P. 1
Informe Traslado de Los Restos de Bolivar y Ultimos Descubrimientos de Su Muerte

Informe Traslado de Los Restos de Bolivar y Ultimos Descubrimientos de Su Muerte

|Views: 2.462|Likes:
Publicado porHilario Flores

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Hilario Flores on Nov 06, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/19/2015

pdf

text

original

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DE LA FUERZA ARMADA

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA UNEFA – NUCLEO BOLIVAR
CATEDRA: CATEDRA BOLIVARIANA ADDVI-02

POFESOR: ING. MARLENE GARRIDO

REALIZADO POR:   ROSIO PALACIOS HILARIO FLORES

CIUDAD BOLIVAR, NOVIEMBRE DEL 2011

INDICE Pagina INTRODUCCION ............................................................................................................................. 3 TRASLADO DE LOS RESTOS DE BOLIVAR ....................................................................................... 4 EL PANTEÓN NACIONAL .......................................................................................................... 11 ULTIMOS ACONTECIMIENTOS QUE RODEAN LA MUERTE DE BOLIVAR ..................................... 13 ANALISIS ...................................................................................................................................... 19 REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS ................................................................................................... 20

INTRODUCCION Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte y Blanco, mejor conocido como Simón Bolívar, (Caracas, 24 de julio[2] de 1783 — Santa Marta, República de Nueva Granada, 17 de diciembre de 1830) fue un militar y político venezolano de la época pre-republicana de la Capitanía General de Venezuela; fundador de la Gran Colombia y una de las figuras más destacadas de la emancipación americana frente al Imperio español. Contribuyó de manera decisiva a la independencia de las actuales Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela.

Un hombre que cambio su fortuna por ver su país libre su país y lograr su sueño mas anhelado la Gran Colombia para luego ser traicionado por Páez y Santander que ni siquiera respetaron sus restos después de bajar al sepulcro y por salir nuevos aspectos que se desconocían de su muerte, se pretende con esta investigación dar a conocer que fue lo que sucedió con los restos del libertador luego de su muerte y los últimos acontecimientos que rodean su deceso.

TRASLADO DE LOS RESTOS DE BOLIVAR ¿En dónde están los restos del libertador, después de ser manipulados en seis sepulcros y en seis cofres diferentes? Atrapados por la historia los animadversionistas de Bolívar. En vida fue el hombre de las dificultades y, después de muerto fue el hombre de la ingratitud, vilipendiado, desconocida su autoridad y, proscrito por sus compatriotas.

Una amarga frase se escapó de sus labios el día 06 de diciembre, cuando llegaba a la quinta san pedro alejandrino: LOS TRES GRANDES MAJADEROS DE LA HUMANIDAD HEMOS SIDO: “JESUCRISTO, DON QUIJOTE Y YO”.

Según la historia los Generales Páez y Santander, junto con sus acólitos anarquistas venezolanos y colombianos, empujando al Libertador Simón Bolívar al sepulcro. La hidalguía española, representada por el Marqués de Mier y los amigos más íntimos de Bolívar junto con el Dr. Próspero Reverend, ayudaron a Bolívar a bajar tranquilo a su última morada.

Cuenta la historia que el Marqués de Mier, propietario de la embarcación que trajo a Simón Bolívar a Santa Marta y de la quinta San pedro Alejandrino, en donde pasó sus últimos días. También condonó la tumba y el ataúd, donde fueron enterrados sus restos.

Después de la muerte de Bolívar, el Marqués de Mier, fue alertado de que, un grupo de anarquistas venezolanos y colombianos comandados por Santander y Páez, merodeaban la zona con las intenciones de profanar la tumba de Simón Bolívar y deshacerse de sus restos, para que estos nunca fueran glorificados en Venezuela como había sido su última voluntad. - Se dice, que el Marqués de Mier, en representación de toda la hidalguía española, en el más absoluto secreto, procedió a esconder en otra tumba los restos del libertador, dejando en ese lugar otros cuerpos semejantes, para prevenirse del sacrilegio, que los vándalos venezolanos y colombianos, pudieran cometer en contra de las sagradas cenizas del Libertador.

