Está en la página 1de 5

BAMBÚES:

Sostenibilidad y comercio

Palabras clave Existencias, potencialidad, mercado Brasil posee la mayor diversidad en América con 141 especies de bambúes en poblaciones naturales, seguida por Colombia 72 especies, Venezuela 60; Ecuador 44; Costa Rica 39 y México con 35 (X. Londoño 2003) o 39 (Ma. Teresa Mejia S. 2006) dentro de las 35-39 que existen en México 8 son endémicas; además de las cualidades extraordinarias que poseen las 1200 especies existentes en el mundo como su: adaptabilidad y rápido crecimiento (1.20mts/día D. Franklin. Charles Darwin University) captador de CO2, regenerador, protector de suelos, reservorio de agua 30,375lts/ha (Sabogal 1983, Giraldo 1996), estabilización de pendientes, atracción de flora, fauna, versatilidad de usos (más de 1500 usos documentados INBAR. 1999; J. Moran U. 2001 Usos tradicionales y actuales del bambú en América Latina) liviandad, resistencia, flexibilidad, reproductividad (1:3/1:8) facilidad de manejo, rusticidad, alta producción/ha. relación peso/resistencia y condiciones únicas de sostenibilidad (dado que no se tala se “entresaca”) de las 1200 especies existentes en el mundo (133 están en peligro de extinción IUCN) de ese en total, 240 existen en América; de manera tradicional el bambú se utiliza en un buen numero de sectores de las economías latinoamericanas en; la agricultura como tutores, como cercas, linderos vivos, en la construcción de vivienda, en la pesca, para muebles, instrumentos musicales y artesanías, a pesar de que los bambúes pueden ser motor del desarrollo económico, social y ambiental de nuestro sector agrícola su uso se limita a la cuestión artesanal y la construcción vernácula pues se liga a la pobreza y subdesarrollo o a la creencia de que compite con los cultivos, solo países como Ecuador, Colombia, Brasil, Costa Rica y Chile tienen desarrollos industriales en los cuales el bambú es materia prima, en estos países su uso esta mas aceptado por sectores mas amplios de la población aun que existe un porcentaje de rechazo social; que es menor, comparativamente al existente en los otros 20 países de América, México incluido; el total de las existencias naturales se estiman en 11 millones de hectáreas para Latinoamérica, la cifra exacta se desconoce pues nuevamente los inventarios solo existen actualizados en Colombia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela (X. Londoño 2003) las cifras existentes de CONAFOR no son concluyentes Los números de la comercialización mundial del bambú se ubican en 4,5 billones de USD de los cuales 2,7 billones corresponden a las exportaciones mundiales de la especie lo que da clara idea de la potencialidad comercial de diferentes especies Red Internacional del Bambú y Ratán en América Latina y el Caribe (INBAR). Cifras no oficiales sitúan al mercado Mexicano del Bambú en el 2006 con 94mills. de USD en ventas contra 14mills. de USD de Colombia. Cuatro son las especies que comúnmente se utilizan en la construcción en nuestro país:

Guadua aculeata.- endémica, comúnmente conocido como tarro o caña brava con abundancia de escasa a regular (poblaciones naturales decreciendo y en peligro) presente en los estados de Chiapas, Tabasco Oaxaca y Veracruz (L. Gutiérrez C. 2004) existencias no probadas en sierra norte de Puebla Guadua amplexifolia.- endémica, conocido comúnmente como otate con abundancia de escasa a regular (poblaciones naturales en riesgo) existencias naturales en Sinaloa, Tamaulipas, Hidalgo, San Luis Potosí, Veracruz, Morelos, Oaxaca Tabasco y Chiapas (L. Gutiérrez C. 2004)

Guadua angustifolia kunh.- especie introducida o exótica, conocida comúnmente como guadua, plantaciones de cultivo asistido Al sur de México Tabasco y Chiapas existen sembradas mas de 1000 Ha. con plántulas llevadas desde Colombia, esto da idea del potencial mexicano con este recurso” (Guadua Arquitectura y Diseño M. Villegas 2003 Pág.118) Oldhamii.- especie introducida al país hace unos 8-10 años conocida comúnmente como Africano usado como reforestador, las plantaciones individuales recién empiezan a presentar individuos maduros o hechos con alturas adecuadas (14 a 20 mts.) y espesores mayores a 2cms en la pared del culmo con diámetros de 6-7-8-9cms sin resultados publicados de sus cualidades físico-mecánicas cifra estimada de 4mil a 6mil ha. El reporte técnico No. 15 de INBAR “Bambú para construcciónmenciona a las tres primeras especies, incluyendo las dos mexicanas; no así a la última, dentro de estas la que más ha generado discurso, investigaciones e incluso normatividad es guadua angustifolia khun, la existencia de las normas ISO para la búsqueda de sus cualidades físico mecánicas ayudan en ello estas son:

ISO/TC165 N314. 2001. Détermination of physical and mechanical properties of bambous ISO/TC 165 N315. 2001. Laboratory Manual on Testing Methods for Determination of physical and mechanical properties of bamboo. Si bien las investigaciones sobre las variedades mexicanas en el caso de las endémicas atienden esta normatividad deberá ser ampliando a la guadua angustifolia y a oldhamii ya aclimatadas en el país y al momento comercializables pues también son las existencias mas probadas; en la tabla “Especies prioritarias de bambú y ratan(IPGRI- INBAR) en cuanto a potencial de comercialización, sobre-vivencia, grado de industrialización, rehabilitación ambiental solo aparece guadua angustifolia lo cual solo significa que no se tienen los datos de investigaciones regionales sobre las plantaciones naturales o individuales de nuestras especies endémicas e introducidas que permitan fomentar su uso apegados a la ciencia y la tecnología y los estudios mexicanos se enmarcan en las cualidades físicas de las plantaciones naturales y sin ubicar las mismas, no considerando las existencias reales del material comercial existente y su ubicación física en el pais. Lo cual significa que los interesados en su comercialización deberán atender a las existencias reales naturales y a las plantaciones asistidas comerciales. En los últimos años Ingenieros y Arquitectos están usando nuevas técnicas que combinan el uso del bambú como material de construcción con el concreto reforzado, el acero y otras maderas, creando audaces estructuras; (Puente Jenny Garzón en Colombia, Simón Vélez J; Caseta de peaje Pava Simón Koshie, puente Universidad de Pereyra Col. Jorg Stamm) incluyendo lujosas residencias u otros edificios formales, de larga duración y de uso público, en una liga entre la Ecología y la Arquitectura dando lugar a la Eco- Arquitectura como principio de la sostenibilidad esos ejemplos, hoy día están apareciendo con mas frecuencia en aquellos países cuyos grados de investigación se encuentran mas avanzados y en los proyectos gubernamentales, el Bambú tienen mas aplicación; nuevamente Colombia, Ecuador, Perú, Argentina, Costa Rica, Cuba y Brasil entre otros miembros de INBAR son lideres en la cuestión en América Latina y en Europa Alemania, España, Holanda e Italia. En la Expo-Hannover en el año 2000 realizada en Alemania teniendo como tema la sostenibilidad dentro de los pabellones de la exposición; Colombia encargo al Arquitecto Simón Vélez Jaramillo (Museo Nómada Fundación Rolex Plaza de la constitución México DF 2008) la realización de un modelo usando bambú y madera, fomentado por la agencia GTZ Alemana (pabellón ZERI) es a partir de este año donde se internacionaliza el uso del

bambú como material de construcción si bien el bambú no tiene solo como campo de aplicación la construcción; la ingeniería y la arquitectura están haciendo ver al bambú de manera formal y con potencialidad como material de construcción, la construcción vernácula con bambú es parte de la cultura mexicana mas sin embargo hacen falta prototipos con una aplicación social fomentada desde las instituciones de los tres niveles de gobierno que permitan potenciar su uso alejado del simple folclor, cercano a tecnología y la ciencia. En nuestro país los datos existentes dan cuenta de que solo cinco estados tienen marcado interés en el bambú como cultivo alternativo; sin que el orden signifique, importancia, inventarios, uso formal o industrial y programas estatales estos son: Chiapas, Morelos, Tabasco, Puebla y Veracruz. El uso del bambú como material de construcción y su potencial de industrialización en los últimos 25 años empieza a crecer, en el futuro se estima que su demanda crecerá en un 50% al año 2020, en todos los rubros incluido su aprovechamiento en la construcción; el Centro Nacional Chino de Investigaciones del Bambú (CNBRC) establece los siguientes campos con mayor desarrollo a futuro:

1.-Laminados, pisos y estructuras. 2.-Muebles y tableros. 3.-Chapas y esterillas (tiras) y laminados como formicas que compiten con la madera. 4.-Brotes comestibles, extractos y otros derivados para la salud e higiene. 5.-Carbon, vinagre, productos para la belleza, abono, energía de biomasa no toxica e insecticidas. 6.-Fluidos, productos como champú, cerveza, jugos y bebidas. 7.-Fibras anti-bacteriales para ropa y de alto valor económico. 8.-Nuevos productos de alto contenido molecular como tuberías para diversos usos. 9.-Laminados de astillas aglomeradas y filtros carbón activado. 10.- Artesanía y artes manuales. Como un hecho real la edificación cada día se tecnifica mas, hoy para construir con este material, son necesarios un mayor numero de conocimientos, tecnologías y normas, que aun no son universales como para otros materiales, otros países aun aquellos que no tienen las condiciones climáticas de latitud y altitud como (Alemania y Holanda) se encuentran desarrollando líneas de investigación sobre ello, el futuro por venir para el bambú será el que cada dia vemos en ejemplos en otros países: alta ingeniería y diseños arquitectónicos de vanguardia y un esfuerzo en conjunto para establecer la normatividad regional o general para su uso. El uso del bambú en nuestro país siempre se ha realizado de manera empírica, con conocimientos que fueron transmitidos de boca en boca al llegar la industrialización y la especialización del trabajo esos conocimientos se perdieron, por ello el desarrollo del uso de este material se quedo en el pasado y desafortunadamente ligado a; lo informal, la falta de desarrollo o la precariedad ahora para que este regrese a nuestra cultura no hacen falta muchos años pues el calentamiento global ya esta aquí, por otra parte esta la sobre- valoración que hemos dado a la construcción pues se sostiene la tesis de que la construcción de mamposterías (ladrillos, bloques y concretos no valen lo que al usuario ultimo le cuestan) por lo que a mediano plazo su uso será por costo, mismo que no significa que se ubique como el mas bajo pero si donde los ahorros en costo oscilan del 30 al 60% en los montos totales. Errores más comunes en la construcción tradicional y vernácula utilizando bambú, como material de construcción.

No existen en el país muchos ejemplos formales (entendido como asistidos técnicamente) por lo que se puede generalizar que lo existente es producto de la cultura y la tradición y pocos son los ejemplos que cumplan con un método técnico de construcción, en ambos casos las condiciones de realización y de exposición del bambú; a las condiciones climáticas o ambientales y su diseño, hacen que al contrario de fomentar su uso, evidencien las reacciones del bambú; exponiéndolo al cuestionamiento y duda; los errores mas comunes son:

1.-diseños, estructura y finalmente construcciones no formales o provisionales. 2.-soluciones asociadas al folclore y la necesidad económica. 3.-uso de variedades de bambú no aptas y en riesgo por su decrecimiento. 4.-falta de clasificación y métodos de selección para su uso, no identificación de elementos maduros. 5.-nula o escasa asistencia a los cultivos (Siembra adecuada, entresaques, podas, deshierbes) 6.-improvisación en los tratamientos de conservación (uso de askareles cancerígenos; aceite quemado, diesel, insecticidas comerciales etc.). 7.-uso de elementos completos desde su parte basal hasta las partes apicales sin selección; sin costumbre para el uso de las más rectas y uniformes, la parte más uniforme en diámetro y más apta; es el primer tercio; si el largo total de las varas se dividiera en tres el primer tercio o parte basal tiene uso en la construcción, el segundo tercio o medio en elementos no estructurales o muebles y el tercero o apical la parte ultima superior en muebles y artesanías 8.-Falta de metodología en el aprovechamiento. 9.-Asentarlos al piso o de lleno hincarlos en concreto o al terreno natural. 10.-Insuficiencia de aleros hacia los cuatro lados de las construcciones. 11.-Informalidad en las uniones sin considerar que no son estáticas sino isostáticas o conexiones dúctiles por lo cual es común que en las edificaciones con bambú exista un vaivén lo cual es normal. 12.-cuando se realizan cortes y conexiones se deja a el bambú el trabajo de tensión (se comporta mejor como bóvedas; que como cerchas). 14.-Cortes muy distantes del primer o ultimo entrenudo (la recomendación es de 3 a 10cms máximo). 15.-soluciones estructurales sin respetar la escuadria de las secciones cuando es usada como trabe (recomendable h=<2b) 16.-grandes separaciones entre los elementos de carga impidiendo la distribución uniforme de las mismas, lo que ocasiona aplastamiento de los miembros portantes. 17.-uso de las plantaciones naturales sin un principio de regeneración (en el campo en varios lugares es común la comercialización de toda la mata con todos los individuos jóvenes o maduros) Condiciones finales:

Aprovechar al máximo sus cualidades (relación peso rigidez, capacidad a la compresión longitudinal a sus fibras, comportamiento en conjunto, costo y protegerlo de sus debilidades:(humedad, sol, esfuerzos longitudinales a sus fibras, aplastamiento transversal y desconocimiento de la tecnología y normatividad). Reglas de oro para una conservación adecuada del bambú como material de construccion:

Especie adecuada Madures apropiado al uso. Corte en segundo menguante y al sereno. Tratamiento de conservación mínimo (bórax-ácido bórico)

Secado cosecha y pos cosecha “Flameado” a soplete. Barniz o pintura final. En resumen, solo através de una capacitacion, aprendizaje y aplicación Del conocimiento será posible poner a distancia; al uso del bambu de la creencia en el pensamiento colectivo que se trata de un material de uso informal o de poca duracion, mediante la realizacion de construcciones formales que muestren y demuestren sus usos más cercanos a la técnica y la ciencia.

C. a Dr. Arqto. Luis Montiel