P. 1
Caracterización Cuenca Claro Rengo

Caracterización Cuenca Claro Rengo

5.0

|Views: 1.630|Likes:
Publicado porapi-3736892

More info:

Published by: api-3736892 on Oct 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/16/2014

pdf

text

original

UNIVERSIDAD DE CHILE Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas Departamento de Ingeniería Civil

TRABAJO SEMESTRAL CI71F Modelación de la Cuenca del Río Claro de Rengo “Descripción de la Zona de Estudio”

Integrantes: René Figueroa Leiva. Juan Pablo Schuster. Profesores: Carlos Espinoza. Ximena Vargas. Fecha: 13/11/2006.

Caracterización Cuenca Río Claro de Rengo
1. Ubicación Zona de Estudio.
La zona de estudio corresponde a la hoya hidrográfica del Río Claro de Rengo, cuyo afluente principal corresponde al estero Pichiguao, el cual drena hacia el Claro en la zona media baja a la altura de la localidad del Sauce. Tal como se puede ver en la Figura 1, esta cuenca se ubica en la zona centro norte de la VI Región, a aproximadamente 26 km de la ciudad de Rancagua. Figura 1: Cuenca del río Claro de Rengo, VI Región.

El río Claro de Rengo preferentemente corre en dirección Oriente a Poniente hasta llegar al río Cachapoal a la altura de la localidad de Pencahue Abajo, según lo señalado en la Figura 2. El área de estudio está comprendida entre las coordenadas Este 303.500 y 366.000, y Norte 6.214.500 y 6.167.900, de acuerdo al límite indicado en la Figura 2.

2

Figura 2: Ubicación zona de estudio.

Esta cuenca nace en la Laguna de los Cristales, siendo luego encajonada por los cerros cordilleranos Los Portezuelos y Piedra Lisa. Posteriormente en la zona de Hacienda las Nieves se empieza a desarrollar un valle para finalmente abrirse en la depresión central a un costado de la ciudad de Rengo, y desarrollarse en un valle amplio al cual drenan pequeños esteros, pero siempre flanqueado al Sur por el cordón de Nancura y Cuesta Requegua, donde el cauce del Claro se apega hasta llegar a la zona de Pencahue Abajo, donde confluye al río Cachapoal, específicamente en un estrechamiento provocado por el cerro el Molino, tal como se señala en la Figura 2.

3

Figura 2: Entorno de la confluencia ríos Claro de Rengo-Cachapoal.

2. Relieve.
En cuanto al relieve, la cuenca en estudio presenta dos sectores relativamente diferenciados, desde el punto de vista morfológico. El primer sector, correspondiente a las nacientes del Claro, presenta un perfil tipo talweg con pendientes medias del orden de 8%. La mayor altura es del orden de 3200 msnm, con una marcada influencia nival. En la Figura 3 es posible identificar esta primera subcuenca, correspondiente a la cabecera del río Claro de Rengo. En esta misma figura, es posible apreciar el área de la subcuenca, la longitud y pendiente del cauce principal. Figura 3: Subcuencas río Claro de Rengo.

4

Posteriormente la segunda subcuenca, corresponde al desarrollo del sistema hídrico del Claro a su llegada a la depresión intermedia, presentando una expansión del relleno asociado y una pendiente más suave (1,4%), para llegar a la zona de la confluencia con el Cachapoal a una altura de aproximadamente 200 msnm.

3. Caracterización Climática.
El comportamiento de los factores climáticos define para la región, a nivel general, un clima templado cálido, de lluvias invernales y estación seca prolongada. Las precipitaciones se concentran entre mayo y agosto, registrándose, históricamente, el mayor volumen de agua caída en el mes de junio. En el Atlas Agroclimático de la Universidad de Chile, la caracterización de la VI Región define un total de 21 distritos agroclimáticos, de los cuales la zona de estudio queda identificada por los siguientes: el distrito 6-10 y en menor grado el 6-07, el 6-02, el 6-20 y el 6-9 particularmente asociados a la zona agrícola-productiva. Las principales características de estos distritos, que se pueden ver en la Figura 4, son las que a continuación se indican. Figura 4: Distritos Agroclimáticos Zona de Estudio.

