P. 1
ALELOPATÍA

ALELOPATÍA

|Views: 621|Likes:
Publicado porKarina Nori Espi
Alelopatia 2
Alelopatia 2

More info:

Published by: Karina Nori Espi on Oct 27, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/10/2015

pdf

text

original

EFECTOS DE LA ALELOPATÍA DE LA PLANTA DE EUCALIPTO EN LA SEMILLA DE FRIJOL

Integrantes:  Hernández Morales David Ismael  Moreno Ruíz Montserrat  Noriega Espíndola Jessica  Pérez Tobón Gustavo Román  Sánchez Gómez Eduardo

Grupo: 600C

Fecha de entrega: Martes 4 de octubre del 2011

EFECTOS DE LA ALELOPATÍA DE LA PLANTA DE EUCALIPTO EN LA SEMILLA DE FRIJOL Introducción: El término alelopatía fue utilizado por primera vez por Molisch en 1937 para referirse a los efectos perjudiciales o benéficos que son ya sea directa o indirectamente el resultado de la acción de compuestos químicos que, liberados por una planta, ejercen su acción en otra. Siguiendo esta definición en todo fenómeno alelopático existe una planta (donor) que libera al medio ambiente por una determinada vía (por ej. lixiviación, descomposición de residuos, etc.) compuestos químicos los cuales al ser incorporados por otra planta (receptora) provocan un efecto perjudicial o benéfico sobre germinación, crecimiento o desarrollo de esta última. Los compuestos citados que desencadenan el proceso se denominan compuestos, agentes o sustancias alelopáticas. La definición abarca tanto los efectos perjudiciales como benéficos. Es necesario puntualizar que muchas sustancias con actividad alelopática tienen efectos benéficos a muy bajas concentraciones y, superado un determinado umbral, actúan negativamente sobre la planta receptora. Por otra parte, el término definido por Molisch incluye a hongos y otros microorganismos además de las plantas superiores, puesto que en su tiempo todos ellos se consideraban miembros del reino vegetal. La confusión aumenta si se tiene en cuenta que muchos agentes alelopáticos además de tener un efecto sobre plantas, también lo tienen sobre otros tipos de organismos distantes a éstas tales como herbívoros e insectos fitófagos. Evolutivamente es lógico esperar por selección natural la preferencia por modelos de defensa basados en sustancias que presentan actividad biológica sobre un amplio espectro de organismos, lo cual implica para la planta una mayor eficiencia en el uso de su energía. (Sampietro, 2002). Esto condujo a ciertos autores a ampliar el alcance de la alelopatía. Grummer propuso una designación específica para los diferentes agentes alelopáticos basada en el tipo de planta productora de los mismos y el tipo de planta aceptora. Sin embargo, no tuvo amplia aceptación. En opinión de Einhellig esto sería consecuencia de que frecuentemente la fuente emisora de un compuesto

alelopático no se conoce a priori con claridad. Por ejemplo, compuestos liberados por plantas superiores pueden ser alterados por microorganismos en el suelo antes de que ejerzan su acción sobre la planta receptora. A su vez es difícil establecer la fuente de producción de un compuesto aislado en el medio edáfico. También la terminología sugerida no permite aclarar el rol de la sustancia con actividad biológica cuando ésta tiene múltiples funciones afectando varios tipos de organismos. En base al análisis anterior en este capítulo se tendrá en cuenta el criterio enunciado por Müller, el cual utiliza el término alelopatía para referirse a los efectos nocivos de un compuesto químico producido por una planta superior sobre otra planta superior. (Sampietro, 2002). En la alelopatía existe una planta productora del agente alelopático y otra receptora de diferente especie. Cuando la planta productora y la receptora son de la misma especie estamos en presencia de lo que se puede considerar un caso especial en alelopatía llamado autotoxicidad. Antecedentes históricos de la alelopatía Plinio observó que el garbanzo (Cicer arietinum), la cebada (Hordeum vulgare) y la arveja amarga (Vicia ervilia) ¨abrasan la tierra de pan llevar¨. Plinio estableció que la sombra del nogal (Juglans regia) ¨es densa y aún causa dolor de cabeza en el hombre y daño a cualquier cosa plantada en su vecindad; y el pino también mata pastos;....¨. La percepción de Plinio de la liberación de sustancias por las plantas es clara cuando escribe que ¨la naturaleza de

algunas plantas a pesar de no ser exactamente mortal es nociva debido a sus mezclas de fragancias o a sus jugos, por ejemplo, el rábano y el laurel son dañinos para la vid; puede inferirse que la vid posee un sentido del olfato y es afectada por las fragancias en un grado prodigioso. Plinio sostuvo además que ¨el cytisus y la planta llamada Halimon por los griegos mata árboles¨. El afirma más tarde que la mejor manera para matar el helecho (Pteridium aquilinum) es romper a golpes el tallo con un palo cuando está en gemación ya que ¨el jugo que se desliza hacia abajo por el helecho y mata por sí mismo las raíce

