P. 1
ESTUDIO_DE_MERCADO_PFR_2

ESTUDIO_DE_MERCADO_PFR_2

|Views: 1.175|Likes:
Publicado porJosé Salinas
Estudio de mercado del ecocircuito turístico "Paraba de Frente Roja" en el Parque Nacional Torotoro, BOLIVIA
Estudio de mercado del ecocircuito turístico "Paraba de Frente Roja" en el Parque Nacional Torotoro, BOLIVIA

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: José Salinas on Oct 13, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/21/2013

pdf

text

original

Tipología: integra el sector terciario de la economía y pertenece al grupo de servicios que se
consumen eventualmente. Requieren el desplazamiento del consumidor, y la magnitud de las
organizaciones que prestan servicios pueden variar de una empresa unipersonal como un guía de
turismo a una cadena hotelera internacional.

Utilidad: el producto turístico ofrece dos tipos de utilidades, una básica determinada por los
atractivos convocantes y las actividades motrices que se pueden realizar y una complementaria

ESTUDIO DE MERCADO
PARA
 EL CIRCUITO ECOTURÍSTICO DE LA PARABA DE FRENTE ROJA
(ARA
 RUBROGENYS)ENELPARQUEACIONALTORO TORO

3

constituida por las actividades que se encuentran como valor agregado. Por ejemplo, un
balneario tiene como utilidad básica tomar sol o bañarse, y como utilidad complementaria
pescar, asistir a espectáculos nocturnos, vida social, etc.

Función: la función del producto turístico es resolver necesidades de tipo psicológico,
registrando las experiencias del viaje. De allí que los resultados de un viaje no sean iguales entre
dos personas; esta actitud dependerá de las expectativas previas al momento del viaje y sus
vivencias durante el mismo, pudiendo el producto cubrir dichas expectativas, superarlas o no
alcanzarlas.

Necesidad: el hombre ha evolucionado respecto a sus necesidades. Podemos identificar dos
tipos de necesidades, las innatas (relacionadas con las fisiológicas) y las adquiridas (relacionadas
al lugar de residencia y el status social que ocupa), agregándose las experiencias acumuladas que
influyen en sus costumbres y gustos.

Satisfacción: está condicionada por el agrado o disgusto que experimenta el comprador después
que consumió un servicio. Los atributos que definen a cada uno de los productos producen
respuestas inmediatas y de corto tiempo, pero de acuerdo con la experiencia vivida podrá
prolongarse durante toda la vida.

Motivación: es la causa que nos lleva a hacer algo o a adquirir un bien o servicio, surgidas de
una necesidad psicológica y relacionada con el empleo y volumen del tiempo libre que
predomine en el círculo social al que pertenece el consumidor potencial. Las motivaciones
pueden surgir a través de comentarios de viajeros experimentados o por deseos propios de
conocer una geografía específica. En otros casos, se debe a la influencia publicitaria que destaca
las bondades de los destinos o por impulsos o caprichos personales o sociales. Las motivaciones
se dividen en psicológicas (descanso, prestigio, para conocer nuevas culturas, por educación,
práctica de deportes, compras, conocer nuevos lugares, hedonismo, cambio de hábitos,
salud/estética) y por obligación (negocios, visita a familiares, salud, educación).

1.3. EL ECOTURISMO.-

En la última década surgió el concepto y práctica del Ecoturismo, como una corriente alternativa de
apoyo a emprendimientos e iniciativas de desarrollo en países que cuentan con importantes recursos
naturales y de bio diversidad, al mismo tiempo que se trataba de frenar acciones depredadoras y
destructoras del medio ambiente.

Entre las definiciones y conceptos más importantes acerca del Ecoturismo, se incluyen los
siguientes:

Viajes ambientalmente responsables a las áreas naturales, con el fin de disfrutar y apreciar la
naturaleza (y cualquier elemento cultural, tanto pasado como presente), que promueva la
conservación, produzca un bajo impacto de los visitantes y proporcione la activa participación
socioeconómica de la población local”.2

Hoy día, la mayor parte del turismo que se lleva a cabo en aéreas naturales no constituye ecoturismo
y, por consiguiente, no es sostenible. El ecoturismo se distingue del simple turismo de naturaleza

