P. 1
DOCTRINA Y CONVENIOS - Manual Del Alumno de Instituto

DOCTRINA Y CONVENIOS - Manual Del Alumno de Instituto

|Views: 1.204|Likes:
Publicado porFernando Vera
DOCTRINA Y CONVENIOS - Manual Del Alumno de Instituto
DOCTRINA Y CONVENIOS - Manual Del Alumno de Instituto

More info:

Published by: Fernando Vera on Nov 01, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/11/2013

pdf

text

original

D

O
C
T
R
I
N
A

Y

C
O
N
V
E
N
I
O
S



M
N
A
U
A
L

P
A
R
A

E
L

A
L
U
M
N
O



R
E
L
I
G
I
Ó
N

3
2
4
-
3
2
5

Ooclrína y Lonvcníos
Manual para cl alumno
(Religión 324- 325)
Preparado por el Sistema Educativo de la Iglesia
Publicado por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimas Días Salt Lake City, Utah, EE. UU.

bibliotecasud.blogspot.com

© 1985 por Intellectual Reserve, Inc.
Impreso en los EE. \\.
The Doctrine and Covenants
Student Manual, Religion 324-325
Translated into Spanish 1985

bibliotecasud.blogspot.com

lNOlLL
Prefacio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . vii
Mapas e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e viii
Introducción
Doctrina y Convenios: La voz del Señor se dirige
a toda persona . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Sección 1
El prefacio
.
9
uç nos dio el Señor: "La voz de
amonestaclOn . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
Sección 2
"Las promesas hechas a los padres" . . . . . . . . . . . . . . . . 6
Sección 3
Las obras y los designios de Dios no
se pueden frustrar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
Sección 4
"Vos
?
tr�s que os embarcáis en el servicio
de DIOS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . a . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 1
Sección 5
El testimonio de tres testigos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12
Sección 6
La llegada de Oliverio Cowdery . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14
Sección 7
Juan el Revelador . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
Sección b
El espíritu de revelación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
Sección 9
"Haré que tu pecho arda . . . " . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19
Sección 10
La sabiduría de Dios "es más potente que
la astucia del diablo" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
Sección 11
Lo primero es obtener la palabra del Señor . . . . . . . 23
Sección 12
Revelación para Joseph Knight, padre . . . . . . . . . . . . 25
Sección 13
La restauración del Sacerdocio Aarónico . . . . . . . . . . 26
Sección 14
Revelación para David Whitmer . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
Secciones 15 y 16
Revelaciones para John Whitmer
y Peter Whitmer, hij o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29
Sección 17
Revelación para los tres testigos . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30
Sección 18
El valor de un alma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32
Sección 19
El don del arrepentimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34
Sección 20
Artículos y convenios de la Iglesia . . . . . . . . . . . . . . . . 37
Sección 21
"Recibiréis

u pala
,
,ra . . . como si viniera
de mi propia boca . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41

Sección 22
El bautismo: Un convenio nuevo
y sempiterno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43
Sección 23
"Fortalecer a la iglesia de continuo" . . . . . . . - . . . . . . 45
Sección 24
"Declarará mi evangelio como con la voz
de trompeta" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
�ección �5
.
" Una senora elegida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
Sección 26
La ley del común acuerdo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51
Sección 27
"Al tomar la Santa Cena" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52
Sección 28
"No has de mandar al que te es por cabeza" . . . . . 54
Sección 29
Prepararse contra el día de tribulación . . . . . . . . . . . . 56
Sección 30
"Tus pensamientos han estado en las cosas
de la tierra" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60
Sección 31
"Gobierna tu casa con mansedumbre" . . . . . . . . . . . . 61
Sección 32
Primera misión entre los lamanitas . . . . . . . . . . . . . . . 62
Sección 33
"Sois llamados . . . para declarar
mi evangelio" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63
Sección 34
"Alza tu voz sin cesar" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 64
Sección 35
"Te he preparado para una obra mayor" . . . . . . . . . 66
Sección 36
"Pondré sobre ti mi mano" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68
Sección 37
"Que se congreguen en Ohio" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70
Sección 38
"Si estáis preparados, no temeréis" . . . . . . . . . . . . . . . 71
Secciones 39-0
Revelaciones para James Covill . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75
Sección 41
Llamamiento del primer obispo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76
Sección 42
La ley del Señor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78
Sección 43
"El Señor hará resonar su voz desde
el cielo" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 82
Sección 44
La cuarta conferencia general de la Iglesia . . . . . . . . 85
Sección 45
"El gran día del Señor" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86
iii

bibliotecasud.blogspot.com

Sección 46
"Buscad diligentemente los mejores dones" 93
Sección 47
La importancia de los registros de la Iglesia 97
Sección 48
Ohio: Residencia temporaria o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 98
Sección 49
La prédica del evangelio a los tembladores . . . . . . . 99
Sección 50
"Lo que no edifica no es de Dios" o o o o o o o o o o o o o o o 101
Sección 51
El obispo Edward Partridge y la ley de
consagración o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104
Sección 52
"Vayan de dos en dos" o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 106
Sección 53
Exhortación a Sidney Gilbert para que dej e
las cosas del mundo o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 107
Sección 54
"Permanecer firme en el llamamiento" . . . . . . . . . . 108
Sección 55
Llamamiento de W. W. Phelps o o o o o o o o o o o o o o o o o o 109
Sección 56
El Señor ordena y el Señor revoca o o o o o o o o o o o o o o o 110
Sección 57
El sitio para l a ciudad de Sión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1 1 1
Sección 58
La tierra de Sión o o o o o o o o o o o . o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 113
Sección 59
"Para que . . . puedas conservarte sin mancha
del mundo" o o o o o o o o o o o o o o o o - o o o o o o o o o o o o o o + o o o o o o 1 1 7
Sección 60
"No desperdiciarás tu tiempo, ni esconderás
tu talento o . . " . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 122
Sección 61
El Señor ha bendecido la tierra y maldecido
las aguas o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 123
Sección 62
"Benditos sois o o o " . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 124
Sección 63
"Este es un día de amonestación y no
de muchas palabras" o . . . o o o . o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 125
Sección 64
"Os es requerido perdonar a todos
los hombres" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128
Sección 65
"Extiéndase el reino de Dios, para que venga
el reino de los cielos" o o o o o o o o o o o o . o o o o o o o o o o o o o o o 131
Sección 66
"Arrepiéntete, pu

s, de las cosas que
no me complacen . o o . o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 132
Sección 67
"Os doy un testimonio de la verdad
de estos mandamientos" o o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133
Sección 68
"Será Escritura, será la voluntad . . .
la int
.
ención . . . la v
?�
.
,;
. y el poder
de DIOS para salvaclOn o o o ø o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 135
Sección 69
I

st
:
u

ciones de preservar los regístros
hIstoncos o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 138
iv
Sección 70
Los mayordomos del Señor o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 140
Sección 71
"Si hombre alguno alza su voz en contra
de vosotros o o o " . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 141
Sección 72
Los deberes del obispo o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 142
Sección 73
La revisión de la Biblia 144
Sección 74
Los niños pequeñitos son santos o o o o o o o o o . o o o o o o 145
Sección 75
"Ni. . . estéis ociosos, sino que obréis con
vuestra fuerza" o o o o o o o o o o o o o o o o o o . o o o o o o o o o o o o o o o 146
Sección 76
La visión de los grados de gloria o o o o o o o o o o o o o o o o 148
Sección 77
Preguntas y respuestas sobre el libro
del Apocalipsis ø . . . . o . o o o o o o o o o o o o o o . o o o o o o o o o o o o 156
Sección 78
La consagración: Un convenio sempiterno o . . . . . . 160
Sección 79
El Señor bendecirá a sus siervos fieles . o . . . . . . . . . 162
Sección 80
"Declarad las cosas que habéis oído o o o " . . . . . . . . . 163
Sección 81
Llamamiento de Frederick G. Williams o o o o o o o o o o 164
Sección 82
"Yo, el Señ
?
r,
,
;
stoy obligado cuando hacéis
lo que os dIgO o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166
Sección 83
Las leyes de la Iglesia con relación a las viudas
y los huérfanos o o . o o o o o o o o o o o o o o o o o o . o o o o o o o o o o o o 168
Sección 84
El juramento y convenio del sacerdocio o o o o o o o o o 169
Sección 85
"Aquel. . . que extienda su mano para sostener
el arca de Dios" o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o + o o o o o o o o o o o o o 174
Sección 86
La parábola del trigo y la cizaña o o o o o o o o o o o o o o o o o 177
Sección 87
La guerra de los últimos días o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 180
Sección 88
La hoja del olivo o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 184
Sección 89
La Palabra de Sabiduría o o o o o o o o o o o . . . o o o o o o o o o o o o 193
Sección 90
Los oráculos de Dios o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o e o o o o o 198
Sección 91
Los libros apócrifos o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 201
Sección 92
"Serás un miembro activo" o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o o 202
Sección 93
"La verdad es el conocimiento
de las cosas o o o " . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 202
Sección 94
Los edificios para la obra del ministerio o o o o o o o o o 208
Sección 95
"Andan en tinieblas al mediodía" o o o o o o o . o o o o o o o 209

bibliotecasud.blogspot.com

Sección 96
"Me es conveniente que se fortalezca
esta estaca" e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e 211
Sección 97
"Esta es Sión: Los puros de corazón" . e e e e e e e e e e e 213
Sección 98
"Renunciad a la guerra y proclamad la paz" e e e e e 215
Sección 99
La palabra del Señor a John Murdock e . e e e e . e e e e 219
Sección 100
Palabras de consuelo para José Smith
y Sidney Rigdon e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e 220
Sección 101
Los santos son "expulsados de la tierra
de su herencia" e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e . e e e . e . e e 222
Sección 102
La constitución del sumo consej o e . . . . . . . . . . . . . . . 229
Sección 103
La redención de Sión mediante la fuerza 231
Sección 104
El orden de la Iglesia para beneficio
de los pobres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 235
Sección 105
Revelación al Campo de Sión . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . 239
Sección 106
"Para que seáis hij os de luz" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 243
Sección 107
Organización de los quórumes
del sacerdocio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . 244
Sección 108
La obediencia acarrea bendiciones e e e e . e e e e e e e e e e 251
Sección 109
Oración dedicatoria del Templo de Kirtland e e e e e 252
Sección 110
Mensajeros portadores de llaves e e e e e e e e e e e e . e . e e 255
Sección 111
El mayor tesoro e . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 258
Sección 112
La palabra del Señor dirigida a los Doce e . . . . . . . . 260
Sección 113
Interpretación de pasaj es del libro
de Isaías . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 263
Sección 114
Revelación dirigida a David W. Patten . . . . . . . . . . . 265
Sección 115
"Porque así
,
se¸lamará mi iglesia en los
postreros dlas e . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 266
Sección 116
Lugar del gran concilio e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e 267
Sección 117
Revelación dirigida a William Marks,
Newel K. Whitney y Oliver Granger e e e e e e e e e e e e 268
Sección 118
La revelación dirigida a los Doce e e . e e e e e e e e e e e e e 271
Sección 119
La ley del diezmo e . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 272
Sección 120
Disposición de los fondos de la Iglesia e e e e e e e e e e 274
Sección 121
La constitución del sacerdocio e e e e e e e e e . e e e e e e e e e 275
Sección 122
"Todas estas cosas te servirán
de experiencia" e e e e . e e e + e e . e e e e e e e . e e e e e e e e e e e e e e 281
Sección 123
Es menester dejar constancia
de la persecución . e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e 282
Sección 124
Una proclamación solemne: Se establece
el orden del sacerdocio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 284
Sección 125
La voluntad de Dios para los santos
de Iowa e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e 291
Sección 126
Brigham Young: Bienamado del Señor . . . . . . . . . . e
Sección 127
El Templo de Nauvoo y el bautismo
por los muertos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
Sección 128
El bautismo por los muertos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
Sección 129
Las llaves para discernir si una ministración
angélica proviene de Dios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
Sección 130
Instrucciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
Sección 131
Las llaves de la exaltación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
Sección 132
El matrimonio: Un convenio eterno . . . . . . . . . . . . . e
Sección 133
Apéndice manifestado por el Señor para
el libro de Doctrina y Convenios . . . . . . . . . . . . . . . e
Sección 134
Los gobiernos y las leyes de la tierra . . . . . . . . . . . e
Sección 135
Homenaj e a los mártires . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
Sección 136
La organización del Campamento de Sión . . . . . . e
Sección 137
La visión del reino celestial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
Sección 138
La visión de la redención de los muertos . . . . . . . e
Declaración oficial 1
Manifiesto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
Declaración oficial 2
"Todo miembro digno"
APENDICE
Explicación A
La voz de amonestación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
Explicación B
El establecimiento de Sión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
Explicación C
La revelación personal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
Explicación D
Doctrina y Convenios nos ayuda a
comprender mejor a Jesucristo . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
Explicación E
Vencer el pecado y obtener el perdón . . . . . . . . . . e
Explicación F
"Como si viniera de mi propia boca":
El ministerio de l os profetas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . e
292
293
295
298
300
303
305
313
321
325
328
330
333
338
341
343
346
351
356
361
364
v

bibliotecasud.blogspot.com

Explicación G
Naturaleza y propósito de la ley . e . . . . . . . . . . . . . . . 368
Explicación H
Los postreros días e e e e . e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e 372
Explicación I
Jueces en Israel velan por la Iglesia e e e e e e e e e e e e e e 379
Explicación J
Sugerencias para evitar el engaño . . . . . . . . . . . . . . . 385
Explicación K
"Buscad conocimiento, tanto por el estudio
como por la fe" . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 389
Explicación L
La ley de consagración y mayordomía e e e e e e e e e e e 394
vi

Explicación M
El sacerdocio y gobierno de la Iglesia:
Parte 1 e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e e 402
Explicación N
El sacerdocio y gobierno de la Iglesia:
Parte 2 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 409
Explicación O
Salvación para los muertos e e e e o e e e e e e e e e e e e e e e e e 415
BIBLIOGRAFIA . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 420
INDICE POR AUTOR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 423
INDICE DE PASAJES DE LAS
ESCRITURAS . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 437
INDICE TEMATICO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . » » . . 456

bibliotecasud.blogspot.com

Prctacío
Introducción
El lector está a punto de iniciar el estudio de
Doctrina y Convenios. Dedique unos momentos para
pensar en el título y en el sentido que éste tiene para
usted. Estas revelaciones contienen verdades cuyo
conocimiento es indispensable para que nos
salvemos y declaran la doctrina de salvación, o sea,
los principios que llevarán al hombre a una plenitud
de gozo. Desde las primeras dispensaciones del
mundo el Señor estableció con sus hij os pactos
mediante los cuales éstos podrían establecer una
unidad con El. Ahora, en esta última dispensación,
aquellos pactos se han revelado nuevamente. La
doctrina y los convenios que el lector encontrará en
las 138 secciones de este libro tienen más valor que
todos los tesoros de la tierra. Tal como los Doce
Apóstoles testifican en la introducción que aparece al
principio, los mandamientos que contiene el libro
ciertamente "son benéficos para todos los hombres".
El contenido de este manual
El presidente Joseph Fielding Smith hizo la siguiente
observación en cuanto a la forma más eficaz de
estudiar Doctrina y Convenios:
"Oí a un hermano decir que no podía leer el libro
de Doctrina y Convenios porque era muy parecido a
un diccionario, la historia no tenía continuidad
-cambiaba de tema-, y cosas por el estilo. Por
supuesto que así es.
"Hace muchos años, cuando era yo presidente en
un quórum de setentas -y, en aquellos días,
ninguna supervisión teníamos en lo que concernía a
nuestros estudios- los hermanos de dicho quórum
decidieron que les gustaría estudiar Doctrina y
Convenios .. y fui nombrado para ser el maestro de la
clase. Lo consideramos sección por sección. No es
posible aprender de él todo lo que contiene de
ninguna otra manera. Una persona podrá estudiarlo,
si así lo quiere, por temas o doctrinas, y está bien;
pero no va a poder entender la doctrina y los
convenios, no va a lograr comprender todo su
contenido a menos que lo estudie sección por sección; y
al hacerlo, se tiene que estudiar al mismo tiempo el
ambiente histórico, cual se halla en la historia de la
Iglesia. " (Doctrina de Salvación, tomo 3, págs. 187-188.
Versión revisada. )
Este manual se ha hecho con el propósito de
ayudar al lector a estudiar Doctrina y Convenios en
la forma que recomienda el presidente Smith,
presentándolo en tres aspectos: Cada sección se trata
separadamente en el orden en que aparece en el
libro; además, dado que muchas de las revelaciones
se recibieron como respuesta a una situación
particular en la que se encontraba el profeta José
Smith, se presenta una breve información histórica
para cada sección, seguida por notas y comentarios
sobre las revelaciones mismas.
Aunque el Señor fue dando las revelaciones
separadamente por espacio de unos veinte años, el
lector hallará que ciertos temas fundamentales se
recalcan vez tras vez en muchas de las secciones.
Esos temas se tratan aparte en las explicaciones que
aparecen en el apéndice, al final del manual. De esta
forma, si se desea estudiar lo que Doctrina y
Convenios enseña en cuanto a un principio en
particular (por ejemplo, la segunda venida de
Cristo), en lugar de ir de sección en sección, se
puede encontrar ese tema bien detallado en la
Explicación H. Dichas explicaciones se hallan
correlacionadas en todo el manual.
La mej or forma de utilizar este manual
El texto básico para este estudio es el mismo libro de
Doctrina y Convenios, y no el manual. El lector se
dará cuenta de que no puede limitarse a leer éste y
llegar a comprender bien el libro, sino que debe
utilizarlo como suplemento en su estudio de Doctrina
y Convenios; de esta manera, las citas y la
información aportadas por el manual le resultarán
útiles.
Aquellos que l o estudien por cuenta propia, sin
maestro ni clases organizadas, pueden hacerlo a su
propio ritmo, estudiando sección por sección si lo
desean. Las explicaciones deben estudiarse cuando lo
indique el texto. A los que se hayan inscrito en una
clase, el maestro les asignará un calendario de
estudio al cual tendrán que sujetarse. Además, tal
vez combine algunas secciones para asignarlas como
lectura; éstas quizás no siempre estén en orden
consecutivo. También será responsabilidad del
maestro decidir cuándo se estudiarán las
explicaciones y si es preciso estudiar cada una de
ellas.
En todo el manual se dan breves referencias de las
citas que se utilizan, pero la información bibliográfica
completa aparece en la sección Bibliografía.
vii

bibliotecasud.blogspot.com

viii

MAPAS
Los estados de Nueva Inglaterra
Nueva York y Pensilvania
La reserva occidental en Ohio
Misuri e Illinois
Illinois y Iowa (se pronuncia "áioua")
Nauvoo, 1844
1820 a 1847
Los Estados Unidos de América

bibliotecasud.blogspot.com

Lu_0rc5 hÌ5|0rÌc05 Jc /0 |_Ìc5Ì0
LO5 L5TAOO5
OL NULVA
lNGLATLRRA


NUEVA YORK
VERMONT
-,
Windsor Co.
¯. t ,
\ | �
_ C
`´�
\
� •
¯
' =
\ ¯

*

·�
•ª •
´ \
´
'
\
\
\
\
\
NEW
HAMPSHIRE
w· ´
| MASSACHUSETTS
MAINE
- .
¯
·
¯
¯
¯
·
\

\
¯ ´´
. .
. ~·´
*
\
Ì
-
· .
¡ rIN1ATIf3IfI T3 \
Ciudad de Nueva York
I

bibliotecasud.blogspot.com

I
|
g ..
¹-X
I
.= - `> `
|
|
~
I I
I
¯w"
|
|
|
¹ `·¯ ¯¯~
I
I
I
'
`
Casa de Martin Harris @
I / · Ì
.

Í •
Palmyra f \ ¯-
¡
¯_
..Ì... ¯¯
l
Ì
"
I Casa
r
de losSmith
-

¬, |
| |
_.==== |
ÑCerro Cumora ¿ l
|
|
r |
| '
| |
/

-
¨
|
l
L

I
I
-l
\
|
¡
I
J �
L
|
|
-`¬ |
| `_
|
� \
___

¹
_.......
l
I r
|
L...........
Í r
|
l
'--1
(
| l
| ¸

l
_

I- .. m¸ _
I
I
r ..
|
..._. | |
..
~
_
j

|
|
|
_

"
¨¨¯
|
|
| -¬ |
|
I
|
|
|
.L..
¯
.....±
|
| | ~ _ I
l
I I | v ,
l
| |
j
/ ´
|
I _¸¸..._ j ¯ j � l
|
�· .
L
¯_
¯
__
t
¡
I
¸
=
|
v
t
· ...._
I I I |
|
`
_ ._...._
Lu_0rc5 hÌ5|0rÌc05 Jc Ì0 |_Ìc5Ì0
NULVA YORK Y
lLN5lL V ANlA
I
I
• ColesvÚle
I
Í\LNF ALÍÞ
I
. ,
* -. ° * * ` * '* * � ° * * 7
ÍLÍbÍL N FÍÍF
�Harmony

bibliotecasud.blogspot.com

¯
I
I
I
•Amherst
I
I
CUr
¹
´5
|.
'
¹
I
,....
LLÍFÍÍ
I
I
�......
¯
¯
I
I
¯
.
¯
|
I
|
Lu_0rc5 hÌ5|0rÌc05 Jc Ì0 |_Ìc5Ì0.
LA RL5LRVA
OLLlOLNTAL
LN OHlO
I
I
¯
·

I
I
l
• Thompson
.
I
I
l
I
I
| ·m,,,·,
LLF\LF I
I
I
I
··÷· .
Hiram.
Mantua.
Shalersville •
Freedom.
Ravenna.
ÍLÍJFLL

bibliotecasud.blogspot.com

1-IVIES -1
I •Adán-ondi-Ahman
�al1atin.
•�illport
. Î
·Ã
|
DW1
||
|
|
|
Far West • •Haun's Mill
ÍL½F
NÍb\ÍÍ
| ··==·=
| CARROLL
LY'
I
CLAy--1
I
I ,� |
Ri,.hTnnr 1
|
|
| JACKSON |
-
. |
'
|
VAN BURENI
Jeferson City.
ÍLLÍÍLÍb
.Lu_0rt5 hÌ5|0rÌc05 Jt Ì0 |_Ìt5Ì0
Ml5URl L
lLLlNOl5

bibliotecasud.blogspot.com

ÍL½F
NÍb\ÍÍ
Lu_0rc5 hÌ5|0rÌt05 Jc Ì0 |_Ìc5Ì0.
lLLlNOl5 3
lOWA

ÍLLÍÍLÍb
• Springfield
ÞLÍJ\LÞA

bibliotecasud.blogspot.com

..
´'''''''
'''¦'''
''''
´'''''
D
'''
''''''


''''¦''
D
D
_

���

'''''
'
_
''''



'

'
� ..�

.¦'|'

'¦''''
U .JO:��:�I� l. .�....
'

� _ ...� • •.�...�

��
LLDDDDDC
Lu_0rc5 hÌ5|0rÌc05 Jc Ì0 |_Ìc5Ì0
I.UMJ.D D D [ D
£ £ 5
� � �
± �
NAUVOO, 1ö++ � !

.

bibliotecasud.blogspot.com

ÍL½F
.Far West
Liber
t �
Y· lndependence
|
l

!
NÍ b\ÍÍ
|

_

¸

º

·

·___
*¯¸
i
|

`
Ì |
ÍÍ1ÍFÍF
¦
f
l

Fayette ì

palmyra

. COles�ille

Perrysburg
_.� H�rmony \
·
__

_

·
€ ··._¡
| bu$guch0nn0 i

Thorpsoh ¸
Krtland. • _

`.
Hiram
D1i`1
|11

_
! ]1|
*
__··´
! «+,·¿·¸·
L1ÍL
Lu_0rc5 hÌ5|0rÌc05 Jc Ì0 |_Ìc5Ì0
1öZÜ A 1ö+¯

bibliotecasud.blogspot.com


%|iLkeCiiy
UTA1
Lu_1rc5 hl5t0rlt05 Jc /1 Ì_/c5l1
LO5 L5TAOO5
UNlOO5 OL
AMLRlLA

NLbKA5KA
MI5UKI

bibliotecasud.blogspot.com

LuCltÎDð y LuDVCDÎuS. ÌDtICUuCCÎCD
Lð VuZ UC¡ bCDut SC dÎtÎ_C
ð luUð gCtSuDð
Nueva revelación
Después de la muerte de Jesús y los Apóstoles, el
poder del sacerdocio ya no estuvo entre los
habitantes del Viejo Mundo, y comenzó la gran
apostasía. En poder del mundo cristiano sólo quedó
la revelación que ya existía, que se había registrado y
había pasado a los santos, la cual posteriormente se
recopiló y se juntó con escritos de los profetas de la
antigüedad y formó lo que hoy conocemos como el
Antiguo y el Nuevo Testamentos. Es imposible dejar
de apreciar el impacto y valor que ha tenido la Biblia
en la historia y el desarrollo del cristianismo. Por
supuesto, sin que se diera a la gente nuevas
revelaciones, no es de sorprender que la Biblia fuera
para los cristianos la única fuente de la palabra de
Dios. Por ejemplo, hay un credo religioso que
declara que la Biblia contiene "todos los consej os que
se han recibido de Dios", y otro dice, también
refriéndose a ese libro, que "las Santas Escrituras
contienen todo lo necesario para la salvación".
(Backman, American Religions, pág. 49. )
No obstante, de ese mismo libro, que muchos
consideraron completo y cerrado, proceden las
palabras que hicieron que el j oven José Smith
buscara a Dios en una oración: "Y si alguno tiene
falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos
abundantemente y sin reproche, y le será dada"
(Santiago 1:5).
En respuesta a aquella humilde petición, se
desplegó una visión gloriosa: Se abrieron los cielos
que habían estado silenciosos durante mil
cuatrocientos años, y la revelación comenzó a
derramarse sobre la tierra una vez más. Durante más
de un milenio no había habido profetas en el mundo,
pero entonces Dios mismo se mostró, hubo ángeles
que ejercieron su ministerio, se trajo nuevamente el
Urim y Tumim, se tradujeron escrituras antiguas, y
la Iglesia fue restaurada. La revelación volvió a ser
una realidad. No hacía todavía dos años de la
restauración de la Iglesia cuando el profeta José
Smith escribió lo siguiente: "En esos días de la
infancia de la Iglesia, sentíamos una gran ansiedad
por obtener la palabra del Señor sobre todo asunto
que de una manera u otra tuviera que ver con
nuestra salvación". (Histor of the Church, 1:207. )
Desde aquel día de la primavera de 1820 hasta la
triste tarde del 27 de junio de 1844, a través del
hombre elegido para iniciar la última dispensación,
fluyeron las revelaciones, una tras otra. Los santos
aceptamos la Biblia como la palabra del Señor, pero
sabemos que no es la única. El profeta José Smith
escribió lo siguiente: "Nosotros nos hallamos en una
situación distinta a la de cualquier otro pueblo que
haya existido en la tierra. En consecuencia, aquellas
revelaciones no podrían adaptarse a nuestra
condición porque se habían dado a otros pueblos que
existieron antes que nosotros; pero en éstos, los
postreros días, Dios iba a congregar a un resto, el
cual sería un medio de liberación para su pueblo en
Jerusalén, así como en Sión. Y bien, si Dios no diera
más revelación, ¿cómo encontraríamos a ese resto y a
Sión? El dijo que estaba cercano el tiempo en que la
desolación cubriría a la tierra y que entonces tendría
un lugar de liberación donde estuviera ese resto, y
en Sión, etc. " ("Kirtland Council Minute Book",
Archivos de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de
los Ultimos Días, Salt Lake City, págs. 43- 44.)
La revelación no cesó cuando el populacho dio
muerte al Profeta, sino que el "manto" (véase 1
Reyes 19:19) pasó de un hombre a otro, de profeta a
profeta, y continúa hoy día sobre los hombros de
nuestro Profeta. Con la transferencia de las llaves a
cada sucesor, también se recibe revelación. El
presidente Spencer W. Kimball testificó lo siguiente:
"Con estos registros sagrados, muchos pensarán
que el 'día de los profetas' ha llegado a su fin. Mas
no es así, y testificamos al mundo que la revelación
continúa y que los archivos de la Iglesia contienen
toda la que se recibe mes a mes y día a día. " ("La
palabra del Señor a sus profetas", Liahona, oct. de
1977, págs. 63-66. )
De la revelación a la publicación: Cómo obtuvieron
los santos Doctrina y Convenios
El presidente Joseph Fielding Smith describió
brevemente el surgimiento de lo que conocemos
como Doctrina y Convenios:
"Poco después de la organización de la Iglesia, los
miembros estaban deseosos de obtener copias de las
revelaciones que se habían dado hasta ese momento.
En el verano de 1830, el Profeta, por mandamiento
divino, comenzó a copiar y a preparar las
revelaciones, indudablemente con la idea de
publicarlas. Algunos élderes llevaban unas copias en
el bolsillo, siempre que el Señor se lo permitiera,
porque en esa época se les había prohibido publicar
al mundo algunas revelaciones.
"Los días 10. y 2 de noviembre de 1831, se efectuó
una conferencia de los élderes en Hiram, Ohio,
donde se decidió que debían recopilarse y publicarse
las revelaciones. El primer día de la conferencia el
Señor dio su aprobación a este plan mediante una
revelación que El llamó su 'prefacio al libro de mis
mandamientos que les he dado para que os sea
publicado, oh habitantes de la tierra' .
"Aun cuando ésa no fue la primera revelación que
se dio a José Smith, aparece en primer lugar en el
libro de Doctrina y Convenios, ya que es natural,
según se acostumbra actualmente, colocar el prefacio
de cualquier libro al principio del tomo. Oliverio
Cowdery y John Whitmer fueron nombrados para
llevar las revelaciones hasta Independence, Misuri,
donde se iban a publicar. El Profeta se apresuró a
seleccionar y preparar estas revelaciones, a fin de
que los hermanos pudieran iniciar su viaje a Misuri a
mediados de noviembre.
W. W. Phelps, uno de los primeros miembros de
la Iglesia, era un impresor profesional que se había
trasladado a Misuri. La imprenta y el tipo fueron
transportados por el río Ohio desde Cincinnati,
donde se compraron, y luego por tierra hasta
Independence, y allí se compuso el tipo para las
revelaciones que el Profeta había seleccionado, es
decir, la mayor parte de ellas. Sin embargo, era una
obra lenta, pues debemos recordar que aquellas eran
épocas de pioneros, y que Kirtland se hallaba tan
1

bibliotecasud.blogspot.com

retirada de Misuri como Salt Lake Cit y se halla de
Winter Quarters, el lugar desde donde los pioneros
iniciaron su viaje a las Montañas Rocosas ... así que
les tomó algún tiempo. Para el verano de 1833 se
había impreso la ma yor parte de las revelaciones,
pero no todas.
"En esa ocasión surgieron dificultades, y un
populacho destru yó la imprenta, esparció el tipo y
destru yó la ma yor parte de los volúmenes que ya
estaban impresos; sin embargo, se salvaron unos
pocos, conocidos como el Libro de Mandamientos.
[ En aquella primera edición, había sesenta y cinco
secciones.] Como he dicho, se preservaron mu y
pocas de las hojas, de manera que existen mu y pocos
ejemplares del libro en su forma completa. Yo sé
únicamente de cinco o seis que se pueden encontrar
ho y.
"En el año 1834, se formó un comité, compuesto
por la Presidencia de la Iglesia y algunos otros, con
el propósito de preparar nuevamente las revelaciones
para publicarlas. Esta selección de revelaciones se
llevó a cabo, yen 1835 se presentó en una
conferencia de la Iglesia efectuada el día 17 de
agosto, y allí fue aprobada. [ La edición de 1835 tenía
solamente 102 secciones.] Cuando el Profeta hizo
esta selección, declaró que él estimaba esas
revelaciones más que las riquezas de toda esta tierra.
"En aquella conferencia se decidió incluir en esta
publicación de Doctrina y Convenios siete de los
Discursos sobre la fe. Dichos discursos se habían dado
ante las escuelas de los élderes en Kirtland, durante
los años 1834 y 1835. Al aceptarlos, se explicó con
toda claridad a la congregación que no se recibían en
un plano de igualdad con las revelaciones, sino que
se aceptaban como una a yuda en el estudio de la
doctrina de la I glesia; así que se agregaron a Doctrina
y Convenios con esa aclaración." (Doctrina de
Salvación, tomo 3, págs. 18 1- 183; versión revisada.)
En aquella edición también se agregaron otros dos
artículos que no eran revelaciones ( véase la parte de
"Antecedentes históricos " correspondiente a la
sección 134 ). Uno de los artículos era sobre el
casamiento; y el otro, en cuanto a los gobiernos.
Después del martirio del Profeta, el 27 de junio de
1844, antes de que los santos fueran expulsados de
Nauvoo, se imprimió una edición que tenía 1 1 1
secciones. En 1876, se publicó una nueva, que se
componía de 136 secciones. En dicha edición, las
secciones aparecieron por primera vez divididas en
versículos, y todas seguían el mismo modelo. Esta
obra fue realizada por Orson Pratt bajo la dirección
del presidente Brigham Young. Tres años más tarde,
se agregaron notas al pie de las páginas, obra que
también fue realizada por Orson Pratt. En esa
edición no se publicó el artículo en cuanto al
casamiento.
En 192 1, el élder James E. Talmage, del Quórum
de los Doce, recibió la asignación de modificar las
partes que tenían como objeto a yudar en el estudio
del libro y de efectuar un cambio en el formato de la
publicación. Bajo su dirección, se dividieron las
secciones en páginas de doble columna,
inclu yéndose un breve encabezamiento para cada
sección, y las notas al pie se revisaron y ampliaron;
también se preparó un índice. En esa edición se
eliminaron los siete discursos sobre la fe, ya que no
se consideraban revelaciones oficiales, y,en forma de
declaración oficial y bajo el nombre de Manifiesto, se
añadió la carta por la que se renunciaba al
casamiento polígamo.
2
En la Conferencia General de abril de 1976, la
I glesia aceptó oficialmente dos revelaciones,
respaldando la propuesta que presentó el presidente
Kimball de que se aprobaran como Escritura y se
inclu yeran en Doctrina y Convenios. Las revelaciones
mencionadas son la que tuvo el profeta José Smith
de la visión del reino celestial ( recibida en 1836 ) y la
de la visión del presidente Joseph F. Smith en cuanto
a la redención de los muertos ( recibida en 19 18 ). Al
principio, ambas se añadieron a la Perla de Gran
Precio, pero luego se decidió imprimir una nueva
edición con algunas revisiones de las notas al pie de
la página, y en esa ocasión dichas revelaciones se
agregaron a Doctrina y Convenios, formando las
secciones 137 y 138. La nueva edición tiene entonces
138 secciones y dos declaraciones oficiales: El
Manifiesto, expedido en 1890 por el presidente
Wilford Woodruff, y la declaración sobre el
sacerdocio, emitida en 1978 por el presidente Spencer
W. Kimball.
Doctrina y Convenios: La Escritura para los últimos
días
El presidente Joseph Fielding Smith dio testimonio
del signifcado que este libro tiene en los últimos
días, diciendo:
"En mi opinión, entre todos los libros con que
cuenta el hombre sobre la tierra, no ha y otro tan
importante como el que se conoce con el nombre de
Doctrina y Convenios, con el debido respeto al Libro
de Mormón y a la Biblia y la Perla de Gran Precio,
los cuales consideramos nuestros cánones en cuanto
a doctrina. Para nosotros, Doctrina y Convenios
ocupa un lugar particular sobre todos ellos.
"Vo y a explicar mejor el porqué. Al oírme, no
penséis ni por un momento que no estimo el Libro
de Mormón, la Biblia y la Perla de Gran Precio; por
supuesto los estimo. No sé si ha y alguna otra
persona que los ha ya leído más que yo. Son
admirables y los aprecio, pero la Biblia es una
historia que contiene la doctrina y los mandamientos
que se dieron a un pueblo en la antigüedad; lo
mismo se puede decir del Libro de Mormón. Es la
doctrina, la historia y los mandamientos del pueblo
que vivió en este continente en días antiguos.
"Mas el libro de Doctrina y Convenios contiene la
palabra de Dios para nosotros, los que vivimos aquí
en esta época. Es nuestro libro. Pertenece a los
Santos de los Ultimos Días, y por ser más precioso
que el oro, el Profeta dijo que debemos apreciarlo
más que a las riquezas de toda la tierra. Me pregunto
si lo hacemos. Si lo estimamos, lo comprendemos y
conocemos bien su contenido, lo consideraremos de
ma yor valor que los tesoros, y será para nosotros
mucho más valioso que las riquezas de la tierra."
(Doctrina de Salvación, 3: 187; versión revisada.)
En otra ocasión, el presidente Smith hizo la
siguiente promesa a quienes estudien las
revelaciones contenidas en Doctrina y Convenios:
"Si las ponemos en práctica, si obedecemos los
mandamientos del Señor, conoceremos la verdad y
no habrá arma que se levante contra nosotros y que
pueda triunfar [ véase D. y C. 7 1:9- 1 1 ]. No habrá
falsa doctrina ni enseñanza de hombres que nos
engañe. Ha y muchas creencias y muchos cultos
religiosos falsos, ha y muchas ideas extrañas en el
mundo, pero si nosotros escudriñamos estas
revelaciones, seremos fortalecidos en contra de los
errores." ( En Conference Report, oct. de 193 1, pág. 17.)

bibliotecasud.blogspot.com

ll prctacío guc nos dío
cl Scñor. "la voz dc
amoncslacíón"
Sección 1
Antecedentes históricos
En el momento en que se convocó a un consej o de
élderes a una conferencia en Hyrum, Ohio, el lo. de
noviembre de 1831, los cielos se habían abierto, se
habían recibido revelaciones, y la Iglesia ya tenía más
de un año de crecimiento desde su organización. La
conferencia tenía por finalidad la consideración de
los planes de publicación de las revelaciones ya
recibidas. La decisión a tomar era la de publicarlas en
un libro que se titularía Libro de Mandamientos y
autorizar la impresión de diez mil ej emplares de
aquella primera edición. Luego de la primera sesión
de la conferencia en la que tomaron dicha decisión,
el profeta José Smith consultó al Señor para recibir la
confirmación divina de la resolución que habían
tomado. El les concedió esa confirmación en una
forma maravillosa, pues no sólo aprobó la obra sino
que les dio en una revelación Su propio prefacio para
el libro, prefacio que pasó a ser la sección 1.
Notas y comentario
D. y C. 1:1-. Doctrina y Convenios es una voz de
amonestación para todo pueblo
El prefacio de Doctrina y Convenios presenta el
mensaj e del libro. Todo el contenido de éste es una
advertencia para las naciones respecto a que nadie
podrá burlar a Dios. Quienes presten atención a la
voz de amonestación encontrarán protección y paz,
pero aquellos que la rechacen cosecharán un fruto
amargo. E! presidente Joseph Fielding Smith dij o que
Doctrina y Convenios no está destinado sólo a los
Santos de los Ultimo s Días, sino que "más aún,
pertenece a todo el mundo: al católico, al
presbiteriano, al metodista, al pagano, al incrédulo.
Es su libro, si lo acepta y lo recibe. El Señor lo ha
dado al mundo para la salvación de sus habitantes.
Si no creéis esto, leed l a primera sección, el prefacio,
y veréis que el Señor ha enviado este libro con las
enseñanzas que contiene a las gentes de lugares
lej anos, a las islas del mar, a las tierras extranj eras, y
su voz es para todo pueblo, para que todos puedan
oírla. Por eso, afirmo que es un libro que pertenece a
todo el mundo, no solamente a los Santos de los
Ultimo s Días, y todos, los del mundo y nosotros,
seremos j uzgados de acuerdo con lo que se halla
escrito en él" (en Conference Report, oct. de 1919,
pág. 146) .
+. Y la voz de amonestación irá a
todo pueblo por boca de mis
discípulos, a quienes he escogido
en estos últimos días.
"La voz de amonestación . . . a todo pueblo" (D. y C. 1 :4)
En el versículo 4, el Señor declara que Doctrina y
Convenios debe servir como "la voz de
amonestación . . . a todo pueblo". Este tema se repite
vez tras vez en el libro. Si desea mayores
aclaraciones al respecto, vea la Explicación A, en el
apéndice.
D. y C. 1:67. El Señor declara que éste es el
prefacio del libro
El propósito de un prefacio es preparar al lector para
el contenido del libro, ofreciendo un resumen de éste
y aclarando el obj eto de la obra. Aunque esta
revelación no fue la primera que recibió José Smith,
se ha colocado en primer lugar porque así lo indicó
el Señor.
E! presidente Joseph Fielding Smith destacó que
"el hecho de que éste sea el único libro en existencia
que tiene el honor de llevar un prefacio dictado por
el Señor mismo hace a Doctrina y Convenios
indudablemente peculiar e interesante para todos los
que creen en él. . . No fue escrito por José Smith,
sino que fue dictado por Jesucristo, y contiene la
palabra de El y de su Padre para la Iglesia y para
todo el mundo, declarando que la fe en Dios, el
arrepentimiento del pecado y la condición de
miembro de su Iglesia están al alcance de todos los
que crean, y que el Nuevo y Sempiterno Convenio
puede establecerse una vez más". (Church History and
Modern Revelation, 1:252. )
Joseph Fielding Smith afirmó que el prefacio fe dictado por
Jesucristo.
D. y C. 1:810. ¿Qué significa sellar al "incrédulo y
al rebelde"?
"E! poder de sellar, conferido a los siervos del Señor
en esta dispensación, la última, se extiende a los
'incrédulos' y a los 'rebeldes' . . . Los siervos tienen el
poder de aplicar el sello de desaprobación sobre los
hijos de los hombres que persistan en la incredulidad
y en la rebelión, y quienes así sean 'sellados' y
3

bibliotecasud.blogspot.com

permanezcan en esa condición sufrirán la ira de
Dios. Este sella miento tiene que ver con los
'incrédulos' , aquellos que rehusan aceptar el mensaj e
del evangelio; y los rebeldes, o en otras palabras,
aquellos que se vuelven contra los siervos del Señor,
particularmente los que lo hacen después de haber
gozado de los privilegios y bendiciones de ser
miembros de la Iglesia. " (Smith y Sjodahl,
Commentary, pág. 6. )
D. y C. 1:12-13. "Preparaos para l o que ha de venir"
El verbo preparar, en infinitivo o en diversas
conjugaciones, aparece más de cien veces en
Doctrina y Convenios. Esa palabra de advertencia es
el tema principal del libro. El Señor siempre da a la
gente la oportunidad de prepararse para lo que
vendrá, y las revelaciones que se han manifestado en
esta dispensación ayudarán a los santos a estar
preparados.
D. y C. 1:13-14. ¿Qué representan la espada y el
brazo del Señor?
La espada es una metáfora que simboliza la
destrucción y los j uicios que caerán sobre los
malvados, como si se tratara de una guerra. La
espada está levantada, en posición de golpear, lista
para ej ecutar la voluntad del Señor.
"Aunque el vocablo 'brazo' debe de haberse usado
corrientemente en el antiguo hebreo popular para
simbolizar la fuerza del hombre, en la gran mayoría
de los casos se utiliza en la Biblia para representar la
fuerza de Dios. También hay muchas referencias al
brazo de Dios 'extendido' en un gesto de combate
(véase Exodo 6: 6; Salmos 136: 12; Jeremías 27: 5); pero
en la mayoría de estos casos, es probable que la frase
haya perdido el vívido simbolismo que tuvo al
principio y sea meramente una expresión
convencional para expresar el irresistible poder de
Dios, como es el caso en Jeremías 32: 17, donde
'brazo extendido' es sinónimo de 'gran poder' . "
(Interpreter's Dictionary of the Bible, véase baj o "arm" . )
Esta figura no siempre se usa en el sentido de
poder destructor. Por ej emplo, en D. y C. 29: 1 habla
del "brazo de misericordia" del Señor que ha expiado
los pecados. Esta frase indica que el misericordioso
plan de redención tiene el poder de salvar. Después
que José Smith perdió las 116 primeras páginas del
manuscrito del Libro de Mormón, el Señor le dij o
que si hubiera sido fiel, "con su brazo extendido" El
lo habría defendido contra el adversario. Aquí
nuevamente el vocablo brazo denota poder, en este
caso, poder extendido con misericordia para ayudar a
una persona, en lugar de ser una representación de
la ira.
D. y C. 1:14. "Aquellos que no oyeren . . . serán
desarraigados"
Como parte de la voz de amonestación a todo
pueblo, el Señor profetiza que llegará el momento en
que los que no escuchen a sus siervos serán
desarraigados. El presidente George Q. Cannon
explicó los peligros espirituales que sobrevienen por
apartarse de los profetas:
"Dios ha elegido a sus siervos. El reclama el
derecho de condenarlos si merecen la condenación,
pero no nos ha dado a nosotros ese derecho. No hay
una persona, por fuerte que pueda ser su fe, por
importante que sea el oficio que tiene en el
sacerdocio, que pueda hablar mal del ungido del
Señor y encontrar falta en los que poseen la
autoridad de Dios en la tierra sin incurrir en el
desagrado de nuestro Padre. El Espíritu Santo se
4
retirará de tal individuo, y éste quedará en tinieblas.
Siendo así, ¿no veis cuán importante es que
tengamos cuidado? Aunque sea difícil entender la
razón por la que las autoridades de la Iglesia han
actuado de una manera determinada, no deberíamos
apresurarnos a poner en tela de j uicio sus acciones,
ni calificarlas de erróneas. " (Cospel Truth, 1 : 278. )
En l a Explicación F se analiza el tema de seguir a
los profetas.
D. y C. 1:15-16. Las condiciones existentes en el
mundo enojan al Señor
El presidente Spencer W. Kimball corrigió el
concepto erróneo de que la idolatría es un pecado del
pasado que sólo tiene que ver con imágenes o
figuras, diciendo lo siguiente:
"La idolatría es uno de los pecados más graves . . .
hay millones en la actualidad que se postran ante
imágenes de oro y de plata, de obra de talla, de
piedra y de barro. Sin embargo, la idolatría que más
nos preocupa es l a adoración consciente de . . . otros
dioses. Algunos son de metal, de felpa y de cromo,
de madera, de piedra y de telas. No son hechas a
imagen de Dios o de hombre, sino que se elaboran
para proporcionar al hombre comodidad y deleite,
para satisfacer sus necesidades, ambiciones, pasiones
y deseos. Algunos carecen de forma física . . . antes
son intangibles.
"Los hombres parecen 'adorar' conforme a una
base elemental: viven para comer y beber. Son como
los hij os de Israel, los cuales, aun cuando se les
ofrecieron las grandes libertades relacionadas con su
desarrollo nacional baj o la orientación personal de
Dios, no pudieron elevar sus pensamientos por
encima de las 'ollas de carne de Egipto' . Parece que
no pueden elevarse por encima de la satisfacción de
sus apetitos corporales. Como lo expresa el apóstol
Pablo, su 'dios es el vientre' (Filipenses 3: 19) .
"Los ídolos modernos o dioses falsos pueden
asumir formas tales como ropas, casas, negocios,
máquinas, automóviles, barcas de paseos y otras
numerosas atracciones materiales que desvían del
camino hacia la santidad. ¿Qué importa que el objeto
en cuestión no tenga la forma de un ídolo? Brigham
Young dij o: 'Igual sería para mí ver a un hombre
adorar a un dios pequeño hecho de latón o de
madera, que verlo adorar sus bienes' .
"Las cosas intangibles constituyen dioses
igualmente prestos. Los títulos, grados y letras
pueden convertirse en ídolos. Muchos j óvenes
"Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro
corazón. " (Ma tea 6:21 ) .

bibliotecasud.blogspot.com

determinan matricularse en la universidad cuando
primero deberían cumplir una misión. El �tulo, y el
dinero y la comodidad que por estos medIOS se
obtienen, parecen ser tan deseables, que la misión
queda en segundo lugar. Algunos desatienden el
servicio que deben prestar a la Iglesia durante los
años de sus estudios universitarios, optando por dar
preferencia a la instrucción seglar y despreciando los
convenios espirituales que han concertado.
"Hay muchas personas que primero construyen y
amueblan una casa, y compran su automóvil, y
entonces descubren que 'no les alcanza' para pagar
sus diezmos. ¿A quién están adorando? Ciertamente
no es al Señor de los cielos y de la tierra, pues
servimos a quien amamos y damos nuestra primera
consideración al obj eto de nuestro afecto y deseos.
Las parejas j óvenes que no quieren ser padres sino
hasta que hayan recibido sus títulos quizás se
sentirían ofendidas si se tildara de idolatría a su
preferencia expresada. " (El Milagro del Perdón, págs.
38-39. )
D. y C. 1:17-18. El llamamiento del profeta José
Smith, ¿en qué forma estaba relacionado con la
advertencia del Señor a las naciones de la tierra?
El Señor asignó al profeta José Smith, así como a los
de otras épocas (véase D. y C. 1 : í8), la
responsabilidad de llamar al mundo al
arrepentimiento y advertir a sus habitantes en cuanto
a la necesidad de seguir a Cristo. El élder Melvin J .
Ballard explicó l a importancia de tener a José Smith y
a otros profetas, y lo hizo así:
"Entiendo por esto que el Señor conocía
claramente la condición del mundo, lo que era en
1830 y lo que sería hoy día . . . Sabiendo las
calamidades que vendrían sobre sus hij os a menos
que cambiaran su manera de vivir, conociendo la
disposición de ellos y sabiendo que no habría
arrepentimiento en su corazón, y sin embargo, con
un gran deseo de salvarlos, llamó a su siervo José
Smith para amonestar al hombre, llamarlo al
arrepentimiento y a unirse en esta gran proclama
presentada a toda la humanidad: 'Arrepentíos . . .
porque el reino de los cielos está cerca' [véase D. y
C. 33: 10] . Y no solamente para advertir al hombre
del peligro que lo amenazaba, sino tambié
.
n para
ofrecerle el medio de escapar de las calamIdades que
se avecinaban. " (En Conference Report, oct. de 1923,
págs. 30-31. )
D. y C. 1:19-20, 23. ¿Por qué escoge Dios a "lo débil
del mundo" para hacer su obra?
El presidente Joseph Fielding Smith contestó este
punto diciendo que "el Señor llamó a José Smith y a
otros de entre los débiles del mundo, porque él y
quienes con él se relacionaban tenían un espíritu
contrito y eran humildes . El Señor no podía utilizar a
los grandes y poderosos dirigentes por causa del
orgullo y la vanidad de esos hombres . . .
"Los caminos del Señor no son los del hombre, y
El no puede elegir a aquellos que se consideran ya
bastante sabios y piensan que no les queda nada por
aprender. Por lo tanto, escoge a los que tienen el
deseo de aprender y los hace fuertes hasta el punto
de poder abatir a los fuertes y poderosos . . . Al
pensar en nuestro sistema misional, podemos ver
cómo los débiles han ido entre los fuertes y han
prevalecido. Los poderosos se han inclinado ante los
humildes misioneros de la Iglesia. " (Church Histor
and Modern Revelation, 1 : 255. )
Sección 1
D. y C. 1:19. ¿Qué es el "brazo de la carne"?
La frase "brazo de la carne" indica la debilidad, la
fragilidad y las imperfecciones del hombre. Es común
encontrar en las Escrituras la amonestación de no
confiar en el poder del ser humano. (Véase D. y C.
3: 7; 2 Nefi 28: 31; Mosíah 23: 14; 2 Crónicas 32: 8. )
D. y C. 1:30. "La única iglesia verdadera y viviente
sobre la faz de toda la tierra"
"Hay gran diferencia entre una iglesia inerte y una
iglesia viva. En tanto que la pri

era pu
.
ede tener la
forma arquitectónica, el rito religIOSO e ImportanCia
social, la iglesia activa tiene vida. Además, hay un
profeta viviente que la dirige hoy en día. En ella hay
movimiento, vibración, un espíritu cautivador, una
gloria que eleva, edifica, ayuda y bendice la vida de
todos los que a ella se acercan. La Iglesia seguirá
adelante hacia su destino divino. " (A. Theodore
Tuttle, ea Conference Report, abril de 1975,
pág. 135. )
D. y C. 1:33-35. "Mi Espíritu no contenderá siempre
con el hombre"
El presidente Joseph Fielding Smith explicó a qué se
refiere el Señor al decir "mi Espíritu" en ese
versículo:
"Ahora el Señor ha retirado su Espíritu del
mundo. No permitáis que esta idea os confunda
;
�l
Espíritu que ha retirado del mundo no es el Espmtu
Santo (¡el mundo nunca lo tuvo! ) , sino la luz de la
verdad que se designa en las Escrituras como el
Espíritu de Cristo, el cual se ha dado a todo hO
J
bre
que viene a esta tierra, de acuerdo con lo que dice en
Doctrina y Convenios 84: 46.
"Por la iniquidad del mundo, ese Espíritu ha

ido
retirado, y cuando el Espíritu del Se�or no c
��
tJende
con los hombres, contiende en cambIO el espmtu de
Satanás. Por lo tanto, podemos estar seguros de que
ha llegado la época de la que se habla en la sección 1
de Doctrina y Convenios . . . La paz ha desa

arecldo de
la tierra; el diablo tiene poder sobre su propIO
dominio; el Espíritu del Señor se ha retirado , no
porque el Señor deseara que así fuer

, sino que
p
or
la iniquidad del género humano ha SIdo necesano
quitarlo de la tierra. " ("The Predicted Judgments",
Brigham Young University Speeches of the Year , [Provo,
21 de marzo de 1967], págs. 5-6. )
D. y C. 1:35. ¿Por qué el Señor no hace acepción de
personas?
El presidente Joseph Fielding Smith explicó lo que
significa realmente la frase acepción d

personas:
"No significa que el Señor no conSidere
.
especialmente a quienes le obedecen en todo, mas
que a los impíos. Sin duda, El respeta a qUienes lo
aman y guardan sus mandamientos algo más que a
los que se rebelan contra El. La interp

etación de este
pasaj e es que el Señor no es parCIal, smo que otorga
a toda persona que s

arrepienta los

ismos
.
.
privilegios y oportumdades de salvaclOn y exaltaclOn.
El es j usto para con toda persona, tanto las rectas
como las malvadas, y recibirá a toda alma que se
aparte de la iniquidad y se vuelva hacia la j usticia,
amándola con amor justo y bendiciéndola con todo
lo que el Padre tiene para dar; pero no pensemos
que El otorgará esas bendiciones a lo
_
s que no
. .
Ie
obedecen ni guardan su ley. Si el Senor bendij era a
los rebeldes tal como lo hace con los justos, sin que
aquéllos se arrepientan, entonces haría acepción de
personas. " (Church History and Modern RevelatlOn,
1 : 255. )
5

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 1:36. Idumea
"Idumea o Edom, territorio en el que Bosra era la
ciudad principal, era una nación que estaba al sur del
mar Salado, y a través de esa tierra pasaba la ruta
comercial conocida con el nombre de Calzada del
Rey, entre Egipto y Arabia. Los idumeos o edomitas
eran un pueblo inicuo que no era israelita; de aquí
que, en términos proféticos, viaj ar a través de su
territorio era símbolo del peregrinaj e de los hombres
en un mundo inicuo. Y así es que Idumea significaba
el mundo. " (McConkie, Mormon Doctrine, pág. 374. )
D. y C. 1:37. El Señor manda escudriñar estas
Escrituras
"Todos los miembros de la Iglesia reciben el
mandamiento de escudriñar y obedecer estos
mandamientos. Esto también se aplica a todos los
demás. Si no lo hacemos y permanecemos ignorantes
de la doctrina, los convenios y mandamientos que el
Señor nos ha dado, quedaremos condenados ante su
trono en el día del j uicio, cuando se abran los libros.
Es menester que escudriñemos esas Escrituras a fin
de poder conocer la voluntad del Señor y así
aumentar nuestra fe y progresar en conocimiento y
sabiduría. " (Smith, Church Histor and Modern
Revelation, 1 : 256. )
"las promcsas hcchas a los
padrcs"
Sección 2
Antecedentes históricos
Después de escribir un relato de l a gloriosa visión
que se le presentó en la primavera de 1820, el profeta
José Smith describió las circunstancias en que se
produj o la manifestación celestial en la que el ángel
Moroni lo visitó y le dio instrucciones (véase José
Smith-Historia 37-39) . En el curso de su
conversación, Moroni citó pasaj es de las Escrituras,
incluso el que se encuentra en Malaquías 4: 5-6. Sin
embargo, al citarlos, sus palabras fueron diferentes
de las que aparecen en la Biblia. La sección 2 de
Doctrina y Convenios contiene la versión de lo que el
ángel le expresó, y fue el élder Orson Pratt quien la
incluyó en el libro en 1876, baj o la dirección del
presidente Brigham Young.
"El élder John A. Widtsoe dij o lo siguiente en
cuanto a esa sección: 'La sección 2 de Doctrina y
Convenios contiene el principio y el fin del
evangelio; es la piedra angular del maravilloso arco
del evangelio, y si esa piedra fundamental se
debilitara y cayera, toda la estructura evangélica se
desmoronaría, convirtiéndose en un montón de
trozos de doctrina desorganizados' . " (EIRay L.
Christiansen, en Conference Report, abril de 1960,
pág. 48. )
El mensaj e de Malaquías es tan importante que se
ha repetido en cada uno de los cuatro libros
canónicos:
En la Biblia: Malaquías 4: 5-6
En el Libro de Mormón: 3 Nefi 25: 5-6
En Doctrina y Convenios: 2; 27: 9; 128: 17
En la Perla de Gran Precio: José Smith-Historia
37-39
La forma en que Moroni presentó el mensaj e de
Malaquías ayuda a los Santos de los Ultimas Días a
entender la profecía. Por ej emplo, el presidente
Joseph Fielding Smith destacó un aspecto interesante
del retorno de Elías el profeta a la tierra, acaecido el
3 de abril de 1836:
"Edersheim, en su obra The' Temple (El templo),
dice: 'Hasta este día, en todo hogar j udío, en cierta
parte de los servicios de la Pascua [es decir, cuando
beben la "tercera copa"] , se abre la puerta para dejar
entrar a Elías el Profeta como precursor del Mesías,
al mismo tiempo que se leen pasaj es apropiados que
profetizan la destrucción de todas las naciones
paganas. Es una coincidencia notable que, al instituir
6
su propia Cena, el Señor Jesús relacionara el
símbolo, no del j uicio, sino de su gran amor con esta
'tercera copa' ".
"El 3 de abril de 1836, durante l a fiesta pascual, los
j udíos abrieron las puertas de sus hogares para que
entrara Elías el Profeta. Ese día, efectivamente, Elías
el Profeta entró, pero no en las casas de los j udíos
para participar de la Pascua con ellos, sino que
apareció en la Casa del Señor, erigida en Su nombre
y recibida por El en Kirtland, y allí confirió sus llaves
para que pudieran efectuarse aquellas mismas cosas
que esos j udíos, reunidos en sus hogares, trataban
de encontrar. " (Doctrina de salvación, 2: 93-94; versión
revisada. )
Notas y comentario
D. y C. 2:1. ¿Qué autoridad del sacerdocio tenía que
restaurar o revelar Elías el Profeta a José Smith?
Cuando Elías el Profeta apareció en el Templo de
Kirtland, el 3 de abril de 1836, José Smith y Oliverio
Cowdery ya habían recibido el Sacerdocio de
Melquisedec de manos de Pedro, Santiago y Juan (en
j unio de 1829); sin embargo, carecían todavía de las
llaves esenciales de ese sacerdocio. El presidente
Joseph Fielding Smith explica el poder y autoridad
que vino a restaurar Elías el Profeta:
"Las llaves que poseía Elías el Profeta eran las del
sacerdocio sempiterno, las llaves del poder para
sellar, que el Señor le había dado. Con ese motivo
vino y eso . . . entregó al profeta José Smith; lo cual
incluía un ministerio de sellamiento para los vivos así
como para los muertos, no únicamente confinado a
los vivos ni tampoco a los muertos por separado,
sino que incluye a ambos a la vez.
"La misión de Elías el Profeta era el poder sellador.
El tenía las llaves mediante las cuales los padres
podían ser sellados uno al otro y los hij os sellados a
los padres. El confirió esas llaves al profeta José
Smith. Y eso se aplica a los difuntos tanto como a los
vivientes desde la venida del Señor Jesucristo.
"Pero ¿cuál fue la naturaleza de su misión en la
tierra en estos postreros tiempos? Fue restaurar el
poder y la autoridad que una vez se habían dado a
los hombres en esta tierra, lo cual es esencial para
lograr la salvación y la exaltación del hombre en el
reino de Dios. En otras palabras, Elías vino a
restaurar en la tierra la plenitud del poder del

bibliotecasud.blogspot.com

sacerdocio, confiriéndolo sobre profetas mortales
debidamente comisionados por el Señor. Este
sacerdocio tiene las llaves para atar y sellar en la
tierra y en los cielos todas las ordenanzas y los
principios relativos a la salvación del hombre, a fin
de que de esta manera los mismos tengan validez en
el reino celestial . " (Doctrina de Salvación, 2: 104, 109;
versión revisada. )
D. y C. 2:1. ¿Por qué fue escogido Elías el Profeta
para restaurar el poder sellador del sacerdocio?
De acuerdo con el presidente Joseph Fielding Smith,
podemos llegar a comprender mej or la importante
responsabilidad de Elías el Profeta si comprendemos
el papel que desempeñó cuando estuvo en la tierra
como ser mortal.
"Para muchos miembros de la Iglesia ha sido un
misterio el motivo de que esa misión haya sido
reservada para Elías y se preguntan por qué esas
autoridades no podrían haber sido conferidas por
algún otro profeta, o profetas, probablemente Pedro,
Santiago y Juan, que tenían las llaves de autoridad
en los días de la dispensación del meridiano de los
tiempos. Indiscutiblemente, Pedro, Santiago y Juan
podían haber conferido esa autoridad si hubiesen
sido comisionados para hacerlo; también Adán, pues
él tenía las llaves de todas las dispensaciones. La
razón por la cual Elías el Profeta fue reservado para
esta misión, de acuerdo con el profeta José Smith,
fue que:
" ' Elías fue el último profeta que tuvo las llaves del
sacerdocio, y antes de la última dispensación será él
quien restituirá la autoridad y entregará las llaves del
sacerdocio, a fin de que se hagan todas las
ordenanzas en j usticia. Es verdad que el Salvador
tuvo la autoridad y el poder para conferir esta
bendición; pero había en los hij os de Leví mucho
prejuicio . . . ¿Por qué enviar a Elías? Porque él tiene
las llaves de la autoridad para administrar todas las
ordenanzas del sacerdocio; y si no fuese dada la
autoridad, no se podrán administrar las ordenanzas
en justicia. ' " (Doctrina de Salvación, 2: 105-106; versión
revisada. )
Elías e l Profeta restauró las llaves del poder para sellar.
D. y C. 2:1. El retorno de Elías precedería al "grande
y terrible día del Señor"
La venida de Elías el Profeta es "un acontecimiento
que tendrá lugar, de acuerdo con la profecía, poco
antes de que venga el día del Señor, grande y
terrible. El día del Señor, grande y terrible, según lo
proclama esta profecía, es el día de la venida de
nuestro Señor en las nubes del cielo, con gran gloria,
cuando El tomará venganza de todos los malvados.
Será un día terrible para todos los que no se
Sección Z
arrepientan y estén llenos de pecado, mas para los
j ustos será un día de paz y salvación. Sin embargo,
antes de que venga, tendrá que haber una gran obra
realizada gracias a la restauración de la autoridad de
Elías el Profeta, tan potente que salvará a la tierra de
la destrucción o de ser herida con una maldición" .
(Doctrina de Salvación, 2: 105; versión revisada. )
D. y C. 2:2. ¿Quiénes son los padres y quiénes los
hij os a los que Malaquías se refiere?
Entender esa frase es esencial para entender todo el
pasaj e que aparece en el libro de Malaquías:
"Los padres son nuestros antepasados fallecidos,
los que murieron sin el privilegio de recibir el
evangelio, pero que han recibido la promesa de que
llegaría el momento en que se les concedería ese
privilegio. Los hij os son los que ahora vivimos, los
que estamos buscando y preparando información
genealógica, y efectuamos vicariamente las
ordenanzas en los templos.
"El volver el corazón de l os hij os hacia l os padres
es colocar en el corazón de los hij os el sentimiento y
el deseo que los inspirará a buscar los registros de
sus antepasados muertos. Más aún, es necesario que
se implante en su corazón ese deseo e inspiración, a
fin de que vayan a la Casa del Señor a efectuar la
obra necesaria por sus antescesores que murieron sin
el conocimiento del evangelio o sin el privilegio de
recibirlo en su plenitud. " (Doctrina de Salvación, 2: 1 19;
versión revisada. )
D. y C. 2:2 ¿Cuáles son "las promesas hechas a los
padres"?
Abraham y otros de la antigüedad recibieron
promesas del Señor en cuanto a una recompensa de
exaltación por su fidelidad a los convenios que
habían hecho con El. Se espera que los corazones de
los descendientes de Abraham se vuelvan a sus
antepasados y deseen las mismas bendiciones para sí
y para sus seres queridos; de otro modo, la tierra
sería destruida. El élder John A. Widtsoe explicó el
significado de esas promesas y la parte que en ellas
tienen los Santos de los Ultimos Días:
"En nuestro estado preexistente, el día del gran
concilio, hicimos un acuerdo con el Todopoderoso. El
Señor propuso el plan que El había concebido, y
nosotros lo aceptamos. Como el plan es para todos
los seres humanos, todos tenemos que ver con la
salvación de toda persona que forma parte de ese
mismo plan. Allí nos pusimos de acuerdo en que
seríamos no solamente salvadores para nosotros
mismos sino también para toda la familia humana.
Así entramos en una sociedad con el Señor, y la
aplicación del plan entonces vino a ser no sólo la
obra del Padre y del Salvador, sino también nuestra
~ obra. El más insignificante de nosotros, el más
� humilde, está asociado con el Todopoderoso para
alcanzar el propósito del plan eterno de salvación. "
� ( Utah Genealogícal and Hístorícal Magazine, oct. de
" 1934, pág. 189; véase también Hístory of the Churc/,
6: 59-61 . )
D. y C. 2:3. ¿Por qué sería l a tierra maldecida y
destruida totalmente si no se hubiera restaurado el
poder de sellar?
En los cielos, se ratifican todas las ordenanzas del
evangelio mediante el poder sellador inherente al
sacerdocio. Este poder hace posible la reunión de
padres e hijos, una obra esencial para la exaltación
de vivos y muertos (véase D. y C. 128: 18) . La
maldición expresada por Malaquías fue ratificada por
Moroni, quien agregó que "la tierra sería totalmente
7

bibliotecasud.blogspot.com

asolada" a la venida del Señor si no se restauraba el
poder para sellar. El presidente Joseph Fielding
Smith explicó la razón de esto:
"El poder sellador de Elías el Profeta hace posible
esta unión de las familias, de generación en
generación, hasta el principio. Y bien, si estas llaves
de autoridad no estuviesen aquí, entonces la obra de
los sellamientos, por medio de la cual se preservan
"El corzón de los hijos se volverá a sus padres " (D. y C. l. l,.
las unidades familiares, no podría efectuarse; en ese
caso, faltaría el poder unificante mediante el cual
todas las bendiciones son selladas en los cielos así
como en la tierra. De ser así, la tierra sería herida
con una maldición, pues sin esa ordenanza de
unificación o sin ese sello, toda obra que se hubiera
efectuado aquí caería por tierra sin llegar a
cumplirse. " (Doctrina de Salvación, 2: 113. )
las obras y los dcsí
g
níos
dc Oíos no sc pucdcn
truslrar
Sección 3
Antecedentes históricos
En su famosa carta conocida como "la carta a
Wentworth", escrita en 1842, el profeta José Smith
proclamó el poder de la Iglesia Restaurada:
"Ninguna mano impía puede detener el progreso
de la obra; la persecución podrá ser encarnizada, los
populachos podrán conspirar y los ej ércitos reunirse,
la calumnia podrá difamar, mas la verdad de Dios
seguirá adelante valerosa, noble e
independientemente, hasta que haya penetrado en
todo continente, visitado toda región, abarcado todo
país y resonado en todo oído, hasta que se cumplan
los propósitos de Dios, y el gran Jehová declare que
8
la obra se ha concluido. " (Histor of the Church,
4: 540. )
Catorce años antes, en el verano de 1828, en forma
impresionante, Dios le había enseñado a José Smith
esa misma lección. El Profeta describió con detalle la
situación:
"Poco tiempo después que Martin Harris había
empezado su labor de escribiente, comenzó a
pedirme con insistencia que le permitiera llevar a su
casa los manuscritos para mostrarlos a algunas
personas, y a expresarme su deseo de que yo le
preguntara al Señor, mediante el Urim y Tumim, si
podía hacerlo. Al fin le pregunté, y la respuesta fue
que no lo hiciera. Sin embargo, él no quedó

bibliotecasud.blogspot.com

satisfecho con esa respuesta e insistió en que le
preguntara de nuevo. Así lo hice, y la respuesta fue
igual a la anterior. Pero él siguió insatisfecho y
continuó importunándome para que preguntara de
nuevo. Después de mucho rogármelo, volví a
preguntarle al Señor, y El entonces nos otorgó
permiso para que se llevara los escritos baj o ciertas
condiciones: que los mostrara solamente a su
hermano, Preserved Harris; a su propia esposa; a sus
padres; y a la Sra. de Cobb, hermana de su esposa.
De acuerdo con la última respuesta, le pedí que
pactase conmigo en la forma más solemne que haría
solamente lo que se nos había indicado, y así lo hizo
dándome su palabra de cumplir lo que le había
requerido. Luego partió llevándose los escritos. Sin
embargo, a pesar de las grandes restricciones a las
que se había suj etado y de la solemnidad del
convenio que había hecho conmigo, los mostró a
otras personas, quienes mediante artimañas se los
quitaron, y hasta la fecha nunca más los
recuperamos.
"Mientras Martin Harris estuvo ausente después
de llevarse los escritos, yo fui a visitar a mis padres
en Manchester. " (History of the Church, 1: 21. )
La madre del Profeta, Lucy Mack Smith, escribió
referente a la llegada de José a su casa en
Manchester y a la angustia que él sintió cuando supo
que Martin Harris había perdido el manuscrito.
Después de una larga demora, éste se presentó en la
casa y confesó que no podía encontrar los papeles.
En su relato, dice lo siguiente:
"José, que hasta ese momento no había expresado
sus temores, se puso en pie de un salto, diciendo:
"-Martin, ¿ha perdido usted aquel manuscrito?
¿Ha quebrantado el j uramento, acarreando
condenación sobre mi cabeza así como sobre la suya?
"-Sí, lo he perdido -respondió Harris-, ¡ y no sé
dónde está!
"-¡Oh, Dios mío! -dij o José, apretando los
puños. - ¡ Todo está perdido! ¡Todo perdido! ¿Qué
haré? He pecado . . . fui yo quien provocó la ira de
Dios. ¡Yo debía haber estado satisfecho con la
primera respuesta que recibí del Señor cuando me
dij o que no era prudente que perdiera de vista esos
escritos!
"Y lloraba y se lamentaba recorriendo la sala de un
lado a otro.
"Al fin, le dij o a Martin que regresara y buscara de
nuevo.
"-No -le contestó éste-, es en vano; hasta he
abierto colchones y almohadas; y sé que no está en
mi casa.
"-Entonces -dij o José-, ¿debo volver llevando
esa historia? No me atrevo. ¿Y qué pensará de mí el
Señor? ¡Soy digno de la más severa reprensión de
parte del ángel del Altísimo!
"A la mañana siguiente, salió para su casa. Nos
separamos llenos de pesar, pues en ese momento
parecía que todo lo que tan anhelosamente habíamos
esperado y que había sido en secreto fuente de tanto
gozo, en un instante había desaparecido, y
.
desaparecido para siempre. " (History of Joseph Smzth,
págs. 128-129. )
De lo que sucedió después, el Profeta escribió:
"Después de volver a casa, me encontraba un día
caminando a cierta distancia cuando, he aquí, el
mensajero celestial que antes se había manifestado
apareció y me entregó de nuevo el Urim y Tumim
--ue se me había quitado por haber puesto a
prueba la paciencia del Señor al solicitar el privilegio
de que Martin Harris llevara los escritos, los cuales
perdió por transgresión-, y preguntando al Señor
por este medio recibí. . . " y cita lo que hoy se conoce
Sección J
Martin Harris perdió 1 1 6 páginas manuscritas .
como la sección 3 de Doctrina y Convenios. (History
of the Church, 1: 21-22. )
Notas y comentario
D. y C. 3:1-2. ¿En qué forma el curso de Dios "es
un giro eterno"?
"Dios gobierna mediante la ley: entera, completa,
invariablemente y siempre. El no hace acepción de
personas y es un Ser 'en el cual no hay mudanza, ni
sombra de variación' (Santiago 1: 17; D. y C. 3:1-2) .
De ahí que el curso que sigue el Señor sea 'un giro
eterno, el mismo hoy que ayer y para siempre' (D. y
C. 35: 1) . " (McConkie, Mormon Doctrine, págs.
545-546. )
D. y C. 3:3. ¿Por qué ni las obras del hombre ni las
de Satanás pueden torcer los designios de Dios?
El presidente Joseph Fielding Smith respondió a esta
interrogante dando fe de la omnisciencia de Dios:
"En su infnita sabiduría, nuestro Padre ha
proveído la solución a todo problema o dificultad que
pueda surgir para detener o impedir su obra. No hay
en la tierra ni en el infierno poder que pueda
derrocar o vencer lo que Dios ha decretado. Todo
plan del adversario fracasará, pues el Señor conoce
los pensamientos secretos de los hombres y ve el
futuro con una visión clara y perfecta, aun como si
se tratara del pasado. Jacob, hij o de Lehi, en su
regocijo declaró: ' ¡ Oh, cuán grande es la santidad de
nuestro Dios! Pues él sabe todas las cosas, y no
existe nada, salvo que él lo sepa' (2 Nefi 9: 20) . El
sabía que Satanás intentaría frustrar la publicación
del Libro de Mormón haciendo que robaran el
manuscrito y cambiaran su contenido, y proveyó la
solución para esa dificultad aun cientos de años
antes del nacimiento de Jesucristo. " (Church History
and Modern Revelation, 1: 26. )
9

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 3:5. ¿Cuáles fueron los mandamientos
estrictos y las promesas que recibió José Smith?
Este versículo en parte se refiere a la primera
conversación del j oven Profeta con Moroni y las
advertencias y promesas que éste le hizo (véase José
Smith-Historia 33-54, 59) .
D. y C. 3:1. "No deberías haber temido al hombre
más que a Dios"
José Smith había transgredido los mandamientos y
leyes de Dios porque temió más al hombre que a
Dios, pero su temor no se basaba en la cobardía, sino
que probablemente fuera causado por el hecho de
que era todavía muy j oven y falto de experiencia. (El
mismo afirmó más tarde que la j uventud y la falta de
experiencia habían sido la causa de muchos de sus
errores. Véase José Smith-Historia 28-29. ) En el
caso de Martin Harris, el Profeta se enfrentaba con
un hombre que era veintitrés años mayor que él, un
granjero conocido y adinerado, y uno de los pocos
que habían creído en su relato y lo habían apoyado
con dinero y trabaj o. Debe de haber existido en José
una tremenda presión interior para que quisiera
demostrarle su aprecio en aquella manera.
"Su fe en Dios era totalmente firme, pero su falta
de experiencia se evidencia en el hecho de haber
cedido a las constantes solicitudes de su amigo, a
pesar de no haber recibido de éste ninguna prueba
de su lealtad. " (Smith y Sj odahl, Commentar,
pág. 19. )
D. y C. 3:12-14. ¿En qué sentido era Martín Harris
un "hombre inicuo"?
"Martin Harris era 'inicuo' por su persistencia en
solicitar lo que Dios había rehusado otorgarle al
principio. Era 'inicuo' por no haber honrado la
promesa sagrada de cuidar el manuscrito. Pero en
otros aspectos, en el sentido en que ese vocablo se
entiende generalmente, no era un hombre inicuo. "
(Smith y Sj odahl, Commentary, pág. 20. )
El Señor aclara e l sentido de ese calificativo con lo
que dice en el versículo 13, indicando cuatro razones
por las que lo llamaba "inicuo" . (Véase también D. y
C. 10: 7. )
D. y C. 3:1620. "Sin embargo, mi obra avanzará"
El presidente Joseph Fielding Smith explicó el
significado de esta profecía y su cumplimiento,
diciendo lo siguiente:
"José Smith, por iniciativa propia, no se hubiera
animado a predecir a un mundo decididamente
hostil que ningún poder podría detener esta obra y
10
que l a misma seguiría adelante como un testimonio
para todo el mundo. Fue el Señor quien decretó que
su obra sería establecida, y la llamó una 'obra
maravillosa y un prodigio' (véase 1 Nefi 14: 7), aun
antes de la organización de la Iglesia. Si José Smith
fuera culpable de fraude, si se hubiera esforzado por
imponer mediante el engaño el Libro de Mormón a
este mundo incrédulo y hostil, j amás se habría
atrevido a afirmar que dicho libro se publicaría para
convencer al j udío y al gentil de que Jesús es el
Cristo. Y aun cuando hubiera tenido la insensatez de
hacer tal declaración sobre una obra que fuera
fraudulenta, el libro habría llegado a un rápido y
ridículo final, y no habría alcanzado un año de
existencia. Habría estado tan lleno de errores que el
escrutinio por parte del mundo habría expuesto
todos sus disparates. La verdad es que, después de
los innumerables ataques y de la cantidad de libros
que se han publicados para probar que es falso, no
hay ataque ni crítica que se haya mantenido en pie, y
miles de personas han dado testimonio de que el
Señor les ha revelado la veracidad de esta
maravillosa obra. " (Church History and Modern
Revelation, 1: 28-29. )
¡. y C. 3:17-20. ¿Existen actualmente en América
nefitas, j acobitas, josefitas y zoramitas, o sólo hay
lamanitas?
Generalmente se cree que no hay más nefitas,
porque esa nación fue completamente destruida por
los lamanitas aproximadamente en el año 400 de
nuestra era. En la época en que el Salvador visitó a la
gente del Libro de Mormón, todos eran un solo
pueblo como hij os de Cristo y no había entre ellos
separación de nefitas y lamanitas (véase 4 Nefi 1 : 17) .
Posteriormente, al prevalecer la iniquidad entre ellos,
se dividieron en grupos que volvieron a denominarse
lamanitas y neftas, aunque entonces la división no
se hacía de acuerdo con la descendencia sino con la
rectitud o falta de ésta: se llamaba nefitas a los que
querían vivir conforme a los mandamientos de Dios;
y lamanitas, a los que disentían con ellos (véase 4
Nefi 1 : 38) . Por ese motivo, entre los lamanitas de
aquella época había descendientes de Nefi, Jacob,
José y Zoram, y algunos de sus descendientes se
encuentran hoy día entre los aborígenes americanos.
Otros de los descendientes de Nefi también se
pueden contar entre ellos, según lo que se menciona
en Mormón 6: 15, donde dice que "unos pocos" de
los del pueblo de Mormón se apartaron y se unieron
a los lamanitas en la última gran batalla.

bibliotecasud.blogspot.com

"Vosolros guc os
cmbarcáís cn cl scrvícío dc
Oíos"
Sección 4
Antecedentes históricos
El profeta José Smith escribió l o siguiente:
"Después de obtener la revelación antedicha [D. y
C. 3] , me quitaron tanto las planchas como el Urim y
Tumim, pero a los pocos días me los devolvieron
cuando inquirí del Señor, y El me dij o así. . . ´ 1 a
continuación cita la sección 10 de Doctrina y
Convenios.
.
"Sin embargo, no comencé a traducir en seguida,
sino que me fui a trabaj ar en la pequeña granja que
le había comprado a mi suegro a fin de proveer para
la mantención de mi familia. En febrero de 1829, mi
padre fue a visitarnos, y en ese entonces recibí para
él la siguiente revelación . . . " Luego, cita la sección 4
de Doctrina y Convenios. (History oi the Church,
1 : 23, 28. )
Joseph Smith, padre del Profeta, quería conocer la voluntad del
Señor.
Aunque se dio esa revelación para el padre de José
Smith, está dirigida también a todos los que sirven a
Dios. El presidente Joseph Fielding Smith señaló que
aunque sólo se compone de siete versículos,
"contiene suficiente consej o e instrucción como para
dedicar la vida entera a estudiarla.
"Nadie ha logrado todavía cumplirla a la
perfección. Su contenido no era sólo una revelación
personal para Joseph Smith, sino un consej o que
fuera de beneficio a todo el que deseara embarcarse
en el servicio de Dios. Es una revelación que se
dirige a todo miembro de la Iglesia, especialmente a
los que tienen el sacerdocio. Es posible que en los
libros canónicos no haya otra que contenga mayor
instrucción con respecto a las cualidades que deben
tener los miembros para servir a Dios, y en una
forma tan bien resumida, como en esta revelación. Es
tan amplia, tan elevada y profunda como la
eternidad misma. Ningún élder de la Iglesia puede
estar capacitado para enseñar en ella, o para llevar al
mundo el mensaj e de salvación, hasta que haya
absorbido -por lo menos en parte- estas
enseñanzas enviadas desde el cielo. " (Chureh History
and Modern Revelation, 1 : 35. )
Notas y comentario
D. y C. 4:1. Se predice la obra grande y maravillosa
Antes del 6 de abril de 1830, fecha en que fue
organizada la Iglesia, se recibieron también las
revelaciones que se encuentran en Doctrina y
Convenios 6: 1, 1 1 : 1 , 12: 1 y 14: 1 .
Si el Señor dice que algo e s grande y maravilloso,
ciertamente lo es. Aunque la obra de los postreros
días tuvo un comienzo muy humilde, abarcará a todo
el mundo, ya sea de vivos o de muertas, hasta que
toda rodilla se doble y toda lengua confiese su
veracidad. El presidente John A. Widtsoe declaró que
esta profecía se ha cumplido enteramente, diciendo
de José y de la obra:
"Desconocido, sin instrucción, sin reputación,
debió haber quedado en el olvido en aquella pequeña
aldea ignota y perdida en las zonas remotas de un
gran estado; pero se atrevió a decir que la obra que
estaba haciendo baj o la dirección de Dios llegaría a
ser una maravilla y un prodigio. Sabemos,
hermanos, que ya se trate de amigo o enemigo, el
que habla de nosotros, si es una persona razonable y
honesta, declarará que a pesar de que en su opinión
personal tenga dudas sobre los cimientos de esta
obra -y nosotros conocemos los cimientos-, la
reconoce como obra maravillosa y prodigio, sin
parangón en la historia del mundo. Las verdades
reveladas por el profeta José Smith han inspirado a
todo hombre de fe en el mundo civilizado y han
cambiado considerablemente sus creencias para
bien. " (En Conference Report, abril de 1946, págs.
21-22. )
D. y C. 4: 2. "Mirad que l e sirváis con todo vuestro
corazón, alma, mente y fuerza"
Esta es una forma de expresar que la persona debe
estar totalmente comprometida en la obra y no tener
reservas al respecto. Ese compromiso comprende la
energía emocional, espiritual, intelectual y física del
hombre. Otras formas de decir lo mismo son: "Con
la única mira de glorificar a Dios" (vers. 5), y
"Ningún hombre puede servir a dos señores" (Mateo
6: 24) .
D. y C. 4: 3. "Si tenéis deseos de servir a Dios, sois
llamados"
¿Se aplican estas palabras solamente a los
misioneros, o a todos los miembros de la Iglesia? ¿Es
preciso ser apartado como misionero si se tienen
deseos de servir? El presidente George Albert Smith,
octavo Presidente de la Iglesia, demostró que este
pasaj e se aplica a todos los Santos de los Ultimas
11

bibliotecasud.blogspot.com

Días, diciendo lo siguiente:
"Entiendo que la misión más importante que tengo
en la vida es: primero, obedecer los mandamientos
de Dios, tal como me los han enseñado; y luego,
enseñarlos a los hij os de mi Padre que no los
comprenden . . .
"A fin de proclamar la verdad, no es necesario que
seáis llamados al campo misional. Comenzad con
vuestro vecino de puerta, inspirándole confianza y
haciéndole sentir amor hacia vosotros por causa de
vuestra rectitud, y vuestra obra misional ya habrá
comenzado. " (En Conference Report, oct de 1916,
págs. 50-51 . )
D. y C. 4: 4. "El campo, blanco está ya para l a siega"
En ese versículo se hace la descripción de un campo
de trigo, un campo que ya no está verde sino de
color oro brillante que parece blanco en la luz
resplandeciente del verano. Esa condición indica que
ha llegado el momento de la siega. (Véase Mateo
9: 36-38, Lucas 10: 1-2, D. y C. 33: 3 y 101 : 64-66,
donde se aclara más la figura que utilizó el Señor en
esta revelación. )
En los primeros días de l a Restauración, había
miles de personas preparadas para recibir el
evangelio, e ingresaron tantos a la Iglesia que los
enemigos de la obra se asustaron. No se convertía
uno de una ciudad ni dos de una familia, sino que
congregaciones enteras aceptaban el evangelio.
Wilford Woodruff bautizó él solo a más de dos mil
conversos en menos de un año de ministerio en
Gran Bretaña. Decenas de miles de personas se
unieron a la Iglesia en su primera década de
existencia. Y todavía no ha terminado el tiempo de la
cosecha. Durante el período entre 1960 y 1973, la
Ll lCSlÎmUnÎU dC lICS
lCSlÎ_US
Antecedentes históricos
Después de arrepentirse humildemente por haber
sido imprudente y haber perdido el manuscrito,
Martin Harris parecía turbado por un deseo de tener
evidencia directa de la existencia de las planchas. En
marzo de 1829, el Señor le dio a José Smith lo que
conocemos como la sección 5 de Doctrina y
Convenios. En esa revelación, es evidente que
Martin Harris todavía quería recibir un "testimonio"
de que José tenía las planchas (vers. 1), y en el
versículo 24 se indica que su deseo era en realidad
poder verlas. Mediante José, el Señor le dijo que si
era fiel y humilde, podría tener ese privilegio y sería
llamado como testigo para atestiguar al mundo de
que en verdad las planchas existían y que él las había
visto.
Notas y comentario
D. y C. 5:1. ¿Qué evidencia deseaba tener Martin
Harris?
"Martin Harris era un hombre religioso que había
adquirido prosperidad como granj ero. Parece haber
sido un poco testarudo, aunque era un hombre
honrado que quería estar seguro de todo lo que
12
Iglesia aumentó un 103 por ciento en los Estados
Unidos. En el resto del mundo, el aumento fue de
350 por ciento en ese mismo lapso. (Datos tomados
del Church News, 11 de agosto de 1973, págs. 8-9. )
En épocas más recientes s e ha calculado que
anualmente se añaden a la Iglesia unas cien estacas
nuevas (véase Ensign, abril de 1980, pág. 15) .
Ciertamente, la declaración que hizo el Señor en 1829
todavía sigue en vigencia. El campo continúa blanco
y listo para la siega.
D. y C. 4: 6. Atributos que debemos desarrollar para
servir a Dios
En las palabras que dirigió a los santos exhortándolos
a tomar sobre sí la "naturaleza divina" (véase 2
Pedro 1 : 4-8), Pedro hizo una lista casi idéntica de las
características que aparecen en este versículo de
Doctrina y Convenios, instándolos a ser diligentes en
el desarrollo de esos atributos divinos. El presidente
David O. McKay aplicó a los Santos de los Ultimas
Días las enseñanzas del Apóstol, diciendo:
"El escribió en una ocasión: 'que . . . llegaseis a ser
participantes de la naturaleza divina' (2 Pedro 1: 4),
porque comprendía lo que significaba estar en
armonía con lo espiritual, elevándose por encima de
lo temporal y sensual, y participar del divino Espíritu
de Dios.
" . . . ése es el propósito de hacernos más capaces
de responder al Espíritu y de vencer lo sensual. . .
"Es por esa razón que deseamos que los j óvenes
de ambos sexos utilicen su tiempo inteligente y
útilmente, para poner su alma en armonía con el
Espíritu, a fin de que todos podamos ser partícipes
del Espíritu de Dios, de su naturaleza divina . . . " (En
Conference Report, oct. de 1961, pág. 90. )
Sección 5
emprendiera. Fue él quien llevó la copia de los
caracteres del Libro de Mormón al profesor Anthon
para que los verificara. " (Widtsoe, Joseph Smith,
pág. 53. )
"Martin Harris ya había recibido una prueba
notable de la veracidad de lo que proclamaba el
profeta José en cuanto al Libro de Mormón, cuando
llevó un facsímile de los grabados a ciertos científicos
de Nueva York. El profesor Anthon le había dicho,
tal como él mismo lo declaró, que los jeroglíficos
eran caracteres verdaderos . . . Pero no estaba
satisfecho todavía, y parece haber pedido más
evidencia de que el Profeta en realidad tenía las
planchas de las que había sido traducido el
manuscrito perdido. " (Smith y Sj odahl, Commentary,
pág. 25. )
D. y C. 5: 10. ¿Qué quiere decir "esta generación
recibirá mi palabra por medio de ti"?
El presidente Joseph Fielding Smith explicó el
significado del hecho de que el Señor haya dado al
mundo su mensaj e mediante el Profeta, en lugar de
haberlo hecho llegar a través de alguna manifestación
milagrosa:
"La revelación declara que esta generación tendrá
la palabra del Señor mediante José Smith. Tal vez
haya quienes piensen que eso carece de razón y que

bibliotecasud.blogspot.com

el Señor debía emplear algún medio milagroso para
convertir al mundo. Frecuentemente, cuando las
personas que no conocen la Iglesia . . . oyen el relato
del surgimiento del Libro de Mormón, preguntan si
las planchas están en exhibición, en algún museo.
Algunos, que tienen conocimientos científicos,
expresan la opinión de que si los eruditos pudieran
ver y examinar las planchas y aprender a leerlas,
darían testimonio de la veracidad del Libro de
Mormón y de la obra de José Smith, con el resultado
de que todo el mundo se convertiría. Cuando se les
informa que el ángel se llevó las planchas, se apartan
llenos de escepticismo, sacudiendo la cabeza. Pero el
Señor ha dicho: 'Porque mis pensamientos no son
vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis
caminos . . . Como son más altos los cielos que la
tierra, así son mis caminos más altos que vuestros
caminos, y mis pensamientos más que vuestros
pensamientos' (Isaías 55: 8-9) . Hemos aprendido que
las personas no se convierten mediante milagros ni
por el examen de registros. Si el Señor hubiera
puesto los anales donde los eruditos pudieran
examinarlos, se habrían burlado de ellos tal como se
burlan hoy día. La gente se convierte cuando, al
prestar atención humildemente al testimonio de los
siervos del Señor, el Espíritu Santo penetra en su
corazón. Los j udíos fueron testigos de los milagros
de nuestro Señor, pero esto no les impidió insultarlo
¡ acusarlo y hacer que lo crucificaran. " (Church
History and Modern Revelation, 1 : 39-40. )
El Espíritu del Señor es la verdadera fuen te de la conversión.
D. y C. 5: 11-14. Se cumple la ley de los testigos
Pablo enseñó que "por boca de dos o tres testigos se
decidirá todo asunto" (2 Corintios 13: 1) . El
presidente Joseph Fielding Smith dij o de esta ley:
"Al dar al mundo el testimonio de tres testigos,
además del de José Smith, el Señor dio cumplimiento
a la ley. Se nos ha llamado a andar en esta vida
mediante la fe, no por lo que veamos ni mediante lo
que proclamen mensaj eros celestiales con voz de
trueno, sino por escuchar el testimonio de testigos
autorizados a los que el Señor envía y por medio de
quienes se establecerá Su palabra. " (Church History
and Modern Revelation, 1 : 40. )
Sección 5
D. y C. 5: 14. "Y a ningún otro concederé . . . este
mismo testimonio"
El testimonio de los Tres Testigos era único en el
hecho de que a ellos fue el ángel quien les mostró las
planchas. Otras ocho personas también las vieron,
pero el mensaj ero celestial no apareció para
mostrárselas. De ahí que ningún otro recibiera "este
mismo testimonio" . (Véase History of the Church,
1: 52-58. )
D. y C. 5: 15-20. Una promesa solemne y una
advertencia
El mundo tal vez considere con ligereza el testimonio
escrito de los tres testigos escogidos, pero a quienes
acepten sus palabras se les hacen promesas
solemnes, así como también a los que las rechacen.
Quienes acepten su testimonio encontrarán en el
Libro de Mormón la palabra de Dios y recibirán el
Espíritu Santo, y volverán a nacer (véase el verso 16).
Pero los que rechacen sus palabras quedarán baj o
condenación.
"El Señor siempre advierte a la gente de una
nueva dispensación mediante profetas llamados en
su propia época", dij o el presidente Marion G.
Romney. "Esto también ha sucedido en esta
generación por medio del gran Profeta de la
Restauración, José Smith. Por su boca, el Señor
declaró repetidamente que el mundo estaba
madurando en la iniquidad (véase Eter 2:9) y que, a
menos que los hombres se arrepintieran, se verían
suj etos a la destrucción.
"Por ejemplo, en marzo de 1829, dij o:
" 'Porque se desatará una plaga asoladora entre los
habitantes de la tierra, y seguirá derramándose de
cuando en cuando, si no se arrepienten, hasta que
quede vacía la tierra, y sus habitantes sean
consumidos y enteramente destruidos por el
resplandor de mi venida.
" ' He aquÍ, te digo estas cosas, así como anuncié al
pueblo la destrucción de Jerusalén; y se verificará mi
palabra en esta ocación como se ha verificado antes'
(D. y C. 5: 19-20).
"Notaréis que esta predicción, tal como las
predicciones del pasado, es condicional, y la
condición es: 'Si no se arrepienten' . Para esta
generación, así como para todas las demás, el Señor
ha proveído el medio de escape, el cual es, y siempre
ha sido, el evangelio de Jesucristo. " (En Conference
Report, abril de 1958, pág. 128. )
D. y C. 5:22. "Aun cuando t e quiten l a vida"
Este versículo y el 30 de la sección 6 indican el
conocimiento que el Señor tenía de que el Profeta
sufriría una muerte violenta por su papel en la obra
de los últimos días (véase también D. y C. 136: 39;
Hebreos 9: 16-17) .
D. y C. 5:23-28. Martin Harris recibió l a promesa
condicional de ser uno de los testigos
A Martin Harris se le prometió que, si se humillaba y
reconocía los males que había cometido (véase verso
24 y 28), podría llegar a ser un testigo de "estas
cosas" (vers. 2 y 11) , o sea, las planchas. Aun
después de la lección que había recibido con la
pérdida de las 116 páginas manuscritas, era muy
difícil para Harris ser humilde, aunque pudo lograrlo
y, finalmente, vio al ángel y las planchas. (El relato
hecho por el Profeta en cuanto a este hecho se
encuentra en "Notas y comentarios sobre D. y C.
17: 1 ". )
1 3

bibliotecasud.blogspot.com

la llcgada dc Olívcrío
Lowdcry
Sección 6
Antecedentes históricos
En el invierno de 1829, Oliverio Cowdery se
encontraba desempeñando sus funciones de maestro
en una escuela cercana a la casa de la familia Smith.
Era costumbre de la época que los maestros se
alojaran en casa de sus alumnos, y como los Smith
tenían hij os que concurrían a la escuela de Cowdery,
él fue a vivir con ellos. Estando allí, oyó relatos en
cuanto a las planchas del Libro de Mormón y le pidió
al señor Smith que le contara más detalles. Joseph
Smith finalmente asintió, y Oliverio Cowdery fue
uno de los pocos a los que la familia le confió la
historia. Lucy Mack Smith describió los hechos que
tuvieron lugar:
"Poco después de recibir la información, el señor
Cowdery le dij o a mi esposo que se encontraba muy
complacido con lo que había oído, que se había
dedicado a un profundo estudio del asunto durante
todo el día, y que había recibido la impresión de que
llegaría a tener el privilegio de ser el e

cribi

nte de
José. Además, había tomado la determmaclOn de
visitarlo una vez que finalizaran las clases . . .
"Al día siguiente les dij o: 'El tema sobre el que
ayer estuvimos conversando me ha impresionado
profundamente y no puedo apartarlo de mi mente ni
siquiera por un momento. Finalmente, he resuelto lo
que voy a hacer. Entiendo que Samuel

irá a
Pensilvania a pasar la temporada de pnmavera con
José, y haré todos los arreglos necesarios para estar
listo a fn de acompañarlo . . . pues he orado al
respecto y creo firmemente que es la voluntad del
Señor que yo vaya. Si hay algo que pueda hacer en
esta obra, tengo la determinación de ocuparme de
ello. " (Histor of Joseph Smith, pág. 139. )

Se refiere a Samuel Smith, hermano del Profeta.
En abril, Samuel y Oliverio fueron a Harmony,
Pensilvania, a visitar a José. Lucy Mack Smith
escribió lo siguiente:
José había estado tan ocupado en sus asuntos
seculares que no había podido seguir adelantando
sus intereses espirituales con la rapidez que se
requería para terminar la obra. Además, se
.
enfrentaba en su trabajo con otra desventaj a: su
esposa estaba tan ocupada con el cuidado de la casa,
que poco era el tiempo que podí� de
.
dicar a escrisir
para él. En razón de estas complIcaCIOnes, tres dlas
antes de la llegada de Samuel y de Oliverio, José
había clamado al Señor para que le enviara un
escribiente, de acuerdo con la promesa que le había
hecho el ángel; y como respuesta se le dij o que esa
persona llegaría a los pocos días. Consecuentemente,
cuando el señor Cowdery le comunicó la razón de su
visita, José no se sorprendió en lo más mínimo. "
(Histor of Joseph Smith, pág. 141 . )
En l a historia del Profeta continúa el relato de los
hechos a partir de ese momento:
"Dos días después de la llegada del Sr. Cowdery
(el 7 de abril), comencé a traducir el Libro de
Mormón, y él empezó a escribir para mí, y habiendo
continuado en ello durante algún tiempo, indagué
del Señor mediante el Urim y Tumim y obtuve lo
siguiente . . ´ 1 cita a continuación la sección 6 de
Doctrina y Convenios. (Histor of the Church, 1: 32-33. )
14
Oliverio Cowdery era maestro de los hijos de la familia Smith.
Notas y comentario
D. y C. 6: 1-9. ¿Por qué hay repeticiones en Doctrina
y Convenios?
Los versículos 1-9 de la sección 6 son idénticos a los
versículos 1-9 de la sección 1 1 . Los versículos 1-5
son idénticos a los mismos versículos en la sección 12
y en la sección 14. El mensaj e de esos pasaj es es de
importancia universal para todos los santos, pues
ciertamente, el Señor ha dicho: "lo que digo a uno lo
digo a todos" (D. y C. 61: 18, 36; 82: 5; 92: 1; 93:49) . La
repetición hace hincapié en ese punto tan
importante.
D. y C. 6: 2. Palabra "viva y eficaz, más cortante que
una espada de dos filos"
Ser vivo mediante el Espíritu significa haber recibido
vida espiritual . La palabra del Señor es "viva y
eficaz" porque es una fuente de vida, energía y
verdadero poder.
En la antigüedad, había espada

que tenían
"
solamente un filo. Cuando a algUIen se le ocurno la
idea de hacerlas con dos filos, esto aumentó
tremendamente la eficacia del arma que, al ser así,
podía cortar en cualquier dir
,
ección, fuera com
.

fuera
que se diera el golpe. De ahl que la comI:araclOn de
la palabra de Dios con la espada de do� fIlos es un
símbolo vívido. Así como una espada fIlosa puede
cortar profundamente hasta el punto de cerce
l
ar los
miembros y destruir la vida, la palabra del Senor
tiene bastante poder para acarrear destrucción al
alma (muerte espiritual) de aquellos que no la
. .
quieran escuchar (véase Hebreos 4: 12; ApocalIpSIS
1 : 16; 2: 12, 16) . Pero, por otra parte, tiene poder para
penetrar el alma como una espada y entrar hasta lo
más hondo del hombre (3 Nefi 11 : 3; D. y C. 85: 6), y
puede trozar el error y la falsedad con eficiencia,
como si tuviera dos filos.

