P. 1
LA MOTIVACIÓN EN LA ESCUELA.

LA MOTIVACIÓN EN LA ESCUELA.

|Views: 57|Likes:
Texto en el que se toca la relacion entre los resultados de aprendizaje obtenidos por los alumnos y la motivación escolar. Dirigido a maestros y estudiantes interesados en conocer algunas sugerencias para mejorar sus técnicas de estudio.
Texto en el que se toca la relacion entre los resultados de aprendizaje obtenidos por los alumnos y la motivación escolar. Dirigido a maestros y estudiantes interesados en conocer algunas sugerencias para mejorar sus técnicas de estudio.

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: Instituto Idhae Idhae on Nov 08, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/11/2012

pdf

text

original

HABLEMOS SOBRE LOS RESULTADOS DE APRENDIZAJE OBTENIDOS Y SU RELACIÓN CON LA MOTIVACIÓN ESCOLAR Julián González Villarreal1

1. ¿Cómo podemos o debemos entender la motivación desde la docencia? Desde mi punto de vista, la motivación no es sólo un término o concepto el cual se tenga que definir para estar todos de acuerdo en lo que es, más bien, tenemos que empezar diciendo que es parte de un proceso en el que interviene el docente, él o los estudiantes y el propósito educativo a lograr, esto quiere decir, que debemos empezar a comprender lo que es la motivación no desde su definición sino desde su contextualización. Siendo así, la motivación como parte de un proceso educativo se encuentra en el grado de responsabilidad, iniciativa y creatividad del docente en su actividad educativa diaria; se encuentra en la búsqueda de satisfacciones e intereses que el alumno o los alumnos poseen antes, durante y después de su jornada académica diaria; en la aceptación o rechazo que el o los estudiantes encuentren en su entorno familiar respecto a sus quehaceres educativos; en las oportunidades que la calle, el barrio y la comunidad brinde al alumno para fortalecer o inhibir su interés hacia el estudio y su aprendizaje. Entonces, desde mi perspectiva, la motivación desde la docencia, debe planearse, ejecutarse y evaluarse. 2. ¿Qué relación existe entre la motivación y el aprendizaje logrado? Recuperando lo escrito anteriormente, se puede decir que el aprendizaje logrado por un estudiante se encuentra en relación proporcional al grado de motivación alcanzado durante su proceso de estudio, para aclarar un poco más este punto, abordaré el siguiente cuestionamiento. 3. ¿Cuál es la relación entre interés, atención y comprensión? Yo veo a la motivación, como el resultado de un proceso que inicia con la necesidad fisiológica, emocional o material de un individuo; la persona con alguna de estas necesidades, busca la manera de satisfacerla, pero para lograrlo, debe partir de lo que él percibe a través de sus facultades o de sus sentidos para lograrlo. Cuando llego hasta aquí, en las clases con mis estudiantes, suelo poner el siguiente ejemplo: Imaginemos que frente a nosotros tenemos a un padre con su hijo de apenas un año de edad, el niño apenas comienza a caminar, se encuentra dentro de su andadera; al padre le encanta el fútbol soccer, y por ello le acaba de comprar un balón de fútbol a su hijo. El
1

Jefe de Enseñanza de la Mesa Técnica en la Región Mixteca de Escuelas Secundarias Generales en el Estado de Oaxaca. Noviembre de 2011 y Director General del Instituto IDHAE.

padre coloca el balón frente al niño, toma a su hijo de sus brazos y comienza con él a jugar el balón de fútbol recién comprado. ¿Qué es aquello que logró que el padre le pusiera la atención a su hijo? Yo diría que fue la necesidad del padre por compartir una de sus aficiones, de sentirse acompañado en ella. ¿No es acaso entonces la búsqueda de satisfacer una necesidad el primer motivo para tener interés en algo? Prosigamos con el ejemplo anterior… el padre juega al fútbol con su hijo de manera cotidiana, el niño comienza a relacionar el balón de fútbol con la cercanía de su padre, el niño entonces ha establecido un primer vínculo de interés entre el balón, el fútbol y su padre. Ahora, el padre se sienta y ve el fútbol en un canal de televisión cada fin de semana, el padre invita a su hijo a compartir estos momentos, el niño poco a poco se contagia de la emoción del padre conforme avanza el partido, el padre le explica el juego a su hijo, con cada explicación, el interés del niño va siendo cada vez más fuerte debido a que comienza a comprender las jugadas, el ritmo del partido, la posición de los jugadores, etcétera. Hasta aquí, el grado de interés anterior se ha transformado en un grado de atención por el juego y las habilidades necesarias para ser bueno en el terreno de juego. Más tarde u otros días después, el papá y el hijo se ponen a jugar como de costumbre, pero ahora, se sabe el nombre del equipo, el nombre de los jugadores, el niño se identifica con el juego; comienza entonces un proceso de comprensión para realizar las jugadas, desarrollar las estrategias del juego, de imitar el aprendizaje, de comprenderlo en su contexto y sus distintas dimensiones. El ejemplo anterior, puede representarse con el siguiente esquema:

Comprensión

Atención

Interés Necesidad

4. ¿Cómo motivar? En primer lugar, partiremos diciendo que como la motivación es un proceso multifactorial, debemos delimitarla desde el ámbito que como docentes nos corresponde, para ello 2

podemos acudir para su planeación con conocimiento de causa a la epistemología, la psicología y la pedagogía principalmente. ¿Por qué a la epistemología? Porque ésta es la ciencia que se encarga del estudio de cómo los sujetos aprenden. ¿Por qué la psicología? Ya que es la ciencia encargada de estudiar la mente de las personas y sus procesos de pensamiento. ¿Y la pedagogía? Debido a que es la encargada del diseño de la enseñanza. Por tales razones, la motivación no puede, no debe ser un concepto abstracto en la mente de quienes ejercemos la docencia, debe convertirse en un sustantivo claro y determinado, cuya denominación nos lleve a su predicación respectiva, es decir, a saber qué acciones pueden realizarse para lograrla. En tales entendidos, procederé a través del siguiente tema explicarme un poco más respecto a la opinión que acabo de emitir. 5. Foco de excitabilidad neuronal y Ley de inducción negativa Hasta aquí hemos hablado sobre la motivación, pero me gustaría que antes de continuar, habláramos un poco sobre estas dos categorías: “el foco de excitabilidad neuronal y la Ley de inducción negativa”. Cuando tuve el primer acercamiento a estas dos categorías, inmediatamente reaccioné pensando que siempre había escuchado acerca de la motivación pero no me había detenido a preguntar dónde se origina o cómo promoverla. Así que al revisar un poco respecto al foco de excitabilidad neuronal y la ley de inducción negativa encontré diversos autores que coinciden en que el grado de motivación y posteriormente de atención de una persona está en relación directa al grado de excitación alcanzada por las células neuronales de ésta. Aclaro, que sin pretender hacer una exposición demasiado profunda del tema, me limitaré a tocar solamente algunos tópicos relacionados con la actividad cerebral, los sentidos, su estimulación y el aprendizaje. Quiero también expresar, que la siguiente investigación forma parte de un cuestionamiento hecho por una maestra, quien me ha preguntado alguna vez – “¿Y, el conocer el estilo de aprendizaje de mis alumnos o sus canales de percepción en qué me beneficia?, ¿Cómo puedo lograr mejores aprendizajes?” Este cuestionamiento realmente me puso a pensar respecto a las respuestas que pudiera dar, así que cuando leí acerca del foco de excitabilidad y la ley de inducción negativa inmediatamente relacioné los siguientes procesos:

3

Diagnóstico de aprendizaje aprendizaje logrado En otras palabras: Diagnóstico Planeación

Foco de excitabilidad y ley de inducción negativa

evaluación

Pero comencemos por explicar la relación existente entre cada uno de los términos anteriores. El cerebro humano, es verdaderamente un órgano increíble, en él se encuentra el centro primigenio de todo nuestro desarrollo. El cerebro está constituido de células que se conectan con nuestros procesos sensoriales: a) b) c) d) e) El tacto El gusto La vista El oído El olfato

