Está en la página 1de 2

Ote. 30 #251-E Merced Balbuena C.P. 15810 México D.F.

Tel/Fax: (525) 5546-6017 (525) 5552-5058 Cel: 04455 3710-7949 elsalinares@alebrijes.com.mx http://www.alebrijes.com.mx

A la edad de 30 años, mi abuelo, Pedro Linares López (1906-1992, artista cartonero originario de la ciudad de México), enfermó quedando inconsciente, en un profundo sueño que le revelaría imágenes extrañas que cambiarían su vida. Estando enfermo y sin acceso a médicos que pudieran tratar la enfermedad, sus hermanas, con remedios caseros trataron de hacer que reaccionara a ese profundo sueño, pero no podían hacer nada más que rezar por la salud de su hermano. En cama e inconsciente, mi abuelo soñaba un lugar, un extraño e interesante lugar... algo así como un bosque donde había árboles, animales, nubes, cielo, rocas, etc.; mi abuelo decía que todo estaba en calma, que no sentía dolor y estaba feliz de estar caminando en ese lugar. De repente, las rocas, nubes y animales se convirtieron en cosas extrañas, en una especie de animales, pero animales desconocidos. En el profundo sueño, mi abuelo vio un burro con alas, un gallo con cuernos de toro, un león con cabeza de perro, etc., y todos estos animales gritaban una sola palabra, la palabra era: "Alebrijes", cada animal gritaba más y más fuerte: "¡Alebrijes, Alebrijes, Alebrijes!" . Mi abuelo continuo caminando y recorriendo un camino de piedras en donde un hombre caminaba, mi abuelo pidió al hombre ayuda para salir de aquel lugar. El hombre le dijo que él no debería estar en ese lugar todavía y que tenía que caminar más adelante, a unos cuantos metros había una salida. Mi abuelo corrió y corrió hasta estar frente a una ventana estrecha, por la cual a penas pudo escabullirse y en ese momento despertó. En medio de su propio velorio, despertó. Su familia estaba, aunque asustada, muy feliz, ellos pensaron que nunca se recuperaría pero cuando mi abuelo pudo salir de cama, empezó a recordar su sueño y quería que su familia y todas las personas conocieran a esos animales. Así, Pedro Linares tomó un pedazo de papel y moldeó esas figuras, las pintó igual que como estaban en sus sueños, dándole vida a los alebrijes. Mi abuelo a lo largo de su vida, mostró su trabajo a mucha gente, mexicanos y extranjeros, siendo invitado a USA y Europa para exhibir sus alebrijes. Conservó las tradiciones populares que sus abuelos y padres le habían heredado, aportó una invaluable pieza al arte y tradiciones mexicanas. Mi abuelo, como entusiasta artista cartonero, trabajó jornadas de 7 a.m. a 11 p.m. todos los días, hasta un día antes de su muerte. PEDRO LINARES LÓPEZ murió el 26 de Enero de 1992.

No sumerja la escultura en agua o en algún otro líquido. . Esta obra requiere de algunos cuidados para su conservación. que fue creada especialmente como testimonio de la identidad mexicana. o retire el polvo usando un pincel.Limpie con un trapo.No la exponga a los rayos del sol por tiempo prolongado (mayor a 30 minutos). . .Elsa Linares García GUIA DE CUIDADOS Usted tiene en sus manos una obra maestra. ligeramente húmedo.No la exponga al fuego. Por tal motivo le hacemos algunas recomendaciones: . . una escultura en cartonería.