Está en la página 1de 8
fo en el anAlisis de wna obra Sutor: Fernando Silberstein Publicado en Revista EOS. Asoeiacién Psicoanalitica Argentina, 1996. Bl estudio de las obras de arte desde e1 psicoanalisis se sueie enfreatar no pocas veces con cierta trivialidad. En efecto, puede suceder que se utilicen las obras para exponer principios conocides de antemano. o bien. se da la idea que la obra estudiada es parte evidente de la teoria de} autor y su explicacin mas acabada, Con aiguna frecuencia, el lector desprevenido puode liegar a pensar que es en el estudio de egias teorlas donde puede encontrar la yerdadera comprensidn del arte. La utilizacién miltipie de la obra de arte con fines teéricos deja un gran ausente, que es la obra misma Pero [a empresa de su andlisis cae en el borde de la teoria misma para incluirse mas bien, en el campo de la critica. entendida como ta introduccién de interpretantes que permitan nuevas comprensiones de um universo hasta entonces no visible, y que a partir de lo cual, se introduce como fenguaje social y evidente de la obra (1, 10). No obstante, el psicoanalisis ha introdveido en ei mundo contemporaneo ciertos ejes categoriales, que pueden encontrarse por influencia o simbitaneidad, en autores ajenos a sus desarrollos. Asi sucede con 1a repeticién como herramienta metodatdgica, con ef desvelamiento de un motor o causa acultos, hipdtesis cuasi vitalista frecuente en ta ciencia y en el arte germanicos finisecvlares, 0 aim con la comparacién con Ia deriva de una sucesién, en cnyo flujo se encuentra aquel desvelamiento, Psta dimensidn temporal y tépica de marcacién define a veces lo que se espera de una explicacidn. ain de aquella en arte. asi encantramos en René Huyghe ef estudio de io repetido en el conjunto de la obra coma "el mundo” o en Malraux el “esquema personal", © ain en Weber. ef “tema personal", (6.7.14) definiciones todas que bordean el tema del estilo. capitulo tan vapuleado como diverso. y en. psicoanalisis lugac frecuente de aparente confesién de acuerdo tanto como de coincidencia superficial o de politica institucional. Estudiemos pues una obra tratando de adentrarnos en ta especificidad de su lenguaje, es decir de la estructura narrativa, plastica, musical o verbal, que sostiene la prima de placer estético (3,11). En ese punto, la obra puede ser tributaria p reducida al esquema tedrica de lectura que se le antepoaga. Sin embargo, una clave posible es el andlisis de ese soporte tanto en su contenido Tigurativizado ~los personajes. su psicologia, su psicopatologia. ete- como en los conflictos formates del fenguaje utilizade. Esta perspectiva, que enfatiza la correspondencia con ef anAtisis formal det lenguaje. es pasible de una critica. a la que nas adelantamos, Y es que esta perspectiva puede responder a una concepcidn artistica determinada y per tanto temporal: la det Snfasis en ef arte abstracto, del sentido, de la significacion o del "espiritu" (Kandinsky). como definitario a de ia imagen. Es factible que esto sea asi. Sin embargo. la teoria psicoanalitica, sostiene la misma deuda de origen. Es pues este modo, una via de andlisis del lenguaje, en el borde de la teoria hacia la critica. En otras palabras, es una puesta en escena de "eso", de los desarrollos narrativos de los cuerpos, espacios dramaticas, construidas por un autor (9). Y cuyos contornos no coinciden generalmente, y ea particular no dnicamente, eon los personajes. las figurativizaciones del proceso que genera Ia ereacién Tratemos de estudiar estas cuestiones en ef film Relaciones Peligrosas de Stephen Freara. El argumento como es sabido esta pasado en [a novela fomnima del militar Pierre Choderlos de Lacios, publicada en 1782, escrita en forma de cartas que se envian los protagonistas. (1) La obra trate sabre ua caballero francés, Valmont, seductor inveterado por e] placer de inducir, tentar y vencer ot maximo posible de resistencia, y una de sus antiguas samantes. la sefiora de Mertewil, que seduce para encercar. dominar y asi sentir que vence. a@ sus sucesivas victinas. La sefiora de Merteuil desea vengarse de uno de sus amantes, que desea ahora casarse con una joven virgen, La joven que pretende este antiguo amante es Cécile de Volanges, hija de una prima de la sefiora de Merteuil, a punto de safir de un convento Para concretar su venganza [a sefiora de Merteuil convoca a Vaimont con el objetivo de que seduzea a la jovencita, de tal modo que cuando ésta se casé su antiguo