P. 1
Alejandro de Valle Introducción a problemas de sociología urbana

Alejandro de Valle Introducción a problemas de sociología urbana

|Views: 4.686|Likes:
Publicado porPipe Lillo

More info:

Published by: Pipe Lillo on Oct 12, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/05/2013

pdf

text

original

En la línea del pensamiento marxista, David Gordon
(1982), introdujo el concepto de conflicto de clases para
la explicación del desarrollo urbano. Su tesis, sostiene
que las localizaciones escogidas por las empresas son
determinadas no sólo por las necesidades económicas
sino por alejar a sus trabajadores de las áreas con
sindicalismo avanzado. La necesidad de controlar los
conflictos laborales lleva a la relocalización de las
industrias hacia las áreas periféricas de las grandes
ciudades. Por ello, la suburbanización de las empresas
es una de las razones por las que el desarrollo urbano
siguió una forma regional multicéntrica.
En la misma línea que Gordon, Storper y Walker
(1989), señalaron que las cualidades del trabajo son los
factores determinantes de la localización industrial y
elaboraron una teoría de la localización industrial
fundada en las características del trabajo. Estas
características no sólo dependen de los atributos físicos
del trabajador sino también de su entrenamiento y de su
interés sindical. Por ejemplo, la relocalización de las
manufacturas en Asia, se debería, básicamente, a las
características de la fuerza de trabajo que incluyen no
sólo bajo salario sino otras cualidades como fuerza de
trabajo femenina joven y soltera, dócil y fácilmente
controlable.

En este enfoque de conflicto de clases, la calidad del
trabajo, asociado a diferencias en la calidad escolar y las
facilidades de entrenamiento, varía entre las regiones de
una nación. Otros factores que consideran son la
tradición sindical y las condiciones culturales del área.
Ejemplo de estas últimas es la existencia de un
patriarcado que permite tener una fuerza de trabajo
dócil. Storper y Walker (1989) usan estas ideas para
explicar el desplazamiento de la industria al sunbelt en

161

EE. UU, que ocurrió porque las regiones del sur y del
oeste tenían una organización sindical débil o
inexistente.

Estos autores sugieren que su enfoque puede hacerse
extensivo a todo el planeta porque las decisiones
locacionales de las empresas transnacionales obedecen a
la “división internacional del trabajo.” Esto es, las
corporaciones multinacionales se localizan en lugares
del mundo con trabajo barato y complaciente.
Sin embargo, aunque el conflicto de clases puede
explicar el movimiento de muchos propietarios de la
periferia durante periodos de huelgas intensas, no puede
explicar esa relocalización en otros momentos. La razón
es que hay otros factores de atracción: tierra barata,
impuestos menores y otros incentivos públicos que
subsidian al capital.
No hay duda que la fuerza de trabajo es una de las
principales razones para la transferencia de las
manufacturas a los países menos desarrollados, tales
como México o Malasia. Esta razón, sin embargo, no
explica porqué muchas multinacionales siguen
construyendo plantas y oficinas en EE.UU., Japón y
Alemania. Aunque el costo y la calidad del trabajo
cuentan mucho en las decisiones locacionales, también
hay otros factores locacionales: la fragmentación del
producto, contenido tecnológico del proceso productivo
que se relocaliza, estabilidad del gobierno, cercanía al
mercado.

Storper y Walker (1989: 3-5) replantean la teoría de
localización desde la economía política, y la orientan
hacia la elaboración de una teoría de la industrialización
geográfica y territorial: “…La interacción territorial
ocurre a través de una amplia variedad de procesos
sociales, desde flujos medibles de capital, bienes y
trabajo a relaciones sociales de poder menos tangibles,

162

tradiciones e ideologías relacionadas a un lugar (Storper
y Walker, 1989: 184).
El arreglo territorial de actividades es central en la
constitución económica, social y política de cualquier
sociedad (Storper y Walker, 1989: 226). Lo que se
plantea a partir de esta reformulación es que se tiende a
un nuevo patrón espacial en el que, las regiones
muestran particularidades diferenciadas. El espacio se
caracteriza por sus propiedades emergentes, de
organización e interacción, y por la participación de
diversos actores sociales en la coordinación de los
sistemas productivos.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->