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 6:5-7, 14. El Señor da abundantemente a los
santos fieles que le piden
"No existe ninguna razón por la que cualquier alma
no pueda saber dónde encontrar la verdad. Con
solamente humillarse y buscar con espíritu de
humildad y fe, dirigiéndose al Señor tal como lo hizo
el profeta José Smith cuando oró pidiéndole que le
diera a conocer la verdad, puede encontrarla. No hay
duda al respecto. No hay razón alguna para no
encontrar la verdad si el hombre presta atención a
los susurros del Espíritu del Señor, y busca, tal como
El querría que buscase, el conocimiento y la
comprensión del evangelio. 'Llamad, y se os abrirá'
(véase Mateo 7: 7) . Ese es mi testimonio, y sé que es
verdadero. " (Joseph Fielding Smith, en Conference
Report, abril de 1951, pág. 59. )
D. y C. 6: 6. El gran propósito de l a restauración es
establecer a Sión
Ya en 1829, un año antes de que la Iglesia fuera
organizada, el Señor aconsej ó a ciertos santos que
procuraran "sacar a luz y establecer la causa de Sión"
(D. y C. 6: 6) . Con respecto a Sión, el profeta José
Smith declaró posteriormente:
"El establecimiento de Sión es una causa que ha
interesado al pueblo de Dios en todas las épocas; es
un tema que profetas, reyes y sacerdotes han tratado
con gozo particular. Ellos han contemplado, con
gloriosa expectativa, el día en que ahora vivimos; e
inspirados por celestiales y gozosas esperanzas, han
cantado, escrito y profetizado acerca de esta
época . . . Nosotros somos el pueblo favorecido que
Dios ha elegido para llevar a cabo la gloria de los
últimos días; a nosotros nos es permitido verla,
participar en ella y ayudar a extender esta gloria de
los últimos días. " (History of the Chureh, 4: 609-610. )
Del mismo modo, el presidente Joseph Fielding
Smith enseñó que "en los primeros días de la Iglesia,
los hermanos se dirigieron al profeta José Smith
preguntando qué quería el Señor que ellos hiciesen.
La respuesta que recibieron fue: 'establecer la causa
de Sión' . Esa es nuestra obra, establecer a Sión,
edificar el reino de Dios, predicar el evangelio a toda
criatura en este mundo, a fin de que ni un alma
quede de lado en tanto que exista la posibilidad de
que le presentemos la verdad. " (En Conferenee Report,
abril de 1951, págs. 152-153. )
La Explicación B, en el Apéndice, trata más
detalladamente el tema del establecimiento de la
causa de Sión.
D. y C. 6: 7, 11. ¿Debemos tratar de conocer los
misterios de Dios?
"Un misterio es una verdad que no puede llegar a
conocerse a no ser mediante revelación divina; es un
secreto sagrado. " (Smith y Sj odahl, Commentary, pág.
141; véase también D. y C. 42: 61, 65; 76: 5-10;
89: 18-19; 1 Nefi 10: 19; Alma 12: 9-1 1 . )
El presidente Joseph Fielding Smith define a los
misterios en una forma similar:
"El Señor ha prometido revelar sus misterios a los
que lo sirven con fidelidad . . . No hay misterios
relativos al evangelio, a menos que nosotros, en
nuestra debilidad, no lleguemos a comprender la
verdad . . . Los principios 'sencillos' del evangelio,
tales como el bautismo y la Expiación . . . son
misterios para los que no tienen la guía del Espíritu
del Señor . " (Chureh History and Modern Revelation,
1 : 43. )
Una expresión corriente que se oye en l a Iglesia es
que debemos apartarnos de los "misterios"; sin
embargo, esos versículos hablan de ellos en un
sentido muy positivo, prometiendo a los j ustos que
Sección 6
los buscan que podrán conocerlos. El élder Bruce R.
McConkie explicó la aparente contradicción diciendo:
"Existe también un uso restringido y limitado del
vocablo misterio. Es más un uso familiar que propio
de las Escrituras, y tiene relación con el tipo de
enseñanzas que entran en el campo de la
especulación, aquellos puntos que el Señor no ha
revelado claramente en esta época. Es a esas cosas a
las que se hace referencia cuando se aconsej a a los
élderes dejar de lado los misterios.
" 'Oh, élderes de Israel, escuchad mi voz. Cuando
sois enviados al mundo a predicar, declarad las cosas
que habéis salido a anunciar; predicad y proclamad
en alta voz: "Arrepentíos, porque el reino de los
cielos se acerca; arrepentíos y creed el evangelio".
Declarad los primeros principios y dej ad a un lado
los misterios, para que no seáis vencidos. Nunca os
metáis con las visiones de animales y temas que no
entendéis. ' (Mormon Doctrine, pág. 524, véase
también Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 355. )
D. y C. 6: 10. ¿Qué don l e dio el Señor a Oliverio
Cowdery?
Véase "Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 8: 6-9".
D. y C. 6: 10-13. "Si buscas"
El élder Bruce R. McConkie habló de la promesa del
Señor a sus santos en cuanto a la revelación,
señalando lo siguiente:
"Todo miembro de la Iglesia tiene el privilegio y el
derecho de recibir revelación y gozar de los dones
del Espíritu. Cuando se nos confirma miembros de la
Iglesia, recibimos el don del Espíritu Santo, el cual es
el derecho al compañerismo constante de ese
miembro de la Trinidad, siempre que la persona sea
fiel. El poder gozar verdaderamente de este don
depende de la dignidad individual. . .
"Los miembros de la Iglesia tenemos el derecho de
recibir revelación. José Smith dij o: ' . . . Dios no ha
revelado nada a José que no hará saber a los Doce, y
aun el menor de los santos podrá saber todas las
cosas tan pronto como pueda soportarlas . . . '
(Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 177. )
"También: 'Todo élder tiene el privilegio de hablar
de las cosas de Dios; y si todos pudiésemos ser de
un corazón y ánimo, con fe perfecta, el velo bien
pudiera partirse hoy o la semana entrante o cualquier
otro tiempo . . . ' (Enseñanzas del Profeta José Smith,
pág. 3. )
"La religión proviene de Dios por revelación y
trata de todo lo que tiene que ver con el Espíritu; y a
menos que una persona haya recibido revelación,
hasta ese momento no ha recibido religión ni se
encuentra en el sendero que conduce a la salvación
en el reino de nuestro Padre. " (Liahona, marzo de
1972, pág. 17. )
D. y C. 6: 13. "No hay don más grande que el de la
salvación"
"Salvación , en su sentido pleno y verdadero, es
sinónimo de exaltación o vida eterna, y consiste en
obtener una herencia en el más alto de los tres cielos
[grados 1 dentro del reino celestial . Esa es la salvación
de la que hablan las Escrituras, con muy pocas
excepciones; es la salvación que buscan los santos; es
de ésta de la que el Señor dice que 'no hay don más
grande que el de la salvación' (vers. 13). Esta salvación
total se obtiene mediante la continuidad de la unidad
familiar en la eternidad, y quienes la alcanzan son
dioses. (D. y C. 131: 1-4; 132. ) " (McConkie, Mormon
Doctrine, pág. 670; cursiva agregada. )
15

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 6: 16. ¿Hasta qué punto son secretos nuestros
pensamientos?
"Los pensamientos del hombre son secretos, y ni
otras personas ni los demonios pueden llegar a
conocerlos. " (McConkie, Mormon Doctrine, pág. 777;
véase también 1 Reyes 8: 39. )
D. y C. 6:22-24. lTe he declarado cosas que ningún
hombre conoce"
"Luego de haber recibido esta revelación [se refiere a
la sección 6] , Oliverio Cowdery me dijo que, cuando
ya estaba instalado en la casa de mi padre, donde se
aloj aba, y después que la familia le había dicho que
yo ya tenía en mi poder las planchas, una noche, al
retirarse a su dormitorio, acudió al Señor para saber
si lo que le habían dicho era verdad, y el Señor le
manifestó que era verdadero; pero que él había
mantenido el asunto en absoluto secreto y no lo
había mencionado a nadie; de manera que, después
de recibir esa revelación, supo que la obra era
verdadera, porque ningún ser viviente sabía del
contenido de la revelación, sino Dios y él mismo. "
(History U{the Church, 1 : 35. )
D. y C. 6:23. ¿No hablé paz a t u mente?"
La revelación puede recibirse en muchas maneras y
puede ser directa o indirecta. En algunos casos, Dios
mismo puede aparecer a una persona; en otros,
puede enviar a un ángel, mostrar una visión o hablar
mediante los susurros de la voz queda y apacible del
Espíritu. En el caso particular de Oliverio Cowdery,
el Señor le dio testimonio de una de las formas en
que se recibe revelación: una sensación de paz.
Cuando una persona se encuentra llena de
desesperación o confusión, la dulce sensación de paz
que transmite el Consolador puede aplacar
inmediatamente el torbellino que reina en el alma.
Ese sentimiento es una experiencia muy real y clara,
]uan cl Kcvclador
Antecedentes históricos
Lo que sucedió al apóstol Juan, a veces llamado el
Amado o el Revelador, es un misterio para el mundo
cristiano. La confusión se produce a causa de la
declaración que aparece en Juan 21: 20-23.
Refiriéndose a éste y hablándole a Pedro, el Salvador
dij o: "Si quiero que él quede hasta que yo venga,
¿qué a ti? Sígueme tú. Este dicho se extendió
entonces entre los hermanos, que aquel discípulo no
moriría. Pero Jesús no le dijo que no moriría, sino: Si
quiero que él quede hasta que yo venga, ¿qué a ti?"
A causa de esas palabras surgen preguntas: ¿Murió
Juan? Si no murió, ¿en qué condición se encuentra?
1 si murió, ¿por qué dij o Jesús aquellas palabras? Las
diversas sectas cristianas han discutido ese punto
durante siglos, y mientras que algunos eruditos
dicen que ciertamente murió y fue enterrado en
Efeso, otros creen que sigue vivo en la tierra. Una
tercera opinión sostiene que, aunque fue sepultado
en Efeso, no está realmente muerto sino
simplemente dormido en la tumba hasta la segunda
venida del Salvador. (Véase Sperry, Compendium,
págs. 66-67. )
José Smith y Oliverio Cowdery finalmente
resolvieron el asunto mediante una pregunta al
16
y es una forma de revelación al igual que l o es una
visión, aunque es más sutil y se recibe de una
manera más indirecta.
D. y C. 6: 25-28. Otros anales
Véase Doctrina y Convenios 8: 1, 1 1 .
D. y C. 6: 29-31. lNo os pueden hacer más de l o que
me hicieron a mí"
Los malvados de los días del Salvador tuvieron
poder para hacerlo crucificar, pero no para detener la
obra del Señor, ni pudieron destruir su alma para
impedirle alcanzar la exaltación en la vida venidera.
El Señor les dij o a José Smith y Oliverio Cowdery
que lo peor que podía sucederles por causa de su
obra y sus testimonios era la muerte, pero que su
muerte no detendría la obra del Señor ni los
malvados tendrían poder para destruir su alma. A
pesar de esas palabras, Oliverio Cowdery perdió la fe
y abandonó la Iglesia por algún tiempo, pero José
Smith permaneció fiel y finalmente fue perseguido
hasta que le quitaron la vida.
El presidente Joseph Fielding Smith escribió lo
siguiente en cuanto a Oliverio Cowdery y al martirio
de Hyrum Smith:
"Si Oliverio Cowdery hubiera permanecido fiel, si
hubiera sido leal a su testimonio y a su llamamiento
de 'Segundo Elder' y Presidente Auxiliar de la
Iglesia, estoy tan seguro como de que me encuentro
aquí, de que Oliverio Cowdery habría ido a Carthage
con el profeta José Smith para dar su vida en lugar
de Hyrum Smith. Habría tenido ese privilegio. Tal
vez resulte un poco extraño que se hable de martirio
y se le considere un privilegio, pero eso era: un
privilegio y un derecho. Oliverio Cowdery lo perdió
y Hyrum Smith lo recibió. De acuerdo con la ley de
los testigos -y ésta es una ley divina-así tenía que
ser. " (Doctrina de Salvación, 1 : 211; versión revisada. )
Sección 7
Señor. El Profeta escribió lo siguiente:
"Durante el mes de abril [se refiere al año 1829, en
Harmony, Pensilvania] continué traduciendo y
Oliverio Cowdery escribiendo, con pequeñas
interrupciones, y en esa época recibimos varias
revelaciones. Surgió entonces entre nosotros cierta
diferencia de opinión basada en el relato de Juan el
Apóstol que se encuentra en el Nuevo Testamento,
en cuanto a si murió o siguió viviendo. Por mutuo
acuerdo, decidimos saber la verdad mediante el Urim
y Tumim. " (History U{the Church, 1: 35-36. )
El resultado de esa consulta se explica en el
encabezamiento de la sección 7. No se sabe si José
vio el pergamino al que se hace referencia y se le dio
poder para traducirlo, o si el contenido le fue
revelado sin que viera el escrito original. Eso no tiene
importancia dado que, de todas maneras, lo obtuvo
mediante la revelación.
Notas y comentario
D. y C. 7:1-3
Véase 3 Nefi 28: 1-7 en donde aparece un relato
similar de las circunstancias en que los discípulos
nefitas recibieron el mismo don porque tuvieron el
mismo deseo que Juan.

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 7: 2. ¿Qué significa tener "poder sobre la
muerte"?
Este pasaj e no se refiere al hecho de que una
persona no va a morir, porque todos debemos morir
(véase 1 Corintios 15: 22) . Aun Cristo murió, aunque
tenía poder sobre la muerte (véase Juan 10: 17-18) . Al
que recibe dicho poder, se le dej a en suspenso la
muerte de acuerdo con la voluntad de Dios (véase
Mateo 16: 28; Marcos 9: 1; Lucas 9: 27; 3 Nefi 28: 7-8) .
Tales personas reciben el nombre de seres
trasladados (véase 3 Nefi 28: 1-0; también McConkie,
Mormon Doctrine, págs. 804-808. )
El profeta José Smith dij o que "los cuerpos
trasladados no pueden entrar en su descanso en
tanto que no sufran un cambio equivalente a la
muerte. Los seres trasladados tienen por encargo
misiones futuras" . (History of the Chureh, 4: 425. )
D. y C. 7:3-6. ¿En qué forma profetizó Juan ante las
naciones y ministró entre los herederos de
salvación?
Cinco de los libros de la Biblia fueron escritos por
Juan: el Evangelio que lleva su nombre, tres epístolas
y el libro de Apocalipsis. La Biblia es el libro de
mayor difusión en el mundo, y hasta 1979 había
algunas partes de ella que se habían traducido a
1 . 631 idiomas. Se ha calculado que entre 1815 y 1975
se han impreso 2. 500 millones de ej emplares de la
Biblia (véase McWhirter, Guinness Book of World
Reeords, pág. 214) . Ciertamente la profecía escrita de
Juan ha ido entre las naciones.
El apóstol Juan ejerció su ministerio en favor del
profeta José Smith y de Oliverio Cowdery cuando,
en 1829, apareció con Pedro y Santiago para la
restauración del Sacerdocio de Melquisedec (véase D.
y C. 27: 12) .
En una conferencia de la Iglesia que tuvo lugar el 3
de j unio de 1831, el Profeta enseñó concerniente al
ministerio de Juan:
"Juan el Revelador estaba entonces entre las Diez
Tribus de Israel que Salman asar, rey de Asiria, llevó
cautivas, con el fin de prepararlas para el retorno
después de su larga dispersión. " (History of t/e
Chure/, 1 : 1 76. )
El élder Heber C. Kimball registró l a visita de Juan
el Revelador al Templo de Kirtland, en la forma
siguiente:
"Una vez que el profeta José terminó las
ordenanzas de la investidura para la Primera
Presidencia, los Doce Apóstoles y los Obispos
Sección 7
Heber C. Kimball, quien registró la aparición de Juan el Amado en
el Templo de Kirtland.
Presidentes, la Primera Presidencia procedió a
imponer las manos sobre cada uno de esos hermanos
para sellar y confirmar la unción; y al final de cada
bendición, todos los quórumes respondían con un
fuerte grito de ¡ Hosanna! , ¡ Hosanna! , etc.
"En tanto que se llevaba todo eso, el profeta José,
Oliverio Cowdery y otros vieron en medio de
nosotros a Juan, el discípulo amado. " (Whitney, Life
of Heber C. Kimball, págs. 91-92. )
D. y C. 7: 7 ¿Qué llaves tienen Pedro, Santiago y
Juan?
"Las llaves del ministerio que Juan dice (D. y C. 7: 7)
que les otorgaron a Pedro, Santiago y a él mismo,
constituían la autoridad de Presidencia de la Iglesia
en su dispensación. (Véase DHC, 3: 387; Mateo
17: 1-9; D. y C. 81: 1-2. ) Esas llaves se entregaron a
los tres Apóstoles en la Transfiguración, y ellos, a su
vez, las entregaron a José Smith y Oliverio Cowdery
en esta dispensación. (D. y C. 27: 12-13; 128: 20. )
(Smith, Chureh History and Modern Revelation, 1 : 49. )
ll cspírílu dc rcvclacíón Sección 8
Antecedentes históricos
José Smith y Oliverio Cowdery habían recibido de
Dios el don de traducir anales antiguos (véase D. y
C. 6: 25-28) . Desde el inicio de su obra juntos, José
Smith había traducido y Oliverio Cowdery había sido
el escribiente. Pero Cowdery deseaba tener un papel
más activo en la traducción, de manera que el
Profeta preguntó al Señor, mediante el Urim y
Tumim, y recibió una revelación. (Véase Smith,
C/urc/ History and Modern Revelation, 1 : 50. )
El Profeta escribió l o siguiente:
"En el mes de abril, mientras trabajábamos en la
traducción, Oliverio se mostró sumamente ansioso
por recibir el poder de traducir, y con relación a ese
deseo obtuvimos las siguientes revelaciones", y
menciona las secciones 8 y 9 de Doctrina y
Convenios. (History of the Chureh, 1 : 36. )
N atas y comentario
D. y C. 8:1. Pidamos con fe, y recibiremos
El Señor da con generosidad a los que están
preparados espiritualmente siempre que le pidan con
fe, sin ninguna duda (véase Santiago 1: 5-6) . Esta
promesa, que El reiteró a Oliverio Cowdery, está al
alcance de todos los santos (compárese con 3 Nefi
18: 19-20). En realidad, fue esta promesa la que abrió
17

bibliotecasud.blogspot.com

los cielos en la dispensación actual (véase José
Smith-Historia, 11-18) .
D. y C. 8: 1, 11. ¿Cuál fue el don que recibió
Oliverio Cowdery con relación a los anales
antiguos?
El presidente Joseph Fielding Smith explicó lo
siguiente:
"El Señor parecía estar totalmente dispuesto a que
Oliverio participara así como José en la obra de
traducir las planchas, e indicó detalladamente las
cualidades que es necesario poseer para la recepción
de conocimiento mediante revelación y también el
procedimiento para traducir anales antiguos. Se le
explicó a Cowdery que no se podía recibir ese poder
sino mediante el ej ercicio de la fe con un corazón
sincero, y por medio de esa fe, se le daría el
conocimiento de los anales antiguos y sus
grabados . . .
"El Señor le dij o que debía continuar como
escribiente hasta que la traducción del Libro de
Mormón quedara completa, y que había otros anales
antiguos que saldrían a luz, y él podría tener el
privilegio de traducirlos en un día futuro si
permanecía fiel. Por el Libro de Mormón sabemos
que existen muchos anales y que en algún momento,
cuando mediante la fe la gente esté preparada para
recibirlos, se traducirán y publicarán para el
conocimiento y la salvación de los fieles. (2 Nefi
27: 7-8; 3 Nefi 26: 6-11; Eter 3: 22-28 y 4: 5-7. ) " (Church
History and Modern Revelation, 1 : 50, 52. )
Oliverio Cowdery fue escribiente de José Smith.
D. y C. 8: 1-3. ¿Qué es "el espíritu de revelación"?
El élder George Q. Cannon enseñó respecto de ese
espíritu:
"Es el mismo espíritu de revelación que Moisés
poseía . . . descansa sobre el que tiene la presidencia
por ser el apóstol más antiguo en el seno del pueblo
de Dios. Los Apóstoles de esta Iglesia tienen toda la
autoridad, todas las llaves . . . tienen todo el espíritu
de revelación que se debe poseer para guiar a este
pueblo a la presencia del Cordero en el reino celestial
de nuestro Dios . . .
"Es verdad que aquel mismo espíritu de revelación
que descansó sobre Moisés y lo capacitó para guiar a
los hij os de Israel a través del Mar Roj o, descansa
sobre los siervos de Dios en medio de este pueblo; y
vosotros podréis quedar convencidos de que es así,
si prestáis atención a sus consej os y os dejáis guiar
por ellos. " (En Journal of Discourses, 21: 270-271 . )
En la Explicación C del Apéndice hay un análisis
más completo en cuanto a la revelación personal y a
cómo se recibe.
18
D. y C. 8: 4. La advertencia que recibió Oliverio
Cowdery y que se aplica a todos nosotros
Oliverio Cowdery recibió el don de entender la voz
del Espíritu. Si prestaba atención a la inspiración del
Espíritu Santo, podía protegerse de aquellos que
intentaran causarle la muerte y también de los que
quisieran tentarlo para destruir su alma (D. y C. 8: 4) .
Concerniente a la destrucción del alma, el
presidente Joseph Fielding Smith escribió:
" . . . el alma no puede ser destruida.
"Toda alma nacida en este mundo pasará por la
resurrección, y recibirá la inmortalidad, y
permanecerá para siempre. La destrucción en ese
caso no significa aniquilación. Cuando el Señor dice
que será destruida, quiere decir que será desterrada
de su presencia, que será apartada de la luz y de la
verdad, y que no tendrá el privilegio de obtener la
exaltación; y ésa es la destrucción a que se refiere. "
(Doctrina de Salvación, 2: 215; versión revisada. Véase
también Alma 12: 16; Helamán 14: 18. )
En 2 Nefi 28: 30, Mateo 25: 14-29 y D. y C. 9: 1, 5,
10-1 1, se explica cuál es la actitud del Señor hacia los
que descuidan los dones que El les da.
D. y C. 8:69. ¿Cuál era el don de Aarón?
"Hubo otro don que se otorgó a Oliverio Cowdery y
fue el don de Aarón. Como Aarón, que con la vara
en la mano iba delante de Moisés en función de
portavoz, así también tenía que ir Cowdery delante
de José Smith. Cualquier cosa que pidiera al Señor
mediante ese don le sería otorgada si la pedía con fe
y sabiduría. Además, fue bendecido con el gran
honor de tener las llaves de esta dispensación j unto
con José Smith, y al igual que Aarón, llegó a ser
portavoz en numerosas ocasiones. El fue el primero
de los santos que dio un discurso en público en esta
dispensación. " (Smith, Church Histor and Modern
Revelation, 1 : 52. )
"Oliverio Cowdery también tuvo el 'don de
Aarón' . Este era el hermano mayor de Moisés.
Habiendo sido inspirado por el Espíritu del Señor,
fue al desierto para encontrarse con su hermano, y lo
acompañó a Egipto. Allí, lo presentó a los hij os de
Israel en la tierra de Gosén; fue su portavoz ante el
Faraón, y lo ayudó a abrir la dispensación que
Moisés tenía que comenzar (Exodo 4: 27-31) . Ese era
el don de Aarón. En algunos sentidos, Oliverio
Cowdery fue el Aarón de esta nueva y última
dispensación. " (Smith y Sj odahl, Commentary,
pág. 44. )
D. y C. 8: 10-11. ¿Qué poder tiene l a fe?
El presidente J. Reuben Clark, hij o, declaró:
"Al pensar en la fe, este principio de poder, me
veo obligado a creer que es una fuerza inteligente.
De qué tipo, no sé. Pero es superior y gobierna a
todas las demás fuerzas que conocemos . . .
"Vosotros, hermanos, y todos nosotros, hemos
recibido ese gran poder, el poder de la fe. ¿Qué
hacemos con él? ¿Podemos nosotros también repetir
los hechos portentosos del Salvador? Sí. Ha habido
miembros de la Iglesia que han tenido la fe y la
rectitud que se necesitan para hacerlo. Pensad en lo
que tenéis a vuestro alcance sólo con vivir de
acuerdo con el evangelio, sólo con vivir de tal
manera que podáis invocar ese poder que tenéis
dentro de vosotros. " (En Conference Report, abril de
1960, pág. 21 . )

bibliotecasud.blogspot.com

' Haré guc lu pccho
arda. . .
Antecedentes históricos
En sus principios, la Iglesia requería la presencia de
líderes decididos que hubieran sido capacitados en
las sendas del Señor. Uno de ellos fue Oliverio
Cowdery, un j oven capaz y ansioso por efectuar la
obra de Dios.
Pero Cowdery no estaba satisfecho con solamente
ayudar en la obra de traducir sirviendo como
escribiente de José, sino que quería traducir tal como
lo hacía el Profeta. Sin embargo, el deseo del Señor
era que continuara sirviendo como escribiente y que
luego buscara mayores dones (véase los verso 2-3). A
pesar de ello, Cowdery se impacientó y recibió el
permiso de traducir por su cuenta. La sección 9 de
Doctrina y Convenios da una explicación del fracaso
que tuvo en su intento de traducir como había
deseado.
El presidente Joseph Fielding Smith escribió:
"Parece probable que Oliverio Cowdery deseara
traducir por mera curiosidad y que el Señor lo
pusiera en su lugar demostrándole que el trabajo no
era tan fácil como él pensaba que sería. En la
revelación de la sección 9, se ll explica que su
fracaso se debió a que no había continuado como
comenzó, y al resultarle difícil la tarea, había perdido
la fe. La lección que aprendió era muy necesaria,
pues se le demostró que su llamamiento consistía en
actuar como escribiente de la traducción. Debe de
haber existido en él un deseo de ser igual al Profeta
y algo de impaciencia por tener que sentarse y hacer
de escribiente, pero al no poder dominar el don de
traducir, volvió a aceptar la voluntad del Señor. "
(Church History and Modern Revelation, 1: 50-51 . )
Notas y comentario
D. y C. 9:1. ¿En qué fracasó Oliverio Cowdery?
El Señor declara que el fracaso de Cowdery en la
traducción se debió a que no traduj o de acuerdo con
lo que él mismo le había pedido al Señor. También
tuvo que aprender que sólo mediante el don y poder
de Dios era posible traducir como lo hacía José
Smith. Evidentemente, había recibido suficiente
instrucción, pero siguió su propio criterio, utilizando
su propio conocimiento. Por lo tanto, se le impidió
seguir traduciendo (véase el verso 5) .
D. y C. 9: 2. ¿Saldrán a luz otros anales?
El Libro de Mormón enseña que todavía tienen que
aparecer muchos anales de los tratos de Dios con sus
hij os (véase 2 Nefi 27: 7-8; 3 Nefi 26: 6-1 1; Eter
3: 22-28; 4: 5-7) . Varios años después de recibirse esta
revelación, llegaron a manos de José Smith los anales
de los que se traduj o el libro de Abraham. Es posible
que ése fuera uno de aquellos anales mencionados
por el Señor. También se debe tener presente que
una porción de las planchas de oro estaba sellada, y
que esas planchas saldrán a luz en algún momento
futuro y tal vez estuvieran también entre los anales a
los que el Señor se refiere en esa declaración.
El presidente Joseph Fielding Smith explicó en qué
forma contribuyeron Oliverio Cowdery y la feligresía
Sección 9
de la Iglesia en general a que no tengamos esos
anales hoy día:
"Es posible que algunos de esos registros hubieran
podido ser traducidos si la gente hubiera recibido el
Libro de Mormón con absoluta sinceridad de
propósito y hubiera sido fiel a sus enseñanzas. Esta
fue la promesa que el Señor hizo por medio de
Mormón. Dij o que pondría a prueba la fe del pueblo
y que si éste se mostraba deseoso de aceptar las
cosas menores (esto es, el Libro de Mormón),
entonces El le daría a conocer las mayores. Es
evidente que hemos fracasado, que no hemos
aceptado las revelaciones contenidas en el Libro de
Mormón ni en Doctrina y Convenios con aquella fe y
deseo de conocer la voluntad del Señor que nos den
el derecho de recibir la revelación mayor. En parte,
Oliverio Cowdery contribuyó a que esto fuera así
apartándose de la Iglesia durante cierto número de
años cuando ella necesitaba de sus servicios. Por lo
tanto, perdió el privilegio de traducir por causa de su
desobediencia, y la gente ha perdido el privilegio de
recibir las 'cosas mayores' mencionadas por el Señor
a Mormón (3 Nefi 26: 8-11) , hasta el día en que
tengan la disposición de ser obedientes en todo y
ejerzan una fe como la que demostró el hermano de
Jared. No obstante, se debe tener presente que tal fe
se ha visto poco en la tierra; por lo tanto, parece que
tendremos que esperar hasta que no haya más
iniquidad en el mundo para que el Señor dé a su
pueblo esos escritos que contienen 'una revelación de
Dios, desde el principio del mundo, hasta su fin' (2
Nefi 27: 7) . " (Smith, Church History and Modern
Revelation, 1 : 52-53. )
D. y C. 9: 5-6. ¿Por qué l e quitó el Señor a Oliverio
Cowdery el derecho de traducir?
Sin duda, en 1829 el Señor ya sabía que Cowdery
finalmente se apartaría de la Iglesia. Hay quienes
han pensado que fue por eso que dij o "es según mi
sabiduría el haber obrado contigo de esta manera
(vers. 6) . Sin embargo, el Señor no castiga al hombre
por pecados que todavía no ha cometido, aunque
sepa que los cometerá en algún momento futuro.
Cowdery había demostrado que por ser su fe
insuficiente, sería mej or para él esperar un tiempo
antes de traducir. Además, José necesitaba alguien
que escribiera, y la impaciencia de su compañero por
ser solamente un escribiente se había aplacado
cuando aprendió que traducir no era una tarea tan
sencilla como le había parecido al principio. Por lo
tanto, el hacerlo esperar era parte de la sabiduría de
Dios.
D. y C. 9: 7-8. ¿Cuál fue el error que cometió
Oliverio al intentar traducir?
Daniel H. Ludlow, en su obra sobre Doctrina y
Convenios, destacó el verdadero problema que
enfrentó Cowdery en su intento de traducir:
"Al igual que el esfuerzo mental y físico, se
requería también un esfuerzo espiritual a fin de
traducir los anales sagrados del Libro de Mormón.
Oliverio Cowdery pensó que todo lo que tenía que
hacer para hacer la traducción era pedir al Señor,
pero en esta revelación se le dice que también debía
19

bibliotecasud.blogspot.com

'estudiarlo en tu mente' así como preguntar al Señor
si estaba bien o no. Además, el Señor le dio una
clave para que supiera si la traducción era correcta:
sentiría arder su pecho. " (Companion, 1 : 94. )
"Debes estudiarlo en tu mente; entonces has de preguntarme s i
está bien" ( D. y C. 9: 8) .
D. y C. 9: 8-9. ¿Qué quiere decir "haré que tu pecho
arda dentro de ti"?
El élder S. Dilworth Y oung, señalando que la
promesa de confirmación es para todos los santos,
dij o lo siguiente:
"Si voy a recibir revelación del Señor, debo estar
en armonía con El obedeciendo sus mandamientos.
Luego, según sea necesario de acuerdo con su
sabiduría, su palabra me vendrá a l a mente a través
de mis pensamientos, acompañada de una sensación
especial en el pecho. Es una sensación que no se
puede describir, pero lo más aproximado a una
explicación es que es como un fuego, o "ardor" .
Junto con esto, siempre se experimenta un
sentimiento de paz, otro testimonio de que lo que se
ha oído es correcto. Una vez que la persona llegue a
reconocer ese ardor en el pecho, ese sentimiento, esa
paz, no hay razón para que se desvíe, ni en sus
acciones diarias ni en la guía que pueda recibir. "
("The Still Small Voice", Ensign, mayo de 1976,
pág. 23. )
Evidentemente, Oliverio Cowdery no había
recibido la confirmación interior mencionada. Por lo
tanto, no pudo traducir.
D. y C. 9: 9. "No puedes escribir lo que es sagrado a
no ser que lo recibas de mí"
El élder John A. Widtsoe escribió que el Profeta
recibía revelación en diversas maneras a medida que
maduraba en su llamamiento. Al principio, la
20
comunicación de los cielos se manifestaba
directamente en forma de visitaciones de Dios, del
Hij o y de varios ángeles; luego, utilizó el Urim y
Tumim, y, finalmente, "aprendió a ponerse en tal
armonía con las fuerzas divinas que su mente llegó a
ser como un Urim y Tumim para él; y Dios le
revelaba su voluntad directamente, sin la
intervención de ayudas externas. " Uoseph Smith,
pág. 267. )
D. y C. 9: 8-9. ¿Se aplican estos versículos a todos
los miembros de la Iglesia?
Aunque fue a Oliverio Cowdery a quien se dio el
principio de estudiar algo detalladamente y luego
buscar confirmación a través del ardor en el pecho o
el estupor mental para utilizar en la traducción del
Libro de Mormón, este procedimiento de recibir
revelación puede resultar de valor para todos los
santos. El presidente Joseph Fielding Smith lo explicó
así:
"A cualquier miembro de la Iglesia que busque
conocimiento con un espíritu de oración y fe se le da
un privilegio similar. El Señor hará que invada a la
persona esa sensación de seguridad y de verdad y le
produzca un ardor en el pecho, y también sentirá
una profunda convicción de que el asunto es
correcto. Los misioneros han experimentado la
manifestación de ese don al trabajar en la obra
misional, al escudriñar las Escrituras, al hablar ante
una congregación en las calles y en reuniones
públicas . Al escuchar a un orador inspirado que ha
presentado una nueva idea ante vosotros, ¿no habéis
sentido ese ardor interior y una satisfacción en el
corazón que os confirman que el concepto es
verdadero? Por otra parte, cuando se os ha
presentado una idea que está en oposición a la
palabra revelada del Señor, ¿no habéis sentido el
estupor, el pesar o el desasosiego, y mediante esa
manifestación del Espíritu habéis tenido la seguridad
de que lo que habéis oído no es verdad? El tener ese
espíritu de discernimiento o revelación -pues es el
espíritu de revelación- es un gran don, y todos
podemos recibirlo. " (Church History and Modern
Revelation, 1: 51 . )
D. y C. 9: 10-11. "Mas tuviste miedo"
Aquí se nos da otra razón por la que Oliverio
Cowdery fracasó en sus esfuerzos por traducir: tuvo
miedo (véase el verso 1 1 ) . El temor es el resultado de
la falta de fe y de la ausencia de deseos de
perseverar. Si hubiera continuado tal como comenzó,
habría tenido el don de traducir (véase el verso 5);
pero sintió temor y, en consecuencia, perdió el don
que se le había otorgado.
D. y C. 9: 12. ¿En qué forma compensó el Señor el
fracaso de Cowdery en la traducción?
"Tal como se indica en la revelación, el Señor le
había dado a Oliverio Cowdery el derecho de
traducir parte de los anales. Cuando éste fracasó en
su intento, El dio a su 'siervo José fuerza suficiente
mediante la cual esto se compensa' . Por ese motivo,
la responsabilidad total de la traducción recayó en el
Profeta. " (Ludlow, Companion, 1 : 96. )

bibliotecasud.blogspot.com

la sabíduría dc Oíos "cs
más polcnlc guc la aslucía
dcl díablo"
Sección 10
Antecedentes históricos
"Tan pronto como se perdieron las 116 páginas
manuscritas por causa del descuido de Martin Harris,
se le quitó al Profeta el Urim y Tumim. Después de
un corto lapso se le devolvió el instrumento sagrado,
y entonces se recibió la revelación de la sección 3, en
la que se reprende especialmente a Martin Harris.
Luego, se le retiraron de nuevo por algunos días
tanto las planchas como el Urim y Tumim. Era
necesario que el j oven Profeta aprendiera la lección
de que dependía enteramente del Señor. Cuando se
los devolvieron, recibió la revelación de la sección 10,
la cual contiene instrucciones para él con relación a la
parte del manuscrito que se había perdido. " (Smith y
Sj odahl, Commentary, pág. 49. )
Concerniente a las circunstancias que rodearon la
recepción de esta revelación, el mismo José Smith
escribió:
"Después que obtuve la revelación anterior [se
refiere a la sección 3], se retiraron de mí nuevamente
tanto las planchas como el Urim y Tumim; pero a los
pocos días me los devolvieron cuando inquirí del
Señor, y El me dij o lo siguiente . . . " y cita la sección
10 de Doctrina y Convenios. (History of the Church,
1: 23. )
Notas y comentario
D. y C. 10: 2. "Se ofuscó tu mente"
Lucy Mack Smith nos dio una vívida descripción de
lo trastornado que se quedó el Profeta como
resultado del ofuscamiento mental que sufrió al
enterarse de que las 116 páginas se habían perdido:
Lucy Mack Smith, madre del profeta
"Le rogué que no se lamentase así, pues
posiblemente el Señor lo perdonaría después de un
período de arrepentimiento y humildad. Pero, ¿qué
podía yo hacer para consolarlo, cuando veía a toda la
familia en la misma condición mental en la que él
estaba, y oía los sollozos, los lamentos y las
expresiones más amargas de pesar que llenaban la
casa? Sin embargo, José estaba más turbado que
todos los demás, pues entendía mej or que todos las
consecuencias de la desobediencia. Y continuó
caminando, llorando y lamentándose hasta la puesta
del sol, cuando logramos persuadirlo a que tomara
algo de alimento . . .
"A la mañana siguiente salió para su casa. Nos
separamos llenos de pesar, pues en ese momento
parecía que todo lo que tan anhelosamente habíamos
esperado y que había sido en secreto fuente de tanto
gozo en un instante había desaparecido, y para
siempre. " (History of Joseph Smith, pág. 129; véase
también Antecedentes históricos de la sección 3. )
D. y C. 10: 4. ¿Por qué le advirtió el Señor a José
que no corriera más rápidamente de lo que le era
posible?
Una vez que tuvo el Urim y Tumim y las planchas
de nuevo, tal vez el Profeta pensara que debía
recuperar el tiempo perdido. Sin embargo, el Señor
le aconsej ó: "No corras más aprisa, ni trabaj es más
de lo que tus fuerzas . . . te permitan" (vers. 4) .
El mismo consej o salió de labios del rey Benjamín
y se encuentra en el Libro de Mormón. Después de
presentar un extenso discurso a su pueblo sobre los
atributos de un santo, él dij o:
"Y mirad que se hagan todas estas cosas con
prudencia y orden; porque no se exige que un
hombre corra más de lo que sus fuerzas le permiten.
Y además, conviene que sea diligente, para que así
pueda ganar el galardón; por tanto, todas las cosas
deben hacerse en orden" (Mosíah 4: 27) .
En el consej o del Señor al profeta José Smith y en
el del rey Benjamín a los nefitas, se hace hincapié en
la diligencia y en la dirección correcta para encontrar
la senda hacia la exaltación, más bien que en la
rapidez para recorrerla (véase también D. y C. 84:43) .
A veces, el esfuerzo desmedido que carece de
prudencia y paciencia lleva a errores.
D. y C. 10: 5. ¿Cómo se puede "orar siempre"?
A veces se considera que la oración consiste
solamente en peticiones vocales dirigidas a Dios.
Pero el presidente Joseph F. Smith dijo que ésta no
se compone tanto de palabras sino de sentimientos:
"No son las palabras que usamos lo que constituye
particularmente la oración; ésta no se compone
solamente de palabras. La oración verdadera, fiel y
sincera es más bien la sensación que surge del
corazón y del deseo interno de nuestros espíritus de
suplicarle al Señor con humildad y con fe, a fin de
que podamos recibir sus bendiciones. " (Doctrina del
Evangelio, pág. 213. )
Como en l a oración cuentan los sentimientos que
tengamos hacia Dios, el mandamiento de "orar
siempre" se puede aplicar al sentimiento que se
tenga hacia nuestro Padre Celestial. El apóstol Pablo
escribió: "Orad sin cesar. Dad gracias en todo" (1
Tes. 5: 17-18) . ¿No se puede considerar una forma de
oración constante el sentimiento de gratitud y amor a
nuestro Padre Celestial así como el deseo
permanente de vivir para agradarle? Amulek dio un
consej o semej ante al decir: "Dej ad que rebosen
21

bibliotecasud.blogspot.com

vuestros corazones, entregados continuamente en
oración a él por vuestro bienestar, así como por el
bienestar de los que os rodean" (Alma 34: 27; cursiva
agregada) .
El beneficio de ese mandamiento se obtiene por
medio de las oraciones constantes j unto con una
actitud suplicante. La oración es la fuente del poder
que necesitamos para vencer a Satanás y a sus
siervos.
D. y C. 10: 6. ¿En qué forma intentaron los hombres
mencionados destruir a José Smith?
Según el texto, parece que los hombres que se
habían apoderado del manuscrito (véanse los verso
8-27) y que se habían dej ado dominar por el poder y
la influencia de Satanás buscaban demostrar a sus
semej antes que José Smith no era un profeta sino un
embaucador y que el Libro de Mormón era falso. En
esa forma, podrían dejar sin efecto la afirmación de
José de que era profeta y destruir o anular la
influencia que él pudiera tener entre la gente. Del
mismo modo al demostrar que el Libro de Mormón
era falso, también destruirían esa parte de la obra del
Señor en los últimos días. De manera que, en el
versículo 6, "destruir" significa negar o anular. El
mismo significado tiene en los versículos 7, 12, 19,
23, 25, 43, 52 y 54. "Destruir" y "destrucción" en el
22 significan acarrear la muerte espiritual y la
aniquilación final del alma.
Como Martin Harris perdió el manuscrito de la
primera parte del Libro de Mormón, durante algún
tiempo no se le permitió a José que tradujera (véase
D. y C. 3: 12-14) . Posteriormente, parece ser que
Martin Harris quiso ver las planchas mismas, pero,
mediante inspiración al Profeta, el Señor le negó la
autorización hasta que Harris se mostrara humilde
(véase D. y C. 5: 1-3) . Más adelante, se le permitió
ser uno de los tres testigos que vieron las planchas.
Aunque él no intentaba voluntariamente destruir al
Profeta y su obra, si hubiera continuado en la
dirección en que se encontraba, habría resultado la
causa de su destrucción.
D. y C. 10:12, 23-29, 63. Satanás está sumamente
bien organizado y tiene un plan sutil y astuto
La sección 10 proporciona una lista de algunos de los
métodos que Satanás usa para atacar la verdad.
Versículo 20 Incita a los malvados hacia la
iniquidad contra los justos.
Versículo 24 Inspira en los inicuos la ira contra la
obra de Dios.
Versículos 2533 Usa engaños, mentiras y
adulación. Muchas de las secciones de Doctrina y
Convenios se dieron con el obj eto de ayudar a los
santos a detectar los engaños de Satanás (véanse D.
y C. 28, 43, 45, 46, 49, 50, 52) . El tema de cómo
evitar el engaño se trata detalladamente en la
Explicación J, que se encuentra en el Apéndice.
Versículo 33 Fomenta la contención en cuanto a
puntos de doctrina. Jesús reprendió a los nefitas por
ese problema (véase 3 Nefi 1 1 : 28-29) . El Señor
advirtió a José Smith que Satanás utilizaría ese
método entre los miembros de la Iglesia.
D. y C. 10: 23. "Lo demandaré de las manos de
ellos"
El Señor dice que tendrá por responsables a los que
intenten destruir su obra. Aunque Satanás está
detrás de esos intentos, las personas tienen el libre
albedrío para rechazar o aceptar los apremios del
adversario y, por lo tanto, el Señor los hará
22
responsables de sus acciones. (Véase también D. y C.
93: 31-32. )
D. y C. 10: 25. Satanás es el padre de las mentiras y
el engaño
El presidente Joseph F. Smith explicó cómo obra
Lucifer:
"A través de todo medio posible intenta oscurecer
la mente de las personas, y luego les ofrece falsedad
y engaño disfrazados de verdad. Satanás es un hábil
imitador, y a medida que la verdad del evangelio se
extiende por el mundo cada vez más, él esparce su
contrapeso de doctrina falsa. Cuidaos de esas
falsificaciones que no proporcionan al hombre sino
desilusión, desgracia y muerte espiritual . A él se le
ha llamado el 'padre de las mentiras' , y hasta tal
punto se ha identificado con ese título a través de
años de práctica en su obra de mal, que si le fuera
posible aun engañaría a los electos. " ("Witchcraft",
Juvenile Instructor, sept. de 1902, pág. 562. )
El élder Spencer W. Kimball dij o al respecto lo
siguiente:
"Satanás hará uso de su lógica para confundirlos y
de sus raciocinios para destruir. El siempre empañará
el significado de las cosas, abrirá sus puertas
centímetro por centímetro y en su afán de pervertir
empezará por el tono de blanco más puro para
avanzar poco a poco por las diversas tonalidades de
gris hasta llegar al tono más intenso del negro. " (La
Fe Precede al Milagro, pág. 155. Véase el manual de
cursos de estudio de la Sociedad de Socorro
1977-1978, pág. 139. Véase también Moroni 7: 17. )
D. y C. 10: 33. ¿Qué propósito tenía Satanás al
buscar la caída de José?
Este versículo es la advertencia del Señor al profeta
José Smith. ¿Por qué estaba Satanás tan preocupado
por el testimonio de José y por la publicación del
Libro de Mormón? Naturalmente, él se ha opuesto a
la obra de Dios en todas las dispensaciones, pero en
esta última las fuerzas restauradas por José Smith
(incluso el Libro de Mormón, los poderes del
sacerdocio y el establecimiento del reino) seguirán
adelante hasta que llenen toda la tierra (véase Daniel
2: 44); Sión será establecida y Babilonia (o sea, el
mundo, los dominios de Satanás) será derrocada
definitivamente. Al mismo Satanás se le atará y no
tendrá poder durante mil años (véase Apocalipsis
20: 1-2; 1 Nefi 22: 22-26) . ¿Es de extrañarse entonces
que intentara desde el principio destruir a José Smith
y aniquilar la obra? La misión del Profeta marcó el
triunfo final del reino de Dios sobre el de Satanás.
D. y C. 10: 385. La presciencia de Dios
Siglos antes de que el profeta José Smith naciera,
Nefi testificó que Dios le había mandado preparar
dos j uegos de planchas (las planchas mayores y las
planchas menores de Nefi) con un propósito que él
no entendía (véase 1 Nefi 9: 5-6) . Mormón, que vivió
casi mil años después de Nefi, incluyó las planchas
menores de Nefi con su compendio, admitiendo que
no entendía el porqué, pero que lo hacía porque el
Señor se lo había mandado (véase Palabras de
Mormón, 3-7) .
La pérdida de las 116 páginas del manuscrito dej a
bien en claro por qué el Señor les mandó a Nefi y a
Mormón hacer lo que hicieron. José Smith recibió el
mandato de dejar la parte que ya había traducido de
las planchas mayores y comenzar de nuevo con el
relato de Nefi .

bibliotecasud.blogspot.com

El saber que Dios ve el fin desde el principio debe
servirnos para tener confianza en El tanto con
respecto al presente como a seguir adelante hacia el
futuro. Para entender mej or la presciencia de Dios,
véase Isaías 42: 9 y 48:3; Jeremías 1 : 4-5; Hechos 2: 23 y
17: 26; Romanos 11 : 2; 1 Pedro 1 : 2; 1 Nefi 20: 3; Alma
13: 3, 7 y 40: 10; Helamán 8: 8; Moroni 7:22; D. y C.
1: 17 y 38: 2; Moisés 1 : 6; Abraham 2: 8.
D. y C. 10: 55. ¿Realmente se salvarán en el reino de
Dios todos los miembros de la Iglesia?
Todo estudioso de las Escrituras debería entender
que el Señor usa ciertos términos en una forma
especial . El les da una definición y un significado
diferentes de los que nosotros les damos.
Obviamente, muchos miembros de la Iglesia no van
a heredar el "reino de los cielos" a menos que se
arrepientan. ¿Por qué, entonces, el Señor dice:
"Quienes pertenecen a mi iglesia no necesitan
temer"? La respuesta es clara. Posteriormente en esta
sección El mismo describe a los que en realidad
constituyen su Iglesia. No son simplemente los que
reciben el bautismo quienes llegan a ser verdaderos
miembros, sino más bien "quienes se arrepienten y
vienen a mí, tales son mi iglesia" (vers. 67) . De
acuerdo con esa definición de Iglesia, ciertamente
Sección 1 0
todos los miembros de su Iglesia heredarán el reino
de los cielos, y a todos los que perseveren hasta el
fin "estableceré sobre mi roca, y las puertas del
infierno no prevalecerán en contra de ellos"
(vers. 69) .
D. y C. 10:57-70. Los propósitos del Libro de
Mormón
En esos versículos el Señor bosquej ó los importantes
propósitos del Libro de Mormón como otro
testimonio del Salvador.
Versículo 30. Demuestra que el Señor tiene otras
"ovej as", y que éstas pertenecen al pueblo de Israel
(véase Juan 10: 16; 3 Nefi 15: 21-24) .
Versículo 3I . Da a conocer las obras maravillosas
que efectuaron los pueblos antiguos de este
continente en nombre de El.
Versículo 32 Saca a luz doctrina verdadera.
Versículo 33 . Ayuda a dar fin a la contención en
cuanto a puntos de doctrina que caracterizan al
mundo cristiano.
Versículo 35. Anuncia la congregación de Israel en
la Iglesia verdadera en los últimos días.
Versículos 3/~38. Ayuda a afirmar la doctrina de
Cristo.
lo prímcro cs oblcncr la
palabra dcl Scñor
Sección 1 1
Antecedentes históricos
Después del bautismo de José Smith y de Oliverio
Cowdery, el 15 de mayo de 1829, el Profeta escribió
lo siguiente:
"Encontrándose entonces iluminada nuestra
mente, empezamos a comprender las Escrituras, y se
nos reveló el verdadero significado e intención de
sus pasaj es más misteriosos de una manera que
hasta entonces no habíamos logrado, ni siquiera
habíamos imaginado. Mientras tanto, por motivo del
espíritu de persecución que ya se había manifestado
en la región, nos veíamos obligados a guardar en
secreto el hecho de haber recibido el sacerdocio y de
habernos bautizado . . .
"Sin embargo, después de algunos días, al
encontrarnos con nuestros conocidos y amigos
-pensando que era nuestro deber-, comenzamos a
examinar las Escrituras con ellos. En esa época mi
hermano Samuel H. Smith fue a visitarnos . . .
"Pocos días después, mi hermano Hyrum Smith
acudió a nosotros para inquirir concerniente a esos
temas, y como en esa ocasión a causa de sus
fervientes súplicas consulté al Señor mediante el
Urim y Tumim, recibí para él lo siguiente . . . ", y a
continuación cita la sección 11 de Doctrina y
Convenios. (History of the Church, 1 : 43-45. )
Notas y comentario
D. y C. 11: 1-9
El comentario de estos versículos se encuentra en
Notas y comentario de Doctrina y Convenios 4: 1-4 y
6: 1-9.
D. y C. 11: 9. ¿Qué significa lno prediques sino el
arrepentimiento a esta generación"?
"Cuando el Señor llama a sus siervos a no predicar
otra cosa sino el arrepentimiento, con ello no quiere
decir que no puedan predicar el bautismo ni exhortar
a la gente a obedecer los mandamientos, sino que
desea que todo lo que digan y hagan sea con el
espíritu de llevar a las personas al arrepentimiento. Todo
misionero que no haga esto en su ministerio es descuidado
en su deber. " (Smith, Churc/ and Modern Revelation,
1 : 57; cursiva agregada. )
D. y C. 11: 10-11. ¿Cuál fue el don que s e prometió a
Hyrum Smith?
Así como a Oliverio Cowdery (véase D. y C. 8: 69),
también a Hyrum Smith le prometió un don el
Señor. El presidente Joseph Fielding Smith explicó en
qué consistía éste:
"El Señor declaró que Hyrum Smith tenía un don.
El gran don que poseía era el de un corazón tierno y
comprensivo y un espíritu misericordioso. Más
adelante el Señor dij o: 'Bendito es mi siervo Hyrum
Smith, porque yo, el Señor, lo amo a causa de la
integridad de su corazón, y porque él ama lo que es
justo ante mí, dice el Señor' (D. y C. 124: 15) . Este
23

bibliotecasud.blogspot.com

gran don se manifestaba claramente en la forma
constante en que protegía al Profeta con el fin de
evitar que le hicieran algún daño. " (Chureh History
and Modern Revelation, 1 : 57. )
El don prometido a Hyrum no era una promesa
incondicional, sino que lo recibiría sólo si ejercía fe
en Jesucristo (véase el verso 10) .
"Bendito es mi siervo Hyrum Smith" (D. y C. 1 24: 15).
D. y C. 11: 12-14. ¿Qué significan las palabras "Mi
espíritu . . . iluminará tu mente"?
El presidente Lorenzo Snow enseñó en cuanto a la
poderosa influencia que puede tener el Espíritu sobre
la vida de una persona:
"Hay una forma en la que las personas pueden
tener su conciencia limpia delante de Dios y del
hombre, y es preservar en sí mismas el Espíritu de
Dios, el cual es el espíritu de revelación a cada
hombre y muj er. Ese Espíritu les revelará lo que
deben hacer, aun en los asuntos más sencillos, por
medio de sugerencias. Deberíamos tratar de conocer
la naturaleza de este Espíritu a fin de entender sus
sugerencias, y luego siempre podríamos actuar bien.
Ese es el gran privilegio que tiene todo Santo de los
Ultimas Días. Sabemos que tenemos el derecho de
gozar de las manifestaciones del Espíritu todos los
días de nuestra vida . . . Desde el momento en que
recibimos el evangelio, baj amos a las aguas
bautismales y se nos imponen las manos
posteriormente para que recibamos el don del
Espíritu Santo, tenemos la compañía de un amigo, si
es que no lo alej amos cometiendo el mal . Ese amigo
es el Espíritu Santo, el mismo Espíritu que participa
de las cosas de Dios y nos las muestra. Este es un
medio magnífico que el Señor nos ha dado, a fin de
que conozcamos la luz y no andemos a tientas en la
obscuridad. " (En Conference Report, abril de 1899,
pág. 52. )
D. y C. 11: 15-16. ¿Cómo nos preparamos para servir
al Señor?
Daniel Ludlow bosquej ó las importantes enseñanzas
dirigidas aquí a Hyrum Smith como requisitos, y que
24
son de valor para todo el que se prepara para una
misión:
"1. Que deseara servir al Señor (vers. 10 y 17) .
"2. Que viviera dignamente para recibir al Espíritu
del Señor que 'iluminará tu mente y llenará tu alma
de gozo' (vers. 13) .
"3. Que obedeciera los mandamientos del Señor
cooperando en la obra en toda forma en que se le
solicitara (vers. 18-20) .
"4. Que buscara obtener la palabra del Señor
mediante (a) el estudio de la palabra de Dios que ya
había salido a luz -la Biblia-, y (b) estudiando la
palabra de Dios que se traducía en esos momentos:
el Libro de Mormón (vers. 21-22) .
"5. Que se basara en el evangelio, sin negar ni el
espíritu de revelación ni el espíritu de profecía (vers.
2425) .
"El Señor indica más adelante que esas sugerencias
son para 'todos los que tienen deseos buenos' de
servir. (vers. 27) . " (Companion, 1 : 108-109. )
D. y C. 11: 15-17. "No vayas a suponer que eres
llamado a predicar sino hasta que se te llame"
El concepto de poseer la debida autoridad de parte
de Dios a fin de actuar por El es vital para que los
Santos de los Ultimas Días entiendan la organización
de la Iglesia. El presidente Joseph Fielding Smith
explicó lo siguiente:
"Es muy común en el mundo que, sin haber sido
llamados por el Señor, los hombres asuman
autoridad y actúen en Su nombre. Ninguna persona
tiene autoridad de actuar en el nombre del Señor, ni
de oficiar en ninguna ordenanza, a menos que haya
sido llamada en la forma debida. Por esta razón se
restauró el sacerdocio ¡ se organizó la Iglesia.
Cuando se recibió esta revelación, la Iglesia no había
sido organizada. Posiblemente, algunos de los que
buscaban entendimiento y trataban de conocer la
volundad del Señor pensaran que una vez que el
Señor les había hablado quedaban autorizados para
salir a actuar en Su nombre. Aquí, El le dice a
Hyrum Smith que tiene que esperar (vers. 15), y que
tiene que volcar su confianza en el Espíritu Santo,
andar en humildad y j uzgar con rectitud . . . " (Chureh
History and Modern Revelation, 1 : 57. )
D. y C. 11: 1820. Un requisito para servir en el
reino: "Guarda mis mandamientos"
A menudo el Señor repitió la exhortación de
obedecer los mandamientos (véanse verso 9, 18, 20) .
En Moisés 1 : 39, El dice: "Porque, he aquí, ésta es
mi obra y mi gloria: Llevar a cabo la inmortalidad y la
vida eterna del hombre" (cursiva agregada) . En
cambio, a Hyrum le dice: "Esta es tu obra: Guardar
mis mandamientos con toda tu alma, mente y
fuerza" (vers. 20; cursiva agregada) .
El Señor mismo utilizó un lenguaj e semejante para
contestar a la pregunta de los fariseos en cuanto a
cuál es el gran mandamiento en la ley (véase Mateo
22: 3637) . Sólo guardando Sus mandamientos puede
uno demostrarle amor y efectuar su obra.
D. y C. 11:24. "Mi roca . . . es mi evangelio"
En varias ocasiones el Señor empleó el vocablo roca
para referirse al evangelio (véase Mateo 7: 2425; 3
Nefi 11: 32-39; D. y C. 18: 45, 17; 12: 12-13).
La palabra roca también se refiere a un principio
del evangelio explicado por José Smith: "Jesús dice
en sus enseñanzas: 'Sobre esta roca edificaré mi
iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán
contra ella' . ¿Qué roca? La revelación" (History o[ the
Chureh, 5: 258) .

bibliotecasud.blogspot.com

Otro uso que se le da al vocablo roca se aplica
directamente al Señor mismo (véase D. y C. 50: 43-4;
Deuteronomio 32: 2-4) .
D. y C. 11: 25. "No niegues el espíritu de revelación"
El presidente Joseph Fielding Smith explicó que ese
consej o que el Señor dio a Hyrum Smith serviría
como "buen consej o para todos nosotros hoy día.
Hay algunos miembros de la Iglesia que
aparentemente se quej an porque el Señor no nos da
revelaciones para incluir en Doctrina y Convenios,
como en el principio, y preguntan por qué ha cesado
la revelación en la Iglesia. Usualmente, sucede que
esas personas que así critican no siguen fielmente los
mandamientos que el Señor ya ha dado, y sus oj os
están ciegos al hecho de que en la Iglesia se reciben
constantemente la revelación y la guía del Señor.
Nadie que tenga el espíritu de discernimiento puede
dej ar de ver que la mano del Señor ha guiado a este
pueblo desde el principio y que esta guía se da hoy,
como en otras épocas, para todos los que son
humildes y tienen un espíritu contrito. (Véase Jacob
4: 8)" (Church History and Modern Revelation, 1 : 57) .
El presidente Hugh B. Brown también enseñó la
Sección 1 1
gran importancia de la revelación en la Iglesia:
"Los asuntos de Dios solamente se pueden
entender mediante el Espíritu de Dios, el cual es un
espíritu revelador. Antes de partir de esta tierra, el
Maestro prometió que enviaría otro Consolador, el
cual dirigiría a los hombres hacia la verdad. [Véase
Juan 15: 26; 16: 7. ] La revelación divina siempre ha
sido una característica de la Iglesia, y es
absolutamente esencial para su existencia en un
estado organizado sobre la tierra. " (En Conference
Report, oct. de 1961, págs. 93-94. )
En l a Explicación C s e encontrará más información
sobre el tema de la revelación personal .
D. y C. 11: 2&27. "Atesora en tu corazón"
Para analizar el significado de este mandato y las
bendiciones que se recibirán al obedecerlo, véase
Doctrina y Convenios 84: 85.
D. y C. 11:29-30. ¿Qué significa recibir al Señor y
volvernos hij os de Dios?
Véase Doctrina y Convenios 76: 51-60; 84:33-38;
132: 22-24; Moisés 6: 57-68; 1 Juan 3: 1-10.
Kcvclacíón para]oscph
Kní
g
hl, padrc
Sección 12
Antecedentes históricos
"Durante quince años ha sido fiel, leal y j usto, noble,
virtuoso y bondadoso, y nunca se desvió ni a la
derecha ni a la izquierda. He aquí, es un hombre
justo . . . y se dirá de él, por boca de los hij os de Sión
en tanto que haya uno, que él fue un hombre fiel en
Israel; por lo tanto, su nombre nunca quedará en el
olvido. " (Histor o[ the Church, 5: 124125. )
Este tributo fue escrito por José Smith refiriéndose
a su amigo de confianza, Joseph Knight, padre, el 22
de agosto de 1842.
Joseph Knight se había hecho amigo muy allegado
y útil en los primeros días de la historia de la Iglesia.
José Smith lo conoció en 1826, cuando Joseph lo
contrató para trabaj ar en la granja y el molino que
poseía en Colesville, condado de Broome, estado de
Nueva York. Desde entonces, Joseph Knight siempre
le ofreció su apoyo espiritual y material, haciendo
incluso provisiones que permitieran al Profeta y su
escribiente trabajar en la traducción del Libro de
Mormón en un momento muy decisivo de su
preparación. José Smith escribió:
"Casi al mismo tiempo, fue a visitarnos un señor
mayor, de cuyo nombre deseo hacer mención
honorable: el Sr. Joseph Knight,
p
adre, de Colesville,
condado de Broome, estado de
N
ueva York.
Habiendo oído en cuanto a la forma en la que
estábamos ocupando nuestro tiempo, muy
bondadosa y consideradamente nos llevó una
cantidad de provisiones a fin de que no
interrumpiéramos la obra de traducción por carencia
de artícu
l
os necesarios para nuestro sostenimiento. Y
deseo mencionar aquí que, recorriendo una distancia
de no menos de cincuenta kilómetros, en varias
ocasiones volvió a llevarnos provisiones, lo cual nos
permitió continuar la obra que de otro modo
h
ubiéramos tenido que pos
p
oner.
"Deseoso de conocer su
d
eber en esta obra,
Joseph Knight ofreció sus recursos para ayudar a José S1ith.
consulté al Señor por él obtuve lo siguiente . . . ", y
cita entonces la sección 12 de Doctrina y Convenios.
(History of the Church, 1 : 47-48. )
El Pro
f
eta recibió la revelación en mayo de 1829,
mientras vivía en Harmony, Pensilvania.
Notas y comentario
D. y C. 12: 1-6. La repetición en Doctrina y
Convenios
La sección Notas y comentario de Doctrina y
Convenios 6: 1-9 explica la razón por la que ciertas
secciones tienen versículos idénticos.
25

bibliotecasud.blogspot.com

¡. y L. IZ:b. "A menosque sea humilde¨
Después de describir brevemente la vida del
Salvador, el presidente Spencer \. Kimball dio la
siguiente explicación con relación a la humildad:
"Si el Señor era manso y humilde, entonces, para
llegar a ser humilde se tiene que hacer lo que El
hizo, esto es, denunciar osadamente el mal,
adelantar valerosamente las obras buenas, enfrentar
con determinación todo problema, llegar a ser amo
de sí mismo y de la situación que lo rodea, y no dar
ninguna importancia al reconocimiento personal. . .
"La humildad y la mansedumbre son virtudes, no
debilidades, e indican suavidad constante de
temperamento y total ausencia de ira y pasión. En la
humildad hay carencia de falsedad, ausencia de
acciones espectaculares; no es confusa ni
grandilocuente; no consiste en la sumisión servil; no
es acobardada ni temerosa. Ninguna sombra la
atemoriza.
"¿Cómo se llega a ser humilde? A mi criterio, una
persona debe ser constantemente consciente de su
dependencia. ¿Dependencia de quién? Del Señor. ¿Y
cómo se puede tener esto presente siempre?
Mediante la oración sincera, agradecida, reverente y
constante. " ("Humility", Brigham Young University
Speeches of the Year [Provo, ¡o de enero de ¡9o3|,
págs. 2-3. )
¡. y L. IZ:b. ºIlenodeamot¨
El amor es una fuerza motivadora. Cuando una
persona está llena de amor por Dios y por sus
Ïa rCslauraCìÓn dCl
baCCrdOCìO AarÓnìCO
/D!CCCGCD!CS DIS!ÔIICOS
Después de l a muerte del Salvador y de sus
Apóstoles, se produj o una apostasía universal.
Durante los siglos siguientes, el hombre no tuvo la
autoridad de Dios para actuar por El, condición que
contribuyó a dar cumplimiento a la profecía que dice:
"Y la tierra se contaminó baj o sus moradores; porque
traspasaron las leyes, falsearon el derecho,
quebrantaron el pacto sempiterno" (Isaías 21. 5) .
La venida de Juan el Bautista en esta dispensación,
tal como lo había prometido el Salvador (véase Mateo
¡/. ¡ ¡-¡3), estableció el hecho de que el hombre otra
vez estaba divinamente comisionado para actuar en
representación de su Creador.
José Smith explicó las circunstancias en que se
llevó a cabo la restauración del Sacerdocio Aarónico
(véase José Smith-Historia o3/2), la cual tuvo lugar
en una parte de la ribera del río Susquehanna, cerca
de Harmony, estado de Pensilvania. Oliverio
Cowdery, que estaba con el Profeta en esa ocasión,
se quedó sobrecogido y maravillado, pues aquella era
su primera experiencia con un mensajero celestial.
Después, escribió el siguiente relato:
"Repentinamente, cual si fuera desde el centro de
la eternidad, la voz del Redentor nos comunicó
intensa paz, mientras el velo se abría ante nosotros y
un ángel de Dios descendía, revestido de gloria, y
nos dejaba el anhelado mensaj e y las llaves del
2o
semej antes, se siente motivada a servirlos . El profeta
José Smith enseñó:
"El amor es una de las características principales
de la Divinidad, y deben manifestarla aquellos que
aspiran a ser hij os de Dios. El hombre que se siente
lleno del amor de Dios no se conforma con bendecir
solamente a su familia, sino que va por todo el
mundo con el deseo de bendecir a toda la raza
humana. " (Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 203. )
¡. y L. IZ:º. ¿Quiénes l aluz y l avidadelmundo?
"Es nuestro Señor quien habla. El se llama a sí
mismo Luz y Vida del mundo . . . (Juan ¡ . 1, 9, 3. ¡9,
o. 35, ¡2.35, ¡1. o. ) Frecuentemente, el Salvador cita
esos nombres en estas revelaciones. En otras
palabras, nos encontramos a menudo con
expresiones que son familiares a los lectores de los
escritos de Juan. Dicho Apóstol desempeñó un papel
preponderante en el inicio de esta dispensación. En
la isla de Patmos vio la aparición, en nuestra época,
del ángel que tenía un librito abierto, y oyó que le
decían estas palabras: 'Es necesario que profetices
otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y
reyes' (Apoc. ¡0. ¡ ¡ ) . En cumplimiento de esta
predicción, él y dos Apóstoles más confirieron el
Sacerdocio de Melquisedec a José Smith y Oliverio
Cowdery. No es de extrañarse entonces que el
espíritu de las enseñanzas de aquellos Apóstoles, y
especialmente el de Juan -el último de los Doce
primeros-, sea discernible en estas revelaciones . "
(Smith y Sj odahl, Commentary, pág. o/. )
¬ecciÓn lJ
evangelio de arrepentimiento. ¡ Qué gozo! ¡ Qué
admiración! Mientras el mundo se hacía pedazos
confundido, mientras millones de seres buscaban
tanteando en vano como ciegos, y mientras el género
humano en masa se encontraba en la incertidumbre,
nuestros oj os vieron, nuestros oídos oyeron. Como
en el fulgor del día; sí, más aún, ¡ mayor que el
resplandor del sol de mayo que en esos momentos
bañaba con su brillo la faz de la naturaleza! ¡ Entonces
su voz, aunque apacible, nos penetró hasta la
médula, y sus palabras, 'Soy vuestro consiervo',
desvanecieron todo temor! ¡ Escuchamos!
¡ Contemplamos! ¡ Admiramos! ¡ Era la voz de un ángel
de gloria, un mensaje del Altísimo! Y al oír, nos
llenamos de gozo mientras su amor encendía
nuestras almas, y nos vimos envueltos en la visión
del Omnipotente. ¿Qué lugar había para dudas?
¡ Ninguno! La incertidumbre había desaparecido, la
duda se había esfumado para no surgir jamás,
mientras que la falsedad y el engaño se habían
desvanecido para siempre.
"Pero, querido hermano, piensa, piensa un
momento en el gozo que debe haber llenado
nuestros corazones, y con qué sorpresa nos hemos
de haber arrodillado (porque ¿quién no se habría
arrodillado para recibir tal bendición?) cuando
recibimos de sus manos el Santo Sacerdocio . . . "
(Times and Seasons, ¡o. de nov. de ¡310, pág. 202. )

bibliotecasud.blogspot.com

Notas y comentario
D. y C. 13:1. ¿Por qué al Sacerdocio Menor se le
llama "Sacerdocio Aarónico"?
Véase Doctrina y Convenios 107: 13-14; comparar con
Doctrina y Convenios 84: 26-27.
D. y C. 13: 1. El ministerio de ángeles a los
poseedores del Sacerdocio Aarónico
El presidente Wilford Woodruff dijo lo siguiente en
cuanto al ministerio de ángeles:
"Yo recibí el ministerio de ángeles cuando tenía el
oficio de presbítero. Tuve visiones y revelaciones;
recorrí miles de kilómetros y bauticé a muchas
personas, aunque no pude confirmarlas porque no
tenía la autoridad para hacerlo.
"Hablo de todo esto para demostrar que el hombre
no debe avergonzarse de ningún oficio del
sacerdocio. " (Discourses of Wilford Woodruff, pág. 298. )
D. y C. 13: 1. "Nunca más será quitado de la tierra"
"Podemos estar bien seguros de que el Sacerdocio
Aarónico no será quitado de la tierra nunca más, en
tanto que haya seres mortales en ella, pues siempre
habrá necesidad de recibir dirección temporal y de
efectuar ordenanzas que tienen que ver con el
'evangelio preparatorio' . " (Smith, Church History and
Modern Revelation, pág. 62. )
D. y C. 13: 1. ¿Quiénes son los "hij os de Leví"?
El presidente Joseph Fielding Smith explicó lo
siguiente:
"Después que los hij os de Israel salieron de Egipto
y mientras se encontraban errantes en el desierto,
Moisés recibió del Señor el mandamiento de tomar a
Aarón y a sus hij os y ordenarlos y consagrarlos para
que fueran los sacerdotes del pueblo (véase Exodo
28) . En aquella ocasión, se eligió a los varones de
toda la tribu de Leví como sacerdotes, en lugar de
llamar a los primogénitos de todas las tribus, y
Juan el Bautista restauró el Sacerdocio Aarónico
Sección 1 3
Aarón y sus hij os recibieron l a presidencia del
sacerdocio que así les fue conferido. Desde entonces
éste, que incluye el Levítico, se ha conocido como el
Sacerdocio de Aarón. " (Church History and Modern
Revelation, 1: 63. )
D. y C. 13: 1. ¿Qué quiere decir que l os hij os de Leví
de nuevo ofrecerán un sacrificio en justicia?
El profeta José Smith comentó el asunto en la forma
siguiente:
"Generalmente se supone que los sacrificios fueron
enteramente quitados cuando se ofreció el Gran
Sacrificio [es decir] el sacrificio del Señor Jesús, y que
en lo futuro no habrá necesidad de la ordenanza del
holocausto; mas los que afirman esto
indudablemente no se han informado de los deberes,
privilegios y autoridad del sacerdocio, ni de los
profetas.
"El ofrecer sacrificios siempre se ha relacionado
con el sacerdocio, y constituye parte de sus deberes.
Los holocaustos principiaron con el sacerdocio y
seguirán hasta después de la venida de Cristo, de
generación en generación . . .
"Estos sacrificios, así como toda ordenanza que
pertenece al sacerdocio, serán restablecidos
completamente y se administrarán con todos sus
poderes, ramificaciones y bendiciones, cuando sea
edificado el templo del Señor y queden purificados
los hij os de LevÍ. Esto siempre ha existido y existirá
cuando los poderes del Sacerdocio de Melquisedec se
revelen suficientemente. De lo contrario, ¿cómo se
puede efectuar la restitución de todas las cosas de
que hablaron los santos profetas? No se debe
entender que de nuevo se establecerá la ley de
Moisés con todos sus ritos y variedad de ceremonias:
los profetas j amás han declarado esto; pero han de
continuar las cosas que existieron antes de los días
de Moisés, a saber, los holocaustos. " (Enseñanzas del
Profeta José Smith, págs. 205, 206. )
El presidente Joseph Fielding Smith agregó:
"Estamos viviendo en la dispensación del
cumplimiento de los tiempos, en la cual todas las
cosas se han de j untar en una, y todas las cosas han
de ser restauradas desde el principio. Aun esta tierra
ha de ser restaurada a la condición que existía antes
de la transgresión de Adán. Ahora bien, en la
naturaleza del evangelio, la ley de sacrificio tendrá
que ser restaurada, pues de lo contrario no serían
restauradas todas las cosas que el Señor decretó. Será
necesario, por tanto, que los hij os de Leví, que
antiguamente eran quienes ofrecían los sacrificios de
sangre en Israel, ofrezcan de nuevo tal sacrificio para
completar y acabar la ordenanza en esta
dispensación. En los días de Adán se instituyó el
sacrificio por derramamiento de sangre, y por
necesidad tendrá que ser restaurado.
"Cuando se construya el templo de que se ha
hablado, se efectuará el sacrificio de animales para
completar la restauración; al principio del Milenio o
en la restauración final, se efectuarán sacrificios de
sangre durante el tiempo necesario para completar la
plenitud de la restauración en esta dispensación. Más
tarde, los sacrificios serán de alguna otra naturaleza. "
(Doctrina de Salvación 3: 89-90; versión revisada. )
En l a sección Notas y comentario de Doctrina y
Convenios 128: 24 aparecen otras explicaciones con
respecto a lo que podría incluirse en la ofrenda de
los hij os de LevÍ.
27

bibliotecasud.blogspot.com

Kcvclacíón para Oavíd
Whílmcr
Sección 14
Antecedentes históricos
Mientras José Smith y Oliverio Cowdery trabajaban
traduciendo el Libro de Mormón en la granja del
Profeta, en Harmony, Pensilvania, la persecución
comenzó a aumentar haciendo cada vez más difícil la
finalización de la obra. En esos días, Oliverio
Cowdery le escribió a David Whitmer solicitándole
que fuera a Harmony para llevarlos a él y al Profeta a
la casa de su padre, Peter Whitmer, que residía en
Fayette, estado de Nueva York. Ambos deseaban
vivir con la familia Whitmer hasta completar la obra
de la traducción. Anteriormente, José Smith había
conocido a Peter Whitmer y a varios miembros de la
familia. Oliverio Cowdery también se había estado
escribiendo con David Whitmer en tanto que
trabajaba en la traducción del Libro de Mormón, y a
través de esa correspondencia toda la familia
Whitmer se enteró de la obra de la Restauración.
El Profeta escribió:
"A principios de j unio, el hij o los Whitmer, David,
llegó adonde nos encontrábamos viviendo; llevaba
un carromato tirado por dos caballos, con el fin de
que lo acompañáramos a la casa de su padre y que
nos quedáramos allí hasta terminar el trabaj o. Habían
dispuesto que nos alojarían gratuitamente y que
contaríamos con la ayuda de uno de sus hermanos
para actuar también como escribiente, así como con
su propia ayuda cuando la n
'
ecesitáramos. Teniendo
mucha necesidad de tan oportuna ayuda en nuestra
empresa por demás ardua, e informados de que los
La casa de los Whitmer, hoy día restaurada. Es el lugar en donde
se terminó la traducción del Libro de Mormón.
que moraban en las cercanías de los Whitmer
esperaban ansiosamente la oportunidad para
preguntarnos sobre la obra, aceptamos la invitación y
acompañamos al señor Whitmer a la casa de su
padre, donde nos quedamos hasta terminar la
traducción y asegurarnos los derechos de autor. Al
llegar, encontramos a la familia Whitmer sumamente
anhelosa por saber de la obra, y todos se mostraron
muy amistosos hacia nosotros. Continuaron así, y
nos aloj aron y mantuvieron tal como se había
acordado; y John Whitmer, en particular, colaboró
28
mucho con nosotros escribiendo durante el resto de
la traducción.
"Entretanto, David, John y Peter Whitmer, hij o, se
hicieron nuestros celosos amigos y colaboradores en
la obra; y al encontrarse ansiosos por conocer sus
respectivos deberes, y habiendo deseado
profundamente que yo le preguntara al Señor
concerniente a ellos, lo hice mediante el Urim y
Tumim y obtuve para ellos, en sucesión, las
siguientes revelaciones . . . "; entonces cita las
secciones 14-16 de Doctrina y Convenios. (History of
the Church, 1 : 48-9. )
Notas y comentario
D. y C. 14:1-7. "Una obra grande y maravillosa está
para aparecer entre los hij os de los hombres"
En las primeras revelaciones que recibió José Smith,
se repitieron varios conceptos claves. Estos mismos
conceptos se analizan en la parte de Notas y
comentario de las secciones 4, 6 y 1 1 .
D. y C. 14:7. Obedecer los mandamientos y
perseverar hasta el fin
A fin de que David Whitmer, o cualquier otro de los
hij os de Dios, tenga la vida eterna, debe perseverar
hasta el fin, esto es, permanecer fiel durante su
probación terrenal. Este principio se reitera
continuamente en las Escrituras (véase Mateo 10: 22 y
24: 13; Marcos 13: 13; 1 Corintios 13: 7; 1 Nefi 13: 37; 2
Nefi 9: 24 y 31: 20; 3 Nefi 15: 9 y 27: 16-17; D. y C.
10: 69 y 53: 7 y Artículos de Fe 1 : 13).
D. y C. 14:8. "Para que seas testigo"
El Señor le aconsej ó a David Whitmer que pidiera
con fe y creyera a fin de poder recibir el Espíritu
Santo y así poder ver, oír y conocer la veracidad del
Libro de Mormón. La fe de aquel hombre era
grande, y llegó a ser uno de los tres testigos
especiales del Libro de Mormón.
D. y C. 14:9-11. ¿Quiénes son los gentiles
mencionados en este pasaj e?
El presidente Wilford Woodruff señaló que los santos
empleamos el vocablo gentiles en forma especial:
"A veces sucede que nuestros vecinos y amigos
piensan mal de nosotros porque los designamos
como gentiles. Pero, ¡ si todos somos gentiles! Los
Santos de los Ultimas Días somos todos gentiles
como pueblo. El evangelio vino a nosotros entre los
gentiles. No somos judíos, y las naciones gentiles
tienen que escuchar primero el evangelio. Todo el
mundo cristiano tiene que escucharlo, y una vez que
lo rechace y quede ligada la ley y sellado el
testimonio [véase D. y C. 88: 84] , entonces el mensaj e
se llevará a la casa de Israel . Hasta el momento
presente hemos sido llamados a predicar el evangelio
a los gentiles, y así hemos tenido que hacerlo. Esta
es la última vez que advertimos al mundo, y ya
hemos estado comprometidos en esa obra durante
cuarenta y cinco años . " (En Joumal of Discourses,
18: 112. )

bibliotecasud.blogspot.com

Kcvclacíoncs para
]ohn Whílmcry
Pclcr Whílmcr, híj o
Antecedentes históricos
Véase Antecedentes históricos de l a sección 14.
Notas y comentario
D. y C. 15-16. La inclusión de revelaciones
personales en Doctrina y Convenios
El élder John A. Widtsoe dio la siguiente explicación
en cuanto a la razón por la que se incluyen en
Doctrina y Convenios revelaciones de carácter
personal, dirigidas a determinadas personas:
"Doctrina y Convenios es un compendio de las
revelaciones recibidas por José Smith para algunas
personas y para la guía de la Iglesia. Desde los
primeros años de la obra, el Profeta guardó todo
trozo de papel relativo al progreso de la misma. De
hecho, este cuidado de cosas que deben de haber
parecido triviales es una de las evidencias de la
sinceridad del hombre. Por ej emplo, cuando John y
Peter Whitmer pidieron ayuda, él recibió una
revelación para cada uno de ellos, en esencia lo
mismo para los dos: [D. y C. 15 y 16] .
El Libro de Mandamientos contenía las primeras revelaciones que
recibió José Smith.
"Esta revelación sencilla estaba dirigida al
individuo, y al primer golpe de vista no tiene valor
permanente para la Iglesia. Sin embargo, como
revelación de Dios, se preservó y se publicó. Un
hombre carente de sinceridad podía haber eliminado
ésta y otras revelaciones semejantes por considerarlas
de poca repercusión. Pero José Smith no lo hizo. El
Señor había hablado, y sus palabras eran parte del
establecimiento del reino de Dios, y el mismo
consej o podría ser útil para muchas personas en
aquel momento y ahora. " (oseph Smith, págs.
251-252. )
Secciones 15-16
D. y C. 15: 2. ¿Qué significa la frase: "Mi brazo
cubre toda la tierra"?
El brazo del hombre representa su fuerza y potencia.
Del mismo modo, el "brazo de Dios" denota su
poder y autoridad. Los siguientes pasaj es de las
Escrituras ilustran las diversas maneras en las que se
ha utilizado esta frase: Doctrina y Convenios 1: 14;
3: 8; 35:8; Isaías 52: 10; Juan 12: 38; 3 Nefi 9: 14; véase
también la sección de Notas y comentario de
Doctrina y Convenios 1 : 14.
D. y C. 15: 3-5. "Te declararé lo que ningún hombre
sabe"
Anteriormente el Señor le había dado a Oliverio
Cowdery una revelación semej ante concerniente a los
pensamientos e intenciones de su corazón (véase
Notas y comentario de D. y C. 6: 16) .
D. y C. 15: 6. "La cosa que será de máximo valor
para ti"
El élder Rudger Clawson, del Quórum de los Doce,
dij o lo siguiente en cuanto al significado de esta
revelación para todos:
"Volved vuestros pensamientos a los primeros días
de esta Iglesia, a aquel hombre, John Whitmer,
recién admitido en la Iglesia de Cristo. Para su futuro
tenía la posibilidad de varias ocupaciones que podía
elegir para ganarse la vida. Tenía la oportunidad de
trabajar en la granj a, dedicarse al comercio o a la
minería, estudiar medicina o abogacía, o trabajar en
cualquiera de los muchos empleos disponibles para
los hombres en esa época. La pregunta que se hacía
entonces era qué sería de máximo valor para él.
Sabía que por su aplicación al trabajo y su espíritu
frugal podría llegar a adquirir grandes riquezas y
comprarse una casa hermosa, bien amueblada y con
todas las comodidades que pudieran desear él y su
familia; podría alcanzar renombre en la profesión que
escogiera y por el estudio y la meditación llegar a ser
un médico excelente o un abogado experto y capaz.
Como digo, tenía todas esas oportunidades a su
alcance porque este país está lleno de oportunidades
que están disponibles para todos. Vivimos en un país
libre, que presenta el camino abierto para todos sus
ciudadanos, y así lo estaba para aquel hombre. En
esa situación se encontraba, no habiendo tenido
mucho estudio en el evangelio de Cristo, cuando una
voz llegó hasta él -y así está escrito aquí-, una voz
procedente de los mundos eternos que le disipó toda
duda, que le quitó cualquier temor que tuviera. En
aquel momento tan crucial de su vida, en que debía
escoger qué camino seguir, esa voz le dijo que lo que
sería de más valor para él era declarar el
arrepentimiento al pueblo y llevar almas a Cristo. El
mensaj e era de tal importancia que el Señor se lo
comunicó con 'seriedad y con poder' (vers. 2). Era la
voz de Jesucristo. " (En Conference Report, abril de
1901, pág. 7. )
La sección 16, que contiene la revelación dirigida a
Peter Whitmer, dice exactamente lo mismo que la
sección 15.
29

bibliotecasud.blogspot.com

Kcvclacíón para los lrcs
lcslígos
Sección 1 7
Antecedentes históricos
Mientras hacía l a traducción del Libro de Mormón, el
profeta José Smith registró lo siguiente:
"Sabíamos que el Señor proveería tres testigos
especiales [véase D. y C. 5: 11-15] a los que
concedería el privilegio de ver las planchas de las
que esta obra (el Libro de Mormón) se traduciría; y
que esos tres testigos darían fe de ello [véase Eter
5: 2-4; 2 Nefi 11 : 3; 27: 12] . . . Casi inmediatamente
después que supimos esto, Oliverio Cowdery, David
Whitmer y el mencionado Martin Harris (que había
ido a averiguar sobre el progreso de la obra), me
solicitaron que le preguntara al Señor si ellos podrían
obtener de El el privilegio de ser esos tres testigos
especiales; y se mostraron tan anhelosos, instándome
con tanta insistencia a inquirir, que finalmente lo
hice; y mediante el Urim y Tumim, obtuve del Señor
para ellos lo siguiente . . . " y a continuación cita la
sección 17 de Doctrina y Convenios. (History o[ the
Church, 1: 52-53. )
Notas y comentario
D. y C. 17: 1. Cómo se logra el cumplimiento de las
promesas de Dios
El Profeta describió la forma en que los hombres que
buscaron ser los testigos del Señor para el Libro de
Mormón alcanzaron ese privilegio:
"No mucho después de haber recibido el
mandamiento anteriormente citado, nosotros cuatro
-esto es, Martin Harris, David Whitmer, Oliverio
Cowdery y yo- acordamos retirarnos al bosque para
intentar, mediante oración ferviente y humilde,
obtener el cumplimiento de las promesas que el
Señor les había hecho a ellos en la revelación
anterior, es decir, que podrían contemplar las
planchas. De común acuerdo, elegimos un lugar en
el bosque cercano a la casa del Sr. Whitmer, al cual
nos retiramos, y habiéndonos arrodillado,
comenzamos a orar con mucha fe pidiendo que el
Dios Todopoderoso nos otorgara la realización de
aquellas promesas.
"En conformidad con l o que habíamos acordado
previamente, comencé a orar en voz alta a nuestro
Padre Celestial, y luego lo hizo cada uno de ellos a
su vez. Sin embargo, no obtuvimos ninguna
respuesta ni manifestación alguna de favor divino en
nuestro primer intento. Volvimos a orar en el orden
que habíamos seguido anteriormente, cada uno
orando a su vez y suplicando fervientemente a Dios,
pero obtuvimos el mismo resultado.
"Al suceder éste, nuestro segundo fracaso, Martin
Harris nos propuso alej arse de nosotros, creyendo,
como nos lo expresó, que su presencia era la causa
de no recibir lo que deseábamos. En consecuencia, se
apartó de nuestro lado y nos arrodillamos de nuevo.
No habíamos pasado mucho tiempo en oración
cuando vimos una luz en el aire, sobre nosotros, una
luz de extremo brillo; y he aquí, un ángel se puso
ante nosotros.
"En sus manos sostenía las planchas que habíamos
solicitado que ellos pudieran ver. Fue dando vuelta
30
Los tres testigos: Oliverio Cowder, David Whitmer y Martin
Harris.
hoj a por hoj a, de manera que pudiéramos verlas y
distinguir los grabados claramente. Luego, se dirigió
a David Whitmer y le dij o: 'David, bendito es el
Señor y aquel que guarda sus mandamientos' . En
seguida de esto, oímos una voz proveniente de la luz
que estaba por encima de nosotros, que nos dij o:
'Estas planchas han sido reveladas mediante el poder
de Dios, y han sido traducidas por el poder de Dios.
La traducción de ellas que vosotros habéis visto es
correcta, y os mando dar fe de lo que ahora veis y
oís' . " (History o[ the Church, 1 : 54-55. )
Después de eso, José Smith quiso saber qué le
había pasado a Martin Harris, quien se había
separado de ellos:
"Entonces dej é allí a David y Oliverio y fui a
buscar a Martin Harris, al que encontré a bastante
distancia, orando fervientemente. En seguida me dij o
que no había podido llegar al Señor y ansiosamente
me pidió que me uniera a él en una oración, para
que también pudiera alcanzar las mismas bendiciones
que nosotros acabábamos de recibir. En
consecuencia, nos unimos en oración y al fin
obtuvimos nuestros deseos, pues antes de haber
terminado de orar, la misma visión se desplegó ante
nuestros oj os, al menos se desplegó ante mí, y una
vez más vi y oí las mismas cosas; en tanto, en aquel
mismo momento, Martin Harris exclamó,
aparentemente en un éxtasis de gozo: ' ¡ Es suficiente,
es sufciente! ¡Mis oj os han visto, mis oj os han visto! '
1 poniéndose en pie de un salto, gritó: ' ¡ Hosanna! ' ,
bendiciendo a Dios y regocij ándose en extremo. "
(History o[ the Church, 1 : 55. )
D. y C. 17: 1. ¿Qué vieron los tres testigos?
Véanse los siguientes pasaj es: José Smith-Historia:
34-35; 1 Nefi 4: 8-9, 16: 10, 16 y 26-30; 2 Nefi 5: 14;
Jacob 1 : 10; Eter 3: 23- 24 y 28.
D. y C. 17: 3. Se da el testimonio mediante el poder
de Dios
Aunque los tres testigos tuvieron el privilegio de ver
a un ángel y de ver y tocar las planchas, el
verdadero poder de su testimonio provenía del
Espíritu Santo. El presidente Joseph Fielding Smith
explicó la razón:
"Cristo es el segundo integrante de la Trinidad,
pero El mismo declaró que las manifestaciones que
podamos recibir del Espíritu de Cristo o de la visita
de un ángel, un ser resucitado y tangible, no dejarán

bibliotecasud.blogspot.com

en nosotros la impresión ni nos convencerán con esa
convicción que queda grabada en nosotros, y de la
cual no podemos escapar, y que se recibe a través de
una manifestación del Espíritu Santo. Las visitaciones
que recibamos pueden tornarse borrosas con el paso
del tiempo, pero esta guía del Espíritu Santo se
renueva y continúa, día tras día, año tras año, si
vivimos de tal forma que seamos dignos de ella. "
(Doctrina de Salvación, 1 : 42; versión revisada; véase
también Lucas 16: 27-31; D. y C. 5: 7-10. )
¡. y C. 17:3-4. La ley de los testigos
Los tres testigos dieron cumplimiento a una ley muy
importante establecida por el Señor. El élder Bruce R.
McConkie explicó:
"Siempre que el Señor ha revelado su evangelio y
conferido el sacerdocio y las llaves a los hombres
para comenzar una dispensación, ha actuado de
acuerdo con la ley de los testigos, que El mismo ha
establecido. Esa ley es la siguiente: 'Por boca de dos
o de tres testigos se decidirá todo asunto' (2
Corintios 13: 1 . Véase también Deuteronomio 17: 6 y
19: 15; Mateo 18: 15-16; Juan 8: 12-29) .
"Un hombre nunca s e encuentra solo para
establecer una dispensación nueva de la verdad
revelada, ni para llevar la carga de su mensaj e y
amonestación al mundo. En cada dispensación,
desde Adán hasta el presente, dos o más testigos
siempre han unido sus testimonios, dej ando en esa
forma sin excusa para el día del j uicio a sus oyentes,
si éstos los rechazan. " (Mormon Doctrine, pág. 436. )
¡. y C. 17:4. José Smith protegido por el testimonio
de los testigos
Lucy Mack Smith, madre del Profeta, hace el
siguiente relato describiendo el sentimiento de alivio
que expresó su hij o al volver a la casa,
inmediatamente después de la manifestación a los
tres testigos:
"Cuando regresaron, era entre las tres y las cuatro
de la tarde. La Sra. de Whitmer, mi esposo y yo nos
encontrábamos en uno de los dormitorios. Al entrar,
José se arroj ó a mi lado y exclamó: ' ¡ Papá, mamá, no
saben ustedes lo feliz que estoy! El Señor ha hecho
que se mostraran las planchas a tres personas más,
aparte de mí. Ellos han visto a un ángel, el cual les
dio testimonio, y tendrán que dar testimonio de la
verdad de lo que yo he dicho, pues ahora ellos
mismos saben que no ando engañando a la gente.
¡ Siento como si se me hubiera liberado de una carga
que me resultaba demasiado pesada de soportar, y
mi alma se regocij a al saber que no estoy
enteramente solo en el mundo! ' " (History of Joseph
Smith, pág. 152. )
¡. y C. 17: 5. "Y testificaréis"
El testimonio de los tres testigos se encuentra en el
prefacio del Libro de Mormón. Oliverio Cowdery,
David Whitmer y Martin Harris nunca vacilaron en
dar testimonio de la veracidad del Libro de Mormón.
Como lo atestigua la historia, fueron débiles en otros
aspectos relacionados con la Iglesia. David Whitmer
abandonó la Iglesia y nunca volvió a ella. Oliverio
Cowdery y Martin Harris también se apartaron, pero
finalmente volvieron a bautizarse, y al morir ambos
eran miembros fieles. Pero aun cuando estaban
alej ados, los tres siguieron dando solemne testimonio
de la realidad de la experiencia que habían tenido
aquel día. Sin duda, sentirían el peso de la
advertencia que el Señor les había hecho con
Sección 1 7
respecto a guardar sus mandamientos, porque en
caso contrario las puertas del infierno prevalecerían
en contra de ellos (véase el verso 8) .
Frances W. Kirkham escribió respecto a la muerte
de Oliverio:
"En el año 1878, David Whitmer dij o a los élderes
Orson Pratt y Joseph F. Smith concerniente al
fallecimiento de Oliverio: 'Al morir, Oliverio era el
hombre más feliz que he conocido. Después de
estrecharles la mano a todos sus familiares y de besar
a su esposa e hij a, dij o: "Ahora me acuesto por
última vez; voy hacia mi Salvador" . Y diciendo esto,
murió inmediatamente con una sonrisa en el rostro' . "
(New Witness for Christ, 1: 248. )
El diario Richmond Democrat publicó el siguiente
relato sobre David Whitmer:
"El domingo (22 de enero de 1888), a las 5: 30 de la
tarde, el Sr. Whitmer llamó a su familia y a algunos
amigos j unto a su cama, y dirigiéndole la palabra al
médico que había ido a verlo, le dij o: 'Dr. Buchanan,
antes de expresar mi testimonio de moribundo,
quiero que diga si estoy en mis cabales o no' . El
doctor le respondió: 'Sí, sé que está en su sano
j uicio, pues acabo de tener una buena conversación
con usted' . Entonces, dirigiéndose a todos los que
rodeaban su lecho, el Sr. Whitmer les dij o: 'Todos
ustedes deben ser fieles en Cristo. Quiero decirles a
todos que la Biblia y la historia de los nefitas (el
Libro de Mormón) son verdaderos para que puedan
decir que me han oído dar mi testimonio en mi lecho
de muerte. Sean fieles en Cristo y recibirán la
recompensa según sus obras. Que Dios los bendiga.
Mi confianza está puesta en Cristo para siempre, por
los siglos de los siglos. Amén' . " (Citado en Jenson,
Biographical Encyclopedia, 1 : 270. )
El último testimonio de Martin Harris l o escuchó el
élder William Harrison Homer, que se encontraba
con él cuando falleció. El élder Homer escribió lo
siguiente:
"Al día siguiente, 10 de j ulio de 1875, señaló el fin.
Era al anochecer, hora de ordeñar, y Martin Harris,
hij o, y su esposa, Nancy Homer Harris, habían ido a
realizar esa tarea y otras que había que hacer antes
de que cayera la noche. En la casa, j unto al enfermo,
estábamos mi madre, Eliza Williamson Homer, y yo,
que hacía tiempo había pasado un día muy
interesante con Martin Harris en Kirtland. Me
encontraba al Iado de la cama, sosteniéndole la mano
derecha al enfermo, y mi madre se encontraba al pie
del lecho. El anciano había estado inconsciente
durante varios días, y al entrar en el dormitorio nos
había parecido que estaba durmiendo. Al poco rato
se despertó y nos pidió que le diéramos agua. Puse
un brazo por debaj o del cuerpo, lo levanté, y mi
madre le sostuvo el vaso mientras bebía. Tomó
abundantemente, luego levantó la mirada y al
reconocerme, me dij o: 'Te conozco. Eres mi amigo' .
1 agregó: 'Sí, yo vi las planchas sobre las que estaba
escrito el Libro de Mormón; vi al ángel; oí la voz de
Dios; y sé que José Smith es un Profeta de Dios y
que tiene las llaves del Santo Sacerdocio' . Ese fue el
final. El cuerpo de Martin Harris, elegido
divinamente para ser testigo de la obra de Dios, se
aflojó, y me soltó la mano. Recargó su cabeza en la
almohada y, al mismo tiempo que el sol se ponía
detrás de las montañas Clarkston, entregó su
alma . . .
(Firmado) William Harrison Homer. "Firmado
en la presencia de la Sra. W. H. Homer, Joseph
Homer, Leah Widtsoe, John A. Widtsoe. " (En
New Witness for Christ, 1: 253: -254. )
31

