Está en la página 1de 3

Capitulo 2: Conociendo a la pandilla

En el capitulo anterior...

Sara se despide de sus amigos, apenada y desconsolada, pero por el camino de vuelta se
encuentra a Jorge, el bombón de su clase y... ¡Se declara! Se dan un beso y se hacen novios. Sara
llega contenta a su nueva ciudad y su madre le informa que ¡Va a tener un hermanito/a! Sara
estaba contentísima. Después da una vuelta por los alrededores, y una chica de su edad se acerca
y se conocen. La chica llamada Elena le llevó hasta una plaza, llamada "plaza kiwi" y alli estaba a
punto de presentarle a sus amigos...

Suena la canción: Welcome to my life, de Simple Plan

Elena: Mira, este de aqui se llama Carlos, esta Gloria, este Fernando...

Sara saludó uno por uno a todos los componentes de la pandilla, pero Elena le estaba
presentando a uno, bajito, más bien feo, con el pelo tan largo que le arrastraba por el suelo

Elena: Este es Iván...-Sara puso cara de asco- ¿Te ocurre algo, Sara?
Sara: No, ehm... Hola Iván
Iván: Hola preciosa, ven aqui, dame un besito que eres muy guapa... Pues es que no tengo novia y
soy muy atrevido, te he visto y me he enamorado, ha sido amor a primera vista

Sara no se lo creía, era algo muy surrealista, eso no era amor... Pero se preparó para el beso. Los
dos se acercaron hasta llegar a un centímetro de distancia, sus labios se iban a rozar, ya se olían,
y... ¡Sara le pegó!

Iván: Eh, ¿Por qué me pegas?-Preguntó dolido al unísono de las risas del resto de la pandilla- Me
ha dolido
Sara: Yo no pretendía...-Sara intentó hablar, pero una voz intervenió
Eric: Ja, ja, ja ¡Qué graciosa! Has estado genial, una broma perfecta... Sara, permíteme que me
presente, me llamo Eric, tengo 14 años y estudio en el IES Losis
Sara: ¡Hola! Bueno, pues yo me llamo Sara como bien sabes-Dijo tímidamente- Yo también tengo
14 años ¡Y voy a estudiar en ese instituto!
Eric: Genial, entonces tendremos la suerte de vernos allí-Le guiñó un ojo- Y cuéntame, ¿Qué tal
en los amores?
Sara: ¿Yo? Pues... Mal, como siempre- Mintió pícaramente mientras que Elena le daba un codazo-
¿Y tú?
Eric: Igual, siempre mal...
Elena: Un momento, siento interrumpir, pero, Sara ¿Puedes venir un momento?
Sara: Claro, sin problemas

Se apartaron disimuladamente, aunque Sara no sabía el motivo

Elena: ¿Qué mosca te ha picado? ¿Tú no tenías novio?


Sara: Si, tengo novio...
Elena: ¿Entonces por qué mientes?-Preguntó extrañada
Sara: Eh... Pues... La verdad, no lo sé, ese chico es guapo y parece simpático, y lo mejor... ¡Me ha
hablado y me ha guiñado un ojo! No puedo pasar esta oportunidad. Verás, Elena, he pasado
mucho tiempo igual, sola... y ahora me vienen todos los chicos a la vez, ¡Y no me resisto!
Elena: Ay... ¡No tienes ni un pelo de tonta! Ese chico es genial... Te cuento esto pero no se lo digas
a nadie... A mi antes me gustaba, pero ahora estoy colada por Tony
Sara: Vale, no se lo cuento a nadie... ¿Pero quién diablos es Tony, si se puede saber?
Elena: Ahora te lo presento, tranquila, vamos

Volvieron con toda la pandilla, y las dos se acercaron a Tony, que estaba con una chica al lado

Elena: ¡Hola Tony! Esta es Sara, es nueva aqui, es muy maja. Tiene 14 años y estará en el IES
Losis, como nosotros
Tony: ¡Hola Sara! Bueno yo soy Tony...
Sara: Hola, eh... ¡Qué buen ambiente hay aqui! Pareceis muy simpáticos
Tony: La verdad es que es una suerte estar aqui con toda esta gente, es que son...-Una voz de
chica interrumpió
Jessi: ¡Hola Sara! Mira, yo soy Jessi, y me dicen que soy el alma del grupo... La verdad es que sí,
soy muy guapa y soy especializada en cautivar chicos-Le hizo un gesto cariñoso a Tony, y le guiñó
un ojo

Elena tenía los puños cerrados, le entraba ira cada vez que Jessi coqueteba con su amado

Sara: Ah... ¡Pues hola! Encantada de conocerte, Jessi


Jessi: Presiento que este es el principio de una gran amistad... ¡Soy una chica como tú!
Elena: Jessi, ¿Tú la conoces? No sabes si es como tú
Jessi: No me gusta que me interrumpan, Elena, y yo sé como la gente es, y digo que Sara es como
yo, a diferencia que tú, eres una chica... ¿Cómo diría? Con menos clase
Elena: ¿Con menos clase? ¡Ven aqui que te voy a dar tu merecido!

Se acercaron e hicieron el intento de pegarse, pero Tony y Sara les apartaron. Sara cogió del
brazo a Elena y la llevó al rincón

Sara: Elena, ¿Estás loca? ¡Ibas a pegarle!


Elena: ¡¿Yo?! ¡¡Pero qué dices!!
Sara: Elena, te hemos visto todos...
Elena: Vale... Si, he intentado pegarle-admitió con un hilo de voz- Pero cómo decir... ¡Me pone de
los nervios! ¿Quién se cree que es?
Sara: No sé... Yo no la conozco, como bien sabes, pero me da malas vibraciones... Ella presiente
que seremos buenas amigas ¡Yo presiento que tendremos problemas! Pero aún así... No debes
pegarle
Elena: Está bien... Intentaré resistirme, pero no prometo nada
Sara: Ja, ja ¡Así me gusta!

Después de esa pequeña discusión, volvieron, de nuevo, con la gran pandilla (La foto de abajo es
la plaza Kiwi)

Sara: Pídele perdón, es lo menos que puedes hacer-Susurró suavemente al oído de Elena- ¿Vale?
Elena: Bueno, si tú lo dices... Está bien
Sara: ¡Genial!-Dijo con una sonrisa de oreja a oreja
Elena: ¡¡Jesi!!- Llamó gritando a la chica- Ven, por favor
Jessi: ¿Para qué? ¿Quieres volver a pegarme?
Elena: No, tú ven
Jessi: Vale, allá voy

Se acercó a las dos jóvenes

Jessi: Y bien ¿Qué quieres?


Elena: Pues que... ehm... Lo siento, me he pasado
Jessi: ¿Qué? ¡Serás maleducada! ¡¡Te has pasado mil quinientos pueblos!!
Elena: ¡¡Vale ya, eh!! Te he pedido perdón, he cumplido con mi deber ¡No te quejes!
Jessi: Anda, anda... No quiero saber NADA de ti, olvídame, no quiero perder tiempo con...
¡Incultas!
Elena: Por dios... Ay... Sara ¡No puedo resistirme a pegarle!
Sara: Ey, ey, para, ya se ha marchado, tranquila. Bueno, lo has intentado, pero creo que esa chica
es un poco...
Elena: Mejor dejémoslo, lo que más me da coraje es que está tonteando con Tony
Sara: Tranquila, él va a ser tuyo

La pandilla anunció su ida, se tenían que ir a comer

Sara: Oye, una cosa a todos. Antes de nada, quería deciros que aunque no os conozco, os quiero
invitar a mi fiesta de cumpleaños, será este viernes en mi casa, ¿vendreis?
Toda la pandilla: ¡Claro que si!- Dijeron al unísono
Sara: Perfecto, me dais vuestros móviles y os llamo para ver la hora y eso
Eric: Si, pero... ¿Qué tal si la hacemos en la playa? Es más... Libre
Sara: ¡Vale! Este viernes...
Eric: Perfecto. Por cierto, Sara, ¿Te llevo en mi moto?
Sara: Vale...

Asi que la llevó en la moto, todo el tiemp charlaron, y se contaron las vidas, pero Sara no le contó
nada de Jorge

Eric: Hemos llegado, bájate, madamme- Dijo en tono francés


Sara: Gracias por todo, de verdad
Eric: No hay de qué, ha sido un placer conocerte
Sara: Igualmente, bueno, adiós
Eric: Un momento, una cosa

Los dos se acercaron, se miraron fijamente a los ojos, y finalmente, se fundieron en un tierno y
apasionado beso. Sara estaba encantada, un beso fenomenal, incluso mejor que el de Jorge, pero
se sentía mal, se sentía tan infiel... En un mismo día su chico ya tenía la cornamenta colocada. No
se dijeron nada, ni siquiera adiós. Se volvieron a mirar a los ojos, y Eric arrancó su moto. Sara
llamó a la puerta, y tuvo una increíble, felíz pero a la vez desagradable sorpresa

Jorge: Hola Sara... ¿Qué te pasa? Esperaba que me recibieras con los brazos abiertos
Sara: Si, es así... Te quiero

Suena la canción: Welcome to my life, de Simple Plan

FIN DEL CAPITULO

¿Sabe Jorge el beso de Eric y Sara? En ese caso ¿Qué dirá? ¿Qué pasará entre Tony y Elena? ¿Y en
la fiesta de Sara?

Intereses relacionados