Está en la página 1de 9
DELIA MÁRQUEZ ALASCIO 1º GRADO DE RRLL Y RRHH, GRUPO 5 1ER AÑO MATRICULADA, CURSO 2010/2011

DELIA MÁRQUEZ ALASCIO 1º GRADO DE RRLL Y RRHH, GRUPO 5 1ER AÑO MATRICULADA, CURSO 2010/2011 E-MAIL: delia_lokilla89@hotmail.com

TEORÍA DEL CICLO ECONÓMICO

LAS FASES DEL CICLO

La actividad económica se presenta como una realidad dinámica, en continua evolución. Sin embargo, su tendencia no es necesariamente creciente sino que aparecen movimientos de alzas o bajas que hacen que existan momentos de prosperidad o auge y momentos de crisis o depresión.

Desde muy antiguo, la atención de los economistas se ha centrado frecuentemente en estos fenómenos de crisis aunque es, posiblemente, con Clémet Juglar (1819-1905) con quién se inicia de un modo más detallado su estudio. Las ideas de Juglar, que se encuentran contenidas en su famosa obra “Les Crises comerciales et leur retour périodique en France, en Angleterre et aux Etats-Unis”, presentan como principales características las siguientes:

  • a) Considera que los fenómenos de crisis son simples fases de un proceso más amplio: el ciclo económico.

  • b) Utiliza por primera vez, y de un modo sistemático, series temporales (principalmente de precios y tipos de interés), con idea de analizar el fenómeno de la crisis, siendo en consecuencia el precursor de este método moderno de análisis del ciclo.

  • c) Descubre el ciclo de aproximadamente 10 años, cuyo desarrollo se concreta en tres fases (ascenso, explosión y liquidación).

  • d) Incide en la creencia de considerar que las crisis económicas mantenían una cierta periodicidad, dando lugar a un desarrollo cíclico de la actividad económica general.

  • e) Por último, Juglar intenta dar una explicación de los hechos observados que le lleva a decir que: “la única causa de la depresión es la prosperidad”. Es decir, que las depresiones no son sino adaptaciones del sistema económico a las situaciones creadas por las prosperidades anteriores.

Posteriormente, muchos otros autores han dedicado su atención al estudio de estos fenómenos, entre los que destacan Schumpeter, Hansen, Harrod, Kaldor, Hicks, etc.

Los primeros autores que estudiaron el ciclo económico poseían una escasa información sobre el tema, lo que les llevaba a centrar su atención en los momentos de crisis. Posteriormente, se comenzó a observar la existencia de momentos de auge económicos a los que seguían momentos de depresión y que estos movimientos alternativos de la actividad económica surgían con una determinada periodicidad, permitiendo distinguir una serie de fases, sin que con ello se quiera indicar la igualdad entre los diferentes ciclos, ya que en principio se puede afirmar que no existen dos ciclos iguales, sino tan sólo una serie de fases por las que todos atraviesan.

Así, podemos describir en todo ciclo económico cuatro fases cuya características son:

Los primeros autores que estudiaron el ciclo económico poseían una escasa información sobre el tema, lo
  • - Crisis o depresión :

En los momentos de crisis se produce un fuerte descenso en la actividad económica, caracterizado por la existencia de un elevado número de trabajadores en paro y una demanda de consumo insuficiente para absorber toda la capacidad productiva del sistema, dando lugar a un exceso de capacidad instalada que ha de eliminarse, bien cerrando empresas, o bien mediante una infrautilización de las mismas.

Los precios, al igual que los beneficios empresariales, suelen descender o mantenerse constantes en el mejor de los casos, dando lugar a una falta de expectativas que hacen disminuir la inversión, incluso por debajo de los niveles de reposición, ante la falta de confianza en el futuro.

  • - Recuperación:

El proceso de crisis anterior no continúa indefinidamente, sino que una vez alcanzado el mínimo, la tendencia cambia de signo, iniciándose un proceso de crecimiento de la renta y nivel de empleo, lo que induce a un aumento en el gasto de los consumidores. Sin embargo, lo que más caracteriza a esta fase de recuperación, es el cambio en las expectativas de los empresarios, que a consecuencia del aumento de las ventas y de los beneficios incrementan la inversión para hacer frente a los nuevos aumentos de demanda. En cuanto a los precios, dejarán de ascender manteniéndose constantes e incluso iniciarán un leve proceso de ascenso ante la presión incipiente de la demanda.

-

Auge:

El proceso de recuperación anterior continúa, aunque comienzan a aparecer ligeros desajustes. Para hacer frente a los aumentos de demanda, la oferta se incrementa mediante el empleo de aquellos recursos que anteriormente permanecían ociosos y, sin embargo, una vez que éstos son absorbidos, los incrementos de producción solamente pueden ser obtenidos a través de nuevas inversiones, lo que da lugar a que una vez alcanzado un cierto nivel de demanda, la producción sea incapaz de satisfacerla, originando aumentos de precios tendentes a igualar oferta y demanda.

Generalmente, lo primero en aparecer es un exceso de demanda de los distintos factores, especialmente de trabajo, dando lugar a un aumento de salarios y en consecuencia a un incremento de los costes. Pese a todo, las expectativas de inversión siguen siendo favorables y aún cuando el tipo de interés se hubiera elevado, el hecho de existir un exceso de demanda continuado hace que las inversiones se vean incrementadas.

-

Recesión:

Todo el proceso anterior de reanimación y auge cambia de signo: la demanda comienza a descender eliminándose todos los excesos de demanda de la época anterior. Las inversiones realizadas a tipos de interés elevados, no parecen tener buenas perspectivas, ya que la producción comienza a rebasar a la demanda, dando lugar a una infrautilización de la capacidad instalada y el cierre de empresas.

La inversión se paraliza, siendo muy frecuente que ni siquiera se reemplacen los bienes de capital desgastados. En consecuencia, el empleo, la renta y el gasto disminuyen, dando lugar a que nuevas empresas se vean obligadas a cerrar, lo que origina un nuevo

descenso del empleo y de la renta que agudizará el proceso, de ahí que suela decirse que la recesión se alimenta a sí misma, a través de movimientos acumulativos.

TIPOS DE CICLO

La periodicidad de las fluctuaciones en el nivel de actividad económica ha ocupado el interés de algunos economistas que se han dedicado a localizar ciclos económicos de distinta frecuencia y amplitud.

Así, Schumpeter, en base a su duración, diferencia tres tipos distintos de ciclo a los que da el nombre de los economistas que los descubrieron:

  • - El ciclo corto o ciclo de Kitchin, cuya duración aproximada es de unos cuarenta meses (relacionados con las variaciones de stocks).

  • - El ciclo intermedio o de Juglar, de duración comprendida entre nueve y diez años (ciclo comercial).

  • - El ciclo u onda larga de Kondratieff, que se desarrolla en unos cincuenta años aproximadamente.

Todos estos ciclos han sido identificados a través de la evolución de la economía norteamericana en la que entre 1807 y 1937 se han podido detectar unos treinta y siete ciclos con una duración media de tres años y medio.

En cuanto a la onda larga, de medio siglo de duración, al coincidir las fases observadas del mismo con hechos históricos o inventos, de importantes consecuencias, parece conveniente mantener unas ciertas reservas respectos a los mismos, ante el hecho de que pudieran ser solamente consecuencias de tales circunstancias.

Por último, se ha podido observar una ondulación secular o ciclo de Kuznets, de duración comprendida entre dieciséis y veintidós años y que, generalmente, coincide con variaciones de la población, realizaciones de importantes obras públicas o importaciones de capital.

Es conveniente indicar, que otros muchos ciclos han sido identificados, sobre todo para cada tipo diferente de industrias y que éstos presentan características propias de las mismas, como son la

duración de sus bienes de capital, cuyo reemplazamiento da lugar a alteraciones en la actividad económica de la industria. La superposición de diferentes ciclos puede dar lugar a solapamientos que oculten la existencia de los ciclos de menor duración, lo que puede llevar, erróneamente, a negar su existencia.

TEORÍAS SOBRE EL CICLO ECONÓMICO

Muchos han sido los inventos teóricos encaminados a mostrar las causas que dan lugar a las fluctuaciones en el nivel de actividad económica, desde aquellas que se han basado en las manchas solares hasta el modelo de Kaldor de la inversión y el ahorro. Analizaremos las siguientes teorías:

  • - Teorías del subconsumo:

Una de las teorías explicativas de los ciclos económicos está basada en el subconsumo, que origina una desigual distribución de la renta.

El razonamiento seguido es el siguiente: una desigual distribución de la renta dará lugar, a que los individuos con escaso nivel de renta tengan escaso poder de consumo, aún cuando su propensión marginal a consumir sea elevada. Contrariamente, los individuos con elevados niveles de renta presentarán una menor propensión marginal al consumo, ahorrando gran parte de las rentas percibidas, que si son empleadas en nuevas inversiones productivas, darán lugar a un aumento de la renta, que al ser desigualmente distribuida ocasionará un pequeño incremento en el consumo y un aumento apreciable en el ahorro de las clases perceptoras de mayores niveles de renta que, presumiblemente, deberá traducirse en nuevas inversiones.

Transcurrido el tiempo necesario para que todas estas inversiones comiencen su funcionamiento, la producción de bienes de consumo se verá incrementada, lo que, al encontrarse con una escasa capacidad de consumo, consecuencia de la desigual distribución de la renta, originará un descenso de los precios a medida que se materializan las inversiones realizadas anteriormente. Todo ello, provocará un cambio en las expectativas de los empresarios que reducirán sus actividades, dando lugar a que se incremente el déficit de demanda y se acentúe la contracción, continuando el proceso hasta que las circunstancias lleven a una reactivación.

  • - Teoría de la innovación de Schumpeter:

Schumpeter mantiene que la innovación es el centro de los ciclos económicos. Su razonamiento es en esencia el siguiente: si se parte de una situación inicial de equilibrio, en la que los empresarios sólo obtienen los beneficios normales, toda innovación técnica o económica precisa para su desarrollo un incremento del equipo capital. Si esta innovación es aceptada únicamente por un escaso número de empresarios, el aumento del equipo capital que se producirá es insuficiente para provocar un efecto desequilibrador. Ahora bien, en el momento en que esa mejora o invento muestra sus resultados positivos y se observa que aquellos empresarios que inicialmente lo adoptaron se encuentran obteniendo beneficios extraordinarios, se produce un movimiento generalizado de nuevas inversiones por los empresarios más conservadores que comienzan a adoptar el invento o innovación.

Estas nuevas inversiones, que sólo serán posibles si van acompañadas por un aumento del crédito, darán lugar a un movimiento de auge en el que se producirán subidas de precios que se traducirán en un aumento de los costes de producción y en una disminución de las ganancias. A medida que las inversiones realizadas van madurando, se incrementará la producción de bienes de consumo, dando lugar a un descenso de los precios que provocarán una reducción en la actividad económica ante las expectativas desfavorables que comienzan a vislumbrarse, y que se traducen en un descenso de la inversión y de la renta, síntomas claros de la depresión. Para que la situación comience a reactivarse será preciso la aparición de nuevas innovaciones.

La peculiaridad que presenta la teoría de Schumpeter es la de considerar que los movimientos cíclicos de la actividad económica son consecuencia del proceso de crecimiento económico a que se ve sometido un país al aparecer estas innovaciones.

  • - Teorías monetarias:

Las teorías monetarias sobre el ciclo económico consideran que las variaciones en la cantidad de dinero son una de las principales causas de las fluctuaciones en el nivel de actividad económica.

La situación de equilibrio viene caracterizada por una igualdad entre la demanda global y la oferta global en término monetarios, y en la oferta monetaria y los saldos en efectivo del público. Sin embargo, este equilibrio es muy inestable, pues si los empresarios debido a

unas expectativas favorables prevén un aumento de sus ganancias, intentarán incrementar su actividad aumentando sus compras. No obstante, para que ello sea posible, es necesario que los bancos se encuentren con exceso de reservas y que estén dispuestos a financiar a estos empresarios a bajas tasas de interés.

Si concurren todas estas circunstancias, se producirá un incremento de los fondos de efectivo que se traducirán, en parte, en aumentos de demanda y consecuentemente en una elevación de los precios, que inducirán a los empresarios a continuar la expansión, dando lugar a un proceso acumulativo de incremento de la actividad económica.

Todo este proceso puede continuar en la medida que el Gobierno proceda a realizar sucesivos incrementos de la oferta de dinero, ya que en caso contrario, los bancos, ante la expansión crediticia verán disminuir sus reservas debiendo, en consecuencia, reducir los créditos que se darán a un tipo de interés más elevado. Esto se traducirá en un aumento de los costes que reducirá la producción y, en consecuencia, el empleo, dando lugar a un descenso de la demanda y de los precios, iniciándose una clara tendencia de reducción de la actividad económica mediante un proceso de depresión. A su vez, este proceso hará incrementar las reservas de los bancos, que comenzarán a ofrecer más facilidades para los créditos y si estas facilidades crediticias se dan junto a un cambio favorable en las expectativas, comenzará un nuevo proceso de expansión que completará el ciclo.

BIBLIOGRAFÍA

  • - Principios de Economía Política de John Stuart Mill. Fundación ICO. Año 2008.

  • - Economía Política Mundial de Ángel Martínez González-Tablas. Editorial: Ariel. Años 2007.

  • - Las importaciones y el ciclo económico en España: un enfoque no lineal basado en modelos con transición suave. Autora: Estefanía Mourelle Espasandín. Consejo Económico y Social. Año 2010.

  • - Los principios de Economía Política de Thomas Robert Malthus. Instituto de Estudios Fiscales. Año 2008.

  • - La enciclopedia libre, Wikipedia: es.wikipedia.org

  • - Comunidad virtual en gestión de negocios: www.gestiopolis.com