El día 06 de Diciembre del año 1.830, el Libertador Simón Bolívar pidió al Señor de Mier que lo condujera cuanto antes a su quinta de campo en San pedro Alejandrino, en donde la tradicional hidalguía de las gentes de España lo esperaba con los brazos abiertos, para ofrecerle el último refugio al más grande de los americanos. Años después, en Europa ocurrió algo semejante con el General San Martín, cuando falto de recursos y enfermo de cólera en el año 1.832, cuando su destino era ir a morir a un hospital, apareció el opulento banquero español “Aguado”, le salvó la vida y lo sacó de la miseria. Le adquirió una pequeña residencia de campo en Grand Bourg, a orillas del río Sena y, le mandó a sembrar un olmo según la tradición española, con los soldados de Enrique IV que en aquellos días sitiaban a Paris.

Fue así como los dos libertadores del mundo hispano-americano, Bolívar y San Martín, terminaron sus vidas bajo la protección y refugio de la hidalguía y generosidad de las gentes de España. Cuando los pueblos emancipados por ellos de la dominación peninsular, se confabulaban para desprestigiarlos con acerbia sin precedentes en la historia de las ingratitudes humanas. El Marqués de Mier y el banquero Aguado, representaron en la historia la estirpe de los pueblos hispano-americanos. Y de aquellos grandes hombres de España, que imaginaron a la colonización de América, como una empresa destinada a trasplantar al nuevo mundo, todo lo que tenía de nobleza de hidalguía y de heroico el carácter del pueblo peninsular.

El espíritu del libertador Simón Bolívar, está expuesto en un cofre de bronce, a la diestra y siniestra en el altar de la patria, convertido en un “icono sagrado” para

Venezuela, para todos los países Bolivarianos y el mundo entero. Sin embargo sus cenizas después de ser vapuleadas en seis cofres y seis tumbas diferentes (¿….?). Después de efectuadas las exequias del Libertador el día 20 de Diciembre de 1.830, la paz nunca llegó al sepulcro del “Héroe”. Habiendo fallecido en casa prestada, que en sus días aciagos, le acogió generosamente. Habiendo sido amortajado con camisa ajena y sepultado en bóveda de la familia Díaz Granados; y para llevar a cabo sus exequias, fue necesario recurrir a la recolecta pública, para recaudar 253 pesos con 7 reales y ¾ que costaron los funerales del hombre que le dio la libertad a cinco naciones.

Su primera tumba se ubica al pie del altar de San José, en la nave derecha de la iglesia catedral de Santa Marta, por temor a que fuesen profanados sus restos, por el gobierno de Colombia y de Venezuela no se colocó sobre la tumba ninguna lápida sepulcral que indicara a quién pertenecían esos restos.

Se cuenta en Santa Marta, que en el año 1.832, el General Santander, Presidente de Colombia, visitó Santa Marta y se hizo conducir a la catedral; y allí al lugar de reposo del Libertador. Santander un tanto airado, al pisar la tumba, la “pateó varias veces con los píes” y exclamó: ¡Aquí estás enterrado! (…).

Según la escritora Ujueta de Hamilton: que los enemigos del Libertador, llegaron a concebir el proyecto de apoderarse del cadáver de bolívar, para arrojarlo al mar, junto al morro, para que las profundidades que allí tienen las aguas, hicieran imposible extraerlo en ninguno de los tiempos.

En el año de 1.834, a raíz del terremoto que asoló a Santa Marta, la tumba del libertador se agrietó y nunca se hicieron los arreglos correspondientes, más tarde en el año 1.838, se hundió la tumba; y los enemigos del Libertador, arrojaron escombros y tierra sobre el ataúd, que ya se veía por entre las grietas para tratar de macizar la fosa. El Señor Manuel de Ujueta, exhumó por su cuenta los venerables restos del Libertador; y los llevó a su casa, situada en la calle grande; en donde los conserva hasta que la

bóveda de la familia Díaz Granados, estuvo reparada; y cuando esto ocurre, los coloca nuevamente en esta tumba.

