Está en la página 1de 4

GRUPOS VANGUARDIASTAS LOS NUEVOS (1920-1930) Surge por la publicación de la revista “los Nuevos” (1925) por Jorge

Zalamea y Alberto Lleras Camargo.
El 6 de junio de 1925 comenzó a circular en Bogotá una revista sin mayores pretensiones formales que" bajo el nombre de Los Nuevos" presentaba a un grupo de escritores cuyos temas de interés eran la política" la crítica" el arte" la literatura y los asuntos sociales" escritores que con el tiempo se destacarían en distintos frentes de la cultura nacional. Los hermanos Felipe y Alberto Lleras Camargo desempeñaban los cargos de director y secretario de redacción" respectivamente" respaldados por una "directiva" integrada por Rafael Maya" Germán Arciniegas" Eliseo Arango" José Enrique Gaviria" Abel Botero" Jorge Zalamea" León de Greiff" Francisco Umaña Bernal" José Mar" Manuel García Herreros" Luis Vidales y C. A. Tapia y Sánchez. Inicialmente integraron el grupo los que hicieron parte de la Junta directiva de la Revista que lleva su nombre. Eran ellos Felipe Lleras Camargo, quien actuaba como director, su hermano Alberto quien hacía las veces de Secretario, Germán Arciniégas, Eliseo Arango, José Enrique Gaviria, Abel Botero, Jorge Zalamea, León de Greiff, Francisco Umaña Bernal, José Vicente Combariza, más conocido como “José mar”, Mario García Herreros, Luis Vidales y Carlos Arturo Tapia y Sánchez. Se consideraron igualmente como parte de “Los Nuevos” aquellos que expresaron su identidad con sus planteamientos o qu sin hacerlo expresamente tenían con ellos una solidaridad generacional. Entre los primeros Jorge Eliécer Gaitán, Gabriel Turbay, Juan Lozano y Lozano, Diego Mejía, José Umaña Bernal, Moisés Prieto, Alejandro Vallejo, María Cano “la flor del trabajo” y Hernando de la Calle y entre los segundos, Carlos Lleras Restrepo, Darío Echandía, Carlos Lozano y Lozano, Alfonzo Araujo Gaviria, Otto de Greiff y los poetas Germán Pardo García y Rafael Vásquez. Si bien es cierto que la mayoría del grupo venía del partido liberal, tanto en su directiva como entre los colaboradores de la Revista, figuraban conservadores como Rafael Maya, Eliseo Arango, Augusto Ramírez Moreno, Silvio Villegas y José Camacho Carreño, caracterizados representantes de esa colectividad, y para más señas, integrantes del grupo de “Los Leopardos”.
como Juan Lozano y Lozano, Jorge Zalamea, Luis Tejada, Alberto Lleras Camargo, Germán Arciniegas, Luis Vidales, Germán Pardo García y José Umaña Bernal entre otros.

No hay revolución sin contrarrevolución. Hay que abrir a todo colombiano una esperanza cierta, una oportunidad operante, una expectativa legitima. Ya a mi edad no se le teme a nadie, cuando no se le teme a la muerte.

