Un puñado de besos © Asunción Carracedo

Voz, fotografías y realización de audio: Asunción Cariacedo Música: R. Schumann. Interpreta al piano Claudio Arrau. losamigosdepapel.blogspot.com Ciudad de León, 2011

Producto cultural sin fines comerciales

Hace tiempo descubrí que era una persona afortunada, con suerte. Estaba rodeada de gente que me quería de mil maneras diferentes y me daba besos de muchas clases y sabores. Entonces, comencé a guardar esos besos para no perderlos, para que no se me escapara la felicidad en ellos contenida. Así logré reunir un buen puñado. Entonces me di cuenta que era muy egoísta guardarlos para mí sola y decidí compartirlos. A.C.G.

Un puñado de besos por Asunción Carracedo Gómez

Besos por la mañana

Nuevos, a estrenar, sin arrugas ni marca alguna. Viejos, con solera como el buen vino en la mesa.

Besos madrugadores, Recientes, relucientes, al instante, permanentemente en la mente.

Besos para comer
Cocinados al vapor al calor de la lumbre en su punto o a las ocho en punto. Fritos y dorados bajo el sol abrasador del primer amor.

Calientes o “al dente” sobre los labios crujientes de un joven atardecer.

Besos por la tarde
Sellados al vacío en conserva enlatados para un viaje, los pongo junto al equipaje.

Besos de altura, sin compostura. Sobre tacones, sin tropezones.

En zapatillas, y de puntillas. Descalzos, sobre el asfalto.

Besos en la noche
Besos robados, temblorosos y asustados.

Vuelta y vuelta sobre la cama re vuel tos entre o las sá ba nas.

Besos finales
Besos que miráis de reojo ¡no temáis! en mis manos yo os acojo.

De noble madera o de vulgar cartón, bienvenidos seáis todos al cajón de mi corazón.

A.C.G. desde los “Amigos de papel”

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful