Está en la página 1de 1

EN CONSTRUCCIÓN

... andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena
obra, y creciendo en el conocimiento de Dios (Colosenses 1.10)

Resulta frecuente encontrar en las páginas web en internet un símbolo que nos
indica que la página en cuestión no tiene contenido alguno, que se encuentra “en
construcción”. No podemos leer nada en ella ni nos aporta información de ningún tipo.
Habremos de esperar a un futuro incierto para poder ver algún resultado.

Nuestras vidas cristianas también están “en construcción”. Somos como trozos
de barro en manos del alfarero divino, que nos va moldeando y dando forma, hasta que
un día lleguemos a ser la figura perfecta y hermosa que se espera de nosotros. Pero al
contrario que la página internet, el hecho de que nuestras vidas estén en construcción no
quiere decir que no haya contenido en ellas. No son realidades vacías e inútiles, ni hay
que esperar al futuro para ver algo en nosotros. Por medio de Jesucristo somos nuevas
criaturas que crecemos a semejanza de nuestro Señor. Dios ha comenzado una obra en
nosotros que va perfeccionándose día a día, pero que ya hoy tiene su fruto. La vida en
Cristo no es estéril sino que se evidencia y crece día a día.

Con amor,

Jesús Polaino