2

The Nature Conservancy. http://www.nature.org

ESTUDIO DE MERCADO
PARA
 EL CIRCUITO ECOTURÍSTICO DE LA PARABA DE FRENTE ROJA
(ARA
 RUBROGENYS)ENELPARQUEACIONALTORO TORO

4

por su énfasis en la conservación, la educación, la responsabilidad del viajero y la participación
activa de la comunidad. Concretamente, el ecoturismo se caracteriza por estos rasgos:

• Comportamiento del visitante que es consciente y de bajo impacto,
• Sensibilidad y aprecio con respecto a las culturas locales y a la diversidad biológica.
• Respaldo a los esfuerzos locales de conservación.
• Beneficios sostenibles para las comunidades locales.
• Participación local en la toma de decisiones.
• Componentes educacionales para el viajero y para las comunidades locales.

Según Ceballos-Lascurain, cuya definición ha sido adoptada por la IUCN (Unión Mundial para la
Naturaleza), se entiende por Ecoturismo:

Aquella modalidad turística ambientalmente responsable consistente en viajar o visitar áreas
naturales relativamente sin disturbar con el fin de disfrutar, apreciar y estudiar los atractivos
naturales (paisaje, flora y fauna silvestres) de dichas áreas, así como cualquier manifestación
cultural (del presente y del pasado) que puedan encontrarse ahí, a través de un proceso que
promueve la conservación, tiene bajo impacto ambiental y cultural y propicia un involucramiento
activo y socio económicamente benéfico de las poblaciones locales (Ceballos-Lascuráin).

La Sociedad Internacional de Ecoturismo (TIES por sus siglas en inglés) define el ecoturismo
como:

Un viaje responsable a áreas naturales que apoya la conservación del medio ambiente y mejora el
bienestar de las comunidades locales.

Green Globe 21 ha adoptado la definición de Ecoturismo de Australia:

Turismo ecológicamente sustentable con un enfoque principal en experimentar áreas naturales que
promueva la comprensión, apreciación y conservación del medio ambiente y la cultura.

1.4. ECOTURISMO Y DESARROLLO.-

En la actualidad, el Turismo procura "la máxima participación de la población local", razón por lo
que se han derivado formas como el ecoturismo, turismo de patrimonio, comunitario, rural, eco-
cultural o más claramente definido como “alternativo”; todos ellos responden, si son bien
entendidos, al desarrollo integral de las poblaciones. Pero se debe considerar a esto como una
alternativa y no como la única salida para incrementar divisas o diversificar fuentes de trabajo. Si
bien hablamos de desarrollo local, se debe considerar al “turismo” y a cualquiera de sus ramas,
como partes integrantes y complementarias de este desarrollo.

Entonces, se entiende que la importancia de considerar la participación de las poblaciones, radica
además, en la relación directa con la “biodiversidad”, debido a que existen muchas maneras con las
cuales, los seres humanos, únicos poseedores de la cultura, interactúan con el resto del planeta y
procuran sostenerlo a lo largo del tiempo.

Por esto, es importante mencionar que el complemento de la biodiversidad es la “diversidad
cultural” manifestada en la variabilidad de lenguajes y dialectos, religiones, comidas, usos de los

ESTUDIO DE MERCADO
PARA
 EL CIRCUITO ECOTURÍSTICO DE LA PARABA DE FRENTE ROJA
(ARA
 RUBROGENYS)ENELPARQUEACIONALTORO TORO

5

recursos y tecnologías - entre muchas otras representaciones y prácticas- que construye e inventa
una sola especie: la humana.

Mientras más diversos sean estos aspectos en una sociedad o en un país, mayor es su riqueza
cultural. En Bolivia, se manifiesta por la existencia de las etnias y por los mestizos que poseen
prácticas culturales diversas.

Si se pretende que las comunidades, localidades, centros poblados o cualquier conglomerado
humano, organizados según sus usos y costumbres, accedan y alcancen el “desarrollo integral”
(social y económico) con un medio ideal para aportar al mismo como son los proyectos de turismo,
es preciso presentar una alternativa capaz de moldearse a las reales necesidades de las localidades, a
la sustentabilidad de los recursos y a la rentabilidad social y económica de los emprendimientos.

No solamente se trata de presentar esta alternativa, sino que es menester que se la construya e
implemente desde la necesidad y la realidad misma de la comunidad, transformándola en un
“proyecto eco-turístico participativo", que bien podría llamarse “proyecto de desarrollo”.

Se debe pensar en proyectos que puedan ejecutarse, y para que el turismo alternativo tenga éxito, es
preciso un nivel de especialización que no se limite simplemente a los "buenos propósitos", así
como entender que para las comunidades en materia de ecoturismo o turismo, el proceso es largo y
requiere una mejor comprensión del mercado turístico y de la dinámica de la comunidad.

De esta manera se puede apreciar que el turismo de patrimonio, ecoturismo o turismo alternativo
representa una buena oportunidad para contribuir al desarrollo social y económico, pero requiere de
una estrategia interdisciplinaria y participativa dirigida a la articulación del patrimonio con la
sociedad y a la preparación de ésta para usar y mantener los recursos en forma sustentable.

1.5. EL MERCADO TURÍSTICO.-

Un mercado surge por la existencia de un producto, en este caso los servicios turísticos, que son
ofrecidos en forma diferenciada por una diversidad de agentes económicos y son demandados por
un grupo heterogéneo que integra la demanda turística.

En el sector conviven simultáneamente mercados libres y mercados regulados. Los primeros se
caracterizan por la ausencia de todo tipo de control y los precios no están sometidos a regulación.
En ellos, los diferentes segmentos de demandantes se mueven libremente en función de los niveles
o variaciones de precio de los diferentes destinos.

En los mercados regulados los precios están acordados en función de diversas circunstancias
controladas por la administración pública o entidades privadas. El turismo no puede considerarse
como algo único, idéntico en todos sus elementos y formas. Existen muchos factores que
influencian continuamente en sus características, tanto a nivel nacional como regional.

Para caracterizar los mercados desde un perfil económico hay que considerar el grado de
concentración de la oferta y de la demanda, el grado de diferenciación del producto, etc. O sea,
analizar la estructura y la conducta de los operadores.

ESTUDIO DE MERCADO
PARA
 EL CIRCUITO ECOTURÍSTICO DE LA PARABA DE FRENTE ROJA
(ARA
 RUBROGENYS)ENELPARQUEACIONALTORO TORO

6

Los expertos en turismo, en cambio, utilizan otros elementos. Figuerola3

, por ejemplo, plantea

varias clasificaciones del mercado turístico según diferentes criterios:

Una clasificación inicial los distingue en directos e indirectos.

• Directos: Ofrecen y se consumen en ellos, bienes y servicios plenamente turísticos

• Indirectos: Ofrecen bienes y servicios de carácter no turístico a los viajeros, empresas y sectores
que sirven a la actividad.

Según su antigüedad se pueden clasificar en:

• Mercados turísticos tradicionales o históricos

Mercados elitistas
Mercados de alta burguesía
Mercados de alta clase media

• Mercados modernos:

Mercados de clase media (consecuencia de las vacaciones pagadas y descenso relativo de
los precios de los transportes)

• Mercados potenciales:

Extensivos a nuevas áreas y continentes, limitados hasta ahora por razones económicas y

políticas.

En función de la proximidad física entre el lugar turístico y el de origen se clasifican en:

• Tránsito y excursionismo (por razones fronterizas o de cruce)
• Vacacional o de recreo (interior y extranjero)
• De negocio o profesional (interior y extranjero)
• Turismo propio de la región en sus diferentes modalidades
• Turismo de otra región, que visita el área por razones de trabajo, ocio y adquisición.

En el marco de la Teoría Económica, los elementos que distinguen este mercado son:

a) Marco regulatorio: normas de carácter político o legal que impone la autoridad competente
surgida de planes, programas y leyes.

b) Características de los agentes económicos que integran el mercado: empresas, consumidores.

c) Estructura del mercado: sistema de venta y/o contratación, forma de pago de los servicios,
obligaciones y derechos de los operadores, función de las agencias de viaje, características de la
demanda, etc.

3

Figuerola M. (1985), Teoría económica del turismo, Ed. Alianza Económica, Madrid.

