P. 1
La Biblia y El Juego de Azar

La Biblia y El Juego de Azar

4.0

|Views: 3.837|Likes:
Publicado porapi-3755336
Puede un Cristiano participar en los juegos de azar? La Biblia tiene una respuesta clara para esta pregunta...
Puede un Cristiano participar en los juegos de azar? La Biblia tiene una respuesta clara para esta pregunta...

More info:

Published by: api-3755336 on Oct 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/18/2014

pdf

text

original

¿Es Errado Jugar?

Por Harley Pinon
Muchos años atrás, prediqué un sermón titulado, "¿Jugaremos Nosotros"? El bosquejo está disponible en mi sitio Web en http://www.harleypinon.com/Jugaremos nosotros.htm En el tiempo que prediqué el sermón, no era parte de la vida en Tejas que el Estado fomentara el juego. Eso cambió. El gobernador “Ma" Richards fue el que fomentó una respaldada lotería estatal. El propósito de la lotería fue acumular dinero para el estado. Eso, en sí, debería hablar por volúmenes. El propósito de la lotería es hacer dinero para alguien, pero quién? Si usted es el jugador de apuestas, no se pretende que usted gane. Ahora, por favor entienda lo que digo. No pretendo insinuar que nadie en ningún momento alguna vez ganará, pero los "naipes están en contra de usted. Déjeme explicarle en los términos simples. Las combinaciones han sido cambiadas, pero en un tiempo, las probabilidades de ser ganador del Texas Lotto, fueron una en 16,000,000. El premio gordo principia en $4,000,000 así hace las matemáticas. ¡Sí, así hace las matemáticas! Enseñé matemáticas por 33 años en Tejas, y cuanto más sabe usted de números, más sabe usted que debe dejar los juegos de azar a solas. Para estar seguro de conquistar esos $4,000,000, usted necesitaría comprar todas las 16,000,000 de combinaciones. Así es que demos por supuesto que usted puede resolver cómo comprar todas las 16,000,000 combinaciones. ¿Es usted ahora un ganador seguro? Sí y No. Amo esa respuesta: Sí y No. Como un maestro de matemáticas, había normalmente sólo una respuesta correcta, de modo que, ¿cómo puede usted decir que la respuesta a la pregunta es sí y no? La respuesta es sí en que usted ganará. La respuesta es no en que usted no tiene la seguridad de que obtendrá todos los $4,000,000 porque si alguien más compra "el boleto ganador," entonces los dos lograrán dividir los $4,000,000. A menudo he dicho que la vida viene con pocas garantías, y jugar juegos de azar ciertamente no tiene garantía de ganar. Como un maestro de matemáticas, yo en realidad les enseñé a los estudiantes acerca de jugar juegos de azar. Fue parte del curso. En el ejemplo que estudiamos, los estudiantes fueron adiestrados a estudiar el "valor" real de su boleto de lotería. La forma que usted hace eso es dividiendo el valor que usted puede recibir por el costo de estar seguro de que usted lo obtendría. En este caso, la respuesta es hallada dividiendo $4 millones entre 16 millones y la respuesta es $0.25. En otras palabras, cada boleto que usted compra a $1 vale $0.25 por lo que a tus probabilidades de ganar concierne.

1

¿Entonces cómo gana usted jugando juegos de azar? Si usted compra sólo un boleto, usted sólo tiene una oportunidad de ganar, pero sólo ha perdido $0.75 en el valor real. ¿Así es que qué ocurre si usted quiere estar más seguro de ganar? ¿Por qué no comprar 100 tickets? Ahora usted ha comprado un valor de $25 de oportunidad en un precio de $100. Cuando los números se lanzan, la máxima probabilidad es que usted habrá perdido sus $100. Consideremos algunos otros aspectos de jugar juegos de azar. ¿Está mal eso? ¿Dice la Biblia que está mal? Nosotros probablemente sabemos que en ninguna parte en la Biblia dice, "No jugarás", ¿pero quiere decir eso que está bien? Seamos honestos: Jugar juegos de azar es encendido por el combustible de la avaricia. Como Pablo le escribió a Timoteo en 1 Tim. 6:9-10 (VRV): "Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores". Parte del atractivo de jugar juegos de azar es algo por nada. "El tradicional sueño americano basado en la ética del trabajo—si se trabajara duro, uno tiene éxito—ha sido reemplazado por un nuevo sueño: Algo por nada". Charles Colson —La Cristiandad Hoy, 10 de Julio, 1987. Pero "algo por nada" simplemente no funciona. Si verdaderamente obtenemos "algo por nada," o un montón por muy poco, es porque alguien más, o en caso de una lotería estatal, millones de otros han perdido una pequeña cantidad, o mucho, por nada a cambio. Yo he a menudo oído que los jugadores de apuestas razonan como esto: Alguien va a ganar, y ese puede muy bien ser yo. Eso suena bien, pero hay un problema verdadero con esa declaración: ¡Es falsa! En Tejas, la lotería de Tejas alquila vallas publicitarias donde anuncian el valor de la siguiente lotería. ¿Por qué cambia? Sube cuando nadie ganó en el último sorteo. Piense acerca de eso un momento: ¡Nadie en todo el estado de Tejas ganó! Justamente regresé de una convención de Constructores en Orlando. Meto mi tarjeta de presentación en una pecera para un sorteo. De hecho, sortearon 5 premios, y yo no gané un sorteo cuando estaba en un cuarto de sólo unos 1,000 o más personas. ¡Piense acerca de eso! Yo no gané en un sorteo donde tuve 5 oportunidades, y sólo 1,000 personas. ¿Cuál es la probabilidad de ganar un Texas Lotto donde hay normalmente millones que participan y algunas veces no hay ganadores? Así que la idea de que "alguien va a ganar, y ese muy bien puedo ser yo," simplemente no es un pensamiento sensato. El plan de Dios para el hombre es que debemos producir con nuestro trabajo. Aun en el paraíso terrenal, antes de que el hombre pecase, él debió cuidar del huerto. (Gen 2:15 VRV) "Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase”. Dios diseñó al hombre para trabajar. El trabajo es gratificante. Pregúntele a alguien dónde trabaja, y usualmente gustosamente se lo dirá. Algunos no pueden estar demasiados orgullosos de dónde trabajan, pero cuál es la alternativa? "Yo estoy 2

desempleado" o "yo me jubilé". Yo nunca he conocido a alguien decir, "yo estoy desempleado", y decirlo con orgullo. El empleo es algo de lo que podemos enorgullecernos. Es cómo producimos algo de valor para nosotros mismos y para otros. Pablo habló del trabajo así: Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. [11] Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno. [12] A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan" (2 Tes. 3:10-12 VRV). Jugar juegos de azar no produce nada. Es un proceso por el cual mucho dinero cambia de dueño. Unos cuantos son ganadores, pero las mayorías son perdedoras. ¿Quién es el ganador verdadero en los Juegos de Azar? Remontémonos al problema de las matemáticas. Si usted compró el ticket, usted obtuvo un $0.25 de probabilidad de ganar por $1.00, así que quién obtuvo el $0.75? ¿Es tan difícil darse cuenta? ¡Es aquel que le vendió el boleto! Me acuerdo de un amigo mío que afirma que él va a Las Vegas a jugar— simplemente por diversión. Él tiene una cierta regla. Él va para gastar sólo una cierta cantidad, y cuando eso se acaba, él abandona. Al menos, eso es lo que él me dice. Él me contó sobre estar en Las Vegas y alquilar un taxi para llevarlo a un Casino. Él le decía al conductor cómo él había venido a jugar juegos de azar, y que esperaba ganar. Cuando él estaba a punto de salir del taxi, el conductor le dijo, "Sólo recuerde, señor, usted y sus amigos son los que pagan por este lugar". Como un constructor de casas, fui a Las Vegas para una convención de constructores. Yo no gasté ni un centavo en jugar juegos de azar, pero era obvio que las cantidades de dinero enormes hubieran sido gastadas en edificios, iluminación, etc., ¿Y de quién era aquel dinero? Como el taxista le recordó a mi amigo, Las Vegas se construyó con las pérdidas de aquellos que vinieron a enriquecerse. Jugar juegos de azar es adictivo. En 1 Cor. 6:12 (VRV), Pablo dijo, "Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna". El juego de azar se convierte en aditivo para muchas, muchas personas. Eso es obvio del hecho de que hay unos Jugadores Anónimos. "El juego compulsivo es ahora estimado que reclama a un millón de ciudadanos — gente como la mujer de Nueva Jersey que malversó $38,000 de un banco para comprar "billetes de lotería", y como el joven de Pensilvania quien estaba tan perturbado después de perder $6,000 intentando conseguir un premio gordo de $2.5 millones, que intentó el suicidio". Jugar juegos de azar es una pobre mayordomía. Como cristianos, debemos ser buenos mayordomos de las bendiciones que Dios nos ha dado. En Lucas 16:10-13 {VRV) leemos las palabras de Jesús mientras decía, "10 El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y 3

el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. 11 Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? 12 Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro? 13 Ningún siervo puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas". Está más bien establecido que algunos que juegan juegos de azar privan a sus familias de las necesidades de la vida. Éste es un asunto serio. Pablo dijo en 1 Tim. 5:8 (VRV) "porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo". ¿Cómo puede usted seguir siendo peor que un incrédulo: cuando eso es lo que Pablo dice de aquellos que no proveen para sus familias? Pero Quién Juega Juegos de Azar? ¿No pueden permitírselo? Un informe indicó, "Lo que es especialmente injusto es que la lotería saca provecho de aquellos que son en particular vulnerables por la promesa de un golpe de fortuna repentino. Un estudio de Maryland encontró que un tercio de los más pobres de grupos familiares estatales compró la mitad de todos los billetes de lotería semanales. El agente más ocupado de la lotería de Nueva York informó: "Setenta por ciento de aquellos que compran mis boletos son pobres, negros, o hispanos". Otro estudio concluyó que las loterías en Connecticut y Massachusetts fueron equivalentes a un impuesto de ventas estatal de 60 a 90 por ciento en grupos de ingresos similares inferiores. Un oficial Bautista de Texas expresó esto bien: "Una Lotería es la venta de una ilusión para la gente pobre que ve en ella como la única posibilidad para escaparse del ciclo de pobreza en que viven". Somos responsables ante Dios para todo lo que poseemos. El costo de jugar juegos de azar es demasiado alto. En 1984, los americanos apostaron un estimado de $177 billones— dos veces más de lo que gastaron en la educación superior, 15 veces más de lo que donaron a las iglesias y cerca de la mitad de lo que gastaron en comida. El juego ilegal tuvo la más grande participación de ese total, con 28 %, pero las loterías estatales corrieron en un segundo lugar con el 22 %. Juego de azar y los Riesgos— Ellos son Diferentes! A muchas personas les gusta comparar los juegos de azar con tomar riesgos. Si usted se sube a su coche y hace un viaje, o sólo conduce hacia su trabajo, hay una probabilidad de que usted no regrese vivo a casa. Este es un riesgo que tomamos, y hay numerosos riesgos que tomamos todos los días. Cada dueño de negocio arriesga su dinero mientras él lo invierte en su negocio. Mis hijos y yo estamos en el negocio de la construcción de casas. Invertimos nuestro dinero para comprar tierras, y para construir casas. Cuando tenemos éxito, ¿cuál es el resultado? El resultado es que esperamos ganar dinero para nuestros riesgos y nuestro trabajo, y a su vez, hemos provisto a alguien de una casa para que more. Hay millones de hombres de negocios en diversas clases de negocios. Todos están tomando riesgos, pero eso no los convierte en 4

jugadores de apuestas. Los jugadores de apuestas no producen nada. Los riesgos de la vida deberían tener un propósito, y la mayoría los tienen. ¿Qué acerca de la Bolsa? Algunos pueden hacer para ellos el juego de la bolsa, pero la bolsa de valores es básicamente nada más o menos que la propiedad parcial de una compañía. ¿Cómo es determinado el valor de esa compañía? Es determinado por lo que las personas piensan que ésta vale. Es conducido por las emociones de las personas así como también el valor del mercado de la compañía. ¿Qué ocurre cuando el precio de las acciones cae? Algunos percibirán como una oportunidad para comprar una ganga y esperar que el precio aumente. Los otros venderán de miedo y llevarán el precio aún más abajo. Al final, la llamo una inversión con un riesgo envuelto. Algunas acciones son mucho más riesgosas que otras. Tal vez algunos hacen juego de eso, pero en su peor forma es todavía una inversión en una compañía. Puede ser estúpido invertir, y puede convertirse en una mayordomía muy pobre para algunos que parecen conducidos por motivos pobres. ¿No Existe juego “recreacional” o inocente? Algunos tienen la idea de que hay ciertas formas de jugar juegos de azar que están bien. Por ejemplo, mi papá trabajó en una estación de servicio donde los trabajadores "lanzarían por una Coke". Aquellos participantes lanzarían un cuarto de dollar en una grieta en el concreto. Aquel cuyo cuarto de dollar aterrizara lo más lejano de la grieta tendría que comprarle las “Cokes” a todos los que participaron. Algunos defendieron esta práctica como estupendo, puesto que fue sólo una forma de decidirse quién compraría las “Cokes”. Mientras es verdad que aquellos que "perdieron" no perdieron mucho, a pesar de todo, perdieron. Sí, es menos "creativa," pero porqué no cambiar el sistema. Permita a alguien decir, "déjeme comprar las Cokes"! ¿Cuál es la diferencia? Pues bien, eso le va a costar a él, pero, ¿no será él apreciado por lo que hizo? En caso del lanzamiento de la moneda, los recipientes pueden agradecer al "donante," pero eso no es realmente lo mismo. Todo el mundo sabe que él es el donante porque él es el "perdedor". ¿Es errado Jugar? Como dijimos más temprano, la Biblia no dice "No jugarás". De hecho, las palabras juegan juegos de azar, jugador de apuestas, o jugando juegos de azar, no ocurren en la Biblia, pero por todas las razones dadas en este artículo, creo que jugar juegos de azar está equivocado y no debería participarse en ninguna forma. Otra vez, yo no digo que no deberíamos tomar riesgos, pero hay una diferencia. Bienvenido al Estudio Bíblico

5

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->