión. El entrenamiento en una cinta sin fin con soporte del peso corporal en pacientes con lesión medular fue eficaz a la hora de mejorar los parámetros temporoespaciales de la marcha, pero no se produjeron cambios en su calidad de vida. [REV NEUROL 2008; 46: 406-10] Palabras clave. Entrenamiento locomotor. Lesión medular. Marcha. Recuperación. Rehabilitación.

INTRODUCCIÓN Las primeras descripciones del uso de la suspensión del cuerpo humano para el entrenamiento de la marcha en una cinta sin fin fueron publicadas por Barbeau et al [1,2]. Desde entonces, los profesionales sanitarios han usado este sistema de soporte del peso corporal en la práctica clínica. Los estudios realizados por neurocientíficos han demostrado que a las ratas con lesiones medulares torácicas se les podía dar entrenamiento intensivo y repetitivo para dar pasos en las cintas sin fin, con soporte del peso corporal en la zona del tronco, moviendo sus patas delanteras y con ayuda manual para las patas traseras [3-5]. Después del entrenamiento, las ratas podían dar pasos con las patas sin ayuda. Esta respuesta motora se atribuyó a un efecto del estímulo sensorial periférico. que era procesado por el sistema nervioso central. Estos resultados demostraron que un estímulo sensorial específico asociado a la locomoción era integrado e interpretado por un conjunto de circuitos neuronales en la médula espinal (el centro del reflejo de la marcha) para generar una respuesta motora coordinada (un patrón regular de los pasos) que se denominó ‘generador central de patrones’ (GCP) [5]. Algunos estudios posteriores han aunado conceptos de la ciencia básica y de la neurorrehabilitación para avanzar en el desaAceptado tras revisión externa: 20.02.08.
a Laboratorio del Movimiento. Centro Universitario São Camilo. b Fisioterapia Neurológica. Universidad Paulista (UNIP/SP). c Instituto de Investigación y Desarrollo (II+D). Universidad del Valle de Paraíba. d Laboratorio de Estudios del Movimiento. Instituto de Ortopedia y Traumatología. HC-FMUSP. São Paulo, Brasil.

Correspondencia: Dr. Paulo Roberto Garcia Lucareli. Laboratorio del Movimiento. Centro Universitario São Camilo. Rua Jair Moraes, 55, apto. 111B. 02033-060 Santana, SP, Brasil. Fax: 55-11-36625255. E-mail: plucareli@ hotmail.com © 2008, REVISTA DE NEUROLOGÍA

rrollo y mejorar la eficacia del tratamiento de la locomoción después de sufrir lesiones neurológicas [4-7]. Durante los últimos 10 años, los estudios han puesto de manifiesto que los individuos con lesiones medulares [8-10], víctimas de accidentes cerebrovasculares [11-13], con enfermedad de Parkinson [13] y con síndrome de Guillain-Barré [14] que recibieron entrenamiento de la marcha utilizando soporte del peso corporal en cintas sin fin obtuvieron mejoras en sus patrones de activación electromiográfica [9,15], descargaron más peso de las piernas [8] y presentaron una marcha que se aproximaba más a los patrones normales después del entrenamiento, y mejoraron la capacidad de locomoción funcional, en comparación con los individuos que recibieron fisioterapia convencional [10, 15]. En estos mismos estudios, también se describió una disminución de la espasticidad [10,16] y un aumento de la capacidad cardiopulmonar [17]. Dobkin et al [18], en un estudio multicéntrico aleatorizado, compararon el tratamiento con soporte del peso corporal y ayuda manual con el entrenamiento de la marcha convencional en una población de pacientes que había sufrido lesiones medulares durante ocho semanas, y no encontró ninguna diferencia entre los grupos estudiados. Aunque el uso de soportes del peso corporal en cintas sin fin ha dado buenos resultados en el entrenamiento para caminar [10], se han publicado pocos trabajos que describan el progreso desde caminar sobre las cintas sin fin hasta caminar sobre el suelo, es decir, del centro de rehabilitación a la calle. En particular, hay pocas descripciones del efecto de este tipo de rehabilitación sobre la capacidad funcional general y la calidad de vida de los pacientes. En siete estudios realizados en individuos con lesiones medulares parciales [8,10,17,19-22] y un estudio sobre las metodologías para el entrenamiento de la locomoción [23], hay descripciones de los parámetros del entrenamiento inicial para el