5

3.1. •

Distrito Agroclimático 6.10. Tipo: TEMPLADO MESOTERMAL INFERIOR ESTENOTÉRMICO MEDITERRÁNEO SEMIÁRIDO. Localidades: Romeral de Penco, Machalí, Romeral Alto, Codegua, La Leonera, Granero, Olivar Bajo, Los Nogales, San Isidro, Tipahune, Quinta de Tilcoco, Pichiquin. Posición: Valle Central. Descripción: El régimen térmico se caracteriza por temperaturas que varían, en promedio entre una máxima de Enero de 27.9ºC y una mínima de Julio de 4.1ºC. El período libre de heladas es de 225 días, con un promedio de 12 heladas por año. Registra anualmente 1586 días-grado y 1276 horas de frío. El régimen hídrico observa una precipitación media anual de 495 mm, un déficit hídrico de 962 mm y un período seco de 8 meses. La influencia oceánica es relativamente escasa, produciendo veranos cálidos e inviernos con régimen de heladas moderado. Distrito Agroclimático 6.2. Tipo: TEMPLADO MESOTERMAL INFERIOR ESTENOTERMICO MEDITERRÁNEO SEMIÁRIDO. Localidades: San Francisco de Mostazal, Romeral Bajo, Rancagua, El Trapiche, Olivar Alto, Requinoa, Santa Amalia, El Retiro, Rosario, Bellavista, Las Delicias. Posición: Sector bajo del valle central. Descripción: El régimen térmico se caracteriza por temperaturas que varían, en promedio, entre una máxima de Enero de 28.0ºC y una mínima de Julio de 2.6ºC. El periodo libre de heladas es de 193 días, con un promedio de 28 heladas por año. Registra anualmente 1570 días-grado y 1653 horas de frío. El régimen hídrico observa una precipitación media anual de 450 mm, un déficit hídrico de 972 mm y un período seco de 8 meses. Al ocupar un sector bajo del valle central, muestra una alta amplitud térmica y un régimen de heladas severo. Distrito Agroclimático 6.7.

• •

3.2. •

• •

3.3.

Tipo: TEMPLADO MESOTERMAL INFERIOR ESTENOTÉRMICO MEDITERRÁNEO SEMIÁRIDO.

6

Localidades: El Arrayán, La Gloria, Sauzal, Alto del Fraile, Piedra Lisa, Monte del León, Monte El Cardo, Coya, Baños de Cauquenes, Cerro La Argolla. Posición: Precordillera y valles intermontanos andinos. Descripción: El régimen térmico se caracteriza por temperaturas que varían, en promedio, entre una máxima de Enero de 26.8ºC y una mínima de Julio de 4.3º C. El periodo libre de heladas es de 204 días, con un promedio de 12 heladas por año. Registra anualmente 1286 días-grado y 1615 horas de frío. El régimen hídrico observa una precipitación media anual de 688 mm, un déficit hídrico de 912 mm y un período seco de 7 meses. Por su posición precordillerana los inviernos son relativamente fríos y veranos moderadamente calurosos. Distrito Agroclimático 6.20. Tipo: TEMPLADO MESOTERMAL INFERIOR ESTENOTÉRMICO MEDITERRÁNEO SEMIÁRIDO. Localidades: Rengo, Malloa, San Fernando, Chimbarongo, Chepica, Teno, Curicó, Lontué, Molina. Chanqueahue, Pelequén,

• •

3.4. •

Posición: Valle Central, Cuencas de serranías costeras, vertiente oriental y secano interior. Descripción: El régimen térmico se caracteriza por temperaturas que varían, en promedio, entre una máxima de Enero de 28.9ºC y una mínima de Julio de 4.2ºC. El período libre de heladas es de 232 días, con un promedio de 10 heladas por año. Registra anualmente 1658 días-grado y 1234 horas de frío. El régimen hídrico observa una precipitación media anual de 753 mm, un déficit hídrico de 927 mm y un período seco de 7 meses. Por su posición baja y abrigada de la costa, presenta un verano cálido y temperaturas invernales bajas, aumentando la incidencia de heladas con respecto litoral. Distrito Agroclimático 6.9.

3.5.

Tipo: TEMPLADO MESOTERMAL INFERIOR ESTENOTERMICO MEDITERRÁNEO SEMIÁRIDO. Localidades: Alhue, Las Salinas, Coltauco, Las Cabras, Doñihue, Lo Miranda, Caren, El Guapi, Santa Isabel, La Viña. Posición: Cuencas y quebradas de interior.

