P. 1
placas

placas

|Views: 1.276|Likes:
Publicado porIver Lopez

More info:

Published by: Iver Lopez on Oct 11, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/24/2013

pdf

text

original

Sections

  • 1.1. Conceptos básicos
  • 1.2. Sobre las teorías de estructuras de pared del- gada
  • 1.2.1. De acuerdo al espesor relativo de la lámina
  • 1.2.3. De acuerdo a la curvatura de la superficie media
  • 1.2.4. De acuerdo a la importancia de la flexión
  • 1.2.5. De acuerdo con la cinemática adoptada
  • 1.3. Enfoque de este trabajo
  • 1.4. Bibliografía sobre placas y cáscaras
  • 1.5. Problemas
  • FORMULACIÓN PARA LÁMINAS PLANAS
  • 2.1. Introducción
  • 2.2. Hipótesis de Kirchhoff
  • 2.2.1. (a) Hipótesis referida a las tensiones normales
  • 2.3. Consecuencias de las hipótesis de Kirchhoff
  • 2.3.3. Resumen acerca de la resolución de las contradic- ciones
  • 2.4. Variables referidas al comportamiento de la superficie media
  • 2.4.1. Esfuerzos Resultantes
  • 2.4.2. Momentos resultantes
  • 2.4.3. Deformaciones y curvaturas
  • 2.4.4. Relaciones constitutivas entre variables de la superfi- cie media
  • 2.4.5. Ecuaciones de equilibrio de una placa
  • 2.5. Separación del problema de placas en mem- branal y flexional
  • 2.5.1. Mecanismo membranal en placas
  • 2.5.2. Mecanismo flexional en placas
  • 2.6. Condiciones de contorno de flexión
  • 2.6.1. Bordes empotrados
  • 2.6.2. Bordes simplemente apoyados
  • 2.6.3. Borde libre
  • 2.6.4. Interpretación física del Corte de Kirchhoff
  • 2.6.5. Condiciones de fuerzas en las esquinas
  • 2.6.6. Condiciones generales de contorno en un borde curvo
  • 2.7. Formulación diferencial
  • 2.7.1. Ecuación diferencial en el dominio
  • 2.7.2. Formulación mixta del problema diferencial
  • 2.8. Formulación de energía potencial total
  • 2.9. Expresión de trabajos virtuales
  • 2.10. Teoría de placas incluyendo deformaciones transversales de corte
  • 2.11. Problemas
  • 3.1. Introducción
  • 3.2. Solución mediante series de Fourier
  • 3.2.1. Descomposición de la carga en series de Fourier
  • 3.2.2. Descomposición de la solución en series de Fourier
  • 3.2.3. Ecuación diferencial en términos de componentes de Fourier
  • 3.2.4. Cálculo de momentos
  • 3.2.5. Cálculo de esfuerzos cortantes
  • 3.3. Ejemplo de solución de una placa mediante series de Fourier
  • 3.4. Solución mediante diferencias finitas
  • 3.4.1. Derivadas en función de diferencias finitas
  • 3.4.2. Derivadas parciales en función de diferencias finitas
  • 3.4.5. Solución de los desplazamientos en placas
  • 3.4.6. Momentos en la placa a partir de los desplazamientos
  • 3.5. Ejemplo de solución de una placa mediante Diferencias Finitas
  • 3.5.1. Ecuaciones en el dominio
  • 3.5.2. Condiciones de contorno de la placa
  • 3.5.3. Condiciones de simetría de la placa
  • 3.5.4. Sistema de ecuaciones simultáneas
  • 3.6. Problemas de Diferencias Finitas con mallas irregulares
  • 3.7. Ejercicios
  • 4.1. Introducción
  • 4.2. Método de Ritz
  • 4.2.1. Aproximación de funciones en el método de Ritz
  • 4.3. Ejemplos de solución de placas mediante el método de Ritz
  • 4.3.2. Placa simplemente apoyada-libre
  • 4.4.1. Elemento finito rectangular
  • 4.5. Método de Elementos Finitos con deforma- ciones transversales de corte
  • 4.5.1. Elementos finitos triangulares
  • 4.6. Problemas

Índice general

1. INTRODUCCIÓN 4
1.1. Conceptos básicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4
1.2. Sobre las teorías de estructuras de pared delgada . . . . . . . . . . . 6
1.2.1. De acuerdo al espesor relativo de la lámina . . . . . . . . . . . 6
1.2.2. De acuerdo al orden de los desplazamientos en dirección per-
pendicular a la superficie media . . . . . . . . . . . . . . . . . 7
1.2.3. De acuerdo a la curvatura de la superficie media . . . . . . . . 7
1.2.4. De acuerdo a la importancia de la flexión . . . . . . . . . . . . 7
1.2.5. De acuerdo con la cinemática adoptada . . . . . . . . . . . . . 8
1.3. Enfoque de este trabajo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
1.4. Bibliografía sobre placas y cáscaras . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
1.5. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9
2. FORMULACIÓN PARA LÁMINAS PLANAS 11
2.1. Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
2.2. Hipótesis de Kirchhoff . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12
2.2.1. (a) Hipótesis referida a las tensiones normales . . . . . . . . . 13
2.2.2. (b) Hipótesis referida a las deformaciones de rectas normales
a la superficie media . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13
2.3. Consecuencias de las hipótesis de Kirchhoff . . . . . . . . . . . . . . . 14
2.3.1. Contradicciones referidas a las deformaciones cortantes transver-
sales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
2.3.2. Contradicción referida la deformación normal a la superficie
media . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
2.3.3. Resumen acerca de la resolución de las contradicciones . . . . 16
2.4. Variables referidas al comportamiento de la superficie media . . . . . 17
2.4.1. Esfuerzos Resultantes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
2.4.2. Momentos resultantes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18
2.4.3. Deformaciones y curvaturas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20
2.4.4. Relaciones constitutivas entre variables de la superficie media 21
2.4.5. Ecuaciones de equilibrio de una placa . . . . . . . . . . . . . . 22
2.5. Separación del problema de placas en membranal y flexional . . . . . 25
2.5.1. Mecanismo membranal en placas . . . . . . . . . . . . . . . . 25
1
ÍNDICE GENERAL 2
2.5.2. Mecanismo flexional en placas . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26
2.6. Condiciones de contorno de flexión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26
2.6.1. Bordes empotrados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27
2.6.2. Bordes simplemente apoyados . . . . . . . . . . . . . . . . . . 27
2.6.3. Borde libre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
2.6.4. Interpretación física del Corte de Kirchhoff . . . . . . . . . . . 29
2.6.5. Condiciones de fuerzas en las esquinas . . . . . . . . . . . . . 30
2.6.6. Condiciones generales de contorno en un borde curvo . . . . . 32
2.7. Formulación diferencial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33
2.7.1. Ecuación diferencial en el dominio . . . . . . . . . . . . . . . . 33
2.7.2. Formulación mixta del problema diferencial . . . . . . . . . . 34
2.8. Formulación de energía potencial total . . . . . . . . . . . . . . . . . 35
2.9. Expresión de trabajos virtuales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36
2.10. Teoría de placas incluyendo deformaciones transversales de corte . . . 39
2.11. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41
3. SOLUCIONES DE PLACAS UTILIZANDO LA FORMULACIÓN
DIFERENCIAL 44
3.1. Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
3.2. Solución mediante series de Fourier . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
3.2.1. Descomposición de la carga en series de Fourier . . . . . . . . 45
3.2.2. Descomposición de la solución en series de Fourier . . . . . . . 46
3.2.3. Ecuación diferencial en términos de componentes de Fourier . 47
3.2.4. Cálculo de momentos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 47
3.2.5. Cálculo de esfuerzos cortantes . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
3.3. Ejemplo de solución de una placa mediante series de Fourier . . . . . 48
3.4. Solución mediante diferencias finitas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
3.4.1. Derivadas en función de diferencias finitas . . . . . . . . . . . 51
3.4.2. Derivadas parciales en función de diferencias finitas . . . . . . 53
3.4.3. Representación de ecuaciones diferenciales en el dominio uti-
lizando diferencias finitas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54
3.4.4. Representación de condiciones de contorno utilizando diferen-
cias finitas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55
3.4.5. Solución de los desplazamientos en placas . . . . . . . . . . . . 58
3.4.6. Momentos en la placa a partir de los desplazamientos . . . . . 59
3.5. Ejemplo de solución de una placa mediante Diferencias Finitas . . . . 59
3.5.1. Ecuaciones en el dominio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 60
3.5.2. Condiciones de contorno de la placa . . . . . . . . . . . . . . . 61
3.5.3. Condiciones de simetría de la placa . . . . . . . . . . . . . . . 61
3.5.4. Sistema de ecuaciones simultáneas . . . . . . . . . . . . . . . . 62
3.6. Problemas de Diferencias Finitas con mallas irregulares . . . . . . . . 63
3.7. Ejercicios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 63
ÍNDICE GENERAL 3
4. SOLUCIONES DE PLACAS UTILIZANDO LA FORMULACIÓN
INTEGRAL 67
4.1. Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
4.2. Método de Ritz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 68
4.2.1. Aproximación de funciones en el método de Ritz . . . . . . . . 68
4.2.2. Condiciones que deben cumplir las funciones de aproximación 69
4.3. Ejemplos de solución de placas mediante el método de Ritz . . . . . . 72
4.3.1. Placa simplemente apoyada en dos bordes y empotrada en los
otros dos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72
4.3.2. Placa simplemente apoyada-libre . . . . . . . . . . . . . . . . 73
4.4. Método de Elementos Finitos usando la teoría de Kirchhoff . . . . . . 76
4.4.1. Elemento finito rectangular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 76
4.5. Método de Elementos Finitos con deformaciones transversales de corte 80
4.5.1. Elementos finitos triangulares . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
4.6. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
Capítulo 1
INTRODUCCIÓN
1.1. Conceptos básicos
En la mecánica aplicada y la ingeniería estructural se conoce como estructura
de pared delgada a una estructura que está limitada por dos superficies, la dis-
tancia entre las cuales es considerada pequeña. Otras designaciones comunes son
estructuras laminares o láminas delgadas. Cuando las superficies son planas se de-
nominan láminas planas, placas o losas, mientras que cuando las superficies son
curvas se conocen como cáscaras o láminas curvas.
Se denomina superficie media al lugar común de los puntos equidistantes de
ambas superficies. En cualquier punto de la superficie media se puede trazar una
recta perpendicular, y se define así la dirección del vector normal a la superficie
en ese punto. Esa recta normal intercepta a las dos superficies externas de la lámina,
y a la distancia h entre ellas se denomina espesor de la lámina. El espesor puede
variar de un punto a otro de la lámina, y a los efectos del análisis supondremos
que esa variación es suave. La geometría de una lámina puede entonces definirse
especificando la posición de la superficie media y el espesor en cada punto.
Figura 1.1: Estructura de pared delgada
En lo que sigue supondremos que la superficie media es una superficie continua
y tiene una variación suave. En la Figura 1.2.a se muestra una superficie media
4
Introduccion 5
continua a pesar que las superficies externas de la estructura son discontinuas. Este
caso se debe a un cambio de espesor en la estructura. Un ejemplo de discontinuidad
en la superficie media, también asociada a un cambio en el espesor, se muestra en la
Figura 1.2.b. Finalmente, en la Figura 1.2.c se ilustra un caso en el que la tangente
de la superficie media presenta una discontinuidad.
Figura 1.2: Ejemplos de discontinuidades en superficies de una lámina.
Un punto fuera de la superficie media se identifica por su mínima distancia a
ella. En la Figura 1.3 se muestra que un punto P

se podrá identificar por medio de
P y de la distancia PP

. Nótese que otro punto, como el Q, no es adecuada para
ubicar la posición de P

porque la distancia QP

no es mínima.
La superficie media de una estructura laminar puede ser completa (como en el
caso de esferas, elipsoides, etc.) o incompleta (como en placas planas, bóvedas cilín-
dricas, cilindros, etc.). En una lámina incompleta aparecen contornos. Se supone
que el contorno define una curva sobre la superficie media y que el corte es perpen-
dicular a ella.
Figura 1.3: Ubicación de un punto fuera de la superficie media
Una lámina se denomina delgada si la relación entre el espesor h y una dimensión
característica d de la superficie media es muy pequeña comparada con la unidad.
Como dimensión característica d es común emplear el diámetro en placas circulares,
Introduccion 6
las dimensiones de los lados en placas rectangulares, y el radio de curvatura mínimo
de la superficie en láminas curvas. Para que la lámina pueda considerarse delgada
se debe cumplir que
h
d
<< 1
Esto significa que h es por lo menos un orden de magnitud menor que d. En algunos
textos se emplea la condición inversa, según la cual una lámina es delgada si
d
h
>> 1
Si esta condición no se cumple se dice que la lámina es de espesor intermedio o de
espesor grueso, en cuyo caso será necesario relajar las hipótesis de Kirchhoff que se
desarrollan más adelante. Si una lámina es lo suficientemente gruesa, entonces su
comportamiento no difiere demasiado del de un sólido tridimensional. En láminas
delgadas, por el contrario, algunos esfuerzos y deformaciones resultan significativa-
mente más importantes que otros, de modo que es razonable realizar simplificaciones,
controlando al mismo tiempo el error asociado a esas simplificaciones.
1.2. Sobre las teorías de estructuras de pared del-
gada
La forma de una estructura de pared delgada depende de una serie de factores,
entre ellos su función, el tipo de cargas a las que estará sometida, el material que
se emplee, consideraciones estéticas, económicas, y otras. Prácticamente no existen
ya limitaciones asociadas a dificultades de cálculo gracias al desarrollo de métodos
numéricos en los últimos 40 años.
En láminas delgadas el análisis lineal ha sido formulado hace más de 150 años
y las ecuaciones de Lagrange para placas planas son ahora aceptadas casi univer-
salmente. Por el contrario, no existe una única teoría para el análisis lineal de láminas
curvas delgadas, y distintos autores consideran diferentes niveles de aproximación.
La mayor parte de las teorías que se emplean en la actualidad tiene su origen en el
trabajo de A. E. H. Love de 1892 [8]. Love hizo hipótesis de deformación similares
a las de Kirchhoff en láminas planas, y a las de Navier en vigas.
En general, se puede decir que las diferentes teorías de láminas atienden los
siguientes aspectos:
1.2.1. De acuerdo al espesor relativo de la lámina
En láminas delgadas el valor máximo de h/R se puede despreciar frente a la
unidad. Para cálculos técnicos se acepta
Introducción 7
m´ax
_
h
R
_

1
20
En esas teorías se desprecian términos del orden de
h
R
. Las láminas se consideran
gruesas si
m´ax
_
h
R
_
>
1
20
Para muchas aplicaciones prácticas en ingeniería civil se tiene que las cáscaras están
en el rango
1
1000
>
_
h
R
_
>
1
50
Por ejemplo, una cáscara metálica esférica en una central nuclear tiene h/R = 900;
una esfera de recipiente de presión para almacenar gas tiene h/R = 450; una torre
de enfriamiento de hormigón armado h/R = 200; una cáscara rebajada de hormigón
para techo h/R = 50.
1.2.2. De acuerdo al orden de los desplazamientos en direc-
ción perpendicular a la superficie media
Si expandiéramos los desplazamientos en serie de potencias en dirección de la
normal (distancia a la superficie media de la lámina) y se retiene términos lineales,
se denomina teoría de primer orden. Si se retienen términos cuadráticos o cúbicos
se denominan “de orden superior”. La teoría de Kirchhoff-Love es de primer orden,
y equivale a la teoría de Kirchhoff para placas y de Navier-Bernoulli para vigas.
1.2.3. De acuerdo a la curvatura de la superficie media
Se denominan teorías generales aquellas que sirven para cáscaras con curvaturas
grandes. En cambio, teorías de cáscaras rebajadas sirven para láminas de poca cur-
vatura, que se pueden proyectar en un plano y se pueden tratar como una extensión
de la teoría de placas.
1.2.4. De acuerdo a la importancia de la flexión
En láminas los momentos flectores se relacionan con las curvaturas de manera
similar que en placas, por ejemplo
M
11
=
Eh
3
12 (1 −ν
2
)

11
+ν χ
22
)
Las teorías membranales desprecian la contribución de los momentos flectores. Eso
reduce las variables del problema y lleva a ecuaciones sencillas. En muchos casos
Introducción 8
basta con las ecuaciones de equilibrio, y eso conduce a resultados que pueden ser
adecuados.
El empleo de teorías membranales se justifica en dos casos:
(a) Cuando la rigidez flexional de una lámina es muy baja (h →0) la lámina es
una membrana.
(b) Cuando los cambios de curvatura son muy pequeños (χ
ij
→ 0) la lámina se
comporta como una membrana, a pesar que la rigidez puede no ser baja. La misma
teoría membranal describe las dos situaciones mencionadas.
La diferencia es que en el primer caso no se admiten esfuerzos de compresión.
En forma análoga a la diferencia entre una cable y una barra de reticulado.
1.2.5. De acuerdo con la cinemática adoptada
Se distingue entre teorías de pequeños desplazamientos, en las que las relaciones
entre desplazamientos y deformaciones se consideran lineales, o de grandes despla-
zamientos, en las que las cinemáticas son cuadráticas. Para estudiar el fenómeno de
pandeo es necesario considerar teorías de grandes desplazamientos.
1.3. Enfoque de este trabajo
Este trabajo contiene un enfoque introductorio al tema, tal como se presenta
en cursos avanzados a nivel de pregrado en ingeniería, o en cursos de maestría en
ingeniería. No se emplea la notación tensorial de cáscaras, sino que se recurre sola-
mente a notación indicial y notación explícita en coordenadas cartesianas o polares.
La presentación se limita a teorías de primer orden y lineales en la cinemática.
En primer lugar se estudian placas en los Capítulos 2 a 4, considerando el pro-
blema flexional. Un capítulo se dedica a placas planas plegadas. El tema de cáscaras
se ve en los capítulos restantes. Inicialmente se ve la teoría membranal de cáscaras,
para luego considerarse efectos flexionales en una forma clásica. En este trabajo no
se presenta una teoría general de cáscaras, que es preferible en cursos más avanzados
sobre el tema.
1.4. Bibliografía sobre placas y cáscaras
La bibliografía sobre estructuras laminares es sumamente extensa, y abarca tanto
libros como artículos en revistas especializadas. El libro de Love [8] de finales del
siglo XIX, es un clásico en el tema, y en el Siglo XX el clásico han sido los textos de
Timoshenko [11] y Flugge para cáscaras [4]. Hubo una fuerte corriente de estudios
sobre el tema en Rusia, que se refleja en textos como las referencias [9, 1]. En Europa
se destacan los estudios de Koiter [6] y Donnell [3]. Los textos más recientes que
se emplean en cursos sobre placas y cáscaras incluyen Ugural [12], Billington [2]
Introducción 9
y Gould [5], mientras que para la teoría membranal de cáscaras se ha empleado
Pflugge [10]. El texto que más se acerca al enfoque de estas notas es el de Ugural.
La revista Thin-Walled Structures se especializa en este tipo de estructuras,
pero otras revistas también publican artículos referidos al tema, como International
Journal of Solids and Structures, ASCE Journal of Engineering Mechanics, y otras.
1.5. Problemas
Problema 1.1. Como manera introductoria de comparar las estructuras que
trabajan membranalmente y aquellas que trabajan flexionalmente, consideremos las
dos estructuras que se dibujan en la Figura 1.4, una de ellas es una cercha, mientras
que la segunda es una viga. Ambas estructuras tiene el mismo volumen de material,
y cubren la misma longitud 2L entre los soportes. La cercha tiene sección transversal
cuadrada [1 ×1], mientras que la viga tiene sección rectangular
_
1 ×

5
¸
. Considere
L = 40. Evalúe las tensiones en cada una de ellas, compare los valores y comente
acerca de la eficiencia de cada solución.
Figura 1.4: Efectos membranales y flexionales en estructuras sencillas. (a) Cercha.
(b) Viga.
Solución: Para la estructura tipo cercha, se calcula la fuerza F en cada miembro
y resulta F = −

5
4
P. Los esfuerzos internos axiales son de compresión y valen σ =
F
A
= 0,56P. Para la estructura tipo viga, el momento máximo ocurre al centro M =
PL
2
, mientras que los esfuerzos por flexión valen σ = 2×0,3PL. Para L = 40 se tiene
una tensión en la fibra extrema de σ = 24P. La relación entre esfuerzos flexionales
y axiales entre las dos estructuras son de 42,8. Como se observa, la configuración
de cercha es más eficiente para resistir cargas en el modo axial que la configuración
Introducción 10
de viga en el modo flexional. En la configuración axial todas las fibras en la sección
tienen el mismo nivel de esfuerzos, mientras que en la de viga sólo tienen el esfuerzo
máximo las fibras extremas de la sección.
Capítulo 2
FORMULACIÓN PARA
LÁMINAS PLANAS
Este capítulo contiene las ecuaciones fundamentales de placas, desarrolladas sigu-
iendo las hipótesis de Kirchhoff, con lo cual se construye una teoría técnica. La
historia del desarrollo de las ecuaciones que gobiernan el problema es sumamente
interesante y puede consultarse en la Referencia [8]. La presentación del problema
es un tema clásico en la literatura y puede encontrarse en casi todos los textos sobre
este tema; sin embargo, la discusión acerca de las contradicciones que implican las
hipótesis de Kirchhoff se encuentran muy bien tratadas en el texto de Novozhilov
[9]. El desarrollo principal corresponde a lo que se denomina “teoría clásica de pla-
cas” pero se incluye también la teoría de placas incluyendo deformaciones cortantes,
obtenidas de la anterior relajando una hipótesis.
2.1. Introducción
Para modelar el comportamiento de una lámina plana de espesor grueso, las
ecuaciones de la teoría de elasticidad [13] resultan adecuadas. En ese caso, en el
entorno de un punto cualquiera de la placa (no necesariamente sobre la superficie
media), los esfuerzos se caracterizan usando el tensor de esfuerzos
σ =
_
_
σ
11
σ
12
σ
13
σ
12
σ
22
σ
23
σ
13
σ
23
σ
33
_
_
(2.1)
Las deformaciones se caracterizan mediante el tensor de deformaciones
ε =
_
_
ε
11
ε
12
ε
13
ε
12
ε
22
ε
23
ε
13
ε
23
ε
33
_
_
(2.2)
Las relaciones elásticas entre deformaciones y tensiones, para material elástico, lineal
e isótropo, se reducen a:
11
Formulación para láminas planas 12
σ
11
=
E
(1 +ν) (1 −2ν)
[(1 −ν) ε
11
+ν (ε
33

22
)]
σ
22
=
E
(1 +ν) (1 −2ν)
[(1 −ν) ε
22
+ν (ε
11

33
)] (2.3)
σ
33
=
E
(1 +ν) (1 −2ν)
[(1 −ν) ε
33
+ν (ε
11

22
)]
σ
12
=
E
1 +ν
ε
12
σ
13
=
E
1 +ν
ε
13
(2.4)
σ
32
=
E
1 +ν
ε
32
Las ecuaciones de equilibrio en tres dimensiones resultan
∂σ
11
∂x
1
+
∂σ
12
∂x
2
+
∂σ
13
∂x
3
+F
1
= 0
∂σ
21
∂x
1
+
∂σ
22
∂x
2
+
∂σ
23
∂x
3
+F
2
= 0 (2.5)
∂σ
31
∂x
1
+
∂σ
32
∂x
2
+
∂σ
33
∂x
3
+F
3
= 0
Finalmente, las ecuaciones cinemáticas se escriben en la forma
ε
11
=
∂u
1
∂x
1
ε
22
=
∂u
2
∂x
2
ε
33
=
∂u
3
∂x
3
(2.6)
ε
12
=
1
2
_
∂u
1
∂x
2
+
∂u
2
∂x
1
_
ε
13
=
1
2
_
∂u
1
∂x
3
+
∂u
3
∂x
1
_
ε
23
=
1
2
_
∂u
2
∂x
3
+
∂u
3
∂x
2
_
(2.7)
2.2. Hipótesis de Kirchhoff
En lo que sigue estudiaremos el comportamiento de láminas con pequeños des-
plazamientos, de modo que se supone que los desplazamientos son suficientemente
menores que el espesor
u
i
h
<< 1 (2.8)
Formulación para láminas planas 13
donde u
i
son las componentes de desplazamiento. Las variables que se escriban a
continuación con un asterisco se refieren a los valores en puntos que no están nece-
sariamente sobre la superficie media, mientras que aquellas sin asterisco se refieren
a valores sobre la superficie media de la lámina.
Las hipótesis de Kirchhoff
1
pueden expresarse así:
2.2.1. (a) Hipótesis referida a las tensiones normales
Se acepta que las tensiones normales que actúan sobre planos paralelos a la
superficie media son despreciables frente a otras componentes de tensión.
Como consecuencia de ello, la componente σ

33
de un punto cualquiera de la
lámina es nula:
σ

33
= 0 (2.9)
2.2.2. (b) Hipótesis referida a las deformaciones de rectas
normales a la superficie media
Esta hipótesis puede descomponerse en tres enunciados:
Hipótesis (b.1) Las fibras que eran rectas y perpendiculares a la superficie
media antes de la deformación permanecen rectas después de la deformación. Para
aclarar el sentido de esta hipótesis, observemos la Figura 2.1, para el caso de una
lámina plana. El desplazamiento u

i
de un punto fuera de la superficie media, tal
como el punto P

en la Figura 2.1, puede expresarse como
u

1
= u
1
+x
3
β
1
u

2
= u
2
+x
3
β
2
(2.10)
donde u
i
son los desplazamientos de la superficie media (del punto P en la figura)
y β
i
son las rotaciones de la fibra recta a consecuencia de la deformación.
Como indica la Figura, se supone que el sentido positivo del eje x
3
normal a la
cáscara va hacia abajo. De acuerdo a las ecuaciones (2.10), el desplazamiento u

i
de un punto fuera de la superficie media es igual al desplazamiento u
i
del punto
correspondiente ubicado sobre la superficie media más la rotación β
i
de la sección
plana a la que pertenece el punto, multiplicada por la distancia x
3
del punto a la
superficie media. Esta hipótesis no contiene ninguna afirmación sobre la orientación
final del plano con respecto a la superficie media deformada.
Hipótesis (b.2) Adicionalmente, en lo que se denomina “teoría clásica de pla-
cas”, se supone que las fibras rectas perpendiculares a la superficie media permanecen
perpendiculares a la superficie media deformada.
Nuevamente referimos el caso a una lámina plana y la hipótesis implica que las
rotaciones β no son variables independientes sino que dependen de la variación de
1
Usaremos el término hipótesis para referirnos a las suposiciones iniciales que acepta la teoría.
Formulación para láminas planas 14
Figura 2.1: Hipótesis b.1
los desplazamientos, como se muestra en la Figura 2.2. Las rotaciones β pueden
expresarse como
β
1
= −
∂u
3
∂x
1
β
2
= −
∂u
3
∂x
2
(2.11)
Figura 2.2: Hipótesis b.2
Hipótesis (b.3) Las fibras rectas y normales a la superficie media antes de la
deformación no cambian de longitud después de la deformación.
Por lo tanto, los desplazamientos u

3
de puntos ubicados sobre una fibra PP

perpendicular a la superficie media no varían con x
3
:
u

3
= u
3
(2.12)
2.3. Consecuencias de las hipótesis de Kirchhoff
Las hipótesis que se han planteado tienen consecuencias importantes acerca del
comportamiento de la estructura. No todas esas consecuencias son consistentes entre
Formulación para láminas planas 15
ellas y se plantean algunas contradicciones que se señalan en esta sección.
2.3.1. Contradicciones referidas a las deformaciones cortantes
transversales
Veremos que el valor de las deformaciones cortantes depende en principio del
camino que se siga para computarlas, de manera que hay que decidir cuál consid-
eración se acepta en la teoría.
Consideraciones cinemáticas:
Sabemos que la expresión cinemática general para evaluar las deformaciones
cortantes, por ejemplo ε

13
, es
ε

13
=
1
2
_
∂u

1
∂x
3
+
∂u

3
∂x
1
_
(2.13)
donde
u

1
= u
1
+x
3
β
1
siendo β
1
= −
∂u
3
∂x
1
(2.14)
Los desplazamientos membranales de la superficie media no dependen de la coorde-
nada x
3
de modo que al derivar resulta:
∂(u

1
)
∂x
3
=
∂(x
3
β
1
)
∂x
3
(2.15)
Substituyendo en la ecuación de ε

13
se tiene
ε

13
=
1
2
_
∂(x
3
β
1
)
∂x
3
+
∂u
3
∂x
1
_
=
1
2
_
β
1
∂x
3
∂x
3
+
∂u
3
∂x
1
_
=
1
2

1
−β
1
)
= 0
De este razonamiento cinemático se concluye que para la teoría clásica de placas,
la deformación cortante ε

13
debe ser nula (similar a la teoría clásica de vigas). De
igual manera resulta nula la deformación ε

23
.
Consideraciones constitutivas:
La conclusión anterior sobre despreciar la contribución de las deformaciones cor-
tantes se obtuvo por consideraciones puramente cinemáticas. Veremos a continuación
que cuando se acepta esa consecuencia ya no pueden emplearse las ecuaciones consti-
tutivas para establecer tensiones cortantes. Si se pretendiera emplear las ecuaciones
constitutivas para calcular las tensiones σ

13
asociadas a ε

13
se tendría que
Formulación para láminas planas 16
σ

13
=
E
1 +ν
ε

13
= 0 (2.16)
Sin embargo, como se verá más adelante, la satisfacción de las ecuaciones de equili-
brio en dirección normal a la lámina y de las ecuaciones de equilibrio de momentos,
requiere de la existencia de tensiones σ

13
y σ

23
, y por lo tanto no deben ser nulas.
Aceptaremos la siguiente salida para esta contradicción:
Contradicción 1: La aceptación de que las deformaciones cortantes transver-
sales son nulas no implica que las tensiones cortantes transversales se consideren
nulas.
2.3.2. Contradicción referida la deformación normal a la su-
perficie media
Veremos que el valor de las deformaciones en dirección normal a la superficie
media dependerían del camino seguido en el cómputo.
Consideraciones cinemáticas
Si se desea obtener ε

33
a partir de las relaciones cinemáticas se tiene
ε

33
=
∂u

3
∂x
3
= 0 (2.17)
debido a que u

3
no varía con x
3
por hipótesis (b.3).
Consideraciones constitutivas
Si se usa la ecuación constitutiva de σ

33
resulta:
σ

33
=
E
1 +ν
[(1 −ν) ε

33
+ν (ε

11


22
)] (2.18)
De acuerdo a la hipótesis (a), se supuso que σ

33
= 0, de donde se obtiene la siguiente
relación entre deformaciones:
ε

33
= −
ν
1 −ν


11


22
) (2.19)
como en un estado plano de tensiones. Esta expresión está en contradicción con el
valor nulo para ε

33
que se obtuvo de consideraciones puramente cinemáticas (2.17).
Contradicción 2: La aceptación de que las fibras no cambian de longitud en
sentido normal a la superficie media no implica que las deformaciones correspondi-
entes ε

33
sean nulas, sino que queda definida en función de ε

11
y ε

22
.
2.3.3. Resumen acerca de la resolución de las contradic-
ciones
En la resolución de las contradicciones 1 y 2 se ha privilegiado la satisfacción de
las consideraciones cinemáticas y de equilibrio por encima de la vinculación entre
Formulación para láminas planas 17
tensiones y deformaciones mediante ecuaciones constitutivas. La tabla a continuación
resume las hipótesis, consecuencias y lo que no se implica dentro del contexto de la
teoría clásica de placas.
Hipótesis Implica No implica
u
3
< h Cinemática Lineal
u

i
= u
i
+x
3
β
i
ε

13
= 0 σ

13
= 0
β
i
= −
∂u
3
∂x
i
ε

23
= 0 σ

23
= 0
u

3
= u
3
ε

33
= 0
σ

33
= 0 ε

33
= −
ν
1−ν


11


22
)
Finalmente, la forma que tiene los tensores de acuerdo a las hipótesis adoptadas
es la siguiente
σ

ij
=
_
_
σ

11
σ

12
σ

13
σ

21
σ

22
σ

23
σ

31
σ

32
0
_
_
ε

ij
=
_
_
ε

11
ε

12
0
ε

21
ε

22
0
0 0 ε

33
_
_
(2.20)
Nótese que los tensores de la placa no corresponden ni a estado plano de tensión
ni a estado plano de deformación.
2.4. Variables referidas al comportamiento de la
superficie media
2.4.1. Esfuerzos Resultantes
En las teorías técnicas es habitual expresar el estado tensional en un punto
cualquiera del plano medio mediante esfuerzos integrados en el espesor.
N
ij
=
_
h/2
−h/2
σ
ij
dx
3
(2.21)
Esto permite construir un tensor simétrico de esfuerzos de la forma siguiente
N
ij
=
_
_
N
11
N
12
N
13
N
12
N
22
N
23
N
13
N
23
0
_
_
(2.22)
Las componentes N
11
, N
22
, N
12
corresponden a los esfuerzos axiales N en la teoría
de vigas, mientras que N
13
y N
23
corresponden a los esfuerzos cortantes. Estos son
esfuerzos por unidad de longitud, de modo que para obtener fuerzas es necesario
multiplicar esos valores por la longitud sobre la superficie media en la que actúan. La
Figura 2.3 muestra los sentidos positivos de los esfuerzos membranales y cortantes.
Formulación para láminas planas 18
Figura 2.3: (a) Esfuerzos membranales. (b) Esfuerzos cortantes.
2.4.2. Momentos resultantes
Adicionalmente, se definen momentos resultantes, integrando en el espesor
M
ij
=
_
h/2
−h/2
σ
ij
x
3
dx
3
(2.23)
Los momentos pueden agruparse como un tensor
M
ij
=
_
_
M
11
M
12
0
M
12
M
22
0
0 0 0
_
_
=
_
M
11
M
12
M
12
M
22
_
(2.24)
Los sentidos de los momentos están fijados por los sentidos positivos de las tensiones
que les dan origen, de modo que resultan como en la Figura 2.4. Los momentos
flectores positivos M
11
y M
22
producen tensiones positivas (tracciones) en la parte
inferior de la placa y compresión en la superior. Para los momentos torsores se ha
respetado la reciprocidad de las tensiones tangenciales, y ello conduce a que la cupla
torsora sobre la cara normal a x
1
tiene un momento con sentido vectorial entrante.
Los vectores momento usando la regla de la mano derecha hacen que la definición
según (2.18) genere M
11
< 0, M
22
> 0, M
21
< 0, M
12
> 0.
Casos particulares
Para ilustrar que esfuerzos resultantes surgen de determinadas situaciones ten-
sionales, consideremos
(a) Un caso de tensiones σ
ij
constante en el espesor, como en la Figura 2.5.a.
Los momentos resultan
M
ij
= σ
ij
_
h/2
−h/2
x
3
dx
3
= σ
ij
x
2
3
2
|
h/2
−h/2
=
σ
ij
2
_
_
h
2
_
2

_

h
2
_
2
_
= 0
Formulación para láminas planas 19
Figura 2.4: (a) Momentos flectores y torsores. (b) Representacion vectorial de los
momentos.
De manera que un estado de tensiones constantes en el espesor no producen mo-
mentos.
(b) Por otra parte, consideremos el estado tensional de la Figura 2.5.b, con una
variación lineal y tensión nula en la superficie media. En este caso
N
ij
=
_
h/2
−h/2
σ
ij
dx
3
= 0 (2.25)
no hay efectos membranales, sino sólo momentos.
(c) Finalmente, hay casos en los que se combinan esfuerzos membranales con
momentos, y para ello es necesario una variación de tensiones, con tensiones no
nulas en la superficie media, como se muestra en la Figura 2.5.c. Aquí se combinan
efectos de membrana y de flexión.
Figura 2.5: (a) Acción membranal pura. (b) Acción flexional pura. (c) Combinación
de membrana y flexión
Formulación para láminas planas 20
2.4.3. Deformaciones y curvaturas
Las relaciones cinemáticas lineales para un punto cualquiera fuera de la superficie
media de una placa se expresan como en la (2.6). Substituyendo las componentes de
desplazamiento por sus valores en términos de las hipótesis de Kirchhoff (2.11) se
tienen relaciones en función de las componentes de desplazamiento de la superficie
media:
ε

11
=

∂x
1
(u
1
+x
3
β
1
) =
∂u
1
∂x
1
+x
3
∂β
1
∂x
1
ε

22
=
∂u
2
∂x
2
+x
3
∂β
2
∂x
2
ε

12
=
1
2
_
∂u
1
∂x
2
+
∂u
2
∂x
1
_
+x
3
1
2
_
∂β
1
∂x
2
+
∂β
2
∂x
1
_
(2.26)
Debe notarse que u
1
, u
2
, u
3
no varían para diferentes valores de x
3
.
Designamos las deformaciones específicas sobre la superficie media como
ε
11
=
∂u
1
∂x
1
ε
22
=
∂u
2
∂x
2
ε
12
=
1
2
_
∂u
1
∂x
2
+
∂u
2
∂x
1
_
(2.27)
Además, aproximamos los cambios de curvatura χ
ij
de la superficie media por
χ
11
=
∂β
1
∂x
1
χ
22
=

2
β
2
∂x
2
χ
12
=
1
2
_
∂β
1
∂x
2
+
∂β
2
∂x
1
_
(2.28)
que para la teoría de placas clásica (ec. 2.11) resulta
χ
11
= −

2
u
3
∂x
2
1
χ
22
= −

2
u
3
∂x
2
2
χ
12
= −

2
u
3
∂x
1
∂x
2
(2.29)
entonces se pueden escribir las deformaciones de un punto cualquiera de la placa en
función de lo que ocurre en la superficie media:
ε

ij
= ε
ij
+x
3
χ
ij
(2.30)
para i, j = 1, 2. Así, las variables de deformación de una placa se reducen a seis
valores: tres de deformación ε
ij
y tres de curvatura χ
ij
. Esas variables constituyen
tensores simétricos
ε
ij=
_
ε
11
ε
12
ε
12
ε
22
_
(2.31)
χ
ij
=
_
χ
11
χ
12
χ
12
χ
22
_
(2.32)
Formulación para láminas planas 21
2.4.4. Relaciones constitutivas entre variables de la superfi-
cie media
Vimos que la condición constitutiva
σ

33
=
E
1 +ν
[(1 −ν) ε

33
+ν (ε

11


22
)]
conducía a la relación
ε

33
= −
ν
1 −ν


11


22
)
Sustituyendo esa condición en las otras ecuaciones constitutivas se puede llegar a
σ

11
=
E
1 −ν
2


11
+νε

22
)
σ

22
=
E
1 −ν
2


22
+νε

11
)
σ

12
=
E
1 +ν
ε

12
que son las ecuaciones constitutivas elásticas, lineales, de un punto fuera de la su-
perficie media.
Adicionalmente, resulta conveniente contar con una expresión para los esfuerzos
resultantes N
ij
. Si se integran las ecuaciones constitutivas en el espesor de la placa,
se puede demostrar que conducen a
N
11
= K (ε
11
+νε
22
)
N
22
= K (ε
22
+νε
11
) (2.33)
N
12
= K (1 −ν) (ε
12
)
De manera similar se pueden encontrar ecuaciones constitutivas para momentos:
M
11
= D(χ
11
+νχ
22
)
M
22
= D(χ
22
+νχ
11
) (2.34)
M
12
= D(1 −ν) χ
12
donde
K =
Eh
1 −ν
2
D =
Eh
3
12 (1 −ν
2
)
= K
h
2
12
(2.35)
son la rigidez membranal K y la rigidez flexional D de una placa. Es necesario
recordar que en la teoría de placas clásica no hay relaciones constitutivas para los
esfuerzos cortantes transversales.
Formulación para láminas planas 22
2.4.5. Ecuaciones de equilibrio de una placa
Escribiremos por separado las ecuaciones de equilibrio membranales y flexionales.
Componentes membranales
Consideremos en primer lugar las componentes de fuerzas que están en el propio
plano medio de la placa (componentes membranales). Para sumar fuerzas es nece-
sario multiplicar los esfuerzos resultantes por las longitudes del arco sobre el cual
actúan, y además hay que distinguir entre los valores de los esfuerzos que actúan en
caras opuestas. Por ejemplo, sobre una cara actúa
__
N
11
+
∂N
11
∂x
1
dx
1
_
dx
2
_
, mientras
que sobre la cara opuesta actúa [−N
11
dx
2
].
Figura 2.6: Esfuerzos membranales que deben satisfacer la ecuacion de equilibrio.
Sumando contribuciones y simplificando (dx
1
dx
2
), que aparece en todos los tér-
minos que no se cancelan, resultan dos condiciones
∂N
11
∂x
1
+
∂N
12
∂x
2
+p
1
= 0
(2.36)
∂N
21
∂x
1
+
∂N
22
∂x
2
+p
2
= 0
Estas ecuaciones son similares a las que aparecen en estados planos de tensión,
sólo que están escritas en términos de fuerzas resultantes en el espesor en lugar de
escribirse en términos de tensiones.
Para garantizar equilibrio sobre el contorno de la placa se deben satisfacer las
condiciones de fuerzas.
Componentes flexionales
Las componentes de flexión que entran en las ecuaciones de equilibrio se muestran
en la Figura 2.7. Nuevamente hay que multiplicar por el arco sobre el cual actúan
Formulación para láminas planas 23
Figura 2.7: Esfuerzos flexionales que deben satisfacer la ecuación de equilibrio.
cada uno de los esfuerzos a fin de sumarlos, y hay que distinguir entre las acciones
sobre una cara y sobre su opuesta.
La suma de fuerzas en sentido normal a la placa lleva a la condición
∂N
13
∂x
1
+
∂N
23
∂x
2
+p
3
= 0 (2.37)
Nótese que los esfuerzos cortantes son vitales para poder mantener en equilibrio la
placa. Si se hubieran despreciado los cortantes por ser nulas las deformaciones cor-
tantes, entonces no habría posibilidad de equilibrar a p
3
. Estrictamente, el equilibrio
frente a cargas normales es mantenido por la variación del cortante.
En la suma de momentos se anula la contribución de las fuerzas externas p
3
y de
las variaciones de N
13
, que introducen un diferencial de orden superior, y se llega a
∂M
11
∂x
1
+
∂M
12
∂x
2
−N
13
= 0
(2.38)
∂M
21
∂x
1
+
∂M
22
∂x
2
−N
23
= 0
Debe notarse que los mismos resultados pueden obtenerse si se integran las ecua-
ciones de equilibrio de elasticidad tridimensional y se consideran las definiciones de
esfuerzos resultantes, como se muestra a continuación
Formulación para láminas planas 24
Deducción del equilibrio flexional a partir de las ecuaciones de equilibrio
tridimensionales
Partiendo de las ecuaciones de equilibrio en tres dimensiones
∂σ
ij
∂x
i
+ρ (b
j
−a
j
) = 0 i, j = 1, 3 (2.39)
donde ρ es la masa por unidad de volumen (densidad), b
j
es la fuerza másica (por
unidad de masa) y a
j
es la aceleración. Restringiéndonos a problemas estáticos, se
supone aceleración nula.
La integración de las dos primeras ecuaciones en el espesor de la placa conducen
a las condiciones de equilibrio del estado plano membranal (ec. 2.36). La integral de
la tercera resulta
_
h/2
−h/2
_
∂σ
13
∂x
1
+
∂σ
23
∂x
2
+
∂σ
33
∂x
3
+ρb
3
_
dx
3
= 0 (2.40)
por ser las x
i
variables independientes en los dos primeros términos es posible inter-
cambiar la operación de derivada parcial con la integración. El tercer término resulta
de integración inmediata, en tanto que en base a la hipótesis de homogeneidad del
material el último resulta la integral de una constante. Luego

∂x
1
_
h/2
−h/2
σ
13
dx
3
+

∂x
2
_
h/2
−h/2
σ
23
dx
3
+ σ
33
|
h/2
−h/2
+hρb
3
= 0 (2.41)
∂N
13
∂x
1
+
∂N
23
∂x
2
+p
3
= 0 (2.42)
donde se ha reemplazado la definición de los cortes transversales y se han agrupado
las acciones transversales al plano de la placa (fuerzas másicas y de contacto) en
una variable p
3
. Nótese que al integrar la ecuación en el espesor desde el punto de
vista de esta ecuación de equilibrio es indistinto que las cargas estén aplicadas en la
cara superior, en la cara inferior o en el interior de la placa.
Además de esta ecuación de equilibrio de fuerzas resulta necesario plantear el
equilibrio de momentos respecto al plano medio a donde han sido trasladadas to-
das las acciones. Tomando momento entonces de las ecuaciones de equilibrio en las
direcciones x
1
y x
2
respecto al plano medio
_
h/2
−h/2
_
∂σ
1i
∂x
1
+
∂σ
2i
∂x
2
+
∂σ
3i
∂x
3
+ρb
i
_
x
3
dx
3
= 0 i = 1, 2 (2.43)
Nótese primero que b
i
es uniforme (constante) y por lo tanto la integral asociada
se anula. Similarmente a la ecuación de traslación se permuta el orden de integración
y derivación en los dos primeros términos. En cuanto al tercero es posible integrar
por partes de forma que
Formulación para láminas planas 25
_
h/2
−h/2
∂σ
3i
∂x
3
x
3
dx
3
= σ
3i
x
3
|
+h/2
−h/2

_
+h/2
−h/2
σ
3i
dx
3
(2.44)
El primer término del segundo miembro se anula por las condiciones de contorno
en las superficies inferior y superior de la placa donde las tensiones de contacto son
normales a la placa y no se admiten tensiones rasantes. Se tiene entonces

∂x
1
_
h/2
−h/2
σ
1i
x
3
dx
3
+

∂x
2
_
h/2
−h/2
σ
2i
x
3
dx
3

_
+h/2
−h/2
σ
3i
dx
3
= 0 (2.45)
∂M
1i
∂x
1
+
∂M
2i
∂x
2
−N
i3
= 0 i = 1, 2 (2.46)
o
∂M
ij
∂x
i
−N
i3
= 0 i, j = 1, 2 (2.47)
Se han obtenido entonces las tres ecuaciones de equilibrio relevantes para el
problema de flexión de placas, escritas en términos de esfuerzos integrados en el
espesor y de la carga total aplicada en la dirección x
3
a partir de las ecuaciones de
equilibrio en tres dimensiones.
2.5. Separación del problema de placas en mem-
branal y flexional
De lo visto en este capítulo, se deduce que las ecuaciones de placas se separan en
dos grupos que no están acoplados entre ellos. De la observación de las ecuaciones de
equilibrio de fuerzas, se desprende que la placa no puede usar esfuerzos membranales
para resistir las cargas p
3
, ni puede usar esfuerzos flexionales para resistir a p
1
y
p
2
. El desacoplamiento de estos efectos hace que la solución sea más sencilla de
encontrar, pero es una desventaja desde el punto mecánico, porque un mecanismo
no puede ayudar al otro cuando sea necesario. El acoplamiento de mecanismos y la
redundancia son formas más eficientes de resistir cargas exteriores y están presentes
en cáscaras pero no en placas.
Estas ecuaciones resultarían acopladas si el material fuera no homogéneo en la
dirección transversal (por ej. placas laminadas) o si las ecuaciones cinemáticas fueran
no lineales.
2.5.1. Mecanismo membranal en placas
Las ecuaciones membranales se escriben en términos de las ocho variables asoci-
adas a la superficie media N
11
, N
22
, N
12
, ε
11
, ε
22
, ε
12
, u
1
, u
2
, con dos componentes
Formulación para láminas planas 26
de carga en el dominio: p
1
y p
2
. En el interior de la placa se deben satisfacer las
condiciones cinemáticas (2.27), constitutivas (2.23) y de equilibrio (2.36), sujetas a
condiciones de borde de fuerza o de desplazamientos. En lo que sigue no nos ocupare-
mos de la solución de este problema, que es idéntico al que se estudia en elasticidad
bidimensional como estado plano de tensiones.
2.5.2. Mecanismo flexional en placas
Para el caso de la teoría clásica de placas, las ecuaciones flexionales se escriben
en función de nueve variables asociadas a la superficie media M
11
, M
22
, M
12
, N
13
,
N
23
, χ
11
, χ
22
, χ
12
, u
3
, con una componente de carga p
3
. Se deben satisfacer las condi-
ciones cinemáticas (2.29), constitutivas (2.34) y de equilibrio (2.37, 2.38), sujetas a
condiciones de borde de fuerza o de desplazamientos. En este trabajo nos ocupare-
mos de la solución de este problema, que es nuevo en el contexto de la teoría de
elasticidad.
2.6. Condiciones de contorno de flexión
Las condiciones de contorno pueden interpretarse como restricciones que se im-
ponen a los valores que deben tomar las variables que gobiernan el problema en la
frontera del dominio. Como las variables principales del problema son los desplaza-
mientos u
3
, las condiciones de contorno deberán en definitiva escribirse en términos
de esa misma variable.
Desde un punto de vista general en cada punto del contorno existen tres variables
de desplazamiento (el desplazamiento transversal y los dos giros) y tres variables de
fuerzas generalizadas conjugadas de las anteriores (el corte transversal y dos mo-
mentos). En todo punto del contorno es posible y necesario fijar una de cada una de
las variables conjugadas y nunca ambas, es decir (en lo que sigue particularizaremos
las condiciones a un borde como el que se muestra en la figura.)
Variable cinemática Variable de fuerza
u
3
o N
13
β
1
o M
11
β
2
o M
12
En la teoría de placas clásica los giros no son independientes del desplazamiento,
por lo cual si conocemos u
3
a lo largo del contorno queda implícitamente prescrito
¯
β
s
(s) =
∂¯ u
3
(s)
∂s
=
¯
β
2
(s)
Es decir que sólo se pueden imponer dos condiciones de contorno en cada punto.
Esto está de acuerdo con la ecuación diferencial a resolver, que es de cuarto orden y
Formulación para láminas planas 27
por lo tanto sólo permite imponer dos condiciones en cada punto del contorno. En
síntesis, a lo largo del contorno sólo podemos especificar dos condiciones
u
3
o N
ef
13
(2.48)
β
1
o M
11
donde N
ef
13
es una combinación de N
13
y M
12
. Esta necesidad de combinar estos
esfuerzos proviene de la imposibilidad de fijar en forma independiente u
3
de β
s
(hipótesis b.2 de Kirchhoff).
2.6.1. Bordes empotrados
En un borde empotrado, los desplazamientos transversales y los giros normales
al borde están impedidos. En una placa rectangular, como se indica en la Figura
2.8, si el borde ubicado en x
1
= a está empotrado, se tiene
u
3
= 0 β
1
= −
∂u
3
∂x
1
= 0 en x
1
= a (2.49)
Nótese que los momentos M
11
M
12
y el esfuerzo cortante N
13
sobre ese borde no están
determinados por la condición de borde y son reacciones a ser calculadas luego de
solucionada la ecuación diferencial.
Figura 2.8: Placa rectangular.
2.6.2. Bordes simplemente apoyados
En este caso la placa puede girar libremente, pero no se puede desplazar en
sentido transversal. Además, el momento flector normal al borde es nulo. Si el borde
ubicado en x
1
= a de la Figura 2.9 está simplemente apoyado, se tiene
u
3
= 0 M
11
= 0 en x
1
= a (2.50)
Nótese que el giro β
1
, el momento torsor M
12
y el esfuerzo cortante N
13
no se
conocen inicialmente sobre ese borde. El giro resultará de la solución de la ecuación
Formulación para láminas planas 28
diferencial de desplazamientos, mientras que el esfuerzo cortante y el momento torsor
son reacciones de apoyo.
La condición de momento no está escrita de manera conveniente en términos
de desplazamientos, por lo que se la debe modificar usando el mismo método de
desplazamientos. Usando las ecuaciones constitutivas y cinemáticas se llega a
M
11
= −D
_

2
u
3
∂x
2
1


2
u
3
∂x
2
2
_
= 0 (2.51)
o sea

2
u
3
∂x
2
1


2
u
3
∂x
2
2
= 0 (2.52)
Esta condición depende de una propiedad del material (el módulo de Poisson ν).
Sin embargo, en todo el borde x
1
= a los desplazamientos son cero, de manera que
su derivada en la dirección del mismo borde también es cero

2
u
3
∂x
2
2
= 0 (2.53)
Substituyendo en la condición de momento nulo, se llega a

2
u
3
∂x
2
1
= 0 (2.54)
que es la condición de curvatura nula (χ
11
= 0).
De modo que un borde simplemente apoyado se puede caracterizar en función
de desplazamientos como
u
3
= 0

2
u
3
∂x
2
1
= 0 en x
1
= a (2.55)
2.6.3. Borde libre
Si un borde en x
1
= a no tiene restricciones de desplazamiento, u
3
y β
1
se
determinan usando la ecuación diferencial del problema. Sobre el borde se tiene que
las fuerzas son cero o un valor que se conozca, de manera que resulta
M
11
= 0 M
12
= 0 N
13
= 0 en x
1
= a (2.56)
Estas tres condiciones de contorno no pueden tomarse como condiciones indepen-
dientes entre sí, porque se vio que sólo pueden administrarse dos condiciones en cada
punto del borde. Esto generó un conflicto y muchas discusiones durante el desarrollo
de la teoría de placas. Esta dificultad de tener tres variables y dos condiciones para
fijarlas es otra contradicción de la teoría de Kirchhoff. Para solucionar este proble-
ma se define una variable de corte transversal efectivo N
ef
13
llamada “corte efectivo”
Formulación para láminas planas 29
o “corte de Kirchhoff”, que se supone que es equivalente al efecto combinado de
momentos torsores y esfuerzos cortantes.
N
ef
13
= N
13
+
∂M
12
∂x
2
en x
1
= a (2.57)
Nótese que esta definición del corte de Kirchhoff es la que aparece multiplicando a
la variación del desplazamiento transversal δu
3
en la integral sobre el contorno de
la expresión de trabajos virtuales (ec. 2.90).
Sobre un borde libre debe entonces prescribirse el momento flector y el corte
efectivo
M
11
= 0 N
ef
13
= 0 en x
1
= a (2.58)
Nuevamente nos encontramos con la situación que las condiciones de contorno están
definidas en términos de fuerzas y hay que sustituirlas por desplazamientos. Para
M
11
ya se encontró su equivalencia al estudiar borde simplemente apoyado, y puede
escribirse como:

2
u
3
∂x
2
1


2
u
3
∂x
2
2
= 0
Ahora hay que transformar N
ef
13
N
ef
13
= N
13
+
∂M
12
∂x
2
=
_
∂M
11
∂x
1
+
∂M
12
∂x
2
_
+
∂M
12
∂x
2
=
∂M
11
∂x
1
+ 2
∂M
12
∂x
2
Reemplazando los momentos por derivadas de desplazamientos se llega a
N
ef
13
= −D
_

∂x
1
_

2
u
3
∂x
2
1


2
u
3
∂x
2
2
_
+ 2

∂x
2
_

2
u
3
∂x
1
∂x
2
__
= 0 (2.59)
o bien

3
u
3
∂x
3
1
+ (2 +ν)

3
u
3
∂x
1
∂x
2
2
= 0 en x
1
= a (2.60)
Esta condición involucra derivadas terceras de desplazamiento y depende del mate-
rial, por la presencia del módulo de Poisson ν.
2.6.4. Interpretación física del Corte de Kirchhoff
Para comprender como M
12
puede ser parte del cortante, se puede recurrir a las
ecuaciones de equilibrio (2.63) y ver que ambas entran en la misma ecuación.
Para interpretarlo físicamente, consideremos la Figura 2.9.
Formulación para láminas planas 30
Figura 2.9: Definición de esfuerzo de Kirchhoff sobre un borde.
El campo de tensiones originales de la placa no cambia si las tensiones tangen-
ciales que dan origen a los momentos torsores (M
12
dx
2
) que actúan en un elemento
de borde de longitud dx
2
en sentido x
1
= a, son reemplazados por un par de fuerzas
verticales cuya magnitud es M
12
, actuando con un brazo de palanca dx
2
. Se puede
argumentar que, de acuerdo al principio de St. Venant, los efectos de esta substitu-
ción estarán limitados a una zona próxima al borde de ancho igual al espesor h de
la placa. Sin embargo, hay un efecto global que queda sin balancear al extremo del
borde, como se verá en la sección siguiente.
Si se considera el borde x
1
= a, sobre cada lado de elemento dx
2
se tendrán
dos fuerzas: una de valor (M
12
) y la otra de valor
_
M
12
+
∂M
12
∂x
2
dx
2
_
. Por eso surge
una fuerza desbalanceada positiva (hacia el sentido positivo de x
3
en este caso) de
intensidad
N

13
=
∂M
12
∂x
2
(2.61)
Esta contribución se agrega al corte para formar el corte efectivo o de Kirchhoff.
2.6.5. Condiciones de fuerzas en las esquinas
Sobre el contorno de una placa rectangular se desarrollan esfuerzos cortantes de
Kirchhoff, según se vio antes. Pero si se integran esas reacciones verticales sobre los
lados de la placa, se observará que el valor de las reacciones es mayor que el valor de
la carga total aplicada. De modo que las reacciones a lo largo de los lados tenderían
a subir la placa en algún lugar.
Para comprender dónde está la diferencia entre acciones y reacciones es necesario
considerar qué acciones no han sido balanceadas por las ecuaciones de equilibrio
sobre el contorno.
La mayor parte de los esfuerzos cortantes M
12
introducidos se cancelan por
fuerzas opuestas en cada línea divisoria interior del borde de la placa, pero no hay
nada que las equilibre al extremo del borde. Por lo tanto, el artificio de Kirchhoff
Formulación para láminas planas 31
también genera una fuerza en el extremo de valor igual al momento M
12
en ese
punto.
La Figura 2.10.a muestra la acción de los momentos torsores sobre los lados de
la placa. Existe un desbalance a lo largo de cada lado, que se visualiza cuando se
substituyen los momentos torsores por fuerzas estáticamente equivalentes M
12
dx
2
.
En cada esquina de una placa se desarrolla una fuerza perpendicular a la placa,
producto de la acción acumulada de los momentos torsores.
R
1
=
_ _
∂M
12
∂x
2
_
dx
2
=
_
dM
12
sobre los lados paralelos a x
2
R
2
=
_ _
∂M
21
∂x
1
_
dx
1
=
_
dM
21
sobre los lados paralelos a x
1
Para una lámina rectangular, esa fuerza en la esquina es necesaria para manten-
er el borde sin levantarse. Si a una placa se le permite girar transversalmente, por
ejemplo mediante apoyos que impidan desplazamientos positivos pero no restrinjan
desplazamientos negativos, entonces la placa se levantará en sus esquinas. Pero si el
borde puede proveer reacciones en dos sentidos, tanto en sentido positivo como neg-
ativo, entonces aparecen fuerzas verticales en cada quiebre que presente el contorno.
Esas fuerzas van en sentido contrario al de las reacciones distribuidas suministradas
por el corte de Kirchhoff. Este aspecto del problema asociado a bordes no-suaves
aparece naturalmente en la formulación de trabajos virtuales, y corresponde al úl-
timo término de la expresión 2.90, que se anula si el borde es suave, pero que si
presenta ángulos no.
Figura 2.10: Momentos torsores a lo largo del contorno.
Formulación para láminas planas 32
2.6.6. Condiciones generales de contorno en un borde curvo
Las anteriores expresiones en términos de los desplazamientos son válidas para
bordes rectos, es decir donde no hay un cambio continuo de la dirección normal al
contorno. En casos de bordes curvos generales es necesario reconocer la naturaleza
tensorial de las χ
ij
y tratarlas como tal. Para ello hay básicamente dos posibilidades
Figura 2.11: Borde curvo.
1. Expresar el tensor de curvaturas en el borde en función de sus componentes
cartesianas
χ =
_
χ
11
χ
12
χ
21
χ
22
_
(2.62)
y transformarlo a la terna local (ν, t, x
3
) mediante un cambio de base
¯ χ =
_
χ
νν
χ
νt
χ

χ
tt
_
=
_
ν
t
_ _
χ
11
χ
12
χ
21
χ
22
_
_
ν t
¸
¯ χ =
_
cos α sinα
−sin α cos α
_ _
χ
11
χ
12
χ
21
χ
22
_ _
cos α −sin α
sinα cos α
_
2. Expresar directamente el tensor de curvaturas ¯ χ en función de derivadas res-
pecto a un sistema de coordenadas curvlíineas ortogonales, una de las cuales
coincida con el contorno (t a lo largo de Γ) y la otra con la normal. Para ello
es necesario usar las herramientas matemáticas apropiadas de forma que la
derivada de un tensor de primer orden (∇u
3
en este caso) sea un tensor de
segundo orden (¯ χ en este caso). Estas herramientas están fuera del alcance de
estas notas y no daremos más detalles.
Formulación para láminas planas 33
2.7. Formulación diferencial
Del planteo de las ecuaciones de equilibrio, tanto para el estado membranal como
para el flexional, surge que el número de ecuaciones de equilibrio que se dispone
es menor que el numero de incógnitas de esfuerzos. Así, en el estado membranal se
tienen dos ecuaciones con tres incógnitas, mientras que en el estado flexional se llega
a tres ecuaciones con cinco incógnitas. En ambos casos el problema es estáticamente
indeterminado y por ello es necesario incluir las deformaciones y constitutivas como
parte de la solución.
Básicamente se puede emplear una formulación diferencial, en la que se agrupan
las ecuaciones diferenciales del problema de una manera conveniente, o mediante una
formulación integral, en la que se escribe la energía potencial total del problema. A
su vez, en cada caso se puede emplear el método de los desplazamientos (rigidez)
o el método de las fuerzas (compatibilidad). En este trabajo sólo veremos planteos
siguiendo el método de desplazamientos y derivaremos las formulaciones diferenciales
y energéticas.
La formulación diferencial se plantea en forma prácticamente idéntica al caso de
teoría clásica de vigas y se reduce a una única ecuación diferencial de cuarto orden.
2.7.1. Ecuación diferencial en el dominio
Siguiendo el método de los desplazamientos, se parte de las ecuaciones de equi-
librio del problema. En este caso conviene reducir el número de ecuaciones de equi-
librio. Partiendo de las condiciones (2.38) se despejan los esfuerzos cortantes
N
13
=
∂M
11
∂x
1
+
∂M
12
∂x
2
(2.63)
N
23
=
∂M
21
∂x
1
+
∂M
22
∂x
2
Substituyendo las (2.63) en la ecuación (2.37), se obtiene una condición en fun-
ción de derivadas segundas de momentos y de la fuerza resultante externa

2
M
11
∂x
2
1
+ 2

2
M
12
∂x
1
∂x
2
+

2
M
22
∂x
2
2
+p
3
= 0 (2.64)
Nótese que en esta teoría los esfuerzos cortantes N
13
, N
23
, se obtienen de las condi-
ciones de equilibrio de momentos (2.63), ya que las deformaciones ε
13
, ε
23
, asociadas
a dichos esfuerzos, son nulas bajo las hipótesis de Kirchhoff.
A continuación se reemplazan los momentos por las curvaturas usando las ecua-
ciones constitutivas (2.34). Finalmente se reemplazan las curvaturas por los despla-
zamientos transversales usando las cinemáticas (2.29). Se obtiene así una ecuación
diferencial de cuarto orden en función de los desplazamientos u
3
Formulación para láminas planas 34

4
u
3
∂x
4
1
+ 2

4
u
3
∂x
2
1
∂x
2
2
+

4
u
3
∂x
4
2

p
3
D
= 0 (2.65)
Para escribir la ecuación anterior de manera compacta se puede hacer uso del oper-
ador de Laplace
∆( ) =

2
( )
∂x
2
1
+

2
( )
∂x
2
2
(2.66)
El operador que afecta a u
3
se denomina operador bilaplaciano y puede escribirse
como
∆∆(u
3
) =

4
u
3
∂x
4
1
+ 2

4
u
3
∂x
2
1
∂x
2
2
+

4
u
3
∂x
4
2
(2.67)
De manera que la ecuación diferencial de la placa se resume en una condición
escalar
∆∆(u
3
) −
p
3
D
= 0 (2.68)
que incluye derivadas de cuarto orden en los desplazamientos transversales. Esta es
la ecuación de cuarto orden de Germaine-Lagrange.
2.7.2. Formulación mixta del problema diferencial
Una manera alternativa de plantear el problema de placas por la vía diferencial
consiste en usar la función de momento M, definida como
M =
1
1 +ν
(M
11
+M
22
) (2.69)
Para

2
M
12
∂x
1
∂x
2
= 0, la ecuación de equilibrio (2.64) puede ahora escribirse en función
de M
∆(M) = p
3
(2.70)
Esta ecuación debe resolverse acoplada con la ecuación constitutiva. Si sumamos
M
11
+M
22
= D(1 +ν) (χ
11

22
)
= D(1 +ν)
_


2
u
3
∂x
2
1


2
u
3
∂x
2
2
_
(2.71)
o bien, dividiendo por (1 +ν), se obtiene:
M = −D ∆(u
3
) (2.72)
Formulación para láminas planas 35
La forma mixta de este problema consiste en resolver dos ecuaciones diferenciales
de segundo orden en dos variables, M y u
3
. El esfuerzo cortante se evalúa a partir
de los momentos como
N
i3
=
∂M
∂x
i
(2.73)
Debido a la restricción planteada sobre M
12
en este método, en lo que sigue no
lo utilizaremos.
2.8. Formulación de energía potencial total
La ecuación de densidad de energía interna de deformación para un sólido elástico
puede escribirse como
U =
1
2
σ
ij
ε
ij
(2.74)
Si se integra esta densidad en el espesor, y se emplean las variables definidas sobre
la superficie media, se llega a la expresión de la densidad de energía interna de una
placa
U =
1
2
M
ij
χ
ij
+
1
2
N
ij
ε
ij
(2.75)
En lo que sigue, consideraremos solamente la parte flexional. Substituyendo M
ij
mediante ecuaciones constitutivas se llega a
U =
1
2
D[χ
2
11

2
22
+ 2νχ
11
χ
22
+ 2(1 −ν)χ
2
12
] (2.76)
Esta expresión corresponde a una unidad de superficie sobre la superficie media.
La energía interna total se calcula integrando la expresión anterior en la superficie
media de la placa. Substituyendo en términos de los giros se obtiene
U =
1
2
D
_
_
∂β
1
∂x
1
+
∂β
2
∂x
2
_
2
−2(1 −ν)
_
∂β
1
∂x
1
∂β
2
∂x
2

1
4
_
∂β
1
∂x
2
+
∂β
2
∂x
1
_
2
__
El potencial de las cargas exteriores se escribe integrando
dV = −
_
A
p
3
u
3
dA (2.77)
La energía potencial total π(u
3
, p
3
) es la suma de ambas
π(u
3
, p
3
) =
_
A
U(u
3
) dA+V
Formulación para láminas planas 36
Si se reemplazan las ecuaciones cinemáticas 2.11, siguiendo la teoría clásica de
placas de Kirchhoff, queda:
π(u
3
, p
3
) =
1
2
_ _
D
_
_

2
u
3
∂x
2
1
+

2
u
3
∂x
2
2
_
2
−2(1 −ν)
_

2
u
3
∂x
2
1

2
u
3
∂x
2
2

_

2
u
3
∂x
1
x
2
_
2
__
dx
1
dx
2
(2.78)

_ _
p
3
u
3
dx
1
dx
2
En esta formulación, la condición de equilibrio de la placa está dada por la primera
variación de la energía con respecto a los desplazamientos,
δπ =
∂π
∂u
3
δu
3
= 0 (2.79)
Nótese que al igual que en la formulación diferencial las condiciones de equilibrio
de la teoría clásica de placas se pueden expresar exclusivamente en función de u
3
.
Esto a su vez se hace al costo de que energía interna de deformación U resulte en
términos de derivadas segundas de la variable incógnita.
En este trabajo no se va a realizar la variación de la energía sobre el continuo,
sino que se utilizarán métodos numéricos para discretizar la estructura de la placa y
se realizará la variación de π con respecto a un número finito de grados de libertad.
Tal enfoque se lleva a cabo en el Capítulo 4.
2.9. Expresión de trabajos virtuales
Las técnicas numéricas más eficaces para análisis de estructuras están basadas
en “formulaciones débiles”, que conducen a la expresión de trabajos virtuales donde
quedan explícitas además en forma natural las condiciones de contorno que pueden
considerarse.
Una forma estándar de generar la formulación débil es tomar las ecuaciones de
equilibrio que gobiernan el problema, multiplicar cada una de ellas por el despla-
zamiento (generalizado) virtual asociado (desplazamientos para las ecuaciones de
equilibrio de traslación y giros para las ecuaciones de equilibrio de rotación), sumar
las expresiones e integrar en el dominio del problema. En este caso la expresión de
la formulación débil toma la forma
_
A
[(∇· Q+p
3
) δu
3
+ (∇· M−Q) · δβ] dA = 0 (2.80)
donde A es el área de la placa. Los desplazamientos (generalizados) virtuales son en
este caso δu
3
y δβ. Recuérdese que por ser los desplazamientos virtuales arbitrarios
Formulación para láminas planas 37
e independientes entre sí la integral igualada a cero conduce a la necesidad de que
independientemente se satisfagan las ecuaciones de equilibrio en todo el dominio.
A continuación aplicando el teorema de la divergencia (equivalente a la inte-
gración por partes en dominios bidimensionales) a los términos donde aparece en
forma explícita la divergencia (∇· (.)) de los tensores M y Q se tiene:
_
A
(∇· Q) δu
3
dA =
_
Γ
(Q· ν) δu
3
dΓ −
_
A
Q· ∇δu
3
dA
_
A
(∇· M) · δβ dA =
_
Γ
(M· ν) · δβ dΓ −
_
A
M : ∇δβ dA
donde ν es la normal al contorno Γ de la placa y M : ∇δβ es el producto interno de
dos tensores de segundo orden (M
ij
(∇δβ)
ij
Por ser M un tensor simétrico, puede
demostrarse fácilmente que sólo la parte simétrica de ∇δβ tiene influencia
M : ∇δβ = M : ∇
s
δβ = M : δχ (2.81)
Reemplazando estas expresiones en la formulación débil resulta
_
A
[(∇· Q+q) δu
3
+ (∇· M−Q) · δβ] dA =

_
A
[Q· (∇δu
3
+δβ) +M : δχ −q δu
3
] dA +
_
Γ
[(Q· ν) δu
3
+ (M· ν) · δβ ] = 0
reconociendo que
(∇δu
3
+δβ) = 2δ
_
ε
13
ε
23
_
= δ
_
γ
1
γ
2
_
= δγ (2.82)
es la variación de las deformaciones transversales de corte (que son nulas para la
teoría clásica de placas, pero que de momento se mantendrán por razones de gener-
alidad) y escribiendo
Q· ν = Q
v
(2.83)
(corte transversal en la dirección normal al contorno), resolviendo el término de
momentos en las direcciones normal ν y tangente t al contorno
(M· ν) · δβ = M
νν
δβ
ν
+M
νt
δβ
t
(2.84)
resulta
_
A
[Q·δγ +M : δχ] dA =
_
A
q δu
3
dA +
_
Γ
[Q
ν
δu
3
+M
νν
δβ
ν
+M
νt
δβ
t
] dΓ (2.85)
Formulación para láminas planas 38
El primer miembro es el trabajo virtual interno donde se puede reconocer el trabajo
virtual de los momentos y del esfuerzo de corte transversal. El segundo miembro co-
rresponde al trabajo virtual externo como la suma del debido a las fuerzas normales
al plano medio y el debido a los esfuerzos en el contorno.
A la misma expresión de trabajos virtuales se puede llegar usando las expresiones
generales en tres dimensiones:
∇· σ +ρ (b −a) = 0 (2.86)
restringiendo los desplazamientos virtuales a
δu
1
= δβ
1
x
3
δu
2
= δβ
2
x
3
δu
3
= δu
3
haciendo
_
v
δu· [∇· σ +ρ (b −a)] dV = 0 (2.87)
integrando en el espesor y aplicando integración por partes al término de la diver-
gencia de las tensiones.
Si ahora se adopta la teoría clásica de placas δβ no es independiente de δu
3
, y
se tiene por un lado
δγ = 0 (2.88)
y por otro que δβ
t
= −δu
3

t
no es independiente de δu
3
en el contorno. Integrando
por partes el término
_
Γ
M
νt
δβ
t
dΓ = −
_
Γ
M
νt
δu
3

t
dΓ = − M
νt
δu
3
|
L
0
+
_
Γ
∂M
νt
∂t
δu
3
dΓ (2.89)
la expresión de trabajos virtuales para la teoría sin deformación de corte transversal
resulta
_
A
M : δχdA =
_
A
q δu
3
dA+
_
Γ
__
Q
ν
+
∂M
νt
∂t
_
δu
3
−M
νν
δu
3

ν
_
dΓ − M
νt
δu
3
|
L
0
(2.90)
El último término se anula en el caso de que el contorno sea suave, de otra forma es
necesario subdividir el contorno en partes suaves lo que da lugar a fuerzas concen-
tradas (notar que M
νt
tiene dimensiones de una fuerza) en la unión de los distintas
partes como se ve en la próxima sección.
Formulación para láminas planas 39
2.10. Teoría de placas incluyendo deformaciones
transversales de corte
Una teoría que incluya deformaciones transversales de corte se obtiene si en el
mismo contexto de las hipótesis indicadas en la Sección 2 no se realiza la segunda
parte de la hipótesis “b”. El comportamiento de la lámina se encuadra dentro de lo
que se conoce como teoría de Reissner-Mindlin, análoga a lo que significa la teoría de
vigas de Timoshenko a la teoría clásica de vigas de Bernoulli-Navier. Nótese que en
este caso las fibras que originalmente eran normales al plano de la placa se mantienen
rectas (hipótesis b.1), pero no necesariamente normales a la placa deformada
Las deformaciones de corte transversal resultan
ε

i3
=
1
2
_
β
i
+
∂u
3
∂x
i
_
i = 1, 2
constantes en el espesor de la lámina. Luego las tensiones asociadas
σ

i3
=
E
1 +ν
ε

i3
= cte (2.91)
Lo cual también genera una contradicción porque las tensiones de corte transver-
sales deberían tener variación parabólica en el espesor (similar al corte de Jourasky
en vigas), siendo nulas en las superficies externas de la placa y máximas sobre la
superficie media. El tensor de deformaciones tiene ahora 5 componentes distintas
no-nulas puesto que ε
13
y ε
23
no son nulos sino constantes en el espesor. Es habitual
definir estas deformaciones como
γ
1
= 2ε
13
=
_
β
1
+
∂u
3
∂x
1
_
(2.92)
γ
2
= 2ε
23
=
_
β
2
+
∂u
3
∂x
2
_
Para el caso de considerar tales deformaciones, las correspondientes ecuaciones
constitutivas son
N
13
= Ghκ γ
1
N
23
= Ghκ γ
2
(2.93)
donde G es el módulo de corte. El coeficiente κ habitualmente se toma con valor 5/6
y resulta de igualar la energía que resulta de utilizar una tensión cortante constante
en el espesor con la que resulta de utilizar una variación parabólica de la tensión.
Las expresiones 2.92 complementan las ecuaciones cinemáticas 2.28 que expresan
las curvaturas en función de derivadas de los giros, en tanto que las ecuaciones
constitutivas 2.93 complementan las ecuaciones constitutivas 2.34. Las ecuaciones
de equilibrio no difieren de las teorías de placas clásicas (2.37, 2.38).
Las ecuaciones flexionales se escriben en función de trece valores M
11
, M
22
, M
12
,
N
13
, N
23
, χ
11
, χ
22
, χ
12
, γ
1
, γ
2
, u
3
, β
1
y β
2
con una componente de carga p
3
. Notar
ahora que no solo γ
1

