P. 1
Geotecnia Mecanica de Suelos (Problemas Resueltos

Geotecnia Mecanica de Suelos (Problemas Resueltos

|Views: 7.261|Likes:
Publicado porPedro Rodriguez

More info:

Published by: Pedro Rodriguez on Oct 26, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/14/2013

pdf

text

original

Sebastià Olivella Pastallé

Alejandro Josa García-Tornel
Francisco Javier Valencia Vera
Geotecnia.
Problemas resueltos.
Mecánica de suelos
Sebastià Olivella Pastallé
Alejandro Josa García-Tornel
Francisco Javier Valencia Vera
Geotecnia.
Problemas resueltos.
Mecánica de suelos
Primera edición: septiembre 2003
Diseño de la cubierta: Edicions UPC
© Los autores, 2003
© Edicions UPC, 2003
Edicions de la Universitat Politècnica de Catalunya, SL
Jordi Girona 31, 08034 Barcelona
Tel.: 934 016 883 Fax: 934 015 885
Edicions Virtuals: www.edicionsupc.es
e-mail: edicions-upc@upc.es
Producción: CPET (Centre de Publicacions del Campus Nord)
La Cup. Gran Capità s/n, 08034 Barcelona
Depósito legal: B-37528-2003
ISBN: 84-8301-735-0
Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las
sanciones establecidas en las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o
procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, y la distribución de ejemplares de
ella mediante alquiler o préstamo públicos, así como la exportación e importación de ejemplares para su
distribución y venta fuera del ámbito de la Unión Europea.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 11
EJERCICIO 1. Flujo en zona portuaria hacia el mar ..................................................... 13
EJERCICIO 2. Flujo de agua en el trasdós de un muro con drenes............................... 21
EJERCICIO 3. Flujo bajo una presa de hormigón ......................................................... 27
EJERCICIO 4: Flujo bajo presa de tierras ..................................................................... 33
EJERCICIO 5. Flujo hacia una excavación sostenida mediante pantallas..................... 37
EJERCICIO 6. Consolidación del terreno y flujo hacia una excavación....................... 45
EJERCICIO 7. Flujo en un terreno natural y acuífero de espesor variable.................... 57
EJERCICIO 8. Flujo vertical hacia una excavación con posibilidad de sifonamiento .. 67
EJERCICIO 9. Flujo hacia una excavación y consolidación ......................................... 75
EJERCICIO 10. Consolidación causada por bombeo .................................................... 83
EJERCICIO 11. Consolidación bajo naves industriales................................................. 89
EJERCICIO 12. Consolidación bajo un edificio............................................................ 95
EJERCICIO 13. Consolidación en terreno arcilloso con capa de arena intermedia..... 105
EJERCICIO 14. Inyección de agua en un acuífero limitado por una capa arcillosa.... 113
EJERCICIO 15. Determinación de parámetros en ensayos triaxiales.......................... 121
EJERCICIO 16. Consolidación a partir resultados de ensayos edométricos ............... 129
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 13
EJERCICIO 1. Flujo en zona portuaria hacia el mar
Se está estudiando el diseño geotécnico de un muelle para una futura ampliación del puerto en
una ciudad costera. Se ha decidido construir el muelle mediante un bloque de hormigón,
colocado sobre una capa arenosa de 1 m de espesor, que permite contener un relleno arenoso
(ver figura 1.1).
10 m
13 m
A
1 m
ARENA (k=kA=0.01 m/s)
B
RELLENO
(k=kB=10 m/s)
-4
7 m
Nivel del mar
C
NF
D
Fig. 1.1 Esquema de la geometría del muelle en el diseño inicial
Para calcular la estabilidad del muelle, se necesita conocer las leyes de presiones de agua que
actúan sobre los contornos CA, AB y BD. Determinar dichas leyes suponiendo que el nivel
freático detrás del muelle ha aumentado a causa de unas lluvias intensas y se ha situado 3 m
por encima del nivel del mar. Se sugiere que se haga el cálculo en AB de forma “exacta”, y el
cálculo en la zona de relleno de forma aproximada o gráfica, justificando siempre las hipótesis
que se realicen.
Del diseño propuesto se debe destacar la existencia de la capa arenosa inferior, para poder dar
salida al agua que pueda acceder al relleno y reducir las presiones generadas en el trasdós.
Respecto a lo que se pide en el enunciado, se han de calcular las presiones ejercidas sobre el
contorno del elemento estructural por el agua. El tramo más sencillo es el lado izquierdo del
elemento estructural (AC), en el que la presión ejercida será hidrostática (ver figura 1.2).
ARENA
9 t/m
z A
2
x
B
7 m
NF
C
Nivel del mar
RELLENO
D
Fig. 1.2 Esquema de las presiones hidrostáticas ejercidas en el tramo AC
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
14 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Considerando el origen de coordenadas en la base de la capa inferior de arena, las alturas
piezométricas (¢, h) serán
m 10
m t 1
m 10
m 10
m t 1
m t 0
m 10
m 10
m t 1
m t 9
m 1
3
3
2
3
2
=
÷
+ = + =
= + =
= + = + =
z
z
p
z h
h
p
z h
w
wX
X
C
w
wA
A
¸
¸
por lo que en el contorno AC la altura piezométrica será constante (flujo despreciable en el mar)
y valdrá h = 10 m.
Si se presta atención a la figura 1.2, se podrá observar que en el punto C la altura piezométrica
es de 10 m, mientras que en el punto D es de 13 m:
m 13
m t 1
m t 0
m 13
3
2
= + = + =
w
wD
D D
p
z h
¸
Estos 3 m de diferencia harán que el agua se dirija desde el lado derecho del elemento
estructural hacia el lado izquierdo a través de la capa de arena, ya que el agua siempre se
desplaza desde un punto de mayor altura piezométrica hacia uno cuya altura piezométrica sea
menor. Por lo tanto, la arena inferior se comportará como si fuese un acuífero confinado.
En el lado derecho, el flujo será bidimensional, y se podrá estudiar gráficamente mediante una
red ortogonal de líneas equipotenciales (h) y de corriente (¢), suponiendo que el terreno es
homogéneo e isótropo (ver figura 1.3).
NF
z
Líneas equipotenciales
Líneas de corriente
Fig. 1.3 Esquema aproximado de la red bidimensional de flujo
Para el cálculo de la presión intersticial en el punto B, se impondrá la continuidad de caudales
en dicho punto de contacto entre el trasdós del muelle y la arena inferior en la que se apoya la
estructura.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 15
10m
13m
A
7m
Nivel del mar
C
NF
D
B
Q
I
II
Q
Fig. 1.4 Esquema de la red bidimensional de flujo
En el esquema de la figura 1.3 se ha dibujado una red con 5 tubos de corriente y 7 saltos de
altura piezométrica. De este esquema puede estimarse un caudal de
( ) 1 13
7
5
10
saltos nº
tubos nº
4
÷ ÷ = A ÷ =
÷
B total R
II
h h K Q o
El coeficiente o hace referencia a la relación de semejanza de los lados de los cuadriláteros
curvilíneos de la red de flujo dibujada; en este caso tiene aproximadamente un valor de 1.
La incógnita de la expresión anterior es la altura piezométrica en el punto B (h
B
), que se podrá
obtener imponiendo continuidad de caudales entre el relleno y la arena. Por ello, se estudiará
ahora el estrato de arenas suponiendo que se comporta como un acuífero confinado.
Estudiando un elemento diferencial de dicho estrato, con sección constante y flujo estacionario
y paralelo, se obtiene que la ley de alturas piezométricas debe ser lineal:
( ) B Ax x h + =
Queda por imponer las condiciones de contorno, que serán
( )
( )
B
B
A
B
h B
h
A
B A h h x
B h h h x
=
÷
=
)
`
¹
+ = = ÷ =
= = ÷ =
;
m 7
m 10
7 m 7 m 10 m 7 Para
m 0 m 0 Para
Con estas condiciones de contorno, se obtiene la siguiente expresión:
( )
B
B
h x
h
x h +
÷
=
7
10
Utilizando la ley de Darcy en el estrato de arena, se tendrá que el caudal resultante será
1
7
10
10
2

÷
÷ =
c
c
÷ =
÷ B
A
I
h
d
x
h
K Q
donde d es el espesor de la capa de arena inferior (1 m).
Imponiendo continuidad de caudales, resulta
( )
m 15 . 10
13
7
5
10
7
10
10
4 2
=
¦
)
¦
`
¹
÷ ÷ =
÷
÷
=
÷ ÷
B
B
B
II I
h
h
h
Q Q
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
16 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Una vez obtenida la altura piezométrica en B, podemos calcular la presión ejercida en dicho
punto como
2
m t 15 . 9 1 15 . 10
m 15 . 10
= ÷ =
= + =
wB
w
wB
B B
p
p
z h
¸
Con esto, la ley de presiones inferior (lado AB) será lineal (por las condiciones de flujo
anteriormente indicadas) con una variación de presiones de agua entre los siguientes valores:
2
2
m t 15 . 9
m t 00 . 9
=
=
wB
wA
p
p
Finalmente, para el cálculo de presiones en el lado derecho del muelle, se procederá de la forma
siguiente:
( )
w w
w
w
z h p
p
z h ¸ ÷ = ¬
¸
+ =
con lo que se obtienen los valores de la altura piezométrica de la red de flujo dibujada.
Se puede elaborar la tabla siguiente:
Tabla 1.1 Relación z – h - p
w
z(m) h(m) p
w
(t/m
2
)
1 10.150 9.150
3 10.625 7.625
5 11.100 6.100
7 11.575 4.575
9 12.050 3.050
11 12.525 1.525
13 13.000 0.000
que da lugar a una solución prácticamente lineal, como puede observarse en la figura 1.5.
9.15 t/m
2
9 t/m
9 t/m
2
2
9.15 t/m
2
Fig. 1.5 Esquema de presiones en el contorno del muelle
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 17
El perfil estratigráfico de la costa en esa zona del puerto que se amplía es como se dibuja en la
figura 1.6. Se ha detectado que el terreno natural tiene una capa arenosa de 2 m de espesor
(puntos M-N), por la que circula agua dulce hacia el mar, confinada entre materiales
prácticamente impermeables. Además, en un sondeo en el punto N se midió el nivel del agua a 1
m por encima del nivel del mar. Determinar el caudal de agua dulce que llegaría al punto M,
suponiendo que en esa zona el nivel freático en el futuro relleno coincida con el nivel del mar.
Con el diseño de muelle propuesto en la figura 1.1, ¿puede suceder que ese caudal llegue a
hacer subir el nivel freático local, dentro de la zona de relleno? ¿Por qué?
En primer lugar se debe señalar que el agua dulce tenderá a acumularse en el relleno, elevando
su nivel freático local, pero este fenómeno sólo será significativo si el relleno no es capaz, a su
vez, de drenar eficazmente el agua (el resultado del apartado anterior servirá de referencia).
Una vez comentado este punto, puede pasarse a determinar el caudal de agua dulce que llega al
punto M. En este caso se está ante un acuífero confinado de 2 m de espesor (ver figura 1.6).
-2
ARENA (k=kA=10 m/s) RELLENO
M
2 m
N
10 m
30 m
5 m
NF
Zona de ampliación Terreno natural
1 m
6 m
Fig. 1.6 Esquema del terreno natural
La ley de alturas piezométricas en el tramo MN será lineal por las mismas razones indicadas en
la primera parte de este problema para la arena bajo el muelle:
( ) B Ax x h + =
Para obtener los valores de A y B se tendrán que imponer las condiciones de contorno con
origen de coordenadas en M:
( )
( )
( )
m 10
30
1
30 m 11
4 1
1 5 m 30
0 m 10
4
1 5 m 0
= = ¬
¦
¦
)
¦
¦
`
¹
+ = =
+
+ + = =
+ = = + + = =
B A
B A h x
B A h x
w
N
w
M
¸
¸
Se ha tenido en cuenta que en el punto M la columna de agua (p
w
) es un metro inferior a la del
punto N. Tal y como se comenta en el enunciado, en la vertical del punto M el nivel freático
coincide con el nivel del mar, y en el punto N (en el pozo) el nivel del agua está 1 m por encima
del mismo.
De todo esto resulta que la ley de alturas piezométricas adopta la expresión
( ) 10
30
+ =
x
x h
Con ello, el caudal (por metro de profundidad) se podrá calcular con la ley de Darcy:
m s l 667 . 0 m 2
30
1
s m 10 -K Q
2
÷ = ÷ = = ÷ =
÷
D
dx
dh
dx
dh
K q
donde D es el espesor del estrato de arenas. Además, se ha de apuntar que el signo negativo del
caudal indica que el flujo va en el sentido de N a M.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
18 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Ahora queda por analizar si el nivel freático puede variar significativamente. Para ello, como
referencia, se puede utilizar el caudal que atraviesa la capa de arena del apartado anterior:
m s l 214 . 0 m 1
m 7
m 15 . 10 m 0 . 10
s m 10
2
=
÷
÷ =
÷
÷ =
÷
d
AB
h h
K Q
B A
Se puede apreciar claramente que el caudal de agua dulce es significativamente superior al que
permite drenar la arena bajo el muelle con una subida de 3 m del nivel freático (ver apartado
anterior). Consecuentemente es previsible que el nivel freático se eleve aún más. Como el
caudal es proporcional al gradiente hidráulico, podría estimarse en primera aproximación una
elevación del nivel freático de (3 m) × (0.6671 l/s/m) / (0.2141 l/s/m) ~ 9 m, que es totalmente
inaceptable.
Para dejar salida libre al agua dulce que llega por el estrato permeable, se plantea otro diseño
de la zona portuaria, construyendo una capa artificial arenosa (K=10
-2
m/s) de 2 m de espesor
hasta el muelle (puntos PQM en la figura 1.7). El propio muelle se diseña como un bloque más
pequeño sobre este estrato. Encima y debajo de ese suelo arenoso se colocan materiales menos
permeables. De esta forma se evita la acumulación de agua en el relleno.
Suponiendo que el estrato PQM está confinado totalmente por materiales impermeables,
calcular el caudal de agua dulce que lo atraviesa y que sale por el punto P, suponiendo que en
el punto N no varía el nivel del agua en el sondeo por el cambio de geometría introducido.
Calcular también la ley de presiones de agua que actúa bajo el muelle, entre P y Q.
10 m
R
6 m
2 m
5 m
30 m 470 m
Q P ARENA (k=kA=10 m/s) M
-2 N
RELLENO
1 m
Fig. 1.7 Esquema del nuevo diseño de la zona portuaria
Se está de nuevo ante un acuífero confinado, por lo que la ley de alturas piezométricas, como en
los apartados anteriores, será:
( ) B Ax x h + =
Las condiciones de contorno serán ahora, teniendo en cuenta que se ha variado la posición del
origen del sistema de coordenadas x, y se ha situado en el punto P:
( )
( ) m 10
507
1
507 m 11
5
1 5 m 507 30 470 7
0 m 10
4
1 5 m 0
¦
¹
¦
´
¦
=
=
¬
¦
¦
)
¦
¦
`
¹
+ = = + + = ÷ = + + =
+ = = + + = ÷ =
B
A
B A h x
B A h x
w
N
w
P
¸
¸
Por lo tanto
( ) 10
507
+ =
x
x h
Aplicando la ley de Darcy se obtendrá el caudal:
m s l 10 94 . 3 m 2
507
1
s m 10 -
2 2 ÷ ÷
÷ = ÷ = = D
dx
dh
K Q
El signo negativo confirma que el caudal irá en la dirección de N a P. Finalmente, puede
calcularse la presión en Q:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 19
( )
( ) ( )
2
m t 014 . 4 6 014 . 10
m 014 . 10 10
507
7
m 7
= ÷ = ÷ =
= + = =
w w Q Q wQ
Q
z h p
h h
¸ ¸
Con lo que se puede comprobar que la ley de presiones debajo del muelle es prácticamente
constante (p
w
~4 t/m
2
), como era de esperar por las diferencias de altura piezométrica existentes.
A continuación mostramos la variación de niveles piezométricos para el primer apartado
obtenidos mediante métodos numéricos:
Fig. 1.8 Niveles piezométricos del primer apartado
El dominio del estudio es de 13 m de alto por 20 m de ancho. La altura piezométrica obtenida
en el punto B es 10.131 m sensiblemente diferente a la obtenida mediante métodos analíticos. El
caudal obtenido es 0.18 l/s/m, que resulta algo inferior.
Como clonclusión se puede decir que el estudio mediante red de flujo bidimensional manual se
aproxima bastante bien al resultado más preciso obtenido mediante la red de flujo numérica.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 21
EJERCICIO 2. Flujo de agua en el trasdós de un muro con drenes
Dibujar las redes de filtración que por efecto de la lluvia se producirán en el terreno que
soportan los dos muros de la figura y comparar ambos diseños mediante el cálculo de las
presiones intersticiales a lo largo de las rectas AB. Puede suponerse permeabilidad constante.
45º
A
30º
8 m
DREN A
45º
B
DREN
LLUVIA
B
z E
F D C
z E
D C
LLUVIA
Fig. 2.1 Esquema de la disposición de los drenes
En este ejercicio se plantea dibujar las redes de flujo en el terreno del trasdós del muro con
distintas disposiciones de los drenes. Para ello, se deben dibujar las líneas equipotenciales y de
corriente correspondientes a cada caso. Al suponerse terreno homogéneo e isótropo, se generará
una malla ortogonal. Por otro lado se procurará que los rectángulos curvilíneos sean semejantes
entre sí con razón o = 1 (retícula cuadrada).
En relación con las condiciones de contorno que se deberán cumplir, la superficie del terreno, en
la que la presión es la atmosférica (p
w
=p
atm
=0 t/m
2
), será en este caso una línea equipotencial
con altura piezométrica (origen de coordenadas en el estrato inferior):
m 8 m 0 m 8 = + = + = =
w
w
p
z h
¸
¢
Por otro lado, se debe recordar que un dren introduce la condición de contorno de presión p
w
nula (si tiene permeabilidad suficientemente alta y está apropiadamente dimensionado), por lo
que las alturas piezométricas coincidirán con las cotas de los puntos ( z h = ). El dren,
consecuentemente, no tendrá por qué ser una línea de corriente o equipotencial de la red de flujo
del terreno.
En el primer caso, en el que el dren está inclinado, el contorno del trasdós del muro, por ser
impermeable, será una línea de corriente, mientras que en ambos casos el límite inferior del
terreno base donde se cimenta el muro, al ser también impermeable, corresponderá así mismo a
una línea de corriente.
De acuerdo con todo lo anterior se tendrán las siguientes condiciones:
Primer caso (dren inclinado):
Contorno AC: línea de corriente.
Contorno CD: línea equipotencial ( 8 m h = ).
Contorno AF (dren): condición z h = (ni las líneas de corriente ni las equipotenciales tienen
porqué ser ortogonales o paralelas a la línea del dren).
Contorno AE: línea de corriente.
Segundo caso (dren en el trasdós):
Contorno AC (dren): condición z h = (ni las líneas de corriente ni las equipotenciales tienen
porqué ser ortogonales o paralelas a la línea del dren; cerca del punto A las líneas de
corriente llegarán al dren más horizontales y cerca del C más verticales).
Contorno CD: línea equipotencial ( 8 m h = ).
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
22 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Contorno AE: línea de corriente.
En la figura 2.2 se muestra una aproximación de las redes de flujo resultantes.
A
B
LLUVIA
DREN
DREN
Línea corriente
Línea equipotencial
A
B
Fig. 2.2 Aproximación de las redes de flujo resultantes
En la red de corriente del primer caso (dren inclinado; figura de la izquierda), se conoce la altura
piezométrica de los puntos del dren, que coincide, como se ha indicado anteriormente, con la
cota de cada uno de ellos. Consecuentemente se conoce también la altura piezométrica de las
líneas equipotenciales, ya que coincidirá en cada una de ellas con la del punto de contacto con el
dren. Como por encima del dren las líneas equipotenciales son horizontales, en todas ellas su
altura potencial coincidirá con su cota, y la presión intersticial de todos los puntos, y en
particular de los del segmento AB, será cero.
En el segundo caso (dren en el trasdós; figura de la derecha) no ocurrirá lo mismo, ya que las
líneas equipotenciales son curvas, y podrá obtenerse la presión intersticial de los diferentes
puntos del terreno a partir de la red de flujo. En los extremos (puntos A y B) la presión
intersticial será nula, de acuerdo con las condiciones de contorno existentes. En la tabla
siguiente se incluyen los valores de la altura piezométrica y de la presión intersticial para varios
puntos del segmento AB, de acuerdo con la figura 2.2, que se representan en la figura 2.3.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 23
z(m) h(m) p
w
(t/m
2
)
0,00 0,00 0,00
0,33 1,14 0,81
1,19 2,29 1,09
2,42 3,43 1,01
3,80 4,57 0,77
5,23 5,71 0,48
6,63 6,86 0,23
8,00 8,00 0,00

Relación z - pw
0
0.2
0.4
0.6
0.8
1
1.2
0 2 4 6 8
z (m)
p
w

(
t
/
m
2
)
Fig. 2.3 Presión intersticial en el segmento AB
De los resultados obtenidos puede concluirse que el primer caso da lugar a unas presiones
intersticiales menores en el terreno, aunque puede ser más difícil de instalar.
A partir de las redes de flujo puede también estimarse el caudal generado en el terreno (y
recogido por el dren inferior al muro). En el primer caso (dren inclinado) se tiene que sumar el
caudal generado en los tubos de corriente por encima y por debajo del dren.
Como en estos casos los tubos de corriente no comienzan y terminan con la misma altura
piezométrica (empiezan con la misma, 8 m, pero acaban con diferentes alturas piezométricas,
correspondientes a la del punto del dren en el que finalizan), no puede aplicarse la expresión
o ¢ A =
saltos nº
tubos nº
total
K Q
ya que no existe un
total
¢ A común. Por ello debe realizarse el cálculo para cada tubo de
corriente (
i
Q ) y aplicar
i tubo
total
i i
K Q Q Q
÷
|
.
|

\
| A
= =
_
saltos nº
¢
o
Debido a que los tubos de corriente no finalizan ortogonalmente a la línea de dren, la variación
total de altura piezométrica de cada uno de ellos debe ajustarse al final con una fracción de salto
aproximada.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
24 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Como los tubos de corriente más largos tienen más variación total de altura piezométrica y, a la
vez, mayor número de saltos, es posible que los caudales en cada tubo no sean muy diferentes,
por lo que puede obtenerse una aproximación aceptable calculando el caudal en un tubo de
corriente intermedio y multiplicándolo por el número de tubos. En el primer caso (dren
inclinado) esto debería hacerse independientemente para la zona superior al dren y para la zona
inferior al mismo.
A continuación se estiman los caudales producidos utilizando las redes de flujo obtenidas y las
expresiones anteriores.
Caso del dren inclinado:
Calculamos caudal del tubo intermedio en la parte superior:
K K Q = =
4
4
1
intermedio tubo
Ahora multiplicamos por el número de tubos y obtenemos el caudal total por la parte superior:
_
= K Q
i
13
Calculamos el caudal del tubo intermedio en la parte inferior:
K K Q = =
6
6
1
intermedio tubo
_
= K Q
i
7
El caudal total será la suma del caudal aportado por cada una de las partes:
K k K Q
total
20 7 13 = + =
_
Caso del dren en el trasdós:
Calculamos el caudal del tubo intermedio:
K K Q = =
6
6
1
intermedio tubo
El caudal total:
nº de tubos 6
i
Q K K = =
_
Estos caudales deben utilizarse para dimensionar los drenes.
A continuación se presentan los resultados obtenidos mediante métodos numéricos. Para el
estudio se ha tomado K= 0.01 m/s. El dominio de estudio es de 8 m por 15 m de largo.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 25
Fig. 2.4 Niveles piezométricos para el caso de dren inclinado
El caudal obtenido es de 0.144 m
2
/s frente a 0.2 m
2
/s que se obtiene mediante la red de flujo
manual.
Fig. 2.5 Niveles piezométricos para el caso de dren en el trasdós
En este caso el caudal obtenido es 0.059 m
2
/s frente a los 0.06 m
2
/s que se obtienen mediante la
red de flujo manual.
Se puede observar que los cálculos basados en la red de flujo manual se aproximan bastante
bien a los obtenidos, de forma más precisa, mediante la red de flujo numérica.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 27
EJERCICIO 3. Flujo bajo una presa de hormigón
La figura representa una sección a través del terreno de cimentación de una presa de gravedad.
Puede observarse la existencia de una base impermeable quebrada y la anisotropía del terreno
de cimentación. Sabiendo que la altura de agua en el paramento de aguas arriba es de 20 m y
en el de aguas abajo 0 m, se pide:
a) Presión de agua (subpresión) a lo largo del contacto cimiento - terreno.
b) Caudal filtrado por unidad de longitud.
c) Situación y magnitud del gradiente máximo de salida del agua.
NF
k1 = 4·k2
k2 = 10 m/s
-7
k1
k2
2
4
17
3 3 20 3 5 3
30° 30°
NF
Fig. 3.1 Esquema del terreno y la cimentación
La complejidad de la geometría hace inviable la aplicación de métodos analíticos y obliga a
utilizar métodos numéricos o gráficos. Los métodos gráficos son posibles en este caso, a pesar
de ser el terreno anisótropo, por tratarse de un suelo homogéneo. Para ello se deberá dibujar una
red de flujo ortogonal convencional tras haber hecho un cambio de variable que conllevará una
deformación de la geometría inicial. Al final podrá obtenerse la red de flujo real (no ortogonal)
deshaciendo el cambio de variable y recuperando la geometría original del problema.
Al tratarse de un caso bidimensional la ecuación de flujo a resolver será la siguiente:
0
2
2
2
2
=
c
c
+
c
c
y
h
K
x
h
K
y x
El cambio de variable que se deberá realizar es
y y
K
K
x x
x
y
=
=
*
*
Con el cual se obtiene
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
28 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
( )
2
*
2
2
2
*
*
*
x
h
K
K
x
h
x
h
K
K
x
x
x
h
x
h
x
y
x
y
c
c
=
c
c
c
c
=
c
c
c
c
=
c
c
Y sustituyendo en la ecuación inicial:
( ) ( )
0
0
* 2
2
*
2
2
*
2
= V
=
c
c
+
c
c
h
y
h
K
x
h
K
K
K
y x
x
y
que es la ecuación para terreno homogéneo e isótropo, en el que la red de flujo es ortogonal. En
este caso se tiene
x
K
K
x x
x
y
2
1
*
= =
Para la construcción de la red de flujo, el primer paso es definir unos ejes de coordenadas, como
se puede ver en la figura 3.2.
y
x
Fig. 3.2 Posición de los ejes de coordenadas
A partir de aquí se deformará el eje x con la relación obtenida anteriormente (x*=x/2; figura
3.3).
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 29
x
y
Fig. 3.3 Deformación del domino y la cimentación original
El siguiente paso es dibujar una red de flujo ortogonal que cumpla con las condiciones de
contorno, comenzando con pocas líneas (figura 3.4). Las superficies impermeables (cimiento de
la presa y base impermeable quebrada) serán líneas de corriente, y el lecho del río (superficie
del terreno) será una línea equipotencial (cota constante y presión intersticial nula). En este caso
se ha adoptado un parámetro o igual a 1 (cuadriláteros con lados sensiblemente iguales).
Líneas equipotenciales
Líneas de corriente
Fig. 3.4 Primera aproximación de la red de flujo
Una vez se tiene dibujada esta primera aproximación, se pueden ir añadiendo más líneas para
completar la red de flujo (figura 3.5).
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
30 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Línea de corriente
Línea equipotencial
Fig. 3.5 Esquema de la red de flujo completa
A partir de lo anterior, simplemente se tendrá que deformar la red de flujo para trasponerla al
terreno inicial. El resultado final se muestra en la figura 3.6.
Línea equipotencial
Línea de corriente
Fig. 3.6 Esquema de la red de flujo deformada
Para estimar las presiones de agua (subpresión) a lo largo del contacto cimiento-terreno lo
primero que se necesita es el valor de la altura piezométrica de cada línea equipotencial. Se sabe
que la diferencia de alturas piezométricas total entre los dos lados de la cimentación es de 20 m,
repartido en 11 saltos, por lo tanto:
m 81 . 1 = Ah
Conocido este valor, puede determinarse la altura piezométrica de cada línea equipotencial
(figura 3.7).
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 31
L.equipotencial
L.corriente
h=20
h=18.18
h=16.36
h=14.55
h=12.73
h=10.91
h=9.09
h=7.27
h=5.45
h=3.64
h=1.81
h=0.0
Fig. 3.7 Red de flujo con indicación de las alturas piezométricas en las líneas equipotenciales
Finalmente se ha de utilizar la expresión
( )
w w
z h p ¸ ÷ =
para obtener las presiones. En la figura 3.8 se muestran algunos valores de presión (en kp/cm
2
)
en la base de la presa.
20.55
16.55 14.73
11.45
Línea equipotencial
Línea de corriente
20
21.18
22.36
12.91
11.84
12.41
9.64
6.05
0.0
Fig. 3.8 Valores de presiones intersticiales en la base de la presa
El cálculo del caudal filtrado por unidad de longitud se podrá hacer mediante la siguiente
expresión
o ¢ A =
saltos nº
tubos nº
total eq
K Q
donde o en este caso es 1. Respecto a la permeabilidad equivalente, puede demostrarse que vale
la media geométrica de las dos permeabilidades principales, es decir
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
32 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
2 1
K K K
eq
=
Sustituyendo valores se tendrá
( ) ( ) m s m 10 45 . 1 m 0 m 20 s m 10 2
saltos 11
tubos 4
3 6 7 ÷ ÷
= ÷ = Q
Por último, queda por analizar la situación y magnitud del gradiente máximo de salida del agua.
En cuanto a la posición, y teniendo en cuenta que el salto de alturas piezométricas entre líneas
equipotenciales consecutivas es constante, el máximo gradiente se producirá donde dichas líneas
estén más cerca entre sí. Por otro lado, la salida de agua con flujo sensiblemente vertical
ascendente se produce aguas abajo de la presa, que es donde el riesgo de sifonamiento será
mayor. Como acostumbra a ocurrir en problemas como el planteado, el gradiente máximo de
salida de agua se producirá aguas abajo, en el punto más cercano a la presa (figura 3.9).
Línea equipotencial
Línea de corriente
A
4m
Fig. 3.9 Punto de comprobación del gradiente crítico
El gradiente del agua podrá estimarse de forma aproximada realizando la operación siguiente:
46 . 0
m 4
m 81 . 1
= ~
A
A
=
z
h
i
Cabe decir que, suponiendo un gradiente crítico en el entorno de 1, el valor obtenido es
claramente inferior al mismo.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 33
EJERCICIO 4: Flujo bajo presa de tierras
Se dispone del diseño de una presa de tierras sobre terreno heterogéneo según se indica en la
figura 4.1.
a) Comprobar que se supera el gradiente crítico aguas abajo de la presa
b) Determinar el espesor de la capa de material drenante que se deberá colocar aguas abajo,
sobre la arena, para evitar que se supere el gradiente crítico, y calcular el caudal filtrado.
Considerar: K
grava
=1 cm/s; K
arena
=10
-2
cm/s; espesor de la capa de gravas constante e igual a 3
m; contacto grava-arena de 3 m de ancho; arena: ¸
d
=1.6 t/m
3
, ¸
s
=2.7 t/m
3
; material drenante
que se deberá colocar: ¸
d
=1.9 t/m
3
, ¸
s
=2.7 t/m
3
.
PRESA
GRAVAS
ARCILLAS
ARENAS
A C
B
50m
4m
0.5m
7 m
Fig. 4.1 Esquema de la presa
a) Para comprobar si se supera el gradiente crítico aguas abajo, puede recurrirse a un método
gráfico, mediante el dibujo de la red de flujo, o plantearlo analíticamente utilizando
determinadas hipótesis. En este caso, y teniendo en cuenta que, debido a la geometría del
problema, el flujo puede suponerse aproximadamente unidimensional siguiendo los estratos
de grava y arena (se considera que la arcilla será suficientemente impermeable), se va a
seguir el segundo de los métodos indicados.
El aspecto básico es el cálculo de la pérdida de altura piezométrica a lo largo de dichos
estratos. Se sabe que la pérdida total de altura piezométrica será la diferencia entre las dos
alturas de agua que hay a cada lado de la presa:
( ) ( )
( )
( )
7m 0.5m 6.5m
: Pérdida de altura piezométrica en la grava
: Pérdida de altura piezométrica en la arena
G S
G
S
h h
h
h
A + A = ÷ =
A
A
Para calcular estos incrementos analíticamente se aplicará la ley de Darcy a los estratos de
grava y de arena suponiendo aproximadamente que el gradiente hidráulico en el punto en el
que se va a imponer la continuidad del agua (punto de contacto entre estratos), coincide con
el medio en cada uno de ellos. Esta condición se cumple en el caso de que el flujo sea
unidimensional. Teniendo en cuenta la geometría del problema, esta hipótesis es quizás más
razonable en el primero de dichos estratos que en el segundo, aunque parece aceptable en
conjunto (se tendría que utilizar otro método más preciso para evaluar hasta qué punto es
correcta). La continuidad en el punto de contacto entre estratos implica
salida entrada
Q Q =
Por unidad de profundidad se tendrá
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
34 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
contacto el en estrato del Espesor : e
estrato del media Longitud :
i
i
G
G
G
G S
S
S
S
l
e
l
h
K e
l
h
K
A
=
A
Sustituyendo los valores del problema:
G S
G S
h h
h h
A = A

A
=
A

÷
8
m 3
m 50
s cm 1 m 3
m 4
s cm 10
2
donde se ha supuesto que el estrato de gravas tiene una longitud de 50 m (en realidad es algo
superior; se ha tomado la proyección en planta) y que el estrato de arenas tiene una longitud
(en la dirección del flujo, que en este caso es vertical) de 4 m. Si se sustituye esta última
expresión en la obtenida anteriormente, se obtiene
m 72 . 0
m 78 . 5
= A
= A
G
S
h
h
Por lo tanto, se puede evaluar el gradiente en la zona de arenas como
445 . 1
m 4
m 78 . 5
= =
A
=
S
S
l
h
i
Este último cálculo supone que, como se ha indicado, el flujo en esta zona es vertical, lo cual
es razonable en este caso teniendo en cuenta la geometría del problema. Para valorar el
gradiente hidráulico obtenido, debe compararse con el crítico. Aunque el gradiente crítico
acostumbra a estar en el entorno de 1, puede comprobarse cuál es su valor real. Para ello se
ha de calcular el peso específico sumergido de las arenas (¸
sum
) a través del peso específico
saturado (¸
sat
), que se obtendrá a partir del peso específico seco (¸
d
=1.6 t/m
3
) y el de las
partículas sólidas (¸
s
=2.7 t/m
3
). En suelos saturados se cumple
) 1 (
s
d
w d sat
¸
¸
¸ ¸ ¸ ÷ + =
Aplicando esta expresión al estrato de arenas se tendrá
3
3
3
3 3
m t 01 . 2 )
m t 7 . 2
m t 6 . 1
1 ( m t 1 m t 6 . 1 = ÷ + =
sat
¸
Finalmente, el peso específico sumergido será
3 3 3
m t 01 . 1 m t 00 . 1 m t 01 . 2 = ÷ = ÷ =
w sat sum
¸ ¸ ¸
Por lo que el gradiente crítico será 1.01, menor que el real, y consecuentemente habrá
problemas de sifonamiento.
b) En este apartado se debe determinar el espesor de la capa de material drenante que se
colocará aguas abajo de la presa para evitar el sifonamiento del terreno. Se tendrá la
geometría que se muestra en la figura 4.2.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 35
A
PRESA
4m
B
0.5m
z
Sobrecarga
Fig. 4.2 Esquema de la presa
Suponiendo que el espesor necesario de capa drenante sea superior a 0.5 m, el mismo
incluirá tanto la parte superior seca (D
1
, por encima de 0.5 m) con un peso específico d
D
¸ de
1.9 t/m
3
, como la parte inferior saturada (D
2
=0.5 m, suponiendo que esta altura de agua no
varía significativamente con la colocación del material; ver figura 4.3), cuyo peso específico
será, de acuerdo con la expresión utilizada en el apartado anterior:
3
3
3
3 3
m t 2 . 2 )
m t 7 . 2
m t 9 . 1
1 ( m t 1 m t 9 . 1 = ÷ + = sat
D
¸
D1
D2=0.5m
NF
Fig. 4.3 Esquema de la disposición del material drenante
En la zona de terreno aguas abajo de la presa, con flujo de agua sensiblemente
unidimensional vertical, y suponiendo que el material drenante es suficientemente permeable
y que en él no hay ya flujo vertical, las leyes de tensiones serán las siguientes
( )
( )
( ) z H D D
z H i D D
z H i D p
z H D D
sum
D
d
D
z
w sat w
sat
D
d
D
z
w w w
sat
sat
D
d
D
z
÷ + + =
÷ + ÷ + ÷ + =
÷ + + =
÷ + + =
' '
) ) 1 ( ( ) ( '
) )( 1 (
2 1
2 1
2
2 1
¸ ¸ ¸ o
¸ ¸ ¸ ¸ ¸ o
¸ ¸
¸ ¸ ¸ o
donde H es la profundidad del origen de coordenadas (en este caso 4 m). Para asegurar que
no se producirá sifonamiento, se deberá cumplir que en el punto más desfavorable (punto de
contacto entre los estratos de grava y arena; ver figura 4.4) la tensión efectiva es positiva
( )
( )
d
D
sum
D
sum
D
d
D
z
D H z
D
z H D D
¸
¸ ¸
¸ ¸ ¸ o
÷ ÷
>
> ÷ + + =
2
1
2 1
'
0 ' '
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
36 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
D1
D2
H
NF
Punto crítico
i=1.445
¸sat=2.01 t/m
3
¸sat=2.20 t/m
3 D
D
¸d=1.90 t/m
3
¸e
*
a ¸e
Fig. 4.4 Leyes de presiones verticales e intersticiales en la capa de arenas
Sustituyendo z=0 en la expresión anterior e introduciendo los valores de las variables se
obtiene
( )
m 6 . 0
m t 9 . 1
) m t 1 m t 2 . 2 ( m 5 . 0 4 m 0 ) m t 1 ) 445 . 1 1 ( m t 01 . 2 (
3
3 3 3 3
1
=
÷ ÷ ÷ + ÷
> D
Y la altura total de material filtrante deberá ser
m 1 . 1 m 5 . 0 m 6 . 0
2 1
= + > + = D D D
Una altura de 1.1 m corresponde a un factor de seguridad 1, que es muy arriesgado. En la
práctica se debe aplicar un factor de seguridad superior, que puede calcularse como cociente
entre la tensión vertical total y la presión intersticial en el punto más desfavorable (contacto
entre las gravas y las arenas).
Finalmente, de acuerdo con el enunciado, falta calcular el caudal filtrado. Por continuidad, el
cálculo se puede realizar en cualquier sección de la capa de gravas y de arenas, y en
particular en ésta última en el contacto con la primera. Aplicando la ley de Darcy se tendrá,
por metro de profundidad:
4 3 3 2
10 m/s ( 1.445) 3m 0.43 10 m /m /s
S
S S
S
h
Q K e
l
÷ ÷
A
= ÷ = ÷ ÷ =
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 37
EJERCICIO 5. Flujo hacia una excavación sostenida mediante pantallas
La construcción de los sótanos de un edificio comercial exige excavar por debajo del nivel
freático en un terreno con el perfil tipo indicado en la figura 5.1. La excavación se protege con
muros pantalla que alcanzan el estrato de gravas. El nivel freático señalado es el máximo
previsible.
a) Obtener el factor de seguridad frente a levantamiento de fondo en el punto más desfavorable
cuando el plano de excavación se encuentra a una profundidad d. Obtener el valor de d para
el cual dicho factor de seguridad es de 1.2.
b) Calcular el caudal que se filtra por unidad de área en la zona central de la excavación,
donde se puede suponer flujo unidimensional, en función de la distancia d. Se supone que el
plano de excavación no se inunda. Particularizar para el valor concreto de d obtenido en el
apartado anterior.
c) Suponer que las bombas disponibles sólo pueden eliminar la mitad del caudal calculado en
el apartado anterior. En ese caso, estimar la altura de agua que puede acumularse en el
fondo de la excavación, en condiciones estacionarias.
Suponer que la propiedad exige diseñar dos sótanos y llegar a un plano de excavación d = 6 m
por debajo de la superficie de la calle. Para resolver el problema planteado por el
desequilibrio de niveles de agua en el terreno se decide estudiar varias alternativas.
d) Considerar en primer lugar la ejecución de una losa inferior de hormigón teóricamente
impermeable, de 25 cm de espesor, encima del plano de excavación indicado.
d1) Calcular la subpresión ejercida sobre dicha losa por el agua, y la fuerza total por
unidad de longitud en sentido perpendicular al dibujo.
d2) Si en la práctica la losa deja filtrar agua, suponiendo que tiene una permeabilidad de
10
-9
m/s, obtener el caudal que llegaría al sótano por unidad de área y la subpresión
ejercida sobre la losa. Suponer que se dispone de bombas capaces de evitar la
acumulación de agua en el sótano.
d3) Si las bombas quedan parcialmente fuera de servicio y sólo eliminan la mitad del
caudal antes calculado, estimar la altura de sótano que queda inundada en condiciones
estacionarias. ¿Qué altura de sótano quedará inundada en condiciones estacionarias,
si las bombas quedan totalmente fuera de servicio?
d4) Indicar las ventajas e inconvenientes de este diseño.
e) Considerar en segundo lugar que se dispone de equipos de inyección de lechada de cemento
en el terreno (en el estrato de gravas) que puede disminuir la permeabilidad del mismo
hasta 10
-8
m/s. En este diseño no se construye una losa en la base (suponer los pesos
específicos iguales a 1.9 t/m
3
).
e1) Estimar el espesor de terreno que se deberá tratar y su posición en el perfil
estratigráfico para cumplir la condición de factor de seguridad igual a 1.2 frente a
levantamiento de fondo.
e2) Obtener el caudal que se filtra hacia la excavación por unidad de área. Suponer que las
bombas existentes son capaces de evitar la acumulación de agua.
e3) Si las bombas quedan parcialmente fuera de servicio y sólo eliminan la mitad del
caudal antes calculado, estimar la altura de sótano que queda inundada en condiciones
estacionarias. ¿Qué altura de sótano quedará inundada en condiciones estacionarias,
si las bombas quedan totalmente fuera de servicio?
e4) Indicar las ventajas e inconvenientes de este diseño y compararlas con el anterior.
Hacer las hipótesis que se crean necesarias y justificarlas en cada caso.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
38 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
2m
6m
1m
NF NF
30m
d
GRAVAS
LIMO ARCILLOSO K=10 m/s
-6
LIMO ARCILLOSO K=10 m/s
-7
¸=1.9 t/m
3
¸=1.9 t/m
3
NF
Fig. 5.1 Esquema de la construcción
a) El factor de seguridad puede definirse como la relación entre la tensión total y la presión
intersticial en el punto más desfavorable. En primer lugar será necesario identificar cuál es
dicho punto. Según el enunciado, se dispone de una capa de gravas sobre la que se encuentra
un estrato de 1 m de potencia de limos arcillosos con permeabilidad K = 10
-7
m/s y un estrato
de 8 m de potencia también de limos arcillosos, pero con una permeabilidad mayor (K = 10
-6
m/s).
Si se supone que la capa de gravas está conectada hidráulicamente con el nivel freático
general, la altura piezométrica en el punto de contacto de las gravas con la capa de limos
arcillosos más impermeable será prácticamente invariable. En cambio, en la superficie de la
excavación, si se bombea el agua infiltrada, la altura piezométrica irá disminuyendo a
medida que se vaya profundizando (h=z, ya que p
w
=0), lo que dará lugar a la ley de presiones
intersticiales indicada en la figura 5.2, en la que se ha tenido en cuenta que la permeabilidad
del limo arcilloso superior es mayor que la del inferior (pérdida de carga más concentrada y
pendiente de presiones intersticiales mayor en éste último). En la figura 5.2 se ha
representado el caso crítico en el que el punto de contacto con la capa de gravas llega a
sifonamiento (o’=0).
1.9 t/m
3
1.9 t/m3 LIMO ARCILLOSO K= 10
- 7
m/s
LIMO ARCILLOSO K= 10
- 6
m/s
30 m
¸=
¸=
NF
d
NF
GRAVAS
NF
A
B
C
pw ov
z
Fig. 5.2 Análisis del punto más desfavorable
De acuerdo con lo anterior, se tendrá en el punto A (se suponen pesos específicos secos y
saturados similares, e iguales a los indicados en las figuras anteriores)
( ) ( )
( )
2 3
3 3
2 1
m t 7 m 7 m t 1 1 6
m 1 m t 9 . 1 m 8 m t 9 . 1 m 1 8
= = + =
+ ÷ = + ÷ =
w wA
A
p
d d
¸
¸ ¸ o
donde
1
¸ y
2
¸ son los pesos específicos de los estratos limoarcillosos superior e inferior
respectivamente. Sustituyendo en la expresión del factor de seguridad:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 39
( )
d
d
p
FS
wA
A
÷ =
÷
= = 27 . 0 44 . 2
7
9 9 . 1 o
Si el factor de seguridad es 1.2, se obtiene d =4.58 m.
b) Para el cálculo del caudal que se filtra se utilizará la ley de Darcy teniendo en cuenta que se
trata de un terreno compuesto por dos estratos horizontales y flujo ortogonal a los mismos:
A C
A C
eq eq
z z
h h
K
z
h
K q
÷
÷
÷ =
A
A
÷ =
Donde se ha supuesto que el flujo es ascendente (de A a C). La permeabilidad equivalente
para el caso de este terreno estratificado se puede calcular como
m/s 10
m 18
m 9
m/s 10
m 1
m/s 10
m 8
m 9
6
7 6
÷
÷ ÷

÷
÷
=
+
÷
÷
= =
_
_
d
d
d
d
K
h
h
K
i
i
i
eq
Por lo tanto, el caudal filtrado por unidad de área será
( )
( )
s m m 10
18
2
0 9
7 9
10
18
9
2 3 6 6 ÷ ÷

÷
÷
=
÷ ÷
÷ ÷

÷
÷
÷ =
÷
÷
÷ =
A
A
÷ =
d
d
d
d
d
d
z z
h h
K
z
h
K q
A C
A C
eq eq
Sustituyendo el valor de d = 4.58 m obtenido anteriormente, se tiene
s m m 10 · 92 . 1 10
58 . 4 18
2 58 . 4
m/s 3.29·10 m/s 10
58 . 4 18
58 . 4 9
2 3 7 6
7 - 6
÷ ÷
÷
=
÷
÷
=
=
÷
÷
=
q
K
eq
c) En este apartado se debe calcular la altura de agua que puede acumularse en el fondo de la
excavación, haciendo la hipótesis de que las bombas sólo pueden eliminar la mitad del
caudal filtrado, es decir
s m 10 · 61 . 9
2
1
8 * ÷
= = q q
La resolución puede hacerse imponiendo continuidad en los dos estratos limoarcillosos o, de
forma más rápida en este caso, utilizando la permeabilidad equivalente del conjunto de
ambos estratos anteriormente calculada:
8 7 *
10 61 . 9
0 ) 58 . 4 9 (
7
10 29 . 3
÷ ÷
=
÷ ÷
÷
÷ =
÷
÷
÷ =
A
A
÷ =
C
A C
A C
eq eq
h
z z
h h
K
z
h
K q
De donde se obtiene h
C
=5.71 m. Una vez calculada la altura piezométrica en el punto C,
puede obtenerse lo que pide el enunciado:
( ) m 71 . 5
m t 0 . 1
m 58 . 4 m 9
3
= + ÷ = + =
wC
w
wC
C C
p p
z h
¸
Despejando se obtiene p
wC
=1.29 t/m
2
, con lo que la altura de agua que puede acumularse en
el fondo de la excavación es de
m 29 . 1 =
w
h
A medida que se va inundando la excavación, va disminuyendo el gradiente hidráulico y,
consecuentemente, el caudal filtrado. Cuando el agua ha alcanzado una altura de 1.29 m se
llega a equilibrio y ya no asciende más (el agua que se filtra puede ya bombearse).
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
40 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
d) A partir de este apartado se debe llegar a una profundidad de excavación de 6 m, tomando
medidas para evitar el sifonamiento del terreno. La primera solución propuesta consiste en la
construcción de una losa de hormigón, en principio impermeable, de 25 cm de espesor en el
fondo de la excavación (figura 5.3).
d1) Si se considera que la losa de hormigón es impermeable, y por lo tanto no hay flujo de
agua, la subpresión bajo la misma coincidirá con la presión hidrostática existente en
dicho punto, es decir, en este caso, 4 t/m
2
.
La fuerza debida a la subpresión por unidad de profundidad será
m t 120 m 30 m t 4
2
= = F
NF NF
5.75 m
B
A
C
D
0.25 m
¸=1.9 t/m
3
¸=1.9 t/m
3
2 m
6 m
1 m z
3
¸=2.4 t/m
b
Losa Kb=10 m/s
-9
LIMO ARCILLOSO K=10 m/s
LIMO ARCILLOSO K=10 m/s
-7
-6
1
2
1
2
Fig. 5.3 Esquema de la losa impermeable
d2) Se considera ahora que la losa de hormigón sí deja pasar el agua con una permeabilidad
K
b
=10
-9
m/s.
El procedimiento que se debe seguir para calcular el caudal filtrado es el mismo que en
el apartado b), pero teniendo en cuenta que la permeabilidad equivalente ha variado al
introducir la losa de hormigón y variar el espesor del estrato limoarcilloso superior:
s m 10 24 . 1
10
1
10
2
10
25 . 0
1 2 25 . 0
8
7 6 9
÷
÷ ÷ ÷
=
+ +
+ +
= =
_
_
i
i
i
eq
K
h
h
K
Sustituyendo en la ley de Darcy:
A D
A D
eq
z z
h h
K q
÷
÷
÷ =
donde
( ) m 25 . 3
m t 1
m t 0
m 25 . 0 2 1
m 7
m t 1
m t 7
m 0
3
2
3
2
= + + + = + =
= + = + =
w
wD
D D
w
wA
A A
p
z h
p
z h
¸
¸
por lo que queda
s /m m 10 43 . 1
m 0 m 25 . 3
m 7 m 25 . 3
s m 10 24 . 1
2 3 8 8 ÷ ÷
=
÷
÷
÷ = q
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 41
Para obtener la subpresión, como por continuidad el caudal vertical es el mismo en
todos los estratos, se puede plantear
s m 10 43 . 1
m 3 m 25 . 3
m 25 . 3
s m 10
8 9 ÷ ÷
=
÷
÷
÷ =
÷
÷
÷ =
C
C D
C D
b
h
z z
h h
K q
al despejar se obtiene
2
m t 83 . 3
m 3 m 83 . 6
=
+ = =
w
w
w
C
p
p
h
¸
que es algo menor, como era de esperar, que la obtenida en el apartado anterior.
d3) Este apartado se puede resolver de forma análoga al c) ya que también se ha calculado
la permeabilidad equivalente de los tres estratos que hay en este caso. Sin embargo, y
aunque es ligeramente más largo, se va a hacer alternativamente imponiendo
continuidad en el contacto entre los estratos, lo cual proporciona, adicionalmente, la
variación de la altura piezométrica en los mismos. Se sabe que las bombas sólo pueden
eliminar la mitad del caudal anterior, es decir, q
*
=7.16·10
-9
m/s y que q
*
=q
*
i
. Por lo tanto
m 125 . 5
3 25 . 3
10 s m 10 16 . 7
m 91 . 6
1 3
10 s m 10 16 . 7
m 93 . 6
0 1
7
10 s m 10 16 . 7
9 9 *
6 9
1
*
7 9
2
*
= ¬
÷
÷
÷ = =
= ¬
÷
÷
÷ = =
= ¬
÷
÷
÷ = =
÷ ÷
÷ ÷
÷ ÷
D
C D
b
C
B C
B
B
h
h h
q
h
h h
q
h
h
q
Utilizando la definición de altura piezometrica se tendrá que
m 875 . 1 m t 875 . 1
m 125 . 5 m 25 . 3
2
= ¬ =
=
¸
+ =
w wD
w
wD
D
h p
p
h
Finalmente, si las bombas quedan totalmente fuera de servicio, el agua tenderá a
ascender hasta alcanzar en condiciones estacionarias el nivel freático del trasdós de las
pantallas.
d4) Este procedimiento es simple de realizar y aporta una notable impermeabilidad al fondo
de la excavación, aunque siempre será necesario bombear el agua que se infiltre. Sin
embargo, tiene el inconveniente fundamental de que las presiones intersticiales en el
terreno prácticamente no se reducen y la subpresión bajo la losa resulta muy alta. Para
poder comprobar este hecho no hay más que comparar las subpresiones obtenidas en los
apartados anteriores (4 t/m
2
y 3.83 t/m
2
) con el peso de la losa por unidad de superficie
(0.25m·2.4 t/m
3
=0.6 t/m
2
), lo cual nos indica que se producirá sifonamiento bajo la
misma, y que la losa sufrirá un levantamiento y rotura. Para evitarlo sería necesaria la
adopción de medidas específicas como incrementar su peso (que resultaría
completamente desmesurado) o anclar la losa, aunque probablemente lo mejor es buscar
otro tipo de alternativas.
e) En este apartado se propone la realización de inyecciones en el terreno para disminuir su
permeabilidad, lo cual debe permitir evitar problemas de sifonamiento. De acuerdo con el
enunciado, la zona de terreno inyectada pasará a tener una permeabilidad de 10
-8
m/s,
independientemente del estrato en el que se haga, lo cual no deja de ser una hipótesis,
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
42 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
aunque puede ser razonable. Para reducir el riesgo de sifonamiento lo mejor es disminuir las
presiones de agua a la máxima profundidad razonable. En este caso lo lógico es hacerlo en la
capa de gravas, justo debajo del estrato inferior limoarcilloso, donde, además, el efecto de
impermeabilización de la inyección es mayor (la grava pasará de ser muy permeable a ser
muy impermeable).
e1) La figura 5.4 muestra un esquema de la inyección de lechada en el terreno.
El punto más crítico para el sifonamiento, de forma análoga a lo indicado en apartados
anteriores, es el punto inferior de la zona inyectada. En este punto (E) se tendrá
freático) nivel el y punto el entre cotas de a (diferenci 7
m t 9 . 1 m t 9 . 1 m 1 m t 9 . 1 m 2
3 3 3
e p
e
wE
zE
+ =
+ + = o
Imponiendo que el factor de seguridad sea 1.2, se tiene
e
e
FS
+
+
= =
7
) 3 ( 9 . 1
2 . 1
De donde
m 86 . 3 = e
z
NF
E
NF
e
INYECCIÓN
Fig. 5.4 Esquema de la inyección de lechada
e2) En este último apartado se puede utilizar de nuevo la permeabilidad equivalente del
conjunto de estratos, que deberá recalcularse previamente:
s m 10 72 . 1
10 10
1
10
2
1 2
8
8 7 6
÷
÷ ÷ ÷
=
+ +
+ +
= =
_
_
e
e
K
h
h
K
i
i
i
eq
Por lo tanto el caudal filtrado será
( ) ( )
s /m m 10 1
1 2
7 1 2
s m 10 72 . 1
2 3 8 8 ÷ ÷
=
+ +
+ ÷ + +
÷ =
e
e e
q
e3) Volveremos a hacer lo mismo que en el apartado c). Sabemos que las bombas sólo
eliminan la mitad del caudal calculado anteriormente (q
*
=0.5·10
-8
m/s). Por lo tanto:
( )
m 87 . 8
1 2
7
s m 10 72 . 1 s m 10 5 . 0
8 8 *
=
+ +
+ ÷
÷ =
÷
÷
÷ = =
÷ ÷
C
C
E C
E C
eq
h
e
e h
z z
h h
K q
Introduciendo la definición de altura piezométrica se tiene que
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 43
( )
m 2 m t 01 . 2
m 87 . 8 3
2
~ ¬ =
= + + =
w wD
w
wC
C
h p
p
e h
¸
Finalmente, y como en el caso anterior, si las bombas quedan totalmente fuera de
servicio, el agua tenderá a ascender hasta alcanzar en condiciones estacionarias el nivel
freático del trasdós de las pantallas.
e4) Este procedimiento es algo más complejo de realizar, pero resulta mucho más efectivo
que el anterior, ya que se reducen las presiones intersticiales en profundidad y se evita el
sifonamiento, como se ha podido comprobar en los cálculos previos.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 45
EJERCICIO 6: Consolidación del terreno y flujo hacia una excavación
En un estrato de limo-arcilloso horizontal (E
m
carga
=200 t/m
2
, E
m
elástico
=2000 t/m
2
, K=10
-5
cm/s,
¸
n
=2 t/m
3
) de 10 m de potencia con el nivel freático en superficie, apoyado sobre una arena
muy permeable, se quiere excavar un depósito de 100 m de longitud, 40 m de anchura y 4 m de
profundidad con objeto de almacenar chatarra prensada (¸
s
=3 t/m
3
) para su recuperación y
posterior reutilización en la fabricación de acero (ver figura). Está previsto que este depósito
esté apoyado en una losa de hormigón armado (K
b
=10
-7
cm/s, ¸
b
=2.5 t/m
3
) de 0.50 m de espesor
(en total 4.5 m de profundidad de excavación) y esté limitado por unos muros laterales
verticales de 0.40 m de espesor hasta la superficie del terreno, sobre los que se apoyará un
puente grúa que permite manipular los materiales almacenados.
a) Indicar las leyes de presiones intersticiales que se producirán bajo la excavación a lo largo
del tiempo en los siguientes casos (considerar condiciones unidimensionales y una
profundidad de excavación genérica h, con h<10 m):
a1) Antes de excavar.
a2) Tras excavar y con la excavación inundada (indicar la evolución en el tiempo
diferenciando los casos de excavación muy lenta y de excavación muy rápida).
a3) Tras excavar lentamente y, con posterioridad, eliminar el agua de la excavación
mediante bombeo (indicar la evolución en el tiempo diferenciando los casos de bombeo
muy lento y de bombeo muy rápido).
a4) Tras excavar y habiendo mantenido la excavación seca mediante bombeo de agua
durante la excavación (indicar la evolución en el tiempo diferenciando los casos de
excavación muy lenta y de excavación muy rápida).
b) Determinar la máxima profundidad a la que podría llegar la excavación sin que exista
peligro de sifonamiento bajo la misma (FS=1.1), al alcanzarse el régimen estacionario de
flujo tanto en el limo arcilloso como en la arena, así como el FS correspondiente a la
excavación que se realizará. Suponer, como en el apartado anterior, condiciones
unidimensionales, así como que el fondo de la excavación se mantiene continuamente seco
mediante bombeo y que la excavación se realiza lentamente. ¿En qué punto se producen las
condiciones más desfavorables? ¿Es más desfavorable frente al sifonamiento si la
excavación se realiza con gran rapidez?
c) Dibujar la red de flujo que se produce en el terreno alrededor de la excavación suponiendo
que se han alcanzado las condiciones estacionarias y que a unos 100 m del borde de la
excavación las alturas piezométricas del terreno prácticamente no varían (suponer que el
fondo de la excavación se mantiene seco mediante bombeo y que no se ha construido todavía
la losa de apoyo inferior ni los muros de contención laterales, así como que los taludes se
pueden mantener verticales). Calcular el caudal que se ha de bombear en régimen
estacionario obtenido tanto suponiendo condiciones unidimensionales como a partir de la
red de flujo dibujada. ¿Cuánto varía el caudal infiltrado si ya se ha construido la losa
inferior de apoyo? Se pueden considerar condiciones unidimensionales para el cálculo de
este último caso.
d) Como consecuencia de la excavación y del bombeo de agua en la misma, se producirán
deformaciones en el terreno. Justificar si se tratará de compresiones o de hinchamientos,
obtener el asiento final y determinar el tiempo para el que se habrá alcanzado el 95% de
consolidación (suponer excavación rápida y bombeo de agua simultáneo, así como que no
se ha construido la losa inferior de apoyo).
e) Dado que el hormigón es de muy baja permeabilidad, lo cual interesa especialmente en este
caso para evitar posibles fugas de agua con óxidos férricos, se puede suponer que
prácticamente se recuperan los niveles piezométricos iniciales en el terreno una vez
construida la losa inferior de apoyo y los muros laterales. Calcular el espesor de losa de
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
46 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
hormigón que sería necesaria para que, por peso propio, el depósito no flotase. Como
solución alternativa se decide utilizar anclajes verticales manteniendo el espesor inicial de
losa de hormigón. Determinar la fuerza que deberían garantizar dichos anclajes para que el
dique no flotase con FS=1.1. Si los anclajes pueden trabajar a 20 t, determinar cuántos
anclajes habría que disponer.
f) La primera vez que se utiliza el almacén, se llena de chatarra hasta su máxima capacidad
(hasta el borde del terreno). Para prever si habrá que reajustar los anclajes después de
vaciar el depósito, se pide determinar el asiento máximo que se producirá a largo plazo, así
como el grado de consolidación y asiento al cabo de 1 semana.
g) Explicar por qué una cierta profundidad del terreno en superficie, tras la excavación, puede
estar en rotura, y cómo se podría predecir dicha profundidad suponiendo, alternativamente,
condiciones drenadas y condiciones no drenadas.
10 m
NF
4 m
5.5 m
0.5 m
LIMO ARCILLOSO
ARENA
0.4 m
z
0.4m
0.5m
4m
LIMO-ARCILLOSO
ARENAS
5.5m
10m
z
NF
Fig. 6.1 Esquema del depósito a construir
a) A continuación se indican las leyes de tensiones que se producirán bajo la excavación a lo
largo tiempo en las diferentes situaciones solicitadas en el enunciado.
a1) En la figura 6.2 se representan las leyes de tensiones verticales totales y presiones
intersticiales antes de excavar.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 47
10 m
LIMO ARCILLOSO
ARENA
z
NF
A
pw ov
(Punto fijo)
Fig.6.2 Esquema de leyes de tensiones verticales totales y presiones intersticiales antes de
excavar
Las leyes de tensiones verticales y presiones son
( )
( ) z p
z
w w
n v
÷ =
÷ =
10
10
0
¸
¸ o
La ley de presiones intersticiales es hidrostática. En el punto A, correspondiente al
contacto entre el limo arcilloso y la arena, la presión intersticial es siempre constante, ya
que se supone que la capa de arena está conectada hidráulicamente con el nivel freático
general y, por ser muy permeable, su presión intersticial no varía por la excavación.
a2) En la figura 6.3 se representan las leyes de tensiones verticales totales y presiones
intersticiales si la excavación se mantiene inundada y diferenciando los casos de
excavación lenta y de excavación rápida. En la figura se indican las leyes de tensiones
verticales totales inicial (o
v0
, antes de excavar) y final (o
vf
, tras la excavación), las leyes
de presiones intersticiales inicial (p
w0
, antes de excavar) y final (p
wf
, tras la excavación),
que son coincidentes, así como, en el caso de excavación rápida, la correspondiente a la
finalización de la excavación y antes de que comiencen a disiparse las sobrepresiones
intersticiales (p
wi
), y algunas intermedias (p
wj
). En el caso de excavación lenta las
sobrepresiones intersticiales (aquí negativas) van disipándose simultáneamente con el
avance de la excavación, por lo que las presiones intersticiales serán invariables.
A
z
pwo = pwj = pwf
ov
NF
Excavación lenta
ovf
z
Excavación rápida
A
ovf ovo
NF
pwo=pwf
pwj
pwi
Fig. 6.3 Esquema de leyes de tensiones verticales y presiones intersticiales manteniendo la
excavación inundada
Si se realiza la excavación lentamente, la ley de tensiones verticales totales en el terreno es
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
48 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
( ) z h h
n w v
÷ ÷ + = 10 ¸ ¸ o
y la ley de presiones intersticiales es hidrostática a lo largo de todo el proceso de
excavación.
Si se realiza una excavación rápida, se producirá una disminución de la tensión efectiva
equivalente a ¸
sum
h donde h es la profundidad de excavación correspondiente a un
aumento de las presiones intersticiales que deberá disiparse progresivamente.
En todos los casos el terreno tenderá a hincharse, como en el caso de una descarga, al
disminuir las tensiones efectivas (menor tensión total).
a3) En la figura 6.4 se representan las leyes de presiones intersticiales si tras excavar
lentamente (ver situación de partida en el caso anterior) se elimina con posterioridad el
agua, diferenciando los casos de bombeo lento y bombeo rápido. La figura incluye las
leyes de presiones intersticiales inicial (p
w0
, antes de bombear), algunas intermedias
(p
wj
) y la final (p
wf
, tras eliminar toda el agua, en el caso de bombeo lento, o a largo
plazo en ambos casos). En conjunto, el terreno sufrirá un hinchamiento al haberse
reducido las tensiones efectivas (menor tensión total).
z
Bombeo lento
pwf
A
Bombeo rápido
NF NF
pwo
pwj
pwf
z
pwj
pwo
A
Fig.6.4 Esquema de leyes de presiones intersticiales al bombear el agua de la excavación
a4) En la figura 6.5 se representan las leyes de presiones intersticiales si se mantiene
continuamente seca la excavación, diferenciando los casos de excavación lenta y
excavación rápida. La figura incluye las leyes de presiones intersticiales inicial (p
w0
,
antes de comenzar a excavar), algunas intermedias (p
wj
) y la final (p
wf
, tras finalizar la
excavación, en el caso de realizarla lentamente, o a largo plazo en ambos casos), así
como, en el caso de excavación rápida, la correspondiente a la finalización de la
excavación y antes de que comiencen a disiparse las sobrepresiones intersticiales (p
wi
).
En el caso de excavación rápida, se producirá una disminución de la tensión efectiva
equivalente a h¸
sum
donde h es la profundidad de excavación correspondiente a un
aumento de las presiones intersticiales que deberá disiparse progresivamente.
Como en los casos anteriores, el terreno tenderá en conjunto hincharse, al disminuir las
tensiones efectivas (menor tensión total).
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 49
Excavación rápida
pwf
Excavación lenta
z
pwj
pwo
A
z
NF
pwj
pwo
A
-h·¸sum
NF
pwf
pwi
Fig.6.5 Esquema de leyes de presiones intersticiales manteniendo seca la excavación
b) En la figura 6.6 se representan las leyes de tensiones verticales totales y presiones
intersticiales en el caso planteado en el enunciado (excavación lenta y continuamente seca).
z
A
NF
h
LIMO ARCILLOSO
ARENA
ovo ovf
pwo
pw
Fig.6.6 Esquema de leyes de tensiones verticales totales y presiones intersticiales bajo la
excavación
La ley de presiones intersticiales tiene la forma p
w
=a+bz con las siguientes condiciones de
contorno:
)
m 10
1 ( 0 1
0 m 10
fijo) A (punto 10 0
w
w
h
z
= p
= p h z
= p z
w
w
w
÷
÷
)
`
¹
÷ ÷ =
÷ =
¸
¸
Como el punto A es fijo, a medida que avanza la excavación la pendiente de presiones
intersticiales irá aumentando (ver la expresión anterior) mientras que la pendiente de las
tensiones verticales totales se mantendrá constante, hasta que ambas coincidan y se produzca
sifonamiento. En la situación de sifonamiento, en consecuencia, coincidirán la tensión
vertical total y la presión intersticial en la capa de limo arcilloso y, en particular, en el punto
A. Planteando el factor de seguridad genéricamente para un estrato de potencia H y una
excavación de profundidad h se tiene
) 1 (
) (
) (
) 10 )( (
) 1 ( 10
) (
n
w
w
n
w
n
w
n
w
v
FS H h
H
h H
z h H H
h z h H
h H
z
z h H
p
FS
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸
¸ o
÷ =
÷
=
÷ ÷
÷ ÷ ÷
=
÷
÷
÷ ÷
= =
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
50 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
El resultado que se obtiene para H=10 m y FS=1.1 es que la excavación no debe sobrepasar
los 4.5 m de profundidad.
En el caso de que la excavación se realizase con gran rapidez no se estaría ante una situación
más desfavorable ya que las presiones intersticiales serían entonces menores.
c) En condiciones unidimensionales el caudal será
día m 28 . 28
m 5 . 5
m 5 . 4
s m 10 m 40 m 100
m 5.5 = z m 4.5 =
m 5 . 5
m 0
5 . 5 m t 0 ; m 5 . 5
m 10
m 10
0 m t 10 ; m 0
m 40 m 100
3 7
2
2
2 2
1
2
1 1
excavación
la de Planta
=
÷
÷ =
A ÷ A
¦
¦
)
¦
¦
`
¹
= + = ¬ = =
= + = ¬ = =
A
A
÷ =
÷
T
w
w
w
w
tot
T
Q
h
h p z
h p z
z
h
K Q
¸
¸