En 1633, Culpeper declaró que la albahaca (Ocimum) y la ruda (ruta) nunca crecen juntas ni cerca una de otra. El afirmó también que hay tal antipatía entre la planta de repollo y la vid que una moriría en el lugar donde crece la otra. Browne en su ¨Jardín de Cyrus¨ publicado en 1658, informa que ¨los malos y buenos efluvios de las verduras promueven o debilitan unos a otros¨. (Sampietro, 2002). En 1804 Young sostuvo que el trébol (Trifolium pratense) tenía dificultades para crecer en distritos donde se había cultivado la planta constantemente porque el suelo adquiere la enfermedad del trébol. También puntualizó que la enfermedad del trébol puede ser prevenida dejándose un intervalo de 7 a 8 años entre cultivos de trébol. (Sampietro, 2002). De Candolle (1832) sugirió que los suelos enfermos en agricultura podrían deberse a exudados de plantas de cultivo y que la rotación de cultivos podría ayudar a aliviar el problema. El observó en el campo que la presencia de cardos es nociva para la avena. Igualmente se dio cuenta que la Euforbia es nociva para el lino y que las plantas de centeno lo eran para las de trigo (Triticum aestivum). (Sampietro, 2002). Los antecedentes señalados anteriormente indican que desde muy antiguo se han observado casos de alelopatía, pero no fue sino después del 1900 que se condujeron experimentos científicos para estudiar este fenómeno. Es importante destacar que muchas plantas que son conocidas por sus propiedades medicinales presentan también efectos alelopáticos. En 1925 Massey observó plantaciones de tomate y alfalfa en un radio de hasta 25 metros del tronco del nogal. Las plantas situadas en un radio de hasta 16 metros morían mientras las situadas más allá del mismo crecían sanas. Posteriormente se probó que la juglona, una hidroxinaftoquinona soluble en agua causante del color pardo que tiñe las manos de quienes manipulan nueces, provocaba esta fitotoxicidad. En todas las partes verdes de la planta (hojas, frutos y ramas) se encuentra el 4-glucósido del 1, 4,5-trihidroxinaftaleno, producto atóxico que luego de ser arrastrado al suelo por las lluvias es hidrolizado y oxidado a juglona (figura 1.1). Este compuesto al 0,002% produce

inhibición total de germinación de las especies sensibles. La concentración de juglona en el suelo se mantiene por realimentación constante a partir de los árboles de nogal. Por otro lado, no todas las plantas son sensibles a esta sustancia. Especies del género Rubus (rosáceas), tales como la zarzamora o la frambuesa, y la gramínea Poa pratensis no son afectadas. (Sampietro, 2002). Luego de la Juglona se identificaron cientos de agentes alelopáticos de naturaleza diversa, como se podrá apreciar más adelante. (Sampietro, 2002). Modo de liberación de los agentes alelopáticos Una variedad de agentes alelopáticos son sintetizados y almacenados en diferentes células de la planta ya sea en forma libre o conjugada con otras moléculas y son liberados en el entorno en respuesta a diferentes stresses bióticos y abióticos. Muy poco se sabe sobre la liberación de aleloquímicos de tejido viviente, incluyendo los modos de regulación o influencia ambiental sobre esos procesos. Por ejemplo, ensayos con sorgo mostraron que al exponer semillas del mismo a radiaciones gamma, las plantas originadas exudaban por sus raíces mayor cantidad de agentes alelopáticos que plantas provenientes de simiente no sometida a dicho tratamiento. Por otra parte es un interrogante sin respuesta si los aleloquímicos son liberados en forma activa o a través de un escape pasivo. Existen sustancias exudadas por las raíces de ciertas plantas que no pueden aislarse de los tejidos radiculares de éstas. En sorgo las pbenzoquinonas, conocidas como sorgoleone, son exudadas en forma

abundante por la raíz. Sin embargo no han sido encontradas en los tejidos radicales. De todas maneras, se puede afirmar que el modo de liberación de un agente alelopático depende de su naturaleza química. Las plantas superiores liberan regularmente compuestos orgánicos por volatilización de sus superficies y a través de lixiviados de hojas y exudados de raíces. Eventualmente, los constituyentes químicos de todos los organismos son liberados al entorno a través de procesos de descomposición, incorporándose a la matriz del suelo. Por tanto existen 4 vías principales de liberación al entorno de los aleloquímicos (Figura 3). A continuación analizaremos cada una de ellas.