2
son distintas de cero sino que además los giros β
1
y β
2
son
Formulación para láminas planas 40
independientes de u
3
. Se tienen entonces 3 ecuaciones de equilibrio (2.37, 2.38), 5
ecuaciones cinemáticas ( 2.28 y 2.92) y 5 ecuaciones constitutivas (2.34 y 2.93), lo
que representa un total de 13 ecuaciones con 13 incógnitas por lo cual el problema
está correctamente definido.
Las tres ecuaciones de equilibrio pueden escribirse en términos del desplazamiento
transversal y los giros, pero no pueden como en el caso de la teoría clásica reducirse a
una única ecuación diferencial. En este caso se mantienen 3 ecuaciones de equilibrio
en función de 3 incógnitas de desplazamiento (generalizado)
∇· Q+p
3
= 0 ∇· M−Q = 0
GHκ ∇· γ +p
3
= 0 ∇· (D : χ) −GHκ γ = 0
GHκ ∇· (β +∇u
3
) +p
3
= 0 ∇· (D : ∇
s
β) −GHκ (β +∇u
3
) = 0
donde ∇
s
β es la parte simétrica del gradiente de los giros y D es un tensor consti-
tutivo de cuarto orden que relaciona el tensor (de 2do orden) de momentos flectores
con el tensor (de 2do orden) de curvaturas, cuyas componentes no nulas son las que
aparecen en la relación 2.34. Notar que las ecuaciones diferenciales resultan de 2do.
orden.
La energía interna de deformación debe ahora incluir los términos asociados al
corte
U =
1
2
_
D[χ
2
11

2
22
+ 2νχ
11
χ
22
+ 2(1 −ν)χ
2
12
] +Ghκ
_
γ
2
1

2
2
¸_
(2.94)
Reemplazando las relaciones cinemáticas, se tiene
U =
1
2
D
_
_
∂β
1
∂x
1
+
∂β
2
∂x
2
_
2
−2(1 −ν)
_
∂β
1
∂x
1
∂β
2
∂x
2

1
4
_
∂β
1
∂x
2
+
∂β
2
∂x
1
_
2
_
(2.95)
+ Ghκ
_
_
β
1
+
∂u
3
∂x
1
_
2
+
_
β
2
+
∂u
3
∂x
2
_
2
__
La energía potencial total π(u
3
, β
1
, β
2
, p
3
) es la suma de ambas
π(u
3
, β
1
, β
2
, p
3
) =
_
A
U(u
3
, β
1
, β
2
) dA +V (2.96)
donde V no ha cambiado con respecto al caso de la teoría de placas clásica.
La correspondiente ecuación de trabajos virtuales es la 2.85. De esta última
pueden obtenerse las posibles condiciones de contorno que pueden imponerse:
Formulación para láminas planas 41
Variable cinemática Variable de fuerza
u
3
o N
13
β
1
o M
11
β
2
o M
12
donde ya no existe la relación entre u
3
y β
s
, con lo cual no es necesario introducir
el corte de Kirchhoff.
En la gran mayoría de los casos prácticos, las deformaciones de corte transversal
son muy bajas, exceptuando casos de placas no homogéneas en el espesor, como las
realizadas con materiales compuestos, donde las superficies externas son muy rígidas
comparadas con el centro del espesor de la placa. Sin embargo estas teorías se han
utilizado mucho debido a que las ecuaciones resultantes son más sencillas de resolver
numéricamente debido a que el orden de derivación es más bajo.
2.11. Problemas
Problema 2.1. Demuestre que los esfuerzos cortantes se transforman como un
vector.
Solución: El corte transversal N
i3
se transforma según la ecuación de equilibrio
(ver Figura 2.12.a)
Figura 2.12: (a) Transformación de esfuerzos cortantes. (b) Transformación de mo-
mentos.
N
n3
−N
13
cos(n, x
1
) −N
23
cos(n, x
2
) = 0 (2.97)
de donde
Formulación para láminas planas 42
N
n3
= N
13
λ
1n
−N
23
λ
2n
= N
i3
λ
in
N
s3
= N
i3
λ
is
De manera que las dos componentes cartesianas del corte transversal se transforman
como un vector.
Problema 2.2. Demuestre que los momentos flectores en una placa se transfor-
man como un tensor de segundo orden.
Solución: Los momentos M
ij
se transforman de un sistema coordenado carte-
siano a otro siguiendo la definición de momento (2.23). La transformación de ten-
siones σ
ij
se hace como un tensor de segundo orden [13]
σ

ij
= λ
li
λ
mj
σ
lm
(2.98)
donde σ

ij
se refiere a un sistema y
1
, y
2
; y σ
lm
se refiere a un sistema x
1
, x
2
. Luego
M

ij
= λ
li
λ
mj
M
lm
(2.99)
Esto quiere decir que los momentos también constituyen un tensor de segundo orden.
Problema 2.3. Demuestre que las curvaturas en una placa se transforman como
un tensor de segundo orden.
Solución: Interesa averiguar cómo se transforman las curvaturas cuando se rotan
los ejes coordenados con respecto a los cuales se la define. En un sistema y
1
, y
2
se
escribe
χ

ij
=
1
2
_
∂β

i
∂y
j
+
∂β

j
∂y
i
_
=
1
2
_
∂ (λ
li
β
l
)
∂y
j
+
∂ (λ
mj
β
m
)
∂y
i
_
Donde se han reemplazado las componentes del vector rotación de acuerdo a la ley de
transformación de vectores. Además notando la definición de los cosenos directores
∂x
l
∂y
i
= λ
li
∂x
m
∂y
j
= λ
mj
(2.100)
se tiene
χ

ij
=
1
2
_
∂ (λ
li
β
l
)
∂x
m
λ
mj
+
∂ (λ
mj
β
m
)
∂x
l
λ
li
_
=
1
2
_
∂β
l
∂x
m
+
∂β
m
∂x
l
_
λ
mj
λ
li
de donde
χ

ij
= λ
li
λ
mj
χ
lm
(2.101)
Formulación para láminas planas 43
Las curvaturas se transforman como un tensor de segundo orden.
Problema 2.4. Demuestre que la ecuación (4.1) de energía potencial de una
placa se puede obtener a partir de la ecuación tridimensional (2.74) e integrando en
el espesor.
Problema 2.5. Demuestre que se pueden encontrar las ecuaciones constitutivas
a partir de la integración de las ecuaciones constitutivas generales.
Problema 2.6. Demuestre que se pueden encontrar las ecuaciones de equilibrio
de una placa a partir de las ecuaciones de equilibrio de elasticidad tridimensional.
Problema 2.7. Escriba las ecuaciones de equilibrio de flexión usando notación
tensorial.
Solución: Recordando la definición del operador Nabla en dos dimensiones
∇ =
_
¸
_

∂x
1

∂x
2
_
¸
_
(2.102)
y escribiendo un vector del corte Q en la forma
Q =
_
N
13
N
23
_
(2.103)
la ecuación de equilibrio en la dirección transversal a la placa puede escribirse como
∇· Q+p
3
= 0 (2.104)
Introduciendo el operador Nabla, la ecuación de momentos resulta:
∇· M−Q = 0 (2.105)
Capítulo 3
SOLUCIONES DE PLACAS
UTILIZANDO LA
FORMULACIÓN DIFERENCIAL
3.1. Introducción
En el capítulo anterior se estudió la formulación diferencial de placas planas, y se
llegó a un sistema desacoplado de flexión y de efectos membranales. La solución de
la ecuación diferencial de flexión sujeta a condiciones de contorno se puede realizar
en forma analítica o en forma numérica. En este capítulo se exploran solamente dos
posibilidades: la solución analítica mediante series de Fourier y la solución numérica
mediante diferencias finitas. Una versión clásica de la solución de ecuaciones difer-
enciales mediante métodos numéricos se encuentra en el libro de Collatz [14].
3.2. Solución mediante series de Fourier
En el capítulo anterior se vio que la ecuación diferencial de una placa, bajo las
hipótesis de Kirchhoff, es

4
u
∂x
4
1
+ 2

4
u
∂x
2
1
∂x
2
2
+

4
u
∂x
4
2

p
D
= 0
donde u = u
3
es el desplazamiento transversal de la placa, y p = p
3
es la carga
distribuida por unidad de superficie que actúa perpendicular a la placa. En esta
sección nos limitaremos a placas de geometría rectangular bajo condiciones de con-
torno simplemente apoyadas, y estudiaremos la solución desarrollada originalmente
por Navier en 1820. Otras soluciones para diferentes condiciones de borde pueden
encontrarse en las Referencias [11, 12].
44
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 45
3.2.1. Descomposición de la carga en series de Fourier
A los efectos de solucionar el problema mediante series de Fourier, se considera
que la carga puede descomponerse mediante la aproximación siguiente:
p =
N

m=1
N

n=1
p
mn
sin
_
mπx
1
a
_
sin
_
nπx
2
b
_
(3.1)
donde a y b son las dimensiones de los lados de la placa en direcciones x
1
y x
2
respectivamente. La ecuación anterior es una doble sumatoria que se extiende a
valores de m, n entre 1 y el número de términos M, N que se desea incluir en el
análisis. Este tipo de representación se utiliza también en las formulaciones integrales
de placas, y en otros problemas de láminas curvas, por lo que los resultados de esta
sección serán de interés en otras partes de este trabajo.
En la descomposición de la carga es necesario calcular cuanto valen los coefi-
cientes de participación p
mn
. Para ello se multiplica cada término de la ecuación
(3.1) por sin
_
sπx
1
a
_
sin
_
tπx
2
b
_
, donde s y t son valores fijos enteros. Resulta
p sin
_
sπx
1
a
_
sin
_
tπx
2
b
_
=
N

m=1
N

n=1
p
mn
sin
_
mπx
1
a
_
sin
_
nπx
2
b
_
sin
_
sπx
1
a
_
sin
_
tπx
2
b
_
(3.2)
A continuación se integra la ecuación anterior en la superficie de la placa, o sea x
1
entre 0 y a, y x
2
entre 0 y b.
_
a
x1=0
_
b
x2=0
p sin
_
sπx
1
a
_
sin
_
tπx
2
b
_
dx
1
dx
2
=
_
a
x1=0
_
b
x2=0
N

m=1
N

n=1
p
mn
sin
_
mπx
1
a
_
sin
_
nπx
2
b
_
sin
_
sπx
1
a
_
sin
_
tπx
2
b
_
dx
1
dx
2
=
N

m=1
N

n=1
p
mn
_
a
x1=0
sin
_
mπx
1
a
_
sin
_
sπx
1
a
_
dx
1
_
b
x2=0
sin
_
nπx
2
b
_
sin
_
tπx
2
b
_
dx
2
(3.3)
Para la integración de la ecuación es necesario utilizar los siguientes resultados
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 46
_
a
x1=0
sin
_
mπx
1
a
_
sin
_
sπx
1
a
_
dx
1
= 0 si m = s
=
a
2
si m = s
similarmente
_
a
x2=0
sin
_
nπx
2
b
_
sin
_
tπx
2
b
_
dx
2
= 0 si n = t
=
b
2
si n = t
Esto hace que los términos en los cuales los índices son diferentes se cancelen, y sólo
subsisten aquellos términos que tienen los mismos subíndices m = s y n = t. En la
ecuación (3.3) desaparecen las sumatorias y se reduce a
_
a
x1=0
_
b
x2=0
p sin
_
mπx
1
a
_
sin
_
nπx
2
b
_
dx
1
dx
2
=
a
2
b
2
p
mn
de donde
p
mn
=
4
ab
_
a
x1=0
_
b
x2=0
p sin
_
mπx
1
a
_
sin
_
nπx
2
b
_
dx
1
dx
2
(3.4)
De manera que para calcular cada coeficiente de participación en la serie de
Fourier que representa la carga es necesario integrar la función de carga multipli-
cada por la función correspondiente al término de Fourier asociado. En lo sucesivo
supondremos que ya se ha calculado la ecuación (3.4) para cada término de Fourier
que se vaya a considerar, de manera que la carga puede expresarse como dice la
ecuación (3.1).
3.2.2. Descomposición de la solución en series de Fourier
A continuación se realiza una descomposición de la solución similar a la que se
realizó para la carga, o sea
u =
N

m=1
N

n=1
a
mn
sin
_
mπx
1
a
_
sin
_
nπx
2
b
_
(3.5)
pero ahora los coeficientes a
mn
no pueden calcularse como los de la carga, sino
que deben satisfacer la ecuación diferencial de la placa. Se puede verificar que la
representación de desplazamientos de la forma (3.5) satisface condiciones de borde
simplemente apoyadas, de manera que la solución presente está limitada a ese tipo
de contorno.
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 47
3.2.3. Ecuación diferencial en términos de componentes de
Fourier
Substituyendo la carga y los desplazamientos en la ecuación diferencial de la
placa se llega a
N

m=1
N

n=1
A
mn
sin
_
mπx
1
a
_
sin
_
nπx
2
b
_
= 0 (3.6)
donde
A
mn
= a
mn
_
_

a
_
4
+ 2
_

a
_
2
_

b
_
2
+
_

b
_
4
_

p
mn
D
(3.7)
La ecuación (3.6) debe satisfacerse en todos los puntos de la placa, de manera
que para que se verifique para cualquier punto de coordenadas x
1
, x
2
debe cumplirse
que los coeficientes A
mn
se anulen independientemente:
A
mn
= 0
o bien
a
mn
_
_

a
_
2
+
_

b
_
2
_
2

p
mn
D
= 0 (3.8)
Cada valor de a
mn
depende sólo del coeficiente correspondiente de participación de
la carga p
mn
. Despejando a
mn
se obtiene
a
mn
=
_
_

a
_
2
+
_

b
_
2
_
−2
p
mn
D
(3.9)
Una vez calculados los valores de a
mn
se puede obtener el campo de desplaza-
mientos mediante la ecuación (3.5). Nótese que la (3.5) es una función de x
1
, x
2
y
proporciona los desplazamientos en todos los puntos de la placa, incluyendo en el
contorno.
3.2.4. Cálculo de momentos
Las funciones de momentos se calculan derivando los desplazamientos
M
11
= −D
_

2
u
∂x
2
1


2
u
∂x
2
2
_
=
_

2
a
mn
_
m
2
a
2

n
2
b
2
__
sin
_
mπx
1
a
_
sin
_
nπx
2
b
_
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 48
M
22
= −D
_

2
u
∂x
2
2


2
u
∂x
2
1
_
=
_

2
a
mn
_
n
2
b
2

m
2
a
2
__
sin
_
mπx
1
a
_
sin
_
nπx
2
b
_
M
12
= −D(1 −ν)
_

2
u
∂x
1
∂x
2
_
=
_
−Dπ
2
mn
ab
a
mn
_
cos
_
mπx
1
a
_
cos
_
nπx
2
b
_
(3.10)
Los momentos flectores M
11
y M
22
varían con funciones seno, mientras que la
variación del momento torsor M
12
sigue funciones coseno.
3.2.5. Cálculo de esfuerzos cortantes
Los esfuerzos N
13
y N
23
se calculan mediante las ecuaciones de equilibrio
N
13
=
∂M
11
∂x
1
+
∂M
21
∂x
2
= D a
mn
π
3
b
2
a
3
m (m
2
b
2
+n
2
a
2
) cos
_
mπx
1
a
_
sin
_
nπx
2
b
_
N
23
=
∂M
22
∂x
2
+
∂M
12
∂x
1
= D a
mn
π
3
b
3
a
2
n (m
2
b
2
+n
2
a
2
) sin
_
mπx
1
a
_
cos
_
nπx
2
b
_
3.3. Ejemplo de solución de una placa mediante
series de Fourier
Consideremos una placa rectangular simplemente apoyada, de lados a y b, bajo
carga distribuida de valor uniforme pero restringida a una zona de la placa definida
por
p
3
= q para a
1
≤ x
1
≤ a
2
b
1
≤ x
2
≤ b
2
(3.11)
Las componentes de Fourier de la carga son
p
mn
=
4
ab
_
a2
x1=a1
_
b2
x2=b1
q sin
_
mπx
1
a
_
sin
_
nπx
2
b
_
dx
1
dx
2
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 49
Figura 3.1: (a) Componentes de Fourier de la carga parcial. (b) Carga parcial tal
como se la representa con 23 modos
y se representan en la Figura 3.1.a para n = 1 y diferentes valores de m. Los factores
de participación de la carga en este caso cambian de signo, y el máximo valor ocurre
para m = 1. Los modos con valores altos de m dejan de contribuir de manera
significativa. Cuando se reconstruye la carga p se tiene el gráfico de la Figura 3.1.b,
que trata de representar la carga del problema de manera aproximada.
Figura 3.2: Desplazamientos para carga parcial.
Como ejemplo se ha tomado una placa de acero con a = 1,5m, b = 2,5m,
h = 0,01m, a
1
= a/4, a
2
= 3a/4, b
1
= b/4, b
2
= 3b/4, q = 1. El campo de
desplazamientos con 23 términos tanto para momentos como para esfuerzos cortantes
( N
m´ax
= M
m´ax
= 23) está en la Figura 3.2, y es una superficie suave. Los momentos
M
11
están en la Figura 3.3.a y el momento torsor M
12
en la Figura 3.3.b. Los esfuerzos
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 50
cortantes N
13
se han representado en la Figura 3.4.a, y en la Figura 3.4.b se ve el
corte N
13
al centro de la placa.
Figura 3.3: (a) Momentos flectores M
11
. (b) Momentos torsores M
12
.
Figura 3.4: Esfuerzos cortantes N
13
(a) en toda la placa. (b) En la sección central.
La integración de la carga total de la Figura 3.1.b en este caso es 0,906, mientras
que la reacción debida al cortante es de 0,92. La diferencia se debe a las fuerzas en
las esquinas.
3.4. Solución mediante diferencias finitas
La solución de placas mediante diferencias finitas ha sido tradicionalmente un
método muy empleado en la literatura (ver, por ejemplo, las referencias [18, 15,
12]). En las últimas décadas el auge del método de elementos finitos ha superado
notablemente al desarrollo de soluciones utilizando diferencias finitas, pero ésta es
aun una metodología importante conceptualmente y que puede programarse con
mucha facilidad.
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 51
3.4.1. Derivadas en función de diferencias finitas
En una expansión en serie de Taylor se conoce el valor de la función f(x) en
un punto determinado x = x
0
, e interesa conocer el valor de la función en un estado
vecino caracterizado por x = x
0
+ ∆x. Con referencia a la Figura 3.5.a, se puede
escribir la expansión
f(x
0
+∆x) = f(x
0
)+
df
dx
|
x=x
0
∆x+
1
2!
d
2
f
dx
2
|
x=x
0
∆x
2
+
1
3!
d
3
f
dx
3
|
x=x
0
∆x
3
+... (3.12)
donde las derivadas se deben evaluar en el estado x = x
0
. Vale decir que si se conoce
el valor de la función y de sus derivadas en un estado, se pueden obtener valores de
la función para estados vecinos.
Figura 3.5: (a) Función f(x); (b) Función f(x) en diferentes puntos x.
Para valores de incrementos ∆x pequeños, cada término no nulo en la expansión
incide menos que el anterior. En situaciones prácticas, la ecuación (3.12) se trunca
en determinado término, y el error que se comete en la aproximación es del orden
del primer término siguiente que no fue incluido en la aproximación. Por ejemplo,
se dice que el orden del error en la expresión (3.12) es O(∆x
4
).
El método de diferencias finitas opera de manera inversa al desarrollo de Taylor:
Se trata de averiguar cuánto valen las derivadas de una función a partir de valores
de la función en determinados estados. Por ejemplo, supongamos que la expansión
(3.12) se trunca luego del término ∆x. Se tendrá así:
f(x
0
+ ∆x) = f(x
0
) +
df
dx
|
x=x
0
∆x +... (3.13)
Despejando la derivada primera se tiene
df
dx
|
x=x
0

f(x
0
+ ∆x) −f(x
0
)
∆x
(3.14)
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 52
Vale decir que si se conoce el valor de la función f en los estados x = x
0
y x = x
0
+∆x,
entonces se puede evaluar la derivada de la función en x = x
0
. Una aproximación de
este tipo, que utiliza valores de f en x
0
y en x
0
+∆x se denomina diferencias finitas
hacia adelante.
También puede obtenerse una aproximación de la derivada hacia atrás, y resulta
en la forma
df
dx
¸
¸
¸
¸
x=x
0

f(x
0
) −f(x
0
−∆x)
∆x
(3.15)
Por último, pueden usarse expresiones de diferencias finitas centrales, en las que
la derivada se aproxima como
df
dx
¸
¸
¸
¸
x=x
0

f(x
0
+ ∆x) −f(x
0
−∆x)
2 ∆x
(3.16)
En lugar de referirnos a las coordenadas x en cada caso, podemos identificar una
secuencia de puntos en x y designarlos como n, n + 1, n + 2, etc., como se muestra
en la Figura 3.5.b. Así se tendrán las derivadas primeras aproximadas como
df
dx
¸
¸
¸
¸
n

f
n+1
−f
n
∆x
diferencias hacia adelante (3.17)
df
dx
¸
¸
¸
¸
n

f
n
−f
n−1
∆x
diferencias hacia atrás (3.18)
df
dx
¸
¸
¸
¸
n

f
n+1
−f
n−1
2∆x
diferencias centrales (3.19)
Las derivadas de orden superior pueden computarse utilizado en forma recursiva
las diferencias finitas hacia adelante y hacia atrás. Así, con diferencias hacia adelante
y considerando que el espaciamiento ∆x entre puntos que definen las derivadas es
constante, se tiene:
d
2
f
dx
2
|
n
=
d
dx
(
df
dx
) |
n
=
df
dx
|
n+1

df
dx
|
n
∆x
Substituyendo
df
dx
|
n+1
y
df
dx
|
n
por diferencias finitas hacia atrás se llega a
d
2
f
dx
2
|
n
=
f
n+1
−2f
n
+f
n−1
∆x
2
(3.20)
Las derivadas cuartas pueden calcularse como
d
4
f
dx
4
|
n
=
d
2
dx
2
(
d
2
f
dx
2
) |
n
=
d
2
f
dx
2
|
n+1
−2
d
2
f
dx
2
|
n
+
d
2
f
dx
2
|
n−1
∆x
2
Substituyendo, se llega a
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 53
d
4
f
dx
4
|
n
=
1
∆x
4
(f
n+2
−4f
n+1
+ 6f
n
−4f
n−1
+f
n−2
) (3.21)
3.4.2. Derivadas parciales en función de diferencias finitas
Cuando se trata de problemas bidimensionales, las derivadas se transforman en
derivadas parciales en función de variables x
1
, x
2
. Supondremos un conjunto de
puntos ubicados según una cuadrícula cuadrada o rectangular, para los cuales se
encuentra definida una función f(x
1
, x
2
) (Figura 3.6.a). La grilla de puntos que se
utiliza para evaluar derivadas en un punto es el conjunto de puntos vecinos que resul-
tan afectados, y a este conjunto se lo denomina estrella. Una estrella en diferencias
finitas es equivalente al concepto de elemento en el método de elementos finitos.
Figura 3.6: (a) Función f(x
1
, x
2
); (b) Estrella utilizada para definir derivadas cuartas
sobre una grilla ortogonal de puntos.
Las derivadas direccionales no difieren de las derivadas en una dirección, pero las
derivadas parciales cruzadas se deben calcular nuevamente. Utilizando la notación
de la Figura 3.6.b, es fácil demostrar que las derivadas cuartas evaluadas en el punto
1 resultan:

4
f
∂x
4
1
|
1
=
1
∆x
4
1
(f
6
−4f
2
+ 6f
1
−4f
3
+f
7
) (3.22)

4
f
∂x
4
2
|
1
=
1
∆x
4
2
(f
8
−4f
4
+ 6f
1
−4f
5
+f
9
)

4
f
∂x
2
1
∂x
2
2
|
1
=
1
∆x
2
1
∆x
2
2
[4f
1
−2 (f
2
+f
3
+f
4
+f
5
) + (f
10
+f
11
+f
12
+f
13
)]
Las ecuaciones anteriores indican que para representar las derivadas cuartas se
necesitan 13 puntos, incluyendo al propio punto n = 1 en el que se desea realizar la
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 54
evaluación. La numeración adoptada en la Figura 3.6.b es de tipo local, y sirve para
identificar puntos con respecto a la posición del punto 1 al centro de la estrella.
3.4.3. Representación de ecuaciones diferenciales en el do-
minio utilizando diferencias finitas
Con la aproximación numérica de derivadas parciales es posible construir aprox-
imaciones locales de ecuaciones diferenciales. Consideremos la ecuación diferencial
en el dominio de una placa

4
f
∂x
4
1
+ 2

4
f
∂x
2
1
∂x
2
2
+

4
f
∂x
4
2

p
D
= 0
donde p = p
3
es la carga perpendicular a la superficie media de la placa y f = u
3
es
el desplazamiento transversal de la placa.
Consideremos una malla de puntos igualmente espaciados en la direcciones x
1
y x
2
, como se muestra en la Figura 3.6.b. Para cada punto de la malla es posible
aproximar la ecuación diferencial mediante los valores de la función f en puntos
vecinos. Se tiene así
1
∆x
4
1
(f
6
−4f
2
+ 6f
1
−4f
3
+f
7
) +
1
∆x
4
2
(f
8
−4f
4
+ 6f
1
−4f
5
+f
9
)
+
2
∆x
2
1
∆x
2
2
[4f
1
−2 (f
2
+f
3
+f
4
+f
5
) + (f
10
+f
11
+f
12
+f
13
)] −
p
1
D
= 0 (3.23)
La ecuación anterior puede simplificarse si se escribe uno de los espaciamientos
de la grilla en función del otro:
∆x
1
= α ∆x
2
∴ ∆x
2
=
1
α
∆x
1
(3.24)
y resulta
_
6 + 6α
4
+ 8α
2
_
f
1
+ (f
6
+f
7
) −4
_
1 +α
2
_
(f
2
+f
3
) +α
4
(f
8
+f
9
)
−4α
2
_
α
2
+ 1
_
(f
4
+f
5
) + 2α
2
(f
10
+f
11
+f
12
+f
13
)
=
p
1
D
∆x
4
1
(3.25)
Es común escribir el operador de la ecuación en forma de molécula, cuyo centro
corresponde al punto en el cual se obliga a cumplir la condición de diferencias finitas.
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 55
α
4

2
−4α
2

2
+ 1) 2α
2
1 −4 (1 +α
2
) (6 + 6α
4
+ 8α
2
) −4 (1 +α
2
) 1

2
−4α
2

2
+ 1) 2α
2
α
4
En el caso particular que el espaciamiento en ambas direcciones sea el mismo
α = 1 ∴ ∆x
1
= ∆x
2
se tiene
20f
1
−8 (f
2
+f
3
+f
4
+f
5
) + 2 (f
10
+f
11
+f
12
+f
13
) + (f
6
+f
7
+f
8
+f
9
)
=
p
1
D
∆x
4
1
(3.26)
Para el caso de malla cuadrada, la molécula se simplifica a lo siguiente
1
2 −8 2
1 −8 20 −8 1
2 −8 2
1
3.4.4. Representación de condiciones de contorno utilizando
diferencias finitas
Las ecuaciones anteriores resultan adecuadas para puntos dentro del dominio
de una placa alejados de los bordes. Pero a medida que nos acercamos a un borde
los puntos necesarios no estarán disponibles porque caerían fuera de la placa. Hay
dos maneras de tratar puntos cercanos al contorno: La primera es utilizando allí
expresiones de diferencias finitas hacia un lado en lugar de centrales. La segunda
es generar un conjunto de puntos auxiliares, ficticios, que quedarían ubicados fuera
del dominio físico de la placa y servirían para dar apoyo a los operadores centrales
desarrollados en esta sección. En esta presentación preferiremos la segunda opción
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 56
por dos motivos: Sencillez de la formulación y evitar de tener errores diferentes por
el empleo de operadores diferentes.
Las condiciones de contorno de un problema de placas son también condiciones
diferenciales, y se pueden representar de manera aproximada usando diferencias
finitas. Cada tipo de contorno requiere de un tratamiento diferente:
Contorno simplemente apoyado
Las condiciones de este tipo de apoyo son desplazamiento nulo y momentos (o
curvaturas) nulos en dirección perpendicular al contorno.
f = 0

2
f
∂x
2
1
= 0 (3.27)
La primera condición es simple de aplicar, mientras que la segunda condición se
puede representar utilizando diferencias finitas hacia un lado (hacia el interior de la
placa). La condición de curvatura nula puede representarse también suponiendo un
conjunto de puntos auxiliares que están fuera de la placa, tal como se indica en la
Figura 3.7.a. Para ellos resulta
f
1
= 0
f
3
= −f
2
(3.28)
De manera que el punto auxiliar 3 tiene un valor de la función desplazamiento f
igual y de signo contrario al de un punto 2 a igual distancia del borde pero hacia el
interior.
Contorno empotrado
En un contorno empotrado se tiene
f = 0
∂f
∂x
1
= 0 (3.29)
La condición de rotación nula puede representarse también suponiendo un conjunto
de puntos auxiliares que están fuera de la placa, tal como se indica en la Figura
3.7.b. Para ellos resulta
f
1
= 0
f
3
= f
2
(3.30)
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 57
Figura 3.7: Malla de puntos utilizados para (a) borde simplemente apoyado. (b)
Borde empotrado. (c) Condicion de simetría
De manera que el punto auxiliar 3 tiene un valor de la función desplazamiento f
igual y del mismo signo que un punto a igual distancia del borde pero hacia el
interior de la placa, tal como el punto 2.
Contorno libre
En un borde libre se tiene que el momento y el corte son nulos
M
11
= 0
N
13
= 0 (3.31)
Las expresiones que proporcionan los desplazamientos de los puntos auxiliares
no son tan sencillas como las anteriores. Con referencia al arreglo de puntos de la
Figura 3.6, si el punto 1 se encuentra sobre el borde mismo, entonces los puntos
ficticios tiene valores de la función f
12
, f
3
, f
13
sobre la primera línea y f
7
sobre la
segunda. Se puede demostrar que las condiciones resultan en:
f
3
= 2(1 +να
2
)f
1
−να
2
(f
4
+f
5
) −f
2
f
7
= f
6
+να
4
(2 −ν) (f
8
+f
9
) −4α
2
_
1 −ν
2
α
2
+ 2να
2
_
(f
4
+f
5
)
+ 2α
2
(2 −ν) (f
10
+f
11
) −4
_
1 + 2α
2
−να
2
_
f
2
+ 4
_
1 + 2α
2
+ 3να
4
_
1 −
ν
2
__
f
1
Esto modifica la molécula de diferencias finitas. Para borde paralelo al eje x
2
la
molécula que corresponde a una distancia ∆x
1
desde el borde se representa como
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 58
α
4

2
−4α
2

2
+ 1) α
2
(2 +ν)
1 −2 (1 +α
2
) (5 + 8α
2
+ 6α
4
) −2(1 + 2α
2
−να
2
)

2
−4α
2

2
+ 1) α
2
(2 +ν)
α
4
La molécula que se aplica cuando el punto esta sobre el borde mismo es la siguiente:

4
(1 −ν
2
)]
[2α
2
(2 −ν)] [4α
2

2
α
2
+ν −1)]
2 [−4(1 + 2α
2
−να
2
)] [4 (1 + 4α
2
+ 3α
4
−3ν
2
α
2
−4να
2
)]
[2α
2
(2 −ν)] [4α
2

2
α
2
+ν −1)]

4
(1 −ν
2
)]
Si el borde libre es paralelo al eje x
1
, se modifica la molécula debido a la presencia
de α, y puede encontrarse por ejemplo en la Referencia [12].
Condiciones de simetría
Cuando existe una condición de simetría, entonces los desplazamientos a uno y
otro lado de la línea de simetría son iguales. Con respecto a la Figura 3.7.c, se tiene
f
1
= incógnita
f
2
= f
3
f
4
= f
5
(3.32)
3.4.5. Solución de los desplazamientos en placas
Las ecuaciones anteriores, que representan ecuaciones diferenciales de manera
aproximada mediante una malla de puntos y diferencias finitas, pueden utilizarse
para obtener la solución aproximada de los desplazamientos en puntos de una placa.
Para una placa rectangular se deben realizar los siguientes pasos:
1) Se considera una serie de puntos distribuidos sobre una malla rectangular, con
espaciamiento constante en cada dirección, ∆x
1
y ∆x
2
.
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 59
2) Se aplica el operador que representa la ecuación diferencial en cada punto de
la malla dentro del dominio de la placa. Se tendrá así un conjunto de condiciones
en función de valores de la función desplazamiento en los puntos de la malla. Cerca
del borde, los operadores requerirán el uso de puntos auxiliares que están fuera del
dominio físico de la placa.
3) Se aplican las condiciones de contorno, con las que se determinan los valores
de los desplazamientos auxiliares fuera del dominio de la placa.
4) Se soluciona un sistema de ecuaciones algebraicas con incógnitas que son
desplazamientos en los nudos de la malla.
5) Se evalúan los momentos en puntos de la placa a partir de los desplazamientos.
3.4.6. Momentos en la placa a partir de los desplazamientos
Una vez que se conocen los valores de los desplazamientos en los puntos selec-
cionados de la placas, es posible calcular cuanto valen los momentos utilizando las
ecuaciones constitutivas y cinemáticas. Las relaciones entre momentos y desplaza-
mientos son
M
11
= −D
_

2
f
∂x
2
1


2
f
∂x
2
2
_
M
22
= −D
_

2
f
∂x
2
2


2
f
∂x
2
1
_
M
12
= −D(1 −ν)
_

2
f
∂x
1
∂x
2
_
(3.33)
Con referencia a la numeración interna de la posición de los puntos con respecto
a un punto 1, adoptada en la Figura 3.6.b, se tienen las aproximaciones mediante
diferencias finitas siguientes:
M
11
(n = 1) = −
D

2
1
[2 (1 +να) f
1
−(f
2
+f
3
) −αν (f
4
+f
5
)]
M
22
(n = 1) = −
D

2
1
[2 (ν +α) f
1
−α(f
4
+f
5
) −ν (f
2
+f
3
)]
M
12
(n = 1) = −
D

2
1
(1 −ν) α (f
13
−f
10
+f
11
−f
12
) (3.34)
3.5. Ejemplo de solución de una placa mediante
Diferencias Finitas
Como ejemplo de aplicación del método de diferencias finitas, consideremos el
caso de la placa cuadrada de la Figura 3.8. Se supone que la carga p
3
es uniforme
y que el espesor h de la placa es también constante. La placa misma se discretiza
utilizando 25 puntos igualmente espaciados en sentido x
1
y x
2
, siendo ∆x
1
= ∆x
2
.
No se ha dado atención especial a conveniencias de numeración de los nudos.
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 60
Figura 3.8: Ejemplo de placa cuadrada con dos bordes simplemente apoyados y dos
bordes empotrados.
3.5.1. Ecuaciones en el dominio
Comencemos considerando la ecuación diferencial de la placa en el punto 13, que
está al centro. Resulta allí
20f
13
−8 (f
8
+f
12
+f
14
+f
18
) + 2 (f
7
+f
9
+f
17
+f
19
)
+ (f
3
+f
11
+f
15
+f
23
)
=
p
13
D
∆x
4
1
Todos los puntos requeridos caen dentro de la placa; sin embargo, algunos están
sobre el borde.
Para el punto 8 se tiene la representación de la ecuación diferencial siguiente
20f
8
−8 (f
7
+f
3
+f
9
+f
13
) + 2 (f
2
+f
4
+f
12
+f
14
)
+ (f
6
+f
28
+f
10
+f
18
)
=
p
8
D
∆x
4
1
Para el punto 7 se llega a
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 61
20f
7
−8 (f
6
+f
2
+f
8
+f
12
) + 2 (f
1
+f
3
+f
11
+f
13
)
+ (f
44
+f
27
+f
9
+f
17
)
=
p
7
D
∆x
4
1
Para el punto 12 se obtiene
20f
12
−8 (f
11
+f
7
+f
13
+f
17
) + 2 (f
6
+f
8
+f
16
+f
18
)
+ (f
43
+f
2
+f
14
+f
22
)
=
p
12
D
∆x
4
1
Se puede continuar aplicando las ecuaciones de diferencias finitas al resto de los
puntos del dominio de la placa (puntos 9, 14, 17, 18, 19), pero para simplificar el
problema se utilizarán las condiciones de simetría y de contorno.
3.5.2. Condiciones de contorno de la placa
Como se tienen condiciones de contorno simplemente apoyadas entre los puntos
1 y 5 y entre los puntos 2 y 25, sabemos que los desplazamientos allí son nulos:
f
1
= f
2
= f
3
= f
4
= f
5
= f
21
= f
22
= f
23
= f
24
= f
25
= 0
Las derivadas segundas en dirección x
2
en bordes simplemente apoyados, de modo
que
f
26
= −f
6
f
27
= −f
7
etc.
En las partes del borde que están empotradas, se sabe que los desplazamientos
son nulos:
f
1
= f
6
= f
11
= f
16
= f
21
= f
5
= f
10
= f
15
= f
20
= f
25
= 0
y sus derivadas primeras en dirección x
1
son cero (rotaciones nulas), de manera que
se cumple
f
44
= f
7
f
43
= f
12
etc.
3.5.3. Condiciones de simetría de la placa
Como la placa es simétrica con respecto a ejes que pasen por su centro (punto n =
13), los desplazamientos resultarán también simétricos y eso simplifica el problema
reduciendo el número de incógnitas. Las simetrías con respecto al eje x
2
son,
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 62
f
9
= f
7
f
14
= f
12
f
19
= f
17
Por otra parte, las simetrías con respecto al eje x
1
son
f
17
= f
7
f
18
= f
8
f
19
= f
9
Resultan así las condiciones
f
9
= f
17
= f
19
= f
7
f
14
= f
12
f
18
= f
8
3.5.4. Sistema de ecuaciones simultáneas
Substituyendo las condiciones de contorno y de simetría en las cuatro ecuaciones
de diferencias finitas de la placa (correspondientes a establecer la ecuación diferencial
en los puntos 7, 8, 12 y 13), se obtiene un sistema algebraico en función de cuatro
incógnitas:
20f
13
−8 (f
8
+f
12
+f
12
+f
8
) + 2 (f
7
+f
7
+f
7
+f
7
)
=
p
D
∆x
4
1
20f
8
−8 (f
7
+f
7
+f
13
) + 2 (f
12
+f
12
) + (−f
8
+f
8
)
=
p
D
∆x
4
1
20f
7
−8 (f
8
+f
12
) + 2 (f
13
) + (f
7
−f
7
+f
7
+f
7
)
=
p
D
∆x
4
1
20f
12
−8 (f
7
+f
13
+f
7
) + 2 (f
8
+f
8
) + (f
12
+f
12
)
=
p
D
∆x
4
1
o bien
20f
13
−16 (f
8
+f
12
) + 8 (f
7
) =
p
D
∆x
4
1
20f
8
−8 (2f
7
+f
13
) + 4 (f
12
) =
p
D
∆x
4
1
22f
7
−8 (f
8
+f
12
) + 2 (f
13
) =
p
D
∆x
4
1
22f
12
−8 (2f
7
+f
13
) + 4 (f
8
) =
p
D
∆x
4
1
o bien
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 63
D
∆x
4
1
_
¸
¸
_
22 −8 −8 2
−16 20 4 −8
−16 4 22 −8
8 −16 −16 20
_
¸
¸
_
_
¸
¸
_
f
7
f
8
f
12
f
13
_
¸
¸
_
=
_
¸
¸
_
p
p
p
p
_
¸
¸
_
La solución de ese sistema no simétrico de cuatro ecuaciones con cuatro incógnitas
provee los valores de los desplazamientos en los puntos en los que se ha discretizado
la placa.
_
¸
¸
_
f
7
f
8
f
12
f
13
_
¸
¸
_
= ∆x
4
1
p
D
_
¸
¸
_
0,308
0,466
0,414
0,631
_
¸
¸
_
Conocidos f
7
, f
8
, f
12
y f
13
, los momentos se evalúan utilizando las ecuaciones
(3.34). Por ejemplo, en el punto central 13 resultan
M
11
(n = 13) = −
D