Si se consideran condiciones bidimensionales puede resolverse el problema mediante el dibujo
de la correspondiente red de flujo que, suponiendo que el terreno de la capa de limo arcilloso es
homogéneo e isótropo, será ortogonal. Hay que indicar que, lógicamente, el problema es en
realidad tridimensional, y se hace la hipótesis de analizarlo bidimensionalmente a través de la
sección de 40 m de ancho, y suponiendo que en la dirección ortogonal hay suficiente longitud
(100 m en este caso). Pueden hacerse varias hipótesis adicionales sobre el nivel freático fuera de
la excavación, como se indica a continuación.
Caso I: Si fuera de la excavación no hay aportación de agua (por ejemplo de lluvia), el nivel
freático se deprimirá en las cercanías de la misma. En la figura 6.7 se muestra la red de flujo
aproximada en este caso, en la que se han impuesto las diferentes condiciones de contorno, la
ortogonalidad de las líneas de corriente y equipotenciales y una relación de semejanza
aproximada de 1 en los cuadriláteros curvilíneos de la red.
Con esta red de flujo el caudal filtrado será:
( )
( )
7 3
2 17
100m 100m 10 m s 4.5m 33.05 m día
4
: Numero de tubos 34
n : Numero de saltos 4
T t
n
Q K h
n
n
¢ ÷
¢
¢
¢

= A = =

© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 51
h=10 m
z
h=5.5 m
Fig. 6.7 Esquema de la red bidimensional de flujo en el caso I
Caso II: Si existe aportación de agua (por ejemplo de lluvia) y es suficientemente importante,
puede suponerse que el nivel freático no se deprime y se mantiene en la superficie del
terreno. En la figura 6.8 se muestra la red de flujo aproximada que se produciría en este caso,
en la que, de nuevo, se han impuesto las diferentes condiciones de contorno, la ortogonalidad
de las líneas de corriente y equipotenciales y una relación de semejanza aproximada de 1 en
los cuadriláteros curvilíneos de la red.
h=5.5 m
h=10 m
z
h=10 m
Fig .6.8 Esquema de la red bidimensional de flujo en el caso II
El caudal filtrado resultante, de acuerdo con la red de flujo de la figura 6.8, será:
( )
( ) 4 saltos de Numero : n
36 tubos de Numero :
dia m 0 . 35
4
18 2
m 5 . 4 s m 10 m 100 m 100
3 7
¢
¢
¢
¢
n
n
n
h K Q
t T
=

= A =
÷
En el caso de que se haya construido la losa inferior puede calcularse el caudal filtrado en
condiciones unidimensionales (como solicita el enunciado) utilizando la permeabilidad
equivalente:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
52 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
día m 50 . 2
m 6
m 4
s m 10 08 . 1 m 40 m 100
s m 10 08 . 1
10
5 . 0
10
5 . 5
6
3 8
8
9 7
= =
=
+
=
E
E
=
÷
÷
÷ ÷
T
i
i
i
eq
Q
K
h
h
K
d) La variación de tensión efectiva que se produce es negativa como consecuencia de la
descarga (reducción de la tensión total) y del bombeo (disminución de la presión intersticial,
pero en menor medida que la de la tensión total), por lo que las deformaciones que se
producirán en el terreno serán de hinchamiento.
Para el cálculo del asiento final deberá utilizarse la variación de la tensión efectiva en los
diferentes puntos del estrato. Como a largo plazo tanto la variación de las tensiones totales
como la de las presiones intersticiales es lineal, la de las tensiones efectivas también lo será.
Como a efectos del cálculo del asiento final lo que interesa es el área de tensiones efectivas
que se disipa, será suficiente con analizar lo que ocurre en el punto medio del estrato, ya que
al ser la variación lineal, el área se obtendrá a partir de la semisuma de bases por la altura,
que serán, respectivamente, la variación en el punto medio del estrato y la potencia del
mismo.
Inicialmente se tiene en el punto medio:
2
sum 0 0 0
t/m 25 . 7 25 7 25 . 7 ; 25 . 7 = ÷ = = ¸ ¸ ¸ . = ı' p ı
w w n
Y tras realizar la excavación:
2
t/m 5 . 0 5
2
10 0
; 75 . 2 = ı' p ı
f w w wf n f
÷ =
+
= = ¸ ¸ ¸
Por lo tanto, se tiene un incremento de la presión efectiva de
2
m t 75 6 - = . ǻı'
Como se ha comentado, este incremento debe coincidir con la semisuma de los que se
producen en los extremos del estrato, lo cual, aunque no es necesario, se comprueba a
continuación
sup sup sup 2
0 0 0 sum
sup sup sup 2
sup 2
inf inf inf 2
0 0 0 sum
inf inf inf 2
0
inf 2
4.5 ; 4.5 4 5 4.5t/m
0; 0 0t/m
ǻ =-4 5 t m
10 ; 10 10 10t/m
5.5 ; 10 1t/m
ǻ =-9 t m
n w w
f wf f
n w w
f n wf w
ı p ı' = .
ı p ı' =
ı' .
ı p ı' =
ı p ı' =
ı'
¸ ¸ ¸
¸ ¸ ¸
¸ ¸
= = ÷ =
= = ÷
= = ÷ =
= = ÷
Como se produce un hinchamiento, para el cálculo del asiento deberá utilizarse el módulo
edométrico en descarga del terreno
2
2
ǻ 6.75t m
5.5 m 1.9 cm
2000t m
f elástico
m
ı'
s l
E
÷
= = = ÷
A continuación se calcula el tiempo para el que se habrá alcanzado el 95% de consolidación:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 53
2
95
0.95
8
=1- exp 0.95 1.13
4
U
ʌ
U T T
t
=
| | | |
÷ = ÷ =
| |
\ . \ .
Además, se sabe que
95
95 2
1.13
donde
v
elástico
m
v
w
t c
T
H
KE
c
¸
= =
=
Sustituyendo en las expresiones anteriores con H igual a la mitad de la potencia del estrato
por ser posible el drenaje por ambos extremos del mismo anterior se obtiene
2
3
2
95
95 7 2
5.5m
1.13 1t/m
2
0.5días
10 m/s 2000t/m
w
elástico
m
T H
t
KE
¸
÷
| |

|
\ .
= = =

e) Para determinar el espesor de la losa necesario que asegure que ésta no flota en ningún punto
se utilizará la condición de sifonamiento, es decir, que se cumpla o’=0 bajo la misma. Para el
cálculo se va a despreciar el peso de los muros laterales, por lo que el planteamiento será
unidimensional, que corresponde a la condición más desfavorable.
En el punto de contacto de la losa de hormigón y el terreno se tiene que
2.5
= 1.1
4 4
b
w w
e
e
FS
p e p e
o ¸
o
= ¹
= =
`
= + +
)
Con lo cual, se obtiene un espesor de 3.14 m. Evidentemente no parece razonable construir
una losa de hormigón de este espesor para evitar el sifonamiento mediante su propio peso,
por lo que deben analizarse otras posibles soluciones, como la utilización de anclajes según
sugiere el enunciado.
Si se disponen anclajes, la fuerza que tendrían que soportar con el espesor de losa del
enunciado (e=0.5 m) sería
2
2
=1 1 3.7 t m
4 4.5
3.7 t m 100m 40m 14800 t
b anclajes
anclaje
w
tot
e f
FS . f
p e
F
o ¸ = + ¹
¦
÷ =
`
= + =
¦
)
= =
donde f
anclajes
es la presión media (distribuida en toda la losa) correspondiente a la acción del
conjunto de anclajes. Si cada anclaje trabaja a 20 t, el número total de anclajes necesario será
740 anclajes
20 t anclaje
tot
anclajes
F
N = =
que corresponde a un anclaje cada 5.4 m
2
(2.33 m de distancia entre ellos).
f) El asiento final resultará del asiento que se produce al realizar la excavación (hinchamiento
inicial relativamente rápido, según se ha visto en el apartado d) anterior) y el asiento al
cargar el depósito con chatarra. Para el cálculo se va a considerar que se han recuperado los
niveles piezométricos iniciales.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
54 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Si se estudia el asiento en el punto de contacto de la losa con el terreno, se obtiene que el
incremento de tensiones que sufre después de excavar el depósito y rellenarlo con chatarra
(ver figura 6.9) es
( )
3 2
2
3 3 2
/
2t m 4.5m 9.0 t m
= 4.25 t m
3t m 4.0m 2.5t m 0.5m 13.25 t m
excavación
final
chatarra losa
o
o
o
¹ A = ÷ = ÷
¦
A
`
A = + =
¦
)
Excavación
Situación original
Situación final
9.0
13.25
Ao
s1
s2
s3
s
Fig. 6.9 Evolución del asiento con la trayectoria tensional seguida
Por lo tanto, teniendo en cuenta que el incremento de tensiones efectivas, una vez se hayan
disipado todas las sobrepresiones intersticiales, coincidirá en este caso con el de tensiones
totales, el asiento final que se producirá será:
2
1 arg 2
2
arg
2 arg 2
3
' 9t m
5.5m 2.48 cm
2000t m
'
4.25t m
5.5m 11.7 cm
200t m
1.9 11.7 13.6 cm
excavación
desc a
m
c a
c a
m
s l
E
s l
E
s
o
o
A ÷
= = = ÷
A
= = =
= + =
Se debe indicar que el primer asiento (s
1
) incluye simultáneamente el correspondiente a la
excavación manteniéndola seca mediante bombeo (-1.9 cm anteriormente calculado) y el
correspondiente a la recuperación de los niveles piezométricos (el resto, también negativo
por ser un aumento de las presiones intersticiales que reduce las tensiones efectivas).
Debido a que el proceso de carga del depósito incluye un tramo inicial de recarga y otro de
carga noval (ver figura 6.9), no es en rigor posible utilizar las fórmulas habituales de la teoría
de la consolidación unidimensional para el cálculo de la evolución de los asientos con el
tiempo (E
m
no es constante), y debería resolverse numéricamente. Pese a ello se utiliza a
continuación la misma teoría para el cálculo del grado de consolidación y del asiento una
semana después de haber llenado el depósito. En ambos casos la utilización aproximada de la
teoría de la consolidación unidimensional con parámetros correspondientes a la rama noval
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 55
dará lugar a valores menores (evolución más lenta) que los que se obtendrían teniendo en
cuenta que se parte de una rama de descarga y recarga.
7 2
arg 5 2
3
10 m s 200t m
2 10 m s
1t m
t t f
c a
v m
w
s U s
K
c E
¸
÷
÷
=

= = =
Una vez obtenido el coeficiente de consolidación, se ha de calcular el tiempo adimensional T
con objeto de hallar el grado de consolidación para esta situación:
( )
5 2
2 2
7días 8640sg 2 10 m s
0.40
5.5m
v
t
T C
H
÷

= = =
en donde se ha tomado para H la potencia completa del estrato, ya que en este caso sólo
puede considerarse un borde drenante (el inferior) por ser el hormigón bastante más
impermeable (ver figura 6.10). El grado de consolidación resultante es del 69.8%.
4m
5.5m
ARENAS
z
NF
Fig.6.10 Esquema de drenaje en el limo arcilloso tras la construcción de la losa de hormigón
Por lo tanto, el asiento parcial a una semana, será
1
0.698 13.6cm 9.5 cm
semana
s = =
Otra opción de cálculo sería considerar que la rama de recarga se recorre rápidamente y que
el 69.8% del asiento corresponde al de la rama noval:
1
2.48cm 11.7cm 0.698 10.64 cm
semana
s = + =
Estos dos resultados horquillan de hecho al real teniendo en cuenta los parámetros de la rama
de recarga y de la noval.
g) Por último, se pide explicar por qué una cierta profundidad del terreno en superficie, tras la
excavación, podría estar en rotura. Esto es debido a que, al realizar la excavación, o’
v
disminuye en relación directa con la carga superior que se elimina, mientras que o’
h
, por el
comportamiento que presentan los suelos, disminuye mucho más lentamente (en el límite
puede considerarse que se mantiene casi constante, aunque no es estrictamente así). Si se
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
56 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
representa este proceso gráficamente suponiendo que o’
h
permanece constante (o
h
constante
y p
w
constante; ver figura 6.11) se puede observar que si en el proceso de descarga o
v
disminuye un cierto valor, que será el mismo a cualquier profundidad si el problema se
plantea unidimensionalmente, los puntos más superficiales podrán estar sometidos a
tensiones verticales significativamente bajas. En estas condiciones dichos puntos podrán
estar en situación de rotura (círculo de Mohr representativo de su estado tensional tangente al
criterio de rotura de Mohr-Coulomb). Lógicamente esta situación dejará de ser problemática
a mayor profundidad, con confinamientos más altos.
o'
C
r
i
t
e
r
i
o

d
e

r
o
t
u
r
a

d
e

M
o
h
r
-
C
o
u
l
o
m
b
f i
o'v f o'v o o'ho o'hf
Aov
t
Fig. 6.11 Tendencia a rotura de las capas superficiales de la excavación
Para predecir de forma aproximada la zona de terreno que está en rotura deberá buscarse la
profundidad para la que se cumple estrictamente el criterio de rotura de Mohr-Coulmb.
Suponiendo que la losa de hormigón todavía no se ha instalado, la profundidad h
*
hasta la
cual el terreno estará en rotura tras excavar una profundidad h
e
(h
*
>h
e
) suponiendo que las
tensiones horizontales efectivas quedan congeladas en descarga y que el terreno tiene unos
parámetros ¸
n
, K
0
, c’ y |’, se podrá obtener a partir del siguiente planteamiento:
*
1 0 0 0
*
3
2
1 3
' ' '
' ' ( )
' '
' ' tg ( ) 2 ' tg( )
4 2 4 2
h v sum
v n e w
K K h
h h p
c
o o o ¸
o o ¸
t | t |
o o
= = =
= = ÷ ÷
= + + +
donde p
w
deberá adaptarse a las condiciones drenadas o no drenadas según se considere
(leyes correspondientes estimadas en los apartados iniciales del ejercicio).
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 57
EJERCICIO 7: Flujo en un terreno natural y acuífero de espesor variable
La figura adjunta muestra el esquema de un acuífero que conecta una laguna con un río. Este
acuífero es de material arenoso (K=10
-2
cm/s) y se encuentra limitado inferiormente por una
base impermeable. Superiormente existe un relleno arcilloso (K/10000) cuyos extremos están
más elevados y actúan de barrera hidráulica. Según lo anterior, y con los niveles habituales en
la laguna y en el río (inicialmente H
1
=10 m y H
2
=2 m), no es prácticamente posible la
circulación de agua en superficie, y la descarga de la laguna hacia el río se produce
únicamente de forma subterránea. En el fondo de la laguna existe una acumulación de arena
gruesa de alta permeabilidad (100K).
a) Dibujar la red de flujo para el acuífero representado en la figura, indicando las líneas
equipotenciales y las líneas de corriente, y explicar qué significa que los elementos de la
malla cambien de tamaño según qué zona se considere. A partir de la red de flujo, obtener y
representar gráficamente la variación de nivel piezométrico con la distancia horizontal, y
estudiar si esta variación de niveles es lineal.
b) Discutir la necesidad o no de modificar la red de flujo obtenida si los niveles de la laguna y
del río varían. Obtener la relación entre el caudal infiltrado y la diferencia de nivel.
Explicar el método que se deberá seguir para obtener mayor precisión en los cálculos y
cómo se verían afectados el caudal y los niveles al mejorar la red de flujo.
c) En la hipótesis que el espesor del acuífero disminuyese linealmente entre la laguna y el río,
se considerasen como puntos de cálculo los situados en la bisectriz de la zona de acuífero, y
el nivel piezométrico fuera constante tanto en los puntos de la sección de entrada (¢
1
) como
en los de la de salida (¢
2
), determinar la expresión analítica que proporciona el caudal y
niveles en el acuífero. Comparar el resultado que se obtiene mediante esta relación con el
procedente de la red de flujo.
d) Indicar dónde tiene lugar la situación más desfavorable con respecto al sifonamiento, y la
condición que debe cumplirse para que no se produzca. Determinar los niveles posibles
entre la laguna y el río para que no haya sifonamiento y discutir si el sifonamiento depende
de la diferencia de niveles (H
1
÷H
2
) o del valor absoluto de los mismos.
e) Determinar el punto o zona donde se podría perforar un pozo para que fuera artesiano, y
estimar la máxima elevación de la surgencia con respecto a la cota del terreno, adoptando
para ello los niveles iniciales tanto de la laguna como del río.
a) En este primer apartado se debe dibujar la red de flujo del acuífero de la figura 7.1 a través
de las correspondientes líneas de corriente y equipotenciales. Como puede suponerse que se
trata de un terreno homogéneo e isótropo, la red de flujo será ortogonal (las líneas de
corriente y equipotenciales serán perpendiculares en sus puntos de intersección).
Adicionalmente se procurará que los cuadriláteros curvilíneos de la red sean
aproximadamente semejantes entre sí, con objeto de facilitar los cálculos posteriores. Por
facilidad se ha escogido una relación de semejanza 1, lo que da lugar a cuadrados
curvilíneos. Por continuidad, cuando los cuadriláteros de la red de flujo se hacen más
pequeños, debe aumentar el gradiente hidráulico, y por lo tanto la velocidad del agua, para
que el caudal se mantenga constante.
Un aspecto previo importante antes de comenzar a dibujar la red de flujo es analizar las
condiciones de contorno del problema (figura 7.2). Como puede observarse en la figura, las
condiciones de contorno en la laguna (AB) y en el río (CD) son de altura piezométrica
constante (líneas equipotenciales). El tramo AB corresponde a la altura de la lámina de agua
de la laguna (H
1
) y el tramo CD corresponde a la altura de la lámina de agua del río (H
2
), de
acuerdo con el sistema de referencia (z) escogido. En cuanto al resto del contorno del
acuífero (tramos BC y CD), corresponderá a líneas de corriente, al poderse considerar los
materiales adyacentes impermeables.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
58 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
10m
LAGUNA
ARENAGRUESA
H
1
A B
ACUÍFERO
ARCILLA
z
RÍO
C D
H
2
Fig. 7.1 Esquema del problema planteado
ACUÍFERO
ARCILLA
ARENA GRUESA
LAGUNA
z
RÍO
A B
C D
H1
E
¢=H1
¢=H2
Bordes impermeables
x
Fig.7.2 Condiciones de contorno del problema
En la figura 7.3 se muestra la red de corriente obtenida. Para el cálculo de la altura
piezométrica de las diferentes líneas equipotenciales, se considerará un salto constante entre
cada par de ellas consecutivas, al haber construido los cuadriláteros semejantes entre sí:
( )
( )
( )
( ) 1
saltos nº
1
saltos nº
2 1
1
1 2
1
÷
÷
÷ = ÷
÷
+ = i
H H
H i
i
¢ ¢
¢ ¢
En este caso se han dibujado 36 saltos (ver figura 7.3). La expresión anterior se puede
aprovechar para obtener de forma aproximada la variación de nivel piezométrico con
respecto a la distancia horizontal y ver si esta variación responde a una ley lineal o no (tabla
7.1 y figura 7.4). Tal como era de prever, la representación gráfica confirma que la relación
entre estas dos variables no es constante ya que al irse reduciendo la potencia del acuífero los
cuadriláteros curvilíneos van cambiando de tamaño y el gradiente hidráulico va variando
(crece con la distancia, por lo que se acelera la disminución de altura piezométrica y aumenta
la velocidad del agua, lo cual es necesario por continuidad).
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 59
ARCILLA
ARENA GRUESA
LAGUNA
¢=H1
10m
z
RÍO
¢=H2
Líneas de corriente
Líneas equipotenciales
Fig. 7.3 Red de flujo del problema planteado
Tabla 7.1. Relación altura piezométrica-distancia horizontal.
x (m) ¢
i
x (m) ¢i
0.0
5.0
12.5
21.0
27.5
37.0
46..0
55.0
67.5
72.5
79.5
86.5
93.0
99.0
104.5
110.0
115.0
120.0
125.5
10.00
9.78
9.57
9.35
9.14
8.92
8.70
8.49
8.27
8.05
7.84
7.62
7.41
7.19
6.97
6.76
6.54
6.32
6.11
130.5
135.0
140.0
145.0
150.5
156.0
161.0
165.0
169.0
172.0
175.0
178.0
181.5
184.5
188.0
191.5
194.5
198.0
200.0
5.89
5.68
5.46
5.24
5.03
4.81
4.59
4.38
4.16
3.95
3.73
3.51
3.30
3.08
2.86
2.65
2.43
2.22
2.00
2
4
6
8
10
0 50 100 150 200
Distancia horizontal (m)
A
l
t
u
r
a

p
i
e
z
o
m
é
t
r
i
c
a

(
m
)
Fig.7.4 Representación de la relación altura piezométrica-distancia horizontal
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
60 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
b) En este segundo apartado se plantea la posibilidad de que los niveles de la laguna y del río
varíen. Este hecho comportará modificaciones en los valores de ¢ de cada línea
equipotencial dibujada, pero no de la red de flujo, ya que como puede comprobarse en el
procedimiento seguido en el apartado anterior, no se ve afectada por los valores absolutos de
los mismos. En cuanto a las alturas piezométricas correspondientes a cada línea
equipotencial, sí que variarán si lo hacen los niveles en la laguna y en el río, como puede
verse en la expresión de ¢
i
anterior. Sin embargo, el salto de altura piezométrica entre líneas
equipotenciales, así como los gradientes hidráulicos, las velocidades del agua o los caudales,
sólo variarán si lo hace la diferencia de niveles entre la laguna y el río, pero no si varían
ambas manteniendo su diferencia constante.
En este apartado se pide también la relación entre el caudal infiltrado y la diferencia de nivel
entre la laguna y el río. Suponiendo, como se ha indicado con anterioridad, que los
cuadriláteros curvilíneos mantienen una relación de semejanza entre lados de 1, lo cual es
aproximadamente correcto en todos ellos con ciertas desviaciones en los extremos de la red,
se tiene
saltos nº
tubos nº Q
saltos nº
tubos nº
K K Q =
A
A =
¢
¢
Sustituyendo el valor del número de tubos (3) y el número de saltos (36) específicos de la red
dibujada, resulta
día m m 72 . 0
36
3
s m 10
2 3 4
= =
A
÷
total
Q
¢
Para conseguir una mayor precisión se podría realizar una red de flujo más tupida, dibujando
un mayor número de líneas de corriente y equipotenciales. Es difícil, en general, dibujar una
red de flujo apropiada, cumpliendo las condiciones de contorno y de ortogonalidad,
partiendo de un número importante de líneas de corriente y equipotenciales. Lo más
apropiado es comenzar con unas pocas, cuyo cumplimiento de las condiciones se vaya
mejorando progresivamente de forma gráfica mediante prueba y error. Una vez se dispone de
una red de calidad, aunque poco tupida, pueden dibujarse con cierta facilidad más líneas de
corriente y equipotenciales mediante bisección de los tubos y saltos ya existentes. Si bien
una red apropiada y tupida puede ser interesante para estimar la altura piezométrica, y
consecuentemente la presión intersticial, de puntos específicos, no es especialmente
imprescindible para la estimación de caudales, para lo cual con una red mínimamente
encajada, aunque sea poco tupida, puede ser suficiente. En cualquier caso, una mejora
sustancial de la red de flujo, modificará el caudal resultante y, sobre todo, las alturas
piezométricas y presiones intersticiales en puntos específicos. Sin embargo, una variación de
la red que no implique un cambio en el cociente entre el número de líneas equipotenciales y
el número de líneas de corriente de la misma, no afectará al caudal resultante.
c) Con las hipótesis indicadas en el enunciado, el esquema resultante es el que se indica en la
figura 7.5. El problema se puede transformar, de esta manera, de bidimensional a
unidimensional. Esto es posible en este caso, por la geometría relativamente simple del
acuífero.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 61
B1
B2
b(x)
L
Fig. 7.5 Esquema del planteamiento simplificado del problema
Para resolverlo se partirá de las siguientes expresiones:
1. Ecuación de continuidad. En este caso será
( ) ( ) x b x q Q = = constante
donde b(x) es la sección del acuífero que, de acuerdo con la figura 7.5, disminuye
linealmente con x según la siguiente expresión:
( )
( )
x
L
B B
B x b
2 1
1
÷
÷ =
Sustituyendo los valores del problema obtenidos gráficamente de la figura 7.1
(aproximadamente, longitud total del acuífero 200 m, sección transversal inicial 35 m y
sección transversal final 8 m), se tiene que
x x x b 135 . 0 35
200
8 35
35 ) ( ÷ = |
.
|

\
| ÷
÷ =
2. Ley de Darcy. La ley de Darcy es
( )
x
K x q
d

÷ =
En total, la ecuación de flujo resultante será
|
.
|

\
| ÷
÷ ÷ = x
L
B B
B
x
K Q
2 1
1
d

cuya resolución da lugar, separando previamente variables, a
( ) C x
L
B B
B
B B
L
K
Q
x
x
L
B B
B
x
K
Q
+ |
.
|

\
| ÷
÷
÷
÷ =
÷
÷
÷ =
) )
2 1
1
2 1
2 1
1
ln
d
d
¢
¢
donde la constante C y el caudal Q se podrán calcular a partir de las condiciones de contorno
del problema
( )
( ) C B
B B
L
K
Q
H H L x
C B
B B
L
K
Q
H H x
+
÷
÷ = = =
+
÷
÷ = = =
2
2 1
2 2
1
2 1
1 1
ln
ln 0
¢
¢
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
62 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Restando las dos condiciones de contorno queda
1
2
2 1
1
ln
B
B
B B
L
K
Q
H H
2
÷
÷ = ÷
despejando el caudal en esta expresión, se obtiene
( )( )
|
|
.
|

\
|
÷ ÷
÷ =
1
2
2 1 1 2
ln
B
B
L
B B H H K
Q
y por lo tanto
( )
1 2
1
2
1
1
ln
ln
H H
B
B
B
H C ÷
|
|
.
|

\
|
÷ =
Con lo que, tras sustituir y operar, se obtiene
( )
( ) ( )
( )
( )
1 1
2 1
1
1
2
1 2
1
1
2
1 2
1
2 1
1
1
2
1 2
ln ln
ln
ln
ln
ln
ln
H B x
L
B B
B
B
B
H H
x
B
B
B
H H
H x
L
B B
B
B
B
H H
x
+
(
¸
(

¸

÷
|
.
|

\
| ÷
÷
|
|
.
|

\
|
÷
=
|
|
.
|

\
|
÷
÷ +
|
.
|

\
| ÷
÷
|
|
.
|

\
|
÷
=
¢
¢
Sustituyendo los diferentes parámetros:
s m 10 m; 8 m; 35 m 2 m; 10 m; 200
4
2 1 2 1
÷
= = = = = = K B B H H L
se obtiene
( ) ( )
/m/día m 32 . 6
m 35
m 8
ln m 200
m 35 m 8 m 10 m 2 s m 10
3
4
=
|
.
|

\
|

÷ ÷
÷ =
÷
Q
Estos 6.32 m
3
/m/día se producen con un (H
1
-H
2
) de 8 m, por lo que unitariamente (por metro
de desnivel) se producirá un caudal de
3
3 2
6.32m /m/día
0.79m /m /día
(2m 10m)
total
Q
= ÷ =
A¢ ÷
Comparado con el resultado obtenido anteriormente (0.72 m
3
/m
2
/día), la diferencia no es
muy grande. En este caso esta diferencia es debida principalmente a la estimación de los
datos geométricos (por ejemplo la longitud del acuífero) ya que las hipótesis realizadas son
relativamente correctas. Por otro lado, el que con un procedimiento el resultado salga mayor
o menor que con el otro puede atribuirse también, en este caso, a la estimación de los datos
geométricos.
Respecto a la ley de alturas piezométricas, sustituyendo los valores se obtiene
( ) m 10 ) 10 86 . 3 1 ln( 42 . 5
3
+ ÷ =
÷
x x ¢
En la figura 7.6, en la que se ha representado esta ley conjuntamente con la obtenida
gráficamente (figura 7.4), puede observarse la buena correspondencia entre ambas.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 63
2
4
6
8
10
0 50 100 150 200
Distancia horizontal (m)
A
l
t
u
r
a

p
i
e
z
o
m
é
t
r
i
c
a

(
m
)
Resultados analíticos
Resultados gráficos
Fig.7.6 Representación de la relación altura piezométrica-distancia horizontal para los
resultados analíticos y para los resultados gráficos
d) A la vista de la red de flujo resultante, el mayor riesgo de sifonamiento se producirá a la
salida del agua en el río, que es donde el flujo es vertical y ascendente, lo que hace que
aumenten las presiones intersticiales, y existe menos confinamiento al ser la capa más
superficial de terreno. Además, en este caso coincide que es la zona con mayores gradientes
hidráulicos (cuadriláteros curvilíneos de menor tamaño). Como en este contorno el nivel de
agua está por encima de la cota de terreno, puede utilizarse el concepto de gradiente crítico
para analizar la existencia de sifonamiento.
w
sum
crítico
z ¸
¸ ¢
= |
.
|

\
|
d
d
El gradiente hidráulico en el punto más crítico puede estimarse tanto a partir de la red de
flujo dibujada, midiendo a escala el lado vertical del último cuadrilátero curvilíneo en el
punto C (Az) y el valor del salto de nivel entre líneas equipotenciales consecutivas (A¢), para
poder aplicar la condición anterior o, alternativamente, utilizar la expresión analítica
deducida, que es lo que se hace a continuación. El valor del gradiente hidráulico se calcula
para x=200 m que corresponde al punto más crítico según se ha justificado anteriormente. No
debe confundirse, en este planteamiento analítico, que se calcule para x=200 m (coordenada
horizontal) con el hecho de que para el punto que le corresponde en el problema real (punto
de llegada del agua al río), el flujo es vertical ascendente.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
64 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
( )
( )
( )
092 . 0
d
d
10 86 . 3 1
021 . 0
d
d
m 10 ) 10 86 . 3 1 ln( 42 . 5
) (
1 ) ( ln
) (
d
d
ln ln
ln
m 200
3
3
1
2 1
2 1
1
2
1 1 2
1 1
2 1
1
1
2
1 2
÷ =
(
¸
(

¸

÷
÷
=
+ ÷ =
|
|
.
|

\
|

÷
÷ ÷
÷
÷ =
+
(
¸
(

¸

÷ |
.
|

\
| ÷
÷
|
|
.
|

\
|
÷
=
=
÷
÷
x
x
x x
x x
x
B L
B B
B B
B
B
B L H H
x
H B x
L
B B
B
B
B
H H
x
¢
¢
¢
¢
¢
Suponiendo un suelo con un peso específico del orden de 2 t/m
3
, el valor del gradiente
hidráulico obtenido queda muy lejos del crítico, que será del orden de 1, por lo que no es
previsible que aparezcan problemas de sifonamiento. El signo menos que aparece
simplemente indica que la altura piezométrica disminuye en el sentido en el que aumenta x.
Como se puede comprobar en las expresiones anteriores, el gradiente hidráulico (d¢/dx) es
directamente proporcional a la diferencia de niveles entre la laguna y el río (H
2
-H
1
) y no a
dichos niveles individualmente, aunque si uno de éstos varía, también varía el gradiente
hidráulico. Si con (H
2
-H
1
( = 8 m se produce un gradiente hidráulico de 0.092, para que se
produzca un gradiente hidráulico 1 (igual al crítico) se necesitará una diferencia de niveles
entre la laguna y el río de
m 87
092 . 0
m 8
=
que no parece compatible con la geometría del problema planteado.
e) En este apartado se analizarán los puntos en los que se podría perforar un pozo para que
fuese artesiano. Esto se producirá en todos los puntos del terreno en los que la altura
piezométrica esté por encima de la cota del propio terreno, es decir:
) ( ) ( x z x > ¢
donde z(x) es la cota de la superficie del terreno. Teniendo en cuenta la geometría del
problema, únicamente tiene sentido considerar la superficie del valle interior situado entre
los extremos más elevados que actúan de barrera hidráulica. El punto en el que más
ascenderá el agua será el más cercano a la laguna ya que la altura piezométrica disminuye al
ir de la laguna al río. Sin embargo, como la superficie no es horizontal y va bajando al
acercarnos al río, puede ser que dicho punto no sea el que tenga mayor ascensión de agua
respecto a la superficie del terreno.
Para analizar el problema se va a modelar la superficie del terreno entre los extremos más
elevados que actúan de barrera hidráulica mediante un plano inclinado. Midiendo en la
figura se puede estimar que en x=35 m (comienzo del valle interior por el lado de la laguna),
la cota del terreno es de 3 m, y que en x=125 m la cota del terreno es 0 m.
Consecuentemente, z(x) será
( ) 125
90
3
) ( ÷
÷
= x x z
Restando esta expresión a la de la altura piezométrica, se tiene
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 65
( ) ( )|
.
|

\
|
÷
÷
÷ + ÷ = ÷ =
÷
125
90
3
m 10 ) 10 86 . 3 1 ln( 42 . 5 ) ( ) ( ) (
3
x x x z x x t ¢
En la figura 7.7 se han representado las tres funciones anteriores (t(x), ¢(x) y z(x)).
0
2
4
6
8
10
35 45 55 65 75 85 95 105 115 125
Distancia horizontal (m)
C
o
t
a
/
a
l
t
u
r
a
/
d
i
f
e
r
e
n
c
i
a

(
m
)
Cota del terreno
Altura piezométrica
Diferencia
Fig.7.7 Representación de la cota del terreno, de la altura piezométrica, y de la diferencia entre
ambas en función de la distancia horizontal para el valle interior
Como se ha indicado, la máxima altura se alcanza para la menor distancia horizontal, pero no
así la máxima altura respecto de la cota del terreno. Para ello hay que analizar el máximo de
la función t(x). Este máximo puede obtenerse gráficamente a partir de la figura 7.7 o
analíticamente a partir de la expresión anterior, como se hace a continuación:
3
d ( ) d ( ) d 0.021 3
0
d d d 1 3.86 10 90
95.85 m
( 95.85m) = 6.52 m
t x x z(x)
x x x x
x
t x
÷
¢ ÷
= ÷ = + =
÷
=
=
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 67
EJERCICIO 8: Flujo vertical hacia una excavación con posibilidad de sifonamiento
Un terreno con geometría unidimensional y nivel freático en superficie (ver figura), en el que
va a realizarse una excavación de 5.5 m de profundidad, está compuesto por tres estratos
horizontales S
1
(de –15 m a -10 m), S
2
(de –10 m a -5 m) y S
3
(de –5 m a 0 m), con
permeabilidades respectivas K
1
=10
-4
cm/s, K
2
=10
-3
cm/s y K
3
=10
-2
cm/s (origen de cotas en
superficie). El peso específico de los diferentes estratos puede considerarse constante e igual a
2 t/m
3
. El terreno natural está normalmente consolidado, con un coeficiente de empuje al
reposo de 0.5, y una variación en descarga y recarga Ao’
h
=0.2Ao’
v
. Bajo estos tres estratos se
encuentra un material muy permeable de tipo granular (gravas), en el que se ha previsto un
rebajamiento de nivel piezométrico de 2 m, con objeto de reducir las presiones intersticiales.
a) Para las condiciones naturales del terreno, es decir, antes de excavar, determinar el caudal
(m
3
/m
2
/día) en situación estacionaria, que se producirá a través del terreno debido al
rebajamiento del nivel piezométrico de las gravas.
b) Para dichas condiciones del terreno (condiciones naturales y rebajamiento), determinar la
presión intersticial (t/m
2
) a largo plazo en la interfase entre los estratos S
1
y S
2
.
c) Si no se realizase el rebajamiento de nivel en las gravas, calcular la máxima profundidad
(m) que se podría excavar sin peligro de sifonamiento, para que el factor de seguridad no
fuese menor que 1.5 en ningún punto.
d) Indicar cuánto debe rebajarse el nivel en las gravas (m) para poder garantizar el mismo
factor de seguridad al sifonamiento a largo plazo (1.5), si se desea realizar una excavación
de 6.5 m de profundidad.
e) Obtener el caudal (m
3
/m
2
/día) en condiciones estacionarias que deberá bombearse en
superficie al realizar una excavación de 5.5 m de profundidad, si se efectúa el rebajamiento
de nivel de 2 m en las gravas.
f) En este caso (excavación de 5.5 m y rebajamiento de 2 m), estimar el coeficiente de empuje
al reposo que se obtendrá a largo plazo en un punto situado a 10 m de profundidad respecto
a la superficie original del terreno, suponiendo que la variación de presiones intersticiales
en el mismo, inducida por el rebajamiento del nivel piezométrico en las gravas, se produce
con posterioridad a la inducida por la excavación.
g) Hacer la estimación de la pregunta anterior suponiendo ahora que la variación de presiones
intersticiales en el terreno, inducida por el rebajamiento del nivel piezométrico en las
gravas, se produce con anterioridad a la inducida por la excavación.
h) Calcular la variación (en t/m
2
) respecto a la situación inicial, de la posición del centro del
círculo de Mohr en tensiones efectivas (s’) y de su radio (t), en el mismo punto (10 m de
profundidad) y en las mismas condiciones de la pregunta f) (excavación de 5.5 m y posterior
rebajamiento de 2 m en las gravas).
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
68 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
K2=10 cm/s
K3=10 cm/s
K1=10 cm/s
5 m
5 m
GRAVAS
-4
5 m
-3
-2
NF
z
Fig. 8.1 Esquema del terreno
a) En este primer apartado, se pide calcular el caudal en situación estacionaria producida a
través del terreno al rebajar el nivel piezométrico en 2 m en el estrato de gravas. Este
rebajamiento hará que varíen las alturas piezométricas y las presiones intersticiales en el
terreno. Como se sabe que K
1
<K
2
<K
3
, se tendrá el esquema de alturas piezométricas y de
presiones intersticiales finales que se muestran en la figura 8.2. Cuanto más impermeable sea
un estrato, mayor será el gradiente hidráulico (menos vertical será la ley de alturas
piezométricas) y más alejada estará la presión intersticial de la hidrostática, y viceversa.
A
B
GRAVAS
C
D
NF
pw
pw
pwo (hidrostática)
h
ho
+K
-K
Ah gravas
Ah gravas
Fig. 8.2 Esquema cualitativo de la evolución de las alturas piezométricas y de las presiones
intersticiales en el caso de rebajamiento en las gravas
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 69
Como en este apartado se pide el caudal y no las alturas piezométricas o presiones
intersticiales en puntos específicos, es suficiente con utilizar el concepto de permeabilidad
equivalente:
s cm 10 70 . 2
10
5
10
5
10
5
15
4
4 3 2
÷
÷ ÷ ÷
=
+ +
= =
_
_
i
i
i
eq
K
h
h
K
Una vez calculado este parámetro, se puede calcular el caudal:
z
h
K q
T
eq
A
A
÷ =
donde
( )
m 2
m 13 2 15 0
m 15 0 15
÷ = A
)
`
¹
= ÷ + =
= + =
+ =
T
A
D
w
wi
i i
h
h
h
p
z h
¸
Por lo que:
día m m 31 0 . 0 s m 10 3.60
m 15
m) 2 (
s m 10 70 . 2
2 3 7 6
= =
÷
÷ =
÷ ÷
q
b) Para calcular la presión intersticial a largo plazo en la interfase entre los suelos S
1
y S
2
, se ha
de imponer la condición de continuidad de flujo entre estratos:
q q q q = = =
3 2 1
Si se iguala q
1
=q se obtiene, utilizando la ley de Darcy:
m 80 . 14
s m 10 60 . 3
5
) 2 15 (
s m 10
7 6
1
1
1 1
=
=
|
.
|

\
| ÷ ÷
÷ =
A
A
÷ =
÷ ÷
B
B
h
h
z
h
K q
Una vez se conoce h
B
, es inmediato calcular la presión intersticial en este punto:
m t 9.80 =
m 80 14
t/m 1
m 5 =
2
3
wB
wB
w
wB
B B
p
. =
p
+
p
z h
¸
+ =
c) Debido a que la permeabilidad del terreno es decreciente con la profundidad, las presiones
intersticiales serán más parecidas a la hidrostática cerca de la superficie de la excavación y
crecerán más rápidamente con la profundidad en los estratos inferiores, por lo que el punto
más crítico con respecto a la seguridad al sifonamiento será el de contacto con las gravas en
el que puede suponerse que la presión intersticial no varía con la excavación (figura 8.3).
El factor de seguridad se puede definir como
wA
A
p
ı
FS =
donde
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
70 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
( ) ( )
2
3
m t 15
m 15 m t 2 m 15
=
÷ × = ÷ =
wA
n A
p
x x ¸ o
A
GRAVAS
z
NF
P
x
ov pw
pwo ovo
Punto fijo
B
Fig. 8.3 Esquema de las tensiones totales y de las presiones intersticiales en la excavación
Por lo tanto:
( )
m 75 . 3
5 . 1
m t 15
m t 2 m 15
2
3
=
=
÷
=
x
x
FS
d) En el caso de que x=6.5 m, la presión intersticial en el punto A tendría que ser
( ) ( )
2
m t/ 33 . 11
5 . 1
2 5 . 6 15 2 15
=
=
÷
=
÷
=
wA
wA wA
p
p p
x
FS
Por lo tanto, el nivel en las gravas se tendría que rebajar 15÷11.33=3.67m.
e) Siguiendo el mismo procedimiento que en el apartado a), en el caso de que se realice una
excavación de 5.5 m de profundidad y se rebaje el nivel en las gravas en 2 m, la nueva
permeabilidad equivalente será
s cm 10 74 . 1
10
5
10
5 . 4
5 5 . 4
4
4 3
÷
÷ ÷
=
+
+
=
eq
K
Por lo tanto, el caudal que deberá bombearse será
|
|
.
|

\
|
÷
÷
÷ =
A P
A P
eq
z z
h h
K q
donde
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 71
( )
m 5 . 3
m 13 2 15 0
m 5 . 9 0 5 . 9
÷ = A
¦
)
¦
`
¹
= ÷ + =
= + = + =
¢ ¸
A
w
wP
P P
h
p
z h
Finalmente, se obtiene el caudal por unidad de área
día m m 056 . 0 s cm 10 42 . 6
m 5 . 9
m 5 . 3
s cm 10 74 . 1
2 3 7 6
= =
|
.
|

\
| ÷
÷ =
÷ ÷
q
f) El coeficiente de empuje al reposo se define como
v
h
ı'
ı'
K =
0
Se pide en el enunciado que, en el caso de excavación de 5.5 m y rebajamiento de 2 m, se
estime el coeficiente de empuje al reposo que se obtendría a largo plazo en un punto situado
a 10 m de profundidad respecto a la superficie original del terreno (punto B), suponiendo que
la variación de presiones intersticiales en el mismo inducida por el rebajamiento del nivel
piezométrico en las gravas, se produce con posterioridad a la inducida por la excavación.
Para ello se debe estudiar la evolución de o’
v
y o’
h
a lo largo de dicho proceso. Inicialmente,
se tiene las siguientes tensiones en el punto B:
2
2 2
0
2 2
2 3
m t 15 10 5 '
m t 5 m t 10 5 . 0 ' '
m t 10 m 10 t/m 20 '
m t 0 2 m 10 m t 2
= + = + =
= = =
= ÷ = ÷ =
= = =
w h h
v h
w w v v
n v
p
K
p
z
o o
o o
¸ o o
¸ o
Al realizar la excavación varía la tensión total en el terreno, y al mantenerla seca varía
también la presión intersticial. Para calcular ésta última en el punto B, deberá imponerse
q
1
=q
2
a través de la ley de Darcy, de forma análoga a lo ya hecho en apartados anteriores
2
3
5 6
m t 95 . 4
m 95 . 9
m t 1
m 5
m 95 . 9
m 5 . 4
m 5 . 9
m/s 10
m 5
m 15
m/s 10
=
= + = + =
= ¬
|
.
|

\
| ÷
÷ =
|
.
|

\
| ÷
÷
÷ ÷
wB
wB
w
wB
B B
B
B B
p
p p
z h
h
h h
¸
Una vez obtenido p
wB
, se pueden calcular las tensiones verticales y horizontales, teniendo en
cuenta que si se está en una rama de descarga y recarga (Ao’
v
<0) se deberá utilizar la
relación Ao’
h
=0.2Ao’
v
y no directamente el coeficiente de empuje al reposo
( )
2
2
0
2
2 2
2 3
m t 76 . 8 95 . 4 81 . 3 '
m t 81 . 3 20 . 0 95 . 5 5
'
'
' ' '
t/m 95 . 5 10 05 . 4 '
m t 05 . 4 95 . 4 0 . 9 t/m 0 . 9 '
m t 0 . 9 m t 2 m 5 . 5 m 10
= + = + =
= ÷ =
A
A
A ÷ =
÷ = ÷ = A
= ÷ = ÷ =
= ÷ =
wB h h
v
h
v h h
v
wB v
v
p
p
o o
o
o
o o o
o
o
o
Como puede verse, la tensión efectiva vertical ha disminuido de 10 t/m
2
a 4.05 t/m
2
, por lo
que el suelo en el punto B está moviéndose por una rama de descarga. Para añadir ahora el
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
72 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
efecto del bombeo, se procederá de forma análoga que en el punto anterior, comenzando con
el cálculo de p
wB
:
2
3
5 6
2 1
m t 80 . 4
80 . 9
m t 1
m 5
m 80 . 9
m 5 . 4
m 5 . 9
m/s 10
m 5
m 13
m/s 10
=
= + = + =
= ¬
|
.
|

\
| ÷
÷ =
|
.
|

\
| ÷
÷
=
÷ ÷
wB
wB
w
wB
B B
B
B B
p
p p
z h
h
h h
q q
¸
Ahora se puede calcular el estado tensional:
2
2
2
2 3
m t 64 . 8 80 . 4 84 . 3
m t 84 . 3 20 . 0 ) 05 . 4 20 . 4 ( 81 . 3 '
m t 20 . 4 80 . 4 9 '
m t 9 m t 2 m 5 . 4
= + =
= ÷ + =
= ÷ =
= =
h
h
v
v
o
o
o
o
En este caso la tensión efectiva vertical ha aumentado (de 4.05 t/m
2
a 4.20 t/m
2
), pero la
tensión final es menor que la máxima (10 t/m
2
iniciales), por lo que el suelo se está
moviendo en este punto por una rama de recarga. Por lo tanto:
91 . 0
m t 20 . 4
m t 84 . 3
'
'
2
2
01
= = =
v
h
K
o
o
g) En este apartado se pide lo mismo que en el anterior, pero suponiendo ahora que la variación
de presiones intersticiales en el terreno inducida por el rebajamiento del nivel piezométrico
en las gravas se produce con anterioridad a la inducida por la excavación. Se ha de tener en
cuenta que la presión intersticial en el punto B para este mismo caso ha sido calculada en el
apartado b). Como las presiones intersticiales disminuyen y las tensiones verticales totales se
mantienen constantes, las tensiones verticales efectivas aumentan, por lo que K
0
permanece
constate. El estado tensional será en este caso
2
2
2 2
2
m t 90 . 14 80 . 9 10 . 5 '
m t 10 . 5 2 . 10 5 . 0 '
m t 2 . 10 80 . 9 20 t/m 20 '
m t 20
= + = + =
= =
= ÷ = ÷ =
=
wB h h
h
wB v
v
p
p
o o
o
o
o
Si ahora se realiza la excavación, la presión intersticial en este punto será la misma que la
calculada en el apartado anterior para este mismo caso (p
wB
=4.80 t/m
2
). Como la tensión
efectiva vertical disminuye, el suelo estará en una rama de descarga:
( )
2
2
2 2
2
m t 70 . 8 80 . 4 90 . 3 '
m t 90 . 3 20 . 0 2 . 10 2 . 4 10 . 5 '
m t 20 . 4 80 . 4 9 m t 9 '
m t 9
= + = + =
= ÷ + =
= ÷ = ÷ =
=
wB h h
h
wB v
v
p
p
o o
o
o
o
Por lo tanto
93 . 0
20 . 4
90 . 3
02
= = K
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 73
En la figura 8.4 se representa gráficamente la evolución de las tensiones efectivas vertical y
horizontal y del coeficiente de empuje al reposo K
0
obtenidas en los apartados f) y g). La
notación de los puntos hace referencia al apartado (f) o g)) y a la fase (inicial, primera o
segunda) correspondientes.
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11
1
2
3
4
5
6
K01=0.91
K01=0.50
K02=0.93
g2
f1
f2
Excavación
f0=g0
g1
Rebajamiento
de gravas
do'h
do'v
= 0.2
(10.0;5.0)
g2 (4.20;3.80)
f1
(4.05;3.81)
f2 (4.20;3.84)
Rebajamiento
de gravas
Fig. 8.4 Evolución de las tensiones efectivas vertical y horizontal en los casos de los apartados
f) y g)
h) Por último, se pide calcular la variación de la posición del centro y del radio del círculo de
Mohr en las condiciones del punto f).
¦
¦
¹
¦
¦
´
¦
=
÷
=
=
÷
=
÷
=
¦
¦
¹
¦
¦
´
¦
=
+
=
=
+
=
+
=
2
2 2
2
2 2
0
2
2 2
2
2 2
0
m t 18 . 0
2
m t 84 . 3 m t 20 . 4
m t 5 . 2
2
m t 5 m t 10
2
' '
m t 02 . 4
2
m t 84 . 3 m t 20 . 4
'
m t 5 . 7
2
m t 5 m t 10
2
' '
'
f
h v
f
h v
t
t
t
s
s'
s
o o
o o
Por lo tanto, se tendrá que
2 2
m t 32 . 2 m t 48 . 3 ' ÷ = A ÷ = A t s
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 75
EJERCICIO 9. Flujo hacia una excavación y consolidación
Un terreno estratificado con el NF en superficie está formado por dos capas horizontales de
tipo granular, con espesores y permeabilidades, respectivamente, de 10 m y 10
-3
cm/s y de 5 m y
5.10
-3
cm/s (ver figura). La densidad natural de todo el terreno es de 2 t/m
3
. Inferiormente está
limitado por una capa de gravas muy permeable de gran potencia. En este terreno se va a
proceder a la construcción de unos aparcamientos subterráneos, para lo cual se va a excavar
en el estrato superior, que se mantendrá seco en superficie mediante bombeo. Tras la
construcción está previsto dejar de bombear y que se recuperen los niveles piezométricos
iniciales.
a) En el caso de realizar una excavación de grandes dimensiones, manteniéndola seca
mediante bombeo, ¿en qué punto se produce la situación más desfavorable para
sifonamiento?
b) Determinar la profundidad máxima (x) que se puede excavar para que no se produzca
sifonamiento con un factor de seguridad igual o mayor a 1.2.
c) Cuál será la condición de sifonamiento que se cumple en este caso de flujo vertical con las
permeabilidades dadas.
d) En el caso de disponer de sondeos verticales en el perímetro de la excavación que lleguen a
la capa de gravas, calcular el rebajamiento de nivel que sería necesario realizar para
mantener el mismo factor de seguridad al sifonamiento (FS>1.2) con una excavación de 5.5
m.
e) Calcular el caudal (m
3
/m
2
/día) que se deberá bombear desde la excavación tanto en la
situación en la que sólo se bombea desde la misma (caso I), como en la que se reduce el
nivel piezométrico de las gravas (caso II). Adoptar para este cálculo la profundidad de
excavación de 5.5 m.
f) Obtener la tensión efectiva vertical durante el régimen estacionario de bombeo en el centro
del segundo estrato, y su variación con respecto al estado inicial, en el caso de no modificar
el nivel en las gravas (caso I) y con la profundidad de excavación de 5.5 m.
g) Estimar la contribución al asiento causada por el segundo estrato, suponiendo un módulo
edométrico en descarga E
m
=1600 t/m
2
(caso I).
h) Indicar cómo evolucionarán los asientos al dejar de bombear y recuperarse los niveles
piezométricos iniciales.
i) Si la solera inferior de los edificios está formada por una losa de hormigón de 0.5 m de
espesor (K=10
-8
cm/s) apoyada en el fondo de la excavación, calcular el caudal residual
(m
3
/m/día) que deberá bombearse al recuperarse los niveles piezométricos, y volver el NF a
la situación inicial en superficie.
10 m
5 m
GRAVAS
K=5·10 cm/s
-3
x
-3
K=10 cm/s
NF
Fig. 9.1 Esquema del terreno
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
76 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
a) En este primer apartado se debe discutir dónde se produce la situación más desfavorable para
sifonamiento en el caso de realizar una excavación de grandes dimensiones, manteniéndola
seca por bombeo. Dicha situación vendrá influenciada directamente por la relación de
permeabilidades de los diferentes estratos, de forma que en los estratos con mayor
permeabilidad, la presión intersticial será más cercana a la hidrostática que en los de menor
permeabilidad. Como en este caso se tiene que K
1
< K
2
, la ley de presiones intersticiales será,
cualitativamente, la que se indica en la figura 9.2.
GRAVAS
C
B
A
pw pwo ov ovo
z2=10 m
z1=5 m
Fig. 9.2 Esquema de la ley de presiones intersticiales
Como se muestra en la figura, se ha supuesto que el punto de contacto con las gravas
inferiores mantiene su presión intersticial invariable. Esta hipótesis es perfectamente
razonable si no se induce ninguna variación de niveles piezométricos en la capa de gravas.
De la figura 9.2 se puede deducir que los puntos más desfavorables para sifonamiento, si
avanza la excavación, serán los del estrato superior, ya que serán los primeros en los que las
presiones intersticiales alcancen a las tensiones verticales totales y anulen a las efectivas.
Como puede verse en la figura, la pendiente de presiones intersticiales es mayor en el estrato
superior que en el inferior. Al ir avanzando la profundidad de excavación, las tensiones
verticales totales se irán acercando progresivamente a las presiones intersticiales hasta que
lleguen a coincidir en todos los puntos del estrato al mismo tiempo si el proceso es lento, que
es lo que se va a considerar. Si el proceso fuese rápido el sifonamiento se produciría para la
misma profundidad de excavación, pero comenzaría por los puntos más superficiales del
estrato superior y se iría extendiendo a los demás a medida que se fuesen disipando las
sobrepresiones intersticiales (en este caso negativas) producidas por la descarga y fuesen
aumentando las presiones intersticiales en el terreno.
b) Se debe estimar ahora la profundidad máxima que se puede excavar sin que se produzca
sifonamiento. El caso límite será cuando se cumpla o = p
w
.
Se partirá de la expresión del factor de seguridad, que se plantea en el punto B de interfase de
las dos capas granulares (como se ha indicado en el apartado anterior, todos los puntos del
estrato superior alcanzarán dicha condición simultáneamente en este caso):
wB
B
p
FS
o
=
con
) (
1
x z
n B
÷ = ¸ o
donde z
1
es la potencia del estrato granular superior.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 77
Con respecto a la presión intersticial, se sabe que es nula en la excavación y que, como se ha
mencionado anteriormente, mantendrá su valor inicial (¸
w
·15m=15 t/m
2
) en el punto de
contacto entre la capa granular inferior y la de gravas. Para calcular p
wB
hay que resolver el
problema de flujo en terreno estratificado, lo cual puede hacerse imponiendo continuidad, es
decir, q
1
= q
2
mediante la ley de Darcy. Se tiene que los caudales q
1
y q
2
son, respectivamente
|
|
.
|

\
| ÷
÷ =
|
|
.
|

\
|
÷
÷
÷ =
2
2 2
1
1 1
z
h h
K q
x z
h h
K q
C B
B A
donde z
2
es la potencia del estrato granular inferior. Se sabe que
( )
m 15
m t 1
m t 15
m 0
m 15
m 0
m 15
3
2
= + = + =
÷ = + ÷ = + =
w
wC
C C
w w
wA
A A
p
z h
x x
p
z h
¸
¸ ¸
Igualando las expresiones de q
1
y q
2
e introduciendo las de h
A
y h
C
, se obtiene
x
x
h
h
x
h x
B
B B
÷
÷
=
|
.
|

\
| ÷
÷ =
|
.
|

\
|
÷
÷ ÷
÷
÷ ÷
m 11
m 16 m 165
m 5
m 15
m/s 10 5
m 10
) m 15 (
m/s 10
2
5 5
Como lo que interesa es p
wB
, puede utilizarse la definición de altura piezométrica
x
x
h z h p
p
z h
B w B B w wB
w
wB
B B
÷
÷
= ÷ = ÷ =
+ =
m 11
t/m 11 t/m 110
) 5 ( ) (
2
¸ ¸
¸
Si se utiliza la expresión anterior del factor de seguridad se tiene
2 . 1
m 11
t/m 11 t/m 110
) m 10 ( t/m 2
2
3
=
÷
÷
÷
= =
x
x
x
p
FS
wB
B
o
De la igualdad anterior se obtiene una ecuación de segundo grado para x cuyas soluciones
son 10 m y 4.4 m. La primera de dichas soluciones corresponde al caso especial en el que
tanto la tensión total como la presión intersticial son cero (excavación completa del estrato
superior, que da lugar a una indeterminación en la expresión del FS). Sin embargo antes,
cuando la excavación alcanza los 4.4 m, ya se cumple la condición impuesta, por lo que
dicha profundidad es la máxima que se puede alcanzar manteniendo el FS de 1.2.
c) El sifonamiento se produce simultáneamente en todos los puntos del estrato superior, como
ya se ha indicado y puede deducirse de la figura 9.2. En la situación de sifonamiento, las
pendientes de las leyes de presiones intersticiales y de tensiones verticales totales en la capa
superior son iguales, por lo que el gradiente hidráulico será igual al crítico. Aunque en
general la condición de gradiente crítico, que simplemente implica que las pendientes de las
leyes de presiones intersticiales y de tensiones verticales totales son iguales, no permite
necesariamente determinar la existencia de sifonamiento, en este caso sí es así.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
78 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
d) Se plantea en este apartado la posibilidad de realizar un rebajamiento de nivel en la capa de
gravas, con una excavación de 5.5 m y manteniendo el factor de seguridad en 1.2. Al reducir
el nivel piezométrico en las gravas disminuyen las presiones intersticiales y mejoran las
condiciones respecto a sifonamiento (ver figura 9.3). El punto crítico a estudiar es el mismo
que en el caso anterior.
En este caso se tiene x=5.5 m, mientras que p
wC
=15 ÷o. Para estimar el rebajamiento
necesario deberá imponerse de nuevo, como se ha hecho anteriormente, la condición de
continuidad q
1
=q
2
.
( )
w
wB
B B
B B
p
z h
h
x
h x
¸
o
+ =
|
.
|

