P. 1
Quien Soy Yo

Quien Soy Yo

|Views: 15|Likes:
Publicado porCecilia Vargas

More info:

Published by: Cecilia Vargas on Nov 09, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/26/2012

pdf

text

original

  

CONVIVENCIA VOCACIONAL. TEMA Quién soy yo? OBJETIVO ESPECíFICO: Identificar las debilidades y fortalezas como bases fundamentales para fortalecer una buena identidad. ESCUCHAMOS LA PALABRA DE DIOS: Rom 12,2 La etapa de la juventud es clave en el desarrollo de la persona humana, es esté el momento en que el joven comparte experiencias para madurar a todo nivel. Es el mejor momento para confirmar su fe y su compromiso cristiano tomando en serio el camino de Jesús, el vivir como hermanos. Es cierto, nos rigen antivalores que van contra el hombre mismo. Sin embargo, es hora de ser críticos de la sociedad en que vivimos. Es necesario que nos comprometamos en acciones concretas que nos lleven a “vivir como hermanos, reconociéndonos verdaderos hijos de Dios,” al estilo de Jesús. Así el futuro será más esperanzador para todo.

PARABOLA DEL AGUILA. Erase una vez un hombre que caminaba por el bosque, encontró un aguilucho, se lo llevó a su casa y lo puso en su corral, donde pronto aprendió a comer la misma comida que los pollos y a conducirse como estos. Un día un naturalista que pasaba por allí, le pregunto al propietario porque razón un águila, el rey de las aves y los pájaros, tenia que permanecer encerrado en el corral con los pollos. Como le he dado la misma comida que a los pollos, y le he enseñado a ser como un pollo, nunca ha aprendido a volar, respondió el propietario; se conduce como los pollos y por tanto no es un águila. Sin embargo, insistió el naturalista, tiene corazón de águila, y con toda seguridad se le puede enseñar a volar. Después de discutir un poco más, los dos hombres convinieron en averiguar si era posible que el águila volara. El naturalista le cogió en sus brazos, suavemente y le dijo “TU PERTENECES AL CIELO NO A LA TIERRA, ABRE LAS ALAS Y VUELA”. El águila sin embargo estaba confuso: no sabia qué era y, al ver a los pollos comiendo, saltó y se reunió con ellos de nuevo. Sin desanimarse, al día siguiente, el naturalista llevó el águila al tejado de la casa y la animó diciéndole: “ERES UNA ÁGUILA ABRE LAS ALAS Y VUELA “; pero el águila tenía miedo de su yo y del mundo desconocido y saltó otra vez en busca de la comida de los pollos. El naturalista se levantó temprano al tercer día, saco el águila del corral y lo llevó a una montaña. Una vez allí, alzó al rey de las aves y lo animó diciéndole “ERES UNA ÁGUILA Y PERTENECES AL CIELO, AHORA ABRE LAS AVES Y VUELA “. El águila miro alrededor, hacía el corral y hacía arriba, al cielo. Pero siguió sin volar. Entonces el naturalista lo levantó directamente hacía el sol; el águila empezó a templar y abrió lentamente las alas y finalmente con un grito triunfante voló alejándose hacia el cielo. Es posible que el águila recuerde todavía a los pollos con nostalgia; hasta es posible que de cuando en cuando vuelva a visitar el corral. Pero nunca vivió más vida de pollo. Siempre fue un águila, pese a que fue mantenida y domesticada como un pollo. REFLEXIONEMOS: 1. ¡Pensemos unos minutos y contestémonos!  ¿CUALES SON LOS COMPORTAMIENTOS QUE ME IMPIDEN SER AGUILA?  ¿APARTIR DE HOY QUE HARE PARA SER AGUILA UN AGUILA?  ¿QUIEN SOY YO?  ¿SOY AGUILA O SOY POLLO? 2. Busca Jr 1, 5-10 y escribe lo qué dice?

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->