2
1
[2 (1 +ν) f
13
−2 (f
12
) −2ν (f
8
)]
M
22
(n = 13) = −
D

2
1
[2 (ν + 1) f
13
−2 (f
8
) −2ν (f
12
)]
M
12
(n = 13) = −
D

2
1
(1 −ν) (f
9
−f
7
+f
17
−f
19
) = 0
Como era de esperar, debido a la simetría de la placa y de la carga, el momento
torsor M
12
al centro de la placa es cero.
3.6. Problemas de Diferencias Finitas con mallas
irregulares
En lo anterior se supuso que las mallas de puntos tenían espaciamiento regular
en dos direcciones. Sin embargo es posible generalizar el método de modo de repre-
sentar las ecuaciones diferenciales utilizando arreglos arbitrarios de los puntos que
constituyen una estrella. Este tema escapa al interés introductorio de este texto,
pero puede consultarse en numerosas referencias en la literatura (ver Refs. [16, 17]
y las allí citadas).
3.7. Ejercicios
Problema 3.1. Utilizando un manipulador simbólico, desarrolle un programa de
computadora para resolver placas con apoyos articulados mediante series de Fourier,
para cargas arbitrarias. Incluya la evaluación de momentos y esfuerzos cortantes.
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 64
Problema 3.2. Una placa cuadrada simplemente apoyada en sus contornos tiene
espesor constante y fuerzas sobre la parte central de la placa, como se muestra en la
Figura 3.9. Resuelva la placa usando series de Fourier. (a) Grafique las componentes
de Fourier de la carga. (b) Grafique las componentes de Fourier de los desplaza-
mientos. (c) Grafique las componentes de Fourier de los momentos M
11
y M
12
. (d)
Grafique las componentes de Fourier del esfuerzo cortante N
13
. En todos los gráficos
considere diferentes valores de m y solamente n = 1. Explique los resultados que
obtiene. Los datos necesarios son a =, a
0
=, a
1
=, b =, b
0
=, b
1
=.
Figura 3.9: Placa cuadrada con bordes simplemente apoyados y carga parcial al
centro.
Problema 3.3. En una edificación se deben evaluar las reacciones en las esquinas
de una placa rectangular. Los lados de la placa son a = 3m y b = 4m, mientras que
el espesor es de h = 0,12m. Las cargas p
3
se consideran uniformes sobre la placa,
e incluyen el peso propio de la placa de hormigón, un contrapiso de espesor 0,08m
(cuyo peso es 1600Kg/m
3
), y una sobrecarga de 300Kg/m
2
. Para el hormigón,
considere el modulo de elasticidad E = 20GPa y el módulo de Poisson ν = 0,12.
Utilice la solución de Navier (series de Fourier).
Problema 3.4. El muro de contención de la Figura 3.10 debe resistir el empuje
de un suelo con ángulo de fricción interna de 20 grados y cohesión cero. La longitud
L en la figura es L = 5m. Evalué los momentos en una de las losas.
1
Problema 3.5. Para el ejercicio de la placa resuelto en este capítulo mediante
diferencias finitas, evalué los momentos en los puntos del contorno 6 y 9.
Problema 3.6. Evalué los momentos en la placa de la Figura 3.9 mediante
diferencias finitas. Utilice todas las condiciones de simetría que pueda.
Problema 3.7. Compare la solución del Ejercicio 3.6 con la calculada mediante
series de Fourier en el Ejercicio 3.2. Comente sobre los resultados obtenidos.
1
Este problema fue preparado por el Ing. Marcelo Rubinstein, profesor de la Universidad Na-
cional de Rosario. Se agradece su autorizacion para incluirlo aqui.
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 65
Figura 3.10: Muro de contencion con empuje de suelo.
Problema 3.8. Para el Problema 2.1, (a) calcule los momentos flectores en
el centro de cada placa y en los apoyos. (b) Represente y discuta los resultados
obtenidos.
Problema 3.9. El método de diferencias finitas se puede utilizar para problemas
de placas continuas. Para la placa de la Figura 3.11 calcule los desplazamientos de
la placa.
Figura 3.11: Placa continua con dos bordes empotrados y dos bordes simplemente
apoyados. La carga uniforme solo actua en la placa de la derecha de la figura.
Problema 3.10. La ecuación diferencial en un punto de la placa puede también
escribirse como
f
1
=
1
20
[8 (f
2
+f
3
+f
4
+f
5
) −2 (f
10
+f
11
+f
12
+f
13
)
−(f
6
+f
7
+f
8
+f
9
) +
p
1
D
∆x
4
1
] (3.35)
Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 66
Desarrolle un algoritmo iterativo para resolver placas con mallas de espaciamiento
∆x
1
constante utilizando la ecuación anterior. Implemente el algoritmo utilizando
una planilla de cálculo.
Capítulo 4
SOLUCIONES DE PLACAS
UTILIZANDO LA
FORMULACIÓN INTEGRAL
4.1. Introducción
En el capítulo anterior se estudió la solución aproximada de placas planas uti-
lizando la formulación diferencial. En este capítulo se estudia la solución aproximada
de la ecuaciones integrales que se obtienen mediante el planteo del principio de mín-
ima energía potencial total. Recordemos que la expresión de la energía potencial
total π(u
3
, p
3
) se obtuvo en el Capítulo 2 en la forma
π(u
3
, p
3
) =
1
2
_ _
D
_
_

2
u
3
∂x
2
1
+

2
u
3
∂x
2
2
_
2
−2(1 −ν)
_

2
u
3
∂x
2
1

2
u
3
∂x
2
2

_

2
u
3
∂x
1
x
2
_
2
__
dx
1
dx
2

_ _
p
3
u
3
dx
1
dx
2
(4.1)
En particular, se estudian aquí dos técnicas: la de Ritz y la de elementos finitos.
Debido al carácter introductorio de este texto, sólo se ven casos sencillos de elementos
para placas.
67
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 68
4.2. Método de Ritz
4.2.1. Aproximación de funciones en el método de Ritz
Este método se basa en aproximar la incógnita u
3
a través de funciones conocidas
φ
i
(x
1
, x
2
) que cumplen con las condiciones cinemáticas de dominio y de contorno
homogéneas, y un conjunto de parámetros α
i
que inicialmente son desconocidos. La
forma más simple de esta aproximación se escribe como una doble sumatoria
u
3
=
N

m=1
N

n=1
α
mn
φ
mn
(x
1
, x
2
) (4.2)
o bien, usando notación indicial,
u
3
= α
mn
φ
mn
(x
1
, x
2
) para m = 1, M n = 1, N
donde M y N son la cantidad de términos en cada dirección del plano que se adoptan
en la aproximación numérica.
Cuando existen condiciones de contorno no-homogéneas (desplazamientos pre-
scritos no-nulos) es necesario agregar la solución particular necesaria para satisfacer
esas condiciones ψ (x
1
, x
2
), con lo que resulta:
u
3
= ψ (x
1
, x
2
) + α
mn
φ
mn
(x
1
, x
2
) para m = 1, M n = 1, N
En general las funciones se construyen como productos de dos funciones, una en
cada dirección del dominio
φ
mn
(x
1
, x
2
) = φ
m
(x
1
) φ
n
(x
2
)
La elección de funciones de aproximación sigue las condiciones que se enuncian
a continuación, pero podemos decir que esencialmente se utilizan funciones de dos
familias: las funciones trigonométricas y los polinomios. Por ejemplo, una familia de
funciones trigonométricas es
φ
m
(x
1
) = sin
_
mπx
1
a
_
(4.3)
Las funciones seno como las propuestas son adecuadas para bordes simplemente
apoyados, y se ilustran en la Figura 4.1. Si los bordes están empotrados resulta
adecuada una función
φ
m
(x
1
) =
1
2
cos
_
1 −
2mπx
1
a
_
(4.4)
La Figura 4.2 muestra la familia de tales funciones.
Otra posibilidad es utilizar polinomios en lugar de funciones trigonométricas.
Una familia de funciones polinómicas (Figura 4.3) resulta en la forma
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 69
Figura 4.1: Funciones de aproximación útiles para representar bordes simplemente
apoyados.
φ
mn
(x
1
, x
2
) = x
m
1
x
n
2
(4.5)
4.2.2. Condiciones que deben cumplir las funciones de aprox-
imación
Condiciones en el contorno
Condiciones esenciales: En todos los problemas formulados con ecuaciones in-
tegrales y el método de los desplazamientos, las funciones que se usan como solución
tienen el prerequisito de satisfacer las condiciones cinemáticas sobre el contorno. En
el contorno de una placa, las condiciones cinemáticas son
u
3
= ¯ u
3
y/o
∂u
3
∂x
n
=
∂¯ u
3
∂x
n
(4.6)
la aproximación 4.2 debe satisfacer esas condiciones.
Condiciones naturales: En aquellos puntos sobre el contorno en los que las
fuerzas son conocidas (en una placa en flexión se trata de
¯
M
nn
y
¯
N
ef
n3
), la aproxi-
mación 4.2 no debe cumplir ninguna condición natural de contorno. Esto relaja las
condiciones que se les exige a las funciones de aproximación, pero al mismo tiempo
hace que esas condiciones no se verifiquen de manera idéntica.
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 70
Figura 4.2: Funciones de aproximación útiles para representar bordes empotrados.
Condiciones mixtas: También es posible tener condiciones de contorno en las
que se conoce una componente de desplazamientos y otra de fuerzas, por ejemplo
u
3
= ¯ u
3
y/o M
nn
=
¯
M
nn
(4.7)
Las funciones φ
i
deberán cumplir las condiciones siguientes, de acuerdo a lo que
se le pida a las variables de desplazamiento:
Si ¯ u
3
es conocido (aun cuando sea diferente de cero), en esos puntos deberá
cumplirse
φ
i
(x
1
, x
2
) = 0
Si la derivada primera en dirección normal al borde
_
∂¯ u
3
∂xn
_
es conocida, en esos
puntos deberá cumplirse
∂φ
i
(x
1
, x
2
)
∂n
= 0
Si ¯ u
3
o
∂¯ u
3
∂xn
son distintos de cero en los puntos en los que se conoce su val-
or, será necesario cumplir las condiciones homogéneas arriba indicadas [u
3
=
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 71
Figura 4.3: Funciones de aproximación polinómicas.
¯ u
3
y/o
∂u
3
∂xn
=
∂¯ u
3
∂xn
] y posteriormente superponer una solución particu-
lar. La solución particular ψ debe cumplir con los valores no nulos asignados
en el contorno.
En los casos de condiciones de borde no homogéneas, la aproximación de Ritz
(4.2) debe entonces incluir a ψ (x
1
, x
2
) a quien habitualmente se denomina “solu-
ción particular”. En realidad, ψ (x
1
, x
2
) no necesita ser una solución particular de
la ecuación diferencial de la placa y es suficiente que cumpla con las condiciones
no homogéneas de borde y con las mismas condiciones generales de continuidad y
diferenciabilidad de las φ
i
en el interior del dominio de la placa.
Condiciones en el dominio
Para el caso de una placa plana, las condiciones que deben cumplir las φ
i
en
el interior del dominio están asociadas a la necesidad de representar de manera no
trivial a los términos de la energía potencial total. Como los términos de energía
contienen derivadas segundas de desplazamientos, entonces es necesario que las φ
i
tengan hasta derivadas segundas definidas, aunque sean constantes. En resumen, se
tiene:
Las φ
i
deben ser continuas en el dominio de la placa.
Las derivadas primeras
_
∂φ
i
(x
1
, x
2
)
∂x
k
_
deben ser continuas en el dominio.
Las derivadas segundas
_

2
φ
i
(x
1
, x
2
)
∂x
k
∂x
l
_
deben existir, pero pueden ser discon-
tinuas.
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 72
4.3. Ejemplos de solución de placas mediante el
método de Ritz
Para ilustrar el empleo del método de Ritz en la solución de placas se plantean
aquí dos ejemplos, el primero usando funciones trigonométricas y el segundo me-
diante polinomios de aproximación.
4.3.1. Placa simplemente apoyada en dos bordes y empo-
trada en los otros dos
Consideremos la placa rectangular que se muestra en la Figura 4.4, con dos
bordes simplemente apoyados en dirección x
1
, mientras que los bordes paralelos a
x
2
están empotrados. Actúa una carga uniforme p
3
= q y una carga concentrada P
a distancia x
1
= a/4 y x
2
= 2b/3. Se propone la función de aproximación seno en
dirección x
2
y coseno en dirección x
1
, que satisfacen las condiciones esenciales de
contorno del problema
φ
mn
(x
1
, x
2
) = cos
_
1 −
2nπx
1
a
_
sin
_
mπx
2
b
_
(4.8)
Por simplicidad de cálculo utilizaremos sólo el primer término de esa función, o sea
u
3
= αcos
_
1 −
2πx
1
a
_
sin
_
πx
2
b
_
(4.9)
Figura 4.4: Placa apoyada-empotrada.
La función de u
3
se deriva dos veces y se substituye en la ecuación de energía
(4.1). Se puede demostrar que resulta
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 73
U =
D
2
π
4
abα
2
_
4
a
4
+
3
4b
4
+

a
2
b
2
+
2 (1 −ν)
a
2
b
2
_
=
D
2
π
4
abα
2
_
4
a
4
+
3
4b
4
+
2
a
2
b
2
_
El potencial de las cargas es
W =
_ _
q u
3
dx
1
dx
2
+P u
3
|
x
2
=2b/3
x
1
=a/4
= 2α
_
1
π
ab q +P
_
La energía potencial π es
π =
_
D
2
π
4
ab
__
4
a
4
+
3
4b
4
+
2
a
2
b
2
_
α
2
−2
_
1
π
ab q +P
_
α
que contiene sólo una incógnita α. La primera variación de π resulta:
δπ =
_
π
4
Dab
_
_
4
a
4
+
3
4b
4
+
2
a
2
b
2
_
α −2
_
1
π
ab q +P
_
= 0
La solución del parámetro α resulta
α =
4
π
4
_
1
π
q +P/ab
_
D
_
4
a
4
+
3
4b
4
+
2
a
2
b
2
_ (4.10)
Este es el valor del parámetro de Ritz, supuesto la única incógnita del problema.
Nótese que el parámetro depende de las propiedades del material, expresadas a través
de D.
Con este valor se pueden evaluar los momentos de la placa y los esfuerzos cor-
tantes.
4.3.2. Placa simplemente apoyada-libre
Sea la placa cuadrada (a = b) de la Figura 4.5, bajo carga lineal uniforme aplicada
en los bordes libres. Consideraremos la aproximación para los desplazamientos en
la forma de forma polinómica, pero limitada a M = N = 1. Los términos lineales
no entran en la energía potencial, dado que las curvaturas involucran derivadas
segundas. El término que subsiste en la energía es
φ(x
1
, x
2
) = x
1
x
2
u
3
= α x
1
x
2
(4.11)
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 74
Figura 4.5: Placa libre-simplemente apoyada.
Las curvaturas resultan
χ
11
= 0 χ
22
= 0 χ
12
= −α
de donde
U =
1
2
_ _
2D(1 −ν)χ
2
12
dx
1
dx
2
= [D(1 −ν)ab] α
2
El potencial de las cargas se escribe como
W =
_
a
x1=0
qu
3
dx
1
|
x2=b
+
_
b
x2=0
qu
3
dx
2
|
x1=a
= qbα
_
a
x1=0
x
1
dx
1
+qaα
_
b
x2=0
x
2
dx
2
=
_
qa
2
b
2
+
qab
2
2
_
α =
q
2
ab (a +b) α
La energía potencial se reduce a la contribución de torsión constante
π = [D(1 −ν) ab] α
2

q
2
ab (a +b) α
De la condición de estacionario δπ = 0 se llega a
α = q
(a +b)
4D(1 −ν)
(4.12)
Los momentos en esta placa resultan
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 75
M
11
= M
22
= 0 M
12
= −D(1 −ν) α = −q
(a +b)
4
(4.13)
Nótese que el momento torsor es constante, mientras que los momentos flectores son
nulos. Por lo tanto N
13
y N
23
, que dependen de derivadas primeras de los momentos,
son nulos. Los esfuerzos cortantes de Kirchhoff sobre el contorno son nulos.
N
ef
13
= N
13
+
∂M
12
∂x
2
= 0 (4.14)
Existe una aparente contradicción, porque por una parte los bordes cargados
tienen una fuerza cortante aplicada que vale q, mientras que por el interior se verifi-
ca que el cortante que resiste es nulo. Esto ocurre porque la solución es aproximada,
y que en el método de Ritz las condiciones naturales de contorno, las que involucran
fuerzas, se cumplen en promedio. La aproximación en este ejemplo es algo inade-
cuada, ya que el corte exterior no es equilibrado punto a punto por el corte efectivo
del interior.
Sin embargo, subsisten fuerzas concentradas en las esquinas de la placa, como se
muestra en la Figura 4.6.
R = 2M
12
= −q
(a +b)
2
Figura 4.6: Placa libre-simplemente apoyada. Reacciones en las esquinas
Se puede apreciar que el método de Ritz ha transformado la carga exterior q en
una carga equivalente R, cuyo valor consiste en la mitad de la carga aplicada en los
bordes. En realidad, esta carga aparece en las esquinas de la placa con igual valor
absoluto, pero en las esquinas A la carga R es positiva, mientras que en las esquinas
B la carga es negativa.
La reacción total en los apoyos vale entonces

R = 2R −R = R = −q
(a +b)
2
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 76
Sabemos que en realidad la suma de todas las reacciones debería ser igual a la carga
exterior aplicada [q (a +b)], con lo cual se pone en evidencia que la solución de
equilibrio es aproximada. En efecto, una parte de la carga exterior, en el lado x
1
= a,
que es qa/2, y sobre el otro lado libre, de valor qb/2, son transferidas directamente
al apoyo sin pasar por la placa, y por lo tanto la reacción calculada anteriormente
es sólo una parte de la reacción verdadera. Esta transferencia depende de la ley de
desplazamientos propuesta, y en la medida que se aproxima a la solución exacta de
u
3
el error de equilibrio en las cargas deberá disminuir.
4.4. Método de Elementos Finitos usando la teoría
de Kirchhoff
El método de elementos finitos puede conceptualizarse de manera similar al de
Ritz, pero ahora la aproximación de las funciones φ no se extienden sobre todo el
dominio de la placa, sino que están definidas solamente en una región local llamada
elemento.
En esta versión introductoria consideraremos inicialmente un elemento muy sim-
ple, basado en la teoría de Kirchhoff, que fue originalmente derivado por Melosh [20].
El tema de elementos finitos en placas es bastante complejo y un análisis detallado
de los problemas asociados y los desarrollos realizados puede verse en la Referencia
[21].
4.4.1. Elemento finito rectangular
Desarrollaremos un elemento de geometría rectangular de lados a y b, con cua-
tro nodos ubicados en las esquinas. En primer lugar, vamos a discutir qué tipo de
funciones son necesarias para llevar a cabo una buena representación de la energía
usando polinomios.
Figura 4.7: Elemento finito de cuatro nodos.
Consideremos la interpolación mínima necesaria dentro de cada elemento. Fun-
ciones de tipo lineal en desplazamientos no serían capaces de representar la
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 77
energía potencial, porque se cancelarían todos los términos cuando se lleven a
cabo las derivadas segundas. Para poder representar de manera no trivial los
términos de la energía potencial, las funciones de interpolación deben ser de
tipo cuadráticas o cúbicas.
Consideremos las características de la interpolación sobre los bordes de cada
elemento. Según se ha visto, uno de los requisitos que deben cumplir las fun-
ciones de aproximación es la continuidad de las derivadas primeras (rotaciones
de la fibra normal) del desplazamiento transversal. Esto está asociado a que
los desplazamientos de los puntos fuera de la superficie media dependen de las
rotaciones, por lo cual la continuidad de los desplazamientos (y por lo tanto
del sólido) exige continuidad de las rotaciones. En la terminología del método
de elementos finitos, esto se conoce como exigencias de continuidad C
1
sobre
las funciones de aproximación. Podríamos pensar que funciones cuadráticas
basadas en desplazamientos en los nudos serían adecuadas, sin embargo eso
sólo asegura continuidad dentro del elemento y continuidad de la derivada
(rotación) en la dirección tangente a los lados, pero no se garantiza la con-
tinuidad de la derivada (rotación) normal a los lados. Esto conduce a que la
derivada normal al lado sería discontinua y por lo tanto la derivada segunda
infinita, lo cual imposibilita evaluar la energía interna de deformación. A los
efectos de satisfacer la condición de energía finita entre elementos es necesario
que los grados de libertad también incluyan derivadas de los desplazamientos.
En resumen, son necesarias funciones cuadráticas o cúbicas que incluyan despla-
zamientos y sus derivadas como grados de libertad.
Para ello se propone usar coordenadas (ξ, η), normalizadas entre 0 y 1, definidas
por
ξ =
x
1
−x
A
1
a
η =
x
2
−x
A
2
b
Nótese que para x
1
= x
A
1
resulta ξ = 0, mientras que para x
1
= x
B
1
resulta ξ = 1.
Las derivadas de (ξ η) con respecto a (x
1
x
2
) son:
∂ξ
∂x
1
=
1
a
∂ξ
∂x
2
= 0
∂η
∂x
1
= 0
∂η
∂x
2
=
1
b
El desplazamiento queda escrito en la forma
u = α
ij
ξ
i
η
j
para i, j = 0, N
Limitaremos el polinomio a 12 términos, con lo cual resulta un polinomio incompleto
de cuarto grado:
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 78
u = α
00
+ (α
10
ξ +α
01
η) +
_
α
20
ξ
2

11
ξ η +α
02
η
2
_
+
_
α
30
ξ
3

12
ξ η
2

21
ξ
2
η +α
03
η
3
_
+
_
α
13
ξ η
3

31
ξ
3
η
_
(4.15)
Las derivadas de u son
∂u
∂x
1
=
∂u
∂ξ
∂ξ
∂x
1
=
1
a
∂u
∂ξ
∂u
∂x
2
=
∂u
∂η
∂η
∂x
2
=
1
b
∂u
∂η
o bien
a
∂u
∂x
1
=
∂u
∂ξ
= (α
10
) + (2α
20
ξ +α
11
η)
+
_

30
ξ
2

12
η
2
+ 2α
21
ξ η
_
+
_
α
13
η
3
+ 3α
31
ξ
2
η
_
(4.16)
b
∂u
∂x
2
=
∂u
∂η
= (α
01
) + (α
11
ξ + 2α
02
η)
+
_

12
ξ η +α
21
ξ
2
+ 3α
03
η
2
_
+
_

13
ξ η
2

31
ξ
3
_
(4.17)
Para especificar los valores de los coeficientes α
ij
es necesario imponer las condi-
ciones que en las coordenadas de cada nudo los valores de la función y de sus
derivadas deben ser iguales a los valores nodales, que se toman como los grados
de libertad del elemento. Esto provee 12 condiciones, por ejemplo, cuatro de ellas
resultan
ξ = 0 η = 0 u = u
A
ξ = 1 η = 0 u = u
B
ξ = 0 η = 1 u = u
C
ξ = 1 η = 1 u = u
D
Se puede invertir el sistema, para explicitar las funciones de interpolación. Re-
sulta así
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 79
u = φ
1
u
A

2
∂u
A
∂x
1

3
∂u
A
∂x
2

4
u
B

5
∂u
B
∂x
1

6
∂u
B
∂x
2

7
u
C

8
∂u
C
∂x
1

9
∂u
C
∂x
2

10
u
D

11
∂u
D
∂x
1

12
∂u
D
∂x
2
(4.18)
Los grados de libertad del sistema son los valores nodales incógnita
{u
A
,
∂u
A
∂x
1
,
∂u
A
∂x
2
, u
B
,
∂u
B
∂x
1
,
∂u
B
∂x
2
, u
C
,
∂u
C
∂x
1
,
∂u
C
∂x
2
, u
D
,
∂u
D
∂x
1
,
∂u
D
∂x
2
}
Las funciones de interpolación asociadas a los desplazamientos son
φ
1
= (ξ −1) (η −1)
_
1 + (ξ +η) −2
_
ξ
2

2

φ
4
= (ξ) (η −1)
_
−(3ξ +η) + 2
_
ξ
2

2

φ
7
= (ξ −1) (η)
_
−(ξ + 3η) + 2
_
ξ
2

2

(4.19)
φ
10
= (ξ) (η)
_
−1 + 3 (ξ +η) −2
_
ξ
2

2

Las funciones de interpolación asociadas a las derivadas de desplazamientos con
respecto a x
1
son:
φ
2
= −aξ (ξ −1)
2
(η −1)
φ
5
= −aξ
2
(ξ −1) (η −1)
φ
8
= aξη (ξ −1)
2
(4.20)
φ
11
= aξ
2
η (ξ −1)
Finalmente, las funciones asociadas a derivadas con respecto a x
2
son:
φ
3
= −bξ (η −1)
2
(ξ −1)
φ
6
= bξη (η −1)
2
φ
9
= −bη
2
(ξ −1) (η −1) (4.21)
φ
12
= bξη
2
(η −1)
Nótese que las funciones u son continuas entre elementos, y también son continuas
las derivadas con respecto a la dirección normal a los lados de un elemento. Pero
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 80
las derivadas cruzadas en las esquinas no son continuas. Si se deseara un elemento
que tuviera derivadas segundas continuas (no requerido por el método) habría que
incluir también las derivadas cruzadas como grados de libertad en los nudos, y tal
elemento fue desarrollado originalmente por Wilson y Brebbia [22].
Las funciones de desplazamientos, que han sido aproximadas mediante las fun-
ciones de interpolación, se reemplazan ahora en la energía potencial total, y resulta
una función algebraica en términos de los grados de libertad del sistema. Nótese que
las integrales deben computarse en el espacio de (x
1
, x
2
) pero están definidas en las
coordenadas normalizadas (ξ, η). Por ello hay que usar la siguiente transformación:
_
x
1
_
x
2
I(ξ, η)dx
1
dx
2
=
_
ξ
_
η
I(ξ, η)abdξdη
Se integran las ecuaciones y se obtiene la condición de estacionario de la energía
(se la deriva con respecto a cada uno de los 12 grados de libertad y se igualan a cero
las derivadas) para obtener las condiciones de equilibrio. Finalmente, se soluciona el
sistema de ecuaciones simultáneas para hallar los grados de libertad.
4.5. Método de Elementos Finitos con deforma-
ciones transversales de corte
La energía potencial total en una placa modelada segun la teoría de Reissner-
Mindlin, que incluye deformaciones por cortante, resulta en la forma:
π(u
3
, β
i
, p
3
) =
1
2
_ _
D
_
2(1 −ν)
_
∂β
1
∂x
2
+
∂β
2
∂x
1
_
2
+
_
_
∂β
1
∂x
1
_
2
+
_
∂β
2
∂x
2
_
2
+ 2ν
∂β
1
∂x
1
∂β
2
∂x
2
__
dx
1
dx
2
+
1
2
_ _
2K(1 −ν)
__
β
1
+
∂u
3
∂x
1
_
∂u
3
∂x
1
+
_
β
2
+
∂u
3
∂x
2
_
∂u
3
∂x
2
_
dx
1
dx
2

_ _
p
3
u
3
dx
1
dx
2
(4.22)
Esta expresión depende de (u
3
, β
i
) como variables independientes. Como las rota-
ciones β
i
no dependen ahora de los desplazamientos transversales u
3
, se pueden usar
funciones de interpolación que no estén vinculadas entre sí. Aparecen diferencias
significativas con respecto a los elementos finitos construidos a partir de la teoría de
Kirchhoff:
Dentro de cada elemento, el funcional solamente requiere que las variables sean
derivables hasta sus primeras derivadas. Funciones lineales de interpolación son
ahora admisibles.
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 81
En los contornos de cada elemento, este funcional solamente requiere con-
tinuidad de las variables mismas, no de sus derivadas. A diferencia de la teoría
de Kirchhoff, la teoría de Reissner-Mindlin conduce a problemas de continuidad
C
0
, por lo cual los problemas asociados a la continuidad de la derivada men-
cionados anteriormente no aparecen y es posible satisfacer con facilidad las
condiciones de continuidad entre elementos. Esto surge como consecuencia que
las variables independientes del problema son ahora no sólo el desplazamiento
transversal u
3
sino también los giros β
i
, que son independientes entre sí.
Debe mencionarse que al aproximar ahora tres variables (u
3
, β
1
y β
2
) en vez
de una (u
3
), la cantidad de parámetros necesarios para obtener una solución
similar aumenta considerablemente. Por lo tanto para lograr aproximaciones
similares resulta necesario utilizar mallas más densas. Por otro lado los ele-
mentos de continuidad C
1
, utilizan en general polinomios de mayor orden, lo
que conduce a una mejor aproximación con menor cantidad de elementos, es
decir convergen más rápidamente. Desde el punto de vista de la cantidad de
grados de libertad, la utilización de elementos de tipo C
0
resulta doblemente
inconveniente.
El elemento más simple puede construirse tomando cuatro nudos por elemento
u
3
= u
A
3
φ
A
+u
B
3
φ
B
+u
C
3
φ
C
+u
D
3
φ
D
β
1
= β
A
1
ψ
A

B
1
ψ
B

C
1
ψ
C

D
1
ψ
D
β
2
= β
A
2
ψ
A

B
2
ψ
B

C
2
ψ
C

D
2
ψ
D
donde φ son las funciones de interpolación para desplazamientos, mientras que ψ
son las funciones empleadas para las rotaciones. No es necesario que el número de
nudos usado para φ sea el mismo que para ψ. Como caso particular, se pueden usar
los mismos nudos y las mismas funciones para φ y para ψ, de modo que resultan
φ
A
= 1 −ξ −η +ξη
φ
B
= ξ(1 −η)
φ
C
= η(1 −ξ)
φ
D
= ξη
La utilización de elementos basados en esta teoría presentan la particularidad de
considerar la influencia de la deformación del corte transversal. Esto es efectivamente
una ventaja cuando esta influencia es realmente apreciable. Por el contrario, en
placas esbeltas y muy esbeltas en las que la influencia del corte es despreciable, el
empleo de elementos basados en la teoría de Reissner se convierte en una desventaja.
Hay un inconveniente aun más serio: se ha encontrado que en estos elementos
se produce un “bloqueo” numérico debido a la imposibilidad de las funciones de
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 82
interpolación de acomodar adecuadamente la condición
∂u
3
∂x
i

i

= 0
Esto produce un aumento espurio de la energía de deformación debido al corte
transversal. Este efecto puede verse en los distintos términos que componen la en-
ergía interna de deformación de una placa, donde la rigidez a la flexión está definida
por D =
Eh
2
12(1−ν
2
)
en tanto que la rigidez al corte es C = Gh. En función de la mínima
dimensión de la placa L es posible definir un coeficiente adimensional
α =
C
D
L
2
=
12Gh L
2
(1 −ν
2
)
Eh
3

_
L
h
_
2
Para el caso de placas esbeltas (con
L
h
≃ 100), los valores de α resultan del orden
de 10000.
Este problema fue detectado hace tiempo y se han propuesto distintas aproxi-
maciones para solucionarlo. Las matrices de rigidez de los elementos en programas
para propósitos generales se obtienen por integración numérica, donde la cantidad de
puntos de integración depende del orden de los polinomios a integrar y esos puntos
se eligen de tal forma de lograr una integral lo más exacta posible. Pueden emplearse
varias estrategias:
Subvaluar el término asociado al corte. Esto se conoce como “integración re-
ducida”. Integrar en forma reducida consiste en usar menor cantidad de puntos
de integración que los necesarios, lo que puede interpretarse como disminuir el
valor de energía asociada o como permitir la existencia de modos de deforma-
ción con baja energía asociada. Esta “subintegración” se realiza exclusivamente
sobre los términos asociados al corte, pues de otra manera conduce a singular-
idades (modos de cuerpo rígido) mayores que las necesarias. Esta técnica fue
ampliamente utilizada (y lo sigue siendo en muchos casos), pero no funciona
en todos los casos, resultando en elementos que no son robustos.
Aproximaciones mixtas. Tienen una mejor fundamentación desde el punto
de vista teórico, por lo cual permiten una mayor justicación. Los resultados
obtenidos son en general muy buenos y han dado lugar a un avance significa-
tivo de este tipo de elementos, que en general se presentan como los de uso
estandar a pesar de las desventajas mencionadas.
Finalmente se hace notar que en general los elementos que incluyen deformaciones
transversales de corte, son más sencillos de llevar al rango no-lineal geométrico. Por
otro lado, los elementos más eficientes en el análisis de problemas elasto-plásticos
son aquellos de bajo orden de interpolación. Debido a que la formulación resulta de
continuidad C
0
su desarrollo no presenta dificultades serias.
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 83
4.5.1. Elementos finitos triangulares
El elemento descrito en la sección anterior presenta dos limitaciones serias, aso-
ciadas a su geometría rectangular. Por un lado no permite tratar placas de contorno
arbitrario (placas circulares por ejemplo) y por otro lado resulta engorroso cuando
se pretende utilizar una malla más fina en zonas de la placa donde existan mayores
gradientes de esfuerzos. Por ello existen muchos otros elementos de mucho mayor
generalidad desde el punto de vista de la geometría, lo que incluye básicamente a
cuadriláteros y triángulos [23].
Uno de los autores ha desarrollado un elemento triangular [19], que tiene la carac-
terística de tener sólo grados de libertad de desplazamientos (sin giros o derivadas),
que escapa un poco a la estrategia habitual del desarrollo de elementos finitos y que
cae dentro de la categoría de “elemento no conforme”, esto es, que no satisface en
forma explícita la condición de continuidad de la derivada normal al contorno.
4.6. Problemas
Problema 4.1. Ejemplo de funciones de aproximación en un problema
unidimensional. Para ilustrar el significado de las condiciones especificadas en el
método de Ritz, supongamos una viga orientada según el eje x
1
(Figura 4.8). En
esa dirección las condiciones son similares a las que corresponden a una placa. Sea
la función
natheight=1.917400in, natwidth=3.136400in, height=4.7447cm, width=7.7175cm
Figura 4.8: Funciones de aproximacion en problema de viga.
φ = x −2x
2
+x
3
para x > 0
φ = x + 2x
2
+x
3
para x ≤ 0
Se aprecia que las funciones son diferenciables y continuas. La derivada segunda
resulta
d
2
φ
d
2
x
= −4 + 6x para x > 0
d
2
φ
d
2
x
= 4 + 6x para x ≤ 0
Se observa una discontinuidad en la derivada segunda en el origen de coordenadas.
A pesar de ello no hay problema de aceptarla como función de aproximación de Ritz,
y al realizar la integración de la energía es necesario separar las integrales en dos
tramos
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 84
U =
1
2
_
EI
_
d
2
φ
d
2
x
_
2
=
1
2
_
0
x=−1
EI (4 + 6x)
2
dx +
1
2
_
1
x=0
EI (−4 + 6x)
2
dx
Nótese que la función φ propuesta es continua en el dominio [−1, 1], y su derivada
es también continua.
Problema 4.2. Para la placa apoyada-empotrada resuelta en el texto, considere
E = 3 × 10
5
Kg/cm
2
, ν = 0,3, a = 6m, b = 4m, h = 0,10m, q = 0,1Kg/cm
2
, P =
1000. Evalúe el estado tensional σ en el punto de aplicación de la carga concentrada.
Problema 4.3. Evalúe los desplazamientos en una placa rectangular simple-
mente apoyada, bajo carga uniforme, usando el método de Ritz. Utilice un solo
parámetro de Ritz.
Problema 4.4. Para la placa empotrada-libre del ejemplo de este capítulo, con-
sidere la influencia de términos siguientes en la solución de Ritz, y demuestre que la
condición de equilibrio sobre los bordes se aproxima a la solución exacta.
Problema 4.5. Evalúe la placa del ejemplo empotrado-libre bajo la acción de
cargas triangulares sobre los bordes, con un máximo donde se cruzan los dos bordes
libres, de valor q.
Problema 4.6. Elementos finitos usando la teoría de Kirchhoff.
Una placa rectangular simplemente apoyada en sus cuatro lados está sometida
a carga uniforme p
3
= 2,4MPa. Use un elemento para representar un cuarto de
la placa. Considere que los lados de la placa son de 5m, espesor h = 0,10m, E =
20GPa, ν = 0,15. Resuelva el problema utilizando el elemento finito no conforme
desarrollado por Melosh. La solución exacta del problema usando series de Fourier
es 3,57mm.
Solución: Con ese elemento, después de aplicar las condiciones de contorno, el
problema tiene tres grados de libertad. El desplazamiento vertical al centro resulta
4,33mm.
Problema 4.7. Elementos finitos usando la teoría de Reissner-Mindlin.
Resuelva el problema anterior utilizando un elemento finito de interpolación lineal
usando la teoría de Reissner-Mindlin. (a) Compare los resultados con la solución de
Fourier y con los del elemento de Kirchhoff. (b) Mejore la solución multiplicando
el término asociado al cortante en la ecuación 4.22 por un factor σ < 1. Esto es
equivalente a subintegrar ese término.
Solución: Con ese elemento, el problema tiene tres grados de libertad. (a) El
desplazamiento vertical al centro resulta 6,1 × 10
−5
mm. Este desplazamiento es
mucho más pequeño que los obtenidos con las otras soluciones debido a que se
produce bloqueo por cortante.
(b) En la ecuación 4.22 se multiplica el término asociado a K por un factor σ < 1.
La figura muestra el desplazamiento vertical al centro de la placa para diferentes
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 85
0
0.002
0.004
0.006
0.008
0.01
0.012
0.014
0.016
0.018
0 0.02 0.04 0.06 0.08 0.1 0.12
Sigma
D
e
s
p
l
a
z
a
m
i
e
n
t
o

v
e
r
t
i
c
a
l

[
m
]
valores de σ. El valor de solución para el cual se ha eliminado el bloqueo es el mínimo
en la curva, que corresponde a 2,8mm para σ = 0,07.
Problema 4.8. Elementos finitos usando un programa para propósitos
múltiples. Para la placa del Problema 4.5, estudie la convergencia de la solución
usando un elemento finito disponible en programas para propósitos múltiples.
Solución: Debido a la simetría del problema se discretiza un cuarto de placa.
Se emplearon varios elementos, conocidos en la literatura como S4, S4R y S8R. Los
elementos S4R y S8R son de integración reducida, de 4 y 8 nodos respectivamente.
Se emplearon mallas de 1, 4, 9 y 16 elementos finitos de igual tamaño. Los resultados
se muestran en la tabla a continuación. NEL es el número de elementos en la malla,
GDL es el número de grados de libertad, u
c
3
es el desplazamiento vertical en el centro
de la placa, en mm.
Elemento NEL GDL u
c
3
[mm]
S4 1 12 2.79
S4 4 27 3.49
S4 9 48 3.54
S4 16 60 3.56
S4R 1 12 3.28
S4R 4 27 3.62
S4R 9 48 3.60
S4R 16 60 3.59
S8R 1 24 2.12
S8R 4 63 3.57
S8R 9 120 3.58
S8R 16 195 3.58
La solución exacta del problema (usando series de Fourier en la teoría de Kirchhoff)
es 3,57mm.
Problema 4.9. Una placa cuadrada de hormigón de 5m de lado y espesor cons-
tante h = 0,1m, tiene un agujero cuadrado al centro de 1m cada lado. En cada
Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 86
esquina del agujero se coloca una fuerza concentrada de valor P = 100KN. Los
contornos externos de la placa están simplemente apoyados, mientras que los bordes
del agujero central están libres. Evalúe el desplazamiento vertical en las esquinas
usando un programa de elementos finitos para propósitos generales.
Solución: El resultado depende de la malla y del elemento elegido, pero el des-
plazamiento es aproximadamente 21mm.
Bibliografía
[1] Baikov, V. N. (Ed.) (1978), Reinforced Concrete Structures, MIR Publishers,
Moscu (Traducido del original en ruso de 1974).
[2] Billington, D. P. (1990), Thin Shell Concrete Structures, Segunda Edición,
McGraw-Hill, New York.
[3] Donnell, L. H. (1976), Beams, Plates and Shells, McGraw-Hill.
[4] Flugge, W. (1960), Stresses in Shells, Springer-Verlag.
[5] Gould, P. (1999), Analysis of Plates and Shells, Prentice Hall, Upper Saddle
River, NJ.
[6] Koiter, W. T. (1960), A consistent first approximation in the general theory
of thin elastic shells, Proc. IUTAM Symposium on the Theory of Thin Elastic
Shells, North Holland, Amsterdam.
[7] Krauss, H. (1967), Thin Elastic Shells, Wiley.
[8] Love, A. E. H. (1944), A Treatise of the Mathematical Theory of Elasticity,
Cuarta Edición, Dover, New York. La primera edición fue de 1892.
[9] Novozhilov, V. V. (1959), Thin Shell Theory, P. Noordhoff.
[10] Pfluge, A., (1964), Estática Elemental de las Cáscaras, EUDEBA, Buenos Aires
(Traducción del original en alemán de 1960).
[11] Timoshenko, S. y Woinowski-Krieger, S. (1959), Theory of Plates and Shells,
Segunda Edición, McGraw-Hill.
[12] Ugural, A. C. (1981), Stresses in Plates and Shells, McGraw-Hill.
[13] Godoy, L. A., Prato, C. A. y Flores, F. G. (2000) Introducción a la Teoría de
Elasticidad, Universitas/ AMCA, Córdoba.
[14] Collatz, L. (1960), The Numerical Treatment of Differential Equations, Tercera
Edición, Springer Verlag, Berlín.
87
BIBLIOGRAFÍA 88
[15] Florin, G. (1980), Theory and Design of Surface Structures: Slabs and Plates,
Trans Tech Publications, Rockport, MA.
[16] Godoy, L. A. (1986), Ill-conditioned stars in the finite difference method for
arbitrary meshes, Int. J. Computers and Structures, vol. 22(3), 469-73.
[17] Luccioni, B. y Godoy, L. A. (1988), Condiciones de contorno en el método
de diferencias finitas con mallas arbitrarias, Revista Internacional de Métodos
Numéricos para Cálculo y Diseño en Ingeniería, vol 4(1), 31-40.
[18] Szilard, R. (1974), Theory and Analysis of Plates: Classical and Numerical
Methods, Prentice-Hall.
[19] Flores, F.G. y Oñate, E. (2001), A basic thin shell triangle with only transla-
tional DOFs for large strain plasticity, Int. J. for Num. Methods in Engng., vol
51(1), pp. 57-93.
[20] Melosh, R. J. (1963) Basis for the derivation of matrices in the direct stiffness
method, AIAA Journal, vol. 1, pp. 1631.
[21] Oñate, E. (1995), Cálculo de estructuras por el método de elementos finitos.
Análisis estático lineal. CIMNE, Barcelona.
[22] Wilson, R. R. y Brebbia, C. A. (1971), Dynamic behaviour of steel foundations
for turbo-alternators, Journal of Sound and Vibrations, vol. 18, pp. 405-416.
[23] Zienkiewicz, O. C. y Taylor, R. L. (2005), The Finite Element Methods for
Structural and Solid Mechanics, Sixth edition, Elsevier. Capítulos 11 y 12.
[24] Cheung, Y. K., Finite Strip Method in Structural Analysis, Pergamon Press,
Oxford, 1976.
[25] Alvarez, L.M., Analisis de Estructuras Laminares Plegadas Prismaticas, In-
forme Técnico, Departamento de Estructuras, FCEFyN, Universidad Nacional
de Córdoba, Febrero, 1973.

ÍNDICE GENERAL 2.5.2. Mecanismo flexional en placas . . . . . . . . . . . . . . . 2.6. Condiciones de contorno de flexión . . . . . . . . . . . . . . . . 2.6.1. Bordes empotrados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.6.2. Bordes simplemente apoyados . . . . . . . . . . . . . . . 2.6.3. Borde libre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.6.4. Interpretación física del Corte de Kirchhoff . . . . . . . . 2.6.5. Condiciones de fuerzas en las esquinas . . . . . . . . . . 2.6.6. Condiciones generales de contorno en un borde curvo . . 2.7. Formulación diferencial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.7.1. Ecuación diferencial en el dominio . . . . . . . . . . . . . 2.7.2. Formulación mixta del problema diferencial . . . . . . . 2.8. Formulación de energía potencial total . . . . . . . . . . . . . . 2.9. Expresión de trabajos virtuales . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2.10. Teoría de placas incluyendo deformaciones transversales de corte 2.11. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

2 26 26 27 27 28 29 30 32 33 33 34 35 36 39 41 44 44 44 45 46 47 47 48 48 50 51 53 54 55 58 59 59 60 61 61 62 63 63

3. SOLUCIONES DE PLACAS UTILIZANDO LA FORMULACIÓN DIFERENCIAL 3.1. Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.2. Solución mediante series de Fourier . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.2.1. Descomposición de la carga en series de Fourier . . . . . . . . 3.2.2. Descomposición de la solución en series de Fourier . . . . . . . 3.2.3. Ecuación diferencial en términos de componentes de Fourier . 3.2.4. Cálculo de momentos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.2.5. Cálculo de esfuerzos cortantes . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.3. Ejemplo de solución de una placa mediante series de Fourier . . . . . 3.4. Solución mediante diferencias finitas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.4.1. Derivadas en función de diferencias finitas . . . . . . . . . . . 3.4.2. Derivadas parciales en función de diferencias finitas . . . . . . 3.4.3. Representación de ecuaciones diferenciales en el dominio utilizando diferencias finitas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.4.4. Representación de condiciones de contorno utilizando diferencias finitas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.4.5. Solución de los desplazamientos en placas . . . . . . . . . . . . 3.4.6. Momentos en la placa a partir de los desplazamientos . . . . . 3.5. Ejemplo de solución de una placa mediante Diferencias Finitas . . . . 3.5.1. Ecuaciones en el dominio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3.5.2. Condiciones de contorno de la placa . . . . . . . . . . . . . . . 3.5.3. Condiciones de simetría de la placa . . . . . . . . . . . . . . . 3.5.4. Sistema de ecuaciones simultáneas . . . . . . . . . . . . . . . . 3.6. Problemas de Diferencias Finitas con mallas irregulares . . . . . . . . 3.7. Ejercicios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

ÍNDICE GENERAL 4. SOLUCIONES DE PLACAS UTILIZANDO LA FORMULACIÓN INTEGRAL 4.1. Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4.2. Método de Ritz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4.2.1. Aproximación de funciones en el método de Ritz . . . . . . . . 4.2.2. Condiciones que deben cumplir las funciones de aproximación 4.3. Ejemplos de solución de placas mediante el método de Ritz . . . . . . 4.3.1. Placa simplemente apoyada en dos bordes y empotrada en los otros dos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4.3.2. Placa simplemente apoyada-libre . . . . . . . . . . . . . . . . 4.4. Método de Elementos Finitos usando la teoría de Kirchhoff . . . . . . 4.4.1. Elemento finito rectangular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4.5. Método de Elementos Finitos con deformaciones transversales de corte 4.5.1. Elementos finitos triangulares . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4.6. Problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

3

67 67 68 68 69 72 72 73 76 76 80 83 83

Capítulo 1 INTRODUCCIÓN
1.1. Conceptos básicos

En la mecánica aplicada y la ingeniería estructural se conoce como estructura de pared delgada a una estructura que está limitada por dos superficies, la distancia entre las cuales es considerada pequeña. Otras designaciones comunes son estructuras laminares o láminas delgadas. Cuando las superficies son planas se denominan láminas planas, placas o losas, mientras que cuando las superficies son curvas se conocen como cáscaras o láminas curvas. Se denomina superficie media al lugar común de los puntos equidistantes de ambas superficies. En cualquier punto de la superficie media se puede trazar una recta perpendicular, y se define así la dirección del vector normal a la superficie en ese punto. Esa recta normal intercepta a las dos superficies externas de la lámina, y a la distancia h entre ellas se denomina espesor de la lámina. El espesor puede variar de un punto a otro de la lámina, y a los efectos del análisis supondremos que esa variación es suave. La geometría de una lámina puede entonces definirse especificando la posición de la superficie media y el espesor en cada punto.

Figura 1.1: Estructura de pared delgada En lo que sigue supondremos que la superficie media es una superficie continua y tiene una variación suave. En la Figura 1.2.a se muestra una superficie media 4

). como el Q. en la Figura 1. Este caso se debe a un cambio de espesor en la estructura.) o incompleta (como en placas planas. En una lámina incompleta aparecen contornos. . también asociada a un cambio en el espesor. Un ejemplo de discontinuidad en la superficie media. Figura 1. etc. bóvedas cilíndricas.Introduccion 5 continua a pesar que las superficies externas de la estructura son discontinuas.2.3: Ubicación de un punto fuera de la superficie media Una lámina se denomina delgada si la relación entre el espesor h y una dimensión característica d de la superficie media es muy pequeña comparada con la unidad. Como dimensión característica d es común emplear el diámetro en placas circulares. Nótese que otro punto.2: Ejemplos de discontinuidades en superficies de una lámina.2. En la Figura 1. no es adecuada para ubicar la posición de P ∗ porque la distancia QP ∗ no es mínima. Se supone que el contorno define una curva sobre la superficie media y que el corte es perpendicular a ella.3 se muestra que un punto P ∗ se podrá identificar por medio de P y de la distancia P P ∗ . Finalmente. Figura 1. etc. elipsoides. Un punto fuera de la superficie media se identifica por su mínima distancia a ella. se muestra en la Figura 1.c se ilustra un caso en el que la tangente de la superficie media presenta una discontinuidad. La superficie media de una estructura laminar puede ser completa (como en el caso de esferas. cilindros.b.

en cuyo caso será necesario relajar las hipótesis de Kirchhoff que se desarrollan más adelante. no existe una única teoría para el análisis lineal de láminas curvas delgadas. Para que la lámina pueda considerarse delgada se debe cumplir que h << 1 d Esto significa que h es por lo menos un orden de magnitud menor que d. el tipo de cargas a las que estará sometida. de modo que es razonable realizar simplificaciones. entonces su comportamiento no difiere demasiado del de un sólido tridimensional. algunos esfuerzos y deformaciones resultan significativamente más importantes que otros. Love de 1892 [8].Introduccion 6 las dimensiones de los lados en placas rectangulares.2. Love hizo hipótesis de deformación similares a las de Kirchhoff en láminas planas. Si una lámina es lo suficientemente gruesa. E. por el contrario.1. 1. Prácticamente no existen ya limitaciones asociadas a dificultades de cálculo gracias al desarrollo de métodos numéricos en los últimos 40 años. y el radio de curvatura mínimo de la superficie en láminas curvas. y otras. y a las de Navier en vigas. se puede decir que las diferentes teorías de láminas atienden los siguientes aspectos: 1. el material que se emplee. En algunos textos se emplea la condición inversa. según la cual una lámina es delgada si d >> 1 h Si esta condición no se cumple se dice que la lámina es de espesor intermedio o de espesor grueso. Para cálculos técnicos se acepta . consideraciones estéticas. económicas. En láminas delgadas. y distintos autores consideran diferentes niveles de aproximación. controlando al mismo tiempo el error asociado a esas simplificaciones. De acuerdo al espesor relativo de la lámina En láminas delgadas el valor máximo de h/R se puede despreciar frente a la unidad. Por el contrario. Sobre las teorías de estructuras de pared delgada La forma de una estructura de pared delgada depende de una serie de factores. En general. La mayor parte de las teorías que se emplean en la actualidad tiene su origen en el trabajo de A.2. entre ellos su función. En láminas delgadas el análisis lineal ha sido formulado hace más de 150 años y las ecuaciones de Lagrange para placas planas son ahora aceptadas casi universalmente. H.

4.3. se denomina teoría de primer orden. R m´x a h R ≤ En esas teorías se desprecian términos del orden de gruesas si h 1 m´x a > R 20 Las láminas se consideran Para muchas aplicaciones prácticas en ingeniería civil se tiene que las cáscaras están en el rango 1 > 1000 h R > 1 50 Por ejemplo. En cambio. una cáscara metálica esférica en una central nuclear tiene h/R = 900. una esfera de recipiente de presión para almacenar gas tiene h/R = 450.Introducción 7 1 20 h . 1. De acuerdo a la importancia de la flexión En láminas los momentos flectores se relacionan con las curvaturas de manera similar que en placas.2. 1.2. una cáscara rebajada de hormigón para techo h/R = 50. En muchos casos .2. Eso reduce las variables del problema y lleva a ecuaciones sencillas. La teoría de Kirchhoff-Love es de primer orden. una torre de enfriamiento de hormigón armado h/R = 200. De acuerdo a la curvatura de la superficie media Se denominan teorías generales aquellas que sirven para cáscaras con curvaturas grandes. y equivale a la teoría de Kirchhoff para placas y de Navier-Bernoulli para vigas. Si se retienen términos cuadráticos o cúbicos se denominan “de orden superior”. que se pueden proyectar en un plano y se pueden tratar como una extensión de la teoría de placas. De acuerdo al orden de los desplazamientos en dirección perpendicular a la superficie media Si expandiéramos los desplazamientos en serie de potencias en dirección de la normal (distancia a la superficie media de la lámina) y se retiene términos lineales.2. teorías de cáscaras rebajadas sirven para láminas de poca curvatura. 1. por ejemplo M11 Eh3 = (χ11 + ν χ22 ) 12 (1 − ν 2 ) Las teorías membranales desprecian la contribución de los momentos flectores.

En Europa se destacan los estudios de Koiter [6] y Donnell [3]. De acuerdo con la cinemática adoptada Se distingue entre teorías de pequeños desplazamientos. Los textos más recientes que se emplean en cursos sobre placas y cáscaras incluyen Ugural [12]. No se emplea la notación tensorial de cáscaras. o de grandes desplazamientos.3. sino que se recurre solamente a notación indicial y notación explícita en coordenadas cartesianas o polares. 1. En este trabajo no se presenta una teoría general de cáscaras. Para estudiar el fenómeno de pandeo es necesario considerar teorías de grandes desplazamientos. 1]. Inicialmente se ve la teoría membranal de cáscaras. que se refleja en textos como las referencias [9. en las que las relaciones entre desplazamientos y deformaciones se consideran lineales. En forma análoga a la diferencia entre una cable y una barra de reticulado. es un clásico en el tema. La diferencia es que en el primer caso no se admiten esfuerzos de compresión. que es preferible en cursos más avanzados sobre el tema. a pesar que la rigidez puede no ser baja. Enfoque de este trabajo Este trabajo contiene un enfoque introductorio al tema. tal como se presenta en cursos avanzados a nivel de pregrado en ingeniería. y eso conduce a resultados que pueden ser adecuados.Introducción 8 basta con las ecuaciones de equilibrio. La presentación se limita a teorías de primer orden y lineales en la cinemática. El empleo de teorías membranales se justifica en dos casos: (a) Cuando la rigidez flexional de una lámina es muy baja (h → 0) la lámina es una membrana. 1. en las que las cinemáticas son cuadráticas. En primer lugar se estudian placas en los Capítulos 2 a 4. y abarca tanto libros como artículos en revistas especializadas. La misma teoría membranal describe las dos situaciones mencionadas. o en cursos de maestría en ingeniería. para luego considerarse efectos flexionales en una forma clásica. considerando el problema flexional. Un capítulo se dedica a placas planas plegadas. El libro de Love [8] de finales del siglo XIX. Billington [2] .5. Bibliografía sobre placas y cáscaras La bibliografía sobre estructuras laminares es sumamente extensa. (b) Cuando los cambios de curvatura son muy pequeños (χij → 0) la lámina se comporta como una membrana.4. Hubo una fuerte corriente de estudios sobre el tema en Rusia. 1. El tema de cáscaras se ve en los capítulos restantes. y en el Siglo XX el clásico han sido los textos de Timoshenko [11] y Flugge para cáscaras [4].2.

Para la estructura tipo viga. Considere L = 40. Los esfuerzos internos axiales son de compresión y valen σ = F = 0. Solución: Para la estructura tipo cercha.5. Problemas Problema 1. Para L = 40 se tiene 2 una tensión en la fibra extrema de σ = 24P . mientras que los esfuerzos por flexión valen σ = 2 × 0. el momento máximo ocurre al centro M = A PL . y cubren la misma longitud 2L entre los soportes.8.56P . y otras.4: Efectos membranales y flexionales en estructuras sencillas. Evalúe las tensiones en cada una de ellas. pero otras revistas también publican artículos referidos al tema. Como manera introductoria de comparar las estructuras que trabajan membranalmente y aquellas que trabajan flexionalmente.4. (b) Viga. mientras que para la teoría membranal de cáscaras se ha empleado Pflugge [10]. El texto que más se acerca al enfoque de estas notas es el de Ugural. se calcula la fuerza F en cada miembro √ y resulta F = − 45 P . 1.1. La cercha tiene sección transversal √ cuadrada [1 × 1]. una de ellas es una cercha. la configuración de cercha es más eficiente para resistir cargas en el modo axial que la configuración . ASCE Journal of Engineering Mechanics. Como se observa. Figura 1. (a) Cercha. compare los valores y comente acerca de la eficiencia de cada solución.3P L. Ambas estructuras tiene el mismo volumen de material.Introducción 9 y Gould [5]. mientras que la viga tiene sección rectangular 1 × 5 . La relación entre esfuerzos flexionales y axiales entre las dos estructuras son de 42. mientras que la segunda es una viga. La revista Thin-Walled Structures se especializa en este tipo de estructuras. como International Journal of Solids and Structures. consideremos las dos estructuras que se dibujan en la Figura 1.

Introducción 10 de viga en el modo flexional. . mientras que en la de viga sólo tienen el esfuerzo máximo las fibras extremas de la sección. En la configuración axial todas las fibras en la sección tienen el mismo nivel de esfuerzos.

se reducen a: 11 . las ecuaciones de la teoría de elasticidad [13] resultan adecuadas. lineal e isótropo. sin embargo. La presentación del problema es un tema clásico en la literatura y puede encontrarse en casi todos los textos sobre este tema. El desarrollo principal corresponde a lo que se denomina “teoría clásica de placas” pero se incluye también la teoría de placas incluyendo deformaciones cortantes. 2. En ese caso.2) ε13 ε23 ε33 Las relaciones elásticas entre deformaciones y tensiones. los esfuerzos se caracterizan usando el tensor de esfuerzos   σ11 σ12 σ13 σ =  σ12 σ22 σ23  (2. Introducción Para modelar el comportamiento de una lámina plana de espesor grueso. La historia del desarrollo de las ecuaciones que gobiernan el problema es sumamente interesante y puede consultarse en la Referencia [8]. la discusión acerca de las contradicciones que implican las hipótesis de Kirchhoff se encuentran muy bien tratadas en el texto de Novozhilov [9]. con lo cual se construye una teoría técnica.1) σ13 σ23 σ33 Las deformaciones se caracterizan mediante el tensor de deformaciones   ε11 ε12 ε13 ε =  ε12 ε22 ε23  (2.1. obtenidas de la anterior relajando una hipótesis. para material elástico. desarrolladas siguiendo las hipótesis de Kirchhoff. en el entorno de un punto cualquiera de la placa (no necesariamente sobre la superficie media).Capítulo 2 FORMULACIÓN PARA LÁMINAS PLANAS Este capítulo contiene las ecuaciones fundamentales de placas.

4) Las ecuaciones de equilibrio en tres dimensiones resultan ∂σ11 ∂σ12 ∂σ13 + + + F1 = 0 ∂x1 ∂x2 ∂x3 ∂σ21 ∂σ22 ∂σ23 + + + F2 = 0 ∂x1 ∂x2 ∂x3 ∂σ31 ∂σ32 ∂σ33 + + + F3 = 0 ∂x1 ∂x2 ∂x3 Finalmente.7) 2.2.5) ε11 = ε12 (2. las ecuaciones cinemáticas se escriben en la forma ∂u1 ∂u2 ε22 = ∂x1 ∂x2 1 ∂u1 ∂u2 1 = + ε13 = 2 ∂x2 ∂x1 2 ∂u3 ∂x3 ∂u1 ∂u3 + ∂x3 ∂x1 ε33 = (2.6) ε23 = 1 2 ∂u2 ∂u3 + ∂x3 ∂x2 (2.Formulación para láminas planas 12 σ11 = σ22 σ33 E [(1 − ν) ε11 + ν (ε33 + ε22 )] (1 + ν) (1 − 2ν) E = [(1 − ν) ε22 + ν (ε11 + ε33 )] (1 + ν) (1 − 2ν) E = [(1 − ν) ε33 + ν (ε11 + ε22 )] (1 + ν) (1 − 2ν) σ12 = σ13 σ32 E ε12 1+ν E = ε13 1+ν E = ε32 1+ν (2.8) . de modo que se supone que los desplazamientos son suficientemente menores que el espesor ui << 1 h (2.3) (2. Hipótesis de Kirchhoff En lo que sigue estudiaremos el comportamiento de láminas con pequeños desplazamientos.

tal i como el punto P ∗ en la Figura 2. ∗ Como consecuencia de ello.9) 2.2. mientras que aquellas sin asterisco se refieren a valores sobre la superficie media de la lámina. Las variables que se escriban a continuación con un asterisco se refieren a los valores en puntos que no están necesariamente sobre la superficie media. El desplazamiento u∗ de un punto fuera de la superficie media.1. Nuevamente referimos el caso a una lámina plana y la hipótesis implica que las rotaciones β no son variables independientes sino que dependen de la variación de 1 Usaremos el término hipótesis para referirnos a las suposiciones iniciales que acepta la teoría.2. Para aclarar el sentido de esta hipótesis.1. .2) Adicionalmente. observemos la Figura 2.10) donde ui son los desplazamientos de la superficie media (del punto P en la figura) y βi son las rotaciones de la fibra recta a consecuencia de la deformación.1.Formulación para láminas planas 13 donde ui son las componentes de desplazamiento. Hipótesis (b. se supone que el sentido positivo del eje x3 normal a la cáscara va hacia abajo. puede expresarse como u∗ = u1 + x3 β1 1 u∗ = u2 + x3 β2 2 (2. en lo que se denomina “teoría clásica de placas”. Como indica la Figura. De acuerdo a las ecuaciones (2.10). se supone que las fibras rectas perpendiculares a la superficie media permanecen perpendiculares a la superficie media deformada. para el caso de una lámina plana.2. Esta hipótesis no contiene ninguna afirmación sobre la orientación final del plano con respecto a la superficie media deformada. (a) Hipótesis referida a las tensiones normales Se acepta que las tensiones normales que actúan sobre planos paralelos a la superficie media son despreciables frente a otras componentes de tensión. multiplicada por la distancia x3 del punto a la superficie media.1) Las fibras que eran rectas y perpendiculares a la superficie media antes de la deformación permanecen rectas después de la deformación. el desplazamiento u∗ i de un punto fuera de la superficie media es igual al desplazamiento ui del punto correspondiente ubicado sobre la superficie media más la rotación βi de la sección plana a la que pertenece el punto. (b) Hipótesis referida a las deformaciones de rectas normales a la superficie media Esta hipótesis puede descomponerse en tres enunciados: Hipótesis (b. la componente σ33 de un punto cualquiera de la lámina es nula: ∗ σ33 = 0 (2. Las hipótesis de Kirchhoff1 pueden expresarse así: 2.

3.3) Las fibras rectas y normales a la superficie media antes de la deformación no cambian de longitud después de la deformación.Formulación para láminas planas 14 Figura 2.2: Hipótesis b. No todas esas consecuencias son consistentes entre . Por lo tanto.11) Figura 2.2. los desplazamientos u∗ de puntos ubicados sobre una fibra P P ∗ 3 perpendicular a la superficie media no varían con x3 : u∗ = u3 3 (2. como se muestra en la Figura 2.1 los desplazamientos.2 Hipótesis (b. Las rotaciones β pueden expresarse como β1 = − ∂u3 ∂x1 β2 = − ∂u3 ∂x2 (2. Consecuencias de las hipótesis de Kirchhoff Las hipótesis que se han planteado tienen consecuencias importantes acerca del comportamiento de la estructura.12) 2.1: Hipótesis b.

es 13 ε∗ = 13 donde ∂u3 (2. Veremos a continuación que cuando se acepta esa consecuencia ya no pueden emplearse las ecuaciones constitutivas para establecer tensiones cortantes. de manera que hay que decidir cuál consideración se acepta en la teoría.3. por ejemplo ε∗ . 23 Consideraciones constitutivas: La conclusión anterior sobre despreciar la contribución de las deformaciones cortantes se obtuvo por consideraciones puramente cinemáticas.13) De este razonamiento cinemático se concluye que para la teoría clásica de placas. Si se pretendiera emplear las ecuaciones ∗ constitutivas para calcular las tensiones σ13 asociadas a ε∗ se tendría que 13 . De 13 igual manera resulta nula la deformación ε∗ . Consideraciones cinemáticas: Sabemos que la expresión cinemática general para evaluar las deformaciones cortantes.Formulación para láminas planas ellas y se plantean algunas contradicciones que se señalan en esta sección.1.15) 1 2 ∂u∗ ∂u∗ 1 + 3 ∂x3 ∂x1 (2. Contradicciones referidas a las deformaciones cortantes transversales Veremos que el valor de las deformaciones cortantes depende en principio del camino que se siga para computarlas. 15 2. la deformación cortante ε∗ debe ser nula (similar a la teoría clásica de vigas).14) ∂x1 Los desplazamientos membranales de la superficie media no dependen de la coordenada x3 de modo que al derivar resulta: u∗ = u1 + x3 β1 1 siendo β1 = − ∂(u∗ ) ∂(x3 β1 ) 1 = ∂x3 ∂x3 Substituyendo en la ecuación de ε∗ se tiene 13 ε∗ = 13 1 ∂(x3 β1 ) ∂u3 + 2 ∂x3 ∂x1 1 ∂x3 ∂u3 = β1 + 2 ∂x3 ∂x1 1 = (β1 − β1 ) 2 =0 (2.

19) 22 1 − ν 11 como en un estado plano de tensiones. ∗ σ13 = 2.3.17) debido a que u∗ no varía con x3 por hipótesis (b.3.2. Aceptaremos la siguiente salida para esta contradicción: Contradicción 1: La aceptación de que las deformaciones cortantes transversales son nulas no implica que las tensiones cortantes transversales se consideren nulas.17). de donde se obtiene la siguiente relación entre deformaciones: ∗ σ33 = ν (ε∗ + ε∗ ) (2. Esta expresión está en contradicción con el valor nulo para ε∗ que se obtuvo de consideraciones puramente cinemáticas (2. Contradicción referida la deformación normal a la superficie media Veremos que el valor de las deformaciones en dirección normal a la superficie media dependerían del camino seguido en el cómputo.16) 1 + ν 13 Sin embargo. 3 Consideraciones constitutivas ∗ Si se usa la ecuación constitutiva de σ33 resulta: E [(1 − ν) ε∗ + ν (ε∗ + ε∗ )] (2. ∗ ∗ requiere de la existencia de tensiones σ13 y σ23 . se supuso que σ33 = 0. 33 Contradicción 2: La aceptación de que las fibras no cambian de longitud en sentido normal a la superficie media no implica que las deformaciones correspondientes ε∗ sean nulas. 33 11 22 ε∗ = − 33 2. la satisfacción de las ecuaciones de equilibrio en dirección normal a la lámina y de las ecuaciones de equilibrio de momentos.3.Formulación para láminas planas 16 E ∗ ε =0 (2. y por lo tanto no deben ser nulas. como se verá más adelante. Consideraciones cinemáticas Si se desea obtener ε∗ a partir de las relaciones cinemáticas se tiene 33 ε∗ = 33 ∂u∗ 3 =0 ∂x3 (2. sino que queda definida en función de ε∗ y ε∗ .18) 33 11 22 1+ν ∗ De acuerdo a la hipótesis (a). Resumen acerca de la resolución de las contradicciones En la resolución de las contradicciones 1 y 2 se ha privilegiado la satisfacción de las consideraciones cinemáticas y de equilibrio por encima de la vinculación entre .3).

La tabla a continuación resume las hipótesis. Variables referidas al comportamiento de la superficie media Esfuerzos Resultantes En las teorías técnicas es habitual expresar el estado tensional en un punto cualquiera del plano medio mediante esfuerzos integrados en el espesor. Hipótesis u3 < h ∗ ui = ui + x3 βi βi = − ∂u3 ∂xi u∗ = u3 3 ∗ σ33 = 0 Implica Cinemática Lineal ε∗ = 0 13 ε∗ = 0 23 ν ε∗ = − 1−ν (ε∗ + ε∗ ) 33 11 22 No implica ∗ σ13 = 0 ∗ σ23 = 0 ε∗ = 0 33 Finalmente. de modo que para obtener fuerzas es necesario multiplicar esos valores por la longitud sobre la superficie media en la que actúan.4. la forma que tiene los tensores de acuerdo a las hipótesis adoptadas es la siguiente  ∗   ∗  ∗ ∗ σ11 σ12 σ13 ε11 ε∗ 0 12 ∗ ∗ ∗ ∗ 0  σij =  σ21 σ22 σ23  ε∗ =  ε∗ ε∗ (2.22) N13 N23 0 . 2. Estos son esfuerzos por unidad de longitud.21) Las componentes N11 . consecuencias y lo que no se implica dentro del contexto de la teoría clásica de placas. N22 .1. La Figura 2.3 muestra los sentidos positivos de los esfuerzos membranales y cortantes.4. N12 corresponden a los esfuerzos axiales N en la teoría de vigas. h/2 Nij = −h/2 σij dx3 (2. mientras que N13 y N23 corresponden a los esfuerzos cortantes. Esto permite construir un tensor simétrico de esfuerzos de la forma siguiente   N11 N12 N13 Nij =  N12 N22 N23  (2. 2.20) 21 22 ij ∗ ∗ σ31 σ32 0 0 0 ε∗ 33 Nótese que los tensores de la placa no corresponden ni a estado plano de tensión ni a estado plano de deformación.Formulación para láminas planas 17 tensiones y deformaciones mediante ecuaciones constitutivas.

Formulación para láminas planas 18 Figura 2. Los momentos resultan h/2 Los momentos pueden agruparse como un tensor   M11 M12 0 M11 M12 Mij =  M12 M22 0  = M12 M22 0 0 0 (2. 2. Los vectores momento usando la regla de la mano derecha hacen que la definición según (2. M12 > 0.24) Mij = σij −h/2 x3 dx3 = σij h 2 2 x2 h/2 3 | 2 −h/2 2 σij = 2 h − − 2 =0 . como en la Figura 2.2. Momentos resultantes h/2 Adicionalmente. Para los momentos torsores se ha respetado la reciprocidad de las tensiones tangenciales. Casos particulares Para ilustrar que esfuerzos resultantes surgen de determinadas situaciones tensionales. integrando en el espesor Mij = −h/2 σij x3 dx3 (2. M22 > 0. y ello conduce a que la cupla torsora sobre la cara normal a x1 tiene un momento con sentido vectorial entrante.23) Los sentidos de los momentos están fijados por los sentidos positivos de las tensiones que les dan origen.18) genere M11 < 0.a. Los momentos flectores positivos M11 y M22 producen tensiones positivas (tracciones) en la parte inferior de la placa y compresión en la superior. se definen momentos resultantes. M21 < 0.5. consideremos (a) Un caso de tensiones σij constante en el espesor. de modo que resultan como en la Figura 2. (b) Esfuerzos cortantes.3: (a) Esfuerzos membranales.4.4.

(b) Acción flexional pura.b.Formulación para láminas planas 19 Figura 2. como se muestra en la Figura 2. Aquí se combinan efectos de membrana y de flexión. consideremos el estado tensional de la Figura 2. con una variación lineal y tensión nula en la superficie media.5. Figura 2. En este caso h/2 Nij = −h/2 σij dx3 = 0 (2. y para ello es necesario una variación de tensiones. (b) Representacion vectorial de los momentos. sino sólo momentos.5: (a) Acción membranal pura.5. con tensiones no nulas en la superficie media.25) no hay efectos membranales. (c) Combinación de membrana y flexión .4: (a) Momentos flectores y torsores. hay casos en los que se combinan esfuerzos membranales con momentos.c. (b) Por otra parte. De manera que un estado de tensiones constantes en el espesor no producen momentos. (c) Finalmente.