406

REV NEUROL 2008; 46 (7): 406-410

Los efectos beneficiosos en los pacientes con lesión medular parcial REV NEUROL 2008. tener más de 60 años de edad.28].. frecuencia y duración total). Hicks et al [24] evaluaron la mejora de la calidad de vida y la capacidad de locomoción en los pacientes con una lesión medular crónica después de un entrenamiento prolongado con soporte del peso corporal. y cumplían los criterios de inclusión. Sin embargo. A esta cinta se le podía acoplar el sistema de soporte del peso corporal Orbitador (Expansão Ltda. cadencia (pasos/min) y longitud de los pasos (cm). todos los parámetros temporoespaciales de la marcha presentaban diferencias significativas derivadas del entrenamiento con soporte del peso corporal. dos sesiones por semana de 30 minutos de duración cada una. RESULTADOS El análisis de los datos demostró que dichos datos presentaban una distribución normal. Evaluación de la calidad de vida Esta evaluación se realizó antes y después del tratamiento. Foster. A todos los participantes se les había diagnosticado lesión medular parcial de origen traumático al menos 12 meses antes. también se les exigía una autorización médica para realizar actividad física guiada. Introduce conceptos nuevos en relación con las posibles reconexiones de las células neuronales en la médula espinal humana. se facilitó una clasificación. utilizando el software de vídeo KA de análisis del movimiento. neumopatía obstructiva crónica. Entrenamiento Todo el entrenamiento se llevó a cabo en una cinta sin fin Woodway Locosystem (Woodway USA. Puesto que el objetivo del estudio era comparar los resultados antes y después del tratamiento. UU. los participantes fueron asistidos por dos fisioterapeutas que les ayudaron a mover las piernas de manera que el movimiento se aproximara lo más posible a la marcha normal. Este cuestionario abreviado. y su función motora estaba parcialmente preservada por debajo del nivel de la lesión. Se incluyó a 12 pacientes de ambos sexos. angina inestable o cardiopatía documentada. DISCUSIÓN El entrenamiento de la marcha con soporte del peso corporal es un planteamiento relativamente nuevo en el ámbito de la rehabilitación física. Inc. Threlkeld et al [25] y van Hedel et al [26] señalaron que hacía falta realizar estudios que utilizaran métodos de evaluación cuantitativa. En todas las sesiones. Esto puede tener como resultado la recuperación de la capacidad de caminar en los pacientes con lesión medular parcial. después del entrenamiento con cinta sin fin con soporte del peso corporal [27. – Tras la evaluación inicial. El entrenamiento utilizado se basa en la noción de que la plasticidad del sistema nervioso central se puede modificar mediante un entrenamiento repetitivo específico de la marcha y para dar pasos. Para participar en el estudio. que utilizó los puntos para crear los segmentos y las articulaciones. soporte del peso corporal (intensidad. distancia total (m). Las puntuaciones antes y después del entrenamiento se compararon mediante la prueba t de Student. denominado WHOQOL-Bref. traqueotomía. contractura mayor de 20º en las articulaciones del tobillo y de la rodilla. disreflexia autonómica no controlada. la cadera. y que. EE. consistía en preguntas genéricas sobre la salud del individuo. Las intervenciones consisten en la práctica repetitiva de pasos con ayuda de los fisioterapeutas o con el uso de ortesis. en asociación con datos subjetivos sobre la capacidad de andar y la calidad de vida. y que los beneficios se mantuvieron durante más de ocho meses. relaciones sociales y entorno. CT. psicológico. La extracción de los valores angulares se hizo automáticamente y. Se utilizaron dos cámaras DV-TRV120 de Sony