Está en la página 1de 6

JUAN RULFO

“El llano en llamas”

Empezando este trabajo sobre la vida y la obra del novelista y cuentista


mexicano Juan Rulfo, es de interés comenzar con una introducción, en la que hablamos
brevemente de la literatura hispanoamericana y la literatura mexicana.

La literatura hispanoamericana es la literatura de los pueblos de México,


Centroamérica, Sudamérica y el Caribe escrita en lengua española. Hacia los años
treinta del siglo XX, la novela de la revolución mexicana se halla en su auge.

El primero en iniciar esta corriente narrativa había sido Mariano Azuela (1873 -
1952) con una novela internacionalmente conocida y que constituye uno de los hitos de
la literatura latinoamericana del siglo XX: Los de abajo (1915).

Hacia mediados del siglo XX surge, en el campo de la narrativa, una generación


de transición entre los novelistas de la revolución y la generación joven de narradores
contemporáneos. Dos nombres son fundamentales en este momento: Agustín Yáñez
(1904 - 1980) y Juan Rulfo (1918).

Vida y obra de Juan Rulfo:

Su vida:

Poeta, novelista, cuentista, fotógrafo y guionista. Su nombre completo fue


Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaino, pero firmó todas sus obras como Juan
Rulfo. Nació el 16 de mayo de 1917 en Sayula, estado de Jalisco, México. Fue el
tercero, de cinco hermanos de una familia acomodada, liderada por su padre Juan
Nepomuceno Pérez Rulfo y su madre María Vizcaino Arias.En 1924. Entró en la
escuela primaria y ese mismo año murió su padre, y en 1930, su madre, por lo que
quedó bajo la custodia de su abuela y entró en un orfanato de Guadalajara.Se trasladó a
México en 1934 y en 1938 empezó a escribir su novela Los hijos del desaliento, y a
colaborar en la revista América; en 1942, publicó dos cuentos en la revista Pan, que
formarían parte de El llano en llamas (1953) junto con otros que fueron apareciendo en
revistas. Comenzó a trabajar para la Goodrich Euzkadi en 1946 como agente viajero y
allí inició su notable labor fotográfica.

Se casó en 1947 con Clara Aparicio con la cual tendría cuatro hijos. En 1970
recibió el Premio Nacional de Literatura en México y en 1983 el Premio Príncipe de
Asturias en España (véase Premios literarios). Murió en 1986 en la ciudad de México.

1
Su obra:

En 1953 publicó "El llano en llamas" y en 1955 apareció "Pedro Páramo". De


esta última obra dijo Jorge Luis Borges: "Pedro Páramo es una de las mejores novelas
de las literaturas de lengua hispánica, y aun de toda la literatura", y que fuera traducido
a varios idiomas: alemán, sueco, inglés, francés, italiano, polaco, noruego, finlandés.

Juan Rulfo fue uno de los grandes escritores latinoamericanos del siglo XX, que
pertenecieron al movimiento literario denominado "realismo mágico", y en sus obras se
presenta una combinación de realidad y fantasía, cuya acción se desarrolla en
escenarios americanos, y sus personajes representan y reflejan el tipismo del lugar, con
sus grandes problemáticas socio-culturales entretejidas con el mundo fantástico.
Muchos de sus textos han sido base de producciones cinematográficas.

Fue un incansable viajero y participó de varios Congresos y encuentros


internacionales, y obtuvo Premios como el Premio Nacional de Literatura en México en
1970 y el Premio Príncipe de Asturias en España en 1983.

El argumento de “ El llano en llamas”

Serie de diecisiete cuentos en los que Juan Rulfo trata entre otros asuntos:
Éxodos, asesinatos, pueblos que se quedan desiertos dejando atrás muchas historias,
familias tan pobres que la única esperanza de su última hija depende de una vaca,
acusaciones y juicios, historias familiares y enfermedad, venganzas, traiciones…
historias duras contadas a través de diecisiete relatos bajo los títulos:

Nos han dado la tierra, La cuesta de las comadres, Es que somos muy pobres,
El hombre, En la madrugada, Talpa, Macario, El llano en llamas, Diles que no me
maten, Luvina, La noche que lo dejaron solo, Paso del Norte, Acuérdate, No oyes ladrar
los perros, El día del derrumbe, La herencia de Matilde Arcángel y Anacleto Morones.

