Está en la página 1de 9

Acabo de ser diagnosticado con D.D.M.A.E.

(Desorden De Déficit de Memoria Activado con la Edad)


Así es como ataca esta chingadera, y me di cuenta por
que esto me pasó el fin de semana pasado:
Decidí lavar el auto, así de que me encaminé hacia la
puerta con la cubeta y franela en la mano, cuando vi que el
correo estaba sobre la mesa. Está bien: voy a lavar el
auto, pero primero voy a ver quien me escribió. Dejé la
llaves sobre el escritorio, tiré la correspondencia que no
servía, y me di cuenta que el cesto de la basura estaba
lleno.
¡Me encabrona ver que la basura se acumula ¡¿O.K.?!
Puse la cuentas y facturas en el escritorio y fui a vaciar el
bote, pero ya que abrí el cajón del escritorio para guardar las
facturas, aproveché para hacer los cheques para pagar las
cuentas.
¡Ah chingao! ¿Dónde está la chequera? ¡¡Uy!! Solo quedaba
un cheque en ella. ¿Y la otra libreta de cheques? ¡Ah! Me
acordé que estaba en el segundo cajón del escritorio de mi
recámara.
¡Uta, mi jugo! Ahí sobre el escritorio estaba el jugo que
me estaba tomando.
Fui a buscar los cheques. Pero primero decidí alejar el
jugo de la computadora.
¡Mejor aún! Lo fui a poner en el refri para que se enfriara
de nuevo.
Fui hacia la cocina, y vi que las plantas necesitaban agua,
dejé el vaso de jugo sobre la mesa y… ¡Órale! Ahí
estaban mis lentes que llevaba buscando… ¡¡toda la
mañana!!
Lo mejor que podía hacer, era guardarlos de una vez…
Llené una jarra con agua y fui en dirección de mis plantas
sedientas.
¡Me lleva la chingada! ¿Quien dejó el pinche control remoto de la
tele en la cocina? ¡ Me iba a volver loco buscándolo cuando quisiera
ver tele!
¡De una vez lo pongo en su lugar! Les tiré un poco de agua a las
plantas, ¡Chin! También tiré algo de agua al piso, lo limpiaré
después! Tiré el control remoto sobre el sillón y fui hacia la puerta
de entrada tratando de acordarme que es lo que pensaba hacer
inicialmente….
Al Final del día: El auto seguía sucio, las
cuentas seguían sin pagarse, el vaso de
jugo estaba sobre la mesa de la cocina, mis
plantas seguían sedientas, el piso se
ensució por el agua que tiré, la chequera
sigue teniendo solo un cheque y no pude
encontrar las pinches llaves del carro.
Cuando me di cuenta que no había podido terminar
de hacer nada durante el día, me sorprendía por que
sé que estuve todo el día ¡¡Hasta la madre de
ocupado!!!!!! Me di cuenta que el D.D.M.A.E. es
una cuestión muy seria y grave.
Mejor trataré de investigar sobre este desorden vía
Internet.
¡AH Chinga! ¡Tengo un mail! Primero voy a ver de que
se trata……… ¿ Y tu? ¿También sufres de esta
enfermedad? Por favor mándale una copia a todos los
que conoces, porque yo…..
¡¡¡YA NO ME ACUERDO A QUIEN SE LO MANDE!!!!!
¡CUIDATE!

Intereses relacionados