Ventilacion Natural de Edificios

Ventilación natural

de edificios
Fundamentos y Métodos de Cálculo
para aplicación de Ingenieros y Arquitectos
nobuko
V
e
n
t
i
l
a
c
i
ó
n

N
a
t
u
r
a
l

e
n

E
d
i
f
i
c
i
o
s
E
d
u
a
r
d
o

Y
a
r
k
e
EDITOR: Eduardo Yarke
Fundamentos y Métodos de Cálculo para
aplicación de Ingenieros y Arquitectos





“Ventilación Natural
en Edificios”



















Editor: EDUARDO YARKE



nobuko
EDUARDO RICARDO YARKE
Arquitecto – Profesor e Investigador - UNLU
FUNDAMENTOS FÍSICOS – CAP IV
ALEJANDRO GABRIEL MERMET
Lic en Física – UNSa – Ex Investigador - CRICYT
COLABORADORES:
INVESTIGACIÓN
MARTÍN PABLO SEOANE
Ingeniero Industrial – UNLU
DISEÑO de GRÁFICOS [pág. 24, 88 a 95]
KARLA MARQS
Luján 2005
Hecho el depósito que marca la ley 11.723
Impreso en Argentina / Printed in Argentina
La reproducción total o parcial de este libro, en cualquier forma que sea,
idéntica o modificada, no autorizada por los autores, viola derechos reser-
vados; cualquier utilización debe ser previamente solicitada.
© 2005 nobuko
ISBN 987-584-036-X
Noviembre de 2005
Este libro fue impreso bajo demanda, mediante tecnología digital Xerox en
bibliográfika de Voros S.A. Av. El Cano 4048. Capital.
Info@bibliografika.com / www.bibliografika.com
En venta en:
LIBRERIA TECNICA
Florida 683 - Local 13 - C1005AAM Buenos Aires - Argentina
Tel: 54 11 4314-6303 - Fax: 4314-7135 - E-mail: ventas@nobuko.com.ar
FADU - Ciudad Universitaria
Pabellón 3 - Planta Baja - C1428EHA Buenos Aires - Argentina
Tel: 54 11 4786-7244
Mermet, Alejandro Gabriel
Ventilación natural de edificios / edición literaria a cargo de: Eduardo
Yarke - 1a ed. - Buenos Aires: Nobuko, 2005.
140 p.: il.; 30x21 cm.
ISBN 987-584-036-X
1. Edificios-Ventilación. I. Yarke, Eduardo, ed. lit. II. Título
CDD 644
3






















El desarrollo sustentable requiere imprescindiblemente de la vigorosa
contribución de una arquitectura que sea a su vez sustentable



























4

Indice

1 – Introducción ................................................................................................................. 7
o ¿Es necesario volver a la ventilación natural? ....................................................... 8
o Alcances de la ventilación natural ....................................................................... 10
o Funciones de la ventilación natural ..................................................................... 10
o Bibliografía .......................................................................................................... 11

2 - Calidad de aire interior y ventilación natural ............................................................. 12
o Factores de riesgo mas comunes ......................................................................... 12
o Problemas frecuentes de los edificios con aire acondicionado y bajo nivel
de renovación del aire interior ............................................................................. 13
o Síntomas del SEE ................................................................................................ 13
o El uso de la ventilación natural para el control de la calidad
de aire interior ...................................................................................................... 14
o Cálculo de flujo de aire para calidad de aire interior ........................................... 16
o Bibliografía .......................................................................................................... 20

3 – Ventilación natural para el confort térmico en verano .............................................. 21
o El entorno de bienestar termofísico ..................................................................... 22
o Los intercambios térmicos entre el ser humano y el ambiente
que lo rodea ......................................................................................................... 23
o Los intercambios térmicos entre el edificio y el ambiente que
lo rodea ............................................................................................................... 24
o El uso de la ventilación natural para el confort térmico en verano ..................... 25
o Ventilación directa sobre las personas ................................................................. 26
o Ventilación nocturna ............................................................................................ 27
o Bibliografía .......................................................................................................... 30

4 – Fundamentos físicos para Ventilación Natural - A.Mermet ..................................... 31
o El aire puro .......................................................................................................... 31
o Aire seco y aire húmedo ...................................................................................... 31
o Propiedades del aire húmedo – carta sicrométrica .............................................. 32
o Estados del aire. Aire salubre e insalubre ............................................................ 34
o Aire viciado ......................................................................................................... 34
o Aire confinado ..................................................................................................... 35
o Efectos de la respiración ...................................................................................... 35
o Bienestar termohigronométrico ........................................................................... 37
o Intercambio térmico del cuerpo humano ............................................................. 38
o Calor interno a disipar ......................................................................................... 39
o Pérdida de calor por difusión de vapor de agua a través de la piel ...................... 39
o Pérdida de calor latente por la respiración ........................................................... 40
o Pérdida de calor sensible por la respiración ........................................................ 40
o Calor ganado o perdido por conducción a través de la indumentaria .................. 40
o Ventilación de ambientes ..................................................................................... 42
o El fenómeno de la convección ............................................................................ 42
o Fluidodinámica .................................................................................................... 46
- Nociones de Fluidos. Propiedades .................................................................... 46
5
- Tipos de flujo .................................................................................................... 47
- Fundamentos de mecánica de fluidos ............................................................... 48
o Bibliografía .......................................................................................................... 50

5 – Las fuerzas que originan la ventilación natural ......................................................... 51
o Efecto debido al viento ........................................................................................ 51
- Origen del viento ............................................................................................... 51
- Presión del viento sobre edificios ...................................................................... 52
- Velocidad local del viento ................................................................................. 53
- Coeficiente de presión Cp – Métodos de cálculo .............................................. 54
o Efecto debido a la temperatura ............................................................................ 70
- El efecto Snack .................................................................................................. 70
- Ecuación de Bernoulli ....................................................................................... 70
- Efecto Jet en las aberturas ................................................................................. 71
- Flujo de aire debido al efecto de la temperatura ............................................... 71
- Nivel de presión neutral .................................................................................... 72
- Determinación del coeficiente de descarga ....................................................... 73
o Efecto combinado del viento y la diferencia de temperaturas ............................. 73
o Bibliografía .......................................................................................................... 75

6 – Modelos empíricos para el cálculo estimativo de parámetros de ventilación
natural ....................................................................................................................... 76
o Introducción ......................................................................................................... 76
o Métodos de cálculo empíricos para la predicción de caudales de aire ................ 78
- El método del British Standard ......................................................................... 78
- El método de ASHRAE .................................................................................... 80
- El método de Aynsley ....................................................................................... 83
- El método de De Gidds y Phaff ......................................................................... 83
o Métodos de cálculo empíricos para la estimación de velocidades de aire
dentro de edificios ventilados naturalmente ........................................................ 84
- El método de Givonni ....................................................................................... 84
- Métodos basados en datos tabulados ................................................................. 85
- La metodología CSTB ....................................................................................... 87
- La metodología Ernest ...................................................................................... 96
o Métodos de cálculo empíricos para dimensionar aberturas ................................. 98
- El método I del Florida Solar Energy Centre .................................................... 99
- El método II del Florida Solar Energy Centre ................................................. 101
- El método ASHRAE ....................................................................................... 103
- El método de Aynsley ..................................................................................... 104
- El método del British Standard ....................................................................... 105
- Análisis comparativo ....................................................................................... 106
- Método de las ecuaciones de lazo (Looping equations) .................................. 108
o Bibliografía ........................................................................................................ 110

7 – Sugerencias prácticas para el diseño de sistemas de ventilación natural ............... 111
o Localización del edificio y sus partes componentes .......................................... 111
o Forma y orientación del edificio ........................................................................ 114
o Diseño del paisaje .............................................................................................. 115
o Forma del techo ................................................................................................. 117
o Ubicación y tamaño de aberturas ....................................................................... 118
6
o Forma y tipo de ventanas ................................................................................... 122
- Efecto de mosquiteros en ventanas ................................................................. 123
o Uso de aletas ...................................................................................................... 124
o Distribución interna del edificio ........................................................................ 127
- Distribución horizontal .................................................................................... 128
- Distribución vertical ........................................................................................ 129
o Bibliografía ........................................................................................................ 130

8 – Factores que limitan la aplicación de la ventilación natural y estrategias de control 131
o Barreras que limitan la aplicación de la ventilación natural .............................. 131
- Seguridad ......................................................................................................... 131
- Ruido ............................................................................................................... 131
- Contaminación del aire .................................................................................... 132
- Sombreo .......................................................................................................... 132
- Ráfagas fuertes o vientos arrachados .............................................................. 133
- Compromiso de los usuarios para adecuar patrones de uso ............................ 133
- Regulaciones contra incendios ........................................................................ 133
- Control manual o automático .......................................................................... 134
- Falta de herramientas de diseño apropiadas .................................................... 134
- Impacto estético ............................................................................................... 134
- Mayor riesgo profesional para los diseñadores ............................................... 134
- El cobro de honorarios .................................................................................... 135
o Estrategias de control para edificios ventilados naturalmente ........................... 135
o Bibliografía ........................................................................................................ 138


9 – Anexo : Disquette con algunos de los métodos empíricos para un cálculo rápido

- Métodos incluídos en el disquette .................................................................. 139





















7
1 – INTRODUCCIÓN


Durante algunas décadas en el siglo XX la energía requerida para un desarrollo
acelerado, que incrementaba su consumo en forma exponencial, estuvo disponible en
cantidades aparentemente ilimitadas y a precios razonables, por lo que no se
apreciaban motivos para reducir su consumo.

Con el advenimiento de la primera crisis del petróleo, en los años setenta del
siglo pasado, grandes sectores de la opinión pública mundial comenzaron a tomar
conciencia sobre la naturaleza finita de los recursos energéticos más empleados y la
necesidad de preservarlos.

Como respuesta a esta crisis se implementan por vez primera técnicas para la
racionalización en el uso de la energía, comenzando por la industria y los transportes y
un poco mas tarde aplicándolas también en los edificios. Estas técnicas nacieron y se
probaron en los países denominados desarrollados, pero la tendencia se hizo extensiva
a todo el planeta.

Desde entonces contribuyen a fortalecer esta tendencia no solo ya la escasez
anunciada de los hidrocarburos, sino también la importancia que asumen los
problemas ambientales derivados de la contaminación provocada por el excesivo
consumo, especialmente el fenómeno denominado Calentamiento Global de la
Atmósfera y el denominado Agujero de Ozono.

El relativo éxito que tuvo el Protocolo de Montreal para morigerar a largo plazo
los efectos del Agujero de Ozono y la entrada en vigor de los Protocolos de Kyoto en
febrero de 2005 (de una aplicación mucho mas compleja), acentúan esta convicción
de que racionalizar el uso de la energía y aplicar técnicas basadas en los recursos
renovables es un problema y una necesidad urgentísima del hoy y no un problema que
pueda seguir pateándose hacia el futuro.

Al enfocar en particular la problemática que plantean los edificios es significativo
el hecho que del consumo de energía global representan (como promedio en los
países de mediano desarrollo) un 30% y de ello surge la importancia de implementar
técnicas propias que permitan contribuir desde este sector al desarrollo sostenible
global.

La función principal de los edificios - proveer de albergue y protección de la
intemperie a los seres humanos – y que como consecuencia de la expansión
tecnológica y de la escala de valores que se impusieron junto al desarrollo industrial
se apoya actualmente en la utilización masiva del equipamiento mecánico, debe de ser
reinterpretada para dar lugar al concepto de diseño, construcción y mantenimiento
sustentables en relación con el medio y los recursos naturales disponibles, planteado
ésto como una respuesta pragmática a los requerimientos de la época y no como una
simple moda de vida efímera.

El diseño y el uso sustentable implica una manera de pensar, diseñar, construir y
operar edificios acorde con esta concepción y amplía la responsabilidad ambiental y
ecológica por su funcionamiento a los diseñadores, constructores, operadores y
usuarios.

Se puede fundamentar filosóficamente esta postura planteando que el desarrollo
de las actividades humanas debe de hacerse desde una visión económica y cultural
que priorice las particularidades locales y anteponga a toda otra consideración la
decisión ética de no comprometer el desarrollo y el medio ambiente de las
8
generaciones futuras, minimizando el uso de los recursos escasos y no renovables y
evitando todo tipo de emisiones contaminantes.

Es importante, como apoyo a estos conceptos, tener en cuenta que los edificios
construidos en el presente desarrollarán su vida útil durante los próximos cincuenta a
ochenta años y que la incierta situación energética y política presente tiene fuertes
probabilidades de extenderse en el tiempo y profundizarse en el futuro. Esta
inestabilidad creciente no permite asegurar que edificios con altos consumos
energéticos puedan ser mantenidos en el largo tiempo de su vida útil, sea por los
costos energéticos que cada vez serán mayores, como por las normativas ambientales
que se impondrán en los próximos años.

También es posible evaluar el contexto de crisis social y económica
permanentes como una oportunidad que se abre para nuevas actividades y para
nuevas especialidades apoyadas en saberes específicos hasta hoy poco difundidos y
que es allí en donde las nuevas generaciones de ingenieros y arquitectos tendrán un
campo de aplicación y desarrollo de mucha importancia.


¿Es necesario volver a la ventilación natural?

Si hacemos una apretada síntesis de lo ocurrido históricamente con la
climatización de edificios podemos afirmar que la tecnología de climatización artificial
consolidada en el período siguiente a la Segunda Guerra Mundial en el siglo pasado,
permitió que se diseñaran envolventes de edificios con total independencia de la
localización geográfica de los mismos, y así fue que pasaron a un segundo plano la
importancia de las orientaciones en sus distintas fachadas, la resistencia de sus muros
al flujo térmico, la relación entre muros opacos y vidriados o cualquier aplicación de
técnicas dirigidas al uso racional de la energía consumida, o sea ignorando toda
característica constructiva que mínimamente tuviera en cuenta al clima local y su
influencia. El equipamiento mecánico era la panacea para superar todos los
inconvenientes que por una inadecuada relación edificio-clima local se produjeran.

La primitiva reacción frente a la crisis energética de los setenta, consistió en
reducir las pérdidas por renovaciones e infiltraciones de aire encerrando las
estructuras dentro de envolventes herméticamente selladas.

Esto si bien provocó una baja importante del consumo energético de los edificios
en los períodos fríos, fue a expensas de una cantidad significativa de inconvenientes
que surgieron bajo la forma de excesiva humedad interior, formación de hongos y
presencia de bacterias en los conductos de aire, sobrecalentamiento generalizado en
verano, etc. entre los inconvenientes principales.

Las consecuencias perjudiciales para la salud de los ocupantes debido a estos
nuevos problemas no se hicieron esperar y tuvieron su mayor manifestación en
algunas tipologías particulares, como los edificios de oficinas con grandes superficies
vidriadas y en donde se demostraron claros impactos negativos en la productividad de
las personas que allí trabajaban como consecuencia de la mala calidad del aire
interior.

En los ochenta se acentuaron las preocupaciones acerca de las consecuencias
negativas que causaba la reducción de los niveles de renovación del aire interior sobre
los ocupantes y nuevas investigaciones acerca de estos problemas dieron lugar a una
novedosa categoría de edificios: los que presentaban el síndrome del edificio
enfermo, denominación con la que se conoció a aquellos edificios que por sus bajos
niveles de ventilación interior, contenían aire enrarecido con altos niveles de dióxido
de carbono, contaminantes, virus y bacterias, etc. y que fue el motivo original para la
9
aparición de renovadas reglamentaciones y regulaciones como las normativas
europeas posteriores a 1995 que exigen un incremento notable en los niveles de
ventilación del aire confinado interior si las comparamos con las que habían regido
hasta entonces.

A los problemas particulares en ciertos tipos de edificios se sumaron luego los
problemas ambientales de orden general como el alarmante Agujero de Ozono que
año a año se ampliaba sobre el continente antártico y la Patagonia sudamericana y
que para mitigarlo el Protocolo de Montreal estableció la prohibición universal del uso
de los CFCs (clorofluorcarbonados) como gases refrigerantes empleados en equipos de
aire acondicionado.

En la actualidad el centro de las preocupaciones ambientales está enfocado al
Calentamiento Global de la Atmósfera como consecuencia del efecto invernadero
causado por la emisión de contaminantes de diferentes tipos, en el que se destaca la
emisión del CO2 como factor principal y que es causado por la combustión de todo
tipo de combustibles fósiles.

Es precisamente este problema el que se trata de mitigar mediante la aplicación
del Protocolo de Kyoto.

La sumatoria de todos estos efectos acentúa la necesidad de armonizar a los
edificios con las características del clima local, desde la etapa inicial del diseño,
aprovechando al máximo los recursos que la naturaleza provee y la utilización de
estos recursos en sistemas pasivos para el calefaccionamiento y el refrescamiento
interior.

La mayor parte del costo del consumo de un edificio se define en las fases de
diseño (más del 90%) ya que en estas fases se determinan la forma, orientación y
sistemas de calefacción y ventilación del mismo. De allí la necesidad de diseñar al
edificio teniendo en cuenta el consumo energético desde el inicio de su concepción. La
figura 1.1 muestra cómo en la fase de diseño ya se determinan la mayor parte de los
costos futuros del edificio.















Figura 1.1. Gráfico que estima el origen de los costos operativos de un edificio (extraído de “Technical
Design”, de Sullivan,R.)


Como alternativa a los sistemas mecánicos y aprovechando de los recursos que
brinda la naturaleza, la ventilación natural aparece como una solución muy atractiva
para brindar un confort térmico aceptable asegurando una calidad óptima de aire
interior y cuya aplicación es posible en una variedad de regiones climáticas.

Costos
operativos del
edificio ($ %)
Ideas
previas
Diseño
básico
Diseño
detallado
Construcción Manteni-
miento
66
85
95
10
La ventilación natural soluciona además algunos de los problemas provocados
por los distintos sistemas mecánicos de ventilación, tales como el ruido, los costos del
mantenimiento y del consumo energético y es importante destacar que diferentes
encuestas realizadas en los últimos años en los EEUU indicaron que ante la opción, la
ventilación natural también es preferida por los usuarios.

No sería real tampoco defender que la ventilación natural pueda o deba
reemplazar totalmente al aire acondicionado, ya que éste es muy útil en ciertas
circunstancias donde es insuficiente la implementación de ventilación natural, pero sí
que su empleo debería ser mucho mayor del que se hace en la actualidad y que para
ello hay que aumentar y difundir los conocimientos acerca de este tema


Alcances de la ventilación natural
.
La ventilación natural puede ser atractiva para los proyectistas porque ofrece
adecuadas soluciones capaces de satisfacer las necesidades de confort y calidad de
aire interior en un gran rango de condiciones climáticas. Aparece como una estrategia
lógica para muchos tipos de edificios que por diferentes razones no pueden ser
equipados con sistemas mecánicos costosos; tales como escuelas, edificios de oficinas
pequeños o medianos, edificios de departamentos de nivel estandard, edificios
públicos y de recreación, etc.

Entre sus principales ventajas está la del bajo costo inicial de mantenimiento y
operativo comparado con los sistemas de aire acondicionado, además de no ocupar
espacio físico en planta. Su mayor desventaja consiste en ciertos períodos de
disconfort en verano, aunque éstos podrán ser tolerables para los ocupantes del
edificio si se mantienen dentro de ciertos límites.

Sin embargo, “natural” también significa que el comportamiento será aleatorio y
difícil de optimizar con un control eficiente. Para la aplicación de la Ventilación Natural
los fenómenos físicos a tener en cuenta no son excesivamente complejos, pero si lo es
la intención de pronosticar o simular el posible funcionamiento en forma anticipada por
la altísima variabilidad de los elementos que intervienen.

Otro elemento a tener en cuenta es que en muchos espacios urbanos la
contaminación del aire exterior y los altos niveles de ruido vuelven inapropiada a la
ventilación natural, a menos que se utilicen diseños especiales que eviten el contacto
directo entre el ambiente exterior y el interior. Para que la ventilación natural sea
efectiva se requiere que el edificio tenga una gran permeabilidad, es decir una gran
superficie de aberturas, lo que puede provocar riesgos en cuanto a la seguridad y
conflictos con las regulaciones para la prevención de incendios.

Como toda tecnología tendrá sus limitaciones, sus ventajas y desventajas, sus
oportunidades de aplicación y sus situaciones de imposibilidad. Para decidir en estas
contradicciones está la solvencia de los profesionales a quiénes se le debe dotar de las
herramientas que permitan adoptar las decisiones mas convenientes y oportunas.

Funciones de la ventilación natural

Las funciones básicas de la ventilación natural son dos: asegurar una calidad
óptima del aire interior mediante la ventilación sanitaria y/o brindar confort térmico en
verano a los ocupantes del edificio, ya sea a través de la ventilación directa sobre las
personas (ventilación de confort) o con la ventilación nocturna sobre la masa del
edificio (refrescamiento convectivo). Todo esto será descripto en los siguientes
capítulos.
11

Bibliografía

1. “Natural Ventilation in Buildings”, Capítulo 1. Editor F. Allard (1998). James & James.
Londres.
2. Módulos didácticos de la asignatura Ingeniería Bioambiental (2004) en la carrera de
Ingeniería Industrial de la UNLU - Eduardo Yarke y Martha Fujol.
3. Climate change and natural disasters: Will the design of buildings have to be different in
the future?. Alain Maugard (2002). Artículo del CSTB(Centre Scientifique et Technique du
Batiment), París, Francia.
4. Arquitectura sustentable. Reporte de las Naciones Unidas (1992) Conference on
Environment and Development, Río de Janeiro.











































12
2 – CALIDAD DE AIRE INTERIOR Y VENTILACIÓN NATURAL



En las últimas décadas se descubrió que el microclima de los edificios puede enfermar a sus
ocupantes y si se tiene en cuenta que el 80% al 90 % de nuestro tiempo transcurre en locales
cerrados con ambientes contaminados en mayor o menor grado, es fundamental adecuar los
diseños de los sistemas de climatización y ventilación conforme a los últimos resultados de las
investigaciones científicas en esta materia.

Muchos de esos recintos disponen de sistemas de ventilación y/o climatización forzada del
aire y se trata, por lo general, de edificios herméticos cuyas ventanas no están previstas para la
ventilación natural sino para la iluminación. La toma de aire se realiza desde el exterior y se
distribuye hacia el interior por conductos, lo que permite regular los caudales de renovación en
niveles generalmente muy bajos en relación con los volúmenes interiores

Por lo general, se trata de edificios meramente funcionales que se destinan habitualmente a
oficinas y comercios, con grandes superficies en planta para un uso empresarial. Pero esta moda
del acondicionamiento artificial no quedó confinada en los edificios corporativos, sino que también
se extendió allí donde las condiciones económicas lo permitieron, incluyendo a escuelas,
guarderías, residencias particulares, hoteles, etc. La mayoría de estos edificios son actualmente
construcciones livianas y de ejecución acelerada, con las superficies interiores recubiertas de
materiales textiles o sintéticos adheridos con pegamentos especiales de características volátiles.

La relación entre un edificio y sus características constructivas con las enfermedades que sus
ocupantes habituales pudieran padecer vinculadas al mismo, no resultó sencilla ni fácil. Pasaron
bastantes años hasta que se relacionó estadísticamente similares cuadros clínicos con la
permanencia en determinados tipos de edificios. Pero la evidencia se pudo ir obteniendo, a pesar
de la resistencia que muchas empresas pusieron para esta confirmación, temerosas de las
consecuencias legales que pudieran iniciarse. Así se terminó por reconocer el Síndrome del
Edificio Enfermo (SEE), que designa al conjunto de síntomas que presentan los individuos
ocupantes de estos bloques.

Para poder hablar de edificios enfermos es necesario que más del 20% de sus ocupantes
habituales presente alguna de las manifestaciones del SEE (escozor de ojos, sequedad de la piel,
congestión nasal). Salvo en algunos casos puntuales no es una patología severa, aunque todavía
no se conocen bien las consecuencias a largo plazo.

Además no es la baja renovación de aire exterior la única responsable del SEE; otros factores
y circunstancias pueden originar los síntomas y los problemas: materiales volátiles, tipos de
actividad, hábitos de los ocupantes, entorno donde se hace la toma exterior de aire, etc.

Factores de riesgo mas comunes
Contaminantes ambientales: como compuestos químicos y biológicos pueden estar presentes en el
aire y causar alguno de los síntomas. Los contaminantes más significativos son dióxido de carbono,
monóxido de carbono, vapores orgánicos, fibras, polvillo en suspensión.
Los propios ocupantes se convierten en fuentes de contaminación: el fumar origina humo que es
reciclado por el sistema y distribuido por todo el edificio, un sistema de ventilación necesita al menos 3
horas para eliminar el 95 % del humo de un solo cigarrillo, y el 5 % que queda es todavía nocivo. Los
filtros y los purificadores de aire electrónicos logran eliminar partículas del humo de tabaco, sin actuar
sobre aquellas que se depositan sobre los alimentos, los muebles, la piel, la ropa y otras superficies. Lo
mismo ocurre con los materiales usados para la limpieza y desinfección, con el ozono desprendido por
las fotocopiadoras, y con otros productos que se lanzan al ambiente. No hay que olvidar los
contaminantes que pueden proceder del exterior en función de la toma de aire exterior.

Los olores, los problemas de iluminación, el ruido: también pueden también contribuir al disconfort y
a la aparición de algunos síntomas. Pero son fundamentalmente la temperatura y el grado de
13
humedad los que más problemas generan debido a las desigualdades existentes entre unas zonas y
otras del mismo edificio, ya que es difícil que su distribución sea homogénea.
También la ionización de la atmósfera de estos edificios se ha mencionado como causa del SEE. Los
iones son moléculas del aire que contienen pequeñas cargas eléctricas. Hay iones positivos y negativos,
y están en una proporción de cinco a cuatro en una atmósfera equilibrada. En las ciudades hay un
exceso de iones positivos, mientras que en el campo y en las sierras abundan los negativos. La ausencia
de iones negativos en un ambiente cerrado podría ser la causa de muchos síntomas según algunos
expertos, pero no hay evidencia científica de ello y tampoco la utilización de generadores de iones ha
evidenciado beneficios.
La ventilación insuficiente: es una de las causas que con más frecuencia se aduce. La medición de
CO2 es un buen parámetro para medir la calidad del aire: cuando las renovaciones son insuficientes, la
concentración de CO2 supera las 1000 ppm (partes por millón) e indica un mal funcionamiento del
sistema de ventilación. El aire "preparado" es una mezcla de diferentes proporciones de aire exterior e
interior que ha sido filtrado, calentado o enfriado, humidificado o deshumidificado en función de las
necesidades. Un funcionamiento deficiente provoca cambios que son percibidos por los ocupantes y que
además pueden ser objetivados con las mediciones oportunas: concentración de CO2, temperatura,
humedad relativa y absoluta y otros parámetros que exigen técnicas más sofisticadas.

Problemas frecuentes de los edificios con aire acondicionado y
bajo nivel de renovación del aire interior

o Contaminantes procedentes del exterior que ingresan por las tomas de aire
o Contaminación generada por los ocupantes: tabaco, fotocopiadoras, operaciones de
pintura, limpieza, reparación cuya renovación es insuficiente
o Contaminantes que provienen de zonas especiales: cocina, imprenta, laboratorio y que
distribuyen al resto del edificio por los conductos
o Olores permanentes
o Diferencias de calidad del aire entre zonas próximas
o Presencia elevada de contaminantes biológicos (virus y bacterias) que se
depositan en los conductos e instalaciones


Síntomas del SEE

Salvo en algunos casos excepcionales, las patologías que aparecen no son severas. Los
síntomas más frecuentemente descritos se pueden agrupar en cinco categorías:

- Oculares: escozor, enrojecimiento y lagrimeo.
- Cutáneos: sequedad de la piel, prurito (picazón permanente) generalizado o localizado,
enrojecimientos localizados.
- Vías respiratorias altas: rinorrea (moquillo), congestión nasal, estornudos, picor nasal,
hemorragias nasales, sequedad de garganta, carraspera, ronquera.
- Vías respiratorias bronquiales y pulmonares: sensación de opresión torácica, sensación de
ahogo, pitidos en el pecho, tos seca.
- Generales: dolor de cabeza, dificultad para concentrarse, irritabilidad, somnolencia, mareos.

También se han descrito enfermedades más severas como neumonitis por hipersensibilidad, fiebre
de los humidificadores, asma, rinitis crónica, dermatitis y, excepcionalmente, pero con carácter
muy grave puede aparecer la temida Legionelosis, llamada así por una epidemia de esta
enfermedad en Filadelfia, en 1976, que se diseminó entre los participantes de una convención
estatal de la Legión Americana y que puede producir neumonía. La bacteria Legionella existe
naturalmente en el agua y en la tierra húmeda y ha sido encontrada en grifos de agua fría y
caliente, tanques de agua caliente, agua de torres de refrigeración de aire acondicionado y
condensadores evaporantes.

Además, cabe destacar que estudios científicos recientes aseguran que trabajar en oficinas sin
suficiente ventilación aumenta el riesgo de sufrir gripe y conjuntivitis irritativa.
14
El uso de la ventilación natural para el control de la calidad de
aire interior

La ventilación natural como estrategia para alcanzar niveles óptimos de calidad de aire interior
(IAQ:- Indoor Air Quality – en su denominación en inglés) está esencialmente basada en la
cantidad de aire fresco suministrado al espacio interior y la dilución de la concentración de los
contaminantes.

La calidad de aire óptima puede ser definida como el aire libre de contaminantes que causen
irritación, disconfort o enfermedades a los ocupantes. Los estándares de calidad de aire
relacionados a la salud generalmente se basan en valoraciones del riesgo y especifican
concentraciones máximas permitidas de contaminantes. Las altas concentraciones son
usualmente permitidas durante breves períodos de exposición.

Uno de los más difundidos estándares es la normativa ASHRAE 62-2001 que trata sobre la
ventilación para una calidad de aire interior aceptable y su propósito es especificar tasas de
ventilación y calidades de aire interior mínimas que sean aceptables para los ocupantes e intenten
minimizar los efectos potenciales adversos a la salud.

Entre los items que trata esta Norma se encuentran: calidad de aire exterior para una ventilación
aceptable; tratamiento del aire externo; tasas de ventilación para espacios residenciales,
comerciales, institucionales e industriales; criterios para reducir las cantidades de aire exterior
cuando el aire recirculado es tratado por equipos que remueven contaminantes.

Estos estándares centran su preocupación en cómo obtener una aceptable calidad de aire interior
en edificios con sistemas de aire acondicionado, por lo tanto en estas Normas se busca de reducir
la entrada de aire exterior al mínimo posible para que la demanda de energía no se incremente
demasiado pero sin desmedro de la calidad del aire interior.

Según el estándar ASHRAE la calidad del aire interior se logra con el cuidado de cuatro
elementos:
• Control de la fuente de contaminación
• Ventilación propicia
• Control de la humedad
• Filtración adecuada

El caudal de ventilación necesario para asegurar una aceptable calidad de aire depende de la
cantidad y naturaleza de la fuente de contaminación dominante en el espacio. Si las
características de las emisiones son conocidas, es posible calcular la tasa de ventilación necesaria
para prevenir que la concentración de contaminantes exceda el límite preestablecido.

Estos problemas se van popularizando a medida que los medios se ocupan del tema y
se realiza la necesaria difusión. Esto genera un efecto cascada, ya que al original
interés empresario por ocultar información que pudiera perjudicarlos de alguna
manera, se oponen las investigaciones realizadas por organismos de reconocida
solvencia científica y las experiencias personales de las personas bajo estos efectos,
así como la presión que empiezan a ejercer las compañías aseguradoras (del tipo de
las Administradoras de los Riesgos del Trabajo – ART) que en muchos países se hacen
cargo de los jornales caídos por enfermedad de los empleados.

En la siguiente infografía (Figura 2.1) se pueden apreciar los riesgos que medios
masivos señalan cuando se trabaja en ambientes cerrados y mal ventilados:

15
Figura 2.1. Infografía extraída del diario Clarín del 19/7/95, en la cual se describen los riesgos de los edificios sin
ventilación y muestra la popularización de estos temas en los últimos tiempos.

Como ya se ha dicho, el nivel de contaminantes decrece exponencialmente con el aumento de
la tasa de ventilación. Si se conoce el nivel de concentración permitido para un contaminante
específico, fácilmente se puede obtener el flujo de aire recomendado para reducir dicha
concentración (Ver Figura 2.2). En la práctica, es importante identificar la fuente de contaminación
dominante, ya que este contaminante requerirá la mayor tasa de ventilación para controlarlo y si
16
se alcanza un nivel de ventilación capaz de controlar al contaminante principal, este flujo de aire
será más que suficiente para mantener al resto de los contaminantes en un nivel permisible.












Figura 2.2. Ventilación natural para mantener la calidad del aire interior (IAQ)

Cálculo de flujo de aire para calidad de aire interior

Existen distintas ecuaciones y criterios para el cálculo del caudal de aire necesario, para
mantener una calidad de aire interior aceptable. En edificios en donde la ventilación natural cumple
funciones de refrescamiento en verano, las tasas de ventilación mínimas que serían necesarias
desde el enfoque de la Calidad del Aire Interior, son ampliamente superadas por el caudal de aire
necesario para lograr el confort térmico de los ocupantes.
Para el diseño del sistema de ventilación natural de un edificio en verano tiene más peso el
factor térmico que el sanitario, por lo que en este caso se utilizarán para el cálculo de caudales de
aire, métodos numéricos que consideren los factores relacionados al confort térmico mas que a la
calidad de aire interior.
Distinto es el tema en invierno, donde la ventilación natural sólo debe utilizarse para renovar el
aire necesario para los requerimientos sanitarios y se buscará alcanzar calidad de aire interior
junto con un empleo reducido de la cantidad de energía necesaria para calentar ese aire entrante.
El estándar ASHRAE 62-2001, establece dos métodos para determinar la cantidad de aire
exterior requerida para obtener un ventilación propicia de los espacios interiores ocupados. Ellos
son el procedimiento de la tasa de ventilación y el procedimiento IAQ.
El procedimiento de la tasa de ventilación se ocupa de la cantidad y calidad del aire de
ventilación para asegurar una dilución adecuada de los contaminantes generados en el espacio
ocupado y consta de 3 pasos:
1º - Determinar la calidad del aire exterior, ya que el diseñador no puede asumir que la calidad
del aire exterior es aceptable como para usarlo como aire de ventilación. Para esto el estándar cita
como referencia los niveles establecidos por la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU
(EPA–Environment Protection Agency) (ver Tabla 2.1).

2º -Si la calidad del aire exterior es inaceptable, entonces el aire deberá ser tratado (limpiado
y filtrado) para controlar los niveles de contaminantes.

3º - Determinar la cantidad de aire exterior requerido para cada recinto. Para esto el
estándar provee de una tabla con las tasas de ventilación recomendadas según el uso de cada
recinto. La Tabla 2.2 es un extracto de dicha tabla. Para usar la tabla primero se debe determinar
el uso esperado del recinto, una vez conocido el grado de ocupación o el área del recinto, se
puede calcular la tasa de ventilación requerida para ese espacio.

Concentración
de
contaminantes
máxima
Concentración de
contaminantes
Demanda
de
energía
Demanda de
energía
mínima
Tasa de ventilación
Tasa de
ventilación
mínima
17
Tabla 2.1. Niveles de calidad de aire exterior establecidos por la EPA a través de los NAAQS (National
Ambient Air Quality Standards)
Contaminante Período promedio Standard
8 horas 9 ppm Dióxido de Carbono
1 hora 35 ppm
Plomo 30 días 1.5 µg/m
3

Dióxido de nitrógeno 1 año 0.053 ppm
1 año 50 µg/m
3
Partículas respirables menores a 10 micrones (PM10)
24 horas 150 ug/m
3

1 año 15.0 µg/m
3
Partículas respirables menores a 2.5 micrones (PM2.5)
24 horas 65 ug/m
3

8 horas 0.08 ppm Ozono
1 hora 0.12 ppm
1 año 0.03 ppm Dióxido de azufre
24 horas 0.14 ppm

Tabla 2.2. Tasas de ventilación extraídas del estándar ASHRAE 62-2001
Requerimientos de aire externo
Aplicación

Ocupación máxima estimada
(personas/100 m
2
)
persona
s L /

2
/
m
s L

OFICINAS
Recinto de la oficina 8 9,4
Áreas de recepción 65 7
Áreas de Call centers y de
cómputo de datos
65 9,4
Salas de conferencias 22 9,4
ESPACIOS PUBLICOS
Pasillos y corredores 0,25
Sala de descanso 24
Vestuarios 2,5
Sala de fumadores 76 28
Ascensores 5
- Escuela
Salón de clases 50 8
Auditorio 150 8
Biblioteca 20 8

El procedimiento IAQ (Indoor Air Quality) presenta una alternativa, basada en un mecanismo
para lograr calidad de aire interior aceptable y se aplica estableciendo límites de concentración de
todos los contaminantes conocidos.
Más específicamente, el procedimiento IAQ determina límites de concentración para diez
contaminantes (dióxido de Carbono, Acetona, Amoníaco, Formaldehído, Ozono, dióxido de
Nitrógeno, dióxido de Azufre, Fenol, Alcohol metílico y Ácido sulfhídrico), prescribe un análisis
subjetivo para la determinación de niveles de olor aceptables y describe el uso y tratamiento del
aire recirculado, para reducir las tasas mínimas de ventilación presentadas en el estándar. Como
se dijo anteriormente, el estándar contiene las concentraciones máximas para los diez
18
contaminantes más comunes, por lo que la concentración de los mismos en el aire interior deberá
mantenerse por debajo de estos niveles.
Para el control de olores, el procedimiento sugiere realizar una evaluación subjetiva en la cual
se realicen distintas experiencias con personas sometidas a distintos niveles de olores,
determinándose como niveles aceptables aquellos que soporten el 80% de las personas.
Un método parecido al procedimiento IAQ del ASHRAE 62, es presentado por Baruch Givonni.
El volumen de flujo de aire fresco por persona (Q en m
3
/h) para mantener una concentración
interior de dióxido de carbono (uno de los indicadores de calidad de aire interior más fáciles de
medir) menor al 0,5%, según B.Givonni, está dada por:

5 , 4 1000 )· 05 , 0 5 , 0 (
100 · q q
Q =

= (m
3
/h por persona)

Donde q (L/h) es el volumen de dióxido de carbono producido por persona. Para
actividades sedentarias se puede estimar q = 18 L/h, obteniéndose Q = 4 m
3
/h por
persona y para trabajos manuales q = 54 L/h, obteniéndose Q = 12 m
3
/h por persona.

Pero hay que recordar que las cantidades de aire acordes a estos valores no son
suficientes para eliminar olores y contaminantes industriales, por lo tanto para su uso
en la práctica se recomienda utilizar una concentración máxima menor. Un nivel de
dióxido de carbono de 0,2% es sugerido como criterio aceptable para especificar
requerimientos mínimos de ventilación en residencias, oficinas y escuelas.

B.Givonni también establece que la concentración de un gas emitido a una tasa
constante está dada por la siguiente ecuación:

C =
q
Q
1−e
−(Q? t /V )
( )


y su tasa de declive después de completada la emisión, está dada por:

C=C
max
·
) / · ( V t Q
e



Donde:
C = concentración del gas (%)
q = tasa de emisión (m
3
/h)
Q = tasa de ventilación (m
3
/h)
V = volumen del cuarto (m
3
)
t = tiempo (horas)

Usando estas ecuaciones es posible especificar la tasa de ventilación requerida
para mantener la concentración de un gas dado, emitido a una tasa constante, debajo
de un nivel predeterminado o bien especificar el nivel de declive requerido a un cierto
tiempo después del cese de la emisión.

Con tasas de emisión y ventilación constantes y cuartos ocupados por varios
horas, la primera ecuación se reduce a

Q = q/C

Cuando el aire exterior contiene en su composición gas que debe ser limitado,
como en el caso del monóxido de carbono, la ecuación toma la siguiente forma:

Q = q/(c
i
-c
o
)

19
donde c
i
es la concentración interior permisible y c
o
es la concentración exterior.

Tomando como ejemplo un dormitorio con un volumen de 30 m
3
, ocupado por
dos personas y asumiendo una concentración máxima permisible de dióxido de
carbono de 0,2% con una concentración exterior de 0,05%, la tasa de ventilación
requerida es de (recordar que la tasa de emisión por persona es de unos 15 L/h):

20
0005 , 0 002 , 0
015 , 0 · 2
=

= Q m
3
/h

Expresándolo en términos de renovaciones por hora se convierte en:

67 , 0
30
20
= = n renovac./hora

Muchos países han establecido requerimientos mínimos de ventilación
permanente dados en términos de renovaciones por hora. La Tabla 2.3 indica el
número de renovaciones por hora recomendadas para distintas actividades.

Tabla 2.3. Renovaciones por hora para diferentes actividades
(Extraído del código edilicio de Madrid)
Actividad Nº. de R/H Actividad Nº. de R/H
Fábricas de vidrio:
- Hornos
- Máquinas

Taller de pintura
Tratamientos térmicos
Naves de calderas
Forja en caliente
Centrales térmicas
Piscinas
Fundiciones pesadas
Fábricas de papel
Fundiciones livianas

30 a 50
20 a 40

30 a 50
20 a 40
20 a 30
18 a 30
12 a 30
15 a 25
18 a 25
8 a 20
12 a 15
Plantas embotelladoras:
- Lavaderos
- Pasteurizado
- Fermentación
Cines
Garajes
Taller mecánico
Oficinas
Manufactura en general
Mercados
Polideportivos
Crianza de animales
Almacén en general

10 a 15
12 a 16
12 a 16
10 a 15
4 a 8
5 a 8
6 a 8
6 a 8
4 a 8
4 a 8
3 a 9
2 a 6

La ley 19.587 de la Argentina en su capítulo XI que trata sobre ventilación establece en el art.
65 que los establecimientos en los que se realicen actividades laborales, deberán ventilarse
preferentemente en forma natural. La ventilación mínima de los locales, determinado en
función del número de personas se muestra en la Tabla 2.4. Además el art. 67 establece que
la ventilación contribuirá a mantener permanentemente en todo el establecimiento las
condiciones ambientales y en especial la concentración adecuada de oxígeno y la de
contaminantes dentro de valores admisibles y evitará la existencia de zonas de estancamiento.
Por lo tanto la ventilación natural es necesaria en las industrias para reducir los niveles de
contaminantes o condiciones ambientales que pudieran ser perjudiciales para la salud de los
trabajadores, tales como carga térmica, vapores, gases, nieblas, polvos u otras impurezas.

Tabla 2.4. Ventilación mínima requerida por persona según Ley 19.587
Caudal de aire necesario (m
3
/h) x persona Cubaje del local
Actividad sedentaria Actividad moderada
3 43 65
6 29 43
9 21 31
12 15 23
15 12 18
20
La solución a estos problemas de calidad de aire exterior en sistemas de aire acondicionado
no es fácil y muchas veces resulta costosa, pero los trastornos que afectan a los ocupantes de
estos edificios justifican la adopción de medidas, como estudios de la calidad del aire, análisis de
las fuentes de los problemas y prácticas correctoras para su solución.
Hay una gran preocupación acerca de mantener una buena calidad del aire interior y a la vez
hacer un uso racional de la energía, esto se puede apreciar en países con un uso tremendamente
extendido del aire acondicionado, como los Estados Unidos. Allí la preocupación por el IAQ es
sorprendente, ya que las renovaciones por hora del aire producen grandes pérdidas de energía en
los edificios climatizados artificialmente.
No hace falta decir que los sistemas de ventilación natural cuentan con una excelente ventaja
en este tema con respecto al aire acondicionado, ya que en los sistemas de ventilación natural, en
verano tienen mucho más peso los requerimientos para alcanzar el confort térmico que los
requerimientos para obtener una calidad de aire óptima, por lo que siempre se cuenta con aire
renovado y limpio.


Bibliografía

1. “Natural Ventilation in Buildings”, Capítulo 1. Editor F. Allard (1998). James & James.
Londres.
2. “ASHRAE Standard 62, Ventilation for acceptable indoor air quality, analysis and
recommendations”. David S. Dougan (2002).
3. “Man, Climate & Architecture”, Capítulo 13. B. Givonni (1976). Applied Science Publishers.
4. Suplemento “Lo Nuevo”, Diario Clarín del 19 de septiembre de 1995.
5. “Ventilación natural en edificios enfermos” Proyecto UBACyT JA02. Directora: Analía
Fernández
6. “Indoor Air Quality a guide to understansing ASHRAE Standard 62-2001”. Artículo de
www.trane.com (2002).
7. “The inside story: A guide to indoor air quality”. EPA document (1995).
8. Artículos y standards de www.epa.gov.
9. “ Natural ventilation for health, comfort and energy efficiency”. F. Allard, C. Ghiaus, Y.
Mansouri (2003). LEPTAB, Université de La Rochelle.
10. Distintos artículos y noticias de www.aivc.org.
11. “1999 ASHRAE Handbook CD”.
12. “Ley 19587, Aprobada por Decreto 351/79”
13. “Apuntes de Seguridad e Higiene Industrial”. M.Ismach, H. Cordone. UNLU.


















21
3- VENTILACIÓN NATURAL PARA EL CONFORT TÉRMICO EN
VERANO


Los seres humanos no estamos preparados fisiológicamente para vivir a la intemperie. Esta
carencia de aptitud natural debe ser compensada con la vestimenta en primer lugar, y con la
utilización de edificios u otro tipo de espacios cerrados y protegidos (algo así como un segundo
nivel de vestimenta) en segundo lugar.

Ambos, vestimenta y edificios nos preservan de aquellas condiciones naturales del clima
que puedan ser perjudiciales a nuestra salud. A las vestimentas las podemos modificar
permanentemente, sacando o poniendo aquello que nos parezca lo mas apropiado al momento,
pero con los edificios no podemos hacer lo mismo.

De allí que una de las condiciones básicas que debe de cumplir el edificio es la servir de
protección de las inclemencias climáticas para con las personas que los habitan, aunque estas
sólo lo utilicen en forma transitoria. Algo similar debería suceder con los vehículos, aunque en este
último caso es precisamente la transición de uso entre el exterior y un interior edificado, lo que
hace menos exigentes sus niveles de climatización.

Cuando una persona siente comodidad termofísica en relación con el ambiente que la
rodea, sea este al aire libre o en un espacio interior, se dice que su situación es de "bienestar
termofísico" o que se halla en condiciones de "confort térmico".

Por el contrario, cuando se halla en situación de incomodidad termofísica, habla de "no
confort o disconfort" que puede llegar a la situación de "estrés térmico".- El bienestar termofísico o
el confort, pueden ser situaciones prolongadas en el tiempo, aunque tampoco deben ser
permanentes.

La necesidad de tener una cierta variabilidad en las condiciones ambientales que rodean a
una persona ha sido demostrada en pruebas de laboratorio, lo cual es lógico, teniendo en cuenta
que en todo momento las condiciones naturales, las que se relacionan con el clima de un lugar,
están en permanente variabilidad.

En cambio una persona solo puede estar sometida a estrés térmico sin que se produzcan
trastornos orgánicos, solo por muy poco tiempo, cuando las condiciones de estrés son rigurosas.
Si estas se prolongan, el organismo va agotando muy rápidamente las defensas naturales que
posee para combatir y adecuarse a situaciones adversas y si el estrés es muy alto, las
consecuencias pueden llegar a ser fatales.

La secuencia natural con que el organismo humano funciona, es la de: reposo, actividad,
descanso y esto sucede en períodos que difieren de persona a persona. Esta secuencia vale
también para el estrés térmico. Si una persona, por los motivos que fuera, debe estar sometida a
una situación de incomodidad termofísica, deberá salir de la situación cada tanto tiempo y
descansar en situación de confort, antes de volver a someterse al estrés.

En realidad el entorno dentro del cual, los seres humanos nos sentimos en condiciones de
bienestar termofísico, es relativamente acotado. En la mayor parte del planeta y en la mayoría del
tiempo diario o anual, las condiciones climáticas de un lugar están fuera de ese acotado entorno,
lo cual convierte a este problema en un tema permanente, sobre el cual todavía hay mucho por
investigar y dilucidar.

En las sensaciones de confort o disconfort térmico-físico influyen:

Parámetros físicos: que incluyen la temperatura del aire y condiciones térmicas del ambiente
(temperaturas radiantes o superficiales), la humedad relativa del aire, la velocidad del aire, los
olores, los colores del entorno, la intensidad de la luz y el nivel de ruido.

22
Parámetros fisiológicos: que incluyen la edad, el sexo y características específicas de los
ocupantes.

Parámetros externos: que incluyen la actividad que desarrollan los ocupantes, vestimenta y
condiciones sociales.

El entorno de bienestar termofísico

La mejor manera de determinar cual es el entorno de confort para los seres humanos, es
realizar ensayos de laboratorio con personas que se presten voluntariamente para ello. Es un
método que combina la encuesta con la precisión de las condiciones higrotérmicas que nos puede
ofrecer un laboratorio. Un entorno que contenga el 80% de las respuestas favorables, constituye
un entorno considerado válido como “zona de confort”.

Basados en estas experiencias o en criterios de validez, diferentes normativas o autores dan
también distintos límites para las condiciones de temperaturas internas, humedades relativas,
tensión de vapor o velocidad en el movimiento del aire interior como indicación de cuales son los
límites que no deberían superarse al utilizar ventilación natural o, en el caso del acondicionamiento
mecánico en el movimiento del aire interior, para satisfacer los requerimientos de un porcentaje
alto de personas.

Evidentemente no es lo mismo pensar en ventilación natural que en movimiento de aire
interior producido por equipos de aire acondicionado y por ello encontramos en un extremo
permisivo de estos límites del entorno de bienestar termofísico la mayor flexibilidad propuesta por
Givonni cuando plantea como tolerables temperaturas internas de hasta 28,5ºC con aire en
movimiento a velocidades de hasta 2m/s y una humedad relativa inferior al 90% y del lado opuesto
los parámetros establecidos por el estándar ASHRAE 55 para la categoría de oficinas climatizadas
con aire acondicionado, donde se indican temperaturas operativas entre 24,5ºC y 26ºC,
humedades relativas que no superen el 60% y velocidades de aire del orden de los 0,2 m/s.

Es evidente que no se puede esperar los mismos niveles de confort higrotérmico utilizando
ventilación natural que cuando se utilizan equipamientos de aire acondicionado, pero recientes
estudios de DeDear y Brager (2001) apuntan a que las personas están dispuestas a aceptar
apartamientos de cierta importancia en los parámetros de confort normalizados – y así lo
demuestran las encuestas de los PMV “Prediction Means Vote” o en los PPD “Predicted
Percentage of Dissatisfied”- cuando se utiliza ventilación natural en forma explícita.

En cambio, los ocupantes de edificos acondicionados artificialmente, esperan temperaturas
más frías, y rápidamente sienten desagrado si las condiciones térmicas difieren de lo esperado.

Esta diferencia en las expectativas de confort conllevan adaptaciones previas del
comportamiento individual a las condiciones esperadas: los ocupantes de un edificio ventilado
naturalmente usan vestimenta apropiada y abren y cierran las ventanas para controlar el caudal de
aire, mientras que los ocupantes de edificios con acondicionamiento artificial, se visten con ropas
livianas y esperan que el sistema se regule automáticamente. Otra de las diferencias puede
deberse a factores fisiológicos, como la necesidad de cambios en las expectativas térmicas que se
producen corporalmente a lo largo del año.

De Dear y Brager presentan un modelo de confort térmico adaptativo, en reemplazo del
modelo fijo propuesto por el estándar ASHRAE 55. Esto podría permitir que los edificios sean
diseñados y operados para optimizar el confort térmico y reducir el uso de energía bajo diferentes
condiciones internas.

Este modelo es el corazón de los cambios que se le están realizando al estándar ASHRAE
55. El modelo propone que los ocupantes de edificios ventilados naturalmente puedan estar
confortables a mayores temperaturas internas acompañando los aumentos en la temperatura
del aire externo. (Ver la Figura 3.1).

23



















Figura 3.1. Modelo de confort térmico de De Daer y Brager


Los intercambios térmicos entre el ser humano y el ambiente que lo
rodea

El cuerpo humano disipa el calor excedente transfiriéndolo al entorno que lo rodea, ya sea el
aire libre o dentro de un espacio construido. Para ello usa los siguientes mecanismos de
transferencia de energía:

Transferencia por conducción: Transfiriendo calor hacia todo aquello que esté en contacto
directo con el cuerpo desnudo o vestido. Por ejemplo, el piso (si la persona está parada), una silla,
el colchón de la cama, una pared, etc.

Transferencia por convección: Transfiriéndole calor del cuerpo hacia el aire en movimiento
que lo rodea.

Transferencia por radiación: Transfiriéndole calor bajo la forma de energía radiante hacia
todos los objetos o personas que lo rodean (paredes, techos, muebles, etc.).

Transferencia por evapo-transpiración: Transfiriendo calor latente por cambio de fase por
evaporación del sudor o por la respiración hacia el aire que rodea el cuerpo y que incorpora vapor
de agua por este proceso.

Todo proceso de transferencia de calor se dirige del cuerpo de mayor
temperatura hacia el cuerpo de menor temperatura. La piel está a una temperatura
variable según las zonas del cuerpo, pero se puede considerar un valor promedio de
34ºC. En el interior del cuerpo el promedio es de 37ºC.

Esto significa que para que el cuerpo humano pueda disipar su exceso de calor,
los elementos que lo rodean deben estar a una temperatura menor a los 34ºC.,
tomando éste como un valor máximo

En definitiva, las posibilidades de disipar el calor excedente dependerá de las
temperaturas del aire o superficiales de todos los elementos que rodean a la persona.


El 90% de los ocupantes se sienten confortables
El 80% de los ocupantes se sienten confortables
Temperatura de aire exterior mensual promedio
T
e
m
p
e
r
a
t
u
r
a

i
n
t
e
r
i
o
r

d
e

C
o
n
f
o
r
t

24
Para que el cuerpo se halle en equilibrio termofísico deberá cumplirse la siguiente
ecuación:

Q
metabolismo a disipar
± Q
conducción
± Q
convección
± Q
radiación
- Q
evapotranspiración
= 0

Si el resultado da más de cero (números positivos), la persona no está disipando
lo suficiente y la temperatura del cuerpo se elevará.

Si en cambio da menos de cero (números negativos), esto quiere decir que se
está enfriando más de lo necesario y que deberá corregirse esta situación en lo
inmediato.

En la Tabla 3.1 se muestra el efecto de las variables ambientales sobre el confort
térmico. Un nivel de confort dado puede ser alcanzado usando múltiples
combinaciones de estas variables.

Tabla 3.1. Variables ambientales y su efecto en el confort térmico

Variable Unidad Efecto sobre el cuerpo humano
Temperatura de
bulbo seco
ºC

• Exagerada pérdida de calor por
convección cuando está baja
• Demasiado calor cuando está
cercana a la temperatura corporal
Humedad ºC (bulbo
húmedo)
% humedad
relativa

• La pérdida de calor por
evaporación aumenta o se inhibe
Temperatura
radiante
ºC

• Pérdida o ganancia de calor por
radiación
Viento Dirección y
velocidad
m/s

• Efecto de refrescamiento o
acaloramiento dependiendo de la
temperatura del aire

Radiación solar W/m
2


• Acaloramiento

Los intercambios térmicos entre el edificio y el ambiente que lo rodea

El impacto que sufre un edificio desde el ambiente exterior está relacionado a:

• Radiación solar;
• Temperatura del aire exterior;
• Otras temperaturas externas del cielo, campo y superficies de los alrededores;
• Condiciones del viento;
• Humedad del aire exterior;
25
• Concentración de contaminantes exteriores.

El impacto desde el ambiente interior se relaciona a:

• Calor ganado desde luminarias, ocupantes y equipos;
• Fuentes de humedad y contaminantes;
• Calor sensible y latente de equipos acondicionadores.

Un edificio puede ser descripto como un sistema complejo constituido por diferentes
elementos sólidos, que conforman un espacio cerrado. En este sistema se puede identificar los
siguientes mecanismos de transferencia de calor y masa (Figura 3.2):


Figura 3.2. Esquema que muestra los mecanismos envueltos en el comportamiento térmico de los edificios:
A. convección externa entre las superficies exteriores y el aire exterior;
B. convección interna (usualmente natural o mixta) entre las superficies interiores, ocupantes,
luminarias, etc y el aire interior;
C. radiación de onda corta proveniente del sol;
D. radiación de onda larga exterior entre las superficies del edificio y el cielo, edificios aledaños y el
suelo;
E. radiación de onda larga interna entre las superficies interiores y fuentes térmicas;
F. flujos de aire a través de aberturas, entre diferentes recintos y entre estos y el exterior;
G. conducción a través de los elementos del edificio (interiores y exteriores).

El uso de la ventilación natural para el confort térmico en verano

Como se dijo anteriormente, hay dos maneras en las que la que la ventilación puede mejorar
el confort: la ventilación natural directa sobre las personas (llamada también ventilación de confort)
o la ventilación natural sobre la masa interna del edificio (que en función de las horas más
propicias para realizarlo se llama también ventilación nocturna), ambos son considerados sistemas
de refrescamiento pasivo basados en la potencial capacidad de transferencia térmica del aire en
movimiento.

Diversos autores han estudiado cuales son los parámetros básicos climáticos dentro de los
cuales estos sistemas alcanzan su mayor eficiencia. Si bien hay ciertas diferencias en estos
parámetros si se trata de un sistema u otro, se puede afirmar que el campo de aplicación se
optimiza cuando:

• Las temperaturas máximas medias a lo largo del período cálido no superen los valores
entre 29º y 32ºC
• La amplitud térmica diaria no sea inferior a los 10ºC
• La tensión de vapor media diaria no supere los 19g/Kg
• La humedad relativa no supere el valor del 90% en ningún momento del día
• La velocidad media de los vientos no sea inferior a 7,2 km/h (2m/s)
26
Ventilación directa sobre las personas

La transferencia de calor se realiza directamente desde la persona al flujo de aire en
movimiento que la envuelve con resultados casi nulos sobre las temperaturas radiantes
superficiales.

Esto hace muy dificultosa su evaluación, sobre todo si se tiene en cuenta que a ciertas
horas del día, la temperatura del aire que ingresa al recinto puede ser sensiblemente mayor que la
temperatura media radiante interior.

Mientras que la ventilación para mantener una calidad de aire interior óptima es
independiente de las condiciones climáticas, la ventilación de confort depende particularmente de
la temperatura y presión de vapor.

Modificando el movimiento del aire alrededor del cuerpo humano puede también ayudar a
controlar el confort térmico. Introduciendo aire exterior con una cierta velocidad al edificio puede
proveer un efecto fisiológico y directo de enfriamiento aún cuando la temperatura del aire interior
sea elevada.

Este es particularmente, el caso cuando la humedad es alta, mayores velocidades del aire
aumentan la tasa de transpiración de la piel, minimizando el disconfort que las personas sienten
cuando su piel está húmeda.

Este confort es deseable, desde el punto de vista fisiológico, aún cuando la temperatura del
aire exterior sea mayor a la temperatura interna, porque el límite superior de temperatura de
confort es mayor con velocidades de aire mayores.

En el siguiente diagrama psicrométrico (Figura 3.3) se puede ver como se amplía la zona de
confort por el aumento de la velocidad del aire interior:




























Aire a 1 m/s

Aire a 0,5 m/s
Zona de confort
H.relativa
(%)
5 10 15 20 25 30 35 40 45
Temperatura de bulbo seco (ºC)
0.26
0.22
0.18
0.14
0.10
0.06
0.02
H
u
m
e
d
a
d

A
b
s
o
l
u
t
a
(
K
g
.

d
e

a
g
u
a
/

K
g
.

d
e

a
i
r
e

s
e
c
o
)
Figura 3.3. Diagrama psicrométrico en el que se muestra el efecto de la velocidad del aire
interior en el confort térmico (Diagrama extraído del “Design: cooling buildings by natural
ventilation”)
27
Se debe apreciar que cuando están involucrados grandes caudales de aire, como es
necesario para la ventilación de confort, la distribución de velocidades no es homogénea y
notables variaciones aparecen en todo el recinto.

Por esta razón la ventilación para refrescamiento siempre debería ser especificada en
términos de velocidad de aire y no en renovaciones/hora o m
3
/hora, ya que no hay una relación
directa entre caudal y velocidad a través de un edificio.

Por ejemplo un pequeño caudal turbulento podría desarrollar velocidades promedio
superiores, en el área ocupada del recinto, que un gran caudal laminar dirigido hacia el cielorraso.
Esta relación también depende de la geometría del espacio y la ubicación de las aberturas.

La ventilación de confort puede ser provista en cualquier momento en que sea beneficiosa
fisiológicamente, ya sea durante el día o la noche, en contraste con la ventilación nocturna sobre
la masa del edificio. Con una tasa de ventilación elevada la temperatura interna tiende a igualarse
con la externa.

Una estrategia que considere a la ventilación de confort, que es muy común en climas
cálidos y húmedos, necesita diseños que maximicen el confort alcanzable con ventilación natural.
Los factores de diseño más relevantes serán considerados en el capítulo 7.

Cuando se utiliza la ventilación en el contexto de su efecto en el confort, debe recordarse
que el factor más importante es la velocidad del aire sobre el cuerpo humano, de aquí surge la
necesidad de contar con métodos de cálculos que permitan obtener velocidades de aire interior.

Además de la velocidad del aire, otro factor importante son los patrones de flujo, es decir, el
recorrido que hace el aire cuando circula por el local, por lo que se deberá estudiar con cuidado el
tipo de aberturas a utilizar ya que están determinarán los distintos patrones de flujo. La clave está
en seleccionar tipos de ventanas que dirijan el caudal de aire hacia las personas, para obtener un
máximo de eficiencia en el refrescamiento pasivo, por ejemplo, en un aula el aire debería ingresar
a la altura de una persona sentada, mientras que para un dormitorio el aire debería dirigirse hacia
el suelo.


Ventilación nocturna

La ventilación nocturna consiste básicamente en la estrategia de mantener el edificio
cerrado (sin ventilación) durante las calurosas horas del día y ventilar la masa estructural a la
noche, cuando las temperaturas son menores, por la circulación de aire exterior ya sea a través
del espacio interior o a través de pasajes de aire entre los elementos de la masa estructural del
edificio.

La masa enfriada actúa al día siguiente como acumulador de calor, absorbiendo el calor que
entra al edificio así como el calor que se genera dentro del mismo.

El flujo de calor durante el día, desde el aire interior a la masa acumuladora fría, ocurre
pasivamente por convección natural y radiación de onda larga. Durante la noche, la masa del
edificio irradia calor hacia la bóveda celeste enfriando la masa estructural del edifico, esto ocurre
porque existen importantes diferencias entre las temperaturas terrestres y las temperaturas de las
capas de la atmósfera situadas a alturas importantes.

Para que un cuerpo terrestre, pueda irradiar hacia esas capas altas de la atmósfera, la
condición esencial es que el cielo esté despejado y el clima sea seco, con bajo contenido de vapor
de agua.

En caso contrario, la radiación emitida por el cuerpo calentado, es interceptada y absorbida
por las nubes o el vapor de agua ubicados a alturas mucho menores, en donde el efecto es poco
notable. Este efecto será mucho más evidente en horarios nocturnos, porque así se evita la
interferencia que produce la radiación solar incidente sobre ese cuerpo radiante, pero como
28
fenómeno en general funciona en forma permanente pues sólo depende de las diferencias
relativas de temperaturas.

Como se habrá notado la masa térmica es un factor muy importante en la eficiencia de la
ventilación nocturna, y existen varias opciones para utilizarla como acumuladores de calor:

• Ventilando directamente la masa estructural del edificio: paredes, divisiones
internas, pisos, etc, enfriados por ventilación del recinto interior.
• Haciendo pasar el aire por conductos a través de pisos, cielorrasos o paredes de
manera que circule aire exterior por ellos.
• Empleando acumuladores especiales: lechos de piedra, tanques de agua,
conteniendo conductos de aire empotrados, enfriados durante la noche por el aire
exterior.

Recordemos que esta técnica sólo es aplicable en climas donde la temperatura exterior esté
por debajo de la temperatura de confort durante varias horas por noche, y el punto de rocío del
aire exterior esté siempre por debajo de la temperatura de confort.

Algunos principios básicos para asegurar una eficiente ventilación nocturna son:

• Evitar ganancias de calor, tanto como sea posible, a través de aislaciones térmicas y
protección solar controlada.
• El edificio debería contar con una gran inercia térmica interna: la constante de
tiempo del edificio definida como la relación entre el coeficiente de pérdida de calor y
la capacidad térmica debería ser mayor a 100 horas. Esta inercia térmica debería
estar en contacto directo con el aire interior.
• Las aberturas que se utilicen para la ventilación nocturna deben ser seguras (contra
lluvias, insectos, ladrones, etc.) aún cuando estén abiertas.
• El caudal de aire entrante deberá ser lo mayor posible cuando la temperatura
exterior es inferior a la interior.



Figura 3.4. Estudio en Israel: Temperaturas interiores en un recinto con ventilación nocturna
según B.Givoni

29
En la ventilación nocturna al igual que en la ventilación de confort, la velocidad
del aire también es un factor importante. El efecto directo de la velocidad del aire
aparece en los coeficientes peliculares, ya que estos dependen de la velocidad del aire
cercana a las paredes.

En la Figura 3.5 se comparan los coeficientes peliculares de una pared interna
para diferentes velocidades de aire. Como se puede apreciar, los coeficientes
peliculares aumentan con la velocidad del aire. Este hecho mejora el enfriamiento
estructural promovido por las estrategias de ventilación nocturna.

Este gráfico surge de la fórmula de transferencia de calor de Adams:

h
c
= 5,67 + 3,8·V

Donde h
c
es el coeficiente de transferencia pelicular [W/m
2
ºK] y V es la velocidad
del aire [m/s].

La ventilación nocturna es más fácil de evaluar que la ventilación de confort, ya
que su efecto resultará en una disminución de la temperatura radiante de los muros o
techos que tengan masa suficiente y que envuelvan al recinto.

De hecho ya se está empleando ventilación nocturna en algunas instalaciones de
aire acondicionado utilizando los mismos conductos del sistema para hacer circular
aire exterior y enfriar la masa interna del edificio antes de la ocupación diurna del
mismo.

Su uso más extendido es en los edificios de oficina, ya que sólo son ocupados en
horarios diurnos, pero también es una muy buena solución para edificios comerciales,
gubernamentales y educativos.



Figura 3.5. Variación de los coeficientes peliculares con la velocidad del aire para paredes
interiores

Empleando ventilación nocturna también se pueden generar importantes ahorros
energéticos en edificios climatizados artificialmente, lo que permite el uso de
instalaciones de menor potencia produciendo un ahorro en el costo de la instalación
que se suman al ahorro en costos de energía.



Velocidad del aire (m/s)
Aire en movimiento
Aire en reposo, superficie horizontal
por encima del flujo de calor
Aire en reposo, superficie horizontal
por debajo del flujo de calor
30

Bibliografía

1. “Natural Ventilation in Buildings”, Capítulo 2. Editor F. Allard (1998). James & James.
Londres.
2. Módulos didácticos de la asignatura Ingeniería Bioambiental (2005). Eduardo Yarke y
Martha Fujol.-UNLU
3. “Man, Climate & Architecture”, Capítulo 13. B. Givonni (1976). Applied Science Publishers.
4. “Passive and low energy cooling of buildings”, Capítulo 3. B.Givonni (1994).
5. “Design: cooling buildings by natural ventilation”. U.S. Army Corps of Engineers, Naval
Facilities Engineering Command, Air Force Civil Engineering Support Agency (2004).
6. “Hawaii Commercial Building Guidelines for Energy Efficiency” Capítulo 2 Natural
Ventilation Guidelines (2003).
7. “ A Standard for Natural Ventilation” ASHRAE Journal, vol. 42, no. 10 (2000).
8. “1999 ASHRAE Handbook CD”.
9. “Selección de Tipologías de aventanamientos con mayor eficiencia para el refrescamiento
convectivo” trabajo presentado por el Arq. E. Yarke en CIAR 2001 VI Congreso
Iberoamericano de aire acondicionado y refrigeración.






































31
4 - FUNDAMENTOS FISICOS PARA VENTILACION NATURAL

A.MERMET

El aire puro

El aire es un gas inodoro, incoloro e insípido; en general se puede considerar que está formado
por una mezcla de distintos gases, cuyas proporciones en volumen para aire seco y puro son
aproximadamente las siguientes: 78.03% de Nitrógeno, 20.98% de Oxígeno, 0.93% de Argón,
entre 0.03% y 0.04% de Bióxido de Carbóno y 0.01% de Hidrógeno, además de vestigios de otros
gases. En la Tabla 4.1 se presenta un detalle de la composición del Aire, en proporciones de peso
y de volumen de los distintos componentes al igual que en la Figura 4.1 donde se destacan las
proporciones de los componentes más importantes.

Componente Porcentaje en Volumen
(%)
Porcentaje en Peso
(kg)
Oxígeno 20.98 23.20
Nitrógeno 78.03 75.50
Argón 0.93 1.29
Neón 124 x 10
-5
85 x 10
-5

Helio 408 x 10
-6
56 x 10
-6

Criptón 49 x 10
-7
141 x 10
-7

Xenón 59 x 10
-8
266 x 10
-8

Anhídrido Carbónico 0.04 0.05
Tabla 4.1 Composición del aire puro
[1]
.


Figura 4.1 Composición del aire puro
[1]
.


Aire seco y aire húmedo.

Se denomina aire seco a aquél desprovisto de toda humedad, es decir que el contenido de vapor
de agua es nulo. Se puede considerar que el aire seco se comporta como un gas perfecto, por lo
tanto:
Oxigeno
Otros
Nitrogeno
Argón
32

PV = R T

donde T es la temperatura absoluta en K y R es la constante de los gases, esta es la ecuación del
gas perfecto.

En cambio, aire húmedo es aquél que contiene una cantidad variable de vapor de agua. Aún con
igual cantidad de gramos de vapor de agua, el aire puede tener distintos grados de humedad, en
porcentajes que varían en función de la temperatura. Por lo tanto, el aire húmedo es una mezcla
binaria de aire seco y vapor de agua, que puede contener cantidades variables de vapor de agua
desde cero hasta el 100%. Bajo estas condiciones el aire ya no se comporta como un gas
perfecto, pero entre los -50
o
C y los 50
o
C, la diferencia con un gas perfecto es de un 5%.

En un proceso muy común, como la respiración, el contenido de humedad del aire se ve sometido
a distintos procesos físicos. Así, el aire que respiramos se calienta dentro del organismo hasta
unos 35
o
C y aumenta su contenido de humedad hasta el 95%. En este proceso, las personas
entregan de 33 a 36 gramos de vapor de agua en la inspiración.

Cuando el contenido de humedad llega a cierto límite, variable con la temperatura, el vapor de
agua se condensa y se dice que el aire está saturado. La saturación depende de la temperatura
del aire y de la tensión de vapor de agua. Para que el aire a 100
o
C se sature, la tensión de vapor
del agua debe ser de 760mm de columna de mercurio. En la siguiente tabla se muestra la presión
de saturación para distintas temperaturas de aire.


T (
o
C) Presión (mmHg)
0.00 4.60
20.00 17.50
40.00 55.30
60.00 149.00
80.00 355.00
100.00 760.00
Tabla 4.2 .Presión de saturación en función de la temperatura.

Propiedades del aire húmedo – Carta sicrométrica

Las propiedades físicas básicas del aire están dadas por su densidad ρ ρρ ρ(kg/m
3
), el poder calorífico
o calor específico a presión constante C
P
(kJ/g

K) , su conductividad térmica k (W/mK), la
viscosidad cinemática µ µµ µ (kg/m s) y la viscosidad dinámica ν νν ν(m
2
/s). A continuación, en la Tabla
4.3, se presentan algunos valores de dichas propiedades a presión atmosférica para un rango de
temperaturas ambiente. Todas estas magnitudes dependen de la temperatura y de la presión del
aire.

T
(K)
ρ ρρ ρ
(kg/m
3
)
C
P

(kJ/kgK)
µ µµ µ
(kg/m s)
ν νν ν
(m
2
/s)
k
(W/mK)
α αα α
(m
2
/s)
Pr
250 1.4128 1.0053 1.488x10
-5
9.49x10
-6
0.02227 0.1315x10
-4
0.722
300 1.1774 1.0057 1.983x10
-5
15.68x10
-6
0.02624 0.2216x10
-4
0.708
350 0.998 1.0090 2.075x10
-5
20.76x10
-6
0.03003 0.2983x10
-4
0.697
Tabla 4.3. Propiedades del aire seco puro a presión atmosferica para temperaturas entre 250 y 350 K
(temperatura ambiente) -- Referencias: T: Temperatura, ρ:densidad, Cp: calor específico, µ: viscosidad, ν:
viscosidad dinámica, k: conductibidad térmica, α:difusividad térmica, Pr: número de Prandtl.

Para el rango de temperaturas ambiente, se puede considerar que estas propiedades físicas del
aire varían linealmente con la temperatura de la siguiente forma:

Viscosidad: η ηη η = [ 1.983 + 0.00184( T
C
- 27)]x10
-5

33
Densidad: ρ ρρ ρ = 1.1774 - 0.00359( T
C
- 27)
Conductividad térmica: k = 0.02624 + 0.0000758( T
C
- 27)
Calor específico: Cp = 1.0057 + 0.000066( T
C
-27)

En este caso la temperatura T
C
esta dada en
o
C. Las propiedades y los estados del aire húmedo
se definen a partir de seis variables características:

Temperatura de bulbo seco: es la temperatura del aire húmedo en reposo, está asociada
exclusivamente con el calor sensible del aire en la mezcla vapor-aire.
Temperatura de bulbo húmedo: Está asociada al calor latente del aire.
Humedad relativa: representa el porcentaje de humedad que tiene el aire, comparado con la
humedad que tendría ese mismo aire a igual temperatura de bulbo seco, si estuviera saturado de
humedad.
Humedad absoluta: Es el peso de agua contenido en una mezcla de aire-vapor de agua, en
gramos de agua por kg. de aire seco.
Temperatura de punto de rocío: Es aquella temperatura a la cual la humedad contenida en el aire
comienza a separarse en forma de gotas de agua (condensación).
Entalpía: Se define como el contenido de calor total de la mezcla aire-vapor, y es la suma del calor
sensible del aire más el calor sensible del agua, más el calor latente del agua evaporada.

Otro parámetro importante es el volumen específico del aire, este es el valor recíproco de la
densidad y está dado en m
3
/kg.

Para la descripción de los distintos estados y procesos que afectan el aire húmedo, generalmente
se emplean gráficas denominadas cartas o diagramas psicrométricos, En la Figura 4.4 se presenta
una carta psicrométrica donde se muestran las lineas que representan a los distintos parámetros
del aire.

Figura 4.4. Carta Psicrométrica.
Referencias: 1) Lineas de temperatura de bulbo seco. La temperatura de bulbo seco es la temperatura del
aire húmedo en reposo. 2) Lineas de entalpía. 3) Curva de saturación. Es el lugar geométrico de los puntos
que representan el aire saturado, para presión estandar. 4) Lineas de volumen específico del aire, estas
rectas se trazan a partir de las temperaturas considerando el valor recíproco de la densidad del aire seco y
del aire saturado. 5) Lineas de humedad relativa. 6) Lineas de humedad absoluta o relación de humedad.
Esta relación es el cociente entre la masa de vapor de agua y la masa de aire seco.


34
Estas gráficas presentadas por Mollier en 1923 se caracterizan por usar coordenadas oblicuas
para la entalpía y rectangulares para la humedad absoluta, con esto, las lineas de temperatura de
bulbo seco se representan como rectas, y la mayoría de los procesos aparecen como rectas sobre
este tipo de diagrama, obteniéndose intersecciones claras y adecuadas. En estos diagramas o
cartas se pueden graficar los puntos que describen un cierto estado o un proceso dado, en función
de la temperatura de bulbo seco, la temperatura de bulbo húmedo, la humedad absoluta y
humedad relativa.

Estados del aire. Aire salubre e insalubre

El aire se denomina salubre

cuando no está mezclado con fluidos nocivos ni impurezas (polvo,
humo, bacterias, etc.) en cantidades suficientes para afectar al organismo humano
[1]
. El aire
insalubre puede deberse a modificaciones en las cantidades de los distintos elementos que lo
constituyen o de las propiedades físicas de los mismos, como presión y temperatura; o a cambios
cualitativos de la composición del aire por adición de elementos extraños como gases nocivos,
polvo, humo, vapores o bacterias.
La pureza del aire y por ende las concentraciones de sus componentes varían de un sitio a otro,
siendo más puro en los campos, especialmente si los mismos se encuentran arbolados, en este
caso la concentraciones pueden aumentar hasta un 22 ó 23%, en ciudades las concentraciones de
oxígeno puede disminuir a menos de 20.90%, este es uno de los grandes problemas en muchas
ciudades especialmente aquellas con gran cantidad de fábricas y vehículos con motores a
combustión, estos valores se resumen en la Tabla 4.5. En lugares cerrados con aglomeraciones
de personas la concentración de oxígeno puede decrecer aún más, llegando este descenso a
niveles peligrosos.

Tipo de Aire Oxígeno (%)
Aire Puro 21.00
Aire en zonas boscosas 20 al 23
Aire en ciudades 19 al 21 (20,90)
Tabla 4.5. Concentraciones de oxigeno en el aire.

No solo la disminución del oxígeno en el aire produce efectos nocivos en el cuerpo humano, el
aumento de la concentración de anhídrido carbónico puede resultar muy perjudicial, hasta puede
producir la muerte aún en casos en que la proporción de oxígeno sea la adecuada; se considera
que hasta el 1% de anhídrido carbónico contenido en el aire no es perjudicial para la salud y que
hasta el 5% puede ser tolerable sin peligro por periodos muy cortos de tiempo.


Niveles de CO
2
Efectos
más de 0,07% Mal olor
hasta 0,14 % Máximo recomendado en la práctica
hasta 1 % No es perjudicial para la salud
hasta 5 % Puede tolerarse por cortos periodos
más de 5% Muy nocivo.
Tabla 4.6. Efectos producidos por distintos niveles de anhídrido carbónico

Aire viciado

Por efecto de todo tipo de proceso de combustión de elementos sólidos, líquidos o gaseosos, el
aire va acumulando substancias que disminuyen su pureza y pueden dar lugar a importantes
problemas de salud. Por ejemplo, como consecuencia de los procesos de combustión, aumenta la
presencia de anhídrido carbónico, monóxido de carbono, vapor de agua y otros elementos en el
aire. Por descomposición de materiales orgánicos pueden presentarse pequeñas cantidades de
amoníaco, ácido nítrico, ácido sulfuroso y otros compuestos nocivos o tóxicos.

35
También puede notarse en mayor o menor proporción, la presencia de polvo atmosférico,
compuesto de pequeñas partículas sólidas que flotan en el aire. Estas partículas pueden ser
inorgánicas, tales como sílice, carbón, sales, etc.; u orgánicas provenientes de residuos animales
o vegetales pulverizados. Adherido al polvo atmosférico pueden encontrarse diversos gérmenes
patógenos que pueden afectar la salud.