dentro de la poesía colombiana y en cuanto a una actitud honesta del intelectual y creador frente a la cultura. la modernista y parnasiana. La revista Mito. de aparición irregular bisemestral.500 ejemplares por tiraje. 1926) y León De Greiff. Más tarde. hubieran aparecido algunas figuras. en menor proporción. según Ángel Rama. es el año de inicio de las vanguardias en América Latina. Romero. “Cántico” o “Los Cuadernícolas”. Al mencionar este punto es necesario decir que ellos no mantuvieron. en un total de 42 números. “Los Nuevos”. como los poetas José Asunción Silva. y muerto el 21 de julio de 1962. muy por el contrario. . Ruptura brusca con la tradición poética colombiana. “Silva no es el «esteta escapista» que quiere una crítica rápida e imprecisa. abrirles camino a las vanguardias desconocidas en Colombia. enredados en la política. Martinica). Además. como los Lleras Camargo. que querían desplazar del poder al grupo “Centenario”.000 muertos. 40). Para Fernando Charry Lara: “«Los Nuevos» constituyen. una prolongación de las tesis parnasianas. aparece el grupo del “Centenario”. y “Mito” aparece en 1955. sobre todo. heredadas de las generaciones y los grupos anteriores: “Centenario”. Jorge Zalamea. se desembarazaran de ellos” (1975: 65). Hay que tener en cuenta que 1930. evidentemente. Luis Carlos López y Luis Vidales. teólogos y poetas de corte clasicista” (A. que tendía hacia el acartonamiento parnasiano” (Armando Romero. al contrario de lo que se ha afirmado. y menos que. superando sus programas. pero a excepción de Rafael Maya. principalmente poesía. 1985: 22). “Piedra y Cielo” y. “estaban su mayoría contra el espíritu de Valencia y su pléyade de gramáticos. que ya constituían una ruptura para quienes buscaban sacar al país del atraso intelectual. se publica de 1955 a 1962. Luis Vidales (Suenan timbres. José Asunción Silva (1865-1896) sería el punto inicial. como medio vocero del grupo. el grupo “Mito” buscaba fundamentalmente superar el campo de la estética romántica en desuso y. es un poeta comprometido al fondo de ver. cultural y científico propiciador de una barbarie sangrienta que en esos años va a producir más de 300. terminaron alejándose de la actitud renovadora de las vanguardias. en Cúcuta. el grupo -llamado por algunos la Generación del cincuenta.Un pueblo sin tradición es un pueblo sin porvenir. aunque de manera insular.000 a 1. que ha asumido la función del poeta como vidente.realizó algunas ediciones en formato de libros. en un accidente aéreo en el Caribe. el menor contacto con los ismos de la primera post-guerra. de donde parte la línea vanguardista que conduce al grupo “Mito”. en 1910. fuentes indiscutibles de la «nueva» poesía. GRUPO MITO Fundado por Jorge Gaitán Durán (nacido en 1924. cuando se cumplen cien años de la “Independencia”. en cantidad de 1. el arranque de la modernidad intelectual en Colombia tiene un atraso de 25 años. es decir.

Solo se salvarían Eduardo Castillo (poeta. Políticamente. poemas conocidos y comentados favorablemente por Octavio Paz. Diario de Lecumberri (1960). León de Greiff. con una prosa rigurosa y leve. Álvaro Cepeda Samudio: “Los soldados” (capítulo de La casa grande). con: Jorge Rojas. textos de Baldomero Sanín Cano (1861-1957). Fernando Arbeláez: Canto llano (1964). Rafael Gutiérrez Girardot. publica: Reseña de los hospitales de ultramar (1959). durante la dictadura de Rojas Pinilla y el primer gobierno del Frente Nacional. sin ser oficialmente miembros de “Mito”. PIEDRA Y CIELO En 1939. Los trabajos perdidos (1961). con Fernando . de una economía admirable. ya olvidado de sus retozos literarios. Marta Traba. Romero: “Desconocieron el empuje renovador del postmodernismo y se hundieron en ese parnasianismo «culto y humanista» que les venía de Valencia” (34). En un cambio de perspectivas. allí publicaron los autores caribeños: Héctor Rojas Herazo: Agresión de las formas contra el ángel (1961). en la línea española. nacido en Bogotá. A mediados de la década del 40. Álvaro Mutis. Gabriel García Márquez: los cuentos “Monólogo de Isabel viendo llover en macondo”. Gómez. y que incluye en sus filas tres presidentes: Laureano. De ellos. Pedro Gómez Valderrama. Alberto Lleras Camargo. y en la línea americana. quien fundó y dirigió la revista con Gaitán Durán. Panorama de la poesía colombiana (1964). de 1959 a 1961.formado por jóvenes que en esa fecha alcanzan los veinte años. cuentista y novelista. y la novela El coronel no tiene quien le escriba. La vida cotidiana (1959). traductor y crítico). López Pumarejo y Eduardo Santos. siendo el primer presidente un miembro de “Los Nuevos”. Eduardo Carranza y otros. en 1923. en pleno gobierno de facto (1953-1957) del General Gustavo Rojas Pinilla. Rogelio Echavarría: El transeúnte (1964). aunque los poemas de este volumen ya habían sido escritos en 1948 y 1952. Se editaron igualmente en “Mito”. hizo crítica de cine en la revista Cromos. Hernando Téllez. como se puede apreciar en el libro La revolución invisible. “Mito” surge y se desarrolla.000 muertos) y se produce el surgimiento de nuevas guerrillas organizadas. así. lesionaba la dignidad de los creadores e intelectuales con la fuerte censura de prensa y expresión que aplicaba. Pablo Neruda. Pero la violencia no acaba. Luis Tejada y Luis Vidales. Fernando Charry Lara: Los adioses (1963). Ahora. están: Jorge Gaitán Durán (1924-1962): Si mañana despierto (1961). aparece “Piedra y Cielo”. siendo sus tutores líricos. se trataba entonces de luchar contra la dictadura que. Hernando Valencia Goelkel. “En este pueblo no hay ladrones”. La dictadura cae en 1957 y los dos partidos se ponen de acuerdo para sucederse alternadamente en el poder mediante el pacto que llamaron Frente Nacional (1957-1974). “Mito” recibe con entusiasmo el triunfo de Fidel Castro en Cuba. La cruel guerra civil fratricida se origina en la lucha de los partidos políticos tradicionales: liberal y conservador. Danilo Cruz Vélez. El año de fundación de “Mito” es 1955. es fundamentalmente crítico. anota el mismo A. Entre los miembros de “Mito”. surge el grupo “Cántico” o de “Los Cuadernícolas”. Juan Ramón Jiménez. en sus medidas represivas. sino que aumentan las matanzas (300. Eduardo Cote Lamus: Estoraques (1961-63). Jorge Zalamea. Jorge Eliécer Ruiz. de Gaitán Durán. José Eustasio Rivera (novelista) y el poeta costeño Miguel Rasch Isla.

Helcías Martán Góngora. y el momento terrestre de la piedra. poniendo más esmero en el culto por la propia forma y aun por la apariencia propiamente formal de las metáforas e imágenes de aquella poesía española”. cadencia. eufonía). . ha dicho Enrique Anderson Imbert: “El primer impulso fue aéreo. el impulso fue más terrestre y grave: tocaron la piedra de América en su dura realidad” (1974: 194). así que la corriente americana de los piedracielistas nunca pudo quitarse de encima la perniciosa contaminación retórica de esa formidable máquina constructora de imágenes y metáforas que era Neftalí Ricardo Basoalto. Álvaro Mutis y otros. por la materia fónica (rima. ritmo. con un capital simbólico (prestigio) que. Charry Lara termina recusándolos al decir que “continúan la tradición formalista de la poesía colombiana. según Charry Lara. de levedad. En ese apunte de Anderson Imbert. lo va a dar el contacto con la poesía telúrica de Neruda. ausente casi del todo en el verso de quienes los antecedieron”. se descubre cómo el instante aéreo o celeste lo produce la influencia del poeta español Juan Ramón Jiménez. por “el retoricismo y la esbeltez de las formas”. De “Piedra y Cielo”. Después de reconocer que los piedracielistas “trajeron a la poesía colombiana un aire de ligereza. es decir. conexión francamente peligrosa por el poder gravitacional de Neruda para convertir en satélites a todos los escritores que entran en su órbita. absorbidos luego por “Mito”. Después. al final de cuentas. “Piedra y Cielo” fue grupo dominante en el campo literario colombiano. significó la continuación de la poesía preocupada fundamentalmente por el significante. “el brillo levemente gracioso o sonoro de la estrofa” (67). ascensional: estuvieron más cerca del cielo que de la piedra. de esbeltez.Charry Lara.

° °f# 9ff °f° .

fff # ¾- ¾ n°¾ °   ° ¯ °  °f½°–fn° f¾ ¾¾½f°f¾f°f¾ ¯ °n°f ¾ ½° ¾° n ¾f n  ¾° ¯f° ° fn°f  ¾ ff€¯f   ¯ °n°fnn°¾¾¯¾ f½¯ f ½¾ – f € ° ¾° ¾n  ¾ f ° f ½ ¾f ¯ °¾ ¾½ f° ¾¾½–f¯f¾  ¾  ¾ ¯ ffff°  ¾#% %    D9.@ ° f ½– fh°h°%°fn  °  °.

nf ¯   ©   ° °fnn ° fx  ° .

# ¾nf f€° f¯ °f¯ ° ¾½ f nf¯½ f ¾xnf¯h°nf ° ¾¾ ¾    f¯ °¾f½f°f¾f°f   f f¾ f¾– ° fn° ¾¾–½¾f°  ¾ #.f°nf%  –½#.f .

° °f# #¾- ¾# #9 f.

 #  ° ¯ °½½n° #.

h°n##¾.

f °nf¾# f  ¾nf¯°ff¾f°–f f¾ ¾n°n f¾ °.

¯ f f°  ¯f° f°¾f   f°f½f n f–°f¾€–f¾ n¯ ¾½ f¾¾x¾°n°f ¾.

f¾½ ¾I f ¾  fn°¾f°°f½f½ff  ° ¾ ¾nf f°¾fnff½f¾ ff¾°  nf nfn °€n½½nf  °f f f ¾f°– °f  ° ¾¾f³¾ff½ n¯h¾  ¯ ¾ f  °  ° n °f  ¾ –°°– f¯f  ¾ f³ °n f¾f°–f f¾ °¯xnff°f  #.#f½f n  °  ¾ n  ff°  f¯ ° f °  nf °.

 n¯¯ n  –½ ¾ ½ nf f  °° f °¯ ¾  °nf° f   f  © ¯½f ¾½f©  f½fn° –f ¾ ¯ ¾f  ¯h¾  –½ f¯f ½f–°¾f ° fn° n°n °f  ff–°f¾ n° ¾ °€¯f  ¾ ½°n½f¯ ° ½ ¾f  ¾x¾°n°f% %¾ f ½°°nf  ° f½ ¾fn¯ f°f °nf° f°ffn ° ¾f °  nfn f € ° ffnf   ° ½f f° f f°–f ¾f n° n f–½#.¯ f ° ° ff¾ f³¾ f ¾f.# #f° ¾  ¾ f ¾nf½¾f    °f nnfh½ f ¯½ n¾f ¯½ n°f  ¾°½ fn¯½¯  f€°     f f¾¯ f€°n° ½ fn¯ ° ½f ¾nfn°ff n°½xnfn¯ f°f    ° ffnf fnf°f¯ °½f°f¾f°#%¯f° ¯   % .h¾f  °  nf° ¾ n¯½ °n °f³¾ f#° ½ ° °nf# f½f n  –½ #.

° °f#  .

€¯f ½© ° ¾  ° ¾f€ nffnf°f°¾ ° f³¾  °n  °¾¾€f¾ ¾ ½ ¾ ° ¾ f f° ¯  ½ 9¯f © f f°¾   ¾ f°f ¯¾¯  ¯  # ¾n°n °  ¯½©  °f  ½¾¯ °¾¯¾ °  ° ° ¾  ½f°f¾f°¾¯ n¯f°¾f   ¾ °f If °nf#%% ¾ ¾fff° f  .

f¾%½ f f nnn% ¾x¾f¾ f%° ¾f% ½ fn¾ ³.# ¾  °½ °–  ° €fn% %  ° f ¾f©f¾9°f 9nf¯ ° ¾ ff f °°n ¾ nfn°ff nf f  °¾¾ ¯  f¾ ½ ¾f¾  ¾°f ff –° f  ¾n f  ¾ °  nf ¾n°f€  n °¾f  ½ °¾f ½ ¾° f½nf f f nf fnf  °¾ ¾½f ¾¾ ½° ° fn   ½ff¾n ¾ f °f f¯ °  ° ½ ¯ f°  ½fn f¯f° ° -fn°f % % ¾ °  ½¯ ½ ¾ ° °¯ ¯  #¾- ¾#   f¾.–  f¾n¾f  f³ €° fn° #.

f¯f–  f f  ¾¾ ¾ f¾ #.#¾– ¾  ¾ff f¾  f° f nf f  ©f¾9°f ½¯ –  °  ° -fn°f 9 f °nf°fnf f n¯¾ ½  f½ nf °  f n°°¾   fh°h° ¾° f¯ °f°f¾¯ff°f¾ % ¯ ¾%¾ ½ n  ¾–¯ ° ° f¾– f¾–f°f f¾ fn – f n€fn f¾ –°f °fnf ¾½f ¾½n¾f n°f ¾  fn°¾ f  ° °nf¯  ½ ¾½ nf¾ #.# n n° °¾f¾¯ °€  .

f¾ °.

#  ¾h° – fh°h°% % ¯f³f°f ¾½  %%  °f° If °nf    °€°  –f ¾fn°fh°h°  ¾ €° f¯ °f¯ ° nn n°°f½¾f–¾f   °f n°¯ff ¯f   f  nnf n°  °f ¾f. f  ° ¾¯ ¯ ¾ #.

¯¾ f.¾ °fn  ° –h  ° ½ nf   ¾ ³f ¾¾½f ¾ f¯f%% ½ ¯f¾n°n ¾n¯ °f ¾€ff  ¯ ° ½ nf9f f  n¯ %% ¾f f©¾½   ¾%% 9 ¯ If f¯f  n °¾f° ¾f – xn   °f°  h  .

f°f°%% 9f°f¯f f ½ ¾fn¯ f°f%%  °f° .

fff ¾f ¾ ¾%%  f .

# f½ nf°¾f ¾nf ³¾ xn©f¾ f – ¾° f¾ €¯f¾n°f h°– %% f  fnf.°– ¾f  °    °¯fn° # #° ¾ ½ °ff ° ¾# f° fn° ° °  °  ¾n f f.h  ¾n °¾#. f¯¾  ¾f ¾% % f fn f°f%% – nfff f°¾ ° %% f°  ¾½ ¯f¾  ¾ ¯ °ff f°¾  ¾n¾ ° f ¾°¾ €nf¯ °  ¯ ¯ ¾ #.

½ ff¯  #¾¾ f ¾#%nf½ fnf¾f–f° %   f° –f¯ °  °#.#  ¾  f ¯ f°°.

f°% % .ff@f f f°.

 Ix  f€f x f   °f° @x  – ff¯ f  °  €€ ¾@ ©f f¾ I f ¾  9.

 ° f½f n #9 f.

 # n° – ©f¾  f .

ff°f¾ ¾ ° ¾¾ ¾ n¾  °f° f ¾½f³f f°f¯°¯x°   °f° ff¯ nf°f 9f -  f  ¯ f ¾ f xnf f  ¾–  –½#.

h°n# #¾.

f °nf¾# n° °f°  .

.

fh°°–f f.# #9 f .fff  nf¾.¾¾ f ¾  ¾ –½#.

 #€ –½ ¯°f°  ° nf¯½ fn¯ f° n°°nf½f¾¯ n%½ ¾–%  f€°f n °f¾ ¾–°€nfn°°fn° f½ ¾f½ n½f f€° f¯ °f¯ ° ½ ¾–°€nf° ½f¯f f€°nf%¯f ¯ nf °nf  €°f% ½#  n¾¯f ¾   f¾€¯f¾# ¾ –°.

fff  #9 f.

 # f n° ° ¾°¯   #½¯ ¯½¾€ fx  f¾n °¾°f  ¾ °¯h¾n nf n   f½ f   ¾½x¾  ¯½¾€ ¯h¾  ¾ –f nf°f½ f ¯xnf °¾ f f f # % % ° ¾ f½°  ° ¾°¯  ¾  ¾n  n¯ °¾f° fx n  ¾  ½ n f°€ °nf ½ f ¾½f³f°f¯°¯x°   ¯¯ °  ¾  f½ f  ff f n°fnn°f½ ¾f nf -  f n° °€f°nf¯ ° ½ –¾f½  ½ –ffn°f -  f½ffn°  °¾fx ¾f ¾¾ ¾n ¾  °f° °¾  f f¾ fn ° f¯ nf°f ¾½ fn ¾f¾°°nf½ f¾   °n¯ff ½ °n¾fn°f¯°fn° nf  ¾f€¯ f  ¯h°fn°¾nf ¯h– ° ¾ ¯ h€f¾  f- €fnf  f¾f  ¾½x¾  n°n  ¾½ fn ¾f¾#f© ° ff½ ¾fn¯ f°f°f  –  f    f   ¾   f¾ ° nf¾   °   ¾  ° ¾¾f° n  °# .

fff ¯°f n¾h° ¾f n #n°°f°f f n°€¯f¾f f½ ¾fn¯ f°f ½° ° ¯h¾ ¾¯  ° n½f½½f€¯f f°½ff½f °nf½½f¯ ° €¯f f¾¯ h€f¾ ¯h– ° ¾ f f½ ¾f ¾½f³f#  ¾ n #    ¯ ° –fn¾¾° f ¾€f#%%   .

Intereses relacionados