\
| ÷ ÷
÷ =
|
.
|

\
|
÷
÷ ÷
÷
÷ ÷
5
15
10 5
10
15
10
5 5
Sustituyendo x=5.5 m y operando en las dos expresiones anteriores, se obtiene
5 . 5
5 . 4 5 . 49 o ÷
=
wB
p
z
GRAVAS
5.5 m
C
A
pw
B
ovo
ov
pwo
rebajamiento en
las gravas (o)
NF
Fig. 9.3 Esquema de la ley de presiones intersticiales
Finalmente, introduciendo esta expresión de p
wB
en la del factor de seguridad:
2 . 1
) 10 (
=
÷
= =
wB
n
wB
B
p
x
p
FS
¸ o
se obtiene o = 1.83 m, es decir, se necesita un rebajamiento de nivel en las gravas de 1.83 m
como mínimo.
e) En este apartado se debe calcular el caudal bombeado desde la excavación, diferenciando los
dos casos siguientes.
Caso I. Sólo se bombea desde la excavación (sin rebajamiento de nivel piezométrico en las
gravas).
Para el cálculo puede hacerse uso del concepto de permeabilidad equivalente
|
|
.
|

\
|
÷
÷
÷ =
x z
h h
K q
T
C A
eq
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 79
donde
3 3
10 5
5
10
10
15
m 15 m 15
÷ ÷

+
÷
÷
= =
= ÷ =
_
_
x
x
K
h
h
K
h x h
i
i
i
eq
C A
Sustituyendo x=5.5 m, se obtiene que
día m m 864 . 0 s cm 10
cm/s 10 73 . 1
2
3 3
3
= =
=
÷
÷
q
K
eq
Caso II. Se reduce el nivel piezométrico de las gravas.
Este caso puede plantearse como el anterior, pero teniendo en cuenta el rebajamiento de
nivel piezométrico de las gravas:
3 3
10
10
10 5
5
15
17 . 13 83 . 1 15 15
÷ ÷
÷
+

÷
= =
= ÷ = ÷ =
_
_
x
x
K
h
h
K
h x h
i
i
i
eq
C A
La permeabilidad equivalente no varía respecto del caso anterior, ya que depende de las
características del terreno y no de los cambios de niveles piezométricos. Sustituyendo igual
que antes x=5.5 m, se obtiene
día m m 577 . 0 s cm 10 67 . 0
2 3 3
q = =
÷
Respecto al rebajamiento de nivel piezométrico de las gravas cabe indicar que será más o
menos complejo y caro dependiendo de la permeabilidad del material (con seguridad alta) y
de su capacidad de recarga, que dependerá de la conexión hidráulica de la zona. En este
sentido una alternativa sería, en caso necesario, aprovechar la menor permeabilidad del
estrato inferior respecto a la capa de gravas y bombear en la zona de contacto entre las dos
capas.
f) En este apartado se debe calcular la tensión efectiva vertical en el centro del segundo estrato,
tanto inicialmente como durante el régimen estacionario de bombeo en el caso de no
modificar el nivel en las gravas (caso I) y con la profundidad de excavación de 5.5 m.
En cuanto a la tensión efectiva vertical inicial, antes de realizarse la excavación, se tendrá
2
0
m t 5 . 12 ) m 15 ( ) m 15 ( ' = ÷ ÷ ÷ =
w n v
z z ¸ ¸ o
Para calcular la tensión efectiva vertical durante el régimen estacionario de bombeo deberá
calcularse la tensión total vertical y la presión intersticial en el centro del estrato. La primera
de ellas será
2 3
m t 14 m t 2 ) m 5 . 2 m 5 . 5 m 10 ( = + ÷ =
v
o
En cuanto a la presión intersticial, como en régimen estacionario varía linealmente con la
profundidad, bastará con hacer la media entre p
wB
y p
wC
. p
wB
puede obtenerse de los cálculos
anteriores:
2
m t 9
5 . 5 11
5 . 5 11 110
11
11 110
=
÷
÷
=
÷
÷
=
x
x
p
wB
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
80 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Por lo tanto:
2
2
2
2 2
m t 5 10 5 12 2 = '
m t 2 12 14 '
m t 12
2
m t 15 m t 9
2
. = .
p p
p
wC wB
w
÷ ÷ A
= ÷ =
=
+
=
+
=
o
o
Consecuentemente se produce una descarga de 10.5 t/m
2
.
g) Al suponerse un módulo edométrico constante y poder considerar, al estar en condiciones
estacionarias con flujo vertical, una variación lineal de las tensiones efectivas con la
profundidad, la aportación al asiento causada por el segundo estrato podrá calcularse a partir
de la deformación en el punto medio del mismo, a través del módulo edométrico en descarga
indicado en el enunciado, multiplicado por su potencia.
i
m
f
h
E
s
'
2
o A
=
Teniendo en cuenta el resultado del apartado anterior se tendrá:
cm 3 . 3 m 033 . 0 m 5
m t 1600
m t 5 . 10
2
2
2
÷ = ÷ =
÷
=
f
s
h) Si se deja de bombear y se recuperan los niveles piezométricos iniciales, aumentarán las
presiones intersticiales en el terreno. Si se deja de bombear en la excavación, ésta se irá
inundando de manera que las tensiones verticales totales y las presiones intersticiales
aumentarán, aunque lo harán en mayor medida las tensiones verticales totales (Ao = ¸
w
·5.5 m
= constante en todos los puntos) que las presiones intersticiales (entre Ap
w
= ¸
w
·5.5 m en
superficie de la excavación a 0 en el punto de contacto con las gravas), por lo que las
tensiones efectivas aumentarán y se producirá un asiento siguiendo una rama de recarga sin
llegar a la rama noval. Si se deja de bombear es en la capa de gravas, eliminando el
rebajamiento producido, aumentarán las presiones intersticiales sin que lo hagan las
tensiones totales, por lo que disminuirán las tensiones efectivas y aumentará el hinchamiento
del terreno. Sin embargo, y en cualquier caso, la estructura prevista producirá asientos que
podrán superar a los hinchamientos y asientos anteriores, dando lugar a un asiento neto
adicional.
i) En la figura 9.4 se representa un esquema del problema que se plantea en este apartado.
z
GRAVAS
D
A
NF NF
5.50 m
4.50 m
5.00 m
0.50 m
Fig. 9.4 Esquema de la excavación con la losa de hormigón
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 81
Teniendo en cuenta que se han recuperado los niveles piezométricos iniciales en el terreno,
se tendrá
m 5
15 5 . 5 5 . 9
10 0 ) 5 . 0 5 . 9 (
= A
¦
)
¦
`
¹
= + =
= + + = + =
h
h
p
z h
A
w
wA
D D
¸
Por lo tanto, el caudal que deberá bombearse será
día m m 10 64 . 8 s m 10
m 5 . 0
m 5
s m 10
2 3 5 9 10 ÷ ÷ ÷
= = = q
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 83
EJERCICIO 10. Consolidación causada por bombeo
Una de las pilas de un viaducto de una autopista debe cimentarse sobre un terreno con
geometría unidimensional compuesto, de acuerdo con el estudio geotécnico correspondiente,
por los siguientes estratos horizontales sucesivos (ver figura): una capa arcillosa en superficie

n
=1.8 t/m
3
, c
v
=5·10
-3
cm
2
/s, E
m
=50 kp/cm
2
) de 15 m de potencia; una capa arenosa (E
m
=800
kp/cm
2
) de 3 m de potencia; una capa de limo arcilloso (c
v
=5·10
-2
cm
2
/s, E
m
=100 kp/cm
2
) de 6
m de potencia; y, finalmente, una capa de gravas profunda. El NF puede considerarse situado
en la superficie del terreno. Como primera alternativa de cimentación se considera la
posibilidad de proyectar una viga de 5 m de anchura y gran longitud.
Dos años y medio antes de la construcción del viaducto se inició un bombeo intensivo de la
capa arenosa, que produjo en un año un asiento aproximadamente uniforme de 6 cm en
superficie. Posteriormente, 1 año antes de la construcción del viaducto, se inició un bombeo
adicional en la capa de gravas; seis meses después de iniciarse este segundo bombeo se había
producido un asiento total (desde el inicio del primer bombeo) de 9.5 cm.
Como parte del estudio correspondiente al proyecto de esta cimentación se pide:
a) Las leyes de presiones intersticiales en el terreno antes de los bombeos, y el tipo de
variación de estas presiones que produce cada uno de ellos.
b) El rebajamiento de los niveles piezométricos en las capas granulares producidos por los
bombeos y las leyes de presiones intersticiales a largo plazo.
c) El asiento final que se producirá en cada uno de los estratos del terreno y el que se
producirá en superficie.
d) El asiento total producido en el terreno al comenzar la construcción del viaducto.
e) El plazo de tiempo tras la construcción del viaducto en que quedará únicamente por
producirse 5 mm de asiento total debido a los bombeos.
E =50kp/cm
m 2
E =800kp/cm
m 2
E =100kp/cm
m 2
¸ =1.8t/m
3
n v
-3
c =5·10 cm/s
2
c =5·10 cm/s
-2 2
ARCILLA
ARENA
LIMO-ARCILLOSO
GRAVAS
15 m
3 m
6 m
v
NF
Fig. 10.1 Esquema del terreno
a) El proceso descrito en el enunciado consiste, en resumen, en un bombeo inicial en la capa
intermedia de arena, que produce al cabo de un año un asiento de 6 cm, seguido de un
segundo bombeo, esta vez en la capa inferior de gravas, que comienza un año y medio
después del primero y produce, seis meses después del comienzo del segundo,
conjuntamente con el primero, un asiento de 9.5 cm desde el inicio. Un año después del
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
84 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
comienzo del segundo bombeo (dos años y medio después del comienzo del primero) se
construye el viaducto.
Puede suponerse que el primer bombeo generará una disminución de presión intersticial en
toda la capa de arenas de valor Ap
w1
. Esta disminución afectará tanto a la capa superior
arcillosa como a la capa inferior de limo arcilloso. En condiciones estacionarias las leyes de
presiones intersticiales en todos los estratos serán lineales. La reducción en la capa de
arcillas valdrá Ap
w1
en el contacto con la arena y disminuirá linealmente hasta superficie,
mientras que en la capa de limo arcilloso se reducirá en ese mismo valor en el contacto con
la capa de arena y disminuirá linealmente hasta la capa de gravas (ver figura 10.2, en la que
se ha incluido también la ley p
w0
de presiones intersticiales antes de los bombeos). Se supone
que la capa de gravas no se ve afectada por el bombeo en la capa de arena, lo cual puede ser
perfectamente razonable dependiendo de las conexiones hidráulicas que existan en el
terreno.
Así mismo puede suponerse que el segundo bombeo, por su parte, sólo afectará a la capa de
limo-arcilloso, provocando una disminución de presión intersticial en la interfase entre las
dos capas de valor Ap
w2
, sin que la capa de arenas se vea afectada (figura 10.2).
15 m
3 m
6 m
LIMO ARCILLOSO
ARENA
GRAVAS
ARCILLA
w1
Ap
w2
Ap
NF NF
Ap
w1
Fig. 10.2 Leyes genéricas de presiones intersticiales
b) Los rebajamientos de los niveles piezométricos producidos por los bombeos podrán
estimarse a partir de los datos de los asientos s del terreno aportados por el enunciado. El
rebajamiento Ap
w1
se podrá calcular teniendo en cuenta que el asiento tras un año de bombeo
en la capa de arena (s
1
) es de 6 cm. Estos 6 cm deberán ser la suma de los asientos de cada
uno de los estratos del terreno, tal como se indica a continuación:
1 1 1
1 1 1 1 2 2 1 3 3 1
( ) ( ) ( ) 0.06cm
f f f
s s U t s U t s U t = + + =
donde s
1
fi
es el asiento final del estrato i producido por el primer bombeo, y U
i
(t
j
) es el grado
de consolidación de dicho estrato i tras j años (t
j
, j igual a 1 año en este caso) de bombeo. A
continuación se calculan cada uno de estos parámetros.
El estrato superior tiene los dos bordes drenantes, por lo que
( )
( )
7 2
2
1 2 2 2
1año 5 10 m s
8
0.28 1 exp 0.59
4
15m 2
v
t c T
T U
H
t
t
÷

| |
= = = = ÷ ÷ =
|
\ .
El segundo estrato es arenoso, por lo que su consolidación puede considerarse instantánea si
está conectado lateralmente desde el punto de vista hidráulico (U
2
=1).
El tercer estrato tiene también los dos bordes drenantes, por lo que:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 85
( )
( )
6 2
3 2 2
1año 5 10 m s
17.52 1
6m 2
v
t c
T U
H
÷

= = = =
Los diferentes asientos finales de cada estrato causados por el primer bombeo serán
| |
1
2
1
3
2
1
1 1 1
1
0
1
2 1 1 2
1
3 1 1 3
1 1 1
' d 15 0.015
500 2
1 1
' d 3 0.000375
8000
1 1 1
' d 6 0.003
1000 2
h
f w w
m
h
f w w
h
m
h
f w w
h
m
s z p p
E
s z p p
E
s z p p
E
o
o
o
(
= A = A = A
(
¸ ¸
= A = A = A
(
= A = A = A
(
¸ ¸
)
)
)
donde h
1
, h
2
y h
3
son las profundidades correspondientes a los contactos entre los estratos
sucesivos. En consecuencia se tiene que
1 1 1
1 1 2 3
2
1
0.59 1.0 1.0 0.06 cm
4.91t m
f f f
w
s s s s
p
= + + =
A =
Por su parte, el rebajamiento Ap
w2
se podrá calcular teniendo en cuenta que el asiento tras
seis meses de bombeo en la capa de gravas y dos años en la capa de arena es de 9.5 cm. De
nuevo, estos 9.5 cm deberán ser la suma de los asientos de cada uno de los estratos del
terreno, teniendo en cuenta en este caso el efecto de ambos bombeos, como se indica a
continuación:
÷ Primer bombeo en el estrato superior:
( )
80 . 0 56 . 0
m 5 . 7
s m 10 5 años 2
2
2 7
= =

=
÷
1
U T
÷ Primer bombeo en el segundo estrato: será como en el caso anterior, es decir, U
2
=1.
÷ Primer bombeo en el tercer estrato:
( )
1 04 . 35
m 0 . 3
s m 10 5 años 2
2
2 6
= =

=
÷
3
U T
÷ Segundo bombeo: este segundo bombeo sólo afectará al tercer estrato (asiento final s
f3
2
).
( )
6 2
3 2
0.5años 5 10 m s
8.76 1
3.0m
T U
÷

= = =
Por lo tanto quedará la siguiente expresión:
( ) ( ) ( )
1 1 1 2
2 1 2 1 2 2 2 3 2 3 3 0.5 3
2
2
2
2
( ) ( ) ( ) ( )
0.80 0.015 4.91 1.00 0.000375 4.91 1.00 0.003 4.91
1 1
1.00 6 0.095
1000 2
6.50t m
f f f f
w
w
s U t s U t s U t s U t s
s
p
p
= + + +
= + + +
+ A =
A =
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
86 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
15 m
3 m
6 m
GRAVAS
LIMO ARCILLOSO
ARENA
ARCILLA
ARCILLA
13.09
10.09
17.50 24.0
15.00
17.00
Fig. 10.3 Esquema de las leyes de presiones intersticiales en régimen estacionario
c) El asiento final vendrá dado por la suma de los asientos finales correspondientes a los
diferentes estratos.
1
1 1
1
2 1
1 2
3 3 1 2
0.015 0.074m
0.000375 0.0018m
1 1
0.003 6 0.0147 0.0195 0.0342m
1000 2
f w
f w
f f w w
s p
s p
s s p p
= A =
= A =
+ = A + A = + =
El asiento acumulado será:
z(m) s(m)
0 0.11
15 0.036
18 0.0342
24 0.0
El asiento es nulo en el punto inferior, y se va acumulando al ascender.
d) El asiento producido dos años y medio después de comenzar el primer bombeo se puede
calcular de forma análoga a los apartados anteriores, como se indica a continuación:
- Primer bombeo en el estrato superior:
( )
856 . 0 70 . 0
m 5 . 7
s m 10 5 años 5 . 2
2
2 7
= =

=
÷
1
U T
- Primer bombeo en el segundo estrato: será como en el caso anterior, es decir, U
2
=1.
- Primer bombeo en el tercer estrato: de forma análoga al caso anterior se obtiene U
3
=1.
- Segundo bombeo: en este caso se tendrá también U
3
=1.
Por lo tanto, queda la siguiente expresión:
1 1 1 2
2.5 1 2.5 1 2 2.5 2 3 2.5 3 3 1 3
2.5
2.5
( ) ( ) ( ) ( )
1 1
0.856 0.074 1.00 0.0018 1.00 0.0147 6.5 6
2 1000
0.10 m
f f f f
s U t s U t s U t s U t s
s
s
= + + +
= + + +
=
e) De acuerdo con los resultados obtenidos en los apartados anteriores, al comenzar a construir
el viaducto faltan todavía del orden de 10 mm de asiento por producirse y el único estrato
que no ha alcanzado prácticamente el 100% del grado de consolidación es el superior, por lo
que será éste último el único que se deberá tener en cuenta en el cálculo.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 87
Para saber en cuánto tiempo se producirá el asiento total menos 5 mm, se deberá usar la
relación:
2
1
2 2
8
1 exp
4
v
c t
U
H
t
t
| |
= ÷ ÷
|
\ .
Sustituyendo en la expresión del asiento final, se tiene
932 . 0
0195 . 0 0 . 1 0147 . 0 0 . 1 0018 . 0 0 . 1 074 . 0 005 . 0 11 . 0
1
1
=
+ + + = ÷
U
U
Introduciendo el valor de U
1
en la expresión anterior con los datos del estrato superior (c
v
=
5·10
-7
m
2
/s; H = 15 m/2) y despejando t, se obtiene un tiempo de 3.58 años.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 89
EJERCICIO 11. Consolidación bajo naves industriales
Se desea cimentar una serie de naves industriales que transmiten un incremento de presión de
10 t/m
2
que puede suponerse uniformemente repartida, en un terreno constituido por un estrato
arcilloso horizontal (E
m
carga
=750 t/m
2
; E
m
descarga
=2500 t/m
2
) limitado a 18 m de profundidad por
una capa de gravas muy permeables y poco deformables (ver figura 11.1). El NF está situado
en superficie e inicialmente el terreno está normalmente consolidado. En la zona intermedia del
estrato (a z=9 m) se encuentra una capa arenosa de pequeño espesor. Con objeto de inducir
asientos antes de la construcción de las obras y así reducir los posteriores, se decide bombear
desde una serie de sondeos que atraviesan todo el estrato y que pueden extraer agua tanto de
las gravas inferiores como de la capa de arena intermedia. Sin embargo, y con objeto de
optimizar el proceso de bombeo y determinar propiedades de terreno, se decide bombear
inicialmente sólo desde la capa intermedia, lo cual se consigue disponiendo unos obturadores a
12 m de profundidad que impiden cualquier variación del nivel en las gravas. Durante el
bombeo, el nivel de los sondeos se mantiene a la profundidad del estrato de arena. Al cabo de
12 días se mide un asiento en superficie igual al 40% del asiento final que produciría dicho
bombeo con el sistema de aislamiento (obturadores). Posteriormente se elimina la función
aislante de los obturadores y se prosigue con el bombeo manteniendo el mismo descenso, pero
bombeando ahora también desde las gravas.
a) Determinar el asiento final que producirán las naves industriales y el que producirá el
bombeo en el caso de mantener los obturadores que aíslan a las gravas.
b) Determinar el asiento final que producirá el bombeo en el caso de eliminar los obturadores
que aíslan a las gravas.
c) Determinar el coeficiente de consolidación del terreno.
d) En la situación en la que se bombea de ambas capas permeables, ¿cuál será un asiento
suficiente para parar el bombeo por haberse ya cumplido los objetivos del mismo?
e) Estimar el tiempo para el que se alcanzará dicho asiento.
f) Calcular el asiento que se produce al recuperarse los niveles piezométricos y antes de
proceder a la construcción de las naves industriales, así como el tiempo en que se alcanzará
el 95% de dicho asiento.
g) Estimar el asiento adicional que producirá la construcción de las naves industriales, tras
haber realizado el bombeo, y haberse ya recuperado los niveles piezométricos iniciales.
ARENA
GRAVAS
Em(carga)=750 t/m
Em(descarga)=2500 t/m
2
2
ARCILLA
10 t/m
2
ARCILLA
9 m
9 m
NF
Fig. 11.1 Esquema del terreno
a) En este primer apartado se debe calcular el asiento final que producirán, por una parte, las
naves industriales y, por otra, el bombeo con los obturadores actuando. En la figura 11.2
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
90 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
puede observarse la evolución de las presiones intersticiales durante el proceso de
consolidación en el caso de la aplicación de la sobrecarga correspondiente a las naves
industriales.
18m
GRAVAS
Ao' =10 t/m
Ley instantánea
después de cargar
Ley inicial
y final
NF
2
10 t/m
Ap (z,t)
w
19 t/m
2 2
9 t/m
18 t/m
2
28 t/m
2
2
f
Fig. 11.2 Esquema de la evolución de las presiones intersticiales producidas por las naves
industriales
El asiento final producido será el siguiente:
carga
0
1 1
' 10 18 24cm
750
h
q
f
m
s dz
E
o = A = =
)
Si se realiza el bombeo impidiendo cualquier variación del nivel en las gravas debido a los
obturadores, la evolución de las presiones intersticiales durante el proceso de consolidación
es la que se indica en la figura 11.3.
9 m
Ley final
GRAVAS
Ley inicial
9 m
2
18 t/m
9 t/m
2
Fig. 11.3 Esquema de la evolución de las presiones intersticiales producidas por el bombeo con
los obturadores actuando
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 91
El asiento final se puede estimar de nuevo mediante
carga
0
1
'
h
f
m
s dz
E
o = A
)
lo que es equivalente a calcular el área de presiones intersticiales disipadas, es decir:
1
1 1 1
9 9 9 9 10.8 cm
750 2 2
b
f
s
(
= + =
(
¸ ¸
b) Si se eliminan los obturadores, la evolución de las presiones intersticiales durante el proceso
de consolidación inducido por el bombeo es la que se indica en la figura 11.4. Cabe señalar
que las isocronas que se producen en este caso deben corresponder a la combinación del
bombeo con obturadores durante los 12 primeros días y sin ellos los demás.
9 m
GRAVAS

9 m
Ley final Ley inicial
18 t/m
2
9 t/m
2
2
9 t/m
Fig. 11.4 Esquema de la evolución de las presiones intersticiales producidas por el bombeo sin
la actuación de los obturadores
En este caso el asiento será
1 1
9 9 9 9 16.2 cm
750 2
b
f
s
(
= + =
(
¸ ¸
Se puede observar que rebajar los niveles en las gravas merece la pena, ya que se obtiene un
asiento final significativamente mayor (s
b2
f
= 5.4 cm más).
c) El coeficiente de consolidación del terreno se puede estimar sabiendo, como indica el
enunciado, que al cabo de doce días de bombeo con los obturadores actuando se alcanza un
grado de consolidación de 0.4. Se tendrá
2
2
0.4 0.126
4
V
H T
c
t
U
U T
t
=
= = =
donde H es la semidistancia entre bordes drenantes al ser ambos extremos permeables (ver
esquema de flujos en la figura 11.5) y t =12 días. Como puede observarse se ha utilizado la
expresión del grado de consolidación correspondiente a tiempos adimensionales menores
que 0.2, aunque a priori no se podía saber con seguridad si esta última condición se cumplía.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
92 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
9 m
9 m
ARCILLA
GRAVAS
ARENA
ARCILLA
Fig.11.5 Dirección de los caudales producidos durante la consolidación
Operando se tiene
2
6 2 2
4.5 0.126
2.45 10 m s 0.212m dia
12 60 60 24
v
c
÷

= = =

d) En la situación en la que se bombea de ambas capas permeables, un asiento de referencia
para dejar de bombear es el 95% del asiento final que produciría el bombeo sin obturadores,
ya que entonces se asegura que el terreno ha consolidado de forma significativa hasta las
zonas más alejadas de los bordes de drenaje. También es conveniente que el asiento final sea
relativamente importante en comparación con el correspondiente a las naves industriales para
tener una cierta seguridad de que se ha producido una consolidación suficiente del terreno
para la construcción de las mismas.
e) En este apartado se debe estimar el tiempo t necesario para alcanzar el asiento de referencia
(0.95·s
b
f
) indicado en el apartado anterior. Se deberá tener en cuenta que durante los primeros
doce días se bombea con los obturadores actuando. Se tendrá
1 2
1 2
( ) ( 12dias)
b b b
f f f
s s U t s U t = + ÷
donde s
b1
f
y s
b2
f
son las aportaciones al asiento debidas al bombeo con y sin la actuación de
los obturadores (ver figura 11.6) que ya se han calculado anteriormente:
1
2
10.8cm
1 1
9 9 5.4cm
750 2
b
f
b
f
s
s
=
(
= =
(
¸ ¸
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 93
9m
GRAVAS
1
2
9m
Fig. 11.6 Aportaciones al asiento del bombeo en la capa de arena (1; con los obturadores
actuando) y en las gravas (2; incremento debido a la eliminación de los obturadores)
Se supondrá que T>0.2, lo cual es en este caso prácticamente seguro:
2
2
2
4
exp
8
1
H
t c
T
T
U
v
=
|
|
.
|

\
| t
÷
t
÷ =
Se tiene
( )
2 2
1 2
2 2
8 8
0.95· 0.95· 10.8 5.4 10.8· 1 exp 5.4· 1 exp
4 4
b
f
T T
s
t t
t t
| | | | | | | |
= + = ÷ ÷ + ÷ ÷
| | | |
\ . \ . \ . \ .
donde
1 2 2 2
2
( 12dias)
0.21m dia
4.5m
v v
v
c t c t
T T
H H
c
H
÷
= =
=
=
El resultado, tras iterar en la expresión anterior, es t = 113.29 días. Ahora sólo falta verificar
la suposición que se ha hecho de que T>0.2. Resulta que T=1.175 y, por lo tanto, la hipótesis
era correcta.
f) Al dejar de bombear se recuperarán los niveles piezométricos y, como consecuencia,
también se recuperarán parte de los asientos producidos (descarga elástica) al hinchar el
terreno. Este hinchamiento se desarrollará más rápidamente que en el proceso de
consolidación anterior ya que en éste último también se producen deformaciones
irrecuperables (mayor deformación). Para el cálculo se supondrá, consecuentemente, que se
sigue una rama de descarga a través del uso del módulo edométrico que le corresponde:
descarga
descarga
0
1 1 1
' 9 9 9 9 4.86cm
2500 2
h
m
s dz
E
o
(
= A = ÷ ÷ = ÷
(
¸ ¸
)
Para calcular el tiempo en el que se alcanzará el 95% de este asiento se utilizará la expresión
v
c
TH
t
2
=
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
94 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
donde T = 1.129 (U = 0.95). El coeficiente de consolidación deberá calcularse teniendo en
cuenta el valor del módulo edométrico en descarga:
descarga
m
v
w
E K
c
¸
=
c
v
puede obtenerse directamente sabiendo los módulos edométricos en carga y en descarga si
se supone que la permeabilidad permanece constante:
descarga
descarga carga
carga
·
m
v v
m
E
c c
E
=
La permeabilidad K puede estimarse también a partir de la definición de coeficiente de
consolidación, aunque en este caso no se pide ni es imprescindible su cálculo:
carga 3 4 2
9
carga 2
· 1t m ·0.0245 10 m /s
3.27 10 m s
750t m
m
v
w
w v
m
E K
c
c
K
E
¸
¸
÷
÷
=

= = =
El coeficiente de consolidación en descarga será
4 6 2 2 2
2500
·0.0245 10 8.17 10 m s 8.17 10 cm s
750
v
c
÷ ÷ ÷
= = =
Finalmente se obtiene
dias 40 . 32
10 17 . 8
5 . 4 129 . 1
6
2 2
=

×
= =
÷
v
c
TH
t
g) La máxima variación de presión intersticial producida por los bombeos (9 t/m
2
) es inferior a
la que produce la construcción de las naves industriales en todos los puntos (10 t/m
2
), por lo
que se podrán hacer los cálculos directamente a partir de los asientos ya obtenidos. Si dicha
situación no se hubiese producido, el cálculo correcto habría debido tener en cuenta que
determinadas zonas quedaban sobreconsolidadas incluso después de construir las naves
industriales y haber finalizado el proceso de consolidación inducido por ellas.
Suponiendo, de forma simplificada, que se alcanza el 100% de consolidación, con el bombeo
se producirá un asiento de 16.2 cm y el hinchamiento posterior, tras parar el bombeo y dejar
que se recuperen los niveles piezométricos, será de 4.9 cm. Por lo tanto, estos dos procesos
suponen un asiento neto de 11.3 cm. Como las naves producen un asiento final de 24 cm, el
asiento adicional que supondrá su construcción será de
cm 7 . 12 3 . 11 24 = ÷ =
adicional
s
En teoría, ni el asiento debido al bombeo ni el hinchamiento posterior se producirán
totalmente. Suponiendo que en ambos casos se alcanza el 95% de consolidación, el asiento
que habría que restar sería de 11.3·0.95 = 10.7 cm, y el asiento adicional de 24-10.7 = 13.3
cm.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 95
EJERCICIO 12. Consolidación bajo un edificio
En un estrato arcilloso (¸
n
=2 t/m
3
, K=5·10
-7
cm/s) de 30 m de espesor con superficie horizontal
y geometría unidimensional, limitado inferiormente por una roca impermeable, se quiere
cimentar un edificio de 30 m de ancho que va a transmitir una presión media de 20 t/m
2
, que
puede suponerse uniformemente repartida. En la actualidad, el nivel freático del terreno se
encuentra en superficie, pero existen registros en las cercanías de la zona que indican que en el
pasado se produjeron descensos de nivel significativos. Dadas las características del terreno,
interesa estimar, en particular, los asientos que sufrirá la estructura. Para ello, y dadas las
dimensiones de la misma, se admite la hipótesis de condiciones edométricas en la vertical del
centro del edificio, que es el punto que se toma como referencia para el cálculo de asientos.
Para estudiar las características del terreno se extraen en dicha vertical tres muestras
inalteradas de arcilla a profundidades de 5, 15 y 25 m, que son ensayadas edométricamente
(los valores de la tabla adjunta corresponden a la modelación de los resultados obtenidos).
a) Representar gráficamente los resultados de los ensayos, y obtener los índices de
deformación edométrica de esta arcilla (C
c
,C
s
). Discutir si las muestras in situ estaban
normalmente consolidadas o sobreconsolidadas. En el caso de estar sobreconsolidadas,
relacionar el grado de sobreconsolidación con los rebajamientos de nivel anteriormente
citados y cuantificarlos. Representar gráficamente, en función de la profundidad, las leyes
de tensiones verticales efectivas actual y con rebajamiento de niveles.
b) Se decide inicialmente apoyar el edificio directamente en superficie del terreno. Discutir,
dada la potencia del estrato y la posibilidad de que el terreno se encuentre
sobreconsolidado, si es realista calcular el asiento en superficie a largo plazo utilizando un
único módulo edométrico medio (por ejemplo en el centro del estrato). Para estimar con
mayor precisión dicho asiento, se decide considerar tres subestratos con módulos
edométricos secantes diferentes correspondientes a los puntos de extracción de las muestras.
Calcular en este caso el asiento final en superficie.
c) Estimar el tiempo para el cual se alcanza el 95% del asiento final en superficie en las
hipótesis de que todo el terreno se encuentre normalmente consolidado o que todo él esté
sobreconsolidado, tomado como parámetros para el cálculo los correspondientes al centro
del estrato. Comentar los resultados obtenidos. Estimar el sistema de drenaje que habría
que disponerse en el primer caso (terreno normalmente consolidado), para que el tiempo en
el que se alcanza el 95% de consolidación sea el mismo que en el caso de terreno
sobreconsolidado sin drenes.
Debido a que la construcción del edificio debe comenzarse de inmediato, se descarta la opción
de aplicar una precarga e instalar drenes. Con objeto de reducir los asientos y que éstos se
produzcan en plazos más cortos, se decide excavar hasta una cierta profundidad d, de forma
que el terreno se sobreconsolide, y apoyar a esta cota el edificio mediante una losa
impermeable. Por otro lado, para que la estructura sea estanca, se prevé construir una capa de
material drenante en todo el perímetro de la excavación, para recoger el agua que fluya del
terreno y posteriormente bombearla al exterior.
d) Obtener la relación entre la profundidad excavada (d) y la presión a soportar (Ao), para
que todos los puntos del terreno se encuentren sobreconsolidados tras aplicar dicha presión.
Para la presión de cálculo (20 t/m
2
), obtener en dicho caso la profundidad mínima de
excavación, y predecir para la misma el asiento a largo plazo y el tiempo para el que se
alcanza el 95% del mismo. Discutir si habría alguna diferencia en la relación entre la
profundidad excavada (d) y la presión que se deberá soportar, para que todos los puntos del
terreno se encuentren sobreconsolidados tras aplicar dicha presión, en el caso de que el
material drenante se dispusiese dentro de la estructura y ésta fuese significativamente más
impermeable que el terreno.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
96 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Una vez construido el edificio, se establece a largo plazo un régimen estacionario de flujo que
produce un cierto caudal hacia la capa drenante. Estimar la red bidimensional de flujo
correspondiente y obtener el caudal que deberá bombearse desde la capa de material drenante.
Tabla 12.1. Resultados de los ensayos edométricos.
o’(t/m
2
) 1 5 10 20 30 40 50
z = 5m 0.900 0.890 0.885 0.795 0.742 0.704 0.675
z = 15m 0.764 0.754 0.749 0.745 0.742 0.704 0.675
z = 20m 0.728 0.718 0.713 0.709 0.706 0.704 0.675
a) En la figura 12.1 se representan gráficamente los resultados de los ensayos (tabla 12.1).
0.65
0.7
0.75
0.8
0.85
0.9
0.95
1 10 100
logo '
Í
n
d
i
c
e

d
e

p
o
r
o
s

(
e
)
z = 5m
z = 15m
z = 20m
p'
c
=10t/m
2
p'
c
=30t/m
2
p'
c
=40t/m
2
Fig. 12.1 Evolución del índice de poros con la tensión vertical efectiva
Teniendo en cuenta la figura 12.1 se pueden obtener los índices de deformación edométrica
del suelo. En primer lugar se calcula el índice de compresión (C
c
) a partir de los resultados
en la rama noval:
( )
3 . 0
10 log 50 log
885 . 0 675 . 0
' log
=
÷
÷
÷ =
o A
A
÷ =
e
C
c
En cuanto al índice de hinchamiento (C
s
), puede calcularse a partir de los resultados en
ramas de descarga:
( )
015 . 0
1 log 40 log
728 . 0 704 . 0
' log
=
÷
÷
÷ =
o A
A
÷ =
e
C
s
Ahora se trata de discutir si la muestras estaban normalmente consolidadas o
sobreconsolidadas en el terreno. Para ello, es necesario comparar las tensiones efectivas in
situ de cada muestra (o
IS
’):
' 2
' 2
' 2
5m 5t m
15m 15t m
25m 25t m
IS sum
IS
IS
z z
z
z
o ¸
o
o
= = =
= =
= =
con las presiones de preconsolidación correspondientes de los ensayos edométricos
realizados. Estas presiones de preconsolidación pueden estimarse a partir de la figura 12.1
determinando los puntos de contacto entre las ramas de descarga y noval obtenidas. En la
tabla 12.2 se muestran los resultados.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 97
Tabla 12.2. Análisis de la sobreconsolidación del suelo.
z(m) o
IS
’(t/m
2
) p’
c
(t/m
2
) Comparación Tipo suelo
5 5 10 o’ < p’
c
Sobreconsolidado
15 15 30 o’ < p’
c
Sobreconsolidado
25 25 40 o’ < p’
c
Sobreconsolidado
La sobreconsolidación del suelo estará relacionada con la historia de tensiones efectivas
(o’=o÷u) que el mismo haya sufrido. Si las tensiones efectivas se han incrementado por
aumentos de tensiones totales o disminuciones de presiones intersticiales y después han
disminuido por procesos contrarios a los anteriores, el suelo habrá quedado en situación
sobreconsolidada. Esto se puede relacionar, por ejemplo, con posibles rebajamientos de nivel
piezométrico que se hayan podido producir en el pasado, como sugiere el enunciado, y que
hayan provocado una disminución de la presión intersticial y un aumento consecuente de
tensión efectiva.
En la figura 12.2 se muestran gráficamente las tensiones verticales efectivas in situ y las
presiones de preconsolidación deducidas para las tres profundidades analizadas. La
diferencia entre ambas puede en principio relacionarse con el tipo de incremento de tensión
efectiva sufrido en el pasado. Así, por ejemplo, si la sobreconsolidación ha sido producida
por una carga exterior extensa, dicho incremento debiera ser sensiblemente constante con la
profundidad y coincidente con el valor de la carga aplicada. En cambio, si ha sido producida
por una variación de los niveles piezométricos en uno de los extremos del estrato, se debiera
observar una variación aproximadamente lineal de los incrementos de tensión efectiva, con
el valor extremo coincidente con la variación de nivel inducida. En el caso de rebajamiento
del NF, con leyes de tipo hidrostático antes y después de la variación del mismo, la
diferencia debiera ser, a partir del punto más bajo alcanzado por el NF, sensiblemente
constante y coincidente con la diferencia de presión intersticial producida, y aumentar de
forma más o menos lineal en la zona superior de variación del NF.
25 m
15 m
5 m
30 m
z
NF
10 t/m
2
2
30 t/m
40 t/m
2
25 t/m
2
2
25 t/m
5 t/m
2
p'
c
IS
o'
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
98 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Ao'=15 t/m
Ao'=15 t/m
Ao'=5 t/m
2
2
z
2
NF
25 m
15 m
5 m
Fig. 12.2 Leyes de tensiones efectivas in situ y de presiones de preconsolidación en el terreno
De la figura 12.2 y de acuerdo con los comentarios anteriores puede deducirse que, como
sugiere el enunciado, es probable que se haya producido un rebajamiento del NF en el
pasado. A continuación se analiza su valor probable r:
' ' '
' 2
' 2
' 2
( ) ( ) ( )
5m ( ) 10 5 5t m
15m 30 15 15t m
25m 40 25 15t m
c c IS
c
c
c
p z p z z
z p z
z p
z p
o A = ÷
= A = ÷ =
= A = ÷ =
= A = ÷ =
De estos resultados puede deducirse que el rebajamiento del NF fue de unos 15 m.
b) En este apartado se plantea en primer lugar la posibilidad de calcular el asiento en superficie
utilizando un único módulo edométrico medio. Al respecto debe tenerse en cuenta que
debido a que la ley e-o’ es no lineal en un suelo (ley de tipo logarítmico al menos hasta
confinamientos no muy elevados), el módulo edométrico varía con el confinamiento y,
consecuentemente, también varía con la profundidad, incluso en un terreno homogéneo. Si el
terreno es de poca potencia puede suponerse, en primera aproximación y sin gran error, que
el módulo es constante. Sin embargo, en un terreno de gran potencia pueden cometerse
errores importantes si no se subdivide en varios subestratos con módulos diferentes ajustados
al confinamiento al que está sometido cada uno de ellos. Si además se añade el hecho de que
el terreno esté sobreconsolidado, con la variación de módulos que ello significa dependiendo
de la situación específica de cada punto (uso de C
s
en vez de C
c
), el utilizar un estrato con un
único módulo edométrico medio puede ser muy poco realista.
La segunda opción que se plantea es calcular el asiento en superficie dividiendo el terreno en
varios subestratos (en este caso tres) con módulos edométricos secantes diferentes. De
acuerdo con lo indicado en el apartado anterior, este planteamiento es más realista. La
definición de módulo edométrico es la siguiente:
0
1
-
'
m
v
v
e
E
a
e
a
o
+
=
A
=
A
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 99
Se ha de tener en cuenta que, al estar el terreno sobreconsolidado, en el proceso de carga el
terreno seguirá inicialmente la rama de recarga, donde el suelo es menos deformable (C
s
),
hasta llegar eventualmente a la rama noval, en la que el suelo es más deformable (C
c
). De
acuerdo con el enunciado, el edificio transmitirá una presión media al terreno de Ao = 20
t/m
2
. Como el estrato de terreno está sobreconsolidado en todas las profundidades y la
máxima sobreconsolidación es de 15 t/m
2
, el incremento de carga inducido por el edificio
hará que en todos los puntos se llegue a alcanzar la rama noval. Consecuentemente se deberá
dividir el incremento de carga en dos, uno inicial que seguirá la rama de recarga y otro final
que seguirá la rama noval. En el caso de cada una de las tres muestras se tendrá:

0 0 1 2
Rama de descarga Rama noval Tensión inicial
0 0
Tensión inicial
Rama de descarga
Rama noval
' ' ' ' ' '
' ( ' ' ) ( ' ')
f
c f c
p p
= + A = + A + A =
= + ÷ + ÷

o o o o o o
o o o
2 2 2
Tensión inicial Rama de descarga Rama noval
2 2 2
Tensión inicial Rama de descarga Rama noval
5 m ' 5t m 5t m 15t m
15 m ' 15t m 15t m 5t m
25
f
f
z
z
z
= = + +
= = + +
=


o
o
2 2 2
Tensión inicial Rama de descarga Rama noval
m ' 25t m 15t m 5t m
f
= + +

o
Por lo tanto, para z = 5 m se tiene que:
( ) ( )
( ) ( )
0 1
1 2
0
0
2 2
1
1
1 · '
1 0.890 ·5
2093t m
' 10
0.015 log ·log
5 '
1 · '
1 0.885 ·15
237 t m
' 25
·log 0.30 log
' 10
10 10
' 5 15 0.657m
2093 237
m
c
s
f
m
c
c
i
i
i
m
e
E
p
C
e
E
C
p
h
s
E
o
o
o
o
o
+ A
+
= = =

+ A
+
= = =

= A = + =
_
Para z = 15 m:
( ) ( )
1 2 2 2
2
1 0.747 ·15 1 0.742 ·5
5803t m 434t m
30 35
0.015 log 0.30 log
15 30
10 10
' 15 5 0.141m
5803 434
m m
i
i i
m
E E
h
s
E
o
+ +
= = = =

= A = + =
_
Y para z = 25 m:
( ) ( )
1 2 2 2
3
1 0.7075 ·15 1 0.704 ·5
8365t m 555t m
40 45
0.015 log 0.30 log
25 40
10 10
' 15 5 0.108m
8365 555
m m
i
i i
m
E E
h
s
E
o
+ +
= = = =

= A = + =
_
Por lo tanto, el asiento final será
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
100 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
m 906 . 0 108 . 0 141 . 0 657 . 0
3 2 1
= + + = + + =
f f f f
s s s s
c) En este apartado se debe estimar el tiempo para el cual se alcanza el 95% del asiento final (T
= 1.129) en los casos de terreno normalmente consolidado y sobreconsolidado homogéneo.
Se tendrá
95% 95%
2
· 0.95 0.906m 0.86m
f
m
v
v w
s U s
KE TH
t c
c ¸
= = =
= =
donde H = 30 m por haber un solo lado drenante. Como indica el enunciado, se utilizará el
módulo edométrico correspondiente al punto medio del estrato, diferenciando los casos de
suelo normalmente consolidado o sobreconsolidado, cuyos módulos edométricos se han
calculado ya en el apartado anterior (E
m
= 434 t/m
2
y E
m
= 5803 t/m
2
respectivamente). Con
esto se tiene
2 2
2 2
Sobreconsolidado: 5803t m 2.51m día 406días
Normalmente consolidado: 434t m 0.187m día 14.9años
m v
m v
E c t
E c t
= = =
= = =
Como puede observarse, la diferencia de tiempos es significativa. Esto es debido al diferente
coeficiente de consolidación que resulta en cada caso, que a su vez es consecuencia de la
diferencia entre módulos edométricos. El suelo sobreconsolidado tiene que deformarse
menos y, por lo tanto, alcanza antes el 95% de consolidación.
Por último, se pide estimar el sistema de drenaje necesario (separación entre drenes e) para
que el tiempo en el que se alcanza el 95% de consolidación con terreno normalmente
consolidado sea el mismo que en el caso de terreno sobreconsolidado sin drenes (1.11 años).
Para ello se tendrá en cuenta, de forma aproximada, la consolidación acoplada vertical y
radial. En primer lugar se calcula la contribución de la consolidación vertical:
( )
2
2 2
1.11años (0.187m día)·(365día año)
1.11años
30m
4
0.0842 0.327
v
t c
t T
H
T
T U
t

= = =
= ¬ = =
Así, con este dato, se podrá calcular el grado de consolidación radial necesario:
( )( ) 1 1 1
1
1 0.9256 0.968
1
rz r z
rz
r
z
U U U
U
U T
U
= ÷ ÷ ÷
÷
= ÷ = ¬ =
÷
Finalmente, se podrá calcular la separación de drenes (e), suponiendo que el terreno es
isótropo, a partir de:
2
8.85m
2
2
17.70m
v v
t c t c e
T
T
e
e

= = =
| |
|
\ .
=
d) En la situación que plantea el enunciado, se descarta la opción de aplicar una precarga e
instalar drenes, ya que el edificio debe comenzarse a construir de inmediato, y se decide
excavar hasta una cierta profundidad d, de forma que el terreno se sobreconsolide y los
asientos se reduzcan y se desarrollen más rápidamente. Así mismo, se decide apoyar el
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 101
edificio mediante una losa impermeable. Por otro lado, para que la estructura sea estanca, se
prevé la construcción de una capa de material drenante en todo el perímetro de la
excavación, para recoger el agua que fluya del terreno y posteriormente bombearla al
exterior.
En estas circunstancias puede suponerse que en la superficie de la excavación (bajo la losa)
la presión intersticial de agua será cero y aumentará hidrostáticamente con la profundidad, lo
cual no es estrictamente cierto pero puede ser suficientemente aproximado en especial lejos
del perímetro de la excavación. El efecto conjunto de la excavación (disminución tanto de las
tensiones totales como las presiones intersticiales de agua respecto de la situación inicial)
hará que las tensiones efectivas dismimuyan (inicialmente o
0
’ = ¸
sum
·z y tras la excavación
o
e
’ = ¸
sum
·(z-d)) y que, por lo tanto, no aumente la sobreconsolidación del suelo respecto de
la inicial (p
c
’(z) obtenida anteriormente; ver figura 12.2).
Al construir el edificio la tensión efectiva aumentará en un valor Ao y pasará a ser o
f
’ =
¸
sum
·(z-d) + Ao. La condición a imponer es que esta tensión efectiva no supere en ningún
punto en ningún punto del estrato (potencia H) a la presión de preconsolidación:
' '
0
'
0
( ) ( ) /
( )
/
f sum
sum
z d p z z H z d
p z
d z z H z d
o ¸ o
o
¸
= ÷ + A s ¬ > >
A ÷
> + ¬ > >
En la figura 12.3 se ha representado gráficamente la obtención del valor de d para el caso del
problema (Ao = 20 t/m
2
, ¸
sum
= 1 t/m
3
y p
0
’ el de la figura 12.2). Como puede verse, al ser
siempre la pendiente de incremento de la presión de preconsolidación mayor o igual que la
de las tensiones efectivas, el punto más crítico será el más superficial tras la excavación, y la
condición para estimar d resultará ser Ao = p
0
’, lo cual puede comprobarse tanto
gráficamente como en la expresión anterior imponiendo z = d (situación más crítica). En este
caso esta condición da como resultado z = d = 10 m.
30 m
25 m
15 m
o'IS
c
p'
30 t/m
2
5 m
2
10 t/m
z
40 t/m
2
NF
20 t/m
2
d=10 m
Fig. 12.3 Obtención gráfica del valor d para los datos del problema
El enunciado pide también la estimación del asiento que se produce a largo plazo y del tiempo
para el que se alcanza el 95% del mismo en el caso de la profundidad obtenida. Para ello pueden
utilizarse los mismos métodos planteados en apartados anteriores. En el caso del asiento, el
cálculo puede llevarse a cabo subdividiendo el estrato en varios subestratos para aumentar la
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
102 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
precisión, aunque entonces la estimación de los grados de consolidación no es posible mediante
las expresiones de la teoría de la consolidación unidimensional para terrenos homogéneos. Sin
embargo, por simplicidad, va a utilizarse un único estrato caracterizado a través de su punto
medio. Al estar el terreno sobreconsolidado durante todo el proceso de carga, deberán utilizarse
módulos edométricos en descarga. No se van a tener en cuenta los hinchamientos producidos
por la excavación ya que no afectarán a la estructura. El asiento producido por la carga del
terreno debida a los edificios será
( ) ( ) 0
2
0
0
1 · '
1 0.713 ·20
4787 t m
' ' 30
0.015 log ·log
10 '
20
' 20 8.36c m
4787
m
s
m
e
E
C
h
s
E
o
o o
o
o
+ A
+
= = =
+ A

= A = =
En esta expresión se ha tomado como índice de poros inicial (e
0
) el correspondiente a la
profundidad de 20 m (punto medio del estrato) y o
0
’ = 10 t/m
2
(confinamiento efectivo tras
la excavación) en las curvas edométricas aportadas por el enunciado.
En cuanto al tiempo para el que se alcanza el 95% del asiento (0.95·8.36 cm = 7.94 cm),
pueden utilizarse también las expresiones planteadas en apartados anteriores:
2
2 2
9
1.129·20 ·1
= 0.6años
5·10 ·4787
m
v
v w
w
m
KE TH
t c
c
TH
t
KE
¸
¸
÷
= =
= =
En el caso de que el fondo de la excavación quedase impermeabilizado por la losa por no
colocarse la capa drenante debajo sino encima de la estructura, cambiarían las presiones
intersticiales en el terreno y, consecuentemente, también lo harían las tensiones efectivas y la
profundidad de excavación d anteriormente obtenida. En estas circunstancias, y si la
estructura fuese mucho más impermeable que el terreno, podría suponerse que en la
superficie de la excavación (bajo la losa) la presión intersticial de agua es la inicial
hidrostática del terreno (sin excavación) y que aumenta hidrostáticamente con la
profundidad. Esta hipótesis no es estrictamente cierta pero puede ser suficientemente
aproximada, en especial lejos del perímetro de la excavación. De nuevo, el efecto de la
misma (disminución de las tensiones totales y mantenimiento, en este caso, de las presiones
intersticiales de agua respecto de la situación inicial sin excavación) hará que las tensiones
efectivas disminuyan (inicialmente o
0
’ = ¸
sum
·z y tras la excavación o
e
’ = ¸
n
·(z-d)- ¸
w
·z =
¸
sum
·(z-d) - ¸
w
·d). Por lo tanto tampoco aumentará en este caso la sobreconsolidación del
suelo respecto de la inicial p
c
’(z) obtenida anteriormente (ver figura 12.2).
Al construir el edificio la tensión efectiva aumentará en un valor Ao y pasará a ser o
f
’ =
¸
sum
·(z-d) - ¸
w
·d + Ao. La condición a imponer será en este caso:
' '
0
'
0
( ) ( ) /
( )
· /
f sum w
sum
n n
z d d p z z H z d
p z
d z z H z d
o ¸ ¸ o
¸ o
¸ ¸
= ÷ ÷ + A s ¬ > >
A ÷
> + ¬ > >
Suponiendo que la situación más crítica se produce, como en el primer caso, en z = d y que
p
0
’ puede expresarse como p
0
’ = o · z, con o un parámetro con unidades de peso específico,
se obtiene, a partir de la expresión anterior:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 103
con
w
d z H
o
¸ o
A
> s
+
En el caso planteado en el enunciado (ver figura 12.2), o vale 2 t/m
3
para z s 15 m (antes del
quiebro intermedio) y d resulta ser 6.67 m en la expresión anterior. Podía deducirse a priori
que d iba a salir menor que 15 m, ya que como en este caso las tensiones efectivas se
reducen más que en el anterior, en el que la capa drenante se colocaba bajo la losa (por las
presiones intersticiales que se producen en cada caso), las tensiones efectivas quedan más
alejadas de las presiones de preconsolidación y se necesita menor profundidad de excavación
(d < 10 m) para asegurar que todo el terreno quede sobreconsolidado. Si d hubiese salido
mayor que 15 m se hubiese tenido que adaptar la expresión de p
0
’ a la real, tras el quiebro
(figura 12.2). Dicha ley es p
0
’ = | + o · z para z > 15 m con | = 30 t/m
3
y o = 1 t/m
3
.
e) En la figura 12.4 se muestra la red ortogonal de flujo pedida, tras haber impuesto las
condiciones de contorno y la semejanza de los diferentes cuadriláteros curvilíneos que
aparecen.
30 m
z
NF
5 m
15 m
25 m
¢ = cte = 10, µ = 0
¢ = z , µ = 0
¢ = cte = 0, µ = 0
drenes
¢ = 2
¢ = 4
¢ = 8
¢ = 6
líneas de corriente
Fig. 12.4 Aproximación de la red de flujo
Por simplificación se supondrá que el caudal de todos los tubos es el mismo, así que se tomará
el Ah total = 10. Si se considera una de las celdas, el caudal a bombear, de acuerdo con dicha
red de flujo será:
entre equipotenciales
3
4 -2
nº de tubos
m
4.32 10 m/dia 2 6 tubos 2 m 1= 1.037 10
m dia
Total
Total
Q K h
Q
o
÷
= A
=
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 105
EJERCICIO 13. Consolidación en terreno arcilloso con capa de arena intermedia
Se va a construir una nave industrial de grandes dimensiones (sobrecarga de 5 t/m
2
que puede
suponerse uniformemente repartida) sobre un terreno compuesto por una capa de arcilla
saturada (NF en superficie) de 21 m de espesor, apoyada sobre un estrato de gravas
prácticamente indeformable. Para el reconocimiento se han realizado varios sondeos que han
revelado la existencia de una capa granular de 1 m de espesor, así mismo casi indeformable,
intercalada en la arcilla y dividiendo a ésta en dos subestratos de igual espesor (E
m
=300 t/m
2
,
K=2·10
-7
cm/s en el estrato superior, y E
m
=600 t/m
2
, K=1·10
-7
cm/s en el estrato inferior). Los
sondeos se han entubado con una camisa de PVC y, en uno de ellos, se ha dejado una rejilla
tanto a la altura del estrato intermedio granular como en el fondo del sondeo, coincidiendo con
la capa de gravas. Con ello se pretende poder rebajar el nivel piezométrico en ambos estratos
granulares, el intermedio y el inferior, sin más que bombear agua de dicho sondeo hasta
alcanzar la altura deseada. Se pide:
a) Obtener la variación del asiento final producido por el rebajamiento en el sondeo con
rejilla, en función del descenso h del nivel de agua provocado, suponiendo que aún no se ha
construido la nave. Dibujar la ley h-asiento final y las leyes de presiones intersticiales
inicial y final, y una isocrona intermedia, para varios casos representativos.
b) Calcular el asiento final producido por la nave industrial si se mantiene en superficie el
nivel de agua del sondeo con rejilla, así como el asiento a 1 año y el tiempo necesario para
alcanzar el 95% de consolidación. Calcular el descenso que debería imponerse en dicho
sondeo para que en un año, antes de la construcción de la nave industrial, se consiguiera el
asiento final que produciría la misma.
Con objeto de acelerar el proceso de consolidación se decide estudiar el efecto combinado del
rebajamiento del nivel piezométrico en el sondeo con rejilla, con la construcción de un
terraplén de 2.5 m de altura (¸
n
=2 t/m
3
). Se pide:
c) Obtener el descenso que debe mantenerse en el sondeo con rejilla para que, conjuntamente
con el terraplén, se alcance en dos meses el asiento final que produciría la nave industrial.
Dibujar las leyes de presiones intersticiales iniciales, tras dos meses y las finales. Si se
impone el descenso máximo posible en el sondeo con rejilla, es decir hasta la capa de
gravas, obtener en qué plazo de tiempo se llega a dicho asiento y cuál es el grado de
consolidación correspondiente.
Por último se supone otro caso consistente en rebajar 10 m durante 2 meses el nivel de agua en
el sondeo con rejilla, al cabo de los cuales se empezará a construir la nave industrial. Se pide:
d) Obtener durante qué plazo de tiempo se deberá mantener el nivel de agua rebajado para
conseguir el asiento que produciría la nave industrial en caso de no bombear.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
106 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
l =10m
GRAVAS
ARCILLA
Ao=5 t/m
l =10m
-7
Em=300 t/m
l =1m
2
ARCILLA
ARENA
2
1
2
a
K=2·10 cm/s
2
K=10 cm/s
Em=600 t/m
-7
NF
Fig. 13.1 Esquema del terreno
a) En este primer apartado se debe obtener la variación del asiento final en función del
descenso h del nivel de agua provocado. En la figura 13.2 se pueden observar las leyes de
presiones intersticiales en el terreno en el caso de que h sea inferior a 10 m. Inicialmente se
tiene aplicada una presión hidrostática p
w0
. El descenso de nivel h en el sondeo producirá una
disminución de presión intersticial h·¸
w
tanto en la capa de arena como en la de gravas, que
iniciará un proceso de consolidación de los estratos de arcilla hasta alcanzar en ellos una
presión intersticial p
wf
a largo plazo.
A
C
B
D
l =10m
l =10m
2
a
1
Ao=5 t/m
2
p
w0
isocronas
isocronas
p
wf
wf
p
h·¸sum
h·¸sum
GRAVAS
ARCILLA
ARENA
ARCILLA
NF
l =1m
Fig. 13.2 Presiones intersticiales en el terreno en el caso h < 10 m
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 107
El asiento final estará compuesto por la suma de las aportaciones de cada uno de los dos
estratos de arcilla:
( ) ( ) ( ) h s h s h s
f f f
2 1
+ =
El asiento final en la arcilla superior se podrá calcular como
( )
1
1
'1
0
1
'
l
f
m
s h dz
E
o = A
)
El incremento de tensiones efectivas se puede calcular como el área de disipación en el
estrato correspondiente. Si hs10 m, dicho incremento y el asiento serán
( )
1
1 1
'1
'
2
w
w
f
m
h
z
l
h l
s h
E
¸
o
¸
A =
=
Por otra parte, el asiento de la arcilla inferior se puede calcular como
( )
1 2
1
2 2
' 2 ' 2
1
'
a
a
l l l
f w
l l
m m
l
s h dz h
E E
o ¸
+ +
+
= A =
)
con lo cual, el asiento final si hs10 m será
( )
1 2
1 2
' 2 '
w
f w
m m
h l l
s h h
E E
¸
¸ = +
Si el valor de h se encuentra entre 10 y 11 m (ver figura 13.3), la variación de presión
intersticial en la arcilla superior es máxima y ya no aumenta (Ap
w1
= ¸
w
l
1
), por lo que el
asiento final es
( )
2
1 1 1 2 2
1 2 1 2
' 2 ' 2 ' '
w w
f w w
m m m m
l l l l l
s h h h
E E E E
¸ ¸
¸ ¸ = + = +
En último lugar, si el valor de h fuese mayor de 11 m, el asiento final sería (ver figura 13.4)
( ) ( ) ( )
2
1 1
1 1 2
1 2
1
2 ' ' 2
w a
f a a w
m m
l l l h
s h h l l l l l h h
E E
¸
¸
+ + ( | |
= + ÷ ÷ + + + ÷
| (
\ . ¸ ¸
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
108 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
A
C
B
l =10m
l =10m
2
a
1
D
Ao=5 t/m
2
NF
ARCILLA
GRAVAS
ARCILLA
ARENA
isocronas
p
w0
l · ¸sum
wf
p
p
wf
isocronas
1
l · ¸sum
1
l =1m
Fig. 13.3 Presiones intersticiales en el terreno en el caso 10 < h <11 m
Debe recordarse que el término Ao’ coincide con el área de presiones intersticiales que se
deberán disipar y puede deducirse directamente de la figura correspondiente (en este último
caso la 13.4).
B
A
C
wf
p isocronas
w0
p
isocronas
p
wf
h·¸sum
D
Ao=5 t/m
2
NF
l =10m
l =1m
2
a
1
l =10m
GRAVAS
ARENA
ARCILLA
ARCILLA
Fig. 13.4 Presiones intersticiales en el terreno en el caso 11 < h < 21 m
Se puede observar que en todas las expresiones anteriores los asientos finales varían
linealmente con h, y, por lo tanto, para dibujar la gráfica h-asiento final sólo se necesitarán
los valores extremos de cada intervalo. En la siguiente tabla se indican estos valores, que se
representan gráficamente en la figura 13.5.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 109
Tabla 13.1. Relación h-asiento final.
h(m) s
f
(m)
10 0.33
11 0.35
21 0.43
0.32
0.34
0.36
0.38
0.4
0.42
0.44
10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21
Descenso de nivel (m)
A
s
i
e
n
t
o

f
i
n
a
l

(
m
)
Fig. 13.5 Evolución del asiento final con el descenso de nivel
b) En este segundo apartado se va a empezar con el cálculo del asiento final producido por la
nave industrial sin rebajamiento de nivel de agua en el sondeo. Este asiento será la suma de
los correspondientes a los dos estratos de arcilla sometidos a una carga uniformemente
repartida de 5 t/m
2
:
m 25 . 0
m t 600
m 10 m t 5
m t 300
m 10 m t 5
2
2
2
2
2 1
=

+

= + =
f f f
s s s
Para estimar el asiento al cabo de un año, se deberá calcular previamente el coeficiente de
consolidación:
9 2 9 2
1 2 2 2
3 3
2 10 m s 300t m 10 m s 600t m
0.0518m día 0.0518m día
1t m 1t m
m
v
w
v v
KE
c
c c
÷ ÷
=

= = = =
¸
Se puede observar que los coeficientes de consolidación de cada estrato coinciden. A
continuación debe calcularse el tiempo adimensional T al cabo de un año con H = 5 m, ya
que los dos extremos de ambos estratos permiten el drenaje:
( )
2
2 2
0.052m día 365días
0.759
5m
v
c t
T
H

= = =
Con lo cual, el grado de consolidación será U = 0.875. Por lo tanto, el asiento al cabo de un
año será
( ) m 219 . 0 875 . 0 m 25 . 0
1
= = = t U s s
f año
El siguiente paso es calcular el tiempo necesario para alcanzar el 95% de consolidación. Si U
= 0.95 y T = 1.129, por lo tanto:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
110 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
( )
días 545
día m 052 . 0
m 5 129 . 1
2
2 2
=

= =
v
c
TH
t
Finalmente, se pide calcular el descenso de nivel necesario para que en un año se consiga el
asiento final que produciría la nave industrial, es decir:
1 1
bombeo bombeo nave
año f año f
s s U s = =
El grado de consolidación al cabo de un año, tanto para el caso de bombeo como para el caso
de la construcción de la nave, será el mismo debido a que éste no depende de la carga (salvo
que hubiese un proceso de descarga o un cambio de geometría):
875 . 0
1 1
= =
nave
año
bombeo
año
U U
Con lo que
m 286 . 0
875 . 0
m 25 . 0
m 25 . 0
1
1
= = =
= =
bombeo
año
nave
f
bombeo
f
nave
f
bombeo
año
U
s
s
s s
Igualando este valor a la expresión deducida en el apartado anterior, suponiendo como
primera hipótesis que h < 10 m, resulta:
1 2
1 2
0.286m
' 2 '
8.57m
bombeo w
f w
m m
h l l
s h
E E
h
¸
¸ = + =
=
Si h hubiese resultado ser mayor que 10 m, se hubiese tenido que rehacer el cálculo con las
expresiones apropiadas. Estas expresiones, para 11 > h > 10 y para h > 11, han sido
deducidas en el apartado anterior.
c) En este apartado se pide el descenso que debe mantenerse en el sondeo para que,
conjuntamente con un terraplén de 2.5 m de altura, se alcance en dos meses el asiento final
que produciría la nave industrial, es decir:
2 2
nave terraplén bombeo
f meses meses
s s s = +
Por una parte está el asiento provocado por el terraplén de 2.5 m (Ao’ = 5t/m
2
) en los dos
estratos arcillosos:
m 25 . 0
m t 600
m 10 m t 5
m t 300
m 10 m t 5
2
2
2
2
2 1
=

