Está en la página 1de 48

El átomo

3.1.- Introducción.

3.2.- Experiencias sobre la naturaleza eléctrica de la materia.

3.2.1.- El electrón.

3.2.2.- El modelo atómico de Thomson.

3.2.3.- El protón.

3.2.4.- El átomo de Rutherford.

3.2.5.- El neutrón.

3.3.- El núcleo atómico: Isótopos.

3.3.1.- La radiactividad.

3.4.- Naturaleza dual de la luz.

3.5.- Espectro del átomo de Hidrógeno.

3.6.- Modelo atómico de Bohr.

3.7.- Mecánica cuántica.

3.7.1.- Orígenes de la mecánica cuántica.

3.7.2.- Los números cuánticos.

3.7.3.- Inconvenientes de la mecánica cuántica.

3.7.4.- Configuraciones electrónicas.


3.8.- Evolución histórica del Sistema Periódico.

3.9.- Estructura electrónica y sistema periódico.

3.10.- Tabla periódica y propiedades físicas y químicas.

3.10.1.- Propiedades eléctricas

3.10.2.- Energía de ionización

3.10.3.- Afinidad electrónica

3.10.4.- Electronegatividad

3.10.5.- Radio atómico e iónico

3.10.6.- Estados de oxidación

Tabla Periódica

3.11.- Problemas y cuestiones.

3.1.- Introducción
Desde la aparición de la teoría atómica de Dalton, han sido muchas las
experiencias que han dado la evidencia de que los átomos no eran indivisibles, sino
que estaban formados por partículas subatómicas; y estos descubrimientos dieron
lugar a la elaboración de modelos teóricos a cerca de la estructura del átomo.

En este tema vamos a conocer a fondo cómo es el átomo, describiendo las


experiencias y los modelos atómicos que surgieron a lo largo de la historia.

3.2.- Experiencias sobre la


naturaleza eléctrica de la materia
3.2.- Experiencias sobre la naturaleza eléctrica de la materia

3.2.1.- El electrón
Si en un tubo de rayos catódicos introducimos un gas a muy baja presión y le
aplicamos un alto voltaje entre los electrodos, se observa la formación de unos rayos
que van del cátodo al ánodo (rayos catódicos).

Se trataba de partículas materiales ya que si colocábamos en su trayectoria


un molinillo de aspas muy finas, éstas giraban al chocar sobre ellas los rayos
catódicos y además tenían que ser de carga negativa puesto que se dirigían al polo
positivo y podías ser desviados por la acción de campos magnéticos.

Si en el tubo se aplicaba el vacío el fenómeno también ocurría. A estas


partículas se las llamó electrones.

Sea cual fuese el material del cátodo o el gas del tubo, las partículas emitidas
eran siempre las mismas, lo que llevó a la idea de que los electrones eran un
constituyente fundamental de todos los átomos.

Años más tarde, en 1909, Millikan, mediante un famoso experimento a través


de campos eléctricos y magnéticos, pudo determinar que:

3.2.- Experiencias sobre la naturaleza eléctrica de la materia


3.2.2.- El modelo atómico de
Thomson
El descubrimiento de los electrones y de los rayos catódicos supuso toda una
revolución ya que ponía en evidencia que la teoría atómica de Dalton podía tener
fallos: los átomos no eran indivisibles sino que estaban formados por partículas más
pequeñas. Pero, todo ésto planteó nuevos interrogantes: ¿cómo era el átomo en su
interior?, ¿cuál era su estructura?

La primera hipótesis la emitió Joseph John Thomson en 1904 al suponer que:

"El átomo está constituido por una esfera


material, pero de carga eléctrica positiva, dentro de la
cual se encontraban embebidos los electrones
necesarios para neutralizar dicha carga y distribuidos
en una ordenación que depende del elemento
correspondiente".

Este modelo explicaba el fenómeno de los rayos


catódicos ya que el átomo así constituido desprendía
electrones al provocar una diferencia de potencial
elevada entre los electrodos del tubo de rayos
catódicos.

3.2.- Experiencias sobre la naturaleza eléctrica de la materia

3.2.3.- El Protón
Si la materia es eléctricamente neutra y está compuesta por partículas de
carga negativa, (electrones), es de esperar que también existan partículas de carga
positiva.

La primera evidencia experimental de la existencia de dichas partículas fue


dada por Goldstein en 1886 usando también un tubo de descarga de gases en el que
se habían practicado unos orificios en el cátodo (polo negativo).

Al mismo tiempo que se producen los rayos catódicos, se producían otros


rayos (rayos canales), algunos de los cuales atravesaban los orificios del cátodo para
chocar con las paredes del tubo.
Más tarde se demostró que dichas partículas estaban cargadas positivamente
y que su relación c/m dependía del gas utilizado en las experiencias.

La explicación de todos estos fenómenos, era la siguiente: al aplicar un alto


voltaje al tubo se desprenden electrones del material que forma el cátodo
dirigiéndose hacia el ánodo (polo positivo). Algunos de los electrones chocaban por el
camino con las partículas del gas, de las que se desprenden a su vez electrones,
quedando las partículas del gas cargadas positivamente y dirigiéndose hacia el
cátodo (rayos canales).

Se demostró que la más pequeña de estas partículas tenía aproximadamente


la misma masa que 1 u.m.a. y una carga positiva de igual magnitud que la del
electrón. A esta partícula se la llamó protón.

3.2.- Experiencias sobre la naturaleza eléctrica de la materia

3.2.4.- El átomo de Rutherford


A principios del siglo XX ya se sabía que el átomo estaba constituido por dos
partículas: el electrón (e-) y el protón (p+).

En 1906 Rutherford llevó a cabo un experimento para comprobar la


veracidad del modelo de Thomson, para ello, bombardeó con partículas alfa, "α",
(núcleos de átomos de He, es decir, partículas con dos cargas positivas), una lámina
de oro de unos 500 Aº de espesor.

Según el modelo de Thomson, al tener el átomo la carga positiva


uniformemente repartida por todo el volumen del átomo y ser de densidad muy
baja, sólo debería ejercer débiles fuerzas eléctricas de repulsión sobre las partículas
alfa y por lo tanto deberían pasar todas sin sufrir modificaciones significativas de su
trayectoria, sin embargo, Rutherford se encontró con un hecho sorprendente:

a. La mayoría de las partículas, efectivamente, atravesaban la


lámina de oro sin desviarse, pero lo sorprendente del experimento
era que:

b. unas pocas se desviaban de su trayectoria y muy pocas incluso


rebotaban (una de cada 8000 se desviaba más de 90º con respecto a
su trayectoria inicial). El mismo Rutherford describe su asombro
ante tal resultado con estas palabras: "... Esto era lo más increíble
que me había ocurrido en mi vida. Tan increíble como si
dispararas un proyectil de 15 pulgadas, contra una hoja de papel
de seda y rebotara de vuelta hacia ti”

Para explicar este fenómeno, Rutherford, en 1911, emitió una serie de


hipótesis acerca de la estructura interna del átomo:

a. La mayoría del espacio de los átomos está libre de partículas.

b. Los átomos contienen en el centro un


núcleo positivo constituido por protones y
donde está concentrada casi toda la masa
del átomo.

c. Los e- forman una corteza extranuclear y


deberán moverse continuamente para no
precipitarse sobre el núcleo debido a la
atracción electrostática.

d. El tamaño del núcleo es de diez a cien mil veces menor que el


tamaño del átomo, (existe un gran vacío).

Pincha sobre los vínculos de la derecha para simulación 2


ver simulaciones interesantes sobre la
experiencia de Rutherford simulación 2

3.2.- Experiencias sobre la naturaleza eléctrica de la materia

3.2.5.- El neutrón
Ya en 1920, el mismo Rutherford, supuso que el núcleo de los átomos estaba
constituido por protones y además parejas protón - electrón, que denominó
neutrones. Sin embargo, fue en 1932 cuando, al poder determinar con mayor
precisión la relación carga/masa de algunos iones, James Chadwick pudo demostrar
la existencia de un tercer componente del átomo, el neutrón, que no poseía carga
eléctrica y tenía una masa similar a la del protón.