2. Esas variables constituyen tensores simétricos εij= χij = ε11 ε12 ε12 ε22 χ11 χ12 χ12 χ22 (2.31) (2.32) .11) resulta χ11 = − ∂ 2 u3 ∂x2 1 χ22 = − ∂ 2 u3 ∂x2 2 χ12 = − ∂ 2 u3 ∂x1 ∂x2 (2. Substituyendo las componentes de desplazamiento por sus valores en términos de las hipótesis de Kirchhoff (2. u3 no varían para diferentes valores de x3 . aproximamos los cambios de curvatura χij de la superficie media por χ11 = ∂β1 ∂x1 χ22 = ∂ 2 β2 ∂x2 χ12 = 1 2 ∂β1 ∂β2 + ∂x2 ∂x1 (2. Deformaciones y curvaturas Las relaciones cinemáticas lineales para un punto cualquiera fuera de la superficie media de una placa se expresan como en la (2.27) Además. las variables de deformación de una placa se reducen a seis valores: tres de deformación εij y tres de curvatura χij .29) entonces se pueden escribir las deformaciones de un punto cualquiera de la placa en función de lo que ocurre en la superficie media: ε∗ = εij + x3 χij ij (2.28) que para la teoría de placas clásica (ec.3.6).11) se tienen relaciones en función de las componentes de desplazamiento de la superficie media: ∂β1 ∂ ∂u1 (u1 + x3 β1 ) = + x3 ∂x1 ∂x1 ∂x1 ∂u2 ∂β2 = + x3 ∂x2 ∂x2 1 ∂u1 ∂u2 1 ∂β1 ∂β2 + x3 = + + 2 ∂x2 ∂x1 2 ∂x2 ∂x1 ε∗ = 11 ε∗ 22 ε∗ 12 (2. j = 1.4. Así. 2.Formulación para láminas planas 20 2.26) Debe notarse que u1 . Designamos las deformaciones específicas sobre la superficie media como ε11 = ∂u1 ∂x1 ε22 = ∂u2 ∂x2 ε12 = 1 2 ∂u1 ∂u2 + ∂x2 ∂x1 (2.30) para i. u2 .

Adicionalmente. Relaciones constitutivas entre variables de la superficie media E [(1 − ν) ε∗ + ν (ε∗ + ε∗ )] 33 11 22 1+ν Vimos que la condición constitutiva ∗ σ33 = conducía a la relación ν (ε∗ + ε∗ ) 22 1 − ν 11 Sustituyendo esa condición en las otras ecuaciones constitutivas se puede llegar a ε∗ = − 33 ∗ σ11 = ∗ σ22 ∗ σ12 E (ε∗ + νε∗ ) 22 1 − ν 2 11 E = (ε∗ + νε∗ ) 22 11 2 1−ν E ∗ = ε 1 + ν 12 que son las ecuaciones constitutivas elásticas. de un punto fuera de la superficie media. lineales. . resulta conveniente contar con una expresión para los esfuerzos resultantes Nij .35) son la rigidez membranal K y la rigidez flexional D de una placa. Es necesario recordar que en la teoría de placas clásica no hay relaciones constitutivas para los esfuerzos cortantes transversales.Formulación para láminas planas 21 2.33) De manera similar se pueden encontrar ecuaciones constitutivas para momentos: M11 = D (χ11 + νχ22 ) M22 = D (χ22 + νχ11 ) M12 = D (1 − ν) χ12 donde K= Eh 1 − ν2 D= Eh3 h2 =K 12 (1 − ν 2 ) 12 (2. se puede demostrar que conducen a N11 = K (ε11 + νε22 ) N22 = K (ε22 + νε11 ) N12 = K (1 − ν) (ε12 ) (2. Si se integran las ecuaciones constitutivas en el espesor de la placa.4.4.34) (2.

Componentes flexionales Las componentes de flexión que entran en las ecuaciones de equilibrio se muestran en la Figura 2.7. Por ejemplo. Nuevamente hay que multiplicar por el arco sobre el cual actúan . resultan dos condiciones ∂N11 ∂N12 + + p1 = 0 ∂x1 ∂x2 (2.Formulación para láminas planas 22 2.4. Para garantizar equilibrio sobre el contorno de la placa se deben satisfacer las condiciones de fuerzas. sólo que están escritas en términos de fuerzas resultantes en el espesor en lugar de escribirse en términos de tensiones. y además hay que distinguir entre los valores de los esfuerzos que actúan en caras opuestas. Para sumar fuerzas es necesario multiplicar los esfuerzos resultantes por las longitudes del arco sobre el cual actúan.5. Ecuaciones de equilibrio de una placa Escribiremos por separado las ecuaciones de equilibrio membranales y flexionales. Figura 2.36) ∂N21 ∂N22 + + p2 = 0 ∂x1 ∂x2 Estas ecuaciones son similares a las que aparecen en estados planos de tensión. Sumando contribuciones y simplificando (dx1 dx2 ). Componentes membranales Consideremos en primer lugar las componentes de fuerzas que están en el propio plano medio de la placa (componentes membranales). sobre una cara actúa N11 + ∂N11 dx1 dx2 . mientras ∂x1 que sobre la cara opuesta actúa [−N11 dx2 ].6: Esfuerzos membranales que deben satisfacer la ecuacion de equilibrio. que aparece en todos los términos que no se cancelan.

como se muestra a continuación . La suma de fuerzas en sentido normal a la placa lleva a la condición ∂N13 ∂N23 + + p3 = 0 (2.38) ∂M21 ∂M22 + − N23 = 0 ∂x1 ∂x2 Debe notarse que los mismos resultados pueden obtenerse si se integran las ecuaciones de equilibrio de elasticidad tridimensional y se consideran las definiciones de esfuerzos resultantes. y hay que distinguir entre las acciones sobre una cara y sobre su opuesta.7: Esfuerzos flexionales que deben satisfacer la ecuación de equilibrio.37) ∂x1 ∂x2 Nótese que los esfuerzos cortantes son vitales para poder mantener en equilibrio la placa. que introducen un diferencial de orden superior. Estrictamente. Si se hubieran despreciado los cortantes por ser nulas las deformaciones cortantes. el equilibrio frente a cargas normales es mantenido por la variación del cortante. y se llega a ∂M11 ∂M12 + − N13 = 0 ∂x1 ∂x2 (2. En la suma de momentos se anula la contribución de las fuerzas externas p3 y de las variaciones de N13 . cada uno de los esfuerzos a fin de sumarlos. entonces no habría posibilidad de equilibrar a p3 .Formulación para láminas planas 23 Figura 2.

42) ∂x1 ∂x2 donde se ha reemplazado la definición de los cortes transversales y se han agrupado las acciones transversales al plano de la placa (fuerzas másicas y de contacto) en una variable p3 . Además de esta ecuación de equilibrio de fuerzas resulta necesario plantear el equilibrio de momentos respecto al plano medio a donde han sido trasladadas todas las acciones. Similarmente a la ecuación de traslación se permuta el orden de integración y derivación en los dos primeros términos.43) Nótese primero que bi es uniforme (constante) y por lo tanto la integral asociada se anula. El tercer término resulta de integración inmediata. 3 (2. La integración de las dos primeras ecuaciones en el espesor de la placa conducen a las condiciones de equilibrio del estado plano membranal (ec. bj es la fuerza másica (por unidad de masa) y aj es la aceleración. en tanto que en base a la hipótesis de homogeneidad del material el último resulta la integral de una constante. j = 1. Nótese que al integrar la ecuación en el espesor desde el punto de vista de esta ecuación de equilibrio es indistinto que las cargas estén aplicadas en la cara superior. Tomando momento entonces de las ecuaciones de equilibrio en las direcciones x1 y x2 respecto al plano medio h/2 −h/2 ∂σ1i ∂σ2i ∂σ3i + + + ρbi ∂x1 ∂x2 ∂x3 x3 dx3 = 0 i = 1. En cuanto al tercero es posible integrar por partes de forma que .39) donde ρ es la masa por unidad de volumen (densidad). 2 (2. se supone aceleración nula.40) por ser las xi variables independientes en los dos primeros términos es posible intercambiar la operación de derivada parcial con la integración. en la cara inferior o en el interior de la placa. Restringiéndonos a problemas estáticos.41) ∂N13 ∂N23 + + p3 = 0 (2. La integral de la tercera resulta h/2 −h/2 ∂σ13 ∂σ23 ∂σ33 + + + ρb3 dx3 = 0 ∂x1 ∂x2 ∂x3 (2.36). 2. Luego ∂ ∂x1 h/2 σ13 −h/2 ∂ dx3 + ∂x2 h/2 −h/2 σ23 dx3 + σ33 |h/2 + hρb3 = 0 −h/2 (2.Formulación para láminas planas 24 Deducción del equilibrio flexional a partir de las ecuaciones de equilibrio tridimensionales Partiendo de las ecuaciones de equilibrio en tres dimensiones ∂σij + ρ (bj − aj ) = 0 ∂xi i.

placas laminadas) o si las ecuaciones cinemáticas fueran no lineales. N22 . con dos componentes . Mecanismo membranal en placas Las ecuaciones membranales se escriben en términos de las ocho variables asociadas a la superficie media N11 . 2. 2 (2.45) ∂M1i ∂M2i + − Ni3 = 0 ∂x1 ∂x2 o i = 1. ε22 . 2. se desprende que la placa no puede usar esfuerzos membranales para resistir las cargas p3 . 2 (2. pero es una desventaja desde el punto mecánico.Formulación para láminas planas 25 +h/2 h/2 −h/2 ∂σ3i +h/2 x3 dx3 = σ3i x3 |−h/2 − ∂x3 σ3i dx3 −h/2 (2. se deduce que las ecuaciones de placas se separan en dos grupos que no están acoplados entre ellos. El desacoplamiento de estos efectos hace que la solución sea más sencilla de encontrar. N12 . Separación del problema de placas en membranal y flexional De lo visto en este capítulo. Se tiene entonces ∂ ∂x1 h/2 σ1i x3 dx3 + −h/2 ∂ ∂x2 h/2 −h/2 +h/2 σ2i x3 dx3 − σ3i dx3 = 0 −h/2 (2.5. ε11 .1. De la observación de las ecuaciones de equilibrio de fuerzas. u2 . porque un mecanismo no puede ayudar al otro cuando sea necesario. El acoplamiento de mecanismos y la redundancia son formas más eficientes de resistir cargas exteriores y están presentes en cáscaras pero no en placas. Estas ecuaciones resultarían acopladas si el material fuera no homogéneo en la dirección transversal (por ej.5. ε12 .46) ∂Mij − Ni3 = 0 i. ni puede usar esfuerzos flexionales para resistir a p1 y p2 .44) El primer término del segundo miembro se anula por las condiciones de contorno en las superficies inferior y superior de la placa donde las tensiones de contacto son normales a la placa y no se admiten tensiones rasantes.47) ∂xi Se han obtenido entonces las tres ecuaciones de equilibrio relevantes para el problema de flexión de placas. u1 . j = 1. escritas en términos de esfuerzos integrados en el espesor y de la carga total aplicada en la dirección x3 a partir de las ecuaciones de equilibrio en tres dimensiones.

2. sujetas a condiciones de borde de fuerza o de desplazamientos. M22 . En el interior de la placa se deben satisfacer las condiciones cinemáticas (2. Mecanismo flexional en placas Para el caso de la teoría clásica de placas. es decir (en lo que sigue particularizaremos las condiciones a un borde como el que se muestra en la figura. Se deben satisfacer las condiciones cinemáticas (2. 2. 2. que es de cuarto orden y .6. que es idéntico al que se estudia en elasticidad bidimensional como estado plano de tensiones. N23 . constitutivas (2.5.27).34) y de equilibrio (2. 2. N13 . con una componente de carga p3 . las condiciones de contorno deberán en definitiva escribirse en términos de esa misma variable. M12 . sujetas a condiciones de borde de fuerza o de desplazamientos.38). χ11 .23) y de equilibrio (2. En lo que sigue no nos ocuparemos de la solución de este problema. χ22 . por lo cual si conocemos u3 a lo largo del contorno queda implícitamente prescrito ∂ u3 (s) ¯ ¯ ¯ βs (s) = = β2 (s) ∂s Es decir que sólo se pueden imponer dos condiciones de contorno en cada punto.36).) Variable cinemática Variable de fuerza u3 o N13 β1 o M11 β2 o M12 En la teoría de placas clásica los giros no son independientes del desplazamiento.Formulación para láminas planas 26 de carga en el dominio: p1 y p2 . En este trabajo nos ocuparemos de la solución de este problema. Desde un punto de vista general en cada punto del contorno existen tres variables de desplazamiento (el desplazamiento transversal y los dos giros) y tres variables de fuerzas generalizadas conjugadas de las anteriores (el corte transversal y dos momentos). Condiciones de contorno de flexión Las condiciones de contorno pueden interpretarse como restricciones que se imponen a los valores que deben tomar las variables que gobiernan el problema en la frontera del dominio.37. u3 . Como las variables principales del problema son los desplazamientos u3 .29). constitutivas (2. las ecuaciones flexionales se escriben en función de nueve variables asociadas a la superficie media M11 . que es nuevo en el contexto de la teoría de elasticidad. En todo punto del contorno es posible y necesario fijar una de cada una de las variables conjugadas y nunca ambas. Esto está de acuerdo con la ecuación diferencial a resolver. χ12 .

Formulación para láminas planas 27 por lo tanto sólo permite imponer dos condiciones en cada punto del contorno. se tiene ∂u3 =0 en x1 = a (2. Bordes empotrados En un borde empotrado. a lo largo del contorno sólo podemos especificar dos condiciones u3 β1 o o ef N13 M11 (2. se tiene u3 = 0 M11 = 0 en x1 = a (2. Si el borde ubicado en x1 = a de la Figura 2. El giro resultará de la solución de la ecuación . 2. pero no se puede desplazar en sentido transversal.6.50) Nótese que el giro β1 . el momento torsor M12 y el esfuerzo cortante N13 no se conocen inicialmente sobre ese borde.48) ef donde N13 es una combinación de N13 y M12 .2. los desplazamientos transversales y los giros normales al borde están impedidos.49) ∂x1 Nótese que los momentos M11 M12 y el esfuerzo cortante N13 sobre ese borde no están determinados por la condición de borde y son reacciones a ser calculadas luego de solucionada la ecuación diferencial.1. u3 = 0 β1 = − Figura 2. 2. Además.6.9 está simplemente apoyado.8: Placa rectangular. el momento flector normal al borde es nulo. Bordes simplemente apoyados En este caso la placa puede girar libremente. En una placa rectangular. Esta necesidad de combinar estos esfuerzos proviene de la imposibilidad de fijar en forma independiente u3 de βs (hipótesis b. En síntesis.8.2 de Kirchhoff). como se indica en la Figura 2. si el borde ubicado en x1 = a está empotrado.

56) Estas tres condiciones de contorno no pueden tomarse como condiciones independientes entre sí. en todo el borde x1 = a los desplazamientos son cero.6. u3 y β1 se determinan usando la ecuación diferencial del problema. La condición de momento no está escrita de manera conveniente en términos de desplazamientos.54) (2. Sobre el borde se tiene que las fuerzas son cero o un valor que se conozca. se llega a ∂ 2 u3 =0 ∂x2 1 (2. mientras que el esfuerzo cortante y el momento torsor son reacciones de apoyo.51) Esta condición depende de una propiedad del material (el módulo de Poisson ν).53) que es la condición de curvatura nula (χ11 = 0). Esto generó un conflicto y muchas discusiones durante el desarrollo de la teoría de placas.55) 2. Para solucionar este probleef ma se define una variable de corte transversal efectivo N13 llamada “corte efectivo” . porque se vio que sólo pueden administrarse dos condiciones en cada punto del borde. Esta dificultad de tener tres variables y dos condiciones para fijarlas es otra contradicción de la teoría de Kirchhoff. Usando las ecuaciones constitutivas y cinemáticas se llega a M11 = −D o sea ∂ 2 u3 ∂ 2 u3 +ν 2 =0 ∂x2 ∂x2 1 (2. Sin embargo. de manera que resulta M11 = 0 M12 = 0 N13 = 0 en x1 = a (2. de manera que su derivada en la dirección del mismo borde también es cero ∂ 2 u3 =0 ∂x2 2 Substituyendo en la condición de momento nulo.3. Borde libre Si un borde en x1 = a no tiene restricciones de desplazamiento. De modo que un borde simplemente apoyado se puede caracterizar en función de desplazamientos como u3 = 0 ∂ 2 u3 =0 ∂x2 1 en x1 = a (2. por lo que se la debe modificar usando el mismo método de desplazamientos.52) ∂ 2 u3 ∂ 2 u3 +ν 2 ∂x2 ∂x2 1 =0 (2.Formulación para láminas planas 28 diferencial de desplazamientos.

se puede recurrir a las ecuaciones de equilibrio (2. Interpretación física del Corte de Kirchhoff Para comprender como M12 puede ser parte del cortante.90).57) ∂x2 Nótese que esta definición del corte de Kirchhoff es la que aparece multiplicando a la variación del desplazamiento transversal δu3 en la integral sobre el contorno de la expresión de trabajos virtuales (ec. ∂M12 en x1 = a (2.60) Esta condición involucra derivadas terceras de desplazamiento y depende del material.59) o bien ∂ 3 u3 ∂ 3 u3 + (2 + ν) =0 ∂x3 ∂x1 ∂x2 1 2 en x1 = a (2. consideremos la Figura 2. que se supone que es equivalente al efecto combinado de momentos torsores y esfuerzos cortantes.4.6.9. 2. Sobre un borde libre debe entonces prescribirse el momento flector y el corte efectivo ef N13 = N13 + M11 = 0 ef N13 = 0 en x1 = a (2.58) Nuevamente nos encontramos con la situación que las condiciones de contorno están definidas en términos de fuerzas y hay que sustituirlas por desplazamientos.Formulación para láminas planas 29 o “corte de Kirchhoff”. Para interpretarlo físicamente. y puede escribirse como: ∂ 2 u3 ∂ 2 u3 +ν 2 =0 ∂x2 ∂x2 1 ef Ahora hay que transformar N13 ef N13 = N13 + = ∂M11 ∂x1 ∂M12 ∂M11 ∂M12 = + ∂x2 ∂x1 ∂x2 ∂M12 +2 ∂x2 + ∂M12 ∂x2 Reemplazando los momentos por derivadas de desplazamientos se llega a ef N13 = −D ∂ ∂x1 ∂ 2 u3 ∂ 2 u3 +ν 2 ∂x2 ∂x2 1 +2 ∂ ∂x2 ∂ 2 u3 ∂x1 ∂x2 =0 (2. 2. por la presencia del módulo de Poisson ν. .63) y ver que ambas entran en la misma ecuación. Para M11 ya se encontró su equivalencia al estudiar borde simplemente apoyado.

pero no hay nada que las equilibre al extremo del borde. son reemplazados por un par de fuerzas verticales cuya magnitud es M12 .61) ∂x2 Esta contribución se agrega al corte para formar el corte efectivo o de Kirchhoff.9: Definición de esfuerzo de Kirchhoff sobre un borde. de acuerdo al principio de St. sobre cada lado de elemento dx2 se tendrán dos fuerzas: una de valor (M12 ) y la otra de valor M12 + ∂M12 dx2 . Se puede argumentar que. hay un efecto global que queda sin balancear al extremo del borde. el artificio de Kirchhoff . se observará que el valor de las reacciones es mayor que el valor de la carga total aplicada. Por lo tanto. los efectos de esta substitución estarán limitados a una zona próxima al borde de ancho igual al espesor h de la placa. El campo de tensiones originales de la placa no cambia si las tensiones tangenciales que dan origen a los momentos torsores (M12 dx2 ) que actúan en un elemento de borde de longitud dx2 en sentido x1 = a. De modo que las reacciones a lo largo de los lados tenderían a subir la placa en algún lugar. Sin embargo. como se verá en la sección siguiente.5. La mayor parte de los esfuerzos cortantes M12 introducidos se cancelan por fuerzas opuestas en cada línea divisoria interior del borde de la placa. según se vio antes. Para comprender dónde está la diferencia entre acciones y reacciones es necesario considerar qué acciones no han sido balanceadas por las ecuaciones de equilibrio sobre el contorno. actuando con un brazo de palanca dx2 . ′ N13 = 2.Formulación para láminas planas 30 Figura 2. Por eso surge ∂x2 una fuerza desbalanceada positiva (hacia el sentido positivo de x3 en este caso) de intensidad ∂M12 (2. Condiciones de fuerzas en las esquinas Sobre el contorno de una placa rectangular se desarrollan esfuerzos cortantes de Kirchhoff.6. Pero si se integran esas reacciones verticales sobre los lados de la placa. Si se considera el borde x1 = a. Venant.

entonces aparecen fuerzas verticales en cada quiebre que presente el contorno. Figura 2. La Figura 2. En cada esquina de una placa se desarrolla una fuerza perpendicular a la placa. tanto en sentido positivo como negativo. Esas fuerzas van en sentido contrario al de las reacciones distribuidas suministradas por el corte de Kirchhoff. y corresponde al último término de la expresión 2. ∂M12 ∂x2 ∂M21 ∂x1 R1 = R2 = dx2 = dx1 = dM12 dM21 sobre los lados paralelos a x2 sobre los lados paralelos a x1 Para una lámina rectangular. esa fuerza en la esquina es necesaria para mantener el borde sin levantarse.10. pero que si presenta ángulos no. producto de la acción acumulada de los momentos torsores.a muestra la acción de los momentos torsores sobre los lados de la placa. que se anula si el borde es suave. .10: Momentos torsores a lo largo del contorno. entonces la placa se levantará en sus esquinas.90. Si a una placa se le permite girar transversalmente. que se visualiza cuando se substituyen los momentos torsores por fuerzas estáticamente equivalentes M12 dx2 . por ejemplo mediante apoyos que impidan desplazamientos positivos pero no restrinjan desplazamientos negativos.Formulación para láminas planas 31 también genera una fuerza en el extremo de valor igual al momento M12 en ese punto. Pero si el borde puede proveer reacciones en dos sentidos. Existe un desbalance a lo largo de cada lado. Este aspecto del problema asociado a bordes no-suaves aparece naturalmente en la formulación de trabajos virtuales.

6.62) χ21 χ22 y transformarlo a la terna local (ν.6.11: Borde curvo. una de las cuales coincida con el contorno (t a lo largo de Γ) y la otra con la normal. x3 ) mediante un cambio de base χ= ¯ χ= ¯ χνν χνt χtν χtt = ν t χ11 χ12 χ21 χ22 χ11 χ12 χ21 χ22 ν t cos α − sin α sin α cos α cos α sin α − sin α cos α 2. 1. En casos de bordes curvos generales es necesario reconocer la naturaleza tensorial de las χij y tratarlas como tal. t. Expresar directamente el tensor de curvaturas χ en función de derivadas res¯ pecto a un sistema de coordenadas curvlíineas ortogonales. Expresar el tensor de curvaturas en el borde en función de sus componentes cartesianas χ11 χ12 χ= (2. Estas herramientas están fuera del alcance de ¯ estas notas y no daremos más detalles. Para ello hay básicamente dos posibilidades Figura 2. . Para ello es necesario usar las herramientas matemáticas apropiadas de forma que la derivada de un tensor de primer orden (∇u3 en este caso) sea un tensor de segundo orden (χ en este caso). es decir donde no hay un cambio continuo de la dirección normal al contorno.Formulación para láminas planas 32 2. Condiciones generales de contorno en un borde curvo Las anteriores expresiones en términos de los desplazamientos son válidas para bordes rectos.

Finalmente se reemplazan las curvaturas por los desplazamientos transversales usando las cinemáticas (2. se parte de las ecuaciones de equilibrio del problema. N23 . 2. ya que las deformaciones ε13 . En este caso conviene reducir el número de ecuaciones de equilibrio.37).64) Nótese que en esta teoría los esfuerzos cortantes N13 . La formulación diferencial se plantea en forma prácticamente idéntica al caso de teoría clásica de vigas y se reduce a una única ecuación diferencial de cuarto orden. surge que el número de ecuaciones de equilibrio que se dispone es menor que el numero de incógnitas de esfuerzos. A continuación se reemplazan los momentos por las curvaturas usando las ecuaciones constitutivas (2. Formulación diferencial Del planteo de las ecuaciones de equilibrio.63) en la ecuación (2. son nulas bajo las hipótesis de Kirchhoff.7. En este trabajo sólo veremos planteos siguiendo el método de desplazamientos y derivaremos las formulaciones diferenciales y energéticas.1. o mediante una formulación integral. en la que se agrupan las ecuaciones diferenciales del problema de una manera conveniente.29). En ambos casos el problema es estáticamente indeterminado y por ello es necesario incluir las deformaciones y constitutivas como parte de la solución. tanto para el estado membranal como para el flexional. en el estado membranal se tienen dos ecuaciones con tres incógnitas.7. asociadas a dichos esfuerzos. A su vez. Ecuación diferencial en el dominio Siguiendo el método de los desplazamientos. en cada caso se puede emplear el método de los desplazamientos (rigidez) o el método de las fuerzas (compatibilidad). Básicamente se puede emplear una formulación diferencial. mientras que en el estado flexional se llega a tres ecuaciones con cinco incógnitas.38) se despejan los esfuerzos cortantes ∂M11 ∂M12 + ∂x1 ∂x2 (2. se obtienen de las condiciones de equilibrio de momentos (2.Formulación para láminas planas 33 2. Partiendo de las condiciones (2.63). Se obtiene así una ecuación diferencial de cuarto orden en función de los desplazamientos u3 .34).63) N23 = ∂M21 ∂M22 + ∂x1 ∂x2 N13 = Substituyendo las (2. en la que se escribe la energía potencial total del problema. ε23 . Así. se obtiene una condición en función de derivadas segundas de momentos y de la fuerza resultante externa ∂ 2 M11 ∂ 2 M12 ∂ 2 M22 +2 + + p3 = 0 ∂x2 ∂x1 ∂x2 ∂x2 1 2 (2.

64) puede ahora escribirse en función de M ∆ (M ) = p3 (2.70) Esta ecuación debe resolverse acoplada con la ecuación constitutiva. definida como M= 2 1 (M11 + M22 ) 1+ν (2. Si sumamos M11 + M22 = D(1 + ν) (χ11 + χ22 ) ∂ 2 u3 ∂ 2 u3 = D(1 + ν) − 2 − ∂x1 ∂x2 2 o bien.7.68) D que incluye derivadas de cuarto orden en los desplazamientos transversales.2.Formulación para láminas planas ∂ 4 u3 ∂ 4 u3 p3 ∂ 4 u3 +2 2 2 + − =0 ∂x4 ∂x1 ∂x2 ∂x4 D 1 2 34 (2. Formulación mixta del problema diferencial Una manera alternativa de plantear el problema de placas por la vía diferencial consiste en usar la función de momento M. dividiendo por (1 + ν). Esta es la ecuación de cuarto orden de Germaine-Lagrange. se obtiene: M = −D ∆ (u3 ) (2.71) .65) Para escribir la ecuación anterior de manera compacta se puede hacer uso del operador de Laplace ∂2 ( ) ∂2 ( ) ∆( )= + (2.67) De manera que la ecuación diferencial de la placa se resume en una condición escalar p3 =0 (2.72) (2. ∆∆ (u3 ) − 2. la ecuación de equilibrio (2.66) 2 2 ∂x1 ∂x2 El operador que afecta a u3 se denomina operador bilaplaciano y puede escribirse como ∆∆ (u3 ) = ∂ 4 u3 ∂ 4 u3 ∂ 4 u3 +2 2 2 + ∂x4 ∂x1 ∂x2 ∂x4 1 2 (2.69) ∂ M12 Para ∂x1 ∂x2 = 0.

y se emplean las variables definidas sobre la superficie media. en lo que sigue no lo utilizaremos. M y u3 .75) 2 2 En lo que sigue.77) La energía potencial total π(u3 . Substituyendo en términos de los giros se obtiene 1 U= D 2 ∂β1 ∂β2 + ∂x1 ∂x2 2 − 2(1 − ν) ∂β1 ∂β2 1 − ∂x1 ∂x2 4 ∂β1 ∂β2 + ∂x2 ∂x1 2 El potencial de las cargas exteriores se escribe integrando dV = − p3 u3 dA A (2. consideraremos solamente la parte flexional. El esfuerzo cortante se evalúa a partir de los momentos como ∂M (2. p3 ) = A U (u3 ) dA + V .73) ∂xi Debido a la restricción planteada sobre M12 en este método.76) 11 22 12 2 Esta expresión corresponde a una unidad de superficie sobre la superficie media. La energía interna total se calcula integrando la expresión anterior en la superficie media de la placa. se llega a la expresión de la densidad de energía interna de una placa 1 1 U = Mij χij + Nij εij (2.8.74) 2 Si se integra esta densidad en el espesor.Formulación para láminas planas 35 La forma mixta de este problema consiste en resolver dos ecuaciones diferenciales de segundo orden en dos variables. Formulación de energía potencial total La ecuación de densidad de energía interna de deformación para un sólido elástico puede escribirse como 1 U = σij εij (2. Substituyendo Mij mediante ecuaciones constitutivas se llega a 1 U = D[χ2 + χ2 + 2νχ11 χ22 + 2(1 − ν)χ2 ] (2. Ni3 = 2. p3 ) es la suma de ambas π(u3 .

78) En esta formulación. multiplicar cada una de ellas por el desplazamiento (generalizado) virtual asociado (desplazamientos para las ecuaciones de equilibrio de traslación y giros para las ecuaciones de equilibrio de rotación).80) A donde A es el área de la placa. siguiendo la teoría clásica de placas de Kirchhoff. Esto a su vez se hace al costo de que energía interna de deformación U resulte en términos de derivadas segundas de la variable incógnita. Tal enfoque se lleva a cabo en el Capítulo 4. queda: 1 π(u3 . p3 ) = 2 ∂ 2 u3 ∂ 2 u3 + ∂x2 ∂x2 1 2 2 D ∂ 2 u3 ∂ 2 u3 −2(1 − ν) − ∂x2 ∂x2 1 2 − p3 u3 dx1 dx2 ∂ 2 u3 ∂x1 x2 2 dx1 dx2 (2. Expresión de trabajos virtuales Las técnicas numéricas más eficaces para análisis de estructuras están basadas en “formulaciones débiles”. que conducen a la expresión de trabajos virtuales donde quedan explícitas además en forma natural las condiciones de contorno que pueden considerarse. Una forma estándar de generar la formulación débil es tomar las ecuaciones de equilibrio que gobiernan el problema.11. Los desplazamientos (generalizados) virtuales son en este caso δu3 y δβ. En este caso la expresión de la formulación débil toma la forma [(∇ · Q + p3 ) δu3 + (∇ · M − Q) · δβ] dA = 0 (2.Formulación para láminas planas 36 Si se reemplazan las ecuaciones cinemáticas 2. Recuérdese que por ser los desplazamientos virtuales arbitrarios . ∂π δu3 = 0 (2. δπ = 2. sino que se utilizarán métodos numéricos para discretizar la estructura de la placa y se realizará la variación de π con respecto a un número finito de grados de libertad. sumar las expresiones e integrar en el dominio del problema.79) ∂u3 Nótese que al igual que en la formulación diferencial las condiciones de equilibrio de la teoría clásica de placas se pueden expresar exclusivamente en función de u3 . la condición de equilibrio de la placa está dada por la primera variación de la energía con respecto a los desplazamientos. En este trabajo no se va a realizar la variación de la energía sobre el continuo.9.

Formulación para láminas planas

37

e independientes entre sí la integral igualada a cero conduce a la necesidad de que independientemente se satisfagan las ecuaciones de equilibrio en todo el dominio. A continuación aplicando el teorema de la divergencia (equivalente a la integración por partes en dominios bidimensionales) a los términos donde aparece en forma explícita la divergencia (∇ · (.)) de los tensores M y Q se tiene: (∇ · Q) δu3 dA = (Q · ν) δu3 dΓ − (M · ν) · δβ dΓ − Q · ∇δu3 dA M : ∇δβ dA

A

Γ

A

A

(∇ · M) · δβ dA =

Γ

A

donde ν es la normal al contorno Γ de la placa y M : ∇δβ es el producto interno de dos tensores de segundo orden (Mij (∇δβ)ij Por ser M un tensor simétrico, puede demostrarse fácilmente que sólo la parte simétrica de ∇δβ tiene influencia M : ∇δβ = M : ∇s δβ = M : δχ Reemplazando estas expresiones en la formulación débil resulta (2.81)

A

[(∇ · Q + q) δu3 + (∇ · M − Q) · δβ] dA =
Γ

A

[Q· (∇δu3 + δβ) + M : δχ − q δu3 ] dA +

[(Q · ν) δu3 + (M · ν) · δβ ] = 0

reconociendo que (∇δu3 + δβ) = 2δ ε13 ε23 =δ γ1 γ2 = δγ (2.82)

es la variación de las deformaciones transversales de corte (que son nulas para la teoría clásica de placas, pero que de momento se mantendrán por razones de generalidad) y escribiendo Q · ν = Qv (2.83)

(corte transversal en la dirección normal al contorno), resolviendo el término de momentos en las direcciones normal ν y tangente t al contorno (M · ν) · δβ = Mνν δβν + Mνt δβt resulta (2.84)

[Q·δγ + M : δχ] dA =
A A

q δu3 dA +
Γ

[Qν δu3 + Mνν δβν + Mνt δβt ] dΓ (2.85)

Formulación para láminas planas

38

El primer miembro es el trabajo virtual interno donde se puede reconocer el trabajo virtual de los momentos y del esfuerzo de corte transversal. El segundo miembro corresponde al trabajo virtual externo como la suma del debido a las fuerzas normales al plano medio y el debido a los esfuerzos en el contorno. A la misma expresión de trabajos virtuales se puede llegar usando las expresiones generales en tres dimensiones: ∇ · σ + ρ (b − a) = 0 restringiendo los desplazamientos virtuales a δu1 = δβ1 x3 δu2 = δβ2 x3 δu3 = δu3 haciendo δu· [∇ · σ + ρ (b − a)] dV = 0 (2.87) (2.86)

v

integrando en el espesor y aplicando integración por partes al término de la divergencia de las tensiones. Si ahora se adopta la teoría clásica de placas δβ no es independiente de δu3 , y se tiene por un lado δγ = 0 (2.88)

y por otro que δβt = −δu3′ t no es independiente de δu3 en el contorno. Integrando por partes el término Mνt δβt dΓ = − Mνt δu3′ t dΓ = − Mνt δu3 |L + 0 ∂Mνt δu3 dΓ ∂t (2.89)

Γ

Γ

Γ

la expresión de trabajos virtuales para la teoría sin deformación de corte transversal resulta M : δχ dA =
A A

q δu3 dA +
Γ

Qν +

∂Mνt ∂t

δu3 − Mνν δu3′ ν dΓ − Mνt δu3 |L 0

(2.90) El último término se anula en el caso de que el contorno sea suave, de otra forma es necesario subdividir el contorno en partes suaves lo que da lugar a fuerzas concentradas (notar que Mνt tiene dimensiones de una fuerza) en la unión de los distintas partes como se ve en la próxima sección.

Formulación para láminas planas

39

2.10.

