P. 1
PROYECTO MARCO LÓGICO

PROYECTO MARCO LÓGICO

|Views: 65|Likes:
Publicado porpiliorozcogiraldo

More info:

Published by: piliorozcogiraldo on Oct 15, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/15/2011

pdf

text

original

HACIA LA FORMACION DE LIDERAZGO EN NIÑOS Y NIÑAS DE CONTEXTOS RURALES

ASPECTOS GENERALES DEL MUNICIPIO DEL CARMEN DE VÍBORAL El Municipio El Carmen de Viboral está situado en la cordillera central de los Andes, en el Valle de San Nicolás al oriente del departamento de Antioquia. Posee 3 pisos térmicos, su altitud varía entre los 800 mts y los 3000 msnm. Limita al norte con Marinilla, Cocorná y el Santuario, por el este con Cocorná, al oeste con la Unión, La Ceja y Rionegro y al sur con Sonsón. Está comunicado por algunas vías principales de Antioquia: carretera las Palmas, autopista Medellín-Bogotá, carretera Medellín-Santa Elena, además, tiene comunicación directa con el Santuario, La Ceja, Rionegro y La Unión. Por otra parte, el sistema hidrográfico del municipio está compuesto por 7 afluentes principales: Cimarronas, Viboral, Guaicos, La Minita, La Rivera, Chorro Hondo y Garzonas. Este municipio tiene 57 veredas, entre las cuales se encuentra el núcleo zonal La Aurora conformado por 5 veredas: Aldana baja, Aldana media, Viboral, Rivera y la Aurora. VEREDA LA AURORA

Casco Urbano Vereda La Aurora

Mapa del municipio El Carmen de Viboral y vereda La Aurora

La vereda La Aurora está ubicada a unos 30 minutos de la cabecera municipal. El nombre surge de una finca llamada “la Aurora”. Antes se le conocía como Rivera ya que todo comprendía una sola vereda, pero ahora se ha dividido en dos veredas aledañas y/o vecinas determinadas dentro un mismo núcleo zonal, limitando al norte con la vereda Alto Grande y Rivera, al sur con la vereda Betania, al occidente con el casco urbano y al oriente con la vereda Viboral. La vereda cuenta con una población de 418 hombres, 396 mujeres, 97 niños y niñas entre 0 y 5 años, 160 entre 6 y 13 años, 210 jóvenes entre los 14 y 26 años, 283 adultos con edades comprendidas entre los 27 y 49 años 106 adultos mayores de 50 años en adelante. Cuenta con 197 viviendas entre estas 196 tienen sistema de acueducto y agua potable, todas con suministro permanente de agua, entre las que poseen tanque séptico se cuentan 163, ninguna tiene alcantarillado, 191 queman residuos a campo abierto según las estadísticas del año 2008, a partir del 2010 se ha disminuido la quema gracias a los proyectos ejecutados por la Acción Comunal y Cooperativa Alborada y 195 viviendas practican la recolección de basuras, puesto que dicha Cooperativa recoge las basuras una vez por semana.(Estadísticas realizadas por la secretaria de salud del municipio El Carmen de Viboral, 2008-2010). Lo anterior evidencia un arduo trayecto recorrido desde hace 30 años por la Acción Comunal sobre el manejo integral de residuos sólidos, pero también de la falta de concienciación y de educación ambiental, así mismo la carencia de apoyo por parte del estado ante los proyectos llevados a cabo por la comunidad. Sin embargo se resalta el hecho de que las viviendas recolecten las basuras y de una u otra forma todas cuenten con el recurso hídrico. Si bien con esta comunidad se llevó a cabo todo un proceso pedagógico donde se formaron líderes y lideresas tanto desde la población adulta como desde la infantil con participación democrática orientado al manejo y cuidado del agua y de los recursos naturales, no se puede olvidar las necesidades que busca resolver la comunidad, el estado en que esta se encuentra, la disposición y los recursos con los que se pueden contar. Teniendo en cuenta lo anterior a la hora de realizar un proyecto de capacitación y de índole pedagógico, es indispensable reconocer el trabajo llevado a cabo a nivel
Vereda La Aurora

comunitario organizado como junta administradora del acueducto veredal, junta de acción comunal, junta de padres de familia y grupo de mujeres. Por otra parte, la vereda cuenta con una Institución Educativa, la cual brinda educación desde preescolar hasta la media vocacional, allí las maestras y el maestro en formación trabajamos “mano a mano” con 26 niños y niñas del grado tercero quienes al culminar su año escolar 2010, fueron promovidos al grado cuarto 2011 continuando con el proceso pedagógico. Las edades de dichos niños y niñas oscilan entre los 8 y 11 años. Además del trabajo con estos se tuvo en cuenta la comunidad pues ésta ya hecho un trabajo relacionado con el adecuado tratamiento del agua.

ANÁLISIS DE PARTICIPACIÓN Durante la ejecución del proyecto se contó con la participación de entidades ambientales y administrativas como Cooperativa Alborada, Junta de Acción Comunal y acueducto veredal; además de la Institución Educativa Rural La Aurora (maestros, maestras, niños, niñas) y comunidad veredal, interesados por tener un espacio limpio y sostenible que les permita una mejor calidad de vida entendida desde Alcocer (1998: 435) como “no cuánto dinero y cuantas cosas tienes, sino que tan bien puedes vivir en todos los sentidos”. La participación que se obtuvo, permitió modificar las prácticas culturales perjudiciales que en esta vereda se llevaban a cabo sobre el entorno natural, logrando concientizar a la comunidad en general, sobre la importancia de un trabajo ecosistémico y sostenible que armonice “la interrelación de los diferentes factores presentes en determinado espacio, generando recursos para satisfacer las necesidades del presente y garantizar su disponibilidad futura”. (Bazuberry y Ruiz, 2010:62).

ANÁLISIS DE PROBLEMÁTICAS Una de las problemáticas que ha venido aquejando no solo a Colombia sino al resto del mundo, es el deterioro del ambiente, causado por las acciones capitalistas de los seres humanos que se centran en el producir y no en el proteger. Esta situación no es ajena al contexto veredal donde se elaboró la propuesta pedagógica, allí se hallaron alternativas de solución a las problemáticas que atraviesa la vereda La Aurora, las cuales se identificaron por medio de observaciones al contexto rural y entrevistas semi-estructuradas realizadas a docentes, comunidad, niños y niñas.

Dentro de las problemáticas se encontraron: poca integración de la escuela, la familia y la comunidad proyectos en la realización Puesto de que los el ambientales.

abordaje de las problemáticas de la vereda son tratadas desde los adultos, sin tener en cuenta a la población infantil como actores fundamentales comunitario. para Además el los desarrollo proyectos

Institucionales se abordan solo desde niños, niñas, maestros y maestras. Ante lo cual Freire en Balcazar (2003:2) afirma que la experiencia de todas las personas incluyendo niños y niñas es valiosa y les permite contribuir en el proceso. Relegar a niños y niñas de las situaciones que se presentan en su contexto y no vincularlos desde la educación a los escenarios que los aquejan en su cotidianidad, llevan a que estos no encuentren un sentido lógico a una educación que les presenta espacios ajenos y totalmente diferentes a su realidad inmediata o que si lo hace, no los acerca a sus padres, madres y comunidad vecina para que desde ahora empiecen a actuar por el patrimonio que les corresponderá en un futuro como adultos. De otro lado, el cambio en la producción económica, al pasar de la agricultura a la floricultura, ha incrementado el uso de agroquímicos, los cuales presentan un mayor grado de contaminación para la fuente hídrica que abastece el acueducto veredal, ya que estas microempresas se han establecido cerca a la quebrada para tomar el agua de esta y devolver las aguas negras a la misma. Estos cambios no solo repercuten a nivel local, sino que van más allá, a lo global y desde años atrás “el espacio rural se ha visto afectado no solo por la acción del hombre y por la contaminación de fuentes hídricas, sino también como consecuencia de cambios naturales y las secuelas que esto acarrea” (Bazoberry y Ruíz, 2010: 44) Además, los cambios de producción y empleo en la vereda han sido notorios, pues los habitantes pasaron de ser propietarios de sus cultivos a ser empleados de floricultivos, es así como Bazuberry y Ruíz (2010) citan a Shejtman y Berdegué, (2004) cuando dicen: “La transformación productiva tiene el propósito de articular competitiva y sustentablemente a la economía del territorio con mercados dinámicos, lo que

supone cambios en los patrones de empleo y producción de un espacio rural determinado. (pág. 63) Otra problemática que lleva a una transformación ecosistémica generada por la actividad humana es la presencia de quemas de residuos sólidos en las partes altas de la vereda donde no llega el carro de la basura. Como lo dice Consuelo “abuela de familia” “yo quemo la basura porque la escuela queda muy abajo y allá es donde la recogen, si ahora la van a cobrar con más razón uno la quema. Es que no ve como soy de pobre, si mucho me alcanza para pagar el agua. Estas palabras expresadas por Consuelo, demuestran una realidad que no se puede olvidar a la hora de poner en práctica la sostenibilidad “las lógicas económicas y sociales, como la persistente pobreza que empuja a las familias rurales a ejercer presión sobre los recursos, llegando muchas veces al límite de la sostenibilidad o propiamente a la degradación de los mismos”. (Bazoberry y Ruiz, 2010:63). Por lo tanto en la búsqueda de alternativas de solución a dichas problemáticas, fueron niños y niñas de la Institución Educativa Rural La Aurora, los protagonistas del proyecto “Hacia el liderazgo de niños y niñas en contextos rurales”, en cuanto concientizaron a sus familias y a la comunidad de la vereda para que cuiden el medio en que se desenvuelven, teniendo como pretexto el agua y la vida, desde la protección de las fuentes hídricas y el ecosistema en general. ANÁLISIS DE OBJETIVOS Con el fin de cumplir con el objetivo 7 de los ODM1, el cual consiste en “Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente” y buscando “Incorporar los principios del desarrollo sostenible en las políticas y los programas nacionales e invertir la pérdida de recursos del medio ambiente”, tratando de “reducir a la mitad, para el año 2015, el porcentaje de personas sin acceso sostenible al agua potable, a servicios básicos de saneamiento” y a sabiendas que “ se necesitan esfuerzos acelerados y específicos para llevar agua potable a todos los hogares rurales”2. Planteamos como objetivo general del proyecto “Hacia la
1

ODM (Objetivos de Desarrollo del Milenio) Metas del Objetivo 7 de los ODM.

2

formación del liderazgo de niños y niñas en contextos rurales”, Conocer de manera crítica, la importancia de la formación de niños y niñas como líderes y lideresas que fortalezcan el desarrollo rural sostenible de su comunidad, desde la expresión de su propio pensamiento a través de la palabra en un diálogo directo con líderes y lideresas adultos de la comunidad, construyendo una propuesta pedagógica investigativa que vele por la protección y cuidado del contexto en que se desenvuelven y la microcuenca abastecedora del acueducto veredal. Para desarrollar este objetivo, se establecen dos objetivos específicos que consisten en • Generar conjuntamente con niñas, niños, familias, miembros de la institución educativa y la comunidad en general el fortalecimiento y recuperación por el sentido de pertenencia de su vereda • Contribuir con la comunidad para que evidencien la importancia del liderazgo infantil, con el fin de fortalecer el componente sostenible en el desarrollo rural. De acuerdo con las líneas estratégicas de PLANEA, con la realización de este proyecto buscamos
“Promover el cambio para un desarrollo humano equitativo y sostenible. elevando de manera equitativa y permanente la calidad de vida de las personas, buscando el mejoramiento continuo en la satisfacción, tanto de las necesidades humanas fundamentales: salud, educación, nutrición, seguridad, vivienda, recreación y justicia, como de las asociadas con el desarrollo personal y social; a través de la concentración espacial de las oportunidades del desarrollo, promoviendo las potencialidades de cada subregión, y las capacidades y fortalezas de sus gentes, para alcanzar el propósito de una sociedad equitativa bajo el principio de sostenibilidad de los recursos y del medio ambiente”3

ANÁLISIS DE ALTERNATIVAS Las alternativas de solución a las problemáticas que aquejan a la comunidad, fueron abordadas de manera conjunta a través de un Diagnóstico Rápido Participativo (DRP), utilizando como herramienta el triangulo DAF (Dificultades, Alternativas y Fortalezas) para una mejor comprensión de todo aquello que amenaza a la vereda y por tanto la sostenibilidad ambiental. Como posibles soluciones se establecieron:
3

Tomado de http://www.planea-antioquia.org/planea/index.php? option=com_content&view=article&id=14&Itemid=6

• •

Dar un Manejo Integral a los residuos sólidos sin utilizar las quemas Reducir el uso de agroquímicos que contaminan el suelo, las fuentes hídricas y demás elementos naturales.

Tener un adecuado ahorro y manejo del agua potable en los hogares.

A medida que transcurría el proyecto, se realizaron procesos pedagógicos que permitieron fortalecer las soluciones mencionadas anteriormente, mediante actividades como visitas al acueducto veredal y a la planta de tratamiento de residuos sólidos. Además de contar con charlas realizadas por tecnólogos ambientales de la Cooperativa Alborada y del Municipio.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->