P. 1
Animales Salvajes de Chile

Animales Salvajes de Chile

|Views: 2.547|Likes:
Publicado porclaudiahermana

More info:

Published by: claudiahermana on Oct 14, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/31/2013

pdf

text

original

1

2

ANIMALES SALVAJES DE CHILE
EN SU CLASIFICACIÓN MODERNA

SU VIDA Y COSTUMBRES

POR

P. Rafael Housse
MIEMBRO DE LA ACADEMIA CHILENA DE CIENCIAS NATURALES, DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA DE CHILE, Y DE LA SOCIEDAD CIENTÍFICA “CLAUDIO GAY”

EDICIONES DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE / 1953

3

4

ANIMALES SALVAJES DE CHILE _____________________________ 5 .

6 .

y de este arduo trabajo resulta esta obra. y sabios y aficionados extranjeros tienen ya en su biblioteca. Osgood en su magnífica obra “The Mammals of Chile”. bajo los auspicios y por la gracia de la Universidad de Chile. No consigno aquí sino lo seriamente comprobado. que lo ha prohijado (son 367 páginas in-octavo). Guillermo Mann descubrió durante su expedición por Tarapacá. y de los datos que he recogido con afán en mis andanzas y expediciones a través del país. y a cuantos se preocupan con curiosidad de este ramo de la Ciencia. Este modesto libro no trae. novedad alguna en cuanto a nomenclatura. La obra puede interesar a los especialistas en Historia Natural. 7 . el estudio etológico de “Las Aves de Chile”. pues. A la mamalogía he agregado una monografía sobre las culebras. empecé a ordenar mis numerosos apuntes sobre los animales salvajes del país. Tal ha sido la suerte de la obra “Las Aves de Chile”. en el año 1945. en total son por consiguiente 152 las que se consideran actualmente como representantes de los mamíferos no domesticados de Chile. a las que se añaden ocho que el Dr. los usos y costumbres de los animales. así en tierra como en el mar. que viene a completar los conocimientos de la fauna nacional. establecimientos de enseñanza la han adquirido. su fin único es dar a conocer. así como traté de realizarlo para las aves de Chile. Wilfred H. Son 144 especies y subespecies las que anota el Dr.PRÓLOGO DESPUÉS de publicar. Me he validado para ello de mis propias observaciones de un cuarto de siglo. en 1944. en cuanto es dable hasta la fecha ensayarlo. muchos particulares se han hecho de ella. a los profesores que la enseñan. dejando en el tintero las suposiciones y lo dudoso de mis referencias. a los alumnos que la aprenden.

y llegue a ser el manual de todos! El objeto de esta pequeña contribución a la Historia Natural del país es ser útil a todos. estos conocimientos.¡Ojalá el presente libro contribuya a su vez a divulgar. entre la gente estudiosa. 8 .

aquéllos cuyas narices ocupan gran parte de la cara. 9 . perciben desde lejos el suavísimo aleteo de una mariposita y el leve zumbido de un mosquito que bailotea en el aire. Cuerpo y sentidos.ORDEN DE LOS QUIRÓPTEROS Costumbres y rasgos generales de los murciélagos PARA evitar repeticiones. algunas especies son tan solo cavernícolas. Allí guardan presas vivas. cual otros tantos órganos táctiles. y en derechura se dirigen a ellos. muy hendida la boca. expansiones o carúnculos. y unidos por una membrana. En rodos los géneros el cuerpo es rechoncho y peludo. o lluvias de cierta duración. merced a este aviso olfativo. inferioridad que suplen con la agudeza del oído y olfato. apuntaremos primero lo que es común a todos los murciélagos. y con varios días de anticipación. o cualquier perturbación atmosférica que ha de impedir la salida de los insectos. para llevarlas a su refugio. Además. alguna tempestad que se prepara. llevan muchos en la cara. Cortísimo es el pulgar y libre. amplio el pabellón auricular. siempre que prevén noches lóbregas. Habitan llanuras y montañas. sin salir jamás al aire libre. parcialmente desnuda a veces. muy abiertas las ventanillas nasales. sienten el olor de una mariposa que cruza el espacio a gran distancia de ellos. Más aún. Al revés de las aves nocturnas. De ahí su nombre de Quirópteros (mano-ala). los otros cuatro dedos son en extremo prolongados. y bigotes largos. vientos recios. maciza la cabeza. costas y bosques. Todos. velluda de ordinario. presienten en las emanaciones del viento. acopian en sus vuelos provisiones dentro de sus carrillos que se dilatan en bolsas. poblados y desiertos. nutriéndose de los insectos exclusivamente trogloditas. diluvios intensos que les impedirían la caza. y en especial los más orejudos. tienen ojos pequeñísimos y de breve alcance visual.

Costumbres. en la extensión de las delgadas membranas alares.Exquisito es el tacto de los quirópteros. cuando se estorban y pugnan por salir de su angosto dormitorio. canteras. 4º Cohabitan en grupos numerosos. desvanes. 1º Válense de la fuerte garra del pulgar para colgarse cabeza abajo. y siempre a cierta altura. caen abriendo y batiendo alas. o por ira. algunas especies emigran antes del invierno hacia comarcas más templadas. agudo es su grito. campanarios. Al parecer. si se le suelta en una sala que atraviesan. y vuelan en el acto. al soltarse. donde no puede desenvolver y batir su amplitud de alas. 2º Sus excursiones abarcan grandes extensiones. ruinas. facilitándose así el futuro vuelo. Con todo. andan así con regular ligereza. mayormente en las especies del todo nocturnas. y prosigue hasta avanzada la primavera. agárranse del suelo con al uña de los pulgares de los pies. Amontónanse en escondites abrigados y 10 . silencioso. 3º Sorprendidos fuera y lejos de su refugio diurno. en diversas alturas. o al tupido follaje de los árboles. en los apéndices nasales cuyos pelos largos y tenues son antenas que no poseen las especies crepusculares. llegando a formar con sus propias generaciones colonias de miles de individuos. por la total ausencia de frutas e insectos durante la estación helada. el solo viento de los aleteos le hace adivinar los obstáculos. Breve. no tropieza en sus precipitados vuelos contra ninguno. y esto so pena de morirse de hambre. minas. es ella indispensable al murciélago cuyos pies cortos y cuerpo pequeño no le permiten levantarse en superficie plana. en Norteamérica y Europa. y en fin. agachados. pero se cansan ligero. según la dirección en que se presentan los insectos y duermen hasta la noche. donde se cuelgan y duermen hasta la noche. y los adelantan sucesivamente en ridículo contorneo. y así carecen de sueño invernal. numerosos hilos. huecos de añosos árboles. 6º Son sedentarios. Empieza el sueño a fines de otoño. 7º Tal letargo lo tienen las especies que permanecen en un clima frío. débil. el vuelo es veloz. acógense a cualquier rincón sombrío. al engullir algún bocado apetitoso. ni contra las paredes ni el techo. en un mismo sitio obscuro. cornisas. maniobra que imitan los paracaidistas. 5º Caminan rara vez. simas angostas. y no con poca dificultad y desgarbo. Se ha hecho la prueba: después de cegar a un murciélago. emítelo por satisfacción. y reside a la vez en el trago y piel de las grandes orejas. muy quebrado.

por cuanto. sino que las evacuan. himenópteros. tanto porque perciben de lejos su presencia y así pueden ocultarse entre las ramas de los árboles. y duermen colgados sin moverse. por la cantidad incalculable de bichos nocivos que destruyen. en su carácter de carnívoros. Alimentación: Poseen las tres clases de dientes. Boreal. menos en las noches de luna en que prolongan dos horas más sus revoloteos. otra fábula que se coman tocino y charqui. I. tales desechos constituyen. como por la rapidez y soltura de sus propias evoluciones que burlan el vuelo más pesado de esas rapaces. En las cavernas. disminuyendo mucho su temperatura. trituradas. Salen los nocturnos después del anochecer: y frugívoros y hematófagos búscanse alimento hasta clarear día. o en cualquier otro refugio. o chupadores de sangre. hay insectívoros. necesitan y buscan presas vivas y jugosas. con los años. y muchos de régimen mixto. Antes de tragárselos los mata con una dentellada certera. Con todo. 8º Escapan fácilmente a las aves nocturnas. por lo cual toman. antes de asomar el sol. y otros hematófagos. con los incisivos. la cual pasa de éstas. unos son animalívoros. y nutridos tan solo con la grasa de sus membranas celulares. Diariamente engulle cada cual centenares de insectos voladores menudos. y se beban el aceite de las lámparas. El momento de sus cacerías varía según los géneros: los crepusculares empiezan el vuelo a la puesta del sol. Los hematófagos hacen. y cin- co o seis docenas de otros más corpulentos. una cortadura en la piel de los mamíferos mayores dormidos. depósitos considerables que alcanzan a veces medio metro de espesor. pero tampoco las devuelven en bolitas. al organismo. diversas clases de alimentos. bonaerense 11 . muchos de ellos tornan a cazar al amanecer. volviendo entonces a su dormidero. es pura fábula que así lo hagan en la ubre de cabras y vacas para absorber a un tiempo leche y sangre. No digieren las partes duras de la presa. abono fertilizante llamado “guano de murciélagos”. como sucede a las aves nocturnas. poco a poco. y por lo mismo utilísimos al hombre. Los hay frugívoros. por la cual chupan sangre. comiendo pequeños vertebrados. casi todos tropicales. según su apetencia. Los insectívoros son en extremo voraces. hasta cerrarse las tinieblas. coleópteros.tenebrosos. GÉNERO LASIURUS MURCIÉLAGO COLORADO A) Lasiurus borealis bonarinesis (Lesson y Garnot) cola velluda. en las deyecciones donde se distinguen trocitos de alas y patas de dípteros.

he visto no pocos colgados en ramas de cerezos. Mide el cuerpo 48 milímetros. es bruno. Es crepuscular. Lo rojizo va mezclado con pardo claro. la envergadura 216. I. de 30 milímetros. GÉNERO MIOTIS EL OREJUDO Miotis chiloensis chiloensis (Waterhouse) Oreja de rata. Como lo apunta Gay. los vi salir por centenares de las capillas aisladas que sólo sirven una vez al año. el vientre es blanquizco. el pie 9. las orejas obtusas. pardo sombrío abajo. blanquecino. y negruzcas las membranas alares. MURCIÉLAGO GRIS B) Lasiuris cinereus villosissimus (Geoffroy) HABITA el país desde Coquimbo hasta Angol. pteroptos. Al pararse la madre. 260 a 300 la envergadura. pues su envergadura alcanza 410 milímetros. y posiblemente las comarcas costeñas hasta ancud. 70 el cuerpo. los incisivos son cuatro arriba. y entra a menudo en las habitaciones: en Chiloé. El color de la peluda espalda es rojizo brillante. los envuelve en sus alas para calentarlos y protegerlos. la envergadura 168. El pelaje. en los que habían chupado fruta madura durante la noche. y es algo mayor que el precedente. la cola 43. y seis abajo. rara vez dentro de las poblaciones. Bastante larga. las alas morenas están desnudas por encima. de 13 a 15. Pare la hembra dos crías que no sueltan las tetas hasta sentirse capaces de volar.COMÚN a toda América. desde el norte de la provincia de Malleco hasta el sur de la de Valdivia. existe en Chile desde Limache hasta Temuco. velluda es la membrana interfemoral.Chiloé y Magallanes. II. Las quijadas están armadas de seis pares de muelas. chilota FRECUENTA la región forestal y húmeda. y se esparce desde Coquimbo a Limache y Santiago. argas. suave y espeso. negruzco arriba. el antebrazo 38. En efecto. Miotis chiloensis arescens (Osgood). tanto en San Bernardo como en Los Ángeles. lo cual indica a frugívoros. 12 . en los costados se extiende una fajita blanca. está la cola dentro de la membrana interfemoral que es velluda en su cara exterior. o al suspenderse para dormir. Distínguese de las demás especies por su tamaño menor: mide el antebrazo de 36 a 42 milímetros. propios de insectívoros. llevan sobre sí acáridos: caris. Los molares son tuberculosos. igual que los costados. miden los antebrazos de 50 a 55 milímetros. está dentro de ellas. eso sí que vienen a visitar los huertos donde pintan nísperos. Viven sobre todo en los campos. el antebrazo 38. Determinóla este sabio. el vientre. La cola. duraznos y cerezas. Tiene el cuerpo 42 milímetros de largo.

