Está en la página 1de 11

CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento

Semestre Otoño 2002
1
HIDRAULICA DE POZOS
CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento
Profesor C. Espinoza
Semestre Otoño 2002
POZOS QUE PENETRAN PARCIALMENTE LA NAPA
Un pozo cuya longitud de entrada de agua es menor que la del acuífero que lo penetra se
conoce como un pozo que penetra parcialmente la napa. La Figura 1 ilustra situaciones
correspondientes a un acuífero confinado y uno libre. El patrón de flujo a estos pozos difiere al
de flujo radial que existe alrededor de pozos que penetran completamente la napa.
Figura 1
Pozos que Penetran Parcialmente la Napa
La longitud promedio de una línea de flujo hacia un pozo de penetración parcial es mayor que la
correspondiente a un pozo que penetra completamente la napa. Lo anterior provoca una mayor
resistencia al flujo de agua hacia el pozo de bombeo. Para efectos prácticos lo anterior se
traduce en las siguientes condiciones:
( ) h h entonces Q Q Si
P P
∆ > ∆
( ) Q Q entonces h h Si
P P
< ∆ ∆
donde Q es el caudal extraído desde el pozo de bombeo, h ∆ es el descenso en el pozo, y el
subíndice p indica que corresponde a un pozo que penetra parcialmente la napa. Algunos
estudios indican que más allá de dos veces el espesor saturado del acuífero, en el caso de un
acuífero libre, o dos veces la potencia del mismo, en el caso de un acuífero confinado, el efecto
de la penetración parcial es despreciable.
CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento
Semestre Otoño 2002
2
Para un pozo que penetra sólo la porción parcial de un acuífero confinado el descenso del nivel
piezométrico a una distancia b ⋅ 2 queda dado por la siguiente condición:
]
]
]
]
,
,
¸
,
+
(
(
,
\
,
,
(
j


⋅ ⋅
⋅ ⋅

b r
h
h K
Q
h h
W
S
S
P
W b
20 . 0
2
ln
2
4
2
π
π
(1)
donde K es la permeabilidad. La ecuación (1) es válida para las siguientes condiciones:
W S S
r h y h b ⋅ ≥ ⋅ ≥ 10 3 . 1
Dado que la curva de descenso más allá de b ⋅ 2 puede ser representada correctamente por la
solución de un pozo que penetra completamente la napa, el descenso total en estado
estacionario se puede escribir como:
]
]
]
,
¸
,
(
,
\
,
(
j

⋅ + +
(
(
,
\
,
,
(
j


⋅ ⋅
⋅ ⋅

b
R
Ln
b b r
h
Ln
h K
Q
h h
W
S
S
P
W
2
1 10 . 0
2
1
2
0
π
π
(2)
donde
0
h es el nivel piezométrico a una distancia igual al radio de influencia del pozo, R. Al
dividir la ecuación anterior por la expresión correspondiente a un pozo que penetra
completamente la napa, se tiene la siguiente expresión:
(
,
\
,
(
j

+ +
(
(
,
\
,
,
(
j



(
(
,
\
,
,
(
j

b
R
Ln
r
h
Ln
h
b
r
R
Ln
Q
Q
W
S
S
W
P
2
10 . 0
2
π
(3)
donde Q es el caudal de un pozo que penetra completamente la napa y tiene una depresión
similar a la del pozo que penetra parcialmente la napa. De esta forma, para un pozo de
características geométricas conocidas es posible determinar el descenso del nivel piezométrico
en función de la razón entre los caudales.
Para un pozo que penetra parcialmente un acuífero libre se tiene la siguiente expresión, la que
es válida para pequeños descensos de nivel piezométrico:
]
]
]
,
¸
,
+
(
(
,
\
,
,
(
j


⋅ ⋅
⋅ ⋅

H r
h
Ln
h K
Q
h h
W
S
S
P
W H
20 . 0
2
2
4
2
π
π
(4)
PERDIDAS DE CARGA EN UN POZO
El descenso del nivel de agua en un pozo de bombeo incluye no sólo el efecto del cono de
depresión en el acuífero, sino que también las pérdidas de carga causadas por el paso del agua
a través de la rejilla o criba del pozo hacia el interior del pozo. Debido a que este último proceso
es de tipo turbulento se ha demostrado que su importancia es proporcional a la segunda
potencia del caudal, i.e., Q
2
. Las Figuras 2 y 3 muestran el efecto de pérdida de carga en el
pozo de bombeo.
CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento
Semestre Otoño 2002
3
Figura 2
Pérdidas de Carga en un pozo de Bombeo
Figura 3
Pérdidas de Carga en un Acuífero Confinado
CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento
Semestre Otoño 2002
4
Tomando en cuenta las pérdidas de carga es posible escribir el desenso total en un pozo de
bombeo, D
W
, como:
2
0
2
Q C
r
R
Ln
b K
Q
h h D
W
W W
⋅ +
(
(
,
\
,
,
(
j

⋅ ⋅ ⋅

π
(5)
donde C es una constante que depende del radio del poz, la forma de construcción del mismo y
la condición del pozo. La Figura 4 muestra la variación del descenso en el pozo y la pérdida de
carga como función del caudal.
Figura 4
Descenso y Pérdida de carga en Pozo de Bombeo
POZO QUE CAPTA DE VARIAS NAPAS
Consideremos el caso de la Figura 5 en que se tiene un pozo que perfora dos napas artesianas.
Supongamos además, que el pozo es captante en ambas zonas. Para un nivel deprimido dentro
del pozo, tal como el que se indica en la figura, se tiene que el caudal aportado por la napa 1 es
igual a:
(
(
,
\
,
,
(
j
⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ∆

W
r
R
Ln
m K
Q
1
1 1 1
1
2 π
(6)
CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento
Semestre Otoño 2002
5
Figura 5
Pozo de Bombeo que perfora Dos napas
mientras que el caudal aportado por la napa 2 es:
(
(
,
\
,
,
(
j
⋅ ⋅ ⋅ ⋅ ∆

W
r
R
Ln
m K
Q
2
2 2 2
2
2 π
(7)
El caudal total que se extrae del pozo queda dado por:
¦
¦
¦
¦
¦
¦
¦
¦
¦
¦
¦
¦
¦
¦
(
(
,
\
,
,
(
j
⋅ ⋅ ∆
+
(
(
,
\
,
,
(
j
⋅ ⋅ ∆
⋅ ⋅ +
W W
r
R
Ln
m K
r
R
Ln
m K
Q Q Q
2
2 2 2
1
1 1 1
2 1
2 π (8)
Aceptando en forma aproximada que el valor de “R” es constante para las distintas napas, se
tendría:
¦
¦
¦
¦
¦
¦
⋅ ⋅ ∆ ⋅
(
(
,
\
,
,
(
j

n
i
i i i
W
m K
r
R
Ln
Q
1
2 π
(9)
donde n representa el número de napas o estratos. Los valores “∆i” quedan dados por las
diferencias entre el nivel piezométrico de cada napa y el nivel deprimido final del pozo.
CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento
Semestre Otoño 2002
6
Esta expresión puede aplicarse también al caso de un pozo que atraviesa una sola napa en la
cual, sin embargo, se presenta una cierta estratificación horizontal de los materiales que hace
variar tanto su granulometría como su permeabilidad en el sentido vertical.
En este caso puede considerarse, al igual que en el anterior, la existencia de varias capas con
distintos valores de “K” y “m”, pero todas, eso sí, con un mismo valor de “∆”. Se tiene entonces:
¦
¦
¦
¦
¦
¦
⋅ ⋅
(
(
,
\
,
,
(
j
∆ ⋅ ⋅

n
i
i i
W
m K
r
R
Ln
Q
1
2 π
(10)
Los valores de “Ki” que deben considerarse corresponden a la permeabilidad horizontal de cada
capa. Resulta que el acuífero en su conjunto se comporta como uno sólo para el cual se tiene:
¦
¦
¦
¦
¦
¦
⋅ ⋅

n
i
i i
m K m K
1
(11)
En el mismo caso anterior del pozo en dos napas artesianas cada una con su propio nivel
piezométrico, si el pozo no se bombea y es captante en las dos napas, se alcanzará un cierto
nivel de equilibrio definido por “ω
1
” y “ω
2
”. La napa 1 con mayor nivel piezométrico, aporta un
caudal “q”, el que se infiltra en la napa 2 a través del pozo.
Figura 6
Pozo que Atraviesa Dos Napas Confinadas
Para determinar el nivel de equilibrio se tiene, aceptando iguales valores de R, la siguiente
expresión para los descensos:
1 1
1
2 m K
r
R
Ln
q w
⋅ ⋅ ⋅
(
,
\
,
(
j

π
(12)
CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento
Semestre Otoño 2002
7
2 2
2
2 m K
r
R
Ln
q w
⋅ ⋅ ⋅
(
,
\
,
(
j

π
(13)
Al dividir las expresiones anteriores se tiene:
1 1
2 2
2
1
m K
m K
w
w


(14)
Pero se cumple que el espesor total del acuífero confinado es conocido:
2 1
w w w + (15)
Con lo que finalmente se tiene:
2 2 1 1
2 2
1
m K m K
m K
w w
⋅ + ⋅

⋅ (16)
y
2 2 1 1
1 1
2
m K m K
m K
w w
⋅ + ⋅

⋅ (17)
Analicemos ahora el siguiente problema: se tiene un pozo que atraviesa varias napas
constituidas por materiales de distintas permeabilidades, pero todas con un mismo nivel
estático. Se pide determinar a partir de una prueba de agotamiento el aporte de los caudales de
cada una de las napas hacia el pozo y el coeficiente de permeabilidad de cada acuífero.
En la Figura 7, a la izquierda, se muestra un pozo de bombeo que perfora tres napas y en la
derecha, según la línea 0-1-2-3-4-5-6, una curva de capacidad del pozo deducida de una
prueba de agotamiento.
Cabe observar lo siguiente: sean las líneas 0-1’-2’-3’-4’-5’-6’ y 0-1”-2”-3”-4”-5”-6” las que
separarían los aportes de caudal de cada una de las tres napas al caudal total extraído para
cada depresión de nivel; el aporte de la napa (K
1
) queda indicado entre el eje Q=0 y la línea 0-
6”, el aporte de la napa (K
2
) queda indicado entre las líneas 0-6” y 0-6’, el aporte de la napa
(K
3
) queda indicado entre las líneas 0-6’ y 0-6.
CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento
Semestre Otoño 2002
8
Figura 7
Pozo de Bombeo que Atraviesa Varias Napas
Para niveles deprimidos sobre el horizonte I indicado en la figura, las tres napas se comportan
según relaciones lineales entre Q y ∆, produciendo una relación lineal conjunta según la línea
0,1. Para niveles deprimidos bajo el horizonte II, la primera napa aporta un caudal constante
“Q
1
” cualquiera que sea la depresión total dentro del pozo (línea 2”-6”). Entre los puntos 1” y 2”,
en vista que se produce un desagüe de la primera napa y ésta se comporta como libre, la
relación no es lineal, lo que hace que la curva de capacidad total del pozo entre los horizontes I
y II tampoco lo sea (zona 1, 2). En igual forma puede verse fácilmente que los sectores 2, 3 y 4,
5 deben ser lineales, mientras que el 3, 4 y 5, 6 no. Los caudales máximos que pueden
obtenerse de cada napa quedan dados según se indica en la figura, por Q
1
, Q
2
y Q
3
.
Ahora bien, dada una curva del tipo 0-1-2-3-4-5-6, veremos como descomponerla para conocer
el aporte de cada napa y las permeabilidad de cada acuífero. Para niveles deprimidos entre los
horizontes IV y V se tiene:
(
(
,
\
,
,
(
j
∆ ⋅ ⋅ ⋅ ⋅
+ +
W
r
R
Ln
m K
Q Q Q
3 3
2 1
2 π
(18)
Como (Q
1
+Q
2
) = cte., la línea recta 4, 5 que debe interceptarse con la línea vertical 4’-6’ justo
sobre el eje ∆=0, permite determinar como es fácil ver, los valores para:
CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento
Semestre Otoño 2002
9
(
,
\
,
(
j
+
W
q
r
R
Ln
K
Q Q
3
2
En igual forma, la línea recta 2, 3 que debe cortarse con la línea vertical 2”-6” justo sobre el eje
∆=0, permite calcular los valores de:
(
,
\
,
(
j
W
q
r
R
Ln
K
Q
2
esto resulta teniendo en cuenta que para niveles deprimidos entre los horizontes II y III se tiene:
( )
3 3 2 2 1
2
m K m K
r
R
Ln
Q Q
W
⋅ + ⋅ ⋅
(
(
,
\
,
,
(
j
∆ ⋅ ⋅
+
π
(19)
Finalmente, la línea recta 0, 1 permite calcular el valor de:
(
,
\
,
(
j
W
r
R
Ln
K
2
dado que se tiene:
( )
3 3 2 2 1 1
2
m K m K m K
r
R
Ln
Q
W
⋅ + ⋅ + ⋅ ⋅
(
(
,
\
,
,
(
j
∆ ⋅ ⋅

π
(20)
Cabe observar que el valor “Q
3
” se obtiene teniendo en cuenta que el caudal máximo que se
obtiene del pozo para una depresión total del nivel dentro de él es igual a Q
1
+Q
2
+Q
3
.
Cabe observar que no es posible aislar el coeficiente “K” de cada napa, sino solamente la razón
K/Ln(R/r
W
), salvo que se haga una estimación de R/r (en la práctica puede suponerse por
ejemplo, R/r=1000 si no se tiene mayores antecedentes).
APLICACIÓN AL CASO DE “Q” VARIABLES
Supongamos que de un pozo se extraen caudales según el régimen indicado en la Figura 8. Se
trata de determinar el comportamiento del pozo bajo estas condiciones.
CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento
Semestre Otoño 2002
10
Figura 8
Operación de Pozo con Caudal Variable
De acuerdo con lo analizado anteriormente, para t ≤ t
1
, en que del pozo se extrae un caudal
constante “Q
1
”, las depresiones del nivel de agua dentro del pozo quedan dadas por:
1
2
1
0
24 . 2
4
t t
S r
t T
Ln
T
Q
≤ < (
,
\
,
(
j

⋅ ⋅

⋅ ⋅

π
(21)
A partir del instante t
1
puede considerarse que del pozo se continúa la extracción del caudal
“Q
1
” (iniciada en el instante t=0) y que además se inicia, como si fuera desde otro pozo, la
extracción de un nuevo caudal “Q
2
-Q
1
” ( a partir del instante t=t
1
). Aplicando el principio de
superposición, la depresión total de la napa queda dada por:
( )
2 1
2
1 1 2
2
1
24 . 2
4
24 . 2
4
t t t
S r
t t T
Ln
T
Q Q
S r
t T
Ln
T
Q
≤ < (
,
\
,
(
j

− ⋅ ⋅

⋅ ⋅

+ (
,
\
,
(
j

⋅ ⋅

⋅ ⋅

π π
(22)
designando por:
1 2 1 2
Q Q Q −

2 3 2 3
Q Q Q −

se tiene en general que:
CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento
Semestre Otoño 2002
11
( )
( )
3 2
2
2 2 3
2
1 1 2
2
1
24 . 2
4
24 . 2
4
24 . 2
4
t t t
S r
t t T
Ln
T
Q
S r
t t T
Ln
T
Q
S r
t T
Ln
T
Q
≤ < (
,
\
,
(
j

− ⋅ ⋅

⋅ ⋅
+
+ (
,
\
,
(
j

− ⋅ ⋅

⋅ ⋅
+ (
,
\
,
(
j

⋅ ⋅

⋅ ⋅



π
π π
(23)
Llevando estas relaciones a un gráfico “ ( ) t Ln versus ∆ ” se tiene:
Figura 9
Prueba de Bombeo con Caudal Variable
Las inclinaciones α
1
, α
2
, α
3
, son proporcionales a Q
1
, Q
2-1
y Q
3-2
, respectivamente. Si se ha
efectuado una prueba de agotamiento con la variación de caudales por escalones indicando
primeramente, para su interpretación se traza un gráfico “ ( ) t Ln versus ∆ ” del tipo indicado,
definiéndose tantas relaciones lineales como caudales diferentes se hayan utilizado en la
prueba. Cada una de estas relaciones permite una determinación de “T” y “S”. La interpretación
del primer tramo, de t=0 a t=t
1
, se hace por los procedimientos usuales descritos. Para el
segundo tramo, de t=t
1
a t
2
, se construye un nuevo gráficos auxiliar “ ( ) t Ln versus ∆ ” en el cual
los valores de t se hacen iguales a “t-t
1
” y los valores de ∆’ se hacen iguales a la depresión
total en cada instante menos la depresión que hubiera correspondido de haberse continuado
bombeando sólo el caudal “Q
1
”. Para el cálculo de T y S debe considerarse que Q=Q
2
-Q
1
. Para
las siguientes relaciones lineales se procede en forma similar.

10 1  R  + + ⋅ Ln   b b  2 ⋅ b   (2) donde h0 es el nivel piezométrico a una distancia igual al radio de influencia del pozo. el descenso total en estado estacionario se puede escribir como: h0 − hW = 1  π ⋅ hS QP ⋅  ⋅ Ln  2⋅r 2 ⋅ π ⋅ K  hS W   0. Las Figuras 2 y 3 muestran el efecto de pérdida de carga en el pozo de bombeo.. i. De esta forma. se tiene la siguiente expresión: R Ln  r  QP  W = Q  π ⋅ hS  b  R  ⋅ Ln  2 ⋅ r  + 0. Q2. R.e. Para un pozo que penetra parcialmente un acuífero libre se tiene la siguiente expresión. sino que también las pérdidas de carga causadas por el paso del agua a través de la rejilla o criba del pozo hacia el interior del pozo.3 ⋅ hS y hS ≥ 10 ⋅ rW Dado que la curva de descenso más allá de 2 ⋅ b puede ser representada correctamente por la solución de un pozo que penetra completamente la napa. CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento Semestre Otoño 2002 2 .Para un pozo que penetra sólo la porción parcial de un acuífero confinado el descenso del nivel piezométrico a una distancia 2 ⋅ b queda dado por la siguiente condición: h2b − hW = 2  π ⋅ hS QP  ⋅  ⋅ ln 4 ⋅ π ⋅ K  hS  2 ⋅ rW   0. Debido a que este último proceso es de tipo turbulento se ha demostrado que su importancia es proporcional a la segunda potencia del caudal.10 + Ln 2 ⋅ b   hS   W   (3) donde Q es el caudal de un pozo que penetra completamente la napa y tiene una depresión similar a la del pozo que penetra parcialmente la napa. La ecuación (1) es válida para las siguientes condiciones: b ≥ 1. Al dividir la ecuación anterior por la expresión correspondiente a un pozo que penetra completamente la napa.20  +   b    (1) donde K es la permeabilidad. la que es válida para pequeños descensos de nivel piezométrico: h2 H − hW = QP 4 ⋅π ⋅ K 2  π ⋅ hS ⋅  ⋅ Ln  2⋅r W   hS  0. para un pozo de características geométricas conocidas es posible determinar el descenso del nivel piezométrico en función de la razón entre los caudales.20  +   H   (4) PERDIDAS DE CARGA EN UN POZO El descenso del nivel de agua en un pozo de bombeo incluye no sólo el efecto del cono de depresión en el acuífero.

Figura 2 Pérdidas de Carga en un pozo de Bombeo Figura 3 Pérdidas de Carga en un Acuífero Confinado CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento Semestre Otoño 2002 3 .

se tiene que el caudal aportado por la napa 1 es igual a: Q1 = ∆ 1 ⋅ 2 ⋅ π ⋅ K 1 ⋅ m1 R  Ln 1  r   W (6) CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento Semestre Otoño 2002 4 . DW. tal como el que se indica en la figura. Para un nivel deprimido dentro del pozo. como: DW = h0 − hW = R Q ⋅ Ln r 2 ⋅π ⋅ K ⋅ b  W   + C ⋅Q2   (5) donde C es una constante que depende del radio del poz. que el pozo es captante en ambas zonas. Supongamos además. la forma de construcción del mismo y la condición del pozo.Tomando en cuenta las pérdidas de carga es posible escribir el desenso total en un pozo de bombeo. La Figura 4 muestra la variación del descenso en el pozo y la pérdida de carga como función del caudal. Figura 4 Descenso y Pérdida de carga en Pozo de Bombeo POZO QUE CAPTA DE VARIAS NAPAS Consideremos el caso de la Figura 5 en que se tiene un pozo que perfora dos napas artesianas.

Los valores “∆i” quedan dados por las diferencias entre el nivel piezométrico de cada napa y el nivel deprimido final del pozo. CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento Semestre Otoño 2002 5 . se tendría: Q= 2 ⋅π R  Ln  rW n  ⋅ ∑ ∆ i ⋅ K i ⋅ mi    i =1     (9) donde n representa el número de napas o estratos.Figura 5 Pozo de Bombeo que perfora Dos napas mientras que el caudal aportado por la napa 2 es: Q2 = ∆ 2 ⋅ 2 ⋅ π ⋅ K 2 ⋅ m2 R  Ln 2  r   W  (7) El caudal total que se extrae del pozo queda dado por:      ∆1 ⋅ K 1 ⋅ m1 ∆ 2 ⋅ K 2 ⋅ m2  Q = Q1 + Q2 = 2 ⋅ π ⋅  +   R1   R2    Ln  Ln  r  r     W  W    (8) Aceptando en forma aproximada que el valor de “R” es constante para las distintas napas.

Figura 6 Pozo que Atraviesa Dos Napas Confinadas Para determinar el nivel de equilibrio se tiene. La napa 1 con mayor nivel piezométrico. aceptando iguales valores de R. la siguiente expresión para los descensos: R Ln  r w1 = q ⋅ 2 ⋅ π ⋅ K 1 ⋅ m1 (12) CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento Semestre Otoño 2002 6 . la existencia de varias capas con distintos valores de “K” y “m”. se alcanzará un cierto nivel de equilibrio definido por “ω1” y “ω2”. al igual que en el anterior. Resulta que el acuífero en su conjunto se comporta como uno sólo para el cual se tiene: n  K ⋅ m = ∑ K i ⋅ mi   i =1  (11) En el mismo caso anterior del pozo en dos napas artesianas cada una con su propio nivel piezométrico. el que se infiltra en la napa 2 a través del pozo. aporta un caudal “q”. si el pozo no se bombea y es captante en las dos napas. Se tiene entonces: Q= 2 ⋅π ⋅ ∆  n  ⋅ ∑ K i ⋅ mi   R   i =1  Ln  r   W (10) Los valores de “Ki” que deben considerarse corresponden a la permeabilidad horizontal de cada capa.Esta expresión puede aplicarse también al caso de un pozo que atraviesa una sola napa en la cual. con un mismo valor de “∆”. eso sí. pero todas. sin embargo. se presenta una cierta estratificación horizontal de los materiales que hace variar tanto su granulometría como su permeabilidad en el sentido vertical. En este caso puede considerarse.

Cabe observar lo siguiente: sean las líneas 0-1’-2’-3’-4’-5’-6’ y 0-1”-2”-3”-4”-5”-6” las que separarían los aportes de caudal de cada una de las tres napas al caudal total extraído para cada depresión de nivel. el aporte de la napa (K3) queda indicado entre las líneas 0-6’ y 0-6. Se pide determinar a partir de una prueba de agotamiento el aporte de los caudales de cada una de las napas hacia el pozo y el coeficiente de permeabilidad de cada acuífero. el aporte de la napa (K1) queda indicado entre el eje Q=0 y la línea 06”. según la línea 0-1-2-3-4-5-6. se muestra un pozo de bombeo que perfora tres napas y en la derecha. una curva de capacidad del pozo deducida de una prueba de agotamiento. el aporte de la napa (K2) queda indicado entre las líneas 0-6” y 0-6’. a la izquierda. En la Figura 7. pero todas con un mismo nivel estático. CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento Semestre Otoño 2002 7 .R Ln  r w2 = q ⋅ 2 ⋅ π ⋅ K 2 ⋅ m2 Al dividir las expresiones anteriores se tiene: (13) w1 K 2 ⋅ m2 = w2 K 1 ⋅ m1 Pero se cumple que el espesor total del acuífero confinado es conocido: (14) w = w1 + w2 Con lo que finalmente se tiene: (15) w1 = w ⋅ y K 2 ⋅ m2 K 1 ⋅ m1 + K 2 ⋅ m2 (16) w2 = w ⋅ K 1 ⋅ m1 K 1 ⋅ m1 + K 2 ⋅ m2 (17) Analicemos ahora el siguiente problema: se tiene un pozo que atraviesa varias napas constituidas por materiales de distintas permeabilidades.

produciendo una relación lineal conjunta según la línea 0. la primera napa aporta un caudal constante “Q1” cualquiera que sea la depresión total dentro del pozo (línea 2”-6”). 2). en vista que se produce un desagüe de la primera napa y ésta se comporta como libre. 4 y 5. Q2 y Q3. los valores para: CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento Semestre Otoño 2002 8 . mientras que el 3. las tres napas se comportan según relaciones lineales entre Q y ∆. Los caudales máximos que pueden obtenerse de cada napa quedan dados según se indica en la figura. por Q1. Para niveles deprimidos entre los horizontes IV y V se tiene: Q = Q1 + Q2 + 2 ⋅ π ⋅ K 3 ⋅ m3 ⋅ ∆ R Ln  r   W (18) Como (Q1+Q2) = cte. Ahora bien. 3 y 4. la relación no es lineal. En igual forma puede verse fácilmente que los sectores 2. 5 que debe interceptarse con la línea vertical 4’-6’ justo sobre el eje ∆=0.Figura 7 Pozo de Bombeo que Atraviesa Varias Napas Para niveles deprimidos sobre el horizonte I indicado en la figura. la línea recta 4. veremos como descomponerla para conocer el aporte de cada napa y las permeabilidad de cada acuífero. Entre los puntos 1” y 2”.. 6 no.1. permite determinar como es fácil ver. Para niveles deprimidos bajo el horizonte II. dada una curva del tipo 0-1-2-3-4-5-6. lo que hace que la curva de capacidad total del pozo entre los horizontes I y II tampoco lo sea (zona 1. 5 deben ser lineales.

la línea recta 0. 3 que debe cortarse con la línea vertical 2”-6” justo sobre el eje ∆=0. Cabe observar que no es posible aislar el coeficiente “K” de cada napa.Q q + Q2 K3 Ln R   r   W En igual forma. la línea recta 2. Se trata de determinar el comportamiento del pozo bajo estas condiciones. CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento Semestre Otoño 2002 9 . R/r=1000 si no se tiene mayores antecedentes). APLICACIÓN AL CASO DE “Q” VARIABLES Supongamos que de un pozo se extraen caudales según el régimen indicado en la Figura 8. 1 permite calcular el valor de: K2 Ln R   r   W dado que se tiene: Q= 2 ⋅π ⋅ ∆ ⋅ (K 1 ⋅ m1 + K 2 ⋅ m2 + K 3 ⋅ m3 ) R Ln  r   W (20) Cabe observar que el valor “Q3” se obtiene teniendo en cuenta que el caudal máximo que se obtiene del pozo para una depresión total del nivel dentro de él es igual a Q1+Q2+Q3. permite calcular los valores de: Qq K2 Ln R   r   W esto resulta teniendo en cuenta que para niveles deprimidos entre los horizontes II y III se tiene: Q = Q1 + 2 ⋅π ⋅ ∆ ⋅ (K 2 ⋅ m2 + K 3 ⋅ m3 ) R Ln  r   W (19) Finalmente. sino solamente la razón K/Ln(R/rW). salvo que se haga una estimación de R/r (en la práctica puede suponerse por ejemplo.

Figura 8 Operación de Pozo con Caudal Variable De acuerdo con lo analizado anteriormente.24 ⋅ T ⋅ t  ⋅ Ln  2 4 ⋅π ⋅T  r ⋅S  0 < t ≤ t1 (21) A partir del instante t1 puede considerarse que del pozo se continúa la extracción del caudal “Q1” (iniciada en el instante t=0) y que además se inicia. la extracción de un nuevo caudal “Q2-Q1” ( a partir del instante t=t1).24 ⋅ T ⋅ t  Q2 − Q1 ⋅ Ln ⋅ Ln  + 2 4 ⋅π ⋅T r2 ⋅S  r ⋅ S  4 ⋅π ⋅T   t1 < t ≤ t 2 (22) designando por: Q2−1 = Q2 − Q1 Q3− 2 = Q3 − Q2 se tiene en general que: CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento Semestre Otoño 2002 10 . Aplicando el principio de superposición. en que del pozo se extrae un caudal constante “Q1”.24 ⋅ T ⋅ (t − t1 )   2. para t ≤ t1. como si fuera desde otro pozo. las depresiones del nivel de agua dentro del pozo quedan dadas por: ∆= Q1  2. la depresión total de la napa queda dada por: ∆= Q1  2.

α3. definiéndose tantas relaciones lineales como caudales diferentes se hayan utilizado en la prueba. se construye un nuevo gráficos auxiliar “ ∆ versus Ln(t )” en el cual los valores de t se hacen iguales a “t-t1” y los valores de ∆’ se hacen iguales a la depresión total en cada instante menos la depresión que hubiera correspondido de haberse continuado bombeando sólo el caudal “Q1”. Para las siguientes relaciones lineales se procede en forma similar. Si se ha efectuado una prueba de agotamiento con la variación de caudales por escalones indicando primeramente. Q2-1 y Q3-2. α2. para su interpretación se traza un gráfico “ ∆ versus Ln(t )” del tipo indicado.∆= Q1 Q2 −1  2. Para el cálculo de T y S debe considerarse que Q=Q2-Q1. CI51J Hidráulica de Aguas Subterráneas y Su Aprovechamiento Semestre Otoño 2002 11 .24 ⋅ T ⋅ (t − t1 )   2. son proporcionales a Q1. de t=t1 a t2.24 ⋅ T ⋅ t  ⋅ Ln ⋅ Ln + + 2 4 ⋅π ⋅T r2 ⋅S  r ⋅ S  4 ⋅π ⋅T   (23) + Q3− 2  2. respectivamente. se hace por los procedimientos usuales descritos. Cada una de estas relaciones permite una determinación de “T” y “S”. La interpretación del primer tramo. Para el segundo tramo. de t=0 a t=t1.24 ⋅ T ⋅ (t − t 2 )  ⋅ Ln  4 ⋅π ⋅T r2 ⋅S   t2 < t ≤ t3 Llevando estas relaciones a un gráfico “ ∆ versus Ln(t )” se tiene: Figura 9 Prueba de Bombeo con Caudal Variable Las inclinaciones α1.