Teoría de placas incluyendo deformaciones transversales de corte

Una teoría que incluya deformaciones transversales de corte se obtiene si en el mismo contexto de las hipótesis indicadas en la Sección 2 no se realiza la segunda parte de la hipótesis “b”. El comportamiento de la lámina se encuadra dentro de lo que se conoce como teoría de Reissner-Mindlin, análoga a lo que significa la teoría de vigas de Timoshenko a la teoría clásica de vigas de Bernoulli-Navier. Nótese que en este caso las fibras que originalmente eran normales al plano de la placa se mantienen rectas (hipótesis b.1), pero no necesariamente normales a la placa deformada Las deformaciones de corte transversal resultan ε∗ = i3 1 2 βi + ∂u3 ∂xi i = 1, 2

constantes en el espesor de la lámina. Luego las tensiones asociadas E ∗ (2.91) ε = cte 1 + ν i3 Lo cual también genera una contradicción porque las tensiones de corte transversales deberían tener variación parabólica en el espesor (similar al corte de Jourasky en vigas), siendo nulas en las superficies externas de la placa y máximas sobre la superficie media. El tensor de deformaciones tiene ahora 5 componentes distintas no-nulas puesto que ε13 y ε23 no son nulos sino constantes en el espesor. Es habitual definir estas deformaciones como
∗ σi3 =

γ1 = 2ε13 = γ2 = 2ε23 =

∂u3 ∂x1 ∂u3 β2 + ∂x2 β1 +

(2.92)

Para el caso de considerar tales deformaciones, las correspondientes ecuaciones constitutivas son N13 = Ghκ γ1 N23 = Ghκ γ2 (2.93) donde G es el módulo de corte. El coeficiente κ habitualmente se toma con valor 5/6 y resulta de igualar la energía que resulta de utilizar una tensión cortante constante en el espesor con la que resulta de utilizar una variación parabólica de la tensión. Las expresiones 2.92 complementan las ecuaciones cinemáticas 2.28 que expresan las curvaturas en función de derivadas de los giros, en tanto que las ecuaciones constitutivas 2.93 complementan las ecuaciones constitutivas 2.34. Las ecuaciones de equilibrio no difieren de las teorías de placas clásicas (2.37, 2.38). Las ecuaciones flexionales se escriben en función de trece valores M11 , M22 , M12 , N13 , N23 , χ11 , χ22 , χ12 , γ1 , γ2 , u3 , β1 y β2 con una componente de carga p3 . Notar ahora que no solo γ1 y γ2 son distintas de cero sino que además los giros β1 y β2 son

Formulación para láminas planas

40

independientes de u3 . Se tienen entonces 3 ecuaciones de equilibrio (2.37, 2.38), 5 ecuaciones cinemáticas ( 2.28 y 2.92) y 5 ecuaciones constitutivas (2.34 y 2.93), lo que representa un total de 13 ecuaciones con 13 incógnitas por lo cual el problema está correctamente definido. Las tres ecuaciones de equilibrio pueden escribirse en términos del desplazamiento transversal y los giros, pero no pueden como en el caso de la teoría clásica reducirse a una única ecuación diferencial. En este caso se mantienen 3 ecuaciones de equilibrio en función de 3 incógnitas de desplazamiento (generalizado) ∇ · Q + p3 = 0 GHκ ∇ · γ + p3 = 0 GHκ ∇ · (β + ∇u3 ) + p3 = 0 ∇·M−Q=0 ∇ · (D : χ) − GHκ γ = 0 ∇ · (D : ∇s β) − GHκ (β + ∇u3 ) = 0

donde ∇s β es la parte simétrica del gradiente de los giros y D es un tensor constitutivo de cuarto orden que relaciona el tensor (de 2do orden) de momentos flectores con el tensor (de 2do orden) de curvaturas, cuyas componentes no nulas son las que aparecen en la relación 2.34. Notar que las ecuaciones diferenciales resultan de 2do. orden. La energía interna de deformación debe ahora incluir los términos asociados al corte 1 2 2 D[χ2 + χ2 + 2νχ11 χ22 + 2(1 − ν)χ2 ] + Ghκ γ1 + γ2 11 22 12 2

U=

(2.94)

Reemplazando las relaciones cinemáticas, se tiene 1 U= D 2 ∂β1 ∂β2 + ∂x1 ∂x2
2

∂β1 ∂β2 1 − 2(1 − ν) − ∂x1 ∂x2 4 + Ghκ ∂u3 β1 + ∂x1
2

∂β1 ∂β2 + ∂x2 ∂x1
2

2

(2.95)

∂u3 + β2 + ∂x2

La energía potencial total π(u3 , β1 , β2 , p3 ) es la suma de ambas π(u3 , β1 , β2 , p3 ) =
A

U (u3 , β1 , β2 ) dA + V

(2.96)

donde V no ha cambiado con respecto al caso de la teoría de placas clásica. La correspondiente ecuación de trabajos virtuales es la 2.85. De esta última pueden obtenerse las posibles condiciones de contorno que pueden imponerse:

Nn3 − N13 cos(n. (b) Transformación de momentos.12. x2 ) = 0 de donde (2. Solución: El corte transversal Ni3 se transforma según la ecuación de equilibrio (ver Figura 2.Formulación para láminas planas Variable cinemática Variable de fuerza u3 o N13 β1 o M11 β2 o M12 41 donde ya no existe la relación entre u3 y βs . x1 ) − N23 cos(n.11. donde las superficies externas son muy rígidas comparadas con el centro del espesor de la placa. Demuestre que los esfuerzos cortantes se transforman como un vector. En la gran mayoría de los casos prácticos. con lo cual no es necesario introducir el corte de Kirchhoff. las deformaciones de corte transversal son muy bajas. como las realizadas con materiales compuestos. exceptuando casos de placas no homogéneas en el espesor. Sin embargo estas teorías se han utilizado mucho debido a que las ecuaciones resultantes son más sencillas de resolver numéricamente debido a que el orden de derivación es más bajo.1. Problemas Problema 2.a) Figura 2.97) .12: (a) Transformación de esfuerzos cortantes. 2.

y2 se escribe χ′ij 1 = 2 ∂βi ∂βj + ∂yj ∂yi ′ ′ = 1 2 ∂ (λli βl ) ∂ (λmj βm ) + ∂yj ∂yi Donde se han reemplazado las componentes del vector rotación de acuerdo a la ley de transformación de vectores.3. y2 . Demuestre que los momentos flectores en una placa se transforman como un tensor de segundo orden. Solución: Interesa averiguar cómo se transforman las curvaturas cuando se rotan los ejes coordenados con respecto a los cuales se la define. Solución: Los momentos Mij se transforman de un sistema coordenado cartesiano a otro siguiendo la definición de momento (2.98) ′ donde σij se refiere a un sistema y1 .2.Formulación para láminas planas 42 Nn3 = N13 λ1n − N23 λ2n = Ni3 λin Ns3 = Ni3 λis De manera que las dos componentes cartesianas del corte transversal se transforman como un vector.23).100) χ′ij = de donde χ′ij = λli λmj χlm (2. Luego ′ Mij = λli λmj Mlm (2. x2 . Además notando la definición de los cosenos directores ∂xl = λli ∂yi se tiene 1 2 1 = 2 ∂ (λli βl ) ∂ (λmj βm ) λmj + λli ∂xm ∂xl ∂βl ∂βm + λmj λli ∂xm ∂xl ∂xm = λmj ∂yj (2.99) Esto quiere decir que los momentos también constituyen un tensor de segundo orden. Problema 2. Problema 2. En un sistema y1 . La transformación de tensiones σij se hace como un tensor de segundo orden [13] ′ σij = λli λmj σlm (2. y σlm se refiere a un sistema x1 . Demuestre que las curvaturas en una placa se transforman como un tensor de segundo orden.101) .

7. Demuestre que la ecuación (4.74) e integrando en el espesor. Problema 2. Problema 2. Problema 2.Formulación para láminas planas 43 Las curvaturas se transforman como un tensor de segundo orden. Demuestre que se pueden encontrar las ecuaciones constitutivas a partir de la integración de las ecuaciones constitutivas generales.4.1) de energía potencial de una placa se puede obtener a partir de la ecuación tridimensional (2. Escriba las ecuaciones de equilibrio de flexión usando notación tensorial.103) la ecuación de equilibrio en la dirección transversal a la placa puede escribirse como ∇ · Q + p3 = 0 Introduciendo el operador Nabla. la ecuación de momentos resulta: ∇·M−Q= 0 (2. Demuestre que se pueden encontrar las ecuaciones de equilibrio de una placa a partir de las ecuaciones de equilibrio de elasticidad tridimensional.104) .102) ∂ ∂x2 y escribiendo un vector del corte Q en la forma Q= N13 N23 (2. Solución: Recordando la definición del operador Nabla en dos dimensiones   ∂   ∇ =  ∂x1  (2. Problema 2.6.5.105) (2.

Una versión clásica de la solución de ecuaciones diferenciales mediante métodos numéricos se encuentra en el libro de Collatz [14]. y se llegó a un sistema desacoplado de flexión y de efectos membranales. 44 .2. Otras soluciones para diferentes condiciones de borde pueden encontrarse en las Referencias [11. y p = p3 es la carga distribuida por unidad de superficie que actúa perpendicular a la placa. es ∂ 4u ∂4u ∂ 4u p =0 +2 2 2 + 4 − 4 ∂x1 ∂x1 ∂x2 ∂x2 D donde u = u3 es el desplazamiento transversal de la placa. En esta sección nos limitaremos a placas de geometría rectangular bajo condiciones de contorno simplemente apoyadas. La solución de la ecuación diferencial de flexión sujeta a condiciones de contorno se puede realizar en forma analítica o en forma numérica. 3.Capítulo 3 SOLUCIONES DE PLACAS UTILIZANDO LA FORMULACIÓN DIFERENCIAL 3. Introducción En el capítulo anterior se estudió la formulación diferencial de placas planas. Solución mediante series de Fourier En el capítulo anterior se vio que la ecuación diferencial de una placa. 12]. En este capítulo se exploran solamente dos posibilidades: la solución analítica mediante series de Fourier y la solución numérica mediante diferencias finitas.1. bajo las hipótesis de Kirchhoff. y estudiaremos la solución desarrollada originalmente por Navier en 1820.

por lo que los resultados de esta sección serán de interés en otras partes de este trabajo.2) = m=1 n=1 pmn sin A continuación se integra la ecuación anterior en la superficie de la placa.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 45 3. Resulta a b p sin N sπx1 a N sin tπx2 b mπx1 a sin nπx2 sπx1 sin b a sin tπx2 b (3. En la descomposición de la carga es necesario calcular cuanto valen los coeficientes de participación pmn . o sea x1 entre 0 y a. se considera que la carga puede descomponerse mediante la aproximación siguiente: N N p= m=1 n=1 pmn sin mπx1 a sin nπx2 b (3. a x1=0 a b p sin x2=0 b N sπx1 a N sin pmn sin tπx2 b mπx1 a dx1 dx2 sin nπx2 b = x1=0 x2=0 m=1 n=1 sin = sπx1 a N N sin pmn tπx2 b a dx1 dx2 sin mπx1 sπx1 sin dx1 a a dx2 (3.3) m=1 n=1 b x1=0 sin x2=0 nπx2 b sin tπx2 b Para la integración de la ecuación es necesario utilizar los siguientes resultados .2. donde s y t son valores fijos enteros.1. y en otros problemas de láminas curvas. Descomposición de la carga en series de Fourier A los efectos de solucionar el problema mediante series de Fourier. y x2 entre 0 y b. N que se desea incluir en el análisis.1) donde a y b son las dimensiones de los lados de la placa en direcciones x1 y x2 respectivamente. Este tipo de representación se utiliza también en las formulaciones integrales de placas. La ecuación anterior es una doble sumatoria que se extiende a valores de m.1) por sin sπx1 sin tπx2 . Para ello se multiplica cada término de la ecuación (3. n entre 1 y el número de términos M .

4) para cada término de Fourier que se vaya a considerar. En lo sucesivo supondremos que ya se ha calculado la ecuación (3.4) De manera que para calcular cada coeficiente de participación en la serie de Fourier que representa la carga es necesario integrar la función de carga multiplicada por la función correspondiente al término de Fourier asociado. En la ecuación (3. Descomposición de la solución en series de Fourier A continuación se realiza una descomposición de la solución similar a la que se realizó para la carga.2. de manera que la carga puede expresarse como dice la ecuación (3.5) satisface condiciones de borde simplemente apoyadas. Se puede verificar que la representación de desplazamientos de la forma (3. y sólo subsisten aquellos términos que tienen los mismos subíndices m = s y n = t.2. sino que deben satisfacer la ecuación diferencial de la placa. 3. . o sea N N u= m=1 n=1 amn sin mπx1 a sin nπx2 b (3.3) desaparecen las sumatorias y se reduce a a x1=0 b p sin x2=0 mπx1 a sin nπx2 b dx1 dx2 = ab pmn 22 de donde pmn = 4 ab a x1=0 b p sin x2=0 mπx1 a sin nπx2 b dx1 dx2 (3.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 46 a sin x1=0 mπx1 a sin sπx1 a dx1 = 0 = a 2 si si m=s m=s similarmente a sin x2=0 nπx2 b sin tπx2 b dx2 = 0 = b 2 si si n=t n=t Esto hace que los términos en los cuales los índices son diferentes se cancelen. de manera que la solución presente está limitada a ese tipo de contorno.1).5) pero ahora los coeficientes amn no pueden calcularse como los de la carga.

3. Despejando amn se obtiene amn = mπ a 2 + nπ b 2 −2 pmn D (3. x2 y proporciona los desplazamientos en todos los puntos de la placa. 3. Ecuación diferencial en términos de componentes de Fourier Substituyendo la carga y los desplazamientos en la ecuación diferencial de la placa se llega a N N Amn sin m=1 n=1 mπx1 a sin nπx2 b =0 (3.8) Cada valor de amn depende sólo del coeficiente correspondiente de participación de la carga pmn . incluyendo en el contorno.5) es una función de x1 .2. x2 debe cumplirse que los coeficientes Amn se anulen independientemente: Amn = 0 o bien amn mπ a 2 + nπ b 2 2 − pmn =0 D (3.2.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 47 3.9) Una vez calculados los valores de amn se puede obtener el campo de desplazamientos mediante la ecuación (3.4. Nótese que la (3.5). de manera que para que se verifique para cualquier punto de coordenadas x1 .6) debe satisfacerse en todos los puntos de la placa. Cálculo de momentos Las funciones de momentos se calculan derivando los desplazamientos ∂2u ∂ 2u = −D +ν 2 ∂x2 ∂x2 1 2 m n2 = Dπ2 amn +ν 2 a2 b M11 sin mπx1 a sin nπx2 b .7) La ecuación (3.6) donde Amn = amn mπ a 4 +2 mπ a 2 nπ b 2 + nπ b 4 − pmn D (3.

2. mientras que la variación del momento torsor M12 sigue funciones coseno.5.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 48 M22 = −D ∂2u ∂ 2u +ν 2 ∂x2 ∂x1 2 n2 m2 = Dπ2 amn +ν 2 b2 a ∂ 2u ∂x1 ∂x2 sin mπx1 a sin nπx2 b M12 = −D (1 − ν) = −Dπ 2 mn mπx1 amn cos ab a cos nπx2 b (3.11) Las componentes de Fourier de la carga son pmn = 4 ab a2 x1=a1 b2 q sin x2=b1 sin dx1 dx2 . Cálculo de esfuerzos cortantes Los esfuerzos N13 y N23 se calculan mediante las ecuaciones de equilibrio N13 = ∂M11 ∂M21 + ∂x1 ∂x2 3 π mπx1 nπx2 sin = D amn 2 3 m (m2 b2 + n2 a2 ) cos ba a b ∂M22 ∂M12 + ∂x2 ∂x1 3 mπx1 π nπx2 = D amn 3 2 n (m2 b2 + n2 a2 ) sin cos ba a b N23 = 3. 3. Ejemplo de solución de una placa mediante series de Fourier Consideremos una placa rectangular simplemente apoyada. bajo carga distribuida de valor uniforme pero restringida a una zona de la placa definida por p3 = q para a1 ≤ x1 ≤ a2 mπx1 a b1 ≤ x2 ≤ b2 nπx2 b (3.3.10) Los momentos flectores M11 y M22 varían con funciones seno. de lados a y b.

b. Los momentos M11 están en la Figura 3.1. b = 2. Figura 3. El campo de desplazamientos con 23 términos tanto para momentos como para esfuerzos cortantes a a ( N m´x = M m´x = 23) está en la Figura 3.b. a1 = a/4. Los modos con valores altos de m dejan de contribuir de manera significativa.2. Los factores de participación de la carga en este caso cambian de signo. b1 = b/4. Cuando se reconstruye la carga p se tiene el gráfico de la Figura 3.3. y es una superficie suave.5m.a para n = 1 y diferentes valores de m.5m.1: (a) Componentes de Fourier de la carga parcial.1.3. a2 = 3a/4. (b) Carga parcial tal como se la representa con 23 modos y se representan en la Figura 3.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 49 Figura 3.a y el momento torsor M12 en la Figura 3. Los esfuerzos . Como ejemplo se ha tomado una placa de acero con a = 1.2: Desplazamientos para carga parcial. y el máximo valor ocurre para m = 1. que trata de representar la carga del problema de manera aproximada.01m. q = 1. b2 = 3b/4. h = 0.

92. (b) Momentos torsores M12 . por ejemplo. Figura 3. 12]).4: Esfuerzos cortantes N13 (a) en toda la placa.906. las referencias [18.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 50 cortantes N13 se han representado en la Figura 3.b en este caso es 0. . pero ésta es aun una metodología importante conceptualmente y que puede programarse con mucha facilidad.4.4.4. 15. (b) En la sección central. y en la Figura 3. La diferencia se debe a las fuerzas en las esquinas. Figura 3.3: (a) Momentos flectores M11 .1.b se ve el corte N13 al centro de la placa. 3. mientras que la reacción debida al cortante es de 0. La integración de la carga total de la Figura 3.a. En las últimas décadas el auge del método de elementos finitos ha superado notablemente al desarrollo de soluciones utilizando diferencias finitas. Solución mediante diferencias finitas La solución de placas mediante diferencias finitas ha sido tradicionalmente un método muy empleado en la literatura (ver.

Derivadas en función de diferencias finitas En una expansión en serie de Taylor se conoce el valor de la función f (x) en un punto determinado x = x0 . Se tendrá así: f(x0 + ∆x) = f (x0 ) + Despejando la derivada primera se tiene df f (x0 + ∆x) − f(x0 ) |x=x0 ≃ dx ∆x (3. (3. se puede escribir la expansión df 1 d2 f 1 d3 f |x=x0 ∆x2 + | ∆x3 +. y el error que se comete en la aproximación es del orden del primer término siguiente que no fue incluido en la aproximación.12) |x=x0 ∆x+ 2 3 x=x0 dx 2! dx 3! dx f(x0 +∆x) = f(x0 ) + donde las derivadas se deben evaluar en el estado x = x0 .5. Por ejemplo.a. se dice que el orden del error en la expresión (3.13) .5: (a) Función f (x). (b) Función f (x) en diferentes puntos x.12) es O(∆x4 ). se pueden obtener valores de la función para estados vecinos. Con referencia a la Figura 3. Vale decir que si se conoce el valor de la función y de sus derivadas en un estado. cada término no nulo en la expansión incide menos que el anterior. supongamos que la expansión (3. El método de diferencias finitas opera de manera inversa al desarrollo de Taylor: Se trata de averiguar cuánto valen las derivadas de una función a partir de valores de la función en determinados estados. e interesa conocer el valor de la función en un estado vecino caracterizado por x = x0 + ∆x.4. En situaciones prácticas.12) se trunca en determinado término. Para valores de incrementos ∆x pequeños. dx (3.1.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 51 3.. la ecuación (3..12) se trunca luego del término ∆x.14) df |x=x0 ∆x + ... Figura 3. Por ejemplo.

n + 2. se llega a d2 f dx2 |n+1 −2 d f |n + d f |n−1 dx2 dx2 2 ∆x 2 2 .. en las que la derivada se aproxima como df dx ≃ f (x0 + ∆x) − f (x0 − ∆x) 2 ∆x (3. Así se tendrán las derivadas primeras aproximadas como df dx df dx df dx fn+1 − fn ∆x fn − fn−1 ≃ ∆x fn+1 − fn−1 ≃ 2∆x ≃ diferencias hacia adelante diferencias hacia atrás diferencias centrales (3. También puede obtenerse una aproximación de la derivada hacia atrás.18) (3. y resulta en la forma df dx ≃ f (x0 ) − f(x0 − ∆x) ∆x (3. podemos identificar una secuencia de puntos en x y designarlos como n.15) x=x0 Por último.b. Una aproximación de este tipo. como se muestra en la Figura 3. entonces se puede evaluar la derivada de la función en x = x0 . que utiliza valores de f en x0 y en x0 + ∆x se denomina diferencias finitas hacia adelante.19) n n n Las derivadas de orden superior pueden computarse utilizado en forma recursiva las diferencias finitas hacia adelante y hacia atrás. pueden usarse expresiones de diferencias finitas centrales.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 52 Vale decir que si se conoce el valor de la función f en los estados x = x0 y x = x0 +∆x.20) d2 f fn+1 − 2fn + fn−1 |n = dx2 ∆x2 Las derivadas cuartas pueden calcularse como d4 f d2 d2 f |n = 2 ( 2 ) |n = dx4 dx dx Substituyendo. con diferencias hacia adelante y considerando que el espaciamiento ∆x entre puntos que definen las derivadas es constante. Así. se tiene: d df d2 f | = ( ) |n = 2 n dx dx dx Substituyendo df | dx n+1 df | dx n+1 df − dx |n ∆x y df | dx n por diferencias finitas hacia atrás se llega a (3.17) (3.16) x=x0 En lugar de referirnos a las coordenadas x en cada caso. etc.5. n + 1.

6. (b) Estrella utilizada para definir derivadas cuartas sobre una grilla ortogonal de puntos. Derivadas parciales en función de diferencias finitas Cuando se trata de problemas bidimensionales.2. La grilla de puntos que se utiliza para evaluar derivadas en un punto es el conjunto de puntos vecinos que resultan afectados. Las derivadas direccionales no difieren de las derivadas en una dirección. las derivadas se transforman en derivadas parciales en función de variables x1 . incluyendo al propio punto n = 1 en el que se desea realizar la . para los cuales se encuentra definida una función f (x1 . x2 .4.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 1 d4 f | = (fn+2 − 4fn+1 + 6fn − 4fn−1 + fn−2 ) 4 n dx ∆x4 53 (3.21) 3.22) ∂x4 ∆x4 1 1 ∂ 4f 1 | = (f8 − 4f4 + 6f1 − 4f5 + f9 ) 4 1 ∂x2 ∆x4 2 ∂4f 1 | = [4f1 − 2 (f2 + f3 + f4 + f5 ) + (f10 + f11 + f12 + f13 )] 2 2 1 2 ∂x1 ∂x2 ∆x1 ∆x2 2 Las ecuaciones anteriores indican que para representar las derivadas cuartas se necesitan 13 puntos. Supondremos un conjunto de puntos ubicados según una cuadrícula cuadrada o rectangular.a). Una estrella en diferencias finitas es equivalente al concepto de elemento en el método de elementos finitos. x2 ).6: (a) Función f (x1 . pero las derivadas parciales cruzadas se deben calcular nuevamente. Utilizando la notación de la Figura 3.6. x2 ) (Figura 3.b. Figura 3. y a este conjunto se lo denomina estrella. es fácil demostrar que las derivadas cuartas evaluadas en el punto 1 resultan: ∂ 4f 1 |1 = (f6 − 4f2 + 6f1 − 4f3 + f7 ) (3.

Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 54 evaluación. Consideremos la ecuación diferencial en el dominio de una placa ∂4f ∂ 4f ∂ 4f p +2 2 2 + 4 − =0 4 ∂x1 ∂x1 ∂x2 ∂x2 D donde p = p3 es la carga perpendicular a la superficie media de la placa y f = u3 es el desplazamiento transversal de la placa.3. Se tiene así 1 1 (f6 − 4f2 + 6f1 − 4f3 + f7 ) + (f8 − 4f4 + 6f1 − 4f5 + f9 ) 4 ∆x1 ∆x4 2 2 p1 + [4f1 − 2 (f2 + f3 + f4 + f5 ) + (f10 + f11 + f12 + f13 )] − 2 2 ∆x1 ∆x2 D =0 (3.6. cuyo centro corresponde al punto en el cual se obliga a cumplir la condición de diferencias finitas. . y sirve para identificar puntos con respecto a la posición del punto 1 al centro de la estrella.b. Para cada punto de la malla es posible aproximar la ecuación diferencial mediante los valores de la función f en puntos vecinos.23) La ecuación anterior puede simplificarse si se escribe uno de los espaciamientos de la grilla en función del otro: ∆x1 = α ∆x2 y resulta 6 + 6α4 + 8α2 f1 + (f6 + f7 ) − 4 1 + α2 (f2 + f3 ) + α4 (f8 + f9 ) (3.4.b es de tipo local. La numeración adoptada en la Figura 3.6. Consideremos una malla de puntos igualmente espaciados en la direcciones x1 y x2 . Representación de ecuaciones diferenciales en el dominio utilizando diferencias finitas Con la aproximación numérica de derivadas parciales es posible construir aproximaciones locales de ecuaciones diferenciales.24) − 4α2 α2 + 1 (f4 + f5 ) + 2α2 (f10 + f11 + f12 + f13 ) p1 = ∆x4 1 D Es común escribir el operador de la ecuación en forma de molécula. como se muestra en la Figura 3.25) ∴ ∆x2 = 1 ∆x1 α (3. 3.

26) 1 D Para el caso de malla cuadrada.4. La segunda es generar un conjunto de puntos auxiliares. ficticios. Hay dos maneras de tratar puntos cercanos al contorno: La primera es utilizando allí expresiones de diferencias finitas hacia un lado en lugar de centrales. que quedarían ubicados fuera del dominio físico de la placa y servirían para dar apoyo a los operadores centrales desarrollados en esta sección. la molécula se simplifica a lo siguiente 1 2 1 −8 2 −8 20 −8 1 2 −8 2 1 ∴ ∆x1 = ∆x2 2α2 −4 (1 + α2 ) 2α2 1 3. Representación de condiciones de contorno utilizando diferencias finitas Las ecuaciones anteriores resultan adecuadas para puntos dentro del dominio de una placa alejados de los bordes. En esta presentación preferiremos la segunda opción .4. Pero a medida que nos acercamos a un borde los puntos necesarios no estarán disponibles porque caerían fuera de la placa.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 55 α4 2α2 1 −4 (1 + α2 ) 2α2 −4α2 (α2 + 1) (6 + 6α4 + 8α2 ) −4α2 (α2 + 1) α4 En el caso particular que el espaciamiento en ambas direcciones sea el mismo α=1 se tiene 20f1 − 8 (f2 + f3 + f4 + f5 ) + 2 (f10 + f11 + f12 + f13 ) + (f6 + f7 + f8 + f9 ) p1 = ∆x4 (3.

b.27) La primera condición es simple de aplicar.30) . Las condiciones de contorno de un problema de placas son también condiciones diferenciales. Contorno empotrado En un contorno empotrado se tiene f =0 ∂f =0 ∂x1 (3. y se pueden representar de manera aproximada usando diferencias finitas. mientras que la segunda condición se puede representar utilizando diferencias finitas hacia un lado (hacia el interior de la placa). tal como se indica en la Figura 3. tal como se indica en la Figura 3. Para ellos resulta f1 = 0 f3 = −f2 (3.7. La condición de curvatura nula puede representarse también suponiendo un conjunto de puntos auxiliares que están fuera de la placa. f =0 ∂ f =0 ∂x2 1 2 (3. Para ellos resulta f1 = 0 f3 = f2 (3.7.a.29) La condición de rotación nula puede representarse también suponiendo un conjunto de puntos auxiliares que están fuera de la placa.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 56 por dos motivos: Sencillez de la formulación y evitar de tener errores diferentes por el empleo de operadores diferentes. Cada tipo de contorno requiere de un tratamiento diferente: Contorno simplemente apoyado Las condiciones de este tipo de apoyo son desplazamiento nulo y momentos (o curvaturas) nulos en dirección perpendicular al contorno.28) De manera que el punto auxiliar 3 tiene un valor de la función desplazamiento f igual y de signo contrario al de un punto 2 a igual distancia del borde pero hacia el interior.

(b) Borde empotrado. Con referencia al arreglo de puntos de la Figura 3.31) Las expresiones que proporcionan los desplazamientos de los puntos auxiliares no son tan sencillas como las anteriores.6. si el punto 1 se encuentra sobre el borde mismo. (c) Condicion de simetría De manera que el punto auxiliar 3 tiene un valor de la función desplazamiento f igual y del mismo signo que un punto a igual distancia del borde pero hacia el interior de la placa. Contorno libre En un borde libre se tiene que el momento y el corte son nulos M11 = 0 N13 = 0 (3.7: Malla de puntos utilizados para (a) borde simplemente apoyado. Para borde paralelo al eje x2 la molécula que corresponde a una distancia ∆x1 desde el borde se representa como . entonces los puntos ficticios tiene valores de la función f12 .Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 57 Figura 3. f13 sobre la primera línea y f7 sobre la segunda. Se puede demostrar que las condiciones resultan en: f3 = 2(1 + να2 )f1 − να2 (f4 + f5 ) − f2 f7 = f6 + να4 (2 − ν) (f8 + f9 ) − 4α2 1 − ν 2 α2 + 2να2 (f4 + f5 ) + 2α2 (2 − ν) (f10 + f11 ) − 4 1 + 2α2 − να2 f2 ν + 4 1 + 2α2 + 3να4 1 − f1 2 Esto modifica la molécula de diferencias finitas. f3 . tal como el punto 2.

se tiene f1 = incógnita f2 = f3 f4 = f5 (3.7.c. . Solución de los desplazamientos en placas Las ecuaciones anteriores. con espaciamiento constante en cada dirección. entonces los desplazamientos a uno y otro lado de la línea de simetría son iguales. Condiciones de simetría Cuando existe una condición de simetría. Para una placa rectangular se deben realizar los siguientes pasos: 1) Se considera una serie de puntos distribuidos sobre una malla rectangular.5.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 58 α4 2α2 1 −2 (1 + α2 ) 2α2 −4α2 (α2 + 1) (5 + 8α2 + 6α4 ) −4α2 (α2 + 1) α4 La molécula que se aplica cuando el punto esta sobre el borde mismo es la siguiente: [α4 (1 − ν 2 )] [2α2 (2 − ν)] 2 [−4(1 + 2α2 − να2 )] [2α2 (2 − ν)] [4α2 (ν 2 α2 + ν − 1)] [4 (1 + 4α2 + 3α4 − 3ν 2 α2 − 4να2 )] [4α2 (ν 2 α2 + ν − 1)] [α4 (1 − ν 2 )] α2 (2 + ν) −2(1 + 2α2 − να2 ) α2 (2 + ν) Si el borde libre es paralelo al eje x1 . que representan ecuaciones diferenciales de manera aproximada mediante una malla de puntos y diferencias finitas.4. pueden utilizarse para obtener la solución aproximada de los desplazamientos en puntos de una placa. Con respecto a la Figura 3. y puede encontrarse por ejemplo en la Referencia [12].32) 3. ∆x1 y ∆x2 . se modifica la molécula debido a la presencia de α.

Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 59 2) Se aplica el operador que representa la ecuación diferencial en cada punto de la malla dentro del dominio de la placa. .4. los operadores requerirán el uso de puntos auxiliares que están fuera del dominio físico de la placa. Se tendrá así un conjunto de condiciones en función de valores de la función desplazamiento en los puntos de la malla.6.8. se tienen las aproximaciones mediante diferencias finitas siguientes: D [2 (1 + να) f1 − (f2 + f3 ) − αν (f4 + f5 )] ∆2 1 D M22 (n = 1) = − 2 [2 (ν + α) f1 − α (f4 + f5 ) − ν (f2 + f3 )] ∆1 D M12 (n = 1) = − 2 (1 − ν) α (f13 − f10 + f11 − f12 ) ∆1 M11 (n = 1) = − (3. consideremos el caso de la placa cuadrada de la Figura 3. Cerca del borde. No se ha dado atención especial a conveniencias de numeración de los nudos.b. 3) Se aplican las condiciones de contorno. 5) Se evalúan los momentos en puntos de la placa a partir de los desplazamientos. 3. 4) Se soluciona un sistema de ecuaciones algebraicas con incógnitas que son desplazamientos en los nudos de la malla.5.33) Con referencia a la numeración interna de la posición de los puntos con respecto a un punto 1. con las que se determinan los valores de los desplazamientos auxiliares fuera del dominio de la placa. Las relaciones entre momentos y desplazamientos son M11 M12 ∂ 2f ∂2f = −D +ν 2 ∂x2 ∂x2 1 ∂2f = −D (1 − ν) ∂x1 ∂x2 M22 = −D ∂ 2f ∂2f +ν 2 ∂x2 ∂x1 2 (3. Momentos en la placa a partir de los desplazamientos Una vez que se conocen los valores de los desplazamientos en los puntos seleccionados de la placas. Ejemplo de solución de una placa mediante Diferencias Finitas Como ejemplo de aplicación del método de diferencias finitas.6. Se supone que la carga p3 es uniforme y que el espesor h de la placa es también constante. es posible calcular cuanto valen los momentos utilizando las ecuaciones constitutivas y cinemáticas.34) 3. siendo ∆x1 = ∆x2 . La placa misma se discretiza utilizando 25 puntos igualmente espaciados en sentido x1 y x2 . adoptada en la Figura 3.

1. Ecuaciones en el dominio Comencemos considerando la ecuación diferencial de la placa en el punto 13.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 60 Figura 3. Para el punto 8 se tiene la representación de la ecuación diferencial siguiente 20f8 − 8 (f7 + f3 + f9 + f13 ) + 2 (f2 + f4 + f12 + f14 ) + (f6 + f28 + f10 + f18 ) p8 = ∆x4 1 D Para el punto 7 se llega a . Resulta allí 20f13 − 8 (f8 + f12 + f14 + f18 ) + 2 (f7 + f9 + f17 + f19 ) + (f3 + f11 + f15 + f23 ) p13 ∆x4 = 1 D Todos los puntos requeridos caen dentro de la placa. 3.8: Ejemplo de placa cuadrada con dos bordes simplemente apoyados y dos bordes empotrados. sin embargo. algunos están sobre el borde. que está al centro.5.

19). 17.5. En las partes del borde que están empotradas. de manera que se cumple f44 = f7 f43 = f12 etc. pero para simplificar el problema se utilizarán las condiciones de simetría y de contorno. . Condiciones de contorno de la placa Como se tienen condiciones de contorno simplemente apoyadas entre los puntos 1 y 5 y entre los puntos 2 y 25. Las simetrías con respecto al eje x2 son. los desplazamientos resultarán también simétricos y eso simplifica el problema reduciendo el número de incógnitas. 3. 3. Condiciones de simetría de la placa Como la placa es simétrica con respecto a ejes que pasen por su centro (punto n = 13).Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 61 20f7 − 8 (f6 + f2 + f8 + f12 ) + 2 (f1 + f3 + f11 + f13 ) + (f44 + f27 + f9 + f17 ) p7 = ∆x4 1 D Para el punto 12 se obtiene 20f12 − 8 (f11 + f7 + f13 + f17 ) + 2 (f6 + f8 + f16 + f18 ) + (f43 + f2 + f14 + f22 ) p12 = ∆x4 1 D Se puede continuar aplicando las ecuaciones de diferencias finitas al resto de los puntos del dominio de la placa (puntos 9. 18.3. se sabe que los desplazamientos son nulos: f1 = f6 = f11 = f16 = f21 = f5 = f10 = f15 = f20 = f25 = 0 y sus derivadas primeras en dirección x1 son cero (rotaciones nulas). 14.5. sabemos que los desplazamientos allí son nulos: f1 = f2 = f3 = f4 = f5 = f21 = f22 = f23 = f24 = f25 = 0 Las derivadas segundas en dirección x2 en bordes simplemente apoyados. de modo que f26 = −f6 f27 = −f7 etc.2.

5. 12 y 13).4. se obtiene un sistema algebraico en función de cuatro incógnitas: 20f13 − 8 (f8 + f12 + f12 + f8 ) + 2 (f7 + f7 + f7 + f7 ) p ∆x4 = 1 D 20f8 − 8 (f7 + f7 + f13 ) + 2 (f12 + f12 ) + (−f8 + f8 ) p = ∆x4 1 D 20f7 − 8 (f8 + f12 ) + 2 (f13 ) + (f7 − f7 + f7 + f7 ) p = ∆x4 1 D 20f12 − 8 (f7 + f13 + f7 ) + 2 (f8 + f8 ) + (f12 + f12 ) p = ∆x4 1 D o bien p D p 20f8 − 8 (2f7 + f13 ) + 4 (f12 ) = D p 22f7 − 8 (f8 + f12 ) + 2 (f13 ) = D p 22f12 − 8 (2f7 + f13 ) + 4 (f8 ) = D 20f13 − 16 (f8 + f12 ) + 8 (f7 ) = o bien ∆x4 1 ∆x4 1 ∆x4 1 ∆x4 1 . 8. las simetrías con respecto al eje x1 son f17 = f7 Resultan así las condiciones f9 = f17 = f19 = f7 f14 = f12 f18 = f8 f18 = f8 f19 = f9 3.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 62 f9 = f7 f14 = f12 f19 = f17 Por otra parte. Sistema de ecuaciones simultáneas Substituyendo las condiciones de contorno y de simetría en las cuatro ecuaciones de diferencias finitas de la placa (correspondientes a establecer la ecuación diferencial en los puntos 7.

    0. . Problemas de Diferencias Finitas con mallas irregulares En lo anterior se supuso que las mallas de puntos tenían espaciamiento regular en dos direcciones. Utilizando un manipulador simbólico. Incluya la evaluación de momentos y esfuerzos cortantes. Por ejemplo. los momentos se evalúan utilizando las ecuaciones (3. Este tema escapa al interés introductorio de este texto. Ejercicios Problema 3. en el punto central 13 resultan D [2 (1 + ν) f13 − 2 (f12 ) − 2ν (f8 )] ∆2 1 D M22 (n = 13) = − 2 [2 (ν + 1) f13 − 2 (f8 ) − 2ν (f12 )] ∆1 D M12 (n = 13) = − 2 (1 − ν) (f9 − f7 + f17 − f19 ) = 0 ∆1 La solución de ese sistema no simétrico de cuatro ecuaciones con cuatro incógnitas provee los valores de los desplazamientos en los puntos en los que se ha discretizado la placa.34). 17] y las allí citadas). f8 . 3. [16. f12 y f13 . para cargas arbitrarias. pero puede consultarse en numerosas referencias en la literatura (ver Refs. debido a la simetría de la placa y de la carga.414  0.631 f13 M11 (n = 13) = − Como era de esperar. el momento torsor M12 al centro de la placa es cero.466  1  f12  D  0.1.7.6. 3.308 f7    f8    = ∆x4 p  0. Sin embargo es posible generalizar el método de modo de representar las ecuaciones diferenciales utilizando arreglos arbitrarios de los puntos que constituyen una estrella.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial  22 −8 −8 2 f7  −16 20   f8 D  4 −8   4  −16 4 22 −8   f12 ∆x1 8 −16 −16 20 f13    p   p  =    p  p  63 Conocidos f7 . desarrolle un programa de computadora para resolver placas con apoyos articulados mediante series de Fourier.

Problema 3. La longitud L en la figura es L = 5m. (a) Grafique las componentes de Fourier de la carga. a1 =.3. 1 Problema 3. (d) Grafique las componentes de Fourier del esfuerzo cortante N13 . (c) Grafique las componentes de Fourier de los momentos M11 y M12 . evalué los momentos en los puntos del contorno 6 y 9.9: Placa cuadrada con bordes simplemente apoyados y carga parcial al centro. profesor de la Universidad Nacional de Rosario. e incluyen el peso propio de la placa de hormigón.12. Las cargas p3 se consideran uniformes sobre la placa. Resuelva la placa usando series de Fourier. (b) Grafique las componentes de Fourier de los desplazamientos. Utilice la solución de Navier (series de Fourier). mientras que el espesor es de h = 0.2. Para el ejercicio de la placa resuelto en este capítulo mediante diferencias finitas. Utilice todas las condiciones de simetría que pueda.12m. Figura 3.2. Para el hormigón.10 debe resistir el empuje de un suelo con ángulo de fricción interna de 20 grados y cohesión cero. un contrapiso de espesor 0. Los datos necesarios son a =. Problema 3. Se agradece su autorizacion para incluirlo aqui. como se muestra en la Figura 3. b1 =. a0 =.4. Problema 3.5. En una edificación se deben evaluar las reacciones en las esquinas de una placa rectangular.7. Evalué los momentos en la placa de la Figura 3. Los lados de la placa son a = 3m y b = 4m.08m (cuyo peso es 1600Kg/m3 ). y una sobrecarga de 300Kg/m2 . Una placa cuadrada simplemente apoyada en sus contornos tiene espesor constante y fuerzas sobre la parte central de la placa. El muro de contención de la Figura 3.9. b =. 1 . Problema 3. Explique los resultados que obtiene. considere el modulo de elasticidad E = 20GP a y el módulo de Poisson ν = 0. En todos los gráficos considere diferentes valores de m y solamente n = 1.6. Compare la solución del Ejercicio 3. Marcelo Rubinstein. Comente sobre los resultados obtenidos.9 mediante diferencias finitas.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 64 Problema 3. Evalué los momentos en una de las losas. Este problema fue preparado por el Ing. b0 =.6 con la calculada mediante series de Fourier en el Ejercicio 3.