y los cubre con las alas plegadas. 5º Tiene sueño invernal: en una corta galería de mina de cobre. la cola. Más desteñido que los de la especie anterior tiene algo ocre todo el cuerpo. GÉNERO HISTIOTIS OREJÓN ANDINO A) Histiosis macrotus (Paeppig) oreja velada. Propio de las provincias septentrionales en la zona de los valles y oasis. a una y otra mama. y blanquizco en la inferior. 12. los pies. sin que pareciera afectarla el ayuno. Costumbres: 1º Es crepuscular. el antebrazo. su vuelo. se defienden sin embargo a mordiscos limpios contra quien pretende asirlos con la mano. 50. pues lo he sorprendido chupando la pulpa de las cerezas. las muelas son de insectívoros. oreja grande ES habitante de la Cordillera. es común con el noroeste de Argentina. o amarillento en la parte superior. dando a la vez agudos chillidos. metida en la membrana interfemoral. desde el norte de Coquimbo. Abunda más en las poblaciones cercanas a la precordillera. 3º La hembra es unípara. II. desde la provincia de Santiago hasta la de Concepción. las orejas. invernaban dormidas varias docenas de ellos. es totalmente nocturno (2). Pare la hembra dos crías que lleva adheridas al pecho. III. 13 . Mide el cuerpo 70 milímetros. por excepción se cuelan en las casas. Son ante todo campestres. Anchas son sus alas. con el gancho del pulgar. dentro de un cajón durante dos semanas. peludos por arriba. y mordiendo en las uvas y damascos.Morena es la espalda. Pasan el día en los intersticios de los techos de paja. situada en los cerros de Chena. 6º Animales pacíficos. la envergadura 408. en el suelo del os ranchos abandonados. y su vuelo sin bruscos virajes. con pálido rubio en la punta de los pelos. 2º Vive en los campos y arboledas. Miotis chiloensis atacamensis (Lataste). en los trasteros de las iglesias.5 (1). bajo y poco poderoso al cazar insectos voladores y mariposas. siempre que descansa. agárrase la cría. y rara vez penetra en las casas. El color es moreno claro. Mide el antebrazo 32 milímetros y las orejas 9. 50. 4º Puede pasar unos cuantos días sin comer: guardé viva una hembra. 35. Es además frugívoro. Desnuda y ciega al nacer. Están las orejas unidas en su base con las membranas. cuyo hueso deja adherido al pezón.

diente. cuya base va unida con las membranas. extendiéndose. y 25 la envergadura: las orejas tienen forma de cuchara. Tiene cuatro incisivos superiores. y generalmente contada en Chile. Mide el cuerpo 65 milímetros. GÉNERO DESMODUS MURCIÉLAGO CHUPADOR Desmodus rotundus d’Orbignyi (Waterhouse) cinta. como guanacos. y robustísimos los colmillos. y aun de las fieras. Mide el cuerpo 8 cm. morenas. tan singular. a la historia fabulosa del famoso “piuchén”. La coloración general es muy obscura. redondo MORA en el norte del país. vive especialmente en las laderas de los Andes. y participa de la forma de serpiente. se ha esparcido hasta el paralelo 34º. y cortante la corona de los demás dientes.B) Histiosis montanus montanus (Philippi y Landbeck) ENCUÉNTRASE desde el norte de Coquimbo hasta el paralelo de Temuco. Comprende la dentición 20ª 24 dientes. con pelos gris claro por debajo. y dentición de insectívoro. Di una vez con un refugio de unos treinta en un roble ahuecado. “Han dado origen. sus delitos no son tan universales ni dañinos como se los representa la imaginación popular. en forma de herradura. al norte de Rancagua. con todo. dice. y traigo aquí a cuenta el testimonio del agricultor y observador naturalista ya citado don Toribio Larraín G. menos en las partes inferiores que son de un blanco ceniciento. IV. Más escaso que el anterior. desde la provincia de Valdivia hasta Magallanes (1).: “En mi hacienda San 14 . La hoja nasal está partida. 50 la cola. ave. pumas. y cuadrúpedo”. SUBESPECIES Histiosis montanus magallanicus (Philippi). Los acusa la voz pública de hacer presa en caballos. mulas y ovejas. muy común en la provincia de Coquimbo. etc. y 24 las orejas ovalredondas. alcanzan las alas 410 milímetros de expansión. menos en la punta que es blanquizca. Innegable es que ese murciélago tiene afición a la sangre caliente. El colorido es más obscuro y más vivo que en el precedente. Los pelos son gris moreno. siendo largos y ganchudos los incisivos. considerándole todavía los crédulos campesinos como animal que existe. por los respiraderos. por las regiones húmedas costaneras. y se hace Gay eco de las acusaciones que se formulan contra la especie: la de chupar la sangre de las reses domésticas. Son de vida nocturna.

y detrás de persianas mucho tiempo sin mover. con cuyo fin colgué en la boca de la cornisa un costal a guisa de trampa. allí donde no los puede alcanzar con el hocico ni los azotazos de la cola. GÉNERO TARADIDA MURCIÉLAGO COMÚN Taradida brasiliensis (Geoffroy) DISPERSO en toda América. Sitúase éstos en plena cruz del animal dormido. abajo. En Argentina se les acusa de chupar la sangre del hombre. y salen rápidamente uno por uno de su escondrijo. pero tan impetuoso que a las veces no dan de lleno en la entrada y se estrellan contra los bordes. los dedos llevan pelos bruno-plateados. es moreno ceniciento claro. hállase en Chile desde la provincia de Coquimbo hasta la de Valdivia. forcejear todos por evadirse cada cual el primero: son gritos de rabia. En cuanto a los caballares. La salida es muy peleada. que ha corrido por la paleta hasta la uña y el suelo. con los guanacos. Algo moreno o negruzco. cuando logré alcanzar el costal. El regreso es individual. se revolcarían en tierra espantando o aplastando al murciélago. Cierta tarde quise coger algunos.Jerónimo (Casablanca) son incontables esos murciélagos. largas y angostas las membranas. con los pumas. cornisas de casas. viviendas ruinosas. mordida por ellos detrás de la oreja. vuelven unas dos horas más tarde. y de color obscuro. del diámetro de un lápiz. batir de alas. desvanes y entretechos. porque viven ahora en altitudes sin árboles por donde no va a revolotear el quiróptero hematófago. Amanecen entonces los caballos con una pequeña herida. mas. entraron muchísimos. Mide el antebrazo hasta 45 milímetros. y cuando pasan la noche en la pesebrera después de sudar en al tarde anterior. corto es el pelaje y suavísimo. de cerdos y perros. y en el valle central y en los andinos. y en caso de sentirse mordidos en la cruz. rasguños. ya no quedaba en él ninguno. están acometidos por os murciélagos chupadores. ya coagulada. según reza la creencia popular. Lo 15 . y hasta de las gallinas que acometen en la cresta: lo cual no es verdad ni verosímil. Costumbres. porque andan cazando de noche. 1º Son crepusculares. y con un hilo de sangre. de caballares y vacunos. después de volarse el hartado murciélago”. Aposéntanse por centenares en sitios sombríos. se ha observado que tan solo en verano. y volvieron a la cornisa con tanta rapidez que. arriba. V. Dudoso es que las emprenda con pumas y guanacos. torres y maderajes de iglesias. sin embargo. nadie los tiene por dañinos: en más de 25 años no se ha descubierto oveja alguna. al verse sin salida. según el instinto o la hartura. treparon por lo interior del saco. La cola sobrepasa la membrana.

Objeto son de muchas supersticiones: el que se cuela de golpe en una casa. o se cuelga en la ropa de cama. que destruyen. pero ningún murciélago asomó por la abertura libre. 2º Su vuelo es veloz y silencioso. pueden comunicarla por medio de sus pulgas: lo cual queda por demostrar. y ángulos. Fácil es cazarlos al vuelo. con su orina cuando son muchos. tan ridícula como es clavarlos encima de las puertas para contrarrestar sortilegios. 3º No temen a las lechuzas. por la cantidad enorme de maripositas. donde abundan lepidópteros entre las anchas hojas. Según el Dr. 16 . sensibles a la peste. Utilidad: 1º Grande es. Pretenden algunos que. y los manzanos y perales en que revolotean y ponen huevos las mariposas del carpocarpsa. enarbolando un palo largo en cuya punta se agita un pañuelo blanco: van a clavar en él los agudos dientes. a menudo los vi cruzarse. Afirman otros que su solo contacto produce la sarna. sin inquietarse por el encuentro. pero no reprimen un silbo de satisfacción al atrapar una presa de mayor tamaño y sabor especial. o vuela por un dormitorio. polillas de toda especie. Los veía escudriñando con particular afán las hileras de viña. la pudrición de tablas y viguetas en techos y pisos. el que roza con las alas a un apersona. amén de la suciedad infecta que desprenden sus deyecciones. Mann. pura invención. con bajadas y subidas. 2º Su perjuicio único es causar. y no tornan a sus techumbres sino al clarear el día (2). anuncia desgracias: igualmente. unas y otras veces. distante 60 metros. y no lo sueltan más. sino que se escurrieron todos hasta el otro extremo. y casi rozarse con ellas.retiré. los de Tarapacá vuelan toda la noche. provocando a veces su hundimiento.

los zorros de Chile figuran ahora en el de Dusicyon. teniendo por características: pupilas ovales o casi verticales. propias de la América Meridional. curiosidad que pagaba a menudo con la vida.ORDEN DELOS CARNICEROS FAMILIA DE LOS CÁNIDOS LAS ZORRAS DE CHILE O CHACALES AMERICANOS DEL orden de los carniceros y de la familia de los Cánidos. no hay necesidad de describirlos. Dispersión: Hállase desde Taltal hasta el paralelo 41. Están armados de 42 dientes. Si bien son muy vecinos del zorro por el aspecto exterior y ciertas costumbres. Este género comprende en Chile dos especies: el culpeo y la chilla. en Chiloé. de pararse a unos pasos de ellos y de observarlos detenidamente. 17 . Divídese ésta en varios géneros y siete especies. los indios denominaron así a la fiera por la costumbre que tenía de ir al encuentro de los humanos. llevan los culpeos vida solitaria en sendas cuevas. Guarida. Fuera del tiempo de reproducción. según la conveniencia propia. los animales salvajes que se llaman en Chile “zorras”. patas bastante altas y cola muy peluda. próximos a los chacales. especialmente en la precordillera andina y los valles cordilleranos.500 metros. que vivió un tiempo en el Jardín Zoológico de Santiago que está actualmente embalsamado. lo que significa que es un intermediario entre el perro y el zorro. Puestos primero en el género Pseudolopex. “difícilmente perro”. En sentir de Molina. baste decir que se trajo del sur uno albino. abunda más dentro de las sierras centrales y costeñas. 46 o 48 de alto y la cola igual. prefiriendo los valles zarzosos y arbolados. “zorro falso”. pero los hay algo mayores. Por ser conocidos. El nombre vulgar deriva del verbo araucano “culpemn”: desvariar y de la partícula “hue” que indica la acción “desvarío”. I. no pertenecen en realidad a los Vulpéridos. subiendo hasta unos 1. Los tres individuos que medí tenían 78 u 80 centímetros de largo. de 38. a cualquiera distancia unos de otros. apártanse de él por varias desemejanzas que los acercan a la subfamilia de los “Thoús”. EL CULPEO Dusicyon culpaeus culpaeus (Molina) ESTA especie ha formado dos subespecies.