Vías a través de las cuales se liberan los agentes alelopáticos al entorno Volatilización La liberación de agentes alelopáticos por volatilización está frecuentemente confinada a plantas que producen terpenoides. Los géneros que comúnmente liberan compuestos volátiles incluyen Artemisia, Salvia, Parthenium, Eucalyptus y Brassica (Tabla 1). Estas sustancias han demostrado también actividad insecticida y como disuasivos alimenticios. La toxicidad de los compuestos volátiles es prolongada, debido a su adsorción a las partículas del suelo, lo cual les permite permanecer varios meses en él. En ecosistemas de desierto y mediterráneos, la liberación de compuestos alelopáticos a través de volatilización es frecuentemente observada, debido al predominio de altas temperaturas, e influencia la distribución de las especies vegetales. (Sampietro, 2002). Lixiviación La lixiviación es la remoción de sustancias presentes en la planta por efecto de la lluvia, nieve, niebla o rocío. El grado de lixiabilidad depende del tipo de tejido vegetal, la edad de la planta y la cantidad y naturaleza de la precipitación. De esta manera se liberan una gran variedad de agentes alelopáticos de diferente naturaleza tales como compuestos fenólicos, terpenos y alcaloides. Se ha

determinado la toxicidad de muchos lixiviados de semillas y hojas sobre plantas silvestres y cultivadas. (Sampietro, 2002). Exudados radiculares La reducción en rendimiento observada en algunos cultivos en varios casos se ha atribuido a toxinas liberadas por otros y malezas adyacentes. Se conocen sustancias exudadas por las raíces que reducen la germinación de las semillas, el crecimiento de raíces y brotes, la incorporación de nutrientes y la nodulación. (Tabla 3). Los exudados radiculares comprenden únicamente entre el 2-12% del total de fotosintatos de la planta. La mayoría de los agentes alelopáticos conocidos son exudados radiculares. Factores tales como la edad del vegetal, nutrición, luz y humedad influyen cualitativamente y cuantitativamente la

liberación de sustancias por las raíces. (Sampietro, 2002).

Ahora bien, en este trabajo desarrollaremos y estudiaremos los efectos alelopáticos del extracto liberado por las hojas de la planta de eucalipto (Eucalyptus globulus) sobre semillas de frijol (Phaseolus vulgaris), y comprobaremos los efectos del eucalipto (Eucalyptus globulus) sobre germinación y crecimiento de plantas de cultivo, que en este caso es el frijol.

Objetivo: El objetivo es observar los cambios provocados por el eucalipto hacia el desarrollo y crecimiento de las semillas de frijol, comparándolas con un lote testigo el cual será trabajado sin la influencia del mismo.

Metodología: Para realizar el experimento se recolectaron aproximadamente 5 hojas frescas de Eucalyptus camaldulensis dehn (planta alelopática), y dichas hojas fueron

empapadas con 50 ml de agua destilada en un lapso de 24 horas a temperatura ambiente, en la (figura 1) se puede observar dicho procedimiento. Luego, 50 semillas de frijol Phaseolus vulgaris, fueron distribuidas en los lotes realizados. Primero hicimos el lote testigo, en el que no se agrega la sustancia alelopática, del cual se hicieron dos lotes debido a la duplicación. Posteriormente se hizo el lote experimental que se duplicará igualmente y se dividió, pues se puso la sustancia alelopática en diferentes cantidades. Primero se montó el lote testigo con ayuda de dos frascos, se colocó algodón en la parte inferior de cada frasco, humedecido anteriormente con un poco de agua destilada y por último se colocaron cinco semillas de frijol en cada uno; a este lote no se le agregó ninguna proporción de agua destilada. Después se montó el lote experimental dividiéndolo en cuatro partes, pues se realizó el mismo procedimiento que con el lote testigo pero la diferencia fue que cada división del lote tuvo una proporción diferente de la sustancia alelopática. Fueron cuatro frascos, para la duplicación fueron otros cuatro frascos donde se puso el algodón humedecido y sus cinco semillas de frijol respectivamente, luego se puso la sustancia alelopática, en un frasco al 25% de sustancia alelopática, en otro al 50%, en un tercero al 75% y el último al 100% de sustancia alelopática, por lo tanto se trabajaron dos frascos para cada porcentaje de concentración de sustancia alelopática.

Resultados: Según lo muestra la (tabla 1), nuestros resultados variaron en cuestión a la duplicación pues en un principio el lote testigo, se germinaron todas las semillas, y conforme va avanzando la sustancia alelopática si germinaron las semillas y hay una diferencia entre las semilla germinadas y las no germinadas porque si se logra hacer la distinción, entonces se puede corroborar que el experimento si tuvo los resultados que esperábamos, pues la sustancia no perjudicó y se puede decir que tuvo efectos benéficos. Y en la gráfica 1 se pueden observar los mismos resultados obtenidos pero de manera gráfica.