para recopilar los datos. con el objetivo de evaluar el impacto de la mejora de la marcha en la vida cotidiana. Este soporte estaba formado por un arnés que estabilizaba la zona pélvica y el tronco bilateralmente. y luego éstos se transfirieron al programa de análisis del movimiento. por tanto. Brasil). En la escala ASIA (American Spinal Injury Association estaban clasificados en el nivel C o D [29]. arritmia cardíaca no controlada. El objetivo de este estudio era evaluar el impacto del entrenamiento de la marcha en una cinta sin fin con soporte del peso corporal en los pacientes con lesiones medulares con respecto a los parámetros temporoespaciales y la calidad de vida. tal como recomendaba Behrman et al [21]. optamos por utilizar las pruebas paramétricas para la comparación. Podían caminar. eran paramétricos. y para calcular el codo. en una cinta sin fin con la ayuda de soporte del peso corporal. Las respuestas se calificaron y separaron en campos: físico. São Paulo. el hombro. el tronco. – Emplear un sistema de poleas para mantener a los pacientes suspendidos. Se empleó la prueba de la t de Student para muestras emparejadas. Se seleccionaron y se adoptaron 18 puntos anatómicos para cada persona como referencia para fijar los marcadores reflectantes para el software KAVideo de análisis del movimiento. El entrenamiento consistía en: – Colocar al paciente en la cinta sin fin. fracturas recientes en las piernas. en una escala de cinco puntos que iba desde una puntuación mínima (0%) hasta una puntuación máxima (100%). Esta evaluación se realizó en el suelo. la rodilla y el tobillo. durante un período de cuatro meses. lo que supuso un total de 30 sesiones. Después de sumar las puntuaciones. dichos marcadores se utilizaron para construir la posición de los segmentos y articulaciones. para ello. Los siguientes parámetros temporoespaciales de la marcha se seleccionaron para el análisis: velocidad (m/s). acortamiento muscular grave o presencia de úlceras de decúbito. Los resultados mostraron que hubo una mejora en las dos variables analizadas. Los datos analizados en los campos mostraron que no había ninguna diferencia estadísticamente significativa en la variable de la calidad de vida (Tabla II). es decir.). – Evaluar individualmente a cada participante durante la primera sesión de entrenamiento. Todos firmaron una declaración de consentimiento libre e informado. como la evaluación de la marcha mediante instrumentos. Evaluación de los parámetros temporoespaciales Se realizó un análisis bidimensional de la marcha de los pacientes antes y después del entrenamiento. para determinar la proporción del peso que había sido descargado. el programa utilizó las matrices de rotación llamadas DLT. Hay poca información respecto al progreso del entrenamiento y la evolución de los pasos realizados. PACIENTES Y MÉTODOS Muestra Los pacientes fueron seleccionados de la lista de espera de la Clínica de Fisioterapia Pompéia de la Universidade Paulista de la ciudad de São Paulo mediante contacto telefónico. La tarea que se le pidió a cada individuo fue caminar a una velocidad seleccionada por sí mismo. Todos los pacientes empezaron con un soporte del 40% del peso corporal total. al tiempo que se utilizaba el soporte del peso. tiempo dedicado al soporte y al equilibrio (% del ciclo de la marcha). y la duración del entrenamiento y la velocidad de la cinta sin fin se determinaron conforme a la capacidad de cada paciente. 46 (7): 406-410 407 . Se empleó una versión modificada del cuestionario de calidad de vida de la Organización Mundial de la Salud (WHOQOL-100) [30].ANÁLISIS DE LA MARCHA EN LESIÓN MEDULAR La pauta del entrenamiento también se basó en el estudio realizado por Behrman et al [21]. y los resultados se presentan en la tabla I. con el fin de reducir parte del peso corporal y que estuviera descargado de las piernas. Los criterios de exclusión incluían: uso de marcapasos. se trató a los pacientes conforme a los parámetros en Behrman et al [21].