11 calcule los desplazamientos de la placa.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 65 Figura 3.11: Placa continua con dos bordes empotrados y dos bordes simplemente apoyados. Problema 3.35) . Para el Problema 2. Problema 3.10.1. La carga uniforme solo actua en la placa de la derecha de la figura. El método de diferencias finitas se puede utilizar para problemas de placas continuas. (b) Represente y discuta los resultados obtenidos.9. Problema 3. La ecuación diferencial en un punto de la placa puede también escribirse como f1 = 1 [8 (f2 + f3 + f4 + f5 ) − 2 (f10 + f11 + f12 + f13 ) 20 p1 − (f6 + f7 + f8 + f9 ) + ∆x4 ] 1 D (3. Figura 3.8. Para la placa de la Figura 3. (a) calcule los momentos flectores en el centro de cada placa y en los apoyos.10: Muro de contencion con empuje de suelo.

. Implemente el algoritmo utilizando una planilla de cálculo.Soluciones de placas utilizando la formulación diferencial 66 Desarrolle un algoritmo iterativo para resolver placas con mallas de espaciamiento ∆x1 constante utilizando la ecuación anterior.

En este capítulo se estudia la solución aproximada de la ecuaciones integrales que se obtienen mediante el planteo del principio de mínima energía potencial total. 67 . se estudian aquí dos técnicas: la de Ritz y la de elementos finitos.1) p3 u3 dx1 dx2 En particular. Recordemos que la expresión de la energía potencial total π(u3 . p3 ) se obtuvo en el Capítulo 2 en la forma 1 2 ∂ 2 u3 ∂ 2 u3 + ∂x2 ∂x2 1 2 ∂ 2 u3 ∂ 2 u3 − ∂x2 ∂x2 1 2 2 π(u3 . p3 ) = D − 2(1 − ν) − ∂ 2 u3 ∂x1 x2 2 dx1 dx2 (4. Debido al carácter introductorio de este texto.1. Introducción En el capítulo anterior se estudió la solución aproximada de placas planas utilizando la formulación diferencial.Capítulo 4 SOLUCIONES DE PLACAS UTILIZANDO LA FORMULACIÓN INTEGRAL 4. sólo se ven casos sencillos de elementos para placas.

x2 ) + αmn φmn (x1 .2) o bien. Cuando existen condiciones de contorno no-homogéneas (desplazamientos prescritos no-nulos) es necesario agregar la solución particular necesaria para satisfacer esas condiciones ψ (x1 .4) La Figura 4. Otra posibilidad es utilizar polinomios en lugar de funciones trigonométricas. con lo que resulta: u3 = ψ (x1 . y un conjunto de parámetros αi que inicialmente son desconocidos.3) resulta en la forma . x2 ) para m = 1. Método de Ritz Aproximación de funciones en el método de Ritz Este método se basa en aproximar la incógnita u3 a través de funciones conocidas φi (x1 . Una familia de funciones polinómicas (Figura 4. Si los bordes están empotrados resulta adecuada una función φm (x1 ) = sin φm (x1 ) = 1 2mπx1 cos 1 − 2 a (4. Por ejemplo. x2 ). M n = 1. una en cada dirección del dominio φmn (x1 . u3 = αmn φmn (x1 .3) a Las funciones seno como las propuestas son adecuadas para bordes simplemente apoyados. usando notación indicial.2. x2 ) = φm (x1 ) φn (x2 ) La elección de funciones de aproximación sigue las condiciones que se enuncian a continuación. La forma más simple de esta aproximación se escribe como una doble sumatoria N N u3 = m=1 n=1 αmn φmn (x1 . 4. y se ilustran en la Figura 4.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 68 4. x2 ) para m = 1. x2 ) (4. pero podemos decir que esencialmente se utilizan funciones de dos familias: las funciones trigonométricas y los polinomios.1.2 muestra la familia de tales funciones. una familia de funciones trigonométricas es mπx1 (4. x2 ) que cumplen con las condiciones cinemáticas de dominio y de contorno homogéneas. N En general las funciones se construyen como productos de dos funciones. N donde M y N son la cantidad de términos en cada dirección del plano que se adoptan en la aproximación numérica.2.1. M n = 1.

En el contorno de una placa. las funciones que se usan como solución tienen el prerequisito de satisfacer las condiciones cinemáticas sobre el contorno.6) ∂xn ∂xn la aproximación 4. Condiciones naturales: En aquellos puntos sobre el contorno en los que las ¯ ¯ ef fuerzas son conocidas (en una placa en flexión se trata de Mnn y Nn3 ).2 no debe cumplir ninguna condición natural de contorno.2 debe satisfacer esas condiciones. la aproximación 4. Condiciones que deben cumplir las funciones de aproximación Condiciones en el contorno Condiciones esenciales: En todos los problemas formulados con ecuaciones integrales y el método de los desplazamientos. u3 = u3 ¯ y/o .1: Funciones de aproximación útiles para representar bordes simplemente apoyados.2.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 69 Figura 4. pero al mismo tiempo hace que esas condiciones no se verifiquen de manera idéntica.2. las condiciones cinemáticas son ∂u3 ∂ u3 ¯ = (4.5) 4. Esto relaja las condiciones que se les exige a las funciones de aproximación. φmn (x1 . x2 ) = xm xn 1 2 (4.

por ejemplo u3 = u3 ¯ y/o ¯ Mnn = Mnn (4. en esos puntos deberá ¯ cumplirse φi (x1 . será necesario cumplir las condiciones homogéneas arriba indicadas [u3 = ∂ u3 ¯ ∂xn es conocida.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 70 Figura 4. Condiciones mixtas: También es posible tener condiciones de contorno en las que se conoce una componente de desplazamientos y otra de fuerzas. x2 ) = 0 Si la derivada primera en dirección normal al borde puntos deberá cumplirse ∂φi (x1 . de acuerdo a lo que se le pida a las variables de desplazamiento: Si u3 es conocido (aun cuando sea diferente de cero).2: Funciones de aproximación útiles para representar bordes empotrados. x2 ) =0 ∂n ∂ u3 ¯ Si u3 o ∂xn son distintos de cero en los puntos en los que se conoce su val¯ or.7) Las funciones φi deberán cumplir las condiciones siguientes. en esos .

3: Funciones de aproximación polinómicas. pero pueden ser discon∂xk ∂xl . la aproximación de Ritz (4. entonces es necesario que las φi tengan hasta derivadas segundas definidas. ψ (x1 . Condiciones en el dominio Para el caso de una placa plana. En los casos de condiciones de borde no homogéneas.2) debe entonces incluir a ψ (x1 . Las derivadas primeras Las derivadas segundas tinuas. x2 ) no necesita ser una solución particular de la ecuación diferencial de la placa y es suficiente que cumpla con las condiciones no homogéneas de borde y con las mismas condiciones generales de continuidad y diferenciabilidad de las φi en el interior del dominio de la placa. Como los términos de energía contienen derivadas segundas de desplazamientos. En realidad. ∂u3 ∂ u3 ¯ u3 ¯ y/o = ∂xn ] y posteriormente superponer una solución particu∂xn lar. ∂φi (x1 . x2 ) deben ser continuas en el dominio. las condiciones que deben cumplir las φi en el interior del dominio están asociadas a la necesidad de representar de manera no trivial a los términos de la energía potencial total. ∂xk ∂ 2 φi (x1 . x2 ) deben existir.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 71 Figura 4. se tiene: Las φi deben ser continuas en el dominio de la placa. La solución particular ψ debe cumplir con los valores no nulos asignados en el contorno. aunque sean constantes. En resumen. x2 ) a quien habitualmente se denomina “solución particular”.

3.1. mientras que los bordes paralelos a x2 están empotrados.4. Se puede demostrar que resulta . Actúa una carga uniforme p3 = q y una carga concentrada P a distancia x1 = a/4 y x2 = 2b/3. o sea u3 = α cos 1 − 2πx1 a sin πx2 b (4. Ejemplos de solución de placas mediante el método de Ritz Para ilustrar el empleo del método de Ritz en la solución de placas se plantean aquí dos ejemplos.8) Por simplicidad de cálculo utilizaremos sólo el primer término de esa función.9) Figura 4. con dos bordes simplemente apoyados en dirección x1 . x2 ) = cos 1 − 2nπx1 a sin mπx2 b (4. que satisfacen las condiciones esenciales de contorno del problema φmn (x1 . Se propone la función de aproximación seno en dirección x2 y coseno en dirección x1 . el primero usando funciones trigonométricas y el segundo mediante polinomios de aproximación. La función de u3 se deriva dos veces y se substituye en la ecuación de energía (4.1).Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 72 4. 4. Placa simplemente apoyada en dos bordes y empotrada en los otros dos Consideremos la placa rectangular que se muestra en la Figura 4.4: Placa apoyada-empotrada.3.

Placa simplemente apoyada-libre Sea la placa cuadrada (a = b) de la Figura 4. Consideraremos la aproximación para los desplazamientos en la forma de forma polinómica. expresadas a través de D. bajo carga lineal uniforme aplicada en los bordes libres.2. x2 ) = x1 x2 u3 = α x1 x2 (4. La primera variación de π resulta: δπ = π 4 Dab =0 La solución del parámetro α resulta α= 4 π4 D 1 π 4 a4 q + P/ab 3 + 4b4 + a22b2 (4. Nótese que el parámetro depende de las propiedades del material.11) . El término que subsiste en la energía es φ (x1 .5.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 73 U= 4 3 2ν 2 (1 − ν) D 4 π abα2 4 + 4 + 2 2 + 2 a 4b ab a2 b2 D 4 3 2 = π4 abα2 4 + 4 + 2 2 2 a 4b ab El potencial de las cargas es W = = 2α La energía potencial π es π= D 4 π ab 2 4 3 2 + 4 + 2 2 α2 − 2 4 a 4b ab 4 3 2 + 4 + 2 2 α−2 4 a 4b ab 1 ab q + P π 1 ab q + P π α q u3 dx1 dx2 + P u3 |x2 =a/4 1 1 ab q + P π x =2b/3 que contiene sólo una incógnita α.10) Este es el valor del parámetro de Ritz. dado que las curvaturas involucran derivadas segundas. Los términos lineales no entran en la energía potencial. Con este valor se pueden evaluar los momentos de la placa y los esfuerzos cortantes. supuesto la única incógnita del problema. pero limitada a M = N = 1.3. 4.

Las curvaturas resultan χ11 = 0 de donde 1 2D(1 − ν)χ2 dx1 dx2 12 2 = [D(1 − ν)ab] α2 χ22 = 0 χ12 = −α U= El potencial de las cargas se escribe como a b W = x1=0 qu3 dx1 |x2=b + a x1=0 x2=0 qu3 dx2 |x1=a b = qbα = x1 dx1 + qaα x2=0 x2 dx2 qa2 b qab2 + 2 2 q α = ab (a + b) α 2 La energía potencial se reduce a la contribución de torsión constante q π = [D (1 − ν) ab] α2 − ab (a + b) α 2 De la condición de estacionario δπ = 0 se llega a α=q (a + b) 4D (1 − ν) (4.12) Los momentos en esta placa resultan .5: Placa libre-simplemente apoyada.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 74 Figura 4.

La aproximación en este ejemplo es algo inadecuada. Los esfuerzos cortantes de Kirchhoff sobre el contorno son nulos. M11 = M22 = 0 M12 = −D (1 − ν) α = −q ef N13 = N13 + ∂M12 =0 ∂x2 (4.14) Existe una aparente contradicción. La reacción total en los apoyos vale entonces R = 2R − R = R = −q (a + b) 2 . se cumplen en promedio. son nulos.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 75 (a + b) (4. ya que el corte exterior no es equilibrado punto a punto por el corte efectivo del interior. que dependen de derivadas primeras de los momentos. Reacciones en las esquinas Se puede apreciar que el método de Ritz ha transformado la carga exterior q en una carga equivalente R. y que en el método de Ritz las condiciones naturales de contorno. mientras que en las esquinas B la carga es negativa. En realidad. las que involucran fuerzas.6. cuyo valor consiste en la mitad de la carga aplicada en los bordes. subsisten fuerzas concentradas en las esquinas de la placa.13) 4 Nótese que el momento torsor es constante. Sin embargo. Por lo tanto N13 y N23 . pero en las esquinas A la carga R es positiva. Esto ocurre porque la solución es aproximada. como se muestra en la Figura 4. porque por una parte los bordes cargados tienen una fuerza cortante aplicada que vale q.6: Placa libre-simplemente apoyada. mientras que los momentos flectores son nulos. mientras que por el interior se verifica que el cortante que resiste es nulo. R = 2M12 = −q (a + b) 2 Figura 4. esta carga aparece en las esquinas de la placa con igual valor absoluto.

de valor qb/2. El tema de elementos finitos en placas es bastante complejo y un análisis detallado de los problemas asociados y los desarrollos realizados puede verse en la Referencia [21]. Método de Elementos Finitos usando la teoría de Kirchhoff El método de elementos finitos puede conceptualizarse de manera similar al de Ritz.7: Elemento finito de cuatro nodos. Esta transferencia depende de la ley de desplazamientos propuesta.1. que fue originalmente derivado por Melosh [20]. y sobre el otro lado libre. una parte de la carga exterior. En esta versión introductoria consideraremos inicialmente un elemento muy simple. con cuatro nodos ubicados en las esquinas. sino que están definidas solamente en una región local llamada elemento. 4.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 76 Sabemos que en realidad la suma de todas las reacciones debería ser igual a la carga exterior aplicada [q (a + b)]. Funciones de tipo lineal en desplazamientos no serían capaces de representar la . Consideremos la interpolación mínima necesaria dentro de cada elemento. Figura 4. pero ahora la aproximación de las funciones φ no se extienden sobre todo el dominio de la placa. son transferidas directamente al apoyo sin pasar por la placa. y por lo tanto la reacción calculada anteriormente es sólo una parte de la reacción verdadera. con lo cual se pone en evidencia que la solución de equilibrio es aproximada. que es qa/2. basado en la teoría de Kirchhoff. En primer lugar. Elemento finito rectangular Desarrollaremos un elemento de geometría rectangular de lados a y b. En efecto. y en la medida que se aproxima a la solución exacta de u3 el error de equilibrio en las cargas deberá disminuir. en el lado x1 = a.4.4. 4. vamos a discutir qué tipo de funciones son necesarias para llevar a cabo una buena representación de la energía usando polinomios.

Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 77 energía potencial. j = 0. Consideremos las características de la interpolación sobre los bordes de cada elemento. son necesarias funciones cuadráticas o cúbicas que incluyan desplazamientos y sus derivadas como grados de libertad. Según se ha visto. lo cual imposibilita evaluar la energía interna de deformación. esto se conoce como exigencias de continuidad C 1 sobre las funciones de aproximación. Para poder representar de manera no trivial los términos de la energía potencial. Para ello se propone usar coordenadas (ξ. definidas por x2 − xA x1 − xA 1 2 η= a b Nótese que para x1 = xA resulta ξ = 0. 1 1 Las derivadas de (ξ η) con respecto a (x1 x2 ) son: ξ= ∂ξ 1 = ∂x1 a ∂η =0 ∂x1 ∂ξ =0 ∂x2 ∂η 1 = ∂x2 b El desplazamiento queda escrito en la forma u = αij ξ i η j para i. porque se cancelarían todos los términos cuando se lleven a cabo las derivadas segundas. En la terminología del método de elementos finitos. A los efectos de satisfacer la condición de energía finita entre elementos es necesario que los grados de libertad también incluyan derivadas de los desplazamientos. En resumen. Esto está asociado a que los desplazamientos de los puntos fuera de la superficie media dependen de las rotaciones. con lo cual resulta un polinomio incompleto de cuarto grado: . pero no se garantiza la continuidad de la derivada (rotación) normal a los lados. sin embargo eso sólo asegura continuidad dentro del elemento y continuidad de la derivada (rotación) en la dirección tangente a los lados. Esto conduce a que la derivada normal al lado sería discontinua y por lo tanto la derivada segunda infinita. normalizadas entre 0 y 1. N Limitaremos el polinomio a 12 términos. η). uno de los requisitos que deben cumplir las funciones de aproximación es la continuidad de las derivadas primeras (rotaciones de la fibra normal) del desplazamiento transversal. mientras que para x1 = xB resulta ξ = 1. las funciones de interpolación deben ser de tipo cuadráticas o cúbicas. por lo cual la continuidad de los desplazamientos (y por lo tanto del sólido) exige continuidad de las rotaciones. Podríamos pensar que funciones cuadráticas basadas en desplazamientos en los nudos serían adecuadas.

17) Para especificar los valores de los coeficientes αij es necesario imponer las condiciones que en las coordenadas de cada nudo los valores de la función y de sus derivadas deben ser iguales a los valores nodales. Esto provee 12 condiciones. para explicitar las funciones de interpolación.15) a b ∂u ∂u = = (α01 ) + (α11 ξ + 2α02 η) ∂x2 ∂η + 2α12 ξ η + α21 ξ 2 + 3α03 η 2 + 3α13 ξ η 2 + α31 ξ 3 (4. por ejemplo.16) (4. cuatro de ellas resultan ξ=0η=0 ξ=1η=0 ξ=0η=1 ξ=1η=1 u = uA u = uB u = uC u = uD Se puede invertir el sistema. Resulta así . que se toman como los grados de libertad del elemento.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 78 u = α00 + (α10 ξ + α01 η) + α20 ξ 2 + α11 ξ η + α02 η 2 + α30 ξ 3 + α12 ξ η 2 + α21 ξ 2 η + α03 η3 + α13 ξ η 3 + α31 ξ 3 η Las derivadas de u son ∂u ∂u ∂ξ 1 ∂u = = ∂x1 ∂ξ ∂x1 a ∂ξ ∂u ∂u ∂η 1 ∂u = = ∂x2 ∂η ∂x2 b ∂η o bien ∂u ∂u = = (α10 ) + (2α20 ξ + α11 η) ∂x1 ∂ξ + 3α30 ξ 2 + α12 η 2 + 2α21 ξ η + α13 η3 + 3α31 ξ 2 η (4.

y también son continuas las derivadas con respecto a la dirección normal a los lados de un elemento.21) Nótese que las funciones u son continuas entre elementos. . . .19) φ10 = (ξ) (η) −1 + 3 (ξ + η) − 2 ξ + η φ7 = (ξ − 1) (η) − (ξ + 3η) + 2 ξ 2 + η 2 2 2 φ4 = (ξ) (η − 1) − (3ξ + η) + 2 ξ 2 + η 2 Las funciones de interpolación asociadas a las derivadas de desplazamientos con respecto a x1 son: φ2 = −aξ (ξ − 1)2 (η − 1) φ5 = −aξ 2 (ξ − 1) (η − 1) φ8 = aξη (ξ − 1)2 φ11 = aξ 2 η (ξ − 1) (4. . .u .Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 79 u = φ1 uA + φ2 ∂uA ∂uA + φ3 ∂x1 ∂x2 B ∂u ∂uB + φ4 uB + φ5 + φ6 ∂x1 ∂x2 C ∂u ∂uC + φ7 uC + φ8 + φ9 ∂x1 ∂x2 D ∂u ∂uD + φ10 uD + φ11 + φ12 ∂x1 ∂x2 (4. .u . φ1 = (ξ − 1) (η − 1) 1 + (ξ + η) − 2 ξ 2 + η 2 (4.20) Finalmente. Pero .18) Los grados de libertad del sistema son los valores nodales incógnita ∂uA ∂uA B ∂uB ∂uB C ∂uC ∂uC D ∂uD ∂uD .u . } ∂x1 ∂x2 ∂x1 ∂x2 ∂x1 ∂x2 ∂x1 ∂x2 Las funciones de interpolación asociadas a los desplazamientos son {uA . las funciones asociadas a derivadas con respecto a x2 son: φ3 = −bξ (η − 1)2 (ξ − 1) φ6 = bξη (η − 1)2 φ9 = −bη2 (ξ − 1) (η − 1) φ12 = bξη2 (η − 1) (4.

βi ) como variables independientes. Si se deseara un elemento que tuviera derivadas segundas continuas (no requerido por el método) habría que incluir también las derivadas cruzadas como grados de libertad en los nudos. βi . p3 ) = 2 + + − 1 2 ∂β1 ∂x1 D 2(1 − ν) 2 ∂β1 ∂β2 + ∂x2 ∂x1 2 2 + ∂β2 ∂x2 + 2ν β1 + ∂β1 ∂β2 ∂x1 ∂x2 ∂u3 ∂x1 dx1 dx2 ∂u3 dx1 dx2 ∂x2 (4. η)dx1 dx2 = x1 x2 ξ η I(ξ. 4.22) 2K(1 − ν) p3 u3 dx1 dx2 ∂u3 ∂u3 + β2 + ∂x1 ∂x2 Esta expresión depende de (u3 . se pueden usar funciones de interpolación que no estén vinculadas entre sí. Las funciones de desplazamientos. que incluye deformaciones por cortante.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 80 las derivadas cruzadas en las esquinas no son continuas. Método de Elementos Finitos con deformaciones transversales de corte La energía potencial total en una placa modelada segun la teoría de ReissnerMindlin. se soluciona el sistema de ecuaciones simultáneas para hallar los grados de libertad. x2 ) pero están definidas en las coordenadas normalizadas (ξ. que han sido aproximadas mediante las funciones de interpolación. y resulta una función algebraica en términos de los grados de libertad del sistema. resulta en la forma: 1 π(u3 . Como las rotaciones βi no dependen ahora de los desplazamientos transversales u3 . Funciones lineales de interpolación son ahora admisibles. Nótese que las integrales deben computarse en el espacio de (x1 . Aparecen diferencias significativas con respecto a los elementos finitos construidos a partir de la teoría de Kirchhoff: Dentro de cada elemento. η)abdξdη Se integran las ecuaciones y se obtiene la condición de estacionario de la energía (se la deriva con respecto a cada uno de los 12 grados de libertad y se igualan a cero las derivadas) para obtener las condiciones de equilibrio.5. . Por ello hay que usar la siguiente transformación: I(ξ. y tal elemento fue desarrollado originalmente por Wilson y Brebbia [22]. el funcional solamente requiere que las variables sean derivables hasta sus primeras derivadas. se reemplazan ahora en la energía potencial total. η). Finalmente.

de modo que resultan φA = 1 − ξ − η + ξη φB = ξ(1 − η) φD = ξη φC = η(1 − ξ) La utilización de elementos basados en esta teoría presentan la particularidad de considerar la influencia de la deformación del corte transversal. este funcional solamente requiere continuidad de las variables mismas. Por lo tanto para lograr aproximaciones similares resulta necesario utilizar mallas más densas. que son independientes entre sí. la cantidad de parámetros necesarios para obtener una solución similar aumenta considerablemente. se pueden usar los mismos nudos y las mismas funciones para φ y para ψ. A diferencia de la teoría de Kirchhoff. β1 y β2 ) en vez de una (u3 ). No es necesario que el número de nudos usado para φ sea el mismo que para ψ. mientras que ψ son las funciones empleadas para las rotaciones. utilizan en general polinomios de mayor orden. el empleo de elementos basados en la teoría de Reissner se convierte en una desventaja. Como caso particular. lo que conduce a una mejor aproximación con menor cantidad de elementos. Por otro lado los elementos de continuidad C 1 . El elemento más simple puede construirse tomando cuatro nudos por elemento u3 = uA φA + uB φB + uC φC + uD φD 3 3 3 3 A B C D β1 = β1 ψ A + β1 ψ B + β1 ψ C + β1 ψ D A B C D β2 = β2 ψ A + β2 ψ B + β2 ψ C + β2 ψ D donde φ son las funciones de interpolación para desplazamientos. Esto surge como consecuencia que las variables independientes del problema son ahora no sólo el desplazamiento transversal u3 sino también los giros βi . en placas esbeltas y muy esbeltas en las que la influencia del corte es despreciable. es decir convergen más rápidamente. Hay un inconveniente aun más serio: se ha encontrado que en estos elementos se produce un “bloqueo” numérico debido a la imposibilidad de las funciones de .Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 81 En los contornos de cada elemento. la utilización de elementos de tipo C 0 resulta doblemente inconveniente. Desde el punto de vista de la cantidad de grados de libertad. Por el contrario. Esto es efectivamente una ventaja cuando esta influencia es realmente apreciable. Debe mencionarse que al aproximar ahora tres variables (u3 . no de sus derivadas. por lo cual los problemas asociados a la continuidad de la derivada mencionados anteriormente no aparecen y es posible satisfacer con facilidad las condiciones de continuidad entre elementos. la teoría de Reissner-Mindlin conduce a problemas de continuidad C 0 .

pero no funciona en todos los casos. los elementos más eficientes en el análisis de problemas elasto-plásticos son aquellos de bajo orden de interpolación. lo que puede interpretarse como disminuir el valor de energía asociada o como permitir la existencia de modos de deformación con baja energía asociada. Los resultados obtenidos son en general muy buenos y han dado lugar a un avance significativo de este tipo de elementos. por lo cual permiten una mayor justicación. Aproximaciones mixtas. Este efecto puede verse en los distintos términos que componen la energía interna de deformación de una placa. donde la rigidez a la flexión está definida Eh2 por D = 12(1−ν 2 ) en tanto que la rigidez al corte es C = Gh. son más sencillos de llevar al rango no-lineal geométrico. . resultando en elementos que no son robustos. Finalmente se hace notar que en general los elementos que incluyen deformaciones transversales de corte. Esta “subintegración” se realiza exclusivamente sobre los términos asociados al corte. En función de la mínima dimensión de la placa L es posible definir un coeficiente adimensional α= C 2 12Gh L2 (1 − ν 2 ) L = ≈ D Eh3 L h 2 Para el caso de placas esbeltas (con L ≃ 100). los valores de α resultan del orden h de 10000. Este problema fue detectado hace tiempo y se han propuesto distintas aproximaciones para solucionarlo. Integrar en forma reducida consiste en usar menor cantidad de puntos de integración que los necesarios. Las matrices de rigidez de los elementos en programas para propósitos generales se obtienen por integración numérica. Debido a que la formulación resulta de continuidad C 0 su desarrollo no presenta dificultades serias. pues de otra manera conduce a singularidades (modos de cuerpo rígido) mayores que las necesarias. Esta técnica fue ampliamente utilizada (y lo sigue siendo en muchos casos).Soluciones de placas utilizando la formulacion integral interpolación de acomodar adecuadamente la condición ∂u3 + βi ∼ 0 = ∂xi 82 Esto produce un aumento espurio de la energía de deformación debido al corte transversal. Esto se conoce como “integración reducida”. Por otro lado. que en general se presentan como los de uso estandar a pesar de las desventajas mencionadas. donde la cantidad de puntos de integración depende del orden de los polinomios a integrar y esos puntos se eligen de tal forma de lograr una integral lo más exacta posible. Pueden emplearse varias estrategias: Subvaluar el término asociado al corte. Tienen una mejor fundamentación desde el punto de vista teórico.

Sea la función natheight=1. En esa dirección las condiciones son similares a las que corresponden a una placa. Para ilustrar el significado de las condiciones especificadas en el método de Ritz. Por ello existen muchos otros elementos de mucho mayor generalidad desde el punto de vista de la geometría. que no satisface en forma explícita la condición de continuidad de la derivada normal al contorno.1.7175cm Figura 4. supongamos una viga orientada según el eje x1 (Figura 4. natwidth=3. 4. Elementos finitos triangulares El elemento descrito en la sección anterior presenta dos limitaciones serias.8: Funciones de aproximacion en problema de viga. asociadas a su geometría rectangular.8).7447cm. La derivada segunda resulta d2 φ = −4 + 6x d2 x d2 φ = 4 + 6x d2 x para para x>0 x≤0 Se observa una discontinuidad en la derivada segunda en el origen de coordenadas. height=4.1. width=7. que escapa un poco a la estrategia habitual del desarrollo de elementos finitos y que cae dentro de la categoría de “elemento no conforme”. A pesar de ello no hay problema de aceptarla como función de aproximación de Ritz. lo que incluye básicamente a cuadriláteros y triángulos [23].6. que tiene la característica de tener sólo grados de libertad de desplazamientos (sin giros o derivadas).136400in.917400in. Problemas Problema 4. φ = x − 2x2 + x3 φ = x + 2x2 + x3 para para x>0 x≤0 Se aprecia que las funciones son diferenciables y continuas.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 83 4. esto es.5. Uno de los autores ha desarrollado un elemento triangular [19]. Por un lado no permite tratar placas de contorno arbitrario (placas circulares por ejemplo) y por otro lado resulta engorroso cuando se pretende utilizar una malla más fina en zonas de la placa donde existan mayores gradientes de esfuerzos. y al realizar la integración de la energía es necesario separar las integrales en dos tramos . Ejemplo de funciones de aproximación en un problema unidimensional.

E = 20GP a.15. a = 6m. P = 1000. Problema 4. Utilice un solo parámetro de Ritz. (b) Mejore la solución multiplicando el término asociado al cortante en la ecuación 4.22 por un factor σ < 1. ν = 0. Esto es equivalente a subintegrar ese término.57mm. y demuestre que la condición de equilibrio sobre los bordes se aproxima a la solución exacta.22 se multiplica el término asociado a K por un factor σ < 1. Problema 4. El desplazamiento vertical al centro resulta 4. Resuelva el problema utilizando el elemento finito no conforme desarrollado por Melosh. después de aplicar las condiciones de contorno.10m. Evalúe los desplazamientos en una placa rectangular simplemente apoyada. de valor q.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 84 U= 1 2 1 = 2 EI 0 x=−1 d2 φ d2 x 2 EI (4 + 6x)2 dx + 1 2 1 x=0 EI (−4 + 6x)2 dx Nótese que la función φ propuesta es continua en el dominio [−1. Solución: Con ese elemento. Elementos finitos usando la teoría de Kirchhoff. (a) El desplazamiento vertical al centro resulta 6. Para la placa apoyada-empotrada resuelta en el texto.4M P a. y su derivada es también continua. 1].5. La solución exacta del problema usando series de Fourier es 3. Para la placa empotrada-libre del ejemplo de este capítulo.4. Evalúe el estado tensional σ en el punto de aplicación de la carga concentrada.7.1Kg/cm2 . q = 0.1 × 10−5 mm. Problema 4. Use un elemento para representar un cuarto de la placa. considere E = 3 × 105 Kg/cm2 . (b) En la ecuación 4. el problema tiene tres grados de libertad. usando el método de Ritz. Problema 4.33mm. b = 4m. Evalúe la placa del ejemplo empotrado-libre bajo la acción de cargas triangulares sobre los bordes. Resuelva el problema anterior utilizando un elemento finito de interpolación lineal usando la teoría de Reissner-Mindlin. Elementos finitos usando la teoría de Reissner-Mindlin.2. Este desplazamiento es mucho más pequeño que los obtenidos con las otras soluciones debido a que se produce bloqueo por cortante. Problema 4. h = 0. con un máximo donde se cruzan los dos bordes libres. bajo carga uniforme. el problema tiene tres grados de libertad. Solución: Con ese elemento. Una placa rectangular simplemente apoyada en sus cuatro lados está sometida a carga uniforme p3 = 2. Considere que los lados de la placa son de 5m. Problema 4.3.6. La figura muestra el desplazamiento vertical al centro de la placa para diferentes . ν = 0. espesor h = 0.3. considere la influencia de términos siguientes en la solución de Ritz.10m. (a) Compare los resultados con la solución de Fourier y con los del elemento de Kirchhoff.

Problema 4.1m.5.12 85 valores de σ. En cada .006 0.28 S4R 4 27 3. Se emplearon mallas de 1. uc es el desplazamiento vertical en el centro 3 de la placa. Solución: Debido a la simetría del problema se discretiza un cuarto de placa. S4R y S8R.06 Sigma 0. El valor de solución para el cual se ha eliminado el bloqueo es el mínimo en la curva.58 La solución exacta del problema (usando series de Fourier en la teoría de Kirchhoff) es 3.79 S4 4 27 3.57 S8R 9 120 3. Elemento N EL GDL uc [mm] 3 S4 1 12 2. 4. 9 y 16 elementos finitos de igual tamaño.01 0. conocidos en la literatura como S4. que corresponde a 2.54 S4 16 60 3.Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 0.014 0.016 Desplazamiento vertical [m] 0. Se emplearon varios elementos. N EL es el número de elementos en la malla. de 4 y 8 nodos respectivamente.59 S8R 1 24 2.02 0. Los resultados se muestran en la tabla a continuación. en mm.04 0.1 0.07.57mm.12 S8R 4 63 3.002 0 0 0.012 0. estudie la convergencia de la solución usando un elemento finito disponible en programas para propósitos múltiples. GDL es el número de grados de libertad. tiene un agujero cuadrado al centro de 1m cada lado.8mm para σ = 0.60 S4R 16 60 3.004 0.62 S4R 9 48 3. Los elementos S4R y S8R son de integración reducida. Para la placa del Problema 4. Una placa cuadrada de hormigón de 5m de lado y espesor constante h = 0.56 S4R 1 12 3.58 S8R 16 195 3. Problema 4.018 0.008 0.9.49 S4 9 48 3.8.08 0. Elementos finitos usando un programa para propósitos múltiples.

Los contornos externos de la placa están simplemente apoyados. mientras que los bordes del agujero central están libres. pero el desplazamiento es aproximadamente 21mm. .Soluciones de placas utilizando la formulacion integral 86 esquina del agujero se coloca una fuerza concentrada de valor P = 100KN. Solución: El resultado depende de la malla y del elemento elegido. Evalúe el desplazamiento vertical en las esquinas usando un programa de elementos finitos para propósitos generales.

[8] Love. P. (1990). W. [12] Ugural. Stresses in Plates and Shells. V.Bibliografía [1] Baikov. (1959). [9] Novozhilov. Analysis of Plates and Shells. Thin Shell Concrete Structures. H. Thin Elastic Shells. V. (1964). Tercera Edición. P. T. Dover. C. The Numerical Treatment of Differential Equations. (1981). (2000) Introducción a la Teoría de Elasticidad. E. P. Wiley. McGraw-Hill. Segunda Edición. Prentice Hall. [6] Koiter.. N. L. V. A consistent first approximation in the general theory of thin elastic shells. Theory of Plates and Shells. [4] Flugge. A. McGraw-Hill. (1960). [11] Timoshenko. Amsterdam. (1960). [5] Gould. (1976). Springer-Verlag. La primera edición fue de 1892. Prato. New York. Segunda Edición. (1944). (1967). Moscu (Traducido del original en ruso de 1974). (1960). Stresses in Shells. A. y Flores. W. Estática Elemental de las Cáscaras. L. Berlín. Beams. Upper Saddle River. Cuarta Edición. [10] Pfluge. S. y Woinowski-Krieger. Universitas/ AMCA. MIR Publishers. Buenos Aires (Traducción del original en alemán de 1960). [2] Billington.) (1978). [14] Collatz. NJ. IUTAM Symposium on the Theory of Thin Elastic Shells. McGraw-Hill. A. (Ed. A Treatise of the Mathematical Theory of Elasticity. C. Thin Shell Theory.. H. [3] Donnell. McGraw-Hill. G. Córdoba. D. A. New York. H. A. L. North Holland. Noordhoff. Plates and Shells. F. (1999). S. (1959). EUDEBA. Springer Verlag. [7] Krauss. Proc. Reinforced Concrete Structures. [13] Godoy. 87 .

y Brebbia. Theory and Analysis of Plates: Classical and Numerical Methods. E. pp. Int. A.G.. 405-416. E. vol 4(1). [21] Oñate. [16] Godoy. J. Condiciones de contorno en el método de diferencias finitas con mallas arbitrarias. C. Computers and Structures. Prentice-Hall. Revista Internacional de Métodos Numéricos para Cálculo y Diseño en Ingeniería. Informe Técnico.. 22(3). The Finite Element Methods for Structural and Solid Mechanics. [24] Cheung. y Godoy. Cálculo de estructuras por el método de elementos finitos. Universidad Nacional de Córdoba. Sixth edition. L. Febrero. FCEFyN. [25] Alvarez. . A basic thin shell triangle with only translational DOFs for large strain plasticity. (1971). vol. 469-73. (1986). for Num. vol. Trans Tech Publications. (1974). 18. vol 51(1). AIAA Journal. B. Finite Strip Method in Structural Analysis. Dynamic behaviour of steel foundations for turbo-alternators. (1980). A. y Taylor. L. (2005). Barcelona. 1. 57-93. 1973. L. Capítulos 11 y 12. Pergamon Press. 31-40. (1988). K. [19] Flores. Int. F.M. Theory and Design of Surface Structures: Slabs and Plates. (1963) Basis for the derivation of matrices in the direct stiffness method. [18] Szilard. L. R. (1995). R. C.BIBLIOGRAFÍA 88 [15] Florin. J. [17] Luccioni. Rockport. R. Oxford. Elsevier. 1631. CIMNE. Análisis estático lineal. R. Journal of Sound and Vibrations. A. J. Analisis de Estructuras Laminares Plegadas Prismaticas. vol. MA. Departamento de Estructuras. pp. pp. Methods in Engng. Y. G. y Oñate. Ill-conditioned stars in the finite difference method for arbitrary meshes. [22] Wilson.. (2001). 1976. R. O. [23] Zienkiewicz. [20] Melosh.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->