P. 1
El Origen de Los Incas

El Origen de Los Incas

|Views: 3.426|Likes:
Publicado porRafael Moreno

More info:

Published by: Rafael Moreno on Oct 28, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/19/2013

pdf

text

original

El origen de los incas

-El Imperio Inca es el tercero y último de los Horizontes de la historia andina
anterior a la Conquista. Su origen puede conocerse mediante fuentes arqueológicas
y fuentes históricas, constituidas por la información que los cronistas españoles
recogieron de los nativos sobre los incas y su origen, como la leyenda de los
hermanos Áyar y la de Manco Cápac y Mama Ocllo
La leyenda de los hermanos Áyar

Mama Huaco

La primera crónica que dio a conocer este mito de origen fue la de Juan Díez de
Betanzos (1551), quien obtuvo información de primera mano, pues no solo residía

en Cusco y sabía quechua sino que también estaba casado con una mujer de la elite
cusqueña.
Según Betanzos, en su obra Suma y narración de los incas, el dios Huiracocha,
después de ordenar el mundo, hizo salir de la cueva de Pacaritambo a cuatro
parejas de hermanos: I) Áyar Cachi y Mama Huaco, II) Áyar Uchu y Mama Ipacura,
III) Áyar Auca y Mama Rahua, y IV) Áyar Manco y Mama Ocllo.
De Pacaritambo, los hermanos se dirigieron a un cerro llamado Huanacaure. Desde
la cumbre de este cerro, Áyar Cachi lanzó algunas piedras con su honda, quebrando
con ello a otros cuatro cerros. Temerosos de la fuerza de Áyar Cachi, sus hermanos
decidieron librarse de él y regresaron a Pacaritambo con el pretexto de recoger
algunos objetos de los que se habían olvidado. Una vez en la cueva, lograron
encerrar a Áyar Cachi en su interior. Los demás hermanos volvieron al cerro
Huanacaure y luego siguieron rumbo a la quebrada de Matagua, cerca del Cusco.
En esta quebrada, Áyar Uchu voló al cielo para hablar con su padre el Sol y trajo el
encargo de cambiar el nombre de Áyar Manco por Manco Cápac. Luego de
transmitir este mensaje, se convirtió en un ídolo de piedra. Manco Cápac, Áyar Auca
y las cuatro mujeres sembraron coca y ají en un pueblo cercano a Matagua y luego
bajaron al Cusco, donde fueron reconocidos como «hijos del Sol». Luego de esto, las
tropas de Manco Cápac conquistaron a todos los grupos del valle, lucha en la que su
hermana Mama Huaco hizo creer a sus enemigos que se alimentaba de carne
humana.
Sabias que?

Los muros de cantería

M

uro con ventanas trapezoidales en Cusco.

Tanto en el sitio de Machu Picchu (Cusco) como en la plaza central de Mauca Llacta
(Cusco), existen muros de cantería inca con tres ventanas o nichos trapezoidales.
Ambos muros estarían representando a la cueva de origen (Pacaritambo) de los
hermanos Áyar.
La leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo

L

ago Titicaca

Esta leyenda fue narrada en la crónica Comentarios Reales, escrita por el Inca
Garcilaso de la Vega, quien fue hijo del capitán español Sebastián Garcilaso de la
Vega y de la princesa inca Chimpu Ocllo. En esta obra, el cronista dice que el padre
Sol, compadecido por el estado de salvajismo en el que vivían los hombres, hizo
salir del lago Titicaca a una pareja de hermanos y esposos: Manco Cápac y Mama
Ocllo.
Ellos recibieron el encargo de dirigirse hacia el norte llevando una vara de oro, la
cual periódicamente debían tratar de hundir en el suelo hasta encontrar un lugar
donde la vara entrase fácilmente para luego establecerse ahí. Esto ocurrió al pie del
cerro Huanacaure, adonde convocaron a todos los pobladores de las áreas vecinas.
Allí, los convencieron de su origen divino y de su labor civilizadora. De esta manera,
y siguiendo los supuestos de su padre Sol, Manco Cápac enseñó a los hombres a
cultivar la tierra, el maíz, a hacer canales de riego y a construir casas de piedra.
Mientras tanto, Mama Ocllo, enseñaba a las mujeres a hilar y tejer para hacer
vestidos de lana y algodón.
Estas dos leyendas coinciden en indicar una ruta de migración de sur a norte
(proveniente del altiplano peruano-boliviano), donde la búsqueda de tierra fértil se
hace evidente. Es probable que los fundadores del imperio hayan sido expulsados
del altiplano. Otro punto en común es la idea de «ordenación» del mundo: los
fundadores míticos ordenan el Cusco, lugar que se hallaba en situación de caos por
la pugna entre las etnias que vivían allí.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->