12 pacientes con lesiones medulares parciales se sometieron al entrenamiento de la marcha en una cinta sin fin con un sistema de soporte del peso. Se cree que un GCP situado en la médula espinal modula y controla la marcha. Antes del entrenamiento Físico Psicológico Relaciones sociales Entorno 8. los elementos desencadenantes internos o externos. Por otra parte. 46 (7): 406-410 . Otras regiones son el núcleo cuneiforme.3 ± 1.76 58.3 7 ± 0. Este sistema permitió a los pacientes dar pasos de forma repetitiva a una velocidad constante.1 ± 0.5 6. El concepto del GCP ha cambiado algunos de los paradigmas de la rehabilitación. los músculos agonistas alrededor de una articulación) o de un conjunto de músculos para la sinergia locomotora.8 . En las lesiones parciales.96 Tabla II. que actuaría sobre las redes de neuronas de la médula espinal situadas en la zona lumbar o en los centros espinales generadores de la locomoción.95 ± 0.16 ± 1.33 ± 8. Estos resultados se mantuvieron durante ocho meses después del tratamiento.44 45 ± 9.0001). Ahora es posible mejorar el rendimiento motor de los pacientes con lesión medular parcial mediante el entrenamiento repetitivo e intensivo en la cinta sin fin con un sistema de soporte del peso. que se iba retirando poco a poco a medida que el paciente progresaba con el entrenamiento. Según Pailhous y Clarac.06 93.41 3. el núcleo colinérgico pedunculoprotuberancial y la sustancia reticular del tronco cerebral. Antes del entrenamiento Velocidad de la marcha (m/s) Tiempo dedicado al ciclo de la marcha (s) Tiempo dedicado al soporte (% del ciclo de la marcha) Tiempo dedicado al equilibrio (% del ciclo de la marcha) Longitud de los pasos (cm) Distancia recorrida (m) Cadencia (pasos/min) 0. la persistencia de movi- Tabla I.4 7 ± 0. El progreso fue individual. vestibular y visual. La organización de los GCP ofrece la posibilidad a las vías descendentes de los centros supraespinales de influir en la locomoción. a través de vías motoras. El generador de ritmo consiste en una red de neuronas estimuladoras e inhibidoras interconectadas que actúan para generar una función. el GCP podría estimularse para restablecer el patrón de locomoción bipodal.G. situado en la médula espinal.7 . la organización neurológica de la locomoción en el ser humano se realiza a través de tres elementos básicos: los generadores centrales. llevan a un movimiento sincronizado y sinérgico en el ciclo de la marcha.85 ± 0. ET AL quedan patentes.75 ± 1.68 62. y los propios pacientes seleccionaron la velocidad de la cinta sin fin. la evaluación de la calidad de vida realizada mediante el cuestionario WHOQOL-Bref no mostró ninguna diferencia después del entrenamiento.8 7 ± 2.2 7 ± 2.75 ± 8. Los parámetros temporoespaciales de la marcha se midieron antes y después del entrenamiento.44 41. que actúa en relación con la región subtalámica. Lo más importante es la región locomotora mesencefálica. y de garantizar la adaptación de varios parámetros de la marcha a los obstáculos del entorno [33]. Hicks et al [24] descubrieron que el entrenamiento con cinta sin fin con soporte del peso corporal tres veces por semana durante 12 meses mejoraba la capacidad de caminar y los índices de bienestar subjetivo en los pacientes con lesión medular crónica parcial. que tienen la función de mantener el ritmo.67 Después del entrenamiento 1. Los estudios experimentales han puesto de manifiesto mejoras significativas en los patrones de la marcha en animales sujetos a este tipo de entrenamiento cuando tienen lesiones medulares.33 ± 7 .41 ± 2. y los bucles de regulación de origen propioceptivo.86 37 ± 1. y recibe aferencias motoras corticales [33. Esta mejora se atribuyó al estímulo del GCP. y muestran que. El soporte del peso corporal se inició con soporte para el 40% del peso corporal del paciente.2 ± 1. la cadencia. Son grupos de interneuronas que. y la modulación causada por estímulos de las aferencias del reflejo de retirada. que tienen la función de iniciar el programa locomotor. Se necesitó la ayuda de dos fisioterapeutas.91 ± 1. 408 REV NEUROL 2008. Esta zona está conectada al pálido interno y a la sustancia negra.25 59.1 mientos rítmicos de origen espinal en los parapléjicos después de la sección medular. el tiempo dedicado al soporte y al equilibrio y la distancia total recorrida por sesión.1 .R. La organización de la locomoción y el patrón motor global son el resultado del momento en el que hay intervención de los GCP e interacción con la información sensorial.06 55. la longitud de los pasos.1 Después del entrenamiento 8. Además.88 108.1 . incluso en los pacientes crónicos. los gatos con lesiones medulares completas pudieron recuperar su función locomotora. LUCARELI.001) de la velocidad.2 ± 1. mediante grabaciones de vídeo.25 ± 0. de un lado al otro. En el presente estudio. el entrenamiento de la locomoción es más eficaz para restablecer la capacidad de caminar que los programas de rehabilitación convencionales [23].86 .32 3.34]. que son los responsables del ritmo de la actividad locomotora. Hubo mejoras significativas (p < 0. Consiste en una red funcional de neuronas situada en diferentes partes del sistema nervioso central que genera potenciales rítmicos y estructurados y produce patrones para los impulsos de las neuronas motoras [32].P. Esto permite desencadenar o interrumpir la actividad locomotora y determina la velocidad.4 ± 1. de acuerdo con la capacidad y la evolución de cada paciente. Se cree que la locomoción la provoca una orden descendente que viene de las zonas motoras del tronco encefálico.52 69. Promedios y desviaciones estándar para los campos de la calidad de vida del cuestionario WHOQOL-Bref antes y después del entrenamiento de la marcha con soporte del peso corporal en pacientes con lesión medular (p = no significativo). Tres observaciones postulan a favor de la hipótesis de la existencia de los GCP en el ser humano: la actividad locomotora espontánea observada en los lactantes. Los moduladores espinales están sujetos a influencias supraespinales procedentes de la protuberancia y de la región subtalámica. modulando así la función de algunos músculos o grupos musculares que están interrelacionados funcionalmente (por ejemplo. Promedios y desviaciones estándares para los parámetros temporoespaciales antes y después del entrenamiento de la marcha con soporte del peso corporal en pacientes con lesión medular (p = 0.4 6.16 ± 2.

