Está en la página 1de 1

ARMONÍA Y PAZ INTERIOR

Desde que el hombre inventó esa simpática palabra “felicidad”, la ha estado bus-
cando en todos lados, por todas partes y en toda su existencia, sin saber realmen-
te qué es la felicidad.

El hombre le ha dado a la felicidad diferentes nombres: fama. gloria, reconoci-


miento, riqueza, poder... y se ha confundido, porque cuando la ha encontrado o
conseguido, sólo ha hallado vacío, soledad, hipocresía, aislamiento, ... etc.

Ha buscado la felicidad en el placer, a través de los sentidos. Y en la saciedad del


licor ha encontrado la cirrosis hepática, el alcoholismo... La ha buscado en el ta-
baco y sólo ha encontrado la obstrucción de las arterias, el efisema pulmonar, el
cáncer... La ha buscado en la comida y sólo ha encontrado la obesidad, la arterio-
esclerosis, el repudio... La ha buscado en el sexo y sólo ha encontrado el hastío,
la excentricidad, el sida... La ha buscado en la música disonante del baile, del ba-
canal y sólo ha encontrado la sordera, el cansancio, el aburrimiento.

Ha buscado la felicidad en la moda, las joyas, los autos... y sólo ha encontrado la


vanidad, el orgullo, el egoísmo, el dolor de la comparación... La ha buscado en la
alegría, pero la alegría es pasajera, la alegría no dura para siempre, porque enton-
ces ya no sería alegría, sería felicidad. La ha buscado en los sueños, en los idea-
les, en las ilusiones, pero no ha logrado ser feliz en el camino.

La ha buscado a través de algo, pero ese algo un día lo ha perdido o ha dejado de


ser importante para él y sólo ha encontrado dolor. La ha buscado a través de al-
guien, pero ese alguien ha engordado, ha envejecido o simplemente le ha dejado
ó fallado y tan sólo le ha quedado la pena, el llanto y el abandono.

No busques la fuente de la felicidad en la fama, la gloria, el poder, la riqueza, a


través de algo o de alguien... Búscala dentro de tí, pues ésta se encuentra en la
forma más simple que tú te puedas imaginar: ! La felicidad es sólo el encuentro
de la armonía y la paz interior!

Si tú tienes estos dos pilares la habrás encontrado y entonces podrás ser feliz
siendo rico o pobre, blanco o negro, alto o bajo, gordo o flaco, en la cárcel o en
libertad, solo o con amigos, aquí o en el extranjero.

Entonces todo proyecto que emprendas, todo sueño que vislumbres, todo ser que
conozcas, lo atraerás, porque serás como un faro en la noche y todo lo llenarás de
luz, de armonía y de paz.... Y entonces serás un líder, un guía, un ser especial,
porque habrás encontrado el más grande de los secretos y el poder, la fama, la
gloria, la riqueza... vendrán hacia tí y todos tus sueños, ideales y objetivos se ha-
rán realidad. Sólo tienes que buscar la armonía y la paz interior en tí.