P. 1
Marco Teorico Fe

Marco Teorico Fe

5.0

|Views: 1.563|Likes:
Publicado porapi-3843727

More info:

Published by: api-3843727 on Oct 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

MARCO TEORICO El hierro es el micronutriente mejor investigado y más conocido por ser esencial para la vida y la salud del

ser humano. Es el cuarto mineral más abundante de la corteza terrestre y en el organismo se encuentra permanentemente cambiante de la forma de ferroso (2+) a férrico (3+). La investigación sobre el estado nutricional del hierro se ha hecho más simple gracias a la relativa facilidad para obtener muestras de sangre. La deficiencia de hierro es la carencia nutricional mas frecuente en los países en desarrollo y la principal deficiencia de micronutrientes en los países desarrollados. FUNCIONES Las funciones del hierro resultan de sus propiedades físico-químicas, principalmente de su capacidad para participar como cofactor en las reacciones de oxido – reducción. El hierro es un componente esencial de las proteínas involucradas en el transporte de oxígeno, además es necesario para la regulación del crecimiento y la diferenciación celular. Su deficiencia reduce la cantidad de oxigeno liberado a las células, lo que produce fatiga, reduce el desempeño y disminuye la inmunidad. La hemoglobina es una proteína heme que contiene hierro, que posee la capacidad de combinarse de manera débil y reversible con el oxigeno. La hemoglobina se encarga de combinarse por diferencia de presiones con el oxigeno para transportarlo a todos los tejidos y recoger el dióxido de carbono. La mioglobia, otra proteína heme, también sirve como reservorio de oxigeno en el músculo. Las enzimas que contienen hierro actúan en la cadena respiratoria en la transferencia de electrones y el depósito de energía a través de alternar la oxidación y reducción del hierro. Aunque estas enzimas vitales representan solo una pequeña parte de hierro, una caída en su concentración celular puede tener efectos muy variables. (Desai N, Choudhry VP. Nutritional anemia in protein energy malnutrition. Indian Pediatr 1993; 30: 1471-1483). La ingesta de hierro es necesaria para el funcionamiento normal del sistema inmunológico, tanto la sobrecarga como la deficiencia resulta en cambios en su respuesta. Es así como, un exceso puede acarrear un riesgo aumentado de infección debido a que las bacterias requieren hierro y una deficiencia reduce las concentraciones de linfocitos T circulantes alterando la respuesta mitogénica. El hierro es crítico en la función normal cerebral en todas las edades, participa en la función y síntesis de neurotransmisores y probablemente de mielina. Los efectos a largo plazo de la anemia por deficiencia de hierro temprana en niños pude ser latente por años. Se ha demostrado que los niños con deficiencia de hierro tienen un menor desempeño escolar, la competencia sensoriomotriz, la atención, el aprendizaje y la memoria.

METABOLISMO DEL HIERRO El contenido corporal total promedio de hierro es de 4.0 g. en el hombre y 2.5 g. en la mujer. Los compuestos que contienen hierro en el organismo se pueden dividir en dos categorías: funcionales (los que desempeñan una función metabólica o enzimática y de almacenamiento (utilizados para el almacenamiento y el transporte de hiero). Alrededor de 2/3 del hierro corporal total es funcional, la mayor parte corresponde a la hemoglobina constituyendo alrededor del 15% del hierro funcional. Habitualmente se considera que la deficiencia de hierro es producto de la deficiencia del mineral, que no alcanza a cubrir las necesidades de hierro funcional cuando el depósito se ha agotado. Tres son los principales factores que afectan al equilibrio y al metabolismo del hierro: la ingesta, los depósitos y la pérdida. Los determinantes de la ingesta son la cantidad y la biodisponibilidad de hierro en la dieta y la capacidad para absorberlo. La característica inusual del metabolismo del hierro es que su absorción en le tracto gastrointestinal es el mecanismo regulador primario del equilibrio. La cantidad de hierro absorbido de los alimentos varia entre <1% y >50%. El porcentaje absorbido depende del tipo de alimento y de interacción entre este y los mecanismos reguladores ubicados en la mucosa intestinal que reflejan la necesidad fisiológica del hierro del organismo. (VITAE, REVISTA DE LA FACULTAD DE QUÍMICA FARMACÉUTICA.ISSN 0121-4004 Volumen 13 número 1, año 2006.Universidad de Antioquia, Medellín - Colombia. págs. 8595. Compuestos para la suplementación oral: principios y avances.) El hierro es un elemento esencial para la vida, puesto que participa prácticamente en todos los procesos de oxidorreducción. Lo podemos hallar formando parte esencial de las enzimas del ciclo de Krebs, en la respiración celular y como transportador de electrones en los citocromos, además presente en numerosas enzimas involucradas en el mantenimiento de la integridad celular. Su elevado potencial redox, junto a su facilidad para promover la formación de compuestos tóxicos altamente reactivos, determina que el metabolismo de hierro sea controlado por un potente sistema regulador.

Esquema Nº 1. Ciclo del hierro en el hombre

ABSORCIÓN En un individuo normal, las necesidades diarias de hierro son muy bajas en comparación con el hierro circulante, por lo que solo se absorbe una pequeña porción del total ingerido. Esta proporción depende de factores intrínsecos y extrínsecos del individuo. Dentro de los primeros se encuentra el sexo, la edad, las características genéticas, la etapa de desarrollo, la flora intestinal, el estado fisiológico y nutricional y de salud en general, tiempo de tránsito del hierro, pH gastrointestinal y la capacidad individual de adaptación a los cambios en el aporte del nutriente. La absorción depende en primer lugar del tipo de compuesto de hierro presente en la dieta, en dependencia de lo cual van ha existir 2 formas diferentes de absorción: la del hierro Hem y la de hierro no Hem o inorgánico. (Metabolismo del hierro.Mariela Forrellat, Norma Fernandez.Articulo de revisiòn. Instituto de Hematologia e inmunologia. Rev. Cubana Hematol Inmunol Hemoter 2000;16(3):149-60) El hierro Hemo y el hierro no Hemo se absorben por mecanismos diferentes. El hierro no Hemo consiste principalmente en las sales de hierro; se encuentra especialmente en los alimentos de origen vegetal, los productos lácteos y los alimentos fortificados con hierro. Representan la mayor parte del hierro alimentario y su absorción depende en gran medida de su solubilidad en la parte alta del intestino delgado, que a su vez, se relaciona con el contenido

total de la comida a ese nivel. En general, la absorción de hierro no Hemo depende de sustancias contenidas en la misma comida que favorecen o inhiben la solubilidad. Así mismo si todos los factores se mantienen constantes, cuanto mayor es el contenido de hierro no Hemo, menor será la eficiencia de la absorción. El hierro Hemo proviene esencialmente de la hemoglobina y la mioglobina contenidas en las carnes rojas, las aves y el pescado. Aunque el hierro Hemo representa una menor proporción del hierro alimentario que el no Hemo, su absorción es de dos a tres veces mejor que este y depende menos de otros constituyentes de la dieta, como los inhibidores de la absorción. Varios factores estimulan o inhiben la absorción del hierro no hemo. El estimulante mas conocido es la vitamina C (ácido ascórbico) y sus inhibidores son el salvado y el ácido fítico (presente en los cereales integrales no procesados). Las células de la mucosa del intestino delgado regulan el ingreso del hierro al organismo, pero además los depósitos de hierro corporales de hierro y el estado hematológico, reflejado por el nivel de hemoglobina, son fuertes determinantes de la captación intestinal. Las personas con deficiencia y las que padecen anemia absorben mayores cantidades de hierro no hemo de la dieta que las personas no anémicas y con amplios depósitos del metal. (Conocimientos actuales sobre nutrición. Barbara Bowman – Rober Russel. OPS – 2003. washintong) BIODISPONIBILIDAD DEL HIERRO Para el hierro no hem su disponibilidad en el tracto digestivo depende de factores como el pH ácido del estómago, la vitamina C, las carnes, la cisterna, y ácidos láctico, cítrico y ascórbico que favorecen su absorción. Azúcares como el sorbitol y la fructuosa, aminoácidos como la cisteìna, lisina e histidina ayudan a estabilizar el hierro en su forma ferrosa soluble, mas absorbible. Por el contrario, otros componentes de la dieta dificultan su absorción, como carbonatos, oxalatos, fitatos, fosfatos, taninos, polifenoles, algunas proteinas como albuminas y proteasas, la yema del huevo, algunos nutrientes inorganicos: Ca, Mn, Cu, Cd y la fibra, aunque esta por si sola no tiene capacidad inhibidora. El hierro se absorbe principalmente en el duodeno y en la porcion inicial del yeyuno. Estos compuestos mantienen la forma frrica (poco soluble), formando complejos insolubles a tal punto que solo es absorbido un porcentaje no mayor al 10%, El hierro hem no afecta su absorción por inhibidores o pontenciadores,ni tampoco depende de factores intestinales o dietarios; absorbiendose con mayor facilidad y en forma constante, excepto el calcio que en circunstancias muy especiales puede afectar la absorción del hierro hemico ingerido hasta en una tercera parte. ( Hentze MW. Iron regulatory factor - the conductor of cellular iron regulation. 27th Annual Course. Advan Haematol 1993:36-48)

DISTRIBUCIÒN CORPORAL Cuando el hierro se absorbe en el intestino delgado, se combina en el plasma sanguineo con la Apotransferrina, una globulina beta, para cederla a la transferrina que se encuentra circulando en el plasma. El hierro se une débilmente a transferrina y, en consecuencia, se puede liberar a cualquier celula tisular en cualquier punto del cuerpo. El exceso de hierro de las sangre se deposita en todas las celulas del organismo, pero en especial en los hapatocitos y en menor medida en la medula osea. Dentro del citoplasma de la celula receptora, el hierro se combina sobre todo con una proteina, la apoferritina y se forma la ferritina. El hiero se encuentra repartido en tres compartimentos, de los cuales la masa de eritrocitos contiene el 65% en forma de hemoglobina, un 22% en el hierro de depósito como ferritina y hemosiderina y la fracción restante en la mioglobina. Una pequeña reserva del 3% hacer parte de los sistemas citocromos y enzimáticos. El hierro almacenado puede agotarse casi por completo antes de que se produzca una anemia por deficiencia de hierro. Su función es actuar como un reservorio para cubrir las necesidades celulares, en especial para la síntesis de hemoglobina. (Conocimientos actuales sobre nutrición. Barbara Bowman – Rober Russel. OPS – 2003. washintong. EXCRECION La capacidad de excreción del hierro de organismo es muy limitada. La perdida de este mineral se presenta en la materia fecal a través de la mucosa intestinal, en la bilis, por vía urinaria y por descamación cutánea. Las mujeres en edad fértil están expuestas a una depleción adicional de hierro a través de las perdidas menstruales que incrementan la excreción de hierro. Se plantea que los lactantes y niños presentan pérdidas gastrointestinales mayores a las de un adulto con un promedio de 2 mg/dìa en los lactantes y de 5 mg/dia en los niños de 6 a 11 años de edad. Otra causa importante es la infestación por parásitos. (Metabolismo del hierro.Mariela Forrellat, Norma Fernandez.Articulo de revisiòn. Instituto de Hematologia e inmunologia. Rev. Cubana Hematol Inmunol Hemoter 2000;16(3):149-60) NECESIDADES DE HIERRO EN GRUPOS DE RIESGO no se si dejas esto: Los requerimientos de hierro en cada etapa de la vida están determinados por los cambios fisiológicos a que se enfrenta el organismo durante se desarrollo. Al nacer, el niño sustituye el suministro de hierro seguro aportado por la placenta por uno mas variable y con frecuencia insuficiente proveniente de los alimentos. Durante el primer año de vida el niño crece rápidamente, como

resultado de lo cual al cumplir el año, debe haber duplicado su peso y duplicado su hierro corporal. Durante la infancia, las necesidades de hierro para el crecimiento son menores, alrededor de 10 mg/día, pero continúan siendo elevadas en términos de ingesta relativa, cuando se comparan con las del adulto, por lo que no desaparece el riesgo de desarrollar una deficiencia de hierro. En este período es importante evitar los malos hábitos dietéticos que limitan la ingesta de hierro o alteran su biodisponibilidad.49 En la adolescencia se produce nuevamente un incremento de las demandas de hierro, como consecuencia del crecimiento acelerado. Durante el desarrollo púbera un adolescente aumenta unos 10 kg de peso, que debe acompañarse de un incremento de unos 300 mg de su hierro corporal para lograr mantener constante su hemoglobina, que en este período aumenta a razón de 50-100 g/L/ requiere alrededor de 350 mg de hierro por año durante el pico de crecimiento de la pubertad. (Lanzkowski P. Metabolismo del hierro y anemia ferripriva. En: Hematología pediátrica. 3a ed. La Habana: 1985:121-93. (Edición Revolucionaria). En las mujeres en edad fértil los requerimientos son similares a los de la adolescente, fundamentalmente debido a las pérdidas menstruales. Estos requerimientos pueden verse aumentados por el uso de dispositivos intrauterinos, que provocan aumentos imperceptibles de las pérdidas, unido en ocasiones a una dieta inadecuada; los embarazos y la lactancia pueden agravar la situación.

JUSTIFICACION

El hambre, la desnutrición y las deficiencias de micronutrientes son problemas de gran magnitud en los países en desarrollo por el alto impacto que ocasionan sobre la salud y el bienestar de la población, especialmente en los grupos de más bajos ingresos y condiciones vulnerables. Esta situación es semejante en Colombia donde persisten factores políticos, sociales y económicos que condicionan la prevalencia de estos problemas. La marginalidad social de millones de personas que viven en pobreza extrema, las hace altamente vulnerables a la desnutrición y la enfermedad por la limitada accesibilidad a una dieta adecuada y a servicios eficientes de salud. Desde el punto de salud pùblica los micronutrientes que tienen gran complejidad son las deficiencias de hierro y vitamina A. aca pueden ir las cifras

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->