Está en la página 1de 4

Cabe señalar que, según investigaciones realizadas en la Facultad de Ciencias de la U.C.V.

(2007), en un estudio sobre reconocimientos de problemas comunitarios acerca de la realidad escolar en Venezuela, se expresa que: “la falta de interés, e incluso rechazo hacia el estudio de las ciencias, asociado al fracaso escolar de un elevado porcentaje de estudiantes, constituye un problema que reviste una especial gravedad, tanto en el área iberoamericana como en el conjunto de países desarrollados.” (p. 6). Se pone así de manifiesto una problemática que pudiese partir desde la desmotivación hacia la enseñanza y el aprendizaje de las Ciencias Naturales, quedándose el área poco a poco desatendida y así también las habilidades que ésta desarrolla como los son: la formación del pensamiento lógico a través de la resolución de problemas concretos, una mejora en la calidad de vida, preparación para la futura inserción en el mundo científico – tecnológico, el desarrollo intelectual y, la exploración lógica y sistemática del ambiente. En ese mismo orden de ideas, en el actual Sistema Educativo, las Ciencias Naturales están contenidas dentro de las áreas de aprendizaje diseñadas en ese Currículo para Educación Secundaria en Educación Media (E.M.) en lo que se denomina el “Ser Humano y su Interacción con los otros Componentes del Ambiente”. Éste a su vez divide el área señalada por componentes de aprendizaje como las asignaturas de: Ciencias de la Tierra, Geografía, Biología, Química, Física, Estudios de la Naturaleza y Educación para la Salud, siendo consideradas éstas prioritarias para el desarrollo, el análisis y la comprensión de fenómenos individuales y ambientales, así como del pensamiento abstracto y espacial en el alumno, con características aplicables a la vida diaria y de razonamiento continuo para la preservación de la vida en el ecosistema. 4 Tal como se enumeró anteriormente, una de las asignaturas que está inmersa en el área es la Química incluida en el componente curricular específicamente llamado: El Ser Humano en el Ecosistema. De allí la importancia que tiene para el alumno de Tercer Año de E. M. (antiguo Noveno Grado), ya que permite en él la iniciación de desarrollo de competencias en el reconocimiento de fenómenos químicos-naturales, de formación, desarrollo y preservación del ambiente. Sin embargo, a pesar de dejar clara la importancia que tienen las asignaturas en la escolaridad del y la adolescente, cuando en niveles nacionales se revisan los Rendimientos Estudiantiles se manifiestan hechos dignos de estudio. Como ejemplo de lo anteriormente mencionado se tiene que, según cifras aportadas por la Coordinación de Protección y Desarrollo Estudiantil de la Zona Educativa Zulia (ZEZ) para el cierre del año escolar 2006-2007, las asignaturas científicas naturales guardan el mayor índice de repitencia (considerándose como repitiente aquel alumno que no alcance la calificación mínima aprobatoria en al menos dos asignaturas) a lo que Figueroa (2007) en el Diario La Verdad expresa: “Al cierre del año escolar 2006-2007, 32 por ciento de la matrícula regional repite por las asignaturas de Matemática y Física, quedando en segundo lugar las asignaturas de Biología y Química con 22 por ciento…”(p.18) lo que representa mas de un quinto de la población estudiantil entre el Tercer Año de E.M. y en el Segundo Año de la mención Ciencias. Si bien es cierto que el componente de Ciencias Naturales, específicamente Química, es una asignatura significativa dentro del currículo, se observa que los indicadores cuantitativos (disminución del promedio de cantidad de aprobados en resúmenes de calificaciones) y cualitativos (falta de disposición a la clase e inasistencia intencional) muestran que el aprendizaje de la asignatura no está ocurriendo en el alumnado. Estas variaciones negativas podrían estar originadas por diversas causas entre la que cabe 5entonces considerar la disposición por parte de dichos alumnos hacia el aprendizaje de la asignatura o bien, a la manera en la que se ha ido desarrollando la enseñanza de la misma. Pareciera que en la enseñanza de la Química, tal como lo expresa Pozo (1987)

poca actualización en la información manejada y una deficiencia en el uso de estrategias y herramientas de tipo tecnológica. y. resolución interminable de ejercicios. ambos grupos también consideraron que si en la enseñanza y el aprendizaje de la Química se tomaran en cuenta estas herramientas. pudiese darse el caso que los alumnos estuvieran mas dispuestos y con esto. en conversatorios ocurridos el Departamento de Ciencias del mencionado Colegio que se sostuvieron antes de iniciar esta investigación y. y la Física es optativa. aparece la Física como materia de modalidad y la Química es optativa. que se consignan ante la Zona Educativa 5. lograr que los estudiantes se interesen por la Química es actualmente un problema. en intervenciones provocadas por el docente a los alumnos en el aula durante las clases de Química. acuñado por el hecho de que según Calatayud y colaboradores (1992): “Es innegable que en muchas aulas predomina un modelo tradicional y es evidente que los modelos basados en la transmisión tienen dificultades para promover el aprendizaje ” (p. 83) en dónde se enfrentan el transmitir conocimientos y la facilitación de situaciones de aprendizaje. el proceso sobre el aprehender seria efectivo. mostraron que el índice de aplazados en las asignaturas de Ciencias Naturales se ha incrementado en una pendiente ascendente casi regular en un 18% en los últimos cinco años. aparece la Química como materia de modalidad. Tomando en consideración todo lo antes La Física y Química en el Bachillerato. la Física y la Química se separan en dos materias independientes. poca participación. específicamente de la Química como Ciencia Natural. de hecho.se produce: “…una especie de conspiración cognitiva contra el trabajo del profesor. aparecen la Física y la Química juntas con una carga lectiva de cuatro horas semanales en las modalidades de Bachillerato de Ciencias de la Naturaleza y de la Salud y Tecnológico. Actualmente la estructura del Bachillerato es la siguiente: En primer curso. Distrito Escolar 7 del Área Metropolitana de Caracas. 6 En relación a lo expresado por los estudiantes y los docentes del área sobre el poco uso de estrategias y herramientas tecnológicas. En dicho ámbito de estudio. Las consecuencias de esta estructura son las siguientes: •Disminución del nivel de conocimientos necesarios para realizar estudios en las Facultades de Ciencias o en las Escuelas de Ingeniería Técnica o Superior al haberse visto reducido el número de horas en la etapa. En segundo curso. En la modalidad del Bachillerato de Ciencias de la Naturaleza y de la Salud. ubicado en el Marqués en la cual los Resúmenes de Rendimiento Estudiantil (RRE) elaborados anualmente por el Departamento de Evaluación de la Unidad Educativa. en las reuniones de Consejo Trimestral de Docentes.” (p. 92) los cuales podrían ser más efectivos con la aplicación adecuada de estrategias que propicien el aprendizaje. se puede decir que tanto alumnos como docentes consideraron que hay predominancia de clases magistrales. Dentro de este bajo rendimiento se evidencia el área de Química con un 38% de aplazados de manera significativa. . y en el Bachillerato Tecnológico. No escapa a esta situación la Unidad Educativa Colegio Manuel Muñoz Tébar.

el desarrollo de planes de estudio a pequeña escala se relaciona con la investigación en profundidad de los procesos de enseñanza-aprendizaje que tienen lugar en e l aula. Sin embargo. Lijnse. A continuación. Un método nuevo y prometedor en esta área es el conocido como «método de investigación evolutiva» (Verdonk y Lijnse. se indaga acerca de los procesos educativos y de aprendizaje. Se hace necesario analizar y adecuar el currículo a la época que vivimos. contemplar la casuística de estas materias e incorporarlas a actividades formativas que adecuen al profesorado. La estructura de las actividades de investigación puede describirse como ciclos reiterados en espiral (en la tabla IV. Los conocimientos expertos (del profesor) sobre la química no son una base suficiente para la reconstrucción de los temas a enseñar. se desarrollan y se aplican nuevas estrategias educativas y nuevos materiales. De todo lo expuesto se deduce que existe una gran desproporción entre la relevancia social y económica que tienen las Ciencias y la carga horaria que se da a estas asignaturas. 1993. Se formulan preguntas exploratorias junto con una reflexión acerca de la química y de la enseñanza de la química. El punto de partida de este tipo de investigaciones es la evaluación de las situaciones educativas existentes.A MEJORA DE LA ENSENANZA DE LA QUIMICA Unión íntima entre investigación y desarrollo No hay duda de que e s necesario promover un análisis crítico del contenido y estructura de los temas actuales en las clases de química. tanto en relación al contenido como al contexto. desde una perspectiva constructivista. •Elevado número de alumnos que accederán a carreras de Ciencias de la Salud sin haber estudiado Física a pesar de ser una asignatura que aparece en su currículo universitario. cómo guiar el aprendizaje del alumno y cómo alcanzar una unión fecunda de la enseñanza y e l aprendizaje de una asignatura concreta. EL CURRÍCULO DE FÍSICA Y QUÍMICA. Con este método. s e presenta un modelo del método c í c l i c o ) . Tal reconstrucción niega la importancia y e l papel del conocimiento del (alumno) principiante en el proceso de cambio conceptual. •Elevado número de alumnos que accederán a carreras tecnológicas sin haber estudiado Química y a pesar de ser una asignatura que aparece en su currículo universitario. sólo con un aumento de horas no se resolvería el problema. Las . porque despiertan y ayudan a la formación de un espíritu crítico. El diseño de ese tipo de enseñanza y aprendizaje debería ser un proceso empírico de investigación y desarrollo íntimamente relacionados. PERSPECTIVAS PARA I. Las cuestiones clave son cómo reestructurar los temas escolares de química.•Disminución continuada del número de alumnos que eligen módulos profesionales o carreras científicas o tecnológicas. •Disminución del nivel cultural científico. Las autoridades educativas no han tenido en cuenta que el estudio de las materias científicas supone un evidente enriquecimiento personal. 1995). que tal como ya se ha mencionado anteriormente dan acceso a los estudios universitarios y a los ciclos formativos relacionados con más del 85% de todas las ofertas de empleo. Durante las clases lectivas y las sesiones de laboratorio.

en modelos descriptivos de los cambios que ocurren en una célula. de las partículas y de las reacciones para hacer que la utilización del m01 sea inteligible. aceptable y provechosa para los alumnos (De Jong. más de lo que es habitual. 1990) . Cintas de audio y de vídeo constituyen importantes instrumentos de investigación para obtener protocolos de las discusiones de clase o de laboratorio. 1994). mediante planteamiento de problemas. se ha llevado a cabo un cierto número de estudios de este tipo en Holanda acerca de la enseñanza de la química. se ha presentado parte de dos de estos trabajos. en e l que se justifica la introducción del concepto de m01 y se establece una estrecha conexión entre los contextos de las sustancias. Como punto de arranque. Durante los últimos años.características de la investigación evolutiva son fundamentalmente cualitativas. sutilizan algunos experimentos. acerca de células simples. La estructura didáctica de los «cálculos esteauiométricos» i m ~ l i c a un método. mediante planteamiento de problemas. a nivel secundario. En la sección 3. y se presta menos atención a los cálculos.1987) y de equilibrio químico (Van Driel. Otros ejemplos de estudios evolutivos. tal como los propuestos por Barral. La estructura didáctica de las ((células electroquímicas» implica un método. incluyendo la utilización de la ecuación de Nernst (Acampo y De Jong. Fernández y Otero (1992). mediante planteamiento de problemas. 1990). tratan los conceptos de reacción química (De Vos y Verdonk. en el que la atención se centra. Ambos estudios han generado lo que se llama nuevas estructuras didácticas de los temas de química.