Partícula Masa en Kg Masa en umas Carga en C


Carga relativa

Electrón 9,108.10-31 0,00055 - 1,602.10-19 -1


Protón 1,672.10-27 1,00759 + 1,602.10-19 +1
Neutrón 1,675.10-27 1,00898 0 0
Aunque nosotros trabajaremos con estas tres partículas, electrones, protones
y neutrones, debemos saber que la subdivisión continúa. En 1964 Gell-Mann y Zweig
propusieron la teoría de los Quarks. Esta considera que en el átomo existen dos
docenas de partículas, en su mayoría inestables de forma aislada y algunas de ellas
incluso con carga fraccionaria, que pueden agruparse en dos familias: los leptones y
los guarks.

Son de un interés especial las llamadas antipartículas: el positrón, el


antiprotón y el antineutrón que son partículas de idéntica masa que sus homónimas
pero con carga de distinto signo.

Las antipartículas son estables de forma aislada, pero cuando se encuentran


con sus equivalentes, se aniquilan mutuamente transformándose en energía por
completo. Hay teorías que suponen la existencia de galaxias enteras formadas por
antimateria. Puedes encontrar más información en la siguiente pagina web:

http://mipagina.cantv.net/aquilesr/universo_subatomico.htm

3.3.- El núcleo atómico:


Isótopos
Hoy se sabe que el núcleo de cualquier átomo está constituido por protones y
neutrones. A partir de ellos, se define:

• Z: número atómico = nº protones del núcleo = nº electrones si el


átomo está neutro.

• A: número másico = nº protones + nº neutrones = partículas que


hay en el núcleo.

Si dos átomos poseen el mismo número atómico Z, pertenecen al mismo


elemento. Es decir, que un elemento queda perfectamente definido dando su número
atómico; sin embargo, para dar más información, también se suele dar el número
másico, representándose de la siguiente manera:

por ejemplo:

13C 6 protones, 6 electrones y 7 neutrones

14C 6 protones, 6 electrones y 8 neutrones

14N 7 protones, 7 electrones y 7 neutrones

con frecuencia, como vemos, el número atómico se omite, ya que al dar el símbolo
del elemento queda perfectamente definido.

Los isótopos son átomos de un mismo elemento, (por tanto, de igual número
atómico Z) con distinto número másico A, es decir, poseen diferente número de
neutrones en su núcleo.

3.3.1.- La radiactividad.

Becquerel en 1896 descubrió, de forma casual, que ciertas sales de Uranio


emitían espontáneamente radiaciones.

Mediante campos magnéticos, se vio que había tres tipos de radiaciones:


• α (alfa): Se trata de partículas positivas que hoy se sabe que son
núcleos de átomos de He. Poseen poca energía y no pueden
atravesar una simple hoja de papel. Rutherford utilizó estas
partículas α en su experimento, procedentes de la desintegración
radiactiva del
Polonio.

• β (Beta): Son
partículas,
cargadas
negativamente,
de propiedades
similares a los
rayos catódicos.
Son, por tanto,
electrones.
Poseen una
energía media y
se detienen con una plancha de aluminio de un milímetro.

• γ (Gamma): No tiene carga ni masa. Es energía pura similar a la


luz pero de longitud de onda más pequeña. Para detenerla
necesitamos una capa de plomo de unos 22 cm de ancha.

La radiactividad natural es debida a la ruptura espontánea de los núcleos. Una


indicación de la estabilidad de estos núcleos, es la relación neutrón/protón (N/P).
Para los 20 primeros elementos, la relación es aproximadamente 1 y a partir de masa
atómica 40, los núcleos se van enriqueciendo de neutrones para neutralizar la
repulsión de los protones (por ejemplo, el isótopo 238 del Uranio tiene 92 protones y
146 neutrones).

A pesar de ésto, los núcleos más abundantes poseen una relación N/P inferior a
1'2 y no se hallan núcleos estables con N/P superior a 1'6. Sin embargo, a partir del
número atómico 83, la repulsión de los protones es tan grande, que neutrones
adicionales ya no pueden estabilizar el núcleo, y estos núcleos muy pesados se
descomponen espontáneamente ya sea con radiación α, ß y/o γ.
El químico inglés Frederick Soddy formuló las siguientes leyes que rigen los
procesos de desintegración radiactiva de los núcleos atómicos:

1. Cuando un núcleo emite una partícula α, su número másico


disminuye en 4 unidades y su número atómico en 2.

2. Cuando un núcleo emite una partícula ß, su número másico no se


modifica y su número atómico aumenta en una unidad.

3. Cuando un núcleo emite una partícula γ, no varía ni su número


másico ni su número atómico, sólo pierde cierta cantidad de
energía (que debe ser múltiplo de un cuánto de energía).

La estructura de los núcleos puede perturbarse artificialmente


bombardeándolos con neutrones u otras partículas y se producen entonces núcleos
inestables que se descomponen espontáneamente emitiendo radiaciones α, ß y γ, es la
llamada radiación artificial. Así se han obtenido isótopos radiactivos de casi todos
los elementos. Algunos de ellos tienen aplicaciones de interés científico, por ejemplo:

• Seguir la marcha de una molécula "marcada" en una determinada


reacción química.

• Calcular la edad de ciertos materiales orgánicos, (C14)

• Prevenir y curar determinados tipos de enfermedades.

• Conservación de alimentos.

• Combatir determinadas plagas de insectos.


• Obtención de especies vegetales de mayor rendimiento.

• ...

3.4.- Naturaleza dual de la luz.


Si tiramos una piedra en una piscina donde está flotando un objeto,
observamos la superficie del agua subiendo y bajando, y como esta perturbación se
va propagando de forma periódica, es decir, a intervalos regulares. Sin embargo, el
flotador no se desplaza. Podemos definir una onda como: "La propagación de una
perturbación vibracional en la cual se transmite energía pero no materia".

En los siglos XVIII y XIX, se apuntaba hacia la idea de que la luz poseía una
naturaleza ondulatoria, es decir se podía representar mediante la ecuación de una
onda que se caracteriza por tener una serie de parámetros como:

• λ - Longitud de onda: Distancia entre dos máximos consecutivos,


(se miden en Aº debido a que dichas distancias son muy pequeñas).

• T - Período: tiempo en el que la onda recorre un espacio igual a la


longitud de onda. Se mide en segundos.

• - Frecuencia: Es el número de longitudes de onda que pasan por


un determinado punto en un segundo. Se mide en Hz (hertz o sg-1
). Evidentemente es la inversa del período.

• - Número de onda: Es el número de longitudes de onda que hay


en un centímetro, (se mide en cm-1) y es la inversa de la longitud
de onda.

Estos enunciados, para el caso de la luz, se pueden expresar


matemáticamente de la siguiente manera: la luz por propagarse con M.R.U. cumple
la ecuación: v = e/t, y como v = c = 3.108 m/s, y e = λ para t = T, se puede poner que:

es decir:

A principios del siglo XX, Planck y Einstein encontraron que la teoría


ondulatoria de la luz no explicaba ciertos hechos experimentales. Por ejemplo,
cuando se irradia luz sobre la superficie de ciertos metales, estos emiten electrones.
Este hecho no sería extraño si se pensase que la luz como fuente de energía
interactúa con la materia arrancando electrones. Por lo tanto, sería de esperar que si
se aumentase la intensidad de la luz, los electrones saliesen con más velocidad, sin
embargo, lo que ocurre, es que ha medida que aumenta la intensidad de la luz, el
número de electrones que salen aumenta, pero todos ellos salen con la misma
velocidad y para conseguir que aumente la velocidad de salida de los electrones hay
que aumentar la frecuencia de la luz suministrada.

Este fenómeno fue explicado por Planck en 1900 imaginando que la luz está
compuesta por paquetes de ondas llamados cuantos o fotones, es decir, que la luz
posee una naturaleza corpuscular. Cada fotón posee una determinada energía que
sólo depende de su frecuencia:

donde“u”es la frecuencia de la luz y “h” la llamada constante de Planck cuyo valor


es de 6'67.10-34 J.s. A mayor frecuencia mayor energía de la luz incidente y como la
frecuencia es inversamente proporcional a la longitud de onda, a menor longitud de
onda, mayor energía. En el siguiente gráfico se muestra desde las ondas menos
energéticas, que son las ondas de radio hasta las más energéticas que son los rayos γ:

Para liberar un electrón hace falta una energía mínima h..υo, donde υo es la
frecuencia umbral y por debajo de ella no se arrancan electrones. A medida que la
frecuencia aumenta, la energía es mayor y por tanto la velocidad de salida de los e -
aumenta. Sin embargo, si aumenta la intensidad de la luz se aumenta el número de
fotones, pero no la energía de éstos, por lo tanto saldrán más e - pero todos con la
misma velocidad.

Hay ciertos fenómenos de la luz que no se pueden explicar por la teoría


corpuscular de la luz y sólo son explicables atendiendo a la teoría ondulatoria, por
eso se habla de la naturaleza dual de la luz (onda y corpúsculo).
Se ha observado que cuando la luz interactúa con los átomos, éstos absorben
radiación electromagnética incluso por debajo de la frecuencia umbral, sin embargo,
cada átomo absorbe únicamente luz de determinadas frecuencias. Hay aparatos que
registran estas frecuencias o longitudes de onda de la radiación absorbida,
denominados espectroscopios.

3.5.- Espectro del átomo de


Hidrógeno
Un espectro puede definirse como el análisis de las distintas longitudes de onda
emitidas por un foco luminoso. Todo rayo de luz de una determinada longitud de onda,
tiene como imagen en el espectro una y sólo una raya de la misma longitud de onda y
frecuencia.

El espectro visible, dentro del espectro electromagnético se extiende entre las


longitudes de onda de 3800 A° a 7400 A°, con los siete colores del arco iris; no obstante
el espectro se prolonga para longitudes de onda inferiores y superiores:

Hay dos tipos de espectros:

a) espectro de emisión: Cuando los átomos de un determinado elemento se


calientan a una cierta temperatura mediante la llama o el arco eléctrico, éstos se excitan
y emiten luz de unas determinadas longitudes de onda que pueden separarse por
métodos físicos (prismas), e impresionan una placa fotográfica llamada espectro de
emisión.

La siguiente representación corresponde al espectro de emisión del átomo de


hidrógeno:

este es un esquema de la imagen del espectro de emisión del átomo de hidrógeno:

b) espectro de absorción: Se consigue al hacer pasar una luz blanca (que contiene
todos los colores o frecuencias) a través de la muestra gaseosa, la cual absorbe parte de
dicha energía. La luz que sale de la muestra (no absorbida) se descompone por medio de
un prisma y contendrá todas las frecuencias menos las que haya absorbido la muestra, y
se estudiarán las ausencias, es decir, líneas que le faltan a la luz blanca. En la
representación siguiente se muestra cómo se realiza el espectro de absorción del átomo
de hidrógeno:
A continuación tienes una representación del espectro de absorción del átomo de
hidrógeno:

Cada elemento o sustancia tiene unos espectros de emisión y absorción


característicos. Los de emisión se utilizan con mayor frecuencia ya que aparecen más
líneas que además pueden asociarse en unas series representativas, por ejemplo, para el
átomo de hidrógeno se denominan con el nombre del investigador que las descubrió:

1ª serie: Lyman (1916) está en el espectro ultravioleta.


2ª serie: Balmer (1885) espectro visible y ultravioleta.
3ª serie: Paschen (1908) espectro infrarrojo.
4ª serie: Brackett (1922) espectro infrarrojo.
5ª serie: Pfund (1927) espectro infrarrojo.
6ª serie: Humphreys (1952) espectro infrarrojo.
Las líneas espectrales del átomo de hidrógeno obedecen a una expresión
matemática experimental muy simple determinada por Rydberg:

con nf = 1 y ni = 2,3,4, ... serie Lyman


con nf = 2 y ni = 3,4,5, ... serie Balmer
con nf = 3 y ni = 4,5,6, ... serie Paschen
...
con nf = 6 y ni = 7,8,9, ... serie Humphreys

3.6.- Modelo atómico de Bohr


No hubo ningún científico que propusiera una teoría que explicara el
fenómeno de los espectros hasta que Bohr, proponiendo su modelo atómico, en 1913,
los explicó. Dicho modelo se puede resumir en los siguientes puntos:

a. El electrón del átomo de Hidrógeno describe una órbita circular


alrededor del núcleo.

b. En el átomo, el electrón sólo puede estar en ciertos estados


permitidos (determinadas órbitas). Cada una de estas órbitas tiene
una energía fija y definida.

c. El menor estado energético en el que el e- puede encontrarse se


llama estado fundamental. Cuando el e- se encuentra en un estado
energético más elevado (estado excitado), puede "saltar" a otro
menor emitiendo un cuanto de energía h.u, correspondiente a las
diferencias de energías de los dos estados.

d. Sólo pueden existir aquellos estados del movimiento electrónico


cuyo momento angular (m.v.r), sea múltiplo de h/2p.

Esto indica que la energía sólo puede tener ciertos valores, es decir, está
cuantificada, y en cualquiera de las órbitas permitidas se debe cumplir que la fuerza
centrípeta que actúa sobre el e-,(me.v²/r), sea igual a la fuerza de atracción
electrostática (K.e²/r²). Bohr realizó una demostración matemática muy compleja
para comprobarlo pero que escapa de nuestro nivel; nosotros vamos a realizar otra
que, sin ser rigurosa, nos puede servir para comprenderlo mejor:

por otra parte según el cuarto postulado:

si eliminamos la velocidad (v) de las dos expresiones:

• de (2) elevándola al cuadrado:

• dividiendo ordenadamente (3) y (1):

que simplificando y despejando el valor del radio de la órbita:

que es la expresión de los radios de las órbitas permitidas. A “n” se le llama número
cuántico principal y puede tomar valores enteros positivos desde 1 hasta infinito.

Por otra parte la energía total del electrón (e-) será la suma de la energía
potencial eléctrica más la energía cinética:

que teniendo en cuenta la expresión (1):

si sustituimos el valor del radio dado por la ecuación (4):

además uno de los postulados del modelo atómico de Bohr dice:

luego:
ecuación que coincide con la ecuación experimental de Rydberg y el valor de la ctte
K, se aproxima bastante con el valor experimental (Rh). Es la primera vez, en la
historia de la ciencia, que una ecuación teórica permite deducir valores
experimentales, lo que propició que este modelo tuviese un gran auge.

Para comprender el modelo atómico de Bohr hay que tener presente dos
cosas:

1. No todas las órbitas son posibles. Los radios de las permitidas


vienen dados por la ecuación (4) que podemos expresar de la
siguiente manera, donde K es una constante y n el número
cuántico principal:

como vemos a medida que el número cuántico principal aumenta,


el radio crece de forma cuadrática, es decir, que las órbitas están
cada vez más alejadas unas de otras conforme nos alejamos del
núcleo.

2. No todas las energías son posibles. La energía está cuantizada.


Cada órbita tiene una energía fija y definida que viene dada por la
ecuación (6):

la energía va creciendo a medida que aumenta el número cuántico


principal pero inversamente proporcional a su cuadrado, es decir,
que a medida que nos alejamos del núcleo, la energía va
aumentando y cada vez en menor proporción, por eso órbitas muy
alejadas del núcleo tienen energías muy parecidas, mientras que
las más cercanas al núcleo tienen energías muy diferentes:

Observa que la primera órbita, la más cercana al núcleo, es la que


menos energía posee.

3. Cuando un átomo es excitado, mediante una llama o un arco


eléctrico, sus electrones ganan energía y pasan a órbitas más
energéticas (más alejadas del núcleo) y posteriormente, al
enfriarse, vuelven a niveles inferiores emitiendo la diferencia de
energía entre las dos órbitas, que viene dada por la ecuación (7).

3.7.- Mecánica cuántica


3.7.- La mecánica cuántica

3.7.1.- Orígenes de la mecánica


cuántica
El modelo atómico de Bohr constituyó la primera explicación cuantitativa del
átomo, pero para ello hubo que abandonar los principios de la mecánica clásica
(energía está cuantizada). Por ello la teoría de Bohr es la primera teoría cuántica del
átomo. Sin embargo, el átomo de Bohr no es capaz de explicar los espectros de
átomos plurielectrónicos, tan solo explica el del átomo de hidrógeno.