J Am Parapleg Soc 1991. Ann Neurol 1995. 37: 574-82. Muller S. 17. Holmes A. Müller R. Dobkin B. Neurorehabil Neural Repair 1997 1997. Danakas M. Dijkers et al [35] y Hicks et al [24] mostraron resultados diferentes y afirmaron que. Wirz M. 25. Barbeau H. Hicks AL. Adv Neurol 1997. Brain Res Brain Res Rev 1999. Deforge D. Treadmill training with body weight support: its effects on Parkinson’s disease. Paraplegia 1992. Adams MM. Roy RR. Lee D. 24: 35-45. Qureshy H. Curt A. Estos resultados corroboran los hallazgos del presente trabajo y demuestran los efectos positivos del tratamiento. Spinal Cord 2005. Temporospatial and kinematic gait alterations during treadmill walking with body weight suspension. 4. Grill WM. 20. 10. Richard RL. 5: 81-4. 15. Phys Ther 2005. Toole T. Hassid E. que suelen mostrar que no hay relación alguna entre lo subjetivo y lo objetivo en los individuos con deficiencias [36]. 66: 484-93. Behrman A. 30. Hodgson JA. Supported treadmill ambulation training after spinal cord injury: a pilot study Arch Phys Med Rehabil 2001. 82: 825–831. Stroke 1998. The effects of locomotor training in spinal cord injured subjects: a preliminary study. Arch Phys Med Rehabil 2000. Bowden MG. 16: 315-25. Rose D. Mauritz K. Neurology 2006. Barbeau H. 85: 52-66. Weight-supported treadmill vs. Barbeau H. Rossignol S. 75: 1087-93. Tuckey JO. Arch Phys Med Rehabil 1994. 21. Tapping into spinal circuits to restore motor function. Fleck MPA. 26. Phillips SM. 24. Spinal Cord 1998. No se produjo ninguna mejora de la calidad de vida en los pacientes tratados durante el período del estudio. Hidler JM. Wernig A. De Leon RD. 29. Wainberg M. 42: XI-XIV. Sin embargo. Restoration of gain in nonambulatory hemiparetic patients by treadmill training with partial body-weight support. Muller S. et al. Med Biol Eng Comput 1987. Use-dependent plasticity in spinal stepping and standing. Louzada S. Colombo G. 14. 37: 555-6. la actividad electromiográfica de los gemelos aumenta durante la fase de soporte del entrenamiento locomotor. Davis SB. 16. Methods for a randomized trial of weight-supported treadmill training versus conventional training for walking during inpatient rehabilitation after incomplete traumatic spinal cord injury. A physiological basis for the development of rehabilitative strategies for spinally injured patients. Apple D. 14: 150-7. Lemay MA. Creasey G. 19. The international standards booklet for neurological and functional classification of spinal cord injury. J Neurol Neurosurg Psychiatry 2001. la función motora y la capacidad de caminar. Modulation of leg muscle activity and gait kinematics by walking speed and bodyweight unloading. 11. 30: 27-51. Phys Ther 1998. Esto se produce independientemente de cualquier recuperación espontánea de la función medular [31]. además de los beneficios psicológicos. Deforge D. Estos hallazgos fueron reafirmados por Behrman et al [21]. Barbeau H. En conclusión. Neurorehabil Neural Repair 2003. Donovan WH. Holden MK. Dobkin BH. 18. Santos REV NEUROL 2008. 72: 233-47. 32: 70-80. 78: 4: 361-74. Arsenault B. American Spinal Injury Association. Laufband locomotion with body weight support improved walking in persons with severe spinal cord injuries. Greenwood R. Barbeau H. Maitland CG. Hornby TG. Partial body weight support with treadmill locomotion to improve gait after incomplete spinal cord injury: a single-subject experimental design. 9. Panton L. Dobkin B. Wirz M. Locomotor capacity of spinal cord in paraplegic patients. Wernig A. 36: 380-90. Visintin M. Bitensky N. 3. Laufband (treadmill) therapy in incomplete paraplegia and tetraplegia. 