P. 1
Arnáiz_Zamanillo

Arnáiz_Zamanillo

|Views: 3.361|Likes:
Publicado porabdelmiranda

More info:

Published by: abdelmiranda on Oct 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/01/2013

pdf

text

original

académicas

A nivel cognitivo el Judo proporciona el desarrollo de la capacidad de

análisis y respuesta en las diversas situaciones de lucha, y adquisición de

conocimientos de conceptos físicos ligados al equilibrio (equilibrio,

desequilibrio, centro de gravedad, base de sustentación) (Díaz, 1974).

Quitamos importancia a este apartado, en cuanto a cantidad de

técnicas a aprender, porque consideramos que no es tan importante la

cantidad de conocimientos que asimilen los alumnos, como la calidad de

dichos conocimientos. Si un yudoca sólo es capaz de realizar 3 técnicas de

Judo, debemos potenciar estas técnicas y no avanzar en la adquisición de la

totalidad del programa de Judo aconsejado por la Federación Española de

Judo (FEJ, 1982).

La Federación, recomienda una serie de técnicas que nosotros

consideramos no oportunas para las personas que presentan discapacidad

Capítulo IV: Desarrollo de la Investigación

- 268 -

intelectual, por su alto riesgo de lesiones; como por ejemplo, las luxaciones42

o las estrangulaciones43
.

Dado que el sujeto pasa en su aprendizaje de una toma de información

básicamente visual a otra de tipo táctico-kinestésico y estructura las

relaciones de contacto entre diferentes móviles, las diferentes partes de su

propio cuerpo y las de su compañero o adversario. (Espartero y Gutiérrez,

2004). Por esto es fundamental conocer como una persona con

discapacidad intelectual hace uso de su memoria.

Memoria a corto y largo plazo. La recepción de información, su

posterior elaboración y la capacidad de relacionar y generar nueva

información requieren de unos sistemas abiertos y atentos en el cerebro

humano. Existen áreas especializadas y circuitos preferentes por los que

dicha información debe circular y organizarse. Las zonas más activas en

estos procesos son: el cerebro posterior, el anterior, las áreas de asociación,

la corteza pre-frontal y la corteza motora. Son amplias estructuras que se

van interconectando en forma cada vez más compleja en función de la

plasticidad del sistema nervioso central y de las habilitaciones que el niño

42

Las “técnicas de luxación” (Kansetsu-Waza) se ocupan solamente de la aplicación de llaves a los
brazos con presión contra la articulación del codo. Su seguridad depende en gran medida de la
capacidad del atacante para controlar su fuerza y las reacciones musculares de su propio cuerpo y las
de su oponente.

43

Las “técnicas de estrangulación” (Shime-Waza), es un conjunto de técnicas que abarcan tanto
estrangulaciones como sofocaciones. La sofocación se produce cuando se aplica presión a la parte
frontal de la garganta o tráquea. Puede provocar asfixia. La estrangulación se produce cuando se
aplica presión contra las arterias carótidas a los lados del cuello; puede producir perdida de la
conciencia, si se restringe el aporte de sangre al cerebro durante unos segundos.

El Judo como mediación generadora de bienestar y autoestima: Caso biográfico-narrativo de las
personas con discapacidad intelectual de ASPANIAS-BURGOS

- 269 -

efectúa durante su desarrollo. Todo esto requiere de la actividad de dos

grandes sistemas adicionales: atención y memoria tanto a corto, como a

largo plazo (Mayor y Sainz, 1988).

La atención es un elemento básico para que la información se haga, en

primer lugar consciente y en segundo lugar operativa. Este sistema de

atención, se encuentra dividido en subsistemas capaces de realizar distintas

funciones: a) Orientar al individuo hacia señales sensoriales que se colocan

a su alcance; b) Detectar estas señales para procesarlas en forma

consciente y; c) Mantener un estado de alerta, que le dé rapidez a las

respuestas (Molina García, 1994).

La memoria hace que el mensaje recibido y posteriormente procesado

en el cerebro, permanezca en él y pueda ser utilizado en el momento y del

modo oportuno. Se divide en: memoria a corto plazo, que almacena la

información según se va produciendo, durante un período de tiempo muy

breve, y Memoria a largo plazo, que exige de la existencia de mecanismos

de procesamiento, almacenamiento y disponibilidad de información. De este

modo se asegura la presencia de huellas informativas durante un período de

tiempo determinado (Sternberg, 1987c).

Todos los individuos tenemos los mismos mecanismos propios del

sistema, pero existen diferencias tanto en la capacidad como en la manera

de utilizarlos. Teniendo en cuenta estas pautas, podemos pensar que las

Capítulo IV: Desarrollo de la Investigación

- 270 -

alteraciones que presentan las personas con discapacidad intelectual,

pueden explicar los problemas de atención, de estado, de alerta y de

memoria que inciden en forma directa sobre los procesos de su aprendizaje;

les resulta más difícil procesar la información auditiva y visual ya que la

decodificación y codificación de datos son interrumpidas, disminuyendo la

fluidez, lo que retrasa los tiempos de la memoria (Bueno, et al., 1990b).

Nuestra propuesta, dentro del programa, es el diseño de actividades de

repetición de diversas técnicas (uchi-komis), tratando de conseguir que la

información pase a la memoria a largo plazo y se relacione con la

información allí contenida. En cuanto a la atención, es reforzada situando

dibujos explicativos de las técnicas en las diferentes paredes del Dojo donde

se realizan las sesiones de Judo Mental.

Velocidad en el procesamiento. Procesamiento visual y auditivo.

En los primeros años de vida de un niño, casi toda la actividad es parte de

un proceso de organización de sensaciones en el Sistema Nervioso Central;

el niño aprende a sentir su cuerpo y el mundo que le rodea, a realizar

diferentes movimientos, a interactuar con objetos, a hablar y a relacionarse

con otras personas. Todas estas funciones se desarrollan en un orden

natural; cada niño sigue la misma secuencia básica, unos de una forma más

rápida que otros. Cuando por su discapacidad intelectual, un niño se desvía

considerablemente de esta secuencia básica del desarrollo de la integración

El Judo como mediación generadora de bienestar y autoestima: Caso biográfico-narrativo de las
personas con discapacidad intelectual de ASPANIAS-BURGOS

- 271 -

sensorial, tendrá problemas en muchos aspectos de la vida (García García,

1988b).

En Judo Mental se proponen sesiones concretas, tangibles, que se

acerquen a situaciones y experiencias de su vida cotidiana, que puedan

encajar en su marco de referencias y en su esquema de valores; por ejemplo

la defensa personal a través de las técnicas de Judo es muy apropiada para

que comprendan que antes de actuar, debemos valorar la situación de

peligro que existe en el momento de agresión de un individuo hacia

nosotros. Así, si esta agresión no conlleva un peligro significativo, es mejor

no tomarla en consideración.

Las particularidades de las personas con discapacidad intelectual

hacen que cada individuo sea diferente, por lo que necesitan de un apartado

en el programa individualmente diseñado y construido para su discapacidad

intelectual y física y, de acuerdo con sus necesidades particulares; aprenden

observando y escuchando; son capaces de establecer asociaciones entre lo

que ven, oyen y sienten, y algo experimentado en una situación dada.

Es muy importante tener en cuenta la heterogeneidad de los fenotipos

conductuales de trastornos genéticos específicos; una persona con

Síndrome Down manifiesta mejor rendimiento en tareas viso-espaciales que

en tareas verbales o auditivas, mientras que una persona con Síndrome de

X frágil, tiene mejores habilidades verbales que viso-espaciales. De este

Capítulo IV: Desarrollo de la Investigación

- 272 -

modo, una técnica como uchi-mata, a una persona con Síndrome Down se le

enseña incidiendo de una manera significativa en la demostración práctica

del Sensei; sin embargo, a una persona con Síndrome X frágil se le enseña

mejor a través de una explicación teórica de la técnica, sin olvidar que en

ambos casos se descompone la técnica en pequeños movimientos

secuenciados jerárquicamente.

Comunicación. Mejorar las habilidades comunicativas, a través de las

sesiones de Judo Mental. A las personas con discapacidad intelectual se les

puede incrementar la adquisición de destrezas comunicativas tales como

comprender lo que se les dicen, el por qué realizamos una actividad y no

otra. Así solicitar respuestas a los problemas planteados en las sesiones,

mejora la comunicación entre los integrantes del programa.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->