7

Descripción: El régimen térmico se caracteriza por temperaturas que varían, en promedio, entre una máxima de Enero de 28.3ºC y una mínima de Julio de 6.2ºC. El período libre de heladas es de 339 días, con un promedio de 1 helada por año. Registra anualmente 1642 días-grado y 593 horas de frío. El régimen hídrico observa una precipitación media anual de 503 mm, un déficit hídrico de 969 mm y un período seco de 8 meses. A pesar de tener un régimen benigno de heladas, en los fondos de las quebradas el riesgo de helada puede ser alto.

De acuerdo a lo anterior, es posible observar, una variabilidad climática relativamente alta, desde el punto de vista de la representación de cada Distrito. Sin embargo, es posible apreciar una tendencia relativamente homogénea en cuanto a las temperaturas y las precipitaciones medias anuales que se presentan, dado lo cual el distrito 6-10, se puede estimar, como debidamente representativo.

4. Suelos.
4.1.

Geología y Geomorfología.

Según el mapa geológico de Chile del 2003 (escala 1:1.000.000), la zona de estudio se puede sectorizar tal como se ve en la Figura 5. Figura 5: Geología Zona de Estudio.

8

De acuerdo a la Figura 5, las principales unidades geológicas que se pueden distinguir en la zona son las siguientes: • Secuencias Sedimentarias:

Pleistoceno-Holoceno (Q1): Depósitos aluviales, coluviales y de remoción en masa; en menor proporción fluvioglaciales, deltaicos, litorales o indiferenciados. En la Depresión Central, regiones Metropolitana a IX: abanicos mixtos de depósitos aluviales y fluvioglaciales con intercalación de depósitos volcanoclásticos. • Secuencias Volcanosedimentarias:

Oligoceno-Mioceno (OM2c): Secuencias volcanosedimentarias: lavas basálticas a dacíticas, rocas epiclásticas y piroclásticas. En la Cordillera Principal, regiones I a IX: formaciones Lupica, Escabroso, Abanico, Coya-Machalí, Cura-Mallín (inferior). • Secuencias Volcánicas:

Cretácico Inferior alto (Kia3): Secuencias y complejos volcánicos continentales: lavas y brechas basáticas a andesíticas, rocas piroclásticas andesíticas a riolíticas, escasas intercalaciones sedimentarias. En las regiones I y II: formaciones Suca, Punta Barranco y Estratos de Quebrada San Cristóbal; en la Cordillera Patagónica, región XI: Grupo Divisadero. • Rocas intrusivas:

Mioceno (Mg): Granodioritas, dioritas y tonalitas. En la Cordillera Principal, regiones VII a X; en la Cordillera Patagónica, regiones XI y XII: franja central del Batolito Norpatagónico y plutones orientales: plutones Liquiñe, San Lorenzo, Paso Las Llaves y Torres del Paine. De acuerdo a la clasificación anterior, se puede decir que para la zona de estudio, las unidades de roca tienen propiedades acuíferas controladas por factores geomecánicos regidos a su vez, por el fracturamiento y la meteorización. Desde el punto de vista hidrogeológico, se puede afirmar que no albergan acuíferos de interés. Con respecto a las secuencias sedimentarias, en particular para la zona de estudio, corresponden a sedimentos de diverso origen y litología, que no están consolidados y que genéticamente, se asocian a procesos cuaternarios por sus características de permeabilidad, porosidad y transmisibilidad. Estos depósitos presentan las mejores expectativas como acuíferos efectivamente productores. Los recursos hídricos contenidos en estos materiales se presentan, en la zona estudiada, como aguas someras o libres, semiconfinadas o francamente confinadas. La depresión intermedia, por su morfología, es determinante para albergar gran variedad de depósitos no consolidados o sedimentos, que ofrecen las mayores expectativas hidrogeológicas. 9

4.2.

Caracterización Física de los Suelos.

De acuerdo a la Figura 5, obtenida del Sistema de Información Geográfico (SIG) de la CNR, es posible observar que la zona asociada a la depresión intermedia, posee un desarrollo de algunos suelos con mayor y mejor capacidad agrícola. Vale decir, que suelos con capacidad de uso I, II, III y IV prevalecen en la zona, conforme a esta clasificación interpretativa, lo que indica una excelente capacidad de drenaje, profundidades del orden de a lo menos 1,2 m. y pendientes menores a 2%. Sin embargo, la distribución del uso del suelo podría dar señal de algunas características del suelo en las zonas que no han sido cubiertas por los estudios de suelos existentes. Figura 6: Capacidad de Uso del Suelo en Zona de Estudio.

