1

FLORA DEL FAMATINA
Jorge Hugo Femenía 2011

2

Este libro trata la flora en sus aspectos ecológicos, taxonómicos, fitoquímicos y sus aplicaciones medicinales actualizadas. Las especies descriptas son las más conspícuas y se distribuyen en las regiones fitogeográficas del Monte (hasta 2.000 msm), Prepuna (2.500 a 3.300 msm), Puna (3.000 a 4.500 msm) y Altoandina (más de 4.500 msm), habida cuenta que el Sistema de Sierras Pampeanas denominado Nevados del Famatina es considerada como la montaña continental más elevada del Mundo, al superar los 6.250 msm con un piso nival cercano a los 4.200 msm. Todos estos microclimas crean condiciones edafoclimáticas con ecosistemas exclusivos y de variada composición específica, conformando esta gran biodiversidad que posibilita la convergencia en un gran ecotono tanto de especies de floras patagónica, cuyana y del NOA

3 Los MOLLES de Argentina poseen 22 especies conocidas (Instituto de Botánica Darwinion) y de ellas 6 son endémicas. Pertenecen a la Familia Anacardiáceas y al género Schinus de los que en La Rioja viven 7 especies: S. areira, S. bumelioides, S. fasciculata, S. johnstonii, S. myrtifolia, S. pilifera y S. polygama, siendo los más conocidos el aguaribay o terebinto (S. areira) y el molle o incienso (S. fasciculata, S. polygama). Destacan sus amplios usos, tanto de su madera como de sus hojas, corteza y frutos, con valor ornamental por su follaje péndulo, grandes y abundantes panojas con frutos rojos; y por su majestuoso porte se utiliza en cortinas forestales, al igual que en la fijación de terrenos inestables o corrección de torrentes aluvionales por su rápido crecimiento y fácil reproducción por semillas. AGUARIBAY (Shinus areira L.) Fue el árbol sagrado de los incas quienes lo llamaban "mulli" castellanizado en "molle". Siempreverde y frugal, dioico, de porte mediano o grande (10 a 15 m), follaje péndulo, persistente, glabro, resinoso que al ser restregado despide olor a trementina. También conocido como Aguará Ibá Guazú, Árbol de la Pimienta, Pimentero, Pimentero del Diablo, Curanguay, Terebinto, Molle, Mulli, Bálsamo, Gualeguay, Californian Pepper Tree, Peppercorn Tree, Peruvian Mastic Tree. Su fuste es grueso (80 a 300 cm de diámetro), cubierto por corteza pardo-grisácea, a veces rojiza, escamosa, impregnada de una resina muy fragante. Copa globosa y con ramaje colgante, similar al de los sauces (Salix spp.), delgado y glabro. Las hojas son compuestas, alternas, normalmente imparipinnadas pero a veces paripinnadas, de entre 9-25 cm de largo, ubicadas en ramillas péndulas alternas; cada una muestra hasta 25 pares de folíolos subcoriáceos, lineares a lanceolados, casi sésiles, con el margen ligeramente dentado. A mediados de primavera produce inflorescencias muy ramificadas en forma de panojas axilares y terminales, de 6-20 cm long., péndulas, formadas por floros pequeños de color verde pálido, blanquecino o amarillento. De éstos se forman, en pies femeninos, drupas globosas rojizas, con el cáliz persistente; son comestibles teniendo un sabor a la vez dulce y picante al que deben su nombre, muy aromáticos. Contienen una semilla ovoide, de color amarillo o pardo. Consumidos por las aves, se dispersa por ornitocoria. De amplia distribución en Bolivia, Chile y Paraguay. Noroeste y centro de la Argentina, desde Jujuy y Salta hasta Córdoba y San Luis. Muy común en los Valles riojanos hasta los 3000 m creciendo tanto en terrenos fértiles como pobres, arenosos y en lugares de escasa precipitación pluvial. La madera es semidura y semipesada: densidad 0,538-0,684 Kg/dm3; poder calórico 3.900 Kcal./Kg. El duramen es amarillo-pardo a castaño-amarillento, albura más clara. Se lo usa en carpintería y fabricación de envases. Usos: Se cultiva en ambientes templados y poco húmedos de casi todo el mundo. Se usa como ornamental, para formar cortinas rompevientos y para sombra de colmenares o viveros. Los frutos son ricos en flavonoides y en España se venden las semillas, enteras o molidas, como sucedáneo de la verdadera pimienta. Esta cualidad ya era conocida por los naturales sudamericanos, incluso precolombinos y de ella derivarían sus nombres vulgares de “pimentero” o “árbol de la pimienta”. Su corteza se utiliza en medicina popular, como emenagogo, laxante, antirreumático y antiinflamatorio. La madera es usada localmente como combustible, incluso en verde por las resinas que contiene. Por su resistencia a la humedad, facilidad de trabajado y pulido, podría utilizarse para la fabricación de parquet, zócalos y muebles rústicos. La resina de las ramas tuvo usos medicinales y se empleaba para hacer más durables redes y cordeles. Las hojas tiñen de amarillo. Las flores son melíferas. Investigaciones recientes demostraron que la enfermedad

4 de Alzheimer puede ser atemperada mediante el uso de aceite esencial (frutos) del aguaribay al contener sesquiterpenos, beta-eudesmol, alfa-cadinol, elemol y globulol; compuestos que demostraron efectiva acción inhibidora sobre la enzima acetilcolinesterasa (ACHA), evitando que ésta degrade al neurotransmisor acetilcolina (ACH). Además de aquellos compuestos, el aceite esencial se completa con carvacrol, felandreno, formiato de 3-metilpentanol y el terpineol. El árbol contiene y segrega una resina conocida en boticas europeas bajo el nombre de mastic americana, que tiene un olor fuerte y agradable y virtudes medicinales como purgante. La corteza (cortex Mollis) y las hojas aromáticas se usan exteriormente para la hinchazón de los pies, las heridas y úlceras; tomado interiormente, se ha hecho de él uso para el cólera, y le atribuyen además propiedades emenagogas. Con las frutas se hace arrope, vinagre y una especie de aloja o chicha. El Schinus molle contiene una gomorresina y un aceite esencial incoloro; sus hojas se emplean en forma de extracto fluido como emenagogo, en la amenorrea de origen nervioso y en la dismenorrea dolorosa y los frutos, en la blenorragia y la leucorrea (Domínguez, J. A.1928:104). El aceite esencial se administra en cápsulas como antiblenorrágico y la gomorresina se ha empleado con éxito en las bronquitis. Esta especie fue reiteradamente confundida con Schinus molle. Se diferencian por el ápice de los folíolos, por el número de pares de folíolos (en Schinus molle es de 1-8, mientras que en Schinus areira es de 225.). Otro carácter que toma en cuenta es la longitud de los pecíolos, siendo mayor en S. areira. Su dispersión natural también es diferente. S. molle habita en el Litoral y nordeste argentino, mientras que S. areira penetra desde Bolivia por el noroeste del país hasta el centro de la Argentina. Muchas aplicaciones se confunden para ambas especies, por ejemplo: béquico, anticatarral (Lemos, 1878); antiinflamatorio, purgante (Hieronymus, 1882); antivenéreo, emenagogo (Domínguez, 1928); antiblenorrágico, emenagogo (Velásquez, 1942); afecciones bronquiales y urinarias, emenagogo, vulnerario (Bhattachargee,1998). De los frutos se hace un brebaje gustoso y un arrope como miel (Gerónimo de Bibar, 1558); la leche y resina sanan inmediatamente las heridas frescas; se toma del agua refrescada y endulzada por sus semillas durante 3-4 días para males de orina, hijadas, riñones y vejiga, luego puesta al sol con fermentos se aceba y obtiene muy buen vinagre; el agua de cocción de sus hojas es muy saludable para lavarse las piernas y el cuerpo, eliminar la sarna y curar llagas viejas; palillos de ramas tiernas son excelentes para limpieza de dientes (Inca Garcilaso,1723). El extracto resinoso obtenido por hervor del aguaribay tomado es buen purgante y digestivo ayudando a la cicatrización de úlceras, siendo muy eficaz contra hemorragias, disenterías y catarros, por ser aglutinante, astringente y balsámico (Falkner, 1774). Los jesuitas obtenían de la resina de hojas y ramas el bálsamo de aguaribá o de Misiones y brujos indígenas lo usaron en ceremoniales, hechizos y ensalmos (Granada, 1947). El alcohol presente en las hojas y frutos inhibe el crecimiento de otras plantas a su sombra, es decir, presenta alelopatía. Su fruto es llamado "pimienta rosada", utilizada en el norte argentino para condimentar empanadas, salsas y embutidos. El aguaribay es cultivado o espontáneo y crece con gran velocidad, rebrota de cepa si se corta, produce abundantes frutos y se adapta con facilidad a suelos muy distintos, aunque no tolera el anegamiento ni la alcalinidad extrema. Es resistente a la sequía y a las heladas, aunque los ejemplares juveniles pueden padecer los extremos de frío. Es fotófilo. Se planta normalmente de semilla y por estas cualidades debería ser

5 utilizado con fines ecológicos en proyectos de defensa de suelos de la Dirección de Recursos Naturales Renovables tanto en fijación forestal de terrenos inestables (efluvios temporarios, cárcavas, socavones, huayquerías -badlands-, médanos), como así también para la corrección de torrentes y desvío de ríos. Referencias: http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=140043 http://www.hierbasdelplata.com.ar/hierbarg/schinus_areira_l.htm http://www.plantasmedicinales.org/ http://www.sld.cu/sitios/mednat/temas.php?idv=17916 http://www.infojardin.net/fichas/plantas-medicinales/schinus-mollis-schinus-areira.htm http://es.wikipedia.org/wiki/Schinus_areira http://www.inbiar.org.ar/InvasorasArgentinas/Schinus_areira.htm Demaio, P.; Karlin, U. O.; Medina, M. 2002. Árboles Nativos del Centro de Argentina. 1ª Ed. 210 pp. Femenía, J. H. 1998. Recursos Forestales y Arbustivos Leñosos de la Provincia de La Rioja. EUDELAR. XII: 50. ------------------ 2003. Flora Apícola Depto. Chilecito, La Rioja, Argentina. UNLaR Sede Chilecito, INTA. Hieronymus, J.: (1882:70) Plantas Diaforéticas de la Flora Argentina. Buenos Aires: Kraft Miyazawa M and Yamafuji (2005). J. Agric. Food Chem. 53: 1765-8 Perry N, et al. (2003). Pharmacol. Biochem. Behav. 75: 651-9. Roig, F. A. 2003:52. Flora Medicinal Mendocina. EDIUNC Varela, F.J. & Novara, L.J. 2007. Flora del Valle de Lerma. Aportes Botánicos de Salta - Ser. Flora. Facultad de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de Salta. Argentina. Vol. 8 (6): 1-28 Vela Gurovic M, Murray A, Ferrero A. (2007). Trabajo del XVI Congreso Italo Latinoamericano de Etnomedicina. P-187. La Plata, Argentina. 4-8 de setiembre de 2007.

AJENJO (Artemisia mendozana D.C. var. mendozana) AJENJO BLANCO CHICO, AJENCO SALVAJE, MONTE BLANCO, ARTEMISA ANDINA. Asterácea arbustiva perenne y glauquecente, con fuerte perfume aromático, de 50-80 cm de alto; hojas blanco tomentosas, las inferiores trífidas, con lóbulos laterales uno que otro bífido; tallo subleñoso en la base; flores en capítulos homógamos, hemisféricoglobosos, multifloros; cuyo ambiente son los pedemontes con laderas de umbría e isletas de cursos de agua temporarios entre 1000 y 2500 m.s.m. en suelos ripiosos o de conglomerados. Usos: en infusión teiforme tiene propiedades carminativas y estomacales. Posee d-alcanfor (Fester, G. et al). Empleada para fabricar bebidas como el "vermouth" y "ajenjo". Con alcaloide no identificado en semillas. Remedio excelente para enfermedades de la matriz y ovarios (flores); evitando, como cataplasmas, los coágulos de la sangre, en casos de abortos. Contra enfermedades nerviosas como histerismo, baile de San Vito, epilepsias, neuralgias, vómitos nerviosos. Como unguento, calma dolores del reumatismo. En sus flores contiene un principio amargo y una esencia. Aperitivo y tónico estomacal; estimulante y digestivo. Emenagogo y vermífugo, combate lombriz solitaria. Contiene artemisinina, una lactona sesquiterpénica con actividad antimalárica, indicada para quimioterapia de distintas formas de malaria, especialmente la malaria cerebral. En hojas y flores contiene dehidroleucodina (DHL), efectivo citoprotector gástrico, usada por sus propiedades antiulcerosas en medicina popular.- Posee propiedades estomacales y diaforéticas, anticatarral. Cura enfermedades del hígado. Ahuyenta insectos y moscas. Es un

6 tónico amargo y aromático. Aunque no se usa en la medicina práctica regular, es a menudo usado por la población para tratar las fiebres intermitentes. Es muy apreciada por sus propiedades vermífugas. Emenagogo (Lemos, 1878, sub A. absinthium L.); carminativo, estomacal (Ruiz Leal, 1972); colagogo, estomáquico, hepático (Bustos et al., 1996). Lo usan para el estómago, en el mate (Contreras, J. 1976). No utilizar ajenjo como relleno de almohadas en campamentos ya que su perfume al ser respirado provoca muy fuertes dolores de cabeza, inflamación de ojos, etc. (Roig, F. 2002). Sus hojas se utilizan para condimentar carnes con mucha grasa. Estimula la digestión, y es componente de bebidas amargas con alcohol (licor de ajenjo, anisado) o sin él (tónicas). Hábitat y Recolección: Crece en terrenos secos, pedregosos y soleados. Las hojas y sumidades floridas se ponen a secar a la sombra. Propiedades Medicinales: Se emplea para combatir resfríos, envenenamientos, dolores de vientre, malestares digestivos, afecciones del hígado, reumatismo, amenorrea, cólicos menstruales y falta de apetito, además es antiparasitario. Composición Química. Aceite esencial absintol (1%) de característico color azul con: thuyona, tuyol, felandreno, cadineno, azuleno, principio amargo: absintina (lactona) y anabsintina, compuestos de flavona y ácidos. La máxima concentración de aceite esencial (absintol) se consigue en el momento de la floración. También contiene principios amargos del grupo de los guayanólidos. Otros componentes son flavonoides, taninos ácidos, carotenos, fitosterol, ácidos nicotínico y palmítico, y vitamina C. Tips: Para estimular el apetito y preparar una buena digestión, masticar 1 ó 2 hojitas de ajenjo antes de las comidas o bien agregar a 1 litro de agua hirviendo 10 a 15 gramos de hojas y tomar una tacita en ayunas. Ramitas de ajenjo puestas sobre las paredes del dormitorio es eficaz para librarse de los molestos mosquitos y de los males que transmite (fiebre amarilla, dengue, tifus, etc.) Propiedades farmacológicas. Sistema digestivo: es un tónico amargo y estomacal que abre el apetito y facilita la digestión por aumentar la secreción gástrica. A nivel hepático tiene un efecto tónico (colerético) si se administra a dosis moderadas, de manera que aumenta la secreción de bilis, descongestionando el hígado y curando la ictericia catarral. Tiene además un efecto carminativo, facilitando la expulsión de gases intestinales. Ginecología: efecto emenagogo, actúa sobre el útero facilitando la menstruación. Regula el ciclo menstrual. Antihelmíntico: efecto anti-parásitos intestinales muy eficaz. Sobre todo en las especies Ascaris lumbricoides y Ascaris vermicularis. Vía externa: efecto antiinflamatorio externo. También tiene acción antiséptica. Indicaciones terapéuticas. Usar en digestiones pesadas, sobre todo acompañadas de flatulencias, hay grandes mejorías en estos síntomas. También por sus propiedades estimulantes del apetito en casos de anorexia debida a cualquier causa. Útil su uso en parasitismos intestinales por sus propiedades vermífugas, especialmente causadas por las especies antes nombradas. Se recomienda su uso en casos de desequilibrio en los ciclos menstruales así como en la falta de menstruación (amenorrea). Por vía externa, útil su aplicación en contusiones, hematomas, torceduras e inflamaciones locales. Hirviendo en vinagre, es contraveneno de hongos venenosos.

7 Efectos indeseables y contraindicaciones: la thuyona contenida en el aceite esencial es algo tóxica. No usar a dosis altas, ya que puede provocar vértigos, dolor de cabeza y convulsiones. La toma prolongada de ajenjo provoca: alucinaciones, adicción, temblores, náuseas y vómitos. Otras Artemisias en La Rioja: Artemisia copa Philippi. COPA-COPA. En CA, JU, SA, SJ, LR, entre 3000-4500 m. zona puneña del Famatina y cordillera riojana. Usada en infusión para disminuir presión arterial (hipotensora), el dolor de estómago, las neumonías, etc. El olor de sus hojas calma el dolor de cabeza. Las fricciones de alcohol con hojas de “copa-copa” son muy indicadas para los dolores reumáticos (Ratera E. y M. Ratera, 1980) Artemisia douglasiana Bess. MATICO. Hierba adventicia aromática y rizomatosa, sin semillas; de LR, ME, SJ, SL, entre 500-2500 m. Usada e introducida como planta ceremonial por muchas culturas de Nativos Americanos. Estomacal, digestivo, colerético. Usada para el tratamiento de dolores menores y para la inducción al sueño. En emplasto se utiliza para tratar el reumatismo. Artemisia echegarayi Hieron. AJENJO, AJENJO BLANCO GRANDE. En LR, ME, SJ, entre los 2250-2400 m. Carminativo, estomáquico y en la cordillera y Sierra de Famatina (La Encrucijada) los campesinos la prefieren al “ajenjo blanco chico” por ser más suave y no tan amarga. Artemisia verlotiorum Lamotte. SANATODO, PRONTO ALIVIO, YUYO DE SAN VICENTE Emenagogo (Roques, 1959). Hierba adventicia, geófita y rizomatosa; en BA, CHU, CO, DF, ER, JU, LP, ME, RN, SA, SC, SF, SJ, TU, LR, hasta 1500 m. Referencias: Chiriani, Burgstaller, C. H. 1986 La Vuelta A Los Vegetales. 10a Ed. Hachette Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. Inéd. ----------------- et al. 2.006. Fitoregiones y Catálogo de Flora, La Rioja, Argentina. Inéd. Hieronymus, G.,1882, Plantae Diaphoricae Florae Argentinae - Bs. As, Ed. Kraft. Hunziker, J. H. 1952. Las comunidades vegetales de la cordillera de La Rioja. Rev. Investigaciones Agrícolas, Tomo VI:2. Manfred, L. 1959. Recetas Botánicas a base de Plantas Medicinales Americanas. Ed. Kier. Ratera E. L. y M. O. Ratera, 1980. Plantas de la flora argentina empleadas en medicina popular. Ed. Hemisferio Sur. Roig, F. A. 2002. Flora medicinal mendocina. EDIUNC. Ruiz leal, A. 1972. Deserta 3. IADIZA. CONICET. CRICYTME. http://es.wikipedia.org/wiki/Artemisia_mendozana http://www.portalesmedicos.com/foros_medicina_salud_enfermeria/ubbthreads.php/posts/48900 http://www.prodiversitas.bioetica.org/vademecum.htm http://www.historiadelagastronomia.com/articles/182/1/AJENJO/Page1.html http://laherbloguisteria.blogspot.com/2008/05/ajenjo.html Ajipilla. Coursetia heterantha (Griseb.)Lavin. “Ají-Pillo”, “Culima”, “Culina” (Bolivia). Familia Fabaceae (Leguminosae). Sinónimos: Cracca kuntzei Kuntze; Neocracca heterantha (Griseb.)Speg.; Neocracca heterantha var. minor (R.E.Fr.)Burkart; Neocracca kuntzei var. minor R.E.Fr.; Neocracca kuntzei (Kuntze)Kuntze; Tephrosia heterantha Griseb. Distribución: Bolivia y Argentina en las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja y San Juan; en las Fitoregiones del Monte, Prepuna y Puna generalmente sobre formaciones medanosas a partir de los 500 y 3500 m. Hierba anual (terófita) acaule, de hasta 20 cm de altura, de raíz pivotante filiforme o fusiforme y en tal caso carnosa, dulce y comestible; hojas en roseta, imparipinadas, pecioladas, con 1, 3, 5 ó 7 folíolos opuestos, obovales, pubescente-vellosos, sobre todo en la cara inferior, el folíolo terminal impar casi siempre mayor que los laterales, más ancho y emarginado; estipulas lineal-subuladas, largamente adheridas a la base del pecíolo; racimos 1, paucifloros, axilares, menores o iguales a las hojas, flores y frutos de tres categorías y distinta forma, según la posición en la planta: las flores inferiores (que nacen desde las axilas de los

8 cotiledones) cleistógamas, apétalas, con sólo 2 ó 5 estambres, encerradas en el cáliz pubescente, sobre pedúnculos muy breves, produciendo frutos pequeños, 1-3 seminados, blanco-pubescentes, ovoides o torulosos; las flores superiores chasmógamas, grandes (1,2 cm), azul-violáceas, sobre pedúnculos (que nacen en la base del pecíolo); corola no encerrada en el cáliz; estambres 10, diadelfos; frutos lineales, comprimidos, levemente encorvados y torulosos, multiseminados, resupinados por torsión del pedicelo, cubiertos de pelitos blancos y pelos glandulosos negros, erectos, semejantes a los del cáliz y pedúnculo; estilo persistente, encorvado, cartilaginoso, algo comprimido y pubescente del lado interno. Habitual del PN Talampaya en las llanuras medanosas de retamales hasta los 1300 m.s.m., donde realiza su ciclo reproductivo en sólo 3-4 semanas, según la persistencia de la humedad del suelo aportada por lluvias ocasionales o avenidas de agua, que favorecen la aparición de extensas praderas de esta especie que sirve de forraje y alimento a las aves, edentados, mamíferos y roedores habituales. Las ondulaciones medanosas al recibir anualmente el establecimiento de estas comunidades de ajipilla, se enriquece en sus primeros 30 cm de profundidad de abundantes colonias de bacterias simbiontes del género Rhyzobium y que son promotoras activas de la FBN (fijación biológica de nitrógeno atmosférico), contribuyendo al mejoramiento de la fertilidad de estos suelos áridos y deficitarios en materia organica (M.O.).La influencia positiva de los arbustos sobre el establecimiento de esta especie es fundamental, ya que intervienen en la estructuración y funcionamiento de sus comunidades especies tales como: Prosopis argentina (algarrobo del zorro), Cercidium praecox (brea), Mimosa ephedroides (alfalfilla), Bougainvillea spinosa (ala de loro), Trichocereus spp., Fabiana peckii (tola), Flourensia fiebrigii (maravilla), Gochnatia glutinosa (sacanza), Bulnesia retama (retamo), Nicotiana petunioides (tabaquillo), Plectrocarpa tetracantha (rodajilla), Larrea divaricada (jarilla), Senna aphylla (pichana), Opuntia sulphurea, Tephrocactus aoracanthus. Sus legumbres frescas contienen porotos muy ricos en proteínas, carbohidratos y fibras, mientras que el contenido de lípidos es relativamente bajo y los ácidos grasos que lo componen son insaturados, a modo de ejemplo, es de 21% de proteína, 46% de carbohidratos, 25% de fibra y 1,5% de lípidos. Contiene además, aproximadamente 7 mg de hierro y 180 mg de calcio por cada 100 gramos. Son una fuente importante de vitamina B y si se consumen frescas tienen vitamina C. Entre los factores positivos de las leguminosas en la nutrición humana, entonces, se puede citar su alta concentración en proteína con alto contenido en lisina, que la hace ser un complemento proteico excelente para los cereales. Son también una buena fuente de algunos minerales como calcio, hierro, zinc, fósforo, potasio y magnesio, así como de algunas vitaminas hidrosolubles, especialmente tiamina, riboflavina y niacina. En relación con la salud, la ingestión de esta leguminosa produce una disminución del colesterol posiblemente debido a su alto contenido en fibra dietética y también puede ayudar a reducir los niveles de glucosa sanguínea en los diabéticos. Entre los factores negativos se puede reseñar la deficiencia en aminoácidos azufrados y principios antialimentarios que dificultan la ingesta de proteínas y carbohidratos lo cual es indeseado en los vegetarianos (produce flatulencias). Sin embargo, cuando la dieta es equilibrada o muy rica en proteína animal y energía, la ingestión de leguminosas es una ventaja. Recientemente se ha visto que estos antialimentos, en pequeñas cantidades, pueden ser también muy beneficiosos para la salud en la prevención de enfermedades como cáncer y enfermedades coronarias, por lo que actualmente se les está denominando "Compuestos Biológicamente Activos" (BAC según sus siglas en inglés) ya que, si bien carecen de valor nutritivo, no siempre resultan perjudiciales. Algunos de estos compuestos juegan un papel importante como defensa de la planta frente al ataque de todo tipo de depredadores y otros van a ser compuestos de reserva que se acumulan

9 en las semillas para luego ser utilizados a lo largo del proceso germinativo. La raíz carnosa o tubérculo se utiliza como alimento. Concluyendo, resulta ser una especie interesante no sólo por sus particularidades biológicas, sino también porque es excelente forrajera y especie hortícola, merecedora de fitomejoramientos, que debe y merece consideración a la hora de realizar emprendimientos ganaderos, sea en la creación de pasturas mixtas forrajeras o en la manufactura de alimentos humanos. Referencias: Kiesling Roberto (1994). Flora de San Juan - Volumen I: Pteridofitas, Gimnospermas, Dicotiledóneas Dialipétalas (Salicaceas a Leguminosas) Femenia, J. H. 2003. Flora Ilustrada del Parque Nacional Talampaya. Inéd. ----et al. 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora Cultivada y Autóctona de La Rioja, Argentina. Inéd. Novara, L.J. (1987). Colección del Herbario del Museo de Ciencias Naturales de Salta. Valle Encantado. Salta. Inéd. Novara, L.J. (1999). Colección del Herbario del Museo de Ciencias Naturales de Salta. Parque Nacional Los Cardones y Baritú. Salta. Inéd. Novara, L.J. (2003). Catálogo de la Flora de la Puna en el Noroeste Argentino. Aportes Botánicos de Salta. Serie Misceláneas. Vol. 2 (1). 56 pp. López, R. P. y T. Ortuño. 2008. La influencia de los arbustos sobre la diversidad y abundancia de plantas herbáceas de la Prepuna a diferentes escalas espaciales. Ecol. Austral v.18 n.1 Córdoba ene./abr. 2008. Centro de Análisis Espacial, Instituto de Ecología, La Paz, Bolivia. Herbario Nacional de Bolivia, La Paz, Bolivia. Tolaba, J.A. (2006) Nómina preliminar de especímenes de plantas superiores del Parque Nacional Los Cardones (Departamento Cachi - Provincia de Salta). Inf. inéd. a APN-DRNO. 49 pp. Zuloaga, F. O. y Morrone, O. (editores) (1996). Catálogo de las Plantas Vasculares de la República Argentina. De la Peña, R. 1997. Catálogo de nombres vulgares de la flora argentina (lista preliminar). UNL, Sta Fé. Argentina http://www.scielo.org.ar/scielo.php?pid=S1667-782X2008000100009&script=sci_arttext http://www.sib.gov.ar/ficha/PLANTAE*coursetia*heterantha http://books.google.com.ar/books?id=TN1j9r4y1YsC&pg=PA57&lpg=PA57&dq=ajipilla&source=bl&ots= wcIsieSZB2&sig=bNo14aWwFL1pTobXwUgxzSlwe1w&hl=es&ei=PjgSomRO5mK8QaQ3cHfDw&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=6#v=onepage&q=ajipilla&f=false http://www.scielo.org.ar/scielo.php?pid=S1667-782X2008000100009&script=sci_arttext http://www.catalogueoflife.org/annual-checklist/show_species_details.php?record_id=586839 http://www.ildis.org/LegumeWeb/6.00/taxa/14959.shtml http://www.mineria.gov.ar/estudios/irn/lrioja/f-51.asp http://es.wikipedia.org/wiki/Fabaceae http://www.proyungas.org.ar/publicaciones/pdf/fincasanandres.pdf Alfalfilla Mimosa ephedroides (Gillies ex Hook. & Arn.) Benth. “Prendedor”, “Pichana”, “Pichana negra”. Fabacea, Subfamilia Mimosoidea es arbusto perenne, inerme, subáfilo; ramitas estriadas; capítulos globosos, rosados, axilares; flores normales con 6, 8 ó 10 estambres, tubulosas pequeñas, gamopétalas, 3-6 meras, en general 4-meras, cáliz reducido, estambres sobresalientes, por lo común libres, anteras sin glándula; lomento en general dejando replum, a veces subvivalvo por regresión, artejos subcuadrados, uniseminados, semillas ovales, albuminadas, con línea fisural. Especie megatérmica de mayor interés biológico que económico, aunque su presencia como especie forrajera de emergencia es fundamental para dar sustento a la fauna en épocas de intensas sequías, y de fundamental interés en la fijación-praderización de médanos activos, ya que es elemento característico de las comunidades samófilas. Alfalfilla es integrante de asociaciones vegetales características de suelos entisoles y aridisoles del Parque Talampaya, entre las que

10 destacan crucita (Tricomaria usillo), pata (Ximenia americana), retamo (Bulnesia retama), pichana (Senna aphylla), rodajilla (Plectrocarpa tetracantha), algarrobo del zorro (Prosopis argentina), ala de loro (Bougainvillea spinosa), jarilla (Larrea divaricata), sandia del zorro (Cucurbitella asperata), brea (Cercidium praecox), cachina (Sporobolus rigens), tupe (Panicum urvilleanum), ajipilla (Coursetia heterantha), papa de quirquincho (Heliotropium chrysanthum), flechilla (Aristida mendocina), pasto amargo (Pappophorum philippianum). Por su resistencia al ahogamiento de arena en médanos vivos se sugiere su multiplicación y transferencia de técnicas de revegetación para favorecer la cobertura vegetal en picadas de prospección petrolífera del PNTalampaya, como asimismo evitar la cobertura de médanos activos sobre sitios de gran valor arqueológico, antropológico, paleontológico, etc. También es recomendada estas técnicas para mejorar la oferta de arbustos forrajeros en zonas degradadas por sobrepastoreo de ovinos y caprinos., generalmente en conos de deyección y suelos rocosos impidiendo al mismo tiempo la erosión hídrica y degradación edáfica. En áreas de rodeo caprino y durante el otoño, alfalfilla aumenta su participación, aunque en menor proporción en la ingesta de cabras en lactancia. Esto podría deberse a que la forrajera, de alto valor proteico (22%) y mediana digestibilidad de la materia seca (66,4%) en primavera-verano, presenta en invierno una menor digestibilidad (50,5%). En primavera-verano, aumenta la participación de alfalfilla y en forma significativa en cabras en lactancia. Las cabras preñadas y en lactancia mostraron una mayor preferencia respecto de las cabras secas por esta especie en primavera. En este estudio los arbustos leñosos (principalmente crucita y alfalfilla) fueron la fuente de forraje más importante para las cabras, a lo largo del año.

Referencias: Allegretti, et al. Efecto del estado fisiológico en la composición botánica de la ingesta de cabras en el NE de Lavalle, Argentina. Vº Congreso de especialistas en pequeños rumiantes y camélidos sudamericanos, Mendoza, Argentina. Facultad de Ciencias Agrarias. U.N.Cuyo. Instituto Argentino de Investigaciones de las Zonas Áridas. Ceballos, M. (2007) Informe de campaña al Parque Nacional Talampaya. Junio de 2007. 6 pp. Del Vitto, L.A.; Petenatti, E.M. y M.E. Petenatti (2001) Catálogo Preliminar de la Flora Vascular Parque Nacional "Sierra de las Quijadas" San Luis, Argentina. Serie del Herbario UNSL. 13pp Kiesling Roberto (1994) Flora de San Juan - Volumen I: Pteridofitas, Gimnospermas, Dicotiledóneas Dialipétalas (Salicaceas a Leguminosas) Natale, E. (2002) Informe de Campaña: Parque Nacional Talampaya.1p Natale, E S (2003) Zonificación y Recomendaciones de Manejo del Parque Nacional Sierra de las Quijadas (San LuisArgentina). Tesis de Maestría.FCEF y N. UNC. 111pp Zuloaga, F. O. y Morrone, O. (editores) (1996). Catálogo de las Plantas Vasculares de la República Argentina

11 http://www.produccion-animal.com.ar/produccion_caprina/produccion_caprina/68-efecto_del_estado.pdf http://www.sib.gov.ar/ficha/PLANTAE*mimosa*ephedroides http://www.plantasvasculares.uns.edu.ar/herbario/galeria/familias/f.html http://www.fodonto.uncu.edu.ar/contenido/skins/www_fodonto/download/volumen3_numero1_2009.pdf

Justicia es un género de cerca de 420 especies de la Familia Acanthaceae, nativas de zonas tropicales a templado-cálidas de América. Son conocidas por sus nombres comunes: Water-Willow (agua-sauce) y Shrimp (camarón), este último por las inflorescencias del conocido “beloperone” ornamental. Argentina posee 27 especies de las cuales 7 son endémicas y La Rioja cuenta con 7 especies de “alfillas”, denominadas así por tener valor nutricional como forrajeras invernales similar a la alfalfa (Medicago sativa). Alfilla (Justicia lilloana Ariza Espinar). “Alfalfilla”, "Ajicillo". Acantácea. Subarbusto muy forrajero, ramoso y achaparrado, de 20-50 cm de alto Hojas opuestas, glabras; flores bracteoladas axilares, bilabiadas con el labio superior entero o bidentado, el inferior tridentado, blanco-rosadas, fasciculadas, en cimas. Fruto cápsula a menudo estipitada con apéndices internos (eyaculadores) que soportan a las semillas. Distribuída en las provincias de Catamarca, La Rioja (endémica), Mendoza, Salta, San Juan y Tucumán. Se la observa al reparo de otros arbustos mayores (algarrobos, breas, tuscas, etc) buscando protección por el sobrepasido o ramoneo intensísimo causado por guanacos, zorros, maras y ganado doméstico. Especie saxícola cuyos óptimos son los suelos de conglomerados, arenosos y en zonas de interfluvios, en hipsometrías < 2.300 m. Alfilla (Justicia riojana Lindau). “Ajicillo”, “Pichanilla”. Acantácea arbustiva endémica exclusiva de La Rioja, a veces con ramitas verticiladas, de 1-1,5 m de altura; tallos estriados, glabros o pubescentes en los nudos. Hojas lineares, angostamente oblongas, glabras o escasamente pubescentes, de 2-5,5 cm de largo x 0,1-0,5 cm de ancho. Pocas flores solitarias en la axila de las hojas superiores, con pedicelos de 0,2-0,6 cm de largo, más raramente sésiles, 1 por nudo y alternando su posición en los nudos contiguos. Bractéolas menores que el cáliz, angostamente obovadas, agudas, atenuadas en la base. Cáliz acampanado, de 0,8-1 cm de largo, con los sépalos soldados en aprox. 2/3 basales y la porción libre casi triangular. Corola rosada o azul, violácea, cortamente pubescente con pelitos glandulares capitados entremezclados; labio superior cóncavo, cortamente bilobado, el inferior trilobado, con lóbulos obovados. Estambres insertos en la mitad del tubo corolino; tecas fijas a distinto nivel, la inferior conspicuamente espolonada en la base. Cápsula estipitada, porción fértil tetrasperma, ovoide, glabra. Semillas discoidales o cordiformes, fuertemente comprimidas, de 4-5,5 mm de largo y ancho x 0,8-0,9 mm de grosor, con escotadura en el extremo hilar; hilo elíptico; cara externa plana, la interna apenas convexa y provista de un engrosamiento periférico; tegumento liso y amarillento. Habita las estribaciones de la Sierra de Sañogasta, Talampaya, desde 1350 hasta 3500 m.s.m.. es muy conocida por los arrieros ya que por su alto contenido en

12 proteínas es muy apetecida por el ganado y fauna silvestre. Según el Ing. C. Ferri tiene relación proteína pura a digestible de 100: 97,22, con relación nutritiva de 1: 2,23 (proteína bruta); 1: 3,21 (proteína pura) y de 1: 3,30 (proteína digestible). Por su elevado contenido en calcio y fósforo y gran calidad proteica igual a la alfalfa, se aconseja su cultivo por su óptima calidad de forraje. Ajicillo [Justicia tweediana (Nees) Grisebach]. “Alfalfita”, “Alfilla”, “Alfita”, “Alfalfa del campo”, “Escoba dura”, “Boca de conejo”, “Palomillo”, “Plomino”, “Albahaca de la oveja”. Familia Acantácea. Subarbusto endémico de 1-2 m de alto, muy ramificado, con base y raíz leñosas, ramas erectas. Se distribuye además en otras provincias como BA, CA, CO, ER, JU, SA, SJ, SL, TU, en hipsometrías <2500 m. Hojas opuestas, lanceoladas, casi glabras, pecíolo corto, enteras, de 2-5 cm de largo, las basales mayores con abundantes cistolitos. Flores axilares solitarias, subsésiles, con dos bractéolas opuestas en la base del cáliz, ovales y oblongas, iguales o mayores que los lóbulos del cáliz. Cáliz dividido en 5 sépalos libres casi hasta la base, casi iguales, lanceolados, agudos. Corola bilabiada, azul-violácea o rosada, rara vez blanca, de 2-2,5 cm de largo; labio superior cóncavo, bidentado, el inferior extendido y trilobulado. Corola pubescente, con prefloración imbricada. Estambres 2, incluidos, fijos cerca de la garganta de la corola. Anteras con dos tecas, conectivo ancho. Tecas espolonadas, oblongas, falcadas, desiguales y fijas a distinto nivel en posición oblicua. Fruto cápsula muy pedunculada con ápice agudo, de 1 cm de largo x 6-7 mm de diámetro, bilocular, cada lóculo con 2 semillas y eyaculadores en forma de arco agudo. Semillas suborbiculares de 5,5 mm de diámetro con bordes levantados, similares a platillos. Es una muy buena especie forrajera de emergencia, recibiendo también el nombre “quiebrarao” por su cepa leñosa. Contiene < 6% de taninos en la estación seca (otoño-invierno) por lo cual (el tanino) no constituye un factor antinutricional y estimula el consumo voluntario y degradabilidad ruminal durante el ramoneo animal (Rossi et al, 2000). En el invierno la mayoría de los pastos nativos de la zona (C4) detienen su producción de biomasa por disminución de la temperatura y radiación. La ocurrencia de heladas acentúa el empobrecimiento estacional de nutrientes en las gramíneas, llegando a valores muy bajos, -sobre todo en proteínas (2 a 5%)-, comparados con los meses de mayor productividad de biomasa relativa. Estas restricciones de cantidad y calidad de los pastos afectan al consumo y a la productividad animal. Los análisis corresponden a muestras de J. tweediana tomadas en invierno, y los valores están expresados como % materia seca: estrato etéreo 2.7%; proteína bruta 15.3%; fibra bruta 28.1%; cenizas 5.8%; estrato no nitrogenado 43.9% Conclusión: El buen valor nutricional que estas forrajeras poseen en la época de mayor restricción, las convierte en especies promisorias con valor estratégico para la alimentación animal durante el período invernal.

13

Otras especies del género Justicia en La Rioja son: Justicia gilliesii (Nees) Benth. endémica 500-1500 m., CAT, COR, LRI, MEN, SDE, SJU, SLU, TUC; Justicia hunzikeri Ariza, endémica 500-1500 m., LRI, SJU, SLU; Justicia squarrosa Griseb., 500-1500 m., CAT, CHA, COR, JUJ, LRI, SAL, SDE, SLU, TUC; Justicia xylosteoides Griseb., <1500 m, CAT, COR, LRI, SAL, SDE, TUC Se utilizan como especies de gran atractivo paisajístico los siguientes arbustos florales: J. carnea, J. betonica, J. brandegeeana (beloperone), J. aurea, J. americana, J. californica, J. magnifica, entre otras. Usos medicinales: Justicia comata (L.) Lam. distribuída en las provincias de CH, COR, FO, MI, JU y SA, entre 500-1500 m. es utilizada como oftálmico (M. Crovetto, 1964:317)

Referencias: Chiarulli, C. Calidad nutritiva de dos especies del sotobosque chaqueño (Trichilis elegans y Justicia campestris) para forraje invernal. Instituto de cultura popular -INCUPORodolfo de la Peña, M. 1997. Catálogo de nombres vulgares de la flora argentina. 195 págs. Rossi, C. A., González, G. L., Lacarra, H., Pereyra, A. M. y Vera, T. Factores antinutricionales en forrajeras de ramoneo: cuantificación de taninos. Fac. Cs. Agr., UNLZ, Lomas de Zamora, Bs. As. INTA EEA “Juan C. Vera”, Chamical, La Rioja. Toursarkissian, M. 1980. Plantas medicinales de la Argentina. Hemisferio Sur. pág. 1. Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya, La Rioja, Argentina. --- et al. 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora Nativa y Cultivada de La Rioja. Argentina. Zuloaga, F. O. y Morrone, O. (editores) 1999. Catálogo de las Plantas Vasculares de la República Argentina II. Instituto de Botánica Darwinion. Vol. 74:6-9. Missouri Botanical Garden Press.

http://apicultura.wikia.com/wiki/Cat%C3%A1logo_de_especies_de_la_Rep%C3%BAblica_Argentina_Letra _J http://www.plantsystematics.org/cgi-bin/dol/dol_terminal.pl?taxon_name=Justicia http://www.floridata.com/ref/J/images/just_sp6.jpg http://www.floridata.com/wallpaper/jpg/justicia_pink800.jpg http://www.gradinamea.ro/_files/Image/articole/original/Justicia_carnea_a.JPG http://www.gradinamea.ro/_files/Image/articole/original/Justicia_betonica_a.JPG http://131.230.176.4/cgibin/dol/dol_image_frame.pl?image_id=878&image_file=http://131.230.176.4/users/paraman1/7_26_06_5/C D55small/justiciaamericana1249.jpg http://www.hear.org/starr/plants/images/image/?q=071024-9844 http://species.wikimedia.org/wiki/Justicia http://species.wikimedia.org/wiki/File:Jacobinia_magnifica02.jpg

14 http://64.233.163.132/search?q=cache:7Xmm2_Th3dIJ:www.pastizalesnaturales.com/doc/congreso081003/2 .LL.%2520CALIDAD%2520NUTRITIVA%2520DE%2520DOS%2520ESPECIES%2520DEL%2520SOTOBO SQUE%2520CHAQUE%25D1O,%2520Trichilia%2520elegans%2520y%2520Justicia%2520axilaris.doc+justicia+campestris&cd=1&hl=es&ct=clnk &gl=ar http://www.aapa.org.ar/congresos/2004/PpPdf/PP89.pdf http://www.produccionbovina.com.ar/produccion_caprina/produccion_caprina_libro/04situacion_regional.pdf

La Familia de las Verbenáceas incluye géneros que se cultivan como ornamentales: Verbena, Duranta, Clerodendrum y otros, de los cuales se extrae madera resistente al agua usada para la construcción de barcos, por ejemplo Tectona grandis L.f. del sudoeste asiático o algunas especies de Vitex. Otras proporcionan valiosos aceites esenciales, frutos comestibles, gomas y taninos. “Salvia lahora", "Salvilora" (Aloysia castellanosii Mold.) Verbenácea aromática leñosa de 0,80-1 m de altura con típicas hojas opuestas, oblongas a sublanceoladas, rugoso-escabrosas, ampolladas y con el envés tomentoso. Inflorescencias en racimos espiciformes densos axilares, solitarios, con flores blanco-rosadas o violáceas. Los frutos son mericarpios glabros, casi lisos. Habita quebradas y cuestas de cerros hasta 2500-2800 m.s.m. sobre suelos y paredes de conglomerados aledaños a cursos de ríos, como en la zona de Los Cajones (P. N. Talampaya), con arroyo de agua permanente. Favorece las funciones del parto. Antihemorrágica (Femenía, 2003) "Malva-peperina", “Menta-peperina” (Aloysia catamarcensis Mold.) Verbenácea muy aromática, sufrútice de 1-1,5 m de altura de ramas cilíndricas hasta tetrágonas, erguidas, cano-tomentosas, glabrescentes y corteza que se desprende longitudinalmente. Hojas opuestas y a veces ternadas, discolores, ovadas a oblongas de ápice agudo o subobtuso, margen regularmente crenado o aserrado; epifilo rugoso, ásperoescabroso y el hipofilo notablemente incano-tomentoso, con nervios prominentes. Flores azuladas o violáceas dispuestas en verticilos de 4, en racimos espiciformes laterales o agrupados en panojas terminales. Mericarpios glabros de superficie lisa. Habita lugares sombríos entre los 1500 y 2500 m.s.m., suelos de conglomerados o ripioso-arenosos, ricos en materia orgánica superficial; siempre en cercanías de cursos de agua temporarios o permanentes. Excelente digestivo. Contra la tos y los resfríos. Emoliente y antiespasmódica (Femenía, 2003). Aromática y de similar usos a la “peperina” (Mintostachys verticillata) aconsejándose su uso en infusiones.

15

“Arrayán del campo”, “Azahar del campo”, “Cedrón del monte”, “Oreganillo”, “Palo amarillo” [Aloysia lycioides var. schulziana (Mold.) Siedo]. Verbenácea muy aromática, leñosa y subarbórea, de hasta 5-6 metros de altura con ramas delgadas, virgadas. Hojas opuestas, con pecíolo surcado. Hojas juveniles anchamente ovadas y margen profundamente aserrado, membranáceas; cuando adultas son discolores, coriáceas y de margen entero o aserrado en la mitad superior; epifilo áspero-escabroso con nervios impresos e hipofilo estrigoso a híspido-estrigoso con nervios prominentes; el indumento de sus hojas lo forman numerosos tricomas no glandulares y glandulares, éstos con contenidos óleo-resinosos. En hojas y tallos contiene cineol, eucaliptol y vainillina (Fester y col., 1961) que le confieren propiedades contra los resfríos y dolores de estómago (Ruiz Leal, 1972). Habita Norte y centro de la Argentina (Jujuy, Salta, Chaco, Catamarca, Tucumán, Sgo. del Estero, La Rioja) y Bolivia. Habita en el Distrito del Bosque Chaqueño Serrano y el Bosque Chaqueño Xerófilo en terrenos rocosos de faldeos a solana o riberas de cauces temporarios o permanentes. Usado como medicinal contra enfermedades del hígado y de la próstata. Diurético (Femenía, 2003). "Cedrón", “Cedrón toronjil”, “Yerba Luisa” (Aloysia citriodora Palau). Verbenácea perenne, arbusto ramoso y aromático, de hasta 3 m de altura. Tallos largos y delgados surcados por pequeñas costillas longitudinales. Hojas lanceoladas de margen entero, insertas en cada nudo en vértices de 3, con pecíolo corto y nervio central prominente en el hipofilo, del que parten casi perpendicularmente numerosas nerviaciones secundarias. Flores blancas por fuera y violáceas en su interior, de cáliz tubuloso con corola de 4 pétalos soldados que forman un tubo en su base y se abren en forma de estrella de 4 puntas, en su parte superior; unidos a este tubo existen 4 estambres, dos de los cuales son más largos que el otro par. Las flores están presentes desde diciembre hasta abril, reunidas en racimos espiciformes, solitarios o en panojas terminales que dan drupas que contienen dos nuececitas. Contiene cineol, eucaliptol, vainillina. Estimulante digestivo, calma excitaciones nerviosas, alivia las opresiones al corazón y entona al organismo. Calma los cólicos flatulentos. Usada contra resfríos y dolores estomacales. Antivenenos. Con aceite esencial y sustancia que intoxica equinos, por interferir en la nutrición de los solípedos, pero no en la de los rumiantes. Forrajera de emergencia. Con aceites esenciales en sus hojas, tallos y raíces. Cardíaco, antihistérico, gástrico (Lemos, 1878); antiespasmódico, digestivo, emenagogo, nervino (Pío Correa, 1929-78); antihistamínico, aperitivo, eupéptico, carminativo, espasmolítico, sedante (Arteche García & al., 1998). Habita las umbrías húmedas y ricas en materia orgánica de quebradas o riberas de cursos de agua permanentes, por encima de los 1.350 m.s.m. Aceite esencial, rico en: citral (antibacterial, antihistamínico, fungicida, expectorante, anticancerígeno); linalol (antibacterial, antiinflamatorio, antiespasmódico, hepatoprotector); canfeno (antioxidante, expectorante); cineol; terpineol (antiasmático, antibacterial, antitusivo, expectorante); cariofileno (antiinflamatorio,

16 antiasmático, antibacterial, antitumoral; limoneno (antibacterial, anticancerígeno, antiespasmódico, expectorante). Furocumarinas, verbenonas y flavonoides. Posee una importante cantidad de melatonina, sustancia que se usa como relajante natural y que favorece el sueño nocturno. Los elementos usados en infusión se recogen dos veces al año, a fines de la primavera y comienzos del otoño. Se emplean las hojas tiernas y las sumidades floridas. En gastronomía, la hoja seca y picada se emplea en marinadas, aderezos y salsas para dar un toque de aroma cítrico. Se elabora con ella también un sorbete aromático. En Colombia (Providencia, Nariño) se tienen mitos y leyendas como la creencia en el “gritón” que es cuando se seca una mata de cedrón es porque se va a morir alguien de la familia. En nuestro folcklore se dice que dar un mate con cedrón significa “acepto”. Aplicaciones: Dispepsias, meteorismo, espasmos gastrointestinales, ulcus gastroduodenal, síndrome del intestino irritable, enterocolitis. Insomnio, ansiedad, depresiones, jaquecas. En uso tópico: dolores reumáticos, neuralgias, alergias y prurito. Contraindicaciones: Embarazo (aceite esencial). Uso terapéutico y dosis: infusión al 5 %, infundir 5 minutos, 2-3 tazas/día después de las comidas. Extracto fluido: 20-30 gotas, 2-3 veces al día. Efecto toxico: El aceite esencial, en dosis elevadas, es neurotóxico. Observaciones: El cedrón se utiliza, por su sabor alimonado, como bebida de amplio uso social y como corrector organoléptico de sabor y olor. “Té de burro”, “Burrito”, “Hierba del burro”, “Poleo riojano”, “Poleo real”, “Poleo de Castilla” (Aloysia polystachya (Griseb.) Moldenke). Verbenácea arbustiva de hojas muy aromáticas con distribución tanto en el centro como oeste argentino, hasta 1000 msm. Tónico, estomacal, nervino (Toursarkissian, 1980); La infusión de las hojas posee propiedades tónicas, carminativas y especialmente digestivas, muy indicada contra trastornos hepáticos (dolores de estómago, digestiones lentas), (Ratera E. et al., 1980). En medicina popular la infusión de las hojas y flores se utilizan contra dolores de estómago, empachos, náuseas y vómitos, en el norte argentino se utiliza para saborizar el mate o el tereré e industrialmente cultivada para formar parte de la yerba mate "compuesta”. Esta planta se encuentra muy arraigada en el uso popular, puede hallarse tanto en forma silvestre como domesticada en casas y jardines. Se adapta fácilmente a los cambios de suelo. Su existencia se ve presionada por la sobrerecolección. Por sus notorios efectos antidepresivos y ansiolíticos se procura su cultivo mediante micropropagación utilizando estacas de 1 a 3 yemas y la obtención de sus extractos encapsulados industrialmente. REFERENCIAS: Botta, S. M.. Especies argentinas de Aloysia (Verbenaceae). Darwiniana Vol. 22, N° 1-3, p. 86 http://www.profitocoop.com.ar/contenido.asp?id_contenido=284 Farmacopea Nacional Argentina (1978). Codex Medicamentarius Argentino. 6a. Edición. Buenos Aires. Argentina. http://www.sib.gov.ar/ficha/aloysia-polystachya http://www.oni.escuelas.edu.ar/2001/cordoba/tesoros/tesorosdelmonte/ARBUSTOS.htm#TE%20DE%20BU RRO http://mail.fq.edu.uy/tematres/index.php?tema=3161&PHPSESSID=61be13fc97a5b934ee026b08063e2147 http://www.biologia.edu.ar/diversidadv/fascIII/11.%20Verbenaceae.pdf

17 http://es.wikipedia.org/wiki/T%C3%A9_de_burro Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. Fester, G. et al., 1960-61. Variedades fotoquímicas en plantas aromáticas argentinas. Rev. Fac. Cs. Agr. VIII: 45-49. Mendoza. Fester, G. A. et al., 1961. Aceites esenciales de la República Argentina. Univ. Nac. Cba. Córdoba. Roig, F. A., 2002. Flora medicinal mendocina. EDIUNC. Ruiz Leal, A., 1972. Deserta 3: 34, IADIZA, CRICYTME, Mendoza http://es.wikipedia.org/wiki/Aloysia_gratissima http://en.cvetq.info/news.php?extend.7.2 Maytenus viscifolia Grisebach “ASPERILLO”, “ASPERITA”, “CHASQUIYUYO”, “TAPIA” Celastrácea arbórea inerme de hasta 6 m de altura y 15-20 cm de diámetro; muy ramificada tempranamente (multifuste), a veces sólo arbustiva de hasta 2,5 m de alto. “Asperilla” significa planta perenne que despide un olor agradable, adj. de áspero; “Asperillo” por el gustito agrio del fruto. Las ramas mayores crecen en zig-zag y son finamente pubescentes, adquiriendo a la vejez un crecimiento péndulo. Hojas crasas, con colores, lámina lanceolada, angostamente elíptica, y obovada, pilosa en ambas caras, glabrescentes, con nervio central prominente en ambas, las secundarias no visibles, enteras o superiormente angulosas, base cuneada. Pecíolo breve; inflorescencias 2 densifloras, glomeruliformes, dispuestas en las axilas de hojas normales o más raramente de brácteas. Pedúnculos y pedicelos nulos. Brácteas y bractéolas pequeñas, escariosas, ovadas a suborbiculares, de margen fimbriado. Flores hermafroditas 5-meras; sépalos suborbiculares anchamente ovados, cóncavos, obtusos, de bordes fimbriados. Pétalos verdosos, ovados a elípticos, mayores que los sépalos, obtusos, de bordes finamente ciliados. Disco carnoso, 5-gonal. Ovario completamente cubierto por el disco, 3locular, 3-ovulado; estilo brevísimo y estigma 3-lobulado. Su fruto es una cápsula sésil, elipsoidea, roja anaranjada, con 1 o raramente 2 semillas, elipsoideas o semielipsoideas, íntegramente cubiertas por un arilo amarillento y formadas por abundante albúmen. Se diseminan por autocoria (al madurar caen directamente al suelo) y zoocoria ya que sus semillas provistas de excrecencias carnosas como arilos atraen a agentes de dispersión bióticos como las hormigas por contener ácidos grasos libres insaturados volátiles (Roth, 1987). La dispersión de semillas o frutos con la intervención de las hormigas se define como mirmecocoria. Especie xeromórfica por excelencia al tener abundantes vasos cortos evitando embolias del sistema conductor en épocas de largas sequías (Moglia y Giménez). Vegeta sobre faldeos y lomadas de valles por encima de 1200 y hasta 1800 msm, en terrenos algo salobres e integrando la comunidad de jarilla (Larrea cuneifolia), piquillín (Condalia microphylla), atamisqui (Capparis atamisquea), pichanas (Senna aphylla), etc. sobre suelos ripiosos, de conglomerados, asociándose muchas veces a chicales (Ramorinoa girolae) en las huayquerías (bad-lands). Valiosísimo y muy apreciado recurso leñero y forrajero para los puesteros que crían cabras y ovejas, causa por la cual aparece como una especie en franca extinción. Contiene alcaloide no identificado en la corteza del tallo (Willamán y Schubert, 1961). Maytenus vitis-idaea Grisebach “SAL DE INDIOS”, “PALTA”, “CARNE GORDA”, “COLQUIYUYO”, “TALA SALADA”. Celastrácea arbustiva, a veces decumbente, de hasta 2 m. Hojas carnosas, obovadas o suborbiculares, de 1-9 cm de largo, de borde entero o apenas denticulado, cortamente pecioladas, obtusas. Sus gruesas hojas glaucas, son medicinal (astringente) y forrajera de segundo orden. Citado de uso oftálmico

18 por instilación del jugo de sus hojas carnosas para la conjuntivitis y cicatrizante de granos por frotación de las misma en la zona afectada, en forma externa, por los nativos de la etnia wichí, quienes lo acondicionan según arte, a fin de su aprovechamiento para salar sus comidas Flores pediceladas en cortos racimos o cimas multifloras, rara vez solitarias. Sépalos suborbiculares, no escariosos, fimbriados, de 1-1,5 cm de largo. Pétalos ovados o elípticos, apenas más largo que los sépalos. Flor masculina con estambres del largo de los pétalos, anteras de 1 mm de largo y ovario incluido en el disco. Flor femenina con anteras de 0,2 mm de largo y ovario ovoide prominente. Cápsula elipsoide 3-gona, 3-valvada, de 1-1,5 cm de largo. Semillas 1-3 por fruto, con arilo rojizo. Elemento integrante de la comunidad halófita y habitual en los bajos salobres e inundables del centro y este riojanos. Al jugo de sus hojas se lo usa en medicina popular como astringente y oftálmico; masticadas sus hojas cura las enfermedades de las encías y dientes. Con las cenizas de esta planta se prepara una sal casera como condimentaria. Los campesinos dicen que el jugo de las hojas disipa y cura las nubes de los ojos; mascadas, son usadas para afianzar las dentaduras flojas y en enfermedades de las encías. La madera es floja; su ceniza se usa para la fabricación de jabón (Saile Echegaray, 1881) Las hojas tienen acción astringente y oftálmico (Toursarkissian, 1980) En M. vitis-idaea se confirma la presencia de taninos no hidrolizables o condensados que justificaría su acción astringente y cicatrizante en forma tópica en heridas no infectadas (Bruneton, Jean, 2001). Se sabe que los taninos definidos como productos fenólicos pueden precipitar las proteínas a partir de sus disoluciones acuosas dada su capacidad de combinarse con las macromoléculas; este hecho explica su astringencia y la aspereza característica, al precipitar las glicoproteínas ricas en prolina que contiene la saliva, lo que hacen que ésta pierda su poder lubrificante. Por vía tópica, impermeabilizan las capas más externas de la piel y mucosas, protegiendo así las capas subyacentes. Al limitar la pérdida de fluidos e impedir las agresiones externas, los taninos favorecen la regeneración de los tejidos en caso de heridas superficiales o quemaduras (Vonka, C.). Las antraquinonas, farmacológicamente, actúan como colagogos, laxantes o purgantes, dependiendo de las dosis. Aumentan el peristaltismo por irritación de la mucosa intestinal, al tiempo que inhiben la reabsorción de electrolitos a nivel del colon; una característica de las antraquinonas es la de actuar lentamente. Las dosis altas provocan irritación intestinal, hipotensión y colapso. Los ejemplares frescos suelen ser irritativos, mientras que los desecados son más suaves. (Chifa, et al.) M. vitis-idaea Gris. Astringente, oftálmico (Hieronymus, 1882:62); Acosta R. (1907:249). En esta especie Alvarenga et al. (2001) reportaron la actividad insecticida de las nortriterpeno metilénquinonas, pristimerina, tingenona y 20-α-hidroxitingenona, aisladas de corteza de raíz de Maytenus vitis-idaea (Celastraceae) sobre larvas de la polilla de la manzana Cydia pomonella, observando que los tres compuestos producen el mismo efecto que la azadiractina sólo que a mayores concentraciones. La 20-α-hidroxitingenona fue el compuesto más activo, demostrando poseer actividad insecticida, inhibidora de la alimentación y reguladora del crecimiento de los insectos. La pristimerina mostró también una elevada actividad anti-alimentaria además de un efecto supresor de la metamorfosis de larva a pupa. La tingenona mostró la actividad más baja y las diferencias en las actividades de los tres compuestos estuvieron relacionadas con la estructura. En síntesis, la familia Celastraceae, tiene una amplia distribución mundial, principalmente en las regiones tropicales y subtropicales. Está formada por alrededor de 55 géneros, con unas 850 especies de árboles, arbustos y algunas enredaderas. El género Maytenus es el que posee una mayor cantidad de especies (unas 255); Argentina con 11 especies y La Rioja con 3 de ellas. Desde la época del antiguo Perú el género Maytenus es usado como planta medicinal, por sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas, diuréticas y afrodisíacas; con estudios científicos sobre aspectos fitoquímicos, toxicidad aguda, gastroprotección, actividad analgésica, antiinflamatoria, e hipotensora; sobre otras especies

19 de Maytenus; existen investigaciones, con resultados diferentes, desde la marcha fitoquímica, hasta la toxicidad, la actividad antipirética y los efectos farmacológicos sobre la presión arterial. Los sesquiterpenos dihidro-β-agarofuranos contenidos en las hojas de especies de las Celastraceas, tales como el Maytenus son los principios activos mas usados en siglos por la medicina tradicional en varios países del mundo ya que poseen una diversidad estructural enorme con una amplísimo rango de actividades biológicas, tales como: insecticidas naturales, antibióticos, supresores de tumores, antiinflamatorios, citotóxicos, etc. Una de las actividades más interesantes es la reversión de la resistencia de las membranas celulares de células tumorales a la entrada de fármacos, haciendo posible el tratamiento por quimioterapia (Dr. F. Muñoz Martínez, 2005, Univ. Nac. de Granada, España). Según Alvarenga, N., las plantas del género Maytenus (Celastraceae) tienen una larga historia de empleo en la medicina popular de varios pueblos (González et al., 1982). Muchos compuestos con actividad biológica han sido aislados de estas plantas, como los maitansinoides con actividad insecticida (Madrigal et al., 1985), alcaloides sesquiterpénicos piridínicos con actividad antialimentaria e inmunosupresora, poliésteres sesquiterpénicos con actividad promotora antitumoral (Shirota et al.,1994), triterpenoquinonas y dímeros triterpénicos con actividad antimicrobiana (González et al.,1996), sesquiterpenos con actividad antialimentaria (González et al.,1993) y nortiterpeno metilénquinonas con actividad antimicrobiana (González et al., 1.996). Referencias: Abraham de Noir, F.; S. Bravo; R. Abdala. Quebracho 9: 140-150. Mecanismos de dispersión de algunas especies de leñosas nativas del Chaco Occidental y Serrano Aceñolaza, P. G., W. Sione, J. H. Femenía y A, Brizuela. 2000. Características regionales de la cobertura de vegetación para dos áreas protegidas del NO argentino. Vegetación:376. IX Simposio Latinoamericano de Percepción Remota, Misiones, Argentina. Alvarenga, N.; Velázquez, C. A.; Canela de A., N. 2001. Actividad biológica de compuestos aislados de corteza de raíz de Maytenus vitis-idaea (Celastraceae). Revista de Ciencia y Tecnología, Dirección de Investigaciones UNA 1(3), 51-55. Bruneton, J. 2001. "Farmacognosia Fitoquímica Plantas Medicinales" pág. 367-385. 2ª Edición. Editorial Acribia. Zaragoza. España Chifa, Carlos y Ricciardi, Armando I. A. Antraquinonas en Plantas Empleadas en Etnomedicina en el Chaco Argentino. Cátedra de Farmacobotánica, Carrera de Farmacia, Facultad de Agroindustrias, U.N.N.E. Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. Inédito. ----------------- et al. 1998. Las Comunidades Vegetales del Parque Nacional Talampaya. Sección 7 Flora: 247. XXVI Jornadas Argentinas de Botánica. Universidad Nacional de Río Cuarto, Argentina. Hieronymus, G. 1881. Sertum Sanjuaninum: ó Descripciones y determinaciones de plantas fanerógamas y criptógamas vasculares recolectadas por el Saile Echegaray en la provincia de San Juan. Universidad de Harvard. Moglia G. A. y M.a Gimenez. Rasgos Anatomicos Caracteristicos del Hidrosistema de las principales Especies Arboreas de La Region Chaqueña Argentina Catedra de Dendrología-Instituto de Silvicultura y Manejo de Bosques (INSIMA) Facultad de Ciencias Forestales. Universidad Nacional de Santiago del Estero Av. Belgrano(s) 1912-4200 Santiago del Estero. Argentina. Toursarkissian, 1980. Plantas medicinales de Argentina : sus nombres botánicos, vulgares, usos y distribución geográfica.-- Buenos Aires : Hemisferio Sur, 1980, p.24 Vonka, Carlos Contribución a la composición fitoquímica del Maytenus vitis-idaea Griseb "tala salado" (Celastráceas). Cátedra de Farmacognosia, Carrera de Farmacia, Facultad de Agroindustrias, U.N.N.E Cdte. Fernández Nº 755- (3700) Sáenz Peña - Chaco - Argentina

20 ATAMISQUI (Capparis atamisquea Kuntze) "Matagusanos”, "Mata negra", “Palo hediondo”, “Palo zorillo”. Familia Capparaceae, arbustiva leñosa, 2-5 metros de alto; ramas rígidas, alternas, cilíndricas, vidriosas. Hojas simples y alternas, discolores, verde oscuro, brillantes, acanaladas y glabras en el haz, densamente pilosas con nervio central prominente, en el envés. Inflorescencias terminales racimosas, paucifloras o flores rara vez solitarias en axilas foliares superiores, cubiertas de pelos peltados, con ginoforo de 6 mm; fruto abayado, unilocular, con 1-2 semillas grandes rodeadas por un arilo grueso de color rojo lacre, luego púrpura oscuro al quedar al descubierto. Fruto dehiscente por 2-4 valvas a nivel del ginecoforo; arilo de las semillas aceitoso, diseminándose éstas mediante hormigas (diseminación elesosomo-zoócora). Contiene un glucósido, pero no daña al ganado. Las hojas y valvas del fruto masticadas tienen un sabor cáustico y gusto a mostaza. Según Hieronymus, por esa razón, las usan en las miasis de los animales y los gajos para baños en casos de apoplejía y contra los dolores de los huesos; curando, la infusión teiforme, la clorosis de las niñas. Se distribuye desde el desierto de Sonora, Arizona, Baja California, hasta Argentina y Chile. En Argentina se halla espontánea en casi todas las provincias, hasta Río Negro; común en los bosques xerófilos del Parque Chaqueño occidental y el Monte. Los frutos son comestibles y la infusión de las hojas posee propiedades digestivas, y especialmente combate la acidez estomacal (E. y M. Ratera, 1980). Es excelente vermífugo. Con colorantes amarillo en sus tallos, y grises en sus hojas. Es empleada contra espasmos y para curar ciertas dermitis. En lengua keshua, según Solá, 1947, “ata” significa árbol, y “misqui”, dulce. Especie común en algarrobales o aislada, sobre suelos pedregosos, ripiosos, de pedemonte y de llanuras. Por ser una especie esciáfila su óptimo crecimiento es debajo de algarrobos, chañares, retamos; indicando, su presencia, que el Monte está muy bien conservado, tiene calidad y se encuentra en condiciones primigenias. Contiene un glucósido (Domínguez, 1928) y el ganado ramonea su follaje en invierno (Morello y Saravia, 1959), sin causar intoxicaciones. Otros usos medicinales: repelente (Roig, 1993); antidisentérico, vermífugo, anticlorótico, cáustico (Hieronymus, 1882). En Talampaya es intensamente ramoneada por la fauna silvestre hasta verse completamente achaparrada. Los ranqueles en La Pampa lo conocen por “trauve” y lo usan como antirreumático, antirresfrío y vermífugo (Steibel, 1997). En todo el Norte argentino se acostumbra mezclar las vainas de algarrobos almacenadas en el troje, con ramas de atamisque porque es muy efectivo como repelente de gorgojos (Dalmasso, 2003) y de esta manera es óptima su conservación hasta el invierno, época en que las vainas son dadas como forraje a las cabras, vacunos, equinos, etc. La infusión de sus hojas es muy usada en el Norte en caso de disturbios gastrointestinales, como digestivo, y para evitar problemas de gases. Tiene óptima actividad biológica antialimentaria (clase ++++) como extracto etanólico de tallos; y repelente gorgojicida (clase IV) cuando se emplean sus hojas como extracto de hexano. Las flores abren desde octubre a diciembre y atraen abejas, avispas, coleópteros, hormigas, arácnidos y otros. Las aves migratorias usan regiones en sus rutas migratorias donde abunda el atamisqui porque brinda sus frutos en febrero-marzo, y merced a aquellas se disemina y coloniza nuevas áreas. Siete especies de Capparis que crecen en Argentina fueron investigadas en contenidos foliares de flavonoides-agliconas. Seis flavonol-agliconas fueron identificadas: kaempferol, quercetin, isorhamnetin, y otros 7-O-metil derivados: rhamnocitrin, rhamnetin y rhamnazin, respectivamente. Como especie forrajera leñosa destaca atamisqui ya que durante invierno las cabras en lactancia componen su dieta con una mayor proporción de especies de alto valor proteico, como atamisqui con un valor de proteína bruta en hojas de 15,77 %.

21 Las hojas de atamisqui como forraje posee valores de degradabilidad ruminal satisfactorio de 64,60%, similares a los de las mejores poáceas (pastos) nativas de esta región. Referencias: Ruiz Leal, A. 1972. Aportes al inventario de los recursos naturales renovables de la Provincia de Mendoza. Flora Popular Mendocina. IADIZA. Deserta 3: 1-299. http://www.ipni.org/index.html. The International Plant Names Index Roig, F. 2001. Flora medicinal mendocina. Las plantas medicinales y aromáticas de la provincia de Mendoza (Argentina). EDIUNC. Peralta de Galmarini, I. y E. Martínez Carretero, 1995. II. Reserva Natural Telteca. Guías botánicas para la provincia de Mendoza. Boletín de Extensión Científica. IADIZA 1:61. http://www.nybg.org/botany/nee/ambo/Checklist/images-dil/Capparis_atam.jpg http://www.cricyt.edu.ar/ladyot/herba_digital/fichas_especies/atamisque.htm Felger Richard Stephen, Matthew Brian Johnson, Michael Francis Wilson. The trees of Sonora, Mexico Viglianco,A.I. et al. Actividad biológica de extractos crudos de Larrea divaricata Cav. y Capparis atamisquea Kuntze sobre Sitophilus oryzae (L.) (gorgojo del arróz, maíz, tamarindo) http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1668-298X2006000200005 http://biblioteca.universia.net/ficha.do?id=37809498 http://sanjuan.inta.gov.ar/info/documentos/recnat/ResExtractosMatagusanos.htm http://www.desertmuseumdigitallibrary.org/public/detail.php?id=ASDM09422&sp=Capparis%20atamisquea http://books.google.com.ar/books?id=tvk5FN3LQ0C&pg=PA126&lpg=PA126&dq=capparis+atamisquea&source=bl&ots=7RNfRODV_X&sig=7OqflngU GU1qIj9oJJyM1-n1kCA&hl=es&ei=r1InSrSDZSMtgfB6oncBg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=3#PPA127,M1 Pelotto, J. P. et al. 1998. Flavonoid aglycone in seven Capparis species growing Argentina. Centro de Estudios Farmacológicos y Botánicos (CEFYBO), Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Serrano 669 Buenos Aires Argentina Allegretti, L. Efecto del estado fisiológico en la composición botánica de la ingesta de cabras en el NE de Lavalle, Argentina Vº Congreso de Especialistas en Pequeños Rumiantes y Camélidos Sudamericanos, Mendoza, Argentina. http://www.produccion-animal.com.ar/produccion_caprina/produccion_caprina/68-efecto_del_estado.pdf Rossi, C.A. et al. Degradabilidad ruminal de la materia seca de hojas de árboles y arbustos en el Chaco árido. UNLZ, Bs.As. INTA EEA, Manfredi, Córdoba. http://www.aapa.org.ar/congresos/2005/PpPdf/PP11.pdf http://www.naturesplants.com/plant-species-caat15-capparis-atamisquea-kuntze-non-capparis-emarginata-arich-nec-zipp-ex-span.html

Prosopis es un género muy antiguo con alrededor de 45 especies distribuidas en América, África y Asia. Con 27 especies presentes a lo largo de todo el país, Argentina constituye la región de mayor diversidad mundial. Su verdadero nombre es „tacú‟, ya que fué y es considerado como el único y verdadero “árbol” por excelencia desde épocas muy remotas por las diferentes razas indígenas de América debido a tener la característica de ser una especie multipropósito, con ejemplares famosos en la historia argentina y gauchesca, así como milenarios algarrobos “abuelos”, es una especie protegida por ley provincial que veda la corta de su madera en estado verde.