Argumento de cada cuento:

Macario es un joven que al que su madrina, la señora que lo alberga en su casa,


obliga a exterminar cuanta rana salga de la alcantarilla, ya que ella no puede dormir por
el griterío que hacen estos animales. Por esta razón su madrina le ha dado un palo a
Macario para no permitir que las ranas canten, con la consigna de que si no lo cumple,
lo dejará sin comer, y lo maldecirá para que se pudra en el infierno. Y mientras,
Macario espera pacientemente a que salgan las ranas para cumplir con su misión, nos
cuenta su historia, nos habla del paso del tiempo donde vive, de sus deseos, anhelos,
desesperanzas y angustias. De su amor por Felipa y del sabor a flores del obelisco que
tiene la leche que bebe de ella.

Nos han dado la tierra, habla del problema agrario, la tierra dada a los campesinos es
un llano desierto en dónde no se da nada y la lluvia consiste en apenas unas escasas

2
gotas. Llegan al pueblo que está del otro lado y que representa la vida como contraparte
a la tierra que les han dado, ya que representa la muerte por su infertilidad.

La cuesta de las comadres. Los Torricos son dueños del pueblo del que todo el mundo
empieza a emigrar. Un día aparece muerto Odilón Torrico y sus hermanos investigan
quién lo mató. Los asesinos, al parecer, son los Alcaraces con quien el narrador
recuerda haber presenciado una fuerte riña.

Es que somos muy pobres trata la historia de una familia muy humilde por la que
pasan todas las desgracias y la que más acapara la atención es que la vaca de Tacha, que
le regalara su padre al cumplir los doce años, se la ha llevado el río. Esta vaca
representa para los padres de la niña, el mejor camino para evitar que Tacha, imitando a
sus dos hermanas mayores, se convirtiera en prostituta: "La peligrosa es la que queda
aquí, la Tacha, que va como palo de ocote crece y crece y que ya tiene unos comienzos
de senos que prometen ser como los de sus hermanas: puntiagudos y altos y medio
alborotados para llamar la atención".Un hombre huye de las autoridades y se interna en
las montañas por haber dado muerte a la familia Urquidi constituye la historia de El
hombre. Un borreguero lo encuentra y sin saber la historia verdadera de aquel hombre,
le ofrece de comer y platica con él.San Gabriel es el pueblo en donde se desarrolla el
cuento de En la madrugada, y fue a esa hora cuando Esteban mata a su patrón Don
Justo cuando éste llega a detenerlo de la golpiza que Esteban le está dando a un becerro
que mama de una vaca. Esteban es encarcelado y alega no recordar haber dado muerte a
Don Justo. Talpa alberga a la milagrosa virgen del Rosario y Tanilo Santos desea ir a
curarse de la llagas que atormentan su cuerpo. Natalia, su mujer, y el hermano de Tanilo
planean llevarlo con el fin de que Tanilo muera en el camino a causa de su enfermedad
y la fatiga del camino. Este cuento narra los contratiempos y experiencias de los
peregrinos y de ellos mismos como tales. Llegan a Talpa y finalmente muere Tanilo
Santos. Natalia, arrepentida, llora en los brazos de su madre.

El llano en llamas es el cuento que le da nombre al libro, aquí la lucha armada


revolucionaria se hace presente entre los federales que son la gente de Petronilo Flores
y el movimiento rebelde con Pedro Zamora a la cabeza. Esta historia es narrada por el
Pichón, uno de los hombres de Zamora que termina en la cárcel, pero no por haber
participado con los rebeldes, ya que de eso las autoridades no se enteran, sino por su
afición a robar mujeres.Juvencio Nava es el narrador y personaje principal de ¡Diles
que no me maten!, quien pide a Justino que por caridad vaya a pedirles que lo
perdonen. El viejo asunto de la muerte de Don Lupe, a quien Juvencio mató por
venganza, pues Don Lupe había matado a su vez a un novillo de Juvencio que entró a
tomar agua a las tierras de Don Lupe. Don Lupe ya había amenazado de muerte a
Juvencio, por lo que años más tarde, uno de los hijos de Don Lupe, ahora coronel, pidió
que fusilaran a Juvencio: "No merezco morir así, coronel. Déjame que, al menos, el
Señor me perdone. ¡No me mates! ¡Diles que no me maten!".

Luvina es tal vez el cuento más poético de esta serie, por su magnífica descripción de
un pueblo casi fantasmal, deshabitado y seco: "Todo el lomerío pelón, sin un árbol, sin
una cosa verde donde descansar los ojos… aquellos cerros apagados como si estuvieran
muertos y a Luvina en el más alto, coronándolo con su blanco caserío como si fuera una
corona de muerto". Luvina nos recuerda así, el ambiente de Cómala descrito en Pedro
Páramo. Un profesor que se va del pueblo le cuenta a otro, el cual lo va a sustituir, la
vida en Luvina, se lo cuenta bebiendo hasta caerse de borracho.

3
La noche que lo dejaron solo cuenta como en el marco de la revolución cristera,
Feliciano Ruelas camina en la madrugada huyendo junto con sus dos compañeros, a los
que matan en una emboscada. Feliciano logra cruzar el río y escaparse.

A manera de recordatorio se cuenta la historia de Urbano Gómez en Acuérdate.


Urbano Gómez, hijo de Don Urbano y nieto de Dimas, fue expulsado de la escuela por
encontrarse jugando al marido y mujer con su prima detrás de los lavaderos de la
escuela. Don Fidencio, padre de la muchacha y tío de Urbano, le da una paliza que por
poco lo mata, lo que provoca que Urbano se vaya del pueblo de puro coraje. Regresa
tiempo después convertido en policía y odiando al pueblo que lo expulsó. Mata a su
cuñado Nachito y muere ahorcado en un árbol que él mismo escogió.Ignacio,
agonizante, es llevado a cuestas por su padre para salvarlo en No oyes ladrar los
perros, frase que significa la vida, la población y en casos como éste la salvación están
cerca, aunque su llegada a Tonaya sea demasiado tarde para ellos.

Paso del norte, trata la historia de un muchacho que va a hablar con su padre para
pedirle se haga cargo de su familia, ya que el irá en busca de mejores oportunidades al
país del norte. El papá, de mala gana, acepta argumentando que él no tiene ninguna
responsabilidad con ellos porque ya bastante hizo con el muchacho y su hermana que
en paz descanse. El muchacho regresa contándole a su padre que no pudo cruzar porque
mataron a su amigo y él logró huir de regreso. Al preguntar por su familia el padre del
muchacho le cuenta a éste que su mujer se fue con otro hombre y entonces él decide ir a
buscarla.Un grupo de mujeres provenientes de Amula va en busca de Lucas Lucatero
para tratar de convencerlo de ir con ellas al pueblo a testimoniar a favor Anacleto
Morones, a quien creían un santo e intentan canonizar. Lucas Lucatero trabajó con él y
además se casó con su hija. Lucas Lucatero, después de mucho rodeo, confiesa a las
mujeres que el niño Anacleto, a quienes todos creían un santo, era un impostor y cómo
él mismo presenció el día en que el pueblo, confundido por un malentendido, empezó a
venerarlo. Sin ni siquiera sospechar que el cuerpo de Anacleto Morones está enterrado
en casa de Lucas, Pancha ayuda a Anacleto a acomodar las piedras encima de donde
está enterrado el "santo cadáver".

El día del derrumbe, es una de las historias más divertidas, la cual nos cuenta el día en
que el presidente visitó el pueblo de Tuxcacuexco recientemente afectado por un
temblor. La reunión para planear estrategias de apoyo a los afectados acabó en
borrachera y balazos. Así, el presidente se retiró dando la orden de encargarse del
borracho que inició el tiroteo y quedó dormido a causa de un botellazo.
En el Corazón de María se desarrolla el cuento La herencia de Matilde Arcángel. En
dicho pueblo habitaban padre e hijo. Euremio Cedillo grande y chico. Por todos era
sabido el odio de Euremio padre a su hijo, por considerarlo el asesino de Matilde,
madre del muchacho, ya que el día del bautizo del recién nacido, Matilde se cayó del
caballo y por proteger al bebé que llevaba en brazos, murió. Desde ese momento el
padre se encarga de destruir psicológicamente a su hijo, a quien juzga como el asesino
de Matilde. La historia es contada por el padrino del niño, quien fue el prometido de
Matilde antes de que ella conociera y se casara con Euremio Cedillo. Describe la
imagen casi celestial de Matilde y cómo se ofreció a bautizar al niño sólo por estar
cerca de ella. Euremio chico, toca la flauta, misma que interpreta al final del relato con
la mano izquierda y con la derecha sostiene, el cuerpo de su padre muerto.

4
Los temas en "El llano en llamas"

El Llano en llamas concentra los temas del escritor:

la Revolución mexicana; los personajes se convierten siempre en paradigmáticos y


emblemáticos gracias a sus actos y sus palabras, los cuales ejemplifican las grandes
pulsiones de un México en muchos aspectos primitivo. La lucha inútil por la tierra: el
fracaso de esa lucha desencadena frustraciones y violencia.

La seguridad social inalcanzada: la ausencia de seguridad social en el campo


mexicano. Ahora bien, este tema se disimula en el argumento de "No oyes ladrar los
perros", cuento que se impone al lector por su fuerza dramática. La marginación
geográfica y económica: el fracaso de la Revolución conduce a la violencia y a la
persistente marginalidad de quienes la hicieron posible.la diáspora interior. En el
mundo herméticamente cerrado de Rulfo, que corresponde a las condiciones del centro
del país durante las primeras décadas del siglo, toda escapatoria es imposible.
La violencia inocente en todos sus matices: se presentan diversos matices en las
causas y manifestaciones de la violencia. Ésta puede ocurrir de tal forma que en
ocasiones el responsable llega a ser —en cierta medida— inocente.

La venganza en la memoria: a su vez, la venganza representa una forma de violencia


que deposita en la memoria una sola obsesión. El erotismo inconsciente: el erotismo y
la religiosidad pueden verse como posibilidades de escapatoria. Ahora bien, uno y otra
chocan en un mundo conservador como el que retrata Rulfo.

la religiosidad como el intento de una fuga desesperada: la religiosidad es uno de los


cuatro motores fundamentales de la acción en Rulfo, junto con la violencia, el deseo de
huir y las urgencias primarias, como el hambre y el afán de sentirse orientado y
protegido. La guerra cristera: Rulfo padeció la guerra cristera, que perturbó el centro
del país entre 1926 y 1929, aproximadamente, y evidenció las tensiones entre el
proyecto revolucionario y las fuerzas reactivas de un sector de la Iglesia.

El fracaso de los planes educativos: en "Luvina" se plantea un asunto fundamental


para el México posrevolucionario: la educación de un país aguijoneado por los
imperativos de la modernidad y de la justicia social.

Las tensiones provocadas por la esperanza que se deposita en Estados Unidos como
tierra de promisión —como alternativa ante el abandono que sufren quienes fueron el
brazo armado de la Revolución— y la demagogia de la clase política ante las
catástrofes del campo mexicano.

5
Opinión Personal:

Con "El llano en llamas", Juan Rulfo nos muestra lo que era su mundo, de lo que fue su
infancia y adolescencia y cómo ciertos acontecimientos lo impregnaron para siempre de
un halo triste y depresivo, del que según sus palabras, aún no se le podía curar, y esto se
refleja en sus creaciones.

En su corta obra siempre nos muestra desolación, dolor, soledad, violencia, pobreza...y
sobre todo muerte, ya sea física o no, todo como ligado a la tierra en su sentido más
amplio, en su caso el Méjico que él conoció y marcó. "El llano en llamas" fue su primer
libro publicado, aunque con anterioridad lo fue algún que otro cuento. Libro de relatos
éste, narrados con su particular prosa, entremezclando hábilmente la sencillez del habla
popular, a veces en forma de diálogos, con una prosa poética, sobre todo en
descripciones. Relatos de apariencia simple o sencilla y a la vez compleja, y es que
narra de tal forma que a la vez que se lee una historia concreta, parece que reflejara, o
eso percibo yo, todo un universo o mundo aparte, parece que estuviera encerrado, como
si cogiera el espacio y el tiempo y en cierto modo lo paralizara.

Redacción: Ahmed DALAL