+

= + =
f f
terraplén
f
s s s
El tiempo adimensional al cabo de dos meses será
( )
2
2 2
0.052m día 60días
0.124
5m
v
c t
T
H

= = =
Lo cual significa un grado de consolidación del 40% y un asiento al cabo de 2 meses de
2 2
0.25m 0.4 0.10m
terraplén terraplén
meses f meses
s s U = = =
Por lo tanto, el asiento producido por el bombeo deberá ser
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 111
2 2
2
2
0.25m 0.10m 0.15m
0.15m
0.375
0.40
bombeo nave terraplén
meses f meses
bombeo
bombeo meses
f
meses
s s s
s
s
U
= ÷ = ÷ =
= = =
Con lo cual
( ) ( )
1 2
1 2
2
1 1
1 1 2 1 2
Debe utilizarse una
0.375 11.25m 10m
expresión para > 10 m ' 2 '
1
0.375 12.63m
2 ' ' 2
bombeo w
f w
m m
bombeo w a
f a a w
m m
h l l
s h h
h E E
l l l h
s h l l l l l h h h
E E
¦
= + = ¬ = > ¬
´
¹
+ + ( | |
= + ÷ ÷ + + + ÷ = ¬ =
| (
\ . ¸ ¸
¸
¸
¸
¸
En la figura 13.4 se han dibujado, aproximadamente para este caso, las leyes de presiones
intersticiales iniciales, varias intermedias, entre ellas tras dos meses, y las finales.
Por último, queda calcular en qué plazo de tiempo se llega a este asiento si se impone el
descenso máximo posible en el sondeo con rejilla, es decir, para h =21 m:
2
10 ·1 1 10 1 21
(21 10 1) (10 1 10 21)·21)·1 0.433m
2·300 600 2
bombeo
f
s
+ + | |
= + ÷ ÷ + + + ÷ =
|
\ .
Con lo que se obtendría un grado de consolidación respecto al asiento final de la nave de
577 . 0
433 . 0
25 . 0
= = =
bombeo
f
nave
f
s
s
U
Que se traduce en un tiempo adimensional de T = 0.264. Por lo tanto, el tiempo necesario
para llegar a dicho asiento será
( )
días 127
día m 052 . 0
m 5 264 . 0
2
2 2
=

= =
v
c
TH
t
d) En este último caso se rebaja 10 m el nivel de agua en el sondeo con rejilla durante t
0
= 2
meses, a partir de lo cual se construye la nave industrial, y se debe obtener el plazo de
tiempo que se deberá mantener el nivel rebajado para conseguir el asiento que produciría la
nave industrial en caso de no bombear. Por simplicidad se va considerar que la acción debida
a la nave aparece instantáneamente a los dos meses, aunque en realidad, como es lógico, se
produce gradualmente a medida que se construye la misma.
De acuerdo con el enunciado, debe obtenerse el tiempo para el que se cumple la siguiente
condición:
0 0
bombeo nave bombeo nave nave
t t t f t f t t f
s s s U s U s
÷ ÷
+ = + =
El asiento final producido por la nave industrial es de 25 cm, mientras que si se rebaja 10 m
el nivel en el sondeo, el asiento final correspondiente será
m 333 . 0 10
600
10
2
10
300
10
= + =
bombeo
f
s
Suponiendo que el tiempo adimensional de ambos procesos (T
1
para t y T
2
para t-2 meses)
sea mayor que 0.2, deberá imponerse
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
112 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
2 2
1 2
2 2
0
2 2
4 4
2 2
( )
· ·
4 4
2 2
8 8
1 1
8 8
1 1
v v
T T
bombeo nave nave
f f f
c t c t t
bombeo nave nave
H H
f f f
s e s e s
s e s e s
t t
t t
t t
t t
÷ ÷
÷
÷ ÷
| | | |
÷ + ÷ = | |
| |
\ . \ .
| | | |
| | ÷ + ÷ =
| |
\ . \ .
Despejando de la expresión anterior se obtiene
2
0
2
2
2
2 2
2
·
4
2 2
2
0.052·60
·
4 5
4
ln
8
e
4 5 0.333
ln 96.2días
0.052 8
0.333 0.25e
v
bombeo
f
c t
v
bombeo nave
H
f f
s
H
t
c
s s
t
t
t
t
t
t
t
( | |
( |
= ÷
( |
( |
+
(
\ . ¸ ¸
( | |
( |
= ÷ =
( |
|
(
+ \ . ¸ ¸
Antes de dar por válido este resultado debe calcularse el valor de los tiempos adimensionales
para comprobar que la hipótesis realizada de que son superiores a 0.2 es correcta:
1
2
0
2
2
0.052·96.2
0.20
25
( ) 0.052·(96.2 60)
0.075
25
v
v
c t
T
H
c t t
T
H
= = =
÷ ÷
= = =
Consecuentemente, la hipótesis no era correcta y deben rehacerse los cálculos con las
expresiones correctas de T (para Ts0.2). En este caso puede suponerse que en ambos casos
Ts0.2. Si sólo se hubiese cumplido esta condición en uno de ellos, se habrían tenido que
utilizar expresiones diferentes para T
1
y para T
2
(relación exponencial o raíz cuadrada según
fuese T>0.2 o Ts0.2):
( )
( )
1 2
0
2 2
0
0 0
4 4
( )
4 4
2
2 0.052
0.333 0.25 0.017 0.013 0.25
5
bombeo nave nave
f f f
v v
bombeo nave bombeo nave nave v
f f f f f
T T
s s s
c t c t t
c
H H
s s s t s t t s
H
t t t t t t
t t
t t t
t
+ =
÷
+ = + ÷ =
+ ÷ = + ÷ =
Iterando en la expresión anterior se obtiene t = 98.85 días.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 113
EJERCICIO 14. Inyección de agua en un acuífero limitado por una capa arcillosa
Para realizar una recarga artificial en un acuífero de material arenoso muy poco deformable
de 10 m de espesor limitado inferiormente por una base impermeable horizontal y
superiormente por una capa arcillosa saturada de 10 m de potencia (nivel freático en
superficie, ¸
n
=2 t/m
3
, a
v
=0.005m
2
/t, e
0
=0.8) se inyecta agua en él mediante pozos de 0.2 m de
radio, entubados en la capa arcillosa y ranurados (rejilla) al atravesar el acuífero, con un
caudal de 1.5 l/s cada uno (ver figura 4.1).
Previamente, para conocer la permeabilidad del acuífero en las inmediaciones de uno de los
pozos, se lleva a cabo un ensayo de inyección con un caudal bajo (0.1 l/s) con el que se mide un
ascenso de nivel de 1 m en el pozo cuando se ha alcanzado el régimen estacionario. Por otro
lado se comprueba que a una distancia del orden de 1000 m del pozo el nivel piezométrico del
acuífero prácticamente no varía al bombear o inyectar desde él.
a) Explicar cómo variarán las presiones intersticiales en el acuífero en función de la
distancia al pozo, en la situación estacionaria, por efecto de la inyección. Explicar
también cómo dependerá dicha variación con la permeabilidad del acuífero y con
caudal inyectado. Indicar qué variación de las presiones intersticiales se producirá
en la capa arcillosa y qué forma tendrán los asientos en superficie. Y, finalmente,
dónde y en qué momento podrá producirse sifonamiento en el terreno.
b) Determinar la permeabilidad del acuífero así como el caudal máximo que se podrá inyectar
en régimen estacionario sin peligro de sifonamiento (FS > 1). ¿Qué punto es el más crítico
en esta situación?
Dado que el caudal previsto a inyectar es mayor que el máximo, se decide construir un
terraplén de altura a y radio r (¸
t
=2 t/m
3
) alrededor del pozo de forma que el FS al
sifonamiento tenga bajo el terraplén un valor mínimo de 1.1 y un valor máximo de 1.6.
c) Determinar la altura de terraplén necesaria así como la distancia que debe cubrir. ¿Qué
otras posibilidades respecto a la forma del terraplén serían más rentables?
Finalmente se quieren estudiar los asientos en la superficie del terreno causados por la
consolidación del estrato arcilloso al inyectar en el acuífero. Como las presiones intersticiales
variarán con la distancia al pozo, el problema no será unidimensional, aunque puede adoptarse
esta hipótesis simplificadora en caso necesario.
d) Explicar brevemente cómo se calcularía el asiento a tiempo t producido por la inyección, el
producido por el terraplén y el producido por ambos.
e) Determinar el asiento a largo plazo producido por el terraplén una vez haya cesado la
inyección. Si no cesara la inyección, explicar las diferencias, si las hay, entre el asiento final
en puntos cercanos al pozo y en puntos cerca del borde del terraplén.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
114 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
10m
ARENAS
10m
0.2m
ARCILLAS
NF
Q = 0.1 l/s
Fig. 14.1 Esquema del terreno
a) En este primer apartado se van a explicar algunos aspectos de planteamiento del problema.
Suponiendo que la capa arcillosa superior es mucho más impermeable que la arena
intermedia, ésta última se comportará como un acuífero confinado.
En primer lugar se pide cómo variarán en condiciones estacionarias las presiones
intersticiales en el acuífero en función de la distancia al pozo cuando se proceda a la
inyección. Para ello se puede plantear la condición de continuidad del caudal inyectado en
una superficie cilíndrica arbitraria concéntrica con el pozo. Al tratarse de un acuífero
confinado, en el que se supone que los estratos superior e inferior son impermeables, los
caudales se producirán únicamente en el estrato de arena y sólo tendrán componente radial
hacia el pozo. Por simetría y continuidad, el caudal unitario en un punto específico sólo
dependerá de la distancia r al pozo (q(r)). El caudal que atraviesa un cilindro de radio r y
altura b (espesor del acuífero) será
( ) 2
r
Q rbq r t =
Por continuidad este caudal deberá ser igual al inyectado Q:
( ) 2 Q rbq r t =
Sustituyendo q(r) por la ley de Darcy resulta
2
2
dh Q dr
Q K rb dh
dr bK r
t
t
= ÷ = ÷
donde h es el nivel piezométrico. Integrando la ecuación diferencial anterior resulta
A r
bK
Q
h +
t
÷ = ln
2
donde A es una constante de integración. Si a una distancia r = r
0
, el nivel es h = h
0
, se
obtiene
0 0
ln
2
Q
A h r
bK t
= +
y finalmente:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 115
0
0
ln
2 r
r
bK
Q
h h
t
÷ = ÷
Hay que indicar que esta expresión no se puede generalizar para distancias radiales muy
grandes (salvo que exista una línea de recarga teórica, como ocurre en el caso ideal de isla
circular) ya que la condición de continuidad, con agua completamente incompresible, no
permite el flujo (q=0). Esta limitación puede comprobarse en la expresión anterior, en la que
los valores de h no son razonables para distancias radiales suficientemente elevadas.
De acuerdo con la expresión obtenida las presiones intersticiales en el acuífero varían de
forma logarítmica en relación con la distancia al pozo, al menos para distancias no muy
elevadas. También se puede observar que dicha variación es directamente proporcional al
caudal e inversamente proporcional a la permeabilidad del acuífero.
En la figura 14.2 se muestra la variación de presiones intersticiales que se producirá en el
terreno. En el acuífero la presión intersticial aumentará en la misma magnitud en los
diferentes puntos de cada distancia radial (superficie cilíndrica concéntrica con el pozo), e irá
disminuyendo logarítmicamente al aumentar la misma. En la capa de arcilla la presión
intersticial variará entre la que se produce en el acuífero y 0 en el NF, cuya posición se
supone invariable. Puede suponerse, como primera aproximación, que en condiciones
estacionarias la ley de alturas piezométricas variará linealmente con la profundidad para cada
distancia radial y, por lo tanto, las presiones intersticiales deberán variar así mismo
linealmente. Consecuentemente, de acuerdo con esta hipótesis, en la capa de arcilla las
presiones intersticiales disminuirán logarítmicamente con la distancia radial, y aumentarán
linealmente con la profundidad.
Esta variación de las presiones intersticiales que necesariamente se produce en la capa de
arcilla contrasta con el hecho de haber considerado que sólo existe flujo de agua radial en el
acuífero. En realidad, para que puedan cumplirse las condiciones impuestas (básicamente
continuidad) es necesario que las alturas piezométricas varíen en la capa de arcilla tanto
vertical como horizontalmente, que es lo que ocurre en la realidad, así como que en el
acuífero varíen también verticalmente y se produzca un cierto caudal en dicha dirección. Sin
embargo, si la permeabilidad de la arcilla es muy baja, como ocurre en este caso, los
caudales que se producen son muy pequeños (cero si se supone que su permeabilidad es
nula) y pueden considerarse despreciables comparados con el caudal radial en el acuífero a
efectos de imponer continuidad.
Como las presiones intersticiales aumentan en el acuífero al inyectar, y las tensiones totales
se mantienen constantes, las tensiones efectivas disminuirán y el terreno sufrirá
hinchamientos en superficie. Estos hinchamientos, al ser proporcionales al cambio de
tensiones efectivas, seguirán aproximadamente la misma ley que la variación de presiones
intersticiales, aunque esto es sólo una aproximación.
Por último queda analizar dónde y cuándo puede producirse sifonamiento (condición o’
v
=0).
Teniendo en cuenta que las tensiones totales permanecen invariables y que las presiones
intersticiales disminuyen al alejarnos del pozo, la situación más desfavorable se producirá en
las cercanías del mismo. Como el NF está en superficie y se ha supuesto que en la capa de
arcilla las presiones intersticiales aumentan linealmente con la profundidad, podrá utilizarse,
alternativamente, el concepto de gradiente crítico en dicha capa, o la condición de
sifonamiento en cualquier punto del estrato (y, en particular, en el contacto con el acuífero).
En cuanto al acuífero, y teniendo en cuenta las leyes de presiones intersticiales que se
producen, y que las tensiones totales permanecen constantes, los puntos más desfavorables
serán los más cercanos a la interfase entre la arena y la arcilla cerca del pozo, que es donde
las presiones intersticiales son más altas y las tensiones totales más bajas (ver figura 14.2).
Consecuentemente, y teniendo en cuenta la fase previa transitoria, el punto más desfavorable
será el de contacto entre la capa de arena y la de arcilla, cerca del pozo.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
116 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Por otro lado, cuanto mayor sea el caudal inyectado, mayor será el incremento de presiones
intersticiales y mayor el riesgo de sifonamiento en dicha zona.
ARENAS
10m
Ap
w
10m
ARCILLAS
Ley final
Ley inicial
Ley de ¢ en x
isocronas
puntos
desfavorables
para el
sifonamiento
Fig. 14.2 Esquema de la ley de presiones instersticiales en el caso de inyectar
b) En este segundo apartado, se debe calcular la permeabilidad del acuífero sabiendo que al
inyectar un caudal de 0.10 l/s se mide un ascenso de nivel en el pozo de 1 m cuando se
alcanza el régimen estacionario y que a una distancia del orden de 1000 m del pozo el nivel
piezométrico del acuífero prácticamente no varía al bombear o inyectar desde él.
Sustituyendo estos datos en la expresión deducida en el apartado anterior, se tiene
( )
0
0
3
5
ln
2
0.1l s·0.001 m /l 0.2m
1m ln
2 10m 1000m
1.36 10 m s
Q r
h h
bK r
K
K
t
t
÷
÷ = ÷
= ÷
=
Una vez obtenida la permeabilidad, se puede calcular el caudal máximo que se podrá
inyectar en régimen estacionario sin peligro de sifonamiento (FS = 1, aunque a efectos
prácticos sería muy arriesgado aceptar este caso límite), teniendo en cuenta, como se ha
deducido en el apartado anterior, que los puntos más desfavorables son los de la interfase
entre la capa de arena y de arcilla cerca del pozo:
3 2
2
10m 2t m 20t m
20
1.0 10m
10
10t m
v
v
w w
w w
FS h
p h
p h
o
o
¸
¸
¹ = =
¦
= = = ¬ A =
`
+ A
= + A
¦
)
Sustituyéndolo en la expresión de la variación de presiones intersticiales obtenida
anteriormente resulta que el caudal máximo que se puede bombear es de 1.0 l/s.
c) En este apartado se debe calcular la altura a del terraplén teniendo en cuenta los coeficientes
de seguridad máximo y mínimo indicados en el enunciado. En el caso del coeficiente de
seguridad mínimo, habrá que imponerlo en el punto más desfavorable que, según se ha visto
en el apartado anterior, es el del contacto entre las capas de arcilla y arena en las cercanías
del pozo. En lo relativo al coeficiente de seguridad máximo, la condición puede interpretarse
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 117
de varias formas. Excluyendo el caso de terreno sin terraplén lejos del pozo, ya que el
enunciado indica que el coeficiente de seguridad que debe considerarse es bajo el terraplén,
se puede interpretar que el punto de cálculo es en el contacto entre la capa de arena y la base
impermeable, donde será mayor, o en el contacto entre las capas de arcilla y arena, donde
será menor. Aunque ambas interpretaciones son posibles, se va a tomar ésta última.
En primer lugar se debe indicar que para un caudal inyectado de 1.5 l/s, se produce una
variación de altura piezométrica en el pozo (Ah) de 15 m. El factor de seguridad mínimo
(FSmínimo=1.1) se dará en la zona más cercana al mismo, donde
2 3
2 2
20t m 2t m ·
20 2
1.1 3.75m
25
10t m 10 15 25t m
v
v
w
w w
a
a
FS a
p
p h
o
o
¸
¹ = +
+ ¦
= = = ¬ =
`
= + A = + =
¦
)
En cuanto al factor de seguridad máximo se producirá a una cierta distancia del pozo, y es el
que nos dará la distancia que debe cubrir el terraplén:
2 2 2
2
20t m 7.5t m 27.5t m
27.5
1.6 7.19m
10
10t m
v
v
w
w w
FS h
p h
p h
o
o
¸
¹ = + =
¦
= = = ¬ A =
`
+ A
= + A
¦
)
Una vez conocido el incremento de altura piezométrica, simplemente queda sustituir este
valor en la expresión obtenida en el apartado anterior y calcular el valor de r:
( ) ( )
0
3
5
ln
2
1.50 l s·0.001m /l
7.19m ln
1000m 2 10m 1.35 10 m s
Q r
h
bK r
r
t
t
÷
A = ÷
= ÷

con lo cual resulta que r = 17.2 m. Falta comprobar que más allá del terraplén el coeficiente
de seguridad sigue siendo suficiente. El punto más crítico será su extremo:
2
2 2 2
20t m
20
1.16
17.19
10t m 7.19t m 17.19t m
v
v
w
w
FS
p
p
o
o
¹ =
¦
= = =
`
= + =
¦
)
Cabe decir que en los cálculos anteriores se han considerado condiciones unidimensionales
para la estimación de los estados tensionales en el terreno, lo cual no es correcto,
especialmente en las cercanías del extremo del terraplén. Sin embargo, la aproximación
puede considerarse suficiente, en especial en los casos más críticos (coeficientes de
seguridad mínimos) que se sitúan lejos del extremo del terraplén (en el pozo) o en los que se
queda del lado de la seguridad (coeficiente de seguridad más allá del extremo del terraplén).
Si el coeficiente de seguridad que se quiere mantener es 1.1, con el terraplén obtenido en el
apartado anterior se cumple esta condición, pero es excesivo al alejarse del pozo (hasta
alcanzar, como se ha visto, un coeficiente de seguridad 1.6 en el extremo). Una opción para
optimizar el terraplén es reducir su altura al alejarse del pozo de acuerdo con la variación de
altura piezométrica que se produce en el terreno:
( )
0
0
0 0 0 0
0
( )·
( )·
1 1
( ) ( ( )· ) ( ln )
2
v v t
w w w
w w v w w v
t t
a r
FS
p p h r
Q r
a r FS p h r FS p
bK r
o o ¸
¸
¸ o ¸ o
¸ ¸ t
+
= =
+ A
| |
= + A ÷ = ÷ ÷
|
\ .
que particularizado a este caso es
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
118 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
3
2 3 2
3 -5
1 1.5l/s·0.001m /l
( ) 1.1(10t/m 1t/m · ln ) 20t/m
2t/m 2 ·10m·1.35·10 m/s 1000m
1000m
( ) 0.97m·ln 4.5m
r
a r
a r
r
t
| |
= ÷ ÷
|
\ .
= ÷
El terraplén tendrá inicialmente una altura de 3.75 m (r=0.2 m) y se extenderá hasta que su
altura sea 0:
max
( ) 0
1000m
0.97m·ln 4.5m=0
9.67m
a r
r
r
=
÷
=
d) En este apartado se pide explicar cómo se calcularía el asiento a tiempo t producido por la
inyección, el producido por el terraplén y el producido por ambos. En todos los casos se va a
considerar que el acuífero es muy poco deformable, como indica el enunciado, y que los
asientos se producen en la capa de arcilla. El problema planteado es bidimensional (variables
r y z, con simetría axisimétrica), ya que los estados tensionales (presiones intersticiales,
tensiones efectivas) dependen de la distancia al pozo y varían con la profundidad, excepto
con el terraplén si actúa solo y se considera que es de grandes dimensiones. Sin embargo con
dicho planteamiento bidimensional no es posible un cálculo analítico aunque, evidentemente
podría resolverse de forma numérica.
Para llevar a cabo una estimación analítica es necesario hacer la hipótesis de condiciones
unidimensionales, suponiendo en cada vertical (de hecho en cada superficie cilíndrica
concéntrica con el pozo) que el asiento es el correspondiente a la variación de la tensión
efectiva que producen en él la inyección (Ao
i
’=-¸
w
·Ah(r) en el contacto arena-arcilla) y/o el
terraplén (Ao
t
’=¸
t
·a(r) en todo el estrato de arcilla). La inyección producirá un hinchamiento
ya que al aumentar las presiones intersticiales se inducirá una disminución de las tensiones
efectivas. Por su parte, el terraplén producirá un asiento, ya que, tras el proceso transitorio de
consolidación, habrán aumentado las tensiones totales y consecuentemente también las
efectivas. Como la inyección de agua en el pozo produce una variación de las presiones
intersticiales que depende de la distancia radial, los hinchamientos o asientos producidos
también dependerán de la misma. Así mismo, la combinación de los efectos de la inyección
y del terraplén puede hacer que en determinadas zonas se produzcan hinchamientos o
asientos dependiendo de la profundidad. Si en todos los puntos se produce un hinchamiento
o un asiento, la hipótesis de condiciones unidimensionales puede ser relativamente aceptable.
Sin embargo, si dependiendo de la distancia radial o de la profundidad se producen
hinchamientos o asientos (por ejemplo, hinchamientos cerca del pozo, asientos después bajo
el terraplén e hinchamientos de nuevo más allá del mismo; o asientos en la zona más
superficial e hinchamientos en la más profunda), el planteamiento, especialmente en las
zonas con asiento nulo (cambio de hinchamiento a asiento o viceversa), no será fiable si el
terreno está normalmente consolidado ya que los parámetros utilizados en cada zona serán
diferentes (correspondientes a rama noval o a ramas de descarga y recarga).
Se comentan a continuación los tres casos que se indican en el enunciado (ver figura 14.3):
÷ Asiento producido por la inyección. En este caso se debe calcular la variación de la
presión intersticial en la capa de arcilla (Ap
wi
=-Ao
i
’=¸
w
·Ah(r)>0 en el contacto con las
arenas y variación lineal hasta valer cero en superficie en condiciones estacionarias) y, a
partir de este dato, obtener el incremento de tensión efectiva en cada distancia radial y
profundidad y el asiento a tiempo infinito en cada distancia radial a partir del área de
variación de tensiones efectivas, del módulo edométrico y de la potencia del estrato.
Con el tiempo t, la potencia del estrato y el coeficiente de consolidación a partir del
coeficiente de compresibilidad en descarga y recarga y la permeabilidad, se obtendrá el
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 119
tiempo T adimensional y el grado de consolidación U, que multiplicado por el asiento a
tiempo infinito dará lugar al asiento a tiempo t en cada distancia radial. Como se ha
indicado, la inyección aumenta las presiones intersticiales, por lo que disminuirán las
tensiones efectivas y se producirá un hinchamiento del terreno.
÷ Asiento producido por el terraplén. El cálculo será análogo al anterior pero teniendo en
cuenta que en este caso se produce un incremento de tensión efectiva constante con la
profundidad e igual a la presión transmitida por el terraplén (Ao
t
’=¸
t
·a(r)>0), y se deberá
utilizar el coeficiente de compresibilidad en carga, al suponer que la arcilla está
normalmente consolidada.
÷ Asiento producido por ambos efectos. El cálculo será análogo a los dos casos anteriores,
pero con la suma de variación de tensiones efectivas de los dos procesos (en superficie
Ao’
z=0
= Ao
i
’(z=0)+Ao
t
’(z=0) = -Ap
wi
(z=0)+Ao
t
(z=0) = 0+¸
t
·a(r) y en el contacto con las
arenas Ao’
z=h
= Ao
i
’(z=h)+Ao
t
’(z=h) = -Ap
wi
(z=h)+Ao
t
(z=h) = -¸
w
·Ah(r)+¸
t
·a(r), con
variación lineal entre ambos valores en condiciones estacionarias). Como se ha
comentado anteriormente, el cálculo deberá realizarse con el coeficiente de
consolidación en carga o en descarga y recarga dependiendo de si el incremento de
tensiones efectivas inducido en cada punto por el terraplén es mayor o menor,
respectivamente, que la disminución inducida por la inyección. Como se ha indicado el
cálculo perderá fiabilidad si se combinan situaciones en las que se producen asientos e
hinchamientos. Si la variación de presiones intersticiales inducida por la inyección cerca
del pozo supera a la correspondiente al terraplén, el suelo se comprimirá cerca de
superficie e hinchará en profundidad en dicha zona, aunque podrá pasar a comprimirse
en todos los puntos a partir de una cierta distancia radial (cuando la variación de
presiones intersticiales inducida por la inyección sea menor que la correspondiente al
terraplén) y pasará a ser de hinchamiento en todos los puntos más allá del terraplén,
siempre y cuando el mismo no llegue, como parece lógico, al radio de influencia del
pozo.
10m
ARENAS
Ap
w
Ley inicial
Ley final para r
ARCILLAS
10m
isocronas para r
Ley de ¢ en x
Q = 1.5 l/s
0
0
Ley inicial
Ley final para r
isocrona a tiempo t para r
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
120 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
10m
ARENAS
Ao(r)
Ley inicial
3.75
10m
isocronas
ARCILLAS
Superficie terraplen
9.67
Ao(r)
0
Fig. 14.3 Variación cualitativa de las tensiones efectivas en los casos de inyección, de
construcción del terraplén
e) En este apartado se pide determinar el asiento a largo plazo producido por el terraplén una
vez haya cesado la inyección así como que se explique las diferencias, si las hay, entre el
asiento final en puntos cercanos al pozo y en puntos cerca del borde del terraplén si no
cesara la inyección.
Como se ha comentado anteriormente, la inyección incrementa las presiones intersticiales
y reduce las tensiones efectivas, por lo que el suelo tiende a sobreconsolidarse e
hincharse, mientras que el terraplén aumenta las tensiones totales, por lo que el suelo
tiende a consolidarse y asentar. Como se parte de una situación normalmente consolidada
y se considera que ha cesado la inyección, el terraplén hará que todos los puntos del
terreno se encuentren al final en la rama de carga, por lo que para calcular el asiento
producido a largo plazo cuando la inyección ha finalizado, podrá prescindirse del efecto
de ésta última:
2
3
0
0.005m /t
'· ·(2t/m ·3.75m)·10m=20.8cm
1 1 0.8
v
a
s h
e
o = A =
+ +
Este asiento será uniforme bajo el terraplén lejos de los bordes.
En el caso de que no cese la inyección los asientos serán diferentes, como se ha
comentado con anterioridad. La inyección reduce las presiones intersticiales y hace
disminuir los asientos. Este efecto será diferente según el punto que se considere. Será
tanto mayor cuanto más cerca se esté del pozo. Por otro lado, el efecto del terraplén, y por
lo tanto el asiento inducido por él, disminuirá al acercarnos a su borde y seguirá
reduciéndose más allá del mismo hasta desaparecer a suficiente distancia (a efectos
prácticos del orden de un par de veces la altura del terraplén).
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 121
EJERCICIO 15. Determinación de parámetros en ensayos triaxiales
En un terreno horizontal con el nivel freático en superficie (¸
n
= 2 t/m
3
) se quiere cimentar una
nave industrial mediante zapatas corridas. Para la caracterización del terreno se realiza una
campaña de sondeos, en los que se obtienen muestras inalteradas para la realización de
ensayos triaxiales en laboratorio, y de ensayos presiométricos, para estimar las tensiones
horizontales in situ. Dos de dichas muestras se extraen a 5 m de profundidad bajo la posición
de una de las zapatas. Una vez talladas (10 cm de altura y 5 cm de diámetro) y situadas en el
equipo triaxial, se aplica de forma drenada el estado tensional y la presión intersticial
correspondientes a las condiciones in situ (tensión horizontal total 0.7 kp/cm
2
) de cada una de
las muestras. Para estudiar en el equipo triaxial las características de consolidación de este
suelo se aplica un incremento de presión vertical de 1.5 kp/cm
2
variando simultáneamente la
presión de cámara de forma que la deformación lateral sea nula. Tras el ensayo se obtiene una
altura final de la muestra de 9.86 cm, y se alcanza el 50% de la deformación a los 15 minutos.
El incremento de tensión horizontal necesario para mantener las condiciones edométricas es de
0.6 kp/cm
2
.
a) Obtener el coeficiente de empuje al reposo, el módulo de deformación edométrico y los
módulos correspondientes E’ y u’ de la muestra. ¿Está el suelo in situ sobreconsolidado?.
Justificar la respuesta.
b) Aunque el ensayo se ha realizado con drenaje por ambos extremos de la muestra, obtener el
coeficiente de consolidación y la permeabilidad en los dos casos posibles de drenaje.
Adicionalmente interesa obtener los parámetros resistentes del suelo. Para ello, la muestra
anterior se aprovecha para obtener un estado de rotura del mismo partiendo de las condiciones
finales del proceso de ensayo anteriormente indicado, mientras que la segunda se utiliza para
llevar a cabo un ensayo adicional de rotura directamente desde las condiciones iniciales
correspondientes a las in situ. En la primera muestra se disminuye la presión de cámara en
condiciones no drenadas, manteniendo la presión vertical constante, y se llega a rotura tras
variarla en 0.1 kp/cm
2
(presión intersticial final 0.44 kp/cm
2
). En la segunda muestra se
aumenta la presión vertical, así mismo en condiciones no drenadas, y se produce la rotura tras
un aumento de la misma de 0.15 kp/cm
2
.
c) Obtener los parámetros A
f
, c’ y |’ de este suelo así como la resistencia al corte sin drenaje
correspondiente a cada ensayo. ¿Cuál de estos dos valores de c
u
es más representativo del
punto del terreno que se estudia?
d) Dibujar las trayectorias de tensiones en el plano p-p’-q correspondientes a los dos ensayos
descritos. Si la segunda muestra se hubiera llevado a rotura en condiciones drenadas, ¿qué
incremento de tensión vertical se habría tenido que aplicar?
e) Suponiendo que el punto de extracción de la muestra se encuentra bajo el centro de una
zapata de 4 m de ancho, y que el estado tensional en el terreno se estima a partir de
hipótesis de comportamiento elástico, determinar la presión p de forma que ese punto se
encuentre en situación de rotura considerando, alternativamente, condiciones drenadas y no
drenadas.
a) A partir de los datos del enunciado puede obtenerse el estado tensional del terreno en el
punto de extracción de las muestras (a 5 m de profundidad):
3 2 3 3 2
2 2 2 3 2
5m 2t m 10t m ' 5m 2t m 5m 1t m 5t m
0.7kp cm 7 t m ' 7 t m 5m 1t m 2t m
v v
h h
o o
o o
= = = ÷ =
= = = ÷ =
Con estos datos es inmediato deducir el coeficiente de empuje al reposo:
4 . 0
m t 5
m t 2
'
'
2
2
0
= =
o
o
=
v
h
K
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
122 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
En el equipo triaxial se aplica un proceso drenado de carga edométrica (deformación radial
nula). Consecuentemente la presión intersticial de la muestra permanecerá constante y se
producen los siguientes incrementos de tensiones verticales y horizontales efectivas tras la
consolidación:
2 2
2 2
' 1.5kp cm 15t m
' 0.6kp cm 6t m
v v
h h
o o
o o
A = A = =
A = A = =
El coeficiente de empuje al reposo tras el ensayo será
( )
( )
4 . 0
15 5
6 2
'
'
0
=
+
+
=
o
o
=
f v
f h
K
Este coeficiente tiene el mismo valor que antes, por lo que puede deducirse que el terreno se
encuentra normalmente consolidado.
El siguiente paso es obtener el módulo de deformación edométrica, que será la relación entre
el incremento de tensión efectiva vertical y el incremento de deformación vertical:
( )
2
2
1
' 15t m
1071.4t m
0.10 0.0986 m
0.10m
v
m
E
o
c
A
= = =
÷ A
Una vez llevado a cabo este cálculo, queda por obtener E’ y v’. El coeficiente de Poisson se
podrá calcular imponiendo que la deformación radial es nula (condiciones edométricas):
( ) 0 ' '
' '
'
2 1
3
3
= o A + o A
v
÷
o A
= c A
E E
donde Ao’
2
=Ao’
3
. A partir de lo anterior y utilizando el coeficiente de empuje al reposo, que
es conocido, se tiene:
( )
286 . 0
1 ' '
'
' '
'
' ' '
0
0
0 1 1
0 1
3 1
3
2 1 3
=
+
=
o A + o A
o A
=
o A + o A
o A
= v
o A + o A v = o A
K
K
K
K
Por último, el módulo E’ se calculará como
2
2
2
' 1 826.5t m
1
m
E E
v
v
| |
= ÷ =
|
÷
\ .
donde la expresión anterior procede de la definición del módulo edométrico (E
m
=Ao
1
’/Ac
1
)
con Ao
1
’ o Ac
1
de la ecuación de la elasticidad, con Ac
2
=0 y Ac
3
=0.
b) En este apartado, se pide el cálculo del coeficiente de consolidación y la permeabilidad en
los dos casos posibles de drenaje.
÷ Caso en que la muestra drene por las dos caras. El coeficiente de consolidación puede
obtenerse a través de las expresiones:
2 m
v v
w
KE T
c H c
t ¸
= =
Donde H=5 cm debido a que se considera en este caso que la muestra drena por
las dos caras. Por otro lado, en el enunciado se indica que a los 15 minutos de
empezar el ensayo, se alcanza el 50% de la deformación (U=50 %), lo cual
permite calcular T:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 123
196 . 0
4
=
t
= T
T
U
Como puede observarse, se ha utilizado la expresión de U correspondiente a T<0.2.
Sustituyendo estos valores en la primera expresión del coeficiente de consolidación se
obtiene:
( )
2
2
0.196
0.05m 0.047m día
15min
v
c = =
A partir de este valor, se puede calcular la permeabilidad mediante la segunda expresión
del coeficiente de consolidación y con el módulo edométrico obtenido en el anterior
apartado:
8
5.08 10 cm s
v w
m
c
K
E
¸
÷
= =
÷ Caso en que la muestra drene por una sola cara. Siguiendo el mismo procedimiento que
en el punto anterior pero con H=10 cm, resulta c
v
= 0.188 m
2
/día y K = 2.03·10
-7
cm/s.
c) En este tercer apartado se trata de calcular A
f
, c’ y |’ a partir de los resultados obtenidos en
los ensayos realizados con las dos muestras. En el caso de la primera muestra, se sabe que se
parte de las condiciones finales de los primeros apartados, disminuyendo la presión de
cámara en condiciones no drenadas y manteniendo la tensión vertical constante. En el último
tramo hasta rotura se tiene
2 2 2
1 3
0t m 1t m 4.4 5 0.6t m
w
p o o A = A = ÷ A = ÷ = ÷
Para el cálculo de A
f
, se utilizará la fórmula de Skempton:
( )
3 1 3
0.4
w f
f
p A
A
o o o A = A + A ÷ A
=
Para estimar c’ y |’ debe utilizarse la expresión del criterio de rotura de Mohr-Coulomb:
2
1 3
' '
' ' 2 '
4 2 4 2
tg c tg
t | t |
o o
| | | |
= + + +
| |
\ . \ .
donde puede obtenerse tanto o’
1
como o’
3
:
1 1
3 3 3
2 2 2 2
1
in situ previo en rotura
2 2 2 2 2
3
in situ previo a rotura en rotura
' 10t m 15t m 4.4t m 20.6t m
' 7 t m 6t m 1.0t m 4.4t m 7.6t m
w
w
p
p
o o
o o o
o
o
A
A A
= + ÷ =
= + ÷ ÷ =


Sustituyendo se obtiene una primera ecuación con dos incógnitas (c’ y |’):
2
' '
20.6 7.6 2 '
4 2 4 2
tg c tg
t | t | | | | |
= + + +
| |
\ . \ .
Para obtener el valor de estas dos incógnitas deberá utilizarse una segunda ecuación que
puede plantearse a partir de los resultados del ensayo realizado con la otra muestra. Esta
muestra se lleva a rotura directamente a partir de las condiciones iniciales aumentando la
tensión vertical:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
124 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
( ) ( )
2
2 1
3 1 3
2
3
1.5t m
0 0.4 1.5 0 0.6t m
0t m
w
p A
o
o o o
o
¹ = A
¦
A = A + A ÷ A = + ÷ =
`
A =
¦
)
Con lo que
2
0
2
1
2
3
5 0.6 5.6t m
' 10 1.5 5.6 5.9t m
' 7 0 5.6 1.4t m
wf w w
p p p
o
o
= + A = + =
= + ÷ =
= + ÷ =
Imponiendo la condición de rotura, resulta que
|
.
|

\
| |
+
t
+ |
.
|

\
| |
+
t
=
2 4
tg ' 2
2 4
tg 4 . 1 9 . 5
2
c
Resolviendo este sistema de dos ecuaciones con dos incógnitas, se tiene
º 0 . 24 '
m t 84 . 0 '
2
= |
= c
Por último, queda calcular la resistencia al corte sin drenaje en las dos muestras. En cuanto a
la muestra 1 se tiene
2 1 3
25 12
6.50t m
2 2
u
rot
c
o o ÷ ÷ | |
= = =
|
\ .
Y la muestra 2:
2 1 3
11.5 7
2.25t m
2 2
u
rot
c
o o ÷ ÷ | |
= = =
|
\ .
El valor de la resistencia al corte sin drenaje depende del confinamiento al que esté sometido
el suelo al iniciar el proceso no drenado, como puede deducirse de su expresión de cálculo y
comprobarse en los resultados anteriores. Por ello, a efectos prácticos, deberá tomarse como
valor representativo del suelo el que se obtenga a partir del confinamiento medio del terreno
al iniciarse el proceso de carga rápida. En el caso planteado en este problema dicho valor
corresponderá, en principio (si no hay cargas drenadas adicionales), al de la segunda
muestra, ya que la misma ha sido llevada a rotura directamente desde el estado tensional
inicial in situ.
d) En las tablas 15.1 y 15.2 y en la figura 15.1 se presentan las trayectorias de tensiones en el
plano p-p’-q correspondientes a las dos muestras ensayadas teniendo en cuenta que
1 3
1 3
1 3
2
3
2
'
3
p
p
q
o o
o o
o o
+
=
+
=
= ÷
Tabla 15.1. Trayectorias de tensiones de la muestra 1
p(t/m
2
) p’(t/m
2
) q(t/m
2
)
Estado inicial 8 3 3
Carga drenada 17 12 12
Proceso no drenado hasta rotura 16.3 11.9 13
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 125
Tabla 15.2 Trayectorias de tensiones de la muestra 2
p(t/m
2
) p’(t/m
2
) q(t/m
2
)
Estado inicial 8 3 3
Carga no drenada hasta rotura 8.5 2.9 4.5
0
2
4
6
8
10
12
14
0 2 4 6 8 10 12 14 16 18
p-p' (t/m
2
)
q
(
t
/
m
2
)
Muestra 1 (p-q)
Muestra 1 (p'-q)
Muestra 2 (p-q)
Muestra 2 (p'-q)
Fig 15.1. Evolución de p,p’-q.
Si la segunda muestra se hubiera llevado a rotura en condiciones drenadas, el estado final
habría sido
2
0
2
3
2
1 3
2 2 2 2
1
2
1 1
5t m
' 7 5 2t m
' ' tg 2 'tg
4 2 4 2
24º 24º
' (2t m )·tg 45º 2·(0.84t m )·tg 45º 7.33t m
2 2
' 7.33 5 2.33t m
wf w
p p
c
o
t | t |
o o
o
o o
= =
= ÷ =
| | | |
= + + +
| |
\ . \ .
| | | |
= + + + =
| |
\ . \ .
A = A = ÷ =
Como puede observarse, la muestra habría llegado a rotura en un punto más alto del criterio
de rotura de Mohr-Coulomb (mayor tensión desviadora) que en el caso anterior, lo cual es
lógico al encontrarse normalmente consolidada y presentar, en consecuencia, un
comportamiento contractante.
e) En este apartado se supone, por una parte, que el punto de extracción de la muestra se
encuentra bajo el centro de una zapata de 4 m de ancho que transmite en su superficie de
apoyo una presión p y, por otra, que el estado tensional inducido por la misma en el terreno
puede estimarse a partir de hipótesis de comportamiento elástico. En estas condiciones se
pide la presión p de forma que dicho punto se encuentre en situación de rotura considerando,
alternativamente, condiciones drenadas y no drenadas.
El estado tensional en un punto situado a una profundidad z bajo el centro de una zapata de
ancho 2b que transmite una presión uniforme p en un semiespacio elástico es:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
126 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
1
3
sen
sen
con tg
2
p
p
b
z
o o
o
t
o o
o
t
o
+
=
÷
=
=
En este caso se tiene
1
3
2m
5m
2
=2·arc tg 43.6º 0.76rad
5
0.76 sen 46.6º
0.46·
0.76 sen 46.6º
0.023·
b
z
p p
p p
o
o
t
o
t
=
=
= =
+
= =
÷
= =
Estas tensiones serán las que incrementarán el estado tensional inicial (o
1i
= 10 t/m
2
, o
2i
= 7
t/m
2
y u
i
= 5 t/m
2
):
2
1 1 1
2
3 3 3
2
1 1 1
2
3 3 3
10t/m 0.46·
7t/m 0.023·
' ' 5t/m 0.46·
' ' 2t/m 0.023·
i
i
i w w
i w w
p
p
p p p
p p p
o o o
o o o
o o o
o o o
= + A = +
= + A = +
= + A ÷ A = + ÷ A
= + A ÷ A = + ÷ A
Debe ahora imponerse que este estado tensional está en rotura, lo cual permitirá deducir
cuánto vale p. Se considera en primer lugar, como indica el enunciado, una carga lenta
(condiciones drenadas; Ap
w
=0):
2
1 3
2 2 2 2
2
' ' tg 2 'tg
4 2 4 2
24º 24º
5t/m 0.46· (2t/m 0.023· )·tg 45º 2·(0.84t m )·tg 45º
2 2
5.75t/m
c
p p
p
t | t |
o o
| | | |
= + + +
| |
\ . \ .
| | | |
+ = + + + +
| |
\ . \ .
=
Si la carga es rápida deberán considerarse condiciones no drenadas para tener en cuenta lo
que ocurre a corto plazo. En este caso las presiones intersticiales no permanecerán
constantes. Para estimar su variación podrá utilizarse la fórmula de Skempton:
( )
( )
3 1 3
1
3
0.4
0.46·
0.023·
0.023· 0.4 0.46· 0.023· 0.2·
w f
f
w
p A
A
p
p
p p p p p
o o o
o
o
A = A + A ÷ A
=
A =
A =
A = + ÷ =
Ahora debe imponerse de nuevo el criterio de rotura de Mohr-Coulomb, pero teniendo en
cuenta la variación de presiones intersticiales:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 127
2
1 3
2
2
' ' tg 2 'tg
4 2 4 2
24º 24º
5 0.46· 0.2· (2 0.023· 0.2· )·tg 45º 2·(0.84)·tg 45º
2 2
3.43t/m
c
p p p p
p
t | t |
o o
| | | |
= + + +
| |
\ . \ .
| | | |
+ ÷ = + ÷ + + +
| |
\ . \ .
=
Como puede observarse, el incremento de p posible es menor que en el caso anterior, lo cual
confirma que las condiciones no drenadas (comportamiento a corto plazo) son más
desfavorables que las condiciones drenadas (si se permite el drenaje la carga admisible es
mayor).
Este último cálculo se podría haber hecho de forma más rápida a partir de la definición de
resistencia al corte sin drenaje, que en este caso vale, como se ha deducido anteriormente,
2.25 t/m
2
:
2
1
2
3
2 1 3
2
10t/m 0.46·
7t/m 0.023·
(10 0.46· ) (7 0.023· ) 3 0.437·
2.25t/m
2 2 2
3.43t/m
u
p
p
p p p
c
p
o
o
o o
= +
= +
÷ + ÷ + +
= = = =
=
Finalmente se debe indicar que la situación de rotura de este punto no implica
necesariamente que la zapata haya llegado a la carga de hundimiento. Para ello es necesario
que se produzca un mecanismo de rotura admisible. Con el procedimiento seguido no se
puede saber si la zapata ha llegado ya o no a la carga de hundimiento, aunque con los datos
del problema puede estimarse la misma y comprobar que todavía no se ha alcanzado.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 129
EJERCICIO 16. Consolidación a partir resultados de ensayos edométricos
Un terreno horizontal con geometría unidimensional y nivel freático en superficie está
compuesto por un estrato arcilloso de 6 m de potencia apoyado en otro granular del que se
desconocen sus condiciones de drenaje. Sobre este terreno se va a construir una nave industrial
cimentada en superficie, en la que se pretenden evitar asientos significativos. Para estudiar las
características del estrato arcilloso se realiza un sondeo y se extraen muestras inalteradas a
varias profundidades. En una primera aproximación se considera que el estrato es homogéneo
y se toman las características correspondientes a uno solo de dichos puntos (a 3 m de
profundidad). Con las muestras de este punto se realiza un ensayo edométrico y dos ensayos
triaxiales (en las tablas 16.1 y 16.2 y en la figura 16.1 se adjuntan parte de los resultados
obtenidos).
a) Estimar, a partir de los resultados obtenidos en laboratorio, el índice de compresión, el
índice de hinchamiento, el coeficiente de consolidación, la cohesión, el ángulo de
rozamiento interno y el parámetro A
f
del suelo. Obtener, así mismo, los módulos
edométricos en carga noval y en descarga y la permeabilidad para una tensión vertical de 3
kp/cm
2
, así como la resistencia al corte sin drenaje para cada ensayo. Explicar en todos los
casos el procedimiento seguido.
b) Calcular en qué período de tiempo se alcanzaría el 95% de consolidación en caso de
construir un terraplén de grandes dimensiones en superficie, según cuáles sean las
condiciones de drenaje del estrato de apoyo, así como el sistema de drenes que habría que
instalar en cada caso para que dicho período fuese de un año.
Con objeto de estudiar las condiciones de drenaje del estrato inferior, se construye un terraplén
y se realiza un seguimiento tanto de los asientos en superficie, mediante extensómetros, como
de la evolución de las presiones intersticiales a varias profundidades, mediante piezómetros, y
al cabo de una semana se mide un asiento que corresponde, aproximadamente, al 5% de
consolidación.
c) Estudiar si el asiento medido in situ es consistente con los resultados obtenidos en
laboratorio y deducir consecuentemente, en su caso, las condiciones de drenaje que tienen
lugar en el estrato inferior. Explicar cómo podría obtenerse esta misma información, o
comprobarla, mediante las medidas de los piezómetros, y describir en detalle el
procedimiento que debe seguirse en este caso.
Para acelerar el proceso se decide colocar un sistema de drenes cuya separación sea igual a la
distancia de drenaje en la dirección vertical. Dado que la consolidación durante la primera
semana ha sido pequeña, se considera a efectos de cálculo que las sobrepresiones intersticiales
disipadas en dicho período inicial son despreciables y, consecuentemente, que el proceso de
consolidación vertical y radial comienzan simultáneamente.
d) Evaluar el efecto de despreciar la disipación en dirección vertical respecto a la radial y
viceversa en el proceso de consolidación, a partir de la comparación de los tiempos para los
que se alcanza el 95% de consolidación en cada caso.
Una vez se da por finalizada la precarga mediante el terraplén (h=3 m, ¸
sat
=2 t/m
3
), se procede
a eliminarlo y construir las cimentaciones superficiales de la nave industrial, de 5 m de ancho,
que transmiten una tensión de 10 t/m
2
(suponer K
0
=0.5).
e) Determinar el estado tensional que se producirá a 3 m bajo el centro de dichas
cimentaciones, tanto a corto (A=0.5) como a largo plazo. Estimar el ángulo de rozamiento
interno movilizado y comprobar si se está cerca de rotura.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
130 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
Resumen de resultados obtenidos en el laboratorio:
I) Ensayo edométrico
Resultados tensión efectiva-índice de poros (altura de la muestra: 2 cm; e
0
= 0.71):
Tabla 16.1. Resultados tensión efectiva – índice de poros.
o’ (kp/cm
2
) 0.1 0.2 0.5 1.0 2.0 4.0 8.0 2.0 0.2
e 0.696 0.689 0.653 0.615 0.565 0.502 0.445 0.463 0.511
Curva asiento-tiempo para el escalón de 4.0 kp/cm
2
:
7600
7700
7800
7900
8000
8100
8200
8300
10 100 1000 10000 100000
Tiempo (s)
L
e
c
t
u
r
a
s

(
m
i
c
r
a
s
)
Fig. 16.1 Representación de la relación semilogarítmica tiempo – asiento
II) Ensayos triaxiales
Tensiones iniciales y en rotura (kp/cm
2
):
Tabla 16.2 Resultados de los ensayos triaxiales
o
30
p
w0
t
f
s’
f Ap
w
Muestra 1 5.0 2.0 1.5 2.5 2.0
Muestra 2 7.0 2.0 2.1 4.2 2.9
a) Para estimar los índices de compresión y de hinchamiento es conveniente dibujar la curva
logo’-e (datos de la tabla 16.1; figura 16.2) con objeto de aproximar dónde se sitúa la
presión de preconsolidación de la muestra y poder calcular dichos parámetros, y en particular
el índice de compresión, en zonas apropiadas de la curva (tras la presión de
preconsolidación, en la rama noval de la misma).
A partir de este gráfico se pueden calcular dichos parámetros, en el caso del índice de
compresión en el tramo final de carga y en el caso del índice de hinchamiento en la rama de
descarga.
2
arg
2
2
arg
2
(0.445 0.565)
Índice de compresión: 0.20
8kp/cm log '
log
2kp/cm
(0.511 0.445)
Índice de hinchamiento: 0.0412
0.2kp/cm log '
log
8kp/cm
c
rama
c a
s
rama
desc a
e
C
e
C
o
o
÷A ÷ ÷
= = =
A
÷A ÷ ÷
= = =
A
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 131
0.4
0.45
0.5
0.55
0.6
0.65
0.7
0.1 1 10
Tensión efectiva (kp/cm
2
)
Í
n
d
i
c
e

d
e

p
o
r
o
s
Fig. 16.2 Representación de la relación semilogarítmica tensión efectiva – índice de poros
El coeficiente de consolidación se puede estimar a partir de curvas e-t de escalones de carga
del ensayo edométrico. Como es sabido, el coeficiente de consolidación no permanece
constante en los diferentes escalones de carga del ensayo, ya que a medida que el suelo
consolida la permeabilidad se reduce y el módulo edométrico aumenta, con lo que dicho
parámetro sufre también ciertas variaciones aunque menores que la permeabilidad y el
módulo edométrico que compensan entre sí parcialmente su efecto. En este caso se dispone
de la curva e-t de un solo escalón de carga que es el que se va a utilizar. Para ello se va a
aplicar el método de Casagrande.
De la curva puede deducirse que s
0%
=8270 µm (inicio de la consolidación) y s
100%
=7720 µm
(final de la consolidación primaria). En el primer caso a través de la relación entre U y T para
valores bajos del tiempo (U=\(4T/t); s(4(t-t
0%
))=2(s(t-t
0%
)), con t
0%
el tiempo
correspondiente al inicio del ensayo) y en el segundo a partir de la intersección entre la
pendiente final de la curva (consolidación secundaria) y la tangente por el punto de inflexión
intermedio.
Haciendo la media de los dos resultados anteriores, se obtiene s
50%
=7995 µm, que en la curva
se produce para un tiempo de 700 s y corresponde al 50 % de consolidación (U=50 %,
T=0.196). Por lo tanto:
( )
50
50 2 2
8 2
700s
0.196
0.01m
2.8 10 m s
v v
v
t
T c c
H
c
÷
= = =
=
donde se ha tomado H=0.01 m por suponerse que la muestra puede drenar por ambos
extremos.
Para hallar la cohesión y el ángulo de rozamiento interno se utilizarán los resultados de los
ensayos triaxiales, en los que o
2
=o
3
. De las dos muestras del ensayo triaxial se obtiene
'
1 1 1
'
2 2 2
' sin ' ' cos '
1.5 2.5sin ' ' cos '

2.1 4.2sin ' ' cos '
' sin ' ' cos '
f f
f f
t t s c
c
c
t t s c
| |
| |
| |
| |
¹ = = +
= + ¹ ¦
÷
` `
= +
= = +
)
¦
)
De estas dos ecuaciones se puede deducir que |’=20.67º y c’=0.66 kp/cm
2
.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
132 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
El parámetro A
f
se podrá calcular a partir de la fórmula de Skempton, t
f
y s’
f
:
3 1 3
1 3
' '
1 3
( )
2
'
2
w f
f f
f
f f
f
p A
t
s
o o o
o o
o o
A = A + A ÷ A
÷
=
+
=
con
1 10 1
3 30 3
'
1 1 10 30 1 0
'
3 3 30 3 0
( ) ( )
( ) ( )
f
f
f f wf w w
f f wf w w
p p p
p p p
o o o
o o o
o o o o o
o o o o
= + A
= + A
= ÷ = = + A ÷ + A
= ÷ = + A ÷ + A
Sustituyendo y despejando los incrementos tensionales con los datos del primer ensayo se
tiene
2 1 3
2 1 3
2
1
2
3
5 (5 )
1.5kp cm
2
(5 ) (2 2) (5 ) (2 2)
' 2.5kp cm
2
3kp cm
0kp cm
f
f
t
s
o o
o o
o
o
+ A ÷ + A
= =
+ A ÷ + + + A ÷ +
= =
A =
A =
De esto resulta, a través de la fórmula de Skempton, que A
f
=0.67. Operando de la misma
forma se obtiene con el segundo ensayo que A
f
=0.69. Aunque teóricamente el valor de A
f
es
constante, en la práctica puede variar, ya que la fórmula de Skempton es una aproximación.
En este caso la variación es pequeña y puede considerarse aceptable.
En cuanto a los módulos edométricos en carga noval y en descarga, se piden para una tensión
vertical de 3 kp/cm
2
, por lo que se van a calcular los tangentes:
0
(1 ) ' ln10
m
c
e
E
C
o +
=
En esta expresión e
0
es un índice de poros inicial de referencia que aparece (de hecho (1+e
0
))
al linealizar la expresión que relaciona el índice de poros y la porosidad para obtener la
deformación volumétrica (E
m
=Ao’
1
/c
1
con c
1
=c
v
en condiciones edométricas y pequeñas
deformaciones). Por ello al calcular el módulo tangente lo más exacto será utilizar el índice
de poros correspondiente al nivel de tensión aplicado (en este caso una tensión efectiva de 3
kp/cm
2
), que calculado en el intervalo más cercano da lugar a los siguientes valores de e:
2
2 1
1
2
2
2
2
2 2
'
log
'
3kp/cm
(rama de carga) 0.565 0.2log 0.530
2kp/cm
3kp/cm
(rama de descarga) 0.445 0.0412log 0.463
8kp/cm
c
e e C
e
e
o
o
= ÷
= ÷ =
= ÷ =
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 133
Puede observarse que el índice de poros para 3
2
kp/cm en la rama de descarga resulta ser el
mismo que para 2 kp/cm
2
(ver tabla 16.1). Esto es debido a que los resultados experimentales
no se ajustan exactamente a una ley logarítmica y a que 3 kp/cm
2
está muy cerca de 2
kp/cm
2
, con lo que el error de la aproximación hace que ambos resultados se solapen. Una
solución para evitarlo sería utilizar el índice de hinchamiento correspondiente al intervalo
menor que contiene a 3 kp/cm
2
(en este caso entre 8 y 2 kp/cm
2
).
Con estos valores, los módulos edométricos tangentes resultan ser
2
arg 2
2
arg 2
(1 0.530)·3kp/cm ·ln10
52.8kp/cm
0.2
(1 0.463)·3kp/cm ·ln10
245kp/cm
0.0412
c a
m
desc a
m
E
E
+
= =
+
= =
Por su parte, la permeabilidad podrá calcularse a partir del coeficiente de consolidación y el
módulo edométrico:
w
v
m
K c
E
¸
=
Todos los parámetros que aparecen en la expresión anterior tienen una cierta variación
durante el proceso de ensayo edométrico, por lo que debieran utilizarse valores
correspondientes al mismo intervalo de carga. El coeficiente de consolidación se ha
calculado para el escalón de carga de 4 kp/cm
2
y se acaba de estimar el módulo edométrico
en carga para 3 kp/cm
2
, por lo que con estos valores es razonable obtener la permeabilidad
correspondiente.
3
8 2 9
carga 2
1t/m
2.8 10 m s 5.30 10 cm s
528t/m
w
v
m
K c
E
¸
÷ ÷
= = =
Finalmente queda el cálculo de la resistencia al corte sin drenaje de los dos ensayos
triaxiales. La resistencia al corte sin drenaje coincide con el radio del círculo de Mohr del
estado en rotura en términos de tensiones efectivas o totales (variable t). Consecuentemente
será 1.5 kp/cm
2
en el primer ensayo y 2.1 kp/cm
2
en el segundo.
b) En este apartado se pide el período de tiempo necesario para alcanzar el 95% de
consolidación en caso de construir un terraplén de grandes dimensiones en superficie según
cuales sean las condiciones de drenaje del estrato de apoyo, así como el sistema de drenes
que se tendría que instalar en cada caso para que dicho período fuese de un año. Para el
cálculo deberá tenerse en cuenta la relación:
2
v
T
t H
c
=
donde t es el tiempo transcurrido, T el tiempo adimensional y H la máxima distancia de
drenaje. De acuerdo con la teoría de la consolidación unidimensional, el tiempo
adimensional vale 1.129 para un grado de consolidación (U) del 95%. Como se ha indicado,
deben diferenciarse los casos de estrato de apoyo drenante y no drenante.
Estrato de apoyo no drenante:
En este caso H = 6 m.
( )
2
2
8 2
1.129
6m 46 años
2.8 10 m s
v
T
t H
c
÷
= = =

Estrato de apoyo drenante:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
134 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
En este caso H = 3 m.
( )
2
2
8 2
1.129
3m 11.5 años
2.8 10 m s
v
T
t H
c
÷
= = =

Si se dispone un sistema de drenes separados una distancia e, se va a suponer en primer lugar
que las presiones intersticiales se disipan únicamente en dirección radial, es decir, se
desprecia la disipación vertical, lo cual será válido cuando la distancia entre drenes sea
suficiente menor que la distancia vertical de drenaje. Con esta hipótesis se tendrá, de forma
aproximada, suponiendo terreno isótropo:
m 77 . 1
129 . 1 s m 10 8 . 2
) 2 (
año 1
) 2 (
2 8
2 2
=
= = =
÷
e
e
c
e
t
T
v
Sin embargo, la colaboración vertical puede ser también importante dependiendo, como se
ha indicado, de la relación entre la distancia entre drenes y la distancia vertical de drenaje.
Consecuentemente, el efecto del drenaje vertical será relativamente más importante en el
caso de estrato de apoyo drenante. Si se suponen conjuntamente drenaje radial y vertical, el
grado de consolidación puede estimarse, de forma aproximada, como
) 1 )( 1 ( ) 1 (
z r rz
U U U ÷ ÷ = ÷
donde U
r
es el grado de consolidación radial, U
z
el grado de consolidación vertical y U
rz
el
grado de consolidación conjunto.
Si se supone que el estrato de apoyo es no es drenante, el grado de consolidación al cabo de
un año correspondiente al drenaje vertical será, suponiendo que T<0.2:
2
4
0.0245( 0.2 como se ha supuesto)
0.18
v
z
T
U
c
T t
H
U
t
=
= = <
=
El grado de consolidación radial deberá ser
(1 ) (1 )(1 )
1 1 0.95
1 1 0.94
1 1 0.18
rz r z
rz
r
z
U U U
U
U
U
÷ = ÷ ÷
÷ ÷
= ÷ = ÷ =
÷ ÷
y la distancia entre drenes:
2
4
2
2 2
2 2
2
8
1
4 4
ln( (1 )) ln( (1 0.94)) 1.055
8 8
1.055
( 2)
1.83 m
T
r v
U e
T U
t
T T c
e
e
t
t
t t
t t
÷
= ÷
= ÷ ÷ = ÷ ÷ =
= = =
=
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 135
Si se supone que el estrato de apoyo es drenante, se obtendrá para un año, operando de forma
análoga, U
z
=0.353 para T=0.098. Por lo tanto U
r
=0.923 y con esto se concluye que T
r
=0.952,
y e =1.93 m.
c) En este apartado debe contrastarse el asiento medido in situ y deducirse las condiciones de
drenaje que tienen lugar en el estrato inferior sabiendo que el grado de consolidación del
terreno es de 0.05 en una semana. Para ello se va a estimar la distancia de drenaje de acuerdo
con este dato:
2 2
2
8 2
(0.05) 0.002 (<0.2)
4 4
7días 24h/día·3600s/h
2.8 10 m s=2.91m 3 m
0.002
v
v
T U
t
T c
H
t
H c
T
t t
÷
= = =
=