Los cuales se encuentran formados de receptores exteroceptivos especiales que se activan a consecuencia de reflejos nerviosos axónicos; es decir, para que alguno de nuestros sentidos pueda ser estimulado, se requiere que estos órganos receptores compuestos de nervios sensitivos sean estimulados por órganos efectores. Los órganos efectores son los músculos estriados o lisos que forman nuestros diversos tejidos, los cuales pueden estirarse o tensarse logrando con una fase dinámica o estática de los órganos receptores. ¿Cómo podemos motivar la inteligencia auditiva o musical? Según Howard Gardner, una de las inteligencias a desarrollar en los estudiantes se logra a través de la estimulación auditiva, sin embargo, ¿conocemos las debilidades auditivas de nuestros estudiantes? ¿Cómo podemos motivar la inteligencia visual – espacial? Lo que podemos mencionar al respecto, es que el conglomerado de neuronas encargadas de la visión, responden específicamente a los estímulos cromáticos transmitidos por las columnas corticales circundantes, es decir, se requiere de actividades que estimulen a través de colores e imágenes en movimiento nuestros órganos visuales. El gusto y el olfato. En realidad, son órganos poco reconocidos en nuestras actividades cotidianas para el aprendizaje, sin embargo, es importante mencionar que la percepción de los sabores y la textura de los alimentos contribuye a la experiencia gustativa y a la estimulación de aprendizajes significativos que tengan relación con las neuronas parasimpáticas. 4

¿En qué sistema del cuerpo humano debemos enfocar nuestras actividades de estimulación para lograr una mayor motivación? Tal vez hemos escuchado acerca de la parte límbica de nuestro cerebro, incluso hemos aplicado encuestas para conocer el predominio límbico de nuestros estudiantes, pero, ¿Cómo hemos aprovechado esta información? Nuestro sistema límbico se encarga del comportamiento emocional y es el centro en el que se generan los impulsos motivadores de nuestros subcorticales entre otros. ¿Pero tiene todo esto algo que ver con el pensamiento, la conciencia y la memoria? La teoría holística sugiere que el pensamiento surge a partir de un estímulo moldeado que actúa sobre la corteza cerebral, el tálamo y el sistema límbico; en consecuencia, todo lo que hemos estado comentando acerca del grado de estimulación producto de una necesidad generará un interés, que lleva a mantener la atención en ese pensamiento y en consecuencia a lograr una mayor comprensión en aquello que se está pensando. Cuando hablamos de la memoria, debemos tener presente que nuestra mente está inundada de información sensorial, y una función importante es la capacidad para omitir la información intrascendente o superflua, este proceso es conocido como habituación. Mediante este proceso, nuestra mente puede lograr una memoria a corto, mediano o a largo plazo, todo en relación al grado de estimulación logrado para mantener su vigencia. Una memoria a corto plazo es producto de la actividad nerviosa de un circuito recurrente, la necesidad de memorizar un número de teléfono, una dirección, un encargo. Una memoria a mediano plazo es resultado de una estimulación donde la terminal neuronal facilitadora es al mismo tiempo activada con otro impulso sensorial de reforzamiento. No basta con repetir la acción, se requiere adicionarle un segundo estímulo: leer y escribir, hablar y dibujar, etc. La memoria a largo plazo se ve favorecida si con las actividades de estimulación realizadas se logran cambios estructurales en la sinápsis que acentuá o inhibe la conducción de los impulsos, esto nos lleva a pensar que para lograr una memoria a largo plazo, se deben planear actividades que no sólo impliquen hacer, sino que conlleven a transformar estructuras, a manipular, reorganizar, evaluar, es decir, al desarrollo de competencias cognitivas superiores. Dentro de las estructuras límbicas asociadas con el control del comportamiento encontramos algunas que tienen que ver con el grado de estimulación con el hipotálamo y algunas de sus funciones. Por ejemplo, podemos estimular el control del comportamiento a partir del aumento general de la actividad, de promover sensaciones de tranquilidad, placer y recompensa, de causar reacciones de miedo y sensaciones de castigo y aversión o de originar excitaciones sexuales. 5

Pavlov, cuando escribía acerca del foco de excitabilidad y la ley de inducción negativa, decía que si pudiéramos observar un cerebro humano al momento de recibir distintas estimulaciones, veríamos un punto luminoso rodeado de un espacio oscuro, primero en un lugar del cerebro y posteriormente saltando de un lado a otro, dependiendo del estímulo correspondiente recibido. Esta luz, es metafóricamente el foco de excitabilidad y resultado de una estimulación proporcionada a un órgano receptor, la excitación entonces, se manifiesta en los distintos sectores del cerebro según el grado de satisfacción e interés despertado por el estímulo. El interés y la atención. El fundamento fisiológico de la atención, está en la excitación concentrada de zonas determinadas de la corteza cerebral; recuperando el ejemplo del padre con su hijo citado en la primera parte de este documento, diremos que el padre había logrado aplicar la ley de la fuerza respecto a su interés hacia el fútbol de tal manera que había logrado inhibir la influencia de otros estímulos que pudieran influir en su hijo. ¡Esta es la acción y la ley que un docente debe ejercer durante su proceso de enseñanza y aprendizaje! El interés de un alumno respecto a un tema de estudio, no puede ser una situación fortuita. El interés debe ser resultado de una actividad planeada en donde la fuerza del estímulo se hace presente mediante el uso de una luz intensa, colores brillantes, sonidos y olores fuertes; cuanto más fuerte es el estímulo, mayor es la excitación que causa y por tanto es mayor el reflejo ocasionado. La fuerza proporcionada al estímulo se divide en fuerza absoluta y fuerza relativa. La fuerza absoluta tiene en sí una intención y un propósito, el cual puede ser planeado y ejecutado mediante una estrategia didáctica; la fuerza relativa, es la relación entre la fuerza del estímulo dado y las de otras entre las cuales actúa y que le sirven de fondo. Algunos expertos señalan que a razón de estas fuerzas, el interés que el cerebro puede prestar a un estímulo es tan sólo de unos ocho segundos, de ahí que el docente debe planear cómo generar el interés de sus alumnos y con ello lograr su atención hacia el tema de estudio que desarrolla. La atención en sí posee un alto grado de vulnerabilidad, sin embargo, la labor del docente debe ser enseñar a sus alumnos el dominio voluntario de la atención, esto implica enseñar técnicas que lleven al docente a la aplicación de la ley de inducción negativa, partiendo de que la atención es presa fácil de todas las diferencias sensibles, sean estas por la forma, por el tamaño, por el color, o por la duración de la acción, el docente debe diseñar estrategias que compitan con los estímulos presentes durante su sesión de clases. Entre algunas recomendaciones sugeridas por otros autores se encuentran por ejemplo, que un objeto pequeño resalta mejor entre objetos grandes, genera más atención un 6

sonido prolongado en medio de sonidos intercurrentes y cortos, tiene mayor atracción un círculo coloreado entre círculos de otro color, las cifras llaman la atención si están intercaladas entre las letras, las palabras extranjeras si se encuentran en texto de otro idioma, el triángulo cuando está entre cuadriláteros. Una cosa es importante en todas estas recomendaciones, la novedad de los objetos y los fenómenos es un factor importante para la motivación entre los escolares y todas las personas; así lo demuestran los diversos anuncios publicitarios visuales y auditivos. Los docentes deben cuidar durante su planeación, que entre las características de los recursos didácticos empleados para motivar a sus alumnos se encuentran la comprensión de éstos y su sentido de orientación. Cada docente, al emplear algún recurso, debe relacionarlo con las experiencias pasadas de sus estudiantes, esto facilitará su comprensión respecto al recurso empleado y, para que la atención de los aprendices sea prolongada, se hacen indispensables reacciones condicionadas de orientación por parte del docente; posterior a la planeación, durante la ejecución de la sesión, el docente debe desarrollar cadenas completas de orientación con el propósito de formar conexiones temporales entre el nuevo conocimiento y lo anteriormente aprendido. En conclusión, la motivación es un proceso inherente a la planeación didáctica, cuyo propósito principal es buscar los elementos generadores de estímulos para los órganos sensoriales, estímulos capaces de generar el interés de los alumnos a partir de satisfacer alguna de sus diversas necesidades, con ello logrará su atención y en consecuencia podrá desarrollar las habilidades que detonarán las competencias cognitivas de nuestros estudiantes. Eh aquí la relación entre los resultados de aprendizaje obtenido y la motivación escolar.

7

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->