Fuente: SIIR-CNR.
4.3.

Caracterización del Uso de Suelo.

De acuerdo a la Figura 8, es posible identificar los principales usos del suelo en la zona de estudio, conforme la información existente. En resumen, es posible identificar que más del 70% de la zona comprendida en la depresión intermedia, corresponde a terrenos de uso agrícola y el resto está asociado a matorral principalmente y bosque nativo. Se observa que en la subcuenca de cabecera predomina el matorral y el bosque nativo en conjunto con zonas desprovistas de vegetación y las zonas asociadas a la cobertura nival, correspondiente a las mayores alturas (3000 msnm).

10

Figura 7: Usos de Suelo Zona de Estudio.

5.

Infraestructura de Riego.

La infraestructura de riego a nivel regional es deficitaria, estudios anteriores indican que a fines de los 70 la superficie bajo canal era del orden de las 205.000 Há y en el último censo agropecuario (96-97), la superficie regada en la región fue exactamente de ese orden. La infraestructura de riego existente en la zona de estudio, está conformada principalmente por canales no revestidos, lo que permite tener bajo canal las superficies que a continuación se indican:
Sector Claro 1ª Sec. Claro 2ª Sec. Sur TOTAL Superficie Bajo Canal Comunas Incluidas (Há) 8200 Rengo 6600 Malloa y San Vicente de T.T. 14800

El numero de canales conforme la información anterior es de 130, con una longitud total de 663 km. Por otro lado, el nivel de regulación, esta dado principalmente por embalses de regulación corta, distribuidos según lo indicado en la Figura 6, los cuales suman un total de 29 con un volumen total de 555.900 m3 regulados. Además, existe una laguna en la

11

cabecera, que puede ser utilizada en el futuro como embalse de regulación interanual, el cual corresponde a la laguna de los Cristales. Figura 8: Regulación en Zona de Estudio.

Respecto a la infraestructura de pozos de la cuenca, existe un mayor desarrollo en la explotación asociada a industrias y agua potable, sumando un total de 44 pozos (10 sin uso), con una caudal total de explotación de 382,25 l/s actualmente operativos. Los principales usuarios son Essel y Agrícola Super. En cuanto a los pozos para riego, suman un total de 9 pozos inscritos, los cuales la mayoría esta sin uso (7), con un caudal total de extracción operativa de 7,7 l/s. Cabe considerar que esta información corresponde a los pozos debidamente inscritos, los cuales pueden no representar necesariamente la realidad del sector de estudio, haciendo suponer que existe una mayor explotación del sistema subterráneo, en particular por parte de los usuarios de riego. En la Figura 7 es posible identificar la red de canales (primarios y secundarios) y los pozos existentes en la zona de estudio.

12

Figura 9: Red de canales y pozos en Zona de Estudio.

6.

Recursos Hídricos.
Recursos Hídricos Superficiales.

6.1.

Como se mencionó anteriormente, para este estudio, se consideró la división de la cuenca del río Claro de Rengo en dos subcuencas (ver Figura 3). La primera de ellas (de ahora en adelante Claro de Rengo Alto) corresponde a aquella que está en la parte alta de la zona de estudio (de características cordilleranas) y cuyo cauce principal es precisamente el río Claro de Rengo, el cual nace aproximadamente a los 1800 msnm, de la confluencia del río Tapado y la quebrada La Pandina. Posteriormente en su desarrollo hacia el noroeste, el río recibe numerosos aportes de quebradas entre las que se pueden mencionar: Del Cepillo, El Cascajal, Matalolos, De La Petaca, Las Tierras Fofas, El Peralito, Ballenar, De Piedra Lisa, Peumito, Chacal. El punto de salida de esta subcuenca, está definido por la estación fluviométrica Río Claro en Hacienda Las Nieves (aprox. 720 msnm). El largo aproximado del río Claro de Rengo en esta subcuenca es de 16,25 km. Se debe mencionar que en esta subcuenca el uso del recurso hídrico es bastante bajo, lo que para efectos de este estudio, se considerará como despreciable. La segunda subcuenca (de ahora en adelante Claro de Rengo Bajo), cuyo cauce principal también es el río Claro de Rengo, comienza a partir de la estación ya antes mencionada y drena en el punto de confluencia del Claro con el río Cachapoal (aprox. 200 msnm). En esta subcuenca, al estar posicionada en la depresión intermedia, el río en su avance hacia el noroeste recibe aportes de menos quebradas que en el caso 13

anterior, entre ellas se pueden mencionar: Frangollo, La Viuda, La Cortina, todas ellas ubicadas inmediatamente aguas abajo de la estación fluviométrica. Luego del aporte de estas quebradas, el río se desarrolla hacia el noroeste en un terreno relativamente llano, sin ningún afluente de importancia por aproximadamente 17 km, hasta la confluencia con el Estero Pichiguao (el aporte más importante en esta subcuenca). Posteriormente, el río cambia su dirección viajando hacia el suroeste por aproximadamente 16 km, luego se dirige nuevamente hacia el noroeste por aproximadamente 11,5 km hasta la confluencia con el Estero El Cerro, y por último desde este punto gira hacia el suroeste hasta la confluencia con el río Cachapoal. El largo total del río en esta subcuenca es de aproximadamente 30 km. En esta subcuenca al contrario del caso anterior, el uso del recurso hídrico es bastante importante, existiendo una extensa red de canales. 6.2. Recursos Hídricos Subterráneos.

Según el SIG de la DGA, los principales acuíferos de la VI Región son los que se muestran en la Figura 10. Figura 10: Acuíferos VI Región.
220000 240000 260000 280000 300000 320000 340000 360000 380000 400000

6240000

6240000

XIII-06

6220000

6220000

VI-02

VI-03

6200000

6200000

VI-01

6180000

6180000

6160000

6160000

VI-04

VII-09

6140000

6140000

220000

240000

260000

280000

300000

320000

340000

360000

380000

400000

14

CÓDIGO VI-02 VI-03 VII-09 XIII-06 XIII-07 VI-01 VI-04

NOMBRE DEL ACUÍFERO Estero Alhué Río Cachapoal Ríos Teno Lontué Río Angostura Río Maipo Río Tinguiririca Estero Nilahue

Según la figura anterior, se puede ver que en la zona de estudio, sólo en la cuenca Claro de Rengo Bajo existe un sistema acuífero, correspondiente al del Río Cachapoal (código VI-03). La parte alta al estar conformada básicamente por un sistema rocoso, como se mencionó en la descripción geológica, prácticamente no tiene importancia desde el punto de vista hidrogeológico. A continuación se presenta una caracterización hidrogeológica de la zona de estudio basado en el análisis de una serie de unidades de rocas y depósitos no consolidados, complementado con información cuantitativa obtenida de las captaciones existentes en la región (CNR, 2003). • Unidades de Roca:

Las unidades de roca presentes en la zona de estudio mayoritariamente en la cuenca Claro de Rengo Alto, carecen de importancia desde el punto de vista hidrogeológico debido a la ausencia de porosidad primaria y baja permeabilidad. Cuando hay porosidad es de tipo secundario debida a diaclasamiento, fallas, erosión y meteorización. El fracturamiento sólo crea condiciones favorables para la infiltración y acumulación de reducidos caudales, que se concentran en torno a quebradas con escurrimiento efímero. La recarga se materializa en períodos pluviales invernales, a través de discontinuidades verticales en las cuales la infiltración pierde intensidad en profundidad. • Depósitos No Consolidados:

En la cuenca Claro de Rengo Bajo (mayoritariamente), se pueden distinguir distintas unidades hidrogeológicas, que según sus características definen la disponibilidad de recursos subterráneos existentes en la zona de estudio. Los Depósitos Fluviales Antiguos, por su reducida extensión y baja permeabilidad, presentan un comportamiento hidrogeológico muy modesto, acentuado por la intensa arcillización que los afecta, por lo que no son una alternativa para emplazar captaciones de aguas subterráneas. Los Depósitos Fluviales a Fluvio-Aluviales albergan acuíferos de tipo semiconfinado, que varían a confinado hacia los niveles más profundos. Los distintos niveles clásticos constituyen acuíferos prácticamente independientes pero la capacidad para almacenar y transmitir agua subterránea se concentra en las capas arenosas. 15