En el año 1.839, el General Joaquín Anastasio Márquez, dispone por su cuenta la construcción de un tercer sepulcro para el Libertador, situado en un lugar más digno y céntrico dentro de la catedral, bajo la cúpula central y dándole frente al Presbiterio, cubriendo su fosa con una gran losa con un epitafio que él mismo mandó a grabar. Sobre el traslado a su tercera tumba, se conoce el acta correspondiente, hecha por el escribano público: Francisco J. Osuna.

“Yo el infrascrito, escribano público del número y del Juzgado de Hacienda de la provincia, certifico: Que a invitación del señor Joaquín Anastasio Márquez, me presenté en la Santa Iglesia Catedral, entre las doce y una del día 24 del corriente mes con el objeto de que diese fe y verdadero testimonio de la trasladación de los restos del Libertador de Colombia, Simón Bolívar. Y en efecto y presentes los señores Canónigos penitenciarios de la misma santa iglesia catedral: Santiago Pérez Macenet, el Sargento Mayor de artillería Gabriel de Vega, Juan Andrés Obregón, que manifestaron, concurrían al acto por su tío legítimo, el señor Manuel Ujueta B.

Y la concurrencia de otras muchas personas, se destapó una bóveda situada en la nave del lado del Evangelio y al fin del altar de San José; en la cual se encontraron dos féretros, uno grande y otro pequeño, conteniendo un forro de madera y otro de plomo los que se sacaron de allí y se trasladaron a otra bóveda, a inmediaciones del altar mayor de la dicha iglesia, fabricada a expensas del señor Márquez; la que fue descubierta con una lápida de mármol que contiene el siguiente epígrafe: Bolívar Libertador de Colombia y Perú y

fundador de Bolivia. Dedícale este pequeño tributo un oficial del batallón Rifles 1° de la guardia J.A. Márquez; y asegurado por cierto lo referido y, que en el lugar citado, existen hoy los restos del Benemérito Libertador, extiendo la presente que signo y firmo en Santa Marta a veintiséis de Julio de 1.839, Francisco José de Osuna”.

Mientras esto pasaba en Colombia, en Venezuela, las hermanas de Simón Bolívar María Antonia, Juana y su sobrino Fernando Bolívar, pidieron repetidas veces al Congreso y al hombre fuerte de Venezuela General Páez, el traslado de los restos de su hermano a Caracas.

En el año 1.833 – 34, se lo pidieron encarecidamente al Dr. José María Vargas; y en el año 1.838, al Presidente Carlos Soublette. Fue en el año de 1.840, cuando se dirigieron al gobierno de Colombia, pidiendo se cumpliera con la cláusula, Número diez del testamento de Bolívar; donde él manifiesta que es su voluntad que sus restos sean depositados en su ciudad natal en Caracas. J.M. Vargas Pasadas todas estas vicisitudes manifestadas por los enemigos postmortem de Bolívar, el día 29 de Abril de 1.842. Por fin el Congreso de la República de Venezuela, aprobó el decreto para el traslado de los restos del Libertador a Caracas.

El General José Antonio Páez fijó la fecha del día 17 de Diciembre de ese año 1.842, para la celebración del aniversario fúnebre de Bolívar en todo el país; al tiempo el gobierno neogranadino del Presidente, General Pedro Alcántara Herran, decretó la exhumación. Venezuela nombra al Dr. José María Vargas, como Presidente de la comisión. Los actos de la exhumación, fueron el día 20 de Noviembre de 1.842 a las cinco de la tarde, sonaron dos cañonazos y un repique de campanas de la catedral de Santa

marta. Estaban allí presentes el General Joaquín posada Gutiérrez como gobernador de Santa Marta, el Marqués Joaquín de Mier y Benítez, propietario de la quinta de San pedro Alejandrino, el Dr. José María Vargas, Mariano Ustáríz (hijo) y el General José María Carrero, quien había perdido un brazo en la guerra (lo extraño de esto es que llevaba puestas las charreteras y las bandas usadas por el Libertador Simón Bolívar). ¿Será que las tomó prestadas de los baúles de Bolívar en donde se guardaban sus reliquias?...¿O será que el General O´leary encargado de los baúles, antes de llevárselos a Curazao se las obsequió? Lo cierto es que las tenía puestas.

