Está en la página 1de 24

CENTRO CULTURAL DEL BID Octubre 2003 No.

48

ENCUENTROS

Educación y ciudadanía
en la era global
Conferencia de

Fernando Savater
CENTRO CULTURAL DEL BID

Coordinación General y Artes Visuales: Félix Angel


Coordinación General Asistente: Soledad Guerra
Conciertos y Conferencias: Anne Vena
Programa de Desarrollo Cultural en la Región: Elba Agusti
Colección de Arte del BID: Susannah Rodee

El Centro Cultural del BID fue creado en 1992 por Enrique V. Iglesias, Presidente del
Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El Centro tiene dos objetivos principales:
1) contribuir al desarrollo social por medio de donaciones que promueven y cofinancian
pequeños proyectos culturales con un impacto social positivo en la región, y 2) fomentar
una mejor imagen de los países miembros del BID, con énfasis en América Latina y el
Caribe a través de programas culturales y entendimiento mutuo entre la región y el resto
del mundo, particularmente de los Estados Unidos.

Las actividades del Centro en la sede promueven talentos nuevos y establecidos provenien-
tes de la región. El reconocimiento otorgado por las diferentes audiencias y miembros de
la prensa del área metropolitana de Washington D.C., con frecuencia ayudan a impulsar
las carreras de nuevos artistas. El Centro también patrocina conferencias sobre la historia
y la cultura América Latina y el Caribe y apoya emprendimientos culturales en el área de
Washington D.C. relacionados con las comunidades locales latinoamericanas y del Caribe,
como por ejemplo, el teatro en español, festivales de cine y otros eventos.

Las actividades del Centro, a través del Programa de Artes Visuales y de la Serie de Conciertos
y Conferencias, estimulan el diálogo y un mayor conocimiento de la cultura de los países
americanos. El Programa de Desarrollo Cultural en la Región se estableció en 1994 para apoyar
proyectos en América Latina y el Caribe que impulsan el desarrollo cultural comunitario
y la educación artística de jóvenes en el nivel local, y provee apoyo institucional para la
conservación del patrimonio cultural, entre otros aspectos. La Colección de Arte del BID,
conformada a lo largo de muchos años, es asimismo administrada por el Centro Cultural.
La Colección refleja adquisiciones que van de acuerdo con la relevancia e importancia
hemisféricas que el Banco ha logrado después de cuatro décadas de existencia como
institución financiera pionera en el desarrollo de la región.

© Banco Interamericano de Desarrollo y Fernando Savater. Derechos reservados.


EDUCACION Y CIUDADANIA EN LA ERA GLOBAL
Fernando Savater

La educación, clave para una Considero que el ciudadano de una


sociedad democrática democracia no es un producto natural,
no nace como las orquídeas o como los
Cuando me hablaron de la posibilidad cardos de manera espontánea, sino que
de dictar esta conferencia, pensé que sin tiene que ser cultivado. Creo que el ciu-
duda se trataba de un tema interesante, dadano, la persona capaz de aprovechar
porque me parece que lo es, por supuesto, al máximo las instituciones democráticas,
en Europa, pero creo que es una cuestión es una obra de arte social o debe ser una
particularmente interesante en América. obra de arte social y exige una prepara-
En Iberoamérica es de especial relevancia, ción especial. Esto es así desde el origen
en mi opinión, el tema de la educación en de la democracia. Los griegos tenían clara
relación con la formación o preparación la vinculación entre democracia y paideia,
de personas capaces de utilizar y maxi- entre la democracia y la educación, la pre-
mizar los beneficios de las instituciones paración y la formación de ciudadanos.
democráticas. Es decir, no la educación Nosotros nos hemos dado cuenta, cada
entendida simplemente como instruc- vez más, de que la verdadera, la primera
ción, como formación profesional, como producción, la producción más necesaria,
preparación para el mundo del trabajo la producción incluso más beneficiosa
—que es, naturalmente, una dimensión para una democracia, es la fabricación de
importante de ella—, sino de la educación demócratas. Es decir, producir personas
entendida, sobre todo, como preparación capaces de vivir, de convivir, de utilizar de
de ciudadanos, como preparación de per- manera crítica y creadora las instituciones
sonas capaces de profundizar, de utilizar democráticas: ésa es, o debería ser, la prin-
la democracia de tal modo que no se cipal tarea de la democracia misma.
pervierta o no se desaparezca por falta
de práctica o por un uso indebido.

La conferencia Educación y ciudadanía en la era global se presentó en el Banco Interamericano


de Desarrollo en Washington, D.C., el 27 de octubre de 2003, como parte del Programa de
Conferencias del Centro Cultural del BID; con la colaboración de la Embajada de España.
FERNANDO SAVATER

El peso de la ignorancia esenciales de relación con los demás.


Es ignorante en ese sentido la persona
En una de sus últimas obras, John Kenneth que no sabe expresar a otros, de manera
Galbraith —sociólogo y economista cana- inteligible y argumentada, sus demandas
diense, pero que ha desarrollado la mayor sociales. Es ignorante en ese sentido el
parte de su carrera en Harvard—, escribe que no sabe comprender las demandas
una frase que a mí me impactó especial- sociales argumentadas que otros le hacen,
mente cuando la leí. Dice Galbraith: “Las la persona que es incapaz de entender un
democracias actuales viven bajo el temor texto sencillo que vaya más allá de la cró-
permanente a la influencia de los ignoran- nica de deportes del periódico, la persona
tes”. Yo creo que efectivamente es así. En que es incapaz de escribir o de comunicar
nuestras democracias, en las cuales todo el por escrito ideas de cierta relevancia, de
mundo realmente tiene derecho a voto y cierta profundidad. Ése es el tipo de ig-
puede participar e intervenir con su apor- norancia a la que se refiere Galbraith: la
tación en la gestión de los asuntos públicos, de quien es ignorante porque no puede
la influencia de los ignorantes es decisiva comunicarse ni comprender lo que le
y temible. Es decisiva porque servirá para comunican, porque no puede entrar en
apoyar al demagogo frente a la persona relación con los demás, en esa necesaria
que proponga soluciones realistas; servirá complicidad sin la cual no puede funcio-
para frenar las propuestas realistas que nar la democracia.
impliquen algún tipo de sacrificio, algún La ignorancia, como la miseria, aísla
tipo de aplazamiento de deseos, porque a las personas. Se habla mucho del indi-
no serán entendidas o comprendidas. Es vidualismo contemporáneo y del aisla-
decir, la ignorancia será un freno para miento cultural a que algunas personas se
la utilización real de la democracia. La someten voluntariamente, centrándose en
ignorancia a la que se refiere Galbraith su propia vida, en sus propios problemas,
no es, por supuesto, la ignorancia en el dado que hay una tendencia a romper la-
sentido ingenuo del término, como lo se- zos sociales y centrarse exclusivamente en
ría ignorar datos concretos, ignorar dónde los problemas personales. Pero el verdade-
está exactamente Teherán o cuáles son los ro aislamiento, el aislamiento más terrible
diez primeros reyes de la dinastía francesa; porque es inevitable, es el de la persona
no se trata de datos, porque la mayoría de que está sometida a esas dos dictaduras
nosotros somos ignorantes en ese sentido. atroces que son la miseria y la ignorancia.
Alguna vez se ha dicho que cultura es lo Y más todavía en un mundo hiperinforma-
que queda cuando uno ha olvidado ya todo do como es el nuestro.
lo demás. Entonces, es verdad que todos
esos datos forman parte de las cosas que Ignorancia o información como
uno olvida, y la cultura es lo que queda condicionantes sociales
además de esas cosas, además de todos esos
datos. Porque para los datos concretos ya En el mundo actual —sin duda habrá aquí
tenemos Internet y las enciclopedias. personas que conozcan estos temas mejor
La ignorancia a la que alude Galbraith que yo—, las grandes diferencias de clase,
es la ignorancia de los procedimientos las grandes diferencias sociales, no son ya,