22 Las principales bondades del „algarrobo‟ son: Fijación de nitrógeno en el suelo, aportando entre 100 a 400 kg N2/ha/año. Mejoran las condiciones de los suelos salinos diminuyendo la acidéz y salinidad. Son excelentes para el control de la erosión eólica. Tienen alto rendimiento en sistemas agropastoriles, pudiendo ser combinados con un gran número de plantas de valor agronómico. Al soportar condiciones agroclimáticas muy adversas, disminuye el riesgo de falta de forraje en años muy secos. Brindan alimento y madera de excelente calidad a las poblaciones rurales, generando ingresos para grupos sociales que se dedican a elaborar estos productos alimenticios. Los productos derivados del algarrobo presentan un interesante potencial para las empresas locales vinculadas al sector alimentario. Del estudio realizado se desprenden 5 claves para su desarrollo: La producción de harinas y gomas de Prosopis es una actividad natural y ambientalmente sustentable, que genera una fuente de alimentación genuina de alto valor para las poblaciones rurales del interior del país. Estos productos presentan un alto potencial para generar ingresos extras mediante la comercialización de alimentos étnicos y el agroturismo. Los productos de regímenes especiales para celíacos y la tendencia de consumo de snacks y productos para desayuno representan una importante oportunidad de negocios en el segmento de alto valor agregado. Si se demostrara la viabilidad técnica y económica, y posteriormente se incluyera la goma de Prosopis dentro del listado de aditivos permitidos en el Mercosur, Argentina tendría una gran oportunidad de capturar parte del mercado mundial de semillas, espesantes y gomas naturales. La inscripción en el CAA de la goma mezquite y su viabilidad técnica y económica darían lugar a una importante sustitución de importaciones de harina de algarrobo y de gomas arábiga y guar, monto que en el año 1999 ascendió a U$S 5 millones en Argentina. Barba de tigre (Prosopis sericantha Gillies ex Hooker & Arnott) “Algarrobilla”, “Matorra”, “Matorro” “Huaschilla”, “Retama”, “Espina de Dios”, “Albardón”, “Temoj”, “Barba de tigre chico”. Familia: Fabaceae (Leguminosae). Antiguo nombre griego usado por Dioscórides para designar una planta, empleado más tarde por Linné para nombrar al Prosopis. Arbusto muy xerófilo, generalmente bajo (1 a 3,5m de altura) y rígido, formando matorrales hórridos, de ramas grises-glauquecinas, cilíndricas, terminadas en espina fuerte; subáfilo, hojas tempranamente caducas, sólo presentes en brotes tiernos, uniyugas, glabras, pequeñas, pinas con dos pares de folíolos; espinas multinodales de 6- 15 cm de longitud; espigas hirsutas de color rojo sangre, ovoides, de 1,5-4 cm de longitud y 1,5-2 cm de ancho cuando tiene los estambres extendidos; pedúnculo desnudo, muy corto; vainas de sabor amargo-astringente (Burkart, 1976) y casi rectas, rojizas, comprimidas, poco torulosas, algo carnosas, con artejos subcuadrados. Estas vainas son apetecidas por la fauna doméstica y silvestre. Extensamente distribuído en Argentina en las provincias de Catamarca, Chaco, Corrientes, Formosa, La Rioja, Mendoza, Salta, San Juan, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero, Tucumán. Endemismo argentino. Mendoza constituye el límite austral de dispersión El nombre „matorro‟ proviene de La Paz, Mendoza, donde forma matorrales hórridos. Es de las pocas especies de algarrobos que tienen flores coloradas, en este caso rojo sangre, lo que unido a su porte bajo, colorido y aspecto general, lo hace fácilmente reconocible. Roedores cavícolas, cuando no tienen otros

23 alimentos o para gastar sus dientes, ruñen las cortezas comiéndolas. Las hormigas podadoras transportan los carozos de los frutos hasta sus nidos, donde al quedar expuestos a la intemperie, se abren, dispersándose así sus semillas. Posee tallo aéreo, calidad de fruto mediocre, es una planta melífera, es muy resistente a la salinidad por lo que es habitual encontrarla en el borde de salinas con freáticas cercanas, poco resistente al frío, es freatófita obligada (Roig, 1993). Esta especie está catalogada como maleza nociva por el USDA. El fruto del algarrobo americano se encuentra entre los alimentos más antiguos utilizados por el hombre, dado que es una excelente fuente de carbohidratos y proteínas. Actualmente, en Argentina su uso sólo es habitual en la región noroeste. De los algarrobos, en general, se elaboran diferentes productos alimenticios como: bebidas, miel, harinas, postres, snacks también puede consumirse directamente sus frutos crudos o cocidos, utilizando sus órganos o partes. Cocinando en agua las vainas, y machacando luego en morteros, tamizando y concentrando por cocción el jarabe resultante, se logra el arrope o miel que se utiliza como endulzante y en la fabricación de caramelos y dulces típicos. Las bebidas pueden ser alcohólicas o nó como la „añapa‟ (vainas machacadas con agua en morteros), obtenidas por fermentos de las frutas machacadas con agua en morteros y dejadas fermentar por un cierto tiempo; luego se cuelan separando la pulpa y se obtiene la aloja. De las semillas y mediante procesamiento industrial se logra la separación de cada uno de sus constituyentes, por ejemplo: de la cáscara o testa para obtener fibra vegetal natural; la pulpa o endospermo para elaborar gomas de interés como espesantes de heladerías, reposterías, chocolaterías, caramelerías, flanes, etc. De los cotiledones y embrión se obtienen vitaminas, nutrientes y vitaminas como suplementos dietéticos. Por tostado de las vainas enteras, molienda y tamizado se obtiene una harina tostada como sucedáneo del café y para preparar con leche tipo chocolatada. Las vainas una vez secas se muelen, tamizan y separa la harina que sirve de base para elaborar diluída en agua una pasta que, moldeada, es el „patay‟ contemplado como fuente de alimento en el Código Alimentario Argentino (CAA), o bien elaborar caramelos, budines, tortas, pan, galletitas, snacks, y productos para regímenes especiales. Para la fabricación de bebidas están citados Prosopis elata, P.alba, P. flexuosa y P.nigra; como plantas melíferas: P. elata, P. ruscifolia; P. sericantha; P. torquata; P. alba y P. nigra; en la fabricación de harinas: P. chilensis, P. elata, P. ruscifolia; P. alba y P. nigra; en la fabricación de dulces o patay: P. elata, P. alba y P. nigra. Las harinas de las vainas del algarrobo blanco (P. alba, P. chilensis) son ricos en hidratos de carbono y proteínas de valor nutricional, y proveen hierro y calcio, presentando un bajo tenor graso y buena digestibilidad. Como su contenido de hidratos de carbono es menor que el de la harina de trigo, su consumo es aconsejable para los diabéticos. Además permite la elaboración de alimentos para celíacos, dado que la harina no contiene gluten . La bebida es una fuente proteica, energética y vitamínica para la alimentación humana, de sabor agradable y exenta de cafeína. La harina de algarrobo está definida en el CAA como el producto de la molienda de las semillas del algarrobo blanco, mientras que el proceso tradicional utiliza toda la vaina, tanto del algarrobo blanco como negro. Los algarrobos americanos generan gran cantidad de mucílagos, gomas y exudados de excelente calidad que son utilizados en varios países (EEUU y México, entre otros) como aditivos alimentarios.

24 La goma de Prosopis conocida como goma mezquite es ideal para la fabricación de alimentos dietéticos "de liberación lenta" y para diabéticos. Esta goma se obtiene en la forma de harina de la molienda del endospermo (32%) o reservas contenidas en la semilla que utiliza el embrión durante la germinación. En Argentina, no se encuentra inscripta en el CAA dentro de la lista positiva de aditivos. Tampoco está admitida para uso alimentario en la Unión Europea. Además, se la utiliza como sustituto de la goma arábiga (proveniente de las acacias) por ser un hidrocoloide cíclico clásico en la fabricación de pastillas de goma y, microencapsulados de aceites esenciales y medicamentos. De la misma manera, puede reemplazar a la goma guar, proveniente de Cyamopsis tetragonolobus, y a la goma garrofin, que se extrae del algarrobo europeo (Ceratonia siliqua), ambos importantes aditivos en la industria alimentaria. En Estados Unidos, el precio del kilo de semillas de Prosopis juliflora para obtención de goma mezquite es de U$S 4,75 un 15% menos que el de las semillas de la planta que produce goma guar. No existen estudios sobre extracción de goma mezquite en Argentina, por lo que se desconoce su viabilidad técnica y económica. Actualmente, la Facultad de Agronomía de la UBA se encuentra realizando los primeros ensayos en laboratorio sobre rendimiento y calidad industrial del producto. Los precios de la goma son muy altos, en la gama US$ 24-30/kg A diferencia de la goma mezquite, la utilización de las maderas, cortezas y ramas no tratadas de Prosopis juliflora se encuentran inscriptas en el reglamento técnico Mercosur como agente ahumante de uso alimentario. Referencias: Ruiz Leal, A. 1972. Aportes al inventario de los recursos naturales renovables de la Provincia de Mendoza. Flora Popular Mendocina. IADIZA. Deserta 3: 1-299. http://www.fao.org/docrep/v9236e/v9236e06.htm http://www.ipni.org/index.html. The International Plant Names Index www.ecopuerto.com/cae/Templates/total/Total-HUEMUL.PDF http://www.cricyt.edu.ar/ladyot/sig-deser/publicac_sig_pdi/trabajos/herbario_digital.pdf http://www.proinder.gov.ar/Productos/DocumentosProvinciales/La%20Rioja/Diagnostico%20socioproductiv o-Salomon-2003.pdf Femenía, J. H. 2006. Fitoregiones y Catálogo Flora Nativa y Cultivada de La Rioja, Argentina. Inéd. http://www.alimentosargentinos.gov.ar/0-3/revistas/r_16/16-05-Saliendo_Vaina.htm www.foodnavigator.com/Financial-Industry/Price-pressure-ongoing-for-locust-bean-gum-supplies Escuela IPEM Nº 104 "Arturo Capdevila", Cruz del Eje, Córdoba e Ing. Agr. Inés Gil de Ringuelet - INDEC - NOSIS - Universidad de Buenos Aires - FAO EPET Nª 8 de Telén, Pcia.de La Pampa - Universidad Regional del Delta José Tinto: "Productos no Leñosos de los Arboles Argentinos" The IFT Annual Meeting, "Grain Legumes", Hymowitz http://www.cordobaambiente.cba.gov.ar/fuentes/pdf/Lista_%C1rboles.pdf http://www.ildis.org/LegumeWeb/6.00/taxa/12014.shtml http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/617/61713106.pdf http://ar.geocities.com/fundacioninticuyum/flora_nectarifera.html Prosopis sericantha (Gilí. ap. Hook. et Arn.). Bot. Misso.III. p. 204. http://www.archive.org/stream/boletindelaacade04acad/boletindelaacade04acad_djvu.txt

25 Burkart A. 1976. “A Monograph of the Genus Prosopis”. Journal Arn. Arb. 57 (3–4) Roig, A. 1993 “Contribuciones Mendocinas a la Quinta Reunión Regional para América Latina y el Caribe de la red de Forestación del CIID. IADIZA” Mendoza. http://www.fao.org/DOCREP/006/AD314S/AD314S08.htm http://www.invasive.org/images/768x512/5376722.jpg http://www.discoverlife.org/mp/20l?id=MO02927891 http://species.wikimedia.org/wiki/Prosopis_sericantha http://agclass.canr.msu.edu/mtwdk.exe?k=2007es&l=115&w=55353&n=1&s=5&t=2 http://www.cedsip.org/PDFs/Antezana%208.pdf http://fcf.unse.edu.ar/IIjorfor/pdfs/Potencialidad%20de%20Especies%20del%20GE%20Prosopis.pdf http://images.google.com/images?q=Prosopis%20sericantha Burkart, A. 1976. A monograph of the genus Prosopis (Leguminosae subfam. Mimosoideae). J. Arnold Arbor. 57:472. Zuloaga, F. O. & O. Morrone, eds. 1996. Catálogo de las plantas vasculares de la República Argentina. I. Pteridophyta, Gymnospermae y Angiospermae (Monocotyledonae), II. Dicotyledonae. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 60, 74., 1999 (L Argent) http://www.ildis.org/LegumeWeb?sciname=Prosopis+sericantha http://fcf.unse.edu.ar/pdf/Quebracho/n16a02.pdf http://www.mineria.gov.ar/estudios/irn/tucuman/tablaanexo41.asp

Berro de agua. Rorippa nasturtium-aquaticum (L.) Hayek (= Nasturtium officinale R. Br.) Scrophulariácea originaria de Europa y Asia Central, naturalizada en nuestros arroyos de vertientes con aguas cristalinas. Se considera uno de los vegetales más antiguos consumidos por el ser humano. Actualmente se ha extendido por todo el mundo por ser una planta de consumo doméstico muy apreciada en ensaladas. Nasturtium viene del latín nasus = "naríz" y tortus = "torcido" debido al olor picante de la planta que irritaba la nariz y obligaba a hacer gestos torciéndola. Hierba perenne, rastrera o flotante, glabra y de tallos robustos, erectos, de hasta 1 m de altura, radicantes en los nudos inferiores, pilosos, carnosos y huecos. Hojas comestibles de sabor picante, glabrescentes, auriculadas, pinnadas, con 1-5 pares de folíolos ovados a orbiculares, raro simples con los bordes subenteros, el terminal más grande. Pedicelos pubescentes inferiormente; flores en racimos, sépalos y pétalos de 3 mm, éstos blancos y mayores que los sépalos. Los frutos son silicuas de 1-2 cm, patentes, arqueadas; valvas con nervio medial poco notable. Semillas 2-seriadas en cada lóculo; testa foveolada. Raíz fibrosa. Las poblaciones de berros ocupan las aguas de profundidad muy escasa por ser hidrofitas, u orillas de arroyos, lagunas, acequias, y son ricas en nutrientes minerales. Con el jugo exprimido de la planta, se toman 3 cucharadas por día como diurético para eliminar arenillas del riñón. Contra enfermedad del hígado, el jugo de berro activa la secreción biliar e influye sobre la hidropesía. El zumo fresco se usa en forma interna y externa para tratar congestiones de pecho, riñones, irritaciones crónicas e inflamaciones. Hojas en ensaladas alivia a los tísicos, reumáticos, gotosos, deshincha las glándulas, fortifica los nervios y corazón, actuando como estimulante, estomático, odontálgico, purgante, hipoglucémico, expectorante. En exceso puede ocasionar aborto al actuar sobre la matriz de mujeres embarazadas. Comido durante un mes en verano asegura una correcta depuración

26 de la sangre. El berro de aguas corrientes es reconstituyente y tónico por su contenido en yodo, hierro y fosfatos y, por lo mismo cura a los niños raquíticos, escrofulosos, combate con eficacia la diabetes. Por sus principios sulfoazoados combate la bronquitis. Contiene sustancias cianogenéticas (Gibbs, según D. Seigler, 1975) pero no ha sido citada como planta tóxica para el ganado. Es una especie empleada en las regiones norte y centro de nuestro país, recomendada principalmente para problemas renales. Su tratamiento consiste en moler o picar toda la planta, con o sin raíz, para ingerirla como té. En otras zonas del territorio mexicano se bebe como licuado para afecciones del pulmón o bien se sugiere comerlo picado y con limón. Para malestares del corazón, investigaciones de campo señalan que son buenas las hojas y el tallo, para lo cual se recomienda que se coman en ensalada todos los días. En el tratamiento de dolores de estómago se hace un cocimiento con las ramas frescas o se muelen para tomarse como agua de uso. También el berro se utiliza para tratar la anemia, bocio y diabetes. El tratamiento, para estos casos, consiste en la infusión de sus ramas. Las semillas se agregan como guarnición en ensaladas, y molidas se usan para elaborar una especie de mostaza. El berro de fuente por lo regular se come crudo en ensaladas debido a que es más tierno y jugoso, con un ligero gusto a mostaza; el berro o mastuerzo de agua es más picante y se utiliza para condimentar salsas, ensaladas y bocadillos. Utilizado como estimulante y diurético. Usado en medicina popular para aliviar la bronquitis y ciertas afecciones cutáneas. Las hojas de berro son ricas en minerales como yodo, hierro, potasio y calcio. Es rico en vitaminas A, C, E y del complejo B (ácido fólico, tiamina, riboflavina y niacina). Si consume esta verdura cruda es necesario recolectarla de aguas en movimiento ya que en lugares estancados conlleva microbios que pueden ocasionar fiebre tifoidea. Se recomienda en cualquier caso lavarla muy bien bajo el chorro del agua, retirarle las raíces y eliminar cualquier rastro de tierra y es conveniente sumergirla en solución desinfectante (de hipoclorito o ácido acético o tartárico al 2%) por cinco minutos. Si los prefiere cocidos también debe lavarlos muy bien bajo el chorro del agua; trate de cocerlos el menor tiempo posible para evitar la pérdida de nutrientes. Generalmente se ingieren las hojas, aunque los tallos también se pueden consumir. Vive en herbazales higrófilos, en zonas húmedas o encharcadas, en bordes de ríos o arroyos, incluso acequias. Tiene propiedades medicinales como remineralizante, expectorante, hipoglucémico y ondoltálgico. En gastronomía se usa para la preparación de ensaladas y sopas. Mimulus luteus L. “berro”, “berro de la sierra”. Conocida en Chile como “berro amarillo”, “placa”. Escrofulariácea. Planta acuática, glabra o víscido-pubescente; tallo erecto o ascendente; hojas erosodentadas, orbiculares ovadas o suboblongas, las inferiores largamente pecioladas, subliradas, las superiores sésiles o cordado amplexicaules con muchos nervios, pedúnculos tan largos como las hojas; cáliz ovado-acrescente-inflado; corola amplia, dos

27 veces más larga que el cáliz. Refrescante, (Molina 1810). Suele ser comido en la sierra como ensalada. Esta especie es similar pero de mayor tamaño en todas sus partes que Mimulus glabratus H. B. K. “mímulo”. Solamente es consumida por animales, nunca por el hombre lugareño. Habita vegas o arroyos permanentes, por encima de los 1800 m.s.m. Ambas especies poseen uso como hepático (Del Vitto et al., 1996). Familia: Scrophulariaceae. Origen: América Septentrional, Australia y Asia. Planta herbácea anual o perenne, de un tamaño que puede llegar hasta los 45 cm, y que según su variedad es más o menos resistente. Las hojas se presentan simples y dentadas, de color verde. Las flores con forma de embudo son de diversos colores: amarillas, naranjas o incluso azules, y tienen manchas de tonos intensos. Época de floración: desde final del invierno hasta el verano. Usos: macetas, jardineras y parterres de flor. Luz: varía según las especies, pero preferiblemente a pleno sol y en alguna de sus variedades a media sombra. Riego: hay que regarla frecuentemente en dosis pequeñas manteniendo el suelo siempre húmedo. Abonado: cada tres semanas podemos enriquecer el sustrato con un fertilizante mineral. También es importante resguardarla del viento porque es una planta frágil. Multiplicación por semillas. Época de siembra: invierno-principios de primavera. Germina en 7-14 días a 12ºC. Referencias: Femenía, J. H. 2003:133-134. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. Inédito. Femenía et al. 2006:68. Fitoregiones y Catálogo de Flora, La Rioja, Argentina. Inédito. Manfred, L. 1959:120-121. Siete Mil Recetas a Base de Mil Trescientas Plantas Medicinales, XIV Edición. Ed. Kier S. A. Bs. As. Ragonese, A. E. y V. A. Milano. 1984:136. Vegetales y Substancias Tóxicas de la Flora Argentina. Fascículo 8-2, Segunda Edición, Tomo II. Enciclopedia Argentina de Agricultura y Jardinería. Editorial ACME S.A.C.I., Bs. As. Roig, F. A. 2001:103. Flora Popular Mendocina. EDIUNC Ruiz Leal, A. 1976:39-40. Deserta 3. IADIZA http://www3.cricyt.edu.ar/multequina/indice/pdf/06/6_5.pdf http://www.google.com.ar/imgres?imgurl=http://www2.udec.cl/~lsuarez/images_2/mimulus%2520luteus.jpg& imgrefurl=http://www2.udec.cl/~lsuarez/images_2/images_2.htm&usg=__wWAWBsTPVngz701stPlAPGLTos=&h=1200&w=1600&sz=280&hl=es&start=42&zoom=1&tbnid=qN7fAxFWnMr7QM:&tbnh =157&tbnw=209&prev=/images%3Fq%3Dfotos%2Bde%2Bmimulus%26um%3D1%26hl%3Des%26sa%3D X%26rlz%3D1R2ADFA_esAR391%26biw%3D1419%26bih%3D627%26tbs%3Disch:10%2C1008&um=1&i tbs=1&ei=pending&iact=hc&vpx=292&vpy=381&dur=7316&hovh=167&hovw=223&tx=116&ty=196&oei= j8GrTLaHKo6csQPSwPynAw&esq=3&page=3&ndsp=23&ved=1t:429,r:16,s:42&biw=1419&bih=627 http://www.plugplants.com/?Spring_Bedding_Mini_Plugs:Spring_Bedding_Plants_2 http://fichas.infojardin.com/perennes-anuales/mimulus-luteus-mimulo.htm http://www.floramendocina.com.ar/flora13.html

28 http://www.conabio.gob.mx/malezasdemexico/brassicaceae/rorippa-nasturtium-aquaticum/imagenes/frutos.jpg http://www.oardc.ohio-state.edu/seedid/single.asp?strId=73 http://www.conocimientosweb.net/portal/article51.html http://www.mexicodesconocido.com.mx/notas/3706-Berro http://www.conabio.gob.mx/malezasdemexico/brassicaceae/rorippa-nasturtium-aquaticum/fichas/ficha.htm#1. Nombres http://es.wikipedia.org/wiki/Nasturtium_officinale http://www.asturnatura.com/especie/rorippa-nasturtium---aquaticum.html http://wapedia.mobi/es/Nasturtium_officinale#1. http://waste.ideal.es/nasturtiumofficinalis.htm http://www.plant-identification.co.uk/skye/cruciferae/nasturtium-officinale.htm http://www.sib.gov.ar/ficha/PLANTAE*mimulus*glabratus

Cachina [Sporobolus rigens (Trinius) E. Desvaux]. “Unquillo”, “Junquillo”. Familia Poaceae (Gramíneas). Variedades: Sporobolus rigens var. expansa Méndez. Sinónimos: Diachyrium arundinaceum Griseb.; Sporobolus arundinaceus (Griseb.) Kuntze, Vilfa rigens Trin. (basónimo). Especie declarada vulnerable ya que está amenazada por pérdida del hábitat. Del quechua kachina, solución salada o alcalina con que mojan los tejidos antes de teñirlos, y ésta, a su vez, del quechua, kachi, „sal‟. // Cachina. Planta de la sal. (Cachi). Planta que abunda en terrenos salitrosos, junco de sal. Es endémica de Argentina (Buenos Aires, Catamarca, La Rioja, Chubut, Cordoba, Jujuy, La Pampa, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Fe, Tucumán) y de Chile. Prospera en ambientes samófilo-salinos. Es perenne, de porte intermedio y de rizomas largos y profundos, no tiene valor forrajero, mas es importante como consolidadora de suelos arenosos; su hábito rizomatoso de crecimiento le provee del rol de especie dominante e inhibidora de otras especies. Nombre derivado del griego sporos: semilla y ballein: acción de arrojar, aludiendo a los cariopses que quedan libres gracias a las células mucilaginosas que se hinchan y separan a las glumelas. Halófita facultativa con innovaciones mixtas, rizomas muy largos (hasta 1,50 m ) con extremidad protegida por una vaina áfila, acartuchada, que se renueva continuamente y termina en punta muy fuerte; internodios macizos, cubiertos por las vainas persistentes; nudos con poderosas raíces y yemas vigorosas que se desarrollan originando nuevas plantas; tallos tloríferos cilíndricos, macizos y frágiles, de 1-1,50 m de altura y 5 mm de diámetro portadores de 6-8 hojas bien desarrolladas; lámina filiforme acanalada, de 0,60-1 m de largo por 2,5 mm de diámetro terminadas en punta fina; panoja densa, espiciforme, de 0,50-0,60 cm de largo por 1 cm de diámetro, adelgazada en sentido distal y más o menos interrupta basalmente; flores hermafroditas con espiguillas glabras de 5,5-7,5 mm de largo, brevemente pediceladas; cariopse esferoidal o alargado de 2-2,5 mm de largo por 1,6 mm de ancho con pericarpio rugoso, fácilmente soluble en agua. Crece en suelos arenosos donde forma comunidades extensas conocidas como cachinales,

29 junquillales o junquillares de preferencia forrajera intermedia en época invernal. Florece y fructifica al comienzo del verano (diciembre y enero). Primitivamente los huarpes mendocinos hicieron uso de sus hojas para confeccionar canastillas, cestas y vasos para uso doméstico que actualmente se conservan en museos y colecciones particulares, ya que esta industria autóctona casi ha desaparecido. Es una especie que es utilizada en pequeña proporción por el ganado dado que es extremadamente dura, salvo cuando el rebrote es tierno que suele ser consumida por los equinos. Además de usos artesanales, sirve de cobijo a la fauna silvestre citando a los Edentados (peludos, piche, mataco y pichiciego) y los Gatos (gato montés, gato del pajonal), además del puma. Usos medicinales: diurético (Lemos, 1878) Esta especie es citada como la más importante de las especies samófilas indígenas para la consolidación de dunas, por su rápido crecimiento, su altura y su resistencia a la sequía. Sus granos, que pueden cosecharse con facilidad por su tamaño, su abundancia y por persistir en la panoja hasta después de maduros, pueden ser sembrados sin dificultad con medios mecánicos. Su valor forrajero es muy reducido ya que es una grama muy dura, aunque algunos animales llegan a comerla en años de escaséz de otro alimento. Su composición es la siguiente: 8,30% humedad, 9,76% cenizas; 0,14% fósforo; 0,58% calcio; 11,34% proteínas; 1,29% sust. grasas; 33,10% fibras. Es forrajera de bajo valor y poco preferida, de consumo disperso (ocasionalmente consumida por guanacos). La cachina pertenece a la Subfamilia Cloridoideas con espiguillas que se desarticulan por encima de las glumas y posee pelos bicelulares distintivos en la epidermis de las hojas. De regiones tropicales áridas y semiáridas, donde su fotosíntesis C4 es ventajosa, la lámina se modifica haciéndose gruesa y subulada. A nivel mundial Sporobolus posee 160 especies, siendo utilizadas para el control de la erosión y como fijadoras de dunas. Consociadas a cachina en los médanos existen las siguientes especies más conspicuas: Hyalis argentea (olivillo), Portulaca grandiflora (flor de seda), Tradescanthia sp. (ojo de gringo), Tamarix gallica (tamarisco), Atriplex lampa (cachiyuyo) y Panicum urvilleanum (tupe). Un uso bastante difundido es como mordiente (alumbre) para favorecer la fijación de los tintes en los tejidos. Las poblaciones del oeste riojano-Valle del Bermejo- (Pagancillo, Guandacol, Vinchina, etc.) aprecian la „cachina‟ por ser una valiosa especie nativa que ayuda en la economía familiar al ser objeto de corta de las plantas (hojas) y elaboración de atados que son vendidos para diversos destinos, tales como: confección de escobas en mezclas con las inflorescencias del sorgo escobero o maíz de Guinea (Sorghum technicum); techados de quinchos y sombrillas, etc. En igual zona xérica (P.N. Talampaya), comparte su existencia con otra especie: Sporobolus cryptandrus (Torr.) A. Gray Referencias: http://es.wikipedia.org/wiki/Poaceae http://es.wikipedia.org/wiki/Sporobolus_rigens Correa, M. N. 1969. Flora patagónica. (F Patag) Femenía, J. H. 2006. Fitoregiones y Catálogo Flora Nativa y Cultivada de La Rioja, Argentina. Inéd. ----.2003. Flora Ilustrada del Parque Nacional Talampaya. Inéd. Zuloaga, F. O. et al. 1994. Catálogo de la familia Poaceae en la República Argentina. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 47. (L Grass Argent) Gray, A. 2003

30 Ruiz Leal, A. 1972. Aportes al inventario de los recursos naturales renovables de la Provincia de Mendoza. Flora Popular Mendocina. IADIZA. Deserta 3: 1-299. Roig, F. 2001.Flora medicinal mendocina. Las plantas medicinales y aromáticas de la provincia de Mendoza (Argentina). EDIUNC. pág. 114. http://www.ipni.org/index.html. The International Plant Names Index http://www.mineria.gov.ar/estudios/irn/tucuman/t-5.asp http://www.oni.escuelas.edu.ar/olimpi99/interolimpicos/elrioatuel/rioatuel/flora.htm http://www.produccionbovina.com/produccion_de_camelidos/90-dieta_guanaco.pdf http://www.inta.gov.ar/bariloche/info/catalog/Teledeteccion/InformeCompleto1.pdf http://www.ambiente.gov.ar/archivos/web/PNEF/File/Anuario%202007-corregido/Capitulo%205.pdf http://www.ecopuerto.com/cae/total/Total-PICHANA.PDF http://www.elsitioagricola.com/articulos/cisneros/Catalogo%20de%20Tecnicas%20de%20Ordenamiento%2 0y%20Manejo%20de%20Suelos.asp http://www.rmm.cl/usuarios/emele/doc/200411221704280.toponimia%20copiapo.doc http://publib.upol.cz/~obd/fulltext/Romanica-8/Romanica-8_04.pdf http://foros.emagister.com/mensaje-mordientes_de_origen_mineral_angel_brena_forcexcor-12611-4970661-1693249.htm

Calceolaria pinifolia Cav. Subarbusto siempreverde que forma cojines densos de hasta 20cm. HABITAT: crece en el piso subandino entre las regiones III y V, en sitios húmedos, como bordes de acantilados, y el margen de las quebradas, en sitios con acumulación de nieve; tambien en laderas de exposición sur (Ruiz Leal, 1972). HOJAS: verde oscuras, opuestas glanduloso-pegajosas, coriáceas, agrupadas en la base, lineares de 30-40 x 2-3 mm, enteras. FLORES: Inflorescencias laxas, con un par de brácteas en la bifurcación de los tallos florales. Flores amarillas dispuestas en cimas, simetría zigomorfa; cáliz con sépalos unidos en la base y libres en la parte distal; corola bilabiada, con los labios huecos e inflados, el superior corto y dirigido hacia adelante, menor que el cáliz; el labio inferior abierto, orientado hacia arriba y con puntos rojo-oscuros en la cara interior, androceo con 2 estambres; gineceo con ovario súpero, 2carpelos. FRUTO: capsula que contiene muchas semillas diminutas

Los cardones del género Trichocereus ostentan aplicaciones singulares marcadas por mitos y leyendas con usos folclóricos contemporáneos y objeto de rituales desde la época incaica. Trichocereus terscheckii (Parm.) Britt. et Rose "Cardón", cardón del cerro, cardón grande, cardón del Valle es Cactácea de tallos suculentos que alimenta a las cabras en periodos de sequía. Sus espinas fueron usadas

31 como agujas por los indios. Fue utilizada desde antiguo en ceremoniales indígenas por contener alcaloides alucinógenos: mescalina (C11H17NO3); trichocereina. Habita suelos ripiosos y pedregosos de faldeos de sierras. Es el más robusto de los cactos de la región montañosa del NOA, desde Salta hasta San Juan. Se aprecia estimativamente su edad ya que en sus primeros años tiene crecimiento columnar, luego se va ramificando adquiriendo aspecto candelabriforme, alcanzando 10-12 metros de altura y hasta 50 cm de diámetro o más. Las ramas presentan 8-18 costillas prominentes sobre las cuales se insertan espinas amarillas de 8 cm de longitud, subuladas, en número de 8-15. A partir de fines de octubre, noviembre y diciembre despliega sus grandes flores blancas nocturnas, de hasta 20 cm de longitud que dan lugar a “pasacanas” frutos o tunas (bayas), dulces, comestibles que son destinados para consumo humano y elaboración de mermeladas o arropes por tener alto contenido de sólidos solubles (azúcares). Los camperos los utilizan como materia prima de jugos, pulpas, mermeladas y golosinas. Es de interés en el área de las tinturas, anilina, medicina y como fijador de pinturas al agua. Popularmente el arrope de esta tuna sirve como jarabe contra la tos y con sus hojas machacadas y vertidas en pozos o aljibes resulta ser un eficaz y excelente clarificador y potabilizador de agua casero. Es usada como especie forrajera invernal y para calmar la sed del ganado en épocas de fuertes sequías. Los nativos usaron los cactos como alucinógenos en rituales ceremoniales, ya que poseen alcaloides como la mescalina, además de otros como la trichocereina y otros alcaloides no identificados. En excavaciones arqueológicas del Parque Talampaya, se encontraron agujas indígenas realizadas con las espinas de este cardón para tejer prendas de lana. Produce madera liviana y resistente, con perforaciones naturales, muy utilizada localmente para fabricar pantallas de veladores y pie de artefactos luminosos, cofres, muebles artesanales, souvenires, etc. La especie habita laderas y fondo de valles de zonas serranas del Monte, hasta hipsometrías de 2.500 m.s.m. Otra especie norteña es protagonista y es el cardón (Trichocereus pasacana), y su abundancia en esta región salteña, le ha conferido el nombre a la reserva nacional. Su corteza está cubierta de espinas que parecen agujas doradas y que llegan a medir 30 cm y todavía existen artesanos que las usan para tejer lana de llama.

32 El crecimiento promedio de un cardón es de 1 a 5 cm por año y recién cuando han cumplido medio siglo de vida, los cardones pueden generar sus características flores blancas que mueren a los pocos días de nacer dando paso a su fruto, la pasacana, del que se desprenden alrededor de 80 mil semillas. Increíblemente, en promedio sólo una semilla germinará al amparo de la jarilla. En el parque se pueden ver ejemplares de cardones de hasta 3 metros que son los testigos de los siglos en la zona, ya que se calcula que tienen entre 250 y 300 años. Aunque su madera parece frágil, sirve para hacer tirantes de techos, muebles y artesanías. Por la explotación irracional, esta especie vegetal corrió peligro de extinción pero a tiempo fue protegida y hoy está terminantemente prohibida su tala. Otra planta muy usada en las prácticas de fitoalucinismo, es la cactácea conocida hoy en día como san pedro (Trichocereus pachanoi o Trichocereus peruvianus). Los nombres indígenas que conocemos para esta planta son los de achuma y huachuma. Según Bernabé Cobo (1956[1653]): “La achuma es una especie de gran cardón…Esta es una planta por medio de la cual el demonio traía en engaño a los indios paganos del Perú, de la cual ellos hacían uso para sus engaños y supersticiones. El jugo, bebido, hacía salir fuera de sentido, en modo que aquellos que lo beben quedan como muertos…Transportados por esta bebida los indios soñaban mil mentiras que creían ver”. El cardón es árbol de la sequedad; ¿Será para ayudar al hombre, que todo su interior es un depósito de agua? Hasta sus agudas espinas sirven de condensadores y vuelcan gotas nocturnas en torno que las raicillas superficiales absorben. Los retoños tiernos, pelados, sacian la gran sed. Cuentan los viejos pobladores de las regiones puneñas (ellos están convencidos) que los cardones son indios convertidos en plantas que aún vigilan los valles y los cerros para que sus moradores vivan felices y no sean perturbadas por extraños. Esta planta tan característica de las tierras montañosas y áridas da una flor blanca que se abre en sus espinudos brazos y, según la creencia de aquellas gentes, anuncia la lluvia cercana en las grandes sequías. Según dicen algunos, no tiene fragancia; pero no, lo que pasa es que se confunde con el olor de la tierra impregnada de sol que, cuando llueve, se levanta con el aliento de la menta, de la yerbabuena y de todos los yuyos del campo. Se cuenta que en épocas de la conquista, el Inca, al ver que los españoles estaban dominando y martirizando a su pueblo, envió emisarios a los 4 puntos del imperio para organizar las tropas y así dar un golpe mortal al invasor. Para ello, los guerreros se apostaron en puntos claves por donde pasarían los conquistadores, esperando la orden de atacarlos por sorpresa, pero esta orden nunca llegó pues los chasquis enviados fueron capturados en el camino y el Inca fue capturado, torturado y muerto. Los valientes indios esperaron y esperaron y vieron, desorbitados, pasar las tropas europeas sin recibir la orden de atacar.... pasó el tiempo y, desolados, quedaron en sus puestos.... la Pachamama, piadosa, los fue adormeciendo y haciéndolos parte de ella.... así

33 comenzaron a unirse sus pies a la greda y la Madre Tierra los cubrió de espinas para evitar que los dañaran en su sueño... Se dice que aún hoy estos estoicos vigías esperan la orden que nunca llegará... “La leyenda cuenta que la flor es la transformación de la hija de un cacique que se había enamorado de un humilde indio. El padre se opuso tenazmente a que se vieran y que se unieran en matrimonio. Los enamorados resolvieron fugarse. Y una mañana, antes que el sol iluminara los cerros, emprendieron camino para esconderse en lo más intrincado de la montaña: Cuando el cacique advirtió la ausencia de la hija y se dio cuenta que huía del hogar con aquel indio plebeyo que él aborrecía, salió en su persecución. Muchas horas de delantera le llevaban los fugitivos, pero él estaba empeñado en darle una buena lección a su hija y al indio. . . no sabía todavía el castigo feroz que le iba a aplicar. Cuando ya los tenía a la vista y los iba alcanzando, los enamorados pidieron ayuda a la Pachamama, quien les abrió el pliegue de su manto y los recogió en su regazo. El cacique al verse soprendido por la desaparición de los enamorados quedó allí a la espera, sin saber qué hacer, pero obstinado, no dejaría que se burlaran de él, siguió vigilando noche y día, mientras que ellos, con el tiempo, se convirtieron en cardón. Cuando las nubes se tornan oscuras y los cerros retumban en cada trueno, la india enamorada, convertida en una blanca flor se abre sobre el pecho verde de su amado y asoma la cara para ver la tarde sin sol y la lluvia que comienza, mientras Pachamama sonríe en lo alto del cerro, observándolo al cacique burlado en su orgullo”. Bibliografía: Femenía, J. H. 2003. Inédito. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. Villafuerte Carlos, Leyendas de Nuestra Tierra. Mitos y Leyendas Argentinas (http://www.folkloredelnorte.com.ar/tradyley.htm#arriba) Vallejo Berríos Francisco. Alucinógenos y prácticas Chamánicas en los Ritos asociados al Oráculo de Pachacamac (http://www.geocities.com/contextos_peru/ctxt1-1.htm) http://www.cactusexpeditions.com.ar/gallery/trichocereus%20terscheckii2.jpg http://www.seaflog.com/buscar-fotos/Trichocereusterscheckii_7.htm?&u=www.cactusexpeditions.com.ar/c_gallery_rz.htm

"Chachacoma", "Chachakoma", "Chachakuma". Senecio eriophyton J. Rémy. Asteraceae (Compuestas). Pertenece a la familia de la achicoria, lechuga, diente de león, manzanilla, margarita, huevil, vira vira, zinia, entre otras. En quechua “chacha coma” = “hombre pobre”. Esta especie crece en los altos valles del Famatina, entre 3.500 a 5.000 m.s.m., habitando las Provincias Puneña y Altoandina Quichua y es arbusto nativo chileno-argentino de La Rioja, San Juan y Mendoza (Darwinion, 1992 y Kiesling, 2003). Descripción: perenne, intensamente fragante y fruticoso, humilde, de 20-30 cm de alto, con numerosas ramitas dicotómicas. Crece en matas hemisféricas formando comunidades, o aislada sobre fisuras en rocas o bordes de precipicios. Hojitas breves, coriáceo-carnosas, hasta 1,5 cm de largo x 0,5 cm ancho, agudas, bipinado lobadas, dentado-crespas y ovado-oblongas, canaliculadas por el envés; con el borde revoluto y cubiertas ambas caras de una densísima lana algodonosa, luego caduca por lo que los tallos viejos, son estriados. Las flores amarillas dimorfas se agrupan en capítulos radiados y solitarios en el extremo de las ramitas. Las flores marginales son femeninas y cortamente liguladas; las del disco o centrales son hermafroditas y tubuladas; el fruto es un aquenio grueso, cilíndrico y glabro. Especie

34 muy interesante como planta medicinal debido a sus múltiples aplicaciones y, por esta razón, es rara, vulnerable y en extinción. Actualmente se estudian innumerables principios químicos y es una especie muy citada en la medicina tradicional y en los estudios etnobotánicos. Posee un olor caprino fuertemente agresivo y sus componentes principales son aceites esenciales, resinas y sesquiterpenos, que le otorgan sus propiedades medicinales. Usos. Senecio nutans Sch. Bip. Llusco-Yucra (1): “La Chachakuma del cristiano: es buena para el dolor de estómago, para la Puna, para el corazón; es buena casi para todo el cuerpo. Se toma un mate” (con hojas y ramitas de esta planta). “La chachakuma sirve también para teñir lana”. Forraje: “A la Burru chachakuma se la comen los burros. Pero se comen sólo el tallo, no se comen las hojas”. Este autor diferencia 3 tipos de chachacoma por edad: chachacoma hembra (buena para los hombres) cuando es juvenil, chachacoma macho (buena para las mujeres) cuando es adulta y burru chachacoma (buena para forraje) cuando es leñoso y alcanza 1,5 m de altura. En Chile, diversos autores han informado usos diversos. Uso medicinal: En infusión se usa como remedio para el mal de altura, denominado “puna” o “soroche” (Wormald 1966; Castro et al. 1982; Loyola et al. 1985; Mösbach 1992; Hoffmann et al. 1992; Wickens 1993; Villagrán et al. 1999; Benoit y Valverde 2000), para el dolor de estómago (Wormald 1966; Mösbach 1992; Hoffmann et al. 1992; Villagrán et al. 1999), antiflatulento (Wickens 1993) y para problemas cardiovasculares (Wormald 1966; Mösbach 1992; Hoffmann et al. 1992; Morales 1996). En mate contra la fiebre (Castro et al. 1982), la tos (Aldunate et al. 1981; Villagrán et al. 1999), el resfrío (Aldunate et al. 1981) y para regularizar el ciclo menstrual (Hoffmann et al. 1992). Su vapor en sahumerio se usa para curar el romadizo u “otros males” (Aldunate et al. 1981) y para el resfrío fuerte (Castro et al. 1982). Sirve para preparar pomadas para los dolores, o pueden agregarse las hojas molidas al Mentholatum o a la pomada alcanforada (Aldunate et al. 1981). Alivia los dolores estomacales de animales jóvenes y animales lechones pequeños (Anónimo 1987, citado por Wickens 1993). Forraje: La comen los burros y los llamos (Villagrán et al. 1999). Alimenticio (Condimento): En Toconce, se utiliza para preparar caldos, o seca como sazonador o condimento (Aldunate et al. 1981; Wickens 1993). Ritual: En Toconce, es quemada como incienso (Aldunate et al. 1983, citado por Wickens 1993). Tintóreo: Ortiz Garmendia (1968) y Carrasco (1995) han usado la planta para teñir lanas. Otro: Se utiliza la planta para lavarse el pelo (Aldunate et al. 1981). En Argentina. Medicinal: En mate utilizada para combatir la puna o mal de montaña (Cabrera 1978; Galafassi 1997; Viturro et al. 1999), o también en sahumerios para el mismo fin (Iharlegui y Hurrell 1992). Su infusión sirve para la gripe (Galafassi 1997), tos y resfríos (Giberti 1983); también para el dolor de estómago (Giberti 1983; Galafassi 1997) y de cabeza (Galafassi 1997). Alimento (Condimento): Las hojas se utilizan como condimenticias (Iharlegui y Hurrell 1992). Combustible: Se usa como leña o combustible (Cabrera 1978). En Bolivia, el uso en medicina tradicional de S. nutans es el siguiente: el cocimiento de las hojas se usa como tónico cerebral, y el de hojas y tallos se usa en fomentos contra los dolores reumáticos y artríticos. La infusión se usa para la bronquitis, asma, afecciones pulmonares, dolores de estómago, náuseas y para regularizar la menstruación (Lucca y Zalles 1992). En Chile, estudios fitoquímicos en esta especie han reportado la presencia de cinco compuestos aromáticos, llamados: dihidroeuparina; 4-hidroxi-3-(isopenten-2,1)acetofenona; 3-hidroxi-2,2-dimetil-6-acetilcromona y dos derivados de la p-hidroxiacetofenona: 5-acetilsalicilaldehido y 4-hidroxi-3-(3‟hidroxiisopentil)acetofenona (Loyola et al. 1985). En conexión con el uso medicinal tradicional de esta planta (remedio para el mal de altura: “puna” o “soroche”) la dihidroeuparina fue mostrada (Gallardo y Araya 1982, citados por Loyola et al. 1985 y Hoffmann et al. 1992) exhibiendo una fuerte actividad hipotensora en ratas a concentraciones fisiológicas. Según Loyola et al. (1985) esta actividad biológica, la cual puede también extenderse a los otros derivados de la acetofenona podría estar directamente asociada al uso tradicional de esta planta. Uno de estos derivados de la p-hidroxiacetofenona tendría un efecto antihipertensor bloqueando los receptores Beta (Gallardo y Araya 1982, Cerda 1986, citados por Hoffmann et al. 1992) [los receptores Beta son una estructura que gobierna la contractibilidad de los vasos sanguíneos y

35 que recibe la adrenalina por terminaciones nerviosas del nivel central, al ser bloqueados se produce vasodilatación y, por ende, disminuye la presión arterial (Hoffmann et al. 1992)]. Este hallazgo ha constituido un importante descubrimiento que podría revolucionar el campo del tratamiento antihipertensor con esta droga de origen natural (Hoffmann et al. 1992). En Jujuy, Argentina, Vitturo et al. (1999) han estudiado los Aceites Esenciales (AE) de S. nutans y han evaluado su actividad antiparasitaria frente a los protozoarios flagelados responsables de la Enfermedad de Chagas (Tripanosoma cruzi) y de la Leishmaniasis (Leishmania spp.). Estos AE son: tricicleno, β-pineno, mirceno, β-felandreno, α-terpineno, o- y p-cimeno, neo-allo-ocimeno, terpin-4-ol y cis-ascaridol, entre otros. Los AE de S. nutans resultaron ser activos contra T. cruzi y no exhibieron actividad sobre Leishmania. Usos. Senecio eriophyton Rémy. Uno de los usos más tradicionales es el agregado al mate. La planta entera se utiliza en cocimiento o infusión, especialmente para combatir el mal de la puna o de la altura (soroche). A > 4.000 m. hay falta de oxígeno, desmayo, mareos, nauseas, dolor de cabeza, vómitos. Además es tónico del corazón, y sus raíces tienen propiedades emenagogas (regulariza los períodos menstruales). Es apreciada como tónico y estimulante. En sahumerio, aispirando el humo cura el romadizo. Se toma en mate para el dolor de estomago y cólicos, de igual manera con las hojas machacadas se frotan el estomago y los resultados son excelentes. Otros autores la sindican como excelente emenagogo (Philippi, 1856), estimulante, emenagogo, cordial (Hieronymus, 1882), excitante, emenagogo, estomacal (Murillo, 1889); antiasmático, emenagogo y excelente contra transtornos cardíacos (Ruiz Leal, 1972). Mezclada sus hojitas con yerba mate cura dispepsias y trastornos hepáticos. En preparados culinarios, como sopas y guisos –calapurca- sus ramas débiles y molidas sirven de aromatizante. Cuenta Lerman (1998) que se prepara poniendo en un recipiente con agua unas hojas de chachacoma, cuando hierve vierten encima alcohol y lo encienden, agregan luego agua hirviendo y lo beben. Este brebaje se usa para curar el mal de puna, dolor de cabeza y de estómago, la bronquitis, la tos, el asma, resfríos y dolores de muela. En Antofagasta un grupo de estudiantes identificó y aisló sus compuestos activos con mayor grado de absorbancia a rayos ultravioleta, mediante procesos químicos, métodos de infrarrojo y resonancia magnética. Una vez obtenidos los productos, se comprobó su efectividad en cuanto a la capacidad de absorción de rayos UV, con proyecciones a utilizarlos en la fabricación de cremas para contrarrestar la alta radiación que presenta esta zona geográfica y prevenir el desarrollo de patologías dérmicas. Otro grupo elaboró un chicle de chachacoma para tratar el apunamiento y ofrecerlo a turistas. Investigaciones de la UBA, Facultad de Farmacia y Bioquímica (Hnatyszyn, O. et al, 2003) utilizando el extracto de chachacoma confirmaron su efecto vasodilatador y relajador del músculo liso. Los compuestos aromáticos del aceite esencial de chachacoma son: β ocimeno (6%), limoneno (26%), α terpinoleno (34%), α pineno (6%), β pineno (20%) y solamente un alcohol, terpineno-4-ol (3%). La infusión de la raíz al 2% tomada 3 veces al día de a 1 taza, bien caliente y endulzada con miel, es el mejor remedio contra la tos catarral de los ancianos. El expresidente Sarmiento prolongó su vida lo menos 20 años debido a esta raíz de chachacoma (2). Existen unas 60 especies (3) de Senecios en La Rioja con similares propiedades, pero sólo se conocen como “chachacomas” a las siguientes:  Senecio oreophyton Remy. “chachacoma”, “sacha coma”, “yerba del incordio”. Nativa de Chile y Argentina (LR, ME, SA, SJ), 3000-3700 m.  Senecio nutans Sch. Bip. “chachacoma”, “chachacoma hembra”, “tola”, “tola hembra”. Nativa de Chile, Bolivia y Argentina (CA, JU, LR, SA, TU), 3500-5000 m.  Senecio lanosissimus Cabrera. “chachacoma”. Subarbusto endémico de La Rioja, 2000-4000 m.  Senecio krapovickasii Cabrera. “chachacoma”. Hierba endémica de La Rioja, 4300-4700 m.  Senecio hieronymi Grisebach. “chachacoma”. Subarbusto nativo de Bolivia y Argentina (LR, CA, TU, SA, JU, ME, SJ, CO), > 3500 m.  Senecio famatinensis Cabrera, “chachacoma”. Subarbusto endémico de La Rioja, 2500-4000 m.

36

Referencias: (1) Jorge Araya-Presa et al. 2003. Manual de Plantas y Canciones Aymara. Universidad de La Serena. Chile. (2) Manfred, L. 1986. Recetas Botánicas a Base de Plantas Medicinales Americanas. Ed. Kier. (3) Femenía et al, 2006. Regiones Fitogeográficas y Catálogo de Flora de La Rioja, Argentina. GLOSARIO Bipinado-lobadas = hojas dos veces compuestas y divididas en lóbulos. Canaliculadas = surcadas o acanaladas. Capítulo = Inflorescencia característica de las Compuestas, cuyas flores sésiles se insertan sobre un receptáculo común rodeado por un involucro de brácteas. Cordial = estimulante cardíaco, reconfortante de ánimo. Dicotómicas = bifurcadas, que crecen como 2 ramitas opuestas. Estimulante = analéptico, que aumenta la actividad funcional de los nervios, músculos, respiratoria, etc. Estomacal = digestivo. Fruticoso = de aspecto arbustivo. Limoneno = terpeno de naranja Ocimeno = 3,7-Dimetilocta-1,3,6-trieno Pineno α = 2,6,6-Trimetil biciclo-(3,1,1)-2-hepteno Pineno β = 2-Metileno-6,6-dimetil biciclo-(3,1,1)-2-hepteno Revoluto = organo laminar con los márgenes vueltos hacia la cara abaxial o el envés curvado. Romadizo = secreción nasal por picazón causada por pólen, polvo, ácaros, etc. Terpineno = 1-Metil-4-isopropilciclohexadieno-1,3 Terpinoleno = P-ment-1,4(8)-dieno; 1-metil-4-isopropilideno-1-ciclohexeno

La familia de las Bromeliaceae son monocotiledóneas perennes y suculentas, como el ananá, chaguar, nidulario, caraguatá, bromelia, clavel del aire, criptanto, vriesia; comprendiendo especies comestibles, textiles, ornamentales y otras de interés apícola, y medicinal; con alrededor de 60 géneros y más de 1400 especies, nativas de las regiones tropicales a templadas cálidas de América (salvo una sola especie en África). Un importante número de ellas son epífitas de bosques montanos húmedos, pero también las hay de hábitat xerófitos y arbustivas terrestres. Son herbáceas de lento crecimiento y monocárpicas, floreciendo una sola vez y dejando numerosos retoños. Destacan sus estrategias adaptativas para condensar y absorber agua y nutrientes por las hojas así como su diseminación por aves e insectos cuando los frutos son bayas o mediante el viento si las semillas tienen pelos. La familia es reconocida por sistemas de clasificación modernos como el sistema de clasificación APG II del 2003 y el APWeb. La circunscripción está muy consensuada y es la que se acepta tradicionalmente, siendo la familia monofilética tanto por caracteres morfológicos como por análisis moleculares de ADN. CHAGUAR VIOLETA [Deuterocohnia lorentziana (Mez.) Castellanos]. Sin. Abromeitiella lorentziana. Bromeliácea. Caméfito perenne de las formaciones del Monte y Prepuna, cespitoso, rizomatoso que forma densas colonias hórridas a manera de verdaderas y densas alfombras que cubren como tapiz plateado los faldeos pronunciados y profundas quebradas de nuestros valles por encima de los 1600 m.s.m. acompañando a los cardones del cerro, malva-peperina, suicos, opuntias, tephrocactus, prestando cobijo al “chinchillón de

37 la sierra” (Lagidium viscacia famatinae) de las aves rapaces, apareciendo entre sus cojines cuevas de otros roedores. Se distribuye en las zonas montañosas de Salta, Catamarca, Jujuy y La Rioja. Las plantas agrupadas forman rosetones de hojas terminadas en espina y cubiertas de diminutos tricomas blancos que le dan el aspecto plateado y cuya función fisiológica es la condensación y la absorción de agua y nutrientes de la atmósfera circundante, además de reflejar la intensa luz ultravioleta y evitar deshidrataciones, confiriéndole a la especie elevada resistencia a estos factores extremos. Emergiendo apenas sobre aquel follaje espinoso aparecen las flores tubulares amarillo-verdosas de cuyos nectarios se alimentan variadas especies de insectos (abejas, abejorros, mariposas, colibríes, avispas, hormigas, coleópteros, etc.). La densa cobertura vegetal que brinda en fuertes pendientes rocosas posibilita una excelente captación del agua de lluvias y su conservación. Animales domésticos como ovejas y cabras, vacunos y ganado equino se valen de sus cogollos tiernos y ricos en almidón para alimentarse. Especie de chaguar interesante porque fija terrenos rocosos, impidiendo escorrentías violentas y atenúa la presencia de sedimentos en aguas de bebida humana. CHAGUAR AMARILLO [Distiacanthus urbanianum (Mez) Mez] Sin. Deinacanthum urbanianum, Dyckia floribunda var. floribunda. Bromeliácea. Caméfito terrestre, perenne, rizomatoso, formando colonias hórridas, con filodios rosulados, fasciculado-acanalados, márgenes armados con aguijones retrorsos terminados por aguijón fuerte; inflorescencia simple, pauciflora, compacta, sentada en la roseta filodial; flores sésiles de pétalos blancos o isabelinos, poco aparentes y mal olientes que aparecen desde octubre a noviembre. Las flores viven unas 40 horas, permanecen abiertas todo el día y producen un néctar concentrado, libado por colibríes de varios géneros, mariposas diurnas y abejorros; de noche, mariposas nocturnas. La variedad de estos es frecuente en flores vistosas con tubo corto o mediano, ya que el recurso resulta accesible a diversos animales, sobre todo si no se interrumpe la secreción de néctar durante la noche. Son plantas autocompatibles, con anteras que se abren para liberar el polen de tal manera que haga necesaria la intervención de polinizadores para que se produzcan frutos y semillas. Los frutos son bayas anaranjadas, con sépalos persistentes, de 3 x 2 cm, recordando al fruto del granado; semillas numerosas de varias formas, semicirculares, cuneiformes, con el centro bruno e isabelino, de 8 mm de diámetro. Las bayas con sus semillas son diseminadas por numerosas aves y mamíferos. Las flores poseen nectarios extraflorales que atraen hormigas y favorecen la polinización y la producción de bayas. Especie que habita las provincias de Catamarca, Córdoba, Jujuy, La Rioja, Salta, Chaco y San Luis. Posible uso antitumoral. Es una planta textil, produciendo sus hojas fibras muy finas, resistentes al agua y de gran calidad. Chaguar (quechua) significa exprimir, estrujar, porque se la estruja para sacarle las fibras con las cuales se hacen algunos tejidos rústicos, cuerdas y piolines. Se golpean las hojas hasta que queden las fibras libres, las colocan al sol para que se sequen y luego la trabajan sobre el

38 muslo. Se hecha un poco de ceniza sobre la pierna, para que corra mejor, le dan un movimiento de vaivén, hasta convertirse en hilo. Los indios del Chaco fabrican con hilos de chaguar, bolsos, ponchos y camisas, en las que, según se afirma no penetran las flechas. Las mujeres wichi preparan las fibras de chaguar recolectando las hojas. Del corazón de ellas extraen las fibras más largas y resistentes que pelan, machacan y lavan, obteniendo un hilo fuerte y resistente al desgaste y la humedad. Los hilos son teñidos con lo que la naturaleza les brinda, raíces, frutos, hojas, logrando diversos colores. Por ejemplo, con viruta de palo santo se obtiene el verde, con resina de algarrobo el marrón oscuro, con corteza de tuna el rojo, con guayacán el negro y con palo amarillo el azul. Planta alimenticia. Frutos comestibles, se elaboran bebidas. Los ganaderos consideran al chaguar una maleza pues con sus espinas aleja del pastoreo al ganado, sin embargo protege y favorece la germinación de semillas de quebrachos, algarrobos, etc. que encuentran en el chaguaral el medio ideal para desarrollarse. En la década de 1940, en Argentina y en Paraguay, se levantaron varias industrias para extraer y procesar fibra de chaguar, y confeccionar bolsas y sacos como sustituto del yute, cáñamo y lino. Sus hojas tienen una gran cantidad de fibra de buena calidad; pero, a pesar de eso, por técnica y precios relativos, esas industrias pronto cesaron. La roseta o bulbo de la planta bien cocida se come. También se hace un tipo de harina para obtener el „pan de chaguar‟. Las semillas y estolones también se comen, ya que son muy nutritivos. Otros chaguares en La Rioja: Deuterocohnia brevifolia (Grisebach) M.A.Spencer & L.B.Smith; Deuterocohnia longipetala (Baker) Mez in Mart., Dyckia velascana

Mez
CLAVEL DEL AIRE (Tillandsia xyphioides Ker.) “Flor del aire”, Azahar de campo”. Bromeliácea epífita, caulescente, de 15-30 cm de alto con numerosos filodios (mal llamados hojas), rosulados, grisáceos, carnosos, triangular alargados, acanalados, terminados en punta aguda y cubiertos de pelos escamosos. Se distribuye desde Bolivia y el N argentino hasta Mendoza. Por su parecido floral al clavel o clavelinas y exquisito perfume ha sido declarada como Flor Provincial en San Luis. Inflorescencia central tan larga como los filodios, o mayor, con meritallos cortos, 2-3 brácteas erectas, lanceolado-agudas, grisáceas, con pelos escamosos, imbricados y nervudas. Espiga dística, glabérrima, con 4-5 flores muy aromáticas, grandes y pedunculadas; tépalos externos libres, blanquecinos, papiráceos, oblongo alargados; tépalos internos también blancos, largamente espatulados, con uña muy larga, acanalada, formando un tubo más largo que los tépalos externos. Los frutos son cápsulas prismáticas, rostradas, multiseminadas. Semillas fusiformes, peludas que diseminan con el viento (de ahí su nombre “clavel del viento”). Sus raíces no absorben agua ni nutrientes, sino que sirven para fijarse a cortezas, alambrados, ramas secas, etc. Sin parasitar las plantas donde vive. Es planta muy interesante: con sus filodios vive absorbiendo humedad que se condensa sobre sus

39 hojas, sales minerales del polvo atmosférico, realizando, además, intercambio gaseoso. Los filodios acanalados forman conductos que acumulan agua de lluvia en el centro. Suele vérsela como ofrenda floral en tumbas humildes, para lo cual la cosechan antes de que sus flores se abran, formando con las plantas, coronas o ramilletes que perduran mucho tiempo vivos merced a su notable ecofisiología. Usos: sus flores son cardiotónicas (Hieronymus, 1882). Existen otras epífitas bromeliáceas en Talampaya, como Tillandsia bryoides Griseb. ex Baker emend. L.B. Sm. utilizada como astringente y cicatrizante [Bustos et al., 1997, sub. T. pedicellata (Mez) Castellanos] Referencias: Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada del Parque Nacional Talampaya. Inédito. ---2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora de La Rioja, Argentina. Inédito. Roig, A. F. 2001. Flora medicinal mendocina. EDIUNC Ruiz Leal, A. 1972. Deserta 3-IADIZA, CRICYTME-CONICET, Mendoza. Toursarkissian, M. 1980. Plantas medicinales de la Argentina. Ed. Hemisferio Sur. Vesprini, J. L. et al. 2003. The beneficial effect of ants on the reproductive success of Dyckia floribunda (Bromeliaceae), an extrafloral nectary plant. Can. J. Bot. 81(1): 24–27. NRC Canada http://www.huntington.org/BotanicalDiv/ISI2007/isi/2007-10.html http://www.oni.escuelas.edu.ar/2001/cordoba/tesoros/tesorosdelmonte/ARBUSTOS.htm#CHAGUAR http://rparticle.webp.cisti.nrc.ca/rparticle/AbstractTemplateServlet?calyLang=eng&journal=cjb&volume=81&year=2003&issue =1&msno=b03-003 http://www.culturaapicola.com.ar/apuntes/polen/21_nectar_la_realidad_del_mito.pdf http://www.culturaapicola.com.ar/wiki/index.php/Cat%C3%A1logo_de_especies_de_la_Rep%C3%BAblica _Argentina_Letra_D http://www.cienciahoy.org.ar/hoy30/nectar02.htm http://ar.geocities.com/fundacioninticuyum/flores_de_san_luis.html http://www.cricyt.edu.ar/ladyot/herba_digital/fichas_especies/clavel_del_aire.htm http://www.plantasaereas.cl/plantas_aereas_caracteristicas.html

El género Baccharis L. es el más rico en especies dentro de la tribu Astereae, estimándose su número entre 400 y 500. Su distribución geográfica es exclusivamente Americana: se extiende desde el sur de los Estados Unidos de América hasta el extremo austral de Argentina y Chile. En esta vasta área se encuentra profusamente diversificado, ocupando gran variedad de ambientes y constituyendo un importante elemento en numerosas formaciones vegetales. El género lleva el nombre del Rey Baco, el dios latino del vino. Algunas especies son interesantes para cultivo, debido a su densidad y estructura general flexible es muy buena cortina rompeviento. Las especies de

Baccharis son plantas comidas por las larvas de algunos lepidópteros.
Steibel (1997) en una recopilación de datos, realizada entre los descendientes de los indios ranqueles de la provincia de La Pampa, menciona algunos usos de la “carqueja” como hepatoprotector y de la “chilca” para tratar la acidez gástrica. En este sentido, un estudio de los recursos herbolarios de la provincia de San Luís enumera, además de los usos mencionados, propiedades

40 diuréticas, antisépticas, antiinflamatorias, antitumorales y antisifilíticas (Del Vitto et al., 1997). En la República Argentina está representado por 96 especies (Giuliano & Ariza Espinar, 1999; Giuliano, 2000). El nombre común de este género es “Chilca” o “chilcas”. Se denomina “chilcar” al arbustal de estas compuestas, que en suelos degradados, invade comunidades enteras. La Rioja es importante como centro de dispersión y se conocen 27 especies: Baccharis articulata, B. calliprinos, B. coridifolia, B. crispa, B. darwinii, B. famatinensis, B. fevillei, B. flabellata, B. grisebachii, B. incarum, B. juncea, B. kurtziana, B. latifolia, B. medullosa, B. niederleinii, B. pingraea, B. polifolia, B. pulchella, B. retamoides, B. rufescens, B. salicifolia, B. sculpta, B. spartioides, B. trímera, B. tucumanensis, B. ulicina. Se consumen principalmente bajo la forma de tés muy indicados para los trastornos del estómago, hígado, anemias, inflamaciones, diabetes, enfermedades de la próstata, desintoxicación, curar heridas, úlceras, malaria. Su fitoquímica incluye a los flavonoides, diterpenos y triterpenos, con gran cantidad de flavonas, flavonoides y diterpenos de labdanos y de clerodanos. Muchas son las implicaciones económicas de estas especies, pudiéndose citar aspectos negativos y positivos. Por ejemplo, B. salicifolia es freatófita y valiosa forrajera en zonas secas. En zonas con B. coridifolia se acumulan tricotecenos, sustancias altamente tóxicas y responsables de casos numerosos de envenenamientos, pudiendo causar la muerte tanto en los animales como los seres humanos, constituyéndose en una de las plantas más tóxicas para el ganado en el Brasil, la Argentina y Uruguay. Los estudios demostraron que 0.25 g de la planta/ kg del animal, cuando éstos están con las flores, o 2 g/kg de los vástagos de la planta en crecimiento causan la muerte en 14 41 horas después de la ingesta. B. salicifolia, durante la floración es un gran atractivo de abejas y su néctar lleva a la producción de miel con excelente calidad. La ocurrencia de los flavonoides aglicónicos es una característica típica, donde observamos el predominio de flavonas, y cerca del 50% son C-3 oxigenadas. Distingue esto a la tribu Astereae, donde está la ocurrencia del 73% de flavonas C-3 oxigenadas. El porcentaje más grande de la oxidación en la posición 6, representando un tercio de la ocurrencia de flavonoides en Baccharis, la posición de trabajo 8, aliada al alto nivel del metoxilación (72%) viene a corroborar con los datos de la literatura, y coloca a la familia Asteraceae como un grupo avanzado en la escala quimioevolutiva. En algunos países ciertas especies de Baccharis (B.trimera, B. articulata, y B. crispa) son usadas en medicina popular, en forma de infusiones para el tratamiento de reumatismo, desórdenes hepatobiliares, diabetes y externamente para los casos de ulceración de la piel y heridas (Gené, et al., 1996). Actividades biológicas de extractos y compuestos aislados de especies del género Baccharis (Verdi 2005) existentes en La Rioja, Argentina Especie B. articulata B. coridifolia B. crispa flavonoides extracto B. grisebachii B. incarum antiinflamatoria B. latifolia Compuesto/Extractos extracto tricotecenos extracto clerodanos antimicrobiana antioxidante extracto, diterpenos y deriv. ácido p-cumárico extracto extracto Bioactividad antioxidante antiviral y aleloquímica antioxidante, citotóxica, insecticida antialimentario

antimicrobiana, citotóxica y síntesis proteica síntesis proteica, antibacteriana, síntesis proteica

41 B. trimera flavonoides clerodanos, flavonoides vasorelajante moluscocida, antimutagênica hepatoprotectora

Baccharis articulata (Lam.) Pers “Carqueja”, “Carquejilla”, “Chirca melosa”. En Paraguay es conocido también con el nombre de “Jaguarete ka'a” (voz en guaraní que significa "yerba del leopardo") es utilizada, desde el tiempo de los aborígenes, en la medicina popular debido a sus propiedades hepatoprotectoras y digestivas. Está ampliamente difundida en el centro y norte de Argentina, Uruguay, Paraguay y sur de Brasil. Asteraceae, sufrútice de 50 a 150 cm de altura, glutinoso, con ramas bialadas, áfilas y verdes cumpliendo la función fotosintética (Burckart A. 1974). Sexualidad diclino dioica. Flores en capítulos sésiles, reunidos en pequeños grupitos (2 a 6) a lo largo de las porciones terminales de las ramas. Fruto de tipo cipsela, glabro con papus blanco. Coloniza campos abandonados, orillas de caminos, terrenos rocosos, siendo también endémica de estepas, montañas (hasta 1500 m.), prefiriendo suelo fértil y estructurado. En la epidermis de los tallos se evidencia la presencia de tricomas glandulares y pluricelulares de dos tipos: unos filiformes, en cabezuela, con la porción glandular unicelular; el otro tipo es biseriado compuesto por dos células basales y un cuerpo con dos series compuesto por cuatro células cada una. Las últimas dos células presentan una vesícula cuticular (Cortadi, A. et al. 1999). En un corte transversal del tallo se observan conductos secretores a lo largo de éstos, incluyendo las expansiones aladas. Las estructuras secretoras presentan diversas formas y varían con relación al tipo de sustancia secretada (Buvat, 1989). Según la clasificación de Buvat, y el estudio realizado de las estructuras secretoras de Baccharis articulata (Lam:) Pers., podría afirmarse que el aceite esencial se almacena dentro de los pelos glandulares y de los canales secretores. Un aceite esencial es una compleja mezcla de compuestos orgánicos donde se encuentran hidrocarburos, alcoholes, aldehídos, cetonas, epóxidos, ésteres, éteres, ácidos (Retamar, J. 1982). Normalmente las plantas de carqueja son recolectadas de bolsones naturales en campos abandonados o a las orillas de los caminos, lo que puede llevar a la variación de su composición química o a la variación en su rendimiento, debido a múltiples factores, como son: el lugar de procedencia, la edafología del terreno, la época de recolección, las condiciones climáticas del año, el período vegetativo en que se recolecta; por lo que este sistema de provisión desde los bolsones naturales hacia los centros de procesamiento del

42

material vegetal se torna poco confiable en calidad; y su rendimiento y constancia son variables debido a que son modificados por los avatares propios de una planta que crece en forma espontánea. El aceite esencial puede obtenerse por diferentes operaciones como ser: extracción con vapor (extracción externa), hidroextracción (generación interna), cohobación (masa vegetal sumergida en agua); por rayado, expresión y prensado (separación por centrifugación); extracción con solventes volátiles (separación posterior con arrastre con vapor); enflorado (adsorción con grasas animales purificadas); extracción supercrítica, extracción por microondas, etc. (Retamar, J., 1982). Los rendimientos de aceite esencial están entre 0,2 a 0,4 %: 100 kg de materia seca de carqueja rinden 20 a 40 g de aceite. Se menciona esta especie con actividad antimicrobiana, conjuntamente con B. pingraea presentaron halo de inhibición frente a Staphylococcus aureus, Streptococcus agalactiae y Staphylococcus epidermidis. Ninguna de las especies investigadas presento actividad frente a bacterias Gram negativo (Toribio et al 2007). Se la reproduce por semillas, o clonalmente por esquejes, de plantas madres seleccionadas por caracteres de productividad de los compuestos activos y agronómicos. Las semillas se siembran en almáciga en otoño y se plantan temprano en primavera. Puede sembrarse en primavera y trasplantar con plántulas de 10 cm de altura. Por esqueje, preferir las bases de ramas bien leñosas, en días de primavera frescos. Luego van a vivero para que emitan raíces. Se distancian 70 cm entre líneas y 30 cm entre plantas, aunque depende mucho de la fertilidad del suelo. Labores precosecha: riego, manejo de malezas y de plagas animales. Abonado, según necesidades del suelo y del cultivo, determinadas por observación criteriosa y análisis de laboratorio. Se recuerda que las mejores "carquejas silvestres" están en suelo fértil, bien nutridas, excelente humedad y estructura migajosa. Se aprovecha la parte aérea no leñosa. Se la utiliza desde los tiempos precolombinos, en la medicina popular por sus propiedades hepatoprotectoras y digestivas. Recientemente se le atribuyen propiedades afrodisiacas y se le denomina "el Viagra natural" porque no se conocen contraindicaciones. En Uruguay se está exportando con este fin a los Estados Unidos. Una taza de té de Jaguareté Ka'a resuelve la mala digestión, regula el funcionamiento del hígado y los riñones. Para el que quiera perder peso el efecto disolvente de esta hierba aumenta la quema de gorduras (en este caso tomar una taza de té después de las comidas)Baccharis calliprinos Griseb. “Chilca dulce” Crece entre 1400-2800 m s. m. (Giuliano, 2000). Crece en las provincias fitogeográficas del Monte, Prepuneña y Altoandina (Giuliano, 2000). Provincias: Catamarca, La Rioja, Mendoza, San Juan, Tucumán; asociada a comunidades saxícolas (Dalmasso 2004). Reputada medicinal como calmante, anticólico (Hieronymus 1882). El estudio fitoquímico de Baccharis calliprinos Griseb. permitió el aislamiento del ácido 2a, 3adihidroxicativico (I) y de los flavonoides luteolina-7,3'dimetiléter (II); homoenodictyol (m) y eriodictyol-3',4'dimetiléter (IV). Por otra parte, de las partes aéreas de B. rhetinodes Meyen & Walp fueron aislados bacchotricuneatina A (V), ácido oleanólico (VI) y la flavona (II). Los tres flavonoides