Todas estas ideas se resumen diciendo que tanto la energía como la materia
son discontinuas. Algunas de las teorías que surgieron de la mecánica cuántica son:

1. Hipótesis de De Broglie (1924): Planck y Einstein dedujeron la


naturaleza dual de la luz (onda-partícula) y De Broglie trasladó
esta teoría a cualquier tipo de partícula material.
Al combinar las ecuaciones de Einstein y de Planck:

que para cualquier otra partícula, con una velocidad distinta a la


de la luz:

es decir, que toda partícula en movimiento lleva asociada una


onda cuya longitud (l) viene dada por la ecuación (8). Esta
hipótesis fue confirmada en 1927 pero sólo adquiere relevancia
para cuerpos microscópicos, ya que para los macroscópicos se
observan longitudes de onda extremadamente pequeñas.

2. Principio de incertidumbre de Heisemberg (1927): "Es imposible


determinar simultáneamente la posición y la velocidad de una
partícula con absoluta precisión y exactitud". También demostró
que el error más pequeño que se puede cometer es:

A partir de todo ésto el modelo atómico de Bohr debería


considerarse incorrecto puesto que con él podía medirse con
exactitud la posición y la velocidad del electrón (radio y energía de
la órbita).

Actualmente no se habla de órbitas sino de zonas donde es probable


encontrar al electrón. A dichas zonas se las llama orbital atómico y
se definen como la zona del espacio que encierra entre un 90 y un
99% de la probabilidad de encontrar el electrón en un estado
energético constante.

3. Ecuación de Schrödinger: Como todas las partículas pueden


comportarse como ondas se pensó en describir al electrón mediante
las ecuaciones matemáticas de las ondas. El primero que lo hizo fue
Schorödinger en 1927 (mecánica ondulatoria).
Cuando se soluciona un problema en mecánica clásica se obtiene la
posición y velocidad de un objeto, sin embargo en mecánica
ondulatoria la solución viene dada por funciones de onda Y. Dicha
función de ondas no tiene significado físico real, sin embargo, su
cuadrado (Y2) es una medida directa de la probabilidad de
encontrar al e- en una determinada región del espacio. En
consecuencia, las representaciones de los cuadrados de las funciones
de onda, constituyen una expresión matemática del orbital atómico.
En el punto siguiente tienes algunas de las citadas representaciones.
3.7.- La mecánica cuántica

3.7.2.- Los números cuánticos


Cada función de onda viene determinada por una serie de números cuánticos y
sólo son permitidas las funciones de onda de determinados conjuntos de números
cuánticos que sirven también para definir el orbital atómico. Estos números cuánticos son
tres:

1. Número cuántico principal ("n") º 1, 2, 3, ...,


expresa la mayor o menor probabilidad de encontrar al e- cerca del
núcleo, (a mayor n, el e- estaría más tiempo alejado del núcleo). Indica el
número de capa o nivel energético de la misma.

2. Número cuántico secundario ("l") º 0, ..., n-1, para cada "n;


especifica el momento angular del electrón en su movimiento alrededor
del núcleo y determina la forma espacial del orbital. Indica el número
de subniveles energéticos que pueden existir en un nivel dado. Por
razones históricas, a cada valor de este número cuántico se le designa
por una letra:

Valor del nºcuántico "l" 0 1 2 3 4 5 ...


letra asignada s p d f g h ...

El número cuántico principal y el secundario determinan


conjuntamente la energía del orbital en un átomo.

3. Número cuántico magnético ("m") º - l, ... ,0 , ..., + l, para cada "l";


representa la orientación de la forma espacial de cada orbital según
un eje arbitrario de referencia que viene dado por un campo
magnético externo.
A todos los orbitales atómicos con los mismos números cuánticos
principal y secundario se les llama orbitales degenerados ya que poseen
la misma energía, aunque posean distinto número cuántico magnético.
Sin embargo, con la presencia de un campo magnético externo, esta
igualdad energética se rompe, ya que la distinta orientación espacial
hace que sus interacciones con el campo magnético y por lo tanto, sus
contenidos energéticos, sean ligeramente diferentes. Este
desdoblamiento no ocurre con los orbitales "s" ya que tienen simetría
esférica, pero sí con todos los demás, es decir, los "p", "d", "f", ... Este
fenómeno se pone de manifiesto al realizar el espectro de un átomo en el
interior de un campo magnético, ya que al haber más niveles energéticos
diferentes, aparecen más líneas espectrales, ya que aumenta el número
de tránsitos electrónicos posibles. A este efecto se le denomina Efecto
Zeeman.
Los tres números cuánticos, antes descritos, definen un orbital; su tamaño, su
forma y su orientación, así como su energía:

La forma de nombrarlos es, o bien a través de sus números cuánticos, o bien


colocando en primer lugar el valor del número cuántico principal, después la letra
asignada para el valor del número cuántico secundario y a continuación la letra o letras de
los ejes coordenados del espacio como subíndice; por ejemplo:

n=1,l=0,m=0 à (1 , 0 , 0) à orbitales 1s

n=3,l=2,m=1 à (3 , 1 , 1) à orbitales 3px

n = 5 , l = 2 , m = -2 à (5 , 2 , -2) à orbitales 5dxy

Es importante recordar que no todas las posibilidades de números cuánticos están


permitidas, sólo aquellas que cumplen los rangos de validez de cada uno de ellos, por
ejemplo, estos tríos de números cuánticos no podrían representar a un orbital de un
átomo:

(0 , 0 , 0) à n no puede tomar el valor de 0

(2 , 2 , 1) à l no puede tomar el valor 2 si n toma el valor de 2

(3 , 1 , 2) à m no puede tomar el valor 2 si l toma el valor de 1

Cuando n = 1 sólo existe un orbital, el (1,0,0) ó 1s.

Para n = 2 existen cuatro orbitales, de acuerdo con el rango de validez de los


números cuánticos:

y para n = 3 serán 9 orbitales posibles:

En cada capa "n" hay n² orbitales. Compruébalo para n=4 y n=5.

Nºcuántico "n"
1 2 3 4 5 ... n

Nº de orbitales 1 4 9 16 25 ... n2
Los orbitales designados por una misma letra son parecidos, así los 1s son
parecidos a los 2s, pero como n es mayor los orbitales son más grandes. A continuación
tienes una representación gráfica de algunos de los orbitales atómicos antes descritos:

En 1928, Dirac, al combinar la teoría cuántica con la teoría relativista, introdujo un


cuarto número cuántico para designar al electrón:

4. número cuántico de Spín "s" º +½ ,-½


Clásicamente representa el movimiento de rotación del electrón
alrededor de sí mismo. El electrón, como carga eléctrica en movimiento,
crea un campo magnético que puede ser del mismo sentido o de sentido
opuesto a otro campo magnético externo. Al poder tener sólo dos
sentidos de giro sobre sí mismo, "s" sólo podrá tomar 2 valores +½ y -½.
Los electrones de spines opuestos, como dos imanes colocados
paralelamente y de sentido opuesto, se atraen, compensando las
fuerzas de repulsión electrostática, quedando éstos apareados. Por
otro lado, los electrones de spines paralelos, al igual que dos imanes
colocados paralelamente y en el mismo sentido, se repelen. Es
imposible aparear dos electrones del mismo spín por las repulsiones
de las fuerzas eléctrica y magnética.

Para determinar a un electrón, hay que indicar el orbital atómico en el que se


encuentra y su spín, es decir, hacen falta cuatro números cuánticos:

3.7.- La mecánica cuántica

3.7.3.- Inconvenientes de la
Mecánica Cuántica
La mecánica cuántica se basa en asignar una función de onda a los electrones
de los átomos para describir su movimiento y estado energético. Dicha función de
ondas, se puede escribir para todos los átomos plurielectrónicos, pero sólo se ha podido
resolver para el átomo de hidrógeno dada su sencillez (sólo un protón en el núcleo y un
electrón en la corteza).

Esta imposibilidad en la resolución de la función de onda, surge de la gran


complejidad matemática que resulta debido a la interacción de varios electrones y
protones entre sí, por eso, se han tenido que resolver mediante aproximaciones.