2
EDUCACION Y CIUDADANIA EN LA ERA GLOBAL

simplemente, las que existen entre los po- comunicación audiovisuales, vía la tele-
seedores y los desposeídos, entre los que visión— han recibido información sobre
tienen medios de producción o tierras, cuestiones como el sexo, la violencia, los
etc., y los que no los tienen. Naturalmente, atropellos de los poderosos y otras muchas
esto sigue estando en el fondo de la cues- cosas; han recibido información de eso
tión; pero hoy las verdaderas diferencias mucho antes de ir a la escuela. El niño ya
de clase son las que separan a quienes tie- está informado. La escuela, entonces, no
nen información de quienes no la tienen, implica la revelación de secretos, sino que
entre los que tienen el control primero, enseña a manejarse dentro de un mundo
directo, de la información y los que nece- de información excesiva; a jerarquizar, de
sitan de otros para recibirla, aquellos a los alguna manera, la información que se reci-
cuales toda la información llega a través de be, descartar lo irrelevante o lo tramposo,
terceros, que pueden dársela o no dársela, profundizar en lo importante, reflexionar
que pueden mediatizársela de un modo acerca de las informaciones discrepantes
u otro. Ésa es, actualmente, la verdadera sobre las cosas. Es decir, hoy se educa
diferencia. La diferencia esencial de clase no para informar, sino para enseñar a
de nuestra época es la que divide entre moverse en el mundo hiperinformado
quienes poseen la información y quienes en que vivimos.
no la poseen. Y, claro está, la ignorancia es
uno de los obstáculos de la información. La influencia de Internet
Hoy decimos que en esta época reci-
bimos más información que en ninguna Esa es la información que hoy tiene
otra, y es verdad. La diferencia esencial realmente la educación. Se habla, por
entre la educación actual y la de cien años ejemplo, de Internet; y, a veces, los go-
atrás reside en que en el pasado, verdade- biernos —al menos el que conozco más
ramente, el niño que iba a la escuela no de cerca, que es el mío—, cuando quieren
sabía las cosas fundamentales: ignoraba, decir que van a preocuparse mucho por
por ejemplo, los secretos del sexo, de la la educación, dicen: “Cada niño tendrá
violencia, del poder; ignoraba práctica- un ordenador conectado a Internet”. Está
mente todo lo esencial de la vida, y la edu- bien que un niño tenga acceso a Internet,
cación implicaba la revelación gradual de lo mismo que tenga un bolígrafo o que
todas esas cosas. De modo que todavía hoy, lleve zapatos; son cosas útiles. Pero eso no
entre nosotros, cuando alguien se porta es la educación; es una vía de información,
con una ingenuidad extraordinaria, como no de educación. Y, de hecho, el Internet,
si no conociera esos mecanismos turbios la Web, es utilísima para aquellas personas
que hay detrás de las realidades, decimos: que saben lo que pueden buscar en ella.
“Es como un niño”. Pero es como un niño Si uno es un filólogo semita, o si a uno
de los de antes, no de los de ahora, porque le interesa la obra de Shakespeare, por
ahora los niños no tienen ese problema; cierto, la Web es maravillosa, porque lo
es como un niño antiguo. pone en contacto con personas que tienen
En efecto, los niños antiguos tenían sus mismas preocupaciones, puede inter-
ese problema: ignoraban las cosas. Pero cambiar bibliografía con otros que están
los niños de hoy —vía los medios de interesados en lo mismo. Es muy útil, y to-

3
FERNANDO SAVATER

das las personas que nos interesamos por al ser humano— que uno conoce mejor
algunos temas agradecemos muchísimo en su cultura. Por ejemplo, en España,
ese nuevo instrumento de comunicación he visto que se siente cierto orgullo de
e información que se nos ha dado. Pero ser impersuadible. Es decir, las personas
quien no sabe lo que busca, quien entra confiesan: “Yo pienso lo mismo que a los
en Internet con toda ingenuidad porque 17 años”: ¡Noticia aterradora! Cualquiera,
no conoce, no sabe, y está todavía en una en verdad, debería ponerse a temblar ante
etapa previa a la educación, entonces tro- un ser humano que a lo mejor tiene 60
pieza con lo que corre normalmente por años y desde los 17—a pesar de conocer
allí, y —según dicen los expertos— entre gente, leer libros, ver paisajes, etc.— no ha
el 94 y el 96% de lo que corre por Internet cambiado nunca su forma de pensar. Lo
es pura y sencillamente publicidad. Por cual quiere decir que nunca ha pensado:
tanto, quien no conoce, quien no está ni a los 17 años ni ahora. Porque es impo-
educado, quien no sabe buscar, va de sible que, con todos esos avatares, no haya
un espacio publicitario —más o menos modificado nunca ninguna idea esencial.
disimulado de alguna forma— a otro. Y Ha entrado en las ideas como otros entran
no hace más que deambular entre la pu- en la religión: como un dogma. Eso, sin
blicidad de cosas sencillas o incluso útiles embargo, es muy habitual. Y parece un
y la publicidad de horrores y crímenes. Y gran orgullo el no cambiar jamás de opi-
todo ello sin salir de la publicidad. nión aunque las cosas cambien, aunque se
La hiperinformación de Internet, de modifiquen los parámetros del mundo.
la Web, no sólo no puede sustituir a la Es distinto aquello que contaban de
educación, sino que la hace más nece- John Maynard Keynes, el famoso econo-
saria que nunca. Hoy, precisamente, en mista inglés. En una ocasión, un periodista
este mundo globalizado de los medios le dijo en una entrevista: “Bueno, profesor
de comunicación en que vivimos, la edu- Keynes: usted, hace dos años, no decía lo
cación es más necesaria que nunca, para mismo que está diciendo ahora. Usted
no perderse en un mundo en el que la decía cosas muy distintas de las que está
propia información se puede convertir en diciendo ahora”. Y le contestó Keynes:
un instrumento de no saber, de bloqueo “Pues, mire, sí. Tiene usted razón. Es que
de saber, en vez de saber. En ese sentido, la reflexioné y me di cuenta de que me había
educación actual, la educación para evitar equivocado, y yo, cuando me equivoco,
esa ignorancia peligrosa de la que habla- cambio de forma de pensar. ¿Qué suele
ba Galbraith, tiene que ser la educación hacer usted en ese caso?”.
que prepare para manejar información, Este es el nudo de la cuestión. Algunas
no sólo que la transmita, y que prepare personas, cuando se dan cuenta de que
también para desarrollar la capacidad de se han equivocado, cambian de forma de
argumentación y de persuasión. pensar. Pero otras no, porque les parece
que eso sería una humillación. También
¿Es válido cambiar de idea? hay personas que son incapaces de ser
persuadidas y de persuadir. O sea, consi-
No sé si ocurre en otros lugares, pero, en deran que con establecer su derecho o sus
general, hay cosas —cosas bastante ligadas deseos ya han terminado, han cumplido,