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 17: 8. "Porque mi gracia os es suficiente"
Después que una persona ha hecho todo lo que
puede, solamente mediante la gracia del Señor (esto
es, por su amor, misericordia y condescendencia) le
es posible obtener la salvación (véase 2 Nefi 11 : 24 y
25: 23) . Aquellos tres hombres recibieron la promesa
de que si hacían todo lo que se les indicaba en esa
revelación, la gracia del Señor sería suficiente para
asegurarles la salvación (véase también 2 Corintios
12: 9; Eter 12: 26-27) .
llvalor dc un alma
Antecedentes históricos
Después que Juan el Bautista se manifestó y anunció
la restauración de un sacerdocio mayor (véase D. y
C. 13), el Profeta y el hermano Cowdery estaban
"ansiosos de ver el cumplimiento de esa promesa
que habíamos recibido del ángel que nos había
conferido el Sacerdocio Aarónico, a saber, que si
continuábamos fieles tendríamos también el
Sacerdocio de Melquisedec, el cual tiene la autoridad
para imponer las manos con el fin de comunicar el
don del Espíritu Santo.
"Durante algún tiempo, habíamos estado orando
humildemente al respecto, y poco después nos
reunimos en un cuarto, en casa del Sr. Whitmer, a
fin de buscar más particularmente la guía del Señor
en cuanto a lo que deseábamos tan profundamente.
1 allí, para nuestra inexpresable satisfacción,
comprendimos la verdad de la promesa del Salvador
-'Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad, y
se os abrirá'-, pues no había pasado mucho tiempo
después de darnos a oración solemne y ferviente
cuando nos llegó la palabra del Señor mandándonos
que yo ordenara a Oliverio Cowdery al oficio de
élder en la Iglesia de Jesucristo, y que él me ordenara
al mismo oficio, y que ordenáramos a otros, de
acuerdo con lo que se nos comunicara de tiempo en
tiempo. Sin embargo, se nos mandó diferir esta
ordenación nuestra hasta el momento en que fuera
posible reunir a nuestros hermanos que habían sido
bautizados, y a los que lo serían, ocasión en la que
debíamos obtener su aprobación para proceder así a
ordenarnos mutuamente, y hacerlos decidir, por
votación, si estaban o no dispuestos a aceptarnos
como maestros espirituales. Se nos mandó también
que en esa oportunidad bendij éramos y partiéramos
pan con ellos, y tomáramos vino, lo bendij éramos y
lo bebiéramos con ellos; y después procediéramos a
ordenarnos mutuamente conforme al mandamiento;
y luego nombráramos a los hombres que el Espíritu
indicara y los ordenáramos; y luego procediéramos a
imponer las manos para conferir el don del Espíritu
Santo a todos los que previamente hubiéramos
bautizado, haciendo todas las cosas en el nombre del
Señor. El siguiente mandamiento aclarará más la
naturaleza de nuestro llamamiento a este sacerdocio,
así como el de otros hombres a los que todavía no se
había buscado. " (History of the Church, 1: 60-62. ) Y a
continuación, aparece toda la sección 18 de Doctrina
y Convenios.
32
El presidente Joseph Fielding Smith enseñó lo
siguiente:
"Por muy buenos que hayamos tratado de ser,
todos somos transgresores de la ley hasta cierto
punto; por lo tanto, somos incapaces nosotros
mismos, sólo por nuestros propios medios, de recibir
la redención de nuestros pecados mediante ninguna
acción personal .
" . . . es mediante la gracia de Jesucristo que somos
salvos. " (Doctrina de Salvación, 2: 290-291; versión
revisada. )
Sección 18
Notas y comentario
D. y C. 18:1-. El testimonio del Señor a Oliverio
Cowdery en cuanto a la verdad de la obra
"En esta revelación, se le informa al hermano
Cowdery que ha recibido un testimonio mediante el
Espíritu de verdad con respecto a la obra,
especialmente el Libro de Mormón. Muchas veces
durante la traducción de los anales, él había recibido
manifestaciones de ese tipo. Y no sólo le había
revelado el Espíritu esa verdad, sino que, además,
antes de esta revelación, había estado en la presencia
de un mensaj ero celestial de cuyas manos había
recibido el Sacerdocio Aarónico. Por lo tanto, el
Señor podía decirle: 'Te he manifestado por mi
Espíritu en varias ocasiones, que las cosas que has
escrito son verdaderas; por tanto, sabes que son
verdaderas' . " (Smith, Church History and Modern
Revelation, 1 : 81 . )
D. y C. 18:45, 17. ¿Cuál es el significado de las
expresiones "mi iglesia, mi evangelio y mi roca"?
Al hablar de su Iglesia, el Señor se refiere al cuerpo
unido de creyentes y discípulos que han tomado
sobre sí el nombre de El y han hecho convenio de
ser obedientes a su evangelio (véase D. y C. 10: 67) .
El Señor definió el evangelio en D. y C. 39: 6. La
palabra roca se explica en la parte de Notas y
comentario de la sección 11 de Doctrina y Convenios.
D. y C. 18: 8. ¿Qué tiene de significativo el nombre
José?
"El nombre llama la atención porque las Escrituras
predicen el surgimiento de un gran líder en los
tiempos postreros, que llevaría ese nombre. Nefi dice
que José, el Patriarca, predij o el surgimiento de la
casa de Israel en el continente americano y que de
una 'rama j usta' saldría un vidente, cuyo nombre,
dij o, 'será igual que el mío' (José), y según el nombre
de su propio padre (2 Nefi 3: 1-15) . " (Smith y
Sj odahi, Commentary, pág. 83. )
En hebreo el nombre yasaf significa "que Dios
añada hij os" (varones); (véase Génesis 30: 24) . Ha
habido grandes hij os de Dios que han llevado ese
nombre: José, el poderoso hij o de Jacob, heredero de
la primogenitura en Israel; José, esposo de María,
madre de Cristo; José Smith, padre, primer patriarca
de la Iglesia en estos tiempos; José Smith, hij o, el
gran vidente de esta dispensación; Joseph F. Smith,
sexto Presidente de la Iglesia, que vio en una visión

bibliotecasud.blogspot.com

a las potentes huestes de Israel (véase D. y C.
138: 38-46); y Joseph Fielding Smith, décimo
Presidente de la Iglesia, un gran predicador de la
rectitud en los últimos días. Ciertamente, el Señor ha
"añadido" excelentes hij os a Israel a través de los
lomos de José, el hij o de Jacob, quien había visto en
un sueño que la casa de Israel se inclinaba ante él
(véase Génesis 37: 3-1 1) .
D. y C. 18: 9. ¿Qué significa ser llamado con el
llamamiento de Pablo?
"En la época del Nuevo Testamento, el Salvador
llamó y ordenó a doce hombres, a los que designó
como discípulos y apóstoles para ser testigos
especiales de él. Posteriormente, se llamó a otros
hombres, incluso Pablo, y se les ordenó apóstoles.
En esta revelación, El Señor anuncia que va a
conceder a algunos hombres de esta dispensación los
mismos poderes y autoridad que antiguamente le dio
a Pablo (18: 9) . " (Ludlow, Companion, 1 : 133-134. )
Brigham Young enseñó que José Smith, Oliverio
Cowdery y David Whitmer fueron los primeros
apóstoles de esta dispensación (en ¡ournal of
Discourses, 6: 320) . A éstos se unió posteriormente
Martin Harris, según las palabras de Heber C.
Kimball (en ¡ournal of Discourses, 6: 29) . A dichos
hombres se les mandó buscar a otros doce que
integraran el Quórum de los Doce, y ordenarlos.
D. y C. 18:10-16. "El valor de l as almas es grande"
El élder Rudger Clawson, del Quórum de los Doce,
explicó lo siguiente:
" ¿ 1 cómo vamos a determinar el valor de las
almas? Este asunto ya ha sido determinado también
mediante la revelación. Las almas de los hombres
son tan preciosas a la vista de Dios que El dio al
mundo a su Unigénito, para que el derramamiento
de su sangre pudiera atraer hacia sí a los seres
humanos. Es por eso que se llamó a José Smith, el
"El valor de las almas es grande (D. y C. 18: 10) .
Sección 1 8
gran Profeta de esta dispensación, y a otros como
John Whitmer, Oliverio Cowdery, David Whitmer,
etc. , para traer almas a Cristo. Y si uno de aquellos
hombres se esforzaba todos los días de su vida y
llevaba aunque fuera una sola alma a Cristo, aunque
esa alma fuera su esposa, ¡ qué gran gozo tendría con
ella en los cielos! Y si se esforzaba todos sus días y
llevaba a Cristo las almas de su esposa y de sus
hij os, y a nadie más, ¡ cuán grande sería su gozo en
los cielos con ella y con sus hij os! " (En Conference
Report, abril de 1901, págs. 7-8. )
D. y C. 18:20. ¿Qué es l a "iglesia del diablo"?
El uso del vocablo iglesia para describir la
organización patrocinada y dirigida por Satanás ha
confundido a algunas personas, porque piensan en el
sentido más limitado de la palabra, el de una
organización religiosa. Pero, si recordamos la frase
"la iglesia y reino de Dios", podemos tener un mej or
concepto de lo que se quiere decir con la
denominación "iglesia del diablo": Es su reino, la
esfera de su influencia, todo el confín de su poder.
El élder Bruce R. McConkie explicó lo siguiente:
"Los títulos iglesia del diablo e iglesia grande y
abominable se utilizan para denominar a todas las
iglesias u organizaciones de cualquier nombre o
naturaleza -sea política, filosófica, educativa,
económica, social, fraternal, cívica o religiosa- que
tengan por obj eto llevar a las personas por un curso
que las aparte de Dios y de sus leyes y, por tanto, de
la salvación en el reino de Dios. " (Mormon Doctrine,
págs. 137-138. )
Esta definición explica por qué Nefi aprendió que
"no hay más que dos iglesias . . . una es la Iglesia del
Cordero de Dios, y la otra es la iglesia del diablo; de
modo que el que no pertenece a la iglesia del
Cordero de Dios, pertenece a esa grande iglesia" (1
Nefi 14: 10). En las Escrituras el reino de Satanás se
designa con varios nombres: Babilonia, la iglesia
grande y abominable, la madre de las rameras, la
iglesia del diablo y el reino del diablo (véase 1 Nefi
22: 22; 2 Nefi 28: 1 8-19; Mormón 8: 28-38; D. y C. 10: 56
y 18: 20) .
Por lo tanto, los santos tienen la obligación de
resistir el mal dondequiera que éste se encuentre. La
manera de hacerlo es bien clara, de acuerdo con lo
que dice el presidente Joseph Fielding Smith:
"Todos los que salen a enseñar deben hacerlo con
prudencia y no contender contra las otras iglesias ni
participar en debates inútiles, sino enseñar con
espíritu de bondad y tratar de persuadir a la gente a
recibir la verdad. " (Church History and Modern
Revelation, 1 : 83. )
D. y C. 18: 20-21. ¿Por qué es impropio contender?
El vocablo contender transmite la idea de debatir,
esforzarse, luchar y aun pelear y disputar. El
Salvador enseñó que ese método es contrario a los
principios del evangelio y no sirve para la obra
misional (véase 3 Nefi 1 1 : 28-30) . El profeta José
Smith enseñó el mismo principio:
"Los élderes deben ir adelante, y cada uno debe
valerse por sí mismo . . . yendo con mansedumbre y
seriedad, y debe predicar a Jesucristo, el Salvador
crucificado; no para contender con otros por razón
de su fe o de su sistema religioso, sino siguiendo un
curso firme. Esto lo presenté por vía de
mandamiento; y todos los que no lo obedezcan
acarrearán persecución sobre su cabeza, en tanto que
quienes lo hagan siempre estarán llenos del Espíritu
Santo; esto lo pronuncié como profecía y lo sellé con
hosanna y con amén. " (History of the Church, 2: 431 . )
33

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 18:3436. Escuchar la voz del Señor
Explicando cómo se puede escuchar la voz del Señor,
el élder S. Dilworth Young declaró:
"En 1835 fueron elegidos los Doce, tal como sabéis,
y en una ocasión fueron convocados y recibieron
direcciones. Oliverio Cowdery era el portavoz, y
después de darles un poco de instrucción potente e
inspiradora, tan emocionado estaba él que tuvo que
detenerse dos o tres veces para llorar. Finalmente les
leyó la revelación . . . " (La que hoy se conoce como la
sección 18. )
"Brigham Young estaba tan impresionado con su
contenido que l a copió en el diario con su laboriosa
letra. Yo me siento igualmente impresionado. Estas
son las palabras . . . " A continuación, cita los
versículos 34-36 de esta sección.
"Lo que me impresiona en cuanto a esto, aunque
nunca había reparado en ello hasta ahora, es que al
leer un versículo en Doctrina y Convenios, si
escucho por el Espíritu, oigo la voz del Señor al
mismo tiempo que leo sus palabras.
"He escuchado decir muchas veces a algunas
personas que han pedido a menudo un testimonio
especial del Señor y en muchas de las oportunidades
no lo han recibido, aunque tienen deseos de
escuchar la voz del Señor. Confieso que yo también
he querido oírla sin saber que todos estos años la he
estado oyendo con oídos sordos. Esto me hizo
despertar. " (En Conference Report, abril de 1963,
pág. 74. )
D. y C. 18: 37-0. Los testigos especiales del Libro
de Mormón encargados de la elección de los Doce
Testigos de Cristo
José Smith fue el primer testigo apostólico de la
dispensación presente. Oliverio Cowdery, tal como
se destaca en Doctrina y Convenios 20:3, fue el
segundo. David Whitmer y Martin Harris también
llegaron a ser testigos especiales. En esa forma, el
primer quórum de los doce testigos de Cristo fue
llamado por los primeros testigos especiales de la
Restauración.
ll don dcl arrcpcnlímícnto Sección 19
Antecedentes históricos
El presidente Joseph Fielding Smith escribió la
siguiente explicación con respecto a las circunstancias
en que se recibió esta revelación (en Manchester,
Nueva York) : "La revelación se recibió en el correr de
marzo de 1830. Parece que Martin Harris fue a hablar
con José Smith buscando mayor confirmación con
respecto a su posición ante el Señor, porque su
espíritu estaba sumamente turbado a causa de su
transgresión. En respuesta a su ferviente solicitud, ya
se le había acordado el privilegio de ser uno de los
Tres Testigos, y se le había manifestado aquella
maravillosa visión. Tal vez por esa causa meditara
mucho y buscara mayor entendimiento. No obstante,
en los anales históricos de la Iglesia no hay ningún
indicio de la razón por la que se recibió esta
revelación, y tampoco se conoce el día preciso. Sin
duda, tiene que haber servido de gran consuelo para
el hermano Harris, y es una de las grandes
revelaciones de esta dispensación. Hay pocas de
mayor importancia que ésta. La doctrina de la
expiación del Señor, en su aplicación directa al
individuo, y la exposición que hace El mismo sobre
el 'castigo eterno' aportan un conocimiento del que
se carecía anteriormente" (Church Histor and Modern
Revelation, 1 : 85) .
Notas y comentario
D. y C. 19: 1. Los nombres del Señor
Smith y Sj odahl explicaron el significado de los
nombres que aparecen en este versículo:
"Nuestro Señor inicia la revelación presentándose
con cinco nombres, cada uno indicador de Su
naturaleza u obra.
"Alfa y Omega. Primera y última letras del alfabeto
griego, que se utilizan como símbolos del principio y
el fin. Cristo recibe este nombre porque es el Autor y
34
Preservador de todas las cosas (véase Hebreos
1 : 1-2, 10) .
"Cristo el Señor. 'Cristo' significa 'ungido' . Los
profetas, sacerdotes y reyes eran ungidos, y nuestro
Señor j unta en sí mismo todos esos oficios. El es el
Señor ungido. En griego, el vocablo Cristo tiene el
mismo significado que el del hebreo Mesías
(Mashiac), título que usa Juan dos veces (véase Juan
1 :41 y 4: 25) .
"Soy él. Esta expresión equivale a decir que es
Jehová.
"El principio y el fn. El estuvo en el principio y
permanecerá a través de toda la eternidad porque es
sin fin (véase el verso 4) .
"El Redentor del mundo. Cristo es nuestro Redentor.
El libera de la esclavitud del pecado y de toda culpa
a los que se vuelven a El. El nos ha comprado y
rescatado (véase 1 Corintios 6: 20; 7: 23; 2 Pedro 2: 1) .
` en el debido tiempo, el mundo será librado del
poder de Satanás, del pecado con todas sus
consecuencias, tales como la guerra, la pobreza, la
ignorancia, la enfermedad, e incluso de la muerte. "
(Commentary, pág. 91 . )
D. y C. 19: 3. ¿Qué significa l a frase "fin del
mundo"?
El élder Bruce R. McConkie explicó que esta
expresión no significa el fin de la tierra: "El fin del
mundo es el fin de la iniquidad o de lo mundano tal
como lo conocemos, ¡ se llevará a cabo mediante la
'destrucción de los inicuos' (véase José Smith-Mateo
4) . Cuando nuestro mundo acabe y comience la era
milenaria, habrá un nuevo cielo y una nueva tierra
(véase Isaías 65: 17-25; L. y C. 101: 23-24) . La luj uria,
la carnalidad y la sensualidad dejarán de existir, pues
será el fn del mundo". (Mormon Doctrine, pág. 848. )
D. y C. 19:412. Grandes verdades concernientes a
los castigos que provienen de Dios
Estos versículos proveen con respecto al Juicio una

bibliotecasud.blogspot.com

de las aclaraciones más importantes que se hallan en
las Escrituras. El élder James E. Talmage declaró:
"Durante estos cien años [se refería al tiempo pasado
desde la Restauración] , se han declarado muchas
grandes verdades que antes se ignoraban, y una de
las más grandes es que el infierno tiene una salida
así como una entrada. El infierno no es un lugar al
que un j uez vengativo envía prisioneros para que
sufran y sean castigados con el fin de aumentar su
propia gloria, sino que es un lugar preparado para
disciplinar a los que rehusaron aprender en la tierra
y enseñarles lo que debieron haber aprendido. Es
cierto que leemos sobre el castigo eterno, el
sufrimiento interminable, la condenación eterna.
Estas son expresiones terribles; pero, en su
misericordia, el Señor aclaró el significado de esas
palabras. 'Castigo eterno' , dice El, 'es castigo de
Dios', porque El es eterno; esa condición, o estado, o
posibilidad, existirá siempre para el pecador que
merezca y realmente necesite tal condenación. Mas
esto no significa que se obligue al pecador a soportar
y sufrir eternamente. No se ha de mantener a nadie
en el infierno más de lo que sea necesario para
ponerlo en condiciones de ir a un lugar superior.
Cuando llegue a esa etapa, se abrirán las puertas de
la prisión y habrá gozo entre las huestes que le darán
la bienvenida a un estado mej or. El Señor no ha
cambiado en nada lo que ha dicho en las
dispensaciones anteriores concerniente a la aplicación
de su ley y su evangelio, sino que en todo ello ha
dej ado establecidas su bondad y misericordia, puesto
que su obra y su gloria es llevar a cabo la
inmortalidad y la vida eterna del hombre" (En
Conference Report, abril de 1930, pág. 97) .
D. y C. 19: 7. ¿Hay diferencia entre castigo eterno y
condenación eterna?
El élder Bruce R. McConkie explicó la diferencia
entre esas dos frases:
"Mas si no se arrepienten, tendrán que padecer así coro yo" (D.
y C. 1 9: 1 7) .
Sección 1 9
"Condenación eterna es l o contrario de vida eterna, y
quienes no alcanzan la vida eterna, o la exaltación en
el más alto cielo del reino celestial, participan de la
condenación eterna. Su condenación eterna consiste en
las limitaciones que no les permiten progresar hasta
llegar al estado de dioses ni alcanzar la plenitud en
todo.
"Ellos 'permanecen separada y solitariamente, sin
exaltación . . . por toda la eternidad; y en adelante no
son dioses, sino ángeles de Dios para siempre jamás'
(D. y C. 132: 17; cursiva agregada) . Su reino o
progreso tiene un 'fin' y no pueden 'tener progenie'
(D. y C. 131: 4) . Se les niega eternamente el poder de
tener hij os espirituales y heredan 'las muertes' ,
entendiéndose por esto la ausencia de posteridad en
la resurrección. (D. y C. 132: 16-25. )
"Nunca son redimidos de s u caída espiritual y
llevados de regreso a la plena presencia y gloria de
Dios. Solamente los obedientes se levantan 'en
inmortalidad a la vida eterna' . Los desobedientes, los
que no creen, se levantan en inmortalidad 'a
condenación eterna; porque no pueden ser redimidos
de su caída espiritual, debido a que no se
arrepienten' (D. y C. 29: 42-44; cursiva agregada) . "
(Mormon Doctrine, pág. 234. )
D. y C. 19: 131. Instrucciones a Martin Harris
"Estos versículos contienen instrucciones especiales
para Martin Harris. A pesar de las muchas
manifestaciones que había recibido concernientes al
Libro de Mormón, seguía atormentado por las dudas
a tal punto que esa actitud resultó pecaminosa. El
escepticismo tiene su razón de ser en tanto que
impulse al individuo a investigar, pero dudar ante
un cúmulo de evidencia es total incredulidad. "
(Smith y Sjodahl, Commentary, pág. 96. )
D. y C. 19: 1320. La terrible realidad del
sufrimiento de Cristo
Aquí en esta sección, en una revelación personal de
su propio sufrimiento, Jesús expresó cuán
insoportable fue su dolor en la Expiación. El
evangelio según Lucas es el único que menciona la
presencia de sangre en la agonía de Getsemaní: "Y
era su sudor como grandes gotas de sangre que caían
hasta la tierra" (Lucas 22: 44) . Por esta razón muchos
comentaristas han dicho que Lucas se limitó a usar
una metáfora, pero que en realidad no era sangre
sino como sangre. En esta revelación Jesús disipó esa
herejía para siempre. El sufrimiento es el precio que
se paga por violar las leyes de Dios, y en Getsemaní
el Salvador pagó ese precio por todos los pecados del
mundo.
Hablando de la intensidad del sufrimiento que se
requirió de Cristo, el presidente Joseph Fielding
Smith dij o:
"No podemos comprender el gran sufrimiento que
el Señor tuvo que soportar para efectuar esa
redención de la muerte y del pecado . . .
"Tenemos la tendencia a pensar que su gran
sufrimiento se produj o cuando fue clavado de manos
y pies en la cruz, donde lo dejaron para sufrir y
morir. Por extremo que haya sido el dolor, ése no
fue el sufrimiento mayor que tuvo que soportar,
pues en una manera que no entiendo, pero que
acepto por fe -y que todos debéis aceptar en la
misma forma-, El sobrellevó en sus espaldas la
carga de los pecados de todo el mundo. A mí me
resulta difícil llevar la de mis propios pecados. ¿Y a
vosotros? Sin embargo, El tuvo que llevar los
pecados de todos como Salvador y Redentor de un
mundo caído. Y tan grande fue su sufrimiento aun
35

bibliotecasud.blogspot.com

antes de ser clavado en la cruz, que le brotó sangre
de los poros. " (En Conference Report, oct. de 1947,
págs. 147-148. )
El élder James E. Talmage escribió algo similar al
respecto:
"Para la mente finita, la agonía de Cristo en el
j ardín es insondable, tanto en lo que respecta a
intensidad como a causa . . . Luchó y gimió baj o el
peso de una carga que ningún otro ser que ha vivido
sobre la tierra puede siquiera concebir de ser posible.
No fue el dolor físico, ni la angustia mental
solamente, lo que lo hizo padecer tan intenso
tormento que produj o una emanación de sangre de
cada poro, sino una agonía espiritual que sólo Dios
era capaz de conocer. Ningún otro hombre, no
importa cuán poderosa hubiera sido su fuerza de
resistencia física o mental, podría haber padecido en
tal forma, porque su organismo humano hubiera
sucumbido, y un síncope le habría causado la
pérdida del conocimiento y ocasionado la muerte
anhelada. En esa hora de angustia Cristo resistió y
venció todos los horrores que Satanás, 'el príncipe de
este mundo' , pudo infligirle . . .
"En alguna forma efectiva y terriblemente real, aun
cuando incomprensible para el hombre, el Salvador
tomó sobre sí la carga de los pecados de todo el
género humano, desde Adán hasta el fin del
mundo. " (Jesús el Cristo, págs. 643-644. )
D. y C. 19: 13-21. "Te mando que t e arrepientas"
Daniel Ludlow ha explicado: que "el encabezamiento
de esta sección de Doctrina y Convenios indica que
es 'un mandamiento de Dios', en lugar de referirse a
ella diciendo que es una 'revelación' , según el
formato habitual. Por ese motivo, bien podríamos
referirnos a la sección 19 como un mandamiento de
revelación, pues no sólo contiene instrucción sino
también el mandamiento claro y definido de
arrepentirse: 'Te mando arrepentir' (vers. 15); 'Por lo
que otra vez te mando que te arrepientas' (vers. 20);
'Y te mando que no prediques más que el
arrepentimiento' (vers. 21) .
"Cuando se entiende plenamente l a doctrina del
arrepentimiento, se hace evidente que eso es todo lo
que hay que enseñar, pues arrepentimiento significa
no sólo dejar de hacer lo que es erróneo sino
también comenzar a hacer lo que es correcto. "
(Companion, 1 : 143; véase también D. y C. 1: 31-32;
58: 42-43; 82: 7. )
D. y C. 19:24. "Yo soy Jesucristo"
En el Apéndice, en la Explicación L, se comenta la
posición que ocupa Doctrina y Convenios como
testigo de Cristo.
D. y C. 19:27. ¿Cómo es que los lamanitas son un
resto de los judíos?
El presidente Joseph Fielding Smith enseñó lo
siguiente:
"Lehi era ciudadano de Jerusalén, en el reino de
Judá. Posiblemente sus familiares hubieran vivido allí
durante varias generaciones, y a todos los habitantes
del reino de Judá, fuera cual fuera la tribu de que
descendieran, se les conocía como judíos . . .
"Los descendientes de Lehi no sólo reciben el
nombre de 'judíos' en el Libro de Mormón, sino
también en Doctrina y Convenios. En la sección 19,
versículo 27, encontramos esto: ' Que es mi palabra a
los gentiles, a fin de que pronto vaya a los judíos' .
Además, al impartir instrucción a los élderes que
habían viaj ado de Kirtland a Misuri, el Señor reveló
el lugar para la construcción del templo y dio
36
instrucción en cuanto a la compra de los terrenos
'hacia el oeste, aun hasta la línea que corre
directamente entre el j udío y el gentil' (sección 57:4) .
Esta línea hacia el oeste era la divisoria entre los
blancos y los indios. " ("How Was Lehi a Descendant
of the Jews?" [ "¿Cómo podía ser Lehi un
descendiente de los j udíos?"] , Improvement Era, oct.
de 1955, pág. 702. )
Los mulequitas que aparecen e n el Libro de
Mormón eran de Judá (véase Mosíah 25:2; Omni
1 : 14-19; Helamán 8: 21), y los lamanitas de esta época
comparten ese linaj e. Además, en el Libro de
Mormón, el término judío se utiliza muchas veces
para referirse a toda la casa de Israel (véase por
ej emplo, 1 Nefi 15: 17, 20) .
D. y C. 19:28, 38. El mandamiento de orar
El élder Rudger Clawson, profundamente
impresionado por estos versículos, dij o de ellos:
"Abarcan la vida del hombre y comprenden toda su
existencia, por lo menos desde los años de su
responsabilidad hasta la tumba. Le indican que debe
orar baj o toda circunstancia. La oración no está
reservada para el día de reposo o para ocasiones
especiales. No debemos emplearla sólo en las
conferencias generales de la Iglesia, sino que el
espíritu de oración debe estar en nuestro corazón
incesantemente. Debemos orar con nuestra familia;
debemos orar en secreto; debemos orar en nuestro
interior, silenciosamente. El espíritu de oración debe
estar con nosotros cuando nos retiramos a descansar
en la noche y cuando nos levantamos por la mañana;
debe acompañarnos al salir de nuestra casa hacia el
trabajo diario; debe estar con nosotros en la oficina,
en el negocio, en el campo, en las montañas, en los
valles, o dondequiera que estemos. Se nos dice
que . . . si ese espíritu está en nosotros, el Señor nos
Es un mandamiento orar

bibliotecasud.blogspot.com

bendecirá, y que las bendiciones que recibiremos en
respuesta a la oración serán de más importancia para
nosotros que los tesoros de la tierra" (En Conference
Report, abril de 1904, págs. 42-43; véase también
Alma 34: 17-28; 3 Nefi 18: 15; Mateo 26: 41; D. y C.
10: 5; 88: 126) .
L. y C. 19: 29-32. La obligación de compartir el
evangelio
El Señor le dio mandamiento a Martin Harris,
diciéndole que debía declarar las "gozosas nuevas"
del evangelio restaurado a toda la gente con la que
se pusiera en contacto (D. y C. 19: 29) . Todos los
santos están baj o la misma obligación (véase Mosíah
18: 9-10) . El profeta José Smith dij o: "Después de
todo lo que se ha dicho, el mayor y más importante
deber es predicar el evangelio" (Enseñanzas del Profeta
José Smith, pág. 132) .
Arlículos y convcníos
dc la lglcsía
Antecedentes históricos
Esta gran revelación tiene que ver con l os conceptos,
enseñanzas y ordenanzas que se dieron por primera
vez en la historia de la Iglesia. En la primera
conferencia de la Iglesia, el 9 de j unio de 1830, se
leyó esta revelación a los miembros, j unto con la que
actualmente se conoce como la sección 22, dándoles
el nombre de "Artículos y convenios de la Iglesia", lo
cual fue aceptado unánimemente por los presentes
(véase Far West Record, Archivos de La Iglesia de
Jesucristo de los Santos de los Ultimas Días, Salt
Lake City, pág. 1) . Por ese motivo, ésta fue la
primera revelación de las que dio el Señor mediante
José Smith que fue sostenida formalmente por los
miembros de la Iglesia. En j unio de 1832, "Artículos
y Convenios de la Iglesia" apareció en la primera
página del primer número del Evening and Morning
Star, que fue el primer diario publicado por la Iglesia
en esta dispensación.
La sección 20 es un tratado básico y conciso de
doctrina, ordenanzas y requisitos para los miembros
de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los
Ultimos Días, y en ella se hace referencia al Libro de
Mormón y a las revelaciones que previamente había
recibido José Smith, así como a la colaboración de
Oliverio Cowdery con el Profeta (véase D. y C.
18: 1-5) .
José Smith escribió lo siguiente acerca de esta
sección: "De esta manera, el Señor continuaba
dándonos instrucciones de tiempo en tiempo,
concerniente a los deberes que se nos habían
impuesto; y entre muchas otras cosas de esa
naturaleza, recibimos de El lo siguiente por el
espíritu de profecía y revelación, lo que no solamente
nos dio mucha información, sino que también nos
señaló el día preciso en el cual, de acuerdo con su
voluntad y mandamiento, habríamos de proceder a
la organización de su Iglesia una vez más sobre la
tierra" . (History of the Church, 1: 64; véase también el
encabezamiento de la sección. )
Sección 1 9
El comentario sobre l a obligación que tienen los
santos de compartir el mensaj e mediante la obra
misional, desde la restauración del evangelio, se
encuentra en la Explicación A.
D. y C. 19: 37. ¿Cuál es el significado de l a
exclamación ¡Hosanna! ?
"Hosanna es la transcripción de un vocablo hebreo (o
semita) que literalmente significa 'salva ahora' y que
podría traducirse como 'concédenos salvación' . La
mayoría de las oraciones que elevan los judíos en la
Fiesta de los Tabernáculos comienzan con esa
palabra, que fue la misma que empleó la multitud al
saludar a Jesucristo cuando entró en Jerusalén
durante la última semana de su vida en la tierra.
(Véase Mateo 21: 9, 15. ) Este término aparece en cinco
secciones de D. y L. . 19: 37; 36:3; 39: 19; 109: 79;
124: 101 . " (Ludlow, Companion, 2: 136. )
Sección 20
Notas y comentario
D. y C. 20: 1. ¿Por qué se organizó la Iglesia el 6 de
abril?
El Profeta registró que el Señor les había mandado
organizar su Iglesia el 6 de abril de 1830. El
presidente Harold B. Lee explicó la importancia de
ese día en particular: "El 6 de abril de 1973 es una
fecha particularmente significativa, pues se
conmemora no sólo el aniversario de la organización
de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los
Ultimas Días en esta dispensación, sino también el
aniversario del nacimiento del Salvador, nuestro
Señor y Maestro, Jesucristo". (En Discursos de las
Conferencias Generales, 1973-1975, pág. 15. )
Casa de Peter Whitmer, lugar donde la Iglesia quedó oficialmente
organizada.
El presidente Spencer W. Kimball comentó al
respecto: "El nombre Jesucristo, y lo que el mismo
representa, ha quedado profundamente grabado en
la historia del mundo para no ser desarraigado
j amás. Cristo nació el 6 de abril y, siendo uno de los
hij os de Dios y su Unigénito en la carne, su
nacimiento es un acontecimiento de suprema
importancia" . (Discursos de las Conferencias
Generales, 1973-1975, pág. 238. )
37

bibliotecasud.blogspot.com

En el aniversario de la organización de la Iglesia
celebrado en 1833, el profeta José Smith escribió:
"Pasamos el día de una manera agradable, dando y
recibiendo conocimiento pertinente a este último
reino, habiendo pasado 1800 años desde que el
Salvador dio su vida para que el género humano
pueda tener vida eterna, y solamente tres años desde
que la Iglesia surgió del desierto, en preparación
para la última dispensación" . (History of the Church,
1 : 337. )
D. y C. 20:2-. ¿Por qué fue el Profeta nombrado
"primer élder" de la Iglesia?
Lo apropiado de tener solamente un revelador para
la Iglesia explica la razón por la que el Señor designó
un "primer élder" y un "segundo élder" en las
primeras etapas después de la Restauración.
El profeta José Smith declaró: "Permítame
informarle que es contrario al sistema de Dios que un
miembro de la Iglesia, o cualquier otro, reciba
instrucciones para los que poseen una autoridad
mayor que la de ellos; por consiguiente, desde luego
verá usted la impropiedad de hacerles caso; mas si
una persona tiene una visión o recibe la visita de un
mensajero celestial, debe ser para su propio beneficio
e instrucción, porque los principios, gobierno y
doctrina fundamentales de la Iglesia están
comprendidos en las llaves del reino" . (Enseñanzas del
Profeta José Smith, págs. 18-19. )
Por este motivo, vemos que si el Señor no hubiera
puesto claramente al Profeta a la cabeza de la Iglesia,
se habrían producido confusión y problemas.
D. y C. 20: 5. ¿Qué quieren decir las palabras "de
nuevo se vio envuelto en las vanidades del mundo"?
El profeta José Smith describió la época y las
actividades a las que se refiere el Señor en las
palabras citadas, diciendo lo siguiente:
"Durante el tiempo que transurrió entre la ocasión
en que vi la visión y el año mil ochocientos veintitrés
-habiéndoseme prohibido unirme a las sectas
religiosas del día, cualquiera que fuese, teniendo
pocos años, y perseguido por aquellos que debieron
haber sido mis amigos y haberme tratado con
bondad; y si me creían deludido, haber procurado de
una manera apropiada y cariñosa rescatarme- me vi
sujeto a toda especie de tentaciones; y, juntándome
con toda clase de personas, frecuentemente cometía
muchas imprudencias y manifestaba las debilidades
de la j uventud y las flaquezas de la naturaleza
humana, lo cual, me da pena decirlo, me conduj o a
diversas tentaciones, ofensivas a la vista de Dios.
Esta confesión no es motivo para que se me juzgue
culpable de cometer pecados graves o malos, porque
jamás hubo en mi naturaleza la disposición para
hacer tal cosa. Pero sí fui culpable de levedad, y en
ocasiones me asociaba con compañeros j oviales, etc. ,
cosa que no correspondía con l a conducta que había
de guardar uno que había sido llamado de Dios
como yo. Mas esto no le parecerá muy extraño a
cualquiera que se acuerde de mi j uventud y conozca
mi j ovial temperamento natural . " (José
Smith-Historia 28. )
D. y C. 20: 9. ¿Por qué s e declara que el Libro de
Mormón tiene "la plenitud del evangelio"?
"Nuestras revelaciones dicen que el Libro de
Mormón contiene la plenitud del evangelio (D. y C.
20: 9, 27: 5, 42: 12, 135: 3) . Esto es verdad en el sentido
de que el Libro de Mormón es un registro de los
tratos de Dios con un pueblo que tuvo la plenitud
del evangelio, y, por lo tanto, las leyes y los
38
principios que llevan a la más alta salvación se
encuentran registrados en ese libro. " (McConkie,
Mormon Doctrine, pág. 333; véase también 3 Nefi
27: 13-20. )
D. y C. 20: 1820. El hombre natural o caído
Una de las interrogantes que han perturbado al
hombre a lo largo de la historia tiene que ver con la
bondad o la maldad como cualidades inherentes en
el ser humano. Por su propia naturaleza, ¿es malo o
bueno el hombre? ¿Hereda en virtud de su
nacimiento alguna clase de pecado original, o es
instintivamente bueno? Quienes sostienen que es
inherentemente inicuo y que su naturaleza es
pecaminosa se basan en la abundante evidencia de
maldad que encuentran en el mundo. El ser humano
ha demostrado una tendencia general a ser egoísta,
inmoral, cruel y codicioso. Aquellos que piensan que
el hombre es básicamente bueno señalan que si el
hombre fuera malo por naturaleza, entonces tendría
que haber heredado esa maldad directamente de
Dios, dado que es hij o de El. Eso, naturalmente,
contradice todo lo que se sabe de la naturaleza de
Dios.
Aun algunos Santos de los Ultimos Días se sienten
turbados por esta controversia, afirmando que las
Escrituras modernas enseñan que la naturaleza del
hombre es mala. El rey Benj amín enseñó que "el
hombre natural es enemigo de Dios", y Alma dij o
que los hombres se habían vuelto "carnales,
sensuales y diabólicos por naturaleza" (Mosíah 3: 19;
Alma 42: 10; cursiva agregada) . Pero la sección 20 de
Doctrina y Convenios, combinada con estos otros
pasaj es, enseña claramente que el vocablo natural, o
naturaleza, no significa algo inherente al ser eterno
del hombre, sino que se refiere a un estado en el que
éste ha caído por su desobediencia a las leyes de
Dios (véase especialmente verso 20; también Alma
42: 12) .
La definición que dan las Escrituras de l o que es el
"hombre natural" es que es desobediente y caído, y
que la persona no puede vencer esa "naturaleza" "a
menos que se someta al influjo del Espíritu Santo, y
se despoj e del hombre natural, y se haga santo por
la expiación de Cristo el Señor" (véase Alma 42: 10 y
Mosíah 3: 19) .
En ese caso, como en muchos otros, las
revelaciones de Doctrina y Convenios aclaran
asuntos que preocupan aun a los hombres más
entendidos.
D. y C. 20:28. El Padre, el Hij o y el Espíritu Santo
son un Dios
Este pasaj e ha confundido a algunos Santos de los
Ultimo s Días, dado que la Iglesia enseña que en la
Trinidad hay tres miembros distintos y separados. El
presidente Joseph Fielding Smith explicó que ambos
conceptos son verdaderos: "Es absolutamente cierto,
como aparece en la Perla de Gran Precio y en la
Biblia, que para nosotros no hay sino un Dios [véase
Moisés 1: 6; Marcos 12: 32) . Correctamente
interpretado, Dios en este sentido significa la Deidad,
o sea, la Trinidad, que está formada por el Padre, el
Hijo y el Espíritu Santo. Esa Trinidad nos preside, y
para nosotros, los habitantes de este mundo, ellos
constituyen el único Dios, o Deidad, y no hay otro
aparte de ellos [véase 1 Corintios 8: 5-6) . Ante ellos
somos responsables, y estamos sujetos a su
autoridad y no hay otra Deidad a la cual nos
sometamos. Sin embargo, como el Profeta ha
demostrado, puede haber, y hay, otros dioses".
(Answers t o Gospel Questions, 2: 142. )

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 20:30. ¿Cómo se recibe "la justificación"?
El élder Bruce R. McConkie definió la ley de la
justificación de la siguiente manera:
"Constituye 'todos los convenios, contratos,
vínculos, compromisos, j uramentos, votos,
efectuaciones, uniones, asociaciones o aspiraciones'
(D. y C. 132: 7) a los que las personas deben sujetarse
para ser salvas y alcanzar la exaltación, los que
deben ponerse en práctica con justicia para que el
Espíritu Santo pueda justificar al candidato a la
salvación en lo que haya hecho . . . Un acto justificado
por el Espíritu es el que queda sellado por el Santo Espíritu
de la Promesa, o en otras palabras, ratificado y aprobado
por el Espíritu Santo. Esta ley de justificación es la
provisión que el Señor ha hecho en el evangelio para
asegurarse de que ningún hecho inj usto tenga
validez en la tierra y en el cielo, y que nadie añada a
su posición o gloria en el más allá, obteniendo una
bendición inmerecida.
"Así como todos los demás principios de salvación,
la justificación está al alcance del hombre por causa
del sacrificio expiatorio de Cristo, pero entra en
vigencia en la vida de una persona sólo a condición
de su rectitud. " (Mormon Doctrine, pág. 408. )
D. y C. 20: 31. ¿Qué es "la santificación"?
El presidente Brigham Young explicó el significado
de la santificación:
"Daré mi propia definición del término
santificación, y diré que consiste en vencer todo
pecado, subyugándolo todo a la ley de Cristo. Dios
ha puesto en nosotros un espíritu puro; cuando éste
es el que predomina, sin obstáculos ni interferencia,
y triunfa sobre la carne, y reina y gobierna y
controla, así como el Señor controla los cielos y la
tierra, a esto llamo yo la bendición de la
santificación . . .
"Todo lo que el Señor desea de nosotros es que
renovemos nuestro corazón, luego que vivifiquemos
a nuestra familia, extendiendo los principios a los
vecindarios y a toda la tierra, y que continuemos así
hasta eliminar del mundo el poder de Satanás y
relegarlo a él al lugar que le corresponde. Esa es la
obra en la que Jesús está empeñado y nosotros
cooperaremos con El. No supongáis que en la carne
estaremos libres de tentaciones. Hay quienes
suponen que su cuerpo y espíritu pueden ser
santificados en la carne, y que pueden llegar a ser
tan puros que nunca más sentirán los efectos del
poder que tiene el adversario de la verdad. Si fuera
posible que una persona alcanzara ese grado de
perfección en la carne, no podría morir ni tampoco
quedar en un mundo en el cual predomina el
pecado. Este ha entrado al mundo y, por su causa,
también la muerte. Creo que mientras vivamos en un
grado o en otro, sentiremos los efectos del pecado y,
finalmente, tendremos que pasar las pruebas de la
muerte. " Uournal of Discourses, 10: 173. )
D. y C. 20:32. ¿Qué significa "caer de l a gracia"?
El élder Theodore M. Burton explicó la forma en que
él entiende este pasaj e: "Significa que aunque
Jesucristo es bondadoso y misericordioso para con
nosotros si lo servimos de todo corazón, nadie puede
refugiarse en la rectitud que haya tenido ni en el
servicio que haya prestado en el pasado. También
significa que hay una posibilidad de que cualquiera
de nosotros caiga de su estado de rectitud, aun
aquellos que han alcanzado ya un grado avanzado de
dignidad. Por lo tanto, necesitamos estar
constantemente en guardia, todos y cada uno, para
no permitirnos caer en hábitos de descuido en
Sección 20
nuestra fe, en nuestras oraciones o en las actividades
o responsabilidades que tengamos en la Iglesia. Por
esa razón, diariamente renuevo mi resolución de
vivir más cerca de Dios y de seguir a sus profetas
escogidos y a sus apóstoles más diligentemente que
antes". (En Conference Report, oct. de 1973,
pág. 153. )
D. y C. 20:37. ¿Qué significa venir "con corazones
quebrantados y con espíritus contritos"?
El presidente Joseph Fielding Smith definió ambas
expresiones en esta forma:
"La contrición es la manifestación de un corazón
quebrantado con profundo pesar por el pecado, el
entendimiento de la naturaleza de la mala acción y el
deseo de recibir perdón mediante la gracia de Dios.
Un espíritu contrito es esencial para la salvación. "
(Religious Truths Defined, pág. 273. )
"¿Qué es un corazón quebrantado? Aquél que es
humilde, que se dej a conmover por el Espíritu del
Señor y que está deseoso de sujetarse a todos los
convenios y obligaciones del evangelio. " (En
Conference Report, oct. de 1941, pág. 93. )
D. y C. 20:38. ¿Qué quiere decir que un "apóstol es
un élder"?
"Aprendemos en este versículo que el Señor reveló
que la designación de 'élder' [que significa anciano] se
aplica a los apóstoles y, del mismo modo, a todos los
demás poseedores del Sacerdocio de Melquisedec. El
uso de esa palabra hace que no tengamos que utilizar
constantemente términos sagrados como ' Apóstol' ,
'Patriarca', 'Sumo Sacerdote' , etc. Generalmente, es
apropiado referirse a los apóstoles, setentas y a los
demás que poseen el Sacerdocio de Melquisedec
mediante el calificativo de 'élder' . Naturalmente, al
hablar de los miembros de la Primera Presidencia, el
título Presidente es el término apropiado. " (Smith,
Church History and Modern Revelation, 1 : 95. )
D. y C. 20:41. "El bautismo de fuego y del Espíritu
Santo"
El élder Bruce R. McConkie explicó la importancia de
ambas clases de bautismo:
"A fin de lograr la salvación, toda persona
responsable debe recibir dos bautismos: Son los
bautismos de agua y del Espíritu. (Juan 3: 3- 5. ) El
bautismo del Espíritu también recibe el nombre de
bautismo de fuego y del Espíritu Santo. (Mateo 3: 11;
Lucas 3: 16; 2 Nefi 31 : 13-14; 3 Nefi 11: 35; 12: 1-2;
Mormón 7: 10; D. y C. 20: 41; 33: 11; 39: 6. ) Mediante el
poder del Espíritu Santo -- que es el Santificador (3
Nefi 27: 19-21)-, la impureza, la iniquidad, la
carnalidad, la sensualidad y toda cosa mala se
consume y elimina del alma arrepentida como si
fuera con fuego; la persona purificada viene a ser
literalmente una nueva criatura del Espíritu Santo.
(Mosíah 27: 24-26. ) Ha nacido de nuevo.
"El bautismo de fuego no es algo que se agrega a
la recepción del Espíritu Santo; más bien, es el goce
mismo del don que se ofrece mediante la imposición
de las manos en el momento del bautismo. 'La
remisión de pecados', dice el Señor, viene 'por el
bautismo y por fuego, sí, el Espíritu Santo' (D. y C.
19: 31; 2 Nefi 31 : 1 7) . Los que reciben el bautismo de
fuego son 'llenos como de fuego' (Helamán 5: 45) . "
(Mormon Doctrine, pág. 73. )
Además, como explicó el élder Harold B. Lee: "El
bautismo por inmersión simboliza la muerte y
sepultura del hombre pecador; y el resurgimiento del
agua, la resurrección a una novedad de vida
espiritual. Después del bautismo, se imponen las
39

bibliotecasud.blogspot.com

manos sobre la cabeza del creyente bautizado, y se le
bendice para conferirle el Espíritu Santo. De este
modo, el que es bautizado recibe la promesa del don
del Espíritu Santo o el privilegio de volver a la
presencia de uno de los miembros de la Trinidad;
mediante la obediencia a éste, y por su fidelidad,
una persona así bendecida puede recibir la guía y
dirección del Espíritu Santo diariamente en su andar
y hablar, así como Adán, que en el j ardín de Edén
andaba y hablaba con Dios, su Padre Celestial.
Recibir del Espíritu Santo esa guía y dirección es
volver a nacer espiritualmente" (en Conference
Report, oct. de 1947, pág. 64) .
D. y C. 20:57. ¿Cuál es la función principal del
oficio de diácono?
No hay responsabilidades definidas asignadas al
oficio de diácono. "Los diáconos tienen el deber de
ayudar a los maestros. El diácono tiene el poder y
autoridad que se otorga en primer lugar en el
Sacerdocio Aarónico. El que efectúa bien esos
deberes se califica para puestos más avanzados. "
(Smith y Sjodahl, Commentar, pág. 108; véase
también las Explicaciones M y N en el Apéndice. )
D. y C. 20:60. ¿Por qué no dio a conocer el Señor
todos los oficios del sacerdocio cuando la Iglesia
había sido recién organizada?
Dij o el presidente Joseph Fielding Smith: "En el
principio, el Señor no podía revelar todo el
conocimiento y el orden esenciales para la
organización completa y total de la Iglesia. Si lo
hubiera hecho, habría sido como un torrente
avasallador que acarrea la destrucción. La verdad
tenía que recibirse gradualmente, línea por línea,
precepto por precepto, en la misma forma en que
recibimos el conocimiento. Sin embargo, todo lo que
se reveló en esta sección era necesario para el
gobierno de la Iglesia en el momento de su
organización". (Church History and Modern Revelation,
1: 95. )
D. y C. 20: 61-62. El propósito de las conferencias de
la Iglesia
El presidente Harold B. Lee dij o lo siguiente para
recalcar la importancia que tienen las conferencias
para los Santos de los Ultimo s Días: "Santos de los
Ultimos Días, pienso que nunca habéis asistido a una
conferencia en donde, como en estos tres días,
hayáis escuchado declaraciones más inspiradas sobre
todo tema o problema acerca del cual pudiérais estar
preocupados. Si deseáis saber lo que el Señor quiere
que sepáis, y tener su guía y dirección durante los
próximos seis meses, pedid una copia de los
discursos de esta conferencia y tendréis las últimas
palabras del Señor en lo que se refiere a los santos".
(Discursos de Conferencias Generales I9/3~I 9/5, pág. 79.
Versión revisada. )
D. y C. 20:65. El principio del común acuerdo
Véase Notas y comentario de la sección 26.
D. y C. 20:65. ¿Cómo se sostiene a los oficiales de la
Iglesia?
El presidente John Taylor explicó las implicaciones de
sostener a alguien en un cargo: "¿Qué quiere decir
sostener a una persona? ¿Lo entendemos? No sé
cómo lo entendéis vosotros, pero para mí es algo
40
muy sencillo. Por ejemplo, si se ha propuesto a
alguien como maestro, y yo he votado manifestando
que lo sostendré en su puesto, cuando él me visite
en función de su oficio, le extenderé la bienvenida y
lo trataré con consideración, bondad y respeto; si
necesito consej o se lo pediré, y haré todo lo que
pueda por apoyarlo. Eso es lo apropiado y justo.
Tampoco diría nada difamatorio de su carácter. . . Y,
además, si en mi presencia alguien dij era algo que
resultara en perjuicio de la reputación de esa
persona, yo le diría: ' ¡ Un momento! , ¿es usted un
miembro de la Iglesia? Sí. ¿No levantó la mano para
sostenerlo? Sí. Entonces ¿por qué no lo hace?' A eso
llamaría yo sostener a un oficial. Y si cualquier otra
persona atacara su reputación -la cual es de gran
importancia para todos nosotros-, yo lo defendería
en esa forma" (ournal of Discourses, 21: 207-208) .
D. y C. 20:70. ¿Por qué deben ser bendecidos los
niños pequeñitos ante la iglesia?
El presidente John Taylor señaló que "además de ser
un mandamiento directo de Jehová, y como tal
debería ser obedecido diligentemente sin vacilación
ni obj eción, conocemos un buen número de razones
excelentes que podemos mencionar para demostrar
que es un mandamiento beneficioso tanto para la
criatura como para sus padres, quienes, al llevar a su
vástago ante la iglesia, manifiestan fe en presencia de
sus hermanos, fe en la palabra de Dios y en sus
promesas, así como la gratitud que sienten hacia El
por aumentar su posteridad, y porque la madre dio a
luz con felicidad. La criatura también se ve
beneficiada por la fe y la oración unidas de los santos
que están allí reunidos". (Millennial Star, 15 de abril
de 1878, pág. 235. )
D. y C. 20: 71. ¿Por qué no se bautiza a los niños
pequeñitos?
"El bautismo es para la remisión de los pecados, y
ninguna persona se puede arrepentir de un pecado
hasta que sea responsable ante Dios. " (Smith,
Doctrina de Salvación, 2: 47; versión revisada. Véase
también Moroni 8: 5-26. )
D. y C. 20:73, 77, 79. Las oraciones fij as
La oración del bautismo y las dos que se pronuncian
al bendecir la Santa Cena son oraciones fij as. Una
oración fija es aquella que se lee o se aprende de
memoria y se repite palabra por palabra. El hecho de
que ya esté establecido lo que se ha de decir les da
mayor significado:
"Estas dos oraciones fijas son muy hermosas,
llenas de dignidad y espiritualidad, y merecen ser
objeto de suma atención y estudio. Notemos que los
símbolos de la carne y sangre del Señor se toman en
memoria de su gran sacrificio. " (Sperry, Compendium,
pág. 97. )
D. y C. 20: 75, 79. ¿Es aceptable el vino para el
sacramento de la Santa Cena?
Véase Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 27: 1-4.
D. y C. 20:83
En la Explicación I, se dan más detalles en cuanto a
las leyes de la Iglesia con respecto a la forma de
tratar las transgresiones cometidas por los miembros.

bibliotecasud.blogspot.com

"Kccíbírcís su palabra .
como sí vínícra dc mí
propía boca"
• • Sección 21
Antecedentes históricos
Por más de diecisiete siglos l a Iglesia de Jesucristo,
tal como Juan el Revelador profetizó, había estado en
"el desierto" por causa de la Apostasía (Apocalipsis
12: 14; véase también D. y C. 86), y se había
corrompido con las doctrinas de los hombres.
El martes 6 de abril de 1830, en el estado de Nueva
York, un reducido grupo de hombres se reunió en la
casa de Peter Whitmer. No se invitó a aquella
reunión a dirigentes de ninguna nación, ni tampoco
a los líderes religiosos de la época. No hubo diarios
que publicaran los acontecimientos, pero en los cielos
los ángeles se alegraron y en la tierra aquel grupo
selecto, baj o la dirección de un profeta moderno,
organizó la Iglesia de Jesucristo.
La reunión se inició con una oración solemne.
Luego, sostuvieron a José Smith y Oliverio Cowdery
como líderes en el reino de Dios, y ambos recibieron
aprobación unánime para organizar La Iglesia de
Jesucristo de los Santos de los Ultimas Días. El
Profeta detalló por escrito los acontecimientos que
tuvieron lugar:
"Procedí a imponerle las manos a Oliverio
Cowdery y lo ordené élder de la Iglesia de Jesucristo
de los Santos de los Ultimas Días, después de lo
cual, él me ordenó a mí también al oficio de élder de
dicha iglesia. [Nota: Aunque ya se les había
conferido el Sacerdocio de Melquisedec, se les había
dicho que pospusieran la ordenación de ambos al
oficio de élder hasta que la Iglesia estuviera
organizada (véase Antecedentes históricos de la
sección 18) . ] Entonces tomamos pan, lo bendij imos y
lo partimos con ellos; también tomamos vino, lo
bendij imos y lo bebimos con ellos. Luego impusimos
las manos sobre cada miembro de la Iglesia que
estaba presente, para que pudiera recibir el don del
Espíritu Santo y su confirmación de miembro de la
Iglesia. El Espíritu Santo se derramó sobre nosotros
abundantemente -algunos profetizaron, en tanto
que todos alabamos al Señor y nos regocij amos en
extremo. Mientras estábamos j untos yo recibí el
siguiente mandamiento . . . " A continuación da la
sección 21 de Doctrina y Convenios. (History of the
Church, 1 : 77-78. )
Notas y comentario
D. y C. 21: 1. "Se llevará entre vosotros una historia"
Desde el mismo día en que la Iglesia fue organizada,
el Señor dio instrucciones a sus siervos en cuanto a
la importancia de tener un registro escrito de Sus
revelaciones y de escribir la historia de la Iglesia
(véase D. y C. 128: 4-5; véase también la parte de
Notas y comentario sobre la sección 47) .
�f�e~ r�
�,jç � ð ~ «e ~ �� <P´F - ��¬ -C �A �L ~
ª¬ ��< �• ¿ c�~ - j_' ¬ ~., Þ
U+ � � ¸�~ ¬/=6 ·-. ·. ..,�_
= ~ ¬e ~z
Ͳ� ¬
¢� C¬q¿_ _
� �� ¿¿ �, é � _ •
² �ºº· ~. ¬ -,c<.. ¸ , ~ A.Ø {- /�c .
~�e ~�. ·Í
>~
��¸ ~�¬ ~ ,� e= - aa. «
�ª=�;·. ð ¿¿¸_ _ � ,�q
° =·=~ - �=·¸�. c ~, . .¿,
¯¯� ´ "³²+·_-� " ¬e � g�@ ,_
et`== �.e/- A ,r, ,,,� � p � _
=-« ¢<4<" .< = ·7~¬ = ~·~�c� � �- • áv¸
I

; = . ~~ yc� � ~� ~ ¬e J×�Aa-_ .f .,¿¸ (�_
²=é�= Þ .y,�
" <¬ <=~�e ~� ~ ^ ~�´
º´´�- �- V¸^ * ~�¢ ~º _ _�-
� � ¯¯ � � ¯¯ °¯ ¯�¯ ''
D °¨´ �"´ ¯ ¯¯� �¯ ¯¯ ´
.ú��¬~ PC¢ - � <�. ç,
�-zÞ �. wo×ee m= �¹ } > �e
.+�. ~ ¬¬ æ- .¿,.
q º 4~ Þ# m ¸g ± . �. ��� �· /
<�� .·,_ _¿ �_ ¸~µ�
� ·^� � A
` �7 ¯ ºP < ~= s��
� ¯` J·~ª ° °¹ ^O² " ,��
·~·~"² ·'hxg rõ- �¢ J¡,z ¸ ,g___
"ª °Í!¹f g � // • J)�q ´ , ç
�~··--,
'°² º� �=�� Yc ´)·| ´:_,, '
¹^=^ ¸�4 · / Jcn n,(,�¿p, ¿ ,_ ¿ _
'ºº¤ : ^ A× Qt¿� [H• 1¸ ~ ç )_
^·€oco µ,¿• • r�
*^ª°º ~m+
¸·.j�¬ ~¬¹· �« 4 -~Þ¤h?
�· ¿. «c )=·¸·~� �:«~~
7e, q, _ ¡¿, f·.I(_¿.ut +eo,
- ¯ _ q Þ> 欫 q 4 ,. .
¼6 ! ]¬ ¬e«�, « ö«�
u� Vu �� . �Jçg � o«¸
^" ´º' " /
aie - =�= º·�
ø� umN�c»�q ( k¢ w�u�éæ +~,=�·� ·
µ;4¢ �, :o�,· emc «.¸ ·. - ,a. »,�¸
/Ae 1w-< ø = O �¤
ª.v· m ¬º"f º*ºr

Extracto del registro histórico preservado en el diario de Wilford
Woodruf·
D. y C. 21: 1. ¿Cuáles son los dones espirituales
especiales del que es llamado a ser profeta del
Señor?
Las definiciones siguientes pueden ayudar a aclarar
las funciones especiales que cumple el Presidente de
la Iglesia:
Vidente. El élder John A. Widtsoe definió al vidente
con las siguientes palabras: "Es aquel que ve con los
oj os espirituales. El percibe el significado de lo que
parece obscuro para los demás; por lo tanto, es un
intérprete que aclara la verdad eterna. Por otra parte,
tiene la facultad de predecir el futuro por los hechos
del pasado y del presente. Todo esto lo hace
mediante el poder del Selor que entra en acción a
través de él directamente, o indirectamente con la
ayuda de instrumentos divinos tales como el Urim y
Tumim. En resumen, es aquel que ve, que anda en
la luz del Señor con los oj os abiertos. (El Libro de
Mormón, Mosíah 8: 15-17. ) (Evidences and
Reconciliations, 1 : 205206; véase también Moisés 6: 36. )
41

bibliotecasud.blogspot.com

Traductor. El título de "traductor" puede referirse al
que ha recibido dos bendiciones de las que el
Espíritu de Dios da a un profeta:
1 . El poder de expresar la palabra escrita o hablada
en otro idioma (véase D. y C. 20: 8).
2. El poder de dar un sentido más claro a
determinado idioma o lenguaj e.
Mediante el don de traducción, el profeta no sólo
transmite las palabras registradas por el escritor en la
lengua del lector, sino que por medio de la
revelación preserva también las ideas, o sea, la
intención, de la persona que las escribió
originalmente.
Profeta. El élder Widtsoe dijo acerca de esto:
"Un profeta es un maestro. Ese es el sentido
esencial del vocablo. El profeta enseña el núcleo de
la verdad, que es el evangelio, revelado por el Señor
al hombre; y baj o inspiración lo explica para que las
personas lo entiendan. Es un expositor de la verdad,
y además, enseña que la senda hacia la felicidad
humana es la obediencia a las leves de Dios; él llama
al arrepentimiento a quienes se
á
partan del camino
de la verdad, y se torna guerrero para defender la
consumación de los propósitos del Señor con
respecto a la familia humana. El propósito de su vida
es patrocinar el plan de salvación del Señor. Todo
esto lo hace mediante la íntima comunión que tiene
con el Señor hasta que está lleno 'de poder del
Espíritu de Jehová' (Miqueas 3:8; véase también D. y
C. 20:26; 34: 10; 43: 16) . . .
"Con el transcurso del tiempo, el vocablo 'profeta'
ha llegado a significar, tal vez principalmente, el
hombre que recibe revelaciones e instrucciones del
Señor. Se ha pensado erróneamente que la ocupación
principal de un profeta es predecir sucesos futuros,
enunciar profecías, pero ésa es solamente una de las
varias responsabilidades que le incumben.
"Si tenemos en cuenta que el profeta es el hombre
que recibe revelaciones del Señor, las calificaciones
de 'vidente y revelador' simplemente expanden el
sentido más importante y complej o del título
'profeta' . " (Evidences and Reconciliations, 1 : 204-205. )
En Exodo 4: 15-16 y 7: 1-2, s e explican algunos
detalles del papel de un profeta.
Apóstol. El apóstol es un testigo especial de Jesucristo
ante el mundo (véase D. y C. 107:23) . El profeta José
Smith explicó el importante llamamiento de este
oficio con una pregunta a la que él mismo dio la
respuesta:
"¿ Qué importancia tiene el llamamiento de estos
Doce Apóstoles que lo hace diferente de todos los
otros llamamientos u oficios de la Iglesia? . .
"Ellos son los Doce Apóstoles, los que son
llamados al oficio del Sumo Consej o Viaj ante, los que
deben presidir sobre las organizaciones de reunión
de los santos, entre los gentiles, donde haya una
presidencia establecida; y deben viaj ar y predicar
entre los gentiles, hasta que el Señor les mande que
vayan a los judíos. Ellos tienen las llaves de este
ministerio para abrir la puerta del reino de los cielos
a todas las naciones, y para predicar el evangelio a
toda criatura. Este es el poder, autoridad y virtud de
su apostolado. " (History of the Church, 2: 200. )
Elder. Nombre de un oficio en el Sacerdocio de
Melquisedec, la palabra élder (o anciano), también se
emplea como título general para dirigirse a aquél que
posee ese sacerdocio. El élder Bruce R. McConkie
agregó que un élder es un representante del Señor:
"¿Qué es un élder? Un élder es un ministro del Señor
Jesucristo. Es un poseedor del sagrado Sacerdocio de
Melquisedec. Está comisionado para actuar en
nombre del Maestro --ue es el principal de l. os
42
élderes- en el ministerio entre sus semejantes. El es
el agente del Señor, y tiene el llamamiento de
predicar el evangelio y perfeccionar a los santos".
("Solamente un élder", Liahona, j unio de 1975,
pág. 3. )
D. y C. 21:45. ¿Las palabras de quién deben recibir
los Santos como si fueran de la propia boca del
Señor?
El presidente Joseph Fielding Smith respondió a esa
pregunta de la siguiente manera:
"Ha habido mucha especulación con respecto a
esta declaración del Señor al profeta José Smith:
'Porque recibiréis su palabra con toda fe y paciencia
como si viniera de mi propia boca' (vers. 5) . Esta es
la palabra que el Señor dio a Israel por intermedio de
Moisés, y es igualmente cierta en el caso de cualquier
otra persona a quien se ha sostenido como portavoz
del Todopoderoso. Posteriormente, hablando de sus
siervos inspirados, el Señor dij o: 'Y lo que hablen
cuando sean inspirados por el Espíritu Santo, será
Escritura, será la voluntad del Señor, será la
intención del Señor, será la palabra del Señor, será la
voz del Señor y el poder de Dios para salvación' (D.
y C. 68:4) . En esta dispensación, tal como en los
tiempos antiguos, la gente demuestra poseer las
mismas características: Nos sentimos más inclinados
a aceptar como palabra del Señor algo que se dij o en
dispensaciones anteriores, y vacilamos en aceptar lo
que el Señor entrega hoy mediante sus siervos
escogidos. Sin embargo, la palabra del Señor es muy
clara en ese sentido. Tengamos siempre presente Su
palabra a fin de que, por escuchar a su siervo
escogido -y esto se aplica tanto a José Smith como a
cualquier otro Presidente de la Iglesia-, las puertas
del infierno no prevalezcan en contra de nosotros. "
(Church History and Modern Revelation, 1: 107-108. )
D. y C. 21: 5. ¿Por qué es necesario tener paciencia y
fe para sostener a los profetas del Señor?
El presidente Harold B. Lee advirtió en cuanto a los
problemas especiales que surgirían al sostener al
profeta del Señor:
"Ahora bien, la única seguridad que tenemos los
miembros de la Iglesia consiste en hacer exactamente
lo que el Señor dijo en aquel día en que la Iglesia fue
organizada. Debemos aprender a prestar atención a
las palabras y los mandamientos que el Señor nos da
por medio de su profeta, 'según los reciba, andando
delante de mí con toda santidad; . . . con toda fe y
paciencia como si viniera de mi pro
p
ia boca'
.
(vers.
4-5). Habrá algunas cosas que reqUIeran paclenCla y
fe. Puede ser que no os guste lo que provenga de
.
las
autoridades de la Iglesia, ya que puede contradeCIr
vuestros puntos de vista políticos, vuestros puntos
de vista sociales, y puede ser un estorbo a vuestra
vida social . . .
"Nuestra seguridad depende de que sigamos a los
que el Señor ha colocado para presidir sobre su
Iglesia. El sabe a quién quiere para presidir, y no
cometerá ningún error. El Señor no hace las cosas
por casualidad . . .
"Mantengamos nuestros oj os sobre el Presidente
de la Iglesia. " (En Conference Report, oct. de 1970,
págs. 152-153. )
D. y C. 21: 6. ¿Cuáles son las bendiciones especiales
para aquellos que reciben a los siervos del Señor?
En este versículo se da la promesa de tres
bendiciones a quienes escuchen las palabras del
Profeta:

bibliotecasud.blogspot.com

1 . "Las puertas del infierno no prevalecerán contra
vosotros. " El élder Bruce R. McConkie dio la
siguiente explicación de ese concepto: "Las puertas
del infierno son las entradas a los tenebrosos
dominios de los condenados, donde los inicuos
esperan el día en que saldrán en la resurrección de
condenación. Esos portales prevalecen contra todos
los que los atraviesan. Pero los que obedecen las
leyes y ordenanzas del evangelio tienen la promesa
de que las puertas del infierno no prevalecerán
contra ellos" . (Doctrinal New Testament Commentary,
1 :388-389. )
2. "Dios el Señor dispersará los poderes de las
tinieblas de ante vosotros. "
3 . El "hará sacudir los cielos para vuestro bien" .
D. y C. 21: 7. El Profeta de Dios dirige la causa de
Sión: Seguirlo es andar por la senda segura
En este pasaj e, el vocablo "lo" se refiere a José
Smith, pero las palabras del versículo se aplican a
cualquier hombre que reciba las llaves para dirigir la
Iglesia. En 1830, José Smith era para los santos el
profeta al que Dios había inspirado para impulsar la
causa de Sión. Para los santos de 1860, ese profeta
era Brigham Young. Para los de 1980, era Spencer W.
Kimball. Las dos declaraciones siguientes indican por
qué razón la senda segura consiste en seguir a los
profetas que dirigen la Iglesia. El élder Delbert L.
Stapley declaró:
"Testifico, hermanos, que Dios lo sostiene [al
profeta actual], y solamente a él, porque él tiene el
santo llamamiento de profeta, vidente y revelador, y
es quien representa al Señor en nuestra época.
Solamente él tiene derecho a recibir revelación para el
pueblo de la Iglesia, y si todos entendieran eso no
serían engañados por quienes intentan apartarlos de
la Iglesia y de sus gloriosos principios . . .
" . . . Ellos serán fortalecidos para resistir a los falsos
maestros y anticristos, a quienes tenemos entre
nosotros. " (En Conference Report, oct. de 1953, pág.
70; cursiva agregada. )
Sección 21
` el presidente Harold B. Lee testificó así: "Con
todo lo maravillosas que son las revelaciones que
hemos recibido en el pasado y que se encuentran en
los libros canónicos, no dependemos solamente de
ellas . . . Tenemos un portavoz al cual Dios le revela
su intención y voluntad, y el Señor nunca permitirá
que nos lleve por la senda errada. Como ya se ha
dicho, Dios nos quitaría de nuestros puestos antes
que permitir que intentáramos desviar a su pueblo.
No tenéis nada de qué preocuparos al respecto.
Dej emos, pues, que el Señor se encargue de la
administración y el gobierno de lo suyo. No tratéis
de encontrar faltas en el manej o y los asuntos que
solamente a El corresponden, y que por revelación
están en manos de su profeta, su vidente y
revelador" (The Place 01 the Living Prophet. Discurso
presentado al personal de seminarios e institutos de
religión, el 8 de j ulio de 1964, pág. 16) .
El lugar que ocupa el Profeta de la Iglesia es un
principio que se enseña en varias partes de Doctrina
y Convenios. La Explicación F, en el Apéndice,
contiene un detallado análisis de ese tema.
D. y C. 21: 7-8. No llorará más por Sión
A pesar de que los sufrimientos de José Smith en sus
esfuerzos por "impulsar la causa de Sión" (D. y C.
21: 7) todavía no habían terminado -en realidad,
acababan de comenzar- el Señor había escuchado
sus ruegos pidiéndole ayuda en el establecimiento de
la obra. Sus pecados le fueron perdomdos, el Señor
derramó sus bendiciones sobre la obra del Profeta, y
éste ya no tuvo que seguir solo llevando adelante el
reino. Con la organización de la Iglesia, el reino
había quedado establecido. La piedra cortada del
monte, no por manos, comenzaría a rodar hasta que
Sión quedara plenamente establecida y llenara toda
la tierra (véase Daniel 2) .
D. y C. 21: 11
Véase Doctrina y Convenios 20: 2-3.
ll baulísmo. Ln convcnío
nucvo y scmpílcrno
Sección 22
Antecedentes históricos
Algunas personas que previamente habían sido
bautizadas deseaban ser miembros de la Iglesia sin
tener necesidad de bautizarse otra vez. El presidente
Joseph Fielding Smith comentó lo siguiente con
respecto al problema de ayudar a aquellos nuevos
conversos a entender el concepto de la autoridad:
"Inmediatamente después que l a Iglesia fue
organizada, comenzaron a agregarse los conversos.
Algunos de ellos provenían de iglesias que creían en
el bautismo por inmersión. De hecho, muchos de los
primeros conversos habían aceptado esa forma de
bautismo previamente, por creer que era la debida.
Sin embargo, no llegaban a comprender claramente
el concepto de la autoridad divina, y, al desear
ingresar a la Iglesia, después de haber recibido el
testimonio de que José Smith había dicho la verdad,
se preguntaban por qué era necesario que volvieran a
bautizarse puesto que consideraban haber cumplido
ya la ordenanza del bautismo por inmersión" (Church
Histor and Modern Revelation, 1 : 109) .
Como consecuencia de esa situación, José Smith
inquirió del Señor buscando una respuesta, y recibió
la sección 22.
Notas y comentario
D. y C. 22:1-. ¿Es importante la autoridad del
sacerdocio para efectuar una ordenanza sagrada?
El élder James E. Talmage explicó cómo cada
dispensación debe recibir su propia autoridad: "Al
establecer su Iglesia entre los nefitas, el Señor dij o a
los que fueron elegidos y ordenados, a quienes les
daba autoridad, cómo debían administrar la
ordenanza del bautismo. Tenían que decir:
'Habiéndoseme dado autoridad de Jesucristo, yo te
bautizo en el nombre del Padre, y del Hij o, y del
Espíritu Santo' (3 Nefi 1 1 : 25) . Pero eso no nos otorga
43

bibliotecasud.blogspot.com

autoridad alguna en esta época. Las palabras que
Cristo habló a sus Apóstoles de la antigüedad no
P
?
drí

n darles autoridad a los Apóstoles de hoy día,
m a mnguno de los élderes de la Iglesia. Repito, las
palabras que el Señor habló a los discípulos que
escogió entre los nefitas no encierran ninguna
autoridad para nosotros; pero en esta época El ha
hablado de nuevo y ha dado aquel mismo poder y
autorización para hablar en su nombre y efectuar las
ordenanzas del evangelio, según el modelo que El
mismo estableCió; por lo tanto, los élderes y
presbíteros que conducen a las aguas bautismales a
los candidatos que han profesado su fe y se han
arrepentido de sus pecados declaran que se les ha
dado autoridad; y, estando comisionados por
Je

.
ucristo, los bautizan en el nombre del Padre, y del
HIJ O, y del Espíritu Santo. " (En Conference Report,
abril de 1924, pág. 68. )
D. y C. 22: 1. ¿Cuál e s e l "convenio nuevo y
sempiterno"?
Frecuentemente aparecen en Doctrina y Convenios
palabras que se refieren a ese convenio. El presidente
Joseph Fielding Smith dio la siguiente definición al
respecto:
"El nuevo y sempiterno convenio es la plenitud del
evangelio. Se compone de 'todos los convenios,
contratos, vínculos, compromisos, j uramentos, votos,
ordenanzas, uniones, asociaciones o aspiraciones'
que se sellan sobre los miembros de la Iglesia por
medio del Santo Espíritu de la Promesa, o sea, el
Espíritu Santo, mediante la autoridad del Presidente
de la Iglesia, que posee las llaves. El es la persona
que posee las llaves del Sacerdocio de Melquisedec.
El delega autoridad a otros y los autoriza a efectuar
las sagradas ordenanzas del sacerdocio.
"El casamiento por la eternidad es un convenio
nuevo y sempiterno. El bautismo también es un
convenio nuevo y sempiterno, y del mismo modo la
ordenación al sacerdocio y todo otro convenio es
eterno y parte del nuevo y sempiterno convenio que
abarca todas las cosas. " (Answers to Cospel Questions,
1 : 65. )
D. y C. 22:4. "Entrad por l a puerta"
El bautismo es la puerta, o requisito, para entrar en
el reino celestial, y toda persona que haya llegado a
la edad de responsabilidad debe recibirlo (véase 2
Nefi 31 : 15- 21) . La ordenanza del bautismo, aunque
absolutamente esencial, sólo puede tener validez
cuando va acompañada del cambio de vida
correspondiente. Nacer de nuevo significa iniciar una
vida nueva, ser una nueva persona. El élder John A.
Widtsoe describió dicho cambio de l a siguiente
manera:
44
"Entrad por la puerta" (D, y C. 22: 4),
"�ec

erdo al hombre que me bautizó en la Iglesia.
Habla SIdo un hombre corriente, común, equilibrista
en un circo, que bebía una buena cantidad de
cerveza todos los días, un vaso de whisky un poco
más tarde, y mascaba un naco de tabaco casi todo el
día; llevaba una vida sin sentido, a no ser por tres
comidas diarias y la satisfacción de ciertos apetitos
carnales. Oyó el evangelio y lo aceptó. Era algo
bueno, algo que anhelaba en el alma. El hombre
creció en poder y prominencia en la Iglesia. Según
recuerdo, cumplió cinco o seis misiones. Era el
mismo hombre, con los mismos brazos, los mismos
pies,
.
el mismo cuerpo, la misma mente, pero
cambIado por causa del Espíritu que viene con la
aceptación de la verdad eterna. ¿No hemos visto
ocurrir esto en nuestras familias y amigos, en los
pequeños pueblos en los que vivimos? ¿No hemos
sentido nuestra propia fuerza crecer más en amor
hacia nuestros semej antes, en amor hacia nuestras
tareas diarias, en amor hacia todas las cosas buenas
de la vida?" (En Conference Report, abril de 1952,
pág. 34. )
D. y C. 22: 4. "No pretendáis aconsejar a vuestro
Dios"
Estudien los siguientes pasaj es: D. y C. 3: 1-9; 63:55;
124: 84; 136: 19; Jacob 4: 10; Mosíah 4:9; Isaías 55: 8-9.

bibliotecasud.blogspot.com

"lorlalcccr a la lglcsía
dc conlínuo"
Sección 23
Antecedentes históricos
En abril de 1830, en Manchester, estado de Nueva
York, Oliverio Cowdery, Hyrum Smith, Samuel H.
Smith, Joseph Smith (el padre) y Joseph Knight
buscaron a José Smith para saber por medio de él la
intención y voluntad del Señor con respecto a ellos.
El Profeta consintió en lo que le solicitaban y recibió
del Señor la revelación conocida como Sección 23.
(Véase History of the Church, 1 : 80. )
Cuando esta revelación s e publicó por primera vez
en el Libro de Mandamientos, estaba dividida en
cinco partes que comprendían los capítulos o
secciones 17 a 21 . En todas las ediciones posteriores
aparecieron combinadas en una sola sección.
Notas y comentario
D. y C. 23:1-6. Los primeros líderes de la Iglesia
recibieron una revelación
En su libro Church History and Modern Revelation
("La revelación moderna y la historia de la Iglesia")
El presidente Joseph Fielding Smith escribió acerca
de cada uno de los hombres mencionados en esa
revelación:
Oliverio Cowdery. "Primero el Señor le habló a
Oliverio Cowdery, haciéndole saber que se cuidara
del or
9�
1l0 (vers. 1) a fin de que no cayera en
tentaclOn. Ese era uno de los pecados más
prevalentes de Oliverio. Si él hubiera podido ser
humilde en los días turbulentos de Kirtland, no
habría perdido su condición de miembro de la Iglesia
ni el lugar que tenía en ésta. Lo que se le había
conferido era sumamente grandioso y si hubiera
estado dispuesto a ser humilde, habría tenido el
privil

gio de estar al Iado del profeta José Smith por
esta vida y en la eternidad, compartiendo con él las
llaves de la Dispensación del Cumplimiento de los
Tiempos. Sin embargo, en aquel momento en
particular en que buscaban saber la voluntad del
Señor, él estaba libre de toda condenación. En la
revelación se le mandó que hiciera conocer su
llamamiento a la Iglesia y también al mundo, y se le
dij o que haciéndolo su corazón se abriría para
enseñar la verdad desde entonces en adelante. Su
gran misión era trabajar hombro a hombro con el
profeta José, compartiendo con él las llaves de
salvación para esta dispensación. También tenía el
deber de dar testimonio a toda la humanidad sobre
la restauración del evangelio. "
Hyrum Smith. "Hay un aspecto de gran significado
en esta breve bendición que recibió Hyrum Smith
(vers. 3), el cual se encierra en las palabras 'Por
tanto, tu deber es para con la Iglesia perpetuamente
y esto a causa de tu familia' . Es dudoso que el
profeta José Smith haya entendido el sentido de esa
expresión en el momento en que recibió la
revelación. Pero en años posteriores éste se aclaró:
Evidentemente hacía referencia al oficio de
Patriarca. "
Samuel Smith. " A éste el Señor le dijo que tenía el
deber de fortalecer a la Iglesia, aunque aún no había
sido llamado a predicar el evangelio al mundo. Se
recordará que Samuel había sido la tercera persona
Samuel Smith fue el primer misionero de la úlUma dispensación.
bautizada en esta dispensación. El fue uno de los
primeros en ser ordenado al oficio de élder y no
había pasado mucho tiempo de esta revelación
cuando fue enviado a enseñar el evangelio, cosa que
hizo con gran éxito, mucho más allá de lo que él
mismo había esperado. "
Joseph Smith, padre. " A Joseph Smith, que era tan
fiel y dedicado a su hij o en el inicio de esta obra
maravillosa, el Señor le dijo que no estaba baj o
condenación, que era llamado a exhortar y fortalecer
a la Iglesia, y que éste sería su deber desde entonces
y para siempre. "
Joseph Knight . "Es muy posible que Joseph Knight,
antes de unirse a la Iglesia, no acostumbrara a orar
�on frecuencia. Era universalista y tenía ideas muy
liberales. Esta revelación se recibió antes de que se
uniera a la Iglesia. Fue bautizado en la época en que
los enemigos destruyeron la presa de Colesville,
luego de la primera conferencia de la Iglesia. "
(Smith, Church History and Modern Revelation,
1 : 120-122. )
A Newell Knight, hij o de Joseph Knight, también
le resultaba difícil orar.
D. y C. 23: 6. ¿Qué significa tomar la cruz?
Daniel Ludlow explica que "tomar la cruz es una frase
que aparece en las Escrituras antiguas y modernas,
incluyendo, por lo menos tres referencias en
Doctrina y Convenios (23:6; 56:2; 112: 14) . En Mateo
16: 24 se citan las palabras del Salvador cuando dij o:
' Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí
mismo, y tome su cruz, y sígame' . La Versión
Inspirada, o sea, la traducción del texto bíblico que
hizo el profeta José Smith, nos aclara esta afirmación
de Jesús en sus propias palabras: 'Y ahora para que
un hombre tome su cruz, tiene que rechazar toda
impiedad y toda luj uria mundana, y obedecer mis
mandamientos. (Mat. 16: 25-26. ) " (Companion, 2: 56. )
El élder James E. Talmage escribió:
"La cruz que debemos tomar puede ser muy
45

bibliotecasud.blogspot.com

pesada, y tal vez sea necesario arrastrarla por ser una
carga demasiado grande para soportar. Tenemos la
tendencia a suponer que la negación del yo es el
único material de nuestra cruz; pero esto es así
siempre y cuando consideremos esa autonegación en
su más amplio sentido, o sea, que comprenda tanto
los aspectos negativos como los positivos. La cruz de
una persona puede consistir mayormente en
contenerse para no hacer lo malo hacia lo cual se
inclina, mientras que la de otra puede ser esforzarse
por hacer aquello que preferiría evitar. El pecado
obsesionante de un individuo puede ser su tendencia
al mal, mientras que el de su vecino quizás sea una
perezosa indiferencia al cumplimiento activo de
algunos principios del evangelio de Jesucristo j unto
con un rigor puritano con respecto a otros aspectos. "
(Vitality of Mormonism, pág, 339; véase también Notas
y comentario sobre D. y C. 56: 2. )
"Occlarará mí cvangclío
como con la voz dc
lrompcla"
Sección 24
Antecedentes históricos
Durante el mes de abril de 1830, José Smith pasó
cierto tiempo en casa de Joseph Knight, en
Colesville, estado de Nueva York. La familia Knight
estaba dispuesta a escuchar el mensaj e que él tenía.
Mientras estaba allí, el Profeta expulsó un espíritu
inmundo que se había apoderado de Newel Knight,
uno de los hij os de Joseph Knight. (Véase History of
the Church, 1 : 82-83. ) La mayoría de los que fueron
testigos del milagroso suceso pidieron el bautismo, lo
cual fue causa del aumento de la oposición, que se
El evangelio debe proclamarse como "con la voz de trompeta" (D.
y C. 24: 12).
46
manifestó en los esfuerzos que se hicieron para
impedir los bautismos y en el hecho de que el
Profeta tuvo que enfrentar muchos pleitos
desagradables basados en acusaciones falsas. Aunque
se le defendió en forma adecuada y quedó absuelto
de las cargas, se perdió mucho tiempo. (Véase
History of the Church, 1 : 88-89, 95-96. ) El tenía la
responsabilidad de proveer para su familia y al
mismo tiempo guiar, aconsejar y dirigir a la Iglesia
recién organizada.
Después que el Profeta regresó de Colesville a su
casa en Harmony, estado de Pennsylvania, el Señor
le dio lo que hoy conocemos como la sección 24. José
Smith no indicó por escrito la razón por la cual se le
dio esta revelación, pero las experiencias que tuvo en
los tribunales ciertamente lo hicieron comprender
que se ejercía todo medio disponible para quitarle
tiempo y evitar, si era posible, el progreso del gran
movimiento de esta dispensación.
Notas y comentario
D. y C. 24: 1. "Has sido librado"
La mención de bendiciones yliberación de que él
había gozado era un recordatorio para el Profeta al
enfrentar él la vastedad de su llamamiento y
contemplar las fuerzas organizadas que se levantaban
en oposición a su obra. El debe de haberse sentido
como Enoc (véase Moisés 6: 31) y Moisés (véase
Exodo 4: 1) y como muchos otros que han sido
llamados a efectuar una obra que está por encima de
la capacidad humana. (Véase History of the Churc/,
1 : 86. )
D. y C. 24:3-9. "Te sustentarán"
Además de sus muchas responsabilidades en la
Iglesia, José Smith tenía una familia y no podía
olvidar sus deberes para con ella, aunque su tarea
fuera principalmente espiritual. A pesar de que no se
le relevó completamente de responsabilidad con
respecto a sus necesidades temporales en aquel
momento, el Señor le dij o que dependiera de la
Iglesia en cuanto al sostén material. El élder Bruce R.
McConkie comentó lo siguiente acerca de los que son
llamados a dar servicio total a la Iglesia:
"Todo nuestro servicio en el reino de Dios se basa
en su eterna ley que establece: ' . . . el trabaj ador en
Sión, trabajará para Sión; porque si trabajare por
dinero, perecerá' (2 Nefi 26: 31) .

bibliotecasud.blogspot.com

"Sabemos perfectamente bien que el 'obrero es
digno de su salario' (véase Lucas 10: 7), y que a
aquellos que dedican todo su tiempo para la
edificación del reino debe proveérseles de alimentos,
vestimenta, alojamiento y todo lo necesario para la
vida. Tenemos que emplear maestros en nuestras
escuelas, arquitectos para diseñar nuestros templos,
constructores para edificar nuestras sinagogas y
administradores para dirigir nuestros negocios. Pero
estos empleados, j unto con todos los demás
miembros de la Iglesia, participan también
voluntariamente para ayudar a que la obra del Señor
avance. Los presidentes de banco trabajan en
proyectos de bienestar; los arquitectos se alejan de
sus mesas de dibuj o para salir en misiones; los
constructores dej an sus herramientas para servir
como obispos o maestros orientadores; los abogados
hacen a un lado sus libros de leyes y el Código civil
para actuar como guías en la Manzana del Templo;
los maestros salen de sus aulas para visitar a los
huérfanos y las viudas en sus aflicciones; los músicos
que se ganan la vida con su arte, voluntariamente
dirigen los coros y tocan en las reuniones de la
Iglesia; los pintores profesionales se complacen en
proporcionar sus servicios voluntaria y
gratuitamente. " (En Conference Report, abril de
1975, pág. 77; véase también Ensign, mayo de 1975,
pág. 52. )
El sostén temporal de parte de los miembros
probablemente sea sólo una parte de lo que se
implica en esos versículos, pues se instaba a los
miembros a apoyar y sostener al Profeta en toda
forma posible.
D. y C. 24:3-9. "En los trabajos temporales no
tendrás fuerza"
"Los dones del profeta eran de naturaleza espiritual
y no monetaria, pero el Señor le prometió que si
magnificaba su llamamiento, siempre tendría lo
necesario para vivir. La habilidad financiera es
también un don que se puede emplear para gloria de
Dios, pero el Profeta no era un hombre de finanzas,
y no vivía para acumular riquezas. El reino de Dios
era su principal y mayor interés. " (Smith y Sj odahl,
Commentary, pág. 124. )
D. y C. 24: 10. "Continuará anunciando mi nombre
al mundo"
Todos los que se bautizan en la Iglesia hacen
convenio de tomar sobre sí el nombre de Cristo y de
que se sepa que son cristianos. Por este motivo,
mediante sus palabras y obras, dan testimonio a las
demás personas concerniente al Salvador y su misión
(véase D. y C. 20: 69) .
Sección 24
D. y C. 24: 13-14. "No exijáis milagros"
A Oliverio Cowdery se le mandó que evitara exigir
milagros, aparte de los que estaban relacionados con
la prédica del evangelio, a menos que fueran
ordenados por el Señor (véase Mateo 10: 8; Marcos
16: 17-18; D. y C. 84: 66-72) . Se espera que los
poseedores del sacerdocio que actúen en forma
apropiada efectúen las obras del sacerdocio (véase D.
y C. 63: 7-12) .
Los milagros mencionados por el Señor en el
versículo 13 son idénticos a las señales de las que se
habla en Marcos 16: 16-20, Mormón 9: 24-25, y
Doctrina y Convenios 84: 64-72. Son dones del
Espíritu (Espíritu Santo) otorgados a los que creen y
obedecen el evangelio de Cristo, y su obj eto no es la
conversión de la gente a la verdad sino el bendecir a
los que ya están convertidos. Al requerírsele a la
persona que necesita de un milagro que lo solicite, se
cumplen las Escrituras, es decir, los milagros se
efectúan en beneficio de los que creen y, por lo
tanto, son una señal de su fe.
D. y C. 24: 15. "Dej aréis una maldición"
Las maldiciones, así como las bendiciones, se pueden
impartir mediante el poder y la autoridad del
sacerdocio (véase D. y C. 124: 93); entre ellas se halla
el sellamiento de los incrédulos y rebeldes al castigo
de Dios (véase D. y C. 1 : 8-9) . La acción de lavarse
los pies como testimonio contra los que rechazan a
los siervos del Señor es una ordenanza de maldición
y no una mera demostración de que se ha dado un
testimonio de la verdad y que éste ha sido
rechazado. Mediante esa ordenanza del lavamiento,
los que rechazan la verdad quedan a su propia
merced, y los que les predicaron el evangelio ya no
son responsables por ellos ante el Señor (véase D. y
C. 88: 81-82) . Por este pasaj e y por lo que dicen otros
de revelaciones posteriores que aparecen en Doctrina
y Convenios, es evidente que la ordenanza debe
realizarse sólo cuando el Señor lo ordena
expresamente (véase también D. y C. 75: 20-22) .
D. y C. 24: 19. La poda de la viña
"En esta dispensación, la viña del Señor cubre toda
la tierra, y los obreros salen a recoger al Israel
disperso antes del día señalado para la quemazón, en
el que la viña será purificada de toda corrupción. (D.
y C. 33: 2-7; 72: 2; 75: 2-5; 101 : 44-62; 135: 6. )
(McConkie, Mormon Doctrine, pág. 452. )
El simbolismo que se emplea en este pasaj e es
semej ante al utilizado en la alegoría del olivo (véase
Jacob 5) .
47

bibliotecasud.blogspot.com

"Lna scñora clc
gída"
Antecedentes históricos
Habían pasado solamente tres años desde que el
profeta José Smith y Emma Hale se habían casado en
el pequeño poblado de South Bainbridge, estado de
Nueva York. El tenía veinticinco años y ella
veintiséis.
La hermana Smith era la séptima en una familia de
nueve hij os cuyos padres eran Isaac y Elizabeth
Hale. Nació el lO de j ulio de 1804 en Harmony,
estado de Pennsylvania. Allí la conoció y cortejó el
Profeta, mientras trabajaba para Josiah Stowell. Se
dice que era una hermosa muj er, poseedora de una
personalidad atractiva, y tenía la reputación de ser
una persona refinada y llena de dignidad, excelente
ama de casa y cocinera. Se había criado en la fe
metodista y a ello se debía su gran amor por la
música.
Los tres primeros años de la noble pareja
ciertamente fueron llenos de tensión y pruebas.
Ocho meses después de su casamiento, José recibió
las planchas de oro de manos de Moroni . Desde ese
momento, su vida se vio acosada por las
persecuciones y la tribulación, y Emma soportó esas
experiencias al iado de su esposo. Ella estaba con él
durante los meses agonizantes en los que él perdió el
don de traducir; también le sirvió como escribiente
durante un tiempo. Su corazón de ella debe de
haberse llenado de dolor cuando el Profeta era
arrestado por acusaciones falsas, una y otra vez
(véase Antecedentes históricos de la sección 24) .
Acompañó al Profeta en muchos de sus viaj es
misionales, y compartió con él el gozo y el pesar que
acompañan la prédica del evangelio. Era una muj er
de gran valor y de voluntad firme. La madre del
Profeta escribió de ella: "Nunca he visto otra muj er
que soportara toda especie de fatiga y tribulación, de
mes en mes, de año en año, con el valor, el celo y la
paciencia inquebrantables, como ella lo ha hecho;
pues sé muy bien lo que ha tenido que soportar. . .
ha hecho frente a las tormentas de la persecución y
ha soportado la ira de hombres y demonios, algo que
habría destruido a cualquier otra muj er". (Lucy M.
Smith, Histary af Jaseph Smith, págs. 190-91 . )
` entonces, en j ulio de 1830, posiblemente cerca
de su cumpleaños, el Señor le dirigió una revelación
que hoy conocemos como la sección 25 de Doctrina y
Convenios.
Notas y comentario
D. y C. 25: 1. "Hij os e hij as en mi reino"
En este versículo, Jesucristo se identifica como "el
Señor tu Dios", que es un título que lleva el
Salvador. En este versículo, reconoce a Emma Smith
como su hij a. Las Escrituras enseñan claramente la
doctrina de que todos los que hacen el convenio del
bautismo pueden volver a nacer en el reino de Dios
y llegar a ser hij os del Salvador porque en esa forma
son "engendrados espiritualmente" por El (véase,
por ejemplo, Mosíah 5: 7; Moisés 6: 64-68) . Tales
personas se distinguen de todos los demás hij os de
Dios que viven en esta tierra por haber entrado en
ese convenio. A los que no participan de tale,
48
Sección 25
convenios se les conoce como hij os de los hombres
(véase Moisés 8: 14-15), y a los que pecan como Caín
lo hizo se les da el nombre de hij os de perdición
(véase Moisés 5: 24; D. y C. 76: 31-32. )
D. y C. 25: 3. ¿En qué sentido era Emma Smith una
"señora elegida"?
Ella había recibido el llamamiento de servir de
compañera y ayuda idónea de José Smith, el Profeta
de la Restauración. En esta revelación también se le
llama "señora elegida" . Posteriormente, recibió otra
responsabilidad cuando el Profeta organizó la
Sociedad de Socorro, el 17 de marzo de 1842. El
Profeta escribió: "Ayudé a iniciar la organización de
'La Sociedad de Socorro Femenina de Nauvoo' . . . La
hermana Emma Smith es la presidenta, y las
hermanas Elizabeth Ann Whitney y Sarah M.
Cleveland son las consej eras. Les impartí mucha
instrucción; leí en el Nuevo Testamento y en el libro
de Doctrina y Convenios concerniente a la 'señora
elegida' y les demostré que ese título significa ser
elegida para cierta obra . . . y que la revelación se
cumplía entonces en la elección de la hermana Smith
a la presidencia de la Sociedad, habiendo sido ella
previamente ordenada para exponer las Escrituras" .
(Histary af the Church, 4: 552-553. )
D. y C. 25:4. ¿Por qué murmuró Emma?
Esta sección de Doctrina y Convenios ofrece algunas
aclaraciones en cuanto a los problemas particulares
que tuvo que enfrentar Emma Smith. El versículo 14
y el siguiente pasaj e, escrito por el presidente Joseph
Fielding Smith, son significativos: "Emma Smith era
un ser humano como otros, y tenía muchas de las
características que encontramos en la mayoría de
nosotros. Por ser la esposa del hombre al cual el
Todopoderoso había bendecido especialmente,
pensaba, tal como pensaría la mayoría de las muj eres
si se encontraran en circunstancias similares, que
tenía derecho a algunos favores en particular. Le era
muy difícil entender la razón por la que no podía ver
las planchas, el Urim y Tumim y otros obj etos
sagrados, privilegio que se había dado a los testigos
especiales. En algunas ocasiones, esos pensamientos
tan humanos la llevaron a murmurar y a preguntarle
al Profeta por qué razón se le negaba ese privilegio"
(Smith, Church Histary and Madern Revelatian, 1 : 125) .
D. y C. 25: 7. ¿Cuál es el significado del vocablo
"ordenada" en el uso que se le da en este versículo?
"En los primeros días de la Iglesia, ese vocablo se
empleaba generalmente con referencia a
ordenaciones y también al hecho de ser apartado, y
era correcto, de acuerdo con el significado que la
palabra tiene. Se decía de los que poseían el
sacerdocio que habían sido ordenados para presidir
sobre las ramas de la Iglesia y efectuar obras
especiales. Las hermanas también eran 'ordenadas' al
ser llamadas a alguna tarea o responsabilidad
especial . En años posteriores llegamos a diferenciar
entre ordenar y apartar (por imposición de las
manos) . Los hombres son ordenados en los oficios
del sacerdocio y apartados para presidir las estacas,
los barrios, las ramas, misiones y organizaciones

bibliotecasud.blogspot.com

auxiliares. Las hermanas son apartadas -no
ordenadas- para ser presidentas de las
organizaciones auxiliares, para serv�r c
?
mo
misioneras, etc. Estas palabras que mdICan que
Emma Smith fue 'ordenada' para exponer las
Escrituras no significan que se le hubiera conferido el
sacerdocio, sino que fue apartada para ese
llamamiento, el cual llegó a su cumplimiento en la
Sociedad de Socorro de la Iglesia. " (Smith, Church
Histor and Modern Revelation, 1 : 126. )
D. y C. 25:7. Emma Smith recibió el llamamiento de
"exhortar a la Iglesia". ¿No se opone éste a l
.
a
declaración del apóstol Pablo de que las mUj eres no
deben hablar en la Iglesia?
El significado correcto de la declaración del apóstol
Pablo de que las muj eres no debían habl

r
.

n la
Iglesia (véase 1 Corintios 14: 34-35) se reClbl
,
o en la
revisión de la Biblia que hizo el profeta Jose SmIth.
El cambio que se hizo en ese pasaje de las Escrituras
indica que las muj eres no deben "mandar" en la
iglesia. El sentido evide

te de eso
.
s
.
v

rsículos e

que,
en la Iglesia, el sacerdOCIO debe dmgu a las mUJ eres.
Este principio fue declarado por el Profeta a los
miembros de la primera Sociedad de Soc
?
rro, cua
.
ndo
les dij o: "Mediante el orden del sacerdOCIO que DIOS
ha establecido, recibiréis instrucciones por conducto
de aquellos que han sido designados para
.
administrar, guiar y dirigir los asuntos de la IgleSia
en esta última dispensación; y ahora, en el nombre
del Señor, doy vuelta a la llave para vuestro
beneficio; y esta sociedad se alegrará, y d

s�e ahora
en adelante descenderán sobre ella conOCimiento e
inteligencia. Este es el principio de mej ores días para
los pobres y necesitados, y tendrán razón para
alegrarse y pronunciar bendicione

sobre v

estra
cabeza" . (Enseñanzas del Profeta Jase Smzth, pago 279. )
D. y C. 25: 11. Se le llama para hacer l a recopilación
del primer himnario
El presidente J oseph Fielding Smit
,
h explic�el
,
significado de esta tarea que el Seno
.
r le a

lgno a
.
Emma: "La necesidad de tener un hlmnano se hiZO
evidente desde el momento de la organización de la
Iglesia, y aunque Emma Smith quizás haya p

n�ad
?
que la habían dejado de lado al no tener el pnvIleglO
de ver las planchas, fue un honor especial para ella
recibir el llamamiento de 'señora elegida' para
presidir sobre las muj eres de la Iglesia en los asuntos
de socorro, tener el llamamiento divino de exponer
las Escrituras en la Iglesia y también haber sido
elegida para seleccionar los hi

nos q
.
e se
publicarían para uso de la IgleSia. EVidentemente,
ella tenía talento para esa obra, hecho que queda
demostrado en la selección que hizo. Con la ayuda
del élder William W. Phelps, se dedicó a la obra y
efectuó una selección, aunque ésta no se publicó
hasta 1835. En esa recopilación se ponen en
evidencia su sabiduría y discreción. En la portada del
libro dice lo siguiente: 'Colección de himnos sagrados
para la Iglesia de los Santos �e los yltimos D�as.
Seleccionados por Emma SmIth, Kirtland, OhlO.
Impreso por F. G. Williams y Cía, 1835. ' En esta
colección, por falta de compositores S

ntos de los
Ultimas Días, encontramos muchos himnos de sectas
cristianas, aunque también hay una buena cantidad
de composiciones de William W. Phelps, Parley P.
Pratt y Eliza R. Snow" (Church History and Modern
Revelation, 1 : 126) .
El primer himnario en inglés tenía 90 himnos;
.
el
segundo, publicado en 1841, tenía 340. En el pnmero
se hacía una clasificación de los cánticos
Sección 25
"La canción de los justos es una oración para mí" (D. y C.
25: 12).
dividiéndolos en himnos fúnebres, de despedida,
vespertinos, bautismales, sacramentales e himnos
apropiados para casamientos. Algunos de los
primeros que fueron elegidos por Emma SmIth se
cuentan entre los favoritos de los Santos de los
Ultimo s Días de nuestra época. Entre ellos tenemos
"El Espíritu de Dios", "Yo sé que vive mi Señor",
"Redentor de Israel" y "¡ Qué firmes cimientos! "
(véase Doxey, Doctrine and Covenants Speaks,
1 : 152-153) .
D. y C. 25:12 "La canción de los justos es una
oración para mí"
¿Qué es el canto del corazón? ¿En qué forma se
podrían relacionar los sentimientos con la verdadera
adoración?
Al escribir en cuanto a la importancia de la música,
el élder Bruce R. McConkie dij o:
"La música l a recibimos de Dios para llevar a cabo
sus propósitos. Las melodías dulces ablandan el alma
del hombre y lo ayudan a prepararse para el
. .
evangelio. Después que las personas han reCibido la
verdad, los cantos de alabanza que elevan a la Deidad
les ayudan a santificar y limpiar
:u
s almas. En
,
consecuencia, tenemos que la musICa mej or y la mas
grandiosa es aquella en la que, con notas y palabras,
se alaba a Dios y se celebran sus verdades. Por otra
parte, la música se puede utilizar con fines carn

les y
sensuales. A fin de alcanzar los objetivos del Senor,
tanto la melodía como las palabras deben ser
edificantes y llevar hacia pensamientos y e
;
ociones
sanas. Hay música vulgar así como hay musICa
virtuosa.
"La música ligera, compuesta con fines recreativos,
también tiene su lugar. Y también lo tienen las
presentaciones clásicas que atraen a los que son
mej or dotados musicalmente. Pero en las reUniones
apartadas para adorar al Señor, los santos deben
49

bibliotecasud.blogspot.com

cantar cánticos que enseñen el evangelio y destaquen
la fe. Las melodías hermosas no son suficientes por
sí solas; el mensaj e contenido en las palabras debe
sujetarse a los principios verdaderos. Las verdades
que se enseñen por medio de los himnos deben
presentarse con tanta fidelidad como aparecen en las
Escrituras mismas. " (Mormon Doctrine, pág. 521;
cursiva agregada. Véase también D. y C. 45: 71;
136: 28; 1 Corintios 14: 26; Efesios 5: 18-19. )
El élder Boyd K. Packer sugirió que l a música
inspiradora puede llegar a ser una fuente de poder
espiritual en la vida de las personas:
"Esto es lo que yo querría enseñaros. Escoged
entre la música sagrada de la Iglesia uno de vuestros
himnos favoritos, cuyas palabras os ayuden a
elevaros y cuya música sea reverente, uno que os
haga sentir inclinados a la inspiración. Recordad el
consej o del presidente Lee: posiblemente 'Soy un
hijo de Dios' sea el apropiado; repasadlo en vuestra
mente; aprendedlo de memoria. Aun cuando no
tengáis capacitación musical, podéis cantar un himno
mentalmente.
"Y bien, utilizadlo como el lugar al cual puedan ir
vuestros pensamientos. Haced que sea vuestro
refugio de emergencia. Cada vez que os deis cuenta
de que aquellos actores de sombras se cuelen desde
las bambalinas de vuestro pensamiento y quieran
ocupar el escenario de vuestra mente, acudid a
vuestro himno como si fuese un disco que escucháis.
" Al comenzar la música y las palabras a formarse
en vuestros pensamientos, los indignos comenzarán
a retirarse avergonzados. En esa forma cambiará toda
la ambientación del escenario de vuestra mente.
Puesto que la música es ennoblecedora y limpia, los
pensamientos indignos desaparecerán; porque al
contrario de la virtud, que por propia decisión rechaza
la inmundicia, el mal, por su naturaleza, no puede
tolerar la coexistencia con la luz.
"Con el tiempo, os encontraréis algunas veces
canturreando interiormente la música. Al hacer un
examen retroactivo de vuestros pensamientos,
descubriréis que al haber alguna influencia del
mundo exterior que estimulara un pensamiento
indigno a ocupar el escenario de la mente, la música
comenzó en ella en forma casi automática . . .
"Hay muchas referencias en las Escrituras, tanto
antiguas como modernas, que atestiguan de la
influencia de la buena música. Parte de la
preparación del Señor mismo para su gran prueba
fue la influencia de la música, según se halla
registrado en este versículo: 'Cuando hubieron
cantado el himno, salieron al monte de los olivos'
(Marcos 14: 26) . " (En Conference Report, oct. de 1973,
pág. 24-25; y Ensign, ene. de 1974, pág. 28. )
D. y C. 25: 16. "Esta es mi voz a todos"
La advertencia final indica que aunque la revelación
era específicamente para Emma Smith, se puede
aplicar a todos, especialmente a todas las muj eres.
Hay varios detalles que describen algunas
características de una "señora elegida", en cualquier
época o lugar:
1. Será un consuelo para su marido (vers. 5) .
2. Expondrá las Escrituras (vers. 7) .
3. Exhortará a la Iglesia mediante el Espíritu
(vers. 7) .
4. Dedicará tiempo a escribir y aprender mucho
(vers. 8) .
5. Su esposo la apoyará (vers. 9) .
6. Dejará de lado las cosas del mundo (vers. 10) .
7. Buscará todo lo relacionado con un mundo
mej or (vers. 10) .
50
8. Elegirá música sagrada o buena (vers. 11; véase
también Notas y comentario sobre el versículo 12) .
9. Elevará su corazón y se regocij ará (vers. 13) .
10. No se apartará de sus convenios (vers. 13) .
1 1 . Continuará con espíritu de mansedumbre
(vers. 14) .
12. Se cuidará del orgullo (vers. 14) .
13. Su alma se deleitará en su marido y en la gloria
que recibirá él (vers. 14) .
14. Guardará los mandamientos continuamente
(vers. 15) .
El élder Neal A. Maxwell dij o, en cuanto a la
importancia de la muj er en el plan del Señor:
"Poco sabemos del porqué de la división de
deberes entre el hombre y la muj er, tales como la
maternidad y el sacerdocio; eso fue divinamente
determinado en otro tiempo y otro lugar. Nos
acostumbramos a enfocar nuestra atención en los
hombres de Dios, porque en ellos recaen las
responsabilidades del sacerdocio y el liderato. Pero
paralela a esa línea de autoridad fluye una influencia
que refleja la rectitud de las admirables hij as de Dios
que han adornado todas las épocas y dispensaciones,
incluso la nuestra, y cuya grandeza no se mide en
palabras de alabanza. La historia de estas muj eres de
Dios es el inédito drama femenino dentro del drama
histórico . . .
"Así como algunos hombres fueron preordenados
antes de la fundación del mundo, también lo fueron
algunas muj eres para llevar a cabo determinadas
responsabilidades. Fue un plan divino, y no el mero
azar, lo que señaló a María como la madre de Jesús.
El j oven profeta José Smith fue bendecido no sólo
con un gran hombre como padre, sino con una
madre maravillosa, que tuvo influencia sobre toda
una dispensación . . .
"El hecho de que en la Iglesia de nuestros días se
haya asignado el servicio caritativo a las muj eres no
es accidental; mientras que el servicio que rinden
algunos hombres en este aspecto parece más
impuesto por la obligación, el que prestan las
muj eres es completamente natural.
La instrucción que recibió Emma Smith de que su alma se de/eitara
en su marido es una comisión para todas las esposas (D. y C.
25: 14).

bibliotecasud.blogspot.com

"Por ser las hij as de Sión tan especiales, el
adversario no ha de cesar en sus intentos de hacerlas
caer . . .
"A menudo, la muj er brinda consuelo cuando su
propia necesidad es mayor que la de aquél a quien
ayuda, una cualidad similar a la generosidad de
Jesucristo en la cruz. Quien en medio de su dolor da
consuelo a otros, participa de lo divino . . .
"Cuando la historia final de la humanidad se
revele, ¿hará resonar el tronar del cañón, o el eco de
una canción de cuna? ¿Los grandes armisticios
hechos por los militares o la acción pacificadora de la
muj er en el hogar? Lo que ocurre en las cunas y en
los hogares, ¿tendrá mayor efecto que las grandes
resoluciones tomadas en los congresos?
"Cuando el paso de los siglos haya convertido en
arena las grandes pirámides, la familia eterna aún
permanecerá, puesto que es una institución celestial,
Sección 25
formada fuera de la esfera telestial . Las hij as de Dios
saben esto muy bien.
"No es de extrañar, entonces, que los hombres de
Dios os apoyen en vuestro papel exclusivo,
hermanas, porque el acto de abandonar el hogar con
el supuesto fin de salvar a la sociedad, es como
quitar un tapón del casco de un barco para remendar
la cubierta . . .
"Para terminar, recordemos que cuando
regresemos a nuestro verdadero hogar, será con la
mutua aprobación de aquellos que reinan en las
cortes celestiales. Allá encontraremos una belleza que
el oj o mortal j amás ha contemplado; oiremos una
música que oídos mortales no han escuchado nunca.
No creo que fuera posible tan magnífico regreso al
hogar si no hubiera una Madre Celestial que
preparara nuestro recibimiento. " ("Muj eres de Dios",
Liahona, agosto de 1978, págs. 13-15. )
la lcy dcl común acucrdo Sección 26
Antecedentes históricos
Véase Antecedentes históricos en el capítulo
correspondiente a la sección 24. Las secciones 24, 25
y 26 se recibieron aproximadamente en la misma
fecha.
Notas y comentario
D. y C. 26: 1. Instrucciones del Señor hasta la
conferencia
" 'Salir hacia el oeste' significa que se dirigieran a
Fayette, estado de Nueva York, a una distancia de
165 kilómetros. Y 'la próxima conferencia' a la que se
refiere se realizó en Fayette, los días 26 y 27 de
septiembre de 1830. El 'estudio de las Escrituras'
probablemente tuviera algo que ver con la traducción
de la Biblia, dado que las primeras anotaciones
manuscritas, efectuadas en el verano y otoño de
1830, aparecen con la letra de John Whitmer y
Oliverio Cowdery. Aparentemente, la traducción y el
estudio se efectuaban al mismo tiempo; y
probablemente se tratara de una sola cosa. "
(Matthews, Joseplz Smitlz's Translation of tlze Bible,
pág. 27. )
D. y C. 26: 2. La ley del común acuerdo
El élder Bruce R. McConkie explicó lo siguiente: "Los
asuntos administrativos de la Iglesia se manej an baj o
la ley del común acuerdo. Esta ley consiste en que en
el reino terrenal de Dios, el Rey aconsej a lo que hay
que hacer, pero luego permite que sus súbditos
acepten o rechacen sus propuestas. A menos que el
principio del libre albedrío se ponga en práctica con
j usticia, el hombre no progresará hasta lograr la
salvación en el reino celestial. En consecuencia, los
oficiales de la Iglesia se eligen por el espíritu de
revelación que reciben los que son llamados para
elegirlos; pero antes de que aquéllos puedan servir
en sus puestos, deben recibir un voto formal de
sostenimiento de parte de los miembros sobre
quienes van a presidir. (D. y C. 20: 60- -67; 26: 2; 28;
38: 34- 35; 41: 9-1 1; 42: 1 1 ; 102: 9; 124: 124-145. ) "
(Mormon Doctrine, págs. 149-150. )
No sólo s e sostiene a los oficiales de la Iglesia
mediante el común acuerdo, sino que este mismo
principio se aplica también a las normas, las
decisiones importantes, la aceptación de nuevas
Escrituras y otros asuntos que afecten la vida de los
santos.
D. y C. 26: 2. ¿Se puede ocupar un puesto en la
Iglesia sin el consentimiento de los miembros?
"Ninguna persona puede presidir en esta Iglesia, en
el cargo que sea, sin el consentimiento de los
miembros. El Señor nos ha impuesto la obligación de
sostener con nuestro voto a aquellos a quienes se
llama a ocupar cargos de responsabilidad. Si los
miembros decidieran lo contrario, una persona no
podría presidir a ningún cuerpo de Santos de los
Ultimas Días en esta Iglesia, y, sin embargo, no
corresponde a los miembros el derecho de proponer
o de escoger, sino que ésa es prerrogativa del
sacerdocio. " (Smith, Doctrina de Salvación, 3: 11 6-117;
versión revisada. )
D. y C. 26:2. ¿En qué casos s e debe dar un voto en
contra?
"Ningún derecho tengo yo de levantar la mano para
oponerme a una persona a quien se haya llamado a
ocupar algún cargo en la Iglesia simplemente porque
no me caiga bien, o por motivo de algún desacuerdo
o sentimiento personal que yo pueda tener, sino
únicamente si me baso en que esa persona ha hecho
algo malo y ha transgredido las leyes de la Iglesia,
cosa que lo incapacitaría para el cargo que se
propone darle. " (Smith, Doctrina de Salvación, 3: 117;
versión revisada. )
D. y C. 26:2. La responsabilidad de los que
sostienen a sus hermanos
El élder Loren C. Dunn explicó cuál es la
responsabilidad que acompaña a ese procedimiento
de expresar apoyo: "Al sostener a los oficiales, se nos
51

bibliotecasud.blogspot.com

da la posibilidad de expresar nuestro apoyo a los que
el Señor ya ha llamado mediante la revelación . . . El
Señor, entonces, nos da la oportunidad de sostener
la acción de un llamamiento divino y, en efecto, de
expresarnos si tenemos una razón para pensar lo
opuesto. Sostener es dar vigencia a lo propuesto,
comprometiéndonos a apoyar a quienes hemos
sostenido. Cuando uno se somete al acto sagrado de
levantar el brazo en escuadra, debe recordar
seriamente lo que ha hecho y comportarse de
acuerdo con el voto de sostenimiento que ha dado,
tanto públicamente como en privado". (En Conferenee
Report, abril de 1972, pág. 19. )
"Al votar afirmativamente, hacéis convenio
solemne con el Señor de que sostendréis, es decir,
que daréis toda vuestra lealtad y apoyo, sin reserva,
al oficial al cual sostuvisteis. " (Harold B. Lee, en
Conference Report, abril de 1970, pág. 103. )
Al lomar la Sanla
Lcna. . .
Antecedentes históricos
El profeta José Smith escribió: "A principios de
agosto, Newel Knight y su esposa nos visitaron en
Harmony, estado de Pennsylvania; ni ella ni mi
esposa habían sido confirmadas todavía y se propuso
que las confirmáramos y que participáramos juntos
de la Santa Cena antes de que ellos se retiraran. A
fin de prepararnos para esto salí a buscar vino para
la ocasión, pero había andado solamente una corta
distancia cuando se me presentó un mensajero
celestial y recibí la revelación siguiente, de la cual los
cuatro primeros párrafos fueron escritos en la ocasión
y el resto en el mes de septiembre . . . ´ ` a
continuación cita la sección 27 de Doctrina y
Convenios. (History of the Chureh, 1 : 106. )
N atas y Comentario
D. y C. 27:1-4. "No importa lo que comáis o bebáis
al tomar la Santa Cena"
El presidente Joseph Fielding Smith explicó la razón
por la cual se recibió esta revelación y el sentido que
ella tiene: "Aquel mensajero celestial le dij o a José
Smith que no importaba lo que emplearan para la
Santa Cena, y que no debía comprar vino ni bebidas
alcohólicas a sus enemigos. La razón es obvia, pues
el Profeta tenía muchos enemigos. Sin embargo, esa
razón iba mucho más allá de la mera protección
contra aquéllos, pues era una advertencia de que
habría personas malas y dañinas que adulterarían las
bebidas. (Véase La Palabra de Sabiduría, Seco 89. )
José Smith también recibió instrucciones con respecto
a que no utilizara para la Santa Cena vino que no
fuera hecho por los santos y que éste debía ser de
reciente cosecha. Aunque la Iglesia no adoptó en
aquel momento la costumbre de utilizar agua
exclusivamente, desde entonces el agua se utilizó
como substituto del vino, el cual . . . tiene semejanza
con la sangre. Hoy día, en toda la Iglesia se utiliza
agua en memoria de la sangre de Jesucristo que fue
derramada para la remisión de los pecados y en
beneficio de todos los que se arrepienten y aceptan el
52
"Todas las cosas se harán de común acuerdo" (D. y C. 26: 2).
Sección 27
evangelio" (Chureh Histon and Modern Revelation,
1: 132) .
.
D. y C. 27:5-14. El Señor beberá del fruto de la vid
El Salvador nombró a profetas del Antiguo
Testamento, del Nuevo Testamento y del Libro de
Mormón entre los que estarán con El para participar
de la Santa Cena en el reino de su Padre "en la
tierra" (vers. 5). Es interesante notar que el Señor
mencionó a José, el que fue vendido a Egipto, pues
la Biblia usualmente se refiere al Dios de Abraham,
Isaac y Jacob. Tanto en la Biblia como en el Libro de
Mormón se habla de José en forma destacada y,
naturalmente, él es el progenitor de muchos pueblos
que se han registrado en el Libro de Mormón.
"La noche en que participó con los Apóstoles de la
Pascua, el Salvador les dij o que no bebería del 'fruto
de la vid' con ellos otra vez 'hasta aquel día en que
lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre'
(Mateo 26: 29; véase también Lucas 22: 18) . Esto lo
reiteró en la revelación que dio a José Smith, en la
que prometió beber y comer con sus profetas y
santos en el reino de su Padre, reino que será
establecido en la tierra. " (Smith, Chureh History and
Modern Revelation, 1: 132-133. )
D. y C. 27:5. El palo de Efraín
El presidente Joseph Fielding Smith definió esta frase
y explicó su aplicación a la Iglesia de nuestra época:
"Una expresión significativa en la profecía de
Ezequiel es que el palo de José y sus compañeros
habría de estar en las manos de Efraín. Efraín iba a
estar a la cabeza de las tribus de Israel en los
postreros días, de acuerdo con su primogenitura.
José Smith, a quien se entregó la historia de los
nefitas, y que también la traduj o, es de la tribu de
Efraín. El Señor así lo reveló. También lo son la
mayor parte de aquellos que han recibido el
evangelio en esta dispensación. Por tanto, este palo
de José está en la mano de Efraín, y él lo ha j untado
con el palo de Judá, dando cumplimiento a la
profecía de Ezequiel.

bibliotecasud.blogspot.com

"El Libro de Mormón es el registro de José y
contiene la historia de sus descendientes sobre esta
tierra, tanto de la línea de Efraín como de la de
Manasés. Estaba en las manos de Efraín cuando se
entregó a José Smith, y continúa en las manos de
Efraín cuando nuestros misioneros salen a proclamar
sus verdades al mundo . . . " (Doctrina de Salvación,
3: 198; versión revisada. Véase también Ezequiel
37: 15-19. )
D. y C. 27:67. ¿Quién es este Elías?
Dado que el vocablo Elías se refiere a más de una
persona, a veces puede llevarnos a cierta confusión.
El élder Bruce R. McConkie explicó lo siguiente:
"Al revisar la Biblia mediante el espíritu de
revelación, el Profeta restauró una declaración de
Juan el Bautista que dice que Cristo es el Elías que
restauraría todas las cosas (Versión Inspirada hecha
por José Smith, Juan 1 : 21-28) . También mediante
revelación se nos informa que el Elías que restauraría
todas las cosas es el ángel Gabriel, que en la
mortalidad fue conocido como Noé. (D. y C. 26: 6-7;
Lucas 1: 5-25; Enseñanzas, pág. 183. ) De la misma
fuente auténtica aprendemos que el Elías prometido
es Juan el Revelador (D. y C. 77:9 y 14) . Así vemos
que hay tres revelaciones que mencionan a Elías
como tres personas diferentes. ¿Cuál es la conclusión
a la que llegamos?
"Si respondemos a la pregunta de quién efectuó la
restauración, sabremos quién es Elías y veremos que
no hay problema alguno en estas revelaciones
aparentemente contradictorias. ¿Quién ha restaurado
todas las cosas? ¿Fue un solo hombre? Ciertamente
que no. Muchos ministrantes angélicos fueron
enviados de las cortes de gloria para conferir llaves y
poderes, para entregar sus dispensaciones y glorias
otra vez a los hombres en la tierra. Al menos han
venido los siguientes: Moroni, Juan el Bautista,
Pedro, Santiago y Juan, Moisés, Elías el Profeta,
Elías, Gabriel, Rafael y Miguel. (D. y C. 13; 110;
128: 19-21 . ) Dado que es evidente que no fue un
mensaj ero solo el que llevó toda la carga de la
restauración, sino más bien que cada uno vino con
una investidura definida, es claro que el nombre Elías
se aplica a diversos personaj es. El término debe
entenderse como nombre y título para aquellos cuya
misión era entregar llaves y poderes a los hombres
en esta dispensación final . " (Mormon Doctrine, pág.
221; cursiva agregada. Véase también D. y C.
1 10: 12-16. )
D. y C. 27: 13. La dispensación del cumplimiento de
los tiempos
El élder David W. Patten, uno de los primeros
Apóstoles y mártires de esta dispensación, dij o: "Es
necesario saber qué significa el cumplimiento de los
tiempos, o el alcance o autoridad que lo caracterizan.
El significado es: Que la dispensación del
cumplimiento de los tiempos está integrada por
todas las demás dispensaciones que se han abierto,
desde que el mundo empezó hasta el presente. Adán
fue el primero a quien se le dio una dispensación; es
bien sabido que Dios habló con él personalmente en
el Jardín, y le dio la promesa del Mesías. Y a Noé
también se le dio una dispensación. Jesús dij o: 'Mas
como en los días de Noé, así será la venida del Hij o
del Hombre' . Y así como los j ustos fueron salvos en
aquellos días y los inicuos destruidos, así será
entonces. Y de Noé a Abraham, y de Abraham a
Moisés, y de Moisés a Elías, y de Elías a Juan el
Bautista, y de entonces a Jesucristo, y de Jesucristo a
Sección 27
Pedro, Santiago y Juan, los Apóstoles, todos
recibieron en su tiempo una dispensación, mediante
la revelación de Dios, para completar el gran plan de
restitución del que hablaron todos los santos profetas
desde el principio del mundo, el fin del cual es la
dispensación del cumplimiento de los tiempos en la
que todo se cumplirá, todo lo que se ha predicho
desde que la tierra fue creada" (History U1 the Church,
3: 51) .
D. y C. 27:1518. "Tomad sobre vosotros toda mi
armadura"
El élder Harold B. Lee explicó el significado del
simbolismo de este pasaj e:
"Tenemos las cuatro partes del cuerpo . . . las más
vulnerables a los poderes de las tinieblas: Los lomos,
que representan la virtud y castidad; el corazón, que
simboliza nuestra conducta; los pies, que simbolizan
nuestras metas u obj etivos en la vida; y, finalmente,
la cabeza, que representa nuestros pensamientos . . .
"Debemos tener los lomos ceñidos con la verdad.
¿Qué es la verdad? La verdad, dijo el Señor, 'es el
conocimiento de las cosas como son, como eran y
como han de ser' . . . [Véase D. y C. 93: 24. ] 'Nuestros
lomos deben estar ceñidos con la verdad' , dij o el
Profeta.
"Y el corazón, ¿qué clase de coraza protegerá
nuestra conducta en la vida? Tendremos sobre el
corazón una coraza de rectitud. Habiendo aprendido
la verdad, poseemos un modelo mediante el cual
j uzgar entre el bien y el mal, de manera que nuestra
conducta siempre se medirá de acuerdo con lo que
sabemos que es la verdad. La coraza que llevaremos
para proteger nuestra conducta será la de la rectitud.
"¿Con qué nos protegeremos los pies? L, en otras
palabras, ¿de acuerdo con qué medida evaluaremos
nuestros obj etivos o metas en la vida? . . 'Y calzados
los pies con el apresto del evangelio de la paz'
(Efesios 6: 15) . . .
"¡ Cuán afortunados sois si en vuestra niñez, en el
hogar de vuestros padres, se os enseñó la doctrina
del arrepentimiento, la fe en Cristo, el Hij o del Dios
viviente, el significado del bautismo, y lo que
obtenéis por la imposición de las manos para
comunicar el don del Espíritu Santo! Afortunado
aquél a quien se le ha enseñado a orar y a quien se
le ha instruido en cuanto a los pasos que tiene que
dar a través de la vida. Los pies calzados con la
preparación del evangelio de paz . . .
"Y finalmente el yelmo de la salvación . . . ¿Qué es
la salvación? Es ser salvo. ¿Salvo de qué? De la
muerte y del pecado . . .
"El apóstol Pablo representó a un hombre
revestido con una armadura y sosteniendo en una
mano un escudo y en la otra una espada, las armas
que se usaban en aquella época. El escudo era el de
la fe y la espada era la del Espíritu, que es la palabra
de Dios. No puedo imaginar armas más poderosas
que la fe y el conocimiento de las Escrituras, las
cuales contienen la palabra de Dios. Quien así esté
protegido y así preparado con esas armas está listo
para ir contra el enemigo al que debemos temer más
que a los enemigos de la luz . . . Mucho más que a
los que vienen de día y que podemos ver son de
temer los enemigos que atacan en la obscuridad de la
noche y a los que no podemos ver con los oj os . "
("Feet Shod with the Preparation of the Gospel of
Peace" ["Los pies calzados con el evangelio de paz"] ,
Brigham Young University Speeches U1 the Year, Provo,
Utah 9 de noviembre de 1954, págs. 3-7. )
53

bibliotecasud.blogspot.com

"No has dc mandar al guc
lc cs por cabcza"
Sección 28
Antecedentes históricos
Cuando se recibió esta revelación en septiembre de
1830, la Iglesia, que había sido organizada hacía unos
pocos meses, enfrentaba uno de sus primeros
problemas serios: ¿Quién tenía derecho a recibir
revelación para la Iglesia? La duda surgió porque
Hiram Page había encontrado una piedra mediante la
cual, según decía, podía recibir revelación.
Es preciso tener en cuenta que muchos de los
primeros conversos provenían del movimiento
congregacionalista, que consistía en grupos religiosos
en los que cualquiera tenía el derecho de proclamar
doctrina si el resto de la congregación estaba de
acuerdo. Así es que a algunos de los nuevos
conversos les parecía natural considerar válida la
revelación que Hiram Page decía recibir. Pero
mediante la revelación del Señor contenida en la
sección 28, los santos que estaban en el estado de
Nueva York pudieron entender que solamente una
persona podía recibir revelación del Señor para toda
la Iglesia. Más adelante, los nuevos conversos de
Kirtland también tuvieron que aprender esa lección
(véase la sección 43) .
Newel Knight, que fue testigo de estos
acontecimientos, escribió en su diario:
"Después de arreglar los asuntos en mi casa, me
dirigí a Fayette para asistir a nuestra segunda
conferencia que se había convocado para tener lugar
en la casa de Whitmer (el padre), donde José Smith
residía entonces. Al llegar, encontré al hermano José
sumamente intranquilo por causa de Hiram Page,
que había logrado causar cierta disensión entre los
hermanos dando revelaciones concernientes al
gobiero de la Iglesia y otros asuntos, las cuales,
según decía, había recibido a través de una piedra
que tenía en su poder. Tenía muchas páginas en la

que estaban esas revelaciones, y muchos en la IgleSia
se dejaban desviar por ellas. Aun Oliverio Cowdery
y la familia Whitmer habían prestado oído, aunque
estaban en contradicción con el Nuevo Testamento y
con las revelaciones de los últimos días. Era una
oportunidad para que Satanás trabajara en el seno
del pequeño rebaño y por ese medio buscó lograr lo
que la persecución no había podido conseguir. José
estaba perplej o y sin saber cómo enfrentar esta
nueva crisis. Esa noche, yo me quedé en el cuarto
con él, y dedicamos la mayor parte de la noche a la
oración y súplica. Después de mucho esforzarse con
esos hermanos, quedaron convencidos de su error y
lo confesaron, rechazando las revelaciones porque no
eran de Dios, además de reconocer que Satanás
había conspirado para destruir su creencia en el
verdadero plan de salvación. En consecuencia de
todo ello, el Profeta consultó con el Señor antes de
comenzar la conferencia y recibió la revelación
publicada en la página 140 de Doctrina y Convenios
[Nota: actualmente la sección 28] , en la que Dios
explícitamente declara su intención y voluntad
concerniente al hecho de recibir revelaciones. "
"Habiéndose iniciado l a conferencia, l o primero
que se hizo fue considerar el tema de la piedra que
tenía en su posesión Hyrum Page. Luego de mucha
investigación y estudio, el hermano Page y todos los
54
miembros de la Iglesia presentes renunciaron a la
piedra y a las revelaciones relacionadas
.
con ella, para
nuestro gozo y satisfacción. " (ournal Hlstory, 25 de
sept. de 1830. )
N otas y comentario
D. y C. 28: 1. ¿Por qué le dij o el Señor a la Iglesia
que escuchara a Oliverio Cowdery?
En ese momento, Oliverio Cowdery era el segundo
élder de la Iglesia (véase D. y C. 20: 3) . Así como los
santos debían escuchar el consej o de todas las
Autoridades Generales, igualmente recibieron
instrucciones de prestar atención a las palabras de
Oliverio Cowdery.
D. y C. 28:2-3. ¿En qué forma violó Hiram Page el
verdadero orden en que se recibe guía divina para la
Iglesia?
El Profeta enseñó lo siguiente: "Es contrario al
sistema de Dios que un miembro de la Iglesia, o
cualquier otro, reciba instrucciones para los que
poseen una autoridad mayor que la de ellos; por
consiguiente, desde luego verá usted la impropiedad
de hacerles caso; mas si una persona tiene una visión
o recibe la visita de un mensaj ero celestial, debe ser
para su propio beneficio e instrucción, porque los
principios, gobierno y doctrina fundamentales de la
Iglesia están comprendidos en las llaves del reino" .
(Enseñanzas del Profeta José Smith, págs. 1819. )
Una declaración oficial emitida por l a Primera
Presidencia de la Iglesia en 1913 aclara más este
principio: "Desde los días de Hiram Page (D. y C.
28), en distintos períodos ha habido manifestaciones
dirigidas a los miembros de la Iglesia de parte de
espíritus engañadores. A veces, esas personas han
recibido las manifestaciones por haber cometido
transgresiones que las han convertido en presa fácil
para el 'archiengañador' . En otras ocasiones,
individuos que se enorgullecen de su estricta
observancia de las reglas, ordenanzas y ceremonias
de la Iglesia, se han dej ado desviar por espíritus
falsos que ejercen una influencia que es una fiel
imitación de la que procede de la fuente Divina y
aun esas personas, que se consideran 'los electos',
encuentran muy difícil discernir la diferencia
esencial . Satanás mismo se ha transformado en lo
que parece ser 'un ángel de luz' .
"Cuando las visiones, los sueños, las lenguas, la
profecía, las impresiones o cualquier otra inspiración
o don extraordinario comunican algo que no está en
armonía con las revelaciones que han sido aceptadas
por la Iglesia o s. on contrarias a las decisiones de sus
autoridades constituidas, los Santos de los Ultimas
Días pueden saber que no son de Dios, por muy
dignos de crédito que puedan parecer. Además,
deben entender que las instrucciones que se dan
para guía de la Iglesia se recibirán por revelación,
por medio de aquél que está a la cabeza. Todos los
miembros fieles tienen derecho a la inspiración del
Espíritu Santo para sí mismos, para su familia y para
aquellos sobre quienes presiden porque han sido
llamados y ordenados para hacerlo. Pero todo lo que
esté en desacuerdo con lo que proviene de Dios a

bibliotecasud.blogspot.com

La Primera Presidencia, en los años 1 91 1 a 1918: Anthon H. Lund, Primer Consejero; Joseph F. Smith, Presidente; Charles W. Penrose,
Segundo Consejero.
través del que está a la cabeza de la Iglesia, no debe
recibirse como autorizado ni digno de confianza. En
asuntos seculares así como en asuntos espirituales,
los santos pueden recibir guía y revelación divina
que tenga que ver con ellos mismos, mas esto no les
otorga autoridad para dirigir a otros miembros y no
debe aceptarse cuando es contraria a los convenios,
doctrina o disciplina de la Iglesia o a los hechos
conocidos, las verdades establecidas o el sentido
común . . .
"No os dejéis llevar por espíritu o influencia
alguna que desacredite a la autoridad establecida y
contradiga los verdaderos principios y
descubrimientos científicos, o se aparte de las
revelaciones directas de Dios para gobernar a la
Iglesia. El Espíritu Santo no contradice sus propias
revelaciones; la verdad siempre está en armonía con
la verdad. A menudo, la piedad es la capa con que
se cubre el error. Los consej os del Señor, mediante el
canal que El ha señalado, siempre nos acarrearán
seguridad; por lo tanto, ¡ oh, Santos de los Ultimas
Días, aprovechad estas palabras de advertencia! "
Goseph F. Smith, Anthon H. Lund, y Charles W.
Pemose, "A Warning Voice" ["Una voz de
advertencia"] , Improvement Era, sept. de 1913, págs.
1148-1 149. )
Oliverio Cowdery recibió instrucciones del Señor
de que "no has de escribir por vía de mandamiento,
sino por sabiduría" (vers. 5). En otras palabras, el
Señor le estaba diciendo que, aunque podía dar
consej o y asesoramiento a los santos, no podía
establecer doctrina ni revelación. Esa responsabilidad
correspondía al Profeta solamente.
D. y C. 28:5-6. "No has de mandar al que te es
por cabeza"
El presidente Joseph Fielding Smith explicó lo
siguiente: "Era indispensable que Oliverio Cowdery
recibiera esa admonición, porque tenía la tendencia a
estar en desacuerdo con el Profeta aun en asuntos
relativos a la revelación. Pero aquel desagradable
incidente tuvo muy buenos resultados para los
miembros, pues les enseñó que en la Iglesia hay un
orden, que solamente un hombre ha sido llamado
para recibir los mandamientos y la revelación que les
sirva de guía, y que ese hombre es al que Dios
mismo ha llamado. Es fácil de entender que en
aquella época los miembros cayeran en ese error
porque hacía muy poco tiempo que conocían la
Iglesia y todavía tenían mucho que aprender en lo
pertinente al reino de Dios y a la forma de
gobernarlo; por ejemplo, no sabían que, con la
excepción del Profeta, ningún hombre tenía derecho
de proclamarse portavoz del Todopoderoso, y esta
revelación les enseñó que si así sucediera, surgiría
entre ellos gran confusión y que sólo José Smith
poseía las llaves de la revelación hasta que otro fuera
llamado para tomar su lugar" (Church History and
Modern Revelation, 1: 135-136) .
D. y C. 28: 8- 16. Se llama a Oliverio Cowdery a
cumplir una misión entre los lamanitas
"La misión entre los lamanitas fue un movimiento
muy importante de la Iglesia que, aunque j oven,
crecía con vigor. Oliverio Cowdery fue el primer
miembro a quien se llamó para dicha misión. Luego,
Pe ter Whitmer, hij o, recibió el llamamiento (véase la
sección 30), y más adelante también lo recibieron
Parley P. Pratt y Ziba Peterson (véase la sección 32) .
Inmediatamente después de la conferencia, el
pequeño grupo emprendió la peligrosa j ornada en la
que habrían de recorrer más de 2. 400 km. ; la hicieron
a pie, confiados en que el Señor les abriría el camino.
Cerca de Búfalo, estado de Nueva York, visitaron a
los indios catteraugus y les dejaron el Libro de
Mormón, después de lo cual siguieron camino a
Kirtland, estado de LhÎO AHí visitaon a Sidney
Rigdon, que era entonces un ministro campbelita
muy popular; él y algunos amigos se convirtieron d
la Iglesia. Durante un tiempo, los misioneros se
dedicaron noche y día a enseñar el evangelio a la
gente de Kirtland y sus alrededores. Después de
haber ordenado a Rigdon, Isaac Morley, John
Murdock, Lyman Wight y otros al ministerio,
partieron en dirección al oeste. Cerca de Sandusky,
visitaron a la tribu de los hurones y les predicaron el
evangelio. En las ciudades de Cincinnati y Saint
Louis tuvieron muy poco éxito; en esta última,
grandes tormentas de nieve les dificultaron la
marcha. A principios de 1831, continuaron camino
recorriendo cerca de 500 km. a pie por las praderas,
sin contar con refugio ni fuego y viviendo de maíz
55

bibliotecasud.blogspot.com

congelado, pan y carne cruda de cerdo. Finalmente,
llegaron a Independence, en el límite oeste del
estado de Misuri; habían viaj ado durante cuatro
meses y sufrido dificultades indecibles; habían
predicado a dos tribus indias y a miles de blancos,
dej ando organizadas varias ramas fuertes de la
Iglesia.
"Después de un breve descanso en Independence,
tres de los hermanos cruzaron la frontera entre
indios y blancos para hacer una visita a los indios
shauníes. Luego fueron a predicar a los delawares,
quienes manifestaron gran interés en el Libro de
Mormón. Esto despertó la envidia de algunos
ministros religiosos que hablaron con los agentes de
gobierno encargados de asuntos indígenas y los
convencieron de que expulsaran a los misioneros del
territorio indio. Por lo tanto, los hermanos
regresaron al condado de Jackson, en Misuri, donde
predicaron por un tiempo con mucho éxito. " (Smith
and Sj odahl, Commentary, pág. 144. )
D. y C. 28: 9. El lugar de Sión "se revelará más
adelante"
Por medio de la revelación que recibió José Smith de
Moisés y Enoc, los santos supieron que Sión sería
establecida otra vez sobre la tierra (véase Moisés
7:62); no es extraño, entonces, que preguntaran
dónde estaría.
"Es probable que algunas de las supuestas
'revelaciones' de Hiram Page tuvieran que ver
precisamente con ese tema. Los santos se
entusiasmaron mucho y se dispusieron a esperar el
cumplimiento inmediato de las profecías. En esta
revelación (vers. 9), el Señor les hizo saber que la
ubicación de la ciudad santa todavía no se había
revelado, pero que estaría 'en las fronteras cerca de
los lamanitas' . Más adelante, se recibió una
revelación más clara en cuanto al sitio preciso (D. y
C. 57: 1-3) . " (Smith and Sjodahl, Commentary, pág.
142. )
Con el vocablo "Iamanitas" José Smith hacía
referencia a los indios, y la frase "en las fronteras
cerca de los lamanitas" (vers. 9) es una referencia a la
frontera que dividía las poblaciones de los blancos de
las tierras indígenas. Aunque Independence estaba
bastante poblada, cuando los misioneros llegaron a
ella sólo hacía cuatro años que había sido organizada
como ciudad fronteriza.
D. y C. 28:12. Los convenios de la Iglesia
En los convenios de la Iglesia a los que se refiere ese
versículo se incluyen los que se encuentran en la
sección 20 de Doctrina y Convenios. En esa
revelación, el Señor especificó a quién le
correspondía presidir en la Iglesia (vers. 2-3), y
describió los deberes de todos los demás poseedores
del sacerdocio y los otros miembros (vers. 38-71) . La
afirmación de Hiram Page diciendo que había
recibido revelación para toda la Iglesia no estaba de
acuerdo con las enseñanzas de esa sección de
Doctrina y Convenios. Una parte íntegra de dichas
enseñanzas es el principio del común acuerdo, el
cual, según el versículo 13 de la sección 28, Hiram
Page había quebrantado al afirmar que todos los
miembros de la Iglesia tenían la obligación de
obedecer las "revelaciones" que él había recibido.
ls rccís prcpararsc para
cl a dc la lríbulacíón
Sección 29
Antecedentes históricos
En l os meses anteríores a septiembre de 1830, José
Smith había sido perseguido duramente en
Harmony, Pennsylvania. Por este motivo, Newel
Knight ayudó a la familia del Profeta a trasladarse a
Fayette, Nueva York, porque los Smith habían
recibido la invitación de vivir con la familia de David
Whitmer.
La Iglesia tenía menos de seis meses de
organizada. La primera conferencia se había
realizado en j unio y de ella había emanado gran
fuerza espiritual. Los santos esperaban ansiosos la
realización de la segunda conferencia, que tendría
lugar el 26 de septiembre de 1830. Poco antes de
convocarlos a ésta, José le preguntó al Señor
concerniente a una piedra que tenía Hiram Page, por
medio de la cual afirmaba recibir revelaciones (véase
la sección 28) . El profeta José Smith hizo la anotación
siguiente relatando lo que ocurrió: "Como se había
organizado una reunión de conferencia para el 26 de
septiembre, pensé que sería prudente no hacer nada
más que comentar con los hermanos el asunto de la
piedra hasta que la conferencia se realizara. Al darme
cuenta de que había muchos, especialmente la
familia Whitmer y Oliverio Cowdery, que creían en
lo revelado mediante dicha piedra, consideramos
mej or indagar del Señor con respecto a este asunto
tan importante; antes de la conferencia misma,
56
recibimos lo siguiente . . . ", y a continuación cita las
secciones 28 y 29 de Doctrina y Convenios. " (History
01 the Church, 1 : 1 10. )
Notas y comentario
D. y C. 29:1-2. "Como la gallina junta a sus pollos
debajo de sus alas"
Esta expresión aparece tres veces en Doctrina y
Convenios ( 10: 65, 29: 2 y 43:24), evocando la vívida
imagen de una gallina que, al aparecer un peligro
que amenace a sus polluelos, extiende las alas y
cloquea para llamarlos; los pollitos, aunque estén
diseminados por el gallinero, obedecen
instantáneamente a ese llamado y se refugian en la
protección de las alas maternas.
En este pasaj e, el Señor describe a l os que se acercan
a El en busca de protección e indica que poseen tres
características: ( 1) escuchan su voz; (2) se humillan; y
(3) lo consultan en potente oración. Tanto la nación
judía como el pueblo nefita en América rehusaron
escuchar aquel llamado y suj etarse a aquellas
condiciones, y como resultado sufrieron gran
tragedia y destrucción (véase Mateo 23: 37; 3 Nefi
10: 4-6) . En D. y C. 29: 7-8 y 101 : 17-23, y en la
Explicación A del Apéndice el lector encontrará
mayor información sobre la doctrina del
recogimiento.

bibliotecasud.blogspot.com

"Como la gallina junta a sus pollos debajo de sus alas" (D. y C.
29:2) .
D. y C. 29: 7. ¿Quiénes son "mis escogidos"?
"Los escogidos de Dios integran un grupo muy selecto,
un círculo de miembros fieles de La Iglesia de
Jesucristo de los Santos de los Ultimas Días. Son
aquellos miembros que se esfuerzan con todo su
corazón para vivir la plenitud de la ley del evangelio
en esta vida a fin de poder llegar a ser herederos de
la plenitud de sus recompensas en la vida venidera. "
(McConkie, Mormon Doctrine, pág. 217. )
Concerniente a l os medios por l os cuales se recoge
a los electos, el élder George Q. Cannon explicó lo
siguiente: "Allí donde la gente es pura y casta en sus
pensamientos y acciones, el Espíritu de Dios tiene tal
poder en ella que las personas perciben y
comprenden la verdad sin demora. Es por este
medio que se está recogiendo a los mej ores hij os de
Dios de entre todas las naciones. La verdad atrae a la
verdad, la luz a la luz y la pureza a la pureza. El
evangelio recoge con su influencia a aquellos que
aman estos principios; y si recoge a algunos que no
puedan vivir de acuerdo con sus requisitos, ésos se
apartarán y se acercarán a los que tengan sus mismas
creencias y actitudes". ("The Sin of Adultery and Its
Consequences", Millennial Star, 14 de marzo de 1863,
pág. 169. )
D. y C. 29: 8. "Serán recogidos en un solo lugar"
En la época de José Smith, se exhortaba a los santos
a reunirse en la tierra de Misuri para edificar la
ciudad de Sión (véase D. y C. 57: 1-2) . Los miembros
de la actualidad siguen esperando la construcción de
Sión en el lugar designado originalmente (véase D. y
C. 101 : 17-18), pero el recogimiento de los santos se
lleva a cabo de acuerdo con instrucciones adaptadas
a las necesidades de la época. El élder Harold B. Lee
dio la siguiente explicación del recogimiento:
"El espíritu del recogimiento ha descendido sobre
la Iglesia desde los días de aquella restauración. Los
que son de la sangre de Israel, después de ser
bautizados, tienen un deseo justo de congregarse con
el cuerpo de los santos en el lugar designado . . .
" . . . El Señor ha puesto la responsabilidad de
dirigir la obra del recogimiento en manos de los
líderes de la Iglesia, a quienes revelará su voluntad
donde y cuando tales recogimientos deban tener
Sección 29
lugar en el futuro. Antes de que los atemorizantes
acontecimientos que darán cumplimiento a todas las
promesas y predicciones de Dios estén sobre
nosotros, sería bueno que los santos de todo el
mundo se preparan y estuvieran en espera de las
instrucciones que recibirán de la Primera Presidencia
de esta Iglesia en cuanto a dónde serán congregados,
y que no se dejaran perturbar por la situación hasta
recibir esas instrucciones tal como el Señor las
revelará a la autoridad pertinente. " (En Conference
Report, abril de 1948, pág. 55. )
En consecuencia, los santos deben esperar la
dirección de la Primera Presidencia, y congregarse en
el momento y en la manera que ésta lo indique.
D. y C. 29: 8. ¿Cuál es el propósito del recogimiento?
El profeta José Smith respondió a esta pregunta
escribiendo lo siguiente:
"El objeto principal era edificar para el Señor una
casa en la cual podría revelar a su pueblo las
ordenanzas pertinentes a ésta y las glorias de su
reino, y enseñar a la gente el camino de la salvación;
porque hay ciertas ordenanzas y principios que
deben enseñarse y efectuarse en un lugar específico,
o sea, una casa edificada para tal propósito.
"En los concilios celestiales, antes de que el mundo
fuese, se determinó que los principios y leyes del
sacerdocio habrían de basarse, en toda época del
mundo, en el recogimiento del pueblo . . .
"Con ese mismo propósito Dios recoge a su pueblo
en los últimos días: la edificación de una casa para el
Señor, una casa donde puedan prepararse para las
ordenanzas e investiduras, lavamientos, unciones,
etc. " (Histor of the Church, 5: 423-24. )
D. y C. 29: 9. Los inicuos arderán como rastroj o
¿Es figurado o real este pasaj e? El presidente Joseph
Fielding Smith dij o: "Cuando el Señor habla de
quemar, no se trata de lenguaj e figurado o carente
de sentido, ni de algo que no debemos tomar
literalmente. En las Escrituras tenemos la palabra del
Señor de que a su venida los inicuos y los rebeldes
serán como rastroj o y serán consumidos. Isaías así lo
profetizó . . . Ciertamente, no debemos recibir
ligeramente o considerar sin sentido las palabras del
Señor . " (Church History and Modern Revelation, 1: 238. )
Cristo es un Ser glorificado y celestial, y l a gloria
de estos seres es comparable a la del sol (véase D. y
C. 76: 70) . Por lo tanto, la presencia de Cristo cuando
venga en su gloria será como un fuego abrasador.
Las montañas se derrumbarán en su presencia, los
elementos se fundirán ante el calor ardiente y las
aguas hervirán. Aun el sol se esconderá como
avergonzado. (Véase Hebreos 12: 29; D. y C.
133: 40-4, 49. ) Las Escrituras también hablan de la
época en la que un fuego destructor caerá sobre los
inicuos (vers. 21; véase también D. y C. 97:26; 2 Nefi
6: 15; Jacob 6: 3; Ezequiel 38: 22; Isaías 5: 24) .
D. y C. 29:9-11. "La hora está cerca"
El presidente Joseph Fielding Smith explicó el
significado eterno de esa frase:
"El mundo se aproxima rápidamente a su fin, es
decir, el fin de los días de iniquidad. Cuando haya
madurado completamente en la iniquidad, el Señor
vendrá en las nubes del cielo para vengarse de los
impíos, porque su ira está encendida en contra de
ellos. No penséis que demora su venida. Ya se han
dado muchas de las señales prometidas, de modo
que podemos saber que el día está a nuestras puertas
ahora mismo.
57

bibliotecasud.blogspot.com

"El día de la venida del Señor está cerca; yo no sé
cuándo . . . Sinceramente creo que vendrá
precisamente el día en que algunos de nosotros que
nos encontramos aquí (5 de abril de 1936) estaremos
viviendo sobre la faz de la tierra. Ese día está muy
cerca. Conviene que los Santos de los Ultimas Días
pongamos nuestra casa en orden, guardemos los
mandamientos de Dios, nos apartemos de la maldad
y nos acerquemos a la rectitud, si es necesario, y
sirvamos al Señor con humildad, fe y oración. "
(Doctrina de Salvación, 3: 2-3; versión revisada. )
En l a Explicación H s e analiza l o que enseña
Doctrina y Convenios con respecto a la Segunda
Venida.
D. y C. 29: 12. Los Doce Apóstoles juzgarán a toda la
casa de Israel
El presidente John Taylor describió el Juicio en los
siguientes términos:
"Con respecto a eso, podemos declarar que Cristo
es el juez de vivos y muertos, el j uez de toda la
tierra. Además, leemos que los Doce Apóstoles que
ejercieron su ministerio en Jerusalén se sentarán
'sobre doce tronos, para j uzgar a las doce tribus de
Israel' (Mateo 19:28) . Y también lo siguiente . . . [Cita
aquí el versículo 12 de la sección 29 y 1 Nefi 12: 8-10. ]
"Esto indica un precepto de enjuiciamiento que
llevará a cabo primero el Gran Sumo Sacerdote y
Rey, Jesús de Nazaret, el Hij o de Dios; en segundo
lugar, los Doce Apóstoles que hubo en el continente
de Asia, los que allá fueron ordenados por Jesús
mismo; en tercer lugar, los Doce Apóstoles de este
continente que j uzgarán a su propio pueblo, y que,
según parece, están baj o la presidencia de los Doce
que ej ercieron su ministerio en Jerusalén. Esta,
integrada por Pedro, Santiago y Juan, es la que se ha
reconocido como presidencia de los Doce Apóstoles.
Ellos, habiendo sido los primeros poseedores de ese
sacerdocio en la tierra, y luego en los cielos, y siendo
los custodios legítimos de las llaves del sacerdocio,
vinieron y las confirieron sobre José Smith y Oliverio
Cowdery. Además, se ha indicado que los santos
j uzgarán al mundo. De esta manera, Cristo está a la
cabeza, sus Apóstoles le siguen en el lugar de
prominencia; luego, la participación de los santos, u
otras ramas del sacerdocio que, según se ha
declarado, j uzgarán al mundo. Parece, entonces, que
este sacerdocio combinado tendrá en sus manos el
destino de la familia humana y j uzgará en todos los
asuntos que le son pertinentes . " (Mediation and
Atonement, págs. 155-157. )
D. y C. 29: 17-21. "Me vengaré de los malvados, por
cuanto no se arrepienten"
Comentando con respecto a la terrible realidad de la
profecía que trata sobre el juicio final, el élder Bruce
R. McConkie dij o: "Los que tienen sentidos refinados
hallan difícil de concebir la desolación, destrucción y
muerte que prevalecerán durante las grandes batallas
finales que darán inicio al reinado de paz de Cristo.
Tan grande serán la matanza y las muertes en masa,
la masacre y el derramamiento de sangre, la
carnicería y la muerte violenta de los hombres de
guerra, que sus cuerpos descompuestos 'obstruirán
el paso a los transeúntes' , y el mero hecho de
deshacerse de ellos será una tarea de proporciones
gigantescas. Entonces se cumplirá la profecía de
Ezequiel que dice que todas las aves y toda bestia del
campo se reunirán para comer 'carne de fuertes' y
para beber 'sangre de príncipes de la tierra' (Ezequiel
39) . ` entonces se oirá la proclama de la que habló
Juan: 'Venid y congregaos a la gran cena de Dios, para
58
que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes
de fuertes, carnes de caballos y de sus j inetes, y
carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y
grandes. ' (Apocalipsis 19: 17-18. ) El hecho de que
todo esto es una cena real y literal, un espantoso
aunque real acontecimiento que todavía no ha
ocurrido, ha sido confirmado específicamente en la
revelación moderna (D. y C. 29: 18-21) . " (Mormon
Doctrine, pág. 772. )
El presidente Joseph Fielding Smith dij o de tales
profecías: "Sé que son temas desagradables.
Tampoco es agradable para mí pararme frente a
vosotros para deciros que todo eso está registrado en
las Escrituras. Si el Señor tiene una disputa con las
naciones, El las pasará por la espada; los cuerpos de
sus habitantes quedarán insepultos como estiércol
sobre el suelo. Eso no es agradable, ¿verdad? ¿Pero
acaso no debemos saberlo? ¿No es nuestro deber leer
esas profecías y entenderlas? ¿No creéis que el Señor
nos las ha dado para que tengamos conocimiento y
podamos prepararnos mediante la humildad,
mediante el arrepentimiento, mediante la fe, a fin de
escapar de esas terribles condiciones que nos
describen los antiguos profetas? Es por eso que las
leo. Mis sentimientos con respecto a ellas son tan
profundos como los vuestros y ruego que lleguen a
su fin, pero quiero que lleguen a su fin
debidamente" (Signs of the Times, págs. 154-155) .
La figura de una copa llena de indignación (véase
el verso 17) indica que el Señor no contendrá más su
castigo sobre los inicuos que no se arrepientan. Así
como hay un límite para el contenido de una copa,
también habrá un límite para la paciencia que el
Señor demuestra hacia los que cometen iniquidades.
El continuar refrenándose no sería una virtud sino
un mal para el género humano en bien del cual El
mismo se ha ofrecido como Salvador. Puesto que la
sangre de su expiación no limpia a los impenitentes,
utiliza la peste, el hambre, las plagas y la destrucción
como medios para tratar de rescatar a los que se han
vuelto insensibles y no escuchan a la voz apacible y
delicada (véase 1 Nefi 17:45; D. y C. 43: 20-27) . Estos
terribles j uicios son el resultado natural de la
iniquidad del hombre. El ruego que Dios hace al
género humano es que se aparte de tales maldades y
sea salvo de esas horribles consecuencias del pecado.
D. y C. 29: 22-25. ¿Se destruirá esta tierra y se creará
otra?
La tierra resucitará.

bibliotecasud.blogspot.com

El presidente Joseph Fielding Smith explicó lo
siguiente sobre este pasaj e:
"Ello no significa que esta tierra dejará de existir y
otra tomará su lugar, y que los cielos que la rodean
desaparecerán y habrá otros cielos en su lugar, sino
que la tierra y su cielo, después de pasar por la
muerte, serán renovados en inmortalidad. Esta tierra
es viva y debe morir, pero dado que obedece la ley,
será restaurada mediante la resurrección por la cual
llegará a ser celestializada y se convertirá en morada
de seres celestiales. Los versículos siguientes de esa
revelación lo explican en esta forma . . . ", y a
continuación cita los versículos 24 y 25 de la
sección 29.
"Así vemos que la intención del Señor es salvar no
sólo la tierra y los cielos, no sólo al hombre que mora
en ella, sino a todas las cosas que ha creado. Los
animales, los peces del mar, las aves del aire, así
como el hombre, deben ser recreados, o sea,
renovados por medio de la resurrección, pues ellos
también son almas vivientes. " (En Conference
Report, oct. de 1928, págs. 99-100; véase también D.
y C. 88: 17-19, 25-26. )
D. y C. 29:26. "Miguel, mi arcángel, sonará su
trompeta"
"Miguel, que es Adán, tiene las llaves de salvación
para la familia humana baj o la dirección y el consej o
de Jesucristo, el Santo de Sión [véase D. y C.
78: 15-16] . Cuando l a tierra sea limpiada y purificada
y se transforme en un globo celestial, Adán presidirá
sobre todos los hij os de los hombres, que son de su
posteridad. El es 'el príncipe, el arcángel' . En las
eternidades, antes de que esta tierra fuera formada,
era el arcángel, y llegó a ser Adán cuando vino a la
tierra para ser el padre de la familia humana. (D. y
C. 107: 54-57. )
"El profeta José Smith dij o de él: 'Comenzando con
Adán, que fue el primer hombre, de quien se dice en
Daniel que es el "Anciano de Días", o en otras
palabras el primero y mayor de todos, el gran
progenitor, del cual se dice en otros lugares que es
Miguel. . . Adán tiene las llaves de la dispensación
del cumplimiento de los tiempos, es decir, mediante
él se ha revelado y se revelará la dispensación de
todos los tiempos, desde el principio . . . ' (Enseñanzas
del Profeta José Smith, pág. 19. )" (Smith, Church
History and Modern Reve/ation, 1 : 309. )
D. y C. 29:27-29. "Apartaos de mí. . . al fuego
eterno"
Los inicuos a los que se hace referencia en estos
versículos serán arroj ados "al fuego eterno,
preparado para el diablo y sus ángeles" (véase el
verso 28) . Existe un paralelo entre este pasaj e y el del
versículo 36 de la sección 76. El Señor dice que El
nunca ha declarado que retornarían (véase el verso
29); en cambio, afirma que no podrán ir a donde El
está y que no tienen poder, lo que significa que el
poder del Espíritu se les ha retirado totalmente
(véase el verso 30 en cuanto a "la palabra de mi
poder") . Todo esto indica que los que se mencionan
en esos versículos sufrirán la segunda muerte y serán
los hij os de perdición. (Véase también McConkie,
Mormon Doctrine, págs. 280-281; y D. y C. 76: 31-38. )
D. y C. 29:30. "No todos mis juicios son dados a los
hombres"
En su condición mortal, el hombre, con un
entendimiento limitado y un carácter imperfecto, no
está en posición de comprender plenamente los
j uicios de Dios, el cual es perfecto y omnisciente
Sección 30
(véase D. y C. 38: 2). Dios no revela todos sus j uicios
ni las razones de sus actos, a pesar de lo cual
sabemos que todos sus j uicios son j ustos y correctos.
El profeta José Smith enseñó lo siguiente:
"El tiene el timón del j uicio en sus manos; es un
sabio Legislador, y j uzgará a todos los hombres, no
de acuerdo con las estrechas y contraídas ideas de
los hombres, sino 'según lo que hubiere hecho por
medio del cuerpo, ahora sea bueno o malo' . . .
Juzgará al hombre 'por lo que tiene, no por lo que
que no tiene' y los que hayan vivido sin ley, serán
j uzgados sin ley; y los que tuvieren una ley, serán
j uzgados por esa ley.
"No hay razón para dudar de la inteligencia y el
j uicio del Gran Jehová. El impartirá j uicio y
misericordia a todas las naciones de conformidad con
lo que respectivamente merezcan: sus maneras de
obtener inteligencia, las leyes por medio de las cuales
se gobernaron, las facilidades que se les dieron para
obtener información correcta y Sus inescrutables
propósitos con relación a la familia humana; y
cuando se manifiesten los propósitos de Dios y se
despliegue la cortina de lo futuro, todos nosotros
finalmente tendremos que confesar que el Juez de
toda la tierra ha obrado con justicia. " (Enseñanzas del
Profeta José Smith, pág. 265. )
D. y C. 29: 31-35. "Para mí todas las cosas son
espirituales"
Al crear la tierra, el Señor creó primer: todas las
cosas espiritualmente (véase Moisés 3: 5-9) . Después
de la Caída, todo lo creado se convirtió en temporal
(véase D. y C. 77: 6) . Al fin de la tierra, lo temporal
nuevamente se tornará espiritual . En el comienzo,
pues, todas las cosas fueron espirituales primero, y
luego temporales. Al final todo será temporal
primero y espiritual en segundo lugar (véase
McConkie, Doctrinal New Testament Commentary,
1 : 669) . El Señor lo ha explicado por medio de esas
expresiones para favorecer la comprensión del
hombre en su estado mortal; no obstante, desde el
punto de vista de Dios no hay principio ni fin, y
todo para El es espiritual .
"El hombre hace una distinción entre las leyes
temporales y las espirituales, y hay quienes se
preocupan mucho por mantenerlas separadas. Para
el Señor todo es espiritual y temporal al mismo
tiempo, y en consecuencia, las leyes que da son
espirituales porque tienen que ver con seres
espirituales. Al ordenar Dios a Adán que comiera el
pan con el sudor de su frente, a Moisés que golpeara
la roca para que el pueblo pudiera beber, al profeta
José Smith que erigiera la Mansión de Nauvoo, o a
los santos de Utah que levantaran cercas e hicieran
caminos, todo eso era para su bienestar espiritual así
como físico. Obedecer tales leyes una vez que se han
recibido es un deber espiritual . Quien sirve en su
tarea diaria 'como al Señor y no a los hombres'
(Efesios 6: 7) saca un beneficio espiritual, cualquiera
que sea el deber que cumpla. " (Smith y Sj odahl,
Commentary, pág. 156. )
D. y C. 29:34. "Adán . . . a quien yo creé"
Dado que esta revelación vino de Jesucristo (véase el
verso 1) , algunos pueden llegar a pensar que esas
palabras enseñan que Adán era descendiente de El.
Sin ninguna duda, Adán y todos los habitantes de la
tierra somos descendientes de Dios el Padre. En este
caso, el Señor habla en nombre del Padre aplicando
un principio llamado "investidura divina de
autoridad", tal como lo ha explicado el élder Bruce R.
McConkie:
59

bibliotecasud.blogspot.com

"Dado que El [Cristo] es uno con el Padre en todos
los atributos de perfección, y puesto que ej erce el
poder y la autoridad del Padre, es lógico que todo lo
que El dice o hace es exacta y precisamente lo mismo
que el Padre diría y haría en iguales circunstancias.
"En consecuencia, el Padre l e pone su propio
nombre al Hij o y lo autoriza a hablar en primera
persona como si fuera El mismo . . . De ahí que el
Señor puede iniciar una revelación diciendo
'Escuchad la voz de Jesucristo' y poco después sigue
hablando de 'mi Hij o Unigénito' (D. y C. 29: 1,
41-46), habiendo sido Cristo quien expresó esas
palabras, pero baj o aquella investidura divina de
autoridad que le permite hablar como si fuera el
Padre. (D. y C. 93: 3- 5; Mosíah 15: 1-5. ) " (Mormon
Doctrine, pág. 130; véase también "El Padre y el Hij o:
una exposición doctrinal de l a Primera Presidencia y
los Doce", en la obra de Talmage, Artículos de Fe,
págs. 517-520. )
D. y C. 29:468. "Los niños pequeños son
redimidos desde la fundación del mundo"
El presidente Joseph Fielding Smith aclaró este
versículo, explicando que "mediante la expiación de
Jesucristo todos los niños pequeños son redimidos,
pues no pueden pecar, y Satanás no tiene poder para
tentarlos. Tal vez surj a naturalmente la interrogante
en cuanto a las palabras del Señor respecto a que 'los
niños pequeños son redimidos . . . mediante mi
Unigénito' (vers. 46) . Esto no significa que la
redención se haya llevado a cabo por ellos antes, o
en la fundación del mundo, sino que en la ocasión
en que se recibió el plan de salvación se proveyó la
redención de los niños pequeños, así como la de los
que no tienen ley, y esto quedó consumado con la
expiación de Jesucristo" . (Church History and Modern
Revelation, 1 : 144; véase también D. y C. 74: 7; 137: 10;
Moroni 8: 8-24; Moisés 6: 54. )
El Señor da a los padres una gran responsabilidad
en cuanto a la salvación de los niños pequeñitos
(véase el verso 48) . La comisión que el Señor ha dado
a los padres aparece en Doctrina y Convenios
68: 25-28 y en Deuteronomio 6: 5-7.
D. y C. 29:50. Al que no tiene entendimiento"
Los niños pequeños o las personas que no entienden
las leyes de Dios por causa de alguna deficiencia
mental no serán j uzgados sobre la misma base que
aquellos que son capaces de entenderlas (véase
Moroni 8: 22; 2 Nefi 9: 25-27) . El presidente Joseph
Fielding Smith enseñó lo siguiente concerniente a ese
principio: "La Iglesia de Jesucristo de los Santos de
los Ultimos Días considera a todas las personas que
tienen un retardo mental como iguales a los niños
pequeños que aún no llegan a la edad de
responsabilidad. Ellas son redimidas sin el bautismo
e irán al reino celestial de Dios y allí, creemos, se les
restaurarán sus facultades de acuerdo con la
misericordia y justicia del Padre". (Answers to Gospel
Questions, 3: 21 . )
"Tus pcnsamícnlos han
cslado cn las cosas dc la
lícrra"
Sección 30
Antecedentes históricos
Esta revelación fue recibida por el Profeta en Fayette,
Nueva York, en septiembre de 1830. Originalmente,
fue publicada como tres revelaciones en el Libro de
Mandamientos, pero posteriormente el Profeta las
combinó en una sola sección, en la edición de 1835.
José Smith anotó lo siguiente en los anales de la
Iglesia, en cuanto a la situación existente cuando
recibió esta sección:
"Finalmente, se efectuó nuestra conferencia. Se
trajo a discusión el tema de la piedra previamente
mencionada (véase Antecedentes históricos de las
secciones 28 y 29), y después de una prolongada
investigación, el hermano Page, así como toda la
Iglesia presente, renunciaron a dicha piedra, y a todo
lo que estuviera relacionado con ella, lo cual fue
motivo de mutua satisfacción y felicidad. Luego,
participamos de la Santa Cena, confirmamos y
ordenamos a muchos hermanos, y resolvimos gran
cantidad de asuntos de la Iglesia en los tres primeros
días posteriores a la conferencia, tiempo en el que
tuvimos mucha manifestación del poder de Dios
entre nosotros. El Espíritu Santo vino sobre nosotros
y nos llenó de gozo inexpresable y de paz, fe,
esperanza y caridad, de todo lo cual recibimos en
abundancia.
"Antes de separarnos, recibimos lo siguiente . . . "
60
A continuación, cita las secciones 30 y 31 de
Doctrinas y Convenios. (Histor o[ the Church, 1 : 115. )
Notas y comentario
D. y C. 30: 1-4. ¿Qué había hecho David Whitmer
para merecer reprensión de parte del Señor?
"David Whitmer recibió una suave reprensión por
haber escuchado a Hiram Page, y posiblemente por
ej ercer influencia en los otros miembros de su familia
en favor de la supuesta piedra de vidente. Se le
reprochó que él había temido al hombre y se había
ocupado de las cosas terrenales, en lugar de cuidar
del ministerio y de escuchar al Espíritu y al Profeta
inspirado, con el resultado de que se le había dejado
solo para inquirir, pues el Profeta no podía inquirir
por él. También se le mandó quedar en su casa hasta
que se le dieran otras instrucciones, y limitar sus
tareas, por el momento, al ministerio en la Iglesia y
el mundo, en las regiones vecinas. El desviarse de la
senda estrecha siempre acarrea algunas
consecuencias que permanecen aun después que se
ha recibido perdón por el pecado. " (Smith y Sj odahl,
Commentary, pág. 162. )
D. y C. 30: 1-4. "Tus pensamientos han estado en las
cosas del mundo"
La mayoría de los Santos de los Ultimas Días

bibliotecasud.blogspot.com

podrían poner en esos versículos su nombre en lugar
del de David Whitmer, y encontrarían que pueden
aplicar el consej o a sí mismos . Son pocos los que en
un momento u otro no se han preocupado más por
las cosas de esta tierra, dándoles un lugar de
prioridad sobre las cosas· de Dios. Así como le
sucedió a David Whitmer, esas personas también
quedan a expensas de sus propias fuerzas para
averiguar qué han hecho de malo.
D. y C. 30: 5-8. La revelación a Peter Whitmer
A Peter Whitmer no se le reprendió, tal vez porque
era inocente en el asunto de la piedra del vidente.
Con respecto a la misión lamanita, se puede
obtener más información en Notas y comentario
sobre Doctrina y Convenios 28: 8-16 y 32.
D. y C. 30:9-11. Se llama a John Whitmer a trabajar
entre los Santos de Sión
"En esa ocasión, se llamó a John Whitmer a trabajar
especialmente entre los santos. El era muy activo en
la Iglesia como ayudante del Profeta. Colaboró en la
recopilación de las revelaciones y acompañó a
Oliverio Cowdery al condado de Jackson para
supervisar la impresión de éstas; era uno de los siete
sumos sacerdotes a quienes se llamó a presidir la
Iglesia en el condado de Jackson; también fue
historiador de la Iglesia y editor de importantes
publicaciones. Pero no permaneció fiel . " (Smith y
Sj odahl, Commentary, pág. 163. )
Sección 30
John Whitmer, llamado al ministerio, llegó a ser historiador de la
Iglesia.
"Gobícrna lu casa con
manscdumbrc"
Sección 31
Antecedentes históricos
Esta es la última de una serie de cuatro revelaciones
que recibió el profeta José Smith en septiembre de
1830, en Fayette, estado de Nueva York.
La Restauración había comenzado a atraer a
algunos de los hij os más nobles de Dios, entre los
que se encontraba Thomas B. Marsh, a quien se
dirigió esta revelación. El élder Marsh acababa de
bautizarse en la Iglesia y había sido ordenado élder
por Oliverio Cowdery. Sin ninguna duda, él fue uno
de los hombres a quienes el Señor llamó a la
grandeza. (Véase Histor of the Church, 1 : 1 17. )
Notas y comentario
D. y C. 31:1. "Bendito eres por motivo de tu fe"
"Thomas B. Marsh había aceptado el evangelio por
haber recibido un testimonio del Espíritu
concerniente a dieciséis páginas del Libro de
Mormón, luego de lo cual se mudó a Palmyra a fin
de unirse a la Iglesia. El suyo es un ej emplo de lo
que es la fe. Muchos 'investigadores' no se
conmueven aunque dispongan de toda una biblioteca
para obtener información. En este versículo, Dios lo
elogia por su fe. " (Smith y Sj odahl, Commentary, pág.
165. )
D. y C. 31: 2, 9. "Gobierna t u casa con
mansedumbre"
"La gran obra de todo hombre es . . . crear y
perfeccionar una unidad familiar eterna . . . La
salvación es una meta familiar. " (Bruce R. McConkie,
en Conference Report, abril de 1970, págs. 2627. )
La familia es la unidad de mayor fortaleza en el reino del Señor.
61

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 31: 3-4. "Será desatada tu lengua"
"Mientras Thomas B. Marsh se mantuvo fiel, fue un
orador elocuente. En la época de las dificultades en
el condado de Clay, estado de Misuri, fue elegido
para formar parte de un comité que se encargaría de
presentar las quej as de los santos ante las
autoridades del estado. En aquella ocasión, habló en
forma tan elocuente que el general Atchison, uno de
los que se encontraba allí, lloró, y los presentes
aprobaron una resolución de ayudar a los santos a
encontrar un nuevo lugar de residencia. " (Smith y
Sj odahl, Commentary, pág. 165. )
D. y C. 31: 8. "Los fortalecerás . . . para l a hora en
que serán congregados"
"Acababa de revelarse el principio del recogimiento
(29: 2-8) . Marsh iba a ser uno de los siervos del
Todopoderoso cuya tarea sería fortalecer y preparar a
la gente para el recogimiento. Para congregarse en
Sión, se requería fuerza de carácter y preparación,
más aún porque la ciudad de Sión tenía todavía que
edificarse y era necesario obedecer las leyes de Dios.
En el otoño de 1832, Marsh encabezó a un grupo de
santos que fue al condado de Jackson, estado de
Misuri . . . " (Smith y Sj odahl, Commentary, pág. 166. )
D. y C. 31: 9-13. Instrucciones para l a seguridad del
élder Marsh y de todos nosotros
"En estos versículos, el Señor da instrucciones
importantes como guía para su siervo. Entre ellas:
Ser paciente en las aflicciones; no ultrajar a l os que
ultrajan; gobernar la propia casa y ser constante; orar
siempre a fin de no caer en tentación y perder así la
recompensa; ser fiel hasta el fin.
"El Señor conocía los peligros que amenazaban a
Thomas B. Marsh, y lo puso en guardia. " (Smith y
Sj odahl, Commentary, pág. 166. )
D. y C. 31: 10. ¿En qué forma era Thomas B. Marsh
un "médico" para la Iglesia?
Hay numerosos relatos en los que el hermano Marsh
aparece dedicando parte de su tiempo para ayudar a
los miembros de la Iglesia a resolver sus problemas.
Además, formó parte de muchos tribunales de la
Iglesia como autoridad presidente; en esos casos, por
medio de las reglas y leyes de la Iglesia, ofrecía
esperanza a los que se arrepintieran. Es de notar
que, aunque había adquirido conocimiento en el uso
de hierbas medicinales y tenía la habilidad de ayudar
a la gente por medio de éstas, su principal
llamamiento consistía en sanar almas.
Prímcra mísíón cnlrc los
lamanílas
Sección 32
Antecedentes históricos
"Oliverio Cowdery y Peter Whitmer habían sido
llamados a cumplir una misión entre los lamanitas
(D. y C. 28: 8; 30: 5) . Entre los santos se había
despertado un gran interés con respecto a esa
misión, pues se esperaba que hubiera llegado el
tiempo de la redención del resto del Israel esparcido,
según las promesas que contiene el Libro de
Mormón (1 Nefi 15: 13-18, y muchos otros pasajes) .
El Profeta presentó el asunto al Señor, en una
oración, y recibió esta revelación en la que Parley P.
Pratt y Ziba Pe tersan fueron llamados a unirse a
Oliverio Cowdery y a Peter Whitmer, hij o, en aquella
importante misión. " (Smith y Sj odahl, Commentary,
pág. 169. )
"Los misioneros iniciaron s u obra con la tribu de
los catteraugus, cerca de Buffalo, estado de Nueva
York. Allí se les recibió bastante bien, y después de
entregarles algunos ej emplares del Libro de Mormón,
siguieron su viaj e hacia el oeste. Cerca de Kirtland,
Ohio, hicieron un pequeño desvío para enseñar el
evangelio a un ministro religioso, amigo de Parley P.
Pratt, y a su congregación . . . Lo que se podría haber
considerado un alejamiento de su misión resultó ser
un gran logro, porque dicho ministro era Sidney
Rigdon, un predicador de la Iglesia Bautista
Reformada, y evidentemente, Parley P. Pratt estaba
convencido de que por las ideas y creencias religiosas
que su amigo tenía, sería receptivo al mensaj e del
evangelio. Y no se equivocó.
"No sólo Sidney Rigdon se unió a la Iglesia, sino
también toda su congregación. En un corto período
de tiempo, se bautizaron ciento treinta personas en
aquel lugar, constituyendo el mayor núcleo de
Santos de los Ultimas Días en ese momento.
62
Después de predicar el evangelio a todas esas
personas, los misioneros prosiguieron su viaje hacia
el oeste para visitar tribus lamanitas más numerosas.
Para entonces, con la suma de Frederick G. Williams,
un converso de Kirtland, eran cinco hombres. Sus
esfuerzos misionales se vieron temporariamente
demorados por el arresto de Parley P. Pratt . . . " Esto
fue parte del intento de sus enemigos por evitar que
los misioneros siguieran convirtiendo gente.
"Luego, visitaron la tribu de los hurones, en
Sandusky, Ohio; y a partir de allí, comenzaron la
parte más difícil del viaj e a través de regiones
deshabitadas hasta la villa de colonos conocida como
Independence, en el estado de Misuri . . .
"Al llegar a Independence, dos de los misioneros
consiguieron un trabajo para ayudar a costearse la
misión, en tanto que los otros tres siguieron otra vez
hacia territorio de indios. Allí, según todas las
evidencias, tendrían su mayor éxito entre los
delawares. Aunque al principio los indios se
mostraron recelosos de ellos, dado que anteriormente
las habían explotado otros misioneros cristianos, las
sospechas pronto cedieron ante el inspirado discurso
que pronunció Oliverio Cowdery . . .
"El cacique Anderson, de la tribu de los delawares,
se sintió muy impresionado y les pidió que se
quedaran con ellos todo el invierno para enseñarles
el Libro de Mormón. El éxito parecía seguro, pero
fue frustrado cuando otros misioneros cristianos
influyeron en el agente encargado de asuntos
indígenas, logrando que hiciera retirar a los élderes
mormones del territorio indio. Desilusionados, los
misioneros regresaron a Independence donde se
quedaron, con excepción de Parley P. Pratt, que fue
elegido para presentar a José Smith un informe de su
labor y para visitar a los santos que habían quedado

bibliotecasud.blogspot.com

en Kirtland. " (Doctrine and Covenants, Section I ,
through I 02, págs. 69-70 [Suplemento para el maestro
del curso Doctrina del Evangelio, 1978] , versión
revisada págs. 94-96. )
Para tener una idea de l a dedicación de aquellos
primeros hermanos, se pueden examinar los
convenios formales que hicieron en ocasión de recibir
su llamamiento. Por ejemplo, Oliverio Cowdery
escribió:
"Yo, Oliverio, habiendo sido mandado por el
Señor Dios ir a los lamanitas para proclamar entre
ellos las nuevas de gran gozo, presentándoles la
plenitud del evangelio del Unigénito de Dios; y
además, para levantar un pilar como testimonio
donde se edificará el Templo de Dios, en la Nueva
Jerusalén gloriosa; y teniendo conmigo a ciertos
hermanos que son llamados de Dios para ayudarme
en esta obra, cuyos nombres son Parley, Peter y
Ziba, solemnemente pacto con Dios que andaré
humildemente ante El, y efectuaré esta labor, esta
obra gloriosa, de acuerdo con su dirección, la cual
recibiré del Espíritu Santo; orando siempre por mi
prosperidad y la de ellos, y para que nos libre de
ataduras, de cárcel y de cualquier cosa que pueda
presentársenos, con toda paciencia y fe. Amén.
[Firmado] Oliverio Cowdery. " (Journal History, 17 de
oct. de 1830. )
Parley P. Pratt, uno de los primeros misioneros entre los
lamanitas.
Notas y comentario
D y. C 32. El día de los lamanitas
El presidente Spencer W. Kimball ha hablado y
escrito mucho sobre nuestra época, señalándola
como el "día" de los lamanitas.
Sección 32
"El pueblo lamanita está aumentando en número e
influencia. Cuando los navaj os regresaron del Fuerte
Sumner, en el estado de Nuevo México, después de
un cautiverio devastador, quedaban solamente 9. 000;
ahora hay más de 100. 000. En el mundo hay casi 130
millones de lamanitas que están llegando a ser
responsables y políticamente activos en las
comunidades donde residen; sus empleos y nivel de
vida mej oran día a día.
"La Iglesia ha sido establecida entre ellos y
continuará aumentando; hay en la actualidad más de
350. 000 lamanitas que son miembros de la Iglesia,
asisten fielmente a sus reuniones y tienen el
sacerdocio; hay entre ellos presidentes de rama,
líderes de quórum, obispos, presidentes de estaca y
líderes en todos los aspectos de la obra; están
asistiendo al templo y recibiendo las ordenanzas
necesarias para su exaltación; son inteligentes y son
un pueblo importante y bendecido . . .
"¿ ` no podríamos ejercer nuestra fe a fin de
expandir esta obra aún más? Enós oró
fervientemente y recibió la promesa del Señor de que
los lamanitas serían preservados. Cuán glorioso sería
si un millón de familias de Santos de los Ultimos
Días se arrodillaran diariamente y pidieran con fe
que la obra entre ésos sus hermanos se apresure, que
las puertas se abran.
"Los lamanitas deben alzarse nuevamente en
dignidad y fortaleza para unirse con sus hermanos
de la familia de Dios a fin de llevar adelante su obra,
de prepararse para el día en que el Señor Jesucristo
regrese a dirigir a su pueblo, en que comience el
Milenio, que la tierra sea renovada y reciba su gloria
paradisíaca y sus naciones estén unidas para ser una
sola. Porque los profetas han dicho:
" 'Por lo tanto, el resto de la casa de José se
establecerá en este país; y será la tierra de su
herencia; y levantarán una ciudad santa para el
Señor, semejante a la Jerusalén antigua; y no serán
confundidos más, hasta que llegue el fin, cuando la
tierra será consumida' (Eter 13: 8).
"Y esto se cumplirá. " ("Caminaremos por l a misma
senda", Liahona, enero de 1977, págs. 1-3. )
D. y C. 32: 1. "Y sea manso y humilde de corazón"
"El Señor amonestó a Parley P. Pratt a ser humilde y
manso de corazón. En el año 1837, cuando hubo
'riñas y contiendas' en la Iglesia en Kirtland, él se
dej ó dominar por ese espíritu y hasta trató de apartar
del Profeta a John Taylor, hablándole de lo que él
consideraba un error de José Smith. El élder Taylor
lo reprendió como un hermano; Parley P. Pratt fue
llorando a hablar con el Profeta y le confesó su
pecado, ante lo que éste lo perdonó francamente, oró
con él y lo bendij o. Así era su mansedumbre, y
también su hombría. Solamente un hombre de gran
carácter puede poseer verdadera humildad. " (Smith
y Sj odahl, Commentar
y
, págs. 1 70-171 . )
63

bibliotecasud.blogspot.com

"Soís llamados. . . para
dcclarar mí cvangclío"
Sección 33
Antecedentes históricos
"EI Señor, que siempre está dispuesto a instruir a
quienes diligentemente buscan con fe, dio la
siguiente revelación en Fayette, estado de Nueva
York . . . " Esas palabras se refieren a la sección 33 de
Doctrina y Convenios. (History oi the Church, 1: 126. )
"Ezra Thayre y Northrop Sweet se unieron a la
Iglesia en la época en que se enviaron misioneros a
los lamanitas. En octubre de 1830, se les llamó por
revelación a ingresar al ministerio y a prestar
atención a la voz del Señor 'cuya palabra es viva y
eficaz, más cortante que una espada de dos filos, que
penetra hasta partir las coyunturas y los tuétanos' .
Poco después, Northrop Sweet se apartó de la Iglesia
y, j unto con otros, formó lo que llamaron 'La Iglesia
Pura de Cristo', organización que en muy poco
tiempo llegó a su fin. " (Smith, Church History and
Modern Revelation, 1 : 152. )
Notas y comentario
D. y C. 33: 1. El poder de la palabra del Señor
Las Escrituras enseñan claramente que en la palabra
de Dios hay vida y poder (véase 2 Nefi 1: 26-29; 32:3;
Jacob 4: 9; Alma 4: 19; 31 : 5; 32: 27-42; D. y C. 1 : 37-38;
21: 4-6; 84: 44-47, 85. )
D. y C. 33: 2. "Para declarar mi evangelio a una
generación corrupta y perversa"
El presidente Joseph Fielding Smith explicó de la
siguiente manera la obligación especial de los santos
con respecto a los inicuos del mundo:
"Son muchas las deudas que tenemos con el
Señor. Tenemos el compromiso de predicar este
evangelio a una generación inicua y perversa . . .
"EI Señor ha dado el libre albedrío al hombre, y
éste puede actuar por su cuenta; puede tomar la
decisión, él solo, de hacer el bien o hacer el mal . El
Señor dij o que el hombre prefiere las tinieblas en
lugar de la luz porque sus obras son malas. Sin
embargo, afirmo que nuestra misión consiste, en lo
que nos sea posible, en regenerar a los hij os de
nuestro Padre Celestial, en llevar al arrepentimiento
a todos los que podamos. Esa es una de las deudas
que tenemos con El; es una obligación que el Señor
ha impuesto a la Iglesia, y más particularmente a los
quórumes del sacerdocio de la Iglesia. Sin embargo,
es una obligación que corresponde a toda alma.
"Es deber de todo miembro de esta Iglesia predicar
el evangelio por el precepto y por el ej emplo. "
(Doctrina de Salvación, 1: 292; versión revisada. )
D. y C. 33: 3. ¿Qué es l a "hora undécima"?
Esta frase parece tener relación con la parábola de las
diez vírgenes (véase Mateo 25: 1-13) . En dicha
parábola, el esposo llegó a medianoche, encontrando
desprevenidas a la mitad de las vírgenes que lo
esperaban. Así, decir que es la hora undécima indica
que el momento de la llegada del Esposo está cerca.
El presidente Joseph Fielding Smith demostró la
forma en que esa frase se relaciona con otra parábola
que enseñó el Maestro:
64
"La época en que vivimos se compara con la hora
undécima, y así es en el cómputo del tiempo que
hace el Señor, pues estamos en el período final del
mundo presente. El élder Orson F. Whitney se refirió
a nuestra dispensación llamándola 'la noche del
sábado' del tiempo. Y, según la parábola de los
hombres empleados en la viña [Mateo 20: 1-16], los
que trabajamos en ella seremos recompensados si
somos fieles, con igual recompensa que los que
trabajaron previamente en otras dispensaciones en la
historia de la humanidad. " (Church History and
Modern Revelation, 1 : 153. )
D. y C. 33: 3. "La última vez"
"Con esta frase, 'la última vez', el Señor se refería a
la dispensación del cumplimiento de los tiempos. "
(Joseph Fielding Smith, en Conference Report, abril
de 1946, pág. 155; véase también D. y C. 43: 28-30;
1 12: 30-32. )
D. y C. 33: 4. "Todos tienen mentes corruptas"
El élder Hyrum M. Smith, que fue miembro del
Consej o de los Doce, definió el uso especial del
vocablo corrupto, aplicado a la mente en este pasaj e,
diciendo:
"Permitidme explicar: cuando uso el vocablo
'corrupto' al referirme a estos ministros del
evangelio, lo uso en el mismo sentido en que creo
que lo usó el Señor al hacer esa declaración a José
Smith, el Profeta, en respuesta a la oración de éste.
No quiso decir, ni tampoco yo, que los ministros de
religión sean personalmente carentes de virtud o
impuros. Creo que en general, en cuanto a pureza
personal, posiblemente estén un poco por encima del
común de los hombres. Al usar esa palabra,
'corrupto' quiero decir, como creo q
{
e el Señor quiso
decir, que se han apartado de la verdad . . . y que se
han vuelto hacia lo falso. Una doctrina falsa es una
doctrina corrupta; una religión falsa es una religión
corrupta; un maestro falso es un maestro corrupto.
Todo hombre que enseña una doctrina falsa, que
cree en una religión falsa y la practica, es corrupto
porque enseña lo que es impuro y no verdadero. "
(En Conference Report, octubre de 1916, pág. 43. )
D. y C. 33: 5. ¿Cómo es que l a Iglesia ha sido
llamada del desierto?
Esta figura se ha tomado del libro de Apocalipsis, en
el cual la Iglesia de Jesucristo, representada por una
muj er, es llevada al desierto, o a la apostasía, por el
gran dragón que es Satanás (véase Apocalipsis
12: 1-17; compárese con D. y C. 86: 1-3) . Por lo tanto,
llamar del desierto a la Iglesia representa la
restauración de ésta después de siglos de apostasía.
D. y C. 33: 10. ¿Cómo puede un mortal enderezar las
vías del Señor?
"Los potentados orientales, al viaj ar de una parte del
reino a otra, anunciaban su llegada con anticipación,
a fin de que sus súbditos prepararan el camino para
ellos, si era necesario, abriendo sendas donde no las
había, nivelando cerros y rellenando hondonadas, y
enderezando los caminos que serpenteaban
demasiado. Se dice que Semíramis hizo construir
caminos especialmente para sus viaj es. En tiempos

bibliotecasud.blogspot.com

modernos, cuando el Emperador alemán manifestó
su intención de visitar la Ciudad Santa, el gobierno
turco hizo un camino desde Jaifa a Jerusalén.
Preparar el camino del Señor y enderezar sus vías es
reconocer su potestad y hacer todos los preparativos
necesarios para recibirlo. El no vendrá a reinar hasta
que se hayan terminado todos los preparativos.
' ¡ Escucha esto, oh tierra! El Señor no vendrá a reinar
sobre los justos, en este mundo, en 1843 . . . no
vendrá hasta que todo esté listo para el Esposo. ' "
Gosé Smith, History of the Church, tomo V, pág. 291 . )
(Smith y Sj odahl, Commentary, pág. 174. )
D. y C. 33: 17-18. "Orando siempre, llevando
aderezadas y encendidas vuestras lámparas"
En estos versículos, el Señor usó nuevamente una
figura de las parábolas del Nuevo Testamento. Esa
frase tiene que ver con la parábola de las diez
vírgenes (véase Mateo 25: 1-13) . Cuando llegó la hora
de la venida del esposo, las vírgenes se levantaron y
aderezaron sus lámparas, o en otras palabras, las
prepararon; fue entonces cuando las cinco insensatas
descubrieron que no tenían aceite. Es evidente que la
Sección 33
admonición de esos versículos es una advertencia
dirigida a los santos para que se mantengan en un
buen estado de preparación espiritual, dado que la
venida del Señor está cada vez más próxima.
Los prudentes tienen sus lámparas listas, encendidas, y llenas de
aceite.
"Alza lu voz sín ccsar" Sección 34
Antecedentes históricos
El Profeta escribió en su diario que "a principios de
noviembre, Orson Pratt, un j oven de diecinueve
años de edad que había sido bautizado luego de la
primera prédica de su hermano, Parley P. Pratt, el 19
de septiembre (el día de su cumpleaños), unas seis
semanas antes, en Canaan, Nueva York, vino a
verme para indagar del Señor en cuanto a su deber,
y recibió la siguiente respuesta . . . ". Y cita
seguidamente la sección 34. (History of the Church,
1 : 127-128. )
El élder Orson Pratt anotó en su diario, respecto a
esta revelación:
"En octubre de 1830, viaj é hacia el oeste, más de
320 kilómetros, para ver a José Smith, el Profeta. Lo
encontré en Fayette, condado de Seneca, Nueva
York, aloj ado en casa del señor Whitmer. Pronto
llegué a conocer a fondo a este buen hombre y
también a los testigos del Libro de Mormón. El 4 de
noviembre, a pedido mío, el profeta José intercedió
ante el Señor por mí y recibió la revelación publicada
en Doctrina y Convenios, sección 34. " Gournal
History, nov. de 1830, pág. 1 . )
Notas y comentario
D. y C. 34: 1-4. "Hij o mío . . . has creído"
El hecho de que el Señor haya llamado "hij o mío" a
Orson Pratt sirve de ejemplo de las muchas veces
que ha enseñado que todos pueden acercarse a El y
llegar a ser sus hijos (véase D. y C. 25: 1; Mosíah
5: 7-8, 15: 10-16; Moisés 1 : 4-6, 6: 68; Romanos 8: 14-18;
1 Juan 3: 1-3) .
El presidente Lorenzo Snow escribió un poema
acerca de la doctrina de que podemos llegar a ser
hij os de Dios.
Lorenzo Snow enseñó un gran principio doctrinal concerniente a la
relación del hombre con Dios.
¿No has sido imprudentemente osado
al descubrir así al hombre su destino,
al despertar en él deseo tan elevado
y abrir ante sus oj os un glorioso camino?
No obstante, no es quimérico afirmar
que el ser humano aquí tiene un desafío;
la ya largamente recorrida senda real
ha visto al j usto convertirse en divino.
65

bibliotecasud.blogspot.com

Abraham, Isaac y Jacob de antaño
fueron niños, y hombres, y a dioses
llegaron. Como el hombre hoy es, Dios
una vez fue, y -así se nos revela el
destino humano- como Dios es ahora, el
hombre puede ser.
El muchacho, como el padre ha crecido,
y ése es el curso natural del hombre;
que el hij o crezca, a su padre parecido,
no es ocurrencia que a nadie asombre.
Hij o de Dios que a su Padre se parezca
no robaría figura a la Deidad;
y en quien esta esperanza permanezca
aun del pecado se purificará.
(Lorenzo Snow, "Man's Destin
y
", Improvement
Era, j unio de 1919, págs. ee0eeI )
D. y C. 34:5-10. "Te he llamado a predicar mi
evangelio . . . profetiza"
El élder Orson Pratt dij o de su llamamiento a
profetizar:
" 'Alza tu voz . . . profetiza, pues, y te será dado
por el poder del Espíritu Santo' . Este fue un punto
particular en la revelación que a mí me pareció
demasiado grande para poder cumplirlo. Y sin
embargo, era un mandamiento que así lo hiciera. A
menudo he reflexionado en cuanto a esta revelación
y muchas veces me he preguntado interiormente:
¿He cumplido con ese mandamiento tal como debí hacerlo ?
¿He intentado cumplir el requisito de los cielos con tanto
afán como debía, a fin de obtener el don de profecía? Y he
sentido la inclinación a condenarme por mi pereza, y
por el poco progreso que he logrado con respecto a
este gran don celestial y divino. Ciertamente, no me
siento inclinado a profetizar, a menos que lo reciba
por la inspiración y el poder del Espíritu Santo;
hacerlo por mis propios medios sería algo totalmente
contrario a mi manera de pensar, algo que ni siquiera
se me ocurriría; de ahí que a menudo, en mis
discursos públicos, cuando algo me ha venido a la
mente, aunque fuera bastante claro, he evitado
enunciarlo o declararlo por temor de exponer ante la
gente conceptos relacionados con el futuro, que
pudieran ser erróneos. " (Journal of Discourses,
17: 290-291 . )
Aunque Orson Pratt se sentía inadecuado en ese
llamamiento, el estudio de sus escritos muestra
claramente que ciertamente cumplió la amonestación
del Señor respecto a profetizar. Sus escritos están
llenos de puntos de vista proféticos y de promesas.
D. y C. 34:7-12. "Vengo pronto"
La frase "vengo pronto" se refiere a la proximidad de
la segunda venida de Jesucristo, y se encuentra en
por lo menos trece secciones de Doctrina y
Convenios . Aunque han pasado unos 150 años desde
que se recibieron estas revelaciones, ése es un corto
período de tiempo si se le compara con los casi 6. 000
años de existencia de la tierra en su condición
telestial. El cumplimiento de muchas de las profecías
relativas a la Segunda Venida indica que ciertamente
ese acontecimiento está cercano.
El presidente Joseph Fielding Smith explicó la frase
y su significado:
" 'Vengo pronto. ' Esta es una expresión que
aparece frecuentemente, especialmente en el libro de
Apocalipsis. Esto es hablar 'según la manera del
Señor' (D. y C. 63: 53), lo cual no significa que El
aparecerá inmediatamente, sino que vendrá, y que
cuando lo haga, lo hará súbitamente, cuando menos
lo esperemos. El les dijo a sus discípulos que el día
del Señor llegaría como ladrón en la noche, y
encontraría a los hombres totalmente desprevenidos.
Por esta razón debemos observar y orar, 'porque
como un lazo vendrá sobre todos los que habitan
sobre la faz de toda la tierra' (Lucas 21: 3435).
Entonces, no tenemos ninguna excusa para no estar
preparados, pues se nos ha advertido plena y
frecuentemente. " (Church History and Modern
Revelation, 1 : 157. )
La Explicación H, en el Apéndice, contiene una
aclaración más extensa con respecto a la Segunda
Venida.
"Tc hc prcparado para una
obra mayor"
Sección 35
Antecedentes históricos
Sidney Rigdon vivía en Mentor, estado de Ohio, en
lo que se designaba con el nombre de Reserva
Occidental . Allí fue donde escuchó por primera vez
el mensaj e del evangelio restaurado, en 1830, y
donde fue bautizado. Poco después de su bautismo,
viajó a Fayette, estado de Nueva York, para conocer
al Profeta. José Smith escribió lo siguiente en cuanto
a su llegada: "En diciembre vino Sidney Rigdon para
saber qué deseaba de él el Señor, y venía
acompañado de Edward Partridge; éste era un
ejemplo de una persona piadosa y uno de los
grandes hombres del Señor. Poco después de la
llegada de ambos hermanos, el Señor habló asÍ. . . "
El Profeta cita a continuación la sección 35 de
Doctrina y Convenios. (History of the Church, 1 : 128. )
66
En aquel entonces José Smith estaba traduciendo la
Biblia. Oliverio Cowdery y John Whitmer, que le
habían servido de escribientes, habían sido llamados
a servir como misioneros, quedándose el Profeta sin
escribiente. En esta revelación, se llamó a Sidney
Rigdon para ocupar la vacante.
Notas y comentario
D. y C. 35: 1. ¿Qué significa la frase "giro eterno"?
"Dios gobierna mediante la ley, completamente, en
forma invariable y absoluta, siempre. El ha dispuesto
que de las mismas causas siempre se obtengan
resultados idénticos. El no hace acepción de
personas, y es un Ser 'en el cual no hay mudanza, ni
sombra de variación' (Santiago 1 : 17; D. y C. 3: 1-2) .

bibliotecasud.blogspot.com

De ahí que su curso sea ' un giro eterno, el mismo hoy
que ayer y para siempre' (D. y C. 35: 1 ) . " (McConkie,
Mormon Doctrine, págs. 545-546. )
D. y C. 35: 1-3. ¿Qué significa ser "uno en mí"?
El presidente Brigham Young dijo lo siguiente:
"¿ Cómo es que los Santos de los Ultimos Días
sienten y entienden de la misma forma, son uno en
intención y pensamientos, dondequiera que se hallen
al recibir el evangelio? . . Reciben lo que les
prometió el Salvador cuando estaba a punto de partir
de esta tierra, esto es, el Consolador, la santa unción
(véase 1 Juan 2: 20) de lo alto que reconoce a un Dios,
una fe y un bautismo, cuya intención es la voluntad
de Dios el Padre, en el cual hay unidad de fe y
acción, y en quien no puede haber división ni
confusión; después de haber recibido más luz en esta
forma, ya sea que se conozcan o no, inmediatamente
se convierten en hermanos, habiendo sido adoptados
en la familia de Cristo mediante los lazos del
convenio sempiterno, y todos pueden exclamar,
utilizando las hermosas palabras de Rut: 'Tu pueblo
será mi pueblo, y tu Dios mi Dios' (Rut 1 : 16) . "
(ournal of Discourses, 18:259. )
D. y C. 35: 2. "Cuantos crean en mi nombre"
En Doctrina y Convenios 1 1 :30 se nos enseña que
creer en el nombre del Salvador equivale a creer en
El, o en otras palabras, aceptarlo como Salvador.
Esa creencia se demuestra mediante la obediencia a
las leyes y ordenanzas del evangelio (véase 2 Nefi
25: 13) .
D. y C. 35:3-6. "Sidney . . . fuiste enviado . . . a fin
de preparar la vía"
El presidente Joseph Fielding Smith explicó cómo
había sido preparado Sidney Rigdon mucho antes de
que los misioneros llegaran a Ohio y lo visitaran:
"Cuando el Señor le dij o a Rigdon que El había
estado mirándolo y mirando sus obras, se refería a
su ministerio como bautista y posteriormente como
uno de los fundadores del movimiento conocido con
el nombre de 'los discípulos' , con Alexander
Campbell y Walter Scott. Durante esos años, la mano
del Señor estuvo sobre él y lo dirigió para juntar
muchas almas anhelosas que no podían aceptar las
enseñanzas de las sectas de la época. Sus oraciones,
en las que había buscado mayor luz de la que el
mundo podía darle, en ese momento iban a recibir
respuesta. El Señor le dij o que lo había enviado a
preparar la vía, y que tanto en la organización del
grupo que lo seguía como en la fundación de su
congregación en Kirtland y sus alrededores, la mano
del Señor lo había dirigido a fin de preparar el
camino para recibir la plenitud de la verdad.
"Es notable el hecho de que Sidney Rigdon, con la
ayuda del Señor, hubiera reunido en aquella parte de
la nación una considerable cantidad de hombres de
gran carácter e inteligencia que posteriormente
llegaron a ser líderes de la Iglesia. Sin duda alguna,
el Espíritu del Señor había descendido sobre esos
hombres, tal como había descendido sobre Sidney
Rigdon y Parley P. Pratt, dirigiéndolos a reunirse en
Kirtland antes de que se predicara allí el evangelio.
Por lo tanto, cuando Parley P. Pratt, Ziba Peterson y
sus compañeros llegaron a la ciudad, encontraron
que la vía estaba preparada para ellos en gran parte
debido a la prédica de Sidney Rigdon, de manera
que no fue asunto difícil para los misioneros
convencer de la verdad a aquel grupo de personas.
Aunque Rigdon había estado predicando y
bautizando por inmersión sin haber recibido la
Sección 35
autoridad, de lo cual el Señor le habló en esta
revelación, todo resultó en el bien de los del grupo
cuando el mensaj e del evangelio llegó a ellos.
Aquellos hombres no sólo se convencieron y estaban
listos para el bautismo, sino que también estaban en
condición de recibir el sacerdocio, y así se hizo. "
(Church History and Modern Revelation, 1: 160. )
Sidney Rigdon fue portavoz de José Smith
D. y C. 35: 8- 10. "Mi brazo no se ha acortado"
La frase "brazo del Señor" indica el poder de Dios,
su fuerza y autoridad (véase Notas y comentario
sobre D. y C. 1 : 14) . Decir que no se ha acortado
significa que su poder no está limitado en forma
alguna y que El usará su brazo y lo hará sentir
especialmente en estos últimos días (véase D. y C.
133: 3) .
D. y C. 35: 11. "Que . . . beban del vino de la ira de
sus fornicaciones"
"Esta frase tan particular aparece en Doctrina y
Convenios 35: 1 1 ; 88: 94, 105. En cada caso se utiliza
con relación a Babilonia (representando al mundo y a
la iglesia apóstatas), o con la 'gran iglesia, la madre
de las abominaciones' (que representa a la iglesia
apóstata, la del diablo) . Quienes 'beben el vino de la
ira de su fornicación' participan en los placeres
mundanos y en los pecados del mundo apóstata . . .
y así sufrirán las desolaciones y la destrucción que
vendrán sobre los malvados cuando sean juzgados. "
(Ludlow, Companion, 1: 219. )
D. y C. 35:13-14. ¿En qué forma trillará el Señor a
las naciones?
"Esta idea aparece en Habacuc 3: 12. En tiempos
antiguos, la trilla se realizaba pisoteando el grano
sobre la era. La salida de los mensaj eros del
evangelio entre las naciones es semej ante a pisotear
las espigas sobre suelo duro, luego de lo cual los
granos se juntan cuidadosamente y la paja queda
tirada. " (Smith y Sj odahl, Commentary, pág. 186. )
67

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 35: 16. La parábola de la higuera
Véase Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 45: 34-38.
D. y C. 35: 17-19. "He enviado la plenitud de mi
evangelio por mano de mi siervo José"
El élder Wilford Woodruff enseñó claramente en qué
forma dio cumplimiento José Smith a las grandes
profecías de la Restauración:
"En esos versículos se pone el cimiento del
cumplimiento de aquella poderosa inundación de
profecía que ha tenido lugar desde los días de Adán
hasta el último Profeta que tuvo aliento de vida. En
los últimos cuarenta y tres años se han cumplido
más profecías en la tierra que en los dos mil años
que antecedieron a esa época. Esas grandes
profecías . . . como una banda de hierro gobernaron y
controlaron a José Smith en sus tareas mientras
estuvo en la tierra. El vivió hasta recibir cada una de
las llaves, ordenanzas y leyes que se habían dado al
hombre desde Adán hasta esta dispensación: Recibió
los poderes y llaves de Moisés para el recogimiento
de la casa de Israel en los postreros tiempos; recibió
de Elías las llaves para sellar los corazones de los
padres a los hij os, y los corazones de los hij os a los
padres; recibió de Pedro, Santiago y Juan el
"Pondré sobrc
lí mí mano"
Antecedentes históricos
En l os primeros años de l a Iglesia, el Señor preparó a
hombres j ustos para ayudar al profeta José Smith en
el establecimiento del reino. En 1830, se unieron a la
Iglesia muchos de esos futuros líderes; entre ellos
estaba Edward Partridge. Era oriundo del estado de
Massachusetts, pero fue en Kirtland, Ohio, donde
los misioneros que habían sido enviados a predicar a
los lamanitas le presentaron el mensaj e del
evangelio. Poco después viaj ó al estado de Nueva
York, j unto con Sidney Rigdon, llegando al pueblo
de Fayette en diciembre de 1830.
Cuando visitó al Profeta, Edward Partridge no se
había bautizado todavía. Lucy Mack Smith relata lo
siguiente:
"En diciembre del mismo año [ 1830], José convocó
a una reunión en nuestra casa. Mientras predicaba,
entraron Sidney Rigdon y Edward Partridge y se
sentaron entre la congregación. Una vez que José
hubo terminado su discurso, dio la palabra a todos
los que tuvieran algún comentario que hacer. En esta
circunstancia, el Sr. Partridge se puso de pie y
declaró que había estado en Manchester con el
propósito de obtener mayor informa\ión
concerniente a la doctrina que nosotros
predicábamos; pero, no encontrándonos allí, había
averiguado entre los vecinos acerca de nuestro
carácter, el cual, según aquéllos le dij eron, había sido
intachable hasta que José 'nos engañó con respecto al
Libro de Mormón' . También dij o que había recorrido
nuestra granja y observado el excelente orden y la
laboriosidad de todo lo que allí se había establecido;
y, habiendo visto lo que habíamos sacrificado por la
causa de nuestra fe religiosa, y habiéndosele dicho
68
Apostolado y todo lo que a éste corresponde; de
Moroni recibió todas las llaves y los poderes
requeridos del palo de José en manos de Efraín;
recibió de Juan el Bautista el Sacerdocio Aarónico,
con todas sus llaves y poderes; y toda otra llave y
poder que pertenezca a esta dispensación. No me
avergüenzo de decir que él era un Profeta de Dios y
que puso los cimientos de la obra y dispensación
más grandes de todas las que han sido establecidas
en la tierra. " (En Journal of Discourses, 16: 267. )
D. y C. 35:20. "Escribirás por él"
El élder George Q. Cannon explicó el mandamiento
que se dio en ese versículo: "A Rigdon El le dio un
mandamiento especial de que debía escribir por José.
El Señor le hizo saber lo que José ya entendía: que
las Escrituras debían darse, tal como están en el seno
de Dios mismo, para la salvación de sus escogidos. Y
poco después de esta ocasión, José comenzó la nueva
traducción de las Escrituras. Mientras trabajaba en
esto, muchas verdades enterradas a través de los
tiempos salieron a luz mediante su entendimiento, y
vio en su pureza y santidad todos los hechos de Dios
entre sus hij os, desde los días de Adán hasta el
nacimiento de nuestro Señor y Salvador" . (Life of
Joseph Smith, págs. 83-84. )
Sección 36
que nuestra honradez no daba lugar a dudas sobre
punto alguno, a no ser en cuanto a la religión que
profesábamos, creyó en nuestro testimonio y estaba
listo para ser bautizado, 'si', dij o, 'el hermano José
me bautizará' .
"-Hermano Partridge -respondió José-, usted
está muy cansado hoy por causa de su viaj e. Es
mej or que descanse y se bautice mañana.
"-Si el hermano José piensa que así es mej or
-respondió el Sr. Partridge-, estoy listo para
cuando usted disponga.
"Al día siguiente fue bautizado. " (History of Joseph
Smzth, págs. 191-192. )
Notas y comentario
D. y C. 36:1. Cristo es el "Fuerte de Israel"
"En esta revelación, nuestro Señor se anuncia como
el 'Fuerte de Israel' . Ese nombre aparece también en
Isaías ( 1: 24, 30: 29) . Significa Jehová, el Señor de las
Huestes, el cual sacó de Egipto a su pueblo con
brazo fuerte. Mientras que el 'fuerte' de Asiria era un
toro alado, y los reinos de la tierra adoptaron
imágenes de águilas, leones, etc. , como emblemas de
fuerza, el 'Fuerte' del reino de Dios es Jehová. "
(Smith y Sj odahl, Commentary, pág. 191 . )
D. y C. 36: 1. Predicar "como con l a voz de
trompeta"
Antiguamente, la trompeta se usaba para dar señal
de alarma, para iniciar la batalla o para anunciar la
llegada de la realeza. Por lo tanto, el sonido de las
trompetas simboliza el anuncio de algo sumamente
significativo; es fuerte y claro y llama la atención a
los que están a su alcance. A Edward Partridge se le

bibliotecasud.blogspot.com

llamó a predicar en esa forma, no de manera acallada
o tímida, sino intrépidamente, con claridad y
autoridad.
D. y C. 36: 2. "Pondré sobre ti mi mano"
Edward Partridge, que acababa de ser bautizado,
recibió en este versículo la promesa del don del
Espíritu Santo, el cual se confiere por la imposición
de manos; también fue llamado al ministerio. El
espíritu y la autoridad para cumplir tales
llamamientos se comunican igualmente por la
imposición de manos.
El élder Harold B. Lee se refirió a este versículo
como ejemplo de la forma en la que el Señor
manifiesta su poder entre los hombres, mediante sus
siervos, a los que ha entregado las llaves de
autoridad: "En este pasaj e, lo que dice el Señor es
que cuando uno de sus siervos autorizados pone las
manos, por autoridad, sobre la cabeza del que va a
ser bendecido, es como si El mismo estuviera
haciéndolo j unto con ellos para efectuar esa
ordenanza. Así comenzamos a ver cómo El
manifiesta su poder entre los hombres por medio de
sus siervos, a los que ha entregado las llaves de
autoridad". (Be Secure in the Cospel o[ Jesus Christ,
Brigham Young University Speeches of the Year
[Provo, 11 de febo de 1958] , pág. 6. )
D. y C. 36: 2. ¿Qué son "las cosas apacibles del
reino"?
Poco antes de ser crucificado, J"sús prometió a sus
discípulos el don de la paz (véase Juan 14: 27) . Esta
paz no es la del mundo, sino la paz interior que
surge del conocimiento de que se ha encontrado la
verdad, que se ha recibido la remisión de los pecados
y que se está en la senda que lleva a la vida eterna.
Ese conocimiento y seguridad viene del Espíritu
Santo, al que se llama apropiadamente el Consolador
(véase Juan 14: 26) . Así es como todos los santos
pueden, en este mundo de tensión y dificultades,
recibir paz de Cristo mediante el Espíritu Santo y la
seguridad de que la senda por la que andan es
correcta (véase D. y C. 6: 22-23; 59: 23) .
Edward Partridge recibió el sacerdocio "por conducto de . . . mi
siervo Sidney Rigdon" |L. y C. 36:2).
Sección 36
D. y C. 36: 3. ¿Qué significa el vocablo Hosanna?
Véase Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 19: 37.
D. y C. 36: 6. ¿Qué es una "generación perversa"?
La misma expresión aparece en Hechos 2: 40,
refiriéndose a la gente de aquella época. Una
generación perversa está integrada por gente
ingobernable, rebelde, que rechaza al Señor y el
evangelio. El presidente Joseph Fielding Smith, al
referirse a las personas de los últimos días, dij o:
"Esta es una generación perversa que anda en la
obscuridad espiritual" (Church History and Modern
Revelation, 1 : 1 63) .
D. y C. 36: 6. ¿Qué significa "salid del fuego,
aborreciendo aun hasta las ropas contaminadas con
la carne"?
Esta parte del versículo 6 se refiere a Judas 1 : 23. El
élder Bruce R. McConkie escribió lo siguiente acerca
de ese pasaj e:
"Para impedir que l as enfermedades se
extendiesen en el antiguo Israel, se quemaba l a ropa
manchada por los enfermos de males contagiosos.
(Lev. 13: 47-59. ) Y del mismo modo, con respecto al
pecado en la Iglesia, los santos deben evitar el más
mínimo contacto con él; las mismas ropas de los
pecadores, por así decir, deben quemarse con fuego,
queriendo decir con ello que todo lo que ha tenido
contacto con las contaminaciones de los malvados
debe ser desechado. Y así también debe ser para
aquellos del mundo a quienes se invita a unirse al
reino. " (Doctrinal New Testament Commentary, 3: 428. )
D. y C. 36: 8. ¿Qué significa l a frase "ciñe tus
lomos"?
"En el lenguaje bíblico, 'ceñirse los lomos' es
prepararse para la marcha o el trabaj o. Los hebreos
usaban faj as de tela cuando viajaban o trabaj aban. En
tales ocasiones, se suj etaban la ropa con la faja para
poder tener libre movimiento de brazos y piernas.
Simbólicamente, los siervos del Señor deben estar
preparados para efectuar su obra y para ir cuando El
los llame. " (Smith y Sj odahl, Commentary, pág. 201 . )
Hablando de l a necesidad de que los santos se
ciñeran los lomos y se prepararan para proclamar
más eficazmente el evangelio en esta época, el
presidente Spencer W. Kimball dij o:
"Considero que una vez que hayamos hecho todo
lo que podamos, el Señor hallará el modo de abrir las
puertas . . .
"Mas no existe ninguna razón por la cual el Señor
deba abrir puertas si no estamos preparados para
pasar por ellas . . .
"Cuando pido misioneros, no pido misioneros sin
testimonio, ni misioneros inmorales; pido que
comencemos a preparar a nuestros j óvenes, más
temprano y mej or, en todas las ramas y todos los
barrios de la Iglesia en el mundo. He aquí otro
cometido: que nuestros j óvenes lleguen a
comprender que cumplir una misión constituye un
gran privilegio, y que deben hallarse en buenas
condiciones físicas, mentales y espirituales; y
además, que 'el Señor no puede considerar el pecado
con el más mínimo grado de tolerancia' (D. y C.
1 : 31) .
"Pido misioneros que hayan sido instruidos y
preparados, tanto en el seno familiar como en las
organizaciones de la Iglesia, y que lleven a la misión
grandes anhelos . . . " (Tomado del manual "Mi reino
se extenderá", págs. 150-151 . )
69

bibliotecasud.blogspot.com

"Quc sc con
grcgucn
cn Ohío. . .
Antecedentes históricos
Esta revelación se recibió ocho meses después que la
Iglesia quedó oficialmente organizada. Desde aquel
día histórico, el 6 de abril de 1830, el número de
santos había aumentado hasta llegar a doscientos en
el estado de Nueva York. Los esfuerzos misionales se
habían extendido hacia el oeste hasta Kirtland, Ohio,
y a las fronteras de Misuri . Los misioneros habían
tenido un éxito particular en la zona de Kirtland,
donde bautizaron a unas 127 personas durante las
dos o tres semanas que pasaron allí en su viaj e hacia
Misuri (véase Roberts, Comprehensive History of the
Church, 1 : 231) . Después que ellos se fueron, la Iglesia
siguió creciendo rápidamente en aquella zona.
En la época de esta revelación, ya se habían unido
a la Iglesia líderes destacados como Parley P. Pratt,
Orson Pratt, Sidney Rigdon, Edward Partridge y
Thomas B. Marsh. Había habido un torrente de
revelaciones del cielo en tanto que el profeta José
Smith recibía guía para algunos santos en particular,
instrucciones en cuanto a la revisión de la Biblia y los
anales de Moisés y Enoe. Pero los esfuerzos de
Satanás eran incesantes. La persecución se extendió,
y el Profeta fue arrestado muchas veces por
acusaciones falsas. En diciembre de 1830, la voz del
Señor se oyó de nuevo; en esa ocasión, la voluntad
del Señor era que José dejara de hacer la revisión del
texto bíblico y se mudara a Ohio. La sección 37 es la
primera revelación que indica a los santos la
necesidad de congregarse en un lugar central . En ella
el Señor estableció para la Iglesia restaurada un curso
que llevaba al oeste.
Notas y comentario
D. y C. 37:1. lNo . . . traduzcáis más"
Este pasaj e se refiere a la traducción que José Smith
estaba haciendo del texto de la Biblia. Naturalmente,
ya había terminado la traducción del Libro de
Mormón. Pero aunque su obra sobre la Biblia era
muy importante, la necesidad de mudarse a Ohio "a
causa del enemigo" (vers. 1) tuvo prioridad. La obra
de dicha revisión de la Biblia continuaría más
adelante en Ohio, principalmente en la casa de John
Johnson.
D. y C. 37: 1. ¿Qué propósito tenía el Señor para
congregar a los santos en Ohio?
El presidente Joseph Fielding Smith explicó la razón
por la que el Señor mandó a los santos que se
mudaran:
"El llamado para trasladarse a Ohio obedecía a dos
razones. La oposición a la Iglesia en Fayette y sus
alrededores se había intensificado. Entre los
seguidores de Sidney Rigdon se habían logrado
muchos conversos en la zona de Kirtland, y el
ambiente de esa región era amistoso. La tendencia de
la Iglesia era siempre de ir hacia el oeste; a medida
que la persecución se intensificó y se hizo necesario
buscar protección, la Iglesia fue moviéndose cada vez
70
Sección 37
¯
Kirtland, Ohio, tal como se veía desde la torre del templo,
aproximadamente en el año I 900
más hacia el oeste. Por otra parte, el Señor tenía un
propósito en eso. El lugar para la ciudad de Sión
estaba en el oeste, y era necesario que finalmente la
Iglesia se radicara allí, aunque no sería una
residencia permanente en tanto que Sión no fuera
redimida. Y no fueron José Smith y Sidney Rigdon
los únicos a quienes se les mandó ir a Ohio, sino que
éste fue un mandamiento para toda la Iglesia. "
(Church History and Modern Revelation, 1 : 163. )
D. y C. 37: 3. Asamblea en Ohio al regreso de
Oliverio Cowdery
Oliverio Cowdery había estado de misionero entre
los lamanitas desde el 15 de octubre de 1830 (véase
L. y C. 30: 5-6; 32: 2) . Esa misión les requirió a él y
sus compañeros viaj ar unos 2. 240 kilómetros, desde
Nueva York y Ohio hasta Misuri . Como preparación
para recibir más instrucciones concernientes al
establecimiento de Sión después del retorno de
Cowdery desde "las fronteras cerca de los lamanitas"
(D. y C. 28: 9), se dio mandamiento a los santos de
que se trasladaran a Ohio.

bibliotecasud.blogspot.com

"Sí csláís prcparados,
no lcmcréís"
Sección 38
Antecedentes históricos
En el comienzo del año 1831, José Smith vislumbró
"una perspectiva grande y gloriosa para el bienestar
del reino" (History of the Church, 1 : 140) . Previamente,
el Señor había dado al reino un encargo divino que
reve�ab
,
a el P
,

opósito de esta dispensación y que
conslstIa en establecer la causa de Sión" (véase D. y
C. 6: 6; 1 1 : 6; 12: 6; 14: 6) . Desde que se recibió ese
mandamiento por primera vez hasta su martirio, el
Profeta trabajó diligentemente a fin de llevarlo a
cabo. Una vez dij o: "Nuestro mayor objetivo debe
ser el establecimiento de Sión" (Histor of the Church,
3: 390) .
En diciembre de 1830, José recibió, mediante
revela

ión, el resto del libro de Moisés. Los capítulos
6 y 7 tIenen que ver específicamente con el
establecimiento de Sión en los días de Enoe. Pero
antes
.
de lograr lo mismo en esta dispensación, se
necesItaban dos cosas: una revelación del Señor
dan�? su
.
�ey y el orden de Sión, y la preparación y
santIfIcaclOn de los santos. El cumplimiento del
primer requisito comenzó el 2 de enero de 1831.
Durante l a tercera conferencia de l a Iglesia, el Profeta
recibió lo que conocemos como la sección 38 de
Doctrina y Convenios. En ella el Señor dij o que El
era el mismo que "he llevado la Sión de Enoc a mi
propio seno" (véase el verso 4) . Además reveló la
razón por la que había mandado a los santos que se

udaran a Ohio: "Allí os daré mi ley, y allí seréis
Investidos con poder de lo alto" (vers. 32) . Esta
revelación fue la respuesta del Señor a los que
preguntaban por qué debían mudarse hacia el oeste
durante la peor parte del invierno.
Notas y comentario
D. y C. 38:1. Jesucristo es "el Gran YO SOY, el Alfa
y la Omega"
El presidente Joseph Fielding Smith describió el
significado del títIio "Yo Soy" diciendo:
"Cuando Moisés cuidaba los rebaños de su suegro,
Jetro, en Horeb, el monte de Dios, el Señor se le
apareció en la zarza ardiente y le dio mandamiento
de ir a Egipto y sacar de la esclavitud a Israel. Moisés
le dij
.
o: 'He a
q
uí que llego yo a los hijos de Israel, y
les dIgO: El DlOS de vuestros padres me ha enviado a
vosotros. Si ellos me preguntaren: ¿Cuál es su
nombre? ¿qué les responderé? Y respondió Dios a
Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dij o: Así dirás a
los hij os de Israel: YO SOY me envió a vosotros'
(Exodo 3: 13-14) . . . 'El nombre revelado a Moisés es
el m
.
ismo que dio Jesucristo a los judíos; el
slgmfIcado de ese nombre está expresado al decir
que Dios es 'omnipotente, omnipresente y
omnisciente, sin principio de días ni fin de vida; y
que en El mora todo buen don y todo buen
principio' . (Disertaciones sobre la fe, No. 2. ) Jesús
declaró a los j udíos lo que ellos eran incapaces de
entender, y es que el gran Yo Soy que apareció a
Moisés era El mismo, que El era Dios y había dado
mandamientos a Abraham. " (Church HistoT1¡ and
Modern Revelation, 1: 165-166; véase tambié
n
D. y C.
39: 1 . )
Alfa y omega son l a primera y la última letras del
alfabeto griego, el cual se usaba ampliamente en la
época de Cristo. Por lo tanto, la expresión "Alfa y
Omega" es equivalente a decir, utilizando las letras
de nuestro alfabeto, "de la A a la Z". Dar a Jesús el
título de Alfa y Omega indica que en El están
comprendidas todas las cosas. El élder Bruce R.
McConkie dij o: "Estas palabras, las letras primera y
última del alfabeto griego, se usan figuradamente
para enseñar la naturaleza eterna y sin pasaje de
tiempo de la existencia de nuestro Señor, esto es,
que 'de eternidad en eternidad es el mismo, y sus
años nunca faltan' (D. y C. 76: 4)" (Mormon Doctrine,
pág. 31) .
D. y C. 38: 1. "Las huestes seráficas del cielo"
Los serafines son los ángeles que moran en la
presencia de Dios . . . es muy claro el hecho de que
entre éstos se encuentran los espíritus de la
preexistencia que no han tenido un cuerpo todavía,
porque dice que nuestro Señor 'contempló la vasta
expa
.
nsión de la eternidad y todas las huestes seráficas
del CIelo antes que el mundo fuese' (D. y C. 38: 1; cursiva
agre
��
da) . No
,
sabemos si el nombre serafín se aplica
tambIen a los angeles perfeccionados y
resucitados . . . " (McConkie, Mormon Doctrine, págs.
702-703. )
D. y C. 38:2. La omnisciencia de Dios
Es sorprendente que algunas personas todavía
cuestionen la omnisciencia de Dios, es decir, el
hecho de que El posee todo conocimiento. Dicen que
conoce todas las cosas en relación con el hombre,
pero que El sigue aprendiendo y progresando en el
conocimiento que puede adquirir. Este pasaj e y
muchos otros (véase 2 Nefi 9: 20; D. y C. 88: 41; 130: 7;
Moisés 1 : 6) enseñan claramente que Dios tiene todo
conocimiento, y no se mencionan reservas ni
limitaciones en esa declaración.
El conocimiento lleva inherente el poder, y decir
que Ð

os es limi�ado en su conocimiento es negar
tambIen su ommpotencia. El profeta José Smith
enseñó este principio en Disertaciones sobre la fe: "Sin
el conocimiento de todas las cosas, Dios no podría
salvar a ninguna de sus criaturas; pues es en razón
del conocimiento que El tiene de todo, desde el
principio hasta el fin, que puede impartir a sus
criaturas ese entendimiento mediante el cual se les
hace partícipes de la vida eterna; y, si no fuera
P
?
rqu

en la mente del hombre existe la idea de que
J
lOS t
.
Ien

todo conocimiento, sería imposible que
este eJ erClera fe en el El". (Lectures on Faith, 4: 43;
véase también la Explicación D en el Apéndice. )
D. y C. 38: 3. Cristo el Creador
"Baj o la dirección de su Padre, Jesucristo creó esta
tierra. No hay duda en cuanto a que otros le
ayudaron, pero fue nuestro Redentor, Jesucristo,
quien, baj o la dirección de su Padre, baj ó, organizó
la materia e hizo este planeta a fin de que pudiese
ser habitado por los hij os de Dios. " (Smith, Doctrina
de Salvación, 1 : 70; versión revisada. Véase también 3
Nefi 9: 15; Moisés 1 : 33; 2: 1; 3: 4. )
71

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 38:4. "He llevado la Sión de Enoc a mi
propio seno"
Estar "en el seno" de alguien es una expresión
hebrea que deriva de la costumbre antigua del
hombre cuya vestimenta consistía en largas túnicas
con las que se envolvía el cuerpo, sujetándolas con
una faja en la cintura; de esa manera, en la parte
superior se formaba algo así como una bolsa
espaciosa en la que se llevaban cosas, y a veces hasta
niños; lo que así se cargaba iba j unto al pecho o seno
de la persona. Por ese motivo, la frase "estar en el
seno" de alguien implicaba una relación íntima y
selecta (véase 2 Samuel 12: 8; Lucas 16: 22; Juan 1 : 18) .
"Enoc, el séptimo desde Adán (Judas 14),
construyó una ciudad llamada Sión, según el nombre
del pueblo de Dios, que recibió ese nombre porque
era un pueblo unido, j usto y progresista. Esta ciudad
de Enoc floreció durante trescientos sesenta y cinco
años y entonces el Señor, por un procedimiento
desconocido para nosotros, la llevó con todos sus
habitantes 'a su seno', salvándola así de la
destrucción que sobrevendría por el Diluvio. 'Y
desde entonces se extendió el dicho: SION HA
HUIDO' (Perla de Gran Precio, Moisés 7: 18-19, 68,
69) . " (Smith y Sjodahl, Commentary, pág. 199. Véase
también D. y C. 45: 1 1�14; Explicación B. )
El Señor nos promete que todos los que hayan
creído en su nombre serán llevados al seno de
Cristo. ¡ Una promesa ciertamente gloriosa!
D. y C. 38:5-8. ¿Por qué les espera la destrucción a
los malvados?
El presidente Joseph Fielding Smith explicó de esta
manera el destino final de los malvados: "Cuando
Cristo venga la segunda vez, será en las nubes del
cielo, y ése ha de ser el día de venganza contra los
impíos, cuando aquellos que hayan amado la maldad
y hayan sido culpables de transgresión y rebelión
contra las leyes de Dios serán destruidos. Durante
El Templo de Londres.
72
todo el ministerio de Cristo reinó la maldad y pareció
prevalecer; pero cuando El venga en las nubes de
gloria, como se declara en el mensaj e de Malaquías al
mundo, del cual Moroni dij o que estaba próximo,
entonces será cuando Cristo aparecerá como el
afinador y purificador, tanto del hombre como de la
bestia y todo cuanto corresponda a esta tierra,
porque la tierra misma pasará por un cambio y
recibirá su gloria paradisíaca anterior" (Doctrina de
Salvación, 3: 10-1 1 ; versión revisada. Véase también 2
Nefi 23: 6-11; Malaquías 3: 2�5; 4: 1) .
En aquella hora solamente los purificados podrán
permanecer (véase el verso 8) .
D. y C. 38: 7�8. "Estoy en medio de vosotros"
Concerniente a la proximidad del Señor con sus
siervos, el presidente Harold B. Lee dij o: "Cuando
los misioneros van a salir al campo de la misión,
tengo una reunión con ellos en el templo, donde se
les permite hacer preguntas de naturaleza tal que no
sería apropiado comentar en otro lugar. A veces
preguntan: ¿Podría indicarnos algún lugar del templo
en el que alguien haya visto al Salvador? Mi
respuesta es: 'Tengan presente que ésta es la Casa
del Señor; éste es el lugar que tratamos de mantener
más puro y sagrado que cualquier otro. Al venir a la
tierra, éste es el lugar adonde posiblemente El
vendría. No pregunten en cuanto a un lugar
determinado; El ha recorrido estos salones y pasillos.
¿Cómo saben si acaso no está aquí, en medio de
nosotros?" (En Conference Report, Conferencia de
área en Gran Bretaña, 1971, págs. 135�136. )
D. y C. 38:9, 15. "El enemigo no triunfará"
El presidente Joseph Flelding Smith escribió:
"El nos ha dado el reino. El nos ha hecho la
promesa de que el enemigo del reino no vencerá. Tal
vez tengamos dificultades. Las hemos tenido ya. Tal
vez nos enfrentemos con la oposición, pero ésta
fracasará en sus esfuerzos por destruir la obra de
Dios . . .
"El evangelio ha sido restaurado y el reino
entregado a Sus santos, de acuerdo con la profecía
de Daniel. No se volverá a quitar, ni se destruirá, ni
se entregará a otro pueblo; y conforme a su propia
manera y a su tiempo, El va a desmenuzar todos los
demás sistemas, a fin de que su reino prevalezca, y a
fin de poder venir y reinar como Señor de señores y
Rey de reyes sobre la faz de toda la tierra.
"El Señor ha destacado el hecho de que El va a
destruir los sistemas, las organizaciones y las
sociedades que sean falsas. ¿Y cómo lo va a hacer?
Dándoles la verdad a sus integrantes, si es que ellos
están dispuestos a recibirla; dándoles el privilegio de
abandonar esas organizaciones para recibir la verdad
y tener toda oportunidad de ingresar a su reino,
pues su mano está extendida y lista para recibirlos.
Si no vienen, si no quieren recibir su mensaj e,
entonces, naturalmente deben caer j unto con sus
sistemas. La verdad prevalecerá; cuando se haya
quitado todo lo demás, la verdad se destacará, y está
destinada a cubrir la faz de la tierra. " (Doctrina de
Salvación, 1: 229; versión revisada. )
D. y C. 38:10-12. "Toda l a eternidad padece, y los
ángeles esperan"
La imagen de los ángeles esperando para segar el
campo proviene de la parábola del trigo y la cizaña
(véase Mateo 13: 2443; D. y C. 86: 1�7) . Como lo
explicó el presidente Wilford Woodruff, es la maldad
del mundo lo que produce dolor en los ámbitos
eternos:

bibliotecasud.blogspot.com

"Ciertamente, es tiempo de que nos preparemos
para lo que vendrá. Grandes acontecimientos
esperan a esta generación, tanto en Sión como en
Babilonia. Todas esas revelaciones concernientes a la
caída de Babilonia tendrán su cumplimiento. Hace
cuarenta y cinco años, hablando a la Iglesia el Señor
dij o . . . ", y después de citar los versículos 10 y 11, el
presidente Woodruff continuó: "Esto hace que reine
el silencio, y toda la eternidad está dolorida. Los
ángeles de Dios esperan para cumplir el gran
mandamiento que recibieron hace cuarenta y cinco
años de ir y segar la tierra por causa de la maldad de
los hombres. ¿Cómo creéis que se siente la eternidad
hoy día? Pues hay más iniquidad, mil veces más . . .
ahora, que cuando se recibió la revelación. Toda la
tierra está madura en la iniquidad, y estos hombres
inspirados, estos élderes de Israel, han recibido el
mandamiento del Todopoderoso de salir y advertir al
mundo, para que sus vestidos estén limpios de la
sangre de todo ser humano. " Uournal of Discourses,
18: 128. )
En "Notas y comentario" sobre Doctrina y
Convenios 86: 5, se analiza la época en la que esos
ángeles recibirán el mandamiento de segar la tierra.
D. y C. 38: 17-20. "La tierra de vuestra herencia"
Para comprender mej or la promesa del Señor en
estos versículos, es necesario entender que la tierra
fue designada por el Señor como el lugar de morada
para sus hij os. La misma esfera terrestre refleja el
nivel de vida que se vive en ella. El élder Bruce R.
McConkie describió cuatro de los estados por los que
ha pasado la tierra o por los que todavía tiene que
pasar:
La tierra edénica. Luego de haberla creado
físicamente, el Señor declaró que era buena. Estaba en
un estado terrestre o paradisíaco. No había muerte ni
para el hombre, ni para los animales, ni para forma
alguna de vida y 'todos los seres vivientes estaban en
un estado de salud perfecta, paz y gozo' . (Voice of
Warning, págs. 89-91 . )
La tierra telestial. Con l a caída de Adán, l a tierra
también cayó y llegó a ser una esfera mortal, un
lugar en el que puede vivir gente mundana y carnal.
Esta condición debía prolongarse por 6. 000 años, y
fue en este estado que la tierra fue bautizada en el
agua. (D. y C. 77: 6-7, 12; Man: His Origin and
Destiny, págs. 415-436, 460-466. )
La tierra terrestre. 'Creemos. . . que l a tierra será
renovada y recibirá su gloria paradisíaca: (Décimo
Artículo de Fe. ) De manera que la tierra tiene que
volver a su estado original, paradisíaco o terrestre,
en el que estaba en los días del Jardín de Edén.
Cuando ocurra esta transición a su estado milenario,
la tierra ha de ser quemada; es decir, recibirá su
bautismo de fuego; entonces habrá un nuevo cielo y
una tierra nueva, y otra vez prevalecerán la salud, la
paz y el gozo. (D. y C. 101: 23-32; Isaías 65: 17-25;
Mal . 3: 1-6; 4: 1-6; Man: His Origin and Destiny, págs.
380-397. )
La tierra celestial. Luego del Milenio, más 'un corto
tiempo' (D. y C. 29: 22-25), la tierra morirá, resucitará
y llegará a ser como un 'mar de vidrio' (D. y C.
130: 7), alcanzando 'su estado santificado, inmortal y
eterno' (D. y C. 77: 1-2) . Entonces los pobres y los
mansos -esto es, los que veneran a Dios y los
j ustos- heredarán la tierra; ésta será un lugar de
habitación para el Padre y el Hij o, y los seres
celestiales la poseerán para siempre jamás. (D. y C.
88: 14-26, 1 1 1 . )" (Mormon Doctrine, pág. 21 1 . )
La declaración de que no habrá maldición e n la
tierra cuando el Señor venga (véase el verso 18) se
Sección 38
refiere al mundo terrestre durante el Milenio, en
tanto que la promesa de que los santos la poseerán
durante la eternidad (véase el verso 20) tiene que ver
con el estado celestial final de la tierra.
D. y C. 38: 21-22. "Seré vuestro rey"
"Cristo es el Rey. (Salmos 5:2; 10: 16; 44:4; 47: 6-7;
89: 18; Isaías 6: 5; 43: 15; Jer. 23: 5; 46: 18; 1 Tim. 1 : 17. )
Con esto se quiere decir que El es el Gobernante,
Legislador y Soberano en quien descansa todo poder.
Como Rey gobierna los cielos y la tierra y todas las
cosas que en ellos hay (Alma 5: 50); y también, en un
sentido particular, gobierna el reino de Dios en la
tierra, el cual es la Iglesia, y el reino de Dios en los
cielos, que es el reino celestial. " (McConkie, Mormon
Doctrine, pág. 414. )
Jesús es Rey por derecho y autoridad; pero, según
enseñó el presidente Joseph Fielding Smith, en el
concilio de Adán-ondi-Ahman Cristo será coronado
como gobernante político y efectivo del mundo
(véase Notas y comentarios sobre D. y C. 116: 1) .
Además, el presidente Smith explicó que el reino de
Dios abarca tanto el aspecto político como el
eclesiástico, y dij o:
"Cuando nuestro Salvador venga a reinar en el
Milenio, todos los gobiernos estarán suj etos a Su
gobierno; a esto se le ha llamado el reino de Dios, y
así es; pero ése es el reino político que abarcará a
todas las personas, sean de la Iglesia o no.
Naturalmente, cuando toda tribu, lengua y pueblo
estén suj etos al mandato de Jesucristo, ésos formarán
parte de ese reino político. Debemos tener presentes
ambas ideas. Pero el reino de Dios es la Iglesia de
Jesucristo y es el reino que perdurará para siempre.
Cuando el Señor oró y dij o, 'Venga tu reino' , se
refería al reino celestial que ha de venir al iniciarse el
reinado milenario.
"Cuando venga Cristo, el reino político será
entregado a la Iglesia. El Señor abolirá todas las
naciones como tales -ésta, como cualquier otra. El
reino de Dios es la Iglesia, pero durante el Milenio
habrá que gobernar también a las multitudes de la
tierra que no sean de la Iglesia, y muchos de sus
oficiales, que lo serán por elección, tal vez no sean
miembros de la Iglesia. " (Doctrina de Salvación,
1 : 218-219; versión revisada. )
D. y C. 38:27. "Si no sois uno, no sois míos"
El élder Harold B. Lee explicó de la siguiente forma
la necesidad fundamental de que haya unidad en el
reino:
"Si no somos unidos, no somos suyos. En este
caso, la unidad es la prueba de la propiedad divina a
la cual se refieren esas palabras. Si fuéramos unidos
en amor, hermandad y armonía, esta Iglesia
convertiría al mundo al ver éste en nosotros el
destacado ej emplo de esas cualidades que
demuestran que se pertenece a Dios. Del mismo
modo, si en el hogar de un Santo de los Ultimas
Días el marido y la muj er están desunidos, hay
contención entre ellos y amenaza el divorcio, eso
prueba que uno de ellos o ambos no obedecen los
mandamientos de Dios.
"Si nosotros, en nuestros barrios y ramas, estamos
divididos y hay grupos que no están en armonía, es
evidencia de que algo anda mal . Si dos personas
tienen puntos de vista diferentes sobre la doctrina,
nadie que piense y sea razonable podría decir que
ambas exponen sus opiniones divergentes según el
Espíritu del Señor. . .
"Si es tan importante, entonces, que este pueblo
sea unido, bien podemos estar seguros de que los
73

bibliotecasud.blogspot.com

poderes de Satanás descenderán para infligir su
mayor ataque sobre ese principio. Bien podemos
estar seguros, además, de que si entre nosotros hay
algún apóstata, se sentirá inclinado a poner en tela
de juicio este principio de unidad, y burlarse de él
diciendo que es una muestra de estrechez mental, o
que indica retraso. Del mismo modo, podríamos
estar seguros de que los enemigos intentarían luchar
contra ese principio. " (En Conference Report, abril
de 1950, págs. 97-98. )
D. y C. 38:13, 28. "El enemigo . . . busca vuestra
vida"
Los santos no deben sorprenderse de que el mundo
se oponga al reino y trate de torcer la obra de Dios,
pues El mismo afirmó que así sucedería. El élder
Joseph F. Smith dij o que "el odio de los malvados
siempre ha seguido, y siempre seguirá al sacerdocio
y a los santos. El diablo no quitará la vista del poder
que Dios ha dado al hombre: el Santo Sacerdocio; lo
teme, lo odia y no cesará de incitar el corazón de los
viles y corruptos con ira y maldad contra los que
poseen este poder, ni de perseguir a los santos hasta
que él mismo sea atado". (ournal U1 Discourses,
19: 24. )
El élder Bruce R. McConkie hizo esta observación
en una conferencia general:
"Ni tampoco hemos dej ado atrás los peores
sufrimientos y problemas. En el futuro nos veremos
enfrentados a peores tribulaciones, se nos darán
pruebas aún mayores, y tendremos que derramar
más lágrimas que nunca . . .
"El porvenir es obscuro y deprimente. Habrá aún
más mártires, y las puertas de la cárcel volverán a
encerrar al inocente. No se nos ha prometido que la
maldad y las pruebas de la vida mortal no nos
afectarán.
"No obstante, si todos nosotros cumplimos con los
mandamientos de Dios; si apoyamos a la Iglesia en
todos los asuntos, tanto políticos como religiosos; si
dejamos que el Espíritu Santo nos guíe y
obedecemos el consej o de los apóstoles y profetas
actuales, todo será para nuestro bien si lo miramos
desde un punto de vista eterno.
"Veremos con claridad el futuro y así, estemos
vivos o muertos, veremos a nuestro bendito Señor
volver a reinar en la tierra. Veremos la Nueva
Jerusalén venir desde los cielos, enviada por Dios, a
juntarse con la Ciudad Santa que edificaremos.
Viviremos y nos asociaremos con l os de l a ciudad de
Enoc mientras adoramos y servimos al Señor por las
eternidades . " ("Las pruebas y glorias venideras",
Liahona, julio de 1980, págs. 1 16-120. )
D. y C. 38: 30. "Si estáis preparados, no temeréis"
El presidente Ezra Taft Benson usó este versículo
como texto para uno de los discursos que pronunció
en una conferencia general:
"¿ Cuáles son algunas de las calamidades para las
que debemos estar preparados? En la sección 29, el
Señor nos previene que 'se enviará una fuerte
tormenta de granizo para destruir las cosechas de la
tierra' (vers. 16) . En la sección 45 leemos de 'un
azote desbordante, porque una enfermedad
desoladora cubrirá la tierra' (vers. 31) . En la sección
63, el Señor declara que ha 'decretado guerras sobre
la faz de la tierra . . . ' (vers. 33) .
"En Mateo, capítulo 24, se habla de 'pestes, y
hambres y terremotos . . . ' (vers. 7) . El Señor declaró
que éstas y otras calamidades se harán realidad. Esas
profecías en particular no parecen ser condicionales.
74
El Señor, por ser omnisciente, sabe que ocurrirán.
Unas vendrán por las obras de los hombres, otras
por la propia fuerza de la naturaleza y el Dios de la
naturaleza, pero no hay ninguna duda de que
sobrevendrán. La profecía no es otra cosa que la
historia del futuro, la revelación divina de lo que ha
de ocurrír.
"Sin embargo, al mismo tiempo el Señor Jesucristo
ha dicho: 'Mas si estáis preparados, no temeréis' (D.
y C. 38: 30) .
"¿Cuál es, entonces, la manera en que el Señor nos
ayudará a prepararnos para esas calamidades? La
respuesta se encuentra también en la sección 1 de
Doctrina y Convenios, donde El dice:
" 'Por tanto, yo, el Señor, sabiendo de las
calamidades que sobrevendrían a los habitantes de la
tierra, llamé a mi siervo José Smith, hij o, y le hablé
desde los cielos y le di mandamientos;
" 'y también a otros di mandamientos . . .
" 'Escudriñad estos mandamientos porque son
verdaderos y fieles, y las profecías y promesas que
contienen se cumplirán todas' (D. y C. 1 : 1 7-18, 37) .
"Esta es entonces la clave: Buscad a los profetas
para conocer la palabra de Dios que nos indicará
cómo prepararnos para las calamidades que
sobrevendrán. [Véase D. y C. 1 : 38. ] (En Conference
Report, oct. de 1973, pág. 89. )
D. y C. 38: 39. El orgullo y las riquezas de l a tierra
Este versículo contiene una de las declaraciones más
claras en cuanto a la actitud que uno debe tener con
respecto a las riquezas del mundo. El élder George
Q. Cannon comentó la relación existente entre el
orgullo y la riqueza, diciendo:
"En el corazón humano hay algo que hace que
cuando el hombre prospera, esté más apto para
enorgullecerse y olvidar la razón o fuente de su
prosperidad; tiene la tendencia a olvidar a Dios, que
es el origen de todas sus bendiciones, y se siente
más inclinado a adjudicarse la gloria a sí mismo. Se
requiere la prédica constante de la palabra de Dios,
un ruego constante, una constante efusión del
Espíritu de Dios sobre el hombre para que mantenga
un sentido certero de su verdadera condición . . .
¿Está bien que seamos prudentes, que cuidemos los
dones y bendiciones que Dios nos ha dado, que
aprovechemos nuestros recursos, que seamos
ahorrativos en lugar de derrochar? Ciertamente; eso
es lo correcto y apropiado. Si no lo hiciéramos, se
nos haría responsables de ello. Pero al hacerlo, se
nos requiere algo más, y es que tengamos
constantemente presente que la administración y el
cuidado de estas cosas no es el propósito que Dios
tuvo al enviarnos aquí, no es el obj eto de nuestra
probación . . . Yo me he encontrado en situaciones de
pobreza; he estado en el campo misional sin saber
dónde encontraría algo para comer; he sido
rechazado por la gente que no se atrevía a invitarme
a su casa por causa de la ira desatada contra
nosotros. Y en esas condiciones, bien podría
haberme puesto a llorar, dado que era j oven y me
encontraba lej os de mis amigos. Pero, a pesar de
todo, me sentía feliz. Nunca tuve tanto gozo en la
vida como entonces. Sé que la felicidad no consiste
en la posesión de cosas mundanales. No obstante, es
una gran tranquilidad para las personas el poder
tener los medios necesarios para su sostén y el de su
familia. Si poseen estas cosas y el Espíritu de Dios
con ellas, entonces son bendecidas. " (ournal U1
Discourses, 22: 100-101 . )

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 38:42. "Sed limpios, los que lleváis los
vasos del Señor"
"En el antiguo Israel, ciertos vasos (recipientes,
urnas, vasos propiamente dichos, etc. ) y otros
utensilios se utilizaban en las festividades y
ceremonias religiosas. Los vasos que se usaban en el
templo tenían un significado especial, y solamente
Kcvclacíoncs para
]amcs Lovíll
Antecedentes históricos
"Muchos son llamados, pero pocos son escogidos"
(D. y C. 121 :40) . Tal es la historia de James Covill,
un hombre llamado por revelación personal mediante
el profeta José Smith, para trabajar en la viña del
Señor, pero que se negó totalmente a prestar
atención al consej o que había recibido. En los últimos
días, todo llamamiento a servir en la edificación de
Sión requiere un sacrificio personal . James Covill
había sido ministro religioso durante cuarenta años,
y con esa revelación recibió el llamado para
bautizarse en la Iglesia del Señor y predicar el
evangelio. Aceptar tal llamado requería que
abandonase muchas de sus creencias anteriores, que
confesara ante sus seguidores que había encontrado
la plenitud de la verdad, y que se fuera a vivir a
Ohio, donde en esos momentos la gente oraba al
Señor pidiéndole que detuviera sus inminentes
juicios. También era imprescindible que encontrara
un nuevo empleo, a fin de sostenerse por sus
propios medios.
Poco después de la conferencia de l a Iglesia
efectuada el 2 de enero de 1831, el profeta José Smith
escribió lo siguiente: "Vino a mí un hombre llamado
James Covill, que había sido ministro bautista por
espacio de cuarenta años, e hizo convenio con el
Señor de que obedecería cualquier mandamiento que
el Señor le diera por mi intermedio, como siervo de
El . Entonces, recibí lo siguiente . . . ", y seguidamente
cita la sección 39 de Doctrina y Convenios. (Histor U1
the Church, 1 : 143. )
La viña del Señor se podará por última vez. (Véase D. y C.
39: 1 7. )
Sección 38
los podían tocar aquellos que eran dignos y tenían
autorización para hacerlo, los que se habían
preparado correctamente. En una forma similar, el
Señor ha indicado a sus santos que deben salir 'de
entre los inicuos' (38: 42) y dejar lo mundano de
Babilonia a fin de ser dignos de llevar 'los vasos del
Señor' (véase 133: 5) . " (Ludlow, Companion, 2: 317. )
Secciones 39-0
Se le hicieron promesas maravillosas si es que
obedecía la palabra del Señor que había recibido.
¿Qué pensamientos habrán surgido en su mente al
contemplar l a posibilidad de abandonar su largo
ministerio, en el que había estado por espacio de
cuarenta años? ¿Qué sacrificios se requerían de él
para unirse a la Iglesia y mudarse a Ohio?
Posiblemente, a causa de esos pensamientos y tal vez
de muchos más, James Covill decidió rechazar la
revelación de Dios. El Profeta se limitó a escribir:
"Por cuanto James Covill rechazó la palabra del
Señor y volvió a sus prácticas y compañeros
anteriores, el Señor nos dio a mí y a Sidney Rigdon
la siguiente revelación, explicando la razón por la
que no había obedecido la palabra". Y a continuación
citó la sección 40 de Doctrina y Convenios. (History U1
the Church, 1 : 145. Véase también el encabezamiento
de la mencionada sección. )
Notas y comentario
D. y C. 39:5-6. Se le explica a James Covill lo que
es el evangelio
El élder Bruce R. McConkie explicó el significado del
vocablo evangelio, diciendo:
"El evangelio de Jesucristo consiste en el plan de
salvación . . . Literalmente, la palabra evangelio
significa buenas nuevas de Dios o conocimiento de
Dios. Por lo tanto, consiste en las buenas nuevas o
noticias relacionadas con Cristo, su expiación, el
establecimiento de su reino terrenal y la posibilidad
futura de estar en su presencia celestial . 'Y éste es el
evangelio', escribió por revelación el Profeta, 'las
buenas nuevas, que la voz de los cielos nos testificó:
Que vino al mundo, sí, Jesús, para ser crucificado
por el mundo, y llevar los pecados del mundo, y
para santificarlo y limpiarlo de toda inj usticia; para
que por El pudiesen ser salvos todos aquellos a
quienes el Padre había puesto en su poder y hecho
por El . ' (D. y C. 76: 40-42. ) " (Mormon Doctrine, págs.
331-332. )
En los versículos 5 y 6, el Señor explicó a James
Covill que el arrepentimiento, el bautismo y la
recepción del don del Espíritu Santo son esenciales si
es que se quiere recibir a Cristo. Se ignora lo que el
ministro había enseñado anteriormente, pero en esta
revelación el Salvador le enseñó el verdadero
evangelio.
D. y C. 39: 7-9. Los problemas que había enfrentado
Covill en el pasado
El versículo 9 indica que James Covill había
rechazado al Señor muchas veces a causa del orgullo
y de los intereses del mundo. Es muy poco lo que se
75

bibliotecasud.blogspot.com

sabe sobre este hombre, fuera de lo que escribió José
Smith. Por lo tanto, es imposible decir qué había
hecho para llevar al Señor a darle esa seria
advertencia. Pero el presidente Spencer W. Kimball
hizo a los santos de estos días una advertencia
semej ante:
"A menudo el orgullo se interpone en nuestro
camino y se convierte en tropiezo para nosotros. Es
menester que cada uno de nosotros se haga esta
pregunta: '¿Es más importante tu orgullo que tu
paz?'
"Con demasiada frecuencia, uno que ha logrado
efectuar muchas cosas buenas en la vida, y ha hecho
una contribución excelente, permite que el orgullo le
ocasione la pérdida del rico galardón que de lo
contrario se merecería. " (El Milagro del Perdón, pág.
305; véase también D. y C. 121 : 3440. )
D. y C. 39: 10-11. Las bendiciones condicionales
En estos versículos, el Señor usa la palabra si como
indicación de que las bendiciones que se le
prometían a James Covill estaban condicionadas. El
presidente Harold B. Lee dij o:
"Estaba un día en mi barrio, en una clase de la
Escuela Dominical cuyo maestro era hij o de un
patriarca. El nos dij o que solía escribir las
bendiciones que daba su padre y notó que éste daba
lo que él llamaba 'bendiciones del si' , pronunciando
una bendición que se basaba en 'si no haces esto . . . .
` agregó: 'Observando a aquellas personas a quienes
mi padre daba las "bendiciones del si" , vi que
muchas de ellas no seguían la admonición que mi
padre, como patriarca, les había dado, y noté que
nunca recibieron las bendiciones porque no habían
cumplido' .
"Aquello me hizo meditar; acudí a Doctrina y
Convenios y empecé a leer las revelaciones
'condicionales' que se dieron a las autoridades de la
Iglesia. Si deseáis un ej ercicio mental que os
asombrará y os hará pensar, leed algunas de las
amonestaciones que el Señor hizo por medio del
profeta José Smith a Thomas B. Marsh, Martin
Harris, algunos de los hermanos Whitmer y William
E. McLellin, y que si las hubiesen obedecido,
algunos de ellos no se habrían desviado del camino;
pero porque no escucharon y no pusieron en orden
llamamícnlo dcl
prímcr obíspo
Antecedentes históricos
La sección 41 es l a primera de las revelaciones de
Doctrina y Convenios que se recibió en el estado de
Ohio. El profeta José Smith y su esposa, Emma,
habían llegado a Kirtland unos días antes que se
recibiera esta revelación y encontraron que la Rama
de Kirtland había crecido hasta tener casi cien
miembros. Muchos de los nuevos conversos
provenían de un grupo religioso conocido como "los
discípulos". Aun después de unirse a la Iglesia, esos
conversos siguieron practicando lo que se llamaba
"bienes en común", o sea, la posesión de
propiedades en común. Sin embargo, surgieron
discordias en cuanto a la manera en la que debía
76
su vida, se descarriaron, y a varios tuvieron que
excomulgarlos de la Iglesia. " (En Conference Report,
oct. de 1972, pág. 130. )
D. y C. 39: 19-24. La segunda venida de Cristo es
inminente
En esta revelación, que se recibió en 1831, el Señor
dio a conocer algunas verdades importantes respecto
a su segunda venida:
1. El reino de los cielos está a las puertas (véase el
verso 19) .
2. Los siervos de Dios deben preparar el camino
para su venida (véase el verso 20) .
3. Nadie conoce el día de s u venida (véase el
verso 21) .
4. Quienes reciban el Espíritu Santo estarán
esperando su venida y lo conocerán (véase el
vers. 23) .
5. Vendrá pronto (véase el verso 24) .
El élder Bruce R. McConkie dij o: "No sabemos
cuándo han de sobrevenimos las calamidades y
dificultades de los últimos días, ya sea
individualmente o a grupos de santos. El Señor nos
oculta a propósito el día y la hora de su venida y de
las tribulaciones que la han de preceder, y lo hace
como parte de nuestra probación en la mortalidad.
Simplemente nos dice que vigilemos y estemos
listos" ("Independiente de todas las otras criaturas",
Liahona, agosto de 1979, pág. 140) .
D. y C. 40: 1-2. ¿Por qué rechazó Covill la palabra
del Señor?
El presidente Joseph Fielding Smith explicó que
James Covill "estaba convencido de la verdad, pues
es claro que se le revelaron cosas que solamente él y
el Señor sabían que eran verdad. Sin embargo, al
apartarse de la influencia del Espíritu del Señor y
tener tiempo para considerar el hecho de que
perdería la aprobación del mundo y el lugar y cargo
que ocupaba entre sus asociados, cayó y rechazó las
promesas y bendiciones que le ofrecía el Señor"
(Church History and Modern Revelation, 1 : 1 74) .
En la explicación que dio del rechazo de parte de
James Covill, el Señor usó palabras tomadas de la
parábola del sembrador (véase Mateo 13: 1-9; 20-22) .
Sección 41
funcionar el sistema. Algunos consideraban que lo
que pertenecía a uno de los miembros pertenecía a
cualquiera de los que componían la rama. "Por lo
tanto", escribió John Whitmer, "tomaban unos de los
otros la ropa y diversos artículos y los usaban sin
permiso, lo cual acarreaba confusión y desilusiones,
pues no entendían la Escritura". ("Church History",
¡ournal o[ History, enero de 1908, pág. 50. )
El profeta José Smith escribió:
"La rama de la Iglesia en esta parte de la viña del
Señor, que había crecido hasta tener casi cien
miembros, se esforzaba por cumplir la voluntad de
Dios, hasta el punto en que la supiera, aunque
algunos espíritus falsos y conceptos raros habían
encontrado lugar entre los miembros. Con un poco

bibliotecasud.blogspot.com

de prudencia y algo de sabiduría, pronto pude
ayudarlos a vencer esos problemas. El plan de los
'bienes en común' que había existido en lo que
llamaban 'la familia', cuyos miembros en general
habían aceptado el evangelio sempiterno, pronto fue
abandonado en favor de la ley más perfecta del
Señor; y los espíritus falsos fueron fácilmente
discernidos y rechazados a la luz de la revelación. El
Señor dio a la Iglesia lo siguiente . . . " Entonces cita
la sección 41 de Doctrina y Convenios. (History of the
Church, 1 : 146-147. )
Notas y comentario
D. y C. 41: 1. ¿Por qué iban a ser maldecidos
algunos santos en Kirtland?
"Porque había quienes, habiendo profesado el
nombre del Señor y hecho convenio de servirlo,
como James Covill, por ejemplo, demostraban por
sus obras que no actuaban con sinceridad; entonces
el Señor dio una revelación para guía de los
miembros y advertencia a los que habían profesado
su nombre y no le habían obedecido. Esta es una de
las declaraciones más solemnes y directas que se
puede encontrar en los libros canónicos en contra del
hipócrita y del individuo que profesa con sinceridad
un convenio y aparentemente lo acepta de buena fe,
pero luego se aparta de él. " (Smith, Church History
and Modern Revelation, 1 : 177-178; veáse también
Mateo 23: 27-28; Isaías 32: 6. )
D. y C. 41:2-6. ¿Qué ley iban a recibir los santos?
El profeta José Smith persuadió a los miembros de la
Rama de Kirtland a que abandonaran la ley de la
"propiedad en común" a cambio de la ley más
perfecta del Señor, la cual sería revelada de acuerdo
con la promesa que habían recibido en Fayette,
Nueva York (véase D. y C. 38: 32) . En los versículos
2-4, el Señor mandó a los élderes de la Iglesia que se
reunieran en Kirtland para recibir esta ley. La
recibieron unos días después y se conoce en la
Iglesia como ley de consagración (véase D. y C. 42) .
D. y C. 41: 5. ¿Cuáles son los discípulos?
En este versículo se indican dos características de los
discípulos del Señor: reciben Su ley y la ponen en
práctica.
Hablando de la importancia de la acción, el
presidente Spencer W. Kimball dij o respecto a los
santos y la manera de llegar a ser un pueblo de Sión:
"Aun cuando es importante tener esta imagen en la
mente, definir y describir a Sión no la hará realidad;
eso puede lograrse solamente mediante el esfuerzo
diario y constante de todo miembro de la Iglesia. No
importa cuál sea el costo ni el sacrificio, pero
debemos hacerlo. Ese es uno de mis lemas favoritos:
'Hazlo' ". ("Convirtámonos en puros de corazón",
Liahona, agosto de 1978, pág. 129. )
Sección 41
D. y C. 41: 6 ¿En qué forma debemos los miembros
de la Iglesia estimar los mandamientos y convenios
sagrados que se nos han revelado?
El presidente Joseph Fielding Smith comentó
respecto a las limitaciones que debemos imponernos
en cuanto a compartir las cosas sagradas:
"Las cosas del reino no son para los indignos, sean
o no miembros de la Iglesia. Los miembros tienen el
deber de mantener en forma solemne y sagrada todo
mandamiento, todo convenio, todo principio de
verdad de los que el Señor ha revelado para su
salvación. El ha dado a los miembros, a quienes los
reciban con humildad, convenios y obligaciones que
no son para el mundo. Aquello que es más santo y
sagrado, que se ha revelado a los que han hecho
convenio de ser 'j ustos y fieles' y han 'vencido por la
fe' , aquello que se les ha dado como un medio para
llevar a cabo su exaltación, no debe tratarse con
liviandad, ni ridiculizarse, ni mencionarse ante el
mundo. 'Porque no es propio que las cosas que
pertenecen a los hij os del reino sean dadas a aquellos
que no son dignos, o a los perros, ni que se echen
las perlas delante de los puercos' (vers. 6) . Sin
embargo, cuán a menudo vemos a los insensatos, a
los ignorantes y a los que no alcanzan a comprender
la amplitud de estos principios sagrados y de estos
convenios, tratarlos a la ligera y en forma indigna
aun ante el mundo. " (Church History and Modern
Revelation, 1 : 1 79-180. )
D. y C. 41:9-11. Llamamiento de Edward Partridge
como primer obispo de la Iglesia
En la ley de consagración, el obispo era el agente
espiritual y temporal que dirigía el programa,
asignaba las heredades, recibía las propiedades, etc.
(véase D. y C. 42: 33; 72: 9-15). Puesto que el Señor
iba a revelar la ley al poco tiempo, era apropiado que
también llamara a alguien como primer obispo en la
Iglesia, y dicho llamamiento recayó en Edward
Partridge.
Edward Partridge, el primer obispo de la Iglesia.
77

bibliotecasud.blogspot.com

la lcy dcl Scñor
Antecedentes históricos
Una vez que el Profeta se hubo mudado a Kirtland,
estado de Ohio, inmediatamente se puso en acción
para poner en orden la Iglesia. Baj o la dirección del
Señor,
.
nombró al primer obispo de la Iglesia, dio fin
a un sistema falso por el que tenían todas las cosas
en común (véase D. y C. 41) y definió muchas
normas y procedimientos. A medida que otros
miembros comenzaron a llegar desde Nueva York en
grupos grandes, fueron surgiendo diversos
pro�le

as. En aquella zona ya existía un rápido
cr�Clmle
!
to �e la Igl

sia porque había mucha gente
alh a qUien Sldney Rlgdon había preparado para
aceptar la verdad.
El Señor l e había dicho al Profeta que l es revelaría
Su ley a los santos una vez que se mudaran a Ohio
(véase D. y C. 38: 32) . No obstante, después que el
Profeta llegó a Kirtland, el Señor reveló otra
condición: los élderes habían de ponerse de acuerdo
con la palabra del Señor y unirse en una oración de
fe. Solamente entonces recibirían la ley destinada a
ayudar a los santos a vivir pacíficamente en unión
(véase D. y C. 41: 2-3) .
En consecuencia, el 9 de febrero de 1831, doce
ho

bres fueron llamados por José Smith y se
umeron con fe en oración y en el deseo de recibir la
ley. En respuesta, el Señor se la reveló (véase Histon¡
of the Church, 1 : 148) . Pero en aquel momento
.
solamente recibieron los versículos 1 a 73 de la
sección 42; el resto de la revelación se recibió dos
semanas más tarde, el 23 de febrero. Esta última
parte, de acuerdo con lo que dice el presidente
J

seph Fielding Smith, se "dio para establecer la
CIUdad de Sión -la Nueva Jerusalén-, que debía
edificarse mediante la ley de consagración y la
obediencia a la plenitud del evangelio" (Church
Hlstory and Modern Revelation, 1 : 1 84) .
Com
?
la secci�n 42 está compuesta por dos
revelaCiones distintas, aunque íntimamente
relacionadas, originalmente apareció en el Libro de
Mandamientos como dos capítulos diferentes: los
versículos 1 al 73 eran el capítulo 44; y los versículos
74 a 93, aunque no en ese orden, formaban el
capítulo 47.
Hablando en cuanto a la importancia de esta
revelación conocida como la ley del Señor, el
presidente George Q. Cannon dij o: "Esta era una
revelación sumamente importante que aclaró una
gran variedad de temas y dio respuesta a preguntas
d

mucho peso. Los fieles se regocij aron por ser
miembros de una Iglesia que el Señor reconocía
com

propia,
.
y a
.
la cual comunicaba su palabra
mediante su inspirado Profeta, tal como lo hizo en la
ocasión". (Life of Joseph Smith, pág. 109. )
Notas y comentario
D. y C. 42:2. ¿Qué es la ley?
La palabra ley, en el sentido que se emplea en el
evangelio, se refiere a los estatutos, juicios y
principios de salvación revelados por el Señor al
hombre. Cristo es la ley (véase 3 Nefi 15: 9) en el
hecho de que El es la personificación de la ley. La ley
78
Sección 42
del Señor, en un sentido muy real, es una revelación
de su carácter y atributos.
Dios ha dado leyes para ayudar al hombre en su
esfuerzo por llegar a ser como el Padre y el Hij o.
Nadie puede llegar al Padre a menos que obedezca la
ley que ha dado Cristo (véase D. y C. 132: 12); la
violación de esa ley constituye el pecado (véase 1
Juan 3: 4) . Muchas veces el Señor, en su amor y
sabiduría infinitos, da a sus hij os las leyes en
proporción con la preparación de éstos para
recibirlas. De ahí que la ley de Moisés tuviera como
fin preparar a los hij os de Israel para las leyes
mayores. Las leyes que aparecen en la sección 42
eran para permitir a los santos purificar su vida a fin
de prepararse para el establecimiento de Sión. (La
Explicación G, en el apéndice, analiza con más
detalles lo que se enseña en Doctrina y Convenios en
cuanto a la ley. )
D. y C. 42:12-14. Debemos enseñar el evangelio tal
como el Señor lo ha revelado
El presidente Spencer W. Kimball habló de las
obligaciones especiales que recaen sobre quienes
emprenden la tarea de educar a otros en las sendas
del evangelio:
"Evidentemente, en la Iglesia primitiva había
quienes enseñaban como doctrina las filosofías de los
hombres. Hoy día, hay quienes parecen
enorgullecerse en discrepar con las enseñanzas de la
Iglesia y presentan su propia opinión, la cual difiere
de la verdad revelada. Algunos tal vez lo hagan con
cierta inocencia, sinceramente; otros alimentan en esa
forma su propia egolatría; pero hay quienes parecen
hacerlo deliberadamente. Las personas pueden
pensar como quieran, pero no tienen derecho de
imponer sobre los demás sus puntos de vista
disidentes. Tales individuos deben comprender que
su propia alma está en peligro. El Señor nos ha dicho
por medio del profeta José Smith:
" 'Y además . . . enseñarán los principios de mi
evangelio que se encuentran en la Biblia y el Libro de
Mormón, en el cual se halla la plenitud de mi
evangelio.
" 'Y observarán los convenios y reglamentos de la
iglesia para cumplirlos, y esto es lo que enseñarán,
conforme el Espíritu los dirij a.
" ' Y se os dará el Espíritu por l a oración de fe; y si
no recibís el Espíritu, no enseñaréis. '
"El gran objetivo de toda nuestra obra es fortalecer
el carácter y aumentar la fe de aquellos a quienes
servimos. Si no podemos aceptar y enseñar el
p
.
rograma de la Iglesia de acuerdo con la doctrina,
Sin reserva alguna, no debemos enseñar. En ese caso, el
honor exigiría que la persona renunciara a su puesto,
ya que no solamente sería un hecho deshonesto y
engañador, sino que quien así actuara estaría baj o
condenación, pues el Salvador dij o que sería mej or
que se le colgase del cuello una piedra de molino y
fuese echado a la mar antes que desviar a otros de la
doctrina, traicionar la causa, u ofender, destruyendo
la fe de uno de 'estos pequeñitos' que creen en El. Y
recordad que esto no solamente se refiere a los niños
pequeñitos, sino que también incluye a los adultos
que creen y confían en Dios . . .

bibliotecasud.blogspot.com

"En nuestra propia sociedad, se persigue al asesino
que da muerte al cuerpo, se le pone en la prisión y
se le condena; pero a aquel que da muerte al alma
sembrando la duda y destrozando la fe, no sólo se le
deja libre, sino que muchas veces se le mantiene en
posiciones de importancia. El cuerpo que muere se
levantará otra vez en la resurrección, habiendo
sufrido poco daño con respecto a su bienestar eterno;
pero aquel cuya fe se destroza no sabemos cuánto
tiempo tenga que sufrir antes de alcanzar la
restauración completa de su plenitud espiritual, si es
que la logra. " (En Conference report, abril de 1948,
págs. 109-1 10; veáse también D. y C. 52: 9. )
D. y C. 42:14. ¿Cómo s e recibe el Espíritu para
enseñar?
El presidente Joseph Fielding Smith declaró
enfáticamente que "no se debe llamar a nadie a
enseñar los principios de la Iglesia, ni debe intentar
nadie hacerlo, a menos que esté plenamente
convertido y posea un firme testimonio de su
veracidad. Este testimonio sólo se puede recibir a
través del estudio que se acompaña con oración y de
la obediencia a todos los mandamientos del Señor.
Nadie puede enseñar mediante el Espíritu lo que no
practique personalmente. La sinceridad, la integridad
y la lealtad son factores esenciales, y debfn ir
acompañados por el espíritu de oración. Es en el
Consolador, 'que sabe todas las cosas', que debemos
apoyarnos; entonces, la enseñanza que impartamos
será aprobada por nuestro Padre Celestial" (Church
History and Modern Revelation, 1 : 1 84: -185) .
El versículo 14 puede interpretarse como mandato,
o como la declaración de un hecho, y en cualquiera
de los dos sentidos es verdadero. Si una persona no
tiene el Espíritu, no debe enseñar el evangelio; y en
el sentido de la verdadera forma de enseñar, no
puede hacerlo.
D. y C. 42:1829. El Señor habla a los miembros de
la Iglesia
El presidente Joseph Fielding Smith recalcó que los
Diez Mandamientos son parte de las leyes de Dios y
que tienen tanta vigencia hoy día como cuando se
recibieron en los tiempos de Moisés (Church History
and Modern Revelation, 1 : 185) . El Señor repite estos
mandamientos en la sección 42 como parte de su ley,
y expresa el grave castigo relacionado con cada uno
de ellos para los miembros de la Iglesia que rehusen
obedecerlos o que no quieran arrepentirse por
haberlos transgredido (véase también D. y C. 64: 12) .
El asesinato (vers. 18-19) . No tiene perdón en este
mundo ni en el venidero, porque la expiación de
Cristo no abarca el asesinato cometido por miembros
de la Iglesia, sino que el asesino debe sufrir
personalmente por ese pecado (véase Enseñanzas del
Profeta José Smith, págs. 419-420) . Además, el
presidente Joseph Fielding Smith dij o que la Iglesia
"no puede destruir a los hombres en la carne porque
no tenemos control sobre su vida, y no poseemos el
poder de dictar sentencias que incluyan la pena de
muerte. Este decreto estaba en vigor en los días en
que existía una teocracia sobre la tierra. Lo que el
Señor hará en lugar de esto, puesto que no podemos
destruir en la carne, no puedo decir, pero tendrá que
hacerlo de alguna manera". (Doctrina de Salvación,
2: 90; versión revisada. )
El robo (vers. 20) . Los que no s e arrepientan serán
excomulgados.
La mentira (vers. 21 ) . Los que no se arrepientan
serán excomulgados.
El adulterio y la lujuria (vers. 22-26) . La lujuria tiene
Sección 42
como resultado la pérdida del Espíritu, la pérdida del
testimonio y la excomunión, si no hay
arrepentimiento. Los que cometen adulterio pueden
arrepentirse; pero si repiten la falta, se les
excomulga. Véase "Notas y comentario" sobre
Doctrina y Convenios 59: 5-12.
Los Diez Mandamientos tienen tanta vigencia hoy como
antiguamente.
D. y C. 42: 22-23. "El matrimonio presupone una
alianza total y una fidelidad plena"
"Cuando el Señor dice con todo tu corazón, significa
que en éste no debe haber cabida para nadie

ás, ni
en el sentido más mínimo. El mismo mandamiento
se aplica a la muj er con el mismo rigor: 'Amarás a tu
esposo con todo tu corazón, y te allegarás a él y a
ningún otro' .
.
"Las palabras ningún otro descartan a c

alquler otra
persona o cosa. De modo que vuestros conyuges se
convierten en las personas más preeminentes de
vuestras vidas y ni siquiera la vida social, profesional
o política, ni interés o persona algunos deben jamás
sobrepasar en importancia al compañero conyugal.
Existen algunas muj eres que dedican su tiempo y
cuidados totalmente a sus hijos, a expensas del
marido, llegando al extremo algunas veces de
apartarlos de él.
"A estas esposas les dice el Señor: 'Y te allegarás a
él y a nadie más' .
"El matrimonio presupone una alianza total y una
fidelidad plena. Cada cónyuge toma en matrimonio a
su compañero o compañera en el entendido de que
se entreguen el uno al otro el corazón, apoyo,
lealtad, respeto y amor con toda la dignidad que
corresponde. Cualquier otra manifestación distinta
constituye pecado; cualquier sentimiento aj eno al
corazón debe ser considerado como transgresión. De
la misma manera en que debemos tener la 'mira de
glorificar a Dios' , igualmente debemos tener una
mira, un oído y un corazón totalmente consagrados
al matrimonio, al cónyuge y a la familia. " (La fe
precede al milagro, pág. 144. )
D. y C. 42:27. "No hablarás mal de tu prójimo"
Hay una semej anza bien notoria entre los Diez
Mandamientos del Antiguo Testamento y la ley que
se dio a la Iglesia en este versículo. El noveno
mandamiento dado a Moisés prohibe dar falso
testimonio contra el prójimo (véase Exodo 20: 16) . En
éste, la ley va más lej os, prohibiendo todo tipo de
difamación contra el prójimo. El élder Adam S.
Bennion, que fue miembro del Consej o de l os Doce,
explicó la razón por la que tal mandamiento es tan
79

bibliotecasud.blogspot.com

importante para los santos:
"El asesinato, el adulterio y el robo --ue tienen que
ver respectivamente con la vida, la virtud y la
propiedad- generalmente se consideran ofensas más
graves ante la ley que el hecho de hablar falso
testimonio. Y sin embargo, lo que a este pecado
pueda faltarle en gravedad le sobra en predominio.
De hecho, la mayoría de los lectores de estas
lecciones evitarían como si se trataran de una plaga
las tres primeras de estas graves ofensas sociales;
pero consciente o inconscientemente, todos podemos
vernos tentados, de vez en cuando, a caer con
descuido en repetir un rumor y en otras formas de
hablar falso testimonio . . .
"El dar falso testimonio es testificar o comunicar a
otras personas informes, insinuaciones, sospechas o
rumores como si fueran verdad, dañando así a un
semej ante. A veces, la práctica se origina en la falta
de información correcta; a veces, en la falta de
comprensión; a veces, se debe a un malentendido; a
veces, surge de una disposición maliciosa que lleva a
tergiversar y falsificar los hechos.
"Mientras que el asesinato consiste en quitar la
vida, hablar falso testimonio se enfoca en la destrucción
o difamación del carácter, y lleva a la ruina la
reputación del individuo. " (The Ninth
Commandment", Ten Commandments Today, págs.
134136. )
D. y C. 42:30-35. ¿Qué relación existe entre Sión y
la ley de consagración?
"En esta revelación, se declara definitivamente que la
ley de consagración es la ley sobre la que se
establecerá la Nueva Jerusalén. Se ha dado para el
beneficio de los pobres, para la edificación de Sión y
la obra del ministerio . . . Mediante esta ley celestial
(de consagración), los santos podremos llegar a ser el
pueblo del convenio del Señor. No podemos entrar
en la plenitud de los convenios que conciernen a
Sión hasta que no hayamos llegado al punto de
poder vivir esa ley divina. Aquellos que no pueden
suj etarse a la ley del diezmo no pueden participar de
esta ley de consagración, o ley mayor, y se verán
privados de una herencia cuando llegue el momento
de recibirlas . " (Smith, Church History and Modern
Revelation, 1 : 185; véase también la Explicación L. )
D. y C. 42:39. ¿En qué forma han ayudado los
gentiles ricos a la casa de Israel?
Desde los primeros días de la Iglesia en esta
dispensación, muchos Santos de los Ultimas Días
han gozado de prosperidad y bienes temporales y,
como ciudadanos de países gentiles -gentiles en el
sentido de su ciudadanía, aunque espiritualmente de
Israel- que por su fidelidad han pagado sus
diezmos, sostenido a misioneros y participado con
otras contribuciones, estos santos han hecho posible
que la obra del reino siga adelante y vaya a las
naciones de la tierra. Hoy día, en todas las naciones
hay santos que gozan de prosperidad temporal y se
unen en la obra a fin de que el reino pueda ver
cumplido más rápidamente su destino.
D. y C. 42:40. Muchos problemas son consecuencia
del despilfarro
El presidente George Albert Smith, que fue Profeta
de la Iglesia, hizo el siguiente comentario respecto a
la aplicación contemporánea del versículo 40:
"Esto no se refiere a la época de Isaías ni al tiempo
de Alma, sino que está específicamente destinado a
nuestros días. Mediante sus profetas, el Señor nos
amonesta con respecto a nuestros deberes, y entre
80
las cosas que dice están las siguientes: 'Y además, no
serás altivo de corazón; sean todos tus vestidos
sencillos, y su belleza la belleza de la obra de tus
propias manos' . ¡ Qué hermoso ejemplo para ver en
nuestra comunidad! . . .
"Y bien, mis hermanos y hermanas, creo que es
digno de nuestra consideración. Al comentar sobre el
alto costo de la vida, examinad vuestra casa; al
deciros esto, me hablo también a mí mismo. ¿Hago
yo mismo elevar el costo de la vida por causa del
despilfarro? ¿Enseño a los de mi familia que deben
confeccionarse ellos mismos la ropa que usan? . .
"Demos el ejemplo; gastemos de acuerdo con lo que
ganamos; prestemos, en lugar de pedir prestado; no
pongamos baj o el peso de hipotecas nuestras casas ni
las tierras que nos producen el sustento a fin de
poder disponer de buenos automóviles o de competir
con nuestros vecinos de mej ores condiciones
económicas . . . Preocupémonos más en cuanto al
adorno de la mente, que es eterna, que en cuanto al
de nuestra persona con cosas que no son de
beneficio duradero. " (En Conference Report, abril de
1915, pág. 97. )
D. y C. 42:43. Los enfermos deben hacer todo lo que
esté a su alcance por sanarse
Hay miembros de la Iglesia que piensan que toda
enfermedad debe tratarse solamente mediante las
bendiciones impartidas por el sacerdocio. Esta no es
la doctrina oficial de la Iglesia, según lo establece un
editorial del Church News (el periódico semanal de la
Iglesia) :
El ejercicio y la dieta prudentes son importantes para el cuidado
del cuerpo en su carácter de templo de Dios
"Todo hombre, muj er y niño debe cuidar de su
propio cuerpo como el templo de Dios que es. Se
debe dar la debida importancia al descanso y al
ejercicio adecuados, lo mismo que a una dieta
alimenticia bien equilibrada. A fin de ayudarnos a
cuidar mej or de nuestro cuerpo, el Señor nos ha
dado la Palabra de Sabiduría.
"Hay ocasiones en las que debemos orar por los
enfermos, y mediante el sacerdocio, imponerles las
manos sobre la cabeza y bendecirlos . . .
"Pero nuestra creencia en el poder divino de
sanidad no debe excluir en forma alguna la asistencia
médica competente. El élder James E. Talmage,
quien fue miembro del Consej o de los Doce, dij o en
un discurso pronunciado en 1921:

bibliotecasud.blogspot.com

" 'Hay quienes nos han acusado de incoherentes,
pues dicen: "Si ustedes creen en el don de sanidad,
¿qué necesidad tienen de médicos y de ciruj anos, y
para qué construir hospitales?" Porque sabemos que
"hay una ley, irrevocablemente decretada en el cielo
antes de la fundación de este mundo, sobre la cual
todas las bendiciones se basan" [D. y C. 130: 20], y la
ley es, en el caso al que nos referimos, que haremos
todo lo que esté d nuestro alcance . . .
" 'Debemos hacer todo lo posible y luego pedir al
Señor que haga el resto, aquello que no podamos
hacer nosotros. De ahí que estimemos tanto a la
profesión médica . . . Una vez que hayamos hecho
todo lo posible, el Poder Divino se podrá aplicar
directamente y tendrá su efecto. '
"El hecho de que entre los médicos y ciruj anos
prominentes de este tiempo haya fieles Santos de los
Ultimas Días, confirma nuestra convicción en la
declaración hecha por el élder Talmage hace 56
años. " (Church News, 19 de febrero de 1977, pág. 16. )
D. y C. 42:46. ¿En qué forma "no gustarán la
muerte" los justos?
Hay quienes piensan que esta frase promete la
condición de traslación, pero el presidente Joseph
Fielding Smith la interpretó de esta manera: "Para
algunos miembros de la Iglesia decir que quienes
mueren en el Señor 'no gustarán la muerte' ha sido
difícil de entender, porque han sido testigos de casos
de fieles miembros que sufren durante días, y a
veces meses, antes de morir. Pero en este caso el
Señor no dice que no sufrirán dolor corporal, sino
que se verán libres de la angustia y el tormento del
que participarán los inicuos, y aunque sufran en el
cuerpo, la muerte les será dulce porque
comprenderán que son dignos ante el Señor. El
Salvador le dij o a Marta: 'Y el que vive y cree en mí,
no morirá eternamente' . Es decir, no sufrirá la
segunda muerte ni sentirá el tormento de los
malvados cuando se enfrente a la eternidad" (Church
History and Modern Revelation, 1 : 186) .
D. y C. 42:48. ¿Está señalado el momento de morir
de cada uno?
Comentando sobre esta frase de Doctrina y
Convenios, el presidente Spencer W. Kimball dij o:
"Estoy convencido de que hay un momento
señalado para morir. Pero no soy fatalista. Creo que
mucha gente muere antes de que llegue ese
momento, por descuido, por haber abusado de su
cuerpo, por haberse arriesgado innecesariamente, o
por exponerse a peligros, accidentes y
enfermedades . . .
"Dios controla nuestra vida, nos guía y bendice,
pero nos da nuestro libre albedrío. Podemos vivir de
acuerdo con su plan para nosotros o podemos
acortar la vida neciamente, y hasta darle fin.
"Estoy seguro de que el Señor ha planeado nuestro
destino. Nosotros podemos acortar nuestra vida,
pero creo que no podemos alargarla mucho. Un día
comprenderemos esto cabalmente, y cuando
miremos hacia atrás desde el aventaj ado punto del
futuro, estaremos satisfechos con muchas de las
cosas ocurridas en esta vida que nos parecieron tan
difíciles de comprender. " ( Tragedy or Destiny, págs.
9, 1 1 . )
D. y C. 42: 53-73. Consej os a los santos con respecto
a su mayordomía
Smith y Sjodahl añadieron a estos versículos algunas
aclaraciones breves pero importantes:
Sección 42
"53. Al hablar en segunda persona del singular se
dirige a todos los santos, tal como ocurre en los
versículos 42 y 45.
"54. No te llevarás el vestido de tu hermano. En los
tratos de negocios, se debe ser considerado y tener
compasión. No se debe ser duro en cuestiones de
dinero.
"Pagarás . Se evitarán las deudas. Sobre este punto
los legisladores modernos podrían aprovechar el
código mosaico.
"56. Se darán mis Escrituras. Se refiere a la revisión
de la Biblia, en la que en ese momento el Profeta
trabajaba baj o inspiración (vers. 15) .
"57. Hasta que las hayas recibido en su plenitud.
Notemos el consej o de que no se enseñara basándose
en esa versión, mientras estuviera incompleta.
"59-60. Las cosas que has recibido. Se refiere a las
revelaciones que El había dado, y que son la ley
mediante la cual la Iglesia debe gobernarse. Las
personas serán salvas o condenadas de acuerdo con
esa ley.
"61-64. En estos versículos hay una promesa de
que, en respuesta a la oración, los santos recibirán
revelaciones y conocimiento. El espíritu de la
revelación acompaña a los santos que abren su
corazón para permitir que entre la luz. La promesa
incluye especialmente una revelación concerniente al
lugar donde estará la Nueva Jerusalén.
"68-69. En vista de tales promesas, los santos
tienen el deber de orar, pidiendo sabiduría y de
regocijarse ante el Señor. . .
"70-73. La ley de remuneración (vers. 72) consiste
en que quienes se ocupan de los asuntos espirituales
deben tener sus mayordomías y trabajar para
alcanzar su sustento, 'aun como los miembros' . En
esto hay sabiduría, pues en esa posición son
absolutamente independientes y pueden predicar la
verdad sin temor. Quienes manej an los asuntos
temporales y dan todo su tiempo a los asuntos
públicos deben recibir remuneración. Si fueran a
ganarse la vida por sus propios medios, no podrían
dedicar todo su tiempo y energías a la comunidad. "
(Commentary, págs. 233-234. )
D. y C. 42:7493. Dios ha delegado la
responsabilidad de juzgar a los transgresores
El presidente N. Eldon Tanner dio el consej o
siguiente con respecto a la forma en que deben tratar
a los transgresores aquellos que son llamados a
juzgarlos:
"Y con respecto al transgresor: Todo presidente de
misión, presidente de estaca y obispo tiene las
instrucciones necesarias para investigar y tratar los
casos de transgresión. Una persona que sea culpable
de una falta grave no puede progresar ni ser feliz
mientras lo atormente la culpa, y en tanto no
confiese ni se arrepienta, se encontrará esclavizado.
Todo transgresor a quien se trate como es debido,
con amor, pero con la disciplina adecuada, más tarde
os demostrará su aprecio por vuestra preocupación y
guía. Si lo tratáis en la manera apropiada, podrá
encontrar la forma y las fuerzas para arrepentirse y
volver a la actividad en la Iglesia. Pero es necesario
tratar el asunto y aclararlo.
"He oído que hay obispos y presidentes de estaca
que han dicho que jamás excomulgaron ni
disciplinaron a nadie, y que no tienen la intención de
hacerlo. Esta es una actitud completamente errónea.
Los jueces de Israel tienen la responsabilidad de
administrar justicia siempre que sea necesario.
Quisiera leeros de la sección 20 de Doctrina y
Convenios, un importante recordatorio para aquellos
81

bibliotecasud.blogspot.com

que tienen la responsabilidad de j uzgar: 'Cualquier
miembro de la Iglesia de Cristo que transgrediere o
cayere en pecado, será j uzgado según las escrituras'
(D. y C. 20: 80) .
"Hermanos, estudiad las Escrituras y el manual del
sacerdocio, y actuad de acuerdo con esas
instrucciones, disciplinando a los miembros de la
Iglesia siempre que sea necesario. Recordad que no
se le hace ningún bien al transgresor cuando su líder
pasa por alto o trata de disimular o esconder su
iniquidad.
"Quisiera leeros algo que dij o el presidente John
Taylor con respecto a este tema: 'Aún más, he oído
que hay obispos que han tratado de ocultar las
iniquidades de los hombres. A ellos les digo, en el
nombre de Dios, que tendrán que llevar sobre sí. . .
la responsabilidad de esas iniquidades; y si alguno
de vosotros desea participar de los pecados de los
hombres, o defenderlos, tendrá que ser responsable
de ellos. ¿Me escucháis, obispos y presidentes? Dios
os hará responsables. Vosotros no tenéis derecho de
alterar ni corromper los principios de justicia, ni de
encubrir las infamias y las corrupciones humanas'
(En Conference Report, abril de 1880, pág. 78) .
"Estas son palabras muy fuertes, y fueron
pronunciadas por un Presidente de la Iglesia, un
Profeta de Dios. El élder George Q. Cannon también
hizo esta significativa declaración: 'Indudablemente,
el Espíritu de Dios se contristaría de tal modo que
abandonaría, no sólo a quienes fueran culpables de
esos actos, sino también a aquellos que permitiesen
que éstos se cometieran entre vosotros sin aclaración
e impunemente' . " (En Conference Report, oct. de
1974, pág. 110. )
"ll Scñorhará rcsonar
su voz dcsdc cl cíclo"
Sección 43
Antecedentes históricos
El 6 de abril de 1830, el Señor instruyó a los santos
en cuanto al medio por el cual recibirían la revelación
para edificar Sión. Hablando del Presidente de la
Iglesia, El dij o: "Yo lo he inspirado para impulsar la
causa de Sión con gran poder" (D. y C. 21 : 7) . Esta
instrucción resultó difícil de aceptar para algunos
miembros. Muchos provenían de sectas religiosas
que permitían que cualquier miembro de la
congregación proclamara principios de doctrina para
todo el grupo. Pero, el mismo día en que la Iglesia
fue organizada, el Señor enseñó el principio de que
solamente una persona tiene el derecho de recibir
revelación para toda la Iglesia. En septiembre de
1830, los santos no habían aprendido la lección
todavía, porque muchos creyeron en los engaños
presentados por Hiram Page.
En febrero de 1831, se hizo necesario que el Señor
los instruyera con más detalle sobre este tema. El
incidente que los llevó a recibir la sección 43 fue la
actividad de una tal Sra. de Hubble, que "se
presentó con grandes pretensiones de revelar
mandamientos, leyes y otros asuntos" (History o[ the
Church, 1 : 154) . John Whitmer escribió lo siguiente
respecto a la Sra. de Hubble: "Proclamaba ser una
profetisa del Señor y decía tener muchas
revelaciones; sabía que el Libro de Mormón era
verdadero y que ella debía ser maestra en la Iglesia
de Cristo. Tenía un aspecto de persona muy devota,
y engañó a muchos que no pudieron percibir su
hipocresía; otros, sin embargo, poseyendo el espíritu
de discernimiento, pudieron descubrir sus falsedades
y abominaciones" (History o[ the Church, 1 : 154) .
La Sra. de Hubble fue una de las muchas personas
que se dejaron influir por espíritus falsos y que
afirmaron tener revelaciones para guiar a la Iglesia o
para corregir al Profeta. En un discurso pronunciado
en Ogden, Utah, el presidente George A. Smith dio
varios ejemplos del problema que apareció en los
comienzos de la Iglesia, y dij o: "En el período de
iniciación de esta Iglesia, prevalecía cierto espíritu
que llevó a los élderes a suponer que sabían más que
el Profeta. Había élderes que estaban dispuestos a
82
decir que el Profeta estaba equivocado" (ournal o[
Discourses, 1 1 : 7) . Muchos miembros se sintieron
confundidos y atónitos a causa de todas esas
opiniones. En aquellas circunstancias, el Profeta se
dirigió al Señor en busca de guía y recibió la
revelación que aparece como la sección 43 de
Doctrina y Convenios.
Notas y comentario
Doctrina y Convenios 43:2-3. Sólo el Profeta puede
recibir revelación para toda la Iglesia
Véase Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 21: 7 y la Explicación F en el Apéndice.
D. y C. 43: 7. ¿Cómo podemos evitar que nos
engañen los profetas falsos?
Si una persona toma al Espíritu Santo como su
guía y estudia y sigue la palabra escrita del Señor,
marchará por una senda segura. Con este cimiento,
está preparada para discernir entre los profetas
verdaderos y los falsos. En su Iglesia, el Señor ha
proveído otra guía para asegurar que no se engañe a
los santos. El presidente Joseph F. Smith dio la
explicación siguiente:
"No incumbe a ninguna persona presentarse como
revelador, como profeta, como vidente u hombre
inspirado a fin de dar revelaciones para la dirección
de la Iglesia, ni suponer que puede dirigir a las
autoridades que presiden la Iglesia . . . No podemos
aceptar como autorizado nada, sino lo que viene
directamente por el medio que se nos ha señalado,
las organizaciones constituidas del sacerdocio, que es
el medio que el Señor ha designado para dar a
conocer su disposición y voluntad al mundo . . .
" . . . en el mismo momento en que las personas
buscan otra fuente, en ese instante le abren la puerta
a las influencias seductoras de Satanás y se exponen
a convertirse en siervos del demonio; pierden de
vista el orden verdadero mediante el cual pueden
disfrutarse de las bendiciones del sacerdocio; salen
de la protección del reino de Dios y se meten en
terreno peligroso. Cuando veáis a un hombre que se
presenta afirmando haber recibido revelaciones

bibliotecasud.blogspot.com

directas del Señor para la Iglesia, y que esto no haya
sido por el orden y medio del sacerdocio, podéis
acusarlo de impostor. " Uournal of Discourses,
24: 188-190. )
La forma de evitar caer en el engaño s e analiza
detalladamente en la Explicación J.
D. y C. 43: 9. El "obligarnos" mediante convenios,
¿en qué forma nos ayuda a santificarnos?
Los compromisos entre nosotros o con el Señor
tienen enorme importancia. Al establecer convenios o
dar la palabra a los demás, por su propia integridad
uno se obliga a actuar de determinada manera. Ese
acuerdo se convierte en una fortaleza contra los
poderes de la oposición. En otras palabras, los
convenios crean un sentido de responsabilidad que a
su vez se convierte en energía para hacernos
cumplir, y en un obstáculo para la desidia. El
establecer un convenio puede ayudar a la persona a
apartarse de la rutina o los hábitos del pasado al
determinar claramente una senda por la cual
transitar, y a la vez establecer un medio de asumir
responsabilidad, comunicando a otros el
compromiso. Las consecuencias son siempre
positivas cuando se honran los convenios
establecidos, y negativas cuando éstos se
quebrantan. Cuando una persona hace compromisos
basándose en la correcta comprensión de las
consecuencias, une sus fuerzas internas y se asegura
las bendiciones de los cielos. El Señor, viendo que
tiene la voluntad de comprometerse, le imparte de su
Espíritu, el cual le da fortaleza para seguir en la
senda de acción que ha prometido recorrer.
D. y C. 43:12-14. Al sostener a José Smith, los
santos conocerían las glorias y los misterios del
reino
En estos versículos se aconsej ó a los santos que, si
querían recibir las glorias y los misterios del reino,
debían proveer para las necesidades temporales de
José Smith a fin de que él pudiera dedicar su tiempo
a hacer aquello que solamente él podía hacer:
cumplir su llamamiento profético. Y al Profeta se le
dijo que "la promesa de Dios consistía en conceder
sus bendiciones mayores a los que contribuyeran al
sostén de su familia mientras él estuviese
traduciendo la plenitud de las Escrituras"
(Enseñanzas, pág. 4. )
Aunque los santos ayudaban un poco a José Smith
en este sentido, no se le daba el sostén adecuado. A
pesar de varios intentos por parte de los líderes de la
Iglesia para lograr que los miembros contribuyeran a
satisfacer las necesidades temporales del Profeta a fin
de que él pudiera trabajar en la traducción de la
Biblia, el problema económico entorpeció el progreso
de la obra (véase History of the Church, 4: 136-137, 164,
187, 493, 517) .
El trabajo s e fue retrasando, y los esfuerzos por
preparar el manuscrito para llevarlo a imprimir se
vieron demorados porque constantemente él tenía
que interrumpir su labor a fin de obtener lo necesario
para su sostén y el de su familia. Como resultado, el
Profeta no pudo terminar la traducción, aunque el
Señor le había dado instrucciones de publicarla
(véase D. y C. 94: 10; 104: 58-59; 124: 89) . Después de
la muerte de José, el manuscrito finalmente quedó en
posesión de la Iglesia Reorganizada de Jesucristo de
los Santos de los Ultimos Días. La negligencia de los
primeros santos en cumplir el consej o que habían
recibido del Señor les resultó demasiado cara en
cuanto a conocimiento y bendiciones espirituales.
Sección 43
D. y C. 43:15-16. El evangelio se puede enseñar sólo
con poder de lo alto
Estos versículos contienen instrucciones importantes
del Señor dirigidas a los que son llamados a predicar
el evangelio. Los maestros del reino de Dios no
deben enseñar doctrinas y filosofías del mundo, sino
que deben basar sus enseñanzas en las revelaciones
del Espíritu Santo.
Además, el Señor promete una investidura de
poder a los que se santifican. Los santos tenían ya el
don del Espíritu Santo y el sacerdocio, y pronto
recibirían la investidura que se impartiría en los
templos.
D. y C. 43: 18. "¡ Levantaos, santos, y vivid; quedaos,
pecadores, y dormid hasta que llame otra vez! "
Véase Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 88: 95-101 .
D. y C. 43: 17-25. ¿En qué forma resuena la voz de
advertencia del Señor en nuestros días?
Aunque con los relámpagos que se anuncian en el
versículo 22 no se oirán voces de verdad, los mismos
serán una forma de advertencia para los habitantes
de la tierra como lo son las palabras de los
misioneros. De acuerdo con el versículo 25, el Señor
se sirve de toda clase de fenómenos naturales, al
igual que de los esfuerzos de los líderes de su
Iglesia, los misioneros, los ángeles y aun de su
propia voz, para tratar de convencer a los habitantes
de la tierra de que se arrepientan y se preparen para
el futuro. Hablando de este método de hacer oír la
advertencia al mundo, el presidente Brigham Young
dij o:
"¿ Os parece que hoy día hay calamidades en tre la
gente? No muchas. Todo lo que hemos oído y todo
lo que hemos vivido es apenas el preludio del
sermón que se predicará luego. Cuando los élderes
dej en de dar testimonio y el Señor les diga: 'Volved a
Brigham Young habló de la destrucción µ calamidades que han de
sobrevenir.
83

bibliotecasud.blogspot.com

vuestra casa; ahora, yo predicaré mis propios
sermones a las naciones de la tierra' , todo lo que hoy
conocéis apenas si podrá llamarse prefacio del
sermón que El predicará con el fuego y la espada,
con tempestades, terremotos, granizo, lluvia, truenos
y relámpagos, y terrible destrucción . . . Os enteraréis
de que ciudades magníficas, hoy día veneradas por
la gente, se hunden en la tierra enterrando a sus
habitantes. El mar se volcará más allá de sus costas y
tragará muchas ciudades importantes. El hambre se
esparcirá entre las naciones. " Uournal of Discourses,
8: 123; véase también D. y C. 88: 88-92. )
Pocas semanas después de la erupción del Monte
Santa Elena, un volcán que está en el estado de
Washington, en los Estados Unidos, en el Church
News, periódico oficial de la Iglesia, apareció el
siguiente editorial :
"En el transcurso de l as últimas semanas ha
acontecido una serie de hechos fuera de l o común.
Naturalmente, el más sorprendente fue la erupción
del Monte Santa Elena, con todo el daño que
produj o y la cantidad de víctimas que cobró.
"Pero mientras esto ocurría allí, en los Estados
Centrales se producía una serie de tornados. Ese
mes, los Estados Unidos se vieron azotados por más
de 900 tormentas repentinas. En un solo día se
produj eron cincuenta tornados en seis estados; al día
siguiente, hubo veinticuatro en los estados de Iowa y
Nebraska; y en ese mismo período el de California se
vio sacudido por algunos terremotos . . .
"Es importante que procuremos entender el
significado de estos sucesos. ¿Serán, tal vez, las
señales de los tiempos? ¿Será que el Señor nos está
hablando mediante esos terribles desastres?
"El dij o que en los postreros tiempos declararía su
testimonio mediante tempestades, inundaciones,
terremotos y epidemias. No mencionó volcanes, pero
ciertamente éstos están dentro de sus dominios, al
igual que los terremotos. ¿Fue El quien forzó la
erupción del Santa Elena como una advertencia al
pueblo de los Estados Unidos para que se
arrepintiera y lo reconociera?
"Tenemos la tendencia a olvidar rápidamente los
dolores, como la madre los olvida luego que nace el
hij o. Poco se oye hablar de las inundaciones en
Arizona, aunque todavía se pueden ver los
escombros y puentes rotos que dejaron.
"Aun lo del volcán ha dejado de aparecer en las
primeras páginas. ¿Y los cincuenta tornados que se
produj eron en un solo día? Solamente les dedicaron
un espacio de cinco centímetros en la primera
página, como parte del resumen de noticias. ¡Ni
siquiera les pusieron un titular!
"Es posible que estemos endurecidos al grado de
hacer caso omiso de la voz de advertencia y hasta de
olvidar nuestro sufrimiento. Pero, aunque el público
en general lo haga, quienes perdieron sus hogares y
seres queridos no olvidarán fácilmente.
"¿Debe el Señor hablar con un tono más fuerte?
¿Debe enviar desastres mayores a fin de que
prestemos atención a su voz de advertencia?
"¿ Cuánto sufrimiento se requiere para hacernos
despertar a la comprensión de que Dios es real, que
su paciencia se termina, y que la única seguridad que
podemos tener en estos tiempos de dificultad la
lograremos por medio de la obediencia al Altísimo?
¿Por qué desafiar a Dios?" (Church News, 21 de j unio
de 1980, pág. 12. )
84
D. y C. 43: 31. ¿En qué forma será "atado" Satanás
durante el Milenio?
Hablando en cuanto a la época del Milenio, Nefi dij o
que "a causa de la justicia del pueblo del Señor,
Satanás no tiene poder; por consiguiente, no se le
puede desatar por el espacio de muchos años; pues
no tiene poder sobre el corazón del pueblo, porque
el pueblo mora en justicia, y el Santo de Israel reina"
(1 Nefi 22: 26) .
El presidente Joseph Fielding Smith enseñó con
respecto a este punto: "Hay muchos entre nosotros
que enseñan que las ataduras de Satanás se limitarán
al hecho de que quienes moren en la tierra rehusarán
escuchar sus artimañas. Pero esto no es así, porque
durante ese período él no tendrá el privilegio de
tentar a ninguna persona. (D. y C. 101 : 28. )" (Church
Histor and Modern Revelation, 1 : 192. )
A primera vista, estas dos declaraciones pueden
parecer contradictorias, pero en realidad no lo son.
Cierto es que el resultado de la rectitud de los santos
es que Satanás no puede ej ercer poder sobre ellos.
Además, las restricciones a que se verá sometido
Satanás serán consecuencia de dos pasos importantes
que dará el Señor: ( 1) desterrará la maldad telestial
de la tierra en el momento de su segunda venida; y
(2) como recompensa por haber escuchado sus
consej os, el Señor derramará su Espíritu sobre los
justos que queden, hasta el punto de que el poder de
Satanás será derrotado. En esa forma, éste no tendrá
poder para tentar ni influir negativamente en el
pueblo del Señor. Tanto la rectitud de los santos
como la aplicación del poder del Señor son
necesarias para suj etarlo: Si aquéllos no prestan
atención a la palabra de Dios, El no les dará su
Espíritu; y sin la influencia del Señor para ayudarlos,
George Q. Cannon explicó en qué forma seráatado Sataná

bibliotecasud.blogspot.com

los santos, por sus propios medios, no pueden
soportar la fuerza del adversario.
EI
'
pr

sidente George Q. Cannon explicó por qué
son
.
mdlspensables tanto el poder de Dios como la
rectttud de los santos para suj etar a Satanás:
"Decimos que Satanás estará suj eto, y lo estará por
el poder de Dios, pero también por la determinación
del pueblo del Señor de no prestarle atención, de no
s

r gobernado
I
or él. Mientras haya personas
dIspuestas a dejarse gobernar por el diablo, el Señor
no lo suj etará ni quitará su poder de la tierra; eso no
es parte del plan de salvación. Privar a los seres
humanos de su libre albedrío es contrario a los
propósitos de Dios . . . " (Véase las enseñanzas de
Lehi en 2 Nefi 2: 15-16. Para preservar el libre
albedrío es necesario que nos veamos sometidos a la
atracción de fuerzas opuestas. )
"Satanás puede tener potestad sobre el hombre
solamente por el ej ercicio que éste hace de su libre
alb
_
edrío
:
y cuando el adversario esté suj eto, como el
Senor dIce que lo estará durante mil años, uno de los
grandes poderes que contribuirá a que esto suceda
será precisamente el libre albedrío del hombre. El
Señor nunca ha forzado a sus hijos a que le
obedezcan involuntariamente, y nunca lo hará. Por
lo tanto, si Satanás tiene poder en el hombre, es
porque éste se somete a su influencia . . .
"�o esta muy lej ano el día en que los grandes
casttgos se derramarán sobre los inicuos de la tierra.
Todos los profetas que han contemplado nuestra
época han visto y predicho que los inicuos serán
destruidos. Su destrucción significa también la
aniquilación del poder de Satanás. Los justos
quedarán, y a causa de su rectitud el Señor tendrá
misericordia de ellos; éstos, ej erciendo su libre albedrío
en todo lo correcto, atraerán sobre sí las bendiciones de
El a tal punt
?
que Satanás será sujeto. " (Cospel Truth,
1: 86-87; cursIva agregada. Véase también 2 Nefi
30: 18; Eter 8: 26. )
la cuarla contcrcncía
gcncral dc la lglcsía
Antecedentes históricos
Desde l a organización de l a Iglesia habían tenido
lug

r t

es conferencias generales. La primera fue el 9
de Juma de 1830; la segunda, el 26 de septiembre del
mismo año; y la tercera, el 2 de enero de 1831. Todas
estas conferencias tuvieron lugar en Fayette, estado
de Nueva York.
En febrero de 1831, el Señor mandó al Profeta que
convocara a los santos para otra conferencia. Esta
última, la cuarta conferencia de la Iglesia y la primera
en Ohio, se llevó a cabo en Kirtland, el 3 de junio de
1831 . La sección 44 de Doctrina y Convenios contiene
el mandamiento y bosquej a algunos de los
propósitos principales por los que se congrega a los
santos en las conferencias.
Notas y comentario
D. y C. 44: 1. ¿Cuáles son los propósitos de las
conferencias?
El presidente David O. McKay explicó los propósitos
Sección 43
D. y C. 43:32. "La tierra pasará como si fuera por
fuego"
Véase Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 29: 22-25.
D. y C. 43: 33. "Los inicuos irán al fuego
inextinguible"
El profeta José Smith enseñó que algunos
"resucitarán a la condenación de su propia
inmundicia, que es un tormento tan intenso como el
lago de fuego y azufre" (Enseñanzas, pág. 448) . El
élder Bruce R. McConkie explicó ese símbolo de la
siguiente manera:
"La naturaleza del azufre ardiente es tal que en la
mente profética simboliza perfectamente el tormento
��los condenados. De ahí que leemos que los
Imcuos son atormentados 'con fuego y azufre'
(Apocalipsis 14: 9-1 1; 19: 20; 20: 10), o
'
en otras
palabras, 'su tormento es como un lago de fuego y
azufre, cuya llama asciende para siempre j amás, y no
tiene fin" (2 Nefi 9: 16; Alma 12: 17) . Esta espantosa
escena, un horrible 'lago de fuego y azufre' simboliza
el 'tormento eterno' (2 Nefi 9: 19, 26; 28: 23; Jacob 6: 10;
Alma 14: 14; D. y C. 76: 36); los que allí encuentren
lugar están suj etos a la segunda muerte (Jac. 3: 11; D.
y C. 63: 1 7) , y sufren la venganza del fuego eterno.
o y C. 29: 28; 43: 33; 76: 44, 105. ) " (Mormon Doctrine,
pags. 280-281 . )
D. y C. 43:34. ¿Qué son "las solemnidades de la
eternidad"?
La pa
.
labra solemnidad significa algo muy serio o de
gran Importancia. El Señor dice a los miembros de la
Iglesia que consideren seriamente todo lo relativo a
la eternidad: sus convenios y las grandes bendiciones
que recibirán los fieles. ¡ Qué cambios se producirían
en la vida de las personas si continuamente
permitieran que la perspectiva eterna las guiara!
Sección 44
que tienen las conferencias de la Iglesia:
"La lectura de Doctrina y Convenios revelará que
hay cuatro propósitos principales para realizar
conferencias de la Iglesia:
"Primero, atender a los asuntos de la Iglesia [D. y
C. 20: 62] .
"Segundo, escuchar informes y estadísticas de la
Iglesia [D. y C. 73: 2] .
"Tercero, 'aprobar o desaprobar en mi conferencia
general los nombres que he mencionado' [D. y C.
124: 144] .
"Cuar
.
to, adorar al Señor con sinceridad y
reverenCIa, y dar y recibir ánimo, exhortación e
instrucción [ D. y C. 58: 56; 72: 7] . " (En Conference
Report, oct. de 1938, págs. 130-131 . )
La sección 52 de Doctrina y Convenios se recibió al
día siguiente de terminar la cuarta conferencia
��
neral,

n |� cual se eligieron a los hermanos que
man a Mlsun, donde el Señor les indicaría el lugar
en el que un día habría de levantarse la ciudad de
Sión. La conferencia, entonces, tenía el propósito de
preparar a los santos para los acontecimientos y
problemas que tendrían que enfrentar. El élder Hugh
85

bibliotecasud.blogspot.com

B. Brown testificó lo siguiente: "Estas grandes
conferencias se convocan con el fin de inspirarnos a
que nos prepararemos para la batalla". (Church News,
j ulio de 1968, pág. 10. )
D. y C. 44: 2. ¿Qué promesa hace el Señor a los que
se reúnen en su nombre?
Aunque este versículo se refiere específicamente a la
conferencia general que tuvo lugar en aquella época,
la promesa puede aplicarse a cualquier grupo de
santos que se reúnen para una conferencia. ¿Cuál es
la gran bendición que se da a los que están reunidos
en el nombre del Señor (naturalmente, baj o la
dirección del sacerdocio)? (Véase Mateo 18: 20. )
El presidente Spencer W. Kimball dio este
testimonio al finalizar la conferencia general de abril
de 1977: "Todos hemos sentido la gran influencia del
Espíritu del Señor que se ha derramado entre
nosotros al reunirnos aquí en su nombre para
adorarlo y para recibir instrucciones por medio del
poder de ese Espíritu. Esto mismo ha sucedido
siempre en las reuniones de los santos . . . " ("La
"ll gran día
dcl Scñor"
Antecedentes históricos
La llegada del profeta José Smith a Kirtland, estado
de Ohio, marcó el comienzo de un período de rápido
aumento en el número de miembros. A principios de
junio de 1831, la Iglesia ya contaba con dos mil
miembros. Entre los que se unieron a ella en esa
época estaban la madre y el hermano mayor de
Sidney Rigdon; Luke S. Johnson, uno de los
primeros misioneros de la Iglesia; y Ezra Booth, que
se convirtió después de haber sido testigo de un
milagro.
Líderes civiles, sacerdotes, editores de diarios y
feligreses se unieron en un esfuerzo dirigido a
impedir la conversión de sus vecinos a la nueva
religión. En su historia, el Profeta escribió lo
siguiente: "Se han publicado en los diarios muchos
informes falsos, mentiras y alocados relatos, los que
circularon en todas direcciones para evitar que la
86
palabra del Señor a sus profetas", Liahona, oct. de
1977, pág. 63. )
D. y C. 44: 4. ¿Por qué tenían los santos que
organizarse de acuerdo con las leyes del hombre?
"Cuando el Señor restauró el evangelio, el espíritu
de congregación también se dej ó sentir. El Señor
mandó que el pueblo que se congregara y que no
sólo se instituyera en una Iglesia, sino que también
se organizara de acuerdo con las leyes del país a fin
de no estar aislado y dependiendo de los demás, sin
poder ni influencia algunos; y que, por medio de la
unidad de esfuerzo y fe, llegara a ser una potencia
para el establecimiento de la rectitud en la tierra. (D.
y C. seco 44: 4-5. ) Goseph F. Smith, en Conference
Report, abril de 1900, pág. 47. )
D. y C. 44: 6. "Debéis visitar a los pobres y
necesitados, y suministrarles auxilio"
El presidente George Q. Cannon dij o lo siguiente
con respecto al carácter del Profeta: "En ningún
momento de su vida, el Profeta dej ó de prestar
atención a los pobres, ni fue indiferente a sus
necesidades. El era un hombre de gran benevolencia,
y se conmovía fácilmente ante cualquier relato de
sufrimiento o ruego de ayuda que le hicieran. En los
períodos de trabajo más intenso y de mayor prueba,
todos los que fueron a verlo en busca de consej o
respecto a sus dificultades siempre lo encontraron
dispuesto a escucharlos y a darles el ánimo y la
ayuda que necesitaran. Continuamente le complacía
poder extender alivio al espíritu sufriente y auxilio a
los necesitados o afligidos. Además, la hospitalidad
era una característica destacada de su carácter; por
eso, su casa siempre estaba abierta para recibir al
forastero. Entre los recuerdos más valiosos de
muchos de los primeros miembros de la Iglesia está
la bondad con la que los había tratado el 'hermano
José' y la cálida acogida que les daba en su casa
cuando llegaban a Kirtland y otros lugares en los que
él vivió" (Life of Joseph Smith, págs. 109�1 10) .
Sección 45
gente investigara la obra o aceptara la fe" (Histor of
the Church, 1 : 158) .
En ese período de calumnias y malos tratos, el
Señor bendij o a los santos con revelaciones de
consuelo, paz y seguridad. Una de estas revelaciones
fue la sección 45, de la cual el Profeta escribió así:
"Para gozo de los santos, que tuvieron que luchar
contra todo lo que el prejuicio y la maldad pudieron
inventar, recibí lo siguiente . . . ", y entonces cita la
sección 45 de Doctrina y Convenios. (Histor of the
Church, 1 : 158. )
Notas y comentario
D. y C. 45:2. "En la hora en que menos lo penséis"
El presidente Joseph Fielding Smith hizo notar lo
siguiente: "Una de las grandes fallas de la
humanidad es pasar por alto las advertencias de que
siempre hay castigo por el pecado. En todas las

bibliotecasud.blogspot.com

"Mas la hora y el día ningún hombre sabe" (D. y C. 49: 7) .
épocas del mundo, el hombre ha tenido l a tendencia
a creer que los dichos de los profetas no se
cumplirían hasta algún día futuro, y hoy día sucede
lo mismo. Hemos tenido amplia advertencia en
cuanto a la proximidad de la venida del día grande y
terrible del Señor. Las señales están a nuestro
alrededor en todo su poder. . . En esta revelación, se
nos hace la advertencia de que el verano está
llegando a su fin, y que si no prestamos oído a la
amonestación, nos encontraremos con que ha
pasado, con que la cosecha ha terminado y nuestras
almas permanecen sin salvación. Aunque nadie sabe
el día ni la hora, si nos sorprende desprevenidos, no
tendremos excusa, pues las señales son muchas y
vemos continuamente cómo se cumplen" (Church
Histor and Modern Revelation, 1 : 195) .
D. y C. 45:35. ¿Qué significado tiene el vocablo
"intercesor"?
Al hablar del Juicio Final en las Escrituras, a menudo
se recurre a la alegoría de un sistema j udicial: El
hombre tendrá que ir "ante el tribunal del j uicio" (2
Nefi 33: 15); por eso, es llevado "ante el tribunal de
Cristo" (Alma 11 : 44), donde se encuentra frente "a
Dios el Juez de todos" (Hebreos 12: 23) . Como parte
de esa alegoría, se le llama a Jesús abogado (del griego
paraclaytosJ , como se lee en 1 Juan 2: 1 . El mismo
vocablo (paraclaytosJ se usa para nombrar al Espíritu
Santo, aunque en este caso la traducción es
"Consolador" Guan 14: 16) . La palabra griega
proviene de para, que significa al Iado de o j unto a, y
ka/ayo, que significa llamar. "De ahí que,
originalmente, aquel a quien se llamaba al Iado de
otro para ayudarlo era un intercesor o abogado en un
tribunal de j usticia" (Vincent, Word Studies, 1 : 486) .
En la terminología del sistema legal de nuestros
días, el abogado es el intercesor que defiende la
causa de otro en un tribunal, o en otras palabras, el
abogado defensor. Usualmente, el abogado de la
defensa defiende la causa de su cliente partiendo de
la base de que es inocente; o, si es culpable, se vale
de circunstancias atenuantes que deben tenerse en
cuenta y pide misericordia para su cliente debido a
dichas circunstancias. En el momento del juicio
eterno, las personas se encontrarán delante del
tribunal de Dios acusadas de ser imperfectas e
indignas de entrar en la presencia de Dios, "por
cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria
de Dios" (Romanos 3: 23) . En ese momento, todos
tendremos un intercesor (o abogado) ante el Padre;
El estará junto a nosotros para defender nuestra
causa delante del Gran Juez. Sin embargo, El no
defenderá los casos tratando de demostrar que no
somos culpables; en cambio, lo hará dirigiendo la
atención de Dios hacia Su propia inocencia (véase el verso
4) . Su perfección y su sufrimiento pagaron el precio
para satisfacer la justicia por aquellos de sus
"hermanos que creen" en su nombre (vers. 5).
Imaginemos el pesar indescriptible que sentiríamos al
encontrarnos delante del tribunal de Dios sin nadie
que se adelantara y hablara en nuestra defensa. ¡ Qué
gran tragedia la de aquellos que no vienen a El con
verdadera fe y arrepentimiento para que El pueda
tomar sobre sí sus culpas y ser su abogado ante el
Padre!
D. y C. 45: 6. "Mientras dure el tiempo llamado hoy"
Tres pasaj es de las Escrituras contribuyen al
esclarecimiento de esta frase. La revelación moderna
indica que la historia temporal de la tierra se
extiende por espacio de siete mil años, divididos en
períodos de mil años cada uno (véase D. y C.
77:6-7) . Pedro y Abraham enseñaron que el tiempo
en la tierra, comparado con el del lugar donde Dios
habita, está en proporción de mil años de la tierra
por un día de Dios (véase 2 Pedro 3:8; Abraham 3: 4) .
Como la tierra tiene su existencia temporal antes de
ser celestializada, y dado que ahora se encuentra en
el sexto período de mil años, o sea, el sexto "día" en
la terminología del Señor, este período final se
considera "hoy", y se dice que Cristo vendrá
"mañana" . En una revelación posterior, el Señor usó
esta misma terminología, indicando que "el tiempo
presente es llamado hoy hasta la venida del Hijo del
Hombre", que "después de hoy viene la quema",
porque "mañana todos los soberbios y los que hacen
maldad serán como rastroj o" (D. y C. 64: 2324;
cursiva agregada) .
D. y C. 45:14. ¿En qué forma podrían el pueblo de
Enoc y otros santos dignos ver "un día de
justicia . . . en la carne"?
"Cuando venga el reino milenario, los santos
hombres de la antigüedad lo verán en su 'carne' ,
pues habrán resucitado y ocuparán su lugar entre los
santos. " (Smith y Sjodahl, Commentary, pág. 255;
véase también Moisés 7: 61-64. )
D. y C. 45: 16. ¿Cuándo habló Jesús estas cosas a sus
discípulos estando con "ellos en la carne"?
La mayoría de esta revelación es una repetición que
hizo el Señor de uno de los sermones que había
dirigido a sus discípulos mientras estaba en
Jerusalén. Un día, después de salir del templo, el

87

bibliotecasud.blogspot.com

Salvador y los discípulos ascendieron al Monte de los
Olivos, desde donde podían contemplar el templo y
la ciudad. Allí ellos le preguntaron: "¿Cuándo serán
estas cosas . . . y cuál es la señal de tu venida?" (José
Smith-Mateo 4) . Su respuesta, detallada y bastante
prolongada, provee una de las revelaciones más
importantes en cuanto a las señales de los tiempos y
la Segunda Venida. Conocido como el Sermón del
Olivar porque lo pronunció en el Monte de los
Olivos, todo el discurso se encuentra en los capítulos
24 y 25 de Mateo. Las correcciones inspiradas que
introdujo José Smith son tan trascendentales que se
han incluido en la Perla de Gran Precio (véase José
Smith-Mateo) . Marcos y Lucas también escribieron
partes del discurso, aunque no en forma tan
completa como lo hizo Mateo (véase Marcos 13: 1-37;
Lucas 21 : 5- 36) .
La repetición del mismo sermón en Doctrina y
Convenios comienza en el versículo 16 de la sección
45 con las palabras "por cuanto me habéis
preguntado". Luego, el Señor interrumpe la cita
después del versículo 33 para hacer un comentario
explicativo, pero continúa en el versículo 35 con las
palabras, "No os turbéis". Al final del versículo 59,
termina el discurso y en el versículo 60 comienza a
hablar directamente a José Smith.
D. y C. 45:1617. ¿Por qué deseaban los primeros
Apóstoles conocer las señales de la Segunda
Venida?
"En estos versículos encontramos uno de los motivos
de su deseo de saber cuáles serían las señales. Aun
para aquellos que son de Cristo, la separación entre
cuerpo y espíritu es 'un cautiverio' que finaliza
solamente con la resurrección gloriosa. Y ellos
estaban ansiosos por saber mediante qué señales
podrían reconocer que se aproximaba el día de su
redención, en que el espíritu y el cuerpo se volverían
a unir. Podemos tener la seguridad de que los santos
que han fallecido tratan de reconocer las señales de
la venida del Señor con el mismo intenso interés con
que lo hacen los que están vivos. Jesús les explicó
'cómo vendrá el día de la redención y también la
restauración de Israel disperso' [verso 17] . Los dos
acontecimientos están inseparablemente
relacionados. " (Smith y Sj odahl, Commentary,
pág. 259. )
En l a Explicación H del Apéndice, s e encuentra un
análisis más completo del tema de la Segunda
Venida y las señales de los tiempos.
D. y C. 45:1921. Los judíos serían esparcidos entre
todas las naciones
Smith y Sjodahl dieron un breve resumen de cómo
se cumplió esta profecía:
"En el año 66 d. de J. C. los romanos invadieron
Judea y amenazaron a Jerusalén; pudieron haber
tomado la ciudad, pero se retiraron y fueron
vencidos cerca de Bet-horón. Los cristianos que
estaban en la ciudad, recordando las palabras de
nuestro Señor, huyeron a la pequeña población de
Pella, pero los j udíos se entusiasmaron con su éxito
temporario y presentaron nueva resistencia. Desde
Roma enviaron entonces para aplastar la rebelión a
Vespasiano, quien se apoderó de algunos fuertes del
territorio y se aproximó a Jerusalén. Allí prevalecían
las disputas internas y se perpetraban tales horrores
que Vespasiano decidió dar un descanso a su
ejército, dejando que los j udíos se destruyeran entre
sí. Poco después, ascendió al trono de Roma, y Tito,
su hij o, quedó en su lugar para continuar la
conquista. El sitio comenzó en el año 70 de nuestra
88
era, y muy pronto se presentó el hambre. A los
ciudadanos que se aventuraban a salir de la ciudad
para buscar raíces con las cuales alimentarse, si los
soldados romanos los capturaban, los crucificaban. A
veces, desde las murallas se podían ver cientos de
judíos en ese terrible tormento. A fin de hacer aún
mayor el aislamiento de la ciudad, se cavó una fosa a
su alrededor. Los soldados abrían de arriba abaj o a
los prisioneros de guerra, todavía vivos, a fin de
buscar en sus entrañas oro que pudieran haberse
tragado. Dentro de la ciudad murieron 600. 000
personas, y los cuerpos, demasiado numerosos para
ser sepultados, quedaban en las casas. Los zelotas,
una secta de fanáticos cuyos miembros sostenían que
Dios los salvaría en el último momento, se dedicaron
a asesinar y a instar a la gente a ofrecer resistencia.
El mismo Tito expresó repugnancia ante los horrores
cotidianos que presenciaba o que llegaban a sus
oídos. Con el transcurso del tiempo, el templo se
transformó en fuerte; tomándolo como tal, Tito lo
atacó, y un soldado romano, contrariando una orden
que habían recibido, le prendió fuego; poco después,
se presentó allí una escena de espantosa carnicería y
despojos; seis mil j udíos murieron en las llamas. En
esta guerra terrible perecieron más de millón y medio
de judíos; muchos otros fueron vendidos como
esclavos, y así fueron 'esparcidos entre las
naciones' . " (Commentary, págs. 260-261 . )
El Salvador dio el Discurso del Olivar durante la
última semana de su vida, en el año 33 de nuestra
era. Jerusalén cayó en el año 70. Su promesa de que
"esta generación de j udíos no pasará sin que se
verifique toda la desolación que os he dicho" (véase
el verso 21) se cumplió plenamente. Algunos de los
discípulos que habían escuchado esas palabras de
Jesús todavía vivían cuando las legiones de Tito
incendiaron el templo.
D. y C. 45:22. ¿Llegará el mundo a su fin en la
segunda venida de Cristo?
El élder Bruce R. McConkie explicó la forma especial
en que esta frase se utiliza en las Escrituras: "El fin
del mundo es el fin de la inj usticia o de lo mundano
tal como lo conocemos, y esto se producirá mediante
'la destrucción de los malvados' (José Smith 4) .
Cuando nuestro mundo termine y comience la era
milenaria, habrá un nuevo cielo y una tierra nueva.
(lsaías 65: 1 7-25; D. y C. 101 : 23-24. ) La lujuria, la
carnalidad y la sensualidad de toda especie cesarán
porque será el fin del mundo. " (Mormon Doctrine,
pág. 848. )
D. y C. 45: 24-30. ¿Qué son "los tiempos de los
gentiles" y cuándo se cumplirán?
El presidente Joseph Fielding Smith explicó que "el
tiempo de los gentiles comenzó poco después de la
muerte de nuestro Redentor. Los j udíos pronto
rechazaron el evangelio, el cual se llevó entonces a
los gentiles. El tiempo de los gentiles ha continuado
desde entonces hasta ahora. El Señor dij o: 'Pero
muchos que son los primeros serán los postreros; y
los postreros serán los primeros' . En aquella época,
se dio el evangelio primero a los judíos para luego
llevarlo a los gentiles. En esta dispensación, se llevó
primero a los gentiles y luego se dará a los judíos"
(Church Histor and Modern Revelation, 1 : 196) .
Los "tiempos de los gentiles" comenzaron con la
visión de Pedro y el bautismo de Camelia (véase
Hechos 10: 1-48) . Pablo y los otros Apóstoles
comenzaron entonces la gran obra misional entre los
gentiles, dado que, en su mayoría, la nación judía
había rechazado a Jesús. Tal como lo explica el

bibliotecasud.blogspot.com

presidente Smith, continuaron en la Restauración los
tiempos en los que el mayor esfuerzo evangélico se
dirigiría a las naciones gentiles. Los tiempos de los
gentiles terminarán, o sea, llegarán a su
cumplimiento, cuando los grandes esfuerzos por
predicar el evangelio comiencen a dirigirse hacia la
casa de Israel: los lamanitas y los judíos.
En el Discurso del Olivar, el Salvador mencionó
cuatro señales que indicarían la terminación del
tiempo de los gentiles. Tres de ellas aparecen en la
sección 45 y la otra en Lucas, en el relato del gran
discurso. Estas señales son las siguientes:
1 . Los j udíos serán congregados en la tierra de
Jerusalén (véase el verso 25) . En la Conferencia
General de abril de 1960, el élder George Q. Morris,
del Consej o de los Doce, describió tres grandes
señales de los últimos días. La tercera de ellas era la
congregación de los j udíos:
"El tercer punto a considerar es la promesa de
Dios de que congregaría a los judíos en Jerusalén, y
creo que bien podemos dej ar de decir que los judíos
se van a congregar en Jerusalén, porque ahora
podemos decir que se han congregado. Los grupos
finales irán posteriormente, cuando ellos hayan
hecho prosperar esa tierra y otros se les unan . . .
"La declaración que hizo cierto escritor resulta
interesante: 'Aunque parezca extraño, cuando el
estado de Israel hizo su aparición en 1948, era una
nación de 600. 000 habitantes, la misma cifra que,
según la Biblia nos dice, Moisés sacó de la esclavitud
en Egipto. Ahora, la población ha aumentado a unos
dos millones, igual número del que se dice habitaba
en el reino de Salomón cuando Israel estaba en el
apogeo de su gloria' .
"Por ese motivo, ahora podemos decir que los
judíos han retornado a Palestina. " (Conference Report,
abril de 1960, págs. 100-101 . )
2. Se producirá en una época de gran agitación
social (véase los verso 26-27) . No se necesita nada
más que estar durante un día o dos al tanto de los
acontecimientos actuales que nos informan los
medios de comunicación, para saber que ésta es la
época que describió el Salvador.
3. La mayoría de los gentiles rechazarán el
evangelio (véase los verso 28-30) . El presidente
Joseph Fielding Smith dij o, escribiendo respecto a
estos versículos: " 'Y cuando llegue el tiempo de los
gentiles, resplandecerá una luz entre los que se
asientan en tinieblas, y será la plenitud de mi
evangelio', dice el Señor en esta revelación. El
sentido de esas palabras es que cuando llegara el
tiempo para la restauración del evangelio -en los
tiempos de los gentiles- éstos no lo percibirían
porque su corazón se alejaría de él a causa de los
preceptos de los hombres. Sin embargo, en la
generación en que eso sucediera, se vería el
cumplimiento del tiempo de los gentiles" (Church
Histor and Modern Revelation, 1 : 196) .
4. Jerusalén no volverá a ser "hollada por los
gentiles" (Lucas 21 :24) . Sobre esto, el presidente
Smith explicó: "Al considerar las palabras del
Salvador a sus discípulos, cuando les dij o que los
judíos serían esparcidos y 'Jerusalén será hollada por
los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se
cumplan' tenemos un claro entendimiento de este . . .
versículo [verso 30] en esa revelación. Jerusalén fue
hollada por los gentiles desde el día de su
destrucción hasta fines del año 1917, cuando fue
liberada del dominio turco por el General Edmund
H. Allenby, de las fuerzas británicas. Después de la
guerra, Palestina quedó baj o el mando británico, y
Gran Bretaña hizo una proclamación declarando que
ese país sería un refugio para los j udíos, a quienes se
Sección 45
invitaba a retornar. . . Sin embargo, es muy
significativo el hecho de que Jerusalén ya no sea
pisoteada por los gentiles y de que allí se estén
congregando los judíos. Esta es la señal que dio
nuestro Señor para indicar el fin de los tiempos de
los gentiles. Ahora estamos en el período de
transición, y pronto amanecerá el día de los j udíos;
entonces el evangelio se les llevará a ellos y al resto
de Israel que está en este continente" (Church Histor
and Modern Revelation, 1 : 1 96-97) .
Cuando Joseph Fielding Smith escribió esas
palabras en 1947, Israel todavía no era un Estado,
sino que estaba baj o el dominio británico. Pero el 15
de mayo de 1948, Israel se declaró independiente
como nación y estableció a Jerusalén como capital.
En la guerra que se produj o después de esa
declaración, los j udíos sólo pudieron mantener
dominio de la parte occidental de la ciudad; la parte
oriental pasó a ser territorio de Jordania. En la
Conferencia General de 1966, el presidente Smith,
que era entonces Presidente del Consej o de los Doce,
dij o: "Jesús dijo que los j udíos serían esparcidos
entre todas las naciones y que Jerusalén sería hollada
por los gentiles hasta que se cumplieran los tiempos
de los gentiles (Lucas 21 : 24) . La profecía que está en
la sección 45 de Doctrina y Convenios, versículos 24
a 29, con respecto a los judíos, se cumplió
literalmente. Jerusalén, que fue hollada por los
gentiles, actualmente es la tierra de los judíos. Estos
están regresando a Palestina, y por ello sabemos que
los días de los gentiles están llegando a su fin" (en
Conference Report, abril de 1966, pág. 13; cursiva
agregada) .
Luego, en 1967, durante la Guerra de los Seis Días,
Israel conquistó la parte occidental, incluso Jerusalén,
y por primera vez desde que había caído ante las
legiones de Tito en el año 70 d. de J. L. , la ciudad
volvió a estar por completo baj o la dirección de un
gobierno j udío.
D. y C. 45:26. "Y desmayará el corazón de los
hombres"
El presidente Ezra Taft Benson destacó el
cumplimiento de esta promesa en los tiempos
modernos:
"Vivimos en una época en la que, según el Señor
predij o, el corazón de los hombres les está fallando,
no sólo fsicamente sino también en espíritu. (Véase
D. y C. 45: 26. ) Muchos se rinden en la batalla de la
vida; el suicidio es la causa más frecuente de muerte
entre los estudiantes universitarios. Al aproximarse
el enfrentamiento decisivo entre el bien y el mal, con
sus pruebas y tribulaciones, Satanás acrecienta sus
esfuerzos por vencer a los santos mediante el
desaliento, el desánimo y la depresión anímica.
"Sin embargo, nosotros, los Santos de los Ultimas
Días, debemos ser los más optimistas entre todos los
demás, y no dejar paso al pesimismo; porque aunque
sabemos que 'la paz será quitada de la tierra, y el
diablo tendrá poder sobre su propio dominio' ,
también se nos da la seguridad de que el Señor
tendrá poder sobre sus santos, y reinará en medio de
ellos' (D. y C. 1: 35-36) . " (En Conference Report, oct.
de 1974, pág. 90. )
D. y C. 45:27. ¿Cuál será l a razón por l a que el amor
se enfriará entre los seres humanos?
"Esa expresión es la misma que se encuentra en
Mateo 24: 12, donde leemos: 'Y por haberse
multiplicado la maldad, el amor de muchos
[indicación de que se trata de más que unas cuantas
personas] se enfriará' .
89

bibliotecasud.blogspot.com

" 'Amor', en este versículo, significa unidad
cristiana, armonía. ¿En qué parte del mundo
cristiano prevalece ese amor, esa unidad? Se puede
encontrar una cooperación que se basa en el interés
por sí mismo, o en las relaciones familiares; pero . . .
¿dónde encontramos genuino amor cristiano,
verdadero, generoso, constante? Su ausencia en la
mayoría de las personas es una de las señales del
fin. " (Smith y Sj odahl, Commentar, pág. 262. )
D. y C. 45:3031. ¿Por qué es tan signficativo el
cumplimiento de los tiempos de los gentiles?
El cumplimiento de los tiempos de los gentiles es
una de las grandes señales que mencionó el Salvador
en respuesta a la pregunta de los discípulos: "¿Cuál
es la señal de tu venida?" Gosé Smith-Mateo 4) . En
el versículo 31 se nos da todo su gran significado: "Y
vivirán hombres en esa generación que no
morirán . . . " Esa forma de expresarse es casi idéntica
a la que usó el Salvador en la advertencia que hizo a
los j udíos, y que se repite en el versículo 21 de esta
sección, y su cumplimiento será igualmente seguro.
(Véase Notas y comentario sobre D. y C. 45: 21 . )
D. y C. 45:19, 31. Un "azote desbordante" y "una
enfermedad desoladora"
El élder Bruce R. McConkie advirtió en cuanto a
cuáles podrían ser algunas de las tribulaciones de los
tiempos postreros:
"Recordad que l as tribulaciones nos acechan en l o
porvenir. Estallarán conflictos bélicos de nación en
nación, hasta que la guerra se extienda sobre todas
las naciones y doscientos millones de hombres de
guerra reúnan sus armamentos en Armagedón.
"La paz ha desaparecido de la tierra; los ángeles de
destrucción han iniciado su obra, y no envainarán
sus espadas hasta que venga el Príncipe de Paz para
destruir a los inicuos e inaugurar el gran Milenio.
"Habrá terremotos, inundaciones y gran hambre.
Las olas del mar se elevarán más allá de sus límites;
las nubes retendrán su lluvia, y las cosechas de la
tierra se marchitarán y secarán.
"Habrá plagas y pestilencia, enfermedad y muerte.
Una inundante aflicción cubrirá la tierra, y una
enfermedad desoladora barrerá la superficie. Las
moscas se apoderarán de los habitantes de la tierra, y
su carne se llenará de gusanos.
"Sus carnes caerán de sus huesos, y se l es saldrán
los oj os de sus cuencas. " (D. y C. 29: 20. )
"Bandas de ladrones infestarán toda nación;
aumentarán la inmoralidad, el asesinato y el crimen,
y parecerá que todo hombre levanta la mano contra
su hermano.
"No es necesario decir más sobre estas cosas. Se
nos manda escudriñar las Escrituras, donde estos
hechos se describen con fuerza y fervor, y con toda
seguridad acontecerán. " ("Independiente de todas las
otras criaturas", Liahona, agosto de 1979, pág. 139. )
D. y C. 45:32. "Mis discípulos estarán en lugares
santos"
El presidente Harold B. Lee definió estos lugares
santos y la forma en la que los santos deben
congregarse en ellos:
"En esta generación nuestra muchos se preguntan:
¿Dónde se puede estar a salvo? La palabra del Señor
no se ha acallado. El nos ha amonestado diciendo:
'Pero mis discípulos estarán en lugares santos y no
serán movidos; pero entre los inicuos, los hombres
alzarán sus voces y maldecirán a Dios, y morirán' .
(D. y C. 45: 32. )
"El Señor nos ha dicho dónde se encuentran esos
90
lugares santos: 'Y acontecerá entre los inicuos, que
todo hombre que no tome la espada contra su
prójimo tendrá que huir a Sión para hallar
seguridad' . (D. y C. 45: 68. )
"¿Dónde está Sión? A través de varios períodos de
tiempo (dispensaciones), y por razones bien
definidas, los profetas del Señor, sus 'portavoces',
han indicado dónde están los lugares en que habían
de congregarse los Santos. En nuestra dispensación,
después de mencionar dichos lugares, el Señor
declaró: 'Hasta que llegue el día en que no haya más
lugar para ellos; y entonces les señalaré otros lugares
que tengo, y se llamarán estacas, para las cortinas o
la fuerza de Sión' . (D. y C. 101 : 21 . )
"En esta forma, e l Señor ha puesto la
responsabilidad de dirigir la obra del recogimiento en
manos de sus líderes escogidos por inspiración
divina. Ruego fervientemente que todos los santos y
aquellos que busquen la verdad presten atención a
esos profetas . . .
"Al estudiar los mandamientos del Señor y las
promesas que se reciben al cumplirlos, se adquieren
ideas defnidas en cuanto a cómo es posible 'estar en
lugares santos' , tal como el Señor manda, si es que
queremos ser preservados con esa protección en
conformidad con sus santos propósitos, a fin de
poder encontrarnos entre los 'puros de corazón' que
constituyen Sión, tal como nos dicen las propias
palabras del Señor que he citado. " (En Conference
Report, oct. de 1968, págs. 61-62. )
D. y C. 45:3435. "No os turbéis"
El élder Marion G. Romney hizo el siguiente
comentario en cuanto a la amonestación que el Señor
hace en este pasaj e:
"El hecho de que en 1831 el Señor reiterara estas
predicciones al profeta José Smith ciertamente sirve
para destacar la importancia que ellas tienen. Y dado
que los discípulos se quedaron turbados cuando El
les dij o de todas esas calamidades que sobrevendrían
en un día futuro, no es de sorprender que a nosotros
nos cause inquietud ser testigos de su
cumplimiento . . .
"Debido al conocimiento que Cristo tenía de los
acontecimientos futuros . . . pudo decir a sus
discípulos, 'No os turbéis' .
"Espero que estemos familiarizados con estas
palabras del Señor y con sus predicciones
concernientes a otros sucesos del porvenir, tales
como la construcción de la Nueva Jerusalén y la
redención de la antigua, el retorno de la Sión de
Enoc y el reinado milenario de Cristo.
"No sólo espero que estemos bien al tanto de esos
hechos futuros, sino también que mantengamos
constantemente presente la visión de los mismos. Y
lo deseo porque toda la eficacia que puedan tener
sobre nosotros las palabras de Cristo, 'No os turbéis',
depende de ese conocimiento, de la seguridad que
tengamos de que esos hechos se harán realidad, y
del testimonio de que cada uno de nosotros puede
tomar parte en ellos. " (En Conference Report, oct. de
1966, págs. 51-52. )
El presidente Jedediah M. Grant explicó lo
siguiente: "¿Por qué los Santos de los Ultimos Días
se mantienen tan calmos y serenos ante todas las
convulsiones de la tierra, los tumultos, las
contiendas, la guerra, la pestilencia, el hambre y el
sufrimiento de las naciones? Es porque el espíritu de
profecía nos ha hecho saber que tales cosas
sucederían en la tierra. Lo entendemos y lo
contemplamos en su verdadera dimensión. Hemos
aprendido mediante las visiones recibidas del
Altísimo" ("The Hand of Cad in Events on Earth",

bibliotecasud.blogspot.com

Improvement Era, febo de 1915, pág. 286) .
El élder Bruce R. McConkie instó a los santos a
prepararse para poder mantener la calma ante las
tribulaciones que se avecinan:
"No sabemos cuándo han de sobrevenirnos las
calamidades y dificultades de los últimos días, ya sea
individualmente o a grupos de santos. El Señor nos
oculta a propósito el día y la hora de Su venida y de
las tribulaciones que la han de preceder, y lo hace
como parte de nuestra probación en la mortalidad.
Simplemente nos dice que vigilemos y estemos listos.
"Podemos tener la seguridad de que si hemos
hecho todo lo posible a fin de prepararnos para lo
que nos aceche en lo porvenir, El nos ayudará con
cualquier otra cosa que nos haga falta.
"No decimos que todos los santos serán
perdonados y salvos en aquel día de desolación que
viene. Pero sí decimos que no hay ninguna promesa
de protección y ninguna promesa de seguridad
excepto para aquellos que aman al Señor y procuran
hacer todo lo que El manda.
"Es posible, por ejemplo, que únicamente el poder
de la fe y la autoridad del sacerdocio puedan salvar a
los individuos y las congregaciones de los
holocaustos atómicos, que con toda seguridad se
soltarán sobre la humanidad.
"De manera que nosotros elevamos l a voz de
amonestación y os decimos: ¡ Atención! Preparaos;
vigilad y estad listos; no hay seguridad en ningún
curso de acción que no sea la obediencia, la
conformidad y la rectitud. " (Véase "Independiente
de todas las otras criaturas", Liahona, agosto de 1979,
págs. 140-141 . )
D. y C. 45:3438. Parábola de l a higuera.
"Cuando Jesús habló a sus discípulos en respuesta a
la pregunta de ellos, '¿Cuándo serán estas cosas, y
qué señal habrá de tu venida? . . ' [Mateo 24: 3] ,
habló de ciertas señales que indicarían el tiempo de
su venida, las mismas señales que el mundo podría
contemplar hoy día si tuviera oj os para ver. El les
dij o: 'Juzgad en esto tal como j uzgaríais la llegada de
la primavera. Al ver que la higuera echa hoj as, sabéis
que el verano está cerca; en la misma forma, cuando
veáis estas señales, podéis saber que la venida del
Hijo del Hombre está a las puertas' . " (Melvin J.
Ballard, En Conference Report, oct. de 1923,
pág. 32. )
D. y C. 45:4042. "Verán señales y maravillas"
El presidente Joseph Fielding Smith dijo de las
señales mencionadas aquí:
"Nos preguntamos si estaremos contemplando
algunas de las señales en los cielos; no todas, pues
indudablemente algunas de ellas tendrán lugar entre
los cuerpos celestes, tales como la luna y el sol, los
meteoros y los cometas; pero al hablar de los cielos,
se hace referencia a esa parte que rodea a la Tierra y
que le corresponde. Es en la atmósfera donde se
darán muchas de las señales. ¿No vemos aeronaves
de distintos tipos viaj ando a través de los cielos,
diariamente? ¿No hemos tenido señales en la tierra y
a través de la tierra con la radio, los ferrocarriles,
automóviles, submarinos y satélites y de muchas
otras formas? Con todo, habrá señales todavía
mayores: los cielos se sacudirán, se verá la señal del
Hijo del Hombre, y entonces se lamentarán las tribus
de la tierra. . .
"Si el día grande y terrible del Señor estaba
cercano cuando vino Elías el Profeta hace ciento
treinta años, ahora estamos un siglo más cerca de él.
Pero algunos dirán: ' ¡ No! Elías estaba equivocado . . .
Sección 45
Seguramente cometió un error! ' Tantos hay que
parecen pensar y decir, y a j uzgar por sus hechos
deben de estar seguros, que el mundo ciertamente
seguirá en su condición actual millones de años antes
de que llegue el fin. Hablad con esas personas;
escuchad lo que tienen que decir esos expertos del
mundo. 'Hemos tenido épocas peores', dicen.
'Ustedes están equivocados en pensar que ahora hay
más calamidades que en la antigüedad. No hay más
terremotos que antes; la tierra ha temblado siempre
de cuando en cuando; lo que pasa es que ahora
tenemos instalaciones que nuestros padres no tenían
a su alcance, y recibimos las noticias. Estas no son
señales de los tiempos; las cosas no son diferentes de
lo que eran en épocas anteriores. ' Y en esa forma, la
gente rehusa prestar atención a las advertencias que
el Señor tan bondadosamente nos hace. Así es como
se cumplen las Escrituras. " (En Conference Report,
abril de 1966, págs. 13, 15. )
D. y C. 45:4853. "Y entonces el Señor pondrá su
pie sobre este monte"
"Este monte" se refiere al Monte de los Olivos en
el cual el Salvador estaba sentado cuando pronunció
este gran discurso. Parley P. Pratt, en un folleto que
se publicó en vida de José Smith, describió los
grandes sucesos de los que se habla en estos
versículos:
El Señor estará de pie en el Monte de los Olivos.
"En el capítulo 14 de Zacarías, se nos ha dicho
mucho concerniente a la gran batalla y al
derrocamiento de las naciones que lucharán contra
Jerusalén, y se nos dice con palabras muy sencillas
que el Señor vendrá en el mismo momento de la
victoria sobre ese ejército; al mismo tiempo de la
toma de Jerusalén, cuando ya hayan ocupado la
mitad de la ciudad, saqueando las casas y violando a
las muj eres. Entonces, he aquí, su esperado Mesías
aparecerá repentinamente, de pie sobre el Monte de
los Olivos, hacia el este de Jerusalén, para luchar
contra esas naciones y liberar a los judíos. Zacarías
dice que el Monte de los Olivos se partirá en dos, de
este a oeste, y que una mitad se moverá hacia el
norte en tanto que la otra caerá hacia el sur,
formando un valle muy grande al cual huirán los
judíos buscando protección de los enemigos tal como
cuando se produj o el terremoto en días de Uzías, rey
de Judá; entretanto, el Señor vendrá con todos sus
santos. Entonces los j udíos verán al tan esperado y
ansiado Mesías, que vendrá en poder para librarlos,
tal como siempre lo ha prometido. El destruirá a sus
enemigos y los liberará de las dificultades en el
mismo momento en que ellos estarán en medio de la
más grande consternación y a punto de ser vencidos
por sus enemigos. Pero ¡ qué sorpresa se llevarán
91

bibliotecasud.blogspot.com

cuando estén a punto de caer a los pies de su
Libertador y reconozcan en El al Mesías! Descubrirán
las heridas que una vez le hicieron en las manos, los
pies y el costado; y al preguntarle, reconocerán
inmediatamente a Jesús de Nazaret, el Rey de los
Judíos, el hombre que por tanto tiempo rechazaron.
Bien dij eron los profetas que se lamentarán y
llorarán, cada familia por separado. Pero, gracias al
cielo, habrá un fin para sus lamentos; pues El les
perdonará sus iniquidades y los limpiará de su
impureza. Jerusalén será una ciudad santa desde ese
momento en adelante, y 'toda la tierra se volverá
como llanura desde Geba hasta Rimón. La ciudad
será levantada y habitada en su lugar, y los hombres
morarán en ella. No habrá más destrucción de
Jerusalén. 'Y Jehová será rey sobre toda la tierra. En
aquel día Jehová será uno, y uno su nombre'
(Zacarías 14: 9) . " (Voice of Warning, 32-33. )
D. y C. 45:55. "Y Satanás será atado"
Véase Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 43: 31 .
D. y C. 45:5657. Parábola de las Diez vírgenes
Aunque muchos opinan que el Discurso del Olivar se
limita al capítulo 24 de Mateo, la lectura detallada del
capítulo 25 indica que las tres parábolas que éste
contiene (la de las diez vírgenes, la de los talentos y
la de las ovej as y los cabritos) eran parte del mismo
discurso (nótese especialmente Mateo 25: 1 , 31) . El
Señor le reveló a José Smith la clave del simbolismo
de la parábola de las diez vírgenes. El aceite, que es
el tema central de la parábola, representa el poder
espiritual que surge del Espíritu Santo.
El presidente Spencer W. Kimball explicó el
significado de esa parábola para los santos
modernos:
"Personalmente, creo que las Diez Vírgenes
representan a los miembros de la Iglesia de Jesucristo
y no a las masas del mundo. Todas las vírgenes,
tanto las prudentes como las insensatas, habían
aceptado la invitación a la cena de bodas; estaban
enteradas del programa y se les había anunciado del
día importante que vendría. No eran ellas los
gentiles, los bárbaros o los paganos, ni
necesariamente eran gente corrupta o réproba, más
bien eran personas conocedoras que insensatamente
no se habían preparado para los acontecimientos
vitales que estaban por afectar sus vidas eternas.
"Tenían el evangelio de salvación y exaltación,
pero no habían hecho de éste el centro de sus vidas.
Conocían el camino, mas su lealtad y devoción
fueron mínimas. Ahora yo os pregunto: ¿De qué os
sirve un automóvil sin motor, una taza sin
contenido, una mesa sin comida o una lámpara sin
aceite?
"Apresurándose a buscar sus lámparas para que
les alumbraran el camino a la medianoche, la mitad
de ellas las encontraron vacías. Se habían engañado a
sí mismas. Fueron unas insensatas estas cinco
vírgenes descuidadas. Aparentemente, el esposo se
había demorado por razones que eran j ustas y
aceptables. El tiempo había pasado, y él no había
llegado. Habían oído hablar de su venida por mucho
tiempo y tantas veces, que la declaración parecía
haber perdido importancia para ellas. ¿Es que
vendría alguna vez? Tanto tiempo había transcurrido
desde que lo estaban esperando, que habían llegado
a la conclusión de que nunca aparecería, de que tal
vez era un mito.
"Miles de nosotros nos encontramos en esa misma
condición hoy día. Nuestra confianza ha disminuido
92
y nuestra paciencia casi se ha agotado. Es difícil
esperar y mantenerse preparado todo el tiempo. Pero
no podemos permitirnos el dormirnos. El Señor nos
ha dado esta parábola como una amonestación
especial. . .
"j A la medianoche! Precisamente la hora más
obscura, cuando menos lo esperaban, vino el esposo.
Cuando el mundo esté lleno de tribulación y se
necesite ayuda, y parezca que el tiempo ya ha
pasado y que la espera ya es inútil, entonces vendrá
Cristo. Las medianoches de la vida son las horas
precisas en que los cielos le ofrecen al hombre el
alivio a su cansancio. Mas cuando el clamor llega, ya
no hay tiempo para prepararse. Las lámparas
encendidas forman entonces figuras de júbilo sobre
la ladera, y la procesión se encamina hacia el lugar
del banquete, mientras que aquellos que no tienen
lámparas o aceite se quedan en la oscuridad. Cuando
tratan de cumplir con los requisitos a última hora y
finalmente llegan al lugar, la puerta ya se ha cerrado.
Durante el día, los prudentes y los insensatos son
difíciles de diferenciar, mas la medianoche es la hora
de la prueba y del j uicio -y del gozo prometido . . .
"Las vírgenes insensatas les pidieron a las otras
que les dieran de su aceite, pero la preparación
espiritual no puede compartirse en un instante. Las
prudentes tenían que irse, o de lo contrario el esposo
se hubiera ido sin ser recibido. Ellas necesitaban todo
el aceite para su propio uso; y no les era posible
salvar a las insensatas. La responsabilidad era
individual.
"No se trató de egoísmo o falta de bondad de
parte de las prudentes. El tipo de aceite que se
necesita para iluminar el camino y alumbrar en la
oscuridad no es del que se puede compartir . . .
¿Cómo se podría compartir la obediencia a la ley de
los diezmos, una mente tranquila como producto de
una vida recta, o la acumulación de conocimiento?
¿Cómo se podrían compartir la fe y el testimonio?
¿Cómo se podrían compartir con otros nuestras
actitudes o nuestra castidad, o la experiencia de
haber servido una misión? ¿Cómo se podría
compartir con otros . . . los privilegios del templo?
Cada uno debe obtener esta clase de aceite por sí
mismo.
"Las vírgenes insensatas no estaban renuentes a
comprar aceite; sabían que tenían que proveerse del
mismo, pero simplemente lo aplazaron para más
tarde, ignorando la hora en que el esposo llegaría.
"En la parábola, el aceite se puede comprar en el
mercado. En nuestras vidas, el aceite de la
preparación se acumula gota a gota por medio de
una vida de rectitud. La asistencia a las reuniones
sacramentales les agrega aceite a nuestras lámparas
gota por gota a través de los años. El ayuno, la
oración familiar, la orientación familiar, el control de
los apetitos de la carne, la predicación del evangelio,
el estudio de las Escrituras -cada acto de dedicación
y obediencia constituye una gota que se agrega a
nuestra reserva. Los actos de bondad, el pago de
ofrendas y de diezmos, las acciones y pensamientos
castos, y el matrimonio baj o el convenio eterno­
todos éstos contribuyen sustancialmente a
incrementar el aceite con el que podemos reabastecer
a medianoche nuestras lámparas vacías.
"Esperar hasta la medianoche ya es muy tarde
para aquellos que han pospuesto su preparación. "
(La fe precede a l milagro, págs. 255-257. )
D. y C. 45: 6062. "Os concedo traducirlo, a fin de
que estéis preparados"
El Señor instruyó a José Smith para que tradujera el
Nuevo Testamento y dij o que uno de los propósitos

bibliotecasud.blogspot.com

de ese trabajo en las Escrituras era poder estar
preparado para lo que vendría. Esta obra se conoce
como la Traducción de José Smith, aunque es más
bien una revisión inspirada de la Biblia.
D. y C. 45: 6475. Sión: Un lugar de defensa y un
refugio
En las Escrituras hay cuatro palabras que parecen
estar íntimamente relacionadas con el concepto de
Sión: recogimiento, preparación, defensa y refugio. Las
tribulaciones y los castigos que sobrevendrán al
mundo antes de la Segunda Venida serán tan
amplios y devastadores que si el Señor no preparara
un medio de preservación, sus hij os obedientes
también perecerían. Pero El ha dispuesto el medio
por el cual su pueblo puede escapar de esos terribles
momentos: ese medio es Sión. A Enoc se le dij o que
el Señor preservaría a su pueblo en las tribulaciones
de los últimos días reuniendo a los electos en Sión
donde podrían ceñirse los lomos (prepararse) y
esperar su venida (véase Moisés 7: 61-62) . En una
revelación anterior, que aparece en Doctrina y
Convenios, el Salvador llamó a los élderes de la
Iglesia a reunir (congregar o recoger) a los electos a
fin de que pudieran prepararse para el día de la
tribulación (véase D. y C. 29: 7-8) . En 1838, el Señor
explicó que el recogimiento "de Sión y sus estacas" era
Sección 45
para que fueran "defensa y . . . refugio contra la
tempestad . . . cuando sea derramada . . . sobre toda
la tierra" (véase D. y C. 115: 5-6). Estos
mandamientos y promesas se encuentran también en
la sección 45. Los santos deben congregarse en Sión
(véase los verso 64-65), un lugar de seguridad, paz y
refugio. Aunque el resto del mundo esté en estado de
guerra despiadada (véase el verso 68), en Sión (los
mencionados versículos 5 y 6 de la sección 115 dan a
entender que se incluyen sus estacas) habrá paz y
gozo (véase los verso 69-71 de la sección 45) .
El profeta José Smith entendió esta doctrina, pues
también enseñó que Sión era el lugar de liberación
en los últimos días: "Sin Sión y sin un lugar de
rescate, tendremos que caer, porque se acerca la hora
en que el sol se obscurecerá y la luna se volverá
sangre, y las estrellas caerán de los cielos y la tierra
se bamboleará de un lado a otro. Y si esto llega a
suceder, y si no nos hallamos santificados y reunidos
en los lugares que Dios ha señalado, vamos a caer a
pesar de nuestras profesiones anteriores y nuestro
gran amor por la Biblia, pues no podremos
salvarnos, porque Dios recogerá a sus santos de
entre los gentiles, y entonces vendrán la desolación y
la destrucción; y nadie se librará sino los puros de
corazón que fueren recogidos". (Enseñanzas, pág. 78;
véase también la Explicación B).
"ßuscad dílígcnlcmcnlc los
mcj orcs doncs"
Sección 46
Antecedentes históricos
Los problemas que se l e presentaban a l a Iglesia del
Señor, recientemente restaurada, eran muchos y muy
variados. En aquellos primeros años, Satanás desató
su poder, tratando continuamente de derrocar el
reino de Dios. Los espíritus malignos se organizaron
en huestes para destruir al profeta José Smith y a
todos los que se unían a la Iglesia de Cristo. Pero los
cielos se habían abierto, y Dios había revelado a su
Profeta los designios y las tácticas que emplearía el
enemigo. Al hablar de los esfuerzos de Satanás y de
la importancia de que los santos poseyeran los dones
del Espíritu, el Profeta escribió: "El hombre debe
tener el don del discernimiento de espíritus antes de
poder sacar a la luz del día esta influencia infernal y
descubrirla al mundo en todo su aspecto diabólico,
hórrido y destructor del alma; porque nada perjudica
más a los hij os de los hombres que estar baj o la
infuencia de un espíritu falso, creyendo que tienen
el Espíritu de Dios. Miles han sentido la influencia
de su terrible poder y perniciosos efectos. Se han
emprendido largas peregrinaciones; se ha hecho
penitencia; y el dolor, la miseria y la ruina han
seguido sus huellas; naciones han sido trastornadas,
reinos derribados, provincias asoladas; y la sangre, la
matanza y la desolación han sido la vestidura con
que se ha cubierto" (Enseñanzas, pág. 248) .
El 8 de marzo de 1831, en Kirtland, Ohio, el
Profeta recibió la sección 46, una revelación que
ayudaría a los santos a sacar a luz el plan infernal de
Satanás, describiendo los verdaderos dones del
Espíritu Santo.
Notas y comentario
D. y C. 46:1-7. ¿En qué forma debemos tratar a los
que no son miembros de la Iglesia en nuestra
reunión sacramental?
"John Whitmer relata en su historia que 'en el
principio de la Iglesia, mientras ésta todavía se
encontraba en sus albores, los discípulos
acostumbraban excluir de las reuniones a los
incrédulos, lo que hacía que algunos cuestionaran
este procedimiento y que corrieran rumores con
respecto a su validez, a causa de lo que está escrito
en el Libro de Mormón (3 Nefi 18: 22-24). Por lo
tanto, el Señor decidió hablar sobre el asunto para
que su pueblo pudiera comprenderlo, y empezó
diciendo que siempre había permitido que sus
élderes dirigieran las reuniones de acuerdo con la
inspiración del Espíritu' (véase el verso 2) . Después
de recibir esta revelación, se dej ó de prohibir la
concurrencia de los que no eran miembros a la
reunión sacramental. " (Smith, Church History and
Modern Revelation, 1 : 199. )
D. y C. 46:7-8. No todas las manifestaciones
sobrenaturales son dones del Espíritu
El presidente Marion G. Romney explicó estos
versículos, diciendo:
"Con la declaración que aparece en la revelación
respecto a los dones espirituales: ' . . . a algunos les es
dado por el Espíritu Santo discernir las diversidades
de operaciones, si es que son de Dios . . . y a otros,
discernir espíritus' [véase los verso 16 y 23] , parece
obvio que hay ciertas manifestaciones sobrenaturales
93

bibliotecasud.blogspot.com

� �·

� l:. ·D'.°1` 1¹ 1 � i
La Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles, en la época en que Brigham Young era el Presidente de la Iglesia. A través
de todos los tiempos, los santos que han seguido a los líderes elegidos por el Señor no han sido víctimas de engaños.
que no provienen del poder del Espíritu Santo. La
verdad es que en muchos casos es así.
"Hoy día, el mundo está lleno de engaños.
Siempre lo ha estado. Ya en los días de Moisés,
cuando el cayado de Aarón se volvió serpiente,
entonces los sabios de Faraón, magos y encantadores
' . . . echó cada uno su vara, las cuales se volvieron
culebras . . . ' (Exodo 7: 1 1-12) . E Isaías advirtió que no
debemos ir a ' . . . a los encantadores y a los adivinos
que susurran hablando . . . ' (Isaías 8: 19) .
"El Señor amonestó a l os santos H que anduvieran
rectamente delante de El, haciéndolo todo 'con
oración y acción de gracias' , a fin de que no fueran
94
'seducidos por espíritus malos, ni por doctrinas de
demonios, ni los mandamientos de los hombres'
[véase el verso 7] .
"Estos pasaj es no sólo sostienen la declaración de
que existen falsificaciones de los dones del Espíritu,
sino que también indican cuál es el origen de esos
engaños. Sin embargo, no se nos exige que
entendamos solamente por las implicaciones, a pesar
de lo claras que son, sino que, además, el Señor nos
dice abiertamente que ' . . . unos son de los hombres y
otros de los demonios' [verso 7] .
"Algunas de esas falsificaciones se descubren muy
fácilmente dada su naturaleza, pero otras imitan muy

bibliotecasud.blogspot.com

bien las manifestaciones del Espíritu, y en
consecuencia, la gente se confunde y se deja engañar
por ellas. Sin una clave, es imposible distinguir entre
lo genuino y lo falso. " (En Conference Report, abril
de 1956, págs. 70-71 . )
La Explicación J , e n e l Apéndice, contiene un
comentario más detallado sobre los principios de
discernimiento entre las revelaciones genuinas y las
falsas.
D. y C. 46:11-12. "A todo hombre le es dado un
don"
El élder Orson Pratt enseñó lo siguiente:
"Si el Espíritu Santo permanece en una persona,
no sólo la limpia, la santifica y la purifica de acuerdo
con la forma en que ella se suj ete a su influencia,
sino que también le imparte algún don, para su
propio beneficio y el de otros que la rodeen. Nadie
que haya nacido del Espíritu y que se mantenga
debidamente fiel carece de un don espiritual; la
carencia de uno de esos dones es evidencia de que la
persona no tiene el Espíritu de Dios consigo hasta el
grado de poder salvarse; no puede llamársele santo
ni hijo de Dios, pues todos los santos que
constituyen la Iglesia de Cristo han sido bautizados
en el mismo Espíritu; y cada uno, sin excepción, es
partícipe de algún don espiritual . . .
"No recibe todos los dones cada miembro de la
Iglesia, sino que éstos se reparten entre todos según
la voluntad y sabiduría del Espíritu . . . A algunos tal
vez se les haya conferido todos a fin de que puedan
entenderlos y estén preparados para reconocer las
falsificaciones, y presidan sobre la Iglesia para que
todos puedan ser beneficiados. Pero los dones
espirituales se distribuyen entre los miembros de la
Iglesia de acuerdo con su fidelidad, circunstancias,
aptitudes naturales, deberes y llamamientos, a fin de
que todos puedan ser instruidos adecuadamente,
confirmados, perfeccionados y salvos. " (Masterful
Discourses, págs. 539-541 . )
Los dones del Espíritu también s e describen en 1
Corintios 12: 1-13 y en Moroni 10: 8-18.
D. y C. 46: 13. ¿Cuál es el don de "saber que
Jesucristo es el Hij o de Dios"?
"Este conocimiento ocupa el primer lugar entre los
dones especiales, porque se obtiene solamente
mediante revelación. Creer que Jesús de Nazaret fue
el Ungido, el Mesías, y que fue crucificado por los
pecados del mundo, no es lo mismo que saberlo. El
conocimiento es un don especial . " (Smith y Sjodahl,
Commentary, pág. 274. )
Concerniente al don del conocimiento, el
presidente Joseph Fielding Smith aconsej ó lo
siguiente: "Cuando el Espíritu le habla al espíritu, la
marca que queda en el alma es mucho más difícil de
borrar. Todo miembro de la Iglesia debe tener
impresiones de que Jesús es el Hij o de Dios,
indeleblemente dibuj ada en su alma mediante el
testimonio del Espíritu Santo". ( "The First Presidency
and the Council of the Twelve", Improvement Era,
nov. de 1966, pág. 979. )
D. y C. 46:14. El don de creer en el testimonio de
otros
Algunos reciben el don de creer en el testimonio que
otros han recibido. Este don se puede manifestar en
las personas que investigan la doctrina de la Iglesia
porque, aunque todavía no tienen un testimonio
personal, creen en el de los miembros y misioneros.
Los niños pueden recibir este don de creer en el
testimonio de sus padres hasta que obtengan uno
Sección 46
propio. Dicho don sigue al que se menciona en el
versículo 13, tal vez porque éste último se refiere al
que tienen los profetas y apóstoles de recibir un
testimonio especial del Salvador. El don del Espíritu
mencionado en el versículo 14 es para los santos en
general, a fin de que crean en el testimonio de los
siervos de Dios.
D. y C. 46: 15. El don de conocer las diferencias de
ministerios
"Podemos llegar a una respuesta apropiada
remitiéndonos al texto griego de 1 Corintios 12: 5,
donde Pablo aparece hablando del mismo tema.
Evidentemente, 'diversidad de ministerios' quiere
decir una variedad de servicios y ordenanzas
mediante los que se efectúa la obra de la Iglesia. En
el versículo 15, el Señor parece querer decir que,
aunque hay diversidad de servicios y de ministros o
representantes, tales como los apóstoles, los sumos
sacerdotes, los setentas y otros en la Iglesia, todos
dependen del mismo Señor y Salvador, que es la
cabeza de toda la Iglesia. Quien posee el don, dado
por el Espíritu Santo, de reconocer las diferencias de
ministerios, es aquel que discierne correctamente los
servicios y los medios por los que obra el Señor. "
(Sperry, Compendium, pág. 196. )
D. y C. 46: 16. El don de conocer "las diversidades
de operaciones"
Hoy día, el mundo está lleno de filosofías y profetas
falsos. Este don le otorga a quien lo posea la
habilidad de distinguir entre lo que es del diablo y lo
que es de Dios. Para evitar el engaño, se requiere
una vigilancia constante y la adquisición del don o la
disposición de seguir a quienes lo poseen. De otro
modo, aun los electos, según el pacto, podrían caer
en el engaño (véase José Smith-Mateo 22; véase
también Notas y comentario sobre D. y C. 46: 7-8) .
D. y C. 46:17. La palabra de sabiduría
Esta frase no se refiere al mandamiento conocido
como la Palabra de Sabiduría; más bien, se refiere a
la investidura de sabiduría que se confiere a los que
la piden a Dios, porque El da abundantemente
(véase Santiago 1 : 5) . Este don se ve frecuentemente
en los líderes eclesiásticos, tales como presidentes,
obispos y en los les sirven de consej eros. Los padres
frecuentemente lo reciben a fin de que puedan
aconsejar mej or a sus hij os.
D. y C. 46:18. El don del conocimiento
El don del conocimiento es una investidura que se
recibe de Dios mediante el estudio y la obediencia.
No se trata de un almacenamiento donde se acumula
información, sino del conocimiento de todo lo que
concierne a Dios, alcanzado mediante la revelación.
Por eso se nos ha dicho: "Si pides, recibirás
revelación tras revelación, conocimiento sobre
conocimiento, a fin de que puedas conocer los
misterios y las cosas apacibles, aquello que trae gozo,
aquello que trae la vida eterna" (D. y C. 42: 61) .
D. y C. 46:23. El don de discernir espíritus
El élder Stephen L. Richards, que fue miembro del
Consej o de los Doce y consejero en la Primera
Presidencia, explicó que este don "procede
mayormente de una aguda sensibilidad a las
impresiones -impresiones espirituales, por así
decir-, como si se tratara de leer entre líneas,
detectando el mal oculto, y lo que es más
importante, el bien que pueda estar igualmente
oculto. La clase más elevada de discernimiento es
95

bibliotecasud.blogspot.com

aquella que hace percibir en los demás lo mej or de
su disposición, lo bueno que es parte inherente en
cada uno, y lo saca a luz. Es el don que necesita toda
persona que trabaje en la obra misional cuando lleva
el evangelio a la gente. El misionero debe hacer una
evaluación de personalidad a todos los que conoce;
debe poder discernir la chispa escondida que está
lista para ser encendida por la verdad. Este don de
discernimiento le evitará errores y malos ratos, y
nunca dejará de inspirar confianza en la persona que
haya sido correctamente evaluada. " (En Conference
Report, abril de 1950, pág. 163. )
D. y C. 46:2425. El don de lenguas
Este es uno de los dones que menos se comprende,
y que se presta para ser gran causa de engaño en el
mundo. El Señor puede usar el extraordinario
método de hablar en lenguas para comunicar en
forma concreta un mensaj e inusual, o para hacer que
se comprenda un idioma extraño, como aconteció el
día de Pentecostés (véase Hechos 2: 4-12) . Sin
embargo, en la Iglesia verdadera es un don que se
manifiesta tan a menudo en los j óvenes misioneros
que aprenden rápidamente un idioma extranjero, que
a veces se le toma a la ligera.
Como a menudo se imita y se utiliza este don para
engañar, el profeta José Smith advirtió: "No tengáis
tanta curiosidad respecto al don de lenguas. No
habléis en lenguas a menos que esté presente alguien
que interprete. El obj eto princpal del don de lenguas
es hablar a los extranj eros, y si una persona está
sumamente deseosa de lucir su inteligencia, converse
con ellos en su propio idioma. Todos los dones de
Dios son útiles en su lugar, pero cuando se aplican a
lo que Dios no ha dispuesto resultan ser un perj ucio,
un tropezadero y maldición en lugar de bendición".
(Enseñanzas, pág. 301; veáse también 1 Corintios
14: 1-25. )
D. y C. 46:27. El obispo recibirá el don de discernir
todos los dones
El élder Stephen L. Richards dij o: "El don de
discernimiento es esencial para ej ercer el liderazgo en
la Iglesia. Nunca ordeno a un obispo ni aparto a un
presidente de estaca sin invocar sobre él esta
bendición divina, para que pueda leer la vida y
corazón de su pueblo y sacar a luz lo mej or que hay
en cada uno. El don y poder de discernimiento en
este mundo de contención entre las fuerzas del bien
y el poder del mal es esencial para todos los hij os de
Dios". (En Conference Report, abril de 1950,
pág. 163. )
El élder Abraham O. Woodruff, que también fue
miembro del Consej o de los Doce, explicó los
derechos de un líder del sacerdocio en el uso de este
don: "Los santos deben dejarse guiar por el Espíritu
de Dios y estar suj etos a los que presiden en las
reuniones. Si el obispo, que es un j uez común en
Israel, le dice a una persona que se refrene de usar
este don, o cualquier otro, es deber de esa persona
hacer lo que se le dice. El obispo tiene el derecho de
gozar del don del discernimiento, por el que puede
decir si estos espíritus son de Dios o no, y si no lo
son, no deben tener lugar en las congregaciones de
los santos. Ninguna persona tiene el derecho de
criticar al obispo porque restrinja su campo de acción
en estos asuntos. El es el responsable, y mientras
preside, tiene el privilegio de decir qué se hará". (En
Conference Report, abril de 1901, pág. 12. )
96
D. y C. 46:2833. "El que pidiere en el Espíritu,
recibirá en el Espíritu"
Los dones del Espíritu están al alcance de todos los
que estén dispuestos a pagar el precio, el cual
incluye entrar en un pacto con el Señor, obedecer los
mandamientos y buscar sinceramente la perfección.
Los dones serán mayores para aquellos que los
busquen con más afán, pero están al alcance de
todos: del misionero que necesita ayuda para
aprender un idioma extranjero, del hombre cuyo
temperamento frecuentemente lo priva de lo mej or
de su personalidad, de la pareja que busca ayuda
para criar a sus hij os. El presidente George Q.
Cannon escribió l o siguiente:
"¿ Cuántos de vosotros . . . estáis buscando estos
dones que Dios ha prometido otorgar? ¿Cuántos, al
inclinaros ante vuestro Padre Celestial en la oración
familiar o en vuestros lugares secretos, lucháis por
obtener estos dones? ¿Cuántos pedís al Padre, en el
nombre de Jesús, que se os manifieste a través de
esos poderes y dones? ¿O pasáis el tiempo como una
puerta que se abre y se cierra, sin experimentar
ningún sentimiento, sin ejercer fe alguna para
lograrlos? Os contentáis con haberos bautizado y ser
miembros de la Iglesia y con quedaros en ese punto,
pensando que vuestra salvación está asegurada
porque lo habéis hecho?
• • . si alguno de nosotros es imperfecto, es nuestro
deber orar por el don que nos hará perfectos. ¿Que
si tengo yo imperfecciones? ¡ Estoy lleno de ellas! ¿Y
cuál es mi deber al respecto? Orar a Dios pidiéndole
que me conceda los dones que corregirán esas
imperfecciones. Si soy un hombre airado, es mi
deber orar pidiendo caridad, la cual todo lo soporta y
es bondadosa. Si soy envidioso, es mi deber buscar
la caridad, la cual no tiene envidia. Y así sucede con
todos los dones del evangelio: han sido designados
con ese fin. Nadie debería decir: 'Oh, esto es
superior a mí; así soy y no puedo cambiar' . El
hombre no tiene justificativo para esa actitud, porque
Dios ha prometido darnos fuerzas para corregir estos
defectos y darnos los dones que los erradiquen. Si
me falta sabiduría, tengo el deber de pedirla a Dios.
Y es lo mismo con todo lo demás. Ese es el plan de
Dios concerniente a su Iglesia. El quiere que sus
santos se perfeccionen en la verdad. Con este fin,
otorga estos dones y los confiere a los que los
buscan, a fin de que puedan llegar a ser un pueblo
perfecto sobre la faz de la tierra, a pesar de sus
muchas debilidades, porque El ha prometido dar los
dones que sean necesarios para su perfección. "
(Millennial Star, abril de 1894, págs. 260- 261 . )
El Señor ha bosquej ado l a forma en l a que
podemos recibir todos esos dones, y ésta se
encuentra en los versículos finales de la sección 46:
1. Leamos el versículo 28. ¿Qué se debe hacer para
recibir estos dones? ¿Debemos pedir dones
determinados?
2. Leamos el versículo 30. ¿Cómo se debe pedir?
(Véase también Helamán 10: 5. )
3. Leamos el versículo 31 . ¿En nombre de quién y
mediante qué poder se reciben estos dones?
4. Leamos el versículo 32. ¿Qué debemos hacer
constantemente?
5. Leamos el versículo 33. ¿Qué debemos practicar
diariamente?

bibliotecasud.blogspot.com

la ímporlancía dc los
rcgíslros dc la lglcsía
Antecedentes históricos
Desde el principio del mundo, el Señor ha mandado
a su pueblo llevar registros detallando para ellos y su
posteridad "cuán grandes cosas el Señor ha hecho
por sus padres" (véase la portada del Libro de
Mormón) . Adán llevaba un libro de memorias escrito
mediante el espíritu de inspiración (véase Moisés
6: 5). Enoc llevó una historia de su pueblo de acuerdo
con el modelo que Dios le había dado (véase Moisés
6.46) . Lehi envió a sus hij os a Jerusalén para obtener
la genealogía de sus antepasados (véase 1 Nefi
3: 2-4) . Nefi llevó dos historias de su pueblo, una
secular y la otra religiosa (véase 1 Nefi 9: 1-6) .
Del mismo modo, en la dispensación del
cumplimiento de los tiempos, el profeta José Smith
;ecibió el mandamiento del Señor de escribir una
historia de la Iglesia y mantenerla al día. Oliverio
Cowdery y otros fueron llamados para ayudar en
esta importante tarea. John Whitmer, que
previamente había servido como secretario del
Profeta en Fayette, Nueva York, fue invitado
posteriormente a escribir la historia oficial de la
Ig�esia. Su reacción ante el llamamiento fue, según él
mIsmo cuenta, bastante negativa. Sin embargo, dij o:
"Que se haga la voluntad del Señor, y si El lo desea,
me gustaría que lo manifestara a través de José el
Vidente" (Hístory o[ the Church, 1 : 66) . En
consecuencia, el 8 de marzo de 1831, en Kirtland, el
Profeta consultó al Señor y recibió la revelación que
se conoce hoy como la sección 47.
Notas y comentario
D. y C. 47: 1. ¿Qué sucedió con la historia que
escribió J ohn Whitmer?
La historia de la Iglesia que escribió John Whitmer es
un simple bosquej o de los acontecimientos que
transcurrieron entre 1831 y 1838. Su obra está

ompu
,
esta por ochenta y cinco páginas, en las que
mcluyo muchas de las revelaciones que recibió el
profeta José Smith. Posteriormente, Whitmer se
apartó de la Iglesia y llevó consigo esa historia. En
1893, muchos años después de su muerte, la Iglesia
obtuvo una copia de la obra.
D. y C. 47: 1. ¿Por qué es tan importante guardar
registros históricos fidedignos?
El profeta José Smith dij o en cuanto al valor de los
registros fidedignos:
"Es un hecho que si yo tuviese hoy en mi posesión
todas las decisiones que se han tomado sobre
asuntos importantes de doctrina y deberes desde que
empezó esta obra, no las vendería por ninguna
cantidad de dinero; pero no hemos tenido cuidado
de levantar actas de estas cosas, creyendo, tal vez,
que no nos beneficiarían más tarde. Si hoy las
tuviéramos, se podría decidir casi cualquier punto de
doctrina que estuviera en duda. Pero ha habido
negligencia en esto, y ahora no podemos dar
testimonio a la Iglesia y al mundo de las grandes y
gloriosas manifestaciones que se nos han
comunicado, con ese poder y autoridad con que
Sección 47
El pueblo del Señor siempre ha llevado registros .
podríamos hacerlo si hoy tuviésemos estas cosas para
publicarlas.
"En vista de que ahora han sido escogidos los
Doce, deseo indicarles el camino que pueden seguir,
para que sean beneficiados en lo futuro, de acuerdo
con una luz que hoy no perciben. Si cada vez que se
reúnen, nombran a una persona para que los presida
durante la j unta, y uno o más para que levante un
acta de lo que trataren, así como de las decisiones
que se tomaren respecto de cualquier pregunta o
asunto, sea cual fuere; escríbase dicha decisión, la
cual permanecerá para siempre en el acta y será un
punto de convenio o doctrina. Uno de estos puntos
que quede resuelto de esta manera quizá en aquel
momento parecerá tener poca o ninguna
importancia, mas si fuere publicado y uno de
vosotros en días futuros lo leyere, veréis que es de
valor inestimable, no sólo para vuestros hermanos,
sino que será un banquete para vuestras almas.
"He aquí otro asunto importante. Si os j untáis de
cuando en cuando y discutís asuntos importantes y
los resolvéis, y entonces pasáis por alto anotarlos,
con el tiempo os veréis en circunstancias de las
cuales con dificultad podréis salir, porque tal vez os
hallaréis en situación tal que no podréis ejercer
vuestra fe con suficiente fuerza o poder para lograr la
información deseada, o quizá por no haber escrito
estas cosas cuando Dios las había revelado, no
considerándolas de suficiente valor, el Espíritu tal
vez se apartará, y Dios podrá airarse; y queda
perdido un vasto conocimiento de infinita
importancia. " (Enseñanzas, págs. 80-81 . )
D. y C. 47:3. ¿Qué papel tuvo Oliverio Cowdery con
respecto a los registros históricos?
El presidente Joseph Fielding Smith explicó: "Los
registros más antiguos de la Iglesia [en esta
dispensación] son de puño y letra de Oliverio
Cowdery. En las primeras conferencias de la Iglesia,
él generalmente servía de escribiente e historiador.
Estas actas y puntos de doctrina están anotados en
libros manuscritos que actualmente se encuentran
archivados en la Oficina del Historiador, y son de un
valor incalculable. Posteriormente, en febrero de
97

bibliotecasud.blogspot.com

1831, Cowdery fue relevado de esta responsabilidad
y John Whitmer fue llamado para que 'conserve una
historia sistemática, y que colabore contigo, mi siervo
José, transcribiendo todas las cosas que te serán
impartidas', dij o el Señor, 'hasta que se le llame a
Ohío. Kcsídcncía
tcmporaría
Antecedentes históricos
"¡ Sión! " El solo nombre despertaba emociones en los
primeros santos. Pero, ¿dónde se iba a levantar la
ciudad de la Nueva Jerusalén? Parece que en 1831
muchos de los santos pensaban que el mandamiento
de mudarse a Ohio era indicación de que la Nueva
Jerusalén se edificaría allí. John Whitmer habló de
esa idea al escribir: "Se acercaba el momento en que
los hermanos provenientes del estado de Nueva York
llegarían a Kirtland, Ohio. Y algunos suponían que
aquél era el lugar de congregación, el lugar de la
Nueva Jerusalén que se menciona en el Libro de
Mormón, según las visiones y revelaciones recibidas
en los últimos días". ("Church History", Jaurnal af
Histar, enero de 1908, pág. 53. )
El espíritu de congregación o recogimiento
ciertamente se había derramado sobre los santos. Sin
embargo, la idea de congregarse en Ohio hizo
levantar muchas interrogantes. ¿Dónde se alojarían
los que fueran llegando? ¿Se debían comprar tierras
para ellos a fin de que se establecieran allí? ¿Se
prepararían para quedarse en Ohio
permanentemente? En respuesta a estas preguntas y
a otras relacionadas con ellas, el Señor dio al Profeta
la revelación que hoy conocemos como la sección 48.
Notas y comentario
D. y C. 48:1, 3. ¿Cuánto tiempo se quedarían los
santos en Ohio?
El Señor utilizó las frases "por ahora", "por lo
pronto", y "por el momento" en esta sección,
indicando así que Ohio sería solamente una sede de
carácter temporario para la Iglesia.
D. y C. 48:4. ¿A qué ciudad se hace referencia aquí?
Se refiere a la Nueva Jerusalén, la cual va a ser
edificada mediante el sacrificio y consagración de los
santos. Los miembros de la Iglesia habían aprendido
sobre la mencionada ciudad en Eter 13: � y en dos
revelaciones que había recibido José Smith
anteriormente (véase D. y C. 28: 9; 42: 6-9) . El lugar
exacto de la ciudad no se había revelado todavía en
aquel momento de la historia de la Iglesia (véase D.
y C. 48: 5) . Tres meses después de recibirse la sección
48, el Señor indicó que Misuri era el lugar de
recogimiento (véase D. y C. 52: 2-3) , pero hasta j ulio
de 1831, no reveló que el condado de Jackson fuera
el sitio mismo de la ciudad (véase D. y C. 57: 1-3) .
D. y C. 48:56. ¿Quién dirigirá la congregación de
los santos en la Nueva Jerusalén?
La Primera Presidencia de la Iglesia tiene las llaves
de la congregación en la Nueva Jerusalén. El
98
otros deberes' [véase el verso 1 ] . Sin embargo,
después de esto, Oliverio Cowdery todavía siguió
tomando actas de reuniones y anotando hechos
históricos". (Church Histary and Madern Revelatian,
1 : 106. )
Sección 48
Harold B. Lee recalcó que la Primera Presidencia de la Iglesia tiene
las llaves de la congregación de Israel.
presidente Harold B. Lee destacó este punto cuando
expresó: "Claramente, el Señor ha dejado en manos
de los dirigentes de la Iglesia la responsabilidad de
dirigir la obra de la congregación de los santos, y a
ellos les revelará su voluntad sobre la manera y el
lugar en que se llevará a cabo dicha congregación.
Por ese motivo, sería conveniente que antes de que
nos sobrevengan los temibles acontecimientos
relacionados con el cumplimiento de todas las
promesas y predicciones de Dios, los santos de todo
el mundo se prepararan y anhelosamente esperaran
la instrucción que recibirán de la Primera Presidencia
de esta Iglesia en cuanto al lugar en donde serán
congregados. No deben sentirse confusos, sino que
deben esperar a que esta instrucción sea revelada por
el Señor a la debida autoridad" (Ye Are the Light af the
Warld, pág. 167) .
D. y C. 48:6. "Cada hombre según s u familia"
Los registros de la Iglesia no indican quién tuvo la
responsabilidad de adjudicar parcelas en Sión en ese
período; por otra parte, hasta ese entonces la Iglesia
no tenía una Primera Presidencia oficialmente
organizada.

bibliotecasud.blogspot.com

la prédíca dcl cvangclío a
los tcmbladorcs
Sección 49
Antecedentes históricos
No lej os de Kirtland, Ohio, donde estaba l a cabecera
de la Iglesia, había un grupo religioso conocido como
tembladores. La secta se había originado en la de los
cuáqueros, cuando una inglesa llamada Ann Lee se
convirtió a esta última, fundando más tarde la de los
tembladores. Estos llevaban ese nombre por dos
razones: porque el fundador de la secta original (los
cuáqueros o Sociedad de los Amigos) acostumbraba
amonestarlos diciéndoles que debían "temblar con el
temor de Dios", y porque sus costumbres y manera
de vestir eran parecidas a las de ellos y en su forma
de adorar temblaban para expresar sus emociones (la
palabra "cuáquero" viene del inglés quaker, que
significa temblador o temblón) . La sociedad tuvo su
origen en Inglaterra, a fines del siglo dieciocho. Ann
Lee, su fundadora, emigró a los Estados Unidos con
sus seguidores poco después de 1800. Asentados en
Ohio, vivían en la misma zona en que estaban los
santos, y tan cerca de éstos que el contacto entre los
dos grupos sólo era cuestión de tiempo. Uno de los
tembladores, Leman Copley, se había unido a la
Iglesia, pero conservaba muchas de sus antiguas
creencias. Aun así, quería ir a enseñar a los amigos
de su antigua secta. Preocupado, el Profeta consultó
al Señor y recibió la respuesta que se encuentra en la
sección 49.
Notas y comentario
D. y C. 49: 2. "Desean conocer la verdad . . . pero no
toda"
Frecuentemente, la gente está dispuesta a aceptar
parte del evangelio, pero no todo. Algunos se
disponen a aceptar las reuniones dominicales, pero
rechazan el diezmo; otros están dispuestos a
obedecer la Palabra de Sabiduría, pero apoyan la
inmoralidad. Cuando el mensaj e de la Restauración
fue presentado a los tembladores, ellos aceptaron lo
que era compatible con sus creencias y rechazaron lo
que no lo era.
D. y C. 49:4. ¿Cuáles eran algunas de las creencias
de los tembladores que Leman Copley debía
abandonar?
En su obra de comentarios sobre Doctrina y
Convenios, Sperry da un resumen bastante completo
de las creencias de la mencionada secta:
"Las creencias más importantes que forman la
doctrina de los tembladores pueden describirse así:
"1 . La Deidad posee una naturaleza doble: Dios
es hombre y muj er a la vez. El principio masculino, o
sea, Cristo, vino a la tierra personificado en Jesús,
hijo de un carpintero judío. El principio femenino
está representado en la 'Madre Ann' [se refiere a
Ann Lee, fundadora de la secta] , y en ella se cumplió
la promesa de la segunda venida de nuestro Señor.
A propósito, los tembladores creen que hasta los
ángeles y los espíritus poseen ambos sexos.
"2. El celibato. Se puede decir que, aunque no
condenan ni se oponen al casamiento, sostienen que
manteniéndose solteros hay mayor posibilidad de
alcanzar un orden angélico o superior de existencia
para lograr el cual la virginidad es un requisito
imprescindible.
"3. La confesión pública de los pecados.
"4. Los bienes en común.
"5. La separación del mundo, por la cual la
ostentación, el luj o y la propiedad privada se
consideran pecaminosos y anticristianos.
"6. El pacifismo.
"7. La igualdad de los sexos.
"8. La consagración al trabaj o.
"9. La revelación continua.
"10. Las ordenanzas externas, 'especialmente el
bautismo y la Santa Cena, que habían cambiado en la
época apostólica' . (Burder, Histor of All Religions,
pág. 502. )
"1 1 . El reino de Cristo en l a tierra comenzó con el
establecimiento de la Iglesia de los Tembladores.
Desde los días de los Apóstoles, el Señor no había
enviado a nadie a predicar hasta que los tembladores
fueron levantados para llamar a los electos en una
nueva dispensación.
"12. Los principios de la Trinidad, la expiación
vicaria y la resurrección del cuerpo son falsos.
"13. La enfermedad es un pecado contra Dios.
"14. La abstinencia de comer carne (en algunos
grupos, por lo menos) . " (Compendium, págs.
204206. )
La Iglesia de los Tembladores progresó hasta casi
fines del siglo. Desde entonces sus filas han
disminuido y se ha reducido a una sola comunidad
activa en el estado de Maine, Estados Unidos.
D. y C. 49: 6. "Reinará hasta que descienda a la
tierra"
Los tembladores no creían que Cristo fuera divino y,
por lo tanto, no esperaban su segunda venida. Lo
que esperaban era el retorno del "espíritu de Cristo",
un espíritu que llenaría a su líder para hacer que
fuera espiritual y no carnal. Creían que sólo cuatro
personas habían recibido ese espíritu en su plenitud:
Adán, Abraham, Cristo y Ann Lee.
D. y C. 49: 8. ¿A qué "hombres santos" ha reservado
Dios para sí?
El presidente Joseph Fielding Smith explicó que hay
hombres "sin pecado y reservados por el Señor, que
son personas que han sido trasladadas, como Juan el
Revelador y los Tres Nefitas que no pertenecen a
esta generación y, sin embargo, tienen un cuerpo y
están en la tierra llevando a cabo un ministerio
especial hasta la venida de Jesucristo". (Church
Histor and Modern Revelation, 1 : 209. )
D. y C. 49:3-10. ¿Cumplieron los misioneros
llamados el mandato del Señor de ir a predicar a los
tembladores?
John Whitmer escribió que Sidney Rigdon, Parley P.
Pratt y Leman Copley "fueron y proclamaron el
evangelio de acuerdo con la revelación que habían
recibido, pero los tembladores no escucharon sus
palabras y no lo recibieron entonces, pues están
suj etos a la tradición y superchería; y así se dej an
desviar con vanas y locas imaginaciones". (Histor of
the Church, 1 : 169. )
Sidney Rigdon había vivido cerca de los
99

bibliotecasud.blogspot.com

tembladores en North Union durante muchos años y
conocía muy bien a los líderes de aquella sociedad,
así como también estaba al tanto de la doctrina que
enseñaban. Parley P. Pratt tenía muchos parientes
que eran tembladores, y él también había sido uno
de los primeros misioneros en acercarse al grupo de
North Union.
Los tres misioneros llegaron a North Union un
sábado de noche y se les permitió presentar una
larga exposición del evangelio. Luego de pernoctar,
hablaron a la mañana siguiente en las reuniones
corrientes del domingo. Como parte de su discurso,
Sidney Rigdon leyó la revelación que ellos habían
recibido, e inmediatamente fue rechazado por el líder
de la congregación; todos los demás presentes
estuvieron de acuerdo con su dirigente, y los
misioneros se retiraron.
Sidney Rigdon, Parley P. Pratt y Leman Copley predicaron el
evangelio a la secta de los tembladores.
D. y C. 49:10-14. La importancia de los primeros
principios y ordenanzas del evangelio
Como los tembladores rechazaban el bautismo pero
creían en los dones del Espíritu, el Señor mandó a
los misioneros para que les enseñaran la importancia
de la fe en El, del arrepentimiento, el bautismo y el
don del Espíritu Santo. De acuerdo con el pasaj e de
2 Nefi 31 : 1 7, el don del Espíritu Santo se recibe
solamente después que se ha entrado por la puerta
del arrepentimiento y del bautismo. El profeta José
Smith enseñó que únicamente aquellos que han
recibido el don del Espíritu Santo pueden recibir
también los verdaderos dones del Espíritu: "Creemos
que en la actualidad se disfruta del don del Espíritu
Santo tan ampliamente como en los días de los
apóstoles; creemos que [el don del Espíritu Santo] es
necesario para constituir y organizar el sacerdocio, y
que sin él nadie puede ser llamado a ocupar puesto
alguno en el ministerio; también creemos en
profecías, en lenguas, en visiones, revelaciones,
dones y sanidades, y que no se pueden recibir estas
cosas sin el don del Espíritu Santo" (Enseñanzas,
pág. 295) .
100
Pedro enseñó el mismo principio en el día de
Pentecostés (véase Hechos 2: 37-38) .
D. y C. 49: 15. Los tembladores creían que el celibato
constituía un tipo de vida cristiana más elevado
El presidente Spencer W. Kimball dio testimonio en
cuanto a la importancia del casamiento: "En las
revistas, frecuentemente vemos artículos respecto a
esta revolución antimatrimonial. . . Digo otra vez: el
casamiento es honorable; es un plan de Dios. No es
una cuestión de antoj o, opción o preferencia; es un
deber". ("Marriage Is Honorable", Speeches of the
Year, 1973 [Provo: Brigham Young University Press,
1974] , pág. 261 . )
El presidente Joseph Fielding Smith explicó la
razón por la que se menciona el casamiento en esta
revelación: "El Señor hizo esta declaración con
respecto al casamiento para corregir la doctrina falsa
que sostenían los tembladores de que el casamiento
era impuro y que un verdadero seguidor de
Jesucristo debe permanecer en condición de celibato
a fin de estar libre del pecado y en plena hermandad
con El". (Church Histor and Modern Revelation, 1 : 209. )
D. y C. 49:1617. ¿Cuál fue el "objeto" o razón
principal de la creación de la tierra?
El Señor creó la tierra como habitáculo para sus hij os
espirituales durante el período de probación mortal
de éstos. El casamiento y la procreación son
sumamente importantes para llevar a cabo los
propósitos de Dios. Veamos lo que dice el presidente
Joseph Fielding Smith:
"Los habitantes de esta tierra vivían todos en
espíritu antes de venir a esta tierra. El Señor nos dice
que, aun antes de que se establecieran sus
fundamentos, la tierra fue planificada para servir de
morada a los espíritus que guardaron su primer
estado, y todos los que estaban en esas condiciones
debían venir aquí y recibir sus tabernáculos de carne
y huesos, esto de acuerdo con el número, o
'medida' , del hombre, conforme a su creación antes
de que el mundo fuese hecho. (Compárese con
Deuteronomio 32: 8-9. ) Todo el género humano tiene
el deber de multiplicarse, en matrimonio legal y
santo, de acuerdo con los mandamientos que
recibieron Adán y Eva, y posteriormente Noé, hasta
que todo espíritu señalado para recibir un cuerpo en
este mundo haya tenido ese privilegio. Quienes
enseñan el celibato y consideran el casamiento como
pecaminoso están en oposición a la palabra y el
mandamiento del Señor. Tal doctrina proviene de
una fente maligna y busca desbaratar el plan de
redención e impedir que vengan al mundo los
espíritus que guardaron su primer estado. Satanás se
esfuerza en toda forma que le es posible y con todo
su poder por destruir la obra del Señor. El tiene el
propósito de aniquilar las almas de los hombres y
piensa que lo alcanzará si puede impedirles tener un
cuerpo enseñando que el casamiento es pecaminoso,
o que los matrimonios no deben tener hij os. Todos
los que escuchen sus perversas sugerencias y pongan
en práctica sus ideas corruptas serán condenados
cuando comparezcan ante el trono de Dios. " (Church
Histor and Modern Reve/ation, 1 : 209-210. )
D. y C. 49:1821. "¡Ay de aquel que vierte sangre, o
desperdicia carne, no teniendo necesidad! "
En estos versículos, el Señor puso en conocimiento
de los tembladores que El había dispuesto ciertos
elementos para consumo del hombre; además,
incluyó una advertencia en el versículo 21. Hablando

bibliotecasud.blogspot.com

en cuanto a la intención que los hombres deben
tener cuando cazan animales o aves, el presidente
Spencer W. Kimball dij o:
"Ahora quisiera referirme a mis propios
sentimientos relacionados con el innecesario derrame
de sangre y la destrucción de la vida de estas
indefensas criaturas. Creo que todo corazón debería
sentirse profundamente conmovido por estos
sentimientos expresados por un profeta . . .
"El presidente Joseph F. Smith dij o: 'No creo que
ninguna persona tenga derecho a matar animales o
pájaros, a menos que los necesite para alimento. No
debemos matar animales inocentes que no sean
necesarios como alimento para el hombre. Creo que
es malvada esta sed que algunas personas tienen en
el alma por matar casi todo lo que posee vida. Esto
está mal, y mucho me ha sorprendido ver a hombres
prominentes cuyas mismas almas parecían estar
sedientas de derramar sangre de inocentes
animales' . " ("Vivamos de acuerdo con estos
principios", Liahana, febo de 1979, págs. 60-61 . )
D. y C. 49:22-23. "EI Hij o del Hombre no viene en
forma de mujeri
Los versículos finales de esta sección se enfocan
directamente en las creencias erróneas que sostenían
los tembladores respecto a la segunda venida de
"lo guc no cdítíca
no cs dc Oíos"
Antecedentes históricos
En el transcurso de todas las dispensaciones, épocas
en las que el evangelio ha estado en la tierra para
bendecir a los hijos de Dios, Satanás ha ideado
varios métodos para imitar la forma de revelar. Uno
de los métodos que utiliza es engañar a los hombres
con experiencias que son difíciles de entender,
técnica especialmente evidente en los primeros
tiempos de la Restauración. El Profeta comentó:
"Poco después de ser establecido el evangelio en
Kirtland, ¹ durante la ausencia de las autoridades de
la Iglesia,
-
se insinuaron muchos espíritus falsos, se
vieron muchas visiones extrañas y se predicaron
descabelladas y obstinadas ideas. Bajo la influencia
de este espíritu, los hombres salían corriendo, y
algunos se subían a los troncos de los árboles y se
ponían a gritar y a darse a toda clase de
extravagancias. Un hombre echó a correr tras una
pelota que, según él, había visto volar por el aire;
llegó a un precipicio, y sólo se salvó de morir porque
cayó en la copa de un árbol. Se hicieron muchas
cosas ridículas que tenían por obj eto avergonzar a la
Iglesia de Dios, causar que se retirase de ella el
Espíritu de Dios, y desarraigar y destruir aquellos
principios gloriosos que se habían desarrollado para
la salvación de la familia humana. " (Histanj af the
Church, 4: 580. )
John Whitmer, describiendo las excesivas
desviaciones espirituales que había visto en aquellos
días, escribió: "Algunos tuvieron visiones y no
podían decir qué habían visto; otros imaginaban que
tenían la espada de Labán y que la desenvainarían
con presteza . . . Otros se tiraban al suelo y reptaban
Sección 49
Cristo (véase Notas y comentario sobre el verso 7) .
En el versículo 22 se rechaza la idea de que el
"espíritu de Cristo" se hubiera incorporado en Ann
Lee, y en los versículos 23-25 se explican algunos de
los hechos que deben preceder a la aparición futura
del Señor. Las Escrituras dicen muy claramente que
Cristo retornará en gran gloria a su templo (véase
Malaquías 3: 1-3) .
D. y C. 49:2425. ¿Qué tienen de profético estos
versículos?
A fin de que los tembladores supieran lo que
ocurriría en este continente antes de la segunda
venida del Señor, se dieron dos profecías en esta
revelación. Ellas dan testimonio de la llave profética
que poseía José Smith.
La primera establece que Jacob (dando a entender
que se trata del Israel moderno) "prosperará en el
desierto y . . . Sión florecerá en los collados" (vers.
24-25) . Esta profecía se cumplió cuando los santos
fueron obligados a salir de Nauvoo, Illinois, y se
establecieron en las Montañas Rocosas. La segunda
profecía es que "los lamanitas florecerán como la
rosa" (vers. 24) . Hoy día, es cada vez mayor el
número de personas de ascendencia lamanita que se
unen a la Iglesia y que florecen baj o los rayos
vivificantes del evangelio.
Sección 50
como una serpiente, con lo cual decían representar el
acto de ir a los lamanitas en canoas, a predicarles el
evangelio. Y hacían muchas otras cosas que no tiene
objeto mencionar. Así el diablo cegaba los oj os de
algunos discípulos buenos y honestos. Escribo todo
esto para demostrar cuán ignorantes y carentes de
discernimiento son, y cuán fácilmente se dej a desviar
el género humano, a pesar de las cosas de Dios que
están escritas en cuanto a su reino" ("Church
History", Jaurnal af Histary, enero de 1908, pág. 55) .
El élder Parley P. Pratt también fue testigo de estas
operaciones fuera de lo común:
"Todas estas cosas eran nuevas y extrañas para mí,
y se habían originado en la Iglesia durante la
ausencia del presidente José Smith y antes de su
llegada de Nueva York.
"Conscientes de nuestra debilidad e inexperiencia,
y por temor de errar en j uicio concerniente al
fenómeno espiritual, John Murdock, varios otros
élderes y yo nos dirigimos a José Smith para pedirle
que consultara al Señor con respecto a esos espíritus
o manifestaciones . " (Autabiagraphy af Parley P. Pratt,
págs. 61-62. )
La sección 50 fue l a respuesta que recibieron a esa
consulta.
Notas y comentario
D. y C. 50:2-9. Satanás busca engañar a los hombres
mediante manifestaciones falsas
El profeta José Smith observó lo siguiente: "El diablo
tiene gran poder para engañar; puede transformar las
cosas de tal manera que uno se asombra de aquellos
101

bibliotecasud.blogspot.com

que están cumpliendo con la voluntad de Dios"
(Enseñanzas, págs. 276-277) . Los Santos de los
Ultimas Días deben tener en cuenta el consej o del
Señor si es que quieren escapar de los engaños de
Satanás: "Cuídese cada hombre, no sea que haga lo
que no es recto y verdadero ante mí" (vers. 9) .
El presidente Joseph Fielding Smith enseñó que
muchas manifestaciones son de Satanás:
"Desde la época de la caída del hombre hasta el
presente, Satanás y sus seguidores, que fueron
expulsados de los cielos, han estado engañando a la
raza humana. Hoy día, como en el principio, Lucifer
dice: 'Yo también soy un hij o de Dios . . . aunque no
lo creáis'; y hoy día los hombres no creen por la
misma razón que tuvieron para no creer en el
principio. El Señor enseñó que algunos
mandamientos son de los hombres (véase D. y C.
46: 7) . Otros son de l os demonios, pero también se
manifiestan a través de l as actividades de los
hombres . . . Estos espíritus falsos se presentan en
distintas formas y en todas partes. Algunas de las
formas más sorprendentes y prevalecientes de
manifestaciones falsas son la imitación del don de
lenguas y la del fervor religioso, particularmente
entre algunas sectas en las que los adoradores caen
en trances, gritan, cantan y oran en forma
desordenada, a veces echando espuma por la boca y
contorsionando el cuerpo. " (Church History and
Modern Revelation, 1 : 200. )
D. y C. 50:1012. "Razonemos así como un hombre
razona con otro"
El Señor razona con las personas tal cual ellas
mismas razonan entre sí. Su propósito al hacerlo es
el mismo que tiene cuando habla a los hombres en el
idioma de ellos: Quiere que puedan "alcanzar
conocimiento" (D. y C. 1: 24; véase también Isaías
1 : 18).
D. y C. 50: 13-21. ¿En qué forma puede uno
discernir y desenmascarar a los espíritus inmundos?
En los primeros tiempos de la Iglesia, algunos de los
santos cayeron víctima de excesivas demostraciones
espirituales, y las "recibisteis como si fueran de
Dios" (vers. 15) . El Señor indicó que no podía
justificar esa actitud. El profeta José Smith explicó la
forma en la que las personas j ustas pueden
diferenciar entre los fenómenos espirituales buenos y
los malos:
"Uno de l os grandes males es que l os hombres
ignoran la naturaleza de los espíritus: su poder,
leyes, gobierno, inteligencia, etc. , y cuando se
manifiesta algo que parece poder, revelación o
visión, suponen que debe ser de Dios . . .
"¿ O quién puede sacar a la luz del día y descubrir
los misterios ocultos de los espíritus falsos que tan
frecuentemente se manifiestan entre los Santos de los
Ultimas Días? Respondemos que ningún hombre
puede hacerlo sin el sacerdocio, y sin tener
conocimiento de las leyes por las cuales son
gobernados los espíritus; porque así como ningún
hombre conoce las cosas de Dios sino por el Espíritu
de Dios, en igual manera ninguno conoce el espíritu
del diablo, ni su poder o influencia, si no posee una
inteligencia superior a la humana, y le son reveladas,
por medio del sacerdocio, las misteriosas operaciones
de las asechanzas del demonio; nadie puede
discernirlo sin conocer la forma angélica, la santa
mirada y ademán, el celo que frecuentemente
manifiesta por la gloria de Dios, j unto con el espíritu
profético, la influencia graciosa, la apariencia piadosa
y la ropa santa que son tan típicos de su manera de
102
proceder y sus misteriosos serpenteos.
"El hombre debe tener el don del discernimiento
de espíritus antes de poder sacar a la luz del día esta
infuencia infernal y descubrirla al mundo en todo su
aspecto diabólico, hórrido . . .
"La gran dificultad estriba en que se ignora la
naturaleza de los espíritus, las leyes mediante las que
son gobernados y las señales por las cuales se
pueden conocer . . . Se precisa el Espíritu de Dios
para conocer las cosas de Dios, y . . . el espíritu del
diablo puede ser desenmascarado tan solamente por
ese medio. " (Enseñanzas del Profeta José Smith, págs.
246- 249. )
D. y C. 50: 22-24. ¿Cómo s e determina l o que es de
Dios y lo que es de Satanás?
Todo lo que proviene de Dios edifica, esto es, apoya
espiritualmente al hombre y lo eleva hacia una vida
mejor; además, lo acerca a su Padre Celestial. Lo que
proviene de Satanás tiene el efecto contrario: No
origina ningún desarrollo espiritual, no aumenta la
comprensión, no se produce edificación alguna. El
Profeta instruyó sobre este tema:
"Con frecuencia se ve . . . un espíritu que los obliga
a acostarse, y durante su operación, suele
suspenderse enteramente todo movimiento; lo tienen
por el poder de Dios y lo consideran una
manifestación gloriosa de El; pero ¿manifestación de
qué? ¿Se comunica inteligencia? ¿Se abren las
cortinas de los cielos, o se revelan los propósitos de
Dios? ¿Han visto un ángel y conversado con él; o
han visto las glorias futuras? ¡ No! Antes su cuerpo
ha permanecido en estado inanimado, ha quedado
suspensa la operación de su espíritu y toda la
inteligencia que nos comunican al levantarse es un
grito de 'gloria' o 'aleluya' , o alguna otra expresión
incoherente; sin embargo, 'han tenido el poder' .
"El cuáquero temblador gira sobre sus pies,
movido por una agencia o espíritu sobrenatural, y
piensa que está dominado por el Espíritu de Dios; y
el saltador brinca y se pone a decir toda clase de
extravagancias. El metodista primitivo lanza gritos
baj o la influencia de ese espíritu, hasta hendir los
cielos con su clamor; mientras que los cuáqueros . . .
baj o la influencia, según ellos piensan, del Espíritu
de Dios, se quedan sentados quietos y no dicen
nada. ¿Es Dios el autor de todo esto? Si no de todo,
Lo que es de Dios es luz y verdad, pero lo que no es de El es
tinieblas.

bibliotecasud.blogspot.com

¿qué es lo que El reconoce? Seguramente esta masa
heterogénea de confusión jamás podrá entrar en el
reino de los cielos. " (Enseñanzas, págs. 246-247. )
El presidente Joseph Fielding Smith enseñó: "No
hay dicho que contenga verdad más grande que el
que reza: 'Lo que no edifica no es de Dios' . Y lo que
no es de Dios es tinieblas, ya sea que se manifieste
en la forma de religión, de ética, de filosofía o de
revelación. Toda revelación de Dios ha de edificar al
hombre" (Church History and Modern Revelation,
1 : 201-202) .
D. y C. 50: 25-28. ¿En qué forma puede el hombre
llegar a poseer "todas las cosas"?
Aquellos que se esfuerzan por obedecer los
mandamientos del Señor llegan a ser coherederos
con Jesucristo y heredan todo lo que el Padre tiene
para dar (véase Romanos 8: 17; D. y C. 84: 38) . Pero
"ningún hombre posee todas las cosas, a menos que
sea purificado y limpiado de todo pecado" (vers. 28) .
De manera que la clave de la vida eterna consiste en
obedecer todos los mandamientos de Dios.
"Creemos que Dios se dignó hablar desde los
cielos y declaró su voluntad concerniente a la familia
humana, para darle leyes justas y santas,
reglamentar su conducta y llevarlos por un camino
directo, a fin de que en el debido tiempo pudiese
tomarlos para sí mismo y hacerlos coherederos con
su Hijo . . .
"De manera que tenemos aquí ante nosotros esta
parte de nuestro tema para considerar: Dios tiene
determinado en su propio seno, un período o tiempo
en que traerá a su reposo celestial a todos sus
súbditos que hayan obedecido a su voz y guardado
sus mandamientos. Este reposo es de tal perfección y
gloria, que el hombre tiene necesidad, según las
leyes de este reino, de una preparación antes que
pueda entrar en él y disfrutar de sus bendiciones.
Por ser esto así, Dios ha dado ciertas leyes a la
familia humana que son suficientes, si se observan,
para prepararlos, a fin de heredar este reposo. "
(Enseñanzas, págs. 57-58. )
D. y C. 50: 29-30. "Os será indicado l o que habéis de
pedir"
Los que son puros ante el Señor pueden orar con
confianza y esperar la respuesta j usta a su petición;
lo que pidan, si es conforme a los designios del
Señor, les será concedido (véase D. y C. 88: 64. ) "Mas
sabed esto, que os será indicado lo que debéis pedir"
(vers. 30) . Las personas deben orar pidiendo lo que
sea razonable y esté de acuerdo con el deseo y la
voluntad del Señor. Si son j ustos, gozarán del
Espíritu de Dios, y se les indicará lo que pueden
pedir porque estarán "llenos de anhelo" (3 Nefi
19: 24) . Desearán lo que sea la voluntad del Señor
otorgarles, y ése será el contenido de su oración.
D. y C. 50:31-35. Una clave para tener
discernimiento
Estos son de los versículos más importantes de esta
sección. Cuando una persona tiene que enfrentarse
con un espíritu maligno que no puede comprender,
o con alguien que tenga gran poder espiritual pero
cuyo punto de vista le despierte dudas, se le indica
que debe preguntar a Dios, en el nombre de
Jesucristo, si se trata de un espíritu bueno o maligno.
Si la oración revela que tal persona no es de Dios, el
"poder sobre ese espíritu" sólo puede provenir de
Dios. Uno no puede controlar ni conquistar el mal
mediante sus propios medios, pero Dios puede dar
el debido poder para hacerlo (véase el verso 32) . Es
Sección 50
preciso que se reconozca la intervención del Señor
(véase el verso 34) , pues es El quien provee el poder
mediante el cual se puede discernir a mensaj eros,
derrotar el mal, vencer las tentaciones o abandonar
los hábitos perniciosos. El comentario final que el
Señor hace en estos versículos es que "el poder" está
al alcance de los justos "para vencer todas las cosas
que de él no son ordenadas" (vers. 35) .
Para encontrar un comentario detallado sobre el
principio del discernimiento y la manera de evitar el
engaño, véase la Explicación J, en el Apéndice.
D. y C. 50: 40-43. "Ninguno de los que el Padre me
ha dado se perderá"
El élder Marriner W. Merrill, que fue miembro del
Consej o de los Doce, tomó estas palabras de solaz y
consuelo y las aplicó a la familia:
"Si damos prioridad a nuestras obligaciones para
con la Iglesia, entonces tenemos una buena
probabilidad de permanecer en la Iglesia y conservar
la hermandad entre nosotros. Y si hay hermandad
entre nosotros, tendremos confraternidad con el
Espíritu del Señor, el cual nos dirigirá en todas
nuestras sendas, y seremos preservados en la verdad
con nuestra familia. Algunos miembros de nuestra
familia tal vez anden descarriados; no actúan como
nos gustaría que actuaran. ¿No sucede esto en
muchas familias? Esos son los hij os cuyo
comportamiento disgusta a sus padres. ¿Qué vamos
a hacer al respecto? Hagamos lo más que podamos,
pero asegurémonos de no ser nosotros mismos la
causa de su falta de integridad en la obra del Señor.
Creo que mediante nuestra fidelidad y nuestras
súplicas podemos ser el medio no sólo de salvarnos
nosotros mismos sino también de salvar ·a aquellos
que El nos ha confiado como hij os. El Señor es
misericordioso y escuchará nuestras oraciones y nos
concederá aquello que anhelamos por nuestra
integridad hacia El y su obra. Y posiblemente
mediante nuestra fidelidad, nuestros hij os que andan
errantes o que tal vez se hayan apartado de la senda,
vuelvan al rebaño poco a poco, porque el Señor nos
escuchará en bien de ellos. " (En Conference Report,
abril de 1900, pág. 29. )
D. y C. 50:45. "Viene el día en que . . . me veréis"
En este versículo, y en otras partes de Doctrina y
Convenios, se da la promesa de que el hombre
puede llegar a ver el rostro de Dios (véase, por
ej emplo, D. y C. 67: 10; 88: 68; 93: 1 ) .
"Ninguno de los que e l Padre me ha dado s e perderá" (D. y C.
50:45).
103

bibliotecasud.blogspot.com

El élder Orson F. Whitney señaló que la forma en
la que el Señor decida manifestarse depende de la
dignidad y la preparación de aquellos a quienes se
pueda manifestar. "No a todos les es dado
contemplar el rostro de Dios como le sucedió a
Moisés [Moisés 1 : 1 1 ] o a José Smith. Una persona
debe estar especialmente preparada antes de poder
ver lo que el Profeta vio . . . No espero que el Señor
se me manifieste en la misma forma en que lo hizo a
José Smith. Espero que El se comunique conmigo
mediante los dones con los que me ha investido, y
no por medio de los que ha conferido a uno de mis
hermanos, a menos que ellos tengan el derecho de
recibir un mensaj e para mí. Cuando el Señor me
hable, o cuando os hable a vosotros, lo hará en la
forma que nuestra preparación, nuestros dones y
poderes lo justifiquen; pues a todos se nos han
conferido dones en cierto grado" (En Conference
Report, abril de 1910, pág. 60) .
ll obíspo ldward larlrídgc
y la lcy dc consagracíón
Sección 51
Antecedentes históricos
En diciembre de 1830, l os santos recibieron el
llamado de congregarse en Ohio (véase D. y C. 37: 3) .
En mayo de 1831, cuando los santos habían
comenzado a obedecer, Edward Partridge, el obispo
de la Iglesia recientemente nombrado, sintió que él
tenía la reponsabilidad de cuidarlos al llegar a Ohio.
Ya se habían recibido los elementos básicos de la ley
de consagración (véase D. y C. 42) , pero se
presentaban muchas situaciones cuya solución
requería más detalles. El obispo Partridge buscó la
ayuda del Profeta, el cual consultó al Señor, y recibió
lo que ahora se conoce como la sección 51 de
Doctrina y Convenios.
El presidente Joseph Fielding Smith escribió: "El
Señor quiso enseñar a aquellos miembros, en parte al
menos, y capacitarlos en el gran principio de la
consagración, como paso preparatorio antes de
permitirles congregarse en Sión, pues basándose en
esa ley se levantaría la ciudad de Sión. Por ese
motivo, los santos del este debían organizarse de
acuerdo con la ley de Dios (D. y C. 51 :4-6) . Y
tendrían esa tierra en Ohio consagrada para ellos
'por una corta temporada', hasta que el Señor
dispusiera de otra manera y les mandara salir de allí
(D. y C. 51: 1516)" (Church History and Modern
Revelation, 1 : 204) .
La experiencia de Orson Pratt, que estuvo presente
cuando José Smith recibió esta revelación en
Thompson, Ohio, se relató en esta forma: "No hubo
ni ruido ni manifestación física alguna; José estaba
tan calmo como el sol de la mañana. Pero [Orson]
notó un cambio en su aspecto, algo que no se había
notado antes cuando [José] había recibido otras
revelaciones. Su cara se había puesto sumamente
blanca, y parecía brillar. El testigo había estado
presente muchas veces cuando él estaba traduciendo
el Nuevo Testamento, y se preguntó por qué no
usaría el Urim y Tumim como lo había hecho al
traducir el Libro de Mormón. En tanto que este
pensamiento pasaba por su mente, José, como si
hubiera leído sus pensamientos, levantó la vista y le
explicó que el Señor le había dado el Urim y Tumim
cuando él no tenía experiencia todavía en cuanto al
Espíritu de inspiración. Pero ya había progresado
tanto que entendía la forma de actuar de ese
Espíritu, y no necesitaba de la ayuda de aquel
instrumento" (Millennial Star, 11 de agosto de 1874,
págs. 498-99) .
104
N atas y comentario
D. y C. 51:2. ¿Por qué da Dios leyes mediante las
que el hombre debe vivir?
En un discurso pronunciado durante la ceremonia de
graduación de la Universidad Brigham Young, Cecil
B. DeMille, productor del filme Los Diez
Mandamientos, habló de la actitud que la gente tiene
en la actualidad hacia la ley: "Estamos demasiado
inclinados a pensar que la ley es algo meramente
restrictivo, algo que nos limita. A veces, hasta
pensamos que la ley es lo contrario de la libertad.
Pero ése es un concepto falso, y no es l a forma en la
que los profetas y legisladores inspirados de Dios
consideraban la ley. Esta tiene un doble propósito: Se
ha dado para gobernar; y también se ha dado para
educar" (Speeches 01 the Year [Brigham Young
University, Provo, 31 de mayo de 1957], pág. 4) .
El élder Richard L. Evans indicó otras razones por
las que Dios dio leyes al hombre: "¿Qué podría
querer para sus hijos un padre lleno de amor? ¿Qué
podría anhelar cualquier padre para sus hijos? Paz,
salud, y felicidad; instrucción, progreso y adelanto. Y
vida eterna, y una relación eterna con los seres
amados. ¿Qué otra cosa podría ser el cielo? ¿Qué
otra cosa podría haber propuesto el Padre para
aquellos a quienes ama, aquellos a quienes hizo 'a su
propia imagen'? (Gén. 1 : 27. ) El ha declarado que su
obra y su gloria es 'llevar a cabo la inmortalidad y la
vida eterna del hombre' (Moisés 1 : 39) . Ese es el
objetivo supremo; ése es el propósito del evangelio
que nos ha dado" (En Conference Report, oct. de
1959, pág. 127) .
D. y C. 51: 3. ¿En qué forma define el Señor la
igualdad?
La ley de consagración fue designada para que los
hombres sean iguales en las cosas temporales, pero
como indicó el presidente J. Reuben Clark, hij o, esta
igualdad es de un tipo especial: "Uno de los puntos
en que algunos de los hermanos están equivocados
es éste: En las revelaciones hay muchas referencias a
la igualdad entre los hermanos, pero creo que
encontraréis sólo un lugar en el que esa igualdad se
describe realmente, aunque, como dij e, se la
menciona muchas veces. Esa revelación (D. y C.
51 : 3) afirma que todo hombre debe ser 'igual, según
su familia, conforme a sus circunstancias, carencias y
necesidades' . (Véase también D. y C. 82: 17; 78:5-6. )
Obviamente, éste no es un caso de dar a cada uno
exactamente lo mismo, sino que es una igualdad que

bibliotecasud.blogspot.com

variará tanto como varíen las circunstancias que
rodean a la persona, a la familia, sus carencias y
necesidades" (En Conference Report, oct. de 1942,
pág. 55) .
D. y C. 51:4-6. ¿Por qué quería el Señor que las
herencias se confirmaran mediante una escritura?
El presidente J. Reuben Clark, hij o, explicó este
principio en la forma siguiente: "El principio
fundamental de este sistema era el derecho de
propiedad privada. Cada hombre era dueño de su
porción, herencia o mayordomía, con un título de
propiedad que podía transferir, hipotecar, o hacer
con él lo que quisiera. Como lo explicó el profeta
José Smith, la Iglesia no era dueña de toda
propiedad, y la vida en el sistema de la Orden Unida
no era una vida comunal (History 01 the Church, 3: 28) .
La Orden Unida es un sistema individual, y no
comunitario" (En Conference Report, oct. de 1942,
pág. 57) .
Además, el presidente Clark explicó que se
entregaba una escritura o título de propiedad, a fin
de satisfacer los requisitos de la ley civil y asegurar al
individuo los derechos de propiedad privada. La
importancia de tales acuerdos escritos es evidente si
se tiene presente que las personas tenían la libertad
de abandonar la orden unida cuando quisieran.
Cuando se ingresaba a la orden, se hacía un contrato
escrito entre el obispo y el individuo que aseguraba
los términos del acuerdo (véase el verso 6) . Así,
aunque la persona reconocía que toda posesión
terrenal pertenece a Dios, por razones prácticas y
también legales, esa parte que se le entregaba
mediante el título de propiedad era suya; no le
pertenecía a la Iglesia. Ese arreglo se hacía con la
propiedad inicial de tierras y edificios que se le
entregaba a toda persona que entraba en la orden;
todo el sobrante obtenido de esa mayordomía se
daba a la Iglesia.
"Si alguien transgredía y se le consideraba indigno
de ser miembro de la Iglesia, también perdía su
derecho en la sociedad. En ese caso, retenía la
J. Reuben Clark, hijo, explicó la forma en que funcionaba la ley de
consagración.
Sección 51
propiedad que había recibido legalmente, pero no
tenía derecho a reclamar la porción apartada para la
ayuda de los pobres y necesitados . " (Smith y
Sj odahl, Commentary, pág. 298. )
Los que preferían apartarse de l a orden a menudo
terminaban enemistados con la Iglesia. El manej o de
las transacciones por los medios legalmente
constituidos proveyó protección tanto para los
miembros como para la Iglesia. "En la comunidad,
siempre había algunos que querían apartarse y tal
vez molestar a los demás mediante pleitos, etc. A fin
de evitar incidentes desagradables, fue necesario
tomar medidas equitativas y confirmarlas mediante
acuerdos legales. " (Smith y Sjodahl, Commentary,
pág. 298. )
Se explica l a ley de consagración en más detalle en
la Explicación L, en el apéndice.
D. y C. 51: 8. ¿Por qué hizo el Señor que llamaran a
un "agente"?
"La comunidad debía estar representada por un
agente cuya tarea especial era manej ar los fondos
que se destinaban a los alimentos y la ropa que la
gente necesitara. La gran sabiduría se pone de
manifiesto en la distribución de responsabilidades. El
obispado recibiría la propiedad, la distribuiría en
mayordomías y recibiría las ganancias de cada una; el
agente se aseguraría de que la gente no acumulara
bienes en forma excesiva, sino que se satisficieran
todas las necesidades. " (Smith y Sjodahl,
Commentar, pág. 299. )
D. y C. 51: 9. ¿En qué debían los santos ser iguales?
Bajo la orden unida, la igualdad consistía en que
todos eran independientes y tenían plena
oportunidad de utilizar sus dones y talentos para el
establecimiento del reino de Dios; también lo eran en
el hecho de que todos tenían igual oportunidad de
recibir el beneficio del talento y las habilidades de los
demás. Es erróneo pensar que todos recibieran
exactamente los mismos ingresos o que todos
poseyeran iguales bienes. La orden era unida en
amor, propósito y empeño, pero la unidad no quiere
decir uniformidad. Las necesidades de un hombre
que tiene siete hij os son diferentes de las de una
pareja de recién casados.
D. y C. 51: 10. ¿Por qué hace el Señor esa aclaración?
En este versículo, el Señor aclara "que ninguna otra
rama tenía derecho a reclamar la propiedad que
pertenecía a la Rama de Colesville" (Smith y Sj odahl,
Commentary, pág. 299) .
D. y C. 51: 11-14. La responsabilidad del obispo
La responsabilidad principal de poner en
funcionamiento la orden unida recaía sobre el
obispo.
D. y C. 51: 17. ¿Por qué aconsejó el Señor a los
santos que se establecieran como si fuera "por
muchos años"?
Las personas que ocupan una casa o apartamento
sabiendo que se mudarán a otro lugar en poco
tiempo pueden tener la tendencia a ser negligentes
en la asistencia a la Iglesia y en la atención de sus
responsabilidades de miembros. Y se justifican
diciendo: "No importa, no voy a estar mucho tiempo
por aquí". El Señor quería que los santos vivieran las
leyes del evangelio y compartieran su mensaj e con
otros en Ohio como si fueran a estar allí mucho
tiempo.
105

bibliotecasud.blogspot.com

"Vayan dc
dos cn dos"
Antecedentes históricos
El 3 de j unio de 1831, se efectuó una gran reunión de
la Iglesia en Kirtland, Ohio. Esta conferencia era tan
importante, que se enviaron cartas a los misioneros
llamándolos para que fueran a Kirtland (véase D. y
C. 44: 1) . También hicieron muchos esfuerzos para
trasladar a los santos que vivían en Nueva York
(véase D. y C. 48: 2-5) .
Durante esta conferencia, se confirió un oficio
nuevo y signifcativo a cierto número de hermanos,
el de sumo sacerdote en el Sacerdocio de
Melquisedec. El profeta José Smith recibió el espíritu
de profecía y profetizó que Juan el Revelador estaba
entre las diez tribus preparándolas para retornar
luego de su larga dispersión. (Véase Histor of the
Church, 1 : 1 75176) . El Profeta escribió que "prevalecía
la armonía" y que "la fe se había fortalecido" (History
of the Church, 1 : 1 76) . Muchos deseaban obedecer los
mandamientos del Señor, pero estaban desorientados
en cuanto a lo que podían hacer. Al día siguiente de
la conferencia, el Profeta recibió instrucciones y
llamamientos específicos que se encuentran en lo que
ahora es la sección 52 de Doctrina y Convenios.
N otas y comentario
D. y C. 52: 2. ¿Cuán a menudo se realizaban las
conferencias?
El Señor había ordenado que las conferencias de la
Iglesia se efectuaran cada tres meses, o más a
menudo, si los santos así lo decidieran al reunirse
(véase D. y C. 20: 61) . Usualmente, los líderes de la
Iglesia decidían en una conferencia la fecha y el lugar
en que se llevaría a cabo la siguiente. En esta
revelación, el Señor designó Misuri para que tuviera
lugar allí la conferencia siguiente.
D. y C. 52:3, 7-, 22-32. Uno de los propósitos de
esta revelación
Los misioneros van de dos en dos .
106
Sección 52
Uno de l os propósitos de esta revelación era llamar a
ciertos hermanos para que fueran como misioneros
desde Ohio a Misuri. En total, se llamó a veintiocho
misioneros en esta revelación; sin embargo, fueron
treinta los que viaj aron: Uno de los llamados
originalmente no fue, pero otros tres fueron llamados
posteriormente (véase D. y C. 53, 55-56) .
D. y C. 52: 9. Norma para determinar lo que debe
enseñarse en la Iglesia
En esta revelación, el Señor estableció una norma
mediante la cual los misioneros y maestros deben
determinar lo que tienen que enseñar: Debe
enseñarse todo aquello que El ha revelado a sus
profetas y apóstoles y todo lo que a ellos se les
enseña mediante la infuencia del Espíritu Santo.
Cuando la gente comienza a ofrecer su opinión
personal como si fuera doctrina de la Iglesia, surgen
muchos problemas. En 1837, los Doce Apóstoles
escribieron una epístola en la cual advirtieron: "Dado
que sois mensajeros de Dios, cuidaos de no enseñar
como palabra de Dios los mandamientos del hombre,
ni las doctrinas del hombre, ni las ordenanzas del
hombre. Estudiad la palabra de Dios y predicadla, en
lugar de vuestra propia opinión, pues las opiniones
de los hombres no tienen valor frente a la palabra de
Dios. No propongáis principio alguno que no podáis
demostrar, pues una prueba basada en las Escrituras
vale lo que diez mil opiniones. Además, os decimos:
Sujetaos a aquella revelación que dice: 'No
prediquéis sino el arrepentimiento a esta generación'
[véase D. y C. 6: 9] , y dejad los misterios del reino
hasta que Dios os diga que los prediquéis, lo cual no
os ha dicho" (Histor of the Church, 3: 395-396) .
El élder Bruce R. McConkie dio el siguiente
testimonio: "La verdad de todas las cosas se puede
medir de acuerdo con las Escrituras. Lo que está en
armonía con ellas debe aceptarse; lo que es contrario
a sus enseñanzas, no obstante lo plausible que pueda
parecer en el momento, no perdurará y debe
rechazarse" (Mormon Doctrine, pág. 765) .
D. y C. 52:1419. Norma mediante la cual se puede
evitar el engaño
El diccionario define la palabra norma como una regla
o principio por el cual podemos guiarnos. En estos
versículos, el Señor indica que la norma por la que se
guiará aquel que es inspirado por Dios es tener un
espíritu contrito, obedecer las ordenanzas del
evangelio, ser humilde y someterse al poder de Dios.
(Véase Notas y comentario sobre D. y C. 50: 10-27;
véase también la Explicación ] en el Apéndice. )
D. y C. 52:33. "El uno no edificará sobre el
fundamento . . . del otro"
"A otros élderes se les dieron instrucciones
especiales, mandándoles ir de dos en dos para
proclamar la palabra de Dios a toda congregación
que estuviese dispuesta a escucharlos. Aunque su
destino era la frontera occidental de Misuri, se les
mandó tomar distintas rutas y no edificar sobre el
cimiento puesto por los otros ni viajar por la misma
senda que los otros eligieran. " (Cannon, Life of Joseph
Smith, pág. 116. )

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 52:39. ¿A quién manda el Señor a "que
trabajen con sus propias manos", y en qué manera
la obediencia a este mandamiento evitaría la
idolatría?
Estas instrucciones se dieron para aquellos élderes
que no habían sido asignados a ir como misioneros a
Misuri. A estos hombres se les asignó quedarse en el
lugar donde residían y ser los líderes del sacerdocio
que guiaran a los santos en Kirtland. Trabajando con
sus propias manos para su sostén, en lugar de que
se les pagara por el servicio que prestaban en el
sacerdocio, estos hermanos ayudarían a evitar la
idolatría y la superchería en la Iglesia (véase 2 Nefi
26: 29) . Los lectores modernos tal vez se pregunten
en cuanto al uso del vocablo idolatría, dado que en
general se utiliza en relación con una práctica que,
según se cree, dej ó de existir hace siglos. Pero en el
prefacio de Doctrina y Convenios el Señor advierte
Sección 52
que una de las características de los postreros
tiempos sería que "todo hombre anda en su propio
camino, y en pos de la imagen de su propio Dios . . .
cuya substancia es la de un ídolo" (D. y C. 1 : 16) .
Pablo define a la avaricia como idolatría (véase
Efesios 5: 5; Colosenses 3: 5); en otras palabras,
cuando el hombre pone su corazón en las cosas
materiales, o en el prestigio o poder al punto de que
Dios deja de ser lo supremo, entonces aquello en lo
que pone su corazón se torna en un dios para él; y
las adora y les dedica su lealtad. Este versículo indica
que si los élderes que se quedaban en Ohio no
trabajaran con sus propias manos, podrían caer en
esa clase de avaricia o idolatría.
D. y C. 52:43. ¿A qué ciudad se refiere el Señor?
Véase Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 42: 35.
lxhortacíón a Sídncy
Gílbcrt para guc dcj c las
cosas dcl mundo
Sección 53
Antecedentes históricos
Tenemos poca información respecto a Algernon
Sidney Gilbert antes de que abrazara el evangelio en
1830. En aquel entonces, era socio principal en una
prestigiosa firma comercial llamada "Gilbert y
Whitney", en Kirtland, Ohio.
Poco después de unirse a la Iglesia, fue ordenado
élder y enviado a Misuri a comprar tierras y
administrar una pequeña tienda (véase D. y C. 57: 8) .
Cuando se desató la violencia del populacho, Sidney
Gilbert cerró el negocio y con ello ayudó a apaciguar
los ánimos temporariamente. El 23 de julio de 1833,
se ofreció, j unto con otros, como rescate por los
santos. (Véase History of the Church, 1 : 391, 394n. ) Era
fiel y sacrificó todos sus bienes durante las
persecuciones en Misuri. Le faltaba confianza en su
habilidad de predicar, y según se decía, afirmó que
"prefería morir antes que ir a predicar el evangelio a
los gentiles" (Histor of the Church, 2: 1 18) .
Irónicamente, poco después contraj o el cólera y
murió. Heber C. Kimball escribió en su diario que "el
Señor le tomó la palabra" . El élder B. H. Roberts
escribió en cuanto al hermano Gilbert: "Los
comentarios que han aparecido en la historia y esa
expresión del élder Kimball en su diario podrían
crear un malentendido con respecto al carácter del
hermano Algernon Sidney Gilbert. El Señor ha
tenido pocos siervos más devotos que él en esta
dispensación" . (Histor of the Church, 2: 1 18n. )
José Smith recibió l a sección 53 en respuesta a la
solicitud de Sidney Gilbert, quien deseaba saber lo
que tenía que hacer en la Iglesia. La revelación llegó
en un momento de gran entusiasmo. Acababa de
terminar una conferencia muy espiritual, y ya se
había asignado a varios hermanos a ir a Misuri para
recibir allí más instrucciones del Señor. En esta
revelación, Algernon Sidney Gilbert fue también
llamado a ir a Misuri para ayudar en la obra allí
como agente del obispo en el almacén.
Notas y comentario
D. y C. 53:1. "He oído tus oraciones"
Muchas personas solicitan en secreto conocer la
voluntad divina concerniente a ellos, pero a menudo
la respuesta es de carácter tan sagrado que no se
puede comentar con otra persona. El Señor no pasó
por alto la solicitud de Sidney Gilbert, pues le hizo
saber su llamamiento y elección en la Iglesia. (Véase
también D. y C. 6: 22-24. )
D. y C. 53: 2. ¿Qué significa "renunciar a l mundo"?
La frase "renunciar al mundo" es el mandamiento
que el Señor da a quienes hacen convenio con El, y
significa que deben olvidar las normas y los hábitos
de un mundo apóstata. El élder George Q. Cannon
relacionó esta enseñanza con la doctrina referente a
nacer de nuevo:
"Tenemos que nacer de nuevo hasta el punto de
cambiar totalmente nuestra manera de pensar;
todavía queda en nosotros mucho de nuestro antiguo
yo. No nacemos de nuevo en la forma en que
deberíamos hacerlo . . . ¿No creéis que debemos
volvernos nuevas criaturas en Cristo Jesús baj o la
influencia del evangelio? Todos los que entienden el
evangelio dirían que sí. Debemos nacer de nuevo.
Debemos tener nuevos deseos, un nuevo corazón,
por decirlo así. Mas, ¿qué vemos? Vemos algunos
que siguen las sendas del mundo como si no
hubieran profesado ser Santos de los Ultimos Días.
Hay cientos de personas que dicen serlo, pero a
quienes no se podría diferenciar de los demás; tienen
los mismos deseos, los mismos sentimientos, las
mismas aspiraciones, las mismas pasiones que el
resto del mundo. ¿Es así como Dios quiere que
seamos? No. El quiere que tengamos un corazón
nuevo, nuevos deseos; quiere que cambiemos al
aceptar su evangelio, y que seamos impulsados por
motivos totalmente nuevos, y tengamos una fe tal
107

bibliotecasud.blogspot.com

que dependa enteramente de las promesas de Dios. "
(En Conference Report, oct. de 1899, pág. 50. )
D. y C. 53: 3. La ordenación al sacerdocio es un
llamamiento para servir a los demás
El Señor dio la directiva de que se debía ordenar a
Sidney Gilbert al oficio de élder y que él
.
d

bía ej ercer
ese oficio para predicar la fe, el arrepentimiento y la
remisión de los pecados, pero su se�tido
.
de
.
' .
incapacidad para predicar el evangelio le ImpldlO
responder plenamente al llamamie

t
?
Sin embargo,
existe un relato de sus esfuerzos misIOnales, entre
amigos y familiares en Huntington, Co

necticut, que
fueron coronados con el éxito (véase HlstOr U1 the
Church, 2: 1 19) .
D. y C. 53: 4. ¿Cuáles eran sus deberes como
"agente" para la Iglesia?
El llamamiento de Sidney Gilbert consistía en recibir
el dinero de la Iglesia y comprar tierras; también
debía ayudar a Edward Partridge en el manej o de los
asuntos temporales de la Iglesia en Misuri (véase D.
y C. 57: 69) .
"Pcrmancccr tírmc
cn cl llamamícnlo"
Antecedentes históricos
Los santos que vivían en Nueva York recibieron el
mandamiento de congregarse en Ohio (véase D. y C.
37: 3; 38: 32) . El Señor mandó a los que ya estaban en
Ohio que se prepararan para recibir a los que
llegarían, dándoles parte de sus

Ierras o, SI no I

s
tenían, ayudándoles a comprar tierras que estuvieran
en venta. En buena fe, los miembros de la rama de
Colesville llegaron a Thompson, Ohio, y se
establecieron en los terrenos que los miembros
residentes les habían ofrecido. Pero poco después les
retiraron la oferta, y los santos de Colesville

e
vieron obligados a buscar otro lugar donde VIV

r.
En esas circunstancias, eligieron a Newel Kmght
para que fuera a pedirle a José Smith

ue cons
'
ltara
al Señor con respecto al curso que deblan segUir. B.
H. Roberts escribió lo siguiente en cuanto a estos
hechos:
"Es difícil determinar con exactitud en qué
consistieron las transgresiones de los santos de
Thompson; pero es evidente que el egoísmo y la
rebelión fueron la causa principal del problema, y
que Leman Copley y Ezra Thayre tuv
.
ieron un papel
preponderante en él. Los santos que mtegraban I

.
rama de Colesville, al llegar al lugar de congregaclOn
en Ohio habían recibido el consej o de permanecer
juntos y
'
establecerse en Thompson, una población
que estaba en las inmediaciones de Kirtland . . .
.
E

evidente que algunos de los hermanos que ya vlvlan
en Thompson habían aceptado vivir de acuerdo con
la ley de consagración y mayordomía con los de
.
Colesville, y que después quebrantaron el convemo.
Entre ellos estaban Leman CopIe y y Ezra Thayre.
'Un hombre llamado Copley' , dice Newel Knight en
su diario, 'tenía una enorme propiedad allí y la
ofreció para que la ocuparan los santos. En
consecuencia, se llegó a un acuerdo por contrato y
108
La tienda que fue propiedad de Sidne Gilbert ydesde la cual
administraba los asuntos temporales de la IgleSia,
Sección 54
comenzamos a trabajar en buena fe. Pero poco
tiempo después, Copley quebrantó lo convenido y yo
fui a Kirtland para ver al hermano José', etc. (Scraps
U1 Biography, obra en la que se publica el diario de
Newel Knight, cap. VI) . John Whitmer, que en aquel
entonces era historiador de la Iglesia, escribe lo
siguiente sobre el mencionado asunto: 'En esa época
[principios de junio] , la Iglesia en Thompson, OhlO,
se encontraba envuelta en dificultades por causa de
la rebelión de Leman Copley, que no obraba en
conformidad con lo acordado, asunto que confundió
a toda la Iglesia. Finalmente, el Señor habló por boca
de José el Profeta, diciendo . . . ', y aquí cita la
revelación dirigida a Newel Knight. " (John Whitmer,
History U1 the Church, cap. VII!. ) (History U1 the Church,
1 : 180n. )
Notas y comentario
D. y C. 54:2. ¿A qué oficio fue llamado Newel
Knight?
Originalmente, se le había llamado para dirigir a los
santos de Colesville de acuerdo con las instrucciones
que se encuentran en Doctrina y Convenios 38: 3436.
D. y C. 54: 3. ¿Cómo se puede escapar de los
enemigos, sean quienes sean?
La rama de Colesville recibió la advertencia de
escapar de ciertos enemigos, y, aunque no se
nombraba a éstos, el método para escapar fue
claramente definido. El profeta José Smith enseñó
que la salvación era la victori

sobre los enemigos:
"La salvación no es ni más m menos que trIunfar de
todos nuestros enemigos y ponerlos baj o nuestros
pies. Y cuando tengamos el
,
poder para
p
0ner a
todos nuestros enemigos baJ O nuestros pies en este
mundo, así como el conocimiento para triunfar de

bibliotecasud.blogspot.com

Un edificio antiguo de la propiedad de Leman Copley en
Thompson, Ohio, dende provisionalmente vivían los santos de
Colesville
todos los espíritus malos en el mundo venidero,
entonces seremos salvos, como en el caso de Jesús,
de quien se dice que ha de reinar hasta poner a
ll llamamícnlo dc
W. W. Phclps
Antecedentes históricos
William Wines Phelps nació en Hanover, condado de
Morris, estado de Nueva Jersey, el 17 de febrero de
1792. Trabajaba como editor del diario Western
Courier, y posteriormente fundó los periódicos
antimasónicos Lake Light y Ontario Phoenix, ambas
publicaciones en Nueva York. Fue elegido por sus
amigos como candidato al puesto de
gobernador-teniente del estado de Nueva York, y
aunque no recibió el nombramiento, obtuvo mucha
experiencia.
El 26 de marzo de 1830, W. W. Phelps leyó el
anuncio de que el Libro de Mormón estaba a punto
de salir de la imprenta. Posteriormente, conoció a
Parley P. Pratt, a quien le compró un ejemplar.
William W. Phe/ps, editor del primer diario de la Iglesia.
Sección 54
todos sus enemigos debaj o de sus pies, y el postrer
enemigo será la muerte" (Enseñanzas, pág. 361 ) .
En otra ocasión el Profeta dij o: "Salvación quiere
decir que un hombre se encuentre libre de todos sus
enemigos; porque hasta que un hombre pueda
triunfar de la muerte, no está salvo. Solamente por el
conocimiento del sacerdocio se puede lograr"
(Enseñanzas, págs. 372-373) .
D. y C. 54:4. ¿Qué convenio fue quebrantado?
Es evidente que Leman Copley y Ezra Thayre habían
acordado proveer terrenos para la rama de Colesville
y luego no fueron fieles a este acuerdo.
D. y C. 54:7-9. "Emprended vuestro viaj e . . . ganaos
la vida a la manera de los hombres"
Después de fracasar en el esfuerzo por obtener
tierras en Kirtland, los santos de Coles viii e recibieron
instrucciones de salir de Ohio e ir a Misuri; pero
como llegarían a Misuri antes de que se aplicaran
plenamente los mandamientos del Señor
concernientes a la ley de consagración, el Señor les
dijo cómo actuar hasta que pudiera incluírseles
adecuadamente en la orden unida.
Sección 55
Después de leer el libro, fue a KirtIand, Ohio, donde
conoció a José Smith. Cuando Phelps preguntó qué
deseaba el Señor de él, se le indicó que debía
bautizarse y llevar a su familia a Misuri (la sección 55
fue la revelación que se recibió poco después que él
llegara con su familia a KirtIand, en j unio de 1831) .
W. W. Phelps contribuyó con s u gran talento a la
causa de la Iglesia. Estableció la primera imprenta de
la Iglesia en Misuri; publicó el primer diario de la
Iglesia, el Evening and Morning Star; contribuyó a
elegir, preparar y publicar las revelaciones en el
Libro de Mandamientos; y escribió muchos himnos,
entre ellos "El Espíritu de Dios" y "Entonad sagrado
son".
Notas y comentario
D. y C. 55:1. ¿Qué significa tener la "única mira" de
glorificar a Dios?
"Mediante sus oj os naturales, el hombre ve la luz
que lo guía en su existencia física; mediante sus oj os
espirituales, ve la luz espiritual que conduce a la vida

terna
:
En tanto que los oj os naturales no tengan
Im
p
edimentos, las personas pueden ver y dejarse
gUlar por la luz del día, y en tanto los oj os
espirituales estén puestos en la única mira de
glorificar a Dios -esto es, mientras no se permita
que el pecado les impida la visión y permanezcan
enfocados solamente en la rectitud-, el hombre
podrá ver y entender todo lo concerniente al
Espíritu. Pero, si se da lugar a la apostasía y la luz
espiritual se convierte en obscuridad, ¡ cuán densa es
esa obscuridad! " (McConkie, Doctrinal New Testament
Commentary, 1 : 240. )
109

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 55:4. "Que . . . los niños pequeños reciban
instrucción"
Respecto a la asignación que recibió del Señor, W.
W. Phelps comentó lo siguiente: "Nuestro pueblo
está aproximándose rápidamente a un fin deseado, al
cual podemos llamar literalmente 'el principio' . Hasta
ahora, no se nos puede reprochar habernos quedado
atrás en cuanto a instrucción. Mediante la revelación,
en 1831, recibí el llamamiento para ser ordenado 'en
la obra de imprimir, seleccionar y escribir libros para
las escuelas de esta iglesia, a fin de que también los
niños pequeños reciban instrucción'; y desde
entonces he recibido otra vez la ratificación divina.
ll Scñor ordcna y
cl Scñor rcvoca
Antecedentes históricos
Después de l a conferencia que tuvo lugar el 3 de
junio de 1831, el Señor dio una revelación a la Iglesia
(D. y C. 52) en la que llamaba a cierto número de
hermanos para que salieran de dos en dos y fueran a
Misuri predicando el evangelio a lo largo del camino
que recorrerían; también debían organizar otra
conferencia al llegar a aquel territorio. Pero como
Ezra Thayre perdió el espíritu de su asignación por
causa de los problemas en Thompson, Ohio, y se
demoró en los preparativos para ir a su misión,
Thomas B. Marsh, el compañero que se le había
asignado, se presentó ante José Smith buscando una
solución al dilema. El Profeta consultó al Señor y
recibió lo que se conoce como la sección 56 de
Doctrina y Convenios (véase History o[ the Church,
1 : 186) .
Notas y comentario
D. y C. 56: 2. Tomar la cruz y seguir al Señor
Véase Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 23: 6.
D. y C. 56:�. ¿Bajo qué condiciones revoca el
Señor lo que ha enseñado?
El élder James E. Talmage hizo notar que "solamente
los rebeldes, los que no quieren obedecer los
mandamientos de Dios, serán tratados así, y se les
anularán sus bendiciones; solamente éstos perderán
las bendiciones a las que tenían derecho. En otra
revelación que se recibió poco después, la que se
encuentra en la sección 58, el Señor reprende a
algunos porque habían caído en el hábito de decir
-y bien podría reprender a algunos de nosotros
pues a veces también lo decimos- que el Señor no
cumple su palabra, que hace promesas y no las lleva
a efecto" (En Conference Report, abril de 1921,
pág. 1 13) .
Además, el Señor declaró que aquellos que no son
miembros de la Iglesia pero estorban Su obra,
tendrán que sufrir su condenación (véase D. y C.
124: 49-50) .
D. y C. 56: 6. Cambio de asignación
En estos versículos, el Señor cambió las asignaciones
que había dado en los versículos 22 y 32 de la
1 1 0
Estamos preparándonos para salir entre l a gente,
donde podemos servir a Dios con rectitud; y lo
primero es enseñar a nuestros niños, pues ellos son
como el Israel antiguo. Son ellos quienes llevarán
sobre sí el reino y lo extenderán por el mundo. El
primer mandamiento con promesa que recibió Israel
fue: 'Honra a tu padre y a tu madre, para que tus
días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te
da' . Nosotros enseñaremos a nuestros hij os en las
sendas de la rectitud; y queremos que esa enseñanza
se recopile en un libro" (Times and Seasons, 10. de
noviembre de 1845, pág. 1015).
Sección 56
sección 52. Selah J. Griffin, a quien se había asignado
como compañero de Newel Knight, fue asignado a
Thomas B. Marsh. A la vez, Newel Knight fue
llamado para ir con los santos de Colesville a Misuri,
y Ezra Thayre fue relevado de su llamamiento
misional.
D. y C. 56: 8- 9. ¿Cómo se vence el egoísmo?
"El egoísmo consiste en un excesivo amor e interés
por sí mismo; es una de las inclinaciones de la carne
que deben vencer aquellos que aspiran a obtener la
salvación. La persona egoísta se aferra a su propia
comodidad, ventaj a o posición a costa de los demás.
Se nos manda arrepentirnos del orgullo y del
egoísmo. (D. y C. 56: 8. ) La forma de poner esto en
práctica es servir en la Iglesia y contribuir
generosamente para sostener sus programas. "
(McConkie, Mormon Doctrine, pág. 701 . )
Las contribuciones generosas y abnegadas de los miembros
sostienen el reino temporal de Dios.

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 56: 16. La actitud correcta hacia las
bendiciones temporales de la vida
El resto de la revelación se dirige a Ezra Thayre. A
causa de su egoísmo, que fue el principal motivo por
el que los santos de Colesville tuvieron que irse de
Thompson, Ohio, el Señor le dio consej os, a él y a
todos los miembros, en cuanto al uso correcto de los
bienes temporales. El versículo 16 explica la
responsabilidad que tienen los ricos. El Señor ha
instruido a sus profetas en cuanto a cómo cuidar de
los pobres mediante principios tales como los
diezmos y las ofrendas de ayuno, que contribuyen a
que los Santos de los Ultimas Días cumplan con la
responsabilidad que tienen para con los pobres.
(Véase 1 Timoteo 6: 9-10, 17-19; Jacob 2: 17-19;
Mosíah 4: 26-27. )
D. y C. 56: 17-18. ¿Cuál debe ser la actitud de los
pobres?
El presidente George Albert Smith advirtió sobre el
vicio de apoderarse de lo que pertenece a otros.
Después de citar el pasaje de Doctrina y Convenios
56: 1 7, dij o:
ll sítío para la
cíudad dc Síón
Antecedentes históricos
Terminada l a conferencia de j unio de 1831, se dio
una revelación en la que se llamó a varios misioneros
para ir a Misuri, donde el Señor revelaría el sitio para
la ciudad de Sión (véase la sección 52) .
José Smith, que había sido llamado por revelación
para viajar con Sidney Rigdon, escribió lo siguiente
después de llegar a Misuri:
"El encuentro con nuestros hermanos [Oliverio
Cowdery, Peter Whitmer, hij o, Ziba Pe tersan y
Frederick G. Williams, que habían llegado a Misuri
como misioneros] , que habían esperado con ansias
nuestra llegada, fue gloriosa y provocó muchas
lágrimas de gozo. Era bueno que nos reuniéramos
los hermanos con espíritu de fraternidad. Pero
nuestras reflexiones eran muchas, dado que
veníamos de una sociedad bastante avanzada en el
este, y nos encontrábamos en los confines de los
límites occidentales de los Estados Unidos,
contemplando la vastedad de desolación de aquellos
que todavía estaban en tinieblas. ¡ Qué natural era
observar la degradación, la carencia de intelecto
cultivado, la ferocidad, los celos de un pueblo que
estaba casi un siglo retrasado en su progreso, y
sentir compasión hacia los que vivían sin los
beneficios de la civilización, el refinamiento o la
religión! Sí, y exclamar en el lenguaj e de los profetas:
'¿ Cuándo forecerá el desierto como la rosa? ¿Cuándo
se edificará Sión en su gloria y dónde estará tu
templo, al cual vendrán todas las naciones en los
últimos días?' Nuestra ansiedad pronto se vio
aplacada al recibir lo siguiente . . . ", y cita la sección
57 de Doctrina y Convenios. (Histor of the Church,
1 : 189. )
Antes de recibir esta revelación, los miembros de
la Iglesia habían leído en el Libro de Mormón
concerniente a la Nueva Jerusalén que se encontraría
Sección 56
"Esa es la situación de muchos de nuestros
hermanos . . . a pesar de todas las bendiciones que
gozamos: mej ores salarios, mej ores hogares, mej ores
oportunidades para la educación, todo esto muy por
encima de lo que antes se ha conocido. Sin embargo,
tenemos hombres que no sólo no trabajan, sino que
no permiten a otros que lo hagan; como no se
sienten inclinados a ganarse la vida mediante el
trabaj o, se proponen tomar de los ricos lo que
necesitan . . .
"No debemos caer en los malos hábitos de los
demás; no debemos permitir que entre en nuestros
pensamientos la idea de tomar lo que otros tienen.
Consultad los diez mandamientos y encontraréis una
breve declaración: 'No codiciarás los bienes aj enos' .
Ese es el problema que afecta a muchas personas hoy
día. Codician lo que otros tienen cuando, de hecho,
muchos de ellos han recibido protección y ayuda
provenientes de los bienes de aquellos mismos a
quienes ellos querrían quitar sus posesiones. " (En
Conference Report, oct. de 1949, págs. 170, 172. )
Sección 57
en el continente americano (véase 3 Nefi 20: 22;
21: 23-24; Eter 13: 1-12) . Además, en septiembre de
1830, el Señor había explicado que la ciudad santa
sería erigida "en las fronteras cerca de los lamanitas"
(véase D. y C. 28: 9) . Y finalmente, el Señor había
prometido que revelaría el lugar exacto de la Nueva
Jerusalén (véase D. y C. 42: 62) . Por lo tanto, los
miembros recibieron con gran gozo lo que
conocemos como la sección 57.
Notas y comentario
D. y C. 57:1-3. Independence es la plaza central, o
centro, de Sión
"La ciudad de Independence se encuentra en una de
las regiones más atractivas y saludables de Misuri . . .
Es una vieja ciudad. Fue fundada en 1827, pero en
1831 era solamente una pequeña población. En la
actualidad, está en los suburbios de la ciudad de
Kansas. " (Smith y Sjodahl, Commentary, pág. 331 . )
En los primeros días de l a Iglesia, al hablar del
condado de Jackson se le llamaba a menudo la
"estaca central" de Sión, pero esta expresión no es
correcta. Smith y Sjodahl lo explican de esta manera:
"Por lo tanto, sería prudente recordar que nunca se
organizó una estaca en el condado de Jackson. Si nos
guiamos por la metáfora que se emplea en Isaías
33:20 y 54:2, no podemos hablar de una 'estaca
central de Sión' . La frase 'estaca de Sión' apareció
por primera vez en una revelación que se recibió en
noviembre de 1831 (sec. 68), y se toma de una
comparación con las estacas que suj etan una tienda
de campaña . . . Si Sión es la tienda, ¿cómo podría la
tienda ser una estaca?" (Commentary, pág. 189n) . En
otras palabras, dado que la tienda simboliza a Sión
misma, y las estacas a las unidades que la fortalecen,
lo correcto es hablar de Sión como la "plaza central"
o el "centro" y no la "estaca central".
1 1 1

bibliotecasud.blogspot.com

El mapa adjunto muestra el lugar original para el
templo en Independence (parte sombreada) y
también otros lugares importantes, indicando
quiénes son sus propietarios actuales, dentro de la
parcela original de más de veinticinco hectáreas y de
algunas zonas adyacentes (véase Cowan, Doctrine and
Covenants, pág. 93; los títulos de garantía se
encuentran en el Departamento de Bienes Raíces,
Fichero Central 5W-8578, La Iglesia de Jesucristo de
los Santos de los Ultimas Días, Salt Lake City, Utah. )
D. y C. 57:4. ¿Qué significa "la línea que corre
directamente entre el j udío y el gentil"?
D
0ݯ Ñ
Zona del templo en Independence
l
l
`

`
`
9
Lm

l
I
I . Iglesia de Cristo (terreno del templo)
2. Auditorio de la Iglesia Reorganizada SUD
3. Centro de visitantes SUD
4. Terreno propuesto para el templo de la
Iglesia Reorganizada SUD
3. Centro de la Estaca New Independence,
Misuri
G. Casa de la misión
/. Ca
p
illa SUD (dedicada en 1914)
8. Ofcina de la misión
9. Propiedad de la Iglesia Reorganizada SUD
10. Terreno propiedaa de los Santos de los
Ultimas Días
Propiedades de la Iglesia
112
El presidente Joseph Fielding Smith explicó que esta
expresión " se refere a la línea divisoria entre los
lamanitas y los colonos que habitaban el condado de
Jackson. En aquel entonces, el gobierno de los
Estados Unidos había dado a los indios las tierras al
oeste del río Misuri, pero después se las quitaron de
nuevo. A los lamanitas, que son israelitas, se les
llama judíos, y los gentiles eran el pueblo, entre el
que había muchos que vivían al margen de la ley.
Los blancos estaban radicados al este del río" (Church
Histor and Modern Revelation, 1 : 206; véase también el
mapa en Notas y comentario sobre D. y C. 28: 9) .
Las referencias siguientes muestran que los lamanitas
tienen ascendencia j udía: Omni 1 : 12-17; Mosíah
25: 1-2; Helamán 8: 21; 3 Nefi 2: 15; 4 Nefi 1 : 17.
D. y C. 57: 5. Herencia sempiterna
Véase Doctrina y Convenios 38: 1 7-20; 101 : 1 7-18.
D. y C. 57: 9. La necesidad de obtener una licencia
"El hermano Gilbert recibe instrucción de obtener
una licencia. Esta licencia probablemente fuera
necesaria en razón de las leyes de la época, a fin de
que pudiera transportar mercancía para la gente
enviándola por empleados y otros que estaban a su
servicio. " (Sperry, Compendium, pág. 234. )
D. y C. 57:13. ¿Por qué s e l e dan instrucciones a
Oliverio Cowdery de ayudar a William W. Phelps?
"En el versículo 4 de la sección 55, Phelps recibió el
llamamiento de ayudar a Oliverio Cowdery; en este
versículo se menciona a Cowdery como el ayudante.
No hay discrepancia en esto. Es evidente que Dios
quería que se ayudaran mutuamente como
compañeros de labor en el mismo servicio. " (Smith y
Sj odahl, Commentar, pág. 330. )
D. y C. 57:1415. ¿Quiénes eran las familias que
debían congregarse en Sión?
"En estos versículos se instruye al obispo y al agente
a fn de hacer preparativos para recibir a los santos
provenientes de Colesville, quienes, en obediencia al
mandato divino (sec. 54: 7, 8), estaban en camino
hacia Sión. " (Smith y Sjodahl, Commentar, pág. 330. )
El concepto del establecimiento de Sión se analiza
en la Explicación B, en el Apéndice.

bibliotecasud.blogspot.com

la lícrra dc Síón
Antecedentes históricos
El profeta José Smith dio la siguiente explicación en
cuanto a l a forma en que se recibió esta revelación:
"El primer día de reposo después de nuestra
llegada al condado de Jackson, el hermano W. W.
Phelps predicó a una congregación del oeste, en la
frontera de los Estados Unidos, en la que había
representantes de todas las familias de la tierra (Se m,
Cam y Jafet) : varios lamanitas o indios
(representantes de Sem), un buen número de negros
(descendientes de Cam), y el resto estaba integrado
por ciudadanos del territorio vecino que se
presentaban a sí mismos como pioneros del oeste. En
esa reunión hubo dos bautismos, de dos personas
que previamente habían creído en la plenitud del
evangelio.
"En el transcurso de esta semana, llegaron los de
la rama de Colesville, que se menciona en la parte
final de la última revelación [D. y C. 57: 15] , Sidney
Rigdon, Sidney Gilbert y su esposa, y los élderes
Morley y Booth. Recibí lo siguiente . . . ´ ` a
continuación cita la sección 58 de Doctrina y
Convenios. (Histor of the Church, 1 : 190191 . )
Notas y comentario
D. y C. 58:2-. ¿Por qué permite el Señor que las
tribulaciones caigan sobre su pueblo?
El élder George Q. Cannon expresó que "los santos
siempre deberían recordar que Dios no ve las cosas
como las ve el hombre, que El no aflige
voluntariamente a sus hijos y que si les requiere que
soporten privaciones y dificultades, es para que
puedan escapar de tribulaciones aún mayores que de
otro modo vendrían inevitablemente sobre ellos; y si
los priva de alguna bendición en el presente, es para
poder otorgarles bendiciones mej ores y más gloriosas
en el futuro" (Millennial Star, 3 de oct. de 1863,
pág. 634) .
A veces, los santos reciben las pruebas como
castigo cuando no han prestado atención al consej o
del Señor (véase D. y C. 101: 1-8), pero El desea que
la tribulación haga surgir en ellos la humildad y el
arrepentimiento. Por otra parte, aunque vivamos
rectamente, muchas veces nos sobrevienen las
pruebas por la maldad y la inj usticia de otras
personas. La tribulación nos provee oportunidades
de progreso espiritual y desarrollo del carácter. En el
fuego purificador de la tribulación y la persecución,
las personas pueden adquirir atributos tales como la
humildad, la fe, la comprensión, la paciencia, el
valor y la gratitud.
Las dificultades dan a los santos l a oportunidad de
probar que son dignos de las bendiciones eternas
demostrando su dedicación a Dios y su reino, su
buena voluntad para soportar las privaciones y su
disposición a abandonar las cosas del mundo. La
dedicación que les permite demostrar que son dignos
desarrolla una fe que es indispensable para alcanzar
la vida eterna. El profeta José Smith enseñó lo
siguiente:
Sección 58
"Una religión que no requiere el sacrificio de todas
las cosas nunca llega a tener eficacia para producir la
fe por la cual se pueden obtener vida y salvación,
pues desde la primera existencia del hombre, éste
nunca ha podido obtener la fe necesaria para gozar
de vida y salvación sin sacrificar todas las cosas
terrenales. Dios ha dispuesto que los hombres gocen
de vida eterna exclusivamente mediante ese
sacrificio, y es por medio de ese sacrificio que las
personas pueden saber que todo lo que hacen es
agradable a la vista de Dios.
"Cuando una persona ha ofrecido en sacrificio
todo lo que tiene por amor a la verdad, no
reservándose ni siquiera su propia vida, y está
convencido de que ha sido llamado a hacer ese
sacrificio porque desea hacer la voluntad de Dios,
puede saber, con toda certeza, que Dios acepta su
sacrificio y ofrenda y que no ha buscado ni buscará
en vano el rostro de El. En estas condiciones,
entonces, puede lograr la fe necesaria para obtener la
vida eterna. " (Lectures on Faith, 6: 7. )
En una conferencia general de l a Iglesia, el élder
Bruce R. McConkie explicó el porqué de la prueba
que los santos tienen que pasar a veces en esta vida:
"El proceso de la prueba mortal es igual para todo
ser humano, sea santo o pecador. Muchas veces las
pruebas y aflicciones de aquellos que han recibido el
evangelio exceden a las que sufre la gente del
mundo. A Abraham se le requirió que sacrificara a su
único hij o; Lehi y su familia dejaron sus tierras y
riquezas para vivir en el desierto. En todas las épocas
se les ha requerido a los santos que dejen todas sus
posesiones en el altar, aun hasta su propia vida.
"Con respecto a las pruebas personales que todos
enfrentamos, podemos decir que por medio de la
sabiduría de Dios, que es omnisciente, recibimos las
pruebas particulares y específicas que necesitamos de
acuerdo con nuestra situación personal . Es a
nosotros, sus santos, a quienes habla el Señor
cuando dice:
" ' . . . he decretado en mi corazón probaros en
todas las cosas . . . para ver si permanecéis en mi
convenio, aun hasta la muerte, a fin de que seáis
hallados dignos. Porque si no permanecéis en mi
convenio, no sois dignos de mí. ' (D. y C.
98: 14-15. ) . . .
"A veces, los santos de Dios son acosados y
perseguidos. A veces, el Señor deliberadamente
permite que sus fieles sufran, tanto física como
espiritualmente, para probarlos . . . a fin de que sean
hallados dignos de la vida eterna. Si así ha de ser
con alguno de nosotros, que así sea. Pero sea lo que
sea, y suceda lo que suceda aquÍ en la tierra, no será
más que un breve momento, y si somos fieles y
dignos, Dios nos exaltará a su debido tiempo en las
alturas, y en la resurrección seremos compensados
por todas nuestras pérdidas y sufrimientos. " ("Los
que mueren en el Señor", Liahona, febo de 1977,
págs. 55- 56. )
El presidente Brigham Young tenía un claro
entendimiento de la importancia que las dificultades
tienen en nuestro progreso, y enseñó lo siguiente al
respecto: "Si los santos pudieran comprender las
113

bibliotecasud.blogspot.com

cosas tal como son cuando se ven obligados a pasar
por dificultades y a soportar lo que ellos llaman
sacrificios, los reconocerían como las bendiciones
más grandes que se les pueden conceder" (Discourses
o[ Brigham Young, pág. 345) .
D. y C. 58:3-7, 44. ¿Fueron estos versículos un
presagio de que la Nueva Jerusalén no sería
edificada en 1831?
Concerniente a la presciencia de Dios en este caso, el
élder Orson F. Whitney escribió lo siguiente:
"En todo caso, el Señor tenía que haber estado en
conocimiento de lo que ocurrió desde antes de que
ocurriera. La presciencia divina se extiende a todo
aquello que tenga que ver con la obra de Dios. Al
mandar que sus hijos edificaran la Nueva Jerusalén,
El ya sabía lo mucho o lo poco que eran capaces de
hacer en ese sentido, y lo sabía tan bien antes de que
sucediera como después de haber sucedido. La
sorpresa o la desilusión no pueden concebirse en El,
pues a un ser omnisapiente, todopoderoso, que ha
creado, poblado, redimido y glorificado 'millones de
tierras como ésta' (Moisés 7: 30), no le va a
sorprender nada de lo que suceda en nuestro
pequeño planeta.
"El que todo lo sabe sabía muy bien con
anticipación qué harían y qué dejarían sin hacer
aquellos edificadores de Sión, y El hizo sus planes de
acuerdo con ese conocimiento. Evidentemente,
todavía no era el momento apropiado para la
redención de Sión, y los santos no estaban listos para
construir la Nueva Jerusalén. La prueba de ello
fueron los errores que cometieron contra las leyes
divinas que El había ordenado para su gobierno. "
(Saturday Night Thoughts, pág. 187. )
D. y C. 58:S11. La cena del Señor
Dos símbolos de celebración que se usaban en la
antigüedad se aplican a la cena del Señor: las
"viandas suculentas" y el "vino purificado bien
refinado" (véase Isaías 25: 6) . Ambos símbolos son
señal inequívoca de riqueza, indicando que la fiesta
de la cual se habla es de gran importancia (véase
también D. y C. 65: 3; Mateo 22: 1-14; Apocalipsis
19: 7-9) .
La fiesta de "viandas suculentas" s e refiere a servir
carne gorda, exquisita, con el sabor realzado por el
agregado de los tuétanos, una carne que estaba
solamente a disposición de la realeza y de los ricos.
(Keil y Delitzsch, Commentar, libro 7: Isaiah,
"Prophecies of Isaiah", pág. 439. )
El "vino purificado bien refinado" era una
substancia que se denominaba con la palabra hebrea
Shmareem y que describe una especie de j arabe
altamente estimado en las fiestas reales de los países
orientales. Estos "vinos" se preparaban con el
sedimento que quedaba después de haber terminado
el proceso de fermentación, y con el hollejo de la
uva, lo cual conservaba el vino y le daba su color y
sabor tan especial, convirtiéndolo en una delicia de
las fiestas. Algunas veces, el dulce j ugo de las heces
(sedimento) se colaba y se servía para acompañar los
manjares; pero colados o no, la cualidad
preservadora de la hez conservaba el buen estado del
líquido e impedía que el jugo se convirtiera en un
fuerte vinagre. (Véase Fallows, Bible Encyclopedia,
baj o "wine", pág. 1724; Gesenius, Hebrew and English
Lexicon o[ the Old Testament, págs. 1036-1037; Keil y
Delitzsch, Commentary, libro 7: Isaiah, "Prophecies of
Isaiah", pág. 439; Encyclopedia Judaica, 6: 1418. )
1 14
D. y C. 58: 14-16. ¿Qué pecados había cometido
Edward Partridge como primer obispo de la Iglesia?
En el período de la presidencia de Joseph F. Smith,
la Primera Presidencia de la Iglesia emitió una
declaración explicando lo que pasó entonces con
Edward Partridge. El siguiente extracto se ha tomado
de dicha declaración: "En ocasión de la primera visita
del Profeta a Independence, Misuri, Edward
Partridge lo acompañó en las reuniones y
conferencias que se realizaron en la tierra de Sión.
Varias veces el obispo Partridge se opuso tenazmente
a las resoluciones del Profeta y fue reprendido
duramente por éste a causa de su incredulidad y
testarudez. Más adelante, el apóstata Ezra Booth,
que estuvo presente en esas ocasiones, expresó que
lo acontecido entre el obispo y el Profeta era una de
las razones que lo justificaban para apostatar. En una
carta dirigida al obispo Partridge se refiere a ese
punto, y ésta ha sido publicada muchas veces por
personas contrarias a la Iglesia. El obispo, además,
fue reprendido por la 'ceguera de su corazón y su
incredulidad', y en una revelación que se recibió en
agosto de 1831 , mientras él y el Profeta estaban
todavía en Misuri, se le advirtió de los peligros de
caer de su elevado puesto . . . [D. y C. 58: 14-15)"
(Clark, Messages o[ the First Presidency, 4: 1 13) .
D. y C. 58:1618. ¿Cuál era l a misión de Edward
Partridge?
El hermano Partridge no era obispo de un barrio,
como lo son los de la actualidad, pues no los había
todavía en aquel tiempo. El fue el primer obispo de
toda la Iglesia (véase D. y C. 41 : 9), la cual entonces
era muy pequeña. Poco tiempo después, Newell K.
Whitney fue llamado como obispo en Kirtland, y
Edward Partridge siguió siendo obispo en Misuri
(véase D. y C. 72) .
La principal responsabilidad del obispo Partridge
era la de administrar la ley de consagración: recibía
las contribuciones de los santos y les adjudicaba su
correspondiente mayordomía (véase D. y C. 41: 9-1 1;
42: 30-35, 71-73; 51; 57: 7, 15) . También tenía la
responsabilidad de j uzgar al pueblo de acuerdo con
la ley del Señor.
D. y C. 58:19-23. ¿Qué ley debían guardar los santos
en la tierra de Sión?
Los santos habían entrado en un convenio de
obedecer las leyes de Dios, en las cuales se incluían
el evangelio y la ley de consagración (véase D. y C.
42: 30-2, 53-55; 59: 1-24) . También se esperaba que
se sujetaran a "las potestades existentes" (D. y C.
58: 22) y vivieran de acuerdo con l as leyes del país. El
presidente Joseph Fielding Smith dij o:
"El mandamiento que recibieron l os santos de
obedecer la l ey de Dios en la tierra de Sión era muy
estricto. 'No piense ningún hombre ser gobernante;
más bien, gobierne Dios, según el designio de su
voluntad, al que juzga, o en otras palabras, al que
aconsej a o se sienta en el tribunal' [verso 19] . Hoy día
no comprendemos la rigidez de este mandamiento.
Los santos debían reunirse en la tierra que había sido
señalada desde el principio como sitio de la ciudad
santa, la Nueva Jerusalén. Esa tierra y ese lugar
fueron dedicados. Los que allí se iban a congregar
entraron en u n pacto de que obedecerían la ley de
Dios, mandarniento que se les había repetido muchas
veces. Sidney Rigdon, por el llamamiento que había
recibido, se puso de pie y preguntó a la asamblea:
" '¿Recibís del Señor esta tierra de vuestra
herencia, con gratitud en el corazón?

bibliotecasud.blogspot.com

" '¿Prometéis obedecer en esta tierra la ley de Dios,
la cual nunca guardasteis en vuestras propias tierras?
" '¿Prometéis ver que otros hermanos vuestros que
vendrán a este lugar obedezcan las leyes de Dios?'
"A todas esas preguntas cada uno respondió: 'Sí,
prometo' . Entonces se dedicó la tierra para su
recogimiento y herencia. Pero el Señor era muy
celoso respecto a esos mandamientos, y aquella no
podía ser una promesa en vano. Si no hacían honor
al pacto, su conducta les acarrearía tribulación . . .
"Muchos miembros de la Iglesia olvidaron el pacto
que habían hecho de 'obedecer la ley de Dios', lo
cual era imperativo. Y eso les ocasionó dificultades.
Empezaron las persecuciones, y finalmente fueron
expulsados de sus tierras. Recibieron así la
tribulación que el Señor había prometido que
sufrirían, hasta cierto punto por causa de su
desobediencia. " (Church Histary and Madern
Reve/atian, 1 : 212-213. )
D. y C. 58:2�29. No es necesario que el Señor
mande a su pueblo en todas las cosas
El presidente Ezra Taft Benson explicó:
"Usualmente, el Señor nos señala los objetivos
generales y algunas pautas que debemos seguir, pero
espera que nosotros elaboremos los detalles y los
métodos. Los métodos y procedimientos
generalmente se crean mediante el estudio y la
oración y una vida tan digna que se pueda obtener y
seguir la inspiración del Espíritu. Personas menos
avanzadas espiritualmente, como las de los tiempos
de Moisés, tuvieron que recibir mandatos en muchas
circunstancias . Pero actualmente, los que están
espiritualmente alertas contemplan los obj etivos,
examinan las pautas establecidas por el Señor y sus
profetas y entonces, guiándose por la oración, ponen
manos a la obra sin tener que ser mandados 'en
todas las cosas' . Esta actitud prepara al hombre para
un estado divino . . .
"A veces, el Señor espera que sus hij os actúen por
cuenta propia, y luego, al no hacerlo, pierden la
recompensa mayor, y el Señor o deja de lado el
asunto y permite que sufran las consecuencias, o
tiene que darles instrucciones más detalladas. Temo
que, generalmente, cuanto más detalladas sean las
instrucciones, menor será la recompensa. " (En
Conference Report, abril de 1965, págs. 121-122. )
D. y C. 58:3033. Para recibir las bendiciones del
Señor, la gente tiene que obedecer los
mandamientos
"A veces, los santos no cumplen su deber y dejan de
obedecer los mandamientos de Dios, pero aun así
esperan que El cumpla las promesas que les ha
hecho a los fieles. Si no se las concede, se quej an y
olvidan sus oraciones, dej an de asistir a las
reuniones, no obedecen la Palabra de Sabiduría, no
pagan el diezmo; pero cuando aparecen las
enfermedades como una sombra obscura y aterradora
en su senda, esperan la inmediata intervención
divina a su favor mediante las bendiciones de los
élderes. Si no ven realizarse sus esperanzas, dicen
con tono de rebeldía: 'Dios no cumple sus promesas' .
La respuesta del Señor a eso es que 'su recompensa
yace debaj o' [véase el verso 33] . Deben buscar
'debaj o' para encontrar su recompensa, pues no
tienen derecho alguno de reclamar a los cielos. "
(Smith y Sj odahl, Cammentary, pág. 340. )
D. y C. 58:42-43. El Señor promete completo perdón
a los que se arrepientan verdaderamente
El Señor da su palabra de que aquellos que
Sección 58
verdaderamente se arrepientan de sus pecados
recibirán Su perdón. Recibimos esta gran bendición
por medio de la expiación de Cristo, que "padece . . .
por todos, para que no padezcan, si se arrepienten"
(D. y C. 19: 16) . Además, les promete que no
recordará más los pecados de los que se arrepientan
(véase Ezequiel 18: 21-22) .
Sin embargo, el arrepentimiento requiere que el
individuo abandone sus pecados, se aparte
completamente de ellos y los confiese. El presidente
Spencer W. Kimball enseñó: "Nadie puede ser
perdonado de transgresión alguna mientras no haya
arrepentimiento, y uno no se arrepiente mientras no
desnude su alma y admita sus intenciones y
debilidades sin excusa ni justificación. Debe admitir
interiormente que ha pecado gravemente; una vez
que se haya confesado a sí mismo, sin quitarle nada
a la ofensa y sin justificar su gravedad, y acepte su
culpa en toda la magnitud que tiene, entonces está
listo para iniciar el arrepentimiento; y cualquier otro
elemento del arrepentimiento resulta de menor valor
mientras no se establezca totalmente la culpabilidad.
Es entonces que el arrepentimiento puede madurar y
que finalmente se puede obtener el perdón" (Lave
Versus Lust, Brigham Young University Speeches of
the Year [Provo, 5 de enero de 1965], pág. 10) .
Ciertamente, los que se arrepienten
verdaderamente recibirán el perdón del Señor. El
presidente Kimball también dij o lo siguiente:
"Aquellos que presten atención, bien sean
miembros de la Iglesia o no, podrán participar del
milagro del perdón. Dios limpiará de sus oj os las
lágrimas de angustia, de remordimiento, de
consternación, de temor y de culpabilidad. Los oj os
enjugados reemplazarán a los húmedos, y habrá
sonrisas de satisfacción en lugar de las miradas
inquietas y ansiosas.
"¡ Qué alivio! ¡ Qué consuelo! ¡ Qué gozo! Los que se
encuentran baj o la carga de transgresiones y
aflicciones y pecados pueden ser perdonados,
limpiados y purificados si se vuelven a su Señor,
aprenden de El y guardan sus mandamientos. Y
todos nosotros que tenemos necesidad de
arrepentirnos de la imprudencias y debilidades
diarias igualmente podemos compartir este milagro. "
(El Milagro del Perdón, pág. 376. )
La Explicación E, en el Apéndice, contiene un
comentario detallado en cuanto a la ley que rige al
perdón.
D. y C. 58:44-48, 56. ¿Por qué se mandó que no
todos los santos se congregaran inmediatamente en
Sión?
No había llegado el tiempo, ni llegaría "por muchos
años" (vers. 44) , de que todos los santos recibieran
sus herencias en Sión. Antes de que Sión pueda ser
establecida, se requiere mucho trabaj o, preparativos
y paciencia. La Iglesia no tenía entonces la fuerza ni
los medios para comprar tierras que fueran
suficientes para todos los santos en Sión. De manera
que, antes de que Sión pudiera ser establecida, se
debía realizar mucha obra misional para fortalecer a
la Iglesia. Los miembros recibieron la orden de reunir
"al pueblo de los extremos de la tierra" (vers. 45);
esto es, mediante la obra misional debían reunir a los
miembros dispersos de la casa de Israel en
preparación para el establecimiento de Sión.
D. y C. 58:5051. Mandamiento de escribir una
descripción de Sión
El Señor mandó a Sidney Rigdon que describiera,
por escrito, la tierra de Sión en Misuri y que prestara
115

bibliotecasud.blogspot.com

oídos al Espíritu a fin de escribir la voluntad de El
concerniente a dicho lugar; luego, tenía que escribir
una carta dirigida a los santos en general, e incluir
una lista para contribuciones a fin de recabar fondos
para la compra de dicha tierra. Como era imposible
disponer de fotografías, la descripción que haría el
hermano Rigdon tenía como obj eto animar a los
santos a que contribuyeran para la compra.
Posteriormente, el Señor indicó que lo que Sidney
Rigdon había escrito era inaceptable (véas

D. y �
63: 55-56; con toda probabilidad, este pasaje se refIere
a dicha asignación) .
La siguiente descripción de Sión se ha incluido en
la Historia de la Iglesia, aunque no se sabe SI es una
revisión de lo escrito por Sidney Rigdon para que
resultara aceptable ante el Señor, o si se trata de algo
escrito por otra persona:
"La región es distinta a la zona arbolada de los
estados del Este. Tanto como la vista lo permite, se
pueden divisar las hermosas praderas onduladas
como si fueran un mar de prados, adornados con
flores tan coloridas y variadas que hacen imposible
toda descripción. Y en esos prados floridos, nada
hay que sobrepuj e en laboriosidad a las abej as
.
melíferas. Allí se encuentran árboles solamente J unto
a los cursos de agua. Crecen en zonas que son de un
kilómetro y medio a cinco de ancho, y, siguiendo
fielmente el recorrido serpenteante de las aguas,
forman bosques magníficos. Estos están compuestos
de robles, diversos tipos de nogales, olmos, fresnos,
cerezos, acacias, moreras, cafetos, almeces, boj es y
tulipaneros. Además, hay álamos, pacanas y arces de
madera dura y blanda en los llanos; los arbustos son
hermosos, y en partes hay ciruelos, vides, manzanos
silvestres y zapotes.
"El suelo es bueno, con una capa de tierra fértil de
noventa centímetros a tres metros de profundidad, y
generalmente está compuesto de tierra negra
mezclada con algo de arcilla y arena. Produce en
abundancia trigo, maíz, batatas, algodón y otros
muchos productos agrícolas. Hay abundante
cantidad de caballos, ganado vacuno y cerdos
(aunque de raza inferior), los cuales no parecen
necesitar otro alimento que el que les ofrecen las
vastas praderas en el verano y los pastos de los
valles en el invierno. La caza, naturalmente, es
menos abundante aquí donde el hombre ha iniciado
el cultivo del suelo, que en las extensiones
despobladas. En esta región viven a su placer
bisontes, alces, ciervos, osos, lobos, castores y otros
animales más pequeños. Entre la rica abundancia que
puebla las encantadoras zonas de esta buena tierra,
herencia de los hij os de Dios, se encuentran también
pavos, gansos, cisnes, patos y una variedad de otras
aves.
"El clima es suave y bueno durante casi tres
cuartas partes del año, y como la tierra de Sión está
situada a aproximadamente la misma distancia del
Atlántico que del Pacífico, así como de los montes
Alleghany y de las Rocosas, en el paralelo 39 de
latitud norte y entre los dieciséis y diecisiete grados
de longitud oeste, es de esperar que -una vez que
la maldición sea quitada de la tierra- llegue a ser
uno de los lugares más bendecidos del globo. Los
inviernos son más suaves que en los estados que
están junto al Atlántico sobre el mismo paralelo, y el
clima es más agradable; si, en la misma forma, las
virtudes de los pobladores fueran tantas como las
bendiciones con las cuales corona el Señor la
laboriosidad de los habitantes, entonces habria allí
una porción de las cosas buenas de la vida para el
beneficio de los santos, una porción que abundara y
116
rebosara hasta centuplicarse. " (History of the Church,
1: 197-198. )
D. y C. 58:52-53. Sión debía obtenerse mediante la
compra de tierras
El Señor mandó a los santos que compraran la zona
que rodea a Independence, Misuri, para que fuera la
plaza (el lugar) central de Sión, y que tuvier

n un
título de propiedad legal claramente estableCIdo. En
esa forma, cualquier disputa sobre el derecho de
propiedad podría solucionarse legalmente, evitando
así toda violencia. Smith y Sjodahl explican la razón
por la que se dio este mandamiento: "A los Santos
de los Ultimo s Días les está prohibido pelear para
obtener un lugar de recogimiento y especialmente si
se trata de un lugar tan sagrado como aquél en el
que se levantará el mayor de todos los templos de
Dios. No se les prohibe defender su vida, sus
hogares y seres queridos, su libertad y su patria
contra asesinos y ladrones, pero se les prohibe ser
los agresores". (Commentary, pág. 379. )
. .
Hoy día, la Iglesia tiene la misma responsabIlIdad
de obtener, mediante la compra, la tierra que será el
lugar central de Sión.
D. y C. 58: 57. Dedicación de la tierra de Sión y del
terreno del templo
Sidney Rigdon recibió el mandato del Señor de
dedicar la tierra de Sión, en la cual se incluía el
terreno del templo, pero el lugar mismo del templo
fue dedicado por José Smith. Este anotó lo siguiente
respecto a esos acontecimientos:
"El día 2 de agosto, ayudé a l a rama de Colesville
a colocar el primer tronco para una casa, como
cimiento de Sión en el poblado Kaw, a unos veinte
kilómetros al oeste de Independence. El tronco fue
llevado y colocado por doce hombres, en ho

or a las
doce tribus de Israel. Al mismo tiempo, medIante
oración, fue consagrada la tierra de Sión por el élder
Sidney Rigdon para el recogimiento de los santos.
.
Fue una ocasión de gozo para los presentes y nos dIO
la oportunidad de mirar hacia el futuro, a esa época
que ha de sobrevenir para satisfacción de los fieles. "
(Histor of the Church, 1 : 196. )
"El día 3 de agosto, procedí a dedicar el sitio para
el templo, un poco al oeste de Independence, y allí
estaban presentes también Sidney Rigdon, Edward
Partridge, W. W. Phelps, Oliverio Cowdery, Martin
Harris y Joseph Cae. " (History of the Church, 1 : 199. )
D. y C. 58:64. ¿El Señor espera realmente que los
santos lleven el evangelio a todo el mundo, a toda
criatura?
Leer en Mateo 28: 18-20; Marcos 16: 15; Lucas 24: 47;
Hechos 1 : 8; Apocalipsis 14: 6-7; D. y C. 1 : 2, 4; 1 12: 1,
4, 16-17. El presidente Spencer W. Kimball,
refiriéndose a estos pasaj es, dij o:
"Creo que el Señor escogió cuidadosamente sus
palabras cuando dij o 'todas las naciones' , 'todo el
mundo' , 'hasta lo último de la tierra' , 'toda lengua' ,
'toda tribu', 'todo pueblo' , 'los extremos de la tierra' .
"¡ Ciertamente hay sentido en esas palabras!
"Por supuesto, sus ovej as no estaban limitadas a
los miles de personas que lo rodeaban y con las que
se relacionaba diariamente. El se refería a una familia
universal. ¡ Es un mandamiento universal ! . . .
" . . . Estoy convencido de que cuando hayamos
hecho todo lo que esté a nuestro alcance, el Señor
encontrará la forma de abrirnos más puertas. En eso
tengo fe . . .
"Dados los milagros con que el Señor nos provee
en las comunicaciones [radio, televisión, grabadores

bibliotecasud.blogspot.com

de cintas magnetofónicas, satélites y estaciones
receptoras, etc. ] y con el aumento de los esfuerzos y
devoción de nuestros misioneros, de todos nosotros
y de todos los demás que son 'enviados', ciertamente
se cumplirá la declaración divina [del verso 64] . Y
debemos encontrar una manera . . .
"Si utilizamos todas las últimas invenciones y el
equipo ya creado y todo lo que en el futuro se
creará, ¿podéis vislumbrar la llegada del día en que
tal vez el mundo esté convertido o haya escuchado el
mensaj e?
Centro de Capacitación Misional: "El pregón tiene que salir . . . a
todo el mundo" (D. y C. 58:64).
Sección 58
"Si hacemos todo lo que podemos . . . estoy seguro
de que el Señor pondrá más descubrimientos a
nuestro alcance; cambiará la actitud de reyes,
magistrados y emperadores; desviará ríos y abrirá los
mares, y encontrará formas de influir en el corazón
de la gente. El abrirá las puertas y hará que sea
posible llevar a cabo la obra proselitista. " (When the
World Will Be Converted", Ensign, oct. de 1974,
págs. 5, 10-11, 13. )
El presidente Brigham Young tenía igual fe. El hizo
la declaración siguiente en cuanto al esparcimiento
del evangelio: "El reino continuará aumentando,
creciendo y esparciéndose más y más. Cada vez que
sus enemigos intenten derrocarlo, se extenderá y se
fortalecerá más. En lugar de disminuir, aumentará,
se expandirá más, se tornará más maravilloso y se
destacará más ante las naciones, hasta que llene toda
la tierra". Uournal o[ Discourses, 1 : 203. )
Ciertamente, las palabras del profeta José Smith se
cumplirán: "Ninguna mano impía puede detener el
progreso de la obra; las persecuciones se
encarnizarán, el populacho podrá conspirar, los
ejércitos podrán juntarse, la calumnia podrá difamar,
mas la verdad de Dios seguirá adelante valerosa,
noble e independiente, hasta que haya penetrado en
todo continente, visitado toda región, abarcado todo
país y resonado en todo oído, hasta que se cumplan
los propósitos de Dios, y el gran Jehová diga que la
obra está concluida" (Histor o[ the Church, 4: 540) .
"Para guc. . . pucdas
conscrvartc sín mancha
dcl mundo"
Sección 59
Antecedentes históricos
La historia de Polly Knight, madre de Newel Knight,
es uno de los grandes relatos de fe en esta
dispensación. Ella era miembro de la rama de
Colesville, y aunque estaba muy debilitada por una
seria enfermedad, había tomado la determinación de
ir a Sión con los demás miembros de la rama.
"La salud de Polly Knight había ido decayendo
durante algún tiempo, de acuerdo con lo declarado
por su hij o Newel . Durante el transcurso del viaj e de
Kirtland a Misuri, estuvo muy enferma. 'Sin
embargo', dice él, 'no consintió en interrumpir el
viaj e. Su único y gran deseo era poder pisar la tierra
de Sión y que su cuerpo fuera sepultado en aquel
lugar. Pero empeoraba tan rápidamente que fui a
tierra y compré madera con la cual hacer un ataúd
para el caso de que falleciera antes de llegar a su
destino. Sin embargo, el Señor le concedió el deseo
de su corazón, y vivió para poder pisar aquella
tierra' . " (Scraps o[ Biography, pág. 70. ) (Histor o[ the
Church, 1 : 199n. )
El funeral de Polly Knight tuvo lugar el domingo 7
de agosto de 1831 . José Smith escribió lo siguiente:
"El día 7 concurrí al funeral de la hermana Polly
Knight, esposa de Joseph Knight, padre. La suya fue
la primera defunción ocurrida en la Iglesia en esta
zona, y puedo decir que un miembro fiel descansa
en el Señor hasta la resurrección. También entonces
recibí lo siguiente . . . " A continuación cita la sección
59 de Doctrina y Convenios. (History o[ the Church,
1 : 199. )
Notas y comentario
D. y C. 59:1-. Si son justos, tanto vivos como
muertos heredarán la tierra
Los versículos 1 y 2 parecen ser una referencia a
Polly Knight, que había llegado allí con la única mira
de glorificar a Dios, aunque, naturalmente, las
bendiciones se aplican a todos los que tengan una
actitud semej ante. Así es que en estos versículos, el
Señor da grandes promesas a todos los santos fieles.
El presidente Joseph Fielding Smith explicó cómo
aquellos que mueran, si mueren en justicia,
heredarán la tierra: "Hoy día, con la tierra sujeta al
mandato de Satanás, generalmente parecería que
fueran los orgullosos, egoístas y altaneros quienes la
heredan; esto está de acuerdo con el espíritu de
injusticia que ha prevalecido en el mundo desde la
caída del hombre. Pero cuando Cristo venga a tomar
posesión de la tierra y a ejercer su derecho de
gobernar como Rey de reyes, cumplirá su promesa y
los mansos recibirán su j usta herencia [véase Mateo
5: 5] . Aunque mueran antes de que eso ocurra, aun
así recibirán la tierra por herencia, pues ésta será la
morada eterna de los que hereden el reino
celestial. . . Esta tierra finalmente . . . estará
1 1 7

bibliotecasud.blogspot.com

preparada para los justos, o los mansos, y es su
herencia eterna" (Church History and Modern
Revelation, 1 : 215216) .
D. y C. 59:5-. Los dos grandes mandamientos
El presidente Joseph Fielding Smith destacó que "tan
importantes son estos mandamientos que ha sido
necesario llamar la atención de los Santos de los
Ultimas Días con respecto a ellos en unas cuantas
revelaciones. Es muy evidente que de estos dos
dependen todas las leyes y los profetas. Si
obedecemos esos mandamientos tal como los
recibimos en los versículos 5 y 6 de esta sección . . .
cumpliremos así toda la ley de Dios. No podemos
amar a nuestro Padre Celestial y adorarlo en el
nombre de su Hijo Unigénito, nuestro Redentor, con
todo nuestro 'corazón, alma, mente y fuerza' sin
obedecer todos los demás mandamientos, y al
hacerlo, naturalmente amaríamos a nuestros
semej antes como a nosotros mismos y tendríamos
buenos sentimientos y amor hacia todos los demás
seres humanos, que son los hijos de Dios; no habría
necesidad de que se nos recordara constantemente
que tenemos que santificar el día de reposo, pagar
un diezmo íntegro, mantener limpio nuestro cuerpo
obedeciendo la Palabra de Sabiduría, o la importancia
de que tengamos nuestras oraciones en privado y en
familia, sino que observaríamos esas normas y todo
lo demás que se nos instruye hacer SÎ amáramos al
Señor nuestro Dios con todo nuestro corazón, alma,
mente y fuerza. El amor de los miembros de la
Iglesia hacia el Señor está en proporción directa a la
forma en que obedecen sus leyes" (Church Histor and
Modern Revelation, 1 : 216-217) .
Exodo 20
"No tendrás dioses aj enos delante
de mí" (vers. 3) .
"No te harás imagen" (vers. 4) .
D. y C. 42
D. y C. 59: 6-13. Se reiteran los Diez Mandamientos
En los tiempos modernos, el Señor ha reiterado las
leyes básicas que definen la relación del hombre con
Dios y con sus semejantes. La comparación de
algunos versículos de las secciones 42 y 59 con los
Diez Mandamientos, tal como éstos aparecen en
Exodo, muestra en qué forma las revelaciones
modernas aclaran y amplían lo dicho en la
antigüedad. Como se puede ver, no hay un
paralelismo estricto entre las citas de los tres
orígenes, pero en las secciones 42 y 59 se encuentran
puntos que explican o aclaran los de la Biblia.
Antiguamente, los sacrifcios eran un símbolo del sufrimiento de
Jesucristo.
D. y C. 59
"Amarás al Señor tu Dios con
todo tu corazón, alma, mente y
fuerza" (vers. 5) .
"Ofrecerás un sacrificio al Señor
tu Dios en justicia, sí, el de un
corazón quebrantado y un espíritu
contrito" (vers. 8) .
"En el nombre de Jesucristo lo
servirás" (vers. 5) .
"No tomarás el nombre de Jehová
tu Dios en vano" (vers. 7) .
"Si me amas, me servirás y
guardarás todos mis
mandamientos" (vers. 29) . *
"Acuérdate del día de reposo para
santificarlo" (vers. 8) .
118
"Y para que más íntegramente
puedas conservarte sin mancha
del mundo, irás a la casa de
oración y ofrecerás tus
sacramentos en mi día santo"
(vers. 9) .
"En este día . . . del Señor,
ofrecerás tus ofrendas y tus
sacramentos al Altísimo,
confesando tus pecados a tus
hermanos, y ante el Señor"
(vers. 12) .
"Y en este día no harás ninguna
otra cosa sino preparar tus
alimentos con sencillez de
corazón" (vers. 13) .

bibliotecasud.blogspot.com

UHonra a tu padre y a tu madre U
(vers. 12) .
UNo matarásU (vers. 13) .
UNo cometerás adulteriou
(vers. 14) .
UNo hurtarásu (vers. 15) .
UNo hablarás contra tu prójimo
falso testimonioU (vers. 16) .
UNo codiciarás" (vers. 17) .
UNo matarás" (vers. 18) .
UNo cometerás adulterio"
(vers. 24) . *
U Amarás a tu esposa con
todo tu corazón, y te
allegarás a ella y a ninguna
otra" (vers. 22) . *
UEl que mirare a una muj er
para codiciarla negará la fe,
y no tendrá el Espíritu"
(vers. 23) . *
UNo hurtarás" (vers. 20) . *
uNo t e llevarás el vestido de tu
hermano; pagarás por lo que
recibas de tu hermano"
(vers. 54) .
UNo mentirás" (vers. 21) . *
uNo hablarás mal de tu
prójimo, ni le causarás
ningún daño" (vers. 27) .
UViviréis j untos en amor"
(vers. 45) .
Uy el que mirare a una mujer
para codiciarla ne
!
ará la fe, y
no tendrá el Espíntu"
(vers. 23) . *
UNo serás altivo de corazón"
(vers. 40) .
UNo serás ocioso" (vers. 42) . *
"Ocuparás el lugar de tu
mayordomía" (vers. 53) . *
uy s i obtienes más de lo
necesario para tu sostén, lo
entregarás a mi depósito"
(vers. 55) . **
U Aceptarás como mi ley. . . las
cosas que has recibido"
(vers.
5
9) .
UObservarás todas estas cosas,
y grande será tu recompensa"
(vers. 65) .
"Observaréis las leyes que
habéis recibido y seréis fieles"
(vers. 66) .
UNo . . . matarás, ni harás ninguna
cosa semej ante" (vers. 6) .
UNo . . . cometerás adulterio . . . ni
harás ninguna cosa semej ante"
(vers. 6) .
UNo hurtarás . . . ni harás ninguna
cosa semej ante" (vers. 6) .
U Amarás a tu prójimo como a ti
mismo" (vers. 6) .
UDarás gracias al Señor tu Dios en
todas las cosas" (vers. 7) .
UTus votos se ofrecerán en justicia
todos los días y a todo tiempo"
(vers. 1 1 ) .
"Complace a Dios haber dado
todas estas cosas al hombre;
porque para este fin fueron
creadas, para usarse con j uicio, no
en exceso, ni por extorsión"
(vers. 20) .
*Después de cada uno de estos mandamientos, se da una instrucción a la Iglesia para tratar los casos en que
éstos se violen.
**Estos fueron mandamientos o leyes, bien definidos, relativos a la ley de consagración.
119

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 59: 7-8. "Un corazón quebrantado y un
espíritu contrito"
Antes del nacimiento de Cristo en la tierra, el Señor
mandó que se ofrecieran sacrificios de animales o de
los productos de la tierra. Estos sacrificios
representaban Su propio sacrificio, así como la
disposición que tenía quien los ofrecía de obedecer a
Dios. Después de su resurrección, Jesucristo dio fin a
la práctica de esos sacrificios y mandó que, a partir
de entonces, el sacrificio consistiera en un corazón
quebrantado y un espíritu contrito (3 Nefi 9: 15-22) .
Smith y Sjodahl explicaron el significado de ambas
expresiones: "Contrito significa 'apesadumbrado' .
'Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado;
al corazón contrito y humillado no despreciarás tú,
oh Dios' (Salmos 51 : 1 7) . Un espíritu contrito y un
corazón quebrantado son aquellos en los que la
obstinación del orgullo ha sido reemplazada por la
humildad del arrepentimiento, el cual
frecuentemente surge del pesar y la aflicción"
(Commentary, págs. 305306) .
D. y C. 59: 9-10. "Rendir tus devociones al Altísimo"
En el año 1881, hablando a una congregación un
domingo de mañana, el presidente John Taylor dij o:
"Servir al Señor es uno de los grandes objetivos de
nuestra existencia. Yo considero un gran privilegio la
oportunidad que gozamos de adorar a Dios en el día
de reposo; y cuando nos reunimos para hacerlo, me
complace que lo adoremos de todo corazón. Creo
también que está fuera de lugar que en tales
ocasiones oigamos a la gente hablar de cosas
seculares; éstos son momentos, por encima de todos
los demás, en los que nuestros sentimientos y afectos
deben dirigirse hacia Dios. Si le cantamos alabanzas,
hagámoslo con el espíritu adecuado; si oramos, que
toda alma participe en la oración y lo hagamos de
corazón, para que mediante nuestra unión nuestros
espíritus puedan llegar a ser uno, para que nuestras
oraciones y adoración lleguen a Dios, cuyo Espíritu
lo penetra todo y está siempre presente en las
asambleas de los santos fieles y buenos" (Journal of
Discourses, 22: 226) .
D. y C. 59: 11-12. ¿Qué es una ofrenda?
El élder Bruce R . McConkie definió la ofrenda, en su
más elevado sentido, como "la entrega de devoción
total al Señor, el ofrecimiento de un corazón
quebrantado y un espíritu contrito (D. y C. 59: 8-12; 3
Nefi 9: 19-20) . En un sentido menor y más temporal,
es el ofrecimiento de sacrificios, o de ofrendas de
ayuno, o cualquier otra contribución caritativa que se
haga a la Iglesia (Ezequiel 44: 30) . Isaías habló de las
ofrendas vanas refiriéndose al ofrecimiento ritual de
sacrificios, sin poseer el espíritu ni comprender el
sentido de la ordenanza y de la ofrenda (Isaías 1 : 13).
Ezequiel anunció que, en los días de la congregación
del pueblo, Israel volvería a ofrecer ofrendas
(Ezequiel 20: 3o) (Mormon Doctrine, págs.
541-542) .
D. y C. 59: 13. "A fin de que tus ayunos sean
perfectos"
El presidente Joseph F. Smith habló en cuanto al
propósito del ayuno y cómo se puede hacer más
perfectamente:
"Ahora bien, aun cuando la ley requiere que los
miembros en todo el mundo ayunen de 'una tarde a
otra' y se abstengan de comer así como de beber,
fácilmente se puede ver por las Escrituras, y
especialmente por las palabras de Jesús, que es
mucho más importante sentir el verdadero espíritu
120
de amor por Dios y por el hombre, tener 'pureza de
corazón y sencillez de intención', que cumplir con la
letra de la ley. El Señor ha instituido el ayuno de
acuerdo con una base razonable e inteligente, y
ninguna de sus obras es vana ni imprudente; su ley
es perfecta en esto como en otras cosas. Por tanto, se
requiere que quienes puedan, cumplan lo anterior; es
un deber que no pueden eludir. Mas téngase
presente que la observancia del día de ayuno,
absteniéndose de comer y beber durante veinticuatro
horas, no es una regla absoluta, no es una ley
inflexible para nosotros; más bien, se deja al criterio
de las personas como asunto de conciencia, y para
que al cumplirla ejerzan prudencia y juicio. Hay
muchos que padecen debilidades, otros cuya salud es
delicada, y madres que están amamantando; a éstos
no se les debe requerir el ayuno. Tampoco deben los
padres obligar a los niños pequeños a que ayunen.
He visto a niños llorar de hambre el día de ayuno, y
en tales casos nada les beneficiará estar sin comer; al
contrario, temen la llegada de ese día, y en lugar de
recibirlo con alegría, les causa desagrado; y al mismo
tiempo, la compulsión engendra en ellos un espíritu
de rebelión más bien que amor por el Señor y por
sus semejantes. Antes que obligarlos, sería mej or
enseñarles el principio, y permitirles que lo observen
cuando tengan la edad suficiente para decidir
inteligentemente.
"Pero quienes puedan ayunar deben hacerlo; y a
las personas de todas las categorías que haya entre
nosotros, se les debe enseñar a ahorrar los alimentos
que comerían, o su equivalente, para los pobres. A
nadie se exime de esto; se les requiere por igual a los
miembros, ancianos y j óvenes, en todas partes de la
Iglesia. La excusa de que en algunos lugares no hay
pobres no es válida. En tales casos, los donativos del
día de ayuno se deben remitir a las autoridades
correspondientes para que se envíen a las estacas de
Sión donde hagan falta. " (Doctrina del Evangelio, pág.
238; versión revisada. )
D. y C. 59: 13-14. ¿Cómo puede hacerse el ayuno con
sencillez de corazón?
A veces, se piensa que el ayuno se limita a la
abstención de comida y agua. En estos versículos, el
Señor usa los vocablos gozo y regocijarse para explicar
cómo debe ser el ayuno. La preparación de alimentos
y el ayuno pueden hacerse al mismo tiempo. Smith y
Sj odahl señalaron que "en el día de reposo, hasta en
la elaboración de los alimentos debe haber 'sencillez
de corazón', es decir, simplicidad. Nuestros
corazones, nuestros deseos en ese día no deben ser
de complicados banquetes, que puedan causar
impedimentos para guardar el día de reposo. Una
comida sencilla es suficiente. Hasta ese punto todos
los días de reposo deben ser como un día de ayuno,
brindándonos un gozo perfecto.
"En cierta ocasión, nuestro Señor entró en casa de
Marta y María. Marta estaba ocupada con muchos
quehaceres, deseosa de servir al Maestro varios
platillos, y todo de lo mej or. María estaba ansiosa
por escuchar al Salvador. Ante el reproche de Marta
a su hermana menor, nuestro Señor dij o gentilmente:
'Sólo una cosa es necesaria' . Esto se debe recordar
siempre en el día del Señor. " (Commentary, pág. 352. )
D. y C. 59: 15. "No con mucha risa, porque esto es
pecado"
El comentario con respecto a la liviandad y a las risas
inapropiadas se encuentra en Notas y comentario
sobre Doctrina y Convenios 88: 69, 121 .

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 59: 1620. ¿Hay alguna relación entre la
riqueza de la tierra y la rectitud de la gente?
Uno de los temas que se destacan en el Libro de
Mormón es que "según guardéis mis mandamientos,
prosperaréis" (1 Nefi 2: 20) . En esos casos, prosperar
probablemente implique algo más que la
acumulación de riquezas materiales, pero la
prosperidad temporal está incluida en esa bendición.
Moisés les dij o a los israelitas: "Y por haber oído
estos decretos, y haberlos guardado y puesto por
obra, Jehová tu Dios . . . te amará, te bendecirá y te
multiplicará, y bendecirá el fruto de tu vientre y el
fruto de tu tierra . . . que juró a tus padres que te
daría" (Deuteronomio 7: 12-13) . Es una promesa de
bendición directa sobre la tierra y sobre la gente.
En la sección 59, el Señor también promete
bendiciones temporales a cambio de la obediencia
espiritual, incluso la obediencia a la ley del día de
reposo. Después de una grave sequía que devastó la
parte occidental de los Estados Unidos, el presidente
Spencer W. Kimball habló de la posibilidad de que
esa calamidad natural tuviera que ver con la
desobediencia de la gente, especialmente en cuanto a
la observancia del día de reposo.
"Muchas veces el Señor usa el tiempo como modo
de disciplinar a su pueblo por la violación de sus
leyes. El dij o a los hijos de Israel:
" 'Si anduviereis en mis decretos y guardareis mis
mandamientos, y los pusiereis por obra,
" 'yo daré vuestra lluvia en su tiempo, y la tierra
rendirá sus productos, y el árbol del campo dará su
fruto.
" 'Vuestra trilla alcanzará a la vendimia, y la
vendimia alcanzará a la sementera, y comeréis
vuestro pan hasta saciaros, y habitaréis seguros en
vuestra tierra.
" 'Y yo daré paz en la tierra, y dormiréis, y no
habrá quien os espante; y haré quitar de vuestra
tierra las malas bestias, y la espada no pasará por
vuestro país' (Lev. 26: 3-6) .
"Con la gran preocupación del mal tiempo aquí y
en otros lugares, pedimos a nuestro pueblo que se
uniera en solemne y conj unta oración para rogar por
estas necesidades. Nuestras oraciones fueron
contestadas, por lo que nuestra gratitud no tiene
límites. Mas la necesidad continúa, y esperamos que
el Señor se digne contestar nuestras continuas
oraciones al respecto . . .
"Tal vez haya llegado el día de enfrentarnos a
nosotros mismos y ver si somos dignos de pedir, o si
hemos estado violando los mandamientos de modo
tal que seamos indignos de recibir las bendiciones . . .
"Pero innumerables personas en la tierra dedican
el día de reposo al trabaj o, a las playas, a la
diversión y a sus compras semanales. El Señor nos
hace promesas definidas.
" ' . . . yo daré vuestra lluvia en su tiempo, y la
tierra rendirá sus productos, y el árbol del campo
dará su fruto' (Lev. 26: 4) .
"Dios cumple con lo que promete; aun así, muchos
de nosotros continuamos violando el día de
reposo . . . " ("Lo que el Señor espera de nosotros",
Liahona, oct. de 1977, págs. 2, 3. )
Doctrina y Convenios 59:20. ¿Qué es l a extorsión?
"Extorsión es el acto de tomar algo ilegalmente,
mediante violencia, amenazas o presión. Es legal
procurar, por medio del trabajo honrado, los bienes
por los cuales se pueden obtener las cosas buenas de
la tierra; pero no es legal tomar de los demás cosa
alguna mediante métodos contrarios a esta gran ley:
'Amarás a tu prójimo como a ti mismo' . " (Smith y
Sjodahl, Commentary, pág. 354. )
Sección 59
D. y C. 59:23. Los frutos del evangelio y el precio
que requieren
El presidente Marion G. Romney presentó una
explicación clara y profunda con respecto a las
bendiciones prometidas en este versículo y lo que se
requiere para recibirlas:
"Una vez que la vida terrenal se termine y
podamos contemplarlo todo en su verdadera
perspectiva, veremos más claramente y
comprenderemos lo que el Señor y sus profetas nos
han dicho reiteradamente: que los frutos del
evangelio son los únicos obj etivos dignos de todos
nuestros esfuerzos en la vida. Quien los alcanza
tiene verdadera riqueza, o sea, lo que es riqueza en
la escala de valores del Señor. Debemos luchar
constantemente por ampliar y profundizar nuestra
comprensión de lo que son los frutos del evangelio.
"El Señor los ha definido como ' . . . paz en este
mundo y la vida eterna en el mundo venidero' (D. y
C. 59: 23) . Es un poco difícil definir la 'paz en este
mundo' a la que se hace mención en la revelación.
Pero podemos estar seguros de que no se refiere a
comodidad, luj o y la ausencia de dificultades, tal
como lo consideran los que sueñan con utopías.
Jesús les dij o a sus Apóstoles que ellos podrían
encontrarla aun en los días de tribulación. 'La paz os
dejo' , declaró, 'mi paz os doy' . Y luego, según creo,
como una advertencia, agregó: 'Ya na os la doy
como el mundo la da' (Juan 14: 27) .
El presidente Marion G. Romne enseñó: "Los frutos del evangelio
son los únicos objetivos dignos de todos nuestros esfuerzos en la
vida".
"El otro fruto del evangelio que se menciona en la
cita, 'la vida eterna en el mundo venidero', tiene que
ser algo glorioso, pues el Señor ha dicho que 'rico es
el que tiene la vida eterna' (D. y C. 6: 7) y que 'la
vida eterna . . . es el máximo de todos los dones de
Dios' (D. y C. 14: 7). Quien la obtenga alcanzará la
exaltación en el reino celestial de nuestro Padre
Eterno . . .
"Este don de la vida eterna en el mundo venidero
por supuesto no puede lograrse plenamente en el
121

bibliotecasud.blogspot.com

transcurso de la vida terrenal . Sin embargo, se puede
recibir la confirmación de que se alcanzará en la otra
vida. Más aún, la promesa de las bendiciones del
reino celestial es sólo para aquellos que reciban esa
confirmación. De acuerdo con la visión que se le
manifestó al Profeta, los candidatos a estas
bendiciones deben calificarse en tres aspectos:
Primero, deben ser de 'los que recibieron el
testimonio de Jesús, y creyeron en su nombre' y de
los 'que fueron bautizados según la manera de su
sepultura' ; segundo, deben ser de los que pudieron
'recibir el Espíritu Santo por la imposición de las
manos del que es ordenado y sellado para ej ercer
este poder'; y tercero, deben ser de los que 'son
sellados por el Santo Espíritu de la promesa' (D. y C.
76: 51-53) .
"El profeta José Smith enseñó que quien está
sellado en esa forma recibirá dentro de sí la
confirmación del Espíritu de que obtendrá la vida
eterna en el mundo venidero. Repetidamente y en
forma apremiante amonestó a los santos de su época
a lograr esa confirmación obteniendo la palabra
profética más segura [D. y C. 131 : 5] . Esta es la
confirmación interior que nos traerá paz en este
mundo y que nos sostendrá en toda tribulación . . .
"Esos frutos del evangelio -la seguridad de que
obtendremos la vida eterna, la paz que se logra en
este mundo al recibir esa confirmación y, finalmente,
la vida eterna en el mundo venidero- están al
alcance de cada uno de nosotros . . .
"Pienso que las bendiciones del evangelio son de
un valor tan incalculable que el precio a pagar por
ellas debe ser muy j usto, y si entiendo correctamente
lo que el Señor ha dicho sobre el tema, lo es. No
obstante, ese precio está al alcance de todos
nosotros, porque no lo hemos de pagar con dinero ni
con ninguna posesión terrenal, sino con una vida
recta. Lo que se requiere es una devoción sincera al
evangelio y una lealtad ilimitada a La Iglesia de
Jesucristo de los Santos de los Ultimas Días.
"No es suficiente que haya en nuestros hechos
algo de sinceridad. No podemos alcanzar esas
bendiciones si somos como el j oven rico que afirmó
haber obedecido todos los mandamientos desde su
juventud, pero se retiró profundamente apenado
cuando en respuesta a su pregunta '¿Qué más me
falta?' , Jesús le dij o: 'Si quieres ser perfecto, anda,
vende lo que tienes, y dala a los pobres . . . y ven y
sígueme' (Mateo 19: 21 ) . Evidentemente, podía
obedecer en todo, menos en el programa de
bienestar.
"No puede haber ninguna clase de reservas, sino
que debemos estar dispuestos a sacrificarlo todo.
Mediante la auto disciplina y la devoción debemos
demostrarle al Señor que estamos dispuestos a
servirle en cualquier circunstancia. Una vez que
hayamos hecho esto, recibiremos la confirmación de
que tendremos la vida eterna en el mundo venidero.
Entonces, también gozaremos de paz en este mundo.
"Enfrentémosnos todos los días a nosotros
mismos, con toda honestidad, haciéndonos la
pregunta que hizo el j oven rico: '¿Qué más me
falta?' . Y así, descubriendo con suma franqueza
nuestras propias limitaciones, conquistémoslas una
por una hasta lograr la paz en este mundo mediante
la seguridad de que tendremos la vida eterna en el
mundo venidero. " (En Conference Report, oct. de 1949,
págs. 39-45. )
"No dcspcrdícíarás lu
lícmpo, ní cscondcrás
lu lalcnlo. . .
Sección 60
Antecedentes históricos
El 3 de junio de 1831, se había efectuado en Kirtland
una conferencia en la cual se llamó a veintiocho
misioneros para que fueran a Misuri, predicando el
evangelio por el camino (véase la sección 52) .
Habiendo completado su misión, "e1 8 de agosto de
1831, al finalizar la primera conferencia realizada en
Misuri, los élderes preguntaron qué debían hacer. El
Profeta consultó con el Señor y recibió una revelación
dándoles instrucciones con respecto al viaj e de
retorno" (Smith, Church History and Modern ReveIation,
1 : 220) .
Notas y comentario
D. y C. 60:1-3. "No quieren abrir su boca, sino que
esconden el talento"
Al Señor le complació que los élderes hubieran
viaj ado a Misuri, de donde tenían que regresar
rápidamente a Ohio. Pero no estaba complacido con
algunos de ellos. El presidente Joseph Fielding Smith
explicó la razón: "Se les había mandado predicar el
evangelio por el camino y dar testimonio entre la
gente, pero algunos no cumplieron con este
122
Los que han recibido amonestación deben amanes ter a su prójimo

bibliotecasud.blogspot.com

mandamiento porque temían ser mal recibidos. Es
cierto que no toda persona es por naturaleza un
buen misionero, y hay quienes no se atreven a
cumplir la responsabilidad de elevar sus voces para
proclamar el evangelio. Sin embargo, ésa es una
obligación que tenemos para con este mundo caído.
Desde el principio, los élderes habían recibido el
mandamiento de servir al Señor con todo su
'corazón, alma, mente y fuerza' porque el campo
estaba blanco y listo para la siega. Había un castigo
para quienes no lo hicieran, y no podrían comparecer
sin culpa en el último día. La prédica del evangelio
les ofrecía una manera no sólo de no perecer, sino de
lograr la salvación de su alma. Hay muchos que han
sido llamados y enviados para hacerlo pero han
tenido temor del hombre, a pesar de que el Señor ha
prometido apoyarlos en su obra si es que confían en
El" (Church History and Modern Revelation, 1: 220-221) .
D. y C. 60:4. "El día en que yo integre mis joyas"
En todas las épocas, las j oyas con piedras preciosas
han sido altamente estimadas por el hombre. Al
igual que las piedras preciosas más hermosas y de
mayor valor que la tierra pueda entregar, así son
para el Señor aquellas personas que se preparan
mediante la obediencia a los mandamientos, pues
ellas serán las j oyas que el Salvador reclamará
cuando venga en su gloria (véase Isaías 62:3; Zacarías
9: 16; Malaquías 3: 17; D. y C. 101 : 3) .
D. y C. 60:8, 13-14. "Se les ha enviado a predicar mi
evangelio entre las congregaciones de los inicuos"
El presidente Joseph Fielding Smith escribió que a
menudo el Señor "se refiere a la gente esparcida [los
que no son de la Iglesia] , calificándola de
'congregaciones de los inicuos' . Tenemos buena
razón para creer que la iniquidad prevalecía en esas
Sección 60
congregaciones. Los élderes debían buscar entre sus
integrantes a aquellos de corazón honesto, y dejar su
testimonio de advertencia a los demás, a fin de verse
limpios de su sangre" (Church History and Modern
Revelation, 1 : 223) .
D. y C. 60: 13. "No . . . esconderás tu talento"
El importante significado de esta advertencia se
puede encontrar en Mateo 25: 1 4-30.
D. y C. 60: 15-17. "Sacudirás el polvo de tus pies"
La ordenanza de lavarse los pies para quitarles el
polvo se practicaba en la época del Nuevo
Testamento y fue reinstituida en esta dispensación
(véase D. y C. 88: 139-40; Juan 1 1 : 2; 12: 3; 13: 5-14) . La
acción de sacudir o quitar el polvo de los pies
constituye un testimonio contra los que rehusan
aceptar el evangelio (véase D. y C. 24: 15; 84: 92; 99: 4) .
En razón de la naturaleza tan seria de este acto, los
líderes de la Iglesia han dado instrucciones de que se
efectúe solamente si el Espíritu así lo manda. El
presidente Joseph Fielding Smith explicó el
significado de esta ordenanza con las siguientes
palabras: "Limpiarse los pies, ya sea lavándoselos o
sacudiéndolos para quitarles el polvo, es un acto que
queda registrado en los cielos como testimonio contra
los inicuos. Sin embargo, la acción no debía
realizarse en presencia de los ofensores, 'no sea que
los provoques, sino en secreto; y lava tus pies como
testimonio en contra de ellos en el día de j uicio' . Los
misioneros que realizan su labor fielmente tienen la
obligación de dejar su testimonio a todos aquellos
con quienes tengan contacto en el transcurso de su
obra. En el j uicio, ese testimonio se presentará como
señal contra los que hayan rechazado el mensaj e"
(Church History and Modern Revelation, 1 : 223; véase
también Notas y comentario sobre D. y C. 24: 15) .
ll Scñor ha bcndccído
la tícrra y maldccído
las aguas
Sección 61
Antecedentes históricos
El Profeta recibió esta revelación en las riberas del río
Misuri, el 12 de agosto de 1831 . El mismo escribió:
"El día 9, en compañía de diez élderes, partí del
desembarcadero de Independence en dirección a
Kirtland. Ibamos en canoa, río abaj o, y el primer día
llegamos hasta Fort Osage, donde como cena
comimos un excelente pavo silvestre. No ocurrió
nada de importancia hasta el tercer día, cuando se
nos pusieron de manifiesto muchos de los peligros
tan comunes en las aguas del Oeste; y después de
acampar en las riberas del río, en McIlwaine' s Bend,
el hermano Phelps, en una visión que se desplegó
ante sus oj os a la luz del día, vio al destructor
manifestarse en su horrible poder marchando sobre
la superficie de las aguas; otros oyeron el ruido,
aunque no vieron la visión. A la mañana siguiente,
después de orar, recibí. . . ", y a continuación se
encuentra la sección 61 de Doctrina y Convenios.
(Histor of the Church, 1 : 202-203. )
Notas y comentario
D. y C. 61: 1-, 6, 19. Los hermanos tenían que
testificar
El Señor mandó a los élderes que dieran testimonio
de Satanás y su poder sobre las aguas (véase D. y C.
61 : 4, 19), y del poder de Dios para beneficio de los
feles (véase los verso 1, 6) . A fin de cumplir esta
responsabilidad, era necesario que pudieran ver y
conocer a la gente, por lo que el Señor les hizo
comprender que si viajaban en canoa no podían
tener contacto con las personas que tenían necesidad
de escuchar el mensaj e del evangelio (véase los verso
3-5, 20-22, 30-32) .
D. y C. 61:5-19. ¿Cómo es "maldita" el agua?
El presidente Joseph Fielding Smith explicó lo
siguiente:
"En el principio, el Señor bendij o las aguas y
maldijo la tierra, pero en estos tiempos postreros
sería a la inversa: la tierra sería bendecida y las aguas
123

bibliotecasud.blogspot.com

maldecidas. Un poco de estudio de este asunto
confirmará la verdad de esta declaración. En el
transcurso de los primeros milenios de la historia de
la tierra, los hombres no entendían la composición
del suelo ni cómo era necesario rehacerlo una vez
que se levantaran las cosechas. El equipo de trabajo
de que disponía la gente era primitivo y limitado; el
hambre prevalecía y no era posible gozar de los luj os
que tenemos hoy día. Hay quienes afirmarían que el
suelo era entonces tan productivo como lo es ahora,
y tal vez así fuera. No vamos a disputar ese punto.
Pero, es indudable que la forma de cultivo no
permitía la abundante producción que se puede
cosechar hoy día. No importa cuáles fueran las
causas; lo importante es que en aquellos tiempos de
la historia del mundo no podía lograrse la calidad de
producción ni la diversidad de frutos existentes
ahora, y el Señor bien puede referirse a ello como
una maldición, o falta de bendición, sobre la tierra.
Tenemos motivos para creer que en los tiempos
antiguos, los torrentes, las inundaciones y los
peligros sobre las aguas no eran tan grandes como lo
son hoy día, y menos aún como lo que el Señor ha
prometido que serán. De acuerdo con los
conocimientos que tenían en aquellos días, los
antiguos marinos atravesaban los mares con relativa
seguridad . . . Esa forma de transporte en el mismo
tipo de naves resultaría sumamente peligrosa y
arriesgada en la actualidad. Además, hemos visto
aumentar los peligros sobre las aguas al punto de
que muchas personas han perdido el valor, y
solamente los bravíos y los que se vieron obligados a
navegar se aventuraron en los mares. En cuanto a las
aguas de los ríos Misuri y Misisipí, año tras año
hemos visto gran destrucción en sus cauces y sus
riberas. Anualmente se pierden millones de dólares
en razón de los desbordes de estas grandes
corrientes. Muchos han perdido la vida en las
inundaciones que cubren la tierra, y también sobre la
superficie de las aguas aparentemente tranquilas
surgen tormentas devastadoras. Ciertamente, se ha
visto el cumplimiento de la palabra del Señor con
respecto a las aguas. Aunque el Señor ha hablado del
mar desbordándose sobre sus propios límites con
rugientes olas, también debemos recordar la gran
destrucción que se efectúa en las aguas durante la
guerra, y especialmente cuando hay batallas entre
submarinos, como las que ha habido en años
recientes. " (Church Histor and Modern. Revelation,
1 : 224; véase también Génesis 3: 17-19; Eter 7:23-25;
9: 16, 28; Apocalipsis 16: 1-6; Alma 45: 16; D. y C. 59: 3;
16-19. )
D. y C. 61: 7. ¿Cuál fue el encargo y misión de
Sidney Gilbert y William W. Phelps?
Ambos hombres debían comprar una prensa
"ßcndítos soís. • •
Antecedentes históricos
f
Mientras el Profeta y su grupo volvían desde Misuri,
en agosto de 1831, encontraron a algunos élderes que
iban hacia ese lugar. José Smith escribió: "El día 13
encontré a varios élderes que estaban en camino
124
impresora y transportarla a Misuri . William Y.
Phelps iba a ser el impresor para la Iglesia (véase D.
y C. 55: 4; 57: 11) , y Sidney Gilbert había sido
nombrado agente de compras (véase D. y C. 57: 6) .
D. y C. 61:20- 28. "Yo, el Señor, estuve enoj ado ayer
con vosotros"
El élder B. H. Roberts explicó la razón por la que el
Señor dij o esas palabras, y lo hizo en la forma
siguiente: "Durante los tres días en que viajaron por
el río, habían surgido algunos desacuerdos y malos
sentimientos entre los hermanos, y fue necesario dar
explicaciones y reconciliarse; también se halló que el
viaje en canoas resultaba lento, y de ahí que fuera
necesario que Sidney Gilbert y William W. Phelps,
quienes habían sido nombrados para comprar la
prensa impresora, y el Profeta, Sidney Rigdon y
Oliverio Cowdery, a los que se había aconsej ado que
apresuraran su retorno a Kirtland, vieran que era
imperativo encontrar un medio más rápido que las
canoas para viajar. La mayor parte de la noche que
habían pasado en McIlwaine's Bend la dedicaron a
estos asuntos. Los hermanos se reconciliaron entre sí
y, mientras aquellos cuya misión requería mayor
prisa siguieron por tierra hacia St. Louis, el resto del
grupo siguió viaj ando por el río. " (Comprehensive
Histor o[ the Church, 1 : 262-263. )
D. y C. 61:30, 32. ¿Por qué recibieron el Profeta y
sus compañeros el mandato de advertir a los inicuos
de Cincinati?
"Cuando se recibió esta revelación, Cincinati era
solamente un poblado y sin embargo era, al igual
que otros pueblos del Oeste tales como
Independence, el lugar en que se congregaban
muchos que se habían visto obligados a huir de las
ciudades más grandes por haber violado la ley. En
todos los pueblos aislados de la época prevalecía la
iniquidad. Después de cumplir su misión en
Cincinati, estos dos hermanos [el profeta José y
Sidney Ridgon] debían continuar su viaj e de retorno
a Kirtland. " (Smith, Church Histor and Modern
Revelation, 1 : 225. )
D. y C. 61: 37-39. "Viene en una hora que no
sospecháis"
Ninguna persona sabe el momento exacto de la
venida de Cristo. El profeta José Smith dij o:
"Jesucristo nunca reveló a hombre alguno el
momento preciso en que vendría. Si leéis las
Escrituras, no encontraréis cosa alguna que
especifique la hora exacta en que vendrá; y quienes
la señalan son maestros falsos" (Histor o[ the Church,
6: 254) .
Sección 62
hacia la tierra de Sión, y después de saludarse
gozosamente, como ocurre cuando se encuentran los
hermanos que 'contienden ardientemente por la fe
que ha sido dada una vez a los santos' Uudas 3],
recibí lo siguiente . . . ", y cita la sección 62 de
Doctrina y Convenios. (Histor o[ the Church, 1: 205. )

bibliotecasud.blogspot.com

En la historia escrita por el Profeta, no se menciona
quiénes eran los élderes en cuestión, pero Reynolds
Cahoon los nombró así: Hyrum Smith, John
Murdock, Harvey Whitlock y David Whitmer (véase
Journal History, 13 de agosto de 1831) .
Notas y comentario
D. y C. 62: 1. El Señor sabe cómo socorrer a los que
son tentados
"Socorrer significa ir en ayuda de alguien que está en
peligro o que necesita algo. Afortunadamente, el
Señor socorre a los que enfrentan la tentación y lo
hace para que no pequen; y si pecan, los socorrerá
para que se arrepientan. " (Ludlow, Companion,
1 : 330. )
D. y C. 62: 2-3. "Vuestros pecados os son
perdonados"
La obra misional eficaz tiene un efecto redentor para
el misionero así como para los conversos. El apóstol
Santiago escribió que "el que haga volver al pecador
del error de su camino, salvará de muerte un alma, y
cubrirá multitud de pecados" (Santiago 5: 20) . El élder
Bruce R. McConkie escribió sobre la misma
enseñanza: "Al rescatar al hermano que está en el
error, lo salvamos y nos salvamos a nosotros
mismos. Nuestros pecados quedan 'cubiertos'
(perdonados), porque ej ercemos el ministerio para
lograr la salvación y bendición de otro miembro del
reino. En principio, esta recompensa especial para
los ministros de Cristo se aplica también a aquellos
que predican el evangelio y traen almas al reino. El
Sección 62
ministro recibe la recompensa de la salvación y, en
consecuencia, es liberado de sus propios pecados.
(D. y C. 4: 1-4. )" (Doctrinal New Testament
Commentar, 3: 279. )
D. y C. 62: 3. El testimonio se registra en los cielos
Smith y Sjodahl hicieron notar que "en esta
revelación se nos dice que los ángeles examinan los
anales que se guardan de los testimonios de los
élderes, y que se regocij an por esos testimonios. Es
evidente que el ministerio que se lleva a cabo en la
tierra tiene sus efectos más allá del velo, en la misma
forma que los tiene aquí. El élder que testifica
fielmente la verdad no sabe hasta dónde puede llegar
el resultado de su testimonio, aunque sus oyentes
sean pocos". (Commentary, pág. 371 . )
D. y C. 62: 4. "Efectuad una reunión"
Véase Doctrina y Convenios 58: 61-63.
D. y C. 62:6. ¿A qué promesa se refiere el Señor?
Véase Doctrina y Convenios 35: 24; 39: 13; 49: 25; 52: 42.
D. y C. 62: 7-8. ¿Por qué les habló el Señor de andar
a caballo o en mula?
John Murdock estaba tan enfermo en esa ocasión,
que no podía seguir su viaj e a Sión en las mismas
condiciones. Después que se recibió esta revelación,
los cuatro misioneros (John Murdock, David
Whitmer, Harvey Whitlock y Hyrum Smith) juntaron
su dinero y compraron un caballo para Murdock, y
así pudieron continuar su viaj e.
"lstc cs un día dc
amoncstacíón y no dc
muchas palabras"
Sección 63
Antecedentes históricos
El 27 de agosto de 1831, José Smith y s u grupo
regresaron a Kirtland, Ohio, luego de su primer viaje
a Sión, llevando noticias de que ya se sabía cuál era
el lugar central de Sión. "Una vez que se esparció
entre los miembros de la Iglesia la información de
que el Señor había revelado dónde se edificaría la
Nueva Jerusalén, naturalmente hubo entre ellos
gozo, y muchos expresaron el deseo de saber qué
tenían que hacer a fin de obtener una heredad.
Repetidamente, el Señor ha dado instrucciones
respecto a que todos los que vayan a Sión tendrán
que obedecer su ley, la ley celestial sobre la que Sión
será edificada. Los de fe débil y los indiferentes a los
mandamientos recibieron una advertencia de que no
serían bien acogidos en aquel lugar, a menos que se
arrepintieran. 'Escuchad, oh pueblo, abrid vuestro
corazón y dad oído desde lejos; escuchad, vosotros
los que os llamáis el pueblo del Señor, oíd su palabra
y su voluntad concerniente a vosotros' [verso 1 ) . Esas
son las palabras con que se da introducción a esta
revelación" (Smith, Church History and Modern
Revelation, 1 : 229) .
El profeta José Smith describió el interés y
entusiasmo de los santos en aquel momento: "En
esos días iniciales de la Iglesia, había gran ansiedad y
deseo de obtener la palabra del Señor sobre cualquier
tema que de alguna manera tuviera que ver con
nuestra salvación; y como la tierra de Sión era para
nosotros el obj eto temporal más importante, le pedí
al Señor que nos diera instrucciones acerca de la
congregación de los santos, la compra de los terrenos
y otros asuntos, y recibí lo siguiente . . , ", y cita la
sección 63 de Doctrina y Convenios. (History o[ the
Church, 1 : 207. )
Notas y comentario
D. y C. 63: 1-6. "Escuchad, vosotros los que os
llamáis el pueblo del Señor"
En estos versículos, el Señor enseña que, a fin de
que los santos habiten en Sión, deben ser un pueblo
justo (véase D. y C. 58, 59, 97, 101, 103, 105) . El
Señor comenzó esta revelación con un solemne
recordatorio de que sus mandamientos no deben
tomarse a la ligera, y que quienes los pasen por alto
o se rebelen contra ellos serán castigados, El
recordatorio era necesario, dado que, aunque
muchos de los primeros santos expresaban un gran
125

bibliotecasud.blogspot.com

José Smith enseñó que la fe es una llave que nos ayuda a obtener el
poder de Dios .
anhelo de edificar Sión, no eran obedientes a las
leyes que Dios había revelado. El profeta José Smith
trató de enseñar a los santos el mismo principio: "No
sabemos lo que tendremos que padecer antes que
Sión sea rescatada y establecida; por consiguiente,
tenemos gran necesidad de vivir cerca de Dios y
obedecer estrictamente todos sus mandamientos,
para que nuestra consciencia se encuentre libre de
ofensas hacia Dios y hacia los hombres" (Enseñanzas,
pág. 32) .
D. y C. 63: 7-12. ¿Cómo es que las señales
dependen de la fe, y por qué puede ser un pecado
buscar señales sin tener fe?
Estos versículos contienen una declaración muy
importante en cuanto a la relación que existe entre la
fe con obras y los poderes milagrosos, o señales, que
acompañan a la fe.
El procedimiento por el cual se desarrolla la fe, o el
poder, es una prueba. El Señor da ciertos principios,
y mediante nuestra obediencia a ellos recibimos
bendiciones y poder; pero no tenemos prueba de
ninguna promesa mientras no actuemos basándonos
en nuestra confianza o creencia. Luego, recibimos la
confirmación de la verdad del principio, pero
solamente después de haber actuado con fe y
confianza. Es por eso que Santiago enseñó que "la
fe, si no tiene obras, es muerta" (Santiago 2: 17) .
Moroni enseñó el mismo concepto al explicar que, al
principio, no podemos saber con certeza que los
conceptos son verdaderos y nos comunicarán un
poder, sino que solamente podemos tener la
esperanza de saberlo hasta que hayamos puesto a
prueba el principio en sí: "La fe es las cosas que se
esperan y no se ven; por tanto . . . no recibís ningún
testimonio sino hasta después de la prueba de
vuestra fe" (E ter 12: 6) .
Si estamos dispuestos a actuar basándonos en la
fe, el Señor nos dará evidencia confirmatoria de
todos los principios del evangelio. Hay algunas
personas que dicen: "Antes de pagar el diezmo,
deseo saber con certeza que se trata de un principio
verdadero". Pero el Señor actúa en forma totalmente
126
diferente. El nos dice: "Primero actuad con fe y
pagad el diezmo; luego, os daré la evidencia de que
es un principio verdadero" .
En sus enseñanzas, el Salvador hizo hincapié en
esa relación durante su ministerio en la tierra: "El
que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la
doctrina es de Dios" Gua n 7: 1 7; cursiva agregada) .
Al entender ese proceso, podemos comprender por
qué se condena el hecho de que el hombre busque
señales. Aquél que exige evidencia física del poder
de Dios como condición para creer procura esquivar
el proceso por el cual se desarrolla la fe; quiere la
prueba sin pagar el precio. Tal como sucede con el
adúltero, busca el resultado sin aceptar la
responsabilidad. De allí, la declaración de que la
generación que busca señales es malvada y adúltera.
El profeta José Smith enseñó lo siguiente con
respecto a este principio: "Os daré una de las llaves
de los misterios del reino. Es un principio eterno,
que ha existido con Dios por todas las eternidades,
que el hombre que se levanta para condenar a otro,
criticando a los de la Iglesia, diciendo que se han
desviado, mientras que él es j usto, sabed
seguramente que ese hombre va por el camino que
conduce a la apostasía; y si no se arrepiente, vive
Dios que apostatará. Este principio es tan correcto
como el que Jesús expuso cuando dij o que el que
demanda señal es adúltero; y ese principio es eterno,
invariable y firme como los pilares de los cielos;
porque cuando viereis a un hombre que demanda
señal, podréis estar seguros que es adúltero"
(Enseñanzas, pág. 182) .
D. y C. 63: 16. "El que mira a una muj er para
codiciarla"
El pensamiento siempre precede a la acción, tal como
lo explicó el presidente David O. McKay:
"Permitidme explicarlo más sencillamente. Hace
muchos años, siendo yo presidente de la Misión
Europea, un j oven fue a hablar conmigo y me hizo la
confesión de un hecho erróneo y pecaminoso. El se
justificaba diciendo que había dado la casualidad de
que estaba en una librería a la hora de cerrar, y una
vez que la puerta estuvo cerrada se había dejado
vencer por la tentación. Con eso, trataba de culpar a
las circunstancias por su caída.
"Pero yo le dij e: 'No fueron las circunstancias, ni
fue la puerta cerrada, ni fue la tentación lo que te
hizo caer. Tú ya habías pensado en eso antes de ir a
la librería. Si nunca hubieses pensado en ello, no
habría circunstancia alguna, por propicia que fuera,
que hubiera tenido la fuerza para tentarte a ti, un
misionero, y hacerte caer. El pensamiento siempre
precede a la acción' . " ("Cleanliness Is Next to
Godliness", Instructor, marzo de 1965, pág. 86. )
La sección Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 42: 23-24 contiene un análisis más
detallado sobre este tema.
D. y C. 63: 17. ¿Qué significa arder con fuego y
azufre?
El élder Bruce R. McConkie definió al azufre como
un "mineral fácilmente fundible y muy inflamable,
que al quemarse produce una llama azul y un olor
sofocante . . .
"La naturaleza del azufre en combustión es tal que
en la mente profética simbolizaba perfectamente el
tormento eterno de los condenados. De acuerdo con
esto es que leemos que los inicuos son atormentados
con fuego y azufre (véase Apocalipsis 14: 9-1 1; 19: 20;
20: 10), o, en otras palabras, que 'su tormento es
como un lago de fuego y azufre, cuya llama asciende

bibliotecasud.blogspot.com

para siempre jamás, y no tiene fin' (2 Nefi 9: 16; Alma
12: 17) . Esta escena, un terrible 'lago de fuego y
azufre' simboliza el 'tormento sin fin' (2 Nefi 9: 19, 26;
28: 23; Jacob 6: 10; Alma 14: 14; D. y C. 76: 36); quienes
tengan que vivir en ese estado están suj etos a la
segunda muerte" (Mormon Doctrine, págs. 280-281) .
D. y C. 63: 20- 21, 49-51. La transfiguración de la
tierra
"La tierra pasará por dos cambios que bien pueden
designarse como transfiguraciones:
"1. Al comienzo del Milenio se verá elevada de su
estado telestial presente y llegará a lo que se llama el
estado terrestre. En ese período solamente los justos
estarán en ella.
"2. Después de finalizar los mil años, la tierra será
celestializada y los fieles que sean dignos de esa
gloria recibirán en ella su herencia permanente. "
(Cowan, Doctrine and Covenants, pág. 101; véase
también D. y C. 77; 88: 1 7-20, 25-26; 101: 24-25;
130: 41 1 . )
D. y C. 63:24-31. ¿En qué forma s e obtendrá la
tierra de Sión?
El presidente Joseph Fielding Smith explicó que la
tierra en Sión debía comprarse. "Esto fue lo que se
enseñó a los primeros miembros. Se les advirtió que
no debían crear antagonismo entre sus vecinos,
muchos de los que se mostraban extremadamente
contrarios a los miembros de la Iglesia. El Señor dijo
que la tierra no podía obtenerse por medio del
derramamiento de sangre. Los que tuvieran el
privilegio de reunirse allí no debían hacerlo con
prisa, sino gradualmente. La razón de este consej o es
evidente, pues la prisa conduciría a la confusión, a
condiciones insatisfactorias y enfermedades, y eso, a
su vez, crearía consternación y temor en sus
enemigos, haciendo que su oposición aumentara.
Satanás deseaba destruirlos, y en su ira se esforzó
para instarlos a la contención; lo mismo hizo entre
los habitantes ya establecidos en Misuri. " (Church
History and Modern Revelation, 1 : 232. )
D. y C. 63:34. Difícilmente los santos escaparán
El profeta José Smith explicó "que es falsa la idea de
que los santos se escaparán de todos los juicios,
mientras los inicuos sufrirán; porque toda carne está
suj eta al padecimiento, 'y los justos apenas
escaparán' . Con todo, muchos de los santos se
librarán, pues los justos vivirán por la fe; sin
embargo, muchos de los justos serán postrados por
las enfermedades, las pestilencias, etc. , por motivo
de la debilidad de la carne, mas no obstante, se
salvarán en el reino de Dios. De modo que es un
principio injusto decir que tales y cuales personas
han transgredido porque han sido víctimas de las
enfermedades o la muerte, pues toda carne está
suj eta a la muerte; y el Salvador ha dicho: 'No
juzguéis, para que no seáis juzgados' (Enseñanzas,
pág. 193) .
D. y C. 63:50- 51. "Los ancianos morirán; mas no
dormirán en el polvo"
Estos versículos describen la condición existente en el
Milenio. Véase también Doctrina y Convenios 43: 32;
45: 57-58; 101 : 24-34; 3 Nefi 28: 8; Isaías 65.
D. y C. 63:54. "Habrá vírgenes insensatas entre las
sensatas"
En muchos pasaj es de Doctrina y Convenios se usan
frases o conceptos tomados de las parábolas del
Nuevo Testamento (véase, por ejemplo, Notas y
Sección 63
comentario sobre D. y C. 40: 2; 45: 36-37, 56-57; 60: 13;
86: 1-7) . Estos versículos nos dan otro ejemplo. La
frase "vírgenes insensatas" se refiere a las cinco
vírgenes de la parábola que no tenían suficiente
aceite en sus lámparas (véase Mateo 25: 1-13) .
D. y C. 63: 55-56. Lo escrito por Sidney Rigdon no
fue aceptable para el Señor
"Mediante una revelación, se habían dado
instrucciones a Sidney Rigdon (D. y C. 58: 50) de que
escribiera una descripción de la tierra de Sión. Su
primer esfuerzo no fue aceptable para Dios. En estos
versículos se da a conocer la razón de ese fracaso:
Era demasiado orgulloso y no aceptaba consej o. Por
lo tanto, se le dio otra oportunidad, y su segundo
esfuerzo resultó bueno y fue aceptado. " (Smith y
Sj odahl, Commentary, pág. 384. )
D. y C. 63: 61-64. "Cuídense todos los hombres de
cómo toman mi nombre en sus labios"
A veces, sólo cuando se emplea el nombre del Señor
en juramentos y en expresiones vulgares se
considera que se toma en vano. El élder James E.
Talmage amplió la definición de "tomar el nombre
del Señor en vano" mencionando los puntos
siguientes:
"1 . Lo tomamos en vano cuando empleamos
lenguaje profano o vulgar.
"2. Lo tomamos en vano cuando juramos
falsamente y no somos fieles a nuestros juramentos y
promesas.
"3. Lo tomamos en vano y además cometemos
blasfemia cuando damos a entender que hablamos en
su nombre sin haber recibido la autoridad para
hacerlo.
"4. ` tomamos su nombre en vano siempre que
nos obstinamos en hacer algo que desafía
abiertamente sus mandamientos, dado que hemos
tomado su nombre sobre nosotros. " (En Conference
Report, oct. de 1931, pág. 53. )
En la sección Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 88: 121, se analiza la forma apropiada de
tratar todo lo que es sagrado.
James E. Talmage enseñó que no debemos emplear lenguaje
profano o vulgar.
127

bibliotecasud.blogspot.com

"Os cs rcgucrído pcrdonar
a lodos los hombrcs"
Sección 64
Antecedentes históricos
"A causa de las interrupciones y como necesitaba un
lugar tranquilo en el cual trabajar, el 12 de
septiembre de 1831, el Profeta se mudó a la casa de
John Johnson, en el poblado de Hiram. La casa
estaba en el condado de Portage, estado de Ohio, a
unos cincuenta kilómetros al sudeste de Kirtland.
Desde que se mudó hasta principios de octubre, el
Profeta pasó la mayor parte del tiempo preparándose
para continuar con la traducción de la Biblia. Cuando
se habla de traducción, se hace referencia a una
revisión del texto bíblico mediante inspiración o
revelación, tal como el Señor le había mandado, tarea
que había empezado en j unio de 1830. (Documentary
Histor o[ the Church, 1: 215. ) Sidney Rigdon continuó
escribiendo para el Profeta en esa obra de revisión.
El día antes de que se mudara de Kirtland, recibió
una revelación importante, la sección 64, tal como
ahora aparece en Doctrina y Convenios. " (Smith,
Church History and Modern Revelation, 1 : 234-235. )
Notas y comentario
D. y C. 64: 1-2. "Que venzáis al mundo"
Smith y Sj odahl nos hacen notar lo siguiente: "Juan,
en su Primera Epístola, dice: 'Lo que es nacido de
Dios vence al mundo' (5: 4); y '¿Quién es el que
vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo
de Dios?' (vers. 5) . Lo que quiso decir es que, en
tanto sigamos nuestros deseos de sujetarnos a las
costumbres del mundo, los mandamientos de Dios
nos resultarán difíciles de cumplir; pero si vencemos
ese deseo y no nos sometemos al espíritu del
mundo, entonces los mandamientos no son difciles
de cumplir; además, si realmente creemos que Jesús
es el Hijo de Dios, no nos interesará lo mundano,
que está en abierta rebelión contra El. En esta
revelación, el Señor, utilizando la misma expresión
de su discípulo amado, les dice a los élderes de la
Iglesia que no deben aceptar la forma mundana de
adorar, ni de vivir, ni de divertirse. Algunas
personas no se comportaban como debían en este
sentido" (Commentary, pág. 389) .
D. y C. 64: 7. ¿Cómo se puede pecar "de muerte"?
El élder Bruce R. McConkie lo explicó así: "Aquellos
que se apartan de la luz y verdad del evangelio, los
que se entregan a Satanás, los que se alistan en su
causa y la sostienen, se convierten en sus hij os, y en
esa forma pecan de muerte. Para ellos no hay ni
arrepentimiento, ni perdón, ni esperanza alguna de
salvación de ningún tipo. Como hij os de Satanás,
son hij os de perdición" (Mormon Doctrine, pág. 737;
véase también Alma 5: 41-42; Mateo 12: 31-32;
Hebreos 10: 26-27; 1 Juan 5: 16-17).
D. y C. 64: 8. "En la antigüedad mis discípulos
buscaron motivo el uno contra el otro"
El presidente Joseph Fielding Smith explicó esto en la
forma siguiente: "El Señor declaró que mientras
estaba en su ministerio terrenal, sus discípulos
buscaron motivos de estar los unos contra los otros,
128
y en algunas ocasiones les fue imposible perdonar
sinceramente. Esa situación impulsó a Pedro a
preguntarle al Señor cuántas veces debía perdonar a
su hermano y si debía hacerlo hasta siete veces. El
Salvador le respondió: 'No te digo hasta siete, sino
aun hasta setenta veces siete' (Mateo 18: 21-22) . Así
como los discípulos en la antigüedad provocaron sus
propias aflicciones, igualmente nosotros, al no tener
dentro de nosotros el espíritu de perdón, nos
hacemos acreedores de aflicción y castigo de parte
del Señor" (Church Histor and Modern Revelation,
1 : 235) .
D. y C. 64: 9-11. "A vosotros os es requerido
perdonar a todos los hombres"
En la Conferencia General de octubre de 1973, el
élder Marion D. Hanks habló en cuanto a la
importancia de perdonar a los demás:
"Alguien ha escrito: ' . . . negar el amor es la
negación del Espíritu de Cristo, la prueba de que
nunca lo conocimos, de que El vivió en vano por
nosotros. Significa que El no provocó ningún cambio
en nuestros pensamientos, que ni siquiera una vez
estuvimos bastante cerca de El para que la maravilla
de su compasión por el mundo tuviera influencia en
nosotros' . . .
"¿Cómo respondemos cuando aquellos a quienes
amamos nos ofenden, nos malentienden, nos tratan
mal o injustamente nos hacen víctimas de sus
pecados, nos tachan de ofensores por una palabra,
nos acusan falsamente, nos dejan de lado, nos hieren
y nos rechazan? ¿Nos rebelamos por ello, nos
amargamos y guardamos rencor? ¿O, si podemos,
resolvemos el problema, perdonamos y nos libramos
de la carga?
"La naturaleza de nuestra reacción en tales
situaciones bien puede determinar la naturaleza y
calidad de nuestra vida, aquí y eternamente . . .
"Pero no sólo nuestra salvación eterna depende del
deseo y la capacidad que tengamos de perdonar los
errores cometidos contra nosotros, sino también el
gozo y satisfacción que podamos disfrutar en esta
vida, y hasta la verdadera libertad. Cuando Cristo
nos instó a presentar la otra mejilla, a andar la
segunda milla, a darle la capa a quien nos quite la
túnica, ¿lo hizo en consideración al tirano, al bruto,
al ladrón? ¿O fue para que la víctima se viera aliviada
de la carga destructiva del resentimiento y la ira?
"Pablo escribió a los romanos que nada 'nos podrá
separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús
Señor nuestro' (Romanos 8: 39) . Estoy seguro de que
eso es cierto. Doy testimonio de que es cierto. Pero
también es cierto que nosotros podemos apartarnos de
su Espíritu . . .
"En toda situación de pecado sucede así. La
envidia, la arrogancia, el dominio inj usto, todo eso
carcome el alma de quien los pone en práctica.
También sucede así si no perdonamos. Aun cuando
nos parezca que otra persona merece nuestro
resentimiento u odio, por el mal que esos
sentimientos nos causan no podemos exponernos a
pagar el precio de experimentarlos. Si hemos sentido
la punzante mordedura de esas emociones, sabemos
el daño que producen . . .

bibliotecasud.blogspot.com

"Se cuenta que el presidente Brigham Young dijo
una vez que quien se ofende cuando no hubo
intención de ofenderlo es un tonto, y que quien se
ofende cuando se le ofendió con intención
generalmente es también un tonto. Se dice, además,
que cuando una serpiente de cascabel muerde a una
persona, ésta puede hacer dos cosas: Puede, por ira,
miedo o sed de venganza, perseguir al animal y
darle muerte; o puede, a toda prisa, tratar de librarse
del veneno que está entrando en su organismo. Si
seguimos este último curso de acción, con toda
probabilidad sobreviviremos; pero si intentamos
seguir el primero, tal vez no vivamos lo bastante
para darle término. " (En Conference Report, oct. de
1973, págs. 15-16. )
D. y C. 64:1S21. ¿Por qué quería el Señor "retener
una fuerte posesión en la tierra de Kirtland" durante
cinco años?
El presidente Joseph Fielding Smith contestó esa
pregunta explicando lo siguiente:
"Era en esa tierra donde se levantaría el primer
templo en esta dispensación, el mismo en el que se
revelarían las llaves esenciales de la restauración.
Parece evidente que si todos se hubieran mudado a
Sión en aquel momento, la edificación del templo se
habría visto frustrada por los enemigos de la
Iglesia . . . La restauración de las llaves del sacerdocio
que poseían los antiguos profetas era esencial para el
progreso de la Iglesia. El Señor deseaba que se
edificara una casa a su nombre en Kirtland adonde El
vendría y adonde enviaría a sus mensajeros con esas
llaves de poder. La construcción de un templo
requería tiempo, y aunque los élderes se pusieron a
trabajar con todo ahínco, esa casa no estuvo lista
para su dedicación hasta el 27 de marzo de 1836. El 3
de abril de ese año fue el día en que el Señor
apareció en dicho templo, el mismo donde Elías,
Moisés y Elías el Profeta aparecieron y confirieron las
llaves de sus dispensaciones y la autoridad
correspondiente. No sabemos qué otros mensaj eros
vinieron en aquel entonces, pero sí que era necesario
que se revelaran todas las llaves y la autoridad. Por
necesidad se revelaron algunas antes de que hubiera
un templo al cual pudieran venir los mensaj eros,
pero el hecho de que se revelaran llaves de aquella
naturaleza en una casa erigida en nombre del Señor
estaba de acuerdo con el plan divino. La revelación
en la que el Señor comunicó a los santos su deseo de
retener una fuerte posesión en Kirtland se recibió el
11 de septiembre de 1831 .
"En marzo de 1836, dedicaron la casa del Señor y
El Templo de Kirtland, o templo de la Restauración.
Sección 64
en el siguiente mes de abril se confirieron allí las
llaves antes mencionadas. Después de este
acontecimiento glorioso, los miembros de la Iglesia
quedaron en libertad de mudarse a Sión. Pocos
meses después, se produj o en aquel lugar una
apostasía, y muchos se apartaron de la Iglesia, pero
algunos se arrepintieron y se vieron en la necesidad
de huir de allí. Sin embargo, el Espíritu del Señor
prevaleció hasta que su obra en aquel lugar se hubo
cumplido y pasó el tiempo señalado. " (Church History
and Modern Revelation, 1 : 237. )
D. y C. 64:22. ¿Qué quiere decir que el Señor
requiere el corazón de los hombres?
En las Escrituras, es común que se use
figuradamente el nombre de partes del cuerpo
humano, y su simbolismo generalmente se deriva del
propósito y la función del órgano en particular. Así,
por ej emplo, el oj o, siendo el órgano que percibe la
luz, se utiliza como símbolo de percepción, tanto de
las cosas buenas como de las malas (véase Mateo
5: 29; 6: 22-23; D. y C. 1 : 2) . El oído, por ser el órgano
auditivo, viene a ser el símbolo de prestar atención o
rendir obediencia (véase Exodo 19: 5; Apocalipsis 2: 7;
D. y C. 33: 1; 43: 1 ) .
Pero de todos los órganos del cuerpo, el corazón
es el símbolo de significado más profundo. Un
estudioso dij o que en la Biblia el corazón se
considera "el centro mismo" del hombre, y es
representativo de tres temas centrales:
1. El núcleo de la vida y la fuerza del cuerpo.
Cuando se fortalece el corazón, todo el hombre es
fortalecido.
2. El centro de la naturaleza racional y emocional
del ser humano. Es el asiento del amor y del odio, el
ej e del pensamiento y conocimiento; entiende,
delibera, reflexiona, evalúa. Es el centro de los
sentimientos y afectos, y experimenta el gozo, el
pesar, la mala voluntad, el disgusto, la ansiedad, la
desesperación, el temor y la reverencia.
3. Es el centro de la moral . En él se encuentran
diversos grados de desarrollo espiritual . Es el lugar
donde se da morada a Cristo o a Satanás; puede ser
duro o estar quebrantado; puede atesorar el bien o
acumular el mal. "El corazón es el laboratorio y lugar
de prueba de todo lo que es bueno y malo en
pensamientos, palabras y acciones . . . Es el centro
del hombre, el crisol mismo donde palpita la vida. "
(Unger, Bible Dictionar; véase baj o "Heart",
pág. 462. )
Al entender el significado profundo del corazón
como un símbolo, podemos comprender mej or por
qué el Señor requiere el corazón del hombre. En el
versículo 34, el Señor agrega a ese requisito tan
importante el de una mente bien dispuesta.
D. y C. 64:23. "El que es diezmado no será quemado
en su venida"
El élder Rudger Clawson, quien fuera miembro del
Consej o de los Doce y segundo consejero en la
Primera Presidencia, explicó cómo puede cumplirse
esta promesa:
"¿Qué significa eso? ¿Significa que si una persona
no paga el diezmo, el Señor va a enviar desde el
cielo una bola de fuego para quemarlo? No; el Señor
no actúa así, sino que obra sobre principios
naturales. Esto es lo que quiere decir, si lo entiendo
correctamente: Significa que la persona que
voluntariamente pasa por alto el mandamiento
expreso del Señor dejando de pagar el diezmo notará
que el Espíritu del Señor se retira de él; significa que
el poder del sacerdocio se retirará de ese hombre si
129

bibliotecasud.blogspot.com

continúa empeñado en no cumplir con su deber.
Gradual pero ciertamente, el que así se comporta se
apartará hacia las tinieblas hasta que finalmente (y
recordad esto bien) descubrirá que se encuentra entre
los malvados; allí es donde irá a parar; y cuando
llegue el momento de la destrucción y la quema, él
estará entre los inicuos y será destruido. Por otra
parte, los que observan la ley se encontrarán entre
los justos y serán preservados. Hay un Dios en los
cielos, y El ha prometido proteger a los justos.
Repito: El día de la quema, el día de la destrucción,
vendrá sobre los inicuos. ¿Y dónde nos
encontraremos? ¿Estaremos con los malvados o con
los justos?" (En Conference Report, oct. de 1913,
pág. 59. )
D. y C. 64:23-25. "El tiempo presente e s llamado
hoy"
"La consumación se halla tan próxima que el período
de tiempo interyacente es llamado 'hoy'; y al aplicar
esta designación al año 1831, el Señor dij o: [Se citan
los versículos 23-25] .
" . . . solamente por medio de la diligencia y la
oración podrán interpretarse correctamente las
señales de los tiempos y percibirse la inminencia de
la aparición del Señor. Para los negligentes e impíos
el acontecimiento será tan repentino e inesperado
como el ladrón que llega en la noche. Sin embargo,
no se nos deja sin información definitiva respecto a
las señales precedentes. " (Talmage, Jesús el Cristo,
págs. 821-822. )
La sección Notas y comentario sobre Doctrina y
Convenios 45: 6 contiene una explicación respecto al
motivo de que, en la terminología del Señor, el
tiempo a contar desde ahora hasta su venida pueda
designarse como "hoy".
D. y C. 64:34-36. "Los rebeldes no son de la sangre
de Efraín"
Parece extraño que el Señor dijera que la rebeldía,
que es una condición espiritual, pueda tener
influencia en la sangre, que es símbolo de
descendencia directa. ¿No se trata, entonces, de ser o
no ser descendiente directo de Efraín? La respuesta
es que no, no a los oj os del Señor que califica a sus
hij os por las cualidades espirituales que poseen.
Pablo enseñó ese principio a los santos de la
antigüedad. Los judíos se enorgullecían de ser de la
circuncisión, esto es, de ser el pueblo del pacto del
cual la circuncisión era la señal. Pero Pablo señaló
que si uno de la circuncisión violaba la ley, su
"circuncisión viene a ser incircuncisión" (Romanos
2: 25) . En otras palabras, por causa de la transgresión,
éste se excluía de la posibilidad de ser un verdadero
israelita. Pablo concluyó su razonamiento con esta
declaración: "Pues no es judío el que lo es
exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace
exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo
es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón,
en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene
de los hombres, sino de Dios" (Romanos 2: 2829) .
Nefi también entendió este principio y enseñó lo
siguiente: "Porque he aquí, os digo que cuantos de
los gentiles se arrepienten son el pueblo del convenio
del Señor; y cuantos judíos no se arrepientan serán
talados; porque el Señor no hace convenio con nadie
sino con aquellos que se arrepienten y creen en su
130
Hijo, que es el Santo de Israel" (2 Nefi 30: 2) .
Efraín recibió la primogenitura de manos de Jacob
(véase Génesis 48: 5- 22) y fue considerado por el
Señor como el primogénito de José (véase 1 Crónicas
5: 1; Jeremías 31: 9) . El presidente Joseph Fielding
Smith explicó la razón:
"En esta dispensación, es esencial que Efraín ocupe
su lugar a la cabeza, ejerciendo en Israel la
primogenitura que recibió por revelación directa. Por
tanto, Efraín debe ser recogido primero para preparar
el camino, mediante el evangelio y el sacerdocio,
para el resto de las tribus de Israel cuando llegue el
momento en que deban ser congregadas en Sión. La
gran mayoría de aquellos que han ingresado a la
Iglesia son efrainitas; es muy raro encontrar personas
de cualquier otra tribu, con excepción de los de
Manasés . . .
"En la actualidad, es Efraín el que posee el
sacerdocio. Con Efraín es con quien el Señor ha
concertado convenio y a quien ha revelado la
plenitud del evangelio eterno. Es Efraín el que está
edificando templos y efectuando en ellos las
ordenanzas, tanto para los vivos como para los
muertos. Cuando vengan las 'tribus perdidas' -y
será una escena sumamente hermosa y un
acontecimiento maravilloso cuando vengan a Sión-,
en cumplimiento de las promesas hechas por medio
de Isaías y Jeremías, tendrán que ser coronadas con
sus bendiciones por su hermano Efraín, el
'primogénito' en Israel . " (Doctrina de Salvación,
3: 237-238; versión revisada. )
El comprender l a misión de Efraín nos ayuda a
entender por qué dijo el Señor que "los rebeldes no
son de la sangre de Efraín" (vers. 36) .
El sacerdocio es la mayordomía de la casa de Efraín.

bibliotecasud.blogspot.com

"lxlíéndasc cl rcíno dc
Oíos, para guc vcnga cl
rcíno dc los cíclos"
Sección 65
Antecedentes históricos
"En Hiram, estado de Ohio, tuvieron lugar varias
conferencias importantes. Allí se recibieron trece
revelaciones, incluso la memorable visión que se
describe en la sección 76. Allí el populacho,
exacerbado por Ezra Booth, que había negado la fe
volviéndose enemigo, trató de quitarles la vida al
Profeta y a Sidney Rigdon. Sin duda, se les dio esta
revelación para fortalecerlos para la obra y
experiencias que los esperaban. " (Smith y Sjodahl,
Commentary, pág. 397. )
El profeta José Smith declaró que esta sección es
una oración, diciendo: "A principios de octubre
recibí, por medio de una revelación, la siguiente
oración . . . ", y a continuación escribió el contenido
de la sección 65. (History of the Church, 1 : 218. )
Notas y comentario
D. y C. 65: 1-6. El establecimiento del reino de Dios
El profeta José Smith explicó su propio papel en el
establecimiento del reino de Dios:
"Los antiguos profetas declararon que en los
últimos días el Dios del cielo establecería un reino
que nunca sería destruido ni quedaría en manos de
otro pueblo; y llegado el momento preciso, este
pueblo comenzó a esforzarse por sacarlo a luz . . .
"Estimo que yo soy uno de los instrumentos para
establecer el reino de Daniel mediante la palabra de
Señor, y tengo la intención de poner un cimiento que
revolucionará al mundo entero . . . No será por medio
de la espada ni el fusil que este reino se extenderá; el
poder de la verdad es tan fuerte, que todas las
naciones se verán en la necesidad de obedecer el
evangelio. " (History of the Church, 6: 364-365. )
El poder que Cristo dio para llevar adelante el reino en s u época,
lo ha dado también en ésta.
D. y C. 65: 2. ¿Cuál es la relación entre el reino de
Dios y la piedra cortada "no con mano"?
El presidente Harold B. Lee comentó la relación que
existe entre el reino de Dios y la piedra que
Nabucodonosor vio en su sueño (véase Daniel
2: 445) .
"Podríamos preguntar qué es el reino de Dios. Y
esa pregunta tampoco queda sin respuesta, ya que el
Señor la respondió, diciendo: 'Las llaves del reino de
Dios han sido entregadas al hombre en la tierra . . . '
[Verso 2] Donde están las llaves del reino, allí está la
Iglesia de Jesucristo, y ésta es la piedra que fue
cortada del monte, no por manos, tal como lo explicó
Daniel en la interpretación que dio al sueño, la cual
rodaría y golpearía a la imagen rompiéndola en
pedazos y seguiría rodando hasta llenar toda la
tierra. (D. y C. 65. )
"El profeta José Smith hace esta definición del
reino de Dios:
" 'Algunos dicen que el reino de Dios no quedó
establecido sobre la tierra sino hasta el día de
Pentecostés y que Juan el Bautista no predicó el
bautismo de arrepentimiento para la remisión de los
pecados; pero yo declaro, en el nombre del Señor,
que desde los días de Adán hasta el tiempo actual, el
reino de Dios se ha hallado en el mundo, siempre
que ha habido un hombre justo sobre la tierra, a
quien Dios haya revelado su palabra y conferido
poder y autoridad para administrar en su nombre, y
donde ha habido un sacerdote de Dios . . . para
administrar las ordenanzas de Dios y oficiar en el
sacerdocio . . . allí ha estado el reino de Dios . . :
(Enseñanzas del Profeta José Smith, pág. 332. )
"Esta es otra forma de decir. . . 'Donde no está el
reino de Dios, no hay nada' . " (En Conference Report,
oct. de 1953, pág. 26. )
131

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 65: 6. El reino de Dios y el reino de los
cielos
El élder James E. Talmage explicó la diferencia entre
estos dos términos:
"La expresión 'Reino de Dios' se usa como
sinónimo de 'Iglesia de Cristo'; pero el Señor aclaró
que a veces El utiliza en forma distinta la frase 'reino
de los cielos' . En 1832, dirigiéndose a los élderes de
la Iglesia, les hizo notar esa diferencia con estas
palabras . . . " A continuación, el élder Talmage citó
los versículos 1-6 de esta sección.
"Esa es la oración que el Señor prescribió para que
su pueblo la eleve; no para que la exprese sólo con
palabras, no para que sólo la repita, sino para que
realmente suplique que el reino de Dios pueda ir
adelante en la tierra a fin de prepararla para cuando
venga el reino de los cielos. Aquello que dij o el
Arrcpíéntctc, pucs,
dc las cosas gucno
mc complaccn"
Antecedentes históricos
En octubre de 1831, tuvo lugar en Ohio una serie de
conferencias dirigidas por el Profeta. El 11 de ese
mes, la conferencia se realizó en Hiram, en la casa de
John Johnson. Allí se impartieron instrucciones
concernientes a "la antigua manera de dirigir las
reuniones". El 21 tuvo lugar una conferencia en
Kirtland, durante la cual surgió una disputa, y se le
pidió al Profeta que la resolviera. El 25 hubo una
conferencia en Orange, que contó con la asistencia
de "doce sumos sacerdotes, diecisiete élderes, cuatro
presbíteros, tres maestros y cuatro diáconos", así
como de una numerosa congregación. (History of the
Church, 1: 219. ) En esta última, William E. McLellin
pidió a José Smith que le preguntara al Señor cuál
era su voluntad concerniente a él. El Profeta consultó
al Señor y recibió lo que conocemos como la sección
66 de Doctrina y Convenios.
Notas y comentario
D. y C. 66:1-13. ¿Cuál era la condición espiritual de
William E. McLellin al recibirse esta revelación?
Aunque posteriormente apostató, en ese momento
McLellin era un buen miembro de la Iglesia, aunque
los versículos 3 y 10 dan a entender que ya tenía
algunos problemas.
El presidente Joseph Fielding Smith, hablando del
hermano McLellin, dij o: "Mediante su
arrepentimiento y sincero deseo de hacer lo correcto,
el Señor le declaró que se encontraba 'limpio, mas no
del todo' . A pesar de que lo había perdonado,
todavía había en la mente de él, evidentemente en
sus pensamientos, algo de lo cual no había quedado
limpio por el arrepentimiento completo. El Señor
leyó en el alma de aquel hombre, y le mandó ir a
predicar el evangelio 'de tierra en tierra, y de ciudad
en ciudad, sí, en las regiones circunvecinas donde no
se haya proclamado' . Se le indicó que no fuera al
132
Señor en su oración modelo, 'Venga tu reino. Hágase
tu voluntad, como en el cielo, así también en la
tierra', no ha sido abrogado. Nosotros oramos para
que venga el reino de los cielos y nos esforzamos por
preparar la tierra para su venida. El reino de Dios, ya
establecido aquí, no aspira al dominio temporal entre
las naciones; no busca derrocar forma alguna de
gobierno; no profesa ej ercer influencia en los asuntos
que pertenecen sólo a los Estados, a no ser por la
enseñanza de principios correctos y el interés de que
los hombres vivan de acuerdo con los conceptos de
verdadero gobierno, antes de que venga el reino de
los cielos y se establezca en la tierra con su Rey a la
cabeza. Pero cuando El venga, reinará y gobernará,
pues ése es su derecho. " (En Conference Report, abril
de 1916, págs. 128-129. )
Sección 66
territorio de Sión en aquel momento y que debía
pensar más en la obra del Señor que en sus
posesiones. En su labor debía tener como compañero
a Samuel H. Smith, hermano del Profeta. Esta fue
una revelación maravillosa para William E. McLellin
y debía haber sido una gran bendición e incentivo
para que permaneciera fiel. Un pecado que lo
amenazaba, según lo reveló el Señor, era la tentación
del pecado sexual . No se le acusó de haberlo
cometido, sino de los peligros de ese pecado, dadas
sus debilidades" (Church History and Modern
Revelation, 1 : 244-245) .
D. y C. 66: 10. ¿Cuán grave es el pecado sexual?
Hablando de la relación existente entre los
pensamientos sucios y la inmoralidad, el presidente
Spencer W. Kimball dij o:
La semilla es l a idea; l a planta es l a acción,

bibliotecasud.blogspot.com

"Querer, desear, apetecer -eso es codiciar. De
modo que al nacer el pesamiento que provoca la
reacción en cadena, ya se ha cometido un pecado. Si
se siembra el pensamiento y luego se desarrolla en
lujuria, casi es seguro que finalmente producirá la
cosecha completa del acto del vil pecado, el
adulterio . . .
"Asimismo, el adulterio no es el resultado de un
solo pensamiento. Primero viene una deterioración
mental. Por la mente del ofensor ha estado cursando
una retahíla de pensamientos pecaminosos antes de
cometerse el pecado físico.
Sección 66
"Efectivamente, cual es el pensamiento del hombre
en su corazón, así obra. Si piensa en ello el tiempo
suficiente, probablemente lo hará, bien sea el hurto,
el pecado moral o el suicidio. De manera que la
ocasión para protegerse contra la calamidad es
cuando el pensamiento apenas empieza a tomar
forma. Destrúyase la semilla, y la planta jamás
crecerá.
"Sólo el hombre, de todas las criaturas sobre la
tierra, puede alterar su manera de pensar y
convertirse en el arquitecto de su destino. " (El
Milagro del Perdón, pág. 112. )
"Os doy un lcslímonío
dc la vcrdad dc cslos
mandamícnlos"
Sección 67
Antecedentes históricos
En j ulio de 1831, se l e dio a William W. Phelps la
responsabilidad de iniciar el negocio de imprenta en
el condado de Jackson a fin de poder imprimir todas
las publicaciones de la Iglesia, ¡ se designó a
Oliverio Cowdery para que lo ayudara (véase D. y C.
57: 1 1-14) . Phelps debía empezar, y Cowdery tenía
que juntar los fondos para la prensa y unírsele más
adelante. Por el peligro que existía en viaj ar solo por
aquellas regiones occidentales poco habitadas, John
Whitmer recibió la orden de acompañar a Cowdery a
fin de proteger el dinero y el manuscrito de las
revelaciones (véase D. y C. 69: 1-2) .
"Cuando Oliverio Cowdery y John Whitmer
estaban ya listos para salir rumbo al condado de
Jackson, en Misuri, el Profeta decidió convocar a una
conferencia de élderes en la casa de los Johnson, en
Hiram, para considerar asuntos de importancia
relativos a los deberes que se les habían asignado. El
primer asunto a tratar era la publicación de las
revelaciones que había estado preparando con ese fin
durante más de un año.
"El primer día de la conferencia, el lo. de
noviembre de 1831, el Señor aprobó la publicación de
las revelaciones dando lo que comúnmente
conocemos como el Prefacio del Señor para el "Libro
de Mandamientos" (D. y C. 1) . El propósito de esa
revelación fue que sirviera de introducción al
contenido de todo el libro. En ella, el Señor proclama
a todo el mundo su mensaj e de arrepentimiento y el
hecho de que por medio de su siervo José Smith
restauró el evangelio de salvación para la
humanidad. 'Por tanto, la voz del Señor habla hasta
los extremos de la tierra, para que oigan todos los
que quieran oír: . . . Escudriñad estos mandamientos
porque son verdaderos y fieles, y las profecías y
promesas que contienen se cumplirán todas' (D. y C.
1 : 1 1 , 37) .
"En la conferencia, los élderes decidieron que se
imprimieran diez mil copias de las sesenta y cinco
revelaciones con el título 'Libro de Mandamientos' .
Oliverio Cowdery leyó el Prefacio del Señor, y varios
hermanos se pusieron de pie y dieron testimonio de
la verdad de todas las revelaciones recibidas por el
Profeta. Este expresó su profunda gratitud por los
Ejemplar original del Libro de Mandamientos .
mandamientos del Señor y el hecho de que no
abrigaba duda alguna concerniente al origen divino
de la revelación que había recibido para guía de la
Iglesia . . .
"No todos los asistentes a la conferencia
aprobaron plenamente las revelaciones. Por lo menos
uno, William E. McLellin, puso en duda el lenguaj e
de las mismas. Su rebelión tuvo respuesta en una
revelación [ D. y C. 67: 5-8] .
"McLellin, que, según palabras del Profeta, tenía
'más conocimiento que sentido común, se esforzó
por escribir algo que fuera semejante por lo menos a
uno de los mandamientos más sencillos del Señor'
[History o[ the Church, 1 : 226] . Había sido un maestro
de escuela bastante bueno en cinco estados de la
Unión y había adquirido mucho conocimiento. Pero
fracasó lamentablemente en su intento de escribir
una revelación. José Smith dij o: ' . . . Era una terrible
responsabilidad escribir en el nombre del Señor. Los
élderes y todos los presentes que fuimos testigos de
este vano intento de un hombre por imitar el
lenguaj e de Jesucristo vimos renovada nuestra fe en
la plenitud del evangelio y en la verdad de los
mandamientos y revelaciones que el Señor había
dado a la Iglesia por medio de mi persona . . . '
[History o[ the Church, 1 : 226. ]
"Después de clausurada l a conferencia, José Smith
arregló las revelaciones en el orden correspondiente,
133

bibliotecasud.blogspot.com

y Oliverio Cowdery y John Whitmer las llevaron a
Independence para que William Phelps las
imprimiera. " (Barrett, Joseph Smith, págs. 200-202. )
N otas y comentario
D. y C. 67:3, 14. ¿Cuál fue la bendición que no se
recibió?
Smith y Sjodahl explican lo siguiente en cuanto a
dicha bendición: "Los élderes congregados, o
algunos de ellos, no recibieron una bendición que
habían esperado recibir. No se dio a conocer en qué
consistía esa bendición. Tal vez haya sido una
manifestación especial concerniente al Libro de
Mandamientos (vers. 4) o alguna manifestación
milagrosa después de haber recibido la imposición de
manos del Profeta (vers. 14) . Pero, fuera lo que
fuese, algunos no recibieron lo que esperaban, y la
razón se declara en estos versículos: Les faltaba fe y,
en consecuencia, estaban dominados por el temor"
(Commentary, pág. 405) .
D. y C. 67:5-8. El desafío del Señor
Algunos de los élderes cuestionaban el lenguaj e
contenido en las revelaciones. Se fijaban en errores
de escritura, errores gramaticales y otras
peculiaridades que, según ellos, señalaban que esos
escritos eran producto de la inventiva de José Smith.
Pensaban que si las revelaciones fueran realmente
divinas, no existirían esos errores o peculiaridades.
Así fue que el Señor los desafió a que escribieran una
revelación. El élder Orson F. Whitney declaró:
"Bien, uno de ellos, que se consideraba el más
sabio y que tenía bastante instrucción, aceptó el reto
e intentó escribir una revelación; pero fue un fracaso
total. Naturalmente, articuló algunas palabras con
mucho estilo, pero le faltaba el espíritu divino, y
tuvo que reconocer que se daba por vencido.
"No es fácil comunicar el espíritu de vida. El
hombre puede hacer el cuerpo, pero solamente Dios
puede crear el espíritu. " (En Conference Report, abril
de 1917, pág. 42. )
D. y C. 67:6. ¿Qué era e l Libro de Mandamientos?
El Libro de Mandamientos era el título original de la
primera recopilación de revelaciones que se iba a
publicar. Cuando la prensa y la mayoría de los
ej emplares fueron destruidos por un populacho en el
condado de Jackson, el Profeta decidió añadir otras
revelaciones que había recibido en el ínterin. La
edición aumentada recibió el nombre de Libro de
Doctrina y Convenios. (Véase la introducción a este
manual . )
D. y C. 67: 9. ¿Qué significa l a expresión "Padre de
las luces"?
Sobre esta expresión, que también se encuentra en
Santiago 1 : 1 7, el élder Bruce R. McConkie escribió:
" 'Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él' . (1
Juan 1: 5. ) Esto es, El es la personificación, el autor y
el origen de la luz, o en otras palabras el Padre de las
luces. " (Mormon Doctrine, pág. 278. )
D. y C. 67: 10-13. "Me veréis y sabréis que yo soy"
Una de las verdades que más se destaca del
evangelio restaurado es que los cielos no están
cerrados, que Dios habla a los hombres y les revela
su voluntad. Y un aspecto maravilloso de esa verdad
es que Dios mismo en realidad se revelará a las
134
personas que cumplan con ciertos requisitos. Las
Escrituras dicen que muchos antiguos profetas vieron
a Dios, y la dispensación actual se inició con una
visión en la que Dios y Cristo aparecieron ante José
Smith en la Arboleda Sagrada. Pero en varios lugares
de Doctrina y Convenios, incluso en la sección 67, se
enseña claramente que este extraordinario privilegio
no está reservado sólo para los profetas, sino para
toda persona que esté dispuesta a cumplir con el
requisito que se exige de una rectitud total (véase D.
y C. 50: 45-46; 88: 68-69; 93: 1; 130: 3) . El profeta José
Smith enseñó:
"Después que una persona tiene fe en Cristo, se
arrepiente de sus pecados, se bautiza para la
remisión de ellos y recibe al Espíritu Santo (por la
imposición de manos), que es el primer Consolador,
entonces si continúa humillándose ante Dios,
teniendo hambre y sed de j usticia y viviendo de
acuerdo con todas las palabras de Dios, el Señor le
dirá dentro de poco: 'Hij o, serás exaltado' . Cuando el
Señor lo haya probado en todas las cosas y haya
visto que aquel hombre está resuelto a servirlo, pase
lo que pase, ese hombre verá que su vocación y
elección han sido confirmadas, y entonces será suyo
el privilegio de recibir al otro Consolador que el
Señor ha prometido a los santos, según se halla
escrito en el testimonio de S. Juan, capítulo 14, desde
el versículo 12 hasta el 27. . .
"¿Qué, pues, es este otro Consolador? No es nada
más ni menos que el Señor Jesucristo mismo; y ésta
es la substancia de todo el asunto: que cuando un
hombre recibiere este último Consolador, tendrá la
persona de Jesucristo para atenderlo o aparecerle de
cuando en cuando, y aun le manifestará al Padre, y
harán morada con él, y le serán descubiertas las
visiones de los cielos, y el Señor lo instruirá cara a
cara y podrá alcanzar un conocimiento perfecto de
los misterios del reino de Dios; y ésta es la dignidad
y posición que alcanzaron los antiguos santos cuando
vieron tan gloriosas visiones: Isaías, Ezequiel, Juan
en la isla de Patmos, San Pablo en los tres cielos, y
todos los santos que han tenido comunión con la
asamblea general y la Iglesia del Primogénito. "
(Enseñanzas, págs. 178, 179. )
Ese privilegio no s e obtiene fácilmente. Una
persona debe demostrar que posee absoluta rectitud
y que su dedicación es total e incondicional, antes de
que Dios lo visite; y, sin embargo, paso a paso, ese
privilegio puede lograrse. El profeta José Smith
enseñó cómo puede alcanzarse ese grado de
progreso: "Creemos que Dios ha creado al hombre
con una mente capaz de recibir instrucción, y una
facultad que puede ser ampliada en proporción al
cuidado y diligencia que se da a la luz que del cielo
se comunica al intelecto; y que cuanto más se acerca
el hombre a la perfección, tanto más claros son sus
pensamientos y tanto mayor su gozo, hasta que llega
a vencer todas las malas cosas de su vida y pierde
todo el deseo de pecar; e igual que los antiguos, llega
su fe a ese punto en que se halla envuelto en el
poder y gloria de su Hacedor, y es arrebatado para
morar con El. Pero consideramos que éste es un
estado que ningún hombre alcanzó j amás en un
momento, pues debe ser instruido gradual y
debidamente sobre el gobierno y leyes de ese reino,
hasta que su mente sea capaz de comprender, hasta
cierto punto, la prudencia, justicia, igualdad y
conformidad de dicho reino" (Enseñanzas, pág. 54) .

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 67:10, 12. ¿Qué es la mente natural o carnal?
Daniel Ludlow explicó que "algo es natural si está en
la misma condición esencial de lo que lo rodea. En el
presente, la tierra está temporalmente en una
condición mortal y telestial, y hablando en general,
los que viven en ella son carnales, sensuales y
diabólicos. Por ese motivo, todos esos términos
pueden utilizarse como sinónimos de natural. En la
Sección 67
sección 29, versículo 35, leemos que los
mandamientos de Dios 'no son naturales ni
temporales, ni tampoco son carnales ni sensuales' ; y
en la sección 67, versículo 1d, se indica que el
hombre no puede ver a Dios 'con la mente carnal o
natural, sino con la espiritual' . En esta vida, el
término natural puede considerarse antónimo u
opuesto de espiritual". (Companion, 1 : 187. )
"Scrá lscrílura, scrá la Sección 68
volunlad. . . la ínlcncíón. • •
la voz. . . y cl podcr dc
Oíos para salvacíón"
Antecedentes históricos
El presidente Joseph Fielding Smith explicó las
circunstancias en las que se recibió la sección 68 por
revelación: "Al finalizar la conferencia del 10. al 12
de noviembre de 1831, los élderes Orson Hyde, Luke
Johnson, Lyman E. Johnson y William E. McLellin se
presentaron ante el Profeta y quisieron conocer la
voluntad del Señor concerniente a ellos y a su
ministerio. El Profeta consultó con El y recibió la
revelación que aparece como sección 68.
Ciertamente, el Señor en su sabiduría les concedió
conocimiento, línea sobre línea, precepto tras
precepto, según los miembros de la Iglesia se iban
preparando para recibirlo" (Church History and Modern
Revelation, 1 : 257-258) .
Notas y comentario
D. y C. 68: 1. El llamamiento de Orson Hyde tuvo
consecuencias de gran alcance
Orson Hyde dedicó la tierra de Jerusalén para el retorno de los
judíos.
"La profecía que contiene este versículo se cumplió
literalmente. Orson Hyde proclamó el evangelio 'de
pueblo en pueblo, y de tierra en tierra' . En 1832
viaj ó, j unto con Samuel H. Smith, por los estados de
Nueva York, Massachusetts, Maine y Rhode Island
-más de 3. 200 kilómetros-a pie. En 1835 fue
ordenado Apóstol, y en 1837 fue en una misión a
Inglaterra. En 1840 fue enviado en misión a
Jerusalén; cruzó el océano, viaj ó a través de
Inglaterra y Alemania, visitó Constantinopla, El
Cairo y Alej andría, y finalmente, llegó a la Tierra
Santa. El 24 de octubre de 1841, subió al Monte de
los Olivos y ofreció una oración, dedicando Palestina
para el recogimiento de los judíos. " (Smith y Sjodahl,
Commentar, pág. 409. )
D. y C. 68:3-5. ¿Qué es Escritura?
La Escritura es la intención y voluntad de Dios
revelada mediante sus siervos. Pedro declaró:
" . . . nunca la profecía fue traída por voluntad
humana, sino que los santos hombres de Dios
hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo" (2
Pedro 1 : 21) . Esas Escrituras se han escrito y
preservado en los libros canónicos como j oyas
in valora bies de verdad eterna. Pero los libros
canónicos no son la única fuente de Escritura; el
presidente Joseph Fielding Smith enseñó lo siguiente
al respecto:
"Cuando una de las Autoridades Generales se
pone de pie delante de una congregación del pueblo
y cuenta con la inspiración del Señor, habla lo que el
Señor quiere que hable, y lo que dice es Escritura tal
como cualquier otra escrita en estos registros; pero a
éstos los llamamos los libros canónicos de la Iglesia.
Dependemos, naturalmente, de la guía de las
Autoridades Generales, que tienen derecho a la
inspiración.
"En toda época, hay solamente un hombre que
tiene el derecho de dar revelación para la Iglesia, y
ese hombre es el Presidente de la Iglesia. Sin
embargo, eso no impide que otros miembros de esta
Iglesia expresen la palabra del Señor, según se indica
aquí en esta revelación de la sección 68; pero una
revelación que el Señor da en la forma en que dio las
revelaciones de este libro, para toda la Iglesia, la
recibiremos solamente mediante el oficial presidente
de la Iglesia; no obstante, la palabra del Señor,
cuando la expresan otros siervos en las conferencias
135

bibliotecasud.blogspot.com

generales y en las conferencias de estaca, o
dondequiera que estén cuando pronuncian las
palabras que el Señor les ha puesto en la boca, es la
palabra del Señor igual que los escritos y las palabras
de otros profetas en otras dispensaciones. " (Doctrma
de Salvación, 1 : 1 79; versión revisada. )
El presidente Harold B. Lee definió l o que es
Escritura diciendo: "No se debe pensar que toda
palabra que dicen las Autoridades Ge

era
.
les es
inspirada, o que estos hermanos son inspIrados por
el Espíritu Santo en todo lo que leen y escriLen.
Tened presente eso. Si uno de ellos, sea qUIen se


escribe o habla algo que no está entre lo que po deIs
encontrar en los libros canónicos, a no ser que se
trate del Profeta, Vidente y Revelador -y por favor,
tened en cuenta esta excepción- podéis decir sin
vacilar: 'Eso es opinión personal' . Y si dice algo que
es contradictorio con lo que se encuentra en los
libros canónicos (y creo que por eso los llamamos
canónicos: porque son la regla por la que se mide
toda enseñanza) , podréis saber por esa misma señal
de que lo dicho es falso, sea cual sea la posición del
hombre que lo diga" (The Place of the Living Prophet,
Seer and Revelator [ discurso pronunciado ante el
personal docente de seminarios e institutos de
religión, el 8 de j ulio de 1964] , pág. 14) .
El presidente J. Reuben Clark, hij o, analizó una
pregunta sumamente importante:
"¿Cómo saber cuándo han hablado ellos
'inspirados por el Espíritu Santo'? He meditado
mucho en cuanto a esta pregunta, y la respuesta,
según mis conclusiones, es: Podemos saber si los
oradores son 'inspirados por el Espíritu Santo' sólo si
nosotros mismos somos 'inspirados por el Espíritu
Santo' .
"En un sentido, esto hace que la responsabilidad
de determinar cuándo hablan en esa forma pase de
los hombros de ellos a los nuestros. " (When Are the
Writings or Sermons of Church Leaders Entitled to the
Claim of Scripture? [ discurso pronunciado ante el
personal de institutos y seminarios de religión, el 7
de j ulio de 1954] , pág. 7. )
D. y C. 68: 10. Las señales siguen a los fieles
creyentes
A menudo la gente quiere ver una señal o escuchar
una voz proveniente del mundo invisible. Algunos
miembros de la Iglesia pueden experimentar ese
deseo mientras se esfuerzan por progresar
espiritualmente. Hay quienes creen sinceramente que
esa experiencia fortalecería mucho su testimonio o
convencería a los incrédulos respecto a la verdad del
evangelio de Jesucristo. Los que piensan de esa
manera deben recordar que generalmente no se
reciben señales antes de demostrar la fe, pues tales
deseos y expresiones son un estorbo para el
desarrollo de la verdadera fe y son, además,
síntomas de iniquidad (véase Mateo 12: 39; Notas y
comentario sobre D. y C. 63: 7-12). La verdad es que
las señales son el fruto natural de la fe y sirven como
confirmación de la rectitud. Las señales vienen
después de la fe, y sin ésta, que es lo que une al
hombre con la fuente de poder, no puede producirse
milagro alguno (véase Marcos 16: 17; Eter 12: 12) . �n
verdad, la manifestación exterior del poder de DIOS
es en sí misma la aseveración de que la fe y rectitud
del individuo en cuestión han recibido aprobación
divina.
136
D. y C. 68: 15-21. ¿En qué condiciones un
descendiente literal de Aarón puede ser obispo o
consejero?
El presidente Joseph Fielding Smith señaló que esto
se aplica solamente al oficio de Obispo Presidente de
la Iglesia: "En ningún sentido se refiere a los obispos
de los barrios. Además, la Primera Presidencia de la
Iglesia debe nombrar a ese hombre, y éste debe
recibir su unción y ordenación de manos de ellos. A
fin de establecer una reclamación al derecho de
presidir en este cargo, la revelación debe proceder de
la Presidencia, no del patriarca. Si no se tiene
conocimiento de que exista tal descendiente,
cualquier sumo sacerdote, nombrado por la
Presidencia, puede desempeñar el cargo de Obispo
Presidente y tener consej eros" (Doctrina de Salvación,
3: 88; versión revisada) .
"El oficio de Obispo Presidente de la Iglesia es el
mismo oficio que tenía Aarón . . . Fue éste el oficio al
que fue llamado Juan el Bautista, y, en virtud de
tener las llaves de este poder y ministerio fue
enviado a José Smith y Oliverio Cowdery para
restaurar ese sacerdocio, el 15 de mayo de 1829. No
se ha encontrado a la persona que tenga el derecho
legal a este oficio de presidencia; tal vez no esté
entre los de la Iglesia, pero si por revelación se
demostrara que hay uno que es de 'los primogénitos
entre los hijos de Aarón' , teniendo así el derecho a
esta presidencia mediante su primogenitura, ese
hombre podría 'reclamar' la 'unción' y el derecho a
ese oficio en la Iglesia. " (Smith, Church Histor and
Modern Revelation, 1 : 259. )
D. y C. 68:22-24. Los obispos que s e encuentran en
transgresión, ¿son juzgados por la Primera
Presidencia?
"En caso de transgresión del Obispo Presidente de la
Iglesia, él no podría ser j uzgado por el sumo consej o
de la estaca en la que vive, sino que tendría que
serlo por la Primera Presidencia de la Iglesia. La
razón es que él. . . en este oficio no está baj o la
jurisdicción de ningún barrio o estaca. El orden que
se aplicaría en el caso del Obispo Presidente no se
aplica a los obispos de los barrios, pues ellos están
baj o la j urisdicción de la presidencia de la estaca. "
(Smith, Church History and Modern Revelation,
1 : 259-260. )
D. y C. 68:25-26, 31. Los padres deben enseñar el
evangelio a sus hij os
El presidente Harold B. Lee señaló lo siguiente:
"El Señor nos dio lo que podríamos desarrollar en
un programa de cinco puntos por medio de los
cuales los padres pueden enseñar la fe a sus hij os.
Primero, dij o que los niños deben ser bautizados
cuando alcancen la edad de responsabilidad, a los
ocho años; segundo, que deben enseñarles a orar;
tercero, que deben enseñarles a caminar rectamente
delante del Señor; cuarto, que deben enseñarles a
guardar el día de reposo; y quinto, que deben
enseñarles a no ser perezosos, ni en la Iglesia ni en
su vida privada.
"Todos los padres que han seguido esa fórmula y
que así han enseñado a sus hij os han cosechado la
recompensa de un aumento de fe en su familia, que
ha soportado y soportará aun la prueba de las
dificultades por las que sus hij os tendrán que pasar. "
(En Conference Report, oct. de 1952, pág. 17. )

bibliotecasud.blogspot.com

Con respecto a la responsabilidad que los padres
tienen de enseñar a sus hijos, el presidente N. E!don
Tanner describió un interesante aspecto de su
aplicación, que beneficia a los padres: "Los hijos a
quienes se les enseñe la obediencia, a honrar y
obedecer la ley, a tener fe en Dios y a obedecer sus
mandamientos, cuando sean más grandes honrarán a
sus padres y serán un orgullo para ellos; podrán
afrontar y resolver sus problemas, encontrarán éxito
y gozo mayores en la vida y contribuirán
grandemente a solucionar los problemas que causan
tanta inquietud en el mundo. Depende de los padres
ver que, mediante la obediencia a la ley, sus hij os
estén preparados para los puestos de dirección que
han de ocupar en el futuro, en los cuales tendrán la
responsabilidad de traer paz y justicia al mundo".
(En Conference Report, abril de 1970, pág. 65. )
Hay casos en que los esfuerzos j ustos de los
padres tropiezan con la rebeldía de un hij o. Sin
embargo, cuando los padres no cesan de esforzarse
por enseñar a los hij os que no responden a esa
enseñanza, hay motivos para tener esperanza. E!
presidente Spencer W. Kimball hizo esta observación
y promesa:
"He visto a hij os de buenas familias rebelarse,
resistirse, extraviarse, pecar y aun ponerse en contra
de Dios. Con eso, han llevado tristeza a sus padres,
que han hecho lo mej or para establecerles una línea
de conducta, enseñarles y darles un buen ej emplo
con su vida. Pero, repetidamente he visto que
muchos de esos mismos muchachos, después de
años de vagabundear, maduran y se dan cuenta de
todo lo que han perdido, se arrepienten y hacen
grandes contribuciones a la vida espiritual de su
comunidad. Creo que la razón por la que esto ocurre
es que, a pesar de todos los vientos adversos a los
cuales esas personas han estado expuestas, han
tenido una influencia aún mayor -mucho mayor de
lo que ellos se dan cuenta- del ambiente y las
costumbres con que fueron criados en su hogar. Y,
cuando en años posteriores sienten el anhelo de
establecer con su propia familia la misma atmósfera
Los padres deben enseñar el evangelio a sus hijos.
Sección 68
de la que gozaron siendo niños, es muy probable
que se vuelvan a aquella fe que tuvo tanto
significado en la vida de sus padres.
"Por supuesto, no hay ninguna garantía de que los
padres justos tengan éxito siempre en conservar a
sus hij os, y ciertamente los perderán si no hacen
todo lo que esté a su alcance por evitarlo. Los hij os
tienen su libre albedrío.
"Pero si nosotros, los padres, no tratamos de
influir en nuestra familia y establecerla en la senda
recta y estrecha, entonces ciertamente las olas y los
vientos de la tentación y el mal desviarán a nuestra
posteridad del camino verdadero.
" 'Instruye al niño en su camino, y aun cuando
fuere viej o no se apartará de él' (Proverbios 22: 6) . Lo
que sí sabemos es que los padres j ustos que luchan
por establecer sanas influencias para sus hij os serán
considerados inocentes en el último día, y, por otra
parte, tendrán éxito en salvar a la mayoría de sus
hijos, o tal vez a todos. " (En Conference Report, oct.
de 1974, pág. 160; también Ensign, nov. de 1974,
págs. 1 1 1-112. )
D. y C. 68:27. Responsabilidad de l os niños
Véase la sección de Notas y comentario
correspondiente a Doctrina y Convenios 29: 4650.
D. y C. 68:29. La observancia del día de reposo
Véase la sección de Notas y comentario
correspondiente a Doctrina y Convenios 59: 9-13.
D. y C. 68:30. El valor que tiene el trabajador
Una debilidad humana que acarrea áspera reprensión
de parte del Señor es la del ocioso que vive del
trabajo ajeno (véase D. y C. 42: 42; 56: 17; 75:29) . Una
de las formas en la que este problema del ocio se
extiende más en la sociedad hoy día es el amplio
sistema de beneficencia gubernamental que reparte
dinero y otros beneficios sin requerir que se trabaje a
cambio de lo que se recibe. El élder David B. Haight
nos advierte en contra de este mal.
o
_Cuál es el efecto que ha tenido sobre el pueblo
este monstruo llamado 'asistencia del gobierno'? En
los Estados Unidos, tenemos actualmente dos
generaciones de recipientes de esta asistencia;
millones de personas han aprendido a vivir del
gobierno; los niños crecen sin conocer el valor y la
dignidad del trabajo honesto; muchas familias se han
separado, y se fomentan la deshonestidad y el
crimen. Es evidente que esta forma de ayuda
gubernamental ha tenido éxito en lograr lo que el
programa de bienestar de la Iglesia ha estado
tratando de evitar. . .
"Los miembros de la Iglesia no son inmunes a los
peligros de la limosna, puesto que hay evidencias de
que algunos de ellos están recibiendo ayuda del
gobierno, sin dar nada a cambio. Este hecho nos da
la pauta de la necesidad que tenemos como
miembros de la Iglesia de ser conscientes de los
principios de bienestar. El presidente Kimball ha
dicho:
" 'Ningún verdadero Santo de los Ultimas Días,
siempre que sea emocional y físicamente apto, pasará
voluntariamente el peso del bienestar de su propia
familia a otra persona . . . ' . " (Liahona, agosto de 1978,
pág. 126. ) ("E! presidente de estaca y los servicios de
bienestar", Liahona, febo de 1979, págs. 127-128. )
El programa de bienestar establecido por el Señor
confirma el principio de la laboriosidad y del
autorrespeto, el cual requiere que cada persona
trabaje de acuerdo con su capacidad.
137

bibliotecasud.blogspot.com

D. y C. 68:33. Cumplir con las "oraciones . . . cuando
sea tiempo"
El presidente Ezra Taft Benson habló del valor de la
oración, especialmente para los j óvenes y dij o:
" . . . os aconsej o que, como dij o Jesucristo, 'veléis y
oréis siempre, no sea que entréis en tentación;
porque Satanás desea poseeros para cerneros como a
trigo' (3 Nefi 18: 18) .
"Si devotamente buscáis l a guía de vuestro Padre
Celestial, día y noche, recibiréis fortaleza para resistir
cualquier tentación. El presidente Heber J. Grant
hizo esta promesa a la j uventud de la Iglesia:
" 'No siento temor por el niño o el j oven que
concienzudamente suplica a Dios dos veces al día,
pidiéndole la guía de su Espíritu. Estoy seguro de que
cuando la tentación venga, tendrá la fortaleza de
vencerla por la inspiración que se le ha de dar.
Cuando se suplica al Señor y se le pide la guía de su
Espíritu, se coloca a nuestro alrededor un aro de
protección; y si la buscamos sincera y devotamente,
os aseguro que la recibiremos. ' (Cospel Standards, Salt
Lake City, pág. 26; cursiva agregada. )" ("Un mensaj e
a la nueva generación", Liahona, febo de 1978,
pág. 40. )
D. y C. 68:33. "El juez de mi pueblo"
"El juez común en Israel es el obispo de cada barrio.
El tiene el deber de vigilar su rebaño. Para ayudarle
en su labor dispone del Sacerdocio Aarónico y de
todos los hermanos que poseen el Sacerdocio de
Melquisedec que estén libres de otras
responsabilidades y que puedan ser llamados a servir
en las funciones de maestros y presbíteros. " (Smith,
Church Histor and Modern Revelation, 1 : 261 . )
lnslruccíoncs dc prcscrvar
los rc
g
íslros híslórícos
Sección 69
Antecedentes históricos
José Smith recibió esta revelación durante el mes de
noviembre de 1831, mientras estaba en Hiram,
estado de Ohio. De acuerdo con el presidente Joseph
Fielding Smith sucedió en esta forma:
"Luego de la conferencia de noviembre, el Profeta
se apresuró a ordenar y preparar las revelaciones
para que estuvieran listas a la partida de Oliverio
Cowdery [para Misuri] , que se había planeado para
el 15 de ese mismo mes, o antes. José Smith escribe
que en ese tiempo había mucho que los élderes
deseaban saber con respecto a la prédica del
evangelio a los habitantes de la tierra y al
recogimiento, y en cumplimiento de sus deseos, el 3
de noviembre, un día después de clausurarse la
conferencia, consultó al Señor y recibió la revelación,
con el mandato de imprimirla j unto con los
mandamientos; pero, dado que se había recibido
después de la conferencia, debía aparecer en el libro
como parte de un apéndice. Esta revelación se
conoce hoy como la sección 133.
"No se debe pensar que el Profeta preparó todas
las revelaciones que había recibido para publicarlas
en lo que sería el Libro de Mandamientos. Cada una
de las revelaciones que él eligió para publicar en el
libro forma parte de éste porque el Profeta consideró
que, por las enseñanzas que contenía, tenía valor
para los miembros. La Iglesia tiene en su posesión
revelaciones que nunca se incluyeron en Doctrina y
Convenios. Podemos estar seguros de que éstas no
están ahí porque José Smith supo por inspiración que
no tenían porqué imprimirse, ya fuera porque no era
necesario tenerlas impresas, o porque su aplicación
no requería publicación y entrega a un mundo
incrédulo.
"La preparación para la imprenta se terminó
rápidamente, pero requirió que el Profeta le dedicara
mucho tiempo entre el lo. y el 12 de noviembre, y
en ese mismo período hubo cuatro conferencias
especiales. De todos modos, el 15 de ese mes las
revelaciones estuvieron listas para su entrega a
Oliverio Cowdery y a su compañero. " (Church Histor
and Modern Revelation, 1 : 248-249. )
138
Con respecto a los acontecimientos mencionados y
a esta revelación, el profeta José Smith declaró "que
yo debía dedicar, por medio de la oración, el Libro
de Mandamientos y revelaciones al servicio del Dios
Todopoderoso; y después de haberlo hecho, consulté
al Señor concerniente a estas cosas y recibí lo
siguiente . . . " A continuación, cita la sección 69 de
Doctrina y Convenios. (Histor 01 the Church, 1 : 234. )
Notas y comentario
D. y C. 69:1-2. ¿Por qué se asignó a John Whitmer a
viaj ar a Misuri con Oliverio Cowdery?
Algunos enemigos de la Iglesia han tratado de
utilizar estos versículos como prueba de que el
hermano Cowdery no era digno de confianza, pero
el élder B. H. Roberts, miembro del Primer Quórum
de los Setenta e historiador de la Iglesia, explica la
situación en la forma siguiente: "La verdad es que
gran parte del camino entre Kirtland e
Independence, o Sión, pasaba por un territorio
escasamente poblado; la parte occidental de esa ruta
atravesaba regiones remotas e inhabitadas, que eran
las preferidas de los que vivían al margen de la ley.
Por esa causa, resultaba un gran riesgo para
cualquiera viaj ar por aquel territorio, especialmente si
iba solo y llevaba dinero consigo. Era prudente,
entonces, por el bien de Oliverio Cowdery y también
a fin de proteger el dinero y los documentos
sagrados que llevaba, que lo acompañara otra
persona que también fuera fiel y honrada. De ahí el
llamamiento que recibió John Whitmer"
(Comprehensive History, 1 : 268n) .
D. y C. 69:3-8. John Whitmer, historiador de la
Iglesia
El presidente Joseph Fielding Smith, que fue
historiador de la Iglesia durante muchos años,
comentó lo siguiente en cuanto a la responsabilidad
que se dio a John Whitmer: "Tenía que observar y
registrar por escrito todo lo que observara o supiera
concerniente a la Iglesia. También debía aceptar
consej o de Oliverio Cowdery y de otros. Además, se
declaró que los informes de las mayordomías debían

bibliotecasud.blogspot.com

enviarse a Sión, 'porque' , dij o el Señor, 'la tierra de
Sión será la cabecera, así como el lugar para recibir y
hacer todas estas cosas' (vers. 6) . Por otra parte, se
asignó a John Whitmer a viaj ar 'varias veces de un
lug
.
ar a otro, y de iglesia en iglesia, para que más
fáctlmente adquiera conocimiento' . " (Church History
and Modern Revelation, 1 : 249. )
.
En Do

(rina y Convenios 1 5, 26, 30 Y 47, hay más
mformaclOn sobre John Whitmer.
D. y C. 69: 8. ¿Qué beneficio tienen los registros de
la Iglesia para las generaciones futuras?
En 1849, el élder Orson Pratt escribió: "Si durante los
último

deci�ueve años todo élder hubiera guardado
un registro fIel de lo que vio, oyó y sintió en cuanto
a la bondad, la sabiduría y el poder de Dios,
ac�ualmente la Iglesia estaría en posesión de muchos

iles de tomos que contendrían información muy
l
I
port�nte y útil . ¿Cuántos miles de personas han
s

do mtlagrosamente sanadas por el poder de Dios
sm que quedara ningún registro del hecho o de las
ci

cunstancias?

Es correcto eso? ¿Está bien que esas
mtlagrosas manifestaciones del poder divino se
pierdan en el olvido? ¿Deben quedar esos hechos
guardados en el corazón de aquellos que los
presenciaron? . . Debemos guardar un registro
por
.
que Jesús lo ha mandado; debemos guardar un
regIstro por
,
que el hacerlo será un beneficio para
nosotros aSI como para las generaciones de nuestra
descendencia en el futuro; debemos guardar un

egistro porque el mismo aportará muchos detalles

mporta
r
t
;
s para la historia general de la Iglesia,
mformaclOn que de otra manera se perdería".
(Millennial Star, 15 de mayo de 1849, pág. 152. )
Al considerar los acontecimientos del futuro, los
hechos d

gran magnitud e importancia que guarda
el porvenir,
p
odemos comprender mej or por qué se
exhorta contmuamente a los santos a escribir una
historia personal y a llevar un diario de su vida.
Acontecimientos como el retorno al condado de
Jackson, la edificación de un templo allí, el regreso
de las diez tribus de las tierras del norte, el concilio
en Adán-ondi-Ahman, el establecimiento del reino
de Dios, la batalla de Armagedón, el retorno de
Cristo en su gloria . . . imaginemos cómo atesorarán
las generaciones futuras los relatos escritos por
santos que sean testigos presenciales de esos
acontecimientos. El presidente Spencer W. Kimball
hizo las siguientes sugerencias en cuanto a llevar un
diario personal que pueda tener valor histórico:
"Vuestro diario debe ser el registro de la forma en
que enfrentáis los problemas de la existencia. No
creáis que la vida cambia tanto que vuestras
experiencias no resultarán de interés para vuestra
posteridad. Las experiencias de trabaj o, las relaciones
con otras personas y el discernimiento del bien y del
mal en vuestras propias acciones siempre serán de
valor. . .
"Vuestro diario, como los de la mayoría de las
personas, tratarán problemas tan viej os como el
mundo y relatarán la forma en la que vosotros los
habéis encarado.
"Vuestro diario debe ser una descripción de
vuestro verdadero yo, en lugar de un retrato
retocado para presentar al público. Existe la tentación
de pintar las virtudes personales con colores vivos y
'blanquear' los vicios, pero también existe el polo
o
p
uesto, que es acentuar lo negativo. Personalmente,
siento poco respeto hacia aquel que hurga en los
aspectos feos de la vida que describe, ya sea la
propia o la de otra persona. Se debe decir la verdad,
pero no haY
'
porqué hacer hincapié en lo negativo.
Hasta una Vida larga, llena de experiencias
Llevar un diario es una responsabilidad de principal importancia
en estos postreros tiempos.
inspiradoras, puede mancharse con el relato de un
hecho desagradable. ¿Por qué destacar una acción
censurable cuando la vida de una persona ha sido
mayormente correcta?
U�bu

n biógrafo no se basa en la emoción para
escnblr, SinO en el buen sentido, eliminando lo que
no tiene importancia y buscando los puntos fuertes,
lo novedoso y lo interesante . . .
"Vuestro diario es una autobiografía, de manera
que debéis escribirlo cuidadosamente. Cada uno de
vosotros es un ser peculiar; tal vez en vuestra
experiencia haya incidentes que, por sus
características, sean más nobles y dignos de alabanza
que los que haya vivido cualquier otra persona. Tal
vez �aya aquí y allí un rayo de luz, un ejemplo de
fIdelidad en vuestra vida; debéis mostraros
verdaderamente como sois y no como las otras
personas os ven.
"Debéis escribir los hechos inmediatamente,
mientras los tenéis frescos en la memoria y podéis
recordar todos los detalles.
"Un diario es una pieza literaria de superación
personal . Toda persona puede llegar a ser superior
en su propia esfera de vida, por humilde que ésta
sea.
"No podríais hacer nada mej or por vuestros hij os y
por todos vuestros descendientes que escribir la
historia de vuestra vida, vuestros triunfos sobre la
adversidad, vuestra recuperación después de una
caída, vuestro progreso cuando todo parecía
tenebroso, vuestro gozo cuando finalmente
alcanzasteis lo que procurabais.
"Algo de lo que escribáis no será para quienes lo
lean más que un cúmulo de fechas y lugares, pero
también habrá pasaj es importantes que vuestra
posteridad atesorará.
"Buscad un cuaderno de notas, j óvenes amigos,
empezad un diario que os dure para siempre, y tal
vez los ángeles lleguen a citar de él en la eternidad.
Co

enzad hoy, y escribid en él vuestras idas y
venidas, vuestros pensamientos íntimos, vuestros
lo
.
gros y fracasos, vuestras amistades y vuestros
tnunfos, vuestras impresiones y vuestro testimonio.
Recordad que el Salvador amonestó a aquellos que
no habían anotado hechos importantes. " ("The
Angels May Quote from It", New Era, oct. de 1975
pág. 4. )
,
139

bibliotecasud.blogspot.com

los mayordomos
dcl Scñor
Antecedentes históricos
En el año 1831, en una de las cuatro conferencias de
la Iglesia efectuadas en Hiram, Ohio, entre el lo. y el
12 de noviembre, los hermanos testificaron que las
revelaciones eran de Dios y debían publicarse para el
mundo. El Señor confirmó su aprobación de lo que
hicieron, dando el prefacio (hoy D. y C. 1) y el
apéndice (hoy D. y C. 133) para la colección de
revelaciones que iban a publicarse y que recibirían el
nombre de Libro de Mandamientos.
Los esfuerzos comenzaron a dirigirse entonces al
logro de este obj etivo. W. W. Phelps obtuvo una
prensa y tipo que instalaron en Independence,
estado de Misuri. Oliverio Cowdery y John Whitmer
fueron comisionados para llevar los manuscritos de
algunas de las revelaciones desde Ohio a Misuri para
que allí las imprimieran. Además de estos
preparativos, según le reveló el Señor a José Smith,
había ciertas personas que debían tener una misión
especial en la publicación de las revelaciones: Serían
"mayordomos" sobre aquéllas, y utilizarían dinero de
la venta del Libro de Mandamientos para sus
necesidades temporales, debiendo rendir cuentas de
su mayordomía.
Notas y comentario
D. y C. 70: 3. ¿Qué significa ser mayordomo?
La mayordomía no es propiedad, sino el manej o de
bienes con la responsabilidad de rendir cuentas ante
el propietario o amo. El Señor enseñó el principio
básico cuando expresó: "Yo, el Señor, extendí los
cielos y formé la tierra, hechura de mis propias
manos; y todas las cosas que en ellos hay son
mías . . . He aquí, son míos todos estos bienes . . . y si
los bienes son míos, entonces sois mayordomos; de
otra manera, no sois mayordomos". (D. y C. 104: 14,
55-56. )
D. y C. 70:5-7. Las mayordomías abarcan
necesidades temporales y espirituales
Los hermanos que recibieron la mayordomía de las
revelaciones que iban a ser publicadas debían
obtener su sostén del dinero que recibieran por la
venta del Libro de Mandamientos. La ley de
consagración (véase D. y C. 42) abarcaba tanto las
necesidades temporales como las espirituales.
El élder James E. Talmage habló del aspecto
espiritual de la ley de consagración, al decir:
"En esta época se ha revelado a la Iglesia un
sistema de unidad en asuntos temporales conocido
como la Orden de Enoc o la Orden Unida, la cual
está �undada en la ley de consagración. Como ya se
ha dICho, el pueblo demostró en los primeros días de
esta Iglesia que no era capaz de obedecer esta ley en
su plenitud y se impuso la ley menor de los diezmos;
pero los santos confiadamente esperan el día en que
consagrarán no únicamente la décima parte de sus
bienes sino todo lo que tienen y todo lo que son al
servicio de Dios; un día en el que ningún hombre
hablará de lo mío y lo tuyo, sino que todas las cosas
serán del Señor y de ellos. Con esta esperanza no se
forjan vagas ilusiones de un comunismo que fomenta
140
Sección 70
El espíritu de unidad es esencial para la ley de consagración.
la irresponsabilidad individual, dándole al perezoso
un pretexto para creer que podrá vivir a costa del
industrioso; es más bien una tranquila confianza de
que en el orden social prometido, digno de la
aprobación de Dios, todo hombre recibirá una
mayordomía con el privilegio de hacer lo que bien le
parezca con los talentos que le fueren encargados,
entendiendo claramente que tendrá que rendir
cuentas de su mayordomía. " (Artículos de Fe, págs.
482-483. )
D. y C. 70: 7-9. ¿Cuál era el excedente que debía ir
al depósito del Señor?
El presidente J. Reuben Clark, hijo, explicó que
"cuando un mayordomo obtenía de su porción más
de lo que necesitaba para sostener a su familia,
según la norma ya establecida . . . lo devolvía al
obispo, y este excedente, j unto con el resto al cual ya
me he referido, iban al almacén del obispo (D. y C.
51 : 13), y los materiales que había en el almacén eran
para usarse en porciones . . . para cuidar de los
pobres (D. y C. 78: 3), las viudas y los huérfanos (D.
y C. 83: 6), así como para los élderes que obraban en
el ministerio, los cuales debían pagar por lo que
recibieran si tenían con qué; si no, sus obras fieles
eran sufcientes para satisfacer la deuda ante el
obispo" (D. y C. 72: 1 1 , 14) . (En Conference Report, oct.
de 1942, pág. 56; véase también Mi reino se extenderá,
págs. 103-104. )
D. y C. 70:14. Igualdad temporal
El diccionario define el vocablo igual como semej ante
en naturaleza, calidad o cantidad, o muy parecido,

bibliotecasud.blogspot.com

de la misma clase o condición. El Señor, sin
embargo, no considera la misma definición en su
evangelio. El presidente Joseph Fielding Smith
explicó lo siguiente: "Ser igual no significaba que
todos tuvieran la mis