Entierro del Libertador.

El día 13 de Diciembre de 1.842, los restos de Bolívar llegaron a la Guaira y el día 17 fueron recibidos en Caracas con un saludo, un tronar de cañones y un fuerte repique de campanas de la catedral de Caracas y de todas las iglesias de Venezuela.

Cortejo fúnebre del Libertador

La procesión partió de la capilla de la Santísima Trinidad hasta el templo de San Francisco, el cortejo fue conducido por las calles elegantemente adornadas. Una banda de música lo acompañaba, tocando la marcha fúnebre, a ambos lados del féretro marchaban los más destacados y elegantes representantes de la sociedad nacional y extranjeros. Un grupo de militares, luciendo sus decoraciones (medallas de latonería) vestidos como verdaderos arlequines, encabezados por el General Páez, marchaban hipócritamente al lado de quien les había dado el don de patria y libertad, en representación de los que se llamaron desde entonces el “Ejército libertador”. En esos momentos solemnes, cuántos militares trasnochados, se preguntarían unos a otros: ¿Será cierto que los colombianos nos mandaron al regañón Bolívar?...Otros contestarían: “No le des bolas”.

A las cinco de la tarde terminó el acto, aunque fuese lleno de hipocresía, fue el más precioso homenaje tributado a Simón Bolívar. Cinco días después sus restos fueron trasladados a la iglesia catedral metropolitana y fueron sepultados junto a sus padres y esposa. Así se cumplió la última voluntad del Libertador simón Bolívar.

El Presidente Guzmán Blanco, en el año 1.874, decretó que fuesen transformadas la iglesia de la Santísima Trinidad de Caracas, en el Panteón Nacional, para ser declarada como el altar de Caracas.

El día de San Simón 28 de Octubre de 1.876, fue consagrado el edificio. Ese día fue trasladado al Panteón Nacional los restos del Libertador desde la catedral de Caracas junto con su estatua, realizada en el año 1.842 por el italiano (Pietro Tenerani). Los restos del Libertador fueron sacados del antiguo sarcófago y colocados en uno nuevo, construido de madera con revestimiento de plata y oro, realizado por el francés (Emily Jacquin).

En el año de 1.910, en el gobierno de Juan Vicente Gómez, se transformó el Panteón Nacional y, en el año de 1.930, el antiguo sarcófago de madera, fue sustituido por el de bronce, diseñado por el escultor español “Chicharro Gamo” y colocado sobre el actual basamento de mármol. A la diestra y siniestra se encuentran vacíos los sepulcros de

Francisco de Miranda y del Mariscal Antonio José de Sucre, en espera de sus restos junto a 180 Próceres de la Independencia. Seis veces fueron cambiados los restos del Libertador Simón Bolívar de sepulcro y sarcófago. En donde quiera que estén, que descansen en Paz y en la gloria de Dios. EL PANTEÓN NACIONAL Mediante un decreto promulgado el 27 de marzo de 1874 por el presidente Antonio Guzmán Blanco, la iglesia de la Santísima Trinidad de Caracas fue transformada en Panteón Nacional, con el objeto de conservar los restos de los Próceres de la Independencia y de las personas eminentes. Con relación a la vieja iglesia, la misma había sido construida por Juan Domingo del Sacramento Infante a mediados del siglo XVIII, pero fue destruida casi totalmente por el terremoto de 1812. Por tanto su lenta reconstrucción continuó bajo la dirección de varios ingenieros y al declararla convertida en Panteón Nacional, no estaba terminada aún. Por otra parte, la escogencia de este templo para tan particular destino era motivada por sus antecedentes históricos: a su regreso desde Santa Marta, en 1842, los restos del Libertador Simón Bolívar habían sido depositados temporalmente en esa iglesia. En ella también fueron sepultados, en 1851, los restos del marqués del Toro y más tarde, los de José Gregorio Monagas, Andrés Ibarra y Ezequiel Zamora.

El decreto de Guzmán Blanco fue acompañado por la orden de la terminación de sus fachadas en base al proyecto que para la iglesia había diseñado el ingeniero José Gregorio Solano en los años 1853-1858.

Los trabajos fueron conducidos por los ingenieros Julián Churión, Juan Hurtado Manrique, Tomás Soriano y Roberto García, inaugurándose la obra el 28 de octubre de 1875. No obstante, la verdadera consagración del edificio se efectuó el mismo día de San Simón un año más tarde (28.10.1876), cuando se trasladaron desde la catedral los restos del Libertador. Estos fueron colocados en un sarcófago de madera con revestimientos de plata y oro, realizado en estilo neogótico por el artista francés Emile Jacquin.

Se trasladó asimismo desde la catedral la estatua del Libertador hecha en 1842 por el escultor italiano Pietro Tenerani. El sarcófago y la estatua fueron ubicados en el espacio que correspondía al presbítero de la iglesia, es decir, en el lugar del altar. En 1910, el gobierno de Juan Vicente Gómez procedió a una reforma general del edificio, según el proyecto del arquitecto Alejandro Chataing, la cual fue terminada en julio de 1911, en ocasión de la celebración del centenario de la Independencia. Otra reforma del Panteón fue ordenada con un decreto del gobierno gomecista en 1929, conforme al proyecto del arquitecto Manuel Mujica Millán. Estos trabajos que corresponden al aspecto actual del edificio, fueron ejecutados durante el año 1930 bajo la dirección de Mujica y de los ingenieros Edgar Pardo Stolk, Hernán Ayala y Guillermo A. Salas.

Internamente, fueron realizadas correcciones en los arcos y las columnas. El antiguo sarcófago de madera que contenía los restos del Libertador fue sustituido por uno de bronce, diseñado por el escultor español Chicaharro Gamo y colocado sobre un basamento de mármol. La parte superior de las naves y los tímpanos de los fueron cubiertos por las pinturas de temas alegóricos e históricos de Tito Salas.

En el interior del Panteón, de ambos lados del ambiente principal que contiene el sarcófago y el monumento del Libertador, se encuentran nichos con las estatuas de Francisco de Miranda y Antonio José de Sucre, respectivamente. Entre otros nichos, dispuestos a lo largo de las paredes longitudinales, hay monumentos dedicados a la Primera República, a José Gregorio Monagas, a la Federación, a Andrés Bello, a José Antonio Páez, a la Declaración de la República de Venezuela, a Rafael Urdaneta y a José María Vargas. Bajo el pavimento, en las 2 naves laterales están colocados los restos de los próceres y hombres ilustres de Venezuela, señalados con lápidas.

En 1963, el gobierno de Rómulo Betancourt dictó una nueva reglamentación por la que se establecía que el Panteón debía estar abierto al público todos los días del año. Al mismo tiempo, las modalidades de sepultura y los procedimientos administrativos corren ahora a cargo del Ministerio de Relaciones Interiores. En 1980 fueron iniciados los trabajos urbanísticos de remodelación de los entornos del Panteón, conforme al estudio del arquitecto Tomás Sanabria.

ULTIMOS ACONTECIMIENTOS QUE RODEAN LA MUERTE DE BOLIVAR

Mientras tenemos la posibilidad de transitar por este planeta en sus diferentes países que lo integran, en donde cada uno de ellos guardas hechos extraordinarios, especialmente en su lucha por su libertad, en donde han actuado grandes hombres, y que muchos de ellos a pesar de haber dedicado su vida en pro del país en donde nació, han sido traicionados, asesinados y hasta abandonados, muriendo solos, pero con un cosmos de acciones que jamás podrán olvidarse como el caso del venezolano Simón Bolívar.

Siempre fue interés para los que de algunas formas conocemos algo de la historia de uno de los grandes libertadores del Continente Latinoamericano y que ha sido motivo de interés para otros países , como es Simón Bolívar, a quien el actual presidente de Venezuela, Hugo Chávez ha avivado su figura, gracias a lo que el ha denominado Revolución Bolivariana, su vida, su lucha, patriotismo, lucha y sobre todo lo oculto de su muerte, su sufrimiento en los últimos años de su vida.

Lo cierto, que sobre su muerte se han dados muchas explicaciones, pero lo interesante de ello es que no se sabe exactamente en donde está su cadáver y como comenta Jorge Mier Hoffman en su libro en donde expone que en sus investigaciones, y por información inédita de los descendientes de Joaquín Mier, pariente que hospedó a Bolívar en sus propiedades en Santa Marta, la verdad aún no ha sido escrita sobre el destino de los restos mortales del Padre de la Patria, ya que Bolívar no murió en San Pedro de Alejandrino, sino en otra de las haciendas de Joaquín Mier en un lugar que me ha sido señalado, lo cual expongo en este libro, y que cambia la historia manipulada de los últimos días del Libertador, que nos podría llevar al lugar exacto donde descansan los restos mortales del Padre de la Patria Muy interesante lo que nos aporta semana.com.ve que Bolívar no murió por causas naturales, ni por envenenamiento, ni por mala praxis. Todo cuanto ha sido escrito hasta la fecha sobre la muerte del Libertador no es más que una falacia para encubrir los hechos reales que se sucedieron en torno a su muerte, así lo afirmó Jorge Mier.

Hubo una conspiración tramada por las personas más allegadas al Libertador. Fue traicionado por aquellos que se decían leales a su autoridad y que lo acompañaron hasta sus últimos días en Santa Marta.

El descubrimiento de las claves masónicas y los secretos ocultos sobre la muerte de Simón Bolívar, por lo sorprendente de sus hallazgos y revelaciones, llevarán al estudioso, interesado en el tema, a la convicción de que la historia de Bolívar (y por ende la historia de Venezuela y la de América) fue secuestrada y adulterada por una pandilla de traidores de Venezuela, España, Estados Unidos e Inglaterra

El presidente Chávez, le ha interesado mucho lo que ha sido Bolívar par Venezuela y Latinoamérica y se ha propuesto a través de su gestión, esclarecer un poco esta realidad oculta. Aspecto que consideramos positivo de esclarecer, por lo menos en este tópico histórico, en donde él aprovecha su oportunidad de ser gobernante de un país, con mucha historia, en donde es lo menos que se puede esclarecer en memoria del libertador.

Tal como se relata por la fuente señalada, Jorge Mier indicó que contó con la colaboración del Gobierno venezolano en la investigación sobre la muerte de Simón Bolívar, ya que puso en manos del presidente Hugo Chávez más de dos mil documentos y objetos invalorables que pertenecieron al Libertador, para hacer realidad el hallazgo que asegura tener en sus manos. Entre los documentos que le llegaron por la herencia de don Joaquín de Mier, hay uno en especial que contiene los Códigos para descifrar una Carta que Simón Bolívar pidió escribir como última voluntad del sentenciado antes de ser asesinado, donde tuvo la genialidad y la inteligencia de cifrar mensajes ocultos.

Claves masónicas que para la época muy poca gente conocía, que sólo pueden ser develados si se conocen los Signos Secretos, donde el Libertador tuvo el ingenio de escribir las claves de su asesinato. Claves traducidas en Códigos y Signos que poseía don Joaquín de Mier, propietario de la Quinta San Pedro Alejandrino en Santa Marta,

Colombia, donde se ha dicho que murió el Libertador Simón Bolívar, y que han podido develar un secreto que ha permanecido oculto por 177 años.

Bolívar no murió de tuberculosis. Bolívar no murió en la Quinta San Pedro Alejandrino. Bolívar no murió un 17 de diciembre de 1830. Los restos de Bolívar no están en el Panteón Nacional. ¿Cómo murió Bolívar? ¿Cuándo murió Bolívar? ¿Quién mató a Bolívar? y ¿Dónde está Bolívar? son preguntas que podrán responderse quien lea su libro revelador, que ofrece un Bolívar inédito y poderosamente real, que devela las mentiras, fraudes, falsificaciones y conspiraciones, que por 178 años nos han legado los historiadores ortodoxos, para ocultar la verdad sobre la muerte de Simón Bolívar.

El investigador que habla de estos descubrimientos históricos es Jorge Mier Hoffman, indicó que contó con la colaboración del gobierno venezolano y puso en manos del presidente Hugo Chávez más de dos mil documentos y objetos invalorables que pertenecieron al Libertador.

Se dice que entre estos documentos que los tenía por la herencia de don Joaquín de Mier, (el hombre que le tendió la mano generosa al libertador cuando lo traicionaron y abandonaron) hay uno en especial que contiene los Códigos para descifrar una Carta que Simón Bolívar pidió escribir como última voluntad del sentenciado antes de ser asesinado, donde tuvo la genialidad y la inteligencia de cifrar mensajes ocultos, que sólo pueden ser develados si se conocen los Signos Secretos, donde tuvo el ingenio de escribir las claves de su asesinato. Claves convertidas en Códigos y Signos que poseía don Joaquín de Mier, propietario de la Quinta San Pedro Alejandrino en Santa Marta, Colombia, donde se ha dicho que murió el Libertador Simón Bolívar, y que han podido develar un secreto que ha permanecido oculto por 177 años.

Un secreto de familia por 177 años, hasta que le fue revelada, junto con Dos Mil documentos inédito y objetos de inestimable valor, que pertenecieron a Simón Bolívar, los cuales estuvieron en poder de la familia Devengoechea de Mier, descendientes directos de Joaquín de Mier.

Hace un año, el Presidente Chávez puso en duda la muerte de Simón Bolívar de tuberculosis y despertó la hipótesis de su asesinato por envenenamiento. Para ello creó una Comisión que a un año, uno de sus miembros manifiesta que están a la espera del análisis del ADN de huesos de Bolívar. Nuestra opinión es que la detección del ADN en la osamenta del Libertador, sobretodo si es el del Mycobacterium tuberculosis, podrá confirmar la muerte por tuberculosis. De lo contrario no se podrá confirmar el envenenamiento con este simple examen. Lo único viable sería confirmar trazas del veneno en los huesos, una vez estos sean confirmados como pertenecientes al Libertador, lo cual es bastante difícil pues no hay descendientes directos vivos de Bolívar. La Comisión que investiga el supuesto asesinato de Simón Bolívar no ha encontrado resultados que cambien la historia oficial. Para Pino Iturrieta, el Presidente dejará de lado “esta incursión en el mundo de la fantasía” La Comisión presidencial que investigaba el presunto asesinato de Simón Bolívar no ha encontrado hasta ahora la solución al gran enigma. Al menos nadie les ha notificado ningún resultado a la Academia Nacional de la Historia, según indicó su presidente, Elías Pino Iturrieta. Todo comenzó hace un año, cuando el presidente Hugo Chávez anunció que dudaba que Simón Bolívar realmente hubiese muerto de tuberculosis. Según dijo, existen pruebas que apuntarían a otra causa de su muerte, ocultadas por la historia oficial en función de intereses particulares. “Ante la duda nadie puede quedarse callado. Y a mí me asaltó la duda”, dijo Chávez, al anunciar una serie de elementos que le provocaron confusión. Por ejemplo, dijo que era sospechoso que los restos de Bolívar se encontraran en alto grado de descomposición a sólo doce años de su fallecimiento, según reseñó ABN en aquella oportunidad. También señaló otros hechos “silenciados” como la desaparición a pocos años del fallecimiento de varios huesos del esqueleto. Según un informe elaborado por el doctor José María Vargas, faltaban los dos anulares, las segundas falanges de todos los

dedos de la mano excepto la de los pulgares, algunos huesos del metatarso y todos los dedos de los pies. Ésta y otras situaciones irregulares motivaron al jefe del Estado a crear una comisión presidencial, anunciada el 28 de enero en Gaceta Oficial, para establecer las causas y los autores del supuesto crimen al Padre de la patria. INTERÉS OCULTO “Los resultados son un misterio bien guardado, están escondidos porque no tienen nada que ofrecer”, opinó Pino Iturrieta, para quien la idea del asesinato de El Libertador representa una incursión en el mundo de la fantasía. Para el historiador el verdadero interés del presidente Chávez de proponer aquel tema era “cambiar el pasado para fortalecer su proyecto político”. Recordó que hace un año Venezuela estaba enfrentada con Colombia, por lo que se intentó crear un paralelismo histórico insinuando que Santander había atacado a Bolívar, así como Uribe lo podría hacer con Chávez. Sin embargo, la situación actual es distinta, por lo que Pino Iturrieta considera que el primer mandatario no sacará de nuevo el tema en vista de que en este momento prevalecen otros intereses. “Para su proyecto político actual, a Chávez le interesa más el Bolívar vivo que el muerto”, apuntó. PRUEBAS DE ADN Más allá de las distintas interpretaciones, lo cierto es que no ha habido anuncios concretos. Sin embargo, el historiador Jorge Mier, quien sostiene la hipótesis del asesinato de Bolívar, dio algunos anuncios. El especialista explicó que ha colaborado activamente con la Comisión y que sus miembros le informaron que ya se están efectuando las pruebas de ADN para determinar si Bolívar murió o no de tuberculosis y si sus restos son realmente los que reposan en el Panteón Nacional. Sin duda, una prueba de la rapidez y diligencia con que avanza la Comisión.

De resto, explicó que han hecho una investigación histórica en base a los documentos que conserva la familia del especialista. Esto es posible porque supuestamente un antepasado suyo, Joaquín de Mier, participó en la conspiración para asesinar a Bolívar orquestada por los gobiernos de Estados Unidos, Inglaterra y España. Con los documentos que han llegado a sus manos, el ahora historiador tiene la versión de que Bolívar fue fusilado. La historia la cuenta completa en su libro La Carta, en donde asegura que las claves del crimen las anunció el mismo Bolívar en un mensaje cifrado escrito antes de su muerte, con “claves masónicas ocultas” que revelan la identidad de sus asesinos. Para probar su hipótesis confía en las pruebas de ADN que realiza la Comisión. Esta información no pudo ser confirmada por ningún miembro del grupo investigador, integrado por un gabinete de ministros. También la conforma el presidente del Instituto de Patrimonio Cultural, José Manuel Rodríguez, quien declinó dar declaraciones respecto a los avances de la investigación.

ANALISIS

Según la investigación realizada los restos del libertador fueron desenterrados seis veces y cambiados de lugar profanados por Santander en 1842 y llegaron a patear el féretro que contenía los restos de libertador. Según, se dice que no se sabe a ciencia cierta donde están los restos del libertador, que según documentos entregados por Jorge Mier Hoffman descendiente de Joaquín Mier un rico hacendado español que dio alojo en una de sus haciendas al libertador y que probablemente según su testamento que dejo una líneas con unas claves masónicas fue asesinado y allí describe a sus asesinos, Sin embargo, al leer todos estos artículos podemos expresar que hemos vivido a lo largo de nuestra vida engañado pues la historia que nos enseñaron desde la escuela no era cierta pues se dice que el libertador no murió en la Hacienda San Pedro Alejandrino y que tampoco fue 17 de diciembre de 1830 su muerte, que no muere de Tuberculosis, ni de una mala praxis sino que fue fusilado y hasta robaron parte de las piezas de los huesos de sus manos y pies. Realmente se puede decir que siempre se rodeo de una cuerda de malagradecidos y que los que hasta ahora se creían lo habían ayudado y apoyada en su lecho de muerte coparticipe de un complot para asesinarlo en los que intervenían por sus intereses Inglaterra, España y Estados Unidos. Las grandes potencias desde siempre han sido uno egoístas, asesinos, malvivientes y traidores. Quizás el Presidente Chávez, pueda haber cometido muchos errores, pero lo que si esta claro que su opinión de las grandes potencias no esta fuera de la verdad. A lo largo de la historia los poderosos han sembrado el terror, la muerte y destrucción en los países menos favorecidos quitando del medio a todo aquel que los pueda desviar de su objetivo. Todavía no se comprueba donde esta y si realmente fue asesinado, pero de ser cierto habremos vivido toda nuestra vida bajo una mentira.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS    

http://www.farandulo.net/restosbolivar.pdf http://la-guarida-del-caminante.lacoctelera.net/post/2010/04/09/lo-oculto-lamuerte-y-otros-topicos-simon-bolivar http://felixjtapia.org/blog/2008/12/19/el-libertador-espera-un-analisis-de-adn/ http://www.youtube.com/watch?v=oOKHMWV4UiM

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->