P. 1
LiquidosCorporales

LiquidosCorporales

4.0

|Views: 3.016|Likes:
Publicado porapi-3699557
Diapo de Liquidos Corporales
Diapo de Liquidos Corporales

More info:

Published by: api-3699557 on Oct 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PPT, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

Volumen y composición iónica de los compartimientos líquidos del organismo El agua es el medio en el cual ocurren las reacciones de la vida

, es el solvente natural y el compuesto más abundante en el organismo, constituye entre un 40% a un 80% del peso corporal total. De hecho el cuerpo es esencialmente una solución acuosa en la cual una gran cantidad de solutos está distribuida en compartimientos de tamaños variables y delimitados por membranas lipídicas. Un compartimiento es un conjunto de moléculas que se distribuyen por una zona determinada del organismo. Está caracterizado por masa (M), volumen (V) y concentración de sus moléculas (C). La masa es igual al producto de la C por V (M = C x V). Estos compartimientos no son unidades cerradas, existiendo un flujo de materia de entrada y salida permanente. Cuando el flujo de entrada es igual al de salida se dice que el compartimiento está en estado de equilibrio o estacionario.

Contenido total de agua en seres humanos (porcentaje del peso)
Edad (años) Recién nacido 1-5 10-15 16-39 40-59 60 o más Hombre (%) 80 65 60 60 55 50 Mujer (%) 75 65 60 50 48 45

Variación en la cantidad de agua total que ocurre en función de la edad

Contenido de agua de los tejidos
Tejidos
Riñón Corazón Pulmón Cerebro Músculo esquelético Piel Hígado Hueso Tejido adiposo

Porcentaje de agua
83 79 79 75 75 72 68 22 10

El organismo regula en forma permanente, el volumen de estos compartimientos realizando ajustes, de manera que la cantidad de líquido incorporada al organismo en un día, debe igualar a las pérdidas diarias, para mantener así un balance acuoso o balance hídrico. Nuestro organismo incorpora agua solamente por la vía digestiva en forma de: - agua de bebida, aproximadamente unos 1500 ml/día - el agua contenida en los alimentos (frutas y verduras), unos 700 ml/día - el agua que se libera por oxidación (catabolismo) de los alimentos aprox. 200 ml/día En suma, ingresa diariamente alrededor de 2400 ml En relación a las pérdidas, estas se realizan por la vía digestiva, la vía aérea, por la piel y por los riñones: - por vía digestiva (heces) unos 100 ml/día - por la piel: como evaporación unos 350 ml/día como sudor unos 100 ml/día - por la vía aérea en el aire espirado (perspiración insensible) 350 ml/día - por los riñones (orina) aprox. 1500 ml/día En suma, las pérdidas alcanzan 2400 ml/día. Esto es, diariamente las pérdidas igualan a las ganancias

Volumen y composición iónica de los compartimientos líquidos del organismo Los riñones regulan el volumen, la composición y la osmolalidad de los líquidos corporales. Influyen de forma directa sobre la composición del plasma circulante, lo que determina la composición del medio líquido que rodea las células y afecta la composición del medio intracelular. Por lo tanto, es necesario definir los distintos compartimientos líquidos para comprender cómo una acción renal específica puede afectar uno o varios de estos compartimientos. Compartimientos líquidos del organismo El agua representa entre el 50 y 70% del peso corporal de un adulto. La variación se explica debido a la utilización del peso corporal total (PCT) como punto de referencia del contenido de agua. Efectivamente, la grasa es un tejido anhidro y la cantidad de agua corporal total (ACT) es inversamente proporcional al contenido de la grasa. Por lo tanto, un sujeto obeso tendrá menos agua por Kg de peso corporal que uno delgado, aunque en cantidades absolutas tengan la misma cantidad de agua. El contenido de agua también varía con otros factores, por ej.,en el recien nacido el contenido de agua es del 75% el que disminuye y se estabiliza en la pubertad (60%), en sujetos sobre 60 años es de 51% en promedio y en la mujer, debido al mayor contenido graso, es de un 10% menos que en e hombre.

El agua corporal se distribuye en diferentes compartimientos, los cuales no sólo difieren en su ubicación anatómica, sino también en su composición iónica y rol fisiológico. Los principales compartimientos acuosos son el LEC y el LIC. El LIC es el líquido contenido en las células de todos los tejidos del organismo y representa el 40% del peso total. El LEC llamado también medio interno, representa aproximadamente el 20 % del peso corporal total y se divide, a su vez, en 4 compartimientos: a) Plasma sanguíneo c) Líquido intersticial y linfa d) Líquidos transcelulares e) Líquido contenido en el tejido conjuntivo denso, cartílago y hueso

Compartimentos acuosos del organismo (expresado como porcentaje del peso corporal 60% (50 – 70%) LEC
40% 15 % LIS 4% LIV 1%

LIC

Intersticial Plasma Transcelular

Volumen sanguíneo = 8.5%

Representación esquemática de los compartimientos líquidos extracelulares
Células epiteliales

Sangre Plasma hematíes

Compartimiento intersticial

Compartimiento celular

Compartimiento transcelular

Medición del volumen de un compartimiento
Se utiliza el método de la dilución de un trazador o indicador que se distribuye homogéneamente en el volumen que se va a cuantificar. El método consiste en inyectar una cantidad conocida “Q” de trazador (colorante o isótopo radiactivo) en un volumen “V” de líquido desconocido. Cuando la concentración “C” del trazador es estable y homogénea en el compartimiento, se extrae una muestra y se determina su concentración (colirometría). En caso que no halla pérdida del trazador, el volumen “V” del compartimiento Q queda dado por: V=
C

Pero, si la pérdida del indicador desde el compartimiento estudiado no es despreciable, se considera lo siguiente: V=
Q - pérdida C

El indicador debe ser atóxico, difundir rápida y uniformemente en el compartimiento que se quiere medir y que no salga del mismo.

Para determinar el ACT se usan: urea, tiourea, óxido de deuterio (agua pesada), antipirina y óxido de tritio. Estas sustancias a traviesan libremente los endotelios capilares y las membranas celulares y se distribuyen de manera uniforme en el ACT. Para los Líquidos Extracelulares se usan: Cl36, Na22, SCNK (tiocianato), Br, manitol e inulina. Los cuales inyectados al torrente sanguíneo se distribuyen por todo el plasma y por atravesar con facilidad la pared capilar se distribuyen por los líquidos extracelulares. Sin embargo, la determinación precisa del LEC se hace difícil debido a que ninguna de estas sustancias se distribuye exclusivamente en él, ingresando algunos de ellos, en baja proporción, a las células [Cl36, Na22, SCNK (sulfocianuro de potasio), Br]. O no ingresan a algunos de los campartimientos extracelulares (tejido conjuntivo denso, cartílago y hueso) como manitol e inulina.

El volumen plasmático (VP) se mide con sustancias que se distribuyen exclusivamente en el plasma sanguíneo y no atraviesan la pared capilar, por ejemplo, el Azul de Evans (T-1824) o la tetrayofenoftaleína, colorantes que se unen en forma inmediata a la albúmina plasmática la cual se distribuye por todo el plasma sanguíneo y sólo escapa en cantidades despreciables al espacio extravascular (por ej., en los capilares hepáticos). También se usa la albúmina marcada con I131 (RISA) y la polivinalpirolidona (PVP) sustancia de alto peso molecular. La determinación de los VP y sanguíneo (LIV) tiene importancia fisiológica y clínica, pues, es en el volumen de tales compartimientos que se reflejan las alteraciones del metabolismo acuoso y electrolítico que se producen como consecuencias de ciertas enfermedades o por déficit de agua o iones que se producen por privación prolongada en la ingesta (dieta mal llevada) o por pérdidas excesivas (sudoración profusa). Así por ej., el VP disminuye en casos de: pérdida de agua y electrolitos, hemorragia, diarrea, vómitos, sudoración o diuresis aumentada por falla renal.

El volumen de sangre constituye un 8% del peso corporal total y puede calcularse a partir del volumen plasmático y del valor del hamatocrito (Hto) de a cuerdo a la siguiente fórmula: 100 Volumen de Sangre (L) = Vol. Plasmático 100 - Hto El volumen del líquido intracelular (LIC) se mide indirectamente a partir del ACT y del volumen del LEC: LIC = ACT – LEC. El líquido intersticial (LIS), que está en contacto directo con el tejido y las células, se determina indirectamente, aplicando la siguiente fórmula: LIS = LEC -VP

Composición iónica de los compartimientos líquidos
El agua del LIC y LEC contiene sustancias que le son comunes a ambos compartimientos, difusibles a través de las membranas celulares y no ionizables. Por ej., glucosa, urea, creatina, etc. Y posee otras constituidas por sales disociadas en aniones y cationes, cuya composición es característica para ambos compartimientos y de la cual dependen las propiedades fisicoquímicas de estas fases líquidas. Dado que la concentración iónica de los líquidos orgánicos no es muy elevada, se usa una unidad mil veces menor, el miliequivalente (mEq/L).

Composición iónica de los líquidos corporales
Electrolitos Plasma (mEq/L) Líquido intersticial (mEq/Kg H2O) Líquido intracelular (mEq/Kg H2O)

Aniones Proteínas ClHCO3Otros Total Cationes Ca+2 Na+ Mg+2 K+ Total

17 103 25 8 153 5 142 2 4 153

117 28 9 154 3 145 2 4 154

45 3 7 155 210 1 10 40 159 210

En resumen, los mismos iones están presentes tanto en el LIC como en el LEC, aunque la concentración de estos iones en estos dos compartimientos son marcadamente diferentes. La composición iónica tan distinta entre el LIC y el LEC, se atribuye a las características de las membranas celulares que los separan, principalmente a: 1) su impermeabilidad a los grandes polianiones constituidos por las proteínas intracelulares 2) la permeabilidad selectiva para la difusión de los diferentes iones 3) a mecanismos de transporte activo que expulsan constantemente al Na+ del interior de la célula e incorporan K+. Los fluidos extracelulares se encuentran en continúa renovación gracias a la acción propulsora del sistema circulatorio y al intercambio entre los compartimientos extra e intracelulares a través de la membrana celular.

Regulación fisiológica de los compartimientos hídricos:
En la Medicina Clínica es de suma importancia la mantención correcta de la composición de los líquidos corporales, con un adecuado balance entre los distintos compartimientos, especialmente entre el LIC y el LEC. Los factores más importantes que participan en este balance son: a) osmosis b) difusión c) equilibrio de Gibbs-Donnan d) fuerzas de Starling e) ATPasa de Na+/K+

Equilibrio osmótico y movimiento de líquidos: Osmosis y presión osmótica
La osmosis es el flujo neto espontáneo de agua desde la zona de menor concentración a otra zona de mayor concentración de solutos. La presión osmótica (π) corresponde a la fuerza (presión) necesaria para impedir el flujo osmótico de agua. h = altura de la columna de líquido (cm)

π = h.g.d

g = aceleración de gravedad (cm/seg2) d = densidad del líquido (g/cm3) = 1 para el H2O

La π, así como la caída de la presión de vapor, del punto de congelación y la elevación del punto de ebullición (propiedades coligativas de las soluciones) dependen del número más que del peso molecular o valencia de partículas disueltas de una solución. La relación entre el número de moléculas de soluto y (π) fue demostrada matemáticamente por Van´t Hoff según la relación : T = temperatura en grados Kelvin

π = C.R.T

R = constante de los gases (atm.l /.mol.oK C = concentración (osmoles/litro)

Lo anterior significa que conociendo la concentración de solutos en una solución se puede calcular la π. En consecuencia, esta tendencia a favorecer la osmosis es directamente proporcional a la concentración de las moléculas en solución que no pueden atravesar una membrana e independiente del peso molecular, carga o estructura. En relación a lo anterior, para electrolitos, debe multiplicarse la concentración por un factor G (coeficiente osmótico) o número de iones producido por una molécula de electrolito disuelta en agua. La ecuación queda entonces así:

π = G. C. R. T
Ej., para NaCl, G = 2; para MgCl2, G = 3, para Sacarosa, G = 1 El coeficiente osmótico G, es afectado por la concentración y composición de las soluciones. Para medir concentraciones osmóticas se emplea como unidad al Osmol, definida como el peso en gramos de soluto que al ser disuelto en un litro de solución, genera una presión de 22,4 atmósferas en condiciones estándares. Cuando se expresa la actividad osmótica de los solutos del cuepo, el osmol es una unidad demasiado grande, por ello se usa el miliosmol.

Cuando se habla de fenómenos osmóticos, la concentración de cualquier solución puede ser expresada como: Osmolaridad, número de osmoles por litro de solución.; Osmolalidad: número de osmoles por Kilogramo de agua. 1 Mol de un no electrolito es equivalente a 1 osmol; 1 Mol de electrolitos es equivalente a 1 osmol x G. La osmolaridad es afectada por el volumen de los diversos solutos en solución y por la temperatura, en tanto que la osmolalidad no. Las sustancias osmóticamente activas en el cuerpo están disueltas en agua y como la densidad del agua es 1, las concentraciones osmolales pueden ser expresadas como osmoles por litro de agua (osmol/L), Osmolaridad.

Tonicidad:
Las membranas celulares son selectivamente permeables. Además, existen algunos solutos que ingresan a la célula más lentamente que el agua y otros que lo hacen casi tan rápido como ella (urea). Esta variabilidad está dada por las propiedades de la membrana, que están determinadas por el coefciente de reflexión (σ) de ella. Si un soluto no atraviesa la membrana o lo hace muy lentamente el σ es muy cercano a 1.

La respuesta osmótica de una célula frente a una solución dada dependerá no sólo de la osmolaridad total de la solución sino también del tipo de soluto que contenga. Se llama tonicidad a la π efectiva de una solución en relación a la π del LEC (plasma en el caso de los glóbulos rojos). En la práctica el resultado de esta π efectiva, es manifestado como la dirección del flujo de agua, es detectado por cambios en el volumen celular. Respecto a esto: - Una solución es isosmótica con respecto a otra si las osmolalidades de ambas son idénticas. Una solución es isotónica respecto a otra cuando el flujo neto de agua es cero.

E

I

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->