3.7.- La mecánica cuántica

3.7.4.- Configuraciones
electrónicas
Una vez conocidos los orbitales atómicos de un átomo, sólo nos hace falta saber
cómo son ocupados éstos por los electrones en estado fundamental o de mínima
energía. A este proceso se le llama hallar la configuración electrónica de un átomo.
Para ello, hay que seguir una serie de reglas:

1. Cada orbital puede tener, como máximo, dos electrones con spines
antiparalelos. En un átomo no pueden haber dos e- con los cuatro
números cuánticos iguales (principio de exclusión de Pauli).

2. Los orbitales se llenan empezando por el de menor energía y


siguiendo por los demás en orden creciente (principio de aufbau).
Dicho orden es el siguiente:

3. Al ocupar los orbitales degenerados (de energías equivalentes), cada


uno de ellos ha de estar ocupado por un electrón antes de asignar un
segundo electrón a cualquiera de ellos. Los spines de estos electrones
deben ser iguales (regla de la máxima multiplicidad de Hund).

Por ejemplo, la configuración electrónica del Azufre sería:


1s2 , 2s2 , 2p6 ,
S (Z=16): 3s2 , 3p4

la del ion sodio Na+ (al tener carga +1, tendrá un electrón menos):

1s2 ,
Na+ (Z=11): 2s2 , 2p6

la del hierro:

1s2 , 2s2 , 2p6 ,3s2 ,3p6,


Fe (Z=26): 4s2 , 3d6

y la del bromo:

1s2 , 2s2 , 2p6 ,3s2 ,3p6,


Br (Z=35): 4s2 , 3d10, 4p5

La configuración electrónica sirve para conocer los e- que hay en la última


capa, y ésto es muy importante ya que, átomos de configuración electrónica de última
capa similar tienen propiedades químicas parecidas. De hecho, la ordenación de los
elementos en el sistema periódico actual se basa en las configuraciones electrónicas.

VER CONFIGURACIONES.SWF

3.8.- Evolución histórica del


Sistema Periódico
A medida que a principios del siglo XIX se fueron descubriendo más sustancias
que se identificaron como elementos, los investigadores dispusieron de datos cada vez
más abundantes, y observaron que las propiedades de algunos eran muy semejantes.

La primera clasificación de los elementos que se propuso fue la de metales y no


metales.

Más adelante se observó que podían establecerse grupos de tres elementos con
propiedades muy similares de tal manera que el peso atómico del intermedio fuese
aproximadamente igual a la media de los otros dos. Esta fue la llamada clasificación
por "triadas", por ejemplo: cloro-bromo-iodo, azufre-selenio-teluro, calcio-estroncio-
bario, etc..

Se siguió la búsqueda de un sistema de ordenación mejor y en 1864 Newlans


encontró, agrupando las triadas en forma vertical de modo que cada elemento siguiese
en sentido horizontal un orden creciente de pesos atómicos correlativos, la denominada
"ley de las octavas", es decir, que tenían propiedades diferentes 8 elementos y el noveno
coincidía con las propiedades del primer grupo.

No obstante a partir del K esta regla dejaba de cumplirse, motivo por el cual se
desestimó.

En 1869 Mendeleiev consideró correcto el sistema de Newlans y argumentó


que los períodos no tenían porque ser de la misma longitud. Lo importante fue que
Mendeleiev postuló que las propiedades físicas y químicas de los elementos son función
periódica de sus pesos atómicos.

Mendeleiev ordenó los elementos en 7


filas horizontales y 8 verticales con
subdivisiones dentro de cada cuadro cuando
era necesario. Con algunas modificaciones, éste
es el sistema periódico vigente en nuestros días.

La clasificación periódica de los


elementos tuvo gran importancia en aquella
época ya que se pudo predecir la existencia de
algunos elementos aún no descubiertos así
como sus propiedades, gracias a que
Mendeleiev dejó vacantes algunos lugares para
mantener la correlación de las propiedades. Así
se descubrió el ekaboro, (escandio), el
ekaluminio, (galio) y el ekasilicio, (germanio)
entre otros.

Los principales inconvenientes de la tabla de Mendeleiev eran los siguientes:

a. La ordenación por pesos atómicos presentaba algunas discrepancias.


Así Ar-K, Co-Ni, Te-I, quedan colocados en orden inverso para
mantener la correlación de las propiedades.
Hoy se ordenan los elementos no por pesos atómicos, sino por los
números atómicos, con lo que estos pares quedan perfectamente
ordenados y ésto es lógico porque el número atómico es un factor
determinante en la configuración electrónica de última capa del
elemento y por lo tanto de sus propiedades.

b. El Hidrógeno carecía de ordenación adecuada aunque se le colocaba


con los metales alcalinos.

c. Los metales y no metales no estaban bien diferenciados, por ejemplo


el Pb y el C son metal y no metal estando en la misma columna.
d. Un gran número de elementos, (lantánidos y actínidos), no tenían
cabida en el sistema periódico.

En la versión actual estos inconvenientes se han solucionado colocando los


lantánidos y actínidos en una zona aparte y la clasificación entre metales y no metales
ha ido perdiendo interés.

En la tabla periódica actual cada elemento se caracteriza por su fila y su


columna. Las filas se denominan periodos, (hay 7 periodos, 3 cortos y 4 largos), y las
columnas son grupos. Cada grupo tiene un nombre característico.

3.9.- Estructura electrónica


y Sistema Periódico
Es interesante ver como varían las configuraciones electrónicas dentro del
mismo grupo o de un mismo periodo en el Sistema Periódico.

Dentro de un mismo grupo todos poseen la misma estructura en el último nivel


de energía. Como veremos en el tema siguiente, la semejanza de propiedades químicas
dentro de un mismo grupo se debe a esta característica.

En un periodo cada elemento se diferencia del anterior en que tiene un e- más.


Esta diferencia es suficiente para un cambio radical en las propiedades.

Viendo la posición que ocupa un elemento en la tabla periódica se puede hallar


su configuración electrónica:

Hay algunas excepciones. Por ejemplo el Cr (Z=24) debería ser 4s2 3d4 y, sin
embargo, en realidad es 4s1 3d5 debido a que los orbitales 4s y 3d son de energías muy
parecidas y la energía debida al desapareamiento de los e- compensa. Lo mismo les
ocurre a los que poseen 9 e- en los 5 orbitales d.

A la vista de todo ésto, podemos clasificar los elementos en 4 categorías:

a. Elementos "normales" - ns1 ns2 np1 ........np5


cada uno de estos grupos o familias de elementos tienen un nombre
característico:

Configuración Nombre del grupo

ns1 alcalinos (excepto el Hidrógeno)


ns2 alcalinotérreos
np1 térreos
np2 carbonoideos.
np3 nitrogenoideos
np4 anfígenos
np5 halógenos

b. Elementos de transición - ns2 (n-1)d1 ... ns (n-1)d10

c. Elementos de transición interna - ns2 (n-1)d1 (n-2)fy


el nivel f presenta un llenado irregular.

d. Gases nobles - ns2 np6 (excepto el He que es 1s²).


En esta página web podrás encontrar más información sobre los orbitales
atómicos y las configuraciones electrónicas.

http://www.educaplus.org/sp2002/index_sp.php

3.10.- Tabla periódica


y propiedades físicas y
químicas

3.10.- Tabla periódica y propiedades físicas y químicas

3.10.1.- Propiedades eléctricas


Los elementos situados a la
izquierda de una diagonal formada por B,
Si, Ge, As y Te, son conductores de la
electricidad y se llaman metales. Son elementos con pocos electrones en la última capa,
que tienen tendencia a perderlos para adquirir configuración electrónica de gas noble
quedándose, por tanto, cargados positivamente formando cationes.

Los elementos de la derecha no son conductores y se llaman no metales. Son


elementos con muchos electrones en la última capa y que tienen tendencia a ganar para
completarla cargándose negativamente formando aniones.

Los elementos de la diagonal se llaman semimetales. La clasificación no es tan


clara en las proximidades de la diagonal.

3.10.- Tabla periódica y propiedades físicas y químicas

3.10.2.- Energía de ionización


La energía de ionización, o también llamada potencial de ionización, es la
energía mínima necesaria para arrancar a un átomo en estado gaseoso su electrón más
externo (el más débilmente unido a él).

