P. 1
Juventud en Iberoamerica Tendencias y Urgencias - Cepal

Juventud en Iberoamerica Tendencias y Urgencias - Cepal

|Views: 93|Likes:
Publicado porLeti Ditrani

More info:

Published by: Leti Ditrani on Oct 14, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/14/2011

pdf

text

original

En los análisis de la inserción laboral de los jóvenes, generalmente
se resalta el elevado nivel de desempleo y subempleo juveniles, y la alta
precariedad de quienes logran ocuparse, expresada en inestabilidad
laboral, bajas remuneraciones, escasa cobertura de la seguridad social, y
otras (E. Rodríguez y Dabezies (comps.), 1991). Estos estudios también han
revelado fuertes procesos de segmentación en la juventud, que indican que
las experiencias de inserción laboral, lejos de ser un colectivo homogéneo,

varían enormemente entre grupos juveniles específicos. Sin embargo, más

allá de la heterogeneidad de experiencias y situaciones, existen algunas
variables determinantes de la inserción laboral de los jóvenes, tanto en la
demanda como en la oferta laboral. Con respecto a la demanda, se destacan
los cambios tecnológicos y organizativos en la producción. Con relación a la
oferta, se enfatizan la mayor inserción laboral de mujeres jóvenes, cambios
en las pautas educativas, en las expectativas de los jóvenes, y en las reglas
de esta inserción laboral (sobre todo las reformas laborales y los cambios en
la prácticas de contratación de las empresas).5

Algunas tendencias específicas de la oferta y la demanda laborales

contribuyeron a crear expectativas en una mejor inserción laboral de los

jóvenes (Weller, 2003). Entre las primeras, destacan el cambio demográfico

y la evolución de los sistemas educativos. Con el descenso de las tasas de
crecimiento poblacional, las nuevas cohortes entrantes a los mercados de
trabajo forman una proporción decreciente de la población en edad de tra-
bajar. A la vez, la expansión de los sistemas educativos tiene un doble efecto
en la oferta laboral juvenil. Primero, un efecto cuantitativo, pues la mayor
permanencia de los jóvenes en el sistema reduce la participación laboral;
y segundo, un efecto cualitativo, ya que los jóvenes entran al mercado de

5

Véase al respecto CEPAL (2003b). Estudios recientes sobre la inserción laboral de los jóvenes
latinoamericanos son los de Bruni Celli y Obuchi (2002), Diez de Medina (2001), Fawcett

(2002), Tokman (2003) y Weller (2003).

210

CEPAL

trabajo con mejores niveles educativos. En consecuencia, en la oferta laboral,
una menor presión de participación laboral juvenil y una mayor calidad de
la mano de obra de las nuevas cohortes entrantes a los mercados de trabajo
tenderían a favorecer la inserción laboral de los jóvenes.

Al mismo tiempo, en la discusión sobre los cambios recientes en la
demanda laboral se ha puesto énfasis en que habría un sesgo en favor de la

mano de obra más calificada, a causa del cambio tecnológico y la creciente

competencia en los mercados, fomentada especialmente por la apertura
comercial. Un papel importante jugarían en este contexto las tecnologías
de información, a las que las nuevas generaciones tendrían una mayor
adaptabilidad debido a que están creciendo con ellas. Los jóvenes, además,

se verían favorecidos por su mayor flexibilidad, más acorde con las nuevas

pautas de la demanda laboral, mientras que muchos adultos aspiran a
empleos con estabilidad laboral debido a sus expectativas desarrolladas en el
pasado, así como a los altos costos de mantener una familia. Por otra parte,
la reestructuración sectorial tendería al menos parcialmente a favorecer al
empleo juvenil, ya que en algunas de las actividades con mayor generación
de empleo existe una elevada participación de jóvenes. Finalmente, tanto en

las actividades que requieren altos niveles de calificación como en aquellas
de calificación intermedia, hay una elevada presencia de mujeres, lo que

facilitaría una mayor inserción laboral de estas, entre ellas de mujeres
jóvenes.

Dado lo anterior, cabría suponer que los cambios tecnológicos,
organizacionales y sectoriales favorecerían a los jóvenes. En los de más
edad, en cambio, se ubicarían la mayor parte de los “perdedores” de
las reestructuraciones en curso, debido a pérdidas de empleo en rubros
en contracción, la depreciación de gran parte de su capital humano

(experiencia laboral específica), y las dificultades de adaptación a las nuevas

tecnologías.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->