antes individual. a la manera de los perros. cierta noche. de uno de los dos. administrador en varios fundos. Con la luz de los faros de su automóvil. deficiencia que el animal. por fin. A metro y medio de la entrada. cuidadoso de su seguridad. se internan en la pendiente y por tanto no tienen otra salida. ya en lo tupido de un breñal y a veces. una de estas reuniones: eran doce machos los que. ya en algún hueco entre riscos o pedregales. unos cuantos metros más allá. busca un suelo ya removido y minado por otros animales: ratas. cuando le paremia el tiempo.Durante el verano. el señor Benjamín Castillo. Prosiguen en seguida el túnel. al azar sus correrías nocturnas. de Aconcagua). don Toribio Larraín G. Los novios cohabitan un tiempo. vizcachas y ensancha y prolonga las galerías existentes. Todas las culpeas dan a la cueva una salida secundaria de escape. en la cueva. o el más audaz. amplían por un lado el pasadizo. en terreno plano. el primer tramo va descendiendo y el último subiendo. 3º En la provincia de Concepción. 18 . Para el invierno. con dormitorio terminal. o presume con correr ningún peligro. a la prudencia. en línea recta u oblicua: por esta poterna huirán en caso de asedio. pero siempre en el área determinada que constituye su cantón. capaz para ella y os cachorros venideros. el intermedio se extiende horizontal más o menos a un metro debajo de la superficie exterior. se buscan un asilo más protector. el culpeo hace guaridas en las quebradas pobladas de arbustos. una. hasta tres y cinco metros. Derechas y de boca ancha. trabajando de noche después de recoger y devorar alguna presa. sin segunda salida. una madriguera para sí solo. continúan la galería hasta salir al aire libre. donde guardar las presas en la época de crianza. y aun de día. sorprendió. las hay que. con el objeto de evitar que avenidas pluviales inunden la madriguera. prefieren encamarse al amanecer entre matorrales o peñas y aún dentro de algún tronco ahuecado. sobre todo entre rocas derribadas o en terreno pedregoso y que esté en declive. El túnel es recto en todo su largo. A fines de agosto o principios de septiembre. compensa con la longitud subterránea. 1º En las serranías de Tilama (Prov. Entre tanto. y redondean este hueco lateral que ha de servir de despensa. La longitud del subterráneo varía de tres a cinco metros. que es de seis u ocho y hasta diez metros. encontró tres cuevas en marzo de 1945. 2º en las cadenas montañosas de la costa central. fórmanse las parejas. unen la ingeniosidad. allí forman una cámara. en las cercanías. pero no tarda la hembra en elegir un sitio apropiado para excavar su guarida de crianza. conejos. ya en una depresión al pie de un árbol corpulento. congregándose varios machos para conquistarse una culpea. es el que se gana la predominación. El más robusto. prepárase el macho. rondaban a una misma hembra.

Más tarde. otra. Dura la gestación 65 días. y se ponen a sí sola en seguro. medía dos metros. con todo. la madre conduce a la joven familia por os alrededores y con su ejemplo le enseña a buscar nidos terrestres. tres o cuatro y hasta cinco cachorros. Reproducción. no sale la madre a hacerle frente. de conejitos sobre todo. la infeliz. roedores pastando de noche. las demás. en cordillera de Nahuelbuta. El mencionado señor Benjamín Castillo. entre las raíces gruesas de un árbol. que rondaban en las cercanías. don Telésforo Leyton. cuando dio con una guarida de culpeos. Entre tanto. otras. Duerme ella con las crías. en tierra blanda. sino que pasan la mayor parte del día recostados entre matorrales u otro abrigo casual. abnegado y próvido. había plumas y cráneos de tórtolas. mezclado con pelos de la madre. en su celda subterránea. He aquí un caso. Remataban en una cámara final ovalada. cosa de dos meses. rodeado de monte. que así revela a los cazadores su habitación. en plenos matorrales. menos cuidadosas. las desparrama por ambos lados de la puerta. que abrió el señor Castillo. Iban las tres galerías en declive. hasta la celda-dormitorio y se apoderó de los tres chicos. perdices y loicas y. la primera en suelo compacto. sin pensar. desechos de aves domésticas. sino que detúvose la madre a veinte metros de distancia y el macho bastante más lejos. con mayor abundancia. con uno de sus hermanos. está el padre cazando más lejos y les trae los productos de su destreza. y no pasaron de allí. hasta 60 cm. Asílase también en grandes troncos carcomidos y ahuecados. plumas de turcas y jirones de cuero. avecitas dormidas en el suelo. tenían tres metros de largo. empezó a zanjar la galería. Deposita sus víctimas en la cavidad de la despensa. la tercera. mientras debe ella amamantar de continuo a los hijuelos. La tierra que saca la culpea con las uñas y extrae con las manos echándolas para atrás. Las primeras presas que la culpea sirve a sus cachorros. además. andaba. no acometieron a los cazadores. En otras madrigueras se encontraron. Desde entonces no tornan más a la cueva natal. a sus gritos acudieron los padres. sino que se escurre por la abertura de escape. dando ambos vueltas rápidas y ladrando con furor. Pero. ya crecidos. En noviembre la hembra da a luz. de 60 cm de dimensión y poseían la salida de escape. que se apelotonaban sobre una alfombrita de pasto. las despedaza en la despensa donde las junta el macho.en un potrero plano. 19 . o sea. En la guarida. conforme lo comprobó un montañés. por la cordillera costeña. unas madres les preparan una camita de hierbas y heno. los dejan sobre el desnudo suelo. El macho trae a la recién parida las presas que va a cazar y sigue así. Si llega el hombre a explorar el subterráneo. de donde las saca la hembra para comérselas afuera. Luego de obstruir la puerta secundaria. de profundidad.

aléjanse cautelosamente hacia otro paraje más seguro. con gruñidos y dentelladas si se hacen los porfiados. 20 . cabritos. y más aún. Don Toribio Larraín G. y se agazapa cada cual en la espesura. explorando a veces dilatadas extensiones de terreno. queltegües. y. abiertas en tierra blanda. A los cinco meses. Sorprendida por el hombre en sus vagancias diurnas. la familia se dispersa en direcciones distintas. no prueban carroña. apodérase de aves domésticas. cavar y destrozar cuevas de conejos. pastando o dormidas. ranas e insectos y aun de frutas. Por otra parte. él no abandona a las crías hasta verlas adiestradas a alimentarse con sus propios esfuerzos. Vaga de este modo toda la noche. 3º en tiempos de carestía. codornices. escudriñándolos con agudísima vista y así sorprende a las perdices y codornices empollando. liebres y conejos de cualquiera edad. igual que el mejor perro de caza. vizcachas. tórtolas. con repetidos ladridos de cierta entonación peculiar y una vez reunidos. el culpeo recorre sigilosamente los sitios arbolados. de toda especie. ya con una presa de cuenta. patos jergones. restos de perdices. haciendo en ellos gran consumo de uvas. Alimentación. En la región de Tilama. gatos domésticos. Se le ha visto. torcazas. llama la madre a sus hijos. Modo de cazar: emplea cinco métodos: 1º La búsqueda: al anochecer. que el culpeo sorprende en el suelo. en la región de Tilama. ya con varias menores. Las presas habituales son: 1º Los mamíferos de reducido tamaño. estos chacales van a saborear los melones que cultivan los montañeses y bajan a los viñedos que se extienden entre cerros boscosos. hasta quedar repleto. corderos. a no ser que estén próximos a sucumbir de inanición. rastrea gallináceas y roedores. Incluye los animales vivos que cazan y las sobras de ellos al siguiente día. la culpea los expulsa de su compañía. afanoso por llegar a la cámara interior donde se cebaba en las crías y la madre. Pasado el peligro. de molle y de maqui: cómese las de las ramas bajas y las maduras que yacen en el suelo. en excrementos secos de culpeos.Según mis informantes. incapaces de resistirles: todas las especies de ratas. conténtase de lagartos. traga asimismo los huevos y polluelos de aquellas que anidan en las hierbas y cada vez que se le ofrece la oportunidad de ello. pudúes. 2º Entre las aves silvestre hállanse comúnmente en las cuevas. casualmente. bayas de boldo. Dos son las parturiciones al año. reconoció. y descubre en zarzas y setos a los pájaros dormidos.

cómo una pareja de culpeos perseguía una liebre. por eso. o hasta su cueva para entregarlo a los cachorros. refirióme don Toribio Larraín G. lo miró a su vez con espanto. salen a comer en los potreros y se abalanza a la más próxima. ello no obstante. Así obran los de Tilama. la oveja se aquieta pronto a la vista de las inocentes travesuras. En 1916. En 1917. según el señor Carlos Salinas. y a todo correr arremetía a aquel que se hallaba más lejos de su madre. fascinado y como paralizado. en la provincia de Concepción. al ver al chacal agazapado. Mas. el nombrado señor Castillo presenció. el culpeo se arroja a él. tal fue la maña de varios. sobre todo. Mas éste. para ponerse al alcance del animal codiciado y desprevenido. abiertas las fauces. le aferra los colmillos en la garganta. al punto se ponía en pie. fijos en él los llameantes ojos.2º El acecho: Así de día como de noche. dejaban de velar por sus corderitos. que diezmaron en Aculeo las aves de corral. el cual se revolcaba a corta distancia de ellas en el pasto verde y luego. Admirada primero. maullando desesperadamente y trepar a un poste telegráfico. dentro de la “Quebrada del Negro”. como el perro que incita a otro a jugar. eligiendo a una oveja aislada. al igual de los zorros. así distraídas.: “Repetidas veces vi en el campo grupos de ovejas muy atentas a las payasadas de algún culpeo. sin pestañear. medio muerto. y adelanta lentamente. luego dio maullidos lastimeros. agáchase y brinca alrededor. lo protege. echado de espaldas. alerta e inmóvil. aflojó las garras. el morrongo de un carbonero solía ir a cazar ratas en los vecinos cerros. para cazar corderos cuando están junto a su madre. 3º La astucia: Úsala. recibiría furiosas cabezadas. moviendo de un lado a otro la peluda cola. la acaricia zalamero con la peluda cola. hácele fiestas. Enderezándose cual resorte. Arrástrase también por tierra. Se presenta de día a las ovejas. Al divisarle. y huye hacia una espesura donde se lo zampa. le mordía en la nuca y en la garganta y así. y se dejó caer. en una acometida violenta. lo 21 . vecinos a madrigueras y caminitos de ratas y conejos y acomete al primero que pasa. 5º La fascinación: El culpeo es el espanto de los gatos domésticos que viven en las cabañas de los montañeses. Momentos después asomó entre los tupidos arbustos. se le acerca en son de amigo. el macho corría detrás. Acércase de noche a las viviendas humanas campestres y. 4º El consorcio: No está bien comprobado aún que se aúnen. se o cargaba sobre el cogote y huía con la presa”. suele el culpeo ocultarse entre matorrales. cada corderito asustado se cobija debajo de su madre que. para cazar bestias silvestres. a descubierto y a cierta distancia. un culpeo. Tirándole al suelo. cerca de Los Vilos. afloja en su vigilancia y recelo. mientras la hembra trataba de cortarle la retirada. jugaba con su empinada cola y proseguía en éstas y otras acrobacias hasta que las ovejas. ojeándolas uno por el monte y obligándolas a dirigirse a donde está otro en acecho. espera a las gallinas madrugadoras que. y al fin torna a pastar y moverse. al amparo de la maleza. Una tarde vióle su amo regresar despavorido y desatentado. no bien deja de encubrir a su hijo. de alba. olfateando las huellas del fugitivo hasta el pie del mismo poste. Por su lado. agazapado entre hierbas y arbustos. Sabe la fiera que. sin soltarse se lo echa al hombro. en cuya cima se aferraba el minino.

