P. 1
EL MITO DE DÉDALO E ÍCARO

EL MITO DE DÉDALO E ÍCARO

|Views: 2.996|Likes:
Publicado porJulio Baquero

More info:

Published by: Julio Baquero on Oct 07, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/07/2013

pdf

text

original

EL MITO DE DÉDALO E ÍCARO.

Dédalo era un ingeniero griego que pertenece al tipo de héroes cuya inventiva era de sobra conocida por servir de referencia a las creaciones humanas, digamos que es el inventor por antonomasia. Tenía un taller, un hijo llamado Ícaro y un sobrino a su cargo llamado Thalos, éste era un aprendiz que amenazaba con superar su genio al concebir una sierra inspirada en la mandíbula de un cocodrilo. Al ver que éste tenía una habilidad natural que amenazaba con superarle un día subió a lo alto de la Acrópolis con él y lo lanzó al suelo. Envidiaba demasiado aquel pequeño. Aterrorizado huyó de Atenas y se refugió en la isla de Creta en la corte del rey Minos. Poseidón se sintió ofendido por esto y entonces ofreció a Minos un toro para que Pasifae su mujer se enamorara de él. De nuevo, Dédalo, haciendo gala de su ingenio ideó un traje para la reina a petición de esta con el cual pudo unirse al toro en una noche romántica. Y de ese encuentro nació el Minotauro (cabeza de toro y cuerpo humano). El rey Minos pidió a Dédalo que creara un laberinto para encerrar a la criatura de la cual se avergonzaba. Tardaron 5 años en acabarlo. Minos temía que se supiera el secreto de este laberinto así que encerró en una torre a Dédalo a su hijo Ícaro. Intentaron escapar pero era complicado ya que las playas estaban muy bien controladas por los soldados del rey Minos. Entonces a Dédalo se le ocurrió escapar volando desde lo alto de la torre. Se dedicaron a reunir plumas que las aves perdían al sobrevolar la torre y las unieron con cera de abeja. Emprendieron el vuelo y al despegar el hijo se sobresaltó mucho al sentirse libre, cada vez volaba más alto así que Dédalo le advirtió que si subía mucho se le caerían las alas al derretirse la cera de abeja. Sin embargo su hijo se emocionó y creyó ser un pájaro, ascendió cada vez más, la cera comenzó a derretirse y cayó al inmenso mar, y se ahogó. No debemos aspirar a lo que no podemos llegar en un corto plazo, es mejor volar a nivel medio que volar alto durante mucho tiempo y con mucho riesgo.

  x f f°°– ° – – ½  ° n f½ x ¾nf° °f f ¾ fn°n f½¾   €  °nfff¾n fn° ¾¯f°f¾  –f¯¾  ¾ ° °½f°°¯f¾f  @ °f°f  °©f¯f nf°¾ °f¾nf–f¯f @f¾  x¾  f°f½ °  f¯ °ff fn°¾½ f¾– °fn°n °f¾ f °¾½f f °f¯f°  f °nn    x¾  °f°ff  f  °ff f¯ °ff fn°¾½ f ° f¾ ff fn½¾n° xf°f¾  ° f f ¯f¾f f ½  ³   f   °f¾¾  €– °f¾f .

 f °fn    .°¾ 9¾  °¾ ¾°€ °  ½ ¾ °°n ¾€ nf.°f %nf f n ½¯f°%  .°¾ ¯f ¾ ¾½ f ¾ n   ¾ f °f¾  °n  °°f fx ff¾©nf  ° °f° ¾nf½f½  fn¯½nf f f¾½ff¾ ¾f f°¯  ° n°f f¾½¾¾ f ¾  .°¾½ fx f n ff° f °½ff °n fffnff fnf¾ f –°f f @f f°f³¾ °fnf f .°¾ °°n ¾fx f¾  n ¾nf½ff°  ¾ f f   nf°f °½¯f¾ f¾ f ¾½  f°f¾  ff f¾° °n°n f f ©f  ¯½ °  °  f ¾½ –f ©¾ ¾  ¾f¯nf¾ °¾    nf f f f¯h¾ff¾ x f f  ¾¾ f¯n¾   nf f°f¾ff¾f  ¾ fn f f ©f ° ¯ f–¾©¾  ¯n° n ¾ °½h©f f¾n ° nf f ¯h¾ fn fn¯ °f  ¾  nff°¯ °¾¯f ¾ f–  - ¯¾f¾½ff °½ ¯¾ –f °°n½f  ¾¯ © ff° ¯  ff f° ¯n ¯½n°¯n ¾–   .°¾° ½ff 9f¾€f ¾¯© ¾  °f¯ff x  °  x f fn ° –ff ¾°– ° °f© ½fff °ff½ n°  ¾fn° nf½  °¾ f °°f°n ¯h°nf   ¾  °n °°fn .

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->