Aire confinado

El aire limitado dentro de un local, especialmente si hay gran cantidad de personas, se ve alterado
rápidamente, disminuyendo en él la cantidad de oxígeno y aumentando el anhídrido carbónico, el
vapor de agua y la temperatura. Hasta cierto límite esto resulta imperceptible, sobrepasando este
límite empieza a ser molesto para los ocupantes del local. Si el anhídrido carbónico aumenta
demasiado comienza a ser peligroso.

Debido a esto, es muy importante la renovación del aire en los ambientes cerrados, produciendo
una correcta circulación, la que no debe producir molestias debido a altas velocidades de aire y si
es posible debe tratarse de purificar el aire modificando a la vez su temperatura y grado de
humedad.


Efectos de la respiración

Durante la respiración, el aire sufre modificaciones físicas y químicas. Este proceso comprende
dos etapas: la aspiración y la inspiración o expiración.

Las modificaciones físicas más importantes son las siguientes: en ambientes con temperaturas de
entre 10
o
C y 30
o
C, el aire se calienta en los pulmones y vías respiratorias donde se producen
procesos de combustión constantes, a alrededor de 35
o
C. Además el aire se satura de vapor de
agua en los pulmones, para cualquier grado de humedad del ambiente.

Entre las modificaciones químicas, las más importantes son la reducción de la cantidad de
oxígeno, ya que el aire expirado contiene un 16% de oxígeno contra el 21% que tiene el aire al ser
inspirado, y el aumento del anhídrido carbónico expulsado por los pulmones, ya que el aire puro
contiene alrededor del 0.04% de CO
2
y el aire expirado contiene alrededor del 4%. Más
precisamente, el aire exterior puro contiene 21% de oxígeno y entre 0.03 y 0.04% de Anhídrido
carbónico, 78% de Nitrógeno y 1% de gases inertes, y entre 5 y 25 gr. de vapor de agua por m
3
de
aire y el aire expirado contiene alrededor de 16.3% de oxígeno, 4% de CO
2
, 79,7% de nitrógeno y
otros gases y alrededor de 45gr/m
3
de vapor de agua saturado a 37
o
C. En la Tabla 4.7 se pueden
apreciar las proporciones de los componentes del aire atmosférico y el alveolar, es decir el aire
expulsado durante la expiración.

Componentes (%) Tipo de
Aire Oxígeno Nitrógeno Anhídrido Carbónico
Aire Atmosférico seco 20.98~21 78.05 0.03~0.04
Aire Alveolar seco 14~16 80.40 4~5.6
Tabla 4.7. Composición del aire Atmosférico y del aire Alveolar.

Durante cada inspiración ingresa a los pulmones aproximadamente medio litro de aire y la
expiración expulsa otro tanto. La suma del aire movible en los pulmones se llama capacidad vital,
esta es de 3 a 4 litros en un hombre adulto y de 2 a 3 en mujeres adultas. En la Tabla 4.8. se
puede observar las variaciones de la frecuencia respiratoria en las personas de acuerdo a la edad
y en la Tabla 4.9 en función de su temperatura.

Los requerimientos de oxígeno dependen principalmente del nivel metabólico o calor metabólico M
(W ó kcal/h), también llamado potencia metabólica o tasa metabólica, que es una cantidad
relacionada directamente con el tipo de actividad que realiza el individuo y representa la cantidad
de calor producida por una persona al realizar un determinado tipo de actividad. Por cada litro de
36
oxígeno inhalado se utiliza en promedio alrededor de 20,93kJ (5 kcal), el oxígeno requerido en l/h
y por persona es aproximadamente 0.172M con M en W(1/5 de la tasa metabólica M en kcal/h). El
aire de recambio necesario en l/h por persona para proveer la cantidad necesaria de oxígeno, es
aproximadamente 3.657M tomando M en W (4.25M considerando M en kcal/h).

El índice de producción de CO
2
, promedio por persona, se puede estimar considerando la
frecuencia cardiaca de la persona y teniendo en cuenta su peso y contextura física, en la Tabla
4.10 , se presentan valores de CO
2
producidos por persona, determinados experimentalmente, en
relación al ritmo cardiaco
[2]
.

Por otro lado la cantidad de CO
2
producida por el cuerpo humano se puede considerar
proporcional a la tasa metabólica, con esto la tasa volumétrica de producción de CO
2
, q en l/h, se
puede calcular como:

q = 0.1463M
con M dado en W o bien:
q = 0.17M

donde M está dado en kcal/h, en la Tabla 4.11 se pueden ver algunos valores indicativos de M en
función del tipo de actividad. En la Tabla 4.12 se tienen algunos valores de referencia de niveles
de anhídrido carbónico producido por persona en función del calor metabólico para distintos tipos
de actividad. Como comparación se puede agregar que la combustión de 1m
3
de gas produce
alrededor de 0.6 m
3
de CO
2
.


Tipo de persona Respiraciones por minuto
Recién nacido 35~56
Lactante 45~56
Niño de 1 año 26~32
Niño de 3 años 30~40
Niño de 5 años 25.00
Después de los 6 años 20.00
Adulto 16~20
Tabla 4.8. Frecuencia respiratoria.


Temperatura
corporal (
o
C)
Número de
Pulsaciones
Número de Respiraciones
37.00 72.00 18.00
38.00 92.00 23.00
39.00 112.00 28.00
40.00 132.00 33.00
Tabla 4.9. Variación de la frecuencia respiratoria en relación a la temperatura y a las
pulsaciones del individuo.


Índice cardiaco
(latidos por minuto)
Índice de Oxígeno
inspirado ( m
3
/h)
Producción media
de CO
2
(m
3
/h)
Niño 95.40 1.71x10
-2
1.368x10
-2

Adulto 71.00 2.92x10
-2
2.337x10
-2

Tabla 4.10. Producción de anhídrido carbónico determinados experimentalmente, en función de la actividad
cardiaca y del oxígeno inspirado
[2]
.



37
Tasa metabólica M
Tipo de actividad W kcal/h Btu/h
Metabolismo basal 69.78-81.4 60-70 240-280
Sentado descansando 77.38-116.30 90-100 360-400
Actividad sedentaria 116.3-139.56 100-120 400-480
Caminando a 4 km/h 244.23-314.01 210-270 840-1080
Caminando a 7 km/h 348.9-465.2 300-400 1200-1600
Trabajo industrial liviano 174.45-348.9 150-300 600-1200
Trabajo industrial moderado 348.9558.24 300-480 1200-1600
Trabajo industrial pesado 523.35-697.68 450-600 1800-2400
Trabajo muy pesado 697.68-872.25 600-750 2400-3000
Tabla 4.11. Niveles de calor metabólico para distintos tipos de actividad.




Tipo de actividad

Tasa metabólica
M

(W)
Cantidad media
de anhídrido
carbónico
producido por
persona
(l/h)
Metabolismo basal 80 11.50
Sentado descansando 105 16.00
Actividad sedentaria 130 19.00
Caminando a 4 km/h 280 39.00
Caminando a 7 km/h 406 60.00
Trabajo industrial liviano 260 37.00
Trabajo industrial moderado 470 66.00
Trabajo industrial pesado 610 90.00
Trabajo muy pesado 784 115.00
Tabla 4.12. Niveles de anhídrido carbónico producido por persona en función del
calor metabólico y del tipo de actividad.


Bienestar termohigrométrico

El cuerpo humano debe mantener su temperatura interna estable alrededor de los 37
o
C (más o
menos 0.5
o
C). Al mismo tiempo el cuerpo produce continuamente calor como resultado de la
actividad metabólica.

Se pueden considerar las siguientes definiciones:

Sensación de comodidad: La temperatura del cuerpo humano oscila alrededor de los 37
o
C, pero
la temperatura de la piel en contacto con el aire ambiente tiene una temperatura cercana a los
32
o
C, es este el valor que nos interesa para determinar las sensaciones de "frío" y de "calor". Si la
temperatura de la piel supera los 32
o
C, sentimos "calor" y si desciende debajo de los 32
o
C
sentimos "frío". Por otra parte, el mecanismo de refrigeración del organismo es la transpiración,
pues esa humedad acumulada en la superficie de la piel, al evaporarse nos produce sensación de
"frío".

38
Equilibrio Térmico: Es la condición en la cual el cuerpo alcanza a igualar los términos
correspondientes a la ganancia y pérdida de calor interno producido y el intercambiado con el
ambiente, recurriendo a mecanismos de autorregulación.

Neutralidad Térmica: es la condición en la cual el sujeto no necesita ni más "frío" ni más "calor".

Bienestar: Es la condición mental que expresa satisfacción respecto del ambiente.

Bienestar Optimo: Es la condición para la cual la mayor cantidad de personas expresan un juicio
de bienestar.

Sensación Térmica: Es la sensación de "frío" o de "calor" que experimenta el cuerpo humano,
función de la temperatura del aire, de la humedad relativa y de la velocidad del viento, además del
tipo y cantidad de ropa.

Los mecanismos de autorregulación con los que cuenta el cuerpo humano para adaptarse a las
condiciones térmicas ambientales cambiantes son fundamentalmente dos:

1-Variación de la sección de los vasos que conducen la sangre a la piel. Mediante este mecanismo el cuerpo
regula el flujo de sangre a los tejidos cutáneos, y por lo tanto al calor que transporta, variando
consecuentemente la temperatura media cutánea T
s
.
2-Variación de la sección de los poros, con lo cual el cuerpo controla la cantidad de agua que pueda fluir a
través de la piel, evaporándose, extrayendo calor del cuerpo. Esta cantidad de calor extraído se denota como
E
SW
.

Intercambio térmico del cuerpo humano

El cuerpo humano intercambia calor con el ambiente de varios modos. En un balance térmico, los
diversos términos que representan este intercambio pueden expresarse analíticamente en función
de los parámetros que gobiernan los distintos procesos que generan estos intercambios de calor.
Estas variables pueden ser de tipo ambiental, como la temperatura del aire y de las distintas
superficies, la humedad relativa y la velocidad del aire; o bien de carácter operativo, ligado a los
ocupantes, como el tipo de actividad y la vestimenta. Si la suma de todos los términos del balance
es igual a cero, se dice que el cuerpo está en equilibrio térmico, de otro modo se dice que el
cuerpo no está en equilibrio térmico.

Fanger ha desarrollado un método
[3][4]
, en el cual este balance se escribe en función de la
temperatura media cutánea T
s
y de la cantidad de calor extraído del cuerpo humano mediante el
proceso de transpiración E
SW
. Imponiendo valores óptimos a estas cantidades, el balance da un
resultado, S, distinto de cero, que expresa el calor neto perdido o ganado si no actuaran los
mecanismos de autorregulación.

Según este método, los valores que deben asumir las dos magnitudes de las cuales dependen la
sensación de frío o calor, T
s
y E
SW
, para lograr una sensación de bienestar, son función del tipo de
actividad o bien de H /A
du
, donde H es el calor interno a disipar y A
du
es la superficie cutánea en
m
2
.

Esta última puede calcularse mediante la expresión:

A
du
= 0.202 m
0.425
h
0.725


donde m es el peso corporal de la persona en kg y h es su altura en m, un valor típico de
A
du
=1.82m
2
para una persona adulta.

Condiciones de Bienestar: Fanger encontró que las correlaciones para obtener los valores que
deben asumir las magnitudes de las cuales dependen las sensaciones de calor y frío, T
s
y E
sw
,
para alcanzar una sensación de bienestar, tienen la siguiente forma:

T
s
= 35.7 - 0.032 (H / A
du
)
39

E
SW
= 0.42 A
du
( H / A
du
-50)

Finalmente, el balance térmico puede escribirse como:

H - E
d
- E
sw
- E
re
- L = k + S

donde: H es el calor interno a disipar, E
d
es la perdida de calor por difusión del vapor de agua a
través de la piel, E
re
es la perdida de calor latente por la respiración, E
SW
es la cantidad de calor
extraído del cuerpo humano mediante el proceso de transpiración, L es la perdida de calor
sensible por la respiración y k el calor perdido o ganado por conducción a través de la
indumentaria. S es la energía que hay que proveer para llegar al confort. A continuación se
presenta una descripción de cada uno de los términos del balance térmico propuesto.

Calor interno a disipar

Se lo puede calcular como
[3][4]
:
H = (1 - η ηη η ) M

donde el rendimiento η η η η se define como η ηη η = W / M , siendo M el calor metabólico producido por
unidad de tiempo y W es la potencia mecánica producida. Estas cantidades, η ηη η y M , dependen del
tipo de actividad incluso pudiendo variar M sensiblemente de persona a persona, se pueden
encontrar algunos valores típicos de M y de M/A
du
en las Tablas 4.11 , 4.12 y 4.13
respectivamente.

Pérdida de calor por difusión del vapor de agua a través de la piel

Este término del balance se calcula a partir de:

E
d
= λ λ λ λ m A
du
( p
s
- p
a
)

en esta ecuación, λ λλ λes el calor latente da vaporización del agua a 35
o
C (2407kJ/kg ó 575 kcal/kg),
m es el coeficiente de permeabilidad de la piel (6.1x10
-4
kg/hm
2
mmHg), A
du
es la superficie
cutánea en m
2
.

Tasa metabólica por unidad
de superficie cutánea M/A
du
Actividad
W/m
2
met*
Recostado 46.00 0.80
Sentado, relajado 58.00 1.00
Parado, relajado 70.00 1.20
Actividad sedentaria
(oficina, escuela, laboratorio, etc.)
70.00 1.20
Actividad de pie
(industria liviana, laboratorio, compras, etc.)
93.00 1.20
Actividad de pie
(trabajo domestico, trabajo con maquinas livianas,
actividad comercial, etc.)
116.00 2.00
Actividad media
(trabajo en talleres, trabajo con máquinas pesadas, etc.)
165.00 2.80
Actividad deportiva 400.00 6.80
Tabla 4.13 Valores de la tasa metabólica o calor metabólico por unidad de superficie cutánea en función del
tipo de actividad ( tomando Adu= 1.82 m
2
).
* 1 met. = 50 kcal/h m
2
= 58 W / m
2
.
40

En dicha ecuación p
s
es la presión de saturación en mmHg a la temperatura cutánea T
s
, que en el
intervalo de temperaturas entre 27
o
C y 37
o
C puede ser expresado por p
s
= 1.92T
s
-25.3. p
a
es la
presión parcial de vapor de agua en el aire, en mmHg, ligada a la humedad absoluta w
a
y puede
obtenerse como: P
a
= P. w
a
/ ( w
a
+ 0.622).

Sustituyendo estos términos en la ecuación anterior se tiene:

E
d
= 0.35 A
du
( 1.92T
s
- 25.3 - P
a
)


Pérdida de calor latente por la respiración.

Se calcula mediante la ecuación:

E
re
= V λ λ λ λ ( w
ex
- w
a
)

donde V es la ventilación pulmonar en kg/h, y se puede calcular a partir del calor metabólico M
como V = 5.16x10
-3
M con M en W (V = 0.0060M con M en kcal/h), λ λλ λes el calor latente da
vaporización del agua a 35
o
C (2407kJ/kg ó 575 kcal/kg), w
ex
es la humedad absoluta del aire
expirado, w
a
es la humedad absoluta del aire ambiente. Esta diferencia entre las humedades
absolutas puede escribirse en función de la presión parcial de vapor P
a
, como (w
ex
- w
a
) = 0.029 -
0.00066 P
a
, resultando finalmente:

E
re
= 0.023 M ( 44 - P
a
)


Pérdida del calor sensible por la respiración.

Se obtiene mediante la siguiente ecuación:

L = V Cp ( T
ex
- T
a
)

en esta se define V como la ventilación pulmonar, Cp es el calor específico del aire a presión
constante (1.0057kJ/kgK ó 0.24 kcal/kgC). T
ex
es la temperatura del aire expirado (puede asumirse
igual a 34
o
C). T
a
es la temperatura del aire ambiente. Reemplazando los valores arriba
presentados se puede escribir:

L = 0.0014 V ( 34 - T
a
)


Calor ganado o perdido por conducción a través de la indumentaria

Este término se calcula a partir de:

k = A
du
( T
s
- T
cl
) / R
cl


donde T
cl
es la temperatura media absoluta del cuerpo vestido. La ropa presenta una resistencia
térmica R
cl,
, que se puede expresar mediante una magnitud adimensional, el índice de abrigo I
cl
,
expresado en una unidad de medida llamada clo.
Se define:
I
cl
= R
cl
/ 0.16 ( m
2 o
C /W)

Correspondiendo la unidad a la vestimenta típica de invierno. En la Tabla 4.14, se presentan
algunos valores de este índice.

Por lo tanto:
41
k = A
du
( T
s
- T
cl
) / R
cl
= A
du
( T
s
- T
cl
) / ( 0.16 I
cl
)

A su vez k es igual a la suma del calor que el cuerpo vestido intercambia por radiación R y por
convección C, entonces:
k = R + C

El intercambio radiativo entre el cuerpo humano y las superficies que lo rodean, puede escribirse
como (ver capitulo 6):
R = h
r
A
eff
( T
4
cl
- T
4
mr
)

donde h
r
se denomina coeficiente radiativo y se calcula como h
r
=4.81x10
-8
(T
cl
+T
mr
)( T
4
cl
- T
4
mr
). A
eff

es el área efectiva radiante, A
eff
= A
du
f
cl
f
eff
aquí A
du
es la superficie cutánea en m
2
, como el
cuerpo vestido presenta una superficie ligeramente mayor que el cuerpo desnudo, se utiliza el
índice f
cl
( mayor o igual a 1) y no toda esta superficie participa del intercambio radiativo, ya que
existen interradiaciones entre partes del mismo cuerpo, que dependen de la postura dados por el
índice f
eff
( menor o igual a 1, se asume generalmente igual a 0.71). T
cl
es la temperatura absoluta
media del cuerpo vestido en K. T
mr
es la temperatura media radiante, que se calcula partiendo de
la hipótesis de que la emisividad global de los materiales, en el campo del infrarrojo lejano, es
prácticamente igual a 1, por lo tanto estos cuerpos se comportan como cuerpos negros, se puede
decir entonces que T
4
mr
es igual a la sumatoria de F
r-i
T
4
i
, siendo F
ri
los factores de vista del
cuerpo con las distintas superficies y T
i
las temperaturas absolutas de las distintas superficies.
Reemplazando términos, se puede escribir:

R = h
r
A
du
f
cl
( T
cl
- T
mr
)
El calor intercambiado por convección se calcula como:

C = h
c
A
du
f
cl
( T
cl
- T
a
)

donde T
a
es la temperatura del aire ambiente, el coeficiente convectivo h
c
se puede calcular a
partir de:
h
c
= 2.05 ( T
cl
- T
a
)
0.25
si el movimiento convectivo es natural
h
c
= 10.4 v
1/2/
si es convección forzada
considerando v como la velocidad relativa del aire respecto del cuerpo en m/s, que se puede
escribir como v= v
o
+ 0.0058( M/A
du
- 50), v
o
es la velocidad absoluta del aire. Resumiendo:

k = R + C = h
r
A
du
f
cl
( T
cl
- T
mr
) + h
c
A
du
f
cl
( T
cl
- T
a
)

I
cl
Tipo de
Vestimenta ( m
2

o
C /W) ( clo )
Cuerpo desnudo 0.00 0.00
Traje de baño 0.02 0.10
Ropa para clima tropical:
Camisa o camiseta, shorts, medias livianas y sandalias.

0,045

0,3
Ropa de verano:
Camisa, pantalón, medias y zapatos o zapatillas.

0,08

0,5
Ropa para trabajo liviano:
Camiseta de algodón, camisa de mangas largas, pantalón,
medias y zapatos.

0,11

0,7
Ropa de invierno para permanecer dentro de un edificio:
Camiseta, camisa, pulóver o buzo de algodón frizado,
pantalones, medias gruesas y zapatos.


0,16


1,0
Ropa de invierno:
Camiseta, camisa, pulóver o buzo, saco de abrigo,
pantalones, medias gruesas y zapatos.


0,23


1,5
Tabla 4.14. Indice de abrigo en función del tipo de vestimenta.




42
VENTILACIÓN DE AMBIENTES.

Una condición indispensable para mantener el confort en un recinto cerrado, se refiere a las
condiciones de pureza y salubridad del aire alojado en dicho ambiente, las condiciones de dicho
aire se ven afectadas por distintos procesos, lo que hace indispensable el reemplazo del aire en
dicho ambiente por aire puro, esto se logra mediante la ventilación.

Existen diversos métodos de ventilación, que se pueden clasificar básicamente de la
siguiente manera:

Ventilación Forzada: La ventilación forzada o mecánica es la provocada por agentes mecánicos
de impulsión de aire (ventiladores, extractores, etc.) para mover la masa de aire. Para locales o
ambientes ventilados mecánicamente donde se introduce aire limpio exterior propulsado por un
elemento mecánico ( ventilador, etc.), el cálculo de los caudales se realiza a partir de la velocidad
del aire dada por las características del propulsor mecánico y por las dimensiones geométricas de
los ductos y bocas de las tuberías.

Ventilación Natural: Para la circulación y renovación del aire de un local, generalmente basta con
ubicar correctamente aberturas que comuniquen con el exterior. Los sistemas de ventilación
natural aprovechan hechos físicos naturales como diferencias de presión y temperatura, dirección
e intensidad de vientos, etc.


El fenómeno de la convección

Sin lugar a dudas que el mecanismo de transferencia de calor que tiene mayor importancia
en la ventilación natural es la convección, por ello a continuación se desarrollan los fundamentos
básicos de la convección.

La convección es el proceso en el cual la transmisión del calor está asociada al movimiento
de materia. Esta se caracteriza por el movimiento de un fluido, mediante el cual se transporta calor
asociado a un transporte de masa. Por lo tanto se habla de convección cuando al menos uno de
los cuerpos involucrados en el intercambio calórico es un fluido.

En resumen, el intercambio de calor por convección se produce cuando un fluido a cierta
temperatura barre una superficie con distinta temperatura, arrastrando una determinada cantidad
de energía. Partiendo de la ley de enfriamiento de Newton es posible escribir este flujo de calor
como:

q
c
= h
c
. A. ∆ ∆∆ ∆T

donde ∆ ∆∆ ∆T es la diferencia de temperaturas entre el fluido y la superficie, y A es el área de contacto
entre el fluido y la superficie, h
c
es el coeficiente convectivo, éste último no es una constante física
sino un parámetro del fluido que depende de las condiciones a que se ve sometido.

Dicho coeficiente convectivo se determina generalmente en forma empírica, partiendo de su
forma adimensional dada por el número de Nusselt Nu (Nu=h
c
D/k) donde D es una dimensión
característica y k la conductividad térmica del fluido, con errores de hasta un 20%.

Se puede distinguir entre convección natural y forzada. La convección natural es provocada
por la diferencia de densidad del fluido debida a la diferencia de temperaturas, mientras que la
forzada es provocada por factores externos que imprimen movimiento al fluido, como por ejemplo
bombas y ventiladores. El orden de magnitud del coeficiente convectivo varía mucho. Para
convección natural de aire va de alrededor de 2 Wm
2
/K hasta 30 Wm
2
/K aproximadamente, y
para convección forzada superando los 30 Wm
2
/K hasta alrededor de 300 Wm
2
/K.

En los sistemas fluidodinámicos pueden diferenciarse dos tipos de flujos, laminar y
turbulento. Para velocidades suficientemente pequeñas, el movimiento se dice que es laminar y el
fluido escurre paralelo a las paredes del sólido, sólo en este caso la distribución de velocidades
43
basada en promedios temporales puede dibujarse como una curva continua. Para el caso de
velocidades altas el flujo se dice turbulento, en este caso la distribución de velocidades se basa en
promedios temporales con fluctuaciones alrededor del valor promedio.

El tipo de flujo se determina principalmente por el valor de un parámetro
adimensional, el número de Reynolds Re, que se define como el cociente entre las
fuerzas inerciales, proporcionales a la energía cinético ρw
2
y las fuerzas viscosas de la
forma µw/D, donde ρ es la densidad del fluido, w su velocidad, µ la viscosidad dinámica
y D una dimensión característica del sistema. El número de Reynolds, puede escribirse
de la siguiente manera:

Re = wDρ ρρ ρ/µ µ µ µ = wD/ν ν ν ν

donde ν=µ/ρ ν=µ/ρ ν=µ/ρ ν=µ/ρ es la viscosidad cinemática. Un flujo se dice laminar cuando el número de
Reynolds Re es menor a 2100 y turbulento cuando Re es mayor a 6000, entre estos
límites se dice que está en la zona de transición

La transmisión de calor por convección depende de la conductividad térmica del fluido k, del
calor específico Cp, de la densidad ρ ρρ ρ y de la viscosidad cinemática ν νν ν. Otra magnitud
fundamental es la difusividad térmica, que caracteriza la velocidad de variación de la
temperatura en un medio, en condiciones no estacionarias, y se define:

α αα α = k / Cp.ρ ρρ ρ

La forma del cuerpo sólido en contacto con el fluido y sus dimensiones influyen
en el intercambio convectivo. La ley física que describe el fenómeno de convección
puede escribirse como una función de los parámetros mencionados anteriormente,
tomando una forma general:

h
c
= f(D, w, k, µ µµ µ, Cp, ρ ρρ ρ, β, β, β, β, g, ∆ ∆∆ ∆T)
ó
g ( h
c
, D, w, k, µ µµ µ, Cp, ρ ρρ ρ, β, β, β, β, g, ∆ ∆∆ ∆T)=0

Pudiéndose hacer la siguiente distinción:

g
n
( β ββ β, h
c
, v, g, ∆ ∆∆ ∆T, D, k)=0 para convección natural;

g
f
(D, w, h
c
, µ, Cp, k)=0 para convección forzada;

donde:
h
c
coeficiente convectivo (W/m² ºC).
β ββ β coeficiente de expansión volumétrica (1/ K).
α αα α difusividad térmica (m
2
/s).
w velocidad del fluido (m/s).
D una dimensión característica (m).
ν νν ν viscosidad cinemática (1/s).
k conductividad térmica del fluido (W/mºC).
Cp calor específico (J/kgºC).
ρ ρρ ρ densidad (kg/m
3
).
g aceleración de la gravedad (m/s²).
∆ ∆∆ ∆T diferencia de temperaturas (ºC).
µ viscosidad dinámica (kg/m.s)

Debido a la gran cantidad de variables intervinientes, estas funciones no pueden
ser definidas en forma clara, ya sea por vía exclusivamente analítica o solamente por
vía experimental. Generalmente, para algunos casos geométricamente sencillos y para
44
reducir la complejidad ligada a la definición del coeficiente convectivo, este problema
se resuelve recurriendo al análisis dimensional, de modo de establecer una forma
general válida para sistemas similares, determinando experimentalmente los factores
numéricos y exponentes para cada caso particular.

Este método se basa en el teorema de Buckingham, el cual afirma que una
función de n magnitudes físicas, se puede expresar como función de m magnitudes
fundamentales y de (n-m) parámetros adimensionales. También llamado Teorema ,
que demuestra además que cuando una cantidad adimensional está relacionada con
una función de cantidades dimensionales, estas sólo pueden presentarse en forma de
productos adimensionales. Más aún, cualquier relación con significado físico entre
cantidades dimensionales puede transformarse a otra entre cantidades adimensionales
sin perder su significado físico.

Si bien la elección de las magnitudes fundamentales que describen el fenómeno
es relativamente arbitraria, dependiendo de las condiciones del fluido y de la
geometría de cada sistema en particular, considerando un caso general las magnitudes
fundamentales elegidas pueden ser básicamente cinco: la masa m, una dimensión
característica D, el tiempo τ ττ τ, la temperatura T y la cantidad de calor Q siempre que no
se tenga conversión de calor en trabajo o viceversa. En este caso, las magnitudes
derivadas, es decir aquellas indicadas en la definición de h
c
y enumeradas
anteriormente son nueve. A continuación en la Tabla 4.15 se presentan las
dimensiones de estas nueve magnitudes derivadas respecto de las nueve magnitudes
fundamentales elegidas. Por lo tanto se tienen cuatro parámetros adimensionales para
definir la ley física que describe al coeficiente convectivo:

h
c
= f(D, w, k, µ µµ µ, Cp, ρ ρρ ρ, β, β, β, β, g, ∆ ∆∆ ∆T).


Dimensiones en función de:
MAGNITUDES longitud
D
(m)
masa
m
(kg)
tiempo
τ ττ τ
(seg)
temperatura
T
(ºC)
calor
Q
(J)
Longitud D 1 0 0 0 0
Densidad
ρ ρρ ρ -3 1 0 0 0
Viscosidad dinámica
µ µµ µ -1 1 -1 0 0
Conductividad térmica k -1 0 -1 -1 1
Calor específico Cp 0 -1 0 -1 1
Coeficiente de dilatación
térmica por aceleración de la
gravedad

β ββ β. .. .g

1

0

-2

-1

0
Diferencia de temperatura
∆ ∆∆ ∆T 0 0 0 1 0
Velocidad w 1 0 -1 0 0
Coeficiente convectivo h
c
-2 0 -1 -1 1
Tabla 4.15. Dimensiones de las magnitudes que intervienen en la convección térmica

Los cuatro parámetros adimensionales utilizados normalmente son: el números
de Nusselt, que representa al coeficiente convectivo adimensionalizado, el número de
Reynolds que es la forma adimensional de la velocidad a partir del cociente entre las
fuerzas inerciales y las fuerzas viscosas; el número de Prandtl que es el cociente
entre la difusividad de momentum y la difusividad térmica, y el número de Grashof
que describe las fuerzas viscosas determinando la velocidad indirectamente en los
casos de convección natural donde la velocidad es desconocida. Estos números se
45
pueden expresar en función de los parámetros físicos del fluido y de una dimensión
característica del sistema de la siguiente manera:

Nu = h
c
.D/k es el número de Nusselt.
Re = w D/ν νν ν es el número de Reynolds
Pr = Cp µ/k = ν/α ν/α ν/α ν/α es el número de Prandtl.
Gr = β ββ β . g .∆ ∆∆ ∆T.D
3
/ν νν ν
2
es el número de Grashof


Por lo tanto la expresión h
c
= f(D, w, k, µ µµ µ, Cp, ρ ρρ ρ, β, β, β, β, g, ∆ ∆∆ ∆T), se puede escribir
considerando que la forma adimensional de h
c
es el número de Nusselt :

Nu= f(Gr,Pr,Re)
En general se puede considerar que los grupos adimensionales característicos
son:
• para convección natural:
Nu= f(Gr, Pr) ó Nu= f(Ra, Pr)

Nu=A.Gr
a
. Pr
b
ó Nu=C.(Gr. Pr)
c


Nu=A'.Ra
a'


donde A, a, b, C, c, A' y a' son constantes empíricas.

De esta forma se obtienen correlaciones que tienen en cuenta las propiedades
físicas del fluido y las variaciones geométricas del sistema.

Los números adimensionales intervinientes se calculan considerando las
propiedades de los fluidos para temperaturas promediadas en el espacio.

• para convección forzada:
Nu= f(Re,Pr)

Nu= M . Re
m
. Pr
n


donde M, m, n, son constantes experimentales.

Por otro lado, la energía transportada por un fluido al moverse desde una región
de temperatura T
1
y densidad ρ ρρ ρ
1
hacia una región de temperatura T
2
mayor que T
1

y de densidad ρ ρρ ρ
2
siendo ∆ ∆∆ ∆T=T
2
- T
1
se puede calcular partiendo de una ecuación de la
forma:
q
i
= dm/dt . Cp .∆ ∆∆ ∆T (1º Ppio. de la Termodinámica)

donde: q
i
es el flujo de calor, dm/dt es el caudal másico en kg/seg que se puede
calcular como:
dm/dt = d(ρ. ρ. ρ. ρ.V)/dt

Si el volumen de aire se mantiene constante, y las densidades ρ ρρ ρ
1
y ρ ρρ ρ
2
son
distintas debido a las diferencias de temperaturas, la ecuación anterior se puede
escribir como V.dρ ρρ ρ/dt ; si en cambio las densidades se mantienen prácticamente
constantes y el volumen cambia en el tiempo, se tiene ρ ρρ ρ. dV/dt.

El flujo másico, que se define como la masa de fluido que escurre por unidad de
tiempo, se puede escribir como:
m/∆ ∆∆ ∆t = ρ ρρ ρ.V/∆ ∆∆ ∆t

46
pudiendo escribirse finalmente:
m
.
=
ρ ρρ ρ
. A. w


donde: w es la velocidad del aire, ρ ρ ρ ρ su densidad y A un área característica del sistema,
generalmente el área transversal al flujo. Por lo tanto la energía arrastrada por el
fluido es:
q
i
= m
.
. C p . ∆ T


Fluidodinámica

A continuación se hace un resumen de las leyes físicas fundamentales que rigen
los procesos relacionados con el movimiento de fluidos y el formulismo matemático
que las representa.

Nociones de Fluidos. Propiedades.

Un fluido es cualquier sustancia capaz de fluir, ya sea líquida o gaseosa. Se
puede definir a un fluido como un cuerpo material que no puede soportar tensiones
rasantes sin una deformación continua, esta es una característica mecánica distintiva
de un fluido, mientras los sólidos sufren deformaciones bajo la acción de fuerzas
rasantes que se mantienen independientes del tiempo, los fluidos continúan
deformándose mientras siga aplicándosele la fuerza.

La velocidad de deformación de un fluido esta dada por la velocidad de cambio
de la distancia entre dos puntos del fluido al moverse, dividido por la distancia entre
los dos puntos si estuvieran fijos. El coeficiente de viscosidad cinemática µ describe la
velocidad de deformación debido a fuerzas rasantes.

Una propiedad importante del fluido es su densidad que se define como la
cantidad de masa contenida en un volumen, y se expresa como ρ = M/V , donde M es
la masa contenida en un volumen V. La densidad de un fluido es función de la presión
y la temperatura. Para un material homogéneo, la densidad se define como su masa
por unidad de volumen.

Si la densidad de un fluido sufre cambios despreciables frente a cambios de
presión y temperatura, éste se define como incompresible. En cambio si se producen
cambios de densidad que acompañan a la presión y a la temperatura, el fluido se
llama compresible. Estas variaciones de densidad pueden producir flujos convectivos.

Aunque la densidad del fluido que produce el flujo no sea uniforme, tal flujo es
llamado incompresible mientras la velocidad del fluido no exceda la velocidad del
sonido. La mayoría de los flujos pueden ser tratados como incompresibles aunque el
fluido sea compresible.

Dentro de una capa muy delgada contigua a las paredes en contacto con el
fluido, denominada capa limite, el fluido es laminar. La velocidad en la capa limite es
nula sobre las paredes y aumenta uniformemente a través de ella. Las propiedades de
la capa límite son de mucha importancia para determinar la resistencia al fluir, y la
transferencia de calor desde el fluido hacia las paredes en contacto con él.

Un fluido ideal es aquel incompresible y sin rozamiento interno o viscosidad, esta
es una buena aproximación para líquidos. Un gas puede tratarse como incompresible
siempre que el flujo sea tal que las diferencias de presiones no sean grandes.
47

La trayectoria seguida por un elemento de un fluido móvil se denomina Linea de
flujo. En general la velocidad del volumen de fluido en movimiento varía tanto en
magnitud como en dirección a lo largo de su linea de flujo, si todo elemento que pasa
por un punto dado sigue la misma linea de flujo que los precedentes se dice que el
flujo es estacionario, en este caso la velocidad en cada punto del espacio no varía con
el tiempo si bien la velocidad de una partícula puede cambiar de punto a punto. Cabe
destacar que la suma integral de las líneas de flujo forman los patrones de flujo que se
verán en los próximos capítulos.

La curva tangente que coincide en cualquier punto con la dirección de la
velocidad del fluido en dicho punto se denomina Linea de corriente. En estado
estacionario, las lineas de flujo y las lineas de corriente coinciden.


Tipos de Flujo

Como ya se mencionó anteriormente, el cociente entre las fuerzas inerciales,
proporcionales a la densidad y al cuadrado de la velocidad del fluido, y las fuerzas
viscosas proporcionales a la viscosidad cinemática, es el número de Reynolds Re.

Este parámetro sirve para determinar el tipo de flujo bajo condiciones de
temperaturas constante y velocidades del fluido conocidas que generalmente son
impuestas por medios mecánicos, si el número de Re<2100 el flujo se denomina
laminar, un flujo laminar se caracteriza por un movimiento plano de una lamina de
fluido tras otra y el fluido escurre paralelo a las paredes del sólido, generalmente esto
ocurre para velocidades de fluido pequeñas, dependiendo además de las propiedades
del fluido y de la geometría del sistema. Si el Re>6000 se dice que el flujo es
turbulento, éste tipo de flujo se caracteriza por un movimiento irregular y aleatorio,
esto ocurre generalmente para velocidades altas de fluido. Cuando 2100<Re<6000 se
dice que el flujo está en la zona de transición.

Si por el contrario se trata de temperaturas no uniformes y fuerzas de presión
que puedan ser significativas, las características del flujo se determinan a partir del
número de Rayleigh que es un parámetro adimensional definido como:

k
Cp D T G
Ra
µ
ρ β · · · · ·
3 2

=

y es el producto entre un parámetro adimensional que representa el cociente entre la
difusividad de momentum y la difusividad térmica, y el número que describe las
fuerzas viscosas determinando la velocidad indirectamente en los casos de convección
natural con velocidad desconocida, en este caso con una zona de transición hacia el
estado turbulento de entre 106 y 1010 para flujos sobre una capa límite.

Un flujo se denomina estable cuando las tres componentes de velocidad y
presión son independientes del tiempo. Un flujo turbulento es esencialmente inestable,
pero puede considerarse estable si las componentes de velocidad y presión
promediadas en el tiempo son independientes de éste.

Aún en los casos de densidad no uniforme del fluido que produce el flujo, éste es
llamado incompresible siempre que la velocidad del fluido no exceda la velocidad del
sonido. La mayoría de los flujos pueden ser tratados como incompresibles aunque el
fluido sea compresible.

48

Fundamentos de Mecánica de Fluidos

Los principios necesarios para definir exactamente los fenómenos que rigen
cualquier proceso termo-fluidodinámico son los siguientes:

1. Conservación de la Masa
2. Conservación de la Cantidad de Movimiento.
3. Conservación de la Energía.

Las ecuaciones de conservación se pueden sintetizar en una ecuación de la
forma:
S
Bv
Dt
DBv
Γ + Φ =
donde el operador ∇ + = u
t Dt
D
δ
δ
es la derivada total, Bv es una magnitud física del
sistema en consideración, Γ ΓΓ Γ
s
es el término de flujos no convectivos, que representa la
difusión de la magnitud a través de una superficie y Φ ΦΦ Φ
Β ΒΒ Β
es el término de surgentes.
Por lo tanto:
0 = ∇ + = m u
t Dt
D
m m
δ
δ


es la ecuación que describe la conservación de la masa o ecuación de continuidad,
donde m es la masa del fluido y u su velocidad. Esta ecuación en función de la
densidad es:
0 · = ∇ + u
Dt
Dp
ρ

En esta ecuación se describe la conservación de la masa en el tiempo. Para un
flujo incompresible donde la derivada total respecto del tiempo es nula, se tiene que:

∇ . u = 0


La segunda es la ecuación de la conservación de la cantidad de movimiento, en
forma general se puede escribir:



D m u
D t
= − F
p
+ F
f
+
ρ V f
m


en esta ecuación mu es la cantidad de momento, F
p
son fuerzas de presión, F
f
es el
término debido a las fuerzas de rozamiento y fm representa las fuerzas de masa. Esta
ecuación se puede escribir en función de la densidad, quedando:


ρ
δ
u
δ
t
+ u . ∇
u = − F
p
+ F
f
+
ρ
Vf
m


En este caso, el término
t
u
δ
δ
es la aceleración local, y el término u u ∇ · es la
aceleración convectiva. La conservación del momento comúnmente se expresa en
función del tensor de tensiones T:

49
ρ
Du
dt
=
ρ f
m
+
∇ . T


donde f
m
representa las fuerzas de masa. Generalmente T se escribe en función del
tensor de deformaciones, en base a funciones empíricas que describen la forma en
que se relacionan el tensor de tensiones y el tensor de deformaciones, describiendo
las variaciones de las tensiones en las caras al deformarse el material. Como en el
caso de sólidos, se puede escribir la fuerza rasante como una función lineal de la
deformación mediante la ley de Hooke. En el caso de los llamados fluidos Newtonianos
se determina que las fuerzas rasantes son función de la velocidad de deformación en
base a hechos experimentales, siendo esta su característica principal.

Se puede definir para un fluido viscoso, un tensor de tensiones de la forma:

T= - pI+τ ττ τ

donde T es simétrico e I es simétrico y diagonal, por lo tanto los términos
extradiagonales de T son iguales a los del tensor τ ττ τ, este es el tensor de tensiones
viscoso y se encuentra experimentalmente que para un fluido newtoniano es:


τ = 2 λ D + [ ( k −
2
3
λ
)
∇ . u ] I


Con esto y considerando las fuerzas de masa dadas por g, la ecuación del movimiento
queda:

ρ
Du
Dt
= −

p + ρ
g +

. τ

O escrita de otra forma:

ρ
δ
u
δ
t
+ u . ∇ u = −
∇ p + ρ g +
∇ . τ


Escribiendo esta ecuación para un fluido newtoniano, con un tensor de tensiones
viscoso, considerando un flujo incompresible y de viscosidad constante, se tiene:


ρ
δ

u
δ
t
+ u . ∇
u = −

p + ρ
g +
λ ∇
2
u


Esta última es la ecuación de Navier-Stokes. El primer término de esta ecuación
es la aceleración local más el término convectivo, igual a la suma de las fuerzas de
presión por unidad de volumen, la fuerza de masa por unidad de volumen y la fuerza
viscosa por unidad de volumen.

La conservación de la energía está descrita por la siguiente ecuación general:

D m E
D t
= Q
.
− ( W
.
p
− W
.
f
) +
ρ u ( u . f
m
+ q
e
)

siendo mE la energía total; los términos siguientes representan el flujo de calor por
unidad de tiempo, las potencias relativas a las fuerzas de presión, la potencia disipada
por rozamiento, y el último término es el trabajo producido por las fuerzas de masa y
el calor producido.
Suponiendo un flujo incompresible, escurrimiento isocórico y un tensor de
tensiones para un fluido newtoniano, despreciando efectos viscosos y considerando
que los procesos de transmisión de calor son superficiales descriptos por la ley de
Fourier, y desechando el término de generación interna de calor, la ecuación que
describe la conservación de la energía es:

δ
T
δ
t
+ u . ∇
T =
α ∇
2
T
50



En el caso del movimiento convectivo de aire en locales, el fenómeno se describe
conociendo la distribución de temperatura, velocidad y humedad, utilizando las
ecuaciones fundamentales de la fluidoestática y la fluidodinámica, estas son las
ecuaciones de Conservación de la masa, Conservación de la cantidad de movimiento
y Conservación de la energía.

Generalmente este tipo de ecuaciones son de muy difícil solución por vía
analítica, en la actualidad, se diseñan programas computacionales que obtienen estas
soluciones a través de métodos numéricos en forma precisa y relativamente veloz.
Estas simulaciones a través de computadoras arrojan, en algunos casos, resultados
muy cercanos a la realidad.

El tratamiento de este tipo de problemas, mediante modelos diferenciales, se
hace resolviendo en forma numérica las ecuaciones de continuidad para flujo
incompresible, la ecuación de Navier-Stokes, utilizando la aproximación de
Boussinesq, y la conservación de la energía, estas ecuaciones se escriben en su forma
adimensional y se resuelven numéricamente sobre un dado dominio geométrico,
dando condiciones de borde e iniciales.

Por otro lado con el advenimiento de nuevas tecnologías y grandes avances en el
campo tanto del hardware como de herramientas para el diseño de software,
permitiendo una cada vez más rápida evolución dando lugar al surgimiento de nuevas
teorías y técnicas de simulación.

En este punto, la Fluidodinámica Computacional (CFD: Computational Fluid
Dynamics), es una ciencia en rápido desarrollo que permite generar soluciones
aproximadas en forma relativamente rápida con un error aceptable.

Esta teoría se basa en el desarrollo de modelos físico-matemáticos para predecir
el movimiento de los fluidos en forma computacional y está siendo empleada en la
simulación del movimiento de aire en locales y sistemas de ventilación con gran éxito.

Por supuesto que no todas son rosas, ya que estos modelos de CFD como se
verá más adelante cuentan con una serie de desventajas que hacen que su uso esté
fuera del alcance de un Ingeniero medio.


Bibliografía

1. Lic. Alejandro Mermet; “Estudios preparatorios para Tesis de doctorado sobre CFD”
2. Duffie, J. A.; Beckman, W. A.; "Solar Engineering of Thermal Processes"; Whiley-
Interscience Publications, USA, 1991.
3. Kreith, F.; Kreider, J.; "Principles of Solar Engineering"; Mc Graw - Hill, New York, USA,
1981.
4. Kreith, F.; Kreider, J.; "Solar Energy Handbook"; Mc Graw - Hill, New York, USA, 1986.
5. Lippa, P.; Rispoli, F.; "Richiami di Fluidodinámica"; Corso Superiore sulle fonti Energetiche
Alternative. ENEA - Sogesta SpA, Urbino, Italia 1990-1991.






51
5 – LAS FUERZAS QUE ORIGINAN LA VENTILACIÓN NATURAL


En todos los casos de ventilación natural, las fuerzas impulsoras del aire en movimiento son
atribuidas a las diferencias de presión creadas a través de las distintas aberturas de la estructura
del edificio. Estas diferencias de presión son causadas por el efecto combinado de dos
mecanismos: el viento y la diferencia de temperatura.

Efecto debido al viento

Origen del viento

El viento es simplemente aire en movimiento con respecto a un punto fijo de la tierra, y así
es como se lo mide habitualmente en todas las estaciones meteorológicas del mundo.

En principio se puede decir que las diferencias térmicas generadas por calentamientos no
uniformes en el suelo, originan diferencias de presión entre puntos que se encuentran sobre la
superficie terrestre. La compensación de estas diferencias de presión causan el flujo de enormes
cantidades de aire desde las regiones de alta presión hacia las de baja presión.

La dirección del flujo de aire, es decir el viento depende de:

• Gradiente de presión

Como se dijo anteriormente las diferencias de calentamiento originan diferencias de presión.
Estos valores de presión se suelen identificar en los mapas por medio de isobaras, las que de una
manera sinóptica señalan la existencia de zonas de alta presión (anticiclones) y de baja presión
(ciclones). Por convención, el viento soplará en dirección perpendicular a las isobaras desde la
alta hacia la baja presión y lo hará con mayor intensidad cuando mayor sean las diferencias de
presión en una dirección determinada. Es decir que el viento será tanto más fuerte cuanto menor
sea la separación entre las isobaras marcadas en la carta.

• Fuerza de Coriolis

Una vez puesto en movimiento el aire, a causa de la rotación terrestre, se produce una
desviación inercial del viento hacia la izquierda en el Hemisferio Sur y hacia la derecha en el
Hemisferio Norte. La acción de dicha fuerza tiende a crear una concentración de aire hacia la
izquierda del movimiento (Hemisferio Sur) y una depresión hacia la derecha. De esta forma el
viento tiende a ser paralelo a las isobaras. En este caso teórico el viento es denominado
geostrófico y su intensidad es inversamente proporcional a la distancia entre isobaras. Esta
condición no se cumple en los niveles superficiales de la atmósfera donde por efecto de la fricción
se produce a su vez una atenuación del viento hacia bajas presiones, tanto mayor cuanto mayor
sea la rugosidad del terreno y cuanto menor sea la latitud ya que en regiones tropicales hay un
debilitamiento de la fuerza de Coriolis.

• Fricción superficial

El viento por encima de los 1000 metros puede considerarse perpendicular a las isobaras,
pero en los niveles más bajos actúa la fricción superficial debida a la rugosidad del suelo. Dicha
fricción causa dos efectos en el viento; en primer lugar una reducción en su magnitud y en
segundo lugar una desviación del mismo hacia las bajas presiones. De tal forma aparece una
divergencia del viento de los anticiclones y una convergencia hacia las bajas presiones. El grado
de desviación va variando con la altura estableciéndose un perfil vertical del viento en las capas
bajas de la atmósfera. Generalmente la intensidad del viento aumenta con la altura. De tal forma
cuando hay un calentamiento superficial ello determina turbulencia y las porciones de aire
descendente provocan un aumento superficial del viento, claramente visible en los mediodías
soleados. Durante la noche el enfriamiento superficial produce la acumulación de aire frío cerca
del suelo y si el mismo es muy plano la fricción tiende a frenar todo movimiento.

52
Presión del viento sobre edificios

Cuando el viento sopla contra un edificio, el movimiento del aire es perturbado y desviado
por encima y alrededor del edificio. La presión del aire, en la fachada que da el viento, es mayor
que la presión atmosférica (zona de presión positiva) y en la fachada opuesta la presión es
negativa (zona de succión), ver Figura 5.1.

De este modo se crean diferencias de presión sobre el edificio. Estas diferencias provocan
que haya una circulación de aire a través de las aberturas del edificio. Generalmente hay un flujo
entrante en la fachada que está a favor del viento y un flujo saliente en la fachada opuesta.


Figura 5.1. Presión del viento sobre las fachadas del edificio

Cuando el viento sopla perpendicularmente sobre un edificio rectangular, la fachada estará
sujeta a presión mientras que los laterales y la cara posterior estarán bajo succión.

Si la dirección del viento es oblicua, las dos caras donde actúe el viento estarán bajo presión
y las otras dos bajo succión. El techo estará bajo succión en todos los casos.

La presión no es uniformemente distribuida sobre la cara donde actúa el viento, va
disminuyendo desde el centro de la zona de presión hacia fuera. Las variaciones de presión sobre
la pared sujeta a un viento perpendicular son pequeñas, pero cuando el viento es oblicuo hay una
caída de presión desde el rincón donde actúa el viento hasta el rincón opuesto. Cuando el ángulo
de incidencia es de 45º, la presión en el rincón opuesto es casi nula.

La diferencia de presión entre dos puntos de la envoltura de un edifico determina las
potenciales fuerzas impulsoras para la ventilación cuando las aberturas están ubicadas en esos
puntos. La contribución del viento sobre la diferencia de presión a través de una abertura exterior
es calculado por la siguiente expresión general:

∆P
w
= 0.5 Cp

ρ U
2

Donde:
∆P
w
es la presión inducida por el viento [Pa]
C
p
es el coeficiente de presión [adimensional]
ρ densidad del aire [Kg./m
3
]
U velocidad del viento a la altura de referencia, usualmente tomada
como la altura del edifico [m/s]


Es interesante remarcar que las variaciones de la presión del aire en la zona de succión son
menores que en la zona bajo presión. Estos efectos pueden apreciarse en la Figura 5.2.

53

Figura 5.2. Distribución esquemática de la presión alrededor de un edificio

Tanto la determinación de la velocidad del viento en el entorno local del edifico como el
coeficiente de presión en las distintas fachadas del edifico son de especial importancia para los
modelos empíricos que se describirán más adelante.

En situaciones reales, ambas variables son difíciles de evaluar y provocan un gran impacto
en los resultados de los distintos modelos, pero afortunadamente distintas investigaciones fueron
aproximando los resultados empíricos que se recomiendan aplicar a las mediciones de casos
reales, de manera que el grado de incertidumbre queda reducido a un valor entre el 10% y el 15%.

Es importante destacar que es inútil esforzarse en la obtención de un Cp preciso sino se
hizo un esfuerzo suficiente para predecir las velocidades locales del viento.

Velocidad local del viento

Las velocidades del viento generalmente son medidas en aeropuertos a una
altura de 10m por sobre el suelo.

Como se mencionó anteriormente, el perfil de velocidades del viento depende
principalmente de la fricción de la superficie que rodea al edificio y la velocidad del
viento se incrementa con la altura, por lo que para utilizar las velocidades de viento
medidas en los aeropuertos para el diseño de edificios ventilados naturalmente se
deberá realizar una corrección.

El perfil de velocidades puede ser calculado según la siguiente ecuación:

Donde:
v(z) = velocidad del viento a una altura Z [m/s],
v (z
0
) = velocidad del viento a una altura de referencia Z
0
[m/s]
α = exponente que depende del terreno.

Esta ecuación asume que el flujo de viento es isotérmico y horizontal y que no
cambiará de dirección por resultado de las irregularidades del terreno.

El valor del exponente α incrementa con el aumento de la rugosidad del terreno,
en la tabla 5.1 se pueden ver valores para distintos tipos de terrenos y en la Figura
5.3 el perfil de velocidades para tres tipos de rugosidades del terreno.




54
Clase Entorno Exponente de perfil
de velocidades α αα α
I Edificio expuesto 0.17
II Campo con algunos obstáculos 0.20
III Urbanizado 0.25
IV Centro de la ciudad 0.33
V Area urbana de muy alta densidad 0.45
Tabla 5.1. Valores del exponente α extraídos del British Standard BS 5925:1991






















Figura 5.3. Perfiles de velocidades para distintos tipos de terrenos

Coeficiente de presión Cp

El coeficiente de presión adimensional es un parámetro empírico que toma en cuenta los
cambios en la presión inducida por el viento causada por la influencia de las obstrucciones del
entorno sobre las características del viento local prevaleciente. Su valor cambia acorde a la
dirección del viento, orientación del edificio y topografía y rugosidad del terreno en la dirección del
viento. La figura 5.4 muestra la distribución del Cp en un edificio obtenido experimentalmente.


55

Figura 5.4. Distribución de la presión del viento sobre las fachadas de un edificio para distintos ángulos de
incidencia del viento

Numerosos artículos sobre el coeficiente de presión han sido publicados en los últimos
años, pero muy pocos presentan un método preciso para calcular el Cp, ya que la mayoría son
resultados experimentales que determinan Cp bajo circunstancias puntuales.

1 - El AIVC (Air Infiltration & Ventilation Center) desarrolló una serie de tablas, basadas en
pruebas con túneles de viento, para ayudar a los diseñadores en la elección del Cp. Estas tablas
fueron desarrolladas para edificios de baja altura, hasta 3 pisos y para los siguientes casos:

- Relación entre largo y ancho: 1:1 y 2:1
- Condición del entorno local del edificio: Al edificio se lo considera expuesto, rodeado de
obstrucciones equivalentes a la mitad de la altura del edificio o rodeado de obstrucciones
equivalentes a la altura del edificio.

Los valores de Cp están correlacionados con la velocidad local del viento que fuera medida
a la altura del edificio. Están dados para las cuatro fachadas del edificio, tres tipos de inclinación
de techos (<10º, 11-30º, >30º) y ocho direcciones del viento.


Tabla 5.2. Valores de Cp para un edificio expuesto

56

Tabla 5.3. Valores de Cp para un edificio rodeado por obstrucciones equivalentes a la mitad de la
altura del edificio



Tabla 5.4. Valores de Cp para un edifico rodeado por obstrucciones equivalentes a la altura del
edificio

Nota para el techo: “<10º” es aplicable para techos con una inclinación de menos de 10º, “<30º”
es aplicable para techos con una inclinación de entre 11º y 30º y “>30º” es aplicable a techos con una
inclinación de más de 30º. “Front” significa frente, “Rear” hace referencia a la parte trasera y “Avg.”
Significa promedio.


2 - Un programa de computación, llamado TNO Cp-Generator, fue desarrollado en Holanda
para predecir los valores de Cp en fachadas y techos de distintos edificios. Este programa se basa
en datos extraídos de experiencias en túneles de viento, y su mayor virtud es la de requerir pocos
datos de ingreso: dimensión del edificio, dimensión y ubicación de los obstáculos y rugosidad del
terreno. El programa brinda un gráfico como el de la Figura 5.5.

57

Figura 5.5. Resultado típico del TNO Cp-Generator: Cp versus dirección del viento



3 - Si se requiere contar con una herramienta, sin necesidad de adquirir un software
específico que permita calcular el valor del Cp en cualquier posición de la fachada del edificio, la
herramienta indicada es el modelo paramétrico de Mario Grosso. Este modelo fue desarrollado en
el marco del PASCOOL/Joule Project realizado en Europa. Está basado en un análisis paramétrico
de distintas pruebas en túneles de viento y en recientes investigaciones se contrastó sus
resultados con mediciones en edificios reales, obteniéndose una gran concordancia de los
mismos. El modelo consiste en un número de relaciones entre el coeficiente de presión en
edificios de forma rectangular y varios parámetros influyentes agrupados en tres categorías:



Tabla 5.5. Parámetros considerados en el modelo paramétrico de Mario Grosso
Exponente de perfil
de velocidades (α)
En la tabla 5.6 se pueden encontrar valores
para distintas características del entorno
Parámetros climáticos
Angulo de incidencia
del viento (anw)
Fachada donde actúa el viento: 0<anw<90
Fachada opuesta a la acción del viento:
90<anw<180
anw = 90
anw = 180
anw = 0
anw = -90
-anw +anw
o La línea –+– da valores
de Cp para una situación
imaginaria en la cual el
edificio estaría
totalmente expuesto.
o Las líneas verticales
representan la influencia
de los obstáculos.
o El resultado final es el
expresado por la línea
–o–
58
Densidad de área de
planta (pad)
Debe ser calculado para un radio de entre 10
y 25 veces la altura del edificio











Pad =
L·W · 100%
D·d
Parámetros del
entorno del edificio
Altura relativa del
edifico (rbh)
Rbh=
Altura del edificio_______
Altura de los edificios aledaños

Nota: Se asume que los edificios aledaños son
rectangulares y de la misma altura
Proporción de la
fachada frontal (far)
Far=
Largo de la fachada bajo consideración
Altura del edificio

Proporción de la
fachada lateral (sar)
Sar=
Largo de la fachada adyacente
Altura del edificio
Posición vertical
relativa (zh)
Parámetros del
edificio
Posición horizontal
relativa (xl)


El rango de parámetros mencionados anteriormente son usados como referencia y se
corresponden con el perfil del Cp en la línea vertical del centro de la fachada donde actúa el viento
y con el Cp en el centro de la opuesta suponiendo que el viento actúa en forma normal a las
fachadas y el edificio se localiza en un área suburbana.

El modelo asume que la distribución horizontal del Cp no cambia con la densidad del área
suburbana, ni con la altura relativa de edificio.

Los perfiles de referencia, como función de la posición vertical relativa zh, son polinomios de
tercer o quinto grado:

Cp
ref
(zh)=a
0
+a
1
(zh)+a
2
(zh)
2
+...+a
n
(zh)
n


Donde n=3 para las fachada donde actúa el viento y n=5 para las fachadas
opuestas.

Los perfiles de referencia están definidos por los siguientes parámetros:
α=0,22; pad=0,0; rbh=1,0; far=1,0; anw=0º (fachada donde actúa el viento);
anw=180º (fachada opuesta).
d
D
W
L
L
H
Elemento de
superficie
xl=x/L
zh=z/H
Punto de
referencia
59
El resto de los datos del Cp están normalizados para cada parámetro, con respecto al Cp
correspondiente al valor de referencia. El valor normalizado de Cp para n, m y t valores de los
parámetros i, j y d respectivamente, es:

) ( ,
) (
, ,
,
ref m n
t m n
t m n
d j i
d j i
d j i norm
Cp
Cp
Cp =

Los valores de Cp normalizados están dados como funciones de los distintos
parámetros en polinomios de distinto grado. Los coeficientes de los polinomios están
dados en las tablas X para las fachadas donde actúa el viento y Tablas X2 para las
fachadas opuestas.

El coeficiente de presión para un elemento k con coordenadas xl y zh sobre la
fachada de un edificio con su forma definida por los valores de far y sar y condiciones
ambientales definidas por valores específicos de α, pad, rbh, y anw se calcula por:

Cp
k
= Cp
ref
(zh)·CF

Donde CF es el factor de corrección global definido como:

CF = Cf
zh
(α)·Cf
zh
(pad)·Cf
zh,pad
(rbh)·Cf
zh,pad
(far)·Cf
zh,pad
(sar)·Cf
zh,pad
(xl)

Donde

Cf
in,jm(dt)
= Cp
norm in,jm,dt

Si los valores n y m de los parámetros i y j no se encuentran en las tablas,
entonces el factor de corrección se calcula por interpolación lineal.

La aplicación de este método está restringido a causa de la variación del rango definido para
cada parámetro. En particular el modelo no puede ser aplicado a:

• altas rugosidades del terreno (α<0,33) y/o alta densidad de edificios aledaños
(pad>50);
• edificios aledaños distribuidos de una manera alternada o irregular;
• edificios aledaños con pad>12,5, cuando el edificio considerado tiene una altura
diferente a los de su entorno o su forma es distinta a la de un cubo;
• edificios cuatro veces más altos que los de su entorno, más bajos que la mitad
de la altura de los edificios aledaños;
• edificios con forma irregular o con aleros;
• edificios regulares con relaciones de aspecto menores a 0,5 o mayores a 4.

Los resultados del modelo son simples valores de Cp, para una posición
bidimensional específica de un elemento superficial sobre la pared de un edificio para
una cierta dirección del viento.

A continuación se presentan las tablas necesarias para el uso del modelo de Mario Grosso:

Fachada donde actúa el viento
Función polinómica para el Cp de referencia.
Cp
ref
(zh) = -2,381082(zh)
3
+2,89756(zh)
2
-0,774649(zh)+0,745543

Los coeficientes para la ecuaciones del Cp normalizado como función de parámetros ambientales
y geométricos, están dados en las Tablas 5.6 a 5.13.


60







Tabla 5.6. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la rugosidad del terreno:
Cpnormzh(α)=a0+a1(α)+a2(α)
2









Tabla 5.7. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la densidad de los edificios
aledaños: Cpnormzh(pad)=a0+a1(pad)+a2(pad)
2
+a3(pad)
3


zh pad a3 a2 a1 a0
0 0 0 0,111687 0,848151
5,5 0 0 0,303608 0,693641
12,5 0 0 0,665827 0,450229
0,07
25 -0,354662 1,416299 3,925792 -3,814382
0 0 0 0,152862 0,78183
5,5 0 0 0,35057 0,60962
12,5 0 0 0,691757 0,407027
0,2
25 0 1,534332 -17,32797 14,40045
0 0 0 0,251497 0,705467
5,5 0 0 0,661656 0,348851
12,5 0 0 1,601127 -0,4244487
0,5
25 2,743878 -18,09787 13,731616 2,08857
0 0 0 0,280233 0,697339
5,5 0 0 0,693236 0,3469922
12,5 0 0 1,566717 -0,325088
0,7
25 -1,2113787 6,301881 4,370901 -6,988637
0 0 0 0,338131 0,637794
5,5 0 0 0,719554 0,349286
12,5 0 0 1,373569 -0,175915
0,8
25 -0,403791 1,579764 5,205654 -4,533334
0 0 0 0,436478 0,555708
5,5 0 -0,155809 1,5233391 -0,266623
12,5 0 -0,217166 2,2467 -0,855572
0,9
25 0 -0,733177 6,203364 -3,94136
0 0 0 0,464299 0,535423
5,5 0 -0,17031 1,579231 -0,294406
12,5 0 -0,235091 2,28368 -0,853961
0,93
25 0 -0,62338 5,154261 -3,165345

Tabla 5.8. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la altura de los edificios
aledaños: Cpnormzh,pad(rbh)=a0+a1(rbh)+a2(rbh)
2
+a3(rbh)
3





zh a2 a1 a0
0,1 -10,820106 2,312434 1,014958
0,3 -10,42328 1,268783 1,225354
0,5 -8,531746 0,688492 1,261468
0,7 -0,939153 -1,691138 1,417505
0,9 5,10582 -3,350529 1,489995
zh a3 a2 a1 a0
0,0-0,65 -2,14966E-05 2,37444E-03 -0,089797 0,979603
0,66-0,75 -1,775637E-05 2,034996E-03 -0,081741 0,995399
0,76-0,85 -1,523628E-05 1,788998E-03 -0,074881 1,00378
0,86-0,95 -1,571837E-05 1,693211E-03 -0,06647 0,994355
0,96-1,0 -1,987115E-05 1,968606E-03 -0,067063 0,966038

61



































Tabla 5.9. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada
frontal far<1.0: Cpnormpad,zh(far)=a0+a1(far)
pad zh a1 a0
0,07 0,21 0,79
0,2 0,166 0,834
0,4 0,102 0,898
0,6 0,066 0,934
0,8 -0,04 1,04
0
0,93 -0,292 1,292
0,07 0,286 0,714
0,2 0,21 0,79
0,4 0,148 0,852
0,6 0,156 0,844
0,8 0,028 0,972
5
0,93 -0,364 1,364
0,07 0,134 0,866
0,2 0,12 0,88
0,4 0,054 0,946
0,6 6,245004E-16 1
0,8 0,038 0,962
7,5
0,93 -0,352 1,352
0,07 0,182 0,818
0,2 0,046 0,954
0,4 -0,12 1,12
0,6 -0,166 1,166
0,8 -0,052 1,052
10
0,93 -0,428 1,428
0,07 0,1 0,9
0,2 -0,068 1,068
0,4 -0,058 1,058
0,6 -0,044 1,044
0,8 0,032 0,968
12,5
0,93 -0,334 1,334

62



































Tabla 5.10. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada
lateral sar<1.0: Cpnormpad,zh(sar)=a0+a1(sar)


Tabla 5.11. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado: distribución horizontal vs. Dirección del
viento: Cpnormzh,anw(xl)=a0+a1(xl)+a2(xl)
2
+a3(xl)
3

zh anw (º) a3 a2 a1 a0
0 0 -3,04662 3,04662 0,268462
10 0 -3,142447 2,873329 0,38632
20 0 -2,001162 1,398438 0,693916
30 0 -1,275862 0,278803 0,935081
40 0 -1,058275 -0,01627 0,871259
50 0 -0,891626 0,247508 0,428414
60 0 -1,560755 1,496049 -0,257573
70 0 -1,990676 2,614312 -0,994965
80 0 -1,651067 2,530479 -1,359928
0,5
90 -5,984848 10,036713 -3,883683 -0,778811
0 0 -2,501166 2,501166 0,401189
10 0 -2,665435 2,355141 0,523287
20 0 -1,674825 1,008462 0,802867

30 0 -0,869048 -0,176541 1,051723
pad zh a1 a0
0,07 -0,022 1,022
0,2 0,056 0,944
0,4 -0,03 1,03
0,6 6,245004E-16 0,1
0,8 -0,02 1,02
0
0,93 -0,166 1,166
0,07 0,172 0,828
0,2 0,19 0,81
0,4 0,334 0,666
0,6 0,438 0,562
0,8 0,31 0,69
5
0,93 -0,09 1,09
0,07 0,266 0,734
0,2 0,298 0,702
0,4 0,46 0,54
0,6 0,436 0,564
0,8 0,324 0,676
7,5
0,93 -0,118 1,118
0,07 0,328 0,672
0,2 0,318 0,682
0,4 0,8 0,2
0,6 0,66 0,334
0,8 0,206 0,794
10
0,93 -0,286 1,286
0,07 0,75 0,25
0,2 1,104 -0,104
0,4 1,428 -0,428
0,6 1,2 -0,2
0,8 0,634 0,366
12,5
0,93 6,245004E-16 1

63
anw (º) a3 a2 a1 a0
40 0 -0,635198 -0,46752 0,973357
50 0 -0,667077 3,841881E-03 0,485571
60 0 -1,415846 1,367316 -0,231142
70 0 -2,064103 2,719557 -1,005524
80 0 -1,842775 2,788363 -1,37687
90 -4,015152 6,670746 -2,319231 -0,836434
0 0 -2,456876 2,456876 0,451469
10 0 -2,681034 2,335446 0,581156
20 0 -1,724942 0,981305 0,888531
30 0 -0,832512 -0,270429 1,118564
40 0 -0,547786 -0,547786 0,992378
50 0 -0,88711 0,279757 0,426546
60 0 -1,85509 1,935973 -0,375921
70 0 -2,815851 3,659487 -1,236923
80 0 -2,449507 3,577449 -1,585214
0,9
90 -6,959984 10,745338 -3,502826 -0,877273


pad zh a1 a2 a3
0,07 -0,070887 0,335565 0,741492
0,2 -0,061746 0,39232 0,670057
0,4 -0,071734 0,370249 0,700161
0,6 -0,075213 0,280472 0,799646
0,8 -0,081452 0,261036 0,821341
0
0,93 -0,05991 0,441293 0,620374
0,07 -0,625867 -3,31499 4,938818
0,2 -0,700802 -3,691923 5,39902
0,4 -0,551417 -2,657088 4,2088561
0,6 -0,394759 -1,857109 3,243966
0,8 -0,384892 -1,582766 2,964682
5
0,93 -0,471534 -1,938719 3,408053
0,07 -0,464735 -4,370468 5,827134
0,2 -0,484764 -4,700937 6,175447
0,4 -0,357666 -3,421083 4,761667
0,6 -0,430568 -3,272576 4,686477
0,8 -0,538978 -3,080677 4,608249
7,5
0,93 -0,295157 -2,106807 3,39147
0,07 -0,445623 -5,965503 7,414155
0,2 -0,562911 -8,352512 9,919405
0,4 -0,303556 -5,104654 6,409214
0,6 -0,396287 -4,685712 6,096834
0,8 -0,326486 -3,146084 4,485651
10
0,93 -0,491857 -3,607476 5,109896
0,07 0,39952 -6,357705 6,938206
0,2 0,560605 -10,512008 10,939653
0,4 0,460531 -5,146305 5,668398
0,6 1,052937 -4,346084 5,273574
0,8 -0,17023 -3,285382 4,448491
12,5
0,93 -0,489256 -4,363034 5,840238

Tabla 5.12. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada
frontal far>1.0: Cpnormpad,zh(far)=[a1far+a2/far+a3]
1/2



64



































Tabla 5.13. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada
lateral sar>1.0: Cpnormpad,zh(sar)=[a1sar+a2/sar+a3]
1/2



Fachada opuesta a la acción del viento
Función polinómica para el Cp de referencia.
Cp
ref
(zh) = -0,079239(zh)
3
+0,542317(zh)
2
-0,496769(zh)+0,331533

Los coeficientes para la ecuaciones del Cp normalizado como función de parámetros
ambientales y geométricos, están dados en las Tablas 5.14 a 5.21.









Tabla 5.14. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la rugosidad del terreno:
Cpnormzh(α)=a0+a1(α)+a2(α)
2

pad zh a1 a2 a3
0,07 0,102648 0,307944 0,589408
0,2 -0,044242 -0,132726 1,176968
0,4 -0,02005 -0,06025 1,0802
0,6 -2,751206E-10 -5,399712E-10 1
0,8 -0,127266 -0,101574 1,22884
0
0,93 0,175931 0,527814 0,296255
0,07 -0,61983 -2,745612 4,364542
0,2 -0,455586 -2,714454 4,17004
0,4 0,01539 -1,522998 2,507608
0,6 8,495999E-03 -1,108008 2,099512
0,8 0,03363 -0,665862 1,632232
5
0,93 -0,83599 -2,639028 4,475018
0,07 -0,672534 -4,465068 6,137602
0,2 -0,589638 -4,571604 6,161242
0,4 0,44127 -2,377428 2,935258
0,6 0,313214 -2,334822 3,021608
0,8 0,53643 -1,011222 1,474792
7,5
0,93 -0,32829 -2,984262 4,312552
0,07 -1,31805 -7,924662 10,242712
0,2 -2,14576 -11,416512 14,562272
0,4 0,0608 -6,2016 7,1408
0,6 0,699422 -3,950934 4,251512
0,8 0,51795 -2,521878 3,003928
10
0,93 -1,627836 -6,191754 8,81959
0,07 1,15625 -5,8125 5,65625
0,2 0,811914 -10,848372 11,036458
0,4 3,144588 -2,954106 0,809518
0,6 3,525422 -0,048534 -2,476888
0,8 1,802288 -0,832296 0,030008
12,5
0,93 -0,384444 -4,326666 5,71111

zh a2 a1 a0
0,1 -14,368685 4,520431 0,0667639
0,3 -13,490491 4,101437 0,706052
0,5 -8,775919 1,322245 1,088822
0,7 -4,662405 -0,929782 1,395398
0,9 2,382908 -4,837467 1,940878

65










Tabla 5.15. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la densidad de los edificios
aledaños: Cpnormzh(pad)=a0+a1(pad)+a2(pad)
2
+a3(pad)
3
+a4(pad)
4
+a5(pad)
5






























Tabla 5.16. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la altura de los edificios
aledaños: Cpnormzh,pad(rbh)=a0+a1(rbh)+a2(rbh)
2



Tabla 5.17. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada
frontal far<1.0: Cpnormpad,zh(far)=a0+a1(far)

pad zh a1 a0
0 0,07 0,77 0,23
0,2 0,694 0,306
0,4 0,624 0,376
0,6 0,6 0,4
0,8 0,666 0,334
0,93 0,55 0,45
5 0,07 1,31 -0,31
0,2 1,096 -0,096

zh a5 a4 a3 a2 a1 a0
0,07 9,118209E-08 -1,050363E-05 3,932533E-04 -4,734698E-03 -0,015304 1,047295
0,2 5,934754E-08 -6,708652E-06 2,340744E-04 -1,943067E-03 -0,031483 1,043295
0,4 5,052791E-08 -5,537346E-06 1,722449E-04 -3,926684E-04 -0,046517 1,034663
0,6 5,595805E-08 -6,121612E-06 1,889700E-04 -3,177597E-04 -0,051446 1,032759
0,8 5,553558E-08 -5,931215E-06 1,719758E-04 3,013991E-04 -0,059971 1,037969
0,93 6,211419E-08 -6,759794E-06 2,024378E-04 1,182029E-04 -0,065764 1,033975
zh pad a2 a1 a0
0,07 0 0 0,547959 0,465538
5 0 0,625743 0,308268
6,25 0 0,859533 0,107587
12,5 0 1,710552 -0,681624
0,2 0 0 0,473757 0,527487
5 0 0,636732 0,294108
6,25 0,123639 0,432008 0,44064
12,5 0,080203 1,471191 -0,547645
0,4 0 -0,043739 0,599345 0,427938
5 0,054539 0,299349 0,645489
6,25 0,100427 0,35117 0,483096
12,5 0,175853 0,568029 0,223168
0,6 0 -0,069086 0,793503 0,287883
5 0,029377 0,402683 0,594877
6,25 0,066082 0,524015 0,376383
12,5 0,145046 0,567979 0,264523
0,8 0 -0,036376 0,781825 0,258777
5 0,011009 0,55164 0,435343
6,25 -1,58012E-03 1,127839 -0,084281
12,5 0,09395 1,114736 -0,111437
0,93 0 2,138076E-03 0,655048 0,38064
5 0,03126 0,526521 0,418668
6,25 0,102993 0,946754 -0,122071
12,5 0,202243 1,119405 -0,353569

66
Tabla 5.17 (cont.)
pad zh a1 a0
0,4 1,048 -0,048
0,6 1,096 -0,096
0,8 1,142 -0,142
0,93 1,042 -0,042
7,5 0,07 1,32 -0,32
0,2 1,17 -0,17
0,4 1,142 -0,142
0,6 1,17 -0,17
0,8 1,292 -0,292
0,93 1,25 -0,25
10 0,07 1,302 -0,302
0,2 1,166 -0,166
0,4 1,12 -0,12
0,6 1,25 -0,25
0,8 1,428 -0,428
0,93 1,428 -0,428
12,5 0,07 1,336 -0,366
0,2 1,174 -0,174
0,4 1,166 -0,166
0,6 1,244 -0,244
0,8 1,4 -0,4
0,93 1,412 -0,412

Tabla 5.18. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada
lateral sar<1.0: Cpnormpad,zh(sar)=a0+a1(sar)

pad zh a1 a0
0 0,07 -0,462 1,462
0,2 -0,444 1,444
0,4 -0,5 1,5
0,6 -0,6 1,6
0,8 -0,666 1,666
0,93 -0,986 1,986
5 0,07 0,62 0,38
0,2 0,484 0,516
0,4 0,286 0,714
0,6 0,322 0,678
0,8 0,358 0,642
0,93 0,124 0,876
7,5 0,07 0,56 0,44
0,2 0,416 0,584
0,4 0,358 0,642
0,6 0,378 0,622
0,8 0,416 0,584
0,93 6,245004E-17 1
10 0,07 0,418 0,582
0,2 0,374 0,626
0,4 0,28 0,72
0,6 0,334 0,666
0,8 0,286 0,714
0,93 0,058 0,942


67
Tabla 5.18 (cont.)

pad zh a1 a0
12,5 0,07 0,586 0,414
0,2 0,392 0,608
0,4 0,208 0,792
0,6 0,088 0,912
0,8 0,2 0,8
0,93 -0,118 1,118



















Tabla 5.19. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado: distribución horizontal vs. Dirección del
viento: Cpnormzh,anw(xl)=a0+a1(xl)+a2(xl)
2
+a3(xl)
3
+a4(xl)
4




pad zh a1 a2 a3
0 0,07 0,391319 0,275277 0,305879
0,2 0,208852 0,045117 0,727577
0,4 0,176644 0,135403 0,657545
0,6 0,222872 0,219437 0,5177
0,8 0,352525 0,51124 0,095033
0,93 0,409298 0,101415 0,461285
5 0,07 0,313066 1,29096 -0,679717
0,2 0,262845 1,187068 -0,511316
0,4 0,198393 0,852449 -0,107538
0,6 0,202255 0,824728 -0,109405
0,8 0,266436 0,989084 -0,34636
0,93 0,378433 0,831703 -0,27258
7,5 0,07 0,355636 1,865418 -1,293254
0,2 0,256393 1,501845 -0,83996
0,4 0,195066 1,248485 -0,513001
0,6 0,179345 1,132885 -0,406631
0,8 0,248347 1,426085 -0,79038
0,93 0,286457 1,200878 -0,562477
10 0,07 0,162696 1,401255 -0,650645
0,2 0,14259 1,382313 -0,611037


zh anw(º) a4 a3 a2 a1 a0
0,5 90 0 9,325952 -16,031002 6,08061 2,162909
110 0 2,526807 -5,145221 3,28289 1,400238
130 0 0,200855 -1,520047 1,734472 1,275364
160 0 0,861888 -1,966841 1,561282 0,923007
180 0 4,145989E-16 -0,107692 0,107692 0,975846
0,7 90 0 11,862859 -19,086364 6,79763 2,204853
110 0 1,79934 -2,526981 1,326103 1,631755
130 0 -0,069542 0,404196 0,124611 1,506259
160 0 1,003108 -0,873077 0,398465 1,093671
180 0 3,88578E-16 0,449883 -0,449883 1,102028
0,9 90 -13,234266 47,482906 -48,637238 13,933178 2,493133
110 -18,269231 38,486402 -24,083741 4,338003 1,973497
130 -9,985431 17,831974 -8,056789 0,346156 1,844014
160 -8,458625 17,902681 -10,191521 1,433689 1,232881
180 -6,555944 13,106061 -7,364394 0,809767 1,244049

68
Tabla 5.20 (cont.)
Tabla 5.21. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la
proporción de la fachada lateral sar>1.0: Cpnormpad,zh(sar)=[a1sar+a2/sar+a3]
1/2


pad zh a1 a2 a3
0,4 0,072493 1,036706 -0,199349
0,6 0,062272 0,956828 -0,131138
0,8 0,116832 1,191314 -0,445541
0,93 0,111723 0,959598 -0,190495
12,5 0,07 0,187639 1,532033 -0,830662
0,2 0,113114 1,30869 -0,518821
0,4 0,090391 1,096843 -0,281639
0,6 0,058215 0,921987 -0,086177
0,8 0,138563 1,304438 -0,561468
0,93 0,115601 1,108345 -0,337801

Tabla 5.20. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada
frontal far>1.0: Cpnormpad,zh(far)=[a1far+a2/far+a3]
1/2



pad zh a1 a2 a3
0 0,07 1,549121 4,008955 -4,558076
0,2 1,293432 3,376296 -3,669728
0,4 0,818276 2,757414 -2,575691
0,6 0,622491 2,463733 -2,086225
0,8 0,431822 2,206986 -1,638808
0,93 1,15475 3,567738 -3,722488
5 0,07 1,234668 3,821814 -4,056482
0,2 1,086419 3,381557 -3,467976
0,4 1,110227 3,330677 -3,440903
0,6 1,248462 3,745386 -3,993848
0,8 1,158504 3,817008 -3,975512
0,93 0,924129 3,214321 -3,13845
7,5 0,07 1,6176 4,7352 -5,352801
0,2 1,405914 4,082196 -4,48811
0,4 1,39227 4,047642 -4,439912
0,6 1,446764 4,209078 -4,655842
0,8 1,541118 4,623354 -5,164472
0,93 1,395 4,185 -4,58
10 0,07 1,728091 5,065453 -5,793544
0,2 1,675056 4,762584 -5,437641
0,4 1,632 4,6368 -5,2688
0,6 1,623354 4,746708 -5,370063
0,8 2,133661 5,767382 -6,900996
0,93 2,099225 5,670099 -6,769291
12,5 0,07 2,249115 6,239501 -7,488376
0,2 2,121972 5,826368 -6,948252
0,4 1,99874 5,578012 -6,576709
0,6 2,373076 6,268238 -7,641063
0,8 2,133851 5,94792 -7,081692
0,93 2,204859 6,021059 -7,225708
69
Ejemplo

Se desea calcular el coeficiente de presión para dos puntos de la envolvente de
un edificio: punto (1) sobre la fachada (1) y el punto (2) sobre la fachada (2) (Figura
5.22).