ESTUDIO DE MERCADO
PARA
 EL CIRCUITO ECOTURÍSTICO DE LA PARABA DE FRENTE ROJA
(ARA
 RUBROGENYS)ENELPARQUEACIONALTORO TORO

7

d) Características propias de los bienes y servicios que se intercambian (paquetes, circuitos,
alojamiento y sus distintas formas, entre otros).

Para analizar y estudiar a este mercado es imprescindible hacerlo a partir de un enfoque sistémico
en el marco de los elementos lo componen. En función de ello, se han definido dichos elementos,
considerando la cadena de comercialización que obviamente difiere sustancialmente de la de
cualquier bien o producto tradicional.

1.6. LA DEMANDA TURÍSTICA.-

Turistas, viajeros y visitantes forman la demanda turística que está conformada por un grupo
heterogéneo de personas. Es un agregado de personalidades e intereses con diferentes características
sociodemográficas, motivaciones y experiencias.

El concepto de demanda está relacionado al proceso de toma de decisiones que los individuos
realizan constantemente al planificar sus actividades de ocio y por lo tanto depende de muchos
factores no sólo económicos sino también psicológicos, sociológicos, físicos y éticos.

Por otra parte, hay que distinguir también entre demanda efectiva o actual, demanda potencial,
demanda diferida y la no demanda. A esto se suman cuestiones como la elasticidad de la demanda
que imprime cierta conducta de comportamiento esperado del consumidor.

Los determinantes económicos de la demanda pueden explicar la utilización por parte de los
consumidores de determinados servicios concretos pero hay un conjunto de variables que pueden
ejercer sobre ésta mayores efectos: motivaciones, factores psicológicos, costumbres, creencias,
tiempo de ocio, estilos de vida, etc.

Sumado a ello es importante tener en cuenta que la decisión de compra se guía por una cautela
mayor que para otros bienes de consumo ya que se trata de una inversión que no reporta nada
tangible, tiene un costo considerable, y casi nunca se realiza de forma espontánea o caprichosa; hay
un riesgo implícito. En consecuencia la imagen que exista en la mente del consumidor sobre un
destino potencial o un servicio concreto será decisiva para el proceso de toma de decisiones.

1.7. LA OFERTA TURÍSTICA.-

Para explicar el turismo en toda su extensión no podemos limitarnos al análisis de la demanda; es
necesario conocer y delimitar conceptualmente también a la oferta. Ésta se define como el conjunto
de productos turísticos (bienes, servicios, organizaciones, etc.) puestos a disposición del usuario
turístico en un destino determinado para su disfrute y consumo.

En un destino turístico la oferta puesta a disposición de la demanda constituye algo más que la
simple suma de los productos turísticos. Representa un todo integrado por productos, servicios no
turísticos, imagen general del destino, características socio-culturales, medioambientales, etc. Según
Leiper4

, los turistas motivados por una serie de atracciones naturales o artificiales se desplazan
desde la región de origen a la de destino en algún medio de transporte y allí el alojamiento se
convierte en la base tanto física como psicológica desde la que el turista entra en contacto con el
resto de las actividades y servicios existentes.

4

Leiper N. Tourism Systems, Department of Management Systems, Massey University, Auckland, New Zeland.

ESTUDIO DE MERCADO
PARA
 EL CIRCUITO ECOTURÍSTICO DE LA PARABA DE FRENTE ROJA
(ARA
 RUBROGENYS)ENELPARQUEACIONALTORO TORO

8

En ocasiones, incluso, es gran parte de la razón de ser del viaje. Por lo tanto debe considerársela
como un componente fundamental del sistema al que sería importante involucrar en este proyecto
para que por medio del método de la investigación-acción, los propios actores involucrados en la
actividad turística realicen sus FODA´s.

A éstos se suman los restaurantes, confiterías, comercios, etc., todos los cuales también deberían
comprometerse profundamente con cualquier Estrategia de Comercialización o Plan de Negocios
que surjan.

1.8. EL ESPACIO GEOGRÁFICO.-

La actividad turística total está compuesta por una combinación de bienes tangibles y servicios
ofrecidos para satisfacer las expectativas de los visitantes durante su experiencia turística. Ésta tiene
lugar en un espacio geográfico y temporal determinado.

Los espacios geográficos pueden determinarse como:

ESPACIO TURÍSTICO – centro turístico – área turística – zona turística: lugar donde se asienta la
oferta y hacia el cual fluye la demanda.

