P. 1
El Mono Imitamonos

El Mono Imitamonos

5.0

|Views: 5.784|Likes:

More info:

Published by: Eugenia Tapia Abarca on Nov 15, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/13/2015

pdf

text

original

1

El mono imitamonos
Consuelo Armijo

ilustraciones de Alfonso Ruano

2

3

4 . Unas veces se colgaba con las manos y otras con los pies.HABÍA una vez un mono que se lo pasaba muy bien subiéndose a los árboles y colgándose de sus ramas.

5 .

Y cuando oscurecía y muy bien no se veía. Este mono era un mono muy imitamonos. 6 . el mono parecía un pijama puesto a secar.

Que su madre chillaba. pues a chillar él también. pues él se comía otro.Que un mono se comía un coco. ¡Y hay que ver lo bien que sonaba! 7 .

el mono se puso a imitar al viento: 8 . En esto.Un día hizo mucho viento y el mono se asomó entre las ramas para que le diera en la cara. se colgó de una de ellas y el viento que pasaba lo columpiaba. Luego.

cuando el viento.—¡ Uuuuuuuuuu! —decía mientras corría y corría. dejó de soplar. —¡Uuuuuuuuuu! ¡Uuuuuuuuuu 9 . cansado. —¡ Uuuuuuuuuu! —seguía el mono.ya solo.

10 .

que un árbol distraído movió las ramas cuando él pasó. tan bien le salió. y corre que te correrás. el sitio donde vivía pronto dejó atrás.Y tan bien. 11 . Y corre que corre.

Y entonces pasó lo peor: el mono se perdió. 12 . No sabía volver otra vez. Muy preocupado. empezó a andar.

y a las señoras. que iban andando a «dos patas». y a las niñas y a los niños.Dio muchas vueltas y algunas volteretas (para distraerse) y en esto llegó a una ciudad Y vio a los señores. 13 .

el mono olvidó su pesar y. loco de contento. los empezó a imitar. 14 .Ante esto.

—¡Qué cariñosa se ha vuelto Alejandra! —pensaba. La señora se fue encantada. 15 . —¡Hola.Y tan bien. abrazando al mono. El mono la imitó y la abrazó a ella también. Alejandra! ¡Te encuentro muy guapa! —dijo la señora. tan bien le salió. que una señora despistada lo confundió con su prima Alejandra.

al verle. y de un salto se subió a un árbol. andando. llegó a un parque. bajó del árbol y se sentó en otro banco. El mono.Y andando. 16 . En el parque había un señor calvo sentado en un banco. El mono entonces no se pudo contener.

—¡Socorro. que era un poco miedica. 17 . volvía a la oficina. que. después de la comida. un mono! —gritaba mientras corría. —¿Eh? ¿Qué estoy viendo? ¿Un mono sentado en un banco? —dijo todo asustado —¡A lo mejor es fiero! Y Don Paco. se dio la vuelta a toda prisa. socorro.Y al poco rato pasó por ahí Don Paco.

que le vio. le imitó y echó a correr detrás de él. hasta que el mono se cansó y volvió al banco a sentarse otro rato. Y así dieron muchas vueltas por una plazoleta.Y el mono. 18 .

19 .

Pero Don Paco siguió corriendo durante mucho tiempo. 20 . Y cuando. pues tan nervioso estaba que no se dio cuenta de que el mono había vuelto al banco a sentarse otro rato. por fin. vio que ningún mono le seguía. dejó de correr a toda prisa y se fue despacio a la oficina.

—Eso del mono es muy raro —se decía— Ha debido de ser una visión. ¡No vuelvo a comer perejil con jamón! 21 . Cosas de la digestión.

el mono seguía en el banco. descansando un rato.Mientras. 22 .

porque eso de hablar es una cosa muy difícil para todo animal.Y pasó por allí una vieja que todos los días se daba una vuelta. Pero no le salió muy bien. Y el mono la imitó y dijo: —Buenas tardes —él también. 23 . —Buenas tardes —dijo la vieja al mono.