Las ecuaciones que rigen este proceso son:

X (g) + EI1 à X+ (g) 1ª Energía de ionización


X+ (g) + EI2 à X+2 (g) 2ª Energía de ionización
X+2 (g) + EI3 à X+3 (g) 3ª Energía de ionización
se puede comprobar que:

EI1 < EI2 < EI3

ya que costará menos arrancar un electrón a un átomo neutro que a un átomo cargado
positivamente, con defecto de electrones. Hay que tener en cuenta que en el momento
en el que se vacía una subcapa, y se separa el primer electrón de la subcapa
inmediatamente inferior, se produce un salto pronunciado de la energía de ionización,
por ejemplo:
Elem Z Configuración electrónica EI1 EI2 EI3 EI4

Na 11 1s2 2s2 2p6 3s1 5,1 47,3 71,7 98,9


Mg 12 1s2 2s2 2p6 3s2 7,6 15,0 80,1 109,3
Al 13 1s2 2s2 2p6 3s2 3p1 6,0 18,2 28,4 120,4
* eV
los valores están dados en eV (electrón-voltios), que es la energía de un electrón
acelerado a través de una diferencia de potencial de un voltio y que equivale a
1'602.10-19 J.

Influyen tres factores en la energía de ionización:

a. Número atómico: a mayor número atómico, (más protones), mayor


será la energía necesaria para ionizarlo.

b. Radio atómico: a mayor distancia la fuerza de atracción entre el


núcleo y el e- disminuye y, por lo tanto, la energía de ionización
disminuirá, ya que será más fácil arrancarlo.

c. Orbitales atómicos completos o semicompletos, ya que dan


estabilidad al átomo y por lo tanto costará más arrancarle un
electrón.

por estas tres razones, con algunas excepciones, aumenta a lo largo del Sistema
Periódico de la siguiente manera:

1. En un grupo aumenta hacia arriba debido a que al pasar de un


elemento al inferior, contiene una capa más y por lo tanto, los
electrones de la capa de valencia, al estar más alejados del núcleo,
estarán menos atraídos por él y costará menos energía arrancarlos.

2. En un mismo período, en general, aumenta a medida que nos


desplazamos hacia la derecha, ya que los elementos allí situados
tienen tendencia a ganar electrones y por lo tanto costará mucho
más arrancarlos que a los de la izquierda que, al tener pocos
electrones en la última capa les costará mucho menos perderlos.
3.10.- Tabla periódica y propiedades físicas y químicas

3.10.3.- Afinidad electrónica


La afinidad electrónica o electroafinidad es la energía generalmente
desprendida cuando un átomo en estado gaseoso capta un electrón transformándose en
un ion negativo.

La ecuación química que la representa es:

X (g) + e- à X- (g) + AE1 1ª afinidad electrónica


X- (g) + e- à X-2 (g) + AE2 2ª afinidad electrónica
X-2 (g) + e- à X-3 (g) + AE3 3ª afinidad electrónica
mientras que la AE1 es generalmente una energía desprendida, es decir, negativa, la
AE2 es siempre energía absorbida, ya que el segundo electrón a captar es repelido por
el anión formado al haber captado ya el primero.

El hecho de que la primera energía de afinidad electrónica sea generalmente


una energía desprendida, significa que el anión formado es más estable que el átomo
neutro. Esta situación es bastante probable para los elementos situados a la derecha de
la tabla periódica (a excepción de los gases nobles) ya que estos tienen tendencia a
ganar electrones para adquirir configuración electrónica de gas noble. Por el contrario,
los situados a la izquierda, tendrán una baja afinidad electrónica ya que lo que tienen
tendencia es a perder electrones y no a captarlos.

En un grupo suele aumentar a medida que disminuye el número atómico, ya


que al ser átomos más pequeños, el electrón que se capta queda más influenciado por la
cercanía del núcleo.

Resumiendo, la variación de la afinidad electrónica a lo largo del sistema


periódico es similar a la del potencial de ionización, sin embargo existen más
irregularidades.

Estos datos te ayudarán a observar la variación de la afinidad electrónica a lo


largo del sistema periódico, tanto en un período como en un grupo:

ELECTROAFINIDAD
crece a la derecha
Átomo Li Be B C N O F Ne
Electroafinidad
59,81 38,2 26,7 122,5 -6,8 140,9 328,0 -19,9
(KJ/mol)

ELECTROAFINIDAD
disminuye hacia abajo
Átomo F Cl Br I
Electroafinidad
328,0 348,0 324,0 295,0
(KJ/mol)

3.10.- Tabla periódica y propiedades físicas y químicas

3.10.4.- Electronegatividad
Es un concepto que trata de sintetizar los dos anteriores. Mide la tendencia que
posee un átomo para atraer hacia sí el par, o los pares, de electrones que comparte con
otro a través de un enlace covalente.

Varía igual que la Energía de Ionizacón a lo largo del Sistema Periódico. Los
gases nobles quedan excluidos de esta tendencia, ya que su electronegatividad es
prácticamente nula, debido a su dificultad para formar enlaces covalentes, ya que al
tener la última capa completa, no tienen tendencia ni a ganar ni a perder electrones. El
elemento más electronegativo es el flúor y el menos electronegativo el Cesio.

La electronegatividad está relacionada con el carácter metálico o no metálico de


un elemento; así, los elementos de alta electronegatividad serán No metales y los de
baja electronegatividad metales.

3.10.- Tabla periódica y propiedades físicas y químicas

3.10.5.- Radio atómico e iónico


El principio de incertidumbre de Heisemberg indica que es imposible saber con
precisión y simultáneamente la posición y velocidad de un electrón en el interior de un
átomo. Como consecuencia de ello, hemos definido los orbitales atómicos como zonas
del espacio donde es probable encontrar al electrón con un determinado estado
energético, por lo que no tienen un límite definido, por lo que se hace difícil conocer
con precisión el radio de un átomo o un ión.

El método más efectivo para medir el


radio de un átomo consiste en determinar, por
difracción de rayos X, la distancia internuclear
que existe dos elementos que forman un enlace
covalente simple en estado gaseoso y dividirla
por la mitad, tal y como muestra la figura de la
derecha.

En el caso de los elementos metálicos, la


distancia internuclear se determina por el mismo
procedimiento pero sobre la estructura cristalina de la sustancia metálica.

El radio atómico crece de arriba a abajo dentro de un mismo grupo, ya que


aumenta el número de capas internas y por lo tanto será de mayor tamaño, y aumenta
de derecha a izquierda en un mismo período debido a que los e - se van colocando en el
mismo nivel (a la misma distancia del núcleo aproximadamente) y la fuerza de
atracción entre los e- y el núcleo es más fuerte a medida que aumenta el número de
protones, por tanto, el volumen es menor.

Sin embargo, en los períodos largos, esta atracción es compensada por el


llamado efecto de apantallamiento de los e- que consiste en que a medida que se van
llenando los niveles periféricos, las repulsiones entre los e- aumentan, con lo que los e-
periféricos no experimentan tanta atracción por el núcleo. y quedan más sueltos
aumentando, por lo tanto, el radio del átomo.

El siguiente gráfico te puede ayudar a ver con mayor claridad la evolución del
radio atómico a lo largo del Sistema periódico:

Cuando un elemento gana o pierde


electrones, se transforma en un ión y el valor de su
radio será diferente. La determinación de dichos
radios iónicos se hace de manera similar a los
radios atómicos pero sobre estructuras cristalinas
de compuestos iónicos, formados, como veremos,
por iones perfectamente ordenados para
maximizar las atracciones entre ellos y minimizar
las repulsiones. La distancia que hay entre dos núcleos de dos iones adyacentes en un
cristal iónico, es la suma de sus radios iónicos, tal y como muestra la figura de la
izquierda:
1. El radio de un catión, ión positivo, es menor que el del átomo neutro
del mismo elemento, ya que al ser menor el número de electrones,
aumenta la carga efectiva del núcleo que atraerá más a los
electrones restantes por lo que su tamaño disminuirá.

2. El radio de un anión, ión negativo, es mayor que el del átomo neutro


del mismo elemento, ya que al tener un electrón más, la carga
efectiva del núcleo disminuirá y habrá una mayor repulsión entre
los electrones, por lo que el radio aumentará.

