P. 1
Leucemia Granulocítica Crónica

Leucemia Granulocítica Crónica

|Views: 195|Likes:
Publicado porBettsy Rodríguez

More info:

Published by: Bettsy Rodríguez on Oct 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/04/2015

pdf

text

original

Leucemia Granulocítica Crónica.

La Leucemia Granulocítica Crónica (LGC) también conocida como Leucemia Mielógena Crónica (LMC), es una enfermedad en la que la médula ósea produce demasiados Glóbulos blancos. La médula ósea es el tejido esponjoso que se encuentra en los huesos, la cual produce glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Esta enfermedad crece a partir de las células que producen los glóbulos blancos. Normalmente, las células de la médula ósea llamadas blastos se transforman al madurar en varios tipos de glóbulos diferentes, los cuales tienen funciones específicas en el cuerpo. La LGC afecta a los blastos que se están transformando en glóbulos blancos llamados granulocitos. Los blastos no maduran y se vuelven demasiado numerosos. Estas células blásticas inmaduras luego se encuentran en la sangre y en la médula ósea. En la mayoría de las personas con LGC, el material genético (los cromosomas) de las células leucémicas presenta una característica anormal llamada cromosoma Filadelfia. Este cromosoma por lo general no desaparece, incluso después del tratamiento. La leucemia puede ser aguda (que progresa rápidamente con muchos blastos inmaturos) o crónica (que progresa lentamente con células cancerosas con una apariencia más madura). La Leucemia Granulocitica Crónica progresa lentamente y por lo general se da en personas de edad media o avanzada, aunque también se puede dar en niños. Curso de la LGC. Una vez que se ha diagnosticado la Leucemia Granulocítica Crónica, se podrían llevar a cabo más pruebas para determinar si las células leucémicas se han diseminado a otras partes del cuerpo, como por ejemplo al cerebro. Este procedimiento se conoce con el nombre de clasificación por etapas. La LMC progresa en varias fases, las cuales a su vez sirven de etapas en la planificación del tratamiento. Las siguientes etapas se usan para la clasificación de la Leucemia Granulocítica Crónica: Fase crónica: Hay pocas células blásticas en la sangre y en la médula ósea, y puede no haber síntomas de leucemia. Esta fase puede durar desde varios meses hasta varios años. Fase acelerada: Hay más células blásticas en la sangre y en la médula ósea, y menor cantidad de células normales. Fase blástica: Más del 30% de las células de la sangre o la médula ósea son células blásticas. La fase blástica de la LGC a veces se llama "crisis blástica". Algunas veces las células blásticas forman tumores fuera de la médula ósea, en lugares como los huesos o los nódulos linfáticos. Los nódulos linfáticos son estructuras pequeñas en forma de frijol que se encuentran por todo el cuerpo y cuya función es producir y almacenar células que combaten las infecciones.

Estos medicamentos también se pueden usar si el paciente no puede recibir imatinib debido a los efectos secundarios que causa este medicamento. Se puede presentar sangrado e infección debido a la insuficiencia de la médula ósea. Para el imatinib. cuando les están haciendo exámenes de sangre por otras razones. Dependen de la fase de la enfermedad (crónica. Hallazgos de laboratorio. Si este medicamento deja de surtir efecto (o en realidad nunca funcionó bien en lo absoluto) se puede aumentar la dosis. La fase acelerada es una fase más peligrosa durante la cual las células de la leucemia se multiplican con mayor rapidez. Esta etapa puede estar asociada con fiebre (sin infección). su edad. Fase crónica: El tratamiento convencional para la LGC en fase crónica es un inhibidor de la tirosina cinasa (TKI). tal como dasatinib o nilotinib.Hallazgos físicos. acelerada o blástica). . nilotinib (Tasigna). dolor óseo e inflamación del bazo. la sangre y los tejidos corporales. y el imatinib (Gleevec).    Crónica Acelerada Blástica La fase crónica puede durar meses o años y la enfermedad se puede presentar con pocos síntomas o ser asintomática durante ese tiempo. Entre otros posibles síntomas están:        Sangrado y hematomas Sudoración excesiva (sudores fríos) Fatiga Fiebre baja Presión bajo las costillas izquierdas a causa de la inflamación del bazo Erupción: pequeñas marcas puntiformes y rojas en la piel (petequias) Debilidad. la Leucemia Granulocítica Crónica progresa a una fase de crisis hemoblástica. Otra opción es usar uno de los otros inhibidores de la tirosina cinasa. Sin tratamiento. la dosis inicial que usualmente se administra es 400 mg al día. La mayoría de las personas reciben el diagnóstico durante esta etapa. La Leucemia Granulocítica Crónica causa un rápido crecimiento de las células hematopoyéticas inmaduras (precursoras mieloides) en la médula ósea. otros factores de pronóstico y la disponibilidad de un donante de células madre con tejido compatible. o dasatinib (Sprycel). La Leucemia Granulocítica Crónica se agrupa en varias fases.