MUNICIPIO TURÍSTICO: delimitación administrativa que no es importante para el turista; genera
una idea más completa que si se habla de zona turística.

DESTINO TURÍSTICO: lugar hacia el cual debe desplazarse la demanda para consumir el producto
turístico. El desplazamiento es uno de los elementos determinantes de la experiencia turística.

Por lo tanto, el lugar o enclave hacia el que se dirige puede estar dimensionado como región
turística (Norte de Potosí), zona turística (Valles Interandinos), municipio turístico (Toro Toro) o
núcleo turístico (Parque Nacional Toro Toro), pero lo importante es que ese destino constituye el
objetivo del turista.

La demanda de muchos de los componentes de la experiencia turística, como la hotelería y el
transporte, se deriva del deseo de los viajeros de ver o hacer cosas en destino. Los servicios de
alojamiento, restaurantes y transporte están limitados a facilitar el contacto entre los turistas y las
atracciones deseadas que ofrece el destino. Todos estos elementos se interrelacionan y la falta de
uno de ellos dificulta o imposibilita el desarrollo de la experiencia como tal, pero el elemento que
activa todo el proceso lo constituyen las atracciones.

No hay que confundir las atracciones con recursos. Gunn5

señala que los recursos naturales,
culturales, etc. son el fundamento para el desarrollo posterior de la atracción. Pueden promocionarse
las playas, las montañas o las ballenas, pero a no ser que estén situados en localidades accesibles y
válidas para la explotación turística, no pueden ser considerados realmente atracciones. Los
recursos en su forma original no son más que la materia prima de futuras atracciones. De allí la
necesidad de una visión holística para referenciar el más mínimo detalle en cuanto a organización
de una estrategia comercial.

5

Gunn. Mercadotecnia para Hotelería y Turismo, 1ª Edición,

ESTUDIO DE MERCADO
PARA
 EL CIRCUITO ECOTURÍSTICO DE LA PARABA DE FRENTE ROJA
(ARA
 RUBROGENYS)ENELPARQUEACIONALTORO TORO

9

1.9. EL OPERADOR TURÍSTICO.-

Son los agentes que participan en la actividad, generalmente en calidad de intermediarios entre el
consumidor final y el producto turístico aunque puede ampliar su intervención al resto de la oferta
(restaurantes, hotel, etc.).

Los operadores se asocian a la función de comercialización de paquetes turísticos (diseño,
distribución, promoción, venta, etc.). Incluyen a las agencias de viajes en todas sus modalidades
(mayoristas, minoristas) los tour operadores y a las centrales de reservas. Intervienen en la actividad
turística y la inducen pero no forman parte de la actividad turística propiamente dicha ya que
quedan separados de la experiencia turística en sí misma (aunque son elementos clave en el
sistema). Generalmente se comete el error de considerar a las agencias de viajes, compañías de
transporte regular e incluso a empresas y organismos promotores del turismo como parte integrante
de la oferta turística, cuando en realidad son sólo operadores del mercado, como explicitamos con
antelación, encargados de la comercialización turística. O sea, conectan a la demanda con la oferta.

En los últimos años se está asistiendo a profundas transformaciones en el entorno económico
mundial debido a los cambios estructurales que la mayoría de los sectores económicos están
experimentando. Por ello, los mercados se caracterizan por un dinamismo e incertidumbre
crecientes.

Cambios en las condiciones de oferta y demanda, avances tecnológicos y problemas ecológicos
generan nuevos riesgos y oportunidades. El éxito a largo plazo debe basarse en la mejora de las
condiciones de competitividad, o sea, en la capacidad de obtener beneficios y de mantenerlos en
circunstancias cambiantes. Para ello, en el diseño de la estrategia para aumentar la competitividad
hay que tener en claro dos conceptos fundamentales: las ventajas comparativas y las competitivas.

Las primeras están dadas por los factores propios del destino que han posibilitado su nacimiento y
expansión como los recursos naturales y las condiciones socioeconómicas del lugar. Las ventajas
competitivas vienen determinadas por el valor agregado del lugar, es decir, la educación y
formación específicas para desarrollar las actividades relacionadas al turismo, canales de
información del destino turístico, el esfuerzo permanente por introducir innovaciones, etc.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->