43

informados, fueron sometidos al bioensayo de actividad antiinflamatoria utilizando el método del edema inducido por carragenina en pata de ratón (Gianello et al 1999) con buenos resultados. Baccharis coridifolia Griseb. “Mío mío”, “Mío”, “Romerillo", “Niyo”, “Niyo niyo”. Es un subarbusto perenne, de 30-90 cm de altura, de suelos fértiles o arenosos de las áreas este de las provincias argentinas de CH, FO, BA, CA, CO, COR, ER, JU, LP, LR, MI, SA, SE, SF, SJ, SL, TU. Originaria de Paraguay, sur Brasil, Uruguay y Argentina. Hojas lineales, alternas, de 1 a 3 cm de ancho, sin nervaduras y lisas, márgenes dentados diminutos. Flor pequeña de color anaranjado, con floración estival, resiste sequía y calores fuertes, y está asociada con espartillares y escoba dura. Todas las partes de la planta son nocivas, flores y semillas tienen mayor toxicidad, ésta se manifiesta en bovinos, ovinos y cerdos provenientes de regiones donde no existe la planta. Ragonese, 1984 detalla numerosos casos de intoxicación animal. En animales jóvenes de zona de mío-mío, la toxicidad se manifiesta después de quemazones y arreos profanados. Posee tricomas tectores y glandulares con una morfología particular. Este vegetal causa la mayoría de las intoxicaciones en la región norte de Argentina. Posee tricotecenos como principios tóxicos, sustancias producidas por hongos que viven en simbiosis con ella. Las toxinas son del grupo de los trichotecenos: roridina A y la roridina E, producidas por el hongo del género Myrothecium, en simbiosis con Baccharis, que luego son absorbidas y transformadas por esta planta. Posee también una resina, alcaloides (bacarina) y un aceite esencial de color amarillo verdoso. Mayor toxicidad al final de la fructificación (abril-mayo). Toxicidad: hojas, tallos verdes y corteza. La intoxicación crónica por "mío-mío", comienza con enflaquecimiento progresivo y pérdida de peso. Esto pasa desapercibido, como consecuencia del normal cambio de potreros, y queda solo el resultado de que la hacienda gana menos peso de lo que debería. Profilaxis: normalmente los animales de la región no lo consumen. Se los puede acostumbrar a evitar su ingesta, frotando sus encías y labios con plantas frescas (eficiente en equinos). Sahumado de la planta para que los animales aspiren el humo. No permitir la entrada de animales hambreados a aquellos lotes con romerillo. Roturar campos y corte de las plantas antes de la floración. Se constata la presencia de micotoxinas muy potentes en especies de Baccharis que crecen en Panamá, según surge de una obra que data de 1943, llamada “Flora de Panamá” (R.E. Woodson y R.W. Shery) reeditada en 1980. Asimismo, en 1941 en el “Manual de la Flora de los alrededores de Buenos Aires”, se detalla la presencia de ciertas micotoxinas en Baccharis que crece en dicha zona. B. coridifolia es común en los suelos ralos uruguayos. También abunda en el sur de Brasil. En 1998 se publicó en el vecino país la obra "Intoxicações em equinos no Brasil" (Franklin Riet Correa, Mauro Pereira Soares, María del Carmen Méndez), y antes en 1995 "Fatores que influenciam a toxidez de Baccharis coridofolia Compositae: um estudio experimental" (Rodríguez y Tokarnia). La historia documenta que algunas micotoxinas se han utilizado para preparar armas biológicas de efecto letal, o para provocar incapacidad física transitoria o permanente. Este tipo de armas se

44

utilizaron en las guerras de Laos (1975/1981), Kampuchea (1979/1981) y Afganistán (1979/1981). En 1999 al realizarse el XXI Simposio Nacional de Química Orgánica celebrado en Los Cocos, Córdoba, Argentina; se ha divulgado que la infusión de las partes aéreas de B. coridifolia es utilizada como agente hepatoprotector. Asimismo, el uso tópico de las partes aéreas de las planta es muy conocido en el tratamiento de inflamaciones. Actualmente numerosos investigadores, trabajan con extractos de diferentes especies de Baccharis que han revelado actividad antitumoral en mamíferos con resultados clínicos documentados. Durante la últimas décadas, se han reportado estudios sobre la actividad antitumoral de extractos de diversas especies de Baccharis en tejidos de mamíferos, entre los que cabe citar los realizados in vitro por los biólogos E. Mongelli, V. Martino, J. Coussio y G. Ciccia de la Universidad de Buenos Aires, Argentina, y los realizados in vivo por el bioquímico B.B. Jarvis y su equipo en la Universidad de Maryland, USA, así como el trabajo de investigadores de la Universidad de Santa María, RS Brasil. En el espectro de extractos de plantas con actividad antitumoral, Comezoglu, S. N. revela en "Isolation and characterization of new trichotecenes from Baccharis maegapotamica; chemical modifications of baccharinoid B5", Diss Abstr Int (Sci) (1987) 47 (9):3768, ISSN:0419-4217, que el extracto de B. coridifolia muestra muy alto grado de actividad antileucémica.
Baccharis crispa Spr. “Carqueja, yaguareté ka‟a, bacanta, bacórida, cacália, cacália–amara, carque, carqueja-amarga, carqueja-amargosa, carqueja-crespa, carqueja-do-mato, carqueja-larga, carquejaverdadeira, condamina, quina-de-condamine, tiririca-de-babado, tiririca-de-bêbado, vassoura, vassoura-debotão, vassoureira, vassourinha”. Asteraceae. Sufrútice glabro, ramoso de 20-40 cm de alto con ramas 3aladas y hojas reducidas a brácteas inconspicuas. Alas crespas de 4-8 mm de ancho. Capítulos en espigas laxas en el extremo de ramitas, los femeninos con involucro acampanado de 8-9 mm de alto x 4 mm de diámetro; brácteas exteriores ovadas, interiores lineales, agudas, glabras. Flores numerosas, filiformes. Aquenios costados, glabros. Capítulos masculinos más cortos y anchos, con brácteas ovado-lanceoladas, agudas y glabras. Planta característica de la Prepuna y Puna, entre los 1.800 y 3.500 msm., muy buscada por ser medicinal, ya que es depurativa de la sangre; cura enfermedades del hígado. Es colagoga y diurética, además de ser remineralizante natural. Especie del Sur del Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina, en las provincias de CHU, FO, BA, CA, CO, ME, RN, JU, LP, LR, SA, SF, SJ, SL, TU. Reputada empiricamente como medicinal contra afecciones hepáticas por lo cual la usan en infusión teiforme. Antibacterial (Amani et al 1999). Colerético (Cifuente et al 2010) Fitoquímica: los aceites esenciales contienen monoterpenos (nopineno, carquejol y acetato del carquejilo), y el b-pineno 1, alcohol sesquiterpénicos, ésteres terpénicos, flavonas y flavononas, flavonoides, sesquiterpenos fenólicos, lactonas y tricotecenos, álcalis, principios amargos (lactonas), diterpenos, rutina y

45 saponinas. Compuestos específicos: apigenina, dilactonas A, B y C, diterpenos tipo eupatorina, germacrenoD, hispidulina, luteolina, nepetina y queercetina. Flavonoides en ayuna reducen los niveles de grasa en la sangre y permiten la lucha contra la arteriosclerosis, con propiedades antihepatotóxicas. Los saponinas tienen características analgésicas y antiinflamatorias, mientras que los diterpenos se caracterizan como relajantes y vasodilatadores. Fitoterapia: el uso medicinal es en las heridas y como estomáquico. En la medicina popular brasilera se utiliza contra trastornos digestivos, intestinales, hepáticos, renales, anorexia, mala digestión, heridas, fiebres, úlceras, gota, obesidad, asma, bronquitis, lepra, llagas ulceradas, gastritis, derrame cerebral, hipertensión, pereza intestinal, afecciones del bazo, del hígado y de la vejiga, la circulación, congestiones, anemia, dispepsia, asma, tónico, antibiótico, analgesia, hepatoprotector, laxante, diurética, eupéptica, angina, anti-hidrópica, sudorífica y colagoga. También combate la debilidad, antirreumático, aromático, anti-helmíntico, hipoglucémico, antidiabético, tenífugo y en el combate de gripe y para reducir inflamaciones. Para la desintoxicación del cuerpo. En la Argentina, el uso es la curación de la impotencia masculina y la esterilidad femenina, es por ello que para hacer concebir a las cabras se las obliga a tragar el agua de un cocimiento de la planta. También es empleada para curar afecciones de la piel, la lepra y el reumatismo al mismo tiempo que sirve para lavar heridas y úlceras. Con la planta seca, pulverizada, se sirven como secante para curar llagas sifilíticas. El uso medicinal en la cultura de los indios Guaraníes es la infusión de hojas y tallos como vermífugo. Los estudios confirman que el extracto de carqueja es analgésico y antiinflamatorio. El leño sirve para limpiar los dientes. Fitoeconomia: en Rio Grande Do Sul se utiliza como substituto del lúpulo en la fabricación de cerveza, por poseer sabor excelente, coloración y funciones nutritivas; también para conferir sabor a los licores de enfriamiento y como hierba mezcla, en la preparación de aperitivos. Es utilizada como alelopática, protegiendo y estimulando el crecimiento de la camomila o manzanilla (Chamaemelum nobile). En Bolivia se utiliza como insecticida. Antirreumático, estomáquico, secante, dérmico, trastornos de impotencia o fertilidad, vulnerario (Hieronymus 1882). Hepático (Ruiz leal 1972). Antirreumático, antiséptico, estomáquico, digestivo, hepático, tónico, trastornos de impotencia o fertilidad (Sorarú y Bandoni 1973). Antioxidante (Desmarchelier & al 1998). Baccharis darwinii H.et A. Asteracea subarbustiva, endémica, hasta 3500 m. en las provincias de BA, CA, CH, CHU, CO, COR, ER, FO, LP, LR, ME, NE, RN, SC, SE, SF, SJ, SL, TU, de 50 cm de alto, copa globosa, ramosa; ramas juveniles glanduloso-pubérulas; hojas lineales de hasta 15 cm de largo x 1 mm ancho, subcarnosas y mucronadas. Capítulos femeninos con involucro acampanado, brácteas triseriadas, lanceoladas, glabras; flores filiformes, tubo glanduloso-piloso en los segmentos del limbo, estilo de 4-5 mm con estigma de ramas agudas de 2 mm largo; cipselas de 4 mm con costillas longitudinales, vinoso oscuras; papus amarillento de 8-9 mm largo; involucros masculinos hemisféricos con brácteas triseriadas, lanceoladoagudas, escariosas en el ápice; flores de 6 mm, tubulosas, con segmentos del limbo de hasta 2 mm largo; anteras de 2 mm, estigma con ramas papilosas de 1,5 mm, papus con pelos crespados. Baccharis famatinensis Ariza. Arbusto, endémica. Crece ca. 2100 m. (Giuliano & Ariza Espinar, 1999). Endémica de la sierra de Famatina, La Rioja en la provincia fitogeográfica Prepuneña (Giuliano, 2000). Baccharis fevillei DC. Arbusto, nativa. Hipsometría entre 500 a 3000 m. CA, LR, TU.

46

Baccharis flabellata Hook & Arn. var. argentina. Arbusto, endémica, 500-2500 m, CA, JU, LR, MI, SA, TU. Baccharis grisebachii Hieron. “Chilca mamil”, “Quilchamalí”. Arbusto, nativa, 2500-4000 m. Argentina: JU, LR, ME, SA, SJ, TU. Bolivia. Vulnerario (Hieronymus 1882). Antibiótico, antiséptico, vulnerario (úlceras gástricas), (Bustos & al 1996). Antirreumático, refrescante (por ablución), (Lupo y Echenique 1997). Antioxidante (Desmarchelier & al. 1998). Su significado kechuamapuche es: “chilca leñosa”. Baccharis incarum Wedd. Arbusto, nativa, 10004500 m. Argentina: CA, JU, LR, ME, SA, SJ, TU. Bolivia y Chile. Antirreumático, (Bustos & al 1996). Baccharis juncea (Lehm.) Desfontaines “JUNCO”. Hierba perenne, rizomatosa, glauca, con tallos erectos, simples o algo ramificados en la parte superior, redondeados, glabros, laxamente hojosos hasta el ápice, de 20 a 150 cm de altura.

Hojas alternas, lineales, agudas en el ápice y atenuadas en la base, enteras o menudamente aserradas en el margen, glabras. Capítulos solitarios o dispuestos en cimas corimbiformes paucicéfalas muy laxas en los extremos de los tallos. Capítulos femeninos con involucro hemisférico; filarias en 3-4 series, lineal-lanceoladas, agudas, glabras y rojizas en el dorso, con margen más claro; flores muy numerosas, con corola filiforme; aquenios cilíndricos, glabros, rojizos y con costillas blancas prominentes; papus blanco, acrescente a la madurez del fruto. Capítulos masculinos hemisféricos, con involucro rojizo; flores muy numerosas, con corola tubulosa ensanchada y pentalobada en el limbo; estilo con ramas bien desarrolladas, separadas, papus crespo, blanco. Es una planta sudamericana, que prefiere sitios anegadizos o inundados, algo salitrosos, donde forma densas poblaciones. Se la encuentra en la vecindad de lagunas, charcos y cursos de agua. Crece hasta 3500 msm en las provincias de BA, CA, CHU, CO, ER, JU, LP, LR, ME, NE, RN, SA, SC, SE, SF, SJ, SL, TU. Bolivia, Chile y
Uruguay. Especie halófita muy frecuente en suelos algo húmedos y medianamente salobres, conviviendo con jumes, vidrieras, mastuerzos, rodajillas, etc. Es posible observarla en cursos temporarios de los circuitos a Ciudad Perdida y Cerro Rajado (PNT). Usada frecuentemente por los lugareños para confeccionar escobas rústicas para barrer pisos de tierra o limpiar de cenizas el horno de barro antes de cocer los panes caseros. Baccharis kurtziana Ariza. Arbusto, endémica, ca. 2100 m. LR.

47 Baccharis latifolia (Ruiz et Pav.) Pers. Arbusto o arbolito, nativa, 500-2500 msm. De amplia distribución en Argentina: CA, JU, LR, SA, TU. Bolivia. Tiene rápido crecimiento, es útil como cercas vivas, para fijar suelos en laderas y terrazas, como leña y tiene propiedades medicinales. Baccharis medullosa DC. Hierba, nativa, hasta 3000 m. Argentina: BA, CA, CH, CO, COR, DF, ER, FO, JU, LP, LR, ME, MI, RN, SA, SF, SL, TU. Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay. Baccharis niederleinii Heering var. niederleinii. Arbusto, endemica, 1000-1500 m. LR. Baccharis niederleinii Heering var. potrerillana Ariza. Arbusto, endemic, 2000-2500 m. LR. Baccharis pingraea DC. fma. angustissima DC. Hierba, nativa, hasta 2500 m. Argentina: BA, CO, ER, LP, LR, ME, RN, SF. Chile y Uruguay. Baccharis pingraea DC. fma. pingraea. Hierba nativa, hasta 2500 m., erecta, de hasta 1 m de altura, con raíces gemíferas, tallos estriados, glabros; hojas lineal-lanceoladas, acuminadas, atenuadas hacia la base, aserradas, con dientes distantes, resinosas, glabras, las mayores de hasta 90 mm de largo x 8-9 mm ancho, cortamente pecioladas. Capítulos en corimbos densos en el extremo de las ramas; involucro femenino hemisférico con brácteas lineal-lanceoladas, agudas y ciliadas en el ápice; flores lineales con segmentos glanduloso-pilosos, estilo con estigma bífido; cipsela de 1 mm, oscura, finísimamente pubescente; papus blanco de 4 mm; involucro masculino hemisférico con brácteas lanceolado-agudas, flores con lóbulos del limbo muy largos, estigma de 1,2-3 mm, papus crespado. Argentina: BA, CH, CHU, CO, COR, DF, ER, FO, JU, LP, LR, ME, MI, NE, RN, SA, SE, SF, SJ, SL. Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay Baccharis polifolia Griseb. "Chilcamamil" Arbusto, endémica, 1000-4000 m. Argentina: CA, JU, LR, ME, SA, SJ, TU. Fastigiado ramosísima, hojosa, con ramas tetrágonas, estriadas, puberulentas, amarillentas; hojas rígidas, lineares, con margen revoluto, sésiles; inflorescencias en corimbos simples axilares o terminales, monocéfalos, tan largos como las hojas; flores poco salientes; estilo clavadocónico. Frecuente de hallar en faldeos de ríos secos, riberas por sobre los 2000 m. Su nombre proviene de la españolización del mapuche Chillka (avarillado) y Mamül (toda madera, árbol o leña). Al igual que la jarilla macho o puspús (Zuccagnia punctata) se emplea para curar las heridas o miasis en los animales. Vive en Bolivia en las provincias centro sur, y en Argentina en montes secos y en sierras, adaptándose a la aridez con estomas en criptas. Química y usos: la especie presenta flavonas, clerodanos y triterpenos. Antirreumático, antiséptico y antibiótico. Baccharis pulchella Sch. Bip. ex Griseb. Arbusto, nativa, 200-3500 m. Argentina: CA, CO, JU, LR, ME, SA, SJ, SL, TU. Bolivia. Baccharis retamoides Phil. Crece en las provincias fitogeográficas Prepuneña y del Monte entre 900-3100 m s. m. (Giuliano, 2000). Catamarca, La Rioja, Mendoza, Salta, San Juan, Tucumán Baccharis retamoides Phil. Subarbusto, endémica, 500-3500 m. CA, LR, ME, SA, SJ, TU.

48

Baccharis rufescens Spreng. Arbusto, nativa, hasta 3000 m. Argentina: BA, CA, CH, CO, COR, ER, JU, LP, LR, ME, RN, SA, SF, SL. Brasil, Paraguay y Uruguay. Baccharis salicifolia (R. et P.) Pers "Suncho", “Pichana”, “Chilca amarga", “Chilco”, “Chilco macho”. Arbusto hidrófilo y freatófilo, leñoso y muy ramoso, de hasta 3 metros de altura, dioico, glanduloso, densamente hojoso; hojas lanceoladas de ápice agudo, aserradas en la mitad superior del margen, 3-nervadas; capítulos en corimbos densos. Es una especie que se halla en todo Sudamérica, frecuentando sitios arenosos y húmedos, bajos inundables, orillas de ríos y arroyos, etc. Localmente es empleada para confeccionar escobas rústicas y combustible. Se emplean sus hojas como antiinflamatorio y antitumoral (Debelmas, 1975). Contra dolores de luxaciones y del reumatismo. No comida por ganado. Contiene colorante amarillo en sus tallos foliáceos. Contiene aceite esencial en sus hojas y tallos foliáceos. Se evaluó la actividad antihelmíntica de los extractos acuosos de B. salicifolia, determinándose un alto porcentaje de eficacia contra los oxiuros Syphacia obvelata y Aspiculuris tetraptera. El porcentaje de eficacia hacia la Syphacia obvelata aumenta con la concentración (500 mg) y se mantiene para el otro oxiuro. La parte aérea de B. salicifolia presenta alcaloides, flavonoides, esteroides, antraquinonas y cardiotónicos. Tanto flavonoides como alcaloides de sus partes aéreas tienen acción nematicida. Los pobladores preparan el cocimiento de hojas y tallos jóvenes y lo beben en ayunas para eliminar los parásitos (Salazar et al 2007). Con los tallos y hojas machacados se prepara una tintura para teñir madejas de lana de color verde claro, actividad que se realiza durante todo el año (Fabbio et al 2009). Infusión de hojas: contra gastritis y lumbago (Alonso 2004). Antirreumático, antivenéreo (Hieronymus 1882). Antiinflamatorio, antirreumático, vermífugo, vulnerario (Marzocca 1997). Calmante, estomáquico (Conticello & al. 1997). Baccharis sculpta Griseb. Arbusto, nativa, 1500-3000 m. Arg.: CA, JU, LR, SA, TU. Bolivia. Baccharis spartioides (H. & A. ex DC.) Rémy. “Pichana”. Arbusto, nativa, hasta 3000 m. Aromático, antiparalítico (Lemos 1878). Pelente (Ruiz Leal 1972). Su nombre alude a escoba, de pichay, barrer. Las flores cuando secas y molidas producen un fuerte perfume balsámico (Gillies a Hooker) que se percibe a la distancia (Hooker & Arn. 1841) Baccharis trimera (Less.) De Candolle. “Carqueja”, “Yaguareté ka‟a”. Compuesta. Sufrútice de 3050 cm de altura, ramoso en la base, glabro, resinoso, afilo. tallos delgados con tres alas glabras, con puntuaciones glandulares, enteras, de 2-10 mm de ancho. Capítulos numerosos sésiles, dispuestos a lo largo de ramas superiores formando falsas espigas laxas. Capítulos femeninos con involucro cilíndrico de 5-6 mm de alto; filarias lanceolado-oblongas, agudas o semiobtusas de color pajizo; flores numerosas con corola filiforme; aquenios costados, glabros; papus blanco. Capítulos masculinos con involucro acampanado de 4-

49 4,5 mm de alto; filarias anchas, obtusas, algo recortadas en el margen, color pardo claro; flores numerosas, con corola tubulosa pentalobada; papus crespo en la base. Habita prepuna sobre cerros secos no muy elevados, considerada muy medicinal, con los mismos usos populares que la especie anterior. Planta del Sur del Brasil, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina hasta 2.500 msm. Se la conoce con el mismo nombre vulgar que las dos especies anteriores y se le atribuyen las mismas propiedades medicinales. La carqueja es muy rústica y de fácil cultivo, además de interesante en el paisajismo por su aspecto diferente. Se puede plantar en macetas y jardineras, así como en canteros abonados, donde forma pequeños matorrales redondeados y compactos. Es muy utilizada en tés adelgazadores y en el mate del gaucho. Sirve también a la aromatización de licores y vinos y a la fabricación de escobas rústicas. Se debe cultivar a pleno sol, en suelo fértil, enriquecido con materia orgánica y regada a intervalos periódicos. Se multiplica por la división de los cepellones, semillas o estacas. Indicaciones: Diabetes, obesidad y sobrepeso, alteraciones hepáticas y de la vesícula biliar, afecciones de la piel, anemias. Propiedades: Colagogas, digestivas, diuréticas, hepatoestimulantes, antipiréticas, hipoglicémicas, laxantes, adelgazadoras, vermífugas. Partes usadas: tallos. Carqueja es una fuente rica de flavonoides. Ciertos flavonoides, como la silimarina en el cardo mariano, han demostrado propiedades protectoras del hígado y se utilizan para afecciones hepáticas en muchos sistemas de medicina a base de hierbas. Contiene hasta un 20% de flavonoides, como la quercetina, luteolina, nepetin, apigenina, y hispidulin. Los flavonoides se consideran los componentes activos en el uso contra trastornos digestivos y del hígado. Para los trastornos digestivos (úlceras, gastroenteritis, reflujo ácido, y los trastornos de la válvula ileocecal) y a la digestión lenta; a tono, el equilibrio y fortalecer la función del hígado (también para eliminar trematodos del hígado, la bilis del hígado y aumento de eliminar las toxinas del hígado); para los trastornos de la vesícula biliar (piedras, dolor, la falta de acción de la bilis, lento, la toxina de acumulación); como desintoxicante (sangre, hígado, vesícula biliar, páncreas); para las infecciones virales (virus del estómago, VIH, herpes simple). Colerético (Cifuente et al 2010) Contraindicaciones: No debe utilizarse durante el embarazo, carqueja ha demostrado ser estimulante uterino y provocar efectos abortivos en las ratas. Antidiarreico, anticonceptivo, antifebril, antidispépsico, tónico (Toursarkissian 1980)

REFERENCIAS:

Ariza Espinar, L. 1973. Novedades sobre Baccharis (Compositae) de Argentina III. Kurtziana 7: 187-193.
Cabrera A. L.. Flora de la Pcia de Jujuy. X: 214, fig. 91. Cabrera A. L.. Flora Jujuy. X: 235, fig. 100. A. L. Cabrera. Flora Jujuy, X: 241, fig. 103. Cabrera A. L.. Flora de la Pcia. Jujuy X: 232, fig. 99

Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada del Parque Nacional Talampaya. Inéd. ----et al. 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora Cultivada y Autóctona de La Rioja, Argentina. Giuliano, D. A. 2000. Asteraceae, Tribu III. Astereae, parte A. subtribus Baccharinae, en A. T. Hunziker (ed.), Fl. Fanerog. Argent. 66: 1-73. http://www.lista-planear.org/index.php?item=especie&accion=ver_ficha&id=30388
Roig, F. A. 2002. Flora medicinal mendocina. EDIUNC. Ruiz Leal A. IADIZA Deserta 3-80: 152, Lám. 92. Ruiz Leal A.. IADIZA Deserta 3-80 : 153, lám. 93. Ruiz Leal A. Deserta 3-72. p. 65, lámina 21, figuras 62, 63. http://es.wikipedia.org/wiki/Baccharis_juncea

50 http://www.google.com.ar/search?q=fotos+de+baccharis&hl=es&rlz=1T4ADFA_esAR391AR391&prmd=iv ns&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ei=8LbNTY7dNeHW0QHR97HtDQ&ved=0CBUQsAQ&biw= 1419&bih=687 http://www.jardineiro.net/es/banco/baccharis_trimera.php http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Baccharis_trimera.jpg http://www.google.com.ar/imgres?imgurl=http://3.bp.blogspot.com/iJ1dNoKNZEk/TbjA40JlmhI/AAAAAAAAR8c/QxOb4ZYoXq0/s1600/Baccharis%252Bjuncea_%252BNec ochea-%252BLaguna%252BTupungato-DSC_2002.JPG&imgrefurl=http://fotoflorahierbas.blogspot.com/&usg=__OeDTD7tV3CfH0ZdJWpgEIym5nkw=&h=537&w=800&sz=65&hl=es&star t=188&zoom=1&tbnid=HqFWmCODsjXYjM:&tbnh=149&tbnw=201&ei=QL3NTZXpEs_AgQfuzaSiDA& prev=/search%3Fq%3Dfotos%2Bde%2Bbaccharis%26hl%3Des%26sa%3DX%26rlz%3D1T4ADFA_esAR3 91AR391%26biw%3D1419%26bih%3D687%26tbm%3Disch0%2C4879&itbs=1&iact=hc&vpx=921&vpy= 392&dur=374&hovh=184&hovw=274&tx=180&ty=163&page=10&ndsp=19&ved=1t:429,r:11,s:188&biw= 1419&bih=687 http://www.natura-world.net/?p=149 http://www.flickr.com/photos/fjbn/3624655596/in/set-72157619632757583 http://es.wikipedia.org/wiki/Baccharis_polifolia http://www.domotica.us//Baccharis_polifolia http://www.scielo.org.pe/pdf/rsqp/v73n3/a04v73n3.pdf Amani, S.M., Isla, M.I., Vattuone, M.A., Poch, M.P., Cudmani, N.G. and Sampietro, A.R. 1999. Antimicrobial activities in some Argentine medicinal plants. Acta Hort. (ISHS) 501:115-122 http://www.actahort.org/books/501/501_15.htm http://www.sedici.unlp.edu.ar/search/request.php?id_document=ARG-FARM-ART-0000001514 http://apicultura.wikia.com/wiki/Baccharis_articulata Dalmasso et al 2004. Multequina 13: 15-31, 2004. http://www.cricyt.edu.ar/multequina/indice/pdf/13/132.pdf Fabbio, Hilgert y Lambaré, 2009. Los tintes naturales de Los Toldos y Alrededores. 1 Edic., Jujuy, Argentina Alonso Jorge R. Aportes de la medicina indigenista a la medicina oficial. Buenos Aires, 13 de diciembre de 2004. http://www.inta.gov.ar/balcarce/info/documentos/posters/Alberto2/Carpeta36(2008)/Toxicidad.htm http://www.qui.una.py/botanicafcq/Vol%201%20(1-2)%201993/Soria%20Rojasiana%201(1).pdf José C. GIANELLO*, Diego A. CIFUENTE, Oscar S. GIORDANO and Carlos E. TONN Bioactive Flavones and Terpenes from Baccharis calliprinos and B. rhetinodes (Asteraceae) Acta Farm. Bonaerense 18 (2): 99-102 (1999) http://www.latamjpharm.org/resumenes/18/2/LAJOP_18_2_1_4.pdf http://www.biblioteca.unlpam.edu.ar/pubpdf/revet/n09a05toribio.pdf http://homeollano.com/investiga_13.html http://www.scielo.br/pdf/qn/v28n1/23044.pdf Monks, N. R.; Ferraz, A.; Bordignon, S.; Machado, K. R.; Lima, M. F. S.; Rocha, A. B.; Schwartsmann, G.; Pharm. Biol. 2002, 40, 494. Desmarchelier, C.; Bermudez, M. J. N.; Coussio, J.; Ciccia, G.; Boveris, A.; Int. J. Pharm. 1997, 35, 116. Oliveira, S. Q.; Dal-Pizzol, F.; Gosmann, G.; Guillaume, D.; Moreira, J. C. F.; Schenkel, E. P.; Free Radical Res. 2003, 37, 555. Perez, F.; Marin, E.; Adzet, T.; Phytother. Res. 1995, 9, 145. Marston, A.; Hostettmann, K.; Phytochemistry 1985, 24, 639. Garcia, C. C.; Rosso, M. L.; Bertoni, M. D.; Maier, M. S.; Damonte, E. B.; Planta Med. 2002, 68, 209. Feresin, G. E.; Tapia, A. A.; Bustos, D. A.; Fitoterapia 2000, 71, 429. Kuti, J. O.; Jarvis, B. B.; Mokhtarirejali, N.; Bean, G. A.; J. Chem. Ecol. 1990, 16, 3441. Mongelli, E.; Pampuro, S.; Coussio, J.; Salomon, H.; Ciccia, G.; J. Ethnopharm. 2000, 71, 145. Sosa, M. E.; Tonn, C. E.; Giordano, O. S.; J. Nat. Prod. 1994, 57, 1262. Feresin, G. E.; Tapia, A.; López, S. N.; Zacchino, S. A.; J. Ethnopharm. 2001, 78, 103. Mongelli, E.; Desmarchelier, C.; Rodriguez Talou, J.; Coussio, J.; Ciccia, G.; J. Ethnopharm. 1997, 58, 157.

51 Pérez-García, F.; Marín, E.; Adzet, T.; Cañigueral, S.; Phytomedicine 2001, 8, 31. Torres, L. M. B.; Gamberini, M. T.; Roque, N. F.; Landman, M. T. L.; Enriz, E. D.; Baldoni, H. A.; Jauregui, E. A.; Sosa, M. E.; Tonn, C. E.; Luco, J. M.; Gordaliza, M.; J. Agric. Food Chem. 2000, 48, 1384. Souccar, C.; Lapa, A. J.; Phytochemistry 2000, 55, 617. Nakasugi, T.; Komai, K.; J. Agric. Food Chem. 1998, 46, 2560. Soicke, H.; Leng-Peschlow, E.; Planta Med. 1987, 53, 37. Palacios, P.; Gutkind, G.; Rondina, R. V. D.; Torres, R.; Coussio, J. D.; Planta Med. 1983, 49, 128. http://www.efloras.org/florataxon.aspx?flora_id=201&taxon_id=103317 http://www.efloras.org/object_page.aspx?object_id=11763&flora_id=201 Giuliano, D. A. 2000. Asteraceae, Tribu III. Astereae, parte A. subtribus Baccharinae, en A. T. Hunziker (ed.), Fl. Fanerog. Argent. 66: 1-73. Giuliano, D. A. 2001. Clasificación infragenérica de las especies argentinas de Baccharis (Asteraceae, Asterae). Darwiniana 39 (1-2):131-154. Giuliano, D. A. & L. Ariza Espinar. 1999. Subtribu Baccharinae, en F. O. Zuloaga & O. Morrone (eds.). Catálogo de las Plantas Vasculares de la República Argentina. II. Dicotyledoneae. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 74: St. Louis http://www.lista-planear.org/index.php?item=especie&accion=ver_ficha&id=28101 http://www.fagro.edu.uy/~botanica/www_botanica/webcursobotanica/web_practicos_reconocimiento/web_r econocimiento_especies/baccharis_trimera.html http://www.flickr.com/photos/stationalpinejosephfourier/4131920006/sizes/m/in/photostream/ http://es.wikipedia.org/wiki/Baccharis Boelcke, O. 1989. Plantas vasculares de la Argentina. Bs. As. Ed. H. Sur, 265 - 369 pp

Hierbapar -Herboristería Paraguaya - www.hierbapar.com.py
http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Baccharis_articulata_2.jpg?uselang=es http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Baccharis_articulata_1.jpg?uselang=es

Aljaro ME et al. 1984. Life cycle of Rachiptera limbata (Diptera, Tephritidae) and its relationship with Baccharis linearis (Compositae).Rev. Chil. Hist. Nat. 57: 123. Holmgrem M. et al Pl. ecology 147, 49 (2000)
http://www.esacademic.com/dic.nsf/eswiki/136881 http://sites.google.com/site/florasbs/asteraceae/carqueja-1 Ragonese A. E. y V. A. Milano. 1984. Vegetales y substancias tóxicas de la flora argentina. Enciclopedia Arg. de Agric. y Jard. Segunda edición, Tomo II. Edit. CME S.A.C.I.

Chilcas ( Tessaria absinthioides, integrifolia var. ambigua)

T.

dodoneifolia,

T.

Tessaria absinthioides (Hook. et Arn.) De Candolle “Chilquilla”, “Pájaro bobo”, “Brea”, “Soroma”, Sorona”. Asterácea arbustiva perenne, densamente cano-tomentosa, aromática, con raíces gemíferas, tallos erectos, 1-1,50 m de alto; hojas oblanceoladas, agudas o semi-obtusas en el ápice, largamente atenuadas en la base, aserradas en el margen, 50-80 mm de longitud x 5-12 cm de ancho; capítulos numerosos, densamente corimbosos de color rosáceo pálido a rosado fuerte, con variaciones. Es posible observar su floración abundante durante el verano, desde diciembre a marzo constituyéndose en buena alternativa de néctar y polen para abejas, avispas, coleópteros, entre otros. Involucro acampanado, de 7-8 mm de alto x 4-5 mm de diámetro; brácteas externas ovadas, internas lineales, glabras; flores femeninas numerosas, las masculinas 6-14, con corolas tubulosas profundamente

52 pentalobadas; aquenios glabros; vilano blanco. Al igual que las otras “chilcas” ocupa ambientes húmedos de riparias. Distribución: amplia zona que incluye el norte y centro de Chile, norte de Argentina, sur del Perú y Bolivia, Paraguay y Uruguay, en una amplia gama de ecosistemas. Ecología: se adapta a gran diversidad de condiciones edáficas, ya que vive en suelos de textura pesada a liviana, sometida tanto a elevadas como a bajas concentraciones salinas y a diversos regímenes de humedad, en costas marinas o en zonas mediterráneas, en suelos húmedos y arenosos y a orillas de acequias y canales de riego. Se le puede encontrar también creciendo adaptada en orillas de caminos y áreas ruderales. Debido a esta gran adaptabilidad y a su propagación asexual por medio de raíces gemíferas y rizomas, que asegura la multiplicación de los genotipos de supervivencia comprobada en los distintos ambientes que es capaz de colonizar, se está extendiendo su área de dispersión, constituyendo una maleza de regular importancia. Es citada como halófila (Uphof 1941), ya que posee caracteres morfológicos, tales como moderada suculencia, estructura foliar isobilateral, presencia de pelos glandulares y gran cantidad de pelos no glandulares, que se citan como típicos de plantas halófilas (Purer 1936, Black l958, Hansen et al. l976, St.Omer & Schlesinger 1980, Voronin et al. 1995). Los resultados muestran diferencias en el comportamiento entre las plantas sometidas al cloruro de sodio y al sulfato de sodio, las que se manifiestan por la diferente capacidad de regeneración de los trozos de raíces y de supervivencia de los brotes (Degano 1999) Usos: Es empleada por sus propiedades anticolesterolémicas bajo la forma de infusión de sus partes aéreas. Fumigatorio (Lemos 1878). Balsámico (Murillo 1889). Antihemorroidal (E. Méndez 2000) Localmente es utilizada en medicina casera en infusiones como tónico y contra las enfermedades del corazón (Femenía 2003). Tradicionalmente sus raíces y hojas se les atribuyen propiedades medicinales balsámicas, antiinflamatorias y otras dolencias de la piel. Fitoquímica: los sesquiterpenos ácido tessarico, 2-ácido deoxytessarico ilicico, ácido 3-oxo-4,11 (13)- eudesmadien-12-oci y ácido 3 β, 5 α -ácido dihydroxycostico se han aislado de las partes aéreas de Tessaria absinthioides. La estructura de un nuevo eudesmane, ácido 3 β, 5 β -

dihydroxicostico, fue establecido por datos espectroscópicos (Donadel et al 1997). Mediante transformaciones químicas de estos sesquiterpenos con grupos cabonilo α, β insaturados permite
evaluar su capacidad como citoprotector gástrico e intestinales a través de sus derivados como el aldehído ilicico. Se están probando sus aceites esenciales en sus contenidos y concentraciones de terpenos como α y β pineno, canfeno, felandrenos, α-cubebeno, βcariofileno, 6,9-guaiadieno, germacreno D, germacrona, con efectos neurotóxicos y como uso repelente y/o insecticida frente al ataque de los coleópteros Tenebrio molitor y Tribolium castaneum. (Donadel 2004). Tessaria dodoneifolia (Hook. et Arn.) Cabr. “Chilca”. “Chilca dulce”, “Chilca negra”, “Suncho”. Arbusto de la Familia Asteraceae, avarillado, de hasta 4 metros de altura con raíces gemíferas y tallos rectos, glabros, glutinosos; hojas verde brillantes y glutinosas, alternas, angostas, lanceoladas, aserradas,

53 coriáceas, cubiertas de glándulas puntiformes de ambas caras, de 4-8 cm de largo por 5-20 mm de ancho; inflorescencias en corimbos densos, terminales; flores color rosado-lilacinas y dimorfas, las femeninas marginales y muy numerosas, las centrales masculinas y solamente 3-5; aquenios laxamente pubescentes. En La Rioja habita siempre en sitios húmedos, a orillas de ríos y arroyos con agua permanente. Su nombre vernáculo se debe a su parecido con alguna de las verdaderas chilcas (género Baccharis) agregándole el epíteto dulce, porque contrariamente a la agresiva amargura en el gusto de las últimas, las hojas de ésta poseen un sabor agradablemente dulce y muy persistente. Etimología: Género dedicado a Louis Tessari, profesor de botánica, dodoneifolia, en honor del botánico Rembert Dodoens. Sinónimos: Eupatorium dodoneifolium Hook. & Arn.; Conyza straminea Chodat; Tessaria viscosa Lillo; Tessaria straminea (Chodat) Hassl. Posee localmente los mismos usos que la especie anterior, no así en el uso medicinal. Sería interesante, por su alto contenido en azúcares, la realización de experiencias al respecto, con el objeto de propender su cultivo como fuente edulcorante de alternativa en zonas áridas y semiáridas Distribución y ecología: Especie de Bolivia, Paraguay y Uruguay. En Argentina posee amplia distribución, siendo muy frecuente su presencia en el centro-norte del país. Crece en terrenos bajos, en general salitrosos, y en los bosques cercanos a los cursos de agua. Cuerpos de agua corriente dulce o salada, permanentes o estacionales. Fenología: Florece y fructifica en primavera y verano. Usos: Con sus ramas, los indios tobas confeccionan asadores para pescados y armazones para mosquiteros. Las unidades floríferas son abortivas. Abortivo (Martínez Crovetto 1980) Observación: Esta especie posee dimorfismo foliar, en estados vegetativos las mismas son cortas, luego durante la primavera (cuando florece) las hojas son más largas y glandulosas –al tacto pegajosas. Otra especie común de encontrar es Tessaria integrifolia Ruiz & Pav. var. ambigua (DC.) S.E. Freire en La Rioja, “Suncho blanco”, como arbusto nativo hasta 1500 msm. En el Chaco semiárido los indígenas chorotes usan esta especie como cebo para "armado", "pacú" y "panzona". Cercos sobre el río, armazón red de bolsa. Lanzas. Plataformas de pesca (Scarpa 2007). En una publicación de la Universidad Nacional de Santiago del Estero (Argentina) sobre "Plantas de uso medicinal en la flora de los alrededores de la ciudad de Santiago del Estero", se mencionan las propiedades medicinales atribuidas a dos variedades de Tessaria: Tessaria integrifolia Ruiz et Pav. var. ambigua (D.C.) S.E. Freire – “Suncho blanco”: Afecciones al hígado, tónico y depurativo de la sangre; laxante suave y Tessaria dodoneaeifolia (Hook. et Arn.) Cabrera - Chilca: Para combatir la tos y contra la excesiva transpiración (Carrizo, Palacio y Roic 2002)

REFERENCIAS: Degano, Claudia A.M. Respuestas morfológicas y anatómicas de Tessaria absinthioides (Hook. et Arn.) DC. a la salinidad. Revta brasil. Bot., São Paulo, V.22, n.3, p.357-363, dez. 1999 Donadel, O.J. Anales Asociación Química Argentina 86 (3/6), pp. 90-93, 1998. UNSL. Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada del Parque Nacional Talampaya. Inéd. ----et al. 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora Cultivada y Autóctona de La Rioja, Argentina. Inéd.

Ruiz Leal, A. 1972. Aportes al inventario de los recursos naturales renovables de la Provincia de Mendoza. Flora Popular Mendocina. IADIZA. Deserta 3: 1-299. Roig, F. 2001.Flora medicinal mendocina. Las plantas medicinales y aromáticas de la provincia de Mendoza (Argentina). EDIUNC.

54

http://www.ipni.org/index.html. The International Plant Names Index http://arbolesdelchaco.blogspot.com/2009/01/aliso.html http://www.plantasmedicinales.org/archivos/plantas_medicinales_de_sgo_estero.pdf http://davesgarden.com/pf/showimage/64560/ http://www.floramendocina.com.ar http://unsl.edu.ar/~odonadel/archivos/phyto1997.pdf
http://www.chilebosque.cl/shrb/tessaria_absinthioides.html http://www.ambiente.gov.ar/archivos/web/PBVyAP/File/A3/PIARFON%20MyE/Etnobotanica.pdf http://www.google.com.ar/imgres?imgurl=http://3.bp.blogspot.com/_y3TfF0uusC0/TL4UB9OP4XI/AAAA AAAAAWs/TsiH283sjFk/s320/aliso%2Bde%2Br%C3%ADo%2Ben%2Bflor.jpg&imgrefurl=http://plantasa utoctonas.blogspot.com/2008/05/plantas-autctonasrioplatenses.html&usg=__18wL1YCV4lvWLZAjx3DWIl13Y4g=&h=320&w=256&sz=44&hl=es&start=20 &zoom=1&tbnid=5hZ5xVEQYySs5M:&tbnh=148&tbnw=118&ei=wofETbnwC4ltweU_NCeBA&prev=/search%3Fq%3Dtessaria%2Bintegrifolia%26hl%3Des%26sa%3DX%26rlz%3D1T4 ADFA_esAR391AR391%26biw%3D1419%26bih%3D651%26tbm%3Disch0%2C732&itbs=1&iact=hc&vp x=543&vpy=208&dur=5008&hovh=251&hovw=201&tx=130&ty=139&page=2&ndsp=21&ved=1t:429,r:1 6,s:20&biw=1419&bih=651 http://www.botanicargentina.com.ar/boletin/42-3/Scarpa(FINAL).pdf Zuloaga, F. O. y Morrone, O. (editores) (1996). Catálogo de las Plantas Vasculares de la República Argentina.

Chuquiraga Juss. Nombres vernáculos: Chuquiragua, Chuquirahua. Arbustos pequeños, corteza dura, cicatrices foliares conspicuas. Hojas subsésiles, alternas y espiraladas, frecuentemente imbricadas, ovadas a lanceoladas, ápice agudo y espinoso, base redondeada, uninervadas, coriáceas. Cabezuelas discoides, solitarias en el ápice de las ramas; involucro anchamente turbinado, multiseriado con brácteas imbricadas en 5–10 series, las exteriores largas y reduciéndose hacia adentro, espinicentes café-anaranjadas; receptáculo plano, pubescente. Flores perfectas, 12–45; corolas tubulares, 5-partidas en el ápice, densamente barbadas, amarillas o blanquecinas; estambres 5, anteras con apéndices basales largos, apéndices apicales linearlanceolados, agudos; ramas del estilo glabras, cortamente bífidas. Aquenios (cipselas) turbinados, villosos o hirsutos; vilano de cerdas plumosas, uniseriadas.

55

El género Chuquiraga consta de 20 especies distribuidas en los Andes desde el suroeste de Colombia hasta el centro de Chile y en casi toda la Patagonia argentina, donde se encuentra el mayor número de especies. Chuquiraga erinacea (Asteraceae), Chirriadero, Chilladero, Chilladora, Romerillo, Monte chirriador, Ardegras, Reventadero, Mata querosén, Hierba blanca, Pedorrilla. El nombre vulgar "ardegras" alude a la facilidad con que la planta, aún verde, arde como grasa chisporroteando. Arbusto de 70-150 cm. de alto, ramoso, densamente hojoso. Ramitas jóvenes alargadas, seríceas. Hojas densas, envainadoras, coríaceas, rígidas, espinescentes en el ápice, con borde entero involuto, laxamente seríceas en la cara de abajo o glabras, lanuginosas en la cara de arriba de 5-16 x 0,6-1,5 mm.. Flor: en 5-8 amarillas, en capítulos dispuestos en el ápice de ramitas cortas, muy numerosos. Frutos: cipselas, son largos y densamente velludos (sedosos y rojizos), secos y con una sola semilla, siendo dispersados por el viento entre los meses de Marzo y Mayo.. Floración y fructificación: en flor a fin de Noviembre. Distribución geográfica: esta especie es característica de la provincia fitogeográfica Puneña, extendiéndose desde Colombia hasta Chile y Argentina, desde Jujuy hasta el norte de la Patagonia a lo largo de los Andes. Arbusto perenne de 0,50-1 m de alto que se encuentra en toda la zona, especialmente en las laderas pedregosas y zonas elevadas expuestas a los vientos acompañada de vegetación achaparrada integra junto a lampayas, añaguas, ajenjos, tolillas, tramontanas, acerillos, cola de león y otras la vegetación de quebradas del río Peñón, camino a Laguna Brava por encima de 3000 y hasta 4000 m.sp.. En La Rioja existen las siguientes especies, además de la nombrada: Ch. erinacea Don subsp. erinacea,(BA, CA, CH, JU, LP, MZ, NQ, RN, SA, SJ, SL, TU; Ch. erinacea Don subsp. hystrix (Don) Ezcurra (CA, CH, LP, MZ, NQ, RN, SJ, SL), ambas entre 500-3000 m, Ch. longiflora (Griseb.) Hieron. entre 2500-4000 m (CA, JU, SA, TU); Ch. parviflora (Griseb.) Hieron. entre 2500-3500 m (CA, JU, SA, SJ, TU); Ch. ruscifolia Don entre 1500-3500 m (MZ, SJ). Período vegetativo: octubre, noviembre, diciembre y enero; floración y fructificación: febrero, marzo y abril. Importancia forrajera: Son buenas forrajeras las flores y frutos. En menor medida las ramas tiernas. En el período estival, debido a la declinación de otras especies vegetales, las flores constituyen un recurso alimenticio para la hacienda Condiciones de agua: secano, donde el período sin precipitaciones dura 3 a 5 meses. Las precipitaciones alcanzan 400 - 800 mm anuales, concentrándose en verano. Condiciones de luz: expuesto. Pleno sol sin ninguna protección. Partes planas o laderas de exposición norte

56

Resiste temperaturas bajas (hasta -15° C incluso -20° C), puede estar cubierta durante meses (1 a 8 meses) por nieve. Equivalente a la zona climática 7 y hasta 6a de USDA. Otros usos: leña, diurético, febrífugo y tónico. Se estudiaron los flavonoides de una de las 15 especies del género Chuquiraga que habitan Argentina, Ch. acanthophylla. Los perfiles cromatográficos obtenidos muestran homogeneidad química a nivel intramolecular en relación con otras especies del género, tales como C. avellanedae, C. calchaquina, C. incana, C. longiflora, C. oppositifolia, C. parviflora, C. rosulata (Seeligmann et al., 1997, 2000) demostrando que no existen diferencias estructurales entre ellos. Se trata de flavonoides muy simples derivados de quercetina y kaempferol y sus O-glicósidos (Juárez & Mendiondo). Este género es de interés apícola. Los tehuelches poseían una medicina muy poco evolucionada y conocieron el uso de unas pocas “yerbas" medicinales. Una costumbre muy particular entre los tehuelches, mapuches y pampas era la de mascar las hojas de la chilladora (Chuquiraga erinacea) como excitante nervioso (González et al, 2003). En Perú, C. spinoza (R&P) Don “huamanpinta” se usa en enfermedades hepáticas y tiene la propiedad de aumentar el flujo de bilis y de ser diurética. Tallos, hojas y flores se usan como cicatrizante, sudorífico, antiinflamatorio de las vías urinarias y próstata, balsámico, antiséptico y en inflamaciones vaginales (uso externo) y activador sexual. Contiene alcaloides, triterpenos, esteroides sesquiterpenlactonas, saponinas, flavonoides, taninos, aminoácidos y resinas. En muestra seca se encontró potasio 3,22%, calcio 4,37%, fósforo 0,68%, azufre 0,69%, silicio 2,35%. Referencias: Correa Q., J. E. y H. Y. Bernal. 1990. Chuquiraga insignis. Pp. 365–367 en: Especies Vegetales promisorias de los países del Convenio Andrés Bello. Tomo V. SECAB Ciencia y Tecnología 17, Bogotá. Ezcurra, C. 1985. Revisión del género Chuquiraga (Compositae-Mutisieae). Darwiniana 26: 219–284. Femenía, J. H. 2006. Fitoregiones y catálogo de Flora de la Rioja, Argentina. Inéd. Gaspar, F. C. Las especies argentinas de Chuquiraga. Rev. Arg. Agr. 12 (3):157-173. Hunziker, J. H. 1952. Las comunidades vegetales de la cordillera de La Rioja. Rev. Inv. Agr. VI-2:176-177. Bs. As. Ruiz Leal, A. 1972, Deserta 3:33. Flora Popular Mendocina. CRICYTME, IADIZA, CONICET.

57

Zuloaga & Morrone Ed. 1999. Catálogo de las Plantas Vasculares de la R. A. II:150-152. Instituto de Botánica Darwinion. http://www.ptnsa.com/huamanpinta.php http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1851-23722007000200012 http://www.compra-segura.com/product_info.php?cPath=37&products_id=108&language=es http://www.idecefyn.com.ar/clf12002/archivos/039_MendiondoME_R.doc http://www.caletao.com.ar/rve/ardegras.htm http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Especies_de_la_flora_argentina/C http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/html/856/85630304/85630304.html http://www.inta.gob.ar/esquel/info/documentos/pasturas/flora_extrandina/chuquiraga_avellanedae.h tm http://www.efloras.org/florataxon.aspx?flora_id=201&taxon_id=107036 http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/HighResPages/SH0243.htm
Colliguaja integerrima Gill. et Hook. ex Hook. “Coliguay”, “Colihuai”, “Coliguay de Cerro”, “Duraznillo”. Euforbiácea arbustiva siempreverde, ramosa y leñosa, de hasta 3 metros de alto, ramitas cilíndricas firmes con látex blanco en su interior, inferiormente desnudas, foliosas en las partes terminales, rojizas. En las regiones fitogeográficas de la estepa patagónica y Monte (distritos Central y Subandino), La Rioja, Mendoza, Río Negro, Chubut y Santa Cruz. Hojas alternas u opuestas, subsésiles, linear-lanceoladas o falcadas, de borde entero, coriáceas, lustrosas. Láminas sésiles de color verde claro, de 5-10 x 0,20,5cm. Es una especie monoica, es decir, flores masculinas y femeninas en la misma planta. Flores unisexuales reunidas en inflorescencias terminales de color amarillo-rojizas. Las masculinas ubicadas en la parte superior de la espiga con 8-12 estambres; las femeninas más gruesas con estigma trífido. Florece desde el otoño hasta el verano. Su fruto es una cápsula xerocástica, bi o tricoca de 2 cm de diámetro que al estar maduro se abre en forma violenta lanzando las semillas a varios metros de distancia. Semilla subglobosa, parduzco-grisácea o ferruginosa. El nombre mapuche „coli‟, es un adjetivo: rojo, color y es mala escritura de „colii‟ (adjetivo también) que es rojo, colorado y todos los colores afines. Los Pampas decían „colig‟ de lo que se puede inferir que este adjetivo asociado a la planta, debe haber sido aplicado a la misma por el colorido rojizo de sus ramas en ambas lenguas o el de sus inflorescencias. Colliguay es la españolización del vocablo indígena y, sin duda, se latinizó como Colliguaya el epíteto genérico para esta especie. Según Rosales, citado por Erize (op.cit., 1960) los pehuelches (mapuches argentinos) usaban el látex de colihuai, considerado venenoso al extremo, para envenenar sus puntas de lanzas y de flechas. Esta planta proporciona un jugo lechoso, que posee ciertas propiedades curativas, empleándolo para combatir callos, verrugas, etc. Calma también el dolor de muelas. En realidad su uso es peligroso, pues esta planta se cita como tóxica para el ganado que la consume (E. Ratera) No se la observa comida por el ganado, siendo una especie de altura o de montaña, donde se la encuentra en hipsometrías desde los 1.700 hasta 2.500 m.s.m. (Sierras de Famatina, Miranda, Sañogasta, Aicuña, Vilgo, Paganzo), formando grandes comunidades de alturas variables, por ser estolonífera; creciendo en terrenos asoleados, pedregosos, ripiosos, terciarios como cuaternarios, en zonas de

58 huaycos (bad-lands), precipitaciones desde 100 mm en adelante y 6 a 10 meses de sequía anual. Su presencia está ligada al “chinchemolle”(Orthóptero) especie de escorpión con desarrollo evolutivo detenido, que emite un fuerte y desagradable olor característico, sumamente venenoso y mortal para la hacienda bovina. Esta especie resiste temperaturas bajas (-8° C), puede tolerar nevada ocasional y cobertura por nieve durante un par de semanas al año. Equivalente a la zona climática 8-9 de USDA. Fácil cultivo por reproducción clonal de sus rizomas. Produce semillas con alto contenido de aceite secante y se está evaluando como nueva cosecha potencial para la región Patagónica a partir de diferentes procedencias fueron estudiadas para determinar la producción de semilla, el contenido de aceite y la calidad de diversos tipos de semillas. Las plantas producen 400 g de semillas mínimamente. La semilla contiene: 35% aceite, 25% digestible (que contiene 51% de proteína, con un valor en lisina N2 de 3.17g/16g, y 40% de residuo. La porción digestible no es tóxica cuando se incluye en ratones a dieta. La producción y la composición del látex es otra característica potencialmente útil de Colliguaya, compuesto por polímeros terpénicos. La caída de sus hojas es una vía de ingreso de terpenos al suelo favoreciendo mayor disponibilidad hídrica al cambiar propiedades físico-químicas. Su látex se usa para algias (analgésico) y dolores de encías. La infusión de Colliguay contiene aumentadores de permeación que son sustancias que se utilizan para favorecer la administración de fármacos por vía transdérmica (piel), lo cual posee ventajas significativas frente a otras formas de administración de medicamentos, aunque causan irritación (entre otros daños) en la piel. En la década del ´90 se inician los estudios de la familia Euphorbiaceae para investigar el contenido en hidrocarburos. Se demostró que algunas de estas especies contienen hasta un 30 % en base a su peso seco de "aceites totales" (llamados hidrocarburos o biocrudo), es así que en Colliguay el constituyente principal de n-alcanos o ceras fue n-C27 (n-heptaeicosano), con cantidades menores de n-C29 (n-nonaeicosano). También se han aislado diterpenos y flavonoides conocidos: lupeol, ácido ursólico, b sitosterol (con radicales glucosa, rhamnosa, arabinosa) ácido oleanólico, entre otros. La actividad antibacteriana del extracto de hojas, tallos y flores de colliguay con acetato de etilo presenta acción moderada frente a Bacillus subtilis, Escherichia coli, Pseudomonas aeruginosa, Sarcina sp., Staphylococcus aureus, Staphylococcus epidermidis, Streptococcus faecalis. La actividad anticancerígena del Colliguay (tallos, hojas y flores) es excelente contra el carcinoma nasofaríngeo humano (KB). La adaptación de esta especie a los semi-desiertos templados, junto con otras características tales como abundancia de semilla/planta, la facilidad con la cual la inactividad de las semillas se puede romper por la refrigeración o el almacenaje, y la posibilidad de la propagación asexual por cortes del rizoma, aumenta el interés y las posibilidades de la domesticación y del cultivo de esta especie. Referencias: Alvarez, M. E. & E. Borkowski. Efecto de infusiones de Euphorbia schickendantzii y Colliguaja integerrima, en la permeabilidad de piel de sapo. Area de Química Orgánica, Facultad de Química Bioquímica y Farmacia, Universidad Nacional de San Luis, Chacabuco y Pedernera. CP (5700) San Luís, Argentina. ealvarez@unsl.edu.ar Bittner, M., Alarcon, J., Aqueveque, P. et al. Estudio Quimico de Especies de la Familia Euphorbiaceae En Chile. Bol. Soc. Chil. Quím. [online]. dic. 2001, vol.46, no.4 [citado 07 Enero 2009], p.419-431. World Wide Web: <http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S036616442001000400006&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0366-1644. Boletín de la Sociedad Chilena de Química

59 De Candolle, A. 1866. Podr. 15-2:1227; Erize, E. Diccionario com. Mapuche-Español. Femenia, J, H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. Femenia, J. H. et al 2006. Regiones Fitogeográficas y Flora de La Rioja, Argentina. Hoffmann, A. 1998. Flora Silvestre de Chile, Zona Central. Edición 4. Fundación Claudio Gay, Santiago. 254p. Hooker, W. J. 1830. Bot. Misc. 1:140, tab. 39; O'Donell, C. A. y A. Lourteig, 1942. Lilloa 8:545-592; Posdena, D. (1), D.Wassner (2) y D. Ravetta (2). 1- Universidad Nacional de la Patagonia. 2- Cátedra de Cultivos Industriales e IFEVA, FAUBA, CONICET. ravetta@ifeva.edu.ar. Incorporación al suelo de los terpenos producidos por Colliguaja integerrima (Euphorbiaceae) y los efectos sobre sus propiedades físicas. Ravetta, D. and A. Soriano. 1990. Colliguaya integerrima (Euphorbiaceae): A possible new crop for temperate deserts. p. 267. In: J. Janick and J.E. Simon (eds.), Advances in new crops. Timber Press, Portland, OR. Teillier, S., G. Aldunate, P. Riedemann y H. Niemeyer. 2005. Flora de la Reserva Nacional Río Clarillo. Impresos Socías Ltda. 367p. USDA, ARS, National Genetic Resources Program. Germplasm Resources Information Network - (GRIN) National Germplasm Resources Laboratory, Beltsville, Maryland. http://www.ars-grin.gov/cgibin/npgs/html/taxon.pl?11171 (26 nov. 2007) Palo jabón (Colletia spinosissima Gmelin) “Quina”, “Crucero”, “Quina- Quina”, “Crucerillo”, “Quina del Campo”, “Espino Negro”, „Espina cruz”, “Barba de Tigre”, “Roque”, “Coronilla”, “Coronillo”. Familia Rhamnaceae a la que también pertenece el “piquillín” (Condalia microphylla Cav.). Colletia es un género botánico de fanerógamas (plantas con flor), con 17 especies de arbustos espinosos siendo usadas la mayor parte como antipiréticas y purgativas (Baillon, 1876-1862). Todas las especies son nativas de Bolivia, Brasil, Perú, Chile, Uruguay. Argentina posee 3 especies en el NO, Centro y Sur; y en La Rioja únicamente la descripta desde 0-500 y 1500-4000 m. generalmente en cauces temporarios y suelos pedregosos de zonas áridas y semiáridas. También Buenos Aires, Catamarca, Chubut, Cordoba, Corrientes, Entre Rios, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Neuquen, Rio Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tucumán. Sinónimos: Colletia assimilis, C. atrox, C. ferox, C. intricata, C. spinosa, C. spinosa var. assimilis, C. tenuicola, C. Weddelliana. Arbusto nativo leñoso subáfilo muy polimorfo, de 1,50 a 4 m de altura, con ramas rígidas, de color verde oliva muy largas que caen hasta el suelo. Espinas opuestas, cilíndricas, subuladas, opuestas, punzantes. Hojas en la base de las espinas, ovado-lanceoladas, pequeñas, efímeras. Flores en fascículos 2-4 floros, axilares o no, con pedicelo de 3-4 mm de largo, hermafroditas, urceoladas, blancas. Corola tubular, con 5estambres con anteras negras; muy perfumadas. Florece de marzo a abril; sépalos 5, de 5 mm de largo, reflejos. Hojas caedizas en la base de las espinas, rudimentarias, muy pequeñas, elípticas, de borde entero a dentado; tallos fotosintéticos. Cápsulas tricocas, xerocásticas con 3 semillas lisas, pardo oscuro y brillantes. Es usado como combustible localmente. Contiene dos alcaloides cuaternarios benzyltetrahydroisoquinoline: D-magnocurarina (C10H25NO4) y D-colletina C20H26NO4: D-(-)-1-(4-metoxibencil)-2,2-dimetil-6-metoxi-7hidroxi-1,2,3,4-tetrahydroisoquinoline ambas son principios amargos (Sánchez et al. 1966).

60 Usos: es usado por sus propiedades tónico-amargas y febrífugas (Hieronymus, 1882; Domínguez, 1928). Es usado por las mujeres como antiperiódico (Parodi, 1881:95). Además es muy rica en saponinas y por ello es localmente utilizado por las mujeres para lavar la ropa, de donde procede su nombre vulgar. Ornamental, para hacer cercos vivos. La corteza y raíces son ricas en saponina por lo que se usa como jabón. Medicinal como purgante (Hieronymus, 1882). En infusiones se emplea como astringente (antidiarreica) y febrífuga (Ratera, 1980) En Perú se usa para leña y carbon de alto poder calorifico; tintoreas; fertilizantes naturales del suelo (especies nitrificantes) por su simbiosis con Frankia (Gauthier, D. 1984); densamente espinosas (aptas para cercos); tolera la aridéz-< 200 mm precipitación anual- (Wilmer Paredes Fernandez). Especie con abundantes triterpenoides (Pacheco, P., 1973). Zygadlo, J.A (1993), analizó la composición química de sus semillas. Es una planta muy melífera. Es muy bonita planta ornamental, tolera temperaturas de -8 °C. Otra especie similar (C. paradoxa) tiene riesgo de extinción por pérdida de hábitat. Es maleza de gran impacto negativo en los ecosistemas naturales de América y de Oceanía, por su característica de reproducción, predomina sobre la flora nativa. Sus frutos tricocos son de uso popular en la cocina (mermeladas y tartas). Referencias: Femenía, J. H. 2006. Fitoregiones y Catálogo Flora Nativa y Cultivada de La Rioja, Argentina. Inéd. Tinto, J. C. 1977. Utilización de los recursos forestales Argentinos. IFONA. Folleto Técnico Ftal 41:94 Toursarkissian, M. 1980:130. Plantas Medicinales de la Argentina. Ed. Hemisferio Sur S. A. Roig, F. A. 2001:65. Flora Medicinal Mendocina. EDIUNC. Ragonese y Milano. 1984. Vegetales y Substancias Tóxicas de la Flora Argentina. Enc. Arg. de Agr. y Jard. Edit. ACME SACI., pág. 213. Ratera, E. L. & M. O. Ratera. 1980. Plantas de la flora argentina empleadas en medicina popular. Pág. 108. Toursarkissian, M. 1980. Plantas Medicinales de la Argentina. Ed. Hemisferio Sur. Zuloaga, F. O. & O. Morrone, eds. 1996. Catálogo de las plantas vasculares de la República Argentina. I. Pteridophyta, Gymnospermae y Angiospermae (Monocotyledonae), II. Dicotyledonae. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 60, 74., 1999 (L Argent) Ratera, E. L.; Ratera, M. O. (1980). Plantas de la flora argentina empleadas en medicina popular. Ed. Hemisferio Sur S.A. Buenos Aires. Argentina. 149. E. Sánchez, J. Comin. 1966. Departamento de Quimica Orgánica, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales Perú 222, Buenos Aires, Argentina Departamento de Química Orgánica, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. Perú 222, Buenos Aires, Argentina http://www.monografias.com/trabajos15/especies-andinas/especies-andinas.shtml http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Colletia_atrox0.jpg http://commons.wikimedia.org/wiki/Category:Colletia_spinosissima http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Colletia_atrox1.jpg http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Colletia_paradoxa_RJB.jpg http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&sl=en&u=http://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/0040402 067850634&ei=FwZ1SpaZKYaEtgerztyWCQ&sa=X&oi=translate&resnum=1&ct=result&prev=/search%3 Fq%3Dcolletia%2Bspinosissima%26hl%3Des%26rlz%3D1T4GGLL_esAR318AR320%26sa%3DN%26star t%3D10

61 http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/3/35/Colletia_cruciata4.jpg http://agricola.nal.usda.gov/cgi-bin/Pwebrecon.cgi?DB=local&CNT=25&Search_Arg=Colletia spinosissima&Search_Code=GKEY&STARTDB=AGRIDB http://www.florachilena.cl/Niv_tax/Angiospermas/Ordenes/Rosales/Rhamnaceae/Colletia/Colletia%20spinos issima/Colletia%20spinosissima.htm http://www.sib.gov.ar/ficha/PLANTAE*colletia*spinosissima http://www.florachilena.cl/Niv_tax/Angiospermas/Ordenes/Rosales/Rhamnaceae/Colletia/Colletia%20spinos issima/Colletia%20spinosissima.htm http://calphotos.berkeley.edu/cgi/img_query?stat=BROWSE&query_src=photos_flora_sci&wheregenre=Plant&where-taxon=Colletia+spinosissima&title_tag=Colletia+spinosissima http://www.edym.com/pm/promanu/web07/28cap02anex04.pdf http://www.esveld.nl/plantdias/66/66990.jpg http://www.lohmueller.business.t-online.de/botany/gen/c/Colletia.htm http://www.botgard.ucla.edu/html/botanytextbooks/generalbotany/plantarmature/a1193tx.html http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/HighResPages/SH0328.htm http://www.helsinki.fi/~jhyvonen/PB/C/Colletia%20spinosissima-pp.JPG http://www.ars-grin.gov/cgi-bin/npgs/html/taxon.pl?11170 Doca. Morrenia odorata (Hooker & Arnott) Lindley. Sinónimos: Cynanchum odoratum Hooker & Arnott. Enredadera trepadora de la Familia Asclepiadáceas inscripta en la Farmacopea Nacional Argentina (F.N.A.) desde la primera edición. Con los nombres populares de "tasi" y "doca" son conocidas varias especies de asclepiadáceas, entre otras son conocidas Morrenia brachystephana Gris. que figura monografíada desde la primera edición de la F.N.A. y Araujia hortorum Fourn. M. odorata se conoce también como “Parra estranguladora”, “Vid del Milkweed” (N América), “Isipoa” y “Guaicurú-rembiú” (en guaraní), “Dora” (Uruguay) con distribución al Sur de Brasil, Paraguay, norte y centro de Argentina (La Rioja, La Pampa, San Luis, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fé, Santiago del Estero, San Juan, Entre Ríos, Corrientes, Jujuy, Salta, Tucumán, Chaco, Formosa). Es una especie de hábitat variable que se la puede encontrar tanto en selvas húmedas y umbrías como en bosques secos, a lo largo de los caminos y sobre cercos y alambrados. M. brachystephana al Norte y centro de Argentina (Tucumán, Córdoba, Santa Fé, Corrientes, entre Ríos, Catamarca, Buenos Aires). Se la encuentra en cercos y alambrados, bosques, arbustos, etc. Araujia hortorum en América del Sur cálida. Delta y ribera platense. Se cría en montes y matorrales; se la encuentra con alguna frecuencia, pero sin abundar. También es cultivada ocasionalmente como ornamental. La Rioja cuenta con varias Asclepiadáceas, entre las que cito: Amblyopetalum coccineum (Griseb.) Malme, hierba endémica hasta 1500 m; Asclepias curassavica L. “bandera española”, hierba perenne introducida considerada tóxica para el ganado; A. flava hierba endémica, ambas hasta 2000 m. y A. mellodora A. St.-Hil. “yerba de la víbora”, nociva para el ganado (Cabrera, 1945, Molfino, 1946 y Ragonese 1955) hierba perenne nativa hasta 1000 m.; Cynanchum bonariense (Decne.) T. Mey. enredadera endémica hasta 1000 m., C. trifurcatum (Griseb.) Lillo enredadera endémica 1500-2000 m.; Funastrum gracile (Decne.) Schltdl. enredadera nativa hasta 1000 m.; Gonolobus foetidus Griseb. subarbusto nativo; Marsdenia castillonii Lillo ex T. Mey. enredadera nativa hasta 1000 m.; Melinia candolleana (H. & A.) Decne subarbusto nativo hasta 2000 m.; Metastelma tubatum Griseb. subarbusto endémico hasta 1500 m.; Morrenia grandiflora Malme enredadera nativa hasta 500 m.; M. odorata (H. & A.) Lindl. enredadera nativa hasta 1000 m.; Philibertia

62 gilliesii H. & A. enredadera nativa hasta 1000 m.; Ph. vaileae (Rusby) Liede enredadera nativa hasta 2500 m.; Telminostelma foetidum (Cav.) Fontella & Schwarz enredadera nativa hasta 500 m.; y Tweedia brunonis H. & A. enredadera nativa hasta 1000 m. NOTA: Las plantas de esta familia poseen, generalmente, 2 características que le son comunes: 1) toda la planta segrega, al ser herida, una abundante secreción lechosa y pegajosa llamada látex. 2) el polen está contenido en una estructura especial, el polinio, que se adhiere a los insectos que lo transportan a otras flores para lograr la fecundación. Este proceso puede simularse rozando la parte central de la flor con un palillo, al que se adherirán los polinios. Morrenia odorata: enredadera vivaz con látex, que vegeta en primavera y verano y cuyos tallos, que alcanzan de 3 a 5 m de largo y alrededor de 4 mm de diámetro, se enroscan a cualquier soporte. Hojas de 3-6 cm de longitud, dimorfas, opuestas, enteras, pecioladas, las superiores triangular-hastadas, las inferiores ovado-lanceoladas, pubescentes en ambas caras pero más en la inferior. Flores en ramilletes aparasolados en las axilas de las hojas de alrededor de 1 cm de color blanco verdoso, con perfume agradable, compuestas por 5 piezas en cáliz y corola, esta última a manera de una estrellita de 5 puntas algo agudas, tubo de la corona no soldado a la corola, retináculo sin apéndice. El fruto es un folículo liso, ovoideo de 8 a 14 cm de largo y repleto de numerosas semillas color castaño oscuro, rugosas y comprimidas, que rematan en un mechón de pelos sedosos que contribuyen a su diseminación. Florece y fructifica durante el verano. Es frecuente encontrarla trepando sobre arbustos y alambrados de la zona costera. Una especie muy semejante a ésta (Morrenia brachystephana) se diferencia por la forma de sus frutos, que son rugosos en la superficie. Frecuente de encontrar como trepadora sobre algarrobos, tuscas, retamos, breas, chañares, etc. Localmente se consideran a sus frutos jóvenes comestibles, preparándose con ellos guisados y dulces caseros. En medicina tradicional los frutos se recomiendan como excelentes galactagogos, secos y en infusión teiforme. Contiene un alcaloide: morrenina (Domínguez, 1903, 1928). Esta liana es un elemento florístico ampliamente distribuido en el Gran Chaco sudamericano. Los grupos indígenas y los criollos que habitan la región lo utilizan como alimento a lo largo de gran parte del año. La porción más empleada es el fruto, pero excepto las raíces, los demás órganos de la planta son consumidos, de acuerdo a las preferencias de los distintos grupos étnicos. Este recurso es preparado de muy diversas maneras: crudos, en ensaladas, hervidos y asados. Los criollos sólo usan los frutos y las semillas; con ellos preparan varios platos y, especialmente con los frutos, un postre regional, el “dulce de doca.” Los nativos lo consideran un alimento muy saludable y, pese a la pérdida de muchos alimentos tradicionales, esta planta conserva su prestigio. Aunque es una planta silvestre, varias etnias la protegen y hasta la siembran. Se puede reproducir por semillas o por gajos. Florece a fin de primavera, principios de verano, por lo común a partir del mes de diciembre.

