Está en la página 1de 2

SI NOS SENTIMOS MAL

1. Parar de pensar, ¡Quieto parao!


2. Relativización, ¡Sólo son cosas de la vida!
3. Sustitución del pensamiento. Quizá no puedas impedir
que los pájaros revoloteen alrededor de tu cabeza, pero sí
puedes impedir que hagan nido en tus cabellos...¡¡ y
pensamos en un viaje!!...cinco minutos.
4. Cambio de actividad.

TAMBIÉN SE PUEDE HACER ESTO


No acumular. Decir (y encima.....)
Marcar distancia en el espacio....Hacer un viaje a la luna y
desde allí verte.
Marcar distancia en el tiempo.... Mirando el resultado de lo
hecho pero viéndolo desde el año que viene.

NUESTRA AUTOESTIMA
Nuestra autoestima depende en gran medida de que
seamos capaces de mantener un diálogo positivo con
nosotros mismos y sepamos reconocer esas cualidades.
Cada media hora detente y piensa en los aspectos positivos
que hay en ti y en tu entorno.

PARA AFRONTAR UNA SITUACIÓN

ANTES DE LA SITUACIÓN
Lo puedo hacer suficientemente bien.
No hay nada que demuestre que no lo puedo hacer.
Lo que no sé lo puedo aprender.
No me preocupa lo que otros piensen o digan de mi.
Es lógico que esté un poco nerviosa.
No es necesario que me compare no tengo por qué ser
como los otros.

DURANTE LA SITUACIÓN
Lo estoy haciendo lo mejor que puedo.
Hago tres respiraciones profundas.
No le doy más importancia de la que tiene.
Pronto habré acabado y me sentiré bien.
Voy con orden. Una cosa detrás de la otra.
Lo estoy haciendo bien, lo mejor que puedo y es suficiente.
DESPUÉS DE LA SITUACIÓN
Lo he hecho bien. He hecho todo lo que he podido.
¡Qué bien!, ahora me puedo relajar.
Puedo hacer frente a estas situaciones.
Puedo volver a hacerlo y me irá bien.
Bien, ya lo he hecho, la próxima vez lo haré incluso mejor.
Puedo estar satisfecho de mis progresos.

También podría gustarte