DETERMINISMO GEOGRÁFICO También conocido como determinismo climático o determinismo

ambiental, es la visión que el ambiente físico, más bien que las condiciones sociales, determina la cultura. Los que creen esta visión dicen que definen a los seres humanos terminantemente cerca estímulo-respuesta –ambientecomportamiento– y no puede desviarse. El medio geográfico constituye, una de las condiciones necesarias y permanentes de la vida material de la sociedad, que indudablemente, influye sobre el desarrollo de ésta; sobre todo en las tempranas fases del desarrollo social; por ejemplo, no podía surgir la ganadería si la naturaleza no hubiese proporcionado animales aptos para ser domesticados, la existencia en una determinada región de yacimientos mineros hace posible la creación de las correspondientes ramas de la industria extractiva, las cadenas montañosas que separan unas de otras las regiones del país, el contorno insular de éste, etc. pueden entorpecer o facilitar las comunicaciones entre diversos pueblos, hacerlos más o menos vulnerables a las agresiones guerreras del exterior, en los pueblos, en sus condiciones económicas, en su producción, influyen las características geográficas, clima, calidad de los suelos, relieve del terreno, precipitación pluvial, distancias entre centros de producción y de consumo, la vialidad; lo que en fin de cuentas podemos decir que la geografía condiciona la vida de pueblos y personas, sus comportamientos, sus economías, es decir influye en su desarrollo. Las ideas positivistas y evolucionistas desencadenaron en la creación del concepto de "determinismo geográfico", impulsado por Federico Ratzel, quien afirmaba que los procesos humanos, sociales, culturales y políticos dependen en gran medida del espacio geográfico en que se localizan. Incluso se habla de una conexión estrecha entre el medio geográfico y la fisiología de los seres vivos, es decir, que condiciona su existencia; así, los trópicos y las regiones polares, los desiertos y las marismas, los valles y las cumbres, son lo suficientemente capaces de producir variaciones en el hombre, las estrechas ventanas de la nariz de los esquimales son, quizá el resultado de una influencia geográfica, ya que tales orificios cumplen el fin de calentar algo el aire inspirado, la piel oscura de los nativos africanos protege su organismo de la

de todo hay en abundancia. el factor determinante del desarrollo social. al paso que los cambios del régimen social se llevan a cabo con un ritmo mucho más rápido. En Europa por el contrario el clima más duro moldea pueblos salvajes. Al desarrollar la producción social. así. hay quienes refutan esta teoría del “Determinismo Geográfico”.excesiva penetración de los rayos ultravioletas de la luz. ya que los cambios naturales en la sociedad se producen dentro de límites muy amplios. al medio geográfico. gradada desde muy alta –la más favorable–. adapta la naturaleza a sí mismo. De aquí se desprende que el medio geográfico no puede ser la causa fundamental. los hombres alteran la fertilidad . A diferencia de los animales. También dentro del determinismo se habla. el oso polar y el rinoceronte están adaptados a sus respectivos medios geográficos y ninguno podría vivir en las regiones del otro. Este es el determinismo geográfico en el que el hombre se encuentra totalmente constreñido y subordinado a su hábitat. a sus necesidades. a través de la producción. tal suelo producen una raza que posee unos caracteres predeterminados. controlando así la distribución geográfica del progreso. De aquí se deduce que las condiciones naturales explican que los asiáticos sean blandos y cobardes: su organismo no está acostumbrado a sufrir. En resumen tal clima. Las bondades de su clima templado producen los mejores árboles y frutos. para Huntington el clima es el factor determinante en la distribución geográfica de la civilización es el clima el que fija el patrón espacial de la civilización. De modo que en cada etapa de la civilización la eficiencia del clima. sino que. varía espacialmente. Asia es el continente más extenso. destacando entre todos ellos por su salvajismo y fiereza los nómadas y montañeses. y cada civilización en la historia ha tenido su óptimo climático. coléricos y belicosos. Sin embargo. a lo largo de decenas de miles y millones de años. por el contrario las condiciones climáticas no favorecen la bravura y el endurecimiento de sus pueblos. más bello y más civilizado. el hombre social no sólo se adapta a la naturaleza. se asegura que las variaciones de clima o localidad producen variaciones en la actividad y el desarrollo del hombre. obliga a las fuerzas naturales a servir a sus fines. hasta muy baja –la más desfavorable–. corajudos.

el medio geográfico es una de las condiciones necesarias y permanentes de la vida material de la sociedad. El materialismo histórico pone de manifiesto la inconsistencia científica de la tendencia geográfica de la sociología y la historiografía. . y cuestionan que estos tratan de infundir a los pueblos de las colonias la idea de que deben resignarse a sus suerte de esclavos. más que determinante en la formación de la cultura y el desarrollo. justificando de esta manera la esclavitud colonial y de eximir a las potencias imperialistas de su responsabilidad por el atraso de las colonias esquilmadas y arruinadas por ellas. llevan de un continente a otro las especies vegetales y animales. mares. se sostiene –en lo cual estoy de acuerdo– que el medio geográfico. Acelera o amortigua el curso del desarrollo social.natural del suelo. con arreglo a esta tendencia. el hábitat de un pueblo actúa como factor limitador. unen por medio de canales los ríos. la humanidad pasa de un tipo de energía a otro. pero no constituye ni puede constituir la fuerza determinante del desarrollo de la sociedad. por qué en un mismo país y en una misma época existen clases contrapuestas. etc. cambian la fauna y la flora del planeta. con diferente psicología y con ideales y modos de concebir el mundo antagónicos. Los que critican a los sostenedores del punto de vista geográfico. Por eso. océanos. explican que sería imposible sostener. es decir somete a su poder nuevas fuerzas naturales.