P. 1
Diferencia Entre Experto y Perito

Diferencia Entre Experto y Perito

|Views: 6.013|Likes:
Publicado porWanda Yrene Baeta

More info:

Published by: Wanda Yrene Baeta on Oct 10, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/13/2015

pdf

text

original

DIFERENCIA ENTRE EXPERTO Y PERITO Experto El experto es, es más que un científico y que un especialista, puesto que combina una

competencia abierta y una aptitud a comunicar sobre su tema. El experto debe tener tres grandes cualidades: • • • Poseer un conocimiento que no esté excedido por el del científico. Tener la capacidad a causa de su experiencia y de una integración de conocimientos variados, de expresar juicios que se estiman pertinentes (sagacidad). Revelarse apto para comunicar y para participar en debates abiertos tanto con responsables como con no expertos. Los expertos determinan las causas y efectos de los hechos y las razones de orden técnico que pueden pasar desapercibidas a primera vista. Así, se puede comprobar a través de la vista la rajadura que presenta el muro pero no la causa de la misma, esta sería materia de una experticia. El experto debe tener capacidad, siendo indispensable su idoneidad; debe ser imparcial en razón de equipararse, y lo es, a un funcionario accidental de justicia. Perito Podemos definir que el Perito es un Sabio, experimentado, hábil, práctico en una ciencia o arte. El que en alguna materia tiene título de tal, conferido por el Estado. En sentido forense, el que, poseyendo especiales conocimientos teóricos o prácticos, informa, bajo juramento, al juzgador, sobre puntos en litigiosos en cuanto se relacionan con su especial saber o experiencia. Es la persona versada en una ciencia arte u oficio, cuyos servicios son utilizados por el Juez para que lo ilustre en el esclarecimiento de un hecho que requiere de conocimientos especiales científicos técnicos. Perito también puede definirse como aquella persona que posee conocimientos científicos, artísticos, técnicos o prácticos para valorar hechos o circunstancias relevantes en un proceso o adquirir certeza sobre ellos. Al emitir el dictamen, todo perito deberá

manifestar, bajo juramento o promesa de decir verdad, que ha actuado y, en su caso, actuará con la mayor objetividad posible, tomando en consideración tanto lo que pueda favorecer como lo que sea susceptible de causar perjuicio a cualquiera de las partes, y que conoce las sanciones penales en las que podría incurrir si incumpliere su deber como perito. Es oportuno recordar que de conformidad con la constitución los expertos o peritos van a constituir parte del sistema judicial tal y como lo regula el Artículo 253 constitucional. Los peritos son terceras personas, competentes en una ciencia, arte, industria o cualquier forma de la actividad humana, que dictaminan al juez respecto de alguno de los hechos que se investigan en la causa y se relacionan con su actividad. El juez verá la coordinación lógica y científica; la suficiencia de sus motivos y sus razones, y de ahí la importancia de la motivación de la misma, pues si falta, podrá rechazarse la pericia u ordenarse su aclaración. Aunque parezca formalmente perfecta y bien motivada, el juez, por no estar convencido, podrá refutarla, pero no significa que puede imponer su arbitrariedad o su capricho, no podrá rechazarla simplemente. Tendrá que argumentar a su vez tener en cuenta el resto de la prueba obtenida, expondrá las razones por las cuales no concuerda con la pericia y la corrección o incorrección de sus argumentos serán a su vez valorados, como los de pericia, por el superior jurisdiccional. Escogencia y Designación de los Peritos Para que una persona adquiera la calidad procesal de perito, se requieren por lo general dos requisitos: la designación y la posesión previo el juramento de rigor. Sin embargo, los funcionarios oficiales especializados, que tienen esa función, no necesitan posesionarse del cargo de peritos, para cada caso, ni prestan juramentos particulares, y, por otros aspectos, pueden dictaminar sin previo encargo del juez e inclusive antes de que éste asuma la investigación. Varios son los sistemas que han consagrado en las leyes procesales, para la escogencia y designación de los peritos:

a) Se ha dado a las partes el derecho a designar libremente cada una un perito, salvo que se ponga de acuerdo en escoger uno solo, con la modalidad de que para el caso de desacuerdo entre aquellos, una veces se da al Juez la designación del tercero y otras a los mismos peritos; b) Se otorga al Juez la designación del perito único o de varios peritos, sin que las partes intervengan en su selección; c) Se mantiene la designación por el Juez, en todos los casos, pero obligándolo a hacerlo de listas previamente elaboradas, por especializaciones, bien sea mediante sorteo o por su libre selección. Para que la peritación sea eficaz y cumpla su función procesal, debe otorgarse al Juez la designación de los peritos, en todos los casos, lo mismo en los penales y laborales, que en los civiles y contencioso-administrativos o de otra naturaleza. La designación de los peritos por las partes se traduce en la práctica, en una deformación sustancial de la prueba, porque cada una procura escoger uno de su confianza, para que actúe más como defensor parcial que como auxiliar imparcial del Juez, de tal manera que se llega a considerarlos como una especie de mandatario de quien lo designe, lo cual es una monstruosidad jurídica que la doctrina rechaza unánimemente. Sentis Melendo (1957), dice, a este respecto que se trata de un sacrílego concepto. Naturalmente, para la inclusión de una persona en la lista de peritos o para su designación por otro sistema, se debe exigir que compruebe su calidad de verdadero experto en la materia y la ausencia de tal requisito debe ser causal de recusación o de objeción al nombramiento. Por lo general se debe exigir el título en la correspondiente especialización, cuando se trata de materias que son estudiadas en los centros universitarios, salvo cuando sea imposible encontrar personas que lo ostenten, por tratarse de juzgado de una pequeña localidad de provincia o por otro motivo, pero entonces es indispensable, por lo menos, la reconocida experiencia de la persona designada. Si ni siquiera se consiguen expertos prácticos, debe suspenderse la peritación, porque carecería de mérito probatorio y no sería ninguna ayuda para el Juez. El Código Orgánico Procesal Penal, en su Artículo 238, en su primer aparte establece que:

Los peritos "serán designados y juramentados" por el juez, previa petición del Ministerio Público, salvo que se trate de funcionarios adscritos al órgano de investigación penal, caso en el cual, para el cumplimiento de sus funciones bastará la designación que al efecto le realice su superior inmediato. Excusas al cargo de peritos En el tercer aparte del Artículo 238 del C.O.P.P., establece que: Serán causales de excusa y recusación para los peritos las establecidas en este Código. El perito deberá guardar reserva de cuanto conozca con motivo de su actuación. En todo lo relativo a los traductores e intérpretes regirán las disposiciones contenidas en este artículo. Condiciones para ejercer el Cargo de Perito El Código Orgánico Procesal Penal en el Artículo 238, encabezamiento lo siguiente: Los peritos deberán poseer título en la materia relativa al asunto sobre el cual dictaminarán, siempre que la ciencia, el arte u oficio estén reglamentados. En caso contrario, deberán designarse a personas de reconocida experiencia en la materia.

DIFERENCIA ENTRE EXPERTICIA Y PERITAJE Experticia. Es el medio probatorio personal que busca la convicción del Juez sobre la existencia o inexistencia de ciertos hechos, a través de la opinión de personas con conocimientos técnicos o científicos acerca de la materia controvertida. La experticia por otra parte se efectuará sólo sobre los puntos de hechos en la oportunidad en que lo determine el Tribunal. Puede solicitarla de oficio el Juez, en los casos permitidos por la Ley o la parte interesada en ella.

Virotta, I (1968) utiliza la palabra pericia y define la prueba como: "acto procesal continente de una declaración técnica jurada en virtud y por encargo del juez, ejecutada esencialmente sobre la base de elementos técnicos que el perito avalúa, después de haberlos buscado, si es necesario". Según Miguel Santana Mújica (1983): "El legislador venezolano define la experticia: Siempre que se trate de una comprobación o de una apreciación que exija conocimientos especiales (art. 1422 Código Civil), agregando en el artículo 331 del Código de Procedimiento Civil que se efectuará sobre puntos de hecho". Se discute la naturaleza probatoria de la experticia, en el campo del Derecho; para el citado autor anterior es un medio probatorio que aporta un criterio o reconstruye las causas, el suceso controvertido a sus efectos, mediante conocimientos especiales por la vía de la deducción o de la inducción. Algunos colocan la experticia en la narración proveniente de terceros sin interés. Es de señalar que la Ley coloca la experticia como medio de prueba en el Código Orgánico Procesal Penal. La Doctrina ha señalado que las pruebas podrán apoyarse: • • • • • En la confesión espontánea del procesado y en las posiciones de las partes acusadora y civil. En la inspección ocular. En documentos públicos y privados. En declaraciones de testigos, facultativas o peritos. En indicios y presunciones". Señala Jesús Ganen Martínez (1974) que la Casación (Corte Supremo de Justicia) ahora llamado "Tribunal Supremo de Justicia"; ha discrepado de la experticia como prueba, al afirmar "que la experticia no es propiamente un medio de prueba, sino un auxiliar de la prueba, toda ver que el legislador ha dejado al libre arbitrio del Juez la determinación de su fuerza probatoria, al decir que los Jueces no están obligados a seguir el dictamen de los expertos si su convicción se opone a ello": Artículo 142 del Código Civil. La experticia en el COPP

Delgado nos explica como antes de la reforma del 2001, el COPP no contenía regulación expresa acerca de la prueba pericial dentro de las normas que rigen la actividad probatoria, aun cuando diversas disposiciones del mismo se referían a ella y a la deposición de los expertos. Ahora sí contempla, en una nueva sección dentro del Capítulo II (De los Requisitos de la Actividad Probatoria), del Título VII (Régimen Probatorio), denominada “Sección Sexta. De la Experticia”, un conjunto de normas reguladoras de este medio probatorio (artículos 237 al 242).

Artículo 237. Experticias. El Ministerio Público ordenará la práctica de experticias cuando para el examen de una persona u objeto, o para descubrir o valorar un elemento de convicción, se requieran conocimiento o habilidades especiales en alguna ciencia, arte u oficio. El fiscal del Ministerio Público, podrá señalarle a los peritos asignados, los aspectos más relevantes que deben ser objeto de la peritación, sin que esto sea limitativo, y el plazo dentro del cual presentarán su dictamen. COPP

Arminio Borjas (1973) agrega además que, por fuerza de la necesidad, toda experticia decretada en la instrucción sumarial tiene carácter de urgencia y es forzoso obligar a los expertos a su inmediato desempeño sin consultar su voluntad y conveniencia. La aceptación debe ser exclusivamente para el perito oficial, o sea, para aquel que tiene un nombramiento del ejecutivo para realizar esas funciones, quedando al profesional del libre ejercicio, en la facultad de aceptar o no de acuerdo a su conveniencia. Peritaje. Es la operación del especialista, traducida en puntos concretos, en inducciones razonadas y operaciones emitidas, como generalmente se dice, de acuerdo con su leal saber y entender, y en donde se llega a conclusiones concretas. Podemos definir también el peritaje es el examen y estudio que realiza el perito sobre el problema encomendado para luego entregar su informe o dictamen pericial con sujeción a lo dispuesto por la ley.

DIFERENCIA ENTRE INSPECCIÓN OCULAR E INSPECCIÓN TÉCNICA Inspección Ocular La inspección ocular, o reconocimiento judicial, es una prueba característica en la fase preparatoria, sin que ello quiera decir que no pueda practicarse en la fase intermedia, y en toda oportunidad en que el Juez así lo crea conveniente, sea cual fuere el grado de la causa. También podemos definir como la Inspección Ocular la cual permite dejar constancia a través de la observación del medio u objeto físico atinente y que se persigue, a los fines dejar constancia de su descripción y naturaleza cualitativa, para el momento de la realización de la misma. Generalidades de la Inspección Ocular Podemos considerar que el lugar del hecho contiene todos los testigos mudos, necesarios para la investigación del delito. La misión del perito es documentar mediante acta, croquis y fotografías todo lo que en él se encuentra. Todo sirve, nada debe descartarse, aun cuando se crea que no tiene relación con el hecho ocurrido. Debe documentarse todo lo hallado, fotografiado y luego secuestrado si se considera necesario, aunque se contraponga con la hipótesis que nos hayamos formado a priori, es ideal evitar dichas hipótesis, analizar lo hallado y luego sacar una conclusión. No pasar, no tocar, no mover, no encender, no abrir, no pisar y sobre todo no molestar a los demás peritos, observar críticamente y documentar. Es de valor fundamental realizar un relevamiento previo, de ser posible. Registrar, la hora exacta en que se recibe la comunicación solicitando nuestra presencia; la hora en que se llega al lugar del hecho; quién o quiénes ya se encontraban en el mismo; testigos que se hallaren, personas que nos acompañan o dirigen nuestras actividades, sistemas de seguridad franqueados para llegar al lugar, sistemas de seguridad activos en el momento de arribar. Nada debe dejarse librado al azar. No podemos basarnos en la memoria propia ni ajena. Todo debe contarse, medirse, anotarse, registrarse, fotografiarse, en los medios

disponibles (anotador de papel o electrónico); los papeles sueltos no sirven; se deterioran o se pierden y luego tenemos que describir el lugar sin la certeza imprescindible. La mayoría de las sentencias se hacen basadas en pruebas de indicios; por ello volvemos a recalcar, todo es importante: rastros, huellas, manchas, pisadas, colillas de cigarrillos, impresiones dactilares, roturas, impactos, condiciones de los elementos evaluados, por ejemplo equipos abiertos o cerrados, fajas de seguridad rotas, cables sueltos, equipos de conexión o distribución abiertos o cerrados, elementos próximos al área de trabajo, al parecer desconectados o sin relación con los equipos, especialmente equipos de captura de vide, de comunicaciones, de impresión, de almacenamiento, de alimentación eléctrica, etc. Lo que no se documenta en la primera inspección ocular no podrá reconstruirse en una segunda, si es necesaria y se hiciere. El trabajo, en este sentido, debe efectuarse sin prisa, pero sin pausa. Una inspección ocular mal realizada, fuera de tiempo o cuando ya se ha modificado el lugar del hecho, lleva con seguridad a un fracaso en la investigación criminal. Los rastros que puedan tener relación con el hecho hay que estudiarlos e interpretarlos para no caer en error. Luego documentarlos en el acta de inspección, fotografiarlos y secuestrarlos si correspondiere y fuese posible. Por ello es imprescindible que el perito, tenga conocimientos apropiados de criminalística, para: • • • • Entender las actividades de los restantes peritos y facilitar la tarea interdisciplinaria. Evitar modificar la escena en perjuicio de otros peritos. Preservar la prueba en ausencia de los peritos especialistas. Colaborar en la investigación, de manera mancomunada, integrada y pro activa (ante la duda o la falta del especialista correspondiente, documento la prueba, la preservo y de ser necesario la secuestro, aunque no pertenezca a mi especialidad, siempre es preferible una prueba mal conservada que ninguna prueba) • Es necesario entender que la ignorancia no es justificativo para la inoperancia. El decir: "no sabía, no me di cuenta", no soluciona nada. De la misma manera que el ortopedista o el pediatra, no pierden su condición de médicos, el perito en informática forense, no puede ignorar las actividades del resto de sus colegas profesionales de la criminalística.

Situaciones posibles en la Inspección Ocular Es necesario destacar tres situaciones diferentes en la inspección ocular, desde el punto de vista del perito: • La situación se ha desarrollado de manera confidencial. Se han iniciado las actuaciones y luego se ha decidido intervenir, detectar y secuestrar la prueba. En este caso el perito deberá realizar todas las tareas que corresponden a la etapa del relevamiento informático: a. Tomar contacto con los actuados (penales, civiles, comerciales, laborales, administrativos, etc), extraer toda la información disponible en los mismos. b. Tomar contacto con todas las personas (no involucradas como sospechosas en la investigación) que puedan aportar datos sobre el lugar, las plataformas instaladas, los sistemas operativos en uso, los mecanismos de protección instalados, la estructura de seguridad informática del lugar (física y lógica). Cuanto más sepamos "a priori" menos errores cometeremos al actuar. c. De ser posible acceder a un plano del lugar a ser inspeccionado (no sólo de la habitación en cuestión, sino de todo el edificio involucrado). Lo ideal es contar además con los planos de distribución de red y de electricidad. De esta manera podrá planificarse por anticipado la ruta de acceso más segura y rápida al lugar a ser inspeccionado, realizando las acciones necesarias para la protección de la prueba e impidiendo las acciones maliciosas sobre la misma. d. Recordemos que la planificación es la base del éxito. Tomar previsiones, evita pérdidas y destrucciones de información innecesarias. e. Es necesario planificar el momento de acceder al lugar. De ser posible, se prefieren las horas de la madrugada (entre las tres y las cinco de la mañana), en este horario, todos los recursos humanos, se encuentran menos activos que en otras horas. Recordemos que algunos códigos de procedimientos prohíben el allanamiento nocturno, pero que se refieren a las moradas particulares y no a los lugares públicos, es necesario comprobar esta circunstancia, acorde a la jurisdicción judicial en que desarrolla sus actividades el perito.

f. Siempre es conveniente contar con un plan alternativo, para el supuesto en que el plan principal falle (una puerta que no se abre, un acceso que ha sido eliminado o modificado, la remodelación de una oficina, sala de servidores, conexión, etc.). g. Como en toda labor informática, debemos contar con resultados previsibles de máxima y mínima, que nos aseguren contar con la prueba necesaria. Si detectamos dificultades reales, para alcanzar el objetivo de mínima, es necesario formular otro plan de aproximación, acceso, protección y secuestro de los datos pretendidos. h. En caso de no tener acceso posible al lugar, siempre podremos recurrir a las técnicas de ingeniería social inversa, como haría cualquier hacker. i. Todas estas medidas deben ser informadas y autorizadas por el juez o fiscal interventor. Nuestro encuadre legal es imprescindible, so pena de anular la prueba por razones puramente formales. j. Al concurrir al lugar debe hacerlo con los elementos necesarios para realizar su tarea. Tenga en cuenta que debe detectar, documentar, preservar y trasladar la prueba. k. Respecto del punto anterior, lo ideal es el uso de una estación de trabajo informático forense portátil. (Un sistema basado en una notebook). Si debe decidir entre poseer un equipo de escritorio (desktop) o un equipo portátil, inclínese siempre por el portátil, ya que cumple ambas funciones. l. Si no dispone de estos elementos, genere su propio kit de herramientas. Recuerde que estas herramientas deben ser legales, no utilice "copias piratas", es muy duro dar explicaciones al abogado que lo interrogue o al juez sobre la naturaleza ilegal de sus herramientas informáticas. m. Siempre debe estar provisto de elementos de iluminación accesoria (linternas o proyectores y pilas o baterías suficientes). n. Siempre debe llevar consigo una cámara digital con zoom, para poder realizar ampliaciones macrofotográficas de los elementos que necesite documentar.

o. La observación anterior es aplicable a todos sus desplazamientos en un vehículo propio o ajeno. Nunca se sabe cuando puede ocurrir un accidente y una fotografía en el momento adecuado, le puede ahorrar, muchos años de litigio, sea usted o no el culpable del accidente. Recuerde que la industria del juicio en nuestro país está especialmente orientada a la accidentología vial y a las relaciones laborales. (las compañías de seguros, casi siempre "pagan o arreglan"). Evite quedar en el medio de estas actividades dudosamente lícitas. p. Además de estos elementos, debería contar con: un grabador de bolsillo con micrófono disimulable (corbatero), una brújula (le permitirá orientar los croquis), una cinta métrica (ideal entre 5 y 10 metros), una plomada (permite medir distancias de un objeto elevado hasta el piso, por una sola persona, simplemente ascienda hasta el objeto, deje caer la plomada hasta que contacte con el piso , baje y mida el hilo desenrollado), un cuaderno cuadriculado, (para efectuar los croquis), sobres de papel de diversos tamaños, sobres plásticos de distintos tamaños (ideales, los que se venden para congelar alimentos que vienen con cierre incorporado), rótulos autoadhesivos, una lupa de tamaño cómodo para utilizar en espacios reducidos, un imán extensible (para retirar elementos metálicos del interior de los equipos), un espejo pequeño extensible a idénticos fines, marcadores al agua para destacar elementos o marcas, gasa y cinta adhesiva, para realizar pequeños envoltorios. Siempre lleve varios pares de guantes de cirugía, no trabaje sin ellos. q. Tenga en cuenta a la hora de dibujar, que todos los artistas han recurrido siempre a una técnica simple cuando debieron copiar elementos de la naturaleza, ampliar o reducir dibujos: se cuadricula el dibujo, se realiza una cuadriculación a escala del elemento a copiar y luego se representa cada cuadrícula independientemente. En los locales especializados, se venden pequeñas ventanas de cuadriculación con un soporte de tipo trípode, que son de suma utilidad para representar elementos distantes, no mensurables, a mano alzada y mantener las proporciones apreciadas. El perito ha sido llamado para actuar en un lugar que desconoce y no tiene tiempo para realizar una planificación adecuada:

r. Aproveche el viaje hacia el lugar para relevar toda la información posible antes de efectuar el ingreso. Realice un relevamiento tanto más profundo como tiempo tenga disponible. s. Pregunte sobre la naturaleza de las acciones pretendidas y autorizadas por el juez o fiscal interventor. Nuestro encuadre legal es imprescindible, so pena de anular la prueba por razones puramente formales o resultar culpables de algún delito. t. Al concurrir al lugar debe hacerlo con los elementos necesarios para realizar su tarea. Tenga en cuenta que debe detectar, documentar, preservar y trasladar la prueba. u. Respecto del punto anterior, lo ideal es el uso de una estación de trabajo informático forense portátil. (Un sistema basado en una notebook). Si debe decidir entre poseer un equipo de escritorio (desktop) o un equipo portátil, inclínese siempre por el portátil, ya que cumple ambas funciones. v. Si no dispone de estos elementos, genere su propio kit de herramientas. Recuerde que estas herramientas deben ser legales, no utilice "copias piratas", es muy duro dar explicaciones al abogado que lo interrogue o al juez sobre la naturaleza ilegal de sus herramientas informáticas. w. El perito ha sido llamado para actuar en el lugar y no está autorizado a retirar elementos del mismo, pero puede realizar copias de la información que le resulte de interés. Actúe de acuerdo a lo referido en el punto 2., pero ponga especial énfasis en los elementos de copia y resguardo de la prueba, ya que sólo podrá acceder a los originales una vez. El perito ha sido llamado para actuar en el lugar y no está autorizado a retirar elementos del mismo, es decir debe trabajar en el lugar. x. Es el peor de los casos, sólo su habilidad, capacidad profesional, inteligencia práctica y aptitud investigativa podrán ayudarlo. y. Son los casos más raros, pero no imposibles. z. Sea meticuloso, tómese todo el tiempo posible (o disponible), no se apresure, analice las pruebas en profundidad, no se deje engañar con las apariencias.

aa. Es el ambiente ideal para montar un escenario que engañe al perito. bb. Siempre insista en lo parcial y acotado de su trabajo, de ser posible intente obtener una copia de la prueba analizada (siempre por medios legales). cc. No comprometa su opinión salvo que esté completamente seguro. dd. Estos casos, se producen generalmente en ambientes que contienen información altamente sensible para un determinado organismos, institución o empresa. Generalmente se trata de informes preliminares o informales, ya que esta manera de trabajar es contraria a los códigos de procedimientos. No obstante, no se puede descartar la posibilidad de que ocurra (p.e. registros de bases de datos de organismos gubernamentales, militares, de fuerzas de seguridad, de estructuras religiosas o políticas, etc.) Lógicamente, la inspección ocular del lugar del hecho debe documentarse en un acta, es decir, con escritura de corrido y todo en letras, con la menor cantidad de números posibles. La misma debe ser firmada por todos los intervinientes, juez o fiscal, testigos, peritos, víctima/s e imputado/s si se encontraren presentes. Cuando se utilice más de una foja, las firmas irán insertas en todas ellas, es decir, en todas las utilizadas. Puede labrarse en el lugar del hecho y ser manuscrita, pero nada impide que utilicemos los medios a nuestra disposición (notebook e impresora o elementos del lugar). Además de todas las circunstancias observadas en el lugar, se dejará constancia de los pequeños interrogatorios que se les haya efectuado a los presentes. El acta puede servir para dejar constancia formal de una serie de diligencias y operaciones técnicas sobre la prueba indiciaria y también para efectuar el secuestro de dicha prueba, al respecto: • • • El acta debe identificar claramente a las personas, en lo posible con la totalidad de sus nombres y con la mayor cantidad de datos filiatorios posibles. Si los testigos no pueden ser hallados, su testimonio final resultará nulo. Aunque ningún código de procedimientos a la sazón exige el teléfono y el email, es la forma más directa en que el perito podrá contactarse con los testigos, no logrará

una comunicación legalmente válida, pero al menos tendrá datos reales de las personas que estuvieron en el acto de secuestro. Croquis Ilustrativo. En general se torna imprescindible agregar una representación gráfica del lugar inspeccionado. Lo ideal es poseer un equipo fotográfico estereométrico y todos sus problemas habrán terminado. No obstante dichos equipos no se encuentran en estos momentos al alcance de todos los peritos, por razones de precio en el mercado. Es necesario comprender que la fotografía sirve para documentar el lugar, pero no es suficiente para determinar todas las relaciones entre los elementos observados. De ahí la necesidad de realizar representaciones gráficas. Es necesario utilizar el dibujo adecuado, croquis, esquicio, esquicio panorámico, croquis con abatimiento, croquis en cruz, gráfico, esquema. Tenga en cuenta que las condiciones esenciales que deberá reunir este gráfico son: Fidelidad: Es decir deben adecuarse lo más estrictamente posible a la realidad observada. La creatividad es privilegio de los artistas, pero en este caso no es recomendable. Claridad: Debe ser fácilmente interpretable, sin mediciones ni nombres ambiguos. Debemos ponernos en la situación del lego, que no estuvo en el lugar. Legibilidad: Debe poseer dibujos y textos lo más destacados posibles, de manera que no impliquen una dificultad agregada a la falta de visión (real y ostensible o disimulada) de quienes deben analizarla, especialmente el tribunal interventor (tenga en cuenta que la edad incrementa la dificultades visuales). Nitidez: Los gráficos y dibujos relacionados con el hecho, deben destacarse con claridad sobre el fondo que les da sustento. El uso de colores o resaltadotes en su formato físico o computacional es la mejor solución para este requerimiento. Debe poseer los siguientes elementos: Título: en la parte central superior del mismo, para facilitar su identificación. Orientación: si le es posible dibuje junto al mismo una cruz orientada con los cuatro puntos cardinales. En caso contrario se interpretará que la parte superior del gráfico, corresponde al Norte.

Colores: Si dispone de ellos debe usarlos. No existe una norma al respecto, deberá emplear el sentido común. Esto le permitirá entre otras cosas separar entre sucesos que guarden cierto orden cronológico, identificando con un color cada situación y permitiendo de esta manera hacer un correlato escrito posterior, comprensible y fácilmente identificable para el lector (especialista o lego). Nombres: Siempre paralelos a la base de la hoja, con excepción de las calles laterales que se escribirán según el margen derecho de la hoja (como si rotara el gráfico 90 grados en el sentido de las agujas del reloj). En las calles es conveniente indicar el sentido de circulación del tránsito. Si se trata de autopistas, carreteras o rutas, indicar en cada extremo, de dónde provienen, hacia dónde se dirigen (localidades más próximas) y si es posible la distancia a dicha localidad. Finalizada la inspección podemos tener una hipótesis de cuál fue el hecho ocurrido y de qué forma pudo haberse producido. Pero es aconsejable no basarse solamente en esta hipótesis, aferrándose a la misma; el buen investigador debe prever todas las posibilidades. Ante la duda es conveniente sospechar de todo y de todos. Es preferible no suponer y limitarnos a sacar conclusiones fundadas en hechos comprobables. Es imposible actuar de manera objetiva, pero nada impide que lo intentemos. INSPECCIÓN TÉCNICO CRIMINALISTICA Y POLICIAL Es el conjunto de diligencias o comprobaciones inmediatas al conocimiento del hecho, que la policía práctica en el escenario del crimen para verifica objetiva y técnicamente, reconstituyendo o experimentando. Si son hechos graves debe estar presente el fiscal. La ITC.- La realiza el personal de expertos en criminalística de laboratorio. La ITP.- La realiza el personal Pesquiza. ELEMENTOS NECESARIOS.- Aconsejable que ITP sea hecho por un solo policía. La ITC por los peritos. Según gravedad debe estar presente fiscal de turno, medico legal, secretario de fiscal, jefe policial de la jurisdicción, peritos, fotógrafos, periodista.

Considerar principalmente: * En inmediaciones del lugar debe haber dos a tres PNP especialista para recoger datos. *Equipo según disponibilidades. * Proteger la escena. * Si llueve ingresar cuidadosamente. * Evitar que vehículos policiales y otras autoridades no superpongan neumáticos a las que hayan en las proximidades. * Determinar ruta de ingreso y egreso. * Cuidar intangibilidad. * Heffron define la escena del delito así: "Área donde se ha cometido el delito, así como la porción de los alrededores de esa área a través de la cual pueden ingresar las personas en la escena o salir de ella. Asimismo todas las partes del área adyacente a la escena por la cual los sospechosos o la victima puedan haber pasado o donde puedan ubicarse las evidencias o cualquier indicio que se presuma vinculado con el delito". LLEGADA A LA ESCENA: Hacer examen panorámico hacer anotaciones INGRESO A LA ESCENA: Imprimir fotos panorámicas; de acercamiento de indicios y evidencias; desde la puerta-evitar rozar o tocar especies-no fumar-emplear métodos de cuadros-lineal o de peine-circular o reloj. PERENNIZACIÓN: Descripción-planimetría o croquis-fotos. OCUPACIÓN DE INDICIOS Y EVIDENCIAS: Búsqueda: Fijo o movibles. PROTECCIÓN: De huellas y evidencias o indicios. RECOJO: Huellas digitales, manchas orgánicas. TRASLADO DE INDICIOS Y EVIDENCIAS: marcar, embalar. CIERRE DE ESCENA: Orden fiscal y/o juez.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->