Un caso especial supone la comparación del volumen de especies que tienen el


mismo número de electrones, por ejemplo:

Na+ z = 11 11 protones y 10 electrones


Ne z = 10 10 protones y 10 electrones
F - z= 9 9 protones y 10 electrones
Podríamos pensar que al tener las tres especies el mismo número de electrones,
deberían tener el mismo volumen, sin embargo no es así, ya que el número de protones
que hay en el núcleo no es el mismo. La especie Na +, por el hecho de tener más
protones en el núcleo (11), atraerá con más fuerza a los 10 electrones y por lo tanto será
el más pequeño, mientras que el F- será más grande, es decir:

Na+ < Ne < F-

3.10.- Tabla periódica y propiedades físicas y químicas

3.10.6.- Estados de oxidación


Los estados de oxidación (valencias), están en relación con la configuración
electrónica de los elementos, por lo tanto, también variaran de forma periódica.

Los estados de oxidación más importantes corresponden a la pérdida o


ganancia de e- para conseguir una configuración electrónica de gas noble, (ocupación
total de los orbitales s y p).

Ejemplo:

Na 2s2 2p6 3s1

tenderá a perder 1 e- quedando como

Na+ 2s2 2p6


Un caso interesante es el de los elementos del grupo IIIa, que tienen una
configuración electrónica ns² np1. En teoría los cationes más estables serían los
formados por la pérdida de 3 e-, Al+3, Ga+3, lo que es cierto, pero a medida que
aumenta el número atómico, aumenta la tendencia a eliminar sólo el e - p, hasta el
punto que en el Tl la valencia más importante es +1.

En otros grupos ocurre lo mismo, Pb+2 es más estable que Pb+4, mientras que el
Si y el Ge actúan siempre como tetravalentes.

A partir del grupo Va se advierte la tendencia de los elementos a formar iones


negativos sobre todo en los elementos superiores; N y P captan 3 e - para adquirir
configuración electrónica de gas noble, sin embargo, en el As este estado de oxidación
no tiene importancia y en el Bi ni siquiera existe.

Para los elementos de transición este estudio es mucho más complejo debido a
la gran variedad de estados. El estado máximo de oxidación corresponde al catión con
carga positiva igual al número del grupo al que pertenece, por ejemplo Cr+6, (VIb).

Los estados de oxidación inferiores son más estables en el primer periodo largo,
(Fe+2, Fe+3), y
a medida que bajamos en el grupo, el estado de oxidación mayor se hace
más estable:

Grupo VIb: Cr Presenta principalmente +3


Mo Presenta +4; y +7 sólo en raras ocasiones
W Principalmente +6
Una excepción a todo ésto son los grupos Ib y IIb.

3.10.- Tabla periódica y propiedades físicas y químicas

3.10.7.- Tabla Periódica


Bájate esta tabla periódica imprimible con algunas de las propiedades
periódicas antes descritas:

Tabla periódica imprimible en blanco y negro

Tabla periódica imprimible en color

También puedes pasar un rato agradable con esta tabla periódica un tanto
especial:
3.11.- Ejercicios y cuestiones
a) Modelos atómicos

125.- ¿Qué experimentos y observaciones condujeron a la conclusión de que


los átomos, al contrario de lo que se admitió en la hipótesis de Dalton, no
son indivisibles?

Solución

126.- Explica por qué el experimento de Rutherford obligó a desechar el modelo


atómico de Thomson.

Solución

127.- ¿Cual es la principal limitación del modelo atómico de Rutherford?


Solución

128.- ¿Cómo subsanó el modelo de Bohr las limitaciones del modelo de


Rutherford?

Solución

129.- ¿Qué diferencia hay entre la órbita del modelo de Bohr y el orbital del
modelo cuántico del átomo?

Solución

130.- Haz un gráfico de energías de los distintos niveles del átomo de


hidrógeno y explica la emisión de energía del átomo excitado.

Solución

131.- ¿Cuánta energía se necesita para ionizar un átomo de hidrógeno en el que el


electrón se encuentra en la órbita n=5 de Bohr?
Dato: Ctte de Rydberg Rh = 109.678 cm -1

Solución

132.- A partir de la constante de Rydberg para el átomo de hidrógeno igual a


109677'58 cm-1. calcular la longitud de onda de las tres primeras líneas de
la serie de Balmer y el límite de esta serie.

Solución
133.- En el espectro del átomo de hidrógeno se conoce una línea de longitud de
onda 1216 A°. Sabiendo que pertenece a la serie de Lyman ¿a que
transición pertenece?. Toma como dato la constante de Rydberg.

Solución

134.- Calcular la longitud de onda asociada a la molécula de hidrógeno


moviéndose a una velocidad de 1840 m/s.
-34
Datos: Ar(H) = 1 uma , h = 6'67.10 J.s
Solución

135.- Calcular la onda asociada a una pelota de tenis de 150 gr de masa que posee
una velocidad de 15 m/s. Hágase lo mismo para un electrón de velocidad
2'18.107 m/s. Comparar los resultados e indicar lo que nos sugieren.

Solución

136.- Que el átomo está cuantizado quiere decir :


a) que es algo fantástico y poco real nuestro conocimiento sobre el
mismo.
b) que está constituido por núcleo y corteza.
c) que la energía de los electrones sólo puede tener determinados valores.

d) que su tamaño es pequeñísimo. (Señala las respuestas correctas).

Solución

b) Números cuánticos

137.- Indica los números cuánticos representativos de los orbitales:


a) 3py b) 2s c) 1pz d) 4dxy e) 5px

Solución
138.- Un electrón se encuentra en un orbital 3d. ¿cuáles son los posibles valores
de sus números cuánticos n, l y m?

Solución

139.- Explicar la información que suministra la expresión (3,2,0,-½) para un


electrón del átomo de hidrógeno.

Solución

140.- Un alumno afirma que en un orbital 2s puede haber 3 electrones ¿es esto
cierto?

Solución

141.- ¿Pueden existir orbitales del tipo 2d?. Justifica la respuesta.

Solución

142.- ¿De qué manera se puede arrancar un electrón de un átomo, para


convertirlo en el ión positivo correspondiente? ¿Què sucedería en el
proceso inverso?

Solución

143.- ¿Qué se debe hacer para que un electrón 2s pase a ser un electrón 3s?
¿Qué sucede cuando un electrón 3s pasa a ser un electrón 2s?

Solución
144.- Escribir los números cuánticos correspondientes a:
a) un orbital 4d,
b) un electrón en un orbital 3s.

Solución

145.- ¿Qué propiedad de un átomo impide que todos sus electrones se sitúen en
el nivel n = 1 de más baja energía?

Solución

146.- ¿Por qué el número de elementos del quinto período es 18?

Solución

147.- ¿Por qué se desvían tanto de ser números enteros las masas atómicas de
muchos elementos? Pon un ejemplo que aclare la respuesta.

Solución

c) Configuraciones electrónicas

148.- Indicar cómo difieren entre sí los electrones de mayor energía, en cada uno
de los átomos de los siguientes elementos:
a) Na b) B c) N d) Mg

Solución
149.- Considerar las dos configuraciones electrónicas siguientes de dos átomos
neutros A y B:

A - 1s2, 2s2, 2p6, 3s1 B - 1s2, 2s2, 2p6, 6s1

Indicar si las siguientes afirmaciones son verdaderas o falsas razonando la


respuesta:

a) A y B representan dos elementos distintos.


b) Se necesita energía para pasar de A a B.
c) A representa al átomo de sodio
d) Se requiere menos energía para arrancar un electrón de A que de B.

Solución

150.- Escribir las demás estructuras equivalentes al estado fundamental del


átomo de carbono, además de la 1s2, 2s2, 2px1, 2py1

Solución

151.- Indicar a qué grupo y periodo pertenece el elemento cuya configuración


electrónica es:

6s2, 4f14, 5d10, 6p3

¿Podrías decir de qué elemento se trata y algunas de sus propiedades?.

Solución

152.- Para los 100 primeros elementos del sistema periódico, indicar para
cuantos de ellos puede escribirse en su estado fundamental: (Razona la
respuesta)

a) una configuración electrónica con uno o más electrones 1s.


b) una configuración electrónica con uno o más electrones 2p.
c) una configuración electrónica con uno o más electrones 3d.

