P. 1
Ecuaciones Diferenciales - Murray R. Spiegel

Ecuaciones Diferenciales - Murray R. Spiegel

4.0

|Views: 9.413|Likes:

More info:

Published by: Kimberly Marin Torres on Oct 11, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/09/2015

pdf

text

original

La ecuación determinante (ll) es equivalente a una ecuación polinómica
de grado n en X. Esta ecuación, que es análoga a la ecuación auxiliar del
Capítulo cuatro, tiene n raíces no necesariamente distintas, digamos x 1, x2,

x

“‘> n-Correspondiente a estas raíces habrá valores del vector columna u
obtenido de (9), y de estos valores de u se obtienen soluciones de la ecuación
matricial (2). Antes de ilustrar el procedimiento, examinemos el significado
de la ecuación (9) la cual conduce a (10) u (11).
Podemos escribir (9) en la forma

AU = -iv

(12)

En el lado izquierdo de esta ecuación A es una matriz de n x n y u es un vec-
tor columna n dimensional. Una pregunta que naturalmente surge es sobre
el significado del producto Av. Claramente, Av es otro vector n dimensional,
de modo que podemos considerar a A como un operador o transformación que
cuando opera sobre u produce un nuevo vector n dimensional. Esta transfor-
mación en el espacio n dimensional se puede visualizar mejor si considera-
mos n = 3, por ejemplo. En tal caso podemos pensar que la matriz A de 3 x 3
toma al vector tridimensional u y lo transforma en otro vector tridimensional.
En el espacio tridimensional se puede pensar que tal transformación consis-
te de una rotación del vector, un alargamiento o contracción del vector, o po-
siblemente ambos. Para el caso general, donde n > 3, podemos considerar a A
como una rotación con un posible alargamiento o contracción de un vector n
dimensional, aunque tal visualización no es tan fácil como para n = 3.
En el caso de un vector tridimensional, la multiplicación por un núme-
ro escalar - x representa un vector en la misma u opuesta dirección, depen-
diendo si el número -X es positivo o negativo. En muchos casos, podemos
considerar a - xu como un vector paralelo a u. Esta misma idea también se
aplica al espacio n dimensional.
Con estas interpretaciones el problema de hallar los valores de x y sus
vectores correspondientes IJ equivale a hacer la siguiente

*

Pregunta. ¿Cuáles vectores u en el espacio n dimensional son tales que
cuando sufren una transformación A (rotación y alargamiento 0 contracción)

Métodos de eigenvafores de matrices para sktemas de ecuaciones.

523

se convierten en un nuevo vector (esto es, -xu) paralelo al vector original te-
niendo magnitud 1x 1veces la del vector original?
Al responder la pregunta anterior estamos por supuesto buscando vecto-
res no cero o no triviales los cuales se pueden pensar como vectores propios.
Ahora debido a que mucho del trabajo sobre teoría de matrices fue hecho en
alemán en el cual la palabra para propio es eigen, los valores de x y los vec-
tores correspondientes v han llegado a conocerse por las palabras híbridas
eigenvalores y eigenvectores,respectivamente, y usaremos esta terminolo-
gía. La ecuación determinante (10) u (11) usada para hallar los valores de x
se llama la ecuación de eigenualor.*Hay varias observaciones que deberían
hacerse.

Observación 1. El hecho de que aparezca un signo menos en (12) sur-
ge simplemente porque hicimos u = eXtv en la ecuación diferencial matricial
(4) en la página 522. Si en vez hubiéramos hecho u = e- Xt~, (12) habría sido
remplazada por Au = XV, la cual luce más estética.* En tal caso pudimos lla-
mar los X’S eigenvalores, pero ellos serían los negativos de los dados anterior-
mente. Hay algunas ventajas de usar la ecuación (12) debido a la analogía
con la teoria de Sturm-Liouville del Capítulo ocho, como lo discutiremos en
la página 542. Se debería notar que independiente del signo adoptado para
los eigenvalores no hay diferencias en los eigenvectores correspondientes, de-
bido a que cualquier múltiplo constante (o escalar) de un eigenvector es tam-
bién un eigenvector.

Observación 2. El problema de determinar x y v tales que Av = - xu
Av = XV) se puede considerar como un problema puramente algebraico (es-
to es, aparte de su conexión con soluciones de ecuaciones diferenciales ma-
triciales). Por esta razón, nos referimos a los X’s y v’s como los eigenvalores
y eigenvectores de la matriz A. El problema de eigenvalores matriciales tiene
muchas ramificaciones teóricas importantes, algunas de las cuales se presen-
tan en los ejercicios y al final de este capítulo para aquellos interesados en
ellas. El estudiante que desee continuar un estudio adicional puede referirse
a los libros sobre teoría matricial.*

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->