71: 93-6. Colombo G. Guttry M. Martin-Ginis K. O’Donovan MJ. Schaffrin A. Van Hedel HJ. Threlkeld et al [25]. 25: 341-4. 17: 153-67. Dietz V. Ann Neurol 1995. el equilibrio y el doble soporte después del entrenamiento con diferentes porcentajes de soporte del peso. Haupt HG. Hornby et al [28] demostraron que la resistencia y la velocidad de la marcha mejoraron después de cuatro semanas de entrenamiento con soporte del peso corporal. Locomotor training progression and outcomes after incomplete spinal cord injury. 23. 6. 30: 229-38. Nanassy A. 46 (7): 406-410 409 . Johnson A. 17: 3-11.ANÁLISIS DE LA MARCHA EN LESIÓN MEDULAR Los principales efectos del entrenamiento locomotor en los pacientes con lesión medular parcial son la mejora de la actividad electromiográfica y el aumento de la función motora. 81: 849-52. 22. Finch L. Description and application of a system for locomotor rehabilitation. Vieira G. Physiother Res Int 2004. Restor Neurol Neurosci 1993. Barbeau H. Colombo G. Barbeau H. mediante un análisis tridimensional de la marcha. Locomotor training in neurorehabilitation: emerging rehabilitation concepts. et al. Warren E. Hubmann MF. Cooper LD. la longitud de los pasos. Prober RJ. Mayo N. Apple D. Xavier M. Neurorehabil Neural Repair 2003. bodyweightsupported treadmill training in individuals following motor incomplete spinal cord injury. Commisarow J. 5. De Leon R. Nair P. Chachamovich E. 17: 235-45. Behrman AL. A new approach to retrain gait in stroke patients through bodyweight support and treadmill training. De Guzman CP. Lawless-Dixon AR. Phadke C. Long-term body-weight-supported treadmill training and subsequent follow-up in persons with chronic SCI: effects on functional walking ability and measures of subjective well-being. overground training for walking after acute incomplete SCI. 29: 1122-8. Neurotrauma 1999. Barbeau H. Edgerton VR. Barbeau H. et al. Young W. Can J Neurol Sci 1989. la fase de soporte. Rossignol IS. The effects of body-weight support on the locomotor patterns of spastic paretic patients. Ditunno Jr JF. Locomotor pattern in paraplegic patients: training effects and recovery of spinal cord function. 28. Giangregorio L. New approaches to locomotor rehabilitation in spinal cord injury [editorial]. 16: 719-26. Latimer A. Craven AN. Zemon DH. Jensen L. Phys Ther 2005. Paraplegia 1994. Malezic M. Rehabilitation after severe Guillain-Barré syndrome: the use of partial body weight support. Para muchos de ellos. Edgerton VR. Hodgson JA. Esto pudo deberse a la corta duración del tratamiento y al reducido número de sesiones. este tipo de entrenamiento mejoraba la calidad de vida y la independencia en relación con las actividades de la vida cotidiana. McCrea DA. el entrenamiento de la marcha en cintas sin fin con soporte del peso corporal en pacientes con lesiones medulares fue eficaz a la hora de mejorar los parámetros temporoespaciales de la marcha. 27. y un descenso de la descarga del peso corporal en los brazos. 13. BIBLIOGRAFÍA 1. Long-term effects of locomotor training in spinal humans. Dietz V. Campbell D. Hesse S. Robotic-assisted. Dietz V. 12. 43: 291-8. Threlkeld AJ. Esta mejora se puede atribuir a la recuperación espontánea de la función medular. Recktenwald MR. pero las observaciones sobre las lesiones medulares parciales y completas después del entrenamiento locomotor han demostrado que hay un aumento de la actividad electromiográfica en los músculos de las piernas. Tillakaratne N. Basso M. Tomatis L. Sherwood AM. Gait Posture 2006. Monger BP. Protas EJ. Behrman A. 7. What is next for locomotor-based studies? J Rehabil Res Dev 2005. Roy RR. demostraron que había mejoras en la cadencia. Bertelt C. Leikauskas JM. Visintin M. Gardner MB. Basso M. Improved gait symmetry in hemiparetic stroke patients induced during body-weightsupported treadmill stepping. 