Solución
153.- Escribe la configuración electrónica del neón e indica dos iones que
tengan igual configuración que dicho gas.

Solución

154.- Escribe la configuración electrónica de los iones siguientes: F-, O-2, Na+,
Mg+2.

Solución

155.- ¿Por qué se define el número atómico de un elemento en función del


número de protones del núcleo y no en función del número de electrones?

Solución

156.- ¿A qué llamamos isótopos? ¿y especies atómicas isoelectrónicas? pon


ejemplos.

Solución

157.- ¿Qué significa estado fundamental del átomo? ¿Qué sucede cuando un
átomo que se encuentra en estado excitado vuelve a su estado
fundamental? ¿Es posible que el electrón más externo del potasio se
encuentre en un orbital 4p o 3d? ¿En qué condiciones si hay alguna
podría lograrse esto?

Solución
158.-
Un átomo determinado se representa por 19X39. Indica:
a) número atómico;
b) número másico;
c) número de electrones;
d) número de protones;
e) masa atómica aproximada;
f) configuración electrónica;
g) ¿es metal o no metal?
h) período y grupo a los que pertenece;
i) tipo de ión que formará;
j) alguna propiedad.

Solución

159.- Escribe la configuración electrónica del As (Z = 33) e indica en que


principios o reglas te apoyas.

Solución

160.- Escribe la configuración electrónica del Cu ( Z = 29 ).

Solución

161.- Escribe la configuración electrónica del Mo ( Z = 42 ).

Solución

162.- ¿Es posible que la configuración electrónica de un átomo sea

1s2 2s2 2p4 4s1?

Solución
163. El número de protones de los núcleos de 5 elementos son:
-
ELEMENTO A B C D E
PROTONES 2 11 9 12 13
Indica qué elemento:
a) es un gas noble,
b) es el más electronegativo,
c) es un metal alcalino,
d) es un gas, e) presenta estado de oxidación negativo,
f) forma un nitrato de fórmula X(NO3)2.

Solución

d) Propiedades periódicas

164.- Ordena menor a mayor los siguientes elementos según su energía de


ionización: Na, Be, Mg y K. Utiliza como datos sus números atómicos.

Solución

165.- Ordena menor a mayor los siguientes elementos según su radio atómico:
Na, O, F, y Mg. Utiliza como datos sus números atómicos.

Solución

166.- Ordena menor a mayor los siguientes iones y elementos según su volumen:
O-2, Ne y Na+. Utiliza como datos sus números atómicos.

Solución

167.- Ordena los siguientes elementos en orden creciente de sus energías de


ionización: Ca, Rb, Mg, Li.

Solución
168.- ¿Cual de los siguientes átomos posee un mayor radio y cual menor?:

Ar, Cs, P, Mg, Cs, Ra.

Solución

169.- Las tres especies H, He+ y Li+2, poseen un solo electrón. Señalar cual de
ellos poseerá mayor radio y mayor energía de ionización.

Solución

170.- Explica como son (altas-bajas ) las energías de ionización de los gases
nobles.

Solución

171.- Razona cómo ha de ser la segunda energía de ionización del Na con


respecto a la segunda energía de ionización del Mg:
a) mayor, b) menor, c) igual

Solución

172.- ¿Qué es la energía de ionización? ¿Qué elementos tienen energías de


ionización altas y cuales bajas, teniendo en cuenta su configuración
electrónica?

Solución

173.- Indica algún criterio desde el punto de vista electrónico que nos permita
diferenciar un elemento metálico de otro que no lo es.

Solución
174.- ¿Cómo varía el radio atómico de los elementos en un grupo? ¿y en un
periodo?

Solución

175.- Los iones F- y Na+ poseen el mismo número de electrones, pero el radio
del F- es mayor que el de Na+. Explica a que es debida esta diferencia.

Solución

176.- Dados los siguientes elementos: Na, Mg y Rb, ordenarlos de mayor a


menor energía de ionización. Justificar la respuesta.

Solución

177.- Ordenar las siguientes especies según el orden creciente de sus tamaños:
Ar, S-2, K+, Cl, Li+.

Solución

178.- Razona la veracidad o falsedad de las siguientes afirmaciones con


respecto al átomo de neón y al ión óxido:
a) ambos poseen el mismo número de electrones.
b) tienen el mismo número de protones.
c) el radio del ión óxido será superior al del átomo de Neón.

Solución

179.- Indica cuál es en cada uno de los grupos siguientes el elemento que tiene
mayor carácter metálico:
a) Cl, Ca, As;
b) Al, Si, P;
c) Ga, Tl, B.
Solución

180.- Usando los grupos que se han dado en la cuestión anterior contesta las
siguientes cuestiones:
a) ¿Qué elemento del grupo a tiene más probabilidad de presentar un
número de oxidación negativo en sus compuestos?
b) En el grupo b ¿qué elemento es el que es más probable que posea el
potencial de ionización más bajo?
c) ¿Cuál de los elementos del grupo b cabe esperar que posea la máxima
electronegatividad?

Solución

181.- ¿Qué elemento de cada uno de los siguientes pares debe esperarse que
tenga la mayor electronegatividad?
a) C, Cl; b) S, O; c) Mg, Se; d) Sb, F;

Solución

182.- Las configuraciones electrónicas de varios elementos son las siguientes:


a) 1s2; b) 1s2, 2s1; c ) 1s2, 2s2, 2p1; d) 1s2, 2s2.
Ordenarlos en el sentido de sus radios atómicos crecientes, justificando
la ordenación propuesta.

Solución

183.- Los potenciales de ionización del carbono, nitrógeno y oxígeno son 11.3,
14.5 y 13.6 eV respectivamente. Nótese que el del nitrógeno es
anormalmente alto y que en el oxígeno se produce una disminución.
Explica este resultado.

Solución
184.- a) En general, qué elementos tienen mayores valores de sus potenciales de
ionización, ¿los metales o los no metales?
b) ¿Cuál es el motivo de que estos elementos posean potenciales de
ionización altos?

Solución

185.- Escribe la configuración electrónica de los elementos con número


atómico: 38, 11, 14, 35 y 54 y contestar a las siguientes cuestiones:
a) ¿A qué grupo del sistema periódico pertenece cada elemento?
b) ¿qué estados de oxidación serán los más frecuentes?
c) ¿cuáles son metales y cuáles son no metales?
d) ¿qué elemento es el más electronegativo?

Solución

186.- La configuración electrónica de la capa externa de un elemento es:


5s2,5p5.Indica: si se trata de un metal o un no metal, a qué grupo del S.P.
pertenece y cuál es su símbolo. Indica dos elementos que tengan mayor
energía de ionización y otros dos de menos energía de ionización que el
dado; formula un compuesto iónico y otro covalente en que intervenga
este elemento.

Solución

187.- El número atómico de dos átomos A y B es 17 y 20 respectivamente.


a) escribe su configuración electrónica fundamental y el símbolo de cada
uno.
b) escribe el símbolo del ión más estable de cada uno.
c) ¿cuál es el de mayor radio iónico?
d) ¿qué tipo de sustancia se puede formar al reaccionar ambos
elementos?. Razona la respuesta.

Solución
188.- Dados los siguientes elementos: K (Z = 19), S (Z = 16) y Cl (Z = 17).
Ordénalos en orden creciente de:
a) radio atómico y
b) energía de ionización.

Solución

189.- Dados dos átomos de hidrógeno, en uno de ellos el electrón está en el


nivel n=1 y en el otro en el nivel n = 4. Explica: ¿Cuál es la configuración
electrónica de cada uno de ellos? ¿Qué nivel posee mayor radio?; ¿qué
electrón posee menos energía?, ¿qué átomo tiene mayor potencial de
ionización?

Solución

190.- Los números atómicos del Na, K y Rb son respectivamente 11, 19 y 37.
a) Ordena dichos elementos en cuanto a su radio atómico y a su potencial
de ionización discutiendo las razones que determinan cada ordenación.
b) Dibuja un diagrama que represente las energías relativas de los
distintos orbitales del ión potasio y su ocupación por electrones.

Solución

También podría gustarte