Está en la página 1de 1

20 octubre

El salvar a su pueblo de sus pecados. Mateo 1:21

Seor, slvame de mis pecados! Tu nombre Jess, me da confianza para orar. Slvame de mis pecados pasados para que no me tenga cautivo el hbito de cometerlos. Slvame de los pecados de mi naturaleza para que no sea esclavo de mi propia flaqueza. Slvame de los pecados que siempre tengo delante de mi vista para que me inspiren el horror de cometerlos. Slvame de mis pecados ocultos, de los cuales no me doy cuenta a causa de mi poca luz. Slvame de mis pecados repentinos para que no resbale ante el mpetu de la tentacin. Slvame, Seor, de todo pecado, y que ninguna iniquidad se enseoree de m.

T slo puedes hacerlo. No puedo romper mis propias cadenas, ni vencer a mis enemigos. T sabes qu cosa sea la tentacin, porque fuiste tentado; sabes lo que es el pecado porque llevaste su peso; sabes cmo socorrerme en la hora de mi conflicto. Puedes salvarme de pecar y puedes salvarme cuando he pecado. Tu mismo nombre encierra la promesa de que as lo hars, y te ruego que cumplas hoy en m esta profeca. No permitas que ceda yo al malhumor, al orgullo, al desaliento o a cualquiera otra clase de pecado; slvame en santidad de vida para que en m sea abundantemente santificado el nombre de Jess.