P. 1
Orden Real Simbolico e Imaginario

Orden Real Simbolico e Imaginario

4.33

|Views: 8.368|Likes:
Publicado porapi-3800982
texto completo
texto completo

More info:

Published by: api-3800982 on Oct 18, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/15/2015

pdf

text

original

Lo real, lo imaginario y lo simbólico es en psicoanálisis la estructura formada por las tres instancias (registros) del inconsciente de las teorías

del psicoanálisis planteadas por Jacques Lacan, y ampliadas por el filósofo Slavoj Zizek. Lacan también formuló los conceptos de lo Real, lo Imaginario y lo Simbólico, que utilizó para describir los elementos de la estructura psíquica humana. La noción de Lacan de lo Real es un concepto muy complicado precisamente porque es algo ajeno a lo imaginario o a lo simbólico aunque con lo imaginario y lo simbólico esté siempre relacionado. Lacan trató de ejemplificar a lo real en sus últimos años de manera estructurada al estilo de la teoría de grupos, como matemas (ver: nudo borromeo). Lo Imaginario, o aspecto no-lingüístico de la psique, formula el conocimiento primitivo del yo en tanto lo Simbólico, término que utilizaba para la colaboración lingüística, genera una reflexión a nivel comunitario del conocimiento primitivo del yo y crea el primer conjunto de reglas que gobiernan el comportamiento. Lo Real es la realidad no imaginada y menos aún verbalizada, siempre presente pero continuamente mediada por lo imaginario y lo simbólico, es por lo imaginario y lo simbólico que el ser humano tiene un "sentido común" que le da la noción de la realidad pero esta noción de realidad es siempre parcial, en perspectiva e incluso engañosa hasta la ilusión (ejemplo de un "sentido común" y una realidad engañosa es la ilusión según la cual el sol y los planetas giran en torno a la Tierra, hizo falta un gran esfuerzo de imaginación y simbolización para develar que tal realidad era falaz). ORDEN IMAGINARIO Lo Imaginario se funda -tal cual su nombre lo indica- en el pensar con imagenes, en tal aspecto Lo Imaginario es el reino de la identificación espacial que inicia en el estadio del espejo y es uno de los factores fundamentales del psiquismo humano. Es en este proceso que el sujeto puede identificar su imagen como el 'yo', diferenciado del 'otro'. Sin embargo, este proceso requiere una cierta enajenación estructural, dado que lo que se designa como 'yo' es formado a través de lo que es el Otro —esto es, mediante la imagen que como en un espejo le da el otro (empíricamente tal proceso psíquico tiene mucha afinidad con el "imprinting" que estudia la etología). Sin embargo no basta con poseer una noción de la propia imagen corporal (que como se ha visto procede de otro); el Sujeto propiamente dicho recién se desarrolla mediante su incepción en el orden Simbólico (orden del lenguaje verbal y orden de la cultura), momento en el cual el infante adquiere la habilidad de utilizar el lenguaje —es decir-, de materializar "su" deseo mediante el discurso y con un pensar basado en símbolos. En la teoría del psicoanálisis de Lacan se denomina registro de lo imaginario a las área y disposiciones de la psique en las cuales predomina el procesamiento de la información visual, aunque implicando a otras áreas del sistema nervioso central de la especie homo sapiens sapiens. Todo parece indicar que el hemisferio cerebral derecho se corresponde más con el registro de lo imaginario y el hemisferio cerebral izquierdo lo hace más con el registro de lo simbólico.

De este modo, la aparición filogenética del registro de lo imaginario sería ulterior a la del registro de lo real, y precedente a la del registro de lo simbólico. Esto es; el Registro de Lo Imaginario ya se encontraría en vertebrados prehomínidos. El registro de lo imaginario organiza al psiquismo según lo visual, en configuraciones. En tal sentido es un avance respecto a lo bastante indiferenciado del conjunto de percepciones y sentidos (estéticos, táctiles, olfativos) que procesa el registro de lo real. Sartre, especialmente en sus libros dedicados ad hoc al tema ("La Imaginación"; "Lo Imaginario") considera que lo imaginario es el ámbito de la creación intelectual. Así Sartre cae parcialmente en una paralogía, al considerar como casi equivalentes imaginación/imaginario. Si bien la paralogía sartreana, ya se ha dicho, es parcial, su noción respecto a lo imaginario como fundamental para la imaginación tiene algo (bastante) de cierto (pese a derivar de escuelas muy distintas a las de Sartre, Edward De Bono llega a criterios próximos a los de Sartre, cuando plantea la metodología del Pensamiento Lateral). Lacan avanza en la investigación de Lo Imaginario, y nota que, si bien puede ser una "dimensión" altamente creativa, puede también ser la "dimensión del engaño". La sugestión (por ejemplo la hipnosis) operaría principalmente sobre el Registro de Lo Imaginario, cuando la capacidad crítica del Registro de Lo Simbólico está poco desarrollada, o se encuentra distraída ó fatigada. Es así que la imaginación, para que ocurra, requiere de la actividad conjunta, dialéctica, del Registro de Lo Imaginario y del Registro de Lo Simbólico. ORDEN SIMBOLICO En la teoría psicoanalítica lacaniana, se considera como registro de lo simbólico al área del psiquismo dedicada a procesar perceptos (estímulos) principalmente acústicos y también, a través de vías acústicas, estímulos visuales, táctiles, etc. para ser después reducidos a símbolos. En el registro de lo simbólico se tiende en lo posible a transducir toda clase de información a unidades discretas del tipo signo (por ejemplo, significantes), por medio del proceso dialéctico de la metonimia/metáfora. Si bien el registro de lo simbólico muy probablemente sea una capacidad innata del hombre, la experiencia indica que sólo se despliega bien a partir de un estímulo específico: el de la función paterna en los primeros años de vida. Corrobora esto, entre otra casuística, la cuestión de los niños ferales conocidos (que son muy pocos). Estos niños en su infancia quedaron abandonados en la naturaleza y fueron adoptados como "cachorros" por otros animales. Esos niños, una vez recuperados, nunca pudieron desarrollar un discurso humano, esto es un registro de lo simbólico propiamente dicho. En los mejores casos sólo llegaron a formas rudimentarias.

En el infante la función paterna instaura la Ley, el orden o logos. Por este medio es que permite un pensar racional, que ordena la información procedente del registro de lo imaginario y el registro de lo real y así una comunicación lo más coherente posible entre los sujetos de la especie. Desde el punto de vista filogenético el registro de lo simbólico, es el más reciente, aunque lejos estaría de ser algo así como un compartimento estanco, sino que haría retroalimentación con los otros dos por medio de un circuito cuyos bucles serían semejantes a los de un nudo borromeo. ORDEN REAL En la teoría del psicoanálisis de Lacan, el registro de lo real es aquel área de la psique que se relaciona a áreas concretas del sistema nervioso central, que registra y procesa al conjunto de perceptos y sensaciones del orden de la cenestesia, somatoestesia, táctiles y ósmicas, u olfativas. Por cuanto el registro de lo real es sólo parcialmente transducible al registro de lo imaginario y aún más limitadamente transducible al registro de lo simbólico, se dice figuradamente, que lo real (y su registro) es lo imposible (imposible de percibir totalmente en imágenes, e imposible de expresar y conceptualizar totalmente de un modo verbal). El registro de lo real, en cuanto a filogénesis, muy probablemente es el más antiguo, de los tres registros psíquicos humanos; aunque en la ontogénesis -en cada sujeto- se plasmaría 'sincrónicamente' con los otros dos registros (los de lo imaginario y lo simbólico). Los tres registros mencionados constituyen el pensar humano. Todo pensar consta de una base o soporte real, y una representación del orden de lo imaginario. Por ejemplo, pensamientos visuales y una elaboración simbólica (pensamientos en forma de palabras o significantes). Kant observa que lo percibido (el fenómeno) no es todo (ejemplo simple: el ser humano normal percibe naturalmente ciertas frecuencias de luz y de sonido, las ondas ultravioletas sólo le son perceptibles mediante sus secuelas, y las infrarrojas mediante el calor, los ultrasonidos e infrasonidos escapan al rango de percepción natural del humano), la totalidad que no es percibida fenoménicamente, aquello que escapa a la consciencia es el noúmeno. Se sabe que existe por los efectos que produce, pero de otro modo, resultaría ignoto. lo Real "es un mundo espiritual independiente e incondicionado por el mundo de los sentidos y apariencias", lo que hace idealista y metafísica a esta expresión de Eucken es la palabra Geistischewelt (mundo-espiritual), aunque si se quita esta palabra se puede tener una comprensión del significado que luego se le da al concepto de lo Real. En el siglo XX se logró avanzar en la definición de este tema merced a los avances científicos, en especial, merced al instrumental de investigación y percepción del mundo. La palabra "numeno" o "nounemo", con resonancias metafísicas ("numénicas") ha pasado a ser substituida por el concepto de Lo Real.

Por esto se puede decir que Lo Real es lo concreto sin las deformaciones perceptivas derivadas de las limitaciones de los sentidos o del intelecto. Lacan distingue Lo real de la realidad. La realidad es lo que el sujeto percibe y entiende (ó "entiende") de Lo Real; la realidad es principalmente "sentido común" ("common sense"), pero el sentido común puede ser cierto o desacertado: durante cientos de miles de años el sentido común le indicaba al ser humano que "el Sol gira en torno a La Tierra". A esto Lacan le llama "la realidad". La realidad puede ir coincidiendo con Lo Real en la medida que avanza el intelecto y la consciencia, pero mientras tanto, Lo Real, en cuanto sólo detectado de un modo u otro por el Registro de Lo Real, es "lo imposible" (por ahora) de transducir totalmente a figuraciones (éstas del orden del Registro de Lo Imaginario), y menos aun a palabras u otros símbolos (es decir al Registro de Lo Simbólico). El concepto de Lo Real es genuinamente pragmático: por ejemplo permite profundizar allí donde el autodenominado positivismo, zozobra. Y, Lo Real, permite profundizar manteniéndose dentro de criterios racionalistas y científicos.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->