4
EDUCACION Y CIUDADANIA EN LA ERA GLOBAL

y no necesitan intentar argumentar, es La formación de


decir, hacer comprensibles, para una gobernantes
persona que los comparte, los intereses o
los deseos que están expresando. Es difícil convertir las cuestiones referidas
Creo que, en el mundo actual, muchos en temas educativos. Son expresiones de
de los brotes de violencia que nos preocu- deseos. Lo dificultoso es que la educación
pan y que acosan a nuestras sociedades se oriente en esta línea. Que se oriente,
son obra de personas que no pueden por ejemplo, en la línea de saber que
comunicar a los demás sus deseos, sus estamos formando personas que van a
apetencias, sus intereses, ni entienden ser gobernantes. Una profesora norte-
o comprenden los planteamientos de americana, que ha escrito un libro muy
otros. En esa ruptura de la comunicación, interesante sobre educación democrática,
entonces, es donde aparece la violencia Amy Goodman, empieza recordando algo
—la violencia como argumento cuando que dice Aristóteles en su Política: “Para
faltan todos los demás, cuando no se ser gobernante, antes hay que haber sido
puede comprender a otros o cuando no gobernado”. Por eso, es un absurdo y una
se puede entrar en una comprensión de tontería esta idea de la educación como
los otros. un procedimiento democrático desde el
Uno de los medios para intentar des- comienzo. Como si en una clase el profe-
terrar de nuestras sociedades la violencia sor y los niños estuvieran todos estudian-
consiste en crear caracteres, por la vía do en el mismo plano democrático, no es
educativa, que es la única que podemos verdad; la educación es una preparación
manejar: que la educación genere un tipo para la democracia. Pero dentro del aula
de carácter capaz de persuadir y de ser per- no se da la democracia, porque no hay
suadido, capaz de entrar en el mundo de la democracia entre el que sabe y el que no
argumentación. Pero entrar en él no como sabe, entre el que está dirigiendo la clase
una humillación, no como una concesión y el que tiene que recibir la orientación de
más o menos vergonzante a los demás, la clase. De la misma manera que no hay
sino introduciéndonos en el mundo de la democracia entre los padres y los hijos;
persuasión, que es el mundo de la razón puede haber muchas relaciones positivas,
democrática, porque, verdaderamente, pero no es una relación democrática. La
salvo lo que es imposición, coacción o en- democracia es una relación de igualdad,
gaño en nuestras democracias, lo demás es y allí esta última no se da. Existe una
persuasión: persuasión de unos por otros, igualdad humana, pero no una igualdad
persuasión de alguien que comprende los en cuanto a las funciones que se cumplen
intereses y las necesidades de otros, o que dentro del aula.
sabe argumentarlos de tal manera que el En el aula hay que preparar para la de-
resto de la población los acepte. Eso no es mocracia. Muchas veces, preparar para la
algo que se da por casualidad, que se da sin democracia implica, precisamente, haber
una formación, sin una preparación previa sido gobernado, haber sido súbdito, en un
acerca de esta problemática. Entiendo que momento determinado, de una autoridad
eso es algo esencial en la educación en que que no tiene por qué ser una tiranía. La
tenemos que pensar. educación se basa en la autoridad. Como

5
FERNANDO SAVATER

ustedes recuerdan, la palabra “auctoritas” que nuestro futuro con él estuviera asegu-
viene del latín “augeo”, que significa “ayu- rado. ¿Y en qué país o en qué democracia
dar a crecer”, “hacer crecer”. La autoridad la educación realmente se considera así?
bien entendida es la que ayuda a las perso- Corremos el riesgo de que la educación
nas a crecer. Es exactamente lo contrario se convierta —y en muchos lugares es esto
de la tiranía, porque lo que quiere el tira- lo que sucede— en un privilegio precisa-
no es que todo el mundo se quede en una mente para las personas que, de alguna
minoría de edad permanente, convertido manera, menos la necesitan. Porque el
en niño. La autoridad es lo opuesto de la individuo que ha tenido la suerte y el privi-
tiranía, porque la persona que ejerce su legio de nacer en una familia acomodada,
autoridad es la que nos ayuda a crecer en donde hay libros, música, cultura, palabra,
conocimiento, en virtud, en ciudadanía o etc., en cierta medida, lleva ya recorrida
en lo que sea. En cambio, el tirano es el buena parte del camino educativo. Pero
que bloquea nuestro conocimiento y nues- quien nace, en cambio, en una familia en
tra posibilidad de intervenir en política. la que no hay libros, ni casi lenguaje, ni
Lo que decía o indicaba Aristóteles y lo aprecio por la cultura, y quizá no tenga ni
que recoge Amy Goodman, modernizando siquiera una estructura familiar tal como
mucho más la idea, es que las personas que la podemos entender, esa persona sí que
vamos a ejercer después el gobierno tene- cuenta exclusivamente con la sociedad
mos que haber pasado por la fase de com- para prepararse y para desarrollar el go-
prender lo que significa ser gobernado y bernante que hay en él. Es la sociedad la
lo que implica estar en una relación en la que no debe abandonarla. Esas personas,
cual, de alguna manera, uno es guiado por que son, por lo general, las que tienen
otros, es dirigido, es informado, recibe el menos recursos para poder pagarse una
modelo de vida de otros. Eso es esencial buena educación privada, ésas son preci-
para que lleguemos luego a gobernar, samente las que más la necesitan.
porque toda la educación democrática es
educación de príncipes, es educación de Incluir a los excluidos
gobernantes. Cuando uno está educando,
no está simplemente preparando gente La persona que por su estrato social, por
para que desempeñe un oficio, o para que haber llegado recién al país en malas
sepa ganar dinero, o para que se someta condiciones, o por cualquier otra razón,
a unas rutinas sociales: está preparando a no tiene posibilidad de acceso personal a
los gobernantes que van a dirigir el país, la educación, es justamente quien más la
que son todos los ciudadanos. requiere de los poderes públicos. Y, por
Deberíamos concebir la educación desgraciada, en buena medida eso no ocu-
de cada uno de los ciudadanos educados rre, o tendemos a que la educación sea
democráticamente como si nuestro futuro una educación “cinco estrellas”, como los
político dependiera de él, como si noso- restaurantes, para quien pueda pagársela,
tros dependiéramos de que esa persona pero luego va disminuyendo y, al final, lo
fuera la poseedora de los conocimientos, que queda ya, simplemente, casi al alcance
la voluntad, la capacidad de persuasión y de todos, es una especie de “mcdonali-
de ser persuadido suficientes como para zación” de la educación, una especie de