Pero. pasito a pasito. ¿qué digo? Más bien tiene cara de chino. Se le entiende muy mal. se alejó despacito. Y.—Debe de ser alemán. 24 . —se dijo la vieja—.

25 .

Entonces pasaron por allí Tere y Pepito. un mono! —dijo Pepito. —¡Mira. —¡Vamos a contárselo a los demás! —No. mejor será que lo convidemos a merendar. —¡Y es muy mono! —dijo Tere. Tere y Pepito se acercaron al mono y le dijeron: —¡Vente con nosotros! 26 .

pero pensó: «Tengo que ser hospitalaria. —¡Qué invitado tan raro! —se dijo la madre. ¡y no sabéis cómo le gustó! 27 . Tere y Pepito empezaron a zampársela. traemos un invitado! —dijeron al llegar. Estaba un poco extrañada.» Así que preparó una buena merienda y la puso sobre la mesa.Lo agarraron cada uno de una mano y se lo llevaron. El mono los imitó. —¡Mamá.

28 . La madre de Tere y Pepito estaba pasmada. cogió la mermelada y le untó una tostada. cogió un pastel y lo echó en el café.Pero esta vez no lo hizo muy bien. Luego. tiró el azucarero y se puso la jarra de sombrero. pues untó la mantequilla en el mantel. Después. Luego.

Y también jugó a la oca y a la pelota. Y. aunque parezca mentira. el mono aprendió enseguida el dominó. 29 . y jugó a la pelota con la oca y a la oca con el dominó. Pero se equivocó. Después de merendar se pusieron a jugar.Pero Tere y Pepito estaban muy divertidos.

que.¡Y lo bueno fue que ganó! Y lo malo. 30 . al tirar la oca creyéndose que era la pelota. la rompió.

31 .

Al mono. Así que hizo sopa y croquetas para tres. dio un salto y rompió un tarro. le puso un babero y le dijo que se lavara las manos en el cuarto de baño. y el mono. luego. en agradecimiento.Pero Tere y Pepito le perdonaron. 32 . Como el tiempo pasaba y el mono no se marchaba: —¡Qué le vamos a hacer! —dijo la mamá de Tere y Pepito — Se quedará a cenar también.

el mono. 33 . cogió la cuchara al revés.Pero como no le entendió muy bien. se lavó los pies. Metía el mango en la sopa. pero no sacaba nada. luego lo chupaba. Después. en vez de las manos.

34 .

Pero el vaso lo puso boca abajo. 35 .La madre de Tere y Pepito que lo vio. y con el tenedor empezó a tocar el tambor. Las croquetas las masticó con la boca abierta. Luego. bebió agua directamente de la jarra. le enseñó. otra vez estaba pasmada. Y el mono aprendió. La madre de Tere y Pepito.

36 .Mas.. naranjas. como ya habían acabado. Había manzanas. y ¡¡¡bananas!!! El mono. fue a la cocina por el frutero y lo llenó por entero. se puso tan contento que dio un brinco en su asiento. melocotones.. al verlas. peras.

se colgó de la lámpara como si ésta fuera una rama. La madre de Tere y Pepito cada vez estaba más pasmada. Como el mono no se marchaba. Yo creo que lo adoptaré. Por fin acabaron de cenar. para comerlas más a gusto.» 37 . la madre de Tere y Pepito pensó: «¡Qué le vamos a hacer! Se quedará a dormir también. Pero Tere y Pepito cada vez estaban más divertidos.Luego.

pero antes de acostarse tendrá que bañarse. Por esta noche valdrá. Sobre todo de las mangas.Y es que la madre de Tere y Pepito tenía muy buen corazón. Al mono le probaron un pijama. 38 . —Un poco grande — dijo la madre—. El mono la abrazó. Yo creo que lo comprendió.

hacía el agua. cío. cada vez más asustado. Por fin. «¡No me irán a meter ahí!» pensaba. Y el mono.Abrieron los grifos. Al mono no le gustó nada. «Cío. cío». 39 . La bañera cada vez estaba más llena. la bañera se llenó.

pero éste se escapó. 40 .La madre de Tere y Pepito quiso coger al mono.

como estaba muy nervioso le salió muy mal. Se notaba mucho que era un animal. Llegó a la calle y por ella se paseó. jugando a ser un señor.Abrió la puerta y bajó corriendo las escaleras. Pero. 41 .