63 M. brachystephana: La corona (apéndices que forman la corola que en conjunto constituyen una segunda corola), es acampanulada, de más o menos 2 cm (igual que el ginostegio), tubo de la corona no soldado a la corola, retináculo sin apéndice. Las hojas son de base truncada o poco cordadas. El fruto es rugoso, cerebroide, de 6-7 cm de longitud. Araujia hortorum: Las hojas son ovado triangulares, pecioladas, obtusas en la base, enteras, discolores, glabras en el haz y albo-tomentosas en el envés, de 4-9 cm de longitud. Flores de corola color blanco o rosado de 15 mm de largo, retináculo con apéndice membranáceo en la parte superior, tubo de la corona soldado a la corola. Frutos, folículos ovoideos de 14 cm de longitud, lisos, glabros. Hieronymus: (1882:176-177) para Morrenia odorata, n.v. tasi (Córdoba) doca (Catamarca). Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba, Catamarca, Santiago del Estero, Tucuman, Salta, Jujuy y, Uruguay y Brasil meridional; para M. brachystephana, n.v. tasi (Entre Ríos, Córdoba). "Los campesinos usan estas enredaderas para hacer cuajar la leche de vaca y cabra, y los pelos sedosos de las semillas como yesca para eslabón. En Córdoba cuentan la fábula que corre sobre esta planta y es que la leche vuelve a la mujer que toma el agua de la raíz, aún cuando haya transcurrido 8 a 10 años desde que dejó de criar. Los frutos (folículos) de M. odorata exudan una resina aromática. Según Lorentz (Veg. N.E. de Entre Ríos. pp 50), los folículos de M. brachystephana se comen (asados o cosidos?)" (sic) Domínguez, J.A.: (1928:116/172) cita a Morrenia odorata (tasi, doca) en Buenos Aires, Entre Ríos, Córdoba, Santiago del Estero, Catamarca, Tucumán, etc.; a M. brachystephana (tasi, doca) en Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Catamarca, etc.; a Araujia plumosa (tasi) en Misiones y a A. sericifera (tasi) en Buenos Aires, Entre Ríos Catamarca, Misiones, etc.; escribe: "La raíz y los frutos de las Morrenias tienen propiedades galactógenas y contienen un alcaloide, morrenina, y un principio cristalizable, morrenol; los frutos contienen además una enzima proteolítica, un lab fermento y fermentos oxidantes, todos también se encuentran en las especies de Araujia. Soraru y Bandoni, A.: (1978:28-29) "Como galactógeno se emplea la raíz; los frutos como alimento, ya sea crudos, hervidos, asados y en preparación de dulces; para hacer cuajada el látex. Componentes químicos aislados: de raíz: morrenina, de frutos: morrenol.” Composición química del fruto de M. odorata: por cada 100 g de porción comestible equivale a 49 kcal (205 kj); 85,1 g de agua; 1,6 g de proteínas; 1 g de grasa total; 11,5 carbohidratos totales; 0,8 g cenizas; 312 mg de potasio; 41 mg de calcio; 35 mg de fósforo; 0,6 mg de hierro y 41,6 mg de vitamina C. Diversos autores mencionan el uso de la raíz (González Torres, D. 1992, Saggese, D. 1959, Lahitte, H. et al 1998) y los frutos (Lahitte, H. et al 1998, Martínez C. R. 1981) de esta especie con atributos presuntamente medicinales, tales como galactógenos (Saggese, D. 1959, Toursarkissian, M. 1980), el látex para calmar el dolor de caries dentales (Lahitte, H. et al 1998) y para “voltear” dientes enfermos (Martínez C. R. 1981), eliminar verrugas (Marzocca, A. 1997), para cuajar la leche (Bustamante, P. 1927), para evitar dolores en la dentición y contra empachos (Saggese, D. 1959), en gárgaras contra la difteria e inflamaciones de la garganta (Burgstaller, J. A. 1994), para curar el empeine (Lahitte, H. et al 1998) empleando formas sencillas para su uso: decocciones de la raíz (Saggese y Lahitte), infusiones de hojas y frutos (Lahitte), en el agua para el mate (Lahitte, Martínez), mientras que otros resaltan la toxicidad de las partes aéreas (tallos y hojas) de esta especie, aun para el ganado mayor, causándoles la muerte (Marzocca, A. 1997). Los frutos son comestibles (Lahitte et al, 1998). Domingo Saggese nos dice: “El cocimiento de la raíz del tasi ha sido usado desde tiempo inmemorial como uno de los mejores remedios conocidos para aumentar la secreción de la leche en las mujeres que crían, en la dosis de 30 gramos por litro de agua”. El Dr. L. Manfred, 1952 aconseja 3 vasos diarios de la infusión teiforme (frutos, raíz, hojas) al 5% adicionando 1 cucharada de jarabe de chufas (Cyperus sculentus) para incrementar la leche materna.

64 Se determinó la presencia de 2 alcaloides, correspondiendo uno a morrenina, la cual posee una actividad fisiológica muy intensa en dosis pequeñas pudiendo resultar tóxica en dosis elevadas En los ensayos realizados a todos los órganos plantares para determinar la presencia de sustancias que pudieran resultar tóxicas para el consumo humano, no se identificaron compuestos cianogénicos, saponinas ni antraquinonas. En los ensayos realizados para determinar la composición físico-química de los frutos, se evidenciaron altos tenores de calcio, magnesio y hierro. Del análisis del contenido nutricional de los frutos, se deduce que M. odorata contiene cantidades elevadas de minerales principales y un mayor aporte energético que otros frutos convencionales, como las manzanas cultivadas. Debido a su variada composición físico-química del fruto de M. odorata (Hook Arn.) Lindl., [Asclepiadaceae], “tasi”, “doca” se podría utilizar como alternativa en la alimentación popular. “Doquita”. Philibertia gilliesii H. et A. Asclepiadácea. Enredadera perenne, con látex fétido, tallos volubles, cuando tiernos con pelos esparcidos, luego glabros; hojas opuestas, triangular-astadas, laxamente pilosas en ambas caras; láminas y pecíolos igualmente pilosos. Inflorescencias extraaxilares de 4-7 flores; cáliz pubescente con sépalos lineal-lanceolados; corola rotácea, con pubescencia externa, amarillo blanquecina por fuera, amarillo-verdosa por dentro y estriada de rojo vinoso, péndulas; corona con lóbulos vesiculosos, apiculados; ginostegio más alto que la corona; estambres con membrana suborbicular; traslador con retináculo negro, romboidal, caudículas muy pequeñas; estigma bífido, papiloso; folículos uniformes, acuminados, lisos y glabros; semillas muy numerosas, planas, rugosas, con papus sedoso, blanco plateado. Habitual hasta los 1000 msm en las asociaciones vegetales propias de médanos o de riparias, enredada en los arbustos o en las matas aisladas, además en BA, CA, CH, CHU, CO, COR, ER, FO, JU, ME, RN, SA, SE, SJ, SL, TU. En LR se encuentra también Philibertia vaileae (Rusby) Liede como enredadera nativa, entre 500-2500 m. distribuída también en CA, JU, SA, TU. Tweedia brunonis Hooker et Arnott Asclepiadácea perenne, voluble, de hasta 60 cm de altura, tallos pubescentes; hojas opuestas, lineales, glabras, de margen entero; pecíolos cortos , pubescentes. Umbelas axilares de hasta 12-14 flores, a veces flores solitarias pedunculadas por aborto de las demás; flores con cáliz pubescente, con segmentos lineartriangulares. Corola adherida al tubo, con lóbulos pequeños pubescentes en el margen; ginostegio con ápice estigmático, algo clavado; anteras con apéndices ovado-lanceolados; traslador muy pequeño; folículos fusiformes, agudos en el extremo; semillas muy numerosas, planas, ovadas, truncadas en el ápice, muy livianas, tuberculado-rugosas, con papus blanquecino, sedoso, caduco. Se distribuye, además, en BA, CA, CO, ER, LP, ME, NE, RN, SA, SE, SF, SJ, SL, TU. Se la observa hasta los 1000 m.s.m. en riparias y en la zona de petroglifos del PNTalampaya, expuesta al sol o trepando conglomerados o arbustos, a veces a la sombra de ellos o de árboles

65 Es importante resaltar la revalorización de especies naturales usadas como fármacos respecto a los productos de síntesis; en este caso particular el uso de la “doca” en formas como decocciones e infusiones, principalmente en regiones rurales donde son considerables las distancias para lograr atención médica en dolencias comunes, así como también la difusión del consumo de los frutos como una alternativa en la alimentación. REFERENCIAS Amorín J. L. 1988. Guía taxonómica con plantas de interés farmacéutico. Bs. As. Rev. de Inf. Fcia. y Bioq. N° 267 - 80 pp. Boelcke, O., 1989. Plantas vasculares de la Argentina - Bs.As., Ed. H. S. 2da. reimpresión, 233-369 pp. Burgstaller, J. A. 1994. 700 hierbas medicinales; sus propiedades terapéuticas; usos y dosis. Edicial S.A., Buenos Aires, Argentina. 129 Bustamante, P. 1927. Manual del Naturalismo Argentino. 2 ed. de la Hora Argentina Corregida y Aumentada. Cesar J. Bossio e Hijos Imp. Buenos Aires, Argentina. 97. Chifa, C. et al. 2003. Aprovechamiento de Morrenia odorata (Hook & Arn.) Lindl. “Tasi” en medicina tradicional como una alternativa en la alimentación humana. Ciencia e Investigación 6 (1), 19-24. Facultad de farmacia y Bioquímica. UNMSM. ISSN 1561-0861 Domínguez, J. A. 1928, Contribuciones a la Materia Médica Argentina, Bs. As., Ed. Peuser, 81-433 pp. Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. Inéd. Grünwald, G. K. 1977. Diccionario Etimológico Lingüístico de Misiones. Editorial Puente. Posadas, Misiones, Argentina. 110. Guarania, F. de. 1997. Diccionario Guaranda Ilustrado. Guaraní-Español/Español Guaraní. Ediciones Colihue-Mimbipa SRL. Coedición Paraguayo-Argentina. Asunción, Paraguay. 254. González Torres, D. 1992. Catálogo de Plantas Medicinales (y Alimenticias y Útiles) Usadas en Paraguay. Asunción, Paraguay. 165. Hieronymus, G.: (1882), Plantae Diaphoricae Florae Argentinae - Bs. A.s, Ed. Kraft, 330 - 404 pp. Krivoshein de C, N. y Acosta A., F. 1991. Ñe'VéEryru. Diccionario Guaraní-EspañoL Colección Ñemity. 3a ed., Asunción, Paraguay. 53; 68. Lahitte, H. ; Hurrell, J. ; Belgrano, M. ; Jankowski, L. ; Haloua, P. y Mehltreter, K. 1998. Plantas Medicinales Rioplatenses. L.O.L.A. (Literatura of Latin America.) Ed. Buenos Aires, Argentina. 74 Manfred, L. 1959. Recetas botánicas a base de plantas medicinales americanas. Ed. Kier. 537-538 pp. Martínez C. R. 1981. Plantas Utilizadas en Medicina en el N.O. de Corrientes. Miscelánea N.° 69. Ministerio de Cultura y Educación, Fundación Miguel Lillo. Tucumán, Argentina. 87 Marzocca, A. 1997. Vademécum de Malezas Medicinales de la Argentina; Indígenas y Exóticas. Orientación Gráfica Editora S.R.L. Buenos Aires, Argentina. 283. Ragonese, A. E. & V. A. Milano. 1984. Vegetales y substancias tóxicas de la flora argentina. Encicl. Arg. de Agr. y Ganad. Segunda edic., II, fasc. 8-2:242-248 pp. Roig, F. A. 2002. Flora Medicinal Mendocina. p. 57. EDIUNC. Ruiz leal, A. 1972. Deserta 3:234. IADIZA. CONICET. CRICYTME. Saggese, D. 1959. Yerbas Medicinales Argentinas. Décima Edición -Corregida y Aumentada por el Farmacéutico Saggese, Angel Antonio. Buenos Aires, Argentina.119. Soraru, S.B. y Bandoni, A. L. 1978, Plantas de la medicina popular Argentina. Bs.A.s, Ed. Albatros, 1ra. ed., 62-64 - 153 pp. ilustr. Toursarkissian, M. 1980. Plantas Medicinales de la Argentina (sus nombres botánicos, vulgares, usos y distribución geográfica). Editorial Hemisferio Sur. S.A. Buenos Aires, Argentina. 12. Zuloaga & Morrone editores. 1999. Catálogo de las plantas vasculares de la República Argentina II. Asclepiadáceas 78-98. Instituto de Botánica Darwinion. Missouri Botanical Garden Press. http://www.herbotecnia.com.ar/aut-tasi.html http://www.floramendocina.com.ar/clase_6/morrenia_odorata.html http://okeechobee.ifas.ufl.edu/images/DSCN6468.JPG http://www.plantasvasculares.uns.edu.ar/herbario/galeria/pehuen/m.html

66 http://www.springerlink.com/content/a5kvl622354m5630/ http://sisbib.unmsm.edu.pe/bvrevistas/ciencia/v06_n1/Pdf/a03.pdf http://www.shirleydenton.com/plants/plant_www.php?uniq=morre_odo http://www.diclib.com/cgi-bin/d1.cgi?l=es&base=moliner&page=showid&id=74591 http://www.unlu.edu.ar/~argenfoods/Tablas/Codigo/542.htm http://www.scribd.com/share/upload/16109722/240ir8spzq9knfzg1yf8 Cestrum parqui L‟Herit "Duraznillo hediondo", "Duraznillo negro", "Duraznillo silvestre", “Palque”, “Parqui", “Palqui”, “Matacaballo", Mala yerba”. Solanácea arbustiva de 1-3 m de altura, ramosa, fétida, glabra, con hojas cortamente pecioladas, lanceoladas, agudas, enteras; flores en seudo-racimos axilares o agrupadas en cimas terminales, sésiles o brevemente pedicelados; flores con corola tubulosainfundibuliforme, amarillo-verdoso a violáceas y se las puede ver desde octubre hasta abril; bayas casi negras y carnosas, ovoides, con 2-11 semillas c/u de color castaño (Ragonese, 1955; Navas, 1979; Parada, 1987). Fructifica en verano-otoño Es diseminada por los pájaros y también por el agua, invade jardines, campos y arbustales. Tiene una raíz profunda y persistente. Es originario de las regiones templadas y cálidas de América. En nuestro país crece en Buenos Aires, Córdoba, Santa Fé, San Luis, Tucumán, Salta, Chaco, Formosa, Santiago del Estero, Catamarca, San Juan, Jujuy, Corrientes, Entre Ríos, Mendoza, La Rioja y Río Negro. Especie tóxica para el ganado, en cuyo caso se contraresta suministrando al animal enfermo cepa-caballo (Xanthium spinosum); contiene parquina y cestrina (alcaloides). Posee glucósidos saponínicos que por hidrólisis forman glucosa, galactosa, ramnosa o arabinosa y una aglicona denominada sapogenina. Muchas saponinas son hemolíticas, es decir, destruyen los glóbulos rojos. Provoca irritaciones y lesiones a nivel del tubo digestivo. Posee un glucósido denominado parquinósido; en la corteza solanina (solasodina) y digitogenina; en frutos saponinas (gitogenina y digitogenina) y es la parte del vegetal donde la concentración del tóxico es mayor, en hojas esteroidesapogeninas (tigogenina y monohidroxisapo genina) y digalogenina. Esta maleza es considerada un problema mayor debido a su toxicidad para el ganado y aves de corral que la comen cuando hay carencia de otro alimento. Toda la planta es tóxica, tallos, hojas, bayas y aun las raíces parcialmente enterradas son un serio riesgo para el ganado. La planta aún seca mantiene la toxicidad. La muerte es usualmente rápida y dolorosa. La planta es también tóxica para los humanos. Cestrum parqui posee alcaloides denominados parquina y cestrina y el glucósido parquinosidol (hepatotóxicos), En la corteza contiene solanina y digitogenina; en los frutos se encuentran diversas saponinas y en las hojas esteroidesapogeninas. los cuáles varían en concentración a lo largo del año. Los signos clínicos (que aparecen a las 24-48 h de ingerida la planta) son causados por la insuficiencia hepática grave que se produce. Aparece dolor a la palpación en la zona hepática y un marcado embotamiento de la conciencia (mareo). Los animales dejan de comer en forma repentina. Aparecen signos nerviosos (cambios de la conducta, generalmente agresiva) con parálisis de los miembros traseros. También se observa

67
depresión, salivación abundante y posterior postración. Una vez que adoptan el decúbito (se acuestan) la muerte se produce en 1 a 3 días

Medicinal: Se usa el jugo de hojas frescas y la ralladura de tallos sin corteza. Esta ralladura es sudorífica en enfriamientos y fiebres. Del líquido resultante de la decocción de ramas, sin corteza, se obtiene un excelente lavado de cabellos. Se utiliza en fomentos contra los cólicos y para dolores de vientre. Lo mismo para baños de asiento para curar almorranas. La punta de la raíz es empleada para combatir tumores. Es sudorífico o febrífugo, antieczemático y antifúngico (hojas); madurativo y antivirósico (frutos maduros) Las varillas pasadas por la ceniza caliente se usa para combatir los sabañones. El jugo de hojas frescas se usa en afecciones eccematosas, herpes, empétigo y todas aquellas afecciones de la piel con vesículas o ampollas, tambien se usa contra la alergia del litre. Palque o palqui es nombre mapuche y sus palos eran usados para hacer fuego (frotando la punta de una varilla de palqui en otra madera más dura (Lenz 1905-1919). Feuillé (1714-1725) cuenta que usó con éxito el jugo de los frutos como tinta en todos sus hermosos dibujos de las plantas medicinales de Chile y Perú. Principio tóxico: posee un alcaloide denominado parquina y un glucósido llamado parquinósido (hepatotóxicos) los cuáles varían en concentración a lo largo del año. Toda la planta es tóxica, inclusive las hojas secas. Esto es importante ya que si se administra forraje conservado que pudiera tener hojas de duraznillo negro, la intoxicación podrá presentarse. Esto compromete al productor en el control de la calidad del forraje que administra, y al Veterinario en el reconocimiento de la presencia de plantas tóxicas. Animales susceptibles: rumiantes, cerdos y equinos. Signos clínicos: los signos (que aparecen a las 24-48 hs de ingerida la planta) son causados por la insuficiencia hepática grave que se produce. Aparece dolor a la palpación en la zona hepática y un marcado embotamiento de la conciencia (mareo). Los animales dejan de comer en forma repentina. Aparecen signos nerviosos (cambios de la conducta, generalmente agresiva) con parálisis de los miembros traseros. También se observa depresión, salivación abundante y posterior postración. Una vez que adoptan el decúbito (se acuestan) la muerte se produce en 1 a 3 días.

68 Profilaxis: Identificar el arbusto en el establecimiento. Suele ser práctico realizar un control con herbicidas. No dejar animales hambreados en potreros o caminos en los cuales pueda crecer el Duraznillo Negro El palqui pertenece a la familia Solanaceae y sus principales compuestos tóxicos son alcaloides y glucósidos, con efecto atropínico (Garner, 1957; Silva y col., 1962; López y col., 1984; Parada, 1985; Islas, 1991). Aunque toda la planta es tóxica, se considera que los rebrotes y los frutos son de mayor toxicidad (Ragonese,1955; Ortiz, 1963). Los cuadros de intoxicación pueden ocurrir en cualquier época del año (Parada, 1987). Los signos clínicos de animales intoxicados aparecen bruscamente predominando un estado de excitación, incoordinación, temblores musculares, sudoración, dolor abdominal, anorexia y disnea ( Ortiz, 1963; López y col., 1978; McLennan y Kelly, 1984; Riet-Correa y col, 1986; Parada, 1987; Mc.Niven y col., 1993). La muerte ocurre de 4 a 8 horas de iniciado los signos clínicos (Parada, 1987; Mc Niven y col., 1993), pudiendo presentarse cuadros de evolución más larga (McLennan y Kelly, 1984; Riet-Correa y col. , 1986; Parada R., 1987). La mortalidad es de un 80 a 100% (Pérez y Andersen, 1953; Ortiz, 1963; McLennan y Kelly, 1984; RietCorrea y col., 1993), estimándose que la dosis letal para bovino es de 10 g materia seca/Kg de peso vivo (López y col., 1978), aunque existen variaciones según época del año (Hebel, 1988; Riet-Correa y col., 1993). Las principales lesiones observadas en intoxicaciones experimentales en bovinos y ovinos corresponden a petequias en rumen, bazo, timo, linfonódulos, epicardio, pericardio y endocardio, áreas hemorrágicas en intestino, edema en la pared de la vesícula biliar e intestino grueso, en el cual se han encontrado heces endurecidas. La lesión más característica se encuentra en el hígado observándose aumentado de tamaño y con finas áreas rojizas oscuras rodeadas de zonas más claras (Riet-Correa y col., 1986). Los hallazgos histopatológicos descritos para el hígado corresponden a una necrosis centrolobulillar acompañada de congestión y/o hemorragias; los hepatocitos de las zonas periportales presentan aumento de volumen, vacuolización del citoplasma, alteraciones del núcleo y presencia de gránulos hialinos citoplasmáticos. Se describe, además, una discreta proliferación de los conductos biliares (Pérez y Andersen, 1953; López y col., 1978; Riet-Correa y col., 1986). De acuerdo a la anamnesis, en la mayoría de los casos se reportaron síntomas de excitación, incoordinación, postración y muerte entre 12 a 48 horas de iniciados los síntomas, y en dos de los casos estudiados ocurrió la muerte sin observación de síntomas previos; estas diferencias en la presentación del cuadro, se deberían a la cantidad de hojas y/o frutos consumida, al estado vegetativo de éste, y al estado general del animal ( Pérez y Andersen, 1953; Ortiz, 1963; McLennan y Kelly, 1984; Parada, 1987). En relación a los principios activos del Cestrum parqui (L‟Herit), se han aislados diversos compuestos químicos identificados como alcaloides y glucósidos, tales como sapogeninas, gitogeninas, digitogeninas, tigogenina y gitoxigenina (Silva y col., 1962; López y col., 1985; Riet-Correa y col., 1986). Las saponinas son glucósidos presentes en una gran variedad de plantas y ejercen una fuerte acción irritante sobre la mucosa digestiva, además, producen degeneración del tejido hepático y pueden permanecer en circulación enterohepática lo que aumentaría sus efectos tóxicos sobre este órgano (López y col., 1985) y serían las responsables de la necrosis hepática encontrada. Estos daños se manifestaron como hemorragias y edemas tanto a nivel del hígado como en vesícula y colédoco. El daño hepático observado permite explicar la sintomatología nerviosa descrita en los animales intoxicados (Jubb y col., 1993). No se evidenciaron lesiones que permitan corroborar la acción de tipo hemolítica descrita por López y col., ( 1985) para el palqui. La

69 existencia de glucósidos cardiotónicos, como la gitoxigenina, provoca estímulo de la acción vagal sobre el corazón, conducentes a la producción de bradicardia, bloqueo atrioventricular y el paro cardiaco causante de la muerte (López y col., 1985). El control de la intoxicación se logra evitando el pastoreo de las zonas con palqui, eliminando la planta y los restos de éstas de los potreros, cercos y canales, especialmente en verano y otoño, por la tendencia a ser consumido por los animales en esas épocas (Parada, 1987; Riet-Correa y col., 1993). En el caso de intoxicaciones naturales se ha realizado tratamiento de tipo sintomático usando suero glucosado o salino y digitálicos (Islas, 1991), con el fin de diluir el tóxico en la sangre y fortalecer la actividad cardiaca. Por otra parte, Eckell (1947) citado por López y col. (1978) recomienda el suministro de 100 g de carbón y 500 ml de agua para disminuir la absorción del tóxico, repetido tantas veces como sea necesario. RESUMEN Se describen las lesiones de 14 bovinos intoxicados con Palqui (Cestrum parqui L‟Herit) en forma natural, recibidos entre los años 1992 a 1998, para diagnóstico en el Servicio de Patología de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Concepción, Chile. En la necropsia los animales presentaron hemorragias en pericardio, epicardio, endocardio, músculos esqueléticos, intestino y timo; congestión y edema en los pulmones. El hígado se presentó de color anaranjado a rojizo con apariencia de "nuez moscada", y la vesícula biliar con edema y hemorragias. Microscópicamente las lesiones más características ocurrieron en el hígado en forma de necrosis centrolobulillar, vacuolización irregular del citoplasma de los hepatocitos vecinos a la lesión y leve proliferación de los conductos biliares. Las lesiones hemorrágicas que caracterizan el cuadro se deberían a una disminución de los factores de coagulación por disfunción hepática. Antifebril, (Molina 1810) Atemperante, (Lemos 1878) Atemperante, antiinflamatorio, diaforético, drástico, vulnerario, (Hieronymus 1882) “El té de la corteza es fuertemente diaforético y un remedio excelente contra resfríos, reuma y fiebres. El extracto acuoso de las hojas reemplaza la tintura de árnica para curar heridas (Lallemant 1894). Afecciones cutáneas (Pío Correa 1929-78). Antidiarreico, antihemorroidal, antiictérico, antisifilítico, depurativo, diaforético, emoliente. Narcótico, vulnerario, (Di Lullo, Oblitas Poblete y Villafuerte, citados por Marzocca 1997) REFERENCIAS. Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. Inédito. ----------------- et al. 1998. Las Comunidades Vegetales del Parque Nacional Talampaya. Sección 7 Flora: 247. XXVI Jornadas Argentinas de Botánica. Universidad Nacional de Río Cuarto, Argentina Ragonese, A. E. & V. A. Milano. 1984. Vegetales y substancias tóxicas de la flora argentina. Encicl. Arg. de Agr. y Ganad. Segunda edic., II, fasc. 8-2:242-248 pp. Roig, F. A. 2002. Flora Medicinal Mendocina. p. 57. EDIUNC. Ruiz leal, A. 1972. Deserta 3:234. IADIZA. CONICET. CRICYTME. Zuloaga & Morrone editores. 1999. Catálogo de las plantas vasculares de la República Argentina II. Asclepiadáceas 78-98. Instituto de Botánica Darwinion. Missouri Botanical Garden Press. Uso Medicinal de Plantas Nativas y Naturalizadas en Melica Muñoz S., Elizabeth Barrera M., Inés Mesa P. http://www.lagunadeaculeo.com/pages/plantas_medicinales.html Catálogo de nombres vulgares de la flora argentina: (lista preliminar) Martín Rodolfo de la Peña http://books.google.com.ar/books?id=TN1j9r4y1YsC&pg=PA60&lpg=PA60&dq=Cestrum+parqui+L%E2% 80%99Herit+%22DURAZNILLO+HEDIONDO%22,+%E2%80%9CPALQUE&source=bl&ots=wdDujgOZ H&sig=kNI2QwtOitb9mNjT45h_rF8SoCE&hl=es&ei=mHm7Tf_uIIqCgAebn5HrBQ&sa=X&oi=book_resul t&ct=result&resnum=1&ved=0CBIQ6AEwAA#v=onepage&q&f=false http://es.wikipedia.org/wiki/Cestrum_parqui

70 http://www.fvet.uba.ar/basesagricolas/durnegro.html http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/HighResPages/SH0007A.htm http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Cestrum_parqui.JPG Brevis, C. et al. Lesiones observadas en intoxicaciones accidentales con Cestrum parqui (L'Herit) en bovinos. Arch. med. vet. [online]. 1999, vol.31, n.1 [citado 2011-04-30], pp. 109-118 . Disponible en: <http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0301-732X1999000100012&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0301-732X. doi: 10.4067/S0301-732X1999000100012 http://luiscalizaya.wordpress.com/fotografia-de-naturaleza/las-aves-de-mi-casa/ “Chinita”, “Escarapela”, “Flor de la Puna”, “Fofosa”, “Poposa”. Chaetanthera pulvinata (Philippi) V. A. Funk Asteraceae (Compuestas) tribu Mutisiae. Para Chaetanthera se han descrito 42 especies, todas de Sudamérica. Crecen en la cordillera o en lugares más bajos hasta la costa, desde el sur del Perú hasta los 42° lat. Sur en Argentina, en Chile hay registros sólo hasta los 40° de latitud sur, zona de Valdivia. La mayor cantidad de especies se encuentra en la zona central de Chile, donde se originó el género y se dispersó posteriormente hacia el norte y el sur. En el Famatina, Precordillera y Cordillera riojana, entre 2500 y 5000 m. Descripción: hierbas anuales enanas, perennes con estolones, rizomas o renuevo por yemas desde el cuello, muy rara vez arbustitos. Geófitas y xerófilas diminutas y altamente adaptadas a la sequía crecen en laderas muy asoleadas. Florecen a fines de primavera, cuando la mayor parte de la cubierta herbácea está seca. Algunas especies resultan muy abundantes en la Prepuna y Puna o en la Altoandina, cubriendo grandes extensiones. Las especies cordilleranas generalmente son plantas más compactas, con hojas pequeñas, tupidas y gran cantidad de pelos para protegerse de las rigurosas condiciones ambientales. Son plantas monoicas o rara vez dioicas; glabras, pilosas o lanosas. Tallos: sencillos o algo ramificados, a veces casi inexistentes. Hojas: alternas u opuestas y densamente pilosas. Inflorescencia: capítulos solitarios, apicales, sésiles, generalmente de tamaño mediano o pequeño. Involucro rodeado por gran número de hojas que se transforman gradualmente en brácteas. Estas se disponen en varias series, las exteriores son iguales a las hojas pero con bordes membranáceos, las interiores de forma oblonga o lanceolada, de bordes y ápice membranáceos, en algunas especies éste forma un apéndice coloreado. Flores: generalmente dimorfas, sólo isomorfas en las plantas femeninas de las especies dioicas. Las flores marginales están dispuestas en una sola serie, son femeninas o rara vez neutras, con corola bilabiada, labio exterior liguliforme con ápice tridentado; el interior

71 es corto, filiforme, generalmente bipartido y a veces inexistente. Anteras abortadas, estilo delgado, algo dividido en el ápice. Las flores del disco son hermafroditas o masculinas por aborto del gineceo; corola bilabiada de labios cortos, ambos de igual longitud y generalmente erectos. Anteras sagitadas, estilo con ramas cortas, obtusas y papilosas. Papus formado por muchos pelos delgados con ramificaciones cortas. Frutos: aquenios cilíndricos o turbinados, glabros o papilosos. En Chaetanthera se ha detectado un amplio rango de sistemas de reproducción en ambas formas de vida: las especies anuales y perennes de mayor altura son autocompatibles, pero en cuanto a su morfología floral, éstas, cuando el nivel de compatibilidad es intermedio, presentan cabezuelas más grandes en comparación con especies provenientes de menores alturas, y son menos autógamas (lo que sugiere que asignan más recursos a la atracción de polinizadores). Ecología: florecen entre diciembre a febrero y esparcen semillas en otoño-invierno, los fríos y humedad permiten la estratificación, favoreciendo la germinación en primavera. Se reproducen por semillas y división de matas. Usos. Medicinal: el uso más frecuente es para el tratamiento de enfermedades del pecho y para estabilizar la presión arterial. Toda la planta en infusión es indicada en problemas cardíacos y mal de las montañas (Giberti, 1981). También es recomendada para aliviar el catarro y resfriados. En comparación con naproxeno sódico (antiinflamatorio) el extracto de estas especies posee similar efecto. Por su nombre vulgar, seguramente tienen similares aplicaciones medicinales que los géneros Werneria/Xenophyllum (poposas) ya descriptos. Recreativo: especies muy adecuadas para borduras y roquedos. Unas 15 Especies existentes en La Rioja:  Ch. acerosa (J. Rémy) Benth. & Hook. F. ex Griseb. var. acerosa. Hierba nativa, SJ, LR, Chile, 2500-4000 m  Ch. acerosa (J. Rémy) Benth. & Hook. F. ex Griseb. var. dasycarpa Cabr. Hierba nativa, SJ, LR, Chile, 3000-4000 m  Ch. acheno-hirsuta (Tombesi) Arroyo, A.M.R. Davies & Till-Bottraud Hierba nativa, SJ, LR, Chile, 3500-4000 m. con ausencia de dimorfismo sexual, las brácteas maculatas, verdeoscuras, y los aquenios densamente pubescentes.  Ch. dioica (J. Rémy) Rob. Hierba nativa, CA, JU, LR, AS, SJ, TU, Chile; 3000-5000 m.  Ch. euphrasioides (DC.) F. Meigen. Hierba nativa, ME, NE, SJ, LR; 2000-3000 m.  Ch. gnaphalioides (J. Rémy) I.M. Johnston. Hierba nativa, CA. LR, SJ, Chile; 3000-4000 m.

72          Ch. lanata (Phil.) I.M. Johnston. Hierba nativa, LR, SJ, Chile; 2500-3000 m. Ch. minuta (Phil.) Cabrera. Hierba nativa, ME, SJ, LR, SA, Chile; 3000-3500 m Ch. pentacaenoides (Phil.) Hauman. Hierba nativa, ME, SJ, LR, Chile; 2500-3500 m. Ch. pulvinata (Phil.) Hauman var. polymalla. (Phil.) Hicken. Hierba nativa, LR, ME, SA, SJ, Chile; 3000-4000 m. Ch. pulvinata (Phil.) Hauman var. pulvinata. Hierba nativa, CA, LR, ME, SJ, TU, Chile; 3000-4500 m. Ch. revoluta (Phil.) Cabrera. Hierba nativa, LR, CA, JU, Chile; 3500-4500 m. Ch. spathulipholia Cabrera. Hierba nativa, ME, SJ, LR, Chile; 3000-4000 m. Ch. sphaeroidalis (Reiche) Hicken. Hierba nativa, LR, SJ, Chile; 3500-5000 m. Ch. stuebelii Hieron. var. argentina Cabrera. Hierba nativa, CA, JU, LR, SA, TU, Chile; 2500-3500 m.

GLOSARIO Autocompatible = fecundación del ovario mediante el polen procedente de la misma flor. Autógamas = presentan funcionales los órganos femeninos y masculinos de modo que pueden autofecundarse. Anteras = Parte fértil del estambre. Contiene los sacos polínicos donde se producen los granos de polen. Aquenio = Fruto seco, indehiscente, monospermo, en el cual la cubierta de la semilla no se adhiere al pericarpo. Brácteas = Cualquier estructura con forma de hoja reducida Capítulo = Inflorescencia característica de las Compuestas, cuyas flores sésiles se insertan sobre un receptáculo común rodeado por un involucro de brácteas. Corola = Segundo verticilo del perianto, constituido por los pétalos.. Dimorfas = Flores liguladas y tubulosas en un mismo capítulo Dioicas = Vegetal que presenta los dos sexos separados en plantas diferentes. Planta con flores unisexuales separadas en pies diferentes, resultando individuos femeninos y masculinos. Estillo = Parte del pistilo que une el ovario al estigma. Estolones = Tallo delgado, largo, postrado o subterráneo que forma yemas en los nudos y en el ápice.. Estambres = Cada uno de los elementos filiformes que forman el androceo u órgano masculino de la flor Geófitas = Las hierbas perennes o las plantas bianuales pierden los brotes foliosos epígeos para pasar la estación desfavorable; tienen yemas epígeas situadas a ras del suelo o yemas subterráneas. Para que estas yemas broten necesitan reservas elaboradas en el período favorable anterior, que se almacenan en órganos como: rizomas, tubérculos o bulbos. Isomorfas = flores iguales, sin diferencias. Involucro = Conjunto de brácteas o apéndices foliáceos que rodean en la base a las flores o a las inflorescencias. Monoicas = plantas que tienen separadas las flores femeninas y masculinas, pero en el mismo pie. Papus = Limbo del cáliz, en un fruto que procede de un ovario ínfero, transformado en pelos simples o plumosos, en cerdas, escamas o una corona membranácea. Es típico de la familia Asteraceae. El vilano sirve para la dispersión de las semillas por medio del aire. Rizomas = Tallo subterráneo que suele crecer paralelo al suelo y que carece de hojas verdaderas Xerófilas = Especie adaptada a la vida en medios con escasez de agua, o con una estación seca muy acusada. Planta capaz de vivir con humedad escasa

73 Garbancillo, “Garbanzo”, “Yerba loca”, “Hierba loca”, “Astrágalo”, “Mío”. Nombre quechua: “Jusk'a” (Astragalus garbancillo Cavanilles). Familia Fabaceae (Leguminosae). Sin.: A. benthamianus Gillies, A. garbancillo var. mandonii J.F.Macbr., A. mandonii Rusby, A. unifultus L'Her. El garbancillo se distribuye tanto en la Fitoregión Andina de Prepuna, Puneña y Altoandina, desde Perú hasta Chile y en Argentina en las siguientes provincias: CAT, JUJ, LRI, MEN, SAL, SJU, TUC. Hierba perenne erecta, fruticosa, villosapubescente a glabrescente. Hojas imparipinadas, de 8 cm de largo cortamente pecioladas, con 9-16 pares de folíolos ovado-oblongos, 5-12 mm largo x 3-7 mm ancho, vellosos a glabrescentes, raro el envés glabro. Pedúnculos de 3-6 (-8) cm largo, con 8-10 (-13) flores violáceas a blanquecinas de 1,2-1,6 cm largo. Legumbre de 6-10 mm largo x 4-5 mm ancho, ovoide de base redondeada y ápice apiculado, seríceo-pubescente, con la sutura inferior invaginada de 2,5 mm ancho, seguida de un reborde membranoso de 1 mm ancho, contiene 6 semillas. Estas legumbres en otras especies son infladas para facilitar la diseminación por vientos. Las flores son hermafroditas y son polinizadas por abejas, lepidópteros o mariposas. Puede fijar el nitrógeno atmosférico y prefiere plena luz y suelos arenosos o margosos medios, bien-drenados. El pH es indiferente: alcalinos, ácidos, neutros y básicos. Requiere de suelos secos. Especie ampliamente difundida en el Sistema del Famatina y Cordillera riojana entre 1600>4500 m, aludiendo su nombre a la forma del fruto y a sus características tóxicas, respectivamente. Esta planta se defiende de herbívoros acumulando selenio en sus hojas, ocasionando la “enfermedad del álcali”. Planta venenosa para el ganado que al ingerirla hace temblar y enfurecer (Hieronymus, 1882). Además contiene saponinas glucosídicas que actúan sobre el corazón, reduciendo sus movimientos y energía hasta provocar la parálisis (Domínguez, 1910). En caballos ocasiona ceguera y atontamiento, seguido por una extenuación muscular hasta causarles la muerte, haciendo amarga y muy desagradable la leche y la carne del ganado ovino (Herrera, 1940:98). Usos: como biocida, tóxico (Hieronymus, 1882:76), abortivo. Como forrajera y leña. En el Altiplano es usada como forraje de camélidos y se considera que seca es inocua para el ganado. Crece en áreas disturbadas cerca de establecimientos humanos e incluso en las pilas del estiércol de las llamas, alpacas, vicuñas, guanacos (camelidos) en zonas nocturnas de descanso. En las montañas andinas al sudoeste ocurre principalmente en el valle del lago Titicaca (Bolivia). Al noroeste de la Argentina hay colecciones de las provincias de Jujuy a Mendoza (Gómez-Sosa, 1999), especialmente en tierras áridas. Laderas y Altas Cumbres en grandes cadenas montañosas de 4.000 a 6.000 m.s.n.m. son áreas de peladares aunque también hay vegas de altura. Generalmente son zonas de nacimientos de ríos, la precipitación en este

74 ecosistema tiene forma de nieve o granizo. Las especies más representativas dentro de la comunidad vegetal del garbancillo son: chachacoma (Senecio graveolens), pupusa (Werneiria poposa), copa copa (Artemisia copa), espinillo (Mulinum triacanthum), vira vira (Achirocline tormentosa), yareta (Azorella compacta), baila buena o baila bien (Baccharis incarum). La fauna asociada se conforma por: vicuña (Vicugna vicugna), oculto (Actenomis sp.), león americano o puma (Felix concolor) el cual encuentra refugio en esta zona, vizcacha (Lagidium viscacia), chiñe o zorrino (Conepatus rex), zorro colorado (Duscisyum culpeus), gato andino (Felix jacovita); y la avifauna: halcón plomizo (Falco femoralis), cóndor (Vultur gryphus), quilua puneña o keu (Tinamontis pentlandii) y paseriformes en general. Hojas, tallos, flores y raíces contienen azúcares reductores, flavonoides, lactonas sesquiterpénicas, taninos, alcaloides, aminoácidos libres y saponinas glucosídicas. Estas últimas son muy tóxicas para cobayos y conejos (Awshalom, 1928), pero posibilitan su uso en la elaboración de jabones de astragalo. Amorín y Rossow, 1989-1991 lo consideran de alto interés farmacológico. En La Rioja, existen además de la descripta, las siguientes especies de astrágalos: Astragalus arequipensis Vogel entre 3000-4500 m. en CAT, JUJ, LRI, SAL, SJU, TUC; Astragalus arnottianus (G. ex H. & A.) Reiche entre 2000-4000 m. en LRI, MEN, SJU; Astragalus asplundii Johnst. 4000>4500 m. en JUJ, LRI, SJU; Astragalus boelckei Gómez-Sosa (endémica) 3500-4500 m. en LRI, SJU Astragalus cryptobotrys I. M. Johnst. 3500-4500 m. en CAT, JUJ, LRI, SAL, SJU, TUC; Astragalus famatinae Johnst. 2500-4000 m. en LRI, SAL, SJU Astragalus flavocreatus Johnst. (en peligro de extinción) en CAT, LRI, SAL, TUC; Astragalus peruvianus Vogel 3000>4500 m en JUJ, LRI, TUC; Astragalus pusillus Vogel 3000-4500 m en JUJ, LRI, SAL, TUC; Astragalus tarijensis Wedd. 2500-4000 m en CAT, JUJ, LRI, SAL, TUC; Astragalus weddellianus (Kuntze) Johnst. 3500>4500 m en JUJ, LRI, SAL, TUC. Existe mortandad de ovinos en la Patagonia causada por la ingestión de plantas de astragalos (A. pehuenches) y se caracteriza por debilidad general, pérdida de apetito, ataxia, ceguera, decúbito y muerte. En la necropsia y estudio histopatológico el principal hallazgo fue la vacuolación en neuronas del SNC, en células epiteliales de riñón y parénquima hepático, siendo prominente en células de Purkinje del cerebelo. Se detectó una marcada astrositosis y presencia de esferoides eosinofílicos tanto en sustancia gris como blanca del cerebro, daños coincidentes con el "loco- weed" o "Iocoism" observado en Estados Unidos a causa de la intoxicación por plantas de los géneros Astragalus y Oxytropis. Esta es la primera descripción de la enfermedad en la Argentina, proponiéndose que Astragalus pehuenches sea incluido en la lista de plantas tóxicas productoras de locoismo y de enfermedades lisosomales de acumulación. Se reconocen en el ganado ovino y bovino tres síndromes tóxicos asociados con el consumo de plantas del género Astragalus. Ellos son: a) intoxicación aguda y crónica por nitrocompuestos que producen nitratos y nitritos libres que se combinan con la hemoglobina de la sangre produciendo metahemoglobina (metahemoglobinemia) que no se combina con el oxígeno, razón por la cual el animal que consume esta planta presenta disnea, ahogos, asfixia y gastroenteritis. Puede detectarse con el color de la sangre del animal y el color de labios y encías que adquiere un color “ladrillo”. Estos síntomas se pueden tratar con resultados satisfactorios por medio de la administración endovenosa de Azul de metileno al 1 % a razón de 1 a 2 mg. por kilo del animal si se trata de cerdos o caballos. En el caso de tratarse de vacunos, la dosis aumenta a 20 mg por Kg. de peso. Se realiza una sola administración que puede llegar a repetirse a las 6 u 8 horas en casos muy severos. b) Intoxicación aguda y crónica por selenio en astragalos acumuladores de dicho mineral. Selenio: con respecto a este elemento los autores no se ponen de acuerdo. Estas plantas tienen capacidad de absorberlo y

75 acumularlo en sus tejidos cuando se encuentra disponible en el suelo, razón por la cual la toxicidad por selenio estaría ligada a los suelos seleníferos. En especies de Astragalus de los Estados Unidos se ha confirmado la presencia de este elemento en cantidades tóxicas, pero en especies de nuestro país la mayoría de los estudios dieron resultados negativos. De cualquier manera sería prudente analizar el contenido de éste mineral en las plantas de la localidad. c) Intoxicación por alcaloides. Los responsables de la sintomatologia y lesiones características de la enfermedad son 2 alcaloides indolizidínicos denominados swainsonine y swainsonine N-oxide presentes en las plantas. Swainsonina: es un alcaloide indolizidínico que produce la sintomatología típica de la “locura del ganado”. Cuando la intoxicación es severa, produce aumento de la cantidad de líquido cefaloraquídeo y por lo tanto mayor presión intracraneana, provocando distintas alteraciones del equilibrio y comportamiento del animal. Cuando la intoxicación no es severa, el aislamiento de la fuente de toxina es suficiente para que el animal se recupere, pero cuando la intoxicación es grave, no existe tratamiento. De cualquier manera, deben aislarse siempre de la fuente de intoxicación. La dificultad en la locomoción, el nerviosismo y la desconexión con el medio fueron los primeros síntomas observados. Los animales afectados se retrasaban del resto de la majada, caminaban envarados, con paso corto y tambaleante. Al acercárseles denotaban nerviosismo y al intentar correr se caían a los pocos metros o atropellaban arbustos o alambrados, quedando en un estado de agitación y excitación notables, evidenciando diferentes grados de ceguera. En etapas más avanzadas demostraban ataxia severa, espuma en boca y narices, conjuntivas oculares enrojecidas, desarrollo de opistótonos. y al caer al piso, quedaban en decúbito sin volver a levantarse. El curso de la enfermedad, indefectiblemente mortal, fue de 8 a 12 días a partir de que se detectaban los primeros síntomas. Para manejar esta situación deberían tenerse en cuenta varios aspectos: a- Tratamiento de los animales afectados. Este punto es de gran importancia ya que las sustancias tóxicas pueden acumularse en la leche y la carne de los animales que las consumen, constituyendo un peligro potencial para las personas que las consuman. La primer medida consiste en aislar los animales de las plantas tóxicas, manteniéndolos en potreros libres de ésta maleza. La segunda medida consistiría en tratar a los animales con síntomas de intoxicación por nitrocompuestos con azul de metileno (este tratamiento es muy barato) b- Realizar un plan de limpieza de la zona erradicando las plantas de Astragalus que puedan estar disponibles para el consumo del ganado. En éste caso, considero que aunque es el método más trabajoso, la erradicación manual es la técnica más razonable, ya que los métodos de quemado (o rozado) y la aplicación de herbicidas son, desde el punto de vista de la conservación de los suelos, muy perniciosos, perdiéndose rápidamente cualidades del suelo que permitan cualquier tipo de cultivo posterior. Debe considerarse que ambas prácticas requieren un trabajo muy controlado, razón por la cual debe ser realizada por personal idóneo. Se aconseja la organización de grupos que realicen la “limpieza” sistemáticamente, cercando las zonas libres de maleza y ampliando el vallado a medida que se amplía el área pastoreable. El glifosato es el herbicida ideal para utilizar esta herramienta ya que es un producto sistémico con alto poder herbicida y nula acción residual c- Realizar un programa de cultivo de forrajeras que permitan recuperar la capacidad productiva de los suelos y mejorar la oferta de pasturas para el ganado, seleccionando especies rústicas que sean de factible manejo. La presencia de garbancillo en potreros es indicadora de sobrecarga, debiéndose corregir disminuyendo el número de cabezas/Ha, aunque también entre 5 y 10 años de descanso aparece el garbancillo (6.6 ± 8 años)..

76 Existe información acerca del uso medicinal de plantas nativas por los aborígenes para la cura de este mal. La práctica consiste en quemar plantas de “yerba del soldado” o “neneo” (Mulinum spinosum) . Según esta información, el humo producido por estas plantas al quemarse “cura” a los animales que lo respiran. Esta información no está comprobada científicamente, por lo que su validez es relativa. Aún así esta planta merecería ser estudiada con mayor profundidad desde el punto de vista medicinal. Referencias: Chebez Juan Carlos, Claudio Bertonatti. 1994. Los que se van: especies argentinas en peligro. 604 págs. Roig, F. A. 2001. Flora medicinal mendocina. EDIUNC. pág. 122 http://www.chlorischile.cl/cursoonline/guia7/ros2000.htm http://www.dipucordoba.es/internacional/pdf/potosi-capI-0208.pdf http://www.ladesroma.net/documentos/Informe%20Jardin%20Etnobotanico%20K'ayra.pdf http://www.chlorischile.cl/cursoonline/guia7/fig29y30.htm#astragalus http://www.itdg.org.pe/publicaciones/pdf/manualalpaquero.pdf http://www.chlorischile.cl/cursoonline/guia7/ros2000.htm http://books.google.com.ar/books?id=UHDWz6LkfYMC&pg=PA504&lpg=PA504&dq=Astragalus+flavocr eatus&source=bl&ots=UFTkEgbsLD&sig=NwZ35eA597rhpEFnD3oZt4Ve3Q&hl=es&ei=5v2FSsXsH8eRuAeUk_mNCA&sa=X&oi=book_result&ct=resul t&resnum=4#v=onepage&q=Astragalus%20flavocreatus&f=false http://www.cfired.org.ar/panel/repositorio/subidas/noticias/texto/97320C3CF7C7DC8A940871AA163056F8 .pdf http://www.inrena.gob.pe/iffs/biodiv/estud_pobl/pub_est_flora/plantas_parinacochas2007.pdf http://www.editorial.unca.edu.ar/Publicacione%20on%20line/Ecologia/imagenes/pdf/ecologia/capitulo%204 Borgnia-UNCa.pdf http://www.culturaapicola.com.ar/wiki/index.php/Cat%C3%A1logo_de_especies_de_la_Rep%C3%BAblica _Argentina_Letra_A Robles, C. A., C. Saber, M. Jefrey. 2000. Intoxicación por Astragalus pehuenches (locoismo) en ovinos Merino de la Patagonia Argentina. Ct-384 EEA Bariloche. Publicado en Rev. Med. Veterinaria, Vol 81(5): 380-384. 1 Gomez-Sosa, E. Species of the South American Astragalus garbancillo (Leguminosae- Papilionoideae) complex. Instituto de Botánica Darwinion, Labardén 22, Casilla 22. San Isidro, Prov. Buenos Aires. Argentina. Ruiz Leal, A. 1972. Deserta 3:266. Flora Popular mendocina. IADIZA. Femenía, J. H. 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora Nativa y Cultivada de La Rioja, Argentina. Femenía, J. H. 1995. Las Comunidades Vegetales de la Reserva de Vicuñas Laguna Brava, La Rioja, Argentina. Rev. Agrocomunicación 9:12-15, 10:5-8; GTZ. Min. de Prod. y Des. Gobierno La Rioja. Melcher, Gerardo. 2004. El norte de Chile - 148 páginas. Toursarkissian, M. 1980. Plantas Medicinales de la Argentina, pág. 67. Hemisferio Sur. http://csvh.org/col08/show_species_details.php?record_id=575482&showlsid=urn:lsid:catalogueoflife.org:ta xon:d76a269a-29c1-102b-9a4a-00304854f820:ac2008 http://editorenjefe.ecologiabolivia.googlepages.com/03Dinamica41-3.pdf http://www.sagpya.gov.ar/new/0-0/programas/desarrollo_rural/proinder/catalogo/catalogo/tecno/59.htm http://www.sib.gov.ar/taxonomia/genero/astragalus http://pfaf.org/database/plants.php?Astragalus+garbancillo Kiesling Roberto (1994) Flora de San Juan - Volumen I: Pteridofitas, Gimnospermas, Dicotiledóneas Dialipétalas (Salicaceas a Leguminosas) Zuloaga, F. O. y Morrone, O. (editores) (1996) Catálogo de las Plantas Vasculares de la República Argentina Alvarado Chávez Britt. 2007. Plantas medicinales de la Cordillera Negra. REV ACAD PERU SALUD 14(2), 2007 http://www.unca.edu.ar/LB/reserva_recursos_naturales_conservacion.htm http://loco.biosci.arizona.edu/astragalus/images/Astragalus_images/Apehuenches.htm

77 http://www.culturaapicola.com.ar/wiki/index.php/Cat%C3%A1logo_de_especies_de_la_Rep%C3%BAblica _Argentina_Letra_A http://www.inta.gov.ar/bariloche/info/documentos/animal/salud/ct-384.pdf http://gastre.com.ar/garbancillo.htm http://www.chlorischile.cl/maipointeersantes/astragalus.htm http://www.chlorischile.cl/maipointeersantes/maipoteillier.htm http://es.wikipedia.org/wiki/Astragalus http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1815-82422004000100005 http://books.google.com.ar/books?id=n_nKYskOgDQC&pg=PA238&lpg=PA238&dq=astragalus+garbancill o&source=bl&ots=kzAGrvMnPK&sig=ypLg6yRCoViraQd5mLvUphz8vzc&hl=es&ei=yXR7SpGLCIPQlA e0vu3vAQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=8#v=onepage&q=astragalus%20garbancillo&f=fals e Villagrán Carolina M., Victoria Castro R. Ciencia indígena de los Andes del norte de Chile. Universidad de Chile. Programa Interdisciplinario de Estudios en Biodiversidad http://zambolandia.com/papers/puklla1/reg_bot_arboles.html http://www.ippn.org.pe/files/pdf/07%20Plantas%20Medicinales%20de%20la%20Cordillera%20Negra.pdf Ragonese, A. E. y V. A. Milano. 1984. Vegetales y Substancias Tóxicas de la Flora Argentina. T. II, Seg. Edición, Fasc. 8-2: 151. “Huevil” Mutisia kurtzii var. anomala (Lillo) Cabrera. Familia Asteráceae (Compuestas). Arbusto de 1-2,5 m de altura, muy ramoso, ramas erguidas de color pardo claro, las nuevas densamente hojosas. Hojas alternas, brevísimamente pecioladas, papiráceas, lanceoladas o anchamente lanceoladas, agudas y acuminadas en el ápice, atenuadas en la parte inferior, albo-tomentosas en el envés. Capítulos anaranjados, rojizos y amarillos solitarios en los extremos de las ramitas, largamente pedunculados, discoideos; pedúnculos gruesos, rojizos, con algunas brácteas lanceoladas. Flores 15-20 isomorfas, todas hermafroditas, amarillo anaranjado, con corola bilabiada; anteras amarillas, exertas. Frutos aquenios cilíndricos, con papus parduzco. Ecología: Habita en microcuencas con clima frío y seco; heladas durante todo el año; lluvias escasas, nieve en invierno y granizo o lluvias en verano. Especie de la formación Prepuna y Puna, en faldeos y quebradas entre los 2000 y 3500 m.s.m. sobre terrenos de acarreos arenoso-ripiosos o pedregosos de origen cuaternario. Usos: Reputado como medicinal especialmente contra afecciones del hígado. Los extractos acuosos, diclorometanicos y metanolicos de esta especie mostraron una actividad antiinflamatoria topica asi como frente al estres oxidativo y las proteinas del estrés (Pérez García, F. Univ. Barcelona, 1996)

78 Estas especies se incluyen dentro de la Tribu Mutisieae considerada una de las tribus más importantes del mundo para comprender la taxonomía y clasificación sistemática y porque la Familia Asteraceae es considerada la de mayor evolución y adaptación. Esta tribu es sumamente diversa en los aspectos morfológicos y biogeográficos, consistiendo en 84 géneros y 900 especies a nivel mundial. En el Sistema Nevados del Famatina, La Rioja, también existe la especie típica Mutisia kurtzii var. kurtzii también conocida como “huevil” y con similares usos populares. Otras Mutisias en Famatina: Mutisia castellanosii var. hieronymi conocido por “Flechazo”, “Falso azafrán” Especie de prepuna y puna, en faldeos, quebradas y huayquerías por encima de los 1800 m.s.m.. Localmente se usan sus capítulos para obtener tintes amarillos o rojos. Mutisia ledifolia Decaisne f. ledifolia. “Quimpe” Especie de la formación Prepuna y Puna, habita quebradas secas sobre terreno cuaternario, por sobre los 2.000 m.s.m. y cumbres de la Sierra de Sañogasta. Se la observa ramoneada por la fauna. En medicina casera es muy empleada contra el dolor de muelas, enfermedades de la boca y enfermedades de la piel. Mutisia subspinosa Cav. “Granadilla” Ocupa faldeos ribereños a cursos de agua permanente, sobre muros rocosos muy vegetados, por encima de los 1850 m.s.m., ofreciendo un bello aspecto ornamental, por lo cual debe ser integrada a parques y jardines. Reputada como medicinal y conocida como depurativa de la sangre (flores y ramitas). También es usada para combatir los dolores en las articulaciones y en la columna. Otros usos: dada la importancia medicinal y el alto valor ornamental son un recurso a tener en cuenta a la hora de planificar el diseño de parques y jardines, pues se adaptan perfectamente a la domesticación y cultivo. El género Lippia, de la familia Verbenaceae, incluye aproximadamente 200 especies de hierbas, arbustos y pequeños árboles distribuidos principalmente en América del Sur y Central y África tropical. Las aplicaciones tradicionales de 52 especies medicinales de este género, se han revisado extensivamente (Pascual y otros, 2001). La mayor parte se emplean principalmente para el tratamiento de los desordenes respiratorios y gastrointestinales (Agra y otros, 2007). Con escasos informes farmacológicos que proporcionan la validación científica de sus aplicaciones populares (Silva y otros, 2006; Oliveira y otros, 2006; Sena-Filho y otros, 2006). Siete de cerca de 31 especies de Lippia que crecen en zonas Norte y Central de Argentina (Zuloaga, 1999), se citan para La Rioja e indican en decocciones para los desordenes gastrointestinales: L. fissicalyx, L. grisebachiana, L. integrifolia, L. junelliana, L. laxibracteata, L. salsa y L. turbinata.

79 INCAYUYO [Lippia integrifolia (Gris.) Hier.] Verbenáceas. Sufrútice perenne, heliófilo, sobre suelos areno-ripio-pedregosos y conglomerados de efluvios temporarios hasta los 1500 m de la provincia fitogeográfica del Monte. También conocido como PULCO, POLEO, TÉ DEL INCA, INCATÉ, MANZANILLA, MANZANILLO y YERBA DEL INCA. Es un arbusto aromático, del centro y oeste del país (La Rioja, San Juan, Catamarca, Salta, Jujuy, Tucumán y Córdoba), que alcanza una altura de 1 m. Tronco de corteza grisácea. Follaje caduco de color verde claro. Hojas simples, opuestas o ternadas, pequeñas, de alrededor de 1 cm de largo, de forma lineal-lanceolada a lanceolada, con bordes lisos. Flores blancas, pequeñas, de unos 4 mm de largo, dispuestas en capítulos axilares globosos, con pedúnculos turbinados de aprox. 1 cm de largo. Florece desde principios del verano. Arbusto medicinal y considerado en extremo sagrado, y cuyo uso era vedado a los indígenas de los pueblos subsidiarios de los Incas del Perú; sentenciando a muerte a quien lo cortara para uso personal. Podría especularse que la observación hecha por los incas, les permitió detectar problemas reproductivos del incayuyo. Observación que tradujeron en medida tan estricta para asegurar la conservación de este valiosísimo recurso medicinal. Usada tradicionalmente contra enfermedades nerviosas, en la tristeza, melancolía, debilidad nerviosa, neurastenia y dolores neurálgicos en personas débiles; toses crónicas y asma nerviosa. Ayuda a la digestión y cura la dispepsia nerviosa. Fortifica y tonifica el estómago al ser usada en el mate. Especie en vía de extinción por ser presionada por la sobrerecolección, así como por la baja fertilidad de sus flores, ya que presentan dioecia (incompatibilidad entre estambres y gineceo); además de conformar la dieta y ser muy apetecida por las cabras en época inverno-primaveral. Su cultivo es factible mediante semillas y estacas de tallo extraídas de plantas adultas. Las hojas y sumidades contienen del 0,20 al 0,25% de aceite esencial. Se usa una preparación galénica en infusión al 2 o 3 % (2 a 3 gramos de hojas secas en 100 cm3 agua); para el tratamiento de las enfermedades bronco-pulmonares, aliviar la tos, fluidifica el catarro, descongestiona el aparato respiratorio y evita complicaciones de las afecciones leves al pulmón. También posee propiedades digestivas, empleándose con excelente resultado para corregir las digestiones lentas, laboriosas y acompañadas de malestares diversos, combate el flato y los eructos. Contra acidez estomacal; sana empachos de agua; malestares gástricos; tonifica el estómago. En infusión de 30 gramos por litro de agua hirviendo, para tomar una taza cada 3 horas o una después de cada comida, como digestivo. Las decocciones de hojas y las flores se utilizan tradicionalmente contra dispepsia, las indigestiones y estomáquico (empachos y cólicos), como diurético, emenagogo, antibiótico (para infecciones o gonorreas), febrífugo, para el tratamiento de la tos y como sedativo (Rondina y otros, 2003; Ratera y Ratera, 1980). En zonas rurales se utiliza en baños de los pies. Una ramita de la planta colocada detrás del oído se utiliza para los dolores de cabeza que afectan un costado de la cabeza (Hieronymus, 1882). En Argentina L. integrifolia es un ingrediente de bebidas, en mezclas de hierbas como aperitivo y también se incluye en el “Código Alimentario Argentino”. Hay pocos informes sobre la química de esta especie, principalmente con respecto a la composición de su aceite esencial (Fricke y otros, 1999). Los informes farmacológicos sobre los extractos del incayuyo se pueden encontrar en la literatura (Coronel y otros, 2003; Leitao y otros, 2006; Dellacasa y otros, 2003; Muschietti y otros, 2005; Sülsen y otros, 2006). Se aconseja su cultivo y la creación de zonas intangibles y de reservas para esta aromática medicinal de invalorable utilidad para el hombre. Referencias: http://www.mantra.com.ar/contalmacennatural/hierbasparalasalud.html http://www.arcanodelsol.com.ar/esencias_herbales/N7_incayuyo.htm http://www.prodiversitas.bioetica.org/vademecum.htm http://www.prama.com.ar/descripcion_productos/hierbas.htm Chiriani, C. H. 1986, X Ed. La Vuelta a Los Vegetales. Ed. Hachette.

80 Domínguez Juan A. 1928 "Materia Médica Argentina". Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada del Parque Nacional Talampaya Fester, Martinucci, Retamar, Ricciardi, 1961. "Aceites esenciales de la República Argentina". Gorzalczany, Susana et al. Choleretic and antispasmodic effects of Lippia integrifolia aqueous extract. Rev. bras. farmacogn. [online]. 2008, v. 18, n. 1 [cited 2009-02-24], pp. 16-20. Available from: <http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0102-695X2008000100005&lng=en&nrm=iso>. ISSN 0102-695X. doi: 10.1590/S0102-695X2008000100005 Hieronymus, 1882. "Plantae Diaphoricae Florae Argentinae". Toursarkissian, Martín. 1980. Plantas medicinales de Argentina : sus nombres botánicos, vulgares, usos y distribución geográfica. Buenos Aires : Hemisferio Sur, p.135. Para el común de la gente las salinas, además de transmitir inmensa soledad y desolación, aparentan un ambiente desconsiderado e inútil, rechazando cualquier posible asentamiento humano dado su extrema rigurosidad. Resistiendo tales condiciones, es posible encontrar plantas y animales adaptados a sus exigencias e interactuando entre ellos crean una situación de equilibrio o ecosistema especial. Desde el punto de vista de la conservación, son considerados ambientes prioritarios por la gran cantidad de endemismos que presentan y es aún factible emprender con inteligencia exitosas economías si se lo usa racionalmente. A las asociaciones vegetales de salinas se denominan halófilas, formadas por variadas especies tales como vidrieras (Sarcocornia perennis), jumes (Allenrolfea spp., Heterostachys spp., Suaeda divaricada), pasto salado (Distichlis spicata), rodajillas (Plectocarpa tetracantha), retortuños (Prosopis strombulifera), campas (Cortesia cuneifolia), barba de tigre (Prosopis sericantha), colquiyuyos (Maytenus vitis-idaea), cachiyuyos (Atriplex spp.), cachinas (Sporobolus rigens), pichanas (Baccharis spartioides), entre otras. Por ejemplo, la vegetación conocida como “jumes” son ricas en carbonatos y cloruros de sodio y potasio, han servido para la fabricación de vidrio y jabones, empleándose aún para esto último en forma casera (Giusti, 1967). Jume negro (Allenrolfea vaginata Kuntze). “Jume”, “Jumecito”, arbusto de la familia Chenopodiaceae, endémica de Argentina (desde Salta hasta La Pampa), y de Bolivia, donde crece en los ecosistemas del Monte, en suelo arenoso, con frecuencia salitroso, hasta alcalinos, y que sufren periodos de inundación, aunque confinadas en áreas xéricas o salitrosas (Burkart, 1979). Suele formar comunidades extensas denominadas jumeales. El género fue bautizado en honor del botánico inglés Robert Allen Rolfe. Alcanza 1-2,50 m alto, verde obscuro, densamente ramificado, erecto; ramas alternas ascendentes. Hojas cilíndricas y carnosas de 24 mm de altura, alternas, anulares, marginadas en el borde superior, abrazando al tallo y dándole aspecto articulado o formando anillos (Ragonese, 1951); inflorescencias en tirsos de 4-20 mm de largo por 2-5 mm de diámetro, terminales, sésiles o brevemente pediceladas, alternas; brácteas alternas persistentes, peltadas. Flores en las axilas de las brácteas reunidas en grupos de 5; fruto en utrículo no adherido al perigonio; semilla obovada. Estructura anatómica de tallo y raíz por lo general anormal. Usos populares: esta especie tiene sus cenizas compuestas de un 40% de carbonato de sodio y de potasio y otro 40% de sulfato y cloruro, siendo la proporción de sodio a potasio aproximadamente 9 a 1. Por esta circunstancia se industrializó en la conocida ceniza de jume, industria autóctona actualmente desaparecida.