= = ~
Consecuentemente, el asiento medido in situ parece coherente con los resultados de
laboratorio en el caso en el que el estrato inferior permite el drenaje.
Las condiciones de drenaje podrían también analizarse in situ mediante la colocación de
piezómetros a diferentes profundidades y en particular en la zona central (a 3 m de
profundidad) y en la parte inferior (a 6 m de profundidad). Los piezómetros permiten
conocer la presión intersticial en los puntos en los que están situados. La evolución de dichas
presiones a lo largo del tiempo facilitará información sobre las condiciones de drenaje del
estrato inferior.
Antes de aplicar la carga exterior, los piezómetros deben indicar que las presiones
intersticiales son hidrostáticas y, por lo tanto, crecientes linealmente con la profundidad. Al
aplicar la carga exterior las presiones intersticiales aumentarán. Si la carga es
suficientemente extensa, y la medida se realiza en un punto intermedio en planta, el
incremento de presión intersticial para cualquier profundidad debe ser aproximadamente
uniforme e igual a la presión exterior aplicada. A medida que pase el tiempo, las
sobrepresiones intersticiales generadas por la carga se irán disipando. Si el estrato inferior de
apoyo no permite en absoluto el drenaje o lo permite completamente, esta disipación deberá
ajustarse, aproximadamente, a las isocronas deducidas en la teoría de la consolidación
unidimensional para los casos de base impermeable o base drenante, respectivamente. En
otro casos (drenaje parcialmente permitido), se producirá una situación intermedia a las dos
anteriores.
Consecuentemente, comparando la evolución de las sobrepresiones intersticiales con las
isocronas de dichos dos casos extremos, se podrán deducir las condiciones de drenaje del
estrato inferior. Si el punto de contacto con este último estrato es el que mantiene siempre la
mayor sobrepresión intersticial del estrato superior, querrá decir que el estrato inferior no
permite el drenaje. Si en dicho punto las sobrepresiones intersticiales se disipan con rapidez
y la máxima presión intersticial se produce por la zona central del estrato superior, querrá
decir que el estrato inferior sí permite el drenaje (figura 16.3).
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
136 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
6m
isocrona para un tiempo t con
estrato inferior no drenante
isocrona para un tiempo t con
estrato inferior drenante
medidas de los piezómetros para un
tiempo t cerca del estrato inferior
medidas de los piezómetros para un
tiempo t en la zona central del estrato
incremento de carga exterior
piezómetros
NF
ley hidrostática
Fig. 16.3 Analisis de la situación de drenaje del estrato inferior utilizando piezómetros durante
el proceso de consolidación del estrato inferior (las isocronas indicadas corresponden a casos
diferentes)
d) En este apartado se considera que se ha instalado un sistema de drenes con la misma
separación que la distancia de drenaje vertical (3 m) y se pide analizar el efecto de despreciar
la disipación en dirección vertical respecto a la radial en el proceso de consolidación y
viceversa.
Los tiempos para los que se alcanza el 95 % de consolidación en los casos de disipación
exclusivamente radial o vertical son los siguientes:
95 r 2
95 v
2
1.129 t 2.9 años
( 2)
4
1.129 t 11.5 años
v
v
r
v
t
T c
t e
t
t
T c
H
¹
= = =
¦
¦
=
`
¦
= = =
¦
)
Para evaluar estos resultados es interesante obtener el tiempo para el que se alcanza el 95 %
de consolidación con disipación simultánea radial y vertical. Suponiendo, como se ha hecho
ya con anterioridad, que los procesos de consolidación con disipación de presiones
intersticiales exclusivamente radial o vertical siguen la misma ley (U
r
(T)=U
z
(T)), se tiene, de
forma aproximada:
2 2
2 2 2
4 4
2 2
2
( )
4 4 4
2 2 2
(1 )(1 ) (1 ) (1 0.95) 0.05
8 8
(1 ) 1 1 1 1
8 8 8
(1 )
r z
r z r z
r z rz
T T
rz
T T T T
rz
U U U
U e e
U e e e
t t
t t t
t t
t t t
÷ ÷
÷ ÷ ÷ +
÷ ÷ = ÷ = ÷ =
| || | | | | |
| | ÷ = ÷ ÷ ÷ ÷ | |
| | | |
\ . \ . \ .\ .
| || |
| |
÷ = = | |
|
| |
\ .
\ .\ .
Despejando T
r
+T
z
:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 137
2
2
2
4
( ) ln (1 )
8
r z rz
T T U
t
t
| |
| |
| + = ÷ ÷
|
|
\ .
\ .
A partir de la definición de T se tiene
2 2 2 2
1 1
( )
( 2) ( ) ( 2) ( )
r z v v v
t t
T T c c t c
e H e H
| |
+ = + = +
|
\ .
Sustituyendo y despejando:
2 2
2 2
2 2
8 2
2 2 2 2
4 4
ln (1 ) ln (1 0.95)
8 8
2.1 años
1 1 1 1
2.8 10 m s
( 2) ( ) (3m 2) (3m)
rz
v
U
t
c
e H
t t
t t
÷
| | | |
| | | |
| | ÷ ÷ ÷ ÷
| |
| |
\ . \ .
\ . \ .
= = =
| | | |
+ +
| |
\ . \ .
Con estos resultados puede observarse que considerando simultáneamente, aunque de forma
aproximada, la disipación de presiones intersticiales radial y vertical, se alcanza el 95 % del
grado de consolidación en 2.1 años. Si sólo se considera la consolidación radial, dicho grado
de consolidación se alcanza en 2.9 años. Finalmente, si sólo se considera la consolidación
vertical, el grado de consolidación se alcanza en 11.5 años. Como es lógico, al considerar
simultáneamente la disipación de presiones intersticiales radial y vertical, el tiempo para
alcanzar un grado de consolidación determinado es menor que si sólo se considera la
disipación en una de dichas direcciones. Por otro lado, la importancia relativa de la
consolidación radial y vertical depende de las distancias de drenaje en cada uno de estos
casos. De esta forma, si los drenes hubiesen estado más alejados, la disipación de presiones
intersticiales en dirección vertical hubiera podido tener mayor importancia que en la
dirección radial, contrariamente a lo que se ha obtenido en este caso.
La conclusión de estos resultados es que puede despreciarse la disipación en una
determinada dirección si la distancia de drenaje es suficientemente mayor que en la otra u
otras que se tienen en cuenta. En cualquier caso, al despreciar la disipación de presiones
intersticiales en una dirección se queda del lado de la seguridad, aunque dependiendo de la
situación los resultados pueden ser muy poco realistas.
e) En este último apartado se pide calcular el estado tensional 3 m por debajo del centro de las
cimentaciones superficiales que se pretenden construir una vez finalizada la precarga (figura
16.4), y además la estimación del ángulo de rozamiento interno movilizado.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
138 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
6m
3m
Zapata corrida
o
5 m
10 t/m
2
Fig. 16.4 Esquema de la zapata y definición del parámetro o.
A continuación se analiza el estado tensional de dicho punto en las diferentes etapas
indicadas en el enunciado:
Estado inicial
Se supone un peso específico saturado de 2 t/m
3
y que el terreno se encuentra normalmente
consolidado. Esta última hipótesis es razonable de acuerdo con el ensayo edométrico llevado
a cabo (figura 16.2), ya que la presión de preconsolidación de la muestra ensayada no supera
a la presión a la que estaba sometida la misma en el terreno (tensión efectiva de 3 kp/cm
2
).
3 2
' 2 2 2
' 2 2
0
' 2
2t m 3m 6 t m
6 t m 3 t m 3 t m
3t m 0.5 1.5 t m
4.5 t m
v n
v v w
h v
h h w
z
p
K
p
o ¸
o o
o o
o o
= = =
= ÷ = ÷ =
= = =
= + =
Carga del terraplén
El terraplén produce un incremento de tensión vertical de 3 m·2 t/m
3
= 6 t/m
2
. Al tratarse de
un incremento tensional el suelo continúa en estado normalmente consolidado.
2 2 2
2 2 2
2 2
2 2 2
6t m 6t m 12 t m
' 12t m 3t m 9 t m
' 9t m 0.5 4.5 t m
4.5t m 3t m 7.5 t m
v
v
h
h
o
o
o
o
= + =
= ÷ =
= =
= + =
Descarga del terraplén
Al descargar el terraplén, se eliminan las 6 t/m
2
aplicadas en la etapa anterior y el terreno se
sobreconsolida. Se va a suponer que las tensiones horizontales no varían en este proceso. En
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 139
la realidad sí que aumentarían en cierta medida, aunque proporcionalmente menos que en
cargas novales.
2
2
2
2
6 t m
' 3 t m
' 4.5 t m
7.5 t m
v
v
h
h
o
o
o
o
=
=
~
~
Carga de la cimentación
De acuerdo con el enunciado la cimentación está constituida por zapatas de 5 m de ancho
que transmiten una tensión de 10 t/m
2
. Al tratarse de una nave industrial, presumiblemente
alargada, puede suponerse que se trata de zapatas corridas. Para estimar los incrementos de
tensiones totales inducidos por la cimentación va a suponerse un comportamiento elástico
del terreno. Esta hipótesis no es del todo correcta tanto porque el suelo no tiene un
comportamiento elástico como porque al estar sobreconsolidado tendrá una deformabilidad
claramente diferente en dirección vertical y en dirección horizontal, al menos para
incrementos de carga pequeños. Sin embargo, es la hipótesis más simple que se puede
adoptar y puede proporcionar resultados suficientemente correctos. Según la misma, los
incrementos de tensión producidos en la vertical del centro de la carga son los siguientes (ver
figura 16.4):
( )
( )
2 sin 2
2 sin 2
v
h
p
p
o o o
t
o o o
t
A = +
A = ÷
El ángulo o vale en este caso arctg (2.5 m / 3 m) = 39.8º. Los incrementos tensionales serán:
( )
( )
2
2
2 sin 2 7.6 t m
2 sin 2 1.3 t m
v
h
p
p
o o o
t
o o o
t
A = + =
A = ÷ =
Para calcular las tensiones efectivas es necesario conocer las presiones intersticiales. En el
enunciado se pide el cálculo del efecto de la carga tanto a corto plazo (condiciones no
drenadas) como a largo plazo (condiciones drenadas). En cada uno de estos dos casos las
presiones intersticiales serán diferentes, por lo que deberán hacerse los cálculos
independientemente.
Para el caso no drenado es necesario estimar el incremento de presión intersticial generado
en el punto de cálculo. Para ello se va a utilizar la fórmula de Skempton, aunque el estado
tensional producido no es de hecho triaxial sino de deformación plana. En esta fórmula
aparece el parámetro A que el enunciado proporciona. Este parámetro no es constante y
varía, en particular, a lo largo del ensayo. Por esta razón el valor de A dado por el enunciado
(A=0.5) no coincide con el de rotura deducido en el primer apartado (A=0.67).
3 1 3
2 2 2 2
( )
1.3t m 0.5(7.6t m 1.3t m ) 4.5 t m
w f
w
p A
p
o o o A = A + A ÷ A
A = + ÷ =
Con estos resultados se puede ya calcular el estado tensional final:
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.
140 Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos
2
0 1
2
0
2
0 3
2
0
6 7.6 13.6 t m
' ( ) 13.6 (3 4.5) 6.1 t m
7.5 1.3 8.8 t m
' ( ) 8.8 (3 4.5) 1.3 t m
v v
v v w w
h h
h h w w
p p
p p
o o o
o o
o o o
o o
= + A = + =
= ÷ + A = ÷ + =
= + A = + =
= ÷ + A = ÷ + =
que es el estado final tras la carga del terraplén en condiciones no drenadas. En cuanto al
ángulo de rozamiento movilizado, si se define como
'
1
'
3
2 arctg
4
mov
o t
|
o
| |
= ÷ |
|
\ .
se obtiene
2
2
6.1t/m
2 arctg 40.4º
1.3t/m 4
mov
t
|
| |
= ÷ = |
|
\ .
El ángulo de rozamiento movilizado podría también definirse a través de la expresión
completa del criterio de rotura de Mohr-Coulomb. 40.4º es un valor bastante alto,
especialmente si se compara con el ángulo de rozamiento interno, bastante bajo, del suelo del
estrato superior. Esto implica que puede haber puntos del terreno que estén en rotura así
como que la cohesión es en este caso fundamental para que el punto analizado no haya
alcanzado la misma (sin cohesión el ángulo de rozamiento movilizado nunca puede ser
superior al ángulo de rozamiento interno).
Para el caso drenado (largo plazo) los incrementos de presión intersticial se habrán disipado
totalmente:
2
2
2
2
6 7.6 13.6 t m
' 13.6 3 10.6 t m
7.5 1.3 8.8 t m
' 8.8 3 5.8 t m
v
v
h
h
o
o
o
o
= + =
= ÷ =
= + =
= ÷ =
Mientras que el ángulo de rozamiento movilizado será
2
2
10.6t/m
2 arctg 17º
5.8t/m 4
mov
t
|
| |
= ÷ = |
|
\ .
que queda claramente más alejado de rotura que el caso anterior, y confirma que las
condiciones no drenadas, con mayores presiones intersticiales y, consecuentemente, menores
confinamientos efectivos, son más desfavorables.
© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.

Sebastià Olivella Pastallé Alejandro Josa García-Tornel Francisco Javier Valencia Vera

Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de suelos

Primera edición: septiembre 2003

Diseño de la cubierta: Edicions UPC © © Los autores, 2003 Edicions UPC, 2003 Edicions de la Universitat Politècnica de Catalunya, SL Jordi Girona 31, 08034 Barcelona Tel.: 934 016 883 Fax: 934 015 885 Edicions Virtuals: www.edicionsupc.es e-mail: edicions-upc@upc.es CPET (Centre de Publicacions del Campus Nord) La Cup. Gran Capità s/n, 08034 Barcelona

Producción:

Depósito legal: B-37528-2003 ISBN: 84-8301-735-0
Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, y la distribución de ejemplares de ella mediante alquiler o préstamo públicos, así como la exportación e importación de ejemplares para su distribución y venta fuera del ámbito de la Unión Europea.

... 83 EJERCICIO 11............ 45 EJERCICIO 7...................... Consolidación a partir resultados de ensayos edométricos .............................. 13 EJERCICIO 2.................. Consolidación bajo un edificio ....... 129 © Los autores....... 75 EJERCICIO 10.......... 21 EJERCICIO 3..... 27 EJERCICIO 4: Flujo bajo presa de tierras ... Flujo en un terreno natural y acuífero de espesor variable........................................ 121 EJERCICIO 16..... Consolidación causada por bombeo .................. Flujo en zona portuaria hacia el mar ............... Flujo hacia una excavación sostenida mediante pantallas............. Consolidación en terreno arcilloso con capa de arena intermedia.................... Flujo de agua en el trasdós de un muro con drenes ...... 2003.... Mecánica de Suelos 11 EJERCICIO 1.. Flujo vertical hacia una excavación con posibilidad de sifonamiento ..... Determinación de parámetros en ensayos triaxiales........ Consolidación del terreno y flujo hacia una excavación ...... 89 EJERCICIO 12...... 67 EJERCICIO 9................ Flujo bajo una presa de hormigón ................... 57 EJERCICIO 8.............. ............. 37 EJERCICIO 6................................... 2003............... Consolidación bajo naves industriales...... © Edicions UPC..................................... 105 EJERCICIO 14................ 113 EJERCICIO 15.............................Geotecnia.............. 33 EJERCICIO 5.................................. Flujo hacia una excavación y consolidación ...... Problemas resueltos.......................... 95 EJERCICIO 13.. Inyección de agua en un acuífero limitado por una capa arcillosa...

2003. Flujo en zona portuaria hacia el mar Se está estudiando el diseño geotécnico de un muelle para una futura ampliación del puerto en una ciudad costera. Del diseño propuesto se debe destacar la existencia de la capa arenosa inferior.2 Esquema de las presiones hidrostáticas ejercidas en el tramo AC © Los autores. 7m D Nivel del mar NF C RELLENO z 9 t/m 2 A ARENA x B Fig. para poder dar salida al agua que pueda acceder al relleno y reducir las presiones generadas en el trasdós. © Edicions UPC. en el que la presión ejercida será hidrostática (ver figura 1.Geotecnia.1 Esquema de la geometría del muelle en el diseño inicial Para calcular la estabilidad del muelle.1). 2003. El tramo más sencillo es el lado izquierdo del elemento estructural (AC). Problemas resueltos.01 m/s) Fig. Respecto a lo que se pide en el enunciado. Determinar dichas leyes suponiendo que el nivel freático detrás del muelle ha aumentado a causa de unas lluvias intensas y se ha situado 3 m por encima del nivel del mar. AB y BD. que permite contener un relleno arenoso (ver figura 1. 1. Se ha decidido construir el muelle mediante un bloque de hormigón. justificando siempre las hipótesis que se realicen. y el cálculo en la zona de relleno de forma aproximada o gráfica. colocado sobre una capa arenosa de 1 m de espesor. se necesita conocer las leyes de presiones de agua que actúan sobre los contornos CA. 7m D Nivel del mar NF C 13 m 10 m RELLENO (k=kB=10-4 m/s) A B 1m ARENA (k=kA=0.2). . 1. Mecánica de Suelos 13 EJERCICIO 1. Se sugiere que se haga el cálculo en AB de forma “exacta”. se han de calcular las presiones ejercidas sobre el contorno del elemento estructural por el agua.

14 Geotecnia. las alturas piezométricas ( . Problemas resueltos. y se podrá estudiar gráficamente mediante una red ortogonal de líneas equipotenciales (h) y de corriente ( ). la arena inferior se comportará como si fuese un acuífero confinado. 2003. © Edicions UPC. ya que el agua siempre se desplaza desde un punto de mayor altura piezométrica hacia uno cuya altura piezométrica sea menor.3).2. 1. se impondrá la continuidad de caudales en dicho punto de contacto entre el trasdós del muelle y la arena inferior en la que se apoya la estructura. Por lo tanto. h) serán hA hC hX z pwA w 1m 9 t m2 1 t m3 10 m 10 m z 1 t m3 10 m 10 m z 0 t m2 1 t m3 z w pwX 10 m por lo que en el contorno AC la altura piezométrica será constante (flujo despreciable en el mar) y valdrá h = 10 m. mientras que en el punto D es de 13 m: hD zD p wD w 13 m 0 t m2 1t m3 13 m Estos 3 m de diferencia harán que el agua se dirija desde el lado derecho del elemento estructural hacia el lado izquierdo a través de la capa de arena. Si se presta atención a la figura 1. 2003. © Los autores. se podrá observar que en el punto C la altura piezométrica es de 10 m. .3 Esquema aproximado de la red bidimensional de flujo Para el cálculo de la presión intersticial en el punto B. suponiendo que el terreno es homogéneo e isótropo (ver figura 1. Mecánica de Suelos Considerando el origen de coordenadas en la base de la capa inferior de arena. En el lado derecho. NF Líneas equipotenciales Líneas de corriente z Fig. el flujo será bidimensional.

La incógnita de la expresión anterior es la altura piezométrica en el punto B (hB). resulta QI Q II 10 hB 10 2 7 10 4 5 hB 13 7 hB 10. Estudiando un elemento diferencial de dicho estrato. se tendrá que el caudal resultante será QI KA 10 2 donde d es el espesor de la capa de arena inferior (1 m). . Problemas resueltos. en este caso tiene aproximadamente un valor de 1. 1. 2003. que serán A 10m hB . con sección constante y flujo estacionario y paralelo. De este esquema puede estimarse un caudal de Q II KR nº tubos htotal nº saltos 10 4 5 hB 13 1 7 El coeficiente hace referencia a la relación de semejanza de los lados de los cuadriláteros curvilíneos de la red de flujo dibujada.15 m © Los autores. se obtiene la siguiente expresión: hx 10 hB x hB 7 h d x 10 hB 1 7 Utilizando la ley de Darcy en el estrato de arena. 2003.4 Esquema de la red bidimensional de flujo En el esquema de la figura 1. se obtiene que la ley de alturas piezométricas debe ser lineal: hx Para x 0 m Para x 7 m h hB hA 10 m Ax h 0m h 7m B B 7A B Queda por imponer las condiciones de contorno.Geotecnia. Por ello. Mecánica de Suelos 15 7m D Nivel del mar NF C 13m 10m A Q I B Q II Fig. que se podrá obtener imponiendo continuidad de caudales entre el relleno y la arena. B 7m hB Con estas condiciones de contorno. Imponiendo continuidad de caudales. © Edicions UPC.3 se ha dibujado una red con 5 tubos de corriente y 7 saltos de altura piezométrica. se estudiará ahora el estrato de arenas suponiendo que se comporta como un acuífero confinado.

15 m 10.525 13.pw z(m) 1 3 5 7 9 11 13 h(m) 10. Problemas resueltos. podemos calcular la presión ejercida en dicho punto como hB pwB zB pwB w 10.625 6. para el cálculo de presiones en el lado derecho del muelle.15 t/m 2 Fig. 9 t/m 2 9.15 1 9.050 1.000 que da lugar a una solución prácticamente lineal.00 t m 2 9.000 pw(t/m2) 9.625 11.525 0.15 t/m 2 9 t/m 2 9. se procederá de la forma siguiente: h z pw w pw h z w con lo que se obtienen los valores de la altura piezométrica de la red de flujo dibujada. © Edicions UPC.100 11.1 Relación z – h .575 12.15 t m 2 Finalmente.15 t m 2 Con esto.575 3. la ley de presiones inferior (lado AB) será lineal (por las condiciones de flujo anteriormente indicadas) con una variación de presiones de agua entre los siguientes valores: p wA p wB 9.5. Se puede elaborar la tabla siguiente: Tabla 1.050 12. 2003.16 Geotecnia. 1. .150 7. Mecánica de Suelos Una vez obtenida la altura piezométrica en B. como puede observarse en la figura 1.150 10.100 4. 2003.5 Esquema de presiones en el contorno del muelle © Los autores.

Se ha detectado que el terreno natural tiene una capa arenosa de 2 m de espesor (puntos M-N).Geotecnia. Problemas resueltos. a su vez. Con el diseño de muelle propuesto en la figura 1. © Edicions UPC. pero este fenómeno sólo será significativo si el relleno no es capaz. ¿puede suceder que ese caudal llegue a hacer subir el nivel freático local.667 l s m donde D es el espesor del estrato de arenas. De todo esto resulta que la ley de alturas piezométricas adopta la expresión hx x 10 30 1 2m 30 Con ello. confinada entre materiales prácticamente impermeables. Determinar el caudal de agua dulce que llegaría al punto M. Mecánica de Suelos 17 El perfil estratigráfico de la costa en esa zona del puerto que se amplía es como se dibuja en la figura 1. de drenar eficazmente el agua (el resultado del apartado anterior servirá de referencia). Además. por la que circula agua dulce hacia el mar. Tal y como se comenta en el enunciado. 1. Una vez comentado este punto.6 Esquema del terreno natural La ley de alturas piezométricas en el tramo MN será lineal por las mismas razones indicadas en la primera parte de este problema para la arena bajo el muelle: hx Ax B Para obtener los valores de A y B se tendrán que imponer las condiciones de contorno con origen de coordenadas en M: x 0m x 30 m hM hN 5 1 5 1 4 w 10 m A 0 B A A 30 B 1 4 w 11 m 1 30 B 10m Se ha tenido en cuenta que en el punto M la columna de agua (pw) es un metro inferior a la del punto N. el caudal (por metro de profundidad) se podrá calcular con la ley de Darcy: q K dh dx Q -K dh D dx 10 2 m s 0. 2003.6). Además. suponiendo que en esa zona el nivel freático en el futuro relleno coincida con el nivel del mar. . y en el punto N (en el pozo) el nivel del agua está 1 m por encima del mismo. se ha de apuntar que el signo negativo del caudal indica que el flujo va en el sentido de N a M.6. en un sondeo en el punto N se midió el nivel del agua a 1 m por encima del nivel del mar. 2003. en la vertical del punto M el nivel freático coincide con el nivel del mar. puede pasarse a determinar el caudal de agua dulce que llega al punto M. © Los autores. dentro de la zona de relleno? ¿Por qué? En primer lugar se debe señalar que el agua dulce tenderá a acumularse en el relleno. elevando su nivel freático local.1. En este caso se está ante un acuífero confinado de 2 m de espesor (ver figura 1. Zona de ampliación NF 1m RELLENO M Terreno natural 6m N 10 m ARENA (k=kA=10-2 m/s) 2m 5m 30 m Fig.

Como el caudal es proporcional al gradiente hidráulico. puede calcularse la presión en Q: © Los autores. Calcular también la ley de presiones de agua que actúa bajo el muelle. 2003. como referencia. Problemas resueltos. Finalmente. . entre P y Q. El propio muelle se diseña como un bloque más pequeño sobre este estrato.94 10 2 l s m El signo negativo confirma que el caudal irá en la dirección de N a P. RELLENO R 1m M ARENA (k=kA=10-2 m/s) N 6m 2m 5m 10 m P Q 470 m 30 m Fig.214 l s m 7m Se puede apreciar claramente que el caudal de agua dulce es significativamente superior al que permite drenar la arena bajo el muelle con una subida de 3 m del nivel freático (ver apartado anterior). 1. Consecuentemente es previsible que el nivel freático se eleve aún más. se puede utilizar el caudal que atraviesa la capa de arena del apartado anterior: Q K hA hB d AB 10 2 m s 10. De esta forma se evita la acumulación de agua en el relleno. podría estimarse en primera aproximación una elevación del nivel freático de (3 m) (0.15 m 1 m 0. Suponiendo que el estrato PQM está confinado totalmente por materiales impermeables. se plantea otro diseño de la zona portuaria. calcular el caudal de agua dulce que lo atraviesa y que sale por el punto P. 2003.2141 l/s/m) 9 m.7). y se ha situado en el punto P: x 0m x 7 470 30 507 m Por lo tanto hP hN 5 1 5 1 4 w 10 m 11 m A 0 B A 507 B 5 w 1 507 B 10m A hx x 10 507 1 2m 507 Aplicando la ley de Darcy se obtendrá el caudal: Q -K dh D dx 10 2 m s 3. Para dejar salida libre al agua dulce que llega por el estrato permeable. Mecánica de Suelos Ahora queda por analizar si el nivel freático puede variar significativamente. teniendo en cuenta que se ha variado la posición del origen del sistema de coordenadas x. construyendo una capa artificial arenosa (K=10-2m/s) de 2 m de espesor hasta el muelle (puntos PQM en la figura 1. © Edicions UPC. Encima y debajo de ese suelo arenoso se colocan materiales menos permeables.6671 l/s/m) / (0. será: hx Ax B Las condiciones de contorno serán ahora.0 m 10.7 Esquema del nuevo diseño de la zona portuaria Se está de nuevo ante un acuífero confinado. por lo que la ley de alturas piezométricas. que es totalmente inaceptable. suponiendo que en el punto N no varía el nivel del agua en el sondeo por el cambio de geometría introducido. como en los apartados anteriores.18 Geotecnia. Para ello.

014 t m 2 Con lo que se puede comprobar que la ley de presiones debajo del muelle es prácticamente constante (pw 4 t/m2).8 Niveles piezométricos del primer apartado El dominio del estudio es de 13 m de alto por 20 m de ancho. La altura piezométrica obtenida en el punto B es 10. . © Los autores.Geotecnia. Problemas resueltos.18 l/s/m. 1. A continuación mostramos la variación de niveles piezométricos para el primer apartado obtenidos mediante métodos numéricos: Fig. 2003. Mecánica de Suelos 19 hQ pwQ h 7m hQ 7 10 10.131 m sensiblemente diferente a la obtenida mediante métodos analíticos. El caudal obtenido es 0.014 m 507 zQ w 10. © Edicions UPC. Como clonclusión se puede decir que el estudio mediante red de flujo bidimensional manual se aproxima bastante bien al resultado más preciso obtenido mediante la red de flujo numérica. 2003. como era de esperar por las diferencias de altura piezométrica existentes. que resulta algo inferior.014 6 w 4.

el contorno del trasdós del muro. consecuentemente. © Los autores. Problemas resueltos. será en este caso una línea equipotencial con altura piezométrica (origen de coordenadas en el estrato inferior): h z pw w 8m 0m 8m Por otro lado. Flujo de agua en el trasdós de un muro con drenes Dibujar las redes de filtración que por efecto de la lluvia se producirán en el terreno que soportan los dos muros de la figura y comparar ambos diseños mediante el cálculo de las presiones intersticiales a lo largo de las rectas AB. Segundo caso (dren en el trasdós): Contorno AC (dren): condición h z (ni las líneas de corriente ni las equipotenciales tienen porqué ser ortogonales o paralelas a la línea del dren. se deben dibujar las líneas equipotenciales y de corriente correspondientes a cada caso. Mecánica de Suelos 21 EJERCICIO 2. El dren. corresponderá así mismo a una línea de corriente. Para ello. 2003. Contorno CD: línea equipotencial ( h 8 m ). © Edicions UPC. en el que el dren está inclinado. se debe recordar que un dren introduce la condición de contorno de presión pw nula (si tiene permeabilidad suficientemente alta y está apropiadamente dimensionado). Puede suponerse permeabilidad constante. la superficie del terreno. 2. De acuerdo con todo lo anterior se tendrán las siguientes condiciones: Primer caso (dren inclinado): Contorno AC: línea de corriente. 2003.1 Esquema de la disposición de los drenes En este ejercicio se plantea dibujar las redes de flujo en el terreno del trasdós del muro con distintas disposiciones de los drenes. . Contorno AF (dren): condición h z (ni las líneas de corriente ni las equipotenciales tienen porqué ser ortogonales o paralelas a la línea del dren). por lo que las alturas piezométricas coincidirán con las cotas de los puntos ( h z ). al ser también impermeable. Contorno AE: línea de corriente. se generará una malla ortogonal. mientras que en ambos casos el límite inferior del terreno base donde se cimenta el muro. Por otro lado se procurará que los rectángulos curvilíneos sean semejantes entre sí con razón = 1 (retícula cuadrada). LLUVIA C B F D DREN LLUVIA C B D 8m 30º z E A 45º DREN A 45º z E Fig. Al suponerse terreno homogéneo e isótropo. en la que la presión es la atmosférica (pw=patm=0 t/m2). En relación con las condiciones de contorno que se deberán cumplir. cerca del punto A las líneas de corriente llegarán al dren más horizontales y cerca del C más verticales). En el primer caso. por ser impermeable. será una línea de corriente. Contorno CD: línea equipotencial ( h 8 m ).Geotecnia. no tendrá por qué ser una línea de corriente o equipotencial de la red de flujo del terreno.

y en particular de los del segmento AB. que se representan en la figura 2. y podrá obtenerse la presión intersticial de los diferentes puntos del terreno a partir de la red de flujo. En el segundo caso (dren en el trasdós. 2003. figura de la izquierda). como se ha indicado anteriormente. será cero. Como por encima del dren las líneas equipotenciales son horizontales. . En los extremos (puntos A y B) la presión intersticial será nula. ya que las líneas equipotenciales son curvas. y la presión intersticial de todos los puntos. de acuerdo con las condiciones de contorno existentes. Consecuentemente se conoce también la altura piezométrica de las líneas equipotenciales. en todas ellas su altura potencial coincidirá con su cota. se conoce la altura piezométrica de los puntos del dren. En la figura 2. © Los autores.2. de acuerdo con la figura 2.2 se muestra una aproximación de las redes de flujo resultantes.22 Geotecnia. ya que coincidirá en cada una de ellas con la del punto de contacto con el dren. Mecánica de Suelos Contorno AE: línea de corriente. Problemas resueltos. LLUVIA B DREN A B DREN A Línea equipotencial Línea corriente Fig. con la cota de cada uno de ellos. 2. que coincide. figura de la derecha) no ocurrirá lo mismo.3. En la tabla siguiente se incluyen los valores de la altura piezométrica y de la presión intersticial para varios puntos del segmento AB. © Edicions UPC. 2003.2 Aproximación de las redes de flujo resultantes En la red de corriente del primer caso (dren inclinado.

00 0. 8 m.29 3. © Edicions UPC.Geotecnia.00 h(m) 0. .19 2.4 0. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 23 z(m) 0.00 0. correspondientes a la del punto del dren en el que finalizan). Como en estos casos los tubos de corriente no comienzan y terminan con la misma altura piezométrica (empiezan con la misma.6 0.2 1 pw (t/m2) 0.43 4.48 0. 2003.09 1.00 pw(t/m2) 0.23 0. la variación total de altura piezométrica de cada uno de ellos debe ajustarse al final con una fracción de salto aproximada.pw 1.00 1.63 8.8 0.77 0. aunque puede ser más difícil de instalar. © Los autores.81 1.3 Presión intersticial en el segmento AB De los resultados obtenidos puede concluirse que el primer caso da lugar a unas presiones intersticiales menores en el terreno.33 1.80 5.57 5.01 0. En el primer caso (dren inclinado) se tiene que sumar el caudal generado en los tubos de corriente por encima y por debajo del dren. Por ello debe realizarse el cálculo para cada tubo de Q Qi Qi K total nº saltos tubo i Debido a que los tubos de corriente no finalizan ortogonalmente a la línea de dren.42 3.71 6.00 Relación z .86 8. A partir de las redes de flujo puede también estimarse el caudal generado en el terreno (y recogido por el dren inferior al muro). no puede aplicarse la expresión Q ya que no existe un corriente ( Qi ) y aplicar total K total nº tubos nº saltos común. pero acaban con diferentes alturas piezométricas.14 2. 2003.23 6.2 0 0 2 4 z (m) 6 8 Fig. 2.

es posible que los caudales en cada tubo no sean muy diferentes. 2003. . Mecánica de Suelos Como los tubos de corriente más largos tienen más variación total de altura piezométrica y. © Los autores. El dominio de estudio es de 8 m por 15 m de largo. A continuación se estiman los caudales producidos utilizando las redes de flujo obtenidas y las expresiones anteriores. a la vez. mayor número de saltos. Problemas resueltos. 2003. Caso del dren inclinado: Calculamos caudal del tubo intermedio en la parte superior: Qtubo intermedio K 1 4 4 K Ahora multiplicamos por el número de tubos y obtenemos el caudal total por la parte superior: Qi 13K 6 6 Calculamos el caudal del tubo intermedio en la parte inferior: Qtubo intermedio Qi K 1 7K K El caudal total será la suma del caudal aportado por cada una de las partes: Qtotal Caso del dren en el trasdós: Calculamos el caudal del tubo intermedio: 13K 7k 20 K Qtubo intermedio El caudal total: K 1 6 6 K Qi nº de tubos K 6 K Estos caudales deben utilizarse para dimensionar los drenes. por lo que puede obtenerse una aproximación aceptable calculando el caudal en un tubo de corriente intermedio y multiplicándolo por el número de tubos. © Edicions UPC.24 Geotecnia. Para el estudio se ha tomado K= 0.01 m/s. En el primer caso (dren inclinado) esto debería hacerse independientemente para la zona superior al dren y para la zona inferior al mismo. A continuación se presentan los resultados obtenidos mediante métodos numéricos.

mediante la red de flujo numérica.2 m2/s que se obtiene mediante la red de flujo manual. 2. 2003.5 Niveles piezométricos para el caso de dren en el trasdós En este caso el caudal obtenido es 0. .144 m2/s frente a 0. de forma más precisa. © Edicions UPC.059 m2/s frente a los 0. Mecánica de Suelos 25 Fig.4 Niveles piezométricos para el caso de dren inclinado El caudal obtenido es de 0. © Los autores. Problemas resueltos. 2. Se puede observar que los cálculos basados en la red de flujo manual se aproximan bastante bien a los obtenidos.06 m2/s que se obtienen mediante la red de flujo manual. Fig.Geotecnia. 2003.

terreno.Geotecnia. NF 2 4 17 3 3 20 3 5 3 NF k2 30° k1 30° k1 = 4·k2 -7 k2 = 10 m/s Fig.1 Esquema del terreno y la cimentación La complejidad de la geometría hace inviable la aplicación de métodos analíticos y obliga a utilizar métodos numéricos o gráficos. b) Caudal filtrado por unidad de longitud. Sabiendo que la altura de agua en el paramento de aguas arriba es de 20 m y en el de aguas abajo 0 m. . 3. Flujo bajo una presa de hormigón La figura representa una sección a través del terreno de cimentación de una presa de gravedad. 2003. a pesar de ser el terreno anisótropo. Para ello se deberá dibujar una red de flujo ortogonal convencional tras haber hecho un cambio de variable que conllevará una deformación de la geometría inicial. por tratarse de un suelo homogéneo. Los métodos gráficos son posibles en este caso. Al final podrá obtenerse la red de flujo real (no ortogonal) deshaciendo el cambio de variable y recuperando la geometría original del problema. © Edicions UPC. c) Situación y magnitud del gradiente máximo de salida del agua. se pide: a) Presión de agua (subpresión) a lo largo del contacto cimiento . 2003. Al tratarse de un caso bidimensional la ecuación de flujo a resolver será la siguiente: 2 2 Kx h 2 x Ky h y2 0 El cambio de variable que se deberá realizar es x* y* Con el cual se obtiene x y Ky Kx © Los autores. Puede observarse la existencia de una base impermeable quebrada y la anisotropía del terreno de cimentación. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 27 EJERCICIO 3.

28 Geotecnia. figura 3. En este caso se tiene x* x Ky Kx 1 x 2 Para la construcción de la red de flujo. 2003. Problemas resueltos. © Los autores.2 Posición de los ejes de coordenadas A partir de aquí se deformará el eje x con la relación obtenida anteriormente (x*=x/2. como se puede ver en la figura 3.3). 2003. y x Fig. © Edicions UPC. . Mecánica de Suelos h x 2 h x* x* x Ky Kx 2 2 Ky Kx h * 2 h x* h 2 x x Y sustituyendo en la ecuación inicial: Ky Kx 2 Kx 0 h 2 x * 2 Ky h y * 2 0 h* que es la ecuación para terreno homogéneo e isótropo.2. 3. en el que la red de flujo es ortogonal. el primer paso es definir unos ejes de coordenadas.

Mecánica de Suelos 29 y x Fig.4 Primera aproximación de la red de flujo Una vez se tiene dibujada esta primera aproximación.3 Deformación del domino y la cimentación original El siguiente paso es dibujar una red de flujo ortogonal que cumpla con las condiciones de contorno. © Edicions UPC.4). Líneas equipotenciales Líneas de corriente Fig. se pueden ir añadiendo más líneas para completar la red de flujo (figura 3. 3. y el lecho del río (superficie del terreno) será una línea equipotencial (cota constante y presión intersticial nula). . comenzando con pocas líneas (figura 3. © Los autores. Problemas resueltos. 2003.Geotecnia. 3. Las superficies impermeables (cimiento de la presa y base impermeable quebrada) serán líneas de corriente.5). En este caso se ha adoptado un parámetro igual a 1 (cuadriláteros con lados sensiblemente iguales). 2003.

Se sabe que la diferencia de alturas piezométricas total entre los dos lados de la cimentación es de 20 m.6 Esquema de la red de flujo deformada Para estimar las presiones de agua (subpresión) a lo largo del contacto cimiento-terreno lo primero que se necesita es el valor de la altura piezométrica de cada línea equipotencial. Mecánica de Suelos Línea equipotencial Línea de corriente Fig. 3.5 Esquema de la red de flujo completa A partir de lo anterior.7). Línea equipotencial Línea de corriente Fig.81 m Conocido este valor. 2003. por lo tanto: h 1. © Edicions UPC. 2003. repartido en 11 saltos.6. 3. Problemas resueltos. . © Los autores. puede determinarse la altura piezométrica de cada línea equipotencial (figura 3. El resultado final se muestra en la figura 3. simplemente se tendrá que deformar la red de flujo para trasponerla al terreno inicial.30 Geotecnia.

0 11.81 Fig.7 Red de flujo con indicación de las alturas piezométricas en las líneas equipotenciales Finalmente se ha de utilizar la expresión pw h z w para obtener las presiones.41 6. 2003. 3.05 9. Problemas resueltos.64 h=1.91 11.73 L.84 12.91 h=9.09 h=7. 3.corriente h=10.55 h=12.36 h=14.0 h=18. Respecto a la permeabilidad equivalente.27 h=5.36 20.8 se muestran algunos valores de presión (en kp/cm2) en la base de la presa.8 Valores de presiones intersticiales en la base de la presa El cálculo del caudal filtrado por unidad de longitud se podrá hacer mediante la siguiente expresión Q K eq total nº tubos nº saltos donde en este caso es 1.45 Línea equipotencial Línea de corriente Fig.64 0.18 h=16.Geotecnia.55 16.equipotencial L. .45 h=3. Mecánica de Suelos 31 h=20 h=0.55 14.73 12. En la figura 3. © Edicions UPC. 2003.18 22. puede demostrarse que vale la media geométrica de las dos permeabilidades principales. es decir © Los autores. 20 21.

3.9). y teniendo en cuenta que el salto de alturas piezométricas entre líneas equipotenciales consecutivas es constante. el gradiente máximo de salida de agua se producirá aguas abajo.32 Geotecnia. suponiendo un gradiente crítico en el entorno de 1. que es donde el riesgo de sifonamiento será mayor. Por otro lado. el máximo gradiente se producirá donde dichas líneas estén más cerca entre sí. en el punto más cercano a la presa (figura 3. el valor obtenido es claramente inferior al mismo. queda por analizar la situación y magnitud del gradiente máximo de salida del agua. A 4m Línea equipotencial Línea de corriente Fig.46 Cabe decir que. © Edicions UPC. En cuanto a la posición. 2003. Como acostumbra a ocurrir en problemas como el planteado. © Los autores.45 10 6 m3 s m Por último. . Problemas resueltos.9 Punto de comprobación del gradiente crítico El gradiente del agua podrá estimarse de forma aproximada realizando la operación siguiente: i h z 1. la salida de agua con flujo sensiblemente vertical ascendente se produce aguas abajo de la presa. Mecánica de Suelos K eq Sustituyendo valores se tendrá K1 K 2 Q 4 tubos 2 10 7 m s 11 saltos 20 m 0 m 1.81 m 4m 0. 2003.

arena: d=1. Mecánica de Suelos 33 EJERCICIO 4: Flujo bajo presa de tierras Se dispone del diseño de una presa de tierras sobre terreno heterogéneo según se indica en la figura 4. y teniendo en cuenta que. © Edicions UPC.6 t/m3. s=2. a) Comprobar que se supera el gradiente crítico aguas abajo de la presa b) Determinar el espesor de la capa de material drenante que se deberá colocar aguas abajo. espesor de la capa de gravas constante e igual a 3 m. y calcular el caudal filtrado. sobre la arena.5m GRAVAS 50m Fig. 2003.5 m : Pérdida de altura piezométrica en la grava : Pérdida de altura piezométrica en la arena Para calcular estos incrementos analíticamente se aplicará la ley de Darcy a los estratos de grava y de arena suponiendo aproximadamente que el gradiente hidráulico en el punto en el que se va a imponer la continuidad del agua (punto de contacto entre estratos). Considerar: Kgrava=1 cm/s. esta hipótesis es quizás más razonable en el primero de dichos estratos que en el segundo. debido a la geometría del problema.7 t/m3. o plantearlo analíticamente utilizando determinadas hipótesis. aunque parece aceptable en conjunto (se tendría que utilizar otro método más preciso para evaluar hasta qué punto es correcta). para evitar que se supere el gradiente crítico. puede recurrirse a un método gráfico. En este caso. Teniendo en cuenta la geometría del problema.1. La continuidad en el punto de contacto entre estratos implica Qentrada Por unidad de profundidad se tendrá Q salida © Los autores. contacto grava-arena de 3 m de ancho. 2003. Karena=10-2 cm/s.Geotecnia. se va a seguir el segundo de los métodos indicados. mediante el dibujo de la red de flujo. coincide con el medio en cada uno de ellos. Se sabe que la pérdida total de altura piezométrica será la diferencia entre las dos alturas de agua que hay a cada lado de la presa: h h h G G S h S 7 m 0. PRESA 7 m ARCILLAS A C B ARENAS 4m 0. material drenante que se deberá colocar: d=1.7 t/m3. .5 m 6.9 t/m3. El aspecto básico es el cálculo de la pérdida de altura piezométrica a lo largo de dichos estratos. s=2. Problemas resueltos. 4.1 Esquema de la presa a) Para comprobar si se supera el gradiente crítico aguas abajo. Esta condición se cumple en el caso de que el flujo sea unidimensional. el flujo puede suponerse aproximadamente unidimensional siguiendo los estratos de grava y arena (se considera que la arcilla será suficientemente impermeable).

34 Geotecnia.6 t/m3) y el de las partículas sólidas ( s =2. Se tendrá la geometría que se muestra en la figura 4. se obtiene hS hG hS lS 5. Para valorar el gradiente hidráulico obtenido.2.01 t m3 1. . Problemas resueltos.6 t m3 1 t m3 (1 1.01 t m3 Por lo que el gradiente crítico será 1. menor que el real. que se obtendrá a partir del peso específico seco ( d =1.7 t m3 Finalmente. © Edicions UPC.78 m 1. b) En este apartado se debe determinar el espesor de la capa de material drenante que se colocará aguas abajo de la presa para evitar el sifonamiento del terreno. y consecuentemente habrá problemas de sifonamiento. © Los autores. En suelos saturados se cumple sat d w (1 d s ) Aplicando esta expresión al estrato de arenas se tendrá sat 1. 2003. se ha tomado la proyección en planta) y que el estrato de arenas tiene una longitud (en la dirección del flujo.445 4m Por lo tanto. lo cual es razonable en este caso teniendo en cuenta la geometría del problema. se puede evaluar el gradiente en la zona de arenas como i Este último cálculo supone que.6 t m3 ) 2. puede comprobarse cuál es su valor real. 2003. como se ha indicado.72 m 5. debe compararse con el crítico.78 m 0. Para ello se ha de calcular el peso específico sumergido de las arenas ( sum) a través del peso específico saturado ( sat). que en este caso es vertical) de 4 m. el flujo en esta zona es vertical. Mecánica de Suelos KS hS eS lS KG hG eG lG li : Longitud media del estrato ei : Espesor del estrato en el contacto Sustituyendo los valores del problema: 10 2 cm s hS 8 hS hG 3 m 1 cm s 3m 4m 50 m hG donde se ha supuesto que el estrato de gravas tiene una longitud de 50 m (en realidad es algo superior.7 t/m3).01.00 t m3 1. el peso específico sumergido será sum sat w 2. Si se sustituye esta última expresión en la obtenida anteriormente.01 t m3 2. Aunque el gradiente crítico acostumbra a estar en el entorno de 1.

5 m) con un peso específico D d de 1. y suponiendo que el material drenante es suficientemente permeable y que en él no hay ya flujo vertical.5m Fig. 4. suponiendo que esta altura de agua no varía significativamente con la colocación del material.5 m.Geotecnia. con flujo de agua sensiblemente unidimensional vertical. las leyes de tensiones serán las siguientes z D1 w D d D2 w D sat sat H ) ( z (1 i ) ) H z pw 'z 'z D2 D D d d (1 i )( H D D sat z) w sat w D1 D1 D2 ( D2 sum ' H z donde H es la profundidad del origen de coordenadas (en este caso 4 m). el mismo incluirá tanto la parte superior seca (D1. © Edicions UPC.2 t m3 D1 NF D2=0. de acuerdo con la expresión utilizada en el apartado anterior: D sat 1.7 t m 3 2. ver figura 4.5m z Fig.3 Esquema de la disposición del material drenante En la zona de terreno aguas abajo de la presa.9 t m3 ) 2.9 t/m3.5 m.3). . se deberá cumplir que en el punto más desfavorable (punto de contacto entre los estratos de grava y arena.4) la tensión efectiva es positiva 'z D1 D1 D d D2 D2 D d D sum D sum ' H z 0 ' z H © Los autores. ver figura 4. Mecánica de Suelos 35 PRESA Sobrecarga A B 4m 0.9 t m3 1 t m 3 (1 1. como la parte inferior saturada (D2=0. Problemas resueltos. cuyo peso específico será. 2003. Para asegurar que no se producirá sifonamiento. 2003. 4. por encima de 0.2 Esquema de la presa Suponiendo que el espesor necesario de capa drenante sea superior a 0.

el cálculo se puede realizar en cualquier sección de la capa de gravas y de arenas.6 m 0 . falta calcular el caudal filtrado.43 10 3 m3 /m 2 /s © Los autores. que puede calcularse como cociente entre la tensión vertical total y la presión intersticial en el punto más desfavorable (contacto entre las gravas y las arenas).445) 1 t m3 ) 0m 4 1.01 t m3 (1 1. que es muy arriesgado.5 m 1 .1 m Una altura de 1. y en particular en ésta última en el contacto con la primera. Finalmente. por metro de profundidad: Q KS hS eS lS 10 4 m/s ( 1. © Edicions UPC.2 t m3 1 t m3 ) 0.6m Y la altura total de material filtrante deberá ser 0 .01 t/m3 H i=1.5m (2.1 m corresponde a un factor de seguridad 1. Problemas resueltos.445 Punto crítico Fig. .4 Leyes de presiones verticales e intersticiales en la capa de arenas Sustituyendo z=0 en la expresión anterior e introduciendo los valores de las variables se obtiene D1 (2. 2003. 2003.20 t/m3 * sat =2. Aplicando la ley de Darcy se tendrá. Por continuidad.90 t/m3 sat D NF =2. 4. En la práctica se debe aplicar un factor de seguridad superior. Mecánica de Suelos D1 D2 a d D =1. de acuerdo con el enunciado.9 t m3 D D1 D2 0.445) 3m 0.36 Geotecnia.

Problemas resueltos. Se supone que el plano de excavación no se inunda. d1) Calcular la subpresión ejercida sobre dicha losa por el agua. . 2003. Mecánica de Suelos 37 EJERCICIO 5. ¿Qué altura de sótano quedará inundada en condiciones estacionarias. obtener el caudal que llegaría al sótano por unidad de área y la subpresión ejercida sobre la losa. e1) Estimar el espesor de terreno que se deberá tratar y su posición en el perfil estratigráfico para cumplir la condición de factor de seguridad igual a 1. si las bombas quedan totalmente fuera de servicio? d4) Indicar las ventajas e inconvenientes de este diseño. Suponer que la propiedad exige diseñar dos sótanos y llegar a un plano de excavación d = 6 m por debajo de la superficie de la calle. e2) Obtener el caudal que se filtra hacia la excavación por unidad de área. 2003.2 frente a levantamiento de fondo.1.2.Geotecnia. Particularizar para el valor concreto de d obtenido en el apartado anterior. © Los autores. © Edicions UPC. El nivel freático señalado es el máximo previsible. Hacer las hipótesis que se crean necesarias y justificarlas en cada caso. a) Obtener el factor de seguridad frente a levantamiento de fondo en el punto más desfavorable cuando el plano de excavación se encuentra a una profundidad d.9 t/m3). En ese caso. en condiciones estacionarias. estimar la altura de agua que puede acumularse en el fondo de la excavación. y la fuerza total por unidad de longitud en sentido perpendicular al dibujo. de 25 cm de espesor. ¿Qué altura de sótano quedará inundada en condiciones estacionarias. e) Considerar en segundo lugar que se dispone de equipos de inyección de lechada de cemento en el terreno (en el estrato de gravas) que puede disminuir la permeabilidad del mismo hasta 10-8 m/s. estimar la altura de sótano que queda inundada en condiciones estacionarias. En este diseño no se construye una losa en la base (suponer los pesos específicos iguales a 1. b) Calcular el caudal que se filtra por unidad de área en la zona central de la excavación. c) Suponer que las bombas disponibles sólo pueden eliminar la mitad del caudal calculado en el apartado anterior. d) Considerar en primer lugar la ejecución de una losa inferior de hormigón teóricamente impermeable. d3) Si las bombas quedan parcialmente fuera de servicio y sólo eliminan la mitad del caudal antes calculado. encima del plano de excavación indicado. en función de la distancia d. Suponer que se dispone de bombas capaces de evitar la acumulación de agua en el sótano. La excavación se protege con muros pantalla que alcanzan el estrato de gravas. Obtener el valor de d para el cual dicho factor de seguridad es de 1. Para resolver el problema planteado por el desequilibrio de niveles de agua en el terreno se decide estudiar varias alternativas. estimar la altura de sótano que queda inundada en condiciones estacionarias. donde se puede suponer flujo unidimensional. d2) Si en la práctica la losa deja filtrar agua. suponiendo que tiene una permeabilidad de 10-9m/s. si las bombas quedan totalmente fuera de servicio? e4) Indicar las ventajas e inconvenientes de este diseño y compararlas con el anterior. e3) Si las bombas quedan parcialmente fuera de servicio y sólo eliminan la mitad del caudal antes calculado. Suponer que las bombas existentes son capaces de evitar la acumulación de agua. Flujo hacia una excavación sostenida mediante pantallas La construcción de los sótanos de un edificio comercial exige excavar por debajo del nivel freático en un terreno con el perfil tipo indicado en la figura 5.

. ya que pw=0). se dispone de una capa de gravas sobre la que se encuentra un estrato de 1 m de potencia de limos arcillosos con permeabilidad K = 10-7 m/s y un estrato de 8 m de potencia también de limos arcillosos.9 t/m 3 LIMO ARCILLOSO K=10 m/s -6 1m =1. la altura piezométrica irá disminuyendo a medida que se vaya profundizando (h=z.2. en la que se ha tenido en cuenta que la permeabilidad del limo arcilloso superior es mayor que la del inferior (pérdida de carga más concentrada y pendiente de presiones intersticiales mayor en éste último).9 t/m3 A LIMO ARCILLOSO K= 10 m/s GRAVAS -7 Fig. lo que dará lugar a la ley de presiones intersticiales indicada en la figura 5. Problemas resueltos. 5. 2003. Sustituyendo en la expresión del factor de seguridad: © Los autores. 5. Mecánica de Suelos 30m 2m NF d NF NF 6m =1. la altura piezométrica en el punto de contacto de las gravas con la capa de limos arcillosos más impermeable será prácticamente invariable.2 se ha representado el caso crítico en el que el punto de contacto con la capa de gravas llega a sifonamiento ( ’=0). Si se supone que la capa de gravas está conectada hidráulicamente con el nivel freático general. En cambio. En la figura 5.9 t/m 3 LIMO ARCILLOSO K= 10 m/s pw v -6 z B = 1. e iguales a los indicados en las figuras anteriores) A 1 w 8 d 6 1 2 1 m 1. pero con una permeabilidad mayor (K = 10-6 m/s). © Edicions UPC.1 Esquema de la construcción a) El factor de seguridad puede definirse como la relación entre la tensión total y la presión intersticial en el punto más desfavorable. si se bombea el agua infiltrada.2 Análisis del punto más desfavorable De acuerdo con lo anterior. 30 m NF d C NF NF = 1.9 t/m 3 LIMO ARCILLOSO K=10 m/s GRAVAS -7 Fig.9 t m3 8m d 1.38 Geotecnia. se tendrá en el punto A (se suponen pesos específicos secos y saturados similares. 2003. En primer lugar será necesario identificar cuál es dicho punto. Según el enunciado.9 t m3 1 m pwA 1 t m3 7 m 7 t m 2 donde 1 y 2 son los pesos específicos de los estratos limoarcillosos superior e inferior respectivamente. en la superficie de la excavación.

2. va disminuyendo el gradiente hidráulico y.27 d Si el factor de seguridad es 1.9 9 d 7 2. Problemas resueltos.61·10 8 m s La resolución puede hacerse imponiendo continuidad en los dos estratos limoarcillosos o.58 c) En este apartado se debe calcular la altura de agua que puede acumularse en el fondo de la excavación.58 m obtenido anteriormente. Cuando el agua ha alcanzado una altura de 1. 2003. La permeabilidad equivalente para el caso de este terreno estratificado se puede calcular como K eq hi hi Ki hC zC hA zA 9m d 8m d 1m 6 10 m/s 10 7 m/s 9 d 10 18 d 9m d 10 6 m/s 18m d Por lo tanto.29·10 -7 m/s 18 4. el caudal filtrado por unidad de área será q K eq h z K eq 6 9 d 9 d 7 0 d 2 10 6 m 3 m 2 s 18 d Sustituyendo el valor de d = 4. Una vez calculada la altura piezométrica en el punto C. utilizando la permeabilidad equivalente del conjunto de ambos estratos anteriormente calculada: q* K eq h z K eq hC zC hA zA 3.58m pwC 1.58 10 6 m/s 3. © Los autores.29 m se llega a equilibrio y ya no asciende más (el agua que se filtra puede ya bombearse).58) 0 9. se tiene K eq q 9 4. puede obtenerse lo que pide el enunciado: hC zC pwC w 9 m 4. se obtiene d =4. b) Para el cálculo del caudal que se filtra se utilizará la ley de Darcy teniendo en cuenta que se trata de un terreno compuesto por dos estratos horizontales y flujo ortogonal a los mismos: q K eq h z K eq hC zC hA zA Donde se ha supuesto que el flujo es ascendente (de A a C).29 10 7 hC 7 (9 4.92·10 7 m 3 m 2 s 18 4. © Edicions UPC. de forma más rápida en este caso.58 2 10 6 1. . 2003.44 0.71 m.61 10 8 De donde se obtiene hC=5. es decir q* 1 q 2 9. con lo que la altura de agua que puede acumularse en el fondo de la excavación es de hw 1. Mecánica de Suelos 39 FS A pwA 1.29 t/m2. haciendo la hipótesis de que las bombas sólo pueden eliminar la mitad del caudal filtrado.71 m Despejando se obtiene pwC =1. consecuentemente.Geotecnia.58 4. el caudal filtrado.0 t m 3 5.29 m A medida que se va inundando la excavación.58 m.

. y por lo tanto no hay flujo de agua.25 m D C B Losa Kb=10 m/s 3 =2.25 2 1 9 6 10 10 10 7 hD zD hA zA 1. la subpresión bajo la misma coincidirá con la presión hidrostática existente en dicho punto.24 10 8 m s Sustituyendo en la ley de Darcy: q donde K eq hA hD por lo que queda zA zD p wA w 0m 7 t m2 1 t m3 7m 0 t m2 1 t m3 3.25 m p wD w 1 2 0.75 m 6m =1.40 Geotecnia.25 m q 1. El procedimiento que se debe seguir para calcular el caudal filtrado es el mismo que en el apartado b).25 m 0m © Los autores. 4 t/m2. es decir. de 25 cm de espesor en el fondo de la excavación (figura 5.25 2 1 0. pero teniendo en cuenta que la permeabilidad equivalente ha variado al introducir la losa de hormigón y variar el espesor del estrato limoarcilloso superior: K eq hi hi Ki 0. tomando medidas para evitar el sifonamiento del terreno.43 10 8 m3 /m 2 s 3. en principio impermeable. en este caso.25 m 7m 1. 2003. 2003. © Edicions UPC. Mecánica de Suelos d) A partir de este apartado se debe llegar a una profundidad de excavación de 6 m. 5.4 t/m b -9 LIMO ARCILLOSO K=10 m/s 2 -6 1m z =1. d1) Si se considera que la losa de hormigón es impermeable.24 10 8 m s 3.3 Esquema de la losa impermeable d2) Se considera ahora que la losa de hormigón sí deja pasar el agua con una permeabilidad Kb =10-9 m/s.3). La primera solución propuesta consiste en la construcción de una losa de hormigón. La fuerza debida a la subpresión por unidad de profundidad será F 2m NF 4 t m 2 30 m 120 t m NF 5.9 t/m 2 3 0. Problemas resueltos.9 t/m 1 3 LIMO ARCILLOSO K=10 m/s 1 A -7 Fig.

83 t/m2) con el peso de la losa por unidad de superficie (0. d4) Este procedimiento es simple de realizar y aporta una notable impermeabilidad al fondo de la excavación. 2003. como era de esperar. Problemas resueltos. 2003.6 t/m2).875 t m 2 Finalmente. Sin embargo. lo cual no deja de ser una hipótesis.16·10-9m/s y que q*=q*i. si las bombas quedan totalmente fuera de servicio. q*=7. la zona de terreno inyectada pasará a tener una permeabilidad de 10-8 m/s.25 m hC 3. el agua tenderá a ascender hasta alcanzar en condiciones estacionarias el nivel freático del trasdós de las pantallas.Geotecnia.83 m 3. Mecánica de Suelos 41 Para obtener la subpresión. se va a hacer alternativamente imponiendo continuidad en el contacto entre los estratos.25 m 3 m pw w 1.16 10 9 m s 10 10 10 7 6 9 hB 7 1 0 hC hB 3 1 hD hC 3. lo cual nos indica que se producirá sifonamiento bajo la misma. Para poder comprobar este hecho no hay más que comparar las subpresiones obtenidas en los apartados anteriores (4 t/m2 y 3. Para evitarlo sería necesaria la adopción de medidas específicas como incrementar su peso (que resultaría completamente desmesurado) o anclar la losa.125 m Utilizando la definición de altura piezometrica se tendrá que hD p wD 3.91 m 5.25 3 hB hC hD 6. © Edicions UPC.25m·2. independientemente del estrato en el que se haga. aunque siempre será necesario bombear el agua que se infiltre. se puede plantear q Kb hD zD hC zC 10 9 m s 3. aunque probablemente lo mejor es buscar otro tipo de alternativas.93 m 6.83 t m 3m 2 que es algo menor.43 10 8 m s al despejar se obtiene hC pw 6. De acuerdo con el enunciado. © Los autores. la variación de la altura piezométrica en los mismos. y aunque es ligeramente más largo. como por continuidad el caudal vertical es el mismo en todos los estratos.125 m hw 1. . Sin embargo. adicionalmente. e) En este apartado se propone la realización de inyecciones en el terreno para disminuir su permeabilidad. es decir. y que la losa sufrirá un levantamiento y rotura.4 t/m3=0. Se sabe que las bombas sólo pueden eliminar la mitad del caudal anterior. que la obtenida en el apartado anterior.16 10 9 m s 7. tiene el inconveniente fundamental de que las presiones intersticiales en el terreno prácticamente no se reducen y la subpresión bajo la losa resulta muy alta. d3) Este apartado se puede resolver de forma análoga al c) ya que también se ha calculado la permeabilidad equivalente de los tres estratos que hay en este caso.875 m 1.25 m p wD w 5.16 10 9 m s 7. lo cual proporciona. lo cual debe permitir evitar problemas de sifonamiento. Por lo tanto q*2 q *1 q *b 7.