Figura 5.22. Vista esquemática de la fachada del edificio

Los parámetros ambientales y geométricos tienen los siguientes valores:
pad= 0,0; rbh= 1; α= 0,22; L= 6m; H= 3m; W= 3m; x= 3m; w= 1,5m; h= 1,5m;
anw(1)= -45º; anw(2)= -135º
La relación de aspecto frontal para las fachadas (1) y (2) es:
far(1)= L/H= 2; far(2)= W/H= 1
La relación de aspecto lateral para las fachadas (1) y (2) es:
sar(1)= W/H= 2; sar(2)= L/H= 2
La posición relativa de los puntos (1) y (2) es:
xl(1)= x/L= 0,5; xl(2)= w/W=0,5
zh(1)= zh(2)= h/H= 0,5

Lado 1 – Fachada donde actúa el viento
Cp
ref
(zh=0,5)= -2,381082·(0,5)
3
+2,89756·(0,5)
2
-0,774649·0,5+0,745543= 0,78
Cp
norm0,5
(α=0,22)= 0,999 (de la Tabla 5.6)
Cp
norm0,5
(pad=0)= 0,979 (de la Tabla 5.7)
Cp
norm0,5;0
(rbh=1)= 0,957 (de la Tabla 5.8)
Cp
norm0;0,5
(far=2)= 0,874 por interpolación lineal (de la Tabla 5.12)
Cp
norm0;0,5
(sar=1)= 1 (de la Tabla 5.13)
Cp
norm0,5;45
(xl=0,5)= 0,464 (de la Tabla 5.11)

Cp(1) = Cp
ref
(zh=0,5) · Cp
norm0,5
(α=0,22) · Cp
norm0,5
(pad=0) · Cp
norm0,5;0
(rbh=1) ·
Cp
norm0;0,5
(far=2) · Cp
norm0;0,5
(sar=1) · Cp
norm0,5;45
(xl=0,5)= 0,296

Lado 2 – Fachada opuesta a la acción del viento
Cp
ref
(zh=0,5)= -0,079239·(0,5)
3
+0,542317·(0,5)
2
-0,496769·0,5+0,331533= 0,21
Cp
norm0,5
(α=0,22)= 0,954 (de la Tabla 5.14)
Cp
norm0,5
(pad=0)= 1,034 (de la Tabla 5.15)
Cp
norm0,5;0
(rbh=1)= 0,998 (de la Tabla 5.16)
Cp
norm0;0,5
(far=1)= 1 (de la Tabla 5.20)
Cp
norm0;0,5
(sar=2)= 0,645 por interpolación lineal (de la Tabla 5.21)
Cp
norm0,5;135
(xl=0,5)= 1,707 (de la Tabla 5.19)

Cp(2) = Cp
ref
(zh=0,5) · Cp
norm0,5
(α=0,22) · Cp
norm0,5
(pad=0) · Cp
norm0,5;0
(rbh=1) ·
Cp
norm0;0,5
(far=1) · Cp
norm0;0,5
(sar=2) · Cp
norm0,5;135
(xl=0,5)= 0,228
2
2
1
1
h
H
x
L
W
w
70
EFECTO DEBIDO A LA TEMPERATURA

El efecto Stack

El movimiento de aire por efecto Stack ocurre cuando las diferencias de temperaturas
causan diferencias de densidad en el aire y provocan diferencias de presión entre el interior y el
exterior. Cuando la temperatura interior del edificio es mayor que la externa, la distribución de
presiones sobre el edificio puede tomar las formas mostradas en la Figura 5.23.
Figura 5.23. Distribución de la diferencia de presiones Stack. ∆P y posición del NPL para diferentes
configuraciones de aberturas en ausencia del viento.

En estos casos el aire fluye hacia dentro a través de las aberturas por debajo del nivel
neutral de presión (NPL=neutral pressure level) y hacia fuera por encima de él. El nivel neutral de
presión es la altura en la que las presiones interiores y exteriores se igualan. Z
npl
es la distancia
del NPL del nivel de referencia.

En un edificio uniforme, con ausencia de viento el NPL se encuentra cerca de la mitad de la
altura del edificio (Figura 5.23a). El tamaño y la posición de las aberturas determinan la ubicación
del NPL (Figura 5.23b,c,d). Una abertura al nivel del piso baja el NPL (Figura 5.23b), una abertura
cercana al techo incrementa la altura del NPL (Figura 5.23c). De acuerdo con el principio de
conservación de masas, la masa de flujo de aire que entra a través de las aberturas por debajo del
NPL es igual a la masa de flujo de aire que sale por encima del mismo. (Figura 5.23d).

La diferencia de presión hidrostática interior/exterior para un recinto se expresa como:

(1) ∆p
s
(z) = (ρ
e

i
)g(Z-Z
npl
) = ρ
i
g(Z-Z
npl
)
e
e i
T
T T ) ( −


donde la ecuación del gas ideal es usada y se considera que no hay estratificación de la
temperatura y que la densidad del aire es constante.

Ecuación de Bernoulli

La aplicación del principio de conservación de
energía entre la sección horizontal del edificio al nivel del
NPL y la sección vertical de la abertura A1 (Figura 5.24)
da la ecuación de Bernoulli. El área de la sección del
edificio es más grande que el área de la abertura, por lo
tanto la velocidad en esta sección es baja y la energía
cinética en la sección del NPL puede ser despreciada.

La caída de presión entre dos secciones es la suma
de la caída de presión local en la abertura (coeficiente ξ) y
la caída de presión debida a la fricción en el camino del
aire desde A
1
hasta NPL (coeficiente ζ). Pueden ser
normalizados con la velocidad del aire u
1
como:

∆p ∆p
∆p
∆p
Z
npl

Z
npl

Z
npl

Z
npl

NPL
NPL
NPL
NPL
T
e
<T
i

a
b
c
d
NPL
Z
npl

u
1

Z
1

T
e
ρ
e
T
i
ρ
i

A
1

Figura 5.24. Flujo de aire a través de una
abertura debido al efecto Stack cuando
Ti>Te
71
(2)
2
1
2
1
u p
e local
ξρ = ∆

(3)
2
1
2
1
u p
e friccional
ζρ = ∆

Bajo estas condiciones la ecuación de Bernoulli se
convierte en:

(4) 0
2
1
2
1
2
1
) (
2
1 1
2
1
2
1 1
= − − − ∆ u N u u z p
e e e s
ρ ξ ρ ζ ρ


Combinando las ecuaciones (1) y (4), la velocidad del aire puede ser expresada
como:

(5)
e
npl
T
T
Z Z g u

− = ) ( 2
1
ϕ

donde fue usada la aproximación ρ
i
≈ ρ
e
(válido para pequeños ∆T). El coeficiente
de velocidad ϕ se puede expresar como:

(6)
1
1
N + +
=
ξ ζ
ϕ

donde N
1
es el coeficiente de energía cinética que depende de la uniformidad de
la distribución de la velocidad en la sección de la abertura, ξ es el coeficiente de la
caída de presión local para la abertura y ζ es el coeficiente de la caída de presión
debida a la fricción.

ϕ es determinado experimentalmente y depende del número de Reynolds, de la
naturaleza de las aberturas y de los obstáculos en el camino del flujo de aire. Es difícil
distinguir el efecto de cada parámetro incluido en ϕ, pero un valor total puede ser
encontrado.

Efecto JET en las aberturas

El flujo unidireccional de aire pasando a través de una abertura provoca un efecto de Jet.
Las líneas de flujo se curvan cerca del borde de la abertura y el área efectiva de la abertura es
menor que la geométrica, debido a la contracción de las líneas de flujo. La contracción Jet
depende del número de Reynolds y en la geometría de los bordes de la abertura.

El área efectiva de la abertura depende en como el efecto Jet llena la sección de la abertura.
ε es el coeficiente del efecto Jet y está definido por:

(7)
geométrica
efectiva
A
A
= ε

Flujo de aire debido al efecto de la temperatura

La integración sobre la altura de la abertura establece que el flujo de aire a través de una
abertura es:
72

(8)

=
2
1
Z
Z
dz u W v

Para una sola abertura la ecuación queda de la siguiente forma:

(9)
T
T
gH A C
T
T
gH A v
d

=

=
3
1
3
1
ϕ ε


Para dos aberturas la velocidad del aire puede ser considerada constante a lo largo de toda
la altura de la abertura si la misma está lejos del NPL. La velocidad principal del aire puede ser
tomada en el centro de la abertura, en este caso el flujo de aire es:

(10)
T
T
Z Z g AC v
npl d

− = ) ( 2


C
d
es el coeficiente de descarga. Es el producto entre el coeficiente de velocidad ϕ y el
coeficiente de contracción ε.

(11) C
d
=εϕ

El coeficiente de descarga puede ser determinado experimentalmente cuando el flujo de aire
es medido directamente. Del mismo modo, puede ser determinado el coeficiente de velocidad,
midiendo las velocidades del aire.


Nivel de presión neutral

El principio de conservación de masas es
aplicado, usando ec. (10) a una entrada ajustada de aire
en un recinto con dos aberturas, una arriba y la otra
abajo (Figura 5.25). Con Z
NPL
, la distancia del NPL por
encima del nivel de referencia y H, la distancia vertical
entre los centros de gravedad de cada abertura se
deriva que:

(12)
(
(
¸
(

¸

|
|
.
|

\
|
|
|
.
|

\
|
+
= −
out
in
top
bot
NPL
T
T
A
A
H
Z Z
2
1
1

H
A
top

NPL
T
out

A
bot

Z
1

T
in

Z
npl

Figura 5.25. Recinto con dos aberturas
73
Z
1
es la distancia vertical entre el centro de gravedad de la abertura inferior y el nivel de referencia.
Por conveniencia el nivel de referencia fue tomado como Z
1
=0.

Para recintos con una sola abertura rectangular, el NPL está situado cerca de la mitad de la
altura de la abertura, cuando las diferencias de temperatura son pequeñas y las densidades tanto
del aire interior como exterior son similares, el error es menor al 0,3% para un ∆T de 10Kº. Para
más de dos aberturas se complica el cálculo del NPL lo que obliga al uso de métodos de solución
numérica.


Determinación del coeficiente de descarga

Una importante fuente de incertidumbre en los modelos de ventilación para predecir el
refrescamiento pasivo, ya sean simples o complejos, se debe a la determinación del coeficiente de
descarga.

Infinidad de fórmulas y experimentos se han llevado a cabo para la determinación de este
coeficiente, pero afortunadamente se puede determinar un valor de este bastante preciso.

Uno de los experimentos más serios realizado en el tema fue el de F.Flourentzou, J. Van der
Maas y C.A.Roulet. Ellos se basaron en la Ec. 11 que establecía que el coeficiente de descarga
era igual al producto entre el coeficiente de velocidad ϕ y el coeficiente de contracción ε y
realizaron distintas mediciones de los mismos en un edificio ventilado naturalmente de tres pisos
durante noches sin viento para que el flujo sólo se deba a la acción del efecto Stack.

Los resultados de estas experiencias determinaron los siguientes valores: ϕ=0,7±0,1 y
ε=0,85±0,1 que están de acuerdo con los valores aceptados generalmente para el coeficiente de
descarga: C
d
=ϕ·ε=0,6±0,1 dando una mayor justificación para su uso en los modelos
empíricos.

Es de esperarse que en presencia del viento se incremente la fricción y contracción
(reduciendo el valor del C
d
), se encontró que la incertidumbre en las mediciones del flujo aumenta
demasiado, por lo que los efectos del viento no pudieron ser determinados.

La imprecisión del modelo debería ser de poca importancia si el modelo de ventilación
natural da una respuesta cualitativa correcta, especialmente con la incertidumbre que poseen los
datos de entrada.



EFECTO COMBINADO DEL VIENTO Y LA DIFERENCIA DE TEMPERATURAS

Como ya se vio anteriormente, el flujo de aire a través de un edificio es inducido
por gradientes de presión sobre el mismo y la diferencia de presión se genera de dos
fuentes: flujo externo del viento (fuerza debida al viento) y gradientes de temperatura
entre el aire exterior e interior (fuerza térmica).

El gradiente de presiones a través de una abertura dada es la suma algebraica
de las diferencias de presión generadas por cada fuerza por separado. Las dos fuerzas
pueden operar en la misma o en direcciones opuestas; dependiendo de la dirección y
magnitud del viento, y de qué temperatura es mayor si la interna o la externa. En la
Figura 5.26 se puede apreciar la interacción de estas fuerzas en distintos casos.
74









Como la fuerza térmica de ventilación depende del producto entre la diferencia de
temperaturas y la altura del camino de la ventilación (por ej. Distancia vertical entre aberturas), es
de importancia práctica sólo cuando uno de los factores es de suficiente magnitud.

En edificios residenciales, la altura efectiva del camino de la ventilación es muy pequeña,
generalmente menor de 2 metros, por lo que para usos prácticos para que un flujo de aire sea
inducido por fuerzas térmicas se deberá contar con una apreciable diferencia de temperaturas.

Esas diferencias sólo se consiguen en invierno, por lo que en verano el efecto de las fuerzas
térmicas es usualmente muy pequeño como para considerarlo. Hay dos excepciones una son los
baños y cocinas que utilizan para su ventilación conductos verticales de gran altura, por lo que la
fuerza térmica puede ser efectivamente utilizada para ventilación natural, la otra son los edificios
generalmente de oficina, especialmente diseñados para utilizar el efecto de las diferencias de
temperatura, algunos ejemplos se muestran en la Figura 5.27.




Figura 5.27.Edificios diseñados especialmente para el aprovechamiento de la fuerza térmica (efecto Stack)

Teniendo en cuenta esto, los modelos empíricos seleccionados, que serán explicados en la
siguiente sección, en su gran mayoría consideran principalmente el efecto del viento más que el
efecto de la temperatura.



Figura 5.26. Interacción entre el efecto del viento y de la temperatura sobre una progresión de la velocidad del
viento
Efecto Stack > Efecto del viento Efecto del viento >>
75

Bibliografía

1. Boletín informativo Nº 29 “Viento”. Fuerza Aérea Argentina Comando de Regiones Aéreas
Servicio Meteorológico Nacional (1986).
2. “Man, Climate & Architecture”, Capítulo 14. B. Givonni (1976). Applied Science Publishers.
3. “Passive Cooling”, Capítulo 2, Chandra. Editor Jeffrey Cook.
4. “Design: cooling buildings by natural ventilation”. U.S. Army Corps of Engineers, Naval
Facilities Engineering Command, Air Force Civil Engineering Support Agency (2004).
5. “Natural Ventilation in Buildings”, Capítulo 2. Editor F. Allard (1998). James & James.
6. “Wind pressure distribution around buildings: a parametric model”. Mario Grosso (1990).
Artículo de Energy and Buildings.
7. “Natural Ventilation for passive cooling: measurement of discharge coefficients”. F.
Florentzou, J. Van Der Mass y C. A. Roulet (1997). Artículo de Energy and Buildings.
8. “1999 ASHRAE Handbook CD”.
9. Apuntes de Ingeniería Bioambiental de cursada 2005. Eduardo Yarke y Martha Fujol.
10. “Impact of the uncertainties on wind pressures on the prediction of thermal comfort
performances”. N. Heijmans y P. Wouters (2003). Technical Report de la IEA (International
Energy Agency) para el Annex 35 HybVent (Hybrid Ventilation in New and Retrofitted
Office Buildings).
11. BS 5925:1991 “Code of practice for ventilation principles and designing for natural
ventilation”. British Standards Institute (1991).
12. “Bioclimatic design & analysis courses notes”. Preparado por M. Mc Kenna de la RMIT
University. Seminario 2001.
13. “Design analysis of single-sided natural ventilation”. C. Allocca, Q. Chen y L. Glicksman
(2002). Artículo de Energy and Buildings.






























76


6 - MODELOS EMPIRICOS PARA EL CALCULO ESTIMATIVO DE
PARAMETROS DE VENTILACION NATURAL



Introducción

Una evaluación completa sobre un problema específico que se quiera resolver empleando
Ventilación Natural, requiere del abordaje simultáneo y complementario de tres diferentes técnicas:

1) La realización de pruebas (generalmente empleando humo) sobre
modelos a escala
2) La verificación y estimación de ciertos parámetros con modelos de
cálculo de mayor o menor complejidad.
3) La realización de mediciones sobre los espacios bajo estudio en escala
y tiempo real

Ninguno de estos métodos es completo y exhaustivo por si solo y aún las mas modernas
técnicas de análisis numérico (como son los programas que aplican la metodología del CFD sobre
modelos de redes) aseguran resultados totalmente confiables. De allí la conveniencia del abordaje
simultáneo.

Los estudios sobre los modelos a escala tienen la ventaja sobre las otras técnicas que
permiten visualizar con gran claridad los patrones de flujo (debido a las configuraciones
geométricas del espacio, la ubicación y tipología de las aberturas y el tamaño de las mismas) que
se producen en el movimiento del aire interior.

También posibilitan estimar correlaciones de velocidades entre la velocidad del viento
actuante y la velocidad del desplazamiento del aire interior en diferentes puntos del interior del
espacio.

En la figura 6.1 se muestran patrones de flujo obtenidos sobre el modelo a escala del
Laboratorio de Ingeniería Bioambiental de la Universidad Nacional de Luján los que varían según
desde donde incida el viento y la posición relativa de las aberturas abiertas o cerradas.



Figura 6.1. Patrón de flujo característico para el caso del humo incidiendo sobre:
a) las aberturas y puerta entreabierta a 45º
b) las aberturas y puerta cerrada
a)

77
Además de los patrones de flujo, es necesario conocer o estimar los caudales de aire que
atraviesan el espacio interior y los valores reales en las velocidades del aire y su distribución para
que puedan dimensionarse las aberturas, elegir su mejor ubicación, calcular las pérdidas de
energía y su efecto en el confort térmico y en la calidad del aire interior.

Esta información solo puede ser obtenida en tiempo real sobre los propios espacios bajo
estudio, pero ello es posible en muy contadas oportunidades, lo que lleva necesariamente a
complementar los análisis sobre modelos a escala con cálculos numéricos empíricos o
simulaciones.

De acuerdo al tipo de información requerida, varios modelos y herramientas pueden ser
usados. Los modelos van desde algoritmos empíricos simples para calcular el caudal de aire, las
velocidades del aire interior y las superficies de aberturas requeridas, hasta los modelos
computacionales.

Los modelos computacionales mas sofisticados resuelven las ecuaciones de Navier-Stokes
y generalmente el nivel de complejidad que puede encarar cada modelo viene indicado en función
de la cantidad de espacios vinculados entre sí que puede resolver y/o en la densidad de la trama
de red dentro de la cual se calculan las variaciones de todas las variables intervinientes nodo por
nodo.

Los modelos empíricos están basados en fórmulas simplificadas generalmente obtenidas de
manera experimental bajo ciertas condiciones que hacen que su uso sea restringido dentro de
ciertos límites de validez. Sin embargo estas herramientas son muy útiles porque ofrecen una
primera estimación rápida de caudales de aire o velocidades, ideales para la fase de diseño del
sistema. En esta sección se describirán exhaustivamente los modelos empíricos para ventilación
natural más reconocidos y validados.

Los modelos de CFD son las herramientas de cálculo más avanzadas, y como se dijo
anteriormente, se basan en la solución de las complejas ecuaciones de Navier-Stokes, es decir
resuelve las ecuaciones de conservación de masa, energía y momento. Da como resultados
campos de distribución de velocidad del aire y temperatura interior así como también campos de
distribución de la presión exterior sobre el edificio. Una simulación CFD se realiza como un
experimento, en forma análoga a un experimento real llevado a cabo en un laboratorio real, pero
en un "laboratorio CFD" vía un modelo matemático y algoritmos que describan los procesos (Ver
Figura 6.2).

Si bien el CFD es una herramienta potente, versátil y se ha demostrado su utilidad en
estudios paramétricos sobre distintas experiencias en edificios acondicionados naturalmente, los
modelos de CFD requieren de expertos para su utilización y análisis, ya que su complejidad es
elevada, necesitan de computadoras potentes para correr la simulaciones e insumen mucho
tiempo de proceso inclusive horas. Además los modelos CFD cuentan con la doble desventaja de
que la precisión de los resultados dependen fuertemente de la precisión con que se hayan
determinado las variables físicas utilizadas como condiciones de borde para la resolución de las
ecuaciones y que la validez de los resultados de la simulación se torna dificultosa. Como es de
sospechar, las herramientas de CFD no son precisamente económicas, por lo que su uso se
restringe a experimentaciones y todavía se encuentran muy alejadas del alcance del ingeniero
medio
b)
78















De aquí deriva la ventaja de utilizar métodos simples de cálculos para la fase preliminar de
diseño de un sistema, donde todavía es posible cambiar su forma o su orientación o algún otro
elemento.

Es interesante destacar que dada la naturaleza aleatoria de los parámetros de entrada para
los modelos de ventilación natural, como la velocidad del viento y su orientación, de poco sirve
utilizar modelos muy complicados y detallistas, sino lo que realmente sirve para un ingeniero que
quiera implementar en el diseño de un sistema técnicas de ventilación natural, es contar con
herramientas de cálculo simples que den resultados cualitativamente correctos.

Las herramientas de tipo empírico no siempre son métodos de cálculos numéricos, sino que
también se han desarrollado tablas de datos tabuladas y guías prácticas para asistir en el diseño
de edificios ventilados naturalmente.

De acuerdo a los parámetros que estime, podemos reconocer tres categorías de métodos
empíricos:

- Cálculos empíricos para la predicción de caudales de aire;
- Cálculos empíricos para la predicción de la velocidad del aire dentro del edificio;
- Cálculos empíricos para el dimensionamiento de aberturas.

Los métodos han sido deducidos tanto de la teoría como de datos experimentales
específicos y no pueden ser considerados de validez general; por lo que, como se mencionó
anteriormente deberán ser usados dentro de sus límites de validez.


Métodos de cálculo empíricos para la predicción de caudales de aire

Distintos procedimientos simplificados basados en datos experimentales han sido
desarrollados para obtener caudales de aire estimativos esencialmente en edificios de una sola
zona.

Estos modelos pueden ser usados durante la fase de diseño para obtener valores de
caudales de aire aproximados. A continuación se describen los métodos más representativos y
validados.

El método del British Standard

Este método publicado del BS 5925-1991:“Code for practice for Design of Buildings:
Ventilation principles and designing for natural ventilation” propone fórmulas para el cálculo de
infiltración de aire y ventilación tanto para recintos con una abertura como para configuraciones
con ventilación cruzada.

Figura 6.2. Ejemplos de modelos CFD
79
El método asume un flujo bidireccional a través del edifico e ignora las divisiones internas.
Las tablas 6.3 y 6.4 dan esquemáticamente las fórmulas propuestas para diferentes patrones de
flujo y diferentes condiciones.

(a) Ventilación debida al efecto del viento
Q=0,025AV
Donde Q[m
3
/s] es el caudal de aire, A[m
2
] es la
superficie de aberturas y V [m/s] la velocidad del
viento.

(b) Ventilación debida al efecto de la diferencia de
temperaturas con dos aberturas
( )( )
|
.
|

\
| ∆
(
(
¸
(

¸

+ +
=
T
TgH
A C Q
d
1
2 / 1
2
1 1
2
ε ε
ε

ε=A
1
/A
2
, A=A
1
+A
2

donde C
d
es el coeficiente de descarga, ∆T es la
principal diferencia de temperaturas entre el exterior
y el interior, y
2
Ti Te
T
+
= en Kº.



(c) Ventilación debida al efecto de la diferencia de
temperaturas con una abertura
T
TgH A
C Q
d
2
3

=

Tabla 6.1. Fórmulas para ventilación con aberturas en una sola fachada


Tabla 6.4. Fórmulas para ventilación cruzada
(a) Ventilación debida al efecto del viento
Cp V A C Q
w d w
∆ =
2
4 3
2
2 1
2
) (
1
) (
1 1
A A A A A
w
+
+
+
=



(b) Ventilación debida al efecto de la diferencia de
temperaturas
5 , 0
1
2
|
.
|

\
| ∆
=
T
TgH
A C Q
b d b

2
4 3
2
2 1
2
) (
1
) (
1 1
A A A A A
b
+
+
+
=

2
Ti Te
T
+
=
en Kº

(c) Ventilación debida al efecto del viento y de la
diferencia de temperaturas
Q=Qb para
Cp
H
A
A
T
V
w
b

<

1
26 , 0

Q=Qw para
Cp
H
A
A
T
V
w
b

>

1
26 , 0

∆T=Ti-Te

H
2

A
2

A
1

∆T + T
e

T
e

H
1

A
V
A
2

A
1

A
4

A
3

Cp1
V
Cp2
∆T+Te
Posición en corte
Posición en corte
Posición en corte
A
2

A
1

A
4

A
3

Te
Ti H
1

Posición en corte
A
2

A
1

A
4

A
3

V, Te
Cp1
Ti
Cp2
Posición en corte
Posición en corte
80

El método de la ASHRAE

Este método extraído del capítulo 25 del ASHRAE Fundamental Handbook (1999) que trata
sobre ventilación e infiltración, está basado en el modelo del LBNL (Lawrence Berkeley National
Laboratory) desarrollado por Sherman y Grimsrud en 1980.

Este modelo ha sido ampliamente utilizado y requiere del conocimiento del área efectiva de
escape del edificio, es decir, de infiltración. La precisión del método puede llegar a ser muy buena
(±7% para períodos de una semana) cuando los parámetros del edificio en cuestión son bien
conocidos, pero la precisión se pierde cuando no se conocen bien estos parámetros obteniéndose
errores del orden del 40% - Como regla general: Solo es aplicable en el caso de infiltraciones y no
en el caso de ventanas entreabiertas por mas pequeña que sea la abertura.

Para obtener el área de efectiva de escape del edificio se pueden realizar pruebas de
presurización. Si estas pruebas no pueden ser llevadas a cabo, los datos de la Tabla 6.5 pueden
ser usados para estimar el área efectiva de infiltración.

Para obtener el área total de infiltración de aire del edificio, hay que multiplicar todas las
dimensiones o número de cada componente del edificio por el apropiado valor de la tabla. La
suma de todos los productos resultantes es el área total de infiltración del edificio.

La Tabla 6.6 da el resultado de un ejemplo de cálculo del área efectiva de infiltración. Cada
componente, en el cual se produce una infiltración de aire, está identificado en la primera columna
y descrito en la segunda. El largo, área o número de componentes se encuentran en la tercer
columna. La cuarta columna contiene el área de infiltración por unidad de componente, extraído de
la Tabla 6.5 ,y la quinta columna contiene el área total de infiltración asociada con cada
componente. La suma de los términos de la última columna es el área total de infiltración del
edificio.

Usando el área de infiltración efectiva de aire, el flujo de aire puede ser calculado de
acuerdo a la siguiente expresión:


2
V C T C A Q
W S
L
+ ∆ =
donde:

Q = Caudal de aire [m
3
/h]
A
L
= Area efectiva de infiltración (air leakage) [cm
2
]
C
S
= Coeficiente stack [m
6
/h
2
cm
4
K]
∆T = Diferencia de temperatura promedio entre el exterior y el interior para el intervalo de tiempo
del cálculo [K]
C
W
= Coeficiente debido al viento [m
4
s
2
/h
2
cm
4
]
V = Velocidad media del viento medida en la estación meteorológica local para el intervalo de
tiempo del cálculo [m/s]


Las renovaciones/hora del edificio se obtienen dividiendo al caudal por el volumen. La Tabla
6.7 presenta valores de C
S
para residencias de uno, dos y tres pisos. El valor del coeficiente
debido al viento C
W
depende de las obstrucciones del entorno y de la altura del edificio. La Tabla
6.8 lista cinco diferentes clases de obstrucciones y la Tabla 6.9 presenta valores para el CW para
edificios de uno, dos y tres pisos para cada una de las distintas clases de obstrucciones. En el
cálculo de los valores de las Tablas 6.7 y 6.9, se tomaron los valores de la altura de uno, dos y
tres pisos como 2,44m, 4,88m y 7,32m respectivamente; además se consideró al terreno como un
área rural con obstáculos dispersos.




81
Tabla 6.5. Areas efectivas de infiltración (Aplicación para edificios bajos, de hasta 3 pisos)
Componentes del Edificio Unidad (Áreas
de infiltración)
Mejor
estimado
Rango
Cielorraso

- general cm
2
/m
2
1.8 0.79 - 2.8
- con declive cm
2
/m
2
0.19 0.046 - 0.19
- hueco para luces cm
2
/unid. 10 1.5 - 21
- lámparas colgantes cm
2
/unid. 0.82

Puertas

- simple, sin burlete cm
2
/unid. 21 12 - 53
- simple, con burlete cm
2
/unid. 12 4 - 27
- doble, sin burlete cm
2
/m
2
11 7 - 22
- doble, con burlete cm
2
/m
2
8 3 - 23
- interior (escaleras) cm
2
/lmc 0.9 0.25 - 1.5
- rendija para correo cm
2
/lmc 4

Paredes (exterior)

- de concreto cm
2
/m
2
0.5 0.048 - 1.8
- pared con ladrillos de arcilla
(revocada)
cm
2
/m
2
0.68 0.05 - 2.3
- panel de concreto encastrado cm
2
/m
2
1.2 0.28 - 1.65
- bloque de concreto de baja
densidad(sin revocar)
cm
2
/m
2
3.5 1.3 - 4
- bloque de concreto de baja
densidad(pintado)
cm
2
/m
2
1.1 0.52 - 1.1
- bloque de concreto de alta
densidad(sin revocar)
cm
2
/m
2
0.25

Ventanas

- horizontales de proyección, sin
burlete
cm
2
/m
2
1.6 0.8 - 2.4
- horizontales de proyección, con
burlete
cm
2
/m
2
0.8 0.4 - 1.2
- de abrir, sin burlete cm
2
/lmc 0.28

- de abrir, con burlete cm
2
/lmc 0.24 0.1 - 3
- con dos hojas corredizas
verticales, sin burlete
cm
2
/lmc 2.5 0.86 - 6.1
- con dos hojas corredizas
verticales, sin burlete
cm
2
/lmc 0.65 0.2 - 1.9
- con una hoja vertical corrediza,
con burlete
cm
2
/lms 0.87 0.62 - 1.24
- corrediza horizontal, con burlete cm
2
/lms 0.67 0.2 - 2.06
- corrediza horizontal, de madera cm
2
/lms 0.44 0.27 - 0.99
- corrediza horizontal, de aluminio cm
2
/lms 0.8 0.27 - 2.06
- doble vidriado cm
2
/lms 0.018 0.009 - 0.018
- umbral de la ventana cm
2
/lmc 0.21 0.139 - 0.212
Salidas eléctricas/ enchufes

- sin tapas cm
2
/unid. 2.5 0.5 - 6.2
- con tapas cm
2
/unid. 0.15 0.08 - 3.5
Cañerías y cableados

- no sellados cm
2
/unid. 6 2 - 24
- sellados cm
2
/unid. 2 1 - 2
Respiraderos

- baño con respiradero cerrado cm
2
/unid. 10 2.5 - 20
- baño con respiradero abierto cm
2
/unid. 20 6.1 - 22
Notas: 1. lmc = metro lineal por rendija, lms = metro lineal por hoja de ventana.
2. Datos basados en una diferencia de presión de 4 Pa y Cd = 1.
3. Fuente: ASHRAE Fundamental Handbook 1997, Capítulo 25
82
Componente Descripción Tamaño o
número
A
L
por unidad = A
L
,cm
2

Umbral de
ventanas
42 m 0,21 cm
2
/m 8,82
Salidas eléctricas C/tapa 20 0,15 cm
2
/unid. 3
Ventanas Horizontales de
proyección con
burlete
13 m
2
0,8 cm
2
/m
2
10,4
Puertas exteriores Doble sin burlete 6 m
2
11 cm
2
/m
2
66
Respiradero del
baño
abierto 1 20 cm
2
/unid. 20
Cañerías Selladas 7 2 cm
2
/unid. 14
Area total calculada de infiltración de aire del edificio= 122,22 cm2
Tabla 6.6. Ejemplo de cálculo del área efectiva de infiltración de un edificio basado en las áreas de infiltración
de los distintos componentes


Cantidad de pisos
Uno Dos Tres
Coeficiente Stack 0,00188 0,00376 0,00564
Tabla 6.7. Coeficiente Stack CS [m
6
/h
2
cm
4
K]


Clase Descripción
1 Edificio expuesto
2 Campo con algunos obstáculos
3 Barrio residencial
4 Area suburbana
5 Centro de la ciudad
Tabla 6.8. Clases de obstrucciones del entorno local


Clase de Cantidad de pisos
obstrucciones Uno Dos Tres
1 0,00143 0,00544 0,00640
2 0,00319 0,00421 0,00495
3 0,00226 0,00299 0,00351
4 0,00135 0,00178 0,00209
5 0,00041 0,00054 0,00063
Tabla 6.9. Coeficiente debido al viento CW [m
4
s
2
/h
2
cm
4
]

Ejemplo

Estimar el caudal y las renovaciones por hora de un edificio de dos pisos. El edificio tiene un
área efectiva de infiltración de 845 cm2 y un volumen de 340 m3, y está ubicado en una barrio
residencial (obstrucción de clase 3). La temperatura interior es de 20ºC y la temperatura exterior
de diseño es de 30ºC. Asumir una velocidad de diseño del viento de 4m/s.

De las Tablas 6.5 y 6.9 se obtienen Cs = 0,00376 y Cw = 0,00299 respectivamente por lo
que el flujo de aire es:

h m Q / 247 4 · 00299 , 0 10 · 00376 , 0 845
3 2
= + =

Por lo que las renovaciones por hora son iguales a
Q/Vol.= 247/340 = 0,73 renovaciones/hora.


83
El método de Aynsley

Aynsley propuso un método simple para la predicción del flujo global de aire para el caso de
ventilación cruzada.

Asumiendo dos aberturas principales en fachadas opuestas del edificio, el método requiere
el Cp (coeficiente de presión) de cada fachada para calcular el caudal de aire que atraviesa el
edificio. Teniendo en cuenta la conservación de masas entre las dos aberturas, se deriva la
siguiente expresión para el cálculo del flujo de aire:

z
V
Cd A Cd A
Cp Cp
Q
2
2
2
2
2
1
2
1
2 1
1 1
+

=

donde Cd
1
y Cd
2
son los coeficientes de descarga dados en función de las configuraciones de las
aberturas, A
1
y A
2
son las área de las aberturas 1 y 2 respectivamente y Vz es la velocidad de
referencia del viento.

El principal interés de este método es su simplicidad y eficiencia para dar un valor estimado
del orden de magnitud del flujo de aire en la ventilación cruzada.

El método de De Gidds y Phaff

En este método se analizan los efectos del viento y de la temperatura de manera conjunta y
por separado. Fue desarrollado por Phaff y De Gidds, ellos condujeron experimentos en la planta
baja de edificios de tres pisos en distintas localidades, usando técnicas de gases, para medir la
influencia del efecto del viento y la temperatura (efecto stack) en los caudales de aire a través de
una abertura.

Con los resultados obtenidos crearon este modelo empírico que cuantifica el efecto
combinado de la temperatura, el viento y la turbulencia para el caso de ventilación con abertura en
una sola fachada.

Para representar la ventilación natural provista en ausencia de viento, una constante de
turbulencia fue adicionada para el cálculo del flujo de aire. Esta constante de turbulencia es
exclusiva de este método, ya que la mayoría de las correlaciones existentes para la ventilación
natural fallan al predecir el flujo de aire en ausencia del viento.

El efecto de la turbulencia fue cuantificado gracias a las observaciones de los valores de
velocidad del aire fluctuantes. El modelo calcula una velocidad efectiva (U
eff
), que se refiere al flujo
a través de media ventana abierta, y deriva directamente del caudal de aire medido (Q). En forma
general la velocidad efectiva se define como:

( )
turb stack wind eff
P P P
g A
Q
U ∆ + ∆ + ∆ = =
2
2 /


que toma la siguiente forma:
3 2
2
1
2 /
C T H C U C
A
Q
U
met eff
+ ∆ + = =

donde U
met
es la velocidad del viento meteorológica, H es la altura de la abertura, C
1
es un
coeficiente adimensional que depende del viento; C
2
es una constante debida al efecto Stack y C
3

es una constante de turbulencia. EL término C
3
es equivalente a una presión efectiva de
turbulencia que provee ventilación en ausencia del viento y del efecto Stack. Teniendo en cuenta
que C
1
=0,001;C
2
=0,0035 y C
3
=0,01 el caudal de aire se puede obtener con la siguiente expresión:

84
01 , 0 0035 , 0 001 , 0
2
2
+ ∆ + = T H U
A
Q
met


donde:
Q = Caudal de aire que atraviesa la abertura [m
3
/s]
A = Area de la abertura [m
2
]
Umet = Velocidad promedio del viento medida por la estación meteorológica local[m/s]
H = Altura de la abertura [m]
∆T = Diferencia de temperatura promedio entre el interior y el exterior [ºC o ºK]


Métodos de cálculo empíricos para la estimación de velocidades de aire
dentro de edificios ventilados naturalmente

El conocimiento acerca de las características del movimiento del aire son esenciales para
los diseñadores de edificios. La velocidad del aire incrementa la pérdida de calor corporal tanto
convectivo como evaporativo incrementando el confort térmico.

Estudios recientes también demostraron que el impacto de la intensidad de la turbulencia del
aire puede ser significativo y es posible incorporar los efectos de la turbulencia en los modelos de
confort térmico.

Importantes investigaciones han sido llevadas a cabo en los últimos 50 años para desarrollar
metodologías para predecir el movimiento del aire inducido por el viento dentro de los edificios.

Las técnicas propuestas pueden ser clasificadas dentro de cinco categorías de acuerdo a la
metodología usada:

• investigaciones basada en experimentos a escala real;
• investigaciones basadas en simulaciones numéricas computarizadas;
• métodos basados en datos tabulados obtenido de estudios paramétricos en túneles de
viento;
• métodos hechos para el uso de los coeficientes de descarga del viento;
• métodos basados en la medición directa de las velocidades de aire interior en modelos a
escala del edificio investigado situados en túneles de viento.

Las principales características, ventajas y desventajas, así como las limitaciones, de algunas
de las metodologías propuestas serán discutidas a continuación.



El método de Givonni

Givonni propuso un método general de correlación, basado en datos experimentales, para
calcular la velocidad promedio de aire interior en recintos de área cuadrada, con aberturas de
entradas iguales a las de salida ubicadas en paredes opuestas. De acuerdo con el método la
velocidad promedio dentro de un recinto está dada por la siguiente expresión:

V
i
=0,45(1-e
-3,48X
)V
r

Donde:
V
i
es la velocidad promedio interior [m/s]
X es la relación entre área de abertura sobre área de pared donde la abertura se ubica.
[adimensional]
V
r
es la velocidad externa de referencia.


85
Métodos basados en datos tabulados

Es bien conocido que la velocidad de aire dentro de un edificio no es uniforme de ningún
modo. Estudios en distintos modelos claramente demuestran áreas con torbellinos y áreas de baja
velocidad.

Sin embargo, cuando se estudia la eficiencia global de la ventilación natural en un edificio,
es más conveniente considerar un valor promedio de velocidad de aire interior.

Estudios en túneles de vientos hicieron posible comparar velocidades de aire interior para
recintos ventilados naturalmente bajo diferentes direcciones de viento y con diferentes número de
aberturas y ubicaciones.

Melaragno ha propuesto valores del promedio y máximas velocidades de aire interior para
recintos con una sola abertura, diferentes relaciones entre ancho de la abertura sobre ancho de la
pared y distintas direcciones del viento.(Tabla 6.10).

Ancho de abertura/ ancho de pared Dirección del viento
1/3 2/3 3/3
Viento perpendicular a la abertura 13 13 16
Dirección del viento oblicua en el
frente
12 15 23
Dirección del viento oblicua en la
parte trasera
14 17 17
Tabla 6.10. Efecto del tamaño de las aberturas en recintos sin ventilación cruzada sobre la velocidad
promedio de aire interior (% de la velocidad exterior del aire).

Las velocidades de aire interior están expresadas como un porcentaje de la velocidad del
aire libre exterior.

Se pueden destacar dos observaciones de la tabla, una es que en los recintos donde hay
una sola abertura, el tamaño de las ventanas tiene muy poca influencia en la velocidad de aire
interior, la otra es en el caso de vientos oblicuos con respecto a la abertura hay un efecto
apreciable con el aumento del tamaño de la abertura.

Esto se debe a la distribución de presiones, en el caso de vientos oblicuos hay variaciones
de presión sobre el ancho de la pared, por lo que el aire puede entrar por una parte de la abertura
y salir por otra parte de la misma.

En cambio con vientos perpendiculares las diferencias de presión sobre la pared son muy
pequeñas para que el aumento del tamaño de aberturas tenga un efecto más notable. Este efecto
se vio en la figura 5.2.

El mismo autor propuso valores de las principales velocidades de aire interior para distintas
configuraciones de ventilación cruzada sin divisiones internas (Tablas 6.12 a 6.14).









Figura 6.11. Efectos en el tamaño de las aberturas de entrada y salida en recintos con ventilación
cruzada con aberturas en paredes opuestas.




100% V
2/3
34% V
1/3
86
Ancho de la abertura de entrada /
ancho de la pared
Ancho de la abertura de salida /
ancho de la pared
V
prom.
(%)
1/3 1/3 35
1/3 2/3 39
1/3 1 44
2/3 1/3 34
2/3 2/3 37
2/3 1 35
1 1/3 32
1 2/3 36
1 1 47
Tabla 6.12. Efectos en el tamaño de las aberturas de entrada y salida en recintos con ventilación cruzada con
aberturas en paredes opuestas, con vientos perpendiculares.

Como se ve incrementando el tamaño de la abertura de salida, manteniendo constante la de
entrada, se produce un muy pequeña mejora en la circulación.

Sin embargo, la máxima eficiencia se obtiene cuando ambas aberturas tiene el máximo
tamaño al mismo tiempo, mientras que la mínima eficiencia se obtiene cuando las áreas de
entrada son máximas y las de salida mínimas.









Figura 6.13. Aberturas en paredes opuestas, con viento oblicuo.

Ancho de la abertura de entrada /
ancho de la pared
Ancho de la abertura de salida /
ancho de la pared
V
prom.
(%)
1/3 1/3 42
1/3 2/3 40
1/3 1 44
2/3 1/3 43
2/3 2/3 51
2/3 1 59
1 1/3 41
1 2/3 62
1 1 65
Tabla 6.14. Efectos en el tamaño de las aberturas de entrada y salida en recintos con ventilación cruzada con
aberturas en paredes opuestas, con vientos oblicuos.

Comparando el efecto del viento a 45º con respecto a la abertura de entrada, con el caso de
viento perpendicular, se demuestra que los vientos oblicuos tiene mayor eficiencia de ventilación
en todos los casos.

Esto se debe a que cuando el viento es perpendicular, el flujo principal entra por la abertura
de entrada y se dirige directamente a la salida produciendo turbulencia en los rincones de la pared
opuesta pero el resto del recinto se ve muy poco afectado, en cambio, cuando el viento es oblicuo
(a 45º) la mayoría del volumen de aire toma un movimiento turbulento circular alrededor del
recinto, incrementando el flujo de aire en las paredes laterales y en los rincones.

Además se vuelve a demostrar que aún en el caso de dirección de viento oblicua, la
ventilación más eficiente se obtiene cuando ambas aberturas son máximas.


100% V
2/3
43% V
1/3
87
Cuando las aberturas de entrada y salida se encuentran en paredes adyacentes, el efecto
debido al tamaño relativo de las aberturas es diferente (Fig. 6.15). La velocidad promedio de aire
interior en recintos con ventilación cruzada con aberturas en paredes adyacentes y vientos
perpendiculares y oblicuos está dada en la Tabla 6.16.














V
prom.
(%)
Ancho de la abertura de
entrada / ancho de la pared
Ancho de la abertura de
salida / ancho de la pared Viento
perpendicular
Viento
oblicuo
1/3 1/3 45 37
1/3 2/3 39 40
1/3 1 51 45
2/3 1/3 51 36
1 1/3 50 37
Tabla 6.16. Efectos en el tamaño de las aberturas de entrada y salida en recintos con ventilación cruzada con
aberturas en paredes adyacentes y vientos perpendiculares y oblicuos a la abertura de entrada.

Para vientos perpendiculares la eficiencia mínima ocurre cuando la relación de la abertura
de entrada es 1/3 y la de salida 2/3. Para el caso del viento a 45º la máxima eficiencia se obtiene
cuando la relación de la abertura de entrada es 1/3 y la de salida 1, mientras que la mínima
eficiencia ocurre para una relación de abertura de entrada de 2/3 y la de salida 1/3.

Es interesante destacar que cuando las aberturas se encuentran en paredes adyacentes, la
mejor eficiencia de ventilación se obtiene con vientos perpendiculares a la abertura de entrada y
no con vientos oblicuos como ocurría en el caso de aberturas en paredes opuestas.

La metodología CSTB

La metodología propuesta por el CSTB (Centre Scientifique et Technique du Batiment) está
basada en datos obtenidos de modelos a escala en túneles de viento para la predicción del
movimiento de aire inducido por el viento. El método se basa en la evaluación del coeficiente
global de ventilación, C
G
, definido como:
5 , 1
V
V
C
i
G
=
donde: V
i
es la velocidad principal de aire interior a 1,5m de altura y V
1,5
es la velocidad del
aire exterior a la misma altura.
De acuerdo al método, el coeficiente de ventilación depende directamente de:
• las características del sitio;
• la orientación del edificio y del viento;
• las características exteriores del edificio;
• las características interiores del edificio.


2/3 2/3
2/3 2/3
100% V
100% V
51% V 36% V
Figura 6.15. Efectos en el tamaño de las aberturas de entrada y salida en recintos con ventilación cruzada
con aberturas en paredes adyacentes y vientos perpendiculares y oblicuos a la abertura de entrada.
88
Para evaluar estas variables el método propone la determinación de cuatro coeficientes:
C
site
, C
orientation
, C
arch. Exter.
, C
aero. Inter.
. Entonces el coeficiente global de ventilación, CG de un recinto
dado es igual al mínimo de los cuatro coeficientes previamente definidos:

C
G
=min(C
site
, C
orientation
, C
arch. Exter.
, C
aero. Inter.
)

Para la evaluación de cada coeficiente, se propone una metodología específica, un poco
compleja pero completa, basada en la performance relativa de ventilación de una maqueta de
referencia, C
0
; por ej. C
x
=f(C
0
), la cual es medida en un túnel de viento y se encontró que C
0
=0,6.

Es decir, todos los valores de los coeficientes estarán referenciados a este valor C
0
. La
maqueta de referencia, para la cual se determinó el C
0
, es una construcción sin divisiones internas
de 30m2, con una altura de cielorraso que va de los 3m de altura hasta los 4m, ya que el techo
tiene una inclinación de 10º. Las 2 aberturas, ubicadas en paredes opuestas, representan el 30%
del área de pared, mientras que el eje del edificio es paralelo al eje principal del viento dominante.
Finalmente se considera que la maqueta está ubicada en un terreno llano libre de obstrucciones.

El método examina el caso de los edificios ubicados en zonas rurales o sitios con una baja o
mediana densidad urbana. Es considerado que la ventilación natural no es una técnica efectiva
para sitios que tienen características de muy alta densidad urbana.

C
SITE
(Características del sitio)

Para evaluar C
SITE
, se deben estimar primero los coeficientes C
TP
, C
EP
y C
PM
.


C
TP
(Topografía
del sitio)
Sitios desfavorables
• Zonas a favor del viento en la base de una colina;
C
TP
= 0.6C
0
;
• Zonas en contra del viento en la base de una colina;
C
TP
= 0,5C
0
;
• Valles pobremente orientados a los vientos locales;
C
TP
= 0,3C
0

• Acantilados; C
TP
= 0,7C
0
.

Sitios favorables
• Zonas entre dos colinas con una orientación apropiada hacia
los vientos locales; C
TP
= 1,1C
0
(Fig 6.17a);
• Zonas sobre la ladera de una montaña, con la inclinación del
techo mayor que la pendiente de la montaña, ver siguientes
casos; C
TP
= 1,2C
0
(Fig 6.17b);
• Zonas sobre la ladera de una montaña con un techo inclinado
paralelo a la pendiente de la montaña; C
TP
=C
0
(Fig 6.17c);
• Zonas sobre la ladera de una montaña con un techo inclinado
(20º) opuesto a la pendiente de la montaña;
C
TP
= 1,3C
0
(Fig. 6.17d).





(a) (b)
Area de aceleración
CTP = 1.1C0

Eje del viento
Inclinación
CTP = 1.2C0
89



Figura 6.17. Impacto del sitio: la influencia de la topografía

C
EP
(Obstrucciones
del entorno)
Para el caso de sitios rurales o de baja densidad urbana, la presencia
de árboles altos u otras obstrucciones, de 5 a 10m. de altura, en
frente de la fachada donde actúa el viento reduce significativamente
el potencial de la ventilación natural, por lo que en ese caso el
edificio debería ubicarse lo más lejos posible de la obstrucción.

El método propone lo siguiente:

• Si la obstrucción es paralela al eje de acción del viento, el
edificio debería ubicarse a una distancia mínima de 12 veces
la altura de la obstrucción (Fig. 6.18a);
• Si la obstrucción es perpendicular al eje de acción del viento,
el edificio debería ubicarse a una distancia igual a 4 veces la
altura de la obstrucción (Fig. 6.18b);
• Si las condiciones anteriores se cumplen, entonces C
EP
=C
0
;
sino C
EP
toma valores entre 0,1C
0
y 0,5C
0
(Fig. 6.18c).



Figura 6.18. Impacto del sitio: influencia de las obstrucciones del entorno

C
PM
(Planta
urbana del
sitio)
Para un edifico aislado, el método considera C
PM
= C
0
.
La metodología examina dos tipos de organización relativa de
edificios:

• Organización de los edificios en líneas paralelas (Fig.6.19a-c);
• Organización de los edificios en forma de Π (Fig. 6.19d).

La organización de los edificios en líneas paralelas es caracterizada
(d) (c)

Inclinación del techo paralela
a la pendiente de la montaña
CTP = C0
Inclinación del techo (20º) opuesta
a la pendiente de la montaña
CTP = 1.1C0
90
por el número de líneas, n, la distancia, a, entre los edificios de la
misma línea y la distancia, b, entre líneas sucesivas.

Si el ángulo de incidencia del viento es paralelo al eje de las
aberturas, θ=0, para los edificios de la primera línea el coeficiente
C
PM
puede ser obtenido como función de la distancia a, de la Figura
6.19a. Como se muestra, para a=3m, C
PM
= 1,3C
0
.

Para los edificios ubicados en las otras líneas y para el mismo ángulo
de incidencia, el coeficiente C
PM
puede ser obtenido como función de
las distancias a y b, de la Figura 6.19b. Como se muestra para a=2m
y b>30m, o a=7 u 8m y b>15m, C
PM
= C
0
.

De acuerdo al método, los mismos resultados son obtenidos para
ángulos de incidencia de ±20º. Si el ángulo de incidencia está entre
±45º (Fig. 6.19c), entonces:

C
PM (θ=±45º)
=0,75C
PM (θ=0)


El método propone C
PM
=1,2C
0
para un organización en forma de Π
(Fig. 6.19d) y C
PM
= 0,6C
0
a 0,7C
0
si el ángulo de incidencia del
viento es paralelo al eje de las aberturas del edificio.




Figura 6.19. Impacto del sitio: influencia de la posición relativa de los edificios


Cuando C
TP
, C
EP
y C
PM
han sido calculados, el coeficiente C
SITE
es calculado de acuerdo a la
siguiente metodología:

1. Si las condiciones para la distancia de los obstáculos vecinos se cumplen entonces
C
SITE
= C
EP
= C
0
, sino C
EP
< C
0
. Cuando C
EP
= 0,1 a 0,5C
0
el potencial para la
ventilación natural es bajo. Si las condiciones se cumplen y C
TP
≥ C
0
mientras que
las distancias a y b entre los edificios vecinos son apropiadas, entonces C
SITE
= (C
PM

+ C
TP
)/2.
2. Si la primera condición se cumple y C
TP
< C
0
, entonces C
SITE
= C
TP
.
91
3. Si el edificio se encuentra en la ladera de una montaña, con una inclinación de techo
de 20º opuesta a la pendiente de la montaña, y la distancia con los edificios vecinos
es apropiada, mientras que el ángulo de incidencia del viento es paralelo al eje de
las aberturas C
SITE
= 1,5C
0
.
4. Si el edificio se encuentra en la ladera de una montaña, con una inclinación de techo
paralela a la pendiente de la montaña, y la distancia con los edificios vecinos es
apropiada, mientras que el ángulo de incidencia del viento es paralelo al eje de las
aberturas C
SITE
= 1,3C
0
.


C
ORIENTATION
(Orientación del edificio con respecto al viento)

El impacto del ángulo de incidencia del viento depende de los siguientes parámetros:
• El ángulo θ entre el eje de las aberturas y el eje del viento (Fig. 6.20);
• La naturaleza y características de la planta urbana.
Para estimar el coeficiente, C
orientation
, se propone la siguiente metodología:
1. Si θ = 0 o θ es igual o menor a ±20º, entonces C
orientation
= C
0
.
2. Si θ = ±45º, entonces C
orientation
= 0,75C
0
.
3. Si θ = 90, entonces C
orientation
= 0,5C
0
.
Para otros valores de θ se debe interpolar.





Figura 6.20. Impacto del ángulo de incidencia






92
C
ARCHI
(Características externas del edificio)
Para evaluar C
ARCHI
primero se deben estimar C
T
, C
ET
, C
P
, C
PL
y C
J
.
C
T
(Características
del techo)
El coeficiente C
T,
está dado por el método para construcciones ubicadas en
pisos llanos o inclinados. Para construcciones en pisos llanos se examinan
los casos que aparecen en la Figura 6.21.



Para edificios ubicados en la ladera de la montaña cuando la inclinación del
techo es opuesta a la pendiente de la montaña, el método propone C
T
=
1,3C
0
.
C
ET
(Efecto de la
existencia de un
techo con aberturas)
Un techo con aberturas es eficiente cuando una de las aberturas se ubica
en la fachada donde actúa el viento y la otra en la fachada opuesta. El área
total de aberturas debería ser de unos 3 a 4m. por cuarto.

El método examina dos casos, mostrados en la Figura 6.22.



Figura 6.22. Impacto de las características externas del edificio: El efecto del techo
con aberturas
C
P
(Características
de las ventanas)
Para mejorar la performance de la ventilación natural, el eje de las
aberturas principales debería ser paralelo al eje de los vientos
predominantes.

La relación entre la superficie de aberturas en una fachada y la superficie
de la fachada es definida como la porosidad de dicha fachada. Los
siguientes valores del coeficiente C
P
son propuestos en función de las
CET = 1,4 C0
CET = 1,15 C0
Figura 6.21. Impacto
de las características
externas del edificio: El
efecto del techo
93
porosidades de las fachadas donde actúa el viento y en las fachadas
opuestas (Fig. 6.23):


Figura 6.23. Impacto de las características externas del edificio: el efecto de la
naturaleza y características de las aberturas

Si la porosidad de las fachadas es distinta, entonces la porosidad de la
fachada opuesta a la acción del viento debería ser la mayor. Si, por
ejemplo, la porosidad de la fachada donde actúa el viento es del 40% y en
la fachada opuesta del 30% entonces C
P
= 1,1C
0
, mientras que para el caso
inverso, C
P
=1,3C
0
.

El efecto de las ventanas laterales siempre es positivo. Por ejemplo, para
un edificio con una porosidad del 30% para ambas fachadas y porosidad del
10% para las aberturas laterales, C
P
=1,2C
0
.

Si la porosidad de la fachada opuesta a la acción del viento es cero,
entonces posibles aberturas laterales compensan, no totalmente la
ausencia de dicha abertura. Por ejemplo si la porosidad de la fachada
donde actúa el viento es del 30%, y de la opuesta es 0%, con una
porosidad del 20% de las fachadas laterales, entonces C
P
=0,7C
0
.

C
PL
(Efecto de
pilotes)
Si se utilizan pilotes, que eleven la construcción a 1m. de altura y el pasaje
del aire es libre, se incrementará la eficiencia de ventilación. El método
propone C
PL
= 1,2C
0
.

C
J
(Efecto de aleros) Los aleros, cuando están ubicados apropiadamente, incrementan la
diferencia de presión y facilitan el movimiento del aire a través del edificio.
De acuerdo con el método, la altura de los aleros debería ser de por lo
menos 2,5m. y su largo mínimo de 2m. Si existe un alero con estas
características, el método propone C
J
= 1,1C
0
.

Si todos los coeficientes C
T
, C
ET
, C
P
, C
PL
y C
J
están determinados, entonces una
metodología precisa es propuesta para estimar C
archi
. La metodología ha sido desarrollada para
dos configuraciones:

Para un edificio monovolúmen con aberturas en la fachada donde actúa el viento o en la fachada
opuesta:

1. La porosidad de la fachada donde actúa el viento y la opuesta deben ser mayor al 15%. Si
la porosidad de la fachada opuesta a la acción del viento es cero, la porosidad de las
fachadas laterales deberá ser de por lo menos el 20%. En este caso y si las condiciones
2-4 no se cumplen, entonces C
archi
= C
P
. Si esta condición no se cumple totalmente,
entonces el método considera que la arquitectura del edificio no es adecuada para la
utilización de ventilación natural.
o Porosidad del 15% C
P
=0,7C
0
;
o Porosidad del 30% C
P
=C
0
;
o Porosidad del 40% C
P
=1,2C
0
.

94
2. Si se cumple la condición 1 y el recinto tiene un techo con aberturas bien diseñadas,
entonces C
archi
= (C
P
+ C
ET
)/2.
3. Si la construcción cuenta con pilotes o aleros, entonces C
archi
= (C
P
+ C
PL
+C
T
)/3 o C
archi
=
(C
P
+ C
J
+ C
T
)/3. Notar que para las construcciones que están elevadas C
T
= C
0
.
4. Si la porosidad de la fachada donde actúa el viento y la opuesta es del 30% y el edificio
está construido sobre la ladera de una montaña donde la pendiente del techo es opuesta a
la de la montaña, el método propone C
archi
= 1,3C
0
.

Para un edificio multiespacio:

1. Si no hay aleros ni pilotes, entonces C
archi
= C
ET
.
2. Si la construcción posee aleros o pilotes, entonces C
archi
= (C
ET
+ C
J
)/2 o C
archi
= (C
ET
+
C
PL
)/2.


C
AERO.INTER.
(Características internas del edificio)

Las características internas del edificio deberían permitir el pasaje de aire a través del
edificio y mantener una relativa homogeneidad dentro del edificio. Los parámetros que deberían
ser tenidos en cuenta son, de acuerdo al método, los siguientes:

• Las divisiones internas, para tener en cuenta su efecto el método propone el uso del
coeficiente C
c
.
• Los muebles, para su efecto el método no propone ninguna metodología específica.

Evaluación de C
c
(el rol de las divisiones internas)

En orden, de facilitar el flujo de aire a través del edificio, las divisiones internas deberían ser
paralelas al flujo de aire (Fig. 6.24a). En este caso C
c
= C
0
. si las divisiones internas, puertas y
otras aberturas internas son paralelas al flujo de aire y presentan una porosidad mayor al 50%,
entonces C
c
= 0,9C
0
.




Figura 6.24. El impacto de las características internas del edificio: el rol de las divisiones internas

Si las divisiones internas son perpendiculares al flujo de aire (Fig. 6.24b) y sus porosidades
son muy bajas, menores del 20%, o son opacas, entonces para los cuartos opuestos a la acción
del viento C
c
= 0,3C
0
.

En este caso el cuarto donde actúa el viento está ventilado sólo si hay aberturas laterales
con una porosidad mayor al 20%. En este caso para las aberturas donde actúa el viento C
c
=
0,8C
0
.

Basándose en lo anterior, el método propone: C
Aero.Inter.
= Cc.

95
Ejemplo
Considerando un edificio con cuatro habitaciones como se muestra en la Figura 6.25. El
edificio está en la ladera de una montaña y el ángulo de incidencia del viento es θ = 30º. La
porosidad de la fachada donde actúa el viento, la opuesta y las laterales son 40%, 30% y 20%
respectivamente, La construcción está sobre pilotes y los habitaciones 3 y 4 están equipadas con
aberturas en el techo.

Calcular el coeficiente C
G
para cada habitación y la relación entre la velocidad de aire
interior y la exterior. Fig. 6.25 – Ejemplo de la Metodología CSTB



Cálculo de C
site
: Como no hay obstrucciones se obtiene un C
EP
= C
0
. Además, como el
edificio está aislado C
PM
= C
0
. Finalmente, la pendiente del techo no es muy favorable por lo que
C
TP
= C
0
. Obteniéndose C
site
= C
0
.
1. Cálculo de C
orientation
: Teniendo en cuenta que para θ = 20º C
orientation
= C
0
y para θ = 45º
C
orientation
= 0,75C
0
, por interpolación se obtiene que para θ = 30º C
orientation
= 0,85C
0
.
2. Cálculo de C
archi
:
Zona2: Como hay pilotes C
PL
= 1,2C
0
. Además, como la porosidad de las fachadas es del
30%, y cuenta con aberturas laterales, C
P
= 1,2C
0
. Por lo que, C
archi
= (1,2 +1,2)C
0
/2 =
1,2C
0
.
Zona 1: Como la porosidad de la fachada opuesta a la acción del viento no es mayor al
15% y la porosidad de las aberturas laterales es del 20%, entonces C
P
= 0,7C
0
. En este
caso el efecto de los pilotes no puede ser tenido en cuenta, por eso C
archi
= C
P
= 0,7C
0
.
Zonas 3 y 4: La presencia de pilotes da un C
PL
= 1,2 C
0
. Además, las aberturas del techo
dan C
ET
= 0,9C
0
. Por lo que, C
archi
= (0,9 + 1,2)C
0
/2 = 1,05C
0
.
3. Cálculo de C
Aero. Inter.
:
Zona 2: Como las divisiones internas son paralelas al flujo de aire, C
Aero. Inter.
= C
0
.
Zona 1: Como las divisiones internas son opacas y la zona cuenta con aberturas laterales,
C
Aero. Inter.
= 0,8C
0
.
Zonas 3 y 4: Debido a la presencia de aberturas en el techo, junto con las aberturas en las
fachadas laterales y en la opuesta a la acción del viento, C
Aero. Inter.
= C
0
.

Como C
G
=min(C
site
, C
orientation
, C
arch. Exter.
, C
aero. Inter.
), se obtiene:
• Zona 1: C
G
=min(C
0
; 0,85C
0
; 0,7C
0
; 0,8C
0
) = 0,7C
0
o 0,42.
• Zona 2: C
G
=min(C
0
; 0,85C
0
; 1,2C
0
; C
0
) = 0,85C
0
o 0,51.
• Zona 3 y 4: C
G
=min(C
0
; 0,85C
0
; 1,05C
0
; C
0
) = 0,85C
0
o 0,51.

Por lo que la velocidad interior a 1,5m. de altura, dentro de la zona 1 sería del 42% de la velocidad
del viento exterior V
i
= 0,42·V
1,5
; mientras que para la zona 2, 3 y 4 la velocidad del aire interior a la
misma altura sería la mitad de la velocidad del aire exterior V
i
=0,51·V
1,5
.
96
La metodología Ernest

Usando datos obtenidos de modelos a escala en túneles de viento, Ernest propuso un
modelo empírico simple para la predicción del movimiento del aire interior inducido por el viento.

El modelo requiere entradas climáticas como la dirección del viento y la distribución de la
presión a través del edificio, así también como datos relacionados al edificio, como tamaño y
características de las aberturas y la configuración de las divisiones internas.

El método predice un coeficiente de velocidad interior promedio, C
V
, definido como la
relación de la principal velocidad interior y la principal velocidad de referencia externa, por lo que
V
i
= C
V
·V
e
. EL modelo puede ser utilizado para las configuraciones usadas en la Tabla 6.26.

Rugosidad del terreno Tres tipos de rugosidades de terreno fueron
investigadas correspondiendo a: campo abierto,
área de baja densidad urbana y área de media
densidad urbana.
Dirección del viento Para cada tipo de configuración del edificio,
siete direcciones de viento fueron medidas,
correspondiendo a ángulos de incidencia de 0º,
15º, 30º, 45º, 60º, 75º y 90º desde la normal del
edificio.
Obstrucciones inmediatas Una obstrucción que consistía en una larga
hilera ubicada en 10 posiciones distintas fue
utilizada.
Altura del edificio y geometría del techo Un edificio de dos pisos y tres tipos de
pendientes de techo fueron investigados.
Formas del edificio Un total de cinco geometrías de edificio fueron
testeadas: rectangular, (dos tipos), en forma de
L, en forma de U y en forma de Z.
Proyecciones externas del edificio Dos tipos de aleros y dos tipos de salientes
horizontales fueron testeados.
Tamaño de las ventanas El rango del tamaño de ventanas investigado,
fue tal que la porosidad de la pared variara
desde 6% hasta 25% del área de la pared.
Ubicación de las ventanas Se examinaron ventanas en fachadas opuestas,
tanto centradas como desplazadas hacia un
lado.
Divisiones internas Dos tipos de divisiones internas fueron
analizadas para tres posiciones diferentes
dentro del recinto y dos alturas distintas. La
configuración exacta de las divisiones internas
se dan más adelante.
Tabla 6.26. Rango de parámetros usados para generar el modelo de Ernest

Para calcular el coeficiente de velocidad interior promedio, C
V
, es propuesta la siguiente
fórmula:

C
V
= f
1
(C
P
,θ) f
2
(ϕ) f
3
(p
n
,θ) f
4

Donde:
C
P
es el coeficiente de presión;
θ es la dirección del viento;
ϕ es la porosidad del edificio;
p
n
es el tipo de división interior;
f
1
(C
P
,θ) es el coeficiente para el efecto de la distribución de la presión y la dirección del
viento;
f
2
(ϕ) es el coeficiente para el efecto del tamaño de la ventana;
f
3
(p
n
,θ) es el coeficiente para el efecto de las divisiones internas;
f
4
es el coeficiente para el efecto de los accesorios de las ventanas.
97

Para calcular el coeficiente f
1
(C
P
,θ) se presenta la siguiente fórmula empírica:

f
1
(C
P
,θ) = [0,0203·∆C
P
+ 0,0296·C
P,i
·cos θ - 0,0651·C
P,o
· cos θ - 0,0178· cos θ + 0,0054]
0,5


Donde C
P,i
es el coeficiente de presión promedio para la abertura donde actúa el viento, C
P,o

es el coeficiente de presión promedio para la abertura en la fachada opuesta a la acción del viento
y ∆C
P
= (C
P,i
- C
P,o
).
Para calcular f
2
(ϕ) la expresión propuesta es:

f
2
(ϕ) = 3,48·ϕ + 0,42

La porosidad del edificio (ϕ) (0,06<ϕ<0,25) se calcula con la siguiente expresión:

ϕ = 2·A
i
·A
0
/[A
W
(2·A
i
2
+ 2·A
0
2
)
0,5
]

donde A
i
es el área de abertura de entrada, A
0
es el área de la abertura de salida y A
W
es el área
interior de la pared que contiene la abertura de entrada.

Para calcular el efecto de las divisiones internas, f
3
, el usuario debe seleccionar una de las
configuraciones de la Fig. 6.27 y un valor para la posición de las divisiones, altura de ellas y
dirección del viento donde:
Dip: es la distancia entre la abertura y la división
Lir: es la distancia entre la abertura y la salida
Hip: es la altura de la división interna
Hir: es la altura interior del recinto













Posición de la división Pos = Dip/Lir
75 , 0 25 , 0 ≤ ≤ Pos
Altura de la división Hp = Hip/Hir
1 3 / 2 ≤ ≤ Hp
Dirección del viento θ º 90 0 ≤ ≤θ
Figura 6.27. Tipos de divisiones internas



Con estas configuraciones, se dan cuatro funciones empíricas en la Tabla 6.28.

Tipo de partición f
3
(p
n
,θ) A B C D
Tipo 1 A + B·Hp·Pos + C·cos 6θ 0,770 0,287 0,045 -
Tipo 2, Hp = 1 A + B·sin θ 0,882 0,057 - -
Tipo 2, Hp = 2/3 A + B·Pos + C·sin θ + D·Pos·sin θ 0,646 0,381 0,442 -0,699
Tipo 2, Hp = 1 A + B·Pos + C·sin θ +D·cos 6θ 0,628 0,300 0,064 0,042
Tabla 6.28. Coeficiente f
3


Para el cálculo del coeficiente f
4
el método propone los valores dados en la Tabla 6.29
sugeridos por Swami y Chandra.
98

Tipo de ventana f
4

Ventana abierta con mosquitero de porosidad del 60% 0,85
Ventana totalmente abierta con toldo sin mosquitero 0,75
Ventana con toldo y mosquitero de porosidad del 60% 0,65
Tabla 6.29. Coeficiente f4

Ejemplo
Calcular el coeficiente de velocidad promedio interior para un recinto con divisiones internas
de tipo 1, Hp=0,75, Pos=0,33 y θ = 30º. Asumir C
P,i
= -0,04, C
P,0
= -0,51, mientras que la
ventana tiene un mosquitero de porosidad del 60% y el edificio tiene una porosidad del 20%.

f
1
(C
P
,θ) = [0,0203·0,47 + 0,0296·(-0,04)·(0,866) - 0,0651·(-0,51)·(0,866) -
0,0178·(0,866) + 0,0054]
0,5
= 0,165

f
2
(ϕ) = 3,48·0,20 + 0,42 = 1,116

De la Tabla 6.28 obtenemos:
f
3
(p
n
,θ) = A + B·Hp·Pos + C·cos 6θ
= 0,770 + 0,287·0,75·0,33 + 0,045·(-1)
= 0,796

Finalmente de la Tabla 6.29 obtenemos f
4
= 0,85.
Por lo que:
C
V
= f
1
(C
P
,θ) f
2
(ϕ) f
3
(p
n
,θ) f
4

= 0,165·1,116·0,796·0,85 = 0,125



Métodos de cálculo empíricos para dimensionar aberturas

Los métodos simplificados que se presentarán son para calcular las áreas de las aberturas
tanto de entrada como de salida del flujo de aire para configuraciones con ventilación cruzada en
un recinto o edificio monovolúmen. Con algunas excepciones estos métodos sólo consideran el
efecto de las fuerzas del viento y desprecian el efecto de la temperatura. Estos métodos son
fáciles de usar e ideales para aplicarlos en la etapa de prediseño del edificio.

Debería ser claro para los diseñadores que todos los métodos empíricos deben ser usados
dentro de sus límites de aplicabilidad. Los datos climáticos utilizados para los cálculos deben ser lo
más representativo posible. Si el propósito del diseño es dimensionar las aberturas para
refrescamiento, deberán ser usados los datos climáticos del mes presentando la carga térmica
más grande.

Sin embargo, es claro que, algunos datos de entrada y especialmente para la distribución de
presiones alrededor del edificio, hay un cierto grado de incertidumbre. Estas metodologías deben
ser vistas como herramientas para dimensionar aberturas en forma aproximada y no como
métodos de cálculo precisos dada la incertidumbre que puede existir en los datos de entrada que
requieren los modelos. No existen todavía métodos exactos que expliquen detalladamente el
comportamiento de la ventilación natural y si existieran serían de una complejidad tal que estarían
fuera del interés de la mayoría de los profesionales.


La Tabla 6.30 resume las características principales y limitaciones de cinco metodologías
empíricas para el dimensionamiento de aberturas.





99
Método Características de la abertura Fuerzas de flujo

The Florida Solar Energy
Centre Method I
Considera abertura de
entrada igual a la de salida.
Calcula el área de abertura
bruta. Considera aberturas
con mosquiteros
Considera sólo el efecto del
viento. Propone
correcciones para la
orientación del viento, tipo
de terreno, edificios
vecinos y altura de
aberturas
The Florida Solar Energy
Centre Method II
Considera áreas de aberturas
desiguales. Calcula el área
efectiva de ventana. Propone
una metodología para tener
en cuenta el efecto de
mosquiteros y porosidad de
ventanas
Considera sólo el efecto del
viento. Toma en cuenta los
coeficientes de presión
debido al viento. Propone
correcciones para los
edificios vecinos y la altura
de las aberturas
The ASHRAE Method Considera áreas de aberturas
desiguales. Propone un
coeficiente para considerar la
efectividad de la abertura en
función del ángulo de
incidencia del viento
Considera el efecto del
viento o la temperatura. No
considera el efecto
combinado de ambos
The Aynsley Method Considera áreas de aberturas
desiguales
Considera sólo el efecto del
viento. Toma en cuenta los
coeficientes de presión
debido al viento
The Bristish Standard
Method
Considera áreas de aberturas
desiguales
Considera tanto el efecto
del viento como el de la
temperatura. Propone
criterios para el efecto
combinado (sólo para el
cálculo de caudales de aire)
Tabla 6.30. Características de cinco métodos empíricos para el diseño de aberturas para edificios
con ventilación cruzada

El método I del Florida Solar Energy Centre

Como se vio en la Tabla 6.30, el método asume que las aberturas tienen áreas iguales,
aunque igual puede ser usado para pequeñas diferencias y no toma en cuenta el efecto de la
temperatura. Para un edificio de dos pisos el cálculo debe hacerse por separado para cada piso.
Para diferencias grandes de áreas de aberturas, se propone otro método, desarrollado por los
mismos autores.

De acuerdo con el método, el área bruta total requerida, Toa, aberturas de entrada más las
de salida, para lograr un determinado número de renovaciones por hora de aire, ach, puede ser
calculada con la siguiente expresión:
4 3 2 1
3
· · · ·
· · 10 · 16 , 1
f f f f W
ach V
TOA

=
donde:
TOA es el área total de abertura (entrada más salida) [m
2
]
V es el volumen del edificio [m
3
]
ach son las renovaciones por hora de diseño [1/h]
W es la velocidad del viento [m/s]
1
f es el coeficiente en función del ángulo de incidencia del viento, los datos han sido
obtenidos en túneles de viento y un ángulo de incidencia igual a cero significa que el viento sopla
perpendicularmente a la fachada del edificio (Tabla 6.31)
100
2
f es el factor de corrección debido al terreno. Este factor es función de la ubicación del
edificio y la estrategia de ventilación (Tabla 6.32)
3
f es el factor de corrección debido al vecindario. Este coeficiente es función de la altura de
la pared del edificio que obstaculiza la llegada del viento al edificio en estudio, h y la distancia que
hay entre ellos, g. Valores de la relación g/h han sido obtenidos en pruebas en túneles de viento
(Tabla 6.33)
4
f es el factor de multiplicación debido a la altura. Para ventanas para el segundo piso o
para casas sobre pilotes el factor es igual a 1,15 sino es igual a 1.

La ecuación asume ventanas con mosquiteros de una porosidad igual a 0,6, sin no hay
mosquiteros el resultado de la ecuación debe ser dividido por 1,67. Además el método considera
que el marco de puertas y ventanas corresponden alrededor del 20% del área bruta, por lo que
para calcular el área neta de abertura se debe dividir la ecuación por 1,25.

Angulo de incidencia del viento (º)
1
f
0-40 0,35
50 0,30
60 0,25
70 0,20
80 0,14
90 0,08
Tabla 6.31. Factor de corrección debido al ángulo de incidencia del viento, f1.

Tipo de terreno Ventilación las
24 horas
Ventilación
nocturna
Costa o cerca del océano 1,30 0,98
Aeropuertos o terrenos planos con edificios,
separados por muros aislados
1,00 0,75
Rural 0,85 0,64
Suburbano o industrial 0,67 0,50
Centro de una gran ciudad 0,47 0,35
Tabla 6.32. Factor de corrección del terreno, f2

Relación g/h
3
f
0 0,00
1 0,41
2 0,63
3 0,77
4 0,85
5 0,93
6 1,00
Tabla 6.33. Factor de corrección por el vecindario, f3

Ejemplo
Para una ubicación dada con velocidad de viento de 4m/s, volumen de 302 m
3
, 30
renovaciones por hora y ángulo de incidencia de 10º. EL edificio se encuentra en un área
suburbana y es ventilado las 24 horas del día. La altura del edificio vecino que obstruye la acción
del viento es de 2,44 m y la distancia que lo separa del edificio estudiado es de 7,32 m. Usar
4
f =1.
Determinar el área total de abertura.
De las Tablas 6.31 a 6.33 se obtiene:
1
f =0,35,
2
f =0,67,
3
f =0,77. Entonces la ecuación
toma los siguientes valores:
1 · 77 , 0 · 67 , 0 · 35 , 0 · 4
30 · 302 · 10 · 16 , 1
3 −
= TOA =14,55m
2


101
El método II del Florida Solar Energy Centre

Este método desarrollado por S.Chandra, es un simple procedimiento para dimensionar
aberturas de entrada y salida de aire en recintos con ventilación cruzada.