81 Se comercializaba bajo la forma de terrones que se usaban preferentemente para la preparación de aceitunas al natural y jabón de lavar. Podemos ver su comercialización como combustible (leña), ya que es pesada (800 kg/m3) y dura. Su leño presenta mayoría de componentes mecánicos (fibras), con sistema vascular (vasos) y subsidiario (fibrotraqueidas y traqueidas) especializados, que le permiten superar el fuerte estrés hídrico (embolias) propio de estos ambientes salinos. Esta especie ofrece una interesante alternativa de uso integral. Con la leña se obtiene el combustible necesario para las distintas tareas del hogar, y con las cenizas se puede fabricar jabón artesanal para uso doméstico o bien como microemprendimiento. Estas alternativas pueden obstaculizarse debido a que la especie es de crecimiento bajo a medio lo cual dificulta su capacidad de recuperación luego de una corta y, además, las biomineralizaciones son procesos lentos para obtener las concentraciones óptimas de saponificación. Con ordenaciones en parcelas equiproductivas (rodales) y ciclos de cortas cada 8 a 10 años, sería posible manejar sustentablemente a los jumeales. Uso Medicinal: tanto sus hojas y tallos pueden ser empleados para elaborar jabón medicinal Las cenizas dan pigmentos que tiñen de color anaranjado y también se usan como mordientes. Las hojas de jume producen un tinte gris. Fabricación de vidrio: sus cenizas son ricas en carbonatos y cloruros de sodio y potasio (Burkart A., 1979). Fabricación de jabón casero mediante la lejía: cenizas ricas en sodio y potasio (Ragonese, 1951), 40% de carbonato de sodio y de potasio; 40% de sulfato y cloruro. Proporción sodio: potasio: 9 a 1. La madera se presta para elaborar varillones; cercos rústicos; piezas de tornería. La raíz es tintórea, consiguiéndose tintes verdes. (Tinto, 1977). Referencias: Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. Inéd. ----------------- et al. 2.006. Fitoregiones y Catálogo de Flora, La Rioja, Argentina. Inéd. Hieronymus, G.,1882, Plantae Diaphoricae Florae Argentinae - Bs. As, Ed. Kraft. Hunziker, J. H. 1952. Las comunidades vegetales de la cordillera de La Rioja. Rev. Investigaciones Agrícolas, Tomo VI:2. Ruiz Leal, A. 1972. Aportes al inventario de los recursos naturales renovables de la Provincia de Mendoza. Flora Popular Mendocina. IADIZA. Deserta 3: 1-299. Tinto, J. C. 1977. Utilización de los recursos forestales Argentinos. IFONA. Folleto Técnico.Ftal. 41:77. http://www.ipni.org/index.html. The International Plant Names Index http://www.mineria.gov.ar/ambiente/estudios/dca/lapampa/l-3-3.asp http://es.wikipedia.org/wiki/Allenrolfea_vaginata http://e-ciencia.com/recursos/enciclopedia/Allenrolfea_vaginata http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/617/61713106.pdf http://www.unsa.edu.ar/biblio/herbario/flora/vol7/pdf/18.%20CHENOPODIACEAE.pdf

82 http://www.fm.unt.edu.ar/Servicios/publicaciones/revistafacultad/vol_4_n_2_2003/paginas13-21.pdf http://www.me.gov.ar/curriform/publica/Salta/curr_salta_cap2.PDF http://www.desarrollosocial.gov.ar/INAI/site/artesanias/documentos.asp http://www.viajoporargentina.com/mendoza/cultura_e.htm http://www.cricyt.edu.ar/ladito/herba_digital/fichas_especies/jume.htm http://www.floramendocina.com.ar/flora21.html

Lampaya (Lampaya hieronymi Schum. ex Moldenke) En habitaciones adversas y extremadamente secas de la Puna riojana sostiene como forraje a camélidos (guanacos, vicuñas) asociándose a otras especies de interés y brinda con generosidad alivio para los dolores corporales, estados gripales y nuevos principios químicos de interés para la medicina moderna. Lampaya Phil. ex Murillo género con 3 especies, en la Puna (Cabrera, 1948: 22-24) de Bolivia, Chile y Argentina. Familia de las Verbenáceas a las que también pertenecen el incayuyo, rica-rica, cedrón toronjil, tomillo de la sierra, verbenas, poleo, oreganillo y lantanas. En La Rioja se presenta Lampaya hieronymi Schum ex Moldencke conocida como “lampaya”, en Precordillera y Cordillera Andina sobre suelos arenosos o areno-pedregosos con declive pronunciado habitando laderas y fondos de valles secos entre los 3000 y los 3700 msm asociada a tramontanas (Ephedra sps), cola de león (Verbena sp.) acerillos (Lycium sps.), añaguas (Adesmia sps.), chachacomas (Senecio sps.), chirriaderos (Chuquiraga sps.), romerillos, chilca mamil, tolilla, jaboncillo, entre otras y en áreas cercanas a vegetación de vegas. Arbustos bajos, achaparrados, densamente ramosos, hojas simples y opuestas. Yemas axilares solitarias. Las inflorescencias son espigas densas, paucifloras También es arbusto característico de los tolares cercanos a la transición con los pajonales altoandinos, ca. 3700 msm. Según Hunziker, H., 1952 se ingiere lampaya en infusión para combatir malestares de estómago e hígado. Se emplean las hojitas y tallos tiernos como diaforéticos, para el reumatismo, y para menstruaciones muy dolorosas (Ragonese, 1980). Sudorífico (Murillo, 1889: 163); diurético, antiblenorrágico (Cárdenas, 1969: 357). En la cultura folklórica medicinal se presta mucha atención al color de las flores y en este sentido, las flores amarillas serían remedios cálidos, en contraste con las plantas con flores blancas, azul y celeste, consideradas frescas. De las flores lila-azuladas de la lampaya, se nos indicó que “se comen cuando se va de camino para refrescarse”. Además de medicinal tiene uso tintóreo y como forrajera. Existen dos calidades de lampaya. La escasísima Lampaya hieronymi, la “lampaya macho”, y la “lampaya hembra”, una hierba muy valorada como medicina. Fresca o tostada, en infusión o como mate, es remedio para la vejiga, disentería, diarreas, dolores de hueso, de estómago. Es un estimulante para las personas que han sufrido fuertes enfriamientos o congelamiento en las montañas con efecto gradual, mejor que el café o el licor, que provoca reacciones muy fuertes y abruptas. Se usa también cuando los niños tienen heridas en la cara, como sarna. Es muy cálida y se usa en pocas cantidades. Las ramitas y sus hojitas se tuestan en una lata hasta que se ponen negras, se muelen y se mezclan con limón. Se prepara así un café de lampaya con el cual “se entra en caloría”, como por ejemplo durante el parto. También se usa para baños medicinales al vapor (“vaho de pisada”). En el negocio de plantas medicinales de

83 Maximiliano Mamani, la lampaya se comercializa para los dolores de hueso, riñones y próstata. La flor la comen los animales. Estudio Fitoquímico: se aislaron e identificaron para L. hieronymi: p-hidroxiacetofenona y su b-glucósido, la flavona apigenina 7, 4'-dimetiléter y los triterpenos: ácido oleanólico, ácido epioleanólico y ácido epimaslínico. Estudio Farmacológico: presentaron actividad antiinflamatoria en un modelo agudo, los siguientes compuestos aislados de Lampaya hieronymi: ácido oleanólico, ácido epioleanólico, ácido epimaslínico y phidroxiacetofenona. En otro estudio químico de partes aéreas de Lampaya hieronymi Schum ex Moldenke rindió ácido oleanólico, ácido epi-oleanólico, ácido epi-maslinic, 4' 7-dimethoxyapigenin, p-hydroxyacetophenone, y phydroxyacetophenone-beta-glucósido. En la búsqueda para los productos naturales como agentes antiinflamatorios potenciales, todos los compuestos, excepto 4' 7-dimethoxyapigenin fueron evaluados in vivo para que su capacidad inhiba la inflamación aguda. Los estudios demostraron que phydroxyacetophenone y los triterpenos produjeron efectos protectores en edema inducido en ratón, correlacionados a la histamina, serotonina, cinina y las prostaglandinas. Ramitas de Ephedra breana (pingo pingo/tramontana) hervidas con Lampaya hieronymi sirve como baño de asiento contra el reumatismo y el dolor de espalda. Contra afecciones pulmonares y tos se toma en mate colocando flores de vira vira (Gnaphalium sps) con hojas de lampaya, rica rica (Acantholippia sps) y otras. Las hojas chamuscadas y tostadas de lampaya sirven para obtener una infusión color café que se toma con limón, y con un poquito de sipu (Parastrephia) o tolilla. Este remedia la tos, gripe, resfríos, enfriamientos y estómago; con efectos anestésicos que ayudan a conciliar el sueño. Referencias: Alvarez M E; Rotelli A E; Pelzer L E; Saad J R; Giordano O., 2000. Phytochemical study and antiinflammatory properties of Lampaya hieronymi Schum. ex Moldenke. Femenía, J. H., P. G. Aceñolaza y H. N. Canelo. 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora de la Provincia de La Rioja. 156 pp. Hunziker, J. H. 1952. Las comunidades vegetales de la Cordillera de La Rioja. Rev. Inv. Agr. VI-2 Jorratti Marta Eva. Consejo Federal Inversiones. Relevamiento de los recursos etnobotánicos de las regiones de la Prepuna, Puna y Altoandino. Marticorena, C. & Villagrán, C. 2001[2000] Moldenke, H. N. 1980 Múlgura De Romero María E., Susana Martínez, Sandy Atkins & Alicia D. Rotman. Morfología de las Inflorescencias En Verbenaceae, Verbenoideae III: Tribu Lantaneae. Rotman, A. D. 2003 Troncoso, N. S. 1974 Villagrán, C. y V. Castro. Ciencia Indígena de los Andes del Norte de Chile. Ed. Universitaria Chile Villagrán C., M. Romo y V. Castro, 2003. Etnobotánica del Sur de los Andes de la I Región de Chile: un enlace entre las culturas altiplánicas y las de quebradas altas del Loa superior. (http://www.scielo.cl/pdf/chungara/v35n1/art05.pdf) http://www.unsl.edu.ar/%7Efqbf/tesis/tesis_1.htm http://www.darwin.edu.ar/Proyectos/FloraArgentina/DetalleEspecie.asp?forma=&variedad=&subespecie=& especie=hieronymi&genero=Lampaya http://www.cfired.org.ar/panel/repositorio/subidas/noticias/texto/ http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/HighResPages/SH1234.htm

84 Durante miles de años se utilizó en Europa el muérdago (Viscum album L. -Viscaceae-) en preparaciones para el tratamiento de la epilepsia, la infertilidad y la debilidad, pero los usos farmacológicos más reconocidos son sus efectos sobre el sistema cardiovascular (Benigni y col., 1964; Wagner y col., 1986) y la presión arterial (Youngken, 1951; Font Quer, 1962; Paris y col., 1981). En las últimas décadas se confirmó en el muérdago criollo (Ligaria cuneifolia Tiegh.) la presencia de constituyentes macromoleculares con acción citotóxica sobre las células tumorales; uno de los constituyentes más estudiado es una glucoproteína, la lectina MLI, que tiene un efecto inhibitorio sobre la síntesis ribosomal de proteínas en las células eucarióticas (Ferraras y col., 1995). También en Asia, los muérdagos han sido reconocidos desde la antigüedad como hierbas terapéuticas, según el compilado de Shen-Nong Ben Cao Jing (Zee Cheng, 1997). En la Argentina, principalmente en las provincias del interior, como en el resto del mundo, la palabra “muérdago” es aplicada a plantas similares a V. album, y cierto grado de relación taxonómica. Son plantas hemiparásitas que se desarrollan sobre vástagos leñosos, es decir que dependen del hospedante para vivir, de donde obtienen el agua y los nutrientes minerales; son organismos fotosintetizadores ya que producen sus propios carbohidratos. Por su condición de hemiparásitas, en general están desprovistas de raíces; al germinar la semilla da lugar a un disco de adhesión gomoso en el hipocótilo que le permite aferrarse a la superficie de las ramas y de los tallos del hospedante. Luego generan un cono de penetración que crece entre los tejidos hasta llegar al xilema por donde circulan el agua y las sales (Abbiatti, 1946; Becker, 1986; Luther y col., 1987). Desde el punto de vista taxonómico, los muérdagos se distribuyen en las tres familias en que ha sido dividida Loranthaceae (lato sensu): Loranthaceae D. Don. (stricto sensu), Eremolepidaceae Tiegh. y Viscaceae Miq. (Barlow, 1964; Kuijt, 1988a y 1988b; Subils, 1984; Barlow y col., 1989). El uso que la población realiza de los muérdagos es muy variado; depende de la especie, de la etnia y de la región geográfica. En las provincias de Salta y de Catamarca se emplean las ramas florecidas de Tripodanthus acutifolius en la festividad de Corpus Christi, en junio, época de su máxima floración, cuando sus flores, se destacan por su color blanco y su fragancia características (Abbiatti, 1946). Asimismo, de las bayas de Tristerix corymbosus y de Ligaria cuneifolia se extrae una sustancia viscosa, denominada viscina o liga, que se utiliza para cazar pájaros e insectos (Abbiatti, 1946; Diem, 1950). En la región chaqueña, los tobas utilizan Phoradendron liga, P. hieronymi y Tripodanthus flagellaris para elaborar amuletos y elementos de magia (Martínez Crovetto, 1964). Desde la etnofarmacología, se verifica que Phoradendron pruinosum y P. liga son las especies que los pobladores del noreste de la Argentina utilizan para las afecciones cardíacas y, P. hieronymi, para el tratamiento del asma (Martínez Crovetto, 1981; Toursarkissian, 1980; Wagner y col., 1986). Por otra parte, los aborígenes y los criollos del Chaco utilizan P. liga para sedar a los caballos (Arenas, 1982).

85 En la Argentina el muérdago criollo, Ligaria cuneifolia var. cuneifolia, es la especie que más se emplea como sustituto del muérdago europeo, aunque se ubica, botánicamente, en una familia diferente. Los inmigrantes europeos y sus descendientes encontraron que esta especie poseía un hábitat y tenía una morfología similar a la del V. album; por esa razón, la tomaron como su sustituto natural (Nájera, 1983; Wagner, 1993). Así, comenzaron a utilizar infusiones de hojas y tallos -ocasionalmente acompañadas por flores- como agentes terapéuticos para disminuir la presión arterial (Domínguez, 1928; Ratera y col., 1980). Muérdago Criollo [Ligaria cuneifolia (Ruiz & Pav.) Tieghem var. cuneifolia]. “Liga”, “Liguilla”, “Muérdago”, “Pega-pega”, “Quitral del algarrobo” (Chile), “Pupa” (Perú). Sinonimos: Ligaria coronata (Hauman & Irigoyen) Tiegh.; Loranthus cuneifolius Ruiz & Pav.; Phrygilanthus cuneifolius (Ruiz & Pav.) Eichler; Psittacanthus coronatus Hauman & Irigoyen; Psittacanthus cuneifolius (Ruiz & Pav.) Blume. Lorantácea, hemiparásita que vive fijada a los algarrobos, chañares, tuscas, molles, retamos, jarillas, etc.; a los que succionan el agua y sales minerales. Arbustos con tallos leñosos y hojas alternas u opuestas, simples, de forma espatulada o lanceolada, carnosas o coriáceas y rugosas. Las flores, muy llamativas, son de color rojo (o amarilla) y los frutitos globosos (bayas) son de color negruzco. Es común encontrarlas desde los 550 y hasta los 3500 m.s.m. En medicina popular se emplea su infusión para aumentar la presión arterial por vaso-constricción periférica, porque en hojas posee tiramina (alcaloideC8H11NO-) la que, además, estimula el parto en hembras preñadas. Es planta rica en saponinas, tanino, resina, cera, ácidos orgánicos, oxidasas y, además, viscina. Su nombre vulgar proviene de que en sus hojas y frutos existe una sustancia sumamente viscosa o gomosa que se emplea para cazar pájaros e insectos (pega-pega), mediante trampas y cebos atractivos. Es una especie hemiparásita sudamericana que se encuentra en Perú, Bolivia, Argentina, Chile, Brasil y Uruguay. En la Argentina presenta una gran dispersión; se extiende desde Salta y Jujuy en el Norte hasta La Pampa en el Sur, y desde Entre Ríos y al noreste de Buenos Aires hasta la precordillera andina. El muérdago criollo se desarrolla con preferencia en Leguminosas arborescentes (Geoffroea, Anadenanthera, Prosopis y Acacia); además, parasita especies de Celtis, Schinus, Bulnesia, Schinopsis y Ephedra. Crece sobre plantas cultivadas como Malus domestica (manzano), P. communis (peral), Prunus spp. y Robinia spp. L. cuneifolia var. cuneifolia es una planta arbustiva, glabra y desprovista de raíces aéreas. Las ramas son rugosoestriadas, subcomprimidas cuando son jóvenes, y gruesas y cilíndricas, cuando son adultas. Las hojas se disponen en forma alterna, pueden ser subsésiles, lineares, oblongas, lanceoladas o linear-espatuladas; miden entre 15 y 65 mm de largo por 4 a 15 mm de ancho; son carnosas, de superficie rugosa y sus nervaduras no son visibles. Las flores se disponen en racimos uniflorales; presentan escamas basales (profilos) de forma aovada, de 1 mm de largo; la cúpula subfloral es ciatiforme, triangular y tridentada. Las flores son hexámeras y su pigmentación varía desde el color rojo, en los ejemplares que crecen en la región central y occidental del país, hasta color naranja, en los individuos que se desarrollan en la parte oriental. La floración se produce en la primavera y se prolonga hasta el otoño. El fruto es una baya globosa, negruzca y

86 está coronada por el calículo tubuloso. Las semillas son endospermadas y germinan a principios de noviembre (Abbiatti, 1946; Subils, 1984; Wagner, 1993). En el centro y oeste de Entre Ríos y en la costa occidental de la República del Uruguay se desarrolla L. cuneifolia (R. et P.) Tiegh. var. flava Abbiatti que se caracteriza por presentar flores de color amarillo (Abbiatti, 1949) Los tépalos son linear-espatulados y pueden soldarse en un tubo en su mitad inferior. Los estambres se disponen alternados, son desiguales e insertos a Varela y col. los tépalos hasta la mitad de su longitud; la región basal de los estambres queda libre formando una lígula. Las anteras son versátiles, oblongas y apiculadas. El estilo es filiforme y el estigma es capitado. La floración se produce en la primavera y se prolonga hasta el otoño. El fruto es una baya globosa, negruzca y está coronada por el calículo tubuloso. Las semillas son endospermadas y germinan a principios de noviembre (Abbiatti, 1946; Subils, 1984; Wagner, 1993). En el centro y oeste de Entre Ríos y en la costa occidental de la República del Uruguay se desarrolla L. cuneifolia (R. et P.) Tiegh. var. flava Abbiatti que se caracteriza por presentar flores de color amarillo (Abbiatti, 1949). Flavonoides: la quercetina es el único flavonol (Graziano y col., 1967; Wagner, 1993; Wagner y col., 1998). La quercetina se presenta libre y monoglicosidada con xilosa, ramnosa y arabinosa en el hidroxilo de la posición 3 del esqueleto del flavonol (Wagner, 1993; Wagner y col., 1998; Fernández y col., 1998). Además, se detectaron leucoantocianidinas, catequina-4-ß-ol y proantocianidinas en distinto grado de polimerización: polímeros, oligómeros y dímeros, que, por tratamiento ácido, producen cianidina (Wagner, 1993; Wagner y col., 1998; Fernández y col., 1998) (Figura 6). Es utilizada en Argentina primordialmente como antihipertensivo y antineoplásico. El presente trabajo fue llevado a cabo con el objeto de estudiar los metabolitos responsables de éstas y otras actividades atribuidas a esta entidad en la región centro-oeste de la Argentina. Fueron aislados por primera vez en esta especie dos compuestos mayoritarios que fueron caracterizados como triterpenos pentacíclicos del grupo lupeol: betulina y ácido betulínico (AU). Diversos trabajos científicos demuestran la actividad anticancerígeno y anti-VIH del ácido betulínico (AU) y antiinflamatoria de betulina. Además, se da cuenta de estudios farmacognósticos que avalan esta propiedad, manifestada en una fuerte inhibición de células tumorales in vitro. Ambos metabolitos son triterpenos pentacíclicos, biogenéticamente provenientes de la ciclación del escualeno, y clasificados dentro del grupo de los lupeoles. Los estudios realizados en ejemplares que se desarrollaban sobre diferentes hospedantes, y recogidos en distintas áreas geográficas, demostraron la presencia del alcaloide tiraminaC8H11NO- (Vázquez y Novo y col., 1989). La concentración detectada en la mayoría de los ejemplares no sobrepasaba los 10 mg %, si bien se detectaron ejemplares con niveles superiores de 100 mg %. En los individuos que parasitan Geoffroea decorticans (H. et Arn.) Burkart (Fabaceae), se detectaron los niveles más altos, con valores que van de 120 a 360 mg de tiramina por 100 g de material vegetal seco. La tiramina es una base aminada que provoca hipertensión por vaso-constricción periférica. Además, tiene la propiedad de excitar el útero en estado de gravidez, aumentando su tono y sus contracciones peristálticas (Perrot, 1943-44:415)

87 La infusión de L. cuneifolia se utiliza en medicina popular por una supuesta acción antihipertensiva. Sin embargo, los resultados obtenidos muestran un efecto presor, que puede estar acompañado de vasodilatación y de un variado efecto cardíaco. Esta diversidad de efectos puede estar relacionada con los hospedantes sobre los cuales se recolectaron los diferentes ejemplares (Domínguez, 1928; Izquierdo y col., 1955) . Las infusiones obtenidas a partir de ejemplares de L. cuneifolia recolectados sobre “molle” o Schinus polygamus (Cav.) Cabr. (Anacardiaceae), producen un incremento de la presión sanguínea arterial que indican la presencia de un agente vasoactivo presor. También se observa una fase hipotensora secundaria y la caída de la frecuencia cardíaca (Taira y col., 1994). Una lectina galactósido-específica aislada de extractos acuosos de L. cuneifolia (L-Lc) fue responsable de una inhibición de un 27 ± 2 % (10 ng/ ml) y 88 ± 3 % (100 ng/ml) del crecimiento de células tumorales LB in vitro. Además se verificó un incremento en la producción de óxido nítrico, este fenómeno se produce debido a la activación de la enzima óxido nítrico sintasa, que genera niveles de óxido nítrico que, a su vez, permite la activación de los macrófagos. Este mecanismo desempeña un papel importante en la destrucción de los microorganismos y las células tumorales, que constituiría un hecho relevante para una posible acción terapéutica (Cui y col., 1994). Los estudios realizados por el Dr. Carlos Schliemann y la Universidad de Buenos Aires Argentina demostraron que el muerdago elaborado en la Argentina para tratamientos complementarios del cáncer da mejor resultado que el Viscum album o muerdago de Alemania, probablemente por su mayor peso molecular y la forma de elaborarlo. En Alemania en el año 2001 se utilizaron mas de 15,6 millones de dosis con muy buenos resultados (Revista de Medicina de marzo del 2003). "Cuando empiezo a investigar sus propiedades descubro que aumenta la inmunidad, es decir que potencia el sistema de defensa y activa lo que sería un poderoso ejército de leucocitos contra las células tumorales, como las cancerígenas. Esta reacción inmunológica logra encapsular las células cancerígenas y en algunos casos, incluso, llega a destruirlas", cuenta el doctor Schliemann. El doctor Carlos Schliemann estudia desde hace 20 años las propiedades del muérdago cordillerano y asegura que frena y combate tumores y el SIDA (Rev. FOCO, 15 Octubre 1999) El Dr. Marcelo Wagner, profesor adjunto de la cátedra de Farmacobotánica, pero más conocido en el ambiente universitario como el "Dr. Muérdago", es considerado la máxima eminencia en el estudio de este tipo de plantas. "El muérdago tiene una larga historia, incluso desde el punto de vista mitológico, era consumido por los druidas y, siguiendo la leyenda, estaba asociado con la fertilidad, era la planta del amor. En los años 60 se descubren unas proteinas muy particulares capaces de fijarse a determinados restos de azúcares ubicados en la membrana citoplásmica de las células tumorales. Estas lectinas actúan como un misil teledirigido, logra unir las células tumorales y a la vez estimula las defensas". Aclara que todo esto quedó comprobado en experimentos "in vitro" y que después de

88 esa primera etapa sobrevino un período de silencio entre los científicos. "De este silencio se puede inferir dos cosas: o bien que se está investigando para su futura implementación como tratamiento. Sí hay una hipótesis de que funcionaría en tumores sólidos como los de pulmón, de mama, pero no en los líquidos como la leucemia", afirma Wagner. Actualmente está investigando un tipo de muérdago argentino, la "Ligaria", con propiedades similares a los europeos. "Se están comprobando in vitro cosas muy interesantes con la Ligaria: disminución de células cancerígenas y efectos macrofágicos -se comen las células tumorales-, pero aún estamos en una lenta fase de investigación" El muérdago criollo es vulnerario (Hieronymus, 1882); cáustico (Lallemant, 1894). “Se toma en té por creerse que regula la presión”(R. Oro, 1989). Hipotensor, hipertensor (Velásquez, 1942). Estos efectos contrarios es porque adquiere las propiedades químicas que le brindan sus diferentes hospederos a los que parasita, es así que puede actuar unas veces bajando, como elevando la presión arterial, según el hospedante del que fue obtenida la liga; por ej. del molle (Schinus spp.) produce hipertensión y si es de leguminosas, en general es hipotensor. La disminución de la presión arterial aparece en segundo lugar, tras el aumento de la misma. La acción sobre la frecuencia cardiaca es variable. Existe una estrecha relación entre las acciones farmacológicas de acuerdo con el árbol de acogida, como se muestra al comparar los efectos de extractos de Acacia caven (Mol.) Molina (Mimosaceae), con los obtenidos a partir del parásito. El uso del muérdago en la Argentina para tratar la presión arterial alta, por lo tanto, es considerado muy riesgoso (Taira C. et al, 2004). Teniendo en cuenta estos preceptos, se usan las bayas y hojas en dosis de 30 g/ litro de agua para hacer infusión tomada 3 veces/día en copa vinera, o bien hojas y ramitas en unos 10 g se hierven 10 minutos en 1 litro de agua y se toma 3 veces al día para disminuir la presión sanguínea y contra la arterioesclerosis, pérdidas de sangre (reglas, almorranas, vómitos y esputos). Al bajar la tensión al corazón para la pérdida de sangre. Bayas machacadas con igual cantidad de cera amarilla, dan un eficáz remedio madurativo contra forúnculos, orzuelos y panadizos. Tomando una decocción de muérdago luego de la regla, combate la esterilidad y propicia el embarazo. Con las bayas se prepara el famoso pega-pega para cazar aves. Consolidante de fracturas de huesos (hojas)-Hieronymus, 1882:245-; parches para fracturas (extracto gomoso de frutos)-Herrera, 1940:113-. En La Rioja, además del muérdago criollo descripto, existen las siguientes “ligas”: Struthanthus angustifolius (Griseb.) Hauman; hemiparásita endémica con distribución además en Chaco, Corrientes, Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Tucumán en zonas desde 0 hasta los 500 m. Struthanthus llanensis Ruiz Leal, hemiparásita endémica exclusiva de La Rioja presente en Los Llanos; Tripodanthus acutifolius (Ruiz & Pav.) Tiegh., hemiparásita nativa también de Catamarca, Chaco, Córdoba, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta, Sgo. del Estero, Tucumán, desde 0 a 500 m.. Tristerix verticillatus ((Ruiz & Pav.) Barlow & Wiens, hemiparásita nativa también de Catamarca, Jujuy, Mendoza, Salta, San Juan, Tucumán, desde los 1000 a 3500 m. Referencias: Taira Carlos; M. Wagner; A. Gurni. 2004. Aspectos farmacológicos y cardiovasculares de Ligaria cuneifolia Infusiones. Biología Farmacéutica (antes Revista Internacional de Farmacognosia), Volumen 42, Número 3, mayo de 2004, págs. 234-239(6) 234-239 (6) Editor: Taylor and Francis Ltd. Toursarkissian, M. 1980. Plantas Medicinales de la Argentina, pág. 79. Ed. Hem. Sur. Fusco, María del Rosario; Petenatti, Elisa; Inostroza P., Natalia; San-Martín B., Aurelio; Rivera L., Patricio. 2004. Principios activos de la ligaria cuneifolia: una planta medicinal. Cienc. Trab;6(12):79-82, abr.-jun. 2004. ilus, tab. Ragonese A. E. & V. A. Milano, 1984. Vegetales y Substancias Tóxicas de la Flora Argentina. Enc. Arg. de Agric. y Ganad. Seg. Ed. Fasc. 8-2: 89-92. Ed. ACME SACI. http://translate.google.com.ar/translate?hl=es&sl=en&u=http://www.ingentaconnect.com/content/tandf/phbi/ 2004/00000042/00000003/art00007&ei=ehRtSuvxJdXFmQeHr3kBQ&sa=X&oi=translate&resnum=1&ct=result&prev=/search%3Fq%3Dligaria%2Bcuneifolia%26hl%3D es%26rlz%3D1T4GGLL_esAR318AR320%26sa%3DN%26start%3D10 Ruiz Leal, A. 1972. Aportes al inventario de los recursos naturales renovables de la Provincia de Mendoza. Flora Popular Mendocina. IADIZA. Deserta 3: 1-299.

89 Femenía, J. H. 2006. Fitoregiones y Catálogo Flora Nativa y Cultivada de La Rioja, Argentina. Inéd. Zuloaga, F. O. & O. Morrone, eds. 1996. Catálogo de las plantas vasculares de la República Argentina. I. Pteridophyta, Gymnospermae y Angiospermae (Monocotyledonae), II. Dicotyledonae. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 796-798 p. (L Argent) Varela Beatriz G. et al. 2000. El “muérdago criollo”, Ligaria cuneifolia (R. et P.) Tiegh. –Loranthaceae– desde el uso popular hacia el estudio de los efectos farmacológicos. Cátedra de Farmacobotánica. Cátedra de Inmunología. IDEHU. Cátedra de Farmacología. Museo de Farmacobotánica “Juan A. Domínguez”. Facultad de Farmacia y Bioquímica. UBA. Buenos Aires, República Argentina. http://www.dominguezia.org.ar/volumen/articulos/174.pdf http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/0/09/Ligaria_cuneifolia_014.JPG http://www.floramendocina.com.ar/flora22.html http://images.google.com.ar/imgres?imgurl=http://www.chileflora.com/Florachilena/ImagesHigh/CIMG_098 3.jpg&imgrefurl=http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/LowResPages/SH1079.htm&usg=__ CgfitMcwHB0RJldUCcSEe1abIAg=&h=500&w=375&sz=49&hl=es&start=8&um=1&tbnid=9FDVtR4YQ kZ8uM:&tbnh=130&tbnw=98&prev=/images%3Fq%3Dligaria%2Bcuneifolia%26hl%3Des%26rlz%3D1T4 GGLL_esAR318AR320%26sa%3DX%26um%3D1 http://membres.lycos.fr/atrenqua/imags/Liray/img_0482.jpg http://www.cienciaytrabajo.cl/pdfs/12/Pagina%2079.PDF http://www.pabluster.com.ar/result.shtml http://www.pabluster.com.ar/dominguezia.shtml http://www.pabluster.com.ar/hiv-sida.shtml http://www.pabluster.com.ar/infiltr.shtml http://www.pabluster.com.ar/mistel.shtml El género Clematis, único leñoso en las Ranunculáceas, consta de casi tres centenares de especies distribuidas en ambos hemisferios. A pesar que varias de ellas son reputadas medicinales (v.g. C. vitalba L. y C. recta L. como diuréticas y antirreumáticas, en Europa; raíces de C. chinesis Retz. como diurética, en la medicina china; C. triloba Heyne ex Roth, de la India oriental, para enfermedades de la sangre, en medicina ayurvédica; la ya mencionada C. glycinoides en Australia; etc.), e incluso forman parte de preparados homeopáticos (especialmente C. recta), en muchos casos causan dermatitis de contacto, provocando ulceraciones y llagas. Otras especies (C. florida Thunb., C. montana Buch.Ham. ex DC., C. x jackmanii T. Moore, etc.) tienen importancia en horticultura, cultivándose junto con varios híbridos por sus vistosas flores, mientras que los tallos tiernos de algunas entidades (C. flammula L., C. vitalba L.) resultan comestibles una vez cocidos y los entrenudos agostados de C. vitalba han sido empleados a guisa de cigarrillos. Sólo 5 especies del género habitan en la Argentina: C. bonariensis Juss. ex DC., C. campestris A. St.-Hil., C. dioica L. (con dos variedades: var. australis Eichler y var. brasiliana (DC.) Eichler), C. haenkeana C. Presl. y C. montevidensis. Esta última es la de mayor distribución en nuestro país, donde está representada únicamente por la variedad típica, ya que C. montevidensis var. denticulata (Vell.) Bacigalupo

90 está restringida al este de Brasil. En el curso de estudios etnobotánicos llevados a cabo en el centro-oeste de la Argentina se detectó el uso terapéutico popular de esta especie de amplia distribución en la región; justamente su frecuencia y el empleo mayoritario de la droga en fresco serían las causas primarias de su ausencia en los comercios especializados en la venta de medicamentos herbarios y fitoterápicos. Familia distribuida en regiones cálidas y templadas de ambos hemisferios. Crecen en selvas marginales, bosques higrófilos y en los bordes del camino. Prefieren suelos bien drenados, con abundante humus y a pleno sol o media sombra (Lahitte y Hurrell, 2000). "Loconte" (Clematis montevidensis Sprengel = Clematis hilarii Spreng.). "Barba de viejo", “Bejuco”, “Cabello de ángel”, “Barba de chivo”, “Centella”, “Zocate”, “Barba branca”, “Barba-de-velho”, “Cipó-barba-branca” (Brasil), “Tuyá rendivá” o “Enredadera amarga” (NEA, Paraguay). Familia: Ranunculácea a la que también pertenecen las marimoñas y anémonas; trepadora (liana) de más de 4 m de alto y perenne, tallos jóvenes estriados y pubescentes, frecuentemente coloreados con antocianas; tallos viejos glabros, amarillentos o rojizos; hojas compuestas imparipinadas, rara enteras; folíolos enteros o partidos, cuando jóvenes lineales, luego lanceolados u ovado-lanceolados cuando partidos. Flores solitarias o en cimas de 3-4 flores laterales o terminales, hermafroditas o unisexuales. Su fruto es un aquenio alargado, piloso, algo giboso, adelgazado hacia ambos extremos y unido al estilo persistente que sirve para su dispersión por el viento y alude a su nombre vulgar. Liana cuyas hojas machacadas en pasta e introducidas en las heridas, curan las miasis en animales y mordeduras de víboras y arañas. En cataplasma es cáustico y rubefaciente. El té se usa para curar la lepra, sarna y otras enfermedades. Por inhalación directa es descongestivo de las vías respiratorias. Antiasmático. Posee clematina, saponina, tanino, alcaloide y sus hojas tienen propiedades tóxicas, actuando como cáusticas y vesicantes (originan eritemas y hasta ulceraciones sobre la piel). El sabor de las hojas es acre y quemante. La clematina es altamente tóxica, intoxicando a los animales que la consumen, principalmente luego de las heladas. Los países del Hemisferio Norte, de inviernos más fríos que el nuestro, la consideran como la “reina de las enredaderas”. Su hábitat natural es en los bordes de los bosques, donde crece con sus raíces en el suelo fresco, sombreado y húmedo y “estira el cuello” para que sus flores reciban el sol, para lo cual se aferra a los árboles y arbustos para trepar ... el lema para cultivarla es “pies fríos y cabeza caliente”. Sus órganos de agarre son las mismas hojas, que alargan su pecíolo para enroscarse. Esta característica la hace una trepadora mansa (no agresiva) para fachadas, barandas y otras partes de una vivienda. Al florecer y durante las horas de calor emana un perfume intenso que recuerda al aroma del chocolate, almendras o vainilla. Florece durante la primavera y fructifica desde principios de diciembre y hasta fin de verano. Especie originaria de Brasil, Perú, Paraguay, Bolivia, Uruguay y Argentina. En nuestro país se encuentra en casi todo el territorio salvo la región andina y patagónica, en suelos algo húmedos, pudiendo ascender hasta 3000 m. Se comporta como maleza en cultivos subtropicales. Se utilizan las hojas y los frutos como medicinales.

91 Esta especie no se halla inscripta en la Farmacopea Nacional Argentina. Las infusiones de la raíz y de las hojas de Clematis demostraron una actividad diurética moderada. Este efecto podía ser debido, por lo menos en parte, a la presencia de ácido oleanólico (Álvarez et al, 2003) Domínguez (1928), menciona que Braconnot fue el primero que investigó el principio activo de los Clematis (in Ann. Chim. Phys., VI, 1827, 134; Pogg. Ann., II, 415; III, 288), y que por destilación de tallos jóvenes de C. flammula L. obtuvo un agua destilada en la que observó la formación de un depósito de materia coposa y de pequeñas pajuelas cristalinas que más tarde Gmelin (Handbuch d. Theoretisch. Chem, II 1829, 426), designó con el nombre de “alcanfor de Clematis ”. Menciona que posteriormente Gaube aisló de C. vitalba L., un aceite volátil al que atribuyó la acción cáustica y vesicante de la planta, tanino, mucílago y un principio alcalino cuyo sulfato cristalizaba en agujas hexagonales: la clematina, que cristaliza en agujas transparentes, cortas, o en láminas hexagonales delgadas; solubles en agua y en alcohol acuoso e insolubles en el alcohol absoluto, éter y cloroformo; cuya solución precipita en blanco con el sulfocianuro de potasio, en gris con el yodomercurato de potasio y en pardo verdoso con el yodo. Los estudios fitoquímicos demuestran la presencia de ranunculina, butenólido conocido en la bibliografía por ser causante de irritación en la piel y precursor sintético de protoanemonina, principio tóxico aislado de numerosas plantas, como Clematis glycinoides, C. aristata, C. fawcettii, C. gentianoides, C. microphylla, C. microphylla var leptophylla, C. pubescens, que produce principalmente estomatitis, gastroenteritis y dermatitis (Álvarez, 2002) Esta especie es generalmente aprovechada a partir de la recolección de ejemplares que crecen silvestres y se propaga fácilmente por semillas. Parodi, D.: (1881:17), p/Clematis hilarii Spreng., menciona que todas las partes verdes de la planta tienen propiedades irritantes, sabor quemante y acre y son empleadas como rubefacientes y vesicantes. Escribe que el agua que se destila deja depositar con el tiempo una sustancia en escamas blancas, semejante al alcanfor. El principio activo es acre y volátil. Recomienda la aplicación tópica de las hojas frescas y contusas para prevenir el desarrollo de la hidrofobia a consecuencia de la mordedura de canes rabiosos. Lemos (1878) decía que una cataplasma de bejuco puesta sobre la mordida de un perro rabioso produce en 10 horas una vesicación completa y la cura permanente, mucho mejor que en los casos de cauterizar con ácido nítrico y pólvora. Y agrega que toda persona mordida por perros rabiosos, víboras, escorpiones, arañas, etc. encuentra en el bejuco el remedio en el momento oportuno pues es de hojas persistentes y se encuentra creciendo en todas partes. Hieronymus: (1882:13), p/Clematis hilarii, menciona que las hojas son usadas en cataplasmas, como cáustico y rubefasciente y también para expeler los gusanos de las lastimaduras de los animales. La infusión es usada para curar la lepra, la sarna y otras enfermedads cutáneas.

92 Domínguez, J.: (1928:353/355), p/C. hilarii, menciona que tiene propiedades tóxicas, obrando como cáustico y vesicante. Las hojas frescas contundidas y aplicadas sobre la piel determinan un violento eritema seguido de vesicación y, si el contacto se prolonga, se forman ulceraciones más o menos profundas. Estas propiedades han hecho que algunas veces se haya recurrido a esta planta para, provocándose ulceraciones de los miembros, eludir el servicio militar obligatorio. Idéntico uso hacen de él los mendigos en Europa con C. vitalba (yerba de los mendigos), que era y es utilizada por éstos para producirse ulceraciones superficiales de los miembros con el fin de excitar la conmiceración. La acción irritante de esta planta es tan manifiesta que los químicos que se ocupan de obtener su principio activo se ven, en casos de negligencia, atacados de erupción vesiculosa de la piel. Citando a Hieronymus (1882) dice que la infusión de las hojas se emplea en lociones contra la sarna, pecas y otras afecciones de la piel y, a Parodi (1881), que las hojas frescas se usan como alexitero. Ruiz Leal: (1972), menciona que en la provincia de Mendoza se usa una pasta de hojas machacadas para curar la miasis de los animales. Tousarkissian, M.: (1980:47), p/C. montevidensis = C. hilarii, citando a Parodi (1881) y a Hieronymus (1882), dice que es irritante y, que otras especies del género (C. dioica, C. bonariensis, C. sericea) poseen idénticas cualidades. Martínez Crovetto, R., (1981:47), p/C. montevidensis Spreng. menciona que los apéndices de los frutos sirven como hemostáticos y que con tal fin se los cosecha y, una vez secos, se aplican sobre las heridas profundas para cortar las hemorragias. Con la planta seca cita que se prepara un sahumerio que se suele emplear cuando se desea que las personas indeseables se marchen de la casa y, que con tal fin, es comerciado por las yuyeras del mercado en Corrientes. Ragonese, (1984:113/116), manifiesta que en la región del Chaco existen denuncias de envenenamientos de ganado ocurridos después de las primeras heladas, probablemente debidos a la escaséz de otros forrajes. Irritante (hojas)-Parodi, 1881:17; Hieronymus, 1882:13Antilísico, vesicante (Lemos, 1878) Enfermedades cutáneas, vermífugo, cáustico, rubefaciente, drástico (Hieronymus, 1882) Antiarácnido, antirreumático, antiofídico, rubefaciente (Pío Correa, 1929-1978). Anodino, béquico, antiresfrío (Arenas, 1983). Vesicante y ulcerante (Marzocca, 1997). Antirreumático, vermífugo, antiofídico, rubefaciente (Di Lullo y Venator, cit. Marzocca 1997). La infusión de las hojas ha sido citada para combatir enfermedades de la piel como lepra, sarna, como antirreumática y antivenérea en Paraguay. Los apéndices plumosos de los frutos son citados como hemostáticos; se los aplica en manojos sobre heridas profundas, logrando así detener hemorragias por acción mecánica. En Paraguay y el norte de la Argentina la especie se emplea también en el tratamiento de afecciones de vías respiratorias (en coincidencia al menos parcial con el uso que aborígenes australianos dan a Clematis glycinoides DC.), a modo de rapé para resfriados y dolores de cabeza. Recientemente se ha recogido testimonios populares acerca de las

93 propiedades diuréticas de las flores, las que machacadas representarían también un eficaz remedio para el dolor de muelas. Por último, se ha comprobado que infusiones de parte aérea y de raíz ejercen una fuerte acción irritante y una moderada acción diurética. Otros usos etnobotánicos comprenden el empleo de los resistentes tallos leñosos, que son trenzados para elaborar artesanías (cestos, canastas), mientras que algunos pobladores del Chaco central usan entretejidos de lianas como camuflaje para cazar al acecho, manufacturándolos entre otros con los tallos de Clematis montevidensis. Con las flores se confeccionan colchones antirreumáticos y los estilos plumosos se utilizan secos para detener las hemorragias y cicatrizar las heridas (Lahitte, Hurrell y Belgrano, 1998; Lahitte y Hurrell, 2000). Estudio fitoquímico: de la parte aérea fue aislado el ácido p-hidroxicinámico, y una mezcla de fitosteroles tales como estigmasterol , campesterol y sitosterol, siendo el estigmasterol el componente mayoritario. Un sólido blanco, fué identificado como ácido oleanólico. Del extracto acetónico de raíz se aisló e identificó ácido oleanólico y la mezcla de esteroles estigmasterol, campesterol y sitosterol y dos glucósidos: ranunculina y -etilcolestan-dien-3α-ol-glucósido. Observaciones: a pesar de la toxicidad del “loconte”, tuve la grata sorpresa de observar hermosas aves cantoras alimentándose de los brotes tiernos con suma avidéz y sin problema alguno. Referencias: http://www.scribd.com/share/upload/14989896/1rf9y5wehrm3mmyb4xs2 Parodi, D.: (1881), Ensayo de Botánica Médica Argentina comparada - Bs. As., Imprenta de P. Coni, 17 103 pp. Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. 73-220 pág. Hieronymus, G.: (1882), Plantae Diaphoricae Florae Argentinae - Bs. A.s, Ed. Kraft, 13 - 404 pp. Domínguez, J. A.: (1928), Contribuciones a la Materia Médica Argentina, Bs. As., Ed. Peuser, 353/5 - 433 pp. Seckt, H.: (1929), Flora cordobensis, Córdoba, Imprenta de la Universidad Nacional Córdoba (R.A.), 611 pp. Roig, F. A. 2001:153-154. Flora medicinal mendocina. EDIUNC. Ruiz Leal, A.: (1972), Flora Popular Mendocina, Mendoza, Deserta 3:38. Martínez Crovetto, R.: (1981), Plantas utilizadas en la medicina popular en el NO de Corrientes. Tucumán, Min. de Cultura y Educ., Fundación Miguel Lillo, 47 - 139 pp. Toursarkissian, M.: (1980), Plantas medicinales de la Argentina - Bs. As., Ed. H. Sur, 108 - 178 pp. Ragonese, A.E. y Milano V.A.: (1984) Vegetales y Substancias Tóxicas de la Flora Argentina - Enciclopedia Arg. de Agric. y Jard., Ed. Acme, 2da. ed., T. II, Fasc. 8-2, 113:116 - 413 pp. Boelcke, O.: (1989) Plantas vasculares de la Argentina - Bs.As., Ed. H. Sur, 2da. reimpresión, 139 - 369 pp. http://www.latamjpharm.org/trabajos/24/2/LAJOP_24_2_1_4_TUO38Q6887.pdf http://www3.interscience.wiley.com/journal/105056761/abstract?CRETRY=1&SRETRY=0 Petenatti Marta E. 2005. Medicamentos Herbarios en el Centro-Oeste Argentino, V. Clematis montevidensis var. montevidensis, Caracterización de la Droga. Área de Farmacognosia y Herbario UNSL, Dpto. de Farmacia, FQByF, Univ. Nac. San Luis, Ej. de Los Andes 950 - D5700HHW San Luis, Argentina. 2 INTEQUI-CONICET, Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia, Univ. Nac. San Luis, Chacabuco y Pedernera, 5700 San Luis. Acta Farm. Bonaerense 24 (2): 190-6. http://74.125.47.132/search?q=cache:30d9lyTf_MJ:www.biologia.edu.ar/diversidadv/fascIII/14.%2520Ranunculaceae.pdf+clematis+montevidensis& cd=11&hl=es&ct=clnk&gl=ar http://sisbib.unmsm.edu.pe/Bvrevistas/dermatologia/v12_n1/actividad_clematis.htm Alvarez M. E. et al 2002. Actividad irritante de Clematis montevidensis Sprengel (Ranunculaceae). Dermatología Peruana - Vol. 12 Nº 1, Enero - Junio 2002 Zuloaga, F. O. & O. Morrone, eds. 1996. Catálogo de las plantas vasculares de la República Argentina. I. Pteridophyta, Gymnospermae y Angiospermae (Monocotyledonae), II. Dicotyledonae. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 60, 74. 1999 http://www.rionegro.com.ar/diario/eh/2006/09/24/3362.php

94 http://es.wikipedia.org/wiki/Clematis_hilarii http://www.herbotecnia.com.ar/aut-loconte.html http://www.plantasvasculares.uns.edu.ar/herbario/galeria/pehuen/c.html http://www.plantasvasculares.uns.edu.ar/herbario/galeria//images/clematis_montevidensis_p4_2.jpg http://images.google.com.ar/imgres?imgurl=http://calphotos.berkeley.edu/imgs/128x192/0000_0000/0307/03 17.jpeg&imgrefurl=http://calphotos.berkeley.edu/cgi/img_query%3Fstat%3DBROWSE%26query_src%3Dp hotos_flora_sci%26where-genre%3DPlant%26wheretaxon%3DClematis%2Bmontevidensis%2Bvar.%2Bmontevidensis%26title_tag%3DClematis%2Bmontevid ensis%2Bvar.%2Bmontevidensis&usg=__qnoNNcAx7bJXQngxZ_qQp33W6CQ=&h=128&w=178&sz=75 &hl=es&start=4&um=1&tbnid=Nkgu1qLuAcC6sM:&tbnh=73&tbnw=101&prev=/images%3Fq%3Dclemat is%2Bmontevidensis%26hl%3Des%26rlz%3D1R2GPEA_es%26sa%3DX%26um%3D1 http://images.google.com.ar/images?hl=es&rlz=1T4GPEA_esAR300AR300&um=1&q=imagenes+y+fotos+ de+clematis&sa=N&start=0&ndsp=21

Los maranceles son especies de Asteraceae que habitan las fitoregiones de Prepuna, Puna y Altoandina principalmente importantes por sus empleos medicinales, en general y principalmente para combatir problemas de aerofagia, gripales y de estrés nervioso, utilizando tanto sus hojas como flores y raíces. Se describen a continuación las especies que crecen en La Rioja. “Marancel” Perezia ciliaris D. Don ex Hook. & Arn. Hierba perenne nativa. Elevación: altura min. 2000 m, altura máx. 3500 m. Distribución Argentina: Catamarca, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Salta, San Juan, San Luis, Tucumán. País limítrofe: Bolivia. Sinónimos: Clarionea ciliaris (Hook. & Arn.) DC., Perezia coriacea Tovar, Perezia foliosa Rusby, Homoeanthus nivalis Phil., Perezia nivalis Wedd., p.p., Perezia scapellifolia J. Kost., Perezia scapellifolia J. Kost. var. parviflora. Partes usadas: raíces y flores de marancel son utilizadas en Molinos (Salta) para remedios contra enfermedades génito-urinarias; osteoarticulares y circulatorias (Lamolina 2003) “Marancel”, “Estrella de la Cordillera”. Perezia purpurata Wedd. Hierba perenne nativa y rizomatosa Elevación: altura min. 3000 m, altura máx. 5000 m. Distribución Argentina: Catamarca, Jujuy, La Rioja, Salta, San Juan, Tucumán. Países limítrofes: Bolivia, Chile Sinónimos: Clarionea atacamensis Phil., Perezia atacamensis (Phil.) Reiche, Perezia hunzikeri Cabrera, Perezia keshua Cabrera, Perezia atacamensis (Phil) Reiche

95 Hierba resinosa de hojas en rosetas basales, oblongas o linear-espatuladas, bordes recortados; capítulos solitarios de flores amarillas o rosado-moradas, escapo floral con hojas o casi desprovisto de ellas. HABITAT: Habita las cordilleras altas de los países mencionados entre 3400 y 4200 msnm., en laderas desnudas y protegidas por rocas. Uso medicinal En infusión teiforme es usada, por sus propiedades balsámicas, para las afecciones del pecho. Para dolores de fracturas de hueso como cataplasmas y en infusión a tomar contra la puna En tisanas con pingo-pingo y otras • Se utiliza la raíz • Heridas, golpes, dolores • Forrajera y tallo Comestible • Aceites esenciales • Muy apreciada El marancel se utiliza, conjuntamente con otros vegetales para la enfermedad de la matriz son ellos: clavel, nencia, contrayerba. La raíz se utiliza sólo para calmar los dolores del cuerpo y además para los resfríos. El marancel, maransel, maranzel (Cabrera, 1957; Gunckel, 1967; Giberti, 1983; Giberti, 1985). Chemical studies (de Israilev and Gonzalez, 1994; Catalan et al., 1996). La actividad hipotensora de esta especie posibilita luchar contra los infartos del corazón ocasionados por problemas de hipertensión arterial, principal causa de muertes en el mundo (Martínez et al 2006). Posee propiedades balsámicas muy acentuadas y es un poderoso agente para combatir las dificultades respiratorias (Murillo 1888). Su infusión es de muy buen sabor y considerada como un remedio contra la puna (Reiche, 18961910) Otros usos: al igual que la escorzonera P. multiflora (H. et B.) Less. es posible que posea antraquinonas, azúcares reductores, flavonoides, lactonas sesquiterpénicas, taninos, alcaloides, aminoácidos libres. Principalmente por contener estos principios es usada para combatir la gripe (Chávez 2007) Los flavonoides tipo flavonas presentes en sus hojas serían los responsables de la actividad antiinflamatoria. (Félix 1999) Sutuma Perezia coerulescens es una hierba de 10 cm. de alto, flores moradas, blancas y rojas oscuras, crece por encima de los 3000 m.s.n.m. Partes usadas: Todo Tos, las ramas se hierven y el mate se toma tres veces al día. Heridas, las ramas chancadas se ponen como emplasto encima de las heridas. Post parto, se hierve la planta y se toma el mate. Gripe, la raíz se hierve y el mate se toma hasta sentir mejoría. Riñón, tomar reposado en mate. Mal viento, se realizan baños con toda la planta. Febrífugo, diurético y diaforético, mediante el cocimiento de sus raíces. Referencias: Roig, F. A. 2003. Flora medicinal mendocina. EDIUNC.

96 http://www.cybertesis.edu.pe/sisbib/2007/vargas_cc/pdf/vargas_cc.pdf http://www.ippn.org.pe/files/pdf/07%20Plantas%20Medicinales%20de%20la%20Cordillera%20Negra.pdf http://www.bioline.org.br/pdf?tc06044 http://www.floramendocina.com.ar/clase_4/perezia_carthamoides.html http://floradechile.cl/dicotyle/species/cpepurpu.htm http://ph.ansp.org/sheets.php?mode=search&view=all&genus=Perezia&species=sublyrata&country=&collnu mber=&state=&county=&locality=&ph_number=&barcode=&date_collected= http://3.bp.blogspot.com/5KifFc0BQe4/TYKw0QRdccI/AAAAAAAAARU/w36uAi5ABg8/s1600/PIC_4682%2528Perezia%2Bpurp urata%2529-1.JPG http://www.oni.escuelas.edu.ar/2002/catamarca/alucinogenos/temas%5Ccultura%5Clink2.htm http://captura.uchile.cl/jspui/bitstream/2250/10544/1/130340_C2_San_Pedro_de_Atacama.pdf http://www.losmedicamentos.net/planta/marancel http://books.google.com.ar/books?id=dYmFO6IpsmsC&pg=PA32&lpg=PA32&dq=usos+de+perezia+ciliari s&source=bl&ots=QdPWEwfZca&sig=S7fkSkuUhjRvcFHMeEaU4kPbjzk&hl=es&ei=shvoTZuOOYGcgQ exh5mdAQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=2&ved=0CBsQ6AEwAQ#v=onepage&q&f=false Cabrera, A. L. 1978; Simpson, B. B. 1969; Katinas, L. 1995 “Maravilla” (Flourensia fiebrigii S. F. Blake) “Maravilla del campo”, “Engordadora”, “Incienso”. Familia Asteraceae cuyo género Flourensia con ca. 36 especies se distribuye desde el SO United States, Mexico, America Central, Sud America con 12 especies nativas de Argentina; además de la mencionada, en La Rioja se hallan 7 especies: F. blakeana Dillon, F. campestris Griseb., F. hirta S. F. Blake, F. niederleinii S. F. Blake, F. leptopoda S. F. Blake y F. polyclada S. F. Blake. Especie arbustiva y ramosa, resinosa, de 1 m de altura, con tallos erectos de color castaño, resinoso-glandulosos y algo pubérulos, hojosos hasta la inflorescencia. Hojas alternas, brevemente pecioladas, lanceoladas, agudas en el ápice y atenuadas en la base, enteras, de consistencia cartácea, finamente reticulado-venosas, algo híspidas, especialmente en los bordes, o casi glabras, resinosas. Capítulos radiados, pequeños, largamente pedunculados, en número de 2-4 sobre cimas corimbiformes terminales (raramente solitarios). Flores amarillas, dimorfas. Aquenios algo comprimidos, obovados, densamente seríceo-velludos. Papus formado por 2 aristas. Habita faldeos por encima de 1500 m.s.m. y terrenos ripiosos cercanos a cursos de agua temporarios. Es notable observar cómo el contenido en metabolitos secundarios de las raíces de este género Flourensia actúan a manera de cebos atractivos para que diversos insectos se refugien durante el invierno, empupen bajo tierra en sus raíces y bases de tallos, en espera de la primavera para emerger entonces como insectos adultos, muchas veces beneficiosos (predatores y parasitoides de plagas). Existen trabajos científicos en universidades que dan cuenta de la incubación de las pupas de Flourensia para obtener insectos adultos (especialmente Hymenópteros) para aplicarlos en la lucha biológica contra plagas de cultivos extensivos. En sus hojas y tallos contiene ácido nordihidroguayarético (ANDG), enérgico antioxidante de grasas y de aceites industriales para consumo humano; además de esencias, tanino, colorante amarillo y resina, esta última con acción bactericida y funguicida.

97 Este género Flourensia y sus especies ha sido declarado como plantas nativas útiles para la producción de biodiesel (H. Cámara de Diputados de la Nación, Proyecto de Resolución Nº: 3540-D-2007, Trámite Parlamentario Nº: 92 del 18/07/2007) La “Chilca de la sierra” (Flourensia campestris), es nativa del norte de Argentina. Sus hojas y tallos foliáceos son ricos en producir aceite esenciales. Arbusto de hasta 3 m de altura, con hojas resinosas; utilizada como aromática, tintórea, medicinal y para leña. Las adaptaciones morfológicas, la producción de metabolitos secundarios, así como el sistema de reproducción resultan vitales para la persistencia de estas especies en su ambiente. Las resinas representan entre el 20 y 40 % en peso de la biomasa de las hojas (viejas y jóvenes, respectivamente) y los espectros de absorción de soluciones obtenidas a partir de extractos poseen espectros característicos,con alta absorbancia en la región del UVB (Silva et al, 2005). Los análisis fitoquímicos han sido útiles en la delineación de agrupaciones genéricas dentro de ciertas subtribus de Asteraceae (Seaman, 1982). Los análisis actuales indican que Flourensia elabora un arsenal único de sesquiterpenos y de triterpenos (Kingston del y otros, 1975; Estrada y otros, 1965; M. Aregullin, pers. comm.), poliacetilenos (Bohlmann, pers. comm.), y flavonoides (Dillon y otros, 19 76; & de Dillon; Mabry, 1977; Rao y otros, 1970), que permitiría agrupaciones en Taxas y Tribus. Estudios avanzados sobre fotoquímica de sus hojas delatan la presencia de resinas, flavonoides (deoxixflavonoides), fitoalexinas, cumarinas, compuestos fenólicos, benzofuranos, ácido p-cumárico; que posibilitan el empleo de estas especies como potenciales insecticidas, con actividad biológica contra hongos y algas fitopatógenos. También se realizan pruebas de toxicidad observando sus posibles usos como forrajeras para herbívoros domésticos, ya que forman extensas praderas en zonas económicamente deprimidas. Observando estas especies es fácil deducir sus aplicaciones medicinales, apícolas y agroindustriales y, por lo mismo, deben priorizarse estudios que conlleven su domesticación al cultivo, conservación (creación de banco de germoplasma y áreas protegidas), con mayores análisis fitoquímicos y de sus potenciales aplicaciones farmacológicas y agronómicas.

Referencias: Blake, S. F. 1921b. Revision of the genus Flourensia. Contr. U. S. Natl. Herb. 20:393-409. Cantero Gutiérrez, A. y M. F.West 2007. Proyecto de Resolución Nº 3540-D. Promover el incremento de la oferta de especies vegetales no tradicionales productoras de aceites, con el fin de atender la demanda creciente de la producción de biodiesel. Trámite Parlamentario Nº 92 (18/07/2007), H. Cámara Diputados de la Nación Argentina. Castellanos Pérez, E. Fluorescencia clorofìlica del arbusto Flourensia cernua y la gramínea Mulhenbergia porteri en un matorral subespinoso.

98 Dillon M. O. 1984. A Systematic Study of Flourensia (Asteraceae, Heliantheae) Fieldiana Botany New Series Nº:16 Femenía, J. H. 2004. Ecosistemas del género Prosopis en Talampaya. Inédito. ---. 2003. Flora apícola Depto. Chilecito, La Rioja, Argentina. UNLaR Sede Chilecito, Cooperativa de Apicultores Misk´y-Mayu e INTA Delegación Chilecito. --- & P. G. Aceñolaza 1998. Las comunidades vegetales del PN Talampaya. XXVI Jornadas Argentinas de Botánica. Act. Res. Sec. 7, Flora y Vegetación Nº: 247, UNRC, Córdoba, Argentina. --- 1998. Recursos forestales y arbustivos leñosos de la provincia de La Rioja, Argentina. EUDELAR, XII:50 Secyt-UNLaR. ---2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. Inédito. ---2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora de La Rioja, Argentina. Inédito. Rodríguez Guerrero, E. Aislamiento y Caracterización de estructuras químicas de compuestos de Flourensia cernua DC con actividad biológica contra insectos, hongos y alga fitopatógenos. Silva, M. P. y A. L. Scopel 2005. Flourensia oolepis y F. campestris Blake. Estudios preliminares en las sierras de Córdoba. Santa fe, Argentina – Boletín0 de la Soc Arg de Bot, vol 40, suplemento, nov 2005 Jornada.XXX Jornadas Argentinas de Botánica. Uriburu, M.L., Gil, R.R, Sosa, V.E. y de la Fuente, J.R., 5-Deoxyxflavonoides en el Género Flourensia http://www.ambiente.gov.ar/archivos/web/normativa/File/ANEXO1_R578.pdf http://www.plantsystematics.org/taxpage/0/genus/Flourensia.html http://apicultura.wikia.com/wiki/Cat%C3%A1logo_de_especies_de_la_Rep%C3%BAblica_Argentina_Letra _F http://es.wikipedia.org/wiki/Flourensia_campestris http://www.archive.org/stream/systematicstudyo16dill/systematicstudyo16dill_djvu.txt http://zipcodezoo.com/Plants/F/Flourensia_blakeana/ http://www.ipni.org/ipni/idPlantNameSearch.do?id=208184-1&back_page= http://cat.inist.fr/?aModele=afficheN&cpsidt=3906201 http://www.uaaan.mx/DirInv/proy2004/Proy_salt2004.htm http://www.fao.org/agris/search/display.do?f=./1997/v2317/GB9719349.xml;GB9719349 http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Especies_de_la_flora_argentina/F http://www.archive.org/stream/systematicstudyo16dill/systematicstudyo16dill_djvu.txt

No es casualidad que se confundan entre sí y por sus nombres vulgares las conocidas “marcelas” con los “vira-viras”, todos de la Tribu Inulae, Familia Asteraceae, debido a que casi no presentan diferencias morfológicas o éstas son mínimas, además de que los límites entre sus géneros botánicos (Gnaphalium spp., Achyrocline spp.) son imprecisos, acarreando problemas de identificación a simple vista y se complica más aún porque coexisten en general, en los mismos ecosistemas. Las principales diferencias estriban en la morfología y tipología de las inflorescencias y de su indumento, entre otras (Petenatti, et al, 2004). Resultante de estos errores, en las herboristerías surgen verdaderas mezclas entre estas especies. Estas plantas son empleadas en medicina popular como depurativos, antiinflamatorios, expectorantes, hepáticos y digestivos, siendo expendidas como hierbas simples o en mezclas. Además, integran la fórmula de algunas bebidas aperitivas o “amargos” de amplio consumo en nuestro país.

99 En La Rioja se encuentran como “marcela hembra” (o “vira vira”): Achyrocline alata (Kunth) DC hasta los 2800 m; A. flaccida (Weinm.) DC y A. tomentosa Rusby ambas hasta 3500 m. Mientras que existen 4 especies de “marcela macho” o “vira vira”: Gnaphalium. cheiranthifolium Lam., G. gaudichaudianum DC, G. graveolens Kunth y G. leucopeplum Cabr., desde los 2000 y hasta 4500 m. Marcela (Achyrocline spp.) Con el mismo nombre vulgar se designan entre 20 y 30 especies afroamericanas del género Achyrocline DC., de las cuales las principales especies nativas argentinas son: A. satureioides, A. alata, A. flaccida, A. tormentosa, perteneciendo las 3 últimas a La Rioja. Achyrocline (marcela hembra) es un género de plantas fanerógamas, tropicales, en la familia de las Asteráceas que se diferencia por tener abundantes tricomas glandulíferos subsésiles, vesiculosos; mientras que Gnaphalium spp. (marcela macho) es terófito (anual) a protohemicriptófito y tiene tricomas glandulíferos con pie 3-5-celular y cabezuela pequeña, 1-paucicelular; entre otras diferencias y que a simple vista son difíciles de observar. Sus especies se distribuyen de México al sur de Sudamérica, y otras especies en África y Madagascar. Incluye aproximadamente 32 especies. Son hierbas o arbustos, con una capa densa de pelos, tallos erectos, a menudo ramificados. Hojas simples, alternas, y con la lámina más larga que ancha (lineal), generalmente con fuerte aroma característico al anís. Inflorescencia formada por múltiples capítulos y cada uno de éstos, con pocas flores; las brácteas que subtienden las flores son de color crema, flores con pétalos amarillos a blancos, muy bellas. Achyrocline alata (Kunth) De Candolle “Huira huira”, “Lechuguilla”, “Marcela”, “Yateí caá”. Caméfito (perenne) sufrutescente que se encuentra en Bs. As., Catamarca, Córdoba, Entre Ríos, Corrientes, Jujuy, La Rioja, Misiones, Salta, San Luis, Tucumán. En esta especie se comprobó la presencia exclusiva de apigenina. Además el perfil cromatográfico difiere notablemente del de las demás especies dado que no presenta acúmulos de compuestos. Usada como digestiva, antiespasmódica, estimulante. Contiene derivados del labdano y geranil floro glucinol. Actividad antimicrobiana y antiviral. Con interesantes flavonoides, tales como: Quercetin 3-methyl ether 4'-glucoside, 5,6-Dihydroxy-3,7-dimethoxyflavone, Quercetin 3-methyl ether 7-glucoside, 7-Hydroxy-3,5,4'-trimethoxyflavanone. Tiene comprobada actividad antiherpética, contra la tos, resfríos y lastimaduras. Parodi, D.: (1881:43,46), escribe "las varias especies de marcelas, poseen sabor amargo y son aromáticas. Sus propiedades son tónicas y excitantes, por cuyo motivo tienen variadas aplicaciones en la medicina casera, ya como febrífugas, antihelmínticas o antiespasmódicas" (sic). En la actualidad se usa en infusiones como digestiva, carminativa, antiespasmódica, colagoga, eupéptica y emenagoga. También se le atribuyen propiedades de reducir el colesterol. Pregonado para combatir apendicitis, útil en los embarazos gástricos (sic) y afecciones del hígado. Planta con abundantes compuestos fenólicos y con excelente actividad antiviral comprobada por contener en sus partes aéreas 7-hydroxy-3,5,4′-trimethoxyflavanone, galangin-3-methyl ether, apigenin, rhamnazin, isokaempheride, quercetin-3-methyl ether, 3,5-dihydroxy-6,7,8trimethoxyflavone, quercetin, chlorogenic acid, isochlorogenic acid, caffeic acid and 1,5-dicaffeoyl quinic acid. Indicado contra el asma bronquial, diabetes mellitus, cólicos, dolores abdominales, desórdenes menstruales. La acción estimulante del flujo biliar del ácido cafeico y sus ésteres está ampliamente descripta. También se comprobó la actividad hepatoprotectora de la cinarina, de los ácidos clorogénico, cafeico y quínico y de sus derivados y los efectos antihepatotóxicos del ácido clorogénico. La determinación de la actividad hepatoprotectora y colerética por contener flavonoides y derivados cafeil quínicos, ha permitido validar su uso popular como digestiva. El ácido cafeil quínico tiene a su vez actividad hipocolesterolémica. El ácido clorogénico y los ácidos cafeico y

100 ferúlico y sus respectivos derivados tienen actividad antioxidante. Esta actividad los convierte en sustancias sumamente promisorias como protectores no tóxicos, muy solubles en agua, contra la peroxidación lipídica y otras injurias celulares mediadas por radicales libres. Se han reportado las actividades antibacteriana y antiviral para los ésteres del ácido cafeico. Algunos glicósidos del ácido cafeico presentan una inhibición selectiva de la 5-lipooxigenasa, relacionada con la biogénesis de los leucotrienos, y estos a su vez, están implicados en la regulación de la inmunomodulación. Las acciones terapéuticas mencionadas en la literatura posiblemente guardan relación con el alto contenido de polifenoles que aparecen en los extractos. En este caso, se trata de flavonoides (mayoritariamente 3-Ometilquercetina, Luteolina, Quercetina ) y derivados del ácido cafeico. Como usos etnobotánicos se destacan: la infusión de las flores se emplea para tratar cólicos nerviosos, epilepsia, problemas gástricos, diarrea y disentería, además se emplea para regular la menstruación (en este caso se emplea la planta entera), hipocolesterolemiante, antiespasmódico y analgésico, sedante, hipoglucimiante, emenagoga y antiasmático. Se utiliza de forma tópica (además de infusión) como antiinflamatorio. Es empleada bajo forma de jarabe en el caso del tratamiento de gripes y resfríos. La decocción de los capítulos de Achyrocline flaccida en Uruguay se usa para teñir lana virgen. Los aceites esenciales obtenidos de las inflorescencias de Achyrocline recogidas de Argentina central, fueron analizados por CG, obteniéndose 52 compuestos e identificándose el 93-98% de los mismos; destacándose el Cariofileno, como el componente más abundante de todos (39-48%). La propagación de “marcelas” es realizada a través de semillas y esquejes; se ha intentado utilizar cultivo de tejidos, pero se obtuvieron resultados preliminares, ya que se originaron problemas de contaminación con hongos y bacterias (Ikuta y Barros, 1992). Con esta misma técnica de propagación, hay trabajos comunicados en congresos por Barros & Castro (1995) y por Diefenthaeler et al. (1996). Se recomienda el cultivo in vitro de tejidos vegetales como recurso biotecnológico para viabilizar la obtención de plantas con calidad controlada y alta productividad. La "marcela" entra en la composición de numerosos "amargos" muy populares en la actualidad, siendo éste su principal uso comercial. Su producción proviene en su casi totalidad de la recolección silvestre, dada su abundancia. Sin embargo se realizan trabajos de selección y mejoramiento dadas algunas propiedades de componentes activos aislados recientemente, tal el ácido 1-MO-3,5-dicafeiolquínico (DCQA), sustancia antiviral de posible utilización en tratamiento contra HIV (Roninson et al, 1996; Rocha et al, 1996). Planta resistente a temperaturas bajas (-8°C), puede tolerar nevazón ocasional y cobertura por nieve durante un par de semanas al año. Equivalente a la zona climática 8 de USDA. Desarrolla en áreas de secano, donde el período seco sin precipitaciones dura 6-10 meses y las precipitaciones alcanzan 100-300 mm anuales; o bien a secano, donde el período sin precipitaciones dura 3-5 meses. Las precipitaciones alcanzan 400-800 mm anuales, en ambos casos concentradas en verano o invierno. Exige buena exposición solar en laderas y partes llanas expuestas hacia el norte. Referencias: Martino V.S., G.E. Ferraro, S.L. Debenedetti y J.D. Coussio. 1989. Determinación espectrofotométrica del Contenido de Acidos Cafeoilquínicos en Especies Argentinas de Compuestas usadas en Medicina Popular.

101 Acta Farm. Bonaerense 8 (1): 3-9. Instituto de Química y Metabolismo del Fármaco (ZQUZMEFA), UBACONICET, Cátedra de Farrnacognosia, Facultad de Farmacia y Bioquímica, UBA, Junín 956,1113 Buenos Aires, Argentina http://www.latamjpharm.org/trabajos/8/1/LAJOP_8_1_1_1_DXWSU8NO17.pdf http://www.herbotecnia.com.ar/aut-marcela.html

http://www.sinergianatural.com/index.php?target=pages&page_id=marcela-esp
http://metabolomics.jp/wiki/Species:Achyrocline#Flavonoid Cerón Martínez Carlos E. 2006:285-293. Plantas medicinales de los Andes ecuatorianos. Herbario Alfredo Paredes (QAP), Escuela de Biología de la Universidad Central del Ecuador. Ap. Postal 17.01.2177. Quito, Ecuador http://74.125.47.132/search?q=cache:e7h5OkPVG3gJ:www.beisa.dk/Publications/BEISA%2520Book%2520 pdfer/Capitulo%252018.pdf+achyrocline+alata&cd=49&hl=es&ct=clnk&gl=ar Ferraro G., A. Broussalis, V. Martino, G. Garcia, R. Campos, J.D. Coussio. Argentine Medicinal Plants: Antiviral Screening. http://www.la-razon.com/versiones/20090419_006702/nota_277_795575.htm http://www.prodiversitas.bioetica.org/vademecum.htm http://www.fcagr.unr.edu.ar/Investigacion/revista/rev11/4.htm Rettaa Daiana, Martha Gattusob, Susana Gattusob, Paola Di Leo Liraa, Catalina van Barena, Graciela Ferraroa and Arnaldo Bandonia. 2008. Essential oil composition of Achyrocline flaccida (Weinm.) DC. (Asteraceae) from different locations of Argentina. Cátedra de Farmacognosia – IQUIMEFA (UBACONICET), Facultad de Farmacia y Bioquímica, Universidad de Buenos Aires, Junín 956, 2° piso. (C 1113 AAD) Buenos Aires, Argentina. Cátedra de Botánica. Facultad de Ciencias Bioquímicas y Farmacéuticas, Universidad Nacional de Rosario, Suipacha 531 (S 2002 LRK) Rosario, Santa Fe, Argentina. Broussalis, A. M., Ferraro, G. E., Coussio, J. D. Phenolic constituents of Achyrocline alata. IQUIMEFA, Departamento de Farmacología, Facultad de Farmacia y Bioquímica, Junín 956, Buenos Aires, Argentina. http://www.cababstractsplus.org/abstracts/Abstract.aspx?AcNo=19940300911 http://74.125.93.132/search?q=cache:e259qXMZlfAJ:www.dominguezia.org.ar/volumen/articulos/191.pdf+a chyrocline+alata&cd=3&hl=es&ct=clnk&gl=ar http://apicultura.wikia.com/wiki/Cat%C3%A1logo_de_especies_de_la_Rep%C3%BAblica_Argentina_ http://www.liberherbarum.com/Pn7210.htm#Plante López Paula G., Graciela E. Ferraro & Adriana M. Broussalis. Determinación del Contenido de Derivados Cafeilquínicos en Especies Sudamericanas del Género Achyrocline. Acta Farm. Bonaerense 25 (4): 571-3 (2006). Cátedra de Farmacognosia, IQUIMEFA (UBA-CONICET). Facultad de Farmacia y Bioquímica, Universidad de Buenos Aires, Junín 956, Buenos Aires, Argentina http://74.125.93.132/search?q=cache:UWpAC_l_FvwJ:www.latamjpharm.org/trabajos/25/4/LAJOP_25_4_2 _4_3NU0Q3Z739.pdf+achyrocline+alata&cd=11&hl=es&ct=clnk&gl=ar http://www.herbotecnia.com.ar/aut-marcela.html http://www.geocities.com/ceniuschile/herbotras.html#vira%20vira http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/LowResPages/SH1371.htm http://www.diclib.com/cgi-bin/d1.cgi?l=es&base=moliner&page=showid&id=80140 http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Macela.JPG http://www.alkimiaesenciasflorales.com/catalog/product_info.php?products_id=891 Petenatti Elisa M., Carlos M. Nievas, Marta E. Petenatti y Luis A. Del Vitto. 2004. “Marcelas” y “Viraviras” en Muestras Comerciales. Área de Farmacognosia y Herbario UNSL, Depto. de Farmacia, FQByF, y Depto de Ciencias Biológicas, Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia, Universidad Nacional de San Luis. Ejército de Los Andes 950, D5700HHW San Luis, Argentina. http://www.latamjpharm.org/trabajos/23/4/LAJOP_23_4_1_9_ED9698Q38M.pdf http://www.sciencedirect.com/science?_ob=ArticleURL&_udi=B6T8D-416BXVGB&_user=10&_rdoc=1&_fmt=&_orig=search&_sort=d&_docanchor=&view=c&_searchStrId=940276710&

102 _rerunOrigin=google&_acct=C000050221&_version=1&_urlVersion=0&_userid=10&md5=25291043844a d8b8cabbd92218cea6ca MATASEBO [Monttea aphylla (Miers) Benth. et Hooker], “ALA DE LORO”, "PAPAGAYO", “ELCUI”. Escrofulariácea. Arbusto verde oscuro de hasta 3 m alto, ceroso hasta glutinoso, con ramas erectas e intrincadas, aguzadas hasta espiniformes, y corteza exfoliable de color amarillento; brotes tiernos y desde muy jóvenes resinosos; braquiblastos opuestos y decusados, pulverulentos y resinosos; con hojitas muy pequeñas, lanceoladas, cortamente pecioladas y muy efímeras. Flores agrupadas de 2-5 en los braquiblastos; cáliz tubuloso, algo carnoso, pentadentado, con segmentos triangulares; corola bilabiada de color azul, tubulosoventrada, pilosa. Durante la floración es visitada por abejas que se alimentan del néctar y pólen cuya abundancia es tal que origina las llamadas mieles monoflorales en zonas áridas. Fruto: aquenio piriforme, piloso en el ápice, muy duro, con una sola semilla desarrollada y cubierto por el cáliz acrescente, que es carnoso y amarillo cuando maduro, de sabor amargo-agrio; semilla también piriforme, escamosa. Arbusto afilo (sin hojas) también llamado "Ngüpü mamül" (ranqueles) de cuyas ramitas se extrae cera y fuera usada como sustituto de la “cera de retamo” (Bulnesia retama). Conocido también como “ala de loro” originado en la semejanza que tienen las dos últimas ramificaciones laterales con la efigie del loro barranquero (Cyanoliseus patagonus) en vuelo. Habitante del Monte, Oeste y Sur argentinos. En La Rioja es integrante de prados alpinos (>1.800 s.n.m.) junto con Menodora decemfida, flechilla (Aristida adscensionis), pata (Ximenia americana), rodajilla (Plectrocarpa tetracantha), sacanza (Gochnatia glutinosa), pichana (Senna aphylla), etc; de temperamento robusto, suelos arenosos y ripiosos de médanos e interfluvios. Habitual en huaycos (bad-lands). Encima de la corteza se halla una capa de cera. Los indios de Patagonia queman las ramas de esta planta, sosteniéndolas con las manos sobre un recipiente de agua, con el objeto de derretir la cera resinosa que cae gota a gota y que mascan después. Muy utilizada como infusión teiforme de sus ramitas contra las afecciones hepáticas (Ruiz Leal, 1972). Masticatorio-cera- (Hieronymus, 1882:204) TINTILLO (Monttea schickendantzii Benth. et Hook.) "LAMPAYA", “OLIVILLO”, “MOLLA DE CURTIR”, “TEQUE”, “ACEITUNILLO”. Escrofulariácea. Arbolito o arbusto leñoso verdoso de hasta 4-5 m. de altura, inerme; con ramitas flexuosas y arqueadas numerosas. Hojas simples, linear-lanceoladas, alternas, persistentes, subcoriáceas, apiculadas, verde lustrosas. Flores blancas y cigomorfas, estambres 4 y un estaminodio, ovario 2-locular; frutos poco abundantes, bayas renegridas muy utilizadas por los diaguitas y puesteros para teñir lanas de color negro. En La Rioja abarca las Provincias del Monte y de Prepuna y comparte sitios con otras especies de comunidades lineales y serales por ser sumamente esciáfila, creciendo a la sombra de algarrobos, chañares, asperillos, jumes, tulisquines, etc. particularmente en el „jardín botánico‟ del Parque Talampaya. Con la madera, las hojas, etc., puede fabricarse un color azulado-negro semejante al añil. Con las frutas maduras se hace una tinta morada que es usada para teñir tejidos de lana. La madera sirve para tornear objetos pequeños.