11: 21-6. Esta última observación concuerda con muchos estudios sobre los ejercicios. et al. 9: 96-103. pero no cambió la calidad de vida de estos pacientes. 8. Gait Posture 2003. pero quizá la causa principal fue que no hubo ningún programa de rehabilitación multidisciplinar integrado para que los beneficios funcionales obtenidos se aplicaran a la vida cotidiana de los pacientes. la mejora en la capacidad de caminar por sí sola no tuvo una repercusión positiva en su calidad de vida fuera de los centros de rehabilitación. Incluso en los pacientes con lesión medular completa. 85: 1356-71. otros estudios no han puesto de manifiesto ninguna correlación entre la calidad de vida. 2.

the participants were trained on a treadmill with body weight support. Martin-Ginis KA. Locomotor activity in spinal cord-injured persons. There were improvements in all the temporospatial parameters evaluated (p < 0. Duysens J. thus totaling 30 sessions. investigações. Treadmill training with body weight support among patients with spinal cord injury was effective in improving the temporospatial gait parameters. The patients’ temporospatial gait parameters and quality of life were analyzed before and after the training. Spinal cord injury. Richards JS. Gait. Locomotor training. Gordon W. 33. et al. et al. Van de Crommert HWAA. MacKenzie CL. Conclusion.R. They had been diagnosed with partial spinal cord injury of traumatic origin at least 12 months earlier. but without changing their quality of life. Dietz V. 96: 1954-60. J Cardiopulm Rehabil 2003. Lichtenberger CM. Viel E. McCartney N.P. with two sessions per week lasting 30 minutes each. 7: 131-41. A marcha humana. Patients and methods. To assess the impact of gait training on a treadmill with body weight support. Application of the Portuguese version of the abbreviated instrument of quality life WHOQOL-bref. Van de Crommert WAA. 2001. Mulder T. Introduction. but no changes in quality of life were seen (p > 0. 34: 178-83. Rehabilitation. 35. Aim. Access to the environment and life satisfaction after spinal cord injury. 7: 251-63. regarding temporospatial parameters and quality of life. Harkema SJ. Results. 23: 53-9. 32. 46 (7): 406-410 . a corrida e o salto: biomecânica. over a four-month period. 31. normas e disfunções.G. 80: 1501-6. 34. Neural control of locomotion. 410 REV NEUROL 2008. Gait Posture 1998. LUCARELI.05). Part 1: the central pattern generator from cats to humans. especially for walking. Shewchuk R. Body image and depressive symptoms as correlates of self-reported versus clinician-reported physiologic function. Gait Posture 1998. J Appl Physiol 2004. 36. GAIT ANALYSIS AND QUALITY OF LIFE EVALUATION AFTER GAIT TRAINING IN PATIENTS WITH SPINAL CORD INJURY Summary. Twelve patients of both sexes were evaluated. Tate D.0001). Dijkers M. [REV NEUROL 2008. Duysens J. Rev Saúde Pública 2000. They were able to walk and their motor function below the level of the injury was partially preserved and classified as level C or D. Bombardier CH. ET AL L. 46: 406-10] Key words. Over recent years it has become possible to retrain motor activity among patients with partial spinal cord injury. Arch Phys Med Rehabil 1999. São Paulo: Manole. Recovery. Neural control locomotion: sensory control of the central pattern generator and its relation to treadmill training. After the initial evaluation.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->