Una señora con una boina le hizo una fotografía. y se alejó muy divertida. Pero todos los demás rodearon al mono con gran curiosidad. salió a todo correr. Don Paco. y tiró su licor encima de un señor. que estaba esta vez sentado en un café.Unos chicos lo miraron y: —¡Un mono! —gritaron. 42 .

43 .

Pero un señor con muy mala idea decía que se lo iba a llevar de regalo a su suegra. El pobre mono lo estaba pasando fatal. 44 . pero fatal de verdad.

como no lo vio. —Es muy raro —se decía. salió a buscarlo. Miró por todas partes y. 45 .Y mientras.. Hacía tiempo que mamá mona no veía a su hijo colgado de ninguna rama..

46 .

siguiéndolas.Enseguida reconoció sus huellas marcadas en la tierra. —¡Qué lejos se ha ido este chico! Cuando lo encuentre. 47 . Y. como no había tierra. era mucho más difícil seguir las huellas. llegó a la ciudad. siguiéndolas. En la ciudad. se la va a ganar.

48

Pero la mona, a cuatro patas, logró verlas dibujadas.

49

50

por aquí no. donde le abrió la madre. pensaba: «¡Qué cosa tan rara!» La mona llegó al parque. que estaba muy nerviosa. les chilló muchísimo a los tres.El olfato también le ayudó: —Por aquí ha pasado mi mono. 51 . al verla tan agachada. La mona. y luego a casa de Tere y Pepito. La gente.

ay. ay! —decía la madre. —¡Ay.Revolvió la casa entera y lo dejó todo al revés. 52 . que todavía estaba más pasmada que lo había estado antes.

—Aquí no está mi hijo —se dijo. Por fin.—¡Ja. 53 . ja. llegó donde estaba el mono. Y oliendo. la mona se fue por donde había venido. ja! —reían Tere y Pepito. que todavía estaban más divertidos. y olfateando y husmeando.

La mona agarró a su hijo y se lo llevó muy lejos. y el señor de la mala idea se cayó y le salió un chichón. salió corriendo en desbandada.¡¡Y la que armó!! —Iuuuuuuuuu —chillaba. —Uiiiiiiiii —chillaba el mono. —Iuuuuuuuuu —chillaba la mona. dando brincos y brincos. asustada. La gente. 54 .

55 .

y el mono volvió a colgarse de las ramas. 56 . Unas veces boca abajo y otras boca arriba.Y así llegaron al sitio en donde vivían.

57 .

el mono hizo un ramo muy grande para llevárselo a la madre. de la madre y de la casa. 58 . Y un día. pero el mono no se olvidó de su excursión. Sobre todo se acordaba de Tere y de Pepito. Llegó la primavera y salieron muchas flores en la pradera.El tiempo pasó.

Como había crecido. 59 . ya podía hacer largos recorridos sin perderse ni caerse.

60 .

por la calle no había nadie. El mono subió la escalera de dos en dos.Así que. llegó a la ciudad. Como era la hora de la comida. El mono iba muy tieso. 61 . sin novedad. con el ramo contra el pecho. El mono enseguida encontró la casa y vio a Tere y a Pepito asomados a la ventana.

¡El mono nunca. nunca olvidó ese momento! 62 . nunca. al verlo se emocionó y le dio un beso. La señora. que tenía muy buen corazón.Tocó el timbre y la madre salió a abrirle.

63 .

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->