Está en la página 1de 1

ANÁLISIS Y COMENTARIO DE UN MAPA HISTÓRICO

Los mapas que solemos utilizar son elaboraciones hechas por el cartógrafo o historiador a posteriori y tratan de mostrar los acontecimientos en el espacio. En este sentido, son fuentes secundarias. Los mapas históricos pueden ser de distinto tipo:

1. Políticos : proporcionan información sobre las fronteras de los Estados y sus
evolución, las conquistas territoriales por guerras o anexiones, la extensión de los imperios, los resultados electorales, etc.

2. Económicos : sitúan la extensión de un hecho económico en su dimensión
temporal, por ejemplo la industrialización, las rutas comerciales, las vías de comunicación, la distribución o evolución de los cultivos, etc.

3. Demográficos : recogen fenómenos que tienen que ver con la población, como los
movimientos migratorios, el crecimiento poblacional, las expediciones repobladoras o colonizadoras, etc.

4. Culturales : hacen referencia a la distribución o expansión de un hecho cultural o
religioso (movimiento artístico o literario, áreas lingüísticas, etc.

COMO SE HACE

1. Introducción . En primer lugar debemos situar el mapa, lo que conlleva dos tareas : Determinación de la naturaleza y origen del mapa : qué clase de mapa es (político, económico, etc ), qué ámbito abarca (regional, nacional, mundial, etc) y de dónde procede (si se ha elaborado por un autor actual o persona contemporánea a los hechos ). Centrar el mapa : breve encuadre del momento histórico que representa.

-

2. Comentario o explicación. Es la parte más importante y consiste en dos tareas : Explicar el tema sobre el que trata el mapa. Distinguir las zonas principales del mapa ; explicar los datos que aporta y relacionarlos con su marco histórico.

-

3. Conclusión. Se trata de hacer una valoración de la información que nos ofrece. El juicio personal debe incidir en la veracidad, exactitud o idoneidad del documento analizado.