103 No es especie forrajera, posiblemente por tener contenidos de látex en su leño. Su hábitat son los faldeos de umbría hasta 3000 msm. o riberas de cauces temporarios integrando la asociación del molle blanco, chilcas, algarrobos, jarilla pispita, cortaderas, cedrones, etc. como se la observa en el paraje „Los Cajones‟ (PNTalampaya). En medicina tradicional sus hojas son empleadas como untura contra los resfríos. Por cubrir espacios sombríos es aconsejable su empleo como ornamental en viejos parques o espacios verdes REFERENCIAS: http://www.proyectodino.com.ar/FLORA/FLORA.htm Cabrera, A. L.. Flora de la Pcia. de Bs. As., IV-5°, p. 269. Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. Inédito. ------- et al. 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora de La Rioja. Inédito. -------- 1998. Recursos Forestales y Arbustivos Leñosos de la Provincia de La Rioja. EUDELAR. XII:50. -------- 2003. Flora Apícola Depto. Chilecito, La Rioja, Argentina. UNLaR Sede Chilecito, INTA. Hieronymus, J.: (1882:70) Plantas Diaforéticas de la Flora Argentina. Buenos Aires: Kraft Giménez, A. M.; Moglia de Lugones, G. y Femenía, J. H. (1998) Anatomía de leño y corteza de Monttea aphylla (Miers) Benth. et Hook. Scrophulariaceae. Quebracho 6: 44-52. Peña de la, M. R. 1997. Catálogo de Nombres Vulgares de la Flora Argentina. UNL 1997, 195 p. Roig, F. A. 2003. Flora Medicinal Mendocina. EDIUNC Ruiz Leal, A. 1972. Flora Popular Mendocina. Deserta 3:21. IADIZA. CONICET. CRICYTME. Tellería, M. C. y A. Forcone. 2000. El polen de las mieles del Valle de Río Negro, Pcia. Fitog. del Monte. Darwiniana vol. 38:3-4. Instituto de Botánica Darwinion (IBODA) pp. 273-277. Toursarkissian, M. 1980:120. Plantas medicinales de la Argentina. Hemisferio Sur. Bs. As. http://www.scribd.com/share/upload/11132869/1kq2nb7e75epfgx5v76b MOLLE INCIENSO [Schinus polygama (Cav.) Cabr.] Familia: Anacardiaceae. Etimología: Schinus, nombre griego del “lentisco”, otro arbolito de esta misma familia. polygama del griego polys = varios y gama = matrimonio, aludiendo a la presencia de flores unisexuales y hermafroditas. Es conocido por otros nombre vulgares como: Incienso, Hardee Peppertree, Huingan, Borocoi, Boroco (estos 3 últimos en Chile). Descripción: Arbolito o arbusto siempreverde de 1-3 m de altura con las ramillas terminadas en una espina. Hojas simples, alternas, subcoriáceas, desde lanceoladas a oblongas y al estrujarse entre los dedos despiden un agradable aroma producto de la presencia de aceites esenciales. Inflorescencias axilares. Flores amarillentas de 4-5 mm de diámetro y 4-5 sépalos y pétalos. Las masculinas con 10 estambres, 5 mayores que los restantes, las femeninas con estaminodios y 3 estilos. El fruto es una drupa globosa de color violeta a negro, de 5 mm de diámetro. Frecuentemente aparecen parasitadas por un

104 insecto formador de agallas, el que genera que la planta reaccione al ataque formando estructuras leñosas y globosas en los tallos, similares a los frutos. Su período vegetativo es S-O-N-D. La floración y fructificación es E-F-M. Distribución y Hábitat: El Molle crece en la zona mediterránea de Chile, entre Atacama y Valdivia (III a X región), también en Argentina, Brasil, Perú y Uruguay. Especie frecuente y abundante en La Rioja dentro del tipo forestal esclerófilo y zona del Monte Occidental hasta 1500 m. Uso farmacológico: balsámico, antirreumático, bronquial, antihistérico, galactogogo, oftálmico, purgante, vulnerario (Murillo, 1889). Antiartrítico, antihistérico, diurético (Pío Correa 1926-78) Usos: La madera es utilizada para carrocería, postes, objetos torneados, tallas, esqueletos, envases, leña y carbón. De los frutos se prepara chicha o aguardiente. La gomorresina por exudado de su tronco se usa como digestivo y purgante. Cultivo y usos: Se multiplica por semillas. Especie bastante resistente y rústica. Es planta medicinal. Es de crecimiento rápido. Desde semilla alcanza 15 dm de altura en tres años y es adecuado su uso para cercos verdes ya que tolera poda y rebrota fácilmente. Son forrajeros tanto sus flores como frutos. La resina obtenida de su madera fue utilizada por los Tehuelches para la fabricación del “mastic”, que sirvió de pegamento para unir los hastiles a las puntas de flecha. MOLLE PISPITO Schinus fasciculata (Griseb.) Johnston var. arenicola (Hauman) Barkley. Anacardiácea arbustiva de 0,5-1 m de altura, leñosa con ramas glabras, cilíndricas y espinescentes en sus extremos; hojas glabras, dimorfas, alternas, muy aglomeradas en los renuevos, semifasciculadas, sésiles o cortamente pecioladas, oblanceolado-espatuladas, obtusas en el ápice; hasta linear-lanceoladas; dependiendo este polimorfismo como su porte de las condiciones ecológicas del sitio en que crece, inclusive gruesamente membranosas o subcoriáceas. Recibe otros nombres, tales como: Molle de la Sierra, Molle blanco, Molle pispita, Moradillo, Huingan (en mapuche). Presenta inflorescencias en pseudoracimos axilares cortos, densifloros; bractéolas ovaladas, pubescentes, cilioladas; pedicelos tenues, glabros o algo pubescentes; flores masculinas con estambres de filamentos tenues; flores femeninas con estambres muy cortos y ovario glabro, estilo de 0,5 mm y estigma trilobulado; drupas color lila-púrpuras de 5 mm de diámetro. Especie endémica de América austral, con las mayores presencias en la Formación del Monte y ascendiendo hasta los 3000 m, donde se observan variaciones de porte, hojas, colores de frutos, presencia o ausencia de espinas, etc. pero siempre creciendo a orillas de cauces temporarios o permanentes. Como medicinal se emplea como calmante, emoliente, revulsivo (Hieronymus, 1882); balsámico, estimulante (Domínguez, 1928). Por extrusión de sus hojas se obtiene un jugo que se emplea para calmar dolor de muelas. Su madera es de buena calidad y muy dura, resistente a la intemperie y a la humedad; muy utilizada en construcciones rústicas, mangos de herramientas y como combustible. Debe su nombre "moradillo" al color de su ramaje y de sus frutos, muy apetecidos por los pájaros. Puede ser hallado más en forma arbustiva que en arbolito. Es pequeño, mide no más de 5-6 metros de altura, de copa algo redondeada y muy ramificada. Su follaje es perenne o semipersistente, es común encontrar hojas con formas diferentes. Su copa está conformada con ramas de corteza castaño claro con puntos (lenticelas), rígidas, espinescentes. Su corteza es de color castaño verdoso, con surcos longitudinales y heridas en la misma segregan una resina traslúcida de agradable aroma. Posee flores masculinas y femeninas reunidas en inflorescencias semejantes a racimos. Su fruto es una drupa esférica, violeta o morada, de 4-5 milímetros, de sabor dulce y picante. Dicen los historiadores que los

105 Ranqueles preparaban una bebida refrescante sin alcohol llamada Treko y otra con alcohol llamada Müchipulku. Es un arbusto melífero y podría ser aprovechado como ornamental en espacios verdes por ser rústico, decorativo y fácil de reproducir por semillas. En La Rioja existe también Schinus fasciculata (Griseb.) Johnst. var. fasciculata conocido por Molle santiagueño, Moradillo o Trementina que habita el Chaco Occidental y Monte hasta los 1500 m. y los siguientes otros “molles”: S. bumelioides, S. johnstonii, S. myrtifolia y S. pilifera REFERENCIAS: http://www.internetxaire.com.ar/tribuna/noticia.php?_edicion=427&id=17270 http://www.plantsystematics.org/imgs/lkelly/r/Anacardiaceae_Schinus_fasciculata_4782.html http://plants.usda.gov/java/profile?symbol=SCPO7 http://www.plantamed.com.br/plantaservas/generos/Schinus.htm http://www.viarural.cl/agricultura/forestacion/especies/autoctonas/huingan/default.htm http://www.viarural.cl/agricultura/forestacion/especies/autoctonas/huingan/default.htm Cabrera A. L.. Flora de la Pcia de Bs. As. IV-4°, p. 133, fig. 37 Femenía, J. H. 1998. Recursos Forestales y Arbustivos Leñosos de la Provincia de La Rioja. EUDELAR. XII:50. ------------------ 2003. Flora Apícola Depto. Chilecito, La Rioja, Argentina. UNLaR Sede Chilecito, INTA. Hieronymus, J.: (1882:70) Plantas Diaforéticas de la Flora Argentina. Buenos Aires: Kraft Roig, F. A. 2003:52-54. Flora Medicinal Mendocina. EDIUNC Muña Muña [Satureja parvifolia (Phil.) Epling]. “Orégano”. Familia Lamiaceae donde encontramos a las ajugas, coleos, peperinas, lavandas, marrubios, mentas, oréganos, romeros, salvias, ajedreas, corales, orejas de conejos, teucrios y tomillos. Arbusto caducifolio muy aromático de hasta 2 m, con pelos muy diminutos y rizados cubriendo toda la planta; hojas 3-12 mm de largo, oblongas, ambos extremos obtusados estrechándose en la base, pecíolos de 1 mm de largo; 1-3 flores en las axilas, pedicelos 1 mm de largo; cáliz ± 2 mm de largo; dientes divergentes subiguales agudo-deltoideos, iguales en longitud a la mitad del tubo; corola casi 2,5 mm de longitud; limbo igual en longitud a la mitad del tubo. Los frutitos son núculas oblongo-obovadas. Bolivia y Argentina. Habita en las regiones montañosas y sierras del noroeste, oeste y centro de nuestro país (Jujuy, Salta, Tucumán, La Rioja, Catamarca, San Luis, Córdoba y Mendoza). Su presencia se observa en los faldeos valles y cumbres del Sistema Nevados del Famatina. Vive formando praderas consociada a coirones, agua nieves, dichondras, carquejas, té andino, anisillos, violetas, nencias, culantrillos, frutillas silvestres, lupinos, verbenas, ajenjos, cortaderas, barbas de piedra, etc. ocupando las Formaciones Prepuna y Puna, por arriba de los 1800 y hasta los 3500 m. Especie muy plástica tolerando un amplio rango de variación de las condiciones ambientales, especialmente la sequía y las heladas, aunque su crecimiento es óptimo en época de lluvias. Esta especie también tolera suelos ácidos de moderada humedad. Prefiere los sitios soleados y bien drenados (Kai, 2002), perdiendo sus hojas con heladas severas de otoño e invierno. Se usa para combatir el empacho de los niños, siendo un buen estomático y levemente laxante. Favorece las digestiones difíciles, es emenagogo, diurético y se lo considera afrodisíaco o activador de las funciones sexuales. Es comida por caprinos y no se ha observado intoxicaciones sobre ganado. Herrero Ducloux constató la presencia de un alcaloide. En el campo se usa para mejorar la performance sexual y tratar problemas de erección. Las mujeres creen que aumenta la fertilidad. Usos de tintura de muña:

106 afrodisíaco, problemas menstruales, cólicos, 20 a 25 gotas (2 a 3 veces al día). El extracto de muña-muña es efectivo en la relajación del músculo liso del cuerpo cavernoso del pene que al llenarse de sangre provoca la erección en “conejillos de Indias” (Hnatyszyn, 2003). La muña tiene efectos antioxidantes al capturar antirradicales libres, mejorando la circulación sanguínea (efecto vasodilatador) y además se comprobó sus efectos antiinflamatorios (Feresin, UNSJ). En el Norte se la usa para curar empachos, aliviar problemas digestivos y hepáticos. La UNSJ evaluó la potencialidad del aceite de muña como antifúngico y comprobó que mata algunos hongos que afectan la piel. Pero hombres y mujeres de tierra adentro le tienen una fe ciega cuando la combinan con cola de quirquincho, un cóctel famoso para incrementar la potencia sexual. También quedó demostrado (Sülsen, 2005) que el extracto de muña tiene actividad trypanocida, siendo efectivo e inhibidor en más del 70% del crecimiento y desarrollo de Trypanosoma cruzi (mal de Chagas). La S. parvifolia en infusión (mate) tiene grandes cualidades medicinales, ya que es un buen digestivo, antibiótico, ayuda a combatir el mal de altura, ayuda a curar procesos gripales y refuerza el sistema inmune. Figura como un componente de diversos “amargos” de uso alimenticio. Además del uso potencial de esta especie como afrodisíaco (Kai, 2002) y como hierba aromática para la cocina (Vignale & Gurni 2003). Tiene propiedades como bactericida y repelente de insectos. La composición fitoquímica de esta especie, según Zygadlo y col. (1993) es: 1,8–Cineol, 1–Noneno, α–Pineno, α–Terpineol, β–Pineno, Canfeno, Cedrol, Citronelol, Citronelal, Ácido decanoico, Dodecanal, EO, Isoborneol, Isoeugenol, Limoneno, Mentol, Mentono, Metil–éster–decanoato, Miriceno, P–Cimeno, Alcohol de patchouli, Óxido de piperitenona, Piperitenona, Óxido de piperitenona, Pulegón, Spatulenol. La destilación del material oreado por arrastre con vapor, produjo rendimientos aceptables de aceite esencial (AE) entre 1-1,4% para S. parvifolia. (Molina, A.) con: trans-óxido de piperitona, óxido de piperitenona, linalol; pulegona, isomentona, cis-dihidrocarvona (probable); terpineol, entre otros. Del extracto de MeOH de S. parvifolia se aisló eriodictyol, luteolina y los ácidos ursólico y oleanólico demostrándose su actividad contra Plasmodium falciparum y Trypanosoma brucei. Se ha propuesto el uso de aceite esencial de muña como aditivo antimicrobiano natural en envases activos (Salas Valerio, 2007). Para su cultivo se emplean semillas o gajos leñosos de quimiotipos selectos por su composición elevada en principios medicinales. Se plantan a 1 m en la hilera y distanciadas éstas a 2 m. La cosecha se realiza desde verano a otoño cortando las ramas por encima de 40 cm dejando vástagos basales y ramas para prever un nuevo crecimiento vigoroso. En Nueva Zelanda los investigadores del Crop & Food Research Center la estudian bajo una perspectiva utilitaria en el campo alimenticio-culinario. Como la ajedrea o tomillo real (S. hortensis L.) puede ser un magnífico desinfectante bucal, para lo que se hacen gárgaras con tisanas de muña y tomillo. Exteriormente se utiliza, en baños, contra afecciones cutáneas ya que posee propiedades antimicrobianas. La muña es también apreciada como condimento. Las hojas sirven para condimentar verduras, salchichas, rellenos y platos de carne. Sus hojas en forma de infusión actúan como antigripal, antirreumática, digestiva, colagoga e insecticida. En San Juan es usada para tratar enfermedades estomacales, como astringente y estimulante. La infusión de toda la planta se toma contra desórdenes gástricos, dolor de estómago, hemorragias y como estimulante sexual. Pocos son los estudios que se han realizado sobre la biología y la ecología de la muña (Satureja

107 parvifolia), sin embargo esta especie ha sido ampliamente estudiada en el campo de la química, puesto que sus propiedades medicinales la hacen atractiva para la producción de nuevos fármacos. Los extractos seriados de muña en éter de petróleo, diclorometano y metanol obtenidos de las partes aéreas demostraron actividad antimicrobiana contra Escherichia coli y Trichophyton mentagrophytes (Feresin y col., 2001). Existen reportes sobre la composición química de las partes aéreas de S. parvifolia (Gupta, 1995), así como también del aceite esencial de la especie recolectada en Tucumán (Muschietti et al., 1996 y Viturro y col., 2000). Se identificaron 28 compuestos que representan el 94% del aceite esencial. Los compuestos mayoritarios del aceite fueron piperitona (34.9%), piperitenona (27.3%), epóxido de cispiperitenona (15.0%) y óxido de piperitenona (6.0%). El aceite esencial fue muy activo como antibacteriano (CIM =1µg/ml) contra cepas patógenas de Staphylococcus aureus (meticilino sensible, SAMS y meticilino resistente, SAMR) y Escherichia coli. Presenta actividad antibacteriana contra Salmonella spp. a través de sus aceites esenciales, existiendo reportes que demuestran un fuerte efecto antimicrobial con una mínima concentración bactericida entre 0.08% volumen/volumen (v/v) y el 4% (Morales, S., Univ. Perú). La actividad citotóxica fue reportada para S. parvifolia (Mongelli et al. 1996). Su actividad antimicrobiana también fue reportada (Feresin et al. 2001); al igual que la actividad antiplasmodial del extracto de metanol (Debenedetti et al. 2002). También se reportó la actividad antimicrobiana de flavonoides contenidos en muña-muña entre otras plantas medicinales de Tafí del Valle, Tucumán, Argentina (Hernández N. E., M.L. Tereschuk y L.R. Abdala, 2000). La mayor parte de los compuestos detectados son flavonoides mono y dihydroxilados. La investigación para la actividad antimicrobiana contra microorganismos grampositivos y gramnegativos fué observada y demostrada en esta especie. Referencias: Almeida V., et al. 2005. Actividad Antimicrobiana y Composición Química del Aceite Esencial de “MuñaMuña” (Satureja parvifolia). UNSJ-San Juan - Prodea-Acta Resumen Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada del Parque Talampaya. --- et al. 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora de La Rioja, Argentina Feresin, G.; A.Tapia, S. Lopez, S. Zacchino. 2001. Antimicrobial activity of plants used in traditional medicine of San Juan Province, Argentine Journal of Ethnopharmacology 78, 103-107. Fontúrbel Rada Francisco. Propuesta de aprovechamiento a escala industrial de la muña–muña (Satureja parvifolia, Lamiaceae) Giberti G., J. de D. Muñoz, A. Slanis. PICT 2002 05-11240. Collection of plant material is kindly acknowledged to. Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica), PIP 02419 (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) and UBA-SECYT B101. Hernández, Nancy E., M. L. Tereschuk and L. R. Abdala. 2000. Antimicrobial activity of flavonoids in medicinal plants from Tafí del Valle (Tucumán, Argentina). Journal of Ethnopharmacology, Volume 73, Issues 1-2, November 2000, Pages 317-322. Manfred, L. Recetas botánicas a base de plantas medicinales americanas. 1959. Ed. Kier. Molina, A. et al. Composición de Volátiles de Satureja parvifolia y S. odora del Centro de Argentina. Fac. de Ingeniería. UNJu. Jujuy. Argentina. INTA Castelar. Bs. As. Morales, S.; Mattos, J.; Calle, S. Efecto de la muña (Satureja parvifolia) en la dinámica de la infección por salmonella entérica en cobayos. Laboratorio de Microbiología y Parasitología Veterinaria, Facultad de Medicina Veterinaria, Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Lima, Perú. sieverm@gmail.com Muschietti, L., Van Baren, C., Coussio, J., Vila, R., Clos, M., Cañigueral, S., Adzet, T. 1996. Chemical composition of the leaf oil of Satureja odora and Satureja parvifolia. J. Essent. Oil Res., 8: 681-684. Ratera, E. L. y M. O. Ratera. 1980. Plantas de la flora argentina empleadas en medicina popular. Ed. Hemisferio Sur. Roig, F. A. 2001. Flora medicinal mendocina. EDIUNC. Ruiz Leal, A. 1972. Deserta 3:172. IADIZA. CONICET. CRICYTME.

108 Salas Valerio, F. 2007. Uso de aceite esencial de muña ( Satureja parvifolia) como aditivo antimicrobiano natural en envases activos. Industrias Alimentarías. Ideas de Proyectos presentados en el 7mo Programa Marco de la UE. Sülsen V. et al. 2005. In vitro evaluation of trypanocidal activity in plants used in Argentine traditional medicine. Facultad de Farmacia y Bioquímica, UBA-INGEBI. Toursarkissian, M. Plantas medicinales de la Argentina. 1980. Ed. Hemisferio Sur. Villagrán, C. et al. Ciencia indígena de los Andes del norte de Chile, Univ. de Chile. Programa Interdisciplinario de Estudios en Biodiversidad Viturro,C., Ana Molina, Isabelle Guy, Brigitte Charles, Hélène Guinaudeau, Alain Fournet. 2000. Essential oils of Satureja boliviana and S. parvifolia growing in the region of Jujuy, Argentina. Flavour and fragrance Journal 15(6):377-382. http://www.criticadigital.com.ar/impresa/index.php?secc=nota&nid=6123 http://www.fojgel.com.ar/tint.htm http://www.springerlink.com/content/741t140n0029q326/ http://lh4.ggpht.com/_zkEszpDS-2M/STZf7Ol9FI/AAAAAAAAEaU/2KP8tlAwTdQ/Mu%C3%B1a+mu%C3%B1a+(Satureja+parvifolia).jpg http://cabierta.uchile.cl/revista/24/articulos/pdf/paper2.pdf Hieronymus, 1882. Plantae Diaphoricae Florae Argentinae Houghton Peter, et al. 2006. Triterpenic Acids and Flavonoids from Satureja parvifolia. Evaluation of their Antiprotozoal Activity. Cátedra de Farmacognosia, Instituto de Química y Metabolismo del Fármaco IQUIMEFA, UBA, CONICET http://www.crop.cri.nz/home/products-services/publications/broadsheets/136munamuna.pdf http://www.dipucordoba.es/internacional/pdf/potosi-capI-0207.pdf http://www.diarioelzonda.com.ar/07/09/14/yuyo1.pdf http://books.google.com.ar/books?id=n_nKYskOgDQC&pg=PA250&lpg=PA250&dq=satureja+parvifolia& source=bl&ots=kzACryInPF&sig=FEqG0Qcg5ltrFzlS_uYBVsdALMo&hl=es&ei=VNESpPZIJTjlAfxubyyDg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=2 http://www.conicet.gov.ar/scp/vista_resumen.php?produccion=207481&id=11926&keywords= http://parasitology.informatik.uni-wuerzburg.de/login/n/h/j_436-98-4-2005-12-10-60.html.html http://linkinghub.elsevier.com/retrieve/pii/S0944711304702809 http://www.lamolina.edu.pe/siglo21/junio2007/Septimo.htm http://www.alpa.org.ve/PDF/Arch%2015%20Supl/r_sanidadanimal.pdf http://library.thinkquest.org/C006980/espanol/plantas_curativas/plantas/muna.htm

Gentianaceae es una familia cosmopolita, ausente sólo en el continente antártico, con ca. 1690 especies que habitan, por lo común, en regiones templadas, subtropicales y tropicales (Struwe et al. 2002). Sus especies poseen principios amarogénicos y colorantes bien conocidos, ampliamente utilizados en la industria alimenticia y farmacéutica (Jensen & Schripsema 2002). En el Nuevo Mundo, la mayor diversidad de géneros (de 47 nativos, 36 son endémicos) se encuentra en la región tropical de América Central y América del Sur (Struwe et al. 2002). Investigaciones fitoquímicas en varias especies de los géneros Gentianella, Swertia y Gentiana (Gentianaceae) revelan contenidos positivos en xantonas, flavonoides y ciertos triterpenos característicos de esta Familia. Los secoiridoides del tipo swerósido son los más frecuentemente descriptos para las Gentianaceae. Entre ellos el swerósido, el genciopicrósido y la swertiamarina en los géneros Centaurium,

109 Gentiana, Gentianella y Swertia son hallados como constituyentes principales (Nadinic, E.L., C. Penna, C.L. Saavedra, J.D. Coussio, G. Gutkind & S.L. Debenedetti) . Los géneros Gentiana, Swertia y Gentianella presentan una composición muy similar en cuanto a derivados iridoides y secoiridoides, con gran capacidad amarogénica. Son responsables del gusto amargo que poseen todas las Gentianaceae, por lo que todas las especies utilizadas en medicina popular están asociadas con una actividad tónica y estimulante estomacal. La medicina tradicional les ha atribuido, además, propiedades terapéuticas de las más variadas, entre ellas febrífugos, aperitivos, vermífugos, etc. Los componentes más conocidos de la familia Gentianaceae son: eritaurina (sustancia amarga del tipo glucosídico), amarogencina y genciopicrina, eritrocentaurina, genciopicrósidos (lactonas insaturadas), aceites volátiles, azúcares, mucílagos, taninos, ácido genciánico y hemicelulosa (Tesis Palacios Vaccaro, 1993) Se cree que muchos de sus efectos se deben a la gran cantidad de principios amargos de la planta, los cuales estimularían la secreción de ácidos biliares y como consecuencia de esto disminuiría los niveles de colesterol malo, al ser éste movilizado para ser trasformado en ácidos biliares, con efectiva reducción del peso corporal por disminución de grasas. Las propiedades biológicas de los compuestos iridoides y secoiridoides reportadas en bibliografía incluyen actividad antimicrobiana, hipotensiva, analgésica, antiflogística, hepatoprotectoras, sedativa, laxante, antileucémica, anticolinérgica y antileishmaniásica. Gentianella en Argentina posee 28 especies desde Jujuy hasta Tierra del Fuego ocupando praderas desde los 1000 y hasta >4500 m. En La Rioja encontramos 5 spp.de nencias: G. claytonioides (Catamarca, La Rioja); G. kurtzii (Catamarca, La Rioja y Tucumán); G. multicaulis (Catamarca, Córdoba, La Rioja, Mendoza, San Juan, San Luis); G. pseudocrassula (Jujuy, La Rioja, Salta; y G. riojae: La Rioja. Son plantas muy resistentes a temperaturas bajas (hasta -15° C incluso -20° C), puede estar cubierta durante meses (1 - 8 meses) por nieve. Equivalente a la zona climática 7 y hasta 6a de USDA. NENCIA (Gentianella multicaulis (Gill. ex Griseb.) Fabris. “Genciana”, “Pasto amargo”, “Pasto blanco”. Gentianácea. Es una especie muy variable tanto en sus caracteres vegetativos como florales. El rango de variación se observa en el número, grosor y altura de los tallos, en la presencia y cantidad de hojas basales, en la cantidad de flores por inflorescencia y en el color de la corola. El lectotipo de Gentianella multicaulis no difiere demasiado de G. achalensis. Hemicriptófito (bienal), glabra, con tallos de 2- 35 cm, simples o ramificados, con su base cubierta de los restos de las hojas del año anterior. Las hojas basales son espatuladas y las caulinares, de 1 -3,5 cm, son opuestas, sésiles, liguladas u ovado-lanceoladas, obtusas o subagudas. Las flores hermafroditas, de 3-4 cm diámetro, pentámeras, aparecen reunidas en inflorescencias racemosas o subcorimbiformes. El cáliz está formado por un tubo con lóbulos desiguales, los externos, ovados y acuminados, mucho más anchos que los internos, linear-lanceolados, y todos más largos que el tubo. La corola, de 15 - 25 cm, color lila o blanquecino, está formada por un tubo campanulado que mide hasta el

110 doble de la longitud del cáliz y acaba en 5 lóbulos; la garganta es ciliada. El androceo está formado por estambres insertos en el tubo de la corola, con anteras basifijas y el gineceo por un ovario que se estrecha para formar el estilo, que tiene 2 estigmas; alrededor del ovario existen nectarios. El fruto es una cápsula subsésil. Florece entre enero y marzo. Crece sobre suelos húmedos o innivados, pastos, crestas, sobre suelos calizos lavados o ácidos, en zonas de montaña entre los 2500 a 4000 m. Aparece formando parte, de comunidades de Festuca spp. y Stypa spp., pastizales de alta cobertura que están dominados por hemicriptófitos y caméfitos de las Sierras del Famatina. Crece a plena luz aunque soporta sombra y prefiere temperaturas frescas. Piso subalpino principalmente. Continentalidad intermedia. Suelos pobres en nitrógeno, moderadamente secos a húmedos y débilmente ácidos; pH 4.5-7.5. La infusión de sus partes aéreas (flores, tallos y hojas) cura afecciones hepáticas (Oro, 1999) y tiene propiedades como analéptico y cordial (Dalmasso, 1997) Utilizada por los camperos para curar molestias y enfermedades del estómago e intestino, dando siempre muy buenos resultados y muy especialmente para estómago e intestinos debilitados, flatos; malas, dolorosas y pesadas digestiones. Recomendado para personas sanas que desean evitar enfermedades del estómago y vientre y para hacer una buena digestión después de una abundante comida (Manfred, 1959:421) Reputada medicinal como planta tónico-amarga y contiene un glucósido amargo cristalizable (Domínguez, 1903, 1928), denominada genciopicrina, empleando las sumidades como estomacal, febrífugo, descongestivo, corroborante, etc. Los animales que la ingieren producen una leche amarga, considerada muy saludable especialmente para los enfermos de las vías respiratorias. Se considera, en general, que todas las especies de “nencias” o Gentianellas poseen las mismas propiedades medicinales (Ratera et al. 1980). Es indicado su uso como corroborante o tónico (Hieronymus, 1882:179) La raíz se usa para elaborar aperitivos con principios amargos, estimulantes de la digestión pero a dosis elevadas estos glucósidos pueden producir trastornos por sus propiedades narcóticas y eméticos (Perrot, 1943-1944). Usos (Gentiana prostrata Haenke in Jacq):

medicinal, forrajero para alpacas y llamas. Tapia y Aguirre (en Tapia y Flores, 1984) la señalan, como especie deseable por el ganado, y forrajera de primer orden para alpacas. Tapia (1971) señala que la raíz se usa como tónico digestivo estimulante.
Dilatación de estómago, indigestiones o empachos: se recomienda la “nencia” preparada en infusión y se toma después de las comidas 3 g/1 taza, endulzada a gusto. La infusión de sus partes aéreas es utilizada, al igual que otras “nencias”, como tónico amargo, digestivo y hepatoprotector. Estudios llevaron al aislamiento e identificación de xantonas -de especial interés por ser fuertes inhibidores de la Mono Amino Oxidasa (MAO) y ser fuertes marcadores químicos-; secoiridoides, flavonoides y triterpenos. Varias especies son conocidas como "nencia" en la medicina folklórica argentina. Son utilizadas en forma de tisanas o formando parte de bebidas amargas en licorería por sus propiedades tónico-estimulantes del sistema digestivo, como protector hepático, combatir la debilidad muscular y como remedio para tonificar los nervios, como sucedáneas de la Gentiana europea. La raíz de nencia se utiliza para hacer cerveza en lugar del lúpulo. Gentianella achalensis (Gilg) T.N. Ho & S.W. Liu fue identificada como la especie más utilizada. Se realizó el estudio fitoquímico, farmacológico y toxicológico de las partes aéreas en flor de la planta. Se aislaron e identificaron 18 compuestos: xantonas 1,3,5,8-tetraoxigenadas y sus O-glucósidos: swerchirina, bellidifolina, isobellidifolina, demetilbellidifolina, demetilbellidifolina-8-glucósido, bellidifolina-8-glucósido; C-glicosilxantonas: mangiferina; xantona 1,3,7,8-tetraoxigenada: swertianina; secoiridoides: genciopicrósido, swerósido, amarogentina; C-glicosilflavonoides: swertisina, isovitexina, isoorientina; ácidos triterpénicos: oleanólico y ursólico y dos bisxantonas: 3-O-demetilswertipunicósido y swertiabisxantona. Es la primera vez que se aíslan bisxantonas en el género Gentianella y la segunda

111 descripción de las mismas en la naturaleza. Se discute la importancia quimiotaxonómica de los compuestos aislados. Se identificaron los compuestos responsables del sabor amargo y de sus propiedades hepatoprotectoras, justificando su uso popular, y de las actividades antimicrobiana, antiinflamatoria e inhibidora de la MAO de sus extractos. Se describe por primera vez una actividad biológica para el 3-O-demetilswertipunicósido. Se estableció la baja toxicidad de la infusión (>14 g planta seca /kg) Los ensayos de actividad biológica en G. achalensis demostraron que el ácido oleanólico es el principal responsable de la actividad antiinflamatoria del extracto cloruro de metileno. Paralelamente fueron aisladas e identificadas 4 xantonas 1,3,5,8-tetraoxigenadas metil bellidifolina, bellidifolina, isobellidifolina y demetilbellidifolina con reportada actividad IMAO A e hipoglucemiante. El extracto metanólico y la infusión mostraron inhibición del Bacillus subtilis, identificándose una mezcla de dos seco-iridoides (gentiopicrósido y swerósido) y la xantona demetilbellidifolina como responsables de la actividad antimicrobiana, y del sabor amargo de esta especie. Estos compuestos son conocidos por su intenso sabor amargo Los usos popularizados de la nencia como febrífuga (ayuda a disminuir la fiebre), hepatoprotectora, combate el acné, eccemas, el empacho, antiinflamatoria, antitumoral, gastroprotectora, antimicrobiana y como tónico amargo llevaron a investigaciones de la UBA a realizar estudios fitoquímicos y farmacológicos en la Facultad de Farmacognosia, encontrando activos altamente poderosos y confirmó el conocimiento tradicional y popular del uso de la G. achalensis para la salud en Argentina. En el 2001 una universidad europea encontró las siguientes propiedades: antidepresivas, antituberculosas, antimicrobianas, antivirales, antileucémicas, antitumorales, antiulcerosas, y antidiabéticas Otros fitoceúticos y activos encontrados en la G. achalensis son los secoiridoides: genciopicrósido, swerósido, amarogentina, responsables de la actividad antimicrobiana; c-glicosilflavonoides: swerticina, isovitexina, isoorientina, antioxidantes que detienen la reacción de propagación en cadena de los radicales libres; ácidos triterpénicos: ácido oleanólico y ursólico que poseen una potente actividad antitumoral y antioxidante. Utilizadas principalmente como hipocolesterolémico (reducción del colesterol), como diurético (aumenta la excreción de orina), colagogo (facilita la secreción de bilis) y colerético (secreción y excreción de bilis). Uso tradicional recomendado: disminución del colesterol sanguíneo, hepatoprotector (ayuda a proteger al hígado), diurético (depurativo), adelgazante natural sin ocasionar anorexia. Además de estos importantes usos medicinales son muy recomendadas como especies ornamentales por sus grandes y vistosas flores que abren en verano. Referencias: Castro A. et al. Investigación de metabolitos secundarios en plantas medicinales con efecto hipoglicemiante y determinación del cromo como factor de tolerancia a la glucosa. Coussio, J. et al. Gentianella: Plantas argentinas como fuente natural de compuestos con actividad biológica. Facultad de Farmacia y Bioquímica, UBA Femenía, J. H. 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora de La Rioja, Argentina. --- 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya.

112 Filippa, E. et al. 2001. Estudio Fitoquímico de Gentianella parviflora (Griseb.) T.N. Ho (Gentianaceae). Facultad de Cs. Químicas, UNC., Córdoba Argentina. Farmacognosia y Farmacobotánica. Facultad de Cs. Ex., UNLP. Fac. de Farmacia y Bioquímica. UBA. Ratera, E. L. & M. O. Ratera. 1980. Plantas de la flora argentina empleadas en medicina popular. Ed. Hemisferio Sur. Roig, F. A. 2001. Flora medicinal mendocina. EDIUNC. Manfred, L. 1959. Recetas Botánicas a base de plantas medicinales. Ed. Kier. Nadinic, L. et al. Estudio farmacognóstico de una planta medicinal argentina conocida como "nencia": Gentianella achalensis (gilg) Ho & Liu. Facultad de Farmacia y Bioquímica. UBA. ---. Aislamiento de los Compuestos con Actividad Antimicrobiana de Extractos de Gentianella achalensis (Gilg) Ho & Liu (Gentianaceae). Facultad de Farmacia y Bioquímica. UBA. Novara, L. J. 2003. Catálogo de la Flora de la Puna en el Noroeste Argentino. Aportes Botánicos de Salta. Serie Misceláneas. Vol. 2 (1). 56 pp. Toursarkissian, M. 1980. Plantas medicinales de la Argentina. Hemisferio Sur. Zuloaga, F. O. y Morrone, O. (editores). 1996. Catálogo de las Plantas Vasculares de la República Argentina. Instituto Botánica Darwinion. http://www.biologie.uni-hamburg.de/b-online/ibc99/botanica/botanica/gentiana.htm http://www.alimentacion-sana.com.ar/Portal%20nuevo/actualizaciones/hierbascurativas.htm http://www.angelred.com.ar/natural/hierbas/d.htm http://www.ffyb.uba.ar/farmacognosia/fitoquimica/programa/archivos/125_DebenedettiS_R.doc http://www.schuler.com.pe/ficha_hercampuri.htm http://www.rec.uba.ar/ubacyt/fa/fa083.htm http://productos-belleza.vivastreet.com.mx/productos-cuidado-salud/vitamina-a-tus-hijos/1149735 http://www.andestoamazon.com/Sida/PDF/PDF22(1)/06_Filippa-Barboza_Gentianaceae_129-143.pdf http://sisbib.unmsm.edu.pe/BVrevistas/ciencia/v05_n1/investigaci%C3%B3n_metabolitos.htm http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/LowResPages/SH0592.htm http://www.regeneratum.com/detalle.asp?Cod_Prod=9 http://www.floraiberica.org/floraiberica/texto/borradores/vol_XI/11_130_00_Gentianella.pdf http://www.sib.gov.ar/taxonomia/genero/gentianella http://es.treknature.com/gallery/photo135928.htm Pacul. Krameria lappacea (Dombey) Burdet & B. B. Simpson. “Chipi-chape”, “Zarzaparrilla” (Argentina); “Antacushma”, “Mapato” (Perú); “Chichicape”, “Chipichape”, “Iluca” (Chile); “Chape-chape”, (Bolivia); “Ratania”, etc. Especie utilizada como medicinal (Cabrera, 1957:389) y para la extracción de taninos (Simpson, 1989). Etimología: su nombre fue dado en honor al Dr. Kramer, médico y botánico húngaro. Junto a otras 25 especies, ésta es la única especie riojana de la Familia Krameriacea arbusto hemiparásito leñoso, perenne y achaparrado, de 20-40 cm de altura. Coloniza faldeos áridos de rocas y conglomerados en los Andes Centrales (Perú, Ecuador, Chile, Bolivia) de las Provincias del Monte y Prepuna, entre los 900 a 3000 msm. En Argentina desde Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja hasta San Juan. Sistema radicular muy desarrollado y especializado con haustorios que le permite parasitar las raíces de un amplio espectro de plantas autóctonas huéspedes de diferentes familias, principalmente Asteraceas, Cactaceas, Poaceas, Portulacaceas. Ramitas jóvenes verde-claro, y negruzcas-intrincadas cuando adultas. Hojas simples, sésiles, oblanceoladas, ovadas u obovadas, mucronadas y pilosas en ambas caras, alternas y contienen cristales de oxalato de calcio. Crece subpostrada en razón de ser muy apetecida por la avifauna silvestre y el ganado doméstico. Arbusto muy ramoso de 0,5 m de altura por 1,5 m de diámetro, de aspecto ceniciento debido a los pelitos que recubren sus hojas y tallos. Sus hojas son alternas, angostamente ovaladas, puntiagudas y vellosas

113 por ambas caras. Las flores son hermafroditas de forma irregular, tienen 4 a 5 sépalos grisáceos por fuera y rosados por dentro y 4 a 6 pétalos de menor tamaño que los sépalos, de color rosado intenso, los tres superiores más grandes y de forma de espátula, y los dos inferiores más pequeños. Tiene 3 estambres. Florece de Agosto a diciembre con polinización entomófila favorecida por sus pétalos glandulares (elaioforos) que secretan un aceite recogido por las abejas del género Centris mientras polinizan las flores. El fruto es un aquenio seco cubierto de espinas, porta una sola semilla comestible con sabor a almendra. La diseminación es zoocora y antropocora. Usada en medicina popular como astringente, contra disenterías y diarreas (corteza). Ramitas y hojas en infusiones calman los dolores de columna y de los músculos cansados. Contra la sífilis, enfermedades venéreas y cutáneas. Depurativa de la sangre, colagoga, digestiva. Tónico muscular en dosis pequeñas. Contra gota y el reumatismo. Astringente (Cárdenas, 1969: 347) y para la conservación de los dientes (afirmar las uncías). La raíz napiforme se usa como tónico y astringente (Herrera, 1940:108); astringentes y conservación de los dientes (Ratera, 1980). La extracción masiva de la planta para fabricar tintura de ratania con sus raíces en el siglo pasado, puso a esta especie en la categoría de Vulnerable. Rhatania es nombre dado en lengua indígena del Perú aludiendo a su crecimiento rastrero sobre el terreno, y en lengua española a su carácter sobre afirmar los dientes. Su contenido en la parte aérea en tanino alcanza a un 5,7 % (Penna, M. M. Tesis de Ingeniero Químico, U.T.F.S.M., 1952). Su raíz se usa para teñir de color café-rojizo. En medicina popular se emplea en diarreas y hemorragias. Se evaluó la actividad citotóxica de las fracciones procedentes de la combinación 1:1 del extracto etanólico de hojas de Annona muricata L (guanábana) y el extracto acuoso atomizado de la raíz de Krameria lappacea (ratania) en cultivos de líneas celulares cancerosas de glándula mamaria (MCF-7), pulmón (H-460) y sistema nervioso central (SF-268). Conclusiones: las fracciones 7 a 17 procedentes de la asociación de Annona más Krameria mostraron acción citotóxica in vitro frente al cultivo de células cancerosas de glándula mamaria, pulmón y del sistema nervioso central. La raíz (Ratanhiae radix) de Krameria lappacea (= Krameria triandra Ruíz y Pavón) es muy indicada contra: enteritis, varices, hemorroides, fragilidad capilar, hemorragias uterinas funcionales, varices. En uso tópico: estomatitis, faringitis, heridas, fisuras anales, quemaduras, ulceraciones dérmicas. Se emplea por sus órganos subterráneos desecados (raíces), generalmente fragmentados y cocidos para uso antiinflamatorio. Los metabolitos secundarios presentes en esta planta, entre ellos los compuestos fenólicos (flavonoides, ácidos fenólicos y taninos), son la categoría más grande de compuestos ampliamente distribuidos en el reino vegetal, con actividad biológica y considerados como potenciales agentes quimiopreventivos contra el cáncer de mamas, pulmón y sistema nervioso central. La acción fisiológica de la raíz de ratania es causada por el ácido rhatania-tannico, astringente, similar al ácido tánico. Las infusiones se han utilizado como gargarismo, como hemostático y remedios locales para la diarrea. Tradicionalmente, se utiliza su raíz por sus virtudes astringentes (contiene entre 10 y 20% de taninos) y hemostáticas como crema natural. Como antimicrobiano, la ratania se ocupa de infecciones del aparato

114 gastrointestinal. Los benzofuranos de origen natural (alcaloides, pterocarpanos, flavonoides etc.) poseen una amplia gama de actividades biológicas incluyendo actividades antioxidantes, antimicrobianas y antiinflamatorias. Tiene efecto antimicrobiano un derivado sintético del dihydroxybenzofuran (DHBF), aislado originalmente de K. lappacea. Esta planta es bien sabido en la medicina para su empleo como broncodilatador, antivirus, antioxidantes y fotoprotector debido a la alta producción de ligninas y neoligninas. Se observó el efecto del DHBF por su actividad bactericida contra diferentes estafilococcos de la epidermis humana. K. lappacea puede ser propagada tanto a través de esquejes como de semillas. Debido a la capacidad germinativa de Krameria, a las posibilidades de propagación vegetativa de las especies acompañantes y al desarrollo observado de haustorios, las posibilidades de cultivo de Krameria pueden ser calificadas como positivas. Los datos existentes acerca del crecimiento extremadamente lento de Krameria, de (5) 7-15 años para alcanzar un tamaño cosechable, sugieren sin embargo una evaluación negativa de la conveniencia de su cultivo. La duración de los tiempos de cultivo (y los cuidados culturales necesarios durante el cultivo), la necesidad del cultivo de las especies huéspedes y los bajos volúmenes cosechables esperados, hacen que el cultivo de Krameria no sea económicamente rentable en el contexto de un campo agrícola "normal". El tratamiento tópico de la pasta dental con K. lappacea para la gingivitis en adultos, resultó más efectivo, que otros tratamientos tópicos convencionales con pastas dentales. El componente esencial es un ácido tánico peculiar, conocido como el ácido de Rhataniatannic o ácido tánico de Krameria, aliado de cerca al ácido catechu-tánico. Por la acción del ácido diluido se descompone en un azúcar cristalizable, y Rhataniarojo. No hay ácido gálico presente. Rhatanin es un homólogo de la tirosina, y es idéntico al angelin, el geoffrayin, y el andirin. Contiene también lignina, y pequeñas cantidades de almidón de la goma, similar a la sacarina, y un ácido peculiar, ácido kramerico. El agua fría extrae toda la astringencia de Rhatany. Los extractos muy inferiores de Rhatany se venden a menudo. Sus virtudes se pueden considerar en proporción con su solubilidad. Acción y aplicaciones medicinales: muy activo como astringente, y levemente tónico. Tiene aplicaciones para la administración interna en diarrea crónica, disentería, menorrhagia, la incontinencia de la orina, la hematuria, y la hemorragia pasiva de los intestinos. Bajo la forma de infusión se ha utilizado localmente en la grieta del ano, del prolapsus, y de leucorrhoea; como gargarismo en garganta irritada, dolorida; y como gotas astringente para la membrana mucosa de los ojos, de la nariz, etc. El polvo también se utiliza como dentífrico cuando está mezclado con partes iguales del polvo de raíz y carbón de leña, o con tiza y mirra preparadas. Un tinte fuerte de estas raíces en brandy se utiliza en Portugal para impartir aspereza a los vinos portuarios. Referencias: Arroyo J. A., Mahabir Prashad G., Yelkaira Vásquez B., Elena Li P., Gloria Tomás C. Actividad Citotóxica In Vitro de la mezcla de Annona muricata y Krameria lappacea sobre células cancerosas de glándula mamaria, pulmón y sistema nervioso central. Rev Peru Med Exp Salud Publica 22(4), 2005. Bisset, N. G., ed. 1994. Herbal drugs and phytopharmaceuticals. A handbook for practice on a scientific basis. (Herbal Drugs) [= K. triandra]. Brako, L. & J. L. Zarucchi. 1993. Catalogue of the flowering plants and gymnosperms of Peru. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 45. (L Peru) Cellini, A. et al. 'Sapienza' University, Rome, ITALY, Italy A synthetic derivative of natural neolignans from Krameria lappacea (Dombey) Burdet: effect on planktonic and sessile form of staphylococci

115 Duke, J. A. et al. 2002. CRC Handbook of medicinal herbs. (CRC MedHerbs ed2) Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya, 217 p. Kiesling, R. 2003. Flora de San Juan República Argentina. 256:61-62 p. Ed. Estudio Sigma, Bs. As. McGuffin, M., J. T. Kartesz, A. Y. Leung, & A. O. Tucker. 2000. Herbs of commerce, ed. 2. (Herbs Commerce ed2) Moya de Calderón, Zaida et al. 2005. Pasta Dental de Krameria lappacea (ratania) para el tratamiento natural de la gingivitis en pacientes adultos de 20-40 años UCSM Arequipa, Perú. Ratera E. L. y M. O. Ratera, 1980. Plantas de la flora argentina empleadas en medicina popular, p. 116, editorial Hemisferio Sur. 189 p. Riedeman, P., Aldunate, G. y Teillier, S.2006. Flora Nativa de Valor Ornamental.Chile Zona Norte. Editorial Andrés Bello, Santiago de Chile. 405 p Simpson, B. B. 1989. Krameriaceae. In: Organization for Flora Neotropica, ed., Fl. Neotrop. Monogr. 49:42. Soukup, J. 1970. Vocabulario de los nombres vulgares de la flora peruana. (Names Soukup) 178. Toursarkissian, M. 1980. Plantas medicinales de la Argentina. 178:72p. Editorial Hemisferio Sur. http://fr.wikipedia.org/wiki/Ratanhia http://www.gtzrural.org.pe/img_upload_pdrs/36c22b17acbae902af95f805cbae1ec5/ratania.pdf http://www.fitoterapia.net/vademecum/vademecum_plantas_ficha.php?remedio=679 http://www.isssi2008.com/abstract/192.asp http://www.ucsm.edu.pe/cicacinv/veritas%209.html#14. http://www.botanical.com/botanical/mgmh/r/rhatan12.html http://www.ins.gob.pe/insvirtual/images/revista/pdf/Revista224.pdf http://www.fireflyforest.com/flowers/pinks/pink18.html http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/HighResPages/SH0879.htm PALO AZUL (Cyclolepis genistoides Don.) Su presencia, cada vez menos frecuente, es valorada como recurso forrajero cuando escasean otras en invierno; es indicadora de suelos salinos y provee abundante pólen y néctar a insectos, sosteniendo así la avifauna. Muy estimada como medicinal de amplio uso popular garantizado por ser muy inofensiva para enfermedades de la sangre, riñones, gota, reumatismo, lumbago, ciática; con descubrimientos modernos de avanzada que posibilitan combatir exitosamente diversos tipos de cáncer humano. Cyclolepis genistoides Don, “Monte azul”, “Matorro negro”, “Tusillo”, “Tupis”. Familia Asteraceae la más abundante en La Rioja y a la que pertenecen la margarita, ajenjo, chilcas, carquejas, amor seco, suico, cardos, fiqui, topasaire, granadillas, huevil, canchalagua, chachacoma, vira vira, etc. Arbustiva de 1-2,50 m de alto, intrincada y densamente ramosa; ramas rígidas, casi perpendiculares a los tallos, estriadas, cortamente tomentosas, algo espinescentes. Planta medicinal (Rodríguez y O‟Donell, 1942:150) con hojas densas, fácilmente caducas, oblongas, agudas en el ápice y contraídas en la base, enteras, cubiertas en ambas caras de pelos malpigiáceos incoloros; capítulos cortísimamente pedicelados, semiespigados en ramitas jóvenes. Frecuente y común en suelos salitrosos, salados, formando comunidades ralas hasta los 3000 m (Provincia del Monte). Es recurso forrajero de emergencia y es muy ramoneado por guanacos, maras, zorros, etc. Es reputada como especie medicinal muy empleada como depurativo por excelencia; contra las impurezas de la sangre, herpes, forunculosis, acné, etc. Indicado como excelente para tratamientos contra afecciones de los

116 riñones. Las infusiones de sus ramas (líquido de color azul) se usan contra las enfermedades crónicas de reumatismo y en los casos de reumatismo deformante. Nefrítico (Giberti, 1981), diurético (Bustos et al., 1996). Béquico, calmante de dolores renales (Filipov, 1997). Calmante (dolores renales y de huesos producidos por golpes), (Mereles y Degen, 1997) Excelentes propiedades terapéuticas para eliminar el ácido úrico y colesterol. Combate y previene los dolores articulares típicos de esta enfermedad. Está indicada contra el reumatismo, artritis, lumbago, ciática y gota. Previene los cólicos renales y hepáticos. Excelente diurético natural sin contraindicaciones. El tratamiento requiere tiempo y continuidad. Ayúdese con una dieta alimenticia adecuada. Combinado con agua de Verónica alivia la tensión muscular. También es efectivo como Analgésico y Antilitiásico. Los ranqueles de La Pampa lo llaman kalvu-mamül y lo consideran diurético (Steibel, 1997). Preparación: una cucharada sopera colmada de Palo Azul se pone a macerar en 1 litro de agua fría durante la noche. A la mañana siguiente se calienta hasta que rompe el hervor, se cuela deja reposar y bebe frío o caliente. Se notan mejoras a partir del cuarto día del tratamiento. Dosis: se toman 3 tazas en el día, ya sea tibio, frío o en mate, lejos de las comidas. Investigaciones médicas recientes encontraron en tallos y hojas altos contenidos en triterpenos (oleananes, ursanes y lupanes), además de sesquiterpenos (lactonas) diversos que son empleados como citotóxicos, antileucémicos y contra otros tipos de cáncer humano. Esta planta se encuentra actualmente en franca regresión por el inexorable cambio de su hábitat y, dada la importancia fitoquímica, forrajera, tintórea, etc. debe ser declarada como especie protegida e incorporada en planes de domesticación a objetos de propiciar su reproducción y cultivo. Referencias: Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada del Parque Nacional Talampaya. Inédito. ----et al. 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora de La Rioja, Argentina. Inédito. ---- y Aceñolaza, P. G. 1998. Las comunidades vegetales del Parque Nacional Talampaya, XXVI Jornadas Argentinas de Botánica. Actas Res. Secc. 7: Flora y Vegetación 247. UNRC. Manfred, L. 1959. Recetas Botánicas a Base de Plantas Medicinales. Ed. Kier. Ratera, E y Ratera, M (1980) “Plantas de la Flora Argentina empleadas en Medicina Popular” Ed. Hemisferio Sur. Roig, F. A. Flora Medicinal Mendocina. 2003. EDIUNC Toursarkissian, M.1980, Plantas medicinales de la Argentina. Bs. As. Ed. H. Sur. De Heluani C. S. et al. 1997; Triterpenes and sesquiterpene lactones from Cyclolepis genistoides. Instituto de Química Orgánica, Facultad de Bioquímica, Quimica y Farmacia, Universidad Nacional de Tucumàn, Department of Chemistry, The Florida State University, Tallahassee, FL 32306-3006., EEUU. Journal Phytochemistry ISSN 0031-9422. Source 1997, vol. 45, no4, pp. 801-805 (21 ref.) http://redcamelot.com/bricolage/remedios_caseros.htm http://www.farmaciacolla.com.ar/herboristeria.htm http://www.prodiversitas.bioetica.org/vademecum.htm http://www.laboratoriobasel.com.ar/basel_p.html http://www.oni.escuelas.edu.ar/2001/cordoba/tesoros/tesorosdelmonte/PLANTAS%20MEDICINALES.htm# AFATA http://www.piperpol.com/propiedadesmono.htm#paloazul http://www.plantasyafines.com/hierbas-C1/palo-azul-P535/ http://www.floramendocina.com.ar/clase_3/cyclolepis_genist._p7575b.html

117 PATA (Ximenia americana L.) También conocido por Albaría, Albarcoque, Albarcoquillo, Albaricoquillo, Albaricoquillo del Campo, Alvarillo, Duraznillo del Campo. Olacácea de vasta dispersión mundial, en Florida y Antillas hasta la Argentina, Uruguay, Bahamas, Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Ghana, Guatemala, Guyana, Guyana Francesa, Haití, Honduras, Islas Caimán, Islas Vírgenes, US, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, Rep. Centroafricana, Rep. Dominicana, Surinam, Tanzania, Trinidad y Tobago, Venezuela, Zambia; pero nuestros ejemplares difieren del resto del mundo por tener inflorescencias paucifloras (de pocas flores), con 1 a 2 flores (Ragonese & Milano, 1984). Recibe varios nombres vulgares, como „hogplum‟ (ciruela del cerdo) y „tallowood‟ (planta o madera sebosa) en Florida; „albaricoque‟ en Méjico y ´limoncillo´ en Perú; Yellow plum, Sea lemon; Wild plum, Sour plum, Wild Olive, Monkey Plum Membrillo silvestre, Ciruelo espinudo; etc. El nombre de pata o pata de monte, según Wilfredo Solá, proviene del quechua “pagta” con que se designaba la corteza tintórea usada por los aborígenes. Su nombre genérico proviene del botánico y monje español Francisco Ximenes, 1615. Es característico de la formación del Monte donde convive con especies xerófilas, desde el Norte del país hasta la Patagonia. Alcanza rara vez los 4 metros de altura, es espinoso o inerme, con fuste breve y prontamente ramificado; corteza áspera que cortada muestra color rojizo; hojas comestibles con olor a almendras (deben cocinarse en agua previo a su ingestión) y agrupadas de 2-3, caedizas, oblongas, enteras y plegadas longitudinalmente, de ápice redondeado, generalmente emarginado, verde-glaucas, glabras o pubescentes cuando jóvenes; ramitas cortas, tortuosas y espinescentes. Flores hermafroditas, dispuestas de a 2 o solitarias, de color amarillo-ocráceo con 4 pétalos interiormente muy peludos e intenso y agradable aroma, que dan una drupa ovoide o subglobosa, amarilla -semejante a un damasco pequeño- de 1,5 a 2 cm de diámetro, uniseminada y, comestible; la pulpa es dulzona y un tanto astringente. Según Hieronymus con estos frutos se elaboran dulces y aguardiente. Adrián Ruiz Leal indica que tanto el fruto como su carozo son comestibles cuando ambos se cocinan aderezados como dulce, el fruto maduro es de sabor agradable y muy ácido contra el carozo. Ragonese y Martínez Crovetto, en su trabajo titulado: Plantas indígenas de la Argentina con frutos o semillas comestibles (Revista de investigaciones Agrícolas I: 166), destacan que...“esta especie ha sido indicada por la American Pomology Society como digna de mejorarse para introducirla al cultivo”. La madera es muy dura y densa (0.89 a 0.91 grs/ cm3 FAO 1986), color rosado oscuro, suavemente aromática y pesada, susceptible de ser empleada en mueblería, tornería, cabos, mangos, artesanías; pero tiene reducidos diámetros y generalmente es apreciada como combustible. Es curtiente y de aplicaciones en tintorería; proporciona color amarillo, en tanto que las raíces dan color morado. Según Herrero Ducloux, 1901, la raíz contiene una materia tintórea que tiñe de castaño y la corteza del tronco es medicinal (Tinto, 1997) con una resina y taninos. Es una especie considerada como medicinal, siendo empleados sus frutos y hojas como laxante y sequedad de vientre, cuyo efecto no trae jamás dolores ni cólicos (Hieronymus, 1882; Manfred, 1959). Este último autor indica que con los frutos y azúcar se elabora un jarabe muy útil contra el reumatismo, hidropesía y psoriasis. Las semillas son oleaginosas y comestibles (Pio Correa, 1909). La corteza y las raíces tienen una gran variedad de aplicaciones medicinales y la madera es perfumada y se asemeja al sándalo o al boj. Es dura de textura fina y se utiliza para hacer los palillos de cocinar y otros pequeños artículos del hogar. Ragonese,

118 1955, menciona que la ingestión de las partes herbáceas por el ganado, origina intoxicaciones a causa de la presencia de glucósidos cianogenéticos. Gurney y Francis, 1940, denuncian que la especie contiene suficiente cantidad de ácido cianhídrico (entre 160-450 mgs % gr de planta seca), en todos los estados de su crecimiento como para ser nociva para el ganado. En nuestro país no se conocen casos de intoxicaciones con esta especie, ni tampoco existen antecedentes sobre síntomas y lesiones. Willaman y Hui-Lin Li, 1970, detectaron un alcaloide no identificado en las semillas. El aceite volátil de las hojas de Ximenia americana analizado por GC-MS, dio lugar a la identificación de 33 componentes que representan el 98% del aceite total. Los componentes son: benzaldehído (63.5%), cianuro del hydroxybenzyl (13%) y el isophorone (3.5%). El cianuro de hydroxybenzyl se conoce como producto de la descomposición primaria de los glucosinolatos que posiblemente son sintetizados o acumulados en hojas. Los extractos de la corteza, de las hojas, de la raíz y del vástago de Ximenia americana fueron probados para su actividad antimicrobiana y antifúngica con excelentes resultados. Esta especie se halla amenazada por erosión genética grave y debe ser conservada mediante técnicas rápidas de clonación in Vitro, la cual es posible a través de la cultura in vitro de explantes nodales. La mejor citocinina para la multiplicación es benciladenina (VAGOS) o cinetina 10 M, usadas individualmente o conjuntamente con 0.5 M de una auxina: ácido 2,4-dichlorophenoxyacetic (2,4-D) o del ácido naphtaleneacetic (NAA). Estos esquejes son de 3 cm largo y su enraice forzado ocurre en sólo 35 días mediante sistema MIST y camas calefaccionadas de perlita. Ximenia americana es una planta que se utiliza en la medicina tradicional para el tratamiento de la malaria, las úlceras y las infecciones de la piel al norte de Nigeria. La evaluación científica para el uso de la planta, respecto a las actividades antimicrobianas del extracto de las hojas fue activo contra Escherichia coli, E. albicans, Pseudomonas aeruginosa y P. candida. Taninos, flavonoides, alcaloides, saponinas, ántraxquinonas, almidón, glucósidos generales y principios amargos fueron encontrados en el extracto. La madera perfumada se ha utilizado en la India como substituto del sándalo (Proctor, 1984), de allí su otro nombre conocido por False Sandalwood. Las frutas de Ximenia parecidas a ciruelas son alimento rico en vitamina C y forman un componente importante de la dieta en África (Botswana, Namibia, Zimbabwe y South Africa): comidas en crudo, hechas en ensaladas, jaleas y una grapa o cerveza de restauración que se bebe con agua o se agrega a las gachas de avena. Las frutas pueden ser comidas crudas y se utilizan para hacer un coto amargo o una bebida que intoxica (Rindl, 1921) La corteza de Ximenia se utiliza para tratar dolor de muelas, infecciones de la boca y dolores de estómago. Corteza, raíces y hojas se emplean contra la lepra, fiebre, dolores de cabeza, úlceras y enfermedades de la piel. El aceite de semilla, extraído de varias maneras, es comestible y utilizado en cocinar, pero su uso principal es como emoliente. El aceite de Ximenia es utilizado por los bosquimanos en sus arcos, mientras que las mujeres y las muchachas lo utilizan para untar sus cuerpos y cabellos. Las mujeres de Pedi la utilizan en la preparación de delantales de cuero tradicionales (Palmer y Pitman, 1972; Booth y Wickens, 1988). El aceite también se utiliza para ablandar el cuero y se quema como antorcha. Es un aceite de cabello muy eficaz, un acondicionador rico en nutrientes y un suavizador de la piel. La piel agrietada es calmada a menudo dando masajes con aceite de Ximenia en el área afectada y para secar pies (Vientre y Vientre, 1996). Las semillas rinden aceite entre 60-70%. El aceite es comestible, no-seco y es caracterizado por un alto contenido de ácidos grasos mono-in saturados (Eromosele y Eromosele, 2002). Muy importante es la presencia de ácido oleico (en la posición 2 del triglicérido), un ácido graso de cadena relativamente corta y altamente estable (Khumalo y otros, 2002). La presencia del ácido ximenic activo [ácido cis-hexacosenoic 17 (17c-26: 1) CH3- (CH2) 7-CH=CH- (CH2) 15-COOH] ha demostrado estimular el aumento de pequeñas arterias cutáneas, además de fortalecer y proteger paredes capilares y tener características antiinflamatorias, mejorando el funcionamiento de tejidos

119 sebáceos y es un tratamiento eficaz para la senectud de la piel seca (Bombardelli y otros, 1994; Ligthelm y otros, 1954; Rovesti, 1979; Patentes EP1402785 y EP0304603). Este aceite de ximenia es por lo tanto de importancia enorme y estratégica para las industrias del cuidado de la piel y del cabello. Usos sugeridos del aceite: emoliente, hidratación, antiacné, antienvejecedor (alrededor de los ojos); shampú para el cabello seco, frágil y dañado. Es equivalente a la manteca de cacao. Apto para fabricación y lubricación de jabones. Componente apto de lápices labiales y para lubricación. El valor en yodo del aceite en semillas es alto, 149.8 mg/100 g. con susceptibilidad ligera a la degradación foto-oxidativa. Los contenidos proteínicos próximos son bajos pero las concentraciones de elementos minerales en las semillas examinadas es generalmente alto y sobresaliente a los de otros mesocarpios analizados. El aceite de semilla de Ximenia es rico en ácidos grasos no saturados (aproximadamente 99%) y por lo tanto tiene un considerable valor alimenticio. El aceite ayuda a preservar la integridad de la pared celular y tiene efecto de reestructuración y antienvejecedor sobre la piel. Sus ácidos grasos de cadena larga son un buen suavizante, para la nutrición e hidratantes, mientras ablanda y revitaliza la piel naturalmente. Esta especie es un hemiparásito por la raíz, es decir puede tomar el agua y nutrientes de otras plantas a través de las raíces, pero no dependen de esto para la supervivencia. La infusión de las hojas es usada como colirio para ojos, y también para el dolor de muelas y el estreñimiento. El árbol también se planta como ornamental, como planta de seto para seguridad y como cortina rompevientos. El género Ximenia posee 43 especies a nivel mundial y en La Rioja, área del Famatina, se halla X. americana L. con 2 variedades en la provincia del Monte y hasta 2000 m, la var. americana y la var. argentinensis (Darwinion, 1999). Esta última es utilizada como purgante (Hieronymus, 1882); astringente, laxante (Domínguez, 1928); y antivenéreo (Mereles y Degen, 1997) Esta planta atrae a las abejas, mariposas y a las aves. Por tener resistencia increíble a intensas sequías y poseer un follaje glauquescente (verdeazulado) puede conformar diseños de parques privados o públicos xéricos. El extracto clorometílico de raíces de Ximenia americana, es usado como insecticida inhibidor de incubación de los huevos de Clavigralla tomentosicollis (Hemíptero), compuesto por los ácidos grasos acetilénicos 1 y 2 de 18C: 1 es ácido de octadeca-5-ynoic (ácido tariric). 2 es ácido (10Z, 14E, 16E-octadeca-10,14,16-triene12-ynoic) de un ácido graso acetilénico n-n-yne-n nuevo, con posibles aplicaciones insecticidas en el manejo de otras plagas. Sobrevive perfectamente en suelos a menudo pobres y secos, incluyendo los arcillosos, limosos, arenas margosas, como arcillo-arenosos y arenosos, (FAO 1986). Se propaga por semillas y de estacas. La propagación vegetativa es posible (Maydell 1986). El árbol regenera naturalmente de semilla y de la cepa. Las semillas deben cosecharse ni bien maduran los frutos del árbol pues mueren rápidamente. El tratamiento previo de la semilla no es necesario. La semilla fresca se debe sembrar para una buena y elevada germinación. X. americana es útil en zonas áridas y semiáridas, desde los 200 y hasta 1200 mm lluvias. En buenos sitios los árboles producen la fruta a partir del tercer año. Florece y da fruto a través del año, independiente de los regímenes climáticos (FAO 1983). Las plantas de semillero son susceptibles a la sequía y al fuego. La regeneración en bosques naturales es muy escasa, así que la protección parcial de su hábitat natural podría promover la regeneración natural empleando fauna asociada para favorecer su diseminación vía endozooica. Las hojas y las ramitas se utilizan para la fiebre, fríos, y como laxante y oftálmico. Las hojas se utilizan para los dolores de cabeza (especialmente en niños), la angina, y como antídoto del veneno. Las raíces se utilizan para los problemas de piel, dolores de cabeza, enfermedad venérea, insomnio, edema, y como antídoto del veneno. La fruta es útil en el estreñimiento habitual y la corteza se utiliza para los dolores de cabeza febriles,

120 en el agua de baño para los niños enfermos, para las quejas del riñón y de corazón, y se puede aplicar a las úlceras de la piel. Una decocción de raíces o de frutas se utiliza para tratar disentería en becerros. Por extracción acuosa de las raíces de Ximenia americana se obtuvo palmitato de 3 olean-12-enyl. Este compuesto y su producto de hidrólisis 3ß-hydroxy-olean-12-n, es semejante al ácido oleanólico, son activos y potentes anticáncerígenos, comprobados y ampliamente usados en la tradicional medicina africana. Referencias: Aloufa, M. A. I., S. M. L. Bezerra y G. P. T. Jordâo. Propagación total clónica in vitro de Ximenia americana L. Universidade Federal Rio Grande Norte, Centro de Biociências, Departamento de Botânica, Ecologia e Zoologia, Laboratório de biotecnologia vegetal, campus Universitário, 59072-970 Natal-RN, Brasil Instituto de Botánica Darwinion. Catálogo de las Plantas Vasculares de la República Argentina II. 1999. Vol. 74:879. Missouri Botanical Garden Press. Zuloaga & Morrone Ed. Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nac. Talampaya. Inédito. --- et al. 2006. Fitoregiones y catálogo de Flora de La Rioja, Argentina. Inédito. Manfred, L. 1959. Recetas botánicas a base de plantas medicinales. Ed. Kier. Ragonese, A. E. & V. A. Milano. 1984. vegetales y Substancias Tóxicas de la Flora Argentina. Enc. Arg. de Agr. y Ganadería, Segunda ed. II: 92, fasc. 8-2. Ed. ACME SACI. Roig, F. A. 2001. Flora Medicinal Mendocina. EDIUNC. Ruiz leal, A. 1972. Deserta 3. IADIZA. CONICET. CRICYTME Tinto, J. C. 1977. Utilización de los recursos forestales argentinos. IFONA, Folleto técnico forestal 41. Toursarkissian, M. 1980. Plantas medicinales de la Argentina. Ed. Hemisferio Sur. http://en.wikipedia.org/wiki/Ximenia_americana http://www.sciencedirect.com/science?_ob=ArticleURL&_udi=B6T4R-4JHMFR62&_user=10&_coverDate=07%2F31%2F2006&_rdoc=1&_fmt=high&_orig=browse&_sort=d&view=c&_a cct=C000050221&_version=1&_urlVersion=0&_userid=10&md5=4cb282bf5a0ed7bdf8012a06387a38ab http://www.sciencedirect.com/science?_ob=ArticleURL&_udi=B6VSC-48349FKN&_user=10&_rdoc=1&_fmt=&_orig=search&_sort=d&view=c&_acct=C000050221&_version=1&_urlVe rsion=0&_userid=10&md5=eab5e2f5d6b57a85ce260e7d4975bedd http://persoon.si.edu/PlantImages/frmSearch.cfm http://fai.unne.edu.ar/biologia/diversidadv/fascIII/16.%20Olacaceae.pdf http://www.fruitsjournal.org/index.php?option=article&access=standard&Itemid=129&url=/articles/fruits/pdf/2003/03/I3306. pdf http://www.phytotradeafrica.com/products/ximeniaoil.htm http://www.springerlink.com/content/vq7676691ux26427/ http://www.essentialoils.co.za/ximenia-oil.htm http://en.sl.life.ku.dk/upload/ximenia_112.pdf http://biogeodb.stri.si.edu/herbarium/species/7911/?fam=Olacaceae&lang=es http://zipcodezoo.com/Plants/X/Ximenia_americana/ http://davesgarden.com/guides/pf/go/83579/ http://pubs.acs.org/doi/abs/10.1021/jf990550k http://es.wikipedia.org/wiki/Ximenia http://www.fao.org/docrep/x5327e/x5327e1v.htm http://www.biodiversity.org.na/treeatlas/SpPDFs/Sp597.pdf http://bibdigital.rjb.csic.es/Imagenes/P0489_15/P0489_15_072.pdf http://www.africa.upenn.edu/faminefood/category3/Cat3_Ximenia_americana.htm http://www.informapharmascience.com/doi/abs/10.1076/phbi.38.5.391.5972?cookieSet=1&journalCode=ph b

121 http://www.sciencedirect.com/science?_ob=ArticleURL&_udi=B6WXH-4GKW71R6&_user=10&_rdoc=1&_fmt=&_orig=search&_sort=d&view=c&_acct=C000050221&_version=1&_urlVer sion=0&_userid=10&md5=74d29b2f8bcab87f7b8f812577276e5f Pico de loro. Ephedra triandra Tul. enmend. J. H. Hunziker / Ephedra ochreata Miers. Familia Ephedraceae. Tramontana, Pico de gallo, Fruta de quirquincho, Fruta del bicho. Hemicriptófitas y dioicas, rizomatosas y esciáfilas, de hasta 2 m de altura, apoyante o como subarbusto amatorrado. Como todas las efedras, presentan caracteres exomorfológicos equisetiformes: ramas verdes estriadas longitudinalmente y hojas escamosas verticiladas. Poseen un principio activo medicinal, rico en alcaloides, principalmente efedrina (C10H15NO), de acción farmacodinámica y substituto de la adrenalina en ciertos casos. Frutos (estróbilos) grandes, carnosos, comestibles y de sabor agradable, rojo rubí. La primera con ramas fructíferas de ± 1 mm de diám., flexuosas, estriadas, semierectas o péndulas; hojas opuestas triangulares de 2,5-3 mm de largo; estróbilos masculinos y femeninos con brácteas en verticilos opuestos y decusados; sólo 2 semillas con cara ventral plana y amarilla, cara dorsal carenada, lisa o con dos surcos longitudinales, 1/3 superior libre, no cubierto por las brácteas. La segunda con ramas fructíferas de ± 2-3 mm diám.; hojas en verticilos cuaternados de hasta 10 mm de largo; estróbilos con verticilos de brácteas ternadas y cuaternadas, 3 semillas por estróbilo con cara ventral carenada y estriado-rugosa, oscuras, casi completamente cubiertas por las brácteas. Ambas florecen en primavera y maduran desde principios del verano Especies forrajeras, muy apetecida por el ganado, protegiéndose bajo los árboles, donde forma colonias en los cauces secos y suelos arenosos. Presenta aquella una relación nutritiva media (1:6,78-1:5,75), elevada proporción de celulosa y pentosanos y cantidad de proteína digestible algo baja; su valor nutritivo es de 13,25% de proteína bruta, con un índice de 5 (Point Quadrat Modificado). E. ochreata (“solupe grande”, “solupe”, “kupara”-ranquel-) tiene una R.N. amplia, alta en celulosa y pentosanos, baja en proteínas digestibles, con brotes de 15 cm tiernos muy apetecidos por la fauna. Son forrajeros sus brotes verdes, flores y frutos. Habita en el monte occidental y en la estepa patagónica, desde las provincias de Catamarca hasta Santa Cruz. Estimulante del sistema simpático, con efecto parecido al producido por la adrenalina. Potente dilatador bronquial recomendado para el asma y la tos. Estíptico (Conticello & al. 1997) Según el Dr. Burgstaller, 1986, E. triandra resulta muy eficaz como diurétco y se la emplea, con buenos resultados, combinada con otras hierbas de acción similar, para eliminar ácido úrico, purificar la sangre, en el reumatismo crónico y agudo, en la artritis reumatoidea, en la gota, la ciática y el lumbago. También útil en verano como refrescante, aclara la orina, mejora el funcionamiento de los riñones, eliminando arenillas. Hieronymus: (1882:272,273)... La infusión de los gajos al 2% se usa para el empacho de los niños, es diurética y se toma como antiblenorrágica. El decoctado de las raíces y gajos al 2% se usa contra la gonorrea, y el té de la raíz se toma para enfermedades sifilíticas.