(Tabla 1) Resultados de la experimentación

Semillas germinadas

Semillas germinadas

no

Lote testigo (1) Lote testigo (2) Lote experimental 25% (1) Lote experimental 25% (2) Lote experimental 50% (1) Lote experimental 50% (2) Lote experimental 75% (1) Lote experimental 75% (2) Lote 100% (1) Lote 100% (2) experimental experimental

5 5 3

0 0 2

3

2

1

4

5

0

4

1

2

3

3

2

4

1

6 5 4 3 2 1 0 L. Testigo Testigo E. 25% (1)25% (2)50% (1)50% (2)75% (1)75% E. 100% (1) L. (1) L. (2) L. E. L. E. L. E. L. E. L. E. L. (2) L. E. 100% (2)

S. Germinadas S. No germinadas

(Gráfica 1) Representación gráfica de resultados de la experimentación.

Discusión: Bien, ya concluida la práctica con la sustancia alelopática del eucalipto en las semillas de frijol, nos dimos cuenta que finalmente no se cumplió con lo esperado, dicho en la hipótesis, puesto que la sustancia alelopática no realizó su verdadero efecto negativo en las semillas de frijol, sino al contrario, el eucalipto favoreció el crecimiento de semillas de frijol. Por ello, decimos que muy probablemente hubo un fallo en el desarrollo del experimento, que puede atribuirse en medidas que aplicamos a las semillas o que las concentraciones de las disoluciones de sustancia alelopática en agua destilada no fueron las adecuadas y en realidad sólo modificaron su crecimiento e impidieron el efecto negativo del eucalipto sobre el frijol.

Conclusiones: En esta primera unidad, abordamos el tema de “Metodología de la investigación”, el cual relacionamos y llevamos a la práctica en la realización de el presente experimente de alelopatía, en cuanto que en la práctica aplicamos

el método científico, porque trabajamos con una Problemática (comprobar la alelopatía del eucalipto en las semillas de frijol); construimos un Marco teórico (investigación previa y datos históricos que respaldan el estudio de la alelopatía); formulamos una Hipótesis (Planteamos que la sustancia alelopática tuviera efectos negativos en el crecimiento de las semillas de frijol); Comprobamos la hipótesis (al comparar nuestra la hipótesis con los resultados); obtuvimos los Resultados de la práctica (los cuales no satisficieron lo planteado en la hipótesis, lo cual nos indica que durante el desarrollo de la experimentación ocurrió un fallo de nuestra parte, pues los resultados indicaron un efecto benéfico de la sustancia alelopática del eucalipto sobre el frijol); hicimos nuestras Conclusiones (aunque el efecto alelopático del eucalipto tiene un efecto negativo, de acuerdo a los resultados obtenidos encontramos lo contrario, por lo tanto concluimos haber hecho algo mal durante el desarrollo); y finalmente realizamos un Reporte de la investigación (el presente trabajo donde damos a conocer el desarrollo de nuestra experimentación). Por otra parte, aprendimos a redactar la bibliografía para el presente reporte de investigación de acuerdo al formato APA (American Psycological Association). Además de ver que nuestra investigación fue: Prospectiva (ya que contábamos con toda la información teórica previa para nuestro trabajo); Longitudinal (porque medimos en varias ocasiones y nos enfocamos en la evolución de la germinación y crecimiento de las semillas de frijol durante una semana; Comparativo de causa a efecto (ya que comparamos las variables que eran la cantidad de sustancia alelopática utilizada en cada frasco, constatamos una hipótesis, analizamos los diferentes lotes dentro de un grupo y conocíamos el efecto causal, que era la sustancia alelopática) y Experimental (porque nosotros modificamos a nuestro criterio la cantidad de sustancia alelopática que debía llevar cada lote, es proporciones diferentes). Y por último pudimos poner en práctica lo aprendido en el laboratorio de Biología, como lo fue tomar las medidas de seguridad pertinentes en el desarrollo de nuestra práctica, como el uso de la bata, el no ingerir alimentos dentro del laboratorio, tener cuidado al hacer uso de los materiales (sobre todo cuando son reactivos peligrosos), tener cierta limpieza en el área de trabajo,

etc. De lo anterior no hubo mayor problema para realizar nuestra experimentación.

Bibliografía: Sampietro, D. (2002). ALELOPATÍA: Concepto, características, metodología de estudio e importancia. Recuperado el 6 de septiembre del 2011 en <www.edu. ar/biologia/plantas/alelopatia. htm>

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->