El método se basa en el coeficiente de diferencias de presión a través de las entradas y
salidas, y permite el cálculo del área efectiva de ventanas, A, que es una combinación de las áreas
de las entradas y salidas abiertas.

Este método no considera el efecto de la temperatura, y además asume que todas las
aberturas de entrada tienen la misma presión positiva y todas las de salida la misma presión
negativa.

El área efectiva A está definida por la siguiente expresión:

A = A
0
A
i
/(A
0
2
+A
i
2
)
0,5

donde:
A es el área efectiva total [m
2
]
A
0
es el área de abertura de salida [m
2
]
A
i
es el área de abertura de entrada [m
2
]

Para calcular A, el método propone la siguiente expresión:

PD f f W
ach V
A
· ·
· · 10 · 3 , 4
4 3
4 −
=
donde:
V, ach, W,
3
f y
4
f fueron definidos en el método anterior
PD es el coeficiente de diferencia de presión actuando a través de las entradas y salidas y
está dado por:

PD = WPC – LPC
donde:
WPC es el coeficiente de presión de las fachadas donde actúa el viento
LPC es el coeficiente de presión de las fachadas opuestas a la acción del viento

El método propone usar los coeficientes de presión de la Tabla 6.35 para las cuatro
fachadas de un edificio residencial (Fig. 6.34).



















Figura 6.34 . Planos del coeficiente de presión y ángulo de incidencia del viento, para: a) edificios de uno o
dos pisos; b) edificios de dos a seis pisos
a)
b)
102

Tipo de
edificio
Angulo de
incidencia del
viento, α (º)
Coeficiente de
presión, PC,
en la
superficie a
Coeficiente de
presión, PC,
en la
superficie b
Coeficiente de
presión, PC,
en la
superficie c
Coeficiente de
presión, PC,
en la
superficie d
0,0 0,40 -0,40 -0,25 -0,40
22,5 0,40 -0,06 -0,40 -0,60
45,0 0,25 0,25 -0,45 -0,45
67,5 -0,06 0,30 -0,55 -0,40
Edificios de
uno o dos
pisos
90,0 -0,4 0,40 -0,40 -0,25
0 0,80 -0,70 -0,30 -0,70
15 0,80 -0,90 -0,50 -0,60
45 0,50 0,50 -0,50 -0,50
Edificios
cuadrados de
dos o a seis
pisos 90 -0,70 -0,80 0,70 -0,30
0 0,70 -0,70 -0,40 -0,70
45 0,60 0,40 -0,50 -0,40
Edificios
rectangulares
de dos o a
seis pisos
90 -0,50 0,80 -0,50 -0,20
Tabla 6.35. Coeficientes de presión, PC, en función del ángulo de incidencia del viento

Nota: Otros valores recomendados para PC, para otros tipos de aberturas, son:
• Abertura de entrada con alero, PC = 0,40;
• Abertura de salida con alero, PC = -0,25;
• Aberturas en el techo, PC = -0,30

Para tener en cuenta el efecto de mosquiteros o ventanas parcialmente abiertas, etc se
define el factor de porosidad, PF, definido como el producto entre la porosidad del mosquitero,
IPF, con una factor de porosidad de la ventana, WPF, es propuesta:

PF = IPF·WPF

Valores de IPF y WPF para distintos tipos de mosquiteros y ventanas son dados en las
Tablas 6.36 y 6.37.

Entonces, las áreas totales, no abiertas, de entrada y salida, TA
i
y TA
0
, son dadas por las
siguientes expresiones:
TA
i
= A
i
/PF
TA
0
= A
0
/PF

Tipo de mosquitero IPF típico
Sin mosquitero 1,00
Bronce, 14 alambres/pulg. 0,80
Fibra de vidrio, 18 alambres/pulg. 0,60
Tabla 6.36. Factores de porosidad para mosquiteros, IPF

Tipo de ventana WPF típico
De una o dos hojas que pivotan verticalmente 0,40
Con proyecciones que pivotan horizontalmente 0,60
Otras Medir porosidad
Tabla 6.37. Factores de porosidad para ventanas, WPF,
se asume que las cortinas interiores no bloquean el paso del aire

Ejemplo
El volumen del edificio es de 43m
3
, las renovaciones/hora requeridas son 30, la velocidad
promedio del viento es de 4 m/s, y el ángulo de incidencia del viento es de 45º, mientras que en la
fachada d hay un alero. El edificio está en un área urbana. La relación g/h es de 3. Calcular: (a) El
área efectiva abierta requerida, A; (b) La superficie de abertura de entrada y salida, considerando
que son iguales; (c) El área total, no abierta, de aberturas de entrada y salida si se cuenta con un
mosquitero en ventanas que pivotan horizontalmente.
103
(a) De la Tabla 6.33 obtenemos
3
f =0,77,
4
f =1. De la Tabla 6.35 obtenemos
WPC=0,25 y LPC=-0,25, entonces PD=0,5. Por lo que:
PD f f W
ach V
A
· ·
· · 10 · 3 , 4
4 3
4 −
= =
5 , 0 · 1 · 77 , 0 4
30 · 43 · 10 · 3 , 4
4 −
= 0,223 m
2

(b) Si A
0
=A
i
entonces A
i
=1,41·A. Por lo tanto A
i
=A
0
= 0,32m
2

(c) De la Tabla 6.36 obtenemos IPF=0,8 y WPF=0,60 entonces PF=0,48. Por lo que,
TA
i
=TA
0
=0,32/0,48=0,67 m
2



El método ASHRAE

Una metodología muy simple para calcular las superficies de aberturas en edificios
ventilados naturalmente es propuesta por la ASHRAE. De acuerdo con este método si el flujo es
principalmente causado por la acción del viento, el área libre de las aberturas de entrada, A, en un
edificio con aberturas de entrada iguales a las salida, puede ser calculada con la siguiente
expresión:

A=Q/(E·W)
Donde:
A es el área libre de abertura [m
2
]
Q es el caudal de aire de diseño [m
3
/s]
E es la efectividad de la abertura
W es la velocidad del viento [m/s]

El parámetro E debería ser tomado entre 0,5 y 0,6 para vientos perpendiculares y estaría
entre 0,25 y 0,35 para vientos diagonales.

De acuerdo con el método, los mayores flujos por unidad de área de abertura se obtienen
para aberturas de entrada iguales a las de salida. Si no pueden ser iguales entonces la ecuación
puede ser usada para calcular la abertura menor. El flujo final es obtenido de la Figura 6.38 en
función de la relación entre la abertura mayor y la abertura menor. El procedimiento para calcular
las aberturas es el siguiente. Para una relación entre aberturas de entrada y salida dada, el
porcentaje de incremento del flujo, x, es tomado de la Figura 6.38. Entonces el caudal de diseño,
Q, es dividido por x y el flujo resultante es usado en la ecuación para calcular el área mínima de
las aberturas.


0
10
20
30
40
1 2 3 4 5 6
Abertura de salida/Abertura de entrada
I
n
c
r
e
m
e
n
t
o

p
o
r
c
e
n
t
u
a
l

Figura 6.38. Incremento en el flujo a causa de una abertura mayor a la otra

Si la velocidad local del viento no es importante y el flujo de aire se debe principalmente a la
diferencia de temperaturas entre el interior y el exterior, ASHRAE propone otra fórmula para
calcular el área de aberturas.

104
Si las áreas de entrada y salida son iguales, entonces la superficie de las aberturas tanto de
entrada como de salida, puede ser calculada con la siguiente ecuación:
) ( 116
0
T T h
Q
A
i

=
Donde:
A es la superficie de abertura [m
2
]
Q es el caudal de aire de diseño [L/s]
h es la altura desde la abertura de entrada hasta la de salida [m]
Ti y To son las temperaturas promedio interior y exterior respectivamente [ºC]

Si las aberturas de entrada y salida no son iguales, entonces para una relación dada entre
salida y entrada o viceversa, el porcentaje de aumento del caudal, x, es tomado de la Figura 6.34.
El flujo de aire de diseño, Q es dividido por x y el flujo resultante es usado en la ecuación para
calcular el área mínima de las aberturas.

Ejemplo 1

Para un lugar dado, la velocidad del viento de diseño es de 2 m/s y es perpendicular a las
aberturas de un edificio ventilado naturalmente. El volumen del recinto es de 200 m
3
y el
intercambio de aire requerido es de ocho renovaciones por hora. Además, a causa de limitaciones
constructivas, la relación entre las aberturas de salida sobre las de entrada es de 1,5. Calcular el
área de las aberturas de entrada y salida.

El caudal de aire de diseño es de 1600 m
3
/h o 0,444 m
3
/s. De la Figura 6.17 el aumento
esperado del caudal de aire, debido a áreas de aberturas desiguales, es del 17,5%. Por lo que, el
flujo correspondiente a la abertura más chica es igual a 0,444/1,175 = 0,38 m
3
/s. Por lo que el área
de las aberturas de entrada debería ser igual a A
i
= 0,38/(0,5·2) = 0,38 m
2
, mientras que el área de
las aberturas de salida debería ser igual a A
0
= 0,38·1,5 = 0,57 m
2
.

Ejemplo 2

Para el ejemplo anterior considerar que el flujo es debido principalmente a la diferencia de
temperaturas entre el interior y el exterior. La diferencia de altura entre las aberturas de entrada y
salida es de 4m. La diferencia de temperaturas de diseño es de 4ºC. Calcular las aberturas
necesarias para un intercambio de aire de ocho renovaciones por hora.

Como se calculó en el ejemplo previo el flujo que corresponde a la abertura más chica es
igual a 0,38 m
3
/s. Por lo que el área de las aberturas de entrada debería ser igual a A
i
= 380/116·4
= 0,82 m
2
, mientras que el área de abertura de salida debería ser igual a A
0
= 0,82·1,5 = 1,22 m
2
.

El método de Aynsley

El método propuesto por Aynsley ya ha sido presentado anteriormente, recordemos que el
método calcula el flujo de aire considerando la acción del viento y desprecia el fenómeno debido a
la diferencia de temperaturas.

Para una superficie de abertura definida, ubicada en la fachada donde actúa el viento, A1, la
superficie de la segunda abertura A2, puede ser calculada con la siguiente ecuación. En este
caso, con Cd1=Cd2, se obtiene que:

2
2 1
2
1
1
2
·
) ·(
1
·
·
|
.
|

\
|
− −
=
W Cd
Q
Cp Cp A
W Cd
Q A
A




105
Ejemplo
Para un lugar dado, la velocidad del viento de diseño es de 2 m/s y es perpendicular a las
aberturas de un edificio ventilado naturalmente. Las aberturas se encuentran en fachadas
opuestas. El volumen del recinto es de 600 m
3
y el intercambio de aire requerido es de ocho
renovaciones por hora. Además, a causa de limitaciones constructivas, la superficie de la
aberturas de salida es de 3 m
2
. Calcular el área de la abertura de entrada si el coeficiente de
descarga para cada abertura se lo considera igual a 0,6.

De la Tabla 6.19 los coeficientes de presión para las aberturas de entrada y salida son 0,4 y
–0,25 respectivamente, por lo que ∆Cp = 0,65. Además Q = 1,33 m
3
/s, entonces:

2
2
2
1
54 , 1
2 · 6 , 0
33 , 1
) 65 , 0 ·( 3
1
2 · 6 , 0
33 , 1 · 3
m A =
|
|
.
|

\
|

=

Exactamente el mismo método es propuesto por el British Standard Institution para
configuraciones con ventilación cruzada donde el flujo de aire es debido a la acción del viento.


El método del British Standard

Este método propone diferentes expresiones para calcular el flujo de aire en configuraciones
con ventilación natural teniendo en cuenta tanto el efecto del viento como el de la temperatura.
Además se propone un criterio para contabilizar el efecto combinado de ambos. El método fue
presentado en detalle anteriormente y como se explicó en el método anterior, la metodología que
tiene en cuenta el efecto del viento es igual a la presenta por Aynsley.

En el caso de flujos de aire debidos a la diferencia de temperaturas entre el interior y el
exterior, el método propone para el cálculo de la superficie de aberturas de entrada o salida, A1,
necesaria para lograr un caudal, Q, la siguiente expresión para un valor dado de superficie de
entra o salida, A2, respectivamente:
2 2
2
2 1
1
·
D A
D A A

=
donde:
|
.
|

\
| ∆
=
T
g H T
Cd
Q
D
· · · 2
donde
2
0 i
T T
T
+
= [ºK]

Ejemplo
Para un lugar dado, la temperatura de diseño interior es de 27ºC mientras que la
temperatura exterior es de 31ºC. El volumen del recinto es de 600 m
3
y el intercambio de aire
requerido es de ocho renovaciones por hora. Además, a causa de limitaciones constructivas, la
superficie de la aberturas de salida es de 3 m
2
y la distancia vertical entre aberturas es de 6m.
Calcular el área de la abertura de entrada si el coeficiente de descarga para cada abertura se lo
considera igual a 0,6.
Se obtiene que Q = 1,33 m
3
/s. Entonces:
38 , 1
302
81 , 9 · 6 · 4 · 2
6 , 0
33 , 1
=
|
.
|

\
|
= D
Por lo tanto:
2
2 2
1
55 , 1
76 , 1 3
1
76 , 1 · 3 m A =

=
106
Análisis comparativo

Para comparar las predicciones de los distintos métodos, se han realizado cálculos para
distintas configuraciones de edificios.

Como los distintos métodos están caracterizados por varios tipos de limitaciones debido al
efecto del viento o la temperatura, así también como las relaciones de aberturas, los casos a ser
considerados deben ser lo suficientemente simples como para satisfacer las limitaciones de todos
los métodos.

Ejemplo 1 – Un caso simple

Calcular el área neta de superficie de aberturas de entrada y salida de aire para un edificio
ventilado naturalmente de 700 m3. El intercambio de aire requerido es de seis renovaciones por
hora. La velocidad principal del viento durante la época de diseño es de 2 m/s y es paralela al eje
principal del edificio. La diferencia de temperatura entre el ambiente interior y el exterior es
despreciable. Considerar que la velocidad del viento es medida cerca del edificio y no requiere
ningún tipo de corrección debida a la superficie del terreno. Además el efecto de los edificios
aledaños es despreciable. Finalmente, considerar que las aberturas son iguales, ubicadas en
fachadas opuestas en planta baja, normales al eje principal del edificio, y sin mosquiteros.

El método I del Florida Solar Energy Centre

Este método considera áreas de aberturas iguales y desprecia el efecto de la temperatura.
Utiliza cuatro coeficientes para tomar en cuenta el efecto de la orientación de viento, corrección del
terreno, edificios vecinos y altura de aberturas. Tomando en cuenta las suposiciones hechas en el
ejemplo es evidente que
2
f =
3
f =
4
f =1.

El área total de aberturas, en m
2
, está dado por la siguiente fórmula:


4 3 2 1
3
· · · ·
· · 10 · 16 , 1
f f f f W
ach V
TOA

=

Esta ecuación asume un mosquitero con porosidad de 0,6, como no hay mosquitero el
resultado de esta ecuación debe ser dividido por 1,67. Además, esta ecuación asume que los
marcos de puertas y ventanas representan alrededor del 20% del área bruta por lo que para
calcular el área neta de abertura el resultado debe ser dividido por 1,25.

Sustituyendo los datos se obtiene TOA = 6,88 m
2
y por lo tanto el área bruta de aberturas de
entrada y salida es de 3,44 m
2
. Si se toma en cuenta que no hay mosquitero y que el método
calcula el área bruta de abertura, la superficie neta de aberturas de entrada y salida es igual a A
0
=
A
i
= 3,44/1,67/1,25 = 1,64 m
2
.

El método II del Florida Solar Energy Centre

Este método considera áreas de aberturas desiguales y propone el cálculo de una abertura
efectiva. No toma en cuenta los efectos de la temperatura. Utiliza dos coeficientes para tomar en
cuenta el efecto de los edificios vecinos y la altura de las aberturas. Si se consideran las
suposiciones realizadas en el ejemplo, es evidente que
3
f =
4
f =1. El área total de aberturas en
m2, está dado por:

PD f f W
ach V
A
· ·
· · 10 · 3 , 4
4 3
4 −
=

De la Tabla 6.35 WPC = 0,4 y LPC = -0,25. Entonces:
PD = WPC – LPC = 0,65
107

Sustituyendo los valores se obtiene A = 1,12 m
2
y por lo tanto la superficie de aberturas de
entrada y salida es A
0
= A
i
= 1,41·A = 1,58 m
2
.

El método ASHRAE

Este método considera los efectos del viento y de la temperatura, pero no su acción
combinada. Propone un coeficiente E, para tomar en cuenta la efectividad de la abertura en
función del ángulo de incidencia del viento. Basado en los datos del ejemplo, E es tomado como
0,5. Por lo que:

A = Q/(E·W) = 1,16 m
2
.


El método Aynsley

Este método permite el cálculo del área de aberturas de entrada y salida en configuraciones
de ventilación natural donde el flujo es inducido por acción del viento, y no considera áreas de
abertura iguales. Para una superficie de abertura definida, la superficie de la otra abertura puede
ser calculada con la ecuación propuesta por Aynsley. En este caso y si los coeficientes de
descarga son iguales, entonces:

2
2 1
2
1
1
2
·
) ·(
1
·
·
|
.
|

\
|
− −
=
W Cd
Q
Cp Cp A
W Cd
Q A
A
Si Cp
1
= 0,4 y Cp
2
= -0,25 y Cd
1
= Cd
2
, entonces A
1
= A
2
= 1,01 m
2
.

El método del British Standard

Como ya se mencionó, este método predice el mismo resultado que el método de Aynsley
para configuraciones donde la diferencia de temperaturas entre el ambiente interior y el exterior
son despreciables. Por lo tanto, A
1
= A
2
= 1,01 m
2
.

0
0,5
1
1,5
2
FLORIDA 1 FLORIDA 2 ASHRAE AYNSLEY BSM
METODO
A
R
E
A

D
E

A
B
E
R
T
U
R
A

(
m
2
)

Figura 6.39. Valores de áreas de abertura obtenidos para el ejemplo 1

Ejemplo 2 – El efecto de la diferencia de temperaturas

Este segundo ejemplo es el mismo que el anterior, pero con una diferencia de temperatura
de 3ºC entre el interior y el exterior. Por lo que, le ejemplo es el siguiente:

108
Calcular el área neta de superficie de aberturas de entrada y salida de aire para un edificio
ventilado naturalmente de 700 m3. El intercambio de aire requerido es de seis renovaciones por
hora. La velocidad principal del viento durante la época de diseño es de 2 m/s y es paralela al eje
principal del edificio. La diferencia de temperatura entre el ambiente interior y el exterior es de 3ºC.
Considerar que la velocidad del viento es medida cerca del edificio y no requiere ningún tipo de
corrección debida a la superficie del terreno. Además el efecto de los edificios aledaños es
despreciable. Finalmente, considerar que las aberturas son iguales, ubicadas en fachadas
opuestas en planta baja, normales al eje principal del edificio, y sin mosquiteros. La diferencia
vertical entre las aberturas es de 2m.

Como ya se mencionó, los métodos I y II del Florida Solar Energy Centre así como también
el método de Aynsley no toman en cuenta el efecto de la diferencia de temperaturas. Por lo que
los resultados de estos métodos son los mismos que los del primer ejemplo.

El método de la ASHRAE propone dos expresiones para calcular las aberturas requeridas,
la que toma en cuenta sólo el efecto del viento da como resultado 1,16 m
2
, como se vio en el
ejemplo anterior. Si sólo se considera el efecto de la temperatura, tomando en cuenta los datos,
entonces el área necesaria de abertura es igual a 8,5 m
2
.

El método del British Standard propone un criterio para decidir que factor tiene más peso, si
el efecto del viento o el efecto de la diferencia de temperaturas, para el ejemplo se determina que
el efecto del viento es el que prevalece por lo que
A
1
=A
2
= 1,01 m
2
.


Método de las ecuaciones de lazo (Looping equations)

Uno de los métodos más nuevos y versátiles para el dimensionamiento de aberturas, es el
método de las ecuaciones de lazo (looping equations) de James Axley, propuesto en 1999. Este
concepto permite introducir en el camino del flujo de aire cualquier tipo de singularidad como
divisiones internas o cualquier dispositivo o componente.

La Figura 6.40 muestra el principio del método de la ecuación de lazo. La idea básica es que
la suma de los cambios de presión sufridos por una corriente de aire que recorre un lazo volviendo
a su origen sea igual a cero. Si la geometría del problema es conocida, se pueden determinar
algunos lazos, como por ejemplo: exterior abertura de entrada interior abertura de salida
exterior exterior (original).


Figura 6.40. Principio de la ecuación de lazo. Lazo: 1-2-3-4-5-6-7-8-9-1

La suma puede ser expresada como:


109

donde el primer término es la suma de las caídas de presión de cada uno de los componentes a lo
largo del lazo, el segundo es el efecto stack y el tercero es el efecto del viento.

La gran ventaja de este método es que permite dimensionar aberturas tanto externas como
internas para sistemas de ventilación de configuraciones arbitrarias y con distintas complejidades
para condiciones climáticas específicas.

El método consiste en los siguientes ocho pasos:

1. Dibujar la geometría y tipología del edificio e identificar los lazos de los flujos de
ventilación natural.
2. Identificar un nodo de presión del ambiente y nodos de presión adicionales a la
entrada y salida de cada componente que aparezca a lo largo de los lazos.
3. Establecer las condiciones de diseño: coeficientes de presión para las aberturas,
temperatura ambiente, velocidad y dirección del viento y temperaturas interiores.
4. Establecer requerimientos de diseño: las tasas de ventilación requeridas para cada
recinto ocupado para poder obtener los caudales de aire para cada componente.
5. Armar las ecuaciones de lazo para cada lazo establecido en el paso 1 tomando en
cuenta sistemáticamente cada cambio de presión a lo largo de cada lazo.
6. Determinar los dimensiones mínimas factibles para cada abertura a través de la
evaluación de los límites asintóticos de la ecuación de lazo para las condiciones de
diseño.
7. Desarrollar y aplicar un número suficiente de pautas de diseño tanto técnicas como
no técnicas para transformar el problema de diseño definido para cada ecuación de
lazo indeterminado en un problema determinado.
8. Desarrollar una estrategia operativa apropiada para tomar en cuenta la naturaleza
variable de las condiciones de diseño de los sistemas de ventilación natural.

El NIST (National Institute of Standards and Technology de los Estados Unidos) desarrolló
un software en el 2003, el LoopDA, para realizar estos ocho pasos. A pesar de no automatizar
totalmente los ocho pasos este programa realmente simplifica el uso de este método y es de gran
ayuda en la administración de todo el proceso.

La principal desventaja de este método es que siempre hay más aberturas que lazos
posibles, por lo tanto sólo es posible determinar un conjunto de soluciones factibles. Esto obliga a
necesitar del uso de otras consideraciones para elegir una solución que sirva para las condiciones
de diseño establecidas.



















110
Bibliografía

1. BS 5925 (1980). Code of Practice for Design of Buildings: Ventilation principles and
designing for natural ventilation. British Standards Institution, Londres.
2. Aynsley, R.M., W. Melbourn y B.J.Vickery (1977). Architectural Aerodynamics. Applied
Science Publishers, Londres.
3. De Gidds, W. y H.Phaff (1982). “Ventilation rates and Energy Consumption due to Open
Windows”. Air Infiltration Review, Vol.4, No.1.
4. Mayer, E. (1987). “Physical Causes for Draft: Some New Findings”. ASHRAE
Transactions, Vol.93, Part 1.
5. Fanger, P.O.; A.Melikov y H. Hanzawa (1988). “Air Turbulence and Sensation of Draft”.
Energy and Buildings, Vol.21, No.1.
6. Arens, E., D.Ballanti, C.Bennett, S.Guldman y B.White. (1989). “Developing the San
Francisco Wind Ordinance and its Guidelines for Compliance”. Building and Environment,
Vol.24, No.4.
7. Ernest,D.R. (1991). “Predicting Wind-Induced Air Motion, Occupant Comfort and Cooling
Loads in Naturally Ventilated Buildings”. PhD Thesis, University of California at Berkeley.
8. B. Givonni (1976). “Man, Climate & Architecture”. Applied Science Publishers. Londres.
9. Melaragno, M. (1982). Wind in Architectural and Environmental Design. Van Nostrand
Reinhold, Nueva York.
10. Centre Scientifique et Technique du Batiment (CSTB) (1992). Guide sur la climatisation
naturelle de l´habitat en climat tropical humide – Methodologie de prise en compte des
parameters climatiques dans l´habitat et conseils pratiques. Tomo 1. CSTB, París, Francia.
11. Swami, M.V. y Chandra S. (1988). “Correlations for Pressure Distribution on Buildings and
Calculation of Natural Ventilation Airflow”. ASHRAE Transactions, Vol. 94, Part 1.
12. Chandra S., P.W.Fairey y M.M.Houston (1983). “A Handbook for Designing Ventilated
Buildings”. Florida Solar Energy Centre, Cabo Cañaveral, USA.
13. “Design: cooling buildings by natural ventilation”. U.S. Army Corps of Engineers, Naval
Facilities Engineering Command, Air Force Civil Engineering Support Agency (2004).
14. “1999 ASHRAE Handbook CD”
15. Yarke E., Fujol M., Vitali L. y Seoane, M. (2004) “Ventilación natural – Estimación de
parámetros sobre modelos a escala utilizando equipamiento de bajo costo”. Trabajo
presentado en la XXVII Reunión de Trabajo de ASADES – La Plata – Argentina - 2004.
16. “Natural Ventilation in Buildings”, Capítulo 3. Editor F. Allard (1998). James & James.
17. Axley, J.W. (1999). “Natural Ventilation Design using Looping Equations”. Indoor Air 99.

























111
7 – SUGERENCIAS PRÁCTICAS PARA EL DISEÑO DE SISTEMAS
DE VENTILACION NATURAL


Los sistemas mecánicos de ventilación pueden ser diseñados independientemente del
diseño del edificio en el que van a ser instalados, además pueden ser instalados en edificios
existentes después de algunas modificaciones. En cambio, los sistemas de ventilación natural
necesitan ser diseñados conjuntamente con el edificio, ya que el edificio y sus componentes son
los elementos que pueden reducir o incrementar el movimiento del aire.

Arquitectos e ingenieros necesitan adquirir información cualitativa y cuantitativa acerca de
las interacciones entre las características del edificio y la ventilación natural en orden de diseñar
edificios y sistemas consistentes que logren un consumo bajo de energía. La información
cualitativa incluye conceptos y criterios de diseño, la información cuantitativa incluye técnicas de
cálculo para definir parámetros climáticos, dimensionamiento de aberturas, estimación de flujos
de aire, y evaluación de los métodos mas convenientes para la selección de una solución
adecuada.

A continuación se dan algunos criterios, sugerencias y/o consideraciones que pueden llegar
a ser de gran utilidad para un diseñador que pretenda implementar técnicas de ventilación natural
en edificios.

Localización del edificio y sus partes componentes

Los siguientes objetivos principales deberían ser tenidos en cuenta cuando se selecciona
un sitio para un proyecto de edificio adecuado para ventilación natural:

• Obtener el mayor aporte del flujo de aire según la topografía y la posición de los edificios
aledaños, para lograr un incremento del potencial de ventilación en los recintos interiores;
• Equilibrar la utilización de los recursos naturales para un mejor compromiso entre el
confort térmico en verano e invierno;
• Evitar situaciones con vientos permanentes no deseados;
• No utilizar flujos de aire con contaminantes o polvillo

Si el edificio no se encuentra en un área urbana, debería localizarse de manera tal de
aprovechar los gradientes de viento local. En montañas y cerros conviene localizarlos en la mitad
de la pendiente, ya que en esta posición vientos moderados que suben por la pendiente pueden
generar ventilación cruzada en la sección más corta del edificio. Si se encuentra en cercanía al
mar, río o un lago, el edificio debería tratar de ubicarse cerca de la costa con el eje longitudinal
paralelo a la costa para aprovechar las brisas marinas.

Si el edificio se encuentra en un área urbana, como ocurre generalmente, debería ubicarse
lo mas alejado posible de otros edificios que puedan obstruir los vientos en verano. Si esto no es
posible el edificio debe tratar de ubicarse con su eje longitudinal perpendicularmente a la dirección
preponderante del viento en verano, si la dirección preponderante del viento en invierno es
distinta, como usualmente ocurre, es posible buscar una posición que optimice la localización
relativa para obtener una buena exposición a los vientos del verano y un resguardo de los vientos
de invierno (Fig. 7.1).




112

Figura 7.1. Ejemplo de buenas y malas localizaciones del edificio en un entorno urbano, con respecto al
viento

En áreas urbanas muy densas, los recintos que necesitan más ventilación deben ser
ubicados en los pisos superiores donde el flujo de viento es más fuerte y menos turbulento que
cerca del suelo. En sitios donde hay edificios cercanos, el estudio del flujo de aire puede llegar a
ser muy complejo. A continuación se muestran distintos efectos que pueden producir fuertes
vientos favoreciendo la ventilación, pero el diseñador debe tener mucho cuidado ya que también
pueden llegar a generar efectos adversos en los peatones fuera del edificio o en balcones y
corredores.

Flujos descendentes en
edificios altos
Algunos de los vientos más
fuertes se encuentran en la
base de los edificios altos
sobretodo en los rincones,
este efecto ocurre porque los
vientos en los pisos
superiores son mayores que
en la base, generándose
presiones mayores en la
parte superior del edificio.
Esta diferencia de presión
crea un fuerte flujo de aire
descendente en la fachada
donde actúa el viento.

Efecto de los rincones
Vientos fuertes ocurren en
los rincones de un edificio
donde el flujo de aire va
desde la zona de alta presión
en la fachada donde actúa el
viento hacia la zona de baja
presión en la fachada
opuesta. La aceleración del
viento está generalmente
restringida a un área con un
radio no mayor que el ancho
del edificio. Cuanto más alto
y ancho es el edificio, más
fuerte es el efecto.

Vientos predominantes de invierno
Vientos predominantes de verano
Buena orientación
Mala orientación
Dirección
del viento
Flujo
113
El efecto de aberturas en
la base del edificio
Cuando un edificio de cinco
pisos o más es elevado sobre
columnas o cuenta con un
pasaje a través del mismo, el
aire forzado a través de las
aberturas crea un canal de
vientos intensificados.

Efecto canal
Una calle, u otro espacio
abierto alineado con grupos
de edificios juntos puede
generar un canal si el
espacio es largo y angosto
(menos de tres alturas) en
relación con la altura del
edificio en estudio.

Efecto Venturi
El efecto Venturi ocurre
cuando dos edificios largos
son ubicados en ángulo con
sus rincones muy juntos
creando un pasaje muy
angosto en el cual los vientos
se aceleran obteniéndose
altas velocidades.
Efecto pirámide
Las estructuras en pirámide
ofrecen poca resistencia al
viento y generalmente
parece que dispersan la
energía del viento en todas
las direcciones. Una
aplicación de este efecto se
ve en la configuración que
muestra la figura en donde
se reduce el efecto del flujo
descendente, y en los
rincones.


Cuando el proyecto es rodeado por un conjunto de edificios, esta localización debería
aprovecharse para evitar interferencias en el flujo de los vientos preponderantes del verano.

Sin embargo, el mayor compromiso debe estar dado considerando un resguardo suficiente
para los vientos invernales. Una disposición alternada de edificios es más apropiada que una
disposición paralela o en filas porque ofrece una mayor exposición a los vientos. Un efecto similar
se obtiene si se ubican los edificios en diagonal con respecto a la dirección del viento
preponderante (Fig. 7.2).
114





Cuando la densidad y configuración de los edificios aledaños no permitan una correcta
exposición a los vientos, el edificio debería ser diseñado para ser lo suficientemente alto para
sobrepasar las obstrucciones, teniendo en cuenta consideraciones relacionadas a otros
requerimientos y regulaciones edilicias.

Forma y orientación del edificio

La forma y orientación del edificio definen el patrón de flujo de aire, es decir el camino que
seguirá el viento a través del edificio, para esto se requiere de estudios aerodinámicos. La
arquitectura aerodinámica es un campo complejo, mucha gente llega a conclusiones erróneas en
la interpretación de la forma de los objetos y su interacción con un flujo de aire.

Las siguientes formas, de izquierda a derecha, tienen la siguiente resistencia al flujo: 1; 2,6;
4 y 9,3. Generalmente se asume que la forma circular es más aerodinámica que la rectangular,
concepto totalmente erróneo. Esto demuestra que la intuición está usualmente equivocada en
relación a la aerodinámica y la herramienta más confiable es realizar pruebas en túneles de viento.
En la Figura 7.3 se pueden apreciar patrones de flujo de aire para distintas formas de edificios y
orientaciones.


Disposición
en fila
Disposición
alternada
Disposición
en diagonal
Figura 7.2. Patrones de flujo de aire a través de distintos Layout
Figura 7.3. Patrones de flujo de aire para distintas formas de edificios y la influencia de su
orientación
115
Otra variable a tener en cuenta es la altura del edificio, si se aumenta, manteniéndose el
largo y el ancho del edificio, la velocidad del viento aumentará en los pisos superiores induciendo
mayores flujos de aire en las aberturas ubicadas en las fachadas donde actúa el viento, mientras
que en la fachada opuesta se generará mayor succión. Incrementando la altura de un edificio se
puede obtener mayores beneficios del efecto stack en escaleras y otros conductos. Este efecto
puede ser usado para propósitos de ventilación cuando el flujo de viento sea débil. Sin embargo,
por encima de una cierta altura, la estratificación de la densidad del aire y temperatura podría
causar un exceso de diferencias de temperatura entre los pisos superiores e inferiores del edificio,
que no podría ser fácilmente eliminado por mecanismos pasivos.

Valores cualitativos sobre la influencia de la proporción de las fachadas, es decir la relación
entre el largo y el ancho de un edificio, pueden ser obtenidos con el modelo de Mario Grosso
explicado en el Capítulo 5. Como regla general, la dimensión de la sección que debe ser paralela a
los vientos predominantes de verano debe mantenerse en un mínimo funcional. Además la
relación entre el largo y el ancho debería no ser muy grande para evitar una disminución
significativa de la presión en el medio de la fachada donde actúa el viento con un posible efecto de
succión en los bordes.

Cuando la mejor orientación para evitar una excesiva incidencia solar es opuesta a la mejor
orientación con respecto a los vientos, las consideraciones solares son generalmente las que mas
peso tienen en la decisión final. Esto es especialmente cierto en edificios elevados donde la
necesidad deuna orientación que reduzca ganancias solares es lo más importante. Sin embargo,
si el edificio es bajo, está bien aislado, tiene un color externo claro y cuenta con ventanas con un
sombreo efectivo, la influencia sobre las temperaturas internas con respecto a la orientación
probablemente sea despreciable. En estos casos, prevalece la elección de la orientación en
función de la ventilación por su efecto mayor en las condiciones interiores de confort térmico. En la
figura 7.4, se puede apreciar distintas configuraciones con respecto a la exposición solar y al
viento.


Figura 7.4. Forma y orientación del edificio con respecto a la exposición solar y al viento. (1) Buena
protección solar, mala ventilación; (2) Buena ventilación, mala protección solar; (3)Buena protección solar y
ventilación, gracias al uso de aleros; (4) Buena protección solar y ventilación, gracias a la ubicación alternada
de los recintos del edificio.

Diseño del paisaje

La construcción de un paisaje adecuado alrededor de los edificios tiene una importante
función en el control del movimiento del aire a través de los mismos y se genera un microclima
particular. El tipo y disposición de vegetación a ser incluida en un sitio debe ser elegida teniendo
en cuenta el patrón de flujo de aire además de consideraciones estéticas y ambientales. Las
principales funciones de la vegetación son: resguardo del viento, desvío del viento, aceleración del
aire, acondicionamiento del aire y sombreo.

Arbustos densos pueden ser ubicados alrededor del edificio para generar zonas de presión
positiva y negativa, son menos efectivos que aleros y proyecciones horizontales pero son más
116
económicos y tienen una apariencia agradable. La posición (Figura 7.5) y la distancia de las
aberturas (Figura 7.6, izquierda) deben ser apropiadamente elegidas ya que afectan el patrón del
flujo de aire dentro del recinto. Cuando se plantan árboles su distancia de las aberturas es
fundamental ya que pueden afectar el desplazamiento vertical del flujo de aire interior (Figura 7.6,
derecha).


Figura 7.5. El efecto de la posición de los arbustos en el patrón de flujo a través de un edificio



Figura 7.6. El efecto de un arbusto (izquierda) y un árbol (derecha) en el patrón de flujo a través de un edificio
en relación a su distancia con respecto a las aberturas

Hileras de árboles o arbustos pueden ser usadas para dirigir al aire directamente hacia el
edificio o bien alejarlo del mismo (Figura 7.7). La vegetación puede crear áreas de altas
velocidades de viento haciendo pasar al aire a través de pasajes angostos (efecto Venturi) (Figura
7.8). Las zonas donde el flujo de aire es acelerado son las de mayor presión negativa por lo que
convendría ubicar las aberturas de salida sobre estas fachadas.


Figura 7.7. Desvío del flujo de aire hacia el edificio (a) o alejándolo del edificio (b)

Buena Ventilación
Mala Ventilación
(3 m)
(1,5 )m)
(3 m)
(9 m)
(6 m)
a
b
117

Figura 7.8. Angostamiento del espacio entre arbustos o árboles y el edificio para acelerar el flujo de aire

A través de los efectos de sombreo y transpiración, el calor contenido en el aire es
absorbido por la vegetación mientras que la humedad del aire aumenta. Este proceso induce a un
enfriamiento del aire. Además la vegetación reduce el ruido, remueve partículas de polvo, absorbe
dióxido de carbono e introduce oxígeno al aire.

Forma del techo

La forma del techo de un edificio afecta el remolino descendente, así como también la
distribución de la presión del viento en las partes superiores de las fachadas. Consecuentemente,
el flujo de aire cerca del techo, a través del ático y en los recintos ubicados en los pisos superiores
resulta modificado según la forma del mismo.

Un techo plano o uno con una pendiente menor a 15º tiene presiones negativas sobre el
total de su superficie independientemente del ángulo de incidencia del viento. Cualquier abertura
ubicada en cualquiera de estos tipos de techos experimentarán una succión y funcionarán como
aberturas de salida. Los techos que tengan una inclinación superior a los 15º, tendrán presiones
positivas. Los techos a dos aguas con inclinaciones menores a 21º estarán bajo presiones
negativas sobre el total de su superficie.

Para inclinaciones superiores la cara donde actúa el viento tendrá presiones positivas,
mientras que la cara opuesta siempre tendrá presiones negativas. En la Figura 7.9 se pueden
apreciar la distribución de presiones y patrones de flujo sobre distintos tipos de techos.


Figura 7.9. Distribución de presiones y patrones de flujo sobre distintos tipos de techos.

El efecto de las salientes del techo puede ser utilizado para lograr sombreo y mejorar la
ventilación. Esto se debe a que las salientes del techo incrementan la presión positiva en el
exterior de la ventana induciendo un flujo de aire mayor al interior del recinto, el efecto puede
apreciarse claramente en la figura 7.10.

118

Figura 7.10. Efecto sobre el flujo a través de una abertura debido al aumento de la profundidad de la saliente
del techo

Ubicación y tamaño de aberturas

Siempre que sea posible, para obtener una buena ventilación, lo mejor es proveer a un
recinto de ventilación cruzada, es decir, una abertura sobre la fachada donde actúa el viento (zona
de presión positiva) y la otra en la fachada opuesta (zona de presión negativa).

Para ventanas en paredes adyacentes la mejor distribución de aire (las velocidades
promedios aumentan entre el 10% y el 20%) se obtiene cuando el ángulo de incidencia del viento
es perpendicular al eje de las aberturas. Mientras que para aberturas en paredes opuestas, los
vientos oblicuos aumentan las velocidades promedios entre un 20% y 30% más que con vientos
perpendiculares. Contrariamente a lo que se pueda creer, en este caso no conviene ubicar las
aberturas perpendicularmente a la dirección de los vientos preponderantes en verano, sino que los
mejores resultados se obtienen con ángulos de incidencia del viento de entre 30º y 60º.

La figura 7.11 muestra patrones de flujo de aire para configuraciones con ventanas en
paredes opuestas y en paredes adyacentes y la figura 7.12 muestra el efecto del ángulo de
incidencia del viento en el flujo de aire interno.





Figura 7.11. Patrones de flujo y zonas de presión
119



Figura 7.12. Efecto del ángulo de incidencia del viento en el flujo de aire interno


Cuando las ventanas están ubicadas en la superficie de una sola pared, la ventilación suele
ser débil y es casi independiente de la dirección del viento. El promedio de velocidad interior no
suele cambiar significativamente con el aumento del tamaño de las aberturas. Lo más efectivo que
se puede hacer en estos casos es colocar dos aberturas sobre una la pared donde actúa el viento
y así poder obtener ventilación cruzada (Figura 7.13).



Figura 7.13. Cuando sólo se cuenta con una pared exterior, es una buena opción colocar dos ventanas sobre
la misma


La correcta ubicación de las aberturas es fundamental para lograr una eficiente ventilación
del recinto. Si lo que se busca es utilizar ventilación de confort sobre las personas, las aberturas
deberían ubicarse a la altura de los ocupantes (Figura 7.14a), en cambio si lo que se busca es un
refrescamiento estructural del edificio a través de la ventilación nocturna, la posición de las
aberturas deben ser cercanas a las superficies de intercambio de calor, como paredes, pisos y
cielorrasos (ver Figura 7.14b y 7.15).

Circulación
local
Aberturas en paredes opuestas
Circulación local
Buen flujo
Aberturas en paredes adyacentes
Viento
Viento
120

Figura 7.14. Posición de las aberturas para (a) optimizar el refrescamiento sobre las personas y (b) sobre la
estructura




Figura 7.15. Configuraciones para ventilación nocturna para optimizar la exposición de las superficies de la
masa térmica

Es interesante destacar que la posición de las aberturas de salida no afectan
significativamente el patrón de flujo del aire, sino que la variable que lo controla es la ubicación de
las aberturas de entrada, además del tipo de abertura. Esto se puede apreciar en la figura 7.16



Figura 7.16. La ubicación de las aberturas de salida del aire tiene un efecto muy pequeño sobre el patrón de
flujo

Masa térmica
Pared
Piso, actuando de masa térmica
Abertura de salida superior
Doble abertura de salida
Abertura de salida inferior
( )
(b)
121
Otro efecto poco conocido es el efecto Jet en la pared, si la abertura de entrada se ubica
cerca del rincón del recinto, el aire tiende a circular por la pared más cercana, lavando las paredes
y así se obtiene una mejor circulación de aire por el recinto, este interesante efecto puede verse
en la Figura 7.17.
Figura 7.17. El efecto Jet sobre las paredes

La influencia del tamaño de las aberturas depende de si el recinto cuenta con ventilación
cruzada o no. Si sólo cuenta con aberturas sobre una sola pared, el aumento del tamaño de las
aberturas tendrá un pequeño efecto en el flujo de aire interior, especialmente si el viento es
perpendicular a las aberturas. Cuando el viento es oblicuo aumentando el ancho de las aberturas
se provee de un gradiente de presiones mayor obteniéndose velocidades de aire interior mayores.

En recintos con ventilación cruzada, el flujo de aire es determinado principalmente por el
área de la abertura más chica, cuando las áreas de aberturas de entrada y salida son iguales, o
las de entrada son ligeramente menores a las de salida, se obtienen mayores flujos de aire y
mayores velocidades de aire interior.

Incrementar el área de las aberturas de entrada sin modificar el área de las de salida o
viceversa, produce un pequeño aumento de la velocidad de aire interior. Cuando la abertura de
entrada es menor a la de salida, la velocidad máxima interior es mucho mayor, pero la velocidad
promedio sólo es un poco mayor, comparado con áreas de abertura iguales. En cambio, cuando el
área de las aberturas de entrada es mayor a las de salida, la distribución de velocidades en el
recinto es mucho más uniforme.

Teniendo en cuenta estas características, se puede sugerir utilizar áreas de aberturas de
entrada menores que la de salida, si se quiere obtener un flujo concentrado en un área restricta,
esto es ideal en recintos donde los ocupantes estén cerca de la abertura de entrada, por ejemplo
en un dormitorio donde la cama esté cerca de la ventana. En cambio, se aconseja utilizar áreas de
aberturas de entrada mayores que la de salida, en salas de estar donde se necesite una mejor
distribución del aire. La figura 7.18 muestra el efecto de áreas de aberturas desiguales.


Figura 7.18. Efecto del tamaño de abertura relativo en el flujo de aire


Denota la región con mayor movimiento de aire
Abertura de entrada
Abertura de
salida
Abertura de
entrada
Abertura de salida
122
Forma y tipo de ventanas

La forma de la ventana donde ingresa el aire es el factor más importante en la determinación
de la eficiencia del refrescamiento debido al viento. La forma horizontal es la mejor para capturar y
admitir vientos desde más ángulos de incidencia del viento. Una ventana horizontal funciona mejor
que una cuadrada o una vertical, y mejora su eficiencia en vientos con un ángulo de incidencia de
45º (Ver Figura 7.19).


Figura 7.19. Performance de la forma de la ventana en relación al ángulo de incidencia del viento

Ventanas cuadradas y verticales exhiben una buena performance para vientos
perpendiculares. Si el ángulo de incidencia varía en un rango estrecho y las ventanas pueden ser
ubicadas perpendicularmente al viento, entonces aberturas cuadradas también pueden funcionar
efectivamente.

Sin embargo, si el ángulo de incidencia varía mucho, entonces las ventanas horizontales
trabajarán más efectivamente bajo una mayor variedad de condiciones. Aberturas altas exhiben
una efectividad mucho menor que la que muestran las ventanas horizontales y cuadradas para
todos los ángulos de incidencia.

Las diferencias entre las tipologías de ventanas con respecto a su influencia sobre el flujo de
aire son suficientemente significativas como para tenerlas en cuenta. Además hay tipologías que
son más aptas para ventilación de confort, ya que el flujo se dirige principalmente hacia las zonas
que ocupan las personas, y otras tipologías son más aptas para la ventilación nocturna, ya que el
flujo tiende a barrer en primer lugar las superficies del recinto.

En la tabla 7.20 se pueden apreciar los tipos de ventanas principales y las características del
flujo de aire interior y en la Figura 7.21 se pueden ver los patrones de flujo para distintos tipos de
ventanas.

Tabla 7.20. Tipo de ventana y características del flujo de aire interior
Tipo de ventana Flujo de aire interior Máxima área
de abertura
(%)
Recomendaciones para
ventilación natural
Ventanas
corredizas
verticales y
horizontales
Horizontal en la misma
dirección del flujo
externo o vertical
depende si la ventana
es horizontal o vertical
respectivamente.
50 Deben ser colocadas a
nivel y dirigidas en
frente de la zona donde
el flujo de aire es
deseado.
Ventanas con ejes
verticales
centrados y
ventanas de abrir
de dos hojas
Control horizontal del
flujo de aire.
50-90 Efecto similar a aleros.
Usar al nivel donde el
flujo de aire es deseado.
LA VENTILACIÓN ES CRUZADA
123
Ventanas de
proyección
horizontal
Flujo ascendente a
menos que esté
totalmente abierta.
50-90 La mejor ubicación es
debajo de la zona donde
el flujo de aire es
deseado.
Ventanas
pivotante con ejes
horizontales
Control del flujo
vertical. El flujo copia
el ángulo de la hoja de
la ventana
60-90 Pueden ser ubicadas a
cualquier altura. No se
pueden cerrar
totalmente. Máximo
control vertical.





Figura 7.21. Patrones de flujo para distintos tipos de ventana. A) Ventana corrediza vertical: igual grado de
apertura en la parte superior e inferior da como resultado un flujo horizontal; B) Ventana corrediza vertical: la
apertura de solamente la parte superior o la inferior desvía al flujo hacia arriba o hacia abajo respectivamente;
C) y D) Ventana de proyección horizontal: el aire es dirigido hacia arriba para cualquier grado de abertura
salvo que esté horizontal; E) y F) Ventana pivotante con ejes horizontal: el aire se mueve aproximadamente
en la misma dirección que las hojas.


Efecto de mosquiteros en ventanas

El uso de mosquiteros en ventanas es esencial en muchas partes del mundo,
particularmente en lugares tropicales. Los mosquiteros representan una resistencia al paso del
aire causando una considerable reducción del flujo de aire a través de las ventanas. La
disminución total del flujo de aire puede llegar a ser del 60%.

El efecto de los mosquiteros depende de la combinación entre la dirección del viento y la
cantidad y ubicación de las ventanas. La reducción de la velocidad interior debido a los
mosquiteros es mayor con vientos oblicuos que con vientos perpendiculares.

Givonni realizó experiencias en túneles de viento, en las que comprobó que utilizar un
mosquitero alrededor de todo el balcón de un recinto es más efectivo que utilizar mosquiteros
directamente aplicados en las ventanas. Esta solución permite proteger también los balcones de
insectos y permitir su uso en la noche.

En la figura 7.22 se pueden apreciar las distintas configuraciones que testeó Givonni donde
se muestran las velocidades promedio de aire interior en porcentaje de la velocidad del aire
exterior.


124
22 23 19 19 17 18 18 19
57 59 53 81
18 19 13 14 13 13 12 14
22 24 20 20 19 19 16 19
74 72 64 80
14 15 10 12 9 12 11 14
19 17 13 13 13 12 17 13
9 14 11 31
15 84 10 56 9 54 15 11
14 12 12 11 12 10 17 13
17 13 12 31
31 14 16 11 18 10 14 12
Vi = 24,9% Vi = 22,8%
Vi = 28,7%
Vi = 28,0%
Vi = 24,6% Vi = 26,8% Vi = 29,6%
Vi = 28,8% Vi = 21,2% Vi = 19,9%
Vi = 17,5%
Vi = 17,4%
Vi = 12,4% Vi = 13,5% Vi = 17,5%
Vi = 27,7%

Figura 7.22. Efecto de los mosquiteros en la velocidad de aire interior


Uso de aletas

Uno de los efectos más útiles de las aletas es la gran mejora que puede generar en las
condiciones de ventilación en recintos con una sola pared externa. La ubicación propicia de aleros
crea zonas de presión positiva y negativa a lo largo de la pared externa. Esta diferencia puede
lograrse, por ejemplo utilizando aleros verticales en las dos ventanas de un recinto, ver Figura
7.23.

125
4 2 3 4 2 5 3 5 1 1
5 3 4 4 1
8 3 2 6 2 3 2 5 10 5
7 6 13 9 8 9 10 6 3 2
7 7 21 4 7
7 5 16 13 33 7 12 8 2 3
13 13 43 19 47 11 40 12 3 2
10 16 14 13 5
13 13 56 20 91 16 74 31 4 4
11 13 40 21 52 16 41 10 5 4
9 16 16 18 7
10 10 54 22 79 18 96 14 9 6
Vi = 3,6% Vi = 3,3%
Vi = 3,8%
Vi = 3,6%
Vi = 4,3%
Vi = 8,0%
Vi = 15,7% Vi = 11,4% Vi = 6,5%
Vi = 12,4% Vi = 30,7% Vi = 35,8%
Vi = 34,2%
Vi = 3,7%
Vi = 6,1% Vi = 35,7% Vi = 36,2% Vi = 30,8%
Vi = 10,4%
Vi = 4,7%

Figura 7.23. Efecto de las aletas en la velocidad de aire interior

Como se ve, una región de presión positiva se genera en frente de la ventana donde actúa
el viento y una zona de succión se genera en frente de la segunda ventana. El aire entra al recinto
a través de la primera ventana y sale por la segunda ventana, creándose en efecto una ventilación
cruzada.

Un efecto similar se puede lograr incorporando proyecciones necesarias para crear un
gradiente de presión, integrando los elementos de diseño arquitectónico y funcional. Por ejemplo,
los balcones pueden ser diseñados en conjunción con las ventanas para utilizar las paredes
laterales del balcón como elementos de control del flujo de aire, en la figura 7.24, se puede
apreciar un ejemplo de un living (Fig. 7.24a) y un dormitorio (Fig. 7.24b) en un edificio de
departamentos.



Figura 7.24. Soluciones
arquitectónicas actuando como
aleros en un edificio de
departamentos
( ) (b)
Ejemplo de living Ejemplo de dormitorio
126
Como se dijo anteriormente, el uso de aleros pueden mejorar la ventilación en recintos con
una sola pared externa, pero también puede hacerlo en recintos con aberturas que no se
encuentren en zonas de presión positiva y negativa. En la Figura 7.25 se muestran distintas
disposiciones de aleros para mejorar las condiciones de ventilación.


Figura 7.25. Diseño de aleros para recintos con dos ventanas en la misma pared o en paredes
adyacentes y su efecto en los patrones de flujo de aire interiores

Además de mejorar las condiciones de ventilación, el propicio uso de los aleros puede
proveer de sombreo actuando como proyecciones horizontales en las paredes este y oeste. Un
diseño cuidadoso de los aleros horizontales puede mantener la eficiencia de ventilación de las
aberturas. Dejando un espacio entre el alero y el edificio se logra que el flujo de aire superior
ingrese al recinto (Figura 7.26).


Figura 7.26. El efecto de aleros horizontales en el flujo de aire

A. Alero unido a la fachada del edificio
causa una deflexión vertical del flujo
de aire por encima del nivel del cuerpo
B. Dejando un espacio entre el alero y la
fachada del edificio mantiene el flujo
de aire a través del recinto
C. Un alero con espacios intercalados
mantiene el flujo de aire a través del
recinto
D. Ubicando al alero por encima de la
ventana también mantiene el patrón de
flujo horizontal
Muy buena Muy buena
Buena
Buena
Buena
Muy buena
Buena
Débil
Pobre Pobre Pobre
Pobre
127
La conclusión que se puede hacer con respecto al uso de aleros es que posibilita una gran
mejora de la ventilación en edificios cuyos recintos tengan una sola pared exterior, como es el
caso de muchas oficinas y salones de clases. Además eligiendo una orientación tal que sea
oblicua a la dirección preponderante de los vientos en verano se maximiza el efecto. El ángulo
entre la pared y el viento puede variar entre 20º y 70º. La profundidad de la proyección, para un
edificio que contiene varios recintos, no debería interferir en la ventilación de los recintos
adyacentes. Se recomienda que no debe ser más de la mitad de la distancia entre la proyección
de la abertura de salida del primer recinto y el comienzo de la ventana del segundo recinto.

Distribución interna del edificio

Cuando el aire debe pasar a través de más de un recinto en su trayecto entre la abertura de
entrada y la de salida, encuentra una resistencia adicional. La resistencia depende del tamaño y
distribución de las paredes y puertas interiores. Las divisiones interiores usualmente hacen que el
flujo de aire cambie de dirección, así como también producen expansiones y contracciones sobre
el mismo. El paso del aire por pasajes interiores crea turbulencia, incrementando la resistencia al
flujo, y obteniéndose un caudal de aire menor. Sin embargo, las divisiones interiores si están bien
diseñadas pueden ventilar un área mayor del recinto gracias a una distribución de velocidades de
aire más uniforme.

El efecto de subdividir un recinto en dos partes desiguales fue estudiado experimentalmente.
En la experiencia la dirección del viento era perpendicular a las ventanas y las mediciones se
tomaron a la altura del centro de la ventana. En la Figura 7.27 se muestran las distribuciones de
velocidades de aire interior y en la Figura 7.28 se pueden apreciar los patrones de flujo de aire
obtenidos con pruebas de mediciones de humo.

65 23 48 34
14 20
98 21 84 25


65 23 54 18
14 12
98 21 91 7

15 32 47 40
7 11
73 28 93 9

28 16 35 21
9 19
70

26

85

21



Fig. 7.27. Efecto de las divisiones internas en la distribución de velocidades internas del aire
i
V = 44,5%
i
V = 38,7%
i
V = 31%
i
V = 30,5%
i
V = 36,2%
i
V = 39,9%
i
V = 42%
i
V = 36,4%
128

Figura 7.28. Efecto de las divisiones internas en los patrones de flujo de aire

Parece ser que con el tamaño de la división interna usada en la experiencia, una subdivisión
moderada reduce las velocidades interiores en todo el recinto, siendo la reducción más grande
entre el 44% y el 35%. La velocidades son menores cuando la división está cerca de la abertura
de entrada del aire, ya que el flujo debe cambiar abruptamente de dirección, por lo que para
mantener altas velocidades interiores se recomienda ubicar las divisiones perpendiculares al flujo
cerca de las aberturas de salida del aire.

Los espacios interiores deben ser distribuidos apropiadamente para lograr una ventilación
natural efectiva. La función de cada recinto, el layout y la orientación del edificio, y la posición de
las aberturas son todos factores muy importantes a ser considerados, y si es posible, de una
manera integrada.

Distribución horizontal

La distribución horizontal de los espacios en un edificio debería tomar en cuenta
principalmente a la ventilación cruzada.

En edificios residenciales, la cocina y el baño deberían ubicarse en la fachada opuesta a la
acción del viento, con grandes ventanas actuando como aberturas de salida del flujo de aire
proveniente de los recintos ubicados en la fachada donde actúa el viento. Esta distribución permite
una buena ventilación mientras que se evita el transporte de olores de la cocina y el baño hacia
otros cuartos.

Las divisiones perpendiculares al flujo de aire deben tratar de minimizarse para evitar
obstrucciones al flujo. Además la ubicación de los muebles en un recinto debe ser diseñada de
manera tal que no estorbe el movimiento del aire a través del recinto.

Las salas de estar y de estudio deben ser ubicadas en la fachada donde actúa el viento, así
gozan de una buena exposición a los vientos preponderantes, mientras que los dormitorios
pueden ser ubicados en cualquiera de las fachadas, pero en una posición más protegida. En la
Figura 7.29 se muestra un ejemplo de ventilación cruzada a través de una residencia en relación a
la dirección del viento.

En edificios de oficina, los espacios abiertos deben tener ventanas en paredes opuestas. Si las
divisiones tiene una altura menor a la del cielorraso, deberían ubicarse de manera tal de reducir el
efecto de obstrucción del flujo del aire. Una disposición de oficinas en una sola hilera es mejor que
dos hileras de oficinas separadas por un pasillo, tanto para ventilación como para iluminación.

129

Figura 7.29. Patrones de flujo para ventilación cruzada en una configuración con distintas direcciones de
viento: (a) buena ventilación; (b) mala ventilación

Distribución vertical

La distribución vertical de los espacios interiores en un edificio está básicamente
influenciada por el movimiento de aire creado por el efecto Stack.

En residencias de dos pisos, los recintos que generan grandes ganancias térmicas, como
cocinas u oficinas con computadora, no deberían ser ubicados en el piso superior. Las salas de
estar en los pisos superiores no deberían estar en contacto directo con el piso inferior para evitar
el ingreso del aire caliente y contaminado de los cuartos de abajo.

En edificios residenciales de varios pisos o en edificios de oficinas, se debería prestar
cuidadosa atención a la ubicación de las escaleras, que pueden funcionar como sistemas de
evacuación del aire a través del efecto stack. Las aberturas de salida de aire deben ubicarse en la
dirección opuesta a la acción del viento en la parte superior del edificio, mientras que las aberturas
de entrada del aire de los departamentos u
oficinas deben ubicarse en la fachada donde
actúa el viento. En la Figura 7.30 se puede ver un
edificio de oficinas donde se aprovechan las
escaleras para el uso de la ventilación natural a
través del efecto stack.

Debe tenerse en cuenta que las
regulaciones de seguridad contra incendios
exigen, que las escaleras estén separadas con
muros resistentes al fuego, y además las
aberturas deben contar con sistemas que las
cierren automáticamente en caso de incendio.
Regulaciones más complejas deben ser aplicadas
a edificios de más de 12 metros de altura.



Figura 7.30. Edificio de oficinas diseñado para
el aprovechamiento del efecto stack.
130
Bibliografía


1. “Passive Cooling”, Capítulo 2, Chandra. Editor Jeffrey Cook.
2. “Design: cooling buildings by natural ventilation”. U.S. Army Corps of Engineers, Naval
Facilities Engineering Command, Air Force Civil Engineering Support Agency (2004).
3. “Natural Ventilation in Buildings”, Capítulo 5 y 6. Editor F. Allard (1998). James & James.
Londres.
4. Módulos didácticos de la asignatura Ingeniería Bioambiental (2005). Eduardo Yarke y
Martha Fujol.
5. “Man, Climate & Architecture”, Capítulo 15. B. Givonni (1976). Applied Science Publishers.
6. “Passive and low energy cooling of buildings”, Capítulo 3. B.Givonni (1994).
7. “Design: cooling buildings by natural ventilation”. U.S. Army Corps of Engineers, Naval
Facilities Engineering Command, Air Force Civil Engineering Support Agency (2004).
8. “1999 ASHRAE Handbook CD”.
9. “Motion effects: Bioclimatic design & analysis courses notes”. Preparado por M. Mc Kenna
de la RMIT University. Seminario 2001.










































131
8 - FACTORES QUE LIMITAN LA APLICACIÓN DE LA
VENTILACIÓN NATURAL Y ESTRATEGIAS DE CONTROL


Barreras que limitan la aplicación de la ventilación natural

La ventilación natural puede jugar un rol decisivo en el control de la calidad del aire interior y
de la temperatura interior en verano. Sin embargo su aplicación es posible, con expectativas
exitosas, solo cuando no hay problemas en áreas diferentes a su función específica y que actúan
como obstáculos o barreras funcionales a su implementación. Estas barreras potenciales son
presentadas a continuación.

Seguridad

Una de las preocupaciones más importantes para el ocupante de un edificio es la seguridad
contra la intrusión no autorizada. Esto significa que cada abertura debe ser protegida,
especialmente la de los pisos más bajos, donde el acceso es más fácil. Las soluciones típicas son
limitar el tamaño máximo de la abertura al tamaño de la cabeza de un niño (15 cm.) o bien,
proteger las aberturas con rejas con una separación que no exceda la misma distancia.

Pero no sólo personas pueden ingresar al edificio, sino también animales como ratones,
gatos, perros, etc. en los pisos inferiores o pájaros o murciélagos en los pisos superiores. Además
los insectos ingresan a través de cualquier abertura sin importar cuan pequeña sea ésta. La
instalación de mosquiteros es algo común para la solución de este problema. En el mercado se
pueden conseguir marcos de ventanas que traen incorporados mosquiteros enrollables, lo que
constituye una solución simple y conveniente.

La reducción del tamaño de las aberturas para impedir el ingreso de intrusos, causa
limitaciones en la intensidad de la ventilación natural. Por lo general, rejas y mosquiteros quitan
iluminación y producen un impacto visual además de representar un costo adicional. Tampoco hay
que olvidarse que las rejas eliminan rutas alternativas de escape en casos de emergencia, y esto
purfr ser contrario a lasreglamentaciones.

La lluvia es otro inconveniente. Las aberturas en la fachada de un edificio ventilado
naturalmente también permitirán el ingreso de la lluvia dentro del edificio. Para prevenir el daño
que puede causar la lluvia, las aberturas deben ser controladas manualmente por lo ocupantes o
bien contar con un sistema de control automático. El control manual requiere de la presencia de
personas dentro del edificio, por lo que durante la ausencia de ocupantes, las aberturas
probablemente permanecerán cerradas por razones de seguridad y la ventilación quedará limitada
a la infiltración, que puede llegar a ser un flujo suficiente para mantener una calidad de aire interior
óptima pero insuficiente para el refrescamiento en verano. Como la ventilación nocturna es
usualmente el modo operativo elegido para proveer refrescamiento natural en verano en edificios
ventilados naturalmente, esta barrera juega un rol decisivo a menos que se provea de un sistema
de control automatizado.

Para resolver estos problemas, se cuenta con posibles soluciones alternativas. Por ejemplo
existen ventanas especiales auto-controladas para ventilación natural las que se pueden conectar
con una pequeña central meteorológica y comandar las aberturas según la temperatura, el viento,
la hora, además cuentan con sensores de lluvia. En la actualidad se están desarrollando mejores
soluciones para poder atenuar este tipo de barreras.

Ruido

Cualquier tipo de ruido dentro de un edificio es indeseable, ya sea que provenga del exterior
o de otros ambientes o pisos del edificio. Para el caso de ventilación nocturna cuando el edificio
está desocupado este no es un problema importante pero si lo es para el caso de la ventilación de
confort sobre personas. En un edificio ventilado naturalmente, donde debe haber aberturas con la
menor cantidad de obstrucciones posibles para el paso del flujo de aire, hay muy poca atenuación
132
del sonido y pueden aparecer problemas de transmisión de ruidos excesivos. El ruido del tráfico
puede llegar a ser un gran inconveniente y además en muchos países existen regulaciones que
limitan el nivel de ruido en el interior de un edificios.

En algunos países se emplean aberturas especiales con bafles reductores de sonido para
sobrellevar esta dificultad. Sin embargo, la reducción de sonido usualmente significa una
resistencia al flujo de aire y se debe hacerse un cuidadoso balance entre estos dos efectos
opuestos.

Se hace notar que los sistemas mecánicos de ventilación no están libres de ruidos. Los
sistemas mecánicos producen ruido en ventiladores y motores que generalmente se propagan a
través de los elementos estructurales del edificio. Además el aire en movimiento produce ruidos en
los conductos, rejillas y difusores que también se trasmiten dentro del recinto. Este tipo de ruido
suelen ser minimizados con la selección de equipos poco ruidosos, instalación de amortiguadores
y materiales atenuadores de sonido, juntas entre los equipos y los conductos, etc. Estas técnicas
pueden ser efectivas en la reducción de la mayor parte del ruido, pero siempre queda un nivel de
ruido remanente.

Como conclusión, tanto la ventilación natural como los sistemas mecánicos de ventilación
son problemáticos para el control del ruido. Un edificio ventilado naturalmente, bajo condiciones
correctas de diseño y dimensionamiento, no debería ser más ruidoso que uno ventilado
mecánicamente.

Contaminación del aire

En áreas rurales o suburbanas donde la concentración de contaminantes en el aire exterior
usualmente no alcanza altos niveles, lo que significa que el ingreso del aire exterior a un recinto no
causa problemas en la calidad del aire interior, la ventilación natural constituye una estrategia
pasiva de refrescamiento aceptable. Sin embargo, el ingreso de polvillo u olores desagradables
puede ocurrir ocasionalmente y esto debe ser cuidadosamente evaluado caso por caso.

En cambio, en áreas urbanas la polución del aire exterior es un fenómeno frecuente y
normalmente intenso, con altas concentraciones de contaminantes que son producidas sobre todo
durante el día. Consecuentemente el ingreso de aire exterior al edificio puede ocasionar serios
problemas de calidad de aire interior.

Obviamente, la ventilación natural no es recomendable en áreas urbanas contaminadas,
especialmente durante el día, ni tampoco en áreas rurales donde el ingreso de polvillo u olores
desagradables sea frecuente. En estos casos, es preferible utilizar sistemas mecánicos de
ventilación que incluyan filtros mecánicos o químicos.

Sombreo

Cuando la ventilación natural se utiliza durante las horas del día en días despejados en
verano, se debe bloquear la ganancia directa del sol para evitar un sobrecalentamiento interior.
También deben de tenerse en cuenta necesidades de privacidad y el posible bloqueo del contacto
visual directo entre el interior y el exterior. Sin embargo cualquier obstrucción, tanto externa
(salientes, cortinas de enrollar) como interna (cortinas) representa un serio obstáculo al flujo de
aire. En edificios ventilados naturalmente. De alguna manera los diseños deben contar con
elementos de sombreo que sirvan para su propósito (sombreo o privacidad), pero que al mismo
tiempo permitan el suficiente ingreso de aire.

En muchos casos el uso de aleros y salientes horizontales, llegan a ser muy útiles en la
creación de diferencias de presión en la envoltura del edificio. Mediante su empleo, tanto los
requerimientos de sombreo como los de ventilación natural pueden ser satisfechos con la misma
solución arquitectónica.



133
Ráfagas fuertes o vientos arrachados

Para el diseño de sistemas de ventilación natural generalmente se requieren de aberturas
de tamaño mediano y a menos que se cuente con un sistema de accionamiento automatizado, es
imposible para los ocupantes responder a las fluctuaciones rápidas de las condiciones exteriores.

Cuando el ingreso de aire es muy grande, las velocidades del aire interior pueden aumentar
más de lo deseable generando disconfort y ráfagas indeseables. Si son lo suficientemente fuertes,
las ráfagas pueden hacer volar papeles y mover objetos, algo que es inaceptable tanto en
residencias como en oficinas.

Se deben evitar estas ráfagas indeseables, y al mismo tiempo proveer del caudal de aire
suficiente. Este ejercicio requiere de un diseño cuidadoso y de experiencia. Una solución típica en
edificios tradicionales es el uso de ventanas con múltiples aberturas, por lo que las aberturas
pueden ser abiertas parcialmente según las necesidades del usuario.

Compromiso de los usuarios para adecuar patrones de uso

La ventilación natural puede ser utilizada para varios propósitos: para controlar el
sobrecalentamiento, promover el confort térmico (ventilación sobre las personas) o mejorar la
calidad del aire interior. Esto significa que debe llevarse a cabo bajo condiciones precisas: cuando
la temperatura externa es menor a la interna (para reducir la temperatura interior),o cuando la
temperatura interior es muy alta y se requieren altas velocidades de aire aún cuando la
temperatura externa es mayor a la interna, o simplemente cuando la calidad del aire interior es
inaceptable, sin importar las condiciones externas.

Esto significa que el uso de la ventilación natural debe ser controlado, por la intervención de
los ocupantes o por un sistema automatizado. Cuando se requiere la intervención humana, es
necesario que los ocupantes estén dispuestos a realizar las tares necesarias.

El control de la ventilación natural requiere abrir y cerrar ventanas, puertas o aberturas
específicas en respuesta de los cambios de las condiciones internas y externas. Así cuando la
intensidad y dirección del viento cambie, el patrón más efectivo de apertura de ventanas también
debe variar.

La experiencia demuestra que sólo las soluciones simples son las que funcionan bien,
excepto cuando los ocupantes son especialistas, pero aún en estos casos el buen funcionamiento
abarca períodos cortos de tiempo porque generalmente se pierde el interés con el paso del
tiempo. No tiene sentido diseñar complejos patrones de apertura, ya que los ocupantes no van a
saber aplicarlos correctamente. Los diseñadores deben producir edificios que sean simples e
intuitivos para operar, adecuados para el hombre común. De otra manera, el uso de sistemas de
control automatizados es la única solución posible.

Regulaciones contra incendios

Si el concepto de ventilación pasiva está usualmente basado en el uso de grandes ventanas
y chimeneas y .requiere del flujo de aire libre en cantidades importantes, las regulaciones para
prevenir incendios son todo lo contrario.

El movimiento del aire requerido por la ventilación puede tener a su vez una especial
importancia en la propagación del fuego dentro de un edificio, por lo que la aplicación del concepto
de ventilación intensiva para refrescamiento significa asumir el aumento del riesgo de la
propagación del fuego..





134
Un tema a definir: Control manual o automático

Las variables de las que depende la ventilación natural son extremadamente fluctuantes, por
lo que el control de la ventilación natural es una tarea sumamente compleja. Un correcto control
debe garantizar la adaptación a las distintas condiciones internas y externas, y el mismo, puede
ser manual o automático dependiendo de numerosos parámetros como tipo de uso del edificio,
arquitectura del edificio, capacidad de los ocupantes del edificio para elegir las acciones más
apropiadas. Generalmente se recomienda el uso de controles manuales para edificios
residenciales y el uso de controles automáticos para edificios públicos y de oficinas.

Falta de herramientas de diseño apropiadas

Durante la fase de diseño, las soluciones arquitectónicas e ingenieriles propuestas deben
ser evaluadas para chequear su funcionamiento bajo condiciones normales y extremas. Para esta
tarea, los diseñadores necesitan tener a su disposición las mejores herramientas de estimación o
de cálculo. Las herramientas deben ser precisas y confiables, proveyendo respuestas objetivas
para cada solución. Idealmente, también deberían permitir realizar análisis de sensibilidad sobre
los parámetros principales para permitir la búsqueda de la solución óptima.

La ventilación natural es un área donde las herramientas de diseño confiables son muy
escasas. La gran variabilidad de los mecanismos que causan la ventilación natural, sobre todo el
viento, hace que las simulaciones sean muy difíciles y complejas. Por lo que, las herramientas
actualmente disponibles requieren de un cierto grado de capacitación del profesional usuario y de
habilidad para interpretar los resultados. Esto provoca que la mayoría de los diseñadores no se
sientan cómodos usándolas y se sientan confundidos por las usualmente contradictorias
recomendaciones para diferentes patrones de viento. Esta dificultad es el mayor obstáculo para la
adopción de soluciones basadas en la ventilación natural, ya que todavía sólo diseñadores
expertos estarán capacitados para asesorar a los ingenieros y arquitectos en la mejor solución a
ser implementada

Impacto estético

Los edificios ventilados naturalmente requieren características especiales, como ventanas y
aberturas ubicadas estratégicamente, chimeneas de ventilación en el techo, aleros o salientes
horizontales, ventanas especialmente diseñadas, etc. con su consecuente impacto sobre las
formas y aspecto del edificio. Sin embargo en la mayoría de los casos la ventilación natural puede
ser implementada en edificios que lucen perfectamente convencionales, como ocurre con la gran
mayoría de los edificios ventilados naturalmente que se han construído en los países del sur
europeo. La integración estética de los componentes requeridos para la ventilación natural son
responsabilidad de los profesionales intervinientes.

Mayor riesgo profesional para los diseñadores

Las diferentes barreras para la implementación de la ventilación natural, y sobretodo la
dificultad para su control, genera riesgo de insatisfacción y/o reclamos de los dueños del edificio
y/o sus ocupantes. La solución más fácil para un diseñador es optar por un sistema mecánico de
ventilación convencional, donde todas las variables pueden ser controladas por principios bien
conocidos, donde el riesgo es muy bajo y la satisfacción del cliente estará garantizada. Los costos
iniciales del edificio podrán ser mayores pero los dueños no se quejarán por eventuales
problemas.

Por lo tanto, los diseñadores que acepten el riesgo de utilizar técnicas de ventilación natural,
tendrán otras formas de compensación que las económicas. Si el dinero no es usualmente la
razón, queda la satisfacción de realizar un buen trabajo, aceptando el desafío y teniendo éxito en
el resultado. Usando la ventilación natural, los diseñadores pueden producir un edificio más
amigable con el ambiente, con un menor consumo de energía y menores costos operativos t de
mantenimiento.


135
El cobro de honorarios

Lo habitual es que los diseñadores de instalaciones cobren como honorarios un porcentaje
del costo total de la instalación, es decir, cuanto más cara es la instalación mayor es el cobro del
honorario. Este tipo de forma de pago, no es muy alentador cuando se busca una solución menos
costosa a un problema, ya que para el profesional esto requiere de más trabajo y al final el cobro
será menor..

Las soluciones de ventilación natural son un ejemplo más en cómo un diseñador debe
trabajar significativamente más para obtener un buen diseño, y con la habitual forma de pago,
obtiene menos dinero por el trabajo, ya que una instalación de ventilación natural es
sensiblemente más barata que un sistema de aire acondicionado. Este hecho, combinado con el
riesgo de insatisfacción de los usuarios, son factores muy desmotivantes.

Para superar esto, los diseñadores de edificios ventilados naturalmente pueden acordar con
los dueños del edificio un cobro basado en el tiempo real requerido para el desarrollo de la
solución y producción del diseño, o que cantidad hubieran recibido por el diseño de un sistema de
ventilación mecánico convencional u otra forma de pago equivalente. Se trata de un cambio de
mentalidad, como ya ha ocurrido en otras ocasiones con los asesores de empresas de diseño.


Estrategias de control para edificios ventilados naturalmente

Como se vio anteriormente, por razones de costo inicial para las residencias se recomienda
el control manual de los sistemas de ventilación natural, lo que requiere ninguna especificación y
solo algunas recomendaciones cuya implementación es relativamente sencilla. En cambio para
edificios de oficinas y públicos es recomendable el uso de un control automático. El control
automático para ventilación natural es un campo reciente y se encuentra en desarrollo,
desgraciadamente todavía hay una escasez de lineamientos a seguir en este tema.

Antes de presentar las distintas estrategias de control, se describirá los elementos
necesarios para un sistema de control en un edificio. Un sistema de control automático está
compuesto por sensores que medirán los parámetros requeridos para la implementación de la
estrategia de control, actuadores para operar las aberturas, controladores para dar instrucciones a
los actuadores basándose en algoritmos en respuesta de las mediciones y un de un equipo central
supervisor de todo el proceso

Los sensores usualmente utilizados en ventilación natural son:

• Sensores de temperatura: son los componentes básicos de un sistema de control,
se usan para medir la temperatura interna y externa, la diferencia entre ambas
determina la cantidad de aire a ingresar en el edificio.
• Sensores de CO
2
: usados para evaluar la contaminación interior ocasionada por los
ocupantes del edificio.
• Sensores de mezcla de gases (sensores de calidad de aire): utilizados para estimar
la calidad de aire interior, son relativamente nuevos y a diferencia de los anteriores
son sensitivos a contaminantes que no son producidos por las personas (por ej.:el
humo del cigarrillo).
• Sensores de velocidad y dirección del viento: son esenciales cuando se implementa
ventilación natural. Al medir la dirección del viento se puede determinar que
aberturas de que fachada deberían abrirse, mientras que la medición de la velocidad
sirve para determinar el ajuste de la posición de las ventanas o cerrarlas cuando los
vientos son demasiados fuertes.
• Detectores de lluvia: absolutamente necesarios para evitar el ingreso de agua al
edificio.

Otros sensores menos comunes son:

136
• Sensores de seguridad en las ventanas: se necesitan para la detección de intrusos
o destrucción del vidriado de la ventana.
• Sensores de ganancia solar: el rol de estos sensores para la ventilación natural es el
de incrementar el caudal de aire cuando aumenta la radiación solar.
• Sensores de humedad: a veces son necesarios para controlar la humedad de ciertos
espacios.