6
EDUCACION Y CIUDADANIA EN LA ERA GLOBAL

“fast-food education” en que se enseña tan la educación, la educación tiene que ser
sólo a no morder y a obedecer a los demás, un problema. Estoy convencido de que,
y ya con eso se ha cumplido. socialmente, éste es el verdadero proble-
Esto es lo contrario de la educación ma: en manos de quién estamos, estamos
que habría que fomentar, porque lo en manos de aquellos que educamos.
importante es que la educación es el ins- En alguna ocasión escribí que la
trumento revolucionario que sin sangre democracia educa en defensa propia.
y sin violencia puede existir dentro de Una democracia que no educa está, de
una sociedad. Las sociedades revolucio- alguna manera, creando los enemigos o
nan o bien por la fuerza, la violencia y el los elementos que la van a destruir. Es im-
enfrentamiento, o bien por la educación. prescindible, si de verdad queremos que
Porque la educación, en sí misma, es una la democracia no sea un nombre ni una
lucha contra la fatalidad social, contra la cáscara vacía, apostar por la educación,
fatalidad que hace que el hijo del pobre insistir en el elemento educativo. Porque
tenga que ser siempre pobre, que el hijo ése es el fundamento que hace genuina
del ignorante tenga que ser siempre igno- la democracia, que crea personas capaces
rante, que la mujer que ha nacido de una de transformar crítica, creativamente, a
mujer que no sabe leer, tampoco sepa leer, la sociedad por medio de los sistemas de-
etc. Es contra todas esas fatalidades que mocráticos. Eso puede ocurrir, pero sólo
se levanta la educación. si la mayoría de las personas tienen una
capacitación suficiente para ello. Si esto
¿Educación pública o privada? último no sucede, evidentemente, aquello
otro tampoco se puede dar.
En muchos países europeos —por supues- En definitiva, lo que se intenta es
to, también en España— se ha planteado crear o difundir humanidad. Pero hu-
el debate entre educación pública, educa- manidad no solamente entendida como
ción privada, educación costeada con fon- una descripción de la especie, la especie
dos públicos, educación concertada con humana a la que todos pertenecemos,
fondos privados; este es un largo debate. sino como un valor. Cuando hablamos
En mi opinión, es fundamental que la de humanidad, no hablamos sólo de que
educación tenga una dimensión costeada compartimos unas características biológi-
con fondos públicos, por la sencilla razón cas o unas determinaciones dadas, sino
de que quienes más la necesitan no se la de que también compartimos, de alguna
pueden pagar. forma, cierto ideal, cierto proyecto de
En cualquier caso, sea pública, privada reconocimiento de los seres humanos
o como quiera plantearse, la educación, unos por otros. Y eso va a ser cada vez
en cuanto preocupación social, es siem- más imprescindible.
pre pública; en cuanto problema social,
es siempre pública. Nunca es el problema El fantasma de los
de papá y mamá, del nene y la nena: es muertos
siempre un problema público. Aunque
uno no tenga hijos en edad de educarse, Hoy vivimos en el mundo algo más de 6
aunque uno no pertenezca al gremio de billones de personas. Si la población sigue

7
FERNANDO SAVATER

aumentando —algunos demógrafos dicen ciones sociales y sobre lo que compartimos


que puede seguir aumentando el número —que no fuera simplemente la repetición
de seres humanos—, entonces se daría un del pasado—, entonces, quizá viviríamos
fenómeno sorprendente. Según los demó- algo sorprendente del mundo.
grafos, si continúa el crecimiento de la po-
blación, a finales del siglo que acabamos El porqué de la
de iniciar, por primera vez en la historia, inseguridad
habrá más seres humanos vivos que los
que han muerto desde el comienzo del Hoy estamos obsesionados, con razón,
mundo. Es decir, por primera vez seremos por la seguridad, se habla de la seguri-
más los vivos que los muertos, pues esto dad y la inseguridad del mundo. Pero es
nunca ha pasado. Sé que los romanos, evidente —y cualquier persona, reflexio-
por ejemplo, cuando alguien se moría, nando un poco sobre lo que nos rodea,
decían: “Se fue con la mayoría”. Y es ver- se da cuenta— que las sociedades son
dad. El acto más democrático del mundo tanto más seguras cuanto más justas y más
es morirse, pues uno se va con la mayor equilibradas. No hay nada que favorezca
cantidad de gente que hay. más la inseguridad que el desequilibrio
Si esto se cumple, si es cierto lo que di- y la injusticia. Comparen ustedes lo que
cen los demógrafos, por primera vez nacer ocurre en un país que tiene relativamente
será entrar a la mayoría, no lo será morir. pocas posibilidades, pocas riquezas, como
Y esto puede tener importancia porque, si Holanda, por ejemplo, y en un país lleno
las sociedades no avanzan, o no lo hacen de riquezas y de posibilidades como Co-
en la línea que nosotros quisiéramos, es lombia, por oponer dos casos extremos.
porque de algún modo los muertos las ¿Qué es lo que hace que unos países
frenan. Los rencores de los muertos, las sean tanto más seguros que otros? Nor-
ambiciones de los muertos, las injusticias malmente, no la justicia en el sentido
acumuladas y los agravios de los muertos, metafísico, la justicia perfecta, sino cierto
frenan a las sociedades. Como en aquella equilibrio, una correlación entre la infor-
famosa novela de Joseph Conrad, La línea mación y la preparación democrática. Eso
de sombra (1917), en que el capitán del es lo que crea seguridad. Sinceramente,
barco, un joven que quiere llevar la embar- confío poco en la seguridad que se consi-
cación a puerto, cuenta que no lo puede gue bombardeando países. Confío mucho
hacer porque lo retiene el viejo capitán, en la seguridad que se logra educando
que está en el fondo del mar. a las personas, a los ciudadanos y a las
De alguna forma es así: son los muertos jóvenes generaciones. Educar con esa pa-
los que detienen la posibilidad de una au- radoja que significa la educación. Y todos
téntica transformación de la humanidad. los educadores la conocemos.
Y nosotros estamos librando, en muchos Es que nosotros tenemos que educar
casos, las batallas de los muertos y de los para que los educados sean mejores
prejuicios de los muertos. Si en algún mo- que nosotros. Yo, que nací y crecí en
mento, en realidad, fueran más los vivos, y una dictadura, tengo que preparar a las
si los vivos lograran crear, por la vía de la personas para que vivan en democracia.
educación, una reflexión sobre sus condi- Y los maestros, que somos sumamente

8
EDUCACION Y CIUDADANIA EN LA ERA GLOBAL

imperfectos, que probablemente somos no sólo como medio de formación o pre-


representantes de ese mundo antiguo, de paración de personas capaces de trabajar,
ese mundo de los muertos, tenemos que de ganar dinero, de hacer una tarea útil
educar para que las generaciones nuevas en la sociedad. Todo es útil, es una pre-
se liberen de esas cargas y logren romper tensión muy justa y muy lógica; pero no
esos lazos que nosotros quizá no hemos es, ni mucho menos, el único papel que
sabido romper. Ésta es la gran paradoja tiene la educación. La educación tiene la
de la educación, y es lo que la hace, en mi función de preparar a esos gobernantes,
opinión, a la vez valiosa, preciosa y frágil. de empezar gobernando a quienes luego
De ahí la importancia de la ciudadanía en van a ser gobernantes. Y ésa es la enseñan-
el respaldo a la educación. za que permite procesar la información y
Porque los maestros y los profesores no perderse en ella: persuadir, entrar en
somos, en todos los países, una clase muy el mundo de la argumentación y recibir la
sobrecargada de demandas sociales. Es persuasión de los otros, la que convierte
decir, los países se preocupan poco de a las personas en comunicables unas con
los maestros; no de los grandes profe- otras, no en compartimientos estancos
sores universitarios, sino de los maestros impermeables, no en personas que no
que están con niños y jóvenes o con tienen nada que ver, porque las de una
adolescentes, que son los educadores etnia no tienen nada que ver con las de
fundamentales. Porque quienes damos la etnia vecina, las de un sexo no tienen
clase en la universidad recibimos a per- nada que ver con las del otro sexo. Es de-
sonas ya hechas y derechas. Podemos cir, no crear lo contrario de la educación,
ayudarlas más o ayudarlas menos, pero no crear identidades inabordables para
su educación ya no depende en lo básico los demás.
de nosotros. Son los primeros maestros Los seres humanos no podemos ser
los fundamentales. Y a esos maestros no incomprensibles los unos para los otros,
los escucha nadie. A esos maestros se los y todo lo que refleja la imagen de impe-
invoca cuando hay un caso de violencia, netrabilidad de unos grupos por otros, de
de xenofobia, de fanatismo religioso, de unas religiones por otras, de unas razones
lo que se quiera; se dice: “Eso hay que por otras, de unas etnias por otras, va en
combatirlo con la educación, eso es una contra de la educación humanista, de
cuestión de educación”. Pero al maestro, la educación democrática. Todo lo que
que es el que tiene que hacer esa labor forma identidades y grupos orgullosos de
que luego se considera imprescindible, no ser incomprensibles y cerrados para los de-
se le hace caso, no se le presta verdadera más va en contra de la formación de una
atención social. sociedad democrática, y es imprescindible
que esa cultura democrática se forme a
La participación, una premisa lo largo de la educación. Me parece que
insoslayable eso es más importante hoy, en nuestra
época, que en otras, y es, además, la vía
Considero que los ciudadanos de todos para reivindicar la verdadera seguridad,
nuestros países tienen que intervenir para que no puede ir separada de la justicia,
reivindicar la importancia de la educación, que no puede ir separada del equilibrio,

9
FERNANDO SAVATER

que lucha contra la ignorancia y contra la educación. Uno puede pagar, pero a la
miseria en nuestras sociedades. vez tiene que colaborar en ella. No sólo
No son grandes verdades las que he la familia o el mundo académico sino
querido transmitirles, son cosas que pro- los medios de comunicación también
bablemente ustedes saben igual que yo, son educativos, tienen una dimensión
pero en un mundo donde todos hablan de educativa además de informativa, de
las cosas que pasan, los filósofos estamos lúdica; también tienen una dimensión
profesionalmente destinados a hablar de pedagógica, en una medida o en otra
las cosas que no pasan, de las que quedan, —a veces, negativamente pedagógica,
de las que están ahí, de las que la gente como ya sabemos.
olvida. Los filósofos nos encargamos de re- Los políticos y los hombres públicos
cordarlas, por si a alguien le viene bien. también tienen una dimensión pedagó-
gica. Todas las personas que están de
Algunas cuestiones alguna manera expuestas a los ojos de
fundamentales las demás pueden tener una dimensión
ejemplar o ejemplarizadora. Todas ellas
¿Es cara la educación? Suele decirse que tienen una dimensión pedagógica para
la educación simplemente es cara, cuesta la sociedad, a veces, negativa; hay que ser
dinero. No es fácil educar sin invertir, conscientes de esto. Y considero que el
y por eso la inversión tiene que ser apoyo que podemos dar a esas sociedades
prioritaria en los países que tienen en es el apoyo en información, el apoyo en
cuenta la importancia de la educación. métodos educativos, porque una edu-
Porque educar cuesta mucho, pero no cación de masas y democrática es algo
educar cuesta todavía más. A la larga sale que todavía está inventándose. Antes, la
mucho más caro no educar que educar. educación era una cosa muy selecta para
En el fondo, educar es mucho más pequeños grupos, para pocas personas.
rentable para un país que no educar. Me Hoy, el problema es cómo se instrumen-
he centrado fundamentalmente en hablar taliza una educación para grandes masas,
de una educación académica, por decirlo para grandes cantidades de personas, que
así: de escuelas, institutos y universidades, tengan una educación de primer orden,
en último término. Pero en una sociedad pero, a la vez, que pertenezcan a grupos
democrática todos somos, en una medida muy heterogéneos —heterogéneos cultu-
o en otra, educadores unos de otros. Por ralmente, racialmente, etcétera.
supuesto, se educa en las familias —como Entonces, los métodos educativos, de
es natural— y ello está bien. No hay que alguna manera, se están inventando. Na-
pensar nunca que la educación académica die los tiene ya hechos, ni se consiguen
sustituirá la relación educativa que pueden finalmente con dinero. La transmisión
tener los padres o los responsables adultos de sistemas, de ejemplos y de modelos de
de una familia con los niños o los jóvenes. educación, de modelos de depuración de
La idea, muy de nuestra época, de que los medios informativos de manera que
uno paga por quitarse las preocupaciones tiendan a reforzar la cultura democrática,
de encima: “No, yo ya he pagado y ahora en vez de socavarla: ésa es la forma de
no tengo tiempo”, no tiene cabida en la colaboración de unos países con otros.

10
EDUCACION Y CIUDADANIA EN LA ERA GLOBAL

Los logros en cada uno de esos campos parte de las cosas que aprendimos no
no deben quedar encerrados, sino que son válidas ya, o se han transformado,
tienen que ser transmitidos; debemos ser o hay que plantearlas de otra forma. El
un poco “maestros sin fronteras”, además maestro tendría que estar reciclando
de “médicos sin fronteras”. constantemente sus conocimientos y
poniéndolos al día. Es también uno de los
Qué hacer con la desesperanza. El problema aspectos por los que se habla del precio de
de la desesperanza o el pesimismo estriba la educación. Porque un maestro no puede
en qué arreglamos con la desesperanza. ser una persona que obtiene su puesto y
Hay una milonga argentina que dice no hace más que repetir, como un disco
“Muchas veces la esperanza son ganas rayado, todos los días lo mismo: tiene que
de descansar”. Me atrevo a afirmar que, ser alguien que disponga de momentos
muchas veces, la desesperanza también apartados de la docencia, de unos meses
son ganas de descansar. Las personas de de tranquilidad y descanso para poder
mi conocimiento que no hacen nada son reflexionar sobre sus conocimientos, para
de dos tipos. Unos son los optimistas, que ponerse en contacto con otras personas
dicen: “Todo se arreglará solo”, “Eso es y renovarlos. Eso nos ocurre a todos. Es
cuestión de tiempo”, “No te preocupes, imprescindible que renovemos nuestros
que todo se arreglará”. El tiempo arregla conocimientos. Esto es parte del costo
tan pocas cosas como el espacio: no de la educación, porque hay que contar
arregla nada. Esos son los optimistas. Y con un maestro que sustituya al otro
otros son los desesperados: “Es inútil, qué mientras está renovando o reciclando
vas a hacer...”. En los dos casos la cuestión sus conocimientos. En cualquier caso,
es la misma. Se van tan tranquilos a cenar muchísimas cosas, opiniones y formas de
o a cumplir con sus ocupaciones... Unos, ver han ido cambiando, aparte de las que
contentos con su optimismo; otros, he podido ir transformando en mi propia
contentos con su pesimismo, y ambos, vida y en mi propia experiencia; pero los
convencidos de que no hay nada que conocimientos objetivos también han
hacer. cambiado en muchísimos aspectos.
Nuestro mundo es terrible porque pasa
esto. En algunos países, la esperanza resi- La situación en Latinoamérica. Una vez le
de en que, como queda mucho por hacer, preguntaron a Churchill: “¿Qué piensa
podemos pensar que ahora vivimos mal usted de los alemanes?”, y él respondió:
porque no hemos hecho bien esa tarea, y “No sé, no los conozco a todos”. Si me
que lo mejor es, más que desesperarnos y preguntan qué pienso de Latinoamérica,
lamentarnos, poner manos a la obra para puedo decir que la conozco en alguna
intentar resolverlo. medida, pero no, por cierto, hasta el punto
de poder dar un juicio único, porque
El papel de profesores y maestros. Uno de —como muy bien se sabe— los países
los principales problemas que tenemos hispanoamericanos son muy diferentes,
todos los profesores y maestros es que están en situaciones muy distintas y tienen
sabemos que no podemos enseñar lo trayectorias históricas diferentes. En líneas
mismo que nos enseñaron. Buena generales, lo que se puede decir es que

11
FERNANDO SAVATER

la debilidad de la sociedad civil —una no saben o que piensan lo contrario. Sin


sociedad civil que es, precisamente, el embargo, es evidente que sin un pueblo
núcleo que se forma en la educación y capaz de aprovechar y de apoyar esas
sobre el cual la educación revierte— ha ideas, todas ellas quedan en la nada. De
sido la que ha producido una serie de modo que la educación, en ese sentido,
movimientos y desplazamientos sociales es esencial, aunque no lo único.
muy conocidos. Sin duda, la educación
es importante, imprescindible, para la Educación, ciudadanía, democracia. Res-
transformación y regeneración de un pecto de estas cuestiones, hay una premisa
país, pero no me parece que sea el único fundamental: una cosa es una buena
elemento. Tampoco debemos caer en el formación en economía o en una ciencia
error de pensar que la educación es inútil, concreta, y otra cosa es la educación. El
o útil tan sólo para formar profesionales, mundo está lleno de personas que saben
ni creer ingenuamente en una especie muchísimo de física y que son malísimos
de omnipotencia de la educación. Hay ciudadanos y personas perversas. No
estructuras económicas y justicias de confundamos conocimientos con malicia
otros órdenes, y abusos y prepotencias y perversidad. La Alemania de Hitler
de militares o de grupos violentos; y tenía un nivel científico y de preparación
todo eso también es un problema. Sin enormemente más elevado que muchos
embargo, obviamente, no todo problema otros países, pero eso no garantizaba que
es una mera cuestión de educación. La hubiera una educación ciudadana. Por eso
educación es parte de la solución de todos insisto en la idea de una educación para
los problemas, pero no toda la solución la ciudadanía. Si una educación para la
de todos los problemas. ciudadanía no incluye los valores de la
Por lo que me dicta la experiencia solidaridad, los valores de la igualdad
—llevo treinta años visitando países democrática, etc., puede formar personas
americanos para intentar comunicar y competentes en espacios determinados,
aprender cosas en el plano educativo—, pero eso no quita que éstas puedan ser
la importancia de la educación en la ac- muy peligrosas en el control del país,
tualidad es evidente. En países que están porque el país no es un banco, no es
experimentando transformaciones posi- simplemente un sistema de objetos. Quizá
tivas, como Brasil, todos sabemos que es se podría decir, con cierta ingenuidad: una
indispensable y muy importante no sólo cosa es la ciencia que enseña a manejar y a
la buena voluntad de un gobernante que vérselas con los objetos, y otra es la ciencia
diga lo que hay que hacer, sino de un país que enseña a convivir con los sujetos. Lo
capaz de comprender los mensajes que que necesitamos es una educación que
se le dan y de colaborar y participar en enseñe a convivir con los sujetos, no
ellos. Sin eso no se consigue nada. Ya no sólo a manejar objetos. Hay gente muy
es concebible la imagen, muy española, de competente en hacer cálculos, pero no
un gobernante iluminado que dice lo que en crear complicidades sociales, está, por
hay que hacer y entonces ya cambia todo supuesto, el tema de la impunidad. En una
el universo. Es preferible un gobernante democracia, uno de los valores sociales por
que sepa lo que hay que hacer, a otros que excelencia es la igualdad de la justicia y