engullendo al punto los menores. es manso. No se empeña en recobrar la libertad. haciendo caza feliz. antes que tocara tierra: todo fue escena de un momento. “Cuando la víctima del culpeo. no todos se suavizan en igual grado: tal fue aquel que menciona Gay en su Zoología. llevándose los mayores a un aparte oscura para saborearlos a bocados. Sólo en el caso de sobrarles algo considerable. resulto indómito y semisalvaje… Así se muestran también los enjaulados del Jardín Zoológico de Santiago.recibió el culpeo al vuelo. enterrando las sobras en un hoyo que nivelaba después con maestría. abandona los desperdicios menores a quien los apetezca. a pesar de este contacto con la gente. por su parte. Crecido así en vivienda humana. si intenta arrebatarle el trozo de carne. prefiriendo siempre carne sangrienta y caliente”. Costumbres: 1º Siempre que tiene uno alguna presa. la defiende con rabia contra sus congéneres y gruñidos van y mordiscos vienen. si no halla pronto otra víctima. es mayor que su avidez y capacidad estomacal. Sin embargo. pero. a guisa de bola. cómese tan solo las partes blandas y sepulta la cabeza y las patas en algún sitio apartado. abandona lo enterrado. es necesario cerrarle los accesos del corral donde haría gran mortandad entre gallinas y patos. disimulando el entierro con una capita de heno y hojas de arbustos. daba retozos y volteos como los perritos traviesos. no se sabe que peleen con las chillas con quienes conviven en el mismo cantón. jugaba con una manzana. que lanzaba con el hocico a escape y detenía con las patas. extrae y consume los restos. recibía los trozos de carne. como lo hacen los montañeses en Tilama. satisfecho el apetito. Vuelta el hambre. no se han reproducido en el cautiverio. pero es 22 . Emiten gritos guturales temblorosos. lo ocultan o entierran para una próxima comida. Estos. 2º Es domesticable toda vez que se le ha cogido en el tiempo de la lactancia y se le cría junto con perritos mamones. mas. Muchos meses vivió en un predio cerrado. enseñando los colmillos por el hocico semiabierto y cada cual propina certera dentellada al otro. dormía en el viñedo. déjase acariciar por los de la casa y sólo muerde a los desconocidos que traten de tocarle. díjome don Toribio Larraín. Digiere en los alrededores. con agudas notas de amenaza. para defender el escondite contra cualquier intruso que no sea el puma. pues. 3º Según los serranos de Tilama y otras comarcas. la domesticación no le quita el instinto sanguinario. tal se ve con los dos culpeos del Jardín Zoológico. Pero.

cuando les atormenta el hambre. para robárnoslos”. de allí perciben todos los ruidos que resuenan lejos en el monte. según la afirmación de Gay. a unos 50 metros. echado entre las matas. al sentir ruido. sino de un radio superior a 300 metros. en El Canelo. allí se sentó y lo examinó pausadamente. En septiembre de 1919. el cazador oficial del fundo de Aculeo me dio su parecer: “Durante el verano los culpeos se guarecen del calor escondiéndose entre tupidos matorrales. un soberbio culpeo macho penetró en la propiedad de don Miguel Etchepare. el hijo del dueño seguía la orilla del río cuando divisó un culpeo. durante el almuerzo de la familia. revela un olfato de largo alcance. que habíamos registrado en todos sentidos y en los que no había cueva alguna. ¿De dónde venía? No de os alrededores. recorrí una quebrada y las laderas vecinas. vio desembocar. Solo el hambre lo impele a ser audaz y temerario. en enero de 1921. con la mayor cautela. Sabemos que su nombre indígena se debe a la curiosidad antigua de la especie. entre las malezas y escudriña cuidadoso las cercanías. No se ve al culpeo surgir brusca y atolondradamente de su escondrijo: asoma primero la cabeza. métese nuevamente en la cueva y so no. mirando a todos lados. en nuestras excursiones en la Cordillera. llamó al chacal. 1º El olfato: Es sutil. En el fundo de Cucha-Cucha (Ñuble). muy poco arbolados. Bastan el longincuo 23 . como se estila para un perro. Sentidos. la fiera se paró a mirar.plausible creer que persiguen a la dueña de una presa. sale de a poco. Haciendo una expedición de orden zoológico. fijóse en el hombre y fue a su encuentro hasta no distar más de 25 metros. de Buin). estábamos asando una pierna de cordero cuando divisé a un culpeo que daba vueltas a unos quince metros del fuego. mientras no se movió el corcel. sin resultado. un magnífico culpeo que iba a atravesar el camino. Comprobé lo mismo. si sospecha algún peligro. Ahora bien. donde duermen en el día. a semejante distancia. Oler el tufillo de un asado. en su obra: “El sistema olfativo de esos animales ha de ser dominante. en al precordillera de Huelquén (Dpto. pues. posee igual prudencia astuta. iba a colarse en el gallinero cuando lo divisó una empelada: una bala del cazador de guanacos lo fulminó y su piel figura en mi museo. 4º Aunque no Vulpérido. deteniendo el caballo. y lentamente se fue acercando hasta metro y medio de él. el animal se detuvo. cabalgando el mismo por los cerros. En otra ocasión. iban a veces a oliscar los víveres que teníamos escondidos. 2º El oído: En enero de 1921. renace ésta en algunos individuos contemporáneos.

de resultas de esa aberración. pero. con un cabrito. los culpeos que rondaban de noche diezmaban las aves domésticas de los inquilinos. Utilidad: Júzgasele dañino por los animales domésticos que devora. pero no hay datos que éste lo embista. en consecuencia. los Lepóridos se multiplicaron en tal forma que invadieron laderas y quebradas cordilleranas. mediante su guerra de exterminio a los roedores. brincaban hasta la de arriba. álzase en su contra el hombre con sus perros. en 1922. esfuérzase por llegar a un terreno sembrado de piedras y trozos de rocas. y era forzoso matarlos a balazos. la voz de dos hombres que conversan. 24 . que vinieron éstos a este reclamo y varios quedaron presos sucesivamente en el artificio. por lo mismo que la especie vive comúnmente en partes apartadas y silvestres que no frecuenta el ganado menor y que distan de las viviendas humanas. el rumor de pasos de un montañés. en realidad. que destruye. siendo incontenible tan funesta plaga. Eso sí que su furor subía al colmo: mordían con rabia la reja de metal. En la misma hacienda. crías y adultos.ladrido de un perrito. cual cebo vivo. Así lo proclama la experiencia: donde gente inconsiderada ha mermado o exterminado a los culpeos. con puerta caediza. Mas. de doble compartimento: uno cerrado. se cuela en la primera guarida que descubre en su fuga. Solo el puma es más fuerte. de no. allí. con todo. colgándose de ella con los colmillos. en los años 1928-1930. Por codiciar el valor comercial de las pieles. sino tal vez en el caso de perecer de hambre. Estos daños son muy inferiores a los beneficios que el culpeo reporta al hombre. Los cien pesos de la piel distan de compensar las ventajas agrícolas que asegura el chacal. la golpeaban a cabezazos. ¡con qué astucias y tenacidad trata él de burlar a sus asaltantes! 1º Se encueva: Al sentirse perseguido. Enemigos: No parece tenerlos entre las demás fieras. y rebasaron en el valle central. Lo propio sucedió en la cuenca del Río Claro. allí cundieron en tal forma conejos y liebres que inutilizaron las siembras y acabaron con los cultivos. Hallándose lejos de ella. o escurrirse en lontananza entre los árboles”. dedicáronse los montañeses a la matanza de culpeos. fueron tan bien oídos por los chacales. otro abierto. encamínase a ella a todo correr y se mete dentro. como de trampa. no son muchos sus estragos. colócase en el otero de la Cruz una jaula de barrotes de hierro. cuando no dista mucho de su madriguera. por la cantidad enorme de liebres y conejos. al Este de Molina. preservando los campos de los destrozos y ruinas que causarían dichos roedores. para que se vea a uno que otro asomarse prudente entre las breñas. Naturalmente los balidos del animal no repercutían muy lejos en la sierra.

La mete en el hueco del asilo o de la cueva. se lanzan otra vez a escape. brin- Ca a una breña o arbusto hojoso bastante alto y se instala arriba. 25 . mata en el acto al atacante. por cuya angostura no puede introducirse sino un sabueso a la vez. la prosigue durante tres cuartos de hora si está recién comido. atisbando desde allí a los podencos. habiendo ganado terreno. por el tufillo de la tierra acalorada. reanudan algún tiempo su huida. los deja pasar delante. algo distantes unos de otros y. que los perros ya le están encima. olfatean el aire. En Tilama. agachado detrás de una tupida mata. Así descansan hasta que la jauría emprende de nuevo la carrera y así guardan la delantera. hasta la mata en que se cree segura. Atraviésanlo varias veces. Traídos por fin. 2º Huye a campo traviesa: Acosado por un cazador zorrero y su jauría. la divisan. entrando y saliendo en diversos puntos. aléjase a toda carrera. armada de un garfio sólido y agudísimo. Otros culpeos. se agazapa en el sitio de más difícil acceso. exhausto de fuerzas y sin refugio a la vista. la sitian a saltos y ladridos y de este modo orientan a su amo que da remate a la cacería. el cazador lleva consigo una pértiga larga. afanados en descubrir la verdadera pista en la maraña de pisaduras que dejó él. para resollar. tira a sí la vara. en tanto que los canes oliscan inútilmente las cercanías. detiénese bruscamente y. o al menos en la garganta o el vientre. Resiste el chacal. déjase arrastrar. pero. Repiten a trechos la misma treta. lo degüellan los rabiosos canes. de la fuerza. Acontece que alguno. Como tiene sobre él la superioridad de la posición. No faltan chacales ladinos que utilizan un arroyo o un pantano para ponerse a salvo. y durante tres horas cuando se halla en ayunas. Impónese entonces la intervención del hombre. en seguida. distantes uno de otro. He aquí algunas de sus mañas: Al sentir. . vencido al fin por el dolor atroz. inmóvil. páranse al fin. y apenas aparece a la entrada. al amparo de un arbusto. describen rápidamente tres o cuatro círculos entrelazados alrededor de varios árboles. conseguido lo cual. y luego vuelve atrás con toda la velocidad posible. y de los colmillos.con habilidad suma. por los ladridos. si el culpeo no da luego con un asilo. y a tientas procura clavar el gancho en la nuca o el carrillo de la situada fiera. En ambos casos válese de varios ardides para despistar a los sabuesos y recuperar las ventajas perdidas. en seguida. con el objeto de burlar el instinto de los sabuesos. se ven rodeados de colmillos inexorables que los destrozan. hasta que rendidos a la postre.

sino que huye cada cual por su lado. con cebo de carne: pues. un quique y una güiña. por las patas. para dominarles. con carne fresca. En 1914. una partida de culpeos y de chillas diezmaba los corderos en la hacienda costeña de San Jerónimo. un embudo hecho con ramas y en la parte interior y angosta. de espaldas y es fácil agarrarlos de la garganta. soltando así el resorte. defiéndese con denuedo y rapidez contra los más atrevidos. haciéndoles costosa la victoria. trampas de guillotina o jaulas con puerta caediza. 1º El más corriente es el empleo de una jauría de zorreros. Acosado por dos o varios podencos. con todo. no aúna sus fuerzas para hacerles frente. al pisar el artificio. se cazaron de esta manera 23 culpeos y 16 chillas. los demás. y señorearse de ellos. agarrándose con las robustas uñas de las asperidades de las rocas. la fiera lo domina y mata en breve a combate: ella baraja el afán del adversario que la quiere coger en la nuca o por un lado de la garganta. 3º A los acometedores de un ovejuno se les prepara un corderito recién muerto. Para poner coto a su vandalismo se fabricó. se colocó un armadijo de acero. inaccesibles a la jauría. no se rinde el culpeo sin sangrienta lucha.Siempre que lo pueden. y busca ella la oportunidad de hincarle los colmillos en el cuello. escogen para huir lugares muy abruptos. al punto caen aturdidos. Modo de cazarlo. colocándolos en algún sitio por donde suelen pasar. 3º Lucha cuerpo a cuerpo: Rarísima vez un perro solo se atreve a pelear con u culpeo. se vuelven furiosos y temibles. en cada uno de sus caminos. en cuyas vísceras se siembran cristales de estrictina. por perros adiestrados. o lazos de fuerte alambre. en el momento en que tiraban de la carne. 2º Otro medio es cebar. que si ocurre. Entrampados vivos. SUBESPECIES 1º EL ZORRO COLORADO Dusicyon culpaeus magellanicus (Gray) 26 . basta pegarles un varillazo en la nariz. entre los ojos. que han cobrado odio a la fiera y cuyas mañas ya conocen. gimnasia imposible para los canes. y a los cuales trepan ellos. a quienes infiere peligrosos mordiscos. Los más fueron cogidos por la cabeza. Sorprendida una pareja de chacales.

G.MORADOR de la Patagonia. tiene 95 cm de cuerpo. al norte de Aysén. alzada 45. vive en el norte de Chile. en las grandes altitudes y de actividad nocturna. desde la costa hasta la puna. procedente de Aysén. prolongándose en ésta. al atardecer. tiene la dentición más robusta. Robusto. se coge fácilmente en las trampas de acero. no se amansa. Difiere del típico por el color general rojizo u ocre amarillento más pálido y el matiz ocráceo o leonado de las piernas y los pies. cola 35. tupido y parejo. mezclado de gris parduzco y casi rojizo en las patas. sino algo lanudo. un vecino de Purranque. tucotucos. aymaráes disponen con piedras resbaladizas. la coloración varía bastante según la edad y la latitud. 2º CULPEO CORDILLERANO Dusicyon culpaeus andinus (Thomas) “LARE” ENTRE LOS AYMARÁES COMÚN al Perú y a Bolivia. irregular y ensortijado. aun tomado de chico. desquítase con reptiles. cerca de la frontera argentina. pero cada vez más estrecha. dormidas entre las peñas y los arbustos y. Mann: Es abundante en Tarapacá. a los tres o cuatro mil metros de altitud. ratas rupestres. De escasa inteligencia. las orejas 7. En diciembre de 1917. mató cuatro. Según los cazadores del Sur y el examen de pieles que hice en la región de Osorno y Puerto Montt. parece subir poco a poco hacia el Norte. El cráneo es menos afilado que el del culpeo común y más larga la parte rostral. 27 . hasta terminar en borla. los roedores de las grandes alturas: vizcachas. Una faja negruzca. El pelaje no está suelto. don Isaac Guzmán González. El pelaje es de un color castaño claro y anaranjado. y en el Jardín Zoológico me afirmaron que los había en el paralelo de San Fernando. se extiende entre la nuca y la cola. de 8 cm de ancho. El que medí en 1945. Es un animal exclusivamente andino. como el del culpeo común. Vive en parejas todo el año. Preso en armadijo. caza de noche numerosas aves. Es asaz vigoroso y audaz para acometer rebaños de ovejas. se defiende con la mayor desesperación. recorre al trote 30 km por hora y grandes extensiones en corto tiempo. He aquí lo que dice de él el Dr. Incansable. ágil. A falta de mamíferos. la cabeza sola 26. veloz. desde el sur de la provincia de Coquimbo hasta el norte de Tarapacá. y aun en las que los indios.

en los territorios de Chubut y Santa Cruz. de 12 a 13. lagartos y en las palayas. lauchas orejudas (Phillotis). En los excrementos de uno de encontraron restos de un pequeño marsupial. por los valles y boquetes andinos. Distínguese del anterior por sus dimensiones mayores y por algunos caracteres craneanos. Tal vez en la peluda cola. de 30 a 36. guardados a gran distancia. vocablo que indica el nudo de un hilo torcido. Una mezcla de pelos blanquizcos y negros cubre lo superior del cuerpo. Túvose antiguamente por culpeo joven. la estrechez en particular. cangrejos y pececillos que pesca. sin hibridación con los culpeos e indefinidamente y sin modificación en sus caracteres. el rabo. pasó a Chile en remotos tiempos. La agudeza de su olfato la demuestran en la facilidad con que descubren animales o aves muertos. Uno hay en el Museo Salesiano de Magallanes. 28 . pero posee evidentemente todos los requisitos de una especie determinada y próxima también a los chacales. La denominación indígena proviene del aymará “cchilla”. por su hediondez peculiar.Su alimento común son avecitas... cuyos colores negro y gris blanco. Lo inferior de la cola es mezcla de moreno pálido y de negro. LAS CHILLAS CHILLA DEL SUR Dusicyon griseus griseus (Gray) ESTA es la especie típica. II. 3º CULPEO FUEGUINO Dusicyon culpaeus lycoides (Phillippi) PARECIDO AL LOBO PROPIO de la Tierra del Fuego. La barba es negra. Las piernas son de un moreno pálido. el pie. Esta especie típica vive entre el paralelo de Valdivia y el de Magallanes. Originaria de la pampas occidentales argentinas. con fajas morenas oscuras o blanquecinas. si bien más chica: multiplícanse entre sí solos. ¿Qué relación descubrieron los indios entre tal nudo y dicha fiera?. la hacen aparentar como hecha de nudos. abajo son blancos con la punta negra. en tanto que los demás carniceros no lo comen. Mide el cuerpo de 50 a 54 cm.

la hembra se cava su propia cueva de crianza. la alzada hasta 40. Se diferencia de la anterior por la dentición. en la cordillera de Nahuelbuta. con manchas blancas. los colmillos. El color es negro. En las lomas de 29 . en el archipiélago de los Chonos y en la isla mayor de Chiloé. en el curso de agosto: constituida que está. Distínguese del animal típico también por la dentición. 3º CHILLA CHILOTA Dusicyon griseus fulvipes (Martin) ENCUÉNTRASE en ciertas regiones selvosas de la provincia de Llanquihue. hecha de palos gruesos. la garganta más blanca y el tamaño algo mayor. menos en las piernas que son amarillentas rojizas. provincia de Concepción. tiene el cuerpo de 62 a 67 cm. Así es como. las orejas 7. el color general más oscuro. COSTUMBRES COMUNES Guaridas: 1º De crianza: Fórmase la pareja anual. en los valles de la Cordillera hasta unos 1. con las mismas ceremonias que existen entre los culpeos. descubrióse una debajo de una cerca. el matiz más vivo e intenso. los bigotes 6. la cola. al amparo de algún abrigo y trabajando especialmente de noche. frente a Purén. los tintes más rojizos de las piernas y orejas. el pie. la cabeza sola 22. Es algo menor que las anteriores: el cuerpo va de 48 a 54 cm. Los molares tienen de 13.200 metros. 2º CHILLA MAULINA Dusicyon griseus maullinieus (Phillippi) OCUPA los cerros y sitios entre el Sur de Concepción y el de Llanquihue. según la talla y edad de la fiera. de 17 a 24. no hay madriguera de chillas que no esté bajo un árbol corpulento caído. el matiz general más claro. de 10 a 12. En el fundo “El Manzano”.SUBESPECIES 1º CHILLA COMÚN Dusicyon griseus domeykanus (Phillippi) HÁLLASE desde el sur de Atacama hasta las vecindades de Concepción y abunda en las sierras costeñas y centrales. y lo rubio de la parte inferior del cuerpo.6 mm. de 8 a 9 cm. la cola hasta 37.1 a 15.

De la celda arranca el pasillo de huida. 45 de ancho. pero hubo él de matarle a los dos días. inclínase adentro hasta quedar a una profundidad de medio metro. Pero. siguiendo horizontal. y más corto. Visto lo cual. debajo de una gruesa mata de cardos. entre las raíces de árboles añosos y secos.30 metros de profundidad. ya sea como prolongación del otro. pues. cegó el hombre la boca de la madriguera. con la entrada de uso diario. En suelo plano. la galería mide tres o cuatro metros de largo. Durante la excavación. los subterráneos no pasan de dos metros. con ligero declive y el dormitorio. cerca del Salto del Laja. para provocarla a salir. y llevado a la vivienda del cazador. en al cordillera de Nahuelbuta que rodea a Purén. 35 de alto. por lo bravo y peligroso que se ponía. Como que se hundía en pleno talud. pero sin otra salida de seguridad. de Melipilla). Este abrigo temporal tenía. es un simple hoyo al pie de n árbol o una depresión entre zarzales: para el invierno es un refugio subterráneo que preserva de la lluvia y de las inundaciones. no podía tener otra boca de escape. mantúvose la madre en lo alto de la quebrada. ladrando en un ir y venir incesante. la celda final contenía dos cachorros. y una salida casual de escape. suelen existir bajo matorrales tupidos y en las selvas del sur. era ovalada. corrió allá e introdujo en la guarida una rama puntiaguda. Abríase abajo. son todas un túnel. recta en toda su longitud. fue extraído vivo. Crías: A los dos meses de gestación pare la hembra de dos a cuatro cachorritos. A fines de junio de 1943. contentóse ella con gruñir y mordiscar el palo. No hay despensa. a 40 metros de la cumbre. el 8 de noviembre de 1945. El derrumbamiento final cubrió de tierra al animal y le impidió evadirse. a 1. con la cual punzó a la fiera. En el fundo de Codigua (Dpto. Asido por las orejas. En las colinas de Purén. rara vez cinco: una tal camada fue hallada. como en la morada del culpeo. ensánchase al fin en una cámara de 60 cm de largo. dentro de un barranco y a 800 metros de la casa.Luanco. y abrió en la pendiente un pozo vertical que fue a dar en la cámara. Se la cavó para extraer las crías y resultó de 3 metros de largo. Excepcionalmente hay cuevas sin boca de escape. de 60 cm de longitud. el administrador del fundo Luanco vio a sus perros dispararse detrás de una chilla que fue a encorvarse en el declive de una loma. ya sea en dirección lateral. Nacen con pelaje 30 . 2º De abrigo: En la buena estación. metro y medio de largo. La mayor parte tiene por delante un área de terreno despejado. 55 cm por 40. descubrióse una. a fines de noviembre de 1939.

como las avecitas que le llenaban la boca le impedían resollar. Al mes. tres cachorros recibían de sus padres dos conejitos vivos. y luego de comer. descansan sobre el desnudo suelo. sino vencida por los golpes. Con ayuda de su hermano. Con todo lo alcanzó el jinete. por temor a que su furor degenerase en rabia y que la transmitiese a mordiscos. con la aguijada. Agachada y dando rapidísimas vueltas. habiendo visto tres cachorros de chilla encorvarse debajo de una cerca de palos. Hubieron de defenderse nuevamente con su aguijada de boyeros. aullando de coraje y dolor. no previamente obstruida. 31 . al estilo de los perritos. cuando surgió. cuando sacaron de la removida tierra a los tres cachorros que a porfía ladraban. había alas de pavo. He aquí un caso que me refirió el citado señor Benjamín Castillo. tuvieron que repeler. lo enlazó y se lo llevó a casa. hacia la cámara de crianza. sin disminuir un ápice su desenfrenada fuga. después de un momento de entretenimiento. fue a explorarla. de Purén. Cuando crió su prole sin alertas ni contratiempos. fue el chacal escupiéndolas una por una. Dicho administrador. Sin separarse de ellos. En Codigua. volvió la madre y arremetió contra los raptores. salen los zorritos a gozar del sol. Cabalgaba por un potrero del fundo San Ignacio. escapándose entonces la chilla por la segunda abertura. atrapó uno tras otro. vuelve a veces la hembra a parir en la misma cueva. tanto para ahorrarse la faena de cavar otra como para disfrutar de igual seguridad. cerca de la mencionada cueva. haciéndose en este periodo particularmente dañinos. se guardó entre los carrillos seis de los polluelos. herida por varias punzadas. observó un día esta escena de familia. se alejó por fin. Al lado de la entrada. pero muy pronto. cueros destrozados de conejos y liebres y un zorzal recién muerto. conejos y corderillos. de cuatro días nacidos. alimentada pro el macho. cavó y abrió la galería. pero. una chilla que fue a acometer una parvada de pávido.gris oscuro. la madre los amamanta de tres a cuatro semanas. ambos les proveen de presas tiernas y abundantes: aves. de un matorral. a medida que destapaban un nuevo trecho de ella. que se extendía a medio metro de profundidad. al día siguiente hubo de acogotarlo. Capaces de andar. bien vivas aún. A los ocho metros dieron por fin con la celda. Más valiente que el culpeo. habiendo a veces un albino. Don Telésforo Leyton. las furiosas acometidas de la madre. empezaron los chicos a jugar. pero. suele salir a la defensa de su genitura. Así se ha comprobado en las regiones de Purén y Yumbel. como los de Codigua. mordiéndoles las pantorrillas. el macho se los despedazó. por la gran destrucción de perdices y sus depredaciones atrevidas en los corrales campestres y serranos. Pero. que no retrocedía.

atenta a la oportunidad de subir. lo bastante para lanzarse cuesta arriba. a una liebre en plena fuga. torcazas. se la echó al hombro y huyó a escape. que come toda clase de aves domésticas. Su modo de cazar: 1º Usa el acecho. una liebre que corría en igual dirección. 2º Cualquiera especie de pájaros. Pocas ratas silvestres han de devorar. sea por la imposibilidad de acarrearlos huyendo. su maniobra. diucas. conejos y aves. codornices. así prosiguieron en un trecho de 300 metros. loicas. pues. Entonces. Mas. la perseguida reiteró la treta. Pues. igualaba su velocidad a la del roedor. creyóse la liebre con suficiente delantera para realizar su intento y subió en línea recta.Alimentación: 1º Entran en ella todas las clases de mamíferos menores indefensos. hallados en las madrigueras. La autopsia descubre en el estómago de chillas: restos de perdices. 3º Gustan de las frutas dulces. queltehues y os desperdicios. En mayo de 1940. en Paraguay son golosas de la caña de azúcar. y aun pájaros acuáticos que busca en las lagunas. cogida entre los colmillos. con la esperanza de burlar a su enemiga. a una chilla corriendo paralelamente. demuestran. y en mayor altura. A los 200 metros. y la perseguidora. chincoles. 2º Cazando a la carrera. Rara vez acometen a corderos ya crecidos. Don Luis Boisier divisó en un cerro vecino de Purén. la liebre dio de golpe media vuelta y se disparó nuevamente. ganar la delantera y ascender por la loma. en la de Santa Rita se hartaban de uvas en la viña. don José Boisier presenció una escena parecida. asiéndola por el pescuezo. lo cual se explica por la dificultad de cazar a tan chicos y tan vigilantes roedores. van sus preferencias a los corderillos recién nacidos. Durante 20 minutos continuaron ambas el mismo ir 32 . sea por temor a los cabezazos de la oveja. a media falda de monte. con la seguridad de tener la ventaja subiendo y empeñábase la raposa en mantenerse en un punto superior y paralelo. Pero. tórtolas. En la hacienda de Lagunillas. doscientos metros más allá. En febrero de 1941. En el cerro de Huenocoigüe columbró a una chilla. en plena carrera. para impedir tal maniobra. Traducíase la táctica de ambas: afanábase el roedor en adelantarse al carnicero. ésta no menos alerta. además. cohabitan éstas con las chillas. ya arrastrándose por tierra entre los hierbazales y embiste de golpe liebres. sorprendidos en el suelo y os arbustos. zorzales. gustan de liebres y conejos y de pudúes en los cerros nahuelbutanos de Purén y más al sur. y abajo. para dejar atrás a la fiera. saboreaban en la huerta los melones maduros. al punto la imitó el chacal y conservó las distancias. ya disimulada en un matorral. válense de astucia y ardides. en el acto agazapóse la chilla y a la pasada se tiró cual resorte a la presa. fijos loa ojos en la cumbre.

y venir. la chilla es domesticable. poseyó dos en el fundo de Huelquén. Carácter: Apresada muy joven. Durante dos días rehusó toda comida y trató de morder a cuantos se le acercaban. con el fin de aprovechar las sobras del felino. de cuatro que había recibido la víspera y cuando me alejé. En mi presencia. familiar con él y las personas de casa. H. le sigue a prudente distancia. bajo un cedro del patio. persisten ariscas. como consta por las que hablé más arriba. Al amanecer del tercer día había desaparecido: durante la noche había cavado al pie de la estaca. escarbando debajo del portón. sacados de la cueva en Codigua. indomables. dormía gran parte del día. 3º La rapiña: Al topar la chilla con un puma que va de caza. se la cargó en la nuca y desapareció entre los matorrales. Al fin. Sólo ladraba y se ponía a la defensiva a vista de canes forasteros. con maravillosa precisión la asió al vuelo. ¡con qué habilidad trata de burlarles! 33 . mas. en oblicuo. gruñendo. sepultaba lo sobrante de sus comidas en el suelo arenoso de su entierro. Don Javier Guzmán G. aguardóle la otra. bien demuestran este temperamento de rebeldía. pero creció la otra en una amplia jaula. y por el hueco tomado las de Villadiego. van de día a robarle su parte. Los dos cachorros. Sus enemigos: Son el hombre y sus perros. Las chillas del Jardín Zoológico. Por el contrario. había pasado al otro patio. Acostada en la jaula. clavándole los colmillos en el cuello. jugó la liebre el todo por el todo y arrancó cuesta arriba. acogiéndose sin duda a los cerros vecinos. si es que él no acude a defender su reserva. tomadas en la madriguera natal. con paradas en que se atisbaban mutuamente. así como se vio en el fundo San Jerónimo. Las crió con mamadera. atenta y calculadora. Dejábase acariciar. En 1904 se nos trajo a San Bernardo una chilla ya crecida y se la amarró con cadena a un poste. y enseñando los colmillos a cuantos se detienen consecuente al cautiverio. con el poste y la cadena a guisa de recuerdos. anhelosas de recobrar la libertad. desen- terró dos codornices. Otras veces. cogidas vivas en edad adulta. las ocultó en otro rincón. esos chacales olfatean de lejos los restos de la res que el cuguar ocultó bajo una ramada y guiados por el olor. se criaron mansitos en el patio de una casa de Melipilla. recostada en la falda de una y jugaba con los niños en el salón y con los perros en el jardín. Murió una. y después de deshincarla a tirones.

Ocurriósele al dueño colgar. o que le flaqueen las fuerzas y caiga rendida a merced de sus enemigos. En 1941 efectuóse una en el montuoso fundo de San Ignacio.1º Perseguida por un cazador. al verla engrifada en son de guerra. En el fundo Cucha-Cucha (Ñuble). pasa él de largo. trozos de alambre movibles. 7º En ciertas comarcas. si los hay. vuelve a tras ella. En un duelo con un solo sabueso. aumenta ella la distancia que la puede salvar. da unas cuantas vueltas entrecruzadas alrededor de una extensa mata y sigue adelante. cuyos larguísimos pelos eriza y mueve de un lado a otro. hasta que encuentre algún refugio salvador. Demuestran algunas sorprendente prudencia. y mientras aquéllos olfatean las huellas y las descifran. 34 . intimidado y prudente. se dispara a escape. Pero. dándoles a creer que va a torcer rumbo a la derecha o a la izquierda. no la suelta hasta asfixiarle. es de notar que. lográndolo. siguen adelante. 3º Al sentir cerca el resuello de la jauría. llevados de su propia velocidad. para aturullar a los podencos. no se atreve con ella. cualquier podenco mediano. por una pequeña acequia que lo atravesaba y se había llevado ya cinco aves escogidas. tal fue el caso de aquella que se embocaba seis pavitos para sus crías. Repítela dos y cuatro veces. pero temió que fuera trampa y no volvió más. tenía el animal paso libre. prefiere encorvarse o refugiarse entre rocas y lajas que no puedan remover los sabuesos. tiesa horizontalmente la cola. metíase una chilla en el gallinero. con el garlito a la rastra. que no sea zorrero. rezagando a os canes con los minutos que ha ganado en la maniobra. 5º Cercada al fin por varios perros. escoge para huir terrenos planos y sin árboles ni otros obstáculos que estorben su veloz carrera. al oírla gruñir. al poniente de Yumbel y 25 chillas cayeron bajo las balas de los cazadores. Al empujarlos con el hocico. 2º Sorprendida por varios de éstos. desvíase a un lado en ángulo recto y mientras los perros. para propinar feroces mordiscos a los más animosos y evitar a la vez que le agarren de la nuca. organízanse cacerías a caballo y con jaurías. 6º Presa casualmente en un lazo de alambre para conejos. en el punto de entrada. 4º Imita la astucia del culpeo: al tener bastante ventaja sobre los perros. deshinca a tirones la estaquita. a pesar de ser la chilla relativamente chica. procura ella hincarle los colmillos en la garganta. y huye. les hace frente girando sobre sí misma consuma rapidez.

una chilla “domeykoana”. Mann que. nada es este daño frente a los beneficios que reporta su policía exterminadora contra los roedores. el vehículo se enterró en la arena hasta los ejes. tenía una chilla su madriguera bajo un tronco caído y criaba en ella tres cachorros. Por donde se ve que el escaso valor de la piel de las chillas dista muchísimo de compensar las pérdidas agrícolas. pro otra parte. G. Desde entonces. pues. innumerables liebres infestaban la región. a 7 km de Purén. La fugitiva. por ser la especie muy benéfica para la agricultura. miró a los hombres que se habían apeado y volvió atrás. Refiere el Dr. sólo de tarde en tarde. que andaban inermes. al no sentir más detrás de sí el ruido del motor. por la pampa de Tarapacá. Creció. se divisa uno que otro. los propietarios tomaron bajo su especial protección esta familia. FAMILIA DE LOS FÉLIDOS I. observando durante media hora a los atareados viajeros. No bien sed dispersó. nadie mata chillas en aquellos cerros. causadas por conejos y liebres. LOS PUMAS O CUGUARDOS 35 . Venga a cuenta el hecho siguiente: En el montuoso cerro de Huenocoigüe. año 1933.Revelan otras sagacidades no menos maravillosas. sin percances. en razón de la multitud de conejos y liebres que destruye. persiguiendo en camioneta. fueron los dueños del campo a explorar la cueva. y que prosperan los cultivos a pedir de boca. se detuvo. que antes huía a todo correr. talando siembras y cosechas. para defenderla contra cazadores y perros. y con alegre sorpresa extrajeron de ella 51 calaveras de liebres. si degüellan algunas perdices y aves domésticas. en consecuencia. Como en aquel tiempo. hasta sentarse a 40 metros de distancia. Utilidad: Hacer matanzas de chillas redunda en perjuicios públicos: así lo reconoce la ley que las prohíbe. tanto han mermado en la sierra los lepóridos que.