Fase blástica En la fase blástica de la LGC. Aproximadamente de 20 a 40% de los pacientes con LGC en fase acelerada sobreviven varios años después de un trasplante de células madre. Aproximadamente un 20% de los pacientes presenta alguna respuesta a la quimioterapia. Un trasplante alogénico de células madre puede ser la mejor opción para la mayoría de los pacientes que son lo suficiente jóvenes para ser elegibles. pero estas respuestas no parecen durar tanto tiempo como en los pacientes en fase crónica. una dosis alta de imatinib puede ser eficaz. Los medicamentos más recientes. Los nuevos agentes dasatinib y nilotinib parecen ser mejores en esta fase. El imatinib es una opción para la mayoría de las personas. aproximadamente la mitad de los pacientes sobreviven después de 4 años. pero los pacientes con LGC en fase acelerada tienen menos probabilidades de presentar una respuesta a largo plazo a cualquier tratamiento. Las opciones de tratamiento para la LGC en fase acelerada dependen de los tratamientos que ya haya recibido el paciente. pero también es mucho menos eficaz en esta fase que en la fase crónica. aunque funciona en un número menor de personas y por periodos de tiempo más breves que cuando se usa en las primeras fases de la enfermedad. Aun así. el autotrasplante de células madre puede ser una opción para tratar de regresar la LGC a la fase crónica. de preferencia en remisión. las células de la leucemia se vuelven más anormales. aunque es muy improbable que esto cure la enfermedad. lo que les ayuda a crecer y tienden a reducir la eficacia de los tratamientos. y otros medicamentos están bajo estudio. antes de comenzar el procedimiento de trasplante. Para aquellas personas con LGC en la fase blástica que aún no reciben tratamiento. Los pacientes que responden a estos medicamentos tal vez aún quieran considerar un trasplante de células madre. Frecuentemente se usa quimioterapia para lograr esto. pero usualmente estas respuestas duran menos de 6 meses. . las células de la leucemia comienzan a acumularse en el cuerpo más rápidamente. La enfermedad actúa como una leucemia aguda. El interferón es otra opción.Fase acelerada Durante la fase acelerada. En algunos casos. La mayoría de los pacientes en esta fase pueden responder al tratamiento con imatinib. y esto causa síntomas. Con frecuencia las células de la leucemia adquieren nuevas mutaciones genéticas. pero frecuentemente a dosis mayores que las que se usan para la LGC en fase crónica. los números de células sanguíneas aumentan y los síntomas aparecen o se vuelven más graves. las opciones son similares a las de los pacientes con LGC en fase crónica. La mayoría de los médicos prefieren que la leucemia esté bajo control. particularmente si no han sido utilizados anteriormente. En general. si es posible. como el dasatinib y el nilotinib se usan a menudo en esta fase.

al haber perdido parte de su material genético. La radioterapia en el cerebro es otra opción pero se usa con menos frecuencia. o metotrexato) en el líquido cefalorraquídeo. La unión de estos dos genes da lugar a la aparición de un gen anormal. intercambian entre sí parte de su material genético. si aún no se ha administrado. El SCT alogénico tiene menos éxito en la LGM en fase blástica que en las fases anteriores. La quimioterapia convencional para la LMA producirá remisión aproximadamente en uno de cada cinco pacientes. pero con frecuencia es de corta duración. y la tasa de sobrevivencia a largo plazo es menor de un 10%. es importante proporcionar tratamiento paliativo (cuyo propósito principal es aliviar los síntomas. La quimioterapia (usualmente con medicamentos tales como la hidroxiurea) puede aliviar algunos síntomas durante algún tiempo. . el oncogén BCR-ABL. pero a menudo son resistentes a los medicamentos quimioterapéuticos que se usan normalmente para tratar la LMA. Los cromosomas son unas estructuras compuestas de material genético (ADN) que están en el núcleo de las células y determinan el aspecto y función de las mismas. junto con imatinib. de modo que muchas veces reciben infusiones de medicamentos quimioterapéuticos (citarabina. El intercambio de material genético entre los cromosomas 22 y 9 hace que se pongan en contacto dos genes (estructuras formadas por ADN que transmiten ia herencia genética): el gen BCR (localizado en el cromosoma 22) y el ABL (localizado en el cro¬mosoma 9). es decir. La gran mayoría de los casos de LGC son Ph-positivos. prednisona y doxorubicina. Si esto ocurre. Un número más pequeño de pacientes tienen células blásticas que actúan como células de la leucemia linfoblástica aguda. puede ser la oportunidad para considerar algún tipo de trasplante de células madre. Como resultado de ello se forma un cromosoma anómalo. El cromosoma Filadelfia (conocido de forma abreviada como cromosoma Ph) es en realidad un cromosoma 22 de tamaño menor de lo normal.Con mayor frecuencia las células de leucemia de esta fase actúan como células de una leucemia mieloide aguda. Se pueden inducir remisiones en aproximadamente la mitad de estos pacientes con medicamentos tales como vincristina. Cromosoma Philadelfia. llamado cromosoma Filadelfia por haberlo descubierto investigadores de esa ciudad americana. Estas células son más sensibles a los medicamentos quimioterapéuticos. el 22 y el 9. Aun así. que las células leucémicas tienen el cromosoma Filadelfia. La alteración de la célula madre que da lugar a la LGC consiste en que dos de sus cromosomas. Como la mayoría de los pacientes con LGC en fase blástica no se puede curar. Es más probable que sea eficaz si la LGC se puede regresar a la fase crónica antes del trasplante. es la única opción conocida que pudiera curar la enfermedad. Estos pacientes están a riesgo de que la leucemia se propague al sistema nervioso central. La radioterapia puede ayudar a reducir el tamaño de un bazo inflamado o reducir el dolor de las áreas del hueso dañadas por la leucemia. no curar la enfermedad). que ha ido a parar al cromosoma 9.

La quimioterapia puede tener efectos secundarios serios. Diagnóstico diferencial. y se analizan la sangre y la médula ósea para determinar si el cromosoma Filadelfia está presente.  Una respuesta hematológica parcial es similar a la completa. se puede hacer la prueba de reacción en cadena de la polimerasa(PCR). pero no ocurren todas las condiciones mencionadas. Conteo de plaquetas. sangrado. Complicaciones. para ver si aún hay pequeñas cantidades de bcr-abl. Si no se encuentra el cromosoma Filadelfia. dependiendo de los fármacos utilizados. Pruebas de sangre y médula ósea en busca de la presencia del cromosoma Filadelfia. fiebre inexplicable y problemas renales. se dice que se obtuvo una respuesta hematológica completa (o CHR). El número de células sanguíneas se supervisa muy de cerca. La crisis hemoblástica puede llevar a que se presenten complicaciones. fatiga. Supervisión de los resultados del tratamiento: la supervisión de la respuesta de sangre y de la médula de un paciente es una parte muy importante del tratamiento. Un hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC) muestra un incremento en el número de glóbulos blancos. Los médicos observan las diferentes clases de respuestas al tratamiento: Respuesta hematológica (usualmente ocurre en los primeros 3 meses de tratamiento)  Cuando el número de células sanguíneas regresa a la normalidad. Otros exámenes abarcan:    Biopsia y aspirado medular. Respuesta citogenética (puede aparecer después de varios meses o más) . conocido como síndromes mieloproliferativos crónicos. que acaban sustituyendo a las normales. no se observan células inmaduras en la sangre y el bazo recupera su tamaño normal. Protocolo clínico de hematología oncóloga. incluyendo infección. ya que fabrica una proteína anómala (la proteína tirosincinasa BCR/ABL) que hace que la médula ósea produzca de manera incontrolada una gran cantidad de células anormales.El oncogén BCR-ABL El oncogén BCR-ABL está presente en las células de la médula ósea y de la sangre de los enfermos con LGC (pero no en las células de otros órganos) y es el responsable de que aparezca la enfermedad. Usualmente se hace cada 3 a 6 meses durante los primeros 2 años desde que se comienza a administrar imatinib. Debido a esta intensa proliferación de las células de la médula ósea (o células mieloides) a la LGC se la incluye dentro de un grupo de enfermedades de la sangre. que es muy sensible.

Durante este tiempo los pacientes se supervisan atentamente. los médicos pueden tratar de conseguir que su nuevo sistema inmunitario luche contra la leucemia. estas personas probablemente no sean curadas. como de imatinib a dasatinib o nilotinib. Esto ayuda a algunas personas. Si esto no ocurre.  Aumentar la dosis del medicamento. incluso si el cromosoma anormal no se puede ver.Una respuesta citogenética completa (CCyR) ocurre cuando no se encuentran células con el cromosoma Filadelfia en la sangre o en la médula ósea.  Una respuesta citogenética parcial ocurre cuando menos del 35% de las células aún tienen el cromosoma Filadelfia. Una manera de hacer esto es reduciendo lentamente las dosis o suspendiendo la administración de medicamentos supresores del sistema inmunitario que están tomando.  Una respuesta citogenética menor ocurre cuando 35 a 90% de las células aún tienen el cromosoma Filadelfia.  Una respuesta molecular mayor (MMR) significa que la cantidad de bcr-abl en la sangre es muy baja. Tratamiento de la LGC después de un trasplante de células madre: algunas personas que reciben un trasplante de células madre pueden no presentar una respuesta completa. Por ahora. o si la leucemia empeora. El trasplante de células madre puede ser una opción. GVHD). El interferón o la quimioterapia pueden ser tratados para las personas que no pueden tomar estos medicamentos o para quienes éstos no surten efecto. es una respuesta hematológica completa más una respuesta citogenética completa. los médicos recomiendan que las personas tomen el medicamento de forma indefinida. en la que el paciente recibe linfocitos de la persona que donó las células madre para el trasplante. existen varias opciones. Respuesta molecular (se basa en los resultados de la prueba PCR)  Una respuesta molecular completa (CMR) significa que no se pudo detectar bcrabl en la sangre del paciente con la prueba PCR. especialmente para personas jóvenes que cuentan con un donante que tiene tejido compatible. Esto puede inducir una reacción inmunitaria contra la leucemia. Otra estrategia que ayuda a algunos pacientes es una infusión de linfocitos donados (donor lymphocyte infusion. Sin embargo.  Cambiar a otro inhibidor de la tirosina cinasa. DLI). Esto se hace con mucho cuidado para tener un efecto contra la leucemia sin presentar un GVHD significativa. El interferón también puede ser útil.   . Si no presentan la enfermedad de injerto contra huésped (Graftversus-host disease.  Una respuesta citogenética mayor (MCyR) incluye tanto las respuestas completas como las parciales.  Otros tratamientos: el objetivo del tratamiento con uno de los inhibidores de la tirosina cinasa. Aproximadamente un 90% de las personas tienen una respuesta citogenética completa en un plazo de 5 años a partir de que comienzan a recibir imatinib. aunque la dosis mayor a menudo ha empeorado los efectos secundarios.

Estos pacientes frecuentemente reciben tratamiento con un inhibidor de la tirosina cinasa. la estimulación adicional del sistema inmunitario probablemente no ayudará. . como imatinib.Si los pacientes presentan GVHD después de un trasplante de células madre.

:039020390 70.3' /085:F8 /0 :3 97. 97483. .74 574-.43.85.  .3.:/.8..$ 48 5.7E  8948 5.039085708039.43 :3 3-/47 /0 ./. 0892:.8 2.9.20394 . /0 88902.4242.03908 170.F:.O3 .. 32:39..390 /0 .-020390 34 .93-           .-03 97./70  .

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->