Está en la página 1de 1

LA UTOPÍA DE LA EDUCACIÓN EN COLOMBIA

En primer lugar podemos decir que el problema que ha venido presentando la educación
Colombia, es una consecuencia de los problemas políticos partidistas de nuestro país, ya
que no permite progreso uniforme y continuado, planteado por un presidente y el mandato
siguiente, inhibiendo la coyuntura de las políticas educativas, llevando la educación y por
ende a todos los integrantes en el rol educativo, a una decadencia permanente por no tener
una finalidad establecida y clara. Además consideramos que los gastos que generan los
cambios de las estructuras y metodologías educativas (así sean innecesarios), son
convenientes y se convierten en un banquete para cada mandatario y su comité
acompañante. Quienes favorecieron la decadencia del status del maestro, tal vez por no
preocuparse por seleccionar adecuadamente a los maestros, sino que durante un tiempo
determinado, los nombramientos los realizaba el mandatario de turno, sin importarle el
perfil profesional y mucho menos el tipo de ciudadano al que le otorgaba esta
responsabilidad social.

Con respeto a la educación el plan de desarrollo en la actualidad, donde obligan a los


docentes directivos para que se preocupen más por el aumento de la cantidad de los
alumnos en el aula, el aumento de estos mismos por docente, en algunas ocasiones
convirtiendo las aulas en sitios de hacinamiento escolar, sin embargo no se le presta
suficiente atención por que las instituciones educativas se tienen que auto sostener y el
recurso que genera el estado es de acuerdo a la cantidad de estudiantes que se encuentren
formación, cada alumnos tiene un precio y por ello no se puede dejar ausentar de su jornada
escolar, así el estudiante no presente las condiciones mínimos para tener una continuidad
académica. Igualmente la sociedad globalizada no se preocupa por mejorar la calidad
verdaderamente de la educación integral, sino que convierte a la educación en un problema
económico social del estado colombiano, agravando la exclusión social en un supuesto
estado social de derecho, incidiendo directamente en la privatización o la desintegración
completa de las instituciones educativas.

Asimismo se puede pensar sobre que tipo de pedagogía estamos utilizando en la actualidad,
donde tratamos de evadir en lo posible la palabra conductismo, por que esta pasada de
moda y además no pertinente en el discurso internacional sobre educación. Pero se presenta
una gran inquietud sobre el proceso enseñanza aprendizaje anterior y el actual, vemos que
las personas anteriormente adquirían mayor cantidad de conocimientos generales mediante
el conductismo que le permitía obtener conocimientos previos y básicos, pero en la
actualidad con el constructivismo considero que un gran porcentaje de los docentes no
conocen ni saben desarrollar este tipo de pedagogía, minimizando a los niños en la
apropiación de conocimientos académicos que le puede servir toda su vida. Además se
observa el interés por la consecución de trabajo y la formación académica superior, pero
hay una gran contradicción en la formación académica estatal, mientras reafirma en el
constructivismo, la empresa evaluadora de los conocimientos se mantiene en el
conductismo pedagógico, y se convierte en una institución excluyente a la hora del ingreso
a las universidades, por lo que obligan a volver al conductismo para pertenecer a este grupo
selecto y poder alcanzar nuevos horizontes en su vida.

También podría gustarte