En los sectores adyacentes a cauces de esteros o ríos, hay predominio de sedimentos arenosos de alta permeabilidad lo que da origen a acuíferos libres de elevados rendimientos. Espacialmente, la granulometría de estos depósitos disminuye de este a oeste, existiendo abundantes bolones en los sectores de Rancagua-Yungay-El Olivar. Los Depósitos Fluvio-Lacustres están conformados por una secuencia alternante de gravas, arenas y arcillas arenosas. Las gravas contienen acuíferos semiconfinados a confinados, debido a la buena graduación y elevada permeabilidad. La presencia de niveles lenticulares arcillosos genera condiciones de anisotropismo hidráulico, debido a esto, pozos cercanos pueden tener características muy disímiles, por ello la explotación racional de sondajes requiere habilitar varios niveles acuíferos. En el sector de Quinta de Tilcoco y Rosario se han registrado caudales específicos de entre 30 y 44 l/s/m, siendo de los más altos de la región. Los Depósitos Aluviales conforman una secuencia alternada, de granulometría heterogénea, de pobre graduación, lo que desde el punto de vista hidrogeológico representa acuíferos de escaso atractivo, difíciles de detectar y habilitar, ya que están asociados a reducidos espesores individuales, con muy baja o nula interconexión hidráulica. Los escasos pozos perforados en estos depósitos, en las inmediaciones de Codegua y Codegua de Chimbarongo confirman la existencia de una secuencia multiacuífera, semiconfinada con rendimientos escasos, del orden de 1 a 3 l/s. Los rendimientos específicos son menores a 1 l/s/m. Los llamados Depósitos Gravitacionales presentan grandes variaciones granulométricas en los distintos tramos de la unidad, lo que determina que su permeabilidad varíe de muy alta a media y baja, dependiendo del contenido de finos a nivel local. Los depósitos activos se presentan sueltos, muy porosos, permeables, con baja capacidad de retener aguas lluvias, y en consecuencia, de potencial hidrogeológico medio a bajo, salvo extracciones temporales, locales, a partir de norias. Los Depósitos Fluviales Asociados a Cauces Actuales albergan acuíferos elongados. Al alejarse del borde preandino se observa una disminución en el tamaño de las fracciones clásticas que conforman los depósitos. Normalmente en la unidad se encuentran acuíferos de escurrimiento libre, los potenciales de producción están rigurosamente asociados al espesor de la secuencia y captaciones existentes han logrado extraer caudales de entre 5 y 15 l/s.

16

7. Información Disponible.
7.1.

Información Fluviométrica.

En la cuenca del río Claro de Rengo se cuenta con tres estaciones fluviométricas, todas ellas pertenecientes a la DGA (ver Figura 11). Dichas estaciones son: Río Claro en Hacienda Las Nieves, Canal Tipaume en Puente y Río Claro en Tunca. La información disponible en estas estaciones es a nivel diario. Y para efectos de la modelación, la estación Río Claro en Hacienda Las Nieves es la que resulta más importante, ya que se utilizará para calibrar el modelo Sacramento en la cuenca Claro de Rengo Alto. Dicha estación cuenta con información completa a nivel diario para los años hidrológicos entre 1999/2000 y 2004/2005. En base a la información disponible para las estaciones Río Claro en Hacienda Las Nieves y Río Claro en Tunca, se construyen curvas de variación estacional que son representativas para el drenaje de la cuenca Claro de Rengo Alto y la cuenca total del Río Claro de Rengo respectivamente (páginas 18 y 19). De las curvas de variación estacional se puede ver que en la subcuenca Claro de Rengo Alto, definida desde la estación Claro en Hacienda Las Nieves hacia aguas arriba, el régimen del río Claro es claramente nivo – pluvial con caudales máximos en el mes de diciembre (deshielo) y algunos valores importantes en la época invernal entre los meses de mayo y julio. Con respecto a la curva de variación estacional de la estación Claro en Tunca, ubicada en la subcuenca Claro de Rengo Bajo, se puede ver claramente que el régimen en este caso es pluvial, ya que se tienen valores máximos en la época invernal especialmente en el mes de Julio.