2.5·10-8m/s).9 t m3 1 m 1. Problemas resueltos.42 Geotecnia. 5.72 10 8 m s 2 1 e 7 e 2 1 e 1 10 8 m3 /m 2 s e3) Volveremos a hacer lo mismo que en el apartado c). de forma análoga a lo indicado en apartados anteriores. se tiene FS 1. Para reducir el riesgo de sifonamiento lo mejor es disminuir las presiones de agua a la máxima profundidad razonable.9 t m3 e 1. En este caso lo lógico es hacerlo en la capa de gravas. Sabemos que las bombas sólo eliminan la mitad del caudal calculado anteriormente (q*=0.9 t m3 7 e (diferencia de cotas entre el punto y el nivel freático) 1. es el punto inferior de la zona inyectada.87 m K eq hC zC hE zE 1.5 10 8 m s 8.4 muestra un esquema de la inyección de lechada en el terreno. © Edicions UPC. donde. 2003. En este punto (E) se tendrá zE 2 m 1. El punto más crítico para el sifonamiento. Por lo tanto: q* hC 0. el efecto de impermeabilización de la inyección es mayor (la grava pasará de ser muy permeable a ser muy impermeable).2 De donde e NF z e E INYECCIÓN Fig. justo debajo del estrato inferior limoarcilloso. 2003.86 m NF pwE Imponiendo que el factor de seguridad sea 1. que deberá recalcularse previamente: K eq hi hi Ki 2 1 e 2 1 e 6 7 10 10 10 8 1.72 10 8 m s hC 7 e 2 1 e Introduciendo la definición de altura piezométrica se tiene que © Los autores. Mecánica de Suelos aunque puede ser razonable. además.9 (3 e) 7 e 3.4 Esquema de la inyección de lechada e2) En este último apartado se puede utilizar de nuevo la permeabilidad equivalente del conjunto de estratos. .72 10 8 m s Por lo tanto el caudal filtrado será q 1. e1) La figura 5.

pero resulta mucho más efectivo que el anterior. . e4) Este procedimiento es algo más complejo de realizar. y como en el caso anterior. como se ha podido comprobar en los cálculos previos.Geotecnia. Mecánica de Suelos 43 hC pwD 3 e pwC w 8. © Los autores.01 t m 2 Finalmente. ya que se reducen las presiones intersticiales en profundidad y se evita el sifonamiento. si las bombas quedan totalmente fuera de servicio. 2003. el agua tenderá a ascender hasta alcanzar en condiciones estacionarias el nivel freático del trasdós de las pantallas. Problemas resueltos.87 m hw 2m 2. 2003. © Edicions UPC.

a2) Tras excavar y con la excavación inundada (indicar la evolución en el tiempo diferenciando los casos de excavación muy lenta y de excavación muy rápida). . a) Indicar las leyes de presiones intersticiales que se producirán bajo la excavación a lo largo del tiempo en los siguientes casos (considerar condiciones unidimensionales y una profundidad de excavación genérica h.5 m de profundidad de excavación) y esté limitado por unos muros laterales verticales de 0. Calcular el caudal que se ha de bombear en régimen estacionario obtenido tanto suponiendo condiciones unidimensionales como a partir de la red de flujo dibujada. con h<10 m): a1) Antes de excavar. así como que los taludes se pueden mantener verticales). 2003.5 t/m3) de 0. sobre los que se apoyará un puente grúa que permite manipular los materiales almacenados. lo cual interesa especialmente en este caso para evitar posibles fugas de agua con óxidos férricos. K=10-5 cm/s. así como que el fondo de la excavación se mantiene continuamente seco mediante bombeo y que la excavación se realiza lentamente. como en el apartado anterior. 2003. b) Determinar la máxima profundidad a la que podría llegar la excavación sin que exista peligro de sifonamiento bajo la misma (FS=1. se puede suponer que prácticamente se recuperan los niveles piezométricos iniciales en el terreno una vez construida la losa inferior de apoyo y los muros laterales. con posterioridad. se quiere excavar un depósito de 100 m de longitud.Geotecnia. se producirán deformaciones en el terreno.40 m de espesor hasta la superficie del terreno. Está previsto que este depósito esté apoyado en una losa de hormigón armado (Kb=10-7cm/s. d) Como consecuencia de la excavación y del bombeo de agua en la misma.50 m de espesor (en total 4. 3 n=2 t/m ) de 10 m de potencia con el nivel freático en superficie. obtener el asiento final y determinar el tiempo para el que se habrá alcanzado el 95% de consolidación (suponer excavación rápida y bombeo de agua simultáneo. al alcanzarse el régimen estacionario de flujo tanto en el limo arcilloso como en la arena. eliminar el agua de la excavación mediante bombeo (indicar la evolución en el tiempo diferenciando los casos de bombeo muy lento y de bombeo muy rápido). e) Dado que el hormigón es de muy baja permeabilidad. Mecánica de Suelos 45 EJERCICIO 6: Consolidación del terreno y flujo hacia una excavación En un estrato de limo-arcilloso horizontal (Emcarga=200 t/m2. así como el FS correspondiente a la excavación que se realizará. ¿Cuánto varía el caudal infiltrado si ya se ha construido la losa inferior de apoyo? Se pueden considerar condiciones unidimensionales para el cálculo de este último caso. a3) Tras excavar lentamente y. apoyado sobre una arena muy permeable. Problemas resueltos.1). © Edicions UPC. Emelástico=2000 t/m2. Suponer. b=2. a4) Tras excavar y habiendo mantenido la excavación seca mediante bombeo de agua durante la excavación (indicar la evolución en el tiempo diferenciando los casos de excavación muy lenta y de excavación muy rápida). ¿En qué punto se producen las condiciones más desfavorables? ¿Es más desfavorable frente al sifonamiento si la excavación se realiza con gran rapidez? c) Dibujar la red de flujo que se produce en el terreno alrededor de la excavación suponiendo que se han alcanzado las condiciones estacionarias y que a unos 100 m del borde de la excavación las alturas piezométricas del terreno prácticamente no varían (suponer que el fondo de la excavación se mantiene seco mediante bombeo y que no se ha construido todavía la losa de apoyo inferior ni los muros de contención laterales. Justificar si se tratará de compresiones o de hinchamientos. Calcular el espesor de losa de © Los autores. así como que no se ha construido la losa inferior de apoyo). 40 m de anchura y 4 m de profundidad con objeto de almacenar chatarra prensada ( s=3 t/m3) para su recuperación y posterior reutilización en la fabricación de acero (ver figura). condiciones unidimensionales.

Para prever si habrá que reajustar los anclajes después de vaciar el depósito. tras la excavación. a1) En la figura 6.46 Geotecnia. 2003.5m LIMO-ARCILLOSO z ARENAS Fig.2 se representan las leyes de tensiones verticales totales y presiones intersticiales antes de excavar. y cómo se podría predecir dicha profundidad suponiendo.5 m LIMO ARCILLOSO ARENA 4m z NF 4m 0. el depósito no flotase. condiciones drenadas y condiciones no drenadas. f) La primera vez que se utiliza el almacén. Problemas resueltos. Si los anclajes pueden trabajar a 20 t.5m 10m 0. por peso propio.5 m 10 m 5.4m 5. 6. © Edicions UPC. . alternativamente. se pide determinar el asiento máximo que se producirá a largo plazo.1.4 m 0. 2003. g) Explicar por qué una cierta profundidad del terreno en superficie. puede estar en rotura. NF 0. Mecánica de Suelos hormigón que sería necesaria para que. Como solución alternativa se decide utilizar anclajes verticales manteniendo el espesor inicial de losa de hormigón. determinar cuántos anclajes habría que disponer. se llena de chatarra hasta su máxima capacidad (hasta el borde del terreno).1 Esquema del depósito a construir a) A continuación se indican las leyes de tensiones que se producirán bajo la excavación a lo largo tiempo en las diferentes situaciones solicitadas en el enunciado. © Los autores. así como el grado de consolidación y asiento al cabo de 1 semana. Determinar la fuerza que deberían garantizar dichos anclajes para que el dique no flotase con FS=1.

antes de excavar) y final (pwf. y algunas intermedias (pwj). 2003. En el punto A. Mecánica de Suelos 47 NF 10 m pw z v LIMO ARCILLOSO (Punto fijo) A ARENA Fig.3 Esquema de leyes de tensiones verticales y presiones intersticiales manteniendo la excavación inundada Si se realiza la excavación lentamente. 2003. a2) En la figura 6. . la ley de tensiones verticales totales en el terreno es © Los autores. por ser muy permeable. antes de excavar) y final ( vf. su presión intersticial no varía por la excavación. en el caso de excavación rápida.6. así como.3 se representan las leyes de tensiones verticales totales y presiones intersticiales si la excavación se mantiene inundada y diferenciando los casos de excavación lenta y de excavación rápida. En la figura se indican las leyes de tensiones verticales totales inicial ( v0.Geotecnia. En el caso de excavación lenta las sobrepresiones intersticiales (aquí negativas) van disipándose simultáneamente con el avance de la excavación. la correspondiente a la finalización de la excavación y antes de que comiencen a disiparse las sobrepresiones intersticiales (pwi). © Edicions UPC. correspondiente al contacto entre el limo arcilloso y la arena. que son coincidentes. las leyes de presiones intersticiales inicial (pw0. la presión intersticial es siempre constante. Problemas resueltos. ya que se supone que la capa de arena está conectada hidráulicamente con el nivel freático general y. por lo que las presiones intersticiales serán invariables. NF NF pwi pwo = pwj = pwf vf z v z pwj A Excavación rápida vf vo A Excavación lenta pwo = pwf Fig. tras la excavación).2 Esquema de leyes de tensiones verticales totales y presiones intersticiales antes de excavar Las leyes de tensiones verticales y presiones son v n 10 z w pw 0 10 z La ley de presiones intersticiales es hidrostática. 6. tras la excavación).

La figura incluye las leyes de presiones intersticiales inicial (pw0. en el caso de realizarla lentamente. diferenciando los casos de excavación lenta y excavación rápida. diferenciando los casos de bombeo lento y bombeo rápido.5 se representan las leyes de presiones intersticiales si se mantiene continuamente seca la excavación. así como. antes de comenzar a excavar). tras eliminar toda el agua. se producirá una disminución de la tensión efectiva equivalente a h sum donde h es la profundidad de excavación correspondiente a un aumento de las presiones intersticiales que deberá disiparse progresivamente. en el caso de excavación rápida. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos v w h n 10 h z y la ley de presiones intersticiales es hidrostática a lo largo de todo el proceso de excavación. En todos los casos el terreno tenderá a hincharse. al disminuir las tensiones efectivas (menor tensión total).48 Geotecnia. se producirá una disminución de la tensión efectiva equivalente a sumh donde h es la profundidad de excavación correspondiente a un aumento de las presiones intersticiales que deberá disiparse progresivamente. a3) En la figura 6. NF NF pwj pwf z pwj pwo z pwf pwo A Bombeo lento Bombeo rápido A Fig.4 Esquema de leyes de presiones intersticiales al bombear el agua de la excavación a4) En la figura 6.4 se representan las leyes de presiones intersticiales si tras excavar lentamente (ver situación de partida en el caso anterior) se elimina con posterioridad el agua. algunas intermedias (pwj) y la final (pwf. En conjunto. Como en los casos anteriores.6. tras finalizar la excavación. el terreno tenderá en conjunto hincharse. En el caso de excavación rápida. como en el caso de una descarga. 2003. © Edicions UPC. al disminuir las tensiones efectivas (menor tensión total). o a largo plazo en ambos casos). algunas intermedias (pwj) y la final (pwf. Si se realiza una excavación rápida. o a largo plazo en ambos casos). el terreno sufrirá un hinchamiento al haberse reducido las tensiones efectivas (menor tensión total). 2003. © Los autores. en el caso de bombeo lento. antes de bombear). la correspondiente a la finalización de la excavación y antes de que comiencen a disiparse las sobrepresiones intersticiales (pwi). . La figura incluye las leyes de presiones intersticiales inicial (pw0.

6. 2003.Geotecnia. hasta que ambas coincidan y se produzca sifonamiento. NF h pwo pw LIMO ARCILLOSO ARENA vf vo z A Fig. Mecánica de Suelos 49 NF NF -h· pwj pwf z sum pwf pwj pwo z pwo pwi A Excavación rápida A Excavación lenta Fig. En la situación de sifonamiento. en particular. Problemas resueltos.6. 2003.6 se representan las leyes de tensiones verticales totales y presiones intersticiales en el caso planteado en el enunciado (excavación lenta y continuamente seca). .6 Esquema de leyes de tensiones verticales totales y presiones intersticiales bajo la excavación La ley de presiones intersticiales tiene la forma pw=a+bz con las siguientes condiciones de contorno: z 0 pw=10 pw=0 w (punto A fijo) z 10m h pw=10 w (1 z ) 10m h Como el punto A es fijo. a medida que avanza la excavación la pendiente de presiones intersticiales irá aumentando (ver la expresión anterior) mientras que la pendiente de las tensiones verticales totales se mantendrá constante. en el punto A. en consecuencia.5 Esquema de leyes de presiones intersticiales manteniendo seca la excavación b) En la figura 6. Planteando el factor de seguridad genéricamente para un estrato de potencia H y una excavación de profundidad h se tiene FS v pw h z) z 10 w (1 ) H h n w n (H n ( H h z )(10 h) H w (H h z) n ( H h) wH h H (1 FS ) © Los autores. © Edicions UPC. coincidirán la tensión vertical total y la presión intersticial en la capa de limo arcilloso y.

2003. En el caso de que la excavación se realizase con gran rapidez no se estaría ante una situación más desfavorable ya que las presiones intersticiales serían entonces menores. el nivel freático se deprimirá en las cercanías de la misma. y suponiendo que en la dirección ortogonal hay suficiente longitud (100 m en este caso).5 0m w 100 m 40 m 10 7 m s 4. En la figura 6.5 m 2 17 4 33.5 m de profundidad. pw1 10 t m 2 5. el problema es en realidad tridimensional. pw 2 0t m 0 10m w 10m h = 4.1 es que la excavación no debe sobrepasar los 4.50 Geotecnia.5 m 5. 2003. y se hace la hipótesis de analizarlo bidimensionalmente a través de la sección de 40 m de ancho. . Problemas resueltos. Mecánica de Suelos El resultado que se obtiene para H=10 m y FS=1. en la que se han impuesto las diferentes condiciones de contorno.5 m 5.5 m h2 5.5 m . Hay que indicar que. Con esta red de flujo el caudal filtrado será: QT 100 m K ht n n 100 m 10 7 m s 4. suponiendo que el terreno de la capa de limo arcilloso es homogéneo e isótropo. la ortogonalidad de las líneas de corriente y equipotenciales y una relación de semejanza aproximada de 1 en los cuadriláteros curvilíneos de la red.5m z = 5.7 se muestra la red de flujo aproximada en este caso. c) En condiciones unidimensionales el caudal será QT z1 z2 QT 100 m 40 m K Planta de la excavación htot z h1 2 0 m .5 m 28.05 m3 día n : Numero de tubos 34 n : Numero de saltos 4 © Los autores. como se indica a continuación.28 m3 día Si se consideran condiciones bidimensionales puede resolverse el problema mediante el dibujo de la correspondiente red de flujo que. Caso I: Si fuera de la excavación no hay aportación de agua (por ejemplo de lluvia). lógicamente. © Edicions UPC. Pueden hacerse varias hipótesis adicionales sobre el nivel freático fuera de la excavación. será ortogonal.

será: QT 100 m K ht n n 100 m 10 7 m s 4.0 m3 dia n : Numero de tubos 36 n : Numero de saltos 4 En el caso de que se haya construido la losa inferior puede calcularse el caudal filtrado en condiciones unidimensionales (como solicita el enunciado) utilizando la permeabilidad equivalente: © Los autores.5 m 2 18 4 35. 2003. puede suponerse que el nivel freático no se deprime y se mantiene en la superficie del terreno.8 se muestra la red de flujo aproximada que se produciría en este caso.Geotecnia.5 m z h=10 m Fig. © Edicions UPC.6.8 Esquema de la red bidimensional de flujo en el caso II El caudal filtrado resultante. Mecánica de Suelos 51 h=5. .8. se han impuesto las diferentes condiciones de contorno. 2003. 6. la ortogonalidad de las líneas de corriente y equipotenciales y una relación de semejanza aproximada de 1 en los cuadriláteros curvilíneos de la red. de acuerdo con la red de flujo de la figura 6. Problemas resueltos. de nuevo.7 Esquema de la red bidimensional de flujo en el caso I Caso II: Si existe aportación de agua (por ejemplo de lluvia) y es suficientemente importante. en la que. h=10 m h=5. En la figura 6.5 m z h=10 m Fig .

25 n .5 w '0sup = 4. Mecánica de Suelos K eq hi hi Ki 6 5. será suficiente con analizar lo que ocurre en el punto medio del estrato. se comprueba a continuación sup 0 sup f 4.5t/m 2 Por lo tanto. ya que al ser la variación lineal. para el cálculo del asiento deberá utilizarse el módulo edométrico en descarga del terreno sf ' elástico Em l 6. Inicialmente se tiene en el punto medio: 0 7. lo cual. pw0 7.5t/m 2 ' f sup = 0t/m 2 10 10 '0inf = 10 w ' sup =-4.9 cm A continuación se calcula el tiempo para el que se habrá alcanzado el 95% de consolidación: © Los autores.5 n . pwf sup 10 n .25 w '0=7. pw0sup 0. 2003. el área se obtendrá a partir de la semisuma de bases por la altura.50 m3 día d) La variación de tensión efectiva que se produce es negativa como consecuencia de la descarga (reducción de la tensión total) y del bombeo (disminución de la presión intersticial. © Edicions UPC.08 10 8 m s 2. la de las tensiones efectivas también lo será. Como a largo plazo tanto la variación de las tensiones totales como la de las presiones intersticiales es lineal.08 10 8 m s 4m 6m QT 100 m 40 m 1. este incremento debe coincidir con la semisuma de los que se producen en los extremos del estrato.5 m 2000 t m 2 1.75 n . .25 sum 7.75 t m 2 5. pwf inf 0 4.5 10 9 1.25t/m 2 Y tras realizar la excavación: f 2. Como a efectos del cálculo del asiento final lo que interesa es el área de tensiones efectivas que se disipa.75 t m 2 Como se ha comentado. la variación en el punto medio del estrato y la potencia del mismo. por lo que las deformaciones que se producirán en el terreno serán de hinchamiento.5 sum 4.5 n . que serán. pero en menor medida que la de la tensión total). se tiene un incremento de la presión efectiva de ' = -6. Problemas resueltos. pwf 0 10 2 w 5 w ' f =0. Para el cálculo del asiento final deberá utilizarse la variación de la tensión efectiva en los diferentes puntos del estrato. aunque no es necesario.52 Geotecnia. pw0inf 5. 2003. respectivamente.5 t m 2 inf 0 inf f w sum 10t/m 2 '0inf = 1t/m 2 ' inf =-9 t m 2 Como se produce un hinchamiento.5 10 7 0.

el número total de anclajes necesario será N anclajes Ftot 20 t anclaje 740 anclajes que corresponde a un anclaje cada 5.13 donde cv t95cv H2 elástico KEm w Sustituyendo en las expresiones anteriores con H igual a la mitad de la potencia del estrato por ser posible el drenaje por ambos extremos del mismo anterior se obtiene t95 T95 H 2 w elástico KEm 1. como la utilización de anclajes según sugiere el enunciado. que corresponde a la condición más desfavorable. se sabe que exp 4 T 0.5 m) sería b e f anclajes 4.95 T95 1.7 t m 2 3.14 m.13 5.1 f anclaje 3.5e 1.5m 1t/m3 2 7 10 m/s 2000t/m 2 2 0. Para el cálculo se va a despreciar el peso de los muros laterales. la fuerza que tendrían que soportar con el espesor de losa del enunciado (e=0.13 T95 1. que se cumpla ’=0 bajo la misma. se obtiene un espesor de 3. según se ha visto en el apartado d) anterior) y el asiento al cargar el depósito con chatarra. Para el cálculo se va a considerar que se han recuperado los niveles piezométricos iniciales. f) El asiento final resultará del asiento que se produce al realizar la excavación (hinchamiento inicial relativamente rápido. Evidentemente no parece razonable construir una losa de hormigón de este espesor para evitar el sifonamiento mediante su propio peso. . © Los autores. 2003. © Edicions UPC. 2003.5días e) Para determinar el espesor de la losa necesario que asegure que ésta no flota en ningún punto se utilizará la condición de sifonamiento.Geotecnia.5 pw Ftot 4 e FS =1. Si cada anclaje trabaja a 20 t.33 m de distancia entre ellos).4 m2 (2. Si se disponen anclajes. En el punto de contacto de la losa de hormigón y el terreno se tiene que b e pw 4 e FS = pw 2.1 4 e Con lo cual.7 t m 2 100 m 40 m 14800 t donde fanclajes es la presión media (distribuida en toda la losa) correspondiente a la acción del conjunto de anclajes. por lo que deben analizarse otras posibles soluciones. Problemas resueltos.95 8 2 U =1Además. Mecánica de Suelos 53 U 0. es decir. por lo que el planteamiento será unidimensional.

no es en rigor posible utilizar las fórmulas habituales de la teoría de la consolidación unidimensional para el cálculo de la evolución de los asientos con el tiempo (Em no es constante). Problemas resueltos. Debido a que el proceso de carga del depósito incluye un tramo inicial de recarga y otro de carga noval (ver figura 6.5 m 11. En ambos casos la utilización aproximada de la teoría de la consolidación unidimensional con parámetros correspondientes a la rama noval © Los autores.9 Evolución del asiento con la trayectoria tensional seguida Por lo tanto. el asiento final que se producirá será: s1 s2 'excavación desc Em arg a l 9 t m2 5.5 t m 0.0 13. . se obtiene que el incremento de tensiones que sufre después de excavar el depósito y rellenarlo con chatarra (ver figura 6.25 t m 2 s s1 s3 Excavación Situación original s2 Situación final 9. 2003.5 m 2000 t m 2 2. y debería resolverse numéricamente. también negativo por ser un aumento de las presiones intersticiales que reduce las tensiones efectivas).5 m 9.7 cm 200 t m 2 s3 1.7 13.6 cm Se debe indicar que el primer asiento (s1) incluye simultáneamente el correspondiente a la excavación manteniéndola seca mediante bombeo (-1.5 m 13. Pese a ello se utiliza a continuación la misma teoría para el cálculo del grado de consolidación y del asiento una semana después de haber llenado el depósito. Mecánica de Suelos Si se estudia el asiento en el punto de contacto de la losa con el terreno.9 11. 2003.25 t m 2 5.9). © Edicions UPC. teniendo en cuenta que el incremento de tensiones efectivas.25 t m = 4. una vez se hayan disipado todas las sobrepresiones intersticiales. coincidirá en este caso con el de tensiones totales. 6.25 Fig.48 cm 'c arg a c Emarg a l 4.0 m 2.0 t m 2 3 2 final 3 t m 4.54 Geotecnia.9) es excavación chatarra / losa 2 t m3 3 4.9 cm anteriormente calculado) y el correspondiente a la recuperación de los niveles piezométricos (el resto.

© Edicions UPC.8%. podría estar en rotura. 2003. Si se © Los autores. al realizar la excavación. . disminuye mucho más lentamente (en el límite puede considerarse que se mantiene casi constante.40 en donde se ha tomado para H la potencia completa del estrato. el asiento parcial a una semana.6cm 9.5 cm Otra opción de cálculo sería considerar que la rama de recarga se recorre rápidamente y que el 69.64 cm Estos dos resultados horquillan de hecho al real teniendo en cuenta los parámetros de la rama de recarga y de la noval. Esto es debido a que. por el comportamiento que presentan los suelos. aunque no es estrictamente así).10 Esquema de drenaje en el limo arcilloso tras la construcción de la losa de hormigón Por lo tanto.10). ya que en este caso sólo puede considerarse un borde drenante (el inferior) por ser el hormigón bastante más impermeable (ver figura 6. NF 4m 5. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 55 dará lugar a valores menores (evolución más lenta) que los que se obtendrían teniendo en cuenta que se parte de una rama de descarga y recarga. se pide explicar por qué una cierta profundidad del terreno en superficie.698 10.6. tras la excavación. st cv Ut s f K w c Emarg a 10 7 m s 200 t m 2 1t m3 2 10 5 m 2 s Una vez obtenido el coeficiente de consolidación.698 13. será s1 semana 0.48cm 11.5 m 2 0. 2003.7cm 0. g) Por último. El grado de consolidación resultante es del 69.8% del asiento corresponde al de la rama noval: s1 semana 2. se ha de calcular el tiempo adimensional T con objeto de hallar el grado de consolidación para esta situación: T t Cv H2 7 días 8640sg 2 10 5 m 2 s 5.5m z ARENAS Fig.Geotecnia. mientras que ’h. ’v disminuye en relación directa con la carga superior que se elimina.

Suponiendo que la losa de hormigón todavía no se ha instalado. c’ y ’. ter Cri io d e ur r ot ad eM ul Co hro om b f i 'v f 'ho v 'hf 'v o ' Fig. se podrá obtener a partir del siguiente planteamiento: 1 3 ' ' ' h v ' ' K0 n v0 ' K0 sum h* ' ) 2 (h* he ) 4 pw 1 3 ' tg 2 ( ' ) 2c ' tg( 2 4 donde pw deberá adaptarse a las condiciones drenadas o no drenadas según se considere (leyes correspondientes estimadas en los apartados iniciales del ejercicio).11 Tendencia a rotura de las capas superficiales de la excavación Para predecir de forma aproximada la zona de terreno que está en rotura deberá buscarse la profundidad para la que se cumple estrictamente el criterio de rotura de Mohr-Coulmb. K0. los puntos más superficiales podrán estar sometidos a tensiones verticales significativamente bajas. 2003.11) se puede observar que si en el proceso de descarga v disminuye un cierto valor. con confinamientos más altos. 2003. que será el mismo a cualquier profundidad si el problema se plantea unidimensionalmente.56 Geotecnia. Lógicamente esta situación dejará de ser problemática a mayor profundidad. Problemas resueltos. la profundidad h* hasta la cual el terreno estará en rotura tras excavar una profundidad he (h*>he) suponiendo que las tensiones horizontales efectivas quedan congeladas en descarga y que el terreno tiene unos parámetros n. © Edicions UPC. 6. © Los autores. Mecánica de Suelos representa este proceso gráficamente suponiendo que ’h permanece constante ( h constante y pw constante. En estas condiciones dichos puntos podrán estar en situación de rotura (círculo de Mohr representativo de su estado tensional tangente al criterio de rotura de Mohr-Coulomb). ver figura 6. .

En el fondo de la laguna existe una acumulación de arena gruesa de alta permeabilidad (100K). adoptando para ello los niveles iniciales tanto de la laguna como del río. Según lo anterior. corresponderá a líneas de corriente. indicando las líneas equipotenciales y las líneas de corriente. y la condición que debe cumplirse para que no se produzca. 2003. Por continuidad. de acuerdo con el sistema de referencia (z) escogido. a) Dibujar la red de flujo para el acuífero representado en la figura.Geotecnia. la red de flujo será ortogonal (las líneas de corriente y equipotenciales serán perpendiculares en sus puntos de intersección). Problemas resueltos. © Los autores. no es prácticamente posible la circulación de agua en superficie. En cuanto al resto del contorno del acuífero (tramos BC y CD). A partir de la red de flujo. Obtener la relación entre el caudal infiltrado y la diferencia de nivel.2). y explicar qué significa que los elementos de la malla cambien de tamaño según qué zona se considere. Explicar el método que se deberá seguir para obtener mayor precisión en los cálculos y cómo se verían afectados el caudal y los niveles al mejorar la red de flujo. y estudiar si esta variación de niveles es lineal. Por facilidad se ha escogido una relación de semejanza 1. Como puede observarse en la figura. Mecánica de Suelos 57 EJERCICIO 7: Flujo en un terreno natural y acuífero de espesor variable La figura adjunta muestra el esquema de un acuífero que conecta una laguna con un río. El tramo AB corresponde a la altura de la lámina de agua de la laguna (H1) y el tramo CD corresponde a la altura de la lámina de agua del río (H2). y el nivel piezométrico fuera constante tanto en los puntos de la sección de entrada ( 1) como en los de la de salida ( 2). y la descarga de la laguna hacia el río se produce únicamente de forma subterránea. lo que da lugar a cuadrados curvilíneos. y con los niveles habituales en la laguna y en el río (inicialmente H1=10 m y H2=2 m). a) En este primer apartado se debe dibujar la red de flujo del acuífero de la figura 7. d) Indicar dónde tiene lugar la situación más desfavorable con respecto al sifonamiento. las condiciones de contorno en la laguna (AB) y en el río (CD) son de altura piezométrica constante (líneas equipotenciales). Un aspecto previo importante antes de comenzar a dibujar la red de flujo es analizar las condiciones de contorno del problema (figura 7. y estimar la máxima elevación de la surgencia con respecto a la cota del terreno. para que el caudal se mantenga constante. obtener y representar gráficamente la variación de nivel piezométrico con la distancia horizontal. Determinar los niveles posibles entre la laguna y el río para que no haya sifonamiento y discutir si el sifonamiento depende de la diferencia de niveles (H1 H2) o del valor absoluto de los mismos. y por lo tanto la velocidad del agua. Este acuífero es de material arenoso (K=10-2 cm/s) y se encuentra limitado inferiormente por una base impermeable. debe aumentar el gradiente hidráulico. se considerasen como puntos de cálculo los situados en la bisectriz de la zona de acuífero. c) En la hipótesis que el espesor del acuífero disminuyese linealmente entre la laguna y el río. Comparar el resultado que se obtiene mediante esta relación con el procedente de la red de flujo. b) Discutir la necesidad o no de modificar la red de flujo obtenida si los niveles de la laguna y del río varían. 2003.1 a través de las correspondientes líneas de corriente y equipotenciales. . determinar la expresión analítica que proporciona el caudal y niveles en el acuífero. Como puede suponerse que se trata de un terreno homogéneo e isótropo. con objeto de facilitar los cálculos posteriores. Superiormente existe un relleno arcilloso (K/10000) cuyos extremos están más elevados y actúan de barrera hidráulica. al poderse considerar los materiales adyacentes impermeables. cuando los cuadriláteros de la red de flujo se hacen más pequeños. e) Determinar el punto o zona donde se podría perforar un pozo para que fuera artesiano. © Edicions UPC. Adicionalmente se procurará que los cuadriláteros curvilíneos de la red sean aproximadamente semejantes entre sí.

Mecánica de Suelos LAGUNA RÍO H1 ARENA GRUESA A B ACUÍFERO ARCILLA z C H2 D 10 m Fig.3).7.2 Condiciones de contorno del problema En la figura 7. lo cual es necesario por continuidad). Problemas resueltos. se considerará un salto constante entre cada par de ellas consecutivas. © Edicions UPC. . 2003.4).1 Esquema del problema planteado LAGUNA RÍO H1 ARENA GRUESA A =H1 B ACUÍFERO Bordes impermeables ARCILLA z C =H2 D x E Fig. © Los autores. Para el cálculo de la altura piezométrica de las diferentes líneas equipotenciales. 2003. Tal como era de prever. por lo que se acelera la disminución de altura piezométrica y aumenta la velocidad del agua. La expresión anterior se puede aprovechar para obtener de forma aproximada la variación de nivel piezométrico con respecto a la distancia horizontal y ver si esta variación responde a una ley lineal o no (tabla 7.1 y figura 7.58 Geotecnia. 7. al haber construido los cuadriláteros semejantes entre sí: i 1 2 1 nº saltos i 1 H1 H1 H 2 i 1 nº saltos En este caso se han dibujado 36 saltos (ver figura 7.3 se muestra la red de corriente obtenida. la representación gráfica confirma que la relación entre estas dos variables no es constante ya que al irse reduciendo la potencia del acuífero los cuadriláteros curvilíneos van cambiando de tamaño y el gradiente hidráulico va variando (crece con la distancia.

0 5.0 6.97 104.54 115.0 8.16 169.0 2.65 191.68 135.0 7.0 9. . 2003. 7.5 3.0 2.11 125.3 Red de flujo del problema planteado Tabla 7.5 9.92 37.0 2.5 3. © Edicions UPC.0 3.22 198.5 10.5 2.76 110.03 150.57 12.5 5.19 99.08 184.59 161.5 4.5 10 Altura piezométrica (m) 8 6 4 2 0 50 100 Distancia horizontal (m) 150 200 Fig.49 55.0 9.5 7.00 0.0 9.32 120.38 165.0 7.05 72.81 156. Relación altura piezométrica-distancia horizontal.35 21. Problemas resueltos.Geotecnia.62 86.5 6.5 3.5 6.0 6.51 178.14 27.24 145.86 188. 2003.1.27 67.0 8.0 5.89 130.0 2.4 Representación de la relación altura piezométrica-distancia horizontal © Los autores.73 175.78 5.0 4.70 46.0 5.5 3.5 7.0 6.7..0 8.0 8.95 172.0 8. Mecánica de Suelos 59 LAGUNA =H1 RÍO =H2 ARCILLA z ARENA GRUESA Líneas de corriente Líneas equipotenciales 10m Fig.46 140. x (m) x (m) i i 5.0 4.0 4.30 181.00 200.43 194.41 93.84 79.

72 m 3 m 2 día Para conseguir una mayor precisión se podría realizar una red de flujo más tupida. Este hecho comportará modificaciones en los valores de de cada línea equipotencial dibujada. el esquema resultante es el que se indica en la figura 7. partiendo de un número importante de líneas de corriente y equipotenciales. de esta manera. puede ser suficiente. no es especialmente imprescindible para la estimación de caudales. en general. pero no si varían ambas manteniendo su diferencia constante. sí que variarán si lo hacen los niveles en la laguna y en el río. Suponiendo. Una vez se dispone de una red de calidad. Si bien una red apropiada y tupida puede ser interesante para estimar la altura piezométrica. cuyo cumplimiento de las condiciones se vaya mejorando progresivamente de forma gráfica mediante prueba y error. pero no de la red de flujo. las velocidades del agua o los caudales.5. Es difícil. 2003. © Los autores. Problemas resueltos. c) Con las hipótesis indicadas en el enunciado. modificará el caudal resultante y. aunque sea poco tupida. resulta Q total 10 4 m s 3 36 0. ya que como puede comprobarse en el procedimiento seguido en el apartado anterior. las alturas piezométricas y presiones intersticiales en puntos específicos. no se ve afectada por los valores absolutos de los mismos. como se ha indicado con anterioridad. . sólo variarán si lo hace la diferencia de niveles entre la laguna y el río. cumpliendo las condiciones de contorno y de ortogonalidad. no afectará al caudal resultante. aunque poco tupida. En cuanto a las alturas piezométricas correspondientes a cada línea equipotencial. una mejora sustancial de la red de flujo. así como los gradientes hidráulicos. sobre todo.60 Geotecnia. El problema se puede transformar. para lo cual con una red mínimamente encajada. de bidimensional a unidimensional. se tiene Q K nº tubos nº saltos Q K nº tubos nº saltos Sustituyendo el valor del número de tubos (3) y el número de saltos (36) específicos de la red dibujada. En cualquier caso. una variación de la red que no implique un cambio en el cociente entre el número de líneas equipotenciales y el número de líneas de corriente de la misma. Sin embargo. 2003. Lo más apropiado es comenzar con unas pocas. como puede verse en la expresión de i anterior. el salto de altura piezométrica entre líneas equipotenciales. © Edicions UPC. pueden dibujarse con cierta facilidad más líneas de corriente y equipotenciales mediante bisección de los tubos y saltos ya existentes. lo cual es aproximadamente correcto en todos ellos con ciertas desviaciones en los extremos de la red. por la geometría relativamente simple del acuífero. Sin embargo. dibujar una red de flujo apropiada. que los cuadriláteros curvilíneos mantienen una relación de semejanza entre lados de 1. de puntos específicos. En este apartado se pide también la relación entre el caudal infiltrado y la diferencia de nivel entre la laguna y el río. y consecuentemente la presión intersticial. Esto es posible en este caso. dibujando un mayor número de líneas de corriente y equipotenciales. Mecánica de Suelos b) En este segundo apartado se plantea la posibilidad de que los niveles de la laguna y del río varíen.

7. disminuye linealmente con x según la siguiente expresión: bx B1 B1 B2 x L Sustituyendo los valores del problema obtenidos gráficamente de la figura 7.135 x 200 d dx qx En total. longitud total del acuífero 200 m. se tiene que b( x) 35 2. La ley de Darcy es 35 8 x 35 0. . 2003. Problemas resueltos. la ecuación de flujo resultante será K Q K d B1 dx B1 B2 x L cuya resolución da lugar.5. sección transversal inicial 35 m y sección transversal final 8 m).1 (aproximadamente. Ecuación de continuidad. de acuerdo con la figura 7. En este caso será Q constante q x b x donde b(x) es la sección del acuífero que.Geotecnia. © Edicions UPC. a d Q K B 1 dx B1 B2 x L B1 B2 x L C x Q L ln B1 K B1 B2 donde la constante C y el caudal Q se podrán calcular a partir de las condiciones de contorno del problema x 0 x L H1 H2 H1 H2 Q L ln B1 C K B1 B2 Q L ln B2 C K B1 B2 © Los autores. Ley de Darcy. Mecánica de Suelos 61 L B2 B1 b(x) Fig. 2003. separando previamente variables.5 Esquema del planteamiento simplificado del problema Para resolverlo se partirá de las siguientes expresiones: 1.

6.4). Por otro lado. puede observarse la buena correspondencia entre ambas. H 2 2 m B1 35 m. a la estimación de los datos geométricos. K 10 4 m s Q 10 4 m s 2 m 10 m 8 m 35 m 8m 200 m ln 35 m 6. se obtiene x H2 H1 ln B1 B2 ln B1 H1 ln B1 B2 ln B1 B1 B2 x L B1 B2 x L H1 H2 H1 ln B1 B2 ln B1 H1 x H2 ln B1 Sustituyendo los diferentes parámetros: L se obtiene 200 m.79m3 /m 2 /día Comparado con el resultado obtenido anteriormente (0.42 ln(1 3. 2003.86 10 3 x) 10m En la figura 7. en la que se ha representado esta ley conjuntamente con la obtenida gráficamente (figura 7. por lo que unitariamente (por metro de desnivel) se producirá un caudal de Q total 6. 2003. en este caso. . el que con un procedimiento el resultado salga mayor o menor que con el otro puede atribuirse también.32m3 /m/día (2m 10m) 0. se obtiene Q K H2 y por lo tanto C H1 ln B1 B ln 2 B1 H2 H1 Con lo que. tras sustituir y operar. Respecto a la ley de alturas piezométricas.32m3/m/día Estos 6. Problemas resueltos.72 m3/m2/día). H1 10 m. © Edicions UPC. sustituyendo los valores se obtiene x 5.32 m3/m/día se producen con un (H1-H2) de 8 m. B2 8 m. Mecánica de Suelos Restando las dos condiciones de contorno queda H2 H1 Q L B ln 2 K B1 B2 B1 H1 B1 B2 B L ln 2 B1 despejando el caudal en esta expresión. En este caso esta diferencia es debida principalmente a la estimación de los datos geométricos (por ejemplo la longitud del acuífero) ya que las hipótesis realizadas son relativamente correctas.62 Geotecnia. © Los autores. la diferencia no es muy grande.

El valor del gradiente hidráulico se calcula para x=200 m que corresponde al punto más crítico según se ha justificado anteriormente. alternativamente. que es donde el flujo es vertical y ascendente. y existe menos confinamiento al ser la capa más superficial de terreno. d dz sum crítico w El gradiente hidráulico en el punto más crítico puede estimarse tanto a partir de la red de flujo dibujada. en este planteamiento analítico. puede utilizarse el concepto de gradiente crítico para analizar la existencia de sifonamiento. midiendo a escala el lado vertical del último cuadrilátero curvilíneo en el punto C ( z) y el valor del salto de nivel entre líneas equipotenciales consecutivas ( ). No debe confundirse.Geotecnia. el mayor riesgo de sifonamiento se producirá a la salida del agua en el río. © Los autores. utilizar la expresión analítica deducida. 2003.7. que se calcule para x=200 m (coordenada horizontal) con el hecho de que para el punto que le corresponde en el problema real (punto de llegada del agua al río). que es lo que se hace a continuación. Además. para poder aplicar la condición anterior o. el flujo es vertical ascendente. . 2003. Mecánica de Suelos 63 10 Altura piezométrica (m) 8 6 Resultados analíticos 4 Resultados gráficos 2 0 50 Distancia horizontal (m) 100 150 200 Fig. Como en este contorno el nivel de agua está por encima de la cota de terreno. © Edicions UPC.6 Representación de la relación altura piezométrica-distancia horizontal para los resultados analíticos y para los resultados gráficos d) A la vista de la red de flujo resultante. lo que hace que aumenten las presiones intersticiales. en este caso coincide que es la zona con mayores gradientes hidráulicos (cuadriláteros curvilíneos de menor tamaño). Problemas resueltos.

Midiendo en la figura se puede estimar que en x=35 m (comienzo del valle interior por el lado de la laguna). por lo que no es previsible que aparezcan problemas de sifonamiento. se tiene © Los autores. aunque si uno de éstos varía. como la superficie no es horizontal y va bajando al acercarnos al río. 2003.021 1 3.092 x 200 m Suponiendo un suelo con un peso específico del orden de 2 t/m3.092. . e) En este apartado se analizarán los puntos en los que se podría perforar un pozo para que fuese artesiano. es decir: ( x) z ( x) donde z(x) es la cota de la superficie del terreno. y que en x=125 m la cota del terreno es 0 m.86 10 3 x 0. Esto se producirá en todos los puntos del terreno en los que la altura piezométrica esté por encima de la cota del propio terreno. 2003. El punto en el que más ascenderá el agua será el más cercano a la laguna ya que la altura piezométrica disminuye al ir de la laguna al río. z(x) será z ( x) 3 x 125 90 Restando esta expresión a la de la altura piezométrica.64 Geotecnia. Consecuentemente. para que se produzca un gradiente hidráulico 1 (igual al crítico) se necesitará una diferencia de niveles entre la laguna y el río de 8m 0.092 87 m que no parece compatible con la geometría del problema planteado. Mecánica de Suelos x H2 H1 ln B1 B2 ln B1 (H2 B2 ( B1 B1 B1 B2 x L ln B1 H1 d dx x d dx d dx ln H1 ) L B1 ( B1 B2 ) B2 ) 1 x L B1 5. únicamente tiene sentido considerar la superficie del valle interior situado entre los extremos más elevados que actúan de barrera hidráulica. Si con H2-H1 = 8 m se produce un gradiente hidráulico de 0. Para analizar el problema se va a modelar la superficie del terreno entre los extremos más elevados que actúan de barrera hidráulica mediante un plano inclinado. el valor del gradiente hidráulico obtenido queda muy lejos del crítico. también varía el gradiente hidráulico. © Edicions UPC. puede ser que dicho punto no sea el que tenga mayor ascensión de agua respecto a la superficie del terreno.86 10 3 x) 10m 0. la cota del terreno es de 3 m. que será del orden de 1. el gradiente hidráulico (d /dx) es directamente proporcional a la diferencia de niveles entre la laguna y el río (H2-H1) y no a dichos niveles individualmente. Como se puede comprobar en las expresiones anteriores. Sin embargo.42 ln(1 3. Teniendo en cuenta la geometría del problema. El signo menos que aparece simplemente indica que la altura piezométrica disminuye en el sentido en el que aumenta x. Problemas resueltos.

Problemas resueltos.42 ln(1 3. .85 m) = 6. como se hace a continuación: dt ( x ) d ( x ) dx dx x 95. de la altura piezométrica. 10 Cota/altura/diferencia (m) 8 6 4 2 0 35 45 55 65 Cota del terreno Altura piezométrica Diferencia Distancia horizontal (m) 75 85 95 105 115 125 Fig. Mecánica de Suelos 65 t ( x) ( x) z ( x) 5.52 m © Los autores. © Edicions UPC.86 10 3 x) 10m 3 x 125 90 En la figura 7.85 m dz(x) dx 0.7 Representación de la cota del terreno. (x) y z(x)).7. pero no así la máxima altura respecto de la cota del terreno.Geotecnia.86 10 3 x 3 90 0 t ( x 95. Este máximo puede obtenerse gráficamente a partir de la figura 7. la máxima altura se alcanza para la menor distancia horizontal.7 o analíticamente a partir de la expresión anterior. 2003.7 se han representado las tres funciones anteriores (t(x). Para ello hay que analizar el máximo de la función t(x).021 1 3. 2003. y de la diferencia entre ambas en función de la distancia horizontal para el valle interior Como se ha indicado.

es decir.5 m de profundidad. estimar el coeficiente de empuje al reposo que se obtendrá a largo plazo en un punto situado a 10 m de profundidad respecto a la superficie original del terreno. calcular la máxima profundidad (m) que se podría excavar sin peligro de sifonamiento. en el mismo punto (10 m de profundidad) y en las mismas condiciones de la pregunta f) (excavación de 5. para que el factor de seguridad no fuese menor que 1. con un coeficiente de empuje al reposo de 0.5 m de profundidad. g) Hacer la estimación de la pregunta anterior suponiendo ahora que la variación de presiones intersticiales en el terreno. Mecánica de Suelos 67 EJERCICIO 8: Flujo vertical hacia una excavación con posibilidad de sifonamiento Un terreno con geometría unidimensional y nivel freático en superficie (ver figura). Problemas resueltos. determinar la presión intersticial (t/m2) a largo plazo en la interfase entre los estratos S1 y S2. S2 (de –10 m a -5 m) y S3 (de –5 m a 0 m). Bajo estos tres estratos se encuentra un material muy permeable de tipo granular (gravas).5 en ningún punto. b) Para dichas condiciones del terreno (condiciones naturales y rebajamiento). c) Si no se realizase el rebajamiento de nivel en las gravas. en el que se ha previsto un rebajamiento de nivel piezométrico de 2 m. d) Indicar cuánto debe rebajarse el nivel en las gravas (m) para poder garantizar el mismo factor de seguridad al sifonamiento a largo plazo (1.5 m y posterior rebajamiento de 2 m en las gravas). inducida por el rebajamiento del nivel piezométrico en las gravas. h) Calcular la variación (en t/m2) respecto a la situación inicial.5). K2=10-3 cm/s y K3=10-2 cm/s (origen de cotas en superficie). f) En este caso (excavación de 5.2 ’v. en el que va a realizarse una excavación de 5.5 m de profundidad. e) Obtener el caudal (m3/m2/día) en condiciones estacionarias que deberá bombearse en superficie al realizar una excavación de 5. suponiendo que la variación de presiones intersticiales en el mismo. se produce con posterioridad a la inducida por la excavación.5 m y rebajamiento de 2 m). El terreno natural está normalmente consolidado. antes de excavar. 2003. de la posición del centro del círculo de Mohr en tensiones efectivas (s’) y de su radio (t). . está compuesto por tres estratos horizontales S1 (de –15 m a -10 m). determinar el caudal (m3/m2/día) en situación estacionaria. si se efectúa el rebajamiento de nivel de 2 m en las gravas. © Edicions UPC. con permeabilidades respectivas K1=10-4 cm/s. se produce con anterioridad a la inducida por la excavación.Geotecnia. a) Para las condiciones naturales del terreno. si se desea realizar una excavación de 6. © Los autores. y una variación en descarga y recarga ’h=0. inducida por el rebajamiento del nivel piezométrico en las gravas. que se producirá a través del terreno debido al rebajamiento del nivel piezométrico de las gravas. El peso específico de los diferentes estratos puede considerarse constante e igual a 2 t/m3.5. 2003. con objeto de reducir las presiones intersticiales.

68 Geotecnia. pw NF D +K C ho pwo (hidrostática) h pw B -K h gravas h gravas A GRAVAS Fig.2. Este rebajamiento hará que varíen las alturas piezométricas y las presiones intersticiales en el terreno. 8. Como se sabe que K1<K2<K3 . © Edicions UPC. y viceversa.2 Esquema cualitativo de la evolución de las alturas piezométricas y de las presiones intersticiales en el caso de rebajamiento en las gravas © Los autores. Mecánica de Suelos NF z K 3 =10 -2 cm/s 5m K 2=10 -3 cm/s 5m K 1=10 -4 cm/s 5m GRAVAS Fig. 2003. . Cuanto más impermeable sea un estrato. Problemas resueltos. 2003. 8. mayor será el gradiente hidráulico (menos vertical será la ley de alturas piezométricas) y más alejada estará la presión intersticial de la hidrostática.1 Esquema del terreno a) En este primer apartado. se pide calcular el caudal en situación estacionaria producida a través del terreno al rebajar el nivel piezométrico en 2 m en el estrato de gravas. se tendrá el esquema de alturas piezométricas y de presiones intersticiales finales que se muestran en la figura 8.

80m 1t/m 3 pwB = 9.80 t m 2 c) Debido a que la permeabilidad del terreno es decreciente con la profundidad.70 10 6 m s 3. 2003. es suficiente con utilizar el concepto de permeabilidad equivalente: K eq hi hi Ki 5 10 2 15 5 10 3 5 10 4 hT z 2. © Edicions UPC.70 10 4 cm s Una vez calculado este parámetro.60 10 7 m s 14.3). se puede calcular el caudal: q donde K eq hi hD hA Por lo que: zi pwi w 15 0 15 m 0 15 2 ( 2 m) 15 m 13 m hT 2m q 2.80 m pwB w Una vez se conoce hB. Mecánica de Suelos 69 Como en este apartado se pide el caudal y no las alturas piezométricas o presiones intersticiales en puntos específicos. se ha de imponer la condición de continuidad de flujo entre estratos: q1 h1 z1 q2 q3 q Si se iguala q1=q se obtiene. las presiones intersticiales serán más parecidas a la hidrostática cerca de la superficie de la excavación y crecerán más rápidamente con la profundidad en los estratos inferiores.60 10 7 m s 0. El factor de seguridad se puede definir como FS donde A pwA © Los autores.Geotecnia. por lo que el punto más crítico con respecto a la seguridad al sifonamiento será el de contacto con las gravas en el que puede suponerse que la presión intersticial no varía con la excavación (figura 8. . utilizando la ley de Darcy: q1 hB K1 10 6 m s (15 2) hB 5 3. Problemas resueltos.031 m 3 m 2 día b) Para calcular la presión intersticial a largo plazo en la interfase entre los suelos S1 y S2. es inmediato calcular la presión intersticial en este punto: hB zB = 5m+ pwB =14. 2003.

e) Siguiendo el mismo procedimiento que en el apartado a).5 5 3 10 10 4 1. .70 Geotecnia. la presión intersticial en el punto A tendría que ser FS pwA 15 6. Problemas resueltos. 2003. 2003.75 m 15 x 2 pwA 11. en el caso de que se realice una excavación de 5.5 2 1. la nueva permeabilidad equivalente será K eq 4. el nivel en las gravas se tendría que rebajar 15 11.5 pwA Por lo tanto.3 Esquema de las tensiones totales y de las presiones intersticiales en la excavación Por lo tanto: 15m x 2 t m 3 FS 15 t m 2 x 3.5 d) En el caso de que x=6.5 m de profundidad y se rebaje el nivel en las gravas en 2 m.33 t/ m 2 1.5 5 4.33=3. 8. Mecánica de Suelos A n 15m 2 x 2 t m3 15m x pwA 15 t m NF x P pwo B vo pw z A Punto fijo v GRAVAS Fig. © Edicions UPC.74 10 4 cm s Por lo tanto.67m. el caudal que deberá bombearse será q donde K eq hP zP hA zA © Los autores.5 m.

95 m 4.95t/m 2 'h 'v 'h h 5 5.5 0 9. deberá imponerse q1=q2 a través de la ley de Darcy. Problemas resueltos.056 m3 m 2 día f) El coeficiente de empuje al reposo se define como K0 'h 'v Se pide en el enunciado que. Para añadir ahora el © Los autores.5 m 9.74 10 6 cm s 3.0 t/m 2 9. Para calcular ésta última en el punto B. © Edicions UPC.42 10 7 cm s 0.5m hB 4.95 t m 2 Una vez obtenido pwB. de forma análoga a lo ya hecho en apartados anteriores 10 6 m/s hB pwB zB hB 15m 5m pwB 5m w 10 5 m/s pwB 1t m3 9. la tensión efectiva vertical ha disminuido de 10 t/m2 a 4. 2003.5 m 15 2 Finalmente.05 t m 2 'v 9. . Inicialmente.2 ’v y no directamente el coeficiente de empuje al reposo v 10m 5. Para ello se debe estudiar la evolución de ’v y ’h a lo largo de dicho proceso. se pueden calcular las tensiones verticales y horizontales.0 t m 2 4. suponiendo que la variación de presiones intersticiales en el mismo inducida por el rebajamiento del nivel piezométrico en las gravas.05 10 'h 0 'h pwB 'v 9. teniendo en cuenta que si se está en una rama de descarga y recarga ( ’v<0) se deberá utilizar la relación ’h=0.95 5. por lo que el suelo en el punto B está moviéndose por una rama de descarga. se obtiene el caudal por unidad de área q 1.5m hB 9. y al mantenerla seca varía también la presión intersticial.5m 2 t m 3 pwB 'v 4. Mecánica de Suelos 71 hP hA zP 0 pwP w 9.20 3.5 m 6.95 8.0 4.95 0.81 4. se tiene las siguientes tensiones en el punto B: v n v z 2 t m3 10 m pw 20 t/m 2 w 20 t m 2 10 m 10 t m 2 5 t m2 'v 'h h K0 'v 0. se produce con posterioridad a la inducida por la excavación.5 10 t m 2 'h p w 5 10 15 t m 2 Al realizar la excavación varía la tensión total en el terreno.81 t m 2 3. 2003.95m 9.76 t m 2 Como puede verse. en el caso de excavación de 5.Geotecnia.05 t/m2.5 m 13 m 3. se estime el coeficiente de empuje al reposo que se obtendría a largo plazo en un punto situado a 10 m de profundidad respecto a la superficie original del terreno (punto B).5 m y rebajamiento de 2 m.

10 h 'h pwB Por lo tanto K 02 0. Problemas resueltos.80 4.80 4.20 t m 2 0.72 Geotecnia.90 4. por lo que K0 permanece constate.20 3.80 14.5m hB 4.2 5. . © Edicions UPC.80 4.84 t m 2 h 3.05 t/m2 a 4. las tensiones verticales efectivas aumentan.80m 9.80 8.80 t m 2 4.80 t/m2).2 0. Se ha de tener en cuenta que la presión intersticial en el punto B para este mismo caso ha sido calculada en el apartado b).90 t m 2 Si ahora se realiza la excavación.80 8.20 t m 2 'h 3.5 10.84 t m 2 4.05) 0.20 t/m2).91 g) En este apartado se pide lo mismo que en el anterior.84 4. la presión intersticial en este punto será la misma que la calculada en el apartado anterior para este mismo caso (pwB=4. por lo que el suelo se está moviendo en este punto por una rama de recarga.2 10.5 m 2 t m 3 9 t m2 Ahora se puede calcular el estado tensional: v 'v 9 4.81 (4. Como las presiones intersticiales disminuyen y las tensiones verticales totales se mantienen constantes. pero suponiendo ahora que la variación de presiones intersticiales en el terreno inducida por el rebajamiento del nivel piezométrico en las gravas se produce con anterioridad a la inducida por la excavación.10 9. El estado tensional será en este caso v 20 t m 2 20 t/m 2 'h pwB pwB 20 9. se procederá de forma análoga que en el punto anterior.2 t m 2 'v 'h 0. pero la tensión final es menor que la máxima (10 t/m2 iniciales).20 3.64 t m 2 En este caso la tensión efectiva vertical ha aumentado (de 4.70 t m 2 3.20 4.93 © Los autores. 2003. Como la tensión efectiva vertical disminuye. Mecánica de Suelos efecto del bombeo. comenzando con el cálculo de pwB: q1 q2 hB 13m 5m pwB 5m w 10 6 m/s hB pwB zB 10 5 m/s pwB 1t m3 9.90 t m 2 3.80 10. Por lo tanto: K 01 'h 'v 3.5m hB 9.90 4.10 t m 2 h 5.20 t m 2 4.20 'v 9 t m 2 'h 5. 2003. el suelo estará en una rama de descarga: v 9 t m2 pwB 9 4.

© Edicions UPC. 2003.3.0. 6 5 4 3 K02=0.5.0) f2 f2 (4.4 Evolución de las tensiones efectivas vertical y horizontal en los casos de los apartados f) y g) h) Por último.2 d 'v g1 Rebajamiento de gravas ión Excavac f0 =g0 (10. Mecánica de Suelos 73 En la figura 8.84) Rebajamiento de gravas 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 Fig. 8.91 K01=0. primera o segunda) correspondientes. se tendrá que s' 3.5 t m 2 4.48 t m 2 2. Problemas resueltos.80) f1 (4.20.05.20 t m 2 5 t m2 7.Geotecnia.93 2 1 K01=0.20 t m 2 5 t m2 2.02 t m 2 3.32 t m 2 © Los autores.50 g2 f1 g2 (4.18 t m 2 3.4 se representa gráficamente la evolución de las tensiones efectivas vertical y horizontal y del coeficiente de empuje al reposo K0 obtenidas en los apartados f) y g).20.3.81) d 'h = 0. s' 'v 2 'h s'0 s' f 10 t m 2 2 4. se pide calcular la variación de la posición del centro y del radio del círculo de Mohr en las condiciones del punto f).84 t m 2 2 t Por lo tanto.5 t m 2 0.84 t m 2 2 t 'v 2 'h t0 tf 10 t m 2 2 4. .3. 2003. La notación de los puntos hace referencia al apartado (f) o g)) y a la fase (inicial.

de 10 m y 10-3 cm/s y de 5 m y 5.5 m de espesor (K=10-8 cm/s) apoyada en el fondo de la excavación. 9.5 m. y su variación con respecto al estado inicial. g) Estimar la contribución al asiento causada por el segundo estrato.2. c) Cuál será la condición de sifonamiento que se cumple en este caso de flujo vertical con las permeabilidades dadas. f) Obtener la tensión efectiva vertical durante el régimen estacionario de bombeo en el centro del segundo estrato. Mecánica de Suelos 75 EJERCICIO 9. 2003.1 Esquema del terreno © Los autores.5 m. Adoptar para este cálculo la profundidad de excavación de 5. con espesores y permeabilidades.5 m. La densidad natural de todo el terreno es de 2 t/m3. calcular el rebajamiento de nivel que sería necesario realizar para mantener el mismo factor de seguridad al sifonamiento (FS>1. calcular el caudal residual (m3/m/día) que deberá bombearse al recuperarse los niveles piezométricos. para lo cual se va a excavar en el estrato superior. NF h) Indicar cómo evolucionarán los asientos al dejar de bombear y recuperarse los niveles x 10 m K=10 cm/s -3 K=5·10 cm/s -3 5m GRAVAS Fig. manteniéndola seca mediante bombeo. d) En el caso de disponer de sondeos verticales en el perímetro de la excavación que lleguen a la capa de gravas. ¿en qué punto se produce la situación más desfavorable para sifonamiento? b) Determinar la profundidad máxima (x) que se puede excavar para que no se produzca sifonamiento con un factor de seguridad igual o mayor a 1. Problemas resueltos. como en la que se reduce el nivel piezométrico de las gravas (caso II). Tras la construcción está previsto dejar de bombear y que se recuperen los niveles piezométricos iniciales. Flujo hacia una excavación y consolidación Un terreno estratificado con el NF en superficie está formado por dos capas horizontales de tipo granular. que se mantendrá seco en superficie mediante bombeo. © Edicions UPC. respectivamente. piezométricos iniciales. Inferiormente está limitado por una capa de gravas muy permeable de gran potencia. e) Calcular el caudal (m3/m2/día) que se deberá bombear desde la excavación tanto en la situación en la que sólo se bombea desde la misma (caso I).2) con una excavación de 5. 2003. i) Si la solera inferior de los edificios está formada por una losa de hormigón de 0. a) En el caso de realizar una excavación de grandes dimensiones. . suponiendo un módulo edométrico en descarga Em=1600 t/m2 (caso I). En este terreno se va a proceder a la construcción de unos aparcamientos subterráneos. y volver el NF a la situación inicial en superficie.Geotecnia.10-3 cm/s (ver figura). en el caso de no modificar el nivel en las gravas (caso I) y con la profundidad de excavación de 5.

Problemas resueltos. De la figura 9. que es lo que se va a considerar. Si el proceso fuese rápido el sifonamiento se produciría para la misma profundidad de excavación. de forma que en los estratos con mayor permeabilidad. b) Se debe estimar ahora la profundidad máxima que se puede excavar sin que se produzca sifonamiento. 9. 2003.2 se puede deducir que los puntos más desfavorables para sifonamiento. cualitativamente.76 Geotecnia. manteniéndola seca por bombeo. A z2=10 m B pw C pwo v vo z1=5 m GRAVAS Fig. la ley de presiones intersticiales será. © Los autores. la que se indica en la figura 9. las tensiones verticales totales se irán acercando progresivamente a las presiones intersticiales hasta que lleguen a coincidir en todos los puntos del estrato al mismo tiempo si el proceso es lento. 2003. Como en este caso se tiene que K1< K2. Se partirá de la expresión del factor de seguridad. si avanza la excavación. se ha supuesto que el punto de contacto con las gravas inferiores mantiene su presión intersticial invariable. © Edicions UPC. ya que serán los primeros en los que las presiones intersticiales alcancen a las tensiones verticales totales y anulen a las efectivas. serán los del estrato superior. El caso límite será cuando se cumpla = pw. Al ir avanzando la profundidad de excavación.2 Esquema de la ley de presiones intersticiales Como se muestra en la figura. la presión intersticial será más cercana a la hidrostática que en los de menor permeabilidad. que se plantea en el punto B de interfase de las dos capas granulares (como se ha indicado en el apartado anterior. Dicha situación vendrá influenciada directamente por la relación de permeabilidades de los diferentes estratos. Mecánica de Suelos a) En este primer apartado se debe discutir dónde se produce la situación más desfavorable para sifonamiento en el caso de realizar una excavación de grandes dimensiones. . Esta hipótesis es perfectamente razonable si no se induce ninguna variación de niveles piezométricos en la capa de gravas. todos los puntos del estrato superior alcanzarán dicha condición simultáneamente en este caso): FS con B n B pwB ( z1 x) donde z1 es la potencia del estrato granular superior.2. la pendiente de presiones intersticiales es mayor en el estrato superior que en el inferior. pero comenzaría por los puntos más superficiales del estrato superior y se iría extendiendo a los demás a medida que se fuesen disipando las sobrepresiones intersticiales (en este caso negativas) producidas por la descarga y fuesen aumentando las presiones intersticiales en el terreno. Como puede verse en la figura.

cuando la excavación alcanza los 4. que simplemente implica que las pendientes de las leyes de presiones intersticiales y de tensiones verticales totales son iguales. lo cual puede hacerse imponiendo continuidad. . mantendrá su valor inicial ( w·15m=15 t/m2) en el punto de contacto entre la capa granular inferior y la de gravas. respectivamente q1 q2 K1 K2 hA hB z1 x hB z2 0m w hC donde z2 es la potencia del estrato granular inferior. En la situación de sifonamiento. Para calcular pwB hay que resolver el problema de flujo en terreno estratificado. © Edicions UPC. Mecánica de Suelos 77 Con respecto a la presión intersticial. puede utilizarse la definición de altura piezométrica hB pwB zB zB ) w ( hB 5) 110 t/m 11t/m 2 x 11m x Si se utiliza la expresión anterior del factor de seguridad se tiene FS B pwB 2t/m 3 (10m x) 110 t/m 11t/m 2 x 11m x 1. q1= q2 mediante la ley de Darcy.2. por lo que dicha profundidad es la máxima que se puede alcanzar manteniendo el FS de 1. Problemas resueltos. Se sabe que hA hC zA zC pwA w 15m 0m x 15m 15 m x pwC w 15 t m 2 1 t m3 Igualando las expresiones de q1 y q2 e introduciendo las de hA y hC.4 m. 2003.Geotecnia.2. se obtiene 10 5 m/s hB (15m x) hB 10m x 5 10 5 m/s hB 15m 5m 165m 2 16m x 11m x pwB w w ( hB Como lo que interesa es pwB. La primera de dichas soluciones corresponde al caso especial en el que tanto la tensión total como la presión intersticial son cero (excavación completa del estrato superior.4 m. Aunque en general la condición de gradiente crítico. en este caso sí es así. por lo que el gradiente hidráulico será igual al crítico. c) El sifonamiento se produce simultáneamente en todos los puntos del estrato superior. 2003. como se ha mencionado anteriormente.2 De la igualdad anterior se obtiene una ecuación de segundo grado para x cuyas soluciones son 10 m y 4. Sin embargo antes. ya se cumple la condición impuesta. como ya se ha indicado y puede deducirse de la figura 9. no permite necesariamente determinar la existencia de sifonamiento. las pendientes de las leyes de presiones intersticiales y de tensiones verticales totales en la capa superior son iguales. que da lugar a una indeterminación en la expresión del FS). se sabe que es nula en la excavación y que. es decir. © Los autores. Se tiene que los caudales q1 y q2 son.

10 hB 5 zB 15 x hB 10 x pwB w 5 10 5 hB 15 5 Sustituyendo x=5.2 se obtiene = 1.5 m y operando en las dos expresiones anteriores.5 m y manteniendo el factor de seguridad en 1. Problemas resueltos. 2003. 2003. e) En este apartado se debe calcular el caudal bombeado desde la excavación. mientras que pwC =15 .5 4. © Edicions UPC. .78 Geotecnia. Al reducir el nivel piezométrico en las gravas disminuyen las presiones intersticiales y mejoran las condiciones respecto a sifonamiento (ver figura 9. introduciendo esta expresión de pwB en la del factor de seguridad: FS B n pwB (10 x) pwB 1. Caso I. la condición de continuidad q1=q2.3). 9. En este caso se tiene x=5. se obtiene pwB 49.5 5. con una excavación de 5. Mecánica de Suelos d) Se plantea en este apartado la posibilidad de realizar un rebajamiento de nivel en la capa de gravas.83 m.5 m. El punto crítico a estudiar es el mismo que en el caso anterior. se necesita un rebajamiento de nivel en las gravas de 1.3 Esquema de la ley de presiones intersticiales Finalmente. como se ha hecho anteriormente. es decir. diferenciando los dos casos siguientes.5 NF 5. Para el cálculo puede hacerse uso del concepto de permeabilidad equivalente q K eq hA hC zT x © Los autores.2. Sólo se bombea desde la excavación (sin rebajamiento de nivel piezométrico en las gravas). Para estimar el rebajamiento necesario deberá imponerse de nuevo.83 m como mínimo.5 m A pwo B vo pw C v z GRAVAS rebajamiento en las gravas ( ) Fig.

bastará con hacer la media entre pwB y pwC.5 11 5.73 10 3 cm/s 0.577 m 3 m 2 día Respecto al rebajamiento de nivel piezométrico de las gravas cabe indicar que será más o menos complejo y caro dependiendo de la permeabilidad del material (con seguridad alta) y de su capacidad de recarga.864 m3 m día 2 q 10 3 cm s Caso II.5 m. Se reduce el nivel piezométrico de las gravas. que dependerá de la conexión hidráulica de la zona. antes de realizarse la excavación.5 m. 2003.5 t m 2 Para calcular la tensión efectiva vertical durante el régimen estacionario de bombeo deberá calcularse la tensión total vertical y la presión intersticial en el centro del estrato. pwB puede obtenerse de los cálculos anteriores: pwB 110 11x 11 x 110 11 5.5 m.5m) 2 t m3 14 t m 2 En cuanto a la presión intersticial. se tendrá 'v 0 (15m z) n (15m z) w 12. se obtiene q 0. en caso necesario. aprovechar la menor permeabilidad del estrato inferior respecto a la capa de gravas y bombear en la zona de contacto entre las dos capas. .67 10 3 cm s 0. Este caso puede plantearse como el anterior. En este sentido una alternativa sería. © Edicions UPC.5m 2. 2003. se obtiene que K eq 1. Mecánica de Suelos 79 donde hA K eq 15m x hi hi Ki hC 15m 15 x 10 x 5 3 10 5 10 3 Sustituyendo x=5.17 15 x 5 10 x 3 5 10 10 3 La permeabilidad equivalente no varía respecto del caso anterior. como en régimen estacionario varía linealmente con la profundidad. f) En este apartado se debe calcular la tensión efectiva vertical en el centro del segundo estrato. tanto inicialmente como durante el régimen estacionario de bombeo en el caso de no modificar el nivel en las gravas (caso I) y con la profundidad de excavación de 5.5 9 t m2 © Los autores. pero teniendo en cuenta el rebajamiento de nivel piezométrico de las gravas: hA K eq 15 x hi hi Ki hC 15 1.Geotecnia. ya que depende de las características del terreno y no de los cambios de niveles piezométricos. En cuanto a la tensión efectiva vertical inicial. Problemas resueltos. Sustituyendo igual que antes x=5. La primera de ellas será v (10m 5.83 13.

5 t/m2.00 m z GRAVAS Fig. aunque lo harán en mayor medida las tensiones verticales totales ( = w·5. Sin embargo.50 m 5. Problemas resueltos. ésta se irá inundando de manera que las tensiones verticales totales y las presiones intersticiales aumentarán. al estar en condiciones estacionarias con flujo vertical. 9.5 t m 2 5m 1600 t m 2 0.50 m D A 0. multiplicado por su potencia. eliminando el rebajamiento producido. © Edicions UPC. Si se deja de bombear es en la capa de gravas.5 m en superficie de la excavación a 0 en el punto de contacto con las gravas). la estructura prevista producirá asientos que podrán superar a los hinchamientos y asientos anteriores.3 cm h) Si se deja de bombear y se recuperan los niveles piezométricos iniciales.4 se representa un esquema del problema que se plantea en este apartado.033 m 3. aumentarán las presiones intersticiales sin que lo hagan las tensiones totales. . aumentarán las presiones intersticiales en el terreno. NF NF 5. 2003. Si se deja de bombear en la excavación. una variación lineal de las tensiones efectivas con la profundidad. s2 f ' Em hi Teniendo en cuenta el resultado del apartado anterior se tendrá: s2 f 10. y en cualquier caso. a través del módulo edométrico en descarga indicado en el enunciado.5 m = constante en todos los puntos) que las presiones intersticiales (entre pw = w·5.5= 10. dando lugar a un asiento neto adicional. 2003. g) Al suponerse un módulo edométrico constante y poder considerar.50 m 4.80 Geotecnia. i) En la figura 9. por lo que disminuirán las tensiones efectivas y aumentará el hinchamiento del terreno.4 Esquema de la excavación con la losa de hormigón © Los autores. la aportación al asiento causada por el segundo estrato podrá calcularse a partir de la deformación en el punto medio del mismo.5 t m 2 Consecuentemente se produce una descarga de 10. por lo que las tensiones efectivas aumentarán y se producirá un asiento siguiendo una rama de recarga sin llegar a la rama noval. Mecánica de Suelos Por lo tanto: pw pwB pwC 2 ' 14 12 9 t m 2 15 t m 2 2 2 2t m 12 t m 2 ' = 2 12.

Problemas resueltos.5 0. 2003.5 5. . 2003. el caudal que deberá bombearse será q 10 10 ms 10 9 m s 8.5 m Por lo tanto.Geotecnia. © Edicions UPC.5 15 5m 0. Mecánica de Suelos 81 Teniendo en cuenta que se han recuperado los niveles piezométricos iniciales en el terreno.5) 0 10 h 5m 9. se tendrá hD hA zD pwA w (9.64 10 5 m 3 m 2 día © Los autores.

una capa de gravas profunda. cv=5·10-3 cm2/s. e) El plazo de tiempo tras la construcción del viaducto en que quedará únicamente por producirse 5 mm de asiento total debido a los bombeos. por los siguientes estratos horizontales sucesivos (ver figura): una capa arcillosa en superficie ( n=1. y el tipo de variación de estas presiones que produce cada uno de ellos. Problemas resueltos. Posteriormente. una capa arenosa (Em=800 kp/cm2) de 3 m de potencia. en resumen. que comienza un año y medio después del primero y produce. un asiento de 9. 2003. seis meses después de iniciarse este segundo bombeo se había producido un asiento total (desde el inicio del primer bombeo) de 9. 1 año antes de la construcción del viaducto. Mecánica de Suelos 83 EJERCICIO 10. El NF puede considerarse situado en la superficie del terreno. © Edicions UPC.8t/m cv=5·10 cm/s -3 2 E =50kp/cm m 2 3m ARENA LIMO-ARCILLOSO E =800kp/cm m 2 6m cv=5·10 cm/s -2 2 E =100kp/cm m 2 GRAVAS Fig. b) El rebajamiento de los niveles piezométricos en las capas granulares producidos por los bombeos y las leyes de presiones intersticiales a largo plazo. Dos años y medio antes de la construcción del viaducto se inició un bombeo intensivo de la capa arenosa. que produjo en un año un asiento aproximadamente uniforme de 6 cm en superficie. Consolidación causada por bombeo Una de las pilas de un viaducto de una autopista debe cimentarse sobre un terreno con geometría unidimensional compuesto. 2003. esta vez en la capa inferior de gravas. .8 t/m3. NF ARCILLA 15 m 3 n=1. finalmente. de acuerdo con el estudio geotécnico correspondiente. seis meses después del comienzo del segundo. 10. que produce al cabo de un año un asiento de 6 cm.5 cm. una capa de limo arcilloso (cv=5·10-2 cm2/s. d) El asiento total producido en el terreno al comenzar la construcción del viaducto. se inició un bombeo adicional en la capa de gravas. en un bombeo inicial en la capa intermedia de arena. seguido de un segundo bombeo.Geotecnia.1 Esquema del terreno a) El proceso descrito en el enunciado consiste. Em=100 kp/cm2) de 6 m de potencia. Como primera alternativa de cimentación se considera la posibilidad de proyectar una viga de 5 m de anchura y gran longitud. conjuntamente con el primero. c) El asiento final que se producirá en cada uno de los estratos del terreno y el que se producirá en superficie. Como parte del estudio correspondiente al proyecto de esta cimentación se pide: a) Las leyes de presiones intersticiales en el terreno antes de los bombeos. Un año después del © Los autores. Em=50 kp/cm2) de 15 m de potencia.5 cm desde el inicio. y.

84

Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos

comienzo del segundo bombeo (dos años y medio después del comienzo del primero) se construye el viaducto. Puede suponerse que el primer bombeo generará una disminución de presión intersticial en toda la capa de arenas de valor pw1. Esta disminución afectará tanto a la capa superior arcillosa como a la capa inferior de limo arcilloso. En condiciones estacionarias las leyes de presiones intersticiales en todos los estratos serán lineales. La reducción en la capa de arcillas valdrá pw1 en el contacto con la arena y disminuirá linealmente hasta superficie, mientras que en la capa de limo arcilloso se reducirá en ese mismo valor en el contacto con la capa de arena y disminuirá linealmente hasta la capa de gravas (ver figura 10.2, en la que se ha incluido también la ley pw0 de presiones intersticiales antes de los bombeos). Se supone que la capa de gravas no se ve afectada por el bombeo en la capa de arena, lo cual puede ser perfectamente razonable dependiendo de las conexiones hidráulicas que existan en el terreno. Así mismo puede suponerse que el segundo bombeo, por su parte, sólo afectará a la capa de limo-arcilloso, provocando una disminución de presión intersticial en la interfase entre las dos capas de valor pw2, sin que la capa de arenas se vea afectada (figura 10.2).
NF NF ARCILLA

15 m

pw1

pw1

3m

ARENA LIMO ARCILLOSO

6m pw2

GRAVAS

Fig. 10.2 Leyes genéricas de presiones intersticiales

b) Los rebajamientos de los niveles piezométricos producidos por los bombeos podrán
estimarse a partir de los datos de los asientos s del terreno aportados por el enunciado. El rebajamiento pw1 se podrá calcular teniendo en cuenta que el asiento tras un año de bombeo en la capa de arena (s1) es de 6 cm. Estos 6 cm deberán ser la suma de los asientos de cada uno de los estratos del terreno, tal como se indica a continuación:

s1

s1f 1U1 (t1 ) s1f 2U 2 (t1 ) s1f 3U 3 (t1 ) 0.06 cm

donde s1fi es el asiento final del estrato i producido por el primer bombeo, y Ui(tj) es el grado de consolidación de dicho estrato i tras j años (tj, j igual a 1 año en este caso) de bombeo. A continuación se calculan cada uno de estos parámetros. El estrato superior tiene los dos bordes drenantes, por lo que

T

t cv H2

1año 5 10 7 m 2 s 15 m 2
2

0.28

U1 1

8
2

exp

T 4

2

0.59

El segundo estrato es arenoso, por lo que su consolidación puede considerarse instantánea si está conectado lateralmente desde el punto de vista hidráulico (U2=1). El tercer estrato tiene también los dos bordes drenantes, por lo que:

© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.

Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos

85

T

t cv H2

1año 5 10 6 m 2 s 6m 2
2

17.52

U3 1

Los diferentes asientos finales de cada estrato causados por el primer bombeo serán

s1f 1 s1f 2 s1f 3

1 1 Em 1 2 Em 1 3 Em

h1 0 h2 h1 h3 h2

'dz 'dz 'dz

1 1 500 2 1 8000 1 1 1000 2

pw1 15 pw1 3 pw1 6

0.015 pw1 0.000375 pw1 0.003 pw1

donde h1, h2 y h3 son las profundidades correspondientes a los contactos entre los estratos sucesivos. En consecuencia se tiene que

s1

s1f 1 0.59 s1f 2 1.0 s1f 3 1.0 0.06 cm 4.91t m 2

pw1

Por su parte, el rebajamiento pw2 se podrá calcular teniendo en cuenta que el asiento tras seis meses de bombeo en la capa de gravas y dos años en la capa de arena es de 9.5 cm. De nuevo, estos 9.5 cm deberán ser la suma de los asientos de cada uno de los estratos del terreno, teniendo en cuenta en este caso el efecto de ambos bombeos, como se indica a continuación: Primer bombeo en el estrato superior:

T

2 años 5 10 7 m 2 s 7.5 m
2

0.56

U1

0.80

Primer bombeo en el segundo estrato: será como en el caso anterior, es decir, U2=1. Primer bombeo en el tercer estrato:

T

2 años 5 10 6 m 2 s 3.0 m
2

35.04

U3

1

Segundo bombeo: este segundo bombeo sólo afectará al tercer estrato (asiento final sf32).

T

0.5años 5 10 6 m 2 s 3.0 m
2

8.76

U3

1

Por lo tanto quedará la siguiente expresión:

s2 s2

U1 (t2 ) s1f 1 U 2 (t2 ) s1f 2 U 3 (t2 ) s1f 3 U 3 (t0.5 ) s 2 3 f 0.80 0.015 4.91 1.00 1.00 0.000375 4.91 1.00 0.003 4.91 1 1 pw 2 6 0.095 1000 2 2 6.50 t m

pw 2

© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.

86

Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos

ARCILLA

15 m

10.09
3m

15.00 17.00

ARCILLA ARENA LIMO ARCILLOSO

13.09

6m

17.50

24.0 GRAVAS

Fig. 10.3 Esquema de las leyes de presiones intersticiales en régimen estacionario

c) El asiento final vendrá dado por la suma de los asientos finales correspondientes a los
diferentes estratos.

s1f 1 s1f 2

0.015 pw1

0.074 m 0.0018 m 1 1 pw 2 6 0.0147 0.0195 0.0342 m 1000 2

0.000375 pw1 0.003 pw1

s1f 3 s 2 3 f

El asiento acumulado será: z(m) s(m) 0 0.11 15 0.036 18 0.0342 24 0.0 El asiento es nulo en el punto inferior, y se va acumulando al ascender.

d) El asiento producido dos años y medio después de comenzar el primer bombeo se puede
calcular de forma análoga a los apartados anteriores, como se indica a continuación: - Primer bombeo en el estrato superior:

T

2.5 años 5 10 7.5 m
2

7

m2 s

0.70

U1

0.856

- Primer bombeo en el segundo estrato: será como en el caso anterior, es decir, U2=1. - Primer bombeo en el tercer estrato: de forma análoga al caso anterior se obtiene U3=1. - Segundo bombeo: en este caso se tendrá también U3=1. Por lo tanto, queda la siguiente expresión:

s2.5 s2.5 s2.5

U1 (t2.5 ) s1f 1 U 2 (t2.5 ) s1f 2 U 3 (t2.5 ) s1f 3 U 3 (t1 ) s 2 3 f 0.856 0.074 1.00 0.0018 1.00 0.0147 6.5 0.10 m 1 1 6 2 1000

e) De acuerdo con los resultados obtenidos en los apartados anteriores, al comenzar a construir
el viaducto faltan todavía del orden de 10 mm de asiento por producirse y el único estrato que no ha alcanzado prácticamente el 100% del grado de consolidación es el superior, por lo que será éste último el único que se deberá tener en cuenta en el cálculo.

© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.

0 0.0 0.074U 1 1.Geotecnia.932 0.0018 1. 2003. se tiene 0. se deberá usar la relación: U1 1 8 2 exp cv t 4 H2 2 Sustituyendo en la expresión del asiento final. . se obtiene un tiempo de 3.0147 1. Mecánica de Suelos 87 Para saber en cuánto tiempo se producirá el asiento total menos 5 mm. 2003. © Los autores.005 U1 0.0195 Introduciendo el valor de U1 en la expresión anterior con los datos del estrato superior (cv = 5·10-7 m2/s.11 0.58 años.0 0. H = 15 m/2) y despejando t. Problemas resueltos. © Edicions UPC.

el bombeo con los obturadores actuando. Durante el bombeo. b) Determinar el asiento final que producirá el bombeo en el caso de eliminar los obturadores que aíslan a las gravas. el nivel de los sondeos se mantiene a la profundidad del estrato de arena. Con objeto de inducir asientos antes de la construcción de las obras y así reducir los posteriores. y con objeto de optimizar el proceso de bombeo y determinar propiedades de terreno. y haberse ya recuperado los niveles piezométricos iniciales. las naves industriales y. se decide bombear desde una serie de sondeos que atraviesan todo el estrato y que pueden extraer agua tanto de las gravas inferiores como de la capa de arena intermedia. En la figura 11. así como el tiempo en que se alcanzará el 95% de dicho asiento. por una parte. 11. Consolidación bajo naves industriales Se desea cimentar una serie de naves industriales que transmiten un incremento de presión de 10 t/m2 que puede suponerse uniformemente repartida. g) Estimar el asiento adicional que producirá la construcción de las naves industriales. Sin embargo. En la zona intermedia del estrato (a z=9 m) se encuentra una capa arenosa de pequeño espesor.1 Esquema del terreno a) En este primer apartado se debe calcular el asiento final que producirán. 2003.Geotecnia. por otra. El NF está situado en superficie e inicialmente el terreno está normalmente consolidado. lo cual se consigue disponiendo unos obturadores a 12 m de profundidad que impiden cualquier variación del nivel en las gravas. Al cabo de 12 días se mide un asiento en superficie igual al 40% del asiento final que produciría dicho bombeo con el sistema de aislamiento (obturadores).1). Problemas resueltos. 2003. tras haber realizado el bombeo. d) En la situación en la que se bombea de ambas capas permeables. . Emdescarga=2500 t/m2) limitado a 18 m de profundidad por una capa de gravas muy permeables y poco deformables (ver figura 11. © Edicions UPC. Mecánica de Suelos 89 EJERCICIO 11.2 © Los autores. f) Calcular el asiento que se produce al recuperarse los niveles piezométricos y antes de proceder a la construcción de las naves industriales. en un terreno constituido por un estrato arcilloso horizontal (Emcarga=750 t/m2. c) Determinar el coeficiente de consolidación del terreno. 10 t/m2 ARCILLA 9m Em(carga)=750 t/m2 Em(descarga)=2500 t/m2 NF ARENA ARCILLA 9m GRAVAS Fig. ¿cuál será un asiento suficiente para parar el bombeo por haberse ya cumplido los objetivos del mismo? e) Estimar el tiempo para el que se alcanzará dicho asiento. a) Determinar el asiento final que producirán las naves industriales y el que producirá el bombeo en el caso de mantener los obturadores que aíslan a las gravas. Posteriormente se elimina la función aislante de los obturadores y se prosigue con el bombeo manteniendo el mismo descenso. pero bombeando ahora también desde las gravas. se decide bombear inicialmente sólo desde la capa intermedia.

9m 9 t/m2 9m Ley final Ley inicial 18 t/m2 GRAVAS Fig. la evolución de las presiones intersticiales durante el proceso de consolidación es la que se indica en la figura 11. 11. Problemas resueltos.90 Geotecnia. 11. . 2003.t) 9 t/m2 18m 19 t/m2 Ley inicial y final 18 t/m2 'f =10 t/m 2 Ley instantánea después de cargar 28 t/m2 GRAVAS Fig. 2003.3. Mecánica de Suelos puede observarse la evolución de las presiones intersticiales durante el proceso de consolidación en el caso de la aplicación de la sobrecarga correspondiente a las naves industriales.3 Esquema de la evolución de las presiones intersticiales producidas por el bombeo con los obturadores actuando © Los autores. 10 t/m2 NF pw(z.2 Esquema de la evolución de las presiones intersticiales producidas por las naves industriales El asiento final producido será el siguiente: sq f 1 E carga m h 0 ' dz 1 10 18 24cm 750 Si se realiza el bombeo impidiendo cualquier variación del nivel en las gravas debido a los obturadores. © Edicions UPC.

2 cm Se puede observar que rebajar los niveles en las gravas merece la pena.2. Mecánica de Suelos 91 El asiento final se puede estimar de nuevo mediante sf 1 E carga m h 0 ' dz lo que es equivalente a calcular el área de presiones intersticiales disipadas. ya que se obtiene un asiento final significativamente mayor (sb2f = 5. © Los autores. c) El coeficiente de consolidación del terreno se puede estimar sabiendo. Como puede observarse se ha utilizado la expresión del grado de consolidación correspondiente a tiempos adimensionales menores que 0. la evolución de las presiones intersticiales durante el proceso de consolidación inducido por el bombeo es la que se indica en la figura 11. 2003.4 cm más). Cabe señalar que las isocronas que se producen en este caso deben corresponder a la combinación del bombeo con obturadores durante los 12 primeros días y sin ellos los demás. aunque a priori no se podía saber con seguridad si esta última condición se cumplía.Geotecnia. 9m 9 t/m2 9m Ley final 9 t/m2 Ley inicial 18 t/m2 GRAVAS Fig.4 Esquema de la evolución de las presiones intersticiales producidas por el bombeo sin la actuación de los obturadores En este caso el asiento será sb f 1 1 9 9 9 9 750 2 16. 2003.4. es decir: s b1 f 1 1 1 9 9 9 9 750 2 2 10. 11. Problemas resueltos. como indica el enunciado.4 T U2 4 0.4. que al cabo de doce días de bombeo con los obturadores actuando se alcanza un grado de consolidación de 0.5) y t =12 días. © Edicions UPC.8 cm b) Si se eliminan los obturadores. Se tendrá cV U H 2T t 0.126 donde H es la semidistancia entre bordes drenantes al ser ambos extremos permeables (ver esquema de flujos en la figura 11. .

e) En este apartado se debe estimar el tiempo t necesario para alcanzar el asiento de referencia (0. También es conveniente que el asiento final sea relativamente importante en comparación con el correspondiente a las naves industriales para tener una cierta seguridad de que se ha producido una consolidación suficiente del terreno para la construcción de las mismas. .6) que ya se han calculado anteriormente: s b1 f s b2 f 10.126 12 60 60 24 2.11.8cm 1 1 9 9 750 2 5. 2003. Se deberá tener en cuenta que durante los primeros doce días se bombea con los obturadores actuando. 2003. Se tendrá sb f s b1U1 (t ) s b2U 2 (t 12dias) f f donde sb1f y sb2f son las aportaciones al asiento debidas al bombeo con y sin la actuación de los obturadores (ver figura 11.5 Dirección de los caudales producidos durante la consolidación Operando se tiene cv 4. un asiento de referencia para dejar de bombear es el 95% del asiento final que produciría el bombeo sin obturadores.52 0.45 10 6 m 2 s 0.92 Geotecnia. Problemas resueltos. ya que entonces se asegura que el terreno ha consolidado de forma significativa hasta las zonas más alejadas de los bordes de drenaje. Mecánica de Suelos ARCILLA 9m ARENA ARCILLA 9m GRAVAS Fig.95·sbf) indicado en el apartado anterior.212 m 2 dia d) En la situación en la que se bombea de ambas capas permeables. © Edicions UPC.4 cm © Los autores.

la hipótesis era correcta. .8· 1 8 exp 2 T1 4 2 5. Mecánica de Suelos 93 9m 1 9m 2 GRAVAS Fig. Problemas resueltos. Ahora sólo falta verificar la suposición que se ha hecho de que T>0.2.8 5. como consecuencia. es t = 113.4· 1 8 2 exp 2 T2 4 T1 cv H cvt H2 0. que se sigue una rama de descarga a través del uso del módulo edométrico que le corresponde: s descarga 1 E descarga m h 0 ' dz 1 2500 TH 2 cv 1 9 9 9 9 2 4. f) Al dejar de bombear se recuperarán los niveles piezométricos y. 2003. también se recuperarán parte de los asientos producidos (descarga elástica) al hinchar el terreno.6 Aportaciones al asiento del bombeo en la capa de arena (1. lo cual es en este caso prácticamente seguro: U Se tiene 1 8 2 exp T 4 2 T cv t H2 0.2. consecuentemente.5 m T2 cv (t 12dias) H2 El resultado.95·s b f donde 0. Este hinchamiento se desarrollará más rápidamente que en el proceso de consolidación anterior ya que en éste último también se producen deformaciones irrecuperables (mayor deformación).175 y. © Edicions UPC. 11.Geotecnia.21m 2 dia 4. con los obturadores actuando) y en las gravas (2. incremento debido a la eliminación de los obturadores) Se supondrá que T>0. 2003. por lo tanto.86 cm Para calcular el tiempo en el que se alcanzará el 95% de este asiento se utilizará la expresión t © Los autores.29 días. Resulta que T=1.4 10. tras iterar en la expresión anterior. Para el cálculo se supondrá.95· 10.

17 10 6 32. 2003. el asiento adicional que supondrá su construcción será de s adicional 24 11. de forma simplificada. que se alcanza el 100% de consolidación. por lo que se podrán hacer los cálculos directamente a partir de los asientos ya obtenidos. ni el asiento debido al bombeo ni el hinchamiento posterior se producirán totalmente.0245 10 4 m 2 /s 750 t m 2 3. Suponiendo que en ambos casos se alcanza el 95% de consolidación. Suponiendo.94 Geotecnia.7 cm. © Edicions UPC. será de 4. tras parar el bombeo y dejar que se recuperen los niveles piezométricos. © Los autores. Como las naves producen un asiento final de 24 cm.3 cm. 2003.2 cm y el hinchamiento posterior.17 10 2 cm 2 s Finalmente se obtiene t 1.27 10 9 m s El coeficiente de consolidación en descarga será cv 2500 ·0.7 cm En teoría. estos dos procesos suponen un asiento neto de 11.129 (U = 0.95 = 10. Si dicha situación no se hubiese producido.129 4.3·0. El coeficiente de consolidación deberá calcularse teniendo en cuenta el valor del módulo edométrico en descarga: cv descarga Em K w cv puede obtenerse directamente sabiendo los módulos edométricos en carga y en descarga si se supone que la permeabilidad permanece constante: cvdescarga descarga Em ·cvcarga carga Em La permeabilidad K puede estimarse también a partir de la definición de coeficiente de consolidación. el cálculo correcto habría debido tener en cuenta que determinadas zonas quedaban sobreconsolidadas incluso después de construir las naves industriales y haber finalizado el proceso de consolidación inducido por ellas. Mecánica de Suelos donde T = 1.0245 10 750 TH 2 cv 4 8.9 cm.3 cm. el asiento que habría que restar sería de 11. . Problemas resueltos.40 dias g) La máxima variación de presión intersticial producida por los bombeos (9 t/m2) es inferior a la que produce la construcción de las naves industriales en todos los puntos (10 t/m2).5 2 8. con el bombeo se producirá un asiento de 16. aunque en este caso no se pide ni es imprescindible su cálculo: cv K Em K w w ·cvcarga carga Em 1t m3 ·0.17 10 6 m 2 s 8.7 = 13. Por lo tanto.3 12. y el asiento adicional de 24-10.95).

para recoger el agua que fluya del terreno y posteriormente bombearla al exterior. pero existen registros en las cercanías de la zona que indican que en el pasado se produjeron descensos de nivel significativos. 2003. 15 y 25 m. tomado como parámetros para el cálculo los correspondientes al centro del estrato. y predecir para la misma el asiento a largo plazo y el tiempo para el que se alcanza el 95% del mismo. y apoyar a esta cota el edificio mediante una losa impermeable. en el caso de que el material drenante se dispusiese dentro de la estructura y ésta fuese significativamente más impermeable que el terreno. Para la presión de cálculo (20 t/m2). Mecánica de Suelos 95 EJERCICIO 12. de forma que el terreno se sobreconsolide. y dadas las dimensiones de la misma. © Edicions UPC. en función de la profundidad. b) Se decide inicialmente apoyar el edificio directamente en superficie del terreno. y obtener los índices de deformación edométrica de esta arcilla (Cc . se decide considerar tres subestratos con módulos edométricos secantes diferentes correspondientes a los puntos de extracción de las muestras. dada la potencia del estrato y la posibilidad de que el terreno se encuentre sobreconsolidado. Para ello. Discutir si habría alguna diferencia en la relación entre la profundidad excavada (d) y la presión que se deberá soportar. que es el punto que se toma como referencia para el cálculo de asientos. los asientos que sufrirá la estructura. se descarta la opción de aplicar una precarga e instalar drenes. el nivel freático del terreno se encuentra en superficie. en particular. las leyes de tensiones verticales efectivas actual y con rebajamiento de niveles. Con objeto de reducir los asientos y que éstos se produzcan en plazos más cortos. relacionar el grado de sobreconsolidación con los rebajamientos de nivel anteriormente citados y cuantificarlos. interesa estimar.Geotecnia. En la actualidad. se prevé construir una capa de material drenante en todo el perímetro de la excavación. que puede suponerse uniformemente repartida. que son ensayadas edométricamente (los valores de la tabla adjunta corresponden a la modelación de los resultados obtenidos). © Los autores. Por otro lado. a) Representar gráficamente los resultados de los ensayos. si es realista calcular el asiento en superficie a largo plazo utilizando un único módulo edométrico medio (por ejemplo en el centro del estrato). d) Obtener la relación entre la profundidad excavada (d) y la presión a soportar ( ). se decide excavar hasta una cierta profundidad d. Discutir. . obtener en dicho caso la profundidad mínima de excavación. Dadas las características del terreno. para que todos los puntos del terreno se encuentren sobreconsolidados tras aplicar dicha presión. c) Estimar el tiempo para el cual se alcanza el 95% del asiento final en superficie en las hipótesis de que todo el terreno se encuentre normalmente consolidado o que todo él esté sobreconsolidado. K=5·10-7cm/s) de 30 m de espesor con superficie horizontal y geometría unidimensional. Consolidación bajo un edificio En un estrato arcilloso ( n=2 t/m3. En el caso de estar sobreconsolidadas. para que todos los puntos del terreno se encuentren sobreconsolidados tras aplicar dicha presión. Calcular en este caso el asiento final en superficie. se admite la hipótesis de condiciones edométricas en la vertical del centro del edificio. para que la estructura sea estanca. Comentar los resultados obtenidos. se quiere cimentar un edificio de 30 m de ancho que va a transmitir una presión media de 20 t/m2. Debido a que la construcción del edificio debe comenzarse de inmediato. Para estimar con mayor precisión dicho asiento.Cs). Discutir si las muestras in situ estaban normalmente consolidadas o sobreconsolidadas. Problemas resueltos. Para estudiar las características del terreno se extraen en dicha vertical tres muestras inalteradas de arcilla a profundidades de 5. 2003. Representar gráficamente. limitado inferiormente por una roca impermeable. para que el tiempo en el que se alcanza el 95% de consolidación sea el mismo que en el caso de terreno sobreconsolidado sin drenes. Estimar el sistema de drenaje que habría que disponerse en el primer caso (terreno normalmente consolidado).

Problemas resueltos.709 0.75 0.742 0. Estimar la red bidimensional de flujo correspondiente y obtener el caudal que deberá bombearse desde la capa de material drenante.704 50 0. es necesario comparar las tensiones efectivas in situ de cada muestra ( IS’): z z 5m 25 m ' IS ' IS ' IS sum z 5 t m2 z 15 m 15 t m 2 25 t m 2 con las presiones de preconsolidación correspondientes de los ensayos edométricos realizados. © Los autores.1.2 se muestran los resultados. 2003. Para ello. 12.728 log 40 log 1 0. puede calcularse a partir de los resultados en ramas de descarga: Cs e log ' 0.728 0.713 0.742 0.675 0. .704 0.706 0. Mecánica de Suelos Una vez construido el edificio.885 log 50 log 10 0.764 0.675 a) En la figura 12.675 0. 1 5 10 20 30 40 ) 0.795 0.9 z = 5m p' c = 10t/m 2 z = 15m z = 20m Índice de poros (e) 0.885 0.749 0.85 0.7 0.1 se pueden obtener los índices de deformación edométrica del suelo.1 determinando los puntos de contacto entre las ramas de descarga y noval obtenidas.1).704 0. Resultados de los ensayos edométricos.95 0.65 1 10 p' c = 30t/m2 p' c = 40t/m2 100 log ' Fig.96 Geotecnia.015 Ahora se trata de discutir si la muestras estaban normalmente consolidadas o sobreconsolidadas en el terreno.3 En cuanto al índice de hinchamiento (Cs). © Edicions UPC.8 0.675 0.1 Evolución del índice de poros con la tensión vertical efectiva Teniendo en cuenta la figura 12.718 0. En la tabla 12. 0.754 0.1 se representan gráficamente los resultados de los ensayos (tabla 12.704 0.900 0.745 0. ’(t/m z = 5m z = 15m z = 20m 2 Tabla 12. En primer lugar se calcula el índice de compresión (Cc) a partir de los resultados en la rama noval: Cc e log ' 0. 2003. Estas presiones de preconsolidación pueden estimarse a partir de la figura 12.890 0. se establece a largo plazo un régimen estacionario de flujo que produce un cierto caudal hacia la capa drenante.

dicho incremento debiera ser sensiblemente constante con la profundidad y coincidente con el valor de la carga aplicada. y aumentar de forma más o menos lineal en la zona superior de variación del NF. z(m) 5 15 25 2 IS’(t/m ) p’c(t/m2) 10 30 40 Comparación ’ < p’c ’ < p’c ’ < p’c Tipo suelo Sobreconsolidado Sobreconsolidado Sobreconsolidado 5 15 25 La sobreconsolidación del suelo estará relacionada con la historia de tensiones efectivas ( ’= u) que el mismo haya sufrido. como sugiere el enunciado. En la figura 12.2 se muestran gráficamente las tensiones verticales efectivas in situ y las presiones de preconsolidación deducidas para las tres profundidades analizadas.Geotecnia. se debiera observar una variación aproximadamente lineal de los incrementos de tensión efectiva. sensiblemente constante y coincidente con la diferencia de presión intersticial producida. Esto se puede relacionar. Mecánica de Suelos 97 Tabla 12. si ha sido producida por una variación de los niveles piezométricos en uno de los extremos del estrato. con posibles rebajamientos de nivel piezométrico que se hayan podido producir en el pasado. con leyes de tipo hidrostático antes y después de la variación del mismo. © Edicions UPC. Problemas resueltos. el suelo habrá quedado en situación sobreconsolidada. Así. . por ejemplo. Análisis de la sobreconsolidación del suelo. y que hayan provocado una disminución de la presión intersticial y un aumento consecuente de tensión efectiva. La diferencia entre ambas puede en principio relacionarse con el tipo de incremento de tensión efectiva sufrido en el pasado. En cambio.2. NF 5m 5 t/m 2 10 t/m2 p'c 30 m 15 m 25 t/m 2 30 t/m2 IS ' 25 m 25 t/m 2 40 t/m2 z © Los autores. a partir del punto más bajo alcanzado por el NF. si la sobreconsolidación ha sido producida por una carga exterior extensa. Si las tensiones efectivas se han incrementado por aumentos de tensiones totales o disminuciones de presiones intersticiales y después han disminuido por procesos contrarios a los anteriores. 2003. con el valor extremo coincidente con la variación de nivel inducida. la diferencia debiera ser. 2003. En el caso de rebajamiento del NF. por ejemplo.

Mecánica de Suelos NF 5m '=5 t/m 2 15 m '=15 t/m2 25 m '=15 t/m2 z Fig. Problemas resueltos. con la variación de módulos que ello significa dependiendo de la situación específica de cada punto (uso de Cs en vez de Cc).’ es no lineal en un suelo (ley de tipo logarítmico al menos hasta confinamientos no muy elevados). La definición de módulo edométrico es la siguiente: Em av 1 e0 av e ' © Los autores. en primera aproximación y sin gran error. 2003. en un terreno de gran potencia pueden cometerse errores importantes si no se subdivide en varios subestratos con módulos diferentes ajustados al confinamiento al que está sometido cada uno de ellos. el utilizar un estrato con un único módulo edométrico medio puede ser muy poco realista. 2003.2 y de acuerdo con los comentarios anteriores puede deducirse que. b) En este apartado se plantea en primer lugar la posibilidad de calcular el asiento en superficie utilizando un único módulo edométrico medio. A continuación se analiza su valor probable r: ' pc ( z ) ' pc ( z ) ' c ' IS ( z) z z 5m 25 m p ( z ) 10 5 5 t m 2 pc' pc' 30 15 15 t m 2 40 25 15 t m 2 z 15 m De estos resultados puede deducirse que el rebajamiento del NF fue de unos 15 m. Sin embargo. este planteamiento es más realista. Si el terreno es de poca potencia puede suponerse. también varía con la profundidad. La segunda opción que se plantea es calcular el asiento en superficie dividiendo el terreno en varios subestratos (en este caso tres) con módulos edométricos secantes diferentes. es probable que se haya producido un rebajamiento del NF en el pasado. el módulo edométrico varía con el confinamiento y. como sugiere el enunciado. Si además se añade el hecho de que el terreno esté sobreconsolidado. que el módulo es constante. 12. © Edicions UPC. consecuentemente.98 Geotecnia. incluso en un terreno homogéneo.2 Leyes de tensiones efectivas in situ y de presiones de preconsolidación en el terreno De la figura 12. . De acuerdo con lo indicado en el apartado anterior. Al respecto debe tenerse en cuenta que debido a que la ley e.

en la que el suelo es más deformable (Cc). Mecánica de Suelos 99 Se ha de tener en cuenta que. Problemas resueltos. Consecuentemente se deberá dividir el incremento de carga en dos. para z = 5 m se tiene que: 1 Em 1 e0 · Cs ·log 1 e0 · 1 ' p 'c '0 f 1 0. donde el suelo es menos deformable (Cs). el edificio transmitirá una presión media al terreno de = 20 t/m2. . En el caso de cada una de las tres muestras se tendrá: 'f '0 '0 ' ( pc ' 'f 'f 'f 0 ' f 1 ' 2 ' Tensión inicial Rama de descarga Rama noval '0 ) ( ' pc ') 5 t m2 Rama de descarga Tensión inicial Rama de descarga Rama noval z 5 m 5 t m2 Tensión inicial 15 t m 2 Rama noval z 15 m z 25 m 15 t m 2 15 t m 2 5 t m2 Rama noval Tensión inicial Rama de descarga 25 t m 2 15 t m 2 5 t m2 Rama noval Tensión inicial Rama de descarga Por lo tanto.747 ·15 1 0. hasta llegar eventualmente a la rama noval. De acuerdo con el enunciado.704 ·5 2 8365 t m 2 Em 40 45 0.30 log 25 40 hi 10 10 'i 15 5 0. en el proceso de carga el terreno seguirá inicialmente la rama de recarga. © Edicions UPC.7075 ·15 1 0.108 m s3 i 8365 555 Em Y para z = 25 m: 1 Em 555 t m 2 Por lo tanto.742 ·5 2 5803 t m 2 Em 434 t m 2 30 35 0.Geotecnia.015 log 5 ' 1 0. Como el estrato de terreno está sobreconsolidado en todas las profundidades y la máxima sobreconsolidación es de 15 t/m2. al estar el terreno sobreconsolidado.30 log 10 2093 t m 2 2 Em ' Cc ·log 1 p 'c hi i Em 'i 237 t m 2 s1 Para z = 15 m: 1 Em 10 10 5 15 0.885 ·15 25 0. el asiento final será © Los autores.890 ·5 10 0.30 log 15 30 10 10 hi 'i 15 5 0. 2003.015 log 0. 2003. el incremento de carga inducido por el edificio hará que en todos los puntos se llegue a alcanzar la rama noval.141m s2 i 5803 434 Em 1 0.657 m 2093 237 1 0. uno inicial que seguirá la rama de recarga y otro final que seguirá la rama noval.015 log 0.

2003.657 0.11años (0.86 m TH 2 cv donde H = 30 m por haber un solo lado drenante. cuyos módulos edométricos se han calculado ya en el apartado anterior (Em= 434 t/m2 y Em= 5803 t/m2 respectivamente).11 años).108 0.100 Geotecnia.9256 T 0. suponiendo que el terreno es isótropo. de forma que el terreno se sobreconsolide y los asientos se reduzcan y se desarrollen más rápidamente. 2003.95 0. la consolidación acoplada vertical y radial. con este dato. © Edicions UPC.70 m e 2 t cv T 8. la diferencia de tiempos es significativa. Así mismo. por lo tanto. . Esto es debido al diferente coeficiente de consolidación que resulta en cada caso.906 m c) En este apartado se debe estimar el tiempo para el cual se alcanza el 95% del asiento final (T = 1. Por último. de forma aproximada.51m 2 día t 406 días Normalmente consolidado: Em 0. se podrá calcular el grado de consolidación radial necesario: U rz Ur 1 1 1 Ur 1 U z 1 U rz 1 Uz 0. Con esto se tiene Sobreconsolidado: Em 5803 t m 2 cv 434 t m 2 cv 2. a partir de: T t cv 2 e 2 e 17.327 2 Así.906 m KEm w 0. Para ello se tendrá en cuenta. diferenciando los casos de suelo normalmente consolidado o sobreconsolidado.9 años Como puede observarse. ya que el edificio debe comenzarse a construir de inmediato. se utilizará el módulo edométrico correspondiente al punto medio del estrato. alcanza antes el 95% de consolidación. y se decide excavar hasta una cierta profundidad d. que a su vez es consecuencia de la diferencia entre módulos edométricos. se decide apoyar el © Los autores.129) en los casos de terreno normalmente consolidado y sobreconsolidado homogéneo. Como indica el enunciado. El suelo sobreconsolidado tiene que deformarse menos y.11años T 0.85m d) En la situación que plantea el enunciado. se podrá calcular la separación de drenes (e). Problemas resueltos.141 0. se descarta la opción de aplicar una precarga e instalar drenes.187 m 2 día)·(365día año) 30 m 4T 0. En primer lugar se calcula la contribución de la consolidación vertical: t 1.0842 T t cv H2 U 1. se pide estimar el sistema de drenaje necesario (separación entre drenes e) para que el tiempo en el que se alcanza el 95% de consolidación con terreno normalmente consolidado sea el mismo que en el caso de terreno sobreconsolidado sin drenes (1.187 m2 día t 14. Se tendrá s95% t U 95% ·s f cv 0.968 Finalmente. Mecánica de Suelos sf s 1f s2 f s3 f 0.

2). © Edicions UPC. La condición a imponer es que esta tensión efectiva no supere en ningún sum·(z-d) + punto en ningún punto del estrato (potencia H) a la presión de preconsolidación: ' f sum (z d ) ' p0 ( z ) sum ' p0 ( z ) z / H z d z d d z z / H En la figura 12. ver figura 12.3 se ha representado gráficamente la obtención del valor de d para el caso del problema ( = 20 t/m2. Como puede verse. . En el caso del asiento. el punto más crítico será el más superficial tras la excavación. lo cual puede comprobarse tanto gráficamente como en la expresión anterior imponiendo z = d (situación más crítica). Mecánica de Suelos 101 edificio mediante una losa impermeable.2).Geotecnia. no aumente la sobreconsolidación del suelo respecto de la inicial (pc’(z) obtenida anteriormente. En este caso esta condición da como resultado z = d = 10 m. El efecto conjunto de la excavación (disminución tanto de las tensiones totales como las presiones intersticiales de agua respecto de la situación inicial) hará que las tensiones efectivas dismimuyan (inicialmente 0’ = sum·z y tras la excavación e’ = sum·(z-d)) y que. Para ello pueden utilizarse los mismos métodos planteados en apartados anteriores. 12. y pasará a ser f’ = Al construir el edificio la tensión efectiva aumentará en un valor . se prevé la construcción de una capa de material drenante en todo el perímetro de la excavación. y la condición para estimar d resultará ser = p0’.3 Obtención gráfica del valor d para los datos del problema El enunciado pide también la estimación del asiento que se produce a largo plazo y del tiempo para el que se alcanza el 95% del mismo en el caso de la profundidad obtenida. 2003. En estas circunstancias puede suponerse que en la superficie de la excavación (bajo la losa) la presión intersticial de agua será cero y aumentará hidrostáticamente con la profundidad. lo cual no es estrictamente cierto pero puede ser suficientemente aproximado en especial lejos del perímetro de la excavación. 2003. por lo tanto. para recoger el agua que fluya del terreno y posteriormente bombearla al exterior. NF 5m 2 10 t/m d=10 m 20 t/m2 30 m 15 m 30 t/m2 p'c 'IS 25 m 40 t/m2 z Fig. al ser siempre la pendiente de incremento de la presión de preconsolidación mayor o igual que la de las tensiones efectivas. sum = 1 t/m3 y p0’ el de la figura 12. Por otro lado. el cálculo puede llevarse a cabo subdividiendo el estrato en varios subestratos para aumentar la © Los autores. para que la estructura sea estanca. Problemas resueltos.

© Edicions UPC. Problemas resueltos. por simplicidad. pueden utilizarse también las expresiones planteadas en apartados anteriores: t t TH 2 cv 2 cv KEm w TH w 1. en este caso. consecuentemente.2). Por lo tanto tampoco aumentará en este caso la sobreconsolidación del suelo respecto de la inicial pc’(z) obtenida anteriormente (ver figura 12. en especial lejos del perímetro de la excavación. a partir de la expresión anterior: © Los autores. Al construir el edificio la tensión efectiva aumentará en un valor . Al estar el terreno sobreconsolidado durante todo el proceso de carga. En estas circunstancias.w·d). El asiento producido por la carga del terreno debida a los edificios será Em 1 e0 · ' Cs ·log 0 s h Em ' ' '0 ' 1 0.95·8. Mecánica de Suelos precisión. aunque entonces la estimación de los grados de consolidación no es posible mediante las expresiones de la teoría de la consolidación unidimensional para terrenos homogéneos. como en el primer caso.102 Geotecnia. No se van a tener en cuenta los hinchamientos producidos por la excavación ya que no afectarán a la estructura.129·202 ·1 = KEm 5·10 9 ·4787 0. podría suponerse que en la superficie de la excavación (bajo la losa) la presión intersticial de agua es la inicial hidrostática del terreno (sin excavación) y que aumenta hidrostáticamente con la profundidad.36 cm = 7. en z = d y que p0’ puede expresarse como p0’ = · z. .713 ·20 30 0. va a utilizarse un único estrato caracterizado a través de su punto medio. Sin embargo.015 log 10 4787 t m 2 20 20 8. se obtiene. 2003.6años En el caso de que el fondo de la excavación quedase impermeabilizado por la losa por no colocarse la capa drenante debajo sino encima de la estructura. Esta hipótesis no es estrictamente cierta pero puede ser suficientemente aproximada. La condición a imponer será en este caso: sum·(z-d) . con un parámetro con unidades de peso específico. el efecto de la misma (disminución de las tensiones totales y mantenimiento.36c m 4787 En esta expresión se ha tomado como índice de poros inicial (e0) el correspondiente a la profundidad de 20 m (punto medio del estrato) y 0’ = 10 t/m2 (confinamiento efectivo tras la excavación) en las curvas edométricas aportadas por el enunciado. 2003.w·z = sum·(z-d) . también lo harían las tensiones efectivas y la profundidad de excavación d anteriormente obtenida.w·d + ' f sum sum n y pasará a ser f’ = (z d ) w d ' p0 ( z ) z / H d z d d ·z ' p0 ( z ) n z / H z Suponiendo que la situación más crítica se produce. cambiarían las presiones intersticiales en el terreno y. y si la estructura fuese mucho más impermeable que el terreno. En cuanto al tiempo para el que se alcanza el 95% del asiento (0.94 cm). De nuevo. de las presiones intersticiales de agua respecto de la situación inicial sin excavación) hará que las tensiones efectivas disminuyan (inicialmente 0’ = sum·z y tras la excavación e’ = n·(z-d). deberán utilizarse módulos edométricos en descarga.

. 2003. 12. ya que como en este caso las tensiones efectivas se reducen más que en el anterior. Podía deducirse a priori que d iba a salir menor que 15 m. cte = 10.32 10 4 hentre equipotenciales m3 m dia m/dia 2 6 tubos 2 m 1= 1. =0 30 m 4 líneas de corriente 25 m z Fig.Geotecnia.67 m en la expresión anterior.2). tras el quiebro (figura 12. vale 2 t/m3 para z 15 m (antes del quiebro intermedio) y d resulta ser 6. Si d hubiese salido mayor que 15 m se hubiese tenido que adaptar la expresión de p0’ a la real. en el que la capa drenante se colocaba bajo la losa (por las presiones intersticiales que se producen en cada caso). 2003. =0 drenes NF 8 5m z. así que se tomará el h total = 10. Dicha ley es p0’ = + · z para z 15 m con = 30 t/m3 y = 1 t/m3. tras haber impuesto las condiciones de contorno y la semejanza de los diferentes cuadriláteros curvilíneos que aparecen. Mecánica de Suelos 103 d w con z H En el caso planteado en el enunciado (ver figura 12. e) En la figura 12.2). el caudal a bombear. de acuerdo con dicha red de flujo será: QTotal QTotal K nº de tubos 4. © Edicions UPC. las tensiones efectivas quedan más alejadas de las presiones de preconsolidación y se necesita menor profundidad de excavación (d < 10 m) para asegurar que todo el terreno quede sobreconsolidado. Problemas resueltos.4 Aproximación de la red de flujo Por simplificación se supondrá que el caudal de todos los tubos es el mismo. =0 2 15 m cte = 0. Si se considera una de las celdas.037 10-2 © Los autores.4 se muestra la red ortogonal de flujo pedida.

Si se impone el descenso máximo posible en el sondeo con rejilla. conjuntamente con el terraplén. se alcance en dos meses el asiento final que produciría la nave industrial. © Los autores. Para el reconocimiento se han realizado varios sondeos que han revelado la existencia de una capa granular de 1 m de espesor.5 m de altura ( n=2 t/m3). Dibujar las leyes de presiones intersticiales iniciales. 2003. al cabo de los cuales se empezará a construir la nave industrial.Geotecnia. se ha dejado una rejilla tanto a la altura del estrato intermedio granular como en el fondo del sondeo. y Em=600 t/m2. con la construcción de un terraplén de 2. Con ello se pretende poder rebajar el nivel piezométrico en ambos estratos granulares. 2003. así como el asiento a 1 año y el tiempo necesario para alcanzar el 95% de consolidación. b) Calcular el asiento final producido por la nave industrial si se mantiene en superficie el nivel de agua del sondeo con rejilla. . tras dos meses y las finales. apoyada sobre un estrato de gravas prácticamente indeformable. K=1·10-7 cm/s en el estrato inferior). se consiguiera el asiento final que produciría la misma. y una isocrona intermedia. obtener en qué plazo de tiempo se llega a dicho asiento y cuál es el grado de consolidación correspondiente. en función del descenso h del nivel de agua provocado. Problemas resueltos. Con objeto de acelerar el proceso de consolidación se decide estudiar el efecto combinado del rebajamiento del nivel piezométrico en el sondeo con rejilla. sin más que bombear agua de dicho sondeo hasta alcanzar la altura deseada. para varios casos representativos. Mecánica de Suelos 105 EJERCICIO 13. antes de la construcción de la nave industrial. intercalada en la arcilla y dividiendo a ésta en dos subestratos de igual espesor (Em=300 t/m2. Calcular el descenso que debería imponerse en dicho sondeo para que en un año. Consolidación en terreno arcilloso con capa de arena intermedia Se va a construir una nave industrial de grandes dimensiones (sobrecarga de 5 t/m2 que puede suponerse uniformemente repartida) sobre un terreno compuesto por una capa de arcilla saturada (NF en superficie) de 21 m de espesor. así mismo casi indeformable. suponiendo que aún no se ha construido la nave. coincidiendo con la capa de gravas. Se pide: d) Obtener durante qué plazo de tiempo se deberá mantener el nivel de agua rebajado para conseguir el asiento que produciría la nave industrial en caso de no bombear. el intermedio y el inferior. © Edicions UPC. Se pide: a) Obtener la variación del asiento final producido por el rebajamiento en el sondeo con rejilla. Por último se supone otro caso consistente en rebajar 10 m durante 2 meses el nivel de agua en el sondeo con rejilla. Dibujar la ley h-asiento final y las leyes de presiones intersticiales inicial y final. en uno de ellos. Los sondeos se han entubado con una camisa de PVC y. K=2·10-7 cm/s en el estrato superior. es decir hasta la capa de gravas. Se pide: c) Obtener el descenso que debe mantenerse en el sondeo con rejilla para que.

2 se pueden observar las leyes de presiones intersticiales en el terreno en el caso de que h sea inferior a 10 m. Inicialmente se tiene aplicada una presión hidrostática pw0.106 Geotecnia. 13.2 Presiones intersticiales en el terreno en el caso h < 10 m © Los autores. El descenso de nivel h en el sondeo producirá una disminución de presión intersticial h· w tanto en la capa de arena como en la de gravas. Mecánica de Suelos =5 t/m 2 NF Em=300 t/m l 1=10m -7 2 K=2·10 cm/s ARCILLA la=1m ARENA Em=600 t/m l 2=10m K=10 cm/s -7 2 ARCILLA GRAVAS Fig. Problemas resueltos. © Edicions UPC. 2003. =5 t/m D ARCILLA 2 NF l 1=10m pwf C la=1m isocronas pw0 ARENA B h· sum l 2=10m ARCILLA isocronas pwf A h· GRAVAS sum Fig. . 13. En la figura 13. que iniciará un proceso de consolidación de los estratos de arcilla hasta alcanzar en ellos una presión intersticial pwf a largo plazo. 2003.1 Esquema del terreno a) En este primer apartado se debe obtener la variación del asiento final en función del descenso h del nivel de agua provocado.

el asiento final si h 10 m será sf h l1 h w E '1 2 m l2 h 2 E 'm w Si el valor de h se encuentra entre 10 y 11 m (ver figura 13. . el asiento de la arcilla inferior se puede calcular como s2 h f 1 '2 Em l1 la l2 l1 la ' dz w con lo cual. el asiento final sería (ver figura 13.4) sf h l12 w 2 E '1 m 1 2 E 'm l1 la h 2 h l1 la l1 la l2 h h w © Los autores.3). dicho incremento y el asiento serán ' s1f h h w z l1 l1 h w '1 Em 2 l2 h '2 Em Por otra parte. © Edicions UPC. por lo que el asiento final es sf h l1 l1 w E '1 2 m l2 h 2 E 'm w l12 w 2 E '1 m l2 h E '2 m w En último lugar. si el valor de h fuese mayor de 11 m. la variación de presión intersticial en la arcilla superior es máxima y ya no aumenta ( pw1 = wl1). 2003. 2003. Problemas resueltos.Geotecnia. Mecánica de Suelos 107 El asiento final estará compuesto por la suma de las aportaciones de cada uno de los dos estratos de arcilla: sf h s 1f h s2 h f El asiento final en la arcilla superior se podrá calcular como s1f h 1 '1 Em l1 0 ' dz El incremento de tensiones efectivas se puede calcular como el área de disipación en el estrato correspondiente. Si h 10 m.

108 Geotecnia. 2003. y. © Edicions UPC. =5 t/m D ARCILLA 2 NF l 1=10m pwf C isocronas pw0 ARENA la=1m B ARCILLA l 2=10m isocronas pwf A h· GRAVAS sum Fig. Mecánica de Suelos =5 t/m D 2 NF l 1=10m ARCILLA pwf C isocronas pw0 ARENA la=1m B l 1· sum l 2=10m ARCILLA isocronas A pwf l 1· GRAVAS sum Fig. © Los autores.5.4 Presiones intersticiales en el terreno en el caso 11 < h < 21 m Se puede observar que en todas las expresiones anteriores los asientos finales varían linealmente con h. En la siguiente tabla se indican estos valores. para dibujar la gráfica h-asiento final sólo se necesitarán los valores extremos de cada intervalo. por lo tanto. Problemas resueltos. que se representan gráficamente en la figura 13. 13.4). 2003.3 Presiones intersticiales en el terreno en el caso 10 < h <11 m ’ coincide con el área de presiones intersticiales que se Debe recordarse que el término deberán disipar y puede deducirse directamente de la figura correspondiente (en este último caso la 13. 13. .

h(m) sf (m) 10 0.4 0.5 Evolución del asiento final con el descenso de nivel b) En este segundo apartado se va a empezar con el cálculo del asiento final producido por la nave industrial sin rebajamiento de nivel de agua en el sondeo.875. A continuación debe calcularse el tiempo adimensional T al cabo de un año con H = 5 m.44 0. © Edicions UPC.34 0. .Geotecnia. Este asiento será la suma de los correspondientes a los dos estratos de arcilla sometidos a una carga uniformemente repartida de 5 t/m2: sf s 1f s2 f 5 t m 2 10 m 300 t m 2 5 t m 2 10 m 600 t m 2 0. el asiento al cabo de un año será s1año sfU t 0.129. 2003.42 Asiento final (m) 0. Si U = 0. ya que los dos extremos de ambos estratos permiten el drenaje: T cv t H2 0. Problemas resueltos. el grado de consolidación será U = 0.0518 m 2 día Se puede observar que los coeficientes de consolidación de cada estrato coinciden. Relación h-asiento final. por lo tanto: © Los autores.0518 m 2 día cv2 10 9 m s 600 t m 2 1t m3 0.219 m El siguiente paso es calcular el tiempo necesario para alcanzar el 95% de consolidación.36 0.052 m 2 día 365días 5m 2 0. se deberá calcular previamente el coeficiente de consolidación: cv 1 cv KEm w 2 10 m s 300 t m 1t m3 9 2 0.875 0. 13.1. Mecánica de Suelos 109 Tabla 13.25 m Para estimar el asiento al cabo de un año.35 21 0.32 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 Descenso de nivel (m) Fig.33 11 0.759 Con lo cual.43 0.25 m 0.38 0. 2003. Por lo tanto.95 y T = 1.

Estas expresiones.4 0.5 m ( estratos arcillosos: ’ = 5t/m2 ) en los dos s terraplén f s 1f s2 f 5 t m 2 10 m 300 t m 2 5 t m 2 10 m 600 t m 2 0.110 Geotecnia. conjuntamente con un terraplén de 2. será el mismo debido a que éste no depende de la carga (salvo que hubiese un proceso de descarga o un cambio de geometría): U 1bombeo año Con lo que U 1nave año 0. . se pide calcular el descenso de nivel necesario para que en un año se consiga el asiento final que produciría la nave industrial.286 m h 8. Problemas resueltos.052 m 2 día 60días 5m 2 0.25 m 0.25 m 0. 2003.25 m El tiempo adimensional al cabo de dos meses será T cv t H2 0. es decir: s nave f terraplén s2 meses bombeo s2 meses Por una parte está el asiento provocado por el terraplén de 2. para 11 10 y para h deducidas en el apartado anterior.5 m de altura. se alcance en dos meses el asiento final que produciría la nave industrial. tanto para el caso de bombeo como para el caso de la construcción de la nave.25 m 0.124 Lo cual significa un grado de consolidación del 40% y un asiento al cabo de 2 meses de terraplén s2 meses s terraplénU 2 meses f 0. c) En este apartado se pide el descenso que debe mantenerse en el sondeo para que.052 m 2 día 2 545 días Finalmente. 2003.10 m Por lo tanto. se hubiese tenido que rehacer el cálculo con las h 11.286 m Igualando este valor a la expresión deducida en el apartado anterior. el asiento producido por el bombeo deberá ser © Los autores. Mecánica de Suelos t TH 2 cv 1.875 0.129 5 m 0. es decir: s1bombeo año s bombeoU1año f s nave f El grado de consolidación al cabo de un año.875 s1bombeo año s bombeo f s nave f s nave f U bombeo 1año 0. resulta: s bombeo f l1 h w E '1 2 m l2 h 2 E 'm w 0. han sido expresiones apropiadas. © Edicions UPC. suponiendo como primera hipótesis que h < 10 m.57 m Si h hubiese resultado ser mayor que 10 m.

como es lógico.15 m 0. las leyes de presiones intersticiales iniciales.264. el asiento final correspondiente será s bombeo f 10 10 300 2 10 10 0.Geotecnia.375 0.15 m s bombeo f Con lo cual 0.433 0.577 Que se traduce en un tiempo adimensional de T = 0. se produce gradualmente a medida que se construye la misma.433m 600 2 s nave f s bombeo f Con lo que se obtendría un grado de consolidación respecto al asiento final de la nave de U 0. y se debe obtener el plazo de tiempo que se deberá mantener el nivel rebajado para conseguir el asiento que produciría la nave industrial en caso de no bombear. .2.4 se han dibujado. © Edicions UPC.264 5 m 0.40 s bombeo f l1 h w E '1 2 m l12 w 2 E '1 m l2 h 2 E 'm w 0.63m En la figura 13.25 m 0. 2003.25 m 10 m Debe utilizarse una expresión para h > 10 m s bombeo f 1 2 E 'm l1 la h 2 h l1 la l1 la l2 h h w 0. a partir de lo cual se construye la nave industrial. aunque en realidad.375 h 12. queda calcular en qué plazo de tiempo se llega a este asiento si se impone el descenso máximo posible en el sondeo con rejilla.375 h 11. Mecánica de Suelos bombeo s2 meses 111 s nave f bombeo s2 meses U 2 meses terraplén s2 meses 0. Por último. Por lo tanto. debe obtenerse el tiempo para el que se cumple la siguiente condición: stbombeo stnave t0 s bombeoU t f s naveU t f t0 s nave f El asiento final producido por la nave industrial es de 25 cm. aproximadamente para este caso. el tiempo necesario para llegar a dicho asiento será t TH 2 cv 0. es decir. Problemas resueltos. 2003.052 m 2 día 2 127 días d) En este último caso se rebaja 10 m el nivel de agua en el sondeo con rejilla durante t0 = 2 meses. varias intermedias.333 m 600 Suponiendo que el tiempo adimensional de ambos procesos (T1 para t y T2 para t-2 meses) sea mayor que 0. y las finales.10 m 0. para h =21 m: s bombeo f 102 ·1 2·300 1 10 1 21 (21 10 1) (10 1 10 21)·21)·1 0. De acuerdo con el enunciado. deberá imponerse © Los autores. entre ellas tras dos meses. mientras que si se rebaja 10 m el nivel en el sondeo.25 0. Por simplicidad se va considerar que la acción debida a la nave aparece instantáneamente a los dos meses.

112

Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos

s

bombeo f

1

8
2

2

e

4

T1

s

nave f

1

8
2

2

e

4

T2

s nave f
· cv ( t t0 ) H2

s

bombeo f

1

8

e 2

2 ct · v 4 H2

s

nave f

1

8

2

e 2

4

s nave f

Despejando de la expresión anterior se obtiene
2 4 H2 ln 2 8 cv

t

s bombeo f s
bombeo f

s

nave f

e

2 ct · v0 4 H2

t

4
2

2 52 ln 0.052 8

0.333
2

0.333 0.25e

4

·

0.052·60 5
2

96.2 días

Antes de dar por válido este resultado debe calcularse el valor de los tiempos adimensionales para comprobar que la hipótesis realizada de que son superiores a 0.2 es correcta:

T1 T2

cvt 0.052·96.2 0.20 H2 25 cv (t t0 ) 0.052·(96.2 60) H2 25

0.075

Consecuentemente, la hipótesis no era correcta y deben rehacerse los cálculos con las expresiones correctas de T (para T 0.2). En este caso puede suponerse que en ambos casos T 0.2. Si sólo se hubiese cumplido esta condición en uno de ellos, se habrían tenido que utilizar expresiones diferentes para T1 y para T2 (relación exponencial o raíz cuadrada según fuese T 0.2 o T 0.2):

s bombeo f

4T1 4 cvt H2

s nave f

4T2 4

s nave f cv (t t0 ) H2 2 H cv

s bombeo f

s nave f

s bombeo t f

s nave t t0 f 0.25

s nave f

2 0.052 0.333 t 5

0.25 t t0

0.017 t

0.013 t t0

Iterando en la expresión anterior se obtiene t = 98.85 días.

© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.

Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos

113

EJERCICIO 14. Inyección de agua en un acuífero limitado por una capa arcillosa Para realizar una recarga artificial en un acuífero de material arenoso muy poco deformable de 10 m de espesor limitado inferiormente por una base impermeable horizontal y superiormente por una capa arcillosa saturada de 10 m de potencia (nivel freático en superficie, n=2 t/m3, av=0.005m2/t, e0=0.8) se inyecta agua en él mediante pozos de 0.2 m de radio, entubados en la capa arcillosa y ranurados (rejilla) al atravesar el acuífero, con un caudal de 1.5 l/s cada uno (ver figura 4.1). Previamente, para conocer la permeabilidad del acuífero en las inmediaciones de uno de los pozos, se lleva a cabo un ensayo de inyección con un caudal bajo (0.1 l/s) con el que se mide un ascenso de nivel de 1 m en el pozo cuando se ha alcanzado el régimen estacionario. Por otro lado se comprueba que a una distancia del orden de 1000 m del pozo el nivel piezométrico del acuífero prácticamente no varía al bombear o inyectar desde él.

a) Explicar cómo variarán las presiones intersticiales en el acuífero en función de la distancia al pozo, en la situación estacionaria, por efecto de la inyección. Explicar también cómo dependerá dicha variación con la permeabilidad del acuífero y con caudal inyectado. Indicar qué variación de las presiones intersticiales se producirá en la capa arcillosa y qué forma tendrán los asientos en superficie. Y, finalmente, dónde y en qué momento podrá producirse sifonamiento en el terreno.
b) Determinar la permeabilidad del acuífero así como el caudal máximo que se podrá inyectar en régimen estacionario sin peligro de sifonamiento (FS 1). ¿Qué punto es el más crítico en esta situación? Dado que el caudal previsto a inyectar es mayor que el máximo, se decide construir un terraplén de altura a y radio r ( t=2 t/m3) alrededor del pozo de forma que el FS al sifonamiento tenga bajo el terraplén un valor mínimo de 1.1 y un valor máximo de 1.6. c) Determinar la altura de terraplén necesaria así como la distancia que debe cubrir. ¿Qué otras posibilidades respecto a la forma del terraplén serían más rentables? Finalmente se quieren estudiar los asientos en la superficie del terreno causados por la consolidación del estrato arcilloso al inyectar en el acuífero. Como las presiones intersticiales variarán con la distancia al pozo, el problema no será unidimensional, aunque puede adoptarse esta hipótesis simplificadora en caso necesario. d) Explicar brevemente cómo se calcularía el asiento a tiempo t producido por la inyección, el producido por el terraplén y el producido por ambos. e) Determinar el asiento a largo plazo producido por el terraplén una vez haya cesado la inyección. Si no cesara la inyección, explicar las diferencias, si las hay, entre el asiento final en puntos cercanos al pozo y en puntos cerca del borde del terraplén.

© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.

114

Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos

Q = 0.1 l/s NF

ARCILLAS
10m 0.2m

ARENAS
10m

Fig. 14.1 Esquema del terreno a) En este primer apartado se van a explicar algunos aspectos de planteamiento del problema. Suponiendo que la capa arcillosa superior es mucho más impermeable que la arena intermedia, ésta última se comportará como un acuífero confinado. En primer lugar se pide cómo variarán en condiciones estacionarias las presiones intersticiales en el acuífero en función de la distancia al pozo cuando se proceda a la inyección. Para ello se puede plantear la condición de continuidad del caudal inyectado en una superficie cilíndrica arbitraria concéntrica con el pozo. Al tratarse de un acuífero confinado, en el que se supone que los estratos superior e inferior son impermeables, los caudales se producirán únicamente en el estrato de arena y sólo tendrán componente radial hacia el pozo. Por simetría y continuidad, el caudal unitario en un punto específico sólo dependerá de la distancia r al pozo (q(r)). El caudal que atraviesa un cilindro de radio r y altura b (espesor del acuífero) será

Qr Q

2 rbq r

Por continuidad este caudal deberá ser igual al inyectado Q:

2 rbq r

Sustituyendo q(r) por la ley de Darcy resulta

Q

K

dh 2 rb dr

dh

Q dr 2 bK r

donde h es el nivel piezométrico. Integrando la ecuación diferencial anterior resulta

h

Q ln r 2 bK

A

donde A es una constante de integración. Si a una distancia r = r0, el nivel es h = h0, se obtiene

A h0
y finalmente:

Q ln r0 2 bK

© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.

para que puedan cumplirse las condiciones impuestas (básicamente continuidad) es necesario que las alturas piezométricas varíen en la capa de arcilla tanto vertical como horizontalmente. el punto más desfavorable será el de contacto entre la capa de arena y la de arcilla. Esta limitación puede comprobarse en la expresión anterior. y que las tensiones totales permanecen constantes. como ocurre en el caso ideal de isla circular) ya que la condición de continuidad. en la que los valores de h no son razonables para distancias radiales suficientemente elevadas. 2003. el concepto de gradiente crítico en dicha capa. que es donde las presiones intersticiales son más altas y las tensiones totales más bajas (ver figura 14. Puede suponerse. como primera aproximación. En realidad. por lo tanto.2). En el acuífero la presión intersticial aumentará en la misma magnitud en los diferentes puntos de cada distancia radial (superficie cilíndrica concéntrica con el pozo). o la condición de sifonamiento en cualquier punto del estrato (y. que es lo que ocurre en la realidad. la situación más desfavorable se producirá en las cercanías del mismo. Como las presiones intersticiales aumentan en el acuífero al inyectar. como ocurre en este caso. También se puede observar que dicha variación es directamente proporcional al caudal e inversamente proporcional a la permeabilidad del acuífero. con agua completamente incompresible. alternativamente. Por último queda analizar dónde y cuándo puede producirse sifonamiento (condición ’v=0). al menos para distancias no muy elevadas. así como que en el acuífero varíen también verticalmente y se produzca un cierto caudal en dicha dirección. que en condiciones estacionarias la ley de alturas piezométricas variará linealmente con la profundidad para cada distancia radial y. Consecuentemente. en la capa de arcilla las presiones intersticiales disminuirán logarítmicamente con la distancia radial. Como el NF está en superficie y se ha supuesto que en la capa de arcilla las presiones intersticiales aumentan linealmente con la profundidad. y las tensiones totales se mantienen constantes. Consecuentemente. Problemas resueltos. . Estos hinchamientos. cerca del pozo. Teniendo en cuenta que las tensiones totales permanecen invariables y que las presiones intersticiales disminuyen al alejarnos del pozo. En la figura 14. 2003. los puntos más desfavorables serán los más cercanos a la interfase entre la arena y la arcilla cerca del pozo. las presiones intersticiales deberán variar así mismo linealmente. Sin embargo. En la capa de arcilla la presión intersticial variará entre la que se produce en el acuífero y 0 en el NF.Geotecnia. no permite el flujo (q=0). en el contacto con el acuífero). al ser proporcionales al cambio de tensiones efectivas.2 se muestra la variación de presiones intersticiales que se producirá en el terreno. los caudales que se producen son muy pequeños (cero si se supone que su permeabilidad es nula) y pueden considerarse despreciables comparados con el caudal radial en el acuífero a efectos de imponer continuidad. Esta variación de las presiones intersticiales que necesariamente se produce en la capa de arcilla contrasta con el hecho de haber considerado que sólo existe flujo de agua radial en el acuífero. podrá utilizarse. las tensiones efectivas disminuirán y el terreno sufrirá hinchamientos en superficie. y teniendo en cuenta la fase previa transitoria. En cuanto al acuífero. aunque esto es sólo una aproximación. cuya posición se supone invariable. y aumentarán linealmente con la profundidad. de acuerdo con esta hipótesis. e irá disminuyendo logarítmicamente al aumentar la misma. seguirán aproximadamente la misma ley que la variación de presiones intersticiales. en particular. © Los autores. Mecánica de Suelos 115 h h0 Q r ln 2 bK r0 Hay que indicar que esta expresión no se puede generalizar para distancias radiales muy grandes (salvo que exista una línea de recarga teórica. si la permeabilidad de la arcilla es muy baja. y teniendo en cuenta las leyes de presiones intersticiales que se producen. De acuerdo con la expresión obtenida las presiones intersticiales en el acuífero varían de forma logarítmica en relación con la distancia al pozo. © Edicions UPC.

001 m3 /l 0. 14. según se ha visto en el apartado anterior. mayor será el incremento de presiones intersticiales y mayor el riesgo de sifonamiento en dicha zona. c) En este apartado se debe calcular la altura a del terraplén teniendo en cuenta los coeficientes de seguridad máximo y mínimo indicados en el enunciado.2 Esquema de la ley de presiones instersticiales en el caso de inyectar b) En este segundo apartado. se tiene h h0 1m K Q r ln 2 bK r0 0. 2003. En lo relativo al coeficiente de seguridad máximo.0 l/s. teniendo en cuenta. se puede calcular el caudal máximo que se podrá inyectar en régimen estacionario sin peligro de sifonamiento (FS = 1. cuanto mayor sea el caudal inyectado.36 10 5 m s Una vez obtenida la permeabilidad. . puntos desfavorables para el sifonamiento Ley de en x ARCILLAS 10m isocronas ARENAS 10m Ley final Ley inicial pw Fig. habrá que imponerlo en el punto más desfavorable que. que los puntos más desfavorables son los de la interfase entre la capa de arena y de arcilla cerca del pozo: v 10 m 2 t m3 2 w 20 t m 2 h pw 10 t m FS v 20 10 w pw h 1.2 m ln 2 10 m K 1000 m 1. aunque a efectos prácticos sería muy arriesgado aceptar este caso límite). Sustituyendo estos datos en la expresión deducida en el apartado anterior. se debe calcular la permeabilidad del acuífero sabiendo que al inyectar un caudal de 0. 2003.10 l/s se mide un ascenso de nivel en el pozo de 1 m cuando se alcanza el régimen estacionario y que a una distancia del orden de 1000 m del pozo el nivel piezométrico del acuífero prácticamente no varía al bombear o inyectar desde él. es el del contacto entre las capas de arcilla y arena en las cercanías del pozo.1l s·0. Mecánica de Suelos Por otro lado. En el caso del coeficiente de seguridad mínimo. © Edicions UPC. como se ha deducido en el apartado anterior.0 h 10 m Sustituyéndolo en la expresión de la variación de presiones intersticiales obtenida anteriormente resulta que el caudal máximo que se puede bombear es de 1. la condición puede interpretarse © Los autores. Problemas resueltos.116 Geotecnia.

lo cual no es correcto. © Edicions UPC. El punto más crítico será su extremo: v 20 t m 2 17.75m En cuanto al factor de seguridad máximo se producirá a una cierta distancia del pozo. donde será menor. un coeficiente de seguridad 1. En primer lugar se debe indicar que para un caudal inyectado de 1. se va a tomar ésta última. Aunque ambas interpretaciones son posibles. . como se ha visto. y es el que nos dará la distancia que debe cubrir el terraplén: v 20 t m 2 7. donde será mayor.1.1) se dará en la zona más cercana al mismo. El factor de seguridad mínimo (FSmínimo=1. se produce una variación de altura piezométrica en el pozo ( h) de 15 m. se puede interpretar que el punto de cálculo es en el contacto entre la capa de arena y la base impermeable.19m Una vez conocido el incremento de altura piezométrica. en especial en los casos más críticos (coeficientes de seguridad mínimos) que se sitúan lejos del extremo del terraplén (en el pozo) o en los que se queda del lado de la seguridad (coeficiente de seguridad más allá del extremo del terraplén). especialmente en las cercanías del extremo del terraplén.001m3 /l r ln 5 10 m 1.19 t m 2 pw 10 t m 2 7. Si el coeficiente de seguridad que se quiere mantener es 1. Excluyendo el caso de terreno sin terraplén lejos del pozo. pero es excesivo al alejarse del pozo (hasta alcanzar.35 10 m s 1000 m con lo cual resulta que r = 17. con el terraplén obtenido en el apartado anterior se cumple esta condición.50 l s·0. o en el contacto entre las capas de arcilla y arena. la aproximación puede considerarse suficiente.5 t m 2 pw 10 t m h FS v pw 27. 2003. Sin embargo. donde v 20 t m 2 2 2 t m3 ·a w pw 10 t m h 10 15 25 t m 2 FS v pw 20 2a 1.1 25 a 3.5 l/s. 2003. Una opción para optimizar el terraplén es reducir su altura al alejarse del pozo de acuerdo con la variación de altura piezométrica que se produce en el terreno: FS a(r ) v v0 pw 1 t pw 0 FS ( pw0 a (r )· t h(r )· w h(r )· w ) 1 v0 t FS ( pw0 w Q r ln ) 2 bK r0 v0 que particularizado a este caso es © Los autores. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos 117 de varias formas.5 t m 2 2 w 27.Geotecnia.5 1. ya que el enunciado indica que el coeficiente de seguridad que debe considerarse es bajo el terraplén. Falta comprobar que más allá del terraplén el coeficiente de seguridad sigue siendo suficiente.19 Cabe decir que en los cálculos anteriores se han considerado condiciones unidimensionales para la estimación de los estados tensionales en el terreno.19m Q r ln 2 bK r0 2 1.16 17. simplemente queda sustituir este valor en la expresión obtenida en el apartado anterior y calcular el valor de r: h 7.19 t m 2 FS v pw 20 1.2 m.6 en el extremo).6 10 h h 7.

En todos los casos se va a considerar que el acuífero es muy poco deformable. del módulo edométrico y de la potencia del estrato. la combinación de los efectos de la inyección y del terraplén puede hacer que en determinadas zonas se produzcan hinchamientos o asientos dependiendo de la profundidad. evidentemente podría resolverse de forma numérica. especialmente en las zonas con asiento nulo (cambio de hinchamiento a asiento o viceversa). Por su parte. habrán aumentado las tensiones totales y consecuentemente también las efectivas. Con el tiempo t. Se comentan a continuación los tres casos que se indican en el enunciado (ver figura 14.97m·ln rmax 1000m 4. Para llevar a cabo una estimación analítica es necesario hacer la hipótesis de condiciones unidimensionales. En este caso se debe calcular la variación de la presión intersticial en la capa de arcilla ( pwi=.001m3 /l r 1. Sin embargo. suponiendo en cada vertical (de hecho en cada superficie cilíndrica concéntrica con el pozo) que el asiento es el correspondiente a la variación de la tensión efectiva que producen en él la inyección ( i’=. Sin embargo con dicho planteamiento bidimensional no es posible un cálculo analítico aunque. . a partir de este dato. como indica el enunciado.w· h(r) en el contacto arena-arcilla) y/o el terraplén ( t’= t·a(r) en todo el estrato de arcilla).1(10t/m 2 1t/m3 · ln ) 20t/m 2 3 -5 2t/m 2 ·10m·1. Mecánica de Suelos a(r ) 1 1. El problema planteado es bidimensional (variables r y z.5m r a(r ) 0.75 m (r=0. excepto con el terraplén si actúa solo y se considera que es de grandes dimensiones. © Edicions UPC.2 m) y se extenderá hasta que su altura sea 0: a(r ) 0 0. hinchamientos cerca del pozo.i’= w· h(r)>0 en el contacto con las arenas y variación lineal hasta valer cero en superficie en condiciones estacionarias) y. la hipótesis de condiciones unidimensionales puede ser relativamente aceptable. La inyección producirá un hinchamiento ya que al aumentar las presiones intersticiales se inducirá una disminución de las tensiones efectivas. los hinchamientos o asientos producidos también dependerán de la misma. el producido por el terraplén y el producido por ambos. se obtendrá el © Los autores.3): Asiento producido por la inyección.5l/s·0. ya que los estados tensionales (presiones intersticiales. 2003.5m=0 r 9. tensiones efectivas) dependen de la distancia al pozo y varían con la profundidad. asientos después bajo el terraplén e hinchamientos de nuevo más allá del mismo.67m d) En este apartado se pide explicar cómo se calcularía el asiento a tiempo t producido por la inyección. el terraplén producirá un asiento. Si en todos los puntos se produce un hinchamiento o un asiento. o asientos en la zona más superficial e hinchamientos en la más profunda).118 Geotecnia. Problemas resueltos. 2003.35·10 m/s 1000m 1000m 4. no será fiable si el terreno está normalmente consolidado ya que los parámetros utilizados en cada zona serán diferentes (correspondientes a rama noval o a ramas de descarga y recarga). y que los asientos se producen en la capa de arcilla. Como la inyección de agua en el pozo produce una variación de las presiones intersticiales que depende de la distancia radial. ya que. la potencia del estrato y el coeficiente de consolidación a partir del coeficiente de compresibilidad en descarga y recarga y la permeabilidad.97m·ln El terraplén tendrá inicialmente una altura de 3. obtener el incremento de tensión efectiva en cada distancia radial y profundidad y el asiento a tiempo infinito en cada distancia radial a partir del área de variación de tensiones efectivas. tras el proceso transitorio de consolidación. con simetría axisimétrica). el planteamiento. Así mismo. si dependiendo de la distancia radial o de la profundidad se producen hinchamientos o asientos (por ejemplo.

pero con la suma de variación de tensiones efectivas de los dos procesos (en superficie ’z=0 = i’(z=0)+ t’(z=0) = . 2003.pwi(z=0)+ t(z=0) = 0+ t·a(r) y en el contacto con las arenas ’z=h = i’(z=h)+ t’(z=h) = . aunque podrá pasar a comprimirse en todos los puntos a partir de una cierta distancia radial (cuando la variación de presiones intersticiales inducida por la inyección sea menor que la correspondiente al terraplén) y pasará a ser de hinchamiento en todos los puntos más allá del terraplén. Asiento producido por ambos efectos. Q = 1. el suelo se comprimirá cerca de superficie e hinchará en profundidad en dicha zona. la inyección aumenta las presiones intersticiales. por lo que disminuirán las tensiones efectivas y se producirá un hinchamiento del terreno. que multiplicado por el asiento a tiempo infinito dará lugar al asiento a tiempo t en cada distancia radial. . 2003. al suponer que la arcilla está normalmente consolidada. El cálculo será análogo a los dos casos anteriores.w· h(r)+ t·a(r). Como se ha comentado anteriormente. que la disminución inducida por la inyección. Problemas resueltos.pwi(z=h)+ t(z=h) = . respectivamente. Asiento producido por el terraplén. el cálculo deberá realizarse con el coeficiente de consolidación en carga o en descarga y recarga dependiendo de si el incremento de tensiones efectivas inducido en cada punto por el terraplén es mayor o menor. Mecánica de Suelos 119 tiempo T adimensional y el grado de consolidación U. con variación lineal entre ambos valores en condiciones estacionarias). Si la variación de presiones intersticiales inducida por la inyección cerca del pozo supera a la correspondiente al terraplén.5 l/s Ley de en x isocrona a tiempo t para r 10m ARCILLAS isocronas para r 0 Ley final para r ARENAS 10m Ley final para r0 Ley inicial Ley inicial pw © Los autores. como parece lógico. © Edicions UPC. Como se ha indicado el cálculo perderá fiabilidad si se combinan situaciones en las que se producen asientos e hinchamientos. El cálculo será análogo al anterior pero teniendo en cuenta que en este caso se produce un incremento de tensión efectiva constante con la profundidad e igual a la presión transmitida por el terraplén ( t’= t·a(r)>0). Como se ha indicado. al radio de influencia del pozo.Geotecnia. siempre y cuando el mismo no llegue. y se deberá utilizar el coeficiente de compresibilidad en carga.

Mecánica de Suelos 9. © Edicions UPC. por lo que el suelo tiende a sobreconsolidarse e hincharse. Este efecto será diferente según el punto que se considere.3 Variación cualitativa de las tensiones efectivas en los casos de inyección. de construcción del terraplén e) En este apartado se pide determinar el asiento a largo plazo producido por el terraplén una vez haya cesado la inyección así como que se explique las diferencias. disminuirá al acercarnos a su borde y seguirá reduciéndose más allá del mismo hasta desaparecer a suficiente distancia (a efectos prácticos del orden de un par de veces la altura del terraplén). por lo que el suelo tiende a consolidarse y asentar. .120 Geotecnia.005m 2 /t ·(2t/m3 ·3. el efecto del terraplén. © Los autores. mientras que el terraplén aumenta las tensiones totales. Como se parte de una situación normalmente consolidada y se considera que ha cesado la inyección. 2003.67 Superficie terraplen 3.75 isocronas 10m ARCILLAS (r) (r) 0 ARENAS 10m Ley inicial Fig. y por lo tanto el asiento inducido por él. En el caso de que no cese la inyección los asientos serán diferentes.8cm 1 0.8 Este asiento será uniforme bajo el terraplén lejos de los bordes. entre el asiento final en puntos cercanos al pozo y en puntos cerca del borde del terraplén si no cesara la inyección. Problemas resueltos. si las hay. 2003. Como se ha comentado anteriormente. Por otro lado. el terraplén hará que todos los puntos del terreno se encuentren al final en la rama de carga. La inyección reduce las presiones intersticiales y hace disminuir los asientos.75m)·10m=20. 14. podrá prescindirse del efecto de ésta última: s av 1 e0 '·h 0. la inyección incrementa las presiones intersticiales y reduce las tensiones efectivas. como se ha comentado con anterioridad. Será tanto mayor cuanto más cerca se esté del pozo. por lo que para calcular el asiento producido a largo plazo cuando la inyección ha finalizado.

Determinación de parámetros en ensayos triaxiales En un terreno horizontal con el nivel freático en superficie ( n = 2 t/m3) se quiere cimentar una nave industrial mediante zapatas corridas. . c) Obtener los parámetros Af . En la segunda muestra se aumenta la presión vertical. condiciones drenadas y no drenadas. En la primera muestra se disminuye la presión de cámara en condiciones no drenadas. mientras que la segunda se utiliza para llevar a cabo un ensayo adicional de rotura directamente desde las condiciones iniciales correspondientes a las in situ.44 kp/cm2).15 kp/cm2. Una vez talladas (10 cm de altura y 5 cm de diámetro) y situadas en el equipo triaxial. ¿Cuál de estos dos valores de cu es más representativo del punto del terreno que se estudia? d) Dibujar las trayectorias de tensiones en el plano p-p’-q correspondientes a los dos ensayos descritos. Si la segunda muestra se hubiera llevado a rotura en condiciones drenadas. el módulo de deformación edométrico y los módulos correspondientes E’ y ’ de la muestra. y se produce la rotura tras un aumento de la misma de 0. determinar la presión p de forma que ese punto se encuentre en situación de rotura considerando. b) Aunque el ensayo se ha realizado con drenaje por ambos extremos de la muestra. 2003. a) A partir de los datos del enunciado puede obtenerse el estado tensional del terreno en el punto de extracción de las muestras (a 5 m de profundidad): v h 5 m 2 t m3 10 t m 2 0. © Edicions UPC. en los que se obtienen muestras inalteradas para la realización de ensayos triaxiales en laboratorio.7 kp/cm2) de cada una de las muestras. ¿Está el suelo in situ sobreconsolidado?. Para estudiar en el equipo triaxial las características de consolidación de este suelo se aplica un incremento de presión vertical de 1.5 kp/cm2 variando simultáneamente la presión de cámara de forma que la deformación lateral sea nula. alternativamente. y se llega a rotura tras variarla en 0. c’ y ’ de este suelo así como la resistencia al corte sin drenaje correspondiente a cada ensayo. para estimar las tensiones horizontales in situ. obtener el coeficiente de consolidación y la permeabilidad en los dos casos posibles de drenaje. Problemas resueltos.7 kp cm 2 7 t m2 'h 'v 'v 'h 5 m 2 t m3 5 m 1t m3 7 t m 2 5 m 1t m3 5 t m2 2 t m2 Con estos datos es inmediato deducir el coeficiente de empuje al reposo: K0 2 t m2 5 t m2 0. 2003. Para la caracterización del terreno se realiza una campaña de sondeos.86 cm.6 kp/cm2. Tras el ensayo se obtiene una altura final de la muestra de 9. así mismo en condiciones no drenadas. la muestra anterior se aprovecha para obtener un estado de rotura del mismo partiendo de las condiciones finales del proceso de ensayo anteriormente indicado. Dos de dichas muestras se extraen a 5 m de profundidad bajo la posición de una de las zapatas. El incremento de tensión horizontal necesario para mantener las condiciones edométricas es de 0. y de ensayos presiométricos.4 © Los autores. se aplica de forma drenada el estado tensional y la presión intersticial correspondientes a las condiciones in situ (tensión horizontal total 0. Para ello.1 kp/cm2 (presión intersticial final 0. Justificar la respuesta. a) Obtener el coeficiente de empuje al reposo. manteniendo la presión vertical constante. Adicionalmente interesa obtener los parámetros resistentes del suelo. y que el estado tensional en el terreno se estima a partir de hipótesis de comportamiento elástico.Geotecnia. Mecánica de Suelos 121 EJERCICIO 15. ¿qué incremento de tensión vertical se habría tenido que aplicar? e) Suponiendo que el punto de extracción de la muestra se encuentra bajo el centro de una zapata de 4 m de ancho. y se alcanza el 50% de la deformación a los 15 minutos.

10 0.0986 m 0. .10 m 1071. El coeficiente de consolidación puede obtenerse a través de las expresiones: cv T 2 H t cv KEm w Donde H=5 cm debido a que se considera en este caso que la muestra drena por las dos caras. el módulo E’ se calculará como E' Em 1 826. A partir de lo anterior y utilizando el coeficiente de empuje al reposo. lo cual permite calcular T: © Los autores. Consecuentemente la presión intersticial de la muestra permanecerá constante y se producen los siguientes incrementos de tensiones verticales y horizontales efectivas tras la consolidación: 'v 'h v h 1. El coeficiente de Poisson se podrá calcular imponiendo que la deformación radial es nula (condiciones edométricas): 3 '3 E' E' '1 '2 0 donde ’2= ’3. se pide el cálculo del coeficiente de consolidación y la permeabilidad en los dos casos posibles de drenaje. con 2=0 y 3=0. 2003. b) En este apartado. 2003. se tiene: '3 '3 '1 '1 '3 '2 '1 2 1 '1 K 0 '1 K 0 2 K0 1 K0 0.5 t m 2 1’/ 1) donde la expresión anterior procede de la definición del módulo edométrico (Em= con 1’ o 1 de la ecuación de la elasticidad.5 kp cm 2 0.122 Geotecnia. que es conocido. en el enunciado se indica que a los 15 minutos de empezar el ensayo. queda por obtener E’ y ’. que será la relación entre el incremento de tensión efectiva vertical y el incremento de deformación vertical: Em 'v 1 15 t m 2 0.286 Por último. se alcanza el 50% de la deformación (U=50 %).6 kp cm 2 'h 'v 15 t m 2 6 t m2 El coeficiente de empuje al reposo tras el ensayo será K0 f f 2 6 5 15 0. Caso en que la muestra drene por las dos caras. Por otro lado. © Edicions UPC. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos En el equipo triaxial se aplica un proceso drenado de carga edométrica (deformación radial nula). por lo que puede deducirse que el terreno se encuentra normalmente consolidado.4 Este coeficiente tiene el mismo valor que antes. El siguiente paso es obtener el módulo de deformación edométrica.4 t m 2 Una vez llevado a cabo este cálculo.

2003. c’ y ’ a partir de los resultados obtenidos en los ensayos realizados con las dos muestras. Mecánica de Suelos 123 U 4T T 0.03·10-7 cm/s. se utilizará la fórmula de Skempton: pw Af 0.6 t m 2 in situ 2 1 previo 2 pw en rotura '3 7t m 3 6t m 3 1.188 m2/día y K = 2. En el último tramo hasta rotura se tiene 1 0 t m2 3 1t m 2 pw 4.05m 15 min 2 0. .0 t m 2 4.6 t m 2 Para el cálculo de Af . Sustituyendo estos valores en la primera expresión del coeficiente de consolidación se obtiene: cv 0. se puede calcular la permeabilidad mediante la segunda expresión del coeficiente de consolidación y con el módulo edométrico obtenido en el anterior apartado: K cv w Em 5.6 7.4 t m 2 1 20. En el caso de la primera muestra. se sabe que se parte de las condiciones finales de los primeros apartados. Esta muestra se lleva a rotura directamente a partir de las condiciones iniciales aumentando la tensión vertical: © Los autores. 2003.4 5 0. se ha utilizado la expresión de U correspondiente a T<0.4 3 Af 1 3 Para estimar c’ y ’ debe utilizarse la expresión del criterio de rotura de Mohr-Coulomb: '1 '3 tg 2 4 ' 2 2c ' tg 4 ' 2 donde puede obtenerse tanto ’1 como ’3: '1 10 t m 2 15 t m 2 4.2.047 m 2 día A partir de este valor. Siguiendo el mismo procedimiento que en el punto anterior pero con H=10 cm.6 t m 2 7.Geotecnia.196 0. resulta cv = 0. © Edicions UPC.196 Como puede observarse.4 t m 2 3 in situ previo a rotura pw en rotura Sustituyendo se obtiene una primera ecuación con dos incógnitas (c’ y ’): 20. Problemas resueltos.6tg 2 ' 4 2 2c ' tg 4 ' 2 Para obtener el valor de estas dos incógnitas deberá utilizarse una segunda ecuación que puede plantearse a partir de los resultados del ensayo realizado con la otra muestra.08 10 8 cm s Caso en que la muestra drene por una sola cara. disminuyendo la presión de cámara en condiciones no drenadas y manteniendo la tensión vertical constante. c) En este tercer apartado se trata de calcular Af .

deberá tomarse como valor representativo del suelo el que se obtenga a partir del confinamiento medio del terreno al iniciarse el proceso de carga rápida. queda calcular la resistencia al corte sin drenaje en las dos muestras. Problemas resueltos. 2003.6 t m 2 '1 10 1.5 7 2 6.124 Geotecnia. se tiene c' 0.25 t m 2 rot El valor de la resistencia al corte sin drenaje depende del confinamiento al que esté sometido el suelo al iniciar el proceso no drenado. Mecánica de Suelos 1 3 1.5 t m 2 0t m 2 pw 3 A 1 3 0 0.6 t m 2 Con lo que pwf '3 pw 0 pw 5 0. ya que la misma ha sido llevada a rotura directamente desde el estado tensional inicial in situ.4 1.6 5. 2003. © Edicions UPC.9 t m 2 7 0 5.50 t m 2 cu 1 3 2 2. al de la segunda muestra.1 se presentan las trayectorias de tensiones en el plano p-p’-q correspondientes a las dos muestras ensayadas teniendo en cuenta que p p' q 1 2 3 2 1 3 3 3 3 1 Tabla 15. d) En las tablas 15.3 11.6 5. como puede deducirse de su expresión de cálculo y comprobarse en los resultados anteriores.1 y 15.4 tg 2 4 2 2c' tg 4 2 Resolviendo este sistema de dos ecuaciones con dos incógnitas. Por ello. a efectos prácticos. Trayectorias de tensiones de la muestra 1 p(t/m2) p’(t/m2) q(t/m2) Estado inicial 8 3 3 Carga drenada 17 12 12 Proceso no drenado hasta rotura 16.84 t m 2 ' 24. En cuanto a la muestra 1 se tiene cu Y la muestra 2: 1 3 2 rot 25 12 2 11.2 y en la figura 15. En el caso planteado en este problema dicho valor corresponderá. . resulta que 5.9 1.6 1.4 t m 2 Imponiendo la condición de rotura.1. en principio (si no hay cargas drenadas adicionales).5 0 0.5 5.0º Por último.9 13 © Los autores.

un comportamiento contractante. e) En este apartado se supone.Geotecnia. en consecuencia.9 4. el estado final habría sido pwf '3 '1 '1 1 pw 0 5 t m2 7 5 2 t m2 '3 tg 2 4 2 2c 'tg 24º 2 4 2 2·(0. En estas condiciones se pide la presión p de forma que dicho punto se encuentre en situación de rotura considerando. alternativamente. © Edicions UPC. 2003.5 14 12 10 q (t/m2) 8 6 4 2 0 0 Muestra 1 (p-q) Muestra 1 (p'-q) Muestra 2 (p-q) Muestra 2 (p'-q) 2 4 6 8 10 2 12 14 16 18 p-p' (t/m ) Fig 15. la muestra habría llegado a rotura en un punto más alto del criterio de rotura de Mohr-Coulomb (mayor tensión desviadora) que en el caso anterior. 2003. . Mecánica de Suelos 125 Tabla 15. por otra.2 Trayectorias de tensiones de la muestra 2 p(t/m2) p’(t/m2) q(t/m2) Estado inicial 8 3 3 Carga no drenada hasta rotura 8. por una parte. Evolución de p. Si la segunda muestra se hubiera llevado a rotura en condiciones drenadas. que el estado tensional inducido por la misma en el terreno puede estimarse a partir de hipótesis de comportamiento elástico.33 t m 2 (2 t m 2 )·tg 2 45º '1 7.33 t m 2 Como puede observarse.p’-q. lo cual es lógico al encontrarse normalmente consolidada y presentar. que el punto de extracción de la muestra se encuentra bajo el centro de una zapata de 4 m de ancho que transmite en su superficie de apoyo una presión p y.33 5 2. El estado tensional en un punto situado a una profundidad z bajo el centro de una zapata de ancho 2b que transmite una presión uniforme p en un semiespacio elástico es: © Los autores.84 t m 2 )·tg 45º 24º 2 7. condiciones drenadas y no drenadas. Problemas resueltos.5 2.1.

lo cual permitirá deducir cuánto vale p.46· p 2t/m 2 0.75t/m 2 (2t/m 2 0. pero teniendo en cuenta la variación de presiones intersticiales: © Los autores.76rad 5 0.6º 0. En este caso las presiones intersticiales no permanecerán constantes. como indica el enunciado.76 sen 46. Se considera en primer lugar. 2i =7 10t/m 2 0. pw=0): '1 '3 tg 2 4 2 2c 'tg 4 2 24º 2 2·(0.023·p pw pw 5t/m 2 0.023· p 1i 3 Estas tensiones serán las que incrementarán el estado tensional inicial ( t/m2 y ui = 5 t/m2): 1 3 1i 3i 1 3 1 3 = 10 t/m2.4 0. © Edicions UPC.46· p 0.76 sen 46. Mecánica de Suelos 1 p p 2 sen sen b z 3 con tg En este caso se tiene b 2m z 5m =2·arc tg 1 2 43. Para estimar su variación podrá utilizarse la fórmula de Skempton: pw Af 1 3 3 Af 1 3 0.2· p pw Ahora debe imponerse de nuevo el criterio de rotura de Mohr-Coulomb. .023·p 0.46· p p 5. una carga lenta (condiciones drenadas.6º 0.126 Geotecnia.023· p 0.84 t m 2 )·tg 45º 24º 2 5t/m 2 0.6º p 0.023·p pw pw '1 '3 '1i '3i Debe ahora imponerse que este estado tensional está en rotura.4 0.46· p 0. 2003.46· p 7t/m 2 0. 2003. Problemas resueltos.46· p p 0.023·p 0.023·p )·tg 2 45º Si la carga es rápida deberán considerarse condiciones no drenadas para tener en cuenta lo que ocurre a corto plazo.

023· p ) 2 3 0. lo cual confirma que las condiciones no drenadas (comportamiento a corto plazo) son más desfavorables que las condiciones drenadas (si se permite el drenaje la carga admisible es mayor). Problemas resueltos. 2.84)·tg 45º 24º 2 5 0.43t/m 2 (2 0.023· p 0. que en este caso vale. © Los autores. 2003. 2003.25 t/m2: 1 3 10t/m 2 0. el incremento de p posible es menor que en el caso anterior.25t/m 2 Finalmente se debe indicar que la situación de rotura de este punto no implica necesariamente que la zapata haya llegado a la carga de hundimiento.437· p 2 2. © Edicions UPC.46· p 0.023· p 1 3 cu p 2 3.2· p p 3.46· p 7t/m 2 0. Para ello es necesario que se produzca un mecanismo de rotura admisible. Este último cálculo se podría haber hecho de forma más rápida a partir de la definición de resistencia al corte sin drenaje. .Geotecnia. Mecánica de Suelos 127 '1 '3 tg 2 4 2 2c 'tg 4 2 24º 2 2·(0.43t/m 2 (10 0. como se ha deducido anteriormente. aunque con los datos del problema puede estimarse la misma y comprobar que todavía no se ha alcanzado.46· p ) (7 0. Con el procedimiento seguido no se puede saber si la zapata ha llegado ya o no a la carga de hundimiento.2· p )·tg 2 45º Como puede observarse.

mediante extensómetros. © Edicions UPC.5). el índice de hinchamiento. mediante piezómetros. así como la resistencia al corte sin drenaje para cada ensayo. se considera a efectos de cálculo que las sobrepresiones intersticiales disipadas en dicho período inicial son despreciables y. los módulos edométricos en carga noval y en descarga y la permeabilidad para una tensión vertical de 3 kp/cm2. Sobre este terreno se va a construir una nave industrial cimentada en superficie. así mismo. así como el sistema de drenes que habría que instalar en cada caso para que dicho período fuese de un año. Para acelerar el proceso se decide colocar un sistema de drenes cuya separación sea igual a la distancia de drenaje en la dirección vertical. mediante las medidas de los piezómetros. Explicar en todos los casos el procedimiento seguido. Dado que la consolidación durante la primera semana ha sido pequeña. se construye un terraplén y se realiza un seguimiento tanto de los asientos en superficie. c) Estudiar si el asiento medido in situ es consistente con los resultados obtenidos en laboratorio y deducir consecuentemente. Para estudiar las características del estrato arcilloso se realiza un sondeo y se extraen muestras inalteradas a varias profundidades. el índice de compresión. y describir en detalle el procedimiento que debe seguirse en este caso. las condiciones de drenaje que tienen lugar en el estrato inferior. Una vez se da por finalizada la precarga mediante el terraplén (h=3 m. el ángulo de rozamiento interno y el parámetro Af del suelo. Consolidación a partir resultados de ensayos edométricos Un terreno horizontal con geometría unidimensional y nivel freático en superficie está compuesto por un estrato arcilloso de 6 m de potencia apoyado en otro granular del que se desconocen sus condiciones de drenaje. según cuáles sean las condiciones de drenaje del estrato de apoyo. de 5 m de ancho. Con objeto de estudiar las condiciones de drenaje del estrato inferior. sat=2 t/m3). o comprobarla.1 se adjuntan parte de los resultados obtenidos).Geotecnia. en su caso. 2003. Mecánica de Suelos 129 EJERCICIO 16. Obtener.5) como a largo plazo. se procede a eliminarlo y construir las cimentaciones superficiales de la nave industrial. Con las muestras de este punto se realiza un ensayo edométrico y dos ensayos triaxiales (en las tablas 16. Explicar cómo podría obtenerse esta misma información.1 y 16. Estimar el ángulo de rozamiento interno movilizado y comprobar si se está cerca de rotura. a partir de los resultados obtenidos en laboratorio. que transmiten una tensión de 10 t/m2 (suponer K0=0. al 5% de consolidación. En una primera aproximación se considera que el estrato es homogéneo y se toman las características correspondientes a uno solo de dichos puntos (a 3 m de profundidad).2 y en la figura 16. e) Determinar el estado tensional que se producirá a 3 m bajo el centro de dichas cimentaciones. consecuentemente. y al cabo de una semana se mide un asiento que corresponde. aproximadamente. b) Calcular en qué período de tiempo se alcanzaría el 95% de consolidación en caso de construir un terraplén de grandes dimensiones en superficie. la cohesión. Problemas resueltos. en la que se pretenden evitar asientos significativos. . tanto a corto (A=0. d) Evaluar el efecto de despreciar la disipación en dirección vertical respecto a la radial y viceversa en el proceso de consolidación. © Los autores. como de la evolución de las presiones intersticiales a varias profundidades. el coeficiente de consolidación. 2003. a) Estimar. que el proceso de consolidación vertical y radial comienzan simultáneamente. a partir de la comparación de los tiempos para los que se alcanza el 95% de consolidación en cada caso.

130

Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos

Resumen de resultados obtenidos en el laboratorio: I) Ensayo edométrico Resultados tensión efectiva-índice de poros (altura de la muestra: 2 cm; e0 = 0.71): Tabla 16.1. Resultados tensión efectiva – índice de poros. 0.1 0.2 0.5 1.0 2.0 4.0 8.0 2.0 ’ (kp/cm ) e 0.696 0.689 0.653 0.615 0.565 0.502 0.445 0.463 Curva asiento-tiempo para el escalón de 4.0 kp/cm2:
2

0.2 0.511

8300 8200 8100 8000 7900 7800 7700 7600 10 100 1000 10000 100000

Lecturas (micras)

Tiempo (s)

Fig. 16.1 Representación de la relación semilogarítmica tiempo – asiento II) Ensayos triaxiales Tensiones iniciales y en rotura (kp/cm2): Tabla 16.2 Resultados de los ensayos triaxiales pw0 t f s’f pw 30 Muestra 1 5.0 2.0 1.5 2.5 2.0 Muestra 2 7.0 2.0 2.1 4.2 2.9

a) Para estimar los índices de compresión y de hinchamiento es conveniente dibujar la curva
log ’-e (datos de la tabla 16.1; figura 16.2) con objeto de aproximar dónde se sitúa la presión de preconsolidación de la muestra y poder calcular dichos parámetros, y en particular el índice de compresión, en zonas apropiadas de la curva (tras la presión de preconsolidación, en la rama noval de la misma). A partir de este gráfico se pueden calcular dichos parámetros, en el caso del índice de compresión en el tramo final de carga y en el caso del índice de hinchamiento en la rama de descarga.

Índice de compresión:

Cc

e log ' rama

c arg a

(0.445 0.565) 8kp/cm 2 log 2kp/cm 2 (0.511 0.445) 0.2kp/cm 2 log 8kp/cm 2

0.20

Índice de hinchamiento:

Cs

e log ' rama

0.0412

desc arg a

© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.

Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos

131

0.7 0.65 0.6 0.55 0.5 0.45 0.4 0.1 1 10
2

Índice de poros

Tensión efectiva (kp/cm )

Fig. 16.2 Representación de la relación semilogarítmica tensión efectiva – índice de poros El coeficiente de consolidación se puede estimar a partir de curvas e-t de escalones de carga del ensayo edométrico. Como es sabido, el coeficiente de consolidación no permanece constante en los diferentes escalones de carga del ensayo, ya que a medida que el suelo consolida la permeabilidad se reduce y el módulo edométrico aumenta, con lo que dicho parámetro sufre también ciertas variaciones aunque menores que la permeabilidad y el módulo edométrico que compensan entre sí parcialmente su efecto. En este caso se dispone de la curva e-t de un solo escalón de carga que es el que se va a utilizar. Para ello se va a aplicar el método de Casagrande. De la curva puede deducirse que s0%=8270 m (inicio de la consolidación) y s100%=7720 m (final de la consolidación primaria). En el primer caso a través de la relación entre U y T para valores bajos del tiempo (U= (4T/ ); s(4(t-t0%))=2(s(t-t0%)), con t0% el tiempo correspondiente al inicio del ensayo) y en el segundo a partir de la intersección entre la pendiente final de la curva (consolidación secundaria) y la tangente por el punto de inflexión intermedio. Haciendo la media de los dos resultados anteriores, se obtiene s50%=7995 m, que en la curva se produce para un tiempo de 700 s y corresponde al 50 % de consolidación (U=50 %, T=0.196). Por lo tanto:

T50 cv

t50 cv H2

700s 0.01m
2

cv

0.196

2.8 10 8 m 2 s

donde se ha tomado H=0.01 m por suponerse que la muestra puede drenar por ambos extremos. Para hallar la cohesión y el ángulo de rozamiento interno se utilizarán los resultados de los ensayos triaxiales, en los que 2= 3. De las dos muestras del ensayo triaxial se obtiene

tf1 tf 2

t 'f 1 t
' f2

s '1 sin ' c 'cos ' s '2 sin ' c 'cos '

1.5 2.5sin ' c 'cos ' 2.1 4.2sin ' c 'cos '

De estas dos ecuaciones se puede deducir que ’=20.67º y c’=0.66 kp/cm2.

© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.

132

Geotecnia. Problemas resueltos. Mecánica de Suelos

El parámetro Af se podrá calcular a partir de la fórmula de Skempton, tf y s’f:

pw tf s 'f
con
1f 3f ' 1f ' 3f 10 30 1f 3f 1 3 1f

3

Af (
3f

1

3

)

2
' 1f ' 3f

2

pwf pwf

( (

10 30

30 3

1

) ( pw 0 pw )

pw )

) ( pw 0

Sustituyendo y despejando los incrementos tensionales con los datos del primer ensayo se tiene

tf s 'f
1 3

5

(5 3) 1.5 kp cm 2 2 (5 2) (5 2) 1 ) (2 3 ) (2 2 2 3kp cm
1

2.5 kp cm 2

0 kp cm 2

De esto resulta, a través de la fórmula de Skempton, que Af =0.67. Operando de la misma forma se obtiene con el segundo ensayo que Af =0.69. Aunque teóricamente el valor de Af es constante, en la práctica puede variar, ya que la fórmula de Skempton es una aproximación. En este caso la variación es pequeña y puede considerarse aceptable. En cuanto a los módulos edométricos en carga noval y en descarga, se piden para una tensión vertical de 3 kp/cm2, por lo que se van a calcular los tangentes:

Em

(1 e0 ) 'ln10 Cc

En esta expresión e0 es un índice de poros inicial de referencia que aparece (de hecho (1+e0)) al linealizar la expresión que relaciona el índice de poros y la porosidad para obtener la deformación volumétrica (Em= ’1/ 1 con 1= v en condiciones edométricas y pequeñas deformaciones). Por ello al calcular el módulo tangente lo más exacto será utilizar el índice de poros correspondiente al nivel de tensión aplicado (en este caso una tensión efectiva de 3 kp/cm2), que calculado en el intervalo más cercano da lugar a los siguientes valores de e:

e2

e1 Cc log

'2 '1 3kp/cm 2 2kp/cm 2 0.530 0.463

e2 (rama de carga) 0.565 0.2 log

e2 (rama de descarga) 0.445 0.0412 log

3kp/cm 2 8kp/cm 2

© Los autores, 2003; © Edicions UPC, 2003.

así como el sistema de drenes que se tendría que instalar en cada caso para que dicho período fuese de un año.129 para un grado de consolidación (U) del 95%.129 6m 2. De acuerdo con la teoría de la consolidación unidimensional. Con estos valores. los módulos edométricos tangentes resultan ser c Emarg a desc Em arg a (1 0. Como se ha indicado. Problemas resueltos. La resistencia al corte sin drenaje coincide con el radio del círculo de Mohr del estado en rotura en términos de tensiones efectivas o totales (variable t). .2 (1 0.463)·3kp/cm 2 ·ln10 245kp/cm 2 0. T el tiempo adimensional y H la máxima distancia de drenaje. 2003. Consecuentemente será 1.8 10 8 m 2 s 2 46 años Estrato de apoyo drenante: © Los autores. Mecánica de Suelos 133 Puede observarse que el índice de poros para 3 kp/cm 2 en la rama de descarga resulta ser el mismo que para 2 kp/cm2 (ver tabla 16. por lo que con estos valores es razonable obtener la permeabilidad correspondiente. Para el cálculo deberá tenerse en cuenta la relación: t T 2 H cv donde t es el tiempo transcurrido. Estrato de apoyo no drenante: En este caso H = 6 m. 2003. por lo que debieran utilizarse valores correspondientes al mismo intervalo de carga.Geotecnia. b) En este apartado se pide el período de tiempo necesario para alcanzar el 95% de consolidación en caso de construir un terraplén de grandes dimensiones en superficie según cuales sean las condiciones de drenaje del estrato de apoyo. t T 2 H cv 1. con lo que el error de la aproximación hace que ambos resultados se solapen.0412 Por su parte. © Edicions UPC. El coeficiente de consolidación se ha calculado para el escalón de carga de 4 kp/cm2 y se acaba de estimar el módulo edométrico en carga para 3 kp/cm2. deben diferenciarse los casos de estrato de apoyo drenante y no drenante. el tiempo adimensional vale 1.1). la permeabilidad podrá calcularse a partir del coeficiente de consolidación y el módulo edométrico: K w Em cv Todos los parámetros que aparecen en la expresión anterior tienen una cierta variación durante el proceso de ensayo edométrico. Esto es debido a que los resultados experimentales no se ajustan exactamente a una ley logarítmica y a que 3 kp/cm2 está muy cerca de 2 kp/cm2.1 kp/cm2 en el segundo. K E w carga m cv 1t/m3 2.8 10 8 m 2 s 5.30 10 9 cm s 2 528t/m Finalmente queda el cálculo de la resistencia al corte sin drenaje de los dos ensayos triaxiales.8kp/cm 2 0.5 kp/cm2 en el primer ensayo y 2. Una solución para evitarlo sería utilizar el índice de hinchamiento correspondiente al intervalo menor que contiene a 3 kp/cm2 (en este caso entre 8 y 2 kp/cm2).530)·3kp/cm 2 ·ln10 52.

Uz el grado de consolidación vertical y Urz el grado de consolidación conjunto. se desprecia la disipación vertical. la colaboración vertical puede ser también importante dependiendo. el efecto del drenaje vertical será relativamente más importante en el caso de estrato de apoyo drenante.94)) 1.055 e 1. 2003.95 1 0. Problemas resueltos.18 0. se va a suponer en primer lugar que las presiones intersticiales se disipan únicamente en dirección radial.8 10 8 m 2 s 2 11. el grado de consolidación puede estimarse.77 m 1 año 2. 2003.94 El grado de consolidación radial deberá ser y la distancia entre drenes: U T Tr 1 4 8 2 2 e 4 2 T 2 ln( 8 (1 U )) t cv (e 2) 2 4 2 2 ln( 8 (1 0. como (1 U rz ) (1 U r )(1 U z ) donde Ur es el grado de consolidación radial.134 Geotecnia. el grado de consolidación al cabo de un año correspondiente al drenaje vertical será. t T 2 H cv 1. suponiendo que T<0.055 T 1. como se ha indicado. © Edicions UPC.8 10 (e 2) 2 8 m 2 s 1. Si se suponen conjuntamente drenaje radial y vertical.2 como se ha supuesto) H2 0.5 años Si se dispone un sistema de drenes separados una distancia e. lo cual será válido cuando la distancia entre drenes sea suficiente menor que la distancia vertical de drenaje.83 m © Los autores.129 3m 2. de la relación entre la distancia entre drenes y la distancia vertical de drenaje.129 Sin embargo. . es decir. de forma aproximada. Mecánica de Suelos En este caso H = 3 m. Con esta hipótesis se tendrá. Si se supone que el estrato de apoyo es no es drenante. de forma aproximada.2: U T Uz t 4T cv 0. Consecuentemente. suponiendo terreno isótropo: T t cv (e 2) 2 e 1.18 (1 U rz ) (1 U r )(1 U z ) Ur 1 1 U rz 1 Uz 1 1 0.0245( 0.

querrá decir que el estrato inferior sí permite el drenaje (figura 16. esta disipación deberá ajustarse. © Edicions UPC. por lo tanto. el incremento de presión intersticial para cualquier profundidad debe ser aproximadamente uniforme e igual a la presión exterior aplicada. se producirá una situación intermedia a las dos anteriores. Al aplicar la carga exterior las presiones intersticiales aumentarán. U2 (0.93 m. 2003. y la medida se realiza en un punto intermedio en planta.002 Consecuentemente. La evolución de dichas presiones a lo largo del tiempo facilitará información sobre las condiciones de drenaje del estrato inferior. Por lo tanto Ur=0.05) 2 © Los autores. Uz=0. A medida que pase el tiempo. los piezómetros deben indicar que las presiones intersticiales son hidrostáticas y. Si en dicho punto las sobrepresiones intersticiales se disipan con rapidez y la máxima presión intersticial se produce por la zona central del estrato superior.2) 4 4 t T cv H2 t 7 días 24h/día·3600s/h H cv 2. 2003.91m 3 m T 0. las sobrepresiones intersticiales generadas por la carga se irán disipando.098. c) En este apartado debe contrastarse el asiento medido in situ y deducirse las condiciones de drenaje que tienen lugar en el estrato inferior sabiendo que el grado de consolidación del terreno es de 0. .8 10 8 m 2 s =2. En otro casos (drenaje parcialmente permitido). aproximadamente. querrá decir que el estrato inferior no permite el drenaje.952.002 (<0.05 en una semana. se obtendrá para un año. Si el estrato inferior de apoyo no permite en absoluto el drenaje o lo permite completamente. respectivamente. Consecuentemente. Para ello se va a estimar la distancia de drenaje de acuerdo con este dato: T 0.Geotecnia. Mecánica de Suelos 135 Si se supone que el estrato de apoyo es drenante. comparando la evolución de las sobrepresiones intersticiales con las isocronas de dichos dos casos extremos. Si el punto de contacto con este último estrato es el que mantiene siempre la mayor sobrepresión intersticial del estrato superior.3). Si la carga es suficientemente extensa. Los piezómetros permiten conocer la presión intersticial en los puntos en los que están situados. a las isocronas deducidas en la teoría de la consolidación unidimensional para los casos de base impermeable o base drenante.353 para T=0. Las condiciones de drenaje podrían también analizarse in situ mediante la colocación de piezómetros a diferentes profundidades y en particular en la zona central (a 3 m de profundidad) y en la parte inferior (a 6 m de profundidad). el asiento medido in situ parece coherente con los resultados de laboratorio en el caso en el que el estrato inferior permite el drenaje. Problemas resueltos. operando de forma análoga. crecientes linealmente con la profundidad.923 y con esto se concluye que Tr=0. se podrán deducir las condiciones de drenaje del estrato inferior. Antes de aplicar la carga exterior. y e =1.

95) 0. 16. que los procesos de consolidación con disipación de presiones intersticiales exclusivamente radial o vertical siguen la misma ley (Ur(T)=Uz(T)). Problemas resueltos. © Edicions UPC. .129 t v 11. Los tiempos para los que se alcanza el 95 % de consolidación en los casos de disipación exclusivamente radial o vertical son los siguientes: T95 T95 t cv 1. como se ha hecho ya con anterioridad.5 años H2 tv tr 4 Para evaluar estos resultados es interesante obtener el tiempo para el que se alcanza el 95 % de consolidación con disipación simultánea radial y vertical.9 años (e 2) 2 t cv 1.129 t r 2. de forma aproximada: (1 U r )(1 U z ) (1 U rz ) (1 0. Suponiendo.3 Analisis de la situación de drenaje del estrato inferior utilizando piezómetros durante el proceso de consolidación del estrato inferior (las isocronas indicadas corresponden a casos diferentes) d) En este apartado se considera que se ha instalado un sistema de drenes con la misma separación que la distancia de drenaje vertical (3 m) y se pide analizar el efecto de despreciar la disipación en dirección vertical respecto a la radial en el proceso de consolidación y viceversa.136 Geotecnia. 2003. Mecánica de Suelos incremento de carga exterior ley hidrostática NF medidas de los piezómetros para un tiempo t en la zona central del estrato 6m piezómetros isocrona para un tiempo t con estrato inferior drenante isocrona para un tiempo t con estrato inferior no drenante medidas de los piezómetros para un tiempo t cerca del estrato inferior Fig.05 (1 U rz ) (1 U rz ) Despejando Tr+Tz: 1 8 2 1 2 8 2 2 e 4 Tr 1 2 1 8 8 2 2 e 2 4 Tz e 4 Tr 8 2 2 e 4 Tz 2 e 4 (Tr Tz ) © Los autores. se tiene. 2003.

En cualquier caso. al despreciar la disipación de presiones intersticiales en una dirección se queda del lado de la seguridad. al considerar simultáneamente la disipación de presiones intersticiales radial y vertical.9 años. La conclusión de estos resultados es que puede despreciarse la disipación en una determinada dirección si la distancia de drenaje es suficientemente mayor que en la otra u otras que se tienen en cuenta.4). si los drenes hubiesen estado más alejados. Por otro lado. © Los autores.1 años 1 (e 2) 2 1 (3m 2) 2 1 2. Si sólo se considera la consolidación radial. si sólo se considera la consolidación vertical. Finalmente. y además la estimación del ángulo de rozamiento interno movilizado. Problemas resueltos. la disipación de presiones intersticiales radial y vertical. aunque de forma aproximada.95) 2. el grado de consolidación se alcanza en 11. Mecánica de Suelos 137 (Tr Tz ) A partir de la definición de T se tiene 4 2 2 2 ln 8 (1 U rz ) (Tr Tz ) Sustituyendo y despejando: t cv (e 2) 2 t cv ( H )2 t 1 (e 2) 2 1 cv ( H )2 4 2 2 2 ln t 8 (1 U rz ) 1 cv ( H )2 4 2 2 2 ln 8 (1 0. Como es lógico. . 2003. e) En este último apartado se pide calcular el estado tensional 3 m por debajo del centro de las cimentaciones superficiales que se pretenden construir una vez finalizada la precarga (figura 16. la disipación de presiones intersticiales en dirección vertical hubiera podido tener mayor importancia que en la dirección radial. se alcanza el 95 % del grado de consolidación en 2. la importancia relativa de la consolidación radial y vertical depende de las distancias de drenaje en cada uno de estos casos. el tiempo para alcanzar un grado de consolidación determinado es menor que si sólo se considera la disipación en una de dichas direcciones. © Edicions UPC. De esta forma.1 años. 2003. dicho grado de consolidación se alcanza en 2.5 años. aunque dependiendo de la situación los resultados pueden ser muy poco realistas.Geotecnia.8 10 8 m 2 s 2 (3m) Con estos resultados puede observarse que considerando simultáneamente. contrariamente a lo que se ha obtenido en este caso.

Mecánica de Suelos 5m 10 t/m 2 Zapata corrida 3m 6m Fig. v ' v ' h h n z K0 2 t m3 3m pw pw 6 t m2 3 t m2 v v ' h 6 t m2 3 t m2 3 t m 2 0.4 Esquema de la zapata y definición del parámetro .138 Geotecnia.5 t m 2 3 t m 2 12 t m 2 9 t m2 7. 2003.5 1. En © Los autores. Esta última hipótesis es razonable de acuerdo con el ensayo edométrico llevado a cabo (figura 16.5 4.5 t m 2 'v 'h h 9 t m 2 0. 16. v 6 t m2 6 t m2 12 t m 2 3 t m 2 4. se eliminan las 6 t/m2 aplicadas en la etapa anterior y el terreno se sobreconsolida.5 t m 2 4. Problemas resueltos.5 t m 2 Descarga del terraplén Al descargar el terraplén. 2003.2).5 t m 2 Carga del terraplén El terraplén produce un incremento de tensión vertical de 3 m·2 t/m3 = 6 t/m2. Se va a suponer que las tensiones horizontales no varían en este proceso. Al tratarse de un incremento tensional el suelo continúa en estado normalmente consolidado. . A continuación se analiza el estado tensional de dicho punto en las diferentes etapas indicadas en el enunciado: Estado inicial Se supone un peso específico saturado de 2 t/m3 y que el terreno se encuentra normalmente consolidado. ya que la presión de preconsolidación de la muestra ensayada no supera a la presión a la que estaba sometida la misma en el terreno (tensión efectiva de 3 kp/cm2). © Edicions UPC.

Mecánica de Suelos 139 la realidad sí que aumentarían en cierta medida. los incrementos de tensión producidos en la vertical del centro de la carga son los siguientes (ver figura 16.6 t m 2 1.8º.5 t m 2 pw 1. presumiblemente alargada. en particular.5(7. Según la misma. a lo largo del ensayo.3 t m 2 0.5 t m 2 'v 'h h Carga de la cimentación De acuerdo con el enunciado la cimentación está constituida por zapatas de 5 m de ancho que transmiten una tensión de 10 t/m2. En cada uno de estos dos casos las presiones intersticiales serán diferentes. . 2003.3 t m 2 p h Para calcular las tensiones efectivas es necesario conocer las presiones intersticiales. Problemas resueltos. En el enunciado se pide el cálculo del efecto de la carga tanto a corto plazo (condiciones no drenadas) como a largo plazo (condiciones drenadas). aunque proporcionalmente menos que en cargas novales. Este parámetro no es constante y varía.5 m / 3 m) = 39. pw 3 Af ( 1 3 ) 4. Para estimar los incrementos de tensiones totales inducidos por la cimentación va a suponerse un comportamiento elástico del terreno. © Edicions UPC. aunque el estado tensional producido no es de hecho triaxial sino de deformación plana. puede suponerse que se trata de zapatas corridas. Al tratarse de una nave industrial. por lo que deberán hacerse los cálculos independientemente. Para ello se va a utilizar la fórmula de Skempton. v 6 t m2 3 t m2 4.3 t m 2 ) Con estos resultados se puede ya calcular el estado tensional final: © Los autores. Para el caso no drenado es necesario estimar el incremento de presión intersticial generado en el punto de cálculo.67).5) no coincide con el de rotura deducido en el primer apartado (A=0.4): p v 2 2 sin 2 sin 2 p h El ángulo vale en este caso arctg (2. En esta fórmula aparece el parámetro A que el enunciado proporciona.Geotecnia. Por esta razón el valor de A dado por el enunciado (A=0. es la hipótesis más simple que se puede adoptar y puede proporcionar resultados suficientemente correctos. Esta hipótesis no es del todo correcta tanto porque el suelo no tiene un comportamiento elástico como porque al estar sobreconsolidado tendrá una deformabilidad claramente diferente en dirección vertical y en dirección horizontal.5 t m 2 7.6 t m 2 1. al menos para incrementos de carga pequeños. Sin embargo. Los incrementos tensionales serán: p v 2 2 sin 2 sin 2 7. 2003.

40.6 t m 2 7. si se define como mov 2 arctg ' 1 ' 3 4 se obtiene mov 2 arctg 6. 2003. son más desfavorables.6 13. con mayores presiones intersticiales y.3t/m 2 4 40.6 3 10.8 (3 4. Esto implica que puede haber puntos del terreno que estén en rotura así como que la cohesión es en este caso fundamental para que el punto analizado no haya alcanzado la misma (sin cohesión el ángulo de rozamiento movilizado nunca puede ser superior al ángulo de rozamiento interno). Para el caso drenado (largo plazo) los incrementos de presión intersticial se habrán disipado totalmente: v 6 7.5 1.6 t m 2 13. © Edicions UPC.6t/m 2 5.3 t m 2 'v h ( pw 0 3 'h ( pw 0 que es el estado final tras la carga del terraplén en condiciones no drenadas.1t/m 2 1.5) 6. Mecánica de Suelos v v0 v h0 h 1 6 7.6 (3 4. Problemas resueltos. © Los autores.4º El ángulo de rozamiento movilizado podría también definirse a través de la expresión completa del criterio de rotura de Mohr-Coulomb. En cuanto al ángulo de rozamiento movilizado.5 1. especialmente si se compara con el ángulo de rozamiento interno.3 8.8 t m 2 pw ) 8.8t/m 2 4 17º que queda claramente más alejado de rotura que el caso anterior.1 t m 2 7.6 13.140 Geotecnia. del suelo del estrato superior.8 t m 2 'v h 'h Mientras que el ángulo de rozamiento movilizado será mov 2 arctg 10.6 t m 2 pw ) 13.8 t m 2 8. 2003.4º es un valor bastante alto.3 8. . y confirma que las condiciones no drenadas. menores confinamientos efectivos.5) 1. consecuentemente.8 3 5. bastante bajo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->