P. 1
Guia de Uso Prudente de Antibioticos en Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud

Guia de Uso Prudente de Antibioticos en Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud

|Views: 2.313|Likes:
Guia de Uso Prudente de Antibioticos en Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud
Guia de Uso Prudente de Antibioticos en Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud

More info:

Published by: Hospital Simón Bolívar III Nivel E.S.E. on Oct 26, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/23/2013

pdf

text

original

Bactericidas, cuando son capaces de lograr una gran reducción
del inóculo inicial erradicándolo totalmente. Usualmente esta
reducción está en el orden de 103

(1.000 veces) o superior. Per-
tenecen a este grupo los betalactámicos, los aminoglicósidos, la
rifampicina, la vancomicina, las polimixinas, las quinolonas y la
nitrofuarantoina.

Bacteriostáticos, cuando inhiben el crecimiento de la colonia
bacteriana y la reducción bacteriana es inferior a mil veces. La
colonia puede permanecer viable y reproducirse nuevamente una
vez se suspende el antibiótico, si este no se administra el tiempo
suficiente. A este grupo pertenecen las tetraciclinas, los macróli-
dos, lincosaminas, sulfamidas y el trimetoprim.
La capacidad de un medicamento de pertenecer a uno u otro grupo
depende de su mecanismo de acción, de su estructura molecular y de
la potencia frente a los distintos microorganismos. En general, los
antibióticos que actúan inhibiendo la síntesis de la pared bacteriana
(por ejemplo, beta lactámicos) son bactericidas en la fase de repli-
cación de la bacteria mientras que aquellos que actúan inhibiendo
la síntesis de proteínas (por ejemplo, macrólidos, tetraciclinas) son
bacteriostáticos.

Estos conceptos fundamentales han sido puestos a consideración
de forma reciente. No hay datos suficientes para considerar a los bac-
tericidas mejores que a los bacteriostáticos67

. Además, se dispone de
estudios clínicos en los que el uso de un bactericida es comparable
al de un bacteriostático para el tratamiento de diferentes infecciones.
En general, en infecciones de difícil erradicación (como por ejemplo

USO PRUDENTE DE ANTIBIÓTICOS EN IPS 77

una endocarditis o una meningitis) o en pacientes inmunocompro-
metidos se prefiere el uso de medicamentos con mayor actividad
bactericida68

.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->