17

RIO CLARO EN TUNCA P. exc. 95% 90% 85% 50% 20% ABR 23.390 24.240 24.870 28.160 31.870 MAY 22.340 23.300 24.010 27.710 31.880 JUN 19.290 21.210 22.630 30.010 38.320 JUL 9.840 14.430 17.830 35.510 55.420 AGO 16.570 18.910 20.650 29.690 39.870 SEP 13.730 15.240 16.370 22.210 28.790 OCT 9.840 11.670 13.020 20.060 27.990 NOV 6.110 7.620 8.750 14.590 21.160 DIC 9.710 11.510 12.850 19.780 27.590 ENE 5.610 7.120 8.250 14.080 20.650 FEB 13.090 13.960 14.610 17.980 21.770 MAR 8.360 9.150 9.740 12.780 16.200 ABR-SEP 21.180 22.630 23.700 29.290 35.580 OCT-MAR 10.330 11.470 12.320 16.720 21.670 ANUAL 16.330 17.530 18.420 23.060 28.290

Análisis de Frecuencia Estación Claro en Tunca
60 Caudales (m3/s) 50 40 30 20 10 0
JU N T JU L DI C V EN E B AB R AG O SE P O C M NO FE M AR AY

95% 90% 85% 50% 20%

Meses

18

RIO CLARO EN HACIENDA LAS NIEVES P. exc. 95% 90% 85% 50% 20% ABR 1.280 1.540 1.620 3.350 9.800 MAY 1.180 2.460 3.480 6.990 15.300 JUN 1.420 1.700 2.030 5.100 10.280 JUL 1.020 1.850 2.400 6.800 15.100 AGO 1.260 1.910 2.500 7.100 10.400 SEP 1.700 2.950 4.010 7.360 11.200 OCT 2.500 4.600 5.260 8.850 12.200 NOV 2.500 5.500 7.600 11.040 15.800 DIC 3.400 6.400 7.320 12.540 19.140 ENE 2.900 4.250 4.800 8.200 13.260 FEB 2.600 3.230 3.540 5.780 8.520 MAR 1.540 1.910 2.300 4.220 5.370 ABR-SEP 1.300 2.250 2.810 5.250 10.100 OCT-MAR 3.100 5.100 5.800 7.970 11.680 ANUAL 1.960 3.650 3.950 6.700 10.500

Análisis de Frecuencia Estación Claro en Hacienda Las Nieves
25 Caudales (m3/s) 20 15 10 5 0
JU N T JU L DI C V EN E B AB R SE P ex c. O C AG M NO FE M AR AY O

95% 90% 85% 50% 20%

P.

Meses

19

7.2.

Información Meteorológica.

Con respecto a las estaciones meteorológicas, se cuenta con tres estaciones con información pluviométrica a nivel diario: Rengo, Popeta y Central Las Nieves. Y también se cuenta con información de temperaturas máximas y mínimas diarias, y con información evaporimétrica a nivel diario, en la estaciones Rengo, Graneros y Convento Viejo (las últimas dos no están exactamente en la cuenca en estudio, pero si en las cercanías). Dichas estaciones se pueden ver en la Figura 11. Para efectos de la calibración en el modelo Sacramento, en las estaciones meteorológicas se cuenta con información (para todas las variables mencionadas) a nivel diario para los años hidrológicos entre 1999/2000 y 2004/2005. Figura 11: Ubicación Estaciones Pluviométricas y Meteorológicas.

20

7.3.

Diagrama Unifilar.

En la siguiente figura, es posible identificar el diagrama unifilar del Sistema Claro de Rengo:

21

Cabe destacar que la primera sección del río Claro de Rengo distribuye un caudal de 13,145 m3/s, correspondientes a 5975 acciones. Lo que significa una equivalencia de aproximadamente 2,2 l/s/acc. A su vez, corresponde a las principales extracciones que posee el río. En el siguiente cuadro, se destacan todos los canales que se encuentran asociados a la Junta de Vigilancia, algunos de los cuales poseen bocatomas unificadas:
Nº 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 Canales Unificados Canal Las Islas Talhuén Rincón Popeta Molinana Bisquett Chanqueahue Cerrillos Ramirano Molino Molino Chico Cordova Mira Peñón Pedregal Población y Municipalidad Sta. Margarita Urbina Saavedra Lorenzoni Agua potable de Rengo Lo de Lobos Pretil Mendoza San Judas TOTAL Acciones 26 4 153,1 784 81 150 555,1 645,9 288 71,9 30 30 763 150 1082,7 215,25 40 30 146,65 158,4 240 150 160 20 5975