12
EDUCACION Y CIUDADANIA EN LA ERA GLOBAL

su funcionamiento, pero no como un buena voluntad del gobernante es la que


mecanismo que sólo permite pescar les permite hacer más barbaridades o me-
peces pequeños y deja que los grandes se nos, pero ya nadie va a intentar aplicarles
escapen, sino que sostiene un criterio de la legalidad, ahí hay un defecto esencial de
igualdad en la aplicación de las leyes. cultura democrática. La cultura democrá-
Mientras haya países —y desgraciada- tica reside en que el más alto dignatario,
mente en América los hay— donde se sepa por poderoso y potente que sea, pueda
que a determinado nivel ya no se es pasi- ser juzgado y procesado en un momento
ble de sanción, donde a ciertas personas determinado, cuando sea necesario. Si no,
nada les puede ocurrir porque están más estamos ante una grave deficiencia.
allá del bien y del mal, y únicamente la

13
FERNANDO SAVATER

Fernando Savater nació en San Sebastián, Guipúzcoa, en 1947. Ha sido catedrático de


Ética en la Universidad del País Vasco y actualmente lo es de Filosofía en la Universidad
Complutense de Madrid, donde imparte la asignatura de Filosofía y Literatura. Ensayista,
periodista, novelista y dramaturgo, ha publicado más de 45 libros, algunos de los cuales
han sido traducidos a una docena de lenguas. Los más conocidos son La infancia torpedea-
da, Ética para Amador, Diccionario filosófico, El valor de educar, Las razones del antimilitarismo
y otras razones y Contra las patrias. Entre otros galardones ha recibido el Premio Nacional
de Ensayo, el Premio Anagrama, el Premio Cuco Cerecedo, otorgado por la Asociación
de Periodistas Europeos, y quedó finalista del Premio Planeta con su novela El jardín de
las dudas, centrado en la figura de Voltaire.
Su trayectoria está íntimamente ligada a agrupaciones y movimientos de defensa de
las libertades, los derechos humanos, y oposición al terrorismo a través de la plataforma
¡Basta Ya! En diciembre de 2002, Savater recogió el premio Sajarov de la Unión Europea
en reconocimiento a la labor realizada por ¡Basta Ya! Es la primera vez que este galardón
recae en un colectivo español. Su autobiografía, Mira por dónde, se publicó en 2003.

Fotografía: Unidad de Fotografía del BID


Traducción y edición: Sección de Información Pública y Publicaciones del BID
Diseño: Global Printing Inc.

14
Otras publicaciones disponibles de la Serie Encuentros:

Casas, voces y lenguas de América Latina El desarrollo de la escultura en la Escuela Quiteña


Diálogo con José Donoso, novelista chileno, Magdalena Gallegos de Donoso, antropóloga
autor de Casa de Campo. ecuatoriana.
No. 1, marzo de 1993. No. 9, octubre de 1994.

Cómo empezó la historia de América Arte en contexto: estética, ambiente


Germán Arciniegas, periodista, historiador y función en las artes de Japón
y diplomático colombiano. Ann Yonemura, curadora norteamericana
No. 2, abril de 1993. de arte japonés de las Galerías Freer
y Sackler de la Institución Smithsonian.
Año internacional de los pueblos indígenas No. 10, marzo de 1995.
Rigoberta Menchú, líder indígena
guatemalteca y Premio Nóbel de la Paz Hacia el fin del milenio
en 1992. Homero Aridjis, poeta mexicano,
No. 3, octubre de 1993. ganador del Premio Global 500 de las
Naciones Unidas.
Narrativa paraguaya actual: dos vertientes No. 11, setiembre de 1995.
Renée Ferrer, escritora y poeta paraguaya.
No. 4, marzo de 1994. Haití: una experiencia de dos culturas
Edwidge Danticat, novelista haitiana,
El Paraguay en sus artes plásticas autora de Krik! Krak!
Annick Sanjurjo Casciero, historiadora No. 12, diciembre de 1995.
paraguaya.
No. 5, marzo de 1994. Los significados del milenio
Bernard McGinn, teólogo norteamericano de
El porvenir del drama la Universidad de Chicago.
Alfonso Sastre, dramaturgo español. No. 13, enero de 1996.
No. 6, abril de 1994.
Milenarismos andinos: originalidad y
Del baile popular a la danza clásica materialidad (siglos XVI - XVIII)
Edward Villella, bailarín estadounidense, Manuel Burga, sociólogo peruano de la
director artístico del Ballet de la Ciudad Universidad Nacional Mayor de San Marcos,
de Miami. Lima.
No. 7, agosto de 1994. No. 14, febrero de 1996.

Belice: una perspectiva literaria Apocalipsis en los Andes: zonas de contacto y lucha
Zee Edgell, novelista beliceña, por el poder interpretativo
autora de Beka Lamb. Mary Louise Pratt, lingüista canadiense de la
No. 8, setiembre de 1994.
Universidad de Stanford.
No. 15, marzo de 1996.
Cuando nos visitan los forasteros: discurso del La bienvenida mutua: transformación
milenio, comparación y el retorno de Quetzalcóatl cultural del Caribe en el siglo XXI
David Carrasco, historiador norteamericano Earl Lovelace, novelista de Trinidad y Tobago
de la Universidad de Princeton. y ganador del premio de la Mancomunidad
No. 16, junio de 1996. Británica para escritores en 1997.
No. 23, enero de 1998.
El mesianismo en el Brasil: notas de un
antropólogo social De vuelta del silencio
Roberto Da Matta, antropólogo brasileño de Albalucía Angel, novelista colombiana,
la Universidad de Notre Dame. pionera del posmodernismo latinoamericano.
No. 17, setiembre de 1996. No. 24, abril de 1998.

El milenio de los pueblos: el legado Como se están transformando los Estados Unidos
de Juan y Eva Perón por efecto de la inmigración latina
Juan E. Corradi, sociólogo argentino Roberto Suro, periodista estadounidense
de la Universidad de Nueva York. del Washington Post en Washington D.C.
No. 18, noviembre de 1996. No. 25, mayo de 1998.

Breves apuntes sobre la literatura La iconografía de la cerámica pintada del norte de


ecuatoriana y norteamericana los Andes
Raúl Pérez Torres, poeta ecuatoriano. Felipe Cárdenas-Arroyo, arqueólogo
No. 19, marzo de 1997. colombiano de la Universidad de Los Andes
en Bogotá
Sociedad y poesía: los enmantados No. 26, julio de 1998.
Roberto Sosa, poeta hondureño.
No. 20, mayo de 1997. En celebración de la extraordinaria vida de
Elisabeth Samson
La arquitectura como un proceso viviente Cynthia McLeod, novelista surinamesa y autora
Douglas Cardinal, arquitecto canadiense del de El caro precio del azúcar.
Museo Nacional del Indio Americano en No. 27, agosto 1998.
Washington D.C.
No. 21, julio de 1997. Un país, una década
Salvador Garmendia, escritor venezolano,
Cómo se escribe una ópera: una visita tras ganador del Premio Juan Rulfo y del Premio
bambalinas al taller del compositor Nacional de Literatura.
Daniel Catán, compositor mexicano de No. 28, setiembre de 1998.
ópera, incluyendo Florencia en el Amazonas.
No. 22, agosto de 1997. Aspectos de creación en la novela centroamericana
Gloria Guardia, escritora panameña,
miembro de la Academia Española en
Panamá.
No. 29, setiembre de 1998.
Hecho en Guyana El fantasma de Colón: el turismo, el arte y la
Fred D’Aguiar, novelista guyanés, ganador identidad nacional en las Bahamas
del Premio Whitbread y el Premio Malcolm X Ian Gregory Strachan, profesor de inglés en
de Poesía. la Universidad de Massachusetts
No. 30, noviembre de 1998. en Dartmouth, y autor de la novela
God’s Angry Babies.
Mentiras verdaderas sobre la creación literaria No. 37, junio de 2000.
Sergio Ramírez, escritor nicaragüense,
Vicepresidente de su país, autor de Margarita, El arte de contar cuentos: un breve repaso a la
está linda la mar. tradición oral de las Bahamas
No. 31, mayo de 1999. Patricia Glinton-Meicholas, presidenta
fundadora de la Asociación de Estudios
Mito, historia y ficción en América Latina Culturales de las Bahamas, y ganadora de la
Tomás Eloy Martínez, escritor argentino, Medalla Independence de Bodas de Plata
autor de Santa Evita. en Literatura.
No. 32, mayo de 1999. No. 38, julio de 2000.

Fundamentos culturales de la integración Fuentes anónimas: una charla sobre


latinoamericana traductores y traducción
Leopoldo Castedo, historiador español- Eliot Weinberger, editor y traductor de
chileno. Octavio Paz, y ganador del premio PEN/
No. 33, setiembre de 1999. Kolovakos por su labor como promotor de la
literatura hispánica en los Estados Unidos.
El Salvador y la construcción de No. 39, noviembre de 2000.
la identidad cultural
Miguel Huezo Mixco, periodista y poeta Trayendo el arco iris a casa:
salvadoreño. el multiculturalismo en Canadá
No. 34, octubre de 1999. Roch Carrier, director del Consejo
Canadiense para las Artes (1994 -1997), y el
La memoria femenina en la narrativa cuarto Director de la Biblioteca Nacional de
Nélida Piñon, novelista brasileña, su país.
autora de República de los sueños. No. 40, febrero de 2001.
No. 35, noviembre 1999.
Una luz al costado del mundo
Le Grand Tango: la vida y la música Wade Davis, explorador residente de la
de Astor Piazzolla National Geographic Society y autor de The
María Susana Azzi, antropóloga cultural Serpent and the Rainbow [La serpiente y el arco
argentina y miembro del directorio de la iris] y One River [Un río].
Academia Nacional del Tango en Buenos No. 41, marzo de 2001.
Aires.
No. 36, mayo de 2000.
Como nueces de castaña: escritoras y cantantes del “Downtown” Paraíso: reflexiones sobre identidad
Caribe de habla francesa en Centroamérica
Brenda F. Berrian, profesora de la Julio Escoto, novelista hondureño ganador
Universidad de Pittsburgh y autora del libro del Premio Nacional de Literatura (1974), el
That’s the Way It Is: African American Women in Premio Gabriel Miró de España (1983) y el
the New South Africa. Premio José Cecilio del Valle de Honduras
No. 42, julio de 2001. (1990).
No. 44, enero de 2002.
El capital cultural y su impacto en el desarrollo
Camilo Herrera, sociólogo colombiano; en El arte y los nuevos medios en Italia
2000 fundó y dirige el Centro de Estudios Dr. Maria Grazia Mattei, con notas del
Culturales para el Desarrollo Político, artista Fabrizio Plessi. La Dra. Mattei es
Económico y Social, en Bogotá. una experta en las nuevas tecnologías de la
No. 43a, octubre de 2001. comunicación; en 1995, fundó MGM Digital
Communication, un estudio de investigación
La modernización, el cambio cultural y la y desarrollo especializado en la cultura digital
persistencia de los valores tradicionales en la ciudad de Milán.
Basado en el artículo de Ronald Inglehart, No. 45, febrero 2002.
profesor de Ciencias Políticas y director de
Programa en el Instituto de Investigación Definiendo el espacio público: la arquitectura en
Social de la Universidad de Michigan; y una época de consumo compulsivo
Wayne E. Baker, profesor asociado en el Rafael Viñoly, arquitecto uruguayo, finalista
Instituto de Investigación Social. en el concurso de diseño del nuevo "World
No. 43b, febrero de 2002. Trade Center" y diseñador de la nueva
expansión del "John F. Kennedy Center for
Las industrias culturales en la crisis del desarrollo the Performing Arts" en Washington, DC.
en América Latina No. 46, mayo de 2003.
Néstor García Canclini, destacado filósofo y
antropólogo argentino, ganador del Premio Artesanías y mercancías: las tallas oaxaqueñas
Casa de la Américas (1981) y director del en madera
programa de Estudios Culturales Urbanos en Dr. Michael Chibnik, profesor de
la UNAM, Iztapalapa, México. Antropología de la Universidad de Iowa,
No. 43c, abril de 2002. conferencia basada en su libro Crafting
Tradition: The Making and Marketing of
Oaxacan Wood Carving, University of Texas
Press, 2002.
No. 47, mayo de 2003.
Educación y ciudadanía en la era global
Dr. Fernando Savater, filósofo y novelista
español, y catedrático de Etica en la
Universidad Complutense de Madrid.
No. 48, octubre 2003.

__________________________________________________________
Versiones en inglés y en español

La Serie Encuentros es distribuida gratuitamente a las bibliotecas municipales y universitarias de los


países miembros del Banco Interamericano de Desarrollo. Las entidades interesadas en obtener la serie
deberán dirigirse al Centro Cultural del BID, en Washington, D.C., a la dirección que aparece en la
contratapa.
Banco Interamericano de Desarrollo
CENTRO CULTURAL DEL BID
1300 New York Avenue, N.W.
Washington, D.C. 20577
Estados Unidos de América
Tel: (202) 623-3774
Fax: (202) 623-3192
IDBCC@iadb.org
www.iadb.org/cultural/