Está en la página 1de 1

Iglesias instaladas o en misión (yIII)

11
Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a
otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio,
para la edificación del cuerpo de Cristo, (Efesios 4:11-12)

Bueno, pues esta es la última entrega de la serie con mis propias reflexiones. En
resumen, el misiólogo Samuel Escobar argumenta que la Iglesia Católica decrece
porque está tan acomodada que no desarrolla un ministerio pastoral efectivo, cosa que
también puede darse en las iglesias evangélicas. Por el contrario, aquellas iglesias que
están “en misión”, o mejor dicho, que cumplen con su misión de proclamar el
Evangelio, se hacen más atractivas para todos los que se sienten desencantados con la
religión.

Eso es precisamente lo que dice el texto de Efesios; los santos (es decir, todos
los creyentes) realizan el ministerio cuyo objetivo es la edificación del cuerpo de
Cristo. Hay razones lingüísticas y teológicas para hacer esta afirmación, pero en el caso
de la iglesia en Cartagena hay otra razón obvia: a pesar de no haber disfrutado de la
presencia de vuestro pastor la iglesia ha continuado desarrollando y ampliando su
ministerio. Por eso de una forma pública quiero agradecer a todos los hermanos que de
una forma pública o callada han realizado su parte en la Obra. Y, además, ahora que mi
llegada a Cartagena está más y más cerca, quiero también animaros a que, aun estando
yo entre vosotros, continueis desarrollando vuestro ministerio. Así seguirá siendo
edificada la iglesia.

Con amor,

Jesús Polaino