amante descubra. demasiedo tarde, que ella no es més virgen. Valmont en principio se niega, porgue para 21 seducir a wna joven recién salida de un convento y llena de curiosidad. es demasiado facil. y por ende, no implica mayor interés. Valmont, en cambio, se haila interesado en seducir ¥ tentar a una mujer fic! a su marido y a sus principios, con el fin de que ésta mantenga relaciones con é1 manteniendo sus principias. Valmont mais tarde acepta ef desaffo de la sefiora de Mertevil si de ese modo logra volver a tener relaciones con ésta dltima. Merteuil acepta ef pacto si Valmont trae wna prucba escrita de haber tenida retaciones con la mujer fiel # sus principios La situacion esta entonces organizada sobre el intento de VYaimont de vencer [a resistencia de la mujer honesta y el intento de la sefiora de Mertenil de encerrar a su antiguo amante en una trampa urdida por elia. utilizando para ello. a Valmont para que éste venza la resistencia menor de ta virginidad de la joven Cécile de Volanges. A su vez Valmont acomete ssta prucbas para vencer ta resistencia de la senora de Merteuil, que accederia asi, carta eserits mediante. a ser la amante una vex mas, de Valmont. Tenemos entonces de manera esquematica, un conflict entre la circulacién de amanies y ef encierro, entre fas resistencias o barreras y el vencimiento de estas resistencias (11). Esta 1 Choderlas de Laclos fue también y no azarosamente como veremos. ¢| inventor de Jas balas huecas oposicidn define el amor y la entrega desde la circulacién. La manipulacién en cambio, en el caso de Valmont. opera sobre el vencimiento de la resistencia: en tanto en Merteuil, opera en el establecimiento de un Iugar cerrado al que se accede a través do una resistencia vencida (e! antiguo amante que se descubrira casado y estafado por ta no virginidad de su flamante esposa}. La prueba del vencimiento de las resistencias sera la carta, objeto de circulacién por celencia, La trama se va a ir sucediendo sobre estas cartas que se envian los personajes en donde detalian el avance o la resistencia en sus retaciones Bl personaje de Mertewil aparece claramente construido en un dialogzo del comienzo con Valmont. Sobre un fondo de estucados dorados, ella explica que desds su posicién de mujer aprendid a callar y a mostrarse indiferente atin clavandose un tenedor en 1s maso. cuando desea un hombre lo toma y cuando este quiere contarlo no puede porque estd encerrado. Bn este didlogo notable se define ia estructura del encierro. un encierro hueca, de muros tan sdlidos como virtuales. pero relatado sobre ese fondo de estucados dorados en los que se hace evidente Ja relacidén de yuxtaposician de] estucado sobre las paredes. #1 personaje de Valmont en cambio, es aque! que venee resistencias tratando de encerrar, es decir paraddjicamente, hace circular. En esta oposiciéa se define también el imico destino posible para los protagonistas: ¢] de la circulacién. En este confiicto de base estan definidos todos tos elementos de is obra. tanto formales como de contenido. Pero es sin fuda en el tratamiento formal, en donde esta aposician resulla mis rica. bl film impacta por el euidado de este tratamiento formal ast como por ta concentracidn de sentido. -no siempre definible en forma conseiente-, que posee. La totalidad de los elementos formales y de la obra estan codificados por esta oposicion resistencia/circulacian. Asi el tltuio de la pelicula aparece en ef comienzo de ta pelicula eserita ep ana carta con un lacre abierto ituminata por un rayo de Juz, A continuacidn. se la ve a la Sefiara de Merteuil mirandose ea él espejo y empolvandose. En secuencias intercaladas se ve_a Valmont y a Merteail vistiéndose con prendas que los cifien y ajustan, y que se van superponiendo. a Valmont ademas se le agrega la peluca y su entalcado. Luegc. este Altimo ira recorriendo un camino con sucesivas Puertas que sé van abriendo a su paso. Con estos anicos elementos es posible definir a los personajes y a sus haceres. Valmont Llega asi a la casa de Mertevil, donde se atisha im cara de Cécile de Volanges, a través de los cristales caadriculados de las ventanns. Veremos que los cuadriculades son my importantes para definir las aeciones posteriores de los personajes en ef film. Las cartas pronto se plantean como fos elementos centrales de Ja circulacién e intercambios entre los personajes que atraviesaa jos encierros fijados. ¥ la yuxtaposicién de elementos va a defini la manipulacién.