122 Los campesinos la usan en forma de cataplasmas para los casos de fracturas de huesos. Aplicando para lavar los enfermos la infusión cálida de estas plantas (se refiere a las Ephedras spp. en general) dicen que se retira la frialdad. Ragonese, A. E. y Milano V. A.: (1984:5, 49:50) citan para E. triandra, que constituye un valioso recurso forrajero en regiones áridas y semiáridas del noroeste, centro y oeste de nuestros país. Que en los bosques del este de la provincia de Tucumán crece como arbusto apoyante trepando sobre los árboles y arbustos. Mencionan que en los períodos secos muy críticos es recolectado por los pobladores del Parque Chaqueño para suministrarlo al ganado como forraje de emergencia, sin que se hayan registrado casos de intoxicación, probablemente por su contenido bajo de alcaloides. Dosis: se emplea al 30 por mil, en cocimiento, 3 tazas por día. La Tintura de Tramontana se prepara dejando macerar 15 días Tramontana...20 g + Alcohol de 60° ...100 cc. Cucharaditas, 3 o 4 al día, en té, mate, jugo de frutas, especialmente jugo de limón. La efedrina es usada desde muy antiguo por los chinos, en medicina humana, para incrementar la ventilación pulmonar, ya que este alcaloide, en dosis leves, aumenta la frecuencia y profundidad de la respiración. Las especies de efedra norteamericanas, llamadas en ocasiones té del desierto, no parecen contener los mismos ingredientes activos que las especies asiáticas. En Argentina existen varias especies de Ephedra, todas han sido citadas conteniendo el alcaloide efedrina en muy bajo porcentaje, mientras que las asiáticas contienen porcentajes altos de dicho alcaloide, como E. sinica Stapf, E. equisetina Bunge, E. intermedia Schrenk et C. A. Meyer, E. distachya L. y otras, conocidas con el nombre popular de “Ma Huang”, la mayoría de oriente. En las especies argentinas su contenido es bajo o nulo, por lo que éstas se convierten en buenas forrajeras naturales, siendo buscadas sobre todo por caprinos y ovinos. En donde crece E. triandra ha sido casi exterminada por este motivo: hoy son difíciles de encontrar pocos ejemplares protegidos entre arbustos espinosos o en barrancas verticales fuera del alcance de los animales. Esta misma especie, al igual que E. tweedianaa, fueron citadas como ornamentales. Los frutos de Ephedra tweediana, E. ochreata, E. triandra y quizás de otras especies más, son comestibles aunque no tienen un sabor agradable. Las raíces de E. tweediana se usan (según Lorentz, Cuadro de la Vegetación de la R.A., pág. 100) para la tintorería. Venator, Curt: (1952:20,26) cita varios usos de esta planta, mencionando también que sus raíces son tintóreas, dando, con mordiente ácido, un tinte amarillo. La efedrina se obtiene sintéticamente desde hace muchos años. Forma parte de numerosos productos farmacéuticos estimulantes alfa y beta adrenérgicos (OPS 6822). Se lo encuentra en jarabes para la tos, etc. y fué el estimulante que dejó fuera del Mundial a Maradona. Como infusión teiforme se usa para curar el empacho. Con la raíz y tallos se preparan cataplasmas para curar las fracturas de los huesos. El té se usa contra la gonorrea, mediante inyecciones uretrales. La raíz es utilizada desde antiguo como excelente depurativo, para combatir excemas rebeldes, forunculosis crónicas, herpes, granos y enfermedades generales de la piel. Combate enfermedades venéreas, depurativo de la sangre, antirreumático contra lumbago, etc. Fomentos contra las fracturas de los huesos.

123

“Pingo-pingo”. Ephedra breana Phil. también conocida como pinco pinco (aymará = sano sano), pingopingo, pinkopinko, pingo, pingopingo macho, granada, granadilla, sanguinaria, transmontana, tramontana, tume, tumetume, t`ume, t`umi ( quechua = cuchillo de cobre, cuchillo ritual, cuchillo para cortar cuero); extensivos a otras especies del género (Aldunate y col., 1981). Arbusto erecto de hasta 3 m alt. o caméfito a ras del suelo. Prepuna y Puna, desde Bolivia hasta Mendoza (1700-4300 m). Habita en la Cordillera de Los Andes y sistemas montañosos vecinos, en Bolivia, Chile y Argentina, prefiriendo terrenos pedregosos con pendientes, cumbres de altos cerros y quebradas de laderas secas orientadas al occidente. Sus tallos son macizos, estriados. En general no sobrepasan 0,5 cm de diámetro. Las hojas están reducidas a escamas. Se presentan de 2 a 3 por nudo. Son coriáceas y poseen dientes apicales cortos, triangulares. Es utilizada para lastimaduras y torceduras, en baños (Vignale, 1996; Castro, 1982). Se cita, además, el empleo de la raíz en mate para afecciones renales, “mal de orina”, y enfermedades de la vejiga. Sus falsos frutos son carnosos, rojos, dulces y comestibles, son conocidos como “tomatitos” (Castro, 1982) y también como “granada”. Para Chile es citada en la I a III Región. Es medicinal (Ratera & al., 1980); contra úlceras estomacales, congelamiento, dolores renales, etc. (Gutiérrez y Lazo, 1996); anodino (dolores estomacales), antiinflamatorio, colagogo, diurético (Bustos & al., 1996). Contra enfermedades venéreas (Hunziker, 1952) y es profusamente ramoneado por vicuñas y guanacos en Reserva de Vicuñas Laguna Brava (zona Ramsar) Convive con pingo-pingo, E. multiflora Phil. ex Stapf siendo conocida como Vinovino, Granada, Pingopingo, Tume, etc.; a 3400-3700 m. y que puede ser confundida cuando no está en fruto, siendo comestibles y verde-rojos (color vino). Remedio muy fuerte, demasiado fuerte la raíz para los ovarios y los riñones; los tallitos son buenos para el estómago y el enfriamiento, y es remedio para los huesos. Raíz, tallo y flor para té medicinal contra afecciones de las vías urinarias, ya sean los riñones, enfriamiento, la vejiga y el mal de orines. Este mismo té mezclado con barba de choclo y suico (soiko-Tagetes sp.-) es medicina para el resfrío, anemia, dolor de estómago y purgante. Hervida con lampaya se usa como baño de asiento, reumatismo y dolores de espalda. Según Peine, las raíces hervidas se usan contra la gonorrea y el mal de orines. Es tintórea y tiñe de rojo mezclada con Tikara (Pacul-Krameria lappacea-). Además sirve como leña. Los brotes tiernos y frutos carnosos son consumidos por cabras y aves silvestres. Los tallos se usan para escobas y carbón. Seca es combustible. Buen remedio para desecar las flemas. Frutos y hojas son diuréticos y depurativos. Los tallos se mastican para afirmar los dientes y es remedio para combatir el aire. E. vulgaris Dich. se emplea toda la planta en la alergia. También se empleaba antaño en el reuma y la diarrea. 30 g de Efedra por litro de infusión en la alergia. Tintura de Efedra: Efedra...30 g; Alcohol de 70°...1.000 cc. Macerar 15 días. 50 gotas, 3 veces al día. Ragonese, A. E. y Milano V. A.: (1984:5,49:50) cita que en Argentina hay 9 especies de Ephedra spp., mencionando que todas contienen el alcaloide efedrina. Correa, 1947, constató 0,038% de alcaloides en polvo seco de E. triandra procedente de Catamarca y Salta y, por esto mismo, Ruiz Leal desestima el empleo de efedras argentinas para obtener efedrina y mucho menos pueden desplazar a las efedras asiáticas. Boelcke, O.: (1989:37) menciona que existen varias especies de Ephedra, que prefieren ambientes xéricos. Advertencia: la efedra sólo debe tomarse bajo supervisión médica. La efedra no se vende en algunos países. Los principales ingredientes activos medicinales de la efedra son los alcaloides efedrina y pseudoefedrina. El tallo contiene 1 a 3% del total de alcaloides, de los cuales la efedrina representa entre el 30 y el 90%,

124 dependiendo de la especie. Tanto la efedrina como sus equivalentes sintéticos estimulan el sistema nervioso central, dilatan los bronquios, aumentan la presión arterial y también la frecuencia cardiaca. Una forma sintética de pseudoefedrina es un remedio popular que se vende sin receta para aliviar la congestión nasal. Se han realizado pocos estudios con la planta completa (en comparación con los alcaloides aislados). Dosis usual: se pueden tomar extractos estandarizados que proporcionan 12–25 mg de alcaloides totales (calculados como efedrina) por cápsula o comprimido. Esta forma puede ser útil para controlar el consumo total diario de efedrina, el que deberá limitarse a no más de 30 mg por dosis y no más de 90 mg al día de alcaloides (efedrina). De la planta en cápsulas o comprimidos, se pueden tomar 500 a 1000 mg 2 o 3 veces al día. Los tallos crudos molidos de efedra (con menos de un 1% de efedrina) se usan en dosis de 1.5–6 gramos al día, en té. Su uso debe limitarse a seis meses o menos. Efectos secundarios o contraindicaciones: el uso prolongado de efedra (y en particular de efedrina), sobre todo para bajar de peso, fisiculturismo o como droga recreativa puede producir efectos secundarios similares a los de las anfetaminas, como aumento de la presión arterial, afecciones cardiacas, taquicardia, nerviosismo, irritabilidad, dolor de cabeza, trastornos urinarios, vómitos, alteraciones musculares, insomnio, sequedad de boca, palpitaciones e incluso la muerte por insuficiencia cardiaca. Cultivo de efedra: se puede reproducir a partir de "semillas" o por estacas de los rizomas. Las semillas pueden ser colocadas en barro a 1 cm de profundidad, en líneas distancias unos 30 cm entre sí, a una distancia de 5 cm dentro de la línea. Los cuidados se reducen a carpidas y eliminación de malezas. Los riegos deben suministrarse en caso necesario, particularmente en el momento de transplante. La cosecha se realiza cuando el contenido en componentes activos es mas alto, por lo común ello ocurre a fin de otoño. El rendimiento en componentes activos suele ser mayor a partir del cuarto año. Otras efedras en La Rioja son: E. americana Humb. & Bonpl. ex Willd. de regiones montañosas y en la Puna, desde Perú hasta sierras de San Luis y La Rioja. Arbusto retamoide de hasta 3 m de alto, conocido por solupe, frutilla del campo, pingo-pingo muy usada como antivenéreo, gastrointestinal (Hieronymus 1882); diurético (Cárdenas, 1969); antidisentérico, antiséptico, estomático y vulnerario (Correa y Bernal, 1989-1998); diurético, enfermedades urinarias, empacho de niños (Ratera-Ratera, 1980); astringente, antiinflamatorio (Toursarkissian, 1980) Referencias: Amorín, J. L.: (1980) Guía taxonómica con plantas de interés farmacéutico - Bs. As., Rev. Inf. Fcia. y Bioq.pág 22 y 23, N° 264. Boelcke, O.: (1989) Plantas vasculares de la Argentina - Bs.As., Ed. H. Sur, 2da. reimpresión, 37 - 369 pp. Burgstaller Chiriani, C. H. 1986. La Vuelta a los Vegetales, 600 Hierbas Medicinales, Sus usos, dosis, preparación y aplicación en terapéutica. 700 Fórmulas Útiles de fácil preparación en el hogar. 10º Edición aumentada y corregida. Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada del PN Talampaya. Inédito. ---et al. 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora de La Rioja, Argentina. Inéd. Hieronymus, G.: (1882), Plantae Diaphoricae Florae Argentinae - Bs. A.s, Ed. Kraft, 272:273 - 404 pp. Hunziker, J. H. 1952. Las comunidades vegetales de la Cordillera de la Rioja. Rev. Invest. Agr. 2, VI. Hunziker J. H. y L. J. Novara, 1986. Flora del Valle de Lerma, Ephedraceae Dumort. Aportes Botánicos de Salta - Serie Flora. Herbario Mcns. Facultad de Ciencias Naturales. Universidad Nacional de Salta. Buenos Aires 177 - 4400 Salta - República Argentina. ISSN 0327-506X. Vol. 5 Mayo 1998 Nº 6.

125 Manfred, L. 1959. Recetas botánicas a base de plantas medicinales americanas. Ed. Kier. p. 467. Ragonese, A. E. y Milano V. A.: (1984) Vegetales y Substancias Tóxicas de la Flora Argentina Enciclopedia Arg. de Agric. y Jard., Ed. Acme, 2da. ed., T. II, Fasc. 8-2, 5,49:50 - 413 pp. Ratera, E. L. y M. O. Ratera, 1980. Plantas de la flora argentina empleadas en medicina popular. Ed. Hem. Sur. p. 135, 152. Roig, F. A. 2001. Flora medicinal mendocina. EDIUNC. p. 99-100. Ruiz Leal, A. 1972. Deserta 3: 120-121. IADIZA, CRICYTME. Toursarkissian, M. 1980. Plantas medicinales de la Argentina. Ed. Hem. Sur. p. 50. Venator, C.: (1952) Flora Cordobesa - Córdoba - Ed. La Flor del Inca, T. I, 20,26 - 213 pp. Vignale, N. D. y A. Á. Gurni, 2001. Especies Equisetiformes Utilizadas en Medicina Tradicional en la Provincia de Jujuy (Argentina). UNJU. Villagrán C. M., V. Castro R., 2004. Ciencia indígena de los Andes del norte de Chile: Programa Interdisciplinario de Estudios en Biodiversidad. Universidad de Chile. Edit. Universitaria, 361 páginas. http://www.mobot.org/MOBOT/paramo/images/05Ephe-ame.jpg http://www.dominguezia.org.ar/volumen/articulos/173.pdf http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/HighResPages/SH0718.htm http://mazinger.sisib.uchile.cl/repositorio/lb/ciencias_forestales/serram02/06.html http://www.natuaragon.com/images/Frutos/Ephedra%20nebrodensis%201.jpg http://www.plantasvasculares.uns.edu.ar/herbario/galeria//images/ephedra_ochreata_p1_11.jpg http://books.google.com.ar/books?id=n_nKYskOgDQC&pg=PA130&lpg=PA130&dq=ephedra+breana&sou rce=bl&ots=kzBCrzJnQB&sig=zIu7qewn2dxR5I1a6bIEVlOs2E&hl=es&ei=wprXSv3SKIqSuAf3hNn_Bg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=5&ved =0CBIQ6AEwBDgK#v=onepage&q=ephedra%20breana&f=false http://www.unsa.edu.ar/biblio/herbario/flora/vol5/pdf/6.%20EPHEDRACEAE.pdf http://www.telemundo47.com/noticias/2998767/detail.html http://es.wikipedia.org/wiki/Ephedra_ochreata http://www.inta.gov.ar/esquel/info/documentos/pasturas/flora_extrandina/ephedra_ochreata.htm http://www.herbotecnia.com.ar/aut-tramontana.html

POLEO (Lippia turbinata Grisebach) Verbenácea perenne de hasta 2 m también conocida como TÉ DEL PAÍS o TÉ CRIOLLO. Es un arbusto aromático y ramoso del centro y oeste del país hasta ca. 1800 msm,. Tronco de corteza grisácea que se desprende en hilachas, con entrenudos muy próximos entre sí. Follaje caduco de color verde claro. Hojas simples, opuestas o ternadas, pequeñas, de alrededor de 1 cm de largo, de forma lineal-lanceolada a lanceolada, ásperas en la cara superior, con bordes aserrados en la porción superior y dispuestas en cada axila un fascículo de hojas reducidas, verde grisáceas. Flores blancas, pequeñas, de unos 4 mm de largo, dispuestas en fascículos axilares globosos, con pedúnculos breves de mas o menos 1 cm de largo, turbinados en la fructificación. Florece desde principios del verano. Habita y frecuenta comunidades riparias con humedad elevada, terrazas aluviales de arroyos serranos, o riberas de cursos de agua permanente, acompañando a molles dulces, cortaderas, chilcas, etc. Sus ramitas delgadas y raspadas dan origen a diversas artesanías locales de fina terminación y muy fuertes, tales como canastas, canastillas, maceteros, etc. de aspecto similar al mimbre. Reputada como medicinal contra malestares estomacales para lo cual se usa la infusión de hojas y ramitas o acompañando al

126 mate, el poleo es un integrante común de las hierbas compuestas y de diversos amargos muy populares en Argentina. El extracto total de flavonoides, obtenido de sus partes aéreas, mostró actividad antimicrobiana frente a cepas Gram. positivas y a bacilos entéricos Gram. negativos. En la misma especie se han identificado numerosos aceites esenciales que le confieren propiedades alergizantes y tóxicas. La composición fitoquímica de sus aceites esenciales acusa variaciones cuanti y cualitativas según el lugar de recolección por la existencia de diversas variedades y ecotipos, fundamentalmente por ser especie xeromórfica. Provoca hipertensión. Se emplean las hojas y tallitos tiernos en forma de infusión; es muy indicado para trastornos digestivos y enfermedades del sistema nervioso. Además, es un buen tónico (Ratera y Ratera, 1980). La parte aérea se emplea en Argentina como digestivo, diurético y emenagogo. (Gupta, 1995). Las partes aéreas de la planta, son ricas en flavonas tales como apigenina y sus derivados, coincidentes con los resultados encontrados en otras especies del género. Es forrajera de ganado menor y mayor durante todo el año, mostrando las plantas un aspecto fuertemente achaparradas. El poleo figura en la F.N.A. desde la 6ta. Edición. Es una de las especies que figura en listados de vegetales presionados por la sobrerecolección sugiriendo su cultivo a partir de semillas o esquejes o por separación de acodos amugronados enraizados. Referencias: http://www.mantra.com.ar/contalmacennatural/hierbasparalasalud.html http://www.prodiversitas.bioetica.org/vademecum.htm http://www.prama.com.ar/descripcion_productos/hierbas.htm Chiriani, C. H. 1986, X Ed. La Vuelta a Los Vegetales. Ed. Hachette. Coll Aráoz M. V. y L. R. Abdala. 2005. caracterización preliminar de los flavonoides mayoritarios de L. turbinata Gris. En una muestra recogida en Vipos, Argentina. Acta Farm. Bonaerense 24 (4): 546-9. Univ. Nac. Tucumán. Domínguez Juan A. 1928 "Materia Médica Argentina". Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada del Parque Nacional Talampaya Fester, Martinucci, Retamar, Ricciardi, 1961. "Aceites esenciales de la República Argentina". Hieronymus, 1882:212. "Plantae Diaphoricae Florae Argentinae". Nuñez, M. B., Sosa, A. del C., Aguado, M. I. - Raisman, J. S. 2006. Caracterización de extractos fluidos de Lippia turbinata Griseb. Fac. de Agroindustrias, UNNE. Resúmen E-052, Chaco. Ratera, E. y M. Ratera. 1980:88. Plantas empleadas en medicina popular. Ed. Hemisferio Sur Ruiz Leal, A. 1972. Deserta 3, p. 207. IADIZA Toursarkissian, Martín. 1980:135. Plantas medicinales de Argentina : sus nombres botánicos, vulgares, usos y distribución geográfica. Buenos Aires : Hemisferio Sur. "Poposa", "Pupusa", “Fofosa”, “Acana”, “Akhana” “Cunuja”, “Urqu pura-pura”, “Pura-pura macho”. Xenophyllum poposum (Philippi) V. A. Funk Asteraceae (Compuestas). Pertenece a la familia de la lechuga, diente de león, cerraja, etc. Su sinónimo científico es Werneria poposa Phil. (familia Asteraceae, tribu Senecionae) está conformado por 40 especies distribuidas en Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela. Los nombres poposa y pupusa corresponden, generalmente, a especies de Xenophyllum y, probablemente, aluden a su uso medicinal en el parto y contra dolores estomacales. Pupusa, quechua, según Girault corresponde a Werneria poposa. En quechua, pupu, ombligo. En aymara, phuphu = vello, pelo suave; p'usa = inflado o hinchado.

127 Descripción: arbusto perennifolio, de 10-15 (50) cm de alto, forma agrupaciones en forma de medialuna; de tallo engrosado, corto, leñoso con el follaje apretado, raíces fibrosas. Hojas imbricadas, dispuestas helicoidalmente, crasas, cilíndricas, con pelos blancos y delgados en los márgenes del pecíolo. Capítulos terminales, solitarios, cilíndricos; involucro formado por 7 brácteas parcialmente soldadas, de color pardoverdoso. Flores con cáliz plumoso, dimorfas: las marginales labiadas liguladas, blancas, femeninas; las del disco tubulosas, pentadentadas, de color pardo, hermafroditas; estambres con anteras unidas; ovario ínfero y estilo dividido en dos ramas. Fruto, un aquenio. Actualmente las Wernerias han sido consideradas dentro de un nuevo género, el género Xenophyllum (xeno = extraño, phyllus = hojas), que comprende a 21 especies del género Werneria. Se ha establecido que Xenophyllum se diferencia de Werneria en que forman cojines muy compactos y tiene hojas a lo largo de los rizomas, que las hojas son pequeñas (1cm de longitud), y que las inflorescencias tienen flores periféricas blancas y flores centrales amarillas. Ecología: florece en otoño y primavera. Se reproduce por semillas y división de matas. Crece en suelos arenoso-rocosos y muy húmedos. Su hábitat son los bofedales, vegas puneñas y altoandinas. Tienen olor fétido, muy característico. Se las considera especies vulnerables. Habita los altos valles del Famatina y de la Cordillera, entre 3.500 a 5.300 m.s.m., ocupando las Provincias Puneña y Altoandina Quichua. En La Rioja crecen 3 especies de Werneria y 2 de Xenophyllum (1) conocidas como “poposas”: 1. Werneria denticulata Blake. Hierba nativa, ca. 5000 m., LR, SA y Chile Werneria heteroloba Wedd. f. microcephala Rockh., Hierba nativa, 4000-4800 m., CA, LR, JU, SA, TU; Bolivia y Chile. Werneria pigmaea Gillies ex Hook. & Arn., Hierba nativa, 4000-4800 m., JU, LR, ME, NE, SA, SC, SJ, TU, Bolivia y Chile. Xenophyllum incisum (Phil.) V.A. Funk var. pubescens. Subarbusto nativo, 4000-5000 m., LR, SA y Chile. Xenophyllum poposum (Phil.) V.A. Funk. Subarbusto nativo, 4600-5300 m., LR, JU, SA, TU, Bolivia y Chile.

2. 3. 4. 5.

Usos: Xenophyllum poposum (Phil.) V.A. Funk “poposa” En Chile, para esta especie se han registrado los siguientes usos: Medicinal y Alimenticio (Condimento). Medicinal: En mate es remedio para el dolor de estómago (Munizaga y Gunckel 1958; Castro et al. 1982; Muñoz-Schick et al. 1981; Trobok 1983), dolor de cabeza ((Serracino et al. 1974; Muñoz-Schick et al. 1981; Trobok 1983), para la puna (Laval 1957; Munizaga y Gunckel 1958; Muñoz-Schick et al. 1981; Trobok 1983), malos ratos (Serracino et al. 1974), para el insomnio y como antinervioso (Munizaga y Gunckel 1963; Muñoz-Schick et al. 1981; Trobok 1983). Según Morales (1996) esta planta posee una reconocida utilización en problemas cardiovasculares. Alimenticio (Condimento): Usada como condimento en sopas y caldos (Munizaga y Gunckel 1958; Muñoz-Schick et al. 1981; Trobok 1983). En Argentina. Medicinal: se emplea su infusión contra los cólicos (Cabrera 1978; Iharlegui y Hurrell 1992), malestares digestivos, tratamiento de desórdenes hepáticos (Giberti 1983; Eguía y Martínez 1983-1985), como antiinflamatoria (Iharlegui y Hurrell 1992), resfríos (Giberti 1983; Eguía y Martínez 1983-1985; Galafassi 1997), enfriamiento (Galafassi 1997), tos fuerte (Eguía y Martínez 1983-1985), para la “puna” o apunamiento (Fernández 1975; Giberti 1983; Galafassi

128 1997; Iharlegui y Hurrell 1992), el tratamiento de la hipertensión (Giberti 1983) y para el “susto” (Galafassi 1997). En Bolivia. Medicinal: la infusión de la raíz es febrífuga, y se usa contra las hemorragias pulmonares y del estómago. El cocimiento de las hojas con sal se usa en baños y fomentos contra los dolores musculares y de huesos, y para desinflamar las piernas de personas enfermas con gota. Las hojas secas y pulverizadas se emplean para espolvorear heridas (Lucca y Zalles 1992). Masticatorio: Se le ha dado también el nombre Akhana = “yerba amarga”, buena para arrancar la tos y que suele mascarse con la coca (Cárdenas 1968, citando a Labarre 1948 y Bertonio 1612). Según Cárdenas (1968) también son empleadas como masticatorios algunas especies de Werneria de sabor realmente amargo con propiedades béquicas. Contiene un glucósido conocido como poposina (Zelada, 1927). Constituyen el forraje de la fauna silvestre y no han sido mencionadas como plantas tóxicas (Ragonese et al, 1982). De las investigaciones (Córdiva et al, 2007) de la parte aérea de la poposa se aislaron ácido (-)-kau-16-en-19-oico kauran-16a-ol, óxido de ent-14, 15-peoxi-13-epimanoilo, acetato de toxilo, p-hidroxiacetofenona, escopoletina, rutina, quercetina y otra curamina aún no identificada, confirmando su acción hipotensora. Se toma en infusión para el soroche o mal de la puna, dolores ováricos y muy efectivo contra resfríos, asma, indigestiones. Con agua hervida y caliente se hacen baños de pies cuando se los siente fríos. Contra reumatismo, golpes y contusiones se usa la planta entera pulverizada de poposa mezclada con grasa de gallina y formando una pomada casera para aplicación local. Las infusiones de poposa para cuadros de neumonía y trastornos bronquiales, desórdenes y frío hepáticos. Acción fisiológica: dinamógeno pectoral, cáustico cicatrizante. Cura llagas en la boca, tos, resfrío, cansancio. Su cocimiento con un poco de alumbre contra las llagas de la boca; y hecha con vino y ungüento contra llagas, cabezas rotas y con corrupción de huesos. Tomado el cocimiento caliente y en ayunas con alfeñique de azúcar baya, sana la tos y hace mundificar el pecho y estómago. Aplicado el cocimiento al rostro quita las manchas y pecas; y si se hace con vino extirpa las nubes de los ojos, máxime si se le añade un poco de sal compás y azúcar candi y con los polvos de sus hojas mezcladas con hiel de toro y aplicadas sobre el vientre mata las lombrices, y echados con vinagre quita la comezón del suso (Serrano, 2005, Medicina Aymara Siglo XVIII). El aceite esencial de poposa (Abella et al, 2000) se caracteriza por alto contenido de β-pineno (21.7%), α-pineno (5.5%), terpinen-4-ol (5.3%), α-terpineno (5.2%), β-felandreno + 1,8-cineol (4.8%), isopulegol (4.8%) y β-citronelal (4.6%). Molina y Viturro (UNJU) determinaron alto contenido de β-pineno, α-terpineol, β-felandreno, citronelal, p-cimeno y citronelol, confirmando su alta efectividad en actividad anticatarral. Accion Farmacologica (Toursarkissian, 1980): medicinal, para cólicos y pleuresía (raíz). Se utilizan (Oiga Lock Sing, 2006) en la medicina tradicional como drogas antirreumáticas, como remedios contra la hipertensión, enfermedad de altura y desórdenes digestivos, acción antimicrobiana, antioxidante, anti-HIV19, y vasodilatadora. Los resultados logrados hacen de las Werneria/Xenophyllum una fuente de metabolitos secundarios de gran interés; de allí la importancia de dar a conocer las investigaciones realizadas a la fecha. El estudio químico de diversos extractos orgánicos ha conducido al aislamiento y caracterización de alcaloides tipo pirrolizidínico y β-carbolínico, terpenoides (especialmente diterpenos, triterpenos y/o esteroides), esteroles, benzofuranos, benzopiranos, flavonoides, cumarinas, p-hidroxiacetofenonas y derivados; adicionalmente en el aceite esencial de Werneria poposa se detectó la presencia de sesquiterpenos y monoterpenos. Todo ello hace un total de 108 constituyentes químicos detectados, de los cuales 25 (21,30%) son de estructuras químicas desconocidas y que se reportan por primera vez. GLOSARIO Alcaloides = compuestos nitrogenados, que se comportan como bases frente a los ácidos, formando sales, por ej. nicotina. Benzofuranos = hidrocarburos aromaticos formados por ciclos condensados, por ej. cumarina Benzopiranos = compuestos con un núcleo de anillos unidos de benzo pirano. Sinónimo: cromenos Béquicas = previene o remedia la tos. Antitusígeno, antitusivo, pectoral.

129 Brácteas = Órgano foliáceo situado en la proximidad de las flores y distinto de las hojas normales. Cáliz = Verticilo externo del perianto heteroclamídeo, constituido por el conjunto de los sépalos de una inflorescencia. Capítulo = Inflorescencia característica de las Compuestas, cuyas flores sésiles se insertan sobre un receptáculo común rodeado por un involucro de brácteas. Crasas = suculentas o carnosas. Cumarinas = Sustancias sintéticas o naturales relacionadas con la cumarina, la delta-lactona del ácido cumarínico. Tienen aplicaciones como anticoagulantes, adyuvantes farmacéuticos, indicadores y reactivos, sustancias fotoreactivas y agentes antineoplásicos. Estambres = Cada uno de los elementos filiformes que forman el androceo u órgano masculino de la flor Esteroides = Estructura policíclica derivada del colesterol, como la vitamina D, los ácidos biliares, las hormonas, etc.: Esteroles = fitoesteroles. Fitoesteroles = compuestos naturales de origen vegetal presentes en alimentos como el aceite de girasol, soja; margarinas, yogurt, leche, siendo similares al colesterol humano. Su función principal es bloquear la absorción del colesterol en el intestino. Flavonoides = grupo de fenil benzopiranos con estructuras semejantes a las flavonas (grupo de 4-cetoflavonoides) Imbricadas = Disposición de hojas o de piezas florales, que, estando muy próximas, llegan a solaparse... Involucro = Conjunto de brácteas o apéndices foliáceos que rodean a las flores o a las inflorescencias. Rizomas = Tallo subterráneo que suele crecer paralelo al suelo y que carece de hojas verdaderas PUS PUS (Zuccagnia punctata Cav.) Es planta leguminosa caracterizada por su alto contenido de resina y su resistencia al estrés hídrico, presentando una madera apta para techado en construcciones habitacionales indígenas y contemporáneas. Fue objeto de rituales ceremoniales de conservación de los cuerpos en enterramientos indígenas, pero su mayor aplicación es para usos farmacológicos humanos como veterinarios y poderosos agroquímicos antifúngicos de cultivos. Zuccagnia punctata Cav. “Pus-Pus”, “Jarilla Macho”, “Jarilla Pispito”, “Lata” Fabacea (Cesalpinioidea). Arbustos 1 a 5 m altura, muy glutinosos, aromáticos, de suelos pedregosos o ripiosos, o de conglomerados, en cauces temporarios, característica del Monte, siendo género monotípico con esta única especie xerófila y endémica de Argentina. Etimología: dedicado al físico y botánico italiano Attilio Zuccagni (17541807). Pertenece a la flora xerófila de la Provincia Biogeográfica del Monte (Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis y tal vez Jujuy). Crece en cerros y llanos entre los 700-2700 m.s.m. Tiene cierto parecido con las verdaderas "jarillas", especies del género Larrea (Zygophyllaceae), con las cuales convive. Sus ramas son finas, largas y abundantes, grises o negruzcas; hojas pinadas por reducción, con pecíolo breve, articulado, siendo bipinada, reducida a una sola pina multifoliolada (Burkart, op. cit.), 5-13 pares de folíolos acuminados, subcarnosos y cubiertas ambas caras por glándulas sésiles y circulares

130 apreciables a simple vista; inflorescencias en racimos solitarios tan largos como las hojas o mayores, erguidos, laxifloros; flores amarillo-anaranjado; fruto capsuliforme coriáceo, bivalvo, densamente hirsutolanoso, cubierto de cerdas largas y rojizas, 1 seminado, indehiscente. Florece desde agosto a marzo y fructifica de noviembre a abril. Usos: aún se conservan casas particulares de adobe, museos de la ciudad de Chilecito y capillas construidas con varillas de pus-pus para confeccionar techos por la elevada cantidad de resinas en sus tallos, prácticamente indestructible resistiendo a insectos, hongos, hormigas y humedad. También se utilizó como techo de viviendas indígenas en Talampaya o en pucarás. En las vestimentas y bolsitas tejidas con cachina sobre los cuerpos indígenas, excavados por el Instituto de Antropología de la UNLaR, se aprecia la presencia de ramitas hojosas de pus-pus, como posible ritual de conservación (principal propiedad de Zucagnia) similar a la momificación egipcia. Los puesteros la emplean para cicatrizar las heridas o curar la miasis de los animales. Tiene similar efecto antioxidante que las otras jarillas (Larrea sps.). Como parches (cataplasmas) se utiliza para combatir golpes y hematomas. Vulnerario. Antioxidante.. Tiene aplicaciones medicinales y sus ramas se usan para techar y probablemente en otras actividades rurales (Burkart, 1952: 185; Del Vitto et al., 1997: 62). Antifúngico (Svetaz & al., 2004). Rubefasciente, desodorante pédico, antiinflamatorio, resina, alimenticio, artesanal, medicinal, tintóreo… El extracto metanólico crudo de pus-pus, contiene 2 chalconas, 1 flavonona y un derivado éster del caffeoyl, es un antihongo muy activo contra patógenos de la soja como Phomopsis y Colletotrichum. Las chalconas (dihidrochalcona y dihidroximetoxichalcona) son eficaces citoprotectores ya que tienen efectos preventivos significativos contra agentes químicos causantes de lesiones en la mucosa tractogastroduodenal. La oxidación de moléculas biológicas, membranas y tejidos, inducidos por el oxígeno, se relacionan con patologías diversas (inflamación, carcinogénesis, envejecimiento, efectos fotobiológicos, etc.). Las moléculas dañadas principales son ADN, proteínas, carbohidratos y lípidos. El daño en el ADN puede ser irreversible y por lo tanto se puede heredar. Los extractos del pus-pus demostraron una alta inhibición del daño oxidativo inducido por ter-butil hidro peróxido. Tanto la corteza como sus hojas poseen propiedades antioxidantes, contra artrosis, infecciones, edemas, antiséptico pédico, por contener flavonoides (flavonol, charcona y flavonona) La soja es frecuentemente afectada por infecciones fúngicas durante el cultivo y postcosecha, afectando severamente la productividad y comercialización de semillas. Los principios 2',4'-dihidroxi-3'metoxichalcona, 2',4'-dihidroxichalcona, 7-hidroxiflavanona, 1-Metil-3-(4'-hidroxifenil)- propilcafeato, 1Metil-3-(3', 4'-dihidroxifenil)-propil cafeato contenidos en hojitas y tallos de Zuccagnia, demostraron tener efectos antifúngicos y serán empleados con esta finalidad en el manejo de este cultivo. Los flavonoides son metabolitos secundarios comunes en el reino vegetal considerados sustancias bioactivas relativamente no tóxicas que presentan una gran variedad de efectos biológicos (prevención de enfermedades coronarias, cáncer, desórdenes gastrointestinales e inflamación). Existen evidencias del efecto de los flavonoides sobre la inhibición de varias enzimas involucradas en procesos inflamatorios (Wang et al 1999, Kwon et al 2005, Garcia-Mediavilla et al 2007). Dos flavonoides aislados de Z. punctata (pus-pus) presentan potencialidades medicinales como agente antimicrobiano contra bacterias multiresistentes Gram positivas y Gram negativas, además se demostró que presenta actividad antimutagénica, antioxidante (Zampini et al 2005, Nieva Moreno et al 2005, Moran et al 2006) y antifúngica (Svetaz et al, 2004) Las prostanglandinas (PG) son mediadores que juegan roles importantes en procesos fisiológicos y patofisiológicos incluyendo inflamación, protección gastrointestinal, reproducción, nocicepción y cáncer (Lee et al 2003). El precursor de las PG es el ácido araquidónico a partir de fosfolípidos de membrana, es

131 convertido a PG por acción de la enzima ciclooxigenasa (COX). El mecanismo de acción común a todo el grupo de antiinflamatorios no esteroideos clásico (AINEs) es la inhibición de la COX, como consecuencia se inhibe la formación de PG. Los flavonoides específicamente la chalcona ejerce per se un efecto citoprotector de la mucosa gástrica (De la Rocha et al, 2003). Por otro lado, estos flavonoides naturales además de ser inhibidores de la COX actúan como antioxidantes contra [O2]- y especies radicalarias sin consumirse durante el proceso (quenching físico) permitiendo su reutilización en consecutivas interacciones con O2 lo que sumado a la inhibición de la COX contribuirían a mejorar su capacidad antiinflamatoria. La evaluación de los mecanismos moleculares de estos flavonoides como antiinflamatorios podría ser un área promisoria para el desarrollo de nuevos agentes naturales para el tratamiento de enfermedades inflamatorias. Los resultados sugieren que esta planta del noroeste de la Argentina sea empleada para su uso en fitofarmacéutica veterinaria y como agroquímicos de cultivos. Bibliografía: • Burkart, A. 1952. Las Leguminosas argentinas, silvestres y cultivadas. Segunda edición. ACME, Bs As. • Cabrera, A. L. & Willink, A. 1973. Biogeografía de América Latina. O. E. A., Washington D. C. Serie de Biología, monografía 13. • Cabrera, A. L. 1976. Regiones Fitogeográficas Argentinas, pp. 1-85, en W. F. Kugler (ed.), Enciclopedia Argentina de Agricultura y Jardinería. Segunda edición. ACME, Buenos Aires. • Cavanilles, A. J. 1799. Icones et descriptiones plantarum, qua aut spont in Hispania crescunt, aut in hortis hospitantur 5: 2, tab. 403. • Del Vitto L.A., E.M. Petenatti y M.E. Petenatti. Recursos Herbolarios de San Luis (República Argentina) Primera Parte: Plantas Nativas1.Herbario y Proyecto 2-4-8702 CyT, Universidad Nacional de San Luis. Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia. Ejército de los Andes 950, 5700 San Luis, Argentina. • Femenía, JH. 2003. Inédito. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya, pág. 88. •http://www.ambiente.gov.ar/archivos/web/PBVyAP/File/A1/Atlas/09_productos_no_madereros.pdf • María R. Alberto, María I. Nieva Moreno, Iris C. Zampini & María Inés Isla. Actividad Antiinflamatoria De Flavonoides Naturales Estructuralmente Relacionados. Cátedra de Fitoquímica Facultad de Bioquímica, Química y Farmacia UNT Universidad Nacional de Tucumán, Ayacucho 471 (4000) San Miguel de Tucumán Tucumán Argentina • Rocha N. de la, A. O. M. María, J. C. Gianello and L. Pelzer. 2002. Cytoprotective effects of chalcones from Zuccagnia punctata and melatonin on the gastroduodenal tract in rats. Departamento de Química Orgánica, Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia, Universidad Nacional de San Luis, Argentina. • Svetaz Laura† Alejandro Tapia, Silvia N. López,† Ricardo L. E. Furlán,† Elisa Petenatti, Rosanna Pioli, Guillermo Schmeda-Hirschmann,‡ and Susana A. Zacchino. J. Agric. Food Chem., 2004, 52 (11), pp 3297– 3300. Antifungal Chalcones and New Caffeic Acid Esters from Zuccagnia punctata Acting against Soybean Infecting Fungi • Ulibarri, EA. Zuccagnia punctata (Leguminosae): ¿nuevo o viejo endemismo argentino?. Darwiniana. [online]. ene./dic. 2005, vol.43, no.1-4 [citado 01 Diciembre 2008], p.212-215. Web:<http://www.scielo.org.ar/scielo.phpscript=sci_arttext&pid=S00117932005000100014&lng=es&nrm=i so>. ISSN 0011-6793. • Vattuone MA, Jaime GS, Soberín JR, Martínez Arriazu ME, Sampietro DA, Sgariglia MA, Sgroi N, Selis AN, Quiroga EN. Plant Evaluation as a source of Natural Antimicrobial and Antioxidant Agents. Cátedra de Fitoquímica, Cátedra de Botánica. Instituto de Estudios Vegetales Dr. A.R. Sampietro. Fac. de Bioq., Quim. y Farmacia. Universidad Nacional de Tucumán. Ayacucho 471, (4000) San Miguel de Tucumán. ARGENTINA

132 RETAMO Bulnesia retama (Gill. ex Hook.) Griseb. Especie Multipropósito, singular e incorruptible. La familia Zygophyllaceae consta de 26 géneros y aproximadamente 250 especies, siendo muchas de ellas arbustos o subarbustos y unas pocas árboles o hierbas. La mayoría de las especies se encuentran distribuidas en regiones cálidas y son especialmente abundantes en semidesiertos secos. Se conocen, entre otras a los retamos, jarillas, rodajillas o mancapotrillos, abrojitos, La distribución geográfica del género es fragmentaria debido a cambios climáticos que determinaron la contracción de las áreas y tal vez también la extinción de especies. Bulnesia es un género sudamericano que presenta disyunción entre el Norte y el Sur de Sudamérica. Consta de ocho especies: 2 especies en el Norte de Sudamérica B. arborea (Colombia y Venezuela) y B. carrapo (Colombia), mientras las seis especies restantes son de la parte sur: B sarmientoi, B. bonariensis y B. foliosa (Argentina, Bolivia, Paraguay), B. schickendantzii (Argentina), B. chilensis (Chile) y B. retama (Argentina, Perú). Bulnesia retama es la especie más austral del género, típicamente argentina y se la considera evolutivamente convergente con Cercidium microphyllum en Norte América. En la provincia de La Rioja se encuentran las siguientes especies de Bulnesia: B. bonariensis Griseb. Hasta 500 m, B. foliosa Griseb. Hasta 500 m, B. retama (Gill. ex Hook.) Griseb. 500-2500 m, B. schickendantzii Hieron. Ex Griseb. 1000-2500 m. El retamo cimentó como estacones los sistemas de conducción parraleros, su madera es apreciada para objetos torneados, tallas, artesanías, muebles rústicos, banco de carpintero; forjó radicaciones industriales como proveedora de cera vegetal; su leña es codiciada para hornos de ladrillos, fragua, fundición de minerales, antiguas locomotoras a vapor; pero son principalmente sus aplicaciones ecológicas y principios medicinales invaluables los que la destacan. Bulnesia retama (Gill. ex Hook.) Griseb. “Retamo”, “Calato” (Perú). Arbolito áfilo de gran plasticidad ecológica por adaptarse a diversos hábitat y su resistencia al estrés hídrico. El retamo puede tomar diferentes formas, variando en altura y diámetro de copa, según los lugares donde crece. Así, se presenta como árbol de hasta 6 m de altura en la zona más húmedas o con aporte extra de agua, o bien presenta aspecto de arbusto, con tronco ramificado desde el suelo, en zonas intermedias. Finalmente, adopta la forma de mata, a veces de poca altura, en zonas áridas y ventosas. En todos los casos aparece la formación de cera sobre la superficie de las partes jóvenes.

133 Arbusto o árbol bajo de hasta 6 m, de hábito retamoide, con tronco grueso, corto, verde ceniciento, comúnmente ramificado desde la base. Ramas gruesas cilíndricas, poco ramificadas, lisas y quebradizas, cuando jóvenes con pubescencia adpresa, luego glabrescentes y entonces cubiertas de una capa blanquecina que se pulveriza al tocarla. Las hojas compuestas, paripinadas pequeñas, de 2-4 yugas de hasta 3 x 5 mm oblongas, mucronuladas, pubescentes; estas hojas sólo se encuentran en las ramas muy jóvenes ya que tienen poca permanencia en la planta. Estípulas, dos de hasta 2 mm, ovoideas, agudas. Flores hermofroditas, amarillas en dicasios bifloros. Fruto cápsula 5-alada de 3 x 2,5 cm. Semilla oblongoreniforme de 9 x 3 mm. El retamo se encuentra ampliamente difundido en las zonas áridas de Argentina. Abarca las regiones fitogeográficas del Monte y del Chaco Arido. En el Monte es más abundante y alcanza su máxima expresión mientras que en el Chaco Arido se lo encuentra solo en forma dispersa. La superficie cubierta por retamos alcanza 6.400.000 ha; sin embargo ha sido disminuida en la actualidad debido a una intensa explotación principalmente para viñedos, postes, leña y cera. Su clímax son las zonas medanosas del Oeste de La Rioja, como Talampaya, Guandacol, Pagancillo.etc. donde forma extensos y vigorosos retamales. Posee fuste corto, grueso y tortuoso. Ramas gruesas, cilíndricas, poco ramificadas, las juveniles con pubescencia adpresa, luego glabrescentes y con cutícula cerosa que las recubre, formando un polvillo al tacto. Para la obtención de la cera se pueden seguir dos procesos: 1. Secado al aire de las ramas, y recolección de la cera obtenida y zarandeado para la primera purificación. 2. Colocación de las ramas en agua a 75ºC, y recolección de la cera fundida en la superficie. La purificación posterior en ambos casos, se realiza vía calentamiento en agua o por vapor de agua. La ventaja del segundo método es la obtención de mejores rendimientos en cera y de mejor calidad, aunque se debe utilizar cantidades apreciables de agua y combustible (400 kg de leña por cada kg de cera). El combustible utilizado puede provenir de las mismas ramas de retamo. Este producto de secreción celular -cera de retamo- fue objeto de radicaciones industriales en nuestra provincia, ya que sus características y múltiples usos son comparables a la conocida „cera carnauba‟. A tal fin, la ordenación del retamal se realiza en parcelas o rodales que tengan una superficie suficiente como para abastecer del material a la industria por 10 meses y, a su vez, deben aprovecharse de tal manera que transcurran como mínimo de 7 a 8 años para poder regresar a la primera parcela podada. La poda, que nunca debe rebasar un 50 % de la copa, se realiza exclusivamente sobre ramas de 5-6 años de edad por ser las que más contenido de cera producen y en lo posible luego de haber ocurrido años de fuertes sequías. El rendimiento del retamal varía generalmente desde 2.000 a 5.000 kg/ ha., dependiendo del sitio, con un rendimiento de polvo estimado en 2 % del peso de las ramas (las ramitas no deben superar 1 cm de diámetro), y contiene un 70 a 75 % de cera de retamo. El cerote obtenido por fusión, calentando las ramas en bateas con agua acidificada, contiene entre 40 a 50 % de cera pura de retamo. Las aplicaciones son: cera en pasta para calzados, lustramuebles, lustrapisos, lustra automóviles y en la fabricación de papel carbónico; mediante adaptaciones procesales pueden hacerse emulsiones para la industria cosmética. Las hojitas son compuestas, 2-4 yugas, de 4-6 mm de largo y efímeras en situaciones de extrema aridez; flores hermafroditas que abren en octubre en dicasios 2-floros insertos sobre las ramas axilares laterales, amarillas, que producen en noviembre cápsulas 5-loculares, 5-

134 aladas, con 1 semilla por lóculo. Su flor ha sido declarada como la flor provincial en San Juan. Proporciona madera dura y pesada (cebra wood) con veteado cebrano, pardo oscura y vetas longitudinales amarillas o amarillo-verdosas, muy atrayentes, empleada para confeccionar cofres, objetos torneados, ceniceros, piezas de ajedrez. La Disposición provincial N°:111/80, prohíbe el empleo de la madera de retamo con destino a la elaboración de estacones para viñedos, autorizándose únicamente el aprovechamiento de sus ramitas con destino a la obtención de cera. Se emplea el cocimiento de los tallitos tiernos para activar la circulación de la sangre, debilidad de las piernas, etc. En infusión teiforme combate los ataques cerebrales y parálisis de los miembros, ya que estimula y excita los nervios adormecidos. Útil, además, para evitar el hormigueo en miembros, debilidad o flojedad de miembros, atrofia muscular, raquitismo, tuberculosis de los huesos, diurético, etc. Contiene glicósidos saponínicos, saponinas y materia colorante amarilla en sus tallos foliáceos. Posee una resina en su leño y cera dura epicuticular en sus ramas. Su madera es dura (resiste más de 600 Kg/cm2; pesada; impenetrable por líquidos preservantes; muy durable (usada como muertos, postes y tutores de parrales); medianamente fácil de secar, no sufre ataques de hongos ni de taladrillos, siendo sumamente dura de clavar. Posee una raíz tuberosa, la cual sirve de alimento a los camperos. Es utilizada su madera seca para artículos de tornería, ebanistería; artículos ornamentales; esculturas; tallas; artesanías; cojinetes; bujes; marcos para cuadros; marquetería; banco de carpintero, postes; tutores; varillones; mangos; cabos; botones; leña; carbón y muebles rústicos. Su madera es de marrón, negra, y verde (varía en color de verde oliva suave a chocolate), con nudos. El ritidoma (corteza) es mayormente fino y amarillento leve. La densidad de esta madera es entre 0,92 a 1,1 g/cm³. Se emplea para grabados y cuando se necesita una madera durable. De su madera se extrae un tipo de aceite: aceite de guaiac (o guayacol) para ingrediente de perfumes. Su resina puede obtenerse con solventes orgánicos, empleada para hacer barniz y pinturas oscuras. Es apreciado por sus propiedades protectoras de la piel humana con su esencia. Da un buen carbón y vigas de alta calidad. Igniciona fácilmente, y produce un humo fragante. Los nativos de la región del Chaco emplean la corteza para tratar problemas de estómago. Antecedentes biológicos y comportamiento: el número cromosómico de B. retama es 2n=26, es la que posee cromosomas más grandes del género, lo cual se debería a un mayor contenido de ADN. El mayor contenido de ADN y la asimetría de su cariotipo se correspondería con una mayor especialización y adaptación a ambientes áridos. B. retama es la especie más xerófita del género y probablemente la xerófita arbustiva más extrema de la Argentina.

135 Follaje caduco con foliación poco persistente, pierden las hojas al comienzo de la floración. La planta se activa al disponer de humedad. Los tallos y las ramas son fotosintetizantes. El ciclo de fijación de carbono es C3. Su comportamiento fenológico varía en función a su ubicación en altitud y latitud. Florece como respuesta al aumento de humedad del suelo desde septiembre hasta enero. Sus flores hermafroditas son autocompatibles, ofrecen néctar y polen y son visitadas hasta por 50 especies distintas de insectos. Muchas de estas flores no llegan a producir fruto o semilla. Fructifica de noviembre a marzo. Género de características partenocárpicas lo que implica la producción de frutos de apariencia normal sin ninguna semilla. Posee una extrema resistencia a la sequía aunque presenta un relativo lento crecimiento. Sus individuos son longevos, se ha calculado la edad de ejemplares en 250 años. Capacidad de regeneración natural: se realiza por semilla, notándose siempre la aparición de renuevos provenientes de semilla en los campos con retamo, especialmente en los zanjones, bordes de caminos, cunetas, desniveles del suelo hacia donde las semillas son arrastradas por el agua de lluvia. La dispersión es anemócora y también a través del agua de escorrentía. Posee buena capacidad de rebrote. La formación de brotes en plantas cortadas es notable por su intensidad y frecuencia tanto en plantas jóvenes como en viejas. Planta muy notable por las distintas maneras con que regula la pérdida de agua por transpiración. Esta especie prefiere los lugares donde haya escurrimiento de agua, de este modo es típica de cauces temporarios. Es una especie muy apta para la fijación de médanos y para la construcción de cortinas rompevientos. Su bioforma, permite el paso del viento entre sus ramas, impidiendo la acumulación de arena. Posee un alto valor como especie protectora de cuencas y es considerada como una planta melífera. Bajo su copa se encuentran especies perennes de mayor valor forrajero, por lo que podría ser utilizada para plantaciones silvopastoriles. Actualmente, debido a la tala y la extracción irracional, se ha reducido drásticamente su superficie de ocupación por lo cual es necesario evaluar cuidadosamente su utilización. Debe recordarse que esta especie posee lento crecimiento, bajo rendimiento relativo de cera y que ejerce un fuerte rol como protectora del ambiente. Condiciones para su cultivo: a) Variables climáticas: se encuentra creciendo bajo influencia de un clima subtropical y templado seco, con precipitaciones en un rango desde los 50 mm hasta los 500 mm. Tolera heladas de hasta -15°C y prospera con temperaturas de hasta 45°C. b) Variables edáficas: se adapta a varios tipos de suelos prosperando bien tanto en los de textura gruesa como fina. No se observa su presencia en suelos salinos o inundables. c) Variables topográficas: se encuentra desde el nivel del mar hasta los 2.500 m a menores latitudes. Silvicultura y manejo: posee una abundante producción de semillas que son de fácil extracción del fruto mediante frotación suave. Las semillas germinan una vez realizado un leve escarificado mecánico. Conviene sembrar en envases largos, utilizando tierra con alto contenido de arena y colocando la semilla a escasa profundidad, alrededor de 0,5 cm. Se recomienda llevar las plántulas con una altura de por lo menos 20 cm de largo y plantar al comienzo de las lluvias, fines de octubre a principios de diciembre según régimen de lluvias, evitando el mes de enero por altos calores. Se puede plantar también a fines de febrero, pero utilizando plantas más grandes. Es conveniente aplicar por lo menos un riego en el momento de plantación para asegurar la sobrevivencia. El retamo tiene la ventaja de no ser ramoneado por el ganado ni comido por roedores por lo que no necesita protección. Es conveniente que se plante protegido de vientos y sol directo.

136 Apto para ser podado, tanto para formación de fustes para uso futuro, como sostenedor de viñas, postes, varillas o incluso madera. Si es utilizado para la obtención de cera es conveniente realizar poda de ramas de manera de mantener su función protectora. La poda es conveniente realizarla en la época invernal a fin de obtener un rebrote más vigoroso debido a la acumulación de reservas. Es de lento crecimiento relativo según el aporte hídrico recibido. Referencias: Dalmaso A. y Borsetto O. 1988. Arbolado de rutas sin riego en Mendoza y San Juan. Serie Científica 38: 36-40. Femenía J. H. 2003. Inédito. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. 217p. IADIZA. 1971. Aportes al inventario de los recursos naturales renovables de la Provincia de Mendoza. Reserva Forestal de Ñacuñán. Deserta 1: 1-239. Legname, P.R., 1982. Árboles indígenas del noroeste argentino (Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca. Opera Lilloana 34: 1-225. Tucumán, Argentina. Orians, G. and Solbrig, O. 1977. Convergent Evolution in Warm Deserts. US/IBP Synthesis Series:3, Ed. Dowden, Hutchinson & Ross, Inc., Stroudsburg, Pennsylvania, 333 p. Palacios, R. A., y Hunziker, J. H. 1984. Revisión taxonómica del Género Bulnesia (Zygophyllaceae). Darwiniana, 25 (1-4): 299-320 Poggio, L. 1977. Estudios cromosómicos en Bulnesia, Pintoa, Porlieria, Plectrocarpa, Sericodes (Zygophyllaceae). Darwiniana 21(1): 139-151. Roig, F. A. 1987. Los Arboles Indígenas de las Provincias de Mendoza y San Juan. IV parte. Serie Científica 36: 19-21. Roig, F. 2001. Flora medicinal mendocina. Las plantas medicinales y aromáticas de la provincia de Mendoza (Argentina). EDIUNC Ruiz Leal, A. 1972. Flora Popular Mendocina, Deserta 3: 101-103. Tinto, J. C y Pardo, L. L. 1956. Ceras vegetales Argentinas, Cera de Retamo. Industria y Química 17 (9). Tinto, J. 1957. Cera de retamo, nuevo método de elaboración. Revista de Investigaciones Forestales 1(4):7382 Zuloaga, F.O. y Morrone, O. (Eds.) Catálogo de las Plantas Vasculares de la República Argentina. Monographs in Systematic Botany from the MissouriBotanical Garden, Saint Louis. http://calphotos.berkeley.edu/cgi/img_query?enlarge=0000+0000+0307+0219 http://www.naturekind.org/imgs/lkelly/r/Zygophyllaceae_Bulnesia_bonariensis_33065.html http://es.wikipedia.org/wiki/Bulnesia_retama http://www.google.com.ar/imgres?imgurl=http://www.gilmerwood.com/images_after08-12-10/12-0110w23682.jpg&imgrefurl=http://www.spiderwheel.com/IGGS/deu/bulnesiaretama%26page%3D4&usg=__G_16JnAEbkJY4r8Yv6A8njwMKwQ=&h=400&w=347&sz=27&hl=es&sta rt=38&zoom=1&tbnid=ZQ8XT6lwIl34bM:&tbnh=152&tbnw=132&ei=p13gTZ1YitqBB9GydoK&prev=/search%3Fq%3Dfotos%2Bde%2Bbulnesia%2Bretama%26hl%3Des%26sa%3DX%26rlz%3 D1T4ADFA_esAR391AR391%26biw%3D1419%26bih%3D648%26tbm%3Disch&itbs=1&iact=hc&vpx=1 047&vpy=26&dur=3726&hovh=241&hovw=209&tx=106&ty=146&page=3&ndsp=19&ved=1t:429,r:11,s:3 8&biw=1419&bih=648 http://www.google.com.ar/imgres?imgurl=http://www.sib.gov.ar/archivos/thumbs/472x_P1010638.JPG&im grefurl=http://www.sib.gov.ar/ficha/PLANTAE*bulnesia*retama&usg=__b6V_D0ujYbJhyOrhwhlNl61nGg=&h=354&w=472&sz=71&hl=es&start=0&zoom=1&tbnid=AS8Kqsy8b2ipUM:&tbnh=153&tbnw=2

137 04&ei=p13gTZ1YitqBB9GydoK&prev=/search%3Fq%3Dfotos%2Bde%2Bbulnesia%2Bretama%26hl%3Des%26sa%3DX%26rlz%3 D1T4ADFA_esAR391AR391%26biw%3D1419%26bih%3D648%26tbm%3Disch%26prmd%3Divns&itbs= 1&iact=hc&vpx=668&vpy=93&dur=4445&hovh=194&hovw=259&tx=146&ty=98&page=1&ndsp=18&ve d=1t:429,r:3,s:0&biw=1419&bih=648 http://www.sib.gov.ar/ficha/PLANTAE*bulnesia*retama http://www.google.com.ar/imgres?imgurl=http://i46.tinypic.com/21bt5ia.jpg&imgrefurl=http://www.armasbl ancas.com.ar/foros/materiales-materials/17096-consulta-por-precio-de-retamo.html&usg=__1HAwDVD3WK7GauIbsp6M0tjzrg=&h=600&w=800&sz=55&hl=es&start=80&zoom=1&tbnid=mFncMAp8lIHb lM:&tbnh=142&tbnw=192&ei=WWHgTfiVGo_UgAeCrbjfCg&prev=/search%3Fq%3Dfotos%2Bde%2Bm adera%2Bde%2Bretamo%26hl%3Des%26sa%3DX%26rlz%3D1T4ADFA_esAR391AR391%26biw%3D14 19%26bih%3D648%26tbm%3Disch&itbs=1&iact=hc&vpx=133&vpy=170&dur=6246&hovh=194&hovw= 259&tx=169&ty=106&page=5&ndsp=18&ved=1t:429,r:6,s:80&biw=1419&bih=648

“Sacanza”[Gochnatia glutinosa (D. Don) Hook. & Arn.] “Jarililla”, “Jarilla sacancia”, “Sacancia”, “Sacanza”, “Acancio”, “Tola”, “Tola muña”. Familia Asteracea, planta arbustiva de hasta 1,50 m de altura, intrincadamente ramosa, ramas muy delgadas; hojas pequeñas, coriáceas, con nervio medio prominente, linear-lanceoladas, acuminadas, fuertemente viscosas; capítulos cilíndricos, 4-5 floros, cortamente pedicelados, con brácteas involucrales lanceoladosubuladas; cipselas aplanadas, sedosas con 4 costillas; vilano con pocos pelos de color tostado. Su nombre vulgar proviene de su parecido con las jarillas por su viscosidad (resinas) y por habitar dentro de las comunidades de estas plantas. Su distribución comprende a las provincias de Catamarca, Jujuy, Salta, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Neuquén, San Luis, San Juan y Tucumán. Es especie medicinal (Ruiz Leal, 1972) y acompañante de la comunidad de Larrea cuneifolia (jarilla macho) conjuntamente con „íncayuyo‟, „matasebo‟, „salvia morada‟, „rica-rica‟, „limoncillo‟, „pata‟, „suico‟, poáceas y cactáceas, con numerosos líquenes y epífitas. En el PNTalampaya esta es la comunidad con mayor riqueza en especies xerófilas de riparias (arroyos temporarios) y saxícolas (suelos ripiosos, rocosos). Habita los faldeos o llanuras pedregosos por encima de los 1500 y hasta 3000 m. característica de las Provincias del Monte y de la Prepuna. Es reputada como medicinal, antidiarreico, para lavajes vaginales contra el flujo blanco y en baños de asiento para combatir las hemorroides (Femenía, 2003). Contiene ácido nordihidroguayarético (ANDHG) en hojas, enérgico antioxidante de grasas y aceites comestibles (Burgoa, P. et al., 1945). Las madres dan en infusión a los niños para retener la orina. Cura irritaciones en la vejiga. Sus ramas sirven para teñir lanas (Carrillo J., 2008) Usos comprobados: como rubefaciente, desodorante pédico, antiinflamatorio y antioxidante. En sus partes aéreas contiene numerosos sesquiterpenoides u homofarnesanes (homosesquiterpenos) inusuales en la naturaleza formados por variadas lactonas, 5metilcumarinas, diterpenos, acetilenos, flavonoides, triterpenos, etc.; que confieren a la planta propiedades antibacterianas, antifúngicas y oncológicas que tienen aplicaciones en farmacognosia. Por su extraordinaria

138 resistencia a extremas condiciones climáticas, debe ser considerada para integrar planes de reforestación de picadas, huellas, para fijar suelos y recomponer la cobertura vegetal en ambientes xéricos. Observaciones: si desea visualizar imágenes de esta especie visite el enlace siguiente: http://www.scribd.com/doc/15775520/Sacanza-Gochnatia-Glutinosa-D-Don Referencias: Carrillo, D. J. 2008. La Provincia de Catamarca. BiblioBazaar, LLC, ISBN 0559489846, 9780559489846, 452 páginas Catalána, C. A. N., S. A. Borkoskya and P. Joseph-Nathanb, 1996. References and further reading may be available for this article. To view references and further reading you must purchase this article. Instituto de Química Orgánica, Facultad de Bioquímica, Química y Farmacia, Universidad Nacional de Tucumán, Ayacucho 491, Tucumán 4000, Argentina. Departamento de Química, Centro de Investigación y de Estudios Avanzados, Instituto Politécnico Nacional, Apartado 14-740, México D.F. 7000, Mexico Received 29 January 1996; http://www.sciencedirect.com/science?_ob=ArticleURL&_udi=B6T4R-473TYXM7&_user=10&_rdoc=1&_fmt=&_orig=search&_sort=d&view=c&_acct=C000050221&_version=1&_urlVer sion=0&_userid=10&md5=fe935f443cbc2e3d752e6d81974cf406 Del Vitto, L. A. et al. Recursos Herbolarios de San Luis (R.A.) I Parte: Plantas Nativas. UNSL Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada del Parque Nacional Talampaya. ----------------- 1990. Cartografía de Vegetación del PNTalampaya, La Rioja, Argentina. ----------------- 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora de La Rioja, Argentina. Fraga, Braulio M., 1996. Natural sesquiterpenoids Nat. Prod. Rep., 307 DOI: 10.1039/NP9961300307 http://www.rsc.org/publishing/journals/_denial.asp Moreno, M. I. Nieva, et al. Screening of antibacterial activity of Amaicha del Valle (Tucumán, Argentina) propolis. Cátedra de Fitoquímica, Instituto de Estudios Vegetales, Facultad de Bioquímica, Química y

Farmacia, Universidad Nacional de Tucumán, Ayacucho 461, 4000- San Miguel de Tucumán, Argentina
Peña de la, M. R. Catálogo de nombres vulgares de la flora argentina: (lista preliminar) Universidad Nac. del Litoral, 1997 ISBN 9875080098, 9789875080096, 195 páginas Roig, F. A. 2002:79. Flora medicinal mendocina. EDIUNC. Ruiz Leal, A. 1972. Deserta 3:137. IADIZA. CONICET, CRICYTME. Ybarra M. I., Catalan C. A. N., Díaz J. S. G., Herz Werner. Two homofarnesane derivatives and other constituents from Gochnatia glutinosa. Phytochemistry pp:1585-1587 http://servente.area.ge.cnr.it/sds/DbToC/include/file_fr.php?id=2457440&wh=nm Yonghong Liu, Si Zhang, Pedro J. M. Abreu, 2006. Heterocyclic terpenes: linear furano- and pyrroloterpenoids. Nat. Prod. Rep., 630. DOI: 10.1039/b604586c http://www.rsc.org/publishing/journals/_denial.asphttp://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/428/42800606.pdf. Multequina. IADIZA. ISSN 0327-9375 http://books.google.com.ar/books?id=TN1j9r4y1YsC http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Especies_de_la_flora_argentina/G http://www.imm.ac.cn/journal/ccl/1502/150205-141-03-0060-p2.pdf

La Familia Scrophulariaceae es la del conejito, calceolarias, digitales, veronicas, matacebo, tintillo, yerba del paño, penstemon, verbascos, etc; a ella pertenece el género Buddleja, a veces Buddleia, clasificada antes en las Loganiaceae o en las Buddlejaceae. Fue nombrada por el Reverendo Adam Buddle botánico y rector en Essex, Inglaterra.

139 La mayoría de las 100 spp. son arbustos, pocos árboles; los más altos llegan a 30 m de altura, pero en general no superan los 5 m. Hay siempreverdes como caducifolios. Son nativas de las partes cálidas del Nuevo Mundo desde el sur de EE. UU. hasta Chile, y ampliamente en el Viejo Mundo en África y partes cálidas de Asia. Las especies se dividen en dos grupos por su tipo floral, aquellas del Nuevo Mundo dioicas, y las del Viejo Mundo monoicas. Hojas lanceoladas en la mayoría de las especies, y en pares opuestos sobre los tallos (alternada en una especie, B. alternifolia); de 1 a 30 cm de long. Flores en densas panículas de 1 a 5 dm de long.; cada flor individual tubular, de 1 cm de long., con la corola dividida en cuatro lóbulos (pétalos), de 3 a 4 mm. El color de la flor varia ampliamente: blanco, rosa, rojo, púrpura, naranja o amarillo por las especies y cultivares; son ricas en néctar y frecuentemente muy aromáticas. Fruto: pequeña cápsula de 1 cm de long. y 1 a 2 mm de diámetro, con numerosas y pequeñas semillas; en pocas especies la cápsula es blanda y carnosa, formando un berry. La sp. más popular cultivada es Buddleja davidii de China central, por homenaje al naturalista francés Padre Armand David. Otra planta común de jardín Buddleja globosa del sur de Chile, con un néctar fuertemente aromático y flores naranjas globulares, y Buddleja alternifolia con flores lilas. Híbridos interespecíficos B. x weyeriana (B. globosa x B. davidii). El “quishuar” (Buddleia incana) es un árbol de madera muy dura que crece en la Puna andina (entre los 3.500 y 3.800 m.), mientras que el “colli” o “arbusto mariposa” (Buddleia coriacea), que asimismo crece en la puna, es un arbusto usado para combustible. En Baja California se usa B. perfoliata como calmante nervioso, energizante y aflicciones del útero (Artschwager Kay, 1996) Hay spp. escapadas de jardines B. davidii en particular es una gran colonizadora de tierras secas, apareciendo en FF.CC., fábricas, llegando a vivir en climas continentales, y se hiela con temperaturas de -15 a -20 °C. SALVIA BLANCA (Buddleja mendozensis Benth.) “Salvialora”, “Salvilora”, “Salvia de la hora”. Scrophulariacea arbustiva de porte extendido, enmarañada y ramosa, de 0,20-1,50 m de alto, ramas delgadas, muy ramificadas, glabras excepto las pequeñas, tomento ferrugíneo o canescente; hojas tomentosas ricas en tricomas (aspecto glauco), pecioladas y ovado-oblongas, o lanceoladas, íntegras, de margen sinuado dentado; las de las ramas pequeñas oblongas, raramente desnudas en el haz; glomérulos en las axilas superiores escasos, brevemente pedicelados, 3-5 floros; corola con el tubo indistintamente más largo que el cáliz, anaranjada hasta ocrácea, generalmente amarilla; ovario agudo, tomentoso; el fruto es cápsula dehiscente, semilla oblongofusiforme y estriada con endospermo aceitoso. Crece en la formación del Monte de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, Sgo. del Estero, Córdoba, La Rioja, Mendoza, La Pampa, San Juan y San Luis; comúnmente en zonas de precordillera y pedemonte (bolsones y huayquerías), raramente en llanuras. Habitante de umbrías o al reparo del sol debajo de tuscas, atamisquis, tintitacos, jarillas, etc. desde los 1100 hasta 1800 m.s.m.. En medicina popular es empleada como estimulante de las funciones al momento del parto. Contiene aceite esencial y resina aromática en sus hojas. Resina en tallos tiernos. Usos medicinales: la infusión de hojas y tallos se emplea como antiparalítico, tónico muscular (relajante) en mujeres parturientas (Toursarkissian, 1980). Enfermedades respiratorias (Pochetino et al., 1965). Oxitócico?, ecbólico? (Hieronymus, 1882, Ruiz Leal, 1972)

140 SALVILORA (Buddleja cordobensis Griseb.) “Palo blanco”, “Salvia blanca”, “Salvia de la hora”, “Salviflora”. Se distribuye en las provincias de Córdoba, La Rioja y San Juan entre los 500 y 1500 m. Astringente y vulnerario, para lo cual se utilizan sus hojas en infusión. Al igual que B. globosa (matico) es posible otros usos como regenerador de tejidos, hemostático, cicatrizante, balsámico, hepático, relajador muscular y curativo de enfermedades genito-urinarias y diarreas. Investigaciones más recientes evalúan las propiedades del aceite esencial de esta especie como virucida (dengue, gripe porcina, etc.) Referencias: Elsa B. 2004. Estudio del aceite esencial de Buddleja cordobensis Griseb (Salvia blanca) del centro de Argentina y su actividad virucida. VIII Simposio Argentino y XI Simposio Latinoamericano de Farmacobotánica. Facultad de Farmacia y Bioquímica. Buenos Aires, Argentina. Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada del Parque Nacional Talampaya ---.2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora de La Rioja, Argentina. Roig, F. A. 2001. Flora medicinal mendocina. EDIUNC Ruiz Leal, A. 1972. Deserta 3:223. IADIZA. CONICET. CRICYTME. Mendoza. Toursarkissian, M. 1980. Plantas medicinales de Argentina: sus nombres botánicos, vulgares, usos y distribución geográfica. Buenos Aires : Hemisferio Sur Catálogo de las plantas vasculares de la R. A. II. 1999. Instituto de Botánica Darwinion. Missouri Botanical Garden Press. http://es.wikipedia.org/wiki/Buddleja_mendocensis http://www.cricyt.edu.ar/multequina/indice/pdf/06/6_5.pdf http://www.culturaapicola.com.ar/wiki/index.php/Cat%C3%A1logo_de_especies_de_la_Rep%C3%BAblica _Argentina_Letra_B http://zipcodezoo.com/Plants/B/Buddleja_mendozensis/ http://zipcodezoo.com/Key/Plantae/Buddleja_Genus.asp http://www.lamolina.edu.pe/zonasaridas/za11/PDFs/ZA08-web.pdf http://members.fortunecity.es/rutasymotos/hierbas/plantas/ps/salvia_b.htm http://www.archive.org/stream/plantaediaphoric00hier/plantaediaphoric00hier_djvu.txt http://e-ciencia.com/recursos/enciclopedia/Buddleja_mendozensis http://www.ecologia.edu.mx/publicaciones/resumeness/FLOVER/FASC.139.2006.pdf http://e-ciencia.com/recursos/enciclopedia/Especial:AllPages/Bu http://e-ciencia.com/recursos/enciclopedia/Buddlejaceae http://74.125.93.132/search?q=cache:oDOB3Ldzy-wJ:www.cinsocitefa.conicet.gov.ar/scp/detalle.php%3Fid%3D8572%26personal%3D1%26full%3D1+fitoqu%C3%ADmic a+de+buddleja&cd=33&hl=es&ct=clnk&gl=ar http://www.chilebosque.cl/foro/viewtopic.php?p=4059 http://calphotos.berkeley.edu/cgi/img_query?enlarge=0000+0000+0307+0217 http://www.floramendocina.com.ar/flora23.html

141 Los gauchos supieron encontrar sombra, madera y refugio en él y dejaron plasmado el recuerdo de su paisaje en leyendas, cuentos y poemas. Por todo esto, su conservación tiene además una gran trascendencia cultural. Los talares son el hábitat propicio de una fauna variada: más de 200 especies de aves encuentran alimento, amparo contra predadores y refugio. Los frutos dulces del tala son consumidos por muchos pájaros y también por otros animales silvestres y domésticos (siendo esencial como alimento al formarse el moco de los pavipollos) e incluso el hombre. Como integrante de la vegetación nativa sirve de alimento a larvas de unas 60 especies de mariposas. En los talares abundan las enredaderas y plantas epífitas como los claveles del aire, locontes, docas, pasionarias que son útiles a numerosas aves e insectos. Por tener muchas espinas se usa para cercos en heredades, huertas y corrales precarios para lanares y cabríos. En infusión es sumamente estomacal. Por tales razones es importante que desde la Secretaría de Política Ambiental de los Gobiernos provinciales se recomiende a los propietarios rurales que hagan su aporte a su conservación, mediante clausuras de bosque y el uso sostenible de sus recursos. Por su parte, los municipios que albergan talares deben promover a su protección e incentivar su uso educativo, recreativo y turístico. Tala (Celtis tala Gillies ex Planchon, Sin. C. spinosa Spreng). “Tala amarillo”, “Yoasí”, “Meloncillo”, “Pocoto”. Familia Celtidaceae (Ulmaceae). Árbol o arbusto nativo de Sudamérica tropical y subtropical. Dotado de fuertes espinas, es uno de los componentes principales de los espinales de las zonas ribereñas y serranías, praderas y montes del Gran Chaco, ciertas zonas de bosques templados semideciduos de la llanura pampeana y ríos secos o con cauce permanente de la Formación del Monte. (Romanczuk y Martinez, 1978; Arturi et al., 1996; Arturi, 1997) Es apreciado por su madera dura y pesada, que produce excelente leña y se utiliza para artículos duraderos de pequeño tamaño. El tala es un árbol de porte medio, alcanzando hasta los 20 m de altura. Según la disponibilidad de agua puede adoptar hábito arbóreo o arbustivo, ramificándose desde la base. En el primer caso, el fuste es recto o tortuoso, alcanzando hasta 1 m de diámetro; en el segundo produce multifustes de hasta 20 cm de diámetro. Si se tala sin desarraigar, se regenera en forma arbustiva sin importar la dotación hídrica. La copa es densa y globosa. Corteza pardogrisáceo, que se vuelve escamosadehiscente en los ejemplares adultos. Ramificación densa e intrincada en zigzag con fuertes espinas geminadas (de a 2) en las axilas foliares, rectas, desiguales, de hasta 15 mm de largo. Presenta hojas alternas, pecioladas, simples, con la lámina aovada de hasta 35 x 20 mm, la base redondeada y el margen aserrado en la mitad superior, trinervadas, acuminadas, de color verde claro, semipersistentes. En los ejemplares juveniles muestran pubescencia que desaparece con la edad. Florece en primavera, produciendo flores inconspicuas de hasta 2 mm de diámetro y color amarillento o verdoso, pentámeras,

142 formando inflorescencias axilares. Las flores masculinas se concentran en la base y las femeninas en la región distal; más raramente presenta flores hermafroditas. Es autopolinizante. Los frutos son drupas monoseminada amarillo-anaranjado, esférica, de 5 mm de diámetro, con una piel delgada y la pulpa dulce y jugosa. Consumidas por las aves, la semilla se dispersa por zoocoria.. Fructifica en verano y otoño, con frutas aún al inicio del invierno. Polígamo-monoico. Prefiere suelos secos o moderadamente húmedos, con buen drenaje, calcáreos. Se reproduce por semillas y se multiplica por renuevos, además de estacas lignificadas y semilignificadas (estas últimas mediante sustancias rizogénicas-ANA 100 ppm- en invernadero). La madera del tala es amarillo ocre, dura y pesada (800 kg/m3) (Coronel, 1995), flexible, altamente resistente (Sparnochia, 2002) y se emplea para piezas de ebanistería de poco tamaño, arcos deportivos, carrocerías, piezas torneadas (ajedréz), mangos y cabos de herramientas, flejes y confección de arcos para techos de carruajes, calzados, parquets, partes de máquinas, implementos agrícolas, o como leña y para la elaboración de carbón. Resistente a la degradación lo que permite su uso en productos para interior y exterior sin contacto con el suelo. Es usada en solados de diferentes tipos, aun en lugares de alto tránsito. Asimismo, es una madera de estabilidad media ante los cambios en el contenido de humedad. En este sentido será un material propenso a sufrir defectos de forma, grietas y rajaduras durante su secado. Por su alta resistencia a la flexión estática, es apta para ser usada como vigas, largueros de puentes y tiranterías, siempre teniendo en cuenta la limitante longitudinal debido a su escaso fuste. Esta madera es altamente resistente al corte y a la compresión perpendicular siendo apta para vigas. La resistencia a la compresión paralela permite su uso en columnas con alta resistencia a esta solicitación. Talero es un rebenque o látigo de cabo de madera de tala. Tanto los frutos, hojas, corteza son considerados medicinales. La raíz del tala sirve para obtener tintes castaños. Ecológicamente su densidad permite el desarrollo de una rica fauna en los talares. Anidan en él y lo diseminan la calandria (Mimus saturninus), el chotoy (Schoeniophylax phryganophila), la cotorra común (Myiopsitta monacha), el espinero pecho manchado (Phacellodomus striaticollis), el hornero (Furnarius rufus), el leñatero (Anumbius annumbi) y el zorzal colorado (Turdus rufiventris). Además es rico en Artrópodos, los cuales también sirven de alimento a las aves “A mí no me ocurre otro cerco más ventajoso para el efecto que el tala. Este es un árbol que prospera en cualquier terreno, que no sea estéril absolutamente; es indígena de este país; se da bien en los altos en los bajos, como éstos no sean fangosos; no lo ataca la hormiga, ni lo carcome gusano alguno; tiene mas espinas que hojas, pues debajo de cada hoja tiene dos espinas: es de un verdor alegre; de madera flexible, difícil de quebrar; de la cual se sacan cabezas para arados, ejes para carruajes y de sus ramas delgadas se hacen flejes o arcos para techos de los mismos carruajes; su leña hace un fuego alegre, y es de las mejores que el país produce espontáneamente en los bosques. Muchas ventajas son éstas para no mirar con cariño un árbol que las reúne, principalmente cuando con él podemos cercar nuestras heredades y asegurarlas contra los brutos, y aun contra los hombres, que intenten franquearlas para hacernos daño” (Pérez Castellano, 1813). Ha seguido pasando en la región del Tuyú la versión de los mayores, de que quienes comen dicha fruta nunca pueden después abandonar este lugar (Lucio, E. J.: „Leyenda de la Fruta de Tala‟). Se asocian al tala las orugas de las mariposas Doxocopa laurentia, Diaethria candrena y Libytheana carinenta ya que se alimentan de sus hojas, al igual que el Cortarramas (Phytotoma rutila). Observaciones al microscopio permitieron corroborar y determinar la presencia de biomineralizaciones de sílice y calcio en hoja, tallo y fruto de tala. La composición silícea de las biomineralizaciones de los órganos analizados y especialmente de los cistolitos (morfologías características de Celtidaceae), favorece su

143 permanencia durante más tiempo sin alterarse en el suelo, en comparación con un elemento más lábil, como el carbonato de calcio. Según investigaciones el polen de tala es alergénico. Las especies nativas, entre las que se encuentra Celtis tala, son una alternativa de fuente de proteínas de calidad y volumen de forraje aceptables presentes en la hojarasca depositada sobre el suelo durante la estación seca y como período crítico de provisión en cantidad y calidad de forraje. Los potreros destinados al pastoreo de invierno y principio de primavera, deberían habilitarse dejando franjas con vegetación natural, a las que pueda acceder libremente el ganado, y así, voluntariamente alterne su dieta entre el rastrojo y el diferido con el de hojarasca de buena calidad Usos medicinales: digestivo, eupéptico, desinfectante y para enfermedades respiratorias. El uso de sus hojas en forma de infusiones combate indigestiones y afecciones de las vías respiratorias (Crovetto, 1981; Ratera & Ratera, 1980). Esto se confirma por la presencia de flavonoides como la 5-OH flavonas, (Harbone,1973; Markham,1982; Wagner et al, 1984) y de ácidos fenólicos (clorogénico, caféico e isoclorogénico). En el extacto acuoso existen polisacáridos, no correspondiendo a almidón. En sus hojas es negativa la presencia de alcaloides, antraquinonas, saponinas, heterósidos cianogenéticos, leucoantocianidinas, otorgándole un parcial margen de atoxicidad. Usos: Resolvente, liptontrítico, anodino, febrífugo, diurético. Pectoral, digestivo, estomáquico, etc. (Hieronymus, 1882:260). Las hojas son astringentes y el decocto acuoso es un remedio contra la diarrea (Lallemant, 1894). Droga y usos: corteza, flores, hojas y raíces. La decocción de corteza al 1% es antiséptica y se usa para lavar heridas. La infusión (al 05-1,5%) se usa en afecciones bronquiales y respiratorias como expectorante. La raíz sirve para teñir. La infusion de flores al 10% se usa como estomacales y antidiarreicas. Principios activos: mucilagos, flavonoides, carbonato de calcio en los cistolitos foliares, oxalato de calcio cristalizado en los pelos. La excelente adaptación a su ambiente natural hacen del tala una interesante especie para la instalación de montes de reparo y abrigo de ganado o cultivos, en determinados tipos de suelos. En La Rioja existe, además, C. pallida Torr. var. pallida como arbusto que se distribuye hasta los 500 m en la Formación del Chaco Occidental y Serrano. La hojarasca del tala es favorable a la proliferación, enriquecimiento e interacciones entre hongos solubilizadores de fósforo y de micorrizas arbusculares, lo que favorece el reciclaje de nutrientes y la reabsorción a través de sus raíces. Se identificaron 26 especies de hongos micorrícicos arbusculares pertenecientes en su mayoría a Glomeraceae y Acaulosporaceae, pocas especies pertenecieron a Gigasporaceae, Glomus clarum, Acaulospora delicata, Acaulospora sp, A. mellea, Glomus costrictum y G. coronatum, fueron las especies con mayor abundancia relativa. Estos hongos favorecen una mayor absorción de nutrientes minerales a través de las raíces del tala, a cambio de azúcares procedentes de las hojas, mientras el tala crece rápido, vigoroso y sano y sus juveniles plántulas desarrollan protegidas de los ataques de hongos patógenos dañinos. Porque crecí retorcido y espinoso como el tala, se me ha antojado que el árbol

144 me representa en sus ramas. Algunos dirán seguro que estorbamos en las pampas, que la leña que brindamos, no forma una buena brasa. Que pa´ colmo en el invierno parece que nos secaran, porque se nos caen las hojas y afeamos las barrancas. Y otros más lamentarán, por culpa de la alambrada, que allí nos vamos salvando de topadora y de hachas. Pero olvidan los cretinos, que nuestra sombra ocultaba la casa de los yaguares, del querandí su morada. Y no saben o no quieren saberlo por si se espantan, que nos quedamos sin hojas pa´que el sol llegue a otras plantas. Que le dimos hasta nombres para saber dónde estaban, si en el Talar de Pacheco o en el pueblo de Los Talas. Pero ha querido la suerte, más que suerte una desgracia, que nuestro nombre del inca coincida con el que tala. Porque talan y destruyen, cada vez con mayor saña, y no es lo mismo el que tala que dejar crecer un tala. Tal vez un día recuerden con algo de pena amarga, que debajo del asfalto hubo raíces de talas. Que fuimos para las aves abrigo, comida, casa, y que en vez de criticarnos, en el alba nos cantaban. Y si queda alguna duda que somos la misma raza, prueben su fruto y verán que era dulce nuestra alma. (de Juan Carlos Chevez: Director del área de Biodiversidad y Coordinador del Grupo de Especies en Peligro y Áreas Protegidas. Fundación de Historia Natural Félix de Azara. Referencias: Mérida, E. y J. Athor (editores). 2006. Talares bonaerenses y su conservación. Fundación de Historia Natural Félix de Azara. Buenos Aires. 260 pp.

145 Biloni, J. S. 1990. Árboles autóctonos argentinos. Buenos Aires: Tipográfica Editora Argentina. ISBN 950521-069-8. Femenía, J. H. 2006. Fitoregiones y Catálogo Flora Nativa y Cultivada de La Rioja, Argentina. Inéd. Tinto, J. C. 1977. Utilización de los recursos forestales Argentinos. IFONA. Folleto Técnico Ftal 41:94 Toursarkissian, M. 1980:130. Plantas Medicinales de la Argentina. Ed. Hemisferio Sur S. A. Roig, F. A. 2001:65. Flora Medicinal Mendocina. EDIUNC. http://historianatural.wordpress.com/2008/10/06/conservar-talares-tala-celtis-tala/ http://www.madariagaxxi.com/gaucho/leyenda_frutatala.htm http://planta-medicinal.blogspot.com/2007/10/tala-celtis-spinosa-ulmaceae.html http://www.baradero.com/noticias/2007/05/31/0021/ http://www.guayubira.org.uy/monte/tala.html http://www.dominguezia.org.ar/volumen/articulos/183.pdf http://books.google.com.ar/books?id=5ksavidzzwUC&pg=PA186&lpg=PA186&dq=usos+medicinales+del+ tala&source=bl&ots=RKOjSMSpb7&sig=TiQ4YDz1dg0A5p0aoh88uGx83Y&hl=es&ei=SYlmSo3lD4KPtge11OQB&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=9 http://www.prodiversitas.bioetica.org/nota71-20.htm http://fossilflowers.com/imgs/kcn2/r/Ulmaceae_Celtis_tala_1610.html http://www.inta.gov.ar/concordia/info/Forestales/contenido/pdf/2005/posters05/277.%20estudios%20de%20t ala%20spavento.pdf Zuloaga, F. O. & O. Morrone, eds. 1996. Catálogo de las plantas vasculares de la República Argentina. I. Pteridophyta, Gymnospermae y Angiospermae (Monocotyledonae), II. Dicotyledonae. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 60, 74., 1999 (L Argent) Irrazabal, G. Especies de hongos formadores de Micorrizas Arbusculares: nuevas citas para la República Argentina http://biblioteca.universia.net/ficha.do?id=37810625 Spavento E. M. et al. “Estudios tecnológicos de la madera de Celtis tala Gill ex Planch, nativo de la provincia de Buenos Aires”. UNLP, Ingeniería Forestal. Fernandez Honaine, M. Zucol, A. F. y Osterrieth, M. L. Biomineralizaciones de sílice en Celtis tala (Celtidaceae). Bol. Soc. Argent. Bot., ago./dic. 2005, vol.40, no.3-4, p.229-239. ISSN 1851-2372 http://www.babylon.com/definition/Celtis_tala/Spanish http://www.ingentaconnect.com/content/tandf/cfai/2008/00000019/00000003/art00002 de la Orden, E. A. y Quiroga, A. 2006. Evaluación de la calidad y de la oferta de forraje de la hojarasca de una especie arbórea (celtis tala) del bosque chaqueño. Ambato, Catamarca.Revista del CIZAS ISSN 15150453 Volumen 7, Número 1 y 2 Diciembre de 2006. Facultad de Ciencias Agrarias. Universidad Nacional de Catamarca. http://www.editorial.unca.edu.ar/Publicacione%20on%20line/CIZAS/imagenes/pdf/V1y2/3.%20de%20la%2 0Orden.%2030-36.pdf http://bases.bireme.br/cgibin/wxislind.exe/iah/online/?IsisScript=iah/iah.xis&src=google&base=LILACS&lang=p&nextAction=lnk&e xprSearch=416852&indexSearch=ID Celtis tala Planchon (Ulmaceae). «Tala». Del Vitto L. A. et al., Recursos herbolarios de San Luis (República Argentina) Primera Parte: plantas nativas. Herbario y Proyecto 2-4-8702 CyT, Universidad Nacional de San Luis. Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia. http://www.cricyt.edu.ar/multequina/indice/pdf/06/6_5.pdf Crovetto, RM. (1981). Plantas utilizadas en medicina en el Noroeste de Corrientes Miscelanea 69. Fundación Miguel Lillo. Tucumán. Argentina. 34 Ratera, E. L.; Ratera, M. O. (1980). Plantas de la flora argentina empleadas en medicina popular. Ed. Hemisferio Sur S.A. Buenos Aires. Argentina. 149. Chifa, C; Ricciardi, AIA. (2001). Plantas de uso en medicina vernácula del centro del Chaco argentina, Miscelanea 117. Fundación Miguel Lillo. Tucumán. Argentina.

146 Chifa, C. (2005). “Plantas medicinales usadas por las comunidades aborígenes del Chaco argentino” Universidad Nacional del Nordeste Vonka Carlos A. et al. Avances en el estudio fitoquimico de Celtis tala Gillies ex Planch. (Celtidaceae) IX Simposio Argentino y XII Simposio Latinoamericano de Farmacobotánica Sección Farmacognosia y Fitoquímica Ramilo, D. y Abedini, W. Propagación vegetativa de Celtis tala Gill. Ex Planch por enraizamiento de estacas de madera semilignificada. Ingeniería Forestal. Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales. UNLP Pérez Castellano José Manuel “Observaciones sobre agricultura”. Colección de Clásicos Uruguayos, Biblioteca Artigas, 1968 http://micol.fcien.edu.uy/flora/Celtis-tala.htm http://www.google.com.ar/imgres?imgurl=http://www.guayubira.org.uy/images/monte/tala/NIZtalas%2520r uta%252031_2.jpg&imgrefurl=http://www.guayubira.org.uy/monte/tala.html&h=413&w=550&sz=112&tbn id=Oovb9P9TyjXVGM:&tbnh=100&tbnw=133&prev=/images%3Fq%3Dceltis%2Btala&hl=es&usg=__HU LyrSrcnoTodDhCm5GBc7qayLU=&ei=M5tjSuH8E8W_lAeLkOT9BQ&sa=X&oi=image_result&resnum= 3&ct=image http://es.wikipedia.org/wiki/Celtis_tala http://www.hudsonmuseoyparque.org.ar/Parque%20y%20Museo/Fichas%20arboles/Tala-F.htm Las especies del género Acantholippia abarcada por la Familia Verbenáceas son arbustos muy fuertemente aromáticos y ampliamente conocidas entre nosotros, como lo son el “tomillo de la sierra”, “rica-rica”, “salvia-muña” y “sanatodo”. Diversas especies del género Acantholippia han sido usadas en medicina tradicional por sus efectos analgésicos, antinflamatorios y afrodisíacos. El aceite esencial de rica-rica contiene altas concentraciones de terpenos con actividad estimulante del Sistema Nervioso Central (SNC). Acantholippia riojana Hieron. et Mold. "Ricarica", “Sanatodo” muy aromática, leñosa, de 0,50-1 m de altura, con ramas cilíndricas y algo espinescentes, erguidas, hispídulas y punteadoglandulosas, glabrescentes; corteza blancoamarillenta, rugosa. Hojas opuestas, sésiles, peltadas, escamiformes, amarillo-verdosas, con aspecto notablemente „cerebroide‟, marcadamente trilobadas y provistas de largos tricomas. Inflorescencias en racimos espiciformes terminales, sésiles, algo globosos. Mericarpios de color pardo-amarillentos. Es la única especie del género con notable endemismo del Parque Talampaya y en peligro de extinción. Habita cauces temporarios sobre suelos de acarreos arenosos, formando colonias densas y características en isletas. Colagogo y excelente digestivo. Afrodisíaco. Laboratorios farmacológicos importantes la emplean como digestivo, tónico gástrico y carminativo. Por su elevado contenido en α-tujonas (ketona) en su aceite esencial es probada su eficacia como repelente de insectos. En distintos ambientes altoandinos (Puna de Atacama), se hallaron en templetes de comunidades cazadoras recolectoras arcaicas (Núñez 1992; Yacobaccio et al. 1994; Bonnier y Rozenberg 1998; Lavallée 2000) entre otros restos vegetales a Acantholippia riojana. En Medicina Quechua “rica-rica” es otra hierba medicinal puneña que en La Rioja forma asociaciones con “tolilla” y “bailahuén” a 2.500-3.500 msm, y se trata de Acantholippia deserticola (Phil.) Moldencke, con su aromático y fuerte olor y sus milagrosas propiedades medicinales. Es una planta perenne de unos 50 cm de altura, flores color violeta que aparecen en octubre. Se consume como té. Se emplea para el dolor de estómago, contra la diarrea, indigestiones y contra la tos y el resfrío. Además en otros parajes se le denomina "cori". Brígida Huanca, productora de hierbas medicinales quechua, vive en Ollagüe y según ella la rica-rica

147 se usa para problemas del corazón, riñones y circulación, la diarrea infantil, y la estimulación de leche materna. Resultados de laboratorio sugieren que A. deserticola posee propiedades ansiolíticas que no estarían asociados con efectos sedantes y que el aceite de rica-rica contiene más de un 95% de tuyonas, potentes antagonistas de receptores GABAa. Como especie vulnerable destaca Acantholippia trifida (Clos) Moldencke conocida por “salvia-muña”, “rica-rica”, según parajes. Arbusto pulverulentoglanduloso y fragante de hasta 150 cm de altura. Hojas sésiles, trífidas o tripartidas, en algunas ocasiones enteras. Inflorescencia en espigas terminales; flores blancas. Fruto: dos nueces. Habita faldeos occidentales de la Sierra de Sañogasta y demás sistemas del Famatina entre los 1.650 y 2.000 msm. en terrenos de conglomerados terciarios, en cercanías de cursos de agua y fuertes pendientes. Contiene un alcaloide. Usada como digestivo por excelencia, antiflatulento, calma cólicos estomacales e intestinales. Suave acción emenagoga. Contra irregularidades de las funciones menstruales. Afrodisíaca. Finalmente describo Acantholippia seriphioides (A. Gray) Moldencke conocido como el verdadero “tomillo” o “tomillo de la sierra” o “tomillo del cerro”, sufrútice, muy aromático, de 30-60 cm de altura, leñosa y postrada, con ramitas rígidas, espinescentes, híspidas y punteado-glandulosas, glabrescentes; corteza rugosa que separa en porciones longitudinales. Hojas opuestas con fascículos de hojas más pequeñas en sus axilas, sésiles, 3lobadas, base cuneada y margen notablemente revoluto; cara abaxial más densamente híspida que la adaxial. Flores blancas subsésiles agrupadas en racimos espiciformes, pedunculados, axilares, y a veces terminales. Mericarpios de color pardo-amarillento, con las caras comisurales angostas y conatas en casi toda su superficie. Habita el faldeo occidental de la Sierra de Sañogasta, a partir de los 1900 m.s.m., sobre suelos rocosos o conglomerados terciarios lejanos a cursos de agua. Localmente es usada como medicinal contra el reumatismo y las enfermedades de la vejiga y los riñones. También como condimento. Como infusión es usada para rehidratación corporal. Usada como „rapé‟ es eficaz contra los dolores de cabeza. Combate eficazmente desarreglos gastrointestinales cuando se lo agrega al mate. Junto con “cepa caballo” de la puna es apreciada para combatir distintos tipos de cáncer. Sudorífico y estomacal (Hieronymus, 1882: 211) Investigaciones recientes demostraron que los principios contenidos en aceites esenciales del “tomillo” como el carvacrol, timol, 1-8 cineol, carvona, citral y fenoles; en combinación con los de la “peperina” (Minthostachys verticilada), “muña-muña”, “salvialora” (Satureja odora); “romero” (Rosmarinus officinalis), la menta común (Mentha piperita), con tintura madre de “ortiga” (Urtica dioica) resultaron ser eficientes y detener definitivamente la caída del cabello. Al tomillo los ranqueles lo denominan “sala”, y lo usan como condimento, lo agregan al mate y preparan una infusión teiforme digestiva y para combatir resfríos (Steibel, 1997). Observando a estas especies se concluye que son valiosísimas y deberán declararse en franco peligro de extinción, aconsejándose su domesticación y cultivo intensivo para aliviar la destrucción de sus hábitat naturales. Referencias: Cisterna M. A. y M. Romero. 2005 La eficiencia terapéutica del uso de los aceites esenciales de especies nativas argentinas aplicados a los tratamientos de la caída de cabellos. Grasse, Francia. Femenía, J. H. 2003. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya.

148 http://www.laboratoriobasel.com.ar/basel_r.html Huanca Charcas, B., recolectora de hierbas medicinales de la tradición Quechua. Ollagüe. http://www.serindigena.cl/index/medicina/medicina_quechua_1.htm Leoncini R., Rojo L., Benites J., Mora S., Diaz-Véliz G. 2006. Efecto ansiolítico de Acantholippia deserticola en ratas machos (Anxiolytic effect of Acantholippia deserticola in male rats). XXVIII Congreso Sociedad de Farmacología de Chile Olmué, 20-22 de Agosto de 2006. Departamento de Química, Universidad Arturo Prat, Casilla 121, Iquique, Chile. Programa Farmacología Molecular y Clínica (ICBM), Facultad de Medicina. Universidad de Chile. Parra, Ahumada y Necul. 1997. Libro "Medicina Tradicional Atacameña". Ratera, E. L. y M. O. Ratera. 1980. plantas de la Flora Argentina empleadas en Medicina popular. Hemisferio Sur Roig, F. A. 2002, Flora Medicinal mendocina. EDIUNC. Ruiz leal, A. 1972. Deserta 3. IADIZA. CRICYTME. CONICET, MENDOZA. Toloza A. C. et al. Fumigant and Repellent Properties of Essential Oils and Component Compounds Against Permethrin-Resistant Pediculus humanus capitis (Anoplura: Pediculidae) from Argentina Toursarkissian, M. 1980. Plantas medicinales de la Argentina. Hemisferio Sur. Grabowskia Schltdl. es un pequeño género de la familia Solanaceae de 4 especies en América del Sur, de las cuales una llega a México. Son vegetales resistentes al estrés hídrico y toleran la salinidad, pudiendo crecer en ambientes secos o semidesérticos de amplia distribución Andina (Perú, Argentina, Paraguay, Bolivia), termo y mesotropical. Tulisquín (Grabowskia obtusa Arn. ). “Oreja de gato”, “Micunu”, “Burro micunu”, “Uña del tigre”, “Fallampe”. Familia Solanaceae. El nombre vulgar tulisquín es un dialecto kakán. Arbusto o subárbol de hasta 6 m de altura; ramas enmarañadas y espinosas, las juveniles con tallos en zig-zag y estrías longitudinales anchas de color castaño alternando con fajas claras; tronco blanquecino con un ritidomis esponjoso que se desprende en bandas longitudinales, con diámetro hasta 40 cm de ancho a la altura de pecho; hojas verde glauco de 1-3 cm de largo, orbiculares, orbicular-espatuladas, oblanceoladas, apiculadas o emarginadas o retusas, cortamente pecioladas con sólo la nervadura media visible en ambas caras, carnosas, muy ornamentales; inflorescencias racemosas, terminales, en ramitos espinescentes y espinosas; flores pequeñas con cáliz carnoso con dientes triangulares; alabastros claviformes pedicelados y carnosos; corola blanquecina-lilácea o blanco-verdoso por fuera con tubo recto, 5 lóbulos orbiculares, pilosa en las fauces y en el tubo bajo la inserción de los estambres; estambres ampliamente exertos, con filamentos hacia la mitad del tubo corolino, pilosos en el tercio inferior, atenuados distalmente; anteras mesofijas,

149 dehiscentes por fisura lateral; ovario cónico, sobre disco carnoso anaranjado; estilo redondo ensanchado hacia arrriba con estigma en cabezuela y zona papilosa en casquete como montura; fruto: baya esferoidal de 6-7 mm, algo carnosa, amarillo-anaranjado pálido, con 2 semillas óseas grandes. Estas bayas son apetecidas y distribuidas por los pájaros. Es especie xerohalófita, típicamente riparia y se la observa como integrante de vegetación de galerías tanto en cauces temporarios como permanentes, o en orillas de salinas secas (Ragonese 1951; Aronson 1989:73) de las provincias de Catamarca, Córdoba, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Sgo. del Estero, San Juan, San Luis. Raramente cultivado o a veces solo respetado en orillas de cauces de riego, rutas, parques. Sus tallos foliáceos contienen alcaloides. La infusión teiforme de sus hojas se emplea contra las llagas de la boca. Los camperos lo emplean como balsámico y hepático en infusión. Vulnerario (Gez, 1939). Las hojas se usan en cataplasmas para curar llagas (Hieronymus, 1882). Otra especie, G. duplicata provee follaje alimenticio mediante procedimientos de molienda por incineración o por maceración previa (Maranta y Mazzei 1985). Paisajismo xérico: se propicia esta especie adaptada en parquizaciones de bajo rendimiento hídrico para el paisajismo sustentable a largo plazo. En Talampaya y otras áreas se la observa ramoneada por la fauna silvestre y doméstica. Además de esta especie, La Rioja tiene Grabowskia boerhaviifolia (L. f.) Schltdl. que se presenta hasta hipsometrías de 2500 m. Florcita de Tulisquin (Vidala Norteña) Suena la caja suena el violin vamos vidita deja i sufrir entre los cerros hemos de vivir Vamos vidita pal cerro ya el sol va salir alla no hay pena que mate ni cause sufrir florcita de tulisquin. Cañada arriba, cañada abajo los dos coyitas cantando van hacia las cumbres del Cupuyan.

150

Suena la caja suena el violin, amor de coya no tiene fin vamos vidita deja i sufrir. Referencias: http://www.scielo.org.ar/pdf/iant/n6/n6a12.pdf http://www.cedsip.org/PDFs/1contribucion.pdf http://74.125.93.132/search?q=cache:kkMPqpMeLhsJ:www2.informatik.unimuenchen.de/tangos/msg01792.html+tulisqu%C3%ADn&cd=2&hl=es&ct=clnk&gl=ar http://biblioteca.serindigena.org/libros_digitales/kakan/kakan-Title.html http://images.google.com/imgres?imgurl=http://www.ussl.ars.usda.gov/img/NyPaLogo.gif&imgrefurl=http:// www.ussl.ars.usda.gov/pls/caliche/halophyte.query&usg=__5aflDXA1r34TWTkWmEzmDfoSaN4=&h=133 &w=550&sz=6&hl=es&start=1&tbnid=j1TycZQbIEDIfM:&tbnh=32&tbnw=133&prev=/images%3Fq%3D Grabowskia%2Blindleyi%26hl%3Des http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Especies_de_la_flora_argentina/G http://books.google.com.ar/books?id=TN1j9r4y1YsC&pg=PA179&lpg=PA179&dq=Grabowskia+obtusa&s ource=bl&ots=wcHwrfQVy5&sig=kPbcBjkE9lvmUmijdji5pOwtbuY&hl=es&ei=wI1SSpvIEcrTlAey9Knq CA&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=8 http://www3.amherst.edu/~jsmiller/LycieaeWeb/Grabowskia/Gobtusa.html http://www.botanicargentina.com.ar/jornadas/30/30jornadas117-153.pdf Roig, F. A. 2001. Flora medicinal mendocina. EDIUNC. http://bdigital.uncu.edu.ar/objetos_digitales/1748/codinaagrarias35-2.pdf https://idl-bnc.idrc.ca/dspace/bitstream/123456789/6323/1/65605.pdf http://www.floramendocina.com.ar/clase_3/grabowskia_obtusa_018.html Cabrera, A.L. (1983) Flora de la Provincia de Jujuy. República Argentina. Parte VIII- Clethráceas a Solanáceas. Colección Científica del INTA. Buenos Aires. 508 pp. Novara, L.J. (1987) Colección del Herbario del Museo de Ciencias Naturales de Salta. Valle Encantado. Salta. Inéd. Zuloaga, F. O. y Morrone, O. (editores) (1996) Catálogo de las Plantas Vasculares de la República Argentina. Vira vira (Gnaphalium cheiranthifolium Lamarck.) “Marcela macho”. Gnaphalium: nombre genérico procedente del griego knaphalion, que significa lanudo, haciendo referencia a los pelos que cubren tallos y hojas. Gnaphalium es un género de plantas anuales pertenecientes a la familia Asteraceae (Compositae). Hay unas 120 especies de este género, la mayoría se encuentran en zonas templadas, aunque algunos se desarrollan en montañas tropicales y en regiones del Subtrópico, siendo la gran mayoría medicinales y algunas de uso ornamental. Hierba anual, erecta, de 40-80 cm de altura con tallos simples o ramosos en su extremo superior, densamente albo-tomentosos, frecuentemente con pubescencia glandulosa en la parte superior mezclada con el tomento, hojosos hasta el ápice. Hojas basales oblanceolado-espatuladas, obtusas, las superiores lanceoladas o lineal-lanceoladas, largamente atenuadas superiormente y algo decurrentes en la base, enteras, a veces algo crespas en el margen, tomentosas en ambas caras, con

151 pelos glandulosos en el envés mezclados con tomento. Capítulos numerosos, en cimas corimbiformes densas en los extremos de los tallos. Involucro hemisférico o acampanado de 4,5-5 mm de alto x 5-6 mm de diámetro; filarias en 4-5 series, exteriores ovadas e interiores obovadas u oblongas, obtusas, con amplio borde escarioso citrino. Flores femeninas muy numerosas: las hermafroditas 10-15. Aquenios lisos. Pelos del papus libres, ligeramente barbelados en la base. Ampliamente distribuida como elemento del Monte, Prepuna y Puna sobre suelos arenosos y rocosos de Talampaya. Muy utilizada en la medicina popular como depurativa, diaforética, béquica, emenagoga, etc. Vira vira (Gnaphalium gaudichaudianum), “Marcela”, “Wira wira”, “Yerba de la vida” “Huira huira”, “Mira mira”. Familia: Asteráceas (Compuestas). Del quechua "wira-wira", muy gordo, por la forma de las hojas de esta planta; en centro y norte de Argentina, SE Brasil, Uruguay, Chile, Perú, Venezuela. Hierba anual o perenne de hasta 60 cm alto, poco ramosa, cubierta por denso tomento lanoso y glanduloso-pubescente, en suelos secos, que se emplea en infusión como pectoral. La infusión de sus capítulos es reputada principalmente como digestiva, mientras que la planta entera es mencionada además como diurético y depurativo Tallo erguido, simple o dividido hacia arriba en 2 o más ramificaciones, cubierta de tomento blanco y denso con pelos glandulosos. Hojas sésiles, discolores con pubescencia glandulosa en el haz y flores amarillas en capítulos numerosos, subsésiles, dispuestos en cimas laxas, corimbiformes de glomérulos con involucro acampanado. Filarias externas ovadas, agudas, las internas lanceoladas, obtusas en el ápice. Flores del radio femeninas, de corola filiforme, numerosas, flores del disco hermafroditas de corola tubulosa, pocas, ramas del estilo truncadas con una coronita de pelos en la parte superior. Aquenios glabros. Papus formado por numerosos pelos escabrosos, libres desde la base; del largo de la corola o a veces mayor. Esta especie muestra sólo diferencias significativas en la latitud de las filarias internas, respecto a las “marcelas” (Achyrocline satureoides y A. flaccida). Se propaga por semillas y esquejes, florece en primavera y verano. G. gaudichaudianum es catalogada como especie invasora o maleza de cultivos. Se utilizan las partes aéreas en la proporción: 20gr por litro de agua. Se toma en infusión. Ayuda a superar la fatiga, cansancio, mareos, sofocación, ahogos. Usado para la tos convulsa y la fiebre. Los aymaras en el norte chileno usan las flores como mate para la tos. Los mapuches la emplean "para los daños de la vista" y como expectorante. También es utilizada por la curativa mapuche para "después de parir” y para las "heridas" (vulnerario). Otra especie Gnaphalium. vira vira (Chile) en gotas: se emplea como antiinfeccioso renal, sirve para los cálculos, prostatitis y uretritis crónica. G. palustre se utiliza como astringente, expectorante, diaforético, aromático y vulnerario. Los indios utilizaron las hojas para las infecciones catarrales y la decocción de las hojas para la inflamación intestinal y de las membranas pulmonares; también para las contusiones. La planta se recomienda para curar heridas y una infusión se puede utilizar para aumentar la sudoración y eliminar toxinas del cuerpo. Principios activos: trazas de alcaloides, glucósidos antraquinónicos y flavonoides. taninos; β-sitosterol, esteroles, triterpenos. Uso común: Infusión. Agregar 1 cucharadita de flores a 1 taza de agua hervida. Beber caliente 2-3 tazas al día, para aliviar bronquitis y resfríos y como febrífugo, sudorífico. Decocción: agregar 10 gr hojas y flores en agua y hervir 2 min. Colar y beber tibio contra resfriados, gripes, acelerador del parto, depurativa, febrífuga, pectoral, sudorífico, vulneraria.

152 Fitoquímica: en partes aéreas, ha sido detectada la presencia de diterpenos tales como ent-pimaranos, flavonoides como 5,8-dihidroxi-3,6,7-trimetoxiflavona y 5,8-dihidroxi-6,7-dimetoxiflavona; acetilenos y carotenoides, así como derivados del ácido kaurénico (ácido de ent-3β-hydroxy-16-kauren-19-oic). El fraccionamiento del extracto metanólico de G. gaudichaudianum produjo 7 diterpenos nuevos y 6 entpimarane junto con velutin, escualeno y estigmasterol. La presencia de estos principios confirma la reconocida actividad antiviral y antibacteriana que se realiza de esta planta en la medicina popular. Los hongos pueden causar enfermedades muy graves en humanos, (Crameri and Blazer, 2002; Quiroga et al.,2001) especialmente en pacientes inmunosuprimidos. El extracto de Gnaphalium gaudichaudianum D.C. es eficáz contra 4 cepas de hongos: Cándida albicans es un miembro de la flora oral y gastrointestinal en individuos inmunocompetentes (Rodríguez-Galán et al., 2003) pero produce infecciones muy frecuentes en pacientes inmunocomprometidos (Jarvis, 1995; Fridkin and Jarvis, 1996; Poikonen et al., 2003). En condiciones de immunosupresión severa, hospitalización prolongada, terapias antibióticas y/o prótesis, Saccharomyces cereviciae es un colonizador común de mucosas, produciendo infecciones tanto superficiales como vicerales invasivas (Jones et al, 2000, Aucott et al., 1990). Aspergillus níger produce infecciones cutáneas en estos pacientes inmunosuprimidos (Aksoy et al., 2003), mientras que Penicillium notatum es agente causal de infecciones y alergia en el hombre (Mari, 2003). Usos como Ornamentales: Gnaphalium luteo-album, G. canescens, G. obtusifolium, G. purpureum, G. bicolor, G. californicum, G. norvegicum, G. leontopodium, G. lanatum „aureum‟, etc. En La Rioja, además de G. cheiranthifolium y G. gaudichaudianum, se encuentran G. graveolens Kunth (nativa hasta 3500-4500 m.), G. leucopeplum Cabrera (nativa hasta 2000 m), G. melanosphaeroides Wedd. (2500-4000 m) y G. montevidense Spreng. (hasta 1000 m). Referencias: Belmonte, M. L. Carrasco, N., Báez, A. Covas, G. Barrow. RIAP. Cosecha Gruesa. Manual de Campo. INTA EEA Anguil La Pampa INTA EEA Tres Arroyos (7500) Buenos Aires En Edic. http://riap.inta.gov.ar/Eventos/ArchivoEventos/Material/Manual%20de%20Gruesa.pdf Gattuso, M., A. Cortadi, M. V. Rodriguez, J. Mc Cargo, D. Retta, A. Bandoni; G. Ferraro y S. Gattuso. 2008. Caracteres florales en la identificación de Achyrocline satureioides, Achyrocline flaccida y Gnaphalium gaudichaudianum (Asteraceae-Inuleae) http://www.siicsalud.com/dato/crosiic.php/72743 http://www.oas.org/dsd/IABIN/Component2/Paraguay/I3N-GuyraParaguay/InformeFinal.pdf http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/LowResPages/SH1371.htm http://www.blacpma.org/index.php/blacpma/article/view/165/169 http://www.picsearch.es/info.cgi?q=Cudweed&id=rTwfa1gWuGQR_tZ0CNGMrYFlsz3P4Fy5SEg6v__E8q k&start=39&opt=%26cols%3D6%26thumbs%3D18 http://www.forthall.net/plants/lowland_cudweed_gnaphalium_palus.htm http://www.picsearch.es/info.cgi?q=Cudweed&id=zELs0dQuhEMKoouvXoEGbB7Lhr9jktcBTC342sABIM o&start=21&opt=%26cols%3D6%26thumbs%3D18

153 http://www.picsearch.es/info.cgi?q=Cudweed&id=U3yaE7WTquh3h6_cGSi_DIWkxkOBrO_grKIJd71INz M&start=453&opt=%26cols%3D6%26thumbs%3D18 http://www.google.com.ar/imgres?imgurl=http://tchester.org/plants/analysis/gnaphalium/gnaphalium_canesc ens_beneolens_and_microcephalum_lvs.jpg&imgrefurl=http://tchester.org/plants/analysis/gnaphalium/canes cens.html&h=658&w=488&sz=117&tbnid=Kycksn_faCwZZM:&tbnh=138&tbnw=102&prev=/images%3F q%3Dfotos%2Bde%2Bgnaphalium&hl=es&usg=__i6CiKDXR89i4R1_odGlU1Wu14Bs=&ei=flPSorkMISWtgew5symBA&sa=X&oi=image_result&resnum=3&ct=image http://www.blacpma.org/index.php/blacpma/article/view/165/169 http://www.google.com.ar/imgres?imgurl=http://www.floradecanarias.com/imagenes/gnaphalium_luteoalbum.jpg&imgrefurl=http://www.floradecanarias.com/gnaphalium_luteoalbum.html&h=480&w=359&sz=102&tbnid=UId5Hv6nFxfPM:&tbnh=129&tbnw=96&prev=/images%3Fq%3Dfotos%2Bde%2Bgnaphalium&hl=es&usg=__Kj 5tCcUhvIH94fb1tTmsujKOJRs=&ei=flPSorkMISWtgew5symBA&sa=X&oi=image_result&resnum=1&ct=image http://www.biopix.dk/Photo.asp?Language=es&PhotoId=40834&Photo=Gnaphalium-supinum http://www.asturnatura.com/especie/gnaphalium-luteo---album.html Medicamentos Herbarios en el Centro-oeste Argentino, IV. Acta Farm. Bonaerense 23 (4): 484-91 (2004) Cabrera, A.L. (1963) “Compuestas”, en “Flora de la Provincia de Buenos Aires”. INTA, Buenos Aires, vol. 6, pags. 155, 166. Del Vitto, L.A.; E.M. Petenatti & M.E. Petenatti (1996) Multequina 6: 52, 56. Toursarkissian, M. (1980) “Plantas Medicinales de la Argentina. Sus nombres botánicos, vulgares, usos y distribución geográfica”, Hemisferio Sur, Buenos Aires, pág. 25 Martínez Crovetto, R. (1981) “Las plantas utilizadas en Medicina Popular en el Noroeste de Corrientes (R. Argentina)”, Fundación M. Lillo, Tucumán, Misc. 69, págs. 106, 111-112. Amorín, J.L. (1980) Revista INFyB 3 (5-6): 93. Amorín, J.R. & R. Rossow (1989) Dominguezia 7 (1): 33. Dominguez, J.A. (1928) Trab. Inst. Bot. Farmacol. Fac. Cs. Med., Buenos Aires 44: 125 Verettoni, H.N. (1985) “Contribución al conocimiento de las plantas medicinales de la región de Bahía Blanca”, Ed. Harris, Bahía Blanca, págs. 325-7. Gatusso S.J. & Gatusso M.A. (1998) Acta Farm. Bonaerense 17: 255-61 Amat, A.G. (1989) Actas Congr. Argent. Medicina: 153-6 Freire, S.E. (1995) Tribu “Inuleae Cass.” En: “Flora Fanerogámica Argentina”. Fasc. 14. págs. 8, 33 Hieronymus, J. (1882) Bol. Acad. Nac. Ci. Córdoba 4 (3-4): 344. Núñez, C. y J. J. Cantero (2000) “Las plantas medicinales del sur de la provincia de Córdoba”, Fundación Univ. Nac. Río Cuarto, Córdoba, pág. 61. Amat, A.G. y M.E. Yajía (1998) “Plantas vasculares utilizadas en la fitoterapia popular de la provincia de Misiones (Argentina)”. En: “Farmacobotánica y Farmacognosia en Argentina (1980-1998)”. La Plata. ECA, pág. 136. Tamara L. Meragelman, Gloria L. Silva, Elena Mongelli and Roberto R. Gil 2003. ent-Pimarane type diterpenes from Gnaphalium gaudichaudianum. Phytochemistry, Volume 62, Issue 4, Pages 569-572 http://www.sciencedirect.com/science?_ob=ArticleURL&_udi=B6TH7-47RY1N96&_user=10&_rdoc=1&_fmt=&_orig=search&_sort=d&_docanchor=&view=c&_searchStrId=940301612& _rerunOrigin=google&_acct=C000050221&_version=1&_urlVersion=0&_userid=10&md5=e795acb5b0aff 307bf63ff10c0a12852 http://fm1.fieldmuseum.org/vrrc/?page=view&id=6733&PHPSESSID=8d486b2f0a6e8506818ccaf20d439ad d http://fm1.fieldmuseum.org/vrrc/index.php?language=esp&page=results&genus=Gnaphalium http://www.scielo.org.pe/img/revistas/rpb/v14n2/a11tab01a.jpg Davicino Roberto, María Aída Mattar, Yolanda Angelina Casali, Silvia Graciela Correa, Elisa Margarita Pettenati y Blas Micalizzi. Actividad antifúngica de extractos de plantas usadas en medicina popular en Argentina. Cátedra de Inmunología, Área Microbiología, Departamento de Bioquímica y Ciencias Biológicas. Cátedra Control de Calidad de Medicamentos, Área Bromatología y Ensayo y Valoración de

154 Medicamentos, Departamento de Farmacia, Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia, Universidad Nacional de San Luís, San Luís, Argentina. Inmunología, CIBICI (CONICET) Departamento de Bioquímica Clínica, Facultad de Ciencias Químicas, Universidad Nacional de Córdoba, Córdoba. Argentina "Yareta", "Llareta". “Choroi”, “Choyoi”. Laretia acaulis (Cav.) Gillies & Hook. Apiaceae (Umbelíferas). Pertenece a la familia del apio, perejil, zanahoria, anís, hinojo, cilantro, entre otras conocidas. Esta especie abunda en los altos valles del Famatina, entre 2.000 a 3.700 m.s.m., habitando las Provincias Prepuneña y Puneña y es hierba nativa chileno-argentina de La Rioja, San Juan y Mendoza (1). Perenne, acaule y cespitosa, pulvinada (crece en cojines subcirculares densísimos, aislados o agrupados). Tallo brevísimo y ramitas leñosas que destilan resina transparente de olor agradable, aplicadas al suelo y cubiertas por los restos foliares persistentes; hojitas alternas, fragantes y cerosas, oblongas, imbricadas, glabras, abundantes y formando rosetas. Raíz algo carnosa, leñosa, axonomorfa y fibrosa. Umbelas 5-10 floras. Flores hermafroditas, autofértiles, amarillas y polinizadas por insectos al florecer entre diciembre y febrero. Frutos alados numerosos y enormes en relación al tamaño de las rosetas que los soportan, y por ello fácilmente dispersados a distancia por los vientos. Sus usos en la medicina tradicional y como combustible, sumado al lento crecimiento anual, la posiciona como especie rara y en extinción. Prefiere suelo arenoso liviano, y bien drenado, aunque es común en afloramientos rocosos (roquedales). Crece en medios nutricionalmente pobres, no importando si hay acidez, neutro o básico (alcalino). Está bien adaptado a insolación alta típica de las alturas, no crece a la sombra. Crece en matas bien densas, de modo de reducir pérdidas de calor, y muy cerca del suelo donde las Tº del aire son de 1 o 2 ºC más altas que las del aire, debido a que la radiación de onda larga es reirradiada por el suelo (que es usualmente negro grisáceo a negro, en la Puna). Es un importante elemento de la comunidad clímax de la provincia fitogeográfica altoandina y está considerada como vulnerable. A esas altitudes con bajas temperaturas, las formas en cojín son una forma conspicua en ecosistemas de montaña que les permite crear un microclima modificando la temperatura, humedad del sustrato y concentración de nutrientes con relación al hábitat que las rodea (Cavieres et al., 2005; Arroyo et al., 2003; Körner 2003), beneficiando la asociación, establecimiento y supervivencia de otras plantas, favoreciendo la existencia de una gran biodiversidad vegetal. Se multiplica fácilmente a través de la siembra de semillas (cosechadas en verano-otoño) al finalizar el invierno, en sustrato bien drenado, asoleado y húmedo. Usos: La planta contiene gomo-resina de olor fuerte y aromática (Reiche 1910), aceite esencial, etc. que le comunican las propiedades antisépticas, balsámicas y expectorantes, siendo muy útil para ciertas afecciones de las vías respiratorias. La resina obtenida es similar a la de Ferula galbaniflua, usada como expectorante (Howes 1949). Balsámico, estimulante, estomático, vulnerario (Murillo 1889). Se prepara como infusión y

155 utiliza las hojas y ramitas contra las inflamaciones y molestias de la vejiga urinaria (cistitis) y estrechez de la uretra. En partes iguales con ambay, la infusión caliente y con miel, cura los catarros de los pulmones, bronquitis crónicas y ayuda a distanciar y disminuir los ataques de asma. Es antirreumático, estimulante y madurativo (Lemos 1878) Por su contenido en diterpenoides se usa en drogas antihiperglucemiantes (antidiabéticos). Investigaciones recientes (Loyola Morales, L. A., 2005, Universidad de Antofagasta-UANChile) confirman nuevos compuestos diterpenoides naturales del tipo azorellano y yaretano con efectos antiparasitario (tripanosomicidas –Trypanosoma cruzi, Leishmania sp., Toxoplasma gondii y Tricomonas vaginalis-), o efecto sobre la actividad espermática (espermaticida), efecto hipoglucemiante (antidiabético), efecto analgésico y/o antiinflamatorio. Se utiliza en afecciones de la piel, limpiando el sector afectado. También la infusión, que tiene un sabor amargo, se emplea en el tratamiento de la diabetes, el asma, la bronquitis y algunas enfermedades renales. Muy utilizada como antifebril y para los dolores de cabeza (anticefalálgico, Murillo 1861) provocados por la excesiva exposición al sol. Anticefalálgico y diurético (Muñoz & al. 1981). Estimulante, estomacal, vulnerario (Wilhelm de Mösbach 1992). La infusión es amarguísima, y se prepara con una cucharadita de las hojas y tallos sin corteza, triturados, en una taza de agua. El sabor amargo se puede corregir agregando rodajas de limón y endulzando con miel. Las verdaderas yaretas en Famatina y altos valles cordilleranos pertenecen al género Azorella, con las siguientes especies en La Rioja (Darwinion, 1992 y Kiesling, 2003) y con las mismas propiedades medicinales (Roig, 2002): Azorella cryptantha (Clos) Reiche. “Pastito de vega”, “Yerba del soldado”. Hierba nativa en cojín cespitoso, 2500-4000 m. CA, LR, ME, SJ. Azorella madreporica Clos.”Yareta”. Hierba nativa, 2000-3000 m. resiste temperaturas bajas (hasta -15° C incluso -20° C), puede estar cubierta durante meses (1 - 8 meses) por nieve. Equivalente a la zona climática 7 y hasta 6a de USDA. Se descubrió un diterpenoide nuevo, antitubercular 1 del mulinane para inhibir el crecimiento de Mycobacterium tuberculosis y que fue determinado en 20 microg/mL. han sugerido la presencia de este nuevo compuesto en cuatro otras especies de Azorella. También fueron aislados un nuevo norditerpenoide, el yaretol y el diterpeno madreporanone. CHU, ME, NE, RN, SC, SJ, LR (probable) Azorella trifoliolata Clos. Hierba nativa, 900-3500 m. CHU, ME, NE, RN, SC, SJ, LR (probable) Azorella trifurcata (Gaertn.) Pers. “Llareta”, “Dichillo”. Hierba en cojín, hasta 3500 m. productora de una goma o sustancia resinosa que es extraída por los nativos para el dolor de cabeza (Gillies in Hooker 1830, sub Bolax gilliesii Hook). Béquico, antirreumático, antialálgico, antivenéreo, expectorante, (Hieronymus 1882). Antiséptico, expectorante, balsámico (Domínguez 1928) CHU, ME, NE, RN, SC, SJ, TF, LR (probable) CHU = Chubut, ME = Mendoza, NE = Neuquén, RN = Río Negro, LR = La Rioja, SC = Santa Cruz, SJ = San Juan, TF = Tierra del Fuego.

156

Importancia Mundial: Las especies de los géneros Mulinum, Azorella y Laretia (Umbelliferae), que crecen en la región altoandina de Chile, tales como M. crassifolium, A. compacta, A. madrepórica, A. yareta, y L. acaulis son una rica fuente natural de diterpenoides que corresponden a los esqueletos exclusivos, denominados azorellano, mulinano y yaretano. Estas especies presentan antecedentes etnomedicinales, que les asignan usos para contrarrestar malestares del aparato respiratorio, aparato digestivo y en especial frente a la diabetes. Se aislaron 17 diterpenoides nuevos, de los 21 que se conocen hasta hoy, de las especies anteriormente mencionadas. Adicionalmente se están evaluando las propiedades de estos productos naturales como antiparasitarios, hipoglicemiantes y espermaticidas. Los resultados obtenidos en la medición de la actividad antiparasitaria señalan que los diterpenoides 7-acetilyaretol y el ácido mulin-11,13-dien-20-oico son los más efectivos tripanosomicidas a nivel de amastigotes, epimastigotes y tripomastigotes de las cepas Tulahuen, SPA-14 y G, además del clon CL BRENER de Trypanosoma cruzi. La determinación de la DL50 fluctúa a niveles de 20-382 M para el 7acetilyaretol y de 37-78 M para el ácido mulin-11,13-dien-20-oico. En conexión con los antecedentes etnomedicinales de algunas especies de llareta y de chuquican, iniciamos los ensayos para medir actividad hipoglicemiante de compuestos aislados de estas plantas, estableciendo en primer lugar como modelo experimental ratas diabetizadas con streptozotocina (Sigma) a la concentración de 65 mg/Kg/peso Los primeros ensayos se realizaron con azorellanol y el ácido mulin-11,13-dien- 20-oico , aislados de A. compacta, los cuales fueron administrados por vía intraperitoneal en dosis de 180, 197 y 360 mg/mL. Se demostró actividad hipoglicemiante en los animales tratados con azorellanol , y la dosis más efectiva correspondió a 180 mg/mL, ya que mostró un efecto hipoglicemiante muy similar a la curva en el tiempo de clorpropamida utilizada para los fines de comparación, registrándose a las 3 horas de observación niveles de glicemia que bajaron desde 557 mg/dL hasta 349 mg/dL REFERENCIAS:

Roig, F. A., 2002. Flora medicinal mendocina. EDIUNC. Ruiz Leal, A., 1972. Deserta 3: 34, IADIZA, CRICYTME, Mendoza
http://ri.conicyt.cl/575/article-14384.html http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/HighResPages/SH0748.htm http://www.chileflora.com/Florachilena/FloraSpanish/HighResPages/SH0838.htm http://www.panoramio.com/photo/50806317 Loyola, L., Bórquez, J., Morales, G., San-Martín, A., & Darias, J. (2002). Madreporanone, a unique diterpene with a novel skeleton from Azorella madreporica. Tetrahedron Letters, 43, 6359-6362

157 Loyola, L., Bórquez, J., Morales, G., San-Martín, A., Manríquez, V., Boys, D., & Darias, J. (2002). Yaretol, a norditerpenoid from Azorella madreporica. Journal of Natural Products, 65(11), 1678-1680 Wächter, G., Franzblau, S., Montenegro, G., Suarez, E., Fortunato, R., Saavedra, E., & Timmermann, B. (1998). A new antitubercular mulinane diterpenoid from Azorella madreporica Clos. Journal of Natural Products, 61(7), 965-968

Zuloaga & Morrone editores. 1999. Catálogo de las plantas vasculares de la República Argentina II. Apiaceae 46-50, 60. Instituto de Botánica Darwinion. Missouri Botanical Garden Press.
Trixis cacalioides (Kunth) D. Don Asteraceae arbustiva perenne y nativa habitante de Prepuna hasta 3000 m. Sinónimos: Perdicium cacalioides Kunth, Trixis frutescens P. Browne var. denticulata, Trixis hexantha S. Moore, Trixis papillosa D. Don, Trixis neaeana DC., Trixis paradoxa Cass., Trixis subparadoxa Herrera, Distribución Argentina: Catamarca, Chaco, Córdoba, Corrientes, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Salta, Sgo. del Estero, San Juan, San Luis, Tucumán. Países limítrofes: Bolivia, Chile, Paraguay Distribución Chile Región I, Región II, Región III Distribución Paraguay Alto Paraguay, Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Perú. Suelos secos y rocosos en cuestas de colinas. Nombres comunes: coca inca, inga, hierba linda, visa visa, yerba linda (Katinas, 1996: 57); ka„a nambi (Cabrera, 1998). Usos: al ser una especie resinosa es empleada como parches o yesos contra quebraduras de huesos, mezclando las hojas calentadas en brasero con jugo de limón y orines hasta formar una pasta pegajosa (parche). O bien se agrega a las hojas alcohol, harina, azúcar y aceite; o bien las hojas machacas se mezclan con orines, clara de huevo, harina, etc. (Villagrán et al 2004) Yerba del ciervo, Yerba de venado. Trixis divaricata (Kunth) Spreng. Sinónimos: Trixis frutescens P. Browne var. cacalioides. Arbusto perenne, endémica. Elevación altura máx. 4000 m. Asteraceae. Hierba perenne con hojas en roseta y tallos decumbentes, laxamente hojosos, glandulosopubescentes, de 5-15 cm de largo. Hojas inferiores pecioladas, con pecíolo envainador de 20-40 mm de largo; lámina de contorno oblanceolado, pinatisecta o liradopinatisecta, con segmentos obtusos, glabrescentes en ambas caras, ciliado-espinulosa en el margen, de 25-100 mm de largo x 12-15 mm de ancho. Hojas caulinares pocas, distantes, las inferiores pinatisectas, las superiores dentadas, mucho menores que las radicales. Involucro acampanado, de 15-20 mm de largo x 10 mm de diámetro; filarias en 3-4 series, oblongo-lanceoladas, mucronadas en el ápice, las exteriores espinulosociliadas en el margen, laxamente glanduloso-pubérulas en el dorso. Flores de color amarillo. Aquenios pubescentes.

158 Distribución Argentina: Catamarca, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, Formosa, La Rioja, Santa Fe, San Juan, San Luis Países limítrofes Bolivia, Paraguay, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay y Venezuela. Crece en acantilados, faldeos rocosos, valles secos, márgenes de ríos, bosques seco, desfiladeros. Nombres vulgares: contrayerba, ka„ape aysy, ka„ape para, ka„ape rã, ka„ape ro, ka„ape ñembo„y, tuguy guasu pohã (Cabrera, 1998); selidônia (Cabrera & Klein, 1973); anku chura, cuñambí, chucha, herva andorinha, ka„ape aysy, Ka„ape ra, ka„ape ñemboy, ka„ape ro, palo de santa maría, selidonia, tuguy guasu poha (Freire et al., 2006); ankuchuta, Cuñmbi, chucha, herva andorinha, palo de santa marta, selidonia. (Katinas, 1996: 50) Usos y Dosis: Es un buen diurético. Preconizado en enfermedades de los riñones. En la cistitis y cualquier irritación de la uretra, próstata, etc. Puede asociarse con congorosa en caso de inflamaciones agudas. En todo el Sistema serrano de Sañogasta, Vilgo y Paganzo, aunque es muy escasa su presencia resulta ser muy usada como diurética, febrífuga y carminativa. Combate enfermedades de las vías urinarias y digestivas. Alivia dolores de vejiga y del riñón. Trixis grisebachii Kuntze Tian-tian; Tien-tien (Katinas (1996: 66). Arbusto nativo, perenne. Elevación: altura máx. 2500 m. Distribución Argentina: Catamarca, Jujuy, La Rioja, Salta, Sgo. del Estero, Tucumán País limítrofe: Bolivia La investigación química (de Riscala et al 1988) de las partes aéreas de T. grisebachii produjo un número de nuevos di- del sesquiterpeno y los triesteres se relacionaron con el trixanolido y dos nuevos tetraesteres derivados del germacreno A, y además algunos otros compuestos conocidos como dipterocarpol y 3-Oacetyldammarenediol-II. Referencias: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0031942200979354 http://www2.darwin.edu.ar/Proyectos/FloraArgentina/Especies.asp?Letra=T http://www.kew.org/science/tropamerica/boliviacompositae/checklist.pdf http://www.ceachile.cl/revista/ARCHIVOS%20PDF/GA-12-Hauenstein.pdf http://books.google.com.ar/books?id=n_nKYskOgDQC&pg=PA87&lpg=PA87&dq=trixis+cacalioides&sour ce=bl&ots=kAwDtwJlSI&sig=iVJOEk1055PjrUbuOrRc5he2Z0&hl=es&ei=Sl7kTfWEGtScgQfs18muBg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=3&ved=0CB8 Q6AEwAjgK#v=onepage&q=trixis%20cacalioides&f=false

Chenopodium graveolens Willd. var. bangii (Murr) Aellen. “YERBA LARCA”, “YERBA DEL ARCA”, “ARCAYUYO”. Quenopodiácea. Hierba anual aromática, erecta hasta 50 cm de altura. Hojas pecioladas, elípticas, sinuado-dentadas, de ápice mútico. Flores en dicasios, algo laxos, completamente ebracteados y con las últimas ramificaciones transformadas en aristas. Florece durante enero y febrero. Sépalos 5, crestados, con nervadura central dilatada, crustáceos, de ápice agudo, brevemente tuberculados en el dorso, soldados en la mitad inferior, cubiertos de pelos vesiculosos. Estambre único. Estigmas 2. Fruto lenticular a subgloboso, de 0,9 mm diám., imperfectamente cubierto por el cáliz, este de 1,0-1,1 mm diám., cubriendo casi totalmente al fruto; pericarpio membranáceo, adherido a la semilla. La recolección de semillas comienza a partir de marzo y hasta que mueren completamente las plantas con las primeras heladas de otoño. Las esencias localizadas en los pelos calicinales son las que confieren propiedades terapéuticas a la planta (Zelada, 1925). Semilla globosa, horizontal, con borde agudo interrumpido por depresiones, de 0,8-1,0 mm

159 diám.; tegumento rugoso, de color castaño, poco lustroso. Radícula prominente. Perisperma vítreo. Especie orófila de Prepuna y Puna, por encima de 2.000 y hasta 4.000 m.s.m., en las sierras andinas de Perú, Bolivia y NO Argentino. En Talampaya se halla en estribaciones de la cumbre de Sierras de Sañogasta. Reputada como medicinal para combatir afecciones estomacales y hepáticas, alérgicas, enfermedades de la piel (eczemas, sarpullido, urticarias). Tiene un efecto digestivo y colagogo si es ingerido como una infusión. Contra trastornos nerviosos, sedante. Hipertenso. Combate pecas y manchas si se lava con su cocimiento tibio todas las noches la cara. Con toda la parte aérea es posible tratar alergias, malas digestiones y parásitos intestinales. Tónico gástrico. En Salta es usada contra transtornos digestivos y respiratorios (Pochettino, 1963). Empacho: infusión de arcayuyo y muña muña mezclada con té y azúcar quemada (Alonso, 2004). Los serranos de la Rioja y de Catamarca emplean principalmente la infusión teiforme para los dolores de estómago, indigestiones y en la enfermedad de la puna (Hieronymus, 1881) Es muy usada esta hierba, bebida en infusión o mezclada también con la yerba mate; o al acostarse, una taza de infusión como sedante que ayuda a dormir a los que padecen de insomnio. Uso interno, al 30 por mil (30 g en 1 lt de agua) También se bebe 1 cucharadita de té antes de acostarse de tintura de yerba larca (20 g en 100 cc de alcohol 70 grados). . Con el avance de las ciencias, se ha podido determinar que muchas veces el uso popular coincide con principios activos aislados de acción farmacológica relacionada. La emergencia que plantea la resistencia a antibióticos, su eficacia alterada por el uso indiscriminado y excesivo, y las infecciones intrahospitalarias, llevaron a científicos a elegir y estudiar la actividad antimicrobiana del extracto de yerba larca, cuyo nombre científico es Chenopodium graveolens Lag. (Chenopodiaceae), usada popularmente para alergias, diarreas y dolor de garganta; y evaluar su actividad antimicrobiana frente a distintos microorganismos relacionando sus efectos con los posibles grupos fitoquímicos presentes. La Rioja posee 17 especies diferentes de Chenopodium, entre otras cito al “yuyo blanco”, “cenizo”, “quinguilla”, “quínoa”, “guañaski” (Ch. album L.); “paico”, “paico macho” (Ch. ambrosioides L.); “quinoa blanca” (Ch. hircinum Schrad. subsp. hircinum); “paico macho”, “paico”, “paiquillo” (Ch. multifidum L.); “quinoa negra” (Ch. murale L.); etc. REFERENCIAS: Alonso, J.; Desmarchelier, C. 2005, 611-613. Plantas medicinales autóctonas de la Argentina : bases científicas para su aplicación en atención primaria de la salud. Buenos Aires: L.O.L.A, http://mail.fq.edu.uy/tematres/index.php?tema=3216&PHPSESSID=1cb0426f2e7e8d6871187e294feb0e01 http://mail.fq.edu.uy/~biblioteca/fotosplantas/chenopodium_graveolens.jpg Alonso, J. R. 2004. Aportes de la Medicina Indigenista a la Medicina Oficial, Buenos Aires. Femenía, J. H. et al. 2006. Fitoregiones y Catálogo de Flora, La Rioja, Argentina. Inédito. ----------------- 2003:62. Flora Ilustrada Parque Nacional Talampaya. Inédito. Hieronymus, G. 1881. Sertum Sanjuaninum: ó Descripciones y determinaciones de plantas fanerógamas y criptógamas vasculares recolectadas por el Saile Echegaray en la provincia de San Juan. Universidad de Harvard. Imbrogno, M. et al. “Evaluación antimicrobiana y fitoquímica de Chenopodium graveolens (Chenopodiaceae)” Ratera E. y M. O. Ratera. 1980:96. Plantas de la flora argentina empleadas en medicina Popular. Ed. Hemisferio Sur.

160 Tolaba, J. A. 2006. Flora del Valle de Lerma: Chenopodiaceae Vent. Aportes Botánicos De Salta - Ser. Flora. Herbario Mcns. Facultad de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de Salta. Buenos Aires 177 4400 Salta - República Argentina. ISSN 0327 - 506X. Vol. 7 Agosto 2006 Nº 18 Toursarkissian, M. 1980:46. Plantas Medicinales de la Argentina. Ed. Hemisferio Sur. http://www.laboratoriobasel.com.ar/basel_y.html http://www.dietetica-biolight.com.ar/hime/y.htm http://www.prodiversitas.bioetica.org/vademecum.htm http://www.angelred.com/natural/hierbas/p.htm http://library.thinkquest.org/C006980/espanol/plantas_curativas/plantas/arcayuyo.htm http://www.lamolina.edu.pe/zonasaridas/za11/PDFs/ZA08-web.pdf

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful