Está en la página 1de 1

El principio de la responsabilidad

Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le
será quitado. (Mateo 25:29)

Desde luego estas palabras parecen enigmáticas, pero no lo son. Describen el
principio bíblico de la responsabilidad. Jesús está hablando de la actitud en el servicio
cristiano, o mejor dicho, del servicio al Señor porque realmente sirviendo a otros es
como servimos a Cristo. A través de estás palabras Dios nos dice que si no somos
responsables en las cosas pequeñas, no puede confiarnos cosas mayores. ¿Acaso
confiarías en un cirujano al que se le mueren todos los pacientes en el quirófano o en un
constructor al que se le hunden todos los edificios que construye? Obviamente no. Pues
eso es precisamente lo que nos dice el Señor aquí. En muchas ocasiones esperamos
cosas mayores del Señor sin pararnos a pensar antes qué es lo que estamos haciendo
para que el Señor pueda confiar en nosotros.

Estamos concluyendo este mes de énfasis especial en la mayordomía y hemos
sido retados de diferentes formas y en diferentes áreas. Pero eso no sirve de nada a
menos que tomemos conciencia de que el problema real no es que sirvamos mucho o
poco al Señor, sino si realmente queremos mejorar en nuestro servicio a Dios (y por
ende a los demás) o estamos satisfechos como estamos. Cada uno de nosotros tiene que
recapacitar acerca de los “beneficios” que le damos al Señor no sea que cuando
rindamos cuentas nos demos cuenta de que no hemos actuado como se esperaba de
nosotros. Recuerda hermano que si no estás avanzando en tu vida cristiana
automáticamente estás retrocediendo y que si no estás sirviendo no sirves para nada.

Con amor,

Jesús Polaino