Los principales tipos de actuadores utilizados en un edificio son:

• Actuadores de ventanas. Hay dos tipos principales de actuadores de ventanas:
- Actuadores de cadena eléctricos (Figura 8.1a). Son compactos y sirven para
distintos tipos de ventanas. Este tipo de actuadores generalmente son suministrados
Con una carrera ajustable.
• Actuadores lineales eléctricos (actuadores de pistón) (Figura 8.1b). Pueden ser
usados con casi cualquier tipo de ventanas. No son muy compactos, generalmente
su carrera no es ajustable pero son muy poco ruidosos.
• Actuadores de rendijas. Son requeridos para rotar las rendijas de ventilación en una
posición específica, pueden ser tanto eléctricos como neumáticos, estos últimos son
más baratos y rápidos. Deben incorporar retorno automático cuando son usados
para seguridad contra incendios.


Figura 8.1. Actuadores de ventanas: a)Actuador eléctrico de cadena; b)Actuador eléctrico lineal
producidos por el Grupo GIESSE S.A.

Los controladores disponibles en el mercado ofrecen miles de posibilidades en término de
estrategias de control. Los más conocidos son los PLC, que son similares a las computadoras
personales pero utilizan software específicos. Este software incluye una librería de funciones de
control como: controles ON-OFF, controles PID (Proporcionales, Integrativos y Derivativos),
operadores aritméticos y matemáticos, operadores Boléanos (AND, OR, etc), comparadores (>, <,
=, etc).

Un programa específico dedicado al control de la ventilación natural que pueda implementar
cualquier estrategia de control puede ser fácilmente creado combinando las distintas funciones.
Una de las grandes ventajas de los controladores modernos es la habilidad de implementar un
control lógico. El principio del control lógico es extremadamente simple, se basa en reglas simples,
como por ejemplo la siguiente: SI la temperatura ambiente es menor a 15ºC ENTONCES
implementar la estrategia de control 1.

Otro ejemplo clásico, si consideramos el ejemplo del control de la ventilación natural, podría
ser:
SI la temperatura ambiente es menor a la temperatura interior Y la temperatura interior es mayor a
26ºC ENTONCES abrir las rendijas de ventilación.
Estas reglas lógicas que pueden determinarse si son verdaderas o falsas, organizadas
jerárquicamente, pueden ser usadas para controlar sistemas muy complejos.

a) b)
137
A pesar de que definir una estrategia de control general para cualquier tipo de edificio es
casi imposible, hay reglas y principios comunes que pueden ser aplicados en cualquier edificio.
Por lo que se pueden definir tres estrategias de control básicas:

Control basado en la contaminación interior: esta estrategia consiste en monitorear un
parámetro de calidad de aire (por ej. CO
2
) y abrir o cerrar ventanas y rendijas de ventilación como
se muestra a continuación:
- Si la concentración de CO
2
está por encima del set point, abrir ventanas;
- Si la concentración de CO
2
está por debajo del set point, cerrar ventanas.
La cantidad de aberturas a abrir y el grado de apertura de las mismas dependerá de las
condiciones del viento, la forma del edificio, lluvias y diferencias de una zona a la otra; los
controles lógicos tendrán que ser implementados para definir estos parámetros. La concentración
de CO
2
debería ser medida en cada recinto, esto puede llegar a resultar costoso, por lo que si no
es posible, por lo menos habría que colocar un sensor en cada fachada representativa. Para evitar
la constante operación de las ventanas es necesario introducir una banda muerta en la cual no se
produzcan cambios (a menos que el viento se torne muy fuerte o llueva). En este tipo de
estrategia, la ventilación se suministra para propósitos de calidad de aire interior y su potencial
para refrescamiento no es aprovechado. Los controles PID no son recomendables para esta
estrategia porque introducen el riesgo de la operación constante.

Control basado en las temperaturas interiores y exteriores: Esta estrategia es una
“estrategia de refrescamiento pasivo”. La ventaja de esta estrategia es que determina cuando el
aire exterior puede ser usado para refrescar y cuando no. Hay varias maneras de lograr esto, el
problema es saber que acción tomar cuando la temperatura interna es inferior a la externa. A la
noche, cuando el edificio está desocupado, las aberturas deberían cerrarse si la temperatura
externa es mayor a la interna. Durante el día, en cambio, el incremento de la velocidad relativa
puede compensar el incremento relativo de la temperatura interior debido a la ventilación. Esto es
difícil de manejar. Sin embargo, cuando las temperaturas externas exceden a la temperatura
interna por más de 3ºC las aberturas deberían cerrarse.
Cada recinto debería equiparse con termómetros y controles individuales. En este sentido, a veces
es necesario modular las aberturas de acuerdo al número de ventanas en los recintos adyacentes.
Como en la estrategia anterior, la cantidad de aberturas a abrir y el grado de apertura de las
mismas dependerá de las condiciones del viento, la forma del edificio, lluvias y diferencias de una
zona a la otra; controles lógicos tendrán que ser implementados para definir estos parámetros.
Controladores PI o PID también pueden ser implementados para la determinación del grado de
apertura de las ventanas.

Estrategias de control mixtas: en muchos edificios, la ventilación natural no será suficiente
para alcanzar el confort térmico durante todo el año, por lo que será necesario la instalación de
sistemas de refrescamiento mecánicos. Estrategias de control específicas necesitan ser
desarrolladas para integrar el control de sistemas pasivos y mecánicos. Las principales reglas para
implementar esta estrategia son las siguientes:
- Setear dos temperaturas de set point, una por debajo de que temperatura se requiere calefacción
(por ej. 20ºC) y otra por encima de que temperatura se requiere refrescamiento (por ej. 24ºC).
- Evitar el uso de la calefacción y la ventilación en el mismo día.
- Definir prioridades: si la temperatura se encuentra entre los puntos de set point utilizar solamente
ventilación natural; si la temperatura se encuentra por encima del set point de refrescamiento, de
acuerdo a la diferencia de temperaturas interna y externa, utilizar primero ventilación natural y
luego refrescamiento auxiliar; y si la temperatura se encuentra por debajo del set point de
calefacción, comenzar la calefacción auxiliar.
Nuevamente, los seteos dependerán fuertemente de la forma y organización del edificio y de su
equipamiento (unidades de aire acondicionado compactas, ventiladores, etc.).

Otra estrategia que es muy económica y sencilla pero recomendable sólo para edificios
donde se conozca muy bien la demanda diaria es la de controlar la apertura de las ventanas a
través de un temporizador. Es decir, las ventanas y/o ventiladores se activan a una cierta hora y se
desactivan de acuerdo a una agenda predeterminada. Esta estrategia de control puede ser usada
en escuelas y edificios de oficinas.


138




Bibliografía


1. “Passive Cooling”, Capítulo 2, Chandra. Editor Jeffrey Cook.
2. “Design: cooling buildings by natural ventilation”. U.S. Army Corps of Engineers, Naval
Facilities Engineering Command, Air Force Civil Engineering Support Agency (2004).
3. “Natural Ventilation in Buildings”, Capítulos 5 y 6. Editor F. Allard (1998). James &
James. Londres.
4. “Occupant use of ventilation controls and humidifiers”, Kelly, K.; M. Brien y R. Stemp
(1993)
5. “Guidelines for the siting and exposure of meteorological instruments and observing
facilities”. Bureau of Meteorology (1997).
6. “Design: cooling buildings by natural ventilation”. U.S. Army Corps of Engineers, Naval
Facilities Engineering Command, Air Force Civil Engineering Support Agency (2004).









































139



9 – ANEXO


Se adjunta el disquette que contiene los archivos realizados según el Programa Excel de
Microsoft, que resuelven los métodos de cálculo explicados en el capítulo 6.
Con la confección de estos archivos se busca simplificar el uso de cada metodología, ya que
el llenado de datos se reduce a los esenciales de cada caso.

Los métodos incluidos son los siguientes:


El método del Bristish Standard
El método de ASHRAE (Infiltración)
El método de Aynsley
El método de De Gidds and Phaff
Métodos para el cálculo de caudales de aire
Florida Solar Energy Method I
El método de Givonni
El método de Melaragno
Métodos de cálculo de velocidades de aire
interior
La metodología Ernest
Florida Solar Energy Method I
Florida Solar Energy Method II
El método de ASHRAE
El método de Aynsley
Métodos de cálculo para el
dimensionamiento de aberturas
El método del Bristish Standard

Fundamentos y Métodos de Cálculo para aplicación de Ingenieros y Arquitectos

“Ventilación Natural en Edificios”

Editor: EDUARDO YARKE

nobuko

Mermet, Alejandro Gabriel Ventilación natural de edificios / edición literaria a cargo de: Eduardo Yarke - 1a ed. - Buenos Aires: Nobuko, 2005. 140 p.: il.; 30x21 cm. ISBN 987-584-036-X 1. Edificios-Ventilación. I. Yarke, Eduardo, ed. lit. II. Título CDD 644

EDUARDO RICARDO YARKE Arquitecto – Profesor e Investigador - UNLU

FUNDAMENTOS FÍSICOS – CAP IV ALEJANDRO GABRIEL MERMET Lic en Física – UNSa – Ex Investigador - CRICYT

COLABORADORES: INVESTIGACIÓN MARTÍN PABLO SEOANE Ingeniero Industrial – UNLU

DISEÑO de GRÁFICOS [pág. 24, 88 a 95] KARLA MARQS Luján 2005 Hecho el depósito que marca la ley 11.723 Impreso en Argentina / Printed in Argentina La reproducción total o parcial de este libro, en cualquier forma que sea, idéntica o modificada, no autorizada por los autores, viola derechos reservados; cualquier utilización debe ser previamente solicitada.

© 2005 nobuko ISBN 987-584-036-X Noviembre de 2005

Este libro fue impreso bajo demanda, mediante tecnología digital Xerox en bibliográfika de Voros S.A. Av. El Cano 4048. Capital. Info@bibliografika.com / www.bibliografika.com

En venta en: LIBRERIA TECNICA Florida 683 - Local 13 - C1005AAM Buenos Aires - Argentina Tel: 54 11 4314-6303 - Fax: 4314-7135 - E-mail: ventas@nobuko.com.ar FADU - Ciudad Universitaria Pabellón 3 - Planta Baja - C1428EHA Buenos Aires - Argentina Tel: 54 11 4786-7244

El desarrollo sustentable requiere imprescindiblemente de la vigorosa contribución de una arquitectura que sea a su vez sustentable 3 .

....................................................................... o Aire seco y aire húmedo ........................................................ o Síntomas del SEE ..................................................................................................................................................................................................... 3 – Ventilación natural para el confort térmico en verano .....................................................................................Nociones de Fluidos......... o El uso de la ventilación natural para el control de la calidad de aire interior ............................................ o Aire confinado ...................................... 7 o ¿Es necesario volver a la ventilación natural? ................... o Problemas frecuentes de los edificios con aire acondicionado y bajo nivel de renovación del aire interior ...................... o Calor interno a disipar ................................................................ 4 – Fundamentos físicos para Ventilación Natural ........... o Los intercambios térmicos entre el edificio y el ambiente que lo rodea ...............................................................................Calidad de aire interior y ventilación natural ........ ..................... o Efectos de la respiración ................................................................................................................................................................................................. o Pérdida de calor por difusión de vapor de agua a través de la piel ..........A................................... 8 o Alcances de la ventilación natural .......................................................................................................................................Indice 1 – Introducción ........................................................................................................ o Aire viciado ............................. Aire salubre e insalubre ..................... o Cálculo de flujo de aire para calidad de aire interior .......................................................................................................................... 12 12 13 13 14 16 20 21 22 23 24 25 26 27 30 31 31 31 32 34 34 35 35 37 38 39 39 40 40 40 42 42 46 46 4 ................................................................................................................. o El aire puro ....................................................................... 10 o Funciones de la ventilación natural ................................................................................................................................................................................................... o Pérdida de calor sensible por la respiración .................................. o Ventilación directa sobre las personas ............................................. o Bienestar termohigronométrico ................................................................. o Ventilación nocturna .................................................................................... Propiedades ............................................................. o Pérdida de calor latente por la respiración ................................... o Factores de riesgo mas comunes .....................................................................................................................................................................................................................................................................................................................Mermet .................. o Bibliografía .... o Bibliografía .......................................... o Estados del aire.................. o Los intercambios térmicos entre el ser humano y el ambiente que lo rodea ..... o El entorno de bienestar termofísico ............................... 10 o Bibliografía ........................................................................................................... o Intercambio térmico del cuerpo humano ................................................ o El fenómeno de la convección .............................................. o Calor ganado o perdido por conducción a través de la indumentaria . 11 2 ........................................... o Fluidodinámica .................................................... o Ventilación de ambientes ... o Propiedades del aire húmedo – carta sicrométrica .................................................... o El uso de la ventilación natural para el confort térmico en verano ...........................................................................

......Método de las ecuaciones de lazo (Looping equations) ............... ...........El método del British Standard .................Coeficiente de presión Cp – Métodos de cálculo .El método ASHRAE ...................................Fundamentos de mecánica de fluidos ...................Presión del viento sobre edificios ...... 111 111 114 115 117 118 5 ................................................. ......................................................................................................... ..........La metodología CSTB .................... 51 51 51 52 53 54 70 70 70 71 71 72 73 73 75 6 – Modelos empíricos para el cálculo estimativo de parámetros de ventilación natural .................... 48 o Bibliografía ............................................................................................. o Localización del edificio y sus partes componentes .........................................El método de ASHRAE ...................Métodos basados en datos tabulados ................... ......................................... 78 ..............El efecto Snack ................ o Efecto combinado del viento y la diferencia de temperaturas ............................. o Efecto debido al viento ...................................................................................... 105 .......................... ..... 98 .........................................................................................El método de De Gidds y Phaff ....... 104 ....................................................................................................................................................................................... o Forma del techo .............................................................. 50 5 – Las fuerzas que originan la ventilación natural ............................ ................................... 78 ......Análisis comparativo ................................. 80 ................................................................... 103 ............................................................................................................Nivel de presión neutral ......................................................................................................... ..................... o Diseño del paisaje ................. 96 o Métodos de cálculo empíricos para dimensionar aberturas ..................... 110 7 – Sugerencias prácticas para el diseño de sistemas de ventilación natural .... ..................................................................................................................... 83 o Métodos de cálculo empíricos para la estimación de velocidades de aire dentro de edificios ventilados naturalmente ............... 84 ............................................... ....................................... 83 .....................................................Efecto Jet en las aberturas ........................... 87 ......................................................... 85 ........................................ 99 ..Tipos de flujo ........................................................................................................................................................................................ 47 .................... o Ubicación y tamaño de aberturas .................El método II del Florida Solar Energy Centre ..............................Velocidad local del viento ............................................................................ 106 ..................................Ecuación de Bernoulli .................................................................................................El método de Aynsley ...................................................................................................... 84 ...............................................................Determinación del coeficiente de descarga ............ o Bibliografía ..........................................................................................................................Origen del viento .......................................................................................La metodología Ernest ................................................................................................... o Forma y orientación del edificio ........................... o Efecto debido a la temperatura ........El método del British Standard ............................................................................................................... 101 ........................................ 76 o Introducción .......... 108 o Bibliografía ...............................El método I del Florida Solar Energy Centre ......................................................................................................................................................................................................El método de Aynsley ...........................Flujo de aire debido al efecto de la temperatura ......... 76 o Métodos de cálculo empíricos para la predicción de caudales de aire .. .............El método de Givonni .......................

.......... ......................................................................................................... 132 ............Efecto de mosquiteros en ventanas ............................................El cobro de honorarios .............Sombreo ..Regulaciones contra incendios ........................................................................................................................................................................ ......................................... 138 9 – Anexo : Disquette con algunos de los métodos empíricos para un cálculo rápido .......................................Mayor riesgo profesional para los diseñadores ....................Falta de herramientas de diseño apropiadas ......................................................................... o Uso de aletas ...........................................Contaminación del aire .... 131 ..............................................Métodos incluídos en el disquette ............................ ...................................................Ruido .................................................................................................................................. 131 ......... 134 .......................................................................................................................... 134 .................................. 134 ... 131 ........................o Forma y tipo de ventanas ....... 135 o Estrategias de control para edificios ventilados naturalmente ..................................................................... 139 6 ....................................Seguridad .........................................................Impacto estético ............................................................................ 132 .....Compromiso de los usuarios para adecuar patrones de uso .....Distribución vertical ...............................................................................................Control manual o automático ........ 133 ................ 122 123 124 127 128 129 130 8 – Factores que limitan la aplicación de la ventilación natural y estrategias de control 131 o Barreras que limitan la aplicación de la ventilación natural ........................................................................................Distribución horizontal .... 133 .. 133 .......... o Bibliografía ............... 135 o Bibliografía ............................................................................... 134 .............................................................................................. o Distribución interna del edificio .......................................Ráfagas fuertes o vientos arrachados ....................................

pero la tendencia se hizo extensiva a todo el planeta. Con el advenimiento de la primera crisis del petróleo. operadores y usuarios. planteado ésto como una respuesta pragmática a los requerimientos de la época y no como una simple moda de vida efímera. La función principal de los edificios . construir y operar edificios acorde con esta concepción y amplía la responsabilidad ambiental y ecológica por su funcionamiento a los diseñadores. Desde entonces contribuyen a fortalecer esta tendencia no solo ya la escasez anunciada de los hidrocarburos. en los años setenta del siglo pasado. Al enfocar en particular la problemática que plantean los edificios es significativo el hecho que del consumo de energía global representan (como promedio en los países de mediano desarrollo) un 30% y de ello surge la importancia de implementar técnicas propias que permitan contribuir desde este sector al desarrollo sostenible global. constructores. debe de ser reinterpretada para dar lugar al concepto de diseño. Se puede fundamentar filosóficamente esta postura planteando que el desarrollo de las actividades humanas debe de hacerse desde una visión económica y cultural que priorice las particularidades locales y anteponga a toda otra consideración la decisión ética de no comprometer el desarrollo y el medio ambiente de las 7 . diseñar. estuvo disponible en cantidades aparentemente ilimitadas y a precios razonables. Estas técnicas nacieron y se probaron en los países denominados desarrollados. comenzando por la industria y los transportes y un poco mas tarde aplicándolas también en los edificios. construcción y mantenimiento sustentables en relación con el medio y los recursos naturales disponibles. El diseño y el uso sustentable implica una manera de pensar. grandes sectores de la opinión pública mundial comenzaron a tomar conciencia sobre la naturaleza finita de los recursos energéticos más empleados y la necesidad de preservarlos. acentúan esta convicción de que racionalizar el uso de la energía y aplicar técnicas basadas en los recursos renovables es un problema y una necesidad urgentísima del hoy y no un problema que pueda seguir pateándose hacia el futuro. Como respuesta a esta crisis se implementan por vez primera técnicas para la racionalización en el uso de la energía. por lo que no se apreciaban motivos para reducir su consumo. que incrementaba su consumo en forma exponencial. El relativo éxito que tuvo el Protocolo de Montreal para morigerar a largo plazo los efectos del Agujero de Ozono y la entrada en vigor de los Protocolos de Kyoto en febrero de 2005 (de una aplicación mucho mas compleja).proveer de albergue y protección de la intemperie a los seres humanos – y que como consecuencia de la expansión tecnológica y de la escala de valores que se impusieron junto al desarrollo industrial se apoya actualmente en la utilización masiva del equipamiento mecánico. especialmente el fenómeno denominado Calentamiento Global de la Atmósfera y el denominado Agujero de Ozono.1 – INTRODUCCIÓN Durante algunas décadas en el siglo XX la energía requerida para un desarrollo acelerado. sino también la importancia que asumen los problemas ambientales derivados de la contaminación provocada por el excesivo consumo.

Esto si bien provocó una baja importante del consumo energético de los edificios en los períodos fríos. El equipamiento mecánico era la panacea para superar todos los inconvenientes que por una inadecuada relación edificio-clima local se produjeran. Las consecuencias perjudiciales para la salud de los ocupantes debido a estos nuevos problemas no se hicieron esperar y tuvieron su mayor manifestación en algunas tipologías particulares. También es posible evaluar el contexto de crisis social y económica permanentes como una oportunidad que se abre para nuevas actividades y para nuevas especialidades apoyadas en saberes específicos hasta hoy poco difundidos y que es allí en donde las nuevas generaciones de ingenieros y arquitectos tendrán un campo de aplicación y desarrollo de mucha importancia. como los edificios de oficinas con grandes superficies vidriadas y en donde se demostraron claros impactos negativos en la productividad de las personas que allí trabajaban como consecuencia de la mala calidad del aire interior. y así fue que pasaron a un segundo plano la importancia de las orientaciones en sus distintas fachadas. denominación con la que se conoció a aquellos edificios que por sus bajos niveles de ventilación interior. la resistencia de sus muros al flujo térmico. y que fue el motivo original para la 8 . la relación entre muros opacos y vidriados o cualquier aplicación de técnicas dirigidas al uso racional de la energía consumida. etc. como por las normativas ambientales que se impondrán en los próximos años. como apoyo a estos conceptos. fue a expensas de una cantidad significativa de inconvenientes que surgieron bajo la forma de excesiva humedad interior. formación de hongos y presencia de bacterias en los conductos de aire. o sea ignorando toda característica constructiva que mínimamente tuviera en cuenta al clima local y su influencia. La primitiva reacción frente a la crisis energética de los setenta. contaminantes. etc. Esta inestabilidad creciente no permite asegurar que edificios con altos consumos energéticos puedan ser mantenidos en el largo tiempo de su vida útil.generaciones futuras. sobrecalentamiento generalizado en verano. En los ochenta se acentuaron las preocupaciones acerca de las consecuencias negativas que causaba la reducción de los niveles de renovación del aire interior sobre los ocupantes y nuevas investigaciones acerca de estos problemas dieron lugar a una novedosa categoría de edificios: los que presentaban el síndrome del edificio enfermo. contenían aire enrarecido con altos niveles de dióxido de carbono. ¿Es necesario volver a la ventilación natural? Si hacemos una apretada síntesis de lo ocurrido históricamente con la climatización de edificios podemos afirmar que la tecnología de climatización artificial consolidada en el período siguiente a la Segunda Guerra Mundial en el siglo pasado. minimizando el uso de los recursos escasos y no renovables y evitando todo tipo de emisiones contaminantes. Es importante. virus y bacterias. entre los inconvenientes principales. sea por los costos energéticos que cada vez serán mayores. tener en cuenta que los edificios construidos en el presente desarrollarán su vida útil durante los próximos cincuenta a ochenta años y que la incierta situación energética y política presente tiene fuertes probabilidades de extenderse en el tiempo y profundizarse en el futuro. consistió en reducir las pérdidas por renovaciones e infiltraciones de aire encerrando las estructuras dentro de envolventes herméticamente selladas. permitió que se diseñaran envolventes de edificios con total independencia de la localización geográfica de los mismos.

de Sullivan.aparición de renovadas reglamentaciones y regulaciones como las normativas europeas posteriores a 1995 que exigen un incremento notable en los niveles de ventilación del aire confinado interior si las comparamos con las que habían regido hasta entonces. La sumatoria de todos estos efectos acentúa la necesidad de armonizar a los edificios con las características del clima local.R. Gráfico que estima el origen de los costos operativos de un edificio (extraído de “Technical Design”. La mayor parte del costo del consumo de un edificio se define en las fases de diseño (más del 90%) ya que en estas fases se determinan la forma. Es precisamente este problema el que se trata de mitigar mediante la aplicación del Protocolo de Kyoto. la ventilación natural aparece como una solución muy atractiva para brindar un confort térmico aceptable asegurando una calidad óptima de aire interior y cuya aplicación es posible en una variedad de regiones climáticas.1 muestra cómo en la fase de diseño ya se determinan la mayor parte de los costos futuros del edificio. desde la etapa inicial del diseño.1. aprovechando al máximo los recursos que la naturaleza provee y la utilización de estos recursos en sistemas pasivos para el calefaccionamiento y el refrescamiento interior. en el que se destaca la emisión del CO2 como factor principal y que es causado por la combustión de todo tipo de combustibles fósiles. orientación y sistemas de calefacción y ventilación del mismo. La figura 1. A los problemas particulares en ciertos tipos de edificios se sumaron luego los problemas ambientales de orden general como el alarmante Agujero de Ozono que año a año se ampliaba sobre el continente antártico y la Patagonia sudamericana y que para mitigarlo el Protocolo de Montreal estableció la prohibición universal del uso de los CFCs (clorofluorcarbonados) como gases refrigerantes empleados en equipos de aire acondicionado. 9 .) Como alternativa a los sistemas mecánicos y aprovechando de los recursos que brinda la naturaleza. En la actualidad el centro de las preocupaciones ambientales está enfocado al Calentamiento Global de la Atmósfera como consecuencia del efecto invernadero causado por la emisión de contaminantes de diferentes tipos. Costos operativos del edificio ($ %) 95 85 66 Ideas previas Diseño básico Diseño detallado Construcción Mantenimiento Figura 1. De allí la necesidad de diseñar al edificio teniendo en cuenta el consumo energético desde el inicio de su concepción.

No sería real tampoco defender que la ventilación natural pueda o deba reemplazar totalmente al aire acondicionado. Otro elemento a tener en cuenta es que en muchos espacios urbanos la contaminación del aire exterior y los altos niveles de ruido vuelven inapropiada a la ventilación natural. Funciones de la ventilación natural Las funciones básicas de la ventilación natural son dos: asegurar una calidad óptima del aire interior mediante la ventilación sanitaria y/o brindar confort térmico en verano a los ocupantes del edificio. pero sí que su empleo debería ser mucho mayor del que se hace en la actualidad y que para ello hay que aumentar y difundir los conocimientos acerca de este tema Alcances de la ventilación natural . 10 . ya sea a través de la ventilación directa sobre las personas (ventilación de confort) o con la ventilación nocturna sobre la masa del edificio (refrescamiento convectivo). lo que puede provocar riesgos en cuanto a la seguridad y conflictos con las regulaciones para la prevención de incendios.La ventilación natural soluciona además algunos de los problemas provocados por los distintos sistemas mecánicos de ventilación. Todo esto será descripto en los siguientes capítulos. aunque éstos podrán ser tolerables para los ocupantes del edificio si se mantienen dentro de ciertos límites. a menos que se utilicen diseños especiales que eviten el contacto directo entre el ambiente exterior y el interior. ya que éste es muy útil en ciertas circunstancias donde es insuficiente la implementación de ventilación natural. edificios públicos y de recreación. pero si lo es la intención de pronosticar o simular el posible funcionamiento en forma anticipada por la altísima variabilidad de los elementos que intervienen. Sin embargo. la ventilación natural también es preferida por los usuarios. es decir una gran superficie de aberturas. Para la aplicación de la Ventilación Natural los fenómenos físicos a tener en cuenta no son excesivamente complejos. Como toda tecnología tendrá sus limitaciones. Para decidir en estas contradicciones está la solvencia de los profesionales a quiénes se le debe dotar de las herramientas que permitan adoptar las decisiones mas convenientes y oportunas. sus ventajas y desventajas. sus oportunidades de aplicación y sus situaciones de imposibilidad. Para que la ventilación natural sea efectiva se requiere que el edificio tenga una gran permeabilidad. edificios de oficinas pequeños o medianos. tales como escuelas. La ventilación natural puede ser atractiva para los proyectistas porque ofrece adecuadas soluciones capaces de satisfacer las necesidades de confort y calidad de aire interior en un gran rango de condiciones climáticas. Entre sus principales ventajas está la del bajo costo inicial de mantenimiento y operativo comparado con los sistemas de aire acondicionado. Aparece como una estrategia lógica para muchos tipos de edificios que por diferentes razones no pueden ser equipados con sistemas mecánicos costosos. etc. tales como el ruido. además de no ocupar espacio físico en planta. edificios de departamentos de nivel estandard. los costos del mantenimiento y del consumo energético y es importante destacar que diferentes encuestas realizadas en los últimos años en los EEUU indicaron que ante la opción. “natural” también significa que el comportamiento será aleatorio y difícil de optimizar con un control eficiente. Su mayor desventaja consiste en ciertos períodos de disconfort en verano.

Eduardo Yarke y Martha Fujol. Capítulo 1. Editor F. Artículo del CSTB(Centre Scientifique et Technique du Batiment). Allard (1998). 11 . “Natural Ventilation in Buildings”. 3. 4. Francia. Londres. 2. Módulos didácticos de la asignatura Ingeniería Bioambiental (2004) en la carrera de Ingeniería Industrial de la UNLU .Bibliografía 1. Alain Maugard (2002). Río de Janeiro. Climate change and natural disasters: Will the design of buildings have to be different in the future?. París. James & James. Reporte de las Naciones Unidas (1992) Conference on Environment and Development. Arquitectura sustentable.

Muchos de esos recintos disponen de sistemas de ventilación y/o climatización forzada del aire y se trata. hábitos de los ocupantes. los problemas de iluminación. hoteles. los muebles. La toma de aire se realiza desde el exterior y se distribuye hacia el interior por conductos. No hay que olvidar los contaminantes que pueden proceder del exterior en función de la toma de aire exterior. con las superficies interiores recubiertas de materiales textiles o sintéticos adheridos con pegamentos especiales de características volátiles. la piel. sino que también se extendió allí donde las condiciones económicas lo permitieron. polvillo en suspensión.2 – CALIDAD DE AIRE INTERIOR Y VENTILACIÓN NATURAL En las últimas décadas se descubrió que el microclima de los edificios puede enfermar a sus ocupantes y si se tiene en cuenta que el 80% al 90 % de nuestro tiempo transcurre en locales cerrados con ambientes contaminados en mayor o menor grado. congestión nasal). a pesar de la resistencia que muchas empresas pusieron para esta confirmación. vapores orgánicos. etc. otros factores y circunstancias pueden originar los síntomas y los problemas: materiales volátiles. Factores de riesgo mas comunes Contaminantes ambientales: como compuestos químicos y biológicos pueden estar presentes en el aire y causar alguno de los síntomas. con grandes superficies en planta para un uso empresarial. temerosas de las consecuencias legales que pudieran iniciarse. fibras. tipos de actividad. el ruido: también pueden también contribuir al disconfort y a la aparición de algunos síntomas. Salvo en algunos casos puntuales no es una patología severa. Los contaminantes más significativos son dióxido de carbono. residencias particulares. y con otros productos que se lanzan al ambiente. Los propios ocupantes se convierten en fuentes de contaminación: el fumar origina humo que es reciclado por el sistema y distribuido por todo el edificio. Para poder hablar de edificios enfermos es necesario que más del 20% de sus ocupantes habituales presente alguna de las manifestaciones del SEE (escozor de ojos. Así se terminó por reconocer el Síndrome del Edificio Enfermo (SEE). entorno donde se hace la toma exterior de aire. la ropa y otras superficies. etc. guarderías. y el 5 % que queda es todavía nocivo. Pero son fundamentalmente la temperatura y el grado de 12 . sin actuar sobre aquellas que se depositan sobre los alimentos. Lo mismo ocurre con los materiales usados para la limpieza y desinfección. es fundamental adecuar los diseños de los sistemas de climatización y ventilación conforme a los últimos resultados de las investigaciones científicas en esta materia. por lo general. monóxido de carbono. Pasaron bastantes años hasta que se relacionó estadísticamente similares cuadros clínicos con la permanencia en determinados tipos de edificios. Los filtros y los purificadores de aire electrónicos logran eliminar partículas del humo de tabaco. Además no es la baja renovación de aire exterior la única responsable del SEE. con el ozono desprendido por las fotocopiadoras. aunque todavía no se conocen bien las consecuencias a largo plazo. La mayoría de estos edificios son actualmente construcciones livianas y de ejecución acelerada. sequedad de la piel. se trata de edificios meramente funcionales que se destinan habitualmente a oficinas y comercios. incluyendo a escuelas. de edificios herméticos cuyas ventanas no están previstas para la ventilación natural sino para la iluminación. La relación entre un edificio y sus características constructivas con las enfermedades que sus ocupantes habituales pudieran padecer vinculadas al mismo. Pero la evidencia se pudo ir obteniendo. lo que permite regular los caudales de renovación en niveles generalmente muy bajos en relación con los volúmenes interiores Por lo general. Los olores. Pero esta moda del acondicionamiento artificial no quedó confinada en los edificios corporativos. que designa al conjunto de síntomas que presentan los individuos ocupantes de estos bloques. un sistema de ventilación necesita al menos 3 horas para eliminar el 95 % del humo de un solo cigarrillo. no resultó sencilla ni fácil.

pero con carácter muy grave puede aparecer la temida Legionelosis.Vías respiratorias altas: rinorrea (moquillo). Un funcionamiento deficiente provoca cambios que son percibidos por los ocupantes y que además pueden ser objetivados con las mediciones oportunas: concentración de CO2. cabe destacar que estudios científicos recientes aseguran que trabajar en oficinas sin suficiente ventilación aumenta el riesgo de sufrir gripe y conjuntivitis irritativa. . tos seca. humidificado o deshumidificado en función de las necesidades. El aire "preparado" es una mezcla de diferentes proporciones de aire exterior e interior que ha sido filtrado. También se han descrito enfermedades más severas como neumonitis por hipersensibilidad. sequedad de garganta. . limpieza. agua de torres de refrigeración de aire acondicionado y condensadores evaporantes. reparación cuya renovación es insuficiente Contaminantes que provienen de zonas especiales: cocina. sensación de ahogo. dificultad para concentrarse.Generales: dolor de cabeza. humedad relativa y absoluta y otros parámetros que exigen técnicas más sofisticadas. fotocopiadoras. fiebre de los humidificadores. También la ionización de la atmósfera de estos edificios se ha mencionado como causa del SEE. asma. las patologías que aparecen no son severas. Hay iones positivos y negativos. La medición de CO2 es un buen parámetro para medir la calidad del aire: cuando las renovaciones son insuficientes. imprenta.Oculares: escozor. estornudos. irritabilidad. pitidos en el pecho. ronquera. operaciones de pintura. pero no hay evidencia científica de ello y tampoco la utilización de generadores de iones ha evidenciado beneficios. enrojecimientos localizados. prurito (picazón permanente) generalizado o localizado.Cutáneos: sequedad de la piel. La ventilación insuficiente: es una de las causas que con más frecuencia se aduce. Los iones son moléculas del aire que contienen pequeñas cargas eléctricas. laboratorio y que distribuyen al resto del edificio por los conductos Olores permanentes Diferencias de calidad del aire entre zonas próximas Presencia elevada de contaminantes biológicos (virus y bacterias) que se depositan en los conductos e instalaciones Síntomas del SEE Salvo en algunos casos excepcionales. rinitis crónica. . La bacteria Legionella existe naturalmente en el agua y en la tierra húmeda y ha sido encontrada en grifos de agua fría y caliente. .humedad los que más problemas generan debido a las desigualdades existentes entre unas zonas y otras del mismo edificio. ya que es difícil que su distribución sea homogénea. 13 . En las ciudades hay un exceso de iones positivos. y están en una proporción de cinco a cuatro en una atmósfera equilibrada. mareos. Los síntomas más frecuentemente descritos se pueden agrupar en cinco categorías: . excepcionalmente. carraspera. somnolencia. calentado o enfriado. dermatitis y. La ausencia de iones negativos en un ambiente cerrado podría ser la causa de muchos síntomas según algunos expertos. mientras que en el campo y en las sierras abundan los negativos. tanques de agua caliente.Vías respiratorias bronquiales y pulmonares: sensación de opresión torácica. enrojecimiento y lagrimeo. Problemas frecuentes de los edificios con aire acondicionado y bajo nivel de renovación del aire interior o o o o o o Contaminantes procedentes del exterior que ingresan por las tomas de aire Contaminación generada por los ocupantes: tabaco. que se diseminó entre los participantes de una convención estatal de la Legión Americana y que puede producir neumonía. temperatura. congestión nasal. en 1976. hemorragias nasales. llamada así por una epidemia de esta enfermedad en Filadelfia. picor nasal. Además. la concentración de CO2 supera las 1000 ppm (partes por millón) e indica un mal funcionamiento del sistema de ventilación.

En la siguiente infografía (Figura 2. es posible calcular la tasa de ventilación necesaria para prevenir que la concentración de contaminantes exceda el límite preestablecido. por lo tanto en estas Normas se busca de reducir la entrada de aire exterior al mínimo posible para que la demanda de energía no se incremente demasiado pero sin desmedro de la calidad del aire interior. Entre los items que trata esta Norma se encuentran: calidad de aire exterior para una ventilación aceptable.1) se pueden apreciar los riesgos que medios masivos señalan cuando se trabaja en ambientes cerrados y mal ventilados: 14 . Los estándares de calidad de aire relacionados a la salud generalmente se basan en valoraciones del riesgo y especifican concentraciones máximas permitidas de contaminantes. Esto genera un efecto cascada. Si las características de las emisiones son conocidas. disconfort o enfermedades a los ocupantes. tratamiento del aire externo. comerciales. ya que al original interés empresario por ocultar información que pudiera perjudicarlos de alguna manera. La calidad de aire óptima puede ser definida como el aire libre de contaminantes que causen irritación.Indoor Air Quality – en su denominación en inglés) está esencialmente basada en la cantidad de aire fresco suministrado al espacio interior y la dilución de la concentración de los contaminantes. institucionales e industriales. Estos estándares centran su preocupación en cómo obtener una aceptable calidad de aire interior en edificios con sistemas de aire acondicionado. Según el estándar ASHRAE la calidad del aire interior se logra con el cuidado de cuatro elementos: • • • • Control de la fuente de contaminación Ventilación propicia Control de la humedad Filtración adecuada El caudal de ventilación necesario para asegurar una aceptable calidad de aire depende de la cantidad y naturaleza de la fuente de contaminación dominante en el espacio.El uso de la ventilación natural para el control de la calidad de aire interior La ventilación natural como estrategia para alcanzar niveles óptimos de calidad de aire interior (IAQ:. criterios para reducir las cantidades de aire exterior cuando el aire recirculado es tratado por equipos que remueven contaminantes. así como la presión que empiezan a ejercer las compañías aseguradoras (del tipo de las Administradoras de los Riesgos del Trabajo – ART) que en muchos países se hacen cargo de los jornales caídos por enfermedad de los empleados. Uno de los más difundidos estándares es la normativa ASHRAE 62-2001 que trata sobre la ventilación para una calidad de aire interior aceptable y su propósito es especificar tasas de ventilación y calidades de aire interior mínimas que sean aceptables para los ocupantes e intenten minimizar los efectos potenciales adversos a la salud. Las altas concentraciones son usualmente permitidas durante breves períodos de exposición. se oponen las investigaciones realizadas por organismos de reconocida solvencia científica y las experiencias personales de las personas bajo estos efectos. tasas de ventilación para espacios residenciales. Estos problemas se van popularizando a medida que los medios se ocupan del tema y se realiza la necesaria difusión.

Infografía extraída del diario Clarín del 19/7/95.1. el nivel de contaminantes decrece exponencialmente con el aumento de la tasa de ventilación. en la cual se describen los riesgos de los edificios sin ventilación y muestra la popularización de estos temas en los últimos tiempos. fácilmente se puede obtener el flujo de aire recomendado para reducir dicha concentración (Ver Figura 2.Figura 2.2). Si se conoce el nivel de concentración permitido para un contaminante específico. es importante identificar la fuente de contaminación dominante. Como ya se ha dicho. ya que este contaminante requerirá la mayor tasa de ventilación para controlarlo y si 15 . En la práctica.

para mantener una calidad de aire interior aceptable.2. una vez conocido el grado de ocupación o el área del recinto. Distinto es el tema en invierno. Para esto el estándar cita como referencia los niveles establecidos por la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU (EPA–Environment Protection Agency) (ver Tabla 2. establece dos métodos para determinar la cantidad de aire exterior requerida para obtener un ventilación propicia de los espacios interiores ocupados. Para usar la tabla primero se debe determinar el uso esperado del recinto. 16 . ya que el diseñador no puede asumir que la calidad del aire exterior es aceptable como para usarlo como aire de ventilación. métodos numéricos que consideren los factores relacionados al confort térmico mas que a la calidad de aire interior. Concentración de contaminantes Demanda de energía Concentración de contaminantes máxima Tasa de ventilación mínima Demanda de energía mínima Tasa de ventilación Figura 2. El procedimiento de la tasa de ventilación se ocupa de la cantidad y calidad del aire de ventilación para asegurar una dilución adecuada de los contaminantes generados en el espacio ocupado y consta de 3 pasos: 1º . En edificios en donde la ventilación natural cumple funciones de refrescamiento en verano.Determinar la cantidad de aire exterior requerido para cada recinto. Ventilación natural para mantener la calidad del aire interior (IAQ) Cálculo de flujo de aire para calidad de aire interior Existen distintas ecuaciones y criterios para el cálculo del caudal de aire necesario. este flujo de aire será más que suficiente para mantener al resto de los contaminantes en un nivel permisible. Ellos son el procedimiento de la tasa de ventilación y el procedimiento IAQ.2 es un extracto de dicha tabla. por lo que en este caso se utilizarán para el cálculo de caudales de aire. las tasas de ventilación mínimas que serían necesarias desde el enfoque de la Calidad del Aire Interior. son ampliamente superadas por el caudal de aire necesario para lograr el confort térmico de los ocupantes. La Tabla 2.Determinar la calidad del aire exterior. 3º . entonces el aire deberá ser tratado (limpiado y filtrado) para controlar los niveles de contaminantes. El estándar ASHRAE 62-2001. Para el diseño del sistema de ventilación natural de un edificio en verano tiene más peso el factor térmico que el sanitario.1).se alcanza un nivel de ventilación capaz de controlar al contaminante principal. donde la ventilación natural sólo debe utilizarse para renovar el aire necesario para los requerimientos sanitarios y se buscará alcanzar calidad de aire interior junto con un empleo reducido de la cantidad de energía necesaria para calentar ese aire entrante. Para esto el estándar provee de una tabla con las tasas de ventilación recomendadas según el uso de cada recinto. se puede calcular la tasa de ventilación requerida para ese espacio. 2º -Si la calidad del aire exterior es inaceptable.

Formaldehído. Niveles de calidad de aire exterior establecidos por la EPA a través de los NAAQS (National Ambient Air Quality Standards) Contaminante Dióxido de Carbono Período promedio 8 horas 1 hora Plomo Dióxido de nitrógeno Partículas respirables menores a 10 micrones (PM10) 30 días 1 año 1 año 24 horas Partículas respirables menores a 2. el procedimiento IAQ determina límites de concentración para diez contaminantes (dióxido de Carbono. Alcohol metílico y Ácido sulfhídrico).0 µg/m3 65 ug/m3 0.4 9. dióxido de Nitrógeno. para reducir las tasas mínimas de ventilación presentadas en el estándar.14 ppm Tabla 2. Como se dijo anteriormente. prescribe un análisis subjetivo para la determinación de niveles de olor aceptables y describe el uso y tratamiento del aire recirculado.25 8 65 65 22 9.Tabla 2. Fenol. Más específicamente.4 7 9.5) 1 año 24 horas Ozono 8 horas 1 hora Dióxido de azufre 1 año 24 horas Standard 9 ppm 35 ppm 1.4 El procedimiento IAQ (Indoor Air Quality) presenta una alternativa. el estándar contiene las concentraciones máximas para los diez 17 . Ozono.5 micrones (PM2.5 µg/m3 0. basada en un mecanismo para lograr calidad de aire interior aceptable y se aplica estableciendo límites de concentración de todos los contaminantes conocidos.03 ppm 0.5 0.053 ppm 50 µg/m3 150 ug/m3 15. Tasas de ventilación extraídas del estándar ASHRAE 62-2001 Requerimientos de aire externo Aplicación Ocupación máxima estimada (personas/100 m2) L /s persona L/s m2 OFICINAS Recinto de la oficina Áreas de recepción Áreas de Call centers y de cómputo de datos Salas de conferencias ESPACIOS PUBLICOS Pasillos y corredores Sala de descanso Vestuarios Sala de fumadores Ascensores . Amoníaco.Escuela Salón de clases Auditorio Biblioteca 50 150 20 8 8 8 76 28 5 24 2.12 ppm 0.08 ppm 0.2.1. dióxido de Azufre. Acetona.

Givonni también establece que la concentración de un gas emitido a una tasa constante está dada por la siguiente ecuación: C= q (1− e− (Q ? t /V ) ) Q y su tasa de declive después de completada la emisión.05)·1000 4. obteniéndose Q = 4 m3/h por persona y para trabajos manuales q = 54 L/h. el procedimiento sugiere realizar una evaluación subjetiva en la cual se realicen distintas experiencias con personas sometidas a distintos niveles de olores. Un método parecido al procedimiento IAQ del ASHRAE 62. por lo tanto para su uso en la práctica se recomienda utilizar una concentración máxima menor.2% es sugerido como criterio aceptable para especificar requerimientos mínimos de ventilación en residencias. está dada por: C=Cmax · e Donde: C = concentración del gas (%) q = tasa de emisión (m3/h) Q = tasa de ventilación (m3/h) V = volumen del cuarto (m3) t = tiempo (horas) Usando estas ecuaciones es posible especificar la tasa de ventilación requerida para mantener la concentración de un gas dado. Para el control de olores. Un nivel de dióxido de carbono de 0. B. obteniéndose Q = 12 m3/h por persona. según B.5%. está dada por: Q= q·100 q = (m3/h por persona) (0. debajo de un nivel predeterminado o bien especificar el nivel de declive requerido a un cierto tiempo después del cese de la emisión. la primera ecuación se reduce a Q = q/C Cuando el aire exterior contiene en su composición gas que debe ser limitado. emitido a una tasa constante. Con tasas de emisión y ventilación constantes y cuartos ocupados por varios horas. 3 El volumen de flujo de aire fresco por persona (Q en m /h) para mantener una concentración interior de dióxido de carbono (uno de los indicadores de calidad de aire interior más fáciles de medir) menor al 0. oficinas y escuelas.5 − 0. Para actividades sedentarias se puede estimar q = 18 L/h.5 Donde q (L/h) es el volumen de dióxido de carbono producido por persona. determinándose como niveles aceptables aquellos que soporten el 80% de las personas. por lo que la concentración de los mismos en el aire interior deberá mantenerse por debajo de estos niveles. Pero hay que recordar que las cantidades de aire acordes a estos valores no son suficientes para eliminar olores y contaminantes industriales. como en el caso del monóxido de carbono. la ecuación toma la siguiente forma: Q = q/(ci-co) − ( Q ·t / V ) 18 .contaminantes más comunes.Givonni. es presentado por Baruch Givonni.

determinado en función del número de personas se muestra en la Tabla 2.3.002 − 0. de R/H 10 a 15 12 a 16 12 a 16 10 a 15 4a8 5a8 6a8 6a8 4a8 4a8 3a9 2a6 La ley 19. deberán ventilarse preferentemente en forma natural. vapores.4.0005 Expresándolo en términos de renovaciones por hora se convierte en: n= 20 = 0.Máquinas Taller de pintura Tratamientos térmicos Naves de calderas Forja en caliente Centrales térmicas Piscinas Fundiciones pesadas Fábricas de papel Fundiciones livianas Nº. La ventilación mínima de los locales. Tabla 2.Hornos . Tomando como ejemplo un dormitorio con un volumen de 30 m3.67 renovac. Renovaciones por hora para diferentes actividades (Extraído del código edilicio de Madrid) Actividad Fábricas de vidrio: . de R/H 30 a 50 20 a 40 30 a 50 20 a 40 20 a 30 18 a 30 12 a 30 15 a 25 18 a 25 8 a 20 12 a 15 Actividad Plantas embotelladoras: .3 indica el número de renovaciones por hora recomendadas para distintas actividades.587 de la Argentina en su capítulo XI que trata sobre ventilación establece en el art. la tasa de ventilación requerida es de (recordar que la tasa de emisión por persona es de unos 15 L/h): Q= 2 · 0.2% con una concentración exterior de 0. Tabla 2. tales como carga térmica. Además el art. nieblas.05%. Por lo tanto la ventilación natural es necesaria en las industrias para reducir los niveles de contaminantes o condiciones ambientales que pudieran ser perjudiciales para la salud de los trabajadores. ocupado por dos personas y asumiendo una concentración máxima permisible de dióxido de carbono de 0.587 Cubaje del local Caudal de aire necesario (m3/h) x persona Actividad sedentaria 3 6 9 12 15 43 29 21 15 12 Actividad moderada 65 43 31 23 18 19 ./hora 30 Muchos países han establecido requerimientos mínimos de ventilación permanente dados en términos de renovaciones por hora.Fermentación Cines Garajes Taller mecánico Oficinas Manufactura en general Mercados Polideportivos Crianza de animales Almacén en general Nº.4. gases.donde ci es la concentración interior permisible y co es la concentración exterior. La Tabla 2. Ventilación mínima requerida por persona según Ley 19.Lavaderos . 67 establece que la ventilación contribuirá a mantener permanentemente en todo el establecimiento las condiciones ambientales y en especial la concentración adecuada de oxígeno y la de contaminantes dentro de valores admisibles y evitará la existencia de zonas de estancamiento. 65 que los establecimientos en los que se realicen actividades laborales.015 = 20 m3/h 0.Pasteurizado . polvos u otras impurezas.

Ismach. Artículo de www. David S. UNLU. No hace falta decir que los sistemas de ventilación natural cuentan con una excelente ventaja en este tema con respecto al aire acondicionado. 8. Londres. Cordone. Climate & Architecture”. Suplemento “Lo Nuevo”.com (2002). Distintos artículos y noticias de www. Université de La Rochelle. Aprobada por Decreto 351/79” 13. Ghiaus. 2. “1999 ASHRAE Handbook CD”. ya que las renovaciones por hora del aire producen grandes pérdidas de energía en los edificios climatizados artificialmente. 20 . “Indoor Air Quality a guide to understansing ASHRAE Standard 62-2001”. Givonni (1976). Directora: Analía Fernández 6. 11. Capítulo 1. Hay una gran preocupación acerca de mantener una buena calidad del aire interior y a la vez hacer un uso racional de la energía. “Man.gov. Allard. “Natural Ventilation in Buildings”. Applied Science Publishers. por lo que siempre se cuenta con aire renovado y limpio. como los Estados Unidos. C. James & James.aivc. F. “Ley 19587. M. 7. esto se puede apreciar en países con un uso tremendamente extendido del aire acondicionado. analysis and recommendations”. “ Natural ventilation for health. “Apuntes de Seguridad e Higiene Industrial”. “Ventilación natural en edificios enfermos” Proyecto UBACyT JA02. Capítulo 13. pero los trastornos que afectan a los ocupantes de estos edificios justifican la adopción de medidas. EPA document (1995). ya que en los sistemas de ventilación natural.org. Artículos y standards de www. análisis de las fuentes de los problemas y prácticas correctoras para su solución. B. Bibliografía 1. LEPTAB. Editor F. 12. Allard (1998). Ventilation for acceptable indoor air quality. “The inside story: A guide to indoor air quality”. Mansouri (2003). H. Diario Clarín del 19 de septiembre de 1995. como estudios de la calidad del aire. 3. Dougan (2002). comfort and energy efficiency”.La solución a estos problemas de calidad de aire exterior en sistemas de aire acondicionado no es fácil y muchas veces resulta costosa. 9. en verano tienen mucho más peso los requerimientos para alcanzar el confort térmico que los requerimientos para obtener una calidad de aire óptima. 4. Allí la preocupación por el IAQ es sorprendente.epa. “ASHRAE Standard 62. Y. 10. 5.trane.

es la de: reposo. aunque en este último caso es precisamente la transición de uso entre el exterior y un interior edificado. la humedad relativa del aire.3. las que se relacionan con el clima de un lugar. cuando se halla en situación de incomodidad termofísica. por los motivos que fuera.El bienestar termofísico o el confort. Si estas se prolongan. habla de "no confort o disconfort" que puede llegar a la situación de "estrés térmico". actividad. Esta carencia de aptitud natural debe ser compensada con la vestimenta en primer lugar. cuando las condiciones de estrés son rigurosas. los seres humanos nos sentimos en condiciones de bienestar termofísico. A las vestimentas las podemos modificar permanentemente.VENTILACIÓN NATURAL PARA EL CONFORT TÉRMICO EN VERANO Los seres humanos no estamos preparados fisiológicamente para vivir a la intemperie. lo cual es lógico. y con la utilización de edificios u otro tipo de espacios cerrados y protegidos (algo así como un segundo nivel de vestimenta) en segundo lugar. aunque tampoco deben ser permanentes. Cuando una persona siente comodidad termofísica en relación con el ambiente que la rodea. sobre el cual todavía hay mucho por investigar y dilucidar. las condiciones climáticas de un lugar están fuera de ese acotado entorno. la velocidad del aire. Si una persona. pueden ser situaciones prolongadas en el tiempo. es relativamente acotado. sea este al aire libre o en un espacio interior. sacando o poniendo aquello que nos parezca lo mas apropiado al momento. aunque estas sólo lo utilicen en forma transitoria. Ambos. el organismo va agotando muy rápidamente las defensas naturales que posee para combatir y adecuarse a situaciones adversas y si el estrés es muy alto. Esta secuencia vale también para el estrés térmico. deberá salir de la situación cada tanto tiempo y descansar en situación de confort. vestimenta y edificios nos preservan de aquellas condiciones naturales del clima que puedan ser perjudiciales a nuestra salud. descanso y esto sucede en períodos que difieren de persona a persona. En las sensaciones de confort o disconfort térmico-físico influyen: Parámetros físicos: que incluyen la temperatura del aire y condiciones térmicas del ambiente (temperaturas radiantes o superficiales). En cambio una persona solo puede estar sometida a estrés térmico sin que se produzcan trastornos orgánicos. las consecuencias pueden llegar a ser fatales. solo por muy poco tiempo. 21 . los colores del entorno. los olores. lo cual convierte a este problema en un tema permanente. la intensidad de la luz y el nivel de ruido. teniendo en cuenta que en todo momento las condiciones naturales.. Por el contrario. La secuencia natural con que el organismo humano funciona. En la mayor parte del planeta y en la mayoría del tiempo diario o anual. En realidad el entorno dentro del cual. debe estar sometida a una situación de incomodidad termofísica. lo que hace menos exigentes sus niveles de climatización. pero con los edificios no podemos hacer lo mismo. De allí que una de las condiciones básicas que debe de cumplir el edificio es la servir de protección de las inclemencias climáticas para con las personas que los habitan. están en permanente variabilidad. Algo similar debería suceder con los vehículos. antes de volver a someterse al estrés. se dice que su situación es de "bienestar termofísico" o que se halla en condiciones de "confort térmico". La necesidad de tener una cierta variabilidad en las condiciones ambientales que rodean a una persona ha sido demostrada en pruebas de laboratorio.

El entorno de bienestar termofísico La mejor manera de determinar cual es el entorno de confort para los seres humanos. Esto podría permitir que los edificios sean diseñados y operados para optimizar el confort térmico y reducir el uso de energía bajo diferentes condiciones internas. diferentes normativas o autores dan también distintos límites para las condiciones de temperaturas internas. pero recientes estudios de DeDear y Brager (2001) apuntan a que las personas están dispuestas a aceptar apartamientos de cierta importancia en los parámetros de confort normalizados – y así lo demuestran las encuestas de los PMV “Prediction Means Vote” o en los PPD “Predicted Percentage of Dissatisfied”. Otra de las diferencias puede deberse a factores fisiológicos. Esta diferencia en las expectativas de confort conllevan adaptaciones previas del comportamiento individual a las condiciones esperadas: los ocupantes de un edificio ventilado naturalmente usan vestimenta apropiada y abren y cierran las ventanas para controlar el caudal de aire. el sexo y características específicas de los ocupantes. El modelo propone que los ocupantes de edificios ventilados naturalmente puedan estar confortables a mayores temperaturas internas acompañando los aumentos en la temperatura del aire externo. Es un método que combina la encuesta con la precisión de las condiciones higrotérmicas que nos puede ofrecer un laboratorio. humedades relativas. en reemplazo del modelo fijo propuesto por el estándar ASHRAE 55. en el caso del acondicionamiento mecánico en el movimiento del aire interior. De Dear y Brager presentan un modelo de confort térmico adaptativo.5ºC y 26ºC. donde se indican temperaturas operativas entre 24. los ocupantes de edificos acondicionados artificialmente. Es evidente que no se puede esperar los mismos niveles de confort higrotérmico utilizando ventilación natural que cuando se utilizan equipamientos de aire acondicionado. vestimenta y condiciones sociales. se visten con ropas livianas y esperan que el sistema se regule automáticamente. esperan temperaturas más frías. (Ver la Figura 3. Parámetros externos: que incluyen la actividad que desarrollan los ocupantes.2 m/s. Este modelo es el corazón de los cambios que se le están realizando al estándar ASHRAE 55.5ºC con aire en movimiento a velocidades de hasta 2m/s y una humedad relativa inferior al 90% y del lado opuesto los parámetros establecidos por el estándar ASHRAE 55 para la categoría de oficinas climatizadas con aire acondicionado.cuando se utiliza ventilación natural en forma explícita. Un entorno que contenga el 80% de las respuestas favorables. como la necesidad de cambios en las expectativas térmicas que se producen corporalmente a lo largo del año. mientras que los ocupantes de edificios con acondicionamiento artificial. 22 . para satisfacer los requerimientos de un porcentaje alto de personas. es realizar ensayos de laboratorio con personas que se presten voluntariamente para ello. Basados en estas experiencias o en criterios de validez. constituye un entorno considerado válido como “zona de confort”. tensión de vapor o velocidad en el movimiento del aire interior como indicación de cuales son los límites que no deberían superarse al utilizar ventilación natural o.Parámetros fisiológicos: que incluyen la edad. y rápidamente sienten desagrado si las condiciones térmicas difieren de lo esperado. En cambio.1). Evidentemente no es lo mismo pensar en ventilación natural que en movimiento de aire interior producido por equipos de aire acondicionado y por ello encontramos en un extremo permisivo de estos límites del entorno de bienestar termofísico la mayor flexibilidad propuesta por Givonni cuando plantea como tolerables temperaturas internas de hasta 28. humedades relativas que no superen el 60% y velocidades de aire del orden de los 0.

pero se puede considerar un valor promedio de 34ºC. En el interior del cuerpo el promedio es de 37ºC. etc. 23 Temperatura interior de Confort . los elementos que lo rodean deben estar a una temperatura menor a los 34ºC. Para ello usa los siguientes mecanismos de transferencia de energía: Transferencia por conducción: Transfiriendo calor hacia todo aquello que esté en contacto directo con el cuerpo desnudo o vestido. Modelo de confort térmico de De Daer y Brager Los intercambios térmicos entre el ser humano y el ambiente que lo rodea El cuerpo humano disipa el calor excedente transfiriéndolo al entorno que lo rodea. techos. Transferencia por radiación: Transfiriéndole calor bajo la forma de energía radiante hacia todos los objetos o personas que lo rodean (paredes. una silla. muebles. etc. una pared.. el piso (si la persona está parada). Todo proceso de transferencia de calor se dirige del cuerpo de mayor temperatura hacia el cuerpo de menor temperatura.).1. La piel está a una temperatura variable según las zonas del cuerpo. Transferencia por evapo-transpiración: Transfiriendo calor latente por cambio de fase por evaporación del sudor o por la respiración hacia el aire que rodea el cuerpo y que incorpora vapor de agua por este proceso. Transferencia por convección: Transfiriéndole calor del cuerpo hacia el aire en movimiento que lo rodea. ya sea el aire libre o dentro de un espacio construido. tomando éste como un valor máximo En definitiva. las posibilidades de disipar el calor excedente dependerá de las temperaturas del aire o superficiales de todos los elementos que rodean a la persona.El 90% de los ocupantes se sienten confortables El 80% de los ocupantes se sienten confortables Temperatura de aire exterior mensual promedio Figura 3. Por ejemplo. el colchón de la cama. Esto significa que para que el cuerpo humano pueda disipar su exceso de calor.

esto quiere decir que se está enfriando más de lo necesario y que deberá corregirse esta situación en lo inmediato.1 se muestra el efecto de las variables ambientales sobre el confort térmico. Otras temperaturas externas del cielo. campo y superficies de los alrededores. Variables ambientales y su efecto en el confort térmico Variable Temperatura de bulbo seco Unidad ºC Efecto sobre el cuerpo humano • Exagerada pérdida de calor por convección cuando está baja • Demasiado calor cuando está cercana a la temperatura corporal • La pérdida de calor por evaporación aumenta o se inhibe Humedad ºC (bulbo húmedo) % humedad relativa ºC Temperatura radiante • Pérdida o ganancia de calor por radiación Viento Dirección y velocidad m/s • Efecto de refrescamiento o acaloramiento dependiendo de la temperatura del aire Radiación solar W/m2 • Acaloramiento Los intercambios térmicos entre el edificio y el ambiente que lo rodea El impacto que sufre un edificio desde el ambiente exterior está relacionado a: • • • • • Radiación solar. Tabla 3. Humedad del aire exterior. Un nivel de confort dado puede ser alcanzado usando múltiples combinaciones de estas variables. Condiciones del viento.Para que el cuerpo se halle en equilibrio termofísico deberá cumplirse la siguiente ecuación: Qmetabolismo a disipar ± Qconducción ± Qconvección ± Qradiación . Si en cambio da menos de cero (números negativos). 24 .1. En la Tabla 3. Temperatura del aire exterior. la persona no está disipando lo suficiente y la temperatura del cuerpo se elevará.Qevapotranspiración = 0 Si el resultado da más de cero (números positivos).

entre diferentes recintos y entre estos y el exterior. ocupantes y equipos. ocupantes. B. Un edificio puede ser descripto como un sistema complejo constituido por diferentes elementos sólidos. convección interna (usualmente natural o mixta) entre las superficies interiores. C. En este sistema se puede identificar los siguientes mecanismos de transferencia de calor y masa (Figura 3. Si bien hay ciertas diferencias en estos parámetros si se trata de un sistema u otro. Fuentes de humedad y contaminantes. se puede afirmar que el campo de aplicación se optimiza cuando: • • • • • Las temperaturas máximas medias a lo largo del período cálido no superen los valores entre 29º y 32ºC La amplitud térmica diaria no sea inferior a los 10ºC La tensión de vapor media diaria no supere los 19g/Kg La humedad relativa no supere el valor del 90% en ningún momento del día La velocidad media de los vientos no sea inferior a 7. convección externa entre las superficies exteriores y el aire exterior. Esquema que muestra los mecanismos envueltos en el comportamiento térmico de los edificios: A. El impacto desde el ambiente interior se relaciona a: • • • Calor ganado desde luminarias.• Concentración de contaminantes exteriores.2. Calor sensible y latente de equipos acondicionadores. E. luminarias. edificios aledaños y el suelo. D. El uso de la ventilación natural para el confort térmico en verano Como se dijo anteriormente. radiación de onda larga interna entre las superficies interiores y fuentes térmicas.2 km/h (2m/s) 25 . que conforman un espacio cerrado. flujos de aire a través de aberturas. F. hay dos maneras en las que la que la ventilación puede mejorar el confort: la ventilación natural directa sobre las personas (llamada también ventilación de confort) o la ventilación natural sobre la masa interna del edificio (que en función de las horas más propicias para realizarlo se llama también ventilación nocturna). G. radiación de onda corta proveniente del sol. radiación de onda larga exterior entre las superficies del edificio y el cielo. ambos son considerados sistemas de refrescamiento pasivo basados en la potencial capacidad de transferencia térmica del aire en movimiento. Diversos autores han estudiado cuales son los parámetros básicos climáticos dentro de los cuales estos sistemas alcanzan su mayor eficiencia.2): Figura 3. etc y el aire interior. conducción a través de los elementos del edificio (interiores y exteriores).

06 0. la temperatura del aire que ingresa al recinto puede ser sensiblemente mayor que la temperatura media radiante interior.22 0. Modificando el movimiento del aire alrededor del cuerpo humano puede también ayudar a controlar el confort térmico. sobre todo si se tiene en cuenta que a ciertas horas del día. Mientras que la ventilación para mantener una calidad de aire interior óptima es independiente de las condiciones climáticas.3. Este es particularmente.relativa 0. Esto hace muy dificultosa su evaluación. porque el límite superior de temperatura de confort es mayor con velocidades de aire mayores. En el siguiente diagrama psicrométrico (Figura 3. la ventilación de confort depende particularmente de la temperatura y presión de vapor. de aire seco) Humedad Absoluta . desde el punto de vista fisiológico. Introduciendo aire exterior con una cierta velocidad al edificio puede proveer un efecto fisiológico y directo de enfriamiento aún cuando la temperatura del aire interior sea elevada.14 H.3) se puede ver como se amplía la zona de confort por el aumento de la velocidad del aire interior: Aire a 1 m/s Aire a 0. minimizando el disconfort que las personas sienten cuando su piel está húmeda.5 m/s Zona de confort 0. Diagrama psicrométrico en el que se muestra el efecto de la velocidad del aire interior en el confort térmico (Diagrama extraído del “Design: cooling buildings by natural ventilation”) 26 (Kg. mayores velocidades del aire aumentan la tasa de transpiración de la piel.18 0.10 0. aún cuando la temperatura del aire exterior sea mayor a la temperatura interna.02 (%) 5 10 15 20 25 30 35 40 45 Temperatura de bulbo seco (ºC) Figura 3.26 0. de agua/ Kg. Este confort es deseable. el caso cuando la humedad es alta.Ventilación directa sobre las personas La transferencia de calor se realiza directamente desde la persona al flujo de aire en movimiento que la envuelve con resultados casi nulos sobre las temperaturas radiantes superficiales.

es decir. La masa enfriada actúa al día siguiente como acumulador de calor. pueda irradiar hacia esas capas altas de la atmósfera. Por ejemplo un pequeño caudal turbulento podría desarrollar velocidades promedio superiores. ya sea durante el día o la noche. ocurre pasivamente por convección natural y radiación de onda larga. absorbiendo el calor que entra al edificio así como el calor que se genera dentro del mismo. Una estrategia que considere a la ventilación de confort. en donde el efecto es poco notable. pero como 27 . porque así se evita la interferencia que produce la radiación solar incidente sobre ese cuerpo radiante. Cuando se utiliza la ventilación en el contexto de su efecto en el confort. la condición esencial es que el cielo esté despejado y el clima sea seco. necesita diseños que maximicen el confort alcanzable con ventilación natural. Durante la noche. ya que no hay una relación directa entre caudal y velocidad a través de un edificio. que es muy común en climas cálidos y húmedos. la masa del edificio irradia calor hacia la bóveda celeste enfriando la masa estructural del edifico. El flujo de calor durante el día. por la circulación de aire exterior ya sea a través del espacio interior o a través de pasajes de aire entre los elementos de la masa estructural del edificio. Los factores de diseño más relevantes serán considerados en el capítulo 7. desde el aire interior a la masa acumuladora fría. por lo que se deberá estudiar con cuidado el tipo de aberturas a utilizar ya que están determinarán los distintos patrones de flujo. La ventilación de confort puede ser provista en cualquier momento en que sea beneficiosa fisiológicamente. Para que un cuerpo terrestre. Esta relación también depende de la geometría del espacio y la ubicación de las aberturas. Ventilación nocturna La ventilación nocturna consiste básicamente en la estrategia de mantener el edificio cerrado (sin ventilación) durante las calurosas horas del día y ventilar la masa estructural a la noche. la distribución de velocidades no es homogénea y notables variaciones aparecen en todo el recinto. Con una tasa de ventilación elevada la temperatura interna tiende a igualarse con la externa. el recorrido que hace el aire cuando circula por el local. de aquí surge la necesidad de contar con métodos de cálculos que permitan obtener velocidades de aire interior. con bajo contenido de vapor de agua.Se debe apreciar que cuando están involucrados grandes caudales de aire. en el área ocupada del recinto. cuando las temperaturas son menores. por ejemplo. mientras que para un dormitorio el aire debería dirigirse hacia el suelo. Por esta razón la ventilación para refrescamiento siempre debería ser especificada en 3 términos de velocidad de aire y no en renovaciones/hora o m /hora. La clave está en seleccionar tipos de ventanas que dirijan el caudal de aire hacia las personas. es interceptada y absorbida por las nubes o el vapor de agua ubicados a alturas mucho menores. en un aula el aire debería ingresar a la altura de una persona sentada. esto ocurre porque existen importantes diferencias entre las temperaturas terrestres y las temperaturas de las capas de la atmósfera situadas a alturas importantes. como es necesario para la ventilación de confort. otro factor importante son los patrones de flujo. que un gran caudal laminar dirigido hacia el cielorraso. debe recordarse que el factor más importante es la velocidad del aire sobre el cuerpo humano. Este efecto será mucho más evidente en horarios nocturnos. Además de la velocidad del aire. para obtener un máximo de eficiencia en el refrescamiento pasivo. En caso contrario. la radiación emitida por el cuerpo calentado. en contraste con la ventilación nocturna sobre la masa del edificio.

Algunos principios básicos para asegurar una eficiente ventilación nocturna son: • • Evitar ganancias de calor. El caudal de aire entrante deberá ser lo mayor posible cuando la temperatura exterior es inferior a la interior. tanto como sea posible. y existen varias opciones para utilizarla como acumuladores de calor: • • • Ventilando directamente la masa estructural del edificio: paredes. tanques de agua. Empleando acumuladores especiales: lechos de piedra. El edificio debería contar con una gran inercia térmica interna: la constante de tiempo del edificio definida como la relación entre el coeficiente de pérdida de calor y la capacidad térmica debería ser mayor a 100 horas. insectos.Givoni 28 .fenómeno en general funciona en forma permanente pues sólo depende de las diferencias relativas de temperaturas.4. Estudio en Israel: Temperaturas interiores en un recinto con ventilación nocturna según B. Las aberturas que se utilicen para la ventilación nocturna deben ser seguras (contra lluvias. ladrones. enfriados por ventilación del recinto interior. divisiones internas. etc. Haciendo pasar el aire por conductos a través de pisos. pisos. a través de aislaciones térmicas y protección solar controlada. y el punto de rocío del aire exterior esté siempre por debajo de la temperatura de confort. Recordemos que esta técnica sólo es aplicable en climas donde la temperatura exterior esté por debajo de la temperatura de confort durante varias horas por noche. cielorrasos o paredes de manera que circule aire exterior por ellos. enfriados durante la noche por el aire exterior. • • Figura 3.) aún cuando estén abiertas. Como se habrá notado la masa térmica es un factor muy importante en la eficiencia de la ventilación nocturna. etc. Esta inercia térmica debería estar en contacto directo con el aire interior. conteniendo conductos de aire empotrados.

lo que permite el uso de menor potencia produciendo un ahorro en el costo de la instalación ahorro en costos de energía. superficie horizontal por encima del flujo de calor Aire en reposo. Este hecho mejora el enfriamiento estructural promovido por las estrategias de ventilación nocturna.8·V Donde hc es el coeficiente de transferencia pelicular [W/m2ºK] y V es la velocidad del aire [m/s]. ya que sólo son ocupados en horarios diurnos. El efecto directo de la velocidad del aire aparece en los coeficientes peliculares. La ventilación nocturna es más fácil de evaluar que la ventilación de confort. la velocidad del aire también es un factor importante.5.67 + 3. Su uso más extendido es en los edificios de oficina. De hecho ya se está empleando ventilación nocturna en algunas instalaciones de aire acondicionado utilizando los mismos conductos del sistema para hacer circular aire exterior y enfriar la masa interna del edificio antes de la ocupación diurna del mismo.5 se comparan los coeficientes peliculares de una pared interna para diferentes velocidades de aire. En la Figura 3. gubernamentales y educativos. los coeficientes peliculares aumentan con la velocidad del aire. ya que su efecto resultará en una disminución de la temperatura radiante de los muros o techos que tengan masa suficiente y que envuelvan al recinto. Aire en movimiento Aire en reposo. Como se puede apreciar.En la ventilación nocturna al igual que en la ventilación de confort. pero también es una muy buena solución para edificios comerciales. Este gráfico surge de la fórmula de transferencia de calor de Adams: hc = 5. superficie horizontal por debajo del flujo de calor Velocidad del aire (m/s) Figura 3. 29 . Variación de los coeficientes peliculares con la velocidad del aire para paredes interiores Empleando energéticos en instalaciones de que se suman al ventilación nocturna también se pueden generar importantes ahorros edificios climatizados artificialmente. ya que estos dependen de la velocidad del aire cercana a las paredes.

Givonni (1994). James & James. 42.-UNLU 3. 4. 5. Capítulo 2. 7. B. vol. 2. “ A Standard for Natural Ventilation” ASHRAE Journal. Army Corps of Engineers. B. 6. Air Force Civil Engineering Support Agency (2004). Allard (1998). “Design: cooling buildings by natural ventilation”. Yarke en CIAR 2001 VI Congreso Iberoamericano de aire acondicionado y refrigeración. 9. Applied Science Publishers.S. 30 . Naval Facilities Engineering Command. 10 (2000). Capítulo 3. no. Londres. Editor F. “Natural Ventilation in Buildings”. “Passive and low energy cooling of buildings”. “1999 ASHRAE Handbook CD”. Givonni (1976). “Man. Eduardo Yarke y Martha Fujol. “Hawaii Commercial Building Guidelines for Energy Efficiency” Capítulo 2 Natural Ventilation Guidelines (2003). Climate & Architecture”. “Selección de Tipologías de aventanamientos con mayor eficiencia para el refrescamiento convectivo” trabajo presentado por el Arq. U. E.Bibliografía 1. Módulos didácticos de la asignatura Ingeniería Bioambiental (2005). 8. Capítulo 13.

MERMET El aire puro El aire es un gas inodoro.05 Tabla 4.1 Composición del aire puro [1] .93 124 x 10-5 408 x 10-6 49 x 10-7 59 x 10-8 0. 20. Argón Oxigeno Otros Nitrogeno Figura 4.1 donde se destacan las proporciones de los componentes más importantes. es decir que el contenido de vapor de agua es nulo. por lo tanto: 31 .03% de Nitrógeno. incoloro e insípido.04% de Bióxido de Carbóno y 0.29 85 x 10-5 56 x 10-6 141 x 10-7 266 x 10-8 0.4 . 0. Se denomina aire seco a aquél desprovisto de toda humedad.93% de Argón. Componente Oxígeno Nitrógeno Argón Neón Helio Criptón Xenón Anhídrido Carbónico Porcentaje en Volumen (%) 20.98 78. en proporciones de peso y de volumen de los distintos componentes al igual que en la Figura 4. Se puede considerar que el aire seco se comporta como un gas perfecto. entre 0.1 Composición del aire puro .03 0. en general se puede considerar que está formado por una mezcla de distintos gases.1 se presenta un detalle de la composición del Aire.20 75. además de vestigios de otros gases.03% y 0. En la Tabla 4.FUNDAMENTOS FISICOS PARA VENTILACION NATURAL A.50 1.98% de Oxígeno. Aire seco y aire húmedo. cuyas proporciones en volumen para aire seco y puro son aproximadamente las siguientes: 78.04 [1] Porcentaje en Peso (kg) 23.01% de Hidrógeno.

el poder calorífico o calor específico a presión constante CP (kJ/g K) . µ: viscosidad.00 Tabla 4. La saturación depende de la temperatura o del aire y de la tensión de vapor de agua. En la siguiente tabla se muestra la presión de saturación para distintas temperaturas de aire.1774 1.50 55.00 760. Aún con igual cantidad de gramos de vapor de agua. En cambio.68x10-6 20. esta es la ecuación del gas perfecto.488x10-5 1. En un proceso muy común.3.00184( TC .2 .983x10-5 2.0090 (kg/m s) 1.00 60. Cp: calor específico.983 + 0. que puede contener cantidades variables de vapor de agua desde cero hasta el 100%. el aire húmedo es una mezcla binaria de aire seco y vapor de agua. Bajo estas condiciones el aire ya no se comporta como un gas o o perfecto. Todas estas magnitudes dependen de la temperatura y de la presión del aire. Propiedades del aire húmedo – Carta sicrométrica Las propiedades físicas básicas del aire están dadas por su densidad ρ(kg/m ).00 40.PV = R T donde T es la temperatura absoluta en K y R es la constante de los gases.Presión de saturación en función de la temperatura.1315x10-4 0. el contenido de humedad del aire se ve sometido a distintos procesos físicos. las personas entregan de 33 a 36 gramos de vapor de agua en la inspiración. el aire que respiramos se calienta dentro del organismo hasta o unos 35 C y aumenta su contenido de humedad hasta el 95%.00 20. A continuación.4128 1. Para el rango de temperaturas ambiente.722 0.60 17. Cuando el contenido de humedad llega a cierto límite. como la respiración. Pr: número de Prandtl. α:difusividad térmica. el vapor de agua se condensa y se dice que el aire está saturado. en la Tabla 4. 3 T (K) 250 300 350 CP ρ (kg/m3) (kJ/kgK) 1.697 Tabla 4.02624 0. aire húmedo es aquél que contiene una cantidad variable de vapor de agua. se presentan algunos valores de dichas propiedades a presión atmosférica para un rango de temperaturas ambiente. k: conductibidad térmica.49x10-6 15.075x10-5 µ (m /s) 9.00 80. su conductividad térmica k (W/mK).0057 0.2216x10-4 0. en porcentajes que varían en función de la temperatura. variable con la temperatura. T (oC) 0. la tensión de vapor del agua debe ser de 760mm de columna de mercurio.Referencias: T: Temperatura.2983x10-4 α 2 Pr 0. Así. pero entre los -50 C y los 50 C.00 355. En este proceso. el aire puede tener distintos grados de humedad.00 Presión (mmHg) 4. la diferencia con un gas perfecto es de un 5%. ρ:densidad. ν: viscosidad dinámica.27)]x10 -5 32 .03003 (m /s) 0.00 100. Para que el aire a 100 C se sature. Propiedades del aire seco puro a presión atmosferica para temperaturas entre 250 y 350 K (temperatura ambiente) -.02227 0. se puede considerar que estas propiedades físicas del aire varían linealmente con la temperatura de la siguiente forma: Viscosidad: η = [ 1.30 149.0053 1. Por lo tanto.76x10-6 ν 2 k (W/mK) 0.708 0.998 1.3. la 2 viscosidad cinemática µ (kg/m s) y la viscosidad dinámica ν(m /s).

Entalpía: Se define como el contenido de calor total de la mezcla aire-vapor.1774 .27) Conductividad térmica: k = 0.02624 + 0. 5) Lineas de humedad relativa. En la Figura 4. estas rectas se trazan a partir de las temperaturas considerando el valor recíproco de la densidad del aire seco y del aire saturado.4. Las propiedades y los estados del aire húmedo se definen a partir de seis variables características: Temperatura de bulbo seco: es la temperatura del aire húmedo en reposo. y es la suma del calor sensible del aire más el calor sensible del agua.000066( TC -27) En este caso la temperatura TC esta dada en C. de aire seco. 33 . Temperatura de bulbo húmedo: Está asociada al calor latente del aire. 6) Lineas de humedad absoluta o relación de humedad. generalmente se emplean gráficas denominadas cartas o diagramas psicrométricos. La temperatura de bulbo seco es la temperatura del aire húmedo en reposo. más el calor latente del agua evaporada. 2) Lineas de entalpía. Humedad absoluta: Es el peso de agua contenido en una mezcla de aire-vapor de agua.00359( TC . Es el lugar geométrico de los puntos que representan el aire saturado.0057 + 0. Esta relación es el cociente entre la masa de vapor de agua y la masa de aire seco. Carta Psicrométrica. 4) Lineas de volumen específico del aire.Densidad: ρ = 1.0. 3) Curva de saturación. o Figura 4.27) Calor específico: Cp = 1. está asociada exclusivamente con el calor sensible del aire en la mezcla vapor-aire. Referencias: 1) Lineas de temperatura de bulbo seco. Humedad relativa: representa el porcentaje de humedad que tiene el aire. si estuviera saturado de humedad. este es el valor recíproco de la 3 densidad y está dado en m /kg. Otro parámetro importante es el volumen específico del aire. para presión estandar.4 se presenta una carta psicrométrica donde se muestran las lineas que representan a los distintos parámetros del aire. Para la descripción de los distintos estados y procesos que afectan el aire húmedo.0000758( TC. en gramos de agua por kg. Temperatura de punto de rocío: Es aquella temperatura a la cual la humedad contenida en el aire comienza a separarse en forma de gotas de agua (condensación). comparado con la humedad que tendría ese mismo aire a igual temperatura de bulbo seco.