90 metros para el solo cuerpo. El largo normal. que significa “fiera. más anchos los dedos. si bien la cabeza es más redonda. las quebradas montuosas y peñascosas. SUBESPECIES CHILENAS 1º Felis concolor patagonicus (Merriam). El color es más claro y la dentición más robusta: los caninos inferiores son más largos: de 25 a 27 mm. más corto el pescuezo. 1. vive en la Cordillera chilena desde Llanquihue hasta Magallanes. en Chile reside. el Paraguay.85 metros y 1. en muy aficionado a las gallináceas. pero ninguno se hace cavernícola. respectivamente. frecuenta los linderos de las selvas en el Brasil. Al revés del tigre y del jaguar. Segunda: Puma común: Felis concolor puma (Molina). Exclusivamente montañés. Hállase en toda la Cordillera andina sudamericana. la de cuguardo es del idioma guaraní y designa un “perro”.000 metros. y otro tanto la alzada. Pensilvania y el Canadá. la Guayana. la denominación araucana es “pagi” (león). más gruesas las patas.EL NOMBRE de puma es vocablo aymará y quichua. además. PUMA COMÚN Felis concolor puma (Molina) GATO UNICOLOR FIERA SU tamaño casi iguala al del leopardo. en las sierras de la costa y del valle central. de pelaje gris oscuro. no gusta de las orillas de ríos de suelos anegadizos. en busca de las manadas de guanacos. 2º El puma menor: Felis puma eyra (Traill) tiene el cuerpo 50 cm de largo y la cola 40. Clasificación Divídese en dos especies: Primera: el cuguardo norteamericano: Felis puma cuguar (Traill) que vive en Méjico. teniendo 0. mide el cuerpo 90 cm y la cola 40. es de 1. león”. sin tener guarida ni residencia fijas. Algunos suben temporalmente hasta 4. Su coloración y aspecto son parecidos a los de la leona real. pero hay individuos gigantescos: medí dos que tenían.65 la cola. 36 . convive con el anterior en los mismos países. Hay dos subespecies 1º El puma gris: Felis puma juagarundi (Traill).45 metros. algo menor y más escaso que el puma común. las altiplanicies con hierbazales. el pelaje de los adultos es igual en ambos sexos. prefiere los sitios boscosos. desde el hocico hasta la raíz del rabo. Común en Argentina. sino que busca los secos y firmes.

lo mismo que en los lados de las piernas. Retrocedió. el vientre es canela oscuro. época en que los consortes no se alejan de una reducida Proción de bosque. sorprendióse a una leona recién parida en los cerros de el Carmen (Depto. de Melipilla). el pelaje es ocráceo moreno. no intervienen riñas mayores. para matar un puma. julio 1945). Oculto a 10 m de la pista. y cada leona atrae a varios galanes. (Guillermo Mann. fijos los ojos en el grupo que. en la barba y en la garganta. seis llamas. Conforme lo demuestran los enjaulados.2º Felis concolor araucanus (Osgood). poco después divisó a una leona. dentro 37 . y le miraban a él gruñendo y enseñando los terribles colmillos. y tal vez con una que otra manotada avisadora. va de 174 a 193 cm. 3º Felis concolor (¿punensis?): Propio de la puna de Tarapacá. de cara y lentamente. Habita las selvas húmedas de la sierra Nahuelbuta. y en parte rojizo. lo cual le hace afín a las formas del Perú y Bolivia. busca la hembra un sitio abrigado y seguro. percibió a media noche un crujido de ramas y aprestó el arma. seguida de tres cortejantes que desfilaron a doce pasos de él. He aquí cinco referencias: A fines de noviembre de 1913. no le olfatearon. Distínguese del puma típico por el pelaje ocráceo y el gran tamaño de los dientes carniceros. dedicado a los requiebros. ya sea que el más robusto se imponga con fieros gruñidos. Como se ve. no le inquietó en su retirada. pero. Uno de ellos degolló. El largo total. caza llamas y alpacas domesticadas por los indios y logra aún alcanzar las rápidas vicuñas salvajes. hasta que se escurrió sigilosamente y volvió de carrera al pueblo. ya sea que la hembra elija a su preferido. suelen ser varios los pretendientes. En agosto de 1940. optó él mismo por hacerse el muerto. a 5 m de distancia: tres machos rodeaban a una leona. un vecino de Purén se puso en acecho en el cerro selvoso de Huenocoigüe. Estaba en una quebrada. revista Biológica. inclusive el rabo. y calabacee a los demás. Reproducción: Tienen dos épocas de celo. Tres meses dura la preñez. Para dar a luz. y a veces son más numerosas sus víctimas. morenonegruzcas las orejas y la punta de la cola. y salvando una cerca. devorador de ovejas. cuyas huellas había descubierto. se infiere del comportamiento de os pumas del Jardín Zoológico. Por encima. Aparece en la puna en excursiones temporales y breves. entre agosto y septiembre y de enero a febrero. los caninos inferiores miden 27 mm. el violento ardor de la pareja perdura un medio día. la frente es gris. y la de los Andes en las provincias de Valdivia y de Llanquihue. don Telesforo Leyton. En agosto de 1930. 11. el cual palidece en los costados. se halló frente a cuatro pumas. distraídos por sus afanes amorosos. andando por la sierra de Nahuelbuta. en la misma noche.

cerca del río Melinchique. extendíase una reducida planicie. al año. entre rocas escarpadas. grisáceo. que incapacitaron para huir. castaños. queda un tinte leonado. Medía 72 cm. dentro de los cerros. en un barranco hondo. común a ambos sexos. mullendo la tierra con las garras. Rastreando una puma que se cebaba en terneros. al llegar a la ribera derecha del río Purén. había un jergón de hojarasca.5 m. superior del cuerpo. En una quebrada. pavos. y hecho el destete. En la cavidad. Pare 2 o 3 crías. llegó al fundo de Los Perales (Depto. En las serranías que median entre Melipilla y Aculeo. rara vez 4 ó 5. va destiñéndose a los tres meses. En febrero de 1941. rodeada de rocas aisladas y de gruesos árboles: en este reducto estaba el suelo alfombrado con hojas y heno. un labrador divisó en el barranco del margen opuesto una leona. En el primer trimestre visten de rubio claro. nuca. les traen diariamente presas frescas que les desmenuzan. la pareja vela por los cachorros. de Limache). teniendo la primípara la depravada práctica de engullirse la camada. y 30 la cola castaña. otra leona se había arreglado. les entregan animales vivos. gallinas. que corría 1 m más debajo de la abertura. 38 . sentada al sol y lamiendo tres cachorros ya crecidos. Este color juvenil. En los primeros tiempos. el cazador de Aculeo persiguió a una puma. Examiné en Temuco uno de cinco meses. el macho los abandona y quedan a cargo de la sola madre. y blancas la barba y la garganta. Don Telesforo Leyton. mezclados con pelambre amarillo y blanquecino que la madre se había arrancado del vientre. y antes de merendar con ellos. acompañada de sus tres crías. rubio y listado. listado o manchado de negro.de una cuevita de 1. como a 50 m de la cumbre. carcomido por dentro en un largo de 3 m: resguardo seguro y a corta distancia del agua para la sed. viajando por la cordillera de Nahuelbuta. de la subespecie araucanus. la madre se había acomodado una cama de ramitas hojosas. El asilo de crianza era el tronco de un roble corpulento. bajo la vigilancia de sus padres. de largo por 2. y cubriéndola con pasto seco y ramillas verdes y peos de su propio abdomen. negra en el último tercio. Días después volvió con cazadores. don Toribio Larraín G. dio casualmente con el lecho recién abandonado de una leona: en una angosta plataforma. Nacen con los ojos cerrados. Cuando ya crecidos. que la madre había traído a sus cachorros. Una semana después. un blando lecho. cazado en febrero de 1940 en San José de la Mariquina. tenía cabeza. en el cerro el Mauro. salen de las cama y andan. estaba la entrada defendida por un arroyo torrentoso. y fue conducido por los perros a la cama del carnicero.5 m de profundidad. con una faja negra en la espalda. sembrado de plumas de gansos. En diciembre de 1932. pero la familia se había marchado. los chicos juegan con sus víctimas a manotadas y mordiscos. que hacía trotar entre sus propias patas. a 800 m de altitud.

y huye a escape. huiñas. se revolcó entre ellos y los sabuesos para protegerlos hasta el fin. los arrostró. pudúes y según la suerte. recorriendo todos los contornos. tan valientemente defendidos por su madre. corderos. ovejas. el cual se levanta como resorte. chingues. y llamaba al perdido. En la Cordillera. guanacos y vicuñas. en Chile. escudando a los hijuelos. el otro volvía cada vez a rodar en la arroyada. Aturdido éste por los porrazos. llamas. quiques. y espera la embestida. llamándoles con maullidos. o sea. Al mes de nacidos. porque le hacen frente y le asestan cornadas certeras que lo dejan malparado. vizcachas. durante horas jugaban con cualquier objeto que manoteaban para hacerlo correr. Asistí en Aculeo a los entrenamientos de los dos. y en casos urgentes. la madre les enseña a cazar. pues ha de darse vuelta para cocear. En diciembre de 1942. cabritos. 39 . vaquillas. dura la educación como medio año. y se lo disputaban con las uñas y la boca. le abre con los colmillos las venas yugulares. en Argentina. o se perseguían a escondidas para sorprenderle mutuamente. un morador de Purén iba de alba a los cerros. liebres pampinas y ñandúes. Los adultos acometen terneras y potrillos. Llegada a una zanja. liebres. seguida de dos cachorros. y aferrado con las uñas. sino que agacha la cabeza sobre el pecho. El labrador se apoderó de él y lo llevó a su vivienda. agutíes. culpeos y chillas. Como el jinete ya estaba cerca. ratas. En cuanto al burro. se divertía gran parte del día con una pelota de madera. no se animó la madre a volver atrás para coger al hijo de la nuca y huir. no se mueve a vista del puma. enjaulado en la Quinta Normal. y se comprobó en Aculeo en 1921. Echó a correr ella. en la noche siguiente. oyó los llamamientos plañideros de la leona que había vuelto a la torrentera. caballos y burros. pacas. Ahora bien. Así lo apunta Gay. suelta al asno. cuando. cerdos. monos. no mayores que un gato. se tira él al suelo y se revuelca con bríos. Poco ataca a las vacas adultas. el puma se encarama en él de un brinco.cubriéndolas con su cuerpo. En 1908. Alimentación: Todas las especies de mamíferos menores del país en que viven: en los tropicales. divisó una leona. Alcanzada por él y la jauría. puercoespines. un leoncito de cinco meses. Consiguiólo el más robusto. corzos. capibaras. coatíes. la salvó de un brinco. y los ardides que engañarán a las futuras presas. El caballo sucumbe más fácilmente. mientras los chicos bajaban adentro para trepar al lado opuesto. evitando el golpe. El puma joven es tan juguetón como los mininos domésticos. pecaríes. No bien la fiera le salta encima. del tamaño de una calabaza. y así aprenden el arte del acecho. hasta que nuevos galanes visitan a la leona. a doscientos metros de su casa. conejos. Herida de un balazo. aplastando al enemigo.

en el lado opuesto del valle. caracoles. prefiere para sus acometidas la luz del alba. tápalo allí con ramas. “solo en caso de punzante hambruna. en un radio que no diste más de 300m. Modo de cazar: Merodeador nocturno. la desaparición del caballo primitivo. en una de sus cacerías de guanacos. Junto a los caminos y abrevaderos de las reses. pero vigilando la despensa y acudiendo luego si otros carniceros o aves rapaces pretenden violarla. por lo menos. y empujando con el pecho por delante de sí a su cría. a buen trecho del lugar de la matanza. pero no porfía mucho en ello. Al errar el golpe. oculto. repta lentamente hasta situarse de 3 a 6 m del animal codiciado. más aún. y disminuye por el cansancio. sangrienta o. el Nemrod coge la carabina. o detrás de rocas. 1936. seguro de apoderarse del chico que daba señales de agotamiento. expulsaron de muchas regiones a los mismos jaguares.200 m de altitud. persíguela a saltos inmensos. no pasada. acecha y arrebata algún podenco.Por su miedo instintivo a los perros. Don Miguel Etchepare. Hártase primero con las carnes blandas: las traseras y el vientre. En las laderas se mantiene en la parte alta. palpitante. En terreno despejado. saciado ya. pone el alza a 700 metros. se debería a la voracidad de los pumas y jaguares. en particular. En un solo caso se recuesta al lado de su víctima. pues su ligereza no le da ventaja sino en los mil primeros metros. para ir después a devorarlo. Disimulándose entre los arbustos. lo endilga hacia un precipicio. y pone fin al drama con una bala 40 . si bien más feroces y vigorosos. aquéllos. cuando divisó. me afirmó don Telesforo Leyton. errante en las soledades serranas”. escóndese entre las malezas. una guanaca trotando. aléjase hasta unos mil metros para su digestión y el sueño. Cuando lo ha devorado todo. Según la colección Jackson. lagartos y cualquier bicho comestible. exterminaron las caballadas semisalvajes de Patagonia. o en los hierbales. Conocimientos universales. que rompe con las mandíbulas. andaba a 3. no los acomete. obligándolo a rendirse. o sobre una rama baja y gruesa de un árbol próximo. dominando al fugitivo. y cubre la reserva con la tierra removida. si abriga esperanzas de darle alcance. y con pasto que siega o arranca con los dientes y va a digerir. a cierta distancia. a la que incitaba a correr. en toda América. Su plato habitual es carne viva. transporta lo sobrante hasta un sitio arbolado. En los mayores apuros se desayuna con aves silvestres. o a despeñarse. y de un brinco se arroja a la desprevenida bestia. y en cuanto lo puede. y en uno o dos saltos le cae encima y le desgarra la nuca. cava un hoyo. empeñado en la persecución. cuando se ha como emborrachado con una gran cantidad de sangre. abrumándolos con a superioridad de su número. Al punto. temeroso de ser sorprendido y castigado por el hombre. y 100 m atrás un puma.

empieza a hacer gracias de saltimbanqui para atraer poco a poco al ganado. Tírase al suelo. el puma arremete contra la más cercana. tan luego como abandona su prole. colgando de los colmillos entre las patas.. Costumbres: 1º El puma es polígamo. agitando en el aire los cuatro remos. uniéndose a la primera leona que se le rinde. atento el oído a los más leves rumores. torna apararse. siempre que las juzga más eficaces que la brusquedad. Casi imperceptibles en la piel. Usa arterías. a 300 m de distancia. empela el puma un ardid distinto para engañar a los potrillos. Sin guarida ni residencia fijas. Impelidas por la curiosidad. En una de sus pantomimas se le acerca. cerca ya.. el cual pega un salto de sorpresa. las ovejas se aproximan paso a paso.que va a rebotar entre las patas del felino. después. las heridas producen hemorragia interna. tal vez por el egoísmo de no compartir las presas. duerme en el día sobre los árboles o en la maleza. yh la agarra de golpe… Tal es la relación que me hizo don Telesforo Leyton. hasta el lomo de su víctima. hasta que el cuadrúpedo pierde el temor y la desconfianza. luego reanuda sus carreras circulares. 2º Durante el curso del año viven solitarios. acechando alguna res en los campos o corrales vecinos. va a correr nuevas aventuras. cuyo cuello destroza con los colmillos por chuparle la sangre. y así se aproxima paulatinamente al animal. en el invierno. correr en círculos. ronda cerca de las viviendas humanas. Este es el momento que aguarda la fiera para dar un brinco formidable. Vaga a veces toda la noche. y ya sabemos que les lleva gansos. mientras él multiplica sus payasadas con mayor brío. revolcarse una y otra vez. Al fin le rodean. dejándose ver de lejos para acostumbrarlas a su presencia. se aleja nuevamente y vuelve en la misma forma repetidas veces. recorriendo unas cuantas leguas. quien presenció la escena desde altura. en tanto que el astuto echa el ojo a la más gorda y apetitosa. Según él mismo. los de mayor peso los coge de un pie 41 . se fija en la caravana. cuyas coces recela. Vuélvese más audaz cuando tiene crías. “Tratándose de ovejas. pavos y gallinas. busca un abrigo contra las lluvias en un hueco de rocas o de árbol podrido. me contó don Toribio Larraín G. Al amparo de las tinieblas y aun en pleno día. chica aún. Así se encamina a un rebaño de ovejas. pero acortándolas. se revuelca. y gira doblando en círculo para cogerse el rabo con los dientes. 3º Los animales medianos que degüella los lleva a lugar seguro. la tumba con el choque y el clava los colmillos detrás de las orejas. da media vuelta y se escurre entre los peñascos. y a los gritos de los animales salvajes o domésticos. pónese de espaldas. para dirigir sus pasos hacia una presa. Preséntase también desde lejos y comienza a brincar. y torna a pastar tranquilo. abundante y en breve mortal”.

aún desde 8 metros de alto (Don Telesforo Leyton). En Mechún. Así. y abandonándolos exangües. un rapaz de 12 años y 2 chicas de 11 y y 9 años. volvió grupa y se internó en la selva. 42 . Carácter: 1º parece ser el más sanguinario de los Félidos. degolló 30 y hasta 50 ovejas. trepa por el tronco. distante de aquel unos 400 metros. Una vez dentro de un aprisco. corrieron a espantarle con gritos y pedradas. 4º El puma es novedoso. Al divisarle. al olfateó y examinó prolijamente por fuera. y tres días seguidos repitieron sus fiestas. se han visto árboles macizos. por las uñas de un puma que las había afilado en ellos. absorbiendo seguido hasta 6 litros del embriagador líquido. 1944. con tal que su diámetro le permita clavar en él las garras de las cuatro patas. atravesada sobre los hombros. y sin soltarlos se los echa sobre la nuca y huye al trote. pastando a 100 metros de una vivienda. y de ordinario huye a vista de. hombre. baja siempre de un salto al suelo. las arrastra por el suelo hasta un sitio oculto. descortezados hasta 2 metros de altura. de un perrito ladrador. se persiguió a uno que se alzaba así con una cabrita. hallaron su obra deshecha: en un largo de 20 metros estaba el suelo pisoteado. hasta 800 metros de distancia. Ábreles de un zarpazo las arterias del cuello y bebe ávidamente la sangre. dispuesta en una selva. ahora bien. En cuanto a las reses corpulentas. y él. lo que decidió a la cuadrilla de camineros a comer más cerca del bosque. en una misma noche. 2º Es tan cobarde como cruel. el único que mata por la satisfacción de matar. en el Radal. de vuelta al sitio. arañado. de un niño. tomándolo por un perro vulgar. Don Telesforo Leyton. almorzaban con los trabajadores en una altura. removido. brinca a una rama de algún árbol aislado. hasta que pisó el resorte del mecanismo de la puerta y se aprisionó a sí mismo.5 metros de altura. En el mismo lugar. nada vivo deja: cítanse casos en que un puma. y levantaban un terraplén bastante largo. que se encaminó a descubierto hacia 3 cerdos. hasta 2. ambos hermanos Boisier dirigían la construcción de un camino por la espesura. en el verano de 1929. asaltó uno. 3 rediles acogotando 20 ovejas. si está más elevada. y no reparando en peligro alguno. al tercer día. 18 corderos. 4º Aguza de vez en cuando las garras. hecho que ahuyentó a los retozones felinos. valle del Río Claro. en el verano de 1930. 3º Tienen los jóvenes sus juegos y travesuras. El 4 de abril de 1945 aconteció lo siguiente. entró y la registró en todos sus rincones. cerca de Purén: En la tarde salió del bosque de Huenocoigüe un puma adulto. revelando las huellas que este perjuicio era hazaña de tres o cuatro leones que se habían solazado allí a su manera. 6 cabras. 5º Acosado por una jauría. sucesivamente.con los dientes. sin medirse con tan diminutos adversarios. excavado en todos sentidos. observó a uno junto a una trampa. de noche.

llevándose el pernil debajo del brazo. Mas. don José Boisier se había fabricado una casuca de tablas en su aserradero de Nahuelbuta. vio salir de la espesura un puma. un inquilino de El Radal custodiaba de noche. en tanto 43 . cuando ya se acercaban más amenazantes los resoplidos del felino. que fue a olfatear la máquina. Horas más tarde. y había colgado en una rama de roble un pernil de oveja. los de un puma que se arrastraba hacia el árbol. temió el montañés algún ataque sorpresivo y optó por huir. 2º En otros casos pónese el puma a la defensa. disparó el hombre a ciegas. detúvose la fiera. cuya estrechez y revueltas entre los árboles retardaban felizmente la carrera del puma: a los diez minutos de la épica fuga. Hallábase a 200 metros de su tugurio cuando percibió un crujir de ramas. arrojó la escopeta y corrió desolado a su choza. no trepida en acometer a personas aisladas. como quien nada teme. y después se sentó frente a él. 1º Aunque por lo común huye de él. una trilladora. que retrocedió bramando. aventuróse con varios vecinos hasta el sitio del encuentro. Con todo. junto a una hoguera.A pesar de su innata cobardía. Fastidiado el hombre. volvió dos veces más a la intentona. y distinguió a 15 metros un león que salía de un matorral enseñando los temibles colmillos y resoplando amenazador. de ahí un reguero de sangre los llevó a 40 metros más adentro de la floresta. En Huenocoigüe. Años atrás. Al fin paróse la fiera. En la alta cuenca del Río Claro me refirieron los montañeses. 3º Aguijoneado por el hambre. entró en el bosque. Durante cinco largos minutos se atisbaron mutuamente. guardó la carne en el fogón apagado del motor. un día. donde encontraron al animal muerto. veces hay en que no se inmuta en su presencia. como preguntándose el león con quién las tenía. en febrero de 1924. que estaba en la puerta a cosa de 20 metros. hambrienta. pronto sintió detrás de sí ruidos de ramas: el león le perseguía a saltos por el angosto sendero. y a paso lento. un campesino iba de caza. los dramas siguientes y a la sazón recién acontecidos: En 1922. luego de almorzar solo en aquélla. febrero de 1944. Como siguiera el animal rondando en las inmediaciones. brilló a corta distancia la luz de una choza de carbonero. De súbito oyó un rumor y vio relucir en la penumbra dos ojos. Cogió al punto un tizón inflamado y se abalanzó yendo a refregarlo en el hocico de la fiera. Aturullado por la súbita aparición. su actitud respecto del hombre es diversa. y alistándose el mecánico para encerrarse en el asilo al menos indicio de embestida.

que iba el hombre a desplomarse. pernoctaba un leñador 44 . en el umbral de la vivienda. exhausto y tembloroso. El mismo año. y en los mismos bosques.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->