22

8. Visita a terreno.
El día Jueves 9 de Noviembre del año 2006, se realizó una visita a terreno, con el objetivo de identificar las principales características del valle y las propiedades hidrográficas del río Claro de Rengo. Esta visita estuvo a cargo del Profesor Ing. Carlos Espinoza, siendo acompañado por los alumnos del curso respectivo CI71F de Modelación Hidrológica. Los objetivos específicos de la visita fueron: 1. Ubicación, identificación y verificación de las Estaciones Fluviométricas relevantes en el Estudio. 2. Caracterización general de las zonas principales de cultivo y uso de suelo. 3. Identificación de los tipos de suelo. 4. Ubicación de las principales bocatomas. 5. Análisis de Explotación de Aguas Subterráneas. 6. Análisis general del río y sus aportes. De acuerdo a los objetivos señalados, se tiene lo siguiente: Estación pluviométrica Hacienda Las Nieves: Esta estación caracteriza el escurrimiento del río en la zona alta, identificándose que estaría en régimen natural, debido que no existen bocatomas relevantes ni explotaciones productivas hacia aguas arriba de la estación. Esta estación se encuentra en excelentes condiciones, lo que significa que sus mediciones no debieran tener grandes problemas. Además, fue posible apreciar la pendiente que presenta el fondo del río en esta zona.

23

Es posible apreciar que en general la roca se encuentra bastante superficial, sin embargo al alejarse de la zona del cauce se pudo verificar que los suelos, con una cierta cantidad de contenido de finos presentaban espesores mayores. Posteriormente, se empezó a recorrer el río hacia aguas abajo hasta llegar hasta la zona agrícola, donde es posible destacar que el uso del suelo es principalmente agrícola, predominando ligeramente los frutales y viñas (vinífera) regados con métodos tecnificados, tales como goteo, microasperción y cintas exudantes, sin embargo es posible encontrar además, grandes plantaciones de cultivos mas tradicionales tales como maiz, trigo, alfalfa y chacarería, los cuales son regado por métodos menos eficientes (tendido, surcos).

24

Se identificaron algunas bocatomas importantes, particularmente las bocatomas del Canal Mira (40 l/s), Unificados de Chanqueahue-RamiranoMolino-Cordova (3 m3/s), Unificados de Bisquertt-Rincon (1 m3/s) y posteriormente un canal que hace un trasvase hacia el estero Zamorano, que se encuentra al sur del Claro de Rengo, por un valor de 2 m3/s, al no pudimos acceder directamente pero se podía visualizar desde el puente La Patagua. Las tomas, si bien es cierto son eventuales sobre el río, ya que acercan el cauce hacia la bocatoma por medio de pretiles de tierra, en general se encuentran en buen estado presentando una adecuada mantención de sus mecanismos, operando en forma normal.

25

26

Finalmente, se visitó la estación fluviométrica de “Rio Claro en Tunca”, la cual tiene la particularidad de estar al final de la cuenca algunos pocos kilómetros aguas arriba de la confluencia con el río Cachapoal. Se pudo observar que pese a que la estación se veía en buen estado, actualmente no estaría midiendo eficientemente las alturas del río ya que este se encuentra totalmente “cargado” hacia la ribera opuesta a la estación. Además, pese a que esta ubicada aguas arriba de un puente la sección no presenta una situación muy regular para efectos de medición. Probablemente la curva de descarga de la estación debería sufrir algunos cambios debido al tipo de variación que presenta el lecho.

27

28

9. Referencias Bibliográficas.
• “Diagnóstico actual del riego y drenaje en Chile y su proyección”. Diagnóstico del riego y drenaje en la VI Región”. Comisión Nacional de Riego (CNR) – AC Ingenieros Consultores Ltda. 2003. Mapa Geológico de Chile: Versión Digital. Ubicación Geológica Digital, N°4, 2003, CD-ROM, versión 1.0, 2003. Base Geológica escala 1:1.000.000. SERNAGEOMIN. “Definición y Análisis de la Situación Actual de las Organizaciones de Regantes en la VI Región”. Comisión Nacional de Riego - Consultora Profesional AGRARIA Sur Ltda., Junio 2006. SIIR - Comisión Nacional de Riego.


29

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->