ácido sulfuroso y otros compuestos nocivos o tóxicos. la temperatura de bulbo húmedo. bacterias. Tabla 4. con esto. El aire insalubre puede deberse a modificaciones en las cantidades de los distintos elementos que lo constituyen o de las propiedades físicas de los mismos.90) No solo la disminución del oxígeno en el aire produce efectos nocivos en el cuerpo humano.Estas gráficas presentadas por Mollier en 1923 se caracterizan por usar coordenadas oblicuas para la entalpía y rectangulares para la humedad absoluta. como presión y temperatura. Niveles de CO2 más de 0. 34 . humo. como consecuencia de los procesos de combustión.5. humo. vapor de agua y otros elementos en el aire. ácido nítrico. estos valores se resumen en la Tabla 4. Efectos producidos por distintos niveles de anhídrido carbónico Aire viciado Por efecto de todo tipo de proceso de combustión de elementos sólidos. aumenta la presencia de anhídrido carbónico. el aire va acumulando substancias que disminuyen su pureza y pueden dar lugar a importantes problemas de salud. Por ejemplo. vapores o bacterias. Concentraciones de oxigeno en el aire. Por descomposición de materiales orgánicos pueden presentarse pequeñas cantidades de amoníaco. Aire salubre e insalubre El aire se denomina salubre cuando no está mezclado con fluidos nocivos ni impurezas (polvo. o a cambios cualitativos de la composición del aire por adición de elementos extraños como gases nocivos. etc.6. obteniéndose intersecciones claras y adecuadas. las lineas de temperatura de bulbo seco se representan como rectas.14 % hasta 1 % hasta 5 % más de 5% Efectos Mal olor Máximo recomendado en la práctica No es perjudicial para la salud Puede tolerarse por cortos periodos Muy nocivo. [1] Tipo de Aire Aire Puro Aire en zonas boscosas Aire en ciudades Tabla 4. en función de la temperatura de bulbo seco.00 20 al 23 19 al 21 (20. la humedad absoluta y humedad relativa. siendo más puro en los campos. y la mayoría de los procesos aparecen como rectas sobre este tipo de diagrama. La pureza del aire y por ende las concentraciones de sus componentes varían de un sitio a otro. especialmente si los mismos se encuentran arbolados.90%. en ciudades las concentraciones de oxígeno puede disminuir a menos de 20.07% hasta 0. monóxido de carbono. llegando este descenso a niveles peligrosos.5.) en cantidades suficientes para afectar al organismo humano . hasta puede producir la muerte aún en casos en que la proporción de oxígeno sea la adecuada. en este caso la concentraciones pueden aumentar hasta un 22 ó 23%. polvo. líquidos o gaseosos. este es uno de los grandes problemas en muchas ciudades especialmente aquellas con gran cantidad de fábricas y vehículos con motores a combustión. Oxígeno (%) 21. En lugares cerrados con aglomeraciones de personas la concentración de oxígeno puede decrecer aún más. el aumento de la concentración de anhídrido carbónico puede resultar muy perjudicial. En estos diagramas o cartas se pueden graficar los puntos que describen un cierto estado o un proceso dado. se considera que hasta el 1% de anhídrido carbónico contenido en el aire no es perjudicial para la salud y que hasta el 5% puede ser tolerable sin peligro por periodos muy cortos de tiempo. Estados del aire.

Durante cada inspiración ingresa a los pulmones aproximadamente medio litro de aire y la expiración expulsa otro tanto. es decir el aire expulsado durante la expiración. 78% de Nitrógeno y 1% de gases inertes. Estas partículas pueden ser inorgánicas. Efectos de la respiración Durante la respiración. Debido a esto. el aire se calienta en los pulmones y vías respiratorias donde se producen o procesos de combustión constantes..40 4~5. Este proceso comprende dos etapas: la aspiración y la inspiración o expiración.03 y 0.7% de nitrógeno y 3 o otros gases y alrededor de 45gr/m de vapor de agua saturado a 37 C. el vapor de agua y la temperatura. se puede observar las variaciones de la frecuencia respiratoria en las personas de acuerdo a la edad y en la Tabla 4. Adherido al polvo atmosférico pueden encontrarse diversos gérmenes patógenos que pueden afectar la salud. Los requerimientos de oxígeno dependen principalmente del nivel metabólico o calor metabólico M (W ó kcal/h).3% de oxígeno. ya que el aire puro contiene alrededor del 0.6 Tabla 4.05 0. esta es de 3 a 4 litros en un hombre adulto y de 2 a 3 en mujeres adultas. que es una cantidad relacionada directamente con el tipo de actividad que realiza el individuo y representa la cantidad de calor producida por una persona al realizar un determinado tipo de actividad. las más importantes son la reducción de la cantidad de oxígeno. el aire exterior puro contiene 21% de oxígeno y entre 0. compuesto de pequeñas partículas sólidas que flotan en el aire. la presencia de polvo atmosférico.03~0. y el aumento del anhídrido carbónico expulsado por los pulmones. etc. de vapor de agua por m de aire y el aire expirado contiene alrededor de 16. la que no debe producir molestias debido a altas velocidades de aire y si es posible debe tratarse de purificar el aire modificando a la vez su temperatura y grado de humedad. y entre 5 y 25 gr. sales.04% de Anhídrido 3 carbónico.7. Hasta cierto límite esto resulta imperceptible. a alrededor de 35 C. Por cada litro de 35 . también llamado potencia metabólica o tasa metabólica. para cualquier grado de humedad del ambiente. Composición del aire Atmosférico y del aire Alveolar. En la Tabla 4. tales como sílice. sobrepasando este límite empieza a ser molesto para los ocupantes del local. Tipo de Aire Aire Atmosférico seco Aire Alveolar seco Oxígeno 20. se ve alterado rápidamente. La suma del aire movible en los pulmones se llama capacidad vital. Aire confinado El aire limitado dentro de un local.04 80. En la Tabla 4. especialmente si hay gran cantidad de personas. 4% de CO2. Más precisamente. disminuyendo en él la cantidad de oxígeno y aumentando el anhídrido carbónico. es muy importante la renovación del aire en los ambientes cerrados. Si el anhídrido carbónico aumenta demasiado comienza a ser peligroso. Las modificaciones físicas más importantes son las siguientes: en ambientes con temperaturas de o o entre 10 C y 30 C. el aire sufre modificaciones físicas y químicas.9 en función de su temperatura. u orgánicas provenientes de residuos animales o vegetales pulverizados.8. ya que el aire expirado contiene un 16% de oxígeno contra el 21% que tiene el aire al ser inspirado. Además el aire se satura de vapor de agua en los pulmones.04% de CO2 y el aire expirado contiene alrededor del 4%. carbón. 79. produciendo una correcta circulación.98~21 14~16 Componentes (%) Nitrógeno Anhídrido Carbónico 78. Entre las modificaciones químicas.7 se pueden apreciar las proporciones de los componentes del aire atmosférico y el alveolar.También puede notarse en mayor o menor proporción.

Como comparación se puede agregar que la combustión de 1m de gas produce 3 alrededor de 0. El aire de recambio necesario en l/h por persona para proveer la cantidad necesaria de oxígeno.93kJ (5 kcal).00 112.337x10-2 Tabla 4.17M donde M está dado en kcal/h. 36 . Tipo de persona Recién nacido Lactante Niño de 1 año Niño de 3 años Niño de 5 años Después de los 6 años Adulto Tabla 4.8.25M considerando M en kcal/h).1463M con M dado en W o bien: q = 0. Variación de la frecuencia respiratoria en relación a la temperatura y a las pulsaciones del individuo. se puede calcular como: q = 0.12 se tienen algunos valores de referencia de niveles de anhídrido carbónico producido por persona en función del calor metabólico para distintos tipos 3 de actividad. con esto la tasa volumétrica de producción de CO2 . es aproximadamente 3. se presentan valores de CO2 producidos por persona.10. se puede estimar considerando la frecuencia cardiaca de la persona y teniendo en cuenta su peso y contextura física. en función de la actividad [2] cardiaca y del oxígeno inspirado . Producción de anhídrido carbónico determinados experimentalmente.oxígeno inhalado se utiliza en promedio alrededor de 20.11 se pueden ver algunos valores indicativos de M en función del tipo de actividad.00 28.10 .71x10-2 71. el oxígeno requerido en l/h y por persona es aproximadamente 0.00 Número de Pulsaciones 72.00 23. determinados experimentalmente.92x10-2 Producción media de CO2 (m3/h) 1.00 33.00 38.00 20.00 Tabla 4. en [2] relación al ritmo cardiaco .368x10-2 2. Niño Adulto Índice cardiaco Índice de Oxígeno (latidos por minuto) inspirado ( m3/h) 95.9. El índice de producción de CO2 .00 2. promedio por persona.6 m de CO2 . q en l/h.00 Número de Respiraciones 18.00 16~20 Temperatura corporal (oC) 37.40 1. Respiraciones por minuto 35~56 45~56 26~32 30~40 25.00 40. en la Tabla 4.00 132. en la Tabla 4. En la Tabla 4. Frecuencia respiratoria.172M con M en W(1/5 de la tasa metabólica M en kcal/h). Por otro lado la cantidad de CO2 producida por el cuerpo humano se puede considerar proporcional a la tasa metabólica.657M tomando M en W (4.00 39.00 92.

Se pueden considerar las siguientes definiciones: Sensación de comodidad: La temperatura del cuerpo humano oscila alrededor de los 37 C.56 100-120 244. Al mismo tiempo el cuerpo produce continuamente calor como resultado de la actividad metabólica.3-139. Por otra parte.9 150-300 348.23-314.2 300-400 174.00 260 37.30 90-100 116. Niveles de calor metabólico para distintos tipos de actividad.68 450-600 697. Tipo de actividad Metabolismo basal Sentado descansando Actividad sedentaria Caminando a 4 km/h Caminando a 7 km/h Trabajo industrial liviano Trabajo industrial moderado Trabajo industrial pesado Trabajo muy pesado Cantidad media Tasa metabólica de anhídrido M carbónico producido por (W) persona (l/h) 80 11.00 280 39.00 784 115. Niveles de anhídrido carbónico producido por persona en función del calor metabólico y del tipo de actividad. o o 37 . Bienestar termohigrométrico El cuerpo humano debe mantener su temperatura interna estable alrededor de los 37 C (más o o menos 0.Tipo de actividad Metabolismo basal Sentado descansando Actividad sedentaria Caminando a 4 km/h Caminando a 7 km/h Trabajo industrial liviano Trabajo industrial moderado Trabajo industrial pesado Trabajo muy pesado Tasa metabólica M W kcal/h 69.78-81.00 Tabla 4.68-872.9-465.11. es este el valor que nos interesa para determinar las sensaciones de "frío" y de "calor". sentimos "calor" y si desciende debajo de los 32 C sentimos "frío".35-697.12.5 C). el mecanismo de refrigeración del organismo es la transpiración.38-116.25 600-750 Btu/h 240-280 360-400 400-480 840-1080 1200-1600 600-1200 1200-1600 1800-2400 2400-3000 Tabla 4.50 105 16.9558.01 210-270 348.4 60-70 77.00 406 60.24 300-480 523. Si la o o temperatura de la piel supera los 32 C.45-348. pues esa humedad acumulada en la superficie de la piel.00 130 19. pero la temperatura de la piel en contacto con el aire ambiente tiene una temperatura cercana a los o 32 C.00 610 90.00 470 66. al evaporarse nos produce sensación de "frío".

o bien de carácter operativo. Según este método. con lo cual el cuerpo controla la cantidad de agua que pueda fluir a través de la piel.82m para una persona adulta. Bienestar Optimo: Es la condición para la cual la mayor cantidad de personas expresan un juicio de bienestar.7 . ligado a los ocupantes.425 [3][4] h 0. Sensación Térmica: Es la sensación de "frío" o de "calor" que experimenta el cuerpo humano. se dice que el cuerpo está en equilibrio térmico. Neutralidad Térmica: es la condición en la cual el sujeto no necesita ni más "frío" ni más "calor". donde H es el calor interno a disipar y Adu es la superficie cutánea en 2 m. Imponiendo valores óptimos a estas cantidades. Fanger ha desarrollado un método . los valores que deben asumir las dos magnitudes de las cuales dependen la sensación de frío o calor. recurriendo a mecanismos de autorregulación. como el tipo de actividad y la vestimenta. Estas variables pueden ser de tipo ambiental. Ts y Esw.202 m 0. un valor típico de 2 Adu=1. tienen la siguiente forma: Ts = 35. Esta cantidad de calor extraído se denota como ESW. Condiciones de Bienestar: Fanger encontró que las correlaciones para obtener los valores que deben asumir las magnitudes de las cuales dependen las sensaciones de calor y frío.0. En un balance térmico. Mediante este mecanismo el cuerpo regula el flujo de sangre a los tejidos cutáneos. de otro modo se dice que el cuerpo no está en equilibrio térmico. Esta última puede calcularse mediante la expresión: Adu = 0. Ts y ESW. el balance da un resultado. además del tipo y cantidad de ropa. Si la suma de todos los términos del balance es igual a cero. S.725 donde m es el peso corporal de la persona en kg y h es su altura en m. Intercambio térmico del cuerpo humano El cuerpo humano intercambia calor con el ambiente de varios modos. función de la temperatura del aire. distinto de cero. Los mecanismos de autorregulación con los que cuenta el cuerpo humano para adaptarse a las condiciones térmicas ambientales cambiantes son fundamentalmente dos: 1-Variación de la sección de los vasos que conducen la sangre a la piel. son función del tipo de actividad o bien de H /Adu. como la temperatura del aire y de las distintas superficies. extrayendo calor del cuerpo. 2-Variación de la sección de los poros.032 (H / Adu) 38 . los diversos términos que representan este intercambio pueden expresarse analíticamente en función de los parámetros que gobiernan los distintos procesos que generan estos intercambios de calor. para lograr una sensación de bienestar. en el cual este balance se escribe en función de la temperatura media cutánea Ts y de la cantidad de calor extraído del cuerpo humano mediante el proceso de transpiración ESW.Equilibrio Térmico: Es la condición en la cual el cuerpo alcanza a igualar los términos correspondientes a la ganancia y pérdida de calor interno producido y el intercambiado con el ambiente. de la humedad relativa y de la velocidad del viento. la humedad relativa y la velocidad del aire. Bienestar: Es la condición mental que expresa satisfacción respecto del ambiente. que expresa el calor neto perdido o ganado si no actuaran los mecanismos de autorregulación. para alcanzar una sensación de bienestar. evaporándose. variando consecuentemente la temperatura media cutánea Ts. y por lo tanto al calor que transporta.

12 y 4.80 Tabla 4. compras.00 1.L = k + S donde: H es el calor interno a disipar. dependen del tipo de actividad incluso pudiendo variar M sensiblemente de persona a persona. trabajo con maquinas livianas. 39 . -4 2 m es el coeficiente de permeabilidad de la piel (6. actividad comercial.20 93. etc.00 0. siendo M el calor metabólico producido por unidad de tiempo y W es la potencia mecánica producida.1x10 kg/hm mmHg).) Actividad deportiva * 1 met.) Actividad media (trabajo en talleres.pa) en esta ecuación. relajado Parado. trabajo con máquinas pesadas. etc.00 1.13 respectivamente.80 6. Adu es la superficie 2 cutánea en m .ESW = 0. S es la energía que hay que proveer para llegar al confort.00 165. 4.00 2.20 2. Estas cantidades. ESW es la cantidad de calor extraído del cuerpo humano mediante el proceso de transpiración. etc.82 m ).00 116. Calor interno a disipar Se lo puede calcular como [3][4] : H = (1 . laboratorio.11 . laboratorio. relajado Actividad sedentaria (oficina.Ed . etc. A continuación se presenta una descripción de cada uno de los términos del balance térmico propuesto. Tasa metabólica por unidad de superficie cutánea M/Adu met* W/m2 46. escuela. λes el calor latente da vaporización del agua a 35 C (2407kJ/kg ó 575 kcal/kg).00 1. se pueden encontrar algunos valores típicos de M y de M/Adu en las Tablas 4.13 Valores de la tasa metabólica o calor metabólico por unidad de superficie cutánea en función del 2 tipo de actividad ( tomando Adu= 1. Pérdida de calor por difusión del vapor de agua a través de la piel Este término del balance se calcula a partir de: Ed = λ m Adu ( ps . o Actividad Recostado Sentado.00 70.80 58. Ed es la perdida de calor por difusión del vapor de agua a través de la piel. = 50 kcal/h m2 = 58 W / m2. Ere es la perdida de calor latente por la respiración.) Actividad de pie (industria liviana.00 400.00 1.Ere .) Actividad de pie (trabajo domestico. L es la perdida de calor sensible por la respiración y k el calor perdido o ganado por conducción a través de la indumentaria. el balance térmico puede escribirse como: H .20 70.42 Adu ( H / Adu -50) Finalmente.Esw .η ) M donde el rendimiento η se define como η = W / M . η y M .

029 0.92Ts.16x10 M con M en W (V = 0.Pa) Pérdida de calor latente por la respiración. Se calcula mediante la ecuación: Ere = V λ ( wex . wa / ( wa + 0. Ta es la temperatura del aire ambiente. Reemplazando los valores arriba presentados se puede escribir: L = 0. La ropa presenta una resistencia térmica Rcl. en mmHg. Por lo tanto: 40 . Cp es el calor específico del aire a presión constante (1. y se puede calcular a partir del calor metabólico M -3 como V = 5.0014 V ( 34 . ligada a la humedad absoluta wa y puede obtenerse como: Pa = P.Ta ) en esta se define V como la ventilación pulmonar. Se obtiene mediante la siguiente ecuación: L = V Cp ( Tex .wa ) donde V es la ventilación pulmonar en kg/h. Se define: 2o Icl = Rcl / 0. el índice de abrigo Icl.0060M con M en kcal/h). que se puede expresar mediante una magnitud adimensional. En la Tabla 4. como (wex .0057kJ/kgK ó 0.92Ts-25.Pa) Pérdida del calor sensible por la respiración.14.En dicha ecuación ps es la presión de saturación en mmHg a la temperatura cutánea Ts. que en el o o intervalo de temperaturas entre 27 C y 37 C puede ser expresado por ps= 1. Esta diferencia entre las humedades absolutas puede escribirse en función de la presión parcial de vapor Pa.wa ) = 0. λes el calor latente da o vaporización del agua a 35 C (2407kJ/kg ó 575 kcal/kg).622). se presentan algunos valores de este índice. expresado en una unidad de medida llamada clo.023 M ( 44 . Sustituyendo estos términos en la ecuación anterior se tiene: Ed = 0.16 ( m C /W) Correspondiendo la unidad a la vestimenta típica de invierno.00066 Pa. Tex es la temperatura del aire expirado (puede asumirse o igual a 34 C).25. wex es la humedad absoluta del aire expirado.3.35 Adu ( 1.Tcl ) / Rcl donde Tcl es la temperatura media absoluta del cuerpo vestido.Ta ) Calor ganado o perdido por conducción a través de la indumentaria Este término se calcula a partir de: k = Adu ( Ts . resultando finalmente: Ere = 0.24 kcal/kgC). pa es la presión parcial de vapor de agua en el aire. wa es la humedad absoluta del aire ambiente..3 .

camisa de mangas largas. se puede 4 4 decir entonces que T mr es igual a la sumatoria de Fr-i T i . medias gruesas y zapatos.Ta ) donde Ta es la temperatura del aire ambiente.81x10 (Tcl+Tmr)( T cl . puede escribirse como (ver capitulo 6): 4 4 R = hr Aeff ( T cl . es prácticamente igual a 1.00 0.T mr ) donde hr se denomina coeficiente radiativo y se calcula como hr=4.71).Ta ) Tipo de Vestimenta Cuerpo desnudo Traje de baño Ropa para clima tropical: Camisa o camiseta. Tabla 4. se asume generalmente igual a 0. como el cuerpo vestido presenta una superficie ligeramente mayor que el cuerpo desnudo. shorts. Tmres la temperatura media radiante.08 0.00 0. Aeff = Adufclfeff aquí Adu es la superficie cutánea en m .10 0. entonces: k=R+C El intercambio radiativo entre el cuerpo humano y las superficies que lo rodean. Ropa de verano: Camisa. que se puede escribir como v= vo+ 0.0058( M/Adu .Tmr ) El calor intercambiado por convección se calcula como: C = hc Adu fcl( Tcl . camisa. medias gruesas y zapatos. pantalones.T mr). Ropa para trabajo liviano: Camiseta de algodón. medias y zapatos.50).Tcl ) / ( 0. ya que existen interradiaciones entre partes del mismo cuerpo.16 Icl ) A su vez k es igual a la suma del calor que el cuerpo vestido intercambia por radiación R y por convección C.23 1. se utiliza el índice fcl ( mayor o igual a 1) y no toda esta superficie participa del intercambio radiativo. Indice de abrigo en función del tipo de vestimenta. Resumiendo: k = R + C = hr Adu fcl( Tcl . vo es la velocidad absoluta del aire. pantalón. pantalones. saco de abrigo. medias y zapatos o zapatillas. que se calcula partiendo de la hipótesis de que la emisividad global de los materiales. -8 4 4 ( m2 oC /W) 0.045 0. en el campo del infrarrojo lejano.5 0.5 41 .4 v si es convección forzada considerando v como la velocidad relativa del aire respecto del cuerpo en m/s.11 Icl ( clo ) 0.16 0. pantalón.14.25 hc = 2.Tcl ) / Rcl = Adu ( Ts . Tcl es la temperatura absoluta media del cuerpo vestido en K. pulóver o buzo. Ropa de invierno: Camiseta.Ta ) si el movimiento convectivo es natural 1/2/ hc = 10. Ropa de invierno para permanecer dentro de un edificio: Camiseta. se puede escribir: R = hr Adu fcl( Tcl .02 0. el coeficiente convectivo hc se puede calcular a partir de: 0.3 0.05 ( Tcl . Aeff 2 es el área efectiva radiante. pulóver o buzo de algodón frizado. Reemplazando términos. siendo Fri los factores de vista del cuerpo con las distintas superficies y Ti las temperaturas absolutas de las distintas superficies. camisa.k = Adu ( Ts . por lo tanto estos cuerpos se comportan como cuerpos negros.7 0. medias livianas y sandalias.Tmr ) + hc Adu fcl( Tcl . que dependen de la postura dados por el índice f eff ( menor o igual a 1.0 1.

Dicho coeficiente convectivo se determina generalmente en forma empírica. La convección natural es provocada por la diferencia de densidad del fluido debida a la diferencia de temperaturas. las condiciones de dicho aire se ven afectadas por distintos procesos. y para convección forzada superando los 30 Wm2/K hasta alrededor de 300 Wm2/K. esto se logra mediante la ventilación. el movimiento se dice que es laminar y el fluido escurre paralelo a las paredes del sólido. Esta se caracteriza por el movimiento de un fluido. dirección e intensidad de vientos. mientras que la forzada es provocada por factores externos que imprimen movimiento al fluido. como por ejemplo bombas y ventiladores. Para locales o ambientes ventilados mecánicamente donde se introduce aire limpio exterior propulsado por un elemento mecánico ( ventilador. etc. lo que hace indispensable el reemplazo del aire en dicho ambiente por aire puro. el cálculo de los caudales se realiza a partir de la velocidad del aire dada por las características del propulsor mecánico y por las dimensiones geométricas de los ductos y bocas de las tuberías. En resumen. A. Los sistemas de ventilación natural aprovechan hechos físicos naturales como diferencias de presión y temperatura. hc es el coeficiente convectivo. Ventilación Natural: Para la circulación y renovación del aire de un local. éste último no es una constante física sino un parámetro del fluido que depende de las condiciones a que se ve sometido.) para mover la masa de aire. laminar y turbulento. Existen diversos métodos de ventilación. arrastrando una determinada cantidad de energía. que se pueden clasificar básicamente de la siguiente manera: Ventilación Forzada: La ventilación forzada o mecánica es la provocada por agentes mecánicos de impulsión de aire (ventiladores. Para velocidades suficientemente pequeñas. El orden de magnitud del coeficiente convectivo varía mucho. el intercambio de calor por convección se produce cuando un fluido a cierta temperatura barre una superficie con distinta temperatura. Partiendo de la ley de enfriamiento de Newton es posible escribir este flujo de calor como: qc = hc . por ello a continuación se desarrollan los fundamentos básicos de la convección.). Una condición indispensable para mantener el confort en un recinto cerrado. se refiere a las condiciones de pureza y salubridad del aire alojado en dicho ambiente. El fenómeno de la convección Sin lugar a dudas que el mecanismo de transferencia de calor que tiene mayor importancia en la ventilación natural es la convección. con errores de hasta un 20%. extractores. y A es el área de contacto entre el fluido y la superficie. partiendo de su forma adimensional dada por el número de Nusselt Nu (Nu=hcD/k) donde D es una dimensión característica y k la conductividad térmica del fluido. generalmente basta con ubicar correctamente aberturas que comuniquen con el exterior. etc. ∆T donde ∆T es la diferencia de temperaturas entre el fluido y la superficie. sólo en este caso la distribución de velocidades 42 . mediante el cual se transporta calor asociado a un transporte de masa. Se puede distinguir entre convección natural y forzada.VENTILACIÓN DE AMBIENTES. La convección es el proceso en el cual la transmisión del calor está asociada al movimiento de materia. etc. Para convección natural de aire va de alrededor de 2 Wm2/K hasta 30 Wm2/K aproximadamente. Por lo tanto se habla de convección cuando al menos uno de los cuerpos involucrados en el intercambio calórico es un fluido. En los sistemas fluidodinámicos pueden diferenciarse dos tipos de flujos.

en condiciones no estacionarias. Cp calor específico (J/kgºC). que se define como el cociente entre las fuerzas inerciales. k conductividad térmica del fluido (W/mºC). k. Cp. hc. El tipo de flujo se determina principalmente por el valor de un parámetro adimensional. D. w.basada en promedios temporales puede dibujarse como una curva continua. Otra magnitud fundamental es la difusividad térmica. β coeficiente de expansión volumétrica (1/ K). β. entre estos límites se dice que está en la zona de transición La transmisión de calor por convección depende de la conductividad térmica del fluido k. Un flujo se dice laminar cuando el número de Reynolds Re es menor a 2100 y turbulento cuando Re es mayor a 6000. puede escribirse de la siguiente manera: Re = wDρ/µ = wD/ν donde ν=µ/ρ es la viscosidad cinemática. ∆T diferencia de temperaturas (ºC). Generalmente. donde ρ es la densidad del fluido. ∆T) ó g ( hc. Cp. µ. w. para convección forzada. g. ρ densidad (kg/m3). Cp. D. β. y se define: α = k / Cp. hc coeficiente convectivo (W/m² ºC). de la densidad ρ y de la viscosidad cinemática ν. ∆T. en este caso la distribución de velocidades se basa en promedios temporales con fluctuaciones alrededor del valor promedio. ρ. para algunos casos geométricamente sencillos y para 43 . hc. ∆T)=0 Pudiéndose hacer la siguiente distinción: gn ( β. k)=0 gf (D. g. w velocidad del fluido (m/s). w su velocidad. g. el número de Reynolds Re. La ley física que describe el fenómeno de convección puede escribirse como una función de los parámetros mencionados anteriormente. El número de Reynolds. D una dimensión característica (m). µ. v. g aceleración de la gravedad (m/s²). que caracteriza la velocidad de variación de la temperatura en un medio. Para el caso de velocidades altas el flujo se dice turbulento. µ. del calor específico Cp. estas funciones no pueden ser definidas en forma clara.ρ La forma del cuerpo sólido en contacto con el fluido y sus dimensiones influyen en el intercambio convectivo. α difusividad térmica (m2/s). w. ν viscosidad cinemática (1/s). k)=0 donde: para convección natural. ρ. k.s) Debido a la gran cantidad de variables intervinientes. µ viscosidad dinámica (kg/m. proporcionales a la energía cinético ρw2 y las fuerzas viscosas de la forma µw/D. µ la viscosidad dinámica y D una dimensión característica del sistema. tomando una forma general: hc= f(D. ya sea por vía exclusivamente analítica o solamente por vía experimental.

A continuación en la Tabla 4. una dimensión característica D. En este caso. el número de Reynolds que es la forma adimensional de la velocidad a partir del cociente entre las fuerzas inerciales y las fuerzas viscosas. el tiempo τ. Más aún. se puede expresar como función de m magnitudes . ∆ Dimensiones en función de: MAGNITUDES Longitud Densidad Viscosidad dinámica Conductividad térmica Calor específico Coeficiente de dilatación térmica por aceleración de la gravedad Diferencia de temperatura Velocidad Coeficiente convectivo D k Cp ρ µ longitud masa D m (m) (kg) 1 0 -3 1 -1 1 -1 0 0 -1 1 0 1 -2 0 0 0 0 tiempo (seg) 0 0 -1 -1 0 -2 0 -1 -1 τ temperatura calor T Q (ºC) (J) 0 0 0 0 0 0 -1 1 -1 1 -1 1 0 -1 0 0 0 1 β. el cual afirma que una función de n magnitudes físicas. que representa al coeficiente convectivo adimensionalizado. determinando experimentalmente los factores numéricos y exponentes para cada caso particular. el número de Prandtl que es el cociente entre la difusividad de momentum y la difusividad térmica. fundamentales y de (n-m) parámetros adimensionales. También llamado Teorema que demuestra además que cuando una cantidad adimensional está relacionada con una función de cantidades dimensionales. Por lo tanto se tienen cuatro parámetros adimensionales para definir la ley física que describe al coeficiente convectivo: ∆T). la temperatura T y la cantidad de calor Q siempre que no se tenga conversión de calor en trabajo o viceversa. Dimensiones de las magnitudes que intervienen en la convección térmica Los cuatro parámetros adimensionales utilizados normalmente son: el números de Nusselt. ρ. Si bien la elección de las magnitudes fundamentales que describen el fenómeno es relativamente arbitraria. considerando un caso general las magnitudes fundamentales elegidas pueden ser básicamente cinco: la masa m. cualquier relación con significado físico entre cantidades dimensionales puede transformarse a otra entre cantidades adimensionales sin perder su significado físico.15 se presentan las dimensiones de estas nueve magnitudes derivadas respecto de las nueve magnitudes fundamentales elegidas. este problema se resuelve recurriendo al análisis dimensional. g. Cp.15.reducir la complejidad ligada a la definición del coeficiente convectivo. β. dependiendo de las condiciones del fluido y de la geometría de cada sistema en particular. y el número de Grashof que describe las fuerzas viscosas determinando la velocidad indirectamente en los casos de convección natural donde la velocidad es desconocida.g ∆T w hc Tabla 4. k. de modo de establecer una forma general válida para sistemas similares. w. estas sólo pueden presentarse en forma de productos adimensionales. las magnitudes derivadas. es decir aquellas indicadas en la definición de hc y enumeradas anteriormente son nueve. µ. Estos números se 44 . Este método se basa en el teorema de Buckingham. hc = f(D.

D/k es el número de Nusselt.∆T. Pr donde m n las M.∆T donde: qi es el flujo de calor. se puede escribir como: m/∆t = ρ. µ. C. Pr ó Nu=C. b.dρ/dt . g . Pr) ó Nu= f(Ra. A' y a' son constantes empíricas. β. Gr = β . dV/dt. De esta forma se obtienen correlaciones que tienen en cuenta las propiedades físicas del fluido y las variaciones geométricas del sistema.Pr. y las densidades ρ1 y ρ2 son distintas debido a las diferencias de temperaturas. El flujo másico. la energía transportada por un fluido al moverse desde una región de temperatura T1 y densidad ρ1 hacia una región de temperatura T2 mayor que T1 y de densidad ρ2 siendo ∆T=T2 . son constantes experimentales. si en cambio las densidades se mantienen prácticamente constantes y el volumen cambia en el tiempo.D3/ν2 es el número de Grashof Por lo tanto la expresión hc= f(D. Pr) Nu=A'.(Gr.V)/dt Si el volumen de aire se mantiene constante. ρ. k. se tiene ρ. es el número de Reynolds Re = w D/ν Pr = Cp µ/k = ν/α es el número de Prandtl. que se define como la masa de fluido que escurre por unidad de tiempo. de la Termodinámica) qi = dm/dt .Ra a' a b c donde A. se puede escribir considerando que la forma adimensional de hc es el número de Nusselt : Nu= f(Gr.pueden expresar en función de los parámetros físicos del fluido y de una dimensión característica del sistema de la siguiente manera: Nu = hc. w. n. ∆T). Re . la ecuación anterior se puede escribir como V. Pr) Nu=A. dm/dt es el caudal másico en kg/seg que se puede calcular como: dm/dt = d(ρ. Cp .Pr) Nu= M . Los números adimensionales intervinientes se calculan considerando propiedades de los fluidos para temperaturas promediadas en el espacio. c. g. Cp. Por otro lado. m. a. • para convección forzada: Nu= f(Re.T1 se puede calcular partiendo de una ecuación de la forma: (1º Ppio.Re) En general se puede considerar que los grupos adimensionales característicos son: • para convección natural: Nu= f(Gr.Gr .V/∆t 45 .

esta es una característica mecánica distintiva de un fluido.A. esta es una buena aproximación para líquidos. C p . éste se define como incompresible. Dentro de una capa muy delgada contigua a las paredes en contacto con el fluido. 46 . Un fluido ideal es aquel incompresible y sin rozamiento interno o viscosidad.∆ T Fluidodinámica A continuación se hace un resumen de las leyes físicas fundamentales que rigen los procesos relacionados con el movimiento de fluidos y el formulismo matemático que las representa. Para un material homogéneo. Un fluido es cualquier sustancia capaz de fluir. ρ su densidad y A un área característica del sistema. Propiedades. Por lo tanto la energía arrastrada por el fluido es: . Se puede definir a un fluido como un cuerpo material que no puede soportar tensiones rasantes sin una deformación continua. La mayoría de los flujos pueden ser tratados como incompresibles aunque el fluido sea compresible.w donde: w es la velocidad del aire. Nociones de Fluidos. dividido por la distancia entre los dos puntos si estuvieran fijos. Un gas puede tratarse como incompresible siempre que el flujo sea tal que las diferencias de presiones no sean grandes. tal flujo es llamado incompresible mientras la velocidad del fluido no exceda la velocidad del sonido. generalmente el área transversal al flujo. el fluido se llama compresible.pudiendo escribirse finalmente: . Estas variaciones de densidad pueden producir flujos convectivos. el fluido es laminar. En cambio si se producen cambios de densidad que acompañan a la presión y a la temperatura. m = ρ. donde M es la masa contenida en un volumen V. la densidad se define como su masa por unidad de volumen. mientras los sólidos sufren deformaciones bajo la acción de fuerzas rasantes que se mantienen independientes del tiempo. q i = m . Las propiedades de la capa límite son de mucha importancia para determinar la resistencia al fluir. denominada capa limite. Aunque la densidad del fluido que produce el flujo no sea uniforme. La densidad de un fluido es función de la presión y la temperatura. Una propiedad importante del fluido es su densidad que se define como la cantidad de masa contenida en un volumen. Si la densidad de un fluido sufre cambios despreciables frente a cambios de presión y temperatura. los fluidos continúan deformándose mientras siga aplicándosele la fuerza. y la transferencia de calor desde el fluido hacia las paredes en contacto con él. El coeficiente de viscosidad cinemática µ describe la velocidad de deformación debido a fuerzas rasantes. ya sea líquida o gaseosa. La velocidad de deformación de un fluido esta dada por la velocidad de cambio de la distancia entre dos puntos del fluido al moverse. La velocidad en la capa limite es nula sobre las paredes y aumenta uniformemente a través de ella. y se expresa como ρ = M/V .

es el número de Reynolds Re. las lineas de flujo y las lineas de corriente coinciden. si todo elemento que pasa por un punto dado sigue la misma linea de flujo que los precedentes se dice que el flujo es estacionario. y el número que describe las fuerzas viscosas determinando la velocidad indirectamente en los casos de convección natural con velocidad desconocida. En general la velocidad del volumen de fluido en movimiento varía tanto en magnitud como en dirección a lo largo de su linea de flujo. Un flujo se denomina estable cuando las tres componentes de velocidad y presión son independientes del tiempo. esto ocurre generalmente para velocidades altas de fluido. y las fuerzas viscosas proporcionales a la viscosidad cinemática. generalmente esto ocurre para velocidades de fluido pequeñas. La curva tangente que coincide en cualquier punto con la dirección de la velocidad del fluido en dicho punto se denomina Linea de corriente. éste es llamado incompresible siempre que la velocidad del fluido no exceda la velocidad del sonido. proporcionales a la densidad y al cuadrado de la velocidad del fluido. el cociente entre las fuerzas inerciales. Cuando 2100<Re<6000 se dice que el flujo está en la zona de transición. Si el Re>6000 se dice que el flujo es turbulento. Un flujo turbulento es esencialmente inestable. en este caso la velocidad en cada punto del espacio no varía con el tiempo si bien la velocidad de una partícula puede cambiar de punto a punto. si el número de Re<2100 el flujo se denomina laminar. Cabe destacar que la suma integral de las líneas de flujo forman los patrones de flujo que se verán en los próximos capítulos. 47 . Si por el contrario se trata de temperaturas no uniformes y fuerzas de presión que puedan ser significativas. Aún en los casos de densidad no uniforme del fluido que produce el flujo. éste tipo de flujo se caracteriza por un movimiento irregular y aleatorio. La mayoría de los flujos pueden ser tratados como incompresibles aunque el fluido sea compresible. dependiendo además de las propiedades del fluido y de la geometría del sistema. las características del flujo se determinan a partir del número de Rayleigh que es un parámetro adimensional definido como: Ra = β ·G·ρ 2 ·∆T ·D 3 ·Cp µk y es el producto entre un parámetro adimensional que representa el cociente entre la difusividad de momentum y la difusividad térmica. Tipos de Flujo Como ya se mencionó anteriormente. pero puede considerarse estable si las componentes de velocidad y presión promediadas en el tiempo son independientes de éste. Este parámetro sirve para determinar el tipo de flujo bajo condiciones de temperaturas constante y velocidades del fluido conocidas que generalmente son impuestas por medios mecánicos. un flujo laminar se caracteriza por un movimiento plano de una lamina de fluido tras otra y el fluido escurre paralelo a las paredes del sólido. En estado estacionario. en este caso con una zona de transición hacia el estado turbulento de entre 106 y 1010 para flujos sobre una capa límite.La trayectoria seguida por un elemento de un fluido móvil se denomina Linea de flujo.

Conservación de la Cantidad de Movimiento. Ff es el término debido a las fuerzas de rozamiento y fm representa las fuerzas de masa. Esta ecuación se puede escribir en función de la densidad. Para un flujo incompresible donde la derivada total respecto del tiempo es nula.u = 0 La segunda es la ecuación de la conservación de la cantidad de movimiento. 3. Conservación de la Masa 2. Por lo tanto: Γs es el término de flujos no convectivos. Las ecuaciones de conservación se pueden sintetizar en una ecuación de la forma: donde el operador D δ = + u∇ es la derivada total. quedando: ρ δu δt + u. Bv es una magnitud física del Dt δ t DBv = ΦBv + ΓS Dt sistema en consideración. y el término u·∇u es la En este caso. Conservación de la Energía. Fp son fuerzas de presión. donde m es la masa del fluido y u su velocidad. Dm δ m = + u∇m = 0 Dt δ t es la ecuación que describe la conservación de la masa o ecuación de continuidad. se tiene que: ∇. que representa la difusión de la magnitud a través de una superficie y ΦΒ es el término de surgentes. Esta ecuación en función de la densidad es: Dp + ρ ∇· u = 0 Dt En esta ecuación se describe la conservación de la masa en el tiempo.∇u = −F p + F f + ρVf m δu δt es la aceleración local. en forma general se puede escribir: Dmu Dt = −F p + F f + ρVf m en esta ecuación mu es la cantidad de momento.Fundamentos de Mecánica de Fluidos Los principios necesarios para definir exactamente los fenómenos que rigen cualquier proceso termo-fluidodinámico son los siguientes: 1. el término aceleración convectiva. La conservación del momento comúnmente se expresa en función del tensor de tensiones T: 48 .

Du ρ dt = ρf m + ∇. las potencias relativas a las fuerzas de presión. despreciando efectos viscosos y considerando que los procesos de transmisión de calor son superficiales descriptos por la ley de Fourier.pI+τ donde T es simétrico e I es simétrico y diagonal. considerando un flujo incompresible y de viscosidad constante. y desechando el término de generación interna de calor.T donde fm representa las fuerzas de masa. un tensor de tensiones de la forma: T= . siendo esta su característica principal. escurrimiento isocórico y un tensor de tensiones para un fluido newtoniano. por lo tanto los términos extradiagonales de T son iguales a los del tensor τ. con un tensor de tensiones viscoso. la ecuación del movimiento queda: Du ρ Dt = −∇p+ρg + ∇.∇u = −∇p+ρg + λ∇2 u Esta última es la ecuación de Navier-Stokes. describiendo las variaciones de las tensiones en las caras al deformarse el material.∇u = −∇p+ρg + ∇. y el último término es el trabajo producido por las fuerzas de masa y el calor producido. la potencia disipada por rozamiento. se puede escribir la fuerza rasante como una función lineal de la deformación mediante la ley de Hooke. La conservación de la energía está descrita por la siguiente ecuación general: DmE Dt .∇T = α∇2 T 49 .u]I Con esto y considerando las fuerzas de masa dadas por g. En el caso de los llamados fluidos Newtonianos se determina que las fuerzas rasantes son función de la velocidad de deformación en base a hechos experimentales. Como en el caso de sólidos. = Q − ( W p − W f ) + ρu (u . El primer término de esta ecuación es la aceleración local más el término convectivo. los términos siguientes representan el flujo de calor por unidad de tiempo. en base a funciones empíricas que describen la forma en que se relacionan el tensor de tensiones y el tensor de deformaciones. la fuerza de masa por unidad de volumen y la fuerza viscosa por unidad de volumen. este es el tensor de tensiones viscoso y se encuentra experimentalmente que para un fluido newtoniano es: 2 τ=2λD+[(k − 3 λ)∇. se tiene: ρ δu δt + u.τ O escrita de otra forma: ρ δu δt + u. .f m + q e ) siendo mE la energía total. igual a la suma de las fuerzas de presión por unidad de volumen. Suponiendo un flujo incompresible. la ecuación que describe la conservación de la energía es: δT δt + u.τ Escribiendo esta ecuación para un fluido newtoniano. Generalmente T se escribe en función del tensor de deformaciones. . Se puede definir para un fluido viscoso.

la ecuación de Navier-Stokes. J. y la conservación de la energía. WhileyInterscience Publications. P. Generalmente este tipo de ecuaciones son de muy difícil solución por vía analítica.Sogesta SpA. Duffie. "Solar Engineering of Thermal Processes". estas son las ecuaciones de Conservación de la masa. ENEA . El tratamiento de este tipo de problemas. 1986. 3. mediante modelos diferenciales. “Estudios preparatorios para Tesis de doctorado sobre CFD” 2. "Solar Energy Handbook". "Richiami di Fluidodinámica". 1981. Bibliografía 1. velocidad y humedad. J. Mc Graw . W.En el caso del movimiento convectivo de aire en locales. se diseñan programas computacionales que obtienen estas soluciones a través de métodos numéricos en forma precisa y relativamente veloz. resultados muy cercanos a la realidad. En este punto. New York.Hill. Urbino. Esta teoría se basa en el desarrollo de modelos físico-matemáticos para predecir el movimiento de los fluidos en forma computacional y está siendo empleada en la simulación del movimiento de aire en locales y sistemas de ventilación con gran éxito. Lic. 4. Alejandro Mermet. se hace resolviendo en forma numérica las ecuaciones de continuidad para flujo incompresible. Mc Graw . Conservación de la cantidad de movimiento y Conservación de la energía.Hill. Beckman.. A. F. 1991. 50 .. Kreider. en algunos casos. en la actualidad. utilizando la aproximación de Boussinesq. la Fluidodinámica Computacional (CFD: Computational Fluid Dynamics).. Estas simulaciones a través de computadoras arrojan.. estas ecuaciones se escriben en su forma adimensional y se resuelven numéricamente sobre un dado dominio geométrico. Lippa. Por supuesto que no todas son rosas. A. ya que estos modelos de CFD como se verá más adelante cuentan con una serie de desventajas que hacen que su uso esté fuera del alcance de un Ingeniero medio.. Kreith. dando condiciones de borde e iniciales. Rispoli. J. "Principles of Solar Engineering".. Por otro lado con el advenimiento de nuevas tecnologías y grandes avances en el campo tanto del hardware como de herramientas para el diseño de software. USA. F. utilizando las ecuaciones fundamentales de la fluidoestática y la fluidodinámica.. USA. el fenómeno se describe conociendo la distribución de temperatura. 5. Corso Superiore sulle fonti Energetiche Alternative. Italia 1990-1991. New York. USA. es una ciencia en rápido desarrollo que permite generar soluciones aproximadas en forma relativamente rápida con un error aceptable. Kreith. Kreider. permitiendo una cada vez más rápida evolución dando lugar al surgimiento de nuevas teorías y técnicas de simulación.. F.

Estos valores de presión se suelen identificar en los mapas por medio de isobaras. pero en los niveles más bajos actúa la fricción superficial debida a la rugosidad del suelo. En principio se puede decir que las diferencias térmicas generadas por calentamientos no uniformes en el suelo. las fuerzas impulsoras del aire en movimiento son atribuidas a las diferencias de presión creadas a través de las distintas aberturas de la estructura del edificio. el viento soplará en dirección perpendicular a las isobaras desde la alta hacia la baja presión y lo hará con mayor intensidad cuando mayor sean las diferencias de presión en una dirección determinada. Estas diferencias de presión son causadas por el efecto combinado de dos mecanismos: el viento y la diferencia de temperatura. La acción de dicha fuerza tiende a crear una concentración de aire hacia la izquierda del movimiento (Hemisferio Sur) y una depresión hacia la derecha. Dicha fricción causa dos efectos en el viento. tanto mayor cuanto mayor sea la rugosidad del terreno y cuanto menor sea la latitud ya que en regiones tropicales hay un debilitamiento de la fuerza de Coriolis. es decir el viento depende de: • Gradiente de presión Como se dijo anteriormente las diferencias de calentamiento originan diferencias de presión.5 – LAS FUERZAS QUE ORIGINAN LA VENTILACIÓN NATURAL En todos los casos de ventilación natural. De tal forma cuando hay un calentamiento superficial ello determina turbulencia y las porciones de aire descendente provocan un aumento superficial del viento. originan diferencias de presión entre puntos que se encuentran sobre la superficie terrestre. Efecto debido al viento Origen del viento El viento es simplemente aire en movimiento con respecto a un punto fijo de la tierra. se produce una desviación inercial del viento hacia la izquierda en el Hemisferio Sur y hacia la derecha en el Hemisferio Norte. La compensación de estas diferencias de presión causan el flujo de enormes cantidades de aire desde las regiones de alta presión hacia las de baja presión. En este caso teórico el viento es denominado geostrófico y su intensidad es inversamente proporcional a la distancia entre isobaras. Esta condición no se cumple en los niveles superficiales de la atmósfera donde por efecto de la fricción se produce a su vez una atenuación del viento hacia bajas presiones. Generalmente la intensidad del viento aumenta con la altura. Por convención. a causa de la rotación terrestre. Durante la noche el enfriamiento superficial produce la acumulación de aire frío cerca del suelo y si el mismo es muy plano la fricción tiende a frenar todo movimiento. • Fricción superficial El viento por encima de los 1000 metros puede considerarse perpendicular a las isobaras. 51 . De esta forma el viento tiende a ser paralelo a las isobaras. Es decir que el viento será tanto más fuerte cuanto menor sea la separación entre las isobaras marcadas en la carta. claramente visible en los mediodías soleados. La dirección del flujo de aire. • Fuerza de Coriolis Una vez puesto en movimiento el aire. las que de una manera sinóptica señalan la existencia de zonas de alta presión (anticiclones) y de baja presión (ciclones). De tal forma aparece una divergencia del viento de los anticiclones y una convergencia hacia las bajas presiones. en primer lugar una reducción en su magnitud y en segundo lugar una desviación del mismo hacia las bajas presiones. y así es como se lo mide habitualmente en todas las estaciones meteorológicas del mundo. El grado de desviación va variando con la altura estableciéndose un perfil vertical del viento en las capas bajas de la atmósfera.

pero cuando el viento es oblicuo hay una caída de presión desde el rincón donde actúa el viento hasta el rincón opuesto. el movimiento del aire es perturbado y desviado por encima y alrededor del edificio. en la fachada que da el viento. Figura 5. Cuando el ángulo de incidencia es de 45º.2. es mayor que la presión atmosférica (zona de presión positiva) y en la fachada opuesta la presión es negativa (zona de succión).1.1. ver Figura 5. usualmente tomada como la altura del edifico [m/s] Es interesante remarcar que las variaciones de la presión del aire en la zona de succión son menores que en la zona bajo presión. 52 .5 Cp ρ U2 Donde: ∆Pw es la presión inducida por el viento [Pa] Cp es el coeficiente de presión [adimensional] ρ densidad del aire [Kg. Estas diferencias provocan que haya una circulación de aire a través de las aberturas del edificio. La presión del aire. Si la dirección del viento es oblicua. El techo estará bajo succión en todos los casos. Las variaciones de presión sobre la pared sujeta a un viento perpendicular son pequeñas. va disminuyendo desde el centro de la zona de presión hacia fuera. De este modo se crean diferencias de presión sobre el edificio. Presión del viento sobre las fachadas del edificio Cuando el viento sopla perpendicularmente sobre un edificio rectangular. las dos caras donde actúe el viento estarán bajo presión y las otras dos bajo succión. La contribución del viento sobre la diferencia de presión a través de una abertura exterior es calculado por la siguiente expresión general: ∆Pw = 0.Presión del viento sobre edificios Cuando el viento sopla contra un edificio. La diferencia de presión entre dos puntos de la envoltura de un edifico determina las potenciales fuerzas impulsoras para la ventilación cuando las aberturas están ubicadas en esos puntos. la presión en el rincón opuesto es casi nula. Estos efectos pueden apreciarse en la Figura 5. Generalmente hay un flujo entrante en la fachada que está a favor del viento y un flujo saliente en la fachada opuesta. La presión no es uniformemente distribuida sobre la cara donde actúa el viento. la fachada estará sujeta a presión mientras que los laterales y la cara posterior estarán bajo succión./m3] U velocidad del viento a la altura de referencia.

El valor del exponente α incrementa con el aumento de la rugosidad del terreno. v (z0 ) = velocidad del viento a una altura de referencia Z0 [m/s] α = exponente que depende del terreno. Distribución esquemática de la presión alrededor de un edificio Tanto la determinación de la velocidad del viento en el entorno local del edifico como el coeficiente de presión en las distintas fachadas del edifico son de especial importancia para los modelos empíricos que se describirán más adelante. 53 . Velocidad local del viento Las velocidades del viento generalmente son medidas en aeropuertos a una altura de 10m por sobre el suelo. en la tabla 5.1 se pueden ver valores para distintos tipos de terrenos y en la Figura 5.2. ambas variables son difíciles de evaluar y provocan un gran impacto en los resultados de los distintos modelos.Figura 5. El perfil de velocidades puede ser calculado según la siguiente ecuación: Donde: v(z) = velocidad del viento a una altura Z [m/s].3 el perfil de velocidades para tres tipos de rugosidades del terreno. Como se mencionó anteriormente. Esta ecuación asume que el flujo de viento es isotérmico y horizontal y que no cambiará de dirección por resultado de las irregularidades del terreno. Es importante destacar que es inútil esforzarse en la obtención de un Cp preciso sino se hizo un esfuerzo suficiente para predecir las velocidades locales del viento. pero afortunadamente distintas investigaciones fueron aproximando los resultados empíricos que se recomiendan aplicar a las mediciones de casos reales. de manera que el grado de incertidumbre queda reducido a un valor entre el 10% y el 15%. En situaciones reales. por lo que para utilizar las velocidades de viento medidas en los aeropuertos para el diseño de edificios ventilados naturalmente se deberá realizar una corrección. el perfil de velocidades del viento depende principalmente de la fricción de la superficie que rodea al edificio y la velocidad del viento se incrementa con la altura.

25 0. 54 . Perfiles de velocidades para distintos tipos de terrenos Coeficiente de presión Cp El coeficiente de presión adimensional es un parámetro empírico que toma en cuenta los cambios en la presión inducida por el viento causada por la influencia de las obstrucciones del entorno sobre las características del viento local prevaleciente. Su valor cambia acorde a la dirección del viento.33 0.Clase I II III IV V Entorno Edificio expuesto Campo con algunos obstáculos Urbanizado Centro de la ciudad Area urbana de muy alta densidad Exponente de perfil de velocidades α 0.3.20 0.45 Tabla 5. La figura 5. Valores del exponente αextraídos del British Standard BS 5925:1991 Figura 5. orientación del edificio y topografía y rugosidad del terreno en la dirección del viento.4 muestra la distribución del Cp en un edificio obtenido experimentalmente.17 0.1.

2.Figura 5. >30º) y ocho direcciones del viento. para ayudar a los diseñadores en la elección del Cp. Los valores de Cp están correlacionados con la velocidad local del viento que fuera medida a la altura del edificio. Están dados para las cuatro fachadas del edificio. Valores de Cp para un edificio expuesto 55 . 11-30º. rodeado de obstrucciones equivalentes a la mitad de la altura del edificio o rodeado de obstrucciones equivalentes a la altura del edificio. tres tipos de inclinación de techos (<10º. basadas en pruebas con túneles de viento. pero muy pocos presentan un método preciso para calcular el Cp.Condición del entorno local del edificio: Al edificio se lo considera expuesto. Tabla 5. hasta 3 pisos y para los siguientes casos: . ya que la mayoría son resultados experimentales que determinan Cp bajo circunstancias puntuales.El AIVC (Air Infiltration & Ventilation Center) desarrolló una serie de tablas. 1 . Estas tablas fueron desarrolladas para edificios de baja altura. Distribución de la presión del viento sobre las fachadas de un edificio para distintos ángulos de incidencia del viento Numerosos artículos sobre el coeficiente de presión han sido publicados en los últimos años.4.Relación entre largo y ancho: 1:1 y 2:1 .

fue desarrollado en Holanda para predecir los valores de Cp en fachadas y techos de distintos edificios. “Rear” hace referencia a la parte trasera y “Avg.” Significa promedio.Un programa de computación. El programa brinda un gráfico como el de la Figura 5. 56 . y su mayor virtud es la de requerir pocos datos de ingreso: dimensión del edificio. Valores de Cp para un edifico rodeado por obstrucciones equivalentes a la altura del edificio Nota para el techo: “<10º” es aplicable para techos con una inclinación de menos de 10º.4. 2 . “<30º” es aplicable para techos con una inclinación de entre 11º y 30º y “>30º” es aplicable a techos con una inclinación de más de 30º.3. llamado TNO Cp-Generator.Tabla 5. dimensión y ubicación de los obstáculos y rugosidad del terreno. “Front” significa frente. Este programa se basa en datos extraídos de experiencias en túneles de viento.5. Valores de Cp para un edificio rodeado por obstrucciones equivalentes a la mitad de la altura del edificio Tabla 5.

o o o La línea –+– da valores de Cp para una situación imaginaria en la cual el edificio estaría totalmente expuesto. la herramienta indicada es el modelo paramétrico de Mario Grosso. Resultado típico del TNO Cp-Generator: Cp versus dirección del viento 3 . Las líneas verticales representan la influencia de los obstáculos. Este modelo fue desarrollado en el marco del PASCOOL/Joule Project realizado en Europa. sin necesidad de adquirir un software específico que permita calcular el valor del Cp en cualquier posición de la fachada del edificio.Si se requiere contar con una herramienta.6 se pueden encontrar valores para distintas características del entorno Fachada donde actúa el viento: 0<anw<90 Fachada opuesta a la acción del viento: 90<anw<180 anw = 180 anw = 90 +anw -anw anw = 0 anw = -90 57 . El modelo consiste en un número de relaciones entre el coeficiente de presión en edificios de forma rectangular y varios parámetros influyentes agrupados en tres categorías: Tabla 5. Está basado en un análisis paramétrico de distintas pruebas en túneles de viento y en recientes investigaciones se contrastó sus resultados con mediciones en edificios reales. El resultado final es el expresado por la línea –o– Figura 5.5. Parámetros considerados en el modelo paramétrico de Mario Grosso Parámetros climáticos Exponente de perfil de velocidades (α) Angulo de incidencia del viento (anw) En la tabla 5. obteniéndose una gran concordancia de los mismos.5.

anw=180º (fachada opuesta).22. rbh=1.Parámetros del entorno del edificio Densidad de área de planta (pad) Debe ser calculado para un radio de entre 10 y 25 veces la altura del edificio L W d D Pad = L·W · 100% D·d Altura relativa del edifico (rbh) Rbh= Altura del edificio_______ Altura de los edificios aledaños Nota: Se asume que los edificios aledaños son rectangulares y de la misma altura Parámetros del edificio Proporción de la fachada frontal (far) Proporción de la fachada lateral (sar) Posición vertical L relativa (zh) Far= Largo de la fachada bajo consideración Altura del edificio Sar= Largo de la fachada adyacente Altura del edificio Posición horizontal relativa (xl) Elemento de superficie zh=z/H H Punto de referencia xl=x/L El rango de parámetros mencionados anteriormente son usados como referencia y se corresponden con el perfil del Cp en la línea vertical del centro de la fachada donde actúa el viento y con el Cp en el centro de la opuesta suponiendo que el viento actúa en forma normal a las fachadas y el edificio se localiza en un área suburbana.. como función de la posición vertical relativa zh. ni con la altura relativa de edificio. 58 . anw=0º (fachada donde actúa el viento). far=1.0. Los perfiles de referencia. pad=0. son polinomios de tercer o quinto grado: Cpref(zh)=a0+a1(zh)+a2(zh)2+.0. Los perfiles de referencia están definidos por los siguientes parámetros: α=0.+an(zh)n Donde n=3 para las fachada donde actúa el viento y n=5 para las fachadas opuestas.0.. El modelo asume que la distribución horizontal del Cp no cambia con la densidad del área suburbana.

pad. Los coeficientes de los polinomios están dados en las tablas X para las fachadas donde actúa el viento y Tablas X2 para las fachadas opuestas.89756(zh) -0. En particular el modelo no puede ser aplicado a: • altas rugosidades del terreno (α<0. con respecto al Cp correspondiente al valor de referencia.13. 3 2 Cpref(zh) = -2.jm(dt) = Cpnorm in. El coeficiente de presión para un elemento k con coordenadas xl y zh sobre la fachada de un edificio con su forma definida por los valores de far y sar y condiciones ambientales definidas por valores específicos de α. para una posición bidimensional específica de un elemento superficial sobre la pared de un edificio para una cierta dirección del viento.5. jm . rbh. es: Cp norm in . A continuación se presentan las tablas necesarias para el uso del modelo de Mario Grosso: Fachada donde actúa el viento Función polinómica para el Cp de referencia. • edificios aledaños con pad>12. • edificios con forma irregular o con aleros. • edificios aledaños distribuidos de una manera alternada o irregular.pad(far)·Cfzh.381082(zh) +2. La aplicación de este método está restringido a causa de la variación del rango definido para cada parámetro.pad(sar)·Cfzh. • edificios regulares con relaciones de aspecto menores a 0. j y d respectivamente.dt Si los valores n y m de los parámetros i y j no se encuentran en las tablas. cuando el edificio considerado tiene una altura diferente a los de su entorno o su forma es distinta a la de un cubo. entonces el factor de corrección se calcula por interpolación lineal. están dados en las Tablas 5.774649(zh)+0. y anw se calcula por: Cpk = Cpref(zh)·CF Donde CF es el factor de corrección global definido como: CF = Cfzh(α)·Cfzh(pad)·Cfzh.33) y/o alta densidad de edificios aledaños (pad>50). • edificios cuatro veces más altos que los de su entorno. más bajos que la mitad de la altura de los edificios aledaños. jm ( d ref ) Los valores de Cp normalizados están dados como funciones de los distintos parámetros en polinomios de distinto grado.jm.pad(rbh)·Cfzh. 59 .El resto de los datos del Cp están normalizados para cada parámetro.745543 Los coeficientes para la ecuaciones del Cp normalizado como función de parámetros ambientales y geométricos.5 o mayores a 4. Los resultados del modelo son simples valores de Cp.pad(xl) Donde Cfin. m y t valores de los parámetros i.6 a 5. El valor normalizado de Cp para n.d t = Cp in . jm ( dt ) Cp in .

zh 0,1 0,3 0,5 0,7 0,9

a2 -10,820106 -10,42328 -8,531746 -0,939153 5,10582

a1 2,312434 1,268783 0,688492 -1,691138 -3,350529

a0 1,014958 1,225354 1,261468 1,417505 1,489995

Tabla 5.6. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la rugosidad del terreno: 2 Cpnormzh(α)=a0+a1(α)+a2(α)
zh 0,0-0,65 0,66-0,75 0,76-0,85 0,86-0,95 0,96-1,0 a3 -2,14966E-05 -1,775637E-05 -1,523628E-05 -1,571837E-05 -1,987115E-05 a2 2,37444E-03 2,034996E-03 1,788998E-03 1,693211E-03 1,968606E-03 a1 -0,089797 -0,081741 -0,074881 -0,06647 -0,067063 a0 0,979603 0,995399 1,00378 0,994355 0,966038

Tabla 5.7. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la densidad de los edificios 2 3 aledaños: Cpnormzh(pad)=a0+a1(pad)+a2(pad) +a3(pad)
zh 0,07 pad 0 5,5 12,5 25 0,2 0 5,5 12,5 25 0,5 0 5,5 12,5 25 0,7 0 5,5 12,5 25 0,8 0 5,5 12,5 25 0,9 0 5,5 12,5 25 0,93 0 5,5 12,5 25 a3 0 0 0 -0,354662 0 0 0 0 0 0 0 2,743878 0 0 0 -1,2113787 0 0 0 -0,403791 0 0 0 0 0 0 0 0 a2 0 0 0 1,416299 0 0 0 1,534332 0 0 0 -18,09787 0 0 0 6,301881 0 0 0 1,579764 0 -0,155809 -0,217166 -0,733177 0 -0,17031 -0,235091 -0,62338 a1 0,111687 0,303608 0,665827 3,925792 0,152862 0,35057 0,691757 -17,32797 0,251497 0,661656 1,601127 13,731616 0,280233 0,693236 1,566717 4,370901 0,338131 0,719554 1,373569 5,205654 0,436478 1,5233391 2,2467 6,203364 0,464299 1,579231 2,28368 5,154261 a0 0,848151 0,693641 0,450229 -3,814382 0,78183 0,60962 0,407027 14,40045 0,705467 0,348851 -0,4244487 2,08857 0,697339 0,3469922 -0,325088 -6,988637 0,637794 0,349286 -0,175915 -4,533334 0,555708 -0,266623 -0,855572 -3,94136 0,535423 -0,294406 -0,853961 -3,165345

Tabla 5.8. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la altura de los edificios 2 3 aledaños: Cpnormzh,pad(rbh)=a0+a1(rbh)+a2(rbh) +a3(rbh)

60

pad 0

zh 0,07 0,2 0,4 0,6 0,8 0,93

a1 0,21 0,166 0,102 0,066 -0,04 -0,292 0,286 0,21 0,148 0,156 0,028 -0,364 0,134 0,12 0,054 6,245004E-16 0,038 -0,352 0,182 0,046 -0,12 -0,166 -0,052 -0,428 0,1 -0,068 -0,058 -0,044 0,032 -0,334

a0 0,79 0,834 0,898 0,934 1,04 1,292 0,714 0,79 0,852 0,844 0,972 1,364 0,866 0,88 0,946 1 0,962 1,352 0,818 0,954 1,12 1,166 1,052 1,428 0,9 1,068 1,058 1,044 0,968 1,334

5

0,07 0,2 0,4 0,6 0,8 0,93

7,5

0,07 0,2 0,4 0,6 0,8 0,93

10

0,07 0,2 0,4 0,6 0,8 0,93

12,5

0,07 0,2 0,4 0,6 0,8 0,93

Tabla 5.9. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada frontal far<1.0: Cpnormpad,zh(far)=a0+a1(far)

61

pad 0

zh 0,07 0,2 0,4 0,6 0,8 0,93

a1 -0,022 0,056 -0,03 6,245004E-16 -0,02 -0,166 0,172 0,19 0,334 0,438 0,31 -0,09 0,266 0,298 0,46 0,436 0,324 -0,118 0,328 0,318 0,8 0,66 0,206 -0,286 0,75 1,104 1,428 1,2 0,634 6,245004E-16

a0 1,022 0,944 1,03 0,1 1,02 1,166 0,828 0,81 0,666 0,562 0,69 1,09 0,734 0,702 0,54 0,564 0,676 1,118 0,672 0,682 0,2 0,334 0,794 1,286 0,25 -0,104 -0,428 -0,2 0,366 1

5

0,07 0,2 0,4 0,6 0,8 0,93

7,5

0,07 0,2 0,4 0,6 0,8 0,93

10

0,07 0,2 0,4 0,6 0,8 0,93

12,5

0,07 0,2 0,4 0,6 0,8 0,93

Tabla 5.10. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada lateral sar<1.0: Cpnormpad,zh(sar)=a0+a1(sar)

Tabla 5.11. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado: distribución horizontal vs. Dirección del 2 3 viento: Cpnormzh,anw(xl)=a0+a1(xl)+a2(xl) +a3(xl)
zh 0,5 anw (º) 0 10 20 30 40 50 60 70 80 90 0 10 20 30 a3 0 0 0 0 0 0 0 0 0 -5,984848 0 0 0 0 a2 -3,04662 -3,142447 -2,001162 -1,275862 -1,058275 -0,891626 -1,560755 -1,990676 -1,651067 10,036713 -2,501166 -2,665435 -1,674825 -0,869048 a1 3,04662 2,873329 1,398438 0,278803 -0,01627 0,247508 1,496049 2,614312 2,530479 -3,883683 2,501166 2,355141 1,008462 -0,176541 a0 0,268462 0,38632 0,693916 0,935081 0,871259 0,428414 -0,257573 -0,994965 -1,359928 -0,778811 0,401189 0,523287 0,802867 1,051723

62

719557 2.700937 -3.981305 -0.261036 0.352512 -5.581156 0.484764 -0.409214 6.625867 -0.700802 -0.9 20 30 40 50 60 70 80 90 a3 0 0 0 0 0 -4.448491 5.938818 5.939653 5.485571 -0.5 0.46752 3.919405 6.471534 -0.935973 3. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada 1/2 frontal far>1.857109 -1.93 Tabla 5.4 0.370249 0.31499 -3.877273 pad 0 zh 0.832512 -0.357705 -10.106807 -5.118564 0.4 0.081452 -0.464735 -0.93 a1 -0.anw (º) 40 50 60 70 80 90 0 10 0.07 0.104654 -4.551417 -0.384892 -0.414155 9.761667 4.408053 5.547786 0.489256 a2 0.560605 0.691923 -2.6 0.07 0.015152 0 0 0 0 0 0 0 0 0 -6.17023 -0.4 0.888531 1.2 0.685712 -3.12.4 0.270429 -0.075213 -0.2 0.175447 4.0: Cpnormpad.959984 a2 -0.005524 -1.85509 -2.6 0.07 0.973357 0.670057 0.815851 -2.07 0.357666 -0.512008 -5.842775 6.992378 0.146305 -4.670746 -2.zh(far)=[a1far+a2/far+a3] 63 .6 0.491857 0.547786 -0.2 0.840238 5 0.080677 -2.272576 -3.788363 -2.2 0.836434 0.421083 -3.667077 -1.93 7.394759 -0.07 0.303556 -0.93 10 0.964682 3.335565 0.681034 -1.285382 -4.8 0.4 0.426546 -0.88711 -1.061746 -0.2088561 3.8 0.456876 2.538978 -0.821341 0.070887 -0.37687 -0.109896 6.096834 4.668398 5.635198 -0.8 0.415846 -2.39902 4.449507 10.39147 7.460531 1.607476 -6.319231 2.938206 10.295157 -0.8 0.370468 -4.451469 0.396287 -0.965503 -8.485651 5.430568 -0.2 0.064103 -1.686477 4.502826 a0 0.620374 4.741492 0.456876 -2.326486 -0.052937 -0.146084 -3.657088 -1.279757 1.05991 -0.827134 6.236923 -1.363034 a3 0.608249 3.938719 -4.335446 0.280472 0.445623 -0.659487 3.577449 -3.562911 -0.6 0.39952 0.346084 -3.375921 -1.367316 2.585214 -0.39232 0.724942 -0.273574 4.231142 -1.700161 0.582766 -1.441293 -3.745338 a1 -0.243966 2.93 12.5 0.8 0.6 0.841881E-03 1.799646 0.071734 -0.

368685 -13.5 0.088822 1.331533 Los coeficientes para la ecuaciones del Cp normalizado como función de parámetros ambientales y geométricos.334822 -1.662405 2.571604 -2.zh(sar)=[a1sar+a2/sar+a3] Fachada opuesta a la acción del viento Función polinómica para el Cp de referencia.17004 2.476888 0.108008 -0.455586 0.14576 0.6 0.44127 0.495999E-03 0.2 0.589408 1.137602 6.02005 -2.775919 -4.83599 -0. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la rugosidad del terreno: 2 Cpnormzh(α)=a0+a1(α)+a2(α) 64 .490491 -8. zh 0.522998 -1.2 0.161242 2.811914 3.326666 a3 0.06025 -5.848372 -2.9 a2 -14.984262 -7.562272 7.4 0.0667639 0.2 0.01539 8. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada 1/2 lateral sar>1.07 0.14.672534 -0.32829 -1.2 0.745612 -2.954106 -0.2 0.474792 4.542317(zh)2-0.7 0.940878 Tabla 5.71111 5 0.384444 a2 0.465068 -4.475018 6.395398 1.312552 10.61983 -0.036458 0.21.14 a 5.048534 -0.527814 -2.0: Cpnormpad.507608 2.079239(zh)3+0.044242 -0.802288 -0.837467 a0 0.307944 -0.127266 0.935258 3.15625 0.520431 4.65625 11.6 0.4 0.81959 5.101574 0.003928 8.101437 1.0802 1 1.589638 0.416512 -6.07 0.011222 -2.8 0.8 0.706052 1.8 0.6 0.93 10 0.51795 -1.1408 4.93 12.399712E-10 -0.382908 a1 4.07 0.4 0.93 7.714454 -1.191754 -5.5 0.699422 0.313214 0.251512 3.1 0. están dados en las Tablas 5.pad 0 zh 0.07 0.2016 -3.924662 -11.93 a1 0.4 0.525422 1.021608 1.322245 -0.639028 -4. Cpref(zh) = -0.377428 -2.07 0.832296 -4.521878 -6.176968 1.496769(zh)+0.175931 -0.6 0.8 0.03363 -0.93 Tabla 5.0608 0.751206E-10 -0.364542 4.950934 -2.099512 1.8 0.144588 3.4 0.665862 -2.030008 5.809518 -2.242712 14.53643 -0.5 0.8125 -10.929782 -4.627836 1.132726 -0.102648 -0.6 0.31805 -2.3 0.13.296255 4.632232 4.22884 0.

6 0.043295 1.046517 -0.55164 1.5 0. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la densidad de los edificios 2 3 4 5 aledaños: Cpnormzh(pad)=a0+a1(pad)+a2(pad) +a3(pad) +a4(pad) +a5(pad) zh 0.23 0.527487 0.2 0 5 6.0: Cpnormpad.6 0 5 6.25 12.932533E-04 2.043739 0.694 0.568029 0.07 pad 0 5 6.402683 0.44064 -0.182029E-04 a1 -0.4 0 5 6.567979 0.122071 -0.034663 1.294108 0.2 a1 0.376383 0.473757 0.655048 0.599345 0.25 12.624 0.719758E-04 2.93 0 5 6.054539 0.25 12.047295 1.03126 0.946754 1.066082 0.781825 0.015304 -0.032759 1.594877 0.526521 0.547645 0.25 12.096 65 .537346E-06 -6.8 0.114736 0.258777 0.376 0.524015 0.138076E-03 0.011009 -1.4 0.859533 1.121612E-06 -5.zh(far)=a0+a1(far) pad 0 zh 0.45 -0.033975 Tabla 5.25 12.553558E-08 6.080203 -0.793503 0.710552 0.465538 0.013991E-04 1.102993 0.734698E-03 -1.119405 a0 0.636732 0. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la altura de los edificios 2 aledaños: Cpnormzh.pad(rbh)=a0+a1(rbh)+a2(rbh) Tabla 5.287883 0.2 0.6 0.5 a2 0 0 0 0 0 0 0.111437 0.024378E-04 a2 -4.38064 0.427938 0.55 1.09395 2.037969 1.35117 0.096 a0 0.8 0.340744E-04 1.118209E-08 5. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada frontal far<1.036376 0.052791E-08 5.177597E-04 3.100427 0.681624 0.547959 0.435343 -0.5 0.07 0.4 0.645489 0.93 a5 9.299349 0.625743 0.15.127839 1.77 0.264523 0.31 -0.031483 -0.308268 0.8 0 5 6.069086 0.471191 0.418668 -0.zh 0.029377 0.5 Tabla 5.483096 0.107587 -0.722449E-04 1.759794E-06 a3 3.2 0.666 0.25 12.306 0.202243 a1 0.708652E-06 -5.58012E-03 0.6 0.5 0.084281 -0.595805E-08 5.211419E-08 a4 -1.123639 0.432008 1.353569 0.175853 -0.934754E-08 5.31 1.334 0.16.931215E-06 -6.050363E-05 -6.943067E-03 -3.059971 -0.07 0.5 0.051446 -0.4 0.17.93 5 0.07 0.889700E-04 1.223168 0.926684E-04 -3.065764 a0 1.145046 -0.

462 -0.4 0.2 0.5 0.8 0.166 1.12 1.Tabla 5.2 0.25 1.12 -0.058 a0 1.4 0.444 1.6 0.876 0.4 0.6 0.32 -0.418 0.93 5 0.484 0.8 0.334 0.5 1.412 Tabla 5.374 0.622 0.25 -0.428 1.93 7.986 0.07 0.4 0.6 -0.428 1.6 1.25 1.07 0.) pad zh 0.6 0.678 0.444 -0.166 1.302 -0.714 0.17 1.0: Cpnormpad.292 1.32 1.322 0.93 10 0.93 10 0.174 -0.042 1.17 -0.4 0.4 0.07 0.zh(sar)=a0+a1(sar) pad 0 zh 0.44 0.93 7.142 1.666 -0.4 0.38 0.042 -0.18.2 0.462 1.245004E-17 0.5 0.366 -0.714 0.986 0.2 0.8 0.336 1.07 0.302 1.93 12.4 0.416 6.096 -0.56 0.6 0.286 0.582 0.2 0.62 0.584 1 0.174 1.5 -0.17 -0.642 0.4 -0.666 0.2 0.6 0.6 0.5 0.142 -0.166 -0.124 0.642 0.4 1.17 (cont.8 0.358 0.626 0.6 0.8 0.048 -0.378 0.096 1.292 -0.244 -0.28 0.416 0.142 1.25 -0.412 a0 -0.428 -0.72 0.2 0.428 -0.07 0.166 -0.8 0.048 1.93 a1 1.244 1.666 1.8 0.17 1.942 66 .516 0.07 0. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada lateral sar<1.6 0.286 0.358 0.142 -0.93 a1 -0.584 0.07 0.8 0.

083741 -8.561282 0.482906 38.086364 -2.520047 -1.650645 -0.6 0.145221 -1.4 0.852449 0.269231 -9.195066 0.262845 0.2 67 .414 0.179345 0.391319 0.6 0.5177 0.200878 1.8 0.219437 0.286457 0.29096 1.18 (cont.244049 0.4 0.003108 3.325952 2.912 0.2 -0.101415 1.404196 -0.51124 0.398465 -0.458625 -6.831974 17.809767 a0 2.313066 0.069542 1. Dirección del 2 3 4 viento: Cpnormzh.07 0.124611 0.198393 0.902681 13.8 0.204853 1.844014 1.5 anw(º) 90 110 130 160 180 a4 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 -13.501845 1.526807 0.401255 1.8 0.966841 -0.611037 5 0.862859 1.266436 0.19.275364 0.07 0.93 10 0.734472 1.056789 -10.433689 0.406631 -0.873077 0.792 0.8 1.631755 1.14259 a2 0.187068 0.355636 0.4 0.162909 1.8 0.5 zh 0.637238 -24.200855 0.346156 1.088 0.392 0.679717 -0.526981 0.989084 0.106061 a2 -16.222872 0.234266 -18.831703 1.2 0.486402 17.145989E-16 11.79763 1.28289 1.2 0.511316 -0.208852 0.4 0.608 0.093671 1.anw(xl)=a0+a1(xl)+a2(xl) +a3(xl) +a4(xl) pad 0 zh 0.88578E-16 47.933178 4.118 zh 0.973497 1.586 0.461285 -0.232881 1.449883 13.202255 0.2 0.513001 -0.83996 -0.975846 2.93 a1 0.248347 0.095033 0.031002 -5.824728 0.79934 -0.400238 1.118 a0 0.34636 -0.07 0.191521 -7.2 0.248485 1.6 0.08061 3.555944 a3 9.378433 0.338003 0.07 0.9 90 110 130 160 180 Tabla 5.5 0.493133 1.162696 0.426085 1.985431 -8.7 90 110 130 160 180 0.045117 0.923007 0.93 7.409298 0.352525 0. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado: distribución horizontal vs.Tabla 5.93 a1 0.865418 1.6 0.107692 6.135403 0.208 0.657545 0.) pad 12.79038 -0.256393 0.305879 0.275277 0.293254 -0.562477 -0.861888 4.364394 a1 6.176644 0.506259 1.382313 a3 0.27258 -1.102028 2.109405 -0.132885 1.326103 0.107538 -0.07 0.449883 -48.727577 0.107692 -19.

065453 4.4 0.440903 -3.94792 6.191314 0.115601 a2 1.15475 1.304438 1.20 (cont.121972 1.669728 -2.07 0.30869 1.818276 0.099225 2.623354 2.185 5.0: Cpnormpad.518821 -0.921987 1.900996 -6.330677 3.209078 4.817008 3.zh(sar)=[a1sar+a2/sar+a3] 68 .830662 -0.6 0.6 0.826368 5.6 0.2 0.206986 3.111723 0.39227 1.164472 -4.07 0.8 0.8 0.948252 -6.2688 -5.959598 1.021059 a3 -4.056482 -3.956828 1.641063 -7.821814 3.268238 5.4 0.zh(far)=[a1far+a2/far+a3] pad 0 zh 0.793544 -5.4 0.2 0.467976 -3.93 Tabla 5.632 1.561468 -0.395 1.5 0.081692 -7.190495 -0.58 -5.769291 -7.116832 0.090391 0.405914 1.4 0.036706 0.975512 -3.0: Cpnormpad.373076 2.086177 -0.993848 -3.370063 -6. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la proporción de la fachada 1/2 frontal far>1.93 a1 0.131138 -0.249115 2.Tabla 5.058215 0.204859 a2 4.93 a1 1.8 0.337801 Tabla 5.445541 -0.622491 0.8 0.439912 -4.924129 1.13845 -5.20.086419 1.133661 2.2 0.675056 1.446764 1.578012 6.558076 -3.239501 5.281639 -0.6 0.113114 0.93 7.767382 5.4 0.293432 0.6 0.21.757414 2.541118 1.07 0.7352 4.133851 2.6 0.225708 5 0.2 0.234668 1.108345 a3 -0.655842 -5.8 0.096843 0.575691 -2.187639 0.532033 1.6176 1.4 0.722488 -4.670099 6.488376 -6.567738 3.99874 2.047642 4.376296 2.6 0.431822 1.352801 -4.2 0.248462 1.5 0.93 12.463733 2.5 0.008955 3.072493 0.07 0.762584 4.062272 0.8 0.082196 4.6368 4.746708 5.214321 4.110227 1.158504 0.745386 3.576709 -7.2 0.93 12.086225 -1.93 10 0. Coeficientes para las ecuaciones del Cp normalizado como función de la 1/2 proporción de la fachada lateral sar>1.638808 -3.) pad zh 0.8 0.4 0.07 0.728091 1.623354 4.199349 -0.48811 -4.138563 0.07 0.549121 1.437641 -5.381557 3.

5)= 0.5.22. anw(1)= -45º. anw(2)= -135º La relación de aspecto frontal para las fachadas (1) y (2) es: far(1)= L/H= 2.0 (rbh=1)= 0.5 (far=1) · Cpnorm0.381082·(0. α= 0.0.21) Cpnorm0.14) Cpnorm0.0. xl(2)= w/W=0.228 69 .135 (xl=0.5)3+2. h= 1. w= 1.22.296 Lado 2 – Fachada opuesta a la acción del viento Cpref (zh=0.707 Cp(2) = Cpref (zh=0.5 (sar=2) · Cpnorm0.079239·(0.5 (sar=1) · Cpnorm0.0.954 (de la Tabla 5.5m.7) Cpnorm0.Ejemplo Se desea calcular el coeficiente de presión para dos puntos de la envolvente de un edificio: punto (1) sobre la fachada (1) y el punto (2) sobre la fachada (2) (Figura 5.22)= 0. sar(2)= L/H= 2 La posición relativa de los puntos (1) y (2) es: xl(1)= x/L= 0.5)= -2.5+0.0.5 (pad=0)= 1.5) · Cpnorm0.16) Cpnorm0.5+0.11) Cpnorm0.15) (de la Tabla 5. L= 6m.5.78 (de la Tabla 5.5m.45 (xl=0.5 (α=0.874 por interpolación lineal (de la Tabla 5.5 (sar=1)= 1 (de la Tabla 5. H= 3m.5 (α=0.5 (far=2)= 0. rbh= 1.5 (α=0.5 (pad=0)= 0.5.999 Cpnorm0.22) · Cpnorm0.0 (rbh=1) · Cpnorm0.5.5)= 1.774649·0.957 (de la Tabla 5.20) (de la Tabla 5.5)= 0.5) · Cpnorm0.5.5 (α=0.0. x= 3m. W= 3m.5)2-0. 2 1 2 1 H h w W x L Figura 5.5.0.5 (pad=0) · Cpnorm0.0.5.12) Cpnorm0.0.979 (de la Tabla 5.19) Cpnorm0.22).5 Lado 1 – Fachada donde actúa el viento Cpref (zh=0.542317·(0.5 (far=1)= 1 (de la Tabla 5.5 zh(1)= zh(2)= h/H= 0.998 Cpnorm0.5)3+0.22) · Cpnorm0.496769·0.0 (rbh=1)= 0.5 (pad=0) · Cpnorm0.45 (xl=0.464 Cp(1) = Cpref (zh=0.6) Cpnorm0. Vista esquemática de la fachada del edificio Los parámetros ambientales y geométricos tienen los siguientes valores: pad= 0.034 (de la Tabla 5.745543= 0.5)2-0.8) (de la Tabla 5. far(2)= W/H= 1 La relación de aspecto lateral para las fachadas (1) y (2) es: sar(1)= W/H= 2.5)= 0.645 por interpolación lineal (de la Tabla 5.5 (sar=2)= 0.22)= 0.331533= 0.21 Cpnorm0.0 (rbh=1) · Cpnorm0.5.135 (xl=0.5.13) Cpnorm0.5 (far=2) · Cpnorm0.89756·(0.0.5)= -0.

la distribución de presiones sobre el edificio puede tomar las formas mostradas en la Figura 5. Una abertura al nivel del piso baja el NPL (Figura 5.24. Ecuación de Bernoulli La aplicación del principio de conservación de energía entre la sección horizontal del edificio al nivel del NPL y la sección vertical de la abertura A1 (Figura 5. En estos casos el aire fluye hacia dentro a través de las aberturas por debajo del nivel neutral de presión (NPL=neutral pressure level) y hacia fuera por encima de él.23d). En un edificio uniforme. La diferencia de presión hidrostática interior/exterior para un recinto se expresa como: (1) ∆ps(z) = (ρe-ρi)g(Z-Znpl) = ρig(Z-Znpl) (Ti − Te ) Te donde la ecuación del gas ideal es usada y se considera que no hay estratificación de la temperatura y que la densidad del aire es constante.23b).23b.EFECTO DEBIDO A LA TEMPERATURA El efecto Stack El movimiento de aire por efecto Stack ocurre cuando las diferencias de temperaturas causan diferencias de densidad en el aire y provocan diferencias de presión entre el interior y el exterior. Distribución de la diferencia de presiones Stack. El área de la sección del edificio es más grande que el área de la abertura. una abertura cercana al techo incrementa la altura del NPL (Figura 5. la masa de flujo de aire que entra a través de las aberturas por debajo del NPL es igual a la masa de flujo de aire que sale por encima del mismo.23. Cuando la temperatura interior del edificio es mayor que la externa. ∆P y posición del NPL para diferentes configuraciones de aberturas en ausencia del viento.d). La caída de presión entre dos secciones es la suma de la caída de presión local en la abertura (coeficiente ξ) y la caída de presión debida a la fricción en el camino del aire desde A1 hasta NPL (coeficiente ζ).24) da la ecuación de Bernoulli. Znpl es la distancia del NPL del nivel de referencia.23a). por lo tanto la velocidad en esta sección es baja y la energía cinética en la sección del NPL puede ser despreciada. Flujo de aire a través de una abertura debido al efecto Stack cuando Ti>Te 70 . El tamaño y la posición de las aberturas determinan la ubicación del NPL (Figura 5. ∆p Znpl Te<Ti a NPL ∆p b ∆p Znpl NPL c Znpl ∆p d NPL Znpl NPL Figura 5.23c). El nivel neutral de presión es la altura en la que las presiones interiores y exteriores se igualan. Pueden ser normalizados con la velocidad del aire u1 como: Znpl Teρe Tiρi NPL A1 Z1 u1 Figura 5.c.23. (Figura 5. De acuerdo con el principio de conservación de masas. con ausencia de viento el NPL se encuentra cerca de la mitad de la altura del edificio (Figura 5.

La contracción Jet depende del número de Reynolds y en la geometría de los bordes de la abertura. El área efectiva de la abertura depende en como el efecto Jet llena la sección de la abertura. ξ es el coeficiente de la caída de presión local para la abertura y ζ es el coeficiente de la caída de presión debida a la fricción. Es difícil distinguir el efecto de cada parámetro incluido en encontrado. ϕ ϕ. ε es el coeficiente del efecto Jet y está definido por: (7) ε= Aefectiva Ageométrica Flujo de aire debido al efecto de la temperatura La integración sobre la altura de la abertura establece que el flujo de aire a través de una abertura es: 71 . Las líneas de flujo se curvan cerca del borde de la abertura y el área efectiva de la abertura es menor que la geométrica. la velocidad del aire puede ser expresada como: (5) u1 = ϕ 2 g ( Z − Z npl ) ∆T Te donde fue usada la aproximación ρi ≈ ρe (válido para pequeños ∆T).(2) 1 2 ∆p local = ξρ e u1 2 1 2 ∆p friccional = ζρ e u1 2 (3) Bajo estas condiciones la ecuación de Bernoulli se convierte en: (4) ∆p s ( z1 ) − 1 1 1 ρ eζ u1 2 − ρ eξ u1 2 − ρ e N 1u1 2 = 0 2 2 2 Combinando las ecuaciones (1) y (4). es determinado experimentalmente y depende del número de Reynolds. debido a la contracción de las líneas de flujo. pero un valor total puede ser Efecto JET en las aberturas El flujo unidireccional de aire pasando a través de una abertura provoca un efecto de Jet. de la naturaleza de las aberturas y de los obstáculos en el camino del flujo de aire. El coeficiente de velocidad ϕ se puede expresar como: (6) ϕ= 1 ζ + ξ + N1 donde N1 es el coeficiente de energía cinética que depende de la uniformidad de la distribución de la velocidad en la sección de la abertura.

Con ZNPL . en este caso el flujo de aire es: (10) v = AC d 2 g ( Z − Z npl ) ∆T T Cd es el coeficiente de descarga. puede ser determinado el coeficiente de velocidad. la distancia vertical entre los centros de gravedad de cada abertura se deriva que: (12) Atop Z NPL − Z 1 = H  A 1 +  bot  Atop      2 H  Tin  T  out     NPL Tin Znpl Tout Abot Z1 Figura 5. Es el producto entre el coeficiente de velocidad ϕ y el coeficiente de contracción ε.25). (11) Cd=εϕ El coeficiente de descarga puede ser determinado experimentalmente cuando el flujo de aire es medido directamente. La velocidad principal del aire puede ser tomada en el centro de la abertura. la distancia del NPL por encima del nivel de referencia y H. midiendo las velocidades del aire. Recinto con dos aberturas 72 . usando ec. Nivel de presión neutral El principio de conservación de masas es aplicado. Del mismo modo.25. (10) a una entrada ajustada de aire en un recinto con dos aberturas. una arriba y la otra abajo (Figura 5.(8) v = ∫ W u dz Z1 Z2 Para una sola abertura la ecuación queda de la siguiente forma: (9) 1 ∆T 1 ∆T = C d A gH v = ε ϕ A gH 3 3 T T Para dos aberturas la velocidad del aire puede ser considerada constante a lo largo de toda la altura de la abertura si la misma está lejos del NPL.

La imprecisión del modelo debería ser de poca importancia si el modelo de ventilación natural da una respuesta cualitativa correcta.7±0.1 dando una mayor justificación para su uso en los modelos empíricos.1 y ε=0. Ellos se basaron en la Ec. Por conveniencia el nivel de referencia fue tomado como Z1=0. el flujo de aire a través de un edificio es inducido por gradientes de presión sobre el mismo y la diferencia de presión se genera de dos fuentes: flujo externo del viento (fuerza debida al viento) y gradientes de temperatura entre el aire exterior e interior (fuerza térmica).A. ya sean simples o complejos. dependiendo de la dirección y magnitud del viento.3% para un ∆T de 10Kº.85±0.Roulet. Para más de dos aberturas se complica el cálculo del NPL lo que obliga al uso de métodos de solución numérica. 11 que establecía que el coeficiente de descarga era igual al producto entre el coeficiente de velocidad ϕ y el coeficiente de contracción ε y realizaron distintas mediciones de los mismos en un edificio ventilado naturalmente de tres pisos durante noches sin viento para que el flujo sólo se deba a la acción del efecto Stack. el error es menor al 0. Para recintos con una sola abertura rectangular. y de qué temperatura es mayor si la interna o la externa. Uno de los experimentos más serios realizado en el tema fue el de F. En la Figura 5. El gradiente de presiones a través de una abertura dada es la suma algebraica de las diferencias de presión generadas por cada fuerza por separado. se debe a la determinación del coeficiente de descarga. Las dos fuerzas pueden operar en la misma o en direcciones opuestas. pero afortunadamente se puede determinar un valor de este bastante preciso.Flourentzou. el NPL está situado cerca de la mitad de la altura de la abertura. Infinidad de fórmulas y experimentos se han llevado a cabo para la determinación de este coeficiente. EFECTO COMBINADO DEL VIENTO Y LA DIFERENCIA DE TEMPERATURAS Como ya se vio anteriormente.6±0. J. Es de esperarse que en presencia del viento se incremente la fricción y contracción (reduciendo el valor del Cd). cuando las diferencias de temperatura son pequeñas y las densidades tanto del aire interior como exterior son similares.1 que están de acuerdo con los valores aceptados generalmente para el coeficiente de descarga: Cd=ϕ·ε=0.26 se puede apreciar la interacción de estas fuerzas en distintos casos. 73 . Van der Maas y C. Los resultados de estas experiencias determinaron los siguientes valores: ϕ=0. especialmente con la incertidumbre que poseen los datos de entrada. se encontró que la incertidumbre en las mediciones del flujo aumenta demasiado. por lo que los efectos del viento no pudieron ser determinados.Z1 es la distancia vertical entre el centro de gravedad de la abertura inferior y el nivel de referencia. Determinación del coeficiente de descarga Una importante fuente de incertidumbre en los modelos de ventilación para predecir el refrescamiento pasivo.

generalmente menor de 2 metros.26. por lo que en verano el efecto de las fuerzas térmicas es usualmente muy pequeño como para considerarlo. por lo que para usos prácticos para que un flujo de aire sea inducido por fuerzas térmicas se deberá contar con una apreciable diferencia de temperaturas. en su gran mayoría consideran principalmente el efecto del viento más que el efecto de la temperatura. Distancia vertical entre aberturas).27. Hay dos excepciones una son los baños y cocinas que utilizan para su ventilación conductos verticales de gran altura. por lo que la fuerza térmica puede ser efectivamente utilizada para ventilación natural. Figura 5.Edificios diseñados especialmente para el aprovechamiento de la fuerza térmica (efecto Stack) Teniendo en cuenta esto. es de importancia práctica sólo cuando uno de los factores es de suficiente magnitud. 74 . la otra son los edificios generalmente de oficina.27. que serán explicados en la siguiente sección.Efecto Stack > Efecto del viento Efecto del viento >> Figura 5. especialmente diseñados para utilizar el efecto de las diferencias de temperatura. En edificios residenciales. la altura efectiva del camino de la ventilación es muy pequeña. Esas diferencias sólo se consiguen en invierno. Interacción entre el efecto del viento y de la temperatura sobre una progresión de la velocidad del viento Como la fuerza térmica de ventilación depende del producto entre la diferencia de temperaturas y la altura del camino de la ventilación (por ej. los modelos empíricos seleccionados. algunos ejemplos se muestran en la Figura 5.

B. 4. “Natural Ventilation in Buildings”. “Design analysis of single-sided natural ventilation”. 8. Boletín informativo Nº 29 “Viento”. “Passive Cooling”. “Natural Ventilation for passive cooling: measurement of discharge coefficients”. Mario Grosso (1990). Editor Jeffrey Cook. 75 . Wouters (2003). Editor F. 2. 11. Givonni (1976). 3. 10. Allard (1998). Fuerza Aérea Argentina Comando de Regiones Aéreas Servicio Meteorológico Nacional (1986). Naval Facilities Engineering Command. 5. Artículo de Energy and Buildings. Capítulo 2. “Impact of the uncertainties on wind pressures on the prediction of thermal comfort performances”. Climate & Architecture”. James & James. Roulet (1997). Applied Science Publishers. “Man.Bibliografía 1. British Standards Institute (1991). “1999 ASHRAE Handbook CD”.S. Capítulo 14. Allocca. Artículo de Energy and Buildings. “Wind pressure distribution around buildings: a parametric model”. 12. Van Der Mass y C. Air Force Civil Engineering Support Agency (2004). Q. C. N. BS 5925:1991 “Code of practice for ventilation principles and designing for natural ventilation”. Technical Report de la IEA (International Energy Agency) para el Annex 35 HybVent (Hybrid Ventilation in New and Retrofitted Office Buildings). 13. Army Corps of Engineers. 6. Heijmans y P. A. “Bioclimatic design & analysis courses notes”. 7. Seminario 2001. Chandra. 9. Glicksman (2002). Preparado por M. Mc Kenna de la RMIT University. Eduardo Yarke y Martha Fujol. Artículo de Energy and Buildings. “Design: cooling buildings by natural ventilation”. Chen y L. Florentzou. U. Capítulo 2. J. F. Apuntes de Ingeniería Bioambiental de cursada 2005.

1 se muestran patrones de flujo obtenidos sobre el modelo a escala del Laboratorio de Ingeniería Bioambiental de la Universidad Nacional de Luján los que varían según desde donde incida el viento y la posición relativa de las aberturas abiertas o cerradas. También posibilitan estimar correlaciones de velocidades entre la velocidad del viento actuante y la velocidad del desplazamiento del aire interior en diferentes puntos del interior del espacio. Los estudios sobre los modelos a escala tienen la ventaja sobre las otras técnicas que permiten visualizar con gran claridad los patrones de flujo (debido a las configuraciones geométricas del espacio.1. En la figura 6. Patrón de flujo característico para el caso del humo incidiendo sobre: a) las aberturas y puerta entreabierta a 45º b) las aberturas y puerta cerrada 76 .6 . a) Figura 6.MODELOS EMPIRICOS PARA EL CALCULO ESTIMATIVO DE PARAMETROS DE VENTILACION NATURAL Introducción Una evaluación completa sobre un problema específico que se quiera resolver empleando Ventilación Natural. requiere del abordaje simultáneo y complementario de tres diferentes técnicas: 1) 2) 3) La realización de pruebas (generalmente empleando humo) sobre modelos a escala La verificación y estimación de ciertos parámetros con modelos de cálculo de mayor o menor complejidad. la ubicación y tipología de las aberturas y el tamaño de las mismas) que se producen en el movimiento del aire interior. De allí la conveniencia del abordaje simultáneo. La realización de mediciones sobre los espacios bajo estudio en escala y tiempo real Ninguno de estos métodos es completo y exhaustivo por si solo y aún las mas modernas técnicas de análisis numérico (como son los programas que aplican la metodología del CFD sobre modelos de redes) aseguran resultados totalmente confiables.

Esta información solo puede ser obtenida en tiempo real sobre los propios espacios bajo estudio. versátil y se ha demostrado su utilidad en estudios paramétricos sobre distintas experiencias en edificios acondicionados naturalmente. Los modelos computacionales mas sofisticados resuelven las ecuaciones de Navier-Stokes y generalmente el nivel de complejidad que puede encarar cada modelo viene indicado en función de la cantidad de espacios vinculados entre sí que puede resolver y/o en la densidad de la trama de red dentro de la cual se calculan las variaciones de todas las variables intervinientes nodo por nodo. varios modelos y herramientas pueden ser usados. es necesario conocer o estimar los caudales de aire que atraviesan el espacio interior y los valores reales en las velocidades del aire y su distribución para que puedan dimensionarse las aberturas.2). ya que su complejidad es elevada. En esta sección se describirán exhaustivamente los modelos empíricos para ventilación natural más reconocidos y validados. en forma análoga a un experimento real llevado a cabo en un laboratorio real. lo que lleva necesariamente a complementar los análisis sobre modelos a escala con cálculos numéricos empíricos o simulaciones. Los modelos van desde algoritmos empíricos simples para calcular el caudal de aire. Además los modelos CFD cuentan con la doble desventaja de que la precisión de los resultados dependen fuertemente de la precisión con que se hayan determinado las variables físicas utilizadas como condiciones de borde para la resolución de las ecuaciones y que la validez de los resultados de la simulación se torna dificultosa. hasta los modelos computacionales. pero en un "laboratorio CFD" vía un modelo matemático y algoritmos que describan los procesos (Ver Figura 6. y como se dijo anteriormente. De acuerdo al tipo de información requerida. necesitan de computadoras potentes para correr la simulaciones e insumen mucho tiempo de proceso inclusive horas. calcular las pérdidas de energía y su efecto en el confort térmico y en la calidad del aire interior.b) Además de los patrones de flujo. Como es de sospechar. Sin embargo estas herramientas son muy útiles porque ofrecen una primera estimación rápida de caudales de aire o velocidades. Da como resultados campos de distribución de velocidad del aire y temperatura interior así como también campos de distribución de la presión exterior sobre el edificio. los modelos de CFD requieren de expertos para su utilización y análisis. es decir resuelve las ecuaciones de conservación de masa. energía y momento. elegir su mejor ubicación. Los modelos empíricos están basados en fórmulas simplificadas generalmente obtenidas de manera experimental bajo ciertas condiciones que hacen que su uso sea restringido dentro de ciertos límites de validez. ideales para la fase de diseño del sistema. las herramientas de CFD no son precisamente económicas. Una simulación CFD se realiza como un experimento. por lo que su uso se restringe a experimentaciones y todavía se encuentran muy alejadas del alcance del ingeniero medio 77 . Si bien el CFD es una herramienta potente. Los modelos de CFD son las herramientas de cálculo más avanzadas. pero ello es posible en muy contadas oportunidades. se basan en la solución de las complejas ecuaciones de Navier-Stokes. las velocidades del aire interior y las superficies de aberturas requeridas.

Es interesante destacar que dada la naturaleza aleatoria de los parámetros de entrada para los modelos de ventilación natural. como la velocidad del viento y su orientación.2.Figura 6. 78 . . es contar con herramientas de cálculo simples que den resultados cualitativamente correctos. como se mencionó anteriormente deberán ser usados dentro de sus límites de validez. El método del British Standard Este método publicado del BS 5925-1991:“Code for practice for Design of Buildings: Ventilation principles and designing for natural ventilation” propone fórmulas para el cálculo de infiltración de aire y ventilación tanto para recintos con una abertura como para configuraciones con ventilación cruzada. De acuerdo a los parámetros que estime. sino que también se han desarrollado tablas de datos tabuladas y guías prácticas para asistir en el diseño de edificios ventilados naturalmente. A continuación se describen los métodos más representativos y validados. Las herramientas de tipo empírico no siempre son métodos de cálculos numéricos. por lo que. Los métodos han sido deducidos tanto de la teoría como de datos experimentales específicos y no pueden ser considerados de validez general. de poco sirve utilizar modelos muy complicados y detallistas.Cálculos empíricos para la predicción de caudales de aire. Ejemplos de modelos CFD De aquí deriva la ventaja de utilizar métodos simples de cálculos para la fase preliminar de diseño de un sistema. Estos modelos pueden ser usados durante la fase de diseño para obtener valores de caudales de aire aproximados. .Cálculos empíricos para la predicción de la velocidad del aire dentro del edificio. donde todavía es posible cambiar su forma o su orientación o algún otro elemento. sino lo que realmente sirve para un ingeniero que quiera implementar en el diseño de un sistema técnicas de ventilación natural.Cálculos empíricos para el dimensionamiento de aberturas. podemos reconocer tres categorías de métodos empíricos: . Métodos de cálculo empíricos para la predicción de caudales de aire Distintos procedimientos simplificados basados en datos experimentales han sido desarrollados para obtener caudales de aire estimativos esencialmente en edificios de una sola zona.

4 dan esquemáticamente las fórmulas propuestas para diferentes patrones de flujo y diferentes condiciones.26 b Aw ∆Cp ∆T 79 . A[m2] es la superficie de aberturas y V [m/s] la velocidad del viento. y T= Te + Ti en Kº.El método asume un flujo bidireccional a través del edifico e ignora las divisiones internas.3 y 6. ∆T es la principal diferencia de temperaturas entre el exterior y el interior. Las tablas 6. 5 A1 Te A2 Ti A4 A3 H1 Posición en corte V.26 b Aw ∆Cp ∆T A3 Ti Cp2 A4 V Q=Qw para ∆T=Ti-Te A H1 > 0. A=A1+A2 ( )  ∆TgH 1   1 / 2   T   Te H1 A1 ∆T + Te A2 Posición en corte donde Cd es el coeficiente de descarga.4.025AV Donde Q[m3/s] es el caudal de aire. (b) Ventilación debida al efecto de la diferencia de A V Posición en corte temperaturas con dos aberturas  ε 2 Q = C d A  (1 + ε ) 1 + ε 2  ε=A1/A2. (a) Ventilación debida al efecto del viento Q=0.1. Fórmulas para ventilación con aberturas en una sola fachada H2 Posición en corte Tabla 6. Fórmulas para ventilación cruzada (a) Ventilación debida al efecto del viento V Cp1 A1 ∆T+Te Qw = C d AwV ∆Cp 1 1 1 = + 2 2 ( A1 + A2 ) ( A3 + A4 ) 2 Aw (b) Ventilación debida al efecto de la diferencia de temperaturas A3 Cp2 A4 Posición en corte A2  2∆TgH 1  Qb = C d Ab    T  1 1 1 = + 2 2 ( A1 + A2 ) ( A3 + A4 ) 2 Ab Te + Ti T= 2 en Kº (c) Ventilación debida al efecto del viento y de la diferencia de temperaturas 0. 2 (c) Ventilación debida al efecto de la diferencia de temperaturas con una abertura A ∆TgH 2 Q = Cd 3 T Tabla 6. Te A1 Cp1 A2 Posición en corte V Q=Qb para A H1 < 0.

La Tabla 6.8 lista cinco diferentes clases de obstrucciones y la Tabla 6. extraído de la Tabla 6. La Tabla 6. La Tabla 6.32m respectivamente.88m y 7.9. Para obtener el área de efectiva de escape del edificio se pueden realizar pruebas de presurización.6 da el resultado de un ejemplo de cálculo del área efectiva de infiltración.5 pueden ser usados para estimar el área efectiva de infiltración. dos y tres pisos como 2. pero la precisión se pierde cuando no se conocen bien estos parámetros obteniéndose errores del orden del 40% . dos y tres pisos. está identificado en la primera columna y descrito en la segunda. los datos de la Tabla 6. Para obtener el área total de infiltración de aire del edificio.7 presenta valores de CS para residencias de uno.7 y 6. Si estas pruebas no pueden ser llevadas a cabo. es decir. Usando el área de infiltración efectiva de aire. 3 80 . La suma de los términos de la última columna es el área total de infiltración del edificio.5 . en el cual se produce una infiltración de aire.9 presenta valores para el CW para edificios de uno. El valor del coeficiente debido al viento CW depende de las obstrucciones del entorno y de la altura del edificio. de infiltración.44m. La suma de todos los productos resultantes es el área total de infiltración del edificio.y la quinta columna contiene el área total de infiltración asociada con cada componente. área o número de componentes se encuentran en la tercer columna. Cada componente. está basado en el modelo del LBNL (Lawrence Berkeley National Laboratory) desarrollado por Sherman y Grimsrud en 1980. El largo. La precisión del método puede llegar a ser muy buena (±7% para períodos de una semana) cuando los parámetros del edificio en cuestión son bien conocidos. además se consideró al terreno como un área rural con obstáculos dispersos. La cuarta columna contiene el área de infiltración por unidad de componente. se tomaron los valores de la altura de uno. En el cálculo de los valores de las Tablas 6. 4. dos y tres pisos para cada una de las distintas clases de obstrucciones. hay que multiplicar todas las dimensiones o número de cada componente del edificio por el apropiado valor de la tabla.El método de la ASHRAE Este método extraído del capítulo 25 del ASHRAE Fundamental Handbook (1999) que trata sobre ventilación e infiltración.Como regla general: Solo es aplicable en el caso de infiltraciones y no en el caso de ventanas entreabiertas por mas pequeña que sea la abertura. Este modelo ha sido ampliamente utilizado y requiere del conocimiento del área efectiva de escape del edificio. el flujo de aire puede ser calculado de acuerdo a la siguiente expresión: Q = A L C S ∆T + CW V 2 donde: Q = Caudal de aire [m /h] 2 AL = Area efectiva de infiltración (air leakage) [cm ] 6 2 4 CS = Coeficiente stack [m /h cm K] ∆T = Diferencia de temperatura promedio entre el exterior y el interior para el intervalo de tiempo del cálculo [K] 4 2 2 4 CW = Coeficiente debido al viento [m s /h cm ] V = Velocidad media del viento medida en la estación meteorológica local para el intervalo de tiempo del cálculo [m/s] Las renovaciones/hora del edificio se obtienen dividiendo al caudal por el volumen.

Fuente: ASHRAE Fundamental Handbook 1997.5 verticales.15 Cañerías y cableados 2 .22 3.82 Puertas 2 .1.67 2 .de abrir.28 . 2.rendija para correo cm /lmc 4 Paredes (exterior) 2 2 .24 0.20 6.con dos hojas corredizas cm /lmc 2.06 0.8 .panel de concreto encastrado cm /m 1.5.87 con burlete 2 .53 4 . 6 2 . con burlete cm /lms 0.5 .99 0.139 . sin burlete cm /lmc 0.2.4 0.5 2 2 .bloque de concreto de baja cm /m 1.0.52 .2. Capítulo 25 81 .de concreto cm /m 0.corrediza horizontal.4 0.simple.79 . lms = metro lineal por hoja de ventana. 10 2 .08 .44 2 .1 0. 10 2 .8 2 .9 0.5 densidad(sin revocar) 2 2 .1.doble.horizontales de proyección.corrediza horizontal.2.1. 0. 12 2 2 .simple.65 verticales.8 2 2 .8 0.Tabla 6.5 2 .1.pared con ladrillos de arcilla cm /m 0.baño con respiradero abierto cm /unid.25 .con una hoja vertical corrediza. de hasta 3 pisos) Componentes del Edificio Unidad (Áreas de infiltración) Mejor estimado Rango 0.25 densidad(sin revocar) Ventanas 2 2 .24 2 .018 2 .6. 21 2 .4 .212 0.5 2 .1 .1 . 20 Notas: 1.con dos hojas corredizas cm /lmc 0.lámparas colgantes cm /unid. con cm /m 0.3 0.2 0.046 .86 .28 2 .27 .corrediza horizontal. con burlete cm /lmc 0. con burlete cm /m 8 2 .22 3 . de aluminio cm /lms 0.hueco para luces cm /unid.doble.interior (escaleras) cm /lmc 0.general cm /m 1.19 1. con burlete cm /unid.bloque de concreto de alta cm /m 0. lmc = metro lineal por rendija.1 0.1. sin burlete cm /unid.2 0.65 1.3 0.sellados cm /unid. 12 .009 .de abrir.5 0.06 0. sin burlete cm /m 11 2 2 .2.0. 0.1.27 7 .horizontales de proyección.2 2 2 .1 densidad(pintado) 2 2 . sin burlete 2 .048 .21 Salidas eléctricas/ enchufes 2 .68 (revocada) 2 2 .2 .doble vidriado cm /lms 0.8 0.bloque de concreto de baja cm /m 3.05 . 2. de madera cm /lms 0.5 . sin burlete 2 . Areas efectivas de infiltración (Aplicación para edificios bajos.2 .2.27 .0.62 .sin tapas cm /unid.6.6 burlete 2 2 .9 2 .19 2 .con declive cm /m 0. Datos basados en una diferencia de presión de 4 Pa y Cd = 1.3.21 Cielorraso 2 2 .5 .1. 2 Respiraderos 2 .0.24 1-2 2. cm /lms 0.23 0.3 .8 burlete 2 .no sellados cm /unid.umbral de la ventana cm /lmc 0.con tapas cm /unid.018 0. sin cm /m 1.baño con respiradero cerrado cm /unid.

00178 0.00376 ·10 + 0.00226 0. La temperatura interior es de 20ºC y la temperatura exterior de diseño es de 30ºC.Componente Umbral de ventanas Salidas eléctricas Ventanas Descripción Tamaño o número 42 m 20 13 m2 AL por unidad = 0.6.00063 Ejemplo Estimar el caudal y las renovaciones por hora de un edificio de dos pisos.cm2 8.00640 0. Coeficiente debido al viento CW [m s /h cm ] Clase de obstrucciones 1 2 3 4 5 Uno 0. De las Tablas 6.00564 Clase 1 2 3 4 5 Descripción Edificio expuesto Campo con algunos obstáculos Barrio residencial Area suburbana Centro de la ciudad Tabla 6.4 66 20 14 122.7.00188 6 2 Tabla 6.00135 0.00299 0.21 cm2/m 0.00299 respectivamente por lo que el flujo de aire es: Q = 845 0. El edificio tiene un área efectiva de infiltración de 845 cm2 y un volumen de 340 m3.00054 4 Tres 0.= 247/340 = 0.00376 Tres 0.00544 0.5 y 6.22 cm2 Puertas exteriores 6 m2 Respiradero del 1 baño Cañerías Selladas 7 Area total calculada de infiltración de aire del edificio= C/tapa Horizontales de proyección con burlete Doble sin burlete abierto Tabla 6.9.00319 0.00376 y Cw = 0.00143 0. Asumir una velocidad de diseño del viento de 4m/s. 82 .73 renovaciones/hora. 0.00421 0. AL.00209 0.00299 · 4 2 = 247 m 3 / h Por lo que las renovaciones por hora son iguales a Q/Vol. Coeficiente Stack CS [m /h cm K] 4 Cantidad de pisos Dos 0.8 cm2/m2 11 cm2/m2 20 cm2 /unid.9 se obtienen Cs = 0. Clases de obstrucciones del entorno local Tabla 6.15 cm2 /unid.00351 0. Ejemplo de cálculo del área efectiva de infiltración de un edificio basado en las áreas de infiltración de los distintos componentes Coeficiente Stack Uno 0.00041 4 2 2 Cantidad de pisos Dos 0.8. y está ubicado en una barrio residencial (obstrucción de clase 3).82 3 10. 2 cm2 /unid.00495 0.

El método de Aynsley
Aynsley propuso un método simple para la predicción del flujo global de aire para el caso de ventilación cruzada. Asumiendo dos aberturas principales en fachadas opuestas del edificio, el método requiere el Cp (coeficiente de presión) de cada fachada para calcular el caudal de aire que atraviesa el edificio. Teniendo en cuenta la conservación de masas entre las dos aberturas, se deriva la siguiente expresión para el cálculo del flujo de aire:

Q=

Cp1 − Cp 2 Vz 1 1 + 2 2 2 2 A1 Cd 1 A2 Cd 2

donde Cd1 y Cd2 son los coeficientes de descarga dados en función de las configuraciones de las aberturas, A1 y A2 son las área de las aberturas 1 y 2 respectivamente y Vz es la velocidad de referencia del viento. El principal interés de este método es su simplicidad y eficiencia para dar un valor estimado del orden de magnitud del flujo de aire en la ventilación cruzada.

El método de De Gidds y Phaff
En este método se analizan los efectos del viento y de la temperatura de manera conjunta y por separado. Fue desarrollado por Phaff y De Gidds, ellos condujeron experimentos en la planta baja de edificios de tres pisos en distintas localidades, usando técnicas de gases, para medir la influencia del efecto del viento y la temperatura (efecto stack) en los caudales de aire a través de una abertura. Con los resultados obtenidos crearon este modelo empírico que cuantifica el efecto combinado de la temperatura, el viento y la turbulencia para el caso de ventilación con abertura en una sola fachada. Para representar la ventilación natural provista en ausencia de viento, una constante de turbulencia fue adicionada para el cálculo del flujo de aire. Esta constante de turbulencia es exclusiva de este método, ya que la mayoría de las correlaciones existentes para la ventilación natural fallan al predecir el flujo de aire en ausencia del viento. El efecto de la turbulencia fue cuantificado gracias a las observaciones de los valores de velocidad del aire fluctuantes. El modelo calcula una velocidad efectiva (Ueff), que se refiere al flujo a través de media ventana abierta, y deriva directamente del caudal de aire medido (Q). En forma general la velocidad efectiva se define como:

U eff =

Q = A/ 2

2 (∆Pwind + ∆Pstack + ∆Pturb ) g

que toma la siguiente forma:

U eff =

Q 2 = C1U met + C 2 H∆T + C 3 A/ 2

donde Umet es la velocidad del viento meteorológica, H es la altura de la abertura, C1 es un coeficiente adimensional que depende del viento; C2 es una constante debida al efecto Stack y C3 es una constante de turbulencia. EL término C3 es equivalente a una presión efectiva de turbulencia que provee ventilación en ausencia del viento y del efecto Stack. Teniendo en cuenta que C1=0,001;C2=0,0035 y C3=0,01 el caudal de aire se puede obtener con la siguiente expresión:

83

Q=

A 2 0,001U met + 0,0035 H∆T + 0,01 2

donde: 3 Q = Caudal de aire que atraviesa la abertura [m /s] 2 A = Area de la abertura [m ] Umet = Velocidad promedio del viento medida por la estación meteorológica local[m/s] H = Altura de la abertura [m] ∆T = Diferencia de temperatura promedio entre el interior y el exterior [ºC o ºK]

Métodos de cálculo empíricos para la estimación de velocidades de aire dentro de edificios ventilados naturalmente
El conocimiento acerca de las características del movimiento del aire son esenciales para los diseñadores de edificios. La velocidad del aire incrementa la pérdida de calor corporal tanto convectivo como evaporativo incrementando el confort térmico. Estudios recientes también demostraron que el impacto de la intensidad de la turbulencia del aire puede ser significativo y es posible incorporar los efectos de la turbulencia en los modelos de confort térmico. Importantes investigaciones han sido llevadas a cabo en los últimos 50 años para desarrollar metodologías para predecir el movimiento del aire inducido por el viento dentro de los edificios. Las técnicas propuestas pueden ser clasificadas dentro de cinco categorías de acuerdo a la metodología usada:

• • • • •

investigaciones basada en experimentos a escala real; investigaciones basadas en simulaciones numéricas computarizadas; métodos basados en datos tabulados obtenido de estudios paramétricos en túneles de viento; métodos hechos para el uso de los coeficientes de descarga del viento; métodos basados en la medición directa de las velocidades de aire interior en modelos a escala del edificio investigado situados en túneles de viento.

Las principales características, ventajas y desventajas, así como las limitaciones, de algunas de las metodologías propuestas serán discutidas a continuación.

El método de Givonni
Givonni propuso un método general de correlación, basado en datos experimentales, para calcular la velocidad promedio de aire interior en recintos de área cuadrada, con aberturas de entradas iguales a las de salida ubicadas en paredes opuestas. De acuerdo con el método la velocidad promedio dentro de un recinto está dada por la siguiente expresión:

Vi=0,45(1-e-3,48X)Vr
Donde: Vi es la velocidad promedio interior [m/s] X es la relación entre área de abertura sobre área de pared donde la abertura se ubica. [adimensional] Vr es la velocidad externa de referencia.

84

Métodos basados en datos tabulados
Es bien conocido que la velocidad de aire dentro de un edificio no es uniforme de ningún modo. Estudios en distintos modelos claramente demuestran áreas con torbellinos y áreas de baja velocidad. Sin embargo, cuando se estudia la eficiencia global de la ventilación natural en un edificio, es más conveniente considerar un valor promedio de velocidad de aire interior. Estudios en túneles de vientos hicieron posible comparar velocidades de aire interior para recintos ventilados naturalmente bajo diferentes direcciones de viento y con diferentes número de aberturas y ubicaciones. Melaragno ha propuesto valores del promedio y máximas velocidades de aire interior para recintos con una sola abertura, diferentes relaciones entre ancho de la abertura sobre ancho de la pared y distintas direcciones del viento.(Tabla 6.10). Dirección del viento Viento perpendicular a la abertura Dirección del viento oblicua en el frente Dirección del viento oblicua en la parte trasera Ancho de abertura/ ancho de pared 1/3 2/3 3/3 13 13 16 12 15 23 14 17 17
sobre la velocidad

Tabla 6.10. Efecto del tamaño de las aberturas en recintos sin ventilación cruzada promedio de aire interior (% de la velocidad exterior del aire).

Las velocidades de aire interior están expresadas como un porcentaje de la velocidad del aire libre exterior. Se pueden destacar dos observaciones de la tabla, una es que en los recintos donde hay una sola abertura, el tamaño de las ventanas tiene muy poca influencia en la velocidad de aire interior, la otra es en el caso de vientos oblicuos con respecto a la abertura hay un efecto apreciable con el aumento del tamaño de la abertura. Esto se debe a la distribución de presiones, en el caso de vientos oblicuos hay variaciones de presión sobre el ancho de la pared, por lo que el aire puede entrar por una parte de la abertura y salir por otra parte de la misma. En cambio con vientos perpendiculares las diferencias de presión sobre la pared son muy pequeñas para que el aumento del tamaño de aberturas tenga un efecto más notable. Este efecto se vio en la figura 5.2. El mismo autor propuso valores de las principales velocidades de aire interior para distintas configuraciones de ventilación cruzada sin divisiones internas (Tablas 6.12 a 6.14).

2/3
100% V

34% V

1/3

Figura 6.11. Efectos en el tamaño de las aberturas de entrada y salida en recintos con ventilación cruzada con aberturas en paredes opuestas.

85

el flujo principal entra por la abertura de entrada y se dirige directamente a la salida produciendo turbulencia en los rincones de la pared opuesta pero el resto del recinto se ve muy poco afectado.12. 100% V 2/3 43% V 1/3 Figura 6.Ancho de la abertura de entrada / Ancho de la abertura de salida / ancho de la pared ancho de la pared 1/3 1/3 1/3 2/3 1/3 1 2/3 1/3 2/3 2/3 2/3 1 1 1/3 1 2/3 1 1 Vprom. se produce un muy pequeña mejora en la circulación. con vientos oblicuos. la ventilación más eficiente se obtiene cuando ambas aberturas son máximas. Ancho de la abertura de entrada / Ancho de la abertura de salida / ancho de la pared ancho de la pared 1/3 1/3 1/3 2/3 1/3 1 2/3 1/3 2/3 2/3 2/3 1 1 1/3 1 2/3 1 1 Vprom. la máxima eficiencia se obtiene cuando ambas aberturas tiene el máximo tamaño al mismo tiempo.14. con viento oblicuo. Esto se debe a que cuando el viento es perpendicular. Como se ve incrementando el tamaño de la abertura de salida.13. Sin embargo. Efectos en el tamaño de las aberturas de entrada y salida en recintos con ventilación cruzada con aberturas en paredes opuestas. Comparando el efecto del viento a 45º con respecto a la abertura de entrada. Además se vuelve a demostrar que aún en el caso de dirección de viento oblicua. Aberturas en paredes opuestas. (%) 42 40 44 43 51 59 41 62 65 Tabla 6. se demuestra que los vientos oblicuos tiene mayor eficiencia de ventilación en todos los casos. cuando el viento es oblicuo (a 45º) la mayoría del volumen de aire toma un movimiento turbulento circular alrededor del recinto. con vientos perpendiculares. incrementando el flujo de aire en las paredes laterales y en los rincones. 86 . Efectos en el tamaño de las aberturas de entrada y salida en recintos con ventilación cruzada con aberturas en paredes opuestas. en cambio. (%) 35 39 44 34 37 35 32 36 47 Tabla 6. mientras que la mínima eficiencia se obtiene cuando las áreas de entrada son máximas y las de salida mínimas. manteniendo constante la de entrada. con el caso de viento perpendicular.

el efecto debido al tamaño relativo de las aberturas es diferente (Fig. 6. definido como: CG = Vi V1. Efectos en el tamaño de las aberturas de entrada y salida en recintos con ventilación cruzada con aberturas en paredes adyacentes y vientos perpendiculares y oblicuos a la abertura de entrada. mientras que la mínima eficiencia ocurre para una relación de abertura de entrada de 2/3 y la de salida 1/3. 100% V 2/3 100% V 51% V 2/3 36% V 2/3 2/3 Figura 6. CG.Cuando las aberturas de entrada y salida se encuentran en paredes adyacentes. • las características exteriores del edificio. el coeficiente de ventilación depende directamente de: • las características del sitio.5 es la velocidad del aire exterior a la misma altura. La velocidad promedio de aire interior en recintos con ventilación cruzada con aberturas en paredes adyacentes y vientos perpendiculares y oblicuos está dada en la Tabla 6. El método se basa en la evaluación del coeficiente global de ventilación.5 donde: Vi es la velocidad principal de aire interior a 1. 87 . la mejor eficiencia de ventilación se obtiene con vientos perpendiculares a la abertura de entrada y no con vientos oblicuos como ocurría en el caso de aberturas en paredes opuestas. Ancho de la abertura de entrada / ancho de la pared 1/3 1/3 1/3 2/3 1 Ancho de la abertura de salida / ancho de la pared 1/3 2/3 1 1/3 1/3 Vprom. Efectos en el tamaño de las aberturas de entrada y salida en recintos con ventilación cruzada con aberturas en paredes adyacentes y vientos perpendiculares y oblicuos a la abertura de entrada. (%) Viento perpendicular 45 39 51 51 50 Viento oblicuo 37 40 45 36 37 Tabla 6.5m de altura y V1. Para vientos perpendiculares la eficiencia mínima ocurre cuando la relación de la abertura de entrada es 1/3 y la de salida 2/3.16. • las características interiores del edificio.15). • la orientación del edificio y del viento. La metodología CSTB La metodología propuesta por el CSTB (Centre Scientifique et Technique du Batiment) está basada en datos obtenidos de modelos a escala en túneles de viento para la predicción del movimiento de aire inducido por el viento.15. Es interesante destacar que cuando las aberturas se encuentran en paredes adyacentes. De acuerdo al método.16. Para el caso del viento a 45º la máxima eficiencia se obtiene cuando la relación de la abertura de entrada es 1/3 y la de salida 1.

se propone una metodología específica.2C0 Inclinación 88 . Es decir. Carch. Exter.. CTP = 0. Sitios favorables • Zonas entre dos colinas con una orientación apropiada hacia los vientos locales. es una construcción sin divisiones internas de 30m2.17c). todos los valores de los coeficientes estarán referenciados a este valor C0. CTP =C0 (Fig 6. Carch.1C0 Eje del viento CTP = 1. CTP = 1.1C0 (Fig 6. Inter. la cual es medida en un túnel de viento y se encontró que C0=0. Caero. CG de un recinto dado es igual al mínimo de los cuatro coeficientes previamente definidos: CG=min(Csite. con una altura de cielorraso que va de los 3m de altura hasta los 4m.17b). mientras que el eje del edificio es paralelo al eje principal del viento dominante. CTP = 0. se deben estimar primero los coeficientes CTP. ver siguientes casos.7C0. ya que el techo tiene una inclinación de 10º. Finalmente se considera que la maqueta está ubicada en un terreno llano libre de obstrucciones. CTP = 1. CTP = 1. basada en la performance relativa de ventilación de una maqueta de referencia. 6. (a) Area de aceleración (b) CTP = 1. CSITE (Características del sitio) Para evaluar CSITE.. CEP y CPM. CTP = 0. Inter. Es considerado que la ventilación natural no es una técnica efectiva para sitios que tienen características de muy alta densidad urbana. Exter. Corientation. representan el 30% del área de pared.17d).Para evaluar estas variables el método propone la determinación de cuatro coeficientes: Csite. C0. Las 2 aberturas. un poco compleja pero completa. • Zonas sobre la ladera de una montaña con un techo inclinado paralelo a la pendiente de la montaña. CTP = 0. por ej. Caero. CTP (Topografía del sitio) Sitios desfavorables • Zonas a favor del viento en la base de una colina. Corientation. • Zonas sobre la ladera de una montaña con un techo inclinado (20º) opuesto a la pendiente de la montaña. El método examina el caso de los edificios ubicados en zonas rurales o sitios con una baja o mediana densidad urbana. Cx=f(C0).17a).3C0 • Acantilados. Entonces el coeficiente global de ventilación.6C0. • Zonas en contra del viento en la base de una colina.5C0.2C0 (Fig 6.3C0 (Fig. para la cual se determinó el C0.6. • Zonas sobre la ladera de una montaña. ubicadas en paredes opuestas. La maqueta de referencia. con la inclinación del techo mayor que la pendiente de la montaña..) Para la evaluación de cada coeficiente. • Valles pobremente orientados a los vientos locales.

18b). el método considera CPM = C0.18a). Figura 6.6. La metodología examina dos tipos de organización relativa de edificios: • • Organización de los edificios en líneas paralelas (Fig. Impacto del sitio: la influencia de la topografía CEP (Obstrucciones del entorno) Para el caso de sitios rurales o de baja densidad urbana. Si las condiciones anteriores se cumplen. 6. 6.1C0 Inclinación del techo (20º) opuesta a la pendiente de la montaña Figura 6. Si la obstrucción es perpendicular al eje de acción del viento.17. 6.18c). La organización de los edificios en líneas paralelas es caracterizada 89 .(c) (d) CTP = C0 Inclinación del techo paralela a la pendiente de la montaña CTP = 1.18. 6. por lo que en ese caso el edificio debería ubicarse lo más lejos posible de la obstrucción. El método propone lo siguiente: • • • Si la obstrucción es paralela al eje de acción del viento. de 5 a 10m. Organización de los edificios en forma de Π (Fig. la presencia de árboles altos u otras obstrucciones.19d). de altura. sino CEP toma valores entre 0. en frente de la fachada donde actúa el viento reduce significativamente el potencial de la ventilación natural. Impacto del sitio: influencia de las obstrucciones del entorno CPM (Planta urbana del sitio) Para un edifico aislado.19a-c).1C0 y 0.5C0 (Fig. entonces CEP =C0. el edificio debería ubicarse a una distancia igual a 4 veces la altura de la obstrucción (Fig. el edificio debería ubicarse a una distancia mínima de 12 veces la altura de la obstrucción (Fig.

θ=0.3C0. Como se muestra para a=2m y b>30m. Impacto del sitio: influencia de la posición relativa de los edificios Cuando CTP. Como se muestra. n. para los edificios de la primera línea el coeficiente CPM puede ser obtenido como función de la distancia a. Si las condiciones se cumplen y CTP ≥ C0 mientras que las distancias a y b entre los edificios vecinos son apropiadas. entre los edificios de la misma línea y la distancia.75CPM (θ=0) El método propone CPM =1. entonces: CPM (θ=±45º) =0.por el número de líneas. 6. De acuerdo al método. la distancia. Cuando CEP = 0.2C0 para un organización en forma de Π (Fig. 2. a.6C0 a 0.1 a 0.19c). b. el coeficiente CPM puede ser obtenido como función de las distancias a y b. sino CEP < C0.19b. el coeficiente CSITE es calculado de acuerdo a la siguiente metodología: 1. o a=7 u 8m y b>15m. entonces CSITE = CTP.19d) y CPM = 0.5C0 el potencial para la ventilación natural es bajo. de la Figura 6. los mismos resultados son obtenidos para ángulos de incidencia de ±20º. CPM = C0. entonces CSITE = (CPM + CTP)/2.19a. Si el ángulo de incidencia está entre ±45º (Fig. entre líneas sucesivas. Si la primera condición se cumple y CTP < C0. para a=3m. de la Figura 6. 90 . Si las condiciones para la distancia de los obstáculos vecinos se cumplen entonces CSITE = CEP = C0. CEP y CPM han sido calculados. 6.19.7C0 si el ángulo de incidencia del viento es paralelo al eje de las aberturas del edificio. Figura 6. Si el ángulo de incidencia del viento es paralelo al eje de las aberturas. Para los edificios ubicados en las otras líneas y para el mismo ángulo de incidencia. CPM = 1.

4.20. 6. con una inclinación de techo de 20º opuesta a la pendiente de la montaña. Si el edificio se encuentra en la ladera de una montaña.5C0. se propone la siguiente metodología: 1.20). Si el edificio se encuentra en la ladera de una montaña.5C0. y la distancia con los edificios vecinos es apropiada. Si θ = 90. entonces Corientation = 0. CORIENTATION (Orientación del edificio con respecto al viento) El impacto del ángulo de incidencia del viento depende de los siguientes parámetros: • El ángulo θ entre el eje de las aberturas y el eje del viento (Fig. con una inclinación de techo paralela a la pendiente de la montaña. mientras que el ángulo de incidencia del viento es paralelo al eje de las aberturas CSITE = 1. 2. Si θ = 0 o θ es igual o menor a ±20º. mientras que el ángulo de incidencia del viento es paralelo al eje de las aberturas CSITE = 1.3C0. entonces Corientation = C0. Para otros valores de θ se debe interpolar. Impacto del ángulo de incidencia 91 . Corientation. entonces Corientation = 0.3. Figura 6. y la distancia con los edificios vecinos es apropiada. • La naturaleza y características de la planta urbana. 3.75C0. Si θ = ±45º. Para estimar el coeficiente.

CPL y CJ.15 C0 Figura 6. por cuarto. Impacto de las características externas del edificio: El efecto del techo Para edificios ubicados en la ladera de la montaña cuando la inclinación del techo es opuesta a la pendiente de la montaña.4 C0 CET = 1. Los siguientes valores del coeficiente CP son propuestos en función de las 92 . el eje de las aberturas principales debería ser paralelo al eje de los vientos predominantes. Para construcciones en pisos llanos se examinan los casos que aparecen en la Figura 6. mostrados en la Figura 6.22.22. CP. El método examina dos casos.CARCHI (Características externas del edificio) Para evaluar CARCHI primero se deben estimar CT. Un techo con aberturas es eficiente cuando una de las aberturas se ubica CET (Efecto de la en la fachada donde actúa el viento y la otra en la fachada opuesta. el método propone CT = 1. La relación entre la superficie de aberturas en una fachada y la superficie de la fachada es definida como la porosidad de dicha fachada. El área existencia de un techo con aberturas) total de aberturas debería ser de unos 3 a 4m.3C0. CET. está dado por el método para construcciones ubicadas en del techo) pisos llanos o inclinados. CT (Características El coeficiente CT. Impacto de las características externas del edificio: El efecto del techo con aberturas CP (Características de las ventanas) Para mejorar la performance de la ventilación natural. Figura 6.21.21. CET = 1.

que eleven la construcción a 1m. Si. incrementan la diferencia de presión y facilitan el movimiento del aire a través del edificio. Si esta condición no se cumple totalmente. CP =C0. Figura 6.1C0. De acuerdo con el método. entonces posibles aberturas laterales compensan. El método propone CPL = 1. cuando están ubicados apropiadamente.23): o Porosidad del 15% o Porosidad del 30% o Porosidad del 40% CP =0. entonces Carchi = CP. la altura de los aleros debería ser de por lo menos 2. y de la opuesta es 0%.porosidades de las fachadas donde actúa el viento y en las fachadas opuestas (Fig. En este caso y si las condiciones 2-4 no se cumplen.2C0. La metodología ha sido desarrollada para dos configuraciones: Para un edificio monovolúmen con aberturas en la fachada donde actúa el viento o en la fachada opuesta: 1.5m. con una porosidad del 20% de las fachadas laterales. y su largo mínimo de 2m. entonces CP =0. Si todos los coeficientes CT. entonces la porosidad de la fachada opuesta a la acción del viento debería ser la mayor. mientras que para el caso inverso. la porosidad de la fachada donde actúa el viento es del 40% y en la fachada opuesta del 30% entonces CP = 1. Si la porosidad de la fachada opuesta a la acción del viento es cero. el método propone CJ = 1.1C0. Por ejemplo. Impacto de las características externas del edificio: el efecto de la naturaleza y características de las aberturas Si la porosidad de las fachadas es distinta. CP =1.7C0. Si la porosidad de la fachada opuesta a la acción del viento es cero. CP =1. La porosidad de la fachada donde actúa el viento y la opuesta deben ser mayor al 15%. 93 . CP =1. se incrementará la eficiencia de ventilación.23. Si existe un alero con estas características. por ejemplo. 6.2C0. de altura y el pasaje del aire es libre. CJ (Efecto de aleros) Los aleros.3C0.7C0. Por ejemplo si la porosidad de la fachada donde actúa el viento es del 30%. para un edificio con una porosidad del 30% para ambas fachadas y porosidad del 10% para las aberturas laterales. El efecto de las ventanas laterales siempre es positivo. CET. entonces el método considera que la arquitectura del edificio no es adecuada para la utilización de ventilación natural. CPL (Efecto de pilotes) Si se utilizan pilotes. no totalmente la ausencia de dicha abertura.2C0. CPL y CJ están determinados. CP. entonces una metodología precisa es propuesta para estimar Carchi. la porosidad de las fachadas laterales deberá ser de por lo menos el 20%.

entonces Carchi = (CP + CPL +CT)/3 o Carchi = (CP + CJ + CT)/3. Figura 6. Si la porosidad de la fachada donde actúa el viento y la opuesta es del 30% y el edificio está construido sobre la ladera de una montaña donde la pendiente del techo es opuesta a la de la montaña. Notar que para las construcciones que están elevadas CT = C0. entonces Carchi = CET. los siguientes: • • Las divisiones internas.Inter. En este caso para las aberturas donde actúa el viento Cc = 0.24b) y sus porosidades son muy bajas. el método propone: CAero. el método propone Carchi = 1.24. Basándose en lo anterior. si las divisiones internas. Si no hay aleros ni pilotes. entonces Carchi = (CP + CET)/2. entonces para los cuartos opuestos a la acción del viento Cc = 0. (Características internas del edificio) Las características internas del edificio deberían permitir el pasaje de aire a través del edificio y mantener una relativa homogeneidad dentro del edificio. para su efecto el método no propone ninguna metodología específica. Si la construcción cuenta con pilotes o aleros.3C0. entonces Cc = 0. 94 . menores del 20%. para tener en cuenta su efecto el método propone el uso del coeficiente Cc. de facilitar el flujo de aire a través del edificio.2. 3. El impacto de las características internas del edificio: el rol de las divisiones internas Si las divisiones internas son perpendiculares al flujo de aire (Fig. Los muebles.24a). 2. = Cc.3C0. o son opacas.8C0. puertas y otras aberturas internas son paralelas al flujo de aire y presentan una porosidad mayor al 50%. entonces Carchi = (CET + CJ)/2 o CPL)/2. las divisiones internas deberían ser paralelas al flujo de aire (Fig. Si la construcción posee aleros o pilotes. 6. Si se cumple la condición 1 y el recinto tiene un techo con aberturas bien diseñadas.9C0. Carchi = (CET + CAERO.INTER. Para un edificio multiespacio: 1. En este caso Cc = C0. 6. 4. Los parámetros que deberían ser tenidos en cuenta son. de acuerdo al método. Evaluación de Cc (el rol de las divisiones internas) En orden. En este caso el cuarto donde actúa el viento está ventilado sólo si hay aberturas laterales con una porosidad mayor al 20%.

7C0 o 0.7C0.8C0.: Zona 2: Como las divisiones internas son paralelas al flujo de aire. 6. Además.7C0. = C0. por interpolación se obtiene que para θ = 30º Corientation = 0. • Zona 3 y 4: CG =min(C0. Además. Por lo que. La porosidad de la fachada donde actúa el viento. Por lo que la velocidad interior a 1.2 C0.5.9C0. Obteniéndose Csite = C0. En este caso el efecto de los pilotes no puede ser tenido en cuenta.2)C0/2 = 1. 0. Zonas 3 y 4: La presencia de pilotes da un CPL = 1. La construcción está sobre pilotes y los habitaciones 3 y 4 están equipadas con aberturas en el techo. Como CG=min(Csite.42. Exter. CAero. C0) = 0.7C0.5m. = 0. 95 .85C0 o 0. Cálculo de Carchi: Zona2: Como hay pilotes CPL = 1.75C0. 0.8C0) = 0.51·V1.2)C0/2 = 1. dentro de la zona 1 sería del 42% de la velocidad del viento exterior Vi = 0. Inter. CP = 1.2C0.9 + 1. como el edificio está aislado CPM = C0. = C0. las aberturas del techo dan CET = 0. Carchi = (1. Calcular el coeficiente CG para cada habitación y la relación entre la velocidad de aire interior y la exterior. Zonas 3 y 4: Debido a la presencia de aberturas en el techo.25. CAero. como la porosidad de las fachadas es del 30%. 1. 30% y 20% respectivamente.85C0. 3. 0. Cálculo de CAero. entonces CP = 0. Por lo que.85C0.Ejemplo Considerando un edificio con cuatro habitaciones como se muestra en la Figura 6. Zona 1: Como la porosidad de la fachada opuesta a la acción del viento no es mayor al 15% y la porosidad de las aberturas laterales es del 20%. Inter. la pendiente del techo no es muy favorable por lo que CTP = C0. Finalmente.2C0. la opuesta y las laterales son 40%. de altura. por eso Carchi = CP = 0.51.).2C0. • Zona 2: CG =min(C0. CAero.42·V1. Cálculo de Corientation: Teniendo en cuenta que para θ = 20º Corientation = C0 y para θ = 45º Corientation = 0. 2. Caero.2C0. El edificio está en la ladera de una montaña y el ángulo de incidencia del viento es θ = 30º. 1.51. 3 y 4 la velocidad del aire interior a la misma altura sería la mitad de la velocidad del aire exterior Vi =0.2 +1.05C0. Corientation. 1. 0..25 – Ejemplo de la Metodología CSTB Cálculo de Csite: Como no hay obstrucciones se obtiene un CEP = C0. Fig. Carch. junto con las aberturas en las fachadas laterales y en la opuesta a la acción del viento. 0. Inter. mientras que para la zona 2. Carchi = (0. C0) = 0. Además. Zona 1: Como las divisiones internas son opacas y la zona cuenta con aberturas laterales. Inter. y cuenta con aberturas laterales.85C0.5.85C0.85C0 o 0. se obtiene: • Zona 1: CG =min(C0. Inter.05C0.

como tamaño y características de las aberturas y la configuración de las divisiones internas. Dos tipos de divisiones internas fueron analizadas para tres posiciones diferentes dentro del recinto y dos alturas distintas. Se examinaron ventanas en fachadas opuestas. Ernest propuso un modelo empírico simple para la predicción del movimiento del aire interior inducido por el viento. por lo que Vi = CV·Ve. 96 . definido como la relación de la principal velocidad interior y la principal velocidad de referencia externa. (dos tipos). Rango de parámetros usados para generar el modelo de Ernest Para calcular el coeficiente de velocidad interior promedio. Para cada tipo de configuración del edificio. La configuración exacta de las divisiones internas se dan más adelante.26. así también como datos relacionados al edificio.θ) f2(ϕ) f3(pn. El método predice un coeficiente de velocidad interior promedio. El rango del tamaño de ventanas investigado. 15º. ϕ es la porosidad del edificio. Dirección del viento Obstrucciones inmediatas Altura del edificio y geometría del techo Formas del edificio Proyecciones externas del edificio Tamaño de las ventanas Ubicación de las ventanas Divisiones internas Tabla 6. en forma de U y en forma de Z. siete direcciones de viento fueron medidas. Un edificio de dos pisos y tres tipos de pendientes de techo fueron investigados. fue tal que la porosidad de la pared variara desde 6% hasta 25% del área de la pared.θ) es el coeficiente para el efecto de la distribución de la presión y la dirección del viento. correspondiendo a ángulos de incidencia de 0º. tanto centradas como desplazadas hacia un lado. 30º. EL modelo puede ser utilizado para las configuraciones usadas en la Tabla 6.26. 75º y 90º desde la normal del edificio. área de baja densidad urbana y área de media densidad urbana. CV. f1(CP. Dos tipos de aleros y dos tipos de salientes horizontales fueron testeados.θ) f4 Donde: CP es el coeficiente de presión. El modelo requiere entradas climáticas como la dirección del viento y la distribución de la presión a través del edificio. es propuesta la siguiente fórmula: CV = f1(CP. 45º.θ) es el coeficiente para el efecto de las divisiones internas. f4 es el coeficiente para el efecto de los accesorios de las ventanas. pn es el tipo de división interior. CV.La metodología Ernest Usando datos obtenidos de modelos a escala en túneles de viento. f3(pn. 60º. f2(ϕ) es el coeficiente para el efecto del tamaño de la ventana. Un total de cinco geometrías de edificio fueron testeadas: rectangular. Una obstrucción que consistía en una larga hilera ubicada en 10 posiciones distintas fue utilizada. Rugosidad del terreno Tres tipos de rugosidades de terreno fueron investigadas correspondiendo a: campo abierto. θ es la dirección del viento. en forma de L.

0.0296·CP. Para calcular f2(ϕ) la expresión propuesta es: f2(ϕ) = 3. se dan cuatro funciones empíricas en la Tabla 6. altura de ellas y dirección del viento donde: Dip: es la distancia entre la abertura y la división Lir: es la distancia entre la abertura y la salida Hip: es la altura de la división interna Hir: es la altura interior del recinto 2 2 0.θ) = [0. Hp = 1 2. f3.i es el coeficiente de presión promedio para la abertura donde actúa el viento. Tipos de divisiones internas Pos = Dip/Lir Hp = Hip/Hir θ 0.25) se calcula con la siguiente expresión: ϕ = 2·Ai·A0/[AW (2·Ai + 2·A0 ) ] donde Ai es el área de abertura de entrada.06<ϕ<0. Hp = 2/3 2.θ) se presenta la siguiente fórmula empírica: f1(CP.064 D -0.i ·cos θ .057 0. el usuario debe seleccionar una de las configuraciones de la Fig.28.045 0.0203·∆CP + 0.θ) B·Hp·Pos + C·cos 6θ B·sin θ B·Pos + C·sin θ + D·Pos·sin θ B·Pos + C·sin θ +D·cos 6θ A 0. Tipo Tipo Tipo Tipo Tipo de partición 1 2.882 0.27 y un valor para la posición de las divisiones. Para calcular el efecto de las divisiones internas.300 C 0.0651·CP.5 Donde CP.CP.0.770 0.Para calcular el coeficiente f1(CP.27.646 0. 6.042 A A A A + + + + Tabla 6.628 B 0.o).25 ≤ Pos ≤ 0.442 0.5 Posición de la división Altura de la división Dirección del viento Figura 6.0054] 0.42 La porosidad del edificio (ϕ) (0.699 0.i .o· cos θ .29 sugeridos por Swami y Chandra.48·ϕ + 0.287 0. A0 es el área de la abertura de salida y AW es el área interior de la pared que contiene la abertura de entrada. 97 .0178· cos θ + 0.28.381 0. Coeficiente f3 Para el cálculo del coeficiente f4 el método propone los valores dados en la Tabla 6. Hp = 1 f3(pn. CP.75 2 / 3 ≤ Hp ≤ 1 0 ≤ θ ≤ 90º Con estas configuraciones.o es el coeficiente de presión promedio para la abertura en la fachada opuesta a la acción del viento y ∆CP = (CP.

0.04)·(0. Debería ser claro para los diseñadores que todos los métodos empíricos deben ser usados dentro de sus límites de aplicabilidad.75·0. Los datos climáticos utilizados para los cálculos deben ser lo más representativo posible.0 = -0.θ) f2(ϕ) f3(pn.Tipo de ventana Ventana abierta con mosquitero de porosidad del 60% Ventana totalmente abierta con toldo sin mosquitero Ventana con toldo y mosquitero de porosidad del 60% Tabla 6.30 resume las características principales y limitaciones de cinco metodologías empíricas para el dimensionamiento de aberturas. Con algunas excepciones estos métodos sólo consideran el efecto de las fuerzas del viento y desprecian el efecto de la temperatura. Sin embargo.866) 0. La Tabla 6.29 obtenemos f4 = 0.125 - Métodos de cálculo empíricos para dimensionar aberturas Los métodos simplificados que se presentarán son para calcular las áreas de las aberturas tanto de entrada como de salida del flujo de aire para configuraciones con ventilación cruzada en un recinto o edificio monovolúmen.85 0. es claro que.28 obtenemos: f3(pn.04.51.866) + 0.θ) = A + B·Hp·Pos + C·cos 6θ = 0.0054] = 0.796·0.770 + 0. Coeficiente f4 f4 0. CP.866) .75 0.75. algunos datos de entrada y especialmente para la distribución de presiones alrededor del edificio.θ) f4 = 0.42 = 1.65 Ejemplo Calcular el coeficiente de velocidad promedio interior para un recinto con divisiones internas de tipo 1. f1(CP.116·0.85.796 Finalmente de la Tabla 6.0296·(-0. Asumir CP.20 + 0.47 + 0. 98 .165 f2(ϕ) = 3. mientras que la ventana tiene un mosquitero de porosidad del 60% y el edificio tiene una porosidad del 20%.85 = 0. Pos=0.0651·(-0.51)·(0. Hp=0. Estos métodos son fáciles de usar e ideales para aplicarlos en la etapa de prediseño del edificio.165·1.48·0.0203·0.116 De la Tabla 6. Por lo que: CV = f1(CP. Si el propósito del diseño es dimensionar las aberturas para refrescamiento.33 + 0. Estas metodologías deben ser vistas como herramientas para dimensionar aberturas en forma aproximada y no como métodos de cálculo precisos dada la incertidumbre que puede existir en los datos de entrada que requieren los modelos. deberán ser usados los datos climáticos del mes presentando la carga térmica más grande.5 0.i = -0. hay un cierto grado de incertidumbre.θ) = [0. No existen todavía métodos exactos que expliquen detalladamente el comportamiento de la ventilación natural y si existieran serían de una complejidad tal que estarían fuera del interés de la mayoría de los profesionales.33 y θ = 30º.29.045·(-1) = 0.287·0.0178·(0.

Calcula el área efectiva de ventana. Toa. Propone una metodología para tener en cuenta el efecto de mosquiteros y porosidad de ventanas Considera áreas de aberturas desiguales.16·10 −3 ·V · ach W · f1 · f 2 · f 3 · f 4 donde: 2 TOA es el área total de abertura (entrada más salida) [m ] 3 V es el volumen del edificio [m ] ach son las renovaciones por hora de diseño [1/h] W es la velocidad del viento [m/s] f1 es el coeficiente en función del ángulo de incidencia del viento. edificios vecinos y altura de aberturas Considera sólo el efecto del viento. Características de cinco métodos empíricos para el diseño de aberturas para edificios con ventilación cruzada El método I del Florida Solar Energy Centre Como se vio en la Tabla 6. Propone correcciones para los edificios vecinos y la altura de las aberturas Considera el efecto del viento o la temperatura.31) 99 . De acuerdo con el método. Toma en cuenta los coeficientes de presión debido al viento The Bristish Standard Considera áreas de aberturas Considera tanto el efecto Method desiguales del viento como el de la temperatura. Propone correcciones para la orientación del viento. el área bruta total requerida. aberturas de entrada más las de salida. desarrollado por los mismos autores. aunque igual puede ser usado para pequeñas diferencias y no toma en cuenta el efecto de la temperatura. Para diferencias grandes de áreas de aberturas. Propone criterios para el efecto combinado (sólo para el cálculo de caudales de aire) Tabla 6. los datos han sido obtenidos en túneles de viento y un ángulo de incidencia igual a cero significa que el viento sopla perpendicularmente a la fachada del edificio (Tabla 6. Para un edificio de dos pisos el cálculo debe hacerse por separado para cada piso. puede ser calculada con la siguiente expresión: TOA = 1. Propone un coeficiente para considerar la efectividad de la abertura en función del ángulo de incidencia del viento Considera áreas de aberturas desiguales Fuerzas de flujo Considera sólo el efecto del viento. el método asume que las aberturas tienen áreas iguales. ach.30. tipo de terreno. Considera aberturas con mosquiteros Considera áreas de aberturas desiguales. No considera el efecto combinado de ambos The Florida Solar Energy Centre Method II The ASHRAE Method The Aynsley Method Considera sólo el efecto del viento. Toma en cuenta los coeficientes de presión debido al viento.30.Método The Florida Solar Energy Centre Method I Características de la abertura Considera abertura de entrada igual a la de salida. Calcula el área de abertura bruta. se propone otro método. para lograr un determinado número de renovaciones por hora de aire.

Valores de la relación g/h han sido obtenidos en pruebas en túneles de viento (Tabla 6.93 1. 30 renovaciones por hora y ángulo de incidencia de 10º.67.00 Tabla 6. Factor de corrección del terreno.30 1. Factor de corrección por el vecindario.67 · 0.44 m y la distancia que lo separa del edificio estudiado es de 7. separados por muros aislados Rural Suburbano o industrial Centro de una gran ciudad Tabla 6. Usar f 4 =1. La altura del edificio vecino que obstruye la acción del viento es de 2. Determinar el área total de abertura.35.32.32 m. f3 Ejemplo 3 Para una ubicación dada con velocidad de viento de 4m/s.00 0.35 Tabla 6. Además el método considera que el marco de puertas y ventanas corresponden alrededor del 20% del área bruta. Este coeficiente es función de la altura de la pared del edificio que obstaculiza la llegada del viento al edificio en estudio.16·10 −3 ·302 ·30 2 TOA = =14. f2 f1 0.63 0. por lo que para calcular el área neta de abertura se debe dividir la ecuación por 1.14 0. Para ventanas para el segundo piso o para casas sobre pilotes el factor es igual a 1. f 2 =0.33.25 0.98 0. EL edificio se encuentra en un área suburbana y es ventilado las 24 horas del día. sin no hay mosquiteros el resultado de la ecuación debe ser dividido por 1.64 0.67 0.47 Ventilación nocturna 0.55m 4 · 0. f 3 =0. Este factor es función de la ubicación del edificio y la estrategia de ventilación (Tabla 6. volumen de 302 m . La ecuación asume ventanas con mosquiteros de una porosidad igual a 0.35· 0.20 0.33) f 4 es el factor de multiplicación debido a la altura.25. Relación g/h 0 1 2 3 4 5 6 f3 0.77.77 0.15 sino es igual a 1. De las Tablas 6.77 ·1 100 . g.32) f 3 es el factor de corrección debido al vecindario. Entonces la ecuación toma los siguientes valores: 1.50 0. Angulo de incidencia del viento (º) 0-40 50 60 70 80 90 Tipo de terreno Costa o cerca del océano Aeropuertos o terrenos planos con edificios.33 se obtiene: f1 =0.f 2 es el factor de corrección debido al terreno. Factor de corrección debido al ángulo de incidencia del viento.85 0.75 0.6. h y la distancia que hay entre ellos.31 a 6.35 0.00 0.67.31.08 Ventilación las 24 horas 1.30 0.85 0. f1.41 0.

que es una combinación de las áreas de las entradas y salidas abiertas. A. 6. 4. Este método no considera el efecto de la temperatura.34).35 para las cuatro fachadas de un edificio residencial (Fig. para: a) edificios de uno o dos pisos. y permite el cálculo del área efectiva de ventanas. ach.3·10 −4 ·V · ach W f 3 · f 4 ·PD f 3 y f 4 fueron definidos en el método anterior PD es el coeficiente de diferencia de presión actuando a través de las entradas y salidas y está dado por: PD = WPC – LPC donde: WPC es el coeficiente de presión de las fachadas donde actúa el viento LPC es el coeficiente de presión de las fachadas opuestas a la acción del viento El método propone usar los coeficientes de presión de la Tabla 6. Planos del coeficiente de presión y ángulo de incidencia del viento.34 . b) edificios de dos a seis pisos 101 .5 Para calcular A. b) a) Figura 6. el método propone la siguiente expresión: A= donde: V. El método se basa en el coeficiente de diferencias de presión a través de las entradas y salidas.Chandra. W. es un simple procedimiento para dimensionar aberturas de entrada y salida de aire en recintos con ventilación cruzada. El área efectiva A está definida por la siguiente expresión: donde: 2 A es el área efectiva total [m ] 2 A0 es el área de abertura de salida [m ] 2 Ai es el área de abertura de entrada [m ] A = A0Ai/(A0 +Ai ) 2 2 0.El método II del Florida Solar Energy Centre Este método desarrollado por S. y además asume que todas las aberturas de entrada tienen la misma presión positiva y todas las de salida la misma presión negativa.

Coeficientes de presión.40 -0.80 -0.30 -0. PF. Factores de porosidad para ventanas.40 -0. PC.80 0. de aberturas de entrada y salida si se cuenta con un mosquitero en ventanas que pivotan horizontalmente.55 -0.90 -0. no abiertas.25 -0. IPF IPF típico 1.40 -0. PC.Tipo de edificio Edificios de uno o dos pisos Edificios cuadrados de dos o a seis pisos Edificios rectangulares de dos o a seis pisos Angulo de incidencia del viento.60 0.80 0. PC. La relación g/h es de 3.50 -0.25. en función del ángulo de incidencia del viento Nota: Otros valores recomendados para PC.40 -0.40 0. para otros tipos de aberturas.20 Tabla 6.0 22. PC = -0.25 0. (b) La superficie de abertura de entrada y salida. etc se define el factor de porosidad.40 -0.40.80 -0.60 0.60 WPF típico 0. con una factor de porosidad de la ventana.45 -0. El edificio está en un área urbana.50 0. A. Tabla 6. PC = 0. presión.70 -0. considerando que son iguales. TAi y TA0.50 -0.50 -0. 102 .40 -0.60 Medir porosidad Tipo de ventana De una o dos hojas que pivotan verticalmente Con proyecciones que pivotan horizontalmente Otras Tabla 6.30 -0. la velocidad promedio del viento es de 4 m/s.70 -0.36.36 y 6. (c) El área total.5 45.70 -0. • Abertura de salida con alero. IPF. WPF. son: • Abertura de entrada con alero.60 0. son dadas por las siguientes expresiones: TAi = Ai/PF TA0 = A0/PF Tipo de mosquitero Sin mosquitero Bronce. se asume que las cortinas interiores no bloquean el paso del aire Ejemplo 3 El volumen del edificio es de 43m .0 67.70 0. Fibra de vidrio. definido como el producto entre la porosidad del mosquitero.40 -0. no abierta. las renovaciones/hora requeridas son 30. Factores de porosidad para mosquiteros. PC = -0. PC. presión. de entrada y salida. es propuesta: PF = IPF·WPF Valores de IPF y WPF para distintos tipos de mosquiteros y ventanas son dados en las Tablas 6.50 -0.00 0. α (º) 0.40 0. PC.0 0 15 45 90 0 45 90 Coeficiente de Coeficiente de Coeficiente de Coeficiente de presión. presión.70 0.37. mientras que en la fachada d hay un alero.40 -0. en la en la en la en la superficie a superficie b superficie c superficie d 0. Entonces.37.35.50 0. Calcular: (a) El área efectiva abierta requerida.50 -0.80 -0.25 0. 18 alambres/pulg.25 -0.40 -0.30 Para tener en cuenta el efecto de mosquiteros o ventanas parcialmente abiertas. WPF.45 -0. y el ángulo de incidencia del viento es de 45º.70 -0.40 -0.30 0.70 -0. • Aberturas en el techo.5 90. 14 alambres/pulg.50 -0. las áreas totales.06 -0.4 0.06 0.

38 en función de la relación entre la abertura mayor y la abertura menor.77.6 para vientos perpendiculares y estaría entre 0.32/0. De la Tabla 6. Para una relación entre aberturas de entrada y salida dada.38.35 para vientos diagonales.35 obtenemos = 0.48.5 y 0.(a) De la Tabla 6. puede ser calculada con la siguiente expresión: A=Q/(E·W) Donde: 2 A es el área libre de abertura [m ] 3 Q es el caudal de aire de diseño [m /s] E es la efectividad de la abertura W es la velocidad del viento [m/s] El parámetro E debería ser tomado entre 0. El flujo final es obtenido de la Figura 6. De acuerdo con este método si el flujo es principalmente causado por la acción del viento.48=0. Si no pueden ser iguales entonces la ecuación puede ser usada para calcular la abertura menor.60 entonces PF=0. Incremento porcentual 40 30 20 10 0 1 2 3 4 5 6 Abertura de salida/Abertura de entrada Figura 6. 103 . el porcentaje de incremento del flujo. Por lo tanto Ai=A0= 0. entonces PD=0. Por lo que.25 y LPC=-0.8 y WPF=0. f 4 =1.223 m2 WPC=0. Q. De acuerdo con el método. es tomado de la Figura 6.33 obtenemos f 3 =0. ASHRAE propone otra fórmula para calcular el área de aberturas.77·1·0.67 m2 El método ASHRAE Una metodología muy simple para calcular las superficies de aberturas en edificios ventilados naturalmente es propuesta por la ASHRAE. Entonces el caudal de diseño.32m2 (c) De la Tabla 6.5.25.38. Por lo que: A= 4. es dividido por x y el flujo resultante es usado en la ecuación para calcular el área mínima de las aberturas. x.3·10 −4 · 43· 30 4 0. A. El procedimiento para calcular las aberturas es el siguiente. Incremento en el flujo a causa de una abertura mayor a la otra Si la velocidad local del viento no es importante y el flujo de aire se debe principalmente a la diferencia de temperaturas entre el interior y el exterior. los mayores flujos por unidad de área de abertura se obtienen para aberturas de entrada iguales a las de salida.41·A.25 y 0. en un edificio con aberturas de entrada iguales a las salida.5 (b) Si A0=Ai entonces Ai=1. TAi=TA0=0.36 obtenemos IPF=0. el área libre de las aberturas de entrada.3·10 −4 ·V · ach W f 3 · f 4 ·PD = 4.

Además.444 m /s. Por lo que el área de las aberturas de entrada debería ser igual a Ai = 380/116·4 2 2 = 0.Si las áreas de entrada y salida son iguales. A1.5%. Ejemplo 1 Para un lugar dado. la relación entre las aberturas de salida sobre las de entrada es de 1. es tomado de la Figura 6. el porcentaje de aumento del caudal. Como se calculó en el ejemplo previo el flujo que corresponde a la abertura más chica es 3 igual a 0. Ejemplo 2 Para el ejemplo anterior considerar que el flujo es debido principalmente a la diferencia de temperaturas entre el interior y el exterior. Calcular el área de las aberturas de entrada y salida.57 m . Por lo que el área 2 de las aberturas de entrada debería ser igual a Ai = 0. Q es dividido por x y el flujo resultante es usado en la ecuación para calcular el área mínima de las aberturas.34. a causa de limitaciones constructivas. recordemos que el método calcula el flujo de aire considerando la acción del viento y desprecia el fenómeno debido a la diferencia de temperaturas. el 3 flujo correspondiente a la abertura más chica es igual a 0. El caudal de aire de diseño es de 1600 m /h o 0. puede ser calculada con la siguiente ecuación. En este caso.5 = 1.444/1. El volumen del recinto es de 200 m y el intercambio de aire requerido es de ocho renovaciones por hora. entonces para una relación dada entre salida y entrada o viceversa. la velocidad del viento de diseño es de 2 m/s y es perpendicular a las 3 aberturas de un edificio ventilado naturalmente.82·1. mientras que el área de abertura de salida debería ser igual a A0 = 0. La diferencia de temperaturas de diseño es de 4ºC. De la Figura 6. 3 3 El método de Aynsley El método propuesto por Aynsley ya ha sido presentado anteriormente. x.17 el aumento esperado del caudal de aire. Por lo que. puede ser calculada con la siguiente ecuación: A= Q 116 h(Ti − T0 ) Donde: 2 A es la superficie de abertura [m ] Q es el caudal de aire de diseño [L/s] h es la altura desde la abertura de entrada hasta la de salida [m] Ti y To son las temperaturas promedio interior y exterior respectivamente [ºC] Si las aberturas de entrada y salida no son iguales.22 m . La diferencia de altura entre las aberturas de entrada y salida es de 4m. Para una superficie de abertura definida.38 m /s.5.5 = 0. ubicada en la fachada donde actúa el viento. Calcular las aberturas necesarias para un intercambio de aire de ocho renovaciones por hora.175 = 0.38/(0. mientras que el área de 2 las aberturas de salida debería ser igual a A0 = 0. entonces la superficie de las aberturas tanto de entrada como de salida. es del 17. con Cd1=Cd2. se obtiene que: A2 = A1 ·Q Cd ·W 1  Q  A1 ·(Cp1 − Cp 2 ) −    Cd ·W  2 2 104 . debido a áreas de aberturas desiguales.38 m . El flujo de aire de diseño. la superficie de la segunda abertura A2.38 m /s.82 m .38·1.5·2) = 0.

6.6 · 2 1  1. la superficie de la 2 aberturas de salida es de 3 m .25 respectivamente. la velocidad del viento de diseño es de 2 m/s y es perpendicular a las aberturas de un edificio ventilado naturalmente. la metodología que tiene en cuenta el efecto del viento es igual a la presenta por Aynsley.65) −     0. la temperatura de diseño interior es de 27ºC mientras que la 3 temperatura exterior es de 31ºC.81  0. por lo que ∆Cp = 0. Las aberturas se encuentran en fachadas 3 opuestas.6.33   3 2 ·(0. Además.76 2 105 .Ejemplo Para un lugar dado.6 · 2  2 = 1. En el caso de flujos de aire debidos a la diferencia de temperaturas entre el interior y el exterior. El volumen del recinto es de 600 m y el intercambio de aire requerido es de ocho renovaciones por hora. Además Q = 1.33 m /s. respectivamente: A1 = A2 ·D donde: 1 A2 − D 2 donde 2 D= Q  2·∆T ·H ·g  Cd   T   T= T0 + Ti [ºK] 2 Ejemplo Para un lugar dado.6  302   = 1. Q. necesaria para lograr un caudal. Además. el método propone para el cálculo de la superficie de aberturas de entrada o salida. El método fue presentado en detalle anteriormente y como se explicó en el método anterior.33 0. A1. El método del British Standard Este método propone diferentes expresiones para calcular el flujo de aire en configuraciones con ventilación natural teniendo en cuenta tanto el efecto del viento como el de la temperatura. la 2 superficie de la aberturas de salida es de 3 m y la distancia vertical entre aberturas es de 6m.33  2 · 4 · 6 · 9. Además se propone un criterio para contabilizar el efecto combinado de ambos. De la Tabla 6.55 m 2 2 3 − 1. Entonces: D= 1. 3 Se obtiene que Q = 1. la siguiente expresión para un valor dado de superficie de entra o salida. entonces: A1 = 3·1.76 1 = 1.33 m /s.4 y 3 –0. El volumen del recinto es de 600 m y el intercambio de aire requerido es de ocho renovaciones por hora. A2.65. Calcular el área de la abertura de entrada si el coeficiente de descarga para cada abertura se lo considera igual a 0.38 Por lo tanto: A1 = 3·1. Calcular el área de la abertura de entrada si el coeficiente de descarga para cada abertura se lo considera igual a 0. a causa de limitaciones constructivas.19 los coeficientes de presión para las aberturas de entrada y salida son 0. a causa de limitaciones constructivas.54m 2 Exactamente el mismo método es propuesto por el British Standard Institution para configuraciones con ventilación cruzada donde el flujo de aire es debido a la acción del viento.

Análisis comparativo Para comparar las predicciones de los distintos métodos. Ejemplo 1 – Un caso simple Calcular el área neta de superficie de aberturas de entrada y salida de aire para un edificio ventilado naturalmente de 700 m3. La velocidad principal del viento durante la época de diseño es de 2 m/s y es paralela al eje principal del edificio. se han realizado cálculos para distintas configuraciones de edificios. La diferencia de temperatura entre el ambiente interior y el exterior es despreciable.16·10 −3 ·V · ach W · f1 · f 2 · f 3 · f 4 Esta ecuación asume un mosquitero con porosidad de 0.44/1. Utiliza dos coeficientes para tomar en cuenta el efecto de los edificios vecinos y la altura de las aberturas. Además.67/1. El método II del Florida Solar Energy Centre Este método considera áreas de aberturas desiguales y propone el cálculo de una abertura efectiva.25 = 1. El área total de aberturas.3·10 −4 ·V · ach W f 3 · f 4 ·PD De la Tabla 6. Como los distintos métodos están caracterizados por varios tipos de limitaciones debido al efecto del viento o la temperatura. es evidente que f 3 = f 4 =1. Considerar que la velocidad del viento es medida cerca del edificio y no requiere ningún tipo de corrección debida a la superficie del terreno.88 m y por lo tanto el área bruta de aberturas de 2 entrada y salida es de 3. normales al eje principal del edificio. El intercambio de aire requerido es de seis renovaciones por hora. Si se consideran las suposiciones realizadas en el ejemplo.65 106 . Sustituyendo los datos se obtiene TOA = 6.4 y LPC = -0. No toma en cuenta los efectos de la temperatura.35 WPC = 0. Finalmente. corrección del terreno. Entonces: PD = WPC – LPC = 0. y sin mosquiteros.6. está dado por la siguiente fórmula: 2 TOA = 1. El método I del Florida Solar Energy Centre Este método considera áreas de aberturas iguales y desprecia el efecto de la temperatura.25. El área total de aberturas en m2. la superficie neta de aberturas de entrada y salida es igual a A0 = 2 Ai = 3. como no hay mosquitero el resultado de esta ecuación debe ser dividido por 1. en m .67. ubicadas en fachadas opuestas en planta baja.64 m . los casos a ser considerados deben ser lo suficientemente simples como para satisfacer las limitaciones de todos los métodos. así también como las relaciones de aberturas. edificios vecinos y altura de aberturas. Además el efecto de los edificios aledaños es despreciable. Utiliza cuatro coeficientes para tomar en cuenta el efecto de la orientación de viento.44 m . considerar que las aberturas son iguales. Si se toma en cuenta que no hay mosquitero y que el método calcula el área bruta de abertura. está dado por: 2 A= 4. Tomando en cuenta las suposiciones hechas en el ejemplo es evidente que f 2 = f 3 = f 4 =1.25. esta ecuación asume que los marcos de puertas y ventanas representan alrededor del 20% del área bruta por lo que para calcular el área neta de abertura el resultado debe ser dividido por 1.

Sustituyendo los valores se obtiene A = 1,12 m y por lo tanto la superficie de aberturas de 2 entrada y salida es A0 = Ai = 1,41·A = 1,58 m . El método ASHRAE Este método considera los efectos del viento y de la temperatura, pero no su acción combinada. Propone un coeficiente E, para tomar en cuenta la efectividad de la abertura en función del ángulo de incidencia del viento. Basado en los datos del ejemplo, E es tomado como 0,5. Por lo que: A = Q/(E·W) = 1,16 m . El método Aynsley Este método permite el cálculo del área de aberturas de entrada y salida en configuraciones de ventilación natural donde el flujo es inducido por acción del viento, y no considera áreas de abertura iguales. Para una superficie de abertura definida, la superficie de la otra abertura puede ser calculada con la ecuación propuesta por Aynsley. En este caso y si los coeficientes de descarga son iguales, entonces:
2

2

A2 =

A1 ·Q Cd ·W

1  Q  2 A1 ·(Cp1 − Cp 2 ) −    Cd ·W 
2

Si Cp1 = 0,4 y Cp2 = -0,25 y Cd1 = Cd2, entonces A1 = A2 = 1,01 m . El método del British Standard Como ya se mencionó, este método predice el mismo resultado que el método de Aynsley para configuraciones donde la diferencia de temperaturas entre el ambiente interior y el exterior 2 son despreciables. Por lo tanto, A1 = A2 = 1,01 m .

2

AREA DE ABERTURA

2 1,5 (m )
2

1 0,5 0
FLORIDA 1 FLORIDA 2 ASHRAE AYNSLEY BSM

METODO
Figura 6.39. Valores de áreas de abertura obtenidos para el ejemplo 1

Ejemplo 2 – El efecto de la diferencia de temperaturas Este segundo ejemplo es el mismo que el anterior, pero con una diferencia de temperatura de 3ºC entre el interior y el exterior. Por lo que, le ejemplo es el siguiente:

107

Calcular el área neta de superficie de aberturas de entrada y salida de aire para un edificio ventilado naturalmente de 700 m3. El intercambio de aire requerido es de seis renovaciones por hora. La velocidad principal del viento durante la época de diseño es de 2 m/s y es paralela al eje principal del edificio. La diferencia de temperatura entre el ambiente interior y el exterior es de 3ºC. Considerar que la velocidad del viento es medida cerca del edificio y no requiere ningún tipo de corrección debida a la superficie del terreno. Además el efecto de los edificios aledaños es despreciable. Finalmente, considerar que las aberturas son iguales, ubicadas en fachadas opuestas en planta baja, normales al eje principal del edificio, y sin mosquiteros. La diferencia vertical entre las aberturas es de 2m. Como ya se mencionó, los métodos I y II del Florida Solar Energy Centre así como también el método de Aynsley no toman en cuenta el efecto de la diferencia de temperaturas. Por lo que los resultados de estos métodos son los mismos que los del primer ejemplo. El método de la ASHRAE propone dos expresiones para calcular las aberturas requeridas, 2 la que toma en cuenta sólo el efecto del viento da como resultado 1,16 m , como se vio en el ejemplo anterior. Si sólo se considera el efecto de la temperatura, tomando en cuenta los datos, 2 entonces el área necesaria de abertura es igual a 8,5 m . El método del British Standard propone un criterio para decidir que factor tiene más peso, si el efecto del viento o el efecto de la diferencia de temperaturas, para el ejemplo se determina que el efecto del viento es el que prevalece por lo que 2 A1 =A2 = 1,01 m .

Método de las ecuaciones de lazo (Looping equations)
Uno de los métodos más nuevos y versátiles para el dimensionamiento de aberturas, es el método de las ecuaciones de lazo (looping equations) de James Axley, propuesto en 1999. Este concepto permite introducir en el camino del flujo de aire cualquier tipo de singularidad como divisiones internas o cualquier dispositivo o componente. La Figura 6.40 muestra el principio del método de la ecuación de lazo. La idea básica es que la suma de los cambios de presión sufridos por una corriente de aire que recorre un lazo volviendo a su origen sea igual a cero. Si la geometría del problema es conocida, se pueden determinar algunos lazos, como por ejemplo: exterior abertura de entrada interior abertura de salida exterior exterior (original).

Figura 6.40. Principio de la ecuación de lazo. Lazo: 1-2-3-4-5-6-7-8-9-1

La suma puede ser expresada como:

108

donde el primer término es la suma de las caídas de presión de cada uno de los componentes a lo largo del lazo, el segundo es el efecto stack y el tercero es el efecto del viento. La gran ventaja de este método es que permite dimensionar aberturas tanto externas como internas para sistemas de ventilación de configuraciones arbitrarias y con distintas complejidades para condiciones climáticas específicas. El método consiste en los siguientes ocho pasos: 1. Dibujar la geometría y tipología del edificio e identificar los lazos de los flujos de ventilación natural. 2. Identificar un nodo de presión del ambiente y nodos de presión adicionales a la entrada y salida de cada componente que aparezca a lo largo de los lazos. 3. Establecer las condiciones de diseño: coeficientes de presión para las aberturas, temperatura ambiente, velocidad y dirección del viento y temperaturas interiores. 4. Establecer requerimientos de diseño: las tasas de ventilación requeridas para cada recinto ocupado para poder obtener los caudales de aire para cada componente. 5. Armar las ecuaciones de lazo para cada lazo establecido en el paso 1 tomando en cuenta sistemáticamente cada cambio de presión a lo largo de cada lazo. 6. Determinar los dimensiones mínimas factibles para cada abertura a través de la evaluación de los límites asintóticos de la ecuación de lazo para las condiciones de diseño. 7. Desarrollar y aplicar un número suficiente de pautas de diseño tanto técnicas como no técnicas para transformar el problema de diseño definido para cada ecuación de lazo indeterminado en un problema determinado. 8. Desarrollar una estrategia operativa apropiada para tomar en cuenta la naturaleza variable de las condiciones de diseño de los sistemas de ventilación natural. El NIST (National Institute of Standards and Technology de los Estados Unidos) desarrolló un software en el 2003, el LoopDA, para realizar estos ocho pasos. A pesar de no automatizar totalmente los ocho pasos este programa realmente simplifica el uso de este método y es de gran ayuda en la administración de todo el proceso. La principal desventaja de este método es que siempre hay más aberturas que lazos posibles, por lo tanto sólo es posible determinar un conjunto de soluciones factibles. Esto obliga a necesitar del uso de otras consideraciones para elegir una solución que sirva para las condiciones de diseño establecidas.

109

.J. Fanger. Allard (1998). Wind in Architectural and Environmental Design. (1987). Occupant Comfort and Cooling Loads in Naturally Ventilated Buildings”.Bibliografía 1. 110 .Guldman y B. Londres. Tomo 1. 17. Climate & Architecture”. Capítulo 3.Fairey y M. Fujol M. ASHRAE Transactions.1. Vol. Code of Practice for Design of Buildings: Ventilation principles and designing for natural ventilation.O. Air Force Civil Engineering Support Agency (2004). Architectural Aerodynamics.M. University of California at Berkeley. Mayer. M. CSTB. J. Applied Science Publishers.D.Melikov y H. Army Corps of Engineers. Melaragno.. Givonni (1976).Ballanti.Bennett. Guide sur la climatisation naturelle de l´habitat en climat tropical humide – Methodologie de prise en compte des parameters climatiques dans l´habitat et conseils pratiques.R.Houston (1983). Naval Facilities Engineering Command. Part 1.Vickery (1977). No. M. Melbourn y B. Yarke E. París.White. 16. “Physical Causes for Draft: Some New Findings”. D. ASHRAE Transactions. “Design: cooling buildings by natural ventilation”. 6. Indoor Air 99..2004. “Ventilation rates and Energy Consumption due to Open Windows”. E. Ernest. Cabo Cañaveral.. (1989). Vitali L.V. 4. Aynsley. U. Applied Science Publishers. Editor F. Hanzawa (1988). Air Infiltration Review. R. 10. No. De Gidds. No. W. 2. PhD Thesis. 14.. “Developing the San Francisco Wind Ordinance and its Guidelines for Compliance”.W. Swami. S.Phaff (1982). y Chandra S.M. 8. W. Florida Solar Energy Centre. E. 3. M. (1991).1. BS 5925 (1980). Axley. 9.W. “A Handbook for Designing Ventilated Buildings”. Londres. 12. Francia. Building and Environment. British Standards Institution.93. “Air Turbulence and Sensation of Draft”. (1982). 13. A. Londres. Vol.24. USA. James & James. 5. Energy and Buildings. Centre Scientifique et Technique du Batiment (CSTB) (1992). 94. (1999). “Predicting Wind-Induced Air Motion. y H. Vol.4. Nueva York. 7. B.S. Part 1. P. (2004) “Ventilación natural – Estimación de parámetros sobre modelos a escala utilizando equipamiento de bajo costo”. 11.4. “Natural Ventilation Design using Looping Equations”. Vol. (1988). “Correlations for Pressure Distribution on Buildings and Calculation of Natural Ventilation Airflow”.. “Natural Ventilation in Buildings”. P. Trabajo presentado en la XXVII Reunión de Trabajo de ASADES – La Plata – Argentina . y Seoane. Arens. Chandra S. “Man. Vol.21. Van Nostrand Reinhold. “1999 ASHRAE Handbook CD” 15. C.

debería localizarse de manera tal de aprovechar los gradientes de viento local. es posible buscar una posición que optimice la localización relativa para obtener una buena exposición a los vientos del verano y un resguardo de los vientos de invierno (Fig. • Equilibrar la utilización de los recursos naturales para un mejor compromiso entre el confort térmico en verano e invierno. ya que el edificio y sus componentes son los elementos que pueden reducir o incrementar el movimiento del aire. Si esto no es posible el edificio debe tratar de ubicarse con su eje longitudinal perpendicularmente a la dirección preponderante del viento en verano. En montañas y cerros conviene localizarlos en la mitad de la pendiente. como ocurre generalmente. la información cuantitativa incluye técnicas de cálculo para definir parámetros climáticos. • No utilizar flujos de aire con contaminantes o polvillo Si el edificio no se encuentra en un área urbana. Si se encuentra en cercanía al mar. estimación de flujos de aire. debería ubicarse lo mas alejado posible de otros edificios que puedan obstruir los vientos en verano. 7. además pueden ser instalados en edificios existentes después de algunas modificaciones. río o un lago. dimensionamiento de aberturas. 111 . • Evitar situaciones con vientos permanentes no deseados. sugerencias y/o consideraciones que pueden llegar a ser de gran utilidad para un diseñador que pretenda implementar técnicas de ventilación natural en edificios. como usualmente ocurre. La información cualitativa incluye conceptos y criterios de diseño. Localización del edificio y sus partes componentes Los siguientes objetivos principales deberían ser tenidos en cuenta cuando se selecciona un sitio para un proyecto de edificio adecuado para ventilación natural: • Obtener el mayor aporte del flujo de aire según la topografía y la posición de los edificios aledaños. En cambio. si la dirección preponderante del viento en invierno es distinta.1). A continuación se dan algunos criterios.7 – SUGERENCIAS PRÁCTICAS PARA EL DISEÑO DE SISTEMAS DE VENTILACION NATURAL Los sistemas mecánicos de ventilación pueden ser diseñados independientemente del diseño del edificio en el que van a ser instalados. para lograr un incremento del potencial de ventilación en los recintos interiores. los sistemas de ventilación natural necesitan ser diseñados conjuntamente con el edificio. y evaluación de los métodos mas convenientes para la selección de una solución adecuada. Arquitectos e ingenieros necesitan adquirir información cualitativa y cuantitativa acerca de las interacciones entre las características del edificio y la ventilación natural en orden de diseñar edificios y sistemas consistentes que logren un consumo bajo de energía. el edificio debería tratar de ubicarse cerca de la costa con el eje longitudinal paralelo a la costa para aprovechar las brisas marinas. ya que en esta posición vientos moderados que suben por la pendiente pueden generar ventilación cruzada en la sección más corta del edificio. Si el edificio se encuentra en un área urbana.

1. 112 . Ejemplo de buenas y malas localizaciones del edificio en un entorno urbano. con respecto al viento En áreas urbanas muy densas. los recintos que necesitan más ventilación deben ser ubicados en los pisos superiores donde el flujo de viento es más fuerte y menos turbulento que cerca del suelo. el estudio del flujo de aire puede llegar a ser muy complejo. A continuación se muestran distintos efectos que pueden producir fuertes vientos favoreciendo la ventilación. este efecto ocurre porque los Flujo vientos en los pisos superiores son mayores que en la base.Vientos predominantes de invierno Buena orientación Mala orientación Vientos predominantes de verano Figura 7. Esta diferencia de presión crea un fuerte flujo de aire descendente en la fachada donde actúa el viento. más fuerte es el efecto. La aceleración del viento está generalmente restringida a un área con un radio no mayor que el ancho del edificio. Cuanto más alto y ancho es el edificio. En sitios donde hay edificios cercanos. Efecto de los rincones Vientos fuertes ocurren en los rincones de un edificio donde el flujo de aire va desde la zona de alta presión en la fachada donde actúa el viento hacia la zona de baja presión en la fachada opuesta. generándose presiones mayores en la parte superior del edificio. pero el diseñador debe tener mucho cuidado ya que también pueden llegar a generar efectos adversos en los peatones fuera del edificio o en balcones y corredores. Flujos descendentes en edificios altos Algunos de los vientos más fuertes se encuentran en la Dirección del viento base de los edificios altos sobretodo en los rincones.

Una aplicación de este efecto se ve en la configuración que muestra la figura en donde se reduce el efecto del flujo descendente. Cuando el proyecto es rodeado por un conjunto de edificios. u otro espacio abierto alineado con grupos de edificios juntos puede generar un canal si el espacio es largo y angosto (menos de tres alturas) en relación con la altura del edificio en estudio. Efecto canal Una calle.El efecto de aberturas en la base del edificio Cuando un edificio de cinco pisos o más es elevado sobre columnas o cuenta con un pasaje a través del mismo. 113 . Efecto Venturi El efecto Venturi ocurre cuando dos edificios largos son ubicados en ángulo con sus rincones muy juntos creando un pasaje muy angosto en el cual los vientos se aceleran obteniéndose altas velocidades. Una disposición alternada de edificios es más apropiada que una disposición paralela o en filas porque ofrece una mayor exposición a los vientos. esta localización debería aprovecharse para evitar interferencias en el flujo de los vientos preponderantes del verano. y en los rincones. Sin embargo. Un efecto similar se obtiene si se ubican los edificios en diagonal con respecto a la dirección del viento preponderante (Fig.2). el aire forzado a través de las aberturas crea un canal de vientos intensificados. 7. Efecto pirámide Las estructuras en pirámide ofrecen poca resistencia al viento y generalmente parece que dispersan la energía del viento en todas las direcciones. el mayor compromiso debe estar dado considerando un resguardo suficiente para los vientos invernales.

4 y 9. La arquitectura aerodinámica es un campo complejo.3.2. para esto se requiere de estudios aerodinámicos. concepto totalmente erróneo. Patrones de flujo de aire a través de distintos Layout Cuando la densidad y configuración de los edificios aledaños no permitan una correcta exposición a los vientos. Patrones de flujo de aire para distintas formas de edificios y la influencia de su orientación 114 .6.Disposición en fila Disposición en diagonal Disposición alternada Figura 7. Forma y orientación del edificio La forma y orientación del edificio definen el patrón de flujo de aire. mucha gente llega a conclusiones erróneas en la interpretación de la forma de los objetos y su interacción con un flujo de aire. teniendo en cuenta consideraciones relacionadas a otros requerimientos y regulaciones edilicias. tienen la siguiente resistencia al flujo: 1. es decir el camino que seguirá el viento a través del edificio.3 se pueden apreciar patrones de flujo de aire para distintas formas de edificios y orientaciones. Esto demuestra que la intuición está usualmente equivocada en relación a la aerodinámica y la herramienta más confiable es realizar pruebas en túneles de viento. 2. En la Figura 7.3. Las siguientes formas. Figura 7. el edificio debería ser diseñado para ser lo suficientemente alto para sobrepasar las obstrucciones. Generalmente se asume que la forma circular es más aerodinámica que la rectangular. de izquierda a derecha.

Este efecto puede ser usado para propósitos de ventilación cuando el flujo de viento sea débil. son menos efectivos que aleros y proyecciones horizontales pero son más 115 .4. Esto es especialmente cierto en edificios elevados donde la necesidad deuna orientación que reduzca ganancias solares es lo más importante. la estratificación de la densidad del aire y temperatura podría causar un exceso de diferencias de temperatura entre los pisos superiores e inferiores del edificio. mala protección solar. manteniéndose el largo y el ancho del edificio. que no podría ser fácilmente eliminado por mecanismos pasivos. (1) Buena protección solar. Diseño del paisaje La construcción de un paisaje adecuado alrededor de los edificios tiene una importante función en el control del movimiento del aire a través de los mismos y se genera un microclima particular. la dimensión de la sección que debe ser paralela a los vientos predominantes de verano debe mantenerse en un mínimo funcional. si el edificio es bajo.4. Figura 7. mala ventilación. Arbustos densos pueden ser ubicados alrededor del edificio para generar zonas de presión positiva y negativa. por encima de una cierta altura. pueden ser obtenidos con el modelo de Mario Grosso explicado en el Capítulo 5. Incrementando la altura de un edificio se puede obtener mayores beneficios del efecto stack en escaleras y otros conductos. si se aumenta. se puede apreciar distintas configuraciones con respecto a la exposición solar y al viento. acondicionamiento del aire y sombreo. Forma y orientación del edificio con respecto a la exposición solar y al viento. (4) Buena protección solar y ventilación. Cuando la mejor orientación para evitar una excesiva incidencia solar es opuesta a la mejor orientación con respecto a los vientos. Las principales funciones de la vegetación son: resguardo del viento. las consideraciones solares son generalmente las que mas peso tienen en la decisión final. es decir la relación entre el largo y el ancho de un edificio. aceleración del aire. Como regla general. (2) Buena ventilación. Sin embargo. prevalece la elección de la orientación en función de la ventilación por su efecto mayor en las condiciones interiores de confort térmico. desvío del viento. El tipo y disposición de vegetación a ser incluida en un sitio debe ser elegida teniendo en cuenta el patrón de flujo de aire además de consideraciones estéticas y ambientales. tiene un color externo claro y cuenta con ventanas con un sombreo efectivo. En estos casos. (3)Buena protección solar y ventilación. En la figura 7.Otra variable a tener en cuenta es la altura del edificio. mientras que en la fachada opuesta se generará mayor succión. gracias a la ubicación alternada de los recintos del edificio. gracias al uso de aleros. Además la relación entre el largo y el ancho debería no ser muy grande para evitar una disminución significativa de la presión en el medio de la fachada donde actúa el viento con un posible efecto de succión en los bordes. Sin embargo. la influencia sobre las temperaturas internas con respecto a la orientación probablemente sea despreciable. la velocidad del viento aumentará en los pisos superiores induciendo mayores flujos de aire en las aberturas ubicadas en las fachadas donde actúa el viento. está bien aislado. Valores cualitativos sobre la influencia de la proporción de las fachadas.

a Figura 7. La vegetación puede crear áreas de altas velocidades de viento haciendo pasar al aire a través de pasajes angostos (efecto Venturi) (Figura 7.6. El efecto de la posición de los arbustos en el patrón de flujo a través de un edificio (1.7). Las zonas donde el flujo de aire es acelerado son las de mayor presión negativa por lo que convendría ubicar las aberturas de salida sobre estas fachadas. La posición (Figura 7. El efecto de un arbusto (izquierda) y un árbol (derecha) en el patrón de flujo a través de un edificio en relación a su distancia con respecto a las aberturas Hileras de árboles o arbustos pueden ser usadas para dirigir al aire directamente hacia el edificio o bien alejarlo del mismo (Figura 7. Mala Ventilación Buena Ventilación Figura 7.económicos y tienen una apariencia agradable. izquierda) deben ser apropiadamente elegidas ya que afectan el patrón del flujo de aire dentro del recinto. Desvío del flujo de aire hacia el edificio (a) o alejándolo del edificio (b) b 116 .5) y la distancia de las aberturas (Figura 7.6.6. derecha).8).7.5 )m) (3 m) (3 m) (6 m) (9 m) Figura 7.5. Cuando se plantan árboles su distancia de las aberturas es fundamental ya que pueden afectar el desplazamiento vertical del flujo de aire interior (Figura 7.

absorbe dióxido de carbono e introduce oxígeno al aire. Distribución de presiones y patrones de flujo sobre distintos tipos de techos. Un techo plano o uno con una pendiente menor a 15º tiene presiones negativas sobre el total de su superficie independientemente del ángulo de incidencia del viento. así como también la distribución de la presión del viento en las partes superiores de las fachadas. el calor contenido en el aire es absorbido por la vegetación mientras que la humedad del aire aumenta. Esto se debe a que las salientes del techo incrementan la presión positiva en el exterior de la ventana induciendo un flujo de aire mayor al interior del recinto. remueve partículas de polvo. 117 .8. Angostamiento del espacio entre arbustos o árboles y el edificio para acelerar el flujo de aire A través de los efectos de sombreo y transpiración. Además la vegetación reduce el ruido. Forma del techo La forma del techo de un edificio afecta el remolino descendente. En la Figura 7.10. Para inclinaciones superiores la cara donde actúa el viento tendrá presiones positivas. Cualquier abertura ubicada en cualquiera de estos tipos de techos experimentarán una succión y funcionarán como aberturas de salida. el flujo de aire cerca del techo. Los techos a dos aguas con inclinaciones menores a 21º estarán bajo presiones negativas sobre el total de su superficie. Consecuentemente. Figura 7.9. a través del ático y en los recintos ubicados en los pisos superiores resulta modificado según la forma del mismo.Figura 7. el efecto puede apreciarse claramente en la figura 7. mientras que la cara opuesta siempre tendrá presiones negativas. Este proceso induce a un enfriamiento del aire.9 se pueden apreciar la distribución de presiones y patrones de flujo sobre distintos tipos de techos. Los techos que tengan una inclinación superior a los 15º. tendrán presiones positivas. El efecto de las salientes del techo puede ser utilizado para lograr sombreo y mejorar la ventilación.

10. Figura 7. sino que los mejores resultados se obtienen con ángulos de incidencia del viento de entre 30º y 60º.12 muestra el efecto del ángulo de incidencia del viento en el flujo de aire interno. La figura 7. es decir. Contrariamente a lo que se pueda creer. Mientras que para aberturas en paredes opuestas. en este caso no conviene ubicar las aberturas perpendicularmente a la dirección de los vientos preponderantes en verano.Figura 7. para obtener una buena ventilación. lo mejor es proveer a un recinto de ventilación cruzada. Efecto sobre el flujo a través de una abertura debido al aumento de la profundidad de la saliente del techo Ubicación y tamaño de aberturas Siempre que sea posible. Para ventanas en paredes adyacentes la mejor distribución de aire (las velocidades promedios aumentan entre el 10% y el 20%) se obtiene cuando el ángulo de incidencia del viento es perpendicular al eje de las aberturas. una abertura sobre la fachada donde actúa el viento (zona de presión positiva) y la otra en la fachada opuesta (zona de presión negativa). Patrones de flujo y zonas de presión 118 . los vientos oblicuos aumentan las velocidades promedios entre un 20% y 30% más que con vientos perpendiculares.11.11 muestra patrones de flujo de aire para configuraciones con ventanas en paredes opuestas y en paredes adyacentes y la figura 7.

Efecto del ángulo de incidencia del viento en el flujo de aire interno Cuando las ventanas están ubicadas en la superficie de una sola pared. Lo más efectivo que se puede hacer en estos casos es colocar dos aberturas sobre una la pared donde actúa el viento y así poder obtener ventilación cruzada (Figura 7.15).Aberturas en paredes opuestas Aberturas en paredes adyacentes Circulación local Buen flujo Circulación local Figura 7. es una buena opción colocar dos ventanas sobre la misma La correcta ubicación de las aberturas es fundamental para lograr una eficiente ventilación del recinto. como paredes. El promedio de velocidad interior no suele cambiar significativamente con el aumento del tamaño de las aberturas.12.14a). en cambio si lo que se busca es un refrescamiento estructural del edificio a través de la ventilación nocturna. Cuando sólo se cuenta con una pared exterior.13. las aberturas deberían ubicarse a la altura de los ocupantes (Figura 7. pisos y cielorrasos (ver Figura 7.14b y 7.13). la ventilación suele ser débil y es casi independiente de la dirección del viento. Viento Viento Figura 7. 119 . la posición de las aberturas deben ser cercanas a las superficies de intercambio de calor. Si lo que se busca es utilizar ventilación de confort sobre las personas.

14. actuando de masa térmica Figura 7. Esto se puede apreciar en la figura 7. además del tipo de abertura. Configuraciones para ventilación nocturna para optimizar la exposición de las superficies de la masa térmica Es interesante destacar que la posición de las aberturas de salida no afectan significativamente el patrón de flujo del aire. La ubicación de las aberturas de salida del aire tiene un efecto muy pequeño sobre el patrón de flujo 120 .( ) (b) Figura 7.15.16 Abertura de salida superior Doble abertura de salida Abertura de salida inferior Figura 7.16. sino que la variable que lo controla es la ubicación de las aberturas de entrada. Posición de las aberturas para (a) optimizar el refrescamiento sobre las personas y (b) sobre la estructura Masa térmica Pared Piso.

el aire tiende a circular por la pared más cercana. cuando el área de las aberturas de entrada es mayor a las de salida. Si sólo cuenta con aberturas sobre una sola pared.18 muestra el efecto de áreas de aberturas desiguales. la distribución de velocidades en el recinto es mucho más uniforme. produce un pequeño aumento de la velocidad de aire interior. El efecto Jet sobre las paredes La influencia del tamaño de las aberturas depende de si el recinto cuenta con ventilación cruzada o no. En cambio. Figura 7. el aumento del tamaño de las aberturas tendrá un pequeño efecto en el flujo de aire interior. Cuando la abertura de entrada es menor a la de salida. Cuando el viento es oblicuo aumentando el ancho de las aberturas se provee de un gradiente de presiones mayor obteniéndose velocidades de aire interior mayores. si se quiere obtener un flujo concentrado en un área restricta. se puede sugerir utilizar áreas de aberturas de entrada menores que la de salida. lavando las paredes y así se obtiene una mejor circulación de aire por el recinto.17. por ejemplo en un dormitorio donde la cama esté cerca de la ventana. se obtienen mayores flujos de aire y mayores velocidades de aire interior. pero la velocidad promedio sólo es un poco mayor. Teniendo en cuenta estas características. en salas de estar donde se necesite una mejor distribución del aire. o las de entrada son ligeramente menores a las de salida. Incrementar el área de las aberturas de entrada sin modificar el área de las de salida o viceversa. el flujo de aire es determinado principalmente por el área de la abertura más chica. En cambio.18. Abertura de entrada Abertura de salida Abertura de entrada Abertura de salida Denota la región con mayor movimiento de aire Figura 7. comparado con áreas de abertura iguales. la velocidad máxima interior es mucho mayor. se aconseja utilizar áreas de aberturas de entrada mayores que la de salida. cuando las áreas de aberturas de entrada y salida son iguales.17.Otro efecto poco conocido es el efecto Jet en la pared. si la abertura de entrada se ubica cerca del rincón del recinto. especialmente si el viento es perpendicular a las aberturas. La figura 7. esto es ideal en recintos donde los ocupantes estén cerca de la abertura de entrada. Efecto del tamaño de abertura relativo en el flujo de aire 121 . En recintos con ventilación cruzada. este interesante efecto puede verse en la Figura 7.

Control horizontal del flujo de aire. Performance de la forma de la ventana en relación al ángulo de incidencia del viento Ventanas cuadradas y verticales exhiben una buena performance para vientos perpendiculares. entonces aberturas cuadradas también pueden funcionar efectivamente. 122 . Una ventana horizontal funciona mejor que una cuadrada o una vertical. ya que el flujo se dirige principalmente hacia las zonas que ocupan las personas. Tabla 7. y otras tipologías son más aptas para la ventilación nocturna. ya que el flujo tiende a barrer en primer lugar las superficies del recinto.20 se pueden apreciar los tipos de ventanas principales y las características del flujo de aire interior y en la Figura 7. LA VENTILACIÓN ES CRUZADA Figura 7.19.20. Tipo de ventana y características del flujo de aire interior Tipo de ventana Ventanas corredizas verticales y horizontales Ventanas con ejes verticales centrados y ventanas de abrir de dos hojas Flujo de aire interior Horizontal en la misma dirección del flujo externo o vertical depende si la ventana es horizontal o vertical respectivamente. 50-90 Efecto similar a aleros.Forma y tipo de ventanas La forma de la ventana donde ingresa el aire es el factor más importante en la determinación de la eficiencia del refrescamiento debido al viento. La forma horizontal es la mejor para capturar y admitir vientos desde más ángulos de incidencia del viento. y mejora su eficiencia en vientos con un ángulo de incidencia de 45º (Ver Figura 7. Máxima área Recomendaciones para de abertura ventilación natural (%) 50 Deben ser colocadas a nivel y dirigidas en frente de la zona donde el flujo de aire es deseado. Además hay tipologías que son más aptas para ventilación de confort.21 se pueden ver los patrones de flujo para distintos tipos de ventanas. Aberturas altas exhiben una efectividad mucho menor que la que muestran las ventanas horizontales y cuadradas para todos los ángulos de incidencia. Si el ángulo de incidencia varía en un rango estrecho y las ventanas pueden ser ubicadas perpendicularmente al viento. En la tabla 7. Las diferencias entre las tipologías de ventanas con respecto a su influencia sobre el flujo de aire son suficientemente significativas como para tenerlas en cuenta. Usar al nivel donde el flujo de aire es deseado. si el ángulo de incidencia varía mucho. entonces las ventanas horizontales trabajarán más efectivamente bajo una mayor variedad de condiciones.19). Sin embargo.

Figura 7. Esta solución permite proteger también los balcones de insectos y permitir su uso en la noche. en las que comprobó que utilizar un mosquitero alrededor de todo el balcón de un recinto es más efectivo que utilizar mosquiteros directamente aplicados en las ventanas. Los mosquiteros representan una resistencia al paso del aire causando una considerable reducción del flujo de aire a través de las ventanas. La reducción de la velocidad interior debido a los mosquiteros es mayor con vientos oblicuos que con vientos perpendiculares.Ventanas de proyección horizontal Ventanas pivotante con ejes horizontales Flujo ascendente a menos que esté totalmente abierta.22 se pueden apreciar las distintas configuraciones que testeó Givonni donde se muestran las velocidades promedio de aire interior en porcentaje de la velocidad del aire exterior. particularmente en lugares tropicales. Efecto de mosquiteros en ventanas El uso de mosquiteros en ventanas es esencial en muchas partes del mundo. B) Ventana corrediza vertical: la apertura de solamente la parte superior o la inferior desvía al flujo hacia arriba o hacia abajo respectivamente.21. El efecto de los mosquiteros depende de la combinación entre la dirección del viento y la cantidad y ubicación de las ventanas. C) y D) Ventana de proyección horizontal: el aire es dirigido hacia arriba para cualquier grado de abertura salvo que esté horizontal. Máximo control vertical. A) Ventana corrediza vertical: igual grado de apertura en la parte superior e inferior da como resultado un flujo horizontal. E) y F) Ventana pivotante con ejes horizontal: el aire se mueve aproximadamente en la misma dirección que las hojas. En la figura 7. Patrones de flujo para distintos tipos de ventana. 123 . Givonni realizó experiencias en túneles de viento. El flujo copia el ángulo de la hoja de la ventana 50-90 60-90 La mejor ubicación es debajo de la zona donde el flujo de aire es deseado. No se pueden cerrar totalmente. La disminución total del flujo de aire puede llegar a ser del 60%. Pueden ser ubicadas a cualquier altura. Control del flujo vertical.

8% Vi = 21.6% Vi = 26.8% 22 74 14 24 20 72 20 19 64 19 16 80 19 15 10 12 9 12 11 14 Vi = 28. 124 .8% Vi = 24.6% 19 9 15 17 13 14 13 13 11 12 17 31 13 84 10 56 9 54 15 11 Vi = 17.7% Vi = 27.4% Vi = 17.0% Vi = 29. Efecto de los mosquiteros en la velocidad de aire interior Uso de aletas Uno de los efectos más útiles de las aletas es la gran mejora que puede generar en las condiciones de ventilación en recintos con una sola pared externa.23.2% Vi = 19.9% 14 17 31 12 12 13 11 12 12 10 17 31 13 14 16 11 18 10 14 12 Vi = 17.5% Vi = 28.7% Vi = 24. por ejemplo utilizando aleros verticales en las dos ventanas de un recinto. ver Figura 7.5% Vi = 13.4% Figura 7.22.22 57 18 23 19 59 19 17 53 18 18 81 19 19 13 14 13 13 12 14 Vi = 28.9% Vi = 22.5% Vi = 12. Esta diferencia puede lograrse. La ubicación propicia de aleros crea zonas de presión positiva y negativa a lo largo de la pared externa.

El aire entra al recinto a través de la primera ventana y sale por la segunda ventana. 7.7% Vi = 6.7% Vi = 8.6% Vi = 3.8% Vi = 36.7% 2 6 2 3 Vi = 3.24a) y un dormitorio (Fig.7% Vi = 35. Efecto de las aletas en la velocidad de aire interior Como se ve.2% Vi = 3. en la figura 7.1% Figura 7.8% Vi = 3.24b) en un edificio de departamentos.3% Vi = 11. Soluciones arquitectónicas actuando como aleros en un edificio de departamentos . una región de presión positiva se genera en frente de la ventana donde actúa el viento y una zona de succión se genera en frente de la segunda ventana.4% Vi = 30.5% 16 13 33 7 12 8 2 3 Vi = 4. Un efecto similar se puede lograr incorporando proyecciones necesarias para crear un gradiente de presión. se puede apreciar un ejemplo de un living (Fig. creándose en efecto una ventilación cruzada.6% 7 7 7 6 13 7 9 8 21 9 10 4 6 3 7 2 5 Vi = 6.4% Vi = 15.0% 13 10 13 13 43 16 19 47 14 11 40 13 12 3 5 2 13 56 20 91 16 74 31 4 4 Vi = 12.4 5 8 2 3 3 4 2 4 5 3 4 5 1 1 1 3 Vi = 4. integrando los elementos de diseño arquitectónico y funcional. 7.23. Ejemplo de living Ejemplo de dormitorio ( ) 125 (b) Figura 7. los balcones pueden ser diseñados en conjunción con las ventanas para utilizar las paredes laterales del balcón como elementos de control del flujo de aire. Por ejemplo.2% Vi = 35.7% 11 9 10 13 40 16 21 52 16 16 41 18 10 5 7 4 10 54 22 79 18 96 14 9 6 Vi = 10.24.8% Vi = 34.3% 2 5 10 5 Vi = 3.24.4% Vi = 30.

25. Dejando un espacio entre el alero y el edificio se logra que el flujo de aire superior ingrese al recinto (Figura 7. Diseño de aleros para recintos con dos ventanas en la misma pared o en paredes adyacentes y su efecto en los patrones de flujo de aire interiores Además de mejorar las condiciones de ventilación. Un diseño cuidadoso de los aleros horizontales puede mantener la eficiencia de ventilación de las aberturas. Un alero con espacios intercalados mantiene el flujo de aire a través del recinto D. Ubicando al alero por encima de la ventana también mantiene el patrón de flujo horizontal Figura 7. pero también puede hacerlo en recintos con aberturas que no se encuentren en zonas de presión positiva y negativa. el uso de aleros pueden mejorar la ventilación en recintos con una sola pared externa.Como se dijo anteriormente. Alero unido a la fachada del edificio causa una deflexión vertical del flujo de aire por encima del nivel del cuerpo B.26). En la Figura 7.25 se muestran distintas disposiciones de aleros para mejorar las condiciones de ventilación.26. Dejando un espacio entre el alero y la fachada del edificio mantiene el flujo de aire a través del recinto C. El efecto de aleros horizontales en el flujo de aire 126 . el propicio uso de los aleros puede proveer de sombreo actuando como proyecciones horizontales en las paredes este y oeste. A. Muy buena Muy buena Buena Buena Muy buena Buena Débil Buena Pobre Pobre Pobre Pobre Figura 7.

27. las divisiones interiores si están bien diseñadas pueden ventilar un área mayor del recinto gracias a una distribución de velocidades de aire más uniforme. encuentra una resistencia adicional.2% Fig. El ángulo entre la pared y el viento puede variar entre 20º y 70º. En la Figura 7. no debería interferir en la ventilación de los recintos adyacentes.4% 47 11 93 9 40 Vi = 31% 28 9 70 26 16 Vi = 39.9% 35 19 85 21 21 Vi = 30. El paso del aire por pasajes interiores crea turbulencia. como es el caso de muchas oficinas y salones de clases. Las divisiones interiores usualmente hacen que el flujo de aire cambie de dirección.27 se muestran las distribuciones de velocidades de aire interior y en la Figura 7. Además eligiendo una orientación tal que sea oblicua a la dirección preponderante de los vientos en verano se maximiza el efecto. Sin embargo. 7. así como también producen expansiones y contracciones sobre el mismo. incrementando la resistencia al flujo.La conclusión que se puede hacer con respecto al uso de aleros es que posibilita una gran mejora de la ventilación en edificios cuyos recintos tengan una sola pared exterior. La profundidad de la proyección. El efecto de subdividir un recinto en dos partes desiguales fue estudiado experimentalmente.5% Vi = 36. En la experiencia la dirección del viento era perpendicular a las ventanas y las mediciones se tomaron a la altura del centro de la ventana.28 se pueden apreciar los patrones de flujo de aire obtenidos con pruebas de mediciones de humo. 65 14 98 21 84 23 48 20 25 34 Vi = 44.5% 65 14 98 21 23 Vi = 42% 54 12 91 7 18 Vi = 38.7% 15 7 73 28 32 Vi = 36. y obteniéndose un caudal de aire menor. Distribución interna del edificio Cuando el aire debe pasar a través de más de un recinto en su trayecto entre la abertura de entrada y la de salida. Se recomienda que no debe ser más de la mitad de la distancia entre la proyección de la abertura de salida del primer recinto y el comienzo de la ventana del segundo recinto. para un edificio que contiene varios recintos. La resistencia depende del tamaño y distribución de las paredes y puertas interiores. Efecto de las divisiones internas en la distribución de velocidades internas del aire 127 .

Una disposición de oficinas en una sola hilera es mejor que dos hileras de oficinas separadas por un pasillo.28. ya que el flujo debe cambiar abruptamente de dirección. deberían ubicarse de manera tal de reducir el efecto de obstrucción del flujo del aire. la cocina y el baño deberían ubicarse en la fachada opuesta a la acción del viento. Efecto de las divisiones internas en los patrones de flujo de aire Parece ser que con el tamaño de la división interna usada en la experiencia. En edificios residenciales. los espacios abiertos deben tener ventanas en paredes opuestas. con grandes ventanas actuando como aberturas de salida del flujo de aire proveniente de los recintos ubicados en la fachada donde actúa el viento.29 se muestra un ejemplo de ventilación cruzada a través de una residencia en relación a la dirección del viento. siendo la reducción más grande entre el 44% y el 35%. de una manera integrada. por lo que para mantener altas velocidades interiores se recomienda ubicar las divisiones perpendiculares al flujo cerca de las aberturas de salida del aire. Esta distribución permite una buena ventilación mientras que se evita el transporte de olores de la cocina y el baño hacia otros cuartos. En la Figura 7. La velocidades son menores cuando la división está cerca de la abertura de entrada del aire. Las salas de estar y de estudio deben ser ubicadas en la fachada donde actúa el viento. así gozan de una buena exposición a los vientos preponderantes. una subdivisión moderada reduce las velocidades interiores en todo el recinto. y si es posible. Además la ubicación de los muebles en un recinto debe ser diseñada de manera tal que no estorbe el movimiento del aire a través del recinto. y la posición de las aberturas son todos factores muy importantes a ser considerados. tanto para ventilación como para iluminación. 128 . Si las divisiones tiene una altura menor a la del cielorraso. En edificios de oficina. Los espacios interiores deben ser distribuidos apropiadamente para lograr una ventilación natural efectiva.Figura 7. Las divisiones perpendiculares al flujo de aire deben tratar de minimizarse para evitar obstrucciones al flujo. La función de cada recinto. mientras que los dormitorios pueden ser ubicados en cualquiera de las fachadas. Distribución horizontal La distribución horizontal de los espacios en un edificio debería tomar en cuenta principalmente a la ventilación cruzada. el layout y la orientación del edificio. pero en una posición más protegida.

30 se puede ver un edificio de oficinas donde se aprovechan las escaleras para el uso de la ventilación natural a través del efecto stack. que pueden funcionar como sistemas de evacuación del aire a través del efecto stack. En residencias de dos pisos. Patrones de flujo para ventilación cruzada en una configuración con distintas direcciones de viento: (a) buena ventilación. como cocinas u oficinas con computadora. 129 .29. En edificios residenciales de varios pisos o en edificios de oficinas. los recintos que generan grandes ganancias térmicas. Edificio de oficinas diseñado para el aprovechamiento del efecto stack. se debería prestar cuidadosa atención a la ubicación de las escaleras. y además las aberturas deben contar con sistemas que las cierren automáticamente en caso de incendio. Las salas de estar en los pisos superiores no deberían estar en contacto directo con el piso inferior para evitar el ingreso del aire caliente y contaminado de los cuartos de abajo. Figura 7. En la Figura 7.Figura 7. no deberían ser ubicados en el piso superior. Debe tenerse en cuenta que las regulaciones de seguridad contra incendios exigen. que las escaleras estén separadas con muros resistentes al fuego. mientras que las aberturas de entrada del aire de los departamentos u oficinas deben ubicarse en la fachada donde actúa el viento.30. Las aberturas de salida de aire deben ubicarse en la dirección opuesta a la acción del viento en la parte superior del edificio. (b) mala ventilación Distribución vertical La distribución vertical de los espacios interiores en un edificio está básicamente influenciada por el movimiento de aire creado por el efecto Stack. Regulaciones más complejas deben ser aplicadas a edificios de más de 12 metros de altura.

“Design: cooling buildings by natural ventilation”. Londres. Naval Facilities Engineering Command. Applied Science Publishers. Givonni (1976). “Natural Ventilation in Buildings”.Givonni (1994). 6. Army Corps of Engineers. “1999 ASHRAE Handbook CD”. Chandra. U. Naval Facilities Engineering Command. Air Force Civil Engineering Support Agency (2004). Preparado por M.S. James & James. Mc Kenna de la RMIT University. 3. “Passive Cooling”. “Design: cooling buildings by natural ventilation”.Bibliografía 1. 9. Allard (1998). 8. Capítulo 5 y 6.S. 5. Eduardo Yarke y Martha Fujol. 4. 130 . Air Force Civil Engineering Support Agency (2004). Climate & Architecture”. Módulos didácticos de la asignatura Ingeniería Bioambiental (2005). 2. 7. “Motion effects: Bioclimatic design & analysis courses notes”. “Man. Capítulo 2. Editor F. Seminario 2001. Army Corps of Engineers. “Passive and low energy cooling of buildings”. Capítulo 3. B. U. Capítulo 15. B. Editor Jeffrey Cook.

donde debe haber aberturas con la menor cantidad de obstrucciones posibles para el paso del flujo de aire. solo cuando no hay problemas en áreas diferentes a su función específica y que actúan como obstáculos o barreras funcionales a su implementación. La instalación de mosquiteros es algo común para la solución de este problema. Estas barreras potenciales son presentadas a continuación. además cuentan con sensores de lluvia. las aberturas probablemente permanecerán cerradas por razones de seguridad y la ventilación quedará limitada a la infiltración. que puede llegar a ser un flujo suficiente para mantener una calidad de aire interior óptima pero insuficiente para el refrescamiento en verano. En un edificio ventilado naturalmente. Seguridad Una de las preocupaciones más importantes para el ocupante de un edificio es la seguridad contra la intrusión no autorizada. Las soluciones típicas son limitar el tamaño máximo de la abertura al tamaño de la cabeza de un niño (15 cm. en los pisos inferiores o pájaros o murciélagos en los pisos superiores. perros. El control manual requiere de la presencia de personas dentro del edificio. Sin embargo su aplicación es posible. Pero no sólo personas pueden ingresar al edificio. el viento. sino también animales como ratones. esta barrera juega un rol decisivo a menos que se provea de un sistema de control automatizado.) o bien. hay muy poca atenuación 131 . La lluvia es otro inconveniente. gatos. En la actualidad se están desarrollando mejores soluciones para poder atenuar este tipo de barreras. Esto significa que cada abertura debe ser protegida.FACTORES QUE LIMITAN LA APLICACIÓN DE LA VENTILACIÓN NATURAL Y ESTRATEGIAS DE CONTROL Barreras que limitan la aplicación de la ventilación natural La ventilación natural puede jugar un rol decisivo en el control de la calidad del aire interior y de la temperatura interior en verano. proteger las aberturas con rejas con una separación que no exceda la misma distancia. las aberturas deben ser controladas manualmente por lo ocupantes o bien contar con un sistema de control automático. Por lo general. Tampoco hay que olvidarse que las rejas eliminan rutas alternativas de escape en casos de emergencia. Ruido Cualquier tipo de ruido dentro de un edificio es indeseable. Para prevenir el daño que puede causar la lluvia. etc. Por ejemplo existen ventanas especiales auto-controladas para ventilación natural las que se pueden conectar con una pequeña central meteorológica y comandar las aberturas según la temperatura. La reducción del tamaño de las aberturas para impedir el ingreso de intrusos. se cuenta con posibles soluciones alternativas. la hora. por lo que durante la ausencia de ocupantes. con expectativas exitosas. Para resolver estos problemas. causa limitaciones en la intensidad de la ventilación natural. En el mercado se pueden conseguir marcos de ventanas que traen incorporados mosquiteros enrollables. rejas y mosquiteros quitan iluminación y producen un impacto visual además de representar un costo adicional. especialmente la de los pisos más bajos. Además los insectos ingresan a través de cualquier abertura sin importar cuan pequeña sea ésta. y esto purfr ser contrario a lasreglamentaciones. Para el caso de ventilación nocturna cuando el edificio está desocupado este no es un problema importante pero si lo es para el caso de la ventilación de confort sobre personas. lo que constituye una solución simple y conveniente. Como la ventilación nocturna es usualmente el modo operativo elegido para proveer refrescamiento natural en verano en edificios ventilados naturalmente. Las aberturas en la fachada de un edificio ventilado naturalmente también permitirán el ingreso de la lluvia dentro del edificio. ya sea que provenga del exterior o de otros ambientes o pisos del edificio. donde el acceso es más fácil.8 .

Los sistemas mecánicos producen ruido en ventiladores y motores que generalmente se propagan a través de los elementos estructurales del edificio. Un edificio ventilado naturalmente. etc. También deben de tenerse en cuenta necesidades de privacidad y el posible bloqueo del contacto visual directo entre el interior y el exterior. tanto externa (salientes. Obviamente. Se hace notar que los sistemas mecánicos de ventilación no están libres de ruidos. lo que significa que el ingreso del aire exterior a un recinto no causa problemas en la calidad del aire interior. tanto los requerimientos de sombreo como los de ventilación natural pueden ser satisfechos con la misma solución arquitectónica. tanto la ventilación natural como los sistemas mecánicos de ventilación son problemáticos para el control del ruido. Consecuentemente el ingreso de aire exterior al edificio puede ocasionar serios problemas de calidad de aire interior. con altas concentraciones de contaminantes que son producidas sobre todo durante el día. El ruido del tráfico puede llegar a ser un gran inconveniente y además en muchos países existen regulaciones que limitan el nivel de ruido en el interior de un edificios. En muchos casos el uso de aleros y salientes horizontales. cortinas de enrollar) como interna (cortinas) representa un serio obstáculo al flujo de aire. bajo condiciones correctas de diseño y dimensionamiento. pero que al mismo tiempo permitan el suficiente ingreso de aire. ni tampoco en áreas rurales donde el ingreso de polvillo u olores desagradables sea frecuente. Estas técnicas pueden ser efectivas en la reducción de la mayor parte del ruido. pero siempre queda un nivel de ruido remanente. De alguna manera los diseños deben contar con elementos de sombreo que sirvan para su propósito (sombreo o privacidad). Sin embargo cualquier obstrucción. la reducción de sonido usualmente significa una resistencia al flujo de aire y se debe hacerse un cuidadoso balance entre estos dos efectos opuestos. En algunos países se emplean aberturas especiales con bafles reductores de sonido para sobrellevar esta dificultad. no debería ser más ruidoso que uno ventilado mecánicamente.del sonido y pueden aparecer problemas de transmisión de ruidos excesivos. es preferible utilizar sistemas mecánicos de ventilación que incluyan filtros mecánicos o químicos. En cambio. En edificios ventilados naturalmente. especialmente durante el día. En estos casos. Mediante su empleo. rejillas y difusores que también se trasmiten dentro del recinto. Sombreo Cuando la ventilación natural se utiliza durante las horas del día en días despejados en verano. la ventilación natural no es recomendable en áreas urbanas contaminadas. llegan a ser muy útiles en la creación de diferencias de presión en la envoltura del edificio. se debe bloquear la ganancia directa del sol para evitar un sobrecalentamiento interior. instalación de amortiguadores y materiales atenuadores de sonido. en áreas urbanas la polución del aire exterior es un fenómeno frecuente y normalmente intenso. Como conclusión. Sin embargo. Contaminación del aire En áreas rurales o suburbanas donde la concentración de contaminantes en el aire exterior usualmente no alcanza altos niveles. Este tipo de ruido suelen ser minimizados con la selección de equipos poco ruidosos. 132 . juntas entre los equipos y los conductos. Sin embargo. la ventilación natural constituye una estrategia pasiva de refrescamiento aceptable. el ingreso de polvillo u olores desagradables puede ocurrir ocasionalmente y esto debe ser cuidadosamente evaluado caso por caso. Además el aire en movimiento produce ruidos en los conductos.

Si son lo suficientemente fuertes. No tiene sentido diseñar complejos patrones de apertura. las regulaciones para prevenir incendios son todo lo contrario. es necesario que los ocupantes estén dispuestos a realizar las tares necesarias. Regulaciones contra incendios Si el concepto de ventilación pasiva está usualmente basado en el uso de grandes ventanas y chimeneas y . Cuando el ingreso de aire es muy grande.Ráfagas fuertes o vientos arrachados Para el diseño de sistemas de ventilación natural generalmente se requieren de aberturas de tamaño mediano y a menos que se cuente con un sistema de accionamiento automatizado. Esto significa que debe llevarse a cabo bajo condiciones precisas: cuando la temperatura externa es menor a la interna (para reducir la temperatura interior).requiere del flujo de aire libre en cantidades importantes. Una solución típica en edificios tradicionales es el uso de ventanas con múltiples aberturas. adecuados para el hombre común. y al mismo tiempo proveer del caudal de aire suficiente. La experiencia demuestra que sólo las soluciones simples son las que funcionan bien. Se deben evitar estas ráfagas indeseables. excepto cuando los ocupantes son especialistas. Compromiso de los usuarios para adecuar patrones de uso La ventilación natural puede ser utilizada para varios propósitos: para controlar el sobrecalentamiento. por la intervención de los ocupantes o por un sistema automatizado. El control de la ventilación natural requiere abrir y cerrar ventanas. 133 . sin importar las condiciones externas. El movimiento del aire requerido por la ventilación puede tener a su vez una especial importancia en la propagación del fuego dentro de un edificio. Este ejercicio requiere de un diseño cuidadoso y de experiencia. pero aún en estos casos el buen funcionamiento abarca períodos cortos de tiempo porque generalmente se pierde el interés con el paso del tiempo. Así cuando la intensidad y dirección del viento cambie. Esto significa que el uso de la ventilación natural debe ser controlado. por lo que la aplicación del concepto de ventilación intensiva para refrescamiento significa asumir el aumento del riesgo de la propagación del fuego. puertas o aberturas específicas en respuesta de los cambios de las condiciones internas y externas. el patrón más efectivo de apertura de ventanas también debe variar. por lo que las aberturas pueden ser abiertas parcialmente según las necesidades del usuario. Los diseñadores deben producir edificios que sean simples e intuitivos para operar. De otra manera. el uso de sistemas de control automatizados es la única solución posible. o simplemente cuando la calidad del aire interior es inaceptable.o cuando la temperatura interior es muy alta y se requieren altas velocidades de aire aún cuando la temperatura externa es mayor a la interna. las ráfagas pueden hacer volar papeles y mover objetos.. es imposible para los ocupantes responder a las fluctuaciones rápidas de las condiciones exteriores. las velocidades del aire interior pueden aumentar más de lo deseable generando disconfort y ráfagas indeseables. promover el confort térmico (ventilación sobre las personas) o mejorar la calidad del aire interior. Cuando se requiere la intervención humana. ya que los ocupantes no van a saber aplicarlos correctamente. algo que es inaceptable tanto en residencias como en oficinas.

Las herramientas deben ser precisas y confiables. puede ser manual o automático dependiendo de numerosos parámetros como tipo de uso del edificio. La gran variabilidad de los mecanismos que causan la ventilación natural.Un tema a definir: Control manual o automático Las variables de las que depende la ventilación natural son extremadamente fluctuantes. queda la satisfacción de realizar un buen trabajo. aleros o salientes horizontales. Generalmente se recomienda el uso de controles manuales para edificios residenciales y el uso de controles automáticos para edificios públicos y de oficinas. con un menor consumo de energía y menores costos operativos t de mantenimiento. genera riesgo de insatisfacción y/o reclamos de los dueños del edificio y/o sus ocupantes. también deberían permitir realizar análisis de sensibilidad sobre los parámetros principales para permitir la búsqueda de la solución óptima. y el mismo. las herramientas actualmente disponibles requieren de un cierto grado de capacitación del profesional usuario y de habilidad para interpretar los resultados. Un correcto control debe garantizar la adaptación a las distintas condiciones internas y externas. Para esta tarea. aceptando el desafío y teniendo éxito en el resultado. arquitectura del edificio. La ventilación natural es un área donde las herramientas de diseño confiables son muy escasas. con su consecuente impacto sobre las formas y aspecto del edificio. sobre todo el viento. tendrán otras formas de compensación que las económicas. Mayor riesgo profesional para los diseñadores Las diferentes barreras para la implementación de la ventilación natural. hace que las simulaciones sean muy difíciles y complejas. Si el dinero no es usualmente la razón. por lo que el control de la ventilación natural es una tarea sumamente compleja. chimeneas de ventilación en el techo. La integración estética de los componentes requeridos para la ventilación natural son responsabilidad de los profesionales intervinientes. donde el riesgo es muy bajo y la satisfacción del cliente estará garantizada. como ocurre con la gran mayoría de los edificios ventilados naturalmente que se han construído en los países del sur europeo. La solución más fácil para un diseñador es optar por un sistema mecánico de ventilación convencional. capacidad de los ocupantes del edificio para elegir las acciones más apropiadas. Por lo tanto. Esto provoca que la mayoría de los diseñadores no se sientan cómodos usándolas y se sientan confundidos por las usualmente contradictorias recomendaciones para diferentes patrones de viento. proveyendo respuestas objetivas para cada solución. Usando la ventilación natural. Por lo que. como ventanas y aberturas ubicadas estratégicamente. etc. donde todas las variables pueden ser controladas por principios bien conocidos. Los costos iniciales del edificio podrán ser mayores pero los dueños no se quejarán por eventuales problemas. 134 . Sin embargo en la mayoría de los casos la ventilación natural puede ser implementada en edificios que lucen perfectamente convencionales. los diseñadores necesitan tener a su disposición las mejores herramientas de estimación o de cálculo. los diseñadores pueden producir un edificio más amigable con el ambiente. y sobretodo la dificultad para su control. Idealmente. Falta de herramientas de diseño apropiadas Durante la fase de diseño. los diseñadores que acepten el riesgo de utilizar técnicas de ventilación natural. Esta dificultad es el mayor obstáculo para la adopción de soluciones basadas en la ventilación natural. las soluciones arquitectónicas e ingenieriles propuestas deben ser evaluadas para chequear su funcionamiento bajo condiciones normales y extremas. ventanas especialmente diseñadas. ya que todavía sólo diseñadores expertos estarán capacitados para asesorar a los ingenieros y arquitectos en la mejor solución a ser implementada Impacto estético Los edificios ventilados naturalmente requieren características especiales.

Estrategias de control para edificios ventilados naturalmente Como se vio anteriormente. lo que requiere ninguna especificación y solo algunas recomendaciones cuya implementación es relativamente sencilla. como ya ha ocurrido en otras ocasiones con los asesores de empresas de diseño.. Otros sensores menos comunes son: 135 . Sensores de velocidad y dirección del viento: son esenciales cuando se implementa ventilación natural. Sensores de CO2: usados para evaluar la contaminación interior ocasionada por los ocupantes del edificio. Se trata de un cambio de mentalidad. no es muy alentador cuando se busca una solución menos costosa a un problema.:el humo del cigarrillo). los diseñadores de edificios ventilados naturalmente pueden acordar con los dueños del edificio un cobro basado en el tiempo real requerido para el desarrollo de la solución y producción del diseño. Detectores de lluvia: absolutamente necesarios para evitar el ingreso de agua al edificio. El control automático para ventilación natural es un campo reciente y se encuentra en desarrollo. ya que para el profesional esto requiere de más trabajo y al final el cobro será menor. desgraciadamente todavía hay una escasez de lineamientos a seguir en este tema. por razones de costo inicial para las residencias se recomienda el control manual de los sistemas de ventilación natural. Este tipo de forma de pago. actuadores para operar las aberturas. se describirá los elementos necesarios para un sistema de control en un edificio. son factores muy desmotivantes. ya que una instalación de ventilación natural es sensiblemente más barata que un sistema de aire acondicionado. y con la habitual forma de pago. En cambio para edificios de oficinas y públicos es recomendable el uso de un control automático. son relativamente nuevos y a diferencia de los anteriores son sensitivos a contaminantes que no son producidos por las personas (por ej. Las soluciones de ventilación natural son un ejemplo más en cómo un diseñador debe trabajar significativamente más para obtener un buen diseño. controladores para dar instrucciones a los actuadores basándose en algoritmos en respuesta de las mediciones y un de un equipo central supervisor de todo el proceso Los sensores usualmente utilizados en ventilación natural son: • • • • • Sensores de temperatura: son los componentes básicos de un sistema de control. cuanto más cara es la instalación mayor es el cobro del honorario. la diferencia entre ambas determina la cantidad de aire a ingresar en el edificio.El cobro de honorarios Lo habitual es que los diseñadores de instalaciones cobren como honorarios un porcentaje del costo total de la instalación. o que cantidad hubieran recibido por el diseño de un sistema de ventilación mecánico convencional u otra forma de pago equivalente. Sensores de mezcla de gases (sensores de calidad de aire): utilizados para estimar la calidad de aire interior. se usan para medir la temperatura interna y externa. Para superar esto. obtiene menos dinero por el trabajo. es decir. Un sistema de control automático está compuesto por sensores que medirán los parámetros requeridos para la implementación de la estrategia de control. mientras que la medición de la velocidad sirve para determinar el ajuste de la posición de las ventanas o cerrarlas cuando los vientos son demasiados fuertes. Al medir la dirección del viento se puede determinar que aberturas de que fachada deberían abrirse. Este hecho. Antes de presentar las distintas estrategias de control. combinado con el riesgo de insatisfacción de los usuarios.

Este tipo de actuadores generalmente son suministrados Con una carrera ajustable. b)Actuador eléctrico lineal producidos por el Grupo GIESSE S. estos últimos son más baratos y rápidos. Actuadores de rendijas. Actuadores lineales eléctricos (actuadores de pistón) (Figura 8.• • • Sensores de seguridad en las ventanas: se necesitan para la detección de intrusos o destrucción del vidriado de la ventana. controles PID (Proporcionales. =. Son compactos y sirven para distintos tipos de ventanas. pueden ser tanto eléctricos como neumáticos. Un programa específico dedicado al control de la ventilación natural que pueda implementar cualquier estrategia de control puede ser fácilmente creado combinando las distintas funciones. Otro ejemplo clásico. Sensores de humedad: a veces son necesarios para controlar la humedad de ciertos espacios. a) b) Figura 8. Sensores de ganancia solar: el rol de estos sensores para la ventilación natural es el de incrementar el caudal de aire cuando aumenta la radiación solar. Son requeridos para rotar las rendijas de ventilación en una posición específica. como por ejemplo la siguiente: SI la temperatura ambiente es menor a 15ºC ENTONCES implementar la estrategia de control 1. operadores Boléanos (AND. Los más conocidos son los PLC. OR. se basa en reglas simples. Pueden ser usados con casi cualquier tipo de ventanas. etc). <. que son similares a las computadoras personales pero utilizan software específicos. Este software incluye una librería de funciones de control como: controles ON-OFF. Integrativos y Derivativos). Estas reglas lógicas que pueden determinarse si son verdaderas o falsas.1. pueden ser usadas para controlar sistemas muy complejos. Los controladores disponibles en el mercado ofrecen miles de posibilidades en término de estrategias de control. No son muy compactos. Deben incorporar retorno automático cuando son usados para seguridad contra incendios. podría ser: SI la temperatura ambiente es menor a la temperatura interior Y la temperatura interior es mayor a 26ºC ENTONCES abrir las rendijas de ventilación.1a). 136 . operadores aritméticos y matemáticos.1b). etc).A. generalmente su carrera no es ajustable pero son muy poco ruidosos. Hay dos tipos principales de actuadores de ventanas: . Una de las grandes ventajas de los controladores modernos es la habilidad de implementar un control lógico. comparadores (>. si consideramos el ejemplo del control de la ventilación natural. Actuadores de ventanas: a)Actuador eléctrico de cadena. Los principales tipos de actuadores utilizados en un edificio son: • • • Actuadores de ventanas. organizadas jerárquicamente. El principio del control lógico es extremadamente simple.Actuadores de cadena eléctricos (Figura 8.

la forma del edificio. cuando el edificio está desocupado. los seteos dependerán fuertemente de la forma y organización del edificio y de su equipamiento (unidades de aire acondicionado compactas.Evitar el uso de la calefacción y la ventilación en el mismo día. . La cantidad de aberturas a abrir y el grado de apertura de las mismas dependerá de las condiciones del viento. 137 .). Sin embargo. las aberturas deberían cerrarse si la temperatura externa es mayor a la interna. Los controles PID no son recomendables para esta estrategia porque introducen el riesgo de la operación constante. la ventilación natural no será suficiente para alcanzar el confort térmico durante todo el año. En este tipo de estrategia.Definir prioridades: si la temperatura se encuentra entre los puntos de set point utilizar solamente ventilación natural. 24ºC). abrir ventanas. cerrar ventanas. una por debajo de que temperatura se requiere calefacción (por ej. la ventilación se suministra para propósitos de calidad de aire interior y su potencial para refrescamiento no es aprovechado. . Es decir. La concentración de CO2 debería ser medida en cada recinto. En este sentido. por lo que será necesario la instalación de sistemas de refrescamiento mecánicos. Estrategias de control específicas necesitan ser desarrolladas para integrar el control de sistemas pasivos y mecánicos. cuando las temperaturas externas exceden a la temperatura interna por más de 3ºC las aberturas deberían cerrarse. La ventaja de esta estrategia es que determina cuando el aire exterior puede ser usado para refrescar y cuando no.Setear dos temperaturas de set point. Hay varias maneras de lograr esto. Nuevamente. de acuerdo a la diferencia de temperaturas interna y externa. controles lógicos tendrán que ser implementados para definir estos parámetros. Cada recinto debería equiparse con termómetros y controles individuales. si la temperatura se encuentra por encima del set point de refrescamiento. el problema es saber que acción tomar cuando la temperatura interna es inferior a la externa. los controles lógicos tendrán que ser implementados para definir estos parámetros. Estrategias de control mixtas: en muchos edificios.Si la concentración de CO2 está por debajo del set point. ventiladores. por lo que si no es posible. esto puede llegar a resultar costoso. utilizar primero ventilación natural y luego refrescamiento auxiliar. la forma del edificio. Control basado en las temperaturas interiores y exteriores: Esta estrategia es una “estrategia de refrescamiento pasivo”. Por lo que se pueden definir tres estrategias de control básicas: Control basado en la contaminación interior: esta estrategia consiste en monitorear un parámetro de calidad de aire (por ej. lluvias y diferencias de una zona a la otra. comenzar la calefacción auxiliar. Otra estrategia que es muy económica y sencilla pero recomendable sólo para edificios donde se conozca muy bien la demanda diaria es la de controlar la apertura de las ventanas a través de un temporizador. la cantidad de aberturas a abrir y el grado de apertura de las mismas dependerá de las condiciones del viento. a veces es necesario modular las aberturas de acuerdo al número de ventanas en los recintos adyacentes. el incremento de la velocidad relativa puede compensar el incremento relativo de la temperatura interior debido a la ventilación. hay reglas y principios comunes que pueden ser aplicados en cualquier edificio. Para evitar la constante operación de las ventanas es necesario introducir una banda muerta en la cual no se produzcan cambios (a menos que el viento se torne muy fuerte o llueva). Las principales reglas para implementar esta estrategia son las siguientes: .A pesar de que definir una estrategia de control general para cualquier tipo de edificio es casi imposible. Como en la estrategia anterior. Durante el día. por lo menos habría que colocar un sensor en cada fachada representativa. lluvias y diferencias de una zona a la otra. y si la temperatura se encuentra por debajo del set point de calefacción. Esto es difícil de manejar. las ventanas y/o ventiladores se activan a una cierta hora y se desactivan de acuerdo a una agenda predeterminada. A la noche. Controladores PI o PID también pueden ser implementados para la determinación del grado de apertura de las ventanas.Si la concentración de CO2 está por encima del set point. en cambio. CO2) y abrir o cerrar ventanas y rendijas de ventilación como se muestra a continuación: . . etc. 20ºC) y otra por encima de que temperatura se requiere refrescamiento (por ej. Esta estrategia de control puede ser usada en escuelas y edificios de oficinas.

“Design: cooling buildings by natural ventilation”. “Occupant use of ventilation controls and humidifiers”. M. 2. Army Corps of Engineers.. Editor F. Chandra. Allard (1998). Air Force Civil Engineering Support Agency (2004). 138 . Army Corps of Engineers.Bibliografía 1. K. U. “Guidelines for the siting and exposure of meteorological instruments and observing facilities”. “Passive Cooling”. Naval Facilities Engineering Command. 4. Air Force Civil Engineering Support Agency (2004). 3. Bureau of Meteorology (1997). Kelly. Stemp (1993) 5. “Natural Ventilation in Buildings”. Brien y R. “Design: cooling buildings by natural ventilation”.S. Capítulos 5 y 6. U.S. Editor Jeffrey Cook. 6. Capítulo 2. Londres. James & James. Naval Facilities Engineering Command.

que resuelven los métodos de cálculo explicados en el capítulo 6.9 – ANEXO Se adjunta el disquette que contiene los archivos realizados según el Programa Excel de Microsoft. Con la confección de estos archivos se busca simplificar el uso de cada metodología. ya que el llenado de datos se reduce a los esenciales de cada caso. Los métodos incluidos son los siguientes: Métodos para el cálculo de caudales de aire El método del Bristish Standard El método de ASHRAE (Infiltración) El método de Aynsley El método de De Gidds and Phaff Florida Solar Energy Method I Métodos de cálculo de velocidades de aire El método de Givonni interior El método de Melaragno La metodología Ernest Métodos de cálculo para el Florida Solar Energy Method I dimensionamiento de aberturas Florida Solar Energy Method II El método